Page 1

M A YO D E 2 0 11 —BO L ET ÍN

No .

o y Cpnflctp Armdp Proyecto Aporte al Bienestar Integral de las Niñas Rurales

Caloto (Cauca): Tres niños indígenmas heridos en ataque de las Farc.

1 5

Arauquita (Arauca): Policía coarta marcha del día del trabajo.

Tame (Arauca): Bombardeos entre fuerza pública y guerrilla atemorizan a civiles

ABINR Organizaciones Humanidad Vigente y DNI Colombia Coordinadora Olga Lilia Silva Comunicación e incidencia Silvia Carolina Parra R. Pasante de Comunicación Yeida Barrera

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea, AECID y Tdh Alemania. El contenido de la presente comunicación es responsabilidad de los autores y no compromete a las organizaciones cooperantes.

Tame (Arauca): Ejército se refugia en vivienda de civiles violando DIH

Los conflictos bélicos constituyen uno de los mayores problemas que en materia de desarrollo afronta la comunidad internacional. Más allá del sufrimiento que causan, son fuentes de pobreza, desigualdad y estancamiento económico. A menudo los niños y los sistemas educativos se encuentran expuestos a la violencia en la primera línea del conflicto. Fuente: Unesco


PÁGINA 2

NIÑAS Y CONFLICTO ARMADO

ptc Ejército destruye casa de familia campesina en Arauquita Desde el 14 de mayo de 2011 el Ejército bombardea día y noche las veredas de Sinai y San Juan de Reinera, en zona rural de Arauquita, Arauca. La casa de un civil quedó totalmente destruida y se alertan sobre ataques cerca a la casa de una profesora que vive con 7 niños que se encuentran asustados y en riesgo. Leer más

Tribunal Superior definirá caso de niños asesinados en Tame

Militares, víctimas y el derecho a la defensa

Por novena ocasión el proceso fue aplazado por requerimientos de la defensa del indicado, el suboficial (r) Raúl Muñoz, quien busca que se decrete la nulidad.

La idea de que la defensa técnica de militares incluya eventual asistencia ante la Corte Penal Internacional genera polémica. Detractores y defensores de la norma exponen sus argumentos.

Leer más

Leer más

Grave situación de desapariciones y violaciones a niñas y jóvenes afros en Tumaco y el Pacifico flicto social y armado que vive el país y que afecta diferencialmente a la población negra/afrocolombiana y de manera particular a las mujeres adultas, jóvenes y niñas.

Escrito por: Fundación Mujer y Futuro Publicado: Mayo 30/2011 En Tumaco, y en toda la costa Pacífica, están pasando cosas aberrantes en medio del con-

Hemos denunciado la situación de las mujeres negras/afrocolombianas quienes en medio del desplazamiento o confinamiento forzados, son víctimas de violencias sexuales, físicas y emocionales. Hoy en día, en Tumaco, las violaciones sexuales a las niñas y adolescentes, con edades entre 9 y 17 años, se han incrementado de forma alarmante. Es una realidad que en nuestra comunidad, niñas entre los 9 y 13 años de edad están embarazadas por primera vez, y

ya entre los 13 y 15 años, son madres de dos hijos, y de 14 a 17 años tienen de 3 a 4 hijos, como consecuencia de violaciones ejercidas por sus padrastros, vecinos e integrantes de grupos armados ilegales. Actualmente, la desaparición forzada seguida de la violación sexual y el asesinato con sevicia, es una constante en los barrios y en zonas rurales de nuestro municipio. Se conocen casos de violación sexual de niñas de 2 a 7 meses de edad, y es escalofriante el de una niña de 3 meses de nacida que fue totalmente desmembrada. Esta situación obliga a las madres a estar confinadas en


MAYO DE 2011—BOLETÍN No. 15

sus casas por miedo a dejar a sus hijas solas, ya que las menores corren el riesgo de ser raptadas y desaparecidas. También se conocen casos en los que niñas y niños pequeños, obligados a practicar sexo oral a los violadores, tienen graves lesiones e infecciones bucofaríngeas. Toda esta degradante situación se presenta en buena parte de los barrios periféricos de Tumaco, como Vientolibre, Candamo, Exportadora, La Carbonera, Brisas del Aeropuerto, entre otros. Además, en esta semana, reportes comunitarios afirmaron que entre jovencitas y niñas, 7 están desaparecidas, dos de ellas de la vereda de Chilví. De este grupo, dos fueron encontradas violadas y asesinadas y del resto, corren rumores de estar enterradas en barrios como Los Ángeles, California, Unión Victoria. Y mientras se escribe este comunicado, llega un plegable, buscando a otra niña desaparecida desde el jueves 19 de mayo, se trata de KARINA LISETH ESTACIO BERMUDEZ. Ante el escalamiento de las Vea cómo las niñas indígenas del Vaupés expresan sus saberes culturales por medio de dibujos

PÁGINA 3

violencias contra las mujeres, jóvenes y niñas, hasta ahora, ningún organismo estatal se ha apersonado de esta grave problemática. Por ello exigimos de la Presidencia y Vicepresidencia de la nación, así como de la Fiscalía General, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General, acciones concretas que en asocio con las instancias municipales, contribuyan a garantizar el DIH y los derechos humanos de las mujeres, así como las investigaciones necesarias para superar la impunidad de estos crímenes.

Cuando el crimen viola el cuerpo y lo asesina Escrito por: Freddy Yépes Fuente: aporrea.org Publicado: Mayo 03/2011 Existen crímenes que son abominables por la triple y más crueldades que implican o llevan por dentro. En toda guerra, incluso en la más revolucionaria, se cometen hechos repugnables que ni tienen el perdón de Dios ni tampoco de las propias fuerzas a las que pertenecen los criminales. El mundo conoció del horrendo crimen cometido por miembros de las fuerzas militares de Colombia en Arauca donde las víctimas

fueron una niña y dos niños, todos hermanos. Pero hay actos más horribles y repugnantes que el mismo crimen. Conozcamos parte de esa verdad irrefutable. Un padre salió confiado a su labor de campo dejando a su hija y sus hijos en su casita. Nada sospechaba de sorpresa maligna que le rondaba su humilde hogar. Fuerzas de la Brigada Móvil Nº 5del Ejército colombiano andaban merodeando o patrullando la zona en busca de información sobre el paradero de la insurgencia. Aparentemente la vereda Flor Amarilla estaba tranquila y


PÁGINA 4

A las pocas horas unos vecinos se percataron que la niña Yenni (14 años) y los niños Yimmy (9años) y Yefferson (6 años) no se encontraban en la casita. Preocupados, fueron en busca del padre para notificarle el hecho. Varios de los habitantes, junto al padre de la niña y los niños, iniciaron la búsqueda siendo infructuosa por varias horas. Al cabo de otro rato, lo inesperado, lo indeseable para cualquier padre, lo insólito, lo tenebroso y tembloroso, lo terriblemente doloroso: hallaron los cuerpos de Yenni, Yimmy y Yefferson muertos con evidentes signos de torturas, degollados y la primera violada. El padre quería morir de dolor y de tristeza pero también de rabia y de impotencia. Sus acompañantes quedaron como petrificados, como si a cada uno le hubiese dado una parálisis total. El dolor y la impotencia adquirieron carácter colectivo. Para el Caño Tembladores comenzó el martirio que corrió tan veloz como el jaguar que persigue a una presa de menor velocidad que él. La infausta noticia traspasó la

frontera de la vereda Flor Amarilla, galopó por Tame, siguió por todo el Arauca, continuó por toda Colombia y voló bien alto denunciando el crimen por todo el globo terráqueo. Los autores del crimen, guardando el más absoluto silencio, creyeron

L

en la seguridad perpetua de la impunidad. El semen de los monstruos violadores y asesinos había quedado denunciando el crimen en la entraña de Yenni. Sangre, sudor y lágrimas se mezclaron para que el dolor fuera intenso, la rabia se expandiera como

Cfr

57.000 personas desaparecidas, de ellas 15.300 víctimas de desaparición forzada, más de 6.000

mujeres y niño/as ... Fuente: Humanidad Vigente

Fre del me

“La Fuerza Pública ha llegado a las planteles a ofrecerles a los niños galletas, bombones, plata, para que les ayuden a repartir esos volantes de recompensas. Hoy vemos muchas expresiones en los menores, que corresponden a los actores armados” Fuente: El Espectador

más concretamente el Caño Tembladores, que después – sin que sus habitantes lo desearan- temblaría de terror.

NIÑAS Y CONFLICTO ARMADO


MAYO DE 2011—BOLETÍN NO. 15

Cpnpzc:

PÁGINA 5

Pobreza infantil en América La-

tina y el Caribe. Un estudio realizado por la Cepal y la Unicef. viento enfurecido y la impunidad temblara de pies a cabeza. El “falso positivo” era una verdadera prueba del crimen en negativo. Inmediatamente, los de arriba que son los que gobiernan de espalda a las realidades, se buscaron y se inventaron mil maniobras, mil mentiras o argumentos, mil escaramuzas para salvar el honor de la doctrina de la “Seguridad Nacional”. Los militares colombianos y los políticos al servicio de la oligarquía y del imperialismo no encontraron paracos ni sicarios ni tontos útiles que se prestaran para achacarse el crimen y salvar a los criminales de su perfidia. “Los campesinos son la montaña que ampara a los guerrilleros”, se dice hasta en una canción vallenata, cuya autoría es de un insurgente. “Los campesinos son el agua que garantiza la vida a los peces y éstos son los guerrilleros, por lo cual hay que quitarle la primera a los segundos”, dicen los expertos militares y los ideólogos políticos que planifican la guerra contra la insurgencia. Fue tan bochornoso, tan repudiable y tanta la indignación causados por el crimen que el general del Ejército, Alejandro Navas, a sabiendas de la verdad, quiso confundir a la opinión pública colombiana y a la mundial señalando la ridiculez de que la guerrilla se había infiltrado en las fuerzas militares para cometer crímenes abominables como el de Caño Tembladores. Las flores amarillas del campo desmintieron la desfachatez del general. No hubo metodología posible de tapar el sol con un solo dedo. Otra niña (13 años) violada terminó de destapar la olla podrida. Una mujer, seguramente madre, miembro de la Cámara de Representantes hizo una pronunciación sobre el terrible suceso, pero nada de críti-

Fuente: Adital ca a los militares que cometieron el crimen. Se fue por la tangente olvidando que las pruebas estaban demasiado remarcadas en la hipotenusa; trató de buscar una salida salomónica acusando a espías e infiltrados que tratan de mancillar el honorable Ejército de Colombia. Pero no se detuvo allí sino, peor aún, hizo una solicitud de que se perdonara a las víctimas como si éstas hubiesen sido los victimarios. ¡Terrible que una madre de esa calaña, sea representante de comunidades en un parlamento! Quieran Dios y el pueblo nunca a un hijo o una hija de esa representante le suceda algo parecido a la niña Yenni o a los niños Yimmy y Yefferson. Seguramente exculpará a los autores (si fuesen militares) para acusar a la insurgencia de venganza retaliativa. El gobernador de Arauca, casi tartamudeando y golpeado por la verdad que conocía, intentó hacer una defensa magistral, al estilo jurídico romano, de los criminales aplicando política celestiniana para que la población olvidara el crimen y todo quedara en “santa paz” bajo el manto de la impunidad. Los medios de comunicación al servicio del militarismo y de la aberración callaron lo que debían decir para decir lo que convenía a favor de los criminales y de la impunidad. Acusaron a Yenni, Yimmy y Yefferson de ser víctimas de la insurgencia, como si ésta los hubiese asesinado. La verdad, a los periodistas que mintieron descaradamente en el crimen, les resulta muy costosa, porque si la dicen quedan desempleados y perseguidos por el crimen que se cree no paga.

Leer más...

Niñas y conflicto armado. Boletín No. 15  

Boletín Informativo. Mayo de 2011. El presente Boletín es una selección de noticias relacionadas con el tema de los efectos del conflicto ar...