__MAIN_TEXT__

Page 1


Aquel día, cuando papá preguntó: “¿Preparada, hija?”, no llegué a contestarle a tiempo, y salí a toda velocidad.


A pesar de sus piernas largas, papá no lograba alcanzarme. “Voy a tener que regalarle un par de patines”, pensé.


Pero fue ĂŠl quien me dio una sorpresa primero.


Profile for Editorial Quipu

El paseo  

Aquel día, cuando papá preguntó: "¿Preparada, hija?", no llegué a contestarle a tiempo, y salí a toda velocidad. El empuje de un padre ayuda...

El paseo  

Aquel día, cuando papá preguntó: "¿Preparada, hija?", no llegué a contestarle a tiempo, y salí a toda velocidad. El empuje de un padre ayuda...

Advertisement