Issuu on Google+

IMPALA

MANEJA SEGURO,

SALVA VIDAS


ANTECEDENTES

En Mayo del 2010 el Gobierno de México se comprometió ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a reducir en un 50% las muertes por accidentes viales para el año 2020. Esta meta permitirá salvar más de 60 mil vidas, reducir el número de lesionados y discapacitados, así como limitar el impacto económico que la inseguridad vial causa en la economía familiar y nacional. La experiencia internacional muestra qué camino se debe seguir para obtener estos resultados.


Por la inseguridad vial, cada año 16 mil mexicanos pierden la vida y más de un millón de personas sufren discapacidad, lesiones u orfandad. La tasa de accidentes viales convierte a México en uno de los países más riesgosos en Iberoamérica. La probabilidad de morir en las calles y carreteras del país es casi 3 veces más alta que en España y 2 veces mayor que en Guatemala.

EL COSTO HUMANO

ACCIDENTES VIALES, PRIMERA CAUSA DE MUERTE DE NIÑOS Y SEGUNDA DE JÓVENES


EL COSTO HUMANO

860 mil personas discapacitadas por accidentes viales, cada En México existen

año se suman a esta cifra 40 mil mexicanos.

7 de cada 10 personas discapacitadas en accidente de tránsito sufren de por vida limitaciones para caminar o moverse.


EL COSTO HUMANO

El 50% de muertos en accidentes viales son jefes o jefas de familia.


EL COSTO ECONÓMICO

LOS ACCIDENTES VIALES CAUSAN DESEQUILIBRIO Y POBREZA FAMILIAR El costo de los accidentes viales atenta contra la economía y consume recursos vitales para el desarrollo del país. Estos costos representan el 1.7 % del PIB, equivalente a 150 mil millones de pesos por pérdida de productividad, daños materiales y atención médica y hospitalaria. *Chile pierde el 0.35% del PIB *Francia el 0.67% del PIB


Por la atención médica y hospitalaria, el costo económico de estos accidentes asciende a 10 mil millones de pesos al año. El 66% de esta cifra proviene del bolsillo de los mexicanos y del sistema privado de salud. El costo para el sistema público de salud es de alrededor de 3 mil 500 millones de pesos al año, alrededor del 10% del presupuesto de la Secretaría de Salud. En el país, en promedio, una de cada 8 personas que se atienden en el área de urgencias de un hospital público es por un accidente de tránsito.

EL COSTO ECONÓMICO

UN ACCIDENTE CAMBIA LA VIDA DE LA FAMILIA


EL HÁBITO DE NO PROTECCIÓN

En México, 7 de cada 10 vehículos no cuentan con seguro. La falta de seguro deja a las víctimas desprotegidas, con la salud deteriorada y endeudadas. En México, el 74% de los vehículos no cuentan con seguro de responsabilidad civil. No existen reglas nacionales que obliguen a los conductores o dueños de vehículos a contar con un seguro obligatorio de auto de responsabilidad civil.


En algunos casos, las autoridades han establecido un impuesto a estos seguros, que se usa exclusivamente para financiar campañas y estrategias de seguridad vial.

Un seguro de responsabilidad civil no solo protege al conductor del auto, también a la víctima.

EL HÁBITO DE NO PROTECCIÓN

En otros países, la introducción del seguro obligatorio de responsabilidad civil para vehículos ha contribuido a mejorar la seguridad vial.


¿CÓMO CREAMOS

CONCIENCIA?

Manejar el tema de la responsabilidad al conducir, a través de los medios de comunicación por: *Asociaciones de discapacitados *Testimoniales de discapacitados por accidentes viales *Cámaras empresariales *Grupos de profesionistas *Organismos de la sociedad civil *Estudiantes Con esta estrategia, derivar la idea de la necesidad de un seguro de responsabilidad civil en autos. Promover en el ánimo de legisladores la propuesta ciudadana para que la hagan suya. En respuesta, el ejecutivo propone que la idea sea parte del IMPALA, que al pagarlo ofrezca la posibilidad a los dueños de autos de modelo atrasado obtener un seguro de responsabilidad civil. Con esto se amplía la base tributaria, y se le brinda un beneficio adicional al dueño de auto de modelo atrasado, dándole un sentido social al IMPALA.


IMPALA