OREMOS, Ciclo B (muestra)

Page 1



OREMOS Ciclo B Reflexiones sobre los Evangelios Dominicales para Compartir la Fe Robert Heyer, Editor

Paul Covino Rita Ferrone Biagio Mazza Jean Marie Hiesberger Mary Lou Verla Kathy Hendricks Charles Paolino

RENEW International Plainfield, New Jersey


NIHIL OBSTAT Reverend Lawrence E. Frizzell, D.Phil. Comisión Teológica de la Arquidiócesis de Newark Censor Librorum IMPRIMATUR Most Reverend Paul G. Bootkoski, D.D., V.G. Administrador de la Archdiocese of Newark Traducción en Español del Catecismo de la Iglesia Católica de los Estados Unidos de América copyright © 1944, Conferencia Católica de los Estados Unidos, Inc.Librería Editrice Vaticana. Traducción en Español del Catecismo de la Iglesia Católica: Modificaciones del Editio Typica copyright © 1997, Conferencia Católica de los Estados Unidos. Diseño de la portada por James F. Brisson Fotografía © Katherine Andrews Copyright © 2017, 2002 by RENEW International Archdiocese of Newark, New Jersey Derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida o transmitida en ninguna forma o por ningún medio electrónico, incluyendo fotocopias, grabaciones o por ningún otro sistema para almacenar u ofrecer información, sin previo aviso por escrito del publicador. Library of Congress Catalog Card Number: 2001119360 Título oficial OREMOS, Ciclo B cm. ISBN 1-930978-04-9 (paper, vol. 2 ) 1. Meditaciones sobre el año Litúrgico. 2. Grupos de oración-la Iglesia Católica. 3. Costumbres y prácticas de la Iglesia Católica. 4. Common lectionary-Meditations. I. Heyer, Robert J., editor, 1933Publicado por RENEW International 1232 George Street Plainfield, NJ 07062-1717 Sitio Web: www.renewintl.org Teléfono: 908-769-5400 Impreso en los Estados Unidos de América


Índice Agradecimientos Prólogo

i iii

Introducción

1

Proceso del Grupo Pequeño

4

Tiempo de Adviento Primer Domingo de Adviento Segundo Domingo de Adviento Tercer Domingo de Adviento Cuarto Domingo de Adviento Paul Covino

6 9 12 15

Tiempo de Navidad Fiesta de la Sagrada Familia Segundo Domingo después de Navidad Epifanía El Bautismo del Señor Paul Covino

20 24 27 30

Tiempo de Cuaresma Primer Domingo de Cuaresma Segundo Domingo de Cuaresma Tercer Domingo de Cuaresma Cuarto Domingo de Cuaresma Rita Ferrone Quinto Domingo de Cuaresma Domingo de Ramos de la Pasión del Señor Biagio Mazza Tiempo de Pascua de Resurrección Domingo de Pascua Segundo Domingo de Pascua Tercer Domingo de Pascua Cuarto Domingo de Pascua Quinto Domingo de Pascua Sexto Domingo de Pascua Solemnidad de la Ascensión del Señor Séptimo Domingo de Pascua Domingo de Pentecostés Biagio Mazza Solemnidades Solemnidad de la Santísima Trinidad

34 37 40 43 46 49

54 57 60 63 66 69 72 75 78

82


Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo Biagio Mazza Tiempo Ordinario Segundo Domingo del Tiempo Ordinario Tercer Domingo del Tiempo Ordinario Biagio Mazza Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario Quinto Domingo del Tiempo Ordinario Sexto Domingo del Tiempo Ordinario Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario Jean Marie Hiesberger Octavo Domingo del Tiempo Ordinario Noveno Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Domingo del Tiempo Ordinario Paul Covino Décimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Sexto Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario Décimo Noveno Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario Mary Lou Verla Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Sexto Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario Vigésimo Noveno Domingo del Tiempo Ordinario Trigésimo Domingo del Tiempo Ordinario Trigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario Trigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario Trigésimo Tercer Domingo del tiempo Ordinario Ultimo Domingo del Tiempo Ordinario: Cristo Rey Kathy Hendricks

85

89 92 96 99 102 105 107 110 113 116 119 122 125 128 131 134 137 140 143 146 149 152 155 158 161 165 169 173 177 181 185 188 192


Solemnidades y fiestas y la celebración del Domingo María, Madre de Dios 197 Paul Covino Fiesta de la Presentación del Señor 200 Solemnidad de la Natividad de Juan Bautista 203 Solemnidad de San Pedro y San Pablo 206 Fiesta de la Transfiguración 210 Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen 213 Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz 216 Solemnidad de Todos los Santos 219 La Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos 221 Fiesta de la Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán 226 La Natividad del Señor 229 Charles Paolino Calendario litúrgico: Año B

232

Recursos de RENEW International

234

Recursos musicales

240

Información sobre cómo ordenar

240



Prólogo Imaginemos por un momento cómo sería nuestra parroquia se todas nuestras reuniones se hicieran al calor del encuentro personal y comunitario con la Palabra de vida, Jesús, que nos revela el amor infinito de Dios nuestro Padre, y que nos invita constantemente, como discípulos, a ponernos en misión. Nos percatamos que con demasiada frecuencia nuestras reuniones reflejan modelos que tienen poco que ver con este encuentro personal y con los valores del Evangelio en ella contenidos. Por ejemplo, el comité económico de la parroquia debería dedicarse a tratar más allá de las consideraciones estrictamente financieras, aquellas que busquen, a la luz del Espíritu Santo, una comprensión más sabia con relación al empleo de los fondos parroquiales. Este sencillo ejemplo ilustra la razón por la cual decimos tantas veces “¡que terminen los comités en la Iglesia Católica y empiece la comunidad!”

OREMOS,

Ciclo B: Reflexiones sobre los Evangelios Dominicales para Compartir la Fe es un recurso valiosísimo para la formación en la fe de los adultos. Comenzar todas nuestras reuniones parroquiales, comités, asociaciones, grupos de apostolado con OREMOS sería ideal y así se daría la posibilidad de tener una comunidad que ora y mantiene una relación profunda con la Palabra de Dios. El cambio sería radical: pasaríamos de esas reuniones de comité aburridas a unas comunidades vibrantes y llenas de gozo y esperanza, lanzadas a la acción pastoral. Estoy segura que a las pequeñas comunidades eclesiales les gustará inmensamente OREMOS. Dejemos que “la lectura de la Palabra de Dios en un momento de oración […] nos ilumine y nos renueve” (Papa Francisco, Exh. Apostólica Evangelii Gaudium, 152), para que descubramos qué nos dice la Palabra de Dios a nuestra propia vida. ¡Que todas la reuniones y todos los encuentros de la parroquia sean enriquecidos con OREMOS! Hna. Theresa Rickard, OP Presidente y Directora Ejecutiva RENEW International



Tiempo de Adviento



Primer Domingo de Adviento Esperanza y vigilancia Invitación a la oración El grupo dedica unos minutos para profundizar en silencio y conscientemente entra en la presencia de Dios. Canto: “Oh Ven, Emanuel”

Libro: Flor y Canto #259

Proclamación del Evangelio: Mateo 13:33-37 “¡Vigilen!” Al escuchar el evangelio noten de cualquier palabra, frase, pregunta, imagen, o sentimiento que les llame la atención. Reflexionen sobre ésta en silencio o compartan lo reflexionado en voz alta. (Las otras lecturas del día son Isaías 63:16b-17,19b, 64:2-7 y Corintios 1:3-9.)

Invitación a la reflexión en el Evangelio Existe una tentación de pasar por la vida esperando algún acontecimiento especial que cambia la vida, tanto si llega por correo de manera sorpresiva e inesperada, una experiencia enigmática, o la llegada de una nueva y significativa persona a la vida. Puede ser algo así como esperar el momento mágico de ganar la lotería. Queremos ser vigilantes en evitar el pecado o la preocupación con distracciones innecesarias que desvían nuestra mirada de Cristo. La llamada de Adviento que se expresa en el evangelio de hoy como “estén vigilantes y alerta” (Marcos 13:33) debe ser más que una espera pasiva. La vigilancia activa nos desafía a poner en orden nuestra vida espiritual. Nos desafía a tener a Cristo como el valor primordial de nuestras vidas sobre cualquier otra búsqueda, ambición, o implicación. El Adviento es un tiempo de reflexión orante, un tiempo de estar particularmente alerta a los impulsos de la gracia de Dios. ¿De qué modos específicos se nos llama a cambiar nuestras vidas? Es un tiempo de obras generosas en las que nuestra bondad y atención a los demás reemplacen nuestro excesivo ego y preocupación. Un corazón abierto, a través del compromiso en obras buenas, crea espacio para la presencia vital de Cristo. Una espera demasiado pasiva de la llegada de Cristo, puede encontrar que la Navidad llega y pasa sin demasiado cambio en nuestras vidas. La alerta activa y la receptividad a la llegada de Cristo cumplen la promesa: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.” (Juan 10:10).


Invitación a compartir en grupo 1. ¿De qué modos está la gracia de Dios urgiéndome a una presencia de Cristo más consciente y a una relación más profunda con él? 2. ¿De qué modo me siento llamado a hacer este Adviento distinto de advientos en el pasado? 3. ¿Qué lugar ocupará la oración en mis preparativos de Adviento?

Invitación a actuar Decidan hacer algo en concreto (individualmente o en grupo) a causa de su compartir. Si desean hacer algo ustedes, decidan lo que harán y comuníquenlo al grupo. Si el grupo entero decide hacer algo, decidan lo que cada uno hará, y cómo y cuándo lo harán. Las siguientes son sugerencias adicionales que pueden resultarles útiles. 1. Dedique cierto tiempo a la oración cada día durante este Adviento. 2. Haga una corona de Adviento y comience cada comida durante la estación encendiendo un número apropiado de velas y expresando gratitud antes de la comida. Si necesitan alguna orientación para su oración de Adviento, vea qué materiales están disponibles en su parroquia o en una librería católica local. 3. Si tiene niños (o nietos que vivan cerca) pase tiempo con ellos durante estos días tan ocupados antes de Navidad. Aunque no lo digan, los niños quieren su tiempo incluso más que los regalos de Navidad que usted está comprando para ellos. 4. Si todavía no las tiene desarrolle algunas costumbres o tradiciones de Adviento,que incluya el compartir con personas que no son recordadas en estos tiempos o alguien que necesite mas que usted.

Invitación a la oración final Den gracias a Dios (en voz alta o en silencio) por lo aprendido, por los nuevos deseos, por ver más claramente, por el don de sinceridad y la sensibilidad de cada uno. Concluyan con lo siguiente: Líder Dios de todos los tiempos, solo tú conoces el momento en que Cristo regresará en gloria. Te damos gracias por reunirnos en torno a tu Palabra Orienta nuestros corazones en este Adviento para usar bien el tiempo que nos has dado en esta tierra.


Manténnos alerta a tu presencia en las personas de nuestro alrededor, y llénanos con esperanza al esforzarnos por vivir en tu reino. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Todos

Amén

Líder

¡Ven, Señor Jesús!

Todos

¡Ven, Señor Jesús!