Page 1


2


AÑO 1 - NÚMERO 2 DISRIBUCIÓN GRATUITA

Índice

Presentación

‘Saquemos el petróleo, pero de tal manera que no perjudique la vida’

Con el dedo en la llaga y en el corazón

2

Chile pasó del dolor a la esperanza con solidaridad

4

Comunicar durante un desastre o el desastre de no comunicar

6

Balerio Estacio junta las manos para regularizarse

8

Nuestra Revista desea poner el dedo en la llaga en tantas heridas que desfiguran el rostro del hombre y de la tierra. En nuestro anterior número afirmábamos en portada que “custodiar la creación es defender la Amazonía”.

Seis meses del Papa Francisco 70 familias kichwas lideran la feria del trueque en Pastaza

12 10

Buscando alternativas al oro negro en la Amazonía

14

El legado de Labaka

17

Dios con nosotros en la historia y en las historias personales Info Caritas

20 22 24

Las finanzas populares tejen una red de confianza

28

El banco comunal siembra fraternidad

30

Espiritualidad y mística para servir

En septiembre pasado el Gobierno de Ecuador decidió explotar el petróleo del ITT, situado dentro del parque nacional Yasuní. Las amenazas para nuestra región amazónica siguen creciendo y algunos dicen que se acabó el espacio para la reflexión pausada y para los debates serenos. Las razones a favor de no extraer el petróleo, que en junio de 2012 se expusieron en la Cumbre Climática de Río +20 con tanta convicción, enmudecieron. Ahora el mensaje que se repite es otro: el petróleo puede ser extraído sin apenas impacto para el parque natural y su biodiversidad. Y en todo caso, se nos dice, no hay proporción entre los pequeños efectos negativos y los enormes beneficios que llegan con la explotación. La Iglesia ni puede ni quiere entrar en el terreno de la política partidista. A la Iglesia no le corresponde dar soluciones políticas o técnicas, pero todos, también la Iglesia, tenemos la responsabilidad de custodiar la creación. Por eso, además de alabar a Dios y agradecerle el gran don de la biodiversidad amazónica, vamos a seguir celebrando la riqueza de los pueblos amazónicos y de sus culturas nobles, a menudo incapaces de defenderse de nuestras insidias y estrategias depredadoras. Y por eso seguiremos haciendo lo posible para que también sus preocupaciones legítimas sean escuchadas. La Iglesia ya estaba en la Amazonía cuando nadie sabía del petróleo y cuando el Estado apenas tenía presencia en esas áreas. Seguiremos trabajando para defender la creación y los derechos de los pueblos también cuando ya no haya petróleo que extraer. Nuestra apuesta por la vida y por los derechos humanos es de largo alcance y recorrido y no vamos a enredarnos en batallas coyunturales que priorizan otros intereses. Necesitamos la ayuda del niño de Belén, de su limpieza de corazón, de su capacidad para renovar todas las cosas. Necesitamos aprender lo que significa custodiar la creación y los inevitables cambios que ello supone en nuestro modo de pensar, de vivir, en nuestras decisiones a todos los niveles. Ya no nos queda más tiempo. Algunos científicos dicen que el tren ya se fue. Por cómo van las cosas parece que necesitaremos un milagro. Esta Navidad al niño Dios queremos pedirle este milagro. + Julio Parrilla Díaz Obispo de Riobamba Presidente de la CEPAS, Pastoral Social - Cáritas Ecuador

Créditos Presidente de la Pastoral Social Cáritas Ecuador: Monseñor Julio Parrilla / Secretario Ejecutivo de Cáritas: P. Giorgio Peroni / Editora: Valeria Salazar / Redacción de textos: Alfonso Echeverri, Myriam Carreño, Axel Míguez, Joseba Segura / Fotografías: Equipo de Comunicación Cáritas Ecuador / Colaboración: Cáritas Chile, Cáritas Perú, FEPP y UCADE / Diseño: Mantis Comunicación; mantis@mantis.com.ec / Agradecimiento: Patricio Guerrero, por inspirar el nombre ‘Corazonando, Imprensión: Imprenta Don Bosco, Cuenca - Ecuador; 6 000 ejemplares - Junio del 2013; Quito - Ecuador / Una publicación de Pastoral Social Cáritas Ecuador un organismo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Ulloa N24-109 y Colón, Quito. Telfs: (593-2) 222 3140 / (593-2) 222 314, Envíe sus comentarios y sugerencias a: comunicacion@caritasecuador.org / El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción citando la fuente.

www.caritasecuador.org 1


‘Saquemos el petróleo, pero de tal manera que no perjudique la vida’ Entrevista a Mons. Jesús Esteban Sádaba, Obispo de Aguarico, Provincia de Orellana Por: Valeria Salazar

E

l 16 de noviembre de 1953, el Papa Pío XII creó la Prefectura Apostólica de Aguarico, entregándola a la Misión Capuchina. En 1978 y con 37 años, Jesús Esteban Sádaba, nacido en Pamplona (España), se unió a la Misión. Ahí se encontró con Alejandro Labaka. Desde 1990, Mons. Jesús Esteban Sádaba es obispo del Vicariato, en el amazónico Coca. ¿Qué significa Amazonía?

defender la vida en la

Que debemos celebrar con alegría la vida, la naturaleza, la vida de todos los pueblos. No podemos estar rechazando todo. Aceptamos que hay que extraer el petróleo y tenemos que buscar el modo de que los minerales que hay en los distintos sitios puedan servir para el bien de la humanidad y para el bien de toda la tierra. ¿Es posible explotar la selva y defender la Amazonía? Lo más importante es la vida y las personas, antes que otros intereses o preocupaciones. Los obispos del Ecuador dijeron hace un año que sin oro podremos vivir, pero sin agua no. ¿Podemos aprender a vivir sin petróleo o con menos petróleo? Saquémoslo, pero de tal manera que no perjudique la vida humana y la vida de la naturaleza. Eso es lo que queremos defender, que implique el bien de todos.

2


Mons. Sádaba junto a Mons. Julio Parrilla, presidente de Cáritas, durante el Encuentro Panamazónico realizado en el Puyo en abril de este año. Foto: Archivo/Cáritas Ecuador

Ustedes los misioneros capuchinos llevan 60 años en la Amazonía ecuatoriana. ¿Cuál ha sido su relación con los pueblos nativos?

Monseñor Alejando Labaka fue el obispo de Aguarico referente para la misión capuchina. ¿La vida de Labaka inspira a su misión?

La misión capuchina siempre se acerca a la gente, como todos los misioneros. Ha aprendido a convivir con las circunstancias que se van dando a cada momento, no podemos pensar que las cosas son estáticas, hay cambios y eso nos impulsa a replantear nuestras inquietudes. Pero hay principios que no podemos olvidar: la vivencia de la fe, es el evangelio lo que nosotros presentamos y ahí está la defensa de la vida, de la persona, como un elemento fundamental.

Monseñor Labaka fue un hombre que siempre estuvo inquieto por ir a la misión y por llevarla con respeto grande a las personas. Desde su realidad de ser una minoría, porque monseñor era euskaldun (de tierra vasca), él vivió con los pueblos minoritarios y quiso acogerlos para que no sean olvidados.

¿Cómo mira las políticas de desarrollo impulsadas por el Estado en la zona, por ejemplo con las escuelas del milenio, la carretera Manta-Manaos y otros proyectos? En los pueblos, uno de los elementos de la defensa de las personas es la defensa de sus culturas. Tenemos que hacer que ellos se sientan bien con sus culturas, para que luego lo traduzcan al evangelio. Desde la misión capuchina ha habido un deseo enorme de conocer las lenguas y las culturas. Hemos hecho un esfuerzo para hacer publicaciones recogiendo esa vida, para que permanezca.

¿La misión no dejará de seguir los pasos de monseñor Labaka ahora en la defensa de la vida de los grupos minoritarios, incluso de los pueblos ocultos del Yasuní? Alejandro fue un hombre que dialogaba con las autoridades, que presentaba sus inquietudes y siempre mantuvo esa constante de defender a los pueblos. Es fácil olvidar a los pueblos pequeños, ahora hay los Siona, los Secoya, que son tan poquitos y si se les presiona quedarán desconocidos. Eso sería una pérdida inmensa para la humanidad. Si no hacemos un esfuerzo por mantener con vida a los Tagaeri y Taromenani desaparecerán y nadie se habrá enterado. Otros dirán que es ley de vida. No hagamos de la muerte ley de vida.

3


Chile pasó del dolor a la esperanza con solidaridad Por: Ingrid Saavedra Cáritas Chile

E

l terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010 afectó a cerca del 80% de la población de Chile. La catástrofe, junto con ser un evento devastador, fue un acontecimiento revelador. Permitió tomar conciencia sobre las grandes grietas del proceso de desarrollo vivido en el país; las inequidades; el abandono de sectores sociales y territorios; la precariedad de las seguridades; las debilidades de las instituciones y el déficit de ciudadanía.

Fotos: Cáritas Chile

4

El desastre permitió comprender de mejor manera la realidad que viven miles de chilenos y chilenas en situación de vulnerabilidad social y ambiental. No obstante, en medio del dolor y la destrucción, también se pudo constatar la fortaleza y capacidad de resiliencia de tantos hombres y mujeres que se recuperan con esfuerzo y esperanza, siendo signos de vida frente al futuro. En ese momento, la primera tarea asumida por Cáritas fue abastecer a los afectados, con suministros huma-


Fotos: Cáritas Chile

nitarios como alimentación, artículos de higiene y abrigo; comprendiendo que la solidaridad no solo debía ser efectiva, sino esencialmente afectiva. Era tiempo de escucha activa, acogida fraterna, contención emocional y acompañamiento psico-espiritual, tareas fundamentales para ayudar a procesar y resignificar la traumática experiencia vivida.

de forma significativa en el proceso de rehabilitación y reconstrucción, especialmente en tres ámbitos: vivienda y habitabilidad con criterio de dignidad; recuperación de la capacidad económica de las familias y sus herramientas de trabajo; y el acompañamiento y desarrollo psicosocial y comunitario desde la perspectiva de la Doctrina Social de la Iglesia.

Los suministros recolectados con importantes campañas solidarias nacionales e internacionales, fueron canalizados por una red compuesta por alrededor de 250 parroquias y 1 500 capillas en la zona de catástrofe. En esta labor fue vital el trabajo voluntario y la ayuda fraterna de miles de personas en todo el país.

Impulsando el trabajo en red, como expresión de fraternidad, Cáritas ha buscado la recuperación y el bienestar de todas las personas, especialmente de las más empobrecidas y vulnerables, fomentando su participación, criterio fundamental del trabajo de pastoral social. Cerca de cuatro años han pasado desde que Chile se sacudió, y la labor de reconstrucción de vidas continúa.

Junto a la etapa de primera respuesta, la Pastoral Social Cáritas se comprometió Viviendas progresivas construidas

265

Viviendas reparadas/mejoradas

655

Viviendas equipadas

502

Servicios higiénicos construidos

90

Emprendimientos económicos apoyados

1106

Sedes sociales construidas

14

Sedes sociales reparadas/mejoradas

03

5


Comunicar

durante un desastre o el desastre de no comunicar

Foto: Archivo Cรกritas, departamento de Emergencias

6


D

urante la primera semana de septiembre se realizó en Honduras el Encuentro Regional de Comunicación y Medio Ambiente, Gestión de Riesgos y Emergencias (Magre), de las Cáritas de Latinoamérica. Los objetivos fueron revisar y actualizar los protocolos de acción en casos de emergencia en la región, para definir el proceso de coordinación entre quienes manejan la emergencia y quienes la comunican, y homologar los pasos a seguir de acuerdo con los niveles de desastre. La experiencia de ayuda humanitaria de la red mundial Cáritas en casos de emergencia sirvió de base para establecer los mecanismos de coordinación y trabajo “en equipo”, para responder de manera más oportuna a las necesidades de las poblaciones que sufren desastres naturales. Se considera que las personas colaboran durante las primeras 48 horas, desde la declaratoria de la emergencia. En el Encuentro se determinó que estas horas son vitales para reunir el 80% de donaciones. En las siguientes dos semanas,

con base en la experiencia, se obtiene el 20%, y después la ayuda se reduce prácticamente a cero. Esto se debe, según se analizó en el taller, a que el tema deja de ser ‘noticia’. En ese sentido, en la reunión se determinaron estrategias para que los comunicadores sociales de Cáritas mantengan vivo el tema en la conciencia ciudadana, pues luego de un desastre el drama de las vidas afectadas continúa por largo tiempo. Una comunicación oportuna en los momentos de emergencias, que promueva la solidaridad, empatía y hermandad, además de la consecución de recursos para dar respuesta a la población afectada, no solo proporciona una visión de los hechos más cercana a la realidad de la gente, sino que es una herramienta que devuelve la esperanza a los corazones de quienes están desamparados. En el Encuentro, representantes de las veintidós Cáritas del continente y el Caribe se comprometieron a fortalecer los protocolos de emergencia, con estrategias de comunicación permanentes, que permitan la sensibilización a la población.

Foto: Axel Míguez

7


Balerio Estacio junta las manos para regularizarse

R

ecorriendo los suburbios de Guayaquil, justo antes de pasar el límite perimetral que marca el mapa de la municipalidad, está la olvidada pero demográficamente creciente cooperativa de vivienda Balerio Estacio. No hay cifras certeras, pero se calculan que habitan este barrio cerca de 50 000 familias oriundas de las provincias de Guayas, Manabí, Esmeraldas y Chimborazo. Los habitantes levantan sus casas de caña y madera; hay pocas de ladrillo, cemento u hormigón. Cada vivienda cuenta con una arquitectura básica: uno o dos cuartos, cocina y techo, pero pocas tienen baños o letrinas. En el año 2012, la Fundación Mariana de Jesús inició la construcción de letrinas en los hogares de las personas que participan del programa de promoción de la salud. El proyecto ha beneficiado

a 50 hogares, que mejoraron sus condiciones de salubridad. Sin embargo, el acceso a éste y otros servicios básicos en la Cooperativa Balerio Estacio es deficiente. No tiene agua potable ni entubada, por lo que la gente compra a los tanqueros. La basura no es recolectada; muchos optan por quemarla, enterrarla o, en el peor de los casos, por hacer el famoso “paquetazo”, lanzándola fuera de su perímetro. En esas condiciones existen varios focos contaminantes y de gran riesgo para la salud de los habitantes. Al igual que en muchos otros lugares, esta cooperativa tiene sus cimientos en tierras ocupadas ilegalmente. Pero más allá de aquello, la realidad es que está habitada por niños, jóvenes, hombres y mujeres, que sueñan en tener condiciones seguras y dignas de vida. Fotos: Diócesis de Guayaquil

8


9


70 familias kichwas lideran la

feria del trueque en Pastaza

Foto: Francisco Beltrรกn

10


productos de la ciudad que envían las familias del Puyo comprometidas con esta idea. Teodora Illánez es madre de ocho hijos y una de las activas participantes. Ella esta orgullosa porque ofrece a las familias del Puyo productos sin químicos. A la vez, recibe arroz, fideo, azúcar, jabón y otros artículos de primera necesidad. “La experiencia del trueque ha fortalecido el compañerismo en la comunidad”, dice Teodora. “Cada vez hay más personas que llegan a ofrecer sus productos frescos y de buena calidad”, agrega.

Foto: Valeria Salazar

P

ara vender el plátano, papa china y yuca que cultivan en sus fincas y comprar productos perecibles y de primera necesidad, 70 familias de campesinos de la parroquia Canelos debían viajar dos horas al Puyo, capital de Pastaza. En la negociación muchas veces debían bajar sus precios; además, tenían que gastar en el transporte y alimentación de sus familias. Al final, no retornaban con las ganancias esperadas que les permitan al menos cubrir su inversión. Consciente de esa problemática, hace cuatro años, Cáritas impulsó una iniciativa: la feria del trueque. Desde entonces, cada 15 días, los agricultores exponen sus productos en la plaza que colinda con el internado de las Hermanas Misioneras de Santa Teresita del Niño Jesús, en Canelos, parroquia ubicada en la vía a Macas. La camioneta con el sello de Cáritas llega con los

Marco Mancero, técnico del Gobierno Municipal de Pastaza, trabaja como voluntario desde hace un año en Cáritas. Para él, la feria del trueque es un referente de la economía social y solidaria, porque funciona con su propia moneda, el ‘canelito’. “Con esta experiencia, damos credibilidad al ‘canelito’, porque no se fijan precios, sino que se da un valor a los productos de acuerdo con lo que significó para la familia producirlos y comercializarlos”, sostiene Mancero. Los participantes sortean algunas dificultades para llegar a la feria. Algunos caminan largas distancias, otros hasta deben cruzar ríos. Los productos son sanos, sin pesticidas y producidos por pequeños productores indígenas. De la feria también participa Gabriel Illánez, indígena kichwa que es parte de la Pastoral Social desde hace ocho años. Él resalta que el trueque ayuda a fortalecer el trabajo en el campo. “El trueque es como un juego donde se compra y se vende de manera conveniente, y todos ganamos”, asegura, con una amplia sonrisa.

11


El Papa invita a vivir la vida como un verdadero banquete del reino Por: Mauricio López Oropeza

E

n ‘El Jesuita’, de Rubin y Ambrogetti, uno de los textos biográficos de quien fuera el cardenal Jorge Bergoglio, ahora reconocido en el planeta por su simpatía, profundidad y carisma como el Papa Francisco, se presenta la historia de vida de una persona simple; de un hombre digno hijo de su contexto, de sus circunstancias, relaciones y anhelos, y de su cultura. Pero también se narra la apasionante experiencia de un ser humano llamado por el Dios creador, que lo fue convocando y enamorando desde su juventud a buscar algo más para su vida. En ese compendio de entrevistas, el cardenal Bergoglio habla, entre muchas cosas, de su predilección por la película ‘El festín de Babette’ (1987). A través de dicho filme, y su mensaje, se puede también intuir mucho del proyecto actual del Papa Francisco. Esta película narra la historia de una mujer desconocida, ajena, que llega a un sitio donde los fundamentalismos y la mirada corta, prevalecen y enmarcan la vida de toda una comunidad, y en donde las relaciones entre las personas, sus experiencias de espiritualidad, y toda relación con el mundo, están profundamente marcadas por la rigidez condenatoria, por un “deber ser” señalador que impide a las

12

personas vivir en plenitud. Esta mujer aparece de la nada, y su sola presencia -fresca, luminosa, colorida, renovadora- comienza a confrontar dicho sistema privativo de la esperanza. Sin hacer grandes postulados filosóficos o teológicos, su propia vida comunica plenitud y pasión serena. Al final de la historia, en un gesto inesperado de absoluta gratuidad y desprendimiento, ella derrocha


“¡Cuanto daño hace la vida cómoda, cuánto daño hace el bienestar! El aburguesamiento del corazón nos paraliza”. (Papa Francisco)

todo aquello que tiene, para regalar a esos próximos hermanos, la experiencia más hermosa de compartir la vida en un banquete inolvidable; celebración que habla del banquete del Reino de la fe.

ner una visión plural, diversa, intuitiva e informada, de profundidad espiritual, y bajo un firme y claro espíritu de discernimiento del proyecto del Reino y de un sentir eclesial.

En esta analogía se reconoce la actitud vital del Papa Francisco, que está enamorando los corazones de tantos que daban su vida por perdida y que ahora sueñan en cambios para vivir con plenitud. A continuación algunos signos representativos en estos primeros meses de Pontificado:

3. Sus mensajes cotidianos, más allá de los grandes tratados, son los que están expresando una absoluta vocación por abrir los ojos y corazones hacia los temas de frontera. En el Papa Francisco se percibe un profundo respeto por la identidad eclesial y sus principios éticos fundamentales, pero con una apertura inédita a temas que aquejan profundamente a la época y requieren una actuación adecuada.

1. En múltiples expresiones visibles de lo que se consideraba como orden establecido de la Iglesia, del Vaticano y del Pontificado mismo, el Papa ofrece, con profunda sencillez y claridad, la certeza de que las cosas pueden ser distintas. Su vestir, su modo de vivir, el uso de los medios materiales y, sobre todo, la relación con los otros, hablan de un estilo genuino que sirve como referente del servicio pastoral que como Iglesia estamos llamados a brindar y vivir.

El corazón del Papa Francisco arde con un fuego incesante por buscar una respuesta genuina a los clamores de los más empobrecidos.

2. Algunas de sus decisiones más complejas, sobre las que aún no se logra tener certeza de sus tremendas implicaciones, se orientan a generar cambios y reformas en la estructura misma de la Iglesia, en sus diversos niveles. Un equipo de personas lo acompaña en este momento para te-

4. Su corazón arde con un fuego incesante por buscar una respuesta genuina a los clamores de los más empobrecidos. Su deseo de una Iglesia pobre y para los pobres no es retórica, doctrina o reflexión ideológica, sino que es el fundamento de su vida y con certeza aparece como el eje de su Pontificado. La convicción de que el Hijo del Hombre llamó felices a los más vulnerables, ya que serían los primeros en el Reino, se torna en su llamado más fuerte, consistente y coherente con lo que vivió en su propio proceso de vida y, por lo tanto, es lo que más desea para la Iglesia.

13


Buscando alternativas al oro negro en la AmazonĂ­a Por: Joseba Segura

14


E

s septiembre y, por la escasez de lluvia, los islotes en el río Napo son visibles desde la lancha que transporta al padre José Miguel Goldaraz, misionero capuchino que trabaja en la zona desde hace casi 40 años; a Milagros Aguirre, responsable de la Fundación Alejandro Labaka; a nueve líderes apus, originarios de Perú; y a una comitiva de 20 personas, entre misioneros e indígenas. La lancha llega a la comunidad Sani Isla, en Orellana, al encuentro binacional de comunidades kichwas de las riberas del río Napo, que busca reflexionar sobre el impacto del extractivismo en sus comunidades y mostrar que en la Amazonía hay formas de desarrollo sustentable. “En medio de la división que marca la explotación petrolera, un buen porcentaje de personas queremos evitarla y estamos dispuestos a proteger nuestra selva con todo”, sostiene Patricio Jipa, gerente de Sani Lodge, el resort turístico de la comunidad Sani Isla

(www.sanilodge.com). “El turismo es el futuro para el desarrollo de la comunidad”, defiende. Pero no en todas las comunidades kichwas hay el mismo pensamiento. Unos líderes kichwas quieren dejar entrar a las petroleras y otros se oponen porque saben que si finalmente se descubre petróleo, perderán el control sobre el futuro de sus tierras. Jipa dice que el problema se originó con la primera propuesta de prospección: “La anterior vez también estuvimos divididos. Muchos líderes decidimos para que no se dé el estudio sísmico. El estudio se realizó y los resultados fueron negativos”. Petroamazonas ha solicitado a las comunidades realizar nuevas prospecciones y el debate se reabre. Aunque en la zona, esta vez, los argumentos por el ‘no’ son más fuertes. Con la ayuda de dos potentes motores fuera de borda, luego de 20 minutos de viaje desde Sani Isla, la embarcación llega a la comunidad kichwa Añangu, pionera en buscar alternativas al petró-

Fotos: Francisco Beltrán

15


leo y a su enorme impacto en el ecosistema amazónico ecuatoriano. “Estamos con los ojos abiertos, listos. Preparados para enfrentar a la petrolera. A nosotros no nos van a venir a jugar”, enfatiza Marta Tapuin, líder de la organización de Mujeres Yasuní Kichwa Ecolodge de Añangu (www.comunidadanangu.org). “Para hacer cualquier cosa tienen que estar, cien por ciento, todos los socios que aprueban. Todos estamos de acuerdo y las reglas son claras”, destaca. En Añangu lo tienen definido. Los comuneros organizados han convertido a su territorio en un destino turístico autosustentable, con materia prima de la zona y mano de obra indígena. Los hombres levantaron instalaciones de lujo, que cuentan con cabañas, restaurante, senderos, servicios, con visión ecológica: se usa biogás, se instalan paneles solares, etc. Todos los recursos que ingresan al lodge son comunitarios y se invierten en las principales necesidades identificadas en asamblea: educación, salud, población vulnerable, rescate cultural. En la toma de decisiones, las mujeres tienen el 50% de participación. Las propuestas turísticas de Añangu y de Sani Isla tienen más de una década de historia. Ahora, las comunidades naporunas son conscientes del valor del hábitat que heredaron de sus padres, y cuidan su selva con gran pasión. Saben que esta fuente de ingresos quedará cuando el petróleo desaparezca. Entonces, afirma Jipa, “lo que va a avanzar será el turismo. Estamos preparados para ese momento”. Organizarse y trabajar con responsabilidad es para Marta Tapuin la clave para asegurar el futuro en estas comunidades.

16

Javier Walinga, líder joven de Sani Isla, sabe que preservar su identidad en un mundo complejo y cambiante requiere de ideas claras y de una fuerte motivación: “No es la vestimenta la que da la dignidad para que uno se identifique, y sepa de dónde viene y a dónde va, sino que esto tiene que nacer del corazón. Ahí es donde se puede preservar lo que uno tiene, dónde vive y lo que está alrededor”. Antes de volver a la lancha, la voz de María Yumbo retumba. Ella es la líder de las mujeres en Añangu y su mensaje contundente muestra la fuerza de la organización, la conciencia frente al impacto del extractivismo y la defensa de la Amazonía: “Aquí estamos organizados. La persona que se venda a las petroleras será sancionada y saldrá de esta comunidad”.


Fotos: Francisco Beltrán

El legado de

Labaka Por: Milagros Aguirre

U

na llama encendida dejó Alejandro Labaka en el Vicariato de Aguarico y en la Fundación que tiene su nombre. En los más de cincuenta años que lleva la misión capuchina de Aguarico en el nororiente ecuatoriano, siempre ha estado con los humildes y, protagónicamente, con aquellos más ignorados por la sociedad nacional: los grupos indígenas sin contacto. Labaka murió atravesado por las lanzas de aquellos a los que quiso defender. Murió con él, Inés Arango, terciaria capuchina. Diez años antes de morir Alejandro, en el 76, tuvo su primer acercamiento a los grupos waorani. Fue adoptado. Y caminó con ellos desnudo, vestido de waorani. Dicen que la verdadera muerte es el olvido. Labaka, entonces, no ha muerto. Está más vivo hoy, con los permanen-

tes y continuos asedios a los grupos indígenas que han vivido ocultos en el corazón de la selva. En la correspondencia de Labaka se encuentran varias cartas en las que se evidencia su preocupación por estos grupitos, sobrevivientes a todo tipo de conquista selvática. Como si se hubiese adelantado a los acontecimientos que vivimos hoy en el Parque Nacional Yasuní, pedía acciones urgentes en el terreno, moratorias a la actividad extractiva y, sobre todo, respeto a los territorios waorani. Luego de su muerte, el Vicariato ha seguido de cerca esa causa que parece una causa perdida: la de la defensa de los grupos indígenas aislados. El permanente acompañamiento a los waorani, la investigación sobre el tema, el acompañamiento, por supuesto, a los kichwas, va más allá de una postura ecologista: ante todo, la

17


postura de la defensa de la vida, del territorio, de los justos derechos de los pueblos indígenas. La Fundación Alejandro Labaka ha heredado algunas de las tareas impulsadas por Labaka y por los misioneros de Aguarico: la investigación y publicaciones a través del sello editorial Cicame, la puesta en valor de las culturas amazónicas a través de los museos de Pompeya (etnográfico) y de Coca (arqueológico) y de tareas de difusión de la cultura local en escuelas y colegios de Coca y de la ribera del río Napo, el acompañamiento a los waorani a través de la Casa Albergue de Coca, las visitas a las comunidades, la Escuela de Liderazgo y las tareas de rescate de vestigios arqueológicos de los Omaguas, en un ambicioso proyecto cultural que incluye exposiciones; actividades lúdicas y recreativas; cartillas educativas y promoción cultural. Una llama que permanecerá encendida con el soplo de misioneros de Aguarico y de laicos comprometidos con la paz y la justicia en la Amazonía. Foto: Valeria Salazar

Cronología de Alejandro Labaka Ugarte 1920, abril 19: Nace en Guipuzcoa, España 1945, diciembre 22: ordenación sacerdotal en Pamplona. 1954: misionero para Ecuador destinado a Pifo 1958: destinado a Guayaquil 1961 a 1964: Superior de la Custodia Capuchina en Ecuador. 1965/1970: ejerce como segundo Prefecto Apostólico 1967: se nacionaliza ecuatoriano. 1976, 31 de agosto: primer contacto con los waorani 1977, diciembre: fue adoptado como hijo de waorani, Inihua y Pahua 1984, diciembre 9: consagrado Obispo del Vicariato Apostólico de Aguarico. 1987, julio 21: muere lanceado por los tagaeri a orillas del río Tiguino, Pastaza. En proceso de ser declarado ‘Mártir de la Evangelización’.

18


CONSTRUYENDO

SOLIDARIDAD

en la economía

La solidaridad, cuando interviene en las relaciones económicas, se convierte en fuerza productiva y en un factor que permite que la unión de voluntades tras objetivos económicos influya en el desarrollo de la productividad y eficiencia de las operaciones. Un proyecto de economía solidaria no se plantea aisladamente sino como una estrategia que pretende abarcar al conjunto de actores económicos y sociales para construir una nueva economía en donde se compartan los beneficios, los conocimientos, cada vez más equitativamente para lograr satisfacer necesidades básicas en conjunto. UCADE nace con esta visión de solidaridad, constituyéndose en una instancia técnica de respuesta desde la Iglesia hacia espacios y experiencias de demanda, donde se trabaja principalmente con mujeres de sectores rurales tanto en los ambientes productivos y financieros.

“Miremos al “micro-crédito” como una escuela de propuesta positiva que quiere englobar en el proceso social, político y productivo a las masas que la historia ha dejado sin voz, sin participación, sin capacidad de entenderse” P. Giorgio Peroni

DIÓCESIS MIEMBROS DE LA RED UCADE: AMBATO, LATACUNGA, GUARANDA, RIOBAMBA, TULCÁN, LOJA, ZAMORA, BABAHOYO, SANTO DOMINGO y MACHALA Oficina Matriz: Quito, Calle Antonio de Ulloa N24-109 y Av. Colón. • Teléfonos: 02-3217-027 02-3216-667

www.ucade.org

19


Dios con nosotros en la historia y en las historias personales Por: Padre Mauro Da Rin Fioretto

E

s tiempo de Adviento y el Señor invita a fortalecer el deseo de encuentro con Él, como un arco que se tensa para que la flecha pueda volar alto. La Palabra de Dios en estos tiempos llega con los verbos preparar, esperar, velar y caminar, que invitan a mirar lo que no se ve de manera completa y definitiva. Esto hace “tensar” el arco interior, recoger las flechas para dar en el blanco; es decir, para descubrir al Señor en la historia personal de cada uno y en el entorno social.

Es un tiempo de preparación y espera. Arreglar la casa para acoger a un huésped tan importante, Jesús, implica barrer un poco las perezas e injusticias del corazón, cambiar las cortinas viejas de superficialidades y preparar la mesa para alimentarnos con una oración renovada y profunda. Esto hace crecer la intensidad del deseo de encuentro con el Niño Jesús. Uno de los grandes pilares de la fe cristiana es que Dios no está lejos ni es inalcanzable. Él decidió entrar en la historia y no está por su cuenta allá en la eternidad: entró en el tiempo, mezcló su luminosa divinidad con los claroscuros del tiempo que pasa. Se lo puede buscar en la historia de Palestina de hace 2 000 años, y también en la historia personal individual y en la historia del mundo de hoy. La encarnación de Dios hecho hombre cambia la mirada del mundo: ya no se mira (solo) hacia el cielo, sino también hacia la tierra.

20

La Navidad abre nuestra sensibilidad por el mundo: nuestro Dios es Emmanuel, es decir Dios-con-nosotros. La presencia de Jesús en la historia es una levadura que huele a justicia, a sueños de dignidad y felicidad para todos. Los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio; de las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Jesús nació en un pesebre en Belén, que significa “casa del pan”, para amasar con su Amor toda la historia y todas las historias personales, para que este pan sacie el hambre de muchos hermanos y hermanas.

Foto: Tatiana Campuzano


ABRIMOS CAMINOS AL FUTURO AB Som una empresa que por 20 años Somos hemos construido vías de desarrollo para pequeños y apartados poblados de nuestro país. Oficina en Quito: Reina Victoria y Colón, Edificio Torres de Almagro, Mezanine, Of. 48 Teléfono: 593 2 254 9042 / 254 9404 Mail: betaconstructora@gmail.com

www.betaconstructora.com21


Espiritualidad y mística para servir Por: P. Giorgio Peroni Foto: Valeria Salazar

Jesús se puso una toalla y lavó los pies a sus apóstoles

calvario “manarán torrentes de agua viva” (Jn 7, 38s).

No es fácil creer que este servicio, que realizaban los esclavos, es un gesto divino. Pedro, que nos representa un poco a todos, no lo entiende y no lo acepta y tiene la tentación de enseñar al Maestro lo que tiene que hacer para ser un dios atractivo. ¿Queremos ser discípulos o ser maestros que compiten con el Maestro? Dios es Amor y el servicio es lógica consecuencia del amor. La humildad es parte del servicio de quien renuncia al yo y se pone a los pies del prójimo.

De la Palabra anunciada a la Palabra hecha vida

Una mirada al corazón traspasado Desde una perspectiva humano-sociológica, en la cruz encontramos a un muerto, a un fracasado. Desde la visión de Dios, en la cruz se entrega la vida por amigos y enemigos, y ahí se refleja la máxima expresión del amor. De ese

22

Desde Jesús leemos y entendemos mejor la página de la creación. Cuando la Palabra nos envuelve, cuando nos penetra, cuando motiva y mueve el sentimiento y el actuar, entonces la gracia se hace motor de la vida y se abren las puertas de la espiritualidad y de la mística. Hablamos de espiritualidad y de mística Quien vive la espiritualidad vive en el Espíritu. La fuerza de Cristo resucitado confirma la presencia y la acción amorosa de Dios que es Padre y es Salvador. La mística es el conocimiento del misterio de Dios, es un encuentro profundo con la fuente de la vida verdadera. La experiencia con Dios es una experiencia de amor, que es semilla que se


mete y que da fruto, y lo hace en una gran variedad de carismas. Todos ellos dones del mismo Dios que reflejan la diversidad de su ser y la gran riqueza de matices en el amor.

un cuarto propio y solo Él tiene la llave. Descubriremos valores que serán ventanas de eternidad. Se llenará nuestro corazón con el deseo de dar, de crear y de construir una vida fecunda.

Dejarse evangelizar

Pero ¿desde dónde?

El Señor vino para que nos dejemos evangelizar, para que crezca nuestra sensibilidad espiritual, con un gran deseo de aprender. Se trata de abandonar nuestras ideas para vestirnos con los ideales que Él nos propone. Nunca es fácil el traspaso del ‘mar rojo’ de la vida, aceptar con valentía que Dios es Otro y necesitamos sus sorpresas. No es fácil hacerle sitio e iniciar con Él una relación que nos transforme.

Desde los últimos, desde los excluidos, los empobrecidos, los que están en las periferias de la historia y de la vida. Es allí donde encontraremos al Señor, donde su palabra se hace verdadera y exigente, donde sentiremos la llamada y la misión. Estar en ese lugar para “oler a ovejas”, hacer de nuestra Cáritas “La caricia de la Iglesia al pueblo”, poner en nuestra acción una mirada honda y, así, entregarnos al amor.

Reconocer la primacía de la espiritualidad en la toma de decisiones de la vida

No es posible dejar las cosas como son. Sería una traición a la vida, a la razón de ser cristiano. Rompe las cadenas que te impiden ir a fondo, creer en ti mismo, emprender un verdadero cambio en tu vida y en tu entorno. A eso nos llama el Maestro. No reproduzcas una vida convencional, arriésgate a fiarte de ti mismo, a fiarte de Dios que es tu Papá. .

La ausencia del Espíritu nos hace esclavos. Solo en el Espíritu podemos tomar decisiones libres, dejar caer nuestras caretas, superar el cinismo y la soberbia, y así entrar en lo interior, en lo íntimo de nosotros mismos, allí donde Dios tiene

23


Dignidad, bien común y solidaridad, principios de una economía fomentada por la Iglesia Del 4 al 6 de septiembre de este año, se realizó el Taller de Economía Social y Solidaria que permitió identificar los elementos fundamentales para una estrategia de trabajo de la red Cáritas. La Economía Social y Solidaria es fundamental para los procesos de desarrollo del campo y de la gente empobrecida. Asimismo, es una alternativa que lentamente va ganando espacio en este sector de la población. La Iglesia ha cumplido y cumple un rol importante en la construcción de propuestas que ponen por encima de todo proceso económico al ser humano. Para el P. Giorgio Peroni, secretario Ejecutivo de Cáritas, los principios están dados en la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) y se basan en el respeto a la dignidad humana. La Iglesia cree y promueve una economía que privilegie la dignidad, el bien común y la solidaridad.

A la izquierda el P. Giorgio Peroni junto al P. Antonio Polo, párroco de Salinas de Guaranda y animador del grupo empresarial “El Salinerito”.

El evento contó con la participación de más de treinta representantes de casi todas las jurisdicciones eclesiásticas del Ecuador y el apoyo de expertos de organizaciones de la Iglesia, sociedad civil y el Estado.

Congreso Nacional de la Fe: caminar, edificar y confesar El pasado año, el Papa Benedicto XVI convocó al Año de la Fe. Éste inició el 11 de octubre de 2012 y finalizó el 24 de noviembre de 2013, en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. La Iglesia ecuatoriana culminó esta experiencia con el Congreso de la Fe, que se celebró en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, del 13 al 16 de noviembre. Durante el evento, se invitó a tener “el valor de caminar en presencia del Señor, con la cruz del Señor; de edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor derramada en la cruz; y de confesar la única gloria: Cristo Crucificado.” (Papa Francisco). Para la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, organizadora del evento, “nuestras comunidades necesitan renovar su impulso misionero y evangelizador”. De tal forma, este Congreso será un momento de gracia que debe traducirse en una presencia más decidida de los creyentes en las calles y en los caminos, buscando soluciones a los problemas sociales y con un gran deseo de comunicar la alegría de la fe.

24


Info Cáritas

Gaudium et Spes, un documento que exige respuestas a los problemas sociales Desde hace 50 años, el Concilio Vaticano II y la Constitución “Gozo y Esperanza” (Gaudium et Spes) iluminan nuestra realidad y nuestra misión como Iglesia. Es por ello, que Cáritas Ecuador dedicó las Jornadas Nacionales de Pastoral Social a revisar y revivir este documento, considerado como una de las expresiones más significativas de la dimensión social de la Iglesia. Las Jornadas, que se realizaron en Quito entre el 23 y el 25 de septiembre de este año, contaron con la presencia de 80 agentes de pastoral, que reflexionaron sobre la labor de Cáritas frente a las nuevos retos sociales y políticos que presenta el Ecuador de hoy. La Gaudium et Spes cobra vigencia cuando nos pide insistentemente dar respuesta a los problemas sociales de fondo. Para Mons. Julio Parrilla, presidente de Cáritas, la labor social a la que está llamada la Iglesia es hoy cuestionada por las políticas estatistas, “pero tendremos a los pobres siempre con nosotros y por eso la Iglesia tiene entrañas para responder a las necesidades del ser humano”.

Cáritas se mueve en la lucha contra el hambre en el mundo El 10 de diciembre es el lanzamiento de la Campaña “Una sola familia humana, alimentos para todos”. Ésta es la primera Campaña Global de la Red Cáritas en el mundo, para la movilización en torno a la Erradicación del Hambre. Esta iniciativa de Caritas Internacional arrancará este año con la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos y se extenderá hasta el mes de mayo del 2015. Todas las organizaciones de Cáritas del mundo serán parte de la campaña, lideradas por el Santo Padre. Se pondrán en marcha distintas acciones para la movilización ciudadana, la incidencia y el cambio. Entre las actividades más destacadas, están la organización de un Foro Global sobre el Derecho a la Alimentación, la otorgación de un premio internacional que gratifique la lucha contra el hambre a una organización social o persona individual, y la unión de todas las Cáritas en una “Semana de Movilización por el Derecho a la Alimentación” en el 2014. Esta campaña nos invita a unirnos a la red mundial y a abrir los ojos y el corazón al escándalo del hambre que sufren 1 000 millones de personas en el mundo.

25


Cáritas cumple 58 años de servicio a las poblaciones más vulnerables en Perú Por: Karla Auza Valdivia Cáritas Perú “La Cáritas es la caricia de la Iglesia a su pueblo. Es el amor de la Madre Iglesia que se acerca, acaricia, ama” (Papa Francisco)

Cáritas del Perú cumple 58 años brindando bienestar a las poblaciones pobres y alejadas del país, a través de programas y proyectos de desarrollo humano integral. Está conformada por una red de 48 Cáritas diocesanas, distribuidas en los 24 departamentos del Perú.

dormante para la alimentación del ganado, lo que ha permitido el aumento de la producción de leche, para transformarla en derivados lácteos de buena calidad que hoy se comercializan en el mercado nacional”, refiere Jorge Lafosse, secretario general de Cáritas del Perú.

Su labor está orientada por siete ejes estratégicos: dignidad de la persona humana y desarrollo social integral; desarrollo económico productivo, promoción de trabajo digno y asociatividad; gestión de riesgos, atención de emergencias y reconstrucción; promoción de la responsabilidad social y del voluntariado; gobernabilidad y construcción de ciudadanía; gestión integral del medio ambiente; y fortalecimiento y desarrollo institucional de la red.

En salud se desarrolla la estrategia de las educadoras comunales en nutrición, las cuales contribuyen a la reducción efectiva de la desnutrición crónica infantil y la anemia. Se apuntalan procesos con madres y familias, para el cuidado del niño y su crecimiento sano. Se impulsan modelos de educación inclusiva, para el acceso de niños con discapacidad a la educación básica regular. Asimismo, Cáritas culminó de manera exitosa la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto en Ica en el 2007.

En la actualidad, están en ejecución 40 proyectos con un presupuesto total de USD 8,2 millones, que permiten beneficiar a 70 000 familias peruanas. Estos proyectos son financiados por empresas, fundaciones, fondos contravalores, Cáritas hermanas e instituciones públicas y privadas. Entre nuestros principales logros se encuentran las cadenas productivas y derivados lácteos, los cuales han tenido incidencia en la mejora del nivel socio-económico de las familias campesinas pobres que viven en las zonas altoandinas del Perú. “Hemos mejorado la calidad de vida de las familias campesinas con la siembra de alfalfa

26

La base del trabajo es la promoción del desarrollo humano integral, poniendo siempre en el centro a la persona humana en su integralidad, personal y comunitaria, que por ser creada a imagen y semejanza de Dios debe ser tratada con dignidad y respeto. Este nuevo año, Cáritas del Perú encuentra el desafío de continuar construyendo mejores oportunidades de desarrollo para las personas, con criterios de eficiencia y sostenibilidad, pero a la vez mostrando, a través de su trabajo, el rostro misericordioso de Dios en medio de los pobres.


27


Las finanzas populares tejen una red de confianza Por: José Tonello

M

onseñor Cándido Rada, quien fuera el primer Obispo de la Diócesis de Guaranda (1958), insistía en que si somos seguidores de Jesús hay que creer en los más pobres y servirlos con obras concretas. Como Presidente de Cáritas de Ecuador, repetía: “He creído en los que nadie cree”. Se refería a los pobres. Para dar respuesta al llamado que hiciera el Papa Paulo VI en la encíclica Populorum Progressio (1967), de crear un “fondo común” para la “asistencia a los más desheredados” en la perspectiva

Fotos: FEPP

28

de un “desarrollo solidario de la humanidad”, monseñor Rada lideró en 1970 a un grupo de laicos, sacerdotes y obispos para fundar el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP), como un pequeño fondo de crédito que tenía la única visión: creer en los más pobres. Crédito viene de “creer”, confiar en la capacidad de las personas, especialmente de los pobres, los campesinos y los indígenas. Creer en la gente implica fortalecer sus organizaciones, sus capacidades a través de la capacitación y la formación profesional y sus resultados a través de la asistencia técnica

“Se crea bienestar familiar con el ahorro constante”


“Los finanzas populares crean riqueza, nuevas capacidades y nuevos retos” y la creación de pequeñas empresas familiares y comunitarias. El fondo, en 25 años, llegó a un equivalente de más de USD 4,5 millones. Se especializó a través de Codesarrollo (Cooperativa Desarrollo de los Pueblos -traducción de la Populorum Progressio-) y ahora se aproxima a los USD 100 millones de cartera de crédito. Pero la cantidad no importa, lo valioso es que más de 2 000 organizaciones populares han sido fortalecidas, se han creado más de 500 empresas comunitarias y más de 10 000 empresas familiares. Asimismo, se han potenciado más de 400 estructuras financieras locales (EFL); se ha profesionalizado a más de 20 000 jóvenes campesinos y de sectores populares; se han legalizado más de 650 000 hectáreas de organizaciones y comunidades; se han construido cerca de 7 000 viviendas populares; se han hecho proyectos de riego, agua potable, escuelas, centros comunitarios, caminos, etc.

El Papa Paulo VI y Mons. Cándido Rada (1974). Creación del FEPP con la bendición del Papa.

Hoy se habla de la crisis financiera internacional y al mismo tiempo de la felicidad. Hay quienes se concentran en el “cuánto”, cuánto se gana, cuánto se pierde, cuánto se disfruta, cuánto cambian los índices, cuánto se debe invertir o restringir para evitar los riesgos. Y el cuánto, a la final, se refiere a cantidad de dinero. Así, la confianza en las personas va quedando de lado; estas no son más que clientes. Pero “nadie puede servir a dos señores” nos dice Jesús en su evangelio, recordándonos a través de muchos

ejemplos que “en el Reino de Dios los últimos son los primeros”, y que es el amor y la solidaridad entre las personas, entre los “próximos”, lo que lo construye. En ese sentido, el camino siempre es defender el crédito como el creer en las personas, en las finanzas con rostro humano, en la persona como el centro de atención por sobre el dinero, por sobre el proceso de crédito. Y esto pasa por confiar en la gente que se organiza, que va creando estructuras financieras y redes para el beneficio de toda la comunidad, de todas las familias, bajo un sistema cooperativo, en el que los socios deciden el futuro de sus organizaciones. Esta visión de las finanzas populares, partiendo del ser humano, plantea retos y prácticas de solidaridad, equidad, justicia y responsabilidad. Las personas no son un simple cliente más, sino un socio con compromisos, responsabilidades y deberes, porque la propiedad es de todos y porque el crecimiento depende de todos. Y de todas, porque esta mirada presta especial atención a quienes fueron relegados, marginados o explotados, por lo tanto a las mujeres, a los jóvenes, a los niños. Es increíble ver cómo en tantas cooperativas, cajas o estructuras de ahorro y crédito, el liderazgo lo van asumiendo las mujeres y los jóvenes. El trabajo es duro, a largo plazo, sacrificado pero lindo, como son lindas todas las cosas cuando se hacen por amor y por la gente.

29


El banco comunal siembra fraternidad Fotos: Unión Católica de Apoyo al Desarrollo Comunitario -UCADE

E

l banco comunal es un esquema de finanzas populares que se diseñó para facilitar el acceso a crédito para las personas más necesitadas en poblaciones urbano-marginales y rurales, excluidas del sistema financiero tradicional. Más allá de ser una alternativa financiera, se constituye como un espacio social para la gestión y construcción comunitaria. Los amablemente llamados “banquitos comunales” sólo se constituyen en los recintos, comunidades, barrios o localidades que pueden financiar sus actividades con sus propios recursos, o con fondos provenientes de programas o proyectos ligados al desarrollo de sus integrantes. Cada banquito está integrado por un promedio de 25 personas, en un 90%

mujeres. Ellas reciben créditos pequeños sin las exigencias de las garantías convencionales, para el fomento de sus actividades productivas. Además, las socias y socios cuentan con una capacitación y asistencia técnica para lograr su sostenibilidad económica y mejorar su nivel de producción, autoestima y liderazgo. En los grupos, las mujeres se organizan para mejorar su salud, compartir experiencias y enriquecer sus conocimientos, fortalecer la convivencia y fraternidad, y participar, organizar y liderar actividades de beneficio comunitario.

Los bancos comunales están regulados por la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria -EPS, de acuerdo con la Ley Orgánica de EPS, y pertenecen al sector financiero de esta rama.

El crédito y el ahorro se mantienen vinculados por la confianza y la solidaridad entre los miembros del banquito.

Testimonio: Susana Flores es presidenta de un banco comunal de la parroquia Yanayacu, en el cantón Quero, Tungurahua. “El banco comunal es como una familia. Tenemos 4 años de vida y nació con 24 personas. Pero como toda familia, ha crecido progresivamente hasta contar hoy con 41 socios. Es muy importante para nuestras vidas participar del banquito. Hemos podido reunir a más personas, incluso a las de más bajos recursos de la comunidad. Vemos cómo con las inversiones que hacemos vamos mejorando nuestras casitas o nuestros proyectos de crianza de animales”.

30


Tras el paso del tifón Haiyan, la ayuda humanitaria es urgente en Filipinas Por: Ryan Worms Cáritas Canadá

L

os cables eléctricos se entremezclan con un sinnúmero de árboles arrancados de raíz, en los bordes de las carreteras que conducen a San Remigio y Medellín, en Filipinas. Las casas que no fueron destruidas completamente llevan las marcas de la furia extrema del tifón Haiyan, que azotó a la isla del Pacífico desde el 8 de noviembre y dejó más de 4 000 fallecidos, al menos 1 600 desaparecidos y 18 000 heridos.

Foto: Cáritas Internationalis

“La solidaridad es muy importante para las Filipinas”, dice Trixie Suárez, directora de la escuela Singapur en Cebu. “Nuestros estudiantes y sus profesores organizan eventos para re-

caudar fondos que nos permitan, junto con Cáritas, ayudar a las poblaciones afectadas por los desastres naturales en nuestro país”. Suárez y quince estudiantes, con miembros de Cáritas Cebu, distribuyen la ayuda alimentaria y de primera necesidad a las víctimas del tifón Haiyan. San Remigio y Medellín, ahora carecen de alimentos y de materiales para construir refugios temporales. La ayuda internacional se enfrenta a retos logísticos difíciles para la distribución de los bienes necesarios a las personas. En este contexto, los paquetes alimentarios preparados por los estudiantes atraen rápidamente una multitud de centenares

31


Foto: Cáritas Internationalis

de víctimas, que tienen la esperanza de encontrar algo para comer y de cualquier cosa que les permita construir un refugio para sus familias. A pesar de las necesidades urgentes, la distribución se hace con orden y los sobrevivientes de San Remigio y Medellín dan la bienvenida con alegría a los equipos encargados de entregar los alimentos. Los sobrevivientes del Haiyan demuestran su solidaridad. Vilma está en la fila, con dos niños pequeños, esperando la entrega esperada, pero no deja de preocuparse por sus vecinas: “Soy una viuda con dos hijos y nuestra casa no tiene tejado, está muy dañada,

pero afortunadamente contamos con un pequeño galpón y un techo que no se cayó; además tengo algunas reservas de arroz; pero Thelma no tiene casa ni comida ni ropa; ella perdió todo. Vive con su hijo y está embarazada de 8 meses. Emma también perdió su casa y tiene cinco hijos pequeños”, dice con preocupación. “A ellas hay que ayudar primero, yo puedo esperar”, reconoce. La solidaridad que muestran los sobrevivientes del tifón es una inspiración para redoblar esfuerzos y mantener la movilización internacional para que puedan superar las tragedias que hoy les ha tocado padecer.

ECUADOR ECUADORSOLIDARIO SOLIDARIO

FILIPINAS FILIPINAS

CON CON

Tu Tu a paopr toer tees eess epsepr ae n r az na zpa apr a ruanupn upeubel ob l o

Pastoral Pastoral Social Social Cáritas Cáritas Ecuador Ecuador Banco Banco Pichincha Pichincha Cuenta Cuenta de ahorros de ahorros Nº 6061914400 Nº 6061914400 RUC:RUC: 1792259479001 1792259479001

32

La colecta La colecta de las demisas las misas del 1ero del 1ero de diciembre de diciembre 2013,2013, primer primer domingo domingo de Adviento, de Adviento, será será destinada destinada a nuestros a nuestros hermanos hermanos y y hermanas hermanas de Filipinas. de Filipinas. ÚneteÚnete a este a movimiento este movimiento de amor de amor y ayuda y ayuda a los adamnificados. los damnificados.

“Hay carencia de todo, incluyendo medicinas, alimentos y agua. La comunidad internacional debe continuar ayudándonos, sabiendo que en pocos días podremos llegar a las zonas más remotas. Se espera que la operación puesta en marcha por la red Cáritas durante esta fase inicial de respuesta a la emergencia alcance a más de 36.000 hogares damnificados en un total de 11 diócesis afectadas”. Mons. Broderick Pabillo, obispo auxiliar de Manila y presidente de Caritas Filipinas


En esta Navidad

“Seamos Caricia, Seamos Cáritas”

“Cáritas es la caricia de la Madre Iglesia a sus hijos” (Papa Francisco)

Haz tu contribución en la parroquia más cercana o en:

Cuenta de Ahorros Banco Pichincha Nombre: Pastoral Social Cáritas Ecuador 32 6061914400 / RUC: 1792259479001 Número:

Corazonando 2013 II  
Corazonando 2013 II  

Nuestro lema "Derribando muros, construyendo comunidad" lo asumimos en este segundo número de "Corazonando" al enfocar las finanzas populare...

Advertisement