Issuu on Google+

8 Nota

Rinde homenaje la Cineteca Nacional a Carlos Fuentes con ciclo

C

on una obra prolífica que abarca más de cincuenta novelas, relatos y ensayos, Carlos Fuentes, ganador de los Premios Cervantes, Rómulo Gallegos y Príncipe de Asturias, entre otros importantes reconocimientos, fue una de las figuras más sobresalientes de la literatura y la cultura mexicana. A pesar de que su legado quedó plasmado en tinta y papel a nivel nacional e internacional, el escritor fallecido recientemente, dejó también una importante huella en el séptimo arte. Por tal motivo, Conaculta Cine, a través de la Cineteca Nacional, realiza un homenaje fílmico para recordar sus incursiones en la cinematografía con el ciclo Fuentes en el cine, el cual se llevará a cabo del martes 3 al domingo 29 de julio en tres sedes alternas de la Cineteca: la Sala Molière del Instituto Francés de América Latina (IFAL); el Cine Lido, en el Centro Cultural Bella Época, y el Auditorio Alfonso García Robles en el Centro Cultural Tlatelolco (CECUT), además de una función el sábado 7 en el Centro Cultural España. Cabe mencionar que el 3 de julio el ciclo se inaugura en el IFAL con el filme El gallo de oro, a las 20:00 hrs. Fuentes en el cine incluye, entre otros títulos, El gallo de oro (1964), clásico del cine nacional dirigido por Roberto Gavaldón, y cuyo guión, basado en un argumento de Juan Rulfo estuvo a cargo de Fuentes y su colega colombiano Gabriel García Márquez. Basadas también en obras de Rulfo, se exhibirán Pedro Páramo (1966) y ¿No oyes ladrar los perros? (1975), ambas interesantes aproximaciones de Fuentes al universo rulfiano, habitado por fantasmas, violencia, injusticia social y tragedia, en las cuales el autor supo transformar lo poético en imagen concreta. A estos filmes se suman Los bienama-

dos (1964) y Amor, amor, amor (1964), donde el autor colabora de manera muy cercana con Juan Ibáñez, con el mediometraje Un alma pura y el episodio Las dos Elenas, respectivamente. La mancuerna artística Fuentes-Ibáñez alcanzó su mayor punto con Los Caifanes, película que también se encuentra programada dentro de este homenaje fílmico y que representó un parteaguas al dar a conocer a una nueva generación de actores que más tarde cobrarían importancia en el ámbito artístico

Su vasta obra también fue llevada al cine en numerosas ocasiones, tal es el caso de Aura, una de sus novelas más importantes, inmortalizada en celuloide en Italia en 1966 bajo el nombre de La Strega in Amore. Otras conocidas adaptaciones de su trabajo son La Cabeza de la Hidra (1981), con la dirección de Paul Leduc y Gringo Viejo (1989).

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

De La Jornada en línea

> LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 Año 13 No. 721

y participó en él de múltiples formas, tanto como guionista —escribió 22 guiones—, como actor e incluso director, mientras que en otras ocasiones fue programador y crítico cinematográfico. Su vasta obra también fue llevada al cine en numerosas ocasiones, tal es el caso de Aura, una de sus novelas más importantes, inmortalizada en celuloide en Italia en 1966 bajo el nombre de La Strega in Amore. Otras conocidas adaptaciones de su trabajo son La Cabeza de la Hidra (1981), con la dirección de Paul Leduc y Gringo Viejo (1989). Su labor como programador de cine en diversos espacios culturales nacionales e internacionales también fue destacada.

CICLO FUENTES EN EL CINE: El gallo de oro (Roberto Gavaldón, 1964) Los bienamados (Juan José Gurrola y Juan Ibáñez, 1964) Amor, amor, amor (Benito Alazraki, Miguel Barbachano Ponce, Héctor Mendoza, José Luis Ibáñez, 1964) Tiempo de morir (Arturo Ripstein, 1965) Pedro Páramo del país —el músico Óscar Chávez, y los ac (Carlos Velo, 1966) tores Sergui Jiménez, Eduardo López Rojas y Los Caifanes Ernesto Gómez Cruz—, además de instaurar (Juan Ibáñez, 1966) un nuevo estilo de pensar el cine. La program- Muñeca reina ación se complementa con Tiempo de morir (Sergio Olhovich, 1971) (1965), Muñeca reina (1971), Aquellos años Aquellos años (1972) y Gringo viejo (1989). (Felipe Cazals, 1972) ¿No oyes ladrar a los perros? El autor de clásicos de la literatura nacional como La región más transparente (François Reichenbach, 1975) (1958) y La muerte de Artemio Cruz (1962), Gringo viejo siempre fue un apasionado del séptimo arte (Luis Puenzo, 1989)

Medio siglo sin William Faulkner


2

Í

n d i c e

E

De nuestra portada William Faulkner foto: Archivo

L

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

d i t o r i a l

Retrata documental trabajo de Salas de Lectura en el país

a cinta muestra el trabajo voluntario de la sociedad civil en favor del libro y la lectura en comunidades de Morelos, Sonora, Michoacán, Baja California, Campeche, Oaxaca, Hidalgo y Sinaloa. “En el 2011 tuve el gran placer de dirigir un documental sobre el Propag. 3 grama Nacional Salas de Lectura del Conaculta. Durante varias semanas, mi Notimex equipo de rodaje y yo viajamos por ocho estados del país, conociendo algunas de las más de cuatro mil Salas de Lectura que funcionan en comunidades donde el acceso al libro es limitado”, comparte Paulina del Paso, directora del docuAdela Mac Swiney mental Salas de Lectura. Un cuento a varias voces, producido por la Dirección Presentará Pitol en Madrid colecciones de libros de UV General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, con el apoyo del Centro de pag. 4 Capacitación Cinematográfica (CCC) y Pimienta Films. William Faulkner Las Salas de Lectura retratadas en este documental de 36 minutos se pag. 6 localizan en lugares remotos del país: una comunidad escondida en la sierra Notimex oaxaqueña; vieja estación ferroviaria hidalguense; un pueblo de inmigranAlistan en Salamanca congreso sobre educación tes indígenasuna en el norte del país; una comunidad de hablantes de maya en y cultura iberoamericana Campeche; o un pueblo de calles empolvadas en Sonora, donde a veces falta el Pablo Porciuncula agua pero no los niños que se reúnen en el patio de una casa para leer. Halladas en Uruguay huellas fósiles del animal En el filme, Reyna, lectora en braille de Campeche, comparte su deseo por que el PNSL crezca aún más en todo el país: “Es importante que se más antiguo de la Tierra sigan abriendo más Salas de Lectura para llegar a los rincones en donde no pag. 7 hay acceso a estos libros, en donde hay gente que no conoce de los libros y de Ana Delmy Amaya Aguilar lo maravilloso que esto es. El braille ha sido mi vida durante mucho tiempo porque mis amigos, mi mundo, mi gente fueron los libros. No es lo mismo que lo escuches, a que tú lo vayas leyendo y lo vayas sintiendo”. “Los mediadores de lectura nos sorprendieron por la dedicación y absoluta entrega a un trabajo voluntario que hacen por el simple placer de compartir. Nos quedó claro que ellos son el corazón de este Programa: sin mediador no hay Sala de Lectura y sin Sala no hay lectores”, asegura la directora Paulina del Paso, quien durante más de 15 años ha recorrido con sus trabajos varios festivales de cine nacionales y extranjeros. Entre sus obras destaca el documental La Guerrera (México, 2009). En 1996 se creó el Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL) con irector eneral el propósito de integrar comunidades de lectores en sitios donde el acceso al libro es complicado. Actualmente es el modelo más exitoso de promoción de la lectura de la sociedad civil en nuestro país. Mtra. Adriana Quintana Para llevar a cabo este trabajo, la DGP del Conaculta y las instituciones de cultura de los estados ofrecen gratuitamente el Diplomado para la ProfeCoordinación General sionalización de Mediadores de Lectura, en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a través del cual se forma a los voluntarios que compartirán libros y conversaciones en sus comunidades. Una vez iniciada Consejo Editorial la formación, se les entrega un acervo inicial con 100 libros para que puedan abrir su Sala de Lectura. MARTíN MENDO CANTÚ (†) Actualmente existen alrededor de cuatro mil 500 Salas de Lectura activas en todo el país, dirigidas por mediadores que contagian su pasión por los OLGA FRESNILLO OLIVARES libros en sus comunidades; hombres y mujeres que con su generosidad y entusiasmo logran que la lectura llegue a todos los rincones del país.

Se recuerda al escritor mexicano Germán Dehesa, a 68 años de nacido

El Sacerdote

A medio siglo de la desaparición material de William Faulkner

• DIRECTORIO •

Lic. Felix Garza Elizondo D G

GRACIELA RAMOS DOMÍNGUEZ

Tomado de La Jornada

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

A medio siglo de la desaparición material de William Faulkner

“E

s difícil leerlo, salvo algunos casos”, opinan algunos críticos, con relación a la narrativa del escritor norteamericano William Faulkner.( 1897-1992). Lo cierto es que, Faulkner, tiene ese gusto por desembarcar en cualquiera de los puntos de su narración, sin haber dado noticias de los antecedentes que han desencadenado aquella situación que va narrando con minuciosidad. Es considerado uno de los creadores de ficción, más importantes de las letras del S. XX.y la crítica lo sitúa, a la altura de Marcel Proust, Franz Kafka, James Joyce. En sus novelas se destacan el drama sicológico y la profundidad emocional, usó para ello una larga y minuciosa prosa. Creó técnicas literarias innovadoras como el monólogo interior , la inclusión de múltiples narradores o puntos de vista y los saltos en el tiempo, dentro de la narración. Está también presente, y muy a menudo, la idea del pasado edénico, podría llamársele, una visión sin tiempo, o una visión no histórica, que existe en el ser humano, antes de sus complicaciones. Irving Howe (crítico literario y social Estadounidense) lo llama “Un pasado apartado del tiempo histórico, un edén, que coexiste con la sociedad pero que no debe tomar por sociedad quienes acuden a él, en busca de vivificación y purificación…” En las novelas la figura del pasado edénico queda simbolizado de varios modos; en el estado inocente descrito en Absalóm Absalóm, o en la visión de la realidades detenida, estática silenciosa, del camino a Jefferson en el primer capítulo de la novela Mientras yo agonizo. Faulkner, Influye grandemente, en Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Carlos Onetti, Juan Beult, Gabriel García Márquez, Vargas Llosa , Jorge Luis Borge , entre otros. “El monstruo de la literatura”, como le llaman sus estudiosos, nació, en New Albany Estado de Misisipi, el 25 de septiembre de 1897, hijo mayor de una familia tradicional del sur de Estados Unidos. Su obra ha sido influenciada por el ambiente general del Misisipi, lo cual marcó

su carácter típico de sureño, el que fue constante y que significó, la base de todas sus recreaciones literarias. Durante la Primera Guerra mundial ingresó como piloto a la Real Fuerza Armada Británica, al regresar a su ciudad natal entró como veterano en la Universidad de Misisipí de donde se retiró para dedicarse a escribir. Faulkner, no aceptó la situación de post guerra de su patria, y se dedica a escribir poemas, sin mucho colorido, no obstante, en ellos proyecta un contenido que más tarde sería realizado a plenitud en la mayoría de sus narraciones. Su primera novela fue LA PAGA DE LOS SOLDADOS, en ella, se habla del sur colonizado por la vulgaridad del norte y sobre la existencia de uno seres que son, quizás, los más trágicos de toda la obra de Faulkner, cuya obsesión era según sus propias palabras, “los problemas del corazón humano en conflicto consigo mismo”. A partir de 1950 fue redescubierto como un hombre peculiarmente dotado. Su carrera comprende tres etapas principales: época del aprendizaje (1924 -1929) en la cual , se dedicó a convertirse en un escritor. En esta etapa creó un volumen de poemas que denominó “The marble faun y La paga de los soldados (novela), en la cual se narra la post guerra; escribió -además-, una serie de dieciséis cuentos y algunas piezas teatrales. La segunda etapa es llamada Época de genio (1929 -1936) en esta época no sólo se reafirmó en su oficio y en su temática; sino que produjo una serie de novelas de primer orden en un período breve. Surgieron en esta época la obra Sartori que está constituida por una serie de novelas importantes asimismo relatos centrados en la descripción del imaginario condado de YOKNAPATAWPHA y sus habitantes, (vasta recreación de la decadencia del sur y del Condado de Lafayette, Mississipi. Sus principales títulos son: Mientras yo agonizo (1930), Santuario (1939), Luz de agosto (1932), Las palmeras salvajes (1939), Intrusos en el polvo (1948),

Semblanza 7 por Ana Delmy Amaya Aguilar

Los cuentos de idilio en el desierto (1939), Desciende Moisés (1942), entre otras. En la colección de novelas ya mencionada (“SARTORI”) identificó al Coronel Sartoris con su propio bisabuelo. Esta novela, fue la primera indicación de que Faulkner había establecido, tanto un lugar como una forma para sus obras. En la narrativa de Faulkner, hay que diferenciar aquellas novelas que tratan sobre las grandes familias de propietarios y su trágica decadencia,( entre ellas su propia familia) marcada por el destino y aquellas otras, protagonizadas por lo que están más cerca de la tierra campesina, negros trabajadores o soldados. Esta segunda tendencia es más evidente en la novela Las palmeras salvajes y otras (1939) En este sentido Flem Snopers ( personaje de sus novelas) se sitúa en el Centro de Yoknapatawpha dispuesto a tomar el relevo de todas esas familias ricas que se han ido desmoronando. Es interesante El Villorrio, el cual está constituido por 4 relatos (1930-1935) Loco por un caballo, Lagartos en el patio de Janshyd, El perro, Los caballos manchados. Estos relatos fueron adaptados y reescritos por Faulkner, para que pudieran formar parte del relato principal. La crítica identifica como sus novelas más importantes, El sonido y la furia, Mientras yo agonizo 1930, Luz de agosto 1932, Absalón Absalón y el Villorrio (1940). En 1954 escribió, Una Fábula, novela que constituye una de sus últimas narraciones, con la cual obtuvo el premio Pulitzer, ésta no ha sido conocida como una de las obras cumbres de su literatura. En 1962 escribió sus últimas obras; Réquiem por una monja y Los rateros. El período más inesperado, se cierra con la colección de cuentos, Desciende Moisés (1942) que incluye una de sus máximas creaciones del cuento largo El oso. Faulkner obtuvo, en 1950, el Premio Nobel de literatura; el Premio Pulitzer en 1955, por su novela Una fábula y en 1963 otra vez Premio Pulitzer por su obra Los rateros. El National Book Award otorga premio póstumo por su Colected Stories. El 6 de julio, se cumple medio siglo de su muerte, acaecida en Byhalia, en 1962, y como un homenaje póstumo, al escritor, la Editorial Alfaguara reeditará las novelas “La mansión”, “Intrusos en el polvo” y “Cartas escogidas”.


6 Notas Alistan en Salamanca congreso sobre educación y cultura iberoamericana De Notimex Cerca de mil investigadores, docentes y especialistas se reunirán en el Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura/ IV Congreso Leer.es, que se realizará del 5 al 7 de septiembre en Salamanca, España. Este encuentro, que ofrecerá mesas de discusión, conferencias magistrales y talleres, busca impulsar proyectos en la educación, reflexionar sobre la enseñanza y profundizar sobre la importancia de las lenguas como eje de transmisión cultural. De acuerdo con información publicada en el portal oficial del encuentro “oei.es”, las actividades inician el 5 de septiembre con la conferencia “Una vida entre libros”, a cargo de la periodista brasileña Ana María Machado, ganadora del Premio “Hans Christian Andersen”. En la programación de la primera jornada destacan la mesa redonda “Leer y comprender el arte”, en la que participarán los españoles Eulàlia Bosch y Miguel Gil, así como el colombiano

medio narrativo”, Susana de la Sierra, Gracia Querejeta, Agustín Díaz Yanes y Patricia Ferreira, reflexionarán sobre los discursos cinematográficos. Posteriormente, el público podrá apreciar los cortometrajes ganadores del Concurso Iberoamericano Guiones Cinematográficos, y luego disfrutar de un recital a cargo de Luzmila Carpio y Manuel Obregón. Las actividades del viernes 7 de septiembre ofrecerán las mesas redondas: “Lenguas indígenas y diásporas culturales”, “Comprensión lectora y nuevas tecnologías” y “El aprendizaje de la lectoescritura y la prevención del fracaso escolar: Alfabetización inicial, algo más que las primeras letras”. Esta última sesión estará a cargo de las especialistas Mirta Castedo, Teresa Colomer y Pilar Pérez Estévez. Un análisis sobre los espacios destinados para conservar y consultar diversos tipos de lit-

* Mesas de discusión, conferencias magistrales y talleres integran sus actividades Ramiro Osorio, y la conferencia “El futuro de la educación en el contexto de la globalización iberoamericana”, a cargo del ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, quien hablará sobre cómo hacer accesible la educación a todos los sectores de la sociedad. Al día siguiente se realizará la mesa redonda “La educación en la sociedad del conocimiento”, en la que participarán el catedrático César Coll, de la Universidad de Barcelona; el ex ministro de Educación Juan Carlos Tedesco y, representando al Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez. Por su parte, los periodistas Joaquín Estefanía, Bieito Rubido y Pablo Gentili participarán en la mesa “Los nuevos lenguajes en los medios”. Más tarde se realizará la mesa “El papel de los Institutos como vectores de la lengua y la cultura”, en la que intercambiarán ideas representantes culturales de México, Brasil y España. Mientras que en el debate “El cine como

eratura ofrecerá Constanza Mekis, Luis González y Monica Baró en “Las Bibliotecas como espacios de acceso a la sociedad del conocimiento”. Las iniciativas que buscan acercar la lectura a la sociedad serán expuestas por Elisa Bonilla, Inés Miret y Representante del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECyD), en la mesa “Políticas y programas de promoción de la lectura”. Por separado, el filósofo español Víctor García de la Concha dictará una conferencia magistral de cierre del Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura. El encuentro es auspiciado por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. NTX/VLU/MAY

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

Halladas en Uruguay huellas fósiles del animal más antiguo de la Tierra

U

Por Pablo Porciuncula AFP

nos científicos hallaron en Uruguay indicios del animal más antiguo de la Tierra hasta el momento: una especie de babosa que vivió hace 585 millones de años, 30 millones de años antes que todos los registros hasta la fecha, indicó un estudio publicado en la revista Science. Los investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá descubrieron en un sedimento limoso hallado en el departamento de Cerro Largo, al noreste de Montevideo, las huellas fosilizadas de un animal de cuerpo blando de un centímetro de largo que se desplazaba lentamente. Los autores principales de la investigación, los geólogos Ernesto Pecoits y Natalie Aubet, concluyeron que estos rastros fueron dejados por un animal primitivo de simetría bilateral. Además de la bilateralidad que les da el nombre, estos animales se caracterizan por tener un tubo digestivo y órganos diferenciados y por dejar una marca única al desplazarse, indicaron los científicos. Según explicaron, las características de las huellas fosilizadas dejadas por el paso de este animal bilateral indican que sus músculos le permitían moverse en los sedimentos en el fondo del océano. La forma de sus movimientos muestra una adaptación evolutiva por la búsqueda de alimento, que debía estar constituido por elementos orgánicos en los sedimentos. Los científicos tardaron más de dos años en completar su investigación y hacerla verificar por un grupo de científicos para confirmar la datación realizada con espectrometría de análisis. Los indicios anteriores de animales bilaterales, hallados en Rusia, se remontan a unos 555 millones años.

Notas 3

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

Se recuerda al escritor mexicano Germán Dehesa, a 68 años de nacido

E

l periodista, escritor, dramaturgo y columnista Germán Dehesa, quien escribió numerosos artículos y libros, y fungió como crítico de política y deportes en emisiones de radio y televisión, será recordado este domingo. Dehesa nació el 1 de julio de 1944, en la Ciudad de México. Estudió el bachillerato en el Centro Universitario México (CUM) y más tarde en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se licenció en Ingeniería Química y Letras Hispánicas, donde fue catedrático poco más de 25 años, según datos publicados en su página de “Facebook”. Fue dramaturgo y promotor cultural, además de destacar en la radio y la televisión, para medios como ESPN, en el programa deportivo “Los Capitanes”. Por otra parte, condujo el programa “El ángel de la noche”, en el entonces CNI, Canal 40, cuya temática eran entrevistas a figuras de la cultura y el arte en México. También, en 1985 participó en el programa “La almohada” y la “Mandarina mecánica”, que se transmitían por la cadena de Imevisión. Asimismo, Dehesa participó como locutor del programa “Radio Muégano”, de Radio Red, estación para la que también colaboró como especialista. Publicó en diversas ediciones del Grupo Reforma, entre las que se encuentra el sitio de internet,”El Blog del angelito”, en el cual realizó artículos como “Cara de jícama”, “Mudanza”, y “Dios y yo”. En su conocida columna “Gaceta de ángel”, Dehesa plasmó a través de ciertas anécdotas, sus ideas políticas y críticas, en las que trató temas actuales de política, sociedad y deportes. Sus escritos los concluía con el pequeño texto “¿Qué tal durmió?”, que empezó a publicar el 16 de abril de 2003, y que para 2007 contaba con mil ediciones. La pequeña sección, surgió

De Notimex

como una forma de denuncia a las autoridades, por los feminicidios ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua. Entre sus libros escritos destacan “No basta ser padre”, “Viajero que vas”, “Las nuevas aventuras de El Principito” y “Los PRIsidentes”, entre otros. Además, en su labor como dramaturgo, escribió las obras “Tapadeus”, “El gabinete de Belem”, “Borges con música” y “Neruda, no cabe duda”. Dirigió las obras de teatro “Monjas coronadas”, y “Cartas a Santa Fox”, de su autoría. En 1995 participó como actor de la película “Cilantro y Perejil”, y dos años después recibió el Premio de Periodismo Parlamentario. Juan Carlos I, Rey de España, en mayo de 2008, le otorgó el IV Premio de Periodismo “Don Quijote”, por el uso en su obra de la síntesis entre el idioma español y el habla popular mexicana. Recibió la condecoración como “Ciudadano Distinguido”, por parte del gobierno del Distrito Federal, en agosto de 2010. Poco después, por su contribución a la literatura, el arte, la cultura y la política, recibió el reconocimiento del “Club de los Industriales”, un organismo privado, cuya tradición en promover el buen comer, la cultura, el arte y la apertura de ideas. La UNAM le preparaba un homenaje el 3 de septiembre, por su trayectoria como escritor, periodista y universitario, cuando a los 66 años de edad, murió un día antes, el 2 de septiembre de 2010, a causa de un cáncer terminal, en su ciudad natal. Hace un año, en el Palacio de Bellas Artes se presentó el libro “Cuaderno de apuntes”, una compilación que recaba 10 textos del escritor. Además, colaboraron otros escritores como Federico Reyes Heroles y Pedro Serrano. NTX/VRP/AQF

Presentará Pitol en Madrid colecciones de libros de UV

E

Por Adela Mac Swiney González

l escritor mexicano Sergio Pitol, ganador del Premio Cervantes de Literatura 2005, encabezará en esta capital una serie de presentaciones de libros organizada por la Universidad Veracruzana

(UV). Pitol participará en Madrid del 3 al 6 de julio en las presentaciones de las colecciones Ficción, Sergio Pitol Traductor y Biblioteca del Universitario, esta última bajo su dirección. La colección que coordina está integrada por 45 títulos representativos de la literatura mexicana y universal y Pitol, además, firmará libros a los lectores interesados en su trayectoria literaria. Entre otras obras literarias, Pitol, miembro distinguido de la Universidad Veracruzana, ha escrito “El arte de la fuga”, “El mago de Viena”, “Pasión por la trama” y “Soñar la realidad”. Asimismo, es reconocido por traducir a escritores como Witold Gombrowicz, Jerzy Andrzejewski, Henry James, Jane Austen, Joseph Conrad, Malcom Lowry, Kazimierz Brandys, Tibor Déry y Luigi Malerba, entre otros. La Universidad Veracruzana destacó que para el escritor, el libro es un camino de salvación pues una sociedad que no lee es una sociedad sorda, ciega y muda. “Leer es uno de los mayores placeres, uno de los grandes dones que nos ha permitido el mundo, no sólo como una distracción, sino también como una permanente construcción y rectificación de nosotros mismos”, indicó Pitol. Por ello, reiteró la invitación “de mantenerse en los libros, gozar del placer del texto, acumular enseñanzas, trazar una red combinatoria que dé unidad a sus emociones y conocimientos”. Al inicio del ciclo escolar agosto-diciembre en el que esta universidad mexicana recibe a más de 14 mil estudiantes de nuevo ingreso, entrega, a través de su Editorial, un paquete con los cinco títulos más recientes de la colección a los jóvenes que iniciarán su formación profesional. Como preámbulo de cada volumen, el lector encontrará la presentación redactada por Pitol. En ella, el también Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, expone que “El libro es uno de los instrumentos creados por el hombre para hacernos libres de la ignorancia y de la ignominia; libres de los demonios, de los tiranos, de fiebres milenaristas y turbios legionarios, del oprobio, de la trivialidad y de la pequeñez”. La visita de la Editorial de la UV en España será apoyada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Embajada de México en España. NTX/AMG/GBM/


4 Cuento

El Sacerdote

“Purificaré mi alma”, se dijo. La vida es más que eso, la salvación es más que eso. Pero oh, Dios, oh, Dios, ¡la juventud está tan presente en el mundo! Está por doquiera en los jóvenes cuerpos de chicas embotadas por el trabajo, sobre máquinas de escribir o tras mostradores de tiendas, de chicas al fin evadidas y libres que exigen la herencia de la juventud, que hacen subir sus ágiles y suaves cuerpos a los tranvías, cada una con quién sabe qué sueño. “Salvo que el hoy es el hoy, y que vale mil mañanas y mil ayeres”, exclamó. ...delante de él, a lo lejos, la aguja de una iglesia se alzaba como una plegaria articulada y detenida contra la noche. Y sus pisadas dijeron: “¡Mañana! ¡Mañana!”.

H

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

5

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

por William Faulkner

abía casi terminado sus estudios eclesiásticos. Mañana sería ordenado, mañana alcanzaría la unión completa y mística con el Señor que apasionadamente había deseado. Durante su estudiosa juventud había sido aleccionado para esperarla día tras día; él había tenido la esperanza de alcanzarla a través de la confesión, a través de la charla con aquellos que parecían haberla alcanzado; mediante una vida de expiación y de negación de sí mismo hasta que los fuegos terrenales que lo atormentaban se extinguieran con el tiempo. Deseaba apasionadamente la mitigación y cesación del hambre y de los apetitos de su sangre y de su carne, los cuales, según le habían enseñado, eran perniciosos: esperaba algo como el sueño, un estado que habría de alcanzar y en el cual las voces de su sangre serían aquietadas. 0, mejor aún, domeñadas. Que, cuando menos, no lo conturbaran más; un plano elevado en el que las voces se perderían, sonarían cada vez más débiles y pronto no serían sino un eco carente de sentido entre los desfiladeros y las cumbres mayestáticas de la Gloria de Dios. Pero no lo había alcanzado. En el seminario, tras una charla con un sacerdote, solía volver a su dormitorio en un éxtasis espiritual, un estado emocional en el cual su cuerpo no era sino un letrero con un mensaje llameante que habría de agitar el mundo. Y veía aliviadas sus dudas; no albergaba duda ni tampoco pensamiento. La finalidad de la vida estaba clara: sufrir, utilizar la sangre y los huesos y la carne como medios para alcanzar la gloria eterna, algo magnífico y asombroso, siempre que se olvide que fue la historia y no la época quien creó los Savonarola y los Thomas Becket. Ser de los elegidos, pese a las hambres y las roeduras de la carne, alcanzar la unión espiritual con el Infinito, morir, ¿cómo podía compararse con esto el placer físico anhelado por su sangre? Pero, una vez entre sus compañeros seminaristas, ¡cuán pronto olvidaba todo aquello! Los puntos de vista y la insensibilidad de sus condiscípulos eran un enigma para él. ¿Cómo podía alguien a un tiempo pertenecer y no pertenecer al mundo? Y la pavorosa duda de que acaso se estaba perdiendo algo, de que acaso, después de todo, fuera cierto que la vida se limitaba sólo a lo que uno pudiera obtener en los breves setenta años que al hombre caben. ¿Quién lo sabía? ¿Quién podía saberlo? Existía el cardenal Bembo, que vivió en Italia en una era semejante a plata, semejante a una flor imperecedera, y que creó un culto al amor más allá de la carne, esquilmado de las torturas de la carne. Pero ¿no sería esto sino una excusa, sino un paliativo a los terribles miedos y dudas? ¿No era la vida de aquel hombre apasionado y hacía tanto tiempo muerto semejante a la suya; un tejido de miedo y duda y una apasionada persecución de algo bello y excelso? Sólo que algo bello y excelso significaba para él no una Virgen sosegada por el dolor y fijada como una bendición vigilante en el cielo del oeste, sino una criatura joven y esbelta e indefensa y (en cierto modo) herida, que había sido sorprendida por la vida y utilizada y torturada; una pequeña criatura de marfil despojada de su primogénito, que alza los brazos vanamente en la tarde que declina. Para decirlo de otro modo, una mujer, con todo lo que en una mujer hay de apasionada persecución del hoy, del instante mismo; pues sabe que el mañana tal vez no llegue nunca y que sólo el hoy importa, porque el hoy es suyo. Se ha tomado una niña y se ha hecho de ella el símbolo de los viejos pesares del hombre, pensó, y también yo soy un niño despojado de su niñez. La tarde era como una mano alzada hacia el oeste; cayó la noche, y la luna nueva se deslizó como un barco de plata por un verde mar. Se sentó sobre su catre y se quedó mirando hacia el exterior, mientras las voces de sus compañeros se iban mitigando a su pesar con la magia del crepúsculo. El mundo sonaba afuera, y se eclipsaba; tranvías y taxímetros y peatones. Sus compañeros hablaban de mujeres, de amor, y él se dijo a sí mismo: ¿Pueden estos hombres llegar a ser sacerdotes y vivir en la abnegación y en la ayuda a la humanidad? Sabía que podían, y que lo

harían, lo cual era más duro. Y recordó las palabras del padre Gianotti, con quien no estaba de acuerdo: -A través de la historia el hombre ha fomentado y creado circunstancias sobre las que no tiene control. Y lo único que podrá hacer es dar forma a las velas con las que capeará el temporal que él mismo ha provocado. Y recuerden: la única cosa que no cambia es la risa. El hombre siembra, y recoge siempre tragedia; pone en la tierra semillas que valora en mucho, que son él mismo, ¿y cuál es su cosecha? Algo acerca de lo cual no ha podido aprender nada, algo que lo supera. El hombre sabio es aquel que sabe retirarse del mundo, cualquiera que sea su vocación, y reír. Si tienes dinero, gástalo: ya no tienes dinero. Sólo la risa se renueva a sí misma como la copa de vino de la fábula. Pero la humanidad vive en un mundo de ilusión, utiliza sus insignificantes poderes para crear en torno un lugar extraño y estrafalario. Lo hacía también él mismo, con sus afirmaciones religiosas, al igual que sus compañeros con su charla eterna sobre mujeres. Y se preguntó cuántos sacerdotes de vida casta y dedicados a aliviar el sufrimiento humano serían vírgenes, y si el hecho de la virginidad supondría alguna diferencia. Sin duda sus compañeros no eran castos; nadie que no haya tenido relación con mujeres puede hablar de ellas tan familiarmente; y sin embargo, llegarían a ser buenos sacerdotes. Era como si el hombre recibiera ciertos impulsos y deseos sin ser consultado por el autor de la donación, y el satisfacerlos o no dependiera exclusivamente de él mismo. Pero él no era capaz de decidir en tal sentido; no podía creer que los impulsos sexuales pudieran desbaratar la filosofía global de un hombre, y que sin embargo pudieran ser aquietados de ese modo. “¿Qué es lo que quieres?”, se preguntó. No lo sabía: no era tanto el deseo particular de alguna cosa cuanto el temor de perder la vida y su sentido por culpa de una frase, de unas palabras vacías, sin ningún significado. “Ciertamente, en razón de mi ministerio, deberías saber cuán poco significan las palabras”. ¿Y en caso de que hubiera algo latente, alguna respuesta al enigma del hombre al alcance de la mano pero que él no pudiera ver? “El hombre desea pocas cosas aquí abajo”, pensó. ¡Pero perder lo poco que tiene! El pasear por las calles no hizo que viera más claro su problema. Las calles estaban lle-

nas de mujeres: chicas que volvían del trabajo; sus cuerpos jóvenes y airosos se hacían símbolos de gracia y de belleza, de impulsos anteriores al cristianismo.“¿Cuántas de ellas tendrán amantes? -se preguntó-. Mañana me mortificaré, haré penitencia por esto mediante la oración y el sacrificio, pero ahora abrigaré estos pensamientos en los que ha tanto tiempo he deseado pensar”. Había chicas por doquier; sus delgadas ropas daban forma a su paso en la Calle Canal. Chicas que iban a casa para almorzar -el pensamiento de la comida entre sus dientes blancos, de su placer físico al masticar y digerir los alimentos, encendió todo su ser-, para fregar en la cocina; chicas que iban a ve-

Pero, una vez entre sus compañeros seminaristas, ¡cuán pronto olvidaba todo aquello! Los puntos de vista y la insensibilidad de sus condiscípulos eran un enigma para él. ¿Cómo podía alguien a un tiempo pertenecer y no pertenecer al mundo? Y la pavorosa duda de que acaso se estaba perdiendo algo, de que acaso, después de todo, fuera cierto que la vida se limitaba sólo a lo que uno pudiera obtener en los breves setenta años que al hombre caben. ¿Quién lo sabía? ¿Quién podía saberlo? stirse y a salir a bailar en medio de sensuales saxofones y baterías y luces de colores, que mientras duraba la juventud tomaban la vida como un coctel de una bandeja de plata; chicas que se sentaban en casa y leían libros y soñaban con amantes a lomos de caballos con arreos de plata. “¿Es juventud lo que quiero? ¿Es la juventud que hay en mí y que clama hacia la juventud en otros seres lo que me conturba? Entonces, ¿por qué no me satisface el ejercicio, la contienda física con otros jóvenes de mi sexo? ¿0 es la Mujer, el femenino sin nombre? ¿Habrá de venirse abajo en

este punto toda mi filosofía? Si uno ha venido al mundo a padecer tales compulsiones, ¿dónde está mi Iglesia, dónde esa mística unión que me ha sido prometida? ¿Y qué es lo que debo hacer: obedecer estos impulsos y pecar, o reprimirlos y verme torturado para siempre por el temor de que en cierto modo he desperdiciado mi vida en aras de la abnegación?”. “Purificaré mi alma”, se dijo. La vida es más que eso, la salvación es más que eso. Pero oh, Dios, oh, Dios, ¡la juventud está tan presente en el mundo! Está por doquiera en los jóvenes cuerpos de chicas embotadas por el trabajo, sobre máquinas de escribir o tras mostradores de tiendas, de chicas al fin evadidas y libres que exigen la herencia de la juventud, que hacen subir sus ágiles y suaves cuerpos a los tranvías, cada una con quién sabe qué sueño. “Salvo que el hoy es el hoy, y que vale mil mañanas y mil ayeres”, exclamó. “Oh, Dios, oh, Dios. ¡Si al menos fuera ya mañana! Entonces, seguramente, cuando haya sido ordenado y me convierta en un siervo de Dios, hallaré consuelo. Entonces sabré cómo dominar estas voces que hay en mi sangre. Oh, Dios, oh, Dios, ¡si al menos fuera ya Mañana!” En la esquina había una expendeduría de tabaco: había hombres comprando, hombres que habían finalizado su jornada de trabajo y volvían a sus casas, donde les esperaban suculentas comidas, esposas, hijos; o a cuartos de soltero para prepararse y acudir a citas con prometidas o amantes; siempre mujeres. Y yo, también, soy un hombre: siento como ellos; yo, también, respondería a blandas compulsiones. Dejó la Calle Canal; dejó los parpadeantes anuncios eléctricos que habrían de llenar y vaciar el crepúsculo, inexistentes a sus ojos y por lo tanto sin luz, lo mismo que los árboles son verdes únicamente cuando son mirados. Las luces llamearon y soñaron en la calle húmeda, los ágiles cuerpos de las chicas dieron forma a su apresuramiento hacia la comida y la diversión y el amor; todo quedaba a su espalda ahora; delante de él, a lo lejos, la aguja de una iglesia se alzaba como una plegaria articulada y detenida contra la noche. Y sus pisadas dijeron: “¡Mañana! ¡Mañana!”. Ave María, deam gratiam... torre de marfil, rosa del Líbano...


4 Cuento

El Sacerdote

“Purificaré mi alma”, se dijo. La vida es más que eso, la salvación es más que eso. Pero oh, Dios, oh, Dios, ¡la juventud está tan presente en el mundo! Está por doquiera en los jóvenes cuerpos de chicas embotadas por el trabajo, sobre máquinas de escribir o tras mostradores de tiendas, de chicas al fin evadidas y libres que exigen la herencia de la juventud, que hacen subir sus ágiles y suaves cuerpos a los tranvías, cada una con quién sabe qué sueño. “Salvo que el hoy es el hoy, y que vale mil mañanas y mil ayeres”, exclamó. ...delante de él, a lo lejos, la aguja de una iglesia se alzaba como una plegaria articulada y detenida contra la noche. Y sus pisadas dijeron: “¡Mañana! ¡Mañana!”.

H

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

5

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

por William Faulkner

abía casi terminado sus estudios eclesiásticos. Mañana sería ordenado, mañana alcanzaría la unión completa y mística con el Señor que apasionadamente había deseado. Durante su estudiosa juventud había sido aleccionado para esperarla día tras día; él había tenido la esperanza de alcanzarla a través de la confesión, a través de la charla con aquellos que parecían haberla alcanzado; mediante una vida de expiación y de negación de sí mismo hasta que los fuegos terrenales que lo atormentaban se extinguieran con el tiempo. Deseaba apasionadamente la mitigación y cesación del hambre y de los apetitos de su sangre y de su carne, los cuales, según le habían enseñado, eran perniciosos: esperaba algo como el sueño, un estado que habría de alcanzar y en el cual las voces de su sangre serían aquietadas. 0, mejor aún, domeñadas. Que, cuando menos, no lo conturbaran más; un plano elevado en el que las voces se perderían, sonarían cada vez más débiles y pronto no serían sino un eco carente de sentido entre los desfiladeros y las cumbres mayestáticas de la Gloria de Dios. Pero no lo había alcanzado. En el seminario, tras una charla con un sacerdote, solía volver a su dormitorio en un éxtasis espiritual, un estado emocional en el cual su cuerpo no era sino un letrero con un mensaje llameante que habría de agitar el mundo. Y veía aliviadas sus dudas; no albergaba duda ni tampoco pensamiento. La finalidad de la vida estaba clara: sufrir, utilizar la sangre y los huesos y la carne como medios para alcanzar la gloria eterna, algo magnífico y asombroso, siempre que se olvide que fue la historia y no la época quien creó los Savonarola y los Thomas Becket. Ser de los elegidos, pese a las hambres y las roeduras de la carne, alcanzar la unión espiritual con el Infinito, morir, ¿cómo podía compararse con esto el placer físico anhelado por su sangre? Pero, una vez entre sus compañeros seminaristas, ¡cuán pronto olvidaba todo aquello! Los puntos de vista y la insensibilidad de sus condiscípulos eran un enigma para él. ¿Cómo podía alguien a un tiempo pertenecer y no pertenecer al mundo? Y la pavorosa duda de que acaso se estaba perdiendo algo, de que acaso, después de todo, fuera cierto que la vida se limitaba sólo a lo que uno pudiera obtener en los breves setenta años que al hombre caben. ¿Quién lo sabía? ¿Quién podía saberlo? Existía el cardenal Bembo, que vivió en Italia en una era semejante a plata, semejante a una flor imperecedera, y que creó un culto al amor más allá de la carne, esquilmado de las torturas de la carne. Pero ¿no sería esto sino una excusa, sino un paliativo a los terribles miedos y dudas? ¿No era la vida de aquel hombre apasionado y hacía tanto tiempo muerto semejante a la suya; un tejido de miedo y duda y una apasionada persecución de algo bello y excelso? Sólo que algo bello y excelso significaba para él no una Virgen sosegada por el dolor y fijada como una bendición vigilante en el cielo del oeste, sino una criatura joven y esbelta e indefensa y (en cierto modo) herida, que había sido sorprendida por la vida y utilizada y torturada; una pequeña criatura de marfil despojada de su primogénito, que alza los brazos vanamente en la tarde que declina. Para decirlo de otro modo, una mujer, con todo lo que en una mujer hay de apasionada persecución del hoy, del instante mismo; pues sabe que el mañana tal vez no llegue nunca y que sólo el hoy importa, porque el hoy es suyo. Se ha tomado una niña y se ha hecho de ella el símbolo de los viejos pesares del hombre, pensó, y también yo soy un niño despojado de su niñez. La tarde era como una mano alzada hacia el oeste; cayó la noche, y la luna nueva se deslizó como un barco de plata por un verde mar. Se sentó sobre su catre y se quedó mirando hacia el exterior, mientras las voces de sus compañeros se iban mitigando a su pesar con la magia del crepúsculo. El mundo sonaba afuera, y se eclipsaba; tranvías y taxímetros y peatones. Sus compañeros hablaban de mujeres, de amor, y él se dijo a sí mismo: ¿Pueden estos hombres llegar a ser sacerdotes y vivir en la abnegación y en la ayuda a la humanidad? Sabía que podían, y que lo

harían, lo cual era más duro. Y recordó las palabras del padre Gianotti, con quien no estaba de acuerdo: -A través de la historia el hombre ha fomentado y creado circunstancias sobre las que no tiene control. Y lo único que podrá hacer es dar forma a las velas con las que capeará el temporal que él mismo ha provocado. Y recuerden: la única cosa que no cambia es la risa. El hombre siembra, y recoge siempre tragedia; pone en la tierra semillas que valora en mucho, que son él mismo, ¿y cuál es su cosecha? Algo acerca de lo cual no ha podido aprender nada, algo que lo supera. El hombre sabio es aquel que sabe retirarse del mundo, cualquiera que sea su vocación, y reír. Si tienes dinero, gástalo: ya no tienes dinero. Sólo la risa se renueva a sí misma como la copa de vino de la fábula. Pero la humanidad vive en un mundo de ilusión, utiliza sus insignificantes poderes para crear en torno un lugar extraño y estrafalario. Lo hacía también él mismo, con sus afirmaciones religiosas, al igual que sus compañeros con su charla eterna sobre mujeres. Y se preguntó cuántos sacerdotes de vida casta y dedicados a aliviar el sufrimiento humano serían vírgenes, y si el hecho de la virginidad supondría alguna diferencia. Sin duda sus compañeros no eran castos; nadie que no haya tenido relación con mujeres puede hablar de ellas tan familiarmente; y sin embargo, llegarían a ser buenos sacerdotes. Era como si el hombre recibiera ciertos impulsos y deseos sin ser consultado por el autor de la donación, y el satisfacerlos o no dependiera exclusivamente de él mismo. Pero él no era capaz de decidir en tal sentido; no podía creer que los impulsos sexuales pudieran desbaratar la filosofía global de un hombre, y que sin embargo pudieran ser aquietados de ese modo. “¿Qué es lo que quieres?”, se preguntó. No lo sabía: no era tanto el deseo particular de alguna cosa cuanto el temor de perder la vida y su sentido por culpa de una frase, de unas palabras vacías, sin ningún significado. “Ciertamente, en razón de mi ministerio, deberías saber cuán poco significan las palabras”. ¿Y en caso de que hubiera algo latente, alguna respuesta al enigma del hombre al alcance de la mano pero que él no pudiera ver? “El hombre desea pocas cosas aquí abajo”, pensó. ¡Pero perder lo poco que tiene! El pasear por las calles no hizo que viera más claro su problema. Las calles estaban lle-

nas de mujeres: chicas que volvían del trabajo; sus cuerpos jóvenes y airosos se hacían símbolos de gracia y de belleza, de impulsos anteriores al cristianismo.“¿Cuántas de ellas tendrán amantes? -se preguntó-. Mañana me mortificaré, haré penitencia por esto mediante la oración y el sacrificio, pero ahora abrigaré estos pensamientos en los que ha tanto tiempo he deseado pensar”. Había chicas por doquier; sus delgadas ropas daban forma a su paso en la Calle Canal. Chicas que iban a casa para almorzar -el pensamiento de la comida entre sus dientes blancos, de su placer físico al masticar y digerir los alimentos, encendió todo su ser-, para fregar en la cocina; chicas que iban a ve-

Pero, una vez entre sus compañeros seminaristas, ¡cuán pronto olvidaba todo aquello! Los puntos de vista y la insensibilidad de sus condiscípulos eran un enigma para él. ¿Cómo podía alguien a un tiempo pertenecer y no pertenecer al mundo? Y la pavorosa duda de que acaso se estaba perdiendo algo, de que acaso, después de todo, fuera cierto que la vida se limitaba sólo a lo que uno pudiera obtener en los breves setenta años que al hombre caben. ¿Quién lo sabía? ¿Quién podía saberlo? stirse y a salir a bailar en medio de sensuales saxofones y baterías y luces de colores, que mientras duraba la juventud tomaban la vida como un coctel de una bandeja de plata; chicas que se sentaban en casa y leían libros y soñaban con amantes a lomos de caballos con arreos de plata. “¿Es juventud lo que quiero? ¿Es la juventud que hay en mí y que clama hacia la juventud en otros seres lo que me conturba? Entonces, ¿por qué no me satisface el ejercicio, la contienda física con otros jóvenes de mi sexo? ¿0 es la Mujer, el femenino sin nombre? ¿Habrá de venirse abajo en

este punto toda mi filosofía? Si uno ha venido al mundo a padecer tales compulsiones, ¿dónde está mi Iglesia, dónde esa mística unión que me ha sido prometida? ¿Y qué es lo que debo hacer: obedecer estos impulsos y pecar, o reprimirlos y verme torturado para siempre por el temor de que en cierto modo he desperdiciado mi vida en aras de la abnegación?”. “Purificaré mi alma”, se dijo. La vida es más que eso, la salvación es más que eso. Pero oh, Dios, oh, Dios, ¡la juventud está tan presente en el mundo! Está por doquiera en los jóvenes cuerpos de chicas embotadas por el trabajo, sobre máquinas de escribir o tras mostradores de tiendas, de chicas al fin evadidas y libres que exigen la herencia de la juventud, que hacen subir sus ágiles y suaves cuerpos a los tranvías, cada una con quién sabe qué sueño. “Salvo que el hoy es el hoy, y que vale mil mañanas y mil ayeres”, exclamó. “Oh, Dios, oh, Dios. ¡Si al menos fuera ya mañana! Entonces, seguramente, cuando haya sido ordenado y me convierta en un siervo de Dios, hallaré consuelo. Entonces sabré cómo dominar estas voces que hay en mi sangre. Oh, Dios, oh, Dios, ¡si al menos fuera ya Mañana!” En la esquina había una expendeduría de tabaco: había hombres comprando, hombres que habían finalizado su jornada de trabajo y volvían a sus casas, donde les esperaban suculentas comidas, esposas, hijos; o a cuartos de soltero para prepararse y acudir a citas con prometidas o amantes; siempre mujeres. Y yo, también, soy un hombre: siento como ellos; yo, también, respondería a blandas compulsiones. Dejó la Calle Canal; dejó los parpadeantes anuncios eléctricos que habrían de llenar y vaciar el crepúsculo, inexistentes a sus ojos y por lo tanto sin luz, lo mismo que los árboles son verdes únicamente cuando son mirados. Las luces llamearon y soñaron en la calle húmeda, los ágiles cuerpos de las chicas dieron forma a su apresuramiento hacia la comida y la diversión y el amor; todo quedaba a su espalda ahora; delante de él, a lo lejos, la aguja de una iglesia se alzaba como una plegaria articulada y detenida contra la noche. Y sus pisadas dijeron: “¡Mañana! ¡Mañana!”. Ave María, deam gratiam... torre de marfil, rosa del Líbano...


6 Notas Alistan en Salamanca congreso sobre educación y cultura iberoamericana De Notimex Cerca de mil investigadores, docentes y especialistas se reunirán en el Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura/ IV Congreso Leer.es, que se realizará del 5 al 7 de septiembre en Salamanca, España. Este encuentro, que ofrecerá mesas de discusión, conferencias magistrales y talleres, busca impulsar proyectos en la educación, reflexionar sobre la enseñanza y profundizar sobre la importancia de las lenguas como eje de transmisión cultural. De acuerdo con información publicada en el portal oficial del encuentro “oei.es”, las actividades inician el 5 de septiembre con la conferencia “Una vida entre libros”, a cargo de la periodista brasileña Ana María Machado, ganadora del Premio “Hans Christian Andersen”. En la programación de la primera jornada destacan la mesa redonda “Leer y comprender el arte”, en la que participarán los españoles Eulàlia Bosch y Miguel Gil, así como el colombiano

medio narrativo”, Susana de la Sierra, Gracia Querejeta, Agustín Díaz Yanes y Patricia Ferreira, reflexionarán sobre los discursos cinematográficos. Posteriormente, el público podrá apreciar los cortometrajes ganadores del Concurso Iberoamericano Guiones Cinematográficos, y luego disfrutar de un recital a cargo de Luzmila Carpio y Manuel Obregón. Las actividades del viernes 7 de septiembre ofrecerán las mesas redondas: “Lenguas indígenas y diásporas culturales”, “Comprensión lectora y nuevas tecnologías” y “El aprendizaje de la lectoescritura y la prevención del fracaso escolar: Alfabetización inicial, algo más que las primeras letras”. Esta última sesión estará a cargo de las especialistas Mirta Castedo, Teresa Colomer y Pilar Pérez Estévez. Un análisis sobre los espacios destinados para conservar y consultar diversos tipos de lit-

* Mesas de discusión, conferencias magistrales y talleres integran sus actividades Ramiro Osorio, y la conferencia “El futuro de la educación en el contexto de la globalización iberoamericana”, a cargo del ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, quien hablará sobre cómo hacer accesible la educación a todos los sectores de la sociedad. Al día siguiente se realizará la mesa redonda “La educación en la sociedad del conocimiento”, en la que participarán el catedrático César Coll, de la Universidad de Barcelona; el ex ministro de Educación Juan Carlos Tedesco y, representando al Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez. Por su parte, los periodistas Joaquín Estefanía, Bieito Rubido y Pablo Gentili participarán en la mesa “Los nuevos lenguajes en los medios”. Más tarde se realizará la mesa “El papel de los Institutos como vectores de la lengua y la cultura”, en la que intercambiarán ideas representantes culturales de México, Brasil y España. Mientras que en el debate “El cine como

eratura ofrecerá Constanza Mekis, Luis González y Monica Baró en “Las Bibliotecas como espacios de acceso a la sociedad del conocimiento”. Las iniciativas que buscan acercar la lectura a la sociedad serán expuestas por Elisa Bonilla, Inés Miret y Representante del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECyD), en la mesa “Políticas y programas de promoción de la lectura”. Por separado, el filósofo español Víctor García de la Concha dictará una conferencia magistral de cierre del Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura. El encuentro es auspiciado por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. NTX/VLU/MAY

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

Halladas en Uruguay huellas fósiles del animal más antiguo de la Tierra

U

Por Pablo Porciuncula AFP

nos científicos hallaron en Uruguay indicios del animal más antiguo de la Tierra hasta el momento: una especie de babosa que vivió hace 585 millones de años, 30 millones de años antes que todos los registros hasta la fecha, indicó un estudio publicado en la revista Science. Los investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá descubrieron en un sedimento limoso hallado en el departamento de Cerro Largo, al noreste de Montevideo, las huellas fosilizadas de un animal de cuerpo blando de un centímetro de largo que se desplazaba lentamente. Los autores principales de la investigación, los geólogos Ernesto Pecoits y Natalie Aubet, concluyeron que estos rastros fueron dejados por un animal primitivo de simetría bilateral. Además de la bilateralidad que les da el nombre, estos animales se caracterizan por tener un tubo digestivo y órganos diferenciados y por dejar una marca única al desplazarse, indicaron los científicos. Según explicaron, las características de las huellas fosilizadas dejadas por el paso de este animal bilateral indican que sus músculos le permitían moverse en los sedimentos en el fondo del océano. La forma de sus movimientos muestra una adaptación evolutiva por la búsqueda de alimento, que debía estar constituido por elementos orgánicos en los sedimentos. Los científicos tardaron más de dos años en completar su investigación y hacerla verificar por un grupo de científicos para confirmar la datación realizada con espectrometría de análisis. Los indicios anteriores de animales bilaterales, hallados en Rusia, se remontan a unos 555 millones años.

Notas 3

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

Se recuerda al escritor mexicano Germán Dehesa, a 68 años de nacido

E

l periodista, escritor, dramaturgo y columnista Germán Dehesa, quien escribió numerosos artículos y libros, y fungió como crítico de política y deportes en emisiones de radio y televisión, será recordado este domingo. Dehesa nació el 1 de julio de 1944, en la Ciudad de México. Estudió el bachillerato en el Centro Universitario México (CUM) y más tarde en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se licenció en Ingeniería Química y Letras Hispánicas, donde fue catedrático poco más de 25 años, según datos publicados en su página de “Facebook”. Fue dramaturgo y promotor cultural, además de destacar en la radio y la televisión, para medios como ESPN, en el programa deportivo “Los Capitanes”. Por otra parte, condujo el programa “El ángel de la noche”, en el entonces CNI, Canal 40, cuya temática eran entrevistas a figuras de la cultura y el arte en México. También, en 1985 participó en el programa “La almohada” y la “Mandarina mecánica”, que se transmitían por la cadena de Imevisión. Asimismo, Dehesa participó como locutor del programa “Radio Muégano”, de Radio Red, estación para la que también colaboró como especialista. Publicó en diversas ediciones del Grupo Reforma, entre las que se encuentra el sitio de internet,”El Blog del angelito”, en el cual realizó artículos como “Cara de jícama”, “Mudanza”, y “Dios y yo”. En su conocida columna “Gaceta de ángel”, Dehesa plasmó a través de ciertas anécdotas, sus ideas políticas y críticas, en las que trató temas actuales de política, sociedad y deportes. Sus escritos los concluía con el pequeño texto “¿Qué tal durmió?”, que empezó a publicar el 16 de abril de 2003, y que para 2007 contaba con mil ediciones. La pequeña sección, surgió

De Notimex

como una forma de denuncia a las autoridades, por los feminicidios ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua. Entre sus libros escritos destacan “No basta ser padre”, “Viajero que vas”, “Las nuevas aventuras de El Principito” y “Los PRIsidentes”, entre otros. Además, en su labor como dramaturgo, escribió las obras “Tapadeus”, “El gabinete de Belem”, “Borges con música” y “Neruda, no cabe duda”. Dirigió las obras de teatro “Monjas coronadas”, y “Cartas a Santa Fox”, de su autoría. En 1995 participó como actor de la película “Cilantro y Perejil”, y dos años después recibió el Premio de Periodismo Parlamentario. Juan Carlos I, Rey de España, en mayo de 2008, le otorgó el IV Premio de Periodismo “Don Quijote”, por el uso en su obra de la síntesis entre el idioma español y el habla popular mexicana. Recibió la condecoración como “Ciudadano Distinguido”, por parte del gobierno del Distrito Federal, en agosto de 2010. Poco después, por su contribución a la literatura, el arte, la cultura y la política, recibió el reconocimiento del “Club de los Industriales”, un organismo privado, cuya tradición en promover el buen comer, la cultura, el arte y la apertura de ideas. La UNAM le preparaba un homenaje el 3 de septiembre, por su trayectoria como escritor, periodista y universitario, cuando a los 66 años de edad, murió un día antes, el 2 de septiembre de 2010, a causa de un cáncer terminal, en su ciudad natal. Hace un año, en el Palacio de Bellas Artes se presentó el libro “Cuaderno de apuntes”, una compilación que recaba 10 textos del escritor. Además, colaboraron otros escritores como Federico Reyes Heroles y Pedro Serrano. NTX/VRP/AQF

Presentará Pitol en Madrid colecciones de libros de UV

E

Por Adela Mac Swiney González

l escritor mexicano Sergio Pitol, ganador del Premio Cervantes de Literatura 2005, encabezará en esta capital una serie de presentaciones de libros organizada por la Universidad Veracruzana

(UV). Pitol participará en Madrid del 3 al 6 de julio en las presentaciones de las colecciones Ficción, Sergio Pitol Traductor y Biblioteca del Universitario, esta última bajo su dirección. La colección que coordina está integrada por 45 títulos representativos de la literatura mexicana y universal y Pitol, además, firmará libros a los lectores interesados en su trayectoria literaria. Entre otras obras literarias, Pitol, miembro distinguido de la Universidad Veracruzana, ha escrito “El arte de la fuga”, “El mago de Viena”, “Pasión por la trama” y “Soñar la realidad”. Asimismo, es reconocido por traducir a escritores como Witold Gombrowicz, Jerzy Andrzejewski, Henry James, Jane Austen, Joseph Conrad, Malcom Lowry, Kazimierz Brandys, Tibor Déry y Luigi Malerba, entre otros. La Universidad Veracruzana destacó que para el escritor, el libro es un camino de salvación pues una sociedad que no lee es una sociedad sorda, ciega y muda. “Leer es uno de los mayores placeres, uno de los grandes dones que nos ha permitido el mundo, no sólo como una distracción, sino también como una permanente construcción y rectificación de nosotros mismos”, indicó Pitol. Por ello, reiteró la invitación “de mantenerse en los libros, gozar del placer del texto, acumular enseñanzas, trazar una red combinatoria que dé unidad a sus emociones y conocimientos”. Al inicio del ciclo escolar agosto-diciembre en el que esta universidad mexicana recibe a más de 14 mil estudiantes de nuevo ingreso, entrega, a través de su Editorial, un paquete con los cinco títulos más recientes de la colección a los jóvenes que iniciarán su formación profesional. Como preámbulo de cada volumen, el lector encontrará la presentación redactada por Pitol. En ella, el también Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, expone que “El libro es uno de los instrumentos creados por el hombre para hacernos libres de la ignorancia y de la ignominia; libres de los demonios, de los tiranos, de fiebres milenaristas y turbios legionarios, del oprobio, de la trivialidad y de la pequeñez”. La visita de la Editorial de la UV en España será apoyada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Embajada de México en España. NTX/AMG/GBM/


2

Í

n d i c e

E

De nuestra portada William Faulkner foto: Archivo

L

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

d i t o r i a l

Retrata documental trabajo de Salas de Lectura en el país

a cinta muestra el trabajo voluntario de la sociedad civil en favor del libro y la lectura en comunidades de Morelos, Sonora, Michoacán, Baja California, Campeche, Oaxaca, Hidalgo y Sinaloa. “En el 2011 tuve el gran placer de dirigir un documental sobre el Propag. 3 grama Nacional Salas de Lectura del Conaculta. Durante varias semanas, mi Notimex equipo de rodaje y yo viajamos por ocho estados del país, conociendo algunas de las más de cuatro mil Salas de Lectura que funcionan en comunidades donde el acceso al libro es limitado”, comparte Paulina del Paso, directora del docuAdela Mac Swiney mental Salas de Lectura. Un cuento a varias voces, producido por la Dirección Presentará Pitol en Madrid colecciones de libros de UV General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, con el apoyo del Centro de pag. 4 Capacitación Cinematográfica (CCC) y Pimienta Films. William Faulkner Las Salas de Lectura retratadas en este documental de 36 minutos se pag. 6 localizan en lugares remotos del país: una comunidad escondida en la sierra Notimex oaxaqueña; vieja estación ferroviaria hidalguense; un pueblo de inmigranAlistan en Salamanca congreso sobre educación tes indígenasuna en el norte del país; una comunidad de hablantes de maya en y cultura iberoamericana Campeche; o un pueblo de calles empolvadas en Sonora, donde a veces falta el Pablo Porciuncula agua pero no los niños que se reúnen en el patio de una casa para leer. Halladas en Uruguay huellas fósiles del animal En el filme, Reyna, lectora en braille de Campeche, comparte su deseo por que el PNSL crezca aún más en todo el país: “Es importante que se más antiguo de la Tierra sigan abriendo más Salas de Lectura para llegar a los rincones en donde no pag. 7 hay acceso a estos libros, en donde hay gente que no conoce de los libros y de Ana Delmy Amaya Aguilar lo maravilloso que esto es. El braille ha sido mi vida durante mucho tiempo porque mis amigos, mi mundo, mi gente fueron los libros. No es lo mismo que lo escuches, a que tú lo vayas leyendo y lo vayas sintiendo”. “Los mediadores de lectura nos sorprendieron por la dedicación y absoluta entrega a un trabajo voluntario que hacen por el simple placer de compartir. Nos quedó claro que ellos son el corazón de este Programa: sin mediador no hay Sala de Lectura y sin Sala no hay lectores”, asegura la directora Paulina del Paso, quien durante más de 15 años ha recorrido con sus trabajos varios festivales de cine nacionales y extranjeros. Entre sus obras destaca el documental La Guerrera (México, 2009). En 1996 se creó el Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL) con irector eneral el propósito de integrar comunidades de lectores en sitios donde el acceso al libro es complicado. Actualmente es el modelo más exitoso de promoción de la lectura de la sociedad civil en nuestro país. Mtra. Adriana Quintana Para llevar a cabo este trabajo, la DGP del Conaculta y las instituciones de cultura de los estados ofrecen gratuitamente el Diplomado para la ProfeCoordinación General sionalización de Mediadores de Lectura, en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a través del cual se forma a los voluntarios que compartirán libros y conversaciones en sus comunidades. Una vez iniciada Consejo Editorial la formación, se les entrega un acervo inicial con 100 libros para que puedan abrir su Sala de Lectura. MARTíN MENDO CANTÚ (†) Actualmente existen alrededor de cuatro mil 500 Salas de Lectura activas en todo el país, dirigidas por mediadores que contagian su pasión por los OLGA FRESNILLO OLIVARES libros en sus comunidades; hombres y mujeres que con su generosidad y entusiasmo logran que la lectura llegue a todos los rincones del país.

Se recuerda al escritor mexicano Germán Dehesa, a 68 años de nacido

El Sacerdote

A medio siglo de la desaparición material de William Faulkner

• DIRECTORIO •

Lic. Felix Garza Elizondo D G

GRACIELA RAMOS DOMÍNGUEZ

Tomado de La Jornada

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

A medio siglo de la desaparición material de William Faulkner

“E

s difícil leerlo, salvo algunos casos”, opinan algunos críticos, con relación a la narrativa del escritor norteamericano William Faulkner.( 1897-1992). Lo cierto es que, Faulkner, tiene ese gusto por desembarcar en cualquiera de los puntos de su narración, sin haber dado noticias de los antecedentes que han desencadenado aquella situación que va narrando con minuciosidad. Es considerado uno de los creadores de ficción, más importantes de las letras del S. XX.y la crítica lo sitúa, a la altura de Marcel Proust, Franz Kafka, James Joyce. En sus novelas se destacan el drama sicológico y la profundidad emocional, usó para ello una larga y minuciosa prosa. Creó técnicas literarias innovadoras como el monólogo interior , la inclusión de múltiples narradores o puntos de vista y los saltos en el tiempo, dentro de la narración. Está también presente, y muy a menudo, la idea del pasado edénico, podría llamársele, una visión sin tiempo, o una visión no histórica, que existe en el ser humano, antes de sus complicaciones. Irving Howe (crítico literario y social Estadounidense) lo llama “Un pasado apartado del tiempo histórico, un edén, que coexiste con la sociedad pero que no debe tomar por sociedad quienes acuden a él, en busca de vivificación y purificación…” En las novelas la figura del pasado edénico queda simbolizado de varios modos; en el estado inocente descrito en Absalóm Absalóm, o en la visión de la realidades detenida, estática silenciosa, del camino a Jefferson en el primer capítulo de la novela Mientras yo agonizo. Faulkner, Influye grandemente, en Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Carlos Onetti, Juan Beult, Gabriel García Márquez, Vargas Llosa , Jorge Luis Borge , entre otros. “El monstruo de la literatura”, como le llaman sus estudiosos, nació, en New Albany Estado de Misisipi, el 25 de septiembre de 1897, hijo mayor de una familia tradicional del sur de Estados Unidos. Su obra ha sido influenciada por el ambiente general del Misisipi, lo cual marcó

su carácter típico de sureño, el que fue constante y que significó, la base de todas sus recreaciones literarias. Durante la Primera Guerra mundial ingresó como piloto a la Real Fuerza Armada Británica, al regresar a su ciudad natal entró como veterano en la Universidad de Misisipí de donde se retiró para dedicarse a escribir. Faulkner, no aceptó la situación de post guerra de su patria, y se dedica a escribir poemas, sin mucho colorido, no obstante, en ellos proyecta un contenido que más tarde sería realizado a plenitud en la mayoría de sus narraciones. Su primera novela fue LA PAGA DE LOS SOLDADOS, en ella, se habla del sur colonizado por la vulgaridad del norte y sobre la existencia de uno seres que son, quizás, los más trágicos de toda la obra de Faulkner, cuya obsesión era según sus propias palabras, “los problemas del corazón humano en conflicto consigo mismo”. A partir de 1950 fue redescubierto como un hombre peculiarmente dotado. Su carrera comprende tres etapas principales: época del aprendizaje (1924 -1929) en la cual , se dedicó a convertirse en un escritor. En esta etapa creó un volumen de poemas que denominó “The marble faun y La paga de los soldados (novela), en la cual se narra la post guerra; escribió -además-, una serie de dieciséis cuentos y algunas piezas teatrales. La segunda etapa es llamada Época de genio (1929 -1936) en esta época no sólo se reafirmó en su oficio y en su temática; sino que produjo una serie de novelas de primer orden en un período breve. Surgieron en esta época la obra Sartori que está constituida por una serie de novelas importantes asimismo relatos centrados en la descripción del imaginario condado de YOKNAPATAWPHA y sus habitantes, (vasta recreación de la decadencia del sur y del Condado de Lafayette, Mississipi. Sus principales títulos son: Mientras yo agonizo (1930), Santuario (1939), Luz de agosto (1932), Las palmeras salvajes (1939), Intrusos en el polvo (1948),

Semblanza 7 por Ana Delmy Amaya Aguilar

Los cuentos de idilio en el desierto (1939), Desciende Moisés (1942), entre otras. En la colección de novelas ya mencionada (“SARTORI”) identificó al Coronel Sartoris con su propio bisabuelo. Esta novela, fue la primera indicación de que Faulkner había establecido, tanto un lugar como una forma para sus obras. En la narrativa de Faulkner, hay que diferenciar aquellas novelas que tratan sobre las grandes familias de propietarios y su trágica decadencia,( entre ellas su propia familia) marcada por el destino y aquellas otras, protagonizadas por lo que están más cerca de la tierra campesina, negros trabajadores o soldados. Esta segunda tendencia es más evidente en la novela Las palmeras salvajes y otras (1939) En este sentido Flem Snopers ( personaje de sus novelas) se sitúa en el Centro de Yoknapatawpha dispuesto a tomar el relevo de todas esas familias ricas que se han ido desmoronando. Es interesante El Villorrio, el cual está constituido por 4 relatos (1930-1935) Loco por un caballo, Lagartos en el patio de Janshyd, El perro, Los caballos manchados. Estos relatos fueron adaptados y reescritos por Faulkner, para que pudieran formar parte del relato principal. La crítica identifica como sus novelas más importantes, El sonido y la furia, Mientras yo agonizo 1930, Luz de agosto 1932, Absalón Absalón y el Villorrio (1940). En 1954 escribió, Una Fábula, novela que constituye una de sus últimas narraciones, con la cual obtuvo el premio Pulitzer, ésta no ha sido conocida como una de las obras cumbres de su literatura. En 1962 escribió sus últimas obras; Réquiem por una monja y Los rateros. El período más inesperado, se cierra con la colección de cuentos, Desciende Moisés (1942) que incluye una de sus máximas creaciones del cuento largo El oso. Faulkner obtuvo, en 1950, el Premio Nobel de literatura; el Premio Pulitzer en 1955, por su novela Una fábula y en 1963 otra vez Premio Pulitzer por su obra Los rateros. El National Book Award otorga premio póstumo por su Colected Stories. El 6 de julio, se cumple medio siglo de su muerte, acaecida en Byhalia, en 1962, y como un homenaje póstumo, al escritor, la Editorial Alfaguara reeditará las novelas “La mansión”, “Intrusos en el polvo” y “Cartas escogidas”.


8 Nota

Rinde homenaje la Cineteca Nacional a Carlos Fuentes con ciclo

C

on una obra prolífica que abarca más de cincuenta novelas, relatos y ensayos, Carlos Fuentes, ganador de los Premios Cervantes, Rómulo Gallegos y Príncipe de Asturias, entre otros importantes reconocimientos, fue una de las figuras más sobresalientes de la literatura y la cultura mexicana. A pesar de que su legado quedó plasmado en tinta y papel a nivel nacional e internacional, el escritor fallecido recientemente, dejó también una importante huella en el séptimo arte. Por tal motivo, Conaculta Cine, a través de la Cineteca Nacional, realiza un homenaje fílmico para recordar sus incursiones en la cinematografía con el ciclo Fuentes en el cine, el cual se llevará a cabo del martes 3 al domingo 29 de julio en tres sedes alternas de la Cineteca: la Sala Molière del Instituto Francés de América Latina (IFAL); el Cine Lido, en el Centro Cultural Bella Época, y el Auditorio Alfonso García Robles en el Centro Cultural Tlatelolco (CECUT), además de una función el sábado 7 en el Centro Cultural España. Cabe mencionar que el 3 de julio el ciclo se inaugura en el IFAL con el filme El gallo de oro, a las 20:00 hrs. Fuentes en el cine incluye, entre otros títulos, El gallo de oro (1964), clásico del cine nacional dirigido por Roberto Gavaldón, y cuyo guión, basado en un argumento de Juan Rulfo estuvo a cargo de Fuentes y su colega colombiano Gabriel García Márquez. Basadas también en obras de Rulfo, se exhibirán Pedro Páramo (1966) y ¿No oyes ladrar los perros? (1975), ambas interesantes aproximaciones de Fuentes al universo rulfiano, habitado por fantasmas, violencia, injusticia social y tragedia, en las cuales el autor supo transformar lo poético en imagen concreta. A estos filmes se suman Los bienama-

dos (1964) y Amor, amor, amor (1964), donde el autor colabora de manera muy cercana con Juan Ibáñez, con el mediometraje Un alma pura y el episodio Las dos Elenas, respectivamente. La mancuerna artística Fuentes-Ibáñez alcanzó su mayor punto con Los Caifanes, película que también se encuentra programada dentro de este homenaje fílmico y que representó un parteaguas al dar a conocer a una nueva generación de actores que más tarde cobrarían importancia en el ámbito artístico

Su vasta obra también fue llevada al cine en numerosas ocasiones, tal es el caso de Aura, una de sus novelas más importantes, inmortalizada en celuloide en Italia en 1966 bajo el nombre de La Strega in Amore. Otras conocidas adaptaciones de su trabajo son La Cabeza de la Hidra (1981), con la dirección de Paul Leduc y Gringo Viejo (1989).

>LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 / Reynosa, Tam.

De La Jornada en línea

> LA PRENSA Domingo 8 de julio de 2012 Año 13 No. 721

y participó en él de múltiples formas, tanto como guionista —escribió 22 guiones—, como actor e incluso director, mientras que en otras ocasiones fue programador y crítico cinematográfico. Su vasta obra también fue llevada al cine en numerosas ocasiones, tal es el caso de Aura, una de sus novelas más importantes, inmortalizada en celuloide en Italia en 1966 bajo el nombre de La Strega in Amore. Otras conocidas adaptaciones de su trabajo son La Cabeza de la Hidra (1981), con la dirección de Paul Leduc y Gringo Viejo (1989). Su labor como programador de cine en diversos espacios culturales nacionales e internacionales también fue destacada.

CICLO FUENTES EN EL CINE: El gallo de oro (Roberto Gavaldón, 1964) Los bienamados (Juan José Gurrola y Juan Ibáñez, 1964) Amor, amor, amor (Benito Alazraki, Miguel Barbachano Ponce, Héctor Mendoza, José Luis Ibáñez, 1964) Tiempo de morir (Arturo Ripstein, 1965) Pedro Páramo del país —el músico Óscar Chávez, y los ac (Carlos Velo, 1966) tores Sergui Jiménez, Eduardo López Rojas y Los Caifanes Ernesto Gómez Cruz—, además de instaurar (Juan Ibáñez, 1966) un nuevo estilo de pensar el cine. La program- Muñeca reina ación se complementa con Tiempo de morir (Sergio Olhovich, 1971) (1965), Muñeca reina (1971), Aquellos años Aquellos años (1972) y Gringo viejo (1989). (Felipe Cazals, 1972) ¿No oyes ladrar a los perros? El autor de clásicos de la literatura nacional como La región más transparente (François Reichenbach, 1975) (1958) y La muerte de Artemio Cruz (1962), Gringo viejo siempre fue un apasionado del séptimo arte (Luis Puenzo, 1989)

Medio siglo sin William Faulkner


Ecos de Cal