__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198852

Espíritu Santo, descubro tu presencia DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198852 ALIANZA 5 ECA G1 CONF_forros.indd All Pages

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Espíritu Santo, descubro tu presencia

1 2 1 2

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTÍA

1

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

14/11/19 18:37


Coordinación editorial Óscar Hernández Galicia Revisión, adaptación y edición Mario González Jurado Cecilia Guadalupe Ramón Franco Diseño y cubierta Astrid Chávez Torres Diagramación Maribel Vidals Ocampo Fotografías Miguel Ángel López Pérez, Sergio Cuesta, Archivo SM, Abril Villanueva Autoría Juan Manuel Mancilla Sánchez Colaboración Comisión Diocesana de Pastoral Profética. Dimensión de Catequesis Diócesis de Texcoco Imprimátur Excmo. Sr. Dr. D. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo Residencial de Texcoco Nihil obstat Pbro. Víctor Manuel Tolivia Meléndez Secretario Canciller D. R. © 2019. DIÓCESIS DE TEXCOCO A. R. Fray Pedro de Gante No. 2, Centro, 56100 Texcoco, Méx. D. R. © 2019. PPC Editorial, S.A. de C.V. Magdalena 211. Col Del Valle. C.P. 03100 México, Ciudad de México Edición 2019 ISBN Volumen: 978-607-8596-60-7

Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el diseño tipográfico y de portada, sea cual fuera el medio, electrónico o mecánico, incluido fotocopiado, grabación o cualquier otro medio de almacenaje o base de datos, sin el consentimiento por escrito de DIÓCESIS DE TEXCOCO, A.R. y PPC EDITORIAL, S.A. DE C.V.

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 2

14/11/19 18:01


“Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio a toda creatura” Mc. 16, 15.

A

nte el inminente mandato del Señor, de configurar la vida de cada persona a la amorosa voluntad de Dios, escuchando el llamado de nuestro querido Papa Francisco ante la Nueva Evangelización, hemos dispuesto este instrumento como medio para anunciar la Buena Noticia del Evangelio en nuestra Diócesis de Ecatepec, en el particular contexto de la catequesis escolarizada próxima a la recepción de la Sagrada Eucaristía.

Sabemos de antemano que ésta contribución se añade a la vivencia de la fe en el seno de cada familia, y que se expresa en las circunstancias particulares de la comunidad parroquial, para vincularnos con el Cuerpo Místico de la Iglesia a la que pertenecemos gracias a nuestro bautismo. Esto ha de propiciar y suponer un constante encuentro con la Palabra de Dios que todo lo renueva, así como la vivencia de nuestra identidad de hijos de Dios.

Agradecemos por este medio a cuantos se suman a la tarea de la Nueva Evangelización, tanto padres de familia, catequistas, como comunidades religiosas y sacerdotes comprometidos con la vocación universal de ser discípulos misioneros, y les alentamos a seguir prosperando como sal de la tierra y luz del mundo, mediante la fidelidad de su testimonio. Oramos para que sea la Madre del Verdadero Dios por quien se vive nuestra compañía y ejemplo, y en el diario existir, inspirados por la acción del Espíritu Santo, salgamos al encuentro de Jesucristo Nuestro Salvador. En Cristo Misionero les aseguro mi oración, amistad y bendición.

† Oscar Roberto Domínguez Couttolenc, M.G. Obispo de Ecatepec

3

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 3

14/11/19 18:01


Presentación La diócesis de Ecatepec abre sus brazos para formar a nuestros pre-adolescentes en la catequesis infantil para recibir el sacramento de la Confirmación, etapa que tendrá una duración de dos años. El presente texto es el libro de primer año. Tiene la finalidad de adentrar a los pre-adolescentes en el amor a Dios Espíritu Santo destacando la cercanía, presencia y acción santificadora del mismo, y encaminarlos a la enseñanza y vivencia de la fe encarnada en la vida personal, familiar, social y eclesial. El objetivo de los encuentros es que los pre-adolescentes experimenten la fuerza de Dios en sus vidas por medio de la acción del Espíritu Santo. Es de vital importancia la participación de los padres de familia en los retiros y celebraciones que se incluyen al finalizar cada unidad; así como la asistencia y participación en la Eucaristía junto con sus hijos, para asentar bases específicas de la educación en la fe. COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL PROFÉTICA, DIMENSIÓN DE CATEQUESIS DIÓCESIS DE ECATEPEC

4

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 4

14/11/19 18:01


Introducción CLAVES PARA EL CATEQUISTA Espíritu Santo, descubro tu presencia es el nombre del texto de primer año, elaborado para las parroquias que están en espiritualidad de comunión con la renovación del plan de pastoral de nuestra diócesis. El presente libro pretende ser una ayuda para los catequistas y padres de familia y, muy en especial, para los pre-adolescentes que serán encaminados a ser dóciles al Espíritu Santo en un nuevo Pentecostés. El contenido del texto contempla las tres dimensiones de formación promovidas en la renovación del proyecto de pastoral diocesano: • Humana • Formación de discípulos misioneros • Servicios pastorales Logrando así ser una Iglesia en salida, llevando la buena nueva a todas las regiones.

Actitudes y tareas del catequista Es importante que en cada Encuentro se apliquen los pasos de la metodología del Proyecto Alianza sin descuidar ninguno, para lo cual explicaremos la manera como deben trabajarse el libro del catequista y el libro del niño durante el desarrollo de cada Encuentro. Para comprender mejor cada aspecto de la metodología y ser fieles al espíritu de la Serie Alianza, es importante que el catequista asista a los cursos de formación, ya sea en su parroquia o en algún otro lugar de la Diócesis. El catequista tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

• Tendrá el compromiso de revisar y preparar anticipadamente cada Encuentro, utili-

zando para ello tanto el libro del catequista como el libro del niño. • Deberá tomar en cuenta el objetivo correspondiente a cada Encuentro del libro del niño. • Preparará el material o materiales que se requieran. A veces será necesario que solicite con anticipación algún material a los niños. • Considerará que hay Encuentros que contemplan la presentación de alguna escenificación y, por lo tanto, habrá que prever la organización y ensayo de la misma. • Investigará para obtener mayor información cuando considere que el contenido del catecismo no le sea suficiente para explicar con claridad el Encuentro. • Deberá realizar la misma tarea que se señala para los niños. • Tomará en cuenta que cada Encuentro está contemplado para impartirse en dos horas con su respectivo descanso, en donde el proceso enseñanza-aprendizaje se llevará a cabo a través de cantos, actividades, lecturas, diálogo interpersonal, expresión oral y escrita, juegos... 5

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 5

14/11/19 18:01


• Permitirá y motivará la participación constante de todos los catequizandos. • Adoptará durante todo el año la actitud de escuchar con atención y paciencia a cada

uno de los niños, respetando sus ideas. Evitará contrariarlos o callarlos; más bien, deberá orientarlos y darles confianza a que participen con entusiasmo.

Actividades preliminares El catequista realizará siempre las actividades preliminares antes de dar inicio con las actividades propias de cada Encuentro. Por eso intentará:

• Llegar antes que los niños, para preparar el lugar donde se realizará el Encuentro. • Hacer el recibimiento y dar la bienvenida a sus catequizandos. • Pasar lista. • Revisar la tarea. • Situar cada tema dentro de la unidad. En concreto, al comenzar cada unidad, se podrá

trabajar con los elementos que lo constituyen: • La portadilla: Al inicio de cada unidad se puede hablar acerca del título de la unidad y de la foto que lo ilustra. • Los objetivos: En cada unidad se incluyen el objetivo de esa unidad y los objetivos correspondientes a cada Encuentro. Los objetivos se pueden comentar al principio de cada unidad y de cada tema para que los niños se sitúen adecuadamente. • Imagen y frase: Los objetivos van acompañados de una imagen que de alguna forma está relacionada con el contenido de la unidad. Una frase al final de la página sintetiza también el contenido y se puede usar para motivar el diálogo y dar una visión de conjunto.

Preparación de los Encuentros Para la preparación de los Encuentros conviene tener en cuenta la correspondencia entre las distintas secciones de esta guía y las del libro del niño. Hemos incluido en cada apartado el nombre con el que se designan las secciones en el libro del niño.

6

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 6

14/11/19 18:01


Libro del catequista

Sentido

Objetivo particular

En presencia de mi Padre Dios

Acogida y oración inicial.

Motivación • Conozco 1 Desarrollo • Conozco 2

• Motivación para centrarse en el contenido. • Desarrollo del contenido.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre

Palabra de Dios escuchada, interiorizada y actualizada.

• Proclamación [Escuchamos…] • Lectura y proclamación de la Palabra. • Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • Interiorización de la Palabra. • Actualización [Actualizo lo que he escuchado] • Actualización de la Palabra. Oración • Platico con mi Padre Dios

Momento de oración y expresión de la fe.

Fórmula catequística • Memorizo

Aprendizaje y memorización de los contenidos fundamentales.

Actividad • Aprendo

Interiorización y aplicación personal del mensaje recibido.

Compromiso • Avanzo

Compromiso personal y su realización en la comunidad.

Para vivir en familia

Envío a compartirlo a la comunidad.

Evaluación • Compruebo mi fe

Evaluación de algunos aspectos fundamentales.

7

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 7

14/11/19 18:01


Desarrollo de los Encuentros Para el desarrollo de los Encuentros, el catequista llevará a cabo esta secuencia: 1. Iniciar el Encuentro con la sección En presencia de mi Padre Dios siguiendo las indicaciones de la guía y los contenidos del libro del niño. 2. Centrarse en los contenidos de las secciones Motivación y Desarrollo. El catequista entrega el contenido de estas secciones de manera expositiva y viva. Si es necesario, el niño puede cerrar su libro en ese momento. En el libro del niño figura una síntesis que puede servir de recuerdo, revisión y síntesis de lo que ha presentado el catequista. 3. El catequista también puede trabajar directamente con el contenido de la sección Conozco. En todo caso, se centra en el libro del niño y revisa lo que se propone en esa sección si no se ha hecho antes. Se ayuda al niño a realizar lo que se pide. 4. Desarrollar el apartado Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre en el que hemos incluido la escucha de la Palabra y su interiorización y actualización. En el libro del niño ponemos un breve resumen. A partir de 4º grado se lee directamente de la Biblia. 5. Tener un momento de oración y expresión de la fe según lo indicado en Oración • Platico con mi Padre Dios. 6. Trabajar la sección Memorizo, siguiendo las instrucciones de la sección Fórmula catequística • Memorizo. 7. Explicar cómo se desarrolla Aprendo, conforme a lo que se dice en Actividad • Aprendo. 8. Plantear el Compromiso • Avanzo para realizar el compromiso personal. 9. Comentar lo que se dice en Para vivir en familia para animar a su realización. 10. Concluir con lo que se pide en Evaluación • Compruebo mi fe. En ocasiones la evaluación es para el catequista y también para el niño.

Las Celebraciones Las Celebraciones contienen elementos simbólicos y vivenciales, con el propósito de que los que participan en ellas, reflexionen y profundicen en cada uno de los contenidos de los Encuentros. De igual manera, los niños encuentran material que contiene oraciones y plegarias como apoyo para el itinerario personal de fe.

Las Paradas A lo largo del ciclo de catequesis haremos tres paradas, breves momentos para: 1. Recordar los contenidos principales de las unidades anteriores. 2. Conocer mejor nuestra realidad e iluminarla con el mensaje del Evangelio. 3. Elaborar un proyecto que realizaremos como grupo, dentro de nuestra comunidad.

8

198852 Alianza 05 CONF G1 ECA.indd 8

14/11/19 18:01


1

unidad

Dios Padre me crea a su imagen

Descubrimos nuestra dignidad de persona en relación con nosotros mismos y con Dios. ENCUENTRO 1 Valoramos los cambios físicos que presenta nuestro cuerpo, aprendemos a respetarlo y cuidarlo. ENCUENTRO 2 Reconocemos nuestras habilidades para desarrollar nuestras actividades diarias. ENCUENTRO 3 Descubrimos las cualidades que poseemos para realizarnos como personas. ENCUENTRO 4 Reconocemos el valor de la persona por ser imagen de Dios, con capacidad de relacionarse con los demás y con Dios. CELEBRACIÓN 1 Agradecemos y alabamos a Dios por habernos creado inteligentes, con un cuerpo maravilloso y con habilidades para construir el Reino de Dios.

Padre, creo en Ti, que me has dado la vida. Guía Alianza 05_U1.indd 9

14/11/19 16:07


Encuentro 1

Mi cuerpo es obra perfecta de Dios Padre Objetivo particular: Valorar los cambios físicos que presenta su cuerpo, aprender a respetarlo y cuidarlo.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciar con una lectura en voz alta del canto “Saludar las manos”, incluido en

el libro de texto; invitar a todos los niños a que reciten los versos del tema. Posteriormente, entonarlo en grupo. Pueden escucharlo por medio de este enlace: https://youtu.be/SM44wvZnTFo.

Motivación • Conozco 1 Completamos nuestros datos XX Realizar una dinámica de integración y presentación con los preadolescentes. XX Indicarles que escriban sus datos: nombre, estatura, pasatiempo favorito, alimento preferido,

en el espacio destinado para ello en su libro de texto.

Desarrollo • Conozco 2 Reconocemos nuestros cambios Explicar que los seres humanos pasamos por varias etapas de crecimiento durante nuestra vida. Todos nosotros hemos vivido una primera etapa llamada infancia, y estamos por iniciar otra, llamada adolescencia, pero antes viviremos la preadolescencia, que se presenta entre los 9 y los 12 años aproximadamente. XX Pedir a los alumnos que subrayen con un color los cambios de niñas y con otro diferente los de niños. Solución: Niñas: 2, 3, 5. Niños: 1, 4, 6. Algunos cambios físicos que se distinguen en la preadolescencia son:

Cambios físicos de la preadolescencia

En las niñas

Se presentan cambios en su apariencia, se incrementa el tamaño de los senos, aumenta el volumen de los muslos, se ensanchan las caderas, los ovarios empiezan a producir óvulos (como si fueran las semillas femeninas para dar vida a un nuevo ser). Aparece la primera menstruación.

10

Guía Alianza 05_U1.indd 10

14/11/19 16:07


En los niños

Cambia la voz (que se vuelve más grave o ronca), se ensancha su espalda, crecen los músculos y la estructura esquelética, comienzan a aparecer el bigote y la barba, se inicia la función testicular reproductora, es decir, los testículos empiezan a producir espermatozoides (como si fueran las semillas masculinas para dar vida a un nuevo ser).

En ambos sexos

Se presentan cambios bruscos en el estado de ánimo y aparece el vello púbico y axilar.

Cuidamos nuestro cuerpo Explicar a niños y niñas que esto que ocurre, o que ocurrirá muy pronto en sus cuerpos, les permitirá, también, aprender a cuidarlo y a respetarlo. Pueden ayudarles a transitar por esta etapa las sugerencias que se incluyen también en su libro: – Consumir alimentos nutritivos (desechando alimentos chatarra y dietas que nos perjudiquen). – Practicar el aseo diario de nuestro cuerpo. – Usar ropa cómoda y adecuada. – Atender las recomendaciones del cuidado de nuestra salud. – Evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas. – Aceptarnos tal y como somos físicamente. – No burlarnos de la apariencia física de los compañeros o compañeras, ni de los cambios orgánicos que van presentando. Hablar con las y los alumnos sobre la importancia de no lastimar los sentimientos de los demás; de apartarse de los “amigos” o “amigas” que dan malos consejos o les hacen propuestas indecorosas; no permitir que los abracen o acaricien si creen que lo hacen con mala intención. Evitar ver programas de televisión, películas o revistas indecentes e impropias para su edad. Apartarse de la moda (cuando no aporta ningún beneficio). En cambio, sugerirles que practiquen lecturas edificantes. La Biblia, por ejemplo, se nos dice, a grandes rasgos, cómo vivió Jesús estas etapas, de manera muy semejante a nosotros. Explicarles que están en un proceso de cambios físicos y emocionales constantes; por eso, deben estar alerta para vivir cada etapa de su desarrollo de manera respetuosa y agradable a Dios. Nota: Si consideras este contenido demasiado extenso, te sugerimos que solo consideres lo que te sea útil, tomando en cuenta el objetivo del encuentro y el interés de tus alumnos.

11

Guía Alianza 05_U1.indd 11

14/11/19 16:07


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Lucas 2,40-42.51-52 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿A qué edad Jesús acompañó a sus padres a celebrar la fiesta de la Pascua? • ¿Cómo se comportaba Jesús con sus padres a esa edad? • ¿Cómo siguió creciendo Jesús? • ¿Cuál de los evangelistas nos dice cómo iba creciendo Jesús? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Explicar que Jesús, como hombre, después de su infancia, vivió la preadolescencia experimentando cambios en su cuerpo y en su mente, como cada uno de nosotros. Hoy muchos de los preadolescentes o adolescentes crecen y no quieren saber más de Dios ni de sus padres y, a veces, hasta los ofenden, porque creen que todo lo saben. En cambio, Jesús amaba a sus padres, les tenía mucha confianza, los respetaba y los obedecía en todo lo que le mandaban. Aprendamos a decidir con sabiduría y actuemos como Jesús, confiando en nuestros padres y platicando siempre con ellos de los cambios físicos que estamos presentando. Ellos sabrán darnos lo mejor de su amor y su cariño, orientarnos adecuadamente y ayudarnos cuando se nos presente alguna duda o problema. Frecuentando los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía, participando en misa y haciendo oración, podremos fortalecer espiritualmente nuestro cuerpo. Jesús nos enseña que hay que crecer en sabiduría y en gracia, no solamente en edad y estatura. Crecer en gracia es aumentar nuestra amistad con Dios. La preparación que recibiremos en este 5to. grado nos ayudará a crecer en gracia y en sabiduría. Conociendo más a Dios y, a nosotros mismos, nos permitirá parecernos más a Él.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar al grupo a meditar en silencio la siguiente oración:

Gracias por mi cuerpo

Padre Dios, te doy las gracias por este cuerpo maravilloso que me has dado. Desde que lo formaste, pusiste en él todo lo necesario

para que creciera y se desarrollara de acuerdo con cada etapa de mi vida. Hoy, que he descubierto esto, me siento profundamente agradecido,

porque veo que yo no hice nada para que me sucediera. Tú lo has hecho. Enséñame, Señor, a cuidarlo, respetarlo, conservarlo sano y vigoroso,

porque así salió de tus manos, y todo lo que Tú haces lo haces muy bien. Amén. XX Pide a los niños que cierren sus ojos y, en silencio, pidan a Dios su ayuda para aprender a cuidar

y a respetar su cuerpo. XX Después de unos minutos, en voz alta, todos dirán nuevamente la oración.

12

Guía Alianza 05_U1.indd 12

14/11/19 16:07


Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a niñas y niños para que memoricen la cita bíblica de Lucas 2,52:

“Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en aprecio, ante Dios y ante los hombres.”

Actividad • Aprendo XX Los preadolescentes eligen, a partir de una serie de propuestas escritas, aquellas que les ayuden a

crecer como Jesús.

Compromiso • Avanzo XX El catequista motiva a que niñas y niños platiquen con sus papás acerca de lo maravilloso que es

su cuerpo; a que les pidan ayuda para resolver cualquier duda que surja con relación a los cambios que están experimentando o por experimentar.

Para vivir en familia XX Hacer una lista de las distintas acciones con las que puedan cuidar y respetar su cuerpo. Deberán

registrarlas en su texto. (Se recomienda que lean el capítulo 2 del evangelio de San Lucas).

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Responden: • ¿Has respetado tu cuerpo? ¿Te agradecer a Dios por los cam• ¿Qué mandamiento rompemos cuando no • biosgustaría físicos que están ocurriendo o que esrespetamos nuestro cuerpo? • Para fortalecer tu salud física y espiritual ¿frecuentas los sacramentos y haces oración?

tán por ocurrir en tu cuerpo? ¿Por qué? • ¿De qué manera puedes cuidar y respetar tu cuerpo? • ¿Qué acciones te ayudan a fortalecer espiritualmente tu cuerpo?

13

Guía Alianza 05_U1.indd 13

14/11/19 16:07


Encuentro 2

Dios Padre me ha dado muchas capacidades Objetivo particular: Reconocemos nuestras habilidades para desarrollar nuestras actividades diarias.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciar cantando “David, David bailaba”. Puedes escuchar el tema aquí:

http://bit.ly/2ZpEvQD.

Motivación • Conozco 1 Patio de vecinos XX Iniciar con el siguiente juego. XX Se forman dos equipos con un mismo número de jugadores.

• El equipo uno formará un círculo. Enseguida el equipo dos forma otro círculo dentro del círculo

formado por el equipo uno. • Las personas de ambos equipos quedarán frente a frente: primero las personas del círculo de afuera y luego las de adentro. Durante un minuto, le dicen a su respectiva pareja dos o tres cosas que sepan hacer con facilidad. • A continuación, el catequista indica al círculo de afuera que gire a su derecha una posición, comentando nuevamente lo que saben hacer con facilidad. Se pueden hacer dos o tres giros. • Se acaba el juego invitando a que cada niño presente las características que conoció en sus otros compañeros.

Desarrollo • Conozco 2 Distintas habilidades Como se han dado cuenta, cada uno de ustedes posee habilidades diferentes, algunas muy sencillas y otras más complicadas. Cuando eran pequeños, podían hacer algo de lo mismo que ahora hacen, pero otras cosas las han ido aprendiendo poco a poco. Todas las personas, cuando nacemos, sabemos comer, llorar o dormir; sin embargo, para caminar, necesitamos que nuestro cuerpo crezca y poco a poco aprendemos a gatear, pararnos y dar los primeros pasos, hasta lograrlo. Se aprende a caminar cuando se tiene seguridad y confianza en sí mismo, y ello se logra con el apoyo de nuestros padres. De esta manera aprendemos a desarrollar habilidades. Tener habilidad es mostrar inteligencia, capacidad o destreza para ejecutar una cosa.

14

Guía Alianza 05_U1.indd 14

14/11/19 16:07


Ahora vamos a describir algunas acciones que pueden considerarse como habilidades: 1. Escuchar. La posee quien pone atención cuando otro le habla y entiende el mensaje. 2. Hablar. Quien tiene la facilidad para contarle a otro lo que piensa utilizando un lenguaje claro y sencillo. 3. Leer. Se adquiere cuando a través de la lectura podemos nosotros mismos captar un mensaje o comunicarle a otros ese mensaje como si se lo estuviéramos platicando. 4. Escribir. La logramos cuando a través de la escritura podemos comunicarnos fácilmente con los demás.

Nuestras habilidades Otras habilidades pueden ser: dibujar, cantar, bailar, jugar, hacer deporte, tocar algún instrumento musical, desempeñar algún oficio… XX Los niños observan las fotos y escriben qué habilidades se desempeñan en ellas. Posible solución: correr, andar en bici, jugar al futbol, tocar el violín, leer y usar la computadora. Para considerar como habilidad algo que ya sabes hacer, tienes que hacerlo muy bien. Y ustedes, ¿qué habilidades creen haber logrado hasta el momento? Para ser una persona hábil se necesita del esfuerzo personal constante, del apoyo de nuestros padres y de la ayuda que Dios nos da por medio de su Espíritu. Así, nos lo muestra David, en la Sagrada Escritura, en el primer libro de Samuel.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del primer libro de Samuel 16,14-23 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué le atormentaba al rey Saúl? • ¿Qué le prometieron buscar sus servidores al rey Saúl para aliviar su tormento? • ¿Cómo se llamaba el hijo de Jesé? • ¿Qué habilidades poseía David? • ¿Por qué Saúl le pidió a Jesé que su hijo, David, se quedará a su servicio? • ¿Por qué crees que David era favorecido por Dios? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En la lectura que hemos comentado, vemos a David, el hijo más pequeño de Jesé, quien se caracteriza por aprovechar las habilidades que Dios le ha dado para ayudar a quien lo necesita. Las habilidades en las que destaca David son: tocar muy bien la cítara, saber conversar, es decir, hablar con facilidad y escuchar con atención, ser hábil para la guerra, emplear con certeza la honda. Por todo esto, el pueblo de Israel lo consideró un gran héroe. La Palabra de Dios nos dice que David es favorecido por Yahvé gracias a su obediencia, su responsabilidad y su servicialidad. Pongamos nuestra confianza en Dios y pidámosle que nos ayude para que aprovechemos nuestras habilidades en favor de los demás. Aunque la lectura nos habla de un niño, es importante que aprendas que las habilidades no se identifican con el género sino que las pueden desarrollar tanto los hombres como las mujeres. 15

Guía Alianza 05_U1.indd 15

14/11/19 16:07


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar el canto “Gracias por lo que me has dado”.

Señor, ayúdame a conocer, valorar, agradecer y trabajar mis habilidades para crecer y servir.

Gracias, Señor, por todas las habilidades que me has dado para trabajar en tu reino.

Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a niñas y niños para que memoricen la cita bíblica del Salmo 100,2:

“Sirvan al Señor, con alegría.”

Actividad • Aprendo XX Pedir a los niños que dibujen en su libro alguna de sus habilidades. Al terminar su dibujo, deberán

iluminarlo. XX Posteriormente se invitará al grupo a jugar “a pares y nones”. La persona que vaya quedando sola, dirá en voz alta una de sus habilidades.

Compromiso • Avanzo XX Pedir a cada niño o niña que descubra la habilidad que más domina y procure compartirla con

algún compañero o familiar durante el transcurso de la semana.

Para vivir en familia XX Platicar con su familia y, descubrir entre todos, las habilidades que cada uno posee. XX En su libro, anotar las habilidades descubiertas y a quién corresponden.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Responden: • ¿Qué habilidades has descubierto en ti? ¿Qué • ¿Qué habilidad has puesto al servicio de los • bierto habilidad en ti? demás?

o habilidades has descu-

• ¿Qué otras habilidades te gustaría poseer? • ¿Cómo puedes desarrollar mejor la habilidad que más te gusta? • ¿Con quién vas a compartir tus habilidades?

16

Guía Alianza 05_U1.indd 16

14/11/19 16:07


Encuentro 3

Dios, mi Padre, me ha hecho único Objetivo particular: Descubrimos las cualidades que poseemos para realizarnos como personas.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantar con alegría el tema “Mis talentos”. Pueden escucharlo

en este enlace: https://youtu.be/LoMDc94Zbtw.

Uso mis talentos ayudando a los demás. Uso mis talentos En la escuela y la ciudad. Uso mis talentos en la Iglesia y el hogar.

Y mi buen Señor los multiplicará. Y cuando venga dirá: “Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo del Señor”.

Motivación • Conozco 1 Dinámica de los talentos XX Organizar a los preadolescentes en parejas. Pedir que escriban tres cualidades y tres defectos pro-

pios, y tres cualidades y tres defectos de su pareja. Guardarán la lista que hicieron de sí mismos; recortarán la que hicieron de su pareja (les quedarán tres papelitos de cualidades y tres de defectos). XX En un recipiente, todos depositarán estas cualidades de sus compañeros para revolverlas. Después, cada participante sacará tres papelitos al azar, los leerá y entregará a un compañero que considere que tiene estas cualidades (no necesariamente el que le tocó de pareja). XX Posteriormente, todos depositarán en el recipiente los papelitos de los defectos y se llevará a cabo el mismo procedimiento. XX Al concluir, todos tendrán papeles de virtudes y defectos que se habrán ido entregando unos a otros; cada quien comparará la lista que hizo de sí mismo con lo que los demás le proporcionaron.

Desarrollo • Conozco 2 Distintas cualidades Con la dinámica anterior, los alumnos se pueden dar cuenta de que poseen distintas cualidades, es decir, características propias o modos de ser que los distinguen de los demás. 17

Guía Alianza 05_U1.indd 17

14/11/19 16:07


Por ejemplo: ser puntuales, ser alegres, creativos, responsables, deportistas, etc. XX Indícales que observen las imágenes de su libro y que escriban qué cualidades expresan. Posible solución: rezar, llegar temprano al colegio, pintar, ayudar, jugar al futbol.

Dios nos da cualidades Estas maneras de ser: amar al prójimo, ser alegres, ordenados, creativos, puntuales, respetuosos, responsables... se llaman cualidades. • ¿Por qué somos así? • ¿De dónde nos vienen estás cualidades?

Cualidades Podemos clasificar las cualidades de la siguiente manera:

Cualidades religiosas

Cualidades morales

Cualidades humanas

• Amar a Dios (no de palabra, sino con el ejemplo). • Leer con frecuencia la Sagrada Escritura. • Frecuentar los sacramentos (Reconciliación y Eucaristía). • Hacer oración. • Actuar con justicia. • Respetar a los demás. • Hablar siempre con la verdad. Ser sencillo. • Ser puntual. S er de buena voluntad. • Ser alegre. S er amable. • Ser limpio. S er paciente. • Ser creativo.

Dios nos da cualidades a cada uno. A nosotros nos toca multiplicarlas como lo hicieron los buenos servidores de la parábola de los talentos que se nos narra en el Evangelio de san Mateo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Mateo 25,14-30 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué hizo el hombre con sus servidores antes de partir a tierras lejanas? • ¿Cuánto le dio a cada uno? • ¿Qué tomó en cuenta para darles diferentes cantidades? • ¿Qué hizo cada uno de los servidores con sus talentos? • ¿Qué hizo el patrón con los servidores que multiplicaron los talentos? • ¿Qué hizo el patrón con quien no puso a trabajar su talento? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En la reflexión que acabamos de realizar, vemos cómo Jesús usa la palabra “talentos” para hablarnos de las diferentes cualidades que Dios nos da a cada uno. Según nuestras capacidades, unos recibimos más y otros menos. 18

Guía Alianza 05_U1.indd 18

14/11/19 16:07


A pesar de que Dios nos da cualidades a todos, solo algunos las aprovechamos y las cultivamos para multiplicarlas; mientras que otros las olvidan o son indiferentes a ellas y no las toman en cuenta. Así que es como si las enterraran. Por lo tanto, Dios felicita y recompensa a aquellas personas que escuchan su Palabra, que le demuestran su amor ayudando al prójimo y frecuentando los sacramentos, que hacen oración, que actúan con justicia y respeto ante los demás, que son amables y alegres en todo momento y que realizan lo que les mandan (obediencia) o lo que les toca hacer con buena voluntad.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar todos juntos la oración: “Señor, gracias por los talentos que me has dado. /No permitas

que la apatía o el desánimo, me lleven a enterrarlos o a utilizarlos solo para mí. /Hoy quiero acercarme a ti con confianza y con un corazón sincero. /Despréndeme de mi voluntad /y haz que actúe solo como tú quieres.” XX Indicar a los niños que piensen en alguna cualidad suya, por la que quieran agradecer a Dios.

Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a niñas y niños para que memoricen la cita bíblica de Mateo 25,21:

“Siervo bueno y fiel, en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré.”

Actividad • Aprendo XX Transformar el siguiente texto, cambiando las palabras subrayadas en actitudes positivas y con-

vertir a Juan en una persona más auténtica y amada por Dios. Juan es un niño indisciplinado e irrespetuoso con sus maestros, es impuntual para llegar a la escuela. Por ser desobediente e incumplido con sus tareas, sus papás lo regañan. Tiene su cuarto sucio y desordenado. Le disgusta leer la Biblia, no reza y nunca va a misa. Por eso vive triste y se siente abandonado por Dios. Solución: Juan es un niño disciplinado y respetuoso con sus maestros, es puntual para llegar a la escuela. Por ser obediente y cumplido con sus tareas, sus papás lo felicitan. Tiene su cuarto limpio y ordenado. Le gusta leer la Biblia, reza y siempre va a misa. Por eso vive alegre y se siente querido por Dios.

Compromiso • Avanzo XX Que cada niño identifique, por lo menos, una de las cualidades que posee y la ponga en práctica.

Para vivir en familia XX Pedir a los preadolescentes que se reúnan con su familia y comenten las cualidades de cada inte-

grante, anotándolas en el espacio destinado para ello en su libro de trabajo.

19

Guía Alianza 05_U1.indd 19

14/11/19 16:07


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Qué cualidades religiosas, morales o huma-

Descubren, al menos, tres cualidades en el grupo de catecismo: En • el catequista: ... • En un compañero: ... • En una compañera: ...

nas posees? • ¿Cuáles de ellas has puesto al servicio de los demás?

Recuerda Preparar las láminas o dibujos que sean necesarios para la motivación del próximo Encuentro.

NOTAS

20

Guía Alianza 05_U1.indd 20

14/11/19 16:07


Encuentro 4

La riqueza de la persona está en ser imagen de Dios Objetivo particular: Reconocemos el valor de la persona por ser imagen de Dios, con capacidad de relacionarse con los demás y con Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar con las niñas y los niños el tema “La pancita de mamita”.

Puedes escucharla en este enlace: http://bit.ly/34aDcUq.

Motivación • Conozco 1 El instinto de los animales XX El catequista mostrará al grupo una o dos láminas que ilustren el nacimiento de

algunos animales y pedirá a los catequizandos que comenten lo que ven. También pueden observar las fotos de animales que aparecen en el libro. Se sugiere proyectar este video: https://youtu.be/sVjbJuCJ_7U. XX Posteriormente, hará las preguntas siguientes: • ¿Has observado a los animales cuando nacen? • ¿Cuáles has visto nacer? • ¿Qué hacen en cuanto nacen? • ¿Dónde los has visto? • ¿Por qué crees que actúan así? • ¿Qué hacen los padres de las crías? • ¿Pueden ellos decidir cuándo comer, dormir, jugar o qué hacer?

Desarrollo • Conozco 2 Decidimos y pensamos XX Los niños observan las imágenes que se presentan en su libro y analizan si se trata de acciones

realizadas por instinto o por decisión. Solución: Pensamiento, instinto, decisión. El proceso de desarrollo de los animales se rige por las leyes de la naturaleza y por sus instintos (nacen, crecen, se reproducen y mueren). En las plantas sucede algo similar, aunque ellas no tienen instintos. Tanto las plantas como los animales no tienen la capacidad de pensar, de elegir, de razonar, ni de decidir… solo viven su momento. 21

Guía Alianza 05_U1.indd 21

14/11/19 16:07


En cambio, los seres humanos, tanto el hombre como la mujer, aunque tienen instintos, no se rigen por ellos, sino que aprovechan su capacidad de pensar, así como su inteligencia para decidir qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Hay muchas motivaciones para que el hombre y la mujer practiquen estas capacidades (habilidades y cualidades). Veamos cómo, desde la creación, Dios nos hizo diferentes a las plantas y a los animales. Al crearnos Dios a su imagen y semejanza, nos hace diferentes a las demás criaturas o cosas. Somos muy superiores a todo lo creado. Los animales tienen cuerpo e instintos; en cambio, el hombre está integrado por cuerpo, inteligencia y espíritu; es lo que nos hace ser personas únicas e irrepetibles, aun entre las demás personas no hay otra igual.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del Génesis 1,26-28 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Cómo dice la Biblia que Dios creó al hombre? • ¿Creó iguales al hombre y a los animales? ¿Por qué? • ¿A quién bendice Dios: a los animales o a la pareja? • ¿A quién le da autoridad: al hombre o a los animales? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Todos tenemos habilidades y cualidades diferentes, pero el Espíritu es el mismo, es el Espíritu de Dios que nos hace: libres, inteligentes, con voluntad propia, capaces de discernir y decidir; pero, sobre todo, capaces de amar y de relacionarnos con Él y con los demás. El hombre y la mujer sin el Espíritu de Dios no serían personas, sino solamente criaturas vivientes. Por eso, la riqueza de ser persona está en que Dios nos comparte su Ser mismo. Aquí está lo grandioso del hombre y la razón por la que debemos estar agradecidos con Él.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Agradecer a Dios por las riquezas que nos ha dado, recitando la oración que aparece en su texto. XX Al terminar, cada niño dirá, en voz alta, la frase que más le haya agradado.

Fórmula catequística • Memorizo XX Memorizar los versículos 5, 6, 7 y 10 del Salmo 8.

22

Guía Alianza 05_U1.indd 22

14/11/19 16:07


Actividad • Aprendo XX Encontrar en la sopa de letras que aparece en el libro del niño los elementos que nos distinguen

y enriquecen como personas. Solución: O

U

R

F

L

O

V

A

L

E

G

R

I

A

B

T

R

A

E

G

O

L

O

R

E

U

G

H

O

I

I

N

T

E

L

I

G

E

N

C

I

A

N

R

E

G

A

L

U

M

R

E

S

N

U

M

D

I

S

C

E

R

N

I

M

I

E

N

T

O

A

P

R

U

A

R

T

I

C

N

E

L

I

R

D

S

A

E

I

M

A

D

E

O

R

I

F

A

R

E

T

R

A

P

D

U

N

O

M

B

R

E

R

U

A

P

E

N

S

A

M

I

E

N

T

O

I

M

C

O

M

S

A

B

I

D

U

R

I

A

Compromiso • Avanzo XX Compartir con los demás, en la escuela, en la comunidad o en la casa, alguna de las riquezas que

Dios les haya dado.

Para vivir en familia XX Durante la semana, registrará en su texto la riqueza o riquezas que comparta con los demás

y la forma en que lo hicieron.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Crees ser una persona agradable a Dios

y a los demás, o será necesario reconocer algunas fallas? • ¿Qué actitudes debes cambiar para ser mejor persona?

Niños y niñas Responden: • ¿Cuáles son los elementos que nos hacen ser personas? • ¿Qué nos comparte Dios al hacernos personas? • ¿Qué nos hace diferentes a los animales?

Recuerda Preparar en papelitos por separado el resumen de cada encuentro, para asignarle uno a cada equipo durante la dinámica de la Celebración 1. 23

Guía Alianza 05_U1.indd 23

14/11/19 16:07


Celebración 1

La alegría de conocerme Objetivo particular: Agradecer y alabar a Dios por habernos creado inteligentes, con un cuerpo maravilloso, habilidades y cualidades para compartirlas con los demás y juntos construir el reino de Dios.

Canto inicial XX Entonar el canto con todo el grupo. Puedes escuchar una versión aquí:

https://youtu.be/OdBwEFCT9Cc.

Esta mañana de paseo

Esta mañana de paseo con la gente me encontré: al lechero, al cartero, al policía saludé. Detrás de cada ventana y puerta reconocí a mucha gente que antes ni siquiera la vi. Viva la gente, la hay dondequiera que vas. Viva la gente, es lo que nos gusta más. Con más gente, a favor de gente, en cada pueblo y nación, habría menos gente difícil y más gente con corazón.

Gente de las ciudades y también del interior, la vi como un ejército cada vez mayor. Entonces me di cuenta de una gran realidad: las cosas son importantes, pero la gente lo es más. Dentro de cada uno hay un bien y hay un mal, más no dejes que ninguno ataque a la humanidad. Ámalos como son y lucha porque sean los hombres y las mujeres que Dios quiso que fueran.

Recuerdo de nuestros encuentros XX Formar cuatro equipos. XX Retomar los resúmenes de cada encuentro incluidos en el libro de texto (pp. 25-26); leerlos entre todos

(pueden participar cuatro lectores, uno para cada encuentro, o más).

Encuentro 1 Jesús, como hombre, después de su infancia, vivió la preadolescencia experimentando cambios físicos y emocionales como cada uno de nosotros. Hoy, muchos de los preadolescentes o adolescentes crecen y no quieren saber más de Dios ni de sus padres y, a veces, hasta los ofenden porque creen que ya todo lo saben. 24

Guía Alianza 05_U1.indd 24

14/11/19 16:07


Encuentro 2 La Palabra de Dios nos dice que David es favorecido por Yahvé gracias a su obediencia, su responsabilidad y su servicialidad. Pongamos nuestra confianza en Dios y pidámosle que nos ayude para que aprovechemos nuestras habilidades en favor de los demás.

Encuentro 3 Dios felicita y recompensa a aquellas personas que escuchan su Palabra, que le demuestran su amor ayudando al prójimo y frecuentan los sacramentos; que hacen oración, que actúan con justicia y respeto ante los demás, que son amables y alegres en todo momento, y que realizan lo que les mandan (obediencia) o lo que les toca hacer con buena voluntad.

Encuentro 4 Al crearnos a su imagen y semejanza, Dios nos hace diferentes a las demás criaturas o cosas. Somos muy superiores a todo lo creado. Los animales tienen cuerpo e instintos; en cambio, el hombre está integrado por cuerpo, inteligencia y espíritu; es lo que nos hace ser personas únicas e irrepetibles; aun entre las demás personas no hay otra igual. 1. Sortear los textos entre los equipos para que cada equipo trabaje con uno. 2. Cada equipo reflexionará y comentará su texto para obtener una conclusión. Para la reflexión pueden considerar las siguientes preguntas: • ¿Qué entendí? • ¿Qué me gustó? • ¿Cómo me sentí? • ¿Qué aprendí? 3. Cada equipo compartirá sus conclusiones. 4. El catequista clarificará las ideas que lo requieran y compartirá su propia conclusión. 5. Para finalizar la dinámica, cada equipo formulará un compromiso y lo dará a conocer a todos.

Preces XX Después de cada petición responder: Escúchanos, Padre.

Catequista: Te pido, Señor, que me ayudes a valorar y cuidar este cuerpo maravilloso que Tú me has dado. Oremos. Todos: Escúchanos, Padre. Catequista: Señor, te doy gracias por las habilidades que me has dado; ayúdame para que, a través de ellas, me acerque más a Ti. Oremos. Todos: Escúchanos, Padre. Catequista: Señor, enséñame a compartir mis cualidades con mis hermanos. Oremos. Todos: Escúchanos, Padre.

Catequista: Señor, te doy gracias por haberme hecho único e irrepetible; ayúdame a integrarme con los demás para formar una sola familia. Oremos. Todos: Escúchanos, Padre. Catequista: Señor, ayúdame para que con la inteligencia y los dones que me has dado, pueda tener la capacidad de amarte cada día más. Oremos. Todos: Escúchanos, Padre. 25

Guía Alianza 05_U1.indd 25

14/11/19 16:07


Padre nuestro XX Formar un cĂ­rculo y tomarse todos de la mano para rezar o cantar el Padrenuestro.

Canto final XX Entonar, nuevamente, el canto de inicio.

NOTAS

26

GuĂ­a Alianza 05_U1.indd 26

14/11/19 16:07


2

unidad

Dios Padre me ha creado para ser feliz

Nos sentimos partícipes del plan de Dios por ser imagen suya. ENCUENTRO 5 Descubrimos que la verdadera felicidad solo se encuentra en Dios. ENCUENTRO 6 Somos conscientes que Dios nos dio el don de la inteligencia para buscar formas de progreso y de bienestar. ENCUENTRO 7 Apreciamos la libertad con la que hemos sido creados para saber elegir con responsabilidad. ENCUENTRO 8 Nos reconocemos imagen de Dios en el amor para manifestarlo con obras y palabras. CELEBRACIÓN 2 Soy una persona especial.

Te alabo, Padre, porque me has concedido el saber y la inteligencia. Guía Alianza 05_U2.indd 27

14/11/19 16:14


Encuentro 5

Aprendo a ser feliz Objetivo particular: Descubrimos que la verdadera felicidad solo se encuentra en Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantar con los alumnos el Salmo 33, incluido en su libro

(https://youtu.be/Dp5A9bvPrFU).

Motivación • Conozco 1 Bombardeo positivo XX Comenzar este encuentro aplicando la siguiente dinámica:

• Comentar al grupo que, para la mayoría de las personas, no es tan fácil dar afecto ni recibirlo. • Enseguida, colocar una silla al frente y pedir a un voluntario que se siente en ella. Cada integrante del grupo dirá, a este voluntario, una frase con los sentimientos positivos que tiene hacia él; éste solamente escuchará. Las palabras que se le digan deben ser sinceras. • La dinámica se repite con otros voluntarios (si es posible, que participe todo el grupo). • Al final, invitarlos a reflexionar sobre esta experiencia, auxiliándose de las siguientes preguntas: • ¿Qué es lo que más les ha gustado de la dinámica? • ¿Cómo se han sentido? • ¿Qué nos enseña este ejercicio?

El campo y la ciudad XX Terminada la dinámica, los niños miran las imágenes incluidas en su libro, eligen una donde

sientan que vivirían más felices y explican el por qué de su opción.

El arquitecto El catequista continuará con la lectura del siguiente cuento (Zanuso, H. Cuéntame un ejemplo. Colección de 367 cuentos y anécdotas con enseñanza cristiana. México, Buena Prensa, 2013, pp. 130-131):

Ocultarle algo a Dios Un arquitecto hizo una maqueta como proyecto para la ciudad. Luego, los edificios y todos sus detalles fueron construidos de acuerdo con aquella maqueta, hasta el drenaje, los sótanos, los escondites, los túneles... Más tarde, el mismo arquitecto fue encargado del cobro de los impuestos. A los vecinos que trataban de ocultar sus bienes para evadir el fisco, el arquitecto sonriendo les decía: –Ustedes no pueden ocultarme nada, nada en absoluto, porque yo conozco esta ciudad en sus mínimos detalles. 28

Guía Alianza 05_U2.indd 28

14/11/19 16:14


Desarrollo • Conozco 2 Posiblemente se hayan dado cuenta que cuando nos brindan palabras de aliento, se fortalece nuestro pensamiento de manera positiva y ello nos conduce a vivir momentos agradables y felices. Después, vemos que el cuento nos habla de un arquitecto que quiere construir una ciudad. Para llevar a efecto su proyecto, elaboró una maqueta donde contempla todos los servicios que debe tener la ciudad como son: el drenaje, los sótanos, los túneles, el agua, la luz, los hospitales y los parques entre otros. Quería que las personas que habitaran esa ciudad, tuvieran todo lo necesario para ser felices. XX A continuación, reflexiona las siguientes cuestiones y contesta: • ¿Qué utilidad tiene el drenaje en la comunidad? • ¿Para qué utilizan los túneles en la ciudad? • ¿Qué hace la gente cuando no hay postes cerca de su casa? • ¿Qué beneficios les trae a las personas tener depósitos para almacenar agua? • ¿Qué pasa en los lugares donde no cuentan con los servicios necesarios? Así como el arquitecto pensó en las diferentes necesidades de las personas que habitarían esa ciudad para que vivieran de la mejor manera, así también Dios tenía un plan para que todos los hombres viviéramos felices. Sin embargo, el hombre a veces trata de ocultarle cosas o acciones a Dios, sin darse cuenta de que Dios todo lo sabe y nada podemos ocultarle, ni siquiera nuestros pensamientos. Descubramos en el libro del Eclesiástico cómo desde la creación Dios nos quiere felices.

El plan de Dios El plan de Dios es que el hombre sea feliz; por eso, antes de crearlo, le preparó un lugar que tuviera lo necesario para vivir. Lo creó haciéndolo a su imagen, le dio sentidos como la vista para admirar la belleza de los campos, el oído para apreciar el canto de los pájaros, el olfato para oler el perfume de las flores, el gusto para saborear sus alimentos y el tacto para sentir las cualidades de las cosas. Quiso Dios que el hombre tuviera una manera fácil de comunicarse con los demás y por eso lo dotó de un lenguaje. Le dio conciencia para distinguir el bien y el mal, es decir, conocer lo que es bueno y útil, y lo que no lo es. Al llenarlo de saber y de inteligencia, lo hace partícipe de su obra, permitiéndole descubrir cómo es el mundo y la manera de aprovechar todo lo que en él existe para satisfacer sus necesidades. Le dio una ley de vida (mandamientos de la ley de Dios) para cumplirla y vivir feliz en relación con Dios y con su prójimo. Esta ley, más que ser una obligación, le indica al hombre los caminos que lo conducen a la santidad. El hombre se santifica cuando honra a Dios, le ofrece su trabajo, se pone a su servicio y tiene un encuentro constante con él. La santificación se obtiene por la obra redentora de Cristo, y la obra del Espíritu Santo que habita en nosotros.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del Eclesiástico (Sirácides) 17,1a.2b-15 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Cómo creó Dios al hombre? • ¿Qué les dio Dios a los hombres para que percibieran la realidad? • ¿De qué llenó Dios a los hombres? • ¿Qué le pide Dios al hombre respecto a su prójimo? 29

Guía Alianza 05_U2.indd 29

14/11/19 16:14


• ¿Podemos hacer cosas que queden ocultas a los ojos de Dios? • ¿Qué frase de la cita bíblica fue la que más te agradó? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En nuestros días, la mayoría de preadolescentes creen ser felices al pasar muchas horas frente al televisor o jugando videojuegos, se niegan a obedecer a sus padres o maestros (catequistas) y se olvidan de ayudar en los quehaceres del hogar y de cumplir con sus obligaciones. Les molesta asistir a misa, rezar el rosario o participar en algún otro acto de piedad. Poco a poco, se van transformando en personas carentes de amor, que buscan las cosas materiales como solución a sus necesidades. Con estas acciones se cierran a la relación con Dios, que es la única fuente de verdadera felicidad. A pesar de todo, Dios nos ama y nos quiere felices, pero desea que participemos directamente en ese plan, aprovechando la sabiduría, el entendimiento y la inteligencia que él mismo nos dio. No hay que olvidar que Dios crea al hombre libre y responsable; por eso el hombre es quien decide lo que será bueno para él. Para alcanzar la felicidad, nos esforzaremos en practicar los mandamientos, asistiendo gustosos a misa, obedeciendo y siendo cariñosos con nuestros padres, respetando las cosas ajenas, evitando dañar nuestro cuerpo, procurando no hacer el mal a nadie y hablando siempre con la verdad. Es importante que recordemos constantemente, que ninguno de nuestros actos queda oculto a la mirada de Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Guiar la oración que viene en el texto del niño.

Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a los preadolescentes para que memoricen la cita bíblica de Eclesiástico 17,7.10:

“De saber e inteligencia los llenó, les enseñó el bien y el mal. Por eso su santo Nombre alabarán, contando la grandeza de sus obras.”

Actividad • Aprendo XX Escribir en su texto tres acciones que les permitan ser felices viviendo en amistad con Dios y tres

que los aparten de esa amistad con Dios.

Compromiso • Avanzo XX Cada niño ofrece una actividad que lo haga sentir feliz y que le sea agradable a Dios.

Para vivir en familia XX Pedir a los niños que comenten en familia qué acciones pueden practicar durante la semana

a favor del plan de Dios y cuáles deben ir eliminando poco a poco. XX Indicarles que anoten en su libro de texto las acciones positivas.

30

Guía Alianza 05_U2.indd 30

14/11/19 16:14


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Qué acciones has realizado a favor del Plan de Dios? • ¿Cuál o cuáles acciones deseas seguir practicando?

Niños y niñas Responden: • ¿Qué es lo que Dios le ha dado al hombre para hacerlo feliz? • ¿De qué manera se santifica el hombre? • ¿Quién es la única fuente de verdadera felicidad? • ¿Por qué el hombre puede decidir si participa o no en el Plan de Dios? • ¿Qué acciones puedes realizar a favor del Plan de Dios?

NOTAS

31

Guía Alianza 05_U2.indd 31

14/11/19 16:14


Encuentro 6

Dios Padre me ha hecho inteligente Objetivo particular: Somos conscientes que Dios nos dio el don de la inteligencia para buscar formas de progreso y de bienestar.

En presencia de mi Padre Dios XX Los niños ofrecen a Dios la oración, hablando en voz alta. El catequista puede señalar que la

oración es un acróstico (las iniciales de cada frase forman la palabra inteligencia).

Motivación • Conozco 1 Explicar a los preadolescentes que Dios nos ha dado la inteligencia a cada uno y tenemos que desarrollarla, dependiendo de las necesidades o circunstancias en las que nos encontremos. Enseguida, organizar la siguiente dinámica:

La inteligencia XX Previamente, elaborar algunas tarjetas que tengan escritos verbos como pensar, orar, compartir,

reír, mentir, inventar y perdonar. XX En la sesión pasarán, uno a uno, los catequizandos, a tomar una tarjeta y a hacer la mímica del verbo que les toque, para que el resto del grupo adivine cuál es. XX Posteriormente, auxiliarlos para que formen la palabra que se pide en el libro utilizando las letras indicadas por los números. Solución: inteligencia.

Desarrollo • Conozco 2 Somos inteligentes Comentar con los alumnos que, como se habrán dado cuenta, cada uno se ha esforzado por hacer la mímica de la mejor manera; han tenido que pensar, organizarse y utilizar su inteligencia para hacerlo bien. El esfuerzo ha resultado más fácil para unos que para otros. En la escuela suele ocurrir lo mismo: algunos alumnos no entienden las matemáticas o la historia, mientras que otros participan en todas las materias y ocupan los primeros lugares de la clase. También en la catequesis, hay quienes participan bastante, mientras que otros son muy callados. Sin embargo, todos somos inteligentes. Por eso, no debes hacer caso cuando alguien te dice que eres tonto, inútil o algo peor, porque eso no es cierto. La inteligencia es la facultad que permite al ser humano realizar procesos como el razonamiento, el análisis de situaciones, la resolución de problemas. XX Auxiliar a los niños y niñas para que respondan las preguntas del libro. 32

Guía Alianza 05_U2.indd 32

14/11/19 16:14


¿En qué consiste la inteligencia? El hombre es una persona que puede realizar cosas extraordinarias. Su inteligencia consiste en: Pensar

Puede reflexionar, criticar, sufrir, experimentar placer.

Reír

Expresar alegría y regocijo mediante la expresión del rostro y ciertos sonidos característicos.

Orar

Hablar con Dios, escucharlo y amarlo, aun sin verlo.

Compartir

Ser capaz de dar y colaborar con los demás en el juego, el trabajo o alguna otra actividad.

Mentir

Puede cambiar la verdad y convertirla en mentira (su inteligencia aprovechada inadecuadamente puede ser capaz de transformar el bien en mal).

Inventar

Es capaz de imaginar cosas nuevas, buenas o malas, y decidir hacerlas o no.

Perdonar

Ser capaz de no tomar en cuenta las ofensas que otro nos provoca.

En el libro de Daniel, veremos a cuatro jóvenes en una situación difícil, en la que deberán emplear su inteligencia.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del profeta Daniel 1,8-21 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] Daniel y sus compañeros eran prisioneros del rey Nabucodonosor y les habían ordenado consumir alimentos prohibidos por su ley. • ¿Qué hizo Daniel para que él y sus compañeros no dejaran de comer sin faltar a su ley? • ¿Cuál fue el resultado de la prueba que Daniel había pedido al sirviente que los cuidaba? • ¿Qué les concedió Dios a los cuatro jóvenes? • ¿A quiénes fueron superiores los jóvenes por la sabiduría e inteligencia que Dios les dio? • ¿En qué los encontró el rey diez veces superiores a todos los magos y adivinos que había en todo su reino? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] En este pasaje vemos a Daniel y a sus compañeros ante un conflicto: tener que comer alimentos que eran prohibidos para ellos por su ley. Daniel, inteligentemente, ideó un plan para someterse a lo que le pedía el rey pero sin desobedecer la ley. A nosotros, en determinadas ocasiones, se nos presenta un problema o conflicto en casa, en la escuela o con los amigos y no buscamos alguna solución inteligente, como lo hizo Daniel. Nos da flojera pensar y eso es lo que nos perjudica. Tenemos que aprender a vencer esa flojera o pereza mental para convertirnos en personas activas y dinámicas, capaces de desarrollar nuestra inteligencia a lo largo de nuestra vida.

33

Guía Alianza 05_U2.indd 33

14/11/19 16:14


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Decir la oración Ven, Espíritu Santo en silencio y después recitarla en voz alta.

Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a los preadolescentes para que memoricen la cita bíblica de Daniel 2,23:

“Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo porque me has dado sabiduría y fuerza”.

Actividad • Aprendo XX Reafirmar algunas de las acciones que podemos realizar gracias a la inteligencia que Dios nos da,

solucionando el crucigrama.

7 5 C I O 2 M E N T I R M V P 1 I N T E L I G E N C I A N 6 R T O T A R 4 R E I R 3 P E R D O N A R R R

Compromiso • Avanzo XX Exhórtalos a que de hoy en adelante:

• Se esfuercen por mejorar en la materia que más les cuesta aprender en la escuela, haciendo uso de su inteligencia y pidiendo al Espíritu Santo los ilumine. • Se esfuercen por ser más atentos en las lecciones, y se comprometan a participar en clase y cumplir con sus tareas, tanto en la escuela como en el catecismo.

Para vivir en familia XX Indicar a los niños y niñas que, con ayuda de sus papás, hagan una lista de acciones que puedan

realizar inteligentemente. Deberán anotarla en su libro de texto.

34

Guía Alianza 05_U2.indd 34

14/11/19 16:14


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Crees tú que improvisar la clase de

catecismo es actuar inteligentemente? • ¿De qué manera podemos afirmar que nuestra clase la hemos preparado con inteligencia?

Niños y niñas Responden: Explica por qué en el pasaje bíblico de esta lección Daniel actuó inteligentemente • ¿A quiénes creó Dios con inteligencia? • ¿En qué actividades de la clase de catecismo has empleado tu inteligencia?

NOTAS

35

Guía Alianza 05_U2.indd 35

14/11/19 16:14


Encuentro 7

Dios mi Padre me quiere libre Objetivo particular: Apreciamos la libertad con la que hemos sido creados para saber elegir con responsabilidad.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantar el tema “Renacer en libertad”. Escúchalo en esta liga:

https://youtu.be/_tn1WxckD0w.

Motivación • Conozco 1 ¡Marineros, a la mar! XX Organizar al grupo en tres equipos a partir del siguiente juego.

• El catequista indica el espacio en donde se realizará el juego e invita a todos los miembros del

grupo a caminar por donde quieran, respetando el límite del espacio señalado. • Se les pide que imaginen que van en un barco grande en medio de una gran tormenta y que está a punto de hundirse. • Para poder salvarse, el catequista les dirá: ¡Marineros, a la mar! A formar embarcaciones de... (se dice un número entre dos y diez) marineros. • Todos se apuran a formar grupitos con la cantidad de personas indicadas. Posteriormente, el catequista invita a todos a regresar al barco y nuevamente caminan por donde quieran. Vuelve a decir: ¡Marineros, a la mar! Y se forman las nuevas embarcaciones. • Se repiten las acciones varias veces hasta que queden formados los equipos como se requiere para una siguiente actividad. • Al formar la última embarcación del juego, se pide a los niños que se fijen bien con quien quedaron, ya que esos compañeros serán los integrantes del equipo en el que realizarán las siguientes actividades. XX Cada equipo representará espontáneamente alguna de las siguientes ideas: • Equipo 1: Cómo aprovecho mi libertad en la calle. • Equipo 2: Cómo aprovecho mi libertad en la escuela. • Equipo 3: Cómo aprovecho mi libertad en la casa. Nota: Para integrar al primer equipo, será necesario considerar que sea con niños que les permitan salir solos a la calle, por lo que posiblemente se requiera hacer algunos intercambios entre los miembros de los equipos.

36

Guía Alianza 05_U2.indd 36

14/11/19 16:14


Desarrollo • Conozco 2 La libertad XX Los niños relacionan las frases que se presentan en sus libros.

Solución: • Ser libre es ser responsable de mis actos. • Una persona es responsable cuando acepta una llamada de atención por no haber cumplido su tarea. • Una persona es verdaderamente libre cuando prefiere lo que le ayuda a superarse.

Somos libres A nuestra edad, no sabemos apreciar con exactitud lo que es la libertad. Regularmente, creemos que actuar con libertad es realizar nuestros caprichos, hacer lo que queramos, ignorar las normas establecidas, así como desconocer la autoridad de nuestros padres, profesores, catequistas o personas mayores. Sin embargo, pensar así es una grave equivocación, pues en realidad solo somos libres verdaderamente cuando actuamos con responsabilidad. Los niños irresponsables no saben manejar su libertad porque siempre buscan a quién echarle la culpa cuando las cosas no salen bien o prefieren que otros decidan por ellos hasta las cosas más simples, para no equivocarse. Una persona es responsable cuando asume las consecuencias de sus actos y sus decisiones, cuando actúa con plena seguridad en sí misma y respeta las normas establecidas en la casa, la escuela y la iglesia y cuando favorece una sana convivencia. Ser libre significa elegir lo que me beneficia a mí y a quienes me rodean; aprovechar mis capacidades para ser mejor persona y ayudar a los demás; es preferir aquello que me sirve para superarme; es tener responsabilidades y no solo derechos; es respetar los derechos de los demás. Estas ideas las reafirma san Pablo en la Primera Carta a los Corintios.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la primera epístola a los Corintios 10,23-24 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué acciones te permiten en tu casa y sí te convienen? • ¿Qué acciones te permiten en tu casa y no te convienen? • ¿Con qué acción puedes ayudar a los demás? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] San Pablo nos dice: “Todo está permitido”, es decir, muchas cosas podemos hacer, pero “no todo nos conviene”, porque nuestros actos nos traen consecuencias positivas o negativas. Es aquí donde empleamos la voluntad y la plena libertad que Dios nos concede para decidir lo que hemos de hacer o dejar de hacer. Ser libre es tener la capacidad de elegir entre varias opciones que se te presentan. Tus decisiones traen consecuencias que no siempre son importantes; pero algunas decisiones sí pueden afectarte a ti o a otros. Por ejemplo: tú decides si quieres tener una dentadura sana, si haces la tarea o si eres amable con tus 37

Guía Alianza 05_U2.indd 37

14/11/19 16:14


hermanos; si obedeces a tus padres o si estudias. Lo importante es tomar la decisión correcta después de pensar en las ventajas y en las desventajas que surgen de ella. La libertad nos permite tomar en cuenta las normas para la buena convivencia con la familia; también nos permite manifestar lo que pensamos o sentimos. Dios te hace libre para estar consciente y ser responsable de las decisiones importantes que tomes, ya que a cada uno le corresponde pensar lo que ha de ser de su vida.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX El catequista conducirá a los niños hasta el sagrario. XX Les pedirá que se arrodillen y enseguida lean en voz alta la oración que viene en su texto. XX Después de meditar su contenido, cada niño ofrecerá una oración personal a Dios.

Fórmula catequística • Memorizo XX Apoyar a los preadolescentes para que memoricen la siguiente cita de 2 Cor 3,17:

“Donde está el Espíritu del Señor, ahí está la libertad”.

Actividad • Aprendo XX Integrar al grupo por parejas para desarrollar el juego de serpientes y escaleras.

Compromiso • Avanzo XX Seleccionar una actividad que pueda realizar con libertad, que sirva para su superación personal

y practicarla durante la semana.

Para vivir en familia XX Indicar que deben practicar su libertad estando siempre de buen humor y dispuestos a ayudar. XX Pedir que escriban en su cuaderno uno de los momentos más agradables que haya experimentado

durante la semana.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• Impartir la catequesis ¿te hace libre o te esclaviza? ¿Por qué?

Niños y niñas

• Realizan el ejercicio que viene en su texto. Solución: 1, 2, 2, 1, 2, 1.

38

Guía Alianza 05_U2.indd 38

14/11/19 16:14


Recuerda Preparar en tarjetas las preguntas que se ocuparán para realizar la actividad de la motivación del siguiente encuentro. Además preparar los azotes de papel periódico y el lazo o listón de papel para la carrera de los burros.

NOTAS

39

Guía Alianza 05_U2.indd 39

14/11/19 16:14


Encuentro 8

Soy su imagen en el amor Objetivo particular: Nos reconocemos imagen de Dios en el amor para manifestarlo con obras y palabras.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar el tema “Tienes que ser un niño”. Escúchala en este enlace:

https://youtu.be/J_8xAmie4zs.

Motivación • Conozco 1 XX El catequista organizará la siguiente dinámica:

La carrera de los burros 1. Invitar a cinco parejas para que participen. 2. Indicar que, en cada pareja, una persona es burro y la otra es su dueño o dueña. 3. El catequista da a los dueños un azote de papel de periódico y les dice que el objetivo es lograr que su burrito gane una pequeña carrera (cinco metros de distancia aproximadamente). 4. Después lleva a todos los burros aparte y les explica que no se muevan bajo amenazas, golpes o empujones. Únicamente avanzarán con palabras bonitas, caricias y otras actitudes positivas de parte de su dueño. Luego regresa con los burros y los entrega a sus dueños y se colocan atrás de una línea que indicará la salida. 5. Dar la señal y comenzar la carrera. (Deberá colocarse un lazo o listón de papel que indique la meta). 6. Al término de la carrera, el catequista pide a los burros que respondan las siguientes preguntas: ¿Cómo se sintieron? ¿Por qué actuaron así? Los demás miembros del grupo comentarán qué enseñanza aprendieron. (Concluir que tanto los animales como las personas merecen recibir buen trato). 7. Pedir a las parejas que se coloquen nuevamente atrás de la línea de salida e invitar a los demás miembros del grupo a que se integren de uno en uno atrás de cada pareja, de tal manera que se formen equipos con el mismo número de elementos. 8. Preparar con anticipación cada una de las siguientes preguntas en tarjetas individuales. • ¿Cómo te das cuenta de que alguien te ama? • ¿Cómo podemos manifestar amor a alguien? (Papá, mamá, hermanos, amigos...) • ¿En qué momentos de tu vida has sentido felicidad? • ¿De qué personas recibes amor y cómo te das cuenta? • En la televisión, ¿cómo nos presentan el amor? 40

Guía Alianza 05_U2.indd 40

14/11/19 16:14


9. Entregar una tarjeta a cada equipo (la elegirán sin ver su contenido). 10. Comentar en cada equipo las posibles respuestas a la pregunta que aparezca en la tarjeta elegida y registrar sus conclusiones. 11. Un representante de cada equipo compartirá, para todo el grupo, las respuestas obtenidas.

Desarrollo • Conozco 2 Sentimos amor Atendiendo a sus respuestas, vemos que sentimos amor cuando nuestros papás, abuelitos, tíos, hermanos o alguna otra persona dialoga con nosotros o por lo menos nos escucha, nos regala cosas, convive y juega con nosotros, atiende nuestras necesidades, nos comparte algo o nos lleva de paseo. Y cuándo alguno de ellos nos llama la atención, ¿también será una manifestación de amor? (Escuchar las respuestas de los niños.) Ciertamente, aunque no lo parezca, también, es una manifestación de amor, porque alguien que te ama te aplaudirá tus aciertos pero será necesario que te señale lo que no es correcto. Ustedes ya se habrán dado cuenta que la televisión es muy engañosa porque nos presenta el amor en las personas que son novios o amigos, en los esposos o esposas que abandonan a su pareja y se van con otro u otra, porque supuestamente los hace más felices y hasta nos hacen creer que se pueden casar dos o tres veces por la Iglesia. Estas ideas, que con frecuencia nos presentan en la televisión, han deformado el verdadero amor. El amor a Dios no es lo que nos dice la televisión o la mayoría de las canciones de la radio. XX El catequista pide a los niños que observen las fotos XX Luego asocian las imágenes con los distintos tipos de amor. Solución: 5, 3, 1, 4, 2.

El amor exige una respuesta El amor es un sentimiento muy profundo que exige respuesta, compromiso, desprendimiento. Implica servicio y darse a uno mismo, como lo vamos a ver a continuación en la primera carta de san Juan.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la primera epístola de San Juan 1 4,7-13;20-21 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿De quién viene el amor? • ¿Cómo nos manifestó Dios su amor? • ¿Qué significa amarnos mutuamente? • ¿Cómo sabemos que, si nos amamos unos a otros, permanecemos en Dios y Él en nosotros? • ¿Podemos amar a Dios y odiar a nuestros hermanos? • ¿Qué mandamiento recibimos de Dios?

41

Guía Alianza 05_U2.indd 41

14/11/19 16:14


Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La Biblia nos enseña que Dios nos creó a su imagen por amor, porque Dios es amor. Somos personas amadas por Dios y Él quiere que lo amemos también; por eso es importante conocerlo para poder amarlo. Quien ama a Dios, lo manifiesta amando a su prójimo. Amar al prójimo es convivir y compartir con los demás. El amor a Dios es exigente, requiere esfuerzo, nos pide servicio, es decir, ayudar al abandonado que lo necesita, al enfermo del que nadie se preocupa, a los ancianitos que, para muchos, son un estorbo. El amor también exige respeto a nuestros padres, a los compañeros, a todas las personas. Por amor no robo, no mato, no lastimo ni hago daño a nadie y no me burlo de quien tiene capacidades diferentes. El amor de Dios es el primer fruto del Espíritu que Dios da a sus hijos. Dios es el primer amado en la persona de su Hijo. No habrá un auténtico amor al prójimo sin ese amor a Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar con gusto y alegría el canto “Dios es amor”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Memorizar la cita bíblica de Juan 13,34:

“Les doy un mandamiento nuevo: que se amen unos a otros. Ustedes se amarán unos a otros como yo los he amado.”

Actividad • Aprendo Buscando el verdadero tesoro XX Realizar la dinámica de búsqueda del verdadero tesoro. XX Organizar al grupo en equipos de igual número de integrantes, cada uno debe tener una Biblia. XX Indicar que busquen cada una de las citas bíblicas que se piden en los rectángulos de su libro y

escribirlas en esos espacios. Gana el equipo que termine primero de transcribir todas las citas.

Compromiso • Avanzo XX Indicar a los alumnos que, durante la semana, compartirán sus alimentos o algún material esco-

lar con quienes crean que más lo necesitan.

Para vivir en familia XX Recomendar que vean varios programas de televisión en compañía de sus papás, analicen su con-

tenido y luego registren en su libro de texto cuáles están en contra del amor de Dios y por qué.

42

Guía Alianza 05_U2.indd 42

14/11/19 16:14


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Cómo manifiestas el amor de Dios a tu

Responden: • ¿Cómo le muestras amor a Dios? • ¿Cómo manifiestas amar a tus padres? • ¿Qué personas son las que necesitan recibir más amor? • ¿Cómo demuestras amor a tus compañeros del catecismo?

grupo?

Recuerda Preparar el material necesario para la celebración (hojas blancas, un recipiente metálico para poder quemar las cartas que escribirán, anafre con carbón y cerillos).

NOTAS

43

Guía Alianza 05_U2.indd 43

14/11/19 16:14


Celebración 2

Soy persona especial Objetivo particular: Damos gracias a Dios por hacernos personas especiales.

Motivación Explicar a los niños y las niñas que en este Encuentro que han recorrido, nos hemos dado cuenta de que para nuestro Padre Dios somos muy importantes y que Él tiene un plan de amor para cada uno de nosotros. Por amor, nos ha hecho a su imagen y semejanza, nos da una gran inteligencia para ponerla al servicio de los demás y nos regala cualidades y habilidades que permiten complementarnos unos a otros. Hemos aprendido que nos creó con libertad y por ella debemos siempre transmitir amor y disfrutar del amor de Dios. Por eso, juntos celebraremos el gran regalo de Dios: hacernos especiales y únicos. XX Entonar con todo el grupo el siguiente canto (https://youtu.be/36wjINNVGUg)

Eres especial

Tú eres especial. Tú eres especial. Tú eres especial. Hacías falta en el mundo. (2)

Dios te ama como eres, tú eres una joya valiosa para Él. (2)

La Palabra XX Organizar al grupo en tercias para leer la cita bíblica del evangelio de san Juan 14,21.23-26, incluida

en su libro de texto.

Reflexión XX Comentaremos, ahora, el contenido de la Palabra de Dios. Para ello, vamos a reflexionar con

las siguientes preguntas: • ¿Quiénes aman a Dios? • Por amor del Padre y del Hijo, ¿quién será enviado a habitar en nosotros? • De hoy en adelante, ¿cómo voy a participar en el plan de Dios? XX Después, en breves minutos, compartimos nuestras respuestas ante los demás.

Carta a Dios XX Indicar a los alumnos que escribirán una carta a Dios Padre agradeciéndole el hacernos personas

especiales y valiosas. 44

Guía Alianza 05_U2.indd 44

14/11/19 16:14


XX Explicar a los niños y niñas que, aunque sabemos que Dios Padre ya conoce el contenido de esta

carta que hemos hecho, de todas formas, vamos a poner a los pies del sagrario (o bien, ante una imagen de Jesús) lo que hemos realizado (en el recipiente preparado para ello, se queman).

Oración XX Posteriormente, iniciar la oración diciendo:

Monitor: Elevemos nuestra oración respondiendo a cada petición: ¡Gracias, Señor, porque me has hecho muy especial!

Niño: Señor, te damos gracias por el amor que nos has tenido al crearnos únicos e irrepetibles. Todos: ¡Gracias, Señor, porque me has hecho muy especial! Niña: Te damos gracias por la confianza que depositas en nosotros para que continuemos tu plan de salvación.

Todos: ¡Gracias, Señor, porque me has hecho muy especial! Niños: Gracias por crearnos libres para saber valorarte y decidir un camino correcto a tus ojos. Todos: ¡Gracias, Señor, porque me has hecho muy especial! Niñas: Gracias por crearnos inteligentes para conocerte, amarte y compartirte con los demás. Todos: ¡Gracias, Señor, porque me has hecho muy especial!

Monitor:

Terminemos nuestra Celebración, entonando el siguiente canto:

Si me amas

“Si me amas, guarda mis mandamientos” (4), dice el Señor. “Si tú me obedeces siempre te irá muy bien. Pero si no lo haces mal te irá también” (2).

45

Guía Alianza 05_U2.indd 45

14/11/19 16:14


PARADA 1

Una gran noticia: ¡Somos imagen de Dios! Finalidad de las paradas Nuestro tiempo reclama una ciudadanía más comprometida y con una conciencia activa que comprenda las implicaciones que la realidad determina para las personas y las sociedades. Es un tiempo complejo que invita a la sugerencia y realización de alternativas comunes que aseguren el desarrollo humano, la dignidad y la fe. Es un tiempo que recuerda que debemos evangelizar para afirmar la vida. Como catequistas, nuestra labor enfrenta el desafío de conocer la realidad y comprenderla para aprender con ella. El conocimiento de la realidad pasa por el filtro de la razón y de la emoción. Apreciamos la realidad con las ideas, con las interrogantes que nos provocan sus manifestaciones y también con los afectos que surgen al experimentarla: confianza, alegría, tolerancia, o temor, ansiedad, tristeza. La variedad de conceptos y sentimientos que configura la experiencia humana en el contacto con la realidad es materia de aprendizaje.

Estructura de las paradas En este contexto, hemos integrado tres paradas a lo largo del ciclo de catequesis:

• La primera parada es un momento para ver la realidad, observarla con una mirada

que nos permita dejarnos cuestionar por ella. Aunque hay pistas propuestas previamente, cada grupo, cada catequista y cada persona puede decir algo distinto según su apreciación; la labor del catequista será unir todas estas miradas para tener un punto de partida en común. • La segunda parada nos invita a juzgar la realidad que hemos mirado y comprenderla. Para esto nos apoyamos en la Sagrada Escritura, el Magisterio del papa Francisco y de los obispos de México. Pero también es un momento de ser Iglesia que dialoga con otras ciencias, personas, instituciones para descubrir caminos comunes. La labor del catequista, entonces, consistirá en animar a sus catequizandos a no desistir en la tarea de buscar información y lazos de comunión. • La tercera parada es la concreción de un proyecto para actuar sobre la realidad mirada y comprendida. Es un momento para construir caminos que nos permitan transformar la realidad. Es deseable que cada grupo realice un proyecto distinto, pues se comprende que la forma en que miran y asimilan su entorno difiere en cada grupo. La labor del catequista es mediar y animar la creación del proyecto, así como darle seguimiento para su realización. Deberá tener cuidado de no “limitar” la creatividad del grupo, sino dejar que sea el Espíritu quien dirija y motive las diversas propuestas, ajustándolas, claro está, a la edad de sus catequizandos.

46

Guía Alianza 05_U2.indd 46

14/11/19 16:14


Para caminar como Iglesia De esta manera será aún más visible el lazo entre catequesis y comunidad, pues ésta podrá verse enriquecida por los distintos proyectos que surjan. Será labor de cada comunidad discernir las distintas formas para dar seguimiento a los proyectos que emanen de la catequesis. Con esto queremos hacer resonar la voz de nuestros obispos, que en el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 nos dicen: “La situación actual de nuestro pueblo nos apremia a asumir compromisos urgentes y responsables, concretizados en opciones pastorales firmes y valientes, que nos lleven, no solo a revertir este difícil momento, sino a presentar de manera humilde, propositiva y alegre la novedad del Evangelio, para que con su fuerza transforme el corazón de nuestra patria” (PGP 192).

JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 1 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 1: Una gran noticia: ¡Somos imagen de Dios! Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 1 y 2) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

UNA GRAN NOTICIA: ¡SOMOS IMAGEN DE DIOS! UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 1) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 1: Dios Padre me crea a su imagen • UNIDAD 2: Dios Padre me ha creado para ser feliz • Autoconcepto • Dignidad de hijos de Dios • Inteligencia y libertad a. Este es mi cuerpo b. Amar mi cuerpo c. Algunos datos curiosos de nuestro cuerpo 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

47

Guía Alianza 05_U2.indd 47

14/11/19 16:14


ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Este es mi cuerpo Es de vital importancia guiar a los adolescentes para una correcta apreciación de su cuerpo. Muchos de ellos ya están experimentando cambios físicos que no siempre son agradables. Ver nuestro cuerpo tal cual es y mirarlo con amor, como la que Dios tiene hacia nosotros, es fundamental para este momento. XX Hemos de crear un ambiente de confianza para tratar estos temas con los adolescentes, libre de

morbo y tabúes. XX Podemos iniciar preguntando:

– ¿Cómo se sienten con su cuerpo? – ¿Qué les gusta más de él? – ¿Qué cambios están experimentando? ¿Les agradan? XX Concluir el momento invitando a que cada participante se abrace a sí mismo, como señal de acep-

tación.

2. Amar mi cuerpo Este apartado está relacionado con el anterior, pero aquí hay que reforzar el amor por el propio cuerpo. Se trata de guiar a los catequizandos no solo a valorar su cuerpo, sino también a amarlo. XX Algunas preguntas:

– ¿Cómo demostramos que amamos nuestro cuerpo? – ¿De qué forma se nota cuando no lo amamos o no lo cuidamos? – ¿Cuáles consideras que pueden ser algunas ofensas que comúnmente practicamos a nuestro cuerpo? XX El siguiente enlace puede ayudarte a tomar elementos para el diálogo:

3. Algunos datos curiosos de nuestro cuerpo La sección tiene la finalidad de llamar la atención de los adolescentes sobre lo maravilloso del cuerpo humano. XX Motívalos a que comprueben los datos que vienen en su libro. XX Oriéntalos para que comprendan que cada cuerpo es distinto y puede presentar diferencias noto-

rias o discretas, pero nadie se escapa de tenerlas. XX Algunos otros enlaces con datos curiosos sobre el cuerpo humano son:

48

Guía Alianza 05_U2.indd 48

14/11/19 16:14


CONSTRUIMOS EL CAMINO El primer momento del proyecto a realizar consiste en mirar el propio cuerpo para, a partir de él, ir construyendo las iniciativas que se presentarán en las demás Paradas. XX Motívalos para que sean capaces de mirarse tal como son y no como la sociedad y sus estereoti-

pos lo marcan. Esto les ayuda a desarrollar una intimidad sana. XX Que procuren encontrar un espacio íntimo para mirarse frente a un espejo. XX Esta es una actividad que deberán realizar de manera personal, previo aviso a los padres de fami-

lia para evitar malas interpretaciones. XX Con todo, no hay que forzar la actividad. Es un buen momento para detectar si hay algún proble-

ma de autoaceptación o de baja autoestima entre los adolescentes. XX Por último, invítalos a buscar más datos curiosos sobre el cuerpo, haciéndolos conscientes de que

hay que validar la veracidad de las fuentes consultadas.

49

Guía Alianza 05_U2.indd 49

14/11/19 16:14


NOTAS

50

Guía Alianza 05_U2.indd 50

14/11/19 16:14


3

unidad

El Espíritu de Dios en el pueblo de Israel

Reconocemos la presencia y acción del Espíritu Santo en la creación y en la historia del pueblo de Israel. ENCUENTRO 9 Reconocemos la acción del Espíritu de Dios en la creación. ENCUENTRO 10 Descubrimos que el Espíritu Santo, que impulsó a Moisés a liberar a su pueblo, sigue actuando en nosotros. ENCUENTRO 11 Descubrimos el significado de la unción al consagrar reyes en el pueblo de Israel. ENCUENTRO 12 Descubrimos nuestra misión como profetas, para anunciar el mensaje de Dios y denunciar las injusticias. CELEBRACIÓN 3 Agradecemos a Dios por enviarnos su Espíritu desde siempre.

Envía, Señor, tu Espíritu y renueva toda la tierra. Guía Alianza 05_U3.indd 51

14/11/19 16:22


Encuentro 9

El soplo del Espíritu Santo en la creación Objetivo particular Reconocemos la acción del Espíritu de Dios en la creación.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciar cantando el tema “Dios de la creación”:

En el principio de la tierra sobre las aguas su Espíritu estaba. Los ríos, los montes, todo Tu creaste, las aves, las plantas y los animales.

Con tu voz creaste el universo: el cielo y el sol, la luna y el mar. Con tu voz fundaste las estrellas. Eres Dios de la creación.

Motivación • Conozco 1 XX Narrar el siguiente cuento (tomado de Mil cuentos de alegría), presente en el libro del niño:

El regalo más grande del mundo

Un día, una niña estaba envolviendo un regalo. Estaba tan entretenida que no se dio cuenta que su papá ya había llegado y la estaba observando. –¿Qué haces hija? –preguntó el papá.

–Estoy envolviendo un regalo –dijo la niña.

–Pero ¡estás desperdiciando demasiado papel! – replicó el papá, un tanto molesto. El regalo es para ti papá, contestó la niña cariñosamente.

Muy enojado, llamó a su hija y le dijo:

–¿Qué es esto? ¿Acaso bromeas? Un enorme paquete, mucho papel y nada de contenido. Cuando uno da un regalo, debe ponerlo dentro, pero esta caja está vacía. La niña tranquilamente le contestó:

–Esta caja, papá, está llena de besos, para expresarte cuánto te amo.

El papá nuevamente quedó conmovido y calló. Al Entonces, el papá calló y quedó apenado. Llegó el paso de los años, cuando era ya un anciano y vivía día en que la niña entregó el regalo a su padre. El solo, en sus momentos de soledad abría la caja del papá, lleno de curiosidad por conocer su obsequio, regalo y pensaba en los besos que le recordaban el amor de su hija, y esto lo consolaba. lo desenvolvió apresuradamente y por más que buscó y buscó, no halló nada dentro de la caja.

52

Guía Alianza 05_U3.indd 52

14/11/19 16:22


XX Después de leer o narrar el cuento, comentar su contenido con las niñas y los niños.

• ¿Qué contenía la caja? • ¿Por qué la niña eligió ese regalo? • ¿Qué actitud tomó el papá en un principio? • ¿Cuál fue la actitud del papá al enterarse de lo que contenía la caja? • Al pasar de los años, ¿qué hacía el papá cuando se sentía triste, solo o deprimido? • ¿En qué consistió el valor del regalo? Desarrollo • Conozco 2 El Espíritu de Dios es invisible Así como el regalo que nos presenta este cuento es invisible a nuestros ojos, así también es la presencia del Espíritu Santo ante nosotros. Por su envoltura, sabemos de la existencia del regalo, pero su contenido no lo apreciamos hasta que abrimos esa envoltura y poco a poco vamos descubriendo de qué se trata. Pero en este caso, no percibimos nada, porque se trata de un regalo invisible y, sin embargo, ahí está. De manera semejante, el Espíritu de Dios está entre nosotros pero no lo vemos y por eso lo vamos a ir descubriendo de distintas maneras a lo largo del año a través de la Sagrada Escritura. • Los niños realizan la actividad de unir con flechas que aparece en su libro. Comparten luego el resultado entre todos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del Génesis 1,1-2;2,7 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué hacía el Espíritu cuando Dios creó el cielo y la tierra? • ¿Cómo era la tierra? • ¿Cómo formó Yahvé Dios al hombre? • ¿Qué hizo Dios para darle vida al hombre? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Desde la eternidad, Dios quiere comunicarse con el hombre y el primer paso de esa comunicación es la creación. Dice la lectura que el Espíritu de Dios aleteaba por encima de las aguas. Él es el gran regalo que Dios nos comunica porque es la expresión de su amor y de su preferencia hacia nosotros. Por medio de él, nos participa su vida divina. Es invisible a nuestros ojos, así como los besos que la niña dio de regalo a su papá. En los siguientes encuentros de esta unidad, veremos cómo el Espíritu de Dios sigue actuando en la humanidad a través de la historia de salvación. Por el Espíritu tenemos la capacidad de comunicarnos con Dios.

53

Guía Alianza 05_U3.indd 53

14/11/19 16:22


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar el canto “Espíritu de Dios” incluido en el libro de las niñas y los niños.

Fórmula catequística • Memorizo XX Sugerir a las niñas y los niños que elijan y memoricen algunas de las invocaciones que vienen en

su libro de texto para dirigirse al Espíritu en los distintos momentos del día.

Actividad • Aprendo XX Orientar a niños y niñas para que elaboren un dibujo de cómo Dios infundió su Espíritu al hom-

bre en la creación.

Compromiso • Avanzo XX Invocar al Espíritu Santo durante la jornada diaria utilizando las invocaciones de la fórmula

catequística.

Para vivir en familia XX Anotar en su texto la invocación que más empleen durante la semana y comentar por qué

les agradó más. XX Invitar a sus papás a invocar diariamente al Espíritu Santo, empleando las invocaciones de la memorización. XX Pasado el fin de semana, preguntar cuál fue la invocación que más emplearon y por qué. Pedir que escriban sus comentarios en su libro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Cómo dejas que el Espíritu Santo te guíe? • El mensaje de esta lección ¿llegó a cada uno

Pedir a los niños que realicen el ejercicio de su texto, ordenando las palabras adecuadamente. Respuesta: • Al principio creó Dios el cielo y la tierra. • El Espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas. • Yahvé formó al hombre con polvo de la tierra, y sopló en sus narices aliento de vida.

de los niños que la recibieron?

54

Guía Alianza 05_U3.indd 54

14/11/19 16:22


Encuentro 10

El Espíritu Santo impulsa a Moisés a liberar a su pueblo Objetivo particular: Descubrimos que el Espíritu Santo, que impulsó a Moisés a liberar a su pueblo, sigue actuando en nosotros.

En presencia de mi Padre Dios XX Enseñar el canto “Monte Horeb”, con la coreografía que se muestra en:

https://youtu.be/2_GK7ikbCAE.

Motivación • Conozco 1 El sol nos da luz y calor XX El catequista formará un sistema solar como se indica a continuación:

1. Preparará con anticipación los siguientes letreros: SOL

MERCURIO JÚPITER

VENUS SATURNO

TIERRA URANO

MARTE NEPTUNO

2. Repartirá un letrero a cada niño. 3. A los niños que les tocó el letrero, los invitará a que se coloquen en el lugar adecuado para formar el sistema solar. 4. El niño que represente al sol, además de su letrero, deberá tener algo que lo distinga (globo, pelota, rayos...). 5. Considerando la representación, el catequista preguntará al grupo: • ¿Qué astro ocupa el centro del sistema solar? • ¿A cualquier hora podemos ver el sol? ¿Por qué? • El sol descansa? ¿Dónde está el sol cuando no lo vemos? • Los niños colocan la palabra en la frase que corresponda. Solución: • El sol es un fuego que no se apaga. • Recibimos de él calor y luz. • A los seres vivos nos proporciona energía. • Como el sol, el Espíritu Santo está siempre entre nosotros.

55

Guía Alianza 05_U3.indd 55

14/11/19 16:22


Desarrollo • Conozco 2 El Espíritu está entre nosotros El sol es una masa de polvo y gases que arde continuamente, es un fuego que no se apaga; por eso recibimos de él, luz y calor. A las plantas, a los animales y a las personas nos proporciona parte de la energía que necesitamos para vivir. Aunque en determinados momentos no veamos al sol o pareciera que desaparece a nuestros ojos, es importante considerar que el sol está presente siempre en el lugar donde Dios lo ordenó. Así como el sol, el Espíritu Santo está siempre presente entre nosotros desde nuestro Bautismo y, aunque se nos ha ocultado por el pecado que cometemos, ahí está. A pesar de nuestras debilidades, Dios no se olvida ni se aleja de nosotros y toma la iniciativa de salir al encuentro del hombre y ofrecerle una alianza, que realiza primero con Abraham y luego con sus descendientes hasta llegar a Moisés.

“Yo estoy contigo” En este pasaje bíblico vemos que a Moisés se le presentó un fuego que atrae su mirada, un fuego que no se consume y que le causa una gran curiosidad. Guiado por la luz que desprendía ese fuego, Moisés se acercó hasta escuchar la voz de Dios que le dice: “Moisés, Moisés”. Y Moisés responde: “Aquí estoy”. Dios ha llamado a Moisés para enviarlo a cumplir una misión: liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto. Para Moisés, como hombre, resulta casi imposible; por eso Dios le dijo: “Yo estoy contigo”. “Yo estoy contigo” significa que Dios no envía solo a Moisés sino que estará presente en él a través de su Espíritu. XX En el libro aparecen dos imágenes con las que se puede trabajar en el encuentro: 1. La creación del hombre, de Chagall. Se trata de una representación de un hombre siendo transportado por un ángel en medio de una amalgama de objetos animales y colores. En estilo surrealista, se trata de representar el momento de la creación del hombre. 2. Moisés recibe las tablas de la ley. La pintura, también de Chagall, representa el momento en el que Moisés recibe las tablas de la ley por parte de Dios. En un plano inferior, se observa un grupo de personas del pueblo de Israel contemplando la escena. • Una forma de trabajar con las imágenes es la siguiente: • El catequista pide a los niños que observen las imágenes. • Luego, van diciendo en voz alta lo que ven: los personajes, los colores, las cosas… • El catequista puede preguntar: ¿Qué representa la imagen? • Luego, el catequista hace una breve explicación, recogiendo lo que han dicho los niños y aclarando las ideas centrales.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del Éxodo 3, 1-12 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿A qué se dedicaba Moisés? 56

Guía Alianza 05_U3.indd 56

14/11/19 16:22


• ¿Desde dónde le habló Dios a Moisés? • ¿Qué respondió Moisés al llamado de Dios? • ¿Cuál fue la misión que Dios le encomendó a Moisés? • Dijo Dios a Moisés: “Yo estoy contigo y ésta será para ti la señal de que yo te he enviado...”. ¿A qué señal se refería Dios?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Aparentemente Moisés realizará grandes hazañas, pero él mismo reconoce con humildad que es el Espíritu de Dios quien actúa, y se lo agradecerá con un cántico de alabanza. • Cuando recibimos el Bautismo, nuestros padrinos encendieron una vela, símbolo de la presencia de Cristo, nuestro Dios, y de su Espíritu en nosotros. • Recordemos siempre esa llama encendida y dejémonos guiar por su luz e invoquemos la presencia del Espíritu Santo para que nos impulse a obedecer siempre a nuestros padres y al llamado que Dios nos haga.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar a niñas y niños a reconocer la grandeza de Dios, alabándolo como lo hicieron Moisés y el

pueblo de Israel, con el cántico tomado del libro del Éxodo (15,1.2.13). XX El catequista dirá: “Entonces Moisés y los hijos de Israel cantaron este cántico a Yahvé”. XX Todo el grupo, a una voz, continuará:

Cantaré al Señor, porque se cubrió de gloria: caballos y jinetes arrojó al mar. Mi fuerza y mi refugio es el Señor. Él fue mi salvación, Él es mi Dios y lo alabaré, el Dios de mi padre, lo ensalzaré. Guiaste con amor al pueblo que rescataste, lo llevaste con poder a tu santa morada. XX Meditar el contenido del cántico, al leerlo nuevamente, en forma individual y en silencio. XX Terminar recitándolo nuevamente en voz alta.

Fórmula catequística • Memorizo XX Memorizar el llamado que Dios hizo a Moisés en Éxodo 3,4ss.

“Yahvé vio que Moisés se acercaba para mirar, y Dios lo llamó de en medio de la zarza: Moisés, Moisés. Él respondió: “Aquí estoy”.

Actividad • Aprendo XX Representar la escena de la zarza ardiendo. Que reflexionen cómo responderían si Dios los llamara.

57

Guía Alianza 05_U3.indd 57

14/11/19 16:22


Compromiso • Avanzo XX Exhórtalos a que, durante la semana, cumplan de la mejor manera posible su misión como estu-

diantes, como hijos de familia y como bautizados, invocando al Espíritu Santo con la siguiente jaculatoria: “Ven, Espíritu Santo, fuente de luz, e ilumíname”.

Para vivir en familia XX En familia, realizarán una oración en donde invoquen al Espíritu Santo para que les permita

actuar con humildad y obediencia. Anotarla en su texto.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• En tu misión como catequista, ¿es el Espíritu

Responden: • ¿Qué fue lo que atrajo la mirada de Moisés? • ¿Qué respuesta dio Moisés al llamado que Dios le hizo? • ¿Quién actuó en Moisés para que realizara grandes hazañas? • ¿Desde cuándo está presente en nosotros el Espíritu Santo? • ¿A quién debemos invocar para cumplir la voluntad de Dios?

Santo quien te ilumina y guía, o solo tratas de cumplir un compromiso más?

NOTAS

58

Guía Alianza 05_U3.indd 58

14/11/19 16:22


Encuentro 11

La presencia del Espíritu Santo en la época de los reyes Objetivo particular: Descubrimos el significado de la unción al consagrar reyes en el pueblo de Israel.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar el tema “Unción”, de David Alfano. Escúchalo en Youtube:

https://youtu.be/j9eo_S3Zn_0.

Motivación • Conozco 1 ¿Te gustan tus vecinos? XX Se puede realizar la siguiente dinámica.

• Todos los participantes están en circulo y sentados en una silla. • El catequista se coloca en el centro y retira su silla. A continuación pregunta a una niña o

a un niño: “¿Te gustan tus vecinos?” (los vecinos son quienes están sentados a su lado). Éste responderá “No”. Después, el catequista le hace una segunda pregunta: “¿A quiénes quisieras tener de vecinos?”. El entrevistado elige a otras dos personas del grupo. • Una vez pronunciados los nombres, la persona que pregunta (el catequista al inicio; un niño o niña después), los dos que están de vecinos y los dos que fueron elegidos, se cambian inmediatamente de lugar. Hay que tener en cuenta que el entrevistado no se debe de mover; solamente se mueven los otros cinco. • La persona que se queda sin silla ocupa el centro del círculo y vuelve a hacer las dos preguntas a otro miembro del grupo. • Cuando la persona que esté en medio diga “Cambio de vecinos”, todos los participantes deberán de cambiar de silla. • El catequista finaliza la dinámica cuando lo crea oportuno.

Desarrollo • Conozco 2 Nuestros gobernantes XX Enseguida el catequista hará las siguientes preguntas al grupo, comenzando con el niño o niña

que haya quedado sin lugar al terminar el juego. • ¿Quién gobierna nuestro país? 59

Guía Alianza 05_U3.indd 59

14/11/19 16:22


• ¿Quién decidió que fuera presidente? • En la ceremonia que se realiza para recibir su nombramiento, ¿qué signos se utilizan para

declararlo oficialmente presidente? XX Luego, los niños relacionan con flechas uniendo ambas columnas según corresponda. Solución Presidente / voto / Constitución / banda presidencial / reyes A través de las respuestas, hemos reconocido quién es y cómo se elige la autoridad de nuestro país. El presidente de México, por medio del voto, es “elegido por el pueblo”. Al recibir su nombramiento oficial, observamos que en la toma de protesta, se compromete a cumplir la ley enmarcada en la Constitución. Se le impone la Banda Presidencial como signo de transmisión del poder que le otorga la nación.

Las autoridades de Israel En tiempos pasados, casi todos los pueblos tenían un rey que los guiaba. Hubo un pueblo que se sentía desprotegido y desorganizado para actuar, como un rebaño sin pastor, porque no contaban con la presencia de un rey. Era el pueblo de Israel, del que ahora conoceremos cómo Dios actuó para darle al rey que necesitaban. Dios atendió la voz del pueblo de Israel y le dio reyes que él mismo eligió. Para esto, Dios no miró las apariencias físicas, sino el interior del hombre, pues desea hombres inteligentes, que tengan la capacidad de utilizar debidamente el poder que les otorga al ungirlos como reyes. Estos hombres elegidos como reyes por Dios reciben, al ser ungidos, el poder y la fuerza del Espíritu Santo, lo que les hace actuar conforme con la voluntad de Dios.

Ungidos en la Confirmación Las personas, ya sean niños, adolescentes o adultos, al recibir el sacramento de la Confirmación, también quedan ungidos. Esto es, reciben el poder del Espíritu Santo, que a semejanza de los reyes del pueblo de Israel, los capacita para actuar conforme con la voluntad de Dios y ser testigos de Cristo resucitado. Por el sacramento de la Confirmación, especialmente en la unción del Santo Crisma, el creyente recibe el don del Espíritu Santo, signo visible de su presencia, la unción es el sello que confirma la propiedad y la pertenencia a Dios, la consagración por una misión.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del primer libro de Samuel 16,1-13 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Quién le iba a indicar a Samuel, a quién debería ungir? • ¿En qué se fijó Samuel para pensar que Eliab, el hijo mayor, era el elegido? • ¿Qué es lo que toma en cuenta Dios para hacer su elección? • ¿Cómo describirías a David? • ¿Qué utilizó Samuel para ungir a David como rey? • ¿A quién recibió David para que permaneciera en él desde aquel día?

60

Guía Alianza 05_U3.indd 60

14/11/19 16:22


Actualización [Actualizo lo que he escuchado] David llegó a ser grande porque fue dócil al Espíritu de Dios que lo impulsaba a actuar. Si tú quieres ser grande, déjate guiar por el poder del Espíritu Santo, invocándolo constantemente para que ilumine tu mente y tu corazón y te permita actuar conforme con su voluntad.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar a que cada niño lea en voz alta un verso de la “Oración al Espíritu Santo”, que aparece en

su libro de texto. XX Después, cada uno la medita en silencio; posteriormente, la dicen a dos coros.

Fórmula catequística • Memorizo XX Memorizar el siguiente pasaje bíblico contenido en 1 Samuel 16,12-13.

“El Señor dijo: –Levántate y úngelo, porque es éste. Samuel tomó el cuerno del aceite y lo ungió en presencia de sus hermanos. A partir de aquel día el Espíritu de Yahvé entró en David.”

Actividad • Aprendo XX Resolver el crucigrama que aparece en el libro del niño.

3

1 1

P O D E R A 2 S I T S 2 C O N F I R M A C R A 3 A C E I T E L

U

I

N C I Ó N N

Compromiso • Avanzo XX Recomendar a los alumnos que, durante la semana, pidan al Espíritu Santo la fuerza necesaria

para poder realizar sus tareas de la casa (los quehaceres), de la escuela (las tareas) y de la Iglesia (ayudar en lo que sea necesario), y para evitar decir “no puedo”.

Para vivir en familia XX Registrar en su texto las acciones que pudieron realizar con mayor facilidad durante la semana al

pedir ayuda al Espíritu Santo. 61

Guía Alianza 05_U3.indd 61

14/11/19 16:22


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Le he pedido al Espíritu Santo la sabiduría necesaria para poder impartir mi catequesis con facilidad, entusiasmo y eficacia? • ¿Qué me hace falta?

Niños y niñas Responden: • ¿En qué se fijó Yahvé Dios para elegir de entre sus hermanos a David? • ¿A quién recibió David al ser ungido? • Al ser confirmado el creyente, ¿qué recibe en la unción del Santo Crisma?

Recuerda Prever que, para el siguiente Encuentro, se pedirá a los niños la representación de algunos comerciales de radio o televisión que denuncien alguna problemática social; así mismo, se realizarán representaciones de pasajes bíblicos (pueden ser individuales o en equipo).

NOTAS

62

Guía Alianza 05_U3.indd 62

14/11/19 16:22


Encuentro 12

El Espíritu Santo guía a los profetas en su misión Objetivo particular: Descubrimos nuestra misión como profetas, para anunciar el mensaje de Dios y denunciar las injusticias.

En presencia de mi Padre Dios XX Todos juntos cantan el tema “El profeta”. Escúchalo en Youtube:

https://youtu.be/qLbWXR58Tl4.

Motivación • Conozco 1 Representación de un comercial XX El catequista pedirá a dos o tres niños que preparen la representación de un comercial de radio

o televisión en el que denuncien algo. (Di no a las drogas, No compres productos piratas, El tabaco y el alcohol destruyen tu vida, o algún otro).

Desarrollo • Conozco 2 Signos de esperanza Diariamente vemos o escuchamos a través de la radio, la televisión, el periódico o las revistas, anuncios como: Di no a las drogas, Fumar daña tu salud, El alcoholismo es una enfermedad, Di no al aborto, No desperdicies el agua, La basura contamina, entre otros. Todas estas frases son advertencias. Estos mensajes nos los envían personas que observan las condiciones del medio en que nos desarrollamos y quieren concientizarnos de las consecuencias que pueden acarrearnos. Nos advierten de peligros mayores que podemos padecer. También escuchamos otros que son signos de esperanza, por ejemplo: Di sí a la vida, Practica el deporte, Aliméntate sanamente, Cuida los árboles... Dios también nos envía mensajes a través de personas comunes y corrientes como tú y como yo, pero dispuestas a escuchar su voz y a obedecerla, incluso hasta morir por ella. A estas personas las conocemos como profetas. Veamos en la Sagrada Escritura uno de estos mensajes. XX Los niños elaboran un cartel respondiendo a las preguntas que se indican.

¿Quién es un Profeta? Es la persona que habla en nombre de Dios. Anuncia la salvación de Dios y denuncia la infidelidad del pueblo. El profeta es llamado por Dios para comunicar su palabra al pueblo e interceder por él. En su misión está revestido de la fuerza del Espíritu del Señor. El profeta nos recuerda que el amor debe expresarse en dos dimensiones: amor a Dios y amor al prójimo. 63

Guía Alianza 05_U3.indd 63

14/11/19 16:22


Profetas de nuestro tiempo También debemos reconocer a los profetas de nuestros tiempos, como: • Martín Luther King se preocupó por defender los derechos de los negros, luchando contra el racismo, aunque ello le haya costado la vida. • La Madre Teresa de Calcuta se preocupó por atender a los más necesitados, a los enfermos, a los hambrientos, entre otros. • No podemos dejar a un lado al papa Juan Pablo II, quien viajó por muchos países del mundo en el cumplimiento profético de anunciar la Palabra de Dios y denunciar las injusticias ante los gobernantes y ante el pueblo, sin miedo a los ricos ni a los poderosos y, en ocasiones, amenazado o atacado por sus oyentes. Su edad y sus enfermedades no detuvieron esta noble tarea de amor a Dios y al prójimo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro del profeta Isaías 1,10-20 XX Organizar equipos para representar las siguientes escenas, conforme con el mensaje del texto bíblico: Escenario

Preparar una mesa que parezca un altar y, sobre ella, colocar una Biblia y una vela o veladora encendida.

Primera escena

Representar el sacrificio de un carnero.

Segunda escena

Presentar ofrendas ante el altar.

Tercera escena

Ofrecer incienso.

Cuarta escena

Rezar con las manos extendidas, recitando en voz alta la cita bíblica de Lucas 18,11-12: “¡Oh Dios!, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos, adúlteros... Ayuno dos veces por semana, doy la décima parte de todo lo que tengo”.

Quinta escena

Aparece el profeta Isaías diciendo: “Escuchen la palabra de Yahvé, escuchen la orden de nuestro Dios” (continuar leyendo Isaías 1,11-20).

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] XX Pedir a los niños que comenten cómo rendían culto a Dios los habitantes de Sodoma y Gomorra pensando que lo agradaban. • ¿Qué respuesta les dio Isaías de parte de Dios? • ¿Qué recomendaciones les hizo? XX Reafirmar la respuesta leyendo nuevamente Isaías 1,16-20. Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Como hemos visto, en las diferentes representaciones del pasaje bíblico, la gente creía que con sus actos agradaba a Dios; sin embargo, el profeta se encarga de comunicarnos la voluntad de Dios. Actualmente seguimos prácticas y costumbres pasadas que nos llevan a rendirle culto a Dios materialmente o desde lo exterior de nuestra persona, olvidándonos de los semejantes que viven cerca de nosotros y que les falta cariño, atención, que alguien se preocupe un poquito por ellos. 64

Guía Alianza 05_U3.indd 64

14/11/19 16:22


A través del sacramento de la Confirmación, recibimos el poder del Espíritu Santo que nos mueve a amar a Dios; por eso podemos actuar como los profetas.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Meditar en silencio del Salmo 37(36),1-5. XX Después, cada niño, dirá en voz alta, lo que le inspire el Espíritu del Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Memorizar del Salmo 37, solo los versículos 23, 27 y 28:

“El Señor asegura los pasos del hombre y está atento a su camino. Apártate del mal y haz el bien... porque el Señor ama la justicia y no abandona a sus amigos.”

Actividad • Aprendo Juego del gato XX El catequista preparará en una cartulina las líneas del juego del gato. XX Organizará al grupo en dos equipos. XX Cada equipo, alternadamente, responderá una pregunta y, si acierta, le corresponderá hacer un

tiro en el juego del gato. – Nombre del profeta que apareció en la quinta escena. – ¿Qué es un profeta? – Menciona una de las acciones que se representó y que no agradó a Dios. – Mencionar alguna injusticia que hayan visto entre sus compañeros de la escuela. – ¿Cuál es la misión de un profeta? – ¿Contra qué luchó Martín Luther King? – ¿A quién atendió la Madre Teresa de Calcuta? – ¿Qué hizo el papa Juan Pablo II? – Recuerda algún versículo del Salmo 37. – ¿Quién nos guía y nos da poder para actuar como profetas y cumplir la voluntad de Dios? XX Si se requiere, pueden agregar otras preguntas.

Compromiso • Avanzo XX Invitar a niños y niñas a compartir en familia esta lección y a anotar en su libro de texto los

comentarios que hagan papá, mamá y algún otro miembro de su familia al respecto.

Para vivir en familia XX En acuerdo familiar, se propondrán realizar una acción diaria que agrade a Dios. Las anotarán en

su texto. 65

Guía Alianza 05_U3.indd 65

14/11/19 16:22


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• Tú, como profeta, ¿has anunciado bien esta

Responden: • ¿Qué es un profeta? • ¿Cuál es la misión del profeta? • ¿Quiénes representan a los profetas actuales? • ¿Quién nos da la fuerza para actuar como los profetas?

lección? • ¿Has tenido el valor de denunciar alguna injusticia?

Recuerda Prever el material que se requiere para llevar a cabo la dinámica de la Celebración 3.

NOTAS

66

Guía Alianza 05_U3.indd 66

14/11/19 16:22


Celebración 3

Espíritu de Dios, fuente de vida Objetivo particular: Agradecemos a Dios por enviarnos su Espíritu desde siempre.

Oración inicial Monitor: Invoquemos la presencia del Espíritu Santo, para que sea el invitado principal en esta celebración. Con gran fe digamos todos, la siguiente oración (https://youtu.be/58Lo41kxcYk):

Ven, Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo creador, ven a visitar el corazón y llena con tu gracia viva y eficaz nuestras almas, que Tú creaste por amor. Mira el vacío del hombre si Tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

Ven, Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo. Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécelo. Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

Introducción Monitor: Queridos hermanos, hoy nos reunimos con gusto y alegría para celebrar ese primer encuentro con el Espíritu Santo. Hemos descubierto en esta primera unidad la presencia y acción del Espíritu de Dios desde la creación y a lo largo de la Historia de salvación a través de Moisés, los reyes y los profetas. Celebremos con entusiasmo y pidámosle que de la misma manera esté siempre con nosotros.

Recuerdo de nuestros encuentros XX Integrar al grupo en cuatro equipos y numerarlos del uno al cuatro. XX De acuerdo con el número de equipo que les tocó, trabajarán el encuentro correspondiente. XX Entregar a cada equipo, por escrito, la síntesis de cada encuentro. Pueden verla también en el

libro del niño (p. 69). XX Cada equipo recibirá marcadores y un papel bond o una cartulina para hacer un dibujo o elaborar un letrero que indique la idea central del encuentro que le tocó. XX Finalmente, cada equipo expone su dibujo o letrero ante los demás.

67

Guía Alianza 05_U3.indd 67

14/11/19 16:22


Encuentro 9 Desde la creación del hombre, Dios nos participa su vida divina por medio del Espíritu Santo. Es el gran regalo que Dios nos comunica, porque es la expresión de su amor y de su preferencia hacia nosotros. Por el Espíritu tenemos la capacidad de comunicarnos con Dios.

Encuentro 10 Dios llama a Moisés para enviarlo a cumplir una misión. Sin embargo, Dios no envía solo a Moisés, sino que estará presente en él a través de su Espíritu. Invoquemos siempre la presencia del Espíritu Santo y dejémonos guiar por su luz para que nos impulse siempre a obedecer a nuestros padres y al llamado que Dios nos haga.

Encuentro 11 Dios eligió a los reyes que el pueblo de Israel le pidió. Para distinguirlos de los demás hombres, los ungió a través de los profetas y sacerdotes; de esta manera quedaron llenos del poder y de la fuerza del Espíritu Santo. Por el sacramento de la Confirmación, especialmente en la unción del Santo Crisma, el creyente recibe el don del Espíritu Santo, signo visible de su presencia. La unción es el sello que confirma la propiedad y la pertenencia a Dios, la consagración por una misión.

Encuentro 12 El profeta es llamado por Dios para comunicar su palabra al pueblo e interceder por él. En su misión está revestido de la fuerza del Espíritu del Señor. El profeta nos recuerda que el amor debe expresarse en dos dimensiones: amor a Dios y amor al prójimo. A través del sacramento de la Confirmación, recibimos el poder del Espíritu Santo que nos mueve a amar a Dios; por eso podemos actuar como los profetas.

Reflexión Monitor: Moisés, los reyes y los profetas son personajes que han tenido un gran papel en la Historia de la salvación. A cada uno le fue encomendada una misión diferente. Por sus propias fuerzas, ninguno podría haberla llevado a buen fin. Pero no estaban solos: fueron ungidos con el poder y la fuerza del Espíritu de Dios. Así también cada uno de nosotros tenemos una misión que cumplir de parte de Dios y, de igual manera, para cumplirla, no estamos solos, ya que desde nuestro Bautismo hemos recibido ese mismo Espíritu y recibimos o recibiremos una segunda efusión en el sacramento de la Confirmación. Pidamos a Dios que nos permita descubrir siempre esa presencia divina en nosotros para que podamos cumplir su voluntad.

Oración Agradezcamos a Dios con el salmo 40, ofreciendo nuestra disposición hacia Él: Todos: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Monitor: Puse toda mi esperanza en el Señor; Él se inclinó hacia mí y escuchó mis plegarias. Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. 68

Guía Alianza 05_U3.indd 68

14/11/19 16:22


Todos: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Monitor: Sacrificios y ofrendas no quisiste, abriste, en cambio, mis oídos a tu voz. No exigiste holocaustos por la culpa, así que dije: “Aquí estoy”. Todos: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Monitor: En tus libros se me ordena hacer tu voluntad; esto es, Señor, lo que deseo: tu ley en medio de mi corazón. Todos: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Monitor: He anunciado tu justicia en la gran asamblea; no he cerrado mis labios, Tú lo sabes, Señor. Todos: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Canto final Monitor: Concluyamos nuestra celebración entonando el canto siguiente:

Espíritu de Dios Espíritu de Dios, llena mi vida, llena mi alma, llena mi ser. Lléname, lléname, con tu presencia. Lléname, lléname, con tu poder. Lléname, lléname, con tu bondad.

Recuerda Preparar, para cada entrevistador, una hoja que contenga las preguntas de la entrevista que realizarán en el Encuentro 13.

69

Guía Alianza 05_U3.indd 69

14/11/19 16:22


NOTAS

70

Guía Alianza 05_U3.indd 70

14/11/19 16:22


4

unidad

El Espíritu de Dios en la vida de Jesús Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en la persona y misión de Jesucristo.

ENCUENTRO 13 Conocemos cómo Jesús es ungido con el Espíritu Santo, por el Padre, para iniciar su misión. ENCUENTRO 14 Practicamos las enseñanzas de Jesús para alcanzar el Reino de Dios. ENCUENTRO 15 Reconocemos el poder del Espíritu a través de las señales milagrosas de Jesús. ENCUENTRO 16 Imitamos a Jesús en el amor y en el servicio, fortaleciéndonos en la Eucaristía. ENCUENTRO 17 Descubrimos el amor de Dios y la presencia del Espíritu en la pasión y muerte de Jesús. ENCUENTRO 18 Reconocemos que solo Dios es el dueño de la vida a través de la resurrección de Jesucristo. CELEBRACIÓN 4 Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre.

El Espíritu del Señor está sobre mí. Él me ha ungido para llevar buenas noticias a los pobres. Guía Alianza 05_U4.indd 71

14/11/19 16:32


Encuentro 13

Bautismo de Jesús Objetivo particular: Conocemos cómo Jesús es ungido con el Espíritu Santo, por el Padre, para iniciar su misión.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar el canto “El bautismo de Jesús en el Jordán”. Escúchalo aquí:

https://youtu.be/0GUDs7AtFWk.

Motivación • Conozco 1 Juego de las dos ruedas XX Iniciar con el siguiente juego.

• Se divide a los participantes en dos grupos iguales (será mejor si un grupo es de mujeres y otro de varones). • Cada grupo forma un círculo. Se coloca un círculo adentro del otro, con los integrantes de uno y otro frente a frente. • El catequista pide que cada quien se fije en la persona que tiene enfrente, que será su pareja. • Luego les pide que se pongan de espaldas. • Indica que va a sonar un instrumento (campanita, claves, pandero o algún otro). Mientras suena, deberán moverse los círculos hacia su izquierda (cada rueda girará en sentido contrario a la otra). Cuando deje de tocar el instrumento deberán buscar a su pareja, tomarse de las manos y sentarse en el suelo o hincarse. • La última pareja en hacerlo pierde y sale de la rueda. • El juego se repite hasta que quede una pareja, que será la ganadora.

Fuimos bautizados Al terminar el juego, pedir a los niños que continúen por parejas. Explicarles que, al ser bautizados recibimos un nombre que nos identificará durante toda nuestra vida; derramaron agua sobre nuestras cabezas, nos ungieron con aceite y nos vistieron con ropa blanca simbolizando que hemos sido revestidos de Cristo. Especificar que, por nuestro Bautismo, Dios nos reconoce como hijos adoptivos y nos concede el don del Espíritu Santo. XX A continuación, realizarán una entrevista. Un miembro de la pareja será el entrevistador y el otro, el entrevistado. Este último responderá las preguntas que se indican en su libro. XX Cuando todos hayan terminado la entrevista, pedir a tres entrevistadores voluntarios que presenten ante los demás las respuestas obtenidas. 72

Guía Alianza 05_U4.indd 72

14/11/19 16:32


Desarrollo • Conozco 2 El Espíritu está presente en la historia Explicar a los preadolescentes que el Espíritu que recibimos es el mismo que ha estado presente desde la creación y en determinados personajes de la historia del pueblo de Israel, los cuales eran ungidos con el mismo Espíritu para cumplir una misión especial. Recordemos por ejemplo a Moisés, elegido para guiar al pueblo de Israel hacia la tierra prometida, a los reyes, elegidos para gobernar y servir, y a los profetas, elegidos para anunciar y para ir educando al pueblo en la Palabra de Dios. Cuando Jesús nació, hacía más de 400 años que no habían surgido ni líderes ni profetas ni nadie que ayudara al pueblo de Israel. Dios parecía callar. Los judíos creían que los cielos estaban cerrados. En el bautismo de Jesús por Juan, se manifiesta el descenso del Espíritu Santo sobre Jesús, indicando que Él es el Mesías. Este mismo Espíritu que lo engendró en la virgen María, lo acompañará durante toda su vida y toda su misión salvadora (Ver, CEC 1286). Veamos a continuación en la Sagrada Escritura cómo Dios vuelve a hablar a su pueblo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Marcos 1,9-11 y Juan 1,32-34 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué aconteció en cuanto fue bautizado Jesús? • ¿Qué decía la voz que se escuchó del cielo? • Y, esa voz del cielo, ¿de quién era? • ¿Por qué Juan aseguraba que Jesús era el enviado de Dios? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Recordamos a las niñas y niños las palabras del papa Francisco: “La fe es dada en el bautismo. Esto significa vida de fe. Caminar en el camino de la fe y dar testimonio de la fe. La fe no es recitar el credo el domingo cuando vamos a la misa, no es solamente esto. La fe es creer que aquello que es la verdad: Dios Padre que envió a su hijo y el Espíritu que vivifica. Pero la fe es también confiarse a Dios y esto tienen que enseñarlo con ejemplo, de su vida” (8 de enero de 2017).

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar a los niños a proclamar la acción de gracias por el bautismo, como se indica en su libro.

73

Guía Alianza 05_U4.indd 73

14/11/19 16:32


Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a aprenderse la cita bíblica de Mateo 3,17:

“Éste es mi Hijo, el amado. Éste es mi elegido.”

Actividad • Aprendo XX Indicar que coloreen el dibujo del Bautismo de Jesús. XX Explicar cuál fue el testimonio que dio Juan acerca del Bautismo de Jesús (Jn 1,32-34).

Compromiso • Avanzo XX Indicar a los alumnos que investiguen cuáles son las renuncias y las promesas bautismales, y que

las escriban en su libro de texto.

Para vivir en familia XX Pedir a los niños que comenten con sus papás cómo se hizo presente la Santísima Trinidad en el

bautismo de Jesús. Si éstos no lo recuerdan, que sugieran leer las narraciones del bautismo de Jesús en cada uno de los Evangelios: Mateo 3,13-17; Marcos 1,9-12; Lucas 3,21-22; Juan 1,29-34. XX Después de comentar dicho acontecimiento (o de leerlo en los evangelios), deberán registrar en su libro aquello que más se destaca en general en los cuatro Evangelios.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

A partir de tu Bautismo: • ¿Qué relación encuentras entre ser catequista y cumplir la voluntad del Padre? • Antes de iniciar cada encuentro catequístico, ¿invocas al Espíritu Santo para que sea tu principal compañero en tu misión?

Responden: • A semejanza de Jesús, ¿a quién recibimos en el Bautismo? • Explica de qué manera se hizo presente la Santísima Trinidad en el bautismo de Jesús.

Recuerda

• Invitar a tres niños para que preparen la escenificación para el siguiente Encuentro. • Elaborar rectángulos de cartón o pedir uno a cada niño, para realizar la dinámica de la Motivación del siguiente Encuentro.

74

Guía Alianza 05_U4.indd 74

14/11/19 16:32


Encuentro 114

Jesús nos invita a vivir su mensaje Objetivo particular: Practicamos las enseñanzas de Jesús para alcanzar el reino de Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Animamos a los niños y las niñas a cantar “Las Bienaventuranzas”.

Puedes proyectar el video: https://youtu.be/9nHHfgLX03U

Motivación • Conozco 1 XX Preparar con anticipación rectángulos de cartón de 35 cm de largo por 25 cm de ancho aproxima-

damente (se pueden elaborar recortándolos de cajas de cartón; es importante reusar materiales). Se necesita un cartón por persona, más otros dos. Comenzar con la dinámica.

La cadena 1. Se forman dos equipos de igual número de participantes. Se colocan los cartones en el suelo formando dos filas. Cada niño se para sobre un cartón. Se deja un cartón vacío al final de cada una de las dos hileras. 2. La última persona de la fila toma el cartón vacío y lo pasa a su compañero de al lado; éste al que sigue y así sucesivamente hasta llegar al principio de la fila. 3. El primer participante coloca el cartón en el suelo y se para encima, avanzando. Toda la fila avanza. Cada participante coloca el cartón que está delante de él para quedar uno vacío al final. Lo repiten. Gana el equipo que llegue primero a una meta predeterminada. 4. El catequista invita al grupo a reflexionar sobre la importancia de la colaboración en equipo, poniendo cada quien su mejor esfuerzo para el logro de una meta común. XX Al concluir la dinámica, pedir a los tres niños, que previamente se prepararon, que continúen con la representación de la siguiente escena:

Planes para el futuro

Luis, Rafael y Paula charlan alegremente; la escena es durante un recreo. Platican de sus planes futuros.

Luis: Cuando yo sea grande, me gustaría ser abogado, como mi tío Fidencio, porque él me ha dicho que en esa carrera se gana bastante bien, ya que lo importante es aprender a negociar con el cliente y tener maña para sacarle el mayor provecho. ¡Si conocieran a mi tío! Qué les cuento, tiene dos carros y una casa bien grande, con jardín, alberca y muchas cosas. Mi tío lo tiene todo, no le falta nada, por eso quiero ser como él. 75

Guía Alianza 05_U4.indd 75

14/11/19 16:32


Rafael: Pues yo no sé que voy a ser. Tengo un amigo que es comerciante y dice que él trabaja cuando quiere y hace las cosas muy a su manera, que no necesita uno quemarse tanto tiempo las pestañas en la escuela para aprender ese oficio, que es tan fácil que cualquiera lo puede hacer. Y como a mí no me gusta que me estén fastidiando con las tareas y eso de que no puedo ver mi programa favorito porque tengo que estudiar, yo creo que le voy a seguir la corriente a mi amigo.

Paula: Yo sí sé lo que quiero ser de grande. Quiero ser una gran doctora que ayude a la gente que lo necesita. He visto en la colonia tanta gente pobre, a quien no le alcanza para comprar sus medicinas, ni siquiera tienen dinero para visitar al médico; a mí, eso me preocupa. El domingo en la misa escuché que Jesús siempre se preocupó por los más pobres y necesitados, y yo quiero ser como Él. Por eso, tengo en mente aprovechar todo lo que me den mis padres, esforzarme por cumplir con mis tareas y trabajos escolares y, si es posible, obtener los primeros lugares para que pueda lograr mis propósitos. XX Comentar acerca de los planes que tenía cada uno de los personajes del diálogo anterior. XX Luego preguntar al grupo con cuál de los tres se identifica.

Desarrollo • Conozco 2 Como vimos en el diálogo, cada uno de los personajes eligió imitar un modelo: al tío, al amigo, a Jesús. De manera semejante, cuando hablamos de nuestro futuro, nos fijamos o queremos ser como alguien cercano a nosotros o de quien tenemos información. Cada uno, durante la vida diaria, vamos recorriendo un camino, señalado por nuestros padres, familiares, amigos o a veces influenciados por personajes de la televisión o de la radio: artistas, héroes, políticos... Hay caminos distintos que llevan a la fama, al poder, a la popularidad o a la riqueza. Estos caminos, que parecieran ser los mejores, muchas veces solo nos permiten obtener grandes bienes materiales, pero en el fondo de nuestro corazón llegamos a encontrar soledad, tristeza, angustia, falta de amor o un gran vacío. Hay caminos que con seguridad nos llevan a la felicidad y a obtener una gran riqueza espiritual. Estos caminos nos los enseña Jesús y los podemos descubrir en el Evangelio de san Mateo. Veamos cuáles son esos caminos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Mateo 5,1-12 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] XX Pide a los niños que expliquen, con sus propias palabras, las Bienaventuranzas siguientes: • Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. • Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. • Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán “los hijos de Dios”. Actualización [Actualizo lo que he escuchado] A continuación veamos cómo podemos poner en práctica estas enseñanzas de Jesús:

76

Guía Alianza 05_U4.indd 76

14/11/19 16:32


Bienaventurados los pobres de espíritu

Jesús nos invita a buscar el amor de Dios y confiar plenamente en Él. Por eso, lo debemos hacer presente en nuestra oración diaria, ofreciéndole nuestros estudios y actividades diarias.

Bienaventurados los sufridos

Jesús nos invita a ser personas humildes y sencillas, no abusando ni aprovechándonos de los demás. Él mismo nos dice en otro pasaje bíblico: “Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón”.

Bienaventurados los que lloran

Jesús nos pide aceptar las enfermedades o los momentos difíciles que encontramos en nuestro camino. También nos enseña a sentir tristeza por los que ofenden a Dios.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

Jesús nos pide cumplir con nuestros quehaceres diarios de la mejor manera. Nos enseña a desear hacer las cosas como más le agradan a Dios.

Bienaventurados los misericordiosos

Jesús nos enseña a comprender las debilidades y los deberes de los demás, a saber perdonar a quien nos ofende y a ayudar a quien lo necesite.

Bienaventurados los limpios de corazón

Jesús nos enseña a amar a Dios y al prójimo viviendo en gracia de Dios, teniendo nuestra conciencia limpia, diciendo siempre la verdad, haciendo obras a favor de los más necesitados.

Bienaventurados los que trabajan por la paz

Jesús nos enseña a promover la paz siendo obedientes con las personas a quienes debamos obedecer y respetando a nuestros semejantes. Es importante vivir en paz consigo mismo y con los demás para poder vivir en paz con Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia

Jesús ofrece el Reino de los cielos a los que son perseguidos por cumplir bien con su deber, aceptando de buena voluntad el sufrimiento, por hacer lo que Dios manda.

Los mensajes señalados por Jesús, en el sermón de la montaña, nos conducen al Reino de los cielos. Pero solo podremos ponerlos en práctica con la presencia y acción del Espíritu Santo en nosotros.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Pedir a los alumnos que ofrezcan a Jesús la oración que viene en su libro, recitándola en voz alta. XX Guiarlos para que la mediten en silencio; repetirán en voz alta la frase que más les entusiasme.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a aprenderse las Bienaventuranzas.

Actividad • Aprendo XX Elegir la Bienaventuranza que más les agrade y escribirla en el espacio correspondiente. XX Después, pensar de qué manera pueden ponerla en práctica y registrar sus ideas.

77

Guía Alianza 05_U4.indd 77

14/11/19 16:32


Compromiso • Avanzo XX Sugerir a los niños que pidan ayuda al Espíritu Santo y que, durante la semana, pongan en prácti-

ca la acción o acciones que señalaron en el ejercicio anterior.

Para vivir en familia XX Pedir a los niños que repasen con sus papás las Bienaventuranzas explicando por qué son cami-

nos que nos conducen al Reino de los cielos. XX Indicar que anoten en su libro el comentario que hagan sus papás.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Qué enseñanzas has adquirido de las Bien-

Escriben tres caminos que les permitan alcanzar el Reino de los cielos.

aventuranzas? • ¿Cuál de ellas te hace falta poner más en práctica?

NOTAS

78

Guía Alianza 05_U4.indd 78

14/11/19 16:32


Encuentro 115

Jesús es la luz del mundo Objetivo particular: Reconocemos el poder del Espíritu a través de las señales milagrosas de Jesús.

En presencia de mi Padre Dios XX Montar con los niños la pieza y coreografía de “La luz

del mundo”: https://youtu.be/IhrEsE3RHbY.

Motivación • Conozco 1 El lazarillo XX Solicitar previamente a los niños que lleven un paliacate o una bufanda para taparse los ojos. XX Comenzar con la siguiente dinámica:

• Dividir al grupo en dos equipos. Al equipo uno se le vendarán los ojos. • Los miembros del equipo dos elegirán una pareja, tomándola del equipo uno. • Agrupados de dos en dos (un ciego y un guía), los lazarillos conducen a los ciegos durante dos minutos. • Después de ese tiempo, se cambian los papeles. Al equipo uno corresponderá el papel de lazarillos y al equipo dos de ciegos. • Se concluye la dinámica reuniendo al grupo y pidiéndoles a algunos voluntarios que comenten sus experiencias.

Desarrollo • Conozco 2 Personas a las que queremos Comentar con el grupo que todas las personas expresamos nuestro amor a familiares o amigos. Sin embargo, no basta hacerlo solo con palabras, tenemos que demostrarlo con hechos. Reflexionar con ellos sobre cuántas veces les hemos dicho a nuestros papás que los queremos mucho, pero casi siempre les mostramos actitudes negativas, pues los desobedecemos, les rezongamos, no cumplimos con nuestras tareas y nos preocupamos muy poco por ayudarlos en los quehaceres del hogar, ya que nos pasamos mucho tiempo viendo la televisión o jugando. Necesitamos descubrir que Jesús es nuestra luz y confiar plenamente en él para poder cambiar nuestras actitudes. Finalmente, pedir a los niños que dibujen en su libro un corazón y que escriban dentro algunos nombres de personas que elijan para realizar alguna acción en su favor y demostrarles su amor.

79

Guía Alianza 05_U4.indd 79

14/11/19 16:32


Dios Padre nos manifiesta su amor al enviarnos a su Hijo Jesucristo. Jesús anuncia el reino de Dios con palabras y con obras. Realiza acciones, principalmente, en favor de los pobres, los pecadores y los enfermos. En los Evangelios encontramos cómo Jesús, con el poder del Espíritu Santo, obró diferentes milagros: sanar a los enfermos, expulsar demonios, resucitar a los muertos, convertir el agua en vino, multiplicar los panes, la pesca milagrosa, calmar las tempestades, entre otros.

Los milagros Comentar con los alumnos que, en los Evangelios se narra cómo los milagros son realizados por Jesucristo con el poder del Espíritu Santo. • Se trata de hechos grandes, extraordinarios y muy buenos para quien los recibe. • Son hechos que despiertan admiración, asombro. • Se les llaman señales, signos, obras, fuerza, milagros, prodigios. Jesús realiza los milagros en forma sencilla y discreta. No se presenta como un mago o un hechicero dotado de poderes ocultos, ni hace gestos extraordinarios o llamativos. En el milagro que nos narra san Juan, Jesús hace un poco de lodo, se lo unta en los ojos del ciego y lo manda a lavarse. Todas son acciones muy sencillas (Jn 9,6-7). A Jesús no le interesa llamar la atención; lo que le importa es hacer la voluntad de su Padre y llevar a los hombres a la confianza y a la comunión con su Padre Dios. Por eso, en varias ocasiones pide que no se divulguen los milagros. En el milagro del ciego de nacimiento, el ciego va a recibir la luz de parte de Jesús porque Jesús es la luz. Al darle la vista, le devuelve la luz. Los milagros no solo suceden en el cuerpo, también en la mente y en el corazón, porque Jesús es la luz del mundo que ilumina todas las situaciones del hombre.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Juan 9,1-7; 8,12 XX El catequista leerá ambos textos directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece solo el segundo como síntesis de los dos. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Con quién se encontró Jesús? • ¿Qué le preguntaron sus discípulos? • ¿Para qué sucedió esto según Jesús? • ¿Quién dijo: “Yo soy la luz del mundo”? • ¿Qué hizo Jesús para que el ciego recuperara la vista? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] A través de los milagros, Jesucristo manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él (Jn 2,11). Los sacramentos son la prolongación de las señales de Cristo hoy. Pero Él quiso también que sus milagros terrenos siguieran como signos en la Iglesia y dio poderes a sus apóstoles (Hch 3,1-8). Los milagros que se narran en la Sagrada Escritura son hechos en los que el hombre descubre la acción de Dios, son acontecimientos en los que se manifiesta el poder de Dios. Su poder al servicio del amor. En los Evangelios, los milagros son realizados por Jesucristo con el poder del Espíritu Santo. Se trata de hechos grandes, extraordinarios y muy buenos para quien los recibe. Son hechos que despiertan admiración, asombro. Se les llaman señales, signos, obras, fuerza, milagros, prodigios.

80

Guía Alianza 05_U4.indd 80

14/11/19 16:32


La Iglesia, desde hace varios siglos, ha reconocido numerosos milagros realizados por la intercesión de la Virgen María y los santos, como signos del poder y del amor de Dios a favor de los hombres. Aprendamos a cumplir la voluntad del Padre como lo hizo Jesús, demostrando nuestro amor a Dios, a nuestros padres y semejantes, a través de acciones sencillas y actitudes positivas como la obediencia, el respeto, la ayuda al necesitado y la oración.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Como agradecimiento a Jesús por su gran amor, invitar a los alumnos a que todos juntos y en voz

alta digan la siguiente oración:

Ilumina los corazones

Señor Jesús, que quisiste compartir los problemas y sufrimientos de tu pueblo y de tu tiempo, ayúdanos a abrir los ojos del corazón a todas las necesidades y problemas de nuestro mundo, y fortalécenos para buscar en ti y contigo los caminos del Reino. Tú que eres luz que alumbra a todo hombre, ilumina nuestros corazones con el resplandor de tu gracia, para que nuestros pensamientos y acciones te sean agradables y te amemos con toda sinceridad. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a aprenderse las palabras de Jesús en el evangelio de Juan 8,12:

“Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no caminará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

Actividad • Aprendo XX Los niños dibujarán lo que se indica en cada recuadro de esta sección en su libro de texto.

Compromiso • Avanzo XX Señalar a los niños que, durante la semana, deberán realizar al menos una obra que ayude a los

demás, considerando sus posibilidades, capacidades, habilidades y su fe.

Para vivir en familia XX Indicar que, con la ayuda de sus papás, investigarán en los Evangelios, al menos, cuatro milagros

que haya realizado Jesús. XX Pedirles que los describan brevemente en su libro de texto.

81

Guía Alianza 05_U4.indd 81

14/11/19 16:32


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

¿Qué haces, en el aspecto espiritual, para que los ciegos vean?

Responden: • ¿Qué son los milagros? • En los Evangelios, ¿quién realiza los milagros? • ¿Quién actúa con Jesús al realizar los milagros? • En la actualidad, ¿qué hacen la Virgen María y los santos para que ocurra un milagro? • ¿Por qué el ciego de nacimiento recibió la luz de parte de Jesús?

Recuerda

• Preparar lo necesario para adornar el lugar del próximo encuentro. • Se sugiere adornar con globos y un letrero grande que diga: ¡BIENVENIDOS! También

llevar agua, jabón, cubeta y toalla, y solicitar a cada niño que, de acuerdo con sus posibilidades, lleve algún alimento ya preparado, un plato y un vaso.

NOTAS

82

Guía Alianza 05_U4.indd 82

14/11/19 16:32


Encuentro 116

Jesús nos invita a su cena Objetivo particular: Imitamos a Jesús en el amor y en el servicio, fortaleciéndonos en la Eucaristía.

En presencia de mi Padre Dios XX Se organizan en dos coros y recitan las estrofas de “El banquete del Señor”, tema incluido en su

libro. Todo el grupo recita la última estrofa.

Motivación • Conozco 1 XX Ambientar previamente el lugar con globos y un letrero grande que diga: ¡BIENVENIDOS! XX El catequista deberá preparar agua, jabón, cubeta y toalla. Solicitará con anticipación que los

niños asistan llevando algún alimento ya preparado, un plato y un vaso, para realizar un convivio en forma breve y sencilla. XX Para iniciar el convivio, el catequista atenderá las indicaciones siguientes: 1. Preparará una mesa para que los niños coloquen lo que hayan llevado. 2. Pedirá a los niños que se sienten en círculo, procurando que la mesa quede al centro. 3. Pasará al frente de cada niño y, llevando agua, jabón, cubeta y toalla, invitará a cada uno a lavarse las manos. 4. Dará gracias a Dios por permitirles estar ahí reunidos y hará una oración para bendecir los alimentos. 5. El catequista será la única persona indicada para servir, procurando que a cada niño le toque la misma proporción de lo que haya (la cantidad, sea poco o mucho, no debe tener mayor importancia).

Desarrollo • Conozco 2 Servir a los demás XX Comenzar con las siguientes preguntas, procurando que todos los niños participen con las res-

puestas. • ¿Cómo se sintieron al llegar a la catequesis y ver adornado el lugar? • En su casa, ¿acostumbran bendecir los alimentos como lo hemos hecho hoy? • ¿Quién les sirve a ustedes en su casa? • ¿Agradecen ese servicio? Casi siempre, ante un grupo o en nuestra misma familia, queremos ser el mejor o el más importante, pero a costa de los demás. Sin embargo, debemos recordar lo que alguna vez dijo Jesús al respecto: 83

Guía Alianza 05_U4.indd 83

14/11/19 16:32


“El que quiera ser el primero, hágase el servidor de todos”. Por eso, hoy hemos tratado de experimentar una acción fundamental que Jesús enseñó a sus discípulos: la de servir a nuestros semejantes. Es importante aprender a servir a los demás como respuesta al amor de Dios, es decir, servir con amor y por amor a Dios. Sin embargo, debemos tener cuidado de que este servicio no sea mal interpretado por otros y abusen de nosotros.

Dispuestos a servir Y tú, ¿estás dispuesto a servir a los demás cuando haya oportunidad? XX Los niños observan las imágenes del libro y escriben qué servicio están prestando a los demás. XX Luego, anotan una explicación de cómo deben realizarse esas acciones para que sean agradables a Dios.

Recibimos la fuerza para servir Como Jesús ya se iba a ir al cielo, quiso quedarse de alguna manera junto a sus discípulos. Por eso, durante la última cena, al decir “Hagan esto en memoria mía”, instituye la Eucaristía. Convierte a los apóstoles en sacerdotes y les enseña a bendecir e invocar al Espíritu Santo para consagrar el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre. Así podía estar para siempre en la Tierra, aunque –al mismo tiempo– estuviera en el Cielo. La Eucaristía es también un sacrificio, el sacrificio más excelente y perfecto que se ofrece a Dios, porque en él se ofrece la vida de su único Hijo, como signo de la Nueva Alianza anunciada por Jesús en la última cena. La Eucaristía es la expresión más grande del amor de Jesús, es el signo de su vida, la que entregó por cada uno de nosotros. Al recibir en la Eucaristía el amor de Jesús, recibimos la fuerza para amar y servir a nuestro prójimo, tal como Él nos lo pide. Veamos en el Evangelio cómo es que Jesús quiso quedarse con nosotros en la Eucaristía.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De los santos evangelios según san Juan 13,4-5 y san Lucas 22,19-20 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué acción realiza Jesús al levantarse de la mesa durante la cena? • ¿Qué palabras dice Jesús al darles el pan a sus discípulos? • ¿Qué palabras dice Jesús al tomar la copa? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] A la Eucaristía también se la conoce con el nombre de misa. En la misa, hay un momento especial en el que recordamos el sacrificio de Jesús. Es el momento de la consagración, en donde el sacerdote llama al Espíritu Santo para transformar el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Jesús. La noche del Jueves Santo, Jesús se reunió con sus discípulos para celebrar la Pascua –que es la fiesta judía más importante–. Ahí les explicó todo lo que iba a pasar y les dio un nuevo mandamiento: “Que se amen los unos a los otros, como yo los he amado”. Antes de celebrar la última cena y de instituir la Eucaristía, Jesús lavó los pies a sus apóstoles y les explicó su significado, diciéndoles que, el servicio a los demás es lo que debe distinguir a sus seguidores.

84

Guía Alianza 05_U4.indd 84

14/11/19 16:32


Jesús nos invita siempre a comulgar, es decir, a recibir su cuerpo y su sangre para estar en íntima común–unión con Él, amar como Él, servir como Él. Comunión y servicio están íntimamente relacionados. No se puede comulgar sin servir, ni tampoco se puede servir sin comulgar. La comunión es un encuentro íntimo con Jesús que me invita a servir al prójimo.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Proclaman a dos coros el himno de la página 68 del libro. También pueden entonar el canto:

gusto y alegría el canto:

Pan transformado

Pan transformado en el cuerpo de Cristo, Vino transformado en la sangre del Señor. Eucaristía, milagro de amor, Eucaristía, presencia del Señor. Cristo nos dice: Tomen y coman, este es mi cuerpo que ha sido entregado. Cristo en persona nos viene a liberar de nuestro egoísmo y la división fatal. ¡Oh, gran invento de Cristo sabio y bueno para alimentarnos con su sangre y con su cuerpo! Con este pan tenemos vida eterna. Cristo nos invita a la gran resurrección.

Este alimento renueva nuestras fuerzas para caminar a la gran liberación. Cuando comulgamos nos unimos al Señor, formamos todos juntos la familia del amor. En la familia de todos los cristianos, Cristo quiere unirnos en la paz y en el amor. Palabra hecha pan, que nutres la confianza en la promesa de que tú estás con nosotros. Pan que nos da entusiasmo y valentía para predicar tu Evangelio a todo el mundo.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a aprender de memoria la siguiente enseñanza:

Tomen y coman todos de él, porque esto es mi cuerpo, que será entregado por ustedes. Tomen y beban todos de Él, porque este es el cáliz de mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por ustedes y por muchos para el perdón de los pecados. Hagan esto en conmemoración mía.

Actividad • Aprendo XX Indicar que busquen en la sopa de letras las palabras más importantes de este Encuentro:

sacerdocio

comunión

servicio

consagración

pan

Eucaristía

misa

vino

Espíritu Santo

nueva alianza

amor 85

Guía Alianza 05_U4.indd 85

14/11/19 16:32


A M H C G F B D O Y S I P M U A G Q U Y C Z R N B E S P I R R Ñ L O K D X I N G O A S D F C Z M I S I Q Z O P O C O N S

E U C A R I S T I A Ñ A

Z B T M O T B R G X L G

Q X S N X U G F H D K R

N I U H E R V B A M A S L H I B A J N C Z T A C

T R V C S A C R I F I I

L A I Z G N R E K H Y O

T U B Ñ C I E H R I T O J I Y Z L Ñ P A H E N W

A M O R W H F V I N O T

Compromiso • Avanzo XX Pedirles que, a partir de hoy, participen en la misa dominical, reciban la Comunión y se dispon-

gan a servir a los demás, ya sea ayudando en los quehaceres del hogar, visitando algún enfermo o compartiendo sus conocimientos.

Para vivir en familia XX Registrar, en la tabla correspondiente, las acciones de servicio que realizaron durante la semana.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Responden: • ¿Con qué frecuencia recibes la Eucaristía? es lo que debe distinguir a los seguido• Tu servicio en la catequesis ¿es fruto de la • ¿Qué res de Jesús? Eucaristía? ¿Por qué?

• ¿De dónde recibimos la fuerza para amar y servir a nuestro prójimo? • ¿Cada cuánto debemos recibir la Eucaristía?

Recuerda

• Motivar a dos niños a participar en la escenificación del siguiente Encuentro (uno actuará de Jesús y otro hará de narrador; ver guion en la siguiente página); preparar un Cristo crucificado y la música instrumental adecuada. • Determinar los lugares apropiados que se requieren para el buen desarrollo del siguiente Encuentro, ya que los alumnos habrán que ejercitarse en la declamación. 86

Guía Alianza 05_U4.indd 86

14/11/19 16:32


Encuentro 117

Pasión y muerte de Jesús Objetivo particular: Descubrimos el amor de Dios y la presencia del Espíritu en la pasión y muerte de Jesús.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar con los alumnos la “Oración a Jesús crucificado”, que se incluye en su libro de texto.

Motivación • Conozco 1 XX Iniciar la motivación con la breve representación de la oración de Jesús en el huerto de los Olivos,

previamente montada con uno de los niños. XX Recibir a los demás niñas y niños en el lugar preparado para este Encuentro; explicar que es importante que pongan atención durante la representación, y que participen cuando se les indique. XX Para la escenificación se sugiere el siguiente guión: Narrador: Al llegar al monte de los Olivos, Jesús les dijo a sus discípulos: Jesús: (Dirigiéndose al grupo.) Oren para que no caigan en tentación.

Narrador: Después, Jesús caminó un poco más y, poniéndose de rodillas, se puso a orar con estas palabras: Jesús: Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Narrador: Luego, Jesús va a ser tomado preso, juzgado y condenado a muerte.

(Jesús empieza a caminar cargando una cruz. Indicar a todos que, en silencio, lo sigan. Llegarán hasta el lugar donde se haya preparado el Cristo crucificado. Se invitará a todos a colocarse alrededor del Cristo y ponerse de rodillas.).

Jesús crucificado

• Al terminar, indicar a los niños que lean todos juntos el siguiente poema, incluido en su libro.

Pasión y Eucaristía, tu pasión y tu alimento

Me pregunto si sus manos hemos visto,

¡ella está, por espinas, ensangrentada!

Me interrogo si sus pies hemos visto,

hemos contemplado a Cristo...

¡oh, los clavos que las traspasan...! ¡oh, qué heridas tan profundas!

Me cuestiono si su cabeza hemos visto,

Me pregunto si crucificado

¿Subiríamos nosotros a la cruz? ¿Lo hemos visto fija y

87

Guía Alianza 05_U4.indd 87

14/11/19 16:32


profundamente a los ojos?

Después de verle crucificado,

Si deseamos encontrarnos con nuestro amado,

pues aún no han amado,

¿Hemos mirado su corazón traspasado?

si pretendemos verle resucitado, no podemos olvidar

que para encontrarnos con Él, hay que contemplarle primero crucificado...

mirando mis manos las veo vacías, aún no estoy crucificado...

Gracias te doy, Jesús Sacramentado, y te ruego que,

cuando se aproxime mi noche, esté mi ser preparado

para serte fiel, mi amado. Henry Dum Álvarez

Postulante colombiano (Costa Rica)

XX Terminada la primera lectura, exponer que se trata del tema de la pasión y muerte de Jesucristo,

para, enseguida, invitar a los niños y niñas a intentar declamarla con el énfasis que requiere. XX Poner, de fondo, la música instrumental que sea adecuada al tema. El catequista declamará un primer fragmento, a un costado del Cristo crucificado. XX Posteriormente, invitará a niñas y niños a declamar, con voz fuerte y clara, y con las pausas correspondientes.

Desarrollo • Conozco 2 XX Comentar que la mayoría de nosotros tenemos una imagen de Cristo crucificado en casa o al me-

nos la hemos visto en el templo. Luego, animarles a contestar las siguientes preguntas: • ¿Cuántos de nosotros nos hemos detenido a contemplar cada una de las partes de su cuerpo como nos lo expresa la poesía? • ¿Qué hemos observado en sus manos? • ¿Qué hemos observado en su cabeza? • ¿Qué observamos en sus pies, en sus ojos, en su corazón? • Todo esto que podemos observar en la imagen, ¿creen que le haya causado dolor a Jesucristo? • ¿Alguno de ustedes, ha sufrido algún accidente o alguna herida en alguna parte de su cuerpo? • ¿Qué han sentido en ese momento? • ¿Sería un dolor semejante al de Jesucristo?

La pasión de Jesús XX Los niños observan las fotos incluidas en su libro de texto, y describen los momentos difíciles que

Jesús sufrió durante su pasión y muerte: • La primera imagen es una representación de Jesús en el huerto de Getsemaní. • La segunda imagen representa a Jesús cargando la cruz camino al Calvario, de El Bosco. • La tercera imagen es una pintura surrealista “El Cristo de san Juan de la Cruz” de Salvador Dalí. Jesús, como verdadero hombre, siente tristeza y angustia al grado de sudar gotas de sangre. Pero no se deja vencer por estos sentimientos, sino que, impulsado por el Espíritu Santo, se pone en oración, una oración suplicante en la que pide ser liberado de lo que le espera. La respuesta que recibe del Espíritu 88

Guía Alianza 05_U4.indd 88

14/11/19 16:32


Santo es la fortaleza, la obediencia y el amor hacia el Padre y hacia los hombres. Con esta fuerza puede decir: “Que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

La plenitud del amor En la cruz se da la plenitud del amor divino. El amor del Padre que nos entrega a su Hijo Jesús. El amor del Hijo que ofrece su vida al Padre por medio del Espíritu Santo. “Porque nadie me quita la vida, yo la doy voluntariamente” (Jn 10,18). Este sacrificio de Jesús es el sacrificio de la nueva Alianza, anunciado por él en la última cena cuando parte el pan y bebe la copa. En la cruz, Jesús nos demuestra que el verdadero amor exige sacrificio. Él lo experimentó en su cuerpo: dolor, tristeza, desesperación, soledad, abandono; Él fue víctima de insultos, de ofensas, de traición. Todo lo aceptó para demostrarnos que ese dolor tiene sentido; no es un dolor inútil, sino que es una ofrenda al Padre que tiene como objetivo la reconciliación de los hombres y mujeres con Él mismo. Si nosotros supiéramos con anticipación que vamos a sufrir una herida o algún accidente al salir a la calle o en la escuela, posiblemente pensaríamos en quedarnos en casa. Jesucristo, ya sabía que iba a sufrir tanto dolor, burlas e injusticias y, sin embargo, las aceptó. ¿Qué motivó a Jesús para padecer todos estos tormentos? Veamos la respuesta en las siguientes citas bíblicas del Evangelio de san Lucas.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Lucas 22,39-46;23,33.44-46. XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué le pidió Jesús a sus discípulos, al llegar al monte de los Olivos? • ¿Qué le expresa Jesús al Padre en la oración? • ¿Qué hicieron con Jesús al llegar al lugar llamado de la Calavera? • ¿Cuáles fueron las últimas palabras de Jesús antes de morir? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El amor de Jesús es un amor llevado hasta el extremo “porque nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos” (Jn 15,13). En la actualidad, Dios no nos pide que muramos en una cruz como murió Jesús. Nos pide que le ofrezcamos nuestra vida de todos los días, unida a Cristo, como un bello regalo. Para que este regalo sea agradable a Dios, debemos imitar a Jesús en la oración, para no caer en la tentación de la desobediencia a nuestros padres, la flojera, el desorden, la irresponsabilidad, la pornografía, la violencia, el libertinaje...

89

Guía Alianza 05_U4.indd 89

14/11/19 16:32


Oración • Platico con mi Padre Dios

Creo en ti

Creo en ti, Jesucristo, Señor de la vida. Creo en tu muerte, que fue dolorosa y solitaria. Creo que has muerto por amor.

Los preadolescentes de hoy te reconocemos y sabemos que nuestra salvación ha sido la causa de tu muerte.

Gracias, Jesús, porque en la cruz te das hasta el extremo y, con tu resurrección, nos das una nueva vida. Tu cruz es nuestro misterio, es camino de amor y libertad. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar esta oración de san Ignacio de Loyola:

Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. Oh, buen Jesús, óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me aparte de ti.

Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame y mándame ir a ti,

para que con tus santos te alabe,

por los siglos de los siglos. Amén.

Actividad • Aprendo XX Completar el ejercicio que aparece en su texto.

Solución 1. Jesús recibe del Espíritu Santo la fortaleza para cumplir la voluntad del Padre. 2. Jesús se pone en oración para vencer la tristeza y la angustia. 3. En la cruz se da la plenitud del amor divino. 4. EL amor del Hijo, que ofrece su vida al Padre por medio del Espíritu Santo. 5. Jesús se ofrece por amor al Padre, para reconciliar a los hombres con Dios. 6. A imitación de Jesús, me pondré en oración, para no caer en tentación.

90

Guía Alianza 05_U4.indd 90

14/11/19 16:32


Compromiso • Avanzo XX Indicar a los niños que, durante la semana, por las mañanas, ofrecerán a Jesús crucificado la ora-

ción “Creo en ti” y, por las noches, ofrecerán la oración de san Ignacio de Loyola.

Para vivir en familia XX Leer en compañía de sus papás el pasaje del profeta Isaías 52,13-15;53 (completo). XX Registrar en su texto alguna conclusión que formulen respecto a la lectura.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Haces oración con frecuencia para no caer • Responden: en tentación? • ¿Quién impulsa a Jesús a cumplir la volun¿Dejas que el Espíritu Santo actúe en ti para tad del Padre? • cumplir la voluntad del Padre o prefieres • ¿Cómo y dónde demuestra Jesús el verdadehacer tu voluntad?

ro amor a los hombres? • ¿Cuál es el sentido del dolor en la pasión y muerte de Jesucristo?

Recuerda Preparar las cartas necesarias para el próximo Encuentro; personalízalas anotando el nombre de cada niño.

NOTAS

91

Guía Alianza 05_U4.indd 91

14/11/19 16:32


Encuentro 18

La resurrección de Jesús Objetivo particular: Reconocemos que solo Dios es el dueño de la vida a través de la resurrección de Jesucristo.

En presencia de mi Padre Dios XX Con alegría y gozo cantamos con los alumnos el tema “Resucitó”.

Motivación • Conozco 1 Traigo una carta para... XX Iniciar con el siguiente juego.

• El catequista invitará a los niños a colocarse en círculo. Podrán estar sentados o parados, pero

siempre respetando un lugar. • El catequista pasará al centro del círculo e iniciará el juego diciendo, por ejemplo: “Traigo una carta para todos los participantes que traigan zapatos negros”. Todos los participantes que lleven zapatos negros deberán cambiar de lugar y el catequista aprovechará ese momento para tratar de ocupar un lugar vacío. El que se quede sin lugar pasa al centro y hace lo mismo, inventando una característica nueva, por ejemplo: “Traigo una carta para todas las que traigan aretes”. • El catequista determinará el momento oportuno de suspender el juego.

La carta de Jesús XX Terminando el juego, se continuará con otra dinámica.

1. El catequista deberá preparar con anticipación las cartas, ponerles nombre e introducirlas en un sobre que irá dirigido a cada niño. 2. Entregar a cada uno de los niños su sobre. 3. El catequista inicia la dinámica con las siguientes palabras: “Alguien que te quiere mucho te ha enviado una carta. Léela con calma”. (Mientras se hace la lectura personal, se puede poner música suave). Querido amigo : Como bien sabes, amigo mío, yo fui enviado por mi Padre que me ungió con el Espíritu Santo para cumplir una misión: la salvación de los hombres. Mientras viví en este mundo, pasé haciendo el bien, sanando a los enfermos del cuerpo y del alma, y enseñándoles que mi Padre es también Padre de ustedes. Esta misión llegó a su cumplimiento cuando fui clavado en una cruz. Mi crucifixión fue la revelación del gran amor que te tiene el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. 92

Guía Alianza 05_U4.indd 92

14/11/19 16:32


Esta señal de amor queda coronada por el poder del Padre y del Espíritu que me resucitó de entre los muertos para que los hombres crean que verdaderamente soy el Hijo de Dios que da la vida y vence a la muerte. Mi resurrección es un anuncio de que, un día, también ustedes, van a resucitar conmigo. Disfruta de este don de la resurrección, recordando mis enseñanzas y mis obras y practicándolas con amor. Ayuda a los necesitados, sigue asistiendo al catecismo para que me conozcas mejor, sé obediente y respetuoso con tus padres, sigue los caminos que te mostré a través de las Bienaventuranzas, cumple con tus deberes y obligaciones aunque te parezcan difíciles, procura hablar siempre con la verdad... En espera de tu respuesta generosa, te mando un abrazo de amor. Jesucristo 4. El catequista suscita un diálogo con todo el grupo en torno a las siguientes preguntas: • ¿Cómo te sientes cuando recibes una buena noticia? • ¿Qué distintos momentos vivió Jesús en favor nuestro? • ¿Qué sentimientos ha despertado en ti la carta que te envió tu amigo Jesús? • ¿Qué te llamó más la atención? • ¿Qué frase de esa carta te gustaría compartir con tus papás? La carta nos recuerda, a grandes rasgos, los distintos momentos que Jesús vivió en favor nuestro. Tanto nos ama, que fue capaz de dar la vida por nosotros. Entregó su vida, no en una muerte cualquiera, sino en una muerte de cruz.

Desarrollo • Conozco 2 El Señor resucitó El mensaje de la cruz es el mensaje del amor que Dios nos tiene. Ahí, se revela un amor sin límites, pues Dios no se reservó a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte en la cruz. El Espíritu que le dio vida a Jesús en el seno de la Virgen María, es el mismo Espíritu de Dios que lo resucita a una nueva vida. Es su mismo cuerpo, identificado por sus heridas; pero, ahora, es un Jesús lleno de alegría, de gloria y de luz. Al resucitar Jesús, nos demostró su procedencia divina. Por eso es Dios: porque solo Dios tiene dominio sobre la muerte y por eso el Padre le da el título de Señor, y nosotros nos dirigimos a él como Jesús nuestro Señor. Cristo es el Señor, es decir, dueño de todo lo creado. Por todos estos padecimientos, parecía que Jesús había fracasado y, por lo tanto, todo este dolor resultaba inútil. Pero, para no caer más en la tentación del pensamiento judío, veamos qué nos dice la Sagrada Escritura en los Evangelios de san Lucas y de san Juan.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo evangelio según san Lucas 24,1-8 y Juan 20,19-20 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • ¿Qué día ocurrió la resurrección del Señor Jesús? 93

Guía Alianza 05_U4.indd 93

14/11/19 16:32


• ¿Qué les dijeron los hombres con ropas fulgurantes a las mujeres que visitaron el sepulcro de Jesús? • ¿Cómo saludó Jesús a sus discípulos? • ¿Qué les mostró Jesús a sus discípulos para que creyeran en él? • ¿Cómo reaccionaron los discípulos ante la presencia del Resucitado?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La resurrección de Jesús es un anuncio de que un día también nosotros vamos a resucitar. Pues así lo dijo y lo prometió, para todos los que quieran ser como Él. La acción de Jesús resucitado en la Iglesia se manifiesta en los sacramentos, en el servicio y en la caridad al prójimo. Ser como Él nos compromete a amar siguiendo su ejemplo: buscando la compañía de otros, sonriendo continuamente a las personas que conviven con nosotros, teniendo un lenguaje amigable y cariñoso, sintiendo tristeza cuando alguien sufre, dándole consuelo, compartiendo tu amor con los demás...

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Organizar al grupo en un círculo y cantar, con entusiasmo y alegría: “Mi Dios está vivo”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a aprenderse la frase contenida en san Lucas 24,5-6:

“¿Por qué buscan entre los muertos al que vive? No está aquí. ¡Resucitó!”

Actividad • Aprendo XX Después, se completa la cita bíblica que se indica.

Solución: ¡ALELUYA, ALELUYA! EL SEÑOR RESUCITÓ.

Compromiso • Avanzo XX Indicar a los alumnos que esa semana se propongan tener un encuentro con Jesús resucitado

y prepararse para hacer una buena confesión y para recibirlo con gozo y alegría en la Eucaristía.

Para vivir en familia XX Contestar la carta que les envió Jesús, pidiendo a sus papás que les den algunas sugerencias. XX Entregarán la carta al catequista en la próxima sesión de catequesis.

94

Guía Alianza 05_U4.indd 94

14/11/19 16:32


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Qué relación existe entre la resurrección de

Responden: • ¿Por qué no encontraron a Jesús en el sepulcro? • ¿Qué señales nos permiten comprender que Jesús realmente resucitó? • ¿Cómo es ahora Jesús resucitado? • ¿Quién le dio nueva vida a Jesús?

Jesús y el sacramento de la Eucaristía? • ¿De qué manera vives esta relación?

Recuerda Invitar a los papás y familiares para que participen en la próxima Celebración. Además, preparar las tarjetas con el mensaje de cada Encuentro visto en esta unidad.

NOTAS

95

Guía Alianza 05_U4.indd 95

14/11/19 16:32


Celebración 4

Jesús, el Hijo de Dios, hecho hombre Objetivo particular: Valoramos el amor que Dios nos ofrece en la persona de su Hijo Jesús.

Entrada

Catequista: Nos hemos reunido hoy, junto con nuestros papás, para que unidos por el amor a Jesucristo, reflexionemos sobre su paso por este mundo, que fue todo un camino de amor, llegando hasta el extremo de dar la vida por nosotros. Es en Jesucristo que se hace visible el amor de Dios Padre.

Canción inicial XX Iniciemos entonando el canto, “Jesús está vivo” que viene en el libro del niño o el siguiente:

Se llama Jesús

Hay un hombre que trae la vida, hay un hombre que trae la paz, hay un hombre que trae una sonrisa, hay un hombre que da libertad. A los ciegos hace ver, a los sordos escuchar, y a los muertos resucitar, a los mudos hace hablar, a los pobres les da pan, y al enfermo puede curar.

Se llama Jesús… Él es el Hijo de Dios, nuestro salvador, que muriendo la vida nos dio. El que busca al pecador, que perdona con amor, y que en el pan se quedó. Se llama Jesús… ¡Qué gran invento y Tú solo lo hiciste!

Resumen de los encuentros Nota: El catequista deberá preparar por escrito, en tarjetas, el mensaje de cada uno de los encuentros de esta unidad y repartirlas a diferentes niños para que las lean ante el grupo, en el siguiente orden: Catequista: Escuchemos con atención el mensaje de cada uno de los encuentros que hemos estudiado en esta unidad. Después de cada lectura, los invitamos a que participen, aportando algunas otras ideas que recuerden de ese mismo encuentro. Lector 1: Encuentro 13. En el Bautismo, Jesús es ungido públicamente con el Espíritu Santo como profeta y servidor del Padre, para iniciar la misión encomendada por Dios. En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. Lector 2: Encuentro 14. A través de las Bienaventuranzas, Jesús nos enseña los caminos que debemos seguir, impulsados por el Espíritu Santo, para entrar en el Reino de los cielos. En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. 96

Guía Alianza 05_U4.indd 96

14/11/19 16:32


Lector 3: Encuentro 15. Con el poder del Espíritu Santo, Jesús realiza milagros a favor de los pobres, los pecadores y los enfermos. Los milagros no solo suceden en el cuerpo sino también en la mente y en el corazón, porque Jesús es la luz del mundo que ilumina todas las situaciones del hombre.

En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. Lector 4: Encuentro 16. Durante la última cena, Jesús instituye el sacramento de la Eucaristía y nos enseña a servir a los demás. Son dos acciones inseparables. Por eso, al recibir en la Eucaristía el amor de Jesús, recibimos la fuerza del Espíritu Santo para amar y servir al prójimo. En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. Lector 5: Encuentro 17. Conociendo Jesús todo lo que iba a padecer, acepta cumplir la voluntad del Padre recibiendo la fuerza del Espíritu Santo, por medio de la oración, para culminar el plan de salvación en la cruz y, de este modo, conseguir la reconciliación de los hombres con Dios. En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. Lector 6: Encuentro 18. En la resurrección, se manifiesta el poder del Padre y del Espíritu Santo, que resucitó a Jesús de entre los muertos, para que los hombres crean que Jesús es verdaderamente el Hijo de Dios. En este momento se escuchan las aportaciones de los niños y los papás que deseen hacerlo. Catequista: Enseguida, escuchemos con atención el mensaje que nos comunica san Pedro a través de la Sagrada Escritura.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro de los Hechos de los Apóstoles 2,22-24

Reflexión XX El catequista puede plantear las siguientes preguntas:

• ¿Por qué Jesús tenía autoridad? • ¿Qué hizo Jesús? • ¿Qué hicieron los israelitas con Jesús? • ¿Quién conocía todo esto de antemano? • ¿Qué sucedió con Jesús después de la crucifixión? • En la actualidad, ¿nuestra actitud ante Jesús es diferente o semejante a la de los israelitas?

¿Por qué? Catequista: A continuación, y seguros de que Jesús nos ama e intercede por nosotros ante su Padre amoroso, repitamos a cada frase: Escúchanos, Señor. (Invitar a los papás a leer las peticiones). Papá/Mamá: Contágianos con tu amor para amar a nuestros hermanos. Todos: Escúchanos, Señor. Papá/Mamá: Ayúdanos a actuar siempre con amor, movidos por el Espíritu Santo. Todos: Escúchanos, Señor.

97

Guía Alianza 05_U4.indd 97

14/11/19 16:32


Papá/Mamá: Ayúdanos a ser buenos servidores tuyos. Todos: Escúchanos, Señor.

Oración Niña: Señor, ayúdanos a recibirte con frecuencia en la Eucaristía. Todos: Escúchanos, Señor. Niño: Señor, que aprendamos a orar en todo momento. Todos: Escúchanos, Señor. Niña: Señor, envía al Espíritu Santo para que ilumine la mente y el corazón de nuestros catequistas y sacerdotes de nuestra diócesis. Todos: Escúchanos, Señor. Niño: Señor, haz que podamos cumplir siempre tu voluntad, para participar de tu resurrección. Todos: Escúchanos, Señor.

Catequista: Agradecidos, por tanto amor, digamos a Jesús: “Gracias”.

Canción de despedida XX Nos despedimos del Señor con el siguiente canto:

Te doy gracias, Jesús

Te doy gracias, Jesús, por haberme encontrado. Por haberme salvado, te doy gracias, Jesús. Mi amor era pequeño, pero ya lo he encontrado;

y ese pequeño amor hoy se ha agigantado. Hoy Jesús es mi guía. Él controla mi vida y no hay ser terreno que mi cariño mida.

Recuerda Invitar a los niños a que participen en la escenificación del siguiente Encuentro.

98

Guía Alianza 05_U4.indd 98

14/11/19 16:32


5

unidad

El Espíritu Santo guía a la Iglesia

Reconocemos la acción del Espíritu Santo en la Iglesia, a partir de Pentecostés, mediante la evangelización que se extiende a todo el mundo. ENCUENTRO 19 Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en cada uno de nosotros. ENCUENTRO 20 Reconocemos que en una comunidad con espíritu cristiano se participa, se comparte y se vive en comunión. ENCUENTRO 21 Reafirmamos nuestra fe en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y aprendemos a respetar otras religiones. ENCUENTRO 22 Conocemos algunas características de las prácticas religiosas de los pueblos prehispánicos y descubrimos el dinamismo del Espíritu que impulsa a los misioneros. ENCUENTRO 23 Conocemos las condiciones que permitieron que la Buena Nueva llegara a Texcoco, descubriendo cómo el Espíritu favoreció el anuncio. CELEBRACIÓN 5 El Espíritu Santo camina con su Iglesia.

Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Guía Alianza 05_U5.indd 99

14/11/19 16:41


Encuentro 19

La venida del Espíritu Santo Objetivo particular: Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en cada uno de nosotros.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar el tema “Espíritu Santo ¡ya llegó!”

(https://youtu.be/hLDI9-dQD7g).

Motivación • Conozco 1 XX Previamente, preparar con los alumnos voluntarios la dramatización del siguiente guion:

(Narrador: N, Amigo: A, Hermana de Luis: H, Luis: L) N:

Supongamos que un amigo llega a la casa de Luis.

A: (Toca la puerta y espera.)

H: (Abre la puerta y pregunta…) ¿Qué desea?

A: (Sonriente) ¡Hola! Soy Joaquín y busco a Luis.

H: Pasa. (Entran en la casa y se detienen en la sala.) Espéralo aquí en la sala.

N: Luis está en su cuarto, muy ocupado. Entonces pueden suceder tres situaciones… Primera situación: Luis no se entera, porque nadie le avisa que ahí está su amigo. A: (Checa su reloj y voltea para todos lados. Piensa en voz alta…)

N:

Nadie me atiende, creo que mejor me voy.

Segunda situación: Le avisan a Luis, pero...

H: (Dirigiéndose a la habitación donde está Luis.) Te busca un amigo llamado Joaquín y te está esperando en la sala. L: ¿Joaquín? No recuerdo a ningún Joaquín, creo que ni lo conozco. Además, tengo mucho que hacer. Dile que no estoy. H: (Sale a la sala y le dice al amigo…) Mi hermano no está.

A: Vendré en otra ocasión, gracias. (Se dirige a la puerta y sale.) N: Tercera situación: La hermana de Luis lo llama. H: (Desde la sala grita…) ¡Luis! ¡Te busca Joaquín!

L: (Sale de su cuarto, se dirige al amigo y le da un abrazo.) ¡Hola, Joaquín! ¡Cuánto tiempo sin vernos! ¿Cómo estás? N: Luis platica con él; lo invita a comer y lo hospeda en su casa con alegría y con amor. 100

Guía Alianza 05_U5.indd 100

14/11/19 16:41


Desarrollo • Conozco 2 Un visitante especial Hoy vamos a hablar de un visitante muy especial que llega a nuestro corazón y toca: es el Espíritu Santo. Pero nos puede pasar lo que a Luis. Primera situación: No lo recibimos porque nadie nos ha hablado de Él. Segunda situación: No lo recibimos porque nuestra mente está llena de tantas cosas (televisión, videojuegos...) que nos ocupan y no tenemos tiempo para Él. Tercera situación: Lo recibimos con gusto gracias a que asistimos a la catequesis y poco a poco vamos descubriendo su presencia. Vamos a conocer un poco más a ese visitante especial; además, veremos en la Sagrada Escritura cómo los apóstoles, la Virgen María y otras mujeres recibieron al Espíritu Santo estando en oración.

El día de nuestro Bautismo Cada uno de nosotros, mediante el sacramento del Bautismo, hemos recibido el don del Espíritu Santo. XX Indicar a los niños que dibujen cómo se imaginan que fue el momento en que el Espíritu llegó a ellos en el Bautismo. Todos los que estamos aquí hemos recibido al Espíritu Santo en el Bautismo. Aunque no lo vemos, el Espíritu de Dios actúa en nuestra inteligencia y conciencia, nos impulsa a hacer buenas obras, a la obediencia y al respeto a los demás. Él no se va, ahí está siempre atento a nosotros, quiere transformarnos en mejores hijos, mejores amigos, mejores cristianos. Cada uno de nosotros, mediante el sacramento del Bautismo, hemos recibido el don del Espíritu Santo.Para que podamos gozar de su presencia, necesitamos seguir descubriéndolo cada día, como lo hemos venido haciendo en los diferentes encuentros de catequesis. Este Espíritu, que recibimos por la omnipotencia de Dios, es el mismo que estuvo presente en la Creación, que acompañó en su misión a Moisés, a los reyes y a los profetas. Es el mismo Espíritu que se manifestó plenamente en Jesús y es el mismo que fue enviado por Jesucristo para habitar en cada uno de nosotros.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro de los Hechos de los Apóstoles 1,13-14; 2,1-4.14-18 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Qué hacían los apóstoles reunidos en compañía de María y de otras mujeres? • ¿Qué día era el que menciona el texto? • ¿Qué fue lo que se posó sobre los apóstoles? • Todos los que estaban reunidos, ¿de qué quedaron llenos? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Cuando el Hijo culminó la obra que el Padre le encargó realizar en la Tierra, fue enviado el Espíritu Santo sobre los apóstoles el día de Pentecostés. El Espíritu Santo es un poder que transforma profundamente desde ese momento a los apóstoles y los llena de sus dones, impulsándolos a actuar con valentía y a expresarse en lenguas diferentes como signo de que el mensaje de Jesucristo es un mensaje universal. 101

Guía Alianza 05_U5.indd 101

14/11/19 16:41


Aquellos hombres, antes miedosos y que no comprendían muy bien las palabras de Jesús, ahora aparecen llenos del poder, de la sabiduría y de la fortaleza que el Espíritu les da para continuar la misión de Cristo, es decir, dar a conocer a todos los hombres el Reino de Dios. Hoy que sabemos con seguridad que el Espíritu Santo habita en nosotros, necesitamos aprender a vivir con Él. Por eso será importante invocarlo con frecuencia para que nos ilumine, nos fortalezca y nos haga dóciles a sus inspiraciones. Siendo constantemente fieles a sus inspiraciones, perseveraremos en la gracia y mereceremos el favor divino, con luces y fuerzas para apartarnos de las cosas y de las acciones que desagradan a Dios. También nos ayudará a vivir en su presencia si recibimos con frecuencia los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía. Así mismo, no olvides que tú debes tomar la iniciativa en cualquier acción que desees y el Espíritu de Dios estará ahí presente.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX En voz alta y con fervor, pronunciar con todos los niños y niñas la secuencia del Espíritu Santo,

incluida en su libro, para invocar su presencia.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar la oración:

“Ven Espíritu Santo llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y se renovará la faz de la tierra.”

Actividad • Aprendo XX Guiar a los alumnos para que consultando su Biblia (Hch 2,1-4) completen el texto.

Solución: Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De pronto vino del cielo un ruido, como una violenta ráfaga de viento, que llenó toda la casa donde estaban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego, que separándose se fueron posando sobre cada uno de ellos; y quedaron llenos del Espíritu Santo.

Compromiso • Avanzo XX Invítalos a que, durante la semana, se reúnan en familia para orar utilizando la Secuencia del

Espíritu Santo.

102

Guía Alianza 05_U5.indd 102

14/11/19 16:41


Para vivir en familia XX Invitar a los niños a que, en familia, oren diariamente, invocando la presencia del Espíritu Santo.

Registrar en su libro de texto a los miembros de la familia que los apoyaron. XX Indicar que describan cuáles fueron las actitudes más generosas y serviciales que pusieron en práctica durante la semana, y que las escriban en su libro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Qué crees que te hace falta para que el Espí-

Responden: • ¿Qué pasó el día de Pentecostés? • ¿Qué cambios se notaron en los apóstoles el día de Pentecostés? • ¿Cuándo recibiste el don del Espíritu Santo? • ¿Qué debemos hacer para estar en constante unidad con el Espíritu Santo?

ritu Santo actúe siempre en ti? • De hoy en adelante, ¿qué harás para que el principal invitado a tu catequesis sea el Espíritu Santo?

Recuerda Se requiere una bola de estambre grueso para realizar la dinámica del siguiente Encuentro.

NOTAS

103

Guía Alianza 05_U5.indd 103

14/11/19 16:41


Encuentro 20

Las primeras comunidades cristianas Objetivo particular: Reconocemos que en una comunidad con espíritu cristiano se participa, se comparte y se vive en comunión.

En presencia de mi Padre Dios XX Hacer la oración “A la Iglesia del Señor”. Escucha una versión aquí:

https://youtu.be/KOfTC5zuaNE.

Motivación • Conozco 1 La telaraña XX Previamente, conseguir una bola de estambre grueso. Iniciar con la siguiente dinámica.

• Invitar a los participantes a formar un círculo. • Comenzar lanzando la bola de estambre a alguno de los participantes, sin soltar la punta. • El que recibe la bola tiene que contestar las siguientes preguntas: • ¿Quiénes forman tu familia? • ¿De qué manera se ayudan unos a otros en tu familia? • ¿Qué acciones realiza tu familia para agradar a Dios y cada cuánto las realizan?

Cuando el participante termine de responder, lanza la bola a otra persona, sin soltar el hilo. La persona que reciba la bola de estambre volverá a contestar las mismas preguntas. Así lo harán sucesivamente, hasta que participen todos los integrantes del grupo, y queden enlazados en una especie de telaraña. Nota: Si el grupo es muy numeroso, se sugiere que elijan y respondan solo una de las preguntas. • El catequista propicia una reflexión sobre el símbolo de la telaraña: es un tejido que habla de solidaridad, unión, de la importancia de cada persona. ¿Cómo afecta al grupo si alguien suelta el hilo (es decir, si abandona el grupo o no cumple con su parte, etc.)? • Concluir la reflexión explicando que la familia es un ejemplo de comunidad. • Pedir que vayan regresando la bola, devolviéndola al que la lanzó con anterioridad, pero, antes de ello, cada uno deberá expresar alguna acción que pueda realizar para favorecer la unidad familiar. XX Pedir a las niñas y los niños que contesten en su libro cómo ayudan a sus compañeros en su comunidad escolar.

104

Guía Alianza 05_U5.indd 104

14/11/19 16:41


Desarrollo • Conozco 2 Los miembros de mi familia En cada una de nuestras familias, debemos aprender a compartir entre todos el amor, la fe, los bienes materiales, los ratos libres, los conocimientos, las experiencias, las alegrías, las tristezas y muchas cosas más. XX Pedir a los niños que contesten: ¿Quiénes forman parte de tu familia? ¿De qué manera se ayudan unos a otros en tu familia? ¿Qué acciones realiza tu familia para agradar a Dios y cuándo las realizan? Desde el principio, Dios nos creó en comunidad; por eso nos creó hombre y mujer con cualidades, virtudes, habilidades y características propias, que se complementan para llegar a integrar una familia. Con nuestra familia, formamos una pequeña comunidad, pero la agrandamos cuando nos relacionamos con otras personas para realizar actividades como barrer nuestras calles, rezar el Rosario, compartir cosas materiales, organizar convivencias o encuentros deportivos o cuando colaboramos para mejorar nuestra escuela. Al hablar de comunidad, nos referimos al grupo de personas decididas a compartir objetivos en común.

Las primeras comunidades cristianas En Pentecostés se da el comienzo de la comunidad de discípulos de Jesús que, guiados e iluminados por el Espíritu Santo, contribuyen a la edificación del nuevo Pueblo de Dios, viviendo los signos de la nueva y definitiva Alianza. La fe se implanta sólidamente en Jerusalén, primera comunidad cristiana, en donde la gente cambió su forma de ser y de pensar gracias a la acción del Espíritu Santo. Por eso, “acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones” (Hch 2,42). Además, vivían unidos y compartían sus bienes según las necesidades de cada uno. Y el número de creyentes en Jesucristo iba aumentando. Pablo, que en un principio fue perseguidor de los cristianos, recibe un llamado del mismo Jesús, quien lo llena con la fuerza del Espíritu Santo, y desde ese momento cambia su vida, convirtiéndose en un gran predicador del Evangelio. Después de cierto tiempo de predicación, recorre las provincias romanas. Durante ese tiempo: • Reconoce que la comunidad de Éfeso vive en Cristo Jesús la fe y el amor para con todos los miembros de esa comunidad (Ef 1,15–16). • Invita a los filipenses a mantenerse en la unidad, la caridad, la humildad, la obediencia y otras virtudes que ellos ya practicaban (Fil 2,1–11). • Escribe a los colosenses invitándoles a perseverar en la fe y el amor a Cristo Jesús (Col 2,1–7). • Anima a los tesalonicenses a la práctica de la pureza, el amor fraternal y el trabajo, así como a la perseverancia en el amor que Dios mismo les enseñó (1 Tes 4,1–11). Veamos en la Sagrada Escritura cómo hemos retomado estas enseñanzas de las primeras comunidades formadas por Jesús y sus apóstoles.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro de los Hechos de los Apóstoles 2,41-47 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

105

Guía Alianza 05_U5.indd 105

14/11/19 16:41


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Cuáles eran las cuatro acciones principales para las que se reunían los bautizados? • ¿Cómo vivía la comunidad? • ¿Qué compartían esas personas? • ¿Cómo se repartían el dinero? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La gente de las primeras comunidades se convertía, es decir, cambiaba su forma de ser y de pensar gracias a la acción del Espíritu Santo que los impulsaba a compartir su fe, sus bienes, sus conocimientos, sus penas y alegrías. Vivían en comunidad, se ayudaban en todo y nadie pasaba hambre o necesidad; aprendieron a practicar el amor fraterno. Esas virtudes que pusieron en práctica son las que cada uno de nosotros, los bautizados de ahora, debemos vivir en nuestras comunidades para cumplir la voluntad de Dios: formar una sola Iglesia

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Tomados de la mano, unidos en la fe y en el amor a Cristo rezamos la Oración por la unidad de los

cristianos, incluida en el libro de los niños y las niñas.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar la cita bíblica Hechos 2,42:

“Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones.”

Actividad • Aprendo XX Descubrir en el laberinto que viene en su texto el camino que lleva a Dios a través de las acciones

que practicaban en las primeras comunidades cristianas.

Compromiso • Avanzo XX Que cada niño elija alguna de las virtudes que practicaba la comunidad de Jerusalén y la ponga

en práctica con su familia durante la semana.

Para vivir en familia XX Registrar en su texto cuál fue la virtud que seleccionó para practicar con su familia durante la

semana y que explique brevemente la vivencia que experimentó.

106

Guía Alianza 05_U5.indd 106

14/11/19 16:41


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

es el ambiente en tu equipo de catequesis? • ¿Saben compartir y ayudarse?

Responden: • ¿Qué rasgos distinguían a las primeras comunidades de las que hemos hablado? • ¿Qué acciones realizan en tu familia que sean parecidas a las de las primeras comunidades cristianas? • ¿Cómo podemos practicar el amor fraterno? • ¿A quién debemos invocar para poner en práctica las virtudes cristianas?

• ¿Cómo

Recuerda Preparar la serie de dibujos (rotafolio) que se requiere para motivación del siguiente Encuentro y el esquema del crucigrama para revisar la actividad de los niños (se sugiere motivar a los niños para que le auxilien en la elaboración de alguno de dichos dibujos).

NOTAS

107

Guía Alianza 05_U5.indd 107

14/11/19 16:41


Encuentro 21

El cristianismo y otras religiones Objetivo particular: Reafirmamos nuestra fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, y aprendemos a respetar otras religiones.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantar con todos el tema “Cristo te necesita”. Escúchalo aquí:

https://youtu.be/9mLZ4tLNEFM.

Motivación • Conozco 1 1. El catequista preparará una serie de dibujos que ilustren cada una de las religiones de las que nos habla el cuento “Adorar a Dios con amor” (Zanuso, H. Cuéntame un ejemplo. Colección de 367 cuentos y anécdotas con enseñanza cristiana. México, Buena Prensa, 2013, pp. 93-95. Se sugiere elaborar un rotafolio). 2. Narrar el cuento asociando las imágenes del rotafolio con las descripciones que se van presentando.

Adorar a Dios con Amor

Desde el cielo, Dios se asomó para ver cómo los hombres estaban honrándole sobre la Tierra.

Vio a un hindú, sentado como si fuera una flor de loto, en profunda meditación, y ajeno a todos los problemas del mundo. Dios quedó complacido, pero se preguntó: –¿Para qué tanto olvido del mundo?

Luego, Dios vio a un sacerdote budista chino, el cual buscaba cómo conciliar el bien y el mal. Dios se alegró, pero dijo: ¿Para qué tanto esfuerzo sin la ayuda del cielo?

Luego, Dios vio a un africano primitivo de rodillas, temblaba delante de su ídolo. Dios se conmovió y dijo: –¿Para qué tanto miedo?

Luego, Dios vio a un musulmán. Estaba arrodillado y descalzo sobre su tapete portátil.

Teniendo su frente contra el suelo, oraba, acompañando el muecín que en voz altísima dirigía la oración desde la torre. Dios quedó emocionado, pero dijo: –¿Para qué tantos ritos y sujeción?

Luego, Dios vio a un rabino judío, el cual rezaba las bendiciones de Yahvé; de la frente y del brazo del rabino colgaban las tablillas de la Ley. Aquella oración le agradó a Dios, pero al fin, Dios dijo: –¿Para qué tantas leyes?

Entonces, Dios Padre le ordenó a su Hijo: 108

Guía Alianza 05_U5.indd 108

14/11/19 16:41


–Baja tú a la Tierra, y lleva a los hombres el Espíritu Santo, que es Espíritu de amor. Ya no quiero recibir más sacrificios, porque soy Padre. Ya no quiero la muerte, porque soy Padre. Ya no quiero el miedo, porque soy Padre. Ya no quiero la Ley, porque soy Padre.

Lo que quiero es que los hombres me amen, porque todos ellos son mis hijos.

Desarrollo • Conozco 2 Las distintas religiones Como hemos percibido a través del cuento, “de múltiples maneras, en su historia y hasta el día de hoy, los hombres han expresado su búsqueda de Dios por medio de sus creencias y sus comportamientos religiosos (oraciones, sacrificios, cultos, meditaciones...)”. Desde el mundo antiguo, se han practicado religiones politeístas (creencia en varios dioses) y religiones monoteístas (creencia en un solo Dios) como el judaísmo, el cristianismo y el islam. En el siguiente cuadro, veremos algunas características de ellas. RELIGIÓN

FUNDADOR

Brahma: dios creador. Visnú: dios conservador. Siva: dios destructor.

Hinduismo

Budismo

Judaísmo

NOMBRE DE SU DIOS

LIBRO SAGRADO

Los Vedas

Creen en la reencarnación.

Se basa en los pensamientos de un hombre, “Buda”, que propone la igualdad de las personas y sostiene que todas las almas pueden llegar a la perfección, si se lleva una vida de reflexión.

Sidharta Gautama “Buda”

Abrahán

DOCTRINA

Yahvé

La Torá

Creen en la existencia de un único Dios, creador de todas las cosas y de todos los hombres, a quien deben adorar en privado y en común, y cuyos preceptos, dados a Moisés y recogidos en las tablas de la Ley, deben cumplir. Son los depositarios de la venida de un Salvador, el Mesías.

109

Guía Alianza 05_U5.indd 109

14/11/19 16:41


Islam

RELIGIÓN

Cristianismo

Mahoma

FUNDADOR

Jesucristo

Alá

NOMBRE DE SU DIOS

Un solo Dios en tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo (Santísima Trinidad)

El Corán

LIBRO SAGRADO

La Biblia

La creencia esencial es que Dios es solo uno y que Mahoma es su enviado. Las obligaciones son cinco: La profesión de fe, la oración cinco veces diarias, la limosna o impuestos, el ayuno de Ramadán y la peregrinación a La Meca una vez en la vida. DOCTRINA Consiste, fundamentalmente, en la fe en Jesucristo como Hijo de Dios y en el amor a Dios a través del amor a los demás hombres. Jesús anuncia el Reino de Dios y después de ser glorificado, derrama el Espíritu Santo sobre sus discípulos para continuar su misión hasta nuestros días.

El cristianismo El cristianismo es la religión fundada por Jesucristo a iniciativa de Dios que nos lo ha enviado para que con su pasión, muerte y resurrección nos reconcilie con Él. El cristianismo tiene sus raíces en el judaísmo. El cristianismo consiste, fundamentalmente, en la fe en Jesús como Hijo de Dios y en el amor a Dios a través del amor a los demás hombres. Su esencia se centra en Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado, en sus obras, en sus enseñanzas, en su pasión y glorificación, así como en los comienzos de su Iglesia bajo la acción del Espíritu Santo. El centro del mensaje y predicación de Jesús es el reino de Dios, es decir, la salvación del hombre y la realización en esta vida de su destino personal que alcanzará su plenitud en la vida eterna. Nosotros, como cristianos, buscamos también al verdadero Dios, quien nos da la respuesta en la Sagrada Escritura.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del libro de los Hechos de los Apóstoles 17,22-31 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

110

Guía Alianza 05_U5.indd 110

14/11/19 16:41


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Por qué reconoció Pablo a los atenienses como personas religiosas? • ¿Qué fue lo que le llamó la atención a Pablo al recorrer los monumentos sagrados de las ciudades de Atenas? • Según Pablo, ¿por qué Dios no está lejos de nosotros? • ¿Qué pide Dios a los hombres de todo el mundo? • ¿A quién ha resucitado Dios para que creamos en Él?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] San Pablo da a conocer a los atenienses al único Dios verdadero, Jesucristo. De esta manera, san Pablo cumple el mandato de Jesús: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos” (Mt 28,19). A Pablo y a los demás discípulos que comenzaron a difundir las enseñanzas de Jesucristo se les fue conociendo como cristianos. Aunque las religiones que mencionamos al principio de este encuentro tienen algunas similitudes, el cristianismo es la única en donde el hombre puede dirigirse a Dios sin miedo y, con toda confianza, puede llamarlo Padre porque así nos lo enseñó Jesucristo. Al ser hijos de un mismo Padre, debemos aprender a amarnos y respetarnos mutuamente, así como a ser tolerantes y respetar las creencias de aquellos que profesan otra religión.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Juntos, como hijos de un solo Padre, rezamos la oración que se incluye en el libro de los alumnos.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar el Credo.

Actividad • Aprendo XX Una vez que todos hayan contestado el crucigrama en su libro, el catequista presentará una

ampliación del mismo en una lámina (previamente preparado), para que verifiquen sus respuestas y reafirmen lo aprendido en el Encuentro. Solución Verticales Horizontales 1. Yahvé 2. Jesucristo 1. Judaísmo 2. Resucitó 3. Budismo 4. Salvación 3. Cristianismo 4. Amor 5. Hinduismo. 6. Islam 5. Pentecostés 6. Mahoma 7. Iglesia 8. Moisés 7. Monoteista 8. Hombre

111

Guía Alianza 05_U5.indd 111

14/11/19 16:41


Compromiso • Avanzo XX Invitar a los niños y las niñas a mostrar respeto a todas las personas con las que conviva y se rela-

cione durante la semana (familiares, amigos, compañeros). Para lograrlo, ofrecerá diariamente a Jesús una oración por ellos: padrenuestro, avemaría y gloria.

Para vivir en familia XX Pedir a los alumnos que lean el primer capítulo del evangelio de san Marcos en compañía de sus

familiares, para que conozcan un poco más a Jesús. Al terminarlo, comentarán qué enseñanza adquirieron de él, lo cual deberán registrar en su cuaderno.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• Contestar las mismas preguntas propuestas • ¿Qué piensas de las demás religiones? a los niños y las niñas en su texto. • ¿Cuál crees que sea la mayor riqueza de tu religión?

Ejercicio final XX Previamente, preparar un pliego de papel bond con las siguientes dos columnas para relacionar; pedir que entre todo el grupo se resuelva. Aquí está la solución: El hinduismo es considerado como una religión... Jesucristo Sidharta Gautama fundó la religión del... Islam El cristianismo basa su religión en un libro sagrado llamado: Cristianismo El hinduismo basa su religión en un libro sagrado llamado: Budismo El cristianismo funda su fe en la persona de... Los Vedas Mahoma es considerado como enviado de Dios en la religión del... Biblia En qué religión se considera a un solo Dios en tres personas distintas: Politeísta

Recuerda

• Preparar los rompecabezas que se utilizarán para la motivación del siguiente encuentro y las fotocopias que se les dará a cada equipo. • También se requieren algunos títeres o muñequitos elaborados con foami para representar a los frailes en la actualización.

112

Guía Alianza 05_U5.indd 112

14/11/19 16:41


Encuentro 22

La evangelización en México Objetivo particular: Conocemos algunas características de las prácticas religiosas de los pueblos prehispánicos y descubrimos el dinamismo del Espíritu que impulsa a los misioneros.

En presencia de mi Padre Dios XX Organizar el montaje del tema “Yo quiero ser un niño misionero”:

https://youtu.be/E6nWB-Ylmi4.

Motivación • Conozco 1 1. Organizar al grupo en cinco equipos. 2. A cada equipo le entregará un rompecabezas. (Cada rompecabezas será referente a una de las siguientes culturas prehispánicas de México: teotihuacanos, mayas, tarascos, toltecas y mexicas. Se pueden elaborar los rompecabezas con monografías.) 3. Indicar que formen sus rompecabezas y, al concluir, que comenten lo que sepan acerca de la religión que practicaba la cultura que les haya tocado.

Desarrollo • Conozco 2 Prácticas religiosas de los pueblos prehispánicos XX Dar a cada equipo la información correspondiente a una de las culturas contenidas en el siguiente

cuadro, para que las expongan ante el grupo. CULTURA:

TEOTIHUACÁN

RELIGIÓN:

Teotihuacán es conocida como la ciudad de los dioses. Los teotihuacanos veneraban a un dios principal que representaba la lluvia (Tláloc) y lo consideraban como fecundador de la tierra. También representaban a una serpiente emplumada (Quetzalcóatl) para simbolizar el agua terrestre, esto es, el agua que corre. Seguía el dios fuego, representado por un viejo que sostiene un brasero en la cabeza (Huehuetéotl). También veneraban a Chalchiuhtlicue, la compañera de Tláloc. El dios Tláloc vivía en una mansión, el paraíso, donde moraban los muertos. Teotihuacan se convirtió en el más importante centro religioso de la región del Altiplano, desarrollándose en éste, de acuerdo con un calendario especial, los cultos y las festividades ceremoniales que cobraron fama en toda Mesoamérica.

113

Guía Alianza 05_U5.indd 113

14/11/19 16:41


DEIDADES:

Tláloc: dios de la lluvia. Huehuetéotl: dios del fuego. Quetzalcóatl: serpiente emplumada.

CULTURA:

TARASCOS

RELIGIÓN:

El culto al fuego regía la vida de los tarascos. El dios principal era Curicaveri, dios del fuego, considerado al mismo tiempo como mensajero del sol y como encarnación de este astro. Su sagrada misión era alumbrar al mundo, enviar fuego a la tierra para los hogares y para los templos. Cuerauáperi era la creadora de los dioses terrestres, de la vida y de la muerte. Tenían la costumbre de sacrificar víctimas humanas a sus dioses. El rey era el sacerdote mayor que intercedía por los hombres ante los dioses; a la vez, era el representante del dios fuego. Era el único que podía ser quemado al morir. A su muerte, se seleccionaban a siete mujeres y a siete hombres que habían de morir con él.

DEIDADES:

Curicaveri: dios del fuego. Cuerauáperi: la diosa madre.

CULTURA:

MAYAS

RELIGIÓN:

Se centraban en el culto a un gran número de dioses de la naturaleza, creían en el diluvio y en la destrucción del mundo. Sus principales dioses eran Itzamná y Kukulcán. También tenían sacerdotes que eran sumamente respetados por los gobernantes y por el pueblo. Ellos celebraban las ceremonias con que rendían culto a sus dioses y les ofrecían sacrificios de hombres y de animales para tenerlos contentos y alcanzar su protección. Los sacerdotes escribían los acontecimientos con jeroglíficos y ellos eran los únicos que sabían descifrarlos. Los mayas creían que, después de la muerte, las personas seguían viviendo de alguna manera y que recibían de los dioses premio o castigo según habían vivido. Entre las costumbres de los mayas sobresalían el respeto hacia los mayores, la honestidad de las mujeres, la educación de los jóvenes y la hospitalidad para los viajeros. Se castigaba severamente la mentira, la traición, el robo y demás crímenes.

DEIDADES:

Itzamná: dios de los cielos y del saber. Kukulcán: dios del viento y del planeta Venus (versión maya del dios azteca Quetzalcóatl). Chac: dios de la lluvia. Ixchel: diosa de la luna, de las inundaciones, de la preñez, del tejido. Hunab-ku: dios creador hacedor del mundo y de la humanidad.

CULTURA:

TOLTECAS

RELIGIÓN:

Adoraban a Tezcatlipoca, al sol, a la luna, al dios del fuego, al dios del agua llamado Tláloc y a Quetzalcóatl. Al principio, ofrecían a sus dioses flores y frutos, pero después tomaron la costumbre de sacrificar, cada año, cinco jóvenes doncellas a su dios Tláloc.

114

Guía Alianza 05_U5.indd 114

14/11/19 16:41


DEIDADES:

Tláloc: dios de la lluvia. Quetzalcóatl: personifica al dios del viento. Cintéotl: dios del maíz.

CULTURA:

MEXICAS O AZTECAS

RELIGIÓN:

La religión entre los aztecas era el centro principal de su vida pública y privada. Practicaban sacrificios humanos, porque pensaban corresponder de esa manera y ayudar a la protección que creían recibir de sus dioses. Le ofrendaban al sol la sangre de los prisioneros, para auxiliarlos en la lucha que, según ellos, libraban a diario, y de cuyo triunfo dependía que el astro se mantuviera encendido. Según los sacerdotes, Huitzilopochtli solo se alimentaba con corazones humanos, por eso había que sacrificarle víctimas humanas. Otros sacrificios consistían en arrojar vivos a los prisioneros a una hoguera. Tenían gran número de sacerdotes, que eran quienes cuidaban los templos, mantenían encendido el fuego sagrado, sacrificaban a las víctimas humanas y eran adivinos, astrólogos y maestros. Durante el año, los aztecas celebraban muchas fiestas para honrar a sus dioses y, cada 52 años, celebraban la fiesta del fuego nuevo en el cerro de Iztapalapa o cerro de la Estrella. Los mexicas estaban convencidos de que para evitar el cataclismo final era necesario fortalecer al sol mediante el ofrecimiento de su propia sangre.

DEIDADES:

Huitzilopochtli: dios de la guerra y del fuego. Tezcatlipoca: dios creador de todas las cosas. Tláloc: dios de la lluvia. Quetzalcóatl: dios del viento, del planeta Venus y de la sabiduría. Tonatiuh, el sol, y Metztli, la luna: dioses planetarios estelares.

Como hemos visto, los hombres, aún perteneciendo a diferentes grupos, se sentían atraídos a creer en alguien superior a ellos. Estos pueblos no habían recibido la Palabra del verdadero Dios. Pero Dios, que no olvida a sus hijos, utiliza diferentes caminos para llegar a ellos. Por eso, permitirá que sus mensajeros cumplan el mandato que nos dio a través de su Hijo Jesucristo. XX Pedir a los niños que busquen en la sopa de letras los nombres de los dioses. XX Luego, que anoten el número de la cultura a la que pertenecen. Solución 4 Cintéotl 2 Cuerauaperi 2 Curicáveri 5 Huitzilopochtli 3 Itzamná 3 Kukulcán 5 Metztli 1 4 5 Quetzalcóatl 5 Tezcatlipoca 1 4 5 Tláloc 5 Tonatiuh

T S C Z Q Q B E T W

W H K U K U L C A N

H U C F A E A U B R

A I U E V T Q E X Y

C T R Z N Z E R T A

I Z I C M A F A E C

N I C B X L R U R O

T L A L O C T A Y P

E O V G J O E P T I

O P E M U A A E O L

T O R E E T I R N T

L C I C R L J I A A

B H P M E T I T T C

Y T M E Z T L I I Z

M L E B U T L U U E

A I T Z A M N A H T

115

Guía Alianza 05_U5.indd 115

14/11/19 16:41


La difusión del Evangelio en México En el año 1523 llegaron a América los primeros misioneros franciscanos: fray Juan de Tecto, fray Juan de Ahora y fray Pedro de Gante, estableciéndose en Texcoco. A la vez que bautizaban a los conversos, aprendían las lenguas indígenas para poder predicar mejor a los naturales de esta región. En el año 1524 arribaron otros doce franciscanos encabezados por fray Martín de Valencia y, entre quienes venía, fray Toribio de Benavente, mejor conocido como “Motolinía”. Estos primeros misioneros recorrían el país a pie, sin más traje que su hábito, predicando el Evangelio y viviendo de la mendicidad. Por diversos medios lograron evangelizar a los indios y alejarlos de sus creencias idolátricas. Doce dominicos vinieron a México en 1526, encabezados por fray Tomás Ortiz, quien más tarde fue sustituido por fray Domingo de Betanzos. Entre ellos se distingue a fray Bartolomé de las Casas, quien fue un gran apóstol y predicador de los indígenas: se opuso a la esclavitud, liberándolos de los trabajos agobiantes, y se enfrentó a los encomenderos, predicando con el ejemplo. Por su gran amor a los indígenas, se le llamó “Padre de los indios”. En 1533 llegaron los agustinos, encabezados por fray Francisco de la Cruz. En 1572 llegan los padres jesuitas, quienes se dedicaron especialmente a la educación de los jóvenes de las clases acomodadas de las ciudades y a los indios del Norte y del Noroeste del país. Hubo también otras órdenes religiosas como la de los carmelitas, benedictinos… así como la de los mercedarios, consagrados a la redención de los cautivos; además de otras órdenes destinadas a servir en los hospitales. La tarea evangelizadora fue enorme. Los medios empleados por los misioneros para lograrla fueron los siguientes: • Enseñar la doctrina cristiana en forma de cantos. • La escritura de las principales oraciones en jeroglíficos. • La sustitución de ídolos por imágenes sagradas. • La celebración de grandes procesiones. • Representaciones sencillas con temas religiosos. • Azotes y castigos severísimos para quienes faltaban a la doctrina. Los misioneros estudiaron las lenguas indígenas para poder hablar con los indios y enseñarles, a su vez, el idioma castellano y diversos oficios y artes. Los indígenas casi siempre encontraron en los misioneros una amorosa protección contra los encomenderos españoles y criollos; y fue así como los religiosos conquistaron el respeto y el cariño de los indios. Muchos templos, conventos y hospitales, se edificaron gracias al impulso de los misioneros que dedicaban a sus patronos las obras construidas: a san Francisco, los franciscanos; a santo Domingo, los dominicos; a san Agustín, los agustinos; a san Ignacio, los jesuitas. Otro misionero notable fue don Vasco de Quiroga, conocido como “Tata Vasco”; fue Obispo de Michoacán quien se convirtió en verdadero padre de los nativos de esa región. Construyó iglesias, colegios, hospitales y dio impulso a los oficios y a las artes. Debido a su consejo, en cada pueblo se adoptó un oficio determinado, cuyo aprendizaje se heredaba de padres a hijos: la calderería de cobre, la herrería, la mueblería, el tejido de colchas... fray Juan de Zumárraga, fue el primer Obispo de México. Él se convirtió en un decidido protector de los indios y los defendió frente a los abusos de los gobernantes españoles y de los encomenderos. XX Los niños completan las frases. Solución Los misioneros emplearon en la tarea evangelizadora estos medios: • Enseñar la doctrina cristiana en forma de cantos. 116

Guía Alianza 05_U5.indd 116

14/11/19 16:41


• La escritura de las principales oraciones en jeroglíficos. • La sustitución de ídolos por imágenes sagradas. • La celebración de grandes procesiones. • Representaciones sencillas con temas religiosos. Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio según san Mateo 28,18-20 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Quién tenía autoridad tanto en el cielo como en la tierra? • ¿Adónde envía Jesús a sus discípulos? • ¿Qué misión les encomienda Jesús a esos discípulos? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] XX Se sugiere que, conforme se vaya comentando la actualización, se vayan presentando por medio

de títeres o muñequitos elaborados con foami algunos de los frailes más destacados. Jesucristo envió a sus apóstoles a todos los pueblos de la tierra. Esas palabras suyas van a cumplirse en México, después de muchos años, a través de los frailes misioneros. Después de la conquista militar de México-Tenochtitlán, Cortés se propuso hacer católicos a todos los indios pobladores del país, pidiendo que vinieran a la Nueva España misioneros capaces de enseñar la religión de Cristo y de predicar con el ejemplo de sus vidas. Con todo esto, nos damos cuenta que el Espíritu Santo, recibido en Pentecostés, actúa siempre y así lo hace con los misioneros que vinieron a nuestra tierra a cumplir el mandato de Cristo: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos”. Este mandato de Jesús es también para nosotros. Y, para poder cumplirlo, necesitamos la ayuda del Espíritu Santo. Podemos iniciar nuestra misión a través de la obediencia a nuestros padres, invitando a algún amigo al catecismo, a la Eucaristía o prestar ayuda a alguien que lo necesite, entre otras muchas cosas.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Meditar en silencio la oración de su texto y después recitarla en voz alta.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar la cita bíblica de san Mateo 28,19-20:

“Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado.”

117

Guía Alianza 05_U5.indd 117

14/11/19 16:41


Actividad • Aprendo 1. En el texto, el niño explicará junto al dibujo de qué manera los pueblos prehispánicos rendían culto a sus dioses. 2. Realizar el ejercicio que se sugiere en el texto.

Compromiso • Avanzo XX Invítalos a que, durante la semana, oren diariamente por los misioneros y ofrezcan algún sacri-

ficio por ellos. Por ejemplo: el esfuerzo por cumplir bien una tarea, la obediencia a tus papás, asistir a misa y alimentarse con la Eucaristía.

Para vivir en familia XX Leer, en compañía de su familia, el capítulo 4 de san Marcos y determinar qué relación tiene con

este encuentro. XX Registrarán las conclusiones que obtengan en su texto y deberán comentarlas en la próxima sesión de catequesis.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Cuánto te esfuerzas por conocer y compren- • Describen cómo practicaban su religión los der a tus interlocutores para que aprendan mejor las enseñanzas de Cristo y puedan vivirlas?

mexicas. • Mencionan algunas de las tareas evangelizadoras realizadas por los frailes. • Responden: ¿Qué piensan del trabajo evangelizador realizado por los misioneros en nuestro país?

Recuerda Invitar a tres o cuatro niños que deseen participar en la escenificación del siguiente Encuentro.

118

Guía Alianza 05_U5.indd 118

14/11/19 16:41


Encuentro 23

Comienzos del cristianismo en Texcoco Objetivo particular: Conocemos las condiciones que permitieron que la Buena Nueva llegara a Texcoco, descubriendo cómo el Espíritu favoreció el anuncio.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar con todos el canto “Una mañana el sembrador”

(https://youtu.be/0rX-uS4hnhs).

Motivación • Conozco 1 Texcoco a la llegada de los misioneros 1. El catequista invitará, con anticipación, a tres o cuatro niños para que personifiquen a Nezahualcóyotl, a fray Pedro de Gante y al entrevistador. 2. El catequista introduce la entrevista a cada personaje (el guion deberá ser estudiado por los alumnos anticipadamente).

Entrevista a Nezahualcóyotl

Nos remontamos a la época de esplendor de Texcoco, cuando reinaba el gran Nezahualcóyotl.

Pregunta: ¡Buenos días, gran señor Nezahualcóyotl!

P: ¿Nos podrías decir cuándo y dónde naciste?

Respuesta: ¡Buenos días, mi buen hermano! R: Nací en Texcoco, en el año de 1402.

P: ¿Qué virtudes distinguen tu gobierno?

R: He procurado gobernar con sabiduría y justicia.

P: ¿De qué manera has contribuido al progreso de Texcoco?

R: Construyendo grandes casas, abriendo escuelas, impulsando las ciencias y las artes. P: Sabemos que rinden culto a muchos dioses. ¿Cuál de ellos es tu favorito?

R: A  unque mis hermanos me han enseñado a venerar al sol, al dios del agua y del fuego, yo creo en la existencia de un solo Dios creador de todo lo que existe; por eso, a Él, más que a nadie, le rindo adoración y hasta le he compuesto algunos poemas. P: M  uchas gracias por sus respuestas, gran señor, rey y poeta, Nezahualcóyotl (Se despide con una reverencia).

119

Guía Alianza 05_U5.indd 119

14/11/19 16:41


Entrevista a fray Pedro de Gante

Ahora, nos dirigimos a la capilla de la Purísima Concepción, donde entrevistaremos a fray Pedro de Gante, uno de los primeros misioneros franciscanos que llegaron a Texcoco, en el año de 1523. P: (Le besa la mano al fraile.) ¡Buenos días (tardes), Tata Pedro! R: (Le acaricia la cabeza.) ¡Buenos días (tardes), hijo(a)!

P: Tata Pedro, ¿se te ha hecho difícil comunicarte con los indígenas?

R: Sí, mucho. He tenido que aprender algunas de sus costumbres, pero sobre todo su lengua nativa, el náhuatl. P: ¿Cuál es tu tarea principal como misionero?

R: Dar a conocer a Jesucristo como el único Dios vivo y verdadero. P: ¿Cómo lo haces?

R: Traduciendo la doctrina cristiana al náhuatl para enseñarla en forma de cantos, escribiendo las principales oraciones a través de dibujos (pictogramas), haciendo pequeñas representaciones de temas religiosos. También he preparado un catecismo en lengua náhuatl para mis hermanos indígenas. P: Sabemos que eres el fundador de la primera escuela en Texcoco. ¿Qué enseñanzas se reciben ahí?

R: E  nseñamos a leer y a escribir en lengua castellana y en latín, a cantar y a tocar instrumentos musicales. También ofrecemos talleres de carpintería, herrería, sastrería, costura, pintura y algunos otros.

P: M  uchas gracias, tata Pedro, por atenderme con amabilidad y paciencia.

Desarrollo • Conozco 2 La entrevista a Nezahualcóyotl nos da un breve panorama de la situación que se vivía en Texcoco durante su reinado. En ese tiempo, esa ciudad alcanzó un gran esplendor. Netzahualpilli, su hijo, continuó esa tendencia de buen gobierno. Por eso, Texcoco se convirtió en una de las ciudades más cultas del Anáhuac (Valle de México). Éste es el pueblo que encontraron los misioneros franciscanos a su llegada a Texcoco. XX El catequista puede hacer referencia al grabado que aparece en el libro del niño. Se trata de un grabado procedente de Diego de Valadés, Rethorica Christiana, Perugia, 1579. El grabado ofrece una visión idealizada de la obra de los franciscanos en México. Se centra en un grupo de frailes que sustenta y conduce a la Iglesia, bajo la guía de san Francisco. A su alrededor, se celebran los sacramentos, y otros enseñan la doctrina a los indios. Destacan dos religiosos que enseñan por medio de pictogramas, y aparece el célebre Pedro de Gante, entregado a la enseñanza.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio según san Mateo 13,3-8;18-23 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

120

Guía Alianza 05_U5.indd 120

14/11/19 16:41


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Cómo enseñaba Jesús a quienes lo escuchaban? • ¿Qué pasó con las semillas que no cayeron en tierra buena? • ¿Qué ocurrió con las semillas que cayeron en tierra buena? • ¿Qué significa en nosotros que la semilla caiga en tierra buena? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Es Texcoco quien tiene la fortuna de recibir, en primer lugar, la Buena Nueva. El Reino de Dios será anunciado por los misioneros a los indígenas de Texcoco, tarea complicada que desempeñarán con paciencia y gran sacrificio, y que algunos abrigarán con agrado mientras que otros la rechazarán, como nos lo dice Jesús mismo en la parábola del sembrador. • En el año 1523, fray Juan de Tecto, fray Juan de Aora y el lego fray Pedro de Gante fueron los primeros franciscanos que llegaron a Texcoco, donde aprendieron el náhuatl. • Posteriormente, les fue asignada la capilla de la Purísima Concepción de María, mandada construir por Hernán Cortés y, como ya lo vimos en la entrevista, fray Pedro de Gante fundó ahí la primera escuela que hubo en el continente americano donde, además de enseñarles a leer y a escribir en latín y lengua castellana, aprendieron artesanías como sastrería, costura, bordados y pintura; también, estableció talleres para herreros, carpinteros, canteros y zapateros, entre otros. A pesar de ser tartamudo, Gante se distinguió por su labor educativa, aprendió bien la lengua mexicana y escribió un catecismo en náhuatl para los indígenas. • En 1524 arribó a Texcoco fray Martín de Valencia junto con los once religiosos que con él formarían el famoso grupo de los doce. Entre este grupo venía fray Toribio de Benavente, llamado por los indígenas “Motolinía”, que quiere decir pobre, y fue uno de los mejores defensores que tuvieron los indígenas y quizá el que más empeño puso en dar ejemplo de lo que predicaba, viviendo como el más miserable de los indígenas y absteniéndose de recibir el menor servicio de estos. • El 12 de junio de 1524, fray Martín ofició la primera misa en Texcoco. • En 1528, los dominicos se establecieron en Chimalhuacán y Tepetlaoxtoc. • En 1555, los agustinos se instalaron en san Agustín Acolman, Tecámac y Tepexpan. • En el siglo xvi, se establecieron conventos en san Miguel Coatlinchán, san Luis Huexotla y en san Juan Teotihuacan. Los misioneros fueron notables por su caridad y por el bien que hicieron a los naturales. A través de los dos últimos encuentros de esta unidad, hemos tratado de entender cómo ha sido el camino de la fe entre nosotros. La fe de hoy tiene mucho que ver con la que vivieron nuestros antepasados. Nuestro pasado explica muchos de nuestros defectos y de nuestras cualidades como hombres y como creyentes. Los mexicanos de hoy, iluminados por la fe, pensamos que nuestros antepasados vivieron su propia historia de salvación. “Ellos tenían entre sus creencias y costumbres lo que los Padres de la Iglesia llaman las semillas del Verbo, rayos de su luz en la mente y el corazón de aquellos pueblos, en espera de ser fecundados y enriquecidos con la predicación de la Palabra y la efusión del Espíritu del Señor”. Al llegar la Buena Nueva a estas tierras, con su mensaje de esperanza, de respeto y dignidad para los pueblos de México, “los indígenas no asimilaban al principio ciertos aspectos del Evangelio, pero la presencia de los primeros evangelizadores despertó en ellos una sincera apertura al mensaje salvador. Eso favoreció que un gran número de nativos se convirtieran al cristianismo, movidos por la gracia de

121

Guía Alianza 05_U5.indd 121

14/11/19 16:41


Dios y la fuerza persuasiva de la Buena Nueva. Así, el Evangelio penetró en la vida de los pueblos de México” (ver Guía Pastoral para la Catequesis de México 4.11). A ejemplo de los misioneros, busquemos la manera de contribuir en la extensión del Reino de Dios, empezando por cumplir los mandamientos de la ley de Dios, dando testimonio desde nuestra propia familia y con los compañeros de la escuela

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar el canto “De ti tiene sed mi alma”.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animamos a las niñas y niños a memorizar la cita bíblica de san Mateo 13,23:

“Lo sembrado en tierra buena es el hombre que oye la Palabra, la medita y produce fruto: el ciento, el sesenta y el treinta por uno.”

Compromiso • Avanzo XX Invitar a los niños a que, durante esta semana, ayuden a repasar las oraciones (Padre Nuestro,

Credo, Ave María, Salve o alguna otra) a un niño o persona mayor que aún no las haya aprendido o no las recuerde (de su familia, compañero de la escuela o del catecismo).

Actividad • Aprendo XX Pedir a los niños que redacten un mensaje a Nezahualcóyotl y otro a fray Pedro de Gante, dicién-

doles lo que más les agradó de este Encuentro.

Para vivir en familia XX Indicar a los niños que lean, en compañía de su familia, el evangelio de san Marcos 6,6-13. XX Comentar la relación que tiene este pasaje bíblico con el Encuentro que acabamos de estudiar

y anotar las conclusiones que obtengan en su cuaderno.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Has contribuido a preparar una buena tierra

Niños y niñas Realizan el ejercicio propuesto en su texto.

en tu grupo de catequesis para que se puedan obtener frutos? ¿Qué te hace falta?

122

Guía Alianza 05_U5.indd 122

14/11/19 16:41


Solución al ejercicio de los niños Quetzalcóatl ¿Qué rey texcocano creía en un solo Dios creador de Netzahualcóyotl√ todo lo que existe? Moctezuma ¿Qué misionero elaboró un catecismo en náhuatl?

Fray Pedro de Gante Fray Martín de Valencia Fray Domingo de Betanzos

¿Qué otras enseñanzas recibieron los indígenas de los misioneros aparte del anuncio del Evangelio?

Deportes e inglés Computación Artes y oficios

Evangélica ¿Qué religión aprendieron los indígenas de los frailes Católica-cristiana√ misioneros? Judía ¿Quién celebró la primera misa en Texcoco?

Fray Martín de Valencia Netzahualpilli Curicaveri

Encomendero Fray Toribio de Benavente era conocido por los indíMotolinía√ genas como: Capataz

Recuerda Preparar con anticipación las diferentes pistas que se requieren para la dinámica de inicio de la Celebración 5, así como los mensajes que corresponden a los diferentes lectores (tanto pistas como mensajes pueden prepararse por escrito en tarjetitas recicladas o de distinto color).

NOTAS

123

Guía Alianza 05_U5.indd 123

14/11/19 16:41


Celebración 5

El Espíritu Santo camina con su Iglesia Objetivo particular: Contemplamos la presencia del Espíritu Santo en el caminar de la Iglesia.

Material Preparar con anticipación las diferentes pistas que se requieren para esta dinámica, así como los mensajes que corresponden a los diferentes lectores (tanto pistas como mensajes pueden prepararse por escrito en tarjetitas recicladas o de distinto color).

Juego de pistas

Catequista: Bienvenidos a esta gran celebración. Vamos a iniciarla buscando algunas pistas que se han preparado y ocultado con anticipación y que, poco a poco, iremos encontrando siguiendo las indicaciones que nos dé cada una, a partir de la primera que tengo a la vista de ustedes.

Primera pista 1. Puestos de pie y en posición de oración, invoquemos al Espíritu de Dios con la oración Ven, Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, ilumínanos cada día. Danos sabiduría para actuar, entendimiento para aprender, fortaleza y piedad para seguir siempre por el camino de Dios.

Pero, sobre todo, llena nuestros corazones de amor para que seamos generosos y serviciales con todos los que nos rodean. Amén.

2. Ahora escuchemos con atención el mensaje de nuestro primer encuentro: (Durante la pausa, el catequista entrega a cada niño y papá una llamita, símbolo del Espíritu Santo. Cuando todos hayan recibido su llamita se continúa con la lectura hasta concluir.) Lector 1: Cuando el Hijo (Jesucristo), culminó la obra que el Padre le encargó realizar en la Tierra, fue enviado el Espíritu Santo sobre los apóstoles, el día de Pentecostés, estando ellos en oración. (Pausa.) 3. Busquemos la segunda pista que se encuentra oculta, cerca de la puerta del templo. Lector 1: Cada uno de nosotros, mediante el sacramento del Bautismo, hemos recibido el don del Espíritu Santo. Aunque no lo vemos, el Espíritu de Dios actúa en nuestra inteligencia y conciencia, nos impulsa a hacer buenas obras, a la obediencia y al respeto a los demás.

124

Guía Alianza 05_U5.indd 124

14/11/19 16:41


Segunda pista

1. El lector 2 comienza la lectura. (Durante la pausa, se realizan las instrucciones 2 y 3). 2. Formando un círculo y tomados de la mano, entonar el canto A la Iglesia del Señor. 3. El catequista lleva un pan al centro del círculo, hace una oración de acción de gracias e invita a cada niño o papá a tomar una porción de pan para que lo coman. Al terminar de compartir el pan, continúa la lectura el Lector 2. 4. Sigamos caminando con el Espíritu Santo y busquemos la siguiente pista que se encuentra en el árbol (especificar las características del árbol). Lector 2: La gente de aquellas primeras comunidades se convertía, es decir, cambiaba su forma de ser y de pensar, gracias a la acción del Espíritu Santo que los impulsaba a compartir su fe, sus bienes, sus conocimientos, sus penas y sus alegrías. (Pausa)

Canción XX Formando un círculo y tomados de la mano, unidos en la fe y en el amor a Cristo,

entonar con entusiasmo el canto (https://youtu.be/KOfTC5zuaNE):

A la Iglesia del Señor

A la Iglesia del Señor llegarán todos los hombres si al tocar todos su puerta encontrarán todos su amor. Cuando Pedro, apóstoles y fieles vivían verdadera comunión, ponían en común todos sus bienes sin que hubiese entre ellos distinción. Nadie entonces sufría humillación, pues de acuerdo a lo que se necesitaba,

hacían una justa división, y así pobre nadie se quedaba. Partiendo el pan en sus moradas, ejemplo daban de fraternidad, a Dios agradeciendo estos favores, apreciados en toda la ciudad. Y nosotros, de Cristo cuerpo vivo, queremos ya con firme voluntad volver a ese camino primitivo, volver a Cristo por la caridad.

Lector 2: En cada una de nuestras familias, debemos aprender a compartir entre todos el amor, la fe, los bienes materiales, los ratos libres, los conocimientos, las experiencias, las alegrías, las tristezas y muchas cosas más.

Tercera pista

5. El catequista mostrará y explicará brevemente la secuencia de las imágenes del rotafolio utilizado en el tercer encuentro. 6. Se hará la lectura del mensaje: Lector 3. 7. Continuar en busca de la cuarta pista que se encuentra cerca del lugar donde está la campana (especificar el lugar, según la comunidad). Lector 3: En este encuentro vimos cómo algunas religiones tienen cierta similitud con la nuestra. Sin embargo, el cristianismo es la única religión en donde el hombre puede dirigirse a Dios sin miedo y, con toda confianza, puede llamarlo Padre, porque así nos lo enseñó Jesucristo. Siendo hijos de un mismo Padre, debemos aprender a amarnos y respetarnos mutuamente, así como ser tolerantes y respetar las creencias de aquellos que profesan otra religión. El cristianismo consiste fundamentalmente en la fe en Jesucristo como Hijo de Dios y en el amor a Dios a través del amor a los demás hombres. Jesús anuncia el 125

Guía Alianza 05_U5.indd 125

14/11/19 16:41


reino de Dios y, después de ser glorificado, derrama el Espíritu Santo sobre sus discípulos para continuar su misión hasta nuestros días.

Cuarta pista

1. Comenzar la lectura del cuarto encuentro (Lector 4). Casi al final de la lectura, cuando se mencionen sus nombres, presentar a los frailes con los títeres o muñequitos de foami que se emplearon en el encuentro. 2. Buscar la última pista, que se encuentra debajo de la mesa o de alguna de las sillas que hay en donde comúnmente se realizan los encuentros de catequesis. Lector 4: El Espíritu Santo recibido en Pentecostés actúa siempre y así lo hace con los misioneros que vinieron a nuestra tierra, a cumplir el mandato de Cristo: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos”. Esas palabras van a cumplirse en México, después de muchos años, a través de los frailes misioneros como fray Pedro de Gante, fray Martín de Valencia, fray Toribio de Benavente, Vasco de Quiroga (Tata Vasco), fray Juan de Zumárraga, entre otros.

Quinta pista 1. El último mensaje será leído por los invitados especiales a nuestro quinto encuentro, es decir, la primera parte la leerá Nezahualcóyotl y la segunda fray Pedro de Gante. Nezahualcóyotl: Es Texcoco quien tiene la fortuna de recibir, en primer lugar, la Buena Nueva. El Reino de Dios será anunciado por los misioneros a los indígenas de Texcoco, tarea complicada que desempeñarán con paciencia y gran sacrificio. Fray Pedro de Gante: La presencia de los primeros evangelizadores despertó en los indígenas una sincera apertura al mensaje salvador. Eso favoreció que un gran número de nativos se convirtiera al cristianismo, movidos por la gracia de Dios.

Palabra de Dios

Catequista: Escuchemos con atención lo que nos dice la Palabra de Dios en el Evangelio de Juan 14,26 y en la carta a los Efesios 4,2-6. • ¿Para qué nos enviará el Padre al Espíritu Santo? • Como cristianos, ¿qué cualidades debemos poner en práctica? • ¿En quién se nos pide permanecer unidos? Catequista: En estos cinco encuentros hemos reflexionado cómo la Iglesia, fundada por Cristo, se va extendiendo poco a poco por diversas partes del mundo, llevando el mensaje de Jesús muerto y resucitado para que todos los pueblos lo conozcan y crean en él.

Canción

Catequista: Juntos, llenos de alegría, cantemos al Señor (https://youtu.be/aeZEDPmjHkc):

Juntos cantando la alegría

Juntos cantando la alegría, de vernos unidos en la fe y el amor, juntos sintiendo en nuestra vida la alegre presencia del Señor.

Somos la Iglesia peregrina que Él fundó, somos un pueblo que camina sin cesar. Entre cansancio y esperanza hacia Dios, nuestro amigo Jesús nos llevará.

126

Guía Alianza 05_U5.indd 126

14/11/19 16:41


Oración

Lector: Para que todos colaboremos en la edificación de la Iglesia, unidos a Jesús.

Todos: Gracias, Señor, por invitarnos a tu Iglesia.

Todos: Gracias, Señor, por invitarnos a tu Iglesia. Lector: Debemos siempre observar y luchar por la comunión de nuestra Iglesia, cumpliendo con los deberes y respetando los derechos de cada persona. Lector: Porque estamos llamados a llevar una vida santa, a promover el crecimiento y la santificación de la Iglesia.

Todos: Gracias, Señor, por invitarnos a tu Iglesia. Lector: Todos los creyentes, miembros del cuerpo de Cristo, incorporados a Él por el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, tenemos el deber de extender su Reino.

Todos: Gracias, Señor, por invitarnos a tu Iglesia. Catequista: Para concluir nuestra celebración, elevemos nuestra oración diciendo: “Que te alaben, Señor, todos los pueblos”. (Del Salmo 66-67) Todos: Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Lector: Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. Todos: Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Lector: Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. Todos: Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Todos: Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

Recuerda Preparar los papelitos y el recipiente que se requieren para la dinámica del siguiente encuentro.

127

Guía Alianza 05_U5.indd 127

14/11/19 16:41


PARADA 2

Con el Espíritu Santo, dador de vida y de amor, cuidamos nuestro cuerpo JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 2 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 2: Con el Espíritu Santo, dador de vida y de amor, cuidamos nuestro cuerpo. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 3 a 5) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

CON EL ESPÍRITU SANTO, DADOR DE VIDA Y DE AMOR, CUIDAMOS NUESTRO CUERPO UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 2) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 3: El Espíritu de Dios en el Pueblo de Israel • UNIDAD 4: El Espíritu de Dios en la vida de Jesús • UNIDAD 5: El Espíritu Santo guía a la Iglesia • El Espíritu Santo en el Antiguo Testamento • El Espíritu Santo en la vida y ministerio de Jesús • El Espíritu Santo en la vida de la Iglesia primitiva, actual y en México a. El tesoro de la salud b. Cuidar la salud: deber del cristiano c. ¿Un cuerpo descuidado? 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. El tesoro de la salud Valorar la salud es fundamental para esta segunda parada, centrada en la importancia ya no solo de mirar el cuerpo y aceptarlo, sino, sobre todo, de procurar su bienestar integral. XX Invita a los adolescentes a compartir qué entienden por “salud”.

128

Guía Alianza 05_U5.indd 128

14/11/19 16:41


Para caminar como Iglesia XX Que investiguen su definición desde distintos campos. XX Recuérdales que la salud es un bien integral que involucra las dimensiones biológicos, psicológicos,

sociales y espirituales. XX En equipos, pueden organizar una campaña de difusión sobre el concepto de salud desde las distintas

dimensiones. XX Algunas fuentes que puedes consultar como catequista son:

• Organización Mundial de la Salud.

Sección documentos: https://www.who.int/topics/es/ • Humanizar el mundo de la salud: https://www.youtube.com/watch?v=egB0vMzcxvs

2. Cuidar la salud: deber del cristiano Para este aparatado reproducimos parte del discurso del papa Francisco a los profesionales de la salud (01.10.2018). Se pueden retomar algunos fragmentos y comentarlos con los adolescentes como referencia al cuidado integral de la salud desde la perspectiva cristiana: El mundo de la salud en general, y particularmente en América Latina, vive una época marcada por la crisis económica; y puede hacernos caer en el desaliento las dificultades en el desarrollo de la ciencia médica y en el acceso a las terapias y medicinas más adecuadas. Pero el cuidado de los hermanos abre nuestro corazón para acoger un don maravilloso. En este contexto les propongo tres palabras, para la reflexión: milagro, cuidado y confianza. Un milagro no es hacer lo imposible; el milagro es encontrar en el enfermo, en el desamparado que tenemos delante, a un hermano. Estamos llamados a reconocer en el receptor de las prestaciones el inmenso valor de su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. La segunda palabra es cuidado. Curar a los enfermos no es simplemente la aséptica aplicación de medicamentos o terapias apropiadas. Ni siquiera su sentido primigenio se limita a buscar el restablecimiento de la salud. El verbo latino “curare” quiere decir: atender, preocuparse, cuidar, hacerse responsable del otro, del hermano. De eso tendríamos que aprender mucho los “curas”, pues para eso nos llama Dios. Los curas estamos para cuidar, curar. La tercera palabra es confianza, que podemos distinguir en varios ámbitos. Ante todo, como ustedes saben, es la confianza del propio enfermo en sí mismo, en la posibilidad de curarse, pues ahí estriba gran parte del éxito de la terapia. No menos importante es para el trabajador poder realizar su función en un entorno de serenidad, y ello no puede separarse de saber que está haciendo lo correcto, lo humanamente posible, en función de los recursos a disposición. XX Puedes reproducir el texto y pedir a los catequizandos que compartan lo que llama su atención. XX También que investiguen sobre los distintos significados de las tres palabras que propone el papa

Francisco.

129

Guía Alianza 05_U5.indd 129

14/11/19 16:41


3. ¿Un cuerpo descuidado? XX En el libro del niño vienen mencionados algunos hábitos que dañan el cuer-

po de diversas maneras. XX Motívalos para comprender por qué son dañinos para la salud y cómo pue-

den evitarlos o transformarlos en hábitos sanos. XX En el siguiente sitio web mencionan 50 hábitos nocivos para la salud. Invita a los adolescentes

para que investiguen un poco más sobre aquellos que les llamen la atención.

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Este momento consiste en investigar sobre las principales enfermedades que afectan a la

salud de los mexicanos. XX En las familias de los catequizandos puede haber miembros que padezcan alguna de ellas

o estén propensos a padecerlas. Es importante hacer consciencia de la necesidad de prevenirlas y evitarlas. XX Oriéntalos para que se acerquen a las instancias que promueven el cuidado de la salud y que

están presentes en su comunidad. Recuerda que en este campo la investigación se extiende también a otros organismos: gobierno, ONG´s, asociaciones civiles, etcétera.

130

Guía Alianza 05_U5.indd 130

14/11/19 16:41


6

unidad

El Espíritu Santo en la vida del cristiano

Descubrimos la presencia del Espíritu Santo en las personas que viven de acuerdo con el plan de Dios.

ENCUENTRO 24 Elegimos a Cristo como ejemplo y modelo a seguir. ENCUENTRO 25 Reconocemos las virtudes de la Virgen María y las practicamos en nuestra vida personal. ENCUENTRO 26 Conocemos el caminar de algunas personas que, al seguir las enseñanzas de Jesús, aprendieron a disfrutar la vida sirviendo con amor a sus semejantes. ENCUENTRO 27 Identificamos algunos mártires mexicanos que han dado su vida por defender su fe y su amor a Dios. CELEBRACIÓN 6 Nos damos cuenta de que el Espíritu Santo es quien nos impulsa a hacer actos heroicos y extraordinarios que nos unen plenamente a Dios.

El Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. Guía Alianza 05_U6.indd 131

14/11/19 17:02


Encuentro 24

Cristo, modelo perfecto Objetivo particular: Elegimos a Cristo como ejemplo y modelo a seguir.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar el canto “Jesús, hombre perfecto”. Escúchalo

aquí: https://youtu.be/UbAKbHuFJuA.

Motivación • Conozco 1 1. El catequista repartirá a cada niño dos papelitos rectangulares de 10x7 cm aproximadamente. 2. En cada uno de los papelitos deben escribir: • De un lado el nombre de algún artista o personaje de la televisión. • Del otro lado, en pocas palabras, lo que les gusta de él: su forma de ser, de caminar, de hablar, de vestir, de trabajar o alguna otra característica. Nota: Los papelitos no necesitan llevar el nombre de los niños. 3. Al terminar la actividad se depositan todos los papelitos en un recipiente. 4. El catequista los saca y lee en voz alta cada papelito por ambos lados. 5. El catequista propiciará una reflexión en la que comenten primeramente los aspectos positivos que descubrieron en esos personajes y luego los aspectos negativos. 6. El catequista hará una conclusión considerando los razonamientos que hayan aportado los niños.

Desarrollo • Conozco 2 Nuestros personajes favoritos A los seres humanos nos gusta ser mejores cada día. Por eso, durante determinados momentos de nuestra vida, tomamos las actitudes de otros hasta que logramos conformar nuestra personalidad, pero no siempre seleccionamos el mejor modelo. XX Profundizar la reflexión con los alumnos pidiendo que escojan a uno de los personajes o artistas favoritos, y escribir lo que se les pide de él en el libro de texto.

Jesús, nuestro modelo Afortunadamente, nosotros contamos con un gran amigo llamado Jesús que fue guiado por el Espíritu Santo. Jesús nos ama con un amor profundo, siempre fue obediente a cumplir la voluntad de su Padre Dios. Su vida estaba llena de sabiduría, de humildad, de servicio, de enseñanza y de entrega. Por eso es importante que cada día conozcas más a Jesús y pronto puedas elegirlo como el mejor modelo a seguir. 132

Guía Alianza 05_U6.indd 132

14/11/19 17:02


Jesús actuó siempre teniendo en mente el bien de los demás y deseaba que hubiera una mejor convivencia entre las personas. Los comportamientos que pedía a los demás, Él mismo los ponía en práctica: • Trataba a las personas con respeto, les hablaba con cariño y con palabras agradables, hablaba con la verdad y no decía mentiras ni engañaba a nadie. • Denunció la maldad y mostró siempre una conducta intachable, actuando con responsabilidad. • Fue una persona sencilla, compasiva, caritativa y amorosa. • Se acercaba a los pecadores, los escuchaba y les ofrecía la salvación; sanaba a los enfermos, resucitaba a los muertos, devolvía la vista a los ciegos, hacía andar a los cojos, a los oprimidos daba libertad. • Convivía con todo tipo de gente, sin importar que fuera pobre o rica, adúltera o pagana, judía o no judía, libre o esclava, hombre o mujer, pues Jesús anunció que el reino de Dios es para todos. Leamos el mensaje de la carta a los Efesios que nos invita a vivir a ejemplo de Cristo Jesús.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la carta de san Pablo a los Efesios 5,1-2.19-20 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿A quién debemos imitar para seguir el camino del amor? • ¿Qué esfuerzo o esfuerzos tendrás que hacer para poder imitar a Cristo? • ¿En nombre de quién debemos darle gracias a Dios? • ¿De qué debemos darle gracias a Dios? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Jesús actuó siempre teniendo en mente el bien de los demás y deseaba que hubiera una mejor convivencia entre las personas. Él mismo ponía en práctica los comportamientos que pedía a los demás. Trataba a las personas con respeto, les hablaba con cariño y con palabras agradables, hablaba con la verdad y no decía mentiras ni engañaba a nadie. Denunció la maldad y mostró siempre una conducta intachable, actuando con responsabilidad. Fue una persona sencilla, compasiva, caritativa y amorosa. Se acercaba a los pecadores, los escuchaba y les ofrecía la salvación; sanaba a los enfermos, resucitaba a los muertos, devolvía la vista a los ciegos, hacía andar a los cojos, a los oprimidos daba libertad; convivía con todo tipo de gente, sin importar que fuera pobre o rica, adúltera o pagana, judía o no judía, libre o esclava, hombre o mujer, pues Jesús anunció que el reino de Dios es para todos. Jesús es la luz del mundo. Por eso vemos en Él la verdad, la bondad y la justicia. Siempre obediente al cumplimiento de la voluntad del Padre y lleno del Espíritu Santo, se fortalecía en la oración. Como hijos de Dios, aprendamos a cumplir la voluntad del Padre, imitando las acciones de Jesús: obedeciendo en todo a nuestros padres, escuchando y dialogando con los demás con atención y respeto; brindando un saludo, una mirada cariñosa, una sonrisa o un abrazo afectuoso a los familiares, amigos, compañeros de la escuela o vecinos; ayudando al que lo necesite, visitando al enfermo, no diciendo cosas feas, ni disparates, ni tonterías; hablando siempre con la verdad y pidiendo ayuda al Espíritu Santo por medio de la oración.

133

Guía Alianza 05_U6.indd 133

14/11/19 17:02


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitamos a los alumnos a permitir que el Señor escuche la música de nuestro corazón, ento-

nando con gusto y alegría el siguiente canto: La voz de Dios vivo Tú eres la voz de Dios vivo, luz e imagen de su gloria. No has dudado entregar tu vida, tu sangre y tu espíritu. Eres ejemplo perfecto de servicio y obediencia. Divino Jesús, ayúdanos a conocer tus caminos para seguir tus pasos, y así agradar a nuestro buen Padre Dios. Trasmítenos tu paz, tu esperanza, en una palabra, tu capacidad de amar. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo

• Jesús es la luz del mundo, por eso vemos en él la verdad, la bondad y la justicia. • Siempre obediente al cumplimiento de la voluntad del Padre y lleno del Espíritu Santo, Jesús es el mejor modelo a seguir.

Actividad • Aprendo XX Realizar el ejercicio que viene en su texto.

Compromiso • Avanzo XX Invitar a los niños y las niñas a que en esta semana imiten a Jesús practicando acciones como: dar

cariño y afecto a papá y a mamá; regalar una mirada cariñosa o una sonrisa a nuestros compañeros de escuela; escuchar con atención y respeto a los demás, o brindar ayuda a quien la necesite.

Para vivir en familia XX Indicar que, en compañía de sus familiares, leerán la cita bíblica de Mateo 8,1-17. Luego, debe-

rán registrar en su libro qué acciones realiza Jesús en favor de los demás. XX También deberán anotar en su texto las acciones que pusieron en práctica para agradar a Dios durante la semana. 134

Guía Alianza 05_U6.indd 134

14/11/19 17:02


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• Frente al modelo de Jesucristo, ¿qué acti- • ¿Cuándo es correcto tomar como ejemplo tudes necesitas practicar más con los niños que integran tu grupo? • ¿Y qué actitudes pondrás en práctica con los miembros del equipo de catequesis?

las actitudes de otras personas? • ¿Por qué Jesús es el mejor modelo a seguir? • ¿Dónde o cómo puedes seguir conociendo más a Jesús? • Escribe tres acciones que pondrás en práctica, siguiendo el ejemplo de Jesús.

Recuerda Pedir un paliacate a cada niño para realizar la dinámica del próximo Encuentro. También se sugiere que, al finalizar este Encuentro, reúnas a todos los catequistas de tu centro catequético para informarles que, dentro de dos semanas, en tu grupo se realizará un cuadro de honor con el nombre de cada uno de los niños que por sus cualidades o virtudes merezcan ser reconocidos. Por tal motivo, les solicitarás atentamente que seleccionen a los alumnos que destaquen en sus grupos por ser puntuales, cumplidores con sus tareas, participativos en los encuentros, quienes asisten con gusto y alegría al catecismo, y participen en la misa dominical, etc. Pedirás que registren los nombres de uno a tres niños por grupo, en una tarjeta, en la que además se mencione brevemente en qué destacan más. Esta tarjeta deberá estar lista al iniciar el Tercer Encuentro 26, de esta unidad.

NOTAS

135

Guía Alianza 05_U6.indd 135

14/11/19 17:02


Encuentro 25

María, ejemplo de vida Objetivo particular: Reconocemos las virtudes de la Virgen María y las practicamos en nuestra vida personal.

En presencia de mi Padre Dios XX Dirigir el cántico “María, modelo del verdadero cristiano”

(https://youtu.be/IAploytGBKc).

Motivación • Conozco 1 Me reconoces XX Iniciar con la siguiente dinámica. Previamente, solicitar a cada niño y niña que lleven un paliacate.

Recomendaciones: El catequista debe estar atento durante el juego y cuidar que los participantes no hagan trampa ni se lastimen. 1. Invitar al grupo a colocarse en círculo y les pide que observen detenidamente a cada uno de sus compañeros. 2. Enseguida, pedirles que utilicen su paliacate para vendarse los ojos. 3. Caminando al azar, deberán encontrar a algún compañero o compañera, y adivinar quién es por su estatura, su pelo, la ropa que lleva... El primero que consiga adivinar el nombre de su compañero, le pide que se coloque detrás de él. Así formados, buscan a más compañeros sin apartarse. Si, al tomar a un compañero, no adivinan su nombre, lo soltarán y seguirán caminando. 4. Cuando se encuentren dos filas, los que están a la cabeza intentan reconocerse. El primero que lo haga atrapa al otro y pasa a formar parte de su fila. 5. Cuando ya no haya participantes aislados, todos se quitan la venda y gana la fila más larga. 6. Pedir a algún voluntario que comente si se le facilitó o se le dificultó identificar a sus compañeros y por qué.

Vivir para servir XX Al concluir la dinámica, contar a los alumnos el siguiente relato:

Hace algún tiempo, existió una niña llamada Anita, era una pequeña muy linda y educada que vivía feliz. Cuando la mandaban al mercado, salía corriendo gustosa para poder ayudarle a su mamá en sus labores. En la escuela, siempre terminaba pronto y todo lo hacía muy bien; cuando jugaba con sus amigos, lo hacía contenta y nunca peleaba para nada. Tenía un amigo llamado Gil, que vivía triste y todo lo que se refería a ayudar a los demás le daba coraje. Un día, Gil se cayó, se lastimó un pie y un brazo. Ninguno de sus amigos lo visitaba y como sus papás trabajaban todo el día, se la pasaba solo y triste. Tenía que aguantarse el hambre, la sed, e incluso, las ganas de platicar. 136

Guía Alianza 05_U6.indd 136

14/11/19 17:02


Cuando Anita se enteró de que su amigo estaba enfermo, pidió permiso a sus papás para poder visitarlo por las tardes. Así Anita, acudía diariamente muy gustosa a la casa de Gil. Además de hacerle compañía, le servía la comida y el agua, le leía cuentos, jugaban, platicaban un buen rato, le comentaba lo que habían visto en la escuela y le ayudaba con su tarea. De esa manera pasaron los días, hasta que el amigo de Anita se recuperó. Así fue como Gil entendió que es muy bonito hacer feliz a los demás ayudando y sirviéndoles siempre. Desde entonces Gil todo lo que hace, lo realiza con alegría. Anita y él son los niños más bondadosos y serviciales del rumbo y, por lo tanto, los más alegres. XX Al terminar de contar el relato, preguntar a los niños: ¿Qué opinan de Anita? ¿Qué opinan de Gil? XX Indicar que anoten en su libro las cualidades que Anita ponía en práctica y que la hacían sentir feliz y contenta.

Desarrollo • Conozco 2 María, mujer especial Comentar con los niños que, en la dinámica inicial, han reconocido a sus compañeros por determinadas características que encontraron en ellos. Así también, a través del relato, se pueden dar cuenta de que Anita es una niña alegre, obediente, entusiasta, servicial y dispuesta a ayudar a quien sea, principalmente a los necesitados. Por todo lo que ella hacía, se sentía muy bien, vivía feliz y contenta. En cambio, Gil era un niño egoísta, enojón y poco amistoso; por eso se le veía triste y solitario. Afortunadamente, Gil aceptó la amistad y la ayuda de Anita, permitiéndole un gran cambio en su vida, pues lo transformó en un niño alegre, entusiasta y bondadoso. Así como Anita, existen otras mujeres llenas de cualidades. Por eso hoy vamos a fijarnos en una mujer muy especial, la Virgen María. Una mujer obediente, humilde, sencilla, servicial, a quien Dios eligió para ser la madre de Jesús. María ocupa un lugar especial en la humanidad al ser elegida por Dios para ser la madre de su Hijo. Las virtudes que puso en práctica ante Dios y ante los hombres, fueron las que le concedieron tal honor. María se fortalece en la oración y es fortalecida con la fuerza del Espíritu Santo para estar de pie ante la cruz en el momento culminante de la redención, en donde Jesús la proclama Madre espiritual de todos los creyentes. María es una cooperadora de la salvación humana por su libre fe y obediencia. Cristo es nuestro único mediador ante el Padre, pero María es nuestra intercesora ante Cristo. Como hemos visto, desde siempre la Virgen María se distinguió por ser una mujer obediente, humilde, sencilla, servicial, llena de fe, paciente, alegre y gran educadora. A lo largo de su vida, María se dejó guiar por el Espíritu Santo, siendo siempre dócil a su voz. Sigamos el ejemplo de María siendo dóciles a la voz del Espíritu Santo como ella y pongamos en práctica sus mismas virtudes: • La fe. Abriendo nuestra mente y por medio de la fe, aceptando lo que Dios nos dice. • La obediencia. Enfocando nuestra libertad y voluntad al cumplimiento de la voluntad de Dios (mandamientos). • La caridad. Practicando la caridad tanto en forma material como a manera de servicio (brindando compañía, ternura, consuelo, apoyo, alegría y cariño). • La humildad. Reconociendo que todo lo recibimos de Dios. Escuchemos en el Evangelio de san Lucas la respuesta de la Virgen María al mandato de la voluntad de Dios. 137

Guía Alianza 05_U6.indd 137

14/11/19 17:02


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio de san Lucas 1,26-45 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Cuál fue el anuncio de Dios a María? • ¿Cuál fue la respuesta de María a Dios? • ¿Por qué decidió la Virgen María visitar a su prima Isabel? • ¿Con qué palabras Isabel reconoce a María como la madre de Jesús? • ¿En qué oración encontramos la siguiente expresión: “¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!”?

Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Como vimos en el texto bíblico, la respuesta que da María al mandato del Señor es de obediencia, al responder “Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho”. Luego, al enterarse de que Isabel estaba embarazada, decide inmediatamente ir a visitarla en actitud de servicio, dando muestra del interés que tiene por ayudar a los demás en sus necesidades. (María acudió a la casa de Isabel para ayudarla a realizar los trabajos más humildes: ir por agua, limpiar, lavar, coser, brindarle compañía, ternura, alegría, consuelo y cariño). También mostró claramente su interés por las necesidades de los demás en las bodas de Caná. Al descubrir que el vino se había terminado, intercede ante Jesús para que ayude a esa familia a resolver su problema.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Guiar la siguiente oración para pedir a María que nos ayude a imitarla:

Enséñame, María

Edúcame, Madre mía, así como educaste a Jesús. Quiero ser dócil y obediente, pues tú me hablarás y me enseñarás como a Jesús. Ora conmigo, Madre mía, dime cómo le gusta a Jesús que yo me dirija a Él. Enséñame, Madre mía, a vivir tus virtudes, ya que tú aprendiste todo del Padre, al ser la hija más dócil; lo aprendiste de tu Hijo Jesús, al ser la madre más comprensiva y lo aprendiste del Espíritu Santo, al ser la esposa más fiel y obediente a sus inspiraciones y a su acción en ti.

Permite, Madre mía, que aprenda a ser humilde como tú, y te pido que me acompañes siempre como buena madre. Recuerda que, al pie de la cruz, Jesús te dejó como mi madre. Yo te recibo como tal. Enséñame a practicar todas tus virtudes y llévame a Jesús. Amén.

138

Guía Alianza 05_U6.indd 138

14/11/19 17:02


Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar la oración del Magníficat:

“Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí. Su nombre es Santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón. Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos despide vacíos. Auxilia a Israel su siervo, acordándose de su santa alianza según lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.”

Actividad • Aprendo XX Auxiliar a los alumnos para que resuelvan sopa de letras que viene en el texto, acerca de las virtu-

des que practicó la Virgen María, para que, a ejemplo de ella, podamos vivirlas nosotros también. Solución J

H

U

M

I

L

D

A

D

O

S

A

P

A

C

I

E

N

T

E

E

D

X

E

J

P

V

K

R

B

N

U

C

C

A

R

I

D

A

D

C

Y

T

M

H

R

C

D

H

G

I

B

F

X

P

C

I

V

O

S

L

S

E

R

V

I

C

I

A

L

L

M

O

A

N

I

L

P

Y

U

E

D

U

C

A

D

O

R

A

H

Z

L

I

M

R

H

O

S

I

T

O

B

E

D

I

E

N

C

I

A

Compromiso • Avanzo XX Invitar a que, durante esta semana, practiquen la caridad haciéndole compañía a sus abuelitos

o a algún otro familiar que esté solo, brindándole consuelo, apoyo, alegría y cariño, a ejemplo de lo que hizo María con su prima Isabel.

139

Guía Alianza 05_U6.indd 139

14/11/19 17:02


Para vivir en familia XX Pedir que busquen en el evangelio de Lucas 1,46-55, el Magníficat, y lo copien en su libro. XX Sugerir que lo recen todos los días.

Evaluación • Compruebo mi fe XX Los niños realizan la actividad que aparece en sus libros.

Solución Fe Servicio Obediencia Alegría

La virgen María escucha a los niños y a los papás a través de la oración y ella le pide a Jesús que nos ayude. Un niño vive disfrutando cada día de todo lo bueno que hace. María creyó y aceptó la voluntad de Dios al escuchar al mensajero del Señor. María y José educaban a Jesús y le enseñaban lo que sabían.

Educadora

Anita ayuda a su mamá en las labores del hogar y a su amigo Gil en la enfermedad.

Intercesora

Gil ha aprendido a cumplir lo que le mandan sus papás.

Catequista

• ¿Has apoyado a algún familiar necesitado, a

Niños y niñas Realizan el ejercicio anterior.

ejemplo de la Virgen María? • A través de la reflexión que han realizado en este Encuentro, ¿has logrado motivar a los niños para que se interesen en ayudar a quien lo necesite?

Recuerda Acordar con los demás catequistas de tu centro que tengan listas, para la próxima semana, las tarjetas con los nombres de los niños seleccionados para el cuadro de honor.

140

Guía Alianza 05_U6.indd 140

14/11/19 17:02


Encuentro 26

La presencia del Espíritu Santo en la vida de los santos Objetivo particular: Conocemos el caminar de algunas personas que, al seguir las enseñanzas de Jesús, aprendieron a disfrutar la vida sirviendo con amor a sus semejantes.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar la canción “Hazme un instrumento de tu paz”. Escucha una versión

de este tema aquí: https://youtu.be/V6tkPLwDJgU.

Motivación • Conozco 1 XX Invitar a los niños a elaborar un cuadro de honor en donde registren el nombre de los niños de

cada grado que hayan mostrado mayores cualidades o virtudes durante los diferentes encuentros de catequesis. XX Para ello, tendrán que investigar el nombre de esos niños acudiendo a cada grupo de los que haya en su centro de catequesis y preguntándole a los demás catequistas: “¿Qué niño o niña de su grupo merece estar en el cuadro de honor de nuestro centro catequístico?” XX Organizar a los alumnos, ya sea en forma individual, parejas o tríos, y enviarlos a determinados grupos, de manera que la investigación se haga lo más rápido posible. Una vez que hayan conseguido la información necesaria, regresarán inmediatamente al grupo. XX El catequista tendrá listo un cuadro como el siguiente, para que se registre la información obtenida en los demás grupos: CUADRO DE HONOR DEL CENTRO CATEQUÍSTICO: “                  ”

PRIMER GRADO SEGUNDO GRADO TERCER GRADO                                                                                           CUARTO GRADO QUINTO GRADO SEXTO GRADO                                                                                          

XX Una vez que se haya completado el cuadro, comentar con todo el grupo por qué esos niños fue-

ron los seleccionados.

141

Guía Alianza 05_U6.indd 141

14/11/19 17:02


Comentar con las niñas y los niños: Si en lugar de hacer la pregunta a los catequistas, se la hubieran hecho a los niños, ¿qué hubiera pasado? Seguramente, muchos niños habrían mencionado su propio nombre deseando aparecer en ese cuadro de honor. Y, ciertamente, todos tenemos el derecho de estar en él. Sin embargo, en la práctica de las cualidades o virtudes cristianas, no todos desempeñamos nuestra labor con la misma entrega, el mismo esfuerzo o la misma responsabilidad. Así también, en la Iglesia de los hijos de Dios, todos estamos invitados a llevar una vida ejemplar o, dicho de otra manera, todos estamos llamados a la santidad. Pero, al igual que en el catecismo, no todos nos esforzamos por cumplir de la mejor manera lo que Jesús nos ha enseñado.

Desarrollo • Conozco 2 Llamados a la santidad Así como en la catequesis hay niños que sobresalen, también entre la humanidad surgen personas que se distinguen por su sencillez, su sinceridad, su humildad, su generosidad, su deseo de ayudar a los más necesitados o enfermos, es decir, llevan una forma de vida muy parecida a la de Jesús, y procuran siempre el cumplimiento de la voluntad de Dios. Por eso, las conocemos como personas santas.

Ejemplos de santidad Los santos son hombres y mujeres como nosotros. No son seres perfectos que nunca han pecado, sino que son personas que aman a Dios y que, a pesar de sus fallas en la vida, dirigieron su mirada a Jesús para pedirle perdón. Como ejemplos de santidad tenemos a: San Francisco de Asís Su nombre original fue Giovanni Bernardone. Nació en 1181, en Asís (Italia), hijo de un rico comerciante, por lo que desde niño ayudó a su padre en la venta de telas y en su juventud fue soldado, hasta que desertó en 1205. Renunció a los bienes terrenales y siguió las enseñanzas de Jesús. Empezó a predicar, atender a los leprosos y pedir limosna para ayudar a los más pobres. Llegó a tener muchos discípulos principales y seguidores. En abril de 1209 el papa Inocencio III aprobó su “hermandad de pobres” (orden de los franciscanos) y le dio sus primeras reglas. Falleció en Asís, el 3 de octubre de 1226. Madre Teresa de Calcuta Agnes Gonxha Bojaxhiu nació en la actual Macedonia, en 1910. Fue una religiosa albanesa nacionalizada india, premio Nobel de la Paz en 1979. Cuando falleció en 1997, la congregación que fundó, de las Misioneras de la Caridad, contaba ya con más de quinientos centros en un centenar de países. La orden que fundó, cuyo objetivo es ayudar a “los más pobres de los pobres”, es quizá la parte menor de su legado; la mayor fue erigirse en un ejemplo inspirador reciente, en la prueba palpable de cómo la generosidad, la abnegación y la entrega a los demás también tienen sentido en los tiempos modernos. San José Sánchez del Río Nació en Sahuayo, Michoacán, México en 1913 en una familia profundamente cristiana. Creció en tiempos de la persecusión cristera, pero eso no impidió que fuera al catecismo, frecuentara los sacramentos, y se distinguiera por su compromiso con las entonces prohibidas actividades parroquiales, poniendo en peligro su vida. José fue devoto de la sagrada Eucaristía. Murió el 10 de febrero de 1928. San Juan Pablo II Karol Józef Wojtyła, conocido como Juan Pablo II desde su elección al papado, en octubre de 1978, nació en Wadowice, Cracovia, en 1920. Fue llamado el “papa viajero” por sus cientos de travesías pastorales dentro y fuera de Italia. Ejerció su ministerio petrino con incansable espíritu misionero. Su amor a los jóvenes le impulsó a iniciar las Jornadas Mundiales de la Juventud. Promovió además los encuentros 142

Guía Alianza 05_U6.indd 142

14/11/19 17:02


mundiales de las familias y el diálogo con las demás religiones. Realizó numerosas canonizaciones y beatificaciones para mostrar los innumerables ejemplos de santidad. Falleció el 2 de abril de 2005. San Agustín de Hipona Nació en Tagaste (Argelia actual) en el año de 354 y murió en Hipona en el 430. Sus padres fueron Patricio y Mónica. Agustín fue ordenado en el 391 por el Obispo de Hipona y reconocido en vida como uno de los pensadores más lúcidos de la Iglesia. En 1295, el papa Bonifacio XIII le otorga el título de Doctor de la Iglesia; es autor referencial de numerosas textos donde se dicta doctrina y se sientan posiciones sobre la fe. Su figura de pecador transformado en santo lo hace uno de los santos más insignes de la Iglesia católica. XX Veamos en la primera carta de San Pedro la reflexión que nos hace acerca de los comportamientos humanos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la primera carta de San Pedro 1,15-16 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] XX Reflexiona las siguientes preguntas:

• Para ti, ¿qué es llevar una vida desordenada? • ¿Qué necesitamos poner en práctica para llegar a ser santos? • ¿Qué recompensa tendrán quienes deciden servir a Dios? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] San Pedro nos dice que, para el Señor, todos estamos llamados a la santidad. Hoy, con la muerte de Jesucristo en la cruz, podemos acercarnos a Dios sin temor, por medio de la sangre preciosa derramada por nosotros. Sin embargo, Dios exige que sus hijos sean santos como Él es santo. Es decir, Él quiere que nuestras vidas sean consagradas a Él, que vivamos cada día haciendo y diciendo cosas que honren y glorifiquen su santo nombre. Así como los niños que fueron seleccionados en el cuadro de honor se han esforzado y han destacado por tener un buen desempeño en sus grupos de catequesis, así también esforcémonos nosotros, en la medida de nuestras capacidades, en realizar acciones agradables y de servicio a los más necesitados, ya sea con nuestros familiares, amigos, compañeros de escuela o vecinos. Dispongámonos siempre a actuar sin esperar nada a cambio y haciéndolo por amor a Dios.

143

Guía Alianza 05_U6.indd 143

14/11/19 17:02


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Juntos meditemos en silencio la siguiente oración y luego la decimos en voz alta.


Que se haga tu voluntad

Padre mío, ayúdame a que cada día dirija mis pasos hacia donde Tú quieres que vaya. Te doy gracias por todo aquello que vendrá, lo que me hará reír o llorar, reflexionar o hablar. Te doy gracias por todo lo que me suceda, ya que Tú me amas, Dios, Padre bueno. Tú eres mi Padre y Tú eres bueno; y por eso tengo plena confianza en Ti.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar la oración de san Ignacio de Loyola:

“Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Todo lo que tengo y poseo, Tú me lo diste. A Ti, Señor, lo devuelvo. Todo es tuyo. Dispón de mí según tu voluntad. Dame tu amor y gracia, que esto me basta.”

Actividad • Aprendo XX A partir del cuadro de honor que elaboraron entre todos, completarán el que aparece en su texto

y al final señalarán cuáles fueron las cualidades o virtudes que más destacaron en las personas que fueron seleccionadas.

Compromiso • Avanzo XX Invítalos a que durante esta semana practiquen la generosidad (siendo buen compañero, ayudan-

do y consolando a quien lo necesite) y la sinceridad (hablando con la verdad y sin ocultar nada), tanto con los miembros de su familia como con sus amigos y compañeros de la escuela. XX Que ofrezcan diariamente a Jesús la oración de san Ignacio de Loyola, para que se facilite el cumplimiento de su compromiso.

Para vivir en familia XX Indicarles que registren en su texto las acciones diarias para cumplir su compromiso.

144

Guía Alianza 05_U6.indd 144

14/11/19 17:02


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• Hasta hoy, ¿con qué acciones has respondi-

Responden: • ¿Cuáles fueron las cualidades o virtudes que más destacaron en los niños que aparecieron en el cuadro de honor? • ¿Qué cualidades y virtudes recuerdas de las vidas ejemplares que se te presentaron? • ¿Cómo fue la respuesta de los santos al llamado que Dios les hizo? • ¿Con qué acciones mostrarás tu respuesta al llamado que Dios te hace?

do al llamado de Dios? • ¿Hay algo más que puedas hacer a favor de tus compañeros catequistas, en atención al llamado que Dios te ha hecho?

Recuerda Preparar en tarjetas, en cartulinas o en rotafolios, las situaciones ficticias que se requerirán en el siguiente encuentro para realizar la dinámica: “Tú, ¿qué harías?”

NOTAS

145

Guía Alianza 05_U6.indd 145

14/11/19 17:02


Encuentro 27

El Espíritu Santo, fortaleza de los mártires Objetivo particular: Identificamos algunos mártires mexicanos que han dado su vida por defender su fe y su amor a Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar con las niñas y los niños, con alegría, el canto “Los mártires mexicanos”.

Motivación • Conozco 1 Tú, ¿qué harías? XX Realizar la siguiente dinámica.

1. El catequista deberá preparar de antemano en tarjetas las situaciones ficticias que presentará como conflictos. Puede también escribirlas en cartulinas o rotafolio para tenerlas a la vista. 2. Luego plantea la primera situación (La mochila extraviada), extraída de la lista adjunta, y pide que se junten de un lado los que están de acuerdo con la acción tomada y del otro lado quienes no lo están. 3. Cada persona deberá expresar los motivos para apoyar o no la acción tomada. A lo largo de la discusión, quien cambie de opinión puede pasarse de un lado al otro, pero siempre expresando los motivos que tiene para hacerlo. 4. El conflicto deberá resolverse por mayoría en un tiempo mínimo, para pasar al siguiente supuesto. La mochila extraviada

El vidrio roto

El programa prohibido

Te encuentras en la escuela una mochila nueva, que por añadidura tiene algunos de los útiles que te faltan; están marcados, pero se les puede quitar el nombre. ¡Qué bien!, ya no tienes que apenarte por tu mochila vieja, que se empieza a romper, la que te acabas de encontrar está preciosa. Claro que al compañero que la perdió lo van a regañar en su casa.

En la escuela, jugando fútbol, tus compañeros y tú rompieron sin querer un vidrio. Nadie se dio cuenta de que fueron ustedes, así que si nadie dice nada ni siquiera los van a regañar. Además, el director dice que cuando se rompe un vidrio los papás de los alumnos deberán pagarlo, así que tus papás te van a regañar, y seguramente a tus compañeros también.

A tus papás se les olvidó que hoy pasan el programa que te gustaría ver y que no sabes por qué, pero te lo han prohibido. Ellos salieron y no van a volver sino hasta tarde, así que ni cuenta se darían si prendes la tele.

Tú, ¿qué harías?

Tú, ¿qué harías?

Tú, ¿qué harías?

146

Guía Alianza 05_U6.indd 146

14/11/19 17:02


Después de comentar lo que pudieran hacer o dejar de hacer, según cada una de las circunstancias planteadas, nos damos cuenta que cuando actuamos inconscientemente, valiéndonos de engaños o mentiras, nos evitamos alguna pena o castigo que pudiéramos merecer. Afortunadamente, no todos actuamos negativamente, es decir, hay quienes asumen una actitud honrosa y valiente al afrontar las consecuencias de sus actos, hablando con la verdad a pesar del castigo o regaño que puedan merecer y recibir. Esta actitud positiva nos nace de ir conociendo y amando cada vez más a Jesús.

Desarrollo • Conozco 2 Los mártires Así como Jesús ofreció su vida por amor al Padre, para conseguir la salvación de los hombres, también han existido personas que por voluntad de Dios han recibido un llamado especial para unirse al plan de salvación a través del martirio, es decir, aceptando voluntariamente la muerte por defender su fe y su amor a Cristo. A lo largo de 2000 años han existido diversos mártires en todo el mundo. A continuación describiremos brevemente los rasgos de la vida de algunos mártires mexicanos.

San Felipe de Jesús Navegó 900 kilómetros y aceptó con valentía todos los sufrimientos del camino. En el poco tiempo que estuvo Felipe en Japón se dedicó a visitar enfermos, a enseñar la doctrina y sobre todo aceptó ser uno de los sentenciados a morir, junto con sus 26 compañeros. Murió con los ojos puestos en Dios y el pensamiento en su familia y en su país, México. Así alcanzó la gloria de ser el primer mártir mexicano.

Beato Miguel Agustín Pro Filósofo, profesor, orador, sacerdote. Vivió la guerra Cristera, en México, cuando el gobierno cerró las iglesias. Se disfrazaba para despistar a la policía y seguir con su trabajo sacerdotal. En 1927 lo acusaron de atentar contra el presidente Álvaro Obregón y lo condenaron a muerte. Pidió, como último deseo, rezar. Se hincó y antes de morir gritó: ¡Viva Cristo Rey!

San Cristóbal Magallanes Jara De origen humilde, ingresó en el seminario de Guadalajara en 1888, distinguiéndose por su piedad, honradez y aplicación. Se ordenó como sacerdote en 1899. Fue constante en la predicación, organizó centros de catecismo y escuelas en las rancherías, construyó una presa para favorecer el riego, fundó un asilo para huérfanos y pequeños fraccionamientos de tierra para ayudar a los pobres. Las fuerzas federales lo tomaron preso por ser sacerdote y lo fusilaron en 1927.

San Agustín Caloca Cortés Nació en Teúl, Zacatecas en 1898. Vivió la guerra Cristera, en México. Desde chico quiso ser sacerdote y, como estaba prohibida la religión, tuvo que esconderse para estudiar y ordenarse. Ayudaba en todo en las rancherías que visitaba y enseñaba catecismo. Sacerdote modelo por el cumplimiento de sus obligaciones y por la práctica de las virtudes: afable, social y alegre, se esforzó siempre en hacer bien todo. Un día lo encarcelaron por ser sacerdote y poco después lo fusilaron. Cuando llevaron sus restos a la iglesia, notaron que el corazón de san Agustín estaba intacto, a pesar de los disparos. Antes de enviar a sus apóstoles a predicar el Evangelio, Jesús los instruyó y les hizo saber que tendrían que afrontar situaciones difíciles. Vayamos a las Sagradas Escrituras para conocer cuáles fueron esas advertencias.

147

Guía Alianza 05_U6.indd 147

14/11/19 17:02


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio de san Mateo 10,16-20.22 XX El catequista leerá directamente el texto de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Cómo tenían que ser los apóstoles ante la misión que tenían que cumplir? • ¿Cuáles fueron las advertencias que Jesús hizo a sus apóstoles? • ¿Ante quién serían llevados los apóstoles para ser juzgados por ser testigos de Cristo? • ¿Quién inspirará a los apóstoles al momento de ser juzgados? • ¿Qué les ofrece Jesús a quienes se mantengan firmes en su fe? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] “Andarán como ovejas en medio de lobos, los arrastrarán, los azotarán”. Son algunas de las advertencias que Jesús hace a sus apóstoles, no con la intención de asustarlos o darles miedo sino, más bien, para que sabiendo las posibles situaciones a las que se iban a enfrentar, estuvieran preparados para poder afrontarlas. Para ello, también les hace de su conocimiento que no deberán temer porque el Espíritu Santo estará con ellos y los fortalecerá en todo momento. Además, Jesús promete la salvación a todo hombre que permanezca firme en su fe. Circunstancias semejantes vuelven a presentarse con los mártires, como lo hemos visto en las diferentes situaciones que les ha tocado vivir en algún momento determinado. A pesar de que mucha gente estaría dispuesta a dar su vida por amor a Cristo, no todos tienen la posibilidad de ser mártires. Y es que el martirio no es para cualquier cristiano, sino es un llamado especial que Cristo hace a algunos de sus seguidores. “Mártir” quiere decir testigo. Por lo tanto, mártir es aquel testigo que da la vida por defender su fe en Dios y por defender a la Iglesia y sus enseñanzas. Es importante recordar que es Dios quien nos regala el don de la vida. Sin embargo, aunque Él es dueño de la vida, no nos impone un camino único a seguir sino que nos da opciones y nos da libertad, de tal manera que nosotros somos quienes decidimos si seguimos sus caminos o nos apartamos de Él. Solemos apartarnos de Dios cuando dejamos de ir a misa o al catecismo, cuando dudamos de nuestra fe, cuando nos da flojera para cumplir con nuestros deberes, cuando somos desobedientes, cuando buscamos comodidades, preferimos los videojuegos en lugar de cumplir con las tareas y algunas otras situaciones. Reflexionemos acerca del ejemplo de vida y de fe que nos dan los mártires y tratemos de imitar algunas de sus virtudes (humildad, astucia, piedad, sencillez, paciencia, valentía), poniéndolas en práctica con nuestros familiares, amigos o compañeros de escuela. Y, como los mártires, aprendamos a vencer las dificultades con alegría, serenidad y valor, inspirados y fortalecidos por el Espíritu Santo.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Tomados de la mano, en señal de unidad, repetir en voz alta la oración.

148

Guía Alianza 05_U6.indd 148

14/11/19 17:02


Ser fieles al Evangelio

Dios nuestro, que has querido que los beatos Cristóbal Magallanes y compañeros mártires derramaran su sangre en México para dar un testimonio valiente de su fe en la realeza de tu Hijo y de su amor a Santa María de Guadalupe, concédenos, por su intercesión, ser siempre fieles al Evangelio para que demos testimonio con nuestra vida de la fe por la que ellos murieron. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar la cita de Mateo 10,32-33 y la reflexión:

“Al que se ponga de mi parte ante los hombres, yo me pondré de su parte ante mi Padre de los cielos. Y al que me niegue ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre que está en los cielos.” Dios nuestro: por la intercesión de los mártires, concédenos ser siempre fieles al Evangelio, para que demos testimonio con nuestra vida, de la fe que has sembrado en nosotros.

Actividad • Aprendo XX Auxiliar a los niños a escribir, con la palabra MÁRTIR, un acróstico (éste consiste en escribir frases

cuyas letras iniciales sean las que componen esa palabra).

Compromiso • Avanzo XX Pedir a los alumnos que, durante la semana, tres veces por la mañana y tres veces por la noche,

realicen la siguiente invocación: ““Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe””. XX Durante la semana, repetir antes de comenzar la tarea: “Por amor a Dios, me esforzaré por hacer bien mi tarea”.

Para vivir en familia XX Pedir a las niñas y los niños que realicen las dos actividades que se

piden en su texto. Sugerir además que vean, en familia, la película La Guerra Santa (https://youtu.be/Ib-MFLGXI58).

149

Guía Alianza 05_U6.indd 149

14/11/19 17:02


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

Ante las situaciones difíciles que te han tocado vivir, ¿has invocado al Espíritu Santo para afrontarlas con una actitud valiente? A imitación de los mártires, ¿qué virtud pondrás en práctica a partir de hoy?

Responden: • ¿Qué advertencias hizo Jesús a sus apóstoles antes de que predicaran el Evangelio? • ¿Quién inspira y fortalece la fe de los mártires? • ¿Cómo se llaman algunos mártires mexicanos? • ¿Qué virtudes recuerdas de alguno de los mártires mexicanos? • ¿Cuál de esas virtudes pondrás en práctica a partir de hoy?

Recuerda Invitar a los padres de familia a la celebración. Preparar por escrito los mensajes de cada encuentro y los rompecabezas que se requieren para la dinámica. También deberás prever quiénes serán los lectores.

NOTAS

150

Guía Alianza 05_U6.indd 150

14/11/19 17:02


Celebración 6

Viviendo el Evangelio Objetivo particular: Nos damos cuenta de que el Espíritu Santo es quien nos impulsa a hacer actos heroicos y extraordinarios que nos unen plenamente a Dios.

Material Preparar con anticipación cuatro rompecabezas: el primero que contenga la imagen de Jesús; el segundo la imagen de la Virgen María; el tercero, la de algún santo, y el cuarto, la de un mártir mexicano. Se pueden elaborar los rompecabezas consiguiendo las cuatro imágenes, luego pegándolas cada una en cartón grueso y finalmente recórtalas en ocho o diez piezas.

Oración inicial Catequista: Con esta celebración concluiremos hoy la sexta unidad de trabajo, donde hemos conocido algunos modelos de vida como el mismo Jesucristo y la Virgen María, además de algunos santos y mártires mexicanos que han entregado su vida por defender su fe y su amor a Dios. Iniciemos nuestra celebración, recitando el Magníficat (Lc 1,46-55).

María dijo entonces:

–Proclama mi alma la grandeza del Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador, porque se fijó en su humilde esclava, y desde ahora todas las generaciones me llamarán feliz. El Poderoso ha hecho grandes cosas por mí: ¡Santo es su nombre! Muestra su misericordia siglo tras siglo

Dio un golpe con todo su poder: deshizo a los soberbios y sus planes. Derribó a los poderosos de sus tronos y exaltó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su siervo, se acordó de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, a Abrahán y a sus descendientes para siempre.

a todos aquellos que viven en su presencia.

Rompecabezas 1. Organizar cuatro equipos de trabajo y entregar a cada uno un rompecabezas. 2. Pedir a cada equipo que arme su rompecabezas y, al terminar, que lo manifiesten diciendo en voz alta: ¡Viva Jesús! ¡Viva María! ¡Vivan los santos! o ¡Vivan los mártires mexicanos!, según la imagen que les haya tocado. 3. Entregar a cada equipo, conforme con la imagen que tienen, el mensaje que se trabajó de acuerdo con los encuentros vistos en esta sexta unidad.

151

Guía Alianza 05_U6.indd 151

14/11/19 17:02


Recordamos los encuentros Encuentro 24

Jesús es la luz del mundo, por eso vemos en Él la verdad, la bondad y la justicia. Siempre obediente al cumplimiento de la voluntad del Padre y lleno del Espíritu Santo, se fortalecía en la oración. Como hijos de Dios, aprendamos a cumplir la voluntad del Padre, imitando las acciones de Jesús: obedezcamos en todo a nuestros padres, escuchemos y dialoguemos con los demás con atención y respeto; brindemos un saludo, una mirada cariñosa, una sonrisa o un abrazo afectuoso a los familiares, amigos, compañeros de la escuela o vecinos; ayudemos al que lo necesite, visitemos al enfermo, no digamos cosas feas, ni disparates, ni tonterías; hablemos siempre con la verdad; pidamos ayuda al Espíritu Santo por medio de la oración.

Encuentro 25

La Virgen María, a quien Dios eligió para ser la Madre de Jesús, se distinguió por ser una mujer obediente, humilde, sencilla, servicial, llena de fe, paciente, alegre y gran educadora. A lo largo de su vida, María se dejó guiar por el Espíritu Santo, siendo siempre dócil a su voz. Sigamos el ejemplo de María, siendo dóciles a la voz del Espíritu Santo como ella y pongamos en práctica sus mismas virtudes: La fe. Abramos nuestra mente y por medio de la fe, aceptemos lo que Dios nos dice. La obediencia. Enfoquemos nuestra libertad y voluntad al cumplimiento de la voluntad de Dios (mandamientos). La caridad. Practiquemos la caridad tanto en forma material como a manera de servicio (brindando compañía, ternura, consuelo, apoyo, alegría y cariño). La humildad. Reconozcamos que todo lo recibimos de Dios.

Encuentro 26

Entre los hombres surgen algunos que se distinguen por su sencillez, su sinceridad, su humildad, su generosidad, su deseo de ayudar a los más necesitados o enfermos, es decir, que llevan una forma de vida muy parecida a la de Jesús y procuran siempre el cumplimiento de la voluntad de Dios. Por eso, a estos hombres los conocemos como santos. Busquemos alcanzar la santidad practicando las enseñanzas y virtudes de Jesucristo, haciendo oración siempre y pidiendo ayuda al Espíritu Santo para que transforme nuestras vidas. Cristo nos muestra el camino y el Espíritu Santo nos va impulsando y fortaleciendo para ser perseverantes en la práctica del amor a Dios a través del servicio a nuestros semejantes.

Encuentro 27

Así como Jesús ofreció su vida por amor al Padre para conseguir la salvación de los hombres, también han existido personas que por voluntad de Dios han recibido un llamado especial para unirse al plan de salvación a través del martirio, es decir, aceptando voluntariamente la muerte por defender su fe y su amor a Cristo. Reflexionemos acerca del ejemplo de vida y de fe que nos dan los mártires y tratemos de imitar algunas de sus virtudes (humildad, astucia, piedad, sencillez, paciencia, valentía), poniéndolas en práctica con nuestros familiares, amigos o compañeros de escuela. Y como los mártires, aprendamos a vencer las dificultades con alegría, serenidad y valor, inspirados y fortalecidos por el Espíritu Santo.

4. Pedir a cada equipo que haga una reflexión acerca del contenido del mensaje y, posteriormente, que elaboren una frase que refleje la idea central. 5. Concluir esta actividad mostrando la imagen de su rompecabezas ante el grupo y diciendo la frase que prepararon. 152

Guía Alianza 05_U6.indd 152

14/11/19 17:02


Palabra de Dios Catequista: Escuchemos con atención lo que nos dice la Palabra de Dios. Lector 1: Lectura de la carta de Santiago (1,2-4.12).

 “Consideren como alegría perfecta, hermanos míos, el estar rodeados de pruebas de todo género. Sepan que su fe, al ser probada, produce paciencia, y la paciencia logrará su objetivo, de manera que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada… Dichoso el hombre que supera la prueba, porque, una vez superada, recibirá la corona de la vida que el Señor prometió a los que lo aman.” Palabra de Dios. Todos: Te alabamos, Señor. Lector 2: Lectura de la primera carta de san Pedro (4,13-14). “Alégrense, más bien, porque comparten los padecimientos de Cristo, para que también se alegren gozosamente cuando se manifieste su gloria. Dichosos si son insultados por el nombre de Cristo; eso indica que el Espíritu glorioso de Dios reposa sobre ustedes.” Palabra de Dios. Todos: Te alabamos, Señor.

Interiorización

• ¿Qué nos pide Dios para perfeccionar nuestra fe? • ¿Qué promete Dios a las personas que resisten y superan las pruebas? • ¿Quién nos impulsa a superar las pruebas y nos concede la felicidad?

Catequista: E s el Espíritu Santo quien nos da fortaleza para aceptar con alegría las pruebas diarias de la vida, pero sobre todo, quien nos hace humildes y pacientes para superar esos momentos difíciles.

Oración final

Catequista: A cada agradecimiento diremos: Gracias por tu amor.

Niña: Por poner en nuestro camino personas que sirven de ejemplo y guía para seguirte. Todos: Gracias por tu amor. Niño: Por tus palabras, que nos permiten conocer tu voluntad. Todos: Gracias por tu amor. Catequista: Ahora, a cada acción de perdón diremos: Perdónanos, Señor, porque eres bueno. Niña: Por todas las oportunidades en que hemos dejado de ser tus testigos, al no dar testimonio de tu presencia con nuestra vida. Todos: Perdónanos, Señor, porque eres bueno. Niño: Por no seguir los ejemplos de Jesucristo, de la Virgen María, de los santos o de los mártires para agradarte. Todos: Perdónanos, Señor, porque eres bueno. Catequista: Ahora es momento de pedir fortaleza a nuestro Padre Dios. A cada petición diremos: Te lo pedimos, óyenos, Señor. Niña: Que seamos dóciles al Espíritu Santo, para tener fortaleza y anunciemos a Jesucristo a los demás niños de la comunidad. 153

Guía Alianza 05_U6.indd 153

14/11/19 17:02


Todos: Te lo pedimos, óyenos, Señor. Niño: Que cada acción de nuestra vida sea agradable a los ojos de Dios. Todos: Te lo pedimos, óyenos, Señor. Catequista: Ahora, todos unidos, alabemos a Dios cantando. Todos cantan : “¡Viva Cristo Rey!” Catequista: Terminemos esta celebración dando un aplauso fuerte a todos los defensores de la fe cristiana.

NOTAS

154

Guía Alianza 05_U6.indd 154

14/11/19 17:02


7

unidad

El Espíritu Santo me impulsa a colaborar con los demás

Descubrimos que hemos sido llamados a desempeñar una vocación como medio para construirnos mutuamente impulsados por el Espíritu Santo.

ENCUENTRO 28 Descubrimos que Dios da una vocación a cada persona en función de su obra salvadora. ENCUENTRO 29 Conocemos que el sacramento del Orden Sacerdotal es una vocación al servicio para edificar y guiar al pueblo de Dios. ENCUENTRO 30 Ayudamos a los preadolescentes a pensar, a sentir y a comportarse como Jesús, sirviendo al prójimo con alegría. ENCUENTRO 31 Aprendemos a ser solidarios ayudando al que lo necesita, inspirados por el Espíritu. ENCUENTRO 32 Reconocemos que servir con alegría fortalece nuestra vida y nos hace crecer en la fe y en el amor a Cristo. CELEBRACIÓN 7 Impulsados por el Espíritu nos descubrimos llamados a desempeñar una vocación divina.

“Ven y sígueme.” Guía Alianza 05_U7.indd 155

14/11/19 17:19


Encuentro 28

Un llamado de Dios Objetivo particular: Descubrimos que Dios da una vocación diferente a cada persona en función de su obra salvadora.

En presencia de mi Padre Dios XX Cantar con todo el grupo el tema “La familia”. Escúchalo aquí:

https://youtu.be/wSooWV_Mwqc

Motivación • Conozco 1 Distintos oficios y profesiones XX Realizar la siguiente dinámica.

1. Previamente prepara papelitos que tenan escritos los siguientes oficios y profesiones: maestro, doctor, dentista, enfermera, secretaria, jardinero, policía, bombero, albañil, cartero. 2. Leerá cada uno de los papelitos ante el grupo y los irá metiendo en un recipiente. 3. Enseguida invitará a cinco niños y a cinco niñas a tomar, sin ver, uno de los papelitos, para que los representen ante sus compañeros (se les dará dos minutos para que preparen su actuación y, si alguno de los niños lo cree necesario, pedirá a algún compañero que lo apoye). 4. Harán la representación frente a los demás, quienes adivinarán qué oficio están interpretando.

Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que realicen lo que se pide en su libro: dibujar qué profesión u oficio desean

desempeñar cuando sean mayores, y qué vocación han descubierto hasta el momento.

Formación espiritual En la dinámica hemos presenciado la representación de algunos oficios o profesiones que las personas desempeñan en la vida. Para lograrlas, es necesario prepararse asistiendo a la escuela donde aprenden a leer, escribir y conocer muchas cosas. Por esa razón, sus papás los envían al jardín de niños, a la primaria, a la secundaria, a la preparatoria y si se puede hasta la universidad. Para la vida, sin embargo, también necesitamos recibir desde pequeños una formación espiritual, la cual vamos adquiriendo, ya sea por medio de nuestros padres o asistiendo al catecismo. A través de esta formación espiritual reconocemos que Dios nos ha creado hombre o mujer, y que por medio del Bautismo somos sus hijos. Como hijos de Dios, cada uno recibimos una inspiración para desempeñar una vocación, es decir, Dios nos hace un llamado a la vida religiosa, sacerdotal, matrimonial o a la soltería. En nuestro mundo

156

Guía Alianza 05_U7.indd 156

14/11/19 17:19


actual, muchas personas se han sentido llamadas al matrimonio con la idea de formar una familia feliz. Por ello, este encuentro, lo enfocaremos a la vocación hacia el matrimonio.

Vocación al matrimonio Dios nos ha creado hombre y mujer para complementarnos a través de una alianza llamada matrimonio. Un auténtico matrimonio se da cuando un hombre y una mujer forman un solo ser a través de una responsable y libre decisión, y ambos se comprometen a unir sus vidas, a amarse y respetarse, a procrear, a ser fieles y hacerse felices uno al otro para toda la vida. Este compromiso queda sellado en el sacramento del Matrimonio, con el cual la pareja será guiada por el Espíritu Santo y tendrá la fortaleza para cumplir sus promesas. Es importante una adecuada preparación al sacramento del Matrimonio para desterrar las ideas que nos propagan los medios de comunicación o algunas amistades cercanas como la de vivir en unión libre o probar con varias parejas sin definir un compromiso serio consigo mismo y con Dios. Algunos preadolescentes, casi niños aún, presumen ya de tener novio o novia. Sin embargo, todavía no están en la edad propicia ni con la madurez necesaria para tomar alguna determinación. Lo conveniente a su edad es seguir preparándose tanto en la escuela como en el catecismo y estar atentos para que puedan descubrir su propia vocación, es decir, el llamado que Dios les haga.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la Carta de San Pablo a los Efesios 4,1-3;5,31-33 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• Según san Pablo, ¿de quién recibimos la vocación? • ¿Cómo debemos vivir nuestra vocación? • ¿Qué formarán el hombre y la mujer que deciden unirse en matrimonio? • ¿Qué se les pide a los esposos? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] La Biblia nos dice con claridad que Dios nos ha creado hombre y mujer para complementarnos a través de una alianza llamada matrimonio. Si, con el tiempo, nos damos cuenta de que estamos llamados al matrimonio, será necesario prepararnos para vivirlo conforme a la voluntad de Dios y pedir ayuda al Espíritu Santo para que nos dé la gracia necesaria para lograr un matrimonio encaminado a vivir feliz y en armonía. Si hemos de seguir la vida matrimonial, hagamos el propósito de integrar verdaderas familias, a ejemplo de la familia de Nazaret. La vida del hombre se enriquece con los sacramentos. Nacemos a la vida cristiana por medio del Bautismo, fortalecemos nuestra fe en la Confirmación, reconocemos nuestras debilidades a través de la Reconciliación, nos alimentamos por medio de la Eucaristía y “un hombre y una mujer unidos en el sacramento del Matrimonio forman con sus hijos una familia… La familia cristiana es una comunión de personas, reflejo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo” (cf. CEC 2202, 2205, 1661).

157

Guía Alianza 05_U7.indd 157

14/11/19 17:19


Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar al grupo a orar por todas las familias del mundo y especialmente por la de cada uno, para

que sigan el ejemplo de la Sagrada Familia.

Oración por todas las familias

Oh, Dios, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra; Padre, que eres amor y vida, haz que cada familia humana sobre la tierra se convierta, por medio de tu Hijo, Jesucristo, “nacido de mujer”, y del Espíritu Santo, fuente de caridad divina, en verdadero santuario de la vida y del amor para las generaciones que siempre se renuevan. Haz que tu gracia guíe los pensamientos y las obras de los esposos hacia el bien de sus familias y de todas las familias del mundo. Haz que las jóvenes generaciones encuentren en la familia un fuerte apoyo

para su humanidad y su crecimiento en la verdad y en el amor. Haz que el amor, corroborado por la gracia del sacramento del Matrimonio, se demuestre más fuerte que cualquier debilidad y cualquier crisis, por las que a veces pasan nuestras familias. Haz, finalmente, te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, que la Iglesia en todas las naciones de la tierra pueda cumplir fructíferamente su misión en la familia y por medio de la familia. Tú, que eres la vida, la verdad y el amor, en la unidad del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Juan Pablo II

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar esta cita del documento Familiaris consortio 14,16:

“El matrimonio y la familia cristiana edifica a la Iglesia. Los hijos son fruto precioso del matrimonio”.

Actividad • Aprendo XX Realizar el ejercicio que presenta su texto.

Solución Sacramento del Matrimonio Fidelidad Indisolubilidad Vocación Unidad Libertad Fecundidad

Don recibido de Dios para procrear hijos. Llamado que Dios nos hace. Decisión voluntaria para unirse como esposos. Unión de un hombre y una mujer bendecidos por Dios. Amor y respeto mutuo entre esposos. Unidos hasta la muerte. …y formarán un solo ser.

158

Guía Alianza 05_U7.indd 158

14/11/19 17:19


Compromiso • Avanzo XX Invitar a los niños y las niñas a que diariamente hagan la Oración por todas las familias, y compartan

con sus papás lo que aprendieron acerca del sacramento del Matrimonio.

Para vivir en familia XX Guiar a los alumnos para que realicen la entrevista que se pide en su libro de trabajo, a un matri-

monio que recientemente se haya casado o a sus papás. Deben preguntarles cuándo se casaron, por qué, en qué templo y cuál ha sido su experiencia más importante en el tiempo que llevan casados. También deberán pedir una foto al matrimonio entrevistado.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• Si eres una persona casada, ¿cómo vives tu

Responden: • ¿Qué entiendes por vocación? • Según el plan de Dios, ¿quiénes deben unirse en Matrimonio? • ¿Cómo deben vivir su matrimonio las familias católicas?

relación matrimonial? • Si eres soltero o soltera, ¿ya descubriste tu vocación? • ¿Has pedido ayuda al Espíritu Santo para que puedas vivir plenamente tu vocación?

NOTAS

159

Guía Alianza 05_U7.indd 159

14/11/19 17:19


Encuentro 29

Ven y sígueme Objetivo particular: Conocer que el sacramento del Orden Sacerdotal es una vocación de servicio para edificar y guiar al pueblo de Dios.

En presencia de mi Padre Dios XX Iniciar con el canto “Sacerdote para siempre quiero ser”

(https://youtu.be/aD_HRC64z4w).

Motivación • Conozco 1 Cuántos cuentos cuentas XX Realizar la siguiente dinámica.

1. Invitar a los niños y niñas a sentarse en círculo. 2. El juego inicia mencionando alguna de las siguientes palabras: sacerdote, párroco, obispo, papa. Los participantes, uno por uno, tendrán que agregar alguna otra palabra para formar una frase. 3. Al que le toca el turno, le corresponde repetir el inicio de la frase y agregar rápidamente otra palabra. Por ejemplo, el catequista dice: “El sacerdote”. El participante que sigue dice: “El sacerdote bautiza”, y el siguiente añade: “El sacerdote bautiza a mi hermanito”. 4. El que no recuerde las palabras o frases completas, o tarde en agregar otra, pierde. Nota: Luego de 4 o 5 personas, deberá iniciarse una frase nueva con alguna de las palabras indicadas.

Desarrollo • Conozco 2 Comentar con los alumnos que, a través de este juego, se abordaron distintas acciones o actividades que realizan los sacerdotes. Algunas de éstas no las pueden realizar otras personas, solo ellos y, aunque son humanos como nosotros, se han preparado para recibir el sacramento del Orden Sacerdotal. XX Indicar a las niñas y los niños que completen la tabla de su libro de texto, contestando lo que se pide acerca de los sacerdotes que cada uno de ellos conoce.

¿Quiénes son los sacerdotes? Un sacerdote es un cristiano bautizado que ha sido llamado por Dios para estar al servicio de todos los hombres. Con esta disposición y compromiso, ayuda a los cristianos a crecer en su fe, los alimenta en la Eucaristía y, como buen pastor con ellos, anuncia a todos el amor de Dios. Él es quien celebra la misa e imparte los sacramentos del Bautismo, la Reconciliación, la Eucaristía, el Matrimonio, la Unción de los enfermos, y guía al pueblo al conocimiento y al amor de Dios. Para que pueda desarrollar su sacerdocio, necesita de la Palabra de Dios y de la oración. 160

Guía Alianza 05_U7.indd 160

14/11/19 17:19


Otras actividades que destacan al sacerdote como servidor de los demás son la reunión semanal o mensual con sus catequistas, atender a quienes solicitan ayuda, acudir a las reuniones con los diferentes grupos parroquiales que existan en su comunidad. El sacerdote, al haber sido escogido de entre los hombres, tiene flaquezas y debilidades como cualquiea, pero su autoridad se la da el mismo Cristo.

Requisitos para ser sacerdotes Son necesarias varias cosas para recibir este sacramento: • Ser elegido y llamado por Dios. • Estar atento para sentir este llamado. • Buscar la manera de acercarse a Dios para conocerlo y seguirlo. • Tener disposición de servir a Dios mismo y a los demás. • Aceptar el compromiso con Dios. • Aprender a hablar con Dios por medio de la oración. • Ser sensible a las necesidades humanas. • Tener amor y pasión por Dios para darlo a conocer a los demás. • Ser alegre.

La preparación de los sacerdotes Para adquirir una preparación adecuada hacia el sacerdocio, se comienza con las primeras enseñanzas de nuestros padres, asistiendo al catecismo y, como cualquier otro estudiante, pasando por el preescolar, la primaria, la secundaria y la preparatoria. Terminada la preparatoria, se ingresa en el seminario, donde se estudia Filosofía y Teología. En este caminar por el seminario, se le impondrá la sotana, será nombrado acólito y luego lector. Tendrá un año de servicio a la comunidad y recibirá el diaconado. Después de todo este proceso, estará listo para recibir el sacramento del Orden Sacerdotal. Veamos en la Sagrada Escritura, en la Carta a los Hebreos, de dónde surgen los sacerdotes y quién los llama.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre De la Carta a los Hebreos 5,1-5 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿De dónde son tomados los sacerdotes? • ¿Para qué son elegidos algunos hombres como sacerdotes? • ¿Qué actitud debe tener el sacerdote con los ignorantes? • ¿Por quiénes debe ofrecer sacrificios el sacerdote? • ¿Quién llama a los hombres al sacerdocio? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] El gran día para todo sacerdote es el día en que recibe el sacramento del Orden Sacerdotal. Es el momento en el que el obispo y los otros sacerdotes colocan sus manos sobre la cabeza de quien se va a ordenar; cada uno, a su vez, ora a Dios; le imponen sus manos para que reciba al Espíritu Santo. Con el poder del Espíritu Santo, el sacerdote actúa en la persona de Cristo, es decir: cuando el sacerdote bautiza o cuando unge a los enfermos, es el mismo Cristo quien los unge, cuando perdona los pecados es Cristo quien perdona. 161

Guía Alianza 05_U7.indd 161

14/11/19 17:19


Todos los bautizados, sean niños o adultos, por efecto del Bautismo, también somos sacerdotes; muy diferentes al sacerdote ordenado, pero al igual que él, podemos ofrecer oraciones por los demás y estamos llamados a prestar algún servicio. Podemos servir a la Iglesia como monaguillos, lectores, auxiliares de catequistas o participar en algún grupo pastoral que exista en la parroquia.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Si es posible, llevar a los niños frente al sagrario y, con las manos elevadas, ofrecer la siguiente

oración a Dios, para que cada día haya más vocaciones sacerdotales. Oración por las vocaciones

Oh, Padre, haz surgir entre los cristianos numerosas y santas vocaciones al sacerdocio, que mantengan viva la fe y conserven el grato recuerdo de tu Hijo Jesús mediante la predicación de su Palabra y la administración de los sacramentos, con los que renuevas continuamente a tus fieles.

Danos ministros santos de tu altar, que sean custodios atentos y fervorosos de la Eucaristía, sacramento del don supremo de Cristo para la redención del mundo. Llama a ministros de tu misericordia, que, mediante el sacramento de la Reconciliación, difundan la alegría de tu perdón. Haz, oh Padre, que la Iglesia acoja con alegría las numerosas inspiraciones del Espíritu de tu Hijo y, dócil a sus enseñanzas, promueva las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada. Sostén a los obispos, a los sacerdotes, a los diáconos, a los consagrados y a todos los bautizados en Cristo, para que cumplan fielmente su misión al servicio del Evangelio. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar esta cita bíblica (Heb 5,1-5):

“Todo sumo sacerdote es tomado entre los hombres y puesto al servicio de Dios a favor de los hombres”.

Actividad • Aprendo XX Indicar a los alumnos que observen las imágenes que aparecen en su texto y escribir debajo de

cada una de ellas un mensaje relacionado con ellas.

Compromiso • Avanzo XX Que durante toda la semana, los niños ofrezcan a Dios la oración por las vocaciones sacerdotales.

Pedir en especial por los sacerdotes de su parroquia.

162

Guía Alianza 05_U7.indd 162

14/11/19 17:19


Para vivir en familia XX Organizar para que, en grupo o de manera individual, los alumnos pregunten, respetuosamente,

a uno de los sacerdotes de su parroquia cuál ha sido una de sus experiencias más agradables como sacerdote. Posteriormente, registrar en su libro la respuesta.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

Niños y niñas

• ¿Qué opinas acerca de la función que des-

Responden: • ¿Qué cosas son necesarias para recibir el sacramento del Orden Sacerdotal? • ¿De quién reciben el llamado al sacerdocio? • ¿De quién recibe el sacerdote el poder para actuar en nombre de Cristo? • Menciona algunas acciones de servicio que realiza el sacerdote.

empeña el sacerdote como siervo de Dios en la comunidad? • ¿Con qué acciones contribuyes para que tu sacerdote persevere en su ministerio?

Recuerda Preparar los gafetes necesarios (o pedírselos a los niños) para el juego inicial del siguiente Encuentro, así como las imágenes o pósters de los pasajes bíblicos que se requieren para realizar la dinámica.

NOTAS

163

Guía Alianza 05_U7.indd 163

14/11/19 17:19


Encuentro 30

Impulsados por el Espíritu para ser testigos de Cristo Objetivo particular: Ayudamos a los preadolescentes a pensar, a sentir y a comportarse como Jesús, sirviendo al prójimo con alegría.

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzar cantando el tema “La vid y los sarmientos”

(https://youtu.be/JmV7CgVv69U).

Motivación • Conozco 1 ¡Atención, concentración! XX Realizar el siguiente juego:

1. El catequista deberá preparar gafetes con los siguientes nombres: Jesús, María, Pedro, Pablo, Juan, Felipe, Santiago, Tomás u otros personajes bíblicos. 2. El catequista se quedará con el gafete correspondiente al nombre de Jesús y repartirá los demás entre cada uno de los miembros del grupo. 3. Cuando ya todos se hayan colocado su gafete en una parte visible, el catequista iniciará el juego, diciendo: –¡Atención! (enseguida da tres palmadas: plat, plat, plat) ¡Concentración! (plat, plat, plat) Jesús llama (plat, plat, plat) a María (plat, plat, plat). Entonces, la persona que tenga el gafete de María, sin perder el ritmo, contestará: –María llama (plat, plat, plat) a Pedro (plat, plat, plat). 4. Así se continúa el juego, mencionando a cada uno de los participantes. Se pueden repetir los nombres. Es importante que no se pierda el ritmo del juego, ya que si una persona no contesta o se tarda demasiado, el catequista vuelve a comenzar el juego diciendo: –¡Atención! (enseguida da tres palmadas: plat, plat, plat) ¡Concentración! (plat, plat, plat) Jesús llama (plat, plat, plat) a ... (plat, plat, plat). 5. Se continúa el juego hasta que el catequista lo decida.

Jesús ayuda a los demás XX Terminado el juego, se llevarán a cabo las siguientes actividades:

1. El catequista formará cuatro o cinco equipos y le dará a cada equipo una imagen o un poster de un pasaje bíblico (pueden ser: las bodas de Caná, el Sermón de la Montaña, Jesús sanando algún enfermo, conviviendo con los niños o haciendo oración, algún milagro, el lavatorio o alguna parábola). 164

Guía Alianza 05_U7.indd 164

14/11/19 17:19


2. A cada equipo se le pedirá que observe la imagen que recibió y que, por escrito, describa la acción y el ambiente en que se está desarrollando (dar 5 minutos aproximadamente). 3. Pedir a cada equipo que muestre su imagen y exponga sus ideas ante el grupo. 4. Finalmente, indicar que realicen lo que se pide en su libro: que escriban debajo de cada imagen incluida ahí lo que crean que Jesús pensaba o sentía ante el pasaje bíblico representado.

Desarrollo • Conozco 2 Nuestras actitudes de vida Toda la vida de Jesús estuvo enfocada a hacer el bien a los demás para agradar a su Padre Dios. Fue aprendiendo esta forma de ser desde su infancia, al observar las acciones y las actitudes de sus padres José y María. Nuestras condiciones de vida son muy diferentes a las de la época de Jesús. Mientras Él aprendía de sus padres, muchos niños de nuestras comunidades pasan demasiado tiempo alejados de la presencia de sus padres y aprenden más de los medios de comunicación, como la televisión o el Internet, o de amistades carentes de valores y buenos modales; pero, que al fin y al cabo, son con quienes más conviven. Mucho de lo que vemos en esos medios o de lo que nos enseñan esas amistades no siempre nos ayuda a formarnos la conciencia de hacer el bien a los demás. Más bien nos enseñan actitudes de egoísmo o de violencia, nos incitan a buscar aquello que nos beneficia o que simplemente que nos agrada sin importar que perjudiquemos a los demás. Por ello necesitamos ser constantes y creer lo que Jesús nos enseña. • Ser constantes es participar de la misa dominical, meditar el Evangelio, orar diariamente, frecuentar los sacramentos de Reconciliación y Eucaristía, entre otros. • Estar convencidos significa tener fe y creer firmemente lo que Jesús nos enseña. • Centrar nuestra atención en Cristo, pensar, sentir y actuar como Él, nos exige un espíritu de sacrificio, es decir, renunciar a algunas comodidades legítimas para, por ejemplo, levantarnos temprano para asistir a misa los domingos, ganarle cinco minutos al sueño para ofrecerlos a Jesús mediante la oración, asistir a la escuela con entusiasmo, entregar las tareas a tiempo, ayudar en las labores del hogar con agrado. • Los actos anteriores deben hacerse con plena libertad, sin que nada ni nadie nos obligue; es una decisión personal que debemos tomar libremente. • Y finalmente, practicamos el desprendimiento cuando, queriendo agradar a Dios, damos gustosa y voluntariamente nuestro tiempo para asistir al catecismo, para apoyar a nuestro párroco o alguno de los grupos de pastoral en alguna actividad que nos encomienden, para participar en alguna actividad que beneficie a la comunidad o para ayudar a algún amigo en sus necesidades. Veamos lo que Jesús espera de nosotros en el Evangelio según san Juan.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio según san Juan 15,1-8 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

165

Guía Alianza 05_U7.indd 165

14/11/19 17:19


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿Quién es la vid verdadera en esta parábola y quién es el viñador? • ¿Cuál es la exigencia para que tú, como cristiano, puedas producir frutos? • ¿Qué nos quiere decir Cristo con la siguiente expresión: “Yo soy la vid y ustedes los sarmientos”? • ¿Qué nos ofrece Cristo si permanecemos unidos a Él? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Para que mi vida y mis acciones estén centradas en Jesús, es necesario permanecer unido a Él como las ramas a la vid y poner en práctica cinco cosas: constancia, convencimiento, espíritu de sacrificio, libertad y desprendimiento. Como vemos en la parábola de los sarmientos, la constancia es la que nos ayuda a permanecer siempre unidos a la vid (Cristo). Si logramos seguir este proceso con la fuerza y el impulso que nos da el Espíritu Santo, comenzaremos a dar fruto y experimentaremos la alegría de servir y de saber que nuestras acciones están centradas en Cristo y son agradables a Dios. Escuchar la Palabra de Dios y decir “qué bonito es su mensaje”, no nos sirve de mucho. Hablar bonito del mensaje de Cristo y no vivir conforme con esas enseñanzas, tampoco nos sirve de nada. Lo mejor es escuchar la Palabra de Dios, compartirla con las personas que nos rodean y, sobre todo, ponerla en práctica como Jesús lo hacía. Por lo tanto procuremos compartir la alegría de servir con nuestros semejantes, teniendo atenciones con los enfermos, con los ancianos y con los más necesitados. Actuar como Cristo es no tener preferencias ni discriminar a nadie.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Pedir a Jesús, con la siguiente oración, que sea siempre Él quien habite en nuestro corazón y en

nuestra mente. Jesús, enséñame a ser generoso, enséñame a compartir lo que tengo; enséñame a ayudar a los demás; enséñame a no desear el mal a nadie; enséñame a perdonar. Enséñame a amar como tú amas.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar esta reflexión: “¿Qué es preciso para ser feliz?”

“Amar como Jesús amó. Soñar como Jesús soñó.”

“Pensar como Jesús pensó. Vivir como vivió Jesús.”

“Sentir lo que Jesús sentía. Sonreír como Jesús sonreía.”

166

Guía Alianza 05_U7.indd 166

14/11/19 17:19


Actividad • Aprendo XX Indicar a los niños que busquen, en la sopa de letras, cinco palabras referentes a la parábola y

cinco cosas que debamos poner en práctica para que nuestras acciones estén centradas en Jesús. Y J T E K M A I V F U

C O N S T A N C I A D

O P G P U R E R Ñ L E

N U O I R V G H A H S

V I D R O I R S D B P

E F L I B Ñ Z A O D R

N E G T T A Y K R Ñ E

C L O U D E S A I E N

I I V B D R A X G S D

M N F X T A C V L Ñ I

I O L I B E R T A D M

E G M N C B I D C Y I

N S O T U R F G H F E

T I H N E T I M R O N

O P G T A N C E M Y T

J A S A R M I E N T O

R N U F B O O R A S U

Compromiso • Avanzo XX Comentar que, durante esta semana, por las mañanas nos encomendaremos a Jesús a través de la

oración, pidiéndole que nos enseñe y nos ayude a hacer el bien a los demás. XX Luego, durante cada día, nos propondremos al menos realizar una acción de servicio a quien lo necesite, ya sea con los compañeros de la escuela, con algún miembro de la familia o con algún vecino de la comunidad.

Para vivir en familia XX Los alumnos registrarán en su texto las diferentes acciones que lograron realizar durante la sema-

na pensando, sintiendo y actuando como Jesús.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Es Cristo el centro de tu vida y de tus ac•

ciones? Si no es así, ¿qué crees que te haga falta para que Cristo sea el centro de tu vida y de tus acciones?

Niños y niñas Responden:

• ¿Cómo podemos permanecer unidos a Cristo? • Cuáles son los frutos que producen los cris-

tianos que permanecen unidos a Cristo? • Cuáles son las cinco cosas que te pueden ayudar a que tu vida y tus acciones estén centradas en Cristo? • ¿Qué piensas del tema que hemos tratado en este encuentro?

167

Guía Alianza 05_U7.indd 167

14/11/19 17:19


Encuentro 31

El Espíritu Santo me impulsa a solidarizarme con mis hermanos Objetivo particular: Aprendemos a ser solidarios ayudando al que lo necesita, inspirados por el Espíritu.

En presencia de mi Padre Dios XX Entonar con el grupo el canto “Como el buen samaritano”

(https://youtu.be/Hf0B61W_VdA).

Motivación • Conozco 1 Palabras y palabrotas XX Continuamos con la siguiente dinámica.

1. Se utilizará la lista de 50 palabras que a continuación se presenta. El objetivo de la dinámica es que los niños, después de escuchar las palabras, puedan escribirlas todas en su hoja personal. JESÚS

ALEGRÍA

ESPÍRITU SANTO

VOCACIÓN

DIOS

MARÍA

ALIANZA

EUCARISTÍA

SONREÍR

BELÉN

PAZ

HABILIDAD

SACRAMENTOS

VIVIR

LUZ

AMOR

LIBERTAD

ORACIÓN

BAUTISMO

EVANGELIO

SOLIDARIDAD

INTELIGENCIA

JUSTICIA

SAGRARIO

COMUNIÓN

RESPETO

CRUCIFIXIÓN

BIBLIA

PEDRO

UNGIR

RESPONSABILIDAD

PERDÓN

HONESTIDAD

PABLO

TEOTIHUACAN

GENEROSIDAD

TESTAMENTO

DAVID

JUECES

TEXCOCO

BIENAVENTURANZAS

ANTIGUO

DANIEL

REYES

OBISPO

NEZAHUALCÓYOTL

NUEVO

MATRIMONIO

SOL

PAPA

2. Proporcionar una hoja de papel a cada miembro del grupo. Indicarles que, primero, se leerá en voz alta la lista de palabras, pero no deberán escribir nada, sino solo tratar de retener mentalmente la mayor cantidad de ellas. 3. Después de la lectura en voz alta, pedirles que escriban todas las palabras que recuerden. Dar solo tres minutos para ello. 4. Después, organizar a los alumnos en parejas, para que entre ambos completen lo mejor posible sus listas. 168

Guía Alianza 05_U7.indd 168

14/11/19 17:19


5. Luego, las parejas se unirán para formar cuartetos; después, grupos de ocho, y así hasta quedar todo el grupo integrado. En cada ocasión, se compartirán unos a otros las palabras que les falten. 6. El catequista proporcionará una reflexión sobre lo poco que recordó cada persona aislada y la manera cómo la colaboración en equipo multiplica el resultado del esfuerzo individual.

Desarrollo • Conozco 2 Nuestro proceder en la vida diaria Hemos visto a través de la dinámica “Palabras y palabrotas” que, cuando intentamos hacer alguna actividad de manera individual, a veces lo logramos exitosamente, pero no siempre. Si reflexionamos acerca de cómo logramos alcanzar el objetivo de la dinámica a través de la ayuda de un compañero y luego de otro, nos damos cuenta de cómo se va facilitando el trabajo y, finalmente, vemos un resultado más satisfactorio. Por lo tanto, analicemos cómo es nuestro proceder en la vida diaria: ¿estamos dispuestos a brindarle ayuda a quien lo necesita o nos lo pide, o regularmente nos encerramos en nuestro egoísmo y somos indiferentes ante los demás? XX Pedirles que completen los recuadros de su libro, con las acciones que realizan a favor de los demás.

Somos solidarios En la vida se nos presentan diversas ocasiones para ayudar al compañero que no comprende la lección, haciendo lo que nos corresponde cuando se nos asigna un trabajo en equipo, ayudando a papá o mamá en alguna tarea específica o realizando los quehaceres que nos corresponden en casa para contribuir al orden y la limpieza. También se han presentado situaciones difíciles en las que, en ocasiones, por ser pequeños no podemos intervenir directamente para poner en práctica la solidaridad, pero podemos pedir ayuda a Dios a través de la oración. Nos referimos a situaciones como los grandes terremotos como el que se presentó en México en septiembre de1985 y el de Haití en enero de 2010. En dichos acontecimientos, mucha gente se organizó con otras personas para colaborar en favor de los afectados e inclusive diversas naciones mostraron su solidaridad ante la necesidad de quienes fueron afectados. La ayuda requerida en tales situaciones es de medicamentos, alimentos enlatados, agua embotellada, cobertores o dinero; pero además se necesita de la ayuda humanitaria para atender a los enfermos, rescatar a los sepultados, organizar las actividades de rescate, atender a los desprotegidos, dar consuelo al que ha perdido, ya sea a sus familiares o sus bienes materiales. La solidaridad es un fruto del amor que Jesús nos da para compartirlo con nuestros semejantes. Aprendamos a servir a los demás y ser capaces de proporcionar alegrías a todas aquellas personas que puedan recibir nuestra colaboración. A veces consistirá en prestar un pequeño servicio, en dar una palabra de ánimo y de aliento, en ayudar con alguna tarea, colaborando con los quehaceres del hogar, compartiendo tiempo con los vecinos o amigos y apoyando materialmente, desde nuestras posibilidades, a quien lo requiera. No olvidemos a la Virgen María que siempre estuvo dispuesta a ayudar al necesitado sin que se lo pidieran. Pidamos a María que interceda por nosotros para que podamos cumplir la voluntad de Dios y que el Espíritu Santo sea nuestra fuente de inspiración para que hagamos lo que debemos hacer.

169

Guía Alianza 05_U7.indd 169

14/11/19 17:19


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio según san Lucas 10,25-37 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio. • ¿Qué necesitamos para conseguir la vida eterna, según la Escritura? • ¿Qué opinas de la actitud del sacerdote y del levita ante el hombre que fue asaltado? • ¿Qué hizo el samaritano a favor del hombre que había caído en manos de unos bandidos? • ¿Qué le dijo finalmente Jesús al maestro de la ley? Jesús nos enseña a ser solidarios con nuestros hermanos. A través de la parábola del buen samaritano, nos explica quién es nuestro prójimo y de qué manera podemos ayudar cuando alguien necesita de nosotros. Para estar dispuestos a brindar esa ayuda a cualquier hermano que lo necesite, ya sea familiar, compañero de escuela, amigo, vecino e inclusive hasta algún desconocido, será necesario que estemos siempre en contacto con Dios a través de la oración. De esa manera, Él moverá nuestro corazón e impulsados por el Espíritu Santo nos pondremos en acción. En la vida se nos presentan diversas ocasiones para actuar como el buen samaritano, ayudando al compañero que no comprende la lección, haciendo lo que nos corresponde cuando se nos asigna un trabajo en equipo, ayudando a papá o mamá en alguna tarea específica o realizando los quehaceres que nos corresponden en casa para contribuir al orden y la limpieza. No olvidemos a la Virgen María que siempre estuvo dispuesta a ayudar al necesitado sin que se lo pidieran. Pidamos a María que interceda por nosotros para que podamos cumplir la voluntad de Dios y que el Espíritu Santo sea nuestra fuente de inspiración para que hagamos lo que debemos hacer.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Guiemos a los alumnos para que platiquen con Jesús y le pidan que mueva su corazón para que

aprendan a ser solidarios con sus prójimos. Felices los que aman al hermano concreto, los que no se van en palabras sino que muestran su amor verdadero en obras de vida, de compañía y de entrega sincera. Felices los que enseñan, los que intentan que todos aprendan sin distinciones de color, piel o dinero.

Felices

Felices los que comparten sus bienes, don y regalo del buen Dios para vivir como hermanos y demostrarlo en la práctica.

Felices los que no guardan con egoísmo sino que brindan y comparten.

Felices los que caminan juntos, los que ayudan en las buenas y en las malas, los que aprenden que más pueden dos juntos que uno solo. Amén.

Fragmento de oración de Marcelo Maura

170

Guía Alianza 05_U7.indd 170

14/11/19 17:19


Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar esta oración de la Madre Teresa de Calcuta:

“Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos, hombres de todo el mundo, que viven y mueren en la pobreza y el hambre. Dales hoy, por medio de nuestras manos, su pan de cada día. Y a través de nuestro amor y comprensión, dales paz y alegría.”

Actividad • Aprendo XX Pedir que observen las imágenes y a partir de ellas inventen una historia de solidaridad.

Compromiso • Avanzo XX Que ofrezcan a Dios diariamente la oración de la Madre Teresa y pidan al Espíritu Santo que conmue-

va su corazón para que actúen como el buen samaritano si se les presenta la oportunidad de hacerlo.

Para vivir en familia XX Investigar en revistas, periódicos, internet o con el sacerdote al que tenga mayor confianza, qué

es Cáritas y de qué manera es solidaria ante las necesidades de los que sufren. Registrar en su libro lo que crea más interesante.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista

• ¿Haz actuado como verdadero samaritano

ante la necesidad de algún prójimo? • ¿De qué manera puedes motivar a tus hermanos catequistas para que su grupo sea siempre solidario?

Niños y niñas Responden:

• ¿Quién ha sido un prójimo para ti? • ¿De qué manera tú puedes ser prójimo de

los demás? • ¿Qué necesitamos para actuar como verdaderos prójimos? • ¿Qué acciones solidarias puedes realizar en tu hogar o con tus padres? • ¿Qué acciones solidarias puedes realizar con tus compañeros de escuela o con tus vecinos?

171

Guía Alianza 05_U7.indd 171

14/11/19 17:19


Encuentro 32

La alegría de servir Objetivo particular: Reconocemos que servir con alegría fortalece nuestra vida y nos hace crecer en la fe y en el amor a Cristo

En presencia de mi Padre Dios XX Comenzamos el encuentro con la canción “He venido a servir” (https://youtu.be/mOUaeR4_euk).

Motivación • Conozco 1 Memorama XX Llevar a cabo el siguiente juego:

1. Elaborar un memorama con el nombre de los personajes que han sido partícipes en los encuentros de 5to. grado (todas las tarjetas deben ser del mismo tamaño. Se sugiere elaborarlas en fichas bibliográficas recortadas por la mitad). MOISÉS

MOISÉS

MARÍA

MARÍA

JESÚS

JESÚS

DANIEL

DANIEL

SAMUEL

SAMUEL

DAVID

DAVID

PEDRO

PEDRO

TATA VASCO

TATA VASCO

JUAN PABLO II

JUAN PABLO II

FELIPE DE JESÚS

FELIPE DE JESÚS

MIGUEL AGUSTÍN PRO

MIGUEL AGUSTÍN PRO

FRANCISCO DE ASÍS

FRANCISCO DE ASÍS

M. TERESA DE CALCUTA

M. TERESA DE CALCUTA

FRAY PEDRO DE GANTE

FRAY PEDRO DE GANTE

IGNACIO DE LOYOLA

IGNACIO DE LOYOLA

2. Si el grupo es pequeño, se requiere solo de un memorama. Si el grupo es mayor se necesitarán dos o tres memoramas. Por lo tanto, habrá que organizar al grupo en equipos 3. Cada equipo se colocará en círculo y se le entregará un memorama. 4. Se revuelven las tarjetas y se colocan al centro del círculo con los letreros hacia abajo. 5. Se determina quién iniciará el juego en cada equipo. El niño que inicia toma una tarjeta y menciona el nombre del personaje. Luego toma una segunda tarjeta y también menciona el personaje. Si ambas tarjetas contienen al mismo personaje, se quedará con ellas y repetirá la acción. En caso que las tarjetas sean diferentes, entonces las regresará al lugar donde estaban en la misma posición. 172

Guía Alianza 05_U7.indd 172

14/11/19 17:19


6. Enseguida continúa otro niño o niña repitiendo la misma acción y así se sigue el juego hasta que se agotan las tarjetas. Gana el niño que logre juntar más pares de tarjetas.

Desarrollo • Conozco 2 Personas que sirvieron XX Al terminar el juego, preguntar a los niños: ¿A quién de estos personajes les gustaría parecerse

para servir a Dios y por qué? Los personajes que aparecieron en el memorama son aquellos que hemos visto a través de cada uno de los encuentros de nuestro texto de 5to. grado. En algún momento determinado Dios Padre los ha llamado para solicitarles alguna misión y, aunque algunos de ellos se resistieron en un principio a dar un sí, poco a poco al ser conmovidos por la presencia del Espíritu Santo se notó un cambio en su vida. Pronto dieron una respuesta más firme y segura para disponerse gustosos a servir a Dios, y decirle “Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad”, no importando que algunos tuvieran que ofrecer su propia vida.

Servimos a Dios con alegría Hemos llegado al último encuentro de 5to. grado y, con la esperanza de haber logrado el objetivo de descubrir la presencia del Espíritu Santo en tu interior, queremos invitarte a servir a Dios con alegría. Desde siempre, el Espíritu Santo ha estado entre nosotros y es Él quien impulsa al hombre a cumplir la voluntad de Dios y lo dispone a amar y servir a sus hermanos. Así lo hemos visto con Moisés, los reyes y los profetas en el Antiguo Testamento y con Jesús, María y los apóstoles en el Nuevo Testamento. Y, desde que Jesús nos lo envió, el Espíritu Santo permanece entre nosotros y es quien nos inspira a hacer el bien.

“Aquí estoy para hacer tu voluntad” A lo largo de cada uno de los encuentros han aparecido muchos personajes. En algún momento determinado, Dios Padre los ha llamado para solicitarles alguna misión y, aunque algunos de ellos se resistieron en un principio a dar un sí, poco a poco, al ser conmovidos por la presencia del Espíritu Santo, se notó un cambio en su vida. Pronto dieron una respuesta más firme y segura para disponerse gustosos a servir a Dios, y decirle “Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad”, no importando que algunos tuvieran que ofrecer su propia vida. El santo cura de Ars nos dice que “la caridad no se practica solo con el dinero, ya que se puede visitar a un enfermo, hacerle un rato de compañía, prestarle algún servicio, arreglarle la cama, prepararle los medicamentos, consolarlo en sus penas o leerle algún libro piadoso”. La madre Teresa de Calcuta y el papa Juan Pablo II son personajes contemporáneos que ofrecieron sus vidas mediante el compromiso y la entrega al prójimo. Compartían el hábito ineludible e impostergable de la oración, pues de ella obtenían la fortaleza para vivir con intensidad cada uno de sus compromisos. Veamos en la Sagrada Escritura de qué manera se nos invita a servir a Dios, y cómo Jesús nos da ejemplo de servicio.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del evangelio según san Mateo 20,26-28 XX El catequista leerá el texto directamente de la Biblia. En el libro del niño se ofrece un resumen como recordatorio.

173

Guía Alianza 05_U7.indd 173

14/11/19 17:19


Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado]

• ¿De qué manera se nos invita a servir a Dios? • ¿Qué le dice Jesús al que quiera ser grande? • ¿Qué nos dice Jesús de sí mismo, con respecto al servicio? • ¿Qué acciones concretas reconoce Jesús como ejemplos de servicio? • ¿En dónde podemos encontrar a Jesús para poder servirlo? Actualización [Actualizo lo que he escuchado] Jesús nos invita a servir a los demás y él mismo nos dice cómo siendo Dios no ha venido a ser servido sino a servir. ¿De qué manera hemos de servir a nuestros semejantes? Jesús nos dice que cuando atendamos alguna necesidad con cualquiera de nuestros hermanos a él mismo estamos atendiendo. Si estamos en constante contacto con Dios por medio de la oración, será la acción del Espíritu Santo la que nos permita obrar y actuar de manera semejante a Jesús. Hemos de orar diariamente pidiendo al Espíritu Santo que nos fortalezca e infunda en nosotros el espíritu de servicio. También nos dispone a servir a Dios con alegría nuestra asistencia a la misa dominical, escuchar con atención su mensaje y ponerlo en práctica y frecuentar el sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía.

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Entonar con gusto y alegría el siguiente canto:

Hoy en oración quiero preguntar, Señor, quiero escuchar tu voz, tus palabras con tu amor.

Hoy en oración

Ser, como eres tú, servidor de los demás; dime cómo, en qué lugar, te hago falta más.

Dime, Señor, en qué te puedo servir, déjame conocer tu voluntad. Dime, Señor, en ti yo quiero vivir, quiero de ti aprender, saber amar. Hoy quiero seguir tu camino junto al mar, tus palabras, tu verdad, ser imagen de ti.

Fórmula catequística • Memorizo XX Animar a las niñas y niños a memorizar esta cita de la carta de san Pablo a los Corintios 12,4-7:

“Hermanos: Hay diferentes dones, pero el Espíritu es el mismo. Hay diferentes servicios, pero el Señor es el mismo. Hay diferentes actividades, pero Dios, que hace todo en todos, es el mismo. En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.”

Actividad • Aprendo XX Pedir que observen en su texto las ilustraciones y luego escriban debajo de qué manera pueden

servir a los demás asumiendo una actitud semejante a la que nos enseñó Jesús. 174

Guía Alianza 05_U7.indd 174

14/11/19 17:19


Compromiso • Avanzo XX Invitar a los niños a que, diariamente, ofrezcan el canto “He venido a servir”, para que el Espíritu

Santo les anime a servir con amor y alegría en cada momento de su vida, obedeciendo y respetando a sus papás y atendiendo las necesidades de sus hermanos, amigos, compañeros y vecinos.

Para vivir en familia XX Indicar que deben encontrar alguna manera de servir a los demás en familia. Puede ser preparar

comida para alguien que esté necesitado, visitar a un vecino que viva solo o esté enfermo, cuidar una tarde a los niños de alguna familia que lo necesite. También podrán trabajar con alguno de los ministerios de la Iglesia que esté a su alcance (monaguillos, liturgia, catecismo o alguna pastoral). XX Registrarán en su texto de qué manera cumplió con la tarea.

Evaluación • Compruebo mi fe XX Pedir a los niños y niñas que respondan

• ¿Cómo se nos pide servir a Dios? • ¿Quién nos impulsa a cumplir la voluntad de Dios y nos dispone a servir y a amar a nuestros semejantes? • ¿Qué nos dice Jesús de sí mismo, con respecto al servicio? • ¿Por qué es importante orar con gusto y alegría diariamente? • ¿Qué relación se da entre la celebración de la misa dominical y el encargo de amar y servir a los demás? NOTAS

175

Guía Alianza 05_U7.indd 175

14/11/19 17:19


Celebración 7

También yo soy llamado, si me dejo guiar por el Espíritu Santo Objetivo particular: Impulsados por el Espíritu nos descubrimos llamados a desempeñar una vocación divina.

Entrada Catequista: Nos hemos reunido hoy, junto con nuestros papás, para que unidos por el amor a Jesucristo reflexionemos cómo Dios a través de su Hijo Jesús nos va llamando para servirle de una manera especial y distinta a los demás. Dios nos llama a cada uno de distinta forma y para una tarea diferente. Nos llama a un camino de amor.

Canción XX Iniciemos la celebración entonando el siguiente canto

(https://youtu.be/r0YtyG_MD74):

La llamada

Si escuchas la voz del viento llamando sin cesar. Si escuchas la voz del tiempo mandándote esperar. La decisión es tuya. Son muchos los invitados, pocos los decididos.

Si escuchas la voz de Dios llamando sin cesar. Si escuchas la voz del mundo queriéndote engañar. El trigo ya se perdió, creció, de nada sirvió, y el mundo pasando hambre, pasando hambre de Dios.

Catequista: Escuchemos con atención el mensaje que hoy Jesús quiere darnos en su Palabra. Después de cada lectura los invitamos a que participen aportando algunas otras ideas sobre la lecturas.

Palabra de Dios Del evangelio según san Marcos 1,14-20

Reflexión Catequista: Dios llama. Ayer, hoy y mañana. Hombres y mujeres se consagran. Sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos que dan un sí para siempre, sin condiciones. Cada vocación es un misterio. Dios sonríe y espera un sí libre, sincero. Dar un sí a Dios no es fácil si falta amor.

176

Guía Alianza 05_U7.indd 176

14/11/19 17:19


Quizá hoy alguien piensa, reza y mira al cielo. Busca al Dios que lo buscaba, sueña en la voz que resonó un día dentro de su alma. Puede ser un momento decisivo. Puede ser el inicio de una nueva vida. Otros esperan, cerca o lejos, el sí de cada nueva vocación. No hay anuncio sin anunciadores. A continuación, seguros de que Jesús nos ama, nos llama e intercede por nosotros ante su Padre amoroso, repitamos a cada frase: Señor ayúdanos a siempre decirte que sí. Guía: Contágianos con tu amor para amar a nuestros hermanos. Todos: Señor, ayúdanos a siempre decirte que sí. Guía: Ayúdanos a actuar siempre con amor, movidos por el Espíritu Santo. Todos: Señor, ayúdanos a siempre decirte que sí. Guía: Ayúdanos a ser buenos servidores tuyos. Todos: Señor, ayúdanos a siempre decirte que sí. Guía: Ayúdanos a ser obedientes a tu llamado. Todos: Señor, ayúdanos a siempre decirte que sí. Guía: Señor, ayúdanos a recibirte con frecuencia en la Eucaristía. Todos: Señor, ayúdanos a siempre decirte que sí.

Oración por las vocaciones

Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que te hiciste hombre para salvar al mundo. Tú, que dejaste a la Iglesia la misión de celebrar la Eucaristía en conmemoración tuya, te pedimos que no nos falten sacerdotes, que renueven en tu nombre el sacrificio de la redención, preparen a tus fieles al banquete pascual, presidan a tu pueblo santo en el amor, lo alimenten con tu palabra y lo fortalezcan con los sacramentos. Bendice a tu Iglesia con muchas personas generosas que quieran consagrarse a tu servicio en la vida religiosa y en todos los servicios necesarios en tu Iglesia.

Y, si llamas a alguno de los miembros de nuestra familia para servirte, concédenos generosidad para dar nuestro tiempo en favor de nuestros hermanos. Amén.

177

Guía Alianza 05_U7.indd 177

14/11/19 17:19


PARADA 3

Promovemos el cuidado de nuestro cuerpo, templo del Espíritu Santo JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 3 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es lla que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 3: Promovemos el cuidado de nuestro cuerpo, templo del Espíritu Santo. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 6 y 7) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

PROMOVEMOS EL CUIDADO DE NUESTRO CUERPO, TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 3) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 6: El Espíritu Santo en la vida del cristiano • UNIDAD 7: El Espíritu Santo me impulsa a colaborar con los demás • El Espíritu Santo modela la vida de los cristianos • El Espíritu Santo, la vocación y el servicio a. Cuidar a los enfermos b. Promover una cultura del cuidado y la prevención c. Cuidar y cuidarnos, pequeñas y grandes acciones 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS La promoción de una cultura de cuidado integral del cuerpo es la temática general de la tercera parada. Respecto a la unidad de cuerpo y alma, nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica (362-364): La persona humana, creada a imagen de Dios, es un ser a la vez corporal y espiritual. El relato bíblico expresa esta realidad con un lenguaje simbólico cuando afirma que “Dios formó al hombre con polvo del suelo e insufló en sus narices aliento de vida y resultó el hombre un ser viviente” (Gn 2,7). Por tanto, el hombre en su totalidad es querido por Dios. A menudo, el término alma designa en la Sagrada Escritura la vida humana (cf. Mt 16,25-26; Jn 15,13)

178

Guía Alianza 05_U7.indd 178

14/11/19 17:19


Para caminar como Iglesia o toda la persona humana (cf. Hch 2,41). Pero designa también lo que hay de más íntimo en el hombre (cf. Mt 26,38; Jn 12,27) y de más valor en él (cf. Mt 10,28; 2M 6,30), aquello por lo que es particularmente imagen de Dios: “alma” significa el principio espiritual en el hombre. El cuerpo del hombre participa de la dignidad de la “imagen de Dios”: es cuerpo humano precisamente porque está animado por el alma espiritual, y es toda la persona humana la que está destinada a ser, en el Cuerpo de Cristo, el templo del Espíritu (cf. 1 Co 6,19-20; 15,44-45) Es bajo esta perspectiva que hemos de motivar el proyecto a organizar.

1. El tesoro de la salud La parábola del Buen Samaritano (Lucas 10,25-37) está al centro de este apartado. Nos muestra una visión de la atención por el enfermo, y por los demás en general, que va más allá del mero activismo porque se enmarca en la misión de Cristo, Buen Samaritano que cura a la humanidad. XX Leer este texto y relacionarlo con las parábolas finales del capítulo 25 de Mateo, en el que el cuida-

do de los talentos dados por Dios y las obras de misericordia son fundamentales para la vivencia del Reino.

2. Promover una cultura del cuidado y la prevención XX Desde lo mencionado anteriormente, se pueden dar algunos puntos de reflexión para una cultura

del cuidado y la prevención: • Hemos de prevenirnos de todo aquello que mate el amor que Dios nos entrega para el servicio de los demás (siervo que entierra el talento recibido). • Servir a los demás y vivir las obras de misericordia es parte fundamental en la vida del cristiano. • Estamos invitados a vivir una cultura del cuidado y la prevención (del cuerpo propio, de los demás, de la naturaleza) de lo contrario, estamos condenados a destruir el gran regalo que Dios nos ha dado: la vida. • Cuidar y prevenir son actos de amor desinteresado, urgentes en una sociedad como la nuestra.

3. Cuidar y cuidarnos, pequeñas y grandes acciones XX La conclusión de esta doble página de la Parada 3 solo es un resumen de acciones para amar y

cuidar del propio cuerpo. XX Es conveniente retomarlas junto con lo visto en la Parada 2 para, así, ofrecer una síntesis de la

importancia de respetar y promover el amor por el cuerpo propio y del de los demás. XX Puedes preguntar a los adolescentes si conocen algún caso de cuidado obsesivo del cuerpo y qué

consecuencias puede tener. XX De igual forma, si conocen a alguien que cuida de su cuerpo de manera responsable e integral

y qué beneficios ha tenido.

179

Guía Alianza 05_U7.indd 179

14/11/19 17:19


CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Ayúdalos a descubrir qué acciones pueden realizar para compartir la buena noticia del

cuidado del cuerpo en la comunidad. XX México es uno de los países con más casos de enfermedades derivadas de una vida seden-

taria o por la mala alimentación. Estas podrían ser pistas para iniciar el proyecto. XX Si el grupo es numeroso, puedes organizar equipos, asignando a cada uno un “jefe de pro-

yecto”. Luego, entre los diferentes líderes de equipo, pueden buscar elementos en común para presentar una sola propuesta, enriquecida por todos. XX Recuerda que tu labor como catequista es la de acompañar y motivar a los adolescentes,

serán ellos quienes tengan que proponer acciones realizables y relacionadas con su entorno.

180

Guía Alianza 05_U7.indd 180

14/11/19 17:19


NOTAS

181

Guía Alianza 05_U7.indd 181

14/11/19 17:19


NOTAS

182

Guía Alianza 05_U7.indd 182

14/11/19 17:19


Índice PRESENTACIÓN INTRODUCCIÓN

4 5

UNIDAD 1: Dios Padre me crea a su imagen

9

Encuentro 1. Mi cuerpo es obra perfecta de Dios Padre Encuentro 2. Dios Padre me ha dado muchas capacidades  Encuentro 3. Dios, mi Padre, me ha hecho único Encuentro 4. La riqueza de la persona está en ser imagen de Dios

10

Celebración 1. La alegría de conocerme

24

UNIDAD 2: Dios Padre me ha creado para ser feliz

27

Encuentro 5. Aprendo a ser feliz Encuentro 6. Dios Padre me ha hecho inteligente Encuentro 7. Dios mi Padre me quiere libre Encuentro 8. Soy su imagen en el amor

28

Celebración 2. Soy una persona especial Parada 1. Una gran noticia: ¡Somos imagen de Dios!

44

UNIDAD 3: EL Espíritu de Dios en el pueblo de Israel

51

Encuentro 9. El soplo del Espíritu Santo en la creación Encuentro 10. El Espíritu Santo impulsa a Moisés a liberar a su pueblo Encuentro 11. La presencia del Espíritu Santo en la época de los reyes Encuentro 12. El Espíritu Santo guía a los profetas en su misión

52

Celebración 3. Espíritu de Dios, fuente de vida

67

UNIDAD 4: El Espíritu de Dios en la vida de Jesús

71

Encuentro 13. Bautismo de Jesús Encuentro 14. Jesús nos invita a vivir su mensaje Encuentro 15. Jesús es la luz del mundo Encuentro 16. Jesús nos invita a su cena Encuentro 17. Pasión y muerte de Jesús Encuentro 18. La resurrección de Jesús

72

Celebración 4. Jesús, el Hijo de Dios, hecho hombre

96

14 17 21

32 36 40 46

55 59 63

75 79 83 87 92

183

Guía Alianza 05_U7.indd 183

14/11/19 17:19


UNIDAD 5: El Espíritu Santo guía a la Iglesia

99

Encuentro 19. La venida del Espíritu Santo Encuentro 20. Las primeras comunidades cristianas Encuentro 21. El cristianismo y otras religiones Encuentro 22. La evangelización en México Encuentro 23. Comienzos del cristianismo en Texcoco

100

Celebración 5. El Espíritu Santo camina con su Iglesia Parada 2. Con el Espíritu Santo, dador de vida y de amor, cuidamos nuestro cuerpo

124

UNIDAD 6: El Espíritu Santo en la vida del cristiano

131

Encuentro 24. Cristo, modelo perfecto Encuentro 25. María, ejemplo de vida Encuentro 26. La presencia del Espíritu Santo en la vida de los santos Encuentro 27. El Espíritu Santo, fortaleza de los mártires

132

Celebración 6. Viviendo el Evangelio

151

UNIDAD 7: El Espíritu Santo me impulsa a colaborar con los demás

155

Encuentro 28. Un llamado de Dios Encuentro 29. Ven y sígueme Encuentro 30. Impulsados por el Espíritu para ser testigos de Cristo Encuentro 31. El Espíritu Santo me impulsa a solidarizarme con mis hermanos Encuentro 32. La alegría de servir

156

Celebración 7. También yo soy llamado, si me dejo guiar por el Espíritu Santo Parada 3. Promovemos el cuidado de nuestro cuerpo, templo del Espíritu Santo

176

104 108 113 119 128

136 141 146

160 164 168 172 178

184

Guía Alianza 05_U7.indd 184

14/11/19 17:19


Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198852

Espíritu Santo, descubro tu presencia DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198852 ALIANZA 5 ECA G1 CONF_forros.indd All Pages

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Espíritu Santo, descubro tu presencia

1 2 1 2

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTÍA

1

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

14/11/19 18:37

Profile for PPC Editorial. México

Espíritu Santo, descubro tu presencia. GUÍA 1 CONFIRMACIÓN  

Espíritu Santo, descubro tu presencia. GUÍA 1 CONFIRMACIÓN  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded