__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Anecdotario de viajeros con discapacidad

Ediciรณn #10 Agosto 2020


VIAJAR CON DISCAPACIDAD A G O S T O

2 0 2 0

ANECDOTARIO


AGRADECIMIENTOS Esta

es

la

primer

discapacidad,

edición

dedicada

agradecemos

las

a

las

aportación

anécdotas de

cada

de

una

los

de

viajeros

estas

con

personas

quienes deciden contarnos cómo es viajar con discapacidad, la percepción que se tiene al enfrentar las barreras que se encuentran durante sus viajes. Esperamos

seguir

contando

con

ustedes

como

lectores

aportaciones para esta publicación.

Verónica Meza Manuel Riestra Delia Rosa Suárez Socarrá Rolando Batista González Estefania Cubillos Nova Francisco Garcés Raúl Alberto Andrade Miranda John Fredy Romero Ortíz Miltón Solano Juana Del Pozo Miguel Alvarado Vargas Marlene Fernández Hugo Carosio Luz Angela Susatama Patiño Francina Hungría Marina Guarachi Marlene Apaza Mariana Manzo Sepúlveda Ivanni Martínez Tapía Cristobal Cebario Yiniza Madelaine Valencia Calao

y

recibiendo

sus


México

Verónica Meza Me encanta viajar, me gusta conocer personas, otros lugares, me gusta mucho ver como vive la gente... Conozco a EEUU, Bolivia, Japón, italia, Francia, Inglaterra, España, Costa Rica, Venezuela, Argentina, Cuba. Cuando viajé en crucero, nos pidieron hasta las medidas de la silla y cuando llegamos, estaba todo super accesible, hecho a la medida, no eran iguales las cabinas, la mía era la más grande con el baño perfectamente adaptado, hasta para el balcón había rampa, es lo más accesible que he conocido.

Para que yo pueda viajar, requiero que el hotel cuente con habitación adaptada, que el baño sea accesible, comenzando desde que pueda acceder con mi silla, que tenga rolling shower y no tenga sardinel, en la habitación que la cama esté a a la altura de mi silla. Requiero transporte adaptado y si no cuentan, que cuenten con personal capacitado y me puedan ayudar, por ejemplo en Londres no me podía subir a un taxi porque las puertas abren al revés... Sinembargo contaban con camiones adaptados en los que si me pude subir. En la mayoría de los países que he viajado, cuentan con buena accesibilidad, excepto en el camión turístico, es casi siempre lo único no adaptado, incluyendo en Japón.


No se cual sea la razón, pero en la mayoría de las habitaciones accesibles, cuentan con una cama y yo quisiera la habitación con dos camas, para que en la otra se quede la persona que me acompaña. Generalmente viajo con amigos, si está adaptado el destino, no requiero que me apoyen. Si requiero apoyo, casi siempre mis amigos con los que viajo me ayudan. Desde detalles como si la cama está un poco más alta de lo que se debe, ellos son quienes me ayudan. En Costa Rica no tuve problemas, me decían: "no te preocupes, si no está adaptado, te ayudamos", ahí me ayudaron a todo. Por mi me puede apoyar quien sea, además en algunos lugares sabes que no van a ayudar por nada del mundo, porque tiene prohibido ayudar a las personas, pero hay lugares en los que me dicen: "si quieres subirte, te cargamos", es la decisión que elijo y siempre lo he hecho así. Para mi es más importante personal capacitado y buena disposición, cuando no hay accesibilidad.

Viajera con discapacidad motriz

Cuando fui a Japón compramos el viaje para ir al Volcán Fujiyama, y cuando ya ibamos a subirnos, nunca preguntamos tampoco, porque a todos los lugares que habíamos ido si estaban adaptados. Cuando llegamos nos dijeron que no podía hacer el recorrido porque no estaba adaptado, tuvimos que pedir que nos reembolsaran el dinero. En general de Japón puedo decir que me soprendió porque es muy accesible, solo esta experiencia del Volcán y las camas del hotel muy altas y en algún hotel el baño tenía sardinel, que pudiera parecer algo insignificante, pero para mi es una gran barrera. Me encantan los atracciones, con los parque como Disneylandia, aunque éste es uno de los lugares en los que te van a decir que no te van a ayudar. En general Disney está muy adaptado, en los que no lo estaban no me podía ayudar personal del parque, tendría que ayudarte tu acompañante. En Six Flags voy con amigos que son quienes me ayudan a subirme, aquí en México en Six Flags he pedido ayuda a gente del parque y si me han ayudado. Yo creo que en accesibilidad de los países que he visitado, sigue ganando Estados Unidos, es el lugar que yo considero más accesible. Creo que es así por la parte legal y multas si no son accesibles y también por su política de "no ayudarte". Incluso he estado en hoteles en EEUU que el sardinel se presiona y baja para que pase la silla y cuando lo pasaste se sube


En Cuba la habitación que tenía para PcD, no estaba totalmente adaptado, sin embargo, por ejemplo tenía rolling shower (regadera de teléfono), y de hecho alcanzaba la regadera hasta el cuarto, y me dijeron que podía tomar el baño en ese espacio, y me dieron que no me preocupara por el agua, me trajeron más toallas y ellos hacían el aseo. Definitivamente necesitan trabajar más en la accesibilidad, pero agradezco que me ayudaran a solucionar mis requerimientos para poder viajar.

Ha habido ocasiones en las que me han dicho:; "aquí no ponemos rampa, porque se ve mal", en otros me han dicho: "para que crees que vamos al gym, para poder ayudarte en lo que necesites". Siempre voy a decirle a los empresarios que inviertan en la accesibilidad, yo pago igual que alguien sin discapacidad, sin embargo si aún no están adaptados, dependo de la buena disposición de la gente, no puedo esperar  a que sea accesible para poder viajar. Cuando era niña nunca nos importó la accesibilidad porque mi papá me cargaba, sin embargo ahora que viajo sola, quisiera no depender de nadie y poder viajar sin barreras...

Si no te ven, y no ven que necesitas, cómo puede saber la gente que puede adaptar sus lugares para PcD


TENER UNA IDEA DEL PASADO Y UNA REFERENCIA PARA EL CONTEXTO ACTUAL AUTOR: MANUEL RIESTRA CORRESPONSAL DE LA RITI CUBA

Mi nombre es Manuel Riestra López, nacido el 5 abril de 1959 en la ciudad de Matanzas, Cuba. con una discapacidad congénita agenesia mano izquierda y afectación oseomioarticular en mi pierna derecha, recientemente estuve varios meses sin poder caminar. Resido en la capital de Cuba, desde la década de los 80. Mi niñez y adolescencia se desarrolló a una distancia de 35km del mejor destino turístico de playa en Cuba, Varadero, lugar donde se encontraba ubicada la escuela provincial de natación y clavados “Turcios Lima” en la zona de Kawama, donde uno de mis hermanos estaba estudiando con carácter interno entre los años 19671977. Actualmente soy el secretario de la sección “Inclusión y Diversidad” de la Asociación de Pedagogos de Cuba, APC. A partir de lo antes comentado comienza “mi experiencia viajando” pues eran constantes los traslados en ómnibus con mi mamá y mi hermano Matanzas Varadero y viceversa, fundamentalmente los fines de semana, lo cual me fue despertando curiosidad y motivación por este deporte. Ya con 10 años y con grandes esfuerzos, aprendí el arte de nadar, de veras tuve que volverme un artista para demostrar que podía hacerlo igual que las demás personas, pues en ocasiones de manera muy solapada y a espaldas de mi familia era objeto de bullying y acciones discriminatorias


Cuba Toda esta situación incentivo y motivo en mi sentimientos de pertenencia, responsabilidad y la necesidad de ayudar a mi gente, personas con discapacidad o movilidad reducida e integrarlos a la sociedad en equidad y equiparación de oportunidades con enfoque de derecho, pues en ese lugar de disfrute del ocio y el tiempo libre, tan visitado por turistas nacionales e internacionales, existía un gran problema fundamentado en la deficiente preparación del personal para atender la diversidad de clientes incluyendo a las PcD o PMR y la existencia de barreras arquitectónicas, mentales y psicológicas. Considero que aun continúo con mi experiencia viajando pues he dedicado mis estudios a este segmento poblacional, en el año 2003 como licenciado en cultura física, deportes y recreación en la universidad de las ciencias de la cultura física, el deporte y la recreación (UCCFD) “Manuel Fajardo” en la formación de animadores del turismo en la adaptación de actividades recreativas para la diversidad de clientes incluyendo con discapacidad. Culminé la maestría en el centro de referencia latinoamericana para la educación especial en el año 2007 (CELAEE) .

Actualmente en la sistematización y profundización del tema curso estudios de doctorante en el Instituto Central de Ciencias Pedagógicas de Cuba, (ICCP). Estamos trabajando en el diseño de una estrategia de superación que contribuirá a la preparación de los recursos humanos, estudiantes de pregrado y posgrados, trabajadores, agentes agencias y otros socializadores del turismo en función de la inclusión social. El resultado de estos estudios e investigaciones, ha permitido potenciar y redimensionar dentro de la diversidad, un turismo accesible e inclusivo en toda la cadena de servicios y productos turísticos. Pienso que “mi experiencia viajando” es un proceso activo y un viaje largo, en el que todavía muchas personas dependemos de políticas públicas, factibles, dinámicas, y con enfoque de derechos. Los felicito por todo el trabajo que están desarrollando a través de esta revista y gracias por permitirme participar en el 1er Congreso Virtual Iberoamericano de turismo inclusivo y por la actualización de los protocolos para la red hotelera a partir de la actual pandemia (Covid-19) que estamos atravesando a nivel mundial.

¡CUBA LOS ESPERA PRONTO, PARA INTERCAMBIAR CONOCIMIENTOS, SABERES, REFLEXIONES Y EXPERIENCIAS EN LA 4TA CUMBRE INTERNACIONAL DE TURISMO ACCESIBLE = INCLUSIVO!


DELIA ROSA SUÁREZ SOCARRÁS CUBA

”AÍÑAPMOC AL ED RATURFSID ARAP ADAÑAPMOCA OJAIV“

Mi nombre es Delia Rosa Suárez Socarrás y hace casi 28 años que comencé un viaje un tanto peculiar. Desde mi nacimiento el 17 de septiembre 1992, he necesitado accesorios que faciliten mi movilidad en la vida cotidiana. Una colchita en el suelo durante la primera infancia, una chivichana en los años púberes y, en lo adelante, una silla de ruedas. Soy Licenciada en Sociología, en la Universidad de La Habana, especialista principal en el departamento de investigación y docencia del Centro Nacional de Educación Sexual; SENECEX. Sin lugar a dudas, ser una mujer usuaria de silla de ruedas ha presentado desafíos a lo largo de mi vida y también para quienes me rodean. Familiares, amistades, compañeros y compañeras de clases, docentes y colegas de trabajo han sido, indistintamente, parte de mi movilidad. Allá donde yo vaya, va también mi silla, sin embargo, a veces a ambas se nos imponen múltiples límites para el acceso a sitios y hasta a oportunidades. Desde que soy pequeña y por el esfuerzo de mi madre y padre en sus puestos de trabajo, tuvimos la oportunidad, mi hermana y yo, de acceder a instalaciones turísticas del país para disfrutar de las vacaciones. Siempre supuso un reto mi estancia en hoteles y campismos, aunque quizás por mi corta edad no era capaz de identificarlo, además de las peripecias de quienes me acompañaban para que no notara las dificultades. Unos cuantos años después de mi infancia y con nuevas personas a mí alrededor, estas complejidades se han hecho más evidentes para mí y hoy sé que siempre estuvieron.


La estancia en instalaciones turísticas en Cuba aún presenta múltiples dificultades para las personas usuarias de silla de ruedas, como yo. Cuando voy a visitar un hotel o campismo, ya sea por estancias de trabajo o por vacaciones, siempre me intereso por conocer si es accesible, información que generalmente está disponible en los sitios web. Hace unos años comprendí que la etiqueta “accesible” en las páginas de contratación de los servicios, no necesariamente da cuentas de la realidad de la instalación. En los últimos 5 años y por las peculiaridades de mi trabajo he visitado diferentes provincias del país y las estancias han transcurrido en instalaciones turísticas en la ciudad y en las afueras de ellas. “Accesible” se convierte solo en una casilla que marco al azar cuando realizamos las búsquedas de hospedaje y por aquello de no perder la costumbre y la esperanza de encontrar un espacio que verdaderamente lo sea. Hasta ahora, por uno u otro motivo, no ha habido suerte. En mi experiencia, la accesibilidad de nuestras instalaciones turísticas, aquellas que la señalan en sus descripciones, se ha convertido en lobbies de hoteles con pequeños quicios a la entrada o pocos escalones a los que se les ha construido una rampa, generalmente lateral y que no cumple con las medidas arquitectónicas establecidas. Estas rampas pueden ser, desde muy estrechas, hasta innecesariamente anchas, inseguras al no contar con barandal o haber sido revestidas con lozas no antideslizantes. Lo más común, rampas sumamente empinadas cuya pendiente no es sorteable por una persona usuaria de silla de ruedas si no cuenta con asistencia.

En esos lobbies “accesibles” nunca he podido estar al nivel del buró de recepciones, lo que dificulta escuchar con claridad y la firma de documentos y luego de la recepción, comienzas a desplazarte por las áreas que conectan con la habitación asignada. En ese trayecto me topo con las mismas roturas que otras personas que visitan la instalación, solo que para mí evitarlas representa un esfuerzo mayor y vas viendo como quedas cerca de los restaurantes y alejada de piscinas, playas y áreas de esparcimiento. Generalmente, las instalaciones que he visitado cuentan con una habitación “especial” o “para discapacitados” o “para impedidos”, como se informa en recepción. Al ser solo una, en más de una ocasión he llegado y ha estado ocupada y me han tenido que recolocar o incluso cambiar de habitación cuando esta “especial”, se vacía. Cabe señalar que por más que he dicho de antemano que me desplazo con una silla de ruedas, la respuesta que recibo gira en torno a que no pueden garantizarme la habitación accesible. A los efectos de avanzar en la inclusión de todas las personas en nuestra sociedad, y visitantes extranjeros que harán uso de nuestras instalaciones turísticas con fines de ocio o laborales, se hace imprescindible revisar nuestra noción de inclusión y de accesibilidad. La buena voluntad no se traduce en completamiento de casillas que no cumplen con las normas, mucho menos en homogenizar las necesidades de las personas sobre la base de supuestos falsos. Hay que dar el salto comprendiendo que las diferencias trascienden al tipo de capacidad y están de la mano con los estilos de vida.

NO TODAS LAS PERSONA USUARIAS DE SILLA VIAJAMOS ACOMPAÑADAS, NO TODAS DESEAMOS SER ASISTIDAS CUANDO LAS CONDICIONES PUEDEN ESTAR CREADAS PARA MAYOR INDEPENDENCIA.


MI EXPERIENCIA VIAJANDO Por Rolando Batista González Cuba

Me llamo Rolando Batista González y soy oriundo de La Habana, nacido en el mes de noviembre de 1964. Antes del año contraje meningitis y estuve varios días con peligro para mi vida, las secuelas que deja esta enfermedad son varias y a mí me tocaron afectaciones en el sistema nervioso-muscular-esquelético, principalmente en los miembros motores inferiores con acortamiento de tendones y músculos más espasticidad que se manifiesta con una contracción, agotamiento y recuperación anormal del tono muscular. Cuenta mi familia que en vez de comenzar a caminar a pasitos me inicié corriendo en punticas de pie (pie equino), visitas al médico, zapatos ortopédicos, prótesis externas, múltiples operaciones y la recomendación de muchos ejercicios, aprendí a montar bicicleta- que todavía me acompaña en estos tiempos de cuarentena sin transporte público-. A nadar estudié en la academia del Malecón Habanero a mar abierto como buen “mataperro”. Ahora nos enfocamos en el tema de las vacaciones, hobbies y otras distracciones o recreaciones. Cuando pequeño las vacaciones de verano, -2 meses“desterrado” con los abuelos al campo: ríos, mangos, caballos, tirapiedras, rasguños, moretones, pero felices.

En la adolescencia-juventud, la bicicleta; largas excursiones hasta algún lugar de la costa o presas, donde poder acampar y pasarnos varios días pescando con cordel o submarino, durmiendo en hamacas y cocinando lo pescado, que también salábamos y ahumábamos para poder trasladarlo hacia la casa, esto nos proveía de proteínas en la década del 90´ en plena crisis económica nombrada por estos lares “Periodo Especial”, estos tours podían llevarnos hasta más de 70 kilómetros de La Habana. Otras de las costumbres “recreativas” que adquirió mi espíritu aventurero fueron los viajes y la espeleología. En 1983 ingrese en un tecnológico para estudiar geología y me vincule a un grupo que practicaba las exploraciones subterráneas y todos los fines de semana del aula pa´ las cuevas, dos días como promedio caminado a campo traviesa, durmiendo a la intemperie o cobijados por las pétreas cúpulas de misteriosas cavernas, rectando, brincando, nadando, cartografiando, fotografiando, sin ápice de cansancio, envueltos en churre hasta en el blanco de los ojos, pero a plenitud. Pinar del Rio, La Habana y Matanzas fueron nuestras principales plazas de exploración, así como una de las cavernas más hermosas de Cuba y del mundo “Farallones de Moa” ubicada en el oriente del país.


Durante este periodo tuve la oportunidad de ascender a la cima más alta de Cuba, el Pico Turquino (1974 metros sobre el nivel medio del mar), ubicado en la Sierra Maestra en la parte suroriental del país, de esa gran trepada, recuerdo entre otras cosas el despectivo comentario de “alguien” negándome la posibilidad de poder llegar al tope soñado – comenzamos a subir a eso de las 9am y llegué a la cúspide a las 2pm, a las 3pm comencé a descender y llegue segundo a la ase de la montaña a eso de las 6pm- todavía recuerdo los dolores que sufrí durante semanas principalmente en la articulación que une las caderas con las piernas. Pero llegue y me retrate con el grupo junto a la estatua del Apóstol José Martí.

En el año 1985 comencé a trabajar como geólogo profesional en el Instituto de Geología y Paleontología especializándome en la prospección de minerales sólidos, y ahí emprendí mi verdadera exploración de toda Cuba. En 1992 me gradué de Ingeniero en el curso para trabajadores y en el 2007 como Máster en Geología. Mezclo mi profesión con recreación o vacaciones porque para mí es lo mismo. Además, en Cuba esas vacaciones típicas que se estilan en otros países de hacer una reservación y viajar con la familia a conocer otros lugares es muy difícil, aun siendo un profesional, el nivel adquisitivo no te permite ese lujo, lo cual me duele principalmente pensando en mi pequeña hija que con 11 años no ha podido salir de La Habana. Pero volvamos a los viajes recreativos-profesionales que durante más de 30 años he disfrutado. Comenzando por el occidente allá por el cabo de San Antonio en la península de Guanahacabibes desde donde se puede oler lo que están cocinando los yucatecos, hasta la Punta de Maisi en el extremo oriental desde donde se oyen los cantos creoles de los haitianos. Pero estas aventuras serán relatadas en próximas temporadas a pedido del público si puedo indexar alguna foto o mapa mejor para mí, continuo viajando con más lentitud y dolores pero feliz.


La Revista Iberoamericana de Turismo Inclusivo tiene el gusto de invitar a participar en el II Congreso TUR4ALL “Accesibilidad en Destinos Inteligentes”, que se llevará a cabo del 9 al 30 de Noviembre 2020. El Congreso lo organiza nuestra corresponsal de la revista en España, y nosotros vamos a difundir en Iberoamérica este gran proyecto, así como compartir los excelentes casos de éxito de nuestros países. A través de 20 seminarios web gratuitos, la Comunidad Valenciana se presentará como destino accesible y se dará a conocer el modelo de DTI (Destino Turístico Inteligente) en España, Europa e Iberoamérica. Se contará con una convocatoria abierta al público en general, para presentar sus proyectos y/o empresas con buenas prácticas de Turismo Accesible e Inclusivo en diferentes áreas como son: gestión de la accesibilidad, promoción de la accesibilidad, nuevas tecnologías, señalización y orientación de espacios urbanos, distintivos y certificados de accesibilidad, transportes públicos, oficinas de turismo, turismo de sol y playa, turismo de interior, turismo urbano, turismo MICE, turismo activo, alojamientos, restaurantes, oferta turística complementaria, teatros y espectáculos, lugares de patrimonio cultural y natural, así como inclusión laboral y emprendimiento. ¿Te gustaría presentar tu propuesta? ¿Te gustaría tener más información? Te invitamos el lunes a las 10am hora del centro de México, para compartirte más información, en el Facebook de la Revista Iberoamericana de Turismo Inclusivo. Atentamente Claudia Lorena Peralta Antiga Directora Revista Iberoamericana de Turismo Inclusvo.


DE VIAJE A OREGON, EEUU

Nombre: Estefanía Cubillos Nova Edad: 26 años Ocupación: periodista. Destino que visitó: Eugene, Oregon, Estados Unidos de Norte América. Nacionalidad: Colombiana. Residente en Panamá desde hace 8 años.

¿CÓMO FUE LA EXPERIENCIA? Fue un viaje maravilloso que realicé en julio de 2019. Pude convertirme en una mujer más segura y sobretodo, entendí la importancia del orden en muchos aspectos de mi vida. Asistí allí, porque fui seleccionada para recibir un entrenamiento sobre liderazgo y discapacidad, durante tres semanas, impartido por MIUSA. En Eugene, conocí a otras mujeres con discapacidad procedentes de 21 países, entre los que se encontraban Armenia, Costa Rica y Rumania entre otros. Me hospedé en casas de familias anfitrionas y aprendí a apreciar y entender la cultura estadounidense, incluso alcanzamos a realizar debates políticos e históricos sin problemas.


¿CUÁL FUE TU EXPERIENCIA EN LA ACCESIBILIDAD DEL DESTINO Y LOS SERVICIOS?

La accesibilidad allí es grandiosa. Es una de las ciudades de Estados Unidos con mayor conciencia urbanística, porque sus buses tienen rampas y son muy amplios al ingresar. Tienen anuncios en cada parada; incluso en español. también son muy estrictos con el uso de los cinturones de seguridad. Además, los semáforos tienen sistemas sonoros incorporados y hay disponibilidad para montar en bicicletas adaptadas, sin importar la discapacidad. Me encantaron sus calles limpias, ordenadas y sin casi ningún obstáculo al caminar.

¿CÓMO SERÍA TU VIAJE IDEAL ?

Me gustaría viajar con mi familia incluida mi mascota, a un destino en medio oriente, pero sería muy emocionante viajar en barco. Nunca he estado navegando abordo de una embarcación y sería genial, poder sugerir algún tipo de ajuste razonable en caso de que se requiera, por ejemplo en un crucero.


#DÍAMÉXICO 13 de Diciembre


VIAJANDO A CHILE Y CUBA Relato de experiencia:

La verdad me he aventurado por todos los lugares y sin duda siempre es una experiencia nueva que se obtiene. Recuerdo cuando aterricé en Chile, una máquina especial era la que me transportaba del avión hasta mi silla de rueda que estaba esperándome en la pista. Al llegar al aeropuerto fui al baño y estaba muy limpio y bastante amplio y eso captó mi atención cosa que aquí en Panamá no toman en cuenta. Mi experiencia en Chile fue excelente cada lugar que iba tenía un espacio destinado para persona con discapacidad, los centros comerciales tenían accesos increible, pero mas que nada me llevo la impresión cuando me subo a un taxi y conversando con el conductor, me dice que ese país se le da prioridad en todo a las personas con discapacidad. Por otra parte cuando me tocó viajar a Cuba la accesibilidad solo la vi en el aeropuerto, no puedo negar que es un país muy lindo lleno de muchos atractivo naturales pero el tema de accesibilidad la tienen muy atrás, los lugares que pude visitar ninguno tenía acceso para persona con discapacidad. Pero la verdad me gusto el país, sus playas son hermosas y tiene un clima bastante fresco.

Francisco Garcés Edad: 25 años Ocupación: Marketing Digital Nacionalidad: Panameño


Percepción de la accesibilidad del destino y los servicios:

En Chile toman mucho en cuenta la accesibilidad la verdad no tuve problema para tomar algún transporte, ni para llegar a algún lugar, pero en Cuba, sí está bastante olvidado el tema ya que ninguno de los lugares que visite cuenta con accesibilidad.

Como sería tu viaje ideal:

Bueno mi viaje ideal sería ese en el que no haya problema para circular por las calles, evidentemente ese que cuente con accesibilidad donde sea.


L A Z O S D E A M I S T A D La amistad está basada en una relación desinteresada, pero reciproca, con lealtad, generosidad e incondicionalidad, es una entrega de amor que a diferencia de una relación familiar que esta atada a un grado de consanguinidad que se lleva entre las venas nace de cero entre dos o más desconocidos. Para el 16 de diciembre del 2016 tenía planeado con un grupo de motociclistas viajar a la Serranía de la Macarena en el departamento del Meta Colombia, faltaba ultimar algunos detalles de salida y todo listo. Pero un inesperado accidente en mi motocicleta el 5 de diciembre del mismo año, con alto grado de severidad no solo cancelaba el plan del tan soñado destino Caño Cristales, sino que además de eso puso en vilo mi vida, un trauma raquimedular y lesión en los pulmones segaban mi paso por este mundo. Dios todo poderoso quiso algo diferente, luego de un coma inducido y una recuperación de varios meses estaba de nuevo en las calles, ya no caminaba y según los médicos que me intervinieron jamás lo volvería hacer, ahora era usuario de una silla de ruedas.

Para el 2019 ese mismo grupo de aventureros me contactan y me dicen Moe’s (nickname motociclista) queremos que vayamos a la Macarena, mi mente colapso, si es difícil ingresar en condiciones optimas como pretenden que llegue en silla de ruedas. Pues era real, todo estaba mas que analizado y era posible, después de algunos ajustes un par de llamadas el 29 de junio estaba celebrando mis cumpleaños número 34 con mis amigos en medio de la selva a orillas del rio Yarumales. La vía no fue fácil en un momento creímos que el plan había sido un total fracaso, llegamos a preguntarnos que nos había pasado por la mente al haber tomado la decisión de ingresar a tan inhóspito lugar, pero la compañía de un amigo fue suficiente para decir no todo está perdido. Luego de atravesar el rio Yarumales en un planchon, superar adversidades climáticas, el mal estado de las vías, estábamos en la base de la montaña y ni los carros ni mi silla de ruedas serian mas mi medio de transporte, había que llenarse de valor y aceptar lo que viniera, total ya estaba allí. Los nativos me indicaron que debía pasarme a un (chinchorro) una hamaca atada a un tronco, de ahí en adelante seria transportado durante 15 minutos selva adentro, sin mas que pensar me traslade ansioso de aventura.


Comenzó la travesía en medio de los matorrales, piedras, arboles y pendientes bastante pronunciadas era lo que marcaba el camino. Los gritos entre unos y otros pidiendo el turno para ayudar con la encomienda, otros abriendo paso con el filo de sus machetes me llenaban de emoción. Las lagrimas no se hicieron esperar, confundiéndose con la lluvia se deslizaban por mi cara sin ser notadas, hasta el momento en que rompí en llanto fuerte, todos quienes me rodeaban preocupados en el porque de las mismas. ¿te paso algo? ¿te golpeamos y no lo notamos?, no era dolor. Era un sentimiento de lo mas profundo de mi ser que estaba extasiado, un grupo de amigos estaban superando todas las adversidades con un solo fin, llevarme a conocer las cascadas del rio Canoas, de repente todos llorábamos de felicidad, orgullosos de pertenecer a una hermandad a un laso inquebrantable.

Estando frente a la imponencia de la naturaleza, inmerso en tan indescriptible paisaje quise agradecer a todos los promotores de tal locura, como respuesta recibí abrazos y palabras de aliento, aseguraban estar orgullosos de ser cómplices de que una persona en silla de ruedas estuviera frente a Caño Canoas en medio de la selva colombiana. No es el mejor destino para una persona con discapacidad, pero de eso se trata la vida de los viajeros, no ser selectos en que si y que no, el mundo entero esta listo para ser devorado y sin importar las dificultades que posiblemente podamos encontrar son las mismas que nos llenaran de valor y nos enseñaran. Los destinos y viajes perfectos para mi no existen, nunca logras atar todos los cabos, en la ruta siempre hay imprevistos que le ponen ese toque delicioso, es lo que alimenta las historias de los que anhelamos cada día conocer más mientras tengamos la oportunidad de hacerlo. Siempre despierto con el deseo de visitar nuevos lugares y que estos sean conocidos por mas personas, mostrar que una limitación física llamada discapacidad no es un impedimento para viajar, aprender y conocer, finalmente al morir es lo único que nos queda

Escrito por John Fredy Romero Ortiz Asesor Accesibilidad y Diseño Universal Club Viajero Colombia y Red Colombiana de Turismo Accesible Agradecimientos especiales a Luisa Castellanos y Claudia jurado por las fotografías


SOLUCIONES DE ACCESIBILIDAD EN LATINOAMÉRICA

INFORMACIÓN +521 444 6579282


¡QUIERO UN VIAJE DIFERENTE! Con la llegada de las vacaciones y justo en las mismas fechas mi pareja y yo decidimos despejarnos un poco de lo que vivimos a diario, Ánderson con entusiasmo me dice “¡quiero un viaje diferente!, no quiero sol y playa, no quiero nada común, quiero conocer algo nuevo, Ayúdame a buscar un destino” Decidí buscar algo totalmente diferente, algo que se saliera de las expectativas; gastronomía, cultura, música, fauna y flora que contrastara con lo tenemos todos los días en la capital Colombiana, le dije “¡vámonos para la selva! Allí todo es diferente, vivamos una experiencia tipo excursión, compremos botas y cuadremos todo” y así fue. El tema no fue tan fácil, encontrar hotel fue complejo ya estabamos sobre el tiempo y no había mucha disponibilidad, Los precios incrementaban y con pocas opciones escogimos la cadena hotelera On Vacation junto con unas actividades tipo paquete y complementarlas con la agencia Cityturismo amazonas.

NOS FUIMOS… Desde el cielo entendí la majestuosidad de la naturaleza y con esa con esa misma emoción la describí a Ánderson y compartí mi sensación, desde las alturas entendimos porque se llama Amazonas. Al bajarnos del avión Wilmer operador de Cityturismo Amazonas aliado estratégico de Club Viajero Colombia, muy pendiente a nuestra llegada nos recibe en la salida del aeropuerto para darnos la bienvenida, detalle que nos impresionó, muy atento nos presento los planes que realizaríamos y con eso ya tendríamos para no querer perder tiempo pero llegaba la tarde y era hora de ir al hotel ya que quedaba a 8 km río arriba en la vereda San Jose de Leticia y allí sólo se puede llegar por transporte fluvial y la ley Colombiana nos permite su navegación hasta las 5pm. Tengo que aceptar que aunque me encanta viajar y conocer la selva me daba un poco de temor los animales y los insectos así que la primer noche fue un poco difícil se nos entraron demasiados animales a la habitación y a mi me tocaba revisar los zapatos y colocar bolsas para que no tuviéramos sorpresas inesperadas al calzarnos al día siguiente.


EL ÚNICO DIA DE LLUVIA… Con la lluvia llego el estrés y como dije anteriormente no tuvimos mucho tiempo para alistar así que yo tenía mis botas pantaneras y Ánderson solo tenía unas botas brahama que poco sirvieron, durante ese día embarcar y desembarcar se nos convirtió en una especie de aventura extrema, Ánderson al no poder ver en donde podía pisar la sensación de inestabilidad lo llevó al estrés, para entrar al hotel teníamos que pasar por dos tablas 1 para cada pie con un espacio en la mitad, la madera se pone resbalosa y aunque las personas nos trataban de ayudar a mitad del desplazamiento, da un mal paso y se resbala medio cuerpo cayendo al río amazonas y ahí no lo volví a escuchar decir palabra alguna. Por otro lado tuvimos otra experiencia un poco desalentadora con la cadena hotelera, ya queríamos vivir la experiencia de conocer como era la selva en la noche, actividad que ofrecía On vacation y al adquirirla nos indican que no podían ofrecernos el servicio por la condición de Ánderson, un poco desanimados nos quedamos en la piscina a esperar la cena ya que no habían más actividades y tampoco nos dieron otra opción aunque la pedimos. Esta experiencia cambia cuando realizamos las actividades con Cityturismo amazonas, la atención de Wilmer su amabilidad y respeto nos indicaba que iba a ser un excelente día, comentamos el caso con él y tratando de averiguar si ofrecía los servicios de caminata nocturna, nos indica que si porque su servicio personalizado lo hubiera facilitado incluyendo interacción con las comunidades indígenas de la región, nos sorprendió mucho ya que en muy pocas ocasiones en los destinos se puede encontrar ese servicio personalizado, arrepentidos de no haber contratado todos los servicios con Wilmer damos las gracias por su interés y su capacidad descriptiva.

RETORNO A CASA A pesar de los percances que fueron pocos, Ánderson y yo podemos decir que vimos el amazonas antes de que hayan menos árboles por las problemáticas actuales y digo ver porque, aunque él sea un hombre ciego no quiere decir que no pueda ver de manera diferente a la que vemos con nuestros ojos. En nuestra mente quedaron gratos recuerdos del Amazonas allí activamos nuestros sentidos mediante el sabor de la tapioca y el copoazu; vimos animales de cerca como; el pez pirarucú, micos y monos de varias especies, reptiles, escuchamos; los pajaros,el sonido de los búhos, la música de los amazonenses, sus bailes, tradiciones y artesanías, Conocimos las cerbatanas con las que cazan los indígenas y los instrumentos musicales, tocamos la flor de loto representativa de la región y entendimos su importancia en el ecosistema, realmente un destino recomendado sobretodo si queremos salir del confort para vivir una experiencia completa.

Luz Ángela Susatama Patiño Profesional en turismo directora de proyectos turísticos accesibles e inclusivos


EXPERIENCIA DEL OPERADOR Nosotros como operadores turísticos hemos entendido que la discapacidad puede ser más normal de lo que parece, nuestra experiencia y cercanía con la comunidad nos dan cuenta que la discapacidad no es agena a los territorios, en las comunidades indígenas tambien hay hombres y mujeres con algún tipo de discapacidad e incluso algunos trabajando con nosotros. UN TURISMO ALTERNATIVO Ya contando un poco algunas experiencias con nuestros turistas tuvimos la oportunidad de prestar nuestros servicios a Ánderson y Luz Ángela donde les recibí en el aeropuerto con un fraternal saludo recordando los servicios que tenian contratados.

A su vez dar una descripcion del lugar para que Ánderson se hiciera un poco a la idea del entorno de esta bella region con apoyo de Ángela su pareja aclarando algunas nociones. Hicimos varios recorridos por el río amazonas visitando comunidades y teniendo contacto con algunas especies de fauna y flora dando manejo adecuado para que la actividad sea placentera y siempre prestos a las necesidades, lugares con la accesibilad y seguridad para la atencion. Realizamos un city tour donde personalmente .transporte y elabore la guianza describiendo la ciudad, visitamos la plaza de mercado para conocer un poco de la gastronomía de la región y algunos productos que son utilizados en la cocina tradicional, y algunas diferencias entre los 3 países fronterizos.


Otra experiencia fue la entrada a la selva con Javier, hombre con discapacidad cognitiva y su familia. Su sueño era conocer el Amazonas y poder recrear un poco de lo que se ve en televisión árboles grandes, vegetación abundante y animales de todos los tamaños y especies AsÍ como javier y su familia, Luz Ángela y Ánderson han llegado más personas con y sin discapacidad, algunos con sillas de ruedas otros con aparatos ortopedicos todos con el interes de conocer el pulmón del mundo y nos gratifica saber que hemos logrado el objetivo “que nuestros turistas lleven la mejor experiencia y con ello el mejor recuerdo, reconocemos las barreras y no queremos ser una, no queremos sobreproteger sino que, los turistas sean parte de nuestra cotidianidad como anfitriones, brindar apoyo, acompañamiento y el mejor servicio a cada una de las personas interesadas en nuestro destino apostando cada vez más al turismo accesible e inclusivo.

Wilmer salazar toro Tecnologo en guianza turistica Operador turistico Cityturismo amazonas RNT 48458 DESTINO LETICIA AMAZONAS


Ecuador Ecuador, es un país megadiverso debido a una múltiple combinación de factores entre estos su ubicación geográfica y geopolítica, llegando a tener territorios desde los 0 hasta los casi 6.300 metros sobre el nivel del mar, su clima, temperatura, factores biológicos y evolutivos, que la hacen particular "Los diecisiete países de mayor diversidad ocupan menos del 10% de la superficie del planeta pero albergan siete de cada diez especies reconocidas. El Ecuador forma parte de esta lista" (Burneo, 2009). Es así que se puede recorrer sus regiones: costa, sierra, oriente, Archipiélago Galápagos o Región Insular a 1.000 km del continente en el océano Pacífico; y donde poco a poco se van identificando actores que promueven iniciativas con enfoque de turismo accesible e inclusivo para goce de todas las personas, especializando su trabajo en personas en condiciones de discapacidad, y/o movilidad reducida.

En la Costa, compartimos la experiencia implementada por la Lcda. Tannia Aguirre S. y Shirley Ramírez P., docente y estudiante respectivamente de la Universidad Estatal Península de Santa Elena, Facultad de Ciencias Administrativas - carrera de Licenciatura en Turismo con el proyecto “Observando Salinas desde mis sentidos” con el objetivo de promover el interés y la atención de las personas con discapacidad visual en el turismo, en el cual participaron integrantes de la Asociación 5 de Febrero en un Circuito turístico en la Reserva de Producción Marino Costera Puntilla de Santa Elena, ubicada en el cantón Salinas (REMACOPSE), y conocida también como La Chocolatera. En Guayaquil, la experiencia la vivieron integrantes del Centro Municipal de apoyo para persona con discapacidad visual "Cuatro de Enero", a través de la propuesta de Salidas Recreativas Inclusivas de Fundación AndarEq, en el que se recorrió el Centro Histórico de la ciudad donde se visitaron algunos monumentos representativos de la historia de Guayaquil, edificios públicos como la Municipalidad, Gobernación, Fragua de Vulcano y el Malecón Simón Bolívar, donde no puede faltar la visita al Hemiciclo de La Rotonda. En la sierra, Karen Bastidas nos comparte la experiencia de la ruta “Las piedras que se besan” (Muchanakun rumi), como parte del proyecto “Soy Tus Ojos", trabajo de turismo comunitario en la comunidad de Angochagua de la provincia de Imbabura, reconocida como Geoparque Mundial de la UNESCO


Esta localidad se interesa en el turismo comunitario, anteriormente trabajaban en agricultura y ganadería, destacando en la actualidad entre sus recursos: el mirador, sus rutas ancestrales, la flora y fauna de la localidad; se consideró el fácil acceso para la ejecución de esta salida. Finalmente, compartimos un circuito que combina tres ciudades de Ecuador, con punto de partida la ciudad de Cuenca, para continuar con el recorrido hacia las ciudades de Guayaquil y Manta. Una experiencia de viaje que remota al 2004, compartida por una persona con discapacidad auditiva y recopilada por Turismo Accesible Cuenca mediante un Intérprete de Lengua de Señas de Ecuador, en la ciudad de Cuenca. La gestión de destinos turísticos accesibles e inclusivos de a poco va tomando forma en nuestros país, donde es necesario enfatizar la capacidad de atención al turista/cliente con discapacidad, las adaptaciones necesarias para recibir a este nicho de mercado local, nacional o extranjero, la participación directa en la implementación de políticas públicas por parte de los gobiernos que se pronuncien a favor del ocio como un derecho humano y una oportunidad de negocio para los empresarios turísticos.

INVOLUCRADOS EN LAS EXPERIENCIAS QUE SE PRESENTAN A CONTINUACIÓN:

POR: DENNIS MAROTO ZAMORA, MGS PRESIDENTA DE FUNDACIÓN ANDAREQ CORRESPONSAL DE LA REVISTA IBERAMERICANA DE TURISMO INCLUSIVO

Comunidad Angochagua, Provincia de Imbabura Nombre: Milton Solano Edad: 26 años. Ocupación: Estudiante. Destino: Comunidad Angochagua, Las piedras que se besan (Muchanakun rumi). Bonita experiencia, la comunidad ha tratado que la comunidad sea accesible para las personas con discapacidad visual en la ruta. ¿Cómo sería tu viaje ideal?: Que todos los senderos que conduzcan a estos lugares sean adecuados no solo para discapacidad visual sino física, también en lugares recreacionales como piscinas, accesibles para nosotros.


Salinas, Provincia de Santa Elena Nombre: Juana Del Pezo Edad: 78 años Ocupación: Ama de casa Destino que visitó: Reserva de Producción Marino Costera Puntilla de Santa Elena (REMACOPSE), Salinas Fue una experiencia inolvidable, porque jamás había visitado el lugar. Lo que más me gustó al realizar el recorrido fue el Mirador El Soplador, ya que la guianza se dio con ayuda del mapa en relieve que se encuentra en el sitio. Este mirador, es accesible. Otro sitio que me pareció muy bonito fue La Lobería, por la protección del sol y porque se respira un aire fresco, en donde también se puede escuchar los sonidos de las olas cuando chocan con las rocas y más que todo saber sobre las especies de animales que se pueden encontrar en el sitio. ¿Cómo sería tu viaje ideal?: El viaje donde haya buena accesibilidad, para poder desplazarme de la manera más libre (autónoma), sin tener que tropezarse con algo, esto hace que necesariamente dependa de otra persona para ir a cualquier lugar.

Guayaquil, Provincia del Guayas Nombre: Miguel Alvarado Vargas Edad: 56 Ocupación: jubilado y actividades artísticas Destino: Centro histórico de Guayaquil, Monumento Fragua de Vulcano El recorrido lo disfrutamos con mis compañeros con discapacidad visual. Muy interesante y el recordar una parte de nuestra historia en que se dieron los primeros pasos para nuestra libertad. Percepción de la accesibilidad del destino y los servicios: Lugar de fácil acceso no hubo mayores complicaciones, fuera de ello para mí como PCD visual hubo la posibilidad de sentir los rostros de quiénes participaron en ese hecho histórico, y sobre el servicio excelente ya que quien guiaba daba datos exactos y las explicaciones que correspondían al recorrido por el centro de la ciudad. ¿Cómo sería tu viaje ideal?: Cualquier lugar donde describan todo, lo más importante y relevante de ese recorrido y en el que se pueda percibir, sentir oler. Un recorrido de naturaleza donde poder vivir una experiencia completa.


Circuito: Cuenca – Guayaquil - Manta Nombre: Marlene Fernández Edad: 34 años Ocupación: Empleada privada Destino: Cuenca, Guayaquil, Manta “Hace algunos años con los compañeros del colegio, decidimos realizar un viaje a diferentes lugares del Ecuador, escogimos Cuenca (ciudad de residencia), Guayaquil y Manta. En Cuenca visitamos varios monumentos históricos, y un lugar llamado Pumapungo, en donde vimos los tipos de culturas, sus tradiciones y vestimentas de todo el Ecuador y además fuimos al centro donde conocimos la historia de Cuenca desde el parque Calderón. En Cuenca nos acompañaron varias personas que no podían ver ni escuchar por lo que nuestra profesora intérprete nos ayudó mucho para entender todo lo que vimos, y, además, en el museo utilizaron réplicas de las piezas de exposición para garantizar nuestro aprendizaje. Cuando visitamos la ciudad de Guayaquil, recuerdo era un lugar muy bonito con monumentos que parecían reales, muchas banderas, un barrio con lindas gradas y un río gigante; personas muy amables y comida deliciosa. Obviamente con la ayuda de nuestra profesora y un intérprete, pudimos ver que es muy diferente la cultura en relación con Cuenca. Nuestra última parada fue Playa Murciélago, una de las mejores playas que he visitado; ver la arena blanca y compartir con todos mis amigos sordos, fue una de las mejores experiencias que he tenido. ¿Cómo sería tu viaje ideal?: Siempre recomendaré que todos los lugares que una persona con discapacidad auditiva puede visitar, dispongan la opción de un Intérprete de Lengua de Señas, pues es la única forma de garantizar nuestra accesibilidad”. Fotografía: Seña Ecuador en Lengua de Señas Ecuatoriana (LSEC)

La información es recopilada por Turismo Accesible Cuenca, Ecuador


HUGO CAROSIO AVENTURERO 100% Hugo es Fabricante de cañerias plasticas, tiene 34 años y es usuario de silla de ruedas. “Mi vida 100% normal”, Así se definió Hugo, con una actitud totalmente activa y aventurera. “Viajo siempre acompañado” familia y amigos nunca pueden faltar en vacaciones. “Dentro de Argentina Conozco mucho, Mar del Plata y Córdoba son lugares muy accesibles”

¿Adónde vamos? Hugo y su familia se movilizan con trasporte propio, oriundos de la Ciudad de Avellaneda en la Provincia de Buenos Aires “Córdoba está bueno, vamos a unas cabañas que cuentan con toda la accesibilidad para mi",nos cuenta Hugo, ubicadas en San Lorenzo, un paraje de naturaleza en el valle de Traslasierra, en la provincia de Córdoba. San Lorenzo es un poblado rural que ofrece descanso, a 5 kilómetros de Mina Clavero y 2 kilómetros de Cura Brochero.


Naturaleza y aventura “Excursiones realizó todas las que imagines, muchos lugares están adaptados para ser accesibles pero muchos no” “Al Río Panaholma voy”. Panaholma se define como un oasis de calma y serenidad en el valle de Traslasierra. Este cauce de agua natural es ideal para relajarse y disfrutar de sus playas.

La noche “La vida nocturna es accesible, por las noches la calle céntrica de Mina Clavero se transforma en peatonal y en Cura Brochero la plaza céntrica se llena de mesas donde se puede comer sin ningún problema. Es bastante accesible para lo que uno pensaría de un lugar traslasierra, con mucha montaña”.

Un deseo “Que la accesibilidad en nuestro país sea real, que los ciudadanos tomen conciencia de la importancia de un sitio accesible”.

La visualización de historias como la de Hugo nos hacen sentir y pensar en todo el camino que nos falta por recorrer. Y también deja en evidencia que vamos por el camino correcto, el de la información, el de la empatía, el de la concientización y por sobre todo el camino de la igualdad.

POR MEGAN THOMAS Y MARÌA THOMAS EQUIPO DE VIAJANDO ACCESIBLE


DE VIAJE A OAXACA

Ivani Martínez Tapia 31 años Ocupación: Profesor Destino que visitó: Oaxaca, Mx

Antes de iniciar el viaje, estuve hablando a varios hoteles, buscando el que estuviera más cercano al hospital que tenía que ir, ya que tenía una cita médica, así que empecé con mi búsqueda y a hablar a varios hoteles, el primero al que hablé, estaba genial en ubicación, porque estaba justo al lado, lo malo es que ese hotel no contaba con habitaciones en planta baja y tampoco con elevador, entonces quedó descartado. En ese entonces sólo buscaba un hotel cuyo cuarto estuviera en planta baja, en caso de que no tuvieran elevador, del baño no me preocupaba tanto, pues uso sonda y en

ese entonces me bañaba con esponja para evitar que entre agua en una escara que tengo. En fin, siguiendo con mi búsqueda, a la tercera llamada encontré uno que cumplió mis requisitos, el hotel Aurora, fueron muy atentos durante la llamada telefónica y ahí me comentaron que tenían cuartos en planta baja y que además su hotel cuenta con elevador, y que ellos cuentan con silla de baño y silla de ruedas para sus clientes. Pero además de esto lo que me gustó fue que el hotel quedaba a 2 o 3 cuadras del zócalo y a una del mercado.


Oaxaca

Ya una vez reservado el hotel, llegó el día en el que teníamos que irnos a Oaxaca, y pues la preparada de la maleta fue normal, sólo tuve que preparar una mochila extra, porque ahí es donde llevo mis sondas, gasas, guantes, todo lo que necesito para ir al baño. Nos fuimos en la camioneta de mi papá, entonces iba cómodo, y podíamos hacer las paradas que quisiéramos para estirarnos e ir al baño. Ya una vez que llegamos a la ciudad, fue muy fácil llegar al hotel, ya que estábamos cerca, me comuniqué con ellos y ya me estaban esperando afuera del hotel con una silla de ruedas y el personal muy atento, ayudaron a bajar las maletas, y me preguntaron si me podían apoyar en algo. El hotel es colonial, la entrada cuenta con rampa, sólo que es un poco empinada, pero yo pude pasarla sin problemas, ya una vez que nos registramos fuimos a nuestra habitación si tenía espacio suficiente para poder estar dentro con la silla, el problema era para ir al baño, ya que no se podía entrar, la puerta no era lo suficientemente amplia, además de que el espacio del baño era muy reducido para poder moverse dentro con alguna silla. En el baño si estaba la silla de baño, aunque era muy pequeña, pero no la pude utilizar, porque ni siquiera pude entrar al baño. Pero como comenté al principio, en ese entonces no me era tan necesario.

Ya una vez instalados buscamos un lugar para comer, y el hotel tiene un restaurante, las mesas no eran adecuadas para alguien en silla de ruedas, tuve que ponerme de ladito para poder acercarme a mi comida, ya una vez que comimos nos dispusimos a pasear, ya que ese día lo teníamos libre, como les dije anteriormente, el hotel queda a unas cuadras del zócalo, entonces anduvimos por las calles de la ciudad, las banquetas si están amplias, para poder andar en ellas, lo malo es que en esas calles hay muchos ambulantes y no dejan andar libremente, las banquetas si cuentan con rampas y no son muy difíciles de bajar ni subir, al menos por donde anduve no fue tan difícil, en el zócalo si es muy cómodo andar.


Los obstáculos que me encontré fue al querer entrar a la mayoría de los locales que están alrededor del zócalo y también cerca de Santo Domingo, pues son edificios antiguos y algunos tienen escalones, un caso curioso fue el banco, pues para ingresar tiene escalones pero ya por dentro si tiene rampa. También queríamos disfrutar de un recorrido por la ciudad en el turibus, pero los camiones no estaban adaptados, el promotor del tour se ofreció a ayudarme a subir, pero no había espacio donde colocar la silla ni los asientos eran los adecuados, porque eran duros y pues para alguien parapléjico eso no es bueno. Otro lugar que visitamos durante mi estadía en Oaxaca, fue el mercado, éste en parte está muy padre, porque los pasillos están amplios y puedo andar sin problemas, el problema fue en el mercado donde están los comedores, ya que estos se encuentran en alto o las bancas son fijas o de concreto y no tienen un área en donde pueda entrar alguien con silla de ruedas. En si fue una experiencia que me ayudó a ver la realidad, y que hay demasiadas áreas de oportunidad, pero también me ayudo a ver que si es posible tener autonomía siendo una persona con discapacidad motriz, ya que fue mi primer viaje estando en silla de ruedas y anduve por mi cuenta durante todo el viaje, sólo en aquellos lugares donde había escalones tenía que solicitar ayuda.

MI VIAJE IDEAL SERÍA AQUEL EN EL QUE TODO ESTE PENSADO PARA UNA PERSONA CON DISCAPACIDAD, QUE TODOS LOS LUGARES DE INTERÉS TENGA ACCESOS Y TODO LO NECESARIO PARA QUE UNA PERSONA CON CUALQUIER DISCAPACIDAD PUEDA DISFRUTAR DE ELLOS.


PORTOBELLO COLÓN PANAMÁ Raúl Alberto Andrade Miranda 30 años Deportista Panameño

Una experiencia muy divertida y diferente; ya que fui en lancha a ver los distintos arrecifes y peces del Océano Atlántico. Bueno a pesar que era primera vez que recibían a una persona con movilidad reducida, fue muy buena la atención, el manejo y el trato a la la persona con discapacidad . Y sobre la accesibilidad, no fue muy buena por ser primera vez que iba una persona con discapacidad. Pero no fue nada que no se solucionara de momento . Mi viaje ideal: Sería todo totalmente accesible a cualquier tipo de discapacidad, sin prejuicio ni discriminación. Me gustaría que hubiesen playas accesibles, para poder disfrutar del mar y el sol ya que no hay muchas playas amigables a las personas con movilidad reducida.


DE LOS ELEFANTES AL BASTÓN EN TAILANDIA CON CUATRO SENTIDOS - FRANCINA HUNGRÍA -

Seis meses después de tener al Voice Over leyendo notificaciones de itinerarios de vuelo, ofertas de hoteles y noticias sobre actividades para turistas, llegamos a Tailandia. El olor a curry, coco y mango se respiraba en todos lados. Cada templo a Buda nos contó una experiencia espiritual de infinita grandeza. Michelle, la amiga que se suma a todas mis aventuras, me narraba los colores, los hábitos de los religiosos, las formas de las velas y hasta las volutas de humo que nos envolvían en su aroma. Nunca tuve vacaciones tan diversas. Desde los templos hasta la experiencia con elefantes, las playas y los masajes. Conversé con monjes y ciudadanos que se acercaron para hacer que mi visita careciera de barreras de acceso a su cultura. Hicimos la ruta de Chiang Mai a las tierras del pueblo Kareng, donde viven las mujeres jirafa. Calles de tierra, ruidos de venduteras y los comentarios asombrados del grupo de turistas que paseábamos por los tenderetes de la comarca Padaung. Sus voces eran finitas, ahogadas, casi como un grito sordo. Llevaban el cuello alargado debido a los aros dorado de bronce que les colocaban desde los cinco hasta los 12 años. En principio para protegerlas de las fieras en la selva birmana de donde migraron a Tailandia, luego para resultar atractivas a sus maridos y tener reconocimiento por el resto de su gente. Ni las playas y el esplendor de Phuket, ni el mercado flotante con sus orfebres, ni el castillo de veraneo del Rey recreando el mundo con sus arquitecturas e historia de romance despejan el impacto que genera la etnia Kareng. Llegaron de Birmania a finales de los ochenta huyendo de la dictadura que les oprimía por sus rasgos culturales y cayeron en Tailandia, donde carecen de ciudadanía o cualquier tipo de reconocimiento salvo el de atractivo turístico.


Tuvimos que llegar a la diversidad gastronómica para encontrar una explosión sensorial que supere todo lo vivido hasta el momento. En ningún país del mundo aprecié con el tacto, el oído, el olfato y el gusto los matices más ignotos del mango y el coco. Postres, ensaladas, platos fuertes y la mayor variedad jamás vista de opciones con esas frutas. Al final de los atracones me pesaba el brazo. Quedaba sin ánimos de usar el bastón blanco por las calles, sin energía para moverme en medio del calor isleño, el sonsonete espiritual y el paladar satisfecho. Tailandia con cuatro sentidos tiene la ventaja de que permite apreciar la diversidad en todos sus matices. Cuando dejas de ver, encuentras en sus aromas, su clima, sus sabores y la hospitalidad el relato de una cultura basada en el respeto y el amor a las tradiciones y sus valores. A veces el lector de pantallas me recuerda que hay un país de Asia donde tener ceguera total puede ser parte de la experiencia de viaje. Mis amigas y yo volveríamos con gusto a llenarnos de sus aromas y a permitirnos al menos un masaje tailandés. ¿Por qué no?


TE INVITAN AL CICLO DE WEBINARS

TURISMO INCLUSIVO Y ACCESIBLE EN IBEROAMÉRICA DEL 31 DE AGOSTO AL 4 DE SEPTIEMBRE 11:00 AM HORA CDMX A TRAVÉS DEL FACEBOOK DE ACTUAL

PAÍSES INVITADOS

INFORMES REVISTA IBEROAMERICANA DE TURISMO INCLUSIVO +52 1 444 657 9282


CICLO DE WEBINARS

TURISMO INCLUSIVO Y ACCESIBLE EN IBEROAMÉRICA 11:00 AM HORA CDMX MODERA: clAUDIA PERALTA

PRESENTAN: LUNES 31 DE AGOSTO Gala Llano Aldo Ortíz

MARTES 1 DE SEPTIEMBRE Andrés Queirel Ana María de Lindsay

MIÉRCOLES 2 DE SEPTIEMBRE Sandra Osorio Leo Morales

JUEVES 3 DE SEPTIEMBRE Ricardo Shimosakai Paul Andrade

VIERNES 4 DE SEPTIEMBRE Adis Ozuna Diego González


MARLENE APAZA PCD VISUAL

Mi nombre es Marlene, soy persona con discapacidad visual desde mi adolescencia, a raíz de una enfermedad llamada rosácea que afecto a mis globos oculares ocasionando la perdida de la visión de manera paulatina. Uno de los viajes más significativos en mi vida fue el que hice a Tarija, departamento ubicado al sur de Bolivia, al cual viaje a raíz de un congreso organizado por la Federación Departamental de Personas Ciegas de La Paz. El viaje duro alrededor de 20 horas en bus y lo trágico fue que, en una de las paradas, baje con una amiga a comprar agua, pero al momento de regresar al bus, nuestros asientos estaban ocupados por otras personas, el chofer había vendido nuestros asientos y tuvimos que ir prácticamente paradas en el pasillo la mayor parte del viaje.

Una vez arribando al destino, el mismo bus nos transportó hasta el Centro de Rehabilitación CERECCI 15 de Abril donde todo el grupo se hospedo. Las instalaciones son maravillosas, existe mucho espacio y se respira un ambiente de paz único. Después del almuerzo, realizamos un pequeño tour por el centro de rehabilitación, esta actividad se realiza comúnmente para que las personas ciegas puedan reconocer y familiarizarse con el lugar y así poder desplazarse con confianza, también conocimos la estación de radio la cual tiene espacios dedicados para personas ciegas. Tuvimos la chance de encontrarnos con grupos de otros departamentos, con los cuales pudimos compartir experiencias e ideas. Al día siguiente aprovechamos el día para visitar Tomatitas una población característica del lugar, donde se encontraba un rio donde degustamos gastronomía típica del lugar basada en cangrejo y surubí. Después nos dirigimos a San Jacinto, donde existe un puente y un lago que visitamos mediante botes rentados, aprovechamos para comer el tradicional Saice tarijeño.


Después nos fuimos a la Casa Museo del Moto Méndez en San Lorenzo, donde se encontraban armas y otros artefactos que utilizaron para la revolución, sin embargo, estos se encontraban dentro de vitrinas que impedían que los tocáramos lo cual, sin menospreciar el relato y exposición del personal de turno, nos hubiese acercado más a una imagen real de lo que presenciamos en ese momento. Lo que más me agrado no fue lo que no podía ver, sino lo que podía tocar, la estructura de la casa era de madera tallada, los escalones también eran de madera; el piso era de piedras pequeñas muy bien acomodadas, las puertas eran muy gruesas y pesadas de madera tallada, en el jardín habían árboles que con la brisa cálida del lugar sentía una sensación de tranquilidad hermosa, el pozo ubicado también en el jardín era de piedra, al cual arrojamos piedras para saber su profundad y era muy profundo. Después de tan maravillosa experiencia, nos dirigimos a Casa Vieja, lugar donde se puede degustar una variedad de vinos dulces y conocer los viñedos.

Cada copa de vino que degustábamos, estaba acompañada de una explicación sobre el viñedo del que provenía, las uvas que utilizaron, entre otros datos, después de una extensa cata de vinos que me dejaron algo chispada, fuimos a recorrer los viñedos y al estar dentro había un ambiente tan hermoso que sentía que estaba en otro planeta, el aroma de las uvas, el canto de las aves, la fragancia de las flores, formaron una atmosfera única. De regreso a la ciudad al atardecer descansamos un poco en el centro de rehabilitación para luego salir a degustar unos anticuchos ubicados alrededor de la iglesia de San Roque, rodeados de un clima templado y un ambiente tranquilo, pues a diferencia de la ciudad de La Paz, Tarija es más calmada y las personas son muy alegres y amables. Esa noche hubo un festival en conmemoración del aniversario del departamento, el 15 de abril de cada año se realiza un festival acompañado de una verbena y fuegos artificiales donde se presentaron grupos musicales y de danza. Al día siguiente regresamos a La Paz llevando conmigo uno de los más bellos recuerdos.


MARINA GUARACHI

P C D

V I S U A L

Hola a todos, soy Marina Guarachi, nací en La Paz Bolivia, sufro de discapacidad visual desde que tengo memoria. Entre los viajes que realice a lo largo de mi vida, destaca uno muy importante, el que realice a Colombia, más precisamente a Cartagena de Indias, por unos cursos de capacitación junto a otros colegas. Fue un viaje de ensueño, desde que salí del aeropuerto internacional de El Alto hasta mi arribo a Cartagena, logre percibir muchos aspectos relacionados con la accesibilidad, la aerolínea que me llevo a mi destino con tránsito en Lima, contaba con manuales de información ante emergencias en formato braille para personas ciegas como yo, así como en macro tipos para personas con baja visión.

Una vez arribado a Bogotá, nos trasladaron a Cartagena, el recibimiento fue maravilloso, nos trasladaron mediante un minibús privado muy cómodo, antes de llegar al hotel, pasamos por un centro de eventos para una visita corta. El hotel donde nos hospedamos fue de 5 estrellas y contaba con varios aspectos de accesibilidad, las áreas comunes contaban con señalética braille, las gradas tenían barandas normales y para personas de baja estatura, de igual forma contaba con un sistema especial para que las personas en silla de ruedas puedan subir. La habitación era muy iluminada, el baño contaba con un espejo que tenía dos caras, una cara normal y la otra con lupa para personas con baja visión, en general el hotel estuvo genial. Otro detalle fue que la organización de este curso de capacitación incluía un día de entretenimiento donde visitamos las ruinas que existen en el lugar cuya descripción por parte del guía encargado estuvo a la altura de las exigencias del grupo, también tuvimos la oportunidad de tocar las ruinas, acercándonos así a una imagen más real de lo que estábamos apreciando en el lugar. Me encantó tanto este destino que logre hacer amigos, quienes me animaron a quedarme un par de días extra, en los cuales visite otros rincones de Cartagena como la plaza La Bota, denominada así porque existe un monumento de bronce con la forma de una bota que representa un símbolo importante en la historia de Colombia y en particular de Cartagena. Pasamos por una feria donde vendían muchas cosas, de las cuales me llamo más la atención las artesanías y los alimentos naturales. El transporte público es muy organizado y el personal fue muy amable Lo que te permite desplazarte con mayor facilidad. Otro aspecto hermoso fue que el hotel estaba muy cerca del mar, por lo que pude sentir la suave y calurosa arena en mis pies y adentrarme en las cálidas olas del mar. Con mis colegas del curso también fuimos a un espacio recreacional mediante un transporte denominado la CHIVA RUMBERA que se caracteriza por sus asientos rústicos con paredes de madera y metal que te permitían sentir la brisa mientras viajabas en el coche. En fin, cada momento que estuve en Cartagena fue único, sentir el clima y la cálida bienvenida de los habitantes fue algo que llevaré en mi corazón para siempre.


Viajero Responsable ÂżYa quieres viajar?

entonces usa esto

Viaja con Tlachtli


RECORRIENDO EL CERRO ÑIELOL Anécdota de Mariana Manzo Sepúlveda Chilena 29 años Profesión Técnico en Trabajo Social

El cerro Ñielol es un cerro perteneciente a la cadena de cerros Ñielol-Huimpil y se encuentra ubicado en el radio urbano de la ciudad de Temuco, Provincia de Cautín, Chile. Ñielol significa Cerro Agujereado en Mapudungun, y fue declarado Monumento Natural en 1987. A fines del año 2018, se desarrollaron senderos inclusivos, que permitían un mayor acceso a las personas en situación de discapacidad, proyecto que fue financiado por CONAF (Corporación Nacional Forestal), entidad que ha implementado diversos senderos accesibles en Parques Nacionales de nuestro país.

El proyecto Inclusivo del Monumento Natural Cerro Ñielol, tiene las siguientes características (Conaf, 2008): Sendero para personas en situación de discapacidad motriz en ingreso al Monumento, con una extensión de 216 mts. lineales con estaciones educativas implementadas con placas en lenguaje en Braille, más baño accesible. Y otro sendero en la parte alta del Monumento Natural de 230 mt. lineales también con estaciones educativas y con placas con información en Braille. El Centro de informaciones tiene muestras en taxidermia para que palpen y conozcan personas en situación de discapacidad visual, con placas Braille y equipos MP4 para oír información educativa, también cuenta con baños accesibles.


Mariana se encontraba de visita en la ciudad de Temuco, y junto a su familia fueron a conocer este Cerro, ya que había escuchado de los senderos Inclusivos, y esto es lo que le sucedió: “Fui al cerro Ñielol a hacer la ruta Inclusiva, y la verdad son solo un par de metros, son como 500mt, no más, primera decepción. Y resulta que empezamos a recorrer y pude hacer ese recorrido prácticamente sola, aunque había partes en que igual la silla me complicaba, no podía moverla sin ayuda, el camino es irregular y no tiene ninguna barrera de contención. Luego llegamos a la parte del Mirador, y fue gracioso porqué había una rampa primero y después llegando al final de esa rampa llegabas a una escalera, lo cual me pareció extraño ¿no?... ¿cómo al final de la rampa había una escalera para subir al mirador?, y eso nos pareció muy raro y lo dejamos filmado para poder contarle a los que diseñaron esa ruta inclusiva. “

El mirador al que hace referencia Mariana, es uno de los principales atractivos del cerro, todos los visitantes y turistas, suben al cerro con el objetivo de llegar hasta el mirador, ya que desde ahí hay una hermosa vista panorámica de la ciudad de Temuco.

En esta foto se observa con claridad los escalones a los que se refiere Mariana, al inicio y al final de la rampa, sin duda quienes diseñaron los senderos inclusivos, olvidaron este pequeño detalle, dentro de la ruta. #podemosmejorar #accesouniversal. Para Mariana uno de los principales problemas que ha tenido que enfrentar en sus viajes turísticos es el encontrar baños accesibles, y en segundo lugar los traslados en transporte público, debido a su menor talla, habitualmente tiene mucha dificultad para acomodarse en asientos de buses o aviones, debiendo recurrir a frazadas o cojines para poder sentirse segura, como habitualmente viaja con su familia, ellos se preocupan de solucionar este aspecto, rara vez la empresa a considerado alguna ayuda o apoyo. También ha tenido dificultad con su silla de ruedas, en alguna ocasión estuvo varias horas “perdida”. Para ella sería ideal que hubiesen mayores protocolos para este tipo de situaciones. REDACCIÓN: SANDRA OSORIO


KEEP TRIP ACCESIBLE

TURISMO DE EMOCIONES INCLUSIVAS Viajar al destino Colchagua, Chile, significa poder conocer cordillera, campo y mar a poca distancia, de grandes paisajes y sabores y vivencias únicas, con la gente mas cálida del mundo. La versatilidad de dónde quedarse, te sorprenderá, su sabiduría es muy amplia, los museos que existen, las viñas, los paisajes, los artesanos su historia, los distintos lugares para degustar comida típica hacen de Colchagua un destino lleno de sorpresas. Una       de ellas es el valor agregado que esta creando la empresa Keep Trip Accesible ubicada en Santa Cruz, quien realiza la organización turística cómo agencia para fortalecer la inclusión en lengua de señas a los distintos productos turísticos de la zona


KEEP TRIP ACCESIBLE

TURISMO DE EMOCIONES INCLUSIVAS El viaje se recorre muy temprano para aprovechar el bello día, la frescura y colores de los lugares y visitar un museo. Seguimos con la visita a una viña donde podemos degustar varios vinos de distintas cepas conociendo su infraestructura e historia .     Para luego almorzar en un lugar típico de la zona. Para terminar el día continuamos con una experiencia con artesanos llena de sabiduría, creando tu propia artesanía, en este caso se a realizado una quema primitiva en Marchigue, lugar que queda a 30 minutos desde Santa Cruz.


KEEP TRIP ACCESIBLE

TURISMO DE EMOCIONES INCLUSIVAS La PCD (sorda) nos dio su testimonio: vengo a un pueblo llamado Marchigue es muy bonito y es una nueva experiencia para mi, de como hacer el trabajo en greda, esta greda se usa hace mucho tiempo y se recogió al igual que hora, me siento muy feliz, es muy entretenido y me da mucha imaginación, hacer diferentes formas, muy bien. Cristobal Cebario Interprete. contacto@keeptripaccesible.cl www.keeptripaccesible.cl


DE VIAJE A SNOWSHOE EN WEST VIRGINIA, EEUU

¿Cual fue tu experiencia en la accesibilidad del destino y los servicios?

Mi nombre es Yiniza Valencia Calao, tengo 28 años y cumplo 29 el próximo 10 de agosto, soy una persona sorda. Ocupación: Productora Audiovisual ¿Cómo fue la experiencia? En enero de 2019 estando en Florida planifiqué un presupuesto para ir hacia Virginia, junto a 4 personas sordas, ya que andaba con muchas ganas de tocar y sentir nieve y el ambiente de esta, pensando en algo diferente. Pase 1 semana exactamente en Snowshoe, este viaje fue una experiencia única y especial, ya que es ahí donde empecé a ver de cerca, tocar y sentir la nieve y por primera vez en mi vida empecé a esquiar y a hacer snow tubing; es especial porque es uno de los sueños que siempre quería: viajar a lugares nevados aunque quiero seguir visitando más lugares nevados.

A la llegada a Snowshoe en realidad no fue difícil, ya que en el momento que íbamos a reclamar la reserva de hospedaje yo tenía apuntado que decía: “Good Afternoon, my name is Yiniza, I have a reservation here for 5 days, and I write this because we are deaf people“ y seguido le mostré la reserva impresa, a lo que me responden ‘wait a moment/minute ( no se exactamente si eso dijo, pero es lo que entendí jaja)’ y yo seguía toda animada por el lugar, por lo que iba a hacer, las vistas, viendo por las ventanas a personas haciendo skiing o snowboard, la nieve y con el frío a mil me quede esperando y a eso después de unos 8-10 minutos regresa una muchacha signando en ASL “Hola, en que puedo ayudarles?” Y vaya que me emocioné porque la comunicación se me hizo muchísimo flexible, ya que la Lengua de Señas es mi idioma y es con ella en la que me comunico mejor, aunque la muchacha tenía otra responsabilidad me trató impecable y estuvo pendiente de que no tuviera dudas y podía consultarle cualquier cosa con respecto al lugar y las actividades sobre nieve, nos guío hasta la puerta de la habitación explicando los detalles, donde estaban ubicados los restaurantes, los ticketes de esquí, tubing, los bares, etc, en resumen explicó detalladamente sobre el lugar ya que no podía guiarnos más.


En cuanto al día siguiente de estar en la montaña ya sabía que quería esquiar (aunque no sabía nada de esquí, nunca había hecho eso) pero cómo soy arriesgada me dije "de que voy, voy," pero luego de ver cómo andaban las pistas fui a servicio al cliente del hotel y pregunté por la muchacha pero ésta no se encontraba, entonces decidí escribir desde mi celular para consultar sobre servicios de los instructores de esquí que supiera ASL (Lengua de Señas Americanas), luego de que ellos hicieron varias llamadas no se encontró alguien que supiera Lengua de Señas, así que me pusieron un instructor de esquí argentino, porque su idioma principal era el español y a mi para leer los labios no es problema, el problema es cuando el instructor tenía que repetir las palabras que yo no entendía jajaja, pero además fue un buen instructor del inicio al final y nunca me dejo caer jajaja (quiere decir que fue un gran instructor y me mantuvo al tanto con las instrucciones de ese deporte que era realmente nuevo para mi, y se la pasaba cuidándome las espadas para evitar un accidente, ya que no puedo escuchar cuando pasan otros esquiadores detrás y así evitar cualquier accidente) y me comentó que se metería a un curso de Lengua de Señas, le di las gracias y le recomendé que lo hiciera para cuando haya una persona sorda no tenga problemas en comunicarse al enseñar sobre ese deporte, pero antes en la mitad de la práctica de esquí le enseñé alrededor de 10 palabras en señas.


Estados Unidos Aunque no siempre iba a estar con una guía que sepa el idioma de la LS me fui feliz del lugar atesorándola cómo una experiencia muy especial para mi; salí con la idea de hacer más cursos de Lengua de Señas, para el turismo en General, para una mejor comunicación con personas sordas en cualquier parte del mundo, pero sobre todo para ROMPER LAS BARRERAS DE COMUNICACIÓN CON PERSONAS SORDAS Y AYUDAR A HACER UN MUNDO MÁS ACCESIBLE E INCLUSIVO. Y de esa experiencia súper especial decidí crear Sign With Yini, en Mayo del año pasado, Sign With Yini son cursos y talleres de Lengua de Señas dictadas Online y presencial, ya sea grupal o individual doy clases en vivo, los cursos son intensivos y los precios son desde 25 dólares, con horarios flexibles. ¿CÓMO SERÍA TU VIAJE IDEAL?

Recorriendo el mundo sin barreras, pero si sería en un destino sería Canadá junto a personas aventureras, arriesgadas, exploradoras, con ganas de comerse el mundo, donde esté siempre la inclusión, donde todo lo relacionado al turismo sea realmente accesible para todos sin excepción, donde quiera que vayamos nos acepten tal cual somos, que se incluya la Lengua de señas y el sistema Braille en los aviones y lugares turísticos, donde los museos tengan guías que sean intérpretes o que este una pantalla subtitulada a la Lengua de Señas, donde todos podamos hacer zipLine sin rechazos, donde podamos hacer paracaidismo sin limitarnos, DONDE SEA UN MUNDO VERDADERAMENTE INCLUSIVO SERÍA MI VIAJE IDEAL.


Viajero responsable 1.

Cumple los protocolos que te indique el personal de servicios turísticos. 2. Cumple con la "sana distancia" y utiliza el cubrebocas correctamente, protégete y protégenos. 3. Si presentas síntomas de COVID-19, 14 días previos a tu salida o alguien cercano dio positivo a COVID-19, NO VIAJES, es mejor posponer. 4. Evita aglomeraciones, si hay fila, por favor espera, recuerda que los protocolos hacen los procesos más lentos de lo normal. 5. No te pongas de pie en cuanto aterriza el avión. 6. Si un área se encuentra en su máximo porcentaje permitido, se paciente... cambia de lugar o espera un momento. 7. Si hay afectación en tu viaje por motivos del Covid-19, no te molestes con el personal de servicios turísticos. 8. Compra tu viaje con empresas que cumplan con los sellos y protocolos de bioseguridad.

Viaja con Tlachtli


CORRESPONSALES ADIS OZUNA- ALDO ORTIZ- ANA MARÍA DE LINDSAYANDREA BOUDEGUER- ANDRÉS QUEIREL- CARMELO MARTINUCCIGUSTAVO AGUILAR- DENNIS MAROTO- PAUL ANDRADE- DIEGO CAPLEZFANNY AGUILERA- FELIPE BETANCUR- GALA LLANOJUAN CARLOS ORTÍZ- MANUEL RIESTRA- MEGAN THOMASNADIA CARRERAS- PAUL ANDRADE- RICARDO SHIMOSAKAISANDRA OSORIO- SARA BENAVIDES- TATIANA ALEMÁNDIANA MARTÍNEZ- CLAUDIA PERALTA


ESCRĂ?BENOS A revista.turismo.inclusivo@gmail.com Queremos leerte

Profile for Revista Iberoamericana de Turismo Inclusivo

ANECDOTARIO DE VIAJEROS CON DISCAPACIDAD  

ANECDOTARIO DE VIAJEROS CON DISCAPACIDAD  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded