Issuu on Google+

RECUERDA QUE….  El próximo lunes tenemos el funeral comunitario a las 19,30 h.  Este domingo, día 27, PROCLADE presenta su proyecto solidario. Durante las mañana habrá venta de productos de Comercio Justo. .

La asistencia es libre.

PLEGARIAS AL ESPÍRITU Cuando olvido y la indiferencia nos alejan del hermano: ¡Ven Espíritu de Cercanía y Ternura!. Cuando la incomprensión nos aísla: ¡Ven Espíritu de Unión! Cuando la mentira nos envuelve: ¡Ven Espíritu de la Verdad! Cuando el egoísmo nos domina: ¡Ven Espíritu de Jesús y ayúdanos a ser solidarios con los demás! Cuando la pereza nos paraliza: ¡Ven, Espíritu renovador, y haznos servidores de los otros! Cuando la incredulidad nos rodea: ¡Ven Espíritu Santo y danos el don de la fortaleza para ser testigos valientes! Cuando el desánimo nos hunde: ¡Ven, Espíritu alentador! Cuando flaquean nuestras fuerzas: ¡Ven Espíritu de Fortaleza! Cuando la mediocridad es nuestro pan de cada día: ¡Ven, Espíritu de Jesús, y empújanos a una Entrega Total! Cuando la tristeza nos amenaza: ¡Ven Espíritu Santo e inunda nuestra vida de tu gozo! Cuando vivir como cristianos se nos hace difícil: Ven Espíritu Santo y camina con nosotros!

«Sin el Espíritu Santo, Dios está lejos, Cristo se queda en el pasado, el Evangelio en letra muerta, la Iglesia no pasa de simple organización, la autoridad se convierte en dominio, la misión en propaganda, el culto en evocación, y el quehacer de los cristianos en una moral propia de esclavos». Pero con el Espíritu todo se transforma: Cristo vive hoy, el Evangelio es poder y salvación, la Iglesia es comunidad de hermanos, el hombre lucha y vence al mal y a la muerte y el universo entero es ofrecido con Cristo a Dios, a quien todos invocamos como Padre.


LLAMADOS A REFLEJAR CON NUESTROS GESTOS Y NUESTRA VIDA LAS MARAVILLAS DE DIOS.

¿Y si Dios fuera “el viento” que penetra por las narices y por los ojos, hasta inundarnos los pulmones y las arterias?

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles: Hch 2, 1-11 Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería….

¿Y si Dios fuera “el silencio”, que envuelve cada noche en papel de celofán nuestros sueños azules?

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas: Ga 5, 16-25 Hermanos: Andad según el Espíritu y no realicéis los deseos de la carne; pues la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne. Hay entre ellos un antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais. En cambio, si os guía el Espíritu, no estáis bajo el dominio de la ley. Las obras de la carne están patentes: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, contiendas, envidias, rencores, rivalidades, partidismo, sectarismo, discordias, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que los que así obran no heredarán el reino de Dios, En cambio, el fruto del Espíritu es: amor,

Y si Dios fuera “el niño”, que desde las ventanas de sus ojos y de sus manos, nos hace carantoñas de plastilina ?

alegría, paz, comprensión, servicialidad, bondad, lealtad, amabilidad, dominio de sí. Contra esto no va la ley. Y los que son de Cristo Jesús han crucificado su carne con

¿ Y si Dios fuera, a la vez, viento, silencio, río, mendigo, niño, grito, Jesús el Nazareno ?

sus pasiones y sus deseos. Si vivimos por el Espíritu, marcharemos tras el Espíritu. Lectura del santo evangelio según san Juan: Jn 20, 19-23 Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.» Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envió yo.» Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: ‘Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

¿Y si Dios fuera “el río”, donde se bañan las estrellas, beben agua los juncos y se columpian las mariposas ? ¿Y si Dios fuera “el mendigo”, que nos tiende su mano sin atreverse a confesar sus miedos y sus hambres?

¿Y si Dios fuera “el grito” de los pueblos oprimidos de la tierra, que viven y mueren vilmente reclamando un puñado de libertad?

¿Y si Dios fuera el empeñado en convertir este mundo inhóspito en un “reino” de paz y de fraternidad? ¿Y si Dios fuera ¡todo!, todo lo que vemos, sentimos, ignoramos y deseamos? NO MIRES ARRIBA. NO BUSQUES FUERA a quien está dentro. ¡DIOS ESTÁ DENTRO DE TI!


Hoja_Domingo_27_mayo