Page 1

TECNOLOGÍA, DESARROLLO Y CIUDADANÍA CINCO AÑOS DE LA INICIATIVA FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES Paula Juarez (coord.)


TECNOLOGÍA, DESARROLLO Y CIUDADANÍA CINCO AÑOS DE LA INICIATIVA FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES

Hernán Thomas Rafael Días Milena Serafim Paula Juarez Alejo Barmasch Agustín Bidinost Guillermo Galinski


MOVIMIENTO AGUA Y JUVENTUD ARGENTINA

www.aguayjuventud.org

RED DE TECNOLOGÍAS PARA LA INCLUSIÓN SOCIAL ARGENTINA

www.redtisa.org

COORDINADORA Paula Juarez

DISEÑADOR Guillermo Galinski

EDITORES Hernán Thomas Paula Juarez

EQUIPO DE REDACCIÓN Alejo Barmasch Agustín Bidinost

COLABORADORES Elizabeth Fogwill Magdalena Wetzel Nicolás Benielli


Clave Tecnológica para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible Científicos argentinos como Oscar Varsavsky, Amílcar Herrera, Jorge Sábato y Sara Rietti –desde la década del sesenta-, y actualmente el Plan Fénix, la REDTISA y otras iniciativas, llevan adelante un debate sustantivo e ideológico sobre el rol de la ciencia y la tecnología en las políticas de desarrollo en América latina. Estas reflexiones apuntan esencialmente a la necesidad de construir capacidades tecnológicas propias y adecuadas a las necesidades y problemáticas del país y la región. En nuestros días, este pensamiento revitaliza los debates vigentes y las políticas sobre el cambio social y tecnológico. En Argentina, la relevancia de la agenda social –y, en menor medida,

Paula Juarez

de la agenda ambiental- requiere de estrategias y políticas que articulen, potencien y mejoren las actuales capacidades institucionales para

Coordinadora del Área de Tenologías

dar respuesta a las problemáticas de exclusión social.

para el Desarrollo Inclusivo y

Las tecnologías son instrumentos catalizadores de los procesos de

Sostenible Movimiento Agua y

cambio social. Por lo tanto, cabe preguntarnos ¿cómo diseñamos, pro-

Juventud Argentina. Coordinadora de la Red de Tecnologías para la inclusión Social Argentina. Investigadora del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes. Miembro de la Fundación Plurales.

ducimos, implementamos y evaluamos tecnologías orientadas al desarrollo social y ambientalmente sustentables? Y ¿cómo adecuamos - social y técnicamente- saberes diversos, conocimientos y tecnologías para nutrir nuestras estrategias? Estos interrogantes y la convicción de que es necesario que las organizaciones sociales participemos en la construcción de opciones para el desarrollo –local y regional- abrieron el camino para que el Movimiento Agua y Juventud Argentina, en el año 2009, comenzara a trabajar con “tecnologías”. El primer paso fue construir la Feria de Tecnologías Sostenibles (FETECSO). Este espacio nos permitió conocer y sistematizar artefactos, procesos tecnológicos y formas de organización provenientes de nuestro país y de la región. En ese momento, el objetivo era promover y comunicar prototipos y desarrollos tecnológicos. A partir de los aprendizajes que nos dejó la feria, reorientamos y complementamos nuestra agenda de trabajo institucional priorizando las necesidades sociales locales. Por citar algunos ejemplos, generamos proyectos de acceso a agua y de reforestación (Agua para el Desarrollo y Semana del Árbol); formulamos instrumentos educativos para trabajar desde las escuelas los problemas socio-ambientales (Caja de Herramientas); impulsamos, junto al Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ), la creación de la Red de Tecnologías para la Inclusión Social Argentina (REDTISA), a través de la cual articulamos con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y otras organizaciones


para incidir en políticas públicas; entre otras iniciativas. Nuevos desafíos fueron marcando nuestro camino a los fines de construir aquello que el Dr. Hernán Thomas llama “ciudadanía socio-técnica”. Es decir, cimentar nuevos derechos ligados a participar de manera informada de las decisiones tecnológicas. Por ejemplo, los ciudadanos deberíamos poder debatir sobre cómo deben ser edificadas las casas y los barrios de los planes sociales de viviendas; o definir qué tipos de opciones energéticas y complementarias queremos disponer; o si queremos una producción de alimentos concentrada y oligopólica o una Agricultura Familiar ligada a procesos agroecológicos. No necesariamente tienen que ser respuestas unívocas; puede haber matices donde la ciudadanía pueda debatir, reflexionar y participar en el proceso de toma de decisiones. En este sentido, la tecnología es un tema central de nuestras democracias. Estos cinco años de Feria han sido una excelente excusa para articular actores, procesos y conocimientos. Cada vez más personas e instituciones se suman al debate y la acción sobre el papel de la tecnología en los procesos de desarrollo. Cada vez más iniciativas ponen en tensión las soluciones paliativas, asistenciales y puntuales que a veces realizan y buscan articular soluciones sistémicas a los problemas sociales. La complejidad de los problemas socio-ambientales locales requiere de respuestas sistémicas más difíciles de afrontar de lo que esperábamos, pero: ¿es quimérico pasar de lo pequeño es hermoso a pensar que el desarrollo integral es un desafío posible?

Agua y Tecnología para el Desarrollo Siguiendo este camino, en la Quinta Edición de la Feria de Tecnologías Sostenibles revitalizamos nuestra razón de ser: jóvenes (y no tan jóvenes) que tenemos un fuerte compromiso social y político ligado a un derecho humano vital, el acceso a agua para consumo y producción. El agua es un recurso necesario para la vida y para la buena vida. Cuando hablamos de agua hablamos de alimentos, de salud, de vivienda, de energía, de educación. Hablamos del Buen Vivir. En Argentina, alrededor de 1.500.000 de personas no tienen acceso a agua en cantidad y en calidad suficientes. Este escenario problemático, en general, se focaliza en zonas rurales,


aisladas y dispersas en el territorio, lo cual vuelve difícil (pero no imposible) generar acción a gran escala: ¿cómo resolvemos distintos problemas socio-técnicos de acceso a agua (escases de régimen de lluvia; contaminación microbiológica y por minerales; modelos de construcción de las casas inadecuados para ciertas soluciones; sistemas productivos endebles y con poco aprovechamiento de los recursos disponibles; etc.)?¿Cómo articulamos en el mismo acto el acceso al agua con procesos de desarrollo local? Y ¿cómo lo hacemos teniendo en cuenta y haciendo partícipe a la población local de ese proceso que debería serle propio? En este sentido, la estrategia que venimos impulsando junto a la Red de Tecnologías para la Inclusión Social apunta a la construcción de Sistemas Tecnológicos Sociales (STS), es decir, formas de diseñar, producir, implementar y evaluar tecnologías orientadas a la generación de dinámicas socialmente inclusivas y ambientalmente sustentables, que superen la mera solución puntual a un problema puntual. Hay que cambiar la forma de pensar los problemas y las soluciones. Por ejemplo, para el problema de falta de agua se proponen, generalmente, soluciones puntuales como un artefacto familiar o un pozo para brindar unos litros de agua diarios. El modelo lineal de conocimiento sugiere que por “efecto mágico”, una cosa trae a la otra -agua trae desarrollo-. Sin embargo, cientos de iniciativas muestran que, si no se realiza una planificación en términos sistémicos, el escenario no cambia significativamente. Una persona pobre con agua, sigue estando excluida en términos socio-económicos y tecno-productivos; esa solución puntual a la falta de agua, planteada así, no construye procesos de desarrollo per se. El modelo de Sistemas Tecnológicos Sociales supone pensar agua+energía+producción como parte del mismo proyecto, y como parte de un proceso de desarrollo con metas de corto, mediano y largo plazo. El acceso a agua para consumo en el corto plazo es, efectivamente, importante, pero es clave entender que eso no soluciona el problema estructural y que es necesario pensar el problema y la solución en otros términos. Agua y Tecnología son “la dupla” para pensar dinámicas de inclusión social. Desde esta convicción, esta nueva edición de la Feria de Tecnologías Sostenibles (FETECSO 2013) constituye sin duda un espacio propicio para debatir cómo hacemos lo que hacemos y mejorar nuestras estrategias y políticas presentes y futuras.


Agradecimientos al equipo Quisiera aprovechar para agradecerles a todos aquellos que hacen posible que FETECSO crezca año a año, acompañada de proyectos, y colaborando para pensar y repensar nuestras prácticas. Gracias a Elizabeth Fogwill por el impulso que le dio a esta iniciativa todos estos años. Y, particularmente, quisiera felicitar al equipo de FETECSO 2013 por el excelente trabajo realizado en esta oportunidad, y también a la Fundación Plurales, la Fundación Tierravida, la REDTISA, el Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes y el Programa Nacional de Tecnologías e Innovación Social del Ministerio. Nicolás Avellaneda, Pablo Bocco, Hernán Thomas y Patricia Esper son algunos de los referentes que dan vida a esta feria. A su vez, es importante resaltar la participación y el esfuerzo del equipo de voluntarios y estudiantes que colaboraron con el evento: Guillermo Galinski, Alejo Barmasch, Agustín Bidinost, Nicolás Benielli, Josefina Moreira, Magdalena Wetzel y Hebe Apriles. Cada uno de ellos fue una pieza clave, aportó ideas, trabajo y mucha alegría y energía para la realización del evento. Guille (diseñador), Alejo y Agustín: gracias por colaborar con esta publicación, una construcción colectiva orientada a mejorar cada día nuestra capacidad de intervención en la realidad social local y global. Esperamos que este quinquenio de la Feria de paso a nuevos desafíos y debates para mejorar la calidad de vida y el desarrollo del país y la región. Los invitamos a leer esta publicación y a realizar sus comentarios y aportes, los cuales pueden canalizar a través de www.aguayjuventud.org y www.redtisa.org.


Los desafíos tecnológicos al servicio de los problemas socio-ambientales El capitalismo ha conducido hacia un mundo de paradojas. Mientras que el planeta podría alimentar actualmente al doble de su población, cerca de 845 millones de personas padecen hambre. Las reservas hídricas, utilizadas de forma responsable, permitirían suministrar este recurso a toda la población mundial; sin embargo, 1.200 millones aún no tienen acceso al agua ni al saneamiento básico, y casi 2 millones mueren anualmente por su falta1. ¿Cómo pensar el desarrollo en Argentina, cuando todavía 5.3 millones de personas no tienen acceso al agua potable dentro de su vivienda y cerca de 1 millón 2 no lo tiene en el perímetro de su terreno? ¿Cómo hablar de equidad, en un país en el que las mujeres

Antonella Vagliente

de las comunidades rurales destinan hasta 6 horas diarias al acarreo de agua desde la fuente más cercana, hasta su domicilio?

Representante Nacional del Movimiento

La urgencia de atender esta situación es innegable, y tiene que ver, en

Agua y Juventud Argentina

gran medida, con la promoción de tecnologías que den una respuesta estructural teniendo en cuenta las particularidades locales. Tecnologías que garanticen estándares de calidad, cantidad y disponibilidad, sostenibilidad en el tiempo, empoderamiento de la comunidad; que estén orientadas a resolver problemáticas tanto sociales como ambientales. Este desafío implica dos puntos importantes: por un lado, la articulación interinstitucional e intersectorial, que capitalice el esfuerzo realizado por organizaciones públicas, privadas con y sin fines de lucro, y que siente las bases para un accionar conjunto que incremente y acelere el impacto y el beneficio comunitario de la aplicación de dichas tecnologías. Por otro lado, la inclusión en el proceso a la juventud, actor estratégico y fundamental, ya que al haber sido criados en la era de la globalización, los jóvenes pueden incorporar criterios de sustentabilidad desde una perspectiva amplia, que propicia la interconexión entre lo global y lo local, la articulación y el trabajo asociativo. Además, la actitud hacia la innovación, y aptitud para la utilización de tecnologías es una ventaja a la hora de pensar el desarrollo sustentable. El Movimiento Agua y Juventud desde el año 2009 organiza esta Feria de Tecnologías Sostenibles como una forma de aportar a la difusión y promoción del trabajo que cientos de organizaciones realizan en el desarrollo de tecnologías inclusivas y sustentables; sentando las bases para potenciales articulaciones entre las mismas, en un esfuerzo por contribuir al cambio tecnológico, a procesos que articulen los conocimientos científicos y las necesidades sociales locales y regionales. La peor sequía de los últimos 50 años afecta al norte del país y FETEC-


SO invita a reflexionar y debatir sobre la temática “Agua y tecnología para el desarrollo”. A pensar juntos y promover innovaciones para el buen vivir. Tecnologías al servicio de la sociedad y no al revés. Sólo así podremos hablar, en el futuro, de un mundo equitativo y sostenible. ¡Felicitaciones equipo FETECSO 2013 por esta nueva edición!

1.Datos extraídos de Kliskberg, B., Sen, A. (2007). Primero la Gente: Una mirada desde la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo globalizado. Barcelona, España: Temas. 2.Datos extraído del Censo Nacional 2010.


pag.

14

pag.

40

pag.

62

Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

pag.

72

Agua para la vida

pag.

188

pag.

196

Imágenes de la acción

pag.

211

Sitios de interés

pag.

214

Tecnología, Desarrollo, Democracia. Sistemas Tecnológicos Sociales y Ciudadanía Socio-Técnica Hernán Thomas

Tecnologías sociales y tratamiento de aguas residuales en zonas rurales: análisis de producción de fosas sépticas en Brasil Milena Pavan Serafim y Rafael de Brito Dias

Tecnología, Desarrollo y Ciudadanía. Cinco años de la Feria de Tecnologías Sostenibles Paula Juarez, Alejo Barmasch, Agustín Bidinost, Guillermo Galinski

Muestra de Arte

¡¡Busca tus aliados!! Guía de expositores 2009 - 2013


Tecnología, Desarrollo, Democracia. Sistemas Tecnológicos Sociales y Ciudadanía Socio-Técnica La relación entre desarrollo y democracia ya ha sido explorada en una diversidad de trabajos, y huelgan los argumentos acerca de su vinculación causal. También son ya innumerables los trabajos que abordan la relación entre tecnología y desarrollo. Sin embargo, son hasta hoy muy escasos los trabajos focalizados en la tríada que vincula procesos de cambio tecnológico con procesos de desarrollo socio-económico y democratización. Una distancia poco comprensible ha separado, hasta hoy, a politólogos, científicos, economistas, ingenieros, sociólogos y tecnólogos. A eso precisamente se dedica este libro: a profundizar en el análisis de

Dr. Hernán Thomas Director del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (IESCT-UNQ). Investigador CONICET. Profesor titular de la Universidad Nacional de Quilmes, Argentina.

esta relación tan compleja como inexcusable. O, en otros términos, a construir un puente de encuentro sobre una problemática común, que atraviesa tanto las diversas disciplinas académicas como los distintos campos de reflexión de cualquier persona preocupada por el futuro del país, la región o el planeta. ¿Qué tecnologías son adecuadas para subsidiar procesos de democratización y desarrollo?, ¿cuáles no?, ¿cómo se construyen los riesgos sociales y ambientales?, ¿cómo evitarlos?, ¿cómo gestar una base tecnológica que viabilice procesos de inclusión social?, ¿cómo

El contenido de este artículo constituye

democratizar los procesos de concepción y diseño de artefactos y

un resultado parcial de un programa de

sistemas tecnológicos?, ¿cuál es la relación entre las tecnologías y los

investigación sobre Tecnologías para la

derechos de ciudadanía? son algunas de las preguntas de relevancia

Inclusión Social, financiado por IDRC,

estratégica que intentan responder estos trabajos.

CONICET, UNQ y ANPCyT.

Tal vez algunas breves explicaciones previas sean necesarias para comprender el alcance y contenido de este texto: a) Tecnología y procesos de cambio social Las tecnologías –todas las tecnologías- desempeñan un papel central en los procesos de cambio social. Demarcan posiciones y conductas de los actores; condicionan estructuras de distribución social, costos de producción, acceso a bienes y servicios; generan problemas sociales y ambientales; facilitan o dificultan su resolución. Las tecnologías no son meros instrumentos, no son neutrales. Ejercen agencia en redes sociales, económicas y políticas. No se trata de una simple cuestión de determinismo tecnológico. Tampoco de una relación causal dominada por relaciones sociales. Las tecnologías son construcciones sociales tanto como las sociedades son construcciones tecnológicas.


b) La construcción social de la tecnología Las tecnologías son constructos sociales. En rigor, resultados de procesos socio-técnicos: conocimientos, artefactos y sistemas, prácticas y técnicas generados en dinámicas complejas en las que se combinan regulaciones sociales y legislaciones, hábitos culturales, formas de obtención de lucro, criterios morales y estéticos, conocimientos científicos y saberes tácitos y consuetudinarios, visiones de lo bueno y lo malo, configuraciones de orden, prioridad y subordinación, formas de poder y regímenes de relación social… Las tecnologías reifican esas relaciones sociales. O, en palabras de Bruno Latour, las tecnologías son la sociedad hecha para que dure. Las sociedades son tecnológicas. c) La construcción tecnológica de la sociedad Al mismo tiempo -recíproca, sistémicamente- las sociedades son tecnológicamente construidas. Los artefactos y sistemas funcionan condicionando formas de uso, pertinencia y necesidad de conocimientos, niveles de generación de rentas, formas de apropiación de beneficios, modelos de organización de la producción, procesos de territorialización y desterritorialización, regímenes económicoproductivos, dispositivos de control social, posibilidades de ejercicio del poder, visiones acerca de lo que es posible o imposible. Las tecnologías son sociales. Aunque muchos textos de ciencias sociales lo ignoren, la sociedad es impensable en ausencia de la dimensión tecnológica. d) La co-construcción de tecnología y sociedad No se trata de un simple juego binario de doble vía. En un complejo interjuego de artefactos y actores, sistemas y organizaciones, conocimientos y normas, prácticas y roles, tecnología y sociedad –artefactos y actores- participan en múltiples y multiformes procesos de co-construcción de eso que denominamos realidad. Desde una escala individual hasta el nivel social más inclusivo, los bucles de estos interjuegos de co-construcción alcanzan cada rincón de la actividad humana: ecosistemas, ciudades, mercados locales, internacionales y globales, unidades geoestratégicas, canales de comunicación y lenguajes, espacios y conductas, nada escapa al alcance es esta matriz socio-material de afirmaciones y sanciones, posibilidades e imposibilidades, libertades e inhibiciones. La propia distinción taxativa entre una esfera tecnológica y una social -independientes entre sí- se evidencia completamente inadecuada. Ni las tecnologías determinan lo social, ni las sociedades construyen las tecnologías. Sólo un análisis socio-técnico revela efectiva competencia explicativa para comprender esta complejidad. ¿Por qué hacemos las FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

15


cosas de una manera y no de otra? ¿Por qué los sistemas funcionan o no? ¿Por qué algo parece posible o utópico? ¿Cómo funcionan diferentes modos de producción? Y aún, ¿por qué algunos acumulan y otros no? O ¿por qué algunas personas acumulan bienes más allá de sus necesidades en tanto otras mueren en la indigencia? Son preguntas que remiten necesaria e ineludiblemente a niveles de respuesta socio-técnica, se explican mediante procesos de co-construcción entre tecnologías de producción, distribución y consumo; de producto, de proceso y de organización y actores e instituciones, productores y usuarios, legislaciones y regulaciones, políticas y estrategias. e) Tecnología y desarrollo Así, las dinámicas de desarrollo resultan incomprensibles fuera de estas matrices socio-materiales, fuera de los ensambles socio-técnicos que les generan existencia, sentido y viabilidad: producción industrial, comercio internacional, especialización tecno-productiva, consumo masivo, acumulación financiera, calidad de vida de la población, niveles de inclusión social. Así también, la generación y resolución de las problemáticas de pobreza, exclusión social, riesgo ambiental y subdesarrollo no pueden ser analizadas sin tener en cuenta la ubicua dimensión tecnológica: producción de alimentos, vivienda, transporte, energía, acceso a conocimientos y bienes culturales, ambiente, organización social resultan ininteligibles en ausencia de las dinámicas socio-técnicas. Sin embargo, la reflexión sobre la relación tecnología-exclusión (o, en otro plano, la relación entre artefactos y necesidades en las estrategias de desarrollo) ha sido escasamente abordada en América Latina. Más allá de algunos desarrollos aplicados en tecnologías “apropiadas”, y la explicitación de una ambigua relación entre tecnología y desarrollo económico y social, pocos son los trabajos que han focalizado esta problemática. Dado el alcance, escala y profundidad de la problemática de la exclusión social en la región, el desarrollo de “tecnologías para la inclusión social” (entendidas como tecnologías orientadas a la resolución de problemas sociales y/o ambientales) reviste una importancia clave para el futuro de América Latina. La inclusión de comunidades y grupos sociales dependerá, probablemente, de la capacidad local de generación de soluciones tecno-productivas estratégicas, adecuadas y eficaces, viables y ambientalmente sostenibles: transporte, vivienda, energía, salud, comunicación, alimentación. La completa esfera de la producción y reproducción material de la existencia es parte constitutiva del juego del desarrollo.


f) Tecnología y democracia Y final -pero fundamentalmente- la propia calidad de los regímenes y formas de convivencia participa, como causa y como efecto, de estas dinámicas socio-técnicas, de estos procesos de co-construcción. Porque la democracia misma es impensable en ausencia de procesos de inclusión social: participación efectiva en los procesos de toma de decisiones, distribución equitativa de bienes y servicios, derechos de acceso igualitario a esos mismos bienes y servicios, pluralidad de posiciones, diversidad cultural. El simple ejercicio de cualquier derecho social –comenzando por los derechos de acceso a bienes y servicios- se encuentra directamente vinculado a artefactos y sistemas. Y las formas en que esos derechos son conculcados también! Lejos de un vínculo indirecto, la relación entre tecnología y democracia es cercana y evidente. Lewis Mumford denunció, ya a inicios de los ´60, que ciertas tecnologías favorecían la existencia de formas democráticas de convivencia, en tanto otras eran aliadas de regímenes autoritarios. Tecnología, desarrollo y democracia constituyen una tríada inseparable, pues se co-construyen mutuamente. Y constituyen, al mismo tiempo, una perspectiva de análisis socio-político y socio-económico de enorme poder explicativo: ¿cómo analizar la pobreza sin comprender los sistemas productivos?, ¿cómo hablar de participación sin entender los sistemas comunicacionales?, ¿cómo hablar de sostenibilidad sin incorporar el riesgo tecnológico?, ¿cómo construir estrategias de desarrollo e inclusión sin conocer la base material de las relaciones sociales?, ¿cómo concebir un futuro deseable para el país, la región y el planeta –y prevenir los no-deseables- sin entender la relación entre tecnología, desarrollo y democracia?. g) Estudiar la tecnología para cambiar la sociedad Tanto para entender por qué ocurre lo que ocurre como para concebir cambios sociales es necesario revisar las tecnologías; o, mejor aún, es necesario comprender las dinámicas socio-técnicas. Por dos motivos: •

por un lado, porque como reconoce el sentido común, las

tecnologías participan activa y protagónicamente –y, si lo pensamos bien, esto no es ninguna novedad, pues siempre lo han hecho- en los procesos de cambio de eso que llamamos vida, o bienestar. Porque hoy el desarrollo se explica en clave tecnológica, en términos de economía del conocimiento o del aprendizaje tecnológico. •

por otro, porque gran parte de eso que llamamos problemas

sociales y ambientales se relaciona causalmente con desarrollos tecnológicos. Tanto lo que posibilita la reproducción de los humanos en el planeta como aquello que la pone en riesgo se vincula directamente con artefactos y sistemas, conocimientos y prácticas tecnológicas. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

17


La tecnología es una dimensión fundamental para la comprensión de las dinámicas de inclusión y exclusión social La tecnología es un tema poco considerado en las ciencias sociales, en general, y en los estudios sobre pobreza y marginalidad, en particular. Tradicionalmente cuando las ciencias sociales piensan la relación tecnología-sociedad lo hacen en el marco de abordajes deterministas lineales: o consideran que la tecnología determina el cambio social (determinismo tecnológico), o consideran que la sociedad determina la tecnología (determinismo social). En la práctica estos abordajes teóricos construyen una separación tajante entre problemas sociales y problemas tecnológicos. Constituyen dos lenguajes diferentes que difícilmente se comunican. Tanto a nivel internacional como nacional, las producciones sobre la cuestión socio-técnica son relativamente escasas, y fragmentarias. Cuál es la perspectiva socio-técnica? Aquélla que intentando superar las limitaciones de los determinismos lineales considera que las sociedades son tecnológicamente construidas al mismo tiempo que las tecnologías son socialmente configuradas. Lamentablemente, hasta hoy estos estudios tampoco ocupan un espacio relevante en la formación curricular de científicos e intelectuales. ¿Tienen los ingenieros o sociólogos formación escolar o universitaria en alguna materia titulada “Tecnología y Sociedad”? ¿o “Sistemas sociales y sistemas tecnológicos”? ¿”Tecnología y civilización”? ¿”Tecnología y cultura”? Seguramente no, si han cursado programas de formación en ciencias sociales. Pero probablemente tampoco, si tienen estudios universitarios en ingeniería o ciencias exactas. Sin embargo, si uno parte desde una posición relativista constructivista, es posible comprender que las tecnologías desempeñan un papel central en los procesos de cambio social. Demarcan posiciones y conductas de los actores; condicionan estructuras de distribución social, costos de producción, acceso a bienes y servicios; generan problemas sociales y ambientales; facilitan o dificultan su resolución; generan condiciones de inclusión o exclusión social. La resolución de las problemáticas de la pobreza, la exclusión y el subdesarrollo -en particular- no puede ser analizada sin tener en cuenta la dimensión tecnológica: producción de alimentos, vivienda, transporte, energía, acceso a conocimientos y bienes culturales, ambiente, organización social. Es imprescindible cubrir esta área de vacancia cognitiva. No sólo como una cuestión académica, sino fundamentalmente como una dimensión clave para el diseño de políticas públicas de Ciencia, Tecnología, Innovación y Desarrollo.


Tecnología, Economía, Desarrollo: los riesgos de mezclar la teoría neoclásica del derrame con la economía de la innovación En América Latina hemos vivido (y sufrido), en los ’90, la vigencia de la teoría del derrame. La acumulación económica inicial generaría “naturalmente” la distribución de la renta, y con ella la inclusión de los excluidos, y el desarrollo de los subdesarrollados. Una versión más neo-schumpeteriana de la teoría del derrame incorporó, en los últimos años, la idea de la innovación como motor de esa acumulación: las innovaciones generarían rentas extraordinarias, mediante la inserción de nuestra producción en fluidos mercados globalizados. Complementariamente, los esfuerzos locales en ciencia y tecnología, en investigación y desarrollo generarían nuevos productos y procesos que alcanzarían con sus beneficios -en términos de mejores prestaciones, generación de empleos “de calidad” y menores costos- al conjunto de la población. Lamentablemente, semejantes postulados optimistas no se verificaron en la práctica. Ni en términos amplios de derrame de la riqueza, ni en términos restringidos de distribución de los beneficios por innovación. Para colmo de males, las inversiones públicas locales en I+D tampoco se tradujeron en innovación tecnológica, ni alcanzaron a beneficiar a los usuarios potenciales calculados. Las escasas excepciones a esta afirmación no son suficientes para mantener el irracional optimismo neoclásico. La asociación entre producción de conocimiento, innovación y desarrollo social es peligrosa si se la aplica de manera determinista lineal. Por ejemplo, la tendencia a vincular la universidad con la empresa puede ser beneficiosa si eso implica mayor financiamiento de la investigación, construcción conjunta de problemas, desarrollo de conocimientos y capacidades locales científicas y tecnológicas locales, desarticulación de la lógica de funcionamiento puramente académica de las universidades, etc. Pero eso no puede significar que las universidades públicas determinen sus prioridades y agendas excluyentemente de acuerdo a intereses de acumulación ampliada de los empresarios. La lógica de mercado capitalista no va a resolver por sí misma los problemas sociales crónicos de America Latina como alimentación, salud, educación, problemas ambientales, asimetrías en el acceso a información y bienes culturales, etc. Esta lógica de acción universidad-empresa puede incluso empeorar las condiciones sociales, profundizar las condiciones de exclusión y crear nuevas asimetrías. Esto no debe significar arrojar al bebé con el agua. Existen múltiples estrategias posibles, que vinculan producción conocimiento, innovación y desarrollo social. Si bien algunas pasan por las relaciones FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

19


universidad-empresa, otras pasan por la relación problema-solución de necesidades sociales, cuestiones ambientales, acceso abierto al conocimiento. Los estudios sobre sistemas de innovación muestran, sin excepciones, que las empresas capitalistas “flotan” en océanos amigables de procesos sociales de aprendizaje, relaciones usuario productor, dinámicas locales de innovación y producción, sistemas educativos, y satisfacción y creación de necesidades locales. Sin sociedades locales no hay innovación. Sin procesos sociales de aprendizaje no hay empresas innovadoras. Por otro lado, las empresas “flotan” en océanos de espacio público. Si ese espacio público no se co-construye con la evolución de esas firmas, la innovación empresarial resulta, una vez más, inviable. Gran parte de lo que ocurre en una empresa capitalista guarda directa relación con su entorno. Pero gran parte de lo que ocurre en ese entorno es mucho más que microeconomía y mercado. Sólo pensar en la estructura de servicios públicos (electricidad, agua, combustible, comunicaciones, transportes, salud, seguridad, administración pública) revela la importancia del espacio público para la comprensión de las dinámicas de desarrollo. Claro que, para eso, es necesario revisar las propias nociones de “desarrollo”, observando que, en el mejor de los casos, las relaciones tecno-productivas empresariales son sólo un aspecto de la construcción de una dinámica social. Y parte del problema es que esta “miopía neoclásica”, que prioriza las relaciones empresariales sobre el resto de las relaciones económicas y sociales tiende a desatender los procesos de constitución y evolución de ese espacio público, y de las relaciones socio-técnicas que ésta implica. En este plano, la generación de Tecnologías para la inclusión social constituye una cuestión clave a explorar y profundizar.

La problemática relación entre la producción de conocimientos científicos y tecnológicos local y las necesidades de la población local La producción académica responde a señales “de escenario”. Las formas de legitimación académica, los mecanismos de evaluación, las formas de financiación, los hábitos institucionalizados, los mecanismos de formación explican la tendencia endógena, autocentrada, internacionalmente integrada y localmente aislada de las comunidades científicas latinoamericanas. ¡Pero, cuidado con las condenas apresuradas! No se trata de un comportamiento irracional. Por el contrario, un investigador necesita una


estructura operativa, un equipo relativamente estable, un espacio institucionalizado que sólo le garantizan, por el momento, su currículum, sus publicaciones internacionales, el reconocimiento de sus pares, su formación académica (si es posible, con notas internacionales en su formación de posgrado). Para poder realizar estas acumulaciones necesita realizar I+D en los campos en los que esta producción es aceptada y visibilizada: las revistas internacionales. Sólo que estas publicaciones son construidas normalmente por comunidades científicas, también locales, pero de países desarrollados. Estas comunidades, a su vez, responden normalmente a señales locales (de su entorno de radicación y pertenencia), y conforman sus agendas de investigación, sus formaciones académicas y sus criterios de calidad y relevancia en relación con esas señales (de sus instituciones, empresas, y, en términos más abarcativos, de sus sistemas nacionales o regionales de innovación) Los investigadores latinoamericanos se alinean y coordinan así, en agendas científicas y tecnológicas generadas fuera de la región. Internalizan estos criterios de calidad y relevancia, y desarrollan sus carreras respondiendo a esas temáticas, procedimientos, criterios y financiaciones. ¿Y qué señales locales recibe? Hasta el momento, los sistemas de Ciencia y Tecnología de la región también se han alineado en el mismo sentido, y por la misma racionalidad. Y cada uno de los componentes de esos sistemas se ha ido generando, alineando y coordinando reproduciendo de manera ampliada –a escala institucional nacional- esta misma lógica. Además, observamos -en trabajos conjuntos con Renato Dagnino (Dagnino y Thomas, 1998; Thomas et alli., 2000; Dagnino et alli., 2003)- que a partir de los años `90, estos sistemas han tendido a incorporar criterios vinculados a la economía de la innovación, por lo que esta dinámica responde también a la lógica del derrame: la buena ciencia se convertirá en innovación, que traerá el desarrollo y en beneficio social correspondiente. Esta última lógica refuerza a la anterior en, al menos, dos sentidos: a) reafirma las percepciones deslocalizadas de la producción de conocimientos y b) legitima en términos económicos lo que antes sólo respondía a una ingenua visión académica. Por eso se produce conocimiento caracterizado como “aplicable” que en la práctica no es “aplicado”: porque su producción no responde a ninguna necesidad local. Una oferta sin demanda, una producción sin interacción. Porque para colmo de males, las empresas locales innovan poco. Y las contadas veces en que lo hacen, resuelven sus necesidades cognitivas con recursos intramuros. Así que otra de las posibles señales para las comunidades científicas locales: la demanda empresarial, no funciona en el caso latinoamericano. Y cuidado, una vez más!, no se trata de un problema “cultural”, ni de las empresas ni de las instituciones públicas de I+D. Es una cuestión FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

21


estructural, tecno-económica, que excede tanto a las comunidades científicas locales como al propio estado. Nuestros actuales modelos de acumulación no “necesitan” del conocimiento localmente generado. Tanto desde la teoría económica neoclásica (que considera al conocimiento científico y tecnológico como “de libre disponibilidad”) como desde el pragmatismo cortoplacista de nuestras políticas públicas, importar tecnologías tiene más sentido que desarrollarlas localmente.

La necesidad de generar un nuevo escenario Así las cosas, parece obvio que es necesario construir un nuevo “escenario”. Los actores sociales y el estado pueden jugar un papel activo en la reorientación de las agendas de investigación y desarrollo. En particular, sobre la I+D financiada con fondos públicos (casi el 80 % de la financiación promedio de la I+D en los países de la región). No se puede ser ingenuo: el dinero es un buen inductor de cambios en las prácticas científicas y tecnológicas. El estado puede establecer prioridades, grandes objetivos (si se hizo con la energía nuclear o el genoma humano, por qué no hacerlo con la cura de las enfermedades endémicas locales, o la producción de alimentos, o la resolución del déficit habitacional, o del déficit energético, o la ampliación masiva del acceso a servicios públicos y a bienes culturales). El estado puede establecer líneas de investigación estratégicas claras, por objetivos y orientadas a la resolución específica de problemas sociales locales. Y tiene herramientas para hacerlo, en principio, las mismas que utiliza hasta ahora: financiación, evaluación, establecimiento de criterios de calidad y relevancia, formación académica, creación y desarrollo de instituciones (carreras, laboratorios, universidades, institutos de I+D). Sólo que no basta con hacer “más de lo mismo”. Por ejemplo, hace tiempo que el “Mal de Chagas” es una prioridad para las disciplinas biomédicas. Hasta hoy se ha producido más “conocimiento aplicable no aplicado” (Thomas y Kreimer, 2002; Kreimer y Thomas 2003 y 2004) que soluciones al problema endémico. Además, es necesario cambiar el proceso decisorio, ampliando los espacios políticos a nuevos actores; integrando instituciones, fracciones del estado, generando nuevos arreglos público-privados. La sociedad puede transformarse en un actor relevante en la construcción de problemas científico-tecnológicos. Los movimientos sociales y políticos, las ONGs, las cooperativas de base y los gobiernos locales pueden cuestionar y criticar, pero también pueden participar activamente en la elaboración de políticas de Ciencia y Tecnología, y, mejor aún, en el diseño e implementación de soluciones tecnológicas concretas.


O, en otros términos, es necesario profundizar nuestras democracias para mejorar nuestras políticas de ciencia y tecnología, innovación y desarrollo. Y, paralelamente, es necesario reorientar crecientemente nuestra producción de conocimientos científicos y tecnológicos hacia las necesidades locales y la resolución de los problemas regionales para mejorar nuestras democracias. Esto tendría un doble efecto: legitimaría nuestras instituciones de CyT, justificando un aumento de recursos direccionados hacia esas instituciones, al tiempo que posibilitaría realizar investigaciones de mayor incidencia social y, aún, su potencial de publicación en revistas internacionales (porque la relevancia social no es inversamente proporcional a la calidad de la investigación). Nuevos actores, nuevo escenario, nuevas señales, nuevas agendas. Difícil, no imposible. Imposible, es nuestro fracasado modelo lineal de I+D pública, innovación empresarial, acumulación capitalista, derrame social. Y, además, es posible porque a muchos investigadores y tecnólogos locales les encantaría una transformación del modelo vigente en nuestros sistemas de CyT. Sólo es necesario cambiar el “escenario” para poder creer que no es un salto al vacío, sin paracaídas académico ni base material de largo plazo, dando señales estratégicas claras y consistentes.

El problema del funcionamiento de las Tecnologías para la inclusión social Pero, ¡cuidado otra vez! Más allá de las buenas intenciones, y de la pertinencia de las propuestas, no es fácil desarrollar e implementar Tecnologías para la inclusión social. Muchas fueron discontinuadas, o generaron significativos efectos no deseados. A lo largo de la historia de más de medio siglo de concepción y uso de tecnologías orientadas a la resolución de problemas de pobreza y exclusión social es posible registrar una significativa cantidad de experiencias consideradas como fracasos. Así, es necesario responder cuatro preguntas básicas: ¿Por qué “funcionan” algunas tecnologías para la inclusión social? ¿Por qué “no funcionan” algunas tecnologías para la inclusión social? ¿Para quién “funcionan”? ¿Para quién “NO”? Lo que llamamos “éxito” o “fracaso” de una tecnología no es un resultado ex post, ni, mucho menos, es inmanente a la propia tecnología. El funcionamiento de una tecnología es una construcción socio-técnica más, en la que ejercen su agencia tanto los diferentes grupos sociales involucrados como los propios artefactos materiales que la integran. Tal vez un ejemplo permita explicar con mayor claridad los problemas y limitaciones de estas tecnologías: el Sistema de colectores de humedad ambiente en Chungungo, Chile. El proyecto de colectores de niebla es una experiencia orientada a la provisión de agua potable, FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

23


desarrollada en la localidad de Chungungo (norte de Chile), a finales de la década del ‘80. El objetivo originario del proyecto era la obtención de agua para forestación mediante la captura de la humedad ambiente. Este proyecto recibió financiamiento del IDRC (Canadá) y fue desarrollado por investigadores de la Universidad Católica de Chile y la Corporación Nacional Forestal (CONAF). El sistema consistía en un conjunto de colectores de agua (estructuras rectangulares con mallas dobles de nylon de cuatro metros de altura y doce de largo sumado a un sistema de almacenamiento y distribución). Era administrado conjuntamente por la CONAF y un comité de aguas local. Los diseñadores consideraron que el sistema era sencillo de construir y operar, requería bajo know how y era fácilmente comprensible por usuarios con escasa formación tecnológica. En las experiencias piloto, estos atrapanieblas lograban recolectar 237 litros de agua por día a un promedio de 5 litros por metro cuadrado. Al observar los resultados obtenidos y el volumen de agua que se logró recolectar con este sistema, los distintos actores involucrados consideraron que podía servir para abastecer de agua potable a una población aislada. Con un fuerte apoyo institucional y financiero, desde finales de los ’80 hasta 1996 se instalaron 92 colectores. Sin embargo, hacia 2001 sólo funcionaban 12, como complemento de la provisión de agua potable obtenida a través de camiones cisterna (Anton, 1998; De la Lastra, 2002). Discontinuado el apoyo inicial, diversas dificultades se conjugaron en el abandono del proyecto. En la explicación de su “no funcionamiento”, es necesario incorporar tanto aspectos político-institucionales: la privatización de la empresa (comunitaria) de servicios sanitarios, que deslocalizó la administración del emprendimiento, aspectos socio-institucionales: la inexistencia de una estructura local permanente de toma de decisiones y administración y la dificultad del mantenimiento por falta de técnicos capacitados (porque el sistema no era tan sencillo como lo habían planteado sus diseñadores) y aspectos socio-culturales: fundamentalmente, la creciente desconfianza de los pobladores ante una tecnología que comenzaron a percibir como inestable, y poco confiable. El no-funcionamiento de esta tecnología refleja serios problemas de concepción de los artefactos y sistemas. Estas disfunciones no se explican, simplemente, por motivos sociales de “no-adopción” de un artefacto “técnicamente bien diseñado”. El diseño completo de los atrapanieblas suponía una cierta organización social, unas capacidades cognitivas por parte de los usuarios, una administración local. En la base de lo que normalmente se diagnosticaría como “problemas de implementación” de esta tecnología es posible registrar problemas de concepción de diseño, derivados a su vez de problemas de conceptualización de la tecnología.


Gran parte de estos “efectos no deseados” eran previsibles. O, en otros términos, estas disfunciones se vinculan directamente con el diseño de la tecnología, y deberían formar parte del “tablero de variables clave” a considerar por los desarrolladores de Tecnología Social. Son un problema socio-técnico de ingeniería. Por esto, es necesario realizar una revisión crítica de las conceptualizaciones normalmente utilizadas por los diseñadores, policy makers, científicos y tecnólogos, agentes públicos, activistas sociales, miembros de ONGs, entre otros, a la hora de concebir, implementar, gestionar y evaluar Tecnologías para la inclusión social. Y por eso es necesario generar nuevas capacidades de diseño, implementación, gestión y evaluación. Porque no podemos darnos el lujo de que las tecnologías para la inclusión social no funcionen.

Hacia los Sistemas Tecnológicos Sociales Desde esta perspectiva socio-técnica, las Tecnologías para la inclusión social se vinculan a la generación de capacidades de resolución de problemas sistémicos, antes que a la resolución de déficits puntuales. Las Tecnologías para la inclusión social apuntan a la generación de dinámicas locales de producción, cambio tecnológico e innovación socio-técnicamente adecuadas. Esto permite superar las limitaciones de concepciones lineales en términos de “transferencia y difusión”, mediante la percepción de dinámicas de integración en sistemas sociotécnicos y procesos de re-significación de tecnologías (Thomas, 2008). Abordar la cuestión del desarrollo de Tecnologías para la inclusión social de esta manera implica constituir la resolución de los problemas vinculados a la pobreza y la exclusión en un desafío científicotécnico. De hecho, el desarrollo local de Tecnologías para la inclusión social conocimiento-intensivas podría generar utilidad social de los conocimientos científicos y tecnológicos localmente producidos, hasta hoy sub-utilizados. Obviamente, no se trata de acumular un stock de Tecnologías para la inclusión social, que aguarde a ser demandado por un usuario potencial. Los modelos S&T Push, ofertistas, son tan poco eficientes en el campo de las Tecnologías para la inclusión social como en el de la innovación “neo-schumpeteriana” (Thomas, Davyt y Dagnino, 2000). Las concepciones actualmente en uso: “Tecnologías apropiadas” (Schumacher, 1973; deMoll, 1977; Jecquier, 1976 y 1979; Kohr, 1981; Bourrieres, 1983; Reedy, 1983; Robinson 1983; Ahmad, 1989), “Tecnologías democráticas” (Mumford, 1964; Winner, 1988), “Tecnologías intermedias” (Schumacher, 1973, Pack, 1983; Riskin, 1983), “Tecnologías alternativas” (Dickson, 1980), “Grass-

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

25


roots” (Gupta et alli., 2003), “Social Innovations” (Anderson, 2006; Martin y Osberg, 2007), “Base de la pirámide” (Prahalad, 2006), presentan, vistas desde la actualidad, limitaciones y restricciones, divergencias e inconsistencias. Por ejemplo, sólo por tomar la conceptualización más difundida, las “tecnologías apropiadas” disponibles presentan una serie de problemas: concebidas como intervenciones paliativas, destinadas a usuarios con escasos niveles educativos, acaban generando dinámicas top-down (“paternalistas”). Así, por un lado, privilegian el empleo de conocimiento experto, ajeno a los usuarios-beneficiarios, y por otro sub-utilizan el conocimiento tecnológico local (tácito y codificado) históricamente acumulado. Como fueron diseñadas para situaciones de extrema pobreza de núcleos familiares o pequeñas comunidades, normalmente aplican conocimientos tecnológicos simples y tecnologías maduras, dejando de lado el nuevo conocimiento científico y tecnológico disponible. Esto no tendría por qué ser así: La telefonía celular, por ejemplo, es conocimiento intensiva, y es inteligentemente utilizada por sectores de bajos ingresos que operan eficientemente esa dotación tecnológica (las redes de recolectores de residuos de la ciudad de Buenos Aires se coordinan con telefonía celular). Por otro lado, concebidas como simples bienes de uso, las tecnologías apropiadas normalmente pierden de vista que, al mismo tiempo, generan bienes de cambio y dinámicas de mercado. De hecho, normalmente ignoran los sistemas de acumulación y los mercados de bienes y servicios en los que se insertan, y, por lo tanto, terminan resultando económicamente insustentables. Así, no es extraño que, a mediano y largo plazo, las “tecnologías apropiadas” hayan generado dinámicas económicas “de dos sectores”, cristalizando involuntariamente situaciones de discriminación y marginalidad, y produciendo, paradójicamente, nuevas formas de exclusión y desintegración social. Por lo tanto, parece ineludible construir nuevo conocimiento, nuevas conceptualizaciones, nuevos aparatos analíticos, orientados tanto a superar estos problemas teóricos como a mejorar las políticas públicas vinculadas al desarrollo socio-económico de los países de la región. No sólo es necesario generar un nuevo escenario, sino también un nuevo marco conceptual para analizar, diseñar, producir, implementar, re-aplicar, gestionar y evaluar Tecnologías para la inclusión social. La Tecnología para la inclusión social es un modo de desarrollar e implementar tecnologías (de producto, proceso y organización), orientada a la generación de dinámicas de inclusión social y económica y desarrollo sustentable. Focaliza las relaciones problema/solución como un complejo proceso de co-construcción. Esto configura, en la práctica, una visión sistémica, donde difícilmente exista una solución puntual para un problema puntual. Por el contrario, esta visión sistémica posibilita la aparición de una nueva forma de concebir solu-


ciones socio-técnicas (combinando, por ejemplo, la resolución de un déficit de energía con la gestación de una cadena de frío, vinculada a su vez a un sistema de conservación de alimentos y la potencial comercialización del excedente). Ajustando el concepto, tal vez sería conveniente hablar de “Sistemas Tecnológicos Sociales”, antes que de Tecnologías para la inclusión social puntuales.

El problema de la generación de actores No alcanza con tener buenas ideas… si no hay actores capaces de desarrollarlas. Dado que la adecuación socio-técnica de las Tecnologías para la inclusión social constituye una relación problemasolución no lineal, será necesario desarrollar nuevas capacidades estratégicas (de “diagnóstico”, planificación, diseño, implementación, gestión y evaluación). Uno de los principales desafíos de un proyecto de cambio social mediante estrategias que hagan un uso intensivo de Tecnologías para la inclusión social es la formación de actores con capacidad para diseñar, implementar, gestionar y evaluar estas tecnologías en la región. En la práctica, esto implica la articulación de acciones con al menos tres niveles de usuarios del conocimiento generado: actores institucionales vinculados al proceso de producción e implementación de Tecnologías para la inclusión social, actores políticos vinculados a los procesos de policy making y toma de decisiones, actores comunitarios y usuarios finales de Tecnologías para la inclusión social. Obviamente, es necesaria la activa participación de investigadores y desarrolladores de Tecnologías para la inclusión social (de instituciones de I+D, Universidades, ONGs, empresas, etc.). el enrolamiento de estos actores (tanto en la investigación como en las diferentes instancias de formación de recursos humanos) constituye una operación clave para alcanzar la gestación nuevas tecnologías, así como de redes orientadas a viabilizar tanto la cooperación de terceros actores como la visibilidad de las experiencias y la consolidación de las acciones a desarrollar y expandir las operaciones actualmente en curso. La incorporación de policy makers, tomadores de decisión e implementadores de políticas (de instituciones gubernamentales, agencias internacionales de cooperación, agencias públicas y representaciones sectoriales del empresariado) constituye una tercera condición de factibilidad, posibilitando tanto la ampliación del espacio social y político para el desarrollo de Tecnologías para la inclusión social como la generación de capacidades de planificación, gestión, seguimiento y evaluación (tanto en el nivel local como regional). Finalmente, pero no por esto menos importante, incorporar activamente la participación de los usuarios/beneficiarios finales en los procesos de diseño, producción y puesta en práctica de Tecnologías FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

27


para la inclusión social, reforzando el papel de las comunidades de base tanto en los procesos de policy making, toma de decisiones y evaluación ex ante como de desarrollo, implementación, gestión y evaluación ex post de Tecnologías para la inclusión social. Una vez más, en el plano de los actores el escenario actual aparece como un desafío. Existen en la región una diversidad de grupos e instituciones vinculadas el desarrollo de tecnologías orientadas a la resolución de problemas sociales y ambientales. En líneas generales, en cada país de la región hay diferentes grados de desarrollo, diferentes cantidades de recursos destinados, diferentes niveles de institucionalización. Pero, en líneas generales, es posible discernir entre Brasil y el resto de los países de la región. En general, las experiencias latinoamericanas se han desarrollado en términos de “tecnologías apropiadas”. Existe una gran fragmentación, y una débil integración inter-institucional. Los desarrollos más significativos se localizan en los temas de vivienda, provisión y potabilización de agua, producción de alimentos, energías alternativas. Sólo Brasil cuenta, por el momento, con una Red de Tecnología Social (RTS). Pero qué caso tan interesante! La RTS ha conseguido, en relativamente poco tiempo, instalar la cuestión a nivel decisorio nacional. Y eso no es poca cosa. Pero además, parece haber logrado generar una dinámica colectiva participativa, abierta a múltiples temáticas, problemáticas, sectores productivos y tecnológicos. Y, tal vez lo más interesante de la RTS, ha generado un mecanismo de reflexión sobre sus propias conceptualizaciones y prácticas. Obviamente puede haber problemas de implementación, pero me parece que no hay errores de concepción en este sentido. En particular, si se consigue mantener la lógica vigente de reflexión crítica, aprendizaje institucional y acumulación por integración (no por mera agregación). Resta aún por definir hasta qué punto la RTS consigue escapar la las trampas del voluntarismo asistencialista, la simplificación ofertista, o la lógica de dos sectores. Pero, en todo caso, son ese tipo de discusiones que es bueno tener en el campo de las Tecnologías para la inclusión social. Así, el último aspecto estratégico de la condición de viabilidad de semejante proyecto (en relación con la formación de actores) es la conformación de redes nacionales y regionales de Tecnologías para la inclusión social. La interacción produce sinergias positivas, refuerza las trayectorias institucionales, visibiliza iniciativas en curso y promueve el desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos grupos, al tiempo que amplía el espacio político de los movimientos sociales vinculados a estas experiencias.


Sistemas Tecnológicos Sociales como estrategias de desarrollo sustentable Los países de América Latina muestran alarmantes índices sociales y económicos. Lejos de disminuir, la marginalidad, el desempleo, la pobreza y la violencia social tienden a aumentar y profundizarse. Enormes proporciones de la población (oscilando entre el 20 y el 50% según los diferentes países e indicadores) viven en condiciones de exclusión, signadas por un conjunto de déficits: habitacional, alimentario, educacional, de acceso a bienes y servicios. La superación de estos problemas sociales es, probablemente, el mayor desafío político y económico de los gobiernos locales. Es, al mismo tiempo, la mayor deuda social existente en la región. La escala del problema social supera las actuales capacidades de respuesta gubernamental. La urgencia parece exceder los tiempos políticos y los planes graduales. El alcance estructural parece mostrar la ineficacia de los mecanismos de mercado para resolver el escenario socio-económico. La dimensión tecnológica del problema constituye un desafío en sí misma. Resolver estos déficits estructurales con las tecnologías convencionales disponibles demandaría la movilización de recursos equivalentes al 50 o 100% del producto nacional de los países afectados. No parece posible responder al desafío con el simple recurso de multiplicar acríticamente la dotación tecnológica existente. La inclusión de la población excluida y sub-integrada, en condiciones de consumo compatibles con estándares de calidad de vida digna y trabajo decente, así como la generación de viviendas y empleos necesarios, implicarían una gigantesca demanda energética, de materiales, de recursos naturales, con elevados riesgos de impacto ambiental y nuevos desfasajes sociales. Una acción orientada por la simple multiplicación del presupuesto en I+D será insuficiente para generar un cambio significativo en la dinámica social. El desarrollo de Sistemas Tecnológicos Sociales constituye un aspecto clave de la respuesta viable. El desarrollo de Sistemas Tecnológicos Sociales en red puede implicar obvias ventajas económicas: inclusión, trabajo, integración en sistemas de servicios. De hecho, múltiples tecnologías “apropiadas” ya han producido bienes de uso que resolvieron, con mayor o menor suerte, diferentes problemas tecno-productivos puntuales. No es, en cambio, tan obvio que concebir Tecnologías para la inclusión social -incorporando la dimensión de bienes de cambio- supone nuevas posibilidades y oportunidades, tanto en términos económicos como productivos. La diferenciación de productos, la adecuación y mejora de procesos productivos, el desarrollo de nuevas formas de organización, la incorporación de valor agregado, la intensificación del contenido cogniFERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

29


tivo de productos y procesos son cuestiones clave tanto para concebir un cambio del perfil productivo de las economías en desarrollo como para generar una mejora estructural de las condiciones de vida de la población (mejoras en productos y servicios, calidad y cantidad de empleos, mejoras en el nivel de ingresos, incorporación al mercado de trabajo e integración social de sectores marginalizados, y aún, rescate de las culturas locales e identidades grupales y étnicas). Una diversidad de Sistemas Tecnológicos Sociales que posibiliten tanto accesibilidad como ahorros sociales en sistemas de salud, alimentación, transporte, vivienda, etc., pueden vincularse con la generación de precios de referencia y reducción de costos de logística, infraestructura y servicios. La adecuación de las Tecnologías para la inclusión social localmente generadas a las situaciones de uso y su compatibilidad con los sistemas preexistentes, implica también un potencial de expansión en terceros mercados de países en vías de desarrollo o, aún, desarrollados. Lejos de la estática invención de una solución “apropiada”, el desarrollo de Sistemas Tecnológicos Sociales puede implicar la gestación de dinámicas locales de innovación, la apertura de nuevas líneas de productos, de nuevas empresas productivas, de nuevas formas de organización de la producción y de nuevas oportunidades de acumulación (tanto en el mercado interno como en el exterior), así como la generación de nuevos sectores económicos, redes de usuarios intermedios y proveedores.

Sistemas Tecnológicos Sociales como estrategias de construcción de un futuro viable La crisis global ha mostrado tanto la fragilidad estructural del modelo de acumulación económica como la arbitrariedad de su arquitectura conceptual e institucional. Pero, fundamentalmente, ha desnudado su incapacidad de contrarrestar los efectos negativos de su propia dinámica. En meses se ha multiplicado exponencialmente la cantidad de desocupados, pobres e indigentes, en el corazón mismo de las economías más identificadas con el modelo. No sólo en los países subdesarrollados hay exclusión social. Sólo se nota más, se ve más, parece más cruel. Pero basta con observar los problemas de los sistemas de salud, de integración social, de riesgo ambiental de los países denominados “desarrollados”, de restricción al acceso a bienes y servicios para percibir la evidencia de la incapacidad de la economía de mercado para resolver cuestiones sociales clave. Las Tecnologías para la inclusión social no son -no tienen por qué restringirse a- una respuesta paliativa, una forma de minimizar los


efectos de la exclusión de los pobres. Es mucho más interesante y útil concebirlas como una forma de viabilizar la inclusión de todos en un futuro posible. En el plano económico, los Sistemas Tecnológicos Sociales constituyen una forma legítima de habilitación del acceso público a bienes y servicios, a partir de la producción de bienes comunes. En este nivel, los Sistemas Tecnológicos Sociales pueden desempeñar tres papeles fundamentales: generación de relaciones económico-productivas inclusivas, más allá de las restricciones (coyunturales y estructurales) de la economía de mercado, acceso a bienes, más allá de las restricciones del salario de bolsillo, generación de empleo, más allá de las restricciones de la demanda laboral empresarial local Los Sistemas Tecnológicos Sociales suponen así diversas vías de generación y dinamización de sistemas productivos locales: nuevos productos y procesos, ampliaciones de escala, diversificación de la producción, complementación en redes tecno-productivas, integración de la producción (en diferentes escalas y territorios: local, regional, provincial, nacional). Tres errores son comunes en la concepción de Tecnologías para la inclusión social en contextos capitalistas: 1) concebirlas fuera de las relaciones de mercado, como si no se insertaran en relaciones de intercambio, como si no fueran afectadas por procesos de formación de precios, como si formaran parte de una economía solidaria paralela, aislada del resto de las relaciones económico productivas. 2) concebirlas, al estilo de “la base de la pirámide” o algunas “social innovations” como procesos convencionales de búsqueda de formación de renta vía innovación tecnológica, como negocio para transnacionales o salvación para entrepreneurs locales 3) concebirlas como mecanismos destinados a salvar las fallas del sistema de distribución de renta, como parches tecnológicos a problemas sociales: servicios y alimentos baratos para población en situación de extrema pobreza. Ahora bien, es posible concebir procesos de cambio social donde las Tecnologías para la inclusión social ocupan un espacio estratégico, tanto en términos de dar sustento a transiciones de puesta en producción, de cambio de hábitos de consumo, de integración paulatina, como en términos de generación de dinámicas endógenas de innovación y cambio tecnológico. Esto no significa que las Tecnologías para la inclusión social tiendan a reproducir –inexorablemente- las relaciones sociales capitalistas existentes. Un diseño estratégico de Sistemas Tecnológicos Sociales perFERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

31


mitiría dar soporte material a procesos de cambio social, relaciones económicas solidarias, ampliación del carácter público y de libre disponibilidad de bienes y servicios, abaratamiento de costos, control de daños ambientales y disminución de riesgos tecnológicos, al tiempo que sancionaría relativamente (cuanto menos por su presencia como alternativa tecno-productiva) a procesos de discriminación y desintegración, acumulación excesiva, productos suntuarios, producciones ambientalmente no sustentables. En otros términos, la generación de nuevos Sistemas Tecnológicos Sociales permitiría promover ciclos de inclusión social, precisamente donde las relaciones capitalistas de mercado impiden la gestación de procesos de integración, y consolidan dinámicas de exclusión social. Porque, por su carácter “misión orientado” (de reconfiguración de estructuras de costos, racionalización de la producción, promoción de usos solidarios, distribución del control social de los sistemas productivos, resolución sistémica de problemas tecno-productivos), las Tecnologías para la inclusión social pueden desempeñar un papel anticíclico en economías signadas por la crisis. Y, obviamente, tecnologías orientadas por criterios de inclusión social y funcionamiento en red posibilitarían la construcción de sistemas socio-económicos más justos en términos de distribución de renta, y más participativos en términos de toma de decisiones colectivas. Lejos de una mera reproducción ampliada, la proliferación y articulación de Sistemas Tecnológicos Sociales permitiría dar sustentabilidad material a nuevos órdenes socio-económicos. Es posible -y económicamente viable- generar un complejo sistema de relaciones de mercado y no-de mercado- que se integre en una dinámica de distribución equitativa de la renta, acceso igualitario a bienes y servicios e inclusión social. Las Tecnologías para la inclusión social no deberían ser concebidas como parches de las “fallas de mercado”, o de morigeración de los “efectos no deseados” de las economías de mercado. Tampoco como paliativo sintomático para los dolores sociales que genera el desarrollo capitalista. Ni como un gasto social orientado a direccionar “solidariamente” el derrame de los beneficios económicos acumulados por los sectores más dinámicos de las economías nacionales. Ni como una forma de acción social destinada a mantener –en mínimas condiciones de subsistencia- a la masa de excluidos del mercado laboral. Los Sistemas Tecnológicos Sociales son –deberían ser- un componente clave en estrategias de desarrollo socio-económico y democratización política.


Tecnologías para la inclusión social y Democracia: la Ciudadanía Socio-Técnica Parece evidente que nuestros sistemas democráticos presentan graves restricciones, flagrantes contradicciones entre el plano nominal y la participación real de los ciudadanos en los procesos de toma de decisiones. Las Tecnologías para la inclusión social parecen, en este sentido, una pieza clave de una estrategia de democratización (Thomas, 2009). Es imprescindible, en este sentido, considerar las estrategias de desarrollo basadas en Sistemas Tecnológicos Sociales como una política activa orientada a superar los problemas sociales y ambientales del conjunto de la población, de distribución más racional de los recursos, de producción de mejores bienes y servicios, de mejora de las condiciones de vida de todos ciudadanos. Queda clara entonces la importancia de incluir las “tecnologías de organización” en el campo de desarrollo de las Tecnologías para la inclusión social. Desde la optimización de las políticas públicas hasta la profundización y coordinación de las acciones de organizaciones gubernamentales y no-gubernamentales requiere una mejora en las tecnologías de organización utilizadas. Esto posibilitaría tanto la optimización del gasto público como la aceleración de los procesos de cambio social. Una de las tendencias más evidentes de las dinámicas socio-técnicas vinculadas con el desarrollo capitalista es la reducción del espacio público y la profundización de los procesos de apropiación privada de bienes, conocimientos y espacios. Esta apropiación es acompañada de nuevas tecnologías de control social y regulación de conductas de la población. Las Tecnologías para la inclusión social suponen –por el contrariola posibilidad de una ampliación radical del espacio público. No se trata simplemente del espacio público entendido como plazas y parques, calles y ciudades, museos y reparticiones del estado, sino del acceso irrestricto a bienes y servicios, a medios de producción, a redes de comunicación, a nuevas formas de interrelación. Porque la aplicación sistémica de Tecnologías para la inclusión social posibilitaría transformar en espacios públicos -en bienes comunes- amplios sectores de la economía, que en este momento se encuentran ya privatizados o en proceso de privatización: desde la circulación y disponibilización de información hasta el sistema de transportes, desde la producción de alimentos básicos hasta la distribución de medicamentos, desde la construcción de viviendas hasta la organización de sistemas educativos. ¿Y por qué es conveniente ampliar el espacio de lo público y la producción de bienes comunes? Porque es una de las formas más directas y eficientes de redistribuir la renta, de garantizar una ampliación de los derechos, de viabilizar el acceso a bienes y servicios, y, por lo tanto, de FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

33


resolver situaciones de exclusión y democratizar una sociedad. Hasta hoy, la tecnología ha sido manejada como una caja negra, como una esfera autónoma y neutral que determina su propio camino de desarrollo, generando a su paso efectos inexorables, constructivos o destructivos. Esta visión lineal, determinista e ingenua de la tecnología permanece aún vigente en la visión ideológica de muchos actores clave: tomadores de decisión, tecnólogos, científicos e ingenieros. Lejos de un sendero único de progreso, existen diferentes vías de desarrollo tecnológico, diversas alternativas tecnológicas, distintas maneras de caracterizar un problema y de resolverlo. Las Tecnologías para la inclusión social proponen la generación de nuevas vías de construcción y de resolución de problemas socio-técnicos. Pero, fundamentalmente, suponen una visión no ingenua de la tecnología y de su participación en procesos de construcción y configuración de sociedades. También implican la posibilidad de elección de nuevos senderos, y de participación en esas decisiones tanto de los productores como de los usuarios de esas tecnologías. Así, las Tecnologías para la inclusión social no sólo son inclusivas porque están orientadas a viabilizar el acceso igualitario a bienes y servicios del conjunto de la población, sino porque explícitamente abren la posibilidad de la participación de los usuarios, beneficiarios (y también de potenciales perjudicados) en el proceso de diseño y toma de decisiones para su implementación. Y no lo hacen como si esta participación fuese un aspecto complementario, “al final del proceso productivo”, sino porque requieren, estructuralmente, de la participación de estos diversos actores sociales en los procesos de diseño e implementación. Si las tecnologías no son neutrales, si existen alternativas tecnológicas y es posible elegir entre ellas, si los actores sociales pueden participar de estos procesos, y si las tecnologías constituyen la base material de un sistema de afirmaciones y sanciones que determina la viabilidad de ciertos modelos socio-económicos, de ciertos regímenes políticos, así como la inviabilidad de otros, parece obvio que es imprescindible incorporar la tecnología como un aspecto fundamental de nuestros sistemas de convivencia democrática. Resulta tan ingenuo pensar que semejante nivel de decisiones pueda quedar exclusivamente en manos de “expertos” como concebir que la participación no informada puede mejorar las decisiones. Parece insostenible continuar pensando que la tecnología no es un tema central de nuestras democracias. Son nuestras capacidades de diseño de viviendas, de regímenes de uso de los recursos naturales, de construcción de infraestructura, de producción y distribución de alimentos, de comunicación y acceso a bienes culturales, de generación de empleos dignos, las que determinan qué vidas son posibles y qué vidas no son viables en nuestras sociedades, las que designan quiénes son los incluidos y quiénes los excluidos.


Por eso, la ciudadanía socio-técnica constituye un aspecto central de nuestra vida democrática. Los Sistemas Tecnológicos Sociales son, en este sentido, una de las expresiones más claras de este derecho ciudadano. Son, al mismo tiempo, la mejor vía para el ejercicio de ese derecho: la forma más democrática de diseñar, desarrollar, producir, implementar, gestionar y evaluar la matriz material de nuestro futuro.

Referencias Bibliográficas Ahmad, A. (1989): Evaluating appropriate technology for development. Before and after, Evaluation Review, 13, pp. 310-319. Anderson, C. (2006): The Long Tail: Why the Future of Business is Selling Less of More, Hyperion, Nueva York. Anton, D. (1998): Cosechando las nubes, El CIID Informa, octubre. URL: http://idrinfo.idrc.ca/Archive/ReportsINTRA/pdfs/v17n4s/111417.pdf Bourrieres, P. (1983): La adaptación de la tecnología a los recursos disponibles, en Robinson, A. (ed.): Tecnologías apropiadas para el desarrollo del tercer mundo, FCE, México D.F., pp. 21-31. Dagnino, R. y Thomas, H. (1998): Os caminhos da política científica e tecnológica latino-americana e a comunidade de pesquisa: ética corporativa ou ética social?, en CYTED: Los desafíos éticos de la investigación científica y tecnológica en Iberoamérica, CYTED, Madrid, pp.159-178. Dagnino, R.; Thomas, H. y Gomes, E. (2003): Los fenómenos de transferencia y transducción de conceptos como elementos para una renovación explicativa-normativa de las políticas de innovación en América Latina, en ALTEC: Innovación tecnológica, universidad y empresa, ALTEC-OEI, pp. 53-78. Dagnino, R.; Brandão, F. y Novaes, H. (2004): Sobre o marco analítico-conceitual da tecnología social, en Tecnología social. Uma estratégia para o desenvolvimiento, Fundacão Banco do Brasil, Rio de Janeiro. De la Lastra, C. (2002), “Report in the Fog-Collection Project in Chungungo. Assesment of the Feasibility of Assuring its Sustainability” URL: https://idl-bnc.idrc.ca/dspace/bitstream/123456789/27095/2/3477.doc deMoll, L. (1977): Rainbook, Resources for appropriate technology, Schocken Books, Nueva York. Dickson, D. (1980): Tecnología alternativa, H. Blume Ediciones, Madrid. Fundacão Banco do Brasil (2004): Tecnología social. Uma estratégia para o desenvolvimiento, Fundacão Banco do Brasil, Rio de Janeiro. Gupta, A., Sinha, R., Koradia, R. y Patel, R. (2003): Mobilizing grassroots´technological innovations and tradicional knowledge, values and institutions: articulating social and ethical capital. Futures, (35), pp. 975-987. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

35


Jecquier, N. (1976): Introductory Part I, en Jecquier, N. (ed.) Appropriate technology: problems and promises, OECD Publications, Paris y Washington. Jecquier, N. (1979): Appropriate technology directory, Development Centre Studies de la OECD, Paris. Kohr, L. (1981): Tecnología adecuada, en Kumar, S. (ed.): Para Schumacher, H. Blume Ediciones, Madrid, pp. 207-16. Kreimer, P. y Thomas, H. (2003): La construction de l’utilité sociale des connaissances scientifiques et technologiques dans les pays périphériques, en Poncet, Ch. y Mignot, J-P. (eds.): L’industrialisation des connaissances dans les sciences du vivant, L’Harmattan, Paris, pp. 29-72. Kreimer, P. y Thomas, H. (2004): The Social Appropriability of Scientific and Technological Knowledge as a Theoretico-Methodological Problem, en Arvanitis, R. (ed.): Section 1.30 Science and technology policy of the EOLSS, EOLSS Publishers, Londres. Martin, L. y Osberg, S (2007): Social Entrepreneurship: The Case for Definition, Stanford Social Innovation Review, pp. 29-39. Mumford, L. (1964): Authoritarian and Democratic Technics, Technology and Culture, 5, (1), pp. 1-8. Pack, H. (1983): Políticas de estímulo al uso de tecnología intermedia, en Robinson, A. (ed.): Tecnologías apropiadas para el desarrollo del tercer mundo, FCE, México D.F., pp. 209-26. Prahalad C.K. (2006): The Fortune at the Bottom of the Pyramid: Eradicating Poverty Through Profits, Wharton School Publishing. Reedy, K. (1983): Algunos problemas de la generación de tecnología apropiada, en Robinson, A. (ed.): Tecnologías apropiadas para el desarrollo del tercer mundo, FCE, México D.F., pp.: 209-226. Riskin, K. (1983): La tecnología intermedia de las industrias rurales de China, en Robinson, A. (ed.): Tecnologías apropiadas para el desarrollo del tercer mundo, FCE, México D.F., pp.:75-100. Robinson, A. (ed.) (1983): Tecnologías apropiadas para el desarrollo del tercer mundo, FCE, México D.F. Schumacher, E. (1973): Small is beautiful, Bond & Briggs, Londres. Thomas, H. (2008): En búsqueda de una metodología para investigar Tecnologías para la inclusión social”, Workshop “Tecnologías para la inclusión social y políticas públicas en América Latina, organizado por la Universidade Estadual de Campinas (UNICAMP); la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ); la Financiadora de Estudos e Projetos (FINEP) y el Centro de Investigación para el Desarrollo Internacional (IDRC) de Canadá, Rio de Janeiro, 24-25 de noviembre de 2008. Thomas, H.; Davyt, A. y Dagnino, R. (2000): Vinculacionismo-Neovinculacionismo. Racionalidades de la interacción universidad-empresa en América Latina, en Casas, R. y Valenti, G. (Coords.): Dos Ejes en la Vinculación de las Universidades a la Producción, IIS-UNAM/UAM-Xochimilco/Plaza y Valdés Ed., México D.F., pp 25-48. Thomas, H. y Kreimer, P. (2002): La apropiabilidad social del conocimiento científico y tecnológico. Una propuesta de abordaje teórico-metodológico, en Dagnino, R. y Thomas, H. (Orgs.): Panorama dos estudos de Ciência, Tecnologia e Sociedade na América Latina, Cabral-FINEP, San Pablo, pp. 273-291. Thomas, H. y Dagnino, R. (2005): Efectos de transducción: una nueva crítica a la transferencia acrítica de conceptos y modelos institucionales, Ciencia, Docencia y Tecnología, XVI, (31), pp. 9-46. Thomas, Hernán (2009): Tecnologias para Inclusao Social e Políticas Públicas na América Latina, en Oterloo, Aldalice et al.: Tecnologias Sociais: Caminhos para a sustentabilidade, RTS, Brasilia, ISBN 978-85-89263-08-5, pp. 25-81, 277 páginas. Winner, L. (1988): The whale and the reactor. A search for limits in an age of high technology, University of Chicago Press, Chicago.


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

37


FETECSO 2010


Tecnologías sociales y tratamiento de aguas residuales en zonas rurales: análisis de producción de fosas sépticas en Brasil Milena Pavan Serafim y Rafael de Brito Dias

El agua es esencial para la vida. En Brasil, tanto el acceso al agua potable en cantidad adecuada como el tratamiento de aguas residuales (como garantía de protección de la salud individual y del medio am-

Docentes e investigadores de la Universidad Estadual de Campinas (Brasil)

biente) son derechos constitucionales formalmente garantizados porel sector público, en los tres niveles de la federación a lo dispuesto en la Política Nacional de Saneamiento Básico (PNSB). Buscando verificar el grado de ejecución de estos servicios, la Encuesta Nacional de Hogares (IBGE, 2009) mostró que el 98% de los hogares urbanos del país son atendidos por una red de abastecimiento de agua corriente. Sin embargo, también señaló que el 15% de los hogares todavía utilizan pozos negros, un rudimentario sistema en el cual el agua es descartada en cursos de agua o directamente en el suelo. En cuanto a la población rural, sólo el 32,8 % de los hogares de estas zonas se conectan a las redes de abastecimiento de agua, con o sin agua corriente. La mayoría de la población obtiene agua de un pozo o manantial,de vehículos cisterna o de la recolección de agua de lluvia. En las zonas rurales de Brasil, sólo el 5,7 % de los hogares están conectados a la recolección de aguas residuales, el 20,3 % utiliza fosas sépticas, en general no conectadas a la red de recogida para el tratamiento de residuos, y 49 % depositan los residuos en pozos rudimentarios(IBGE, 2009). Teniendo en cuenta que el uso de tanques sépticos, principal mecanismo de recolección de aguas residuales en el área rural, contribuye directa e indirectamente a la aparición de enfermedades transmitidas por el agua (a través de los huevos de ascárides y anquilostomas, quistes de amebas, los gérmenes que causan la diarrea, el cólera y la hepatitis) son necesarias acciones públicas para revertir esta situación. Una de las principales soluciones adoptadas para superar la ausencia de estos servicios de aguas residuales es la aplicación de fosas sépticas adecuadas. Esta solución tiene como objetivo llenar el vacío cuando la red tradicional de recolección de aguas residuales no está presente, cuando los costos son muy altos o cuando hay imposibilidad geográfica de instalación de la red en las pequeñas ciudades de Brasil y sus áreas rurales y suburbanas. Las fosas sépticas son tecnologíassociales que reducen el vertido de residuos en las zanjas abiertas, mitigando los impactos ambientales y sobre la salud de las familias. Hay diferentes modelos de tanques sépticos que pueden ser implementados. El más tradicional tiene un solo tanque que hace que la


separación y transformación físico- química de la materia sólida contenida en las aguas residuales. Este modelo ha sido ampliamente estudiado (Hazeltine& Bull, 2003)y puede ser fácilmente construido a partir de instrucciones y reglamentos simples. Sin embargo, además de requerir una limpieza regular,los pozos sépticos tradicionales aún pueden contaminar las aguas subterráneas y tienen un alto costo para las familias en situación de pobreza. Se ha propuesto una variedad de otras soluciones de saneamiento alternativo para las familias rurales y muchas adaptaciones a los pozos sépticos tradicionales. El objetivo de este trabajo es analizar dos experiencias de desarrollo de alternativas a esa tecnología que se han construido desde la perspectiva de la Tecnología Social y con el apoyo del gobierno, de modo que enlazan insumos para las políticas públicas de promoción de tecnologías para la inclusión social. Como se verá a lo largo de este trabajo, ambas tecnologías buscan avanzar en el tratamiento de los residuos adicionando conocimientos desde perspectivas distintas.Las tecnologías que se presentan aquí son relativamente simples en términos de construcción y mantenimiento. Estas experiencias son analizadas destacando sus características, fortalezas y limitaciones, en cuanto soluciones viables para la cuestión del tratamiento de aguas residuales en las zonas rurales de Brasil. Ese trabajo se divide en cuatro secciones, además de esta introducción. En el primera se presenta el Programa Nacional de Saneamiento Rural, uno de los instrumentos de la Política Nacional de Saneamiento Básico –que supone que sus acciones deben, además de cumplir con las exigencias de la propia sanidad, contemplar una dimensión tecnológica y social (participativa y de gestión), diferente del enfoque de saneamiento convencional, en el cual las personas atendidas son percibidas como nada más que usuarios del servicio. A continuación, unadiscusión sobre el saneamiento básicoes presentada, con el fin de contextualizar el escenario nacional en Brasil. En la tercera sección, se analizan las dos experiencias de alternativas a los tanques sépticos tradicionales: la fosa séptica biodigestora, concebida por la Embrapa–Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria e implementada en São Carlos (provincia de São Paulo) y las fosas sépticas económicas de Caratinga (provincia de Minas Gerais).Además del relevamiento bibliográfico y análisis de documentos, fueran hechas visitas y entrevistas con técnicos, gestores públicos y usuarios de la tecnología. Los resultados de las observaFERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

41


ciones y los relatos de los entrevistados forman la base de los argumentos aquí presentados. La elección de estos dos experimentos para el análisis se debe al hecho de que el primero presenta máxima eficiencia de su sistema de tratamiento de efluentes, mientras que el segundo se convirtió en objeto de política pública municipal en la cual se involucran diferentes actores, en especial la OPL (Organización del Pueblo que Lucha) y la FBB (Fundación Banco de Brasil). Por último,se presentan consideraciones respecto a los límites y potencialidades de los dos experimentos en un intento de indicar los elementos necesarios para la formulación de políticas públicas para el saneamiento rural con utilización de tecnologías sociales.

La Política Nacional de Saneamiento Básico (PNSB) La expansión de los servicios de saneamiento en Brasil ocurrió a partir de la institución del Plan Nacional de Saneamiento (Planasa) en 1969, que tenía el ambicioso objetivo de alcanzar el 80% de los servicios de agua en zonas urbanas y 50 % en los servicios de alcantarillado hasta 1980 (Turolla, 2002). Con los mecanismos financieros del Plan, que entró en vigor sólo en 1971, los municipios fueran incentivados a conceder los servicios a las empresas sanitarias estatales recién creadas. Las 27 empresas creadas ahora tienen pleno acceso a los financiamientos del Banco Nacional de la Vivienda para gestionar la concesión de más de cuatro mil municipios brasileños, en un universo de alrededor de 5500 (Arretche, 1999). Aunque los servicios ofrecidos por los municipios se han pasado a las empresas estatales, Marta Arretche (1999) señala que cerca de 1.300 municipios siguieron prestando estos servicios de forma independiente o vinculada a la Fundación Nacional de Salud. A mediados de la década de 1980, las acciones de Planasa y de los operadores subordinados al Ejecutivo estatal o municipal (empresas) tenían... Alto grado de endeudamiento y compromiso presupuestario de los gobiernos estatales, la reducción de la capacidad de deuda de las empresas de las provincias, concentración de déficit en el saneamiento en las zonas rurales, en los hogares más pobres del norte y nordeste y el tratamiento de aguas residuales (Arretche 1999, p.79). En este escenario de la década de 1990, de incapacidad de pago y limitaciones de financiamiento al sector público y de la necesidad de mejoras y ampliación de los servicios, especialmente de alcantarillado, y en pleno contexto de la reforma del Estado, se inicia el debate


sobre la concesión de eses servicios al sector privado. Ganarán fuerza las discusiones sobre la introducción de nuevos procesos, herramientas y técnicas de gestión, que pasaran a incorporar lógicas como la sostenibilidad económica y financiera, recaudación de fondos, la colaboración público-privada y la eficiencia (Sousa, 2008). Estas lógicas eran parte “de un proceso más amplio de reforma del Estado en que cuestiones como la privatización, la modernización del sector público y la desregulación se convirtieron en parte de la agenda” (Sánchez, 2001, p.89). El fin era establecer para el sector una cierta independencia presupuestaria de los recursos de naturaleza fiscal a través de la capacidad de autofinanciación (Costa, 1998). Estas lógicas y principios de mercado incorporados en la gestión de los servicios de saneamiento exponen las proposiciones del Programa de Modernización del Sector Saneamiento (PMSS), que comenzó en 1992, con los fondos del Banco Mundial. El objetivo del programa era la modernización de su reorganización institucional y el aumento de la eficiencia de los servicios (Infurb, 1995). Aunque el gobierno federal tenía en el PMSS un instrumento de apoyo, André Costa (2003) señala que no hubo consenso entre las partes interesadas en el sector de saneamiento que este era esencialmente un bien de mercado, debido la esencialidad de los servicios de agua y de alcantarillado reside en la provisión del bienestar, en la protección de la salud, en la comodidad, en la calidad de vida y en protección del medio ambiente, y que la política de sanidad, como una política social, deben estar en consonancia con las políticas de salud, desarrollo urbano y medio ambiente (Sousa 2008). A pesar de este intento de reformar el sector, poco se avanzó hacia la reducción del déficit de saneamiento en las zonas rurales, los hogares más pobres, en las regiones Norte y Nordeste, y en el tratamiento de aguas residuales. La Ley nº 11.445 de 2007, que busca establecer las directrices nacionales para el saneamiento en un intento de aliviar el déficit y mejorar el servicio, instituye que la política federal de saneamiento debe cubrir el suministro de agua, saneamiento, gestión de residuos sólidos y gestión de las aguas pluviales y otras acciones de saneamiento básico de interés para la mejora de la salud del medio ambiente, incluido el proveimiento de sanitarios y unidades hidrossanitárias para las poblaciones de bajo ingreso. Además, la ley establece la priorización de la elaboración y aplicación de medidas para promover la mejora de la calidad de vida, las condiciones ambientales y de salud pública, la equidad social y territorial en el acceso a servicios básicos de saneamiento, especialmente en las zonas habitadas por bajo ingreso y las poblaciones rurales dispersas. La ley se centra en el saneamiento como una política social que debe garantizar el acceso universal de los servicios a la población (artículo I del artículo 2) a FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

43


partir de la necesidad (y no de la demanda, que supone una relación de mercado en que se paga por el uso del servicio) y la adopción de los subsidios por los usuarios y los lugares que no cuentan con la capacidad de pago o escala económica suficiente para sufragar los gastos de funcionamiento (§ 2 del artículo 29). Aunque el saneamiento básico sea caracterizado como política social, asumiendo la responsabilidad de asegurar las condiciones mínimas y el acceso universal, la prestación de servicios de saneamiento está relacionada a los principios de la eficiencia y de la sostenibilidad económica y financiera. La política federal debe “promover alternativas de gestión que permitan condiciones de auto-sustentación económico-financiero de los servicios básicos de saneamiento” (sección VII del artículo 49). El Plan Nacional de Saneamiento Básico (Plansab), previsto en la ley y en sustitución del Planasa, está siendo preparado bajo la coordinación del Ministerio de las Ciudades y presenta las características, además de los lineamientos y estrategias generales, de tres programas para el funcionamiento de la política federal: Saneamiento Básico Integrado (que operará en las zonas urbanas), Saneamiento Rural (para atender las comunidades rurales y tradicionales, como los pueblos indígenas, cimarrones y reservas extractivas) y Saneamiento Estructurante (que tiene como objetivo apoyar la gestión de los servicios). El Programa de Saneamiento Rural, que está bajo la responsabilidad del Fondo Nacional de Salud, intenta reducir la brecha que el país acumula en el saneamiento para esas comunidades. Teniendo en cuenta que Brasil tiene 30 millones de personas que viven en las zonas rurales (15,7 % de la población), de los cuales 12 millones son empleados y derivan su sustento directamente del campo (IBGE, 2006), la política tiene que garantizar los medios adecuado para el cuidado de esta población, con soluciones compatibles con sus características económicas y sociales. En consonancia con Plansab, el objetivo del Programa de Saneamiento Rural es la universalización del acceso a las acciones y a los servicios de saneamiento a través de estrategias que aseguren la financiación, la sostenibilidad y la participación social. Una característica de este programa es la aclaración de que la participación social es un elemento importante de las acciones de sostenibilidad. Según la versión preliminar del Plansab (Brasil, 2011), las acciones del programa deben respetar las características específicas de las comunidades, teniendo en cuenta las exigencias particulares diferenciadas y saneamiento en las zonas rurales. Las acciones del programa tendrán por objeto, además de suministro de agua y de red de alcantarillado y mejoras sanitarias en el hogar, la gestión de residuos sólidos, la educación y la movilización social, la cooperación técnica a los municipios en la ejecución de las acciones y el apoyo a la gestión, incluida la preparación de proyectos. La idea es concebir acciones


de acuerdo con la naturaleza de la población a ser beneficiado por evitar la fragmentación y la discontinuidad. Por lo tanto, el programa proporciona actividades que requieren enfoque de actuación propia y, muchas veces, distinta del enfoque convencional de saneamiento, tanto en la dimensión tecnológica, como en la gestión y de las relaciones con la comunidad. Además, el programa tiene tres pilares: la tecnología, la gestión y la educación. En lo que respecta a la tecnología, se proponen las siguientes acciones: diagnosticar las principales tecnologías adoptadas para el saneamiento rural; definir alternativa de tecnologías apropiadas para diferentes situaciones de saneamiento en las zonas rurales, y apoyar el desarrollo de proyectos de ingeniería para el abastecimiento de agua y alcantarillado. Según Villar (sd), el pilar gestión logra: diagnosticar las distintas alternativas de gestión (empresas de saneamiento de las provincias, servicios independientes de agua y aguas residuales, gobierno municipal, comunidad organizada y solución familiar), definir la gestión de las acciones y servicios de saneamiento en las zonas rurales, y viabilizar estrategias para la aplicación de alternativas de manejo. Por fin, el pilar de la educación debe ser: crear directrices para acciones de educación en salud y movilización social en el proceso participativo y de control social; proponer iniciativas de educación, y crear las condiciones para la participación de la población en la implementación y sostenibilidad de los servicios de saneamiento en las zonas rurales. El involucramiento de esas distintas dimensiones en un mismo instrumento de política pública representa una novedad en términos de diseño de estrategia de intervención e intenta superar las formas tradicionales de políticas para el saneamiento rural en Brasil, que han se mostrado poco efectivas.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

45


Saneamiento: retos y soluciones Son bien conocidos los problemas derivados de la escasez de agua, la falta de adecuación o precariedad de los sistemas de saneamiento, tanto en las zonas urbanas y en las zonas rurales. Osorio & Espinosa (2008) proponen una clasificación que tiene la intención de organizar estas cuestiones en cuatro grandes categorías:(i) cobertura: agua y alcantarillado no son accesibles a la mayoría de la población;(ii) cantidad: recursos hídricos no son suficientes;(iii) continuidad: el acceso al agua está condicionada a una estacionalidad;(iv) la calidad: el agua no es apta para el consumo humano. Una gran parte de la humanidad todavía está sometida a situaciones en que al menos uno de estos problemas se manifiesta de forma crónica,afectando negativamente las condiciones de vida de comunidades pobres y que refleja sobre todo en temas de salud (Wateraid, 2005, 2006). En respuesta a los desafíos planteados por las cuestiones relacionadas al acceso a los sistemas de agua y saneamiento, numerosos experimentos han sido desarrollados en diferentes partes del mundo. Los casos exitosos por lo general comparten un conjunto de características que pasan porel involucramiento de actores gubernamentales, la participación activa de las comunidades, el establecimiento de relaciones sinérgicas entre las experiencias difusas y la promoción de acciones complementarias a las directamente relacionadas con el agua y el saneamiento (Dias, 2011). Estas características se incluyen en las propuestas de laPolítica Nacional de Saneamiento Básico presentada anteriormente. La importancia del agua excede las dimensiones de consumo humano y uso doméstico:tratase de un recurso utilizado en actividades tan diversas como la agricultura, la ganadería, la industria y los servicios. Por lo tanto, es esencial no sólo para la dimensión biológica de la vida humana, sino también la social y económica. Su disponibilidad influye en las formas de organización y hábitos de las personas, ya sea en pequeñas comunidades rurales, ya sea en los grandes centros urbanos. También las tecnologías relacionadas con ella terminan creando sistemas socio-técnicos muy variados, abarcando desde los sistemas de aguas residuales complejas de las grandes ciudades hasta ensambles de canales difusos, cisternas, fosas, jardines de filtración y muchos otros artefactos encontrados en pequeñas comunidades de todo el mundo. Una amplia gama de tecnologías sociales se han desarrollado y son utilizadas por las comunidades rurales con el fin de abordar los problemas relacionados con la precariedad de sistemas de saneamiento, incluso en Brasil. Sin embargo, acciones de este tipo todavía son vistas como inferiores a otras soluciones técnicas disponibles en los grandes centros urbanos. Este enfoque, por supuesto, no tiene en cuenta las barreras socio-técnicos frente a la posibilidad de implementar este tipo


de tecnologías en determinados contextos. Tampoco reflexiona sobre si tal acción sería deseable. Cómo advirtió Schumacher (1999), no es una cuestión de elegir entre el “moderno” y el “tradicional”, pero de encontrar el mejor camino hacia un estilo de desarrollo que permite que se viva bien. La literatura internacional presenta casos interesantes de tecnologías relacionadas con el agua y el saneamiento que han traído mejoras en las condiciones de vida de las comunidades, sin la destrucción de los valores tradicionales, y con frecuencia permitiendo la generación de empleo e ingresos directos o indirectos. Estas experiencias incluyen, por ejemplo, las técnicas de acuicultura, recolección de agua de lluvia, la construcción de bombas manuales, pozos, aljibes, fuentes, lagos artificiales y sistemas de purificación, filtración de agua y desalinización (Darrow y Saxenian, 1986; Hazeltine& Bull, 2003). Desde los 1960s hay un movimiento creciente de participación de la comunidad para hacer frente a los problemas que las tecnologías convencionales no pueden resolver. Desde la década de 1980 estos canales se han reforzado y en muchos casos se convirtieran en mecanismos que garantizaran la participación efectiva de la comunidad en la toma de decisiones y la planificación de acciones (Osorio y Espinosa, 2008). En Brasil, sin embargo, todavía hay una escasa participación de las comunidades en los procesos de desarrollo de estas tecnologías y las políticas públicas que las potencializan. Las excepciones notables a este respecto son dos programas federales, el Un Millón de Cisternas (P1MC)y el Una Tierra, Dos Aguas (P1+2) (Albuquerque, 2010). Más recientemente, las iniciativas en este sentido se han guiado por los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” que se establecen entre los años 2000 y 2002 por las Naciones Unidas (IPEA, 2004), cuyo objetivo es la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible. Una de las metas establecidas por la ONU fue precisamente reducir a la mitad el número de personas sin acceso a agua y saneamiento para el año 2015. Según esta propuesta, la guía es que las tecnologías desarrolladas para hacer frente a los problemas relacionados con el agua y el saneamiento buscan mejorar la salud y la higiene de las comunidades a través de técnicas de bajo costo que respeten el conocimiento y la cultura locales y que sean ambientalmente sostenibles (SUSANA, 2008). Esta orientación ha tenido algún efecto en el desarrollo de tecnologías sociales y el diseño de las políticas públicas en Brasil, tales como el Programa Nacional de Saneamiento Rural, cuyas acciones están alineadas con las directrices de la ONU. En el nivel de discurso gubernamental, hay un creciente énfasisen la cuestión de la participación popular en el desarrollo de tecnologías en Brasil. De manera complementar, también se reconoce en la normativa respecto a la cultura y el conocimiento local, el uso de técnicas de bajo costo y el impacto FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

47


en la organización de la comunidad como una alternativa viable y adecuado al entorno social que recibe. En este sentido, el reto es desarrollar tecnologías de saneamiento más adecuadas a las condiciones de laszonas rurales,con la incorporación de elementos como la participación de la comunidad, el respeto a la cultura local, la preservaciónde conocimientos tradicionales, la educación ambiental, etc. En el caso específico de las alternativas de fosas sépticas que serán considerados adelante, se observa la coexistencia de diferentes modelos, cada uno centrado en algunas de estas características (costos, eficiencia, sostenibilidad, inclusión).La inspiración, sin embargo, es común a esas y otras experiencias: muchos modelos de fosas construidas en Brasil, tales como la biodigestora y la económica, son basada en las tecnologías de saneamiento de bajo costo utilizado en China e India.

Experiencias de tecnologías sociales en zonas rurales Reconociendo el problema del saneamiento en las zonas rurales, dos experiencias de alternativas a los tanques sépticos tradicionales se han desarrollado desde la perspectiva de la tecnología social. Los experimentos son: la fosa séptica biodigestora desarrollado por Embrapa, ganador del Premio de Tecnología Social Fundación Banco de Brasil en 2003, y séptico económico, fomentado e implementado en el municipio de Caratinga, siendo uno de los finalistas para el Premio Tecnología Social en el año 2011. Fosas sépticas biodigestoras La fosa séptica biodigestora desarrollada por Embrapa Instrumentación en São Carlos (provincia de São Paulo), es parte de un conjunto de acciones que, tal como otras tecnologías como el jardín de filtración (un sistema que utiliza plantas acuáticas para depurar el agua de uso doméstico) y elclorador, están contenidas en el programa de Saneamiento Rural de Embrapa, actualmente coordinado por el investigador Wilson TadeuLopes da Silva. Mientras los tanques sépticos tratan una parte de lasaguas residuales - el “agua negra” que viene de los inodoros –el jardín de filtración trata las “aguas grises”(del baño, cocina, tanques) y el clorador proviene el agua potable. La fosa séptica biodigestora fue diseñado por el investigador Antonio Pereira de Novaes, veterinario y especialista en microbiología. Basado en las experiencias de China e India adaptadas al contexto brasileño, desarrolló una primera unidad de la fosa que se instaló en Jaboticabal (provincia de São Paulo) en carácter experimental. A partir de esta experiencia, se hicieron ajustes adicionales, como cambiar


el tamaño de la caja y los insumos, lo que genera el sistema actual. La fosa es un sistema de biodigestión anaeróbica que se utiliza para tratar las aguas residuales de una familia de hasta cinco personas en las zonas rurales. Según Novaes et al.(2002), el efluente que resulta del proceso se puede aplicar al suelo y los árboles como biofertilizante. La digestión anaerobia es un proceso natural en el que, en la ausencia de aire, microorganismos en el estiércol de rumiantes utilizan la materia orgánica biodegradable para que se reproduzcan. Las funciones principales de este proceso son la reducción de materia sólida,la eliminación de agentes patógenos y la estabilización de sustancias inestables presentes en las aguas residuales, la descontaminación de ello que el agua. Esta digestión libera el dióxido de carbono y gases de metano, así como la materia orgánica soluble estabilizado (Faustino, 2007 apud Galindo et al., 2010). El sistema operativo delasfosas consta de tres tanques de fibra de amianto de mil litros (aún sea posible agregar más tanques en razón del número de personas en el domicilio) hechos de placas de hormigón prefabricado (que se usan en los tanques).El primer tanque se conecta exclusivamente al baño y los demás son unidos entre sí por tuberías y accesorios de PVC, como se ve en la figura abajo.

Figura 1 Esquema representativo del sistema de las fosas sépticas biodigestoras

En los dos primeros tanques [5, en el esquema] se produce la digestión, y en la tercera [6] se recoge el efluente para ser utilizado como fertilizante orgánico, que pode ser sacado por una válvula[7]. Las tuberías y accesorios deben ser selladas en el cruce con la caja con pegamento de silicona.Las cajas también deben estar selladas con caucho para asegurar el proceso anaeróbico. Los dos primeros tanques tienen un tubo que se inserta verticalmente en el centro de la FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

49


tapa [2] para que se pueda escapar el gas formado en el interior. Curvas de 90° dentro de las cajas [3] aseguran el paso de líquido de un tanque al otro. La tubería entre el baño y la primera caja, con un registro de apertura [1] permite la inserción del estiércol, y el resto de la tubería hay conexiones en “T” [4]que son accionadas en caso de la obstrucción del sistema. Idealmente, el suelo debajo de las cajas tendría un declive suavepara facilitar el flujo del agua y,para evitar que cambios en la temperatura externa influyan en el proceso, el sistema debe ser enterrado en el suelo para mantener el aislamiento térmico. Inicialmente, la primera caja se llena con aproximadamente 20 litros de una mezcla de agua (50%) y estiércol fresco (50%), con reposiciones mensuales de la mistura. Los microorganismos de estiércol de rumiantes son capaces de descomponer todos los elementos de las heces humanas. Este proceso, de gran eficiencia, destruye aproximadamente el 97% de los patógenos presentes en el estiércol y libera un gas inodoroque se libera por el casquillo de la chimenea de escape instalado en la primera y segunda cajas. Aparte de las adiciones periódicas de agua y estiércol, las fosas sépticas biodigestoras no requieren mantenimiento, ya que, a diferencia de los pozos negros, no genera lodo. La tecnología está dimensionada de modo que los residuos depositados en las cajas se mantienen durante al menos 25 días, que es tiempo suficiente para que ocurra la digestión completa.El sistema no trata a cualquier residuo de papel, alimentos, plástico, caucho o medicamentos. Por lo tanto, estos materiales no pueden ser vertidos en el inodoro. Es de destacar que el depósito de estiércol puede recibir más de un inodoro (que debe ser dentro de los 30 metros del sistema de fosa), para esto, la más adecuada es la construcción de conexiones de tipo Y para unir las tuberías de desagüe. De acuerdo con los análisis realizados por Embrapa Instrumentación Agrícola, se encontró cantidades insignificantes decoliformes fecales en el efluente producido por las fosas sépticasbiodigestoras, lo que demuestra la eficacia del sistema en la eliminación de patógenos. Debido a que el sistema no genera lodos,ello no pierde su eficacia como otras tecnologías similares. Como dijo el coordinador del programa en una de las entrevistas, hay sistemas de fosas con edad superior a doce años que aún no carecíande limpieza o manutención. Por lo tanto, es una tecnología social interesante desde el punto de vista técnico. La difusión de esa tecnología social ocurre a través de la divulgación en programa en radios (muy comunes en Brasil) como el“Prosa Rural”,en programas de extensión tecnológica de Embrapa y cursos cortos ofrecidos directamente a los agricultores.Cuando hay agricultores (individualmente o como una asociación) interesados en instalar unidades en sus propiedades, proceden a la compra de equipos y a la montaje de las fosas juntamente con los técnicos o reaplicadorescapacitados por Embrapa.


Además de los diferentes centros de Embrapa,el Instituto Nacional de Colonización e Reforma Agraria (INCRA) y la FBB han implementado proyectos de financiación y reaplicación de estas tecnologías. Otro actor involucrado en el proceso de desarrollo de esa tecnología social es CATI(Coordinación de Asistencia Técnica Integral del Departamento de Agricultura del Gobierno del Estado de São Paulo), que a través de un proyecto financiado por el Banco Mundial, ha instalado más de 2.000 unidades de fosas sépticas en el estado. En total,ya son más de 4.000 unidades implementadas por estas instituciones. Fosas sépticas económicas Desde 2009, la fosa séptica económica se estableció como tecnología social ampliamente difundida en el municipio de Caratinga (provincia de Minas Gerais) a través del programa de saneamiento rural delmunicipio. Antes de esta iniciativa, el gobierno localhabía desarrollado un programa para implementar tanques sépticos tradicionales de concreto, pero tenía baja adhesión de los moradores, debido al alto costo de los materiales (en el modelo anterior, los residentes adquirían los materiales mientras el gobierno local ofrecía como contrapartida el personal para la instalación de las fosas). Ese diagnóstico embazó cambios en la política y en la tecnología, conduciendo a la búsqueda por tipos alternativos de fosas sépticas, más baratas. Partiendo de esa percepción, el técnico José Corinto, coordinador del programa de las fosas sépticas en aquel momento, pasó a investigar otras experiencias similares y encontró un proyecto de desarrollo de fosas sépticas económicas en la ciudad de Pindamonhangaba (provincia de São Paulo), que sirvió de modelo para el programa actual de Caratinga. El sistema de las fosas sépticaseconómicas envuelve un conjunto de tres tambores plásticos de 200 litros (con tapón de rosca negro) semi-enterrada en secuencia con un pequeño espacio entre ellas, conectadas por tubos de 1 m, que reciben las aguas residuales domésticas para que en ellos ocurran los procesos de sedimentación y digestión anaeróbica, que eliminan más del 80 % de los residuos orgánicos y agentes patógenos (por lo tanto, menos eficiente en ese sentido que las fosas sépticas biodigestoras de Embrapa).Las fosas deben ser instaladas a por lo menos 4 m de distancia desde el cuarto de baño en un nivel más bajo de la tierra, para evitar dobleces en el tubo. Es de destacar que el primer tambor debe contener una salida llamada (o “suspiro”), por la que sean liberados los gases en el aire. Al final del proceso de tratamiento por sedimentación, es necesario que los efluentes seandescartados en sumideros o zanjas de infiltración, para que fluyan en el suelo. La zanja de infiltración se recomienda para áreas donde la capa freática está cerca de la superficie. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

51


A diferencia de las aguas residuales de descarga directa en pozos negros comunes, el efluente que sale delasfosas sépticas económicas–sometido al proceso de digestión anaeróbica - llega al final del tratamiento con una reducción de los contaminantes. Aunque esas fosas no sean ideales en lo que respecta los procesos necesarios para la reducción de contaminantes para el medio ambiente, en lugares donde es extremadamente difícil la instalación de la red de alcantarillado todavía se presentan comosoluciones mejores que otras alternativas tradicionales, como los pozos negros, comunes en todo el Brasil. El proceso de tratamiento deja un residuo sedimentado - el lodo - en los tambores. La sedimentación de este residuo, con el tiempo,genera una gradual pierda de efectividad del sistema. Por lo tanto, los pozos deben ser limpiados al menos una vez a cada siete años, cuando el lodo es descartado en camiones de basura común. El coordinador del programa, José Corintho, evalúa que este es uno de los aspectos limitantes de la tecnología (que incluso genera efectos negativos al ambiente). Simétricamente al caso de las fosas de Embrapa, es necesario tener en cuenta - además de la operación de la tecnología en sí misma - la disposición de entorno socio- técnico en el que se inserta el proceso dereaplicación de la tecnología.En ese sentido, la experiencia de las fosas sépticas económicas diferenciase por el activo involucramiento del gobierno municipal en la difusión de esa tecnología. El nuevo programa centrado en la búsquedade un standard menos costoso de fosas sépticas siguió la misma metodología que la política anterior de Caratinga, con la aplicación basada en el apoyo técnico del gobierno municipal y el apoyo financiero de los agricultores. El agricultor interesado en instalar unafosa séptica económica debe realizar una solicitud a la Secretaria Municipal de Agricultura, que proporciona una lista de los materiales necesarios para la implantación y la especificación del preparo del terreno y de los hoyos. Después de la compra de materiales y la preparación de la tierra por el agricultor, un técnico de la Secretaría es indicado para el montajedel sistema. Ese modelo de implementación, entretanto, es bastante problemático. Una política pública para la tecnología social debería alentar la participación activa de los beneficiarios en la ejecución de los sistemas, pero no de estos principios. Una política bien estructurada puede exigir contrapartidas a determinados beneficiarios, pero hay que se considerar sus condiciones - y limitaciones - financieras. En el diseño de las políticas desarrolladas por la ciudad de Caratinga, el agricultor lleva una alta carga de costos y el trabajo de preparación del terreno, sin ningún tipo de orientación técnica, que sólo contribuye en el montaje del sistema. Con base en esta metodología, criase una relación pasiva del agricultor con la tecnología, porque esto sólo tiene la responsabilidad de obtener


el material, mientras no participa en el proceso de instalación del sistema. Es solamente un usuario de la tecnología, teniendo poca margen para incorporar sus propios conocimientos a ella. Sin embargo, hasta la fecha el programa ha desplegado cerca de 260 unidades de fosas sépticas económicas en Caratinga. En un balance de la política municipal, el ex-coordinador del programa afirmó la necesidad de institucionalizar la ordenanza específica para el programa de saneamiento rural, garantizando el presupuesto anual para el programa y la aplicación de la tecnología social sin imputar al agricultor los costos de implementación de las fosas (algo que sigue siendo problemático). Otro aspecto destacado por Corintho es la importancia del papel de las organizaciones de base en el proceso de formulación de políticas de saneamiento rural. Esta participación asegura el respeto a la cultura y el conocimiento de la comunidad local y su participación directa en la implementación de la tecnología. Un cambio en ese sentido podría llevar a otro nivel de participación, en el desarrollo de tecnologías y en la formulaciónde políticas públicas. Para eso, entretanto, es necesario que tanto el Programa de Saneamiento Rural previsto en Planasa, como el programa municipal incorporen mecanismos que garantizan la participación efectiva de la comunidad. Dada la inestabilidad política que a menudo afecta el programa y la necesidad de avanzar en la metodología propuesta, un nuevo acuerdo se diseñaentre los actores sociales para implementar las fosas sépticas económicas en Caratinga. La Organización del Pueblo que Lucha (organización de agricultores que trabajan a partir de principios deagroecologíaen la región de Caratinga) elaboró un proyecto para la implementación de las fosas, el cual fue aprobado y será financiado por FBB y el Banco Nacional de Desarrollo Económico e Social (BNDES). El objetivo de la OPL es instalar, con la activa participación de los propios agricultores, más 300 fosassépticas económicas en la región. El nuevo acuerdo supone otra forma de relación con el agricultor, que no es solamente usuario de la tecnología, sino su reaplicador. Así, se suele lograr la construcción de dinámicas de empoderamiento cognitivo. Como se dijo anteriormente, este nuevo acuerdo, a diferencia del primero (que se asemejaba más a un proceso de transferencia de paquete tecnológico cerrado), garantiza el respeto de la cultura y el conocimiento de la comunidad local, observando por lo tanto a las prerrogativas del Saneamiento Rural Nacional y de la tecnología social, como la participación activa de los agricultores está en el proceso.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

53


Conclusiones Este artículo presentó brevemente las principales características, los mecanismos de funcionamiento, los resultados, la potencialidades y los límites de dos experimentos basados en la implementación de diferentes modelos de fosas sépticas para la instalación en las zonas rurales: la fosa séptica biodigestora de Embrapa, reconocida por su gran eficiencia en el tratamiento de aguas residuales y del uso de estos para fertilización orgánica, comprobadamente más eficiente que los fertilizantes químicos utilizados tradicionalmente por el agricultor; y la fosa séptica económica,que fue objeto de un programa municipal y que más recientementepasó a contar con la participación directa de una organización de base, la OPL, en un proyecto financiado por la FBB. Hayimportantes diferencias técnicas entre las dos tecnologías. La primera se refiere al tamaño y el material de las cajas utilizadas en el sistema. Mientras las fosas sépticas biodigestoras requieren tres cajas de fibra de amianto de mil litros, las fosas económicas se despliegan con tres tambores de polietileno de 200 litros. Esta diferencia en el material y el tamaño de las cajas impacta directamente sobre el costo de la tecnología como un todo. Mientras el costo de desarrollo de la primera tecnología es de aproximadamente US$ 500, el costo de este último es de aproximadamente US$ 150reales. Sin embargo, según técnicos de Embrapa, el tamaño de las cajas - y, a su vez el tiempo de la biodigestión - afecta a la eficacia del tratamiento, motivo por el cual no recomiendan las fosas sépticas económicas. La segunda diferencia se refiere al efluente a ser derramado en el suelo. Mientras que la segunda tecnología elimina potencialmente 80% de materiales orgánicos contaminantes, la primera tiene una mayor eficiencia en el tratamiento de efluentes y su uso. Esto se puede ver en la recomendación técnica de Embrapa y por los agricultores entrevistados que utilizan estos efluentes como biofertilizantes para cultivos en la plantación de árboles (frutales o no), convirtiendo aguas residuales en insumo de producción. La énfasis en los menores costos de la fosa séptica económica como un elemento importante de la reaplicación acaba por influenciar en el logro de la eficiencia en el proceso de tratamiento de aguas residuales por parte de la tecnología. Además de la tecnología no resolver todos los contaminantes, ella continúa liberando los residuos en el medio ambiente. Aunque estos son mejores que los efluentes vertidos en pozos negros tradicionales sin ningún tratamiento previo, aún no es adecuado para el medio ambiente. Así, la adopción de apenas criterios de costo en la elección de tecnologías sociales no parece ser un buen camino. El Estado podría ahí ejercer su poder de compra para impulsar la reaplicación de esas tecnologías, sin que los agricultores arcasen con la totalidad de los costos. El análisis de los dos experimentos, a la luz del debate nacional so-


bre el Programa de Saneamiento Rural, nos permite observar que estas tecnologías - a pesar de viables como mecanismos de acción gubernamental para la cuestión de la sostenibilidad económica y financiera y pasible de ser apropiadas, manipuladas, adaptadas y construidas por los usuarios - dependen de la disposición del diseño y metodologías de implementación adecuadas a las especificidades de las comunidades en que son instaladas, para que seancapaces de promover la movilización social a partir del saneamiento. Con respecto a la eficiencia y su capacidad de promover el saneamiento y mejorías sanitarias, esas tecnologías todavía requieren estudios suficientes y soluciones con respecto a la eliminación de efluentes, en particular, de las fosas sépticas económicas. Por último, algunos aspectos deben ser abordados con el fin de maximizar el éxito de las tecnologías sociales de saneamiento emprendidas por la acción gubernamental. Dos parecen más importantes: el primero tiene que ver con la institucionalización de un Programa Municipal de Saneamiento Rural, que debe ser adherido a los principios de Plansab y debe ser apoyado por una ley específica, garantizando presupuesto anual y la aplicación de la tecnología social, y vinculándola a una estrategia integrada con otras políticas sectoriales, como la salud, la vivienda, la igualdad racial y el medio ambiente. El segundo aspecto importante se refiere a la participación de las comunidades rurales y tradicionales en el proceso de desarrollo de la tecnología, lo que garantiza su titularidad y mantenimiento, así comoa la participación de las organizaciones de base en el proceso de formulación de políticas de saneamiento rural, garantizando mayor adherencia al contexto de implementación. Para eso, es necesario crear las condiciones para la participación de las comunidades y organizaciones en la implementación y sostenibilidad de los servicios de saneamiento en las zonas rurales, así como generar las acciones de educación en salud y movilización social en el proceso participativo y de control social.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

55


Referencias Bibliográficas ALBUQUERQUE, Ma. do Carmo. Novos paradigmas no Semiárido brasileiro: a experiência da ASA na construção de novas modalidades de políticas públicas. In: MORAIS, Leandro, COSTA, AdrianoB. (orgs.) Novos paradigmas de produção e consumo: experiências inovadoras. São Paulo: Instituto Pólis, 2010. p.143-75. ARRETCHE, Marta T. S. Política Nacional de Saneamento: a reestruturação das companhias estaduais. In: IPEA – INSTITUTO DE PESQUISA ECONÔMICA APLICADA. Infra-estrutura: perspectivas de reurbanização;saneamento. Brasília, 1999. p.79-108. BRASIL. Lei n. 11.445, de 5 de janeiro de 2007. Estabelece diretrizes nacionais para o saneamento básico e para a política federal de saneamento básico. Diário Oficial da União - Poder Legislativo, Brasília, 8jan 2007. Sec.1, p.3. Disponível em <https://www.in.gov.br/imprensa/jsp/jsp/ jornaiscompletos/jornaiscompletos_leitura.jsp#> Acesso fev. 2007. BRASIL. Ministério da Saúde. Doenças infecciosas e parasitárias: guia de bolso. 4.ed. ampl. Brasília, 2004. (Textos Básicos de Saúde, Série B) BRASIL. Ministério das Cidades. Secretaria Nacional de Saneamento Básico. Proposta do Plano Nacional de Saneamento Básico (Plansab). Brasília, 2011. Disponível em <http://www.cidades.gov.br /images/stories/ArquivosSNSA/PlanSaB/ Proposta_Plansab_11-08-01.pdf> Acesso mar.2013. BRASIL. Ministério do Planejamento, Orçamento e Gestão. Programa de Modernização do Setor do Saneamento. Sistema Nacional de Informações sobre Saneamento. Brasília, 1996. CARATINGA. Prefeitura Municipal. Secretaria Municipal de Agricultura, Pecuária e Abastecimento. A Prefeitura de Caratinga busca tecnologia social. Disponível em http://www.scribd.com/doc/103214871/Fossa-Septica-Economica. Acesso jun. 2013. COSTA, André M. Avaliação da Política Nacional de Saneamento, Brasil: 1996/2000. Rio de Janeiro, 2003. Tese (Doutorado em Saúde Pública) – Escola Nacional de Saúde Pública da Fundação Oswaldo Cruz. COSTA, Nilson R. Políticas públicas, justiça distributiva e inovação: saúde e saneamento na agenda social. São Paulo: Hucitec, 1998. DARROW, Ken, SAXENIAN, Max. Appropriate technology sourcebook: a guide to practical books for village and small community technology. Stanford: Volunteers in Asia, 1986.


DIAS, Rafael B. Tecnologias sociais e políticas públicas: lições de experiências internacionais ligadas à água. Inclusão Social [periódico online], v.4, n.2, p.56-66, 2011. Disponível em <http://revista.ibict.br/inclusao/index.php/inclusao/article/ view/154> Acesso mar.2013. EMBRAPA – EMPRESA BRASILEIRA DE PESQUISA AGROPECUÁRIA. Embrapa Instrumentação. Fossa séptica biodigestora: fossa séptica não-contaminante de lençol freático. São Carlos, 2003. Disponível em <http://www.cnpdia.embrapa.br/produtos /fossa.html> Acesso mar. 2013. GALINDO, Natalia et al. Perguntas e respostas: fossa séptica biodigestora. São Carlos: Embrapa Instrumentação, 2010. (Série Embrapa Instrumentação Agropecuária, Documento 49). HAZELTINE, Barrett, BULL, Christopher. Field guide to appropriate technology. San Diego [EUA]: Academic Press, 2003. IBGE – INSTITUTO BRASILEIRO DE GEOGRAFIA E ESTATÍSTICA. Censo agropecuário 2006: agricultura familiar. Rio de Janeiro, 2006. Disponível em <http://www.ibge. gov.br/home/estatistica/ economia/agropecuaria/censoagro/2006/default.shtm> Acesso mar.2013. ________. Pesquisa nacional por amostra de domicíliosPNAD-2009. Rio de Janeiro, 2009. Disponível em <http://www.ibge.gov.br/home/estatistica/populacao/trabalhoerendimento/pnad2009 /pnad_brasil_2009.pdf> Acesso mar.2013. IPEA – INSTITUTO DE PESQUISA ECONÔMICA E APLICADA. Objetivos de Desenvolvimento do Milênio – Relatório nacional de acompanhamento. Brasília:Ipea, 2004. Disponível em <http://www.pnud.org.br/Docs/1_RelatorioNacionalAcompanhamentoODM.pdf> Acesso jun. 2013. INFURB – NÚCLEO DE PESQUISAS EM INFORMACOES URBANAS DA UNIVERSIDADE DE SAO PAULO. (orgs. SILVA, R.T., PEREIRA, D.S.P.) Fundamentos e proposta de ordenamento institucional. Brasília: IPEA; MPO, 1995. (Série Modernização do Setor Saneamento, 1). LATOUR, Bruno. Ciência em ação: como seguir cientistas e engenheiros sociedade afora. São Paulo: Ed. UNESP, 2000. NOVAES, Antonio P. et al. Utilização de uma fossa séptica biodigestora para melhoria do saneamento rural e desenvolvimento da agricultura orgânica. São Carlos: Embrapa Instrumentação, 2002. OSORIO, Carlos, SPINOSA, Silvana. “Participación comunitaria en los problemas del agua”. OEI, Sala de lectura CTS+I, 2008.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

57


SANCHEZ, Oscar A. A privatização do saneamento. São Paulo em Perspectiva, São Paulo, v.15, n.1, p.89-101, 2001. SCHUMACHER, Ernst F. Small is beautiful: economics as if people mattered (original 1973). Point Roberts [EUA]: Hartley&Marks, 1999. SOUSA, Cassiana. A política tarifária dos serviços de saneamento básico e seu impacto no modelo organizacional de prestação de serviços: o caso do Coresa Sul do PI. Brasília, 2008. Dissertação (Mestrado em Administração) – Universidade de Brasília. SUSANA – SUSTAINABLE SANITATION ALLIANCE. Towards more sustainable sanitation solutions: SuSanA vision document. s.l., 2008.Disponível em <http://www. susana.org/lang-en/library/rm-susana-publications?view=ccbktypeitem&type=2& id=267> Acesso mar. 2013. TUROLLA, Frederico. Política de saneamento básico: avanços recentes e opções futuras de políticas públicas. Textos para Discussão [IPEA], Brasília, n.922, 2002. Disponível em <http://www.ipea.gov.br/pub/td/2002/td_0922.pdf> Acesso fev. 2013. VILLAR, Pedro Antonio Gvozdanovic. Programa Nacional de Saneamento Rural. I Seminário Franco-Brasileiro sobre Saúde Ambiental: Água, Saúde e Desenvolvimento. Brasília, 2011 (Apresentaçãopalestra).Disponívelem: <http://www.fiocruz.br/ omsambiental/media/ProgramaNacionaldeSaneamentoRural.pdf>Acesso jun. 2013. WATERAID.Dying for the toilet.Londres, 2005. Disponível em <www.un-ngls.org/orf/ un-summit-wateraid.pdf> Acesso jun. 2013. WATERAID.Water for all? A study on the effectiveness of Asian Development Bank funded water and sanitation projects in ensuring sustainable services for the poor. Londres, 2006.


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

59


FETECSO 2011


Tecnología, Desarrollo y Ciudadanía. Cinco años de la Feria de Tecnologías Sostenibles Toda tecnología es política y cumple un rol clave en los procesos de

Paula Juarez

desarrollo inclusivo y sustentable. Sin embargo, la tecnología parece algo ajeno al ámbito de decisiones del ciudadano. Y la relación tecnología-pobreza es poco trabajada. En este sentido, es necesario trabajar sobre al menos tres desafíos: 1) visibilizar el rol de la ciencia y la tecnología en los procesos de cambio social; 2) construir el derecho de la ciudadanía a participar en los procesos de toma de decisiones tecnológicas, y 3) repensar el papel del Estado y las políticas tecnológicas. ¿Con quién? ¿Y cómo lograr esos objetivos? El escenario científico y tecnológico nacional y regional cambio bastante en la última década.

Alejo Barmasch

En el año 2005 se crearon los primeros institutos de investigación y desarrollo para resolver problemas socio-productivos de la agricultura familiar en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. En el Instituto Nacional de Tecnología Industrial se generaron áreas de I+D para la Economía Social y Solidaria. Y en las universidades se observaron algunas iniciativas como el programa de investigación “Tecnologías para la Inclusión Social y Políticas Públicas en América latina” del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ) que en el 2009 comenzó a relevar y analizar las instituciones y experi-

Agustín Bidinost

encias que desarrollan tecnología socialmente inclusiva en Argentina, Brasil, Uruguay y Chile. A su vez, algunas organizaciones sociales como INCUPO, FUNDAPAZ y la Fundación Plurales venían trabajando en gestión del conocimiento y en tecnologías “apropiadas”, “intermedias” u otras acepciones. Sin embargo, casi todas estas iniciativas estaban dispersas en el territorio y muchas veces no se conocían entre sí a pesar de trabajar temáticas similares. Así surge desde el Movimiento Agua y Juventud la idea de construir un espacio para el intercambio y el debate sobre el papel de la tecnología.

Guillermo Galinski


¿Qué es la Feria de Tecnologías Sostenibles? La Feria de Tecnologías Sostenibles (FETECSO) es una iniciativa llevada adelante por el área de Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sustentable del Movimiento Agua y Juventud. La feria fue creada en el año 2009 con apoyo de UNICEF y la Federación Argentina de Municipios para de disponer de un espacio para la divulgación tecnológica apuntando principalmente a escuelas secundarias. Paulatinamente año a año fueron sumándose nuevas instituciones de I+D, organizaciones públicas y entidades sociales que permitieron ampliar y repensar la misión de FETECSO. Actualmente los objetivos de la feria son: a)

Aumentar la interacción e intercambio entre instituciones y

experiencias de Tecnologías para la Inclusión Social y Desarrollo Sostenibles; b)

Generar espacios de debate y formación sobre el rol de la

tecnología en los procesos de desarrollo socio-productivo y comunitario; c)

Presentar y problematizar iniciativas de diseño e implement-

ación de tecnologías, procesos de aplicación, formas de adecuación socio-técnica en distintos escenarios, el rol del usuario y los cambios culturales resultantes de su implementación; e d)

Incidir en políticas públicas de ciencia y tecnología para la

inclusión social. ¿Cómo se organiza FETECSO? ¿Quiénes y cómo participan? FETECSO cuenta con una coordinación ejecutiva llevada adelante por miembros del Movimiento Agua y Juventud, y se invita a distintas organizaciones a co-organizar y colaborar en algún área de trabajo en particular: logística, comunicación, financiamiento, etc-. La coordinación ejecutiva tiene como objetivo sumar y articular con nuevos actores: Estado (local, provincial y nacional), instituciones de I+D, Universidades, ONG, escuelas y cooperativas de trabajo. La coordinación de la Feria es rotativa y elegida por la Asamblea del Movimiento (Elizabeth Fogwill, Asociación ECOS Recreativo, 20092011; Paula Juarez, REDTISA y Fundación Plurales, 2012 y 2013). FETECSO es un proceso colectivo de trabajo que contó con diversas instituciones organizadoras que le brindaron peso a la temática en cada edición, estas son:

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

63


Organizadores de la Feria de Tecnologías Sostenibles 2009

Agua y Juventud, Federación Argentina de Municipio, Organización Panamericana de la Salud, UNICEF, Municipalidad de Lobos.

2010

Agua y Juventud, Municipalidad de Goya, Federación Argentina de Municipio, Organización Panamericana de la Salud, Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ), Instituto Nacional de Tecnología Industrial, PROCODAS-MINCYT, UNICEF.

2011

Agua y Juventud, Municipalidad de Colón, Federación Argentina de Municipio, Fundación AVINA, Organización Panamericana de la Salud, UNICEF.

2012

Agua y Juventud, Red de Tecnologías para la Inclusión Social Argentina, Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ), Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Programa CREES-ICOTEA, IDRC Canadiense, CIPAF-INTA, INTI.

2013

Agua y Juventud, Red de Tecnologías para la Inclusión Social Argentina, Fundación Plurales, Fundación Tierravida, Asociación INFOPACI, Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ), Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Museo de Ciencias Naturales, Agencia Córdoba Cultura.

La feria tiene alcance nacional y cada año se realiza en diferentes provincias. En los últimos cinco años se desarrollo en la ciudad de Lobos de provincia de Buenos Aires (2009), la ciudad Goya de la provincia de Corrientes (2010), la ciudad de Colon de la provincia de Entre Ríos (2011), la ciudad de Buenos Aires (2012) y la ciudad de Córdoba (2013). En cada feria fue importante la relación con el Municipio, gobierno provincial y/o nacional. En particular, la Federación Argentina de Municipios permitió que se crearan fuertes vínculos a nivel local para desarrollar las ferias junto a los Municipios. Y a nivel nacional, la vinculación con el Programa Consejo de la Demanda de Actores Sociales (PROCODAS) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación favoreció y apoyo el proceso de esta iniciativa. ¿Quiénes han participado como disertantes y como expositores? En estos años la FETECSO contó con disertantes importantes nacionales e internacionales (Brasil, USA, Inglaterra, India), expertos y practicioners, especialistas en distintas temáticas (agua y alimentos, energía, salud, vivienda), y proveniente de diferentes instituciones y organizaciones. Algunos de los expositores participantes pueden consultarse en el cuadro Nº2.


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

65

Prof. Gustavo Sobrero, intedente de la ciudad de Lobos. Ing. Enrique Martinez, presidente del INTI, Dr. Luis Scotto, representante de la Organización Panamericana de la Salud, Gustavo Tito, Director del Instituto de Investigación y Desarrollo para la Agricultura Familiar Región Pampeana, INTA Jorge Sutil, Secretario de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura de la Provincia de Buenos Aires Pablo Bergel, Programa Calidad de Vida del INTI Ing. Marta Serrano, AIDIS Laura Waynsztok, directora del Programa Municipios Saludables del Ministerio de Salud de la Nación.

2009

Ignacio Osella, Intendente de la Municipal de Goya Patricia Esper, Coordinadora del Programa Concejo de la Demanda de Actores Sociales (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Ing. Erik Barney, Grupo de Energías Renovables, Universidad Nacional de Misiones Dr. Jorge Virckez, Laurentian University (Canadá) Ing. Heriberto Jauregui Lorda, Rector de la Universidad Nacional de Florencio Varela y Director de ABSA; Mg. Santiago Garrido, Investigador del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y Tecnología, Universidad Nacional de Quilmes; Juan Kaczan y Eduardo Simonetti, Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata; Sergio Mogliatti, Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES); Gianpiero Bosi, FADU, Universidad Nacional de Buenos Aires. Patricio Walsh, Subsecretaria Nacional de Agricultura Familiar; Fortunato Martínez y Gladis Contreras, Instituto para la Pequeña Agricultura Familiar región NEA, INTA; Felix Landeau, Asociación Conciencia Ciudadana; José Pablo Sabatino, Cooperativa de Trabajo ICECOOP. Y numerosas escuelas secundarias.

2010 Hugo Marsó, Intendente Municipal de Colón, Entre Ríos. Nadina Cazaux, Directora INTI, Concepción del Uruguay Gustavo Tito, Director del CIPAF, INTA Fernando C. Raffo, Secretario de Ambiente Sustentable de Entre Ríos. Hernán Thomas, Director del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes Paula Peyloubet, CEVE-CONICET Daniel Faraón y Fernando Torino, Municipalidad de Merlo, San Luis Ricardo Miño, Ministerio de Planificación Social, Infraestructura yServicios de la Provincia de La Rioja Carlos Levinton, Director del departamento de Arquitectura de la Univ. Kennedy y de la UBA Santiago Garrido, Investigador del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y Tecnología, Universidad Nacional de Quilmes. Beatriz Galán, FADU, Universidad Nacional de Buenos Aires Fabricio Barrionuevo, Universidad de Misiones. El Dorado. Schiaffino Horacio, Ministerio de Planificación, Inversión Pública y Servicios de la Nación Ing. Raúl M Ugalde, Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) Luis Juanicó, CNEA Bariloche. Y numerosas escuelas secundarias.

2011 Ruth Ladenheim, Secretaria de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) Fernando Peirano, Subsecretario de Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT) Juan Carlos Nadalich, Secretario de Gestión y Articulación Institucional, Ministerio de Desarrollo Social de Nación Martin Hopenhayn, Director División de Desarrollo Social de la CEPAL Hernán Thomas, Director IESCT-UNQ Alejandro Grimson, Presidente del Consejo de Decanos de Ciencias Sociales/ IDEAS-UNSAM Ariel Gordon, Subsecretaría de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) Diego Bossio, Gerente Ejecutivo de Conectar Igualdad (ANSES) Roberto Cittadini, Coordinador del Programa PROHUERTA (INTA) Oscar Galante, Gerente de Extensión (INTI) Martín Gil, Secretario de Política Universitaria (SPU- Ministerio de Educación de la Nación) Susan Cozzens, Profesora de la Escuela de Política Pública, Georgia Tech (EEUU) Noela Invernizzi, Docente-investigadora de la Universidade Federal de Paraná (Brasil) Renato Dagnino, Director del Grupo de Análisis de Políticas de Inovación, UNICAMP (Brasil) José Sabatino, Cámara de Fabricantes de Maquinarias para la AF. Valeria Arza, Centro de Investigación para la Transformación – CONICET Eduardo Letelier, CET SUR y ECOSOL (Chile) Dinesh Abrol, Investigador, Instituto Nacional de Ciencias (India) Adrian Smith, Investigador, SPRU, Universidad de Sussex (Inglaterra)

2012 Nicolás Avellaneda , Programa SEDCERO. Agua para el Gran Chaco Lucrecia Gil Villanueva, Subsecretaria Agricultura Familiar de Santiago del Estero Rodolfo Moreno – Director del Museo Provincial de Ciencias Naturales de Córdoba. Paula Juarez, Proyecto Derecho de Acceso a Bienes Básicos: Agua para el Desarrollo. Fortunato Martínez - Agua en Formosa, IPAF NEA Nilda Fernández – Agua en el Chaco, Programa Nacional PROHUERTA Chaco Alejandro Benítez – Agua en el Norte Cordobés, INTA Cruz del Eje Patricia Esper, PROCODAS, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Federico Kopta, Foro Ambiental de Córdoba Paula Peyloubet, Investigadora CIECSCONICET Federico Apablaza, Dirección de Economía Social del Gobierno de Neuquén Alberto Ferral, Director de Cátedra UNESCO en Seguridad Humana para el Desarrollo Regional Lucas Becerra, Red de Tecnologías para la Inclusión Social Miriam Vilcay, Colectivo de Mujeres Chaqueña, Socavones, Córdoba Daniela Atea, Cooperativa de Agua de Río Ceballos Mauricio Menardi, Cooperativa de Agua de Bell Ville Evangelina Pérez, Universidad Católica de Córdoba

2013


A su vez, cada a帽o distintos tecn贸logos sociales e iniciativas presentan sus desarrollos en los stands de la feria. En el siguiente mapa puede observarse la distribuci贸n de los participantes de la feria por provincia y por a帽o.


¿Qué aprendimos sobre Tecnologías para la Inclusión Social (TIS) y su rol en los procesos de Desarrollo? Las Tecnologías para la Inclusión Social son formas de diseñar, desarrollar, implementar y gestionar tecnologías orientadas a resolver problemas sociales y ambientales, generando dinámicas sociales y económicas de inclusión social y de desarrollo sustentable (Thomas, 2008). Éstas alcanzan un amplio abanico de producciones de tecnologías de producto, proceso y organización: alimentos, vivienda, energía, agua potable, transporte, comunicaciones, entre otras, y tienen como actores fundamentales de sus procesos de desarrollo a movimientos y organizaciones sociales, cooperativas populares, ONG, unidades públicas de I+D, divisiones gubernamentales y organismos descentralizados, empresas públicas (y, en menor medida, empresas privadas). La sociedad es tecnológicamente construida así como la tecnología es socialmente conformada. En este sentido, las tecnologías son políticas. Por eso, es necesario pensar estratégicamente el rol de las tecnologías. En otros términos, las tecnologías: •

Condicionan estructuras sociales y económicas. Para con-

struir una nueva base material de la sociedad que sea más inclusiva y ambientalmente sostenible es fundamental comprender que las tecnologías no son neutrales. Sino que las tecnologías están cargadas de valores, intereses e ideologías y, en este sentido pueden generar formas de inclusión/exclusión social. •

Demarcan posiciones y conductas de los actores. La dis-

posición, la forma de producción y el modelo de gestión (tecnología organizacional) de una empresa o cooperativa puede responder a formas de participación horizontal o vertical, dependiendo de cómo sean concebidas. •

Producen problemas sociales y ambientales. Las tecnologías

no siempre son la solución, sino parte del problema. En los últimos años el debate en torno a los efectos de diferentes tipos de tecnologías se puso en escena, por ejemplo, la soberanía alimentaria basada en el paquete biotecnológico sojero versus el modelo agroecológico. En el caso de las tecnologías de base agroecológica buscan priorizar la preservación del medio ambiente y una forma de producción que genere calidad de vida; en lugar de maximizar los beneficios económicos y utilizar agroquímicos y formas de manejo que degradan el ambiente. Es importante entender, que en ambas concepciones hay formas de comprender el mundo y sus significaciones y prácticas están imbuidas en la tecnología que cada una propone. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

67


Generan procesos de acumulación de capital y redis-

tribución de la rentas. No es lo mismo impulsar que cada persona tenga una huerta orgánica para autoconsumo que plantear un sistema de cofinanciamiento entre miembros de empresas recuperadas y cooperativas. Ambas parecen ser “buenas” o “positivas” a simple vista pero a largo plazo generan diferentes niveles de acumulación y por lo tanto pueden terminar por generar exclusión por otros medios, o bien, estabilizar desigualdades. Entenderlo y preverlo permite mejorar nuestras capacidades de acción. •

Posibilitan o restringen el acceso a bienes y servicios. Por

ejemplo, las microfinanzas posibilitan acceder a un financiamiento para generar micro emprendimientos productivos, mientras los pequeños montos de ese financiamiento y las formas de pago pueden generar restricciones a los actores-beneficiarios. Pensar cómo las tecnologías juegan un papel en el acceso a bienes y servicios es importante para desarrollar estrategias de inclusión social.

Hacia dónde vamos... En el marco de la Feria de Tecnologías Sostenibles en el año 2011, se creó la Red de Tecnologías para la Inclusión Social Argentina, una iniciativa del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología (UNQ), el Movimiento Agua y Juventud, la Fundación Plurales, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (PROCODAS) y el Programa CREES-ICOTEA. El objetivo de la REDTISA es articular de forma transversal con diferentes redes temáticas para trabajar la relación tecnología-desarrollo. La REDTISA se propone continuar con esta construcción colectiva y el intercambio de experiencias de saberes comunitarios, conocimientos científicos y tecnológicos orientados a proceso de inclusión social. La red se constituye como un espacio para la participación, la intervención y la elaboración de nuevas políticas públicas y proyectos sociales. En este sentido, pasamos a constituir una red que articula actores, procesos y capacidades en un sentido más amplio.


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

69


FETECSO 2012


Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

73


foto: CEP - FADU - UBA


Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

Agua y Alimentos

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

75


Captación de agua de vertientes en la localidad de La Cumbre, departamento Ancasti, provincia de Catamarca

PROGRAMA NACIONAL PROHUERTA Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria EEA INTA, Sumalao, Valle Viejo, Catamarca. Equipo: Ornella Castro (ocastro@correo.inta.gob.ar), Laura Cano (mlcano@correo.inta.gov.ar), y Pablo Demin (demin.pablo@inta.gob.ar)

Existen en la provincia de Catamarca, localidades que no cuentan con acceso al agua para consumo, usos domésticos y pecuarios. Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de familias del departamento Ancasti a través de la mejora en el sistema de captación, conducción, almacenamiento y suministro de agua para consumo humano, durante el año 2012 y 2013, y a partir de trabajos previos de diagnóstico realizados, el INTA y el Programa ProHuerta, con el apoyo de los pobladores de la zona y la SsAF, llevan adelante la ejecución del proyecto “Provisión de agua para las localidades del departamento Ancasti”. El área de influencia del proyecto se conoce como La Cumbre y se caracteriza por presentar un relieve montañoso y una topografía escarpada. Las familias que viven en la zona se congregan en pequeños parajes de distribución aislada; en la mayoría de los casos se trata de pequeños productores pecuarios, que desarrollan actividades de cría en base pastoril de ganado menor y mayor. Estas familias no disponían de agua en sus casas para consumo humano y usos domésticos y debían recorrer largas distancias hasta la fuente de agua más cercana para recolectarla con baldes o tachos y acarrearlas. El financiamiento para la realización del proyecto fue aportado por el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria y ejecutado por el Programa ProHuerta. Técnicos especializados del INTA EEA Catamarca realizan la dirección técnica, la ejecución, la implementación y el monitoreo de las obras realizadas. Las familias involucradas colaboran y participan en la construcción de las obras y, durante las jornadas de trabajo, aportaron insumos y/o mano de obra para elaborar refrigerios y almuerzos. Tecnología aplicada para el acceso a agua La tecnología empleada consiste en la captación, conducción, almacenamiento y distribución de agua proveniente de vertientes. La captación es la primera etapa, se instalan en la vertiente caños de 110 mm, cavando previamente en caso de ser necesario. Estos caños tienen ranuras de 2 -3 mm en la mitad superior de la sección, realizadas en forma transversal a la longitud del mismo, para poder realizar el filtrado. La mitad inferior de la sección del caño permanece sin perforar para que sirva de conducción del agua filtrada. A la vuelta del caño se coloca granza con la finalidad de que esta actúe como filtro. Un extremo del caño ranurado se tapa y en el otro extremo se instalan accesorios para reducir el diámetro de 110 mm a 25 mm (dos pulgadas) con lo que se logra conducir el agua con mangueras de polietileno de 25 mm hacia la casa o hacia otro tanque de almacenamiento de plástico. Una vez colocado el caño en la vertiente se le da la pendiente necesaria para que el agua escurra sin dificultad por el caño de 110 hacia la manguera. En otras situaciones, en las que no se puede cavar, se utilizan estos caños ranurados directamente como filtros sumergidos en el agua en la vertiente. Luego se realiza la conducción y almacenamiento. El agua captada a partir del

AGUA Y ALIMENTOS


caño filtrante es conducida por tuberías y volcada en tanques de plástico que se instalan enterrados o sobre el nivel del suelo, dependiendo de si la vertiente se encuentra a igual o mayor nivel que la altura del tanque. Cabe aclarar que los tanques se instalan lo más cercano posible a la vertiente y, por ser una zona montañosa, comúnmente son colocados en sitios de ladera, o sea con mucha pendiente. Por tal motivo es necesario realizar una base o plataforma con concreto de manera de que el tanque quede nivelado y no corra riesgo de caerse. Este reservorio sirve, a su vez, para que decanten las impurezas en el fondo del mismo. En cada tanque se colocan los accesorios correspondientes, tanto en la parte superior como en la inferior, para insertar las mangueras que conducen el agua que proviene de la vertiente y las que conducirán el agua que abastecerá a la casa, respectivamente. Con estos tanques se logra abastecer directamente a la familia que posee la vertiente. Cuando el tanque queda ubicado a una altura superior a la casa es necesario realizar cálculos previos para conocer el caudal aproximado, el diámetro de la tubería y la presión a la que trabajará la misma. En los casos en que la vertiente se encuentra a una menor altura en relación a la casa, es necesario elevar agua desde el primer reservorio con una electrobomba hacia otro tanque que está a mayor altura, siendo necesario en este caso también realizar cálculos previos para conocer el diámetro de la manguera a utilizar y la potencia de la bomba para elevar el agua hasta el tanque elevado. Este último tanque, situado en una zona más alta del terreno pero cercano a la casa, es importante para almacenar agua y para lograr suministrar agua a la casa con la presión necesaria y por lo menos un caudal de 80 cm3.seg-1. Las presiones logradas en la entrada de la casa son de alrededor de 0,4–0,8 Kg.cm-2, que es una presión relativamente fácil de manejar en instalaciones domiciliarias precarias. Todo el trabajo realizado es acompañado de un monitoreo de la calidad del agua de las vertientes utilizadas.

Colocación de caño ranurado en la vertiente

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

77


Conducción del agua por tuberías antes de ser cubierta

Tanque sobre base de concreto y protección del viento y de los animales

Finalmente, se realiza la colocación de filtros de arena lento. En una segunda etapa del proyecto se piensan instalar filtros de arena lentos en todas las obras de captación para asegurar el suministro de agua sana a las familias de la zona. Estos filtros lentos consisten en tanques que son rellenados en la parte inferior con grava que envuelve una tubería de conducción y ejerce la función de soporte de la arena que se encuentra arriba de la grava y evita que la arena ingrese en la tubería. Sobre la grava se coloca gravilla, luego arena gruesa y por último, en la parte más superficial, arena fina. El principio del filtrado lento consiste en que el agua desciende atravesando primero la capa de arena fina y luego las otras capas. La ventaja de estos filtros es que en la capa superficial se desarrolla una flora benéfica que se alimenta de los microorganismos patógenos, eliminando de esta manera coliformes, parásitos, etc. Conclusiones y agradecimientos Con la implementación de esta tecnología se logró abastecer de agua a 10 familias y una escuela en la lo localidad de La Cumbre, en el departamento Ancasti, lo cual significa una mejora sustancial en la calidad de vida de las personas involucradas. Los responsables de este proyecto envían sus agradecimientos a Raúl Vergara, a Carlos y Luciano Arreguez y a Facundo Díaz por la colaboración constante en la zona de trabajo. Agradecen también a la Subsecretaría de Agricultura Familiar por haber ayudado en la organización y en las actividades desarrolladas.

AGUA Y ALIMENTOS


Centro de capacitacion y demostracion de tecnologias para la agricultura familiar. Agua + energias + habitat

Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar Región NOA (INTA) Lucas Bilbao y Eduardo Orcasitas Para mayor información: http://intainforma.inta.gov. ar/?p=12833

Es indudable la importancia que poseen las tecnologías en la vida cotidiana de los pequeños productores agropecuarios, no solo en cuanto a las posibilidades de mejorar las tareas diarias sino también en cuanto a la posibilidad de aumentar las rendimiento y la productividad. A su vez, para los pequeños agricultores familiares (PAF) de la Argentina, las tecnologías han sido también una posibilidad de humanizar el trabajo en el campo y mejorar su calidad de vida. Últimamente se ha evidenciado una demanda creciente de tecnologías y de nuevas alternativas de producción para la pequeña agricultura familiar que permita revertir la histórica situación de exclusión que este tipo de productor venía sufriendo. A su vez, el acceso a tecnologías apropiadas es una de las demandas más fuertes de este sector productivo, y los desarrollos tecnológicos no siempre han podido satisfacer esa necesidad. Es por esto que la generación y búsqueda de tecnologías apropiadas para la PAF contemplan una serie de características que la hacen particular y la diferencian de otras destinadas a sistemas productivos empresariales o de gran magnitud. De esta forma, estas tecnologías deben permitir la subsistencia de la familia agricultora, mejorando sus ingresos; alcanzando adecuada competitividad; ocupando plenamente la mano de obra familiar; posibilitando la conservación de los recursos naturales y rescatando y fortaleciendo la cultura local, entre otras características. Pero, principalmente, permitiendo mejorar la calidad de vida de las familias rurales. El Centro de Capacitación y Demostración de Tecnologías Apropiadas para la Agricultura Familiar – CDT – que se inauguró recientemente en la localidad de Belén, provincia de Catamarca, representa un espacio que conjuga diferentes equipos y tecnologías relacionados con el acceso al agua, el aprovechamiento de energías alternativas y distintas alternativas para mejorar el hábitat rural. Este espacio es y será escenario de instancias de capacitación que permitirán probar in situ, difundir y replicar tecnologías, logrando que técnicos, productores, dirigentes comunitarios y público en general conozcan las distintas alternativas para solucionar algunos de los principales problemas de acceso al agua y a fuentes de energía convencionales que padecen miles de personas en el ámbito rural y que se incrementa año tras año.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

79


Articulación Institucional El proceso de diseño, instalación y montaje del CDT fue realizado de manera articulada, entre las diversas instituciones e instancias gubernamentales involucradas en el desarrollo rural de la región. La Unidad para el Cambio Rural (UCAR) dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación realizó los aportes financieros y suscribió con el INTA un acuerdo para llevar adelante la propuesta. El INTA, fue el organismo ejecutor de la propuesta articulando hacia su interior diversas instancias, tanto de unidades (IPAF NOA – EEA Catamarca – AER Belén) como también de proyectos relacionados con los temas abordados en el CDT. Durante la ejecución del proyecto, se puso especial interés en sumar a las diversas instituciones presentes en el territorio. De esta manera, se contó con el aporte del Ministerio de la Producción de la Provincia de Catamarca, la Municipalidad de Belén, la Universidad Nacional de Catamarca, la Subsecretaría de Agricultura Familiar, las diversas instituciones educativas de la ciudad (escuelas técnicas, institutos de educación superior), la Dirección de Riego y Agronomía de Zona. Diseño del Centro de Capacitación y Demostración Tecnológica El Centro de Capacitación y Demostración de Tecnologías Apropiadas para la Agricultura Familiar (CDT Belén) tiene como misión articular capacidades tangibles e intangibles de los distintos actores presentes en el territorio (instituciones, organizaciones, etc.) con el fin de fortalecer capacidades y difundir, fomentar y desarrollar tecnologías apropiadas para el desarrollo de la Agricultura Familiar de la región. El objetivo es generar un espacio de exposición permanente y funcional de tecnologías apropiadas, donde el visitante pueda conocer cada una de las tecnologías de manera dinámica, en condiciones reales de funcionamiento, apreciando las capacidades, las limitaciones que tiene cada una de ellas y los requerimientos de mantenimiento, permitiendo además un monitoreo y evaluación. Se concibe el espacio como instrumento integral de capacitación y promoción tecnológica. Se busca difundir tecnologías que se adecuen a la realidad de la AGUA Y ALIMENTOS


región, permitiendo solucionar problemas cotidianos, humanizando el trabajo y promoviendo el uso de tecnologías de bajo impacto ambiental, posibilitando mejorar la calidad de vida de los habitantes de las zonas rurales. El centro está diseñado a partir de senderos tecnológicos, en donde al ser recorridos se podrán observar de manera directa cada una de las propuestas tecnológicas. Las visitas a cada uno de los senderos podrán realizarse de manera individual o con el acompañamiento de técnicos o guías especializados. Durante el recorrido se podrán observar los equipos instalados e interiorizarse a partir de folletería y cartelería temática que permitirá que los visitantes vayan conociendo las particularidades de las tecnologías presentadas. Los diferentes recorridos se encuentran sectorizados e interrelacionados, permitiendo que a lo largo de las visitas se puedan observar distintas alternativas relacionadas con el acceso al agua, el aprovechamiento de energías alternativas y propuestas ambientales para la construcción de arquitectura bioclimática. A su vez se prevé el desarrollo de actividades de capacitación de manera sistemática en cada una de los temas presentados. Para esto se contempla la participación de diferentes personalidades del ámbito técnico/académico de las instituciones participantes, quienes dictarán jornadas temáticas al público participante. Procesos de Capacitación Siendo que uno de los principales objetivos del CDT es llevar adelante procesos de capacitación y gestión de conocimientos, se desarrollan distintas instancias de capacitación. Para esto, se ha definido un cronograma de capacitaciones a llevar a cabo con una periodicidad mensual, en donde serán abordados la totalidad de los contenidos referidos al acceso al agua y el aprovechamiento de energías alternativas. Estos encuentros constan de dos jornadas, con una carga total de 16 horas, distribuidas en 8 horas diarias. Cada jornada estará destinada a ahondar en un tema específico, para lo cual se cuenta con un cuerpo de capacitadores pertenecientes tanto al INTA como a la Universidad Nacional de Catamarca. Los contenidos de cada módulo son presentados gradualmente y de forma correlativa en cada encuentro, presentando los conceptos teóricos a través de diferentes recursos didácticos (presentaciones, afiches, laminas, exposiciones orales, etc.), para luego realizar prácticas en terreno, reconocimiento y utilización de las maquinas y equipos instalados y las correspondientes visitas por los senderos del CDT. A continuación se describen brevemente los principales módulos tecnológicos instalados en el CDT: Módulo Cocina: sector destinado a realizar prácticas culinarias con distintas alternativas tecnológicas. Se instalaron distintos equipos (cocinas) que permiten realizar la cocción de alimentos a partir de energía solar. A su vez se montaron equipos de cocina ahorradores de leña y de producción de agua y aire caliente. Módulo Secadero: se montaron diferentes diseños de secaderos destinados al deshidratado de los productos agrícolas de producción local.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

81


Módulo Baño: se construyeron baños destinados al uso del personal del CDT y de los visitantes, que contemplan conceptos de arquitectura bioclimática. Estos baños cuentan con provisión de agua caliente mediante equipos de aprovechamiento solar, sistemas de tratamiento de aguas negras y tratamiento de aguas grises. A su vez, se montó un baño seco ecológico (sin uso de agua). Módulo Producción Familiar: se instaló un invernadero familiar destinado a la producción de hortalizas. Este invernadero está diseñado para cumplir con las necesidades de la producción bajo cubierta durante la época de invierno y funcionará como secadero durante el periodo estival. A su vez, se montó una huerta familiar demostrativa para la producción de hortalizas tanto para regiones rurales como urbanas. Módulo Bombeo de Agua: se instalaron diferentes equipos para el bombeo de agua. En este sector se pueden observar bombas de ariete, bombas de soga, ruedas hidráulicas, bombas solares y molinos de viento. Módulo Almacenamiento: se construyeron diferentes estructuras que permiten almacenar agua, tanto para riego como para consumo humano. Se instalaron bebederos, tanque australiano, cisternas, y represas demostrativas con diferentes técnicas de impermeabilización. Módulo Captación de Agua: se demuestran diferentes sistemas de captación de agua, principalmente de manantiales y pequeñas quebradas. Se instalaron caños filtrantes, tomas parrillas y tomas directas. A su vez, se muestran todas las estructuras complementarias de estos sistemas (cámaras de carga, desarenador, etc.) Módulo Riego: se instalaron diferentes sistemas de riego, tanto presurizados como por gravedad. Se colocaron distintas alternativas que permitan realizar riego por goteo como también por micro aspersión.

AGUA Y ALIMENTOS


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

83


Reutilización de la cascara de papa: jarabe de glucosa

E.E.S.T N°3 República de Italia San Francisco Solano Quilmes Prov. Buenos Aires Alumnos: Ezequiel Ramírez, Leandro Néstor Javier Daniel Godoy y Cristian Encizo Cabanillas. Coordinador: Juan Eduardo Flores Asesor científico: Román Camacho y Carlos Villalba Docentes: Prof. Luis Vargas, Laura Hervatin y Guadalupe Hermoso

Este trabajo de experimentación científica ha sido realizado por los alumnos de Quinto Año del colegio República de Italia de Quilmes. La papa es un componente básico de la alimentación a nivel mundial y uno de los de mayor desperdicio: la cáscara de papa. El equipo ha realizado un procedimiento por el cual es posible obtener jarabe de glucosa a partir de la hidrólisis ácida de cáscaras y restos de papas. Procedimiento técnico El procedimiento se desarrolla de la siguiente manera: 1) Se lavan y se trituran las cáscaras de papa, 2) Se les añade ácido clorhídrico y se las lleva al fuego para acelerar el proceso, 3) Luego de que empiece a hervir se cuentan 10 minutos para realizar la primera prueba de lugol, que se repite cada 5 minutos hasta que la reacción de negativa, 4) Luego, se realiza una prueba de fehling para comprobar la presencia de azúcares reductores, 5) Se neutraliza con hidróxido de calcio, 6) Se realiza la filtración, 7) Se realiza la clarificación y filtración con carbón activado y tierra de diatomea a través de filtro de kitasato, 8) Se coloca en una estufa para logar una consistencia viscosa y de sabor dulce. Como resultado, a partir de reciclar un desecho alimentario se encontró una forma original de conseguir jarabe de glucosa, planteándose la posibilidad de realizar un emprendimiento con proyección industrial y construir una PYME fiable. Beneficios del jarabe de glucosa Al neutralizar el jarabe obtenido con hidróxido de calcio, además de no correr riegos de que se formen sales internas si queda algún exceso, obtenemos un jarabe enriquecido con calcio, que sería muy bueno para las personas mayores con osteoporosis o alguna otra enfermedad relacionada a la falta de calcio o, simplemente, para ayudar a cubrir la tasa mínima de calcio recomendado. ambién sería una forma más viable de producir jarabe de glucosa, en tanto no está realizando una inversión en materia prima. En nuestro país, a nivel industrial, el jarabe de glucosa se produce a partir del maíz. El proyecto presentado sería una buena forma de sustituir materias primas y reutilizar desechos.

AGUA Y ALIMENTOS


Preservación del Agua a partir de Reforestación: Sistema Groasis Waterboxx

GROATEC S.A. Claudio Lijalad Mail: info@groatec-groasis.com.ar Para mayor información: www.groatec-groasis.com.ar

La República Argentina tiene ya 194 millones de hectáreas áridas y semiáridas, y los procesos de deforestación y desertización son activos, intensos y preocupantes. El diagnóstico ya no alcanza. La escasez de agua potable para uso doméstico, el vaciamiento de acuíferos por uso agrícola y la salinización que obliga a regar aún más, de no mediar intervenciones proactivas e inmediatas, parecen dejarnos delante de dos opciones: el abandono de la agricultura en zonas áridas y semiáridas o el abandono de poblaciones urbanas, periurbanas y rurales en zonas áridas y semiáridas. Existe una tercera opción: reforestar y producir sin vaciamiento de acuíferos y sin consumo de energía, sin poner en peligro de extinción ni a las sociedades ni a la naturaleza. Esta es la opción a la que apunta el sistema Groasis Waterboxx. Funcionamiento del Sistema Groasis Waterboxx El Sistema Groasis Waterboxx (SGW) es una incubadora a campo que permite la reforestación y producción sustentable en zonas áridas y semiáridas, sin regar y sin consumir energía. El SGW facilita la acumulación, almacenaje y descarga del agua atmosférica a partir de la captación el agua producida por condensación, al mismo tiempo que regula la estabilidad térmica día-noche de suelo y aire. Evita, también, la evapotranspiración de suelo y de la planta por efecto de sol y viento y posibilita la plantación y supervivencia de árboles, arbustos y plantas en zonas áridas y semiáridas, promoviendo un aparato radicular principal, pivotante, de exploración profunda que contacta con el agua capilar retenida a presiones de succión muy elevadas en microporos alejados de la presión evaporativa. Experiencias en curso: Proyecto Manejo Sustentable de Bosques en el Ecosistema Transfronterizo del Gran Chaco Americano Las organizaciones que están participando de este proyecto son: la Dirección de Conservación de Suelo y Lucha contra la Desertificación, perteneciente a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación; la Dirección General de Bosques y Fauna de Santiago del Estero; la Dirección de Jurisdicción de Áreas Protegidas, Bosque y Forestación, perteneciente a la Secretaría de Ambiente del Gobierno de la Provincia de Córdoba; el CEDEVA Laguna Yema de Formosa y el INSIMA de la Facultad de Ciencias Forestales de Santiago del Estero. El proyecto incluye las plantaciones de diversas especies de Prosopis con SGW en el INSIMA de la FCF de Santiago del Estero, en Santos Lugares (Alberdi, Santiago del Estero), en Chancaní (Córdoba) y en Laguna Yema (Formosa), y también ensayos de cultivo asociado con melón, sandía y zapallo. La comunidad rural beneficiada de este proyecto se caracteriza por su extrema vulnerabilidad a los procesos de deforestación, desertificación, escasez de agua, migraciones físicas y desestructuración familiar, social y cultural.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

85


Tecnología solar aplicada al sector piscícola

Asociación civil ONGD Educación, Ambiente y Territorio (EA+T) Para mayor información: www.eatnea.org

Este trabajo fue realizado por Asociación civil ONGD Educación, Ambiente y Territorio (EA+T) en el noreste de Argentina con el objetivo de innovar en tecnología solar aplicada al sector piscícola a fin de mejorar la productividad y calidad de vida de pequeños y medianos productores. Se desarrollaron prototipos de aireadores que sientan las bases Experiencia de Aireadores para piscicultura en Don aquiles La localidad de Don Aquiles esté situada a 117 km de la ciudad de Posadas. Riacho Hé Hé, es un pequeño establecimiento que se dedica a la cría y engorde de pacú (Piaractus mesopotamicus) en sistema semi-intensivo, es decir, 50% de alimentación natural y 50% artificial. Este establecimiento posee dos estanques : uno de 850 mts2 y otro de 5400 mts2 ambos de 1,80 mts de profundidad, cuyo rendimiento anual es de 3000 kg de carne de pescado. El estanque es una excavación en el terreno, pensada para la actividad piscícola, con posibilidad de control de entrada y salida de agua, y control de algunos de los parámetros de calidad de agua. El aprovisionamiento de agua se realiza por un sistema de bombeo, abastecido por una perforación, aguas de lluvias y, ocasionalmente, con bombeo de agua del riacho lindante. Si bien la provisión de agua es la adecuada, existían inconvenientes en la regulación del tenor de oxígeno disuelto. Se comprobó con el oxímetro, que rondaba entre los 0,5 a 1,5mg/litro los días nublados y sin vientos, y entre 2 a 4mg/litro los días de sol con vientos, ya que la única fuente de provisión es el aporte de la escasa recirculación que existe. Sumado a este problema, la evaporación de agua que presenta en temporada de calor es de 2 a 3 cm por día. En cualquier emprendimiento que se dedique a la actividad piscícola, el factor oxígeno es fundamental. Este proyecto brindó una solución al inconveniente presentado en el caso particular presentado, diseñando y fabricando dos aireadores de superficie que funcionan de dos maneras: a energía solar y electrica. El primer aireador es ubicado en medio del estanque. Oxigena con movimiento lento y continuo en forma circular, llegando hasta los cuatros extremos. El otro aireador, se coloca en un extremo de la pileta con movimiento en forma de rueda. Ambos prototipos van conectados a un engranje y, a su vez, a una tolva de alimento que va tirando, en forma racional (cada dos minutos), el alimento de los peces durante dos horas. En las pruebas se comprobó la casi nula perdida de evaporación de agua en los estanques en días de extremo calor. Esto quiere decir que se mantiene la perdida normal de evaporación. En cuanto al tenor de oxígeno óptimo para la cría de peces, es de más de 5-6 ppm.

AGUA Y ALIMENTOS


Resultados Los resultados obtenidos con estos prototipos de aireadores de estanques a energía solar y comedero de peces semi–automatizado permitirán mantener las condiciones óptimas de los parámetros, favoreciendo la productividad de cada estanque.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

87


Destiladores solares para la obtención de agua para consumo humano

Grupo de Energía Solar Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto Contacto: Federico Emanuel Moyano E-mail: federico_moyano@hotmail.com Tel: (0358) 676488 / 4676588 / 4676485

La escasa y desigual distribución de agua para consumo humano es una prob¬lemática que afecta a millones de personas en todo el mundo. En Argentina, esta problemática no deja de ser importante: alrededor de ocho millones y medio de personas carecen de redes de agua potable. La falta de agua potable provoca un sinfín de enfermedades que impactan en la salud. El agua puede poseer mala calidad de forma natural. En el norte del país, las cantidades de sales totales disueltas en agua superan ampliamente el valor límite de 0,5 g/l que establece el Código Alimentario Argentino. Existen tratamientos para el agua salina que utilizan fuentes de energías conven¬cionales con el objetivo de tornarla apta para el consumo humano. Sin embargo, no todos son accesibles. Por ejemplo, la destilación por compresión de vapor y ósmosis inversa requiere de grandes cantidades de energía eléctrica y resulta costosa. De ahí que un sistema de desalinización que no use dicha energía, tendrá numerosas ventajas, tanto en zonas desérticas como en lugares en que el agua disponible es de baja calidad y el acceso a otros métodos de purificación es muy oneroso. Se propone, en consecuencia, la utilización del sol como una potencial fuente de energía renovable no contaminante, utilizando destiladores solares asistidos. Tecnología aplicada para el acceso al agua Los destiladores solares de batea son utilizados desde el siglo XVII y prácticamente no han cambiado salvo en algunas mejoras en la construcción y en los materiales usados. Los destiladores constan de una cubierta vidriada, la cual deja pasar la luz solar incidente pero se comporta de manera opaca a la radiación infrarroja emitida por el agua ubicada en la batea, no dejando escapar a la misma. A medida que se calienta el agua, su presión de vapor sube, condensa en la cara inferior del techo vidriado y se colecta a través de canaletas ubicadas para tal fin. La desalinización que se consigue con destiladores solares es muy buena; se han tomado valores de conductancia de 1 microsiemens, a partir de agua de alimen¬tación con valores superiores a los 300 microsiemens. Tienen una producción, en nuestra región, de aproximadamente 4 litros por metro cuadrado de batea durante el período de verano y menos de un litro durante el invierno. Sin embargo, con la utilización de destiladores asistidos adecuadamente diseñados para cada región, se puede aumentar su producción para proveerse de agua en cantidad y calidad necesaria para el consumo.

AGUA Y ALIMENTOS


La buena disponibilidad solar en el territorio argentino permite la instalación de equipos solares de todo tipo. A continuación, se presentan resultados y conclu¬siones de varios años de investigación por parte del Grupo de Energía Solar (GES) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto, conjuntamente con el Laboratorio de Energía Solar (LES) de la Universidad Na¬cional de San Luis. Los destiladores estudiados poseen una batea con cubierta asimétrica desmont¬able de vidrio de espesor 0.004 m. Este diseño solo permite una única orien¬tación para su operación, la que corresponde a su eje puesto en la dirección Este-Oeste. En estas condiciones casi toda la radiación solar ingresará al desti¬lador por la placa de vidrio principal. La batea es rectangular de Acero Inoxidable Austenítico de 0.001 m de espesor, cuyas medidas son 1.2 x 0.84 x 0.80 m, recubiertas en su parte interior por una manta de PVC de color negro.

La cubierta vidriada desmontable está compuesta por una placa de vidrio principal inclinada 21º respecto a la horizontal, compat¬ible con el deslizamiento por ella de las gotas de agua, cuyas medidas son 1.22 x 0.84 m. La placa de vidrio que se ubica en la parte posterior forma un ángulo aproximado de 80º respecto a la horizontal, de forma tal que para el período es¬tival, cuando el sol alcanza su mayor aproximación al cenit a medio día, los rayos no incidan sobre su cara exterior. Sus medidas son 0.84 x 0.48 m. Completan la cubierta dos laterales de vidrio de forma triangular, pegados entre sí y al perfil de acero inoxidable que soporta dicha estructura vidriada mediante resinas, lo que le confiere estanqueidad al sistema. El nivel de agua en la batea se mantiene entre 0.01 a 0.02 m aproximada¬mente FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

89


por un depósito con un flotante. Cuenta además con un canal colector de destilado que cumple la función de soporte para el vidrio y encastre para el policarbonato alveolar, que a su vez hace de aislante térmico entre la batea y la cubierta desmontable. En la parte externa posee un tramo de la chapa que forma el canal colector para guiar al agua de lluvia hacia afuera y evitar que ingrese al destilador provocando variaciones en el nivel de agua en su interior. En su parte inferior, la batea, posee un tanque acumulador de acero inoxidable cuyas medidas son 0.8 m de altura por 0.8 m de diámetro, aislado con poli¬etileno expandido (telgopor) desmenuzado y forrado con chapa galvanizada. La batea, aislada con una capa de polietileno expandido, tiene en su base una abertura circular de igual diámetro que el tanque y es por donde se comu¬nican ambas partes. Este conjunto está asentado sobre una base construida en hierro ángulo, de altura regulable. La alimentación, en este caso, es por la parte superior del tanque, luego de que el agua se precaliente en un colector solar, colocado delante del tanque acumulador, de placa plana de 2 m2 de superficie cada uno, orientados al Norte con un ángulo de inclinación de 44º. La placa absorbedora de dicho colector posee una superficie selectiva de cromo negro y, cerrando la caja del mismo, una cubierta frontal de policarbonato celular de 0.006 m de espesor. Con este destilador se obtuvieron producciones que superaron los 10 litros por día, en verano, y quintuplicaron la producción de los destiladores básicos en invierno. Además, se determinaron ecuaciones de producción en función de la temperatura del agua de la batea, en la cual es importante destacar que queda evidenciado que la producción nunca es nula. Se calculó su rendimiento, el cual ronda el 25% llegando a un 38% si se cuenta con varios días de buena radiación solar, por lo cual también se determinó que la producción depende de las características reinantes en el día, como así también de los días anteriores. Considerando que una persona puede consumir de 2 a 3 litros de agua por día y, si tenemos en cuenta un día de verano donde la producción puede rondar los 12 lts/día de destilado, entonces se puede decir que se estaría en condiciones de abastecer a familias de entre cuatro y seis integrantes, con agua apta para el consumo. Ingerir agua destilada también puede ser malo para el organismo humano, por lo cual hay que mezclar el agua salina con las proporciones adecuadas de agua destilada para obtener agua con las raciones de sales correctas para el organismo. Una producción de 12 litros/día de destilado, puede significar una producción de 18 o 20 litros de agua apta para el consumo humano o incluso más, dependiendo de las características del agua en la zona.

AGUA Y ALIMENTOS


Hongos comestibles: Una propuesta para la dieta de sectores sociales vulnerables de la provincia de Neuquén Universidad Nacional del Comahue Laboratorio de Hongos Comestibles y Medicinales Contacto: Gustavo Rodríguez E-mail: gustavo.rodriguez@faca.uncoma.edu.ar

El desarrollo económico y social es un requisito para alcanzar la seguridad alimentaria para todos. La pobreza es un fenómeno complejo que varía considerablemente entre los diferentes sectores urbanos y rurales, de una localidad a otra y por tal dentro de cada provincia. La región vive fuertes procesos de migración hacia las ciudades cercanas, en busca de ingresos económicos para su sobrevivencia con un consecuente crecimiento de cordones marginales. La falta de oportunidades de ingresos, la insuficiencia de productos básicos y de insumos como la falta de redes de distribución de bienes de consumo, son algunos de los componentes que condicionan la seguridad alimentaria de los sectores de las zonas urbanas, periurbana y rural socialmente despojada. Se encuentran mal provistas en lo que respecta a recursos financieros, técnicos y a infraestructura en educación nutricional que se corresponda a una identidad en producción para la adquisición, disponibilidad y consumo de alimento nutrimental. Estas circunstancias agudizan la inseguridad alimentaria de la población en situación de pobreza, caracterizada por deficiencias de nutrientes específicos dado por falta de acceso económico a ciertos grupos de alimentos. La falta de acceso a alimentos nutracéuticos generan individuos vulnerables, en virtud de la correlación que existe entre nutrición y desarrollo psicofísico, siendo causal de pérdida de posibilidades al acceso equitativo a las alternativas socioeconómicas de desarrollo social. Desde el Laboratorio de Hongos Comestibles y Medicinales, a partir de la búsqueda continua de diversificar la oferta de tecnologías en proyectos que vinculen la producción de hongos comestibles con el desarrollo social, se comienzan a elaborar e implementar proyectos en la producción de hongos comestibles a nivel familiar que contemplan el fortalecimiento de la autonomía y la organización comunitaria de sectores de alta vulnerabilidad. En este marco, se desarrolló un proyecto para promover y apoyar el desarrollo de modelos socio-organizativos productivos de hongos lignocelulósicos comestibles para la autoproducción a escala familiar, permitiendo garantizar desde la producción la disponibilidad para el consumo de alimentos de buena calidad biológica teniendo en cuenta el concepto de desarrollo sustentable. El proyecto también se orientó a mejorar la situación nutrimental de poblaciones en riesgo desde un aporte a los ingresos familiares logrado a partir de la venta tanto por excedente o por la producción para tal fin. De esta forma, se logra contribuir a la construcción de modelos con objetivos implícitos, que faciliten el desarrollo regional autogestivo, enmarcados en la Economía Social, como economía solidaria, considerando la dimensión ambiental, económica y social para que hombres y mujeres tengan una calidad de vida buena y digna. A este conjunto de herramientas tecnológicas se lo acompañó con estrategias para la adopción de insumos que contribuyen al desarrollo de procesos de autogestión, a partir de consolidarse como verdaderos actores sociales en una nueva organización comunitaria.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

91


Usuarios-Beneficiarios del desarrollo Las poblaciones objetivo de este proyecto están conformadas por 100 familias, las cuales se localizan en zonas urbanas y peri-urbanas del ejido de Neuquén, y zonas rurales del ejido de Plottier. En cuanto a la distribución por barrio del ejido de Neuquén: barrio Valentona Sur (22 familias), barrio Ruca Che, Fundación Cristiana del Deporte (25 familias); peri-urbano: colonia Rural Nueva Esperanza - Fundación Hue Che (18 familias); y en la zona rural del ejido de Plottier: paraje China Muerta, Asociación Comunidad Solidaria, Obra Padre José - Cooperativa de Servicios Públicos Plottier: (35 familias). Como área rural, se trabajó en la localidad denominada China Muerta distante a 30 km de la ciudad capital de la provincia de Neuquén, y con la comunidad Mapuche Catalán del paraje Lonco Luan, que dista a 300 km de la ciudad de Neuquén. La situación económica de estos sectores sociales los posiciona en una desventaja crítica en cuanto al abastecimiento alimentario. La dieta familiar está compuesta principalmente por hidratos de carbono, en base a harinas. Esta dieta se complementa con verduras de hojas verdes y de otros frutos. El consumo de carne se limita a cortes muy económicos, que generalmente poseen un alto contenido de grasa con relación a la fibra; el consumo de carne de aves y huevos se limita a las que son criadas por ellos. La composición de la estructura familiar está caracterizada por matrimonios legalmente constituidos y por estructuras donde la mujer ejerce el rol de jefe de familia. El número promedio de miembros es cinco. Asimismo, se advierten grupos familiares integrados por individuos con otro grado de parentesco. Las edades ofrecen un amplio margen de variabilidad, con una importante proporción de individuos en edad escolar. Fases del proyecto La primera fase del proyecto comprendió la realización de estudios complementarios como base para el diagnóstico, que abarquen la situación problema y la factibilidad de un abordaje desde la producción de “Mico-huertas”. Los estudios se centraron en tres temas básicos. En primer lugar, en las formas del desarrollo de las comunidades en el conjunto medio y el tipo de actividades prácticas enmarcadas en la Economía Social, en términos de seguridad alimentaria y generación de recursos, a través de un proceso de enseñanza-aprendizaje y organización comunitaria. Segundo, en el inventario de las especies en el desarrollo de huertas existentes y pruebas de comportamiento hacia la adopción de nuevas propuestas. Tercero, en el estudio de impacto de la implementación y adopción de nuevas alternativas por los actores sociales que se encuadran en el proyecto. Estos estudios fueron la base que permitieron continuar el aborde de la seguridad alimentaria desde la perspectiva de la autoproducción de alimentos nutricionales, a partir del establecimiento de “Mico-huertas” familiares, escolares y comunitarias por parte de los beneficiarios del proyecto, o la “Adquisición” por la recolección de hongos micorrízicos comestibles a campo, donde se contempla la explotación del recurso por Comunidades Originarias, en cuyos asentamientos poseen bosques implantados de pino. El equipo de trabajo se conformó a partir de los propios actores sociales beneficiarios, quienes se integraron de una red conformada por promotores, multiplicadores, profesionales vinculados a la producción agropecuaria, ciencias de la salud y trabajadores sociales. Los promotores constituyen un mecanismo para la exploración y la vinculación entre los actores beneficiarios del proyecto y el cuerpo técnico y tienen a su cargo el desarrollo de la unidad productiva experimental AGUA Y ALIMENTOS


demostrativa; son quienes, a través de convocatorias, recomiendan a los actores sociales de sus barrios para el rol de multiplicador, generan el vínculo con los beneficiarios. El método para la identificación de la población a ser beneficiada se determinó en base a la problemática que aborda el proyecto. Se seleccionó teniendo en cuenta la capacidad de “adopción” de la propuesta, ya que se debía partir de un grupo social que ejerciera el rol de promotor del sistema. Las actividades fueron planteadas sobre la base de la participación activa y constante de los verdaderos actores. Esta participación comienza con la realización de correctos diagnósticos, los cuales se sustentan a partir del relevamiento integral de toda la información básica disponible, desde la actuación de los promotores y a partir de los trabajos realizados desde el cuerpo técnico con los promotores. Los promotores surgen por acción propia a partir del proyecto exploratorio realizado. Se trabajó en dos niveles. El primero, dado por la ejecución de las actividades ya identificadas a partir del proyecto exploratorio, como ser la toma de decisiones en cuanto a la elección de actores para la realización de las unidades productivas demostrativas. El segundo nivel, dado por aquellas actividades que surgen del análisis y evaluaciones conjuntas durante el transcurso de la ejecución del proyecto. Se propone como estrategia de intervención actividades de capacitación en los diferentes niveles de transferencia: a) Capacitación de promotores, cuya acción principal es la formación de formadores, y b) Técnicas de intervención formales, que adoptarán el modelo de talleres cursos o jornadas, y no formales, consideradas como encuentros de intercambio entre los diferentes actores del proyecto, considerando como base fundamental al beneficiario para la discusión del o los problemas y así definir la técnica a ser aplicada y concretar las experiencias demostrativas. El seguimiento de las tareas planificadas se llevó adelante por parte del cuerpo profesional responsable y los promotores. Se previó al menos una visita al mes a cada familia beneficiaria por el equipo técnico en su conjunto y, también, la realización de un encuentro a nivel nacional con técnicos y representantes de unidades intermedias con el fin de proyectar los resultados y experiencias relevadas durante el desarrollo del proyecto. Dificultades, soluciones y logros Las acciones que se encuadraron tuvieron como objeto abordar la construcción de capital social e infraestructura como marco de contención de los problemas planteados. La construcción de la infraestructura dependía del capital financiero y capacidades de ejecución, en tanto la construcción del capital social es un proceso complejo donde intervienen múltiples variables en el que deben readaptarse estrategias sobre la marcha en respuesta a los cambios que suceden en terreno. El mismo significó el abordaje desde los múltiples planos, siendo la desarticulación social uno de los grandes esfuerzos a abordar debido a su complejidad y por la necesidad de instrumentos específicos del conocimiento para su tratamiento. El desarrollo de las relaciones interpersonales constituyó la llave del proyecto. Los promotores son parte del tejido social interviniente; por lo que el clima de confianza constituye el primer eslabón. La realización de jornadas de sensibilización entre el cuerpo profesional, los promotores y multiplicadores en vínculo con los actores sociales de cada comunidad logra brindarle al proyecto una mirada de sustentabilidad por parte de los actores sociales. Es así que se logra establecer la confianza de la comunidad al multiplicador comunitario seleccionado. Esto FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

93


contribuyó a crear condiciones para las acciones colectivas, como el desarrollo de actividades de capacitación en la implementación del sistema productivo, y el desarrollo concreto de unidades de producción demostrativas (por barrio) para la adopción del modelo productivo. De esta forma, se pudo implementar las actividades que se plantearon para la ejecución del proyecto. Se pudieron generar, en el barrio Valentina Sur, diez centros de demostración y capacitación y unidades demostrativas de producción de hongos lignocelulósicos. También se logró la implementación por adopción de cuarenta unidades familiares (por efecto multiplicador) y, en definitiva, la construcción de un sistema de producción a nivel comunitario fortalecido por veinticinco familias, a las que se suman diez unidades familiares de barrios circundantes, por el mismo efecto multiplicador. En el área peri-urbana, se lograron dieciocho unidades de producción familiares con unidades que se ordenan con características de emprendimientos productivos. Por lo que respecta a la zona rural, en la localidad China Muerta se logró constituir una unidad productiva de producción en hongos comestibles lignocelulósicos de carácter comunitario, realizada por treinta y cinco familias, quienes, asimismo, desarrollaron unidades de producción en sus casas. En la Localidad de Mariano Moreno, se logró instalar una unidad demostrativa grupal y diez unidades de producción de orden familiar para micro emprendimiento. En la comunidad Mapuche Catalán, conformada por sesenta familias, se desarrolló un sistema productivo comunitario basado en el cultivo de hongos lignocelulósicos y en la explotación del recurso no maderable de bosques implantados: hongos micorrízicos comestibles, como recurso para el autoconsumo y actividad productiva comercial alternativa sostenible. El proyecto no tiene la capacidad para solventarse en su integridad, por lo que los problemas de dependencia del capital financiero comenzaron a establecerse como un problema estructural. Fue este un gran reto que se enfrentó con enorme creatividad, a partir del desarrollo de formas de autogestión, logrando así innovaciones tecnológicas que permitieron implementar las unidades planificadas por los grupos. La construcción del conocimiento fue el eje para el desarrollo de la propuesta. Por lo tanto, las actividades se plantearon de forma de poder establecer diagnósticos participativos con el fin de identificar el o los elementos que, desde la óptica de los actores sociales, se constituyen como limitantes para sostener el desarrollo de la propuesta, y así poder conceptuar cualitativa y cuantitativamente, el desarrollo del sistema en lo general y en lo particular por cada actor social. Teniendo en cuenta los saberes de cada actor social, se establecieron capacitaciones, las cuales no estaban sujetas a un calendario sino en función del momento de la necesidad. Estas actividades fueron realizadas en las unidades demostrativas, donde los actores sociales adquirían experiencias vinculadas al sistema productivo y a las formas de gestión, lo que además les demostraba la factibilidad de poder desarrollarlo. Esta propuesta permitió la construcción conocimiento a partir de procesos de enseñanza-aprendizaje, lo que permite una genuina adopción del sistema planteado. En cuanto a la formación del recurso técnico, se organizaron actividades de capacitación técnica y organizativa con varios profesionales. Se convocó a instituciones como INTA, entidades intermedias de la Provincia de Neuquén, secretarías de producción de municipio, ONGs y acudieron técnicos de la provincia de Río Negro. De la convocatoria, participaron en total veinte profesionales: los técnicos de todas las localidades de INTA Neuquén a cargo del programa ProHuerta, de AGUA Y ALIMENTOS


la municipalidad de Cutral Co, Zapala y del INTA ProHuerta de Cipolletti (Río Negro). Desde el cuerpo técnico, se expuso la propuesta de trabajo desde el marco conceptual que sustentan los conceptos teóricos adaptativos del sistema productivo propuesto. Por el lado de los actores sociales beneficiarios, expusieron desde un marco teórico del conocimiento construido desde los saberes culturales y técnicos durante el desarrollo del proyecto; establecieron dificultades, logros, necesidades y perspectivas futuras. De esta manera, se pudo romper con las acciones unidireccionales y crear un nuevo modelo en la construcción del conocimiento en estas redes de trabajo de acción en extensión. Sobre este conjunto de acciones, se pudo crear un clima de confianza en el interior de las diferentes comunidades, que en la vida diaria individual y colectiva tienen gran importancia. Así, se establece la confianza interpersonal, la confianza hacia las instituciones y los grupos dirigentes asignando legitimidad a los mismos y permitiendo la generación de diferentes formas de cooperación, desde las más básicas hasta las más complejas, como la conformación de cooperativas, componentes que poseen un gran impacto en el desarrollo del tejido social. El trabajo a partir de valores éticos, fuero un componente decisivo en la construcción de un desarrollo compartido, permitiendo explorar las dimensiones del capital social y tomar los elementos como claves para el desarrollo personal-comunitario. Si bien este proyecto no resuelve los problemas estructurales de fondo de estos grupos sociales, el aporte para el desarrollo de destrezas desde un marco de conocimiento los habilita para ser un protagonista activo en la búsqueda de soluciones desde la autogestión. Desde un contexto general, se logró durante el desarrollo del proyecto de extensión la realización de emprendimientos con base a apoyar la autogestión en la producción y/o venta: 10 centros de producción para demostración y capacitación, 150 unidades de producción para autoconsumo y venta, 20 micro emprendimientos productivos, 2 unidades de producción de orden comunitario conformada por 32 y 18 familias.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

95


Exploraciones en productos para la cultura ambiental. Diseño industrial para la conciencia hídrica

Universidad de Buenos Aires Cátedra Beatriz Galán - FADU Autores: D.I. Roxana Garbarini, D. I. Dolores Delucchi, D.I. Antonio Vazquez

El proyecto Conciencia Hídrica tiene por objetivo la exploración de propuestas correctivas en el uso del agua para la detección de productos (y/o mejoras), nuevos escenarios posibles de implementación y el acompañamiento al sector de ONGs, empresas y organizaciones del Estado.

Presentación: D.I. Catalina Agudin

Mosaico de propuestas

AGUA Y ALIMENTOS


Reutilización de agua en el baño

Recuperadores de agua para riego FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

97


Temporizador de ducha

Conclusiones Las exploraciones en producto resultantes no captan como un todo los aspectos de la vida, son solamente reflexiones que capturan “como momentos” algunos sentidos de las conductas de la vida social y en particular de los usos del agua. Representan fotografías de las prácticas de los individuos en contextos determinados; son reflexiones acerca de los cambios conductuales emergentes acerca de la cultura ambiental. Se trata de un repertorio de propuestas que nos permiten reconstruir un muestreo de posibles conductas en el marco de la cultura ambiental y del uso del agua.

AGUA Y ALIMENTOS


Ampliación de la red de agua potable en las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito, departamento de Santa Rosa, provincia de Catamarca PROGRAMA NACIONAL PROHUERTA Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria EEA INTA, Sumalao, Valle Viejo, Catamarca. Equipo: Ornella Castro (ocastro@correo.inta.gob.ar), Laura Cano (mlcano@correo.inta.gov.ar) y Pablo Demin (demin.pablo@inta.gob.ar)

Existen en el departamento Santa Rosa, provincia de Catamarca, familias que no tienen acceso al agua potable. Por ello, durante el año 2012, en el marco de los objetivos del Programa ProHuerta, se llevó adelante el proyecto “Abastecimiento de agua potable a las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito”. Con la ejecución de este proyecto se logró abastecer de agua potable a veinte familias que solo recibían agua de forma no regular (a veces una vez al mes), a través de un camión cisterna que recorría la zona. Acceso a agua para la Agricultura Familiar La población involucrada en este proyecto comprende a 180 personas entre adultos y niños de edad escolar que pertenecen a las localidades de El Rodeito, El Quebrachito y Pozo del Campo. Se trata de agricultores familiares pertenecientes a comunidades pequeñas, con distribución aislada que, en algunos casos, presentan condiciones de hábitat deficitario. Para lograr el objetivo propuesto de mejorar la calidad de vida de las familias involucradas a través del abastecimiento de agua potable a las mismas, se realizó una extensión de la red de agua domiciliaria desde los pozos de agua ubicados en cada localidad hasta los domicilios particulares de cada poblador. La ejecución del proyecto requirió la participación de los siguientes organismos e instituciones: ProHuerta – INTA, Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, Municipalidad de Santa Rosa y comunidad de las localidades de El Rodito, El Quebrachito y Pozo del Campo. Los actores y sus acciones El Plan Nacional de Seguridad Alimentaria fue llevado adelante por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, aportando el financiamiento necesario para la realización del proyecto. El Programa Pro-Huerta realizó la gestión de los fondos y la implementación, el seguimiento y el monitoreo de la obra. Desde la Municipalidad de Santa Rosa, se hicieron cargo de la logística y ejecución de la obra, colaborando también con la maquinaria necesaria y la mano de obra técnica para el tendido de la red y conexiones domiciliarias. Por su parte, la comunidad tuvo a su cargo la realización de la instalación domiciliaria. Obra De acuerdo a las distancias desde los pozos de agua existentes hacia las comunidades objetivo, fue necesario conducir el agua durante 7000 mts en el caso de la localidad de El Rodeito, 8000 mts en la localidad de El Quebrachito, y 5000 mts en la localidad de Pozo del Campo.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

99


Referencias: Pozo de agua Bañado de Ovanta Población de El Rodeito Trazado de manguera: 7000 mts

Fig. Nº1. Obra en la localidad de El Rodeito. Fuente: Cano M.L., 2012, Presentación: Avances del proyecto Abastecimiento de agua potable a las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito.

Referencias: Pozo de agua Bañado de Ovanta Población de El Rodeito Trazado de manguera: 7000 mts

Fig. Nº2. Obra en la localidad de El Quebrachito. Fuente: Cano M.L., 2012, Presentación: Avances del proyecto Abastecimiento de agua potable a las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito. AGUA Y ALIMENTOS


Referencias: Pozo de agua Pozo del Campo

Población de Pozo del Campo Trazado de manguera: 5000 mts

Fig. Nº3. Obra en la localidad de Pozo del Campo. Fuente: Cano M.L., 2012, Presentación: Avances del proyecto Abastecimiento de agua potable a las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

101


Sistemas filtrantes para la purificación de aguas para consumo humano

Universidad Nacional de La Plata Gabriela Delgado Dirección: Calle 2 bis Nº 305, La Plata, Bs As. Telefono: 0221- 424-4865 Mail: gabydelgado38@yahoo.com.ar Videos: https://www.youtube. com/watch?feature=player_ embedded&v=9jm1EdLIHt8 https://www.youtube.com/ watch?v=m_tIfHeiS1w https://www.youtube.com/ watch?v=y-iG6HoDH-A

El Sistema filtrante para la purificación de aguas para consumo humano desarrollado, es un modelo a base de cloración, mallas microfiltrantes y carbón activado. La innovación se basa en un desarrollo tecnológico sencillo y de bajo costo. Se diseñaron dos modelos de sistemas filtrantes de uso doméstico para el tratamiento de aguas contaminadas microbiológicamente (bacterias y parásitos) patente en trámite de registro, INPI, Delgado G. 2010; transferible para uso comunitario). Análisis de laboratorio avalan su eficacia.

La tecnología Para la purificación del agua se emplean agentes bactericidas (plata coloidal o cloro) y elementos de microfiltración, en combinaciones a variar según el modelo seleccionado (en función de los hábitos y costumbres propios de cada comunidad). La ubicación del sistema filtrante en la vivienda puede ser externa, interna o mixta. Los dispositivos no requieren conexión a sistemas de agua de red, ni a fuentes eléctricas, ya que funcionan por la presión hidrostática ejercida por la columna de agua a filtrar. Son útiles para poblaciones con vulnerabilidad sanitaria que acceden a fuentes de abastecimiento de agua a través de perforaciones con bomba manual o mecánica, pozos con y sin bomba, agua de lluvia, cisternas, arroyos, etc. Son sistemas de fácil implementación, instalación y mantenimiento, empleando elementos de uso cotidiano (baldes plásticos, caños, etc.). Los dispositivos filtrantes pueden elaborarse artesanalmente en centros de capacitación, y/o a nivel semi-industrial, en mediano/largo plazo. Para la ubicación de los sistemas deben fabricarse soportes de madera (banquetas altas) que pueden realizarse reciclando sobrantes de madera (pallets, etc.) en carpinterías locales. Los contenedores plásticos utilizados para el armado de los sistemas, serán del tipo reciclable para no generar desechos que puedan perjudicar el medio ambiente. El material plástico empleado es apto para contener sustancias alimenticias (nomenclatura HDPE).

Beneficios y beneficiarios Los factores prioritarios a considerar para lograr la sostenibilidad del proyecto son el tamaño de las comunidades, la demanda del sistema por la comunidad, la baja complejidad del sistema, la capacidad de los beneficiarios para administrar, operar y mantener la solución adoptada y el apoyo externo institucional. Los destinatarios son pobladores que se encuentren en situación de vulnerabilidad sanitaria, de regiones rurales, semi-rurales y/o de asentamientos urbanos precarios, que sufren la problemática de déficit de calidad de aguas para consumo humano desde el punto de vista microbiológico (bacterias y parásitos). En el período inicial de desarrollo, los destinatarios directos fueron los integrantes de la Cooperativa de Trabajo y Formación Poriajhú, (integrante del Movimiento Campesino Poriajhú-CLOC-Vía Campesina). Se pretende ampliar esta particiAGUA Y ALIMENTOS


pación a otras comunidades locales y regionales buscando el apoyo de diversos organismos y programas estatales y privados, involucrados en saneamiento, educación y viviendas. Los principales beneficios sociales son la provisión de agua libre de contaminación microbiológica a personas de bajos recursos para contribuir al mejoramiento de su calidad de vida. A largo plazo pueden generarse micro-emprendimientos asociativos locales de fabricación de sistemas filtrantes para abastecer las demandas locales de acondicionamiento agua de uso doméstico, generando fuentes de trabajo a nivel local y regional para la fabricación de sistemas filtrantes (experiencias sumamente exitosas son los emprendimientos de fabricación de filtros para agua El Filtron y Ecofiltro). A continuación se detallan aquellos organismos o agrupaciones con los que ya se han iniciado tratativas/colaboración: Institutos y dependencias de la Universidad y otros organismos del estado (realización de ensayos de control de calidad, asesoramiento técnico); y ONGs; Cooperativas y Asociaciones. Taller de Aguas, Facultad de Ciencias Exactas (UNLP); Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria (UNLP); Secretaría de Salud y Medicina Social, Municipalidad de La Plata; Secretaría de Cultura, Facultad de Bellas Artes (UNLP); Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata, (CONICET-UNLP); Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (Conicet-UNLP); Cátedra de Parasitología Comparada de la Fac. de Cs. Veterinarias (UNLP); PROCOPIN Programa de Control de los Parásitos Intestinales y Nutrición, (UNLP); Universidad Nacional del Chaco Austral, (UNCAUS); Ministerio de Educación de La Nación; Secretaría de Políticas Universitarias; Programa de Extensión Cambio Rural, Sector de Producción Alimentaria (INTA); Asociación de Productores Familiares Guadalquivir, Partido de la Plata; Cooperativa de Trabajo y Formación Poriajhu, Roque Saenz Peña, Chaco; Cooperativa Unión Campesina del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), Los Juríes, provincia de Santiago de Estero; Fundación Pro Humanae Vitae; Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

103


Funcionamiento El agua contaminada se coloca en el contenedor (C.1) con la llave de paso cerrada. Luego se coloca la medida adecuada de cloro en base a los litros a tratar; se deja actuar durante 45 minutos aproximadamente. Al abrir la llave, el agua pasa por microfiltros internos y fluye el agua por la ca帽er铆a e ingresa al sistema de filtro de anillos (F.A) y luego el agua pasa al Medio de Sujeci贸n Externo (M.S.E) que contiene mallas microfiltrantes y carb贸n activado. Finalmente, el agua para beber ingresa por la parte superior del contenedor (C.2) y puede sacarse por la canilla ubicada en la base del contenedor.

AGUA Y ALIMENTOS


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

105


Proyecto Norte Verde

Fundación Consumo y Ambiente Cooperativa de Churqui Cañada Víctor David Moncada Tel: 351 5164531 Mail: victordmoncada@gmail.com

El proyecto consiste en desarrollar la técnica de Forraje Verde Hidropónico. Éste se basa en producción de invernaderos de forraje para la alimentación de ganado menor y mayor y no requiere uso de tierra. Los objetivos son: recuperar zonas rurales marginales por medio de su integración de los productores a la economía formal, utilizando energías alternativas, racionalizando y protegiendo el uso del agua. La misión de este proyecto es desarrollar soluciones productivas de bajo costo y rápido crecimiento que puedan suplir las deficiencias nutricionales de los animales, así como también promover el desarrollo sustentable, la protección del medio ambiente y fomentar la ganadería rentable para las familias de la región.

Comunidades beneficiadas Las comunidades que participan de la experiencia están compuestas por pequeños productores agropecuarios y grandes productores de la localidad de Churqui Cañada. En la región, las familias campesinas son consideradas las comunidades más afectadas dado que desarrollan un tipo de producción diversificada, de pequeña escala y de bajo nivel tecnológico, y también debido a la escasez de recursos. Los vacunos y caprinos resultan ser el stock ganadero característico de la región y la rentabilidad a partir de un producto de escasa calidad y alejado de los principales mercados de consumo resulta ser muy baja. Estas comunidades se han visto afectadas por el proceso de agriculturización, a partir de la década de los 90, que provocó la expansión de la frontera agrícola, en especial del cultivo de la soja, favorecido por el aumento de la demanda del consumo proveniente de China y por la devaluación del 2002, que benefició aún más a estos productores. Las comunidades que el proyecto busca beneficiar son habitantes de las zonas aledañas, entre las que se encuentran: Caminiaga, San Pedro, El Perchel, La Toma, San Francisco Viejo, El Cerro, Santa Elena, El Cano y San José de la Dormida entre otros. Tecnologías Con respecto a las tecnologías utilizadas en el proyecto se puede mencionar dos: el proceso de reutilización del agua y el empleo del acondicionador de aire geotérmico. Con respecto a la primera, dentro del invernáculo se procede al riego continuo durante aproximadamente un minuto, donde cada bandeja que contiene la germinación del forraje cuenta con pequeños orificios por donde es expulsada el agua que resulta ser excesiva para el cultivo. El agua expulsada se vierte por una canaleta para luego proceder a su reutilización. A nivel estadístico, con 4000 litros de agua diarios se pueden producir 2 toneladas de forraje; de esos 4000 litros iniciales se pueden recuperar 2000 litros. Esto lleva a considerar a la técnica empleada propicia en suelos áridos, semiáridos y hasta en desiertos. Entonces, en los lugares donde no llueve y hay poco bosque se puede generar alimentos para el ganado con poca agua. El inyector de aire contiene conductos subterráneos para poder contar con la temperatura de la tierra y así controlar las temperaturas máximas y mínimas dentro del invernadero. AGUA Y ALIMENTOS


Observaciones Los problemas suscitados en la experiencia han sido casi nulos frente al uso de estas tecnologías. Lo que se debe considerar es que si se quiere una producción a gran escala tanto los orificios orgánicos que se encuentran en el proceso de reutilización del agua como el tamaño del acondicionador de aire resultan insuficientes.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

107


Guía Ilustrada de Tecnologías de ayuda para la Agricultura Familiar

Universidad Nacional del Comahue Cátedra Taller Agrícola Facultad de Ciencias Agrarias Ing. Agr. Horacio Verdile Mail: talleragrícolafcaunco@gmail.com hverdile@hotmail.com Sitio Web: http://agrofamiliar.com/category/ documentos-y-revistas/

La Cátedra de Taller Agrícola de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue tiene desde sus inicios como objetivo principal preparar a los alumnos de las Ciencias Agrarias en la formación académica a través de prácticas activas, siempre dentro de un marco contextual, como lo puede ser una producción agrícola determinada, y el conjunto de modificaciones consecuentes en las relaciones que se establecen en el Sistema Planta-SueloClima. Es decir, que una parte de dichos contenidos, trabajados en la modalidad de Taller durante la cursada, son perfectamente aplicables a los programas agropecuarios de autosustento, diferenciándose solamente en el nivel teórico de apoyatura a dichas prácticas, y en las modalidades de aplicación.

Hacer bien lo que se puede, utilizando mejor lo que se tiene En ese contexto y buscando adaptarse al medio, muchas veces poco favorable para desarrollar las tareas inherentes a la producción por el hecho de no contar con los recursos económicos y de infraestructuras necesarios, es que revalorizan, desde la Cátedra, la actitud de superación que se puede generar a través de la recreación de herramientas e infraestructura en forma artesanal, apelando muchas veces a elementos y materiales que han dejado de ser útiles para lo que originalmente fueron diseñados y reutilizarlos en aquellos elementos que faciliten la tarea de campo. La filosofía del “hacer bien lo que se puede, utilizando mejor lo que se tiene” es la que los ha impulsado en estos años a generar y proponer tecnologías sencillas destinadas a pequeños agricultores para tender a un desarrollo agropecuario más autogestionado y menos dependiente de recursos externos. En ese sentido, consideran importante mencionar el rol que pueden cumplir la articulación de instituciones educativas estatales, creando una verdadera construcción colectiva del conocimiento a través de la difusión de estas ideas tecnológicas entre los actores interesados. Al mismo tiempo, estarían mejorando el papel dinamizador que les toca como protagonistas claves de la estructura de soporte en los procesos de innovación tecnológica y de creación y desarrollo de nuevos procedimientos productivos. Es por ello que adhieren fervientemente a lo que manifiestan Gaitán Arciniegas y Polan Lacki en su “Modernización de la Agricultura, los pequeños también pueden”, cuando expresan que para que las familias rurales lleven a la práctica este modelo, se requiere que el Estado genere y difunda innovaciones tecnológicas; es lo mínimo que el Estado puede y debe hacer en pro de todos los agricultores. Los argumentos expuestos anteriormente los motivó a llevar adelante la “Guía Ilustrada de Tecnologías de ayuda para la Agricultura Familiar”, publicación a modo de guía ilustrada a través de la cual aspiran a poder socializar una serie de eventos que vienen desarrollando a lo largo de los últimos años en la búsqueda de pequeñas tecnologías que puedan ser de utilidad para contribuir al mejoramiento de las actividades productivas de los pequeños agricultores.

AGUA Y ALIMENTOS


Reflexión final Estas tecnologías apropiadas o de ayuda, como la definen innumerables especialistas del área de la sociología rural, pueden adoptarse sin la necesidad de la obtención de créditos o de importantes gastos dinerarios, si no que muchas veces se pueden modernizar o mejorar las actividades a partir de lo que se tiene. Como dice el dicho popular: no hay nada nuevo bajo el sol. En sintonía con esta premisa, no pretenden acercar novedades ni originalidades ingeniosas, sino tan solo mostrar que se pueden recrear, con partes de elementos descartados y descartables, muchas herramientas que de otra manera deberían adquirirse en el comercio con el lógico y esperable costo, muchas veces prohibitivo para la realidad socioeconómica de los pequeños agricultores. La publicación consta de diecisiete propuestas tecnológicas de bajo costo, detallando los elementos constitutivos de cada uno de ellos, y describiendo el procedimiento para poder armarlo.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

109


Secaderos solar-biomasa para hortalizas, medicinales y aromáticas

Facultad de Arte y Diseño, UnaM, Oberá, Misiones Mgter. Ing. Jorge Senn INTA, Agencia de Extensión Rural, Oberá, Misiones Mgter. Ing. Silvina García E-mail: jorgesenn1@gmail.com; decano@artes.unam.edu.ar Sitio Web: www.artes.unam.edu.ar

La experiencia dio inicio en el año 2009 a través del Proyecto PROINDER formulado por la Agencia de Extensión INTA de la Ciudad de Oberá, Misiones, con la colaboración técnica de la Facultad de Arte y Diseño de la Universidad Nacional de Misiones. En dicho proyecto se desarrollaron tres prototipos de secaderos cuyas fuentes energéticas son el sol y la biomasa (leña), abundantes y de fácil acceso en la región. Estos tres secaderos se encuentran en unidades productivas y son utilizados exitosamente por productores de dichas unidades y vecinos que conforman los grupos de trabajo. Los principales objetivos y metas del proyecto son la optimización del diseño para la consiguiente optimización de su funcionamiento, la elaboración de instructivos de construcción, operación y manipulación productos, así como actividades complementarias que faciliten su identificación, difusión, y la facilitación de los procesos comerciales de los productores. Secadores Solares El objetivo del proyecto fue la optimización, aplicación y difusión de “Secaderos Solar-Biomasa”, para secado de hortalizas, aromáticas y medicinales, en pequeña escala, aplicables a unidades productivas familiares o grupos de productores, para la mejora de sus condiciones productivo-económicas. La experiencia fue llevada a cabo con pequeños productores de San Martín y Campo Ramón, con el acompañamiento técnico de la AER INTA Oberá y la Facultad de Arte y Diseño (UNaM), entre 2009 y 2012. En la primera etapa, se trató de pequeños productores, alrededor de 10 familias, pertenecientes a tres grupos de trabajo vinculados al Programa PROHUERTA. Sus explotaciones agropecuarias oscilan entre 12 y 50 hectáreas. Residen en la chacra, con dificultad de acceder a las mismas, ya que las condiciones de los caminos no son apropiadas y los medios de movilidad son escasos y precarios. Se encuentran relativamente alejados de los centros urbanos, lo que lo torna más dificultoso. Además de los cultivos de renta tradicionales (yerba mate, tabaco), poseen una producción muy diversificada para autoconsumo y venta de excedentes, comercializando las mismas en forma directa al consumidor (ferias locales y/o venta domiciliaria); con escasa transformación de la producción primaria. Al encontrarse alejados de los centros urbanos, poseen inconvenientes para acceder a los principales puntos de venta. Asimismo, poseen poca mecanización agrícola, y la mano de obra es exclusivamente familiar. Por último, la situación de tenencia de la tierra es variada: existen algunos propietarios con títulos y otros sólo cuentan con permisos de ocupación. La segunda etapa del proyecto, habiendo adquirido experiencia y tendiendo a la difusión y aplicación masiva, busca posibilitar el acceso a la tecnología a otros grupos, tanto de la región como de otras provincias argentinas. Algunos de los problemas detectados al inicio del proyecto fueron (según expresiones propias de los productores) la producción discontinua con épocas de excedentes no comercializables y épocas de escasa producción (“no se vende”, “se tira”, “florece”, “se pierde en la planta”, “se le da a los chanchos”, “en verano

AGUA Y ALIMENTOS


nos faltan muchos productos”), las dificultades para la comercialización (caminos poco accesibles, mucho peso y volumen de la mercadería, escasos medios de transporte, condiciones climáticas muy inestables, que dificultan la salida para la venta), el carácter perecedero de los productos, los bajos ingresos por venta de la producción primaria y la rentabilidad negativa con la producción de tabaco (actividad principal), llegando a manifestar que “con el tabaco, pagamos los insumos y ya no nos queda nada, tuvimos que vender un chancho para pagar el flete hasta la tabacalera” y “ya no hago más tabaco”. En reiteradas ocasiones en las reuniones de diagnóstico advertían la necesidad de “progresar” y “mejorar sus ingresos”. Ante la problemática planteada, los técnicos y productores en forma conjunta, analizaron diversas alternativas factibles de solución. Una de ellas fue el agregado de valor y conservación a las producciones.

Tecnología Desarrollada Para el desarrollo de la tecnología a aplicar, se determinaron algunas premisas principales de partida que en todo momento se respetaron y que guiaron el desarrollo de los secaderos: funcionamiento con energías renovables de fácil acceso, bajo costo y disponibilidad; completa independencia de la energía eléctrica; construcción con materiales comunes que se consiguen en la región; bajo costo de instalación y mantenimiento; bajo costo operativo; simplicidad para el manejo y mantenimiento; que resulte apropiado para hortalizas, hierbas aromáticas y medicinales, con opción al uso en otros productos; capacidad de generar valor agregado significativo a los productos de las chacras. En función de ello, en la primera etapa (concluida), se han desarrollado secaderos que funcionan en gran medida con energía solar (absorción directa mediante placas solares de intercambio directo) y biomasa (leña), de amplia disposición y prácticamente sin costo directo para los productores. En dos de los casos se trata una combinación de secadero solar-biomasa, y uno de ellos solo a energía solar.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

111


Fotos: Diferentes prototipos en funcionamiento y productores preparando productos para secar

Nuevos pasos Finalizada la primera etapa del proyecto, conforme a los objetivos planteados, se trabajó sobre las mejoras para la segunda etapa. Se buscó alcanzar una optimización de la tecnología. Actualmente, y en función de las experiencias obtenidas y de los parámetros de funcionamiento relevados, se están optimizando los diseños de los secaderos, especialmente en cuanto a superficies de absorción, intercambiadores de calor a partir de la biomasa, materiales de construcción y otros detalles. El objetivo es lograr un secadero de buenas características de funcionamiento, con alta eficiencia en el aprovechamiento de la energía, con materiales resistentes y de fácil operación y mantenimiento por parte de los productores. Ello implica algunas modificaciones sobre los modelos originales. Se trabajó en la preparación de material de difusión, elaborando manuales de construcción y de mantenimiento, un manual de operación y un manual de preparación de productos, respetando reglas básicas de higiene y manipulación de alimentos. Se buscó capacitar a los usuarios y futuros usuarios en lo referido a la construcción, la operación, el mantenimiento, la preparación y la producción. Por último, se trabajó en la gestión de marca colectiva a partir de la gestión para su registro, a fin de facilitar la inserción en el mercado y su comercialización, y la construcción de una identidad mediante la imagen (isologotipo que represente e identifique el producto).

AGUA Y ALIMENTOS


Acceso al Agua y Genero

Colectivo de Mujeres del Chaco Americano Socavones - Córdoba Nicolás Avellaneda y Daniela Savid Mail: plurales@plurales.org Web: www.plurales.org www.sedcero.org

El Colectivo de Mujeres del Chaco Americano, surge como resultado de un proceso impulsado por un grupo de mujeres que participaron en el 1er Encuentro de Pequeños y Medianos Productores del Chaco Americano (RPMPCHA) que se realizó en Villamontes, Bolivia en Julio 2003. En esta ocasión, la Comisión que trato la problemática de la mujer campesina y que trabaja en el campo, definieron como una necesidad de disponer de tiempos y espacios compartido que permitiesen analizar, reflexionar, intercambiar y planificar acciones sobre temas que atraviesan las prácticas cotidianas desde una mirada de género en el marco de la Red de Pequeños productores del Gran Chaco Americano. Siguiendo estos objetivos se realizó el 1° encuentro de Género en Chepes, La Rioja, Argentina (2005). El 2° en Muyupampa y Monteagudo, Bolivia (2006). El 3° en Yacuiba, Bolivia (2007). El 4° en Córdoba, Argentina (2009). El 5° en Asunción, Paraguay (2010). Producto de este camino recorrido, nuevamente en Yacuiba realizamos el 6° encuentro de género y se decidió consolidar el Colectivo de Mujeres del Chaco Americano como un espacio para el intercambio de experiencias y un multiplicador de las acciones locales de las mujeres en la región. ¿Qué es el Colectivo de Mujeres? El Colectivo busca generar procesos de alianzas, concertación, liderazgo y empoderamiento de las mujeres chaqueñas del Chaco Americano tripartito1, para transformar la realidad local desde el rol de mujeres indígenas, campesinas y urbanas. Las mujeres del colectivo manifiestan buscar la unidad en la diversidad. “Nos reconocernos como una región pluriétnica y multicultural vinculada por el mismos sentir, vivir y la necesidad de transformar el sistema de opresión y explotación de nuestro pueblos y de nosotras las mujeres. Por ello declaramos nuestro compromiso de consolidar una alianza entre mujeres chaqueñas que articulen nuestros saberes, nuestros intereses, nuestros sueños, nuestras identidades, nuestros problemas y nuestras necesidades…”2 Dentro del mismo manifiesto, se reconoce y prioriza la problemática del Agua como una de las principales necesidades a trabajar por las mujeres en la región. “Las mujeres exigimos la aplicación de la Declaración del Derecho Humano de acceso al agua y saneamiento básico en nuestros tres países”3. En este sentido, desde el Colectivo se han realizado distintos proyectos y actividades que vinculan la noción de género y el acceso al agua segura.

1.El Chaco Americano es una ecoregión de Sur América de 1.141.000 km2, dentro del territorio de cuatro países, Argentina (59%), Bolivia (13%), Paraguay (23%) y Brasil (5%). 2.Manifiesto del I Encuentro del Colectivo de Mujeres, Yacuiba, Bolivia 2011. www.plurales.org 3.Idem1. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

113


Acceso a Agua, Ruralidad y Género Un caso concreto de este trabajo es el que se desarrolló en Socavones (departamento de Tulumba) en el norte de Córdoba. En este caso, el grupo de mujeres locales, articulando con Fundación Plurales, el Programa SEDCERO y el INTA; han desarrollado una capacitación y construcción comunitaria de una cisterna para recolección de agua de lluvia en la Escuela primaria del Paraje. Esta Cisterna está preparada para recolectar 9000 litros de agua de lluvia, y la intención es que con esto la comunidad complemente y racionalice el agua que extraen de una perforación comunitaria que gestionaron con los mismos actores y con el financiamiento del Ministerio de Agricultura de la provincia. De esta forma, se optimiza el mínimo recurso hídrico del paraje, y al mismo tiempo, se dejó instalada en la comunidad la capacidad para construir la cisterna, abriendo la posibilidad de replicar la obra en cada una de las familias en la medida que se consigan más recursos económicos. La problemática de la escasez del agua, es una constante de todo el norte de Córdoba y que empeora acrecentadamente desde el 2009. En palabras de la gente del lugar “ya no hay agua para animales, para las huertas y tampoco para nuestro consumo, estamos perdiendo todo”. Hasta mediados del 2013, esta comunidad estaba siendo abastecida por camiones cisterna que les llevaba agua desde Pueblos cercanos, como Deán Funes, todos los meses. Agua que solo alcanzaba para el consumo humano racionalizándola muy bien. Como consecuencia de esto, los productores han perdido la mayor parte de sus animales, lo que repercute directamente en la economía del hogar. Las familias solían tener entre 30 y 60 vacas, 70 cabras, entre 30 y 40 ovejas, cría de porcinos y aves, chacras, huertas familiares y una comunitaria en la escuela. Desde el 2008, con la crisis hídrica de la zona, solo queda una sola huerta familiar, ninguna chacra, y la cría de animales se perdió en un 70% en todos los casos mencionados. Esta situación es la que movilizó al grupo de mujeres a buscar alternativas al problema. Ya que son ellas quienes sienten más la ausencia del agua en el hogar, debido a que son quienes cuidan los animales y las huertas, cocinan y se encargan de la economía doméstica. La crisis hídrica afecto profundamente las familias de la zona, y actualmente se está saliendo adelante dando pasos concretos pero sustentables en el tiempo. AGUA Y ALIMENTOS


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

115


Presentación Institucional de la Cámara de Fabricantes para la Agricultura Familiar

Contacto: José Pablo Sabatino Mail: correocamaf@gmail.com

A partir del primer Encuentro de Máquinas y Herramientas organizado por INTA realizado en Corrientes a fines del 2010 fue tomando fuerza y forma la inquietud de algunos fabricantes de dar una respuesta asociativa a los desafíos tecnológicos que plantea la agricultura familiar a la industria metal-mecánica, al crecimiento y sustentabilidad de nuestras empresas y al propio desarrollo de este sector en estrecha relación con las organizaciones de productores, instituciones tecnológicas y agentes de financiamiento. Un grupo de empresas de los cuatro puntos del país nos propusimos, pues, conformar la Cámara de Fabricantes para la Agricultura Familiar. Nuestro desafío es la promoción del desarrollo tecnológico de ambos sectores: agriculturas familiares y el agroindustrial. En ese marco, asumimos la responsabilidad de darnos estrategias de información, difusión y articulación que orienten y faciliten este proceso. Para ello estamos trabajando en las siguientes áreas: 1) El financiamiento adecuado tanto a fabricantes como a productores en el marco de estrategias integrales para la tecnificación de la agricultura familiar. 2) Estabilizar la demanda actualmente fluctuante. Una planificación de las inversiones en conjunto con el Estado estabilizaría la demanda y disminuiría significativamente costos de producción y distribución con su respectiva incidencia en los precios. 3) Una estrategia de comercialización que nos permita estar en tiempo y forma en el lugar de la demanda. 4) Presencia no sólo en el ámbito nacional sino también como Cámara en el Mercosur y en Africa a través del convenio con pares en Brasil y Sudáfrica. 5) La facilitación de los procesos de innovación y desarrollo cuyos costos no pueden ser cargados en su totalidad al precio de los productos. AGUA Y ALIMENTOS


Queremos detenernos en algunas ideas-fuerza que constituyen nuestra identidad. 1) La familia productora. Sujeto, no mero cliente. Los destinatarios de nuestro trabajo son las familias de pequeños productores, agricultores familiares, sus grupos y comunidades, en toda su diversidad: desde modos más campesinos a familias más capitalizadas. Estas familias nunca son consideradas meros “clientes”. Son los sujetos con los cuales las empresas de esta cámara entran en diálogo para desarrollar y verificar las propuestas tecnológicas en las que se enmarcan las herramientas que se fabrican. Rechazamos la idea de una simple venta vista como mero negocio puntual. Nos interesa que la propuesta se valorice en dinero lo suficiente para la sustentabilidad de nuestras empresas y para el crecimiento de la propuesta tecnológica. Este crecimiento es medido no en términos de máxima ganancia en el corto plazo sino de máxima respuesta a las necesidades de las familias y sus comunidades, por supuesto con una rentabilidad adecuada. Las herramientas desarrolladas por estas empresas no admiten reducirse a términos de “propaganda”. El desafío es la promoción del desarrollo tecnológico y, en ese marco, asumimos la responsabilidad de darnos estrategias de información, difusión y desarrollo de las herramientas que se fabrican y las tecnologías que las sustentan.

2) Nuestras herramientas son soluciones a problemas. Las herramientas que las empresas de esta cámara fabrican están pensadas, desarrolladas y diseñadas para solucionar problemas de las familias. Se tiene en cuenta no solo la solución del momento sino también la sustentabilidad de la solución. Se busca la mayor eficiencia del trabajo de la familia, visto desde el punto de vista de la productividad, la calidad y el alivio del esfuerzo. Por las características de las familias pertenecientes a la Agricultura familiar, se tiende a herramientas de larga duración. La obsolescencia se da por una superación de la tecnología pero se erradican los conceptos de obsolescencia programada, o provocada.

3) Propuesta de Desarrollo. Estas empresas hemos nacido de y para la agricultura familiar. No es una orientación oportunista porque “ahora es lo que vende”. Es por ello que nuestro trabajo se enmarca en una propuesta de desarrollo rural. Propuesta que valoriza un tipo de economía social (tal vez la más antigua de las economías sociales) que es la economía campesina. Esta, al valorar la biodiversidad, basa sus estrategias en la complementariedad y no en la competencia entre componentes del sistema. Está en constante búsqueda de superación apuntando al mayor nivel de estabilidad de los sistemas. Esto también es lo que la hace sustentable social y ambientalmente. Esta propuesta de desarrollo, en constante adaptación, parte de un trabajo en las comunidades concretas. Nuestras empresas tienen contacto directo con las FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

117


comunidades de pequeños productores. Siempre a favor de las organizaciones de los sectores campesinos, indígenas y de la agricultura familiar. Pero no nos quedamos allí. Desde este lugar planteamos una mirada de desarrollo del país y de, al menos, la región latinoamericana.

4) Metodología integral. No “marketinera”. Las herramientas que se desarrollan en nuestras empresas tienen una serie de estrategias asociadas. A cada una y a todas las tecnologías ofrecidas, las empresas dedicamos tiempos de pensar. Son tiempos previos a la oferta de la herramienta. Tiempos de investigación, desarrollo y adaptación. Una vez disponible la herramienta, son tiempos de capacitación y asesoramiento. De evaluación de la adaptabilidad a la realidad particular de las familias concretas. Y por último son tiempos de asesoramiento, asistencia técnica y análisis, ya cuando la herramienta está en uso.

5) Fabricamos máquinas, herramientas, insumos industriales. Hacemos ingeniería. Las empresas nucleadas no somos meramente comercializadoras. Somos generadores de productos, fabricantes. Agregamos valor a los materiales para generar máquinas, herramientas, insumos. Y todo esto en el marco de propuestas tecnológicas integrales. Estamos en constante aplicación de elementos de ingeniería en todo tipo de proceso tecnológico que involucre el trabajo de las agriculturas familiares. Estamos construyendo en el territorio un nuevo actor colectivo.

AGUA Y ALIMENTOS


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

119


foto: INENCO Salta


Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

Energía

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

121


Calefón solar de bajo costo para uso en comunidades aisladas

Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (INENCO) Universidad Nacional de Salta Responsables del proyecto: Mag. Marcelo Gea Lic. Cora Placco Mail: marcelogea@gmail.com cplacco@gmail.com

La función social de la universidad pública se completa cuando logra transferir los resultados de sus investigaciones y desarrollos a la sociedad que la contiene. Con ese objetivo, se llevó adelante la transferencia de tecnologías para el aprovechamiento de energía solar hacia comunidades rurales aisladas. Descripción del proyecto El proyecto fue llevado a cabo por alumnos y docentes pertenecientes a tres facultades de la Universidad Nacional de Salta, técnicos del INENCO y las comunidades destinatarias. Estas dos comunidades, San Juan (foto1) y Chiyayoc, pertenecen a la Finca El Potrero, que se encuentra en el departamento de Iruya, provincia de Salta, a 300 km de la ciudad de Salta. Debido a su ubicación en una región de fuerte pendiente entre los 3000 y los 4000 m.s.n.m., el acceso a cada una de estas localidades exige varias horas de caminata o a lomo de mulas desde el pueblo de Iruya. Las familias beneficiarias viven en condiciones de aislamiento, se trata de campesinos de subsistencia pertenecientes a la etnia Kolla, que basan su economía familiar en la producción agrícola-ganadera y artesanal, destinada principalmente al autoconsumo. Se trabajó en el diseño, armado e incorporación conjunta de tecnologías apropiadas que utilizan energía solar para la construcción de un conjunto de colectores solares domiciliarios para la provisión de agua caliente para uso sanitario. El proyecto contribuyó al bienestar de personas de todas las edades. El agua caliente para uso sanitario era una necesidad muy sentida en la población y ahora está disponible en las escuelas y en la mayoría de las casas de San Juan y Chiyayoc.

Foto 1: Ubicación de San Juan

ENERGÍA


Integración con la comunidad Los estudiantes que participaron en el proyecto provienen de las carreras de Licenciatura en Energías Renovables, Ingeniería en Recursos Naturales, Ingeniería Agronómica y Antropología, lo que permitió que las actividades se abordaran con perspectiva interdisciplinaria y participativa, procurando reflexionar desde los diferentes enfoques. Los estudiantes pudieron acercarse a la realidad regional a través de la aplicación de sus conocimientos técnicos en un trabajo social, de modo de ir construyendo su futuro profesional desde una perspectiva de compromiso y solidaridad. Realizaron visitas y entrevistas en el lugar, organizaron talleres, recopilaron información y diseñaron, fabricaron e instalaron los equipos solares. La integración con la comunidad fue difícil debido a que ésta pertenece a una cultura y una etnia diferente y también debido al bajo nivel de alfabetización que posee. Para salvar esta dificultad se organizaron talleres y se utilizaron técnicas de trabajo grupal para facilitar la comunicación con los pobladores. Estas comunidades no se encuentran dentro del circuito de distribución tradicional de energía y no tienen acceso a ella por la escasez de recursos económicos, por ello existe una gran necesidad de adoptar las energías alternativas. Esto provocó una gran apertura y participación de los pobladores, facilitando la integración con los investigadores y alumnos. Ejecución El grupo de trabajo realizó visitas a las distintas comunidades, se identificaron informantes claves, se llevaron a cabo entrevistas personales y grupales tanto abiertas como semiestructuradas para evaluar y conocer el impacto ambiental y socioeconómico del aprovechamiento de la energía solar en el lugar. Mediante encuestas se relevó la cantidad de agua que se destina para la tarea del lavado de ropa y uso sanitario con el objeto de realizar el diseño de los colectores solares (foto 2).

Foto 2: Entrevistas domiciliarias

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

123


San Juan y Chiyayoc En los talleres realizados en estas localidades se recogió información respecto al uso que se le daría al agua, contemplando la cantidad a consumir, la localización posible de los colectores, etc... Una de las conclusiones a las que se arribó fue modificar la idea original de construir duchas comunitarias, optando, en su lugar, por construir equipos familiares. Uno de los motivos principales fue el hecho de que las casas se encuentran muy dispersas y seguramente las duchas quedarían muy alejadas para algunas familias. Otro motivo para descartar los baños comunitarios fue que existen muchas dificultades para transportar equipos de envergadura por senderos de montaña. Para la selección del tipo de colectores solares a construir para las viviendas de estas comunidades, se tuvieron en cuenta las características del lugar. Estas determinaron que los equipos debían ser de bajo costo (para que pueda destinarse uno para cada familia con el presupuesto disponible), livianos (para poder ser transportados a pie o en mula por senderos dificultosos), de construcción y reparación lo más sencilla posible (para que pueda ser realizada por los propios pobladores) y construidos con componentes de materiales resistentes al viento y a la radiación solar. Los colectores fueron fabricados por los estudiantes y técnicos miembros del equipo, en el taller del INENCO ubicado en la Universidad. El transporte de los equipos por senderos de montaña fue realizado por estudiantes y miembros de la comunidad. La parte más pesada como las bolsas de PVC y las herramientas fueron cargadas por mulas. Los lugares elegidos para la colocación de los colectores fueron las escuelas, centros comunitarios y las viviendas. La instalación es bastante sencilla porque consiste simplemente en armar el colector que fue desarmado para el transporte. El equipo de trabajo instaló 12 equipos. Los vecinos participaron en el armado de los mismos, y fueron capacitados de modo que ellos mismos realizaron la instalación del resto de los colectores. (Fotos 5 y 6).

Foto 5: Capacitación en el armado de los equipos a los habitantes del lugar ENERGÍA


Foto 6: Instalación del calefón en la escuela

Conclusiones El problema de la falta de inserción de las tecnologías de aprovechamiento de las energías renovables (paneles fotovoltaicos, destiladores, cocinas, calefones, secaderos, etc…) se debe, en gran parte, al desconocimiento de su potencial, pero también a que éstas suponen un cambio cultural. Distintos proyectos que abordan esta problemática han fracasado al centrar la atención en el aspecto técnico y no considerar el aspecto cultural. Para influir en la vida de la comunidad, descubrir y abrir posibilidades personales y sociales se impone como primer paso hacer un acercamiento que permita conocer sus condiciones físicas, económicas, sociales y culturales. El agua caliente es una necesidad básica en estos sectores de la sociedad abandonados por el Estado. La conclusión más importante de este trabajo es que con un presupuesto bajo se pudo resolver por algunos años el problema en este grupo de familias. La gente lo recibió como un sueño hecho realidad y, a pesar de las dificultades de comunicación en la región, pobladores de parajes vecinos ya están interesados en tener su colector. Fueron fundamentales las actividades participativas para el diagnóstico de la problemática, la planificación y la ejecución del proyecto. Así pudo detectarse las necesidades de las distintas comunidades. La capacitación de los habitantes del lugar y su colaboración en la instalación de los equipos fue importante para el logro del apropiamiento de la tecnología. El proyecto tuvo un gran impacto sobre los estudiantes, docentes y técnicos que lo llevaron adelante. El trabajo participativo con una comunidad con idiosincrasia y costumbres tan diferentes a las de la ciudad significó un enriquecimiento cultural y social.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

125


Calefón solar en funcionamiento

Calefones solares instalados en los hogares.

ENERGÍA


Producción de biodiesel a partir del reciclado del aceite gastronómico de manera sustentable. Cooperativa BIOCOOP Responsable proyecto: Gabriel Rodriguez mail: correobiocoop@gmail.com

La cooperativa Biocoop se encuentra emplazada en Villa Tesei, barrio perteneciente al partido de Hurlingham. Biocoop produce biodiesel a partir del reciclado del aceite gastronómico de manera sustentable tanto en la ecuación económica como en la energética. Además, busca producir un biocombustible con la lógica de no desplazar la producción de alimentos, pudiendo garantizar así la soberanía y seguridad alimentaria de las comunidades y los pueblos.

Biocoop: el proyecto El proyecto instala un modelo productivo que toma como insumo un desperdicio de la industria gastronómica y lo transforma en energía para el trabajo. Como objetivos secundarios, pero no menos importantes, se encuentran la preservación de los cursos de agua, previniendo así la contaminación del recurso, la promoción de las buenas prácticas ambientales para la disposición final del Aceite Vegetal Usado (AVU) y también el impedir la reutilización del AVU para el consumo humano como aceite virgen. La cooperativa cuenta con 7 integrantes, que se suman desde distintas experiencias, lo cual conforma un equipo diverso y orientado hacia abordajes interdisciplinarios de las problemáticas. En su núcleo inicial, la cooperativa se forma por egresados de una escuela técnica secundaria de Hurlingham, quienes deciden crear un emprendimiento de biodiesel a partir de aceite vegetal usado. Actualmente, se sumaron los demás miembros que en los últimos tiempos se fueron apropiando del proyecto e impulsándolo aún más. Desde Biocoop, se piensa en reciclar el AVU para producir biodiesel siempre a nivel local, fortaleciendo así la eficiencia energética en el sentido de recolectar a nivel zonal el AVU y consumir a nivel zonal el biodiesel utilizando menos recursos de transporte e impulsando la soberanía energética y tecnológica de la comunidad. Por otra parte, partiendo del conocimiento de que los residuos y la generación energética son de interés para la comunidad, el proyecto se encuentra abierto a vínculos con otras organizaciones y agentes del barrio para la participación activa en las decisiones futuras de la planta de procesos y también de otros proyectos que puedan surgir.

Biocoop y la comunidad Dentro de Villa Tesei, también se encuentra la curtiembre Cooperativa CIDEC, que cuenta con más de 200 socios. Las familias de aquella fábrica se encuentran fuertemente arraigadas en el barrio. A su vez, la fábrica constituye un símbolo de la recuperación industrial y el cooperativismo. También existen, cerca de la cooperativa, dos centros culturales, dos clubes y tres escuelas con las que se planifica trabajar en conjunto. Si bien prácticamente no existen campañas de sensibilización ambiental a nivel municipal en Hurlingham, el municipio se encuentra rodeado por los arroyos Morón y Reconquista, los cuales presentan un grado avanzado de contaminación, pero ningún plan para remediarlo. Lo mismo sucede en el interior del municipio, con la existencia de la misma CIDEC y Rouselott, que al trabajar como curtiembres FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

127


(la segunda manipula cueros pero no es estrictamente una curtiembre) generan niveles elevados de efluentes. En ese contexto, Biocoop trabaja también para problematizar la cuestión ambiental desde lo comunitario, en conjunto con la misma CIDEC, que ha expresado sus deseos de bajar los niveles de contaminación en sus efluentes una vez superados los problemas estructurales que sufren: al igual que casi todas las fábricas recuperadas, deben hacer frente a la falta de apoyo oficial.

Organizaciones que participaron del proyecto En el proyecto Biocoop participaron, a lo largo de los últimos años, diversas organizaciones en distintos aspectos. El gremio docente Suteba, Regional Hurlingham y la central de trabajadores CTA realizaron gestiones para la interlocución con otras experiencias cooperativas de la zona, apoyando en todo momento el proyecto. Se trabajó en algunas actividades en Hurlingham, realizadas por la juventud del Peronismo 26 de Julio, nucleados en la Red Gesol. Aquellas actividades sumaron a Biocoop visibilidad hacia la comunidad. La Cooperativa textil Aldo Pérez, que era un emprendimiento enmarcado en el Frente Transversal, cedió en comodato, durante el 2008, un local para que se pueda instalar allí la planta de procesos de Biocoop. Finalmente, la Cooperativa CIDEC, cedió un espacio de producción cercano a su fábrica, en donde Biocoop tiene la planta de procesos. La cooperativa Biocoop se ha vinculado con distintas organizaciones en eventos referidos a la Economía Social y Energías Renovables, tales como el Foro de Economía Social, la Feria de Tecnologías Sostenibles y Encuentros de Energías Renovables de Morón, entre otros.

El recorrido tecnológico de Biocoop En los inicios del proyecto, las únicas herramientas de trabajo fueron las ideas y el grupo humano. Debido a que los integrantes de Biocoop cursaban el último año de la escuela secundaria, no se contaba con dinero alguno para materiales, herramientas e insumos. El objetivo inicial era lograr la transformación de AVU en Biodiesel AVU, aunque sea a escala de laboratorio, pero aún se contaba con escasos elementos de laboratorio. Cumplido ese objetivo, la idea fue montar una planta piloto e ir aumentando la escala hasta que el equilibrio entre la cobertura local de recolección de AVU (entendiendo a “local” como máximo un municipio) y los ingresos de cada socio esté resuelto (ese “equilibrio” sería debatido en asamblea). Así fueron los comienzos, sin espacio ni dinero inicial. Luego, se fueron sorteando los obstáculos como se describe a continuación.

Miniplanta de laboratorio Era necesario construir un reactor con un tanque con agitación, hermético y calefaccionado indirectamente. Éste se improvisó con un bidón de lavandina de 3 litros, contenido en una estructura metálica fabricada con un manubrio de bicicleta que servía de sostén de un motor de ventilador, el cual poseía un eje metálico solENERGÍA


dado y un agitador en el extremo, fabricado con un trozo de manguera plástica. El equipo era calefaccionado a través de una olla a baño maría que se calentaba con un mechero de cocina conectado a la red de gas domiciliaria. Para los equipos de secado de aceite, lavado de biodiesel y secado de biodiesel se utilizaron viejas ollas de cocina. En cuanto a las mediciones, para el control de calidad y producción, sólo se contaba con instrumentos de medición volumétricos: una probeta de 100 ml. y una pipeta de 10 ml. Como era necesario pesar 3 gr. de soda cáustica, se improvisó una balanza con 2 cucharas soperas iguales, colocadas de manera opuesta (con los mangos en el centro), equilibradas sobre un eje en el centro. Se utilizó como “contrapeso” 3 ml. de agua (equivalente a 3 gramos), y se equilibró el sistema con soda cáustica.

Planta Piloto Con ingresos generados por el biodiesel y pequeños aportes de los integrantes del equipo ($10, $20 o $50 aportados por hacer “changas” o por las familias) se construyó una planta piloto de 20 litros. Para esa planta, se utilizaron tachos de pintura de 20 litros para casi todos los equipos y, con una soldadora prestada, se fabricaron las estructuras metálicas. El motor fue suplantado por un viejo motor de lavarropas.

Planta Luego de unos meses, se aumentó la escala a 40 litros con criterios de diseño distintos. Ya con dinero generado por la planta piloto, se compraron materiales de grifería (válvulas, caños, codos, bridas, uniones dobles) y un tanque de 40 litros de una compraventa. Se arregló una bomba centrífuga en desuso, la cual fue donada. Ya en un espacio físico común, cedido temporalmente por la cooperativa textil (antes se había alternado en casas de integrantes del proyecto), se construyó la planta de 40 litros con un mejor control del proceso y se organizó la producción. Un año después se averió el reactor y, con la misma tecnología, se compró un tanque de 80 litros. Con esta última instalación se prosiguió durante 2 años más, mejorando la planta gradualmente: se montó un laboratorio con equipamiento de medición básico; se instalaron matafuegos y baldes de arena; se renovaron partes de la planta y del motor. En cuanto al espacio físico, como se mencionó, se alternó entre domicilios particulares de los integrantes de Biocoop, el espacio físico de la cooperativa textil Aldo Pérez de Villa Tesei, y el terreno de la cooperativa CIDEC, en donde actualmente Biocoop está realizando sus actividades. Para trabajar en cada lugar fue sumamente necesaria la solidaridad de las familias de los integrantes del proyecto y de las cooperativas de la zona. En conclusión, sólo con ideas y un espacio de trabajo organizado de manera colectiva se pudo avanzar, aún sin inversión inicial; siempre fueron conscientes de la falta de dinero y materiales aptos para trabajar en la planta. El horizonte técnico de la planta siempre fue la legislación para la habilitación técnica, pero con equipos que fueran fabricados de manera artesanal. Ese horizonte está siendo modificado por el equipo de Biocoop, ya que la normativa está pensada para plantas de gran escala, realidad y objetivos lejanos a los de la cooperativa. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

129


Sin embargo, siendo sumamente necesario un capital inicial para el proyecto, el capital fundamental inicial ha sido y son las ideas y un grupo de trabajo que funcione de manera colectiva y autogestionada. Actualmente, se está construyendo una planta de unos 300 litros por día, dimensión que se ajusta para trabajar con el Aceite Vegetal Usado de Villa Tesei y parte de Hurlingham. Esa planta es diseñada con criterios de seguridad exigentes, pero debatiendo y cuestionando fuertemente la legislación actual de la Secretaría de Energía.

Inconvenientes encontrados Es relevante destacar los problemas que fue encontrando Biocoop a la hora de desenvolver sus actividades. Fundamentalmente, problemáticas de índole político. La expansión de la frontera del monocultivo de la soja, en detrimento de la diversidad de la matriz productiva de alimentos, de los bosques nativos, del cuidado del medioambiente y de la salud de poblaciones vecinas, y la expansión del sector industrial de producción de biodiesel de manera concentrada para su exportación a la Unión Europea, en detrimento de la producción de alimentos, produciendo actualmente una suba constante en los precios a nivel mundial, generan una situación compleja para que desde Biocoop se tome una posición en contra de este modelo productivo, pero a la vez producir un biocombustible (aunque sea con AVU y con otra lógica). Las presiones que generan los principales productores de biodiesel son innumerables y conducen a la concentración de la producción, lo cual incluye la recolección del aceite vegetal usado. La Secretaría de Energía de la Nación es la autoridad de aplicación de la Ley de promoción de Biocombustibles 26093/2006. Este organismo es el encargado de enviar auditorías y de decidir las reglamentaciones para las habilitaciones de plantas productoras de biocombustibles, que incluyen principalmente (y para ello están pensadas) a los agrocombustibles, pero también al Biodiesel AVU. Por ello, el camino para cumplir con las reglamentaciones pensadas para la gran industria se vuelve realmente complicado. Por último, la recolección de AVU a nivel nacional está concentrada en dos empresas (una que se escindió de la otra). Históricamente, una de esas empresas recolectaba el Aceite Vegetal Usado para reutilización como alimento, antes de que existiera la producción de Biodiesel a nivel mundial. Ambas empresas, concentran la recolección en provincia de Buenos Aires, y poseen convenios a nivel municipal, provincial y nacional con organismos estatales y privados. Por ello, salir a recolectar el AVU, aunque sea sólo en la comunidad, se vuelve una tarea complicada.

ENERGÍA


Proyecto Parque Eólico Arauco

Gobierno de la Provincia de La Rioja Web: www.larioja.gov.ar Empresa IMPSA Web: www.impsa.com

Hasta el momento en que se decidió llevar a cabo este proyecto, la Provincia de la Rioja no contaba con fuentes de energía, dependiendo del combustible producido en otras regiones y de la electricidad suministrada por el sistema argentino de interconexión. El desafío planteado por Arauco fue lograr un desarrollo energético que maximizara los beneficios económicos y sociales, sin producir pasivos de orden ecológico. El alcance del proyecto consiste en la provisión “llave en mano” de todo el equipamiento, obras complementarias y la operación y mantenimiento del Parque Eólico de Arauco. Con un fuerte apoyo del Estado nacional y provincial, la iniciativa es ejecutada por la empresa IMPSA que, además de la instalación y puesta en marcha de esta primera etapa, estará a cargo del funcionamiento del parque durante cinco años. Luego de ese período, y con la capacitación de personal, el control será cedido a la provincia. Descripcion del proyecto En mayo de 2008, IMPSA fue contratada para la provisión de un aerogenerador de 2,1 MW. Posteriormente, en diciembre del mismo año, mediante una licitación pública, le fue adjudicada la segunda etapa. En 2010, también bajo este mismo esquema, se le otorgo la última etapa que integra el proyecto Arauco I. La provisión total es de 24 equipos de idénticas características bajo un esquema llave en mano. De esta forma, se hicieron realidad tres sueños: convertir a la provincia en una generadora de electricidad, contar con el parque eólico de mayor capacidad en Argentina y ser una verdadera fuente de energía limpia y sustentable. La ubicación es óptima, con vientos de excelente calidad, cuyas velocidades no exceden los 30m/seg y un factor de planta que ronda los 40 %, con muy buenos accesos y junto a la traza de una línea de transmisión de 132 KV. Las dimensiones de estos modernos molinos de viento son muy significativas: el rotor del generador tiene un diámetro de 83 metros, sus palas miden 38,9 metros de largo y las torres de acero alcanzan una altura de 85 metros, equivalente a un edificio de más de 30 pisos. La IWP-83 es la turbina eólica de mayor capacidad que se haya instalado en Argentina hasta el momento. Aspectos sociales y economicos El emprendimiento Arauco l no solo es un hito de independencia energética para la Rioja, sino para todo el país, ya que es el de mayor capacidad. Significa un cambio de paradigma en el desarrollo de la provincia, representa la confianza en la industria local y la convicción hacia un desarrollo sustentable. La conciencia medioambiental y la necesidad de disminuir la dependencia de los combustibles fósiles en el balance energético ha llevado a un crecimiento explosivo del aprovechamiento de la energía del viento. Esto se debe a que es una fuente competitiva, que resulta muy considerada hacia el medio ambiente y evolucionada técnicamente. La generación a través de una fuente limpia e inagotable, como es el viento, contribuye a disminuir los efectos del calentamiento global y el efecto invernadero. Un generador de 2,1 MW genera suficiente energía como para abastecer 2.800 hogares por año y el equivalente necesario para regar 2.900 has de olivo anuFERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

131


almente, significa disminuir la emisión de 3.700 toneladas de CO2, al mismo tiempo que permite un importante ahorro en el costo de combustible y liberarse de la volatilidad del precio de los hidrocarburos. En términos socio-económicos, la iniciativa es considerada de máximo interés para la región y en particular para los municipios y localidades que serán atendidos, contribuyendo además en el incremento de la demanda de mano en obra local y fortalecimiento del Producto Bruto Geográfico (PBG). Entre sus beneficios, se destacan la creación de una fuente de generación de energía limpia, el crecimiento de la infraestructura, la creación de nuevos empleos (400), la atracción de actividades económicas y turísticas, la elevación del nivel de renta regional, la especialización de la mano de obra regional a través de la capacitación y el mejoramiento de las condiciones de la vida a través de los beneficios sociales ofrecidos. Financiamiento El financiamiento del proyecto se logró a través de los aportes de la “Sociedad Parque Eólico Arauco”, la cual está conformada, en un 75 %, por el Gobierno de la Rioja y, en su 25 % restante, por parte del Gobierno Nacional. Llave en mano IMPSA Wind realiza el suministro EPC (Engineering, Procurement & Construction) y la provisión del equipamiento asociado en condiciones llave en mano. Esto comprende ingeniería, estudios de vientos, suministro de veinticuatro aerogeneradores IWP-83 de 2,2 MW, sistema SCADA para monitoreo a distancia, subestación transformadora, obras civiles, transporte, montaje y puesta en marcha. IMPSA Wind es el único fabricante de turbinas eólicas de alta potencia con tecnología propia en Latinoamérica. Así mismo, IMPSA es uno de los únicos proveedores de soluciones totales para la generación eólica e hidroeléctrica a nivel mundial. Operación y mantenimiento (o & m) La O&M estará a cargo de IMPSA Wind por un período de 5 años. Para ello, cuenta no solo con el personal calificado sino también con una política de monitoreo que permite relevar los índices del estado de las máquinas y efectuar un mantenimiento predictivo que maximiza la energía generada por el parque. La tecnología de IMPSA hace posible la transmisión de los datos de funcionamiento y estado de las unidades generadoras a cualquier parte del mundo, pudiéndose realizar el monitoreo de sus máquinas desde su centro de investigación tecnológica (CIT). La experiencia de estos proyectos en Latinoamérica indica que uno de los mayores problemas para lograr el tiempo de utilización previsto, es la indisponibilidad de los aerogeneradores. Esta se ve degradada por no contar con la asistencia técnica y los repuestos necesarios en tiempo y forma. IMPSA Wind, con sus plantas de producción en Brasil, Argentina y Malasia resuelve este problema poniendo a disposición los servicios que el cliente desee en un tiempo compatible con la importancia de mantener la oferta de energía del parque en los tiempos esperados. La energía del viento está relacionada con el movimiento de las masas de aire que se desplazan de áreas de alta presión atmosférica hacia áreas adyacentes de baja presión, con velocidades proporcionales al gradiente de presión. Los vientos son generados a causa del calentamiento no uniforme de la superficie ENERGÍA


terrestre por parte de la radiación solar; entre el 1 y 2 % de la energía proveniente del sol se convierte en viento. Los continentes absorben una menor cantidad de luz solar, por lo tanto el aire que se encuentra sobre la tierra se expande, se hace más liviano y se eleva. Argentina sobresale por el potencial enorme de su viento, que es un recurso excepcional a nivel mundial. Ventajas competitivas Se destaca la independencia energética de la Provincia de la Rioja: se prevé que en su última etapa, con 90 MW instalados, pueda abastecer el 45 % de la demanda actual generando electricidad con recursos renovables a costos competitivos sin utilizar combustibles fósiles y su consecuente impacto ambiental. Además, se contempla un costo de energía a precio fijo durante 30 años y la posibilidad de contar con energía segura para abastecer a productores y fabricantes locales. Conclusiones El desarrollo de la energía eólica constituye una de las prioridades de la Argentina en materia de fuentes renovables de energía. En la actualidad, existen en el país diversas empresas que, con el apoyo tanto del Gobierno Nacional como de los gobiernos provinciales respectivos, se dedican a la construcción de importantes parques eólicos. Asimismo, la actividad está regulada por la Ley Nº 26.190 (Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía). De tal forma, las condiciones naturales óptimas para la generación de energía eólica –vientos constantes y uniformes en distintas partes de su territorio-, la creación de instituciones encargadas de promover el desarrollo de la actividad –como la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) y la Cámara Argentina de Generadores Eólicos (CADGE)-, y la fuerte inversión en proyectos eólicos convierten a la Argentina, y principalmente a la Provincia de La Rioja, en el lugar ideal para la producción de este tipo de energía renovable. Así mismo, el proyecto Parque Eólico Arauco se perfila como el parque eólico más grande del país, con más de 190 generadores que, se estima, tendrán una capacidad de generación de 400 megavatios. La primera fase del parque está conformada por 12 molinos de 2,1 megavatios cada uno, que generan una FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

133


potencia total de 25,2 megavatios. Esta cantidad ubica al Parque Eólico Arauco como el más grande de la Argentina por su potencia instalada. Para principios de 2012, se contempló la habilitación de otra línea de 12 molinos que duplicará su capacidad generadora de energía, con una potencia total de 50,4 megavatios. Con el propósito de capitalizar el viento como recurso renovable, se apostó a esta decisión estratégica para impulsar la inserción de La Rioja en el entramado productivo nacional, sin descuidar el medio ambiente, ya que el parque evitará emitir 94.000 toneladas de CO2. De esta manera, La Rioja se perfila como líder nacional en la producción de energía renovable, limpia y pura. El primer capítulo del proyecto ya está concluido y las máquinas producen 25 megavatios, lo que equivale al 20 % del consumo energético de la provincia. Con la segunda línea, se alcanzará una producción de 50 megavatios, con lo que se podrá abastecer de energía a 69.400 familias, posibilitando en crecimiento y desarrollo regional de la Provincia de La Rioja.

ENERGÍA


Obtención de biogás a partir de sub-productos de la producción de biodiesel

Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Unidad Técnica Gestión Ambiental Concepción del Uruguay. Responsables del proyecto: Ma. Alejandra Barlatey Stefan Budzinski Carlos J. Cousido Edgardo D. Maroni Mail: barlatey@inti.gob.ar

En la ciudad de Colón, provincia de Entre Ríos, la Escuela-Taller ADCADIS (Escuela de Capacitación Laboral Nº25 Asociación del Departamento de Colón de Ayuda al Discapacitado) brinda apoyo y capacitación a 45 alumnos en diferentes talleres laborales, a saber: panadería, telar, carpintería, huerta, vivero y producción de biodiesel; realizando sus actividades en forma semanal y en doble jornada. La instalación de una planta de biodigestión con las características de ADCADIS, que combina la producción y utilización de energías verdes en una institución escolar, tiene un significativo impacto social positivo pues implica la concientización directa de la comunidad respecto al uso eficiente y racional de la energía y los recursos naturales no renovables. Objetivos del proyecto El proyecto propuso diseñar y construir una planta de biodigestión anaeróbica para tratar el glicerol (principal efluente de la producción de biodiesel), los residuos orgánicos de la cocina, el aceite en mal estado y el aserrín impregnado con aceite vegetal que se generan en un establecimiento escolar, para así disminuir el impacto ambiental negativo que éstos generan al no tratarse correctamente. La energía renovable producida se empleó para la calefacción del reactor donde se lleva a cabo la reacción de producción de biodiesel, para la calefacción del biodigestor y para el horno de panadería. También se buscó utilizar el fertilizante orgánico para el riego de la huerta y los jardines de la escuela. Descripción Esta planta de generación de biogás es de tipo demostrativa para el Grupo de Biogás del INTI. Cuenta con un biodigestor de 12 m3 de volumen, aislado, calefaccionado mediante serpentín y con agitación mezcla completa, en cuyo interior, por la actividad metabólica de las bacterias anaeróbicas, la materia orgánica se degrada y se obtienen como productos biogás y fertilizante orgánico. El biodigestor ha sido diseñado para tratar una cantidad máxima de sustratos equivalente a 38kg/día, en un régimen de alimentación de 5 días a la semana, con los que se espera obtener una producción máxima de biogás de 16 m3 diarios. Por lo tanto, dos gasómetros de 22 m3 cada uno funcionan como depósitos del biocombustible gaseoso, lo cual permite almacenar el equivalente a 4 días de inactividad en el establecimiento escolar, días en los que se continúa generando biogás, pero no es consumido. Para la aislación, tanto de la base como de los laterales del biodigestor (tanque de polietileno de alta densidad), se reutilizaron botellas plásticas que los alumnos de la escuela recolectan con el aporte de los vecinos de la ciudad de Colón. La agitación de la mezcla se logra con un agitador de acero inoxidable para evitar la corrosión del mismo por parte de los ácidos orgánicos generados en el interior del tanque. Los principales puntos de consumo del biogás son el quemador instalado en el reactor donde se lleva a cabo la reacción de producción de biodiesel y el quemador colocado para calefaccionar el horno de la panadería y suplir el consumo de leña. Debido a que la distancia existente entre los gasómetros y este último quemador es de aproximadamente 100 m, para poder llegar con la presión de gas FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

135


necesaria, se instaló un impulsor de aire debidamente adaptado. Otra fracción del biogás generado se quema en una caldera, en donde se calienta el agua que circula por el serpentín instalado en el interior del biodigestor para mantener en un valor constante la temperatura de la mezcla. Además, la planta cuenta con todos los carteles y equipos de seguridad necesarios para este tipo de instalaciones, según normas alemanas. Gracias al aporte realizado y al trabajo en conjunto entre los distintos actores, el proyecto hoy en día es una realidad. Para concretarlo, la escuela ADCADIS ha contribuido con el terreno y la caldera para uso en el sistema de calefacción; el INTI ha financiado el equipamiento necesario, servicios auxiliares, análisis de laboratorio requeridos para el control del funcionamiento de la planta y las horas de ingeniería, asistencia técnica y capacitación; la municipalidad de Colón aportó con la realización de las obras civiles y materiales para concretar la construcción de las ménsulas; mientras que la Secretaría de Ambiente Sustentable de la provincia de Entre Ríos realizó su aporte con la publicidad y promoción de la mencionada planta. Resultados Con esta experiencia, el Grupo de Biogás de INTI cumple los objetivos planteados: transferir la tecnología de biodigestión a la comunidad, mediante el relevamiento de la demanda, la evaluación de la factibilidad técnica de instalar una planta de estas características para tratar principalmente residuos de otras actividades laborales, realizar su diseño, construcción, puesta en marcha y monitoreo de su funcionamiento, como así también contribuir al desarrollo de proveedores locales en lo que respecta a insumos y materiales necesarios para la instalación de este tipo de plantas para poder replicarlas en otros puntos del país. La puesta en marcha y funcionamiento de esta planta de biogás se logró concretar en el mes de marzo del 2011, con el encendido de la llama de biogás en los quemadores y la utilización del mismo en el horno de la panadería. Además, desde el inicio se están realizando análisis de laboratorio para evaluar los principales parámetros que afectan al funcionamiento de una planta de estas características. En este marco, personal de la UT Gestión Ambiental de INTI CdelU realizó capacitaciones sobre el tema de biodigestión anaeróbica tanto a los alumnos como personal de la escuela y charlas informativas para la comunidad en general. Con este proyecto, que logra combinar la producción y utilización de energías verdes en una institución escolar, se tiene un significativo impacto social positivo debido a la concientización directa de la comunidad respecto al uso eficiente y racional de la energía y los recursos naturales no renovables. Se consigue disminuir los costos económicos de las actividades laborales realizadas en los distintos talleres de la escuela al optimizar y organizar su consumo de biogás a lo largo del tiempo y también se evita el vertido y/o disposición final incorrecta de las sustancias contaminantes y la emanación de malos olores, disminuyendo el impacto ambiental generado. Al mismo tiempo, se contribuye a preservar las reservas nacionales de fuentes de energías no renovables y el medioambiente.

ENERGÍA


La energía solar, ¿también enfría?

Escuela Secundaria Técnica Nº2 Responsables del proyecto Adoue, Valeria Maira Gadea, Esteban David Ormazábal Agustín Orlando Bramajo.

La refrigeración representa, para cualquier ser humano, un factor fundamental para su calidad de vida, empleándola frecuentemente para mantener en buen estado sus alimentos, así como también para la preservación de medicamentos o reactivos químicos, en el caso de los laboratorios e industrias. Sin embargo, pese a representar un factor tan fundamental en nuestra vida, la refrigeración constituye un bien de difícil acceso o de acceso nulo para muchas personas. En nuestro país, el 30% de nuestra población rural (más de medio millón de personas) carecen completamente de energía eléctrica. Así como existen sectores en los cuales la energía eléctrica es nula, también existen zonas en las cuales su llegada es escasa y encarecida, detalle interesante si se tiene en cuenta que un refrigerador es uno de los electrodomésticos con mayor consumo eléctrico (alrededor del 15% anual del consumo doméstico se debe solamente a ellos). Además de las cuestiones sociales que invitaron a los responsables del proyecto a llevar a cabo ésta investigación, también se destacan las cuestiones ambientales que, lógicamente, nunca son ajenas a las cuestiones sociales. El consumo en KW de un refrigerador funcionando durante todo un año requiere una cantidad de energía equivalente a la energía producida por la quema de 800 kilos de carbón, los cuales equivalen a una emanación de 1500 litros de dióxido de carbono liberados al medio, una cifra preocupante teniendo en cuenta que el creciente aumento en la temperatura terrestre se ve favorecido por dicho gas. Alentado por esta información, el proyecto propone el desarrollo de un dispositivo de refrigeración cuyo funcionamiento se lleve a cabo gracias al abastecimiento enérgico del sol, y posee un funcionamiento constante aún durante la noche.

La energía en el marco nacional El abastecimiento eléctrico constituye un gran problema para muchos habitantes de nuestro país; como ya se mencionó, el 30% de la población rural carece de energía eléctrica. Este porcentaje representa a alrededor de 600 mil personas, ubicadas principalmente en el norte de nuestro país. A la derecha, se observa un mapa de nuestro país, en el cual las provincias marcadas en color naranja son aquellas que han ingresado a programas de extensión de la red eléctrica. Es por ello que este proyecto no sólo apunta a la solución de un problema ambiental concreto, sino también a ayudar a todas aquellas personas que no poseen los medios para acceder a la refrigeración de sus alimentos.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

137


Opciones de dispositivos de energía solar Los dispositivos que en la actualidad funcionan utilizando la energía solar son básicamente tres. En primer lugar, encontramos a los sistemas solares de generación eléctrica, los cuales transforman la energía solar en electricidad. Por otro lado, los sistemas solares activos requieren un funcionamiento en el cual el calor captado por el sol, generalmente mediante aceites, sea transportado por un sistema de cañerías de un sitio al otro. Es decir, aprovecha la energía eléctrica mediante el fluido de un aceite. Por último, se encuentran los sistemas solares pasivos, donde la energía solar es transformada en energía calórica cuando es absorbida por la tierra. Son utilizados para el secado de ropas y resultan gratuitos y libres de mantenimiento. El aprovechamiento de la energía solar del dispositivo desarrollado en este proyecto se asemeja a este último método. En base a ello, se llevará a cabo una explicación acerca del funcionamiento del dispositivo, el cual cuenta con las siguientes piezas fundamentales: un colector solar, un generador (el cual contiene carbón activado), un condensador, un depósito y un evaporador dentro de una cámara de frío.

Dispositivo de la EET Nº2 Este dispositivo difiere del modelo sobre el cual se inició la investigación durante el primer año, ya que al mismo se le realizaron modificaciones mediante las cuales se considera que se mejorará su eficiencia. El dispositivo diseñado para este proyecto, tendría la siguiente forma:

El primer prototipo, desde el cual partió la investigación, fue realizado en Brasil, por Antonio Pralón Ferreira Leite. En tan sólo una noche, dicho dispositivo obtuvo un kilogramo de hielo, utilizando alrededor de 7 litros de metanol (CH3OH), sustancia que funciona como refrigerante en el refrigerador realizado por la EET N°2. Esto se debe a que los alcoholes de los primeros términos de la cadena carbonada comienzan a emanar sus primeros vapores a temperaturas bajas (en ENERGÍA


el caso del metanol, es a los -5°C) y, al ser la evaporación un fenómeno endotérmico, cuando ésta se lleva a cabo requiere la absorción de calor, de modo que si ésta se realiza en cercanía a los alimentos dentro de un refrigerador, el calor de los mismos sería absorbido, logrando enfriarlos. El metanol es la sustancia que mayor enfriamiento tendría en el dispositivo, debido a que el calor de vaporización de los alcoholes disminuye conforme aumenta la cantidad de carbonos de la cadena. La relación entre la cantidad de alcohol adsorbido por masa de carbón activado es de alrededor de 1/3. El proceso En la parte superior del dispositivo, se encuentra el colector solar, el cual consiste en una campana compuesta por paredes de un material reflejante (como puede ser el aluminio) abierta en su parte superior. En la base del colector, se encuentra una placa metálica de color negro, la cual divide a esta sección de la sección siguiente del dispositivo. El objetivo del colector solar es que la radiación solar aumente la temperatura de la placa metálica de la base, razón por la cual se encuentran las paredes cubiertas de un material reflejante. Es posible también agregar una placa de vidrio grueso a centímetros de la base para permitir que ingrese la radiación solar y que, una vez transformada en calor, éste sea retenido tal y como en un invernadero. La siguiente sección del refrigerador se denomina “generador”, en la cual se encuentran trozos de cabón activado, un carbón similar al carbón convencional, con la diferencia de que éste atravesó un proceso físico o químico (inyecciones de CO2 a alta temperatura, agregado de ácido suflúrico o molienda) para aumentar su porosidad. A menudo, es usado como filtro, pero en este dispositivo es utilizado para retener en su superficie al alcohol. Este proceso de impregnación superficial se denomina adsorción, y se ve favorecido debido a que el carbón activado tiene una interacción especialmente fuerte con aquellas sustancias que son polares, tal y como lo es el metanol, o el etanol. La polaridad de los alcoholes primarios disminuye conforme aumenta el número de carbonos de la cadena, por lo cual es el metanol el que mayor interacción con el carbón activado podría llegar a tener. Una vez calentado en la placa del colector, el alcohol aumenta su temperatura, evaporándose y desprendiéndose del carbón activado, con lo cual pasa a la siguiente sección del dispositivo. En la tercer sección, el alcohol en forma de vapor atraviesa una serpentina para perder parte de la alta temperatura provocada por el sol, y termina de templarse en el condensador, que se encuentra por fuera del refrigerador. Como el calor interno del generador será mucho mayor que la temperatura ambiente, el condensador al aire libre tiene suficiente diferencia de temperatura con él como para poder lograr la condensación del alcohol. Una vez pasado a estado líquido, el alcohol se acumula en el depósito. Desde el depósito, se deja fluir al alcohol en cantidades escasas (gota a gota) hacia el último punto del sistema: el evaporador. Éste es un sistema de caños similar al de las heladeras convencionales, aquellos que podemos ver en la parte superior y, en este caso, también se encuentra en una cámara de frío donde se almacenan los alimentos. El alcohol dentro del depósito se encuentra a una presión alta debido a la masa de vapor circulando en esa dirección, mientras el evaporador se encuentra a menor presión. Cuando el alcohol expermineta ésta diferencia de presiones al pasar de un punto a otro, comienza a evaporarse espontáneamente y, como la evaporación es un fenómeno endotérmico, a medida que se evapora en FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

139


las tuberías del evaporador, absorbe el calor de todo aquello que está en contacto o cercano a él. Una vez vuelto gas, el alcohol asciende nuevamente al generador impregnándose al carbón activado, con lo cual se reinicia el proceso. Debido a que el acohol se deja pasar gota a gota, no sólo se hace más fácil llevar a cabo la evaporación del mismo, sino que también se deja una buena cantidad almacenada en el depósito. Es por eso que el alcohol almacenado es suficiente como para seguir produciendo el goteo durante la noche, con lo cual se resuelve uno de los grande inconvenientes que presentan los dispositivos que funcionan con energía solar: sigue enfriando aún durante la noche, cuando no hay sol. Conclusiones En el primer año de investigación, se llegó a la conclusión de que el dispositivo desarrollado posee un refrigerante eficiente, amigable con el medio ambiente, abundante, económico y que, en algunas de sus variedades comerciales, incluso se desnaturaliza para poder ser detectado fácilmente en caso de fuga, lo cual representa un factor de seguridad en caso de pérdidas o estancamiento durante el proceso del sistema. Además, el sistema es apto para el funcionamiento nocturno, resolviendo uno de los grandes inconvenientes que se presentan habitualmente en los dispositivos cuyo funcionamiento se lleva a cabo a partir de la energía solar.

ENERGÍA


Energías renovables y política pública

Ente Nacional Regulador de la Electricidad (GENREN) Responsable proyecto: Ing. Raúl M. Ugalde Web: energia3.mecon.gov.ar/ contenidos/verpagina. php?idpagina=3065

En tecnología y economía, una fuente de energía es un recurso natural, así como la tecnología asociada para explotarla y hacer un uso industrial y económico de la misma. La energía en sí misma nunca es un bien para el consumo final, sino un bien intermedio para satisfacer otras necesidades en la producción de bienes y servicios. ¿Qué es la energía renovable? Es una energía que proviene de una fuente inagotable o de un proceso cíclico. “Son las más antiguas en su estudio y casi olvidadas a la llegada del petróleo”. Actualmente, son la solución a muchos problemas, sobre todo económicos, de un país, empresa o familia. Entre las fuentes de energía renovable se destacan el sol (energía solar), el agua (energía hidráulica), el viento (energía eólica), la temperatura terrestre (energía geotérmica), los residuos (bioenergía), entre otras. Lo que nos interesa de ellas es su independencia del mercado para el abastecimiento, su confiabilidad (si desarrollamos bien el proyecto, son una fuente de energía es muy confiable), su contribución (las mismas aportan una gran ayuda al sistema eléctrico convencional y al medioambiente, por reducir la producción de CO, CO2, NOx, etc.), su valor para las economías locales (la incorporación de sistemas de energías renovables en un territorio, contribuye al desarrollo local de nuevas posibilidades de negocio, impensados hasta el momento).

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

141


¿De qué depende su incorporación? La incorporación de las energías renovables depende de diferentes variables, entre ellas el precio de la energía en el punto de estudio (en el mundo se estudia de forma macro en Mtep y en forma micro de KWh). En una segunda instancia, depende del grado de conocimiento local de las tecnologías y los procesos. Finalmente, depende del grado de la visión a futuro de los desarrolladores locales y del compromiso gubernamental de necesario para la implementación de estas tecnologías.

ENERGÍA


Conclusiones Las energías renovables poseen hoy en día un potencial muy importante por explotar. Lo que actualmente es un problema o un desperdicio, en realidad puede ser un negocio. Las limitaciones tecnológicas son un error por desconocimiento. La accesibilidad a inversión/amortización es un hecho consumado. La fiabilidad de las tecnologías están probadas desde hace muchos años; solo hay que usarlas. Una empresa que solo ve el hoy, no tiene futuro.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

143


Aprovechamiento energético de los residuos de biomasa, agrícolas, forestales y animales.

Empresa Febhogar Responsables del proyecto: Ing. Raúl Mieza Mail: febhogar@yahoo.com.ar febhogar@gmail.com.ar Website: www.febhogar.com.ar

La propuesta consiste en el aprovechamiento de los residuos de biomasa, tanto agrícolas, forestales (sin talar árboles) y animales, en conjunto con nuevos desarrollos tec¬nológicos para lograr generar calor y electricidad para toda la provincia de La Pampa. El proyecto consiste en la generación de electricidad con residuos de biomasa para cubrir las necesidades de todos los pueblos. Este emprendimiento permite vender energía a may-oristas que distribuyen energía a nivel nacional. El proyecto La primer parte del proyecto consiste en la generación de electricidad a partir de re¬siduos de biomasa en forma granular, para así electrificar la provincia de La Pampa. Se contempla la instalación de 10 centrales térmicas en distintos puntos de la provincia, determinados por razones de conveniencia que involucran tanto el traslado de la biomasa como la presencia de las líneas de alta tensión más cercanas. Los residuos utilizados pueden ser agrupados en tres grupos. En primer lugar, encontramos los residuos agrícolas, tales como paja de trigo, cebada, avena, rezagos de maíz marlo, rezagos de soja, girasol, cáscaras de arroz, cáscaras de cereales, avena, trigo, cultivos energéticos, cereales, maíz, soja, avena, trigo, sorgo, etc. En segundo lugar, se encuentran los residuos forestales, como la biomasa de desmontes legales y sometidos a proceso de chipeado, la biomasa proveniente de la poda de árboles, los residuos de biomasa de ramas y hojas, de carpinterías y fábricas de muebles, la biomasa de la basura domicili¬aria, como los residuos de papel y cartón, los residuos de la biomasa de hortalizas y verduras, como las cáscaras de nueces o los carozos de aceituna, etc. Por último, encontramos los residuos animales, siendo los más característicos el estiércol de vacas, ovejas, cerdos, cabras, los residuos de harina de carne y el estiércol de pequeños animales, como los conejos y los pollos. Proyecto modular por cantidad de habitantes El proyecto modular consiste en la generación de electricidad a partir de residuos de biomasa para cubrir las necesidades de un pueblo de 1000 habitantes, para luego poder proyectarse en todas las localidades en función del número de habitantes. En la localidad de Miguel Cané, provincia La Pampa, el municipio cuenta con una super¬ficie total de 32.000 hectáreas y una población de 1000 habitantes. Su consumo actual de electricidad asciende a 70.000 Kw mensuales. El consumo municipal se divide en un 60% de consumo domiciliario, siendo el 40% restante consumo comercial, industrial y proveniente de la iluminación pública. Para este proyecto, se fijó un valor de 100 Kw mensuales por persona, por lo cual se buscó generar mensual¬mente un total de 100.000 Kw. Para este emprendimiento, la cantidad necesaria de residuos de biomasa asciende a 70.000 Kg, de los cuales un 65% proviene de la zona rural (52.000 Kg mensuales) y el 35% restante de la basura domiciliaria (18.000 Kg mensuales). De este último valor, aproxi¬madamente un 60 % deberá ser biomasa seca para ser chipeada y peletizada y un 40% biomasa húmeda para la generación de biogás.

ENERGÍA


Recolección de basura domiciliaria: organismos intervinientes. La recolección de los residuos será realizada por la acción social de un conjunto de alumnos integrantes de un proyecto educativo que contemple la clasificación de los mismos. De esta manera, se mejorará la higiene urbana y las condiciones ambien¬tales locales. Los costos de esta actividad serán cubiertos por la venta de energía. La municipalidad de la localidad se encargará de la recolección de la biomasa, tanto seca como húmeda, del manejo de la planta, tanto en el chipeado como en la generación de biogás, y del manejo de la generación de electricidad. La cooperativa eléctrica local será la receptora de la energía eléctrica generada según lo dispuesto por la ley 26.190 de energías renovables. Biomasa procesada Será utilizada para la generación de calor en cocinas, calderas, ter¬motanques, hornos, etc… utilizando el sistema de combustión lineal de pellets de leña o línea de quemadores ciclónicos de residuos. La biomasa seca será entregada a las centrales térmicas como forma de provisión de combustibles.

Impacto económico La correcta implementación del proyecto permitirá la producción de energía a partir de materia prima barata, generando nuevos puestos de trabajo tanto en la provincia como en los municipios, los cuales se verán beneficiados por la obtención de ingresos a partir de la venta de electricidad, la cual hará rentable al proyecto.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

145


foto: CIECS - Paula Peyloubet


Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

Hábitat Sustentable

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

147


Experiencia de Villa Paranacito

Centro Experimental para la Vivienda Económica (CEVE) Municipalidad de Villa Paranacito Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT) Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Responsable de proyecto: Paula Peyloubet E-mail: paulapeyloubet@hotmail.com

En los últimos treinta años, América Latina ha visto crecer significativamente un conjunto de enfoques, corrientes y movimientos sociales que sostienen ya recurrentemente la imposibilidad de transformar la región si no es a través de procesos que valoricen la inclusión y la democracia. Frente a los sistemas tecnológicos basados en la maximización de la renta, que priorizan las relaciones empresariales sobre el resto de las relaciones económicas y sociales y que tienden a desatender los procesos de constitución y evolución del espacio público y de las relaciones socio-técnicas que ésta implica, los Sistemas Tecnológicos Sociales son adecuados para la socialización de bienes y servicios, la democratización del control y las decisiones y el empoderamiento de las comunidades. Responden a una visión estratégica sistémica: nuevos senderos de desarrollo, nuevas formas de concebir problemas y soluciones sociotécnicas, nuevas formas de ejercer la democracia. Los Sistemas Tecnológicos Sociales son sistemas socio-técnicos heterogéneos (de actores y artefactos, de comunidades y sistemas de TIS) orientados a la generación de dinámicas de inclusión social y económica, democratización y desarrollo sustentable para el conjunto de la sociedad. Suponen el diseño integrado de productos, procesos productivos y tecnologías de organización focalizados en relaciones problema/solución inclusivas. Permiten el diseño de dinámicas de inclusión de diferentes grupos sociales en procesos de re-significación de tecnologías y construcción de funcionamiento de las TIS (así como de construcción de no-funcionamiento de tecnologías excluyentes rivales). Así, la concepción en términos de Sistemas Tecnológicos Sociales viabiliza la operacionalización de artefactos, sistemas y procesos en estrategias de desarrollo inclusivo sustentable. Contexto y antecedentes La ciudad de Villa Paranacito se encuentra en el sur de la provincia de Entre Ríos, en la zona del delta del río Paraná y cuenta con una población de alrededor de 5.790 habitantes (Censo Nacional, 2010), distribuidos en la zona urbana y las islas del Ibicuy. Las principales actividades económicas de la zona son la producción forestal (orientada a la fabricación de cajas y cajones) y el turismo. La población ocupa ambas márgenes del río Paranacito, un curso menor del delta que fluye entre los ríos Paraná y Uruguay. En las épocas de creciente, la localidad es afectada en mayor o menor medida por inundaciones menores. En ocasión de subidas extraordinarias, gran parte del tejido urbano ha quedado bajo el agua. La trayectoria socio-técnica de la experiencia se remonta a 1998, año en que se registró una de las inundaciones más graves de las últimas décadas en Argentina que afectó, entre otras ciudades, a Villa Paranacito (Entre Ríos), donde alcanzó tanto al área urbana como a las viviendas rurales ubicadas en las islas. La condición de emergencia movilizó el accionar de diferentes instituciones como el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la Secretaría de Ciencia y Tecnología, el Centro Experimental para la Vivienda Económica (CEVE) y el Servicio Habitacional y de Acción Social (una ONG de la ciudad de Córdoba). Estas instituciones diseñaron e implementaron una intervención de emergencia para la edificación de 315 viviendas denominada Programa Litoral.

HÁBITAT SUSTENTABLE


La participación del CEVE en el Programa Litoral tomó como base un sistema constructivo previamente desarrollado por la misma institución denominado UMA, apto para la emergencia puesto que permite una habilitación inmediata y la posibilidad de utilizar materiales propios de cada localidad en el cerramiento de la vivienda. En el caso de Paranacito se utilizó madera de pino (propia del litoral argentino), por lo que el sistema pasó a llamarse UMAdera (Peyloubet y otros, 2012). La mayoría de los programas de viviendas sociales llevados adelante por el Estado presentan problemas de implementación como la linealidad, la escasa participación de los usuarios y la falta de flexibilidad tanto en el diseño como en la administración y ejecución de las obras. Sin embargo, a partir de un exhaustivo relevamiento realizado bajo un proyecto de investigación previo se han identificado en el campo del hábitat un conjunto de experiencias que representan formas alternativas de intervención en la construcción del hábitat sustentable que pueden configurarse como ejemplos incipientes de Sistemas Tecnológicos Sociales. Dentro de este conjunto, podemos ubicar a la experiencia de Villa Paranacito.

Villa Paranacito-Entre Ríos. Fuente:

Recurso Forestal. Fuente: Proyecto PID 23121

Proyecto PID 23121

La experiencia En el año 2006, a partir de los aprendizajes y vínculos previos con la Municipalidad de Villa Paranacito, el grupo técnico del CEVE comenzó a desarrollar un nuevo proyecto de investigación, diseño e implementación en el campo del hábitat llamado Circuito Productivo Interactoral (CPI). La idea era retomar los aprendizajes adquiridos durante el Proyecto Litoral y diseñar una nueva estrategia de intervención que profundizara la dinámica de construcción participativa de viviendas y capacidades, atendiendo a ciertas características específicas de la región. Si bien no fue posible involucrar al Ministerio de Desarrollo Social, anteriormente involucrado especialmente por la condición de emergencia, el resto de los actores re-significaron la construcción de viviendas sociales e impulsaron el proyecto, esta vez promoviendo la articulación entre las necesidades habitacionales y las tecno-productivas locales. Los criterios específicos establecidos para el proyecto fueron, en primer lugar, la dificultad para la construcción a partir de métodos y materiales tradicionales debido a problemas de transporte y recursos locales y, en segundo lugar, la explotación local del álamo, actividad característica de la zona que incorpora poco valor a la producción en tanto se orienta a la elaboración de pasta de celulosa, FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

149


cajones de fruta y ataúdes funerarios. Persiste, además, una larga tradición de construcción de viviendas de madera que distintos actores intentaban revalorizar. El CEVE y la Municipalidad de Villa Paranacito empezaron a construir una estrategia que vinculara de manera más directa la producción integral del hábitat a partir de metodologías que permitiesen una mayor incorporación de actores al proceso de diseño y producción del hábitat, la incorporación de recursos locales a las tecnologías seleccionadas y el desarrollo de abordajes sistémicos que provean viviendas sociales al mismo tiempo que capaciten a los actores e impulsen circuitos productivos locales. Finalmente, se desarrolló una estrategia de intervención inter-institucional y sistémica, para la cual fue necesario procurar una mayor articulación entre el proceso de diseño y construcción de viviendas, la generación de capacidades locales y el aprovechamiento de los recursos naturales y la infraestructura existente en la localidad. A partir de un segundo financiamiento del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCyT) de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el CEVE conformó un equipo interdisciplinario que realizó una investigación complementaria sobre la madera de álamo, para determinar su adecuación para la construcción de viviendas. El estudio implicó diversos ensayos en prototipos con madera de álamo para analizar su comportamiento estructural. El objetivo central del proyecto, orientado al análisis y adecuación del álamo, era contribuir en la dinámica económica de la región, revalorizando especies forestales un tanto descalificadas para la construcción de viviendas. A su vez, la producción de los cerramientos, paneles, ventanas y puertas para las viviendas estuvo a cargo de dos carpinterías locales, lo que implicó la generación de empleo transitorio para los trabajadores locales por nueve meses. En una primera instancia, el CEVE realizó diversos ensayos en prototipos con madera de álamo para analizar su comportamiento y resistencia estructural. También se analizaron técnicas de tratamiento de la madera. Por otro lado, el proyecto partió del principio de “co-construcción”, que valoriza la participación de los usuarios y los saberes locales como un aspecto central (Peyloubet y otros, 2012). Esto promovió, por un lado, la creación de una comisión vecinal para el tratamiento de temas de interés comunitario y decisiones colectivas relacionadas al empleo de trabajadores, el equipamiento y la infraestructura (Picabea, Fressoli y Fenoglio, 2011) y, por otro lado, redefinió a la escuela técnica de la ciudad como un actor estratégico. El conocimiento local incorporó nuevas variantes al diseño inicial, aportadas por los propios alumnos y maestros carpinteros de la escuela. Esta articulación de saberes del CEVE y la Escuela Técnica fue central para resolver un problema técnico en torno al diseño de las vigas de las viviendas. El resultado de este diseño fue un prototipo nuevo de casa partes que permitió el montaje de una vivienda nueva producida íntegramente en madera de álamo. De esa forma se redefinió el uso del álamo y su potencial comercial, lo que creó un circuito productivo local basado en la construcción de viviendas de madera. La utilización del álamo tuvo por objeto valorizar y diversificar su producción, a la vez que permitió generar un nuevo circuito de producción-manufacturacomercialización alrededor de este recurso local. El proyecto contempló la articulación con el municipio en la incorporación de los demás actores que iban a producir la madera (aserraderos y productores forestales), construir las partes (carpintería y herrería municipal) y finalmente habiHÁBITAT SUSTENTABLE


tar las viviendas (habitantes designados por el municipio). En paralelo al diseño del prototipo, el equipo del CEVE comenzó a trabajar en la homologación de materiales y procesos de las nuevas tecnologías a los requisitos de las Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SSDUV). A ese efecto, el CEVE desarrolló un conjunto de estudios tendientes a la aprobación del Certificado de Aptitud Técnica (CAT). La aprobación del certificado representaba nuevos desafíos para el proyecto, puesto que implicaba iniciar un complejo y largo proceso de diseño, adecuación y ajuste de la tecnología a los requerimientos de la SSDUV. Este aspecto era central en la nueva estrategia puesto que el CAT, requisito fundamental para acceder al financiamiento estatal, permitiría colocar, al menos como alternativa, a las viviendas construidas en madera dentro de los programas masivos impulsados desde el Estado. El proyecto CPI no implicaba una respuesta sistémica en un caso puntual, sino que se proponía, a partir de la normalización a nivel nacional del sistema constructivo, una ampliación de su alcance a partir de la re-aplicabilidad (siempre mediada de actividades de adecuación), del modelo en otros escenarios a nivel nacional (Fenoglio, Fressoli y Picabea, 2011). Si el primer proyecto estaba destinado a la construcción de emergencia de un conjunto de viviendas en Villa Paranacito, en el segundo proyecto el objetivo fue más allá del diseño de un modelo de construcción de viviendas de interés social.

Aserradero local y Escuela Técnica Municipal

Conclusiones Cinco actores con un fuerte componente institucional integraron la alianza: la municipalidad de Villa Paranacito, interesada en la propuesta especialmente por sus características sistémicas; el Instituto de Vivienda Provincial, responsable de parte del financiamiento (junto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el CONICET y el CEVE); la Secretaría de Ciencia y Tecnología, responsable de la alineación y coordinación interinstitucional a nivel tecno-productivo; la escuela técnica local, responsable de proveer, a través de sus alumnos, fuerza laboral calificada para el diseño y la producción de algunos componentes de las unidades habitacionales; el CEVE, principal impulsor del proyecto y actor central de la red en la alineación y coordinación general de todos los grupos sociales involucrados, la articulación de saberes académicos y locales, la capacitación de la fuerza laboral en diferentes niveles, la investigación

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

151


socio-técnica sobre las materias primas y la asesoría técnica a la municipalidad. En un segundo nivel, la alianza presentó un conjunto de actores sociales no institucionalizados: los usuarios, receptores de las unidades habitacionales, incorporados en la toma de decisiones a través de un sistema de diseño participativo coordinado por el CEVE; los productores forestales locales, responsables de la producción de la materia prima principal para la construcción de las viviendas, movilizados positivamente a partir de la posibilidad de ampliar su actividad que implicaba el proyecto; las PyMEs locales, tales como aserraderos, carpinterías privadas, herrerías, especialmente implicados frente a la posibilidad de diversificar su actividad a la producción de viviendas; los trabajadores independientes locales, interesados a partir de la posibilidad de desarrollar una nueva actividad productiva en un escenario baja ocupación local. Se puede destacar como la alianza promueve en todos los actores la generación de un conjunto de aprendizajes en torno a la construcción de viviendas como nuevos materiales, procesos productivos, diseño, construcción y gestión. La tecnología diseñada en el proyecto CPI no se limitó a resolver la falta de viviendas mediante técnicas constructivas, sino a pensar el hábitat como un problema social que debe abordarse de manera integral. Por otro lado, la trayectoria socio-técnica de la experiencia de Villa Paranacito expresa un conjunto de aprendizajes generados durante el Programa Litoral y ampliados en el proyecto CPI. La integración de los usuarios finales en la definición de aspectos del diseño, del gobierno local en la determinación de la ubicación y los beneficiarios así como a través de la provisión de material, de los productores de madera con sus medidas estándares, de las agencias de financiamiento, de la escuela técnica y su taller carpintería, fueron robusteciendo la alianza socio-técnica y asegurando el resultado positivo del proyecto. Las alianzas socio-técnicas se perfilan como una herramienta analítica valiosa para reconstruir la trayectoria de las experiencias de Tecnologías para la Inclusión Social. Asimismo, podrían utilizarse como herramienta de planificación en la construcción de las problemáticas, como en el desarrollo, fabricación, implementación, gestión y evaluación de las tecnologías propuestas como solución. El concepto, como herramienta analítica y de planificación, contribuye a identificar las alianzas existentes (potencialmente favorables o contrarias) y a considerar estratégicamente su configuración y los elementos que resulta conveniente integrar para favorecer el éxito de los proyectos desarrollados. Por otro lado, el análisis socio-técnico de la experiencia Paranacito pone en evidencia un abordaje integral que busca negociar de manera horizontal las distintas fases de diseño e implementación de las tecnologías. La construcción de la alianza favoreció la viabilidad de un proceso de construcción del hábitat sustentable a partir de la integración de capacidades y materiales locales. Al final del proceso, todos los actores salieron fortalecidos puesto que lograron acumular un conjunto de aprendizajes a partir de la experiencia y la interacción, así como la generación específica y general de capacidades tecno-productivas (Lundvall, 1992). Esta perspectiva sistémica posibilita la aparición de una nueva forma de entender los problemas sociales, combinando, por ejemplo, la resolución del déficit habitacional con la gestación de un nuevo circuito productivo de explotación de la madera, vinculado a su vez a programas de investigación y capacitación forestal, I+D en control de plagas de madera, etc… Los Sistemas Tecnológicos Sociales ponen en valor nuevas dinámicas relacionales entre diseñadores, impleHÁBITAT SUSTENTABLE


mentadores y usuarios, así como entre diferentes instituciones públicas, actores económicos locales y artefactos. Los aprendizajes de la experiencia Paranacito permiten considerar la importancia de comenzar a concebir nuevos estilos de intervención a partir del diseño de soluciones integrales, antes que como tecnologías para la inclusión social puntuales. Nuevas estrategias de desarrollo e implementación de sistemas sociotécnicos (de producto, proceso y organización), focalizados en la generación de dinámicas de inclusión social, crecimiento económico, participación en la toma de decisiones y desarrollo sustentable (Picabea y otros, 2013).

Vivienda de álamo – PID 23121

Interior del comedor cocina

Interior del dormitorio

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

153


Tecnologías para la salud y la discapacidad

Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) Contacto: Rafael Kohanoff E-mail: rkoha@inti.gob.ar Sitio web: www.inti.gob.ar/discapacidad

El INTI es un servicio público de generación y transferencia de tecnología industrial dependiente del Ministerio de Industria. En este nuevo milenio, y en el marco del modelo social y productivo Nacional y de proyección regional, INTITecnologías para la Salud y la Discapacidad basa su trabajo en la interacción de los equipos propios del Instituto con los grupos de desarrollo de las industrias, organismos públicos, el sistema educativo y de ciencia y tecnología y las organizaciones de comunidad. Las tecnologías adecuadas y accesibles permiten vivir más y con mayor calidad de vida. Aunque las actividades del Centro se realizan desde lo técnico y productivo, las mismas están pensadas desde lo humano. El Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad Su marco de referencia nacional e internacional se basa en los preceptos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, concibiendo la salud como el bienestar físico, mental y social de las personas y las poblaciones. Su máximo anhelo es poder contribuir con el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo facultativo LEY 26378, desarrollando una clara acción del Estado para lograr avances en la construcción de una sociedad inclusiva, solidaria, basada en la justicia social y el reconocimiento del goce y ejercicio pleno e igualitario de los derechos humanos y libertades fundamentales. Las principales tareas del centro consisten en identificar necesidades específicas en los campos de salud y discapacidad de la población, los sistemas de atención y redes sociales de apoyo; detectar tecnologías novedosas y adecuadas, estimulando investigaciones en universidades, empresas e instituciones, articulando acciones con organismos públicos y privados; fortalecer a las empresas del sector en su producción de los bienes y servicios procurando la innovación, la calidad, lograr un costo accesible y funcionalidad; difundir tecnologías existentes, sus características y beneficios; interactuar con los sistemas de educación, salud y desarrollo social en sus distintos niveles con énfasis en los sectores específicos más vulnerables de la sociedad, como el de las personas con discapacidad y con necesidades básicas insatisfechas. En cuanto a sus principales líneas de trabajo, éstas se basan en generar y/o apoyar desarrollos tecnológicos nacionales que logren productos, servicios, programas de acción y sistemas funcionalmente adecuados, de calidad, económicamente accesibles y socialmente inclusivos para el mejoramiento de la calidad de vida del conjunto de la población. Para ello, piensa y trabaja para hacer que estas innovaciones sean conocidas, culturalmente aceptadas y finalmente usadas por las personas. En el caso específico de los programas, se trata de líneas de trabajo en estrecha articulación con los sistemas y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que se realizan en forma sostenida en el tiempo como política pública de orden Nacional para toda la Argentina.

HÁBITAT SUSTENTABLE


Aprovechamiento de residuos sólidos urbanos a través del desarrollo de composteras

Cooperativa de Diseño Secretaría de Producción, Turismo y Cultura de Luján INTI Residuos UNLu Contacto: María Emilia Pezzati Tel: 15 5141 6032 E-mail: emilia@cooperativadedisenio.com, cooperativadedisenio@gmail.com Sitio web: www.cooperativadedisenio.com

En Argentina se producen alrededor de 24.383 toneladas de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) por día, cuyo manejo es muy heterogéneo dado que es de incumbencia municipal. Particularmente en el Partido de Luján estimativamente se generan 91.89 tn/día, que se recolectan sin diferenciación y cuya la disposición final se realiza en un basural a cielo abierto, donde se producen contaminaciones emergentes de los RSU mal gestionados, sin haber sido clasificados ni sometidos a un tratamiento previo. Dentro de estos, el 45,7% se compone de alimentos, ascendiendo a un valor por encima del 60% en las zonas turísticas (Diagnóstico Coprogetti, 2011). En la actualidad se está trabajando en la incorporación de Luján al sistema de Convenio Marco Municipio Sustentable de la SAyDS, para lo cual se prevé la disposición final de residuos de manera controlada en un relleno sanitario y la separación y recuperación de materiales. En este contexto territorial e institucional, surge el programa de compostaje en restaurantes de la localidad de Carlos Keen, alineado a los proyectos que lleva adelante el Municipio y enmarcado en un proyecto de vinculación entre Municipio, la comunidad y entidades pertenecientes al Sistema Científico Tecnológico Argentino (como lo son el INTI y la UNLu). Su objetivo principal es el de servir como experiencia de aprendizaje tanto en problemáticas técnicas como sociales en lo referente a separación y aprovechamiento de residuos in situ, fomentando este tipo de prácticas para luego poder convertirse en antecedente y fuente de conocimiento para proyectos futuros de gestión participativa. Más específicamente, se espera reducir el volumen total de residuos que se destinan al basural y aprovechar la fracción orgánica como abono mediante el compostaje. Teniendo en cuenta este marco de trabajo es que se propone elaborar diversos subproyectos de compostaje in situ para los residuos orgánicos en el partido de Luján, con miras a aprender de ambos y que sean complementarios en un futuro, formando parte de un programa mayor. Justificación La problemática de los residuos ha ido cobrando cada vez mayor relevancia en la medida en la que se espera avanzar hacia un desarrollo sustentable, definido como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades (Brundtland, 1987). La OCDE define a los residuos como aquellas materias generadas en las actividades de producción y consumo que no alcanzan en el contexto que son producidos ningún valor económico, por diversas razones. En los procesos que se dan en la naturaleza, los elementos químicos necesarios para el mantenimiento de la vida se encuentran en cantidad limitada. En tanto no existen fuentes exteriores que aporten dichos elementos, la continuación de la vida solo es posible si en la naturaleza se cumple el recambio cíclico de estos elementos. Bajo este enfoque, el término residuo no parece pertenecer a ningún ciclo natural. (Pravia, Sztern. 1999). El concepto de residuo como algo que sobra y que puede ocultarse y olvidarse deja de tener sentido en la medida en que se van agotando los recursos naturales.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

155


Compost El compostaje es un proceso mediante el cual diversos sustratos orgánicos se descomponen y estabilizan debido a la acción de una población mixta de microorganismos, obteniéndose un producto final denominado compost, orgánicamente estable, libre de patógenos y semillas de malezas que puede ser aplicado de manera eficiente al suelo para mejorar sus propiedades. Este proceso puede darse tanto en presencia o ausencia de oxígeno y su desarrollo depende de las condiciones de temperatura, humedad, nutrientes, pH y de la concentración de oxígeno, entre otras. Tecnologías para compostaje El compostaje de RSU puede realizarse tanto a baja gran escala, como a gran escala, con una leve variación en los artefactos y metodologías utilizados. Básicamente, se destacan los métodos de pila estática y de contenedores. El primero, consiste en una gran pila de material orgánico sobre la tierra, que debe ser removida para asegurar la presencia de oxígeno. Las geometrías, volúmenes, y herramientas utilizadas varían en función de las necesidades de quien lleve adelante el compostaje. El segundo, utiliza grandes máquinas donde se controlan temperatura y oxígeno para procesar determinadas cantidades de material orgánico, existiendo muchas variables del mismo. La elección de una u otra metodología depende fundamentalmente de los recursos y necesidades de quien desee compostar, dado que técnicamente los requerimientos son bastante simples de satisfacer; el principal desafío entonces es el de desarrollar mecanismos, tanto técnicos como operativos y comunicacionales, que promuevan y faciliten la aplicación y utilización de esta técnica. Las composteras satisfacen la posibilidad de compostaje en zonas urbanas, con escaso espacio, o en casos en los que se requiera facilitar el manejo o donde los residuos deban estar contenidos por higiene y seguridad. Hoy en día, la mayor parte de las composteras en Argentina son realizadas de manera artesanal en cada espacio en donde se quiera compostar. Existen en el mercado algunas composteras hogareñas con bajo desarrollo tecnológico y poca variedad, mientras que el mercado exterior ofrece mucha mayor variedad, tanto tipológica como tecnológica. Presentación del proyecto El programa de compostaje propuesto para Luján se articula entonces como un proyecto a corto plazo, de entre 6 y 12 meses, enfatizando los aspectos sociales, y con un propósito a largo plazo que es el de servir como experiencia y aprendizaje para futuros desarrollos. Para poder llevar adelante estos objetivos primero es necesario adquirir ciertos conocimientos que permitan generar desarrollos tecnológicos que satisfagan las necesidades de las comunidades sobre las que se trabajará. El proyecto surge como idea para el trabajo final de posgrado para la Especialización en Gestión de la Tecnología y la Innovación en la UNLu, y fue elaborado como propuesta y presentado a la Secretaría de Producción, Turismo y Cultura, dependiente de la Municipalidad de Luján, quienes brindan el marco institucional y colaboran en cuestiones operativas; luego se suma la Universidad Nacional de Luján, brindando conocimiento y colaboración en el trabajo con las comunidades y también el INTI Residuos, con asesoramiento técnico. Se trata de un proyecto de vinculación tecnológica que depende de HÁBITAT SUSTENTABLE


cada localidad y comunidad en el que se inserte. Objetivos El principal objetivo del proyecto es el de desarrollar e implantar un sistema de compostaje de baja escala para los residuos sólidos orgánicos de los locales gastronómicos en Carlos Keen, con el propósito más general de sensibilizar sobre la importancia de la separación en origen y el aprendizaje de distintas técnicas de gestión de residuos. Lo que se espera es lograr una reducción de los RSU de los restaurantes de la localidad, con el objetivo de disminuir su impacto ambiental y mejorar su imagen como centro turístico; aprovechar los residuos orgánicos como abono para la fertilización de los suelos, mediante tecnologías muy simples y accesibles; fortalecer vínculos y el desarrollo local a través de la promoción de las actividades comunitarias y ecológicas que además agregan valor a la oferta de servicios gastronómicos locales, siendo fundamental para el desarrollo de Carlos Keen como comunidad y como polo gastronómico. Este proyecto además, ayuda al fortalecimiento de los vínculos entre el Municipio, los comercios locales, las instituciones académicas como la UNLu y la sociedad civil. Metodología Para el correcto desarrollo del programa es fundamental trabajar de manera participativa y colaborativa desde las primeras etapas con todos los actores involucrados. Éstos pertenecen a los tres sectores definidos por el triángulo de Sábato como modelo de innovación: Estado (representado por la Secretaría de Producción, Turismo y Cultura), ámbito privado (restaurantes de Carlos Keen) y academia (UNLu e INTI). Se proponen tres alternativas de implantación que deberán ser presentadas, debatidas, ajustadas y posteriormente desarrolladas en conjunto con quienes lo llevarían adelante. Los ejes fundamentales sobre los que se basa el programa propuesto a la Municipalidad son el conocimiento, la interacción y la comunicación. El primer eje se refiere al conocimiento de la gestión de RSU y del compostaje, éste último adquirido a través de la práctica de dicha técnica. El segundo, a la interacción entre los diversos actores como guía del proyecto, ya que dinamiza y dispara al mismo al brindar la posibilidad de que se propongan nuevos desarrollos y enfoques para el trabajo. Por último, la comunicación constituye una de las principales herramientas en las que se basa la propuesta, en tanto se la orienta hacia la realización de charlas de capacitación, tanto con los participantes directos como con los indirectos (comunidad), la comunicación externa y la transferencia de conocimientos. Etapas Para llevar adelante el objetivo se trabaja en paralelo tanto en el desarrollo tecnológico, como en el análisis de las necesidades de todos los actores; en tanto se van desarrollando pruebas piloto que sirven para verificar y avanzar relacionando estas dos variables. De esta manera, los ejes temáticos anteriormente mencionados se dividen en: búsqueda de bibliografía, fuentes y referentes; relevamiento de necesidades y recursos; elaboración de propuestas; desarrollo del programa; implantación; publicación y difusión. El proyecto comenzó en mayo de 2012 y fue presentado en junio a la MuniciFERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

157


palidad y la Universidad. Tentativamente, se espera una duración de 12 meses y que luego se continúen las prácticas propuestas, con un seguimiento a la distancia. Componentes En este caso, el desarrollo tecnológico consta tanto del desarrollo de composteras aptas para ámbitos urbanos, que facilitan el manejo y aceleran el proceso, como del desarrollo de alternativas de compostaje sobre suelo. El abordaje propuesto aspira a elaborar u programa que responda a los requerimientos técnicos, basándose en las necesidades y recursos de quienes llevan adelante la experiencia, procurando ajustar las tecnologías a los requerimientos de las personas, y no al revés. Esto se traduce en que, si bien es posible compostar directamente sobre el suelo, especialmente en una zona rural como Carlos Keen, se prevé que existen problemáticas asociadas: los restos no están al reparo de los roedores, visualmente no es atractivo para los visitantes, el volteo requiere cierto esfuerzo físico y herramientas, entre otras. Tecnologías Los residuos urbanos de origen domiciliario están constituidos por fracciones muy heterogéneas y sus componentes varían en las distintas épocas del año, fluctuando también según la localidad que se estudie. Dentro de este conjunto, la fracción orgánica de los desechos constituye el principal sustrato biodegradable capaz de ser reducido y valorizado para un uso ulterior, mientras que el principal riesgo proviene de la contaminación con elementos potencialmente tóxicos u otros contaminantes que puedan producir efectos nocivos en los suelos, cultivos o en la bioseguridad de los productos con ellos elaborados (Crespo, 2011). En el estudio de comparación de compost obtenidos a partir de residuos domiciliarios, con separación en origen y en planta, elaborado por el INTI, se concluyó que los compost de RSU separados en origen presentan beneficios respecto a los separados en la planta de recuperación y que la separación de los RSU en origen es la alternativa más interesante para evitar que las impurezas contaminen la fracción biodegradable y permita lograr un compost de mayor calidad y seguridad (Crespo, 2011). Existen otras ventajas en el compostaje in situ, asociadas a los aspectos culturales que son justamente sobre los que apunta a trabajar este proyecto. El aprendizaje de la separación de residuos, del comportamiento de los materiales en la naturaleza, la incorporación de prácticas comunitarias, son algunos de los objetivos que se esperan alcanzar. También existen cuestiones prácticas que se destacan, tales como la disminución en costos de transporte de RSU y la simplificación de la separación de los elementos reciclables, entre otras. Siguiendo esta línea de trabajo, a fin de avanzar hacia la incorporación del compostaje in situ como técnica de aprovechamiento de residuos, se desarrollaron artefactos que posibilitan su inserción en ámbitos urbanos al mismo tiempo que se simplifica su manejo, tanto para espacios urbanos como rurales, entendiendo que se está operando sobre los aspectos de manejo y culturales. Los principales requerimientos de diseño se vinculan a cuestiones operativas y tecnológicas. Entre los primeros, se trabajó sobre el proceso de ingreso y egreso de materiales, buscando aperturas amplias y de fácil acceso; el volteo se resuelve con la geometría del artefacto y sus componentes, para adaptarse a las irregularidades del suelo. Por último, el desarrollo distintivo del producto es la HÁBITAT SUSTENTABLE


jaula de tamización de compost maduro, que simplifica la separación y permite un compostaje continuo. La selección y desarrollo de tecnologías se basó fundamentalmente en el costo, pero manejando como condicionante la aptitud de los materiales. Materiales de soporte Además del desarrollo de composteras, se prevé la elaboración de materiales y herramientas de soporte, tales como instructivos gráficos y audiovisuales, actividades de aprendizaje, diseño y fabricación de herramientas de soporte, entre otros. Es muy importante capacitar a quienes cocinan para que separen correctamente la fracción orgánica que puede compostarse. Por otra parte, también es fundamental el seguimiento y asesoramiento de expertos en la temática, para adecuar el manejo a las características propias del lugar (volumen y composición de residuos, condiciones climáticas, etc…). En este caso contamos con el apoyo del área de residuos del INTI y de la UNLu, tanto en los aspectos técnicos como en el acercamiento a la comunidad.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

159


Bastón IMPA

Cooperativa 22 de Mayo de trabajo limitada Cooperativa de Diseño Contacto: Carolina Cuiñas E-mail: carolina@cooperativadedisenio.com cooperativadedisenio@gmail.com Sitio web: www.cooperativadedisenio.com

Este proyecto asociativo pretende aumentar la oferta productiva de la fábrica recuperada IMPA, generar nuevos puestos de trabajo y favorecer la sustitución de importaciones mediante el diseño de bastones de aluminio y su producción basada en la reactivación de maquinaria idónea en desuso. El aporte desde el campo de diseño industrial se plantea como herramienta para brindar una mejora de la interface usuario y elemento asistente de movilidad, operando sobre la capacidad simbólica y comunicacional del producto ortopédico en favor de su “amigabilidad”. A partir de que la Cooperativa de Diseño comenzara a funcionar dentro de IMPA, se inició un estudio de las condiciones productivas con el fin de establecer un diagnóstico que pudiera plantear posibilidades de mejora. Se observa que la planta funciona muy por debajo de su capacidad, empleando alrededor de un 5% de la mano de obra para la cual está preparada y con gran parte de la maquinaria inactiva, debido a la falta de capital. Anteriormente dedicada a la industria plástica y metalúrgica, IMPA al día de hoy mantiene solo algunas líneas productivas, dedicadas a la industria del aluminio en el rubro de envases. Dicha producción se realiza a pedido para empresas que tercerizan la fabricación de sus contenedores. A partir del trabajo conjunto entre la fábrica y la Cooperativa de Diseño se pudo determinar qué parte de la maquinaria no específica en desuso (no diseñada para una línea de producto específica) podría ser recuperada a bajo costo: el torno y la fresadora podrían ser activadas luego de un calibrado y puesta a punto. Se procedió entonces a encontrar un nicho en el mercado donde pudiera insertarse un producto diseñado y fabricado por IMPA y que pudiera ser satisfecho a partir del uso de la maquinaria mencionada. El relevamiento de la industria de la ortopedia muestra que, mientras algunos de los bastones de madera son producidos localmente, los de aluminio son importados desde China (ver anexo A). Las ventajas de estos últimos por sobre los anteriores residen en su bajo peso. El torno facilitaría los rebajes y el corte secuencial de los caños de aluminio mientras que la fresadora permitiría realizar los mecanizados. Siendo que no hemos HÁBITAT SUSTENTABLE


podido encontrar fabricantes locales, únicamente distribuidores, detectamos en este producto una necesidad de producción nacional que IMPA podría satisfacer a partir del conocimiento en la transformación del aluminio y de contar con los medios de producción idóneos. A partir de esta acción aumentaría la capacidad productiva de la fábrica, la posibilidad de incorporar nueva mano de obra y se favorecería la sustitución de importaciones en materia de salud. La Universidad de Buenos Aires, a su vez, aportará el conocimiento de las experiencias de desarrollo de tecnologías en emprendimientos de autogestión atravesadas en el proyecto UBANEX , facilitando el planeamiento y organización de las etapas, y de la estrategia de inserción de los elementos producidos en las redes de comercialización.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

161


Objetivos del proyecto Entre los objetivos específicos abordados, se buscó, por un lado, lograr un crecimiento y fortalecimiento de la entidad productiva a partir de la diversificación de productos, reactivando maquinaria en desuso (torno y fresadora) y generando nuevos puestos de trabajo, mediante la sustitución de importaciones. Para ello, se desarrollaron bastones de aluminio, en los cuales el diseño aporte valor agregado simbólico diferenciador, mejorando la imagen del producto y su apreciación por parte del usuario, posibilitando su competitividad frente a los importados. Los objetivos específicos mencionados contribuyen a un objetivo más general, el cual es posicionar a IMPA como entidad productiva activa, a partir de la incidencia en el mercado de un producto que lleva su sello. En función a ello, también se capitalizó a la entidad a partir de la incorporación de maquinaria de curvado de caños necesaria para la fabricación del mango de los bastones, evitando usar una pieza externa. Plan de trabajo En primera instancia, se fijan las etapas y la división de tareas para el proyecto, y se define un cronograma específico. Luego, se procede al diseño de los productos, generando propuestas que, en su aspecto simbólico, propongan una mejoría frente a la oferta extranjera. Se realiza una selección de dichas propuestas, se las ajusta y se continúa con el diseño de detalle del producto y el desarrollo técnico(maquetas de estudia, planos, etc…) para pruebas y evaluaciones necesarias antes de pasar a la etapa de prototipado. Luego, se reactivan las maquinarias (el torno y la fresadora). Para ello, se contó con el asesoramiento técnico del Ing. Pedro Peracelli; el calibrado y puesta a punto de la maquinaria fue realizado por parte de “Matricería Alfa”. Una vez que las máquinas están en funcionamiento, se para avanza hacia la etapa de prototipado. Se compró una curvadora de caños para la realización del curvado de los mangos y, luego de realizarse el planeamiento de logística de producción, se ubicóla curvadoraen la planta según planeamiento estratégico de la secuencia productiva. Realizado el prototipo de base, se procede a la fabricación de piezas con las maquinarias recuperadas, las pruebas de resistencia y las pruebas de desempeño. En caso de ser necesario, se ajustan detalles de diseño. Las piezas de aluminio se encuentranlistas para mandar a anodizar. Una vez lograda la terminación superficial de prototipo, se terceriza el anodizado. Luego, se verifica la terminación superficial adecuada acorde a la imagen deseada y a las necesidades del uso. Las piezas ya se encuentran listas para ensamble. Concluido éste, se realizan las pruebas finales y, luego, una pre serie de 100 unidades. Durante la producción, se verifica la eficiencia de las secuencias productivas y se ajustan detalles de logística para llevar el funcionamiento y desarrollo al mayor grado de eficiencia posible, sin comprometer las condiciones de trabajo. En última instancia, se diseña la imagen y la estrategia de marketing. Esto incluye: nombre de producto, logo, folletería, etc.... Finalmente, se define el precio de venta y la asociación con redes de comercialización basadas en un comercio justo. Se reconoce a IMPA como entidad productiva y se procede a las ventas ajustadas al plan de negocios. HÁBITAT SUSTENTABLE


IVII – La Tierra Como Material

Cooperativa de Diseño Instituto de Arte AmericanoPrograma ARCONTI Catedra Galán-Diseño IndustrialFADU UBA Contacto: Carolina Cuiñas E-Mail: carolina@cooperativadedisenio.com, cooperativadedisenio@gmail.com Sitio web: www.cooperativadedisenio.com

El proyecto busca democratizar el conocimiento de la tierra como material y sus técnicas posibles, a través de la producción de estufas cocinas como herramienta para la inclusión social y el desarrollo local. Habiendo explorado las posibilidades técnicas y simbólicas de la tierra como material, se destacan como propiedades fundamentales: la inercia térmica, el bajo costo, bajo impacto ambiental, bajo costo energético de producción, resultando en el diseño y desarrollo de una estufa cocina de tierra cruda, mediante la técnica de apisonado o tapia. Este producto busca dar respuesta a necesidades sociales de ciertas poblaciones en nuestro país, donde el acceso a la red de gas y electricidad se encuentra limitada o es nula. De esta forma, las comunidades pueden acceder al conocimiento sobre un material, técnica y producto que satisfagan necesidades de calefacción y cocción, con pocos recursos y buen rendimiento energético. Realizar una estufa cocina eficiente, combate problemáticas como la deforestación, el mejoramiento de la salud de las personas que cocinan con leña en lugares cerrados, la disminución del impacto ambiental de la combustión de la madera y la disminución de una parte del trabajo diario que se asocia con la recolección de la leña. La transmisión de los conocimientos así como de la planimetría necesarias para llevar adelante la producción de las estufas cocinas, propone generar la creación de una red de desarrollo local, buscando crear mayores oportunidades y condiciones de vida en poblaciones de bajos recursos, promoviendo la generación de trabajo y el consumo de productos locales a bajo costo. La interacción con las comunidades se plantea desde una perspectiva intercultural, favoreciendo en todo momento la horizontalidad, estableciendo una comunicación basada en la apertura a la diversidad cultural y el aprecio al conocimiento mutuo. De esta forma, se planteó una dinámica de trabajo con la comunidad dividida en módulos: presentación del proyecto a la comunidad y conocimiento de los individuos participantes del mismo; presentación teórica sobre características del material y técnicas a utilizar; experimentación con el material y las técnicas presentadas; implementación de los conocimientos mediante la producción de prototipos de estufas cocina en las viviendas o espacios compartidos convenidos previamente. Una vez finalizado el proyecto en las comunidades, se analizaron los resultados del mismo, en cuanto al aprovechamiento de la sinergia lograda con las mismas, la eficiencia técnica del producto así como en su implementación en contextos reales, dando como resultado la difusión de la experiencia y de los conocimientos mediante una publicación, instructivos técnicos y contenidos audiovisuales que serán difundidos por diversos medios (web, televisión, redes sociales, revistas digitales y otros).

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

163


Antecedentes y justificación A pesar de que la construcción natural tiene una antigüedad de más de 10.000 años, en la actualidad se la considera un símbolo de precariedad y marginalidad relacionado con los sistemas modernos imperantes. Las primeras casas y ciudades se construyeron con tierra cruda. Hoy, para levantar nuestros hogares empleamos materiales de elevada energía incorporada, de difícil reciclaje y que en ocasiones incluso incorporan elementos tóxicos. Puede que haya motivos más que justificados para volver a reivindicar la sencillez y propiedades de la tierra. La tierra como material de construcción está disponible en cualquier lugar y en abundancia. Sus ventajas son múltiples. Y aunque la tierra cruda haya sido una de las técnicas más primitivas, estas no son algo del pasado: hoy en día, se están llevando a cabo experiencias y se investiga sobre sus aplicaciones, creando un entorno y una construcción más responsable. Realizar una estufa cocina eficiente, combate problemáticas como la deforestación, el mejoramiento de la salud de las personas que cocinan con leña en lugares cerrados, la disminución del impacto ambiental de la combustión de la madera y contribuye a aliviar una parte del trabajo diario que se asocia con la recolección de la leña. Las mujeres y los niños son los que sufren más los efectos del humo porque son los que pasan más tiempo en la cocina. Para la gente que vive en estos medios, la contaminación dentro de una casa es a veces peor que la contaminación en las grandes ciudades y es uno de los principales problemas ambientales en el mundo. Los estudios epidemiológicos han indicado que la presencia de los contaminantes dentro de la casa está ligada a las infecciones respiratorias en los niños, infecciones de los pulmones como el asma y bronquitis crónico, cáncer de los pulmones, y los problemas en el parto de los niños inclusive una tasa más alta de niños nacidos muertos y niños que nacen de bajo peso. Además de la inhalación del humo que puede causar problemas respiratorios, la presencia de un fuego abierto en la casa es peligrosa para los niños porque corren un riesgo más alto de quemarse. Experiencia en Centro Vecinal “El Progreso”, en Bancalari La transferencia del proyecto IVII se realizó en Bancalari, dentro del partido de Tigre, en una asociación barrial llamada “El progreso”. Contamos con la participación de una cooperativa perteneciente al plan “Argentina trabaja” que se encontraba realizando trabajos en el lugar, insertando el proyecto dentro de un marco de investigación, apoyado por el CONICET, a través del grupo ARCONTI, del Instituto de Arte Americano de la Universidad de Buenos Aires. En este proyecto, el objetivo principal era aplicar una técnica milenaria como es el apisonado en tierra y demostrar a través de un producto, ciertas características específicas de la técnica así como propiedades del material que aún no habían sido abarcadas desde el diseño industrial, buscando incluir a la tierra dentro del imaginario social actual, desprendiéndola de los prejuicios objetuales, mostrando una identidad de producto nueva y una potencialidad en sus aplicaciones. IVII fue premiada en Innovar 2011, concurso nacional de innovaciones realizado en Tecnópolis. El proyecto también fue seleccionado y presentado en el foro académico comunitario internacional “Saberes, sabidurías e imaginarios” realizado en Córdoba, Argentina, del 7 al 11 de noviembre de 2011, bajo la temática “tecnologías para la inclusión social y políticas públicas- desarrollo local y aprendizajes tecnológicos”. HÁBITAT SUSTENTABLE


Resultados de análisis y Nueva Propuesta Luego de esta primera aproximación, hemos analizado la experiencia y como resultado creemos de fundamental importancia la reformulación del diseño de la estufa, en este caso, para el interior de la vivienda, así como la búsqueda de nuevos espacios de implementación. En este nuevo proyecto se propone el desarrollo de una estufa cocina de interior para zonas rurales donde no existe acceso a las redes de gas y/o electricidad, proponiendo una solución a las necesidades fundamentales y básicas de la calefacción y cocción de alimentos mediante recursos disponibles en el entorno cercano. Asimismo, se busca incluir a este material dentro del imaginario cultural de las diversas comunidades, generando así un proceso reactivador y dinamizador de la economía local, que mediante el aprovechamiento eficiente de los recursos endógenos existentes en una determinada zona, es capaz de estimular el crecimiento económico, crear empleo y mejorar la calidad de vida. Como resultado de las experiencias en las comunidades, se promoverá la difusión del conocimiento mediante una publicación de carácter científico, un instructivo técnico accesible a receptores sin conocimientos tecnológicos profundos, y contenidos audiovisuales sobre la experiencia, sus resultados y los conocimientos técnicos para el desarrollo del producto.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

165


Hテ。ITAT SUSTENTABLE


Recursos de eficiencia energética En la propuesta se busca mejorar el rendimiento térmico de la estufa en comparación con las estufas tradicionales mediante los siguientes recursos: inercia térmica de las paredes de la estufa, con un espesor de 10 cm, capaces de retener gran cantidad de calor y liberarlo una vez apagado el fuego, como puede ser en horas de la noche; aprovechamiento del calor para la cocción de alimentos, mediante el agregado de un espacio superior, el cual se encuentra cerrado cuando no está siendo utilizado; retraso de la salida del calor, mediante compartimientos internos que evitan la salida directa, optimizando el uso de la leña; secado de la leña previo al uso de la misma, en el compartimiento de guardado, el cual se ubica cercano al compartimiento de combustión.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

167


Hテ。ITAT SUSTENTABLE


FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

169


Calentador de agua solar

Instituto 13 de julio-Capital Federal Contacto: Gonzalo Nicolás Alonso Tel: 15 3695 9333 E-mail: gonzaloalonso88@hotmail.com

Los alumnos del Instituto 13 de julio, ubicado en Capital Federal, se interesaron en las energías alternativas debido a sus propiedades reutilizables, inagotables y, sobre todo, beneficiosas para el medio ambiente. En virtud de este interés, el Instituto se propuso abarcar varias áreas de este tipo de energías, lo cual derivó en la realización de un calentador solar de agua, instalado en la terraza del establecimiento. Materiales utilizados Para la construcción de la base del tanque, fueron utilizados cuatro perfiles de sección cuadrada, cuatro perfiles L y cuatro perfiles planos. Para la base del colector solar, se utilizaron cuatro perfiles L y cinco perfiles de sección cuadrada. Para el colector solar, se necesitaron once caños tex, veintidós uniones T, una plancha de chapa galvanizada y una plancha de hojalata. Por último, se utilizó un tanque de 100 l y una canilla de ¾ para el mismo. Funcionamiento El agua fría ingresa por la parte inferior del dispositivo. Ésta circula por el colector solar, donde eleva su temperatura. Teniendo en cuenta que el agua caliente es menos densa que el agua fría, asciende y, por la misma presión del agua que sigue entrando, continúa circulando entre el tanque y los tubos y así calentándose. Luego de calentarse el agua, se almacenará en el tanque. Al momento de enfriarse, volverá a la parrilla en un fluido constante. Motivación Tanto los alumnos como los profesores de quinto año A y B del Instituto 13 de julio entienden que las energías alternativas renovables serán capaces de reemplazar, en el futuro, a otras energías que se caracterizan por utilizar recursos cuya tasa de regeneración no se corresponde con el ciclo de vida humano. Dicha transición supone una conquista para la preservación del medio ambiente y la ecología.

HÁBITAT SUSTENTABLE


Ladrillos de agua

Escuela Técnica Nº 2 El Chaparral, Bernal, Partido de Quilmes, Buenos Aires Integrantes: Leandro Néstor Cobos, Javier Daniel Godoy y Cristian Encizo Cabanillas Coordinador: Juan Eduardo Flores Asesor científico: Román Camacho

En la purificación de agua que se realiza por medio de plantas potabilizadoras, se devuelven al rio aproximadamente 25 toneladas de barro por día como subproducto del proceso de decantación y floculación posterior al agregado de sustancias coagulantes. Si a este barro se le diera una utilidad, se lograrían consecuencias concretas, tales como la disminución del nivel del río. Esto reduciría las inundaciones en los barrios cercanos, como Villa Alcira (Bernal), zona en la cual se realizó la mayor parte de la investigación. Además, se disminuiría la reproducción de insectos y microorganismos al evitarse el estancamiento de agua en las veredas y en las calles, reduciendo el riesgo de enfermedades en la zona. Objetivo La experiencia pretende utilizar estos desechos de sedimentos para fabricar ladrillos que cumplan las condiciones reglamentarias para su fabricación y uso normal, pero de costo más económico. Proceso Al pretenderse utilizar al barro extraído del río por las plantas potabilizadoras para fabricar un ladrillo, fue necesario recrear el proceso de floculación y decantación que se realiza en las dichas centrales potabilizadoras. Como era de esperarse, el subproducto de este proceso fue el barro que decantó del agua. Dicho barro es colocado en un cristalizador y secado en una estufa a 100ºC. Luego, es pesado para saber cuál es el porcentaje de agua que se debe agregarle. Una vez humedecido el ladrillo, es depositado dentro del molde y lo secado en la estufa hasta que se pueda desmoldar. Finalmente, el ladrillo es cocinado en una mufla durante una hora, subiendo la temperatura gradualmente hasta llegar a los 950ºc. Conclusión Los participantes del proyecto observaron que el ladrillo quedó en óptimas condiciones ya que no presentó ninguna rajadura ni anomalía. De todas formas, repitieron la experiencia, combinando la utilización de barro con adobe. Determinaron que, si bien se puede alcanzar un buen producto a partir de la incorporación de este material, la experiencia en cuestión demuestra que no es conveniente que supere una proporción del 10% (siendo barro e 90% restante). En definitiva, el ladrillo de mejor consistencia se logra utilizando barro en su totalidad, probando que es posible construir ladrillos ecológicos y de bajo costo, de características similares al ladrillo común a partir del barro desechado luego del proceso de potabilización del agua.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

171


foto: Paula Juatez


Experiencias y Tecnologías para el Desarrollo Inclusivo y Sostenible

Educación y Medio Ambiente

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

173


BASURA CERO. Experiencia de ladrillos y pavimento de materiales reciclables

Cooperativa de Trabajo Valle del Conlara Ltda. Poeta Agüero y el Tigre – (5881), Villa de Merlo – San Luís Tel: (02656)476015 E-mail: jcc_merlo@hotmail.com

Uno de los grandes retos que se plantea la humanidad es qué hacer con toda la basura y residuos que acumulamos dí¬a a dí¬a de una manera insostenible y que constantemente va creciendo. Los basurales a “cielo abierto en Argentina” provocan graves impactos al medio ambiente, la salud y los derechos humanos. Nuestras ciudades son grandes consumidoras de energía y de diversos recursos naturales. El nivel de desarrollo y el estilo de vida que tenga cada comunidad determinarán la cantidad y el tipo de residuos producidos y su disposición final. Esta cantidad de residuos producida por todos nosotros debe ser tratada de una manera adecuada de manera que no contamine el aire, el agua y el medio que nos rodea ocasionando entre otras cosas daño a la salud. Exclusión, trabajo infantil, contaminación con riesgo grave para la salud, bajas expectativas de vida, son algunas de las características evitables en el trabajo del que recoge basura de la calle. Se debe entender que reciclar basura, es crear trabajo. Se debería aprovechar la caducidad del actual sistema de recolección de residuos para transferir parte del servicio a micro emprendimientos y cooperativas. Creando políticas integradoras y de fomento de formas de producción que apunten al reciclado de residuos, el cuidado y la preservación del ambiente. Gestión de residuos A través de las actividades del proyecto poder disminuir en su totalidad el volumen de residuos depositados en la gran cantidad de basurales “a cielo abierto” distribuidos a lo largo de todo el país. Utilizando todo tipo de residuos orgánicos y aptos para molienda, no siendo los reciclados, cuales luego de ser remolidos y neutralizados pasan a ser parte de una masa semi-húmeda similar a un pastón de obra. El material obtenido es moldeado y prensado manualmente, al ser desmoldado requiere de 12 horas. Máximo de un indispensable fraguado para poder ser estivado. Este producto de similar apariencia a un ladrillo convencional siendo así un material de bajo costo indispensable para la construcción en general se dirige rumbo a ser la solución parcial o total de toda acumulación de residuos posibles. Teniendo en cuenta la cantidad de gente sin techo, esto debería facilitar la construcción de viviendas dignas y de muy bajo costo, y a su vez, generando una gran cantidad de puesto de trabajos. La Cooperativa de Conlara reutiliza el excedente orgánico de la basura transformándolo, mediante un proceso químico biológico innovador, en ladrillos, pavimentos y piezas aptas para su empleo en la construcción. El proceso químico biológico en la elaboración de estas piezas no produce emanaciones gaseosas debido a que inhibe la fermentación de la fracción orgánica, evitando la formación de gas metano y dióxido de carbono, controlando la recolección de líquidos lixiviados, sorteando así alteraciones medioambientales, eliminando basurales y vertederos y por ende la degradación de las condiciones de vida y del paisaje.

EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Etapas del proceso: 1. Recepción de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) dentro de jaulas con capacidad de hasta 10 toneladas de contención. 2. Selección y separación de residuos reciclables, patológicos, orgánicos y discriminando aptos para molienda para producto final. 3. Desinfección, molienda y mezclados de productos para pasta de ladrillos. 4. Armado y moldeado de pasta con prensado manual en maquina de ladrillo. 5. Fraguado, secado y estivado de los ladrillos “Basura Cero”.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

175


Beneficio y beneficiarios Cada individuo generador de residuos sólidos urbanos es beneficiarios directo de la disminución de la contaminación ambiental generada por la acumulación y el mal uso de los residuos. Una buena gestión de los residuos sólidos debe favorecer el reciclaje y la utilización de materiales recuperados como fuente de energía o materias primas, a fin de Contribuir a la preservación y uso racional de los recursos naturales. Alternativas de generación de empleos insertando al ciruja o cartonero como parte de un sistema económico. Y además futuros beneficiarios en la construcción de viviendas accesibles, dignas y de bajo costo. Construidas en su totalidad con ladrillos de residuos orgánicos. Certificación del INTI Los ladrillos y pavimentos de la cooperativa cuentan con certificaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en cuanto a su resistencia mecánica, comportamiento acústico, térmico, incombustibilidad y su condición de inertes bacteriológicos. También, se ha certificado que en el proceso no intervienen agentes cancerígenos. Los resultados obtenidos sobre el comportamiento resultaron similares y aún superadores a los productos tracionales a los que remplazan. Reconocimientos Nuestro proceso ostenta el reconocimiento del Honorable Senado de la Nación a través del premio Gobernador Enrique Tomás Cresto 2010; la distinción Presentación de la Tercera Feria de Tecnologías Sostenibles (FETECSO) organizada por el Movimiento Internacional Agua y Juventud (ONU) junto a la Municipalidad de Colón (ER). También, obtuvimos la distinción Lideres del Desarrollo y Proyectos Exitosos otorgado por la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales (FLACMA) junto a la Federación Argentina de Municipios (FAM). Contamos además con el Auspicio de las Municipalidades de Santa Rosa del Conlara, Villa de Merlo, Carpintería, en la provincia de San Luis y de la Municipalidad de Achiras y de Alejandro Roca en Córdoba.

EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Promover y construir cultura ambiental

Fundación Eco Urbano Tucumán 462, Paraná, Entre Ríos Tel: 0343 - 4226042 Sitio web: www.ecourbano.org.ar La Fundación Eco Urbano es una organización no gubernamental que, desde 1994, trabaja dedicada a la problemática socio-ambiental a través de la educación, la comunicación y la promoción de la participación comunitaria, los cuales constituyen sus tres ejes de trabajo. Orientada a niños, adolescentes, escuelas, comunidades barriales, ONG’s, organismos gubernamentales y medios de comunicación, entre otros, trabaja siempre de modo vinculante y siguiendo la estrategia que propone la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Atención Primeria Ambiental (APA), lo que la convierte en el primer Centro de Atención Primaria Ambiental (CAPA) de Entre Ríos. Frente a la diversidad de sectores con los que trabaja, la comunicación aparece, necesariamente, cruzando todas las prácticas de la institución con el objetivo de instalar y sostener sistemáticamente los contenidos de la cultura ambiental. El diálogo abierto y participativo es un rasgo que define a esta organización, ya que a través del diálogo con los distintos sectores es posible alcanzar acuerdos de intervención y puesta en obra. A través de procesos dialógicos se gesta una participación plural donde las políticas ambientales favorecen la conformación de ambientes políticos y el compromiso ciudadano se torna conexión y vínculo. Se busca que el conjunto de la sociedad asuma como propia la necesidad de vivir en ambientes sanos para que, a partir de ello, se adquieran responsabilidades concretas. Experiencias en educación ambiental La Fundación posee una extensa trayectoria en el área. En 1995, lleva adelante el “Programa Escolar de Reciclaje”, coordinado por los centros de estudiantes de seis colegios secundarios. Ese mismo año, y hasta el 2000, impulsó la campaña “A limpiar el mundo”, la cual consistió en jornadas locales del evento planetario que se realiza todos los años en el mes de septiembre. Dichas jornadas fueron realizadas junto a escuelas, centros de salud y comisiones vecinales para la limpieza localizada en diferentes lugares de la ciudad. Al año siguiente, realizó otra campaña, denominada “Gurisito Reciclador”, donde junto a seis escuelas primarias, empresas locales y medios de comunicación se abocaron a la recolección y el reciclado de bolsitas de polietileno. La articulación con distintos actores fue profundizándose. Entre el año 2000 y 2001, realizaron actividades de sensibilización y educación ambiental en el marco del Programa Municipal de Reciclaje Urbano “Paraná Punto Limpio”, FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

177


articulado con el Municipio, instituciones educativas, otras ONG’s, la empresa recicladora de plásticos y el Ejército. El resultado fue la limpieza de 150 puntos diferentes. Por otro lado, se pusieron en marcha cinco convenios con las escuelas Instituto Siglo XXI, González Pecotche, Miguel de Cervantes Saavedra, Galileo Galilei y la Escuela del Club Atlético Estudiantes de la ciudad de Paraná. En el 2004, publican el cuadernillo “Agua y Cultura Ambiental”, destinado a las instituciones educativas de la provincia. Entre el 2005 y 2007, llevan adelante el programa de sensibilización en separación domiciliaria de residuos para escuelas primarias y secundarias de la zona sur de Paraná, en el marco del Programa Municipal “Empecemos por Casa” y, entre el 2009 y 2010, el programa de sensibilización en separación domiciliaria de residuos para 27 escuelas primarias y secundarias y 15 jardines maternales de la ciudad de Paraná en el marco del Programa Municipal “Separar es Valorar”. Se destaca también el curso de capacitación en Educación Ambiental “Cuidemos la vida”, realizado en el año 2007, destinado a docentes de todos los niveles, educadores y alumnos de nivel terciario y universitario. Este curso fue organizado junto a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) y Proyecto Tierra.

EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Recuperación de catalizadores agotados: una solución ambiental

Asociación Civil “Laboratorio de Ideas Cooperativas” - LabID.org Ing. Oscar J.O. Paz Mail: ingpaz99@yahoo.com.ar laboratoriodeideascooperativas@ gmail.com

En este artículo se divulgará una experiencia personal en la recuperación de catalizadores agotados que tuvo lugar en la Argentina, durante la década del 90’, realizada Ing. Oscar J.O. Paz. Para una comprensión masiva del trabajo presentado, es necesario realizar unas aclaraciones conceptuales sobre el proceso de catálisis, así como también brindar un esbozo del estado de la situación mundial en la recuperación de catalizadores y detallar quienes son los actores industriales que se ven involucrados según las leyes medioambientales. La experiencia que relatada demuestra el modus operandi y el éxito del proceso que se encaró en laboratorio y en planta. Pero su vez, relata su fracaso, en tanto en ese periodo no se conformaron las necesarias alianzas “socio-técnicas” que se requieren para el funcionamiento de un proceso industrial de esta magnitud. Para que se comprenda: el desarrollo de un proyecto de regeneración y descontaminación a nivel industrial y masivo tiene tres efectos. En primer lugar, la protección del medio ambiente (en donde claramente se contempla la contaminación del agua). En segundo lugar, la generación de riqueza para el país por la sustitución de importaciones. Y, por último, la generación de la mano de obra intensiva que requiere el proceso a escala industrial. Siendo que las Tecnologías para la Inclusión Social (TIS) son consideradas elementos clave en las estrategias de desarrollo socio-económico de un país y que pueden ser entendidas como formas de diseñar, desarrollar, y gestionar tecnologías orientadas a la resolución de problemas sociales y ambientales (www.redtisa.org), el proceso de recuperación de catalizadores agotados se enmarca dentro de las mismas intenciones. Inertización y recuperación de catalizadores agotados En la actualidad, el uso de catalizadores en las industrias químicas, destiladoras de petróleo, petroquímica, etc. se ha intensificado notablemente. La principal propiedad de los catalizadores es que “aceleran” o hacen posibles ciertas reacciones químicas, que, sin ellos, no se producirían o serian excesivamente lentas y, en consecuencia, poco rentable. El consumo mundial de catalizadores en el año 2010 fue de 243 mil toneladas (valores estimados en EE.UU), cifra que aumenta todos los años entre un 3% y 4%, debido a que cada vez se dispone de menos petróleo con poco azufre y se tiene que recurrir a los ácidos, con mayor contenido del mismo, que requieren más cantidades de catalizadores. Además, las reglamentaciones de medio ambiente mundiales, exigen menores contenidos de azufre en los combustibles, para que la combustión sea menos contaminante en la atmósfera. Los catalizadores metálicos están generalmente constituidos por óxidos de metales pesados, sobre un soporte de alúmina, sílico-alúmina, MgO, CaO, etc. Una vez que se envenenan por determinados elementos incluidos en los productos tratados, y por su propio uso, caben dos posibilidades: una, que es la ideal, es “regenerarlos” para que vuelvan a ser operativos, que es lo que se está haciendo en la mayoría de los países; la otra, que se da cuando ya están “agotados” y no se pueden volver a regenerar, consiste en “depositarlos” en terrenos denominados de “disposición final”. Este último caso es el que concierne a este artículo. Está demostrado que, con el transcurso de los años, los óxidos FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

179


de los metales pesados, cuando se encuentran en proporciones elevadas, se van disolviendo y pasan a las napas freáticas. Es muy importante advertir que la contaminación puede llegar a las corrientes de agua subterráneas (en nuestro caso, los acuíferos Pampeano y Pehuelche, por ejemplo) y también, eventualmente, llegar a contaminar los ríos adyacentes. Es decir, contaminar el agua. Las leyes medioambientales: generadores, operadores, disposición final Las leyes medio ambientales clasifican como “generadores” a aquellas empresas que al usar los catalizadores los que los dejan “agotados” para su posterior tratamiento, que es realizado por los llamados “operadores”. El transporte de estos “residuos peligrosos”, como se los denomina, tiene que estar autorizado y supervisado por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (SMAyDS), por si llegaran a producirse derrames que pongan en peligro la salud pública. Los “operadores” y empresas autorizadas y reglamentadas por la SMAyDS, son las que tienen que convertir en “inocuos” a los residuos “peligrosos”. Estos residuos son parte de una lista grande y “normalizada” por la SMAyDS. En el caso de los catalizadores agotados con metales pesados, el tratamiento que se hacía en la época en que se hicieron las investigaciones a las que se hizo referencia en la introducción, consistía una simple calcinación, que si bien era efectiva para los residuos patológicos y para la mayor parte de los residuos orgánicos peligrosos, no lo era para los catalizadores, ya que después de la calcinación, los óxidos metálicos siguen estando en el producto calcinado, casi sin modificaciones. Se podría decir, tal cual estaban antes del tratamiento que hacían los “operadores”. En la “disposición final”, una vez que los residuos peligrosos son tratados por los “operadores”, otras empresas entierran las cenizas en terrenos autorizados y controlados por SMAyDS. En general, el entierro de los residuos que luego de la calcinación dejaron de ser peligrosos, es correcto. Pero en el caso estudiado, no es suficiente, dado que los óxidos de los materiales pesados siguen estando en el producto calcinado y, con el transcurso de los años y las lluvias, se van disolviendo y contaminando las napas de agua y ríos adyacentes, constituyendo un peligro para la salud. Estudio biográfico del proceso realizado Existen en el mundo infinidad de procesos para la inertización de los catalizadores agotados. Se adaptó, a partir de todos los informes de Europa, aquellos que resultaban más económicos y convenientes para tratar los catalizadores utilizados en la Argentina. Hay centenares de catalizadores en el mundo, pero solo unos cuantos se usan en Argentina. Cabe aclarar que cada catalizador agotado requiere un tratamiento distinto para lograr recuperar sus elementos más importantes y para no contaminar nada durante el proceso. En los ensayos realizados durante esta experiencia, no se produjeron efluentes gaseosos ni sólidos y los líquidos se reciclaron en su totalidad. Por lo tanto, se eliminaron totalmente las contaminaciones ambientales que se producen cuando se los entierra. El tratamiento que hacen actualmente los llamados “operadores”, es una simple calcinación, que no afecta la nocividad de los óxidos metálicos. Este tratamiento sirve para el caso de los residuos “patológicos”, pero no son de utilidad para el caso que estamos tratando, porque no eliminan el alto grado de peligrosidad, como ya se observó anteriormente. EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Esquema del proceso de regeneración ensayado Los ensayos fueron realizados a escala de laboratorio en primera instancia y, luego de haberse verificado la factibilidad, fueron llevados escala de planta piloto. En el cuadro siguiente detalla el proceso realizado:

No fue posible llegar a la escala de producción porque faltó el “ajuste final” de las variables operativas. Es decir, este proceso era “optimizable”, pero quedó trunco por la falta de catalizadores. Los resultados químicos de rendimiento y eliminación de contaminantes habían sido exitosos; sólo faltó reducir los costos e igualarlos a los que tenían en aquel momento en Europa. Durante este proceso de tratamiento de los metales pesados contenidos en los catalizadores agotados se estudió el níquel, cobalto, molibdeno y cobre, pero también puede extenderse a otros metales pesados, tales como el cromo, que en su forma hexavalente es el mayor contaminante metálico de ríos, como se observa en los casos del Riachuelo, el río Matanza y el río Reconquista, que afectan nefastamente el área metropolitana. Consideraciones finales Del mismo modo que nos preocupa el futuro, esta experiencia sostiene que no debemos dejar de pensar en lo que hemos hecho mal en el pasado y subsanarlo. Así, propiciaremos la generación de un proceso en espiral acorde con el equilibrio de la naturaleza y las necesidades de los seres humanos que la integran. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

181


El proyecto desarrollado permite pensar y mejorar la protección del medio ambiente, evitando la peligrosa contaminación que generan los óxidos metálicos pesados disueltos en los acuíferos de la zona que se comunican con los ríos adyacentes, al mismo tiempo que contribuye a la sustitución de importaciones, en tanto se obtienen productos que actualmente se están importando en su totalidad, logrando un ahorro de divisas y a la generación de nuevas fuentes de trabajo debido a la necesidad de recursos humanos (productivos, técnicos y administrativos), la cual solo se podrá determinar cuando esté resuelto el tipo exacto de planta que se necesita y la cantidad de catalizadores agotados que se requieran tratar.

EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Experimentando en el Barrio: la ciencia divertida llega al barrio

Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Tandil. Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Contacto: María Luján Castro Tel: 0249 4590155 E-mail: mlcastro@exa.unicen.edu.ar Sitio web: www.exa.unicen.edu.ar www.divertitexp.com.ar

Una versión itinerante de la muestra de ciencias interactiva DIVERTITE EXPERIMENTANDO recorre los barrios de la ciudad de Tandil, acercando la ciencia de una forma amena, divertida, a los ciudadanos que allí residen. La muestra se establece por tres días en instalaciones del Centro Comunitario del barrio, o en otro espacio del mismo (escuela, centro cultural, club) que tenga las instalaciones adecuadas. Se recorre el barrio e invita a los establecimientos educativos de la zona de influencia a visitar y hacer uso de la muestra, así como también a las instituciones que realicen actividades con niños, jóvenes y adultos (clubes, talleres barriales, etc.), y a todos los residentes del barrio. Un grupo de docentes y estudiantes capacitados es el responsable de estas visitas, del armado de la muestra y del acompañamiento de los visitantes durante el recorrido. Fundamentación del proyecto: acerca de los espacios interactivos de ciencia Las muestras interactivas son espacios dedicados a crear en el visitante estímulos a favor del conocimiento y del método científico, y a promover la opinión científica en el ciudadano, contribuyendo significativamente al proceso de la alfabetización científica de la sociedad, y pueden ser utilizados como un recurso complementario al sistema educativo. Estos sitios basan sus estrategias en el hacer del visitante, proveyendo de actividades, experiencias y dispositivos con los cuales el visitante interacciona, cuestionando y cuestionándose, descubriendo no solo características del mundo que lo rodea, sino también sus capacidades para encontrar respuestas. Estos espacios se constituyen como un instrumento óptimo para mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerables de la sociedad, derribando barreras socio-económicas, de género, de capacidades diferentes, de edad. Ante las experiencias que se presentan no existen tales diferenciaciones, todos en la medida de sus capacidades, muchas de las cuales se descubren en este proceso, pueden interaccionar encontrando respuestas, estímulos y satisfacción. Se conoce y se aprende, de uno mismo y del mundo en que vivimos, de forma agradable, divertida, contenedora. Es un espacio de juego y libre aprendizaje que posibilita la apertura a nuevas formas de interacción social que conllevan al desarrollo de nuevos contenidos, nuevas imágenes, nuevas expectativas, nuevas miradas. Se posibilita la modificación de roles, de lugares, ya que en un espacio informal de educación existe la libertad para que cada quien tenga su propia experiencia, construya sus propios significados y sea lo suficientemente autónomo para dirigir su propio juego. Son lugares que estimulan la curiosidad y desarrollan mentes inquisitivas, cambiando la vida de la gente, influyendo en sus actitudes y en su pensamiento. Las investigaciones muestran que estos espacios desmitifican la ciencia destacando su belleza, demostrando lo necesaria que es y haciéndola accesible al público en general. Es también una herramienta poderosa para la inclusión social. Los espacios interactivos de ciencias son relevantes para todos los sectores de la población; y se han convertido en importantes espacios para el encuentro entre la ciencia y la sociedad. Operan a través de fronteras geográficas, económicas, políticas, religiosas y culturales. Tienen impacto en el bienestar, la educación, el desempeño y las habilidades de las generaciones actuales y futuras. FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

183


El “juego inteligente”, como se propone en estos sitios, es uno de los caminos más efectivos de aprendizaje para personas de todas las edades. Los niños que visitan estos sitios pueden convertirse en agentes de cambio críticos, de modo que cada uno pueda aspirar a un mejor futuro. Por último, valga mencionar que la divulgación científica es importante para la democratización de la sociedad y para la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones que determinarán su futuro. La popularización de la ciencia y la tecnología persigue que amplios sectores de la población accedan al desafío y la satisfacción de entender el universo en que vivimos y, sobre todo, que puedan imaginar y construir, colectivamente, los mundos posibles. Antecedente: acerca de Divertite Experimentando Desde el año 2008, un grupo de docentes e investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas llevan a cabo una muestra interactiva de ciencias, denominada Divertite Experimentando, que actualmente cuenta con más de 50 dispositivos y experiencias interactivas. Ésta nació en el marco de un Proyecto de Responsabilidad Social Universitaria (PPUA-SPU) bajo la dirección de la Dra. María Luján Castro, y realiza presentaciones anuales de 10-15 días, a las que han asistido más de 1500 personas, en cada oportunidad. La respuesta del público asistente, en su mayoría perteneciente a los distintos niveles y modalidades del sistema educativo, ha sido altamente positiva, y merece destacarse la excelente recepción que la propuesta ha tenido entre individuos con “aparentes” condiciones de vulnerabilidad (niños y adolescentes en condiciones de riesgo por falta de trabajo, drogadicción, contención, abandono, jóvenes mujeres adolescentes humildes, discapacitados motores, visuales, auditivos, intelectuales, adultos mayores, etc.). “Aparentes” puesto que ante las propuestas interactivas ofrecidas en la muestra, las barreras socio-económicas, de género, de capacidades diferentes, de edad, desaparecen; todos en la medida de sus capacidades, muchas de las cuales se descubren en el mismo proceso de juego y experimentación, pueden interaccionar encontrando respuestas, estímulos y goce, además de conocimiento. Se conoce y se aprende, de uno mismo y del mundo en que vivimos, de forma agradable, divertida, contenedora. Los excelentes resultados obtenidos con la muestra Divertite Experimentando no sólo señalan la necesidad existente en la comunidad de contar con espacios recreativos y educativos de las características ofrecidas, sino que también permiten comprobar los efectos altamente positivos alcanzados en los asistentes. Estas son algunas de las razones que llevaron a los responsables de la mencionada muestra a establecer un convenio con el Municipio de la ciudad de Tandil, a través de la Secretaria de Desarrollo Social de la misma, que posibilita que Divertite Experimentando recorra los distintos barrios periféricos de la ciudad. Acerca del presente Proyecto Una versión itinerante de Divertite Experimentando se ofrece en los distintos barrios de la ciudad de Tandil. Esta versión está constituida por una serie de experimentos y dispositivos interactivos, de pequeño porte, que pueden ser fácilmente transportables. Algunas de las experiencias son: electrostática (electroscopio, electróforo, péndulo, molinillo, globos); electricidad/electromagnetismo (pila humana, pila con limones, circuitos sencillos, inducción electromagnética); magnetismo (imanes, limaduras, brújulas); óptica (espejos, periscopio, caleidoscopios, reflexión total EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


interna). Luz (sombras, luz negra, láser); mecánica (mesas de fuerzas, giróscopo, precesión); sonido (escala con botellas, teléfono con hilos, tambor, diapasones); matemáticas (Torres de Hanoi, juegos). Descripción de la experiencia: actividades que se desarrollan Una vez seleccionado el Centro Cultural o espacio idóneo para montar la muestra, se entrevista a los responsables del mismo (trabajador social y/o gabinete social, referentes barriales) para conocer el barrio, sus problemáticas, sus valores, los establecimientos y agrupaciones en el área de influencia, etc. Se recorre el barrio visitando las distintas instituciones e invitando a docentes y referentes a visitarnos. El espacio interactivo propuesto es un espacio público cargado de sentido, pero es imprescindible generar estrategias de acercamiento a aquellos para los que está especialmente dirigido, puesto que su misma condición de vulnerabilidad y exclusión, no favorece naturalmente su asistencia. Es necesario conquistar nuevos escenarios, en donde se encuentra este ciudadano, brindando información socialmente relevante y realizando actividades motivadoras que incentiven la asistencia, participación y apropiación. La propuesta contempla trabajar por un horizonte democrático que posibilite seres humanos reflexivos, creativos y productivos, que sepan pensar, así se equivoquen y sepan gozar. La inclusión supone que los niños, niñas, jóvenes y adultos deben tener oportunidades equivalentes de formación, aprendizaje, desarrollo, desempeño, independientemente de sus antecedentes sociales y culturales y de sus diferentes habilidades y capacidades. Tener oportunidades equivalentes no implica que las mismas deban ser homogéneas. Se trata de proveer una oferta que atienda a la diversidad, y que sea adecuada a las particularidades de los sujetos. Esto supone la búsqueda constante de los caminos adecuados para lograr este objetivo. Asimismo, la diversidad es una característica intrínseca de los sujetos, por lo tanto, no debe ser vista como un problema u obstáculo que hay que enfrentar, sino como una experiencia enriquecedora. Así, la inclusión se logra a partir de una integración genuina en la diversidad. Se desarrollan las actividades, dependiendo del público estas pueden variar. Para los más chiquitos (jardín de infantes) juegos más sensorios, cuentos; para los más grandes (primaria, secundaria), juegos de ingenio, desafíos, etc. Existe un grupo responsable permanente integrado por docentes de la Facultad de Ciencias Exactas (subsidiados por el Municipio) y un grupo de estudiantes voluntarios. La responsable es la Prof. Ana Laura Echegaray. El Proyecto fue aprobado en la Convocatoria 2012 de Voluntariado Universitario de la Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado, Presidencia de la Nación. Características de la comunidad beneficiada - Público destinatario Los beneficiarios directos de la acción son ciudadanos de la ciudad de Tandil, en especial los sectores más vulnerables que no tienen habitualmente posibilidades de acceder a este tipo de espacios de esparcimiento, pero que a la vez, encierran experiencias altamente educativas, que incentivan la creatividad. En su primera etapa (año 2012), estuvo contemplada la visita a 7 barrios. Cada barrio tiene su realidad, y difícilmente coincidan. Al menos esa ha sido la experiencia hasta el momento.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

185


Unquillo hacia el Desarrollo Sustentable

Dirección de Ambiente de la Municipalidad de Unquillo (Córdoba) Web: www.unquillo.gov.ar

Unquillo es una ciudad de aproximadamente 25 mil habitantes, ubicada sobre el faldeo oriental de las Sierras Chicas, a 27 kilómetros al noroeste de la Ciudad de Córdoba. La primera experiencia en Tecnologías Sustentables se planteó a raíz del cierre del basural. Hasta el año 2001, los residuos eran dispuestos en un basural a cielo abierto de 4 has, ubicado a 100 metros de zonas residenciales y a 150 metros del arroyo. Los residuos allí dispuestos eran quemados para reducir su volumen y además generaban contaminación de napas y proliferación de insectos y roedores. Todo esto comprometía la salud de los vecinos y arruinaba por completo calidad ambiental de la zona. Desde la gestión municipal se impulsaron medidas para el cierre definitivo del basural y la recuperación del predio. Hoy funciona en este espacio la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (PTRSU) incorporado al Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (PGIRSU), propulsado por la Dirección de Ambiente municipal desde el año 2009. El objetivo del mismo es el tratamiento integral y ambientalmente adecuado de los residuos sólidos generados en la ciudad. El proceso Se inició con la incorporación de la tecnología de compostaje, a través de la capacitación a los vecinos para la diferenciación de los residuos orgánicos domiciliarios que se realizaba con los recursos disponibles: un tractor con acoplado para el transporte. En la Planta, se construyeron planchas de cemento para el compostaje, mientras que para el tratamiento de los líquidos residuales o lixiviados resultantes del proceso se decidió la instalación de un filtro vegetal. Habiendo observado que los Siempre Verdes (Ligustrum lucidum) avanzan ganando espacio sobre el monte, compitiendo con la vegetación nativa, se decidió su extracción y reutilización de los troncos para la construcción de un galpón que hoy se utiliza para el guardado de maquinarias. Los ejemplares extraídos fueron reemplazados por especies nativas en todo el predio de la PTRSU. Posteriormente, y a través de un convenio con el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), se realizó un proyecto para la construcción de un galpón con ladrillos de PET (tereftalato de polietileno). El proyecto involucraba la provisión la materia prima (botellas plásticas), las cuales, a través de la tecnología desarrollada por el CEVE, se convirtieron en ladrillos utilizados para la construcción.

Unquillo seleccion de poda EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Objetivos Estas construcciones se realizan con la intención de llevar adelante en este espacio, la PTRSU, una serie de ejemplos visibles para el público sobre tecnologías alternativas disponibles aplicadas a distintos conceptos. En el galpón de reciclado, se instalaron cintas para la clasificación del material y adquirieron maquinarias (prensa y mulita) y, a través de un convenio con el INTI, se desarrollaron jornadas de capacitación al personal. Las mismas tienen como objetivo principal el agregado de valor a los residuos que vienen seleccionados desde el origen, conforme al Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, desarrollado por la Dirección de Ambiente (PGIRSU). Se trata de una sobre-clasificación de los residuos, de acuerdo a su composición. El producto de este trabajo es vendido para diversos usos. También, conjuntamente con el INTI, se trabajó en distintas tecnologías de compostado, ya que se incorporan grandes volúmenes de residuos orgánicos. Estos, posteriormente, son colocados en camas de lumbricultura, para la producción de lumbricompuesto. Todo lo producido es envasado y devuelto a los vecinos para la fertilización del suelo y/o entregado a las escuelas locales para el desarrollo de huertas orgánicas. Para darle una solución sustentable al tratamiento de los residuos de poda domiciliaria, se incorporó nueva una chipeadora. Los residuos colectados son clasificados y una fracción es aprovechada como leña, mientras que el resto es chipeado e incorporado al proceso de compostaje. La leña obtenida se utiliza para la alimentación salamandras y hogares, ya que nuestra ciudad no cuenta aún con el servicio de gas natural. Todas las dependencias del Edificio Municipal utilizan esta leña para la calefacción con salamandras. Transferencia a la comunidad La Dirección de Ambiente municipal lleva a cabo un programa de educación ambiental a la comunidad, que incluye la capacitación sobre las tecnologías utilizadas en la Planta, la entrega de lumbricompuesto, visitas guiadas para escuelas en la PTRSU y jornadas informativas y de divulgación de nuevas tecnologías. También se desarrollan materiales didácticos y de difusión, como la publicación y actualización en el blog de la Dirección.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

187


Plantas medicinales

Escuela Secundaria n°10 de Berazategui Dra. Julieta Lanteri

La etnobotánica, como disciplina científica, estudia e interpreta la historia de las plantas en las sociedades antiguas y actuales. La relación sociedad-planta es siempre dinámica: por parte de la sociedad intervienen la cultura, las actividades socioeconómicas y políticas, y por parte de la planta, el ambiente con sus floras. Lo más destacable de esta ciencia es su dedicación a la recuperación y estudio del conocimiento que las sociedades, etnias y culturas de todo el mundo han tenido y tienen sobre las propiedades de las plantas y su utilización en todos los ámbitos de la vida. Constituye un completo marco para el estudio de las complejas relaciones humanidad-planta en sus dimensiones simultáneamente antropológicas, ecológicas y botánicas. Este conocimiento tradicional se ha ido conservando de generación en generación, y ha permitido el florecimiento y triunfo de diversas civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad sobre la tierra, constituyendo una fuente valiosísima de información, para el futuro de la agricultura y la medicina. Las plantas son la base a partir de la cual se desarrolló toda la farmacología moderna y hoy siguen siendo objetos de numerosas investigaciones para su aprovechamiento. Constituyen unas de las principales fuentes de los compuestos desarrollados por esta industria. Históricamente, las plantas y sus sustancias derivadas han constituido el 25% de todas las drogas comercializadas anualmente. Hoy, se calcula que hasta el 50% de las drogas utilizadas por la industria farmacéutica deriva de las plantas.

Las plantas medicinales en el cuidado de la salud Varios son los argumentos a favor del uso medicinal de las plantas. Algunos, hacen hincapié en el aspecto cultural, en tanto las plantas son parte del patrimonio cultural de nuestro pueblo y nos permiten reafirmar nuestra identidad. Siguiendo esta línea de pensamiento, se entiende que representan la posibilidad de recuperar un conocimiento adquirido durante miles de años por la humanidad y que nuestros ancestros nos han trasmitido. Por otra parte, la antropología médica redescubre la medicina de los indígenas, que tiene como pilar el uso de las plantas y que demuestran ser muy eficaces en el tratamiento de muchas afecciones. También permite realizar un nuevo abordaje medicinal, en tanto las hierbas son consideradas desde su rol de promotoras de la salud, antes que medios para erradicar enfermedades. El desarrollo de la medicina alópata u occidental opacó el uso de las especies medicinales. La droga sintética desplazó en gran medida el consumo de productos medicinales naturales. Sin embargo, desde hace algunos años se observo un cambio tendiente a la revaloración, rescate e investigación de una gran biodiversidad, y de la medicina herbaria. En 1987, la OMS reconsidero a las plantas medicinales como un medio más eficaz para lograr el propósito de salud para todos en el año 2000. Por primera vez, en 1988, se introdujo el concepto de conservación de las plantas medicinales. Esta organización sostiene que esta medicina es más barata, efectiva y, además, se encuentra inserta dentro de las prácticas culturales. EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


La OMS estima que el 80% de los habitantes de los países en desarrollo tiene en las plantas su principal fuente de medicamentos y que en el mundo se han registrado cerca de 4 millones de personas que las usan. En nuestro país, muchas plantas medicinales son reconocidas oficialmente por su valor y están incluidas en la Farmacopea Nacional Argentina editada por el Ministerio de Salud y Acción Social.

La Caléndula officinalis La naturaleza, es todavía, el mayor farmacéutico de la humanidad. Las plantas contienen compuestos aun no descubiertos. Algunas plantas varían su acción de acuerdo a las necesidades individuales. Pero, en todos los casos, su consumo medicinal genera una conciencia ambiental y ética. Este proyecto propone la utilización de la Caléndula officinalis como planta medicinal, a partir de la cual obtenemos varios subproductos de gran utilidad para el cuidado de la salud. Los tres principios activos de la flor son los flavonoides, los carotenos y el ácido acetilsalicílico. Los tres poseen efectos terapéuticos de carácter antiinflamatorio, antibacteriano, antimicótico, antioxidante, antimutagénico, astringente y antiespasmódico.

Conclusiones Se sostiene que al utilizar plantes medicinales nos conectamos con todo el proceso de la vida. Respetando la naturaleza en todas sus formas, podemos apropiamos de lo que necesitamos, utilizando sólo “sus intereses”, resguardando el “capital” para las futuras generaciones. Es importante que valoremos la inmensa riqueza de nuestra diversidad biológica y cultural. Debemos crear mecanismos para defenderlos de la biopiratería y así reafirmar nuestra identidad.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

189


Encuentros que promueven la creatividad: generación y desarrollo tecnológico en las Escuelas Agrarias y Técnicas Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Agencia de Extensión Rural Bell Ville Programa ProHuerta Instituto para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF) Región Pampeana

“Encuentros que promueven la creatividad: generación y desarrollo tecnológico en las Escuelas Agrarias y Técnicas” es el título del libro que pretende, entre otras cosas, brindar una herramienta que permita hacer visibles, y acercara posibles interesados, procesos de generación de ideas que se concretan en acciones en distintos ámbitos educativos, así como también motivar otros procesos a partir de la lectura de estas experiencias y contribuir al debate sobre la necesidad de brindar condiciones para que aparezca la creatividad. Objetivo y proceso de trabajo En dicho libro se expone un proyecto educativo en curso, impulsado por el INTA (a través dela Agencia de Extensión Rural Bell Ville, el Programa ProHuerta y el IPAF Región Pampeana)junto con treinta Escuelas Agrarias y Técnicas de la provincia de Córdoba. La experiencia sienta sus bases en los talleres de autoconstrucción de herramientas para la huerta realizados durante los años 2008 y 2009 por técnicos de Bell Ville en el marco del Programa ProHuerta. En este período la acción tuvo llegada a más de 1800 alumnos y docentes. La publicación da cuenta de la historia, del origen del proyecto, de su construcción y de cómo fueron coincidiendo los intereses, la formación de un equipo de trabajo, el reconocimiento del entramado de una red, la motivación de los vínculos dentro de esa red y la generación de otros nuevos, las capacitaciones y las acciones en terreno. Para potenciar este proceso, durante el año 2010 la Agencia Bell Ville del INTA y el IPAF Región Pampeana diseñaron e implementaron dos encuentros entrelazados por un proceso denominado Primavera Creativa. Los principales objetivos de este proyecto fueron: valorizar el trabajo de capacitación llevado adelante por la Agencia de Extensión Rural Bell Ville - ProHuerta, a partir de sistematizar el proceso, rescatando las acciones ya implementadas y los resultados obtenidos durante los años anteriores; capacitar a formadores de formadores en el diseño y fabricación de máquinas y herramientas para la Agricultura Familiar con el fin de impulsar el efecto multiplicador del conocimiento; promover sinergia entre los agentes de la red de Escuelas a partir de los encuentros planteados. De la sistematización del proceso, que se originó en la localidad de Bell Ville a partir del trabajo del ProHuerta, es posible observar la efectividad que tuvieron las capacitaciones realizadas sobre la base del reconocimiento y la construcción de saberes en forma conjunta, en “movimiento dinámico entre el hacer y el pensar sobre el hacer” (Freire, 2008), la potencialidad que implica sostenerlas en el tiempo y la necesidad de profundizar aspectos relacionados con la disponibilidad de máquinas y herramientas para la Agricultura Familiar. En los encuentros se evidenció la construcción colectiva del conocimiento entre los actores y, con ello, la formación de formadores fue haciéndose realidad en cada una de las instituciones educativas implicadas. En la mayoría de los casos, habiéndose o no replicado los talleres de diseño y fabricación de máquinas y herramientas en sus instituciones, las Escuelas lograron trabajar críticamente sobre sus propias necesidades y posibilidades, desafiando obstáculos y asociándoseotros actores locales con quienes poder desarrollar sus propios proyectos.

EDUCACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


Fue de crucial importancia respetar las particularidades de los destinatarios, al contextualizar las Escuelas Agrarias y Técnicas con las que se trabajó: su historia, el tipo de educación impartida, su realidad en el marco de la educación de la provincia de Córdoba y el entramado socioeconómico del que forman parte. Resulta interesante destacar la metodología utilizada en cuanto al modo de abordar el diseño de los artefactos a partir de las estrategias que propone el “ecodiseño” a fin de recuperar materiales de su medio, pensando en nuevos usos, y la proyección con elementos renovables ajustados a la disponibilidad de la escuela, potenciando los recursos existentes. La propuesta de transitar un proceso entre dos encuentros, proceso al que llamaronPrimavera Creativa, permitió a partir de pasos ordenados en el tiempo identificar demandas, buscar a los socios locales y garantizar la sostenibilidad a partir del desarrollo de proyectos anclados en necesidades institucionales. Los proyectos realizados en los establecimientos educativos son muy diversos: planta potabilizadora de agua, carros para transportar animales a la faena, un brasero móvil y un asador móvil, faenadores de pollo, un cultivador de huerta manual, fertilizadores de semillas, plantadoras, sembradoras a chorrillo, un espantapájaros dinámico, recolectores de zanahorias, un plantador, surcador y desmalezador de arrastre, deshidratadores y mezcladores de aromáticas y la construcción de una silla de ruedas para una alumna. El proceso que se describe en el presente texto y los testimonios que se rescatan hacen reales las palabras del pedagogo brasilero Paulo Freire (2008): “Enseñar no es transferir conocimientos, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción…”. El potencial de estos encuentros –las posibilidades que abre el trabajo con instituciones educativas–da cuenta del fuerte protagonismo que las escuelas tienen como actores claves de las estructuras de sostén de los territorios, y de los posibles procesos de innovación que allí pueden suceder. Así, se comprueba una vez más que la educación formal es un dinamizador importante de los procesos de innovación tecnológica y de la gestación y desarrollo de nuevos procedimientos productivos. Las experienciasrelatadas en el libro aludido lo demuestran, e invitan a seguir pensando en la fuerza que implica la constitución de nuevos vínculos.

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

191


Muestra de Arte

Agua para la vida

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

193


David Acebedo ¿Lo Pescás?


Laura Zorrilla Desde el balcón

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

195


Laura Zorrilla Costa Irlandesa


Laura Zorrilla Actividad Matutina

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

197


Veronica Bollatti Nautilus I


Veronica Bollatti Nautilus II

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

199


Guía de Expositores 2009 - 2013

¡Buscá a tus Aliados!

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

201


FETECSO

2009

Institución

El agua es vida

Nombre y Apellido

Alberto Di Filippo

Experiencia

El agua es vida

Sitio Web

www.elaguaesvida.com.ar

Correo Electrónico

contacto@elaguaesvida.com.ar

Categoría

Agua y alimentos

Institución

Acqualive

Nombre y Apellido

María Laura López

Experiencia

Potabilización de agua en el desierto

Sitio Web

www.acqualive.com.ar

Correo Electrónico

ventas@acqualive.com.ar / acqualive@yahoo.com.ar

Categoría

Agua y alimentos

Institución

Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación

Nombre y Apellido

Javier Navarro

Experiencia

Bombas de agua

Sitio Web

www.minagri.gob.ar

Correo Electrónico

leonardojnavarro@yahoo.com.ar

Categoría

Agua y alimentos

Nombre y Apellido

Liliana Salama y Daniel Ravizza

Experiencia

Depósito sanitario ecológico

Correo Electrónico

lilianasalama@yahoo.com.ar

Nombre y Apellido

Arq. Fernando Couto

Experiencia

Arquitectura consciente

Sitio Web

www.arquitectura-conciente.blogspot.com.ar

Correo Electrónico

coutoarq@yahoo.com.ar

Institución

Centro Atómico Ezeiza

Nombre y Apellido

Alberto Gauna

Experiencia

Extracción de sedimentos de ríos contaminados

Sitio Web

www.caebis.cnea.gov.ar

Correo Electrónico

gauna@cae.cnea.gov.ar

Institución

Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet”

Nombre y Apellido

Alejandro Mariñelarena

Experiencia

Alternativas ecotecnológicas para la depuración de aguas residuales

Sitio Web

www.ilpa.edu.ar

Correo Electrónico

alemar@ilpla.edu.ar


Institución

Tecno Ecológica

Nombre y Apellido

Gustavo Sobaczewski

Experiencia

Plantas de tratamientos modulares individuales o colectivas

Sitio Web

www.tecnoecologica.com

Correo Electrónico

gs@tecnoecologica.com

Institución

Colcic

Nombre y Apellido

Enrique García

Experiencia

Método Colcic para la remediación de cursos de agua de superficie en zonas urbanas con inclusión social

Sitio Web

www.colcic.org.ar

Correo Electrónico

colcic@gmail.com

Institución

Febhogar

Nombre y Apellido

Raúl Mieza

Experiencia

Generación de electricidad de la basura y residuos agrícolas forestales y animales

Sitio Web

www.febhogar.com.ar

Correo Electrónico

febhogar@infovia.com.ar / febhogar@yahoo.com.ar

Institución

Biocoop

Nombre y Apellido

Hugo Capuya

Experiencia

Biodiesel sustentable

Sitio Web

www.biocooperativa.blogspot.com.ar

Correo Electrónico

contacto@biocoop.com.ar

Nombre y Apellido

Arq. Guillermo Sarubbi

Experiencia

Energía y reciclado

Correo Electrónico

arqgasarubbi@gmail.com

Institución

Casa Huerta

Nombre y Apellido

Sebastián Miguel

Experiencia

Proyecto social en asentamientos marginales

Sitio Web

www.casahuerta.com.ar

Correo Electrónico

arqsmiguel@fibertel.com.ar

Nombre y Apellido

Marciel Etchecoin Moro

Experiencia

Agua con valores de arsénico y otros metaloides

Correo Electrónico

diputadaetchecoin@live.com.ar

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

203


FETECSO

2009

Institución

Fundación UOCRA

Nombre y Apellido

Paula Ruggeri

Experiencia

Formación en energías renovables para trabajadores constructores

Sitio Web

www.fundacion.uocra.org

Correo Electrónico

pruggeri@uocra.org

Institución

Municipio de San Miguel del Monte

Nombre y Apellido

Daniel Ledesma

Experiencia

Biogás, la energía que surge de los desechos orgánicos

Sitio Web

www.monte.gov.ar

Correo Electrónico

danielferni@hotmail.com

Institución

ICECOOP

Nombre y Apellido

Gustavo Rosas

Experiencia

Sistema de comercialización alternativo de alimentos libres de agroquímicos

Sitio Web

www.icecoop.com.ar

Correo Electrónico

pedidos@icecoop.com.ar

Institución

IPAF

Nombre y Apellido

Marcos Hall

Experiencia

Energías renovables

Correo Electrónico

mhall@correo.inta.gov.ar

Institución

Universidad de Buenos Aires. Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. Cátedra Galán

Nombre y Apellido

Lara Dittmar

Experiencia

Ejercicios de taller con empleo de materiales sustentables

Sitio Web

www.tallergalan.com.ar

Correo Electrónico

laradittmar@gmail.com

Institución

IARCOS

Nombre y Apellido

Sebastián Mario Presti

Experiencia

Construcciones sustentables

Correo Electrónico

spresti05@yahoo.com.ar

Institución

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Nombre y Apellido

Claudio Godio

Experiencia

Biogás

Correo Electrónico

claudiogodio@hotmail.com


Institución

Gobierno Nacional

Nombre y Apellido

Laura Waynsztok

Experiencia

Programa Nacional de Municipios y Comunidades Saludables

Sitio Web

www.msal.gov.ar/municipios/

Correo Electrónico

redmunisal@msal.gov.ar

Institución

AIDIS

Nombre y Apellido

Marta Serrano

Experiencia

Participación de AIDIS

Sitio Web

www.aidisar.org.ar

Correo Electrónico

aidisar@aidisar.org

Institución

INTI

Nombre y Apellido

Pablo Bergel

Experiencia

Programa Calidad de Vida

Sitio Web

www.inti.gob.ar/calidadvida

Correo Electrónico

calidaddevida@inti.gob.ar

Institución

Secretaría de Ambiente, Higiene Urbana y Turismo del Municipio de Quilmes

Nombre y Apellido

Raúl Macario

Experiencia

Programa de Forestación y Adecuación de Espacios Públicos y Programa el Medio Ambiente y la Escuela

Sitio Web

www.quilmes.gov.ar

Correo Electrónico

proyectoforestal2000@yahoo.com.ar

Institución

Centro de Estudios Ambientales

Nombre y Apellido

Laura Egli

Sitio Web

www.infolobos.com.ar/CEA/

Correo Electrónico

cealobos@hotmail.com

Institución

Escuela del Sur

Nombre y Apellido

Andre Marcilla

Experiencia

Investigación: “El río ¿fuente de vida?”

Sitio Web

www.escueladelsur.edu.ar

Correo Electrónico

amarcilla2007@gmail.com

Institución

Gobierno Nacional

Nombre y Apellido

Juan Szymankiewicz

Experiencia

Federación Argentina de Municipios

Sitio Web

www.famargentina.org

Correo Electrónico

vicepresidencia1ra@fam-mail.org FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

205


FETECSO

2010

Institución

Federación Argentina Municipios

Nombre y Apellido

Juan Szymankiewicz

Experiencia

Municipios sustentables

Sitio Web

www.famargentina.org

Institución

Fundación Educativa Woodville (Bariloche)

Experiencia

Taller para colegios

Sitio Web

www.woodville.org

Institución

Universidad Nacional de La Plata

Nombre y Apellido

Marta Litter

Experiencia

Método de potabilización de agua arsenical

Sitio Web

www.cnea.gov.ar/xxi/ambiental/agua-pura/litter.htm

Institución

Subsecretaria de Agricultura Familiar de Santiago del Estero

Nombre y Apellido

Javier Navarro

Experiencia

Bombas de agua

Correo Electrónico

ljaviernavarro@gmail.com

Institución

Secretaria de Infraestructura y Planeamiento Edilicio del IUNA

Nombre y Apellido

Fernando Couto

Experiencia

Aprovechamiento de agua de lluvia

Correo Electrónico

rectorado.difusion@iuna.edu.ar

Institución

Movimiento Agua y Juventud. INFOPACI Cooperativa Sudeste Ltd.

Nombre y Apellido

Antonella Vagliente

Experiencia

Cajita de Herramientas del Acuerdo Ciudadano con la Tierra

Sitio Web

www.aguayjuventud.org

Institución

Municipio de Goya

Nombre y Apellido

Alberto Di Filippo

Experiencia

Proyecto El agua es vida

Sitio Web

www.goya.gov.ar

Institución

Biocoop

Nombre y Apellido

Hugo Capuya

Experiencia

Biodisel a partir de aceite usado

Correo Electrónico

capuya@uolsinectis.com.ar


FETECSO

2011

Institución

Centro Experimental de la Producción (FADU)Universidad de Buenos Aires

Nombre y Apellido

Dr.Levington

Experiencia

Tecnologías vinculadas con agua y energía

Correo Electrónico

cep.fadu.uba@gmail.com

Institución

Grupo Agronómico - Comisión Nacional de Energía Atómica

Nombre y Apellido

Lic. Mariana Malter Terrada

Experiencia

Medición de emisiones gaseosas de óxido nitroso en agroecosistemas de la región pampeana

Sitio Web

www.cnea.gov.ar

Institución

E.E.S.T N°3 República de Italia San Fco. Solano, Quilmes (Bs As)

Nombre y Apellido

Juan Eduardo Flores

Experiencia

Jarabe de glucosa

Tel

(011) 4212-4195

Institución

Dirección de Ambiente - Municipalidad de Unquillo (Córdoba)

Experiencia

Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos

Sitio Web

www.unquillo.gov.ar

Institución

Cooperativa de Trabajo Valle del Conlara Ltda. (San Luis)

Nombre y Apellido

Juan Carlos Carrizo

Experiencia

Basura Cero

Correo Electrónico

jcc_merlo@hotmail.com

Institución

Municipalidad de Gualeguaychú

Experiencia

Planta de Biodiesel, Taller Artesanal de Papel Reciclado, Planta de Clasificación de Residuos, y Programa de Educación Ambiental

Sitio Web

www.ambientegchu.blogspot.com - www.gualeguaychu.gov.ar

Correo Electrónico

medioambiente@gualeguaychu.gov.ar - ssyma@gualeguaychu.gov.ar

Institución

Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía

Nombre y Apellido

Horacio Schiaffino

Experiencia

Reemplazo de lámparas domiciliarias

Sitio Web

energia3.mecon.gov.ar/contenidos/verpagina.php?idpagina=2842

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

207


FETECSO

2011

Institución

Red de Tecnologías para la Inclusión Social

Nombre y Apellido

Paula Juarez

Experiencia

Articulación y coordinación de actores, experiencias y conocimientos

Sitio Web

www.redtisa.org

Correo Electrónico

info@redtisa.org

Institución

Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología Universidad Nacional de Quilmes

Nombre y Apellido

Dr. Hernán Thomas

Experiencia

Tecnologías para la Inclusión Social y Políticas Públicas

Sitio Web

www.iesct.unq.edu.ar

Institución

Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología Universidad Nacional de Quilmes

Nombre y Apellido

Dr. Santiago Garrido

Experiencia

Energías Renovables en Argentina

Sitio Web

www.iesct.unq.edu.ar

Institución

Fundación ECO Urbano (Entre Ríos)

Experiencia

Educación Ambiental

Sitio Web

www.ecourbano.org.ar

Institución

CIECS CONICET – Universidad Nacional de Córdoba

Nombre y Apellido

Dra. Paula Peyloubet

Experiencia

Hábitat popular

Sitio Web

ciecs@ciecs-conicet.gob.ar


FETECSO

2012

Institución

Asociación Civil ONGD

Nombre y Apellido

Carlos Manuel Romero / Carlos Daniel Castellini

Experiencia

Diseño de aireadores solares para estanques piscícolas

Sitio Web

www.eatnea.org

Correo Electrónico

carlos.romero@eatnea.org / daniel.castellini@eatnea.org

Institución

Instituto Superior M.R. Giudici

Nombre y Apellido

Daniel Babi

Experiencia

Diseño de taladro yerbatero para pequeños productores

Correo Electrónico

danielbabism@yahoo.com

Institución

Cooperativa de Trabajo Valle del Conlara Ltda

Nombre y Apellido

Juan Carlos Carrizo

Experiencia

Gestión cooperativa de residuos sólidos urbanos “Basura Cero”

Correo Electrónico

jcc_merlo@hotmail.com

Institución

Cooperativa de Trabajo BIOCOOP

Nombre y Apellido

Gabriel Rodriguez

Experiencia

Generación de energía a partir de aceite usado

Sitio Web

www.biocooperativa.blogspot.com.ar

Correo Electrónico

correobiocoop@gmail.com

Institución

Centro Educativo para la Producción Total Nº32

Nombre y Apellido

Patricia Velloso

Experiencia

Deshidratador solar de alimentos

Correo Electrónico

patyheber@gmail.com

Institución

Centro de Investigación y Desarrollo para la Agricultura Familiar e Institutos regionales (INTA)

Nombre y Apellido

Lucas Nicolas Bilbao / Eduardo Alberto Orcasitas

Experiencia

Diseño e implementación de tecnologías para la agricultura familiar (agua, energía, alimentos, hábitat)

Sitio Web

www.inta.gob.ar/unidades/140000

Correo Electrónico

lbilbao@correo.inta.gov.ar / eorcasitas@correo.inta.gov.ar

Institución

Colegio Provincial Antártida Argentina

Nombre y Apellido

Raúl Villegas

Experiencia

Casa ecológica y económica

Sitio Web

www.profesorvillegas.blogspot.com.ar

Correo Electrónico

profesorvillegas@gmail.com.ar

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

209


FETECSO

2012

Institución

Cooperativa de Diseño

Nombre y Apellido

María Emilia Pezzati

Experiencia

Composteras en Luján

Sitio Web

www.cooperativadedisenio.com

Correo Electrónico

marupezzati@gmail.com

Institución

Cooperativa de Diseño

Nombre y Apellido

Carolina Cuiñas

Experiencia

La tierra como material

Sitio Web

www.cooperativadedisenio.com

Correo Electrónico

cooperativadedisenio@gmail.com

Institución

Cooperativa de Diseño e IMPA

Nombre y Apellido

Carolina Cuiñas

Experiencia

Bastón Impa

Sitio Web

www.cooperativadedisenio.com

Correo Electrónico

cooperativadedisenio@gmail.com

Institución

Cooperativa de Hernando y PFI Energy&Ecology

Nombre y Apellido

Héctor Raimunda

Experiencia

Generación eléctrica con biogás

Sitio Web

www.pfienergy.com.ar

Correo Electrónico

hraimunda@pfienergy.com.ar

Institución

Febhogar

Nombre y Apellido

Raúl Mieza

Experiencia

Aprovechamiento energético de los residuos de biomasa, agrícolas, forestales y animales

Sitio Web

www.febhogar.com.ar

Correo Electrónico

febhogar@gmail.com

Institución

Escuela de Enseñanza Secundaria Técnica Nº 3, Quilmes, Buenos Aires

Nombre y Apellido

Guadalupe Hermoso

Experiencia

Dulce papa

Correo Electrónico

licguadalupe@argentina.com

Institución

Instituto de Formación Docente de Zapala Nº 13

Nombre y Apellido

Claudia Patricia Pelz

Experiencia

El agua de mi pueblo… Zapala

Correo Electrónico

triciapa07@yahoo.com.ar


Institución

Instituto de Educación Técnica y Formación Profesional 13 de Julio

Nombre y Apellido

Gonzalo Nicolas Alonso

Experiencia

Calentador solar de agua

Sitio Web

www.13dejulio.edu.ar

Correo Electrónico

gonzaloalonso88@hotmail.com

Institución

Instituto de Investigaciones en Energía No Nonvencional (INENCO) Universidad Nacional de Salta

Nombre y Apellido

Marcelo Daniel Gea / Cora Placco

Experiencia

Calefón solar de bajo costo para uso en comunidades aisladas

Sitio Web

www.inenco.unsa.edu.ar

Correo Electrónico

marcelogea@gmail.com / cplacco@gmail.com

Institución

Universidad Nacional de Córdoba

Nombre y Apellido

María Schmukler

Experiencia

Diseño de biodigestor para escuelas rurales

Sitio Web

www.unc.edu.ar

Correo Electrónico

schmuklermaria@gmail.com

Institución

Facultad de Arte y Diseño (Univ. Nacional de Misiones) e INTA-Agencia Oberá

Nombre y Apellido

Jorge Senn

Experiencia

Diseño de secadores solares de alimentos

Sitio Web

www.artes.unam.edu.ar

Correo Electrónico

jorgesenn1@gmail.com

Institución

INTA y Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

Nombre y Apellido

Roberto Cittadini

Experiencia

Programa Nacional PROHUERTA

Sitio Web

www.prohuerta.inta.gov.ar

Correo Electrónico

rcittadini@correo.inta.gov.ar

Institución

INTI

Nombre y Apellido

Rafael Kohanoff

Experiencia

Tecnologías para la salud y la discapacidad

Sitio Web

www.inti.gob.ar/discapacidad

Correo Electrónico

rkoha@inti.gob.ar

Institución

INTI

Nombre y Apellido

Oscar Galante

Experiencia

Programa ABC de la producción local

Sitio Web

www.inti.gob.ar/discapacidad

Correo Electrónico

ogalante@inti.gob.ar FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

211


FETECSO

2012

Institución

INTI

Nombre y Apellido

Oscar Galante

Experiencia

Agua libre de arsénico es escuelas del Impenetrable

Sitio Web

www.inti.gob.ar/mediateca/video_impenetrablechaqueno.htm

Correo Electrónico

ogalante@inti.gob.ar

Institución

Cámara de Fabricantes de Maquinaria para la Agricultura Familiar

Experiencia

Articulación, asesoramiento y financiamiento de cooperativas de trabajo y empresas recuperadas que diseñan e implementan tecnologías para la pequeña agricultura

Sitio Web

www.inta.gob.ar/videos/camaf-camara-argentina-de-fabricantes-demaquinarias-para-la-agricultura/view

Institución

Universidad Nacional del Comahue. Facultad de Cs. Agrarias. Laboratorio de Hongos Comestibles y Medicinales

Nombre y Apellido

Gustavo E. Rodríguez

Experiencia

Diseño e implementación de técnicas para producción de hongos para pequeños agricultores

Sitio Web

www.facaweb.uncoma.edu.ar

Correo Electrónico

gustavo.rodriguez@faca.uncoma.edu.ar

Institución

Universidad Nacional del Comahue. Facultad de Cs. Agrarias. Cátedra de Taller Agrícola

Nombre y Apellido

Horacio Verdile

Experiencia

Guía Ilustrada de Tecnologías de ayuda para la Agricultura Familiar

Sitio Web

www.facaweb.uncoma.edu.ar

Correo Electrónico

hverdile@hotmail.com / horver1959@yahoo.com.ar

Institución

Universidade Federal do Recôncavo da Bahia (Brasil)

Nombre y Apellido

Alessandra B. Azevedo

Experiencia

La tecnología social como instrumento de la transformación social

Sitio Web

www.ufrb.edu.br

Correo Electrónico

abaazevedo@gmail.com

Institución

Laboratorio de Ideas Cooperativas

Nombre y Apellido

Oscar J.O. Paz

Experiencia

Protección del medio ambiente y generación de riquezas por sustitución de importaciones de metales: el caso argentino de recuperación de catalizadores agotados

Correo Electrónico

ingpaz99@yahoo.com.ar / laboratoriodeideascooperativas@gmail.com

Institución

Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Facultad de Cs. Exactas

Nombre y Apellido

María Luján Castro

Experiencia

Experimentando en el Barrio: la ciencia divertida llega al barrio

Sitio Web

www.exa.unicen.edu.ar

Correo Electrónico

mlcastro@exa.unicen.edu.ar / mlc1809@gmail.com


FETECSO

2013

Institución

CREAN – CONICET- Universidad Nacional de Córdoba

Nombre y Apellido

Ernesto Guillermo Abril

Experiencia

Agua y apoyo sustentable a los territorios

Sitio Web

www.fotomap-geo.com

Correo Electrónico

ernesto.guillermo.abril@gmail.com

Institución

Instituto 13 de Julio

Nombre y Apellido

Gonzalo Alonso

Experiencia

Calentador solar de agua

Correo Electrónico

gonzaloalonso88@hotmail.com

Institución

Programa PROHUERTA Catamarca

Nombre y Apellido

Laura Cano

Experiencia

Ampliación de la red de agua potable en las localidades de El Rodeito, Pozo del Campo y El Quebrachito, dpto Santa Rosa, provincia de Catamarca

Correo Electrónico

cano.laura@inta.gob.ar; laucano86@gmail.com

Institución

Universidad Nacional de La Plata

Nombre y Apellido

Gabriela Delgado

Experiencia

Sistemas filtrantes para la purificación de aguas para consumo humano

Correo Electrónico

gabydelgado38@yahoo.com.ar

Institución

INTA Catamarca

Nombre y Apellido

Pablo Demin

Experiencia

Sistemas de distribución de agua em zonas rurales

Correo Electrónico

demin.pablo@inta.gob.ar

Institución

GROATEC GROASIS

Nombre y Apellido

Claudio Lijalad

Experiencia

Agua donde no hay Agua, Árboles donde no hay Árboles

Sitio Web

www.groatec-groasis.com.ar

Correo Electrónico

claudiolijalad@gmail.com

Institución

Universidad Nacional de Río Cuarto

Nombre y Apellido

Federico Emanuel Moyano

Experiencia

Obtención de agua apta para el consumo humano mediante destiladores solares asistidos

Sitio Web

www.ing.unrc.edu.ar/grupos/ges/

Correo Electrónico

federico_moyano@hotmail.com

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

213


FETECSO

2013

Institución

SAN LUIS AGUA S.E

Nombre y Apellido

Gabriel Garbero

Experiencia

Sistema de Moniteo de Aguas. Provincia de San Luis

Sitio Web

www.sanluisagua.com.ar

Correo Electrónico

gabrielgarbero@gmail.com

Institución

Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo IIED- América Latina

Nombre y Apellido

Leonardo Tambussi

Experiencia

Plantas potabilizadoras en el Tigre

Sitio Web

www.iied-al.org.ar

Correo Electrónico

ltambussi@iied-al.org.ar

Institución

Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva – PNTIS y PROCODAS

Nombre y Apellido

Patricia Esper

Experiencia

Proyectos Complementarios de Tecnologías para la Inclusión Social

Sitio Web

www.mincyt.gob.ar

Correo Electrónico

procodas@mincyt.gob.ar

Institución

Colectivo de Mujeres de Socavones (Córdoba)

Nombre y Apellido

Miria Vilcay

Experiencia

Agua y genero

Correo Electrónico

miriam.vilcay@yahoo.com

Institución

Programa SEDCERO. Agua para el Gran Chaco

Nombre y Apellido

Nicolas Avellaneda, Paula Juarez y Antonella Vagliente

Experiencia

Proyectos Complementarios de Tecnologías para la Inclusión Social

Sitio Web

www.sedcero.org

Correo Electrónico

contacto@sedcero.org

Institución

Instituto de Investigación y Desarrollo para la Agricultura Familiar – Región NEA (Formosa)

Nombre y Apellido

Fortunato Martinez

Experiencia

Agua y Desarrollo

Sitio Web

www.inta.gov.ar/cipaf/index.htm

Institución

INTA PROHUERTA Córdoba

Nombre y Apellido

Alejandro Benitez

Experiencia

Autoconstrucción de cisternas

Correo Electrónico

aleben73@yahoo.com


Imágenes de la acción

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

215


Agua y Juventud Argentina

www.aguayjuventud.org.ar

Agua y Juventud Argentina

coordinadoras FETECSO

www.plurales.org


www.redtisa.org

www.fundaciontierravida.org

www.sedcero.org

amigos del arte

Redtisa


Sitios de Interés

Movimiento Agua y Juventud Argentina

Red de tecnologías para la inclusión social

www.aguayjuventud.org.ar

www.redtisa.org

Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes

Programa SEDCERO www.sedcero.org

www.iec.unq.edu.ar

Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación

Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación

www.mincyt.gob.ar

www.ambiente.gov.ar

Fundación Avina

Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación

www.avina.net

www.hidricosargentina.gov.ar

Instituto Nacional del Agua

Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico

www.ina.gov.ar

para la Pequeña Agricultura Familiar www.inta.gob.ar/unidades/140000


Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Centro de Química www.inti.gob.ar/quimica

Instituto Argentino de Recursos Hídricos www.iarh.org.ar

Red Argentina de Capacitación y Fortalecimiento en Gestión Integrada de los Recursos Hídricos

Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo América Latina

www.argcapnet.org.ar

www.iied-al.org.ar

Red de Acción por el Agua América del Sur

Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua

www.iied-al.org.ar/fanas

www.fondosdeagua.org

Global WaterPartnership South America (Asociación Sudamericana para el Agua)

HydrationforHealth (Hidratación para la Salud) www.h4hinitiative.com

www.gwp.org/es/GWP-Sud-America

Water.org

Water for People (Agua para la Gente)

www.water.org

www.waterforpeople.org

FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES 2013

219


Colección de la Red de Tecnologías para la Inclusión Social Argentina Dirigida por Hernán Thomas, Paula Juarez y Facundo Picabea

Tecnología, desarrollo y ciudadanía : cinco años de la iniciativa Feria de Tecnologías Sostenibles / Paula Juarez ... [et.al.] ; coordinado por Paula Juarez. - 1a ed. Bernal : Universidad Nacional de Quilmes, 2013. E-Book. ISBN 978-987-558-292-7 1. Tecnologías. 2. Políticas Públicas. I. Juarez, Paula II. Juarez, Paula, coord. CDD 320.6 Fecha de catalogación: 15/11/2013

© Universidad Nacional de Quilmes Roque Sáenz Peña 352 (B187BXD) Bernal Buenos Aires http://www.unq.edu.ar

ISBN 978-987-558-292-7 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723


Organizan

Apoyan y Auspician

Colecci贸n de la Red de Tecnolog铆as para la Inclusi贸n Social - 2013

Libro "Tecnología, Desarrollo y Ciudadanía" - Paula Juarez (coord.) (2013)  

Esta publicación es parte de la colección de la Red de Tecnologías para la Inclusión Social. El libro consiste en una serie de artículos qu...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you