__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Jesús, mi hermano

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198853

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198853 ALIANZA 6 ECA G2 CONF_forros.indd All Pages

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

1 2 1 2

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTíA

2

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

2

11/11/19 16:14


Coordinación editorial Óscar Hernández Galicia Revisión, adaptación y edición Mario González Jurado Cecilia Guadalupe Ramón Franco Diseño Astrid Chávez Torres Carlos Fernández Mendoza Diagramación Carlos Fernández Mendoza Cubierta Astrid Chávez Torres Fotografías Miguel Ángel López Pérez, Sergio Cuesta, Archivo SM, Abril Villanueva Autoría Juan Manuel Mancilla Sánchez Colaboración Comisión Diocesana de Pastoral Profética. Dimensión de Catequesis Diócesis de Texcoco Imprimátur Excmo. Sr. Dr. D. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo Residencial de Texcoco Nihil obstat Pbro. Víctor Manuel Tolivia Meléndez Secretario Canciller D. R. © 2019. DIÓCESIS DE TEXCOCO A. R. Fray Pedro de Gante No. 2, Centro, 56100 Texcoco, Méx. D. R. © 2019. PPC Editorial, S.A. de C.V. Magdalena 211. Col Del Valle. C.P. 03100 México, Ciudad de México Edición 2019 ISBN Volumen: 978-607-8596-54-6 Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el diseño tipográfico y de portada, sea cual fuera el medio, electrónico o mecánico, incluido fotocopiado, grabación o cualquier otro medio de almacenaje o base de datos, sin el consentimiento por escrito de DIÓCESIS DE TEXCOCO, A.R. y PPC EDITORIAL, S.A. DE C.V. El escudo de la Diócesis de Ecatepec está licenciado a favor de PPC Editorial para su uso en esta publicación.

Alianza 6 Guia U0.indd 2

11/11/19 13:11


“Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio a toda creatura” Mc. 16, 15.

A

nte el inminente mandato del Señor, de configurar la vida de cada persona a la amorosa voluntad de Dios, escuchando el llamado de nuestro querido Papa Francisco ante la Nueva Evangelización, hemos dispuesto este instrumento como medio para anunciar la Buena Noticia del Evangelio en nuestra Diócesis de Ecatepec, en el particular contexto de la catequesis escolarizada próxima a la recepción de la Sagrada Eucaristía.

Sabemos de antemano que ésta contribución se añade a la vivencia de la fe en el seno de cada familia, y que se expresa en las circunstancias particulares de la comunidad parroquial, para vincularnos con el Cuerpo Místico de la Iglesia a la que pertenecemos gracias a nuestro bautismo. Esto ha de propiciar y suponer un constante encuentro con la Palabra de Dios que todo lo renueva, así como la vivencia de nuestra identidad de hijos de Dios.

Agradecemos por este medio a cuantos se suman a la tarea de la Nueva Evangelización, tanto padres de familia, catequistas, como comunidades religiosas y sacerdotes comprometidos con la vocación universal de ser discípulos misioneros, y les alentamos a seguir prosperando como sal de la tierra y luz del mundo, mediante la fidelidad de su testimonio. Oramos para que sea la Madre del Verdadero Dios por quien se vive nuestra compañía y ejemplo, y en el diario existir, inspirados por la acción del Espíritu Santo, salgamos al encuentro de Jesucristo Nuestro Salvador. En Cristo Misionero les aseguro mi oración, amistad y bendición.

† Oscar Roberto Domínguez Couttolenc, M.G. Obispo de Ecatepec

3

Alianza 6 Guia U0.indd 3

11/11/19 13:11


Presentación La diócesis de Ecatepec abre sus brazos para formar a nuestros pre-adolescentes en la catequesis infantil para recibir el sacramento de la Confirmación, etapa que tendrá una duración de dos años. El presente texto es el libro de segundo año. Tiene la finalidad de adentrar a los preadolescentes en el amor a Dios Espíritu Santo destacando la cercanía, presencia y acción santificadora del mismo, y encaminarlos a la enseñanza y vivencia de la fe encarnada en la vida personal, familiar, social y eclesial. El objetivo de los encuentros es que los pre-adolescentes experimenten la fuerza de Dios en sus vidas por medio de la acción del Espíritu Santo. Es de vital importancia la participación de los padres de familia en los retiros y celebraciones que se incluyen al finalizar cada unidad; así como la asistencia y participación en la Eucaristía junto con sus hijos, para asentar bases específicas de la educación en la fe. COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL PROFÉTICA, DIMENSIÓN DE CATEQUESIS DIÓCESIS DE ECATEPEC

4

Alianza 6 Guia U0.indd 4

11/11/19 13:11


Introducción CLAVES PARA EL CATEQUISTA En comunidad, guiados por el Espíritu Santo es el nombre del texto de segundo año, elaborado para las parroquias que están en espiritualidad de comunión con la renovación del plan de pastoral de nuestra diócesis. El presente libro pretende ser una ayuda para los catequistas y padres de familia y, muy en especial, para los pre-adolescentes que serán encaminados a ser dóciles al Espíritu Santo en un nuevo Pentecostés. El contenido del texto contempla las tres dimensiones de formación promovidas en la renovación del proyecto de pastoral diocesano: • Humana • Formación de discípulos misioneros • Servicios pastorales Logrando así ser una Iglesia en salida, llevando la buena nueva a todas las regiones.

Actitudes y tareas del catequista Es importante que en cada Encuentro se apliquen los pasos de la metodología del Proyecto Alianza sin descuidar ninguno, para lo cual explicaremos la manera como deben trabajarse el libro del catequista y el libro del niño durante el desarrollo de cada Encuentro. Para comprender mejor cada aspecto de la metodología y ser fieles al espíritu de la Serie Alianza, es importante que el catequista asista a los cursos de formación, ya sea en su parroquia o en algún otro lugar de la Diócesis. El catequista tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

• • • • • • •

Tendrá el compromiso de revisar y preparar anticipadamente cada Encuentro, utilizando para ello tanto el libro del catequista como el libro del niño. Deberá tomar en cuenta el objetivo correspondiente a cada Encuentro del libro del niño. Preparará el material o materiales que se requieran. A veces será necesario que solicite con anticipación algún material a los niños. Considerará que hay Encuentros que contemplan la presentación de alguna escenificación y, por lo tanto, habrá que prever la organización y ensayo de la misma. Investigará para obtener mayor información cuando considere que el contenido del catecismo no le sea suficiente para explicar con claridad el Encuentro. Deberá realizar la misma tarea que se señala para los niños. Tomará en cuenta que cada Encuentro está contemplado para impartirse en dos horas con su respectivo descanso, en donde el proceso enseñanza-aprendizaje se llevará a cabo a través de cantos, actividades, lecturas, diálogo interpersonal, expresión oral y escrita, juegos... 5

Alianza 6 Guia U0.indd 5

11/11/19 13:11


• Permitirá y motivará la participación constante de todos los catequizandos. • Adoptará, durante todo el año, la actitud de escuchar con atención y paciencia a cada uno de los niños, respetando sus ideas. Evitará contrariarlos o callarlos; más bien, deberá orientarlos y darles confianza a que participen con entusiasmo.

Actividades preliminares El catequista realizará siempre las actividades preliminares antes de dar inicio con las actividades propias de cada Encuentro. Por eso intentará:

• Llegar antes que los niños, para preparar el lugar donde se realizará el Encuentro. • Hacer el recibimiento y dar la bienvenida a sus catequizandos. • Pasar lista. • Revisar la tarea. • Situar cada tema dentro de la unidad. En concreto, al comenzar cada unidad, se podrá

trabajar con los elementos que lo constituyen: • La portadilla: Al inicio de cada unidad se puede hablar acerca del título de la unidad y de la foto que lo ilustra. • Los objetivos: En cada unidad se incluyen el objetivo de esa unidad y los objetivos correspondientes a cada Encuentro. Los objetivos se pueden comentar al principio de cada unidad y de cada tema para que los niños se sitúen adecuadamente. • Imagen y frase: Los objetivos van acompañados de una imagen que, de alguna forma, está relacionada con el contenido de la unidad. Una frase al final de la página sintetiza también el contenido y se puede usar para motivar el diálogo y dar una visión de conjunto.

Preparación de los Encuentros Para la preparación de los Encuentros conviene tener en cuenta la correspondencia entre las distintas secciones de esta guía y las del libro del niño. Hemos incluido en cada apartado el nombre con el que se designan las secciones en el libro del niño.

6

Alianza 6 Guia U0.indd 6

11/11/19 13:11


Libro del catequista

Sentido

Objetivo particular

En presencia de mi Padre Dios

Acogida y oración inicial.

Motivación • Conozco 1 Desarrollo • Conozco 2

• Motivación para centrarse en el contenido. • Desarrollo del contenido.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre

Palabra de Dios escuchada, interiorizada y actualizada.

• Proclamación [Escuchamos…] • Lectura y proclamación de la Palabra. • Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • Interiorización de la Palabra. • Actualización [Actualizo lo que he escuchado] • Actualización de la Palabra. Oración • Platico con mi Padre Dios

Momento de oración y expresión de la fe.

Fórmula catequística • Memorizo

Aprendizaje y memorización de los contenidos fundamentales.

Actividad • Aprendo

Interiorización y aplicación personal del mensaje recibido.

Compromiso • Avanzo

Compromiso personal y su realización en la comunidad.

Para vivir en familia

Envío a compartirlo a la comunidad.

Evaluación • Compruebo mi fe

Evaluación de algunos aspectos fundamentales.

7

Alianza 6 Guia U0.indd 7

11/11/19 13:11


Desarrollo de los Encuentros Para el desarrollo de los Encuentros, el catequista llevará a cabo esta secuencia: 1. Iniciar el Encuentro con la sección En presencia de mi Padre Dios siguiendo las indicaciones de la guía y los contenidos del libro del niño. 2. Centrarse en los contenidos de las secciones Motivación y Desarrollo. El catequista entrega el contenido de estas secciones de manera expositiva y viva. Si es necesario, el niño puede cerrar su libro en ese momento. En el libro del niño figura una síntesis que puede servir de recuerdo y para revisión de lo que ha presentado el catequista. 3. El catequista también puede trabajar directamente con el contenido de la sección Conozco. En todo caso, se centra en el libro del niño y revisa lo que se propone en esa sección si no se ha hecho antes. Se ayuda al niño a realizar lo que se pide. 4. Desarrollar el apartado Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre, en el que hemos incluido la escucha de la Palabra y su interiorización y actualización. A partir de 4º grado se lee directamente de la Biblia. En el libro del niño ponemos un breve resumen. 5. Tener un momento de oración y expresión de la fe según lo indicado en Oración • Platico con mi Padre Dios. 6. Trabajar la sección Memorizo, siguiendo las instrucciones de la sección Fórmula catequística • Memorizo. 7. Explicar cómo se desarrolla Aprendo, conforme a lo que se dice en Actividad • Aprendo. 8. Plantear el Compromiso • Avanzo para realizar el compromiso personal. 9. Comentar lo que se dice en Para vivir en familia para animar a su realización. 10. Concluir con lo que se pide en Evaluación • Compruebo mi fe. En ocasiones, la evaluación no es solo para las niñas y los niños, sino también para el catequista.

Las Celebraciones Las Celebraciones contienen elementos simbólicos y vivenciales, con el propósito de que, los que participan en ellas, reflexionen y profundicen en cada uno de los contenidos de los Encuentros. De igual manera, en esta sección, los niños y las niñas encontrarán material que contiene oraciones y plegarias como apoyo para el itinerario personal de fe.

Las Paradas A lo largo del ciclo de catequesis haremos tres paradas, breves momentos para: 1. Recordar los contenidos principales de las unidades anteriores. 2. Conocer mejor nuestra realidad e iluminarla con el mensaje del Evangelio. 3. Elaborar un proyecto que realizaremos como grupo, dentro de nuestra comunidad.

8

Alianza 6 Guia U0.indd 8

11/11/19 13:11


1

unidad

Llamados a ser persona

Reconociendo nuestro valor como personas, nos hacemos próximos a los demás con compasión y misericordia. ENCUENTRO 1 Identificamos las cualidades, valores y habilidades que nos caracterizan como personas. ENCUENTRO 2 Distinguimos la relación que existe entre lo que conocemos de nosotros mismos y lo que los demás conocen de nosotros. ENCUENTRO 3 Identificamos al otro como parte importante para nuestro crecimiento y realización personal. ENCUENTRO 4 Valoramos que la sexualidad es un don de Dios y un medio para encontrarnos con el otro. CELEBRACIÓN 1 Agradecemos a Dios la oportunidad de descubrirnos como personas con habilidades y cualidades que nos ayudan a ser mejores.

A su imagen y semejanza nos creó. Alianza 6 Guia U1.indd 9

11/11/19 11:11


Encuentro 1

Soy persona Objetivo particular: Identificamos las cualidades, valores y habilidades que nos caracterizan como personas.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciamos el Encuentro comentando la fotografía que ilustra la Unidad 1 (cf. libro del niño,

página 7). Podemos preguntar: • ¿Qué te gusta más de la foto? ¿Qué expresa? • ¿Hay lugar para Dios en el gesto que hacen? ¿Dónde pone Dios las manos? • ¿Cómo queremos estar nosotros en grupo? ¿Estamos así o vamos a conseguirlo? Recitamos el salmo 139 (138) a dos coros (en este caso está en el apartado Escucho a Dios mi Padre, del libro del niño). Pedirles que ubiquen una frase que les llame la atención, la resalten y coloquen un emoticón relacionado con ella.

Señor, tú me examinas y me conoces

Señor, tú me examinas y me conoces, sabes cuándo me siento o me levanto, desde lejos comprendes mis pensamientos. Tú adviertes si camino o si descanso, todas mis sendas te son conocidas. No está aún la palabra en mi lengua, y tú, Señor, ya la conoces.

Por todas partes me rodeas, y tus manos me protegen. Es un conocimiento misterioso que me supera, una altura que no puedo alcanzar. ¿A dónde podré ir lejos de tu espíritu, a dónde escaparé de tu presencia? Si subo hasta los cielos, allí estás tú; si me acuesto en el abismo, allí te encuentro. Si vuelo sobre las alas de la aurora y me instalo en el extremo del mar, también allí me alcanzará tu mano y me agarrará tu derecha.

Tú conoces lo profundo de mi ser, nada mío te era desconocido cuando yo me iba formando en lo oculto y era tejido en las profundidades de la tierra. Tus ojos contemplaban mis acciones, todas ellas estaban escritas en tu libro, y los días que me asignaste, antes de existir.

¡Oh, Dios, qué profundos son tus proyectos, qué innumerables son todos juntos: si los cuento son más que la arena, y aunque termine, aún me quedas tú!

¡Ojalá, Dios mío, hicieras morir a los malvados, y se apartaran de mí los sanguinarios! Ellos hablan de ti con menosprecio y te atacan sin motivos. ¡Examíname, oh, Dios, y conoce mi interior, ponme a prueba y conoce mis pensamientos; mira si en mi conducta hay maldad y guíame por el camino eterno!

10

Alianza 6 Guia U1.indd 10

11/11/19 11:11


Motivación • Conozco 1 Nos presentamos XX Invitamos a los niños y niñas a participar en la dinámica llamada Pedro-Pablo, que consiste en lo

siguiente: • Cada persona elige a un compañero, de preferencia a uno que no conozca. Van a platicar de forma breve para conocer sus nombres, edades, dónde viven, gustos, pasatiempos, cuál es su escuela, etc. • Enseguida, cada uno presentará a la persona que conoció del siguiente modo: • El que presenta se pone de pie y se coloca detrás de la persona con la que habló. • Con las manos sobre los hombros del compañero o compañera, comenzará a presentarlo al grupo, mirando a los ojos de los demás (no al techo ni al suelo). • Al final, pedimos un aplauso para todos. Preguntaremos si los datos que dieron a conocer son correctos; si no es así, solicitaremos que los corrijan.

Desarrollo • Conozco 2 Los valores nos perfeccionan Con la dinámica anterior nos damos cuenta de lo importante que es conocer a los demás; solo se han dado algunos datos, pero en el transcurso del año, poco a poco, nos conoceremos mucho más. En quinto año vimos que Dios Padre nos creó con cualidades como la alegría, ser ordenados, sociables, etc.; algunas de ellas las hemos compartido con nuestros compañeros. Recordemos que capacidad o habilidad es la facilidad que tenemos para realizar algo muy bien, la cual se puede desarrollar con el paso de los años. Por su lado, las cualidades son los aspectos positivos, y los defectos son las deficiencias e imperfecciones morales o materiales que tenemos o adquirimos. Un valor es algo que perfecciona al que lo posee, es algo valioso que lo enriquece. El hombre lo busca porque para él representa algo que lo va a hacer mejor o le va a dar más. • Hay valores que nos hacen ser mejores y otros que nos hacen ser mucho mejores; hay valores que perfeccionan nuestra manera de ser, nos hacen crecer como personas, nos dan más calidad humana; para adquirirlos, es necesario el esfuerzo personal. • La búsqueda de estos valores profundos hace que la vida humana sea un reto digno de vivirse; las personas que los buscan dan grandeza a la condición humana. En su libro, irán completando el muro de Facebook (página 9): • Nombre de usuario: Yo soy... Escribirán su nombre o cómo les gusta que los llamen, además de las cualidades o aspectos que sientan que los distinguen de los demás. • Fotos... Deben representar lo que mejor les sale o saben hacer, sus habilidades. • ¿Qué estás pensando?... Espacio para mostrar qué piensan de la vida en una frase que les guste, con la que expresen un valor.

Las virtudes cardinales Proponemos compartir las virtudes cardinales, que son la base y el fundamento de la moral: 1. La justicia: Busca brindar a los demás lo que les corresponde de acuerdo con sus derechos. Proporciona la armonía entre las personas y el bien común. Propone rectitud habitual en los pensamientos y en las conductas humanas respecto al prójimo. Es la raíz de la paz. 11

Alianza 6 Guia U1.indd 11

11/11/19 11:11


2. La fortaleza: Nos ayuda a superar los obstáculos que se oponen al cumplimiento de los deberes, vence temores, incluso el de la muerte, y hace frente a las pruebas y persecuciones. 3. La templanza: Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. 4. La prudencia: Guía directamente el juicio de conciencia y ayuda a superar las dudas entre el bien y el mal. XX Pedimos a las niñas y los niños que realicen la actividad al final de la página: escribir una frase

sobre cómo vivir las virtudes de justicia, fortaleza, templanza y prudencia, según lo explicado. Les recordamos que la práctica continua de los valores nos hace seres virtuosos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Salmo 139 (138) XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece también el

texto completo.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Qué cualidades me reconozco? • ¿Qué importancia tiene el conocerme? • ¿Qué valores descubre Dios en mí? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Para vivir los valores necesitamos mirar positivamente el mundo, comprender que todo “existe por algo y para algo”, darnos cuenta de que cualquier ser, por pequeño que sea, tiene su sentido y su razón de ser, es decir: es valioso.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Cantamos o escuchamos la canción “Gracias, Señor”. XX Pedimos a los niños que escojan una frase que les haya gustado de la canción. Cada uno la dirá

después a los demás, sin importar que algunas se repitan.

Gracias, Señor

Gracias, Señor , gracias te doy. Gracias, Jesús, por este amor. A donde voy, ahí estás Tú, Tú eres mi sol, Tú eres mi luz. Todo lo que tengo, todo lo que soy. A ti te lo debo, a ti te lo doy.

Toda mi esperanza, la tengo puesta en ti, te doy mi alabanza, mi canto, mi sufrir. Con Espíritu Santo el mundo cambiará. Tendrás hombres santos, libres de verdad. Por ti, Jesús, por ti Señor Jesús.

12

Alianza 6 Guia U1.indd 12

11/11/19 11:11


Fórmula catequística • Memorizo

• Soy importante porque Dios me ha hecho una persona con cualidades y habilidades que estoy dispuesto a descubrir y mejorar.

Actividad • Aprendo Ayudamos a los niños a que completen las frases sobre las habilidades y cualidades que han descubierto en sí mismos.

Compromiso • Avanzo Indicamos a los niños que hagan su lista valores; revisamos en qué orden los escribieron y si éste corresponde con su práctica en la vida diaria.

Para vivir en familia Pedimos a los niños que elaboren un cartel con el que inviten a vivir un valor que consideren importante y necesario dentro de su ambiente familiar.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Elige, para cada día de la semana, un valor que sea importante para ti y que te comprometas a vivir en tu familia durante esta semana. Manda un mensaje por WhatsApp a tu grupo de compañeras catequistas, con una imagen y una frase que corresponda a dicho valor. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Ayudamos a los niños a escribir tres valores que pueden ser importantes para el grupo, y a describir de qué manera los van a poner en práctica.

13

Alianza 6 Guia U1.indd 13

11/11/19 11:11


Encuentro 2

Quién soy yo y cómo lo proyecto a los demás Objetivo particular: Distinguimos la relación que existe entre lo que conocemos de nosotros mismos y lo que los demás conocen de nosotros.

En presencia de mi Padre Dios XX Cada niño lee en silencio el texto de Gregorio Mateu, “Mujer u hombre perfecto”.

Serás mujer u hombre perfecto:

Si te manifiestas tal como eres. Si expresas claramente tus opiniones. Si reconoces valientemente tus fallas. Si no juegas a las dos caras. Si amas y practicas la verdad. Si te lanzas decididamente a mejorar el mundo. Si sigues tu propia vocación con fidelidad. Si eres fiel a tus convicciones.

Si afirmas con decisión tus valores. Si vives consciente de tus posibilidades. Si sabes conseguir lo que te propones. Si crees, esperas y trabajas. Tú eres el primer educador de tu propia personalidad. No podrás encontrar fuera de ti mismo los secretos de tu crecimiento y de tu realización.

XX En un clima de reflexión, cada niño puede ir diciendo en voz alta una de las frases. XX Por último, lo leen todos a la vez en voz alta.

Motivación • Conozco 1 Lluvia de ideas Este ejercicio se llevará a cabo con la técnica de lluvia de ideas. Para ello, se colocará un papel bond dividido en dos partes. En una de ellas se escribe “Lo que se necesita para construir una casa”, y en la otra “Lo que se necesita para hacer un viaje”. Con la ayuda de los niños se irán escribiendo las opiniones relacionadas con cada parte del papel. Los niños anotarán en su libro de trabajo los aportes que sus compañeros dieron y que se encuentran escritos en el papel bond.

Desarrollo • Conozco 2 Proyecto de vida Si quiero construir una casa, he de contar con un estudio del terreno donde pienso construir (sus características, ubicación, etc.). Si no lo hago, seguramente me equivocaré y mi construcción será un fracaso. También debo conocer los recursos económicos con los que cuento para lograr la construcción. Si no 14

Alianza 6 Guia U1.indd 14

11/11/19 11:11


lo hago, corro el peligro de quedarme con la construcción a medias. Posteriormente, el arquitecto o ingeniero hará un proyecto de mi casa según como la quiero, y éste mismo será el que dirija la obra. Lo mismo sucede en la construcción de mi propia personalidad. Si quiero ser un auténtico ser humano e hijo de Dios es necesario conocer mi realidad, mis defectos y cualidades, es decir, conocer mi propio terreno. A partir de ahí, proyectar qué clase de ser humano e hijo de Dios quiero ser, y trabajar con alegría, entusiasmo y tesón para lograrlo. Jesús mismo nos dice esto con claridad.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 14,28-30 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece una frase del

mismo como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Los niños responden las preguntas de su libro de trabajo: • ¿Cuál es la realidad de tu persona? Anota defectos y cualidades. • ¿Con qué medios cuentas para construir tu personalidad? Anota las personas y los medios materiales para formar tu propia personalidad. • ¿Cómo quisieras ser? ¿Qué te gustaría ser en el futuro? ¿Cuál es el ideal de tu persona? • ¿Te gustaría hacer un proyecto personal de vida ahora? ¿Por qué?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Somos seres sociales y nos necesitamos unos a otros. La Iglesia es el lugar donde Jesús quiso que todos aprendieran a amar y a bendecir a su Padre; el lugar privilegiado para lograr el proyecto de santidad que Dios quiere de nosotros.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Proponemos a los niños que proclamen el Magníficat (Lc 1,46-55), de manera individual, frente a

una imagen de la Virgen María.

Magníficat

Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva.

Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí cosas grandes el Poderoso. Su nombre es santo, y su misericordia es eterna con aquellos que le honran.

Actuó con la fuerza de su brazo y dispersó a los de corazón soberbio.

Derribó de sus tronos a los poderosos y engrandeció a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y a los ricos despidió sin nada.

Tomó de la mano a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia como lo había prometido a nuestros antepasados, en favor de Abrahán y de sus descendientes para siempre. 15

Alianza 6 Guia U1.indd 15

11/11/19 11:11


Fórmula catequística • Memorizo XX Sugerimos a los niños que elaboren, individualmente, un tríptico sobre el pasaje bíblico de Efesios 1,3-10.

Bendito sea Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que desde lo alto del cielo nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales.

Él nos eligió en Cristo antes de la creación del mundo para que fuéramos su pueblo y nos mantuviéramos sin mancha en su presencia.

Movido por su amor, él nos destinó de antemano, por decisión gratuita de su voluntad, a ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, y ser así un himno de alabanza a la gloriosa gracia que derramó sobre nosotros, por medio de su Hijo querido.

Con su muerte, el Hijo nos ha obtenido la redención y el perdón de los pecados, en virtud de la riqueza de gracia que Dios derramó abundantemente sobre nosotros con gran sabiduría e inteligencia. Él nos ha dado a conocer su plan salvífico, que había decidido realizar en Cristo, llevando su proyecto salvador a su plenitud al constituir a Cristo en cabeza de todas las cosas, las del cielo y las de la Tierra.

Actividad • Aprendo XX Una vez que hemos conocido la oración del Magníficat, pedimos a los niños que respondan lo siguiente.

• ¿Cuál era el proyecto de vida que tenía María antes de la intervención del Ángel? • ¿Cómo acogió María el proyecto de Dios? • ¿Cuál es el fruto por aceptar el proyecto de Dios en la vida de María? Compromiso • Avanzo XX Para guiar a los niños en la elaboración del plan de vida, se pueden seguir estos pasos:

• Dividir una hoja en cuatro partes, tal como aparece en su libro. • Escribir lo siguiente en cada una de las partes. • En la primera: las tres vivencias más significativas que lo hayan hecho feliz. • En la segunda: los tres regalos que más les hayan gustado y que aún conservan. • En la tercera: tres peticiones que se hace a sí mismo en relación con la escuela, los amigos, la familia y Dios, para mejorar su persona. • En la cuarta: tres actitudes que les permitan vivir lo que acaban de pedir. • Al final, firman su plan de vida y anotan la fecha para que así se sientan comprometidos. 16

Alianza 6 Guia U1.indd 16

11/11/19 11:11


Para vivir en familia Recordamos a los niños las tres actitudes que escribieron anteriormente para empezar a ponerlas en práctica.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Elabora tu plan de vida y llévalo a cabo con la ayuda y seguimiento de tu director espiritual.

Revisamos, cada ocho días, cómo está viviendo cada niño o niña lo que se ha propuesto en su plan de vida.

NOTAS

17

Alianza 6 Guia U1.indd 17

11/11/19 11:11


Encuentro 3

El otro es importante para mí Objetivo particular: Identificamos al otro como parte importante para nuestro crecimiento y realización personal.

En presencia de mi Padre Dios Ayudamos a los niños a preparar la oración de petición que harán todos juntos al comenzar el Encuentro.

Motivación • Conozco 1 XX Leemos, con las niñas y los niños, la siguiente narración.

Necesito de los demás

En un jardín crecía un hermoso cedro rodeado de muchos otros árboles. Año tras año se levantaba más hacia el cielo. Un día, al ver su propio tamaño y hermosura, se llenó de orgullo y desde su altura gritó: “¡Quiten ese nogal que me estorba!”. Y quitaron el nogal. “¡Arranquen esa higuera que me aburre!”. Y arrancaron la higuera. Con gran arrogancia ordenó: “¡Derriben esos manzanos que me quitan la luz!”. Y también los manzanos fueron derribados.

Así, uno tras otro, todos los árboles que rodeaban al cedro desaparecieron y el cedro quedó solo, dueño absoluto del jardín, el cual ya no era jardín. Un huracán sorprendió al cedro privado de todos los árboles defensores. Lo azotó, lo sacudió, lo arrancó de raíz, y lo dejó tirado en el suelo. XX Preguntamos al grupo:

• ¿Qué actitud tiene el cedro? • ¿Qué consecuencia tiene la arrogancia del cedro? • ¿Crees que esta narración tenga semejanza con algún momento de la vida real? ¿Por qué? Desarrollo • Conozco 2 ¿Quién es el otro para mí? Iniciamos una charla con las preguntas: ¿Para ti quién es el otro? ¿Quién es la otra persona? Luego, explicamos a los niños lo siguiente: • El otro no es un número o una ficha. Cuando una persona queda reducida a un simple número, se le cuenta y cambia como mercancía. Se puede cuantificar, dominar y manejar al gusto. • El otro no es un objeto. Cuando vemos a la persona como un simple objeto, la utilizamos al necesitarla, pero cuando ya no nos es útil, la tiramos, la arrojamos a la basura. 18

Alianza 6 Guia U1.indd 18

11/11/19 11:11


• El otro es una persona. El otro es uno como yo. Fundamentalmente, somos todos iguales, el otro

es una persona como yo; no es un objeto, sino un sujeto. No es algo, sino alguien que merece respeto. Al otro lo tratamos como persona cuando lo comprendemos, aceptamos, valoramos y amamos; cuando es importante para nosotros. • En nuestra Iglesia, al otro le llamamos prójimo, que quiere decir ‘próximo’. El que está cerca de mí es el más próximo y con él debemos practicar la caridad y la misericordia. Ambas palabras se resumen en una sola: amor. Todas las actitudes que tengamos con el prójimo serán fruto de este sentimiento que nos mueve a actuar en beneficio de los demás.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 10,25-37 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece una síntesis

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje evangélico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué personajes aparecen en el relato? • ¿Qué actitud se manifiesta en la persona que paga los denarios? • ¿Por qué consideras que actuó de esa manera? • ¿Cómo entiendes el mensaje final que Jesús da?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El otro no es un número o una ficha que se pueda cuantificar e intercambiar como mercancía; tampoco es un objeto que se utiliza cuando sirve y se arroja a la basura cuando ya no es útil. El otro es una persona, al igual que yo. No es algo, es alguien y merece respeto. Los cristianos decimos que el otro es mi prójimo, o sea, el que está cerca de mí y necesita de mi amor. El amor por el prójimo es el mensaje principal que Jesús nos da para vivir. Por ello, todos los que nos rodean deben ser importantes para nosotros.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Los niños rezan la oración y la meditan personalmente, pensando quiénes son importantes para

ellos en la casa, en la escuela y en la calle, y por qué.

Oración para descubrir al otro

Señor, enséñame a ver detrás de cada palabra a un hermano, a alguien que posee la misma profundidad que la mía con sus sufrimientos y sus alegrías. Señor, hazme descubrir detrás de cada rostro, en el fondo de cada mirada, un hermano completamente distinto de todos los otros. Quisiera, Señor, tratarlos a cada uno a su manera, como tú lo hiciste con la samaritana, con Nicodemo, con Pedro... como lo haces conmigo.

19

Alianza 6 Guia U1.indd 19

11/11/19 11:11


Quisiera empezar, hoy mismo, a comprender a cada uno en su mundo, con sus ideales, virtudes y debilidades, y también, ¿por qué no? con sus “chifladuras”. ¡Que en el otro te vea a ti, Señor! Amén. XX Luego, la leemos juntos frente a una imagen de Jesús.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que aprendan de memoria las obras de misericordia.

Espirituales 1. Enseñar al que no sabe. 2. Dar buen consejo al que lo necesita. 3. Corregir al que yerra. 4. Perdonar las injurias. 5. Consolar al triste. 6. Soportar los defectos del prójimo. 7. Rogar a Dios por los vivos y muertos.

Corporales 1. Visitar y cuidar a los enfermos. 2. Dar de comer al hambriento. 3. Dar de beber al sediento. 4. Vestir al desnudo. 5. Dar posada al peregrino. 6. Redimir al cautivo. 7. Enterrar a los muertos.

Actividad • Aprendo El niño escribe en su libro el nombre de tres personas que son importantes para él y explica por qué lo son.

Compromiso • Avanzo Encontramos en la sopa de letras siete palabras que completan el enunciado de las obras de misericordia: SABE / TRISTE / PRÓJIMO / HAMBRIENTO / PEREGRINO / ENFERMOS / MUERTOS.

Para vivir en familia Proponemos a los niños que escojan una obra de misericordia, citada anteriormente, y que la propongan a su familia para practicarla juntos.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Medita sobre la forma en que practicas las obras de misericordia en tu vida y anota tus reflexiones.

Organizamos que escenifiquen la parábola del Buen Samaritano.

20

Alianza 6 Guia U1.indd 20

11/11/19 11:11


Encuentro 4

Valoro mi sexualidad Objetivo particular: Valoramos que la sexualidad es un don de Dios y un medio para encontrarnos con el otro.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el encuentro escuchando y reflexionando el texto:

Varón y mujer los creó Y creó Dios a los seres humanos a su imagen; a imagen de Dios los creó; varón y mujer los creó. Y los bendijo Dios diciéndoles: “Crezcan y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven por la tierra”.

Motivación • Conozco 1 Sexo, sexualidad y genitalidad Pedimos a los niños que escriban qué entienden por sexo, sexualidad y genitalidad para tener en cuenta el nivel de comprensión del cual debemos partir.

Desarrollo • Conozco 2 El hombre y la mujer desde los medios de comunicación Mostrar anuncios publicitarios para ubicar la forma en que los medios de comunicación consideran al hombre y a la mujer en la actualidad. Invitar a los niños a reflexionar sobre lo que observan al respecto. • Sexo: Son las características fisiológicas y sexuales con las que nacemos mujeres y hombres. Género, en cambio, se refiere a las ideas, normas y comportamientos que la sociedad ha establecido para cada sexo, y el valor y significado que se les asigna (unicef). • Sexualidad: Es una dimensión fundamental del ser humano, íntimamente relacionada con la afectividad, la capacidad de amar y la aptitud para relacionarnos con los demás. “Un aspecto central [...] Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales” (oms). • Genitalidad: Hace referencia al aspecto más corporal de la sexualidad. Es un concepto parcial del sexo del individuo y de su conducta sexual, reduciendo ambos conceptos al aspecto anatómico fisiológico de los órganos genitales o reproductores. 21

Alianza 6 Guia U1.indd 21

11/11/19 11:11


Vivir bien y de manera integrada nuestra sexualidad Antes, hablar de sexo implicaba cierta incomodidad por considerarlo un tema no apto para menores de edad. Actualmente estamos en el otro extremo, bombardeados o invadidos por una “ola de sexualidad”; el cine, la televisión, los espectáculos, las novelas, las revistas e incluso los amigos nos hablan del sexo. Abunda la práctica de una sexualidad de consumo, presente en la prostitución, la pornografía y la publicidad. Con los amigos se habla de sexo de forma superficial y vulgar, en chistes subidos de tono, en albures, groserías, etc. Sin embargo, como hemos visto, la sexualidad es el conjunto de características que distinguen al hombre de la mujer; ambos profundamente diferentes. La sexualidad marca la personalidad masculina o femenina, nuestra manera de vivir, de sentir, de hablar, de movernos, de trabajar y de realizarnos. Por tanto, no podemos reducirla tan solo al aspecto genital, sino que debemos verla como una forma de relacionarnos. Así, fuimos creados para la complementariedad. Una sexualidad bien vivida e integrada en la persona se convierte en una fuerza de construcción, crecimiento y realización. En cambio, si se vive solo como placer, se convierte en una energía que destruye y rebaja a la persona. Lo bueno o lo malo, en materia sexual, se determina por este criterio: si eleva a la persona, es bueno; si la destruye, es malo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Génesis 1,27-28 XX Leemos esta breve cita directamente de la Biblia; también se incluye en el libro del niño.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] XX Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas:

• ¿Qué entiendes cuando la Biblia afirma: “Y creó Dios a los seres humanos a su imagen y semejanza”? • ¿Qué palabras usa Dios para hacer la distinción entre sexos? • ¿A qué se refiere la frase “crezcan y multiplíquense”? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Las diferencias de la sexualidad entre el hombre y la mujer no se refieren únicamente al cuerpo, involucran también la manera de ser, sentir, actuar, vestir, mirar al mundo, etc. Ahora que conocemos todo esto, podemos distinguir si en los ambientes en donde nos movemos se valora la sexualidad o se conoce tan poco que se empobrece o denigra en muchas situaciones; porque la sexualidad es también una realidad destinada a trascender al hombre. El amor humano se explica desde el amor que nos viene de arriba, desde ese Amor eterno e infinito que es Dios Padre. Por lo tanto, es importante que despreciemos las actitudes, palabras y comportamientos que distorsionen la sexualidad, tales como los albures, chistes sexuales y la pornografía.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Orientamos a los niños, que estarán en un lugar acogedor y silencioso, como la capilla, para que

cada uno haga serenamente la oración.

22

Alianza 6 Guia U1.indd 22

11/11/19 11:11


Padre, estoy creciendo

Cada día estoy más grande y eso me pone más feliz y contento. Estoy creciendo, estoy más alto, más grande. Ayúdame a crecer también en el corazón. Que cada día sea más bueno.

Que tu amor me llene por dentro, hasta que contagie a los que me rodean. Ayúdame a crecer en sabiduría, en oración, en solidaridad, en buen humor y en entrega a los demás. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo

• La diferencia de sexos es algo querido por Dios. Entra en los planes de la creación. • La sexualidad es un modo propio de ser, de comunicarse con los otros, de sentir, de estudiar, de

trabajar, de expresarse y de vivir el amor humano. • La diferencia de género no significa que uno sea mejor que el otro: ambos son iguales en dignidad ante Dios y, por lo tanto, debe respetarse y privilegiarse esta igualdad.

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que subrayen en el texto de Pierre Babin las frases que les parezcan más

importantes, y que las comenten con sus compañeros. XX La solución a las afirmaciones sobre la sexualidad es: F / V / V / V / F.

Compromiso • Avanzo Elaboramos, con los niños y niñas, un banderín que tenga la frase: “Y creó Dios a los seres humanos a su imagen y semejanza”, idea que todos deberán poner en práctica.

Para vivir en familia El niño ha de explicar a sus familiares lo que aprendió acerca de la sexualidad.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Responde con sinceridad a las siguientes preguntas: • ¿Cómo vivo mi sexualidad? • ¿Por qué es importante la sexualidad en la vida del catequista?

Hacen el ejercicio que se propone en el libro de trabajo: elegir dos expresiones y señalar por qué las seleccionaron.

23

Alianza 6 Guia U1.indd 23

11/11/19 11:11


Celebración 1

Fiesta de la amistad Objetivo particular: Agradecemos a Dios la oportunidad de descubrirnos como personas con habilidades y cualidades que nos ayudan a ser mejores.

(Esta celebración se realiza en la capilla o en un local cerrado. Todos permanecen sentados.)

Entrada Catequista En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Vamos a orar todos unidos para pedir a nuestro Padre Dios –quien nos hizo para ser como Él, para amar, para unirnos– que nos conceda saber ser amigos y amigas. Lo hacemos con las Letanías de la amistad. Cada uno va a leer una petición desde su lugar y todos contestamos: Te lo pedimos, Señor.

Letanías de la amistad Catequista: Dios Padre, concédenos… Joven 1: Un corazón con gran capacidad de amar. Todos: Te lo pedimos, Señor (contestamos después de cada oración). Joven 2: Descubrir los amigos que necesitamos. Joven 3: Valorar lo especial que es cada uno. Joven 4: Ser el amigo que ellos necesitan. Joven 5: Gozar nuestra amistad. Joven 6: Ser fieles en tiempos difíciles. Joven 7: Cultivar amistades para ser mejores. Joven 8: Lograr amistades nuevas. (Nos ponemos de pie y entonamos el canto.)

Dios está aquí

Dios está aquí, tan cierto como el aire que respiro, tan cierto como en la mañana

se levanta el sol, tan cierto como yo le hablo y me puede oír.

24

Alianza 6 Guia U1.indd 24

11/11/19 11:11


(Nos sentamos.) Catequista: Jesús, Hijo de Dios, concédenos… Joven 1: Salvarnos de nuestro egoísmo. Todos: Te lo pedimos, Señor (contestamos después de cada oración). Joven 2: Vivir la fraternidad que nos predicaste. Joven 3: Tener un corazón como el tuyo, sentimientos como tú. Joven 4: Sentir los sufrimientos y necesidades de los demás. Joven 5: Llorar sus lágrimas y gozar sus alegrías. Joven 6: Caminar juntos por la vida hasta el final. Joven 7: Tener inteligencia y amor para mantenernos unidos. (Nos ponemos de pie y entonamos el canto.)

Jesucristo Jesucristo me dejó inquieto, su palabra me llenó de luz,

nunca más yo pude ver el mundo, sin sentir aquello que sintió Jesús.

(Nos sentamos.) Catequista: Espíritu Santo, concédenos… Joven 1: Afecto para querernos y alegría cuando estemos juntos. Todos: Te lo pedimos, Señor (contestamos después de cada oración). Joven 2: Sensibilidad para captar el corazón de nuestros amigos. Joven 3: Interés para encontrarnos y respeto para tratarnos. Joven 4: Valor para comunicarnos y prudencia para saber cuánto. Joven 5: Malestar cuando nos distanciemos y fuerza para buscarnos. Joven 6: Libertad para ser y moral para saber cómo. Joven 7: Tu luz para ver, tu fuego para amar, tu presencia para poder servir. (Nos ponemos de pie y entonamos el canto.)

Espíritu de Dios

Espíritu de Dios, llena mi vida, llena mi alma, llena mi ser. Lléname, lléname, con tu presencia, lléname, lléname.

Con tu amor, lléname, lléname. Con tu poder, lléname, lléname. Espíritu de Dios, salva mi vida, salva mi alma, salva mi ser. Sálvame, sálvame...

25

Alianza 6 Guia U1.indd 25

11/11/19 11:11


(Nos sentamos.) Catequista: María, Madre de Dios, concédenos… Alumno: Quererte mucho para unirnos más. Todos: Por intercesión de María, te lo pedimos, Señor (contestamos después de cada oración). Alumno: Tener a tu Hijo como nuestro gran amigo. Alumno: Ser como él para ser más humanos y más amigos. Alumno: Que vivamos momentos buenos para recordar toda la vida. Alumno: Que lleguemos a ser viejos amigos. Alumno: Que Dios se alegre de nuestro vivir juntos. Alumno: Que nos reúna en su Reino como amigos para siempre. (Nos ponemos de pie y entonamos el canto.)

Ven con nosotros Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás, contigo por el camino, Santa María va. Ven con nosotros a caminar, Santa María, ven. Ven con nosotros a caminar, Santa María, ven.

Ofrecimiento de la guitarra Catequista Vamos a ofrecer esta guitarra a Jesús. Va a ser el símbolo de nuestra alegría, juventud y sentimientos. También simbolizará a cada integrante de nuestro grupo de amigos, mientras que cada cuerda a quienes integramos este grupo de catecismo. Es el símbolo de la alegría, la unión y la fiesta. Se toca con inspiración, esfuerzo y arte. La guitarra es resistente, pero si no la proteges, si la maltratas, se daña. La guitarra, en manos de un artista, se vuelve un instrumento productor de belleza, música y canto. Vamos a ofrecerla a Jesús, el amigo, quien dio la vida por sus amigos. Él, el de los brazos abiertos, dispuesto a aceptar a todos, comprender a todos, perdonar a todos. El del corazón dispuesto a dar hasta la última gota de su sangre, a dar todo a todos. El de la cruz, dispuesto al sacrificio de sí mismo para dar libertad y vida. El maestro del amor. (Se coloca la guitarra frente a una imagen de Jesús.)

Palabra de Dios: Lectura del Evangelio de san Juan 15,12-17 Catequista Ahora vamos a leer la Palabra de Dios para que Él nos hable. Después, tras guardar unos momentos de silencio, haremos la reflexión por medio del “eco”, es decir, repitiendo cada uno la frase que más le gustó.

Catequista Ofrecemos nuestra persona para consagrarnos a Dios como grupo de amigos y amigas. Van a ir pasando a poner los palitos con el nombre, en la fogata. 26

Alianza 6 Guia U1.indd 26

11/11/19 11:11


Cada palito va a significar a cada uno de nosotros; el entregarlo unidos y que ardan juntos va a significar que nos consagramos juntos para que el Espíritu de Dios arda en nosotros. Van pasando uno por uno y, después, oramos juntos.

Oración sobre el símbolo de la fogata Catequista: Señor, bendice nuestras amistades y el compañerismo de nuestro grupo. Todos: Que todos creamos en Ti y nos entreguemos a Ti. Catequista: Que tu fuego nos penetre, llene de luz nuestra mente y de calor nuestro corazón. Todos: Que sepamos comunicarlo unos a otros. Catequista: Que en Ti nuestro grupo esté unido y en todo el grupo reine el compañerismo. Todos: Que tu presencia sea nuestro centro, fuente del fuego, que hace un hermoso “nosotros”. Catequista: Que seamos el fuego necesitado por nuestro mundo oscuro y frío. Todos: Que no se quede nadie sin recibir tu fuego por nuestra falta de fuego. Catequista: Te pedimos todo esto, con la oración que nos enseñó tu Hijo. Todos: Padre nuestro...

NOTAS

27

Alianza 6 Guia U1.indd 27

11/11/19 11:11


NOTAS

28

Alianza 6 Guia U1.indd 28

11/11/19 11:11


2

unidad

Descubro mis talentos

Reconocemos los dones que Dios, por medio del Espíritu Santo, nos ha dado a favor propio y para ponerlos al servicio de los demás. ENCUENTRO 5 Reconocemos que la confianza es un elemento importante para la amistad. ENCUENTRO 6 Aprendemos a elegir las acciones que nos permiten estar cerca de Dios y descubrir a su lado la verdadera felicidad. ENCUENTRO 7 Valoramos la vida a partir de nuestras propias experiencias, especialmente aquellas que son más significativas. ENCUENTRO 8 Adquirimos la capacidad de aceptar al otro tal cual es porque nos reconocemos amados por Dios. CELEBRACIÓN 2 Expresamos sentimientos de amistad y de felicidad para encontrarle sentido a la vida y al amor.

Si no tengo amor, nada soy. Alianza 6 Guia U2.indd 29

11/11/19 11:12


Encuentro 5

La amistad como conquista Objetivo particular: Reconocemos que la confianza es un elemento importante para la amistad.

En presencia de mi Padre Dios XX Comentamos la fotografía que ilustra el comienzo de la unidad con estas o parecidas preguntas:

• ¿Qué representa esta imagen? • ¿Qué quiere simbolizar? • ¿Crees que tiene que ver algo con los talentos? ¿Por qué? XX Como primer acto del Encuentro, rezamos a dos coros la oración.

Señor, Dios de la amistad

Señor, Dios de la amistad, nos has dado la capacidad de amar y de entregarnos en la amistad, para que imitáramos tu infinito amor.

Que nunca triunfen el egoísmo y la tristeza, dejándonos llevar a nuestro propio interés. Tú te has mostrado a los hombres como el Dios de la amistad. Cristo fue y sigue siendo el amigo fiel de los pequeños y pobres,

y para que ya nunca más vivamos para nosotros mismos y en solitario, envió al Espíritu Santo a nuestros corazones, para llevar a cabo la amistad universal. Este Espíritu es el que sigue gritando en nuestras almas que sin amistad no se puede vivir, pues el Dios de la amistad lo ha querido así.

Motivación • Conozco 1 Discofórum sobre la amistad XX Escuchamos o leemos juntos la canción “Yo tengo un amigo que me ama”.

Yo tengo un amigo que me ama, me ama, me ama. Yo tengo un amigo que me ama, su nombre es Jesús. Que me ama (3) con su tierno amor.

Que me ama, (2) su nombre es Jesús.

Tú tienes un amigo que te ama… Tenemos un amigo que nos ama.

30

Alianza 6 Guia U2.indd 30

11/11/19 11:12


XX Posteriormente, indicar que respondan las preguntas del libro de trabajo.

• ¿Qué frase de la canción te impresionó más? ¿Por qué? • ¿Qué es para ti la amistad? • ¿Quiénes son tus amigos? • ¿Por qué los consideras así? Desarrollo • Conozco 2 La verdadera amistad XX Considerando las posibles respuestas a las preguntas anteriores, el catequista dará una charla

sobre el tema, en la que precise las ideas siguientes. • No es lo mismo un “conocido” que un amigo. • La amistad, en sentido amplio, es el trato frecuente con las personas que conocemos y vemos de manera frecuente, en la colonia, el barrio, nuestro lugar de trabajo o la escuela. • La amistad, en sentido estricto, es la relación entre dos personas que tienen una estrecha comunicación, confianza, afecto, intimidad, respeto y ayuda. • No es lo mismo ser “amigotes” que ser amigos: los primeros son los que se juntan para pasarla bien, divertirse, hacer bromas, etc.; los amigos son los que se reúnen porque se necesitan para realizarse como personas, se preocupan por los otros, están abiertos a los demás, se ayudan, se ponen metas nobles… • La amistad no se puede definir, es algo que se vive. • La amistad es una necesidad espontánea, una necesidad básica de expresión, es una fuerza que eleva a la persona. • La verdadera amistad precisa de algunas condiciones: • Confianza total, sin la que no puede darse una amistad duradera. • Sinceridad, esto es, decir la verdad al amigo, aunque a veces sea dolorosa y pueda no gustarle. • Fidelidad, es decir, estar con el amigo en las buenas y en las malas. • Generosidad, porque la amistad implica dar, entregar, ayudar, etc. • Presencia, en otras palabras, saber estar cuando se nos necesita. La Biblia nos habla de ese tesoro humano que es la amistad, nos narra en varios pasajes una historia de amistad entre Dios y los hombres, nos presenta las características que conlleva el tener un amigo y explica a quién le podemos denominar de ese modo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Eclesiástico 6,14-17 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resu-

men como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas:

31

Alianza 6 Guia U2.indd 31

11/11/19 11:12


• ¿Cómo se presenta la amistad en la Biblia? • ¿Quiénes intervienen en esta historia de amistad? • ¿Qué características y ventajas conlleva el tener un amigo? • ¿A quién podemos realmente denominar de ese modo? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] ¿La experiencia de la amistad es parecida a la del libro del Eclesiástico? Hoy día la palabra “amigo” es de uso común, aunque no se entienda plenamente su significado. En nuestra vida, tenemos compañeros de grupo que son “conocidos”, porque los vemos a diario, ocasionalmente platicamos con ellos de asuntos, de tareas y trabajos escolares. Entre ellos, a algunos los sentimos muy “cercanos” porque les tenemos confianza para platicar asuntos más personales, que no a todos contamos, y del mismo modo ellos nos cuentan sus problemas. A éstos los podemos llamar “amigos”, aunque hay que tener en cuenta que la amistad es un don que se da y que se conquista a diario, a ejemplo de Jesús.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Orientamos a los niños para que completen las frases con agradecimientos y peticiones por

aquellas personas que consideran sus amigas: • Gracias por la amistad de… porque… • Te pido por... para que...

Fórmula catequística • Memorizo XX Indicamos a los niños que elaboren un collage de imágenes y símbolos que expresen las siguientes frases:

• La amistad es un valor universal. • Condiciones para la verdadera amistad: confianza, sinceridad, fidelidad, generosidad y presencia. Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que resuelvan el ejercicio del libro de trabajo, completando lo que se pide en cada una de las tres columnas.

Compromiso • Avanzo Ayudamos a que los niños identifiquen dos acciones de amor y dos de egoísmo que existan en sus relaciones de amistad y en sus relaciones familiares.

Para vivir en familia Invitamos a los niños a que recuerden a los amigos que han tenido en los últimos seis años y a que piensen por qué los recuerdan con cariño.

32

Alianza 6 Guia U2.indd 32

11/11/19 11:12


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

En la próxima ocasión que recibas a nuestro Señor en la Eucaristía, pídele por tus amigos y por tus enemigos, a quienes deberíamos querer más.

Ayudamos a los niños a escribir cómo se presenta la amistad en el libro del Eclesiástico.

NOTAS

33

Alianza 6 Guia U2.indd 33

11/11/19 11:12


Encuentro 6

La verdadera felicidad Objetivo particular: Aprendemos a elegir las acciones que nos permiten estar cerca de Dios y descubrir a su lado la verdadera felicidad.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro pidiendo a los niños que lean en silencio la oración.

Vivir

Señor, que comprenda el valor de vivir, que conozca que no hay vida posible sin algo de dolor, sin alguna desilusión. Enséñame que el triunfo de la vida no está en evitar las amarguras, sino en gozar plenamente de las alegrías cuando llegan…

En saber apreciar todo lo bueno y lo bello: una cena agradable, una tarde de sol, un día de buena salud.

En vivir tan intensamente los momentos de felicidad como los de dolor, pues en todo podemos unirnos a ti, Cristo, y contigo el dolor siempre termina en gozo. XX Después, pedir que cada uno diga en voz alta la frase con la que más se identifica. Por último, la

rezamos todos juntos, despacio y con sentimiento.

Motivación • Conozco 1 Radiografía de una canción XX Hacemos la dinámica del libro de los niños para que analicen las frases de la canción “Te doy

gracias, Jesús”, con el objetivo de descubrir los sentimientos del autor y el por qué de la felicidad que expresa en la letra.

34

Alianza 6 Guia U2.indd 34

11/11/19 11:12


Te doy gracias, Jesús

Te doy gracias, Jesús, por haberme encontrado, por haberme salvado, te doy gracias, Jesús. Hoy ya sé el camino y hacia él me dirijo, es la senda bendita que representa el Hijo.

Mi amor era pequeño pero ya lo he encontrado, y ese pequeño amor hoy se ha agigantado. Hoy Jesús es mi guía, él controla mi vida, y no hay nada terreno que mi cariño mida.

Desarrollo • Conozco 2 La auténtica felicidad Para el hombre de hoy, hablar de Dios es innecesario; todo se organiza y se hace sin que Dios tenga algo que ver. La gente habla de trabajo, dinero, diversión, deportes, autos…; pero de Dios no se suele hablar, y mucho menos se piensa que en Él esté la felicidad. Según la mentalidad actual, la felicidad nos viene de las cosas materiales; sin embargo, los cristianos descubrimos que solo de Dios proviene la auténtica felicidad. Dios nos proporciona una serie de pistas para estar cerca de Él y así obtener una felicidad plena: • Realizar obras buenas, concretamente, las obras de misericordia. En ellas podemos encontrar la posibilidad de aplicar la caridad, que se define como el amor al prójimo. • Practicar la justicia en cada una de nuestras acciones para con los demás. • Promover la fraternidad como uno de los valores que nos hacen solidarios con nosotros mismos, la familia y los demás. • Conocer que la esperanza es sinónimo de confianza y que ésta solo puede estar depositada en Dios.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Eclesiástico 14,1-2 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué beneficios obtiene el que confía en Dios? • ¿Para qué nos sirve la esperanza? • ¿En qué basa la felicidad el autor del libro del Eclesiástico?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En la familia y en la comunidad experimentamos la felicidad, y la esperanza es una virtud que nos permite acercarnos a Dios. 35

Alianza 6 Guia U2.indd 35

11/11/19 11:12


Es importante, entonces, reconsiderar el pensamiento positivo que escuchamos en la canción, donde la felicidad está en tratar de ver las cosas de mejor manera y descubrir a Dios en cada momento de la vida. De la misma manera, es necesario ayudar a que la situación familiar y social sea mejor, contribuyendo para ello en la construcción de nuestra felicidad, y en la de los demás, por medio de la práctica de las obras de misericordia en nuestra vida diaria. La felicidad nos viene de Dios y solo estando cerca de Él la podemos conseguir, aunque para obtener una felicidad plena es necesario esforzarnos. En la Iglesia, el ejemplo más claro de la felicidad total es la Virgen María, quien la refleja a través de la plena confianza que le tiene a Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios La Virgen Santísima fue la persona más feliz. Con su vida demostró que cuando la felicidad ha echado raíces en el corazón, no puede menos que convertirse en oración. XX Rezamos el Magníficat (libro del niño, página 14).

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que subrayen lo siguiente en su libro de trabajo.

Para estar cerca de Dios y obtener una felicidad plena es necesario esforzarnos por: • Realizar obras buenas: en las obras de misericordia podemos encontrar la posibilidad de aplicar la caridad que se define como el amor al prójimo. • Practicar la justicia en cada una de nuestras acciones para con los demás. • Promover la fraternidad como uno de los valores que nos hacen solidarios con nosotros mismos, la familia y los demás. • Conocer que la esperanza es sinónimo de confianza, que solo puede estar depositada en Dios. Esta virtud es una de las claves para estar cerca de Dios.

Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que escriban acciones que realizarían para ser felices, es decir, las acciones que los acercan a Dios.

Compromiso • Avanzo XX Invitamos a los niños a que pongan en práctica una buena acción diaria y a que peguen recortes

o dibujen las que vayan realizando. XX Recordarles que las obras de misericordia pueden ser un buen ejemplo.

36

Alianza 6 Guia U2.indd 36

11/11/19 11:12


Para vivir en familia XX Indicamos a los niños que comenten con su familia la actividad de compromiso que realizarán en casa. XX Pedirles que, para iniciar el siguiente Encuentro, deberán solicitar a sus papás una carta en la que

les compartan los detalles de su nacimiento.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

En tu próxima visita al Santísimo Sacramento, ofrécele la “acción buena” que harás en esta semana, y pídele que ayude a tus niños a que realicen la suya correctamente.

Escriben lo que sugiere el libro de trabajo. Contestar el breve cuestionario de opción múltiple. Las soluciones son: “Las cosas materiales”, “Las obras de misericordia...” y “Esperanza”.

NOTAS

37

Alianza 6 Guia U2.indd 37

11/11/19 11:12


Encuentro 7

El valor de la vida Objetivo particular: Valoramos la vida a partir de nuestras propias experiencias, especialmente aquellas que son más significativas.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro rezando, a dos coros, y cada uno con su Biblia, el salmo 8.

Motivación • Conozco 1 La carta de tus padres XX Pedimos que cada quien lea y comente la carta que le escribieron sus papás; después, que escri-

ban una respuesta para la misma.

Desarrollo • Conozco 2 Nuestro Dios es un Dios vivo El nacimiento es el principio de la vida. Las personas llegan a la vida gracias a Dios y a sus padres, que se la han proporcionado. Todos los seres vivos somos criaturas de Dios, pensados por Él, creados por Él; pero el hombre es, además, hijo de Dios, tiene doble vida: humana y espiritual. Dios Padre no necesita al hombre, Él quiso ser nuestro Padre y que fuéramos sus hijos amados, nos creó por amor. Desde la eternidad pensó en cada uno de nosotros, porque para Él no hay tiempo, todo es presente. El ser humano crea muchas cosas con funciones específicas: plumas, mesas, automóviles, edificios, máquinas…; pero todas ellas son objetos inanimados con tareas concretas. La libertad del ser humano le lleva a hacer uso de las cosas para distintos fines. Nos pasa lo mismo: hemos sido hechos por y para Dios, para vivir una vocación de amor en Él. Entre los títulos que la Biblia asigna a Dios está el de Dios vivo o viviente. Ello significa que Dios es la fuente única y suprema de la vida, y que la vida es, por tanto, un don precioso y sagrado que es necesario respetar a toda costa. Pero la vida es mucho más que una realidad biológica; es también una realidad religiosa, es decir, designa la relación de amistad y cercanía con Dios. La verdadera vida consiste en estar junto a Dios; alejarse de Dios, vivir de espaldas a Él, significa morir. Sin embargo, como cristianos, creemos que la vida junto a Dios no la podrá interrumpir la muerte temporal y que, por tanto, tendrá lugar en el más allá de la historia humana. La enfermedad y la muerte limitan la vida o acaban con ella; por eso, estas experiencias nos hacen volver la mirada al Creador de la vida para valorarla más y cuidarla mejor, antes de llegar a perderla. Las drogas y el alcohol también atentan contra la vida porque son una forma de lastimar el cuerpo que Dios nos regaló, y también lastiman a las personas que rodean a quienes sufren estas adicciones. 38

Alianza 6 Guia U2.indd 38

11/11/19 11:12


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Deuteronomio 30,15-20 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resu-

men como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Cómo presenta Dios la realidad de la vida? • ¿Qué actitud debe tener el hombre frente a las dos realidades? • ¿Qué elección es más favorable para el hombre?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En el Antiguo Testamento, Dios propone al pueblo de Israel dos realidades distintas y totalmente opuestas, dejándolo en plena libertad para optar por lo que crea más conveniente y mejor. La vida es mostrada como la mejor elección y la que garantiza bendiciones, signo de unidad y de encuentro con los demás y con el Creador. Hoy, tú te enfrentas a muchos signos de muerte, como las drogas y el alcohol, así como a la desesperanza, que lleva a mucha gente, sobre todo joven, a no desear vivir. Estas huidas son puertas falsas que se buscan ante las dificultades de la vida; sin embargo, la solución la encontramos en Dios, que es el sentido de la vida, y solo estando cerca de Él podemos enfrentar las situaciones difíciles que vivimos todos los días. Por otra parte, como leímos en el pasaje de la Biblia, Dios nos permite elegir lo que nosotros creemos conveniente: ¿Tú, qué eliges?

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Ayudamos a los niños a que den gracias a Dios con un canto, porra o lema, con la frase:

“Es un regalo de Dios. Es un regalo de Dios. La vida entera es un regalo de Dios.”

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que elaboren e ilustren un tríptico con las siguientes frases:

• El nacimiento es el principio de la vida que proviene de Dios. • Somos criaturas de Dios, pensados por Él, creados por Él. • La verdadera vida consiste en estar junto a Dios. Actividad • Aprendo Realizamos el ejercicio en el que los niños han de escribir en un tuit la frase que más les gustó.

39

Alianza 6 Guia U2.indd 39

11/11/19 11:12


Compromiso • Avanzo Pedimos a los niños que escriban el significado de las imágenes que se proponen y cómo ayudan o destruyen el medio ambiente. Posteriormente, que lean la noticia y que contesten la pregunta.

Para vivir en familia Los niños ilustran la trayectoria de su vida con el ejercicio que se propone en su libro de trabajo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Contesta estas preguntas: • ¿Cuál es tu principal propósito en la vida? • ¿Qué ha sido lo más importante que te ha ocurrido en la vida? • ¿Eres signo de vida en tu familia? ¿Por qué?

Los niños responden a estas preguntas: • ¿Quién soy yo? • ¿Qué hago en este mundo? • ¿Qué más puedo hacer en favor de la vida?

NOTAS

40

Alianza 6 Guia U2.indd 40

11/11/19 11:12


Encuentro 8

Amar tiene sentido Objetivo particular: Adquirimos la capacidad de aceptar al otro tal cual es porque nos reconocemos amados por Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciamos el Encuentro cantando o recitando la canción.

Cristo te necesita

Cristo te necesita para amar, para amar. Cristo te necesita para amar. No te importen las razas, ni el color de la piel, ama a todos, como hermanos, y haz el bien. Al que sufre y al triste dale amor, dale amor, al humilde y al pobre dale amor. Al que vive a tu lado dale amor, al que viene de lejos dale amor.

Al que habla otra lengua dale amor, dale amor, al que piensa distinto, dale amor. Al amigo de siempre dale amor, dale amor, al que no te saluda, dale amor. Cristo te necesita para amar, para amar. Cristo te necesita para amar. No te importen las razas, ni el color de la piel, ama a todos, como hermanos y haz el bien.

XX Después, hacemos una oración de petición, solicitando participaciones espontáneas.

Motivación • Conozco 1 Amar XX Pedimos a los niños que realicen entrevistas a diferentes personas ayudándose de las siguientes

preguntas y anotando las respuestas en su libro: • Para ti, ¿qué es amar? • ¿Es fácil amar? ¿Por qué? • ¿De qué manera puedes contribuir, mediante el amor, para que tu ambiente sea mejor?

Desarrollo • Conozco 2 El verdadero amor Actualmente la palabra “amar” se usa para nombrar otras cosas que no son amor, como el deseo sexual, la necesidad de estima, la simpatía y el entusiasmo afectivo. 41

Alianza 6 Guia U2.indd 41

11/11/19 11:12


Aprender a amar de una forma auténtica y profunda no se improvisa; además, existen diferentes tipos de amor que el hombre experimenta a lo largo de su vida, pero es la caridad, sobre todo, el verdadero amor a los hermanos y a nosotros mismos. Es importante reconocer que lo contrario al amor es el egoísmo, el aislamiento y el odio, que es la negación del amor. Existen diferentes tipos de amor: el de los papás a sus hijos, entre hermanos, entre amigos del mismo sexo, entre amigos de sexo opuesto, de pareja; todos ellos son diferentes pero iguales al mismo tiempo cuando está presente el amor de Dios. Dios creó al hombre para el amor. Para enseñarnos a amar, Dios se vale de diversos medios: Él utiliza el amor que los otros nos dan para que vayamos descubriendo las características del amor real y efectivo. Nosotros amamos porque Él nos amó primero; Jesús es la revelación del amor del Padre por nosotros y sus actitudes nos revelan el cómo, el cuándo y hasta dónde puede llegar el amor verdadero.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos 1 Corintios 13,1-13 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resu-

men como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] San Pablo nos refiere las características del amor verdadero: • El amor es paciente y muestra comprensión. • El amor no tiene celos, no aparenta. • El amor no actúa con bajeza. • El amor no busca su propio interés. • El amor no se deja llevar por la ira. • El amor olvida lo malo y perdona. • El amor no se alegra de lo injusto. • El amor se alegra con la verdad, perdura a pesar de todo. • El amor lo cree, lo espera y lo soporta todo. • El amor nunca pasará. XX Pedimos a los niños que subrayen las frases que más les llaman la atención y que encierren las

que quieren vivir.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La capacidad de amar nos ayuda a ser mejores personas, el verdadero amor nos lleva a realizar acciones concretas a favor de los demás. El que ama trata de aplicar en su vida el ejemplo de Jesús, que amó a todos hasta el extremo de morir. Hoy, debemos ser valientes y mejorar nuestras relaciones personales basadas en el amor y respeto a los que nos rodean.

Oración • Platico con mi Padre Dios A partir del texto bíblico leído, hacemos una oración de acción de gracias, tal como se indica en el libro del niño. 42

Alianza 6 Guia U2.indd 42

11/11/19 11:12


Fórmula catequística • Memorizo XX En el recuadro bajo la frase: “Dios creó al ser humano para el amor”, pedir a los niños que elabo-

ren un dibujo que les recuerde a una o más personas que aman. También pueden ilustrar estas otras frases, en lugar de la anterior: • “Nosotros amamos porque Él nos amó primero”. • “El amor no tiene celos”.

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que:

• Escriban una acción concreta que pueda ayudar para que haya más amor en la casa, la escuela y la comunidad. • Escriban tres acciones que impiden que haya amor en ellos.

Compromiso • Avanzo XX Aprendemos de memoria el mandato del Señor:

“El verdadero amor nos invita a amar a Dios, al prójimo y a uno mismo.”

Para vivir en familia Invitamos a cada niño o niña a que comparta y reflexione con su familia la siguiente frase de san Agustín:

“Pon amor en las cosas que haces y las cosas tendrán sentido, retírales el amor y se volverán vacías.”

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Contesta la pregunta que te harán los niños sobre el amor.

Niños y niñas Escriben la respuesta a la pregunta.

NOTAS

43

Alianza 6 Guia U2.indd 43

11/11/19 11:12


Celebración 2

Dar y recibir Objetivo particular: Expresamos sentimientos de amistad y de felicidad para encontrarle sentido a la vida y al amor.

(Colocamos letreros visibles y grandes de las palabras claves de los encuentros que se abordaron en esta unidad: amistad, felicidad, vida y amor.)

Oración inicial (Nos ponemos de pie y entonamos el canto.)

Dame un corazón sencillo

Dame un corazón sencillo, Jesús, que no desprecie el regalo de la cruz; que sea manso, que no busque aparentar; transparente, que tú lo puedas moldear. Dame un corazón de verdadero adorador, que lata y viva, solo por escuchar tu voz.

Que en el silencio, solo cante para ti y que tus palabras no se borren de mí. Un corazón lleno de ti, un corazón rendido a ti y que ya no viva yo, porque vives tú en mí, en un solo corazón.

Catequista Señor, en este día, te queremos dar gracias por la vida, por el amor, por la amistad y por la felicidad; sabemos que todos son regalos que proceden de ti y que nos los has dado porque somos tus hijos. Por eso, te damos gracias. (Nos sentamos.)

Lectura de la Palabra de Dios Monición El libro del Eclesiástico nos invita a volver la mirada al Padre, de quien provienen todas las cosas buenas. A Él le debemos la salud, la vida y las bendiciones; ante las tribulaciones, es decir, ante las dificultades de la vida, podemos poner nuestra plena confianza en su poder y en su amor infinito, que nos anima e impulsa a seguir adelante.

44

Alianza 6 Guia U2.indd 44

11/11/19 11:12


Lectura del libro del Eclesiástico 34,15-17

Reflexión Después de escuchar la lectura, pedimos a cada niño que escriba en una hoja lo que más le llamó la atención, o bien, que haga un dibujo para colocarlo debajo de los letreros que se acomodaron al inicio. Si lo consideramos oportuno, comentamos después los trabajos realizados por los niños. (De pie.)

Plegarias Catequista: Queremos pedirte que nos ilumines para que podamos tomar en serio nuestra vida. Por eso decimos, después de cada oración: Te lo pedimos, Señor. Joven: Para que te tomemos en serio en esta etapa de nuestra vida. Todos: Te lo pedimos, Señor. Joven: Para que sepamos encontrar el sentido de nuestra juventud. Joven: Para que te aceptemos a ti, Cristo, como nuestra luz. Joven: Para que vivamos la alegría cristiana de la resurrección. Joven: Para que nos abramos a la oración y te consideremos como un amigo. Joven: Para que nos ayudes a no ser dominados por nuestros gustos. Joven: Para que en ti encontremos el poder vivir para amar. Joven: Para que nos enseñes a portarnos como hijos de Dios. Joven: Para que no dejemos tus enseñanzas en la cabeza, sino que las vivamos. Joven: Por el Papa, para que nos guíe hacia un mundo más justo. Joven: Por los Obispos, para que sean verdaderos Pastores de su pueblo. Joven: Por los sacerdotes, para que no cesen de predicar a Cristo pobre, con la Palabra y el ejemplo. Joven: Por los religiosos, para que sepan vivir como Cristo. Joven: Por nosotros, para que jamás nos separemos de ti.

Oración final (Entonamos el canto.)

Danos un corazón

Danos un corazón grande para amar. Danos un corazón fuerte para luchar. Hombre nuevos, creadores de la historia, constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existencia, como riesgo de un largo caminar. Danos un corazón grande para amar. Danos un corazón fuerte para luchar.

45

Alianza 6 Guia U2.indd 45

11/11/19 11:12


NOTAS

46

Alianza 6 Guia U2.indd 46

11/11/19 11:12


3

unidad

Hacemos comunidad

Descubrimos que por medio de la libertad, del liderazgo y de la unidad es posible la construcción de una comunidad que trabaja en beneficio de quienes la forman. ENCUENTRO 9 Reconocemos en la Verdad un camino hacia la libertad plena que nos lleva a ser auténticos. ENCUENTRO 10 Reconocemos que el servicio es la forma más correcta de ser protagonista de la propia historia. ENCUENTRO 11 Nos reconocemos como parte activa de una comunidad en donde la unidad es la base para alcanzar metas comunes. CELEBRACIÓN 3 Descubrimos y compartimos la importancia de convivir con las personas que nos rodean.

Que todos sean uno, lo mismo que lo somos tú y yo, Padre. Alianza 6 Guia U3.indd 47

11/11/19 11:28


Encuentro 9

La libertad Objetivo particular: Reconocemos en la Verdad un camino hacia la libertad plena que nos lleva a ser auténticos.

En presencia de mi Padre Dios XX Comentamos la fotografía que ilustra el comienzo de la unidad con éstas o parecidas preguntas:

• ¿Qué nos transmite la imagen? • ¿Qué relación tiene con la diversidad y la unidad de los miembros en una comunidad? XX Comenzamos el Encuentro invitando a los niños a leer y reflexionar en silencio el texto.

Soy libre

Soy libre cuando logro ser persona. Soy libre cuando descubro lo bueno de los otros. Soy libre cuando no existe un precio a mi libertad. Soy libre cuando sé que el bien hecho no se destruye. Soy libre cuando soy consciente que todo me está permitido, pero no todo me conviene. Soy libre cuando acepto a los demás tal y como son y no como me gustaría que fueran. Soy libre cuando creo en un Dios que todo lo ha creado en libertad. XX Después de unos minutos de silencio, cada uno puede continuar el texto a partir de la frase “Soy

libre cuando…”, añadiendo aspectos y situaciones diferentes a los ya escritos. XX Concluimos la oración recitando todos juntos el texto.

Motivación • Conozco 1 Sobre la libertad XX Pedimos a los niños que señalen, de manera individual, si consideran que estas frases son verda-

deras, falsas o han de modificarse. Puede haber varias alternativas. XX Luego, se exponen en plenaria los resultados para que orientemos a los niños.

V La libertad no es un don, es un deber. El cristianismo predica y lucha por la libertad. El hombre, más que un ser libre, es un ser capaz de liberarse.

F

M

X

X

X X

48

Alianza 6 Guia U3.indd 48

11/11/19 11:28


V La autoridad y la libertad nunca se encuentran. Tengo derecho a hacer lo que se me antoje. Mi libertad está limitada por los derechos de los demás.

F

M

X X

X

X

Desarrollo • Conozco 2 El hombre puede ser libre Los hombres somos seres inteligentes y, por lo tanto, poseemos la capacidad de autodeterminación. En esto nos diferenciamos de los animales, que actúan impulsivamente, según lo que les dicta su instinto. Podemos afirmar que uno es persona en la medida en que es libre. La libertad es la capacidad interior que poseemos hombres y mujeres para actuar o no actuar, para hacer esto o aquello. La humanidad no está totalmente dirigida por nada ni por nadie, ni por un destino fatal contra el cual es imposible luchar, ni por la fuerza oculta de los astros, ni por los designios de Dios. Es cierto que la vida, los acontecimientos, la sociedad, la familia, el trabajo, las costumbres y las normas condicionan nuestro ejercicio de la libertad, pero en última instancia permanecemos libres. La libertad no es: • La capacidad para hacer lo que está prohibido. • La posibilidad de no hacer nada. • La facultad de hacer lo que se me antoje. • Hacer lo que nos gusta o agrada. La verdadera libertad es la superación de toda presión interior y exterior. Por lo tanto, es libre el que, cuando hace algo, supera sus pasiones egoístas, sus vicios, las presiones sociales y las necesidades artificiales de la sociedad de consumo. La verdadera libertad es una facultad para el bien: una facultad que nos hace crecer como personas, que nos hace madurar humanamente. Por ejemplo, quien se emborracha o se droga no es libre, pues esa acción no le ayuda a crecer como persona.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Juan 8,31-36 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resu-

men como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué deberá hacer aquel que quiera ser totalmente libre? • ¿Qué actitudes no nos permiten ser libres? • ¿De qué forma se presenta el pecado? • ¿Qué invitación nos hace Jesús?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La libertad es el mayor regalo que Dios concede al hombre y el que más nos asemeja a Él, ya que al actuar libremente hacemos que estos actos sean plenamente nuestros. Tenemos una gran necesidad de educarnos en la libertad para que ésta sea usada responsablemente y no se convierta en libertinaje. 49

Alianza 6 Guia U3.indd 49

11/11/19 11:28


Oración • Platico con mi Padre Dios

Cristo nos da la libertad

Cristo nos da la libertad, Cristo nos da la salvación, Cristo nos da la esperanza, Cristo nos da el amor. Cuando luche por la paz y la verdad, lo encontraré. Cuando cargue con la cruz de los demás, me salvaré.

Dame, Señor, tu palabra; oye, Señor, mi oración. Cristo nos da la libertad, Cristo nos da la salvación, Cristo nos da la esperanza, Cristo nos da el amor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que describan lo que piensan de las siguientes frases: “El ser humano es un

ser libre” y “La libertad es un don de Dios”. Posteriormente, indicamos que coloreen la frase:

“Confiemos en Jesús, que es el Camino, la Verdad y la Vida. Él es la verdadera libertad.”

Actividad • Aprendo Indicamos a los niños que completen las oraciones que aparecen en su libro reflexionando si las opciones mencionadas los hacen más o menos libres; deberán argumentar lo escrito.

Compromiso • Avanzo Pedimos a los niños imaginarse, en diez años, como hombres y mujeres libres; describirán, en el recuadro de su libro, cómo serían, qué harían, etc., considerando lo que se comentó en esta catequesis.

Para vivir en familia Preguntamos a los niños de qué manera se vive la libertad en su casa y les pedimos que escriban algunos ejemplos.

Evaluación • Compruebo mi fe Analizamos juntos las actitudes que tenemos dentro del grupo para lograr un clima de confianza y de respeto que nos permita sentirnos en libertad.

Catequista

Niños y niñas

Hacemos el mismo ejercicio que se indica para los niños.

Escriben tres cosas que pueden hacer para ser verdaderamente libres y señalan cuándo las van a realizar, cómo y quiénes les pueden ayudar a conseguirlo.

50

Alianza 6 Guia U3.indd 50

11/11/19 11:28


Encuentro 10

El liderazgo Objetivo particular: Reconocemos que el servicio es la forma más correcta de ser protagonista de la propia historia.

En presencia de mi Padre Dios XX Al comenzar el Encuentro rezamos todos juntos esta oración.

¡Oh, buen Jesús!

¡Oh, buen Jesús! Hoy me dirijo a ti para pedirte que me ayudes a ser buen compañero. Ayúdame a poder servir a los demás

y que sepa convivir con los demás.

Ayúdame a ver en los demás la posibilidad de ser un verdadero amigo.

Motivación • Conozco 1 Un buen líder Antes de la lectura indicaremos a los niños que, a partir de ella, dibujarán seis imágenes que la representen. Comentaremos, en plenaria o en equipos, los resultados, y qué fue lo que más les llamó la atención de la historia, así como su conclusión sobre qué es un buen líder. El vuelo de los gansos En el norte de América, durante el otoño, pueden verse bandadas de gansos dirigiéndose hacia el sur para pasar ahí el invierno. Vuelan formando una “V”, una formación que facilita el vuelo para todo el grupo, ya que el batir de las alas del ganso que va adelante facilita el vuelo del que va detrás. Si el que lidera la formación se cansa, se pasa a un puesto de atrás y otro toma su lugar. Además, los que van al final, producen un sonido que alienta a los de adelante. Cuando un ganso se enferma o es herido por un disparo (la caza es muy frecuente), otros dos se salen de la formación, lo siguen para ayudarlo y lo protegen, lo acompañan hasta que pueda volar de nuevo o hasta que muera; solo entonces vuelven a su bandada o se unen a otra. En resumen, volando en “V”, la parvada aumenta 71% su poder, comparado con el vuelo en solitario. Ojalá fuéramos como gansos: líderes cuando se necesita, fraternales, inteligentes , compartidos, leales con los nuestros, solidarios con quien lo requiera.

51

Alianza 6 Guia U3.indd 51

11/11/19 11:28


Desarrollo • Conozco 2 El buen líder cristiano El buen líder aprende para enseñar, recibe para dar, desea perfeccionarse a sí mismo para ayudar a los demás a desarrollarse personalmente. Por tanto, todo líder auténtico no reserva para sí el bien que posee, sino que ansía comunicarlo y compartirlo con los demás para fundar una vida de comunidad en torno a ese bien, visto como el ideal de su vida. Un líder auténtico tiene función de guía para servir, no para dominar; se ve a sí mismo como un compañero de los demás, trabaja en favor de un destino común. “Los hombres vivimos muchos días con la fe de los otros”, solía decir Gabriel Marcel. Un líder como guía es tolerante y fomenta las buenas relaciones, pues su trabajo se dirige principalmente a crear unidad con los demás, a la luz de la verdad compartida, y ayudarles de ese modo a elevar su autoestima. Un buen guía no vence a los que acompaña, sino que los convence, se une a ellos en la aceptación de una verdad descubierta en común; así, los acompañados reconocen que son respetados en su autoestima y pueden actuar con autonomía personal de acuerdo con la luz de la verdad descubierta. Un líder es una persona valiente y generosa pero, sobre todo, es paciente; sabe esperar. Siembra a menudo para que otros recojan, renuncia muchas veces a cosechar él los frutos; también es un ser de fe y esperanza, confía en que la semilla va a fructificar, pues todo germen acaba desarrollándose, aunque él no llegue a verlo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 22,24-27 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece una cita breve

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • Según Jesús, ¿a quién podemos llamar líder? • ¿Qué entiendes por servicio? • ¿Qué características debe tener la persona que quiera llegar a ser un buen líder?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Los diferentes grupos sociales, familia, amigos, escuela, trabajo, se forman con personas de características muy particulares. Dentro de ellos existen líderes, que son denominados así por los miembros del grupo. Es importante que estos líderes se parezcan a la figura del auténtico líder que es Jesús: aquel que antepone a sus intereses la urgente necesidad de servir a los demás y que trata de descubrir en el poder la mejor manera de ponerse a disposición de los que dirige y de las metas comunes del grupo.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Alabamos a Dios con el canto.

52

Alianza 6 Guia U3.indd 52

11/11/19 11:28


Hazme un instrumento de tu paz

Hazme un instrumento de tu paz. Donde haya odio, lleve yo tu amor; donde haya injuria, tu perdón, Señor; donde haya duda, fe en ti. Maestro, ayúdame a nunca buscar el ser consolado, sino consolar;

ser entendido, sino entender; ser amado, sino yo amar. Hazme un instrumento de tu paz. Que lleve tu esperanza por doquier; donde haya oscuridad, lleve tu luz; donde haya pena, tu gozo Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que realicen un póster que contenga la frase:

“Jesús nos enseña que el servicio es la principal característica y acción que pueda tener un auténtico líder.”

Actividad • Aprendo XX Ayudamos a los niños a que averigüen los nombres de los principales líderes de la comunidad. XX Comentamos juntos si éstos tienen las características de líder que propone Jesús. Luego, les pedi-

mos que lo pongan por escrito.

Compromiso • Avanzo Sugerimos a los niños que pongan en práctica tres actitudes de servicio: una en su escuela, una en su comunidad y una en su casa. Solicitamos que den ejemplos concretos y los pongan por escrito.

Para vivir en familia Pedimos que, durante esta semana, observen en qué momento los miembros de su familia viven el servicio, y que lo registren en su libro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

¿Qué experiencia de servicio has tenido en tu labor pastoral? ¿Y en tu vida personal? Escríbelo.

Ilustran las actitudes que escribieron en “Avanzo” y que ya realiza cada uno.

53

Alianza 6 Guia U3.indd 53

11/11/19 11:28


Encuentro 11

Somos uno Objetivo particular: Nos reconocemos como parte activa de una comunidad en donde la unidad es la base para alcanzar metas comunes.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantamos todos unidos.

Iglesia peregrina

Todos unidos formando un solo cuerpo, un pueblo que en la Pascua nació; miembros de Cristo en sangre redimidos, Iglesia peregrina de Dios. Vive en nosotros la fuerza del Espíritu, que el Hijo desde el Padre envió.

Él nos empuja, nos guía y alimenta, Iglesia peregrina de Dios. Somos en la tierra semilla de otro reino, somos testimonio de amor. Paz para las guerras y luz entre las sombras, Iglesia peregrina de Dios.

Motivación • Conozco 1 Dinámica grupal XX Realizamos la dinámica “Formar frases”.

1. Se recortan letras formando la frase: “Padre, que todos sean uno, como Tú y yo somos uno, para que el mundo crea”. 2. Las letras recortadas se mezclan y se separan en cuatro grupos o más, según el número de participantes. 3. Se forman equipos con los miembros del grupo y a cada equipo se le da una parte de las letras. 4. El equipo se reúne y comienza a formar tantas palabras como le sea posible con las letras que le tocaron. 5. No se nombra ningún coordinador, la dinámica se hace en absoluto silencio, y uno de los miembros de cada equipo hará de secretario. 6. Se nombran cuatro espectadores que permanecen fuera de los equipos observando actitudes, problemas, logros, etc., sin decir nada al resto del grupo. 7. Todos los equipos comenzarán a formar sus palabras al mismo tiempo y dispondrán de tres minutos. 8. Terminado el tiempo, se pregunta a los equipos cómo se sintieron. Por ejemplo: no me tomaron en cuenta, me arrebataban las letras, no guardamos silencio, etc. 9. A continuación, los observadores dirán todo lo que captaron. Lo que los demás captan es importante porque nos ayuda a caer en la cuenta de actitudes de las que muchas veces no somos conscientes. 54

Alianza 6 Guia U3.indd 54

11/11/19 11:28


10. Finalmente, el catequista menciona la frase y la escribe en el pizarrón, o muestra un letrero solo para confirmar si fue alcanzado el objetivo o no. XX Pedimos a cada niño que escriba cómo se sintió en la dinámica y qué le llamó más la atención.

Desarrollo • Conozco 2 El trabajo en equipo Resulta muy interesante ver qué actitudes tomamos cuando tenemos que realizar alguna actividad en grupo, sobre todo si tenemos prisa por hacerla. Unas veces, el rendimiento —en este caso, ganar a los otros equipos formando muchas palabras —, hace que pasemos sobre las personas; las relegamos, no las tomamos en cuenta, no tenemos paciencia para quienes son más lentos, etc. Esto nos muestra que los resultados nos importan más que las personas, y en un grupo nunca debe ocurrir esto; por el contrario, lo más importante es cómo se siente cada uno y lo que puede aportar, aunque quizá no sea lo más brillante o importante del mundo. Otras veces, rompemos las normas porque queremos ganar. En estas ocasiones, necesitamos esa nobleza de corazón que hace que aceptemos las condiciones que nos ponen en igualdad de posibilidades con los demás. Cuando no hay un coordinador nombrado, todos somos responsables de la participación y el buen ambiente del equipo. Como reza el dicho popular, “Dos son más que uno”: trabajando en equipo y de manera solidaria se pueden lograr metas en común de mejor manera. Por el contrario, cuando nuestras ideas nos separan de los demás, cuando nos llevan a romper la comunión y la unidad con nuestros hermanos, es señal clara de que no estamos obrando según el Espíritu de Dios.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Juan 17,21 XX El catequista lee directamente este breve texto de la Biblia, que también se ofrece en el libro del niño.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué pide Jesús en su oración a Dios? • ¿De qué manera cumple Jesús su tarea eficazmente? • ¿Qué recomendación hace Jesús en este texto?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La unidad de los cristianos procede de la petición de Jesús a su Padre para que cuide nuestros pasos y así estemos unidos siempre, a ejemplo de Jesús y su Padre, que son uno. Por ello, trataremos de fomentar actitudes para lograr la unidad en cualquier tipo de relación. La unidad es uno de los temas que se discuten hoy con mayor frecuencia, pues el individualismo es una de las formas que más se observan en las relaciones que se establecen. Por ello, es urgente que escuchemos y hagamos presente las enseñanzas de Jesús, quien enseña que es importante darle su lugar y espacio a las otras personas con las que nos relacionamos y descubrirlas como un don de Dios para cada uno de nosotros. 55

Alianza 6 Guia U3.indd 55

11/11/19 11:28


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Leemos en voz alta la siguiente oración; al finalizar, los niños contestan la frase que está en su libro.

“Que todos sean una misma cosa y que, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, así sean ellos una misma cosa en nosotros”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Los niños realizan el ejercicio que está en su libro para ilustrar la frase:

“Permanezcamos siempre unidos entre nosotros, a ejemplo de Jesús y el Padre, que son uno”.

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que completen el texto. La solución es:

La TRINIDAD es la mirada de AMOR entre el PADRE y su HIJO el VERBO. El PADRE mira su propia imagen, y siendo viva, es su HIJO. Ambas personas vivas son capaces de amar. Y su AMOR mutuo es el ESPÍRITU Santo.

Compromiso • Avanzo Les pedimos que escriban tres acciones concretas para fomentar la unidad: una en la familia, una en la escuela y una en la comunidad.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que reflexionen la forma en que viven o no la unidad en su casa, con su familia. Después, deberán ilustrarla con dibujos y recortes.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Responde a estas preguntas: • ¿Qué dificultades de contenido tuviste en este encuentro? • ¿Cómo las superaste? • ¿Qué actitudes positivas pudiste observar en los niños?

Niños y niñas Hacen dos listas: una, de las actitudes y actividades que fomentan la unidad del grupo, y otra, de las que no la fomentan.

56

Alianza 6 Guia U3.indd 56

11/11/19 11:28


Celebración 3

Mi comunidad Objetivo particular: Descubrimos y compartimos la importancia de convivir con las personas que nos rodean.

(Antes de la celebración, preparamos una mesa con mantel y en ella una canasta o panera al centro, vacía; además, aparte, llevaremos un pan para cada alumno. Para iniciar, ponemos la canción “Quiero ser pan”, mientras los niños van llegando al lugar; los invitamos a colocarse alrededor de la mesa.)

Lectura de inicio XX Leemos el texto de Marcelino Legido.

La mesa puesta y la puerta abierta Al caer la tarde, se sientan todos a la mesa; el padre la preside y el hijo mayor ocupa la otra cabecera. Este gesto expresa lo que es esa familia: comunión de hermanos en torno a la misma mesa, junto al padre y al lado del hermano mayor. El padre parte el pan y mientras lo reparte cuenta a sus hijos la historia de su amor, expresado en aquel trozo de pan partido que pone en manos de cada uno. El pan repartido comunica a todos el deseo y la fuerza para compartir lo que son y lo que tienen. Piensan entonces en otros hermanos que no han venido a casa ni se han sentado a la mesa. Todos salen en su busca: Hay que encontrar a los otros hermanos, agrandar la casa y poner más sillas alrededor de la mesa. El hijo mayor los guía por los caminos del mundo. De vez en cuando vuelven todos a casa, donde el padre vuelve a repartir el pan de todos. Allí se celebra el amor de la familia y vuelven a partir de nuevo, con nuevas fuerzas en busca de nuevos hermanos. XX Reflexionamos sobre el texto con la ayuda de estas preguntas:

• ¿Qué historia cuenta el padre? • ¿Quiénes se sientan a la mesa? • ¿En qué piensan los hermanos cuando comparten el pan? • ¿Qué te enseña este texto para tu vida? Lectura de la Palabra de Dios Monición En esta parte, no se leerá textualmente el pasaje del Evangelio, sino que lo contaremos como si de una narración se tratara: Pues miren, Jesús también eligió a sus amigos, a los que iba a querer un poquito más, porque en realidad nos quiere a todos. Un día, por ejemplo, tenía sed y vio en un pozo a una mujer apoyada en él; resultaba que Jesús sabía que era una pecadora, pero se acercó a ella y su vida cambió. 57

Alianza 6 Guia U3.indd 57

11/11/19 11:28


En otra ocasión, se le acercaron unos leprosos. ¿Saben lo que son los leprosos? Pues enfermos a los que antes se les temía, y Jesús se acercó a ellos... XX Ahora sí leemos los dos textos evangélicos: Juan 1,35-44; Mateo 8,1-4.

Reflexión XX Comentamos con los niños que, como hemos podido constatar, Jesús llamó a muchas personas a

estar con Él, y los invitó a ser sus amigos. En este momento, repartiremos a cada niño y niña un pan, mientras les decimos:

“(Nombre del niño o niña), tú has sido llamado(a) a participar de esta amistad con Jesús, a compartir su mesa, a ser un pan.”

XX Indicamos que deberán permanecer con el pan en sus manos, hasta el siguiente momento.

Plegaria El catequista inicia la plegaria diciendo una serie de frases sobre las actitudes necesarias en el grupo e invita a los niños a concluirlas y a que todos contesten: Te lo pedimos, Señor. Catequista: En un grupo donde hay gente distinta es necesario que haya... Joven: Tolerancia. Todos: Te lo pedimos, Señor. Catequista: Cuando en el grupo hay gente que se insulta, lo más importante es... Joven: El respeto de unos a otros. Todos: Te lo pedimos, Señor.

Catequista: Para que haya libertad de expresar nuestros sentimientos en un grupo, es importante que haya... Joven: Confianza y respeto. Todos: Te lo pedimos, Señor. Catequista: Si en el grupo hay un líder, nosotros debemos... Joven: Apoyarlo y colaborar con él. Todos: Te lo pedimos, Señor.

Oración final XX Dirigimos la lectura de la oración “¿Qué es eso de ser pan?”:

Significa que…

—Ya no puedes vivir solo para ti, sino también para los demás. —Ya no puedes poseer tanto, ni cosas materiales, ni tiempo, ni talentos, ni libertad, ni salud, como algo exclusivo. Todo lo tuyo ya no es solo tuyo, es también de y para los demás y sobre todo para Dios. —Tienes que estar enteramente disponible. Ya no puedes quejarte de cualquier cosa, no puedes enfadarte si te necesitan o te llaman a cualquier hora, aunque la situación sea insignificante. —Debes tener paciencia y mansedumbre, como el pan, que se deja amasar y cocer. —Debes ser humilde como el pan, que no figura en los platos exquisitos, pero que siempre está ahí. Siempre dispuesto a acompañar.

—Debes cultivar la ternura y la bondad, porque así es el pan: tierno y bueno. —Debes estar dispuesto siempre al sacrificio, como el pan que se deja partir. —Debes vivir siempre en el amor más grande, capaz de morir para dar la vida. Déjate moler por los que están a tu lado, déjate amasar por las contrariedades, por los trabajos y los servicios a favor de aquellos necesitados que no tienen oportunidades como tú. Déjate cocer por el fuego del amor y del Espíritu de Dios. Después ya podrás ofrecerte a todos los que algún día tengan hambre. Todos: “Ayúdanos, Señor, a ser pan para los demás”.

58

Alianza 6 Guia U3.indd 58

11/11/19 11:28


Para caminar como Iglesia

PARADA 1

Creados libres, en el amor y para amar Finalidad de las paradas Nuestro tiempo reclama una ciudadanía más comprometida y con una conciencia activa que comprenda las implicaciones que la realidad determina para las personas y las sociedades. Es un tiempo complejo que invita a la sugerencia y realización de alternativas comunes que aseguren el desarrollo humano, la dignidad y la fe. Es un tiempo que recuerda que debemos evangelizar para afirmar la vida. Como catequistas, nuestra labor enfrenta el desafío de conocer la realidad y comprenderla para aprender con ella. El conocimiento de la realidad pasa por el filtro de la razón y de la emoción. Apreciamos la realidad con las ideas, con las interrogantes que nos provocan sus manifestaciones y también con los afectos que surgen al experimentarla: confianza, alegría, tolerancia, o temor, ansiedad, tristeza. La variedad de conceptos y sentimientos que configura la experiencia humana en el contacto con la realidad es materia de aprendizaje.

Estructura de las paradas En este contexto, hemos integrado tres paradas a lo largo del ciclo de catequesis:

• La primera parada es un momento para ver la realidad, observarla con una mirada

que nos permita dejarnos cuestionar por ella. Aunque hay pistas propuestas previamente, cada grupo, cada catequista y cada persona puede decir algo distinto según su apreciación; la labor del catequista será unir todas estas miradas para tener un punto de partida en común. • La segunda parada nos invita a juzgar la realidad que hemos mirado y comprenderla. Para esto nos apoyamos en la Sagrada Escritura, el Magisterio del papa Francisco y de los obispos de México. Pero también es un momento de ser Iglesia que dialoga con otras ciencias, personas, instituciones para descubrir caminos comunes. La labor del catequista, entonces, consistirá en animar a sus catequizandos a no desistir en la tarea de buscar información y lazos de comunión. • La tercera parada es la concreción de un proyecto para actuar sobre la realidad mirada y comprendida. Es un momento para construir caminos que nos permitan transformar la realidad. Es deseable que cada grupo realice un proyecto distinto, pues se comprende que la forma en que miran y asimilan su entorno difiere en cada grupo. La labor del catequista es mediar y animar la creación del proyecto, así como darle seguimiento para su realización. Deberá tener cuidado de no “limitar” la creatividad del grupo, sino dejar que sea el Espíritu quien dirija y motive las diversas propuestas, ajustándolas, claro está, a la edad de sus catequizandos.

59

Alianza 6 Guia U3.indd 59

11/11/19 11:28


De esta manera será aún más visible el lazo entre catequesis y comunidad, pues ésta podrá verse enriquecida por los distintos proyectos que surjan. Será labor de cada comunidad discernir las distintas formas para dar seguimiento a los proyectos que emanen de la catequesis. Con esto queremos hacer resonar la voz de nuestros obispos, que en el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 nos dicen: “La situación actual de nuestro pueblo nos apremia a asumir compromisos urgentes y responsables, concretizados en opciones pastorales firmes y valientes, que nos lleven, no solo a revertir este difícil momento, sino a presentar de manera humilde, propositiva y alegre la novedad del Evangelio, para que con su fuerza transforme el corazón de nuestra patria” (PGP 192).

JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 1 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 1: Creados libres, en el amor y para amar. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 1 a 3) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

CREADOS LIBRES, EN EL AMOR Y PARA AMAR UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 1)

LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 1: Llamados a ser persona • UNIDAD 2: Descubro mis talentos • UNIDAD 3: Hacemos comunidad • Identidad personal • Amor y amistad • Comunidad y liderazgo a. Somos personas b. Somos valiosos c. Creados libres d. Mirar con la mirada de Dios 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

60

Alianza 6 Guia U3.indd 60

11/11/19 11:28


ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Somos personas XX Partimos desde la realidad planteando algunas preguntas:

– ¿Cómo te describes? – ¿Qué profesión u oficio te gustaría tener cuando seas adulto? – ¿Qué cosas te provocan felicidad? – ¿Qué cosas te provocan tristeza o alegría? XX También puedes pedir a los catequizandos que se miren fijamente frente a un espejo. Esto puede

provocarles distintas reacciones: risa, tristeza, asombro, indiferencia. Cualquiera que sea, puedes profundizar la experiencia con las siguientes preguntas. – ¿Qué te provocó mirarte en el espejo? – ¿Por qué reaccionaste de esa manera? – Si tú fueras distinto de tu reflejo, ¿cómo lo describirías?

2. Somos valiosos CONOCIENDO CÓMO SOY Y QUÉ PIENSO DE MÍ XX Para conocer mejor cómo somos y qué pensamos de nosotros, podemos revisar los siguientes

rasgos: (√) Frente a los apropiados a tu propia imagen (X)Frente a los no apropiados (?) Frente a los que no estés seguro ___ Me gusto

___ Pierdo el tiempo

___ Me da miedo la gente

___ Confío en mí mismo

___ Conozco mis sentimientos

___ Estoy triste frecuentemente

___ No me entiendo

___ Disfruto de la naturaleza

___ Me siento mal respecto de mí mismo

___ Dios me ama

___ Tengo muchos amigos

___ No me interesa vivir

___ No me interesa lo que pase en mi comunidad

___ Siempre hago lo que los demás esperan de mí

___ Dependo de las ideas de otras personas

___ Soy feliz

___ No me gusta ser del sexo que soy

___ Escondo mi verdadera personalidad

___ Me gusta estudiar

___ Tengo miedo a ser rechazado

___ Me da miedo fracasar

___ Envidio a otras personas

___ Me acepto como soy

___ Disfruto de la vida

61

Alianza 6 Guia U3.indd 61

11/11/19 11:28


¿Dónde te colocarías tú? Marca una X __ No valgo nada __ Soy muy valioso/a 3. Creados libres Nos dice el papa Francisco: “Dios se comporta con nosotros como un padre de familia, que ama a sus hijos, los socorre, los cuida, los perdona. Y que también los educa y corrige cuando se equivocan, para ayudarlos a ser responsables, a crecer en el bien y en la libertad” (02,03,2016). XX Desde estas palabras, reflexionamos en qué momentos hemos experimentado a Dios en dis-

tintas situaciones:

Me ama

Me socorre

Un Dios que... Me cuida

Me perdona

Me educa

4. Mirar con la mirada de Dios XX La pregunta que viene en el libro de los niños es válida para todo cristiano: ¿Cómo me mira

Dios? Es importante animarlos para responder a esta pregunta, pues será la manera en como ellos puedan confrontar su mirada hacia los demás con la manera como los mira Dios. XX Resaltar que la mirada de Dios hacia nosotros siempre es misericordiosa y compasiva.

CONSTRUIMOS EL CAMINO Para este momento, se propone una mirada sobre la realidad que rodea a cada catequizando y al mismo catequista. No se trata de juzgar, solo de observar y compartir lo observado. XX Pensar en cinco personas importantes para cada uno es traerlos a la memoria, hacernos

conscientes de por qué son significativos para nosotros. Esto ya implica plantear una mirada de amor y ternura. XX Establecemos distintos tipos de relación, lo que nos permite identificar lo valioso que somos

para otros y el valor que ellos tienen para nosotros. XX Anímalos a describir cómo es su relación. Hay que tener mucho cuidado si en este punto se

detecta algún indicio de abuso o maltrato de cualquier tipo, habrá que tratarlo con cautela y comentarlo con el párroco o los demás catequistas para actuar en consecuencia. XX Por último, motívalos a orar por aquellas personas valiosas. Este también es un gesto misericordia.

62

Alianza 6 Guia U3.indd 62

11/11/19 11:28


4

unidad

La acción del Espíritu Santo en Jesús

Identificamos la presencia y acción del Espíritu Santo en la persona de Jesús para cumplir su misión de Mesías Salvador. ENCUENTRO 12 Conocemos que Jesús recibe al Espíritu Santo en su bautismo y que éste lo impulsa a realizar su triple ministerio. ENCUENTRO 13 Valoramos la docilidad de Jesús para dejarse conducir por la acción del Espíritu Santo. ENCUENTRO 14 Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en Jesús, que inspira sus enseñanzas. ENCUENTRO 15 Reconocemos la fortaleza que proviene del Espíritu Santo en el momento de dolor en la pasión y cruz. ENCUENTRO 16 Descubrimos, en el acontecimiento de la resurrección, la presencia viva del Espíritu Santo. ENCUENTRO17 Profundizamos en el misterio de nuestra fe: la Santísima Trinidad.

En tus manos encomiendo mi espíritu. Alianza 6 Guia U4.indd 63

11/11/19 11:30


Encuentro 12

El Espíritu Santo en el bautismo de Jesús Objetivo particular: Conocemos que Jesús recibe al Espíritu Santo en su bautismo y que éste lo impulsa a realizar su triple ministerio.

En presencia de mi Padre Dios Esta reunión se puede realizar en el templo junto a la pila bautismal; si la reunión es en otro lugar, recomendamos que se tenga una mesa con mantel, un recipiente con agua y una vela. Todos los miembros del grupo se toman de las manos para formar un círculo. Catequista: Te bendecimos, Señor, por esta agua que has creado para regar nuestros jardines y fecundar nuestros campos. Te bendecimos por el agua que calma nuestra sed. Hiciste del agua instrumento de salvación para tu pueblo, por el agua lo libraste de la esclavitud y lo sostuviste en el desierto. Tu hijo Jesús descendió al Jordán y se bañó en sus aguas; desde entonces, sabemos que él vino a bautizar con el agua y el Espíritu Santo. XX Cantamos juntos la canción.

Bautízame, Señor

Bautízame, Señor, con tu Espíritu. Bautízame, Señor, con tu Espíritu. Bautízame, Señor, con tu Espíritu. Bautízame, bautízame, Señor.

Y déjame sentir, el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor. Y déjame sentir, el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor.

Motivación • Conozco 1 El Bautismo en mi vida XX Cada niño responde por escrito estas preguntas:

• ¿Por qué te bautizaron tus padres? • ¿Qué piensas sobre el Bautismo? • ¿Qué ha significado el Bautismo en tu vida • Si tuvieras la oportunidad de volverte a bautizar, ¿lo harías? ¿Por qué?

64

Alianza 6 Guia U4.indd 64

11/11/19 11:30


Desarrollo • Conozco 2 El significado del bautismo de Jesús Una de las intervenciones más significativas del Espíritu Santo en la vida de Jesús se realiza en su bautismo en el río Jordán, tal como se describe en el Evangelio de san Marcos; pues el acontecimiento del Jordán es el que da inicio a la misión pública de Jesús y de su revelación como Hijo de Dios. Después del bautismo de Jesús en el Jordán, comienza el cumplimiento de la triple misión que le fue conferida: misión real, que lo compromete en su lucha contra el espíritu del mal; misión profética, que lo convierte en predicador incansable de la Buena Nueva; y misión sacerdotal, que lo impulsa a la alabanza y a la entrega al Padre por nuestra salvación. En este acontecimiento es importante la persona de Juan, el Bautista, que predicaba un bautismo de conversión para el perdón de los pecados. Jesús se presenta en medio de la multitud de pecadores que acuden para que Juan los bautice. Éste lo reconoce y lo proclama el Cordero inocente que quita el pecado del mundo para guiar a toda la humanidad a la comunión con Dios. El Padre expresa su complacencia en el Hijo amado, que se hace siervo obediente hasta la muerte, y le comunica la fuerza del Espíritu para que pueda cumplir la misión de Mesías Salvador. Ciertamente, Jesús posee el Espíritu desde su concepción, pero en el bautismo recibe una nueva efusión del Espíritu, una unción con el Espíritu Santo. Esta unción es una elevación de Jesús ante Israel como Mesías, es decir, como Cristo y Salvador. El bautismo de Jesús en el Jordán es el comienzo de cuanto sucederá a continuación. Jesús empieza a acercarse a los pecadores para revelarles el rostro misericordioso del Padre.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Marcos 1,9-11 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Pedimos a los niños que dibujen en su libro, como se la imaginen, la escena del bautismo de Jesús en el rio Jordán, según el pasaje del evangelio de Marcos que han leído.

Actualización Nosotros, al ser bautizados, también recibimos al Espíritu Santo y, por lo tanto, ejercemos el triple ministerio de Jesús: sacerdote, profeta y rey, el cual debe ponerse en práctica en nuestra vida diaria con cada una de nuestras acciones. Ejercemos nuestro sacerdocio cuando ofrecemos nuestro trabajo, nuestro estudio y todo lo que hacemos a Dios. Actuamos como profetas cuando denunciamos las injusticias que vemos a nuestro alrededor y luchamos por la igualdad de todos. Juan Pablo II fue un hombre que anunció el Evangelio pero que también orientó al mundo para vivir de una manera más adecuada, denunció las injusticias sociales por medio de su palabra. Somos reyes con Cristo cuando colaboramos para que el mundo sea mejor dentro de nuestras posibilidades. 65

Alianza 6 Guia U4.indd 65

11/11/19 11:30


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Rezamos todos juntos la oración “Gracias por el Espíritu”.

Te damos gracias, Señor, por el Espíritu Santo que derramaste en nuestro Bautismo, por habernos liberado del pecado original y por hacernos miembros de la Iglesia e hijos tuyos. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Los niños memorizan lo que Dios dijo a Jesús en su bautismo: “Tú eres mi hijo amado, en ti me complazco.”

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que relacionen las columnas con las opciones correctas:

Sacerdote: Ofrecer nuestras acciones de cada día a Dios por medio de Jesús. Profeta: Anunciar y denunciar las injusticias sociales en nuestro tiempo. Rey: Colaborar con Cristo para que nuestro mundo sea mejor. XX Luego, han de elegir una de estas opciones para ilustrarla en un póster.

Compromiso • Avanzo XX Ayudamos a los niños a completar el texto. Tendrá que quedar así:

El día de nuestro Bautismo recibimos a DIOS, nos llamó por nuestro NOMBRE y nos hizo HIJOS SUYOS. Hemos nacido por el agua y el ESPÍRITU SANTO, que nos dará la fuerza para vivir como CRISTIANOS.

Para vivir en familia Organizamos a los niños para que asistan a la celebración de un bautismo en la parroquia y realicen les entrevistas y preguntas que se les piden.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Escribe brevemente cómo vives el Bautismo en tu vida familiar.

Indicamos a los niños que pidan a sus padres o tutores su acta de bautismo, para que llenen los datos que se piden en su libro. Recordar o conocer la fecha de su bautismo es una forma de que los niños celebren un segundo cumpleaños.

66

Alianza 6 Guia U4.indd 66

11/11/19 11:30


Encuentro 13

La presencia del Espíritu Santo en la oración de Jesús Objetivo particular: Valoramos la docilidad de Jesús para dejarse conducir por la acción del Espíritu Santo.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro alternando las siguientes peticiones, súplicas y alabanzas con el canto:

Hoy en oración, quiero preguntar, Señor, quiero escuchar tu voz, tus palabras con tu amor. • Yo te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra. • Tengo siempre presente al Señor; con Él a mi derecha jamás fracasaré. • Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. • El Señor es mi defensa y mi libertador. • Protégeme, Señor, como a la niña de tus ojos; escóndeme a la sombra de tus alas. • ¡Viva el Señor! Bendita sea mi Roca, sea glorificado Dios, mi Salvador.

Motivación • Conozco 1 Tipos de oración XX Pedimos a los niños que escriban tres oraciones: una acción de gracias, una oración de perdón

y una oración de súplica o intercesión.

Desarrollo • Conozco 2 Como hijos de Dios, platicamos con Él de diversas maneras La presencia del Espíritu Santo resalta, de modo especial, en la oración de Jesús. El Espíritu Santo acompaña la experiencia más íntima de Jesús, que lo impulsa a dirigirse a Dios llamándolo Padre, con una confianza singular. Precisamente a través del don del Espíritu, Jesús hará participar a los creyentes en su comunión y en su intimidad con el Padre. Como nos asegura san Pablo, el Espíritu Santo nos hace exclamar a Dios: “¡Abbá!”, que se traduce como: “Padre o Papá”. Esta vida filial es el gran don que recibimos en el Bautismo; debemos redescubrirla y cultivarla siempre de nuevo con docilidad a la obra que el Espíritu Santo realiza en cada uno de nosotros. Existen diferentes formas o maneras de hacer oración: de alabanza, de perdón, de dar gracias y litánica (la que se hace en forma de letanía)... La oración, para nosotros los creyentes, es un diálogo, una plática que establecemos con Dios.

67

Alianza 6 Guia U4.indd 67

11/11/19 11:30


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 4,1-13 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Quién impulsa a Jesús a ir al desierto? • ¿Cuál es la actitud de Jesús ante el diablo? • ¿A qué se debe que Jesús sale victorioso de las tentaciones?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Si Jesús, con la ayuda del Espíritu Santo, por medio de la oración pudo vencer al diablo, es decir a las malas actitudes, los malos pensamientos y las malas obras, nosotros también podemos ser dóciles a la acción del Espíritu Santo. Para ello, necesitamos practicar continuamente la oración y pedir ayuda a Dios en las situaciones difíciles de la vida, sin olvidar que también podemos orar a Dios para agradecer las cosas buenas que nos pasan.

Oración • Platico con mi Padre Dios Cada niño compartirá con los demás las oraciones que elaboró anteriormente. Después de cada una se repite la canción inicial.

Fórmula catequística • Memorizo Orientamos a los niños para que elaboren un separador con la siguiente frase:

Una buena oración es posible solo con la ayuda del Espíritu Santo.

Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que escriban en qué momentos de la vida diaria se puede hacer oración. Ejemplos: al despertar, al acostarse, antes de comer o después, etc. No les damos las respuestas, únicamente los orientamos en caso necesario.

Compromiso • Avanzo XX Aprendemos a ser dóciles a la acción del Espíritu Santo cuando hacemos oración tratando en lo

posible de no solo repetir fórmulas. XX Orientamos a los niños para que puedan llenar el cuadro que aparece en su libro de trabajo, de tal manera que puedan descubrir la importancia de la docilidad en la oración al Espíritu Santo.

68

Alianza 6 Guia U4.indd 68

11/11/19 11:30


Para vivir en familia Les recordamos que, antes de dormir, den gracias a Dios por todo lo vivido en el día que ha terminado, pensando en una o varias personas por las que quieran agradecer a Dios.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Redacta una oración de acción de gracias por el apostolado que realizas y compártela con el grupo de catequistas.

Hacen una lista de personas por las que pedirán a lo largo de la semana y escriben lo que van a pedir para cada una de ellas.

NOTAS

69

Alianza 6 Guia U4.indd 69

11/11/19 11:30


Encuentro 14

El Espíritu Santo en la predicación de Jesús Objetivo particular: Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en Jesús, que inspira sus enseñanzas.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando juntos.

Hay una fiesta

Hay una fiesta, fiesta, fiesta, continuamente en mí. Hay una fiesta, fiesta, fiesta, desde que a Cristo yo conocí. Éste es el Cristo que yo predico

y no me canso de predicar. Él sana a los enfermos, expulsa a los demonios, calma las olas y la tempestad. Y yo lo alabaré con todo el corazón. Y yo lo alabaré diciendo “Gloria a Dios”.

Motivación • Conozco 1 XX Elaboramos letreros con frases del Evangelio de Lucas 4,18-19, en papeles de colores, y los coloca-

mos en el lugar de la catequesis. Las comentamos brevemente.

Rompecabezas Prepara previamente un rompecabezas (copia la cita de Lucas en un pliego de papel bond, recórtalo en muchas piezas de diferentes tamaños). Que los niños armen el rompecabezas. Una vez armado, que lo coloquen en un lugar visible. ¿Quién es ése que camina sobre las aguas? ¿Quién es ése que a los sordos hace oír? ¿Quién es ése que libera a los cautivos? ¿Quién es ése que a los mudos hace hablar?

70

Alianza 6 Guia U4.indd 70

11/11/19 11:30


Desarrollo • Conozco 2 La palabra de Jesús está animada por el Espíritu Santo El Espíritu Santo se manifiesta en la actividad evangelizadora de Jesús, quien fue enviado para anunciar el Evangelio de la misericordia y del amor. Así pues, la palabra de Jesús es animada por la fuerza del Espíritu Santo; es la Palabra que tiene autoridad. Como aquel día en que Jesús viajaba en una barca con sus discípulos y sobrevino una tempestad mientras dormía; lo despertaron inmediatamente, Jesús ordenó al viento y a las olas que se calmaran y el lago quedó en calma; los discípulos quedaron asombrados y se preguntaban: “¿Quién es este que manda incluso a los vientos y al agua, y estos le obedecen?” (Marcos 4,35-41). La palabra de Jesús es una palabra que cumple y supera la ley de Moisés. Como la ocasión en que Jesús cortaba espigas en sábado y los fariseos le reclamaron que hiciera actividades en un día prohibido, según la Ley, a lo que les refirió que lo más importante es que la Ley esté al servicio del hombre y no al revés (Marcos 2,23-28). Es una palabra que comunica el perdón divino a los pecadores. Por ejemplo, el pasaje que narra la situación de una mujer pecadora que fue presentada a Jesús por los fariseos para recordarle que, según la Ley, debería ser apedreada hasta morir; entonces Jesús dio una respuesta clara: “Aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra” (Juan 8,1-11) y, poco a poco, todos los que la acusaban se fueron hasta quedar solo la mujer y Jesús, que la perdonó y le pidió que no pecara más. También es una palabra que cura y salva a los enfermos, e incluso resucita a los muertos. Podemos verlo en la resurrección que Jesús hace de su amigo Lázaro, por quien tenía un especial afecto y a quien, después de llevar 3 días en el sepulcro, Jesús le devuelve la vida (Juan 11,23-27). O también en los diversos milagros de curación y sanación de ciegos, mudos y paralíticos. La palabra de Jesús es la palabra de aquél a quien Dios ha enviado y en quien el Espíritu habita; por eso, lo que Jesús decía, se vería reflejado en sus acciones. Jesús predica por medio de sus palabras y hechos, inspirados por el Espíritu Santo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 4,16-22 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué personajes aparecen en el relato? • ¿Qué actitudes tienen estos personajes?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Si el Espíritu Santo está en cada uno de nosotros, podemos a ejemplo de Jesús hacer todo lo que decimos y, por tanto, tener plena coherencia entre nuestras palabras y hechos. Negamos la presencia del Espíritu Santo en nosotros cuando decimos que vamos a actuar conforme con el Evangelio en alguna situación de la vida y acabamos haciendo lo contrario.

71

Alianza 6 Guia U4.indd 71

11/11/19 11:30


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Oramos juntos.

Al Espíritu Santo

¡Oh, Amor, centro y vida de la Trinidad, Espíritu Santo! Ven a mí con tus done y con tu Amor, me consagro totalmente a ti para que obres en mí tu “Misterio de Amor”, el que empezaste a realizar el día de mi Bautismo

y que ahora quiero renovar en cada instante de mi vida. Que tu gracia acompañe siempre todas mis acciones y las transforme en ofrenda permanente para gloria del Padre y bien de todos los hombres, mis hermanos. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Indicamos a los niños que dibujen un pergamino con la frase central de la cita bíblica:

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar la Buena Nueva a los pobres.”

Actividad • Aprendo Ayudamos a los niños a concretar cómo el Espíritu Santo nos hace actuar en la escuela, en la familia y en el grupo de amigos.

Compromiso • Avanzo Pedimos a los niños que escriban una buena noticia que les haya tocado dar últimamente, usando no solo palabras, sino emoticonos, gifs, etc.

Para vivir en familia Los niños comentan con alguien cercano (familia o amigos) lo que han aprendido sobre la vida de Jesús en este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista A ejemplo de Jesús, dócil al Espíritu Santo, toma dos compromisos para imitarlo en: • El trabajo pastoral en la catequesis. • Las relaciones familiares.

Niños y niñas Completan las frases. La solución: • Jesús camina SOBRE LAS AGUAS. • Jesús HACE OÍR al sordo. • JESÚS HACE hablar a los mudos. • Jesús DEVUELVE la vista a los ciegos.

72

Alianza 6 Guia U4.indd 72

11/11/19 11:30


Encuentro 15

El Espíritu Santo en el Misterio Pascual Objetivo particular: Reconocemos la fortaleza que proviene del Espíritu Santo en el momento de dolor en la pasión y cruz.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro escuchando en silencio la canción y después la cantamos juntos.

Le llaman Jesús

Hay un hombre que está solo, tiene triste la mirada, con sus manos lastimadas, que no dejan de sangrar. Él sembró todas las flores,

tiene muchos familiares, tiene tierras, tiene mares, pero vive en soledad. Le llaman Jesús. Le llaman Jesús.

Motivación • Conozco 1 La Pascua de Jesús XX Pedimos a los niños que ordenen cronológicamente los sucesos de la pasión, muerte y resurrec-

ción de Jesús. La solución: 1. Jesús hace oración en el Huerto de los olivos. 2. Jesús es condenado a muerte. 3. Jesús expira y entrega su espíritu. 4. Jesús se les aparece a los discípulos.

Desarrollo • Conozco 2 Transformar la vida en una continua Pascua Nos acercamos al momento más importante de la obra de Jesús en el mundo: su muerte, que es entrega. Jesús muere porque quiere, entrega su vida cuando él quiere, da la vida misma, da su luz, sus energías, su afecto, su querer. “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” es una frase llena de sentido que revela la lucidez y la libertad de la entrega en el sacrificio de Jesucristo; por ello, es fácil suponer que la mirada de Jesús se dirige al cielo, al Padre, cuando exclama: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Ésta es la 73

Alianza 6 Guia U4.indd 73

11/11/19 11:30


oración silenciosa de Jesús en aquellos últimos momentos que revela las ansias redentoras y misericordiosas del Padre y del Hijo unidos al Espíritu Santo. La presencia del Espíritu Santo en el momento de la muerte de Jesús se supone ya por el simple hecho de que “quien sufrió es una Persona de la Trinidad”; en su pasión se halla presente toda la Trinidad y, por consiguiente, también el Padre y el Espíritu Santo. La pasión y muerte de Jesús es un misterio de amor en el que se hallan implicadas las tres personas divinas. El Padre tiene la iniciativa absoluta y gratuita: es Él quien ama primero, expone su bien más querido. Él, como dice san Pablo, “no perdonó a su propio Hijo”, es decir, no lo conservó para sí como un tesoro, antes bien, “lo entregó por todos nosotros”. El Hijo comparte plenamente el amor del Padre y su proyecto de salvación: se entregó a sí mismo por nuestros pecados, según la voluntad del Padre. Si la gran obra del Espíritu Santo es la Pascua del Señor Jesús, misterio de sufrimiento y de gloria, también los discípulos de Cristo, por el don del Espíritu, pueden sufrir con amor y convertir la cruz en el camino de salvación. El Espíritu del Hijo nos da la gracia de tener los mismos sentimientos de Cristo y amar como él amó, hasta dar la vida por los hermanos. Jesús dio su vida por nosotros y también nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos. Al darnos su Espíritu, Cristo entra en nuestra vida para que cada uno de nosotros pueda decir como san Pablo: “Ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí”; de esta manera, toda nuestra vida se transforma en una continua Pascua, un paso incesante de la muerte a la vida, hasta la última Pascua, cuando pasaremos también nosotros con Jesús y como Jesús “de este mundo al Padre”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Mateo 26,34-50; Lucas 23,44-45; Juan 19,28-29; 20,19-22 XX Organizamos a los niños en cuatro equipos; cada uno revisa una de las citas bíblicas. Luego, los

guiamos para que encuentren aspectos similares entre ellas y los anoten en el papiro de su libro.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Ayudamos a los niños a encontrar las similitudes sobre la pasión, muerte y resurreción de Jesús en los cuatro pasajes citados. Luego, escriben un resumen de dichas citas.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Jesús encuentra en su pasión y muerte la presencia del Espíritu Santo, fuerza que lo acompaña en estos momentos de dolor. Hoy podemos descubrir, en nuestros momentos tristes, esa fuerza que proviene de Dios y de Jesús. La presencia del Espíritu Santo en nuestra vida puede y debe darle sentido a nuestros momentos tristes y de dolor, cuando nos sentimos solos y abandonados. Esto solo podemos lograrlo a través de la oración, a ejemplo de Jesús.

74

Alianza 6 Guia U4.indd 74

11/11/19 11:30


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Hacemos una plegaria.

Catequista: Alma de Cristo. Todos: Santifícame. Catequista: Cuerpo de Cristo. Todos: Sálvame. Catequista: Sangre de Cristo. Todos: Embriágame. Catequista: Agua del costado de Cristo. Todos: Lávame. Catequista: Pasión de Cristo. Todos: Confórtame. Catequista: ¡Oh, mi buen Jesús! Todos: Óyeme. Catequista: Dentro de tus llagas. Todos: Escóndeme. Catequista: No permitas. Todos: Que me aparte de ti. Catequista: Del maligno enemigo. Todos: Defiéndeme. Catequista: A la hora de mi muerte. Todos: Llámame. Todos: Mándame ir a ti, para que con tus santos te alabe y bendiga por los siglos de los siglos. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Previamente, pedir a los niños que lleven diversos materiales para dibujar, recortar o pintar elementos que ilustren cada uno de los aspectos de la oración que acabamos de realizar (Alma de Cristo).

Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que piensen en dos momentos en los que el Espíritu Santo está presente en Jesús y que expliquen por escrito el por qué.

75

Alianza 6 Guia U4.indd 75

11/11/19 11:30


Compromiso • Avanzo XX Podemos acompañar a los niños a observar las imágenes del vía crucis en el templo e incluso a

rezarlo, explicándoles antes su sentido: acompañar a Jesús y pedir al Espíritu Santo que también nos acompañe en los momentos de dolor, tal como lo hizo con Jesús. XX Les pedimos a los niños que contesten las preguntas del libro de trabajo.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que compartan con su familia lo aprendido en este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Reflexiona sobre la presencia del Espíritu Santo en los momentos más dolorosos de la vida de Jesús. Escribe cómo percibes tú la presencia del Espíritu en los momentos más difíciles de tu vida.

Responden al ejercicio de verdadero o falso. La solución: F / V / F / V.

NOTAS

76

Alianza 6 Guia U4.indd 76

11/11/19 11:30


Encuentro 16

Jesús con su resurrección nos da la vida eterna Objetivo particular: Descubrimos, en el acontecimiento de la resurrección de Jesús, la presencia viva del Espíritu Santo.

En presencia de mi Padre Dios Cuidaremos la ambientación de este Encuentro. Más que una explicación, debemos transmitir la alegría con el ambiente de fiesta que se cree, con las felicitaciones mutuas y expresiones de alegría. Ponemos en la sala un cirio, lo más grande y adornado posible, dulces, música, cartulinas de colores, campanas, etc. XX Comenzaremos el diálogo con estas preguntas: • ¿Qué estamos celebrando? • ¿Por qué estamos alegres? XX Después de escuchar las respuestas, encenderemos el cirio y examinaremos un poco el significado de Cristo–Luz (recordando la Vigilia Pascual). XX Finalmente, cantamos todos el aleluya y también:

Hoy el Señor resucitó Hoy el Señor resucitó y de la muerte nos salvó. Alegría y paz hermanos que el Señor resucitó.

Motivación • Conozco 1 Resucitó XX Los niños dibujan el Cirio pascual y escriben debajo: “¡Aleluya, Cristo resucitó!”. XX Después, relacionan las columnas y completan las frases de manera correcta:

1. Un punto básico de la fe cristiana es la resurreción de Cristo. 2. El sepulcro vacío y las apariciones de Jesús son testimonios visibles del hecho de la resurrección. 3. Para entender el misterio de la resurrección se necesita la luz del Espíritu Santo. 4. Los testigos de la resurrección son encargados de difundir el mensaje de Salvación.

77

Alianza 6 Guia U4.indd 77

11/11/19 11:30


Desarrollo • Conozco 2 Sin la resurrección de Jesucristo, vana es nuestra fe La resurrección de Cristo es un punto central y básico de la fe cristiana; hablar de este misterio no es fácil porque no se refiere al retorno de la misma vida de antes. El paso de Jesús de este mundo a la gloria del Padre es un acontecimiento real, pero que no podemos ver ni tocar, ya que está por encima del entendimiento, de tal manera que nadie puede describirlo porque no lo puede ver, solo podemos comprobarlo por medio de los testimonios sobre el sepulcro vacío y las apariciones. A los apóstoles les nació la fe después del encuentro con Jesús resucitado y al ver la tumba vacía. Pues bien, una vez que los primeros cristianos tomaron conciencia con la ayuda del Espíritu Santo del significado de la resurrección, comenzaron a difundir este mensaje de salvación. Los cristianos creemos que Jesús no se quedó en el sepulcro sino que resucitó para demostrarnos su poder sobre la muerte, y decimos que creer en la resurrección no es tener fe en un Jesús muerto sino en el que vive eternamente.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Mateo 28,1-8 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Quiénes son los testigos de la resurrección? • ¿Cómo se dieron cuenta de que Jesús había resucitado? • ¿Qué hicieron después de enterarse de la noticia de la resurrección?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Nosotros somos hoy testigos de la resurrección de Cristo cuando lo hacemos presente en nuestra vida, tratando de imitar su ejemplo de vida y sus actitudes con los demás. El domingo es una oportunidad para recordar que es “El día del Señor” porque en ese día resucitó Jesús. Cada domingo celebramos la libertad que el Señor nos conquistó. Cada domingo estamos de fiesta, no hay clases, cambian nuestras actividades, porque desde el domingo de Pascua somos hijos de Dios. Aleluya.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Nos ponemos de pie y a coro proclamamos nuestra profesión de fe.

Credo

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: 78

Alianza 6 Guia U4.indd 78

11/11/19 11:30


Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén. XX Al terminar, pedimos a los niños que extiendan su brazo hacia el cirio, que debe estar prendido,

para decir la siguiente oración. Catequista: Ésta es nuestra fe, ésta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar en Jesucristo nuestro Señor. Todos: Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que copien este fragmento del Credo y lo repasen para memorizarlo.

“...y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.”

Actividad • Aprendo Indicamos a los niños que elaboren su propio Credo, ayudando a que plasmen en él lo que ellos, desde su experiencia, creen de Dios Uno y Trino. 79

Alianza 6 Guia U4.indd 79

11/11/19 11:30


Compromiso • Avanzo Pedimos a los niños que asistan a misa el domingo y que se esfuercen por estar atentos y por participar de manera activa.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que organicen sus actividades del próximo domingo, elaborando una agenda para ese día en la que incluyan la celebración eucarística, y que inviten a sus familiares a ir juntos a misa.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Reflexiona las actitudes y disposición que hay en ti durante las celebraciones eucarísticas. Escribe tus principales propósitos para una mejor vivencia de la misa.

Niños y niñas Contestan las preguntas del libro de trabajo.

NOTAS

80

Alianza 6 Guia U4.indd 80

11/11/19 11:30


Encuentro 17

La Santísima Trinidad: comunidad de amor Objetivo particular: Profundizamos en el misterio de nuestra fe: la Santísima Trinidad.

En presencia de mi Padre Dios XX Llevaremos tres velas del mismo tamaño y color, de preferencia nuevas. A cada una le colocamos

un letrero: Padre, Hijo, Espíritu Santo. XX Explicamos a los niños que cada vela tiene su luz y color propio, como ocurre con las tres personas de la Santísima Trinidad. XX Después unimos las luces para tener una luz más fuerte y una llama más grande, y les decimos que así pasa también con la Trinidad: tres personas distintas y un solo Dios. XX Con las luces de las tres velas unidas, se hace la plegaria a la Santísima Trinidad. Catequista: Santísima Trinidad. Joven: Un misterio de amor. Catequista: Santísima Trinidad. Joven: Un modelo de amar. Catequista: Santísima Trinidad. Joven: Una invitación a la fraternidad. Catequista: Santísima Trinidad. Joven: Total donación. Catequista: Santísima Trinidad. Joven: Amar es una fidelidad. Todos: Amar, eso es la Trinidad.

Motivación • Conozco 1 Las tres personas de la Santísima Trinidad Pedir a los niños que escriban el nombre de cada persona de la Santísima Trinidad en cada hoja del trébol.

Desarrollo • Conozco 2 El Misterio de la Santísima Trinidad Los cristianos creemos que hay un solo Dios verdadero, un solo Dios en tres Personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Padre eterno es Dios, el Hijo que se hizo hombre y se llama Jesús, es Dios; 81

Alianza 6 Guia U4.indd 81

11/11/19 11:30


el Espíritu Santo, enviado a nosotros por el Padre y el Hijo, también es Dios. A estas tres Personas Divinas las llamamos “Santísima Trinidad”. El Misterio de la Santísima Trinidad es el misterio de la vida profunda y feliz de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres personas distintas que viven en perfecta comunión de vida y amor, una comunidad muy unida, tan unida que siendo tres Personas diferentes, una de otra, son un solo Dios en el amor. En la historia de la Salvación, las tres Personas tienen una función muy importante, de tal manera que reconocemos a Dios como nuestro Padre Creador, al Hijo, nuestro hermano Jesús, lo identificamos como nuestro Salvador, y al Espíritu Santo como el que anima y santifica, la fuerza interna que mueve el corazón del hombre para que sea feliz, objetivo principal de este plan que Dios ha pensado para nosotros.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos 2 Corintios 13,11-13 y Puebla 212 XX El catequista leerá directamente el texto de san Pablo de la Biblia. En el libro del niño se ofrece

un breve resumen como recordatorio. XX También leerá el texto de Puebla 212:

Cristo nos revela que la vida divina es comunión trinitaria. Padre, Hijo y Espíritu viven, en perfecta intercomunión de amor, el misterio supremo de la unidad. De allí procede todo amor y toda comunión para grandeza y dignidad de la existencia humana.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Invitamos a los niños a que escriban un resumen de las dos lecturas anteriores.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Cada ser humano lleva en sí mismo los rasgos de las tres Personas Divinas; rasgos que deben manifestarse en la vida. La familia es una de las imágenes más ricas de Dios Trino: padre, madre e hijos, cada persona es distinta a la otra, tiene su autonomía y su tarea propia; sin embargo, están relacionadas por lazos vitales y fuertes como el amor, hay así una sola comunión de vida. La unión de la familia es semejante a la del Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Santísima Trinidad.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Rezamos juntos la oración.

Joven: Por todos los creyentes marcados por la fe al ser bautizados en nombre de la Trinidad, para que lleguemos a la unidad querida por Cristo. Todos: Padre nuestro, escúchanos. Joven: Por todos nosotros, para que vivamos en plenitud la vida trinitaria presente en nuestros corazones, produciendo frutos de santidad. Todos: Padre nuestro, escúchanos. Todos: Que Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, estén con nosotros, nos protejan e iluminen y permanezcan siempre a nuestro lado. Amén.

82

Alianza 6 Guia U4.indd 82

11/11/19 11:30


Fórmula catequística • Memorizo Indicamos a los niños que elaboren el signo con la frase del Gloria, con la intención de expresar que la Santísima Trinidad siempre está con nosotros.

Actividad • Aprendo XX Primero, pedimos a los niños que contesten las preguntas del libro de trabajo. XX Después, les pedimos que completen las frases. La solución es:

• Los cristianos debemos de ser generosos con los demás para ser imagen del HIJO SALVADOR. • Los cristianos debemos cuidar la naturaleza para ser imagen del PADRE CREADOR. • Los cristianos debemos practicar la actitud de la caridad para ser imagen del ESPÍRITU SANTO, FUENTE DE AMOR.

Compromiso • Avanzo El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo nos invitan a vivir el amor con los demás. Pedimos a los niños que escriban tres acciones concretas para que su familia sea “comunidad de amor”, a ejemplo de la Santísima Trinidad.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que propongan a los miembros de su familia que, al levantarse, saluden a la Santísima Trinidad con la jaculatoria: “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo”.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Responde: • ¿Qué dificultades de organización del Encuentro tuviste? ¿Cómo las resolviste? • ¿Qué actitudes positivas observaste por parte de los niños? • ¿Qué actitudes negativas observas en los niños? ¿Cómo pretendes orientarlos?

Niños y niñas En grupo, contestan: • ¿Cuántos dioses hay? • ¿El Padre es Dios? • ¿El Hijo es Dios? • ¿El Espíritu Santo es Dios?

83

Alianza 6 Guia U4.indd 83

11/11/19 11:30


NOTAS

84

Alianza 6 Guia U4.indd 84

11/11/19 11:30


5

unidad

Te descubro, Espíritu Santo

Reconocemos que la persona divina del Espíritu Santo nos acompaña en nuestra vida de Iglesia, ayudándonos a cumplir nuestra vocación de cristianos. ENCUENTRO 18 Comprendemos que el Espíritu Santo está presente en el nacimiento y vida de la Iglesia. ENCUENTRO 19 Identificamos que el Espíritu Santo que recibimos en el sacramento del Bautismo impulsa y mueve la misión de la Iglesia. ENCUENTRO 20 Fortalecemos el amor a Jesús Eucaristía para transformar la vida en testimonio vivo y creíble, y poder asumir la misión de la Iglesia. CELEBRACIÓN 4 Reconocernos como parte importante de la Iglesia que, por la acción del Espíritu Santo, cumple su misión de evangelizar.

Todos quedaron llenos del Espíritu Santo. Alianza 6 Guia U5.indd 85

11/11/19 11:32


Encuentro 18

Pentecostés: presencia del Espíritu Santo Objetivo particular: Comprendemos que el Espíritu Santo está presente en el nacimiento y vida de la Iglesia.

En presencia de mi Padre Dios XX Entregamos una carta de Jesús en un sobre. Se recomienda escribir el nombre de cada niño

y el remitente (Jesús de Nazaret). XX Ponemos música instrumental durante el momento en que cada niño lee su carta.

Motivación • Conozco 1 Carta de Jesús ¡Hola, mi querido amigo! Te hablé el otro día del cielo, y te dije que el cielo está en cualquier lugar donde está Dios. Donde estamos el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, allí está el cielo. Y con nosotros, mi madre María y los ángeles y los que cada día llegan a los brazos del Padre, de mi Padre, de tu Padre, impulsados por el Espíritu Santo. Hoy quiero hablarte un poco del Espíritu. ¿Has oído hablar de él? ¿Lo conoces? ¿Lo sientes? ¿Lo amas? ¿Es importante para ti? Cuando me iba a marchar les dije a mis amigos que no los dejaría huérfanos, que les enviaría el Espíritu Santo. Y cumplí mi palabra; ya sabes que yo, como Dios que soy, siempre cumplo mi palabra, Yo soy la misma Palabra. Y te digo hoy que te quiero enviar el Espíritu Santo, que deseo que lo recibas, que te llenes de sus dones y te adornes con sus frutos. El Espíritu Santo, que procede del Padre y de mí, llenó de fuerza y entusiasmo a los primeros apóstoles que estaban reunidos con mi madre. Y gracias a ese fuego que recibieron en el alma, se lanzaron al difícil mundo que les rodeaba y pusieron en marcha la Iglesia. Quiero decirte algo importante: Hoy hay que poner en marcha la Iglesia en muchos sitios y en muchos corazones. Mis amigos de toda la vida están un poco detenidos, con las barcas varadas en la orilla del mar, sentados en la arena con aire de aburridos y fracasados. Se lamentan de que no tienen pesca, de que es difícil que “pique” algún alma en el anzuelo de la Palabra y se quede “enganchada” en la red del apostolado. Pero, amigo mío, ¿están echando las redes mar adentro en mi nombre? Yo les quiero enviar el Espíritu Santo, pero a veces me pregunto: Y ¿para qué? ¿Qué proyecto de vida y qué plan evangelizador ofrecen, digno de que el Espíritu lo fecunde y lo haga suyo? ¿No te parece que te falta un poco de ilusión, de audacia, de entusiasmo, de ardor y de ganas de trabajar por el Reino? Quiero que sientas necesidad de la ayuda del Espíritu. El pobre de espíritu es el que sinceramente tiene que alargar la mano implorando un favor y pide la limosna de la gracia. 86

Alianza 6 Guia U5.indd 86

11/11/19 11:32


Te invito a que repitas con toda tu alma esa oración que la celebración eucarística de Pentecostés te ofrece al terminar la segunda lectura. Es una bella plegaria que en ese día y todos los días deberías elevar al cielo, teniendo la seguridad de que te escuchamos. Ese mismo Espíritu que me reconfortó a mí en los momentos difíciles de mi paso por la tierra y, sobre todo, en la dureza de la pasión y la muerte, te regalará a ti esos dones que necesitas para vivir piadosamente tu relación con nuestro Padre y con tu Amigo, que soy yo, y que tanto te quiero. En este Pentecostés abandónate en los brazos de quien más te ama, y trata de que tu vida sea una relación filial con Dios y fraternal con los hermanos. Con todo mi corazón, te deseo lo mejor. Hasta pronto.

Jesús

Desarrollo • Conozco 2 Pedimos a los niños que, tras leer la carta, escriban lo que más le haya gustado de ella, copiando algunas de sus frases.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 2,1-11 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué personajes intervienen en la narración? • ¿Cuáles son sus nombres? • ¿Qué relación hay entre la carta que te han entregado y la lectura de Hechos de los Apóstoles?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Como en Pentecostés, el Espíritu Santo ha sido derramado en cada uno de nosotros el día de nuestro Bautismo y el de nuestra Confirmación. Él es el que nos da la fortaleza para ser valientes seguidores de Jesús. El acontecimiento de Pentecostés nos permite descubrir el nacimiento de la Iglesia. En ese momento, con los Apóstoles y María, la Iglesia de Jesucristo se forma y se prepara a cumplir, con la ayuda del Espíritu Santo, su misión: anunciar el Evangelio a todos los hombres.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Decimos a dos coros la siguiente plegaria de Pentecostés.

87

Alianza 6 Guia U5.indd 87

11/11/19 11:32


Secuencia del Espíritu Santo

Ven, Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo. Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz y enriquécenos. Mira el vacío del hombre,

si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero. Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que elaboren dos noticias de primera plana de un periódico para anunciar

cada uno de estos titulares:

“En la fiesta de Pentecostés celebramos la venida del Espíritu Santo.” “En Pentecostés nace la Iglesia de Jesucristo.”

Actividad • Aprendo Ayudamos a los niños a encontrar los elementos naturales que aparecen en la narración de Pentecostés.

Compromiso • Avanzo XX Hemos de estar atentos a la presencia del Espíritu Santo para cambiar de actitud con los demás. XX Por ello, pedimos a los niños que resuelvan un ejercicio que les permitirá determinar si el Espíri-

tu Santo está o no presente.

Para vivir en familia Decimos a los niños que el domingo, antes de la comida, lean Hechos de los Apóstoles 2,1-11, y que, al finalizar, toda la familia responda: “Palabra de Dios”.

Evaluación • Compruebo mi fe El catequista y los niños elaboran una oración al Espíritu Santo para pedirle que transforme nuestras vidas.

88

Alianza 6 Guia U5.indd 88

11/11/19 11:32


Encuentro 19

Soy miembro de la Iglesia por el Bautismo Objetivo particular: Identificamos que el Espíritu Santo que recibimos en el sacramento del Bautismo impulsa y mueve la misión de la Iglesia.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro leyendo todos juntos en silencio la letra de la canción.

Iglesia peregrina

Todos unidos formando un solo cuerpo, un pueblo que en la Pascua nació. Miembros de Cristo en sangre redimidos, Iglesia peregrina de Dios. Vive en nosotros la fuerza del Espíritu, que el Hijo desde el Padre envió.

Él nos empuja, nos guía y alimenta, Iglesia peregrina de Dios. Somos en la tierra semilla de tu reino, somos testimonio de amor: Paz para las guerras y luz entre las sombras, Iglesia peregrina de Dios.

Después, la cantamos todos juntos.

Motivación • Conozco 1 Por el Bautismo somos templos del Espíritu y miembros de la Iglesia Por el Espíritu Santo nace la Iglesia. Los Apóstoles y los discípulos de Jesús fueron iluminados y fortalecidos por este mismo Espíritu en el día de Pentecostés, que les enseñó y recordó todo lo que Jesús había dicho y hecho, y desterró de sus corazones todo temor, dándoles fuerza para vivir la vida de Jesús. Gracias al Espíritu Santo, hacen las mismas cosas que Jesús hizo: que los cojos anden, que los muertos resuciten, que los corazones se conviertan. El Espíritu Santo los impulsa a difundir el Evangelio a toda criatura. Ahora habita en la Iglesia, habita en nuestros corazones y nos hace llamar a Dios: ¡Padre! y reconocernos como hermanos. El Espíritu Santo se manifiesta en la vida diaria de la Iglesia, en lo cotidiano de la vida, en el deseo de paz, en la esperanza, en la lucha y en todo lo bueno que hay en nuestro pensar y obrar. Nosotros, a partir de nuestro Bautismo, pasamos a formar parte de la gran familia de los hijos de Dios, a la que llamamos Iglesia; y también por el Bautismo, nuestro cuerpo se convierte en la casa donde habita el Espíritu Santo. El sacramento del Bautismo es nuestro boleto de entrada en la Iglesia de Jesucristo.

89

Alianza 6 Guia U5.indd 89

11/11/19 11:32


Desarrollo • Conozco 2 XX Pedimos a los niños que completen el texto, que queda así:

La Iglesia nace por el impulso del ESPÍRITU SANTO; los Apóstoles y los discípulos fueron iluminados por el ESPÍRITU SANTO, que también les dio fuerza para ANUNCIAR EL EVANGELIO a todos los pueblos. Nosotros, los que hemos sido BAUTIZADOS por el agua y que recibimos al ESPÍRITU SANTO, formamos parte de la Iglesia que es la gran familia de los HIJOS DE DIOS. A continuación, que hagan una composición, puede ser un collage, un grafiti o lo que imaginen, donde aparezcan aquellas personas que pertenecen a la gran familia de los hijos de Dios: la Iglesia.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos 1 Corintios 12,12-14;27-30 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Por medio de un dibujo, los niños y niñas expresarán lo que entendieron de la cita anterior.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Explicamos a los niños que la Iglesia está formada por todos los bautizados. Somos un solo cuerpo en Cristo, cuyos miembros somos todos los fieles, las religiosas y los religiosos, los y las misioneras, los diáconos, los sacerdotes, los obispos y el Papa.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Todos juntos cantamos:

Yo soy la Iglesia

Yo soy la Iglesia, tú eres la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Hermano, ven, ayúdame, hermana, ven, ayúdame, a edificar la Iglesia del Señor.

Los negros son la Iglesia, los blancos son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Hermano, ven, ayúdame, hermana, ven, ayúdame, a edificar la Iglesia del Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Preparamos un papel de rotafolio blanco, para que entre todos los niños elaboren un mural con

la frase: “Por mi Bautismo soy miembro de la gran familia de los hijos de Dios que es la Iglesia”. Les ayudamos a agregar su nombre, el de su diácono, párroco, obispo y del Papa. 90

Alianza 6 Guia U5.indd 90

11/11/19 11:32


Actividad • Aprendo Ayudamos a los niños a completar los nombres que se piden en el ejercicio.

Compromiso • Avanzo Explicar a los niños y niñas que, ya que somos bautizados y miembros de la Iglesia, somos discípulos de Jesús. Después, les solicitamos que escriban los ejemplos por los que los demás notan que somos miembros de la Iglesia.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que platiquen con su familia de lo que aprendieron sobre la Iglesia en este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Cuenta a los niños tu experiencia como miembro vivo de la Iglesia.

Escuchan la experiencia del catequista como miembro de la Iglesia y escriben lo más importante de ella.

NOTAS

91

Alianza 6 Guia U5.indd 91

11/11/19 11:32


Encuentro 20

Iglesia, comunidad de amor Objetivo particular: Fortalecemos el amor a Jesús Eucaristía para transformar la vida en testimonio vivo y creíble, y poder asumir la misión de la Iglesia.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando todos juntos este tema; posteriormente, comentamos con

los alumnos las frases que más hayan llamado su atención.

Acércate Acércate y toma tu lugar en la fiesta. Acércate, pues hoy es Dios el que nos congrega. Acércate, que somos tu familia, la Iglesia. Acércate, pues Cristo dijo: “Vengan y vean”. Saluda a tu hermano, pues es bienvenido. Y dale la paz, que viene de Cristo. Levanta tus manos y alaba a Dios Padre y abre los brazos y abraza a tu hermano.

Dejad que los niños se acerquen a Cristo pues para ir al cielo hay que ser como ellos. Aquellos que ayudan al pobre y hambriento verán por sus obras el Reino del Cielo. Aquí no se juzga, aquí se comulga, aquí practicamos la misericordia. Este es un lugar de perdón y reconciliación. ¡Acércate! ¡Acércate a Cristo pues tú eres la Iglesia! ¡Acércate!

Motivación • Conozco 1 El ejemplo de santa Inés XX Con la ayuda de unos carteles, el catequista contará la historia de santa Inés.

Santa Inés Hacia el año 291 nace una niña, linda como un botón de rosa, en una de las más ilustres y nobles familias de Roma. Sus padres, Honorio Plácido y la noble Laurencia, ponen a esta hija, que será la única, el bonito nombre de Inés. Inés crece inocente y pura como una corderita blanca. Un día se encuentra con su amiga Domitila y juntas entran en las catacumbas para reunirse con un grupo de cristianos que están celebrando la Eucaristía. Cuando terminan, salen de la catacumba y se despiden, sin darse cuenta de que son observadas por dos hombres, quienes se percatan que son cristianas y que posiblemente estén bautizadas, por lo que piensan acusarlas ante el emperador. Otro día, se presenta en casa de Inés un joven apuesto, llamado Claudio, que la pretende, pues ella acaba de cumplir trece años, la edad en que las doncellas romanas se debían casar. Sin embargo, 92

Alianza 6 Guia U5.indd 92

11/11/19 11:32


ella lo rechaza porque dice que se ha consagrado a Jesús. Entonces el hombre, ofendido, la acusa ante el emperador de no adorar a sus dioses y de ser cristiana. Por esta razón es condenada a morir en la hoguera. Pero una vez en prisión, un carcelero se hace cristiano al ver la forma en que Inés hace oración. Es este carcelero quien, a escondidas, en una ocasión le lleva una hostia consagrada para que pueda comulgar. Cuando Inés es llevada a la hoguera, los soldados se dan cuenta de que el fuego no la quema. Entonces ya enfurecidos, con un cuchillo la degüellan, causándole la muerte. Inés se convierte así en una mártir que acepta la muerte antes que renunciar a sus creencias y al amor que Jesús Eucaristía le inspira hasta su último aliento. XX Después de escuchar la historia de santa Inés, los niños responden estas preguntas:

• ¿Por qué Inés se negó a casarse con Claudio? • ¿Por qué crees que Inés no tuvo miedo de morir en la hoguera? • ¿A quién le llamamos mártir? • ¿Qué podemos aprender de la vida de Inés? Desarrollo • Conozco 2 La íntima unión entre Iglesia y Eucaristía XX A continuación, exponemos a los niños estos puntos y los comentamos con ellos:

• Así como Inés fue valiente para ir a orar en tiempos en que esto estaba prohibido y, lo que es más

importante, acudía a las misas para alimentarse de Jesús Eucaristía, que le daba fuerzas para seguir adelante, hoy nosotros podemos seguir su buen ejemplo. • La Iglesia afirma que “la Eucaristía es la fuente y el culmen de la vida cristiana” porque Cristo nos transmite su Espíritu, lo ha dejado a su Iglesia. Por este Espíritu sabemos y creemos que con el pan y el vino nos transformamos en presencia del Señor, que junto con el pan y el vino cada uno de nosotros, al ofrecer nuestra propia vida, se transforma en presencia de Cristo, el Señor. • La Eucaristía es el puente, el vínculo, la manera de hacernos uno con Cristo: así reconocemos en el pan la presencia de Cristo, el Señor; así se realiza la presencia de Jesús en cada uno de nosotros; así nuestra vida se vuelve voluntad del Padre cumplida gracias al Espíritu Santo. Esto es lo que celebramos, por esto estamos felices. • Nuestro trabajo no se mide por el pago del dinero; se mide por la alegría intensa de descubrir a Cristo presente en la Eucaristía; se mide, también, por la felicidad que da la presencia del Espíritu en cada uno de nosotros: eso es la Iglesia. Por ello, Iglesia, misión y Eucaristía están íntimamente unidas, de eso hacemos nuestra fiesta en cada celebración. XX Posteriormente, pedimos a los jóvenes que observen las imágenes que se incluyen en su libro, con el fin de que señalen y comenten las diferencias entre ambas.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Lucas 24,13-35 XX Leeremos el texto en la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen como recordatorio.

93

Alianza 6 Guia U5.indd 93

11/11/19 11:32


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: ¿Quiénes son los personajes del relato? ¿Qué situaciones describe el texto? ¿Cómo reconocieron a Jesús?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Toda la narración de los discípulos de Emaús es una catequesis sobre la Eucaristía. La primera parte es la iluminación de la Palabra de Dios por boca de Jesús; la segunda, el descubrimiento de Cristo resucitado en la fracción del pan; y la tercera es la proclamación entusiasta de la resurrección del Hijo de Dios. Cuando estamos tristes porque consideramos que Jesús no está en nuestra vida, podemos volver la mirada a este pasaje del Evangelio donde, al igual que los discípulos de Emaús, descubrimos a Jesús presente en la fracción del pan, es decir, en la Eucaristía que nos une más íntimamente a Cristo Resucitado.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Cantamos todos la canción de Jesed.

Quédate con nosotros

Quédate con nosotros; la noche está cayendo. El pan está dispuesto y el vino está servido. En tus manos levantadas y tu voz en la oración, te hemos reconocido en la fracción del pan. Y ahora vamos gozosos a proclamarle al mundo,

porque ha resucitado y hemos visto al maestro. Y ahora vamos gozosos a proclamarle al mundo, porque ha resucitado y hemos visto al maestro. Cristo ha resucitado, hemos visto al Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que elaboren una custodia de papel y que en el centro escriban la frase:

“Gracias, Jesús, por quedarte en el pan y el vino.”

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que relacionen las columnas formando enunciados sobre la Eucaristía; indi-

camos que subrayen con un mismo color las partes que corresponden a cada oración. Solución: • A la Eucaristía también se la llama Fracción del pan. • En la Eucaristía siempre está presente Cristo resucitado. • Todos estamos invitados a compartir y disfrutar del banquete eucarístico. • La Eucaristía nos da la alegría de ser cristianos y de vivir mejor. • Jesús nos da su amor en su cuerpo y sangre que nos comparte. 94

Alianza 6 Guia U5.indd 94

11/11/19 11:32


Compromiso • Avanzo XX Practicamos con los niños la siguiente oración, que se realiza cuando no se puede comulgar la

hostia consagrada. Es la denominada comunión espiritual: ¡Oh, Jesús, gran Dios! te pido con todo el corazón que vengas a mí, pero al no poderte recibir sacramentalmente, ven espiritualmente a mi corazón. Amén.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que compartan en familia la oración de la comunión espiritual.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Responde a las preguntas que te hacen los niños en la entrevista. Hazles las mismas preguntas.

Niños y niñas Plantean estas preguntas a su catequista: • ¿Por qué comulgo? • ¿Para qué comulgo? Luego, se las responden ellos al catequista.

NOTAS

95

Alianza 6 Guia U5.indd 95

11/11/19 11:32


Celebración 4

Iglesia misionera Objetivo particular: Reconocernos como parte importante de la Iglesia que, por la acción del Espíritu Santo, cumple su misión de evangelizar.

Canto inicial XX Cantamos juntos o escuchamos la canción.

Me gustaría volar

Me gustaría volar como vuelan las aves. Me gustaría viajar, conocer mil lugares, para con esto poder dejar en todo continente un mensaje de amor y paz, un mensaje de amor y paz en quien lo quiera escuchar. Y es Jesucristo quien dará la fuerza de poder volar y de poder llegar a todo hombre (2). Si tú lo quieres, puedes ya alzar el vuelo y alcanzar

el deseo que es de dar lo que tú tienes al Señor, no importa raza o color, si en la misión llevas a Dios, y aunque el cansancio encontrarás sigue luchando. Y es Jesucristo… Tienes la vida, don de Dios, y el gran regalo del amor, que en este encuentro con Jesús ya se te ha dado (2). Y es Jesucristo…

Oración por las vocaciones misioneras XX Leemos esta oración con otras dos personas (niño y niña).

Catequista: ¡Oh Dios!, Padre nuestro. Joven: Tú quieres que todos los hombres te conozcan, te amen y vengan a Ti. Joven: Mira la multitud de todos aquellos que no te conocen. Joven: ¡Oh Dios verdadero!, Padre de todos. Joven: Abre la puerta de sus corazones para que pueda penetrar el mensaje de Jesús, tu enviado, y así se salven. Joven: Manda obreros a tus mies. Joven: Pon en el alma de muchos jóvenes el germen de la vocación misionera. Joven: Los sacerdotes no pueden hacerlo todo: suscita numerosos Apóstoles laicos que colaboren en la difusión de la fe, 96

Alianza 6 Guia U5.indd 96

11/11/19 11:32


Joven: que liberen a los sacerdotes de tantas actividades materiales, Joven: que les impiden realizar sus funciones sacerdotales, Joven: y contribuyan así al progreso rápido de tu Reino entre los que todavía no te conocen. Catequista: Amén.

Palabra de Dios: Lectura de la carta a los Romanos 10,14-15 Ahora bien, ¿cómo van a invocar a aquél en quien no creen? ¿Y cómo van a creer en él, si no les ha sido anunciado? ¿Y cómo va a ser anunciado, si nadie es enviado? Por eso dice la Escritura: ¡Qué hermosos son los pies de los que anuncian buenas noticias!

Responsorio XX Hacemos el responsorio tras la lectura bíblica.

Catequista: Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado. Todos: Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado. Catequista: Y que hablen de tus hazañas. Todos: Que proclamen la gloria de tu reinado. Catequista: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Todos: Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado.

Meditación XX Leemos las frases y meditamos, con los niños y niñas, el mensaje de cada una de ellas.

• Vivir la fe para irradiar la fe. • Cuando un católico toma conciencia de su fe se hace misionero. • La misión es compartir la riqueza de la fe con los que están cerca y con los que están lejos. Compromiso XX Pedimos a los niños que lean personalmente el texto de Marcos y la oración a Jesús.

Dijo Jesús a sus discípulos:

Vayan por el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará, el que se resista a creer se condenará.

Marcos 16,15

Jesús, amigo nuestro, tu encarnación, muerte y resurrección no ha sido en vano, pues nos ha dado la salvación para todos. Concédenos la gracia para responder generosamente a tu llamada y poder ser testigos tuyos en el mundo de hoy. Quiero ser misionero de tu Evangelio, aquí estoy, envíame. 97

Alianza 6 Guia U5.indd 97

11/11/19 11:32


XX Posteriormente, les indicamos que marquen sus compromisos en la tabla:

 Anunciar a mi familia y amigos el Evangelio de Jesucristo.  Orar para que todos los niños del mundo sean amigos de Jesús.  Participar con frecuencia en los sacramentos, especialmente en la Santa Misa.  Formar parte de un grupo que promueva las misiones.  Colaborar en las actividades apostólicas de mi parroquia.  Participar en las obras de bien común de mi escuela, colonia y comunidad.  Otros: XX Luego, solicitamos a los niños que lean sus compromisos, en voz alta, a los demás.

Oración final XX Terminamos la celebración orando juntos.

¡Oh! Jesús, tú que amas tanto a los niños y que dijiste que de ellos es el Reino de los Cielos. Te damos gracias por la fe que nos has dado. Te pedimos por los niños que aún no te conocen. Danos misioneros que les hablen de ti, que conozcan tu Evangelio y te amen. Queremos ser misioneros con nuestra oración, estudio y buen comportamiento, para lograr así tu sueño: que todos los hombres se salven. Virgen de Guadalupe, madre nuestra, bendice a todos los niños del mundo. Amén.

98

Alianza 6 Guia U5.indd 98

11/11/19 11:32


6

unidad

El Espíritu Santo, santificador en la Iglesia

Descubrimos las principales manifestaciones del Espíritu Santo en la vida de la fe del niño. ENCUENTRO 21 Identificamos, de manera clara, la identidad del Espíritu Santo en el Misterio de la Trinidad. ENCUENTRO 22 Conocemos y aceptamos los dones que provienen del Espíritu Santo y que recibimos de manera gratuita. ENCUENTRO 23 Identificamos las acciones concretas que debemos realizar para hacer efectivos los frutos del Espíritu Santo. ENCUENTRO 24 Conocemos las actitudes y los medios que nos permiten tener un acercamiento con el Espíritu Santo. CELEBRACIÓN 5 Descubrimos, por medio de signos, la presencia y la acción del Espíritu Santo en cada miembro del grupo y ello nos ayuda a comprometernos personalmente.

¡Transfórmame, Señor, con tu Espíritu! 99

Alianza 6 Guia U6.indd 99

11/11/19 11:38


Encuentro 21

Identidad del Espíritu Santo Objetivo particular: Identificamos, de manera clara, la identidad del Espíritu Santo en el Misterio de la Trinidad.

En presencia de mi Padre Dios XX Al comienzo del Encuentro cantamos todos juntos.

Pasa por aquí, Señor

Pasa por aquí, Señor, pasa por aquí. ¡Oh, Señor! Pasa por aquí. Espíritu Santo, lléname de ti.

¡Oh, Señor! Lléname de ti. Espíritu Santo, quédate aquí. ¡Oh, Señor! Quédate aquí.

XX A continuación, hacemos la siguiente dinámica:

• Conseguimos una caja grande y la adornamos para que parezca una caja de regalo. Será utilizada

en cada Encuentro de esta unidad. Dentro, colocamos una imagen o dibujo del Espíritu Santo, que es el regalo de la Trinidad a través del sacramento de la Confirmación. • Presentamos la caja de regalo a los niños e iniciamos un diálogo con preguntas: ¿Quién de ustedes ha recibido un regalo? ¿De quién? ¿Qué sentiste y qué regalo fue? ¿Quién de ustedes ha dado un regalo? ¿A quién? ¿Qué sentiste y qué regalo fue? • Aparte, pedimos a los niños que lleven un sobre o folder que ellos mismos hayan decorado o adornado. Éste será utilizado en los demás encuentros.

Motivación • Conozco 1 Los regalos XX Pedimos a los niños que contemplen el regalo que han recibido y contesten estas preguntas.

• ¿Cómo es tu regalo? Descríbelo. • ¿Qué significa recibir un regalo? • ¿Qué significa el amor para ti?

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, es el regalo que Dios nos dio por medio de su Hijo Jesucristo.

Desarrollo • Conozco 2 El regalo del Espíritu Todos, en alguna ocasión, hemos tenido la experiencia de dar un regalo. Al dar el regalo ya no nos pertenece y la persona a la que se le ha dado puede hacer con él lo que desee: abrirlo o no, 100

Alianza 6 Guia U6.indd 100

11/11/19 11:38


aprovecharlo o no. Un regalo provoca sorpresa, pues va envuelto y causa alegría, tanto al darse como al recibirse. Cuando alguien ama a otra persona le ofrece regalos. Dios nos ama a nosotros, sus hijos, y lo manifiesta a través del gran regalo del Espíritu Santo, tercera persona de la Santísima Trinidad, que se puede identificar con el amor que procede del Padre y del Hijo. Este gran regalo del Espíritu Santo lo recibimos en el sacramento de la Confirmación, y su misión es la de actuar en las personas y en el mundo para transformarlos y santificarlos. El Espíritu Santo es la fuerza interior que mueve a cada uno de los seres humanos para que actúe a favor de los demás, es decir, para que haga acciones buenas que lo beneficien a él y a los que le rodean.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Juan 15,26-27 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece completo.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué personajes intervienen en la narración? • ¿A cuál de las personas divinas envía el Padre? ¿Para qué lo envía?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Debemos estar muy agradecidos con Dios por el regalo del Espíritu Santo, que nos envió por medio de Jesús para que nos transforme y guíe el resto de nuestra vida. Hoy también podemos dar gracias a Dios porque nos sigue regalando al Espíritu Santo, que nos ayuda para dar testimonio de Jesús ante los demás. La respuesta de amor que podemos darle a Dios nuestro Padre consiste en esforzarnos diariamente por ser testigos vivos de Jesucristo con todos los que nos rodean.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Hacemos oración cantando juntos “Espíritu Santo, ven, ven”:

Espíritu Santo, ven, ven, en el nombre del Señor. Acompáñame, condúceme, toda mi vida.

Santifícame, transfórmame, Espíritu Santo, ven, ven.

XX Frente al cirio pascual, con la mano derecha al frente, hacemos la profesión de fe:

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria y que habló por los profetas.

Ésta es nuestra fe, ésta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar en Jesucristo nuestro Señor. Amén. 101

Alianza 6 Guia U6.indd 101

11/11/19 11:38


Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que dibujen una caja de regalo y escriban dentro la frase:

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad.

Actividad • Aprendo XX Los niños ordenan las letras de las palabras para completar el texto, quedando así:

El ESPÍRITU SANTO es la tercera persona de la Santísima TRINIDAD. Para ser mejores necesitamos una FUERZA interior que mueve nuestros corazones. El gran REGALO que Dios nos da es el Espíritu Santo.

Compromiso • Avanzo XX Invitamos a los niños a dejarse conducir por el camino de la verdad con la ayuda del Espíritu

Santo. Les explicamos, con ejemplos, que las obras en perjuicio de su persona y de los demás no provienen del Espíritu Santo. XX Pedimos a los niños que escriban tres acciones que pueden hacer para demostrar que ellos son un regalo para la comunidad. (Nota: Los niños transcriben los ejemplos en una hoja aparte para guardarlos en el fólder especial, que será utilizado en la próxima celebración).

Para vivir en familia XX Sugerimos a los niños que recen en familia, el próximo domingo u otro día de la semana, y antes

de la comida, esta oración: Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Ven, Espíritu Santo, y todo será creado y se renovará la faz de la tierra. Amén.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Escribe de qué manera darás una respuesta de amor a Dios por el regalo del Espíritu Santo.

Escriben el nombre de cada una de las personas de la Santísima Trinidad y una palabra relacionada con cada una de ellas.

102

Alianza 6 Guia U6.indd 102

11/11/19 11:38


Encuentro 22

Dones del Espíritu Santo Objetivo particular: Conocemos y aceptamos los dones que provienen del Espíritu Santo y que recibimos de manera gratuita.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro con la oración:

Catequista: Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre... Joven: Lo que he de pensar. Joven: Lo que he de decir. Joven: Cómo lo he de decir. Joven: Lo que he de callar. Joven: Lo que he de escribir. Joven: Lo que he de hacer. Joven: Cómo lo he de hacer. Joven: Para obtener tu gloria, el bien de las almas y nuestra propia santificación. Amén.

Motivación • Conozco 1 Los dones regalados XX En la caja de regalo del Encuentro anterior, depositamos siete sobres; cada uno contendrá un letre-

ro con un don diferente del Espíritu Santo. Organizamos al grupo en siete equipos (también se puede trabajar en parejas o de forma individual; depende del número de alumnos). Cada equipo sacará un sobre; entre sus integrantes, comentarán qué significado tiene el don que les toca y lo definirán. XX Finalmente, cada adolescente completa el ejercicio que se le propone en el libro.

Desarrollo • Conozco 2 Los dones del Espíritu Santo XX Después de escuchar las conclusiones de los distintos equipos, se expondrán los siguientes conceptos:

Sabiduría Nos comunica el gusto especial por todo lo que es espiritual, por todo lo que se refiere a Dios. Inteligencia o entendimiento Es una facilidad para comprender lo que Dios dice por medio de su Palabra en la Sagrada Escritura y en otros medios, y así descubrir la voluntad de Dios. 103

Alianza 6 Guia U6.indd 103

11/11/19 11:38


Consejo Es la virtud de la prudencia, la capacidad para discernir, para escoger en cada momento qué se debe hacer y cómo se debe hacer; nos ayuda a formarnos un juicio sensato acerca de las cosas prácticas de la vida cristiana. Fortaleza Es una fuerza especial para realizar lo que Dios quiere de nosotros, resistir con paciencia y valor las contrariedades de la vida, la capacidad para ser constantes, fieles, ante la diversidad. Ciencia Es una facilidad para distinguir entre lo verdadero y lo falso, entre el bien y el mal, y nos enseña la recta apreciación de las cosas terrenas. Piedad Nos relaciona con Dios como Padre; es encontrar en Dios la alegría de vivir, sirviéndole a Él y a los demás. Temor de Dios Es un temor cariñoso que nos inspira miedo a ofender a Dios, por ser Él un Padre tan generoso y lleno de bondad hacia nosotros; no confundir con miedo a Dios. Este temor es la manifestación más delicada del amor y, al mismo tiempo, nos impulsa a huir del pecado.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Isaías 11,1-2 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Isaías enumera algunos dones: ¿Cuáles son?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El Espíritu Santo nos regala sus dones para que, dejándonos conducir por él, tengamos la capacidad de vivir mejor. Ejemplo de ello es la vida de hombres y mujeres que durante su vida se han dejado guiar dócilmente. La madre Teresa de Calcuta durante su vida llevó el mandamiento del amor hasta su extremo. Sirvió a los más pobres, humana y espiritualmente, consagrando toda su vida para ellos. Fue una mujer que se dejó conducir por el Espíritu Santo. En ella podemos ver en plenitud cada uno de los dones que hemos conocido en este Encuentro.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Reunidos en equipo como al principio, sentados en el suelo, un representante irá diciendo cada

don en voz alta y todos juntos responden con esta oración: Espíritu Santo, concede a tus fieles que en ti confían tus siete sagrados dones. Dales el mérito de la virtud, la certeza de la salvación, dales el gozo eterno. Amén.

104

Alianza 6 Guia U6.indd 104

11/11/19 11:38


Fórmula catequística • Memorizo Guiar a los adolescentes para que elaboren un póster, un collage o un cartel con los sietes dones del Espíritu Santo… Pueden emplear acuarelas, pinturas, gises, colores, recortes, etc.

Actividad • Aprendo Pedimos a los niños escribir las actitudes que deberán realizar en la familia, en la comunidad y en la escuela, de acuerdo con los dones que el Espíritu Santo les ha regalado.

Compromiso • Avanzo Durante la semana, que los niños reflexionen lo que significa cada uno de los siete dones y traten de poner uno en práctica cada día. Luego, escriben cómo lo han hecho. (Nota: La hoja con los ejemplos la guardarán en el fólder especial, que será utilizado en la próxima celebración).

Para vivir en familia Sugerimos a los adolescentes que, junto con su familia o personas más cercanas, reflexionen y platiquen sobre los dones del Espíritu Santo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Responde sinceramente a la pregunta que te hacen los niños.

Preguntan a su catequista cómo hace para poner en práctica los dones del Espíritu Santo en su vida, y escriben la respuesta.

NOTAS

105

Alianza 6 Guia U6.indd 105

11/11/19 11:38


Encuentro 23

Frutos del Espíritu Santo Objetivo particular: Identificamos las acciones concretas que debemos realizar para hacer efectivos los frutos del Espíritu Santo.

En presencia de mi Padre Dios XX Se comienza el encuentro cantando la canción.

Ilumíname Ilumíname, Señor, con tu Espíritu. Ilumíname, Señor, con tu Espíritu. Ilumíname, Señor, con tu Espíritu.

Ilumíname, ilumíname, Señor. Y déjame sentir, el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor.

XX Preparar letreros con papel reciclado, que tengan escritos los nombres de los frutos del Espíritu Santo.

En la sesión, llevar la caja de regalo de la primera reunión. Recordaremos a los alumnos que, la primera vez que la abrimos, nuestro regalo fue el Espíritu Santo. En la segunda ocasión, descubrimos sus dones. Hoy, nuevamente, encontramos un regalo más: los frutos. Los niños sacarán los letreros con los nombres de los frutos, que se irán pegando en un lugar del aula, al mismo tiempo que se explican.

Motivación • Conozco 1 Radiografía de cualidades y defectos XX Pedimos a los niños que hagan su propia radiografía de cualidades y defectos o limitaciones.

Desarrollo • Conozco 2 Los frutos del Espíritu Santo XX Comentamos a los niños en qué consisten los frutos del Espíritu.

La caridad Es el amor que busca el bien de la persona amada. La alegría Es el gozo de cumplir la voluntad de Dios. La paz Es mantener buenas relaciones con Dios, conmigo mismo, con los demás y con la naturaleza. 106

Alianza 6 Guia U6.indd 106

11/11/19 11:38


La paciencia Es la capacidad para esperar con tranquilidad y asumir con esperanza las cosas o las situaciones. La afabilidad Es ser agradable. La bondad Es la inclinación a hacer el bien y lo bueno. La mansedumbre Es ser manso como Jesús, es decir, crear espacios de cercanía y confianza. La fidelidad Es lealtad en los compromisos y con los demás. El dominio de sí mismo Es la capacidad de dominarse, de ser ecuánime.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Gálatas 5,22-23 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Escribe los frutos del Espíritu Santo que menciona san Pablo.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El Espíritu Santo nos ha dado virtudes y capacidades para que vivamos mejor. Ahora que ya conocemos cuáles son y en qué consisten los frutos del Espíritu Santo, es decir, la manera concreta en que se vive su presencia, ya podemos ponerlos en práctica para que nuestros actos sean el reflejo de Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Cantamos juntos la canción.

Ya llegó, ya llegó

Ya llegó, ya llegó, el Espíritu Santo, ya llegó. Lo siento en las manos, lo siento en los pies,

lo siento en el alma y en todo mi ser.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los adolescentes que, con material reciclado, elaboren un árbol a manera de maqueta,

cuyos frutos (manzanas, mangos, dátiles, naranjas, limones, etc.) representen los del Espíritu Santo.

107

Alianza 6 Guia U6.indd 107

11/11/19 11:38


Actividad • Aprendo Ayudamos a los niños a pensar qué frutos del Espíritu Santo necesitan para cada una de las situaciones que se les presentan, y les pedimos que los escriban.

Compromiso • Avanzo Los niños escriben en su libro de trabajo dos acciones que realizarán para manifestar los frutos del Espíritu Santo. (Nota: Los niños escriben las acciones en una hoja que se guardará en el fólder especial, y será utilizada en la próxima celebración).

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que pregunten a los papás si han oído hablar sobre los frutos del Espíritu Santo y, si no los conocen, que les expliquen lo que aprendieron en este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Realiza el ejercicio de compromiso de los niños pero aplicándolo en tu vida personal para que puedas ofrecerlo en la celebración de esta unidad.

Comentan en grupo el fruto del Espíritu Santo que se les facilita más. Dibujan cómo lo llevan a cabo en una situación concreta.

NOTAS

108

Alianza 6 Guia U6.indd 108

11/11/19 11:38


Encuentro 24

Medios para acrecentar la fuerza del Espíritu Santo en mí Objetivo particular: Conocemos las actitudes y los medios que nos permiten tener un acercamiento con el Espíritu Santo.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando juntos.

Renuévame, Señor con tu Espíritu

Renuévame, Señor, con tu Espíritu. Renuévame, Señor, con tu Espíritu. Renuévame, Señor, con tu Espíritu.

Renuévame, renuévame, Señor. Y déjame sentir el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor.

Motivación • Conozco 1 Los medios para acrecentar el Espíritu Santo XX Elaboraremos estas frases en tiras de papel reciclado:

• La oración, la participación en la liturgia y los sacramentos. • La lectura y reflexión de la Sagrada Escritura. • Evitar el pecado. • Tratar de vivir en gracia de Dios. • El amor al prójimo, especialmente a los pobres.

Éstos son medios para fomentar los dones y los frutos del Espíritu Santo. Cortamos las tiras en dos o tres partes, y las juntamos en la caja de regalo que utilizamos anteriormente. XX Los alumnos sacarán, una a una, las partes de las frases, hasta armarlas todas; luego, las escribirán

en el diagrama incluido en su libro.

Desarrollo • Conozco 2 Unos medios que no podemos dejar de lado Ahora que hemos profundizado en la persona del Espíritu Santo, sus dones y frutos, no podemos dejar de lado que hay medios eficaces que pueden ayudarnos a encontrar el camino hacia Dios y unirnos más a Jesús.

109

Alianza 6 Guia U6.indd 109

11/11/19 11:38


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Catecismo de la Iglesia Católica 688 Lugar del conocimiento del Espíritu Santo La Iglesia, comunión viviente en la fe de los Apóstoles que ella transmite, es el lugar del conocimiento del Espíritu Santo: • En las Escrituras que Él ha inspirado. • En la Tradición, de la cual los Padres de la Iglesia son testigos siempre actuales. • En el Magisterio de la Iglesia, al que Él asiste. • En la Liturgia sacramental, a través de sus palabras y sus símbolos, en donde el Espíritu Santo nos pone en comunión con Cristo. • En la oración, en la cual Él intercede por nosotros. • En los carismas y ministerios mediante los que se edifica la Iglesia. • En los signos de vida apostólica y misionera. • En el testimonio de los santos, donde Él manifiesta su santidad y continúa la obra de la salvación.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Los niños subrayan lo más importante del texto anterior.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Hoy descubrimos que hay medios que nos ayudan a vivir bajo la acción del Espíritu Santo y que debemos tener siempre presentes. Sólo la práctica continua de esos medios nos hará mejores personas; pero sobre todo, el Espíritu Santo irá habitando nuestro cuerpo y nuestra alma.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Todos entonamos el canto.

Lávame, Señor

Lávame, Señor, con tu Espíritu. Lávame, Señor, con tu Espíritu. Y déjame sentir, aquí en mi corazón, el fuego de tu amor, Señor.

Y déjame sentir, aquí en mi corazón, el fuego de tu amor, Señor.

Fórmula catequística • Memorizo Los niños escriben una noticia en el libro de trabajo que contenga los medios para acrecentar el Espíritu antes señalados: la oración, la lectura de la Biblia, evitar el pecado, tratar de vivir en gracia de Dios y el amor a los pobres. Así los recordarán más fácilmente.

110

Alianza 6 Guia U6.indd 110

11/11/19 11:38


Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que, teniendo en cuenta la noticia que han elaborado, contesten por qué ven fácil o no poner en práctica los medios para acrecentar el Espíritu.

Compromiso • Avanzo XX Proponemos a los niños que elaboren una oración pidiéndole ayuda a Dios en el uso de todos los

medios para acrecentar en nosotros la acción del Espíritu Santo. XX Les indicamos que contesten estas preguntas: ¿Qué harías para ayudar a los pobres? ¿Cómo podrás evitar el pecado? (Nota: Escriben los ejemplos en una hoja aparte que se guardará en el fólder especial, que será utilizado en la próxima celebración).

Para vivir en familia XX Los niños comparten con la familia los medios para acrecentar el Espíritu Santo que hoy se cono-

cieron, y que les propongan practicar uno de ellos. XX También cantan juntos el canto inicial de este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Contesta la pregunta que los niños te harán sobre tu vivencia de los medios para acrecentar el Espíritu Santo y anota tu respuesta.

Preguntan a su catequista si le resulta fácil utilizar los medios para acrecentar el Espíritu Santo en su persona y le piden que explique por qué. Luego anotan la respuesta.

NOTAS

111

Alianza 6 Guia U6.indd 111

11/11/19 11:38


Celebración 5

Encuentro con el Espíritu Santo Objetivo particular: Descubrimos, por medio de signos, la presencia y acción del Espíritu Santo en cada miembro del grupo y ello nos ayuda a comprometernos personalmente. XX Previamente, pedir a los adolescentes que traigan su fólder especial, con sus hojas guardadas,

para esta celebración. (Nos ponemos de pie.)

Oración inicial Ven, Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Ven, Espíritu Santo, y todo será creado y se renovará la faz de la tierra. Amén. (Nos sentamos.)

Ofrecimiento de las actividades de los encuentros Catequista: En este día presentamos los resultados de nuestro trabajo. En esta unidad fuimos conociendo, poco a poco, al Espíritu Santo, esa fuerza de la que pocas cosas sabíamos y ahora entendemos más. Catequista: El Espíritu Santo es la tercera persona Divina de la Santísima Trinidad y se puede identificar con el amor que procede del Padre y del Hijo. Por la fuerza del Espíritu Santo, tú puedes ser un regalo para la comunidad. Deposita en el recipiente las hojas de trabajo del primer encuentro. (Los adolescentes llevan las hojas del trabajo del Encuentro 21 y las depositan en el recipiente.) Catequista: Los siete dones del Espíritu Santo son: Sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Durante una semana se vivió un don cada día. Presentamos ahora los resultados que obtuvimos. Para ello, deposita en el recipiente las hojas de trabajo del segundo encuentro. (Los adolescentes llevan las hojas del trabajo del Encuentro 22 y las depositan en el recipiente.) Catequista: Los frutos del Espíritu Santo son perfecciones o virtudes que él mismo forma en nosotros y que nos acompañan en el desarrollo de una vida espiritual madura. En el grupo, vivimos los frutos representando situaciones concretas. Los ofrecemos ahora, depositando en el recipiente las hojas de trabajo del tercer encuentro. (Los adolescentes llevan las hojas del trabajo del Encuentro 23 y las depositan en el recipiente.) Catequista: Los medios que nos permiten acrecentar el Espíritu Santo en cada persona son: la oración; la participación en la liturgia y los sacramentos; la lectura y reflexión de la Sagrada Escritura; 112

Alianza 6 Guia U6.indd 112

11/11/19 11:38


evitar el pecado; tratar de vivir en gracia de Dios; y el amor al prójimo, especialmente a los pobres. Pusimos en práctica los medios que se proponen. Ahora presentamos lo que obtuvimos, depositando en el recipiente las hojas de trabajo del cuarto encuentro. (Los adolescentes llevan las hojas de trabajo del Encuentro 24 y las depositan en el recipiente.) Catequista: Ahora, quemamos todas estas hojas como signo de ofrecimiento a Dios de las actividades que se llevaron a cabo. Y juntos cantamos: (Mientras se queman las hojas, se entona el canto.)

Renuévame, Señor Jesús Renuévame, Señor Jesús, ya no quiero ser igual. Renuévame, Señor Jesús, pon en mí tu corazón. Porque todo lo que hay dentro de mí necesita ser cambiado, Señor. Porque todo lo que hay dentro de mi corazón necesita más de ti.

Palabra de Dios: Lectura del Evangelio de san Juan 15,26-27 Reflexión Al confesar Jesús que el Espíritu Santo procede del Padre, por medio de su Hijo, nos da la certeza de que es importante volver la mirada a la tercera persona de la Santísima Trinidad. Así, lo hemos analizado en esta unidad. San Juan presenta el anuncio del Espíritu Consolador subrayando su condición de testigo a favor de Jesús. Su testimonio se unirá al del Padre y al que los discípulos darán en medio de la persecución. Así, el conocimiento más profundo del Espíritu Santo nos permite cambiar actitudes y poner en práctica lo que aprendemos del Espíritu.

Peticiones Joven: Para que te reconozca como la tercera persona de la Santísima Trinidad. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. Joven: Para que tengamos el gusto especial por todo lo que es espiritual. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. Joven: Para que pueda comprender con facilidad lo que Dios dice por medio de su Palabra en la Sagrada Escritura. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. Joven: Para que tenga la capacidad de escoger el momento y la forma como se deben hacer las cosas. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. Joven: Para tener la fuerza de resistir con paciencia y valor las contrariedades de la vida y así ser constantes y fieles ante la adversidad. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. Joven: Para poder encontrar en Dios la alegría de vivir, sirviéndole a Él y a los demás. Todos: Espíritu Santo, ven a morar en nuestro corazón. 113

Alianza 6 Guia U6.indd 113

11/11/19 11:38


Oración final Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Ven Espíritu Santo, y todo será creado y se renovará la faz de la tierra. Amén.

NOTAS

114

Alianza 6 Guia U6.indd 114

11/11/19 11:38


Para caminar como Iglesia

PARADA 2

Con el Espíritu de Jesús, llamados a combatir la cultura del descarte JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 2 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 2: Con el Espíritu de Jesús, llamados a combatir la cultura del descarte. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 4 a 6) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

CON EL ESPÍRITU DE JESÚS, LLAMADOS A COMBATIR LA CULTURA DEL DESCARTE UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 2) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 4: La acción del Espíritu Santo en Jesús • UNIDAD 5: Te descubro, Espíritu Santo • UNIDAD 6: El Espíritu Santo, santificador en la Iglesia • El Espíritu Santo en la vida y ministerio de Jesús • Pentecostés y la Iglesia • El Espíritu Santo en la vida de la Iglesia y del cristiano a. La cultura del descarte b. Jesús mira a todos c. Algunas formas de discriminación 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. La cultura del descarte La cultura del descarte es un tema actual que requiere una profunda reflexión humana y social. El papa Francisco ha insistido mucho en vigilar nuestra conducta para evitar este comportamiento. XX Es recomendable investigar sobre el tema de la cultura del descarte, tocado especialmente,

aunque no de manera exclusiva, en el Magisterio del papa Francisco.

115

Alianza 6 Guia U6.indd 115

11/11/19 11:38


XX A saber, el papa nos invita a cuidarnos de la cultura del descarte:

• En los distintos contextos que nos desarrollamos (Evangelii gaudium) • En las relaciones familiares y generales (Amoris laetitia) • En nuestra relación con la casa común (Laudato Sí’) • Como un enemigo de la santidad (Gaudete et exsultate) • En la juventud, como una amenaza latente (Cristus vivit) XX Pero también los niños y adolescentes pueden vivir o practicar la cultura del descarte en su

vida cotidiana. Es importante ayudarles a ser conscientes de ello para detectar los focos de atención y generar una cultura del cuidado y la acogida.

2. Jesús mira a todos Lo contrario a una cultura que descarta a las personas es una que incluya y acoja a todos. Al respecto, pueden ser aclaradores los distintos relatos bíblicos en los que Jesús mira a quienes los demás hacen a un lado. A lo largo de los Evangelios encontramos distintos ejemplos en los que Jesús tiene una mirada de compasión, misericordia y ternura. Destacamos el texto de Zaqueo (Lucas 19,1-10), centrando nuestra atención en algunos elementos: – Zaqueo es ignorado por su estatura y por su cargo como cobrador de impuestos. – Tiene el deseo de conocer a Jesús y hace todo lo posible por mirarlo. – Jesús fija su mirada en él, le devuelve su dignidad y pide ser invitado a su casa. – La mirada de Jesús sobre Zaqueo, que lo rescata de la cultura del descarte, es el inicio de un proceso de conversión que lo lleva a transformarse en discípulo del Maestro.

3. Algunas formas de discriminación XX En la página 135 del libro del niño se mencionan distintas formas de discriminación. Es con-

veniente profundizar y saber si los catequizandos las comprenden y, más aún, las practican o han sufrido alguna de ellas. XX Habrá que tratar este tema con cuidado y discreción, procurando que nadie se sienta exhibido

o agredido. Por el contrario, que encuentren una comunidad que los escucha y acompaña. XX En la página de la CONAPRED pueden encontrar recursos, información

y contactos para profundizar en el tema. https://www.conapred.org.mx/

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Apoyados en la página de la CONAPRED y de otros materiales que los catequizandos hayan

podido consultar, así como de lo propuesto por el catequista, completamos la tabla de la página 136. XX Hemos de resaltar que muchas de las formas de discriminación se practican dentro de la

misma comunidad cristiana, incluso en los grupos de catequesis. Comprender la necesidad de pasar de una cultura del descarte a una de la comunidad y la acogida sería la finalidad de este apartado. XX Por último, miramos a las instituciones que pueden ayudarnos a combatir la discriminación,

aunque no formen parte de la Iglesia en sentido estricto. 116

Alianza 6 Guia U6.indd 116

11/11/19 11:38


7

unidad

El Espíritu Santo en la Confirmación

Identificamos la acción especial del Espíritu Santo en el sacramento de la Confirmación. ENCUENTRO 25 Reconocemos que el sacramento de la Confirmación es un regalo que Dios nos concede por medio de su Hijo y que se actualiza en medio de los sujetos, ministros e interlocutores. ENCUENTRO 26 Descubrimos y aceptamos que por la Confirmación se adquiere una fuerza especial que nos obliga a defender y difundir nuestra fe. ENCUENTRO 27 Conocemos y valoramos los elementos propios del rito de la Confirmación y los signos fundamentales del sacramento. CELEBRACIÓN 6 Logramos una mayor comprensión del sacramento de la Confirmación por medio de signos y símbolos.

El Espíritu de la verdad los iluminará para que puedan entender la verdad completa. Alianza 6 Guia U7.indd 117

11/11/19 11:40


Encuentro 25

La identidad Objetivo particular: Reconocemos que el sacramento de la Confirmación es un regalo que Dios nos concede por medio de su Hijo y que se actualiza en medio de los sujetos, ministros e interlocutores.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el encuentro cantando juntos.

Mi Dios está vivo

Mi Dios está vivo, Él no está muerto. Mi Dios está vivo, en mi corazón. Mi Dios está vivo, ha resucitado. Lo siento en mis manos, lo siento en mis pies, lo siento en mi alma y en todo mi ser.

¡Oh, oh, oh! Hay que nacer del agua. ¡Oh, oh, oh! Hay que nacer del Espíritu de Dios. Hay que nacer del agua y del Espíritu de Dios. Hay que nacer del Señor.

XX Iniciamos la elaboración de un periódico mural que iremos completando a lo largo de los

demás encuentros de esta unidad. Para ello se sugiere tener material didáctico suficiente (papel kraft, marcadores, hojas de colores, hojas blancas, etc.). Colocamos el periódico mural en un lugar visible, en esta primera sesión. El nombre del periódico puede ser El Espíritu Santo en la Confirmación, u otro. En cada sesión agregaremos algo de contenido.

Motivación • Conozco 1 El sacramento de la Confirmación XX Cada niño completa el texto con las palabras que se le ofrecen, quedando así:

La CONFIRMACIÓN es el SACRAMENTO por el cual el BAUTIZADO queda fortalecido con el DON del Espíritu Santo para que, de palabra y de obra, sea TESTIGO de Cristo, propague y defienda la fe.

Desarrollo • Conozco 2 La Confirmación imprime carácter Confirmar significa afirmar o consolidar; por ello, la Confirmación lleva a su plenitud lo que recibimos en el Bautismo. 118

Alianza 6 Guia U7.indd 118

11/11/19 11:40


La Confirmación es para todos nosotros lo que Pentecostés fue para los Apóstoles. El sacramento de la Confirmación imprime carácter; esto quiere decir que la Confirmación, como el Bautismo, solo se da una vez, pues imprime en el alma una marca espiritual indestructible.

El ministro del sacramento de la Confirmación Comentamos con los alumnos que el ministro ordinario de la Confirmación es el Obispo. Además, participan de esta facultad los Vicarios Episcopales de cada Vicaría. Si la necesidad lo requiere, el Obispo puede conceder la facultad de administrar este sacramento a uno o varios presbíteros determinados. Es decir, el párroco, o cualquier sacerdote, también pueden confirmar, en el caso de que alguien se encuentre en peligro de muerte. XX Solicitamos a los alumnos que realicen un dibujo donde aparezca el ministro del sacramento de la Confirmación.

El sujeto del sacramento de la Confirmación Platicamos con los alumnos sobre el sujeto de la Confirmación, que es la persona que recibe este sacramento; concretamente, puede ser todo bautizado aún no confirmado. Para ello, este sujeto requiere estar convenientemente instruido, bien dispuesto y poder renovar las promesas del Bautismo. XX Indicamos a los alumnos que elaboren un dibujo donde aparezca el sujeto del sacramento de la Confirmación.

Los interlocutores del sacramento de la Confirmación Comentamos con los alumnos que los interlocutores del sacramento de la Confirmación son, tanto quienes van a recibir el sacramento de la Confirmación, como los padrinos y madrinas de los mismos. Para serlo, se requiere que estén convenientemente instruidos y bien dispuestos a renovar las promesas del Bautismo. XX Solicitamos que realicen un dibujo donde aparezcan los interlocutores del sacramento de la Confirmación.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 19,1-7 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Para que los niños interioricen el mensaje bíblico, les pedimos que respondan estas preguntas: • ¿Qué personajes intervienen en el relato? • ¿De qué hablan?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En la Iglesia se nos enseña que la Confirmación es un sacramento verdadero, autónomo, diferente al Bautismo, y que para recibirlo tenemos que estar bien preparados y haber cumplido los doce años. Se nos dice también que para ser padrinos de Confirmación hay que presentarse a la celebración vistiendo de manera decorosa; y, además, si se trata de una pareja debe estar casada por la Iglesia.

119

Alianza 6 Guia U7.indd 119

11/11/19 11:40


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonamos el canto “Confírmame, Señor”:

Confírmame, Señor, con tu Espíritu. Confírmame, Señor, con tu Espíritu.

Y déjame sentir, el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que completen las frases que se muestran en su libro; quedan así:

• El ministro de la Confirmación es EL OBISPO. • El sujeto de la Confirmación es EL CONFIRMADO. • Los interlocutores de la Confirmación son LOS PADRINOS O MADRINAS. Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que escriban los requisitos que deben cumplir las personas que desean ser confirmadas.

Compromiso • Avanzo XX Los niños deciden si las afirmaciones son verdaderas o falsas, y luego transforma las que sean

falsas en verdaderas, quedando así: • El ministro de la Confirmación es el Obispo. • La Confirmación se administra después del Bautismo. • El sujeto de la Confirmación es la persona que va a ser confirmada. • Los interlocutores de la Confirmación son los padrinos o madrinas. • El sujeto tiene que renovar las promesas del Bautismo.

Para vivir en familia Los niños comentan con sus padres lo aprendido acerca de quién administra la Confirmación y a qué edad debe recibirse este sacramento.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Hacer preguntas a los niños sobre el tema de la Confirmación.

Guiamos a los adolescentes para que contesten, por escrito, las preguntas que les hacemos.

120

Alianza 6 Guia U7.indd 120

11/11/19 11:40


Encuentro 26

El compromiso en la Confirmación Objetivo particular: Descubrimos y aceptamos que por la Confirmación se adquiere una fuerza especial que nos obliga a defender y difundir nuestra fe.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el encuentro reflexionando y cantando juntos esta canción.

Jesucristo me dejó inquieto

Jesucristo me dejó inquieto, su palabra me llenó de luz. Nunca más yo pude ver el mundo sin sentir aquello que sintió Jesús. Yo vivía muy tranquilo y descuidado, y pensaba haber cumplido mi deber,

muchas veces yo pensaba equivocado contentarme con la letra de la ley. Mas después que mi Señor pasó, nunca más mi pensamiento descansó. Jesucristo me dejó inquieto…

Motivación • Conozco 1 Compromisos de la Confirmación XX Pedimos a los niños que unan las frases para que aprendan los compromisos de la Confirmación.

La solución es: • El Espíritu Santo nos da fortaleza para defender y difundir la fe. • La fe se difunde y defiende por medio de palabras y hechos. • La Confirmación nos convierte en Apóstoles de Jesucristo. • El apostolado de Cristo exige el servicio de la Iglesia.

Desarrollo • Conozco 2 Apóstoles de Jesucristo Al ser confirmados adquirimos un compromiso muy especial: el Espíritu Santo nos concede una fuerza para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras, como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz. En una palabra, el Espíritu Santo nos convierte en apóstoles de Jesucristo para servicio de la Iglesia a favor del mundo. 121

Alianza 6 Guia U7.indd 121

11/11/19 11:40


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Constitución apostólica Lumen gentium (Luz de las gentes), 11 Consecuencias de la Confirmación Por el sacramento de la Confirmación, los cristianos se vinculan más estrechamente a la Iglesia; se enriquecen con una fortaleza especial del Espíritu Santo y de esta manera se obligan, con mayor compromiso, a difundir y defender la fe, con sus palabras y obras, como verdaderos testigos de Cristo.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Los niños subrayan en el texto anterior las siguientes palabras y escriben su significado: difundir, defender, fortaleza, palabras y obras.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Se defiende y difunde la fe con la palabra y con las obras, es decir, hablando y actuando; pero hablar no significa presumir, sino predicar, es decir, dar a conocer. Esto es lo que hacen las catequistas, quienes dan a conocer nuestra fe a los que no la conocen. Dentro de la Iglesia, los niños pueden participar en el servicio del altar como acólitos o lectores, también pueden ayudar en algunas labores propias de su edad para el mantenimiento del templo y en la organización de actividades parroquiales.

Oración • Platico con mi Padre Dios Cantamos nuevamente “Jesucristo me dejó inquieto”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Invitamos a los adolescentes a repetir tres veces este diálogo:

Catequista: La Confirmación. Todos: Me hace ser testigo de Cristo.

Actividad • Aprendo Los niños dibujan cómo anunciarían a Cristo en la escuela, en la familia y con los amigos.

Compromiso • Avanzo Pedimos a los niños que escriban de qué forma concreta pueden defender a Cristo (por medio de su testimonio) en la escuela, en la familia y con los amigos.

122

Alianza 6 Guia U7.indd 122

11/11/19 11:40


Para vivir en familia Sugerimos a los niños que traten de recordar, durante la semana, la letra del canto “Jesucristo me dejó inquieto”, y que lo compartan en su familia.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Explica a los niños tu experiencia de anunciar y defender a Cristo.

Escuchan tu experiencia de anuncio y defensa de Cristo y su mensaje.

NOTAS

123

Alianza 6 Guia U7.indd 123

11/11/19 11:40


Encuentro 27

El rito de la Confirmación Objetivo particular: Conocemos y valoramos los elementos propios del rito de la Confirmación y los signos fundamentales del sacramento.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando juntos.

Dios está aquí

Dios está aquí, qué hermoso es, Él lo prometió donde hay dos o tres. Quédate Señor, quédate Señor, quédate Señor en cada corazón. Quédate Señor, quédate Señor, quédate Señor, aquí, aquí, aquí.

El Espíritu de Dios se mueve, se mueve, se mueve. El Espíritu de Dios se mueve, dentro de mi corazón.

XX Elaboramos material, junto con los niños, sobre el compromiso de la Confirmación y lo agrega-

mos al periódico mural.

Motivación • Conozco 1 Algunos conceptos fundamentales XX Preguntamos a los niños que digan lo que saben del significado de estas palabras: homilía, impo-

sición de manos, unción, Crisma, Liturgia de la Palabra, saludo de la paz.

Desarrollo • Conozco 2 Elementos del rito de la Confirmación XX Pedimos a los niños que relacionen cada elemento del rito de la Confirmación y su significado.

El resultado es: • La comunidad parroquial se reúne en torno al Obispo, ministro ordinario de la Confirmación. • La Liturgia de la Palabra es la primera parte de la misa donde escucharemos tres lecturas de la Palabra de Dios. • La presentación de los candidatos al Obispo, por parte del párroco o de alguna persona designada por él. 124

Alianza 6 Guia U7.indd 124

11/11/19 11:40


• La homilía es la predicación del Obispo para ayudar a tomar conciencia del sacramento a quienes lo van a recibir. • La renovación de las promesas bautismales es el momento de comprometerse conscientemente a ser cristiano, respondiendo en voz alta y con sinceridad a las preguntas del Obispo. • La imposición de las manos es cuando el Obispo extiende sus manos sobre los confirmados y hace una oración por ellos. • La unción del Crisma que hace el Obispo sobre cada confirmado, al que llama por su nombre, luego le impone la mano y con el pulgar marca la frente con la señal de la cruz, ungiéndole. • El saludo de la paz lo hace el Obispo diciendo: “La paz sea contigo”, a lo que se contesta: “Y con tu espíritu”.

La imposición de manos XX Explicamos a los niños el origen del gesto de la imposición de manos:

Los antiguos hebreos utilizaban este gesto para simbolizar la comunicación de una fuerza invisible, venida de Dios. Cuando un maestro había terminado de instruir al niño, le imponía las manos sobre la cabeza como queriendo darle no solo sus conocimientos, sino también su espíritu. Este mismo gesto fue el que utilizaron los apóstoles para comunicar el don del Espíritu Santo a los creyentes bautizados.

La unción del Santo Crisma XX Explicamos a los niños este gesto de la Confirmación.

El Santo Crisma es un aceite de oliva mezclado con perfume que es consagrado especialmente para este fin. El aceite se utiliza como signo del Espíritu Santo. Por eso, antiguamente, los reyes, los profetas y los sacerdotes eran ungidos con este óleo, para simbolizar que eran elegidos por Dios. XX Pedimos a los niños que ilustren con un dibujo este signo de la Confirmación.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 6,5-6 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece una síntesis como

recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Los niños leerán la cita anterior completa; a continuación, escribirán el nombre de las personas a las que, en el texto, les fueron impuestas las manos.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El Obispo, sucesor de los Apóstoles, realiza en cada confirmado el mismo gesto que hicieron ellos. Primero, impone las manos sobre todos los que se han de confirmar, y luego sobre cada uno, al mismo tiempo que los unge con el Santo Crisma. Mientras, el padrino o madrina acompaña poniéndole la mano en el hombro como signo que representa a toda la comunidad.

125

Alianza 6 Guia U7.indd 125

11/11/19 11:40


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonamos todos el canto “Espíritu de Dios”.

Espíritu de Dios

Espíritu de Dios, llena mi vida, llena mi alma, llena mi ser. Lléname, lléname, con tu presencia.

Lléname, lléname, con tu amor. Lléname, lléname, llena mi ser.

Fórmula catequística • Memorizo XX Pedimos a los niños que elaboren un cartel con la siguiente frase:

Los signos esenciales en la Confirmación son la imposición de manos y la unción del Santo Crisma.

Actividad • Aprendo Los niños se dibujan junto con su padrino o madrina de Confirmación, que pone las manos en sus hombros.

Compromiso • Avanzo XX Recordando que la mano del padrino o madrina en el hombro representa a la comunidad, se

animará a los niños para que sean ejemplo en la comunidad por haber recibido el Espíritu Santo. XX Les pedimos que escriban cómo pueden dar testimonio en la familia y en la escuela.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que expliquen a su familia los signos de la Confirmación aprendidos en este Encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Escribe tus sentimientos al ver que los niños se acercan ya al día de su Confirmación. ¿Crees que tu trabajo es recompensado?

Comparten entre ellos los sentimientos que creen que tendrán cuando el Obispo les imponga las manos y les unja con el Santo Crisma el día de su Confirmación. Luego, escriben lo que más les ha llamado la atención de este diálogo.

126

Alianza 6 Guia U7.indd 126

11/11/19 11:40


Celebración 6

Ungido por el Espíritu Santo Objetivo particular: Logramos una mayor comprensión del sacramento de la Confirmación por medio de signos y símbolos. (Nos ponemos de pie para comenzar la celebración.)

Oración inicial Catequista: Espíritu Santo, ven, te necesitamos. Todos: Queremos confirmar nuestra amistad con Cristo, confírmanos en ella.

Letanías Catequista: A nuestra edad, necesitamos orientación y apoyo. Es la edad en que debemos ser confirmados en Cristo. Elevemos nuestra oración al Señor. Niño: Señor, confírmanos en tu amistad. Todos: Te suplicamos, Señor. Niña: Contigo queremos realizar la más importante obra de arte: nuestra propia vida. Todos: Te suplicamos, Señor. Niño: Concédenos conocernos ahora y soñar con entusiasmo nuestro futuro. Todos: Te suplicamos, Señor. Niña: Que descubramos nuestras posibilidades y aceptemos nuestras limitaciones. Todos: Te suplicamos, Señor. Niño: Queremos mirar con serenidad nuestra actual etapa. Todos: Te suplicamos, Señor. Niña: Que tu presencia nos llene de consuelo cuando nos sintamos solos e incomprendidos. Todos: Te suplicamos, Señor. Niño: Que nuestros sentimientos no nos hagan cometer errores. Todos: Te suplicamos, Señor.

Confirmación de la fe Catequista: La Confirmación manifiesta y causa la plenitud de la vida de Dios en nosotros. Por este sacramento nos unimos más a Cristo y a su Iglesia, nos llenamos más del Espíritu Santo, quedamos más fuertes para ser buenos cristianos. La gracia de la Confirmación nos impulsa a mostrar que Cristo vive en nosotros y a ser verdaderamente apóstoles, forjadores de un mundo mejor. 127

Alianza 6 Guia U7.indd 127

11/11/19 11:40


Todos: Espíritu Santo, llena nuestra alma de tu fuego, para confirmar nuestra fe. Catequista: Ahora, confirmaremos la fe y la orientación de vida que se nos dio en el Bautismo. Todos: Señor, enciende nuestra fe, gana nuestro corazón. Catequista: ¿Creen que Dios es nuestro Creador y nuestro último fin? Todos: Sí, creemos. Catequista: ¿Creen que Jesucristo, con su vida, nos enseñó el verdadero camino? Todos: Sí, creemos. Catequista: ¿Quieren vivir la vida que les dio Dios Padre en el Bautismo? Todos: Sí, queremos. Catequista: ¿Quieren dejarse conducir por el Espíritu Santo en la Iglesia? Todos: Sí, queremos. Catequista: Nuestra fe no es solo un don personal, sino un compromiso de amar.

Oraciones y entrega de símbolos

Oración y símbolo del aire

Coro 1 Señor invisible y poderoso como el viento. Envuélvenos totalmente como el aire. Queremos como a través del aire, ver todo a través de Ti. Queremos ser como Tú, viento suave y fresco.

Coro 2 Necesario y omnipresente como el aire. Queremos, como las aves, elevarnos y perdernos en Ti. Brisa agradable en día caluroso. Queremos ser transparentes a la belleza y al color.

(Un representante toma el símbolo y permanece adelante, de cara a sus compañeros.) Catequista: Toma esta copa con un poco del aire creado por Dios; significa su presencia invisible en el mundo y en nuestras almas.

Oración y símbolo del agua

Coro 1 Señor bueno, creador del agua, gracias te damos por ella. Gracias, porque ella da vida, verdor y hermosura. Señor, Tú como el agua, nos purificas y vivificas. Concédenos ser limpios y buenos como el agua.

Coro 2 Gracias por su abundancia, por su limpieza y por su frescura. Por ella hay jardines y huertas, árboles y flores. Tú, como el agua, siempre eres servicio y bondad. Llevar, como ella, el poder de dar vida y hermosura.

(Un representante toma el símbolo y permanece adelante, de cara a sus compañeros.) Catequista: Toma esta copa con un poco de agua; significa la limpieza del pecado y la vida de la gracia.

128

Alianza 6 Guia U7.indd 128

11/11/19 11:40


Oración y símbolo del fuego

Coro 1 Señor Dios, arde en nuestras almas. Eleva nuestras almas, une nuestros corazones. Nunca te extingas en nuestras almas. Queremos comunicarte al mundo.

Coro 2 Disipa las tinieblas, ahuyenta el frío y las fieras. Purifícanos de nuestros vicios, enciéndenos en tu amor. Crece como un incendio, haznos portadores de Ti. Concédenos ser fuego de fe, esperanza y caridad.

(Un representante toma el símbolo y permanece adelante, de cara a sus compañeros.) Catequista: Toma este fuego, símbolo de la fe y el amor que debe arder en el alma.

Oración y símbolo de la tierra

Coro 1 Señor Dios, Creador de la fecunda tierra. Gracias por la semilla y la cosecha. Gracias por la tierra que debemos abonar, cultivar y cuidar. Concédenos ser apóstoles, sembrar tu semilla.

Coro 2 Gracias por la tierra, gracias por la lluvia. Gracias por el alimento y la riqueza. Concédenos, Señor, ser responsables y trabajar nuestra tierra. Concédenos ser útiles, vivir y trabajar para los demás.

(Un representante toma el símbolo y permanece adelante, de cara a sus compañeros.) Catequista: Toma esta copa con un poco de tierra, simboliza tu mundo en el que debes sembrar la semilla de Dios y por el que debes trabajar. (Nos ponemos de pie para hacer la oración final.)

Oración final Catequista: El Espíritu que queremos recibir es el Espíritu de inteligencia y verdad, de amor y servicio, de fortaleza y piedad. Todos: Espíritu Santo, ahora nosotros queremos ser viento que va, que lleva el bien; agua que purifica las almas y las llena de vida; queremos ser fuego; luz y amor; sembradores de la tierra que espera nuestro trabajo; vino alegre; canción a tu amor. Catequista: Todos sentimos que estamos llenos del Espíritu Santo. Él nos une y nos impulsa a todos juntos, a ser buenos, a ser amigos, a transformar nuestro mundo unidos. Simbolicemos esto diciendo el Padrenuestro. Todos: Padre nuestro…

129

Alianza 6 Guia U7.indd 129

11/11/19 11:40


NOTAS

130

Alianza 6 Guia U7.indd 130

11/11/19 11:40


8

unidad

La acción del Espíritu Santo en mí

Descubrimos, en nuestras personas, la forma en que respondemos al llamado del Espíritu Santo. ENCUENTRO 28 Reconocemos las actitudes y habilidades que hemos de desarrollar para convertirnos en auténticos discípulos misioneros de Jesús. ENCUENTRO 29 Comprendemos que el testimonio de vida cristiana es el verdadero apostolado que nos lleva a realizar acciones concretas. ENCUENTRO 30 Constatar que el Espíritu Santo construye la comunidad cristiana y le da fuerzas para construir un cielo nuevo y una tierra nueva. CELEBRACIÓN 7 Descubrimos que, por medio de la oración, podemos fortalecer el espíritu para emprender el camino de la construcción de un mundo mejor.

Ustedes serán mis testigos. 131

Alianza 6 Guia U8.indd 131

11/11/19 11:44


Encuentro 28

Discípulo: dócil al Espíritu Santo Objetivo particular: Reconocemos las actitudes y habilidades que hemos de desarrollar para convertirnos en auténticos discípulos misioneros de Jesús.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando todos juntos.

Somos misioneros

Somos misioneros; tenemos una misión: queremos ver el mundo lleno de amor. Somos misioneros tenemos una misión: queremos ver el mundo lleno de Dios. Para que se cierren heridas, y que se abran más puertas,

necesitamos que haya más amor en nuestra tierra. Para que se acaben las guerras, y que se cumplan los sueños, necesitamos que enciendas la luz que da el Evangelio.

XX Pedimos a los niños que subrayen las frases que más le han gustado de la canción y las compar-

tan con sus compañeros.

Motivación • Conozco 1 Actitudes y habilidades XX En un papel bond, iremos haciendo una lista, junto con los alumnos, de lo que conocen por acti-

tudes (positivas y negativas) y habilidades. Luego, les pedimos que escojan las que se les facilitan más y que las escriban en los espacios correspondientes, en su libro de trabajo.

Desarrollo • Conozco 2 Hacia la adultez cristiana Tenemos que desarrollar nuestras actitudes y habilidades para convertirnos en auténticos discípulos misioneros de Cristo. Desde nuestro Bautismo, somos miembros de la Iglesia, gran familia de Dios; pero ya no somos niños: ahora estamos por pasar a la etapa de la adultez cristiana. ¿Cuándo damos ese paso? Cuando recibimos la Confirmación, que es el sacramento de la madurez cristiana.

132

Alianza 6 Guia U8.indd 132

11/11/19 11:44


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 3,3-10; 9,1-30; Romanos 8,5-17 XX El catequista leerá los textos directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece una síntesis como

recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Organizamos a los niños por equipos, para que representen un sociodrama en el que se reflejen las actitudes de Pedro y Pablo. Les pedimos que escriban lo que más les llamó la atención de lo que observaron.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Discípulo misionero es aquél que ha conocido a Jesús, que ha experimentado su amor y que siente la necesidad de comunicarlo a los demás. Éste es el caso de Pablo, después de encontrarse con Jesús y comprender el significado del amor extremo. Por lo tanto, el discípulo misionero es aquél que se deja conducir por el Espíritu Santo para que sus actitudes sean cristianas, es decir, el que actúa como Cristo actuó con los demás en su tiempo y así es un auténtico discípulo misionero, por medio del testimonio.

Oración • Platico con mi Padre Dios Pedimos a los niños que recuerden las frases que subrayaron de la canción inicial, “Somos misioneros”. Luego, la cantamos de nuevo.

Fórmula catequística • Memorizo Auxiliamos a los niños en la elaboración de siete separadores con la siguiente frase: “El discípulo misionero de Jesús es dócil al Espíritu Santo”. Los obsequiarán a quienes ellos elijan.

Actividad • Aprendo XX Pedimos a los niños que contesten estas preguntas:

• ¿Te has sentido amado por Jesús? ¿Cuándo? • ¿Quieres que los demás sientan ese amor? • ¿Quieres comunicarlo a los demás? ¿Cómo lo harías? • ¿Quién podría ayudarte? Compromiso • Avanzo XX Fomentamos que los niños vivan actitudes cristianas, en la escuela y en la familia, que reflejen su com-

promiso como discípulos misioneros de Jesús, que se dejan conducir por el Espíritu Santo. Pueden ser valores como el respeto, la honestidad, la tolerancia y otros que, en su tiempo, Jesús puso en práctica. XX Les pedimos que dibujen cómo anunciarían a Jesús en la escuela y en la familia. 133

Alianza 6 Guia U8.indd 133

11/11/19 11:44


Para vivir en familia XX Sugerimos a los niños que comenten en familia que el Espíritu Santo nos ayuda a tener actitu-

des y habilidades cristianas. XX Les pedimos que, durante la semana, anuncien a Cristo a algún amigo suyo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Acepta de buen grado las observaciones que hacen los niños sobre ti y aprende de ellos para mejorar.

Pedimos a los niños y niñas que describan las actitudes cristianas que observan en nosotros, sus catequistas.

NOTAS

134

Alianza 6 Guia U8.indd 134

11/11/19 11:44


Encuentro 29

Apóstol: testigo del Espíritu Santo Objetivo particular: Comprendemos que el testimonio de vida cristiana es el verdadero apostolado que nos lleva a realizar acciones concretas.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el Encuentro cantando todos juntos.

Sois la semilla

Sois la semilla que ha de crecer, sois la estrella que ha de brillar, sois levadura, sois grano de sal, antorcha que debe alumbrar. Sois la mañana que vuelve a nacer, sois espiga que empieza a granar, sois aguijón y caricia a la vez, testigos que voy a enviar. Id amigos, por el mundo, anunciando el amor, mensajeros de la vida, de la paz y el perdón.

Sed amigos, los testigos, de mi resurrección, id llevando mi presencia, con vosotros estoy. Sois una llama que ha de encender, resplandores de fe y caridad, sois los pastores que han de guiar al mundo por sendas de paz. Sois los amigos que quise escoger, sois palabras que intento gritar, sois reino nuevo que empieza engendrar justicia, amor y verdad.

Motivación • Conozco 1 Discofórum XX Escuchamos de nuevo la canción “Sois la semilla”, pero esta vez leyendo la letra. Pedimos a los

niños que subrayen o encierren las frases que más les gustaron o les llamaron la atención. XX Finalmente, exponemos las frases escogidas y las comentamos.

Desarrollo • Conozco 2 Ser apóstol XX Pedimos a los niños que contesten estas preguntas:

• ¿Qué significa ser apóstol? • ¿A qué se compromete un apóstol?

135

Alianza 6 Guia U8.indd 135

11/11/19 11:44


• ¿Qué es difundir la fe? • ¿Qué es defender la fe?

XX Para completar sus respuestas podemos exponerles las siguientes ideas:

Apóstol es una palabra que significa ‘enviado’. Jesús es el enviado del Padre y Él, con el mismo poder y autoridad, envía a sus amigos. Los llama apóstoles porque son enviados. ¿A qué los envía? A hacer que todos los hombres sean seguidores suyos. Por eso los envía por todo el mundo, pero antes de enviarlos sopla sobre ellos comunicándoles el Espíritu Santo, ya que no se puede ser apóstol sin tener la fuerza del Espíritu Santo. Un apóstol se compromete a dos cosas: difundir y defender la fe. • Difundir la fe significa darla a conocer, propagarla, extenderla. Un apóstol no se queda cruzado de brazos, sino que trabaja para dar a conocer su fe. • Defender la fe significa protegerla, cuidarla, conocerla. Hay tantos enemigos que atacan nuestra fe, la difaman y ridiculizan y nosotros nos quedamos callados. A veces llegan a nuestra propia casa a tocar la puerta, nos cuestionan y no estamos preparados para responder; otras veces, en la escuela, algunos maestros atacan nuestras convicciones religiosas y nos da miedo defenderlas; incluso los compañeros o amigos se burlan de nuestra fe o la cuestionan… Y nuestra actitud en todas estas ocasiones puede no ser la de un apóstol verdadero.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 20,22-24 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Después de la lectura, que los niños escriban la frase que más les haya llamado la atención.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En plenaria, pedimos a los niños que nombren personas que son ejemplares por el testimonio cristiano que dan. Estos ejemplos los relacionaremos después con el texto del testimonio de los mártires, que los niños tienen también en su libro.

Oración • Platico con mi Padre Dios Entonamos nuevamente el canto “Sois la semilla”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Los niños escriben tres veces la siguiente frase:

Apóstol: Testigo del Espíritu Santo.

136

Alianza 6 Guia U8.indd 136

11/11/19 11:44


Actividad • Aprendo XX Leemos entre todos la vida de los mártires de Cristo que se presentan. Pediremos a los niños

que subrayen lo que más les llame la atención.

David Roldán Lara, laico (1907-1926) Nació el 2 de marzo de 1907 en Chalchihuites, Zacatecas (México), siendo hijo de Pedro Roldán Reveles y Reinalda Lara. Tenía un año cuando murió su padre. Doña Reinalda lo educó en un gran amor a Dios y a la Iglesia. Después de estudiar en un colegio particular, a los dieciocho años de edad ingresó en el Seminario de Durango, donde conoció a Manuel Morales. David dejó el Seminario para ayudar a su familia. Trabajó en la mina El Conjuro, donde por su preparación y responsabilidad, se ganó el aprecio de su patrón Gustavo Windel, quien lo nombró secretario y le encargó la contabilidad. Sus compañeros y amigos lo apreciaban mucho, asegurando que era la alegría de la familia. Conoció a la hija del señor Windel, de quien se hizo novio y pidió en matrimonio. Fue Presidente de la Acción Católica y Vicepresidente de la Liga Nacional. El 29 de julio de 1926, la Liga Nacional organizó una junta en la Plaza de Toros de Chalchihuites a la que concurrieron aproximadamente unas seiscientas personas. En esa reunión participaron el padre Batis, Manuel Morales, Salvador Lara y David Roldán. Inmediatamente después de la junta, el telegrafista, apoyado por el presidente municipal y el secretario del Ayuntamiento, acusaron al padre Batis y a los tres jóvenes católicos de conspirar contra el gobierno. El 30 de julio, antes de cerrarse la iglesia al culto público, el padre Batis dijo a los católicos que autor de esto no era el gobierno, ni el presidente, sino los pecados de todos, y que por lo mismo no debían los católicos levantarse en armas ya que no era conducta cristiana. El padre Luis dejó la casa parroquial y se fue a vivir a una casa particular, sin esconderse. Celebraba la Misa y los Sacramentos en las casas y por la noche reunía los grupos católicos para

animarlos en su fe. Un pelotón de soldados, acompañado del telegrafista y el presidente municipal, buscaron al padre en la casa de la familia Mercado, donde iba a celebrar la Misa. De ahí pasaron a la casa de los obreros y entraron hasta el cuarto donde el padre ya estaba acostado y leyendo. Después de golpearlo, lo sacaron por una calle solitaria y lo encerraron en la oficina de recaudación. Enterado el pueblo, se reunieron los encargados de las asociaciones parroquiales con el objeto de liberarlo. En la misma reunión, los soldados arrestaron a Manuel Morales y a Salvador Lara. A David lo encontraron en su casa. Los tres jóvenes católicos fueron encerrados con el padre. Una comisión de vecinos hizo las gestiones necesarias para alcanzar su libertad. La angustiada esposa de Manuel suplicó al Teniente la libertad de su esposo. “Despídase de él, si quiere”, fue la respuesta. En medio de gran dolor, los esposos se despidieron aunque ella abrigaba alguna esperanza de que nada le sucediera. Por Salvador intercedió su madre, a quien el Teniente dijo que sólo iba a llevarlos a declarar a Zacatecas. Confiada doña Soledad, bendijo a Salvador y le recordó cuán santa y noble era la causa que defendía. El señor Gustavo Windel también intercedió por los prisioneros ofreciendo dinero para salvar la vida del señor cura y los jóvenes. También él recibió como respuesta: “No hay necesidad de dinero, sólo van a Zacatecas con el fin de que den unas declaraciones, pero nada les pasará”. Cerca del medio día del 15 de agosto fueron sacados el párroco y los tres jóvenes. David y Salvador salieron muy serenos y subieron al automóvil que se les indicó. Ya en otro vehículo habían subido al padre y a Manuel. La gente del pueblo estaba inquieta y algunos querían 137

Alianza 6 Guia U8.indd 137

11/11/19 11:44


ir contra los soldados. El padre tuvo que calmarlos. Bajó del coche y con mucha serenidad dijo: “Por favor, no me sigan; no pasará nada”, y los bendijo. Los soldados estaban nerviosos por las posibles reacciones de los vecinos que seguían protestando, pero no podían hacer nada bajo la amenaza de las armas. El automóvil del padre Batis llegó sin novedad al lugar llamado Puerto de Santa Teresa. En ese lugar, que después se denominó Lugar Santo, hicieron caminar al padre y a Manuel unos quinientos metros. Luego los forzaron a reconocer y a aceptar las leyes persecutorias del presidente Calles, a lo que ellos se negaron prefiriendo la muerte. El padre salió en defensa de los jóvenes: “Teniente, yo muero con gusto; sé que muero por ser sacerdote; yo doy mi sangre por Cristo y la doy gustoso. Pero, por favor, no maten a estos muchachos: Manuel tiene esposa y es padre de tres niños. David y

Salvador son el único sostén de sus familias, que van a quedar desamparadas. Ellos no han hecho ningún mal a nadie”. Lleno de fe y de valor, Manuel respondió: “Deje que me fusilen, señor cura. Yo muero, pero Dios no muere, Él velará por mi esposa y por mis hijos”. El padre recibió tremendos golpes que lo tiraron al suelo, y el Teniente, lleno de ira, le disparó en la cabeza. Allí mismo un soldado disparó a Manuel. David y Salvador contemplaron la muerte de su párroco y su amigo Manuel después de recibir la absolución. A ellos también los hicieron caminar como unos sesenta pasos, iban rezando. Se colocaron al frente del pelotón y gritaron: “¡Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe!”. La descarga de los fusiles acabó con sus vidas. Los habitantes de Chalchihuites recogieron los cadáveres que fueron enterrados a temprana hora del día siguiente.

José Sánchez del Río (1913-1928) Nació el 28 de marzo de 1913 en Sahuayo, Michoacán. Al decretarse la suspensión del culto público, José tenía 13 años. Su hermano Miguel decidió tomar las armas para defender la causa de Cristo y de su Iglesia. José, viendo el valor de su hermano, pidió permiso a sus padres para imitarlo; su madre trató de disuadirlo, pero él le

dijo: “Mamá, nunca había sido tan fácil ganarse el cielo como ahora, y no quiero perder la ocasión”. Durante la lucha, fue tomado prisionero y, más tarde, ejecutado. En todo momento, a pesar de su sufrimiento, daba vivas a Cristo Rey y a la Virgen de Guadalupe. Fue canonizado en 2016 por el papa Francisco.

Pedro Esqueda Ramírez (1887-1927) Nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, el 29 de abril de 1887. Fue Vicario de San Juan de los Lagos. El ministerio al que se dedicó con verdadera pasión fue la catequesis de los niños. Fundó varios Centros de estudio y una Escuela para la formación de catequistas. Siempre fue muy devoto del Santísimo. En plena persecución, organizaba a las familias para que no faltaran a la guardia perpetua a Jesús sacramentado en casas particulares. Desde el momento de ser apresado fue tan duramente golpeado que se le abrió una herida en la cara. Un militar, después de golpearlo, le dijo: “Ahora ya has

de estar arrepentido de ser cura”, a lo que el padre Pedro contestó dulcemente: “No, ni un momento, y poco me falta para ver el cielo”. El 22 de noviembre de 1927 fue sacado de su prisión para ser ejecutado; los niños le rodearon y el padre Esqueda insistentemente le repitió a un pequeño, que caminaba junto a él: “No dejes de estudiar el catecismo, ni dejes la doctrina cristiana para nada”. Y en un pedazo de papel escribió sus últimas recomendaciones para las catequistas. Al llegar a las afueras del poblado de Teocaltitlán, le dispararon tres balas que cambiaron su vida terrena por la eterna.

138

Alianza 6 Guia U8.indd 138

11/11/19 11:44


Compromiso • Avanzo Ayudamos a los niños a concretar tres acciones de difusión de la fe y otras tres de defensa de la fe, tanto en la escuela como en la familia.

Para vivir en familia Sugerimos que planeen con su familia qué hacer cuando los visiten los Testigos de Jehová.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Cuenta a los niños alguna experiencia tuya en la que hayas defendido la fe.

Preguntan en el grupo cuándo han tenido que difundir y defender la fe.

NOTAS

139

Alianza 6 Guia U8.indd 139

11/11/19 11:44


Encuentro 30

Constructor de la comunidad: fuerza del Espíritu Santo Objetivo particular: Constatar que el Espíritu Santo construye la comunidad cristiana y le da fuerzas para construir un cielo nuevo y una tierra nueva.

En presencia de mi Padre Dios XX Antes de celebrar el Encuentro, conviene que el catequista y los niños preparen un recorrido por

su comunidad, tratando de visitar la presidencia o delegación municipal, la parroquia, algún hospital o centro de salud y otros lugares importantes. Se presentarán con las personas que trabajan en cada uno de los lugares que visiten. Tendrán como principal misión investigar el nombre de las personas. Comenzamos cantando juntos:

Ciudadanos del mundo

Señor, somos ciudadanos de un mundo que necesita el vuelo de una paloma, que necesita corazones abiertos y está sediento de agua nueva. Por eso estamos aquí. Conmigo puedes contar y dejaré mi equipaje a un lado

para tener abiertas las manos y el corazón lleno de sol. Somos ciudadanos de un mundo que fue creado como casa de todos, como el hogar de una gran familia donde todos vivamos en paz.

Motivación • Conozco 1 Propuestas de cambio XX Pedimos a los niños que, teniendo en cuenta lo que observaron en el recorrido por la comuni-

dad, escriban una lista de las cosas que creen que se puede cambiar y cómo lograrlo.

Desarrollo • Conozco 2 En la comunidad es donde hay que construir Hemos recorrido nuestra comunidad, tuvimos la oportunidad de ver cosas que nos gustaron y otras que no nos gustaron tanto. Recordemos que la comunidad donde vivimos es precisamente el sitio donde tenemos que construir nuestro paraíso y colaborar para que sea un lugar en el que nos sintamos contentos de vivir. 140

Alianza 6 Guia U8.indd 140

11/11/19 11:44


¿Podemos hacer algo para cambiar las cosas que no nos gustaron, como las calles llenas de basura, niños que viven en las calles que no tienen un trabajo, los puestos ambulantes, el desorden vial, etc. ¡Claro que sí podemos!, si cada uno de nosotros hacemos lo que nos toca, teniendo en cuenta que el Espíritu Santo nos da fuerza para construir una vida nueva y si nos dejamos conducir por Él.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos Hechos de los Apóstoles 10,44-46 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un breve resumen

como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Los niños escriben con sus propias palabras lo que sucede cuando Pedro estaba hablando a la comunidad.

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El Espíritu Santo es el que nos da la fuerza para construir una tierra nueva y un cielo nuevo, siempre y cuando nos dejemos conducir por Él. Es el motor que nos ayuda a pensar y realizar las cosas de diferente manera, es decir, hacer un esfuerzo extra para comportarnos de una mejor manera. Por ello es importante su presencia en nuestras vidas, que en las situaciones difíciles y agradables de nuestras vidas ordinarias invoquemos su presencia y ayuda.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Alrededor de un cirio encendido entonamos este canto.

Danos un corazón

Danos un corazón grande para amar. Danos un corazón fuerte para luchar. Hombres nuevos creadores de la historia, constructores de nueva humanidad; hombres nuevos que viven la existencia como riesgo de un largo caminar. Hombres nuevos luchando en esperanza,

caminantes sedientos de verdad; hombres nuevos sin frenos ni cadenas, hombres libres que exigen libertad. Hombres nuevos, amando sin fronteras por encima de razas y lugar; hombres nuevos al lado de los pobres, compartiendo con ellos techo y pan.

Después, cada niño coloca junto al cirio un papel donde escribe el nombre de las personas que encontró en el recorrido por su comunidad (por ejemplo: el taxista, el policía, el señor de la tiendita, etc.), y pedirá en silencio o en voz alta al Espíritu Santo que fortalezca a estas personas para que hagan bien su trabajo.

Fórmula catequística • Memorizo XX Los niños elaboran con papel rojo recortado unos rectángulos que simulen ladrillos, los cuales

pegarán en el espacio de su libro formando una barda. Encima escriben la siguiente frase:

El Espíritu Santo nos da la fuerza para construir nuestra comunidad. 141

Alianza 6 Guia U8.indd 141

11/11/19 11:44


Actividad • Aprendo Pedimos a los niños que dibujen y escriban cómo les gustaría que fuera su comunidad.

Compromiso • Avanzo Elegimos algo de lo que no gustó a los niños en el recorrido que hicieron por la comunidad y nos organizamos para hacer algo en grupo por mejorarlo.

Para vivir en familia Sugerimos a los niños que platiquen en familia qué pueden hacer para que su comunidad sea mejor.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Escribe tus impresiones del recorrido hecho por la comunidad. Comenta con otros catequistas qué podrían hacer desde la parroquia para mejorar algo que sea en beneficio de todos.

Pedimos a los niños y niñas que escriban cómo se sintieron tras realizar la actividad de grupo.

NOTAS

142

Alianza 6 Guia U8.indd 142

11/11/19 11:44


Celebración 7

Rosario y letanía en honor a los santos mexicanos Objetivo particular: Descubrimos que, por medio de la oración, podemos fortalecer el espíritu para emprender el camino de la construcción de un mundo mejor.

Modo de rezar el Rosario Persignarse: Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Catequista: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Todos: Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén. Catequista: Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Todos: Santa María, Madre de Dios, y Madre Nuestra, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. Catequista: En cada misterio se rezan: un Padrenuestro, diez Ave María y un Gloria. Se proponen los misterios guadalupanos. Primer misterio: La Virgen de Guadalupe trae un mensaje de paz a su pueblo. Segundo misterio: Juan Diego comparte a la Virgen su humildad y su pequeñez a los ojos de los hombres. Tercer misterio: María de Guadalupe escogió a Juan Diego por su sencillez y no por su sabiduría. Cuarto misterio: La Virgen María cura a Juan Bernardino como signo de que quiere salud y felicidad para su pueblo. Quinto misterio: María nos deja su imagen para recordarnos su ternura, su amor y su constante protección. Catequista: Al final de cada misterio se dice: ¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe! Todos: Rueguen por nosotros. Catequista: Santos Mexicanos. Todos: Rueguen por nosotros. Catequista: Virgen Santísima, Reina de los Mártires. Todos: Ruega por nosotros. 143

Alianza 6 Guia U8.indd 143

11/11/19 11:44


Letanía en honor a los santos mexicanos —Señor, ten piedad de nosotros. Respuesta: Ten piedad de nosotros. —Cristo, ten piedad de nosotros. R. —Señor, ten piedad de nosotros. R. —Jesucristo, óyenos. Respuesta: Jesucristo, óyenos. —Jesucristo, escúchanos. Respuesta: Jesucristo, escúchanos. —Padre Celestial que eres Dios, ten piedad de nosotros. Respuesta: Ten piedad de nosotros. —Hijo Redentor del mundo que eres Dios. R. —Espíritu Santo que eres Dios. R. —Santísima Trinidad que eres un solo Dios. R. —Santa María de Guadalupe, Patrona de México. Respuesta: Ruega por nosotros. —Santos mexicanos, elegidos por la gracia de Dios para iluminar la Iglesia universal. Respuesta: Rueguen por nosotros. —Madre Santísima de la Luz. Respuesta: Ruega por nosotros. —Santa María de Izamal. R. —Santa María de la Salud de Pátzcuaro. R. —Santa María de los Remedios de Totoltepec. R. —Santa María de Tulantongo. R. —Santa María Inmaculada de San Juan de los Lagos. R. —Santa María de Juquila. R. —Beata Madre María Inés Teresa del Santísimo Sacramento. R. —Beata María Vicenta de Santa Dorotea Chávez Orozco. R. —Beato Anacleto González Flores. R. —Beato Andrés Solá Molist. R. —Beato Ángel Darío Acosta Zurita. R. —Beato Bartolomé Días Laurel. R. —Beato Bartolomé Gutiérrez. R. —Beato Gabriel Escoto Ruiz. R. —Beato Jorge Ramón Vargas González. R. —Beato José Dionisio Luis Padilla Gómez. R. 144

Alianza 6 Guia U8.indd 144

11/11/19 11:44


—Beato José Luciano Ezequiel Huerta Gutiérrez. R. —Beato José Salvador Huerta Gutiérrez. R. —Beato José Trinidad Rangel Montaño. R. —Beato Leonardo Antonio Pérez Larios. R. —Beato Luis Flores y compañeros mártires. R. —Beato Luis Magaña Servin. R. —Beato Martín Juan de Palafox y Mendoza. R. —Beato Mateo Elías del Socorro Nieves del Castillo. R. —Beato Miguel Agustín Pro Juárez. R. —Beato Miguel Gómez Loza. R. —Beato Ramón Vicente Vargas González. R. —Beato Reginaldo Hernández Ramírez. R. —Beato Sebastián de Aparicio Prado. R. —Beatos Mártires de Cajonos, Oaxaca. R. —Santos Niños Mártires Tlaxcaltecas, Cristóbal, Antonio y Juan. Patronos de la niñez mexicana. R. —San José Sánchez del Rio, patrón de la juventud mexicana. R. —San Junípero Serra Ferrer. R. —San Agustín Caloca Cortés. R. —San Atilano Cruz Alvarado. R. —San Cristóbal Magallanes Jara. R. —San David Galván Bermúdez. R. —San David Roldán Lara. R. —San David Uribe Velasco. R. —San Felipe de Jesús. R. —San Jenaro Sánchez Delgadillo. R. —San Jesús Méndez Montoya. R. —San José Isabel Flores Varela. R. —San José Luis Sánchez del Río. R. —San José María de Yermo y Parres. R. —San José María Robles Hurtado. R. —San Juan Diego Cuauhtlatoatzin. R. —San Julio Álvarez Mendoza. R. —San Justino Orona Madrigal. R. —San Luis Batis Sáinz. R. —San Manuel Morales. R. —San Margarito Flores García. R. —San Mateo Correa Magallanes. R. —San Miguel de la Mora de la Mora. R. —San Pedro de Jesús Maldonado Lucero. R. —San Pedro Esqueda Ramírez. R. 145

Alianza 6 Guia U8.indd 145

11/11/19 11:44


—San Rafael Guízar y Valencia. R. —San Rodrigo Aguilar Alemán. R. —San Román Adame Rosales. R. —San Sabás Reyes Salazar. R. —San Salvador Lara Puente. R. —San Toribio Romo González. R. —San Tranquilino Ubiarco Robles. R. —Santa María Anastacia Guadalupe García Zavala. R. —Santa María de Jesús Sacramentado Venegas. R. —Todos los santos y beatos mexicanos. Respuesta: Rueguen por nosotros. —Santos mártires mexicanos, que ofrecieron su vida por Dios, por la Iglesia y por la Patria. Respuesta: Ayuden a la Nueva Evangelización de América. —Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Respuesta: Perdónanos, Señor. —Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Respuesta: Óyenos, Señor. —Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Respuesta: Ten piedad y misericordia de nosotros, Señor.

Oración final Catequista: Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todos los peligros. ¡Oh, Virgen gloriosa y bendita! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios... Todos: Para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. Catequista: ¡Oh, Dios!, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna, concédenos, a los que recordamos estos Misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Todos: Amén. Catequista: Dios todopoderoso y eterno, que concediste la gracia de morir por Cristo a tus santos mártires mexicanos, ven en ayuda de nuestra debilidad, para que podamos dar con nuestra vida el mismo testimonio de Ti que ellos no dudaron en dar con su muerte. Por Nuestro Señor Jesucristo. Amén. Catequista: Reina del Santísimo Rosario. Todos: Ruega por nosotros. Catequista: ¡Viva la Gracia! Todos: ¡Muera el pecado! Catequista: Ave María purísima. Todos: En gracia de Dios. 146

Alianza 6 Guia U8.indd 146

11/11/19 11:44


Para caminar como Iglesia

PARADA 3

Confirmados en el Espíritu Santo, comprometidos para construir la comunidad JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 3 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 3: Confirmados en el Espíritu Santo, comprometidos para construir la comunidad. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 7 y 8) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

CONFIRMADOS EN EL ESPÍRITU SANTO, COMPROMETIDOS PARA CONSTRUIR LA COMUNIDAD UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 1) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 7: El Espíritu Santo en la Confirmación • UNIDAD 8: La acción del Espíritu Santo en mí • El Espíritu Santo y la Confirmación • Espíritu Santo, comunidad y discipulado a. Espíritu de amor b. Espíritu de unidad c. En la casita de Santa María de Guadalupe 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Espíritu de amor El mandamiento del amor nos permite construir la comunidad y experimentar el amor del Padre que nos envió a su Hijo para enseñarnos a amar.

147

Alianza 6 Guia U8.indd 147

11/11/19 11:44


Nos dice el papa Francisco, refiriéndose al amor al prójimo, que: “No se trata de preseleccionar a mi prójimo, esto no es cristiano, es pagano; sino que se trata de tener ojos para verlo y corazón para querer su bien. Si nos ejercitamos para ver con la mirada de Jesús, podremos estar siempre a la escucha y cerca de quien tiene necesidad. Las necesidades del prójimo reclaman ciertamente respuestas eficaces, pero primero exigen compartir” (Ángelus 04.11.2018). XX Desde esta perspectiva, podemos preguntarnos:

– ¿Quién es mi prójimo? – ¿Quién me considera como su prójimo? – ¿Qué podemos compartir con los demás grupos de catequesis desde lo que nos distingue?

2. Espíritu de unidad Extraemos un fragmento de la oración sacerdotal de Jesús en el Evangelio de Juan (17,21-23). Resaltamos que la unidad de los cristianos y en especial de quienes formamos la Iglesia es uno de los grandes deseos de Jesús. XX Puedes animar a los adolescentes para que hagan una actividad en equipo, en la cual se vean

involucrados todos: – Armar una pirámide, como la que se muestra en el libro de trabajo. – Formar, entre todos, una pirámide elaborada con popotes y alfileres, que pueda sostenerse y resistir el movimiento. – También componer una canción entre todos, con los contenidos principales de la Parada 2.

3. En la casita de Santa María de Guadalupe XX Reproducimos un fragmento del Nican Mopohua (25-33). XX Es conveniente pedir a los alumnos que lo lean y motivarlos a dialogar con las siguientes preguntas:

– ¿A qué se refiere la casa que nos pide nuestra Madre de Guadalupe? – ¿Qué necesitamos, como mexicanos, para hacer realidad el deseo de la Virgen de Guadalupe? – ¿Qué actitudes nos permiten construir una casa común y qué otras nos lo impiden? – ¿Cuáles practicamos en nuestra comunidad parroquial y en nuestro grupo de catequesis?

CONSTRUIMOS EL CAMINO El proyecto que están invitados a construir en esta tercera parada toma en cuenta la comunidad como punto central, sostenida sobre la fraternidad y la acogida. XX Es importante que el grupo proponga acciones realizables que permitan a la comunidad pa-

rroquial revalorar su ser familia. XX Algunas actividades sugeridas son:

• Campañas contra la discriminación. • Campaña para fomentar los valores de pertenencia y acogida. • Semana de la comunidad, organizada por el grupo pero incluyendo a otros. XX Cabe resaltar que estas solo son propuestas, cada grupo de catequesis deberá organizar su propio

proyecto con base en la realizada analizada (Parada 1) y comprendida (Parada 2). La labor del catequista es la de mediador y potenciador de las iniciativas que surjan de entre los adolescentes. 148

Alianza 6 Guia U8.indd 148

11/11/19 11:44


NOTAS

149

Alianza 6 Guia U8.indd 149

11/11/19 11:44


NOTAS

150

Alianza 6 Guia U8.indd 150

11/11/19 11:44


Índice Presentación

4

Introducción

5

Unidad 1: Llamados a ser personas

9

Encuentro 1. Soy persona Encuentro 2. Quién soy yo y cómo lo proyecto a los demás Encuentro 3. El otro es importante para mí Encuentro 4. Valoro mi sexualidad Celebración 1. Fiesta de la amistad

10 14 18 21 24

Unidad 2: Descubro mis talentos

29

Encuentro 5. La amistad como conquista Encuentro 6. La verdadera felicidad Encuentro 7. El valor de la vida Encuentro 8. Amar tiene sentido Celebración 2. Dar y recibir

30 34 38 41 44

Unidad 3: Hacemos comunidad

47

Encuentro 9. La libertad Encuentro 10. El liderazgo Encuentro 11. Somos uno Celebración 3. Mi comunidad Parada 1. Creados libres, en el amor y para amar

48 51 54 57 59

Unidad 4: La acción del Espíritu Santo en Jesús

63

Encuentro 12. El Espíritu Santo en el bautismo de Jesús Encuentro 13. La presencia del Espíritu Santo en la oración de Jesús Encuentro 14. El Espíritu Santo en la predicación de Jesús Encuentro 15. El Espíritu Santo en el Misterio Pascual Encuentro 16. Jesús con su resurrección nos da la vida eterna Encuentro 17. La Santísima Trinidad: comunidad de amor

64 67 70 73 77 81

151

Alianza 6 Guia U8.indd 151

11/11/19 11:44


Unidad 5: Te descubro, Espíritu Santo

85

Encuentro 18. Pentecostés: presencia del Espíritu Santo Encuentro 19. Soy miembro de la Iglesia por el Bautismo Encuentro 20. Iglesia, comunidad de amor Celebración 4. Iglesia misionera

86 89 92 96

Unidad 6: El Espíritu Santo, santificador en la Iglesia

99

Encuentro 21. Identidad del Espíritu Santo Encuentro 22. Dones del Espíritu Santo Encuentro 23. Frutos del Espíritu Santo Encuentro 24. Medios para acrecentar la fuerza del Espíritu Santo en mí Celebración 5. Encuentro con el Espíritu Santo Parada 2. Con el Espíritu de Jesús, llamados a combatir la cultura del descarte

100 103 106 109 112 115

Unidad 7: El Espíritu Santo en la Confirmación

117

Encuentro 25. La identidad Encuentro 26. El compromiso en la Confirmación Encuentro 27. El rito de la Confirmación Celebración 6. Ungido por el Espíritu Santo

118 121 124 127

Unidad 8: La acción del Espíritu Santo en mí

131

Encuentro 28. Discípulo: dócil al Espíritu Santo Encuentro 29. Apóstol: testigo del Espíritu Santo Encuentro 30. Constructor de la comunidad: fuerza del Espíritu Santo Celebración 7. Rosario y letanía en honor a los santos mexicanos Parada 3. Confirmados en el Espíritu Santo, comprometidos para construir la comunidad

132 135 140 143 147

152

Alianza 6 Guia U8.indd 152

11/11/19 11:44


Jesús, mi hermano

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198853

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198853 ALIANZA 6 ECA G2 CONF_forros.indd All Pages

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

1 2 1 2

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTíA

2

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

2

11/11/19 16:14

Profile for PPC Editorial. México

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo. GUÍA 2 CONFIRMACIÓN  

En comunidad, guiados por el Espíritu Santo. GUÍA 2 CONFIRMACIÓN  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded