Page 1

THINGS THINGS THINGS


THINGS THINGS THINGS


Una bolsa de plรกstico contamina menos que todo lo que estรก por hacerse.

Rafael MC 25.06.13 LIBRO DE ARTISTA


PRÓLOGO THINGS THINGS THINGS es una pseudobra literaria experimental del semiconsciente en la que se escribe lo primero que se viene al razonamiento de la memoria de una persona física, debido a que la persona moral está ocupada con el branding. No queremos a los chinos, así que se dilata el nacionalismo mexicano a todo lo que da en cada quintilla de líneas. Como diría el buen Juan Escutia, el mundo es de los aventados. Si bien la literatura seguirá siendo en el país de uno igual de relevante que contestar una llamada telefónica o ver basura telemasiva. La actitud presuntuosa de levantar la voz y la cabeza con orgullos policiacos en medio de retenes, se resume en el hecho de haber hecho un libro.


Para los que tienen el pendiente, aclaro muy fuera de paréntesis que fueron noches cortas de desvelo, aflojerados momentos sin quehacer los que conllevaron a la culminación tangible de esta idea fusiladora. Que me perdone el arte pero el diseño también fue parte de este proyecto, la dicotomía está presente en cada elemento visual y no visual. Deseo buen provecho al lector, todo es texto, todo es devorable aún con mucho kerning de por medio. Para quejas y sugerencias haga favor de comunicarse con mi manager, aún no le contrato, la reforma laboral me ha hecho infortunado. Infortunado, -da adj. 1 Se aplica a la cosa o situación provocada por la mala suerte que causa un gran dolor o infelicidad: perdió la mano en un infortunado accidente de trabajo. — adj./s. m. y f. 2 Se aplica a la persona que no tiene suerte o fortuna: es muy infortunado en el amor.


LAS ZANAHORIAS. No se necesita del potasio de los plátanos malayos, la mata no se deja cosechar en primavera. En la canasta básica de los alimentos bastan unas cuantas zanahorias para ver con inteligencia emocional, irónicamente en colorimetría básica se descarta la idea de que las zanahorias sean naranjas aunque se vean en cianotipias. Hubo una noche en la que pensé que a todos los conejos les gustaban las zanahorias, la representación gráfica experimental revela un pseudorealismo desincrementado. Animal impuro es aquél que no sigue su dieta y su instinto, esto lo hace interesante, ni el mismo Moisés podría hallarle pareja a este animal que se rodea de zanahorias biodiversas. Una zanahoria puntiaguda no es nada pasional si no controla sus niveles de intensidad, necesita ser mordida en crudo por incisos y caninos, que perrón es el desquite cuando se usa el pelapapas en lugar del pelazanahorias.


El jugo diario de la zanahoria evita la gastritis que da el de naranja, la toronja no adelgaza la miopía. Para una deliciosa mezcla de zanahorias con frutos, debe de agitarse bien, el botón de seguridad se levanta al abrir, hay que rechazar si el botón esta levantado. La exportación de zanahorias en el país es equivalente al número de tiendas de abarrotes y directamente proporcional al número de oxxos. Artificialmente esto no pasa en el país de las mujeres maravillas, el conejo acompaña su taza de té con pastel de zanahorias. El conejo no tiene mucho tiempo, si ahora no me crees, cualquier camino es bueno, lo malo de tropezar con zanahorias, es que te puedes encariñar con ellas, una pérdida de tiempo.


LOS GATOS. Desde el Chat Noir de Lautrec a los gatos mainstreams que tocan tornamesas, realmente no hay mucha diferencia, visualmente son igual de coquetos. Hay gatos que mueren clandestinamente con una pequeña dosis de sal de uvas picot, fechorías inhumanas que les conceden el grado de mártires e inocentes ante los defensores mundiales de los derechos de cuadrúpedos felinos y algunas otras instituciones religiosas. En este mundo capitalista el gato se ha sabido vender muy bien, estadísticas arrojan datos duros como que ocho de cada diez gatos comen alimento seco y húmedo. Los otros dos entre penosidades maúllan con trabajo lo que comen. Hay señoras obsesionadas con los gatos que les dan con determinación un espacio y tiempo considerable dentro de


la casa y como integrantes familiares, no conformes los peludos ingratos con ello, en la primera oportunidad que se les presenta se escapan de su realidad domĂŠstica en busca de una vida independiente llena de aventuras. Bajo los efectos del alcohol hay chavales que piensan que en la India se veneran a los gatos con fervor espiritual, los egipcios pasan a segundo plano. Nunca de los nuncas le caigas mal a un gato, en el peor de los casos podrĂ­an orinar a tus anchas espaldas y son de esos olores penetrantes y caprichosos que no deseo ni al homeless de la esquina. Si deambula un gato cerca de la pecera hay que estar atentos, suele temerle al agua, pero no es limitante para realizar salvajes calamidades. En la casa de mis abuelos hay un problema con los


gatos, no sobreviven a los perros, son unos salvajes, había uno llamado rayas que se creía muerto en el camposanto hasta hace poco que se le vio debajo de un caso de cobre. Ahora darle de comer pizcas de amor es una virtud. Aún con siete vidas, los gatos pueden enfermar, no hay dueño más tacaño que el que con indiferencia no atiende las indicaciones médicas que aporta un especialista del reino animal. Colarse al sueño de alguien para bailar con traje, corbata y bigotitos es muy extraño. Ser gato es muy mainstream. 


LAS SUELAS. Dirán que ya no están de moda, pero en realidad siempre están de moda, o acaso ¿Han usado algún calzado que carezca de suelas? Para el zapatero convencional una suela es femenina o masculina dependiendo de sus cualidades aerodinámicas, para el zapatero modernista la suela es unisex, le han tocado clientes varoniles que piden presuntuosamente plataformas de color y de textura. Los huaraches tienen suelas divertidas, al ser hechas de neumáticos desgastados uno siente que avanza velozmente, si nadie la baila sin huarache es porque existen los tacones, que cuando de agujas se tratan no tardan en perlase pronto. Andar por la calle distraído, mirando al cielo y rascacielo, hará de tus suelas un desastre, el chicle y la mierda animal inoportuna son como un imán,


un zacate o un chorro de agua inmediato devolverán la calma y paz social. Otro cantar es andar por las largas avenidas neoyorkinas sobre limosina, tomando tragos de bebidas espumosas, cruzar las piernas y dejar entrever un agujero con vista al calcetín. De pena ajena son cosas que pasan, un buen par de zapatos sin lugar a dudas se definen comenzando por las suelas. Hay señoras que usan suelas deportivas, que bajan calorías con sólo estar de pie, la estructura ósea se acomoda de tal modo que la columna vertebral confronte una sublime resistencia corporal. Son muy resbaladizas, pero no hay más para usar, si estas en la bañera, playa o albercada, no hay antide-


rrapante suelar que te defienda a la caída libre, una vez tendido al suelo, hay que para con dignidad, si no se está previamente preparado, un tutorial online habrá que ver, no es nada complicado, tan solo es deber aparentar con naturalidad estar buscando algo perdido y encontrado en el suelo. Después de mucho caminar me arden las suelas, ay ay ay ay ay ay canta y relincha, las calandrias usan suelas industriales porque al chofer no se le para, no se le para el reloj. Tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii… - Ay no, mañana no voy sin suelas ni orzuelas, para escuelas prefiero llevar dolor de muelas a salir con las Manuelas, COMPER dijo la diva. Fuiste a New Fucking York, te subiste a una limosina, cruzaste la pierna y mostraste el agujero a los demás, que oso, tus suelas son un asco.


LOS SHORTS. No hace mucho calor como para salir a turistear por la localidad, pero son las lluvias las que no me dejan otra alternativa, nunca estoy o llego a tiempo al tendedero del patio de servicio, andar de pantalones húmedos podría causar un resfriado innecesario, mejor saco un short para la ocasión y así es como desde que uno sale siente las miradas de gente abirraigada en termicidades. De temprano hará mucho frío pero yo prefiero aguantar un rato y andar en short todo el día, ¡Ah queee calorón!, no se necesita estar obeso en tercer grado para quejumbrarse como un loro. No hay shortses largos, pero si hay capris cortos. Mostrar las piernas cuneiformes o de popotes ayuda a combatir el cáncer, la enfermedad pierde su importancia cuando la vista está ocupada. De México a Guadalajara es la medida del tiro de los shorts del gigante


Gulliver, no sólo en verano los acostumbra, ya que si algo tiene Gulliver, es una buena pierna. Cuarenta instagramos es el peso oficial del short moderno, si pesa menos tiene otras connotaciones de belleza. Para tiempos de calor recorta tus pantalones, un guardarropa lleno de shortsitos habla bien de ti. Para tiempos de frío persínate dos veces y arrepiéntete, lo que habéis hecho en el pasado es una calamidad. Aquí no hay nadie en shorts, está prohibido desde los noventas, ocurren muchos accidentes de tanto impacto visual que se genera. Heme aquí enfrente de un short, es lindo de lejos, de cerca no lo sé, tengo mucho que no me le acerco, no me resulta familiar ni amigable su presencia. De cierto modo me mantiene aquí, justo frente a él, quizás el no me vea ni un minuto, pero yolo percibo muy bien con mi binoculars.


A medias de las piernas se hallan las rodillas, poquito más arriba están los shorts shorts shorts. Desgastados, desgarrados, customizados, suena la campana en la fábrica vietnamita de shorts de algodón peinado, es momento de ir al gran comedor, el menú del día es ejecutivo, la mano de obra en Vietnam goza de las mejores prestaciones. 


LAS CALCETAS. Al mayoreo se venden más calcetas que al menudeo, nadie sale a comprar exclusivamente un par, las promociones te conllevan a comprar en cantidad. Las calcetas escolares pulcras por naturaleza son cosa de abanderamiento nacional. En temporada de lluvias esto es otra cosa, es ingenuo saber que aún no llegan a la mercería las calcetas impermeables. Pobres de las madres de familia que a despercudir calcetas se ponen como meta a corto plazo. Calcetas de colores llamativos y estampados alocados no pueden faltar en la cajonera de un chiflado social, pantalones arremangados, bermudas y shortsitos les darán cabida a ser visibles. Me puse unos calcetines de venado inspirado en ti, te regalo una corbata, platica con ella para que la entiendas. Esa corbata no decía ni una sola palabra


hasta el día que amanecí descalzo, preguntaba por mis calcetas, no supe responderle, aunque soy de los que prefieren dormir sin calcetas, esa noche dormí con ellas, el cansancio me tumbo vestido. Presiento que la corbata tiene dotes de asesina serial de calcetas, desde ese día la guardé al fondo de la cajonera, muy lejos de todas mis calcetas. El wey acá comiendo un gatorade acá bien chido y yo apenas venía, ¿Cómo crees que me sentí?, me sentí sin calcetines (Llorar cómo si no hubiera un mañana) ¿Pero sí sabes de cuáles? de los escolares, ya ves mis dramas escolares, de esos que los seres profesionales no se acuerdan cuando las verdaderas preocupaciones comienzan a darles impuestos. Faltando como cinco para las nueve, la gente comía sus calcetines, sistemáticamente les ponía sal y se los comían a cucharadas, la gente seguía ordenando


calcetines, entre mĂĄs dorados y grasientos mucho mejor para el no tan exigente paladar mexicano, al fin y al cabo se los bajaban con un agua chica de Jamaica. No habĂ­a otra cosa que ofrecer.


LA BICICLETA. Las bicicletas han pasado de ser un medio de transporte utilizado por caballeros en traje y sombrero a tomar parte como un accesorio de nada, las bicicletas se van a diario, posando sus llantas por las calles cubiertas de hojas, siendo conducidas bajo el sol de la mañana, por personajes de bigote, shorts y piernas largas, por personajes de lentes obscuras y sonrisas diplomáticas, que navegan entre el fresco viento sobre la bicicleta. Este artefacto frío como muchas de las personas se ha mantenido más allá del tiempo. Hoy se encuentra invariable y solitaria entre las tiendas de las calles festivas, las hay cómodas con asientos de cuero, elegantes y costosas; también algunas de colores estridentes que acaparan las miradas de los desafortunados transeúntes. Algunas otras con herencia, con historia entre el polvo del manubrio, sólo las personas con verdadera suerte pueden poseerlas, pueden reparar sobre su asiento, pueden sentir la brisa de la picada. Cuando


la conducen, esa brisa frágil que exalta el conductor de lentes obscuras y pantalones cortos, esa brisa que sólo se siente cuando manejas una bicicleta. Impúlsate, dale dale, impúlsate, dale dale dale, impúlsate. Bicicletas invisibles, bad idea. Una reconocida marca de diseñadores industriales ha lanzado al mercado libre una bicicleta elaborada con acrílico transparentoso, visualmente es moderna, innovadora, interesante y propositiva, pero funcionalmente es una mala idea, tomando en cuenta que la bicicleta comparte trayectos con otros vehículos de mayor escala, se sabe que muchos de los accidentes se justifican en que no se veía al ciclista. Esta bicicleta da zona de confort a la problemática. Totalmente.


Un día soleado de mi vida pasaré por los once pueblos en bicicleta para sentir la emoción de que pedalear me lleva a conocer muchos muchos lugares lugares. En Chilchota comienza todo, hay una curva y tres coches delante de mí, un bocho, una troca y un camión de carga, después de dos topes y una gasolinera que rebaja con agua sus productos Magna y Premium, llego a Uren donde viven los productores de sombreros de Paricua, freno un poco mi camino pero veo muebles más no sombreros. He llegado a Tanaquillo, la gente no es naquilla como podría pensarse, de hecho es única y súper fresa pobre, después de subir una pendiente estoy en Acachuen, se oye el surtidor de gas a lo lejos. Santo Tomás pasa por alto aunque me merqué un recuerdo artesanal, en Zopoco casi choco con un par de güares que se atravesaron en mi camino, no las culpo, si ni en ciudades hay buenas ciclovías, mucho menos en


los pueblos. No me di cuenta en qué momento pero ya estoy en Huancito, yo sólo sé que no votaré por Rocio Pineda para Senadora, me llegó el rumor de buena fuente que le llama más la plata que el bienestar de sus papus. Pensando que ya se acabaron los pueblos, veo el letrero de Ichan, la cuna de la música le sigue vaya usted a saber si en todo género, le sigue Tacuro que no se realmente qué tiene de especial, quizás sea que las muchachas se ligan a los chavales del Ichan y viceversa. Ya en Carapan aire soy y el viento me lleva, recuerda mi odioso lector que voy en bicicleta.


LAS FLORES. En vida hermano en vida, si la primavera aún no llega ¿Cómo es que en los panteones sigue habiendo flor por docena? A lo lejos se divisa un prado lleno de flores, destacan las aves del paraíso de las amapolas, las margaritas de las rosas y las gladiolas de los tulipanes. Qué bonito se siente cuando a uno le regalan flores, un aroma de felicidad, eso sí la felicidad no es para todos ni para siempre. Que feo se siente cuando se marchitan, un aroma de tristeza, eso sí la tristeza no es para todos los olfatos, aunque lo postergues el momento, la felicidad y la tristeza terminarán en la basura junto con las flores. Las flores del mal un escrito jamás leído por las flores del bien que a su vez tampoco fue leído por las flores del mal. (En esta última oración no se recurre al viceversa)


En semana santa los corredores de la abuela florecen c贸mo la erupci贸n del Paricut铆n, menos mal que la nieta no les mete mano, no todos tienen manos amorosas, de hecho nacer con manos ya es ganancia, la vida sin manos y sin flores es muy complicada. A partir del 20 de febrero de 1943 la lluvia de cenizas sepultaba todo, los pulmones del ganado comenzaban a infestarse, murieron, las flores ni se diga, eran tiempos complicados en los que se necesitaban de muchas manos amorosas, cuenta el abuelo.


LA TIPOGRAFÍA. En cualquier mensaje hay tipografía, el braille y lo Morse no son tan sublimes. El edificio C13338 está en bold expandida, grandes espacios abiertos, enormes espacios abiertos, el martes de medio pollo pepe está en bold rounded, se antoja bajarse del transporte público pero la fila es larga y la salsa es radioactiva, te daría la gastritis del kerning de López de Legazpi. CALZ. INDEPENDENCIA NORTE PERF. GÓMEZ MORIN 6 7 8 Conoce a los bebes orangután y chimpancé. TVMORFOSIS Prohibido estacionarse No estacionarse Pídelo a tu voceador ¿Quién carajos es mi voceador? ITALIKA SMOKA VVVVVVVVVVV


Fletes y mudanza No faltes “gracias” Renta brincolín SABADOS Y DOMINGOS 45 ISSSTE CENTRO Jamón de pierna Andalucía www.biofom.com.mx BIO-FOM Bio fertilizante orgánico mineral MACETA PALMA SOMBRA SOMBRA PALMA MACETA PALMA PALMA PALMA VAWZ P/B WMXY Error de texto. Muchacha chica se solicita Plotteo de planos FLAT LAND ESTACIONAMIENTO ALUMNOS LLENO


Seven Eleven: 14X12 $10.50 $29.50 $34.50 CFE: A 3918 No invada el carril exclusivo. GREEN PRIMATE GREEN DAY GREEEEE D D D Y Y EN EN EN Y EN REE REE REE RE Y REE D DD D REE GREEN YEEN YEEN REE DA DA DA REDADA ENREDADA DADA EN DADA Y REPRIMA MAY RE RE REE D RR M MM NMM NRR NRR NNT NTN Y D Y D GRR


VERDE DÍA VERDE PRIMATE Fuente: (Predeterminado) +Cuerpo, Izquierda, Interlineado: sencillo, Control de líneas viudas y huérfanas, Estilo: Estilo rápido, Prioridad: 2


LOS CELULARES. Gente que trae celular y no contesta, que detestable resulta para todos, muchos niños de tres años ya que quisieran traer un celular, benditos padres responsables que hasta la navidad de los cuatro años les cumplen el capricho. Las telecomunicaciones novedosas requieren de dispositivos novedosos, desde sus comienzos como tabique para construcción, aún no termina de apantallarme la novedad de celular que cada tres días sacan. Infrarrojos, bluetooths, megapixeles y luciérnagas son tecnicismos atractivos para el consumidor de la intemperie. No es cuestión de otoño ni de manos temblorosas, la gravedad es una mustia que le encanta ver caer toda tu lista de contactos. Preguntar por twitter si los contactos se encuentran bien no es cosa de chiste, al contrario es motivo de bulling colegial.


Recuerdo cuando los ringtones eran la onda, había unos muy graciosos que incitaban a la delincuencia, otros eran tan abstractos como un frasco de jalea. Bip Bip Bip Bip, ring ring ring tongue magazine... ¿Quién te llama a estas horas? Se me descompuso la carcasa, esto lleva tiempo, ahora estoy incomunicado No hace falta que me hagas una llamada perdida, se que estamos muy cerca del uno al otro, al final del trayecto nos comunicaremos, tenemos la suerte de papi Slim, que ya está más rico pa la playa que Bill Gates de acuerdo a datos duros de la revista Forbes, no tardará en devolver la telefonía Pena Nieto, la Gaviota sabe muy bien usar las manos libres. Perdí mi celular de la misma forma que tú, te extraño, no sé si yo pueda decir lo mismo, ni cómo mandarte un texto, no soy de los que compran un cel de emergencia en el OXXO.


Una persona puede vivir sin celular por varias semanas, siempre y cuando traiga moneditas para el público, la llamada ilimitada es la que conviene. Hay personas que andan con más de un celular en los bolsillos, es cómo tener tablet y minitablet, a veces la tecnología resulta absurda como los diputados del congreso. Los celulares touch llegaron para ejercitar tus huellas dactilares, pero si eres de los adictos, quizás hasta se desaparecen, ponte ungüento de terracota por las noches y estarán tan nuevas cómo las de un bebé que apenas y gatea.


LO INVISIBLE. El que recoge la basura lo hace cada tercer día, nunca me doy cuenta cuando pasa, pero pasa. Cuando deja de pasar es cuando me pasa entre maldecires la necesidad de verle. Tener el jet invisible de la mujer maravilla me haría el individuo más ficticio de la historia. Tener el traje invisible del emperador me haría el individuo más iconoclasta de la historia. Tener la capa invisible del mago con la rayocicatriz me haría el individuo más sangre sucia de la historia. El camuflaje no es sinónimo de lo invisible, lo siento camaleón, lo siento tendencia militar, pero ni la redundancia del pleonasmo de verlo con mis propios ojos es lo suficientemente fuerte para desconceptualizar la imagen del espectro visible en pixeles. Foco a mí, foco a él.


Los siguientes 3 párrafos son invisibles.

La obscuridad es la ausencia de la luz, sin luz no somos nada, necesitamos de nuestro entorno para definirnos, para describirnos, para existir. La visión


nocturna es similar a la infrarroja, nuestros ojos no están acostumbrados pero es recompénsate sentir que vemos en la obscuridad. Vista hermosa, un lugar donde hay respeto por los límites (eso es creatividad) y muchos hoteles para ciegos que no quieren pero si pueden ver (eso no es creatividad). A una velocidad de 3000 km/h todo se vuelve invisible, ni se te ocurra frenar, podríamos chocar con un tráiler y ni siquiera percibir el movimiento inelástico. Del otro lado del cerro hay un pueblo, es michoacano, venden corundas y churipo hechas a la leña por doña Teresa, no sé cómo se llame el pueblo, no lo alcanzo a ver, necesito la mirada de superman, personaje tan visiblemente ficticio cómo las siete líneas de texto anteriores.


LA BASURA. Este problema es de todos, todos generamos montones de basura, la basura nos va a acabar a todos, algún día será lo dominante, en vez de campos de flores otoñales, habrá campos de basura invernal. Me cae regorda la gente que estando en carretera arroja con cinismo basura por el ventanal del camión o coche. Si no tuviste educación, mejor prende la televisión. Ya es muy tarde y aún no pasa el carretón de la basura, estoy muy preocupado, les habrá pasado a los chicos campaneros algo, mucha gente tira cosas y cosas, sin saber realmente lo que tira. Si tienes mente con consciencia, no pregunto cuántos botes de basura tienes, seguramente sabes que el papel y el vidrio no se llevan, que lo orgánico alimenta lombrices y que de sus heces sale abono bueno. Aun-


que de nada sirve separar basura, este gobierno la revuelve, exigir un carretón para cada tipo de basura es mucho pedir si con trabajos pasa el que se lleva a la vecina. Hallar basura en los bolsillos es muy desagradable y más si supuestamente están recién lavados los ropajes, yo por eso los vuelvo a entrar a la lavadora, no le hace que este acto de inconsciencia acabe con el agua, total, siempre habrá agua residual para beber. Dime que contiene tu bote de basura y te diré quién eres, son palabras sabias del chairo de la esquina, una vez quise analizar que hay en la basura, aparte de un olor a descomposición orgánica, encontré unas llaves que creía perdidas. La basura se separa equitativamente por unos cuantos, en orgánica e inorgánica por otros tantos cuantos,


no entiendo la acción de separar si el carretón la junta sin preguntar si es vidrio, plástico o madera. El gobierno pudiera tener algo de culpa pero el vertedero es un país que no requiere visa y muy pocos visitan. Cerca de dónde yo vivo huele a basura y no porque se me olvide sacarla de casa y tenga a montones, huele a basura porque los usos de suelos sobre vertederos son una ganga para las constructoras e inversionistas. La basura nos va a acabar bien decía mi abuelo, cuya sabiduría no provenía del wikipedia, él leía 10 palabras diarias del diccionario con todo y sus definiciones, aparte de vocabulario, sabía el significado de muchas palabras, que oportuno y sabio era mi abuelo. Source wikipediano: La basura es todo el material y producto no deseado considerado como desecho y que se necesita eliminar.


LOS BIGOTES. Recuerdo cuando comencé a dejarme crecer el bigote, disparejo como cualquier precoz adolescente, no, no miento al decir que fueron meses para verme igual de lúcido que el Juan Dieguito Guadalupano. Los mexicanos revolucionarios portaban un bigote bien tupido, envidiable por los modernos de hoy en día. Hay bigotes famosísimos, como muestra tenemos al señor Lautrec, al joven Chaplin, al don de Hitler, al niño de Dalí y al patrón de Vicente Fox. Los bigotes postizos son un hit en la noche mexicana, los venden a 5 pesos ¡Baratísimos están! Si tan solo no lucieran tan falsos me los pondría de a diario. Hay mujeres que están en contra de los hombres con bigote, que les pica y que les cosquillea, hombres que se rasuran por una mujer son los mandilones por excelencia en el tradicional machismo mexicano.


Una mujer con bigotes es sensualona por un momento, les va bien como accesorio en collares o aretes, en estampados de remeras y mallitas les da una mejor silueta. De vez en cuando hay que consentirlos, darles una retocadita con tijeras de estilista, muchos no lo notan pero hasta para peinar bigotes hay que ser disciplinados. A mĂ­ me gusta andar con bigote semirrasurado ni muy a la Hitler ni muy a la Cantinflas, no soy tan tirano ni tan cĂłmico, aparte de que es de mucha paciencia darle forma simĂŠtrica, alcanzo una paz interior en cada rasurada. Ya vas a empezar de nuevo con tu bigotito, que no entiendes que asĂ­ no le gustas a las muchachas, les molesta tanto pelo al besar, es desagradable, tan desagradable como hallar un pelo en la comida, sacarlo


lentamente y cuestionarse a la Hamlet si comer o no comer. Ya sali贸 el peine, el peine para los bigotes, te los deja bien desenredados, bueno, eso para aquellos que gozan de tenerlo tupidito, pero que clich茅 del cine de oro mexicano andaba tranquis krankis sin bigote, las mujeres bigotonas mexicanas abundan en Italia, entrevisten a Tiziano, eso fue chisme de la TV y notas el verano del desasosiego.


EL MICROONDAS. Cuando llevas mucha prisa en la casa u oficina, este artilugio te saca de un apuro, eléctricamente consume demasiado pero si tomas en cuenta que el kilo de gas esta a la alza día con día, resulta funcionalmente rentable, aparte de que son menos trastes los que hay que lavar. En los tiempos de algunos, se hacían las palomitas en olla de peltre, mucho aceite o mantequilla debías poner para transformar químicamente los maíces palomeros, para no quemarlos se necesita de destreza y manos firmes. Las palomitas caseras están llenas de una gloria diferente, en estos tiempos comodinos, lo complejo es elegir si se quieren acarameladas o con extra mantequilla. Cuenta la leyenda que hay un miedo por usarlo, morir de cáncer a temprana edad está en juego, su uso se remite a extremas causalidades, ¡Pero eso sí! ha de


estar prendido el condenado todo el día, con eso de que traen reloj ya incluido, mínimo que sirvan para ver la hora. Tengo un amigo que se jacta de guirnaldas y victoria, de tras no servir su microondas para calentar las quesadillas, agarrar una plancha en su lugar, no sé qué tan saludables sean unas quesadillas a la plancha, ni tampoco sé si el amigo sacará un recetario culinario, pero que creatividad da el hambre a los humildes. ¿Cuánto se le pone a las palomitas en el microondas? Le pique al botón del popcorn y se me quemaron, le puse una cantidad aleatoria y estuve al tanto de la situación pero aún así se me quemaron, después le dije a la chava del Seven Eleven que me las hiciera ella y se le quemaron, al final compre un nuevo paquete de palomitas de extra mantequilla para calentarlas hasta llegar a casa. No me cobro todo lo quemado,


la señorita es un amor, sobretodo porque no es de las del OXXO que te mandan a pagar a la otra caja. El día que inventen el macroondas será el día en que los microondas congelen la comida, cuando la comida se calienta, rápido se enfrían los omoplatos.


EL AGUACATE. Extraño el aguacate, no acostumbro comprarlo a pesar de que el precio ha bajado, no logro entender muy bien por qué pero hay leyes que controlan la curva del precio, dentro de un supuesto equilibrio se da una mala racha para el productor que resulta grata para el consumidor. Curiosamente de México se exportan de cada corte de aguacate, los más grandotes y mejores, se manda pura calidad al lindo Japón. La merma se queda en el país, hay que ser listos y saberle escoger para no llevar a casa una fruta mallugada que en tortilla ni con sal ni limón nos sepa a gloria. Tengo una cajota llena de aguacates, ya le regalé la mitad a la vecina, son muchos hasta para hacer un guacamole de lunes a viernes, quizás los use en mascarilla para el cutis, pero eso de tenerlo terso y juvenil no es mi prioridad de la belleza humana, no sé que


piense Kant al respecto, no he leído sus teorías pero dicen en el sentido intuitivo de la estética que llego a ser muy trascendental. Se respira un aire fresco y no es por los 25 grados del acondicionado aire artificial. Grandes y frondosos, robustos y monumentales, toscos y colosales son los árboles de aguacate, la carretera cruza huertas de dueños del lugar. El aguacate al serla única fruta que se come con tortilla, bueno eso sólo si a tus tacos del pastor no te le ponen piña de la punta del trompito. Siempre que se arma un convivio yo pongo el guacamole, me queda de rechupete, cebolla, jitomate, serrano, sal y limón. No hay que hacer la batidera luego luego, espera a que se marinen los sabores un ratito, mientras puedes rezarte un padre nuestro, luego agarra cualquier objeto desestructurador y bate que bate a un punto que no quede cómo salsa de aguacate ni cómo gajos de Neptuno.


LOS UNICORNIOS. Soy un unicornio. Soy un belieber. Démonos un abrazo fuera de demonios y conciertos cancelados, tu cuerno es más largo de lo normal y mi playera es estridente, juntemos estas mierdas y hagamos un lindo banderín. El pueblote de los unicornios necesita entrar en los rollos de la ONU y de la UNESCO, somos una sociedad fantástica que a pesar de andar en cuatro patas sabemos discernir del cactus y de la lechuga. Hashtags everywhere: #Caballos #Cuerno #Fantasía #Cuento #Blanco #Rosa #Gay #Pop #Fashionshit #Magia #Flores #Highway #Flashero #Galaxy #Mito #Drugs #Arcoiris #Cute #After #Imaginación #Semiconsciente Therefore Therefore Therefore


Before die young bebe refresco mientras pasan los unicornios en sentido contrario, no hagas caso de los judas, ellos arderán en la quemazón, entre cucharadas soperas de salsa brava. Querido unicornio: Te escribo para recordarte lo mucho que te extraño, hace mucho ya que no te veo y me pregunto cómo está tu día, sabes que cuentas conmigo y que vales mil, no tengo tantas palabras cómo espacios entre aguas manantiales. Te cuento que quisiera una alberca de tan sólo $89.00 de esas del Aurrera, pero para mi mala suerte ya se agotaron con la tremenda ola de calor y el vecino gachupín que no la quiere rentar, ni que la fuera agujerar en la llenada con el agua, si aguanta para rato, se ve que tiene plástico del bueno en el forro y el revés, de esos que antes de la guerra se hacían prefabricados.


Yo soy un unicornio. Tú eres un unicornio. Él es un unicornio. Ella es un unicornio. Ello es un unicornio. Nosotros somos un unicornio. Ellos son un unicornio. Ellas son un unicornio. Ustedes son un unicornio. Esto es un unicornio. Eso es un unicornio. Aquello es un unicornio. Unicornio es un pronombre que comienza siendo personal y termina siendo posesivo despuÊs de ser interrogado al ser indefinido y demostrativo. Posdata: Te amo.


LAS TIJERAS. Podrás salir desalineado de casa, llegar impuntual a clases, al trabajo o al mandado pero tener desafiladas las tijeras, eso, eso eso, eso jamás, entre clases sociales podemos confrontarnos, no hace falta estar cerca del otro, la pura hipocresía se habla a tus espaldas. Si el afilador de cuchillos no te afila las tijeras, es momento de buscar en otra esquina, aún estando nuevas hay que darles su afilada, la primera tijereada tiene que ser suprema cómo corte de hamburguesa. De puntas redondas se usaban en la infancia, no vaya a ser que se le saque un ojo al de al lado al tomar distancia. Con puntas redondas y lábaro patrio del paliacate de Morelos se hicieron tres hamacas espectaculares. ¿Tienes tijeras que me prestes?


La papelería quedaba lejos del aula de usos múltiples y no le di las llaves del camión. ¿Para qué quieres tijeras? Todos saben que las tortillas se cortan con tijeras para hacer unos buenos chilaquiles. No quedan redondos ni cuadrados, si acaso cómo paralelogramos. Las tijeras por más que hagan la lucha no le atinan a la geometría analítica, es justo cómo cuando pierden el juego con la piedra pero luego lo ganan con el sonso papelucho. La puerta falsa se corta en pedazos de cartón corrugado después de andar caminando todo descalzo por todas las banquetas de Letrán, dulces sueños de tijeras dice aquél letrero luminoso. Corta aquí, corta allá, trasquílate, trasquílate eee eeh!


No hay peor performance que aquél que te pone en tus manos la libertad de cortar un pedazo de ropa de una persona, eso no es una persona, es una artista consagrada que en algún momento de su trayectoria se tropezó con un par de tijeras y en ese sentido el sujeto es un soporte artístico. En el instructivo traducido a seis idiomas y cuatro dialectos del uso y costumbre adecuado para mantener la garantía de 10 años, se estipula lo siguiente: Un espejo de cristal no se corta con tijeras. Una amista no se corta con tijeras. Una sala de estar no se corta con tijeras. Una divina comedia no se corta con tijeras. Una piedra no se corta con tijeras.


LOS PECES. Nadar entre peces es una experiencia indescriptible. El maestro Pablo Ontiveros está en espera de una llamada, tarda un tiempo, es un bonito día, los días laborales nos mantienen relajados, andas muy en el agua. Por fin llamó el pez. glu gluu glubbb blup gul gull bup buup pobb gloob bup glooo pubbb glo glo glo glo glu uuuh uh uh gloll pub pub bup bup glooo glooo bluuup bluuup bluuup gull glooo glooo glooo pub bup bup uuuh uh gloll blip blip blipster


blip blip blipster Por fin colgó el pez. Recuerdo como en una fiesta alguien se tragó un pez, la barbaridad comienza desde el instante en que uno se pregunta cómo es que alguien carga con un pez a una fiesta y lo saca en su estado más inscróspito para cometer tal atrocidad, si analizamos un poco más el caso, no hay duda de que todo fue planeado por el puto, que no se trato de meras casualidades, tengo muy grabado en la memoria de la psique esta acto de inconsciencia. Si deambula un pez cerca de un gato, ha de estar buscando el suicidio, mucha escama se le escurre de lado a lado. La pecera se detiene, suben muchos peces, primero son las damas ante toda la educación, llendo para la primavera, se rompe en caso de emer-


gencia, en la 629 los peces tienes pies, no saben estacionarse, más atrás se van a hacer, una bonita tarde se desquita siendo ambulante en un banco de peces. A la compra venta está el caviar tornasol, en el anaquel hay muchas latas, para llegar al indicado hay que usar el abre fácil, no es obligado probar, el hambre es lo de menos así como el empaque, lo único importante es la fecha de caducidad. Es cuestión de tiempo el consumo preferente para quienes por el momento ya están satisfechos.


LOS POEMAS. No entiendo como de pronto se presidió un brote de obsesividad entre los hombres por los poemas. Los poemas cortos los encuentras en todos lados, rayados en los baños públicos están los más atrevidos. Hay poetas que prefieren escribir sobre la superficie arenisca de los desiertos queriendo de manera temporal acaparar muchas más miradas de las que normalmente sostienen frente al viento de la hemeroteca. Leer poemas entre amigos resulta entretenido, interpretarlos genera otra poesía, la conclusión de una sobremesa no necesita de postres cuando alguien recita un par de versos. Leer poemas entre amantes resulta un tanto cursi, no hay nada como comerse la torta antes del receso entre clase y clase, aunque la cosa cambia si se trata de una torta de tamal fría y paseada por la periferia. Los amantes suelen no decir palabras, mucho menos versos elocuentes y retóricos.


El silencio es un poema. Enamorar a un escritor de poemas te mantendrá tan vivo como aquellos cumulonimbos deambulantes, cuando el cielo se aborrega se dice que alguien está escribiendo mientras alguien pregunta por la hora o por el clima. Los poemas concretos no son cómo los sonoros, es una cuestión de expandir la palabra, la poesía es sublime para el que trata de entenderla, para aquél que lee la poesía y no el poema, no hay contexto que justifique la fundamentación de su prosopopeya. Entre tantas figuras retóricas y tropos, la palabra no sabe que ropa ponerse, es un drama cuando quiere salir a dar un discurso, para llamar la atención el silencio no es suficiente, hay que decir la palabra del contenedor de ideogramas humanos.


Finalmente, afirman los cientĂ­ficos que un poema es de valor incalculable cuando se escribe en servilleta con sangre de unicornio negro, son pocos los valientes en demencia que a lo largo de la historia humana se jactan de haberlo concebido.


LA MOTA. ¿Fumas mariajuana? No, las drogas son aburridas y costosas. Si tu eres drogas quién soy yo, don’t do drugs. No le hagas caso a Dalí, se la pasa soñando, pintando, soñando. Su esposa se compró un vestido hecho de almohadas para que le prestará atención, a él sólo le interesa la pintura y la usa de modelo por cuestiones prenupciales. Nunca he buscado, siempre me cae en las manos, te lo juro. No me acuerdo bien que pasaba, cállense todos llega y es que mi se le cayó el teatrito, no se remedia teniendo hormonas, noooo a la niña, ella estaba plana. Laura llega a mi casa, lo que, lo que lenón. Era tan feo ese gato, dinosaurio, muchas botargas ¡Yo también!


Necesito escribir. Necesito escribir. Conoces a Francisco, siempre está aquí en la plaza pero además y yo así de que pregunté y yo así de what. Nadie hace el drama del mundo, no conocía esa parte y le dije además: mándame a la cuenta por favor de Darwy. Soy malísimo para tomarme las cosas valientes. Cómo lo han leído, escribir bajo los efectos de la mota no es el mejor de los detonantes creativos, sensorialmente no domina sobre la inteligencia emocional, el camión de los mafufos ha subido la tarifa y es algo indigno de no abordarse. Di no, di no, porque cuando digas si todo estará lleno de dinosaurios, el meteorito ruso no acabó con nuestra especie. Al mayoreo, al menudeo, un cincuenta


nos quedaste a deber, no le entraste, pero si te acabaste un galón de agua carbonatada con azúcares y concentrados. Si los tenis cuelgan de los cables, no significa que estés ahí, las pantallas sociales están en tendencia desde el YOLO, es más desde antes del 4 20. You Only Live Online when 4 20 is trendy topic. Se vende este terreno para uso de suelo ilegal, si el joven madura es porque tomó la decisión de alejarse de la mota porque prefiere hervir frijoles en cántaro de barro y comer toda la semana bien sabroso sin escuchar fotoperiodismos consecuentes del consumo humano de la verde. Aunque no sea pobre y desconozca el lujo de dar, no espero nada a cambio de fumar, fumar, fumar para volar, volar, volar, volar para…


LA MESA. Podría llegar en un principio a ser el mejor de los piropos que le han dicho, pero después de un rato, decirle mesa a alguien resulta despectivo. Sobre la mesa se pueden poner las flores para celebrar la vida misma, se puede poner comida para celebrar el hambre misma y se puede poner un sake japonés como muestra de respeto a la occidentalización cultural. No todas las mesas son de cuatro patas, desde que se sabe de la gravedad y la levitación, este mueble familiar se ha reinventado en un sinfín de formas no convencionales a lo caprichoso. No ha tenido infancia quien no ha jugueteado debajo de una mesa, ya de grande con el comensal de enfrente picardía pura se suscita, con el primer roce de piernas, si te toca ser correspondido igual y hasta


te casas, ya con niños dirás que poner los codos sobre la mesa es de mala educación pero recordarás que dejar plantado a alguien es mucho peor, la última vez que me paso fue por falta de batería de aquel celular de tabicón. Poner la mesa es muy bonito cuando lo haces para invitados especiales, si la cosa es familiar, el sentido es tradicional, si la cosa es amistosa el sentido es de obsolescencia no programada, si la cosa es amorosa el sentido es cursi en pétalos de rosa, si la cosa es odiosa mejor que alguien ponga la mesa, la cortesía no viene incluida en el juego de vajilla. Naturalmente al lado de una mesa se encuentra una o varias sillas.


LOS MUSEOS. Si hoy tienes libre la tarde y no es un lunes quejumbroso, los museos siempre serán una buena opción del quehacer humano, ir sólo es una posibilidad que no se piensa mucho, en cambio para el cine si hay que pensarlo dos o tres veces, aunque vete mejor por un café o un té presuntuoso si lo que quieres es una platicada. Después de visitar tantos museos uno se cansa de consumir arte, aunque no necesariamente los museos contengan eso, lo que sí contienen son experiencias de contemplación y experiencias sensoriales de percepción que se dan en el mismo lugar y siguen una vez que se abandona el lugar. Para pasar del inconsciente al consciente hay que estar semiconscientes en el recorrido, la señalética y los vigilantes aceleran nuestro paso, hay un tiempo estimado para ver una obra de otra, la curaduría


divide y multiplica salas cuando la museografía sólo se encarga del montaje y del desorden organizado. Para el que sabe habitar espacios un museo es de esos lugares preferidos, es fijo y temporal, un arquitecto no está satisfecho con construir viviendas y complejos habitacionales, el museo es un proyecto colosal que envidia forma, espacio y sabor, no me dejará mentir la zabaleta en la terraza. El museo callejero está abierto las veinticuatro horas del día, detectar las obras es cuestión de estar atentos, el discurso nunca es caro con tanta contaminación audiovisual, los autores muchas veces son anónimos cuando caen en vandalismo pero cuando el mero estilo es la firma y se vuelve filosofía de vida, los ciudadanos dan con los filósofos. Históricamente el museo es algo menos cultural que


una gaseosa de naranja, las visitas guiadas de infantes forman críticos de arte que no les interesa el autor de la obra, les interesa la obra y los argumentos que conceden un valor agregado a su incertidumbre. Una colección privada y/o una bodega artística es un museo que sólo abre en subastas, rendición de testamentos, inventarios y robos profesionales. Un museo no sabe lo que tiene hasta que se disparan las visitas, los libros de comentarios se sobresaturan y la empresa de seguros y embalaje ya tiene la carretilla y el diablito viene viene para llevar la obra a otro museo.  


LAS PITAYAS. Temporada de pitayas. Temporada de zanahorias. Temporada de pitayas. Temporada de zanahorias. Temporada de pitayas. Temporada de zanahorias. Temporada de pitayas. Temporada de pitayas. Así sola no tiene chiste, es exótica, colorida y besa como el diablo en una margarita, en la gama de magentas sobresale el jugo esférico envuelto en corteza verde, al caer al piso no rebota porque ya la chupo el diablo, si la comes es bajo tus consecuencias, no es casualidad que en las nueve esquinas del lugar abunden, la traen de quien sabe donde los puestos y venden más por pieza que por kilo. En un montoncito de pitayas hay un par de manos su-


cias, escoger la fruta es un quehacer de doña diabla, que en sus tiempos de cine de oro mexicano se afanaba de un claroscuro plata gelatina, un autorretrato de belleza extraordinaria, si estoy sobre la barra no me puedo ir sin pedir una margarita de pitaya, la botana de frijoles con epazote corre por cuenta de la diabla. La fruta de temporada es barata porque hay de a montones, la riqueza mexicana va de su fauna a su flora, la agricultura cosecha frutos sin plagas por los pesticidas, los huertos en terrazas no alcanzan para llenar la central de abastos, el autoconsumo de pitayas es un lujo que ni el mismo Porfirio Díaz solía darse a media tarde. Una pitaya no se lava con aserrín ni mucho menos con agua y jabón, la cáscara evita la acumulación de bacterias en el interior, en realidad la boca humana tiene más bacterias por centímetro cúbico que un metro


cĂşbico de espuma del RĂ­o Santiago, la pitaya se disfruta como Dios la trajo al mundo. Las flores de pitaya curarĂĄn diabetes mellitus y medios malestares, saben a tierra mojada, olfatearla es mejor que saborearla. De las flores de castilla se hacen tizanas que no les pidan nada a los presuntuosos.


LOS LIBROS. ¿Cómo es que me acabo de encontrar un libro en la calle? ¿Cómo? ¿Cómo es qué? Lo tomo pero no tengo deseos de leerlo hasta que lo abro. Una leyenda escrita a mano y en cursiva me dice: “Después de leerme déjame en la calle para que alguien más también me lea.” Volvieron mis no deseos de leer, era hora de comer. Todo esfuerzo intelectual requiere del bienestar estomacal, ya habrá tiempo de corresponder a la leyenda, me dije entre dientes al recibir mi mactrio del día. Un libro que se pasea no tiene visa ni pasaporte, es bien recibido en todas partes, pasa por desapercibido si sus cubiertas son de plata, los libros que se acumulan en las bibliotecas personales se releen cuando no hay nada bueno que ver en televisión, un libro tiene partes íntimas como todo ser con vida.


Veo palabras y cuento las letras veo párrafos y cuento las palabras, veo cajas de texto y cuento los párrafos. Veo el índice y me salto el prólogo aburrido, veo la bibliografía y me confundo con el modelo apa, veo el lomo y no sé cómo se clasifica un libro en una biblioteca. Cuando me prestan un libro, sé que se trata de un libro malquerido, los libros son soberbiamente cómo hijos prestados, ensuciar y maltratar un libro ajeno es un acto súper inmoral, si me devuelven un libro con mostaza me vengaré con mucha cátsup. La paja es una forma de saber que alguien lee más de un libro, repite con recuño las palabras a manera de coautoría y no cita las sintaxis con dicotomía. Entre tantos ávidos lectores los libros son celebridades, los best sellers son tan consagrados que se venden sobre pedido.


Si existe un nuevo arte de hacer libros, habrá que aprender a leer de nuevo, muchos de ellos ni siquiera fueron hechos para leerse y entenderse, eso de la lectura de ojeada no sirve mucho que digamos. No hay mejor castigo que un libro juzgado por su cubierta, las editoriales tienen presa a la verdadera literatura, hacer más ejemplares de una obra literaria no tiene que ver con regalías, un libro regalado sólo se lee una vez.


LAS GALLINAS. ¡Las viejas para la derecha y las otras a la izquierda! Las gallinas bien que entienden a mi abuelita, si no lo hacen no comerían a cada rato, son muy consentidas por ser tan ponedoras, en cada vuelta al corralón la abue encuentra más de un par de huevos y se los carga en las bolsas del mandil, si de pronto se le olvida, saz que tras se le revientan cómo alcatraz. El gallo se rodea de gallinas, no se que le vean, si en muchos de los casos no tienen punto de comparación, está sólo en el corral y que no se le acerque otro o habrá pelea segura y más de alguna que otra gallina caerá viuda ante el desenlace. Las gallinas no son trascendentes, su canto no es un colibrí, se parece un poco al del Quetzal, para tragar bajan y suben el cuello, cuando ya no hay que comer se vuelven locamente desquiciadas.


Dale enjundia a todo lo que hagas, es decir, ponle muchos huevos, la enjundia es la parte anatómica de las gallinas que produce los blanquillos, es mejor creerle a Pascacio, de los contrario podría traerte una gallina Anguiana y destazarla frente a ti para reír a las anchas de tu falta de credibilidad. Cuando te introduces el pescuezo de una gallina a la garganta, morder a sangre roja es inevitable, al dejar de correr en círculos la muerte es definitiva, se ha liberado de ser caldo de gallina sazonado con finas hierbas, pimienta roja y pimientón. Los caldos de gallina difieren de los caldos de pollo en el olor campestre y en el amarillo del colesterol. Cuando uno se siente malo, no hay que recurrir al paracetamol, el caldo de gallina es más casero y curandero, si no hay quien te lo haga, que triste, una pizca de consentimiento no se vende en la farmacia.


LA ARENA. En sueños despiertos veo una habitación de la que cuelga un gran cono de malla transparente relleno de arena, tiene un agujero en el centro por donde caen al suelo granos muy constantes, la habitación es blanca y muy iluminada, no se ven las esquinas de las paredes, apenas y se alcanza a percibir el techo a lo alto. El suelo comienza a llenarse de arena, pasa el tiempo y ya hay una pequeña montaña, la arena es muy suave, no como la de la playa, esa hasta vidrios de cerveza tiene. Pasa más tiempo y ya me encuentro caminando sobre arena, hasta puedo recostarme sobre ella, me siento atrapado en un reloj de arena. Al despertar me encuentro en Acapulco, muy cerca de Ixtapa y lejos del Cancuncito. La gente ama la arena aunque no pueda estar mucho tiempo sobre ella, quema quema quema en el andar descalzo, oshhh.


Por suerte está la mar que ofrece una arena fresca, plana y consistente. A lo lejos se encuentra una niña recogiendo arena en bolsa verde de aurrera, es seguro que la quiere para su pecera o para llevarse un recuerdo endémico de la locación. Pobre niña boba, si se va en avión la detendrán, está prohibido transportar arena por los aires, es atentar a la naturaleza misma, para llevar arena de un lugar a otro por el aire, tenemos las tormentas de arena. La arena estaba de boca en boca, después de pelear un par de quimeras de la antigua Alejandría, pergaminos llenos de arena, los abuelos de los libros, en sus tiempos el tiempo era una medida universal, un sistema de puntos cartesianos le dan la coplanaridad a las dunas del lugar.


Los granitos de arena son contribuciones que se jura hace la gente para causas solidarias, cuantos granos se necesitan para cuantificar al menos una fuera del rito pagano en la escala de la quiromancia.


LOS CABELLOS. ¡¡Ve a cortarte esas greñas, mira namás!! ¡Pareces escobeta de 3X10! El trashy hair no a todos les va, aún teniendo fotogenia de estrafalario como la santa muerte, al shampoo hay que recurrir, no importa si tiene mucha sosa como el roma o blancanieves, mientras te quite todos esos nudos navales, enjuaga y vuelve a enjuagar. Largos para hacer peinados cortos para hacer fácil el lavado entre semana. No tengo muchos más cabellos de los necesarios para hacer una esponja que limpie las impurezas marinas. Las olas que revientan contra el frizz y la orzuela son tratadas con gotas de aguamiel en ampolleta. Ahora veo entre mis cabellos el horizonte de los desaparecidos que entre verticales de mártires que visitan siete templos, no encuentran más de siete pesos de cooperación.


Ser libre como el cabello no es posible con tanta cera, gel y producto fijador, libre en la forma pero de manera estática, el dinamismo es algo que se da debajo del agua. Casquete corto, casquete corto con melena, a máquina del número 3, cómo sea que al cabo uso gorra y no se me ve, a máquina del uno soy calvo. Te sudan los cabellos cuando estas lejos de mí, no hay frizz que sobresalga en el calor, ni orzuela que sobresalga en una foto editorial, la caspa es el confeti natural que los piojos arrojan en sus bodas, espero que aunque tengas mil problemas en el cuero cabelludo nada cambie entre nosotros. Me trasquilaste el cabello, no tienes mano para la hierba buena, se te seca la planta al cabo de tres días y aún tienes el descaro de quererme echarme un tratamiento y pasarme secadora, poco pelo, el cabello


no me deja pensar, se me atraviesa como cadenero en puerta de antro de princesos. Todos vamos a morir, el cabello y las uĂąas tienen permanencia voluntaria, el peine del difunto contiene ADN suficiente para realizar una clonaciĂłn con el pago anticipado de las cĂŠlulas madre.


LA MASA. Ni sólida, ni líquida. Su consistencia coloidal de antaño la posicionan en los tops de consumo de la industria alimentaria mexicana, porque se podrá vivir sin agua durante meses pero no sin masa. ¿Qué sería de la masa (social) sin la masa (alimento)? Actualmente a un puñado de masa se le podrán dar varias escenificaciones gastronómicas, pero en nuestros ayeres, la Malinche bien ha dicho al aprender a hablar con lengua española, que la tortilla es muy de nosotros. Sentir la masa entre las manos es como la plastilina para el recatado escultor. Un rodillo ha de usarse para trabajar tan elástica materia prima, entre más amor le añadas a la masa, más tortillas te saldrán para la plancha.


Los hombres hechos de masa aguantan guerras contra aliens, el alien es aquel que no ha comido masa. Cuando le falta sal a la masa hay que volverla a sumergir en agua, sólo así lo dulce se disuelve. Hacer una guerra escolar de lodo no es tan divertido si no hay muchas macetas y jardineras en los corredores, por eso se recurre a la masa de la tortillería de enfrente, es bien sabido que jugar con alimentos te hace más civilizado ante la persona que ha comprado una plaza educativa para darte clases en la pública. La masa es bella al salir de paseo, fuera de la tortillería usa gafas de colores y leggins metalizados o de papel revolución, viste para ser vista y no hay faja masculina sobre la Tierra que le amolde la cintura. La Minsa y la Maseca han industrializado un proceso un tanto milenario de nixtamalización para el mexicano


que desconoce a Monsanto, si el maíz fuera puro hoy en día, la masa también lo sería, la tortilla ni se diga, el mexicano, ese sí quien sabe.


LOS GORROS. Lisos y texturizados, simples y complejos como el ser humano, en lo general y lo particular se encuentran siempre en unitalla. Esas ondas de gorritos, que te traes, que tienen de bonito, ¿Por qué te gustan? Te sumergen en un mundo, te llevan al futuro. No vamos a caminar en vano por un gorrito, debe ser barato, cuando quieras entenderlo estará listo, no lo entiendo. No toda la gente buena, puede portar un gorro caluroso. El problema con la gente mala es que piensa que es mala, eres un drogadicto y ya van a ser las 3, eres muy mal amigo. Nunca dejes un gorro sólo en altamar, le encontrará sentido a morder una botella por la parte inferior. No tiene sentido ponerse un gorro sobre otro, no lucen muy bien juntos, es un caos de outfit. Gorro se escribe


con g de gorila, un gorila está en un zoológico y tiene mal temperamento si el sol le da en la nariz. Allá a la sombra está un vendedor de gorros, si llega la autoridad lo levanta de su metro cuadrado. El gorro de la lotería es tan de temporada pasada, la ilustración es todo un icono visual de la cultura popular mexicana que en las ferias no puede faltar, un maíz o un frijol, una moneda o un papel, no importa que se ponga sobre el gorro, ese gorro ya no se pone sobre nadie. No tiene sentido quitarse el gorro ante una dama, el caballero ya dejo de ser cortes con el movimiento feminista, quizás le invite unos tragos coquetos, pero nada más. Los roles han cambiado tanto que las leyes de la biblia matemática resultan obsoletas. Del gorro al gorrón sólo hay una consonante, si uno


aprieta el otro también, si uno molesta el otro también, si uno pasa por desapercibido el otro también, si uno dura sólo un día el otro también.


LOS CUEROS. No hay nada más masculino que una chamarra que no se prenda en llamas con el azufre de un cerillo, bendita combustión. Si tu círculo de amigos anda en sudaderas es muy cómodo, en cambio si anda en cueros, uno tiene que saber andar con aptitud. Si te subes a una moto puedes caer sin miedo a raspaduras, de fracturas no te digo nada pero si ya te han roto el corazón, el dolor será muy minucioso. Si no andas guango, no sabes de lo que te pierdes, desde los cueros colgantes de Babilonia hasta nuestros días, se acompañan con sal y con limón, los mejores cueros los encuentras en el bazart de las especies justo al lado de los dátiles y las tisanas, puedes pagar en euros a liras, la conversión de la moneda no te dará cueros más largos que los de tu antebrazo.


Mis amigos que salen de noche portan chamarrones de cueros sintéticos, no hay nada más varonil que eso, es cómo un movimiento sexual no sincronizado con la macarena. De cueros viejos está lleno el purgatorio, de cueros adolescentes el infierno de Alighieri, el cielo quien sabe, si acaso el cuerote de Dios nuestro señor. Aquí no hay pobreza, los cueritos no tendrán mucho vinagre pero están en el punto de sal intestinal. Un chicharrón preparado sin cueritos no vale la pena, su sabor es delicado y agresivo a diferencia de la torta cubana, el paladar disfruta más del juego de pelota.


LOS PAPELES. Papel corriente en todas partes, Japón hacia cajas y reutilizaba lirios, fibras con huevos hacen rebosos 100% de algodón peinado, él saca y empieza a coleccionar postales comerciales. En menos de 7 meses la bodega se lleno y estaba llena de calor, un cementerio de granos de papel, cada papel tiene su historia sísmica, la tinta y la mancha navegan, se apropian del territorio del papel. Todo está por hacerse aunque sean cosas que se van quedando, tengo ideas y comentarios, varios proyectos en mente, todos anotados en algún pedazo de papel, la bitácora no está muy ordenada. Cuando se cargan los papeles y los apilan en formatos de 120X60 de 180X20 y de 30X30 la guillotina es bien vista en el mundo mundial de los franceses, una guerra de papeles tendría mucho más sentido que una


de pasteles. La batalla más gloriosa es un papel que se dobla trece veces por mitad. El corte de papel resume la historia clínica de un dedo que se corta con los bordes del papel, si amas el papel los guantes son imprescindibles, ni el sudor ni la grasa de la talla de las yemas y las palmas se resbalan en soportes no incunables por Gutembergismos. Finísimos papeles están basados en el hipertexto, un papel no solo tiene largo y ancho, la textura da profundidad y oscuridad. A Bob Esponja se le atribuyen mil y un usos a la hoja blanca tamaño carta, a Patricio se le atribuye ser su mejor amigo. El A4 se sale de la norma alemana mientras que el fomi se apega más al ISO 216 cuando la impresión digital es tan plana como el papel que se entromete con el foamboard.


El que hace el papel es parte de una industria deforestadora que se envuelve de un oficio que produce y no consume ecología, lo principal no es la calidad ni la artesanía, una cuestión ética le da reconocimiento al artilugio desde que se inventó por Ts`ai Lun por azares del destino.


LA SANGRE. Me pone rabioso el fluir involuntario, un movimiento involuntario no se puede parar, ya párale, párale párale. Es un problema de tiempo. Inestables niveles de glucosa y colesterol más quien sabe que clase de virus más que no importan tanto como los triglicéridos. En la obesidad persiste el deseo porque los mosquitos chupen grasa y no la sangre, que estupidez, la sangre siempre será más atractiva no importando su color. La hemoglobina es una fiesta de eritrocitos bailando cumbias toda la noche, los leucocitos son unos princesos que van en otro grupo sanguíneo de mayor poder adquisitivo. Para donaciones ya no hay jeringas confiables, los piquetitos son profundos en las líneas de las venas, son raíces bajo la piel que la enfermera desconoce al


no haber practicado con una naranja y sus cuadrantes. No hace mucho las fuentes de las plazas públicas servían de abastecimiento comunal, el desarrollo en tecnologías de sistemas de distribución, consumo y no consumo del agua han hecho de las fuentes algo meramente decorativo como la Guernica de Picasso, teñir el agua de rojo es un movimiento que activa la sangre humana, la violencia no es un movimiento involuntario gracias a Dios. La sangre michoacana llama o que, me extraña o que OW OW OW, seguro algún día nos vemos por casualidad en este pueblote. No es nada personal pero si alguien extraña hace el intento de tirarse un paso con el otro. Hasta hace poco comencé a interesarme más por las personas, para la persona independiente las relaciones públicas son muy importantes, no es cuestión de hablar de ellos, la farándula es pura paja de agujas


y si se te rompe el vaso sanguíneo no son buenos donadores que coagulen, el orgullo se les va en la sangre azul. Mantenimiento, reparación e instalación, requieren estos tubos sanguíneos, el flujo es cada vez más lento, la bomba ya esta vieja, confunde la aorta con la cava superior.


LAS SOMBRILLAS. Se tambalean con el viento y del sol te protegen en cenit, entre más grande es la sombrilla más pequeño es el calor, se decoloran con los días y se humedecen con la noche. No es por la humedad pero si llegas tarde a las vacaciones de la playa artificial no habrá quien te aparte el camastro, levántate temprano y no lo hagas por tu jefe, tu salario o tú cliente, hazlo por tu zona de confort. El viento va tan rápido y fuerte cómo gota blanca, esta sombrilla no va aguantar tremenda corriente de aire en la altiplanicie, no me gusta la fragilidad pero eso me pasa por adquirir menos por menos; es decir, una sombrilla de las baratas que te venden los ambulantes cuando se suelta la llovedera de verano. Para el calor y la piel despigmentizada no hay cómo salir siempre con pariaguas, ha, el pariaguas, así le dice una tía que apenas y terminó la primaria, tiene


tres chiquillas y por más que la ponga en evidencia, puedo aprender mucho de ella, sabe poner el fogón y las tortillas como buena ama de casa. A mi lado está alguien que carga una sombrilla, tenemos mucho en común, la ruta del camión por ejemplo, pero sobretodo que nos gustan los estampados colocados en tendencia en particular, en una fiebre de performances bajo la sombra hay que estar si lejos se quiere llegar, baje por detrás y sólo timbre una vez. El gorro sombrilla pronto será necesidad, la quiebra de los saunas y el superávit de los bloqueadores se darán a conocer en la revista forbes. Cuando cae la noche el parasol deja de ser tan cotizado, se muestra humilde al dejar de ser la diva matutina. Entre formas parabólicas renacen los canarios, rebotan de foco a foco longitudinal, cuando hay curva se dice


que hay aceleraci贸n, la regla de la mano derecha de la f铆sica, no sirve para medir la cuadratura del c铆rculo y mucho menos la circunferencia de la proyecci贸n del abatimiento al cerrar una sombrilla.


EL ESPAGUETI. - Mijo te quedó medio pasadito el espagueti. - No te lo comas. - Cómete el trapo. - Pero esta planchado y almidonado. - Anda cómete el trapo. - Como si fuera tostada. De las pastas, los italianos tienen mucha historia que contar. En la alacena hay muchas pastas, los italianos se lucieron al inventar el espagueti, en realidad no sé si fueron ellos, pero que ricos jitomates usan en las salsas, el condimento puede ser salado o natural de acuerdo al tipo de espagueti. Los chinos siempre haciendo competencia comercial, tienen caldos con fideos muy largos, he oído que no desperdician nada en la cocina, lo cual es algo sucio de pensar, en la perla tapatía abundan los restaurantes chinos, la charola de espagueti nunca de los nunca


está vacía y se encuentra siempre de los siempres al lado de la fruta. Aquí a la vuelta en contra esquina hay un buffet chino muy famoso, famoso porque aparecen de la nada ratones bien tostados dentro de las charolas, si te toca servírtelo en el plato, no pegues grito a terciopelo, podrías ser amenazado hasta de muerte, dar una mordida a los de salubridad y recobrar la confianza de la clientela ya no se puede en estos días, conserva la calma como en un temblor de torres gemelas, al fin de cuentas el patrón te rembolsará toda tu deuda de consumo. Largo largo lárgate.


LA SALIVA. Pónganme tantita detrás de las orejas, si me mojo no me enfermaré, mas si osare de la gripe aviar, en cualquier venta de terrenos, la saliva ajena activa las pupilas gustativas, el ADN humano se contorsiona de felicidad, insípida no es. Me da gusto conocerte pero cuando hables, trata de no escupir saliva, no soy una esponja, no soy sombrilla captadora de aguas pluviales, te percibo en gotas no en sonidos del lenguaje. Parece que va llover saliva a cántaros. Esta saliva no pasará a otro ser, la gente no valora la resequedad, perdono el sabor de lo insípidamente gustativo en cilantro y picante. Se me hace agua la boca cada vez que pasa la belleza, en la subjetividad el chorro de salivas se hace muy presente, que fresco se siente, que agusto se siente.


Apuesto mil salivas y una noche a que con un litro de agua se lava mejor el coche, con un vaso de agua se lava una patineta y con una cucharada sopera de agua una bicicleta, bueno, quizĂĄs tan solo su manubrio. Pegajosa y llena de erupciones en un momento lleno de boludos, la saliva adquiere consistencia. Tengo mucha sed no hay saliva y no ha llegado el mensaje, esperemos hasta que llegue, si no llega seguiremos manteniendo una gota de saliva en el credo de Dios nuestro seĂąor. Babas se escurren del hocico de este animal.


LAS PATINETAS. Aquí se junta la bandita de movilidad no motorizada, ni un truquito sale a los novatos, los conociera Agatha de la Prada, le daría un ataque de Ruiz en el corazón. truuuu uh crup truuuu uhh crup truuuuuuuuuuuuuu crup truuuuuuuuuuuuuu crup cruptru crup crup crup crup truuu truuu tru uhh truuu truuu tru uhh crup crup crup RVCA (Rápido va crucero arriba) Impulsa, brinca y detente una y otra vez hasta que alguien del Starbucks lo note.


VANS (Vuela antigravedad no segura) La revolución de estas ruedas no me es indiferente, contaminación auditiva para algunas, quisquilleos de decibeles para algunos, la policía va y viene y no se anda sobre patinetas. VOLCOM (Vomito orco luego canto ombligo morisco) Hágase a un lado carnal o saque los 2 baros, no mames, la tronaste, un barril frena otro barril, ir de aquí allá y allá aquí es una constante que tiende a la disciplina del patineto cuando clap es raíz de clap. REBEL (Rayar es bendición entre lesbianas) Al parecer en esta práctica no se vale sobar, de tanto golpe y rasguño en los fallidos uno se acostumbra a la vida antimoderna, wooo crap crap, me cago en tu puta madre, se atora bien raro, hey wey. K.O.


La velocidad te hace caer, este bato es la intensidad sobre ruedas, la patineta esta en plano de perfil, un aplauso si se mantiene en horizontal. Marlon no seas alien y sĂĄcate un truco, defiĂŠndete.


EL VASO. Ni un saludo, ni un vaso con agua se le niega a nadie. Los vasos de las veladoras, los hay en grande y en pequeño, si la cera se consume el vaso está listo para integrarse a la cocina, el vaso se vuelve conceptual, su vacío es un mutante que cambia con el tiempo humano. De los 10 vasos sobre la mesa 6 están usados, 3 tienen Squirt y uno Coca Cola, otros dos están vacios de refresco, los demás están cabeza abajo. Los vasos desechables del número 8 son para los niños, a cada rato los rellenan, al cuarto refill se da la hora del pastel. Si un vaso se quiebra en la sobremesa familiar hay que reponerlo inmediatamente, pero que sea del mismo porque tener vasos de todas formas, colores y tamaños es un mero chilaquil, fuera de etiqueta y hashtag de elegancia.


Descarados, aquí en las crepas esperando a que nos den las nueve para movernos. El mezcal se sirve en vasos pequeñitos, justo de la altura del dedo meñique, hay que darle besos no tragos, respétalo para que el haga lo mismo. En este mismo vaso sírveme para que usar otro si son mismas salivas, entre lo amielado, lo ahumado y lo herbal no hay mucha diferencia, todo sabe a intensidad. El vaso desechable es un indicador tangible de la bebida en calorías, a diestra y siniestra la transparencia es motivo de rendición de cuentas del gobierno, si te toca un vaso sucio, deséchalo inmediatamente, un político le ha metido mano con alevosía y ventaja, no querrás beber salivas llenas de promesas de campaña electoral.


LOS SARTENES. En la pila de los trastes sucios fácilmente se ubican los sartenes, el cochambre y lo chamuscado los delatan, es como las manchas del sudor de las axilas en la ropa, súper perceptibles a la vista bulleadora, hablando de bullear es momento de detener esta lectura y bailar al ritmoson latino del bulle bullee bulle bullee! bulle bulle bulle bulle, bulle bulleee! En la cocina todo empieza con una sartén, si apenas le prendes a la estufa el aceite se tarda en calentarse, el fuego lento ayuda a una cocción saludable de alimentos. En el top de las labores cotidianas del tercermundismo, está el lavar la loza, preparar por horas la comida y degustarla en calidad de minutos es satisfactorio, si no tienes quien te ayude en el quehacer ten cuidado al lavar una sartén, el teflón es duro pero delicado, ni se te ocurra meterle esponja de metal, si acaso piedra


pomex de río de agua salada. Ya sabes lo que dice Lucrecia, una vez el cochambre en la sartén, no hay sosa caústica ni piedra pomex que le alivie, señoras que otorgan cualidades humanas a estas cosas duras en teflón y acero inoxidable, como si los frijoles de flor de mayo no supieran mejor hechos en olla de barro, ya del café de olla mejor ni digo nada, percusiones caseras hay en la alacena. Ensarten la sartén y maten al retén.


LOS HUEVOS. El día en que te chupen un huevo será el día en que recuerdes lo bonito que era ser lampiño, suave y terso como el terciopelo morado. Pobre del puerco amarrado, si llega el veterinario a cortarle los huevos, su carne estará más sabrosa, lo juro por mis huevos, pero eso sí, hay de carnitas a carnitas, yo prefiero las michoacanas, no sé realmente por qué pero si los huevos no van a ti, tu ve a ellos. Los blanquillos son redondos e irresistibles, tan frágiles como Cristóbal Colón, quien aparte de descubrir América antes que Vespucio, sabe del algoritmo complejo de mantener en pie un huevo sobre una superficie plana, una vez que este acto se presencia, cualquiera se jacta de poder hacerlo. Revisa si hay huevitos en la despensa, no de codorniz ni de loro, ahorita voy a la tienda si faltan, al oxxito


para ser exactos, ahí te los venden por pieza, no por docena ni catorcena. La vecina tenía gallinas de oro que ponían huevos de plata cada vez que el otro vecino ponía la del sonidito. Que huevos moverte de lugar cuando una persona está enferma, tose y tose con sus cosas, que le vamos a hacer si uno va saliendo de la calor y la calentura, volver a recaer sería un martirio. El abuelo era muy sabio a pesar de que si lo dejaban sólo en la casa no sabía ni hacerse un huevo de comer. El huevo está en medio del machismo y del feminismo, la fragilidad está plasmada en un papel de cascarón. Huevos por docena se rompen por unidades de una pieza, separa la clara de la yema de tus dedos.


LOS TURBANTES. “Elegante y casual imponiendo moda... ¿Kaliman eres tú?” Fueron en algún momento palabras sabias de un retweet de Iaura Bozzo. Un turbante es casual cuando pasas los secretos de su amarre en la cabeza, no cualquiera lo porta con orgullo internacional y digo internacional porque es un rollo de sultanes y no de hacendatarios. Para los turcos un turbante no es de uso común ni en la antigüedad ni en la modernidad, era exclusivo de sultanes otomanos, en los jardines y salas de Topkapi aun se siente la ostentosidad de no andar en camello. Pero que flipado y menudo tío es aquel que no tiene raíces de indoarábigas y se pone un turbante en la cabeza, la globalización es un fenómeno que te transforma en fenómeno. Ostia el que lo haga parte de su estilo de vida.


Los turbantes son como el papel en la papiroflexia, dobla aquí, dobla allá, entrecruza aquí, entrecruza allá. Al final del proceso, la forma sigue siendo forma. En un país dónde la belleza es pecado, se te puede expulsar con todo y turbante, las mujeres deben comportarse y dejar de lado la lujuria por el bien de los desiertos. Un turbante te puede dar asilo en la cama de las mujeres que no necesariamente deben comportarse por el bien de su nación. De los retazos de esos rollos de tela salen turbantes para cabezas que se inclinan de vergüenza, vieras nomás como aprietan las orejas cuando no se dejan al descubierto, te das cuenta de lo que esta pasando, te digo que porque me dices eso cuando la gravedad terrestre me desacomoda el frente del sur, por los caminos del sur un turbante de oro y plata es justo y necesario.


Fuera de la lógica de Baldor la aritmética se resume a cuatro operaciones complejas pero básicas, suma y resta no se llevan cuando se dividen los turbantes entre múltiplos de 15.


LAS PRINCESAS. Los viernes de princesas serán sábados y jueves, cuando de intelectuales nos pasemos a conceptuales. Oficialmente malandria nos ama, somos tan populares como una piedra en el zapato, una verdadera princesa nunca suelta su corona. Erase una vez un folletuit de princesas. Por otro parte todo princeso tiene sus días de ceniciento. Ah que el muchachito y su manía, que alguien le quite ese bolígrafo, esta dale duro y lata con el botoncito, píquele y píquele, no veo la hora en que la señora levante una moneda de 20 centavos. No te llego mi mensaje amor, llegaré más tarde, estoy en unas diligencias, mientras tómate un mango con vino blanco, no hay nada más princeso que tomar una bebida hindú entre Marsella y Chapultepec.


Algo está que arde y no es el horno, la corona del princeso está fuera de lugar, te ayudo con la carroza del lugar. Gracias Miros ¿Cómo te fue de viaje por la India? Me han dicho que Gandhi era importante, casi tan pasivo cómo los princesos. Los bolis de sabores no son para princesos, aunque haya de chicle, uva y galleta. Son de muy mal gusto cuando se disfruta de algo que viene en bolsita manoseada. Los princesos son bombones que se derriten hasta cuando tienen frío, la corona esta por los suelos. Las princesas son radiación ultravioleta que derrite a los bombones. No tienes que terminar de leer un cuento para saber que las princesas vivirán felizmente por siempremente.


LOS MEDICAMENTOS. No te automediques, si vas a ir a una fiesta la mayoría de las personas tienen merteolate en la bebida, el paracetamol se encuentra atrás del diclofenaco que ya está por caducar, las patentes no tienen nada que ver con que las farmacias estén llenas de genéricos, para saber si la fiesta es buena, el doctor simi debe bailar la macarena con un par de sobrios. Automedíquenme y les aseguro que no voy al doctor, no tengo una vida saludable pero jamás he demostrado un malestar de quejumbroso, la consulta es algo que no va conmigo, la enfermedad es muy discreta al diagnóstico y la medicina no tiene un jarabe milagroso, la alquimia se ha quedado corta en nuestros tiempos modernos. Cuando me tomo una pastilla prefiero hacerlo con una gelatina de limón o un plátano dominicano, el agua es demasiado del seguro popular y me toma de


tres a cuatro vasos desechables ingerir el componente químico. Dicen los del departamento de higiene y limpieza que los medicamentos son el nuevo vicio de los escrupulosos, la sugestión se vuelve hipocondriaca al haber un sinfín de bacterias y virus por clasificar. ¿Dónde está mi pastillero? No recuerdo cual me toca los lunes, aunque hoy es martes me preocupo por la de la media tarde del jueves, parece que me da Alzheimer cada vez que me dice el médico que ya no necesito de pastillas, el que sabe, no soy caso cerrado. Me encontré unas pastillas en media acera de la banqueta, metformina ha consumido una persona con malestar desconocido.


LAS INSTALACIONES. No me refiero a las instalaciones de la luz o del fregadero, respeto el oficio del carpintero pero mejor llamaremos al fontanero para sacarnos del apuro del hogar. Insitú, un conjunto de movimientos artísticos y de fontanería y luminotecnia. Matan a Nacho pero a mí no me importa, no es mi pariente ni mi amado, yo sólo quiero seguir solucionando la pieza, que la experiencia sea el momento, no antes, aunque quizás después. Quizás no muchos tengan una instalación en casa, ocupan más espacio y mantenimiento que el refri de mabe si sabe. El mejor lugar para preservar cual patrimonio intangible de la humanidad es debajo de la cama, el coco las protege por las noches de los coleccionistas de arte y las subastas presuntuosas.


Para justificar una instalación se necesitan muchos kilos de arroz guatemalteco, hay que desarrollar más de tres párrafos de reflexión para hacer legible el discurso antisemiótico. Ponerle título a la misma es cuestión de las bellas artes, a veces no se necesita ni decir los referentes artísticos o el detonante creativo, mucho menos darle firma, la firma para algunos creativos, es el mero estilo. Instalar es un verbo insolente, no todo tiene que ser adecuado, hay tantas posibilidades y aproximaciones al espacio, un diseño del espacio es impecable con la planeación compositiva de los elementos, instalar es un verbo y el sustantivo es la instalación, realmente no hay mucha diferencia, son conceptos que van de lo abstracto a lo concreto. Al instalar una instalación la insolencia queda fuera de lugar redundante.


La instalación tiene desde el renombrado artista prehistórico Crómlech Henge de la Stone, quien de las piedras inglesas erigió misterios sensoriales hasta la fecha. 


LOS BLOGS. El espacio virtual no estaría completo sin los miles de blogs que por ahí circulan fijamente. Cuando la privacidad informativa deja de cotizarse en los mismos blogueros, uno halla y encuentra descatalogadamente de todo, cosas servibles e inservibles del vivir y soñar cotidiano que te harán pensar en no tener nada en la casa que no sea útil y bonito. Actualizar es uno de los principios de los blogs, si se tienen en el olvido, carecen de interés, más no es más popular aquel que lo actualiza como sin tener nada que hacer. Un blog se va a armar y a él subiremos más cosas digitales, la fuente es imprescindible cuando se encuentra roto el hipervínculo. Texto, foto, enlace, video y audio, copy paste y reblogueo junto con el cyberbullying everywhere.


Después de 169 publicaciones llegó una miniabeja a espiarme, no entiendo cómo es que me rodea a mí y no a mi raspado. En una fiesta de bloggers no hay quien cubra el evento porque la publicación fue puesta en cola y hecha desde antes de recibir la invitación. En lo digital todo pasa tan rápido, tan rápido que un hacker cumplió 108 años el otro día. El archive es una forma de sintetizar el bando de bytes subidos, cuando se llega al terabyte hay que pasar las URL en discos duros compatibles. Junkies que reúnen en sus blogs todas las manifestaciones de su pasión desbordada. GIFSTER El verdadero gifster es aquel que tiene un vocabulario lleno de gifs in/oportunos para cada conversación digital. #GIFSTER #GIF #RAFAEL MC #DIGITAL


HASHTAGUER El verdadero hashtaguer es aquel que tiene m谩s hashtags que sujetos y predicados para cada oraci贸n digital. #HASHTAGUER #HASHTAG #RAFAEL MC #DIGITAL rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com rafaelmc.tumblr.com


LOS FOCOS. Cuando se funde un foco, todos los gallegos se pelean para cambiarlo, aquí los focos de las lámparas dan una luz tenue, traen demasiado OMEGA entre los filamentos. Los focos no simbolizan las ideas, estos no tienen obsolescencia programada en su filamento incandescente, la ecología urbana resulta cara al principio en un plan maestro, al paso de un mes se vuelve parpadeante una idea, hay que cambiarla. Y eso que es un puesto con focos y eso que es un puesto con salchipulpos y eso que es un puesto con papas y eso que es un montón de chucherías y eso que es un montón de puestos con focos. Bajo del agua, la luz artificial es de focos de colores, el agua rosa verde y morada inspira más que la azul cerúlea.


De las navidades, las series de focos parpadean mucho más que una risa en vacaciones, el ritmo de la luz no para en las campanas ni en los coros de la iglesia, si un foco se funde es porque ser ateo es el nuevo negro, sin embargo no creer en nada implica no tener un dogma de respuesta, es muy cómodo decir a los parientes y vecinos por algo Dios no quizo cuando las luces de la cuadra se apagan en exorcismo. En la obscuridad una linterna tiene un foco de más de 23 watts de potencia, no ahorra energía cuando se tiene miedo a las tinieblas, el hombre ha iluminado hasta las minas de carbón de la periferia, la fiebre de oro usaba antorchas de bunsen, los filósofos chismosos y labiosos de los diálogos entre Platón y una columna de estilo dórico usaban velas de cera reciclada. El foco, una nueva forma de droga en la industria de la luminotecnia y la ambientación de verlo todo ha


llegado para apagarse de dĂ­a y encenderse de noche. - No juegues con el interruptor, se va fundir el foco. Dijo la foca al lector.


LOS MODERNOS. Estar dentro de un crew es básico en toda sociedad en decadencia, la solidaridad es un servicio casual en tonos sepias y filtros instagramicos. Para entrar al nasty crew hay que tener el visto bueno de norte a sur y de este a oeste, con el mapping del estilo y la actitud se sabrá la autenticidad y la supletoriedad de la norma en caso de ser un moderno wanna be. Ya una vez dentro hay que tener siempre en cuenta que el que con modernos anda a andar se enseña. Los otros, los no alternancios rancios sufrirán de crítica y cyberbullying a espaldas y de frente lampiña, en realidad la modernidad de hoy tiene sus raíces en la vieja modernidad, son tan last season y tiernos que dentro del burn book podrían aparecer. Regina no es moderna pero si es todo una modelo aspiracional del scissor time, sería un honor tomar


asiento junto a ella y compartir la canasta de frutas de mi despedida, que si no es por ellos es por mí, morder una manzana y no fumarla me recuerda aquel día en el que mama moderna hablaba de sus lujurias mientras esperaba con ansias el comienzo de toda una clase y toda una intensidad semiescolarizada. La modernidad es más que shorts, bigotes, humores vintage, bicicletas, cultura alternativa y márgenes del cuerpo presencial. MODERNISM Es el registro fotoperiodístico galardonado por varias generaciones vivientes que influyeron en la suma de tendencias autónomas de un grupo en el que cuatro eran suficientes.


LOS POSTMODERNOS. Cuando la modernidad se mueve de lugar en espacio y tiempo, la postmodernidad es inevitable. “Ay mijito ya no seas tan posmoderno.” Me vale madres lo que diga Carmen y su cadenita. Escuchar bandas del corona capital del 2018, es decir cinco años antes de que se presenten en eventos de postmodernidad masiva. Performances de dominar temas de cultura general con gesticulaciones con base en tutoriales de figura pública. Consumir ideas, servicios, productos, difusiones y gestiones. Ser consciente de la viceversa en la bicicleta y en los medios de transporte públicos. Un lenguaje de incoherentes movimientos, no mezclar los círculos de amigos con los cuadros de Julio Cortázar, aunque lo que se le dé más sea el arte literario.


Cuando alguien te diga postmoderno es porque dejaste de ser moderno, evolucionaste como lo hizo el homo sapiens sapiens del homo sapiens. El trasplante de cabeza será posible para el postmoderno que sabe que el hombre es la naturaleza vestida de hombre. Crecer diez centímetros es posible para los demás con un buen rato de terapia y recuperación de rangos de tonos. POSTMODERNISM Es el archive gráfico que avala los brotes de obsesiva intensidad vividos en una ciudad llena de todo lo que nunca sucede en un pueblo.


LA ROPA. Cuando un hogar tiene habitaciones exclusivas para guardar, ver y probar. La moda es una víctima del consumidor de siluetas y tendencias. La ropa delicada tiene un ciclo de lavado delicado, esa prima se le arrima a comprar ropa igualita pero en varios colores, si le llena el ojo algo, se nota en la talla y no en la cremallera. Hay gente que se muere de hambre con tal de estrenar ropa, no es una cosa de jóvenes, ni un pretexto de anémicos con ideas suicidas, la anorexia es una serigrafía a una tinta sobre un playera negra de un chico con piernas de Beyonce vuelto estúpido por la moda. Tenemos tanta ropa que los closets están a reventar, ni los jotos closeteros ya nos caben, los amantes de la ropa siempre van por más, cada vez son más selectivos en ropa de paca y de segunda mano, una prenda que


jamás se ha puesto es un lujo que el mundo nos ha dado. Para los amantes de la ropa, la moda se vuelve una montaña de haikus. El outfit rojo Las prendas aprietan Luz aguazul Piel desnuda Armario infinito Looks vacíos Zapato impar Botonazo seguro Sensual la suela Color opaco Intercambia siluetas Textura visual

Segunda mano Llegaron las rebajas Ropa de paca Estrenar hilos Felicidad efímera Segunda puesta Quiéreme todo Probador disponible Cómprame nada Escote divino Elegancia Oxford Baila puta


LAS PIEDRAS. Talla en rosa holandesa la magma del 2013 Roca la que no sabe jugar con el papel pero si con la tijera. Piedra la que está en el río y no se mueve con todo y la corriente, ve pasar al camarón. El monstruo come piedras calizas de vez en cuando, una cuestión de fantasía, la realidad es que ahora podemos escribir sobre papel hecho de piedras. Llenar una mochila con piedras son de esas fechorías de las que jamás te arrepentirás, muy de pronto el estudiante sintió su mochila más pesada, siguió su camino, llegando a casa se dio cuenta de que la hizo del Pípila por un rato, algún día se vengará en la alhóndiga de Granaditas. Tropieza con todas las piedras para enamorarte de la más terrestre.


De las piedras salen iguanas, alacranes y tarántulas bien negras sin veneno. Llevar el piedra, papel o tijera en la vida te acercará a muchos contactos profesionales de envidia, el juego de la muñeca se acaba hasta que te haces un sándwich de piedras con jalea de almendras. Si las piedras se movieran. Si las piedras se clonaran. Si las piedras se partieran. No no no no. Soy inocente. No no no no. No me apedreen.


LAS SANDÍAS. Las sandías de Tamayo son las más costosas del mercado y aunque vengan en rebanadas no se pueden comer ni de noche ni de día. Pase al mercado por una sandía pequeña, el vendedor dijo que ya estaba buena para partirse, si no lo está me tocará hacer agua fresca y venderla en la Tamacua. Fuze fuze fuze watermelon en lata alargada. Dulce sabor a huesos de sandía. El melón llegó rodando para mandar a volar toda la fruta picada, la piña ya se había fermentado desde hace rato. Los chinos no desperdician nada, se comen hasta la parte blanca de la roja. La verde es pura fibra que en yogurt sabe a gloria de Dios Padre. Un buen cuchillo es aquél que me parte la sandía en


dos sin fruncir el ceño de coraje, pero que valor, que valor. En Turquía la sandía se come como postre, prefiere eso porque de lo contrario te volverás diabético con una sobredosis de azúcar, minimordidas. Una bola pequeña me la llevo cargando en una mano y en la otra un garrafont, el equilibrio esta en los 20 litros y los doce pesos de la fruta. Meterla al refrigerador para aumentar la frescura y comerla de noche para aminorar las agruras del otro día. Trágate una semilla para ser un invernadero por dentro, el efecto invernadero corroe las almas de los vegetarianos que pellizcan alas de murciélago.


LAS CANICAS. Recórranse por favor, rueden para atrás, rueden para adelante, anticipen su bajada. Agárrate bien de la canica, si no tiene agarraderas es porque ya no juegan desde hace rato con ella. Personas que compran bolsitas de canicas hasta acumular varios kilos, sobresalen en el diccionario de los absurdos que tiran costales directo de fábrica. El recreo ha sido dos veces, la vida fácil no era, no será, no fue, no siempre hubiese ganado como hubiere querido jugando, el poncho es grande y pesado, el balín es tan tornasol y holográfico que la agüita del ojo de gato me es no tan indiferente. Cajoncitos repletos de ellas, no hallar cual escoger, que difícil se me hace preferir invertir en la educación con monografías del buen comportamiento y los buenos modales, la estampita del traidor de López de Santa Ana me cuesta cincuenta centavos.


Sagrado corazón de Jesús en voz confió cuando trazo el círculo de la discordia, los amigos llenan redes de redes de vidrios soplados esféricos. Te voy a jalar las orejas si no me devuelves la blanca preciosa, ni la Mérida misma es tan blanca y shineante. Busca en youtube como se hacen las canicas, es hermoso, es precioso, es majestuoso, es un rato de cero publicidad de celebridades, de productos que no necesitas y de servicios que en el tercer mundo se desconocen. Totalmente. Parcialmente. Encierro en mis manos la infancia alejada de dispositivos interactivos, la conectividad era un choque inelástico entre los compañeros del mundo.


´ LAS MASCARAS. Las tiendas de disfraces no están completas sin máscaras de animales salvajes y silvestres, una máscara te oculta tu verdadera personalidad pero quién podría darse cuenta hoy en día, poca gente llega a conocerte a detalle. Reunirte con otras máscaras es compartir misterios de la vida, no hay por qué esperar a la noche americana de disfraces para hacerlo, incluso si se vuelve un hábito andar en máscara, el Santo llegaría a perder su popularidad ante las momias. Una máscara te da la personalidad de tu alter ego, tras ella se ocultan los verdaderos sentimientos de la nación humana. Tú que sabes de lecturas dramatizadas si en toda tu utilería no tienes ni una sola máscara, encargarse del diseño del espacio es ir en el tercer carril de la autopis-


ta de la puesta en escena, deleites en una reunión con el director, los actantes están llenos de máscaras, la cultura comercial mantiene el cupo lleno del espacio con lugares disponibles, consumir teatro significa que el éxito permita segundas y terceras temporadas, dónde las mismas máscaras se usan, con la experiencia de hacer ligeras modificaciones in situ y a posteriori por el bien de la obra heleno sacro griega filus. La sombra es una máscara. La luz es una máscara. El maquillaje es una máscara. El acné y la rubeola no son máscaras, son problemitas de pubers que no han de curarse en el momento con ungüento. Las máscaras de los tlastoanes dan miedo a la mancha negra, a los vuelos de avión, a las cucarachas, a las escaleras, el miedo expresa las máscaras del grupo.


El tlastoan vivĂ­a en tonalĂĄ cuando llevaba bigotes y cuernos en su exterior, el bonete es su cartĂ­lago, el ajuar la indumentaria. No me asustas ni en llavero.


LAS BOTAS. Sean para trabajos pesados o ligeros de campo, calzar unas botas de batalla te dan la rudeza necesaria para pisotear desde una tumba hasta una orquídea. Las botas de segunda mano son muy lindas, su desgastado aspecto te dan la informalidad indispensable para acudir a una entrevista laboral o a una primera cita. Ni boleándolas se ocultan los rasguños emocionales por los que han pasado. Revisa en tu armario y saca un par de botas, camina hacia atrás con la seguridad de que un clavo no te hará daño al pisarlo. El Dr. Martens hacía cirugías en la banqueta, usaba agujetas para suturar la herida del paciente y lo golpeaba con la suela para anestesiarlo de inmediato. Su fama lo llevo a abrir un negocio de calzado, sus botas eran resistentes al agua y al aceite, la densidad perfecta para el asfalto.


El proceso para hacer una bota se remite a la extensión de los talones del zapato, las largas tratan de evitar el pantalón, el cuero se mide en brazadas. Estas botas hechas para caminar con la canción de fondo me aburren, uno de estos días las botas caminarán sobre mí. No te cansan esas botas. Se ven pesadas. Lo son. Bota para trabajar y aparentar trabajar. Bota para caminar y aparentar caminar. Con esas botas nunca me verás descalza. Brown eyes Ola ke ase Te quiero Ass hole Servilleta


LOS ANILLOS. Para alguien que pierde cosas por descuido fácilmente es todo un reto retarlo a coleccionar anillos, son de esas cosas que se pierden en un mundo de detalles diminutos. Hay anillos básicos en color y material, de baño en oro y plata son los más apreciados por los lacras. Con el variable clima y la zona horaria el “cómo anillo al dedo” es sólo un decir, con el calor de occidente se te aprietan como faja a la cintura y cadera, en cambio con el frío se te aflojan como calcetines desgastados por mil puestas. Innumerable es la gente que ha regalado a otra gente anillos como símbolo de compromiso, amor y unión. De manera antónima existen en escaza manera pero existen, los anillos de anticompromiso que simbolizan la distancia con metros de odio en preventivas.


En el metro concurrido se acerca el ambulantaje, comprarles los mantiene de impertinentes. “Buenas tardes pasajero, esta vez le vengo ofreciendo este bonito anillo proyector, para el niño pa la niña diez pesos le vale, diez pesos le cuesta.” Para que juntar las manos, si se pueden juntar los anillos del poder, date vueltas varias veces y saluda. La colección de anillos se vuelve cada vez más grande, son tan especialmente raros, desde objetos encontrados a objetos fabricados, se pueden anidar a la circunferencia de los dedos. La sortija tiene más valor agregado del que una báscula de plata pueda otorgarle en la cotización mundial. Heredar para portar.


LOS CUERNOS. Haiga sido como haiga sido, el unicornio dentro de la zoología fantástica se discute por andar bien padre. La gente fiel es asombrosa, no tiene idea de lo mucho que atraen a los solteros. Es una virtud que los cuernos no se pongan fácilmente, sin embargo gente hay que todavía se siente fiel después de haber puesto los cuernos. 8:05 pm y yo aquí esperando si en 15 no llega seguro me voy a los 30. El carnal no sabe dónde está el cine porno, pero el bato del scratch si que lo sabe, nadie lo ha notado, hasta que me corran del lugar los cuernos son azules y al estilo minotauro. La venganza desamorosa puede acabar con una relación de cuatro años, el pecho sano se doblega a paso redoblado cuando se te junta la chamba en unas lindas vacaciones.


En un banco de imágenes puedes encontrarte un pasaje de infidelidad, la loba aún no sale, ni la luna es sigilosa al pasar por plaza México o plaza Galerías. Historieta, marometa exactamente, aquí se duerme en la luz verde, para mí William está cantando y moviendo la lengua, acepta que la calentura esta en todos, acepto que no voy a aprovechar esta onda, estamos felices y contentos. Los cuernos empalagan cuando están rellenos de chocolate y los sumerges en nutella, quien necesita de otros cuando las sustancias alimentarias te hacen sentir felicidad. Equis somos chavos, guardemos el secreto quedemos como amigos y hagamos el amor. LO ODIO < 3 <<3

3.


EL TÉ. Lo sirven y lo toman, lo prueban y lo antojan. Será que es posible subir los pies al travesaño sin convertir la tisana en infusión. De azúcar moscabada a la miel, me empino por la miel, su elasticidad sabe a abeja y no a mosca. Quien te viera desvelándote y tomando té en lugar de café, si entramos en una guerra de precios y el café lo dan más caro que en Starbucks, demandaremos el producto sustituto, no hay más, hay que ahorrar para el momento de nuestra boda o para pagar el predial y la tenencia de carro. Ojeras o te ajeras, no hay más. La menta es fresca aún hervida, ya que si le pones cubos de hielo es evidentemente aún más fresca. Para el chaman la hierbabuena ya dejó de ser medicinal, el automedica una coca cola para todo malestar,


básicamente una dosis diaria te controla la bajada y la subida de la presión arterial, pero eso sí, tómate tres tazas de té por cada vaso del refresco negro, evitarás la descalcificación de tu cuero cabelludo. Y así fue como después de toda una vida llena de desvelos decidí tomarme una taza de té en compañía de una persona que recién leyó un libro y tiene mucho que decir. Y así fue como después de toda una muerte llena de descansos decidí tomarme una taza de té en compañía de una persona que recién escribió un libro y se quedó con poco que decir. Sin azúcar por favor.


EL EXPRIMIDOR. En el mundo de los cítricos, después de ser rebanados en prismas irregulares, ¡A pasar por el exprimidor! se ha redicho. La presión que se le aplica es inferior a la de la bomba hidráulica pero los extractos jugosos obtenidos son más de siete mililitros. Los creativos exprimen sus ideas frecuentemente, las cuelan para postergar fechas de entrega y las ponen a secar al Sol para sentir amor. Me das un agua y una coca, prefiero exprimir mi jus d’orange. I’ll fait chaud. Veo veo que ves, una jotichola exprime mitades de toronjas, que controversial, lo hace detrás de un coche, en una zona de confort semiprivada, del zumo obtenido las vitaminas valen por dos, es una fresca mañana, algún día la Antártida tendrá naranjos dulces y la tribu de los Guernica llevará además de sus petates, sus famosos exprimidores de una sola pieza, Unilever les patrocinará el


trasatlántico para arribar con bien, siempre y cuando la tribu ceda la patente para uso comercial de una de sus tantas marcas. En el locker de la escuela tenía un exprimidor, su dueño jamás lo reclamó, no recuerdo como llego a mis manos, guardado bajo llave aún se encuentra. De los dos exprimidores que hay en casa, uno es el preferido, de artilugio a artilugio, los zumos saben diferente y más si se mezclan con leche tibia con calcio y hierro fortificado. Metal oradado. Metal hoyoso. Metal agujeroso. Plástico oradado. Plástico hoyoso. Plástico agujeroso.

Madero oradado. Madero hoyoso. Madero agujeroso.


LOS COLMILLOS. Para dientes relucientes, el vampiro se destaca de la flora y fauna. Verles en contrapicada es tan aterrorizador como el once de septiembre norteamericano. Resulta desquiciado agarrar una lima de uñas para rebajar tal morfología porque mientras fanseses del Edward Cullen resulten atractivos, para intelectuales de la palabra expandida resultan como puntos suspensivos. Cientológicamente hablando los colmillos humanos son poco venenosos y epicúreos, la lengua por su parte es otro cantar alemán. El robachico con puro verbo no es nada hasta para esa actividad prepotente hace falta sacar los colmillos contagiar el estado de rabia social por necesitar de recursos para darse la buena vida alejado del salario mínimo.


Los colmillos del dientes de sable quedaron extintos muchísimo antes que el rinoceronte negro, que barbaridad, que barbaridad no haber coleccionado un par de la ortodoncia, los vegetarianos lo hubieran agradecido museográficamente hablando. Los cheto colmillos dejaron de existir hace poco, los nietos de mis nietos no tendrán infancia. Abuelita porque tienes esos colmillos tan grandes, para comerte mejor, la infografía me ha dicho que me conviene comerte ahora en un bocado para que con el leñador y los finales felices me hagan famoso en la historia de los colmillos de los cuentos de lobos forestales.


LA RESORTERA. Como el cliché infantil de lo travieso, tenemos a la resortera, cuantas piedras y marañas requieren para un fuerte castigo. Si se lanza a un ente religioso, no es de Dios ese castigo. Dos palillos y una liga bastan para dar a luz a esta alma mortal. Llegue a la manos de quien llegue, la tentación de arremeter contra alguien no le cesará. Imaginar un mundo sin resorteras, es cómo idear un mundo sin guerras, una resortera no hace mucho daño, para daños esta la lapidación hasta la muerte, el mal ejemplo se castiga para no ser repetido, al fin que al cabo todos vamos a morir. En la catafixia de Chabelo me tocó lo que hay en la tercera, un escuincle baboso apuntándome con su resortera, hasta creen que voy a reclamar el premio, preferiría modelar en fondo de bikini para calenda-


rios distribuidos en ferreterías, talleres mecánicos y carnicerías, quizás no tenga el cuerpazo de nuestra primera dama, pero la gaviota por muy alto que vuele sobre México puede morir de un resorterazo como cualquier otro ciudadano sin alas y pies de grandeza. Bang Banga Ba Bang Baganga Ba Ban Ban Bag Bangg Bn Ba Bg Baan Ba Baang Baan Ba Una piedra me ha caído en el cachete, menudo moretón me dejará el tío, ostia pero que dolor siento que la lepra se me viene encima.


LOS ANZUELOS. El día que Palazuelos venga al rancho de doña Trinidad, iré al lago de Chapala con un montón de anzuelos. La carnada fresca aumenta el sex appeal de los anzuelos, es cómo el gel para el cabello, le da la forma, la silueta seductora. Masi osare no hay anzuelo económico en los Seven Eleven, todos son bien chulos, cada uno con su no se qué que se yo. Diste en el mero filito, la piraña tiene dientes de anzuelos, el trasero se me ha desinflado, bien guango se va a todos lados. Me consuelo en el suelo, si estamos del lado terrestre de nada sirve el anzuelo, mi abuelo no me ha llevado de pesca ni lo hará, si con trabajos hay agua limpia en los ríos que pasan en los límites del latifundio.


Esa montaña la quiero pescar, estoy haciendo un anzuelo del tamaño de Barack Obama, así es más fácil conquistar esa montaña, al lanzar el anzuelo, todo americano o persona que quiera ser americano, ayudará a jalar de la caña para sacar esa montaña de las aguas terrenales. No me pongo pero no me quito, cuando el anzuelo ya ha sido usado la carnada deja de ser presa para el que le encanta saber que hay alguien detrás de él, lo interesante es que perder el encanto es como perder algo en el fondo del mar, imposiblemente posible. Arrójalo lejos porque al parecer no se ha dado cuenta que estas muy cerca. Arrójalo fuerte porque al parecer no se ha dado cuenta de lo débil que te sientes. Arrójalo sin esperar que caiga porque al parecer dónde hay deseo hay una gota de agua salpicando a alguien.


LOS LENTES. Los lentes obscuros, utilizados en un principio por la sociedad europea para protegerse del Sol en aquellos días verdes ideales para el cricket y después utilizados por estrellas de cine, lentes estilizadas, bárrocas, bizarras. En estas épocas modernas, se les puede ver desfilando sobre las narices de extraños, reflejando la luz brillante como el cero y tan cagante como el ego de personajes que los portan. A lo largo de la historia estos objetos, sinónimos de brillantes y exclusividad, han evolucionado, al comienzo eran sólo dos círculos de cristal, como los ojos de algún reptil de sangre fría y piel exótica, pero hoy existen una gran variedad de formas, tipos y colores. “Esos lentes son muy grandes, ¿Están de moda?”, dice una maestra que cuida de mucho de su imagen, en estos tiempos una ya no puede usar lentes de pas-


ta sin ser asociado con lo vintage. Si bien no todo lo vintage debería volver, los lentes son la excepción, armazones cómo los de antes ya no se producen, ni el made in china los iguala. Los lentes de contacto me producen cosquilleos, cuando son desechables duran más del mes y menos del bimestre, la graduación hará visible lo lejano. En la óptica me puse un aparato de optometría con la indicada graduación, ojos jóvenes y hermosos cegados por el shock de ver lo que antes no veía, es un recuerdo que refuerza mi visualidad de hoy en día. Se me empinan, se me ensucian, se me rayan, se me quebran, se me pierden, se me olvidad, se me hace que usted no necesita lentes.


VISUALISM Es un movimiento visual surgido en el planeta Tierra a partir de la cultura humana. Los miembros son iconos visuales que promueven una expresi贸n visual de vanguardia que se enfrenta a iconoclastas e iconodul铆as. El culto visual va de la representaci贸n a la interpretaci贸n visual, el lenguaje resulta invisible cuando el significado es un problema de tiempo.


LOS LEGGINS. Benditos sean los sublimados que nos han dado el lenguaje de los estampados ahora podemos hasta traer el acordeón del examen quiropráctico cómo aplicación gráfica en la moda. 100 % POLIÉSTER 100 % NYLON 100 % ACRYLAN Aunque sean de procedencia vietnamita, no los planches en directo, usa el paño húmedo de la tía Merced. Entre más pegaditos, más se disimula el granulado celulítico, la señora del tercer piso de la izquierda con vista al oriente usa leggins negros como suplemento al cellutabs. Grises con brillantes no tienen rebaba de metal, hasta un kilometro a la redonda se abre el leggin a manera de compás. La cintura está bien delineada por un resorte de polímeros.


Muchas gracias. No tengo mayor zona de confort, un consejo desde fuera es alejarse de la milpa real y sacudirse puercamente, con leggins puestos menos me espero al dogo. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis pares de par a par, rica sabrosona, tardesita ya de viernes mi querida left, mi querida right. Seguro nos llegan mĂĄs. Untaditos acĂĄ bien Monroe, miss le decĂ­a, pasaba lista al final de la cita, pellizcos peludos para las medias que no quieren todos los ojos encima en presente. Grises con brillantitos, discretos como el cielo nublado, aborregados los pensamientos de la muchachada.


LAS CAMISAS. En el guardarropa de todo caballero no hay pieza más indispensable, parte del triunfo, parte del triunfo en entrevistas laborales y citas de romanticismo se le agradecen a su estructura formalmente visible. Bien almidonadas, las señoras del ayer, tenían como premisa por herencia episcopal. Porque a una señora de falda larga de acuerdo con la biblia le atrae el prójimo si su marido anda todo guango. Ahora en estos tiempos, los jóvenes no saben ni siquiera que la papa está llena de almidón, las camisas arrugadas se mantienen como alerta trendy y si la abuelita tierna osa con darles una planchadita, en las jóvenes córneas se vislumbra la escena con desdén del velorio anticipado. Un peu ajusteau, un peu chemisse, un peu beau, un peu soixante dix. La asimetría subyace en el nudo


inferior que se hace a una camisa juvenil, sería si tuviera el mero mero sabor ranchero. Arremángamela para arriba. Arremángamela para abajo. Si se me cae el botón es porque el defecto de fabrica hay que reclamar, el sastre sabe bien que la corbata no hace juego con la camisa. Para planchar una camisa hay que saber primero hervir el agua, las burbujas son indicadores de los 100 grados centígrados necesarios para la ebullición. La espalda, el frente, el cuello y las mangas. El orden de estos factores si afecta un producto de planchado impecable. Desabrocha la camisa.


LA CAGUAMA. AĂşn no es viernes y ya se antoja la caguama, cuando se toma en abundancia, los problemas se pagan a mensualidades sin intereses, la bebida entre amigos es poco presuntuosa, del universo de lenguajes, el alcoholizado es el mĂĄs inteligible, el que se opone a la tendencia de bebers tiene labios rotos. La gente y sus cervezas. DespuĂŠs de seis caguamas. La gente se pone malacopa. La gente tiene amigos que te cuidan. Se le tira la la caguama al piso. Estaba casi llena. Todos voltean a verlo. Todos bullean y aplauden. QUE OSO.


Desperdicio líquido que sabe quemada y esta al precio, compartir para que no se nos caliente, cuidar el punto de equilibrio porque a la quinta si no nos acordamos no paso. Beberte en ayunas para perder la noción sin arremangarme las heridas del corazón. La sinestesia es una instalación de caguamas que giran de acuerdo a un algoritmo que jamás se repite, el reseteo es algo que ocurre cada par de minutos, la alineación y jugar a la botellita del medio es algo mexicano canadiense. Gira botella de caguama gira, si me toca verdad, dejaré de beber cebada carbonatada. La última y nos vamos de cama voladora, pido almohada si es individual, en camas King size me caigo de pura maroma argüendera.


EL SALERO. Pásenme la sal, todos comen… Esperen un momento… No hay nadie en esta mesa. La sal es un material muy noble cuando se usa en la cocina, el irreverente es el salero, con tantita humedad se taponea y ni el mejor destapacaño de la aurrera es efectivo. Un buen restaurante se distingue porque aparece en la sección amarilla y porque tiene siempre saleros, llenos como parte del centro de mesa. Dios mío ya van dos veces que bajo las escaleras y se me olvida el salero rellenar, cargarlo equilibradamente con la cabeza no sirve de mucho, la memoria a acabado con la gonorrea de mis pestañas. De los granos de arroz que absorben la humedad, el cloruro de sodio da el toque maestro a los alimentos,


la retención de líquidos no es una dulce agonía, para lady PROFECO echar la sal al fuego no es un juego para niños que no se han lavado las manos. Retención de líquidos en cada átomo de cloruro de sodio para el que tiene problemas de riñón una bolsa llena de sal cargara por el resto de sus miserables días. Un verdadero caballero le pone un toque de sal al paladar de una dama, el tercer sexo es algo que sólo se da en Australia, deja un sabor pimentado cuando empaniza entre ajos y cebollas. Si Allá Lias Efectivamente Remaker Osteoporosis


Salero lero lero se fue con el seĂąor cantinflero y aunque la rima este salada como tu corazĂłn, aĂşn tienes una mente para idear posibles escenarios de rabiosa amistad.


LA HELOR. Sacas hielos y no los repones, la nevería no tiene napolitano, los bolillos padecen de frío, el pozole es un tetraedro, el menudo es una gelatina, la escarcha esta en derrumbe. Quien te viera, titiritando de frío en plena avenida, legalmente has sufrido un calos frio como ciudadano, frappe para la fila de las tortillas, atizar los cubos de hielo con hielo, romper el hielo con el azulejo, caminar de izquierda a derecha, hazme un cuatro y deja de darte de topes. Un abrigo de confección animal para otro animal, salvaje si usas bufanda e hindú si lo haces en verano de Rusia. Perdido buscando a las rusas, los puentes se elevan, el frío es un escarmiento de idioma, me saca plática un chavo, la fiesta está llena de vodka, miro al rio


Neva de lado y del otro, la gente camina, la sigo con muelas podridas de frío, escupo hielos cuando hablo, prefiero reírme por un rato a dar pasos de oso ultrapolar. ¿Por qué tiemblas, que sientes, te gusta? (Signo de interrogación en desuso) “Mi trabajo es hacerte creer que no eres artista.” Cita de una pesadilla dónde Avelina Lésper con micrófono en mano y auditorio lleno de curaduristas y galeristas con frío arremeten contra el arte emergente y a favor de canapés gratis. Ay te voy agua helada, el gas se terminó y las labores esperan, cuidado con el perro. ¿Por qué tiemblas, que piensas, te asusta? (Signo de interrogación multiusos)


LA CALOR. Es para aquí o es para llevar, hace mucho que no se cómo se ve un hielo por fuera, la seca boca está quebrantada, corrupta por patrimonios culturales de la humanidad, quien quiera que esté detrás de mí será por calentura en vez de la calor. La calor tiene una confusa medida en grados kelvianos afarenheitianos, se siente del Celsius transpirar la epidermis sobrepoblada en camastros desocupados. Que calor me dio el roce de sus manos, hace mucho que no sentía un apretón de manos, ariscos los pies se hicieron, de lado se fueron las caderas, las chaparreras apretaron para debajo de la cornisa solar. Arenas que solapan la puerta del lado de las manchas, decolar la vida en blancos tenues me da mucha fuerza para volver hacia atrás.


Sínteticamente no me importa, la eternidad es calorífica, las cubetas de agua no dicen nada, para mi esto no es arte, de esto vivo, de hacer que tú dejes de creértela que eres artista. De esta sauna a la otra prefiero la otra, ya nos sabemos el playlists las cumbias nos acaloran la espalda, sudamos todos parejos, como puercas que no han puesto. Me avientan de un lado y del otro, hacemos mucha fila para que proyecten cosas más puercas en la pared. El sueño se desvanece, los soponcios de la china no me los menciones, que calor que calor tengo. Experimenta la temperatura del otro, de a gratis nada. Y si te la encuentras de nuevo, ya se habrá olvidado de ti, la publicidad se derrite por persuadir tus comportamientos humanos.


LOS MARCOS. Mañana no es mañana, de acuerdo con la salida del papa del trono religioso, a Norberto no le interesa la candidatura. Su esposa le ha solicitado el divorcio. Mañana no es mañana, pero entonces ayer tampoco es ayer. Dime lo contrario. Mañana no es mañana, que vergüenza y envidia me das, yo sigo en el presente. Pero un marco sirve para más que enmarcar una foto que mañana te hará recordar el pasado, los marcos hacen referencia visual. Ese marco es vintage, contiene la foto de mi bella mascota, jamás lo vendería por nada. Enmarcar la pieza es parte de solucionar la pieza, la maría luisa puede arruinarte la contemplación si se pone colorida, a veces es gorda a veces sirve de ventana, a veces de descanso.


En una habitación llena de marcos, la pintura del muro no deja verse, personajes históricos, paisajes de humo, carencias sociales, ostentosos bodegones. Que marco le queda mejor a esta ventana, si hay dos ventanas enmarcadas, una es pequeña la otra es grande y está cerrada sin protecciones, la reja va de aquí allá. This is our house. Ce la saime chos que la casa de Andalucía. Parar y ver el marco detenidamente, que belleza. Refleja todo lo que eres. No hay revolución externa/interna. Que te rompa por completo. Casa de los hermanos Serdán.


LOS DIENTES. Artistas y diseñadores consagrados vengan y rómpanme los dientes, yo les juro solemnemente que mis intenciones no son buenas. Emergerán nuevos dientes de leche rica en forticalcio, cuando se tengan las suficientes bacterias adheridas, la extracción no volverá a este cuerpo. El hada de los dientes es una coda, mis caries valen mucho mucho mucho, si ella no lo ve de ese modo, que me dé mínimo para el enjuague bucal. El hilo dental no tiene mucho que ver con los dientes, las anginas se enferman al contraerse, las amígdalas se expanden de la sorpresa que deja ver la encía humana. Limarse los dientes para corregir la cerradura de la boca, el desfasamiento deja entrar hasta un lapicero en el hocico.


Cepilla 3 veces al día, visita a las muelas del juicio, para pulir la pista de baile hay que sonreir al disc jockey, estúpidamente uso bicarbonato de sodio las fresas las machaco y hago una pasta, la brillantez de Albert Einstein me la comprueban en estos molares sin brackets. Una estructura impredecible que solo se aprecia en radiografía, la carie le dijo a la gingivitis que enjuagara la quinta vocal con seis consonates. A mí no me vuelvan a poner aparatos, me encantan los dientes chuecos, son como árboles torcidos, ya crecieron así, morirán por nacer de ese modo en las extracciones bucales. Sensibilidad a la menta y a la clorofila, libre de sodio entubado, se traga saliva por un rato de mala urticaria. 


LA FAMA. La fama es como una barra de jabón, llena de tanta sosa social, la mensajera de Júpiter bien ha dicho que no es algo fácil, puede llegar por un momento o una eternidad. El mérito no es suficiente, los seguidores falsos tampoco, los recursos financieros si acaso. El famoso y la celebridad no se llevan muy bien, sólo la celebridad puede ser ambas, cómo figura pública se vuelve algo capitalizable la consagración, los consumidores necesitan modelos aspiracionales para hacer renuencia en la vida. Juntos, arte y tecnología conquistarán al mundo, la biografía puede haber sido escrita 3 minutos antes del robo, la tecnología lo encontrará, en la calle comenzará todo si no se vive tan rural, ya en la urbe hay suciedad y ojos cafés porque todo se termina.


El destino te enjuagará de la suciedad con la fama que muchos otros quisieron conseguir, hagas lo que hagas el bien no duradero es mucho más que una simple y fácil barra de jabón. Se te quedan viendo, resulta una fatiga visual después de tanto impacto visual, se sienten las miradas de visual lovers y visual haters, ambos se necesitan para dar seguridad a la realización personal, la víctima de las necesidades de Maslow, hay quienes prefieren sólo comer, beber, cagar, pero hay quienes prefieren consumir, producir y trascender. Cuando no se tiene nada que perder se dice que se está listo para ser famoso, en ese sentido el momento se vuelve eterno para el que lo goza, lo sufre , lo duele y lo misericordia. Diseñador, artista, emergente, en esas tres palabras me defino.


En mi interior hay éxito, inteligencia y felicidad, no hay por qué envidiar algo en particular, las cosas cómo son te hacen complejo o vanal. Después del semiconsciente viene la ensoñación, aunque las cosas no pasaron ni pasarán, existe la posibilidad de soñar la posibilidad.

En THINGS THINGS THINGS cosas terminan cosas comienzan.


EL ERROR. NO SÉ ESCRIBIR. Lo callé por mucho tiempo y lo oculté de todas las miradas, al final cometí un error, sólo se vive una vez. No pienso empezar a narrar una historia en dónde ya sepas su final. Olvida las formas literarias, esto no es una narración tradicional en dónde los primeros tres párrafos marcan el inicio y los que le siguen el final. Quizás pienses que leer te humaniza y te detona la creatividad del semiconsciente, que absurdo pensar, eso sólo pasa en las tertulias literarias, cuando la lectura es colectiva, cuando la creatividad es colectiva aunque nadie tenga nada que decir sobre el sentir de las palabras. Cuando veo el pasado de mis palabras pienso en los libros que he leído, es un reflejo del estilo, la personalidad no me dejará mentir, me siento tan vacío, sin


nada que aportar a la literatura, sería un error pensar que soy la pluma y que mi Dios es el que escribe, pero soy de los que piensa que la divinidad se encuentra en las palabras, sublime es estar lleno de adverbios que en algún momento serán científicamente estudiados. No saber escribir, es cómo aquél que no sabe dibujar, en la vieja escuela se daría un escarmiento, como te atreves a decir tal envergadura de metal si no prácticas, cuántas manos, cuántas cabezas, cuántos escorzos han palpado el soporte del papel. Que de ti no salgan trazos llenos de realismo no significa que no hagas dibujo, lo importante es sentir el verbo dibujar, así como sentir el verbo de escribir. Si hoy escribo es porque mañana habrá alguien que me lea, aquél que sólo lee hará de mi error, su error. FIN


ÍNDICE PRÓLOGO. LAS ZANAHORIAS. LOS GATOS. LAS SUELAS. LOS SHORTS. LAS CALCETAS. LA BICICLETA. LAS FLORES. LA TIPOGRAFÍA. LO INVISIBLE. LOS CELULARES. LA BASURA. LOS BIGOTES. EL MICROONDAS. EL AGUACATE. LOS UNICORNIOS. LAS TIJERAS. LOS PECES. LOS POEMAS.

LA MOTA. LA MESA. LOS MUSEOS. LAS PITAYAS. LOS LIBROS. LAS GALLINAS. LA ARENA. LOS CABELLOS. LA MASA. LOS GORROS. LOS CUEROS. LOS PAPELES. LA SANGRE. LAS SOMBRILLAS. EL ESPAGUETI. LA SALIVA. LAS PATINETAS. EL VASO. LOS SARTENES.

LOS HUEVOS. LOS TURBANTES. LAS PRINCESAS. LOS MEDICAMENTOS. LAS INSTALACIONES. LOS BLOGS. LOS FOCOS. LOS MODERNOS. LOS POSTMODERNOS. LA ROPA. LAS PIEDRAS. LAS SANDÍAS. LAS CANICAS. LAS MASCARAS. LAS BOTAS. LOS ANILLOS. LOS CUERNOS. EL TÉ. EL EXPRIMIDOR.

LOS COLMILLOS. LA RESORTERA. LOS ANZUELOS. LOS LENTES. LOS LEGGINS. LAS CAMISAS. LA CAGUAMA. EL SALERO. LA HELOR. LA CALOR. LOS MARCOS. LOS DIENTES. LA FAMA. EL ERROR.


El que hace libros de artista asume la postura de definirse como tal. Textos en Futura Ligh Italic. Ilustraciones en mixed media. Diseño y arte editorial por Rafael MC. Primera edición. Tiraje de 22 ejemplares. Hecha en México.

El diseñador construye libros de manera atractiva y funcional para el lector y su experiencia de lectura, si el artista los destruye es para que el lector busque en los escombros otra lectura.


Profile for Rafael MC

THINGS THINGS THINGS  

Libro de artista de Rafael MC realizado con la técnica de estimulación de la imaginación creativa de semiconsciente, rompiendo el orden lógi...

THINGS THINGS THINGS  

Libro de artista de Rafael MC realizado con la técnica de estimulación de la imaginación creativa de semiconsciente, rompiendo el orden lógi...

Advertisement