Issuu on Google+

Punto Edu/M.A. American University of Puerto Rico — Recinto de Bayamón Revista Digital del Programa Graduado en Currículo y Enseñanza EDUC 677—Seminario Integrador

"Construir un mejor mundo es posible si fomentamos que las nuevas generaciones vean en la educación el camino hacia una verdadera reforma social." J. Ramírez Número 2 Marzo, 2013

1963-2013: Cincuenta años de tradición de excelencia en AUPR.


Número 2

Página 2

Acerca de EDUC 677 y Punto Edu/M.A. En el mes de enero del año 2007, American University of Puerto Rico amplió su oferta académica con el inicio de su Programa Graduado en Currículo e Instrucción. Como requisito final de este programa, los estudiantes toman el curso EDUC 677, un seminario de naturaleza interdisciplinaria dirigido a que el estudiante próximo a concluir su grado de maestría demuestre los conocimientos, destrezas y habilidades que ha desarrollado como parte de sus estudios. Durante las discusiones en clase se da énfasis a la importancia de la investigación científica en el área de especialidad de cada estudiante. Punto EDU/M.A. es una revista digital en la que los estudiantes del Seminario Integrador publican artículos de interés en las áreas de la educación elemental, educación especial, educación física y ciencia general.

Colaboradores en esta edición: Marcos Agosto Natalia Arzola Ruth E. Bemúdez Frances Caballero Nexy A. García Héctor D. López Grace D. Pérez Serafín Soto Dr. José A, Ramírez - edición y diseño gráfico -

Realizar lecturas de carácter profesional forma parte del quehacer cotidiano de todo estudiante en el nivel graduado. Los libros y revistas de temas especializados son sus compañeros de viaje en ese empinado camino que son lo estudios de maestría. Es por ello que esta edición de Punto Edu/M.A. consta de varias reseñas de libros en el área de la educación. Los autores de estas reseñas son estudiantes del curso EDUC 677: Seminario Integrador. Todos son candidatos al grado de Maestría en Currículo y Enseñanza de American University of Puerto Rico, Recinto de Bayamón. Punto EDU/M.A. se rige por una política incluyente, en reconocimiento a la riqueza que aporta la diversidad. Es por eso que aunque los artículos publicados en la revista son de la total responsabilidad de sus autores, el editor procura que en los mismos no se adopten posturas discriminatorias por raza, etnia, sexo, género, limitaciones físicas ni mentales, ideas religiosas ni ideologías políticas. Esperamos que disfrute de la lectura de Punto Edu/M.A.

José A. Ramírez Figueroa, Ed.D. Editor


Leer, leer, leer... Para todo estudiante a nivel graduado, la lectura se convierte en, más que un hábito, un estilo de vida. El libro, ya sea en su versión original o en los nuevos formatos digitales, es su compañero inseparable en su jornada de estudios. El poeta norteamericano James Russell Lowell escribió en una ocasión: “Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra.” Por su parte, Nicolás Avellaneda, periodista y hombre de estado argentino, comentó alguna vez: “Cuando oigo que una persona tiene el hábito de la lectura, estoy predispuesto a pensar bien de ella.” Sin duda, ambos conocían muy bien lo que un buen libro significa en el desarrollo integral de un individuo. Esta edición de Punto Edu/M.A. la dedicamos a reseñar un puñado de libros que nuestros estudiantes del Programa Graduado recomiendan leer a toda persona interesada en el campo de la educación.


Número 2

Página 4

Transición al mundo del trabajo de los jóvenes con impedimentos Por: Héctor D. López

E

l libro Los estudiantes con impedimentos en la escuela de la comunidad y su transición al mundo del trabajo, por María A. Balbuena (2000), analiza a los estudiantes con impedimentos en las escuelas de la comunidad y la transición al mundo del trabajo. La autora tiene el propósito de definir la creación de las escuelas de la comunidad y los servicios de transición de los estudiantes con impedimentos al mundo del trabajo. En este análisis crítico se pretende explicar el origen de las escuelas de comunidad y la transición al mundo del trabajo de los estudiantes con impedimentos. De acuerdo con Balbuena (2000), las escuelas de la comunidad se crean a partir de la Ley número 18 de 1993. Además, se establece mediante esta ley el funcionamiento de los consejos escolares, los facilitadores de las escuelas de la comunidad y el Instituto de Reforma Educativa para iniciar la reestructuración y reformar el sistema educativo público. La escuela de la comunidad se define como: “Una comunidad de estudios integrada por sus estudiantes, su personal docente y clasificado, los padres de los alumnos y la población a la cual sirve”. Según Balbuena (2000), la ley se crea para responder a proyectos y reclamos solicitados por los maestros. Estos reclamaban una reforma educativa dinámica, no centralizada y que proveyera libertad de acción para su desarrollo profesional. Por otro lado, la ley requiere que se provean recursos fiscales, físicos y tecnológicos a las escuelas para poder ofrecer una enseñanza de calidad. Con las Escuelas de la Comunidad se pretende que los padres y la comunidad en general se involucren más tiempo y directamente con la escuela y la educación de sus hijos. Para la autora, los servicios de transición al mundo de trabajo y sostén en el empleo están explicados en el Acta de 1990 para la Educación de los Individuos con Impedimentos (IDEA), que establece la planificación y provisión de los servicios de transición. IDEA define estos servicios como un conjunto de actividades para estudiantes, diseñadas para promover el movimiento del estudiante en la escuela y fuera de esta. Incluye la educación postsecundaria, adiestramiento vocacional, empleo integrado (incluyendo empleo sostenido), educación continuada y de adulto, servicios de adulto, vida independiente y la participación comunal. Sin embargo, el plan estatal para educación especial para los años 1996 y 1998 estableció que estas actividades estarían basadas en las necesidades individuales del estudiante teniendo en consideración las preferencias y los intereses del estudiante. También sostiene que la educación debe incluir, experiencias en la comuni-

dad, desarrollo de un empleo y otros objetivos de la vida de un adulto y, cuando fuera apropiado, la adquisición de destrezas de vida independiente. Balbuena (2000), manifiesta que el apoyo de los padres, los familiares y la comunidad en el proceso de transición son elementos fundamentales para el éxito del estudiante en la búsqueda de opciones de empleo y el éxito ocupacional de los jóvenes. Esto ayudará y facilitará la integración y adaptación en el proceso de cambio y el ajuste al ambiente de trabajo.


Número 2

La Ley Vocacional y de educación tecnológica de 1998 (H.R. 1853), conocida como Ley Card D. Perkins, establece claramente la necesidad de que los estados y otros territorios trabajen unidos para desarrollar estándares académicos de excelencia, proveer el desarrollo de servicios y actividades que integren la instrucción académica, vocacional y técnica y la unión con la educación secundaria y postsecundaria. Esta ley indica que para lograr este plan es necesario proveer acuerdos cooperativos con organizaciones públicas o privadas, consorcios con dichas organizaciones, organismos o agencias para establecer centros de investigación a nivel nacional. La Ley 18 de 1993 para crear las Escuelas de la Comunidad ha sido una buena iniciativa del Gobierno para mejorar la educación en Puerto Rico.

Página 5

Cuál ha sido la razón para no haber implementado esta ley por completo es lo que tenemos que preguntar al Departamento de Educación. Sea cual sea la razón por la cual no se ha implantado esta ley, los únicos afectados son los estudiantes del sistema público de educación en Puerto Rico. Lograr una educación de calidad a tono con la actualidad social en la que vivimos es responsabilidad todos, desde los más altos niveles del Departamento de Educación hasta llegar a los maestros en los salones de clases. Es de suma importancia proveer los recursos necesarios a los planteles para poder llegar a éxito de los alumnos en las escuelas. En cuanto al proceso de transición de los jóvenes de educación especial al mundo del trabajo, el Departamento de Educación se encuentra atrasado con relación a la prestación de servicios a esta

La población de educación especial de Puerto Rico es muy grande y requiere de mayor apoyo educativo, vocacional y psicológico para lograr la integración de estos jóvenes al mundo del trabajo.

población. La población de educación especial de Puerto Rico es muy grande y requiere de mayor apoyo educativo, vocacional y psicológico para lograr la integración de estos jóvenes al mundo del trabajo. Balbuena (2000), establece que existe una amplia base legal federal y estatal que apoya el ofrecimiento de una gama de servicios para esta población. Por lo cual sería interesante seguir la pista con el propósito de ver como se está cumpliendo con esta en el ofrecimiento de empleo a los estudiantes de educación especial. El libro esta dividido en nueve secciones no numeradas con título escrito en forma sencilla y precisa para que el lector no se canse al leerlo. El libro es pe-

queño, pero muy interesante y preciso en información valiosa por lo que los invito a que lo repasen, les garantizo que les va a interesar esta lectura. Balbuena, M. (2000). Los estudiantes con impedimentos en la escuela de la comunidad y su transición al mundo del trabajo. Hato Rey, PR: Publicaciones Puertorriqueñas. .


Número 2

Página 6

Motivación y creatividad en clase Por: Frances Caballero

L

a educación aspira al máximo desarrollo de la capacidad

del ser humano para vivir en sociedad, y para que éste crezca personalmente. Ésta debe adaptarse a las etapas de desarrollo del niñoy a sus intereses. Se debe educar en y a través del ambiente, presentando o exponiendo al niño a situaciones reales. En el libro Mentes extraordinarias (2005), Howard Gardner, su autor, afirma que cada uno percibe la experiencia de enseñanza y aprendizaje de manera diferente. Por eso, la educación debe fomentar la creatividad y la aplicación adecuada de teorías, técnicas y estrategias según las necesidades a cubrir en el mundo tan acelerado del cual somos parte. El mismo incurre en constantes cambios o reconstrucciones, por lo tanto, la educación debe enfocarse en ir a la par con él y renovarse de acuerdo al desarrollo de éste. Además de tener amplio conocimiento sobre los procedimientos, las técnicas y los materiales de su área de especialidad, el maestro debe estudiar y comprender las particularidades de sus alumnos. De esta manera, podrá orientar mejor su curso hacia un proceso de enseñanza-aprendizaje pertinente al estudiante. Es decir, que cuando reconocemos el hecho de que no existe una forma única de aprender, sino que cada individuo aprende de manera distinta, bajo condiciones y situaciones diversas, podemos ajustar, planificar, desarrollar e implantar mecanismos educativos viables y significativos en el proceso de enseñanza-aprendizaje. De este modo, se motiva al alumno a participar abiertamente del proceso educativo por medio de experiencias significativas para ellos. Como educadores, cargamos con la gran responsabilidad de ampliar la visión de nuestros alumnos a un mundo de infinitas posibilidades. También, debemos propiciar un espacio interactivo para la creación de inimaginables propuestas que provengan de mentes curiosas, creativas, atrevidas e innovadoras. Pero, ¿cómo animarles a explorar y a explotar esas destrezas sin que se sientan presionados a hacerlo? Para transformar al mundo y convertirlo en uno más positivo y con mayor productividad, debemos actuar sin albergar los sueños y las aspiraciones por periodos prolongados de tiempo. Es importante que nos movamos en un impulso por verlos realizados y, de esta forma, contribuir a una mejor calidad de vida. En busca de algunas alternativas, he llegado a la lectura de un libro fascinante que, hoy, me honro en presentarles. Este libro es una traducción al español del original “Essential Creativity in the Classroom: Inspiring Kids”, de Kaye Thorne. La editorial educativa Graó publica esta edición en mayo de 2008 bajo el título Motivación y creatividad en clase. El mismo consta de once capítulos que, a su vez, se dividen en diversos temas y algunos subtemas. El libro va dirigido al desarrollo del potencial creativo. En éste, se explora la creatividad desde múltiples perspectivas, iniciando con algunas definiciones con las que, según la autora, todo maestro debe identifi-

carse, pues ésta es una característica esencial que todo docente debe poseer. La autora nos invita a examinar el valor individual y colectivo que guarda el desarrollo de la práctica creativa en nuestro diario vivir y a identificar cómo podemos inspirar a otros a desarrollarla con una actitud positiva, equilibrada, segura e innovadora. Thorne presenta varias técnicas y estrategias que promueven la participación activa de nuestros alumnos para estimularles a crear, partiendo desde un escenario interactivo y muy dinámico. Ésta plantea que, como educadores, debemos mostrar a nuestros estudiantes un mundo de posibilidades y de grandes retos. Nos exhorta a marcar el futuro por medio de un compromiso genuine en el que la educación creativa contribuya a levantar una generación diferente, activa, creativa, diversa, positiva, original e innovadora que pueda competir con plena


Número 2

seguridad y, a su vez, dejar una huella en el mundo. Según Thorne, esto se logra a través de las destrezas inculcadas en la escuela y la influencia ejercida por los familiares y el entorno social en el que cada niño se desarrolla. Ésta plantea que, el apoyo o la negación de éste a las ideas y aspiraciones de los niños pudieran marcar positiva o negativamente la vida de los mismos y afectar su trayecto personal, social, emocional y profesional. Por tal razón, la autora motiva a los educadores a proveer un espacio de trabajo con un clima de respeto, tolerancia, reflexión, coope-ración, confianza, integridad, libertad y asesoramiento. Al igual que Thorne, les insto a sobreponerse a la adversidad, provenga ésta de donde provenga, y a luchar incansablemente por vivir sus sueños para hacer de este mundo un lugar más original e inspirador. Les invito a retarse a ustedes mismos y, por supuesto, a retar a sus alumnos a confiar en su capacidad creativa y levantarse ante la imperante conformidad del ambiente y la sociedad. Les exhorto a ayudar a sus estudiantes a descubrir el valor de sus vidas, de sus decisiones, de sus sueños y de sus múltiples compromisos. Es tiempo de despertar el interés de nuestros niños por el aprendizaje y el desarrollo de sus talentos al máximo. Fortalezcamos la autoestima de nuestros estudiantes para que éstos se muestren seguros ante el mundo competitivo que experimentamos hoy día. Ayudemos a cada estudiante a identificar y a reconocer sus fortalezas y sus debilidades para que, de esta forma, destaquen siempre lo mejor de sí y puedan establecer su marca personal en el mundo.

Página 7

Finalmente, les animo a desarrollar la motivación y la creatividad en clase tomando como referencia este maravilloso recurso que les he presentado. El libro Motivación y creatividad en clase, de Kaye Thorne, les abrirá las puertas a un sinfín de posibilidades, enriquecedoras experiencias e inmensurables sugerencias que, sé, serán de gran utilidad e inspiración a sus vidas como lo fue para la mía. Espero disfruten la lectura del mismo.

Thorne, K. (2008). Motivación y creatividad en clase. Barcelona: Editorial Graó.


Número 2

Página 8

Pedagogía de la sexualidad Por: Natalia Arzola

E

l libro Pedagogía de la Se-

xualidad, del autor Pere Font (2002), ofrece una guía efectiva para comparar y contrastar las diferentes perspectivas que son generadas por el enfoque de la sexualidad en el sistema educativo como en la vida personal de un individuo. El autor hace énfasis en cómo es percibida la educación sexual entre los diferentes ámbitos impactados y cómo los programas de la educación en salud enfatizan tal tema en la formación de los estudiantes. En este artículo se pretende analizar cómo se vislumbra la educación sexual y la integración de la escuela y el manejo de la familia en el desarrollo de la educación sexual de los estudiantes. De acuerdo con Font (2002), en ocasiones la educación sexual ha sido objeto de diversos programas que impiden la apreciación correcta sobre lo que implica la sexualidad en nuestras vidas. La visión de algunos enfoques ha mostrado el concepto de sexualidad como algo pecaminoso, peligroso o hacia el uso de métodos de prevención para evitar embarazos o enfermedades. La educación sexual no debería centralizarse únicamente en los aspectos biológicos sino ser consistente de igual manera en los aspectos psicosociales del individuo, ya que es necesario promover actitudes positivas hacia la sexualidad, fomentar una autoestima adecuada y respetar su cuerpo y a los demás. Según el Ministerio de Sanidad y Consumo (1988), la educación sexual “es un proceso que comienza en los primeros años de vida y continua a lo largo de toda la vida, tiene su base en la familia y en la escuela, su fin es favorecer la adquisición de actitudes positivas que deriven en un comportamiento sano y generador de felicidad y satisfacción consigo mismo y con los demás”.

Es importante señalar que el impacto de una educación sexual apoya en el aprendizaje en las diferentes etapas, y por tal razón ayudaría en la toma de decisiones que en algunos casos evitaría posibles consecuencias desafortunadas. Por otra parte, hay que señalar que la escuela toma un rol importante en este proceso y adquiere la responsabilidad de promover actitudes positivas y comportamientos saludables, donde con el tiempo probablemente será el reflejo de la personalidad de un niño. No obstante, hay que indicar que la escuela no es responsable del todo, obviamente la educación debería comenzar desde el hogar y luego ser reforzada en el núcleo escolar. Es importante analizar los programas en los currículos actuales dentro del marco de la educación para la salud que es enseñando en las escuelas, debido a que el tema de la educación sexual es presentado como un tema generalizado. El mismo es demostrado a través de un marco global y no por las necesidades de cada individuo o como uno de los grandes conflictos a estudiar en nuestra sociedad actual. Sería exitosa la integración del tema de la sexualidad en cualquier otra materia dependiendo del tema a discutir. Este enfoque permitirá integrar nuevos contenidos a dichas áreas que por su necesidad así lo requieran. Según Font (2002), los contenidos de un programa de educación sexual deben estar adaptados y contemplar el desarrollo evolutivo del alumnado, teniendo en cuenta su entorno social y cultural. Es necesario que bajo algún programa de educación sexual se consideren unos contenidos educativos que estén adaptados a las necesidades y a las diferentes etapas del educando, ya que esto permitirá comenzar la formación desde temprana edad y por ende construir actividades que continúen fomentando la salud sexual durante los años escolares.


Número 2

El hablar de la sexualidad a nuestros jóvenes es algo imprescindible, especialmente a los que ya están activos sexualmente o los que simplemente demuestran señales románticas afectivas hacia los demás.

Página 9

Para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje los educadores deben utilizar dos herramientas esenciales. Comenzar con un autoanálisis sobre el uso de un lenguaje adecuado, debido a que existen diferentes aspectos en el tema de la sexualidad que suelen tomarse como controversiales. Estar claro sobre el tema a discutir y no permitir conflictos por su punto de vista, creencias, moral o religión. Es preciso ser objetivo, fomentar el respeto por la diferencia y la participación de ambos sexos. Igualmente, utilizar el diálogo como una herramienta esencial, brindar confianza a situaciones de prioridad y estar accesible a temas de interés o preocupaciones por parte de los alumnos. Dentro de la segunda herramienta el profesor debe comenzar a educar a los padres para que el proceso se trabaje en colaboración. Esto surge por la necesidad de muchos padres en cuanto a la falta de conocimiento o miedo a tratar el tema con sus hijos. Hay que demostrarles a los padres que son los principales responsables en la educación sexual de sus hijos desde que nacen hasta alcanzar su mayoría de edad. El hablar de la sexualidad a nuestros jóvenes es algo imprescindible, especialmente los que ya están activos sexualmente o los que demuestran señales de afecto hacia el sexo contrario. Es significativo que como padres y maestros se establezcan diálogos que permitan un clima de confianza y naturalidad con nuestros estudiantes para intercambiar experiencias, conocimientos o inquietudes. Luego de analizar el libro, se puede concluir que la sexualidad es uno de los muchos problemas que se viven en nuestro país tanto en las escuelas públicas como privadas. Cabe señalar que una de las causas principales del trance en el proceso de educar a nuestros niños y jóvenes sobre la sexualidad son los cambios continuos sociales y culturales, que continúan ejerciendo nuevos cambios en el comportamiento de los individuos. El libro Pedagogía de la Sexualidad, es una herramienta útil para todos los maestros, donde nos enriquece de información en el tema de la sexualidad desde el área escolar hasta el trabajo directo con los padres. Además, nos ofrece una descripción del tema en las diferentes etapas del niño. Del mismo modo presenta una serie de actividades las cuales son útiles al momento de implantar o modificar en la planificación de un currículo sobre la sexualidad. Pere, F. (2002). Pedagogía de la Sexualidad. Barcelona, España: ICE de la Universitat de Barcelona y Editorial Graó.


Número 2

Página 10

Aprender a ser maestro Por: Nexy García

L

a enseñanza requiere una profunda capacidad en el conocimiento de uno mismo. Demostrar interés y motivación en el estudiante. Sacar más provecho en la comunicación y tener conocimiento de lo que es el verdadero maestro. A estas conclusiones llegan Carlson, A. Thorpe, C. (1987), en su libro Aprender a ser maestro. La preparación académica es muy importante porque cada día uno aprende y da el todo por el todo a los estudiantes a los estudiantes. El maestro más capacitado ama más su vocación y sobre todo, a los estudiantes los valores la personalidad influyen el estado físico influyen directamente en la enseñanza. Los estudiantes aprenden con lo que cada maestro refleja su comportamiento y lo que cada maestro eficiente da de sí mismo. Un maestro eficiente es alguien que sabe analizar y resolver problemas, cuando los maestros se colocan a sí mismo en una posición de su propio camino empieza a contactar profundamente la vida de sus alumnos un maestro es más que alguien que esta de frente a sus alumnos para enseña y es un ser humano con necesidades, habilidades, creencias y logro, es capaz darle a ese alumno una vida entera. Un maestro eutéctico abre su corazón a ese estudiante y demuestra todo lo que es en su enseñanza. Cada maestro le hemos dado responsabilidad de decirnos lo que tenemos que saber, cuando y como tenemos que aprender. El educador es la figura principal de cada estudiante en su vida cotidiana. Según Jon Carl-

son estamos constantemente confrontando en la enseñanza el desafío de la motivación. La motivación depende de nuestras habilidades para poder alcanzar las características ocultas que hay en cada estudiante. La mayoría de los maestros se encuentran en el salón de clases con cada situación que refleja el estudiante. Para poder llegar a estos estudiantes debemos ser maestros positivos y reflejarlo en nuestra manera de ser como seres humanos que somos, los errores determinan la puntuación final, si queremos que nuestros estudiantes crean en sí mismo en sus capacidades debemos dar importancia de los errores que puedan hacer y poner mayor énfasis en sus aciertos. Podemos marcar a nuestros estudiantes con su deficiencia, con las cosas pequeñas que podemos decir que no son nada para nosotros como maestro pero para el estudiante puede ser fatal. El desafío de ayudar a los estudiantes a aprender se convierte en un ritmo informativo, por lo tanto en la motivación de los alumnos debemos enfocar dos aspectos esenciales el ánimo y su significación (Combs, Avila y Purkey, 1971). Nuestras creencias o expectativas de como un estudiante debe avanzar tiene un gran incidencia de cómo se va a comportar el alumno a veces nos vamos mas allá de nuestras expectativas con palabras y gestos, y dudamos de la capacidad que tenga el estudiante, esto se convierte en una especie de profecía negativa ya que el estudiante empieza a dudar de su propia capacidad y haga lo que haga, no será lo suficiente para poder alcanzar lo que quiere lograr. Tenemos que aprender que somos maestros y no jueces para señalar a un estudiante, aunque los estudiantes no siempre se comporten como desearíamos, tenemos que hacerles saber que los evaluamos como persona, sin importarnos su comportamiento aunque no aprobemos algún comportamiento de los alumnos siempre se merecerán nuestro respeto. El escuchar es una pauta muy importante los estudiantes al igual que los maestros quieren que se les entienda, y que se les tenga en cuenta.


Número 2

Página 11

La comunicación entre el maestro y el estudiante es sumamente importante porque influye profundamente en nuestras vidas. Las ideas son importantes para nuestros estudiantes y ellos quieren compartirlas con nosotros, ellos quieren que nos interesemos por lo que hacen, al mostrarle a los estudiantes que nos interesamos por lo que hacen y que nos sentimos implicados hacemos que se sientan bien con ellos mismos. Como maestro es importante trasmitirle al estudiante lo positivo que hay en ellos y reconocer fácilmente la importancia que tiene ese estudiante. El verdadero maestro es eficiente que analiza y resuelve los problemas de cada estudiante, el maestro no tiene que ser perfecto es fiel y da más de lo que ha aprendido, un verdadero maestro aprecia su fortaleza y trabaja para minimizar sus responsabilidades, sin importarle la dificultad de su tarea sin tener en cuenta el sacrificio que se le impone ese es el maestro persistente. Recomiendo la lectura de Aprender a ser maestro para todos aquellos que se inician en la difícil tarea de enseñar, así como para aquellos que necesitan renovar sus votos con la vocación docente.

Carlson, A. y Thorpe, C. (1987). Aprender a ser maestro. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, S.A.


Número 2

Página 14

La violencia en las escuelas Por: Serafín Soto

E

l libro La Violencia en

la Escuela, de Anna Kreiner, expone la situación de violencia en las escuelas públicas de Estados Unidos, tomando como hecho principal de preocupación el trágico tiroteo de la Escuela Secundaria Colombine en Litletone, Colorado en abril del año 1999. En dicho incidente, dos jóvenes, uno de 15 años de edad y otro de 17, entraron a su escuela con un arsenal de armas y asesinaron a 12 estudiantes y un maestro, y luego ambos jóvenes asesinos se suicidaron. La autora Kreiner tiene el propósito de describir a través de los 5 capítulos de su libro las diferentes formas de identificar expresiones de violencia en las escuelas, las razones de la violencia en las escuelas. Además, ofrece recursos y sugerencias para prevenir y combatir la violencia en las escuelas y, lo más importante, “ofrecer esperanza” (Kreiner, 2003). Los títulos de los capítulos son los siguientes: La violencia en la escuela: Un problema continuo; ¿Qué produce la violencia en la escuela?; Mano dura; Cambiando nuestras ideas; y ¿Qué puedes hacer? La autora incluye un glosario, agencias de ayuda en la comunidad y sugerencias de lecturas sobre el tema de la violencia en las escuelas. En este análisis crítico sobre la violencia en las escuelas la autora sostiene que "una escuela es un lugar para apren-

der, desarrollarnos socialmente y debe proveer un ambiente seguro para todos" (Kreiner, 2003). Violencia es el uso de la fuerza para producir daño. En las escuelas esta violencia se puede manifestar con graffitis en los muros, destruir equipo escolar costoso, amenazar estudiantes o maestros y el uso de la fuerza física para hacer daño a una persona con el uso de armas o puños. Históricamente los estudiantes han roto reglas en las escuelas, tales como: ser descortés, ausentarse o llegar tarde sin motivo, hablar fuera de turno, pero generalmente su conducta no solía ser violenta. La autora ofrece varias razones para explicar la violencia en las escuelas hoy en día y entre ellas está las frustraciones del estudiante a causa de las malas calificaciones, presión de compañeros y hasta problemas en el hogar. El aumento de violencia en las escuelas con armas contra estudiantes y maestros se debe principalmente al fácil acceso a las armas en Estados Unidos, a las pandillas y a las drogas. Vender drogas y hacer dinero rápido es tentador. El uso de drogas en las escuelas puede promover mayor violencia en las escuelas. El estudiante drogado se comporta impulsivo y le roba a los estudiantes y maestros para el adquirir drogas. El abuso físico en la familia hace creer al estudiante que esto es una conducta normal y aceptada. La Asociación de Escuelas de Florida y la Aso-

ciación de Administradores Escolares (según Kreiner, 2003) reveló que 93% de las armas que entran a las escuelas provienen de los hogares, amigos o familiares de los estudiantes. Otros estudiantes indican que llevan armas a la escuela, ya que sienten temor e inseguridad de ser víctimas de la violencia en el plantel. La violencia en los medios de comunicación puede provocar que chicos no difieran de lo que es real y lo ficticio y otros piensan que la violencia es lo único que puede solucionar todos los problemas.


Número 2

Como reflejo de lo que ocurre en su hogar, algunos niños piensan que la violencia es lo único que puede solucionar todos sus problemas.

En el siglo XX los legisladores, maestros y la sociedad enfatizaron en la “educación progresiva" que se caracteriza por suavizar la estricta disciplina escolar. Muchos creen que esa suavización de la disciplina escolar fue un error y es la responsable de la creciente violencia en las escuelas. Al hablar sobre estrategias de “mano dura” otros piensan que la escuela debe tener reglas más estrictas para poder expulsar a los estudiantes problemáticos, no tolerar peleas, pandillas y drogas. Es importante involucrar a los padres en las estrategias de mano dura (GetTough) en las escuelas. La violencia se puede detener ayudando al estudiante a reconocer que la violencia no es aceptable. Algunas estrategias son: crear un tribunal en las escuelas compuesto por

Página 15

estudiantes, enseñar al estudiante a relacionarse, pensar en consecuencias y enseñar a resolver problemas. La información expuesta es un reflejo de la situación de violencia en las escuelas públicas de Puerto Rico. Existen muchas similitudes de ambientes de violencia escolar en Puerto Rico comparado a las escuelas públicas de Estados Unidos. De las pocas diferencias entre las escuelas públicas de Puerto Rico y Estados Unidos están las masacres de varios estudiantes en un solo acto violento. En Puerto Rico son más estrictas las leyes para poseer y portar un arma de fuego, pero también se consiguen a través del hogar, familiares o amigos. Difiero un poco sobre la expulsión del estudiante a través de reglas más

estrictas, ya que en el futuro esos estudiantes se convertirán en desertores escolares y, luego, en los futuros delincuentes de la calle. Recomiendo que este libro Violencia en las Escuelas sea leído, ya que en algún momento tendremos a un hijo, sobrino, nieto, ahijado o un amigo como estudiante en una escuela en Puerto Rico. La violencia es real, pero lo importante es que se puede enfrentar con estrategias reales. La autora también ofrece la información sobre Agencias de Ayuda y otras referencias sobre el tema. Kreiner, A. (2003). La Violencia en la escuela. Nueva York: Editorial Buenas Letras.


Número 2

Página 16

La facilitación y la escuela vocacional de la comunidad Por: Ruth Bermúdez

T

rabajo en una escuela vocacional de educación especial y me llamo mucho la atención el título y tema del libro “La facilitación y la escuela vocacional de la comunidad , de María Balbuena. Fue de motivación el poder descubrir cuál es el proceso de la facilitación en la escuela vocacional de la comunidad; sus leyes, los diferentes conceptos dentro de lo que es facilitación, la transformación de la supervisión y el rol del maestro entre otros. La autora del libro divide el contenido de la lectura exponiendo primeramente el concepto de la escuela vocacional de la comunidad y el rol del supervisor vocacional. Describe los diferentes conceptos de supervisión, facilitación, trayectoria histórica, enfoques y modelos, la legislación que aplica a la escuela vocacional de la comunidad, la teoría de la motivación, la inducción de la capacidad reflexiva del maestro de nuevo ingreso y la importancia de su desarrollo profesional ante las demandas y retos que presenta la reforma educativa actual.

Según Marx y Norton (2000) toda estructura conceptual física y humana de la escuela afecta el funcionamiento de las instituciones escolares y pueden afectar el aprovechamiento del estudiante, entre estos: el estatus socioeconómico de las familias, el trasfondo cultural, el factor social y religioso. Maguire (2000) sostiene este planteamiento y afirma que la escuela de la comunidad debe ofrecer una gama de servicios y oportunidades que fortalecen al estudiante y a su familia. La escuela de la comunidad se convierte en una comunidad de estudios integrada por el estudiante, el personal escolar y la comunidad. El argumento principal de la Dra. Balbuena es exponer el concepto de la escuela vocacional de la comunidad y el rol del supervisor vocacional llamado facilitador. Describe el concepto supervisión facilitación, trayectoria histórica, enfoques y modelos, legislación que aplica a la escuela vocacional de la comunidad, la teoría de la motivación, la inducción de la capacidad reflexiva del maestro de nuevo ingreso y la importancia de su desarrollo profesional ante las demandas y retos que presenta la reforma educativa actual, los adelantos en la tecnología y la fuerza laboral en nuestra sociedad. Algunos argumentos de apoyo de la investigación son: la demostración de un organigrama del Proceso de Inducción al Magisterio del Departamento de Educación de Puerto Rico y una tabla con los tipos de reflexión, según las etapas de practica pedagógica del maestro. Según Wiles (1992), la supervisión es el procedimiento por medio del cual un sistema escolar mejora su programa de estudio y enseñanza. La escuela es un sistema social que se presenta al individuo (estudiante y maes-


Número 2

Página 17

tro) como un ente integrado al grupo de trabajo (compañeros), a la organización (escuela) y a su cultura (la comunidad). Es necesario incluir los siguientes aspectos: necesidades, aspiraciones, motivaciones, intereses y habilidades del empleado, para que pueda sentirse parte de la organización. Basado en la conclusión de la autora, se requiere integrar a la comunidad en los aspectos educativos y servirles en la medida en que la escuela pueda hacerlo. Además, considerar y establecer una relación de interdependencia e interacción continua con el personal y la comunidad para mantener la calidad de vida laboral a tono con las demandas de la sociedad, establecer y mantener el compromiso y la motivación, elementos indispensables para el buen funcionamiento de la escuela.

Se require integrar a la comunidad en los aspectos educativos y servirles en la medida en que la escuela pueda hacerlo.

Infiero que es responsabilidad del facilitador conocer las necesidades, intereses y habilidades de los maestros para mejorar su desarrollo profesional. Que el maestro pueda reflexionar ante las demandas que se le presenten y tome decisiones que ayuden al mejoramiento de la enseñanza. Coincido con la autora en que es fundamental que se establezca una relación de interdependencia e interacción continua con el personal y la comunidad para obtener una calidad de vida laboral a tono con las demandas de nuestra sociedad, el mantener el compromiso y la motivación para el buen funcionamiento de la escuela. A base de mi experiencia como educadora en una escuela vocacional de educación especial entiendo que la preparación de estudiantes para el mundo del trabajo es un gran reto. Es responsabilidad de todos el que respondamos a las demandas del estudiante y de la sociedad. Recomiendo a los maestros de las escuelas vocacionales y a los que comienzan, a que lean el libro: La facilitación y la escuela vocacional de la comunidad; para que se informen sobre el proceso de la facilitación y la necesidad de preparación profesional, que conozca de la actualización y renovación de las nuevas técnicas en el sistema educativo, que se convierta en líder, que reflexione ante las demandas de su rol y que tome las mejores decisiones que contribuyan al mejoramiento de la enseñanza y el aprovechamiento de los estudiantes.

Balbuena, M. (2000). La facilitación y la escuela vocacional de la comunidad. San Juan, PR: Publicaciones Puertorriqueñas.


Número 2

Página 18

La inteligencia artificial Por: Grace Pérez

D

aniel Goleman, psicólogo norteamericano, recoge bajo el término de “inteligencia emocional” el pensamiento de diversos científicos del comportamiento humano que cuestionan el valor de la inteligencia racional como ejemplo de éxito en las tareas concretas de la vida, en los diversos ámbitos de la familia, los negocios, la toma de decisiones y el desempeño profesional. Citando a varios estudiosos, profesionales y grandes científicos, como Sigmund Freud y Howard Gardner, Goleman concluye que el coeficiente intelectual no es un buen ejemplo del desempeño exitoso. La inteligencia pura no garantiza un buen manejo de los sucesos que se presentan y que son necesarios enfrentar para tener éxito en la vida. La inteligencia emocional es la capacidad para conocer las propias emociones; o sea, reconocer un sentimiento mientras ocurre, guiar las emociones, controlar la propia motivación, reconocer las emociones de los demás y manejar las relaciones (manejar las emociones de los demás). Las personas con una inteligencia emocional desarrollada se comportan sociales y alegres, con una notable capacidad de compromiso, asumiendo responsabilidades, siendo solidarios, expresando sentimientos abierta y adecuadamente y comunicándose en forma fluida. Daniel Goleman en su libro Inteligencia emocional nos presenta diversas habilidades. La conciencia de sí mismo y de las propias emociones y su expresión, la autorregulación, saber controlar los impulsos, la ansiedad, diferir las gratificaciones y regular nuestros estado de ánimo son muchos de los temas que presentada este libro. Desde que el libro fue lanzado al mercado en al año 2003 se convirtió en un “betsseller”. Toni Burbank de Bantam Books fue el editor que, según los agradecimientos de Goleman, ofreció el entusiasmo editorial y la agudeza que incentivó la determinación e ideas. Un dato interesante es la participación y contribución de diversos educadores y profesionales como Howard Gardner, psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, conocido en el ámbito científico por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognoscitivas y por haber formulado la teoría de las inteligencias múltiples. El libro esta divido en cinco partes. La primera parte habla sobre los nuevos descubrimientos sobre la arquitectura emocional del cerebro. Esta parte ofrece una explicación de los momentos más desconcertantes de nuestra vida, cuando el sentimiento arrasa

con toda racionalidad. Además, realiza un estudio de casos reales, se demuestra que los impulsos emocionales pueden ser controlados, que es el camino más efectivo, y aun más importante, es que con esto esta la posibilidad de modelar los hábitos emocionales. La segunda parte de libro consiste en ver cómo intervienen los factores neurológicos en el talento básico para vivir (Inteligencia emocional). Goleman define inteligencia emocional como la capacidad de ser capaz de frenar los impulsos emocionales, interpretar los sentimientos más íntimos de otra persona, y la capacidad del manejo de las relaciones de manera fluida. La tercera parte del libro examina algunas diferencias claves que encierran aptitudes y cómo éstas pueden preservar nuestras relaciones mas preciadas, o la falta de las mismas puede corroerlas. Se hace un


Número 2

Página 19

análisis de tres diferentes aspectos de la vida cotidiana y la influencia de la inteligencia emocional en cada una de ellas. Se examina cómo estas capacidades pueden ayudar a cuidar o a destruir las relaciones más preciadas por el ser humano, por ejemplo, el trato entre esposos, mundo laboral y la influencia de la vida emocional en nuestra salud. La cuarta parte habla sobre las lecciones emocionales que se aprenden de niño, y tanto en el hogar como en la escuela, y como estas dan forma a los circuitos emocionales haciendo a las personas más expertas ó más ineptas en la base de la inteligencia emocional. En resumen, Goleman presenta la importancia de la infancia y la adolescencia en la vida de un ser humano, postula que son las ventanas críticas de oportunidad para fijar los hábitos emocionales esenciales que gobernarán la vida. En la quinta parte Goleman explora los peligros que acechan a aquellos que, mientras maduran, no logran dominar el reino emocional: cómo las deficiencias en la inteligencia emocional realzan un espectro de riesgos, desde la depresión o una vida de violencia hasta el trastorno en la alimentación o abuso de las drogas. También en esta parte del libro se documenta cómo las escuelas pioneras están enseñando a los niños las habilidades emocionales y sociales que necesitan para mantener su vida. En general, el dato más perturbador en el libro, según Goleman, es el

estudio de padres y maestros que muestra una tendencia mundial de la actual generación de niños a tener más conflictos emocionales que la anterior, tienden a ser mas solitarios y deprimidos, más airados, impulsivos, agresivos, nerviosos e indisciplinados. Daniel Goleman, ha presentado ideas revolucionarias que resultan útiles para todos los lectores, en especial a padres y maestros. Las innovadoras estrategias que plantea ayudan a erradicar la violencia y otros rasgos negativos que son la causa de muchos males que afectan a las familias y a la sociedad en general. Sin embargo pienso que el primer capitulo es uno muy complicado de leer, debe ser porque trata más bien de como funciona el cerebro del ser humano. La realidad es que cuando se tornaba interesante la lectura, te encontrabas que Goleman retomaba el asunto de cómo funciona el cere-

bro. Cuando comencé a leer me pareció complicado, pero al llegar al capítulo dos en donde las historias reales casi toman vida, me comencé a entusiasmar con la lectura. Como lectora me agradó la manera en que Goleman presenta los diferentes ejemplos de situaciones en las que puede verse la efectividad de la inteligencia emocional, y adicción brinda en cierto modo los pasos a seguir, para lograr ese aprendizaje. Considero el libro bastante bueno, aunque en ocasiones es un poco lento, pero muy efectivo como libro de autoayuda.

D. Goleman (2004). Inteligencia emocional. Barcelona: Editorial Kairós.


Número 2

Página 20

La pedagogía del oprimido Por: Marcos Agosto

E

ntender el funcionamiento, filosofía y propósito del sistema educativo de Puerto Rico así como el de los Estados Unidos es un proceso que requiere ejercer integración de información. El panorama se percibe confuso con datos aislados, información incompleta, desintegrada y sin aparente sentido. Por tanto para lograr la visualización de estos sistemas educativos es menester conocer todas las partes que los componen y luego realizar un ejercicio de recomposición de los datos e integración de la información. Paulo Freire señala que una de las primeras cosas que notó cuando inició el proceso de alfabetización de los campesinos en Brasil, fue percatarse del vínculo existente e inseparable entre la política (estado) y la educación. Esta realidad fue conocida mucho tiempo antes de que Freire la hubiera descubierto. Desde la época del Imperio Romano sus líderes habían notado el poder que se obtenía al controlar lo que se le enseñaba a sus súbditos. El maestro Eumenes, nombrado por el emperador Constancio Cloro, en un discurso expresó “que el cuerpo de profesores es un regimiento que defiende como el otro (el ejercito) los intereses del estado y que marcha con él al mismo paso”. En la situación particular de Puerto Rico, cuando se analizan los resultados del propósito del sistema público de enseñanza se pueden notar hechos reveladores. Para solo mencionar un ejemplo, en un estudio realizado por Vera (2005) se encontró que de acuerdo a los datos del Censo Federal 2000 y 1990, existe en la Iisla cerca de un millón de personas que no han completado el noveno grado. Esto pone al relieve la incapacidad del sistema público de enseñanza al momento de ejercer su función ministerial de formar cultural y académicamente a los puertorriqueños. En ese contexto es necesario tomar en cuenta otras opciones de estructura y métodos pedagógicos que ayuden a remediar y a resolver el problema planteado. Por esta razón se ha considerado para esta reseña el libro Pedagogía del oprimido, de Paulo Freire. Antes de presentar algunos aspectos de este libro es pertinente conocer algunos datos del autor. Freire nació en la ciudad de Recife, capital del estado de Pernambuco, al norte de Brasil, una zona portuaria industrial de gran importancia económica. Inició y completó la carrera en Derecho y obtuvo licenciatura en esta misma rama, en la Universidad de Recife, donde ocupó el puesto de director del Departamento de Educación y Cultura. Bajo su incumbencia desarrolló círculos de cultura por todo Brasil. Es importante destacar que para el 1961 había gestado dos aportaciones importantes: primero fundó el movimiento de educación de base y comenzó a dar forma al método de enseñanza que lleva su nombre. Haciendo uso de su método aspiraba a desarrollar una amplia campaña de alfabetización por todo el país, sin embargo un golpe militar ocurrido en el 1964 liderado por el general Humberto Castelo Branco puso fin a sus planes. El general Branco ordenó su

Paulo Freire

encarcelamiento, evento que Freire había previsto cuatro años antes de iniciar su tarea de alfabetización a los campesinos de Recife. Luego de un breve periodo de reclusión y puesto en libertad, Freire se vio en la necesidad de exiliarse de su país por espacio de 16 años. Durante este tiempo realizó valiosas aportaciones a la educación en varios países. Viene a la mente preguntarse, ¿por qué encarcelar a un maestro que solo pretendía enseñar a leer a campesinos analfabetas? Es que el método pedagógico de Paulo Freire es mucho más que una oposición a la educación bancaria, concepto comúnmente mencionado por los que hablan de su obra. Los que así lo hacen, dejan sin mencionar (no se sabe si a propósito) la médula de su método; fomentar la concientización del estudiante, quien está sumido en un ambiente de opresión (se puede decir colonizado) a fin de que este se percate de su condición y sabiéndose oprimido/ colonizado, procure su emancipación,


Número 2

Página 21

otras lecturas afines con el propósito de aclarar la realidad circundante y alcanzar la aspiración de los autores antes mencionados.

Freire, P (1980). Pedagogía del oprimido. México, DF: Siglo XXI. Vera Hernández, Nelson Arnaldo (2005, septiembre, octubre). Las infra clases, la desigualdad económica y educativa. Dialogo, pp. (40-41) de un sistema que lo oprime, lo paraliza y lo enajena de la realidad que le rodea. En La pedagogía del oprimido, Freire se refiere a este libro como un ensayo introductorio a su método pedagógico que al momento de su presentación está en la etapa experimental para que como este sea ratificado o rectificado. De modo que haciendo uso de la técnica del ensayo el autor estructura su obra en cuatro capítulos. En el primer capítulo establece la justificación de la pedagogía del oprimido. En el capitulo dos explica el concepto de la educación bancaria. En el tercero establece la dialogicidad como elemento esencial de la educación liberadora. La obra concluye con un cuarto capítulo donde Freire esboza la antidialogicidad y la dialogicidad como matrices da la acción cultural antagónica y la teoría de la acción dialógica y sus características. El autor señala que la tesis central de su obra es: “que educadores y educandos, en la educación como práctica de la libertad, son simultáneamente educadores y educandos los unos de los otros”. Es menester

que el lector al momento de acercarse a esta obra procure familiarizarse con conceptos e ideas utilizadas por Hegel, Marx, Fromm, Memmi, Lukacs, que lo ayudarán en la comprensión de la misma. Aunque las ideas desarrolladas por Freire pueden parecer innovadoras y revolucionarias, se sabe que muchos años antes Eugenio María de Hostos proponía; haciendo uso de otra base teórica, desarrollada por Augusto Conte, que el estancamiento académico y cultural en que se encontraba en ese momento el pueblo latinoamericano y caribeño era atribuible a un deficiente sistema educativo que no fomentaba el desarrollo de la razón (Villarini, 1995). Hostos estaba convencido que promoviendo una educación que permitiera el desarrollo de la razón en el pueblo, sería el mejor antídoto para desintoxicarse de muchos siglos de opresión y dominación colonizadora. Por lo tanto es altamente recomendable realizar la lectura del libro Pedagogía del oprimido y

Villarini, A. (1995). La enseñanza orientada al desarrollo del pensamiento según Eugenio María de Hostos, en López, J. C (Ed.). Hostos Sentido y Proyección de su Obra en América: Ponencias presentadas en el Primer Encuentro Internacional sobre el Pensamiento de Eugenio María de Hostos, celebrado en Puerto Rico del 2 al 7 de abril de 1989 ( 307-326). Rio Piedras, PR: Editorial de la Universidad de Puerto Rico.


Bayamón: (787) 620-2040, ext. 2020 Manatí: (787) 621-2835, ext. 3020 www.aupr.edu www.facebook.com/AUPR.edu

Dr. José A. Ramírez Figueroa, Director Departamento de Educación y Tecnología jramirez@aupr.edu


Punto Edu/M.A.