__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

1 2 1 2

Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198850

Jesús, mi hermano DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198850 ALIANZA 2 ECA G1 COMU_forros.indd All Pages

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTÍA

Jesús, mi hermano

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

1

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

20/11/19 16:06


Coordinación editorial Óscar Hernández Galicia Revisión, adaptación y edición Mario González Jurado Iridiana Islas García Diseño Astrid Chávez Torres Diagramación Eliud Reyes Reyes Cubierta Astrid Chávez Torres Fotografías Miguel Ángel López Pérez, Sergio Cuesta, Archivo SM, Abril Villanueva Autoría Juan Manuel Mancilla Sánchez Colaboración Comisión Diocesana de Pastoral Profética. Dimensión de Catequesis Diócesis de Texcoco Imprimátur Excmo. Sr. Dr. D. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo Residencial de Texcoco Nihil obstat Pbro. Víctor Manuel Tolivia Meléndez Secretario Canciller D. R. © 2019. DIÓCESIS DE TEXCOCO A. R. Fray Pedro de Gante No. 2, Centro, 56100 Texcoco, Méx. D. R. © 2019. PPC Editorial, S.A. de C.V. Magdalena 211. Col Del Valle. C.P. 03100 México, Ciudad de México Edición 2019 ISBN Volumen: 978-607-8596-58-4

Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el diseño tipográfico y de portada, sea cual fuera el medio, electrónico o mecánico, incluido fotocopiado, grabación o cualquier otro medio de almacenaje o base de datos, sin el consentimiento por escrito de DIÓCESIS DE TEXCOCO, A.R. y PPC EDITORIAL, S.A. DE C.V.

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 2

20/11/19 13:49


“Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio a toda creatura” Mc. 16, 15.

A

nte el inminente mandato del Señor, de configurar la vida de cada persona a la amorosa voluntad de Dios, escuchando el llamado de nuestro querido Papa Francisco ante la Nueva Evangelización, hemos dispuesto este instrumento como medio para anunciar la Buena Noticia del Evangelio en nuestra Diócesis de Ecatepec, en el particular contexto de la catequesis escolarizada próxima a la recepción de la Sagrada Eucaristía.

Sabemos de antemano que ésta contribución se añade a la vivencia de la fe en el seno de cada familia, y que se expresa en las circunstancias particulares de la comunidad parroquial, para vincularnos con el Cuerpo Místico de la Iglesia a la que pertenecemos gracias a nuestro bautismo. Esto ha de propiciar y suponer un constante encuentro con la Palabra de Dios que todo lo renueva, así como la vivencia de nuestra identidad de hijos de Dios.

Agradecemos por este medio a cuantos se suman a la tarea de la Nueva Evangelización, tanto padres de familia, catequistas, como comunidades religiosas y sacerdotes comprometidos con la vocación universal de ser discípulos misioneros, y les alentamos a seguir prosperando como sal de la tierra y luz del mundo, mediante la fidelidad de su testimonio. Oramos para que sea la Madre del Verdadero Dios por quien se vive nuestra compañía y ejemplo, y en el diario existir, inspirados por la acción del Espíritu Santo, salgamos al encuentro de Jesucristo Nuestro Salvador. En Cristo Misionero les aseguro mi oración, amistad y bendición.

† Oscar Roberto Domínguez Couttolenc, M.G. Obispo de Ecatepec

3

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 3

20/11/19 13:49


Presentación La diócesis de Ecatepec abre sus brazos para formar a nuestros niños en la catequesis infantil para recibir el sacramento de la Eucaristía, etapa que tendrá una duración de dos años. El presente texto es el libro de primer año. Tiene la finalidad de adentrar a los niños en el inmenso mar del amor de Dios en la historia de Salvación, y encaminarlos a la enseñanza y vivencia de la fe encarnada en la vida personal, familiar, social y eclesial. El objetivo de los encuentros es que los niños experimenten a un Dios vivo, que los ama y está cercano a ellos. Es de vital importancia la participación de los padres de familia en los retiros y celebraciones que se incluyen al finalizar cada unidad; así como la asistencia y participación en la Eucaristía junto con sus hijos, para asentar bases específicas de la educación en la fe en cada miembro de la familia. COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL PROFÉTICA, DIMENSIÓN DE CATEQUESIS DIÓCESIS DE ECATEPEC

4

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 4

20/11/19 16:26


Introducción CLAVES PARA EL CATEQUISTA Jesús, mi hermano es el nombre del texto de primer año, elaborado para las parroquias que están en espiritualidad de comunión con la renovación del plan de pastoral de nuestra diócesis. El presente libro pretende ser una ayuda para los catequistas y padres de familia y, muy en especial, para los niños que serán encaminados al encuentro amoroso con Cristo, Buen Pastor. El contenido del texto contempla las tres dimensiones de formación promovidas en la renovación del proyecto de pastoral diocesano:

• Humana • Formación de discípulos misioneros • Servicios pastorales Actitudes y tareas del catequista Es importante que en cada Encuentro se apliquen los pasos de la metodología del Proyecto Alianza sin descuidar ninguno, para lo cual explicaremos la manera como deben trabajarse el libro del catequista y el libro del niño durante el desarrollo de cada Encuentro. Para comprender mejor cada aspecto de la metodología y ser fieles al espíritu de la Serie Alianza es importante que el catequista asista a los cursos de formación, ya sea en su parroquia o en algún otro lugar de la Diócesis. El catequista tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

• Tendrá el compromiso de revisar y preparar anticipadamente cada Encuentro, utili-

zando para ello tanto el libro del catequista como el libro del niño. • Deberá tomar en cuenta el objetivo correspondiente a cada Encuentro del libro del niño. • Preparará el material o materiales que se requieran. A veces será necesario que solicite con anticipación algún material a los niños. • Considerará que hay Encuentros que contemplan la presentación de alguna escenificación y, por lo tanto, habrá que prever la organización y ensayo de la misma. • Investigará para obtener mayor información cuando considere que el contenido del catecismo no le sea suficiente para explicar con claridad el Encuentro. • Deberá realizar la misma tarea que se señala para los niños. • Tomará en cuenta que cada Encuentro está contemplado para impartirse en dos horas con su respectivo descanso, en donde el proceso enseñanza-aprendizaje se llevará a cabo a través de cantos, actividades, lecturas, diálogo interpersonal, expresión oral y escrita, juegos... • Permitirá y motivará la participación constante de todos los catequizandos. 5

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 5

20/11/19 16:26


• Adoptará durante todo el año la actitud de escuchar con atención y paciencia a cada

uno de los niños, respetando sus ideas. Evitará contrariarlos o callarlos; más bien, deberá orientarlos y darles confianza a que participen con entusiasmo.

Actividades preliminares El catequista realizará siempre las actividades preliminares antes de dar inicio con las actividades propias de cada Encuentro. Por eso intentará:

• Llegar antes que los niños, para preparar el lugar donde se realizará el Encuentro. • Hacer el recibimiento y dar la bienvenida a sus catequizandos. • Pasar lista. • Revisar la tarea. • Situar cada tema dentro de la unidad. En concreto, al comenzar cada unidad, se podrá

trabajar con los elementos que lo constituyen: • La portadilla: Al inicio de cada unidad se puede hablar acerca del título de la unidad y de la foto que lo ilustra. • Los objetivos: En cada unidad se incluyen el objetivo de esa unidad y los objetivos correspondientes a cada Encuentro. Los objetivos se pueden comentar al principio de cada unidad y de cada tema para que los niños se sitúen adecuadamente. • Imagen y frase: Los objetivos van acompañados de una imagen que de alguna forma está relacionada con el contenido de la unidad. Una frase al final de la página sintetiza también el contenido y se puede usar para motivar el diálogo y dar una visión de conjunto.

Preparación de los Encuentros Para la preparación de los Encuentros conviene tener en cuenta la correspondencia entre las distintas secciones de esta guía y las del libro del niño. Hemos incluido en cada apartado el nombre con el que se designan las secciones en el libro del niño.

6

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 6

20/11/19 13:49


Libro del catequista

Sentido

Objetivo particular

En presencia de mi Padre Dios

Acogida y oración inicial.

Motivación • Conozco 1 Desarrollo • Conozco 2

• Motivación para centrarse en el contenido. • Desarrollo del contenido.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre

Palabra de Dios escuchada, interiorizada y actualizada.

• Proclamación [Escuchamos…] • Lectura y proclamación de la Palabra. • Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • Interiorización de la Palabra. • Actualización [Actualizo lo que he escuchado] • Actualización de la Palabra. Oración • Platico con mi Padre Dios

Momento de oración y expresión de la fe.

Fórmula catequística • Memorizo

Aprendizaje y memorización de los contenidos fundamentales.

Actividad • Aprendo

Interiorización y aplicación personal del mensaje recibido.

Compromiso • Avanzo

Compromiso personal y su realización en la comunidad.

Para vivir en familia

Envío a compartirlo a la comunidad.

Evaluación • Compruebo mi fe

Evaluación de algunos aspectos fundamentales.

7

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 7

20/11/19 13:49


Desarrollo de los Encuentros Para el desarrollo de los Encuentros, el catequista llevará a cabo esta secuencia: 1. Iniciar el Encuentro con la sección En presencia de mi Padre Dios siguiendo las indicaciones de la guía y los contenidos del libro del niño. 2. Centrarse en los contenidos de las secciones Motivación y Desarrollo. El catequista entrega el contenido de estas secciones de manera expositiva y viva. Si es necesario, el niño puede cerrar su libro en ese momento. En el libro del niño figura una síntesis que puede servir de recuerdo, revisión y síntesis de lo que ha presentado el catequista. 3. El catequista también puede trabajar directamente con el contenido de la sección Conozco. En todo caso, se centra en el libro del niño y revisa lo que se propone en esa sección si no se ha hecho antes. Se ayuda al niño a realizar lo que se pide. 4. Desarrollar el apartado Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre en el que hemos incluido la escucha de la Palabra y su interiorización y actualización. En el libro del niño ponemos un breve resumen. A partir de 4º grado se lee directamente de la Biblia. 5. Tener un momento de oración y expresión de la fe según lo indicado en Oración • Platico con mi Padre Dios. 6. Trabajar la sección Memorizo, siguiendo las instrucciones de la sección Fórmula catequística • Memorizo. 7. Explicar cómo se desarrolla Aprendo, conforme a lo que se dice en Actividad • Aprendo. 8. Plantear el Compromiso • Avanzo para realizar el compromiso personal. 9. Comentar lo que se dice en Para vivir en familia para animar a su realización. 10. Concluir con lo que se pide en Evaluación • Compruebo mi fe. En ocasiones la evaluación es para el catequista y también para el niño.

Las Celebraciones Las Celebraciones contienen elementos simbólicos y vivenciales, con el propósito de que, los que participan en ellas, reflexionen y profundicen en cada uno de los contenidos de los Encuentros. De igual manera, los niños encuentran material que contiene oraciones y plegarias como apoyo para el itinerario personal de fe. En los libros de 1° y 2° no están presentes los textos de las celebraciones, solo aparecen en la guía del catequista, esto porque los niños están afirmando el proceso de lectorescritura. Es a partir de 3° que aparecen los textos de las celebraciones en el libro de los niños.

Las Paradas A lo largo del ciclo de catequesis haremos tres paradas, breves momentos para: 1. Recordar los contenidos principales de las unidades anteriores. 2. Conocer mejor nuestra realidad e iluminarla con el mensaje del Evangelio. 3. Elaborar un proyecto que realizaremos como grupo, dentro de nuestra comunidad. 8

Guia Alianza 2-U0_001-008.indd 8

20/11/19 13:49


1

unidad

Dios es mi Padre

Apreciar la obra creadora de Dios Padre y el cuidado amoroso con el que trata a todas sus criaturas. Descubrir la presencia de Dios Padre en todo lo creado y sentir la alegría de colaborar con Él como hijos suyos muy queridos.

ENCUENTRO 1 Reconocemos la protección de Dios como Padre Bueno y nos sentimos capaces de responder como hijos suyos. ENCUENTRO 2 Descubrimos la presencia de Dios Padre en nosotros mismos y en los demás, porque todos tenemos la misma vida que proviene de Él. ENCUENTRO 3 Aprendemos a respetar la vida propia y la de los demás. ENCUENTRO 4 Nos sentimos parte de la obra creadora de Dios y responsables de cuidarla. CELEBRACIÓN 1 Admiramos las maravillas de la Creación y damos gracias a Dios Padre.

En catequesis aprendo cuánto me quiere Dios y qué gran amigo es Jesús. Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 9

20/11/19 12:00


La Unidad 1 de 2o grado incide en algunos de los aspectos que los niños vieron durante el curso pasado, concretamente, en los relativos a la obra creadora de Dios. Nuestro objetivo es rememorar algunos de los contenidos aprendidos por los niños, detectar sus actitudes y conocimientos previos al respecto y motivarlos para que nuevamente alaben a Dios Padre por las maravillas de la creación, y sean así, más conscientes de su responsabilidad en respetarla, cuidarla y mejorarla. Pero no nos quedamos ahí, sino que damos un paso más para profundizar en la identidad del hombre y de la mujer como la obra más querida de Dios, elevados por Él a la dignidad de hijos suyos y objeto predilecto de su amor. Esta dignidad tiene sus consecuencias en la vida de todo ser humano; también en la de los niños y niñas. En primer lugar, el reconocimiento de que todos y cada uno de ellos son hijos queridos de Dios: les da la vida y se las conserva, además les proporciona, por medio de sus papás o de quienes les cuidan, los medios que necesitan para vivir y ser felices. Dios sabe mejor que nadie lo que necesitamos antes de que se lo pidamos. ¡Cómo no respetar, cuidar y defender la vida, tanto de la naturaleza como de las personas! En segundo lugar, nuestra identidad de hijos e hijas de Dios nos constituye en hermanos y hermanas unos de otros. Los niños apreciarán que su relación con los demás no se limita a los imperativos de la convivencia social y familiar en sí misma, sino que va más allá porque tiene sus raíces en el mismo Dios. Cada ser humano es imagen de Dios y Dios mismo habita en él. Respetar la vida propia y la de los demás, cuidarla, protegerla y defenderla, es respetar y defender a Dios. Los niños y niñas están en un momento favorable no solo para percibir y admirar las maravillas de la naturaleza y relacionarlas con el autor de la misma; sino también para abrirse a los demás y apreciar en ellos que Dios es bueno porque ha hecho cosas buenas y está presente en lo más íntimo de nuestro ser. Todo esto suscitará en ellos actitudes de admiración y agradecimiento a Dios y les ayudará a adquirir hábitos relacionados con el amor a la naturaleza y a las personas.

10

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 10

20/11/19 12:00


Encuentro 1

Soy hijo de Dios, mi Padre Objetivo particular: Reconocer la protección de Dios como Padre Bueno y sentirnos capaces de responder como hijos suyos. PRESENTACIÓN

• Recibir a los niños y saludarlos uno a uno. Preguntarles su nombre, expresarles alegría por su

presencia y, en suma, hacer que se sientan acogidos. • Conducir en grupo a los niños al lugar de catequesis, con especial atención a los que acuden por primera vez, y, una vez en la sala, saludarlos nuevamente y darles la bienvenida. A su vez, agradecerles su presencia y comentarles algunas de las cosas que van a hacer en el curso de catequesis, procurando animarlos y que se sientan a gusto. • Hacer alguna dinámica para que se presenten unos a otros, empezando por la catequista. • Mostrarles el libro del niño, permitir que lo hojeen y, un momento después, invitarles a observar las dos fotografías que introducen la unidad 1: unos papás con su bebé y unos niños con su catequista. Unos y otros están muy contentos y, sobre todo en el segundo caso, disfrutando con gozo ese momento.

En presencia de mi Padre Dios Explicar a los niños que todos los días comenzarán la sesión de catequesis con una oración para decirle a Papá Dios lo contentos que estamos, igual que los niños de la fotografía con su catequista, y que venimos aquí para conocerle mejor y, así, amarle con todas nuestras fuerzas. Dios Padre nos ama y quiere lo mejor para todos nosotros. Le damos gracias por ser parte de su creación, dándonos el gran don de ser sus hijos. Así que empezamos el encuentro haciendo la señal de la cruz y cantamos: Soy hijo de Dios.

Soy hijo de Dios Pero soy más, soy fruto del amor. Soy alguien que Él creo para estar siempre muy feliz. Quiero cantar que soy hijo de Dios. Y gracias hoy le doy con todo el corazón.

Motivación • Conozco 1 Narrar a los niños la siguiente historia: Un día fue Katy a visitar a su amiga Lupita porque le contó que su gallina había tenido pollitos y que estaban muy bonitos. Cuando Katy estuvo frente a la gallina y sus pollitos, se emocionó mucho y le pidió a Lupita que le regalara uno para cuidarlo. Pero Lupita le dijo que no porque el pollito aún era muy pequeñito y necesitaba de la protección de su mamá. Como Katy insistía mucho, Lupita aceptó. 11

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 11

20/11/19 12:00


Cuando intentaron agarrar al pollito que le gustó a Katy, la gallina, muy enojada, les dio tremendos picotazos. Así que decidieron alejarse y dejar al pollito con su mamá, quien al ver a las niñas alejarse, llamó a sus pollitos y los cubrió con sus alas.

Desarrollo • Conozco 2 XX Preguntar e interactuar con los niños:

• ¿Alguien tiene una mascota que tenga hijitos? • ¿Se han fijado cómo los protegen cuando sienten que hay peligro?

XX Proponerles que abran su libro y realicen el ejercicio en el que han de ayudar al pollito para

encontrar a su mamá. XX Hacerles la siguiente reflexión: Si los animalitos, que se guían por instinto, protegen a sus hijitos, con mayor razón papá y mamá, que nos aman, nos dan su protección y cuidados. Además, tenemos a alguien más que nos protege y sabe todo lo que necesitamos. Escuchemos con atención y sabremos de quién se trata.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del Santo Evangelio según san Mateo 6,26.31-32 Dios Padre nos cuida Fíjense en las aves del cielo; ni siembran ni cosechan ni guardan en graneros, y sin embargo el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? Así que no se inquieten diciendo: ¿Qué comeremos? ¿Qué beberemos? ¿Con qué nos vestiremos? Esas son las cosas por las que se preocupan los paganos. Ya sabe el Padre celestial lo que necesitan.

Interiorización XX Platicar con los niños acerca del relato bíblico a partir de estas preguntas:

• ¿Quién alimenta a las aves del cielo? • ¿Quiénes valen mucho más que las aves? • ¿Sabe nuestro Papá Dios lo que necesitamos?

Comentar que Dios creó las plantas, animales y a los seres humanos, pero su acción creadora no se quedó ahí, sino que su labor de Creador sigue al preocuparse de que las plantas tengan lluvia, sol, aire, crezcan y den fruto, y de que los animales encuentren con qué alimentarse en su hábitat. Si Dios se preocupa por ellos, con mayor razón de nosotros, que somos sus hijos. No solo nos comparte la naturaleza para vivir y alimentarnos, sino que está al pendiente de nosotros para que estemos bien y felices. Somos hijos suyos y, por tanto, debemos confiar y amarlo. Esto es lo importante.

Actualización También nos preocupa qué comeremos, beberemos o vestiremos; pero esto no es lo que más debe preocuparnos. Dios Padre, que está en el cielo, sabe lo que necesitamos y nos lo proporciona a través de nuestros papás o de quienes nos cuidan (abuelitos, tíos o tutores). 12

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 12

20/11/19 12:00


Oración • Platico con mi Padre Dios Dios Padre nos ama tanto que nos ha hecho hijos suyos. ¿Cómo no va a cuidarnos? Todo lo bueno que nos sucede en la vida nos lo da nuestro Padre Dios. Por eso vamos a rezar, juntando las manitas, para darle gracias a Dios. Gracias, Padre Dios, por protegerme a través de quienes me cuidan.

Fórmula catequística • Memorizo Preguntar a los niños si recuerdan la oración del Padre Nuestro. Decirles que es la oración que Jesús nos enseñó y que en ella le hablamos a Dios Padre con la confianza con que los hijos hablan con sus papás. Repasar con ellos el Padre Nuestro, si es posible, con ayuda del franelógrafo. Y para asegurar que lo tienen bien memorizado, pedirles que abran su libro (páginas 10-11) y completen el Padre Nuestro con las vocales que faltan.

Actividad • Aprendo El libro del niño presenta una ilustración que representa los brazos de Dios Padre. Pedir a los niños que se dibuje cada uno en esos brazos e iluminen el dibujo.

Compromiso • Avanzo Decirles a los niños que, durante esta semana, como signo de respeto a las personas que están con ellos, se levanten sin esperar a que les hablen para realizar sus labores antes de ir a la escuela (tender su cama, hacer la tarea, etc.). Los niños y las niñas completan la frase del libro: Dios Padre nos ama y nos protege porque somos hijos suyos.

Para vivir en familia Proponer a los niños que pidan a sus papás o a las personas que los cuidan, que les cuenten alguna anécdota de alguna enfermedad que tuvieron de bebés, y cómo ellos los cuidaron de día y de noche. Pedirles que escriban en el recuadro una oración dando gracias por el cuidado que les dieron.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Valoraron tus niños el amor que tienen en casa? • ¿Tú también te sientes en los brazos de Dios Padre?

Niños y niñas • Vuelve a leer la frase que completaste en la página 12 y estúdiala en la semana.

13

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 13

20/11/19 12:00


Encuentro 2

Dios Padre ha hecho a mi hermano y vive en él Objetivo particular: Descubrir la presencia de Dios Padre en nosotros mismos y en los demás, porque todos tenemos la misma vida que proviene de Él.

En presencia de mi Padre Dios Saludar a los niños y, una vez reunidos en la sala, motivarles para empezar la sesión de catequesis poniéndose en presencia de nuestro Padre Dios. Recordarles que Dios está en todas partes, se preocupa de todos y cada uno de nosotros, y habita en todas las personas. Sentimos, pues, su presencia aquí, entre nosotros, y le cantamos Somos hermanos. (https://www.youtube.com/ watch?v=p0eEdNbBm2o&t=30s).

Somos hermanos Somos hermanos y quiero contarte que estoy contento de que seas tú el que me cuida, el que me protege el que me brinda todo su amor. Somos hermanos y quiero decirte que estoy contento de que seas tú.

Te quiero mucho, te quiero tanto. Voy a llevarte en mi corazón. Somos hermanos para siempre. Nada ni nadie nos va a separar. Juntos estaremos todos los días. Somos hermanos hasta la eternidad.

Motivación • Conozco 1 Contar a los niños la siguiente historia. Se trata de un hecho real que sucedió en un pueblito de Sinaloa. Por causa de la contaminación ambiental, hubo varios casos como éste. Lorena y Juan se casaron con mucha ilusión de llegar a tener bebés y formar una familia feliz. Cuando Lorena confirmó que estaba embarazada, se lo contó a Juan muy contenta. En su primera visita al médico se enteraron que había problemas con el bebé; le hicieron a Lorena muchos estudios y el médico llegó a la conclusión de que el bebé tenía una discapacidad: le faltaban los brazos. Fue tanta la desilusión de Lorena y Juan que no deseaban que el pequeño naciera, pero por respeto a sus principios morales, le permitieron nacer. Después, como para ellos sería una carga muy dura, lo abandonaron en el hospital para que otras personas se ocuparan de él. Entonces los médicos lo llevaron a otro hospital especializado en donde recibiría las atenciones necesarias. Pero esto no es suficiente: un bebé necesita amor, cuidados y un hogar en donde vivir feliz con sus papás. 14

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 14

20/11/19 12:00


Desarrollo • Conozco 2 XX Comentar que Lorena y Juan abandonaron a su bebé porque no entendieron que la vida de Dios

estaba en ese cuerpecito. Por eso es que hay tanta gente olvidada en los hospitales, asilos, orfanatos, casas de asistencia, guarderías y niños vagando y durmiendo en la calle, en peligro constante.

XX Pedirles que abran su libro (página 13) y observen e identifiquen la situación en que se encuentran

los niños representados en las ilustraciones. Permitirles que se expresen y después preguntarles: • ¿Cuál es el problema de esos niños? • ¿Conocen a algún niño al que le suceda lo mismo? • ¿Se han preguntado alguna vez por qué pasan casos como esos? Explicarles que, en muchos casos, las personas responsables de cuidarlos y ver por ellos no cumplen con su obligación, no tienen sentido de humanidad. No han comprendido que todos somos hermanos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según San Marcos 9,36-37 XX Motivar a los niños para que escuchen con atención lo que nos dice la Biblia:

Interiorización La Palabra de Dios nos dice que el que recibe a un niño, recibe a Jesús y que, quien recibe a Jesús, recibe a Dios, porque la vida de Dios está en ese niño. La grandeza del ser humano consiste en tener a Dios en cada uno de nosotros; por eso debemos ayudarnos unos a otros, niños y adultos. El bebé de la historia es un ejemplo de todos aquellos que no se pueden defender, como los enfermos y los desvalidos. Dios nos invita a descubrirlo en todos nuestros hermanos y a hacer algo por ellos.

Actualización El bebé de Lorena y Juan era un ser humano desde que estaba en el vientre de su mamá, y al nacer necesitaba cuidados, cariño y protección. Él sufre como muchas personas que, por enfermedad o por tener alguna discapacidad, son rechazadas y abandonadas por sus familiares. Éstos no descubrieron en ellos a Dios. Nosotros asistimos a la catequesis para aprender que Dios, nuestro Padre, está en cada persona, y lo que le hagamos a los demás se lo hacemos a Él, porque todos somos sus hijos. XX Preguntar a los niños: ¿A quién recibimos cuando acogemos y ayudamos a un niño? Pedir a los

niños que, en su libro (página 14), completen la figura de Jesús uniendo los puntos con una línea.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a pedir con devoción a Dios nuestro Padre que nos ayude a descubrirlo en los demás, y todos nos veamos como hermanos. Dios nuestro, Padre de todos, ayúdanos a descubrir tu vida en la de los demás.

Fórmula catequística • Memorizo Pedir a los niños que remarquen en su libro la siguiente fórmula y la memoricen. Todos somos presencia de Dios en el mundo. 15

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 15

20/11/19 12:00


Actividad • Aprendo Indicar a los niños que terminen de iluminar en su libro los dibujos que expresan lo que hoy aprendieron. Antes, ayudarles a observar que los niños ahí representados son los mismos que vieron en la página 13 y que, ahora, su estado de ánimo ha cambiado y están contentos. ¿Por qué este cambio? Permitirles que se expresen libremente y, al final, decirles que hay muchas personas en el mundo que, sabiendo que Dios está en la vida de los demás, se dedican a ayudar y dar cariño a quienes más lo necesitan.

Compromiso • Avanzo Motivarlos para que, a partir de hoy, ayuden a los demás en su hogar, en la escuela y en la catequesis recordando que la vida de Dios está presente en todas las personas.

Para vivir en familia Proponerles que, en su libro, formen un collage con recortes de revistas o periódicos que muestren personas ayudando a otras.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • Los niños son presencia de Dios: trátalos bien.

Niños y niñas • ¿Has ayudado a alguien que no conoces? • ¿Por qué lo hiciste?

NOTAS

16

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 16

20/11/19 12:00


Encuentro 3

Como hijo de mi Padre Dios, respeto la vida Objetivo particular: Aprender a respetar la vida propia y la de los demás.

En presencia de mi Padre Dios Iniciar la sesión de catequesis ayudando a los niños a recordar que Dios está presente en todas las personas y, por tanto, en todos nosotros. Crear ambiente de oración y rezar con ellos la siguiente plegaria: Hoy, Señor, te damos gracias por ser parte de tu creación, dándome el gran don de ser tu hijo.

Motivación • Conozco 1 Dibujar con gis un círculo mediano y, dentro de él otro pequeño que contenga la palabra DIOS PADRE. En el espacio entre un círculo y otro, hacer divisiones (como rebanadas de pastel) y, en cada una, poner el nombre de una palabra que indique malas acciones: “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es… y se nombra una palabra (furia, malas palabras, desobediencia, envidia, soberbia, flojera, desagrado, etc.). Todos corren lejos del círculo y dejaran de correr cuando el de la palabra nombrada se pare en el círculo de Dios Padre y diga fuerte Dios Padre.

Desarrollo • Conozco 2 XX Exponer el siguiente comentario:

El respeto a la vida es lo más valioso para cualquier ser humano y Dios nos la da. En la actualidad hay diferentes acciones que atentan contra la vida como son: la enfermedad, el narcotráfico, el crimen organizado, los asaltos, las extorsiones, el aborto y todo tipo de violencia. Estas acciones malas son contra la ley de Dios, pues Él nos ha creado, nos ha dado la vida y manda que la respetemos y nos tratemos como hijos suyos y hermanos unos de otros. Nuestro Padre Dios no quiere vernos tristes o sufriendo, ni quiere que hagamos sufrir o hagamos el mal a nuestros hermanos. XX Para trasladar el comentario anterior a la experiencia personal de los niños, proponerles realizar

el ejercicio que tienen en su libro (página 17). Se trata de que cada uno seleccione ocho palabras, de entre las que tiene al lado del corazón, y escriba dentro del mismo lo que quiere para su vida. Cuando hayan terminado, revisar el resultado y, si es necesario, matizarlo o corregirlo. 17

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 17

20/11/19 12:00


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del libro del Génesis 4,1-10 XX Motivar a los niños para que pongan atención a la Palabra de Dios.

Historia de Caín y Abel Adán y Eva tuvieron dos hijos: Caín y Abel. Caín era agricultor, y Abel pastor. Pasado algún tiempo, Caín presentó al Señor una ofrenda de los frutos de la tierra. Abel también le ofreció las primeras crías de su rebaño. Pero al Señor le agradó más la ofrenda de Abel que la de Caín, y éste andaba enfurecido y cabizbajo. Un día, Caín propuso a Abel que fueran al campo y, cuando estaban allí, se lanzó contra su hermano y lo mató. El Señor le habló a Caín y le dijo:

–¿Qué es lo que has hecho? La sangre de tu hermano me grita desde la tierra.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre el hecho presentado en la Biblia.

• ¿Cómo se llamaban los dos hermanos de los que habla la Biblia? ¿Quiénes eran sus padres? • ¿Por qué se enojó Caín? • ¿Estuvo mal lo que hizo Caín? ¿Por qué? • ¿Cómo te llevas con tus hermanos?

Dios, que todo lo ve, aún lo que sentimos, interroga a Caín por lo que le ha hecho a su hermano y lo reprende. Caín le responde diciéndole que él no es el guardián de su hermano. Dios Padre está al pendiente de todos nosotros, sus hijos; nos creó para ser felices y que vivamos en armonía con todos los que nos rodean. Él nos ha dado la vida y quiere que la cuidemos y respetemos, comenzando con nuestra familia. Y debemos saber que si no lo hacemos así, entonces estamos cometiendo una agresión contra Dios mismo.

Actualización Es un pecado muy grande dañar a otros o dañarnos a nosotros mismos, y más aún quitarle la vida a otro. La vida es un don, un regalo muy grande y hermoso que Dios nos ha dado y debemos aprovecharlo siendo felices y haciendo felices a los demás. Si somos hermanos, entonces ¿por qué nos peleamos? Casi siempre que hay problemas entre hermanos es por envidia, pues alguien quiere ser más que el otro, ser mejor o ser el consentido. Ese mal sentimiento lleva al ser humano a destruirse entre sí. Tenemos que hacer un esfuerzo para que cuando comencemos a sentir rencor luchemos para vencerlo y perdonemos.

Oración • Platico con mi Padre Dios Animar a los niños a rezar, por medio del canto, para que la duda, la envidia y el rencor no habiten en nuestro corazón. (https://www.youtu.be/SRXUse9ZcAK) 18

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 18

20/11/19 12:00


Si la duda llega a tu corazón

Si la duda llega a tu corazón y te dice: “Déjame entrar”, dile: “No, no, no. Dios habita en mí y no hay lugar para ti”

Si tu hermano llega a tu corazón y te dice: “Déjame entrar”, dile: Sí, sí, sí. Dios habita en mí y el lugar es para ti”

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a memorizar la siguiente fórmula insistiendo en que Dios nos ha dado la vida para ser felices y hacer felices a los demás y que, para ello, es necesario no pelearse y llevarse bien con todos. La vida es un don muy hermoso que nos da Dios y debemos respetarla para ser felices.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que, en su libro, ordenen con números las escenas de la historia de Caín y Abel.

Compromiso • Avanzo Motivarlos a vivir durante la semana lo que han aprendido procurando no pegar ni dañar a sus hermanos y amigos.

Para vivir en familia Proponerles que, en su libro, formen un collage con recortes de revistas o periódicos que muestren personas ayudando a otras.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • Los niños son presencia de Dios: trátalos bien.

Niños y niñas • ¿Qué debes hacer con la vida que Dios nos da? • ¿Cómo has de tratar tu vida y la de los demás?

19

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 19

20/11/19 12:00


Encuentro 4

Como hijo de mi Padre Dios, cuido sus obras Objetivo particular: Sentirnos parte de la obra creadora de Dios y responsables de cuidarla.

En presencia de mi Padre Dios Iniciamos alabando y dando gracias a Dios nuestro Padre.

Si yo fuera mariposa Si yo fuera mariposa, gracias daría, por mis alas a Dios. Si yo fuera ruiseñor, gracias daría por mi cantar. Y si yo fuera un pez de color, un salto daría para hacerte reír.

Más gracias doy Señor por ser quien soy. Pues me diste razón y el poder sonreír, me diste a Jesús, y tu hijo yo soy. Y gracias doy, Señor, por ser quien soy.

Motivación • Conozco 1 Realizar la dinámica El libro de la selva. Para ello se necesitan sillas suficientes para todos y seguir el siguiente proceso: • Dividir al grupo en parejas. Cada pareja decidirá qué animal desean ser, por ejemplo, un par de monos, un par de osos hormigueros, un par de leones, un par de leopardos... Las parejas que no tengan silla serán los seres humanos (parejas “él”) y caminarán por el lugar juntas, diciendo los nombres de varios animales de la selva. Cuando oigan el nombre de sus animales, las parejas correspondientes se levantarán y seguirán a los jugadores que no tienen asiento a través del lugar. • Si las parejas “él” dicen: “la selva está muy callada esta noche”, todos los jugadores se unirán a la fila. Si los jugadores “él” dicen: “la selva tiene mucho ruido”, todos correrán a sus sillas con su pareja tomada de la mano mientras corren. Por supuesto, si la pareja “él” trata de conseguir asiento y lo logra, la pareja que quede de pie será “él” en el próximo juego.

20

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 20

20/11/19 12:00


Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños acerca del juego:

• ¿Les gustó el juego? • ¿Cómo se sintieron al jugarlo? XX Pedirles que observen la ilustración de la página 20 y terminen de colorearlo. Permitirles expre-

sar sus impresiones sobre el dibujo y resaltar cómo a los niños les gustan mucho los animales, les toman cariño y les gusta cuidarlos. XX Exponer la siguiente reflexión:

Es muy divertido jugar a imitar a los animalitos o a algunas plantas, flores, etc. En el festival de la primavera muchos de nosotros nos disfrazamos de leones, osos, conejos, abejas, mariposas y flores. Pero desafortunadamente el ser humano ha venido destruyendo poco a poco el hogar de muchos animales y hoy en día están en peligro de desaparecer; desaparecer. De igual manera, debido a la contaminación del aire y de los mares, los peces y plantas se extinguen. A los animales que están en peligro, en algunos lugares los tratan de mantener en cautiverio o protegidos en su hábitat para que no sean víctimas de cazadores inconscientes que los matan por deporte o para venderlos en diferentes países. A esto se le llama tráfico de especies.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Todos los seres humanos debemos cuidar toda la naturaleza porque también formamos parte de ella. Además, es un mandato de Dios. Así lo dice la Biblia:

Proclamación del libro del Génesis 9,1-3 Les entrego la tierra Crezcan, multiplíquense y llenen la tierra. Todos los animales de la tierra los temerán y respetarán: las aves del cielo, los reptiles del suelo y los peces del mar están puestos bajo su poder. Todo lo que tiene vida y se mueve en la tierra les servirá de alimento, lo mismo que los vegetales. Yo se los entrego.

Interiorización Preguntar a los niños: ¿Recuerdan que en el curso pasado vimos que Dios creó el mundo y regaló todo lo que había creado a los hombres y a las mujeres? Dios creó toda la naturaleza, los animales, insectos, los mares, ríos y lagos; todo lo hizo perfecto y hermoso, pero su máxima obra fue el ser humano. La Biblia nos dice que Dios le hizo entrega al hombre de toda su obra para que se alimentara de los animales comestibles, de vegetales y frutos, que tuviera agua para beber o para sus distintas necesidades (bañarse, lavar trastes, ropa, etc.). El hombre y la mujer poblarían la tierra y, junto con sus hijos e hijas, deberían cuidar la naturaleza porque ellos también forman parte de ella. Pero a veces el hombre desobedece a Dios y está destruyendo toda su obra.

Actualización Actualmente, encontramos las playas llenas de basura, ríos contaminados por los desechos químicos de fábricas, grandes incendios que contaminan el aire de ciudades enteras, demasiados automóviles que también contaminan el aire y afectan a nuestra salud. 21

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 21

20/11/19 12:00


Ustedes, los niños, pueden cuidar lo que Dios nos dio, por ejemplo: las plantas que están en la escuela, las de su casa, su mascota, no tirar basura en la calle, no desperdiciar el agua, no encender fogatas cuando vamos de paseo al campo porque pueden ocasionar un incendio; en el campo deberán tener las precauciones necesarias para no causar incendios, así como recoger toda la basura que dejan, etcétera.

Oración • Platico con mi Padre Dios Dios nos entregó nuestro mundo y es nuestra responsabilidad cuidarlo y conservarlo ya que es creación del amor de Dios. Por todo ello le damos las gracias con esta oración: Gracias, Padre, por todo lo que creaste para beneficio de nosotros, tus hijos.

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que, en su libro, iluminen a los animales y vegetales que sirven de alimento. Después, repetir con ellos la frase siguiente y ayudarles a memorizarla. Todo lo que vive y se mueve les servirá de alimento, lo mismo que los vegetales. Yo se los entrego.

Actividad • Aprendo Proponer que todos juntos realicen el juego “Basta”, siguiendo el esquema expuesto en el libro del niño (página 22).

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que anoten en su libro el nombre de su mascota y la forma en la que cuidarán de ella durante la semana.

Para vivir en familia Motivarlos a compartir en casa lo aprendido hoy, todos los seres vivos somos creaturas de Dios y nosotros como sus hijos tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro planeta. Que pidan ayuda para investigar qué animales o vegetales están en peligro de extinción. Deberán anotarlos en el libro del niño.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cómo contribuyes al cuidado de la naturaleza?

Niños y niñas • ¿Quién nos entregó la naturaleza? ¿Para qué nos la entregó? • ¿Tú cuidas la obra de Dios? ¿Por qué? ¿Cómo lo haces? • Continúa esta frase que tienes en tu libro (página 22): Dios nuestro Padre nos dejó la creación para que…. (Los niños deben escribir: la cuidemos).

22

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 22

20/11/19 12:00


Celebración 1

Somos hijos de Dios, nuestro Padre, y le damos gracias Objetivo particular: Admirar las maravillas de la creación y dar gracias a Dios Padre.

Sugerencia: ambientar el lugar de la celebración con figuras de Dios Padre y de la creación, y con materiales de los encuentros pasados.

Desarrollo Dios crea todas las cosas y, además, no las abandona a su suerte, sino que las ordena. – ¿Saben por qué es importante ordenar las cosas? (Permitir a los niños que se expresen). Donde hay orden, nada estorba, cada cosa tiene su función, sus límites y su valor. Como seres humanos que razonamos y tenemos inteligencia, Dios nos ha confiado toda la creación; por tanto, es nuestra responsabilidad cuidarla y conservarla ordenada y limpia, como Él la creó. Es decir, debemos respetar todo lo que tiene vida, y toda vida tiene un principio y un fin; solo a Dios le corresponde dar la vida y quitarla. Por eso no hay que talar los bosques, matar a los animalitos para trofeos o lujos; y menos quitar la vida a los demás seres humanos. Somos responsables de cuidar toda la vida existente.

Palabra de Dios Génesis 1,31;2,3 Dios lo hizo todo bien Vio Dios cuanto había hecho y todo estaba muy bien, y atardeció y anocheció: el día sexto.

Bendijo Dios el séptimo día y lo consagró, porque en él había descansado de toda su obra creadora. Lo que Dios hizo y sigue haciendo le quedó muy bien. Imagínense los ojos hermosos de Dios observando todas sus obras, con cuánto amor miraría las nubes, los árboles, las flores, los ríos, el mar; pero a los humanos nos mira con más amor. ¡Cómo le agradaría escuchar el ruido del agua, el canto de los pájaros y la risa de los niños! La Palabra de Dios nos dice que, después de mirarlo todo, lo bendijo, lo abrazó todo con su amor y su ternura de Padre, y le otorgó de su propia vida santa. Hoy Señor te damos gracias por ser parte de tu creación, dándome el gran don de ser tu hijo. Caminemos en círculo mirando todo lo que Dios ha creado y cantemos (https:// www.youtube.com/watch?v=LSLoJyRdB-M):

Soy hijo de Dios Pero soy más, soy fruto del amor, soy alguien que Él creó para estar siempre muy feliz.

Quiero cantar que soy hijo de Dios y gracias hoy le doy con todo el corazón.

23

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 23

20/11/19 12:00


Preces de alabanza Alabemos y agradezcamos a nuestro Padre Dios la vida que nos da cada día y por toda la creación. Todos responden: “Grandes y maravillosas son tus obras, Señor”. Catequista: Hiciste el universo con tu Palabra. Todos: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor. Catequista: Con tu sabiduría formaste al ser humano y le diste tu amor. Todos: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor. Catequista: Con ternura proteges y gobiernas a todas tus criaturas. Todos: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor. Catequista: Que no olvidemos que nos creaste para vivir en armonía. Por eso te decimos: Todos: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor.

Oración Dios y Padre de todos, tu deseo es que lo que has iniciado con amor el hombre lo lleve a término con inteligencia y valor y que tu bendición sea el camino de luz que nos guíe hacia la felicidad eterna. Amén.

Gracias quiero darte Gracias quiero darte por amarme. Gracias quiero darte yo a ti, Señor.

Hoy soy feliz porque te conocí. Gracias quiero darte, Padre Dios.

NOTAS

24

Guia Alianza 2-U1_009-024.indd 24

20/11/19 12:00


2

unidad

María, alegría de Israel

Reconocer a María como la más grande de las mujeres de la Tierra porque, por medio de ella, Dios inició su plan de salvar a la humanidad. Descubrir a María, como modelo que nos enseña a vivir el plan salvífico de Dios con alegría y entrega.

ENCUENTRO 5 Descubrimos que María es la hija predilecta de Dios Padre y conocemos su historia para parecernos a ella. ENCUENTRO 6 Descubrimos las cualidades extraordinarias de María para imitarla. ENCUENTRO 7 Aprendemos a amar a Dios y a conservar su Palabra en la memoria y en el corazón, como María nos enseña, para hacerla presente cada día. ENCUENTRO 8 Aprendemos a responder a Dios con fe y confianza, a ejemplo de María. CELEBRACIÓN 3 Celebramos a María como signo de amor y gratitud.

¡Alégrate, María, llena de gracia! ¡Bendita eres entre todas las mujeres de la Tierra! Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 25

20/11/19 12:14


En esta Unidad 2, y a través de estos encuentros, descubriremos a la Virgen María en los hechos que la llevan a la maternidad, a descubrir su vocación y su misión en la vida y en los planes de Dios. Hasta la anunciación del arcángel Gabriel, María de Nazaret era una mujer israelita perfectamente desconocida. Su vida trasciende la historia por el libre y amoroso cumplimiento de la misión que le fue asignada desde la eternidad y que Ella conoció a través del arcángel. Nuestra intención en esta unidad, es que los niños perciban que Dios siempre cumple su Palabra, por imposible que parezca, y, por otra, que aprecien el sentido salvador del “sí” de María y de su vida al servicio de la salvación o, lo que es lo mismo, al servicio de Jesús y de la humanidad como madre amorosa. Los niños y niñas acogerán a María en su casa, para aprender de ella la disposición interior a la escucha y la actitud de humildad y generosidad que la caracterizaron como primera colaboradora de Dios en la obra de salvación. Ella, al desempeñar su ministerio materno, nos educa y modela hasta que Cristo sea formado plenamente en nosotros. Recibir a María en nuestro corazón es recibir a Jesús, es transformarnos en discípulos de Jesús, así como ella fue su primera discípula; es dejarnos penetrar de la verdadera alegría. Al estudiar a María, descubriremos el compromiso concreto que Cristo espera de nosotros, aprenderemos a darle el primer lugar en nuestra vida y orientaremos hacia él nuestros pensamientos y acciones. María se nos entrega para ayudarnos a entrar en una relación más auténtica y personal con Jesús. Con su ejemplo, nos enseña a poner una mirada de amor en él, que nos amó primero. Con su intercesión, ella forja en nosotros un corazón de discípulo capaz de ponerse a la escucha de su Hijo, que revela el rostro auténtico del Padre y la verdadera dignidad del hombre.

26

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 26

20/11/19 12:14


Encuentro 5

María, hija predilecta de Dios Objetivo particular: Descubrir que María es la hija predilecta de Dios Padre y y, al conocer su historia, nos pareceremos más a ella.

En presencia de mi Padre Dios En presencia de Dios Padre, vamos a cantarle a la Virgen María: (https://youtu.be/iruf8TISges)

Dios te salve, María Mi alma alabaa a Dios, Alaba la grandeza de mi Señor Se goza mi espíritu en Dios mi salvador

Pues Él ha puesto sus ojos en mí su humilde esclava Y desde ahora y siempre dichosa me llamarán ¡Oh dulce María! Dios te salve María...

Motivación • Conozco 1 Iniciar platicando sobre los cuidados que reciben de sus papás, mamás, etc... Al hacer las actividades con alegría agradamos a Dios. La virgen María, como lo indica el canto, hacía todo para agradecer a Dios y hacer su voluntad.

Desarrollo • Conozco 2 Cuando cumplimos nuestras tareas y obligaciones con gusto, se nos hacen ligeras, terminamos pronto y hasta nos queda tiempo para ayudar en otras que no son nuestras. Después nos sentimos contentos, tranquilos, y disfrutamos un rato de descanso para convivir con nuestra familia y para rezar, porque también debemos comunicarnos con Dios para agradecerle el día y alcanzar su gracia para cumplir su voluntad. Pedir a los niños que terminen de iluminar los dibujos que tienen en su libro (página 25) y describan lo los niños de la ilustración están haciendo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Introducir las palabras del Evangelio invitando a los niños a conocer a la Virgen María. Dios hizo maravillas en ella y María supo corresponder:

27

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 27

20/11/19 12:14


Del santo Evangelio según san Lucas 1,28 ¡Alégrate, María! María era una joven de Nazaret que un día recibió la visita del ángel Gabriel. Él iba de parte de Dios y la saludó así: –¡Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo!

Interiorización XX Pedir a los niños que observen en su libro el cuadro que representa la escena de la anunciación y

repitan todos juntos y en voz alta las palabras de ángel. Contemplamos a la Virgen María a través del saludo del ángel; se dirige a María con una palabra no fácil de traducir, que significa ‘colmada de gracia’, ‘creada por la gracia’, “llena de gracia” (Lc 1,28). Antes de llamarla María, la llama llena de gracia y así revela el nombre nuevo que Dios le ha dado y que es más apropiado para ella, que el que le dieron sus padres. También nosotros la llamamos así, en cada Ave María. ¿Qué quiere decir llena de gracia? Que María está llena de la presencia de Dios. Y si está enteramente habitada por Dios, no hay lugar en ella, para el pecado. Sus padres, Joaquín y Ana, amaban mucho a Dios; respetaban sus leyes y cuando María cumplió los tres años la llevaron al templo de Jerusalén para consagrarla a Dios. Ahí recibió una muy buena educación, porque era dócil a la acción del Espíritu Santo, era trabajadora y responsable y aprendía todo lo que le enseñaban acerca de la historia de su pueblo. Así como su juventud no está en su edad, tampoco su belleza consiste en lo exterior. María, como muestra el Evangelio, no sobresale en apariencia: de familia sencilla, vivía humildemente en Nazaret, un pueblito casi desconocido. Y no era famosa: aun cuando el ángel la visitó nadie lo supo, ese día no había ningún reportero. Sin embargo, la llena de gracia ha vivido una vida bella. ¿Cuál era su secreto? La Palabra de Dios era su secreto: cercana a su corazón, se hizo carne luego en su vientre. Permaneciendo con Dios, dialogando con Él en toda circunstancia, María hizo bella su vida. No la apariencia, no lo que pasa, sino el corazón tendido hacia Dios hace bella la vida. Miremos hoy con alegría a la llena de gracia. Pidámosle que nos ayude a permanecer jóvenes, diciendo ‘no’ al pecado, y a vivir una vida bella, diciendo ‘sí’ a Dios.

Actualización María conocía todas las maravillas que Dios había hecho en su pueblo, Israel. Por eso participaba con sus padres en las peregrinaciones a Jerusalén y, como buena hija de Dios, deseaba escuchar su voz: oraba con frecuencia y levantaba a Él su corazón al comenzar y terminar el día para que Dios bendijera todas sus acciones. De María aprendemos que Dios bendice todo lo que hagamos y nos da su gracia para ser limpios y hacer solo el bien. Así agradamos a Dios, porque hacemos su voluntad, y vivimos felices con nuestra familia.

Oración • Platico con mi Padre Dios Indicar a los niños que junten sus manos, cierren sus ojos y repitan la siguiente oración a María: Enséñame, Virgen María, a escuchar a Dios cuando me habla. Amén. 28

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 28

20/11/19 12:14


Fórmula catequística • Memorizo Recitar con los niños la primera parte del Ave María. Después, pedirles que iluminen en su libro las flores que rodean el texto. Alégrate, María, llena de gracia, el Señor está contigo.

Actividad • Aprendo Motivar a los niños para que inventen y escriban en su libro una oración a María, hija predilecta de Dios Padre.

Compromiso • Avanzo Proponer a los niños que escriban cuatro acciones que los hacen estar en gracia de Dios y que procuren cumplirlas como compromiso de la semana.

Para vivir en familia Pedirles que platiquen con su familia acerca de lo que han aprendido hoy y les lea el texto que tienen en su libro dentro de un pergamino (página 27). Después, que respondan en su cuaderno de trabajo las siguientes preguntas: • ¿Cómo se llamaban los papás de la Virgen María? • ¿Dónde nació María? • ¿A los cuántos años llevaron a María al Templo? • ¿Qué hacía María para agradarle a Dios Padre?

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Estás en gracia de Dios?

Niños y niñas • Cuando María era pequeña iba frecuentemente con sus padres al templo para orar. Mira la escena en tu libro y termina de iluminarla. • ¿También tú vas a la iglesia con tus papás o quienes te cuidan para orar?

29

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 29

20/11/19 12:14


Encuentro 6

María, mujer llena de cualidades Objetivo particular: Descubrir las cualidades extraordinarias de María, para imitarla.

En presencia de mi Padre Dios Motivar a los niños para que comiencen la sesión poniéndose en presencia de nuestro Padre Dios. Después cantamos Madre, eres ternura, dedicado a nuestra Madre, la Virgen María.

Madre, eres ternura Madre, eres ternura, eres una flor blanca y preciosa llena de amor.

Sí, Señora, ven a mí, ven, ven a mí, cúbreme con tu manto lleno de amor.

Motivación • Conozco 1 XX Contar a los niños la siguiente leyenda:

Había un soldado que siempre le rezaba a la Virgen María y todos los días la veneraba con mucha devoción; pero a la vez tenía muchos malos hábitos y llevaba una vida equivocada. Un día, estando ya casi para morir de hambre, la Virgen se le apareció trayéndole una comida exquisita, pero dentro de una vasija tan sucia, que al soldado le repugnó tomarla. Entonces María le habló diciéndole: –Yo soy María, la Madre de Dios, y he venido a darte de comer. –Pero, Señora, –respondió el soldado– ¿cómo lo he de comer ahí donde viene? –¿Y cómo quieres tú –le contestó la Virgen– que acepte yo tus devociones si me las ofreces con el alma tan manchada? Esto le movió para cambiar su vida y, cuando murió, la Virgen se lo llevó al cielo.

Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que repasen en su libro (página 29) la leyenda anterior en los recuadros, las

comenten y terminen de iluminarlas. Después, exponerles la siguiente reflexión: Al soldado le repugnó comer lo que le ofreció la Virgen María porque el recipiente estaba muy sucio. Si el alimento ha sido cocinado con mucha limpieza y esmero, servirlo en un recipiente sucio es contaminarlo, queda sucio, ya no está limpio, ¡ya no sirve! El soldado veneraba a María y le rezaba; esto es algo muy limpio y bonito, pero su mal comportamiento significa el recipiente sucio. 30

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 30

20/11/19 12:14


En el encuentro anterior vimos que tener la vida de Dios es estar limpios, tener su gracia, ser buenos. Dios nos ha dado cualidades, como también se las dio a María; una de esas cualidades es servir a los demás.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre La Palabra de Dios presenta a la Virgen María en un acto de servicio a favor de su prima Isabel, que era grande de edad.

Proclamación de la Palabra Lucas 1,36-37. 39-40. 56 María visita a Isabel El ángel le dijo a María:

–Mira, tu pariente Isabel también ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que todos tenían por estéril; porque para Dios nada hay imposible. Días después, María se puso en camino y fue deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. María estuvo con Isabel unos tres meses; después regresó a su casa.

Interiorización La Virgen María aprendió que hacer el bien a los demás es amar a Dios. La Palabra de Dios nos la presenta en un acto de caridad, de servicio con su prima Isabel que era grande de edad. Ésta esperaba un bebé y necesitaba que su prima, la Virgen María, le ayudara en todo. María enseguida acudió a ayudarla y lo hizo con mucho gusto, alabando a Dios.

Actualización Las cualidades de las que nos da ejemplo María seguramente no las tenía el soldado de la leyenda, porque sus acciones no eran limpias. María nos anima ser cuidadosos, ya que podríamos cometer el mismo error que el soldado, y, por tanto, rezar a Dios y hacer cosas que ante Él no son limpias. En muchas ocasiones no nos esforzamos lo suficiente, desobedecemos, no ayudamos en casa o no tenemos paciencia. Recordemos que María es un ejemplo que debemos seguir.

Oración • Platico con mi Padre Dios María se quedó un tiempo con su prima Isabel para acompañarla y ayudarla. Esto mismo le pedimos ahora a María con el canto: que nos ayude y acompañe en el camino de la vida.

Fórmula catequística • Memorizo Pedir a los niños que remarquen en su libro, con colores, la fórmula siguiente y la aprendan de memoria María se puso en camino y fue deprisa a la montaña para ayudar a Isabel.

31

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 31

20/11/19 12:14


Actividad • Aprendo Proponer a los niños que, en su libro, iluminen a María y a su prima Isabel.

Compromiso • Avanzo Animarlos a realizar durante la semana, con gusto y sin protestar, las tareas y quehaceres que les pidan.

Para vivir en familia Pedirles que cuenten a su familia la leyenda del soldado que rezaba a la Virgen. Después, que escriban en su libro las respuestas a estas preguntas: • ¿Cómo se portaba el soldado antes de que la Virgen se le apareciera? • ¿Qué necesidad le remedió la Virgen María al soldado? • ¿El soldado entendió el mensaje?

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Eres como María o como el soldado? • ¿Pones en práctica tus cualidades?

Niños y niñas • Piensa: ¿en qué tendrías que imitar al soldado y en qué no? • ¿A quién quieres imitar: al soldado o a la Virgen María?

NOTAS

32

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 32

20/11/19 12:14


Encuentro 7

María nos enseña a amar a Dios Objetivo particular: Aprender a amar a Dios y a conservar su Palabra en la memoria y en el corazón, como María nos enseña, para hacerla presente cada día.

En presencia de mi Padre Dios Empezar comentando que en el Encuentro anterior vimos algunas cualidades de María, entre ellas la de ayudar y servir a los demás. María, además, vivía permanentemente en presencia de Dios y estaba atenta a su Palabra. Vamos a hacer nosotros lo mismo: nos ponemos en presencia de Dios y le dedicamos un canto a María. (https://youtu. be/9cOXCHv3z3c)

Dichosa tú Dichosa Tú, María porque creíste en la Palabra del Señor. Dichosa Tú, María porque en ti el verbo encarnó.

El Señor puso en ti su mirada y de gracia te llenó, por eso te llamamos Bienaventurada, Madre de los hombres y de Dios.

Motivación • Conozco 1 XX Elaborar varios “memorama”, con las frases siguientes:

• Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. • Perdonarás a tu hermano 70 veces 7. • Dejen que los niños se acerquen a mí. • Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón. • Amarás a tu prójimo como a ti mismo. • Dios es amor. • Quien quiera seguirme tome su cruz y sígame. • Hágase en mí según tu palabra. • Habla Señor, que tu siervo escucha. • Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos.

Todas las tarjetas se revuelven y se colocan boca abajo. Por turnos, van descubriendo las tarjetas hasta encontrar sus pares. El juego termina cuando hayan encontrado todos los pares de cada frase. 33

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 33

20/11/19 12:14


Desarrollo • Conozco 2 XX Preguntar a los niños si conocen otras frases y que las digan. Después, proponerles que, en su

libro, escriban lo que significan las frases para ellos: • Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. • Perdonarás a tu hermano 70 veces 7. • Dejad que los niños se acerquen a mí. XX Explicarles que con frecuencia las personas mayores utilizan frases de la Palabra de Dios en sus conversaciones. Esas frases transmiten mensajes de boca en boca, en muy pocas palabras, y son fáciles de retener en la memoria y en el corazón.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre En el Encuentro anterior vimos que María escuchaba a Dios y vivía su Palabra poniéndola en práctica a través de sus cualidades. Veamos que más nos enseña hoy la Virgen María.

Proclamación Del santo Evangelio según san Lucas 2,19 La Virgen María escuchaba la Palabra de Dios y la meditaba, es decir, la repasaba en su mente una y otra vez y le pedía a Dios que la ayudara a descubrir su voluntad en su vida. Además, siempre se portaba bien, amando a Dios para que no se fuera de su mente ni de su corazón. El Evangelio lo dice así: María, por su parte, conservaba todos estos recuerdos y los meditaba en su corazón.

Interiorización La Palabra de Dios nos dice que María conservaba todo lo que le sucedía. Se refiere a los acontecimientos que hemos visto, como cuando la saluda el ángel, cuando visita a santa Isabel, cuando nace su hijo Jesús, cuando Jesús se pierde en el templo, etc. Nos dice que no solo los guardaba, sino los meditaba. Meditar es repasar y saborear aquellas palabras o recuerdos que nos hacen sentir bien, así como cuando alguna persona les dice que estuvo muy bonito su trabajo o que le “echen ganas”; ustedes recuerdan ese momento y repasan en su mente esas palabras, sienten bonito y ganas de seguir adelante aunque les cueste trabajo.

Actualización Las personas, a veces, conservan o guardan en su memoria solo lo que les conviene. Así, por ejemplo, si alguien hace algo en contra de nosotros, lo repasamos en la mente y luego, en el corazón, surge un sentimiento de rencor, coraje y venganza que nos lleva a actuar en contra del amor al prójimo. Cuando estos sentimientos ocupan lugar en nuestra mente y en nuestro corazón, Dios va quedando poco a poco fuera de nosotros y nuestras acciones se transforman en malas. La Virgen María nos enseña que amar a Dios es escucharlo, guardar su Palabra en el corazón y hacerla presente en nuestras acciones cada día.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Pedir a los niños que se confíen en la Virgen María y reciten la siguiente oración, repitiendo cada frase que pronuncie la catequista. 34

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 34

20/11/19 12:14


¡Oh, Señora mía! ¡Oh, Madre mía!

Y ya que soy todo tuyo,

Y, en prueba de mi filial afecto,

guárdame y defiéndeme,

Yo me entrego enteramente a ti. te consagro en este día mis ojos, mis oídos,

mi lengua, mi corazón;

¡oh, Madre de bondad!,

como cosa y posesión tuya. Amén.

en una palabra, todo mi ser.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a memorizar lo que hacía María para que no se olviden nunca de seguir su ejemplo: María meditaba todas las cosas y las guardaba en su corazón.

Actividad • Aprendo Los dibujos de un oído y un corazón que los niños tienen en su libro simbolizan lo que hacía María: escuchar la Palabra y conservarla (guardarla) en el corazón. Pedir a los niños que iluminen ambos dibujos y escriban debajo cómo les enseña María a amar a Dios y cómo lo viven.

Compromiso • Avanzo Explicar a los niños el significado de esta frase: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”. Pedir a los niños que escriban cómo podrían amar a Dios en su familia, a ejemplo de María.

Para vivir en familia Proponer a los niños que algún adulto de su familia les lea en casa esta cita bíblica: Lucas 1,26-38. Y pedirles que, una vez que la hayan leído y comentado, anoten en su cuaderno de trabajo lo que hayan opinado de la lectura.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cuántas veces meditas la Palabra de Dios? ¿Qué hay en tu corazón?

Niños y niñas • Busca, en la cita bíblica que te han leído en casa, una frase que parezca un dicho y escríbela en tu libro.

35

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 35

20/11/19 12:14


Encuentro 8

María dijo sí a Dios Objetivo particular: Aprender a responder a Dios con fe y confianza, a ejemplo de María.

En presencia de mi Padre Dios Animar a los niños a ponerse en presencia de Dios recordando cómo la Virgen María aceptó lo que Dios le pedía, es decir, ser la mamá de Jesús. (https://youtu.be/iruf8TISges)

Dios te salve, María El sí que tu boca proclamara hizo que al mundo llegara Jesucristo, el Señor. Que en mi vida se haga según tu palabra, esclava soy del señor ¡Oh dulce María!

Dios te salve María, llena eres de gracia. Cuán dichosa eres tú, entre todas bendita, y bendito es el fruto de tu vientre: Jesús.

Motivación • Conozco 1 Iniciar la sesión con el juego del “SÍ” con la bolsa de cambio. Enseña un papel que dice “NO” y lo metes en la bolsa. Menciona cosas que nos puede pedir Dios y que solemos darle la espalda y vas metiendo más papeles con “NO” en la bolsa. Una niña hará de María y le pintas una “M” en la mano. Le das un celular y le dices que tiene una llamada de Dios diciéndole que va a ser la “Madre del Hijo de Dios”. Le acercas la bolsa a los otros niños y sacan un “NO”, pero se la acercas a la niña que hace de María y ella saca un papel que dice “SÍ”. María siempre dice y dirá SÍ a Dios.

Desarrollo • Conozco 2 XX Explicarles que es difícil decir sí a Dios, porque a veces nuestros actos no van de acuerdo a esta

respuesta; porque hacemos como que no escuchamos para no responder o si nos mandan a hacer algo decimos sí y no lo hacemos, o no contestamos. Cuando el ángel visitó a María, ella reconoció que era un mensajero de Dios porque Él siempre estaba en su corazón y reconoció el lenguaje celestial. XX Que escriban en su libro tres acciones que no les permiten decirle “sí” a Dios. 36

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 36

20/11/19 12:14


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Motivar a los niños a escuchar la Palabra de Dios para saber cómo María le responde.

Proclamación Del santo Evangelio según san Lucas 1,38 El sí de María María le dijo al ángel:

–Yo soy la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Y el ángel se fue.

Interiorización XX Plantear a los niños las siguientes preguntas:

• ¿Qué actitud tuvo María ante el ángel? • ¿Por qué no dio un simple sí? • ¿Por qué reconoció que el mensaje era de parte de Dios?

Comentar las respuestas explicando que María respondió con la certeza de que podía confiar en el mensajero, sabía que no la engañaba y que en verdad era un mensaje de Dios. Por eso estuvo dispuesta a enfrentar humildemente los cambios que producirían en su vida su entrega en esa respuesta; no necesitaba decir “sí acepto” porque su respuesta iba más allá de un simple sí: aceptó el presente y, con la fe que desde niña vivió, puso su futuro en las manos de Dios.

Actualización Los seres humanos estamos en contacto con toda la tecnología y, a través de ella, recibimos mensajes todo el tiempo. Muchos de esos mensajes nos confunden y ocupan en nuestra vida un espacio que muchas veces le correspondería ocupar al mensaje de Dios; pero no lo identificamos porque no reconocemos la voz de Dios, no estamos acostumbrados a escucharlo. Por ejemplo, preferimos ver un partido de fútbol que ir a misa y, si vamos a misa, nos distraemos y no ponemos atención a lo que Dios nos dice en su Palabra.

Oración • Platico con mi Padre Dios Cantamos a María en agradecimiento por su entrega a Dios. (https://youtu.be/5wS_2OZKtR0)

Hágase María : Gabriel el ángel me saludó. Gabriel: ¡Hola María! ¿qué tal estás? María: Yo aquí jugando, ¿y tú? Gabriel: Yo aquí volando. Traigo un mensaje del Padre Dios serás la madre del Salvador, ¿cómo lo ves?

María: ¡Cosas de Dios! Y dije ¡Hágase!, dije ¡Hágase! De Dios me fío, me cae muy bien. Y dije ¡Hágase!, dije ¡Hágase! De Dios confío, todo irá muy bien.

37

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 37

20/11/19 12:14


Fórmula catequística • Memorizo Proponer a los niños que memoricen las palabras de María y las iluminen en su libro. Hágase en mí según tu Palabra.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que señalen (marcando en el círculo), solo los personajes de la ilustración que representen a niños que dicen sí, como María, a lo que Dios nos pide (página 37).

Compromiso • Avanzo Motivar a los niños para que se comprometan a dar a Dios una respuesta afirmativa todos los días de la semana cumpliendo sus tareas de la catequesis y de la escuela.

Para vivir en familia Proponer a los niños reflexionar estas preguntas: • ¿Cuánto tiempo dedicaste esta semana a ver T.V., videojuegos, escuchando música o en redes sociales? • ¿Cuánto tiempo le dedicaste a Dios? • ¿A quién le tienes más fe y confianza? • ¿En manos de quién depositas tu futuro? Pedirles que busquen una estampa de la Virgen María, la peguen en el cuadro que tiene en su libro y lo decore.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cuánto tiempo dedicas a preparar tus encuentros? • ¿Sabes reconocer el mensaje que Dios te manda cada día? • ¿Estás dispuesta a decir “sí” de ahora en adelante?

Niños y niñas • ¿Cómo te enseña María a decir siempre “sí” a Dios?

38

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 38

20/11/19 12:14


Celebración 2

¡Gracias, María, por tu alegría y entrega! Objetivo particular: Celebrar a María como signo de amor y gratitud. Notas. • Ambientar con materiales de los encuentros pasados • Preparar un pequeño altar con la imagen de la Virgen, colocar una veladora, flores naturales. • Elabora gafetes para los niños con la imagen de la Virgen • Elabora también flores de papel. • Los niños presentan la actividad que más les gusto de los encuentros anteriores para ofrecérselos a María.

Desarrollo 1. Dar a los niños una flor y obsequiarles un gafete que tenga impresa la imagen de María. XX Comentarles:

– Hoy le haremos una fiesta a María para agradecerle todo lo que nos ha enseñado en el transcurso de esta unidad. Vayamos cantando hacia ella el canto Yo le quiero cantar.

Yo le quiero cantar Yo le quiero cantar a la Virgen María una canción [2]. Canta, canta, canta, canta,

cántale una canción a María [2]. Los niños le quieren cantar a la Virgen María una canción [2]. Las niñas le quieren cantar...

2. Avanzar en dos filas hacia el altar donde está la imagen de María y, al llegar cerca, ir abriendo las filas hasta formar un círculo alrededor de él, permitiendo una distancia pertinente entre cada niño. De esta manera, los primeros niños formarán en torno al altar las cuentas de un misterio del rosario y los últimos niños de las filas formarán la cruz. XX Preguntarles:

– Niños, ¿qué se hace cuando se llega a una fiesta? Se saluda. Pues vamos a saludar a María. Junten sus manos y repitan: Virgen María, eres muy hermosa y la más buena, te traemos flores para agradecerte tu amor, ternura y entrega; recíbelas junto con nuestro corazón. Amén. 39

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 39

20/11/19 12:14


3. Rezar con los niños un misterio del rosario: Padre Nuestro, diez Ave María y jaculatorias. Antes, darles las siguientes instrucciones y, después, proceder como se indica: • Uno de los niños que está formando la cruz pasará al altar cuando se empiece a rezar el Padre Nuestro, se hincará y estará así hasta que termine el Padre Nuestro; entonces, deposita su flor y regresa a su lugar. • Lo mismo hará, cuando comience el primer Ave María, otro de los niños que están formando el círculo; permanecerá de rodillas hasta que se hayan rezado las diez Ave María y, acto seguido, deposita su flor y se retira. • Los demás niños harán lo mismo, pero de uno en uno y sin detenerse, mientras se van rezando las jaculatorias. 4. Al terminar de rezar el misterio del rosario, todos se toman de la mano y caminan alrededor del altar rezando el Padre Nuestro. Cuando terminen, pedirles que se arrodillen para recitar el Ave María. Finalmente, motivarlos a lanzar vivas a la Virgen María como las siguientes: ¡Viva la Virgen María! ¡Viva la hija predilecta del Padre! ¡Viva la llena de gracia! ¡Viva ella que nos enseña a amar a Dios! ¡Viva ella que es humilde, sencilla y servicial! ¡Viva María que a Dios le dijo “sí”!

Oración Concluir la celebración recitando la siguiente oración y cantando Santa María del camino: Virgen María, esperamos que te haya gustado la fiesta que te hicimos en agradecimiento por tu amor, alegría y entrega. En el cielo Tú eres la Reina y quiero que seas también reina de mi corazón. Amén.

Santa María del camino Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás, contigo por el camino

santa María va. Ven con nosotros al caminar, santa María, ven [2].

40

Guia Alianza 2-U2_025-040.indd 40

20/11/19 12:14


3

unidad

Los orígenes de Jesús

Recordar los orígenes de Jesús. En el pasado, los profetas anunciaron que Jesús vendría de parte de Dios. Descubrir su presencia entre nosotros.

ENCUENTRO 9 Descubrimos el árbol genealógico de Jesús. Recibimos a Jesús como verdadero hombre y Dios. ENCUENTRO 10 Descubrimos cómo los profetas anunciaron a Jesús. Recordamos las palabras de los profetas. ENCUENTRO 11 Reconocemos cómo Juan Bautista prepara la venida de Jesús. ENCUENTRO 12 Recordamos que el tiempo de Adviento es un tiempo de espera. CELEBRACIÓN 3 Celebramos que Jesús viene de una familia real, un descendiente directo del Rey David.

Nos preparamos para recibir a Jesús

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 41

20/11/19 12:26


Encuentro 9

Jesús, descendiente de David Objetivo particular: Descubrir a Jesús en la descendencia de David, rey y profeta.

En presencia de mi Padre Dios Después de recibir y saludar a los niños, se les anima a iniciar la sesión de catequesis poniéndose en la presencia de Dios. Recordándoles que Él está presente en cada uno de nosotros, y de manera muy especial en nuestra familia. (https:// www.youtube.com/watch?v=olFT0DuGkL4)

Gracias, Padre, por mi familia Tú me tejiste en el vientre, en el vientre de mi madre. Te alabo. Tú me tejiste en mi madre. Maravillosas son tus obras.

Te alabo. Tú me tejiste en mi madre. Tú me tejiste en el vientre. Te alabo. Tú me tejiste en mi madre. Salmo 139,13-14

Motivación • Conozco 1 A través de esta imagen conoceremos la genealogía de Felipe Calderón Hinojosa, hijo de Luis Calderón Vega y María del Carmen Hinojosa González.

Desarrollo • Conozco 2 Todos venimos de una familia, Dios, nuestro Padre nos da vida y nacemos en una familia. Conocer de dónde venimos nos ayuda a descubrir nuestros ancestros y descendientes, en este momento solo mencionaremos nuestros ancestros ya que los descendientes serán sus hijos y los hijos de sus hijos –sus nietos–.

42

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 42

20/11/19 12:26


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos el santo Evangelio según San Mateo 1,6-15 XX Se motiva a los niños para que escuchen con interés el texto bíblico, para ello cuidamos la ento-

nación durante la narración. Interiorización En la sociedad en que vivió Jesús conocer de qué familia procedía una persona era sumamente importante porque era necesario conocer el prestigio y el honor del que gozaba esa descendencia. XX Pregúntales: • ¿Escuchamos el nombre de algún pariente importante de Jesús? David es el gran rey de Israel de cuya descendencia nacería el Mesías, de esta manera Jesús se inserta en la historia de Israel, goza del honor y la autoridad que le da ser hijo de David, en su persona lleva a cumplimiento las promesas hechas a los antepasados. La Palabra de Dios nos recuerda que Jesucristo es Dios verdadero y hombre verdadero. Acerquémonos a su Divina Humanidad siempre, pero sobre todo cuando tengamos la tentación de creer en un Dios “demasiado lejano”. Actualización En la actualidad, conocer quiénes son nuestros ancestros y qué es a lo que se dedican conforma parte de nuestra historia personal y familiar, misma que se convierte en una riqueza para la comunidad, nuestros vecinos y amigos. Hay familias en las que los buenos modales, virtudes, oficios, carreras profesionales, costumbre, recetas culinarias, etc., pasan de generación en generación.

Oración • Platico con mi Padre Dios Se invita a los niños a agradecer a Dios el regalo de la familia y el regalo de su Hijo Jesús, a la humanidad. Padre compasivo, gracias por haber querido que Jesús tuviera una familia, gracias por los padres que me has dado, bendícelos y a mi concédeme tu gracia para que como él pueda ser buen hijo, obediente y dócil, y contribuir de esta manera a conservar la alegría y la paz en mi familia.

Fórmula catequística • Memorizo Se pide a los niños que remarquen en su libro la fórmula siguiente y que la memoricen: Jesucristo es Dios verdadero y hombre verdadero

Actividad • Aprendo Se motivará a los niños a elaborar su árbol genealógico en el libro del niño (pág. 43) siguiendo las indicaciones. Escriben su nombre, los nombres de sus papás y los nombres de sus abuelitos. Colorean el árbol y lo comparten a sus compañeros. 43

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 43

20/11/19 12:26


Una vez que se concluya la actividad contestarán las siguientes preguntas: • ¿Quiénes son tus padres y tus abuelos? • ¿En qué trabajan o a qué se dedican nuestros padres y abuelos?

Compromiso • Avanzo Motiva a los niños a que compartan con qué actos podrían darle buena fama a su familia: • En su casa • En la escuela • En el catecismo • Con sus vecinos

Para vivir en familia Colocar fotografías de su familia en el árbol genealógico que realizaron.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Qué acciones realizaste para darle buena fama a tu familia? - En su casa: - En la escuela: - En el catecismo: - Con sus vecinos:

Niños y niñas • Comparte tu experiencia con las acciones que te comprometiste.

NOTAS

44

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 44

20/11/19 12:26


Encuentro 10

Jesús en la voz de los profetas Objetivo particular: Conocer en la voz de los profetas, la referencia al Mesías que vendría, al Salvador y Redentor.

En presencia de mi Padre Dios Algunos profetas del Antiguo Testamento hacen referencia a detalles concretos relacionados con la venida del Salvador. Invitar a los niños a cantar: (https://youto.be/BYJakXhztp8)

Quiero ser profeta Quiero ser profeta como Isaías. Quiero ser profeta como Jeremías. Quiero ser profeta como Baruc. Quiero ser profeta como Ezequiel. Isaías, profeta consolador. Jeremías, profeta restaurador. Baruc, profeta esperanzador. Ezequiel, profeta de la conversión. Daniel, profeta del siervo de Dios. Amós, profeta de la justicia de Dios.

Oseas y Jonás, del amor de Dios. Miqueas, profeta de la represión. Sofonías, profeta de la santidad. Nahúm, profeta del juicio de Dios. Habacuc, profeta del juicio de Dios. Ageo, profeta reconstructor. Zacarías, profeta del Mesías. Malaquías, profeta de la fidelidad. Abdías, profeta del castigo de Dios. Joel, profeta de la victoria de Dios.

Instaurar la justicia Setenta semanas están fijadas sobre tu pueblo y tu ciudad santa para poner fin a la rebeldía, para sellar los pecados, para expiar la culpa, para instaurar justicia eterna, para sellar visión y profecía, para ungir el santo de los santos.

Daniel 9,24

Motivación • Conozco 1 Observamos las imágenes que muestran a los Profetas de la antigüedad: Isaías, Miqueas, Zacarías, Malaquías, Daniel. Que anuncian el nacimiento de Jesucristo.

45

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 45

20/11/19 12:26


Desarrollo • Conozco 2 En forma de cine o teatro mostrar los pasajes de lo que cada uno de los profetas dijo. Como ya sabemos, muchos de los libros de la Biblia en el Antiguo Testamento hablan de Jesús (Is 9,6), (Miq 5,2), (Zac 9,9).

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos del profeta Isaías 7,14 Una señal Pues bien, El Señor mismo va a darles una señal: “He aquí que una doncella está en cinta y va a dar a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel”.

Interiorización En la casa donde vives y en la escuela, en un lugar visible, hay un calendario. En todo el mundo las personas cuentan, según el calendario, los días, meses y años. Recordando los acontecimientos pasados, dicen: esto ocurrió en tal año. ¿Desde qué día, entonces, empezó esta cuenta? Según lo que se sabe, la humanidad existe desde hace muchos miles de años sobre la tierra, pero el calendario llego al año 2000. La fecha nos indica que transcurrió un determinado tiempo desde un acontecimiento especial sobre el cual todos debemos conocer. Nos recuerda que pasaron tantos días, meses y años desde el día del Nacimiento de Jesucristo, Hijo de Dios, el que llegó a la tierra como hombre, vino para salvar a la humanidad y para enseñar el camino hacia la verdad y la salvación. Por eso nosotros lo llamamos el Salvador. La llegada de Jesucristo fue anunciada mucho antes de su nacimiento terrenal, por los profetas. Los profetas eran personas sabias y honestas a las que Dios les dio el don de anticipar el futuro lejano. El profeta Isaías, que vivió setecientos años antes de la Natividad de Cristo, decía que el Mesías-Cristo es Dios encarnado, que nacerá de una Virgen, que hará milagros, padecerá, morirá por los pecados de todos los hombres y resucitará. (Is 7,14) Actualización Un profeta es un hombre llamado por Dios para ser su representante en la tierra. Cuando un profeta habla en nombre de Dios, es como si Dios mismo estuviera hablando. Un profeta es también un testigo especial de Cristo que testifica de su divinidad y enseña su evangelio. Un profeta enseña la verdad e interpreta la palabra de Dios; llama a los que no son justos al arrepentimiento y recibe revelaciones y dirección del Señor para nuestro beneficio. Él puede ver el futuro y predecir lo que va a acontecer con el fin de poner al mundo sobre aviso. Un profeta puede proceder de varios estilos de vida. Puede ser joven o anciano. Un profeta verdadero siempre es elegido por Dios y llamado por medio de la autoridad correspondiente del sacerdocio.

Oración • Platico con mi Padre Dios Hacer una oración en nombre de los Profetas, haciendo referencia a la llegada del Salvador.

46

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 46

20/11/19 12:26


Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a entender la importancia de lo dicho por los profetas en la historia de nuestra salvación.

Actividad • Aprendo Los profetas eran personas sabias y honestas a las que Dios llamó para hablarle al pueblo. Pedir a los niños que escriban en su libro los nombres de los profetas que hablaron de Jesús y después iluminen al profeta.

Compromiso • Avanzo Motivarlos a que conozcan la vida de un profeta. La escriben brevemente en su libro.

Para vivir en familia Que platiquen con su familia sobre lo que aprendieron hoy, sobre lo dicho por los profetas.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cuál es tu sentimiento al conocer lo que nos dicen los profetas de Jesús?

Niños y niñas • De acuerdo con lo que aprendiste hoy, ¿Que es un profeta y cuál es su misión?

NOTAS

47

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 47

20/11/19 12:26


Encuentro 11 1

Juan Bautista prepara la venida de Jesús Objetivo particular: Reconocer en Juan Bautista la misión de preparar la venida de Jesús a través de su fidelidad y entrega.

En presencia de mi Padre Dios Juan Bautista aparece en el evangelio como la figura del hombre que precede a Cristo. Escuchemos este canto. (https://youtu.be/s779uRSVbP4)

La historia de Juan Bautista Te voy a contar una historia singular: Cuando un día se escuchó la voz de Juan, en medio del desierto comenzaba a proclamar que Jesús estaba por llegar. Un manto de piel y sandalias en los pies; caminaba a las orillas del Jordán. La gente a su lado se quedaba a escuchar que Jesús estaba por llegar. A todos les decía: “llega el tiempo; nuestra vida debemos mejorar”.

Enderezar los caminos, allanar las montañas. Rellenar las hondonadas y limpiar el corazón. Saludar al vecino, compartir los juguetes, hacer la tarea y limpiar el corazón. Ya viene el Mesías esperado; la salvación llegó a este lugar. Den frutos de un cambio verdadero que Jesús ya nos viene a visitar. Aida María Borges Aguilar

Motivación • Conozco 1 A través de la historia “Qué quiero ser….”, dialogar con los niños sobre lo que ellos planean en su futuro, qué les gustaría estudiar, o en dónde les gustaría trabajar. Y después en su libro ellos escribirán qué es lo que quieren ser.

Desarrollo • Conozco 2 Dios tiene un proyecto para este mundo y para las personas que vivimos en él. Juan el Bautista va a ser protagonista principal en el plan de Dios, como también lo será la Virgen María y el mismo Jesús. Otros jugarán un papel más secundario, pero no menos importante: Zacarías, Isabel, José… y muchos otros. 48

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 48

20/11/19 12:26


Para seguir un plan o un proyecto necesitamos referentes, personas que abran brecha, que marquen el camino. Dios nos llama a todos a cumplir la sagrada misión de ser sus colaboradores allá donde desarrollemos nuestra vida: en la familia, en la escuela, con nuestros amigos, etc. porque fuimos elegidos por Dios. Juan el Bautista es llamado a la misión de anunciar la venida de Jesús. ¿Quieres conocer más sobre él?

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos del santo Evangelio según san Lucas 1,13-14; 76. Profeta del Altísimo El ángel le dijo: “No temas Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada, Isabel, tu mujer, te dará un hijo, a quien pondrás por nombre Juan; será para ti gozo y alegría y muchos se gozarán en su nacimiento Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos.

Interiorización Juan Bautista era el primo de Jesús, el hijo de Isabel y Zacarías. El ángel Gabriel, cuando anunció a María el nacimiento de Jesús, también le dijo que su prima Isabel estaba embarazada (cfr. Lc 1,36) y María partió prontamente a visitar a Isabel, para ayudarla con el embarazo y el parto. Juan conoció a Jesús cuando cada uno estaba en la panza de su respectiva mamá, ya que, cuando María entró en la casa de Isabel, el niño que estaba en su vientre saltó de alegría. Juan, desde su concepción, fue un motivo de alegría para todos. El Señor lo eligió para ser el profeta del Altísimo, para ir delante del Señor preparando sus caminos y dando testimonio de salvación (cfr. Lc 1,76). Cuando creció, Juan se fue al desierto para entregar su vida a Dios: vivía entre las arenas y las rocas, se vestía con piel de camello y con un cinturón de cuero, se alimentaba de langostas y de miel silvestre. Era sincero y valiente y, cuando predicaba, invitaba a todos a convertirse y los bautizaba en las aguas del río Jordán, por eso era llamado «el Bautista». Es el último de los profetas y el más grande de todos. Tenía muchos seguidores, y todos los que lo escuchaban, quedaban conmovidos por la verdad de sus palabras. Después de bautizar a Jesús, fue encarcelado por el rey Herodes, quien lo mandó decapitar. Juan Bautista conoció el martirio por anunciar la verdad y denunciar el pecado. Juan el Bautista vivió plenamente como amigo de Dios en el silencio y en el servicio, en la entrega y en la esperanza, en el amor y el anuncio. Jesús mismo nos dijo: «Les aseguro que no hay ningún hombre más grande que Juan y, sin embargo, el más pequeño en el reino de Dios es más grande que él». (cf.r Lc 7,28). ¡Ojalá que la luz de Jesús brille en nosotros con el mismo resplandor que brilló en Juan el Bautista, el precursor! Actualización XX Responden las siguientes preguntas: • ¿Cómo se llama el hijo de Isabel y Zacarías? • ¿A quién viene a anunciar Juan Bautista? 49

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 49

20/11/19 12:26


• En el mundo judío el nombre de una persona quería indicar el destino y la misión con la que esa

persona había venido al mundo. • El nombre de Juan se refiere a la misericordia de Dios con Zacarías e Isabel, al concederles el favor de engendrar un niño cuando ellos ya eran ancianos. • El nombre de Juan significa: Dios ha mostrado su favor, Dios es misericordioso, Dios se ha apiadado. • La misión de Juan, su vocación, fue la de anunciar a Jesús, el Mesías, y Juan Bautista cumplió su misión con fidelidad y entrega, fue fiel a la vocación que Dios le había dado. • A muchos de nosotros nos eligieron nuestro nombre por motivos familiares, o por el santo del día. Pero todos nosotros hemos nacido con una misión. • Todos estamos llamados a colaborar en la construcción de una sociedad más justa y más buena

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a hacer una oración a Dios, dando las gracias porque vivir es un regalo de Dios y el existir es una misión que Dios nos da para hacer acciones buenas en todo momento.

Fórmula catequística • Memorizo “Y tú, hijito mío, serás llamado profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor para prepararle el camino”. (Lucas 1,76).

Actividad • Aprendo Lee las siguientes oraciones y subraya con rojo si es verdadera o con azul si es falsa. 1. Zacarías e Isabel son los padres de Juan. Verdadero. 2. El nombre del niño era Zacarías. Falso. 3. La misión de Juan era anunciar a Jesús. Verdadero 4. Juan cumplió su misión con fidelidad y entrega. Verdadero. 5. El nombre de Juan significa: Dios ha mostrado su favor. Verdadero.

Compromiso • Avanzo Escriben cómo les gustaría hacer para cumplir su misión, en casa y en la escuela.

Para vivir en familia Escriben su nombre y preguntan a sus familiares sobre su significado y por qué le pusieron ese nombre.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Asumes con responsabilidad la misión que se te ha confiado?

Niños y niñas • ¿Te gusta tu nombre? • ¿Te gustaría ser como Juan Bautista?

50

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 50

20/11/19 12:26


Encuentro 112

En espera de la promesa Objetivo particular: Recordar que el tiempo de Adviento es un tiempo de espera.

En presencia de mi Padre Dios Comenzamos la catequesis con un canto propio del tiempo de Adviento. Es un tiempo anterior a la Navidad en el que, a ejemplo de María, aguardamos con esperanza la venida de Jesús al mundo. Invitar a los niños a cantar: (https://www.youtube.com/watch?v=DdeXuXOH5ew)

Adviento, viene el Señor Adviento, viene el Señor. Preparemos sus caminos abriéndole las puertas de nuestro corazón.

Motivación • Conozco 1 XX Relata a los niños la siguiente historia:

La mamá está nerviosa, esperando la llegada de su nuevo hijo. El niño está impaciente porque quiere tener un hermanito para jugar. El papá preocupado por ayudar para que todo salga bien. La mamá empieza a preparar el bolso con la ropa del bebé y el niño se acerca a preguntarle: Niño: ¿Ya va a nacer mi hermanito? Mamá: No, todavía faltan unas semanas. Niño: ¿Y por qué ya estás preparando el bolso? Mamá: Porque tenemos que preparar con tiempo las cositas del bebé. Niño: ¿Por qué? Mamá: Porque no sabemos el día exacto que va a nacer, tal vez pueda adelantarse y necesitamos su ropita en ese momento. Si no la preparamos, no tendríamos qué ponerle. Niño: ¡Ahhhh! Entiendo. ¿Y qué más necesita un bebé cuando va a nacer? Mamá: Muchas cosas. ¿Qué te parece si nos sentamos con papá y hacemos una lista con todas las cosas que nos faltan y son necesarias. Niño: ¡sí!

51

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 51

20/11/19 12:26


Desarrollo • Conozco 2 Esta historia les enseña que al esperar un acontecimiento importante debemos preparar muchas cosas. Que hagan una lista de lo que se necesita para la llegada de un bebé. Así como al esperar la llegada de un bebé en nuestra familia, es muy importante no solo preparar las cosas materiales, sino también preparar nuestro corazón como lo hizo la Virgen María con Jesús.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamamos del santo Evangelio según san Lucas 1,26-31 Anuncio del nacimiento de Jesús Envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven desposada con un hombre llamado José, de la descendencia de David; el nombre de la joven era María. El ángel entró donde estaba María y le dijo: –Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.

Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué significaba tal saludo. El ángel le dijo: –No temas, María, pues Dios te ha concedido su favor. Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús.

Interiorización Jesús es la promesa que hizo Dios Padre al pueblo de Israel y, por su medio, a la humanidad. Y para cumplirla, preparó a María para que fuera la mamá de Jesús.Responden las preguntas que aparecen en su libro.

Actualización María con gran alegría acepta ser la madre de Jesús y se comienza a preparar; en este tiempo de Adviento también va a venir a nuestros corazones, pero para ello, no basta con preparar nuestro corazoncito, como si fuera su cunita, ahora quiere ser parte de tu familia y de tu comunidad, por eso te pide que te prepares junto con los que amas, porque ese es el mejor regalo que puedes hacerle a Jesús en esta Navidad. También vamos a hacer cosas que le agraden a Jesús y evitar aquellas que le desagradan. Algunos ejemplos de lo que podríamos hacer sería: portarse bien, obedecer a papá y mamá, no pelear, rezar antes de dormir, no decir malas palabras, participar con nuestros papás en la misa los domingos, etc. Entre las cosas que debemos evitar hacer sería, contestar mal o gritarle a mamá o papá, pelear con los hermanos, quedarnos viendo tele, llorar porque no nos compraron lo que queremos. Preparándonos de esta forma y cumpliendo con estas enseñanzas, nuestro corazón queda dispuesto para recibir a Jesús y Dios estará contento con cada uno de nosotros.

52

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 52

20/11/19 12:26


Oración • Platico con mi Madre María María creyó en Dios y no se impacientó. Esperó, con ilusión y esperanza, a que se cumpliera en ella la promesa de Dios, es decir, la venida de Jesús al mundo. Nos unimos en su espera rezando juntos el avemaría.

Fórmula catequística • Memorizo El mensaje del ángel a María se resume en estas palabras: Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús.

Actividad • Aprendo María, como toda mamá, esperó con alegría el nacimiento de su hijo. Ayudada por su esposo san José, se preparó para recibir a Jesús y tener su primer encuentro con él. Colorean el dibujo de su libro y escriben cómo se preparan para recibir a Jesús.

Compromiso • Avanzo Invita a los niños a que elijan un compromiso para que lo realicen esta semana: • Ayudar en casa, en aquello que más le cueste. • Obedecer a sus papás y maestros con alegría. • Ser un buen compañero.

Para vivir en familia Con ayuda de sus papás dibuja e ilumina el árbol de navidad. Escriben lo que necesitan para recibir a Jesús.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Lograste que tus niños y niñas se quedarán con deseos de experimentar un encuentro con Jesús?

Niños y niñas • Platican con sus compañeros sobre cómo preparan ellos el nacimiento de Jesús.

53

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 53

20/11/19 12:26


Celebración 3

Orígenes de Jesús Objetivo particular: Celebrar que Jesús viene de una familia real, un descendiente directo

Entrada Invitar a los niños a cantar: (https://youtu.be/3koP3Pd8DOY)

Jesús, hijo de David Jesús Hijo de David, ten compasión de mí; Jesús Hijo de David, ten compasión de mí; ten compasión de mí; ten compasión de mí.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Observamos las imágenes que muestran a los Profetas de la antigüedad: Isaías, Miqueas, Zacarías, Malaquías, Daniel. Que anuncian el nacimiento de Jesucristo.

Desarrollo • Conozco 2 En forma de cine o teatro mostrar los pasajes de lo que cada uno de los profetas dijo. Como ya sabemos, muchos de los libros de la Biblia en el Antiguo Testamento hablan de Jesús (Is 9,6), (Miq 5,2), (Zac 9,9).

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Del santo Evangelio según san Mateo (1,1-17) Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos, Judá engrendró, de Tamar, a Fares y a Zara, Fares engendró a Esrom, Esrom engendró a Aram, Aram engendró a Aminadab, Aminadab engrendró a Naassón, Naassón engendró a Salmón, Salmón engendró, de Rajab, a Booz, Booz engendró, de Rut, a Obed, Obed engendró a Jesé, Jesé engendró al rey David. David engendró, de la que fue mujer de Urías, a Salomón, Salomón engendró a Roboam, Roboam engendró a Abiá, Abiá engendró a Asaf, Asaf engendró a Josafat, Josafat engendró a Joram, Joram engendró a Ozías, Ozías engendró a Joatam, Joatam engendró a Acaz, Acaz engendró a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés engendró a Amón, Amón engendró a Josías, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando la deportación 54

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 54

20/11/19 12:26


a Babilonia. Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel engendró a Zorobabel, Zorobabel engendró a Abiud, Abiud engendró a Eliakim, Eliakim engendró a Azor, Azor engendró a Sadoq, Sadoq engendró a Aquim, Aquim engendró a Eliud, Eliud engendró a Eleazar, Eleazar engendró a Mattán, Mattán engendró a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones. Reflexión ¿Quién no recuerda el reloj, aquel calendario en lo alto de la Torre Eiffel, anunciando los días y las horas que restaban para el fin de siglo y de milenio? Y cada vez que se lanza un nuevo cohete espacial se produce una “cuenta atrás” que es seguida por cientos de personas que han trabajado durante meses, quizás años en el proyecto. Son ejemplos que pueden servirnos para hablar de la “cuenta atrás” por excelencia en la historia entre Dios y los hombres. La genealogía de Jesús es un resumen, hora a hora, del tiempo desde la creación, en su ir transcurriendo hasta llegar a “su plenitud”. La hora “cero”, la hora de Jesús el Mesías había llegado y los evangelistas, como buenos reporteros, nos la ilustran. Una vez oí que alguien decía: ‘¡Esta cita del Evangelio parece la lista telefónica!’ Y no, es otra cosa: esta cita del Evangelio es historia y tiene un argumento importante. Es pura historia porque como decía san León Papa, Dios ha enviado a su Hijo. Y Jesús es consustancial al Padre, Dios, pero también consustancial a la Madre, una mujer. Y esta es la consustancialidad de la Madre. Dios se ha hecho historia. Dios se ha querido hacer historia. Está con nosotros. Ha hecho el camino con nosotros.

Después del primer pecado en el paraíso Él tuvo esta idea: hacer el camino con nosotros. Ha llamado a Abraham, el primer nombrado en esa lista y lo invitó a caminar. Y Abraham comenzó ese camino. Después Isaac, Jacob, Judá. Así va este camino en la historia. Dios camina con su pueblo. Dios no ha querido venir a salvarnos sin historia. Él ha querido hacerse historia con nosotros. Una historia que va de la santidad al pecado. En esta lista hay santos, pero también hay pecadores. (Cfr. Homilía de S.S. Francisco, 17 de diciembre 2013, en Santa Marta).

Actividad • Aprendo Rueda genealógica Usando papel de construcción, corte dos círculos usando el siguiente molde para cada niño. En uno de los círculos, corte una ventana, como muestra el molde. Una ventana debe ser aproximadamente ¼ pulgadas de la orilla y aproximadamente ¾ pulgadas de ancho. La otra ventana debe ser aproximadamente 1 pulgada de la orilla y aproximadamente ¾ pulgadas de ancho. Después escriba “La genealogía de Jesús” y “Mi genealogía”, como se muestra en el molde. En el otro círculo (abajo), haga rayas claras dividiéndolo en cuatro partes iguales, como se haría un pay. De esta manera, cuando la parte superior es girada, el niño sabrá si está usando el área correcta. Después, haga un orificio en el centro de cada círculo y sujétalo con el alfilerillo (el orificio debe ser hecho por un adulto). Por la ventanilla en el primer cuadrante, los niños escribirán sus nombres en “Mi genealogía” y Jesucristo en “La genealogía de Jesús”. En el siguiente cuadrante, escribirán el nombre de sus padres y el de José. En el siguiente cuadrante, el nombre de sus abuelitos y el del rey David. En el último cuadrante, el de sus bisabuelos y el de Abraham. Los niños tal vez tendrán que preguntarles a sus padres si no se saben todos los nombres. 55

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 55

20/11/19 12:26


La genealogía de Jesús

Mi genealogía

Explicación Vamos a usar la rueda para comparar la genealogía de Jesús con la de nuestra familia. Dígales a los niños que elijan una parte para lo de arriba y lo de abajo de la rueda y ayúdeles a completar la rueda siguiendo las instrucciones. Mientras terminan la rueda, discutan qué tan difícil sería regresar 10 generaciones en nuestra propia familia, pero en Mateo capítulo 1 leemos que Jesús era un descendiente de Abraham, y eso regresa más de 40 generaciones.

Oración final Señor, tú viniste al mundo, creciste y te preparaste para tu misión en una familia, concédeme tu gracia para saber sembrar armonía, comprensión, perdón, apoyo mutuo, generosidad, alegría y paz en mi propia familia, siguiendo el ejemplo de tu Padre San José y de tu madre María. Amén. XX Invitar a los niños a cantar. (https://youtu.be/7fiBmFG6pjM)

La sagrada familia La sagrada familia de Nazaret Son Jesús, María y san José. Con sus padres aprendió a ayudar a los más pobres, a rezar al Padre Dios y a sanar los corazones.

Sus padres se preocuparon, porque un día se perdió para hablar con los doctores, en el Templo se adentró. Con sus padres fue feliz, esperando su momento. El momento de salvarnos con su nuevo mandamiento.

56

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 56

22/11/19 08:08


Para caminar como Iglesia

PARADA 1

Hijos amados de Dios, cuidadores de la creación Finalidad de las paradas Nuestro tiempo reclama una ciudadanía más comprometida y con una conciencia activa que comprenda las implicaciones que la realidad determina para las personas y las sociedades. Es un tiempo complejo que invita a la sugerencia y realización de alternativas comunes que aseguren el desarrollo humano, la dignidad y la fe. Es un tiempo que recuerda que debemos evangelizar para afirmar la vida. Como catequistas, nuestra labor enfrenta el desafío de conocer la realidad y comprenderla para aprender con ella. El conocimiento de la realidad pasa por el filtro de la razón y de la emoción. Apreciamos la realidad con las ideas, con las interrogantes que nos provocan sus manifestaciones y también con los afectos que surgen al experimentarla: confianza, alegría, tolerancia, o temor, ansiedad, tristeza. La variedad de conceptos y sentimientos que configura la experiencia humana en el contacto con la realidad es materia de aprendizaje.

Estructura de las paradas En este contexto, hemos integrado tres paradas a lo largo del ciclo de catequesis:

• La primera parada es un momento para ver la realidad, observarla con una mirada

que nos permita dejarnos cuestionar por ella. Aunque hay pistas propuestas previamente, cada grupo, cada catequista y cada persona puede decir algo distinto según su apreciación; la labor del catequista será unir todas estas miradas para tener un punto de partida en común. • La segunda parada nos invita a juzgar la realidad que hemos mirado y comprenderla. Para esto nos apoyamos en la Sagrada Escritura, el Magisterio del papa Francisco y de los obispos de México. Pero también es un momento de ser Iglesia que dialoga con otras ciencias, personas, instituciones para descubrir caminos comunes. La labor del catequista, entonces, consistirá en animar a sus catequizandos a no desistir en la tarea de buscar información y lazos de comunión. • La tercera parada es la concreción de un proyecto para actuar sobre la realidad mirada y comprendida. Es un momento para construir caminos que nos permitan transformar la realidad. Es deseable que cada grupo realice un proyecto distinto, pues se comprende que la forma en que miran y asimilan su entorno difiere en cada grupo. La labor del catequista es mediar y animar la creación del proyecto, así como darle seguimiento para su realización. Deberá tener cuidado de no “limitar” la creatividad del grupo, sino dejar que sea el Espíritu quien dirija y motive las diversas propuestas, ajustándolas, claro está, a la edad de sus catequizandos.

57

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 57

20/11/19 12:26


De esta manera será aún más visible el lazo entre catequesis y comunidad, pues ésta podrá verse enriquecida por los distintos proyectos que surjan. Será labor de cada comunidad discernir las distintas formas para dar seguimiento a los proyectos que emanen de la catequesis. Con esto queremos hacer resonar la voz de nuestros obispos, que en el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 nos dicen: “La situación actual de nuestro pueblo nos apremia a asumir compromisos urgentes y responsables, concretizados en opciones pastorales firmes y valientes, que nos lleven, no solo a revertir este difícil momento, sino a presentar de manera humilde, propositiva y alegre la novedad del Evangelio, para que con su fuerza transforme el corazón de nuestra patria” (PGP 192).

JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 1 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 1: Hijos amados de Dios, cuidadores de la creación. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 1 y 2) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

Hemos de tener en cuenta, sobre todo en los grados de Parvulitos y 1° y 2°, que los proyectos y actividades deberán ser adecuadas a la edad de los niños. Si bien no serán intervenciones profundas en la realidad, sí deben tener la claridad de que las acciones que desarrollen son el resultado de las 3 Paradas y conclusión del ciclo de catequesis. HIJOS AMADOS DE DIOS, CUIDADORES DE LA CREACIÓN UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 1)

LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 1: Dios es mi Padre • UNIDAD 2: María, alegría de Israel • UNIDAD 3: Los orígenes de Jesús. • Creación • María, modelo de fe • Jesús como promesa y cumplimiento de la Alianza a. Soy hijo de Dios b. Todos somos hermanos c. Mirar la creación como a nuestra hermana d. ¡Cuidado! Miremos a nuestro alrededor 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

58

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 58

20/11/19 12:26


ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Soy hijo de Dios XX Iniciamos recordando a los alumnos que somos hijos amados de Dios. XX Es un buen momento para retomar el anuncio kerigmático y tomarlo como impulso para las uni-

dades siguientes. XX La pregunta que se plantea: “¿Te has puesto a pensar cómo te mira Dios?” sirve para comprender

la imagen que de Dios van teniendo los niños y, a partir de su respuesta, ampliar la experiencia del Dios amoroso o ir purificándola si es la de un Dios castigador. XX Puedes apoyarte utilizando la figura de María, como mujer de fe y amor, quien sabía que Dios la

había mirado con ternura y quiso que fuera la madre de su Hijo.

2. Todos somos hermanos XX Esta sección pretende recordar que la fraternidad y el apoyo mutuo es manifestación de sabernos

amados por Dios. XX Motívalos para que recuerden el nombre de las personas que los quieren y cuidan, y a quienes

ellos también aman, por ejemplo: la familia, los amigos, algún vecino. XX La imagen central de la Parada 1 muestra la integración de niños de varias edades, puedes tomarla

como base para un diálogo sobre qué actitudes y gestos aparecen en ella.

3. Mirar la creación como a nuestra hermana XX Llegamos a un tercer momento de sensibilización de la mirada. XX Después de mirarme de manera personal, mirar a mis amigos y familiares, es momento de com-

prender que la creación también es hermana nuestra. XX Si los hermanos se aman, se cuidan entre ellos. Cuestiónalos sobre cómo cuidan a sus hermanos en

casa (si es que los tienen) para después preguntarles cómo cuidan a nuestra hermana la creación. XX Procura descubrir junto con ellos cuáles son los “pecados” que cometemos contra la creación y que

suceden a nuestro alrededor: en casa, en la escuela, en la parroquia, en el vecindario.

4. ¡Cuidado! Miremos a nuestro alrededor En este apartado hemos incluido una cita del Proyecto Global de Pastoral 2031-2033. Sirve como refuerzo de la sección anterior. XX El PGP menciona dos realidades de contaminación: los desechos tóxicos y la generación de tonela-

das de basura. A partir de esto, pregunta: – ¿Cuánta basura generas de manera personal en un día? – ¿Cuánta generan en casa? – ¿Podríamos reducir la generación de basura, por ejemplo, reutilizando algunas cosas que desechamos por lo regular?

59

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 59

20/11/19 12:26


CONSTRUIMOS EL CAMINO Es momento de concretar algunas pistas que nos permitan ver cómo demostramos que somos hijos amados de Dios, que cuidamos de nosotros mismos, de los demás y de la creación. XX Motiva a los niños para pensar en acciones que demuestren el amor que tiene por la crea-

ción. Que dibujen la que más practican o les gustaría practicar. XX Invítalos a pensar en algún lugar contaminado cerca de la parroquia o de su casa. Muchas

veces pasamos junto a estos sitios y los convertimos en “parte del escenario”, sin reflexionar en el daño que pueden hacernos y cómo dañan a la creación.

60

Guia Alianza 2-U3_041-060.indd 60

20/11/19 12:26


4

unidad

Jesús, promesa del Padre

Reconocer a Jesús como el cumplimiento de la promesa de salvación que Dios Padre hizo a la humanidad. Conocer los relatos del Evangelio sobre el nacimiento e infancia de Jesús y caminar con él a través de los acontecimientos de su vida.

ENCUENTRO 13 Recibimos a Jesús en nuestro hogar y lo hacemos presente en nuestra vida. ENCUENTRO 14 Conocemos la presentación de Jesús en el templo y nos descubrimos como ofrenda a Dios hecha por nuestros padres. ENCUENTRO 15 Conocemos el encuentro de los Reyes de Oriente con Jesús y nos comprometemos a llevar a Jesús a los demás. ENCUENTRO 16 Aprendemos a encontrar a Jesús en la Palabra de Dios y lo reconocemos en los demás. CELEBRACIÓN 4 Aprovechamos el desarrollo natural para unirlo al espiritual y alabamos a Dios por ello junto con nuestra familia.

¡Ven, Señor, no tardes! ¡Ven pronto, Señor! Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 61

20/11/19 12:43


La presente unidad, integrada por cinco Encuentros, es complementaria de la anterior, en cuyo contexto ponemos en consideración la infancia de Jesús. El sí de María en su voluntad de ponerse incondicionalmente al servicio de la promesa de Dios, hace posible la presencia de la salvación en la historia. Si en la unidad anterior asociábamos esta promesa de salvación con la actitud de María, ahora reforzamos la misma asociación centrándonos en el nacimiento e infancia de Jesús. El planteamiento que hacemos es muy elemental y cercano a la experiencia que viven los niños durante los días previos a las fiestas de Navidad y durante las propias fiestas. Esto es suficiente para facilitar la progresión de los niños y ayudarlos a avanzar en su comprensión de que Dios, en su amor infinito y de la mano de la Virgen María, manifiesta nuevamente su amor de Padre enviando al mundo a su Hijo Jesús y ofreciendo la salvación a la humanidad. Así, pues, esta unidad y las siguientes se centran en la figura de Jesús, el personaje central de la historia de la salvación y su punto culminante. Empezamos destacando nuevamente la actitud de María en su espera y esperanza en el cumplimiento de la promesa para, en este contexto, ayudar a los niños a contemplar el misterio del nacimiento de Jesús, su presentación en el templo, la adoración de los Magos y, finalmente, la escena en que Jesús se quedó en el templo de Jerusalén sin que lo supieran sus padres. Estos temas son muy queridos por los niños que, con motivo de la Navidad, viven intensamente la alegría que representa para el mundo el nacimiento de Jesús. En este contexto suscitamos valores como la esperanza, la acogida de Jesús como hermano nuestro privilegiado, el ofrecimiento de nuestra vida a Dios, el reconocimiento de Jesús como Hijo de Dios y otros valores relacionados con la vida familiar.

62

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 62

20/11/19 12:43


Encuentro 13

Recibo a Jesús, mi hermano Objetivo particular: Recibir a Jesús en nuestro hogar y hacerlo presente en nuestra vida.

Nota: En este Encuentro proponemos realizar una posada. Preparar, pues, con anticipación los elementos necesarios: un misterio, la letanía y cantos navideños, piñata, nacimiento…

En presencia de mi Padre Dios Preguntar a los niños si les gustan las fiestas de Navidad. Comentarles que son días de mucha alegría, pero que no podemos olvidar que el personaje más importante es Jesús. Unidos a Él, nos ponemos en presencia de Dios y cantamos con alegría. (https:// youtu.be/lDt6FNjecWY)

Alegría, alegría, alegría Alegría, alegría, alegría alegría, alegría y placer, esta noche nace el niño en el portal de belén.

Esta noche nace el niño, yo no tengo qué llevarle, le llevo mi corazón que le sirva de pañales.

Motivación • Conozco 1 Disponer los elementos necesarios para realizar una posada. Animar a los niños y trasmitirles alegría y, a la vez, devoción. Y realizar la posada según se acostumbra.

Desarrollo • Conozco 2 XX Terminada la posada, proponer a los niños una reflexión sobre la misma teniendo en cuenta la

propuesta que tienen en su libro (página 61). Comentar el dibujo propuesto y pedirles que terminen de iluminarlo fijándose bien en los objetos que tienen los niños dibujados en sus manos. Después, plantear las siguientes preguntas y permitirles que respondan libremente: • ¿Te gustó la posada? • ¿En las posadas a las que asistes fuera del catecismo se le da la misma importancia al niño Jesús o interesa más la comida, la bebida y los dulces? XX Después de platicar con los niños, comentarles que este tiempo de Navidad es de ambiente festivo. Cuando se tiene la ilusión de asistir a las posadas se nos olvida todo lo que nos cansamos 63

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 63

20/11/19 12:43


en la preparación. Hagamos una lista de lo que nos repartieron hoy: aguinaldos, velas, fruta, dulces, rezos, piñata, cantos, adornos, imágenes, etc. Todo lo trajimos y aquí lo acomodamos. Disfrutamos, comemos, nos alegramos y todo lo aprovechamos; hasta los picos de la piñata nos sirven para guardar lo que ganamos y compartirlo en casa con los que no asistieron a la posada.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Motivar a los niños para que pongan atención al siguiente relato.

Proclamación del santo Evangelio según san Mateo 1,20.25 José acoge a María... y a Jesús El ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: –José, hijo de David, no temas aceptar a María como tu esposa, pues el hijo que espera viene del Espíritu Santo. José aceptó a María, su esposa. Y ella dio a luz un hijo al que José puso por nombre Jesús, que quiere decir “salvación de Dios”.

Interiorización XX Platicar con los niños a partir de estas preguntas:

• ¿A quién se le apareció el ángel del Señor? • ¿Qué le dijo el ángel? • ¿Qué nombre le puso al niño? • ¿Qué significa ese nombre?

José creyó al ángel cuando le dijo que ese niño era el Hijo de Dios hecho hombre entre nosotros, y recibió con mucho amor y alegría la responsabilidad que implica tener a Jesús como su hijo. José recibió a Jesús con amor, un amor que será siempre vivo en cada momento de su vida, porque adoptó a Jesús como su hijo y a María como su tierna y dulce esposa.

Actualización Volver a platicar con los niños sobre la posada que realizaron al principio y valorar con ellos la importancia que le dieron al niño Jesús. Comentar que a veces le damos tanta importancia a la fiesta que se nos olvida que lo principal es el festejado. Esto nos enseña que, aunque pase la fiesta de Navidad, nuestro hogar debe permanecer con ese amor y alegría de Jesús.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a rezar a san José para pedirle que nos enseñe a recibir a Jesús con amor, como lo hizo él. San José, tú que recibiste a María y al niño Jesús en tu hogar, déjame también entrar en tu casa; déjame tomar al niño y besarlo para llevarlo en mi corazón, porque también es mi Jesús y mi amor. 64

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 64

20/11/19 12:43


Motivación • Conozco 1 Motivar a los niños para que memoricen las palabras que el ángel le dijo a san José. • María dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, que significa “salvación de Dios”.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que señalen a los personajes que aparecen en la imagen del nacimiento en su libro (página 62) y que los anoten en las líneas.

Compromiso • Avanzo Exhortar a los niños a elaborar cinco aguinaldos y regalarlos a los niños muy pobres que no tengan posada o nacimiento en su casa.

Para vivir en familia Animar a los niños a que pregunten a los adultos de su casa qué conocen acerca de san José y del nacimiento de Jesús. Después que escriban su respuesta.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿A qué tipo de posadas asistes?

Niños y niñas • ¿Qué podrías hacer tú para que en tu hogar permanezca siempre el amor y la alegría de Jesús?

Nota. Para el siguiente encuentro prepara un teatro guiñol, para hacer la representación del texto bíblico, con los personajes a utilizar: María, José, Simeón y un niño Dios.

65

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 65

20/11/19 12:43


Encuentro 14

María y José presentan a Jesús en el templo Objetivo particular: Conocer la presentación de Jesús en el templo, para descubrir que somos ofrenda hecha a Dios por nuestros padres. Nota: En este Encuentro proponemos que algunos niños representen a los personajes del relato bíblico: María, José, Simeón y un niño Dios. Deberán venir vestidos de esos personajes. Procurar conseguir, asimismo, una jaula con dos pichones y preparar un lugar para la representación.

En presencia de mi Padre Dios Motivar a los niños para que reconozcan que estamos en presencia de nuestro Padre Dios y animarlos a alabarle con nuestro cariño y nuestro canto. (https:// youtu.be/_x2-vIFYTTQ)

Niñito Jesús

Niñito Jesús, hoy quiero ser mejor que ayer. Como tú quiero ser, como tú quiero ser. Niñito Jesús, y desde hoy prometo hacer

tu divino querer, tu divino querer. Quisiera tocar tus bracitos calientes y luego soñar que me miras sonriente. A la aurora cantar, a los niños besar. Dame tu corazón para a todos amar.

Motivación • Conozco 1 XX Platicar con los niños sobre la fiesta de presentación. Preguntarles:

• ¿A quién de ustedes lo (la) presentaron a los 3 años? • ¿Qué recuerdan de ese momento? • ¿Tienen fotografías?

XX Seguir con el diálogo para descubrir su conocimiento de la presentación de Jesús y la de ellos

para dirigir que la prioridad es la celebración. (No una fiesta).

Desarrollo • Conozco 2 La misa de presentación es un acto de agradecimiento de sus papás hacia Dios porque les dio un hijo (a). Entonces, se lo ofrecen a Dios, junto con las flores, limosna o algunas otras cosas que llevan, para que lo bendiga. Pero lo importante es darle gracias a Dios por la vida de su hijo o hija. San José, el papá adoptivo de Jesús, y María, su mamá, también cumplieron con lo que la ley mandaba. Vamos a escuchar cómo fue. 66

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 66

20/11/19 12:43


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Representar a través del teatro guiñol la presentación del niño Jesús en el templo.

Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 2,22-33 Presentación de Jesús María y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor y ofrecerle un par de palomas o dos pichones. Había en Jerusalén un hombre justo y piadoso, llamado Simeón. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías enviado por Dios. Movido por el Espíritu Santo fue al templo y, cuando sus padres entraban con el niño Jesús, Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios diciendo: –Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar que tu siervo muera en paz. Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos, como luz para iluminar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. El padre y la madre de Jesús estaban admirados de las cosas que se decían de él.

Como José y María cumplían las leyes religiosas, llevaron al niño Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor. Ofrecieron también un sacrificio: un par de pichones. El anciano Simeón, hombre justo y piadoso que esperaba al Salvador de Israel, reconoció en Jesús la promesa hecha por Dios a su pueblo y le dio gracias por concederle, antes de morir, conocer a Jesús.

Interiorización Ya vimos que san José adoptó a Jesús como hijo porque Dios le pidió que cuidara de él y de la Virgen María. Pasando la purificación de María, Jesús fue presentado por sus padres porque él no podía dar gracias a Dios y así sus papás dan gracias por él. Es lo mismo que hicieron tus padres al presentarte ante Dios en tu celebración de 3 años.

Actualización XX Comentar las impresiones que dieron los niños anteriormente sobre su fiesta de presentación.

Preguntarles: • ¿Qué es más importante para ustedes o sus papás: la misa o la fiesta? La Virgen María y san José no hicieron fiesta. Hay gente que no lleva a sus niños a presentar ni a los tres años ni a los quince porque no tienen dinero para el baile, la comida y el pastel. Jesús no tuvo nada de eso; primero, porque eran pobres y, luego, porque sabían que es más importante hacer la celebración que la fiesta. Vamos a decirle a Dios Padre que ya entendimos su mensaje repitiendo las palabras del anciano Simeón.

67

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 67

20/11/19 12:43


Oración • Platico con mi Padre Dios Hacer que los niños vayan repitiendo la oración del anciano Simeón cuando tomó al niño Jesús en sus brazos. Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar que tu siervo muera en paz. Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos, como luz para iluminar a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel.

Fórmula catequística • Memorizo Los papás hacen con sus hijos lo que hicieron María y José con Jesús. Llevaron al niño al templo de Jerusalén para presentarlo al Señor.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que escriban en su libro lo que recuerden del día de su presentación o les hayan contado. Si no tuvieron presentación, que escriban si recuerdan que los llevaban a misa.

Compromiso • Avanzo Invitar a los niños a renovar en su corazón el día en que sus papás lo llevaron a la iglesia para ofrecérselo a Dios. Pedirles que todas las mañanas durante esta semana, reciten la oración del anciano Simeón para dar gracias a Dios por la vida que les da.

Para vivir en familia Proponerles que, junto a sus papás o a quienes los cuidan, elaboren una oración para agradecer a Dios los años de vida que les ha dado.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Le agradeces a Dios los años que te da de vida? • Tu servicio es una ofrenda a Dios, ¿vale la pena?

Niños y niñas • Cuando celebras tu cumpleaños, ¿le agradeces a Dios los años de vida que te da o sólo piensas en la fiesta?

68

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 68

20/11/19 12:43


Encuentro 15

Los Reyes que vienen de Oriente Objetivo particular: Conocer el encuentro de los Reyes de Oriente con Jesús y comprometernos a llevar a Jesús a los demás.

En presencia de mi Padre Dios Una estrella guió a los Reyes Magos hasta el portal de Belén. También nosotros, como ellos, seguimos el llamado de Jesús para encontrarnos con él en el portal de Belén. Nos ponemos en presencia de nuestro Padre Dios cantando Los reyes Magos. (https://youtu. be/Bym-3qv1z_Y)

Los reyes Magos Cuando los reyes vieron al Niño, en un portal cerquita de Belén; sin vacilar, el mundo va de fiesta, y cada corazón musita esta oración.

Dios del cielo, que hiciste la mañana; y también, que brille más el sol. Dios del cielo, bendice nuestras almas, tú que traes el amor.

Motivación • Conozco 1 XX De acuerdo al número de niños que tengas prepara unos rompecabezas de una corona, un casco

militar, una gorra de policía, un gorro de cocinero, una mitra de obispo, un penacho de plumas y un sombrero texano. XX Prepara carteles o posters referentes a los rompecabezas con su letrero y ponlos en un lugar visible. XX Dales por equipo un rompecabezas y después que terminen pídeles que identifiquen y lo pongan en el cartel que le corresponde.

Desarrollo • Conozco 2 XX Dialogar acerca del juego realizado (o de los personajes dibujados en el libro del niño):

• ¿Les costó trabajo formar la figura del rompecabezas? • ¿Cómo supieron a quién le correspondía?

XX Comentar que, para identificar completamente una profesión, basta con fijarnos en la ropa

que llevan quienes la ejercen o en otros símbolos que los identifican. Pero a veces no es posible porque no tienen símbolos externos que los identifiquen; hay que fijarse en otras señales o características que nos ayudarán a hacerlo. 69

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 69

20/11/19 12:43


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Mateo 2,1-4.7-12 Los sabios de Oriente Jesús nació en Belén, un pueblo de Judea, en tiempos del rey Herodes. Por entonces unos sabios de oriente se presentaron en Jerusalén, preguntando: –¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo. Al oír esto, el rey Herodes se alarmó y con él todo Jerusalén. Entonces convocó a todos los jefes de los sacerdotes y a los maestros de la ley y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le respondieron: –En Belén de Judea, así está escrito en una profecía. Entonces Herodes, llamando aparte a los sabios, investigó con exactitud el momento en que había aparecido la estrella, y los envió a Belén con este encargo: –Vayan e infórmense bien sobre ese niño; y, cuando lo encuentren, avísenme para ir yo también a adorarlo. Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y la estrella que habían visto en el oriente los guió hasta que llegó y se detuvo encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de una inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra. Abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra. Y advertidos en sueños que no regresaran donde estaba Herodes, regresaron a su país por otro camino.

Interiorización XX Platicar acerca del relato de los Magos:

• • • • • • •

¿Quién es el personaje principal de nuestra historia? ¿Dónde nació Jesús? ¿Qué rey gobernaba? ¿Qué eran los que lo visitaron? ¿Cómo llegaron hasta ahí? ¿Con quién estaba el niño Jesús cuando los sabios llegaron a Belén? ¿Qué le llevaron de regalo? XX Pedir a los niños que observen en su libro el dibujo de los Magos ofreciendo sus dones a Jesús, iluminen los cofres que llevan en sus manos y respondan por escrito las preguntas anteriores. Explicarles que estos dones que le ofrecen al niño Jesús significan: oro por ser rey, incienso por ser Dios y mirra por ser hombre.

Actualización La palabra “epifanía” indica “la manifestación del Señor” a todas las gentes “representadas por los Magos”. El oro, considerado el elemento más precioso, nos recuerda que a Dios hay que darle siempre el primer lugar. Se le adora. Luego está el incienso, que simboliza la relación con el Señor, la oración, que como un perfume 70

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 70

20/11/19 12:43


sube hasta Dios. La mirra, el ungüento que se usará para envolver con amor el cuerpo de Jesús bajado de la cruz. El Señor agradece que nos hagamos cargo de los cuerpos probados por el sufrimiento, de su carne más débil, del que se ha quedado atrás, de quien solo puede recibir sin dar nada material a cambio. La gratuidad, la misericordia hacia el que no puede restituir es preciosa a los ojos de Dios. No basta saber que Jesús nació “hoy estamos invitados a imitar a los Magos. Ellos no discuten, sino que caminan; no se quedan mirando, sino que entran en la casa de Jesús; no se ponen en el centro, sino que se postran ante él, que es el centro”.

Oración • Platico con mi Padre Dios Motivar a los niños para que se acerquen a Jesús, como hicieron los Magos, y le den como regalo la siguiente oración: Niño Jesús, hoy te he encontrado junto con los reyes de Oriente. Quiero darte mi corazón como regalo y, así, con tu amor, acerque yo a más niños y niñas para que te descubran y te amen.

Fórmula catequística • Memorizo Los Magos de Oriente hicieron un largo camino para ver a Jesús. Vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra. Abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que se fijen en la fotografía que tienen en su libro (página 70) y escriban qué hace ese niño y por qué lo hace. Relacionarlo con lo que hicieron los Magos: adorar a Jesús porque reconocieron que era el Hijo de Dios que vino al mundo pasa salvarnos.

Compromiso • Avanzo Pedir a un adulto, o la propia catequista, que lleve a los niños a la iglesia a visitar a Jesús en el sagrario y rezarle una oración (por ejemplo, la misma oración propuesta arriba).

Para vivir en familia Proponer a los niños que, junto a su familia, elaboren una estrella parecida a la que guió a los Magos de Oriente, dibujen en ella un corazón y escriban su nombre en él. Después, que le pidan a esa estrella que lleve su corazón hasta el portal de Belén y la peguen junto a una imagen o estampa del niño Jesús o la pongan en la cabecera de su cama.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista Niños y niñas • ¿Le ofreces como regalo a Jesús las pequeñas labores que haces cada día? ¿Cómo cuáles? 71

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 71

20/11/19 12:43


Encuentro 16

¿Por qué me buscaban? Objetivo particular: Aprender a encontrar a Jesús en la Palabra de Dios y a reconocerlo en los demás. Nota: Preparar sillas y paliacates para cada niño a fin de realizar la dinámica Descubrir al ausente.

En presencia de mi Padre Dios Jesús aprendió de sus papás a amar a Dios, a su familia y a los demás. También aprendió a rezar, a trabajar, a compartir y a colaborar. Animar a los niños a seguir el ejemplo de Jesús y ponerse en presencia de Dios con el canto La sagrada familia son Jesús, María y José. (https://youtu.be/7fiBmFG6pjM)

La sagrada familia son Jesús, María y José Con sus padres aprendió a ayudar a los más pobres, a rezar al Padre Dios y a sanar los corazones.

Sus padres se preocuparon porque un día se perdió para hablar con los doctores, en el Templo se adentró.

Motivación • Conozco 1 XX Reúne a los niños en un gran círculo. Escoge a uno para que sea el padre preocupado buscando

un niño perdido. Cúbrele los ojos y que se pare en el medio. Secretamente entrégale a otro niño una imagen de Jesús. El padre debe tratar de encontrar a alguien del círculo, tocar su brazo y preguntar “¿Has visto a mi hijo?” hasta que encuentre a la persona con la imagen. XX Se puede jugar varias veces, según el tiempo de que se disponga. Al final, comentar el juego realizado a partir de estas preguntas: • ¿Quién acertó más veces en el juego? • ¿Les fue difícil encontrar al niño? • ¿Qué sintieron? Siempre debemos estar atentos a las personas que nos rodean, conocerlas e identificarlas plenamente.

Desarrollo • Conozco 2 Las multitudes eran tan grandes durante esa celebración que era muy difícil para María y José ver a su hijo perdido entre el gentío. Pide a los niños si ha habido ocasiones en que se han perdido en una multitud o lugar público y charla sobre cómo se sintieron ellos y sus padres. 72

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 72

20/11/19 12:43


Los niños saben que, cuando le pasa algo a alguien de su familia, todos se preocupan y procuran ayudarlo. ¿Qué hacen sus papás o quienes cuidan de ellos cuando le llaman y no acude? Conviene insistir en los valores familiares como son: compartir, ayudarse, amarse.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Presentar el relato diciendo que en la Sagrada Escritura hay un pasaje que narra una ausencia.

Vamos a participar en el relato cuando escuchemos la palabra: Jerusalén: vamos a alzar los brazos. Templo: poner el dedo en los labios. Buscar, buscaban: buscar alrededor. Veamos de quién se trata

Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 2,41-50 La primera fiesta de Pascua de Jesús Cuando Jesús cumplió doce años, sus padres lo llevaron a Jerusalén a celebrar la fiesta de Pascua. Terminada la fiesta, cuando regresaban, Jesús se quedó en Jerusalén sin saberlo sus padres. Estos creían que iba en la caravana con otros niños, pero al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca. Al cabo de tres días lo encontraron en el templo sentado en medio de los doctores; Jesús los escuchaba y les hacía preguntas. Todos los que le oían estaban sorprendidos de su inteligencia y de sus respuestas. Sus padres, al verlo, se quedaron asombrados, y su madre le dijo: –Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos buscado angustiados. Él les contestó: –¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre Dios? Pero ellos no comprendieron lo que les decía.

Interiorización XX Platicar con los niños a partir de las siguientes preguntas y, después, pedirles que escriban las

respuestas en su libro. • ¿Para qué fue Jesús con sus padres a Jerusalén? • ¿Cuántos años tenía Jesús? • ¿Qué le pasó a Jesús después de la fiesta? • ¿Qué hicieron sus padres al no encontrarlo? • ¿Cuántos días lo buscaron? • ¿Dónde lo encontraron? • ¿Qué contestó Jesús a María?

73

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 73

20/11/19 12:43


Actualización Cuando se pierde algo o alguien nos angustiamos y queremos encontrarlo rápido. Eso les pasó en el juego que hicieron: rápido querían recordar y decir cómo era o cómo se llamaba la persona para acertar quién faltaba en el grupo. También los papás de Jesús hicieron memoria de qué ropa llevaba, cómo era su pelo, cuál era su estatura, su color de piel y hasta su tono de voz, etc. A las personas se les identifica por estas señas. Jesús se identifica ante los doctos o muy sabios porque le hacían preguntas y todas las respondía bien. Por eso dice la Palabra de Dios que ellos se quedaban admirados de su inteligencia y sus respuestas. ¡Claro! Jesús conocía muy bien a Dios y contestaba rápido cuando le preguntaban acerca de él. El Evangelio de Lucas registra que José y María estaban un poco perplejos por la respuesta de Jesús de por qué les había hecho eso. Aun así, aunque él era el Dios Soberano, él regresó a casa y los obedeció como padres terrenales, dejando un ejemplo de cómo deben actuar los niños hacia sus padres.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Jesús es el Hijo de Dios que se hizo hombre. Por eso, conocer y escuchar a Jesús, como hacemos en el catecismo, es conocer y escuchar a Dios. Le rezamos a Jesús para pedirle que nunca lo perdamos y lo escuchemos siempre. Jesús, tú nos hablas de Dios y de las cosas del cielo. Ayúdame para que no te pierda y, si sucediera, haz que te busque siempre en la casa de tu Padre Dios y entre mis hermanos. Amén. XX Ayudar a los niños a memorizar la respuesta que Jesús les dio a sus padres:

¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme en los asuntos de mi Padre Dios?

Actividad • Aprendo

• Pedir a los niños que se fijen en la escena en la que Jesús está en el templo, en medio de los doc-

tores, en el momento en que sus padres lo encuentran (página 75 del libro del niño). Permitirles que expresen la manera como entendieron el relato bíblico. Después de corregir o matizar sus explicaciones, pedirles que lo escriban. • Asimismo, y para establecer paralelismo entre la actitud de Jesús en el templo y la de los propios niños en la iglesia, pedirles que se dibujen representando cómo se comportan en la iglesia y lo que hacen en ella.

Compromiso • Avanzo Exhortar a los niños a poner especial atención de la Palabra de Dios el domingo y que escriban en su libro lo que aprendieron de Jesús.

74

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 74

20/11/19 12:43


Para vivir en familia Realizar con ayuda de sus papás un termómetro de la obediencia. En él escriban instrucciones a un lado del termómetro que expliquen que ser alegre, rápido y obediente levanta la temperatura, mientras que el quejarse, demorarse u obedecer parcialmente baja la temperatura y que deben hacer su reporte la semana siguiente para ayudarlo en su búsqueda de ser como Jesús.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Buscas a Dios? ¿Para qué lo buscas? • ¿Cuántas veces al día lo buscas? ¿Ya lo encontraste?

Niños y niñas • ¿Vienes al catecismo para encontrar a Dios y aprender de sus cosas o por obligación?

NOTAS

75

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 75

20/11/19 12:43


Celebración 4

Jesús crecía en edad, sabiduría y gracia Objetivo particular: Aprovechar el desarrollo natural para unirlo al espiritual y alabar a Dios por ello junto con nuestra familia. Nota: Presentar la tarea de la semana anterior y comentar cómo les fue en el cumplimiento de sus deberes.

Motivación XX Comenzar la celebración con el siguiente canto.

(https://youtu.be/ncejCKo8SzI)

Quiso Dios ser niño Quiso Dios ser niño porque allá en el cielo no podía jugar. Quiso Dios ser niño porque allá en el cielo no tenía papás. Por eso una mañana cristalina como niño pequeño apareció y una Virgen morena era su madre y su padre un obrero leñador; y alegre se sentía aquel buen niño Dios, pues también era niño para darle patadas al balón. Quiso Dios ser niño... Con todos sus amigos de la calle jugaba los domingos al balón; todas las tardes cumplía las tareas y estudiaba con juicio la lección; pues también era niño y jugaba con ellos al fútbol. Quiso Dios ser niño...

Hemos aprendido que Jesús es la promesa del Padre, sabemos qué significa su nombre y hemos acogido a Jesús en nuestro hogar y en nuestro corazón. Jesús no es egoísta, pues también quiere que lo acompañemos en toda su vida, nos llama sus hermanos y así lo queremos. Por eso, ahora nos platica otro poquito de su vida:

76

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 76

20/11/19 12:43


Palabra de Dios del santo Evangelio san Lucas 2,51-52 Jesús volvió con sus padres a Nazaret, donde vivió obedeciéndolos. Su madre conservaba cuidadosamente todos estos recuerdos en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en aprecio ante Dios y ante los hombres.

La Palabra de Dios nos dice que Jesús vivió en Nazaret, obedeciendo a María y a José. Su mamá no se perdía ni un detalle de lo que vivía con Jesús y lo recordaba con cariño, así, Jesús creció como todos los niños. Jesús nos invita a imitarlo viviendo obedientes y unidos a nuestros papás o a las personas que son responsables de nuestro desarrollo y están al pendiente de que no nos falten cosas para el cuerpo, el estudio, nuestra salud, hasta nuestros antojos. Se alegran con nosotros y nos dan lo que necesitamos conforme vamos creciendo. Pero también esperan que seamos agradecidos y colaboremos en las labores del hogar y en todo lo que podemos hacer. Ahora bien, lo que Jesús nos enseña no solo se refiere a las cosas materiales o físicas, sino también a las espirituales como son: la oración, las prácticas religiosas, el buen comportamiento, el respeto, la obediencia, etc. Si no tuviéramos papás, abuelitos, tíos, o alguien que nos guíe en nuestro desarrollo, no sabríamos cómo hacerlo. Por eso, pidámosle a Jesús, María y José, que son un ejemplo de familia para nosotros, nos acompañen y nos ayuden en toda nuestra vida.

Preces XX Pedir a los niños que, después de cada petición, repitan: Quiero aprender de ti, Jesús.

– A obedecer a nuestros papás... – A respetar a los demás... – A ayudar en casa... – A ser cumplidos... – A hacer caso de las correcciones... – A asistir al catecismo... – A hablar con Dios... XX Terminadas las preces, cantar todos juntos el canto Era Jesús niño. (https://youtu.be/-iUDHBJTI8A)

Era Jesús niño Era Jesús niño cuando ya aprendía toda la Palabra que el Señor le dio. Era su maestra la Virgen María que con gran cariño todo le enseñó. Yo que soy pequeño y que soy cristiano vengo al catecismo para aprender todas las verdades

tan grandes y hermosas que para ser santo debo aprender. A Jesús le pido que donde me encuentre siempre me conceda ser su amigo fiel, que él esté conmigo para ser valiente como buen cristiano digno de la fe. Yo que soy pequeño...

77

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 77

20/11/19 12:43


Oración Te agradezco Jesús porque me has enseñado a ser responsable y obediente. Ayúdame a dejarme guiar por mis papás, catequistas y maestros para que, como buen hermano tuyo, alabe a nuestro Padre que está en el cielo. Amén. XX Concluir la celebración con el siguiente canto:

(https://youtu.be/V8aVr9Rpwqs)

Te doy gracias, Jesús Te doy gracias, Jesús, por haberte encontrado, por haberme salvado, te doy gracias, Jesús. Hoy ya sé el camino y hacia él me dirijo: Es la senda bendita

que representa el Hijo. Te doy gracias, Jesús... Hoy Jesús es mi guía, él controla mi vida; y no hay ser terreno que mi cariño mida. Te doy gracias, Jesús...

NOTAS

78

Guia Alianza 2-U4_061-078.indd 78

20/11/19 12:43


5

unidad

Así comenzó la buena noticia de Jesús

Descubrir paso a paso algunos acontecimientos de la vida pública de Jesús. Valorar la Buena Noticia de Jesús y aprender sus actitudes.

ENCUENTRO 17 Conocemos las tentaciones que tuvo Jesús en el desierto y aprendemos a vencer las tentaciones que se nos presentan en la vida. ENCUENTRO 18 Conocemos la elección de los doce apóstoles y nos sentimos parte del llamado que Jesús les hizo. ENCUENTRO 19 Descubrimos la docilidad de Jesús ante el poder de la ternura de su mamá en las bodas de Caná y procuramos imitarlo. ENCUENTRO 20 Conocemos cómo Jesús manifestó su divinidad a algunos apóstoles y experimentamos alegría y paz al participar de la santidad de Jesús. CELEBRACIÓN 5 Descubrimos a Jesús como una realidad y lo alabamos con alegría.

¡Dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica! Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 79

20/11/19 12:56


La Unidad 5 presenta a Jesús en los comienzos de su vida pública: sus tentaciones en el desierto, la elección de los apóstoles, su primer milagro en las bodas de Caná y su transfiguración. En esta presentación seguimos insistiendo en la percepción de Jesús como un amigo que está con nosotros, nos quiere, nos ayuda y, siendo como es “imagen del Dios invisible”, nos descubre el verdadero rostro de Dios y nos conduce hacia Él. El hilo conductor de la unidad se polariza en el carácter de Buena Noticia aplicado a la persona de Jesús. Él es el Hijo amado del Padre a quien debemos escuchar porque en Él está el mensaje y la vida misma de Dios. Jesús no cae en la tentación de dejarse arrastrar por los reclamos de este mundo; y, ante todo, nos pide adorar solamente al verdadero Dios, personificado en Él, como pone de manifiesto en su transfiguración y en su poder de hacer milagros. Esta condición divina de Jesús no deja vislumbrar el más mínimo distanciamiento de las personas humanas. Al contrario, en vez de hacer alarde de ello, la oculta en su condición humana y solo es perceptible a los ojos de quienes verdaderamente tienen fe en Él, que son todos aquellos que lo acogieron y aceptaron como la Buena Noticia para ellos y para toda la humanidad. Los niños y niñas van creciendo y comprendiendo cada vez mejor al Jesús que van descubriendo en la catequesis. Las reflexiones que les proponemos en esta unidad acentúan la oferta de cercanía y amistad que Jesús les hace y están más preparados para aceptar el llamado de Jesús a seguirle como amigo, igual que hicieron los apóstoles, y a manifestarlo en su amor a Dios y a los demás.

80

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 80

20/11/19 12:56


Encuentro 17

Adorarás al Señor tu Dios y solo a Él darás culto Objetivo particular: Conocer las tentaciones que tuvo Jesús en el desierto y aprender a vencer las tentaciones que se nos presentan en la vida. Nota: Para comenzar este Encuentro proponemos realizar el juego Amigo-enemigo. Para ello se necesitan dos postes o banderas de colores diferentes, cintas o listones de los mismos colores para cada bando y una pelota.

En presencia de mi Padre Dios En la catequesis sentimos la presencia de Jesús entre nosotros. Él nos anima a hacer el bien y a evitar el mal. Cuando hacemos el bien, aunque nos cueste, sentimos contentos. Y con esta alegría cantamos El diablo está enojado.

El diablo está enojado El diablo está enojado, hay una razón.

Cristo vive en mi corazón y mis pecados son perdonados.

Motivación • Conozco 1 XX Decir a los niños que vamos a hacer el juego: Amigo-enemigo.

• Se delimitan las dimensiones del campo y en los extremos se colocan las banderas. Los jugadores,

en número igual para cada equipo, tienen amarradas en sus brazos las cintas de los colores de su bandera o poste. Los jugadores están dispersos por el campo. La catequista será el árbitro. • La catequista lanza la pelota a lo alto y el jugador que consiga recibirla la pasará inmediatamente a un compañero suyo, y éste a otro, hasta poder tocar con la pelota el poste o la bandera de su color. Cada vez que es tocado el poste, se marca un punto a favor del equipo. Lógicamente, los contrarios procurarán interceptar la pelota y, si logran agarrarla, procederán de la misma manera. Cada vez que la pelota toca uno de los postes, hay que reiniciar el juego. El jugador que tiene la pelota no puede moverse ni retenerla más de 5 segundos. Si fuera así, cometería falta. Será ganador el primer bando que logre 10 puntos y no tenga más faltas que el otro. XX Terminado el juego, platicar con los niños a partir de preguntas como éstas:

• ¿Les gustó el juego? • ¿Qué aprendiste del juego? 81

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 81

20/11/19 12:56


Desarrollo • Conozco 2 XX Realizar la propuesta que se hace en el libro del niño (página 77). Antes, presentarles la siguiente

situación enriqueciéndola un poco: “Te has quedado en casa para hacer las tareas de la escuela. Pero tus papás no están y tienes la oportunidad de ver un programa en la televisión. Además, tus amigos y amigas están jugando en la calle y te gusta estar con ellos”. XX Planteada la situación, pedirles que, en silencio, marquen el camino que les llevaría a hacer lo que cada uno haya decidido. Después permitirles que cada cual explique por qué ha elegido ese camino y ayudarles a reflexionar en sus motivos y a valorarlos. XX Comentar que este ejercicio y el juego realizado al principio nos sirven de ejemplo para darnos cuenta de lo que nos pasa en el transcurso de nuestra vida. Queremos portarnos bien, hacer las tareas de la escuela, no faltar al catecismo, ir cada domingo a misa, respetar a los demás, no pelear y, en fin, todas las cosas buenas que hasta ahora hemos aprendido que debemos hacer; pero igual que en el juego nos cuesta mucho trabajo lograr hacerlo, siempre hay algo que nos lo impide: la flojera, la desidia, la indiferencia, la envidia, etc.; sin embargo, cuando logramos hacer algo bueno, entonces, nos sentimos muy contentos y en nuestro corazón sentimos tranquilidad, alegría y paz. XX Para lograr hacer eso que es bueno, necesitamos vencer los malos sentimientos que nos impiden llegar a ser mejores niños y niñas y a dar testimonio de lo que hemos aprendido en el catecismo durante estos dos años. ¿Quieren saber qué haría Jesús con esos sentimientos a los que también llamamos tentaciones? Pues pongan mucha atención.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Mateo 3,13; 4,1-11 Tentaciones de Jesús en el desierto Jesús llegó al río Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Después el Espíritu condujo a Jesús al desierto y allí ayunó durante cuarenta días y cuarenta noches. Al final sintió hambre y el tentador se acercó para ponerlo a prueba. Le dijo:

–Si eres el Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes. Jesús le respondió:

–Está escrito: No solo de pan vive el hombre, si no de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Después el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en la parte más alta del templo y le dijo:

–Si eres Hijo de Dios, tírate abajo; porque está escrito: dará órdenes a sus ángeles para que te lleven en brazos, de modo que tu pie no tropiece con ninguna piedra. Jesús le dijo:

–También está escrito: no tentarás al Señor tu Dios.

82

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 82

20/11/19 12:56


De nuevo el diablo lo llevó consigo a una montaña muy alta, le mostró todos los reinos del mundo con su gloria y le dijo: –Todo esto te daré, si te postras y me adoras. Entonces Jesús le dijo:

–Retírate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor tu Dios y solo a él le darás culto.

Entonces el diablo se alejó de él, y unos ángeles se acercaron y le servían.

Interiorización XX Una vez hecha la lectura, pedir a los niños que observen las escenas en su libro (página78) y

comenten lo que más les llame la atención. Insistir en que lean las palabras de Jesús y, si algunas no las entienden, que pidan al catequista que se las aclare. Después, volver sobre el relato a partir de las siguientes preguntas para reforzar su comprensión: • ¿Qué hizo Jesús antes de ir al desierto? • ¿Cuántos días y noches ayunó Jesús? • ¿Cuántas veces tentó el demonio a Jesús? • ¿Con qué palabras vence Jesús al demonio? Jesús es tentado tres veces. Esto quiere decir que el diablo insiste para hacerlo caer; lo tienta en lo más elemental que es la necesidad de alimento, después tienta su fe para ver si Dios lo salva, y la tercera, en desear sin esfuerzo alguno el éxito. Jesús vence las tentaciones del demonio al mantenerse firme en lo que hace, apoyando sus acciones en la Palabra de Dios que es la mejor arma para derrotar al demonio.

Actualización La tentación es algo que te hace creer que necesitas algo o que algo es agradable para ti. Bajo esa apariencia hace que el ser humano dañe a otros, queriendo primero su bienestar aunque a otros les falte. Para vencer esas tentaciones debemos permanecer en continuo esfuerzo y sacrificio; esto es, no pensar solo en mí sino en los demás y, por lo mismo, privarme de algo que me guste mucho para dárselo a quien lo necesita. Perseverando en esto, logramos el verdadero éxito, que no es según el mundo sino según la Palabra de Dios; es vencer al demonio y alcanzar la santidad. Pero para conocer la Palabra de Dios necesitamos perseverar en la catequesis, sobre todo con el programa escolarizado, para que la aprendamos bien y así, como en el juego que hicieron, anotemos muchos puntos buenos para nuestra vida y no faltas por desobedecer las reglas del juego.

Oración • Platico con mi Padre Dios

• Para vencer las tentaciones del demonio es necesario orar. En el Padre Nuestro

le pedimos a Dios: No nos dejes caer en la tentación. Con el canto Conviene que Cristo venza le pedimos a Jesús que nos dé fuerzas para no caer en la tentación, como hizo Él, y hacer siempre el bien. (https://youtu.be/p6591XOWKeo).

83

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 83

20/11/19 12:56


Conviene que Cristo venza Conviene que Cristo venza [3], más y más.

Y que expulse a Satanás [3], más y más.

Fórmula catequística • Memorizo Invitar a los niños a iluminar en su libro y a memorizar las siguientes palabras de Jesús. Decirles que son palabras que también nos las dice a cada uno de nosotros. Adorarás al Señor tu Dios y solo a Él le darás culto.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que, en su libro, unan con líneas de color rojo las acciones que les aconseja el demonio y con líneas de color azul las que les aconseja el angelito. Una vez que lo hayan hecho, comprobar el resultado y pedirles que tachen lo que aconseja el diablo y cambien las frases para que pueda aconsejarlas el ángel.

Compromiso • Avanzo Motivar a los niños para que se esfuercen en vencer las tentaciones del demonio de manera que cumplan con sus tareas del catecismo y asistan a escuchar la Palabra de Dios cada domingo en misa.

Para vivir en familia Pedir a los niños que se aprendan los diez mandamientos de la ley de Dios.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • Jesús venció al demonio con la Palabra de Dios. Tú, ¿con qué lo vences?

Niños y niñas • ¿Con qué armas venció Jesús al demonio? • ¿Cuáles son las tentaciones que tienes que vencer?

84

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 84

20/11/19 12:56


Encuentro 18

Jesús nos llama a ser sus amigos Objetivo particular: Conocer la elección de los doce apóstoles y sentirnos parte del llamado que Jesús les hizo. Nota: Dibuja en papel bond o cartulina a Jesús llamando a un grupo de personas acercándose a él y otras dándole la espalda.

En presencia de mi Padre Dios El canto con el que empezamos este encuentro nos recuerda la respuesta que damos al llamado de Jesús. Él nos llama porque quiere ser amigo nuestro. ¿Queremos nosotros ser amigos de Él? Vamos a decirle que sí con el canto Doce discípulos de Jesús. (https://youtu.be/OcaeDk4Oplw)

Doce discípulos de Jesús Doce discípulos siguieron a Jesús, tomando en su vida una buena decisión;

durmieron, comieron, vivieron junto a él, milagros hermosos de Jesús pudieron ver.

Motivación • Conozco 1 XX Presentar a los niños el cartel sugerido arriba. Pedir que lo observen y ayudarles a identificar a

Jesús y la actitud de las personas que aparecen a su alrededor. Preguntarles: • ¿Qué es lo que vemos representado en la ilustración? • ¿Qué está haciendo Jesús? • ¿Todos le hacen caso? XX En el cartel hay mucha gente escuchando a Jesús: unos le atienden y hacen caso; otros no le ponen atención y otros, le dan la espalda. ¿Qué haríamos nosotros si estuviéramos viendo a Jesús y nos hablara?

Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que abran su libro y observen la ilustración (página 83). ¿Representa lo mismo

que el cartel anterior? ¿Cuál es la diferencia?

85

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 85

20/11/19 12:56


Jesús, efectivamente, era muy amigo de los niños y a estos les gustaba estar con Él. Pero, además de los niños, Jesús tuvo otros amigos, ya mayores, a los que eligió para que lo acompañaran a todas partes y le ayudaran a llevar el reino de Dios que anunciaba al mundo entero. Vamos a escuchar quiénes eran esos amigos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio san según Lucas 6,12-16 Jesús eligió a los apóstoles Jesús se retiró a la montaña para orar y pasó la noche orando a Dios. Al hacerse de día, reunió a sus discípulos, eligió de entre ellos a doce, a quienes dio el nombre de apóstoles: Simón, a quien llamó Pedro, y su hermano Andrés, Santiago y Juan, Felipe y Bartolomé, Mateo, Tomás y Santiago el hijo de Alfeo, Simón llamado Zelota, Judas el hijo de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.

Interiorización XX Platicar con los niños cómo escogió Jesús a los apóstoles.

• ¿Qué hizo Jesús antes de elegir a sus amigos? • ¿Cómo se les llamaba al grupo de personas a las que Jesús enseñaba? • De ese grupo, ¿a cuántos eligió? • ¿Cómo les llamó?

XX En el libro del niño se encuentra una imagen referente al texto bíblico, indica a los niños que

vayan poniendo los nombres de los doce discípulos que Jesús llamó. La Palabra de Dios nos dice que reunió a sus discípulos y eligió de entre ellos a doce. Jesús enseñaba como buen maestro y tenía su grupo numeroso de personas que gustaban de escucharlo, admiraban sus enseñanzas y las cumplían; a éstos Jesús los llamaba discípulos suyos. Pero, de entre estos discípulos, Jesús escogió a doce para que fueran sus amigos predilectos, le acompañaran a todas partes y compartieran su vida con Él. A estos doce los llamó apóstoles.

Actualización Todos nosotros somos discípulos de Jesús y, por eso, venimos al catecismo para escuchar sus enseñanzas. Pero cuando hagamos la Primera Comunión, nos convertiremos en apóstoles suyos, es decir, en sus amigos más cercanos, y compartiremos con él su vida. Pero si no perseveramos en el catecismo ni llevamos a Jesús en nuestro corazón, entonces seremos como esas personas del dibujo que se alejaban de Jesús o que no hacían caso a sus palabras.

Oración • Platico con mi Padre Dios Los apóstoles no dudaron en seguir el llamado de Jesús. También nosotros queremos ser amigos suyos. Él nos acoge con gran alegría. Por eso le rezamos así: Jesús, quiero ser tu amigo. Ayúdame a no alejarme de ti.

86

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 86

20/11/19 12:56


Fórmula catequística • Memorizo Espero que un día me llames para ser apóstol tuyo. Amén. Ayudar a los niños a memorizar el texto bíblico: Jesús reunió a sus discípulos, eligió de entre ellos a doce, a quienes dio el nombre de apóstoles.

Actividad • Aprendo Proponer a los niños que dibujen en su libro a Jesús eligiendo a los doce apóstoles. También puede dibujarse él mismo entre ellos.

Compromiso • Avanzo Animar a los niños a que sean perseverantes en el catecismo, para que al terminar este curso y el de tercero, se conviertan en apóstoles de Jesús.

Para vivir en familia Pedirles que platiquen con sus papás, o las personas con las que viven, lo que aprendieron hoy y les pregunten si son discípulos de Jesús. Después, que escriban sus respuestas en el libro del niño.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Eres discípulo o apóstol de Jesús?

Niños y niñas • ¿Qué diferencia hay entre ser discípulos y ser apóstol de Jesús? • ¿De qué forma te llama Jesús a ti?

NOTAS

87

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 87

20/11/19 12:56


Encuentro 19

¡Aún no ha llegado mi hora! Objetivo particular: Descubrir la docilidad de Jesús ante el poder de la ternura de su mamá en las bodas de Caná y procurar imitarlo.

En presencia de mi Padre Dios Inicia cantando con mucha alegría a Jesús, porque con su entrega amorosa por nosotros nos regresa al amor del Padre. (https://youtu.be/Y7se6YuVCR4)

El mero, mero Anda, dime compañero: ¿Quién es el mero, mero? El mero, mero es el Señor. Que nos lo digan los niños…

Que nos lo digan las niñas… Los que traigan pantalones… Ahora quienes traen vestido… Los que sean los más gritones…

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños la siguiente historia:

Un señor llamado Pedro, que no se acercaba mucho a Dios, tenía seis niños, pero solo uno de ellos, Lalito, asistía al catecismo contra la voluntad de su papá. La mamá, que se llamaba Margarita, sí apoyaba a su hijo y estaba muy ilusionada porque haría su primera comunión. El niño Lalito hacía todo lo posible para lograr su sueño de encontrarse con Jesús en su corazón, pero su papá se oponía rotundamente. Un tiempo antes de la fecha esperada, la señora Margarita, a escondidas de don Pedro, empezó a hacer su alcancía y, pidiéndole a Dios que cambiara el corazón de su esposo, hizo los preparativos. Lalito se portaba bien y hacía todo lo que su papá le pedía para que le concediera el permiso para hacer su Primera Comunión. Como al papá no le movía la docilidad de su hijo, Lalito le pidió a su mamá que intercediera por él con su papá mientras él se ponía en oración. Al final el papá accedió y comenzó a asistir a misa con toda su familia.

Desarrollo • Conozco 2 Cuando hay cosas que creemos son imposibles de lograr, hacemos lo que Lalito: buscamos ayuda para que se haga realidad lo que deseamos. Cuando somos niños las cosas son más fáciles de alcanzar, pero cuando crecemos los problemas son más difíciles de resolver, y por eso pedimos a Dios uno o muchos milagros. Es decir, son cosas tan imposibles, que solo Dios nos puede ayudar; como le pasó a Lalito con su papá. ¿Ustedes conocen algún ejemplo como el de Lalito? (Platicar con los niños y permitir que se expresen). 88

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 88

20/11/19 12:56


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Juan 2,1-10 Una boda en Caná Tres días después, hubo una boda en Caná de Galilea. La madre de Jesús estaba invitada. También lo estaban Jesús y sus discípulos. Se les acabó el vino, y entonces la madre de Jesús le dijo: –No les queda vino. Jesús le respondió:

–Mujer, no intervengas en mi vida; mi hora aún no ha llegado. La madre de Jesús dijo entonces a los que estaban sirviendo: –Hagan lo que él les diga.

Había allí seis cántaros de piedra, de los que utilizaban los judíos para sus ritos de purificación, de unos ochenta o cien litros cada uno. Jesús dijo a los que servían: –Llenen los cántaros de agua.

Y los llenaron hasta arriba. Una vez llenos, Jesús les dijo:

–Saquen ahora un poco y llévenselo al encargado de la fiesta.

Ellos cumplieron sus órdenes y, cuando el encargado probó el vino nuevo sin saber de dónde venía (solo lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua), llamó al novio y le dijo:

–Todo el mundo sirve primero el vino de mejor calidad, y cuando los invitados ya han bebido bastante, saca el más corriente. Tú, en cambio, has reservado el de mejor calidad hasta ahora.

Interiorización XX Platicar con los niños acerca del relato:

• ¿Quién estaba con Jesús en la fiesta de bodas? • ¿Qué se terminó en la boda? • ¿Qué le dice María a Jesús? • ¿Qué le responde Jesús a su mamá? • ¿Por qué Jesús hace el milagro? • ¿En qué consistió el milagro de las bodas de Caná?

María al darse cuenta de que ya no había vino, mira tiernamente a Jesús y le sugiere: “No les queda vino”. La ternura de su madre lo conmueve y hace que Jesús, aun sin ser el momento, haga su primer milagro.

Actualización XX Preguntar a los niños: ¿Todos podemos hacer milagros?

No, solo Dios los puede hacer. Pero al igual que María intercede ante Jesús, ahora es Jesús el que intercede por nosotros ante Dios Padre. Nosotros necesitamos muchos en la vida, pequeños y grandes milagros; si no los alcanzamos es porque los pedimos directamente sin buscar como intercesores a Jesús o a María o, bien, porque Jesús o María consideran que no es lo que más nos conviene en ese momento. 89

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 89

20/11/19 12:56


Eso lo aprendió muy bien Lalito en el catecismo, y por eso le pidió a Jesús que le ayudara a su mamá para convencer a su papá, y lo logró. Esto nos enseña que podemos hacer oración para pedirle a Dios que se resuelvan las necesidades de quienes nos rodean. Y también podemos recurrir a la Virgen María para que interceda por nosotros y nos alcance de Jesús los favores que le pedimos.

Oración • Platico con mi Padre Dios Proponer a los niños que inventen una oración a Jesús o a María y le pidan que les conceda algún favor que necesiten en este momento. Después invitarles a cantar El mero, mero propuesto al comienzo del Encuentro.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a memorizar las siguientes palabras del relato de las bodas de Caná: Jesús le respondió: “Mi hora aún no ha llegado”. María intervino: “Hagan lo que Él les diga”.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que abran su libro (página 84) y escriban en la escena lo que dijo cada personaje representado. En este caso, se puede poner la petición de María a Jesús (en vez de la orden a los sirvientes): “No les queda vino”. Jesús respondió: “Mi hora aún no ha llegado”.

Compromiso • Avanzo Proponerles el compromiso, durante la semana, de pedirle a Jesús que interceda ante Dios Padre por todas las necesidades que tiene su familia.

Para vivir en familia Pedir a los niños que, en la ilustración que tienen en su libro (página 89), completen la escena iluminando los cántaros. Después explicarán a sus papás o a quienes los cuidan lo que representa esa escena.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • Cuando necesitas un milagro, ¿por medio de quién se lo pides a Dios?

Niños y niñas • ¿Cuál fue el primer milagro que hizo Jesús? • ¿Qué les dijo María a los que servían?

90

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 90

20/11/19 12:56


Encuentro 20

Jesús descubre su divinidad ante sus apóstoles Objetivo particular: Conocer cómo Jesús manifestó su divinidad a algunos apóstoles y experimentar alegría y paz al participar de la santidad de Jesús.

En presencia de mi Padre Dios Jesús nos invita a vivir unidos a Él. En Él está la vida, una vida que dura para siempre porque nos tiene reservado un hogar en el cielo. A Él nos unimos al comenzar el Encuentro por medio de este canto: Aunque en esta vida. (https://youtu.be/3rjOj0V_rt0)

Aunque en esta vida Aunque en esta vida no tenga riquezas, sé que allá en la gloria tengo una misión.

Mas allá del sol, más allá del sol, yo tengo un hogar, hogar, bello hogar, más allá del sol.

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños la siguiente historia, atribuida a santa Catalina Thomas, titulada: La vela y el sol.

La noche del 5 de abril de 1754 moría Catalina Thomas en la ciudad de Palma, Mallorca (España). En el cuarto había tal oscuridad, que alguien suplicó: –A ver quién trae una vela, por favor. La moribunda aclaró: –Traigan alguna luz para ustedes; por lo que a mí respecta, el sol está brillando como nunca. Catalina Thomas disfrutaba ya de la luz de la gloria de Dios. Murió con fama de santidad y, años más tarde, fue declarada santa. Catalina Thomas vivió unida a Dios en la oración, en cumplir los mandamientos, en frecuentar los sacramentos y hacer obras buenas. Lo que vivió le agradó a Dios y le participó de su santidad y de su gloria.

Desarrollo • Conozco 2 XX Reflexionar sobre ¿qué haces cuando se va la electricidad? ¿para que sirve la luz? Catalina Thomas

veía a Cristo como un Sol radiante. Cuando estamos junto a Jesús (Luz, Sol) “vemos con claridad” nuestra vida y lo que nos rodea; tenemos alegría y paz que nos participa la santidad de Jesús. 91

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 91

20/11/19 12:56


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Mateo 17,1-8 Jesús mostró su gloria Jesús llevó a Pedro, a Santiago y a Juan a una montaña y se transfiguró en su presencia. Su rostro brillaba como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. En esto, aparecieron Moisés y Elías que conversaban con Jesús. Pedro dijo a Jesús:

–Señor, ¡qué bien estamos aquí! Si quieres hago tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

Aún estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió, y una voz decía:

–Este es mi Hijo amado, en quien me complazco; escúchenlo. Al oír esto, los tres apóstoles cayeron rostro a tierra, llenos de miedo. Jesús se acercó, los tocó y les dijo: –Levántense, no tengan miedo.

Al levantar la vista no vieron a nadie más que a Jesús.

Interiorización XX La montaña donde Jesús lleva a sus apóstoles es signo de buscar la cercanía con Dios. Pedir a los

niños que abran su libro, contemplen el cuadro y completen las frases siguientes: – El rostro de Jesús brillaba como el sol. – Sus vestidos se volvieron blancos como la luz. – Pedro dijo: Señor, ¡qué bien estamos aquí! XX El rostro de Jesús brillaba como el sol y sus vestiduras eran blancas como la luz. La gloria de Dios se nota en aquellos que la llevan, porque, a pesar de ser de día, el resplandor de Jesús supera mil veces la luz de este mundo. Jesús se descubre ante sus apóstoles tal como es, con toda la gloria celestial, y les muestra su verdadera personalidad que es la divina. Dios Padre lo vuelve a presentar como su Hijo amado, la promesa de salvación dada a los hombres. Ese es el momento en que los apóstoles entienden cuál es el verdadero camino para llegar a Dios: Dar la vida por él.

Actualización Por eso Catalina Thomas se sentía feliz y ya no se preocupaba de las cosas de este mundo, porque ya no las necesitaba. Ya había recorrido ese camino de sacrificio y entrega en Dios, por eso le participaba de la luz resplandeciente de su gloria. Ahora, a nosotros nos toca vivir lo que Jesús nos enseña en la catequesis y practicarlo en nuestra casa, sobre todo siendo buenos niños y niñas, haciendo oración a Dios, estudiando su Palabra, guardando sus mandamientos y asistiendo a misa cada domingo, para que nos participe de su gloria.

92

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 92

20/11/19 12:56


Oración • Platico con mi Padre Dios Motivar a los niños a reconocer que Jesús es el Hijo amado de Dios Padre y a orar con las siguientes palabras del Salmo 2,7: Voy a proclamar el decreto del Señor. Él me ha dicho: “Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy”.

Fórmula catequística • Memorizo Pedir a los niños que, en su libro, remarquen con colores, y memoricen, las palabras de Dios Padre que se oyeron desde la nube: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; escúchenlo”.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que en su libro (página 92) escriban su nombre junto al niño o a la niña y le dibujen resplandores alrededor.

Compromiso • Avanzo Comprometer a los niños a que pongan en práctica el “Memorizo” cada domingo, donde Dios Padre les pide que escuchen a Jesús en misa, a través de su Palabra.

Para vivir en familia Proponer a los niños que, con ayuda de un adulto, dibujen en una hoja o cartulina a su familia junto a Jesús en la montaña. Sugerirles que pongan el dibujo en un lugar de la casa donde lo vean todos.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cómo les participas a tus niños (as) la gloria a Dios?

Niños y niñas • ¿Recuerdas que le propuso Pedro a Jesús en la montaña? Explica por qué lo propuso.

93

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 93

20/11/19 12:56


Celebración 5

¡Una alegre noticia: Jesús! Objetivo particular: Descubrir a Jesús como una realidad y alabarlo con alegría.

Motivación • Conozco 1

Solo Dios es grande Yo pensaba que el hombre era grande por su poder, grande por su saber, grande por su valor. Yo pensaba que el hombre era grande y me equivoqué, pues grande solo es Dios.

Sube hasta el cielo y lo verás: ¡Qué pequeñito el mundo es! Sube hasta el cielo y lo verás como un juguete de cristal que con cariño hay que cuidar. Sube hasta el cielo y lo verás [2]. (https://youtu.be/19mojENla18)

Desarrollo Jesús nos ha llevado con Él al desierto, adonde acudió para fortalecer el espíritu y prepararse para su gran misión; nos ha invitado a su primer milagro en la fiesta de la boda en Caná y hemos compartido con María la disponibilidad de Jesús haciendo, de una necesidad, un milagro. También nos ha hecho otra invitación, que es la más difícil de aceptar, porque consiste en caminar con Él y aprender a ser verdadero discípulo y apóstol suyo. Finalmente, nos ha animado con una probadita de lo que es la gloria celestial. Por eso le cantamos: Porque Dios me llamó. (https://youtu.be/uUf_975fh0k)

Porque Dios me llamó Esta mañana, una vez más, vuelvo a rezar y a pedir de tu luz. Porque jamás sé caminar sin escuchar a tu voz, que me dice que tú me amas, que tú me llamas

para vivir feliz. Yo voy recorriendo el camino, yo voy porque Dios es amor, porque Dios me llamó, porque Dios me llamó.

Con este canto nos hemos unido a Jesús, queremos caminar con él, con todas sus alegrías y esperanzas, apoyados en su fuerza, amor y obediencia a Dios Padre. Jesús tiene bien clara la tarea que le ha sido encomendada: enseñarnos el camino hacia el Padre, un camino no siempre ideal, pues es un camino 94

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 94

20/11/19 12:56


lleno de tentaciones, de sorpresas y también de milagros, de cercanía con Jesús y su Palabra, de transformación en nuestra vida. Pero, sobre todo descubrir que Jesús es y nos trae la alegre noticia de que Dios está entre nosotros y llega hasta nuestro corazón. Marcos 1,1-2: Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios. Según está escrito en el profeta Isaías:

Mira, envío a mi mensajero por delante de ti, Lucas 4,18:

el cual preparará tu camino.

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido

para anunciar la buena noticia a los pobres;

me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, a dar la vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos.

Palabra de Dios ¡Bravo!, ¡verdaderamente es una buena y alegre noticia! ¡Jesús ha llegado hasta nosotros! ¡Se ha cumplido lo anunciado por los profetas! ¡Y nos anuncia su plan de salvación!

Dónde habrá un lugar Dónde habrá un lugar dónde la dicha encontraré; cuál será el camino que me lleve hacia Él [2]. Ese lugar ......................... ese lugar Se encuentra aquí ........... se encuentra aquí

Junto al Señor ................. junto al Señor Tú lo hallarás ................tú lo hallarás Felicidad.......................felicidad También amor................también amor Encontrarás..................encontrarás Dónde habrá un lugar...

Repetir todos a continuación de cada frase: ¡Tú eres la Buena Noticia, Jesús! – A la gente que no te ha encontrado, que alguien les enseñe que... – A la gente que daña a los demás, que alguien les diga que... – A los niños que no te conocen, quiero decirles que... – A los niños que no te quieren creer, ayúdame a decirles que... – A los niños que no van al catecismo, les quiero decir que... – A los niños que crecen y han olvidado que... Digámosle a Jesús una porra con mucha alegría: ¿Estamos todos tristes?

95

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 95

20/11/19 12:56


R/ ¡No, no! ¿Estamos muy alegres? R/ ¡Sí, sí! Entonces, cantemos todos nuestra porra [2]. R/ ¡Jesús mi amigo!, ¡Jesús mi amigo!

Oración Jesús, tú eres la mejor noticia que he recibido el día de hoy, pues muchas de las que me presenta la vida son malas, tristes y dolorosas. Ayúdame a siempre ir a ti para que, en medio de lo negativo, aprenda a iluminar mi vida con tu Palabra. Amén.

Alma misionera Señor, toma mi vida nueva antes de que la espera desgaste años en mí. Estoy dispuesto a lo que quieras, no importa lo que sea tú llámame a servir.

Llévame donde los hombres necesiten tus palabras, necesiten tus ganas de vivir. Donde falte la esperanza, donde falte la alegría simplemente, por no saber de ti.

NOTAS

96

Guia Alianza 2-U5_079-096.indd 96

20/11/19 12:56


6

unidad

Jesús me guía hacia el Reino del Padre

Conocer en qué consiste el reino de Dios anunciado por Jesús. Experimentar el reino de Dios en la propia vida a partir de la palabra de Jesús.

ENCUENTRO 21 Reconocemos a Jesús como el Buen Pastor y aprendemos a confiar en Él para seguirlo sin temor. ENCUENTRO 22 Conocemos que Dios espera siempre, que su amor permanece, y que la paciencia es un valor que Jesús nos enseña. ENCUENTRO 23 Descubrimos la compasión de Jesús y aprendemos a ser solidarios con los que nos rodean. ENCUENTRO 24 Experimentamos el amor y la ternura de Dios, que siempre perdona, y respondemos a su amor con cariño filial. CELEBRACIÓN 6 Intensificamos nuestra unión con Cristo por medio de la oración.

Dice Jesús: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14,6). Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 97

20/11/19 13:14


Avanzamos en nuestra presentación de la vida pública de Jesús centrando nuevamente la reflexión de los niños en la Buena Noticia del reino de Dios, anunciada por Jesús en la unidad anterior y encarnada en su propia persona. Ahora nos fijamos, cómo no podía ser menos, cómo se manifiesta y se visualiza ese reino de Dios, siguiendo algunas de las parábolas contadas por Jesús, fácilmente comprensibles para los niños y niñas que asisten al catecismo. Y lo primero que manifiestan las parábolas de Jesús es la imagen de un Dios paciente y misericordioso, compasivo y tierno, que siempre perdona y nos cuida como un buen pastor cuida a sus ovejas. Las parábolas del Buen Pastor, de la higuera estéril, del buen samaritano y del hijo pródigo expresan magistralmente cómo actúa Dios a favor de sus hijos. Esta enseñanza de las parábolas no se queda en palabras. Jesús mismo, en su persona y en sus obras, personifica la imagen de Dios que nos revela. Jesús en persona es el reino de Dios en acción. Él nos trajo la paz, el amor y el perdón de Dios, y Él nos guía, como buen pastor, para que podamos hacer realidad en nuestra vida personal y social esos mismos valores y llegue el día en que los vivamos plenamente en el reino de los cielos. A la luz de las parábolas, los niños percibirán fácilmente el mensaje de Jesús sobre Dios y, a su vez, el estilo de vida que nos propone y que podemos lograr si lo seguimos a Él. Quien vive los valores del reino de Dios se hace, además, portavoz viviente de ese reino e imagen visible de cómo es Dios y cuánto nos ama.

98

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 98

20/11/19 13:14


Encuentro 21

Jesús es el Buen Pastor Objetivo particular: Reconocer a Jesús como el Buen Pastor y aprender a confiar en Él para seguirlo sin temor.

En presencia de mi Padre Dios Nos acogemos a Jesús convencidos de que nos conoce bien, nos quiere, nos cuida y protege siempre de todos los peligros. Y empezamos cantando. (https://youtu.be/b3QjtNGDHIE)

El Señor es mi pastor El Señor es mi pastor, la vida ha dado por mí, yo su voz he de escuchar, y suyo siempre seré. Yo soy el buen pastor, doy la vida a mis ovejas, por su nombre yo las llamo, y con gran amor me siguen. El Señor es mi pastor… Yo no soy un mercenario que abandona a las ovejas cuando ve venir el lobo que las mata y las dispersa.

El Señor es mi pastor… Yo conozco a mis ovejas y ellas también me conocen. Como el Padre me conoce, yo también conozco al Padre. El Señor es mi pastor… Tengo otras ovejas lejos y es preciso que las traiga, mi llamada escucharán y se hará un solo rebaño. El Señor es mi pastor…

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños el siguiente cuento de Pedro y el lobo:

Había una vez un niño llamado Pedro que todos los días llevaba sus borreguitos a pastar al campo. Un día que pasaban por ahí unos labradores, Pedro empezó a gritar: “¡El lobo!, ¡el lobo!” Gritaba con tanta desesperación que unos labradores corrieron a auxiliarlo; al llegar, vieron que Pedro reía a carcajadas porque logró engañarlos. Así lo hizo varias veces, hasta que los vecinos se dieron cuenta que era solo travesura y mentira y, por lo tanto, lo ignoraban. Sucedió un día que Pedro llegó corriendo al pueblo y gritando muy espantado, decía: “¡El lobo! ¡el lobo! ¡Se come mis ovejas el lobo!” La gente solo lo veía y no le hacían caso pues decían: –Es un mentiroso. 99

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 99

20/11/19 13:14


Hasta que llegando a su casa logró convencer a su papá. Cuando llegaron al campo había varias ovejas muertas, otras maltrechas y otras habían huido.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños sobre la leyenda anterior y permitirles que expresen sus impresiones.

• ¿Quién de ustedes tiene animalitos y los lleva al campo? • ¿Harán lo que hizo Pedro? • ¿Por qué la gente dejó de creerle a Pedro?

Cuando a ustedes les confían los animalitos para que los cuiden en el campo, son responsables de llevarlos donde haya pasto o hierba que puedan comer, que tengan cerca agua o, al menos, que puedan regresar pronto sin que falte alguno. Si uno de sus animalitos se lastima ¿qué hacen? Vamos a escuchar lo que Jesús hace con nosotros.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Juan 10,11-16 Jesús es el buen pastor Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; no como el jornalero que ni es verdadero pastor ni propietario de las ovejas. El jornalero, cuando ve venir al lobo, las abandona y huye. Y el lobo las arrebata y las dispersa. El jornalero se porta así, porque trabaja únicamente por el sueldo y no tiene interés por las ovejas. Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí; lo mismo que mi Padre me conoce a mí, yo lo conozco a él y doy mi vida por las ovejas. Pero tengo otras ovejas que no están en este rebaño; también a éstas tengo que atraerlas, para que escuchen mi voz. Entonces se formará un rebaño único, bajo la guía de un solo pastor. El Padre me ama, porque yo doy mi vida para recuperarla de nuevo. Nadie tiene poder para quitármela; soy yo quien la doy por mi propia voluntad. Yo tengo poder para darla y para recuperarla de nuevo. Esta es la misión que recibí de mi Padre.

La Palabra de Dios nos habla de que Jesús es el buen pastor; y dice “buen” porque no es cualquier pastor, sino que de forma responsable asume su tarea de cuidar a los que Dios Padre le ha encomendado para no perder a ninguno por muy “ovejita rebelde” que sea. Jesús dice que Él conoce a cada uno que le ha sido confiado y los que lo siguen lo conocen, como Él conoce al Padre.

Interiorización XX Platicar con los niños para asegurar su comprensión del relato a partir de estas preguntas:

• ¿Con quién se compara Jesús? • ¿Qué hacen los que no son buenos pastores? • ¿Quiénes son sus ovejas? • ¿Por quiénes da la vida? 100

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 100

20/11/19 13:14


Actualización Preguntar a los niños si recuerdan al pastorcillo Pedro de nuestro cuento. ¿Qué hizo cuando llegó el lobo? Ese niño no era un buen pastor, porque engañó a la gente y, cuando llegó el lobo de verdad, él corrió y no defendió a sus ovejas. Jesús, por medio de su Palabra y sus enseñanzas, nos va indicando cómo conocerlo para que podamos distinguir a los que nos quieren engañar o llevar por mal camino. Nos da este ejemplo para que sepamos que podemos confiar totalmente en Él y que nos cuida como el mejor de los pastores; junto a Él no tenemos miedo, pues da la vida por nosotros, aunque seamos “ovejitas rebeldes”.

Oración • Platico con mi Padre Dios Nosotros somos las ovejas y Jesús es nuestro Buen Pastor. Por eso, confiando en que siempre nos cuida y protege, le rezamos con estas palabras: Jesús, de ahora en adelante confiaré mucho en ti, pues has dado tu vida por mí. Ayúdame a seguirte sin temor y a huir de los que me quieran dañar. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Procurar que los niños memoricen las siguientes palabras de Jesús. “Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas”.

Actividad • Aprendo Indicar a los niños que, en su libro (página 97), unan los puntos para descubrir la figura de Jesús. Después, pedirles que se dibujen al lado de los niños que ahí aparecen.

Compromiso • Avanzo Proponerles que en casa, junto con su familia, lean el texto bíblico sobre Jesús, el buen pastor, y, después, hagan un buen propósito y lo escriban.

Para vivir en familia Pedir a los niños que dibujen a su familia junto a Jesús y escriban lo que hace Jesús por todas sus ovejas. Asimismo, pedir que sus padres les lean Las bienaventuranzas (Mateo 5, 1-10).

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿A quién sigues: al buen pastor Jesús o a los falsos pastores que te aconsejan mal?

Niños y niñas • ¿Qué hace Jesús por todas sus ovejas?

101

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 101

20/11/19 13:14


Encuentro 22

La paciencia de Jesús Objetivo particular: Conocer que Dios espera siempre, que su amor permanece, y que la paciencia es un valor que Jesús nos enseña.

En presencia de mi Padre Dios Motivar a los niños a comenzar la sesión de catequesis alabando a Dios por medio de Jesús. Le pedimos en el canto que nos dé un corazón nuevo para que Dios habite en nosotros. (https://youtu.be/kW2WfFzRXcs)

Dame un nuevo corazón Dame un nuevo corazón que te alabe, noche y día. Dame un nuevo corazón. ¡Oh, Jesús! tú eres mi guía.

Dame un nuevo corazón y que sea morada tuya. Dame un nuevo corazón. Aleluya.

Motivación • Conozco 1 XX Contar la siguiente anécdota de la vida de Roger Garaudy:

Garaudy era un personaje francés que se enamoró tanto de la política que olvidó por completo su hogar y su esposa. Tiempo después fue obligado a abandonar la política; entonces se acordó de su esposa y regresó a casa. Cuando entró, vio la mesa preparada para comer dos personas y preguntó a su esposa: –¿Hay visita? ¿Esperas a algún huésped? La esposa contestó: –Sí. Todos los días te he estado esperando a ti. Muy puntualmente, la señora había estado esperando, preparando alimentos y la mesa tres veces cada día para dos personas, ininterrumpidamente durante 36 años.

Desarrollo • Conozco 2 XX Preguntar a los niños:

• ¿Qué hubieran hecho ustedes en el lugar de la esposa de Garaudy? • ¿Hubieran aguantado tantos años preparando la mesa y los alimentos con la esperanza de que volviera?

102

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 102

20/11/19 13:14


Como seres humanos no tenemos tanta paciencia ni perseverancia. XX Proponer a los niños que encuentren (en un máximo de 10 minutos) ocho diferencias que hay entre las dos ilustraciones que tienen en la página 98 de su libro. Cuando terminen, preguntarles si lo hicieron con calma o no y si a alguno le faltó paciencia. Si queremos que las personas sean pacientes con nosotros, primero debemos ser pacientes nosotros con los demás.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Jesús hablaba a la gente acerca del reino de Dios contando parábolas. Una parábola es como una historieta inventada para enseñar, haciendo comparaciones con algo que conocemos, una verdad importante o una manera de portarse. Una de las parábolas de Jesús es la que escuchamos a continuación.

Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 13,6-9 Parábola de la higuera estéril Un hombre había plantado una higuera en su viñedo, pero cuando fue a buscar fruto en la higuera, no lo encontró. Entonces dijo al viñador: –Hace ya tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera y no lo encuentro. ¡Córtala! ¿Por qué ha de ocupar terreno inútilmente? El viñador le respondió: –Señor, déjala todavía este año; removeré la tierra y le echaré abono, a ver si comienza a dar fruto; si no lo da, entonces la cortarás.

El dueño de la viña donde está la higuera ya se había cansado de no encontrar fruto. Pero el viñador que arreglaba y cuidaba la viña, lo animó a esperar un año más; mientras, haría todo lo necesario a ver si lograba que diera higos.

Interiorización XX Con el ejemplo de la higuera seca, Jesús nos dice que Dios siempre espera, tiene mucha paciencia.

Preguntar a los niños: • ¿Qué menciona el viñador que le va hacer a la higuera? • ¿Quién tiene árboles en su casa? • ¿Han cortado alguno porque no les sirvió?

Actualización Jesús nos enseña en esta parábola que todos los que creemos en Él somos como plantas que, con el catecismo y la Palabra de Dios, nos vamos cultivando. Dios es el dueño y somos de Él; Jesús es el viñador que nos cultiva con sus ejemplos, palabras y enseñanzas; el campo es nuestro hogar, la escuela, etc., donde Jesús quiere implantar su reino de santidad. Ahí es donde debemos dar frutos de buenas obras; aunque pasen los años de nuestra vida, Él siempre nos tiene paciencia. 103

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 103

20/11/19 13:14


XX Después de la explicación anterior, y para reforzar su comprensión, pedir a los niños que, en su

libro, unan con líneas quién es quién en la parábola de Jesús. Así: – El viñedo donde está la higuera es… el mundo. – El dueño del viñedo es… Dios. – El viñador es… Jesús. – La higuera y las viñas somos… todas las personas. XX Preguntarles si se acuerdan de lo que hacía la esposa de Garaudy y comentar que si alguien de este mundo es capaz de esperar con tanta paciencia hasta que ve su esperanza realizada, imagínense cuánta paciencia nos tendrá Dios, sabiendo que Jesús nos está ayudando con sus consejos y ejemplos.

Oración • Platico con mi Padre Dios En Dios no cabe la tristeza porque es la felicidad plena e infinita y, además, en el cielo ya no hay sufrimiento ni pena, porque todo es gozo y alegría. Sin embargo, a veces se lo aplicamos a Dios utilizando el mismo lenguaje que nos lo aplicamos a nosotros mismos; se trata de una manera de hablar con la que reconocemos que no hemos sido fieles a lo que Dios espera de nosotros o le habíamos prometido. En la siguiente oración le pedimos a Dios que no se ponga triste: es una manera de decirle que le hemos dado motivos para la tristeza (aunque en Él no quepa este estado emocional), y por eso le mostramos arrepentimiento. No te pongas triste, Padre Dios, porque ves que no pongo atención a las enseñanzas de Jesús, y por eso no tengo algunas cosas buenas que me pides. De hoy en adelante me dejaré abonar con tu Palabra y verás que te dará gusto encontrar muchos frutos buenos en mí.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a memorizar la siguiente oración a Jesús: Jesús, ayúdame a tener paciencia conmigo mismo y con los demás para dar frutos abundantes de buenas obras. La paciencia es un fruto de mi vida para Dios.

Actividad • Aprendo Pedirles iluminar la siguiente escena de la parábola del buen samaritano.

Compromiso • Avanzo Animarlos a completar el árbol con más frutos de buenas obras, por ejemplo, añadir un fruto por cada niño con quienes tuvieron paciencia. Y si con alguien no la tuvieron, que dibujen un fruto seco caído del árbol, en el suelo.

104

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 104

20/11/19 13:14


Para vivir en familia Proponerles que platiquen en casa lo que aprendieron hoy y además, que cuiden alguna planta o árbol que tengan en su casa hasta que dé flores o frutos.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Ya te diste cuenta que necesitas paciencia para ti? • ¿Les tienes paciencia a tus niños?

Niños y niñas • ¿De qué forma espera Jesús que demos buenos frutos?

NOTAS

105

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 105

20/11/19 13:14


Encuentro 23

La compasión de Jesús Objetivo particular: Descubrir la compasión de Jesús y aprender a ser solidarios con los que nos rodean.

En presencia de mi Padre Dios Jesús nos enseña a tener compasión de los demás y ser solidarios con ellos. Así que comenzamos el Encuentro reconociendo que Él está allí donde hacemos el bien y ayudamos al que lo necesita. (https:// youtu.be/-fXLZ42p6G8)

Con nosotros está Con nosotros está y no le conocemos;

con nosotros está, su nombre es el Señor.

Motivación • Conozco 1 Nota: Se necesita un paliacate, tres cuerdas pequeñas, algunos plátanos en penca. XX Realizar la dinámica: Ayudarnos es triunfar. 1. Se escogen tres niños y se ponen un poco separados uno de otro. A uno se le amarran las piernas (es un paralítico), a otro se le amarran las manos atrás (es un manco) y se le vendan los ojos al tercero (es un ciego). 2. Todos los demás guardan absoluto silencio. 3. Los plátanos se cuelgan con una de las cuerdas donde solo el ciego pueda alcanzarlos con solo alzar los brazos, pero que él no se dé cuenta. 4. Ahora los tres deben buscar la forma de comerse un plátano, pero con la condición de que no pidan ayuda a nadie. Después de un rato se dice: 5. Como así no pueden comerse los plátanos, les damos permiso de que hablen y se ayuden los tres, pero no deben soltarse. 6. Finalmente, se reparten los plátanos a todo el grupo una vez que los tres participantes hayan comido el suyo ayudándose mutuamente.

Desarrollo • Conozco 2 XX Preguntar:

• ¿Qué hubiera pasado si no se hubieran ayudado los tres? 106

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 106

20/11/19 13:14


• ¿Cómo nos sentimos los demás por no poder ayudar?

Pedirles que abran su libro (página 101) y observen la ilustración. ¿En qué se parece y en qué se diferencia de la dinámica realizada anteriormente? Darles un breve tiempo para comentar y, después, terminar de iluminar el dibujo y contar algunos casos personales en los que han ayudado a alguien o han sido ayudados. Comentar que en nuestro mundo existen personas que necesitan ayuda, pero a su alrededor nadie les apoya; aunque también hay personas que aun necesitando ayuda no pueden pedirla. Jesús nos dice en una parábola cómo hacer para participar del reino de su Padre Dios, el que Él nos ha venido a traer y quiere que se haga vida en nosotros. Se trata de la parábola del buen samaritano en la que nos enseña la disposición que debemos tener para auxiliar a quien lo necesita.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 10,29-37 Parábola del buen samaritano Un día, un maestro de la ley le preguntó a Jesús: –¿Y quién es mi prójimo? Jesús respondió: –Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos asaltantes que, después de despojarlo y golpearlo sin piedad, se alejaron dejándolo medio muerto. Un sacerdote bajaba casualmente por aquel camino y, al verlo, se desvió y pasó de largo. Igualmente un levita que pasó por aquel lugar, al verlo, se desvió y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, al llegar junto a él y verlo, sintió lástima. Se acercó y le vendó las heridas después de habérselas limpiado con aceite y vino; luego lo montó en su cabalgadura, lo llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, sacó unas monedas y se las dio al encargado, diciendo: “Cuida de él, y lo que gastes de más te lo pagaré a mi regreso”. Después de contar esto, Jesús preguntó al licenciado: –¿Quién de los tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los asaltantes? El otro contestó: –El que tuvo compasión de él. Jesús le dijo: –Vete y haz tú lo mismo.

Una vez hecha la lectura de la Palabra de Dios, comentar brevemente, a modo de recordatorio, que las parábolas son ejemplos que nos ayudan a comprender mejor lo que Jesús nos quiere enseñar. Él lo hace por medio de signos claros, de lo que conocemos. En la parábola del Encuentro anterior utilizó 107

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 107

20/11/19 13:14


una higuera; ahora, un hombre asaltado. Son cosas que conocemos y podemos entender muy bien. ¿Alguien sabe de algún familiar que haya tenido alguna situación de asalto, accidente o algo parecido?

Interiorización XX Platicar con los niños acerca de la parábola para asegurar su comprensión. Permitirles participar

con libertad y responder a las preguntas: – ¿Qué problema tuvo el hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó? Él no podía pedir ayuda porque lo habían dejado medio muerto. – ¿Cuántas personas pasaron por delante de él? ¿Qué hicieron? – ¿Quién ayudó al herido? ¿Qué sintió al verlo? – ¿Quién fue el prójimo del asaltado? XX Pedir a los niños que observen en su libro las escenas dibujadas que representan lo más importante de la parábola y hacerles ver si sus respuestas han sido correctas o no. Después, pedirles que escriban quién se portó como prójimo del herido. Destacar que, cuando Jesús terminó este relato, dijo: “Vete y haz tú lo mismo.” Nos está diciendo que seamos solidarios con los que necesitan nuestra ayuda.

Actualización Jesús nos dice con sus parábolas que Dios está al pendiente de nosotros y nos trae su reino, que es de justicia, paz, amor y de verdad, no de engaño, falsedad, mentira, etc. Jesús sabe cómo vivimos; que no nos respetamos, no nos tratamos como hermanos y nos dañamos mutuamente. Él sabe que a Dios nos dirigimos solo para pedirle y Él nos ayuda, es bueno, compasivo con nosotros, pero no hacemos nada cuando nos toca ser el prójimo con los demás, pues queremos que otros nos vean como su prójimo. Jesús nos enseña que tenemos que aprender a dar a otros, practicar la compasión con nuestros semejantes.

Oración • Platico con mi Padre Dios Jesús nos enseña a ser solidarios con todos. Porque no es posible amar a Dios sin amar al prójimo. Esta es una de las señales del reino de Dios que Jesús trajo al mundo. Por eso, unidos a Él, rezamos así: Venga a nosotros tu Reino, Señor.

Fórmula catequística • Memorizo Comentar que el reino de Dios lo hacemos realidad en este mundo cuando cumplimos la voluntad de Dios y amamos al prójimo. Así lo rezamos en el Padre Nuestro: Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Actividad • Aprendo Pedirles que, en su libro (página 104) iluminen la escena de la parábola del buen samaritano.

Compromiso • Avanzo Proponer a cada niño que, si dentro del grupo de catequesis, hay algún niño o niña que necesite ayuda para hacer su trabajo, el compromiso de este Encuentro será apoyarlo. 108

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 108

20/11/19 13:14


Para vivir en familia Pedir a los niños niños que busquen las obras de misericordia en la página 155 de su libro y las aprendan. Asimismo que vuelvan a leer con su familia la parábola del buen samaritano y que escriban en su libro lo que entendieron.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • Dar catequesis es una forma de ayudar en tu comunidad. ¿Realmente estás ahí por ayudar a los demás o para que todos reconozcan tu “labor”? • ¿Cómo ayudas a las personas que te necesitan?

Niños y niñas • ¿Qué quiere decir que seas prójimo de los demás, como te pide Jesús

Nota. Prepara a tus niños para escenificar la Palabra de Dios en el siguiente Encuentro.

NOTAS

109

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 109

20/11/19 13:14


Encuentro 24

La ternura de un rey bien padre Objetivo particular: Experimentar el amor y la ternura de Dios, que siempre perdona, y responder a su amor con cariño filial.

En presencia de mi Padre Dios Preguntar a los niños acerca de cómo se han portado durante estos días. Comentar que a veces no nos portamos bien y, en lugar de hacer el bien, amando a Dios y al prójimo, no lo hacemos. Sin embargo, Dios siempre nos perdona. Nos ponemos en presencia de Dios y le cantamos: Me levantaré e iré. (https://youtu.be/zJUvFC384kA)

Me levantaré e iré Me levantaré e iré a mi padre. Le diré: Padre, he pecado. Levantándose se vino hacia su padre.

Viole el padre cuando estaba lejos. Hacia él corrió compadecido y, abrazándole, de besos le cubrió.

Motivación • Conozco 1 XX Platicar con los niños sobre su experiencia del perdón. Preguntarles:

• ¿Quién no ha tenido alguna vez un conflicto con un amigo, un hermanito o con los papás? • ¿Han tenido que pedir perdón alguna vez? • ¿Cuántas veces les han perdonado por algo que han hecho mal? • ¿Cuántas veces han hecho las paces? • ¿Les costó mucho perdonar? ¿También les costó pedir perdón? • ¿Cómo se sintieron después de perdonar o de haber sido perdonados? Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que abran su libro (página 105) y hagan un dibujo que represente el momento

en que han hecho las paces con un amigo. XX Comentar lo importante que es el perdón. Si no fuéramos capaces de perdonar, sería imposible vivir en paz con nosotros mismos, con los demás y con Dios. XX Pedirles que, debajo de su dibujo, repasen esta frase: El perdón nos devuelve la paz, la alegría y la amistad.

110

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 110

20/11/19 13:14


XX Recordarles que cada vez que nosotros ofendemos a nuestros hermanos, no solo les ofendemos

a ellos, sino también a Dios, con lo cual se rompe nuestra amistad con Él. A pesar de ello, Dios sigue amándonos y nos perdona siempre si se lo pedimos de corazón. Dios es un Padre bueno que siempre nos perdona.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Jesús trajo al mundo el perdón de Dios y su salvación. En la siguiente parábola, llamada del hijo pródigo, nos dice hasta dónde llega el amor de Dios. Invita a tus niños a representar la Parábola del Hijo Pródigo.

Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 15,11-32

Parábola del hijo pródigo Un hombre tenía dos hijos. El menor dijo a su padre: –Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde. Y el padre les repartió los bienes. A los pocos días, el hijo menor recogió sus cosas, partió a un país lejano y allí despilfarró toda su fortuna viviendo como un libertino. Cuando lo había gastado todo, sobrevino una gran escasez en aquella región, y el muchacho comenzó a pasar necesidad. Entonces fue a servir a casa de un hombre de aquel país, quien lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. Para llenar su estómago, habría comido hasta el alimento que daban a los cerdos, pero no se lo permitían. Entonces reflexionó y se dijo: –¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan de sobra, mientras que yo aquí me muero de hambre! Me pondré en camino, regresaré a casa de mi padre y le diré: “Padre, pequé contra el cielo y contra ti. Ya no merezco llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros”. Se puso en camino y se fue a casa de su padre. Cuando aún estaba lejos, su padre lo vio, y, profundamente conmovido, salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo cubrió de besos. El hijo empezó a decirle: –Padre, pequé contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Pero el padre dijo a sus criados: –Traigan enseguida el mejor vestido y pónganselo; pónganle también un anillo en la mano y sandalias en los pies. Tomen el ternero gordo, mátenlo y celebremos un banquete de fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado.

111

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 111

20/11/19 13:14


Y comenzaron la fiesta. Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando vino y se acercó a la casa, al oír la música y los cantos, llamó a uno de los criados y le preguntó qué era lo que pasaba. El criado le dijo: –Ha regresado tu hermano, y tu padre ha matado el ternero gordo, porque lo ha recobrado sano. El se enojó y no quería entrar. Su padre salió y trataba de convencerlo, pero el hijo le contestó: –Hace ya muchos años que te sirvo sin desobedecer jamás tus órdenes, y nunca me diste un cabrito para celebrar una fiesta con mis amigos. Pero llega ese hijo tuyo, que se ha gastado tus bienes con prostitutas, y le matas el ternero gordo. Pero el padre le respondió: –Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo. Pero tenemos que alegrarnos y hacer fiesta, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre la parábola:

• ¿Cuántos hijos tenía el padre de la parábola? • ¿A qué se dedicaba el hijo mayor? • ¿Qué hizo el hijo menor? • ¿A dónde se fue el hijo menor? • ¿Qué hizo con su herencia? • ¿Por qué pensó en regresar con su padre? • ¿Qué hacía su padre mientras él estaba lejos? • ¿Qué hizo el padre cuando lo vio venir a lo lejos? • ¿Cómo lo recibió? • ¿De qué manera le expresa el hijo su arrepentimiento? • ¿Qué hace su hermano mayor al ver que regresó? • ¿Qué le dijo el padre al hijo mayor? Actualización En esta parábola Jesús nos habla con nuestras propias palabras para que podamos entender que Dios no es un padre como los de aquí en la tierra; es mucho mejor papá, es más, él estuvo siempre contigo antes que tu propio papá. A veces los papás se ausentan, fallan, o no cumplen con su obligación; también a veces les cuesta trabajo perdonar a sus hijos, porque son humanos y su amor puede ser limitado. Pero Dios no es así. Su amor es tan grande que, como vemos en la cita bíblica, perdona totalmente sin cuestionar; lo que le importa es tener al hijo cerca de él. 112

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 112

20/11/19 13:14


Ese hijo pródigo somos todos los que ofendemos a Dios Padre, pero si nos arrepentimos y le pedimos perdón, no nos cuestiona; siempre nos recibe con amor y ternura.

Oración • Platico con mi Padre Dios Nosotros no queremos ser como ese hijo pródigo de la historia que se alejó de su papá. Nosotros queremos estar siempre con nuestro Padre Dios que nos acoge con amor y ternura, por eso le cantamos agradecidos: El amor de Dios es maravilloso. (https://youtu.be/cq9QKQcso_c)

El amor de Dios es maravilloso El amor de Dios es maravilloso. El amor de Dios es maravilloso. El amor de Dios es maravilloso. ¡Tan Grande es el amor de Dios!

Tan alto que no puedo estar arriba de Él. Profundo que no puedo estar abajo de Él. Tan ancho que no puedo estar afuera de Él. ¡Tan Grande es el amor de Dios!

Fórmula catequística • Memorizo Proponer a los niños a memorizar las palabras con las que el hijo pródigo mostró su arrepentimiento. “Padre, pequé contra el cielo y contra ti. Ya no merezco llamarme hijo tuyo...”

Actividad • Aprendo Observar la escena que representa a dos niños acercándose a Jesús (página 108 del libro del niño) y pedirles que terminen de iluminarla y escriban su nombre debajo del niño o de la niña.

Compromiso • Avanzo Invitar a los niños a pedir perdón por la veces que se han portado mal con sus padres o sus compañeros y que cuando tengan la oportunidad de pedir perdón a alguien lo hagan sinceramente.

Para vivir en familia Pedir a los niños que, con ayuda de un adulto, descubran en el texto bíblico (parábola del hijo pródigo) las cinco cosas que son necesarias para hacer una buena confesión. Estas cinco cosas las tienen indicadas en su libro. Asimismo, pedirles que busquen el acto de contrición: Señor mío, Jesucristo (página 151 de su libro) y lo recen con su familia.

113

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 113

20/11/19 13:14


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Sabes reconocer y pedir perdón cuando te equivocas? • ¿Sabes perdonar a los demás, como el Padre te perdona?

Niños y niñas • Dios siempre te perdona. ¿Qué tienes que hacer tú?

NOTAS

114

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 114

20/11/19 13:14


Celebración 6

Celebramos con Jesús el reino de Dios Padre Objetivo particular: Intensificar nuestra unión con Cristo por medio de la oración. Nota: Para realizar la dinámica propuesta en esta celebración sugerimos disponer de una imagen grande de Jesús o si es posible, realizarla en la capilla del Santísimo.

Motivación: Dinámica de oración XX Iniciar la celebración con esta dinámica:

• Sentar a los niños en el suelo formando un círculo. La catequista y la imagen de Jesús estarán inte-

gradas en algún lugar del círculo. Pedir a los niños que vean fijamente la imagen de Jesús mientras se les expone la siguiente reflexión: Es necesario hacer oración para comunicarnos con Dios, porque todo cristiano debe expresar su fe y unión con Él. Como no lo podemos ver, es a través de Jesús que descubrimos a Dios Padre, su mirada, sus sentimientos, su amor, pues Jesús es la segunda persona de la Trinidad de Dios. • Pedir a los niños que cierren sus ojos y se dispongan en actitud de oración. • Junto con Jesús vamos a pronunciar la palabra “Padre” cada vez que respiremos. Observen en su mente la imagen de Jesús e imagínense cómo lo pronuncia él, con mucho amor, con ternura, con confianza, con respeto, etc. • Calcular el tiempo necesario para que no rompan con ese recogimiento y, cuando se considere prudente, decirles que abran sus ojos y respiren profundamente.

Desarrollo XX Platicar con los niños:

– ¿Qué sintieron? – ¿Cómo los miraba Jesús? – ¿A través de Jesús sintieron el amor del Padre? – ¿Les gustó este tipo de oración? Esta oración es diferente a las demás porque entramos en contacto con Dios Padre por medio de Jesús, pidiéndole todo lo que necesitamos para nuestro cuerpo y para nuestra salvación.

115

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 115

20/11/19 13:14


Palabra de Dios • Del santo Evangelio según san Lucas 11,1-14 Jesús enseña a orar a sus discípulos Un día, estaba Jesús orando en cierto lugar. Cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: –Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos. Jesús les dijo:

–Cuando oren, digan:

Padre, santificado sea tu nombre; venga tu reino;

danos cada día el pan que necesitamos; perdónanos nuestros pecados,

porque también nosotros perdonamos a todo el que nos ofende;

y no nos dejes caer en la tentación.

Jesús, como buen hermano y maestro, les enseña a los apóstoles, y a nosotros también, qué es lo esencial que debemos pedirle a Dios y cómo se lo debemos pedir. Vamos a cantarlo. (https://youtu.be/dU8Dwko8oh0)

Padre nuestro, tú que estás Padre nuestro, tú que estás en los que aman la verdad, que el reino que se nos prometió llegue pronto a nuestro corazón, que el amor que tu Hijo nos dejó, el amor habite en nosotros y en el pan de la unidad,

Cristo, danos tú la paz, y olvídate de nuestro mal si olvidamos el de los demás, no permitas que caigamos en tentación, ¡oh, Señor!, y ten piedad del mundo. Música: Los sonidos del silencio

Y ahora, con nuestras propias palabras, hablémosle a Dios y digámosle que lo necesitamos como nuestro Padre que es. Respondan a cada petición: Jesús, enséñanos a orar. – Porque no sabemos hablar con Dios...

– Porque queremos saber dónde está su reino...

– Porque queremos aprender a hacer su voluntad... – Porque necesitamos el alimento para vivir...

– Porque necesitamos ser perdonados y perdonar...

– Porque necesitamos fuerza para resistir en la tentación... 116

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 116

20/11/19 13:14


Oración • Salmo 116,1-2.17-19

Amo al Señor porque escucha mi voz suplicante, porque me hace caso cuando lo invoco.

Te ofreceré un sacrificio en acción de gracias invocando tu nombre;

cumpliré mis promesas al Señor en presencia de todo el pueblo,

en los atrios de la casa del Señor,

en medio de ti, Jerusalén. ¡Aleluya!

Gracias Yo te doy gracias, Gracias, gracias por todo Señor (2). Por el sol de la mañana, por la luna y las estrellas (2). Por mis padres y amigos, por brindarme tu amistad (2). Por hacerme misionero, mensajero del amor (2).

Por los niños de todo el mundo que promueven la unidad, la justicia y la paz.

117

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 117

20/11/19 13:14


NOTAS

118

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 118

20/11/19 13:14


Para caminar como Iglesia

PARADA 2

Como Jesús, admiramos y cuidamos la creación JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 2 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 2: Como Jesús, admiramos y cuidamos la creación. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 4 a 6) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis. COMO JESÚS, ADMIRAMOS Y CUIDAMOS LA CREACIÓN UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 2) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 4: Jesús, la promesa del Padre • UNIDAD 5: Así comenzó la buena noticia de Jesús • UNIDAD 6: Jesús me guía hacia el Reino del Padre • Nacimiento e infancia de Jesús • El ministerio de Jesús • Actitudes de Jesús a. Más valiosos que las aves y las flores b. Con Jesús, vivir como hermanos c. Todo contribuye 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Más valiosos que las aves y las flores Partimos de Lucas 12,24 para recordar a los niños que Dios nos ama y nos cuida desde siempre. Al ser la obra más valiosa de su creación, hemos de ser responsables de las demás criaturas.

119

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 119

20/11/19 13:14


XX Pregunta a los niños:

– ¿En qué momentos sientes que Dios te cuida? – ¿Cómo podemos corresponder a ese amor y cuidado? – ¿Qué personas, animales o flores te gusta cuidar? ¿Cómo lo haces?

2. Con Jesús, vivir como hermanos XX Retoma el ejemplo de fraternidad que Jesús nos dio. Para ello puedes recurrir a la unidad 6, donde

aprendimos sobre el amor, la ternura, la compasión y la misericordia de Jesús. XX Comparte con los alumnos que esa experiencia de armonía y fraternidad con la creación, que Jesús

nos mostró, la han experimentado más personas a lo largo de la historia, por ejemplo, san Francisco de Asís, quien aparece como modelo de hermano y cuidador. XX Puedes retomar algunas ideas de la encíclica Laudato Si’, número 10. Y compartir algunos datos

más sobre san Francisco o pedirles que ellos sean quienes, con ayuda de sus papás, investiguen un poco más sobre este santo. XX Para este momento resulta útil entonar el Cántico de las criaturas, existen distintas ver-

siones en la red, como la siguiente: https://www.youtube.com/watch?v=Mfl2ghyC_Jo

3. Todo contribuye XX Esta sección está destinada a crear conciencia de que las pequeñas acciones que realizamos día a

día, por ejemplo en casa o en la escuela, pueden colaborar para cuidar la creación. XX En la página 111 del libro de los niños vienen mencionadas algunas acciones. Invítalos a decir qué

más podemos hacer para cuidar la creación. XX Ahora comparte cuáles acciones realizas tú, por ejemplo, para evitar basura o reutilizar materiales

para preparar tu catequesis. Esto será un testimonio de que tú también colaboras como discípulo de Jesús y hermano de la creación. XX En el siguiente enlace, con solo proporcionar nombre y dirección de correo elec-

trónico, puedes descargar una guía con acciones cotidianas para evitar el cambio climático: https://eacnur.org/es/guia-cambio-climatico-acciones-cotidianas-paraproteger-el-medio-ambiente

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Lee a tus alumnos la frase de Félix Rodríguez y pregunta qué les llama la atención de ella. XX Invítalos a investigar si en su entorno existen más agrupaciones o personas que desarrollen ac-

ciones para cuidar el medio ambiente. Involucra a los papás para este momento, incluso a otros catequistas. XX También cuestiónales sobre las acciones que, como Iglesia, realizamos en la parroquia o centro de

catequesis para cuidar la creación. XX Que escriban el nombre de dos amigos o familiares a quienes pretenden invitar a cuidar más la

creación. XX Por último, que coloreen la frase de la página 112 de su libro.

120

Guia Alianza 2-U6_097-120.indd 120

20/11/19 13:14


7

unidad

Viviendo la Pascua con Jesús

Comprender el sentido de la pascua de Jesús, su muerte y resurrección, por nuestra salvación. Agradecer a Jesús su amor y su entrega hasta dar la vida por nosotros.

ENCUENTRO 25 D escubrimos tres maravillosos regalos de Jesús: la Eucaristía, el Sacerdocio y el mandamiento del amor, signos de su presencia en nuestra vida. ENCUENTRO 26 Contemplamos la muerte de Jesús y admiramos el lenguaje de amor en sus últimas palabras para valorar su sufrimiento. ENCUENTRO 27 Proclamamos la resurrección de Jesús y descubrimos en su sepulcro el signo de la verdadera vida que nos ha regalado. ENCUENTRO 28 Proclamamos nuestra fe en Jesús resucitado, verdadero Dios y verdadero hombre, y reconocemos su presencia real en el sagrario. CELEBRACIÓN 7 Reconocemos en la persona de Pedro el valor y la fe para construir la Iglesia, que es el reino de Dios en la tierra.

“Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos”. (Juan 15,13-14). Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 121

20/11/19 13:23


En la Unidad 7 seguimos avanzando en la presentación de Jesús a los niños. Ahora nos centramos en algunos acontecimientos de su vida pública y, especialmente, en el acontecimiento central con el que culmina la nueva alianza y, con ella, su misión salvadora: la muerte y resurrección de Jesús. Ambos hechos extraordinarios son inseparables, forman parte del mismo acontecimiento y constituyen el corazón y la razón de ser de la fe cristiana. En esta presentación seguimos insistiendo en la percepción de Jesús como un amigo que está con nosotros y a quien podemos reconocer en las numerosas señales que nos deja su presencia. Entre ellas, destacamos los regalos que nos hizo en la última cena: la eucaristía, el sacerdocio y el mandamiento del amor o mandamiento nuevo. Los tres regalos, signos de su presencia permanente entre nosotros, nos permiten actualizar y vivir la pascua de Jesús, el misterio de su muerte y resurrección cuyo acontecimiento es el eje de nuestra fe. Jesús lo hizo todo por amor a Dios y a toda la humanidad, con generosidad absoluta, sin pedir ni buscar algo a cambio. “Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos”. Y de su amor, que es más fuerte que la muerte, renace la vida para siempre. Por eso el anuncio de la resurrección de Jesús inunda de alegría al mundo entero y es, para los creyentes en Cristo, el fundamento y la garantía segura de su fe y de su esperanza en la vida eterna. Nuestra vida, igual que la de Jesús y gracias a Él, es una vida para siempre. Esta visión tan positiva y esperanzadora de la vida cristiana motiva en los niños y niñas su adhesión a Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, que ha triunfado del pecado y de la muerte, y vive victorioso en el cielo. A la vez, está tan cerca de nosotros que lo podemos encontrar en el pan de la eucaristía y allí donde hay personas que aman a los demás como Jesús nos ha amado.

122

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 122

20/11/19 13:23


Encuentro 25

Signos de la presencia de Jesús Objetivo particular: Descubrir tres maravillosos regalos de Jesús: la Eucaristía, el Sacerdocio y el mandamiento del amor, signos de su presencia en nuestra vida.

En presencia de mi Padre Dios Hoy vamos a recordar tres regalos preciosos que Jesús nos dejó antes de morir en la cruz: la Eucaristía, el Sacerdocio y el mandamiento del amor. Con nuestro canto reconocemos su presencia entre nosotros. (https://youtu.be/u6GjkGjntfo)

Cena Pascual Este es mi cuerpo, esta es mi sangre, y en mi memoria siempre lo harán. Mi despedida es una entrega con un sentido de eternidad,

momento cumbre de aquél que vino trayendo al mundo su eterna luz, ya no hay tinieblas, las dudas mueren; camino y vida, eso es Jesús.

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños la siguiente historia: Un amigo diferente.

Era el cumpleaños de Miguelito y había invitado a sus amigos. Entre ellos me encontraba yo, su mejor amigo. Él estaba muy contento, pero yo más porque él me pidió que no faltara. Saber que era yo alguien especial para mi amigo fue un detalle que me emocionó. Algo que me pareció diferente en esta fiesta fue que Miguelito nos atendió personalmente, jugaba con nosotros y nos compartía sus regalos. Llegado el momento de partir el pastel, yo quería todas las fresas, pero Miguelito nos dio una a cada quien para que todos estuviéramos contentos; y aunque él ya no alcanzó fresa, no le importó, lo que quería era vernos felices compartiendo su fiesta. Ha pasado el tiempo y conservo este recuerdo tratando de ser como él; haciendo que los que comparten conmigo se sientan tan importantes como yo me sentí ese día en la fiesta de mi amigo Miguelito.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños:

• ¿Tienes un amigo como Miguelito? • ¿Cómo son las fiestas a las que te invitan? 123

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 123

20/11/19 13:23


• ¿Quiénes son los más importantes en ellas?

No todos los amigos son como Miguelito, que hacen sentir a sus invitados como los festejados, ni comparten con ellos sus regalos y menos prefieren que sus amigos disfruten lo mejor del pastel. Pero hay alguien que es mil veces mejor que Miguelito. Vamos a escuchar quién es.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 22,14-23 y san Juan 13,31-35 La última cena de Jesús Llegada la hora, Jesús se sentó a la mesa con sus discípulos. Y les dijo: –¡Cómo he deseado celebrar esta pascua con ustedes antes de morir! Porque les digo que no la volveré a celebrar hasta que tenga su cumplimiento en el reino de Dios. Tomó entonces un cáliz, dio gracias y dijo:

–Tomen esto y repártanlo entre ustedes; pues les digo que ya no beberé del fruto de la vid hasta que llegue el reino de Dios. Después tomó pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: –Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes; hagan esto en memoria mía. Y después de la cena, hizo lo mismo con el cáliz diciendo:

–Este es el cáliz de la nueva alianza sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes. Pero el que me entrega está sentado conmigo en esta mesa. Porque el Hijo del hombre se va, según lo dispuesto por Dios; pero ¡ay de aquel que lo entrega! Entonces ellos comenzaron a preguntarse unos a otros quién de ellos era el que iba a hacer aquello… Y al salir Judas, dijo Jesús:

–Ahora va a manifestarse la gloria del Hijo del hombre, y Dios será glorificado en él. Y si Dios va a ser glorificado en el Hijo del hombre, también Dios lo glorificará a él. Y lo va a hacer muy pronto. Hijos míos, ya no estaré con ustedes por mucho tiempo. Me buscarán, pero les digo ahora lo mismo que ya dije a los judíos: “A donde yo voy, ustedes no pueden venir”. Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Como yo los he amado así también ámense los unos a los otros. Por el amor que se tengan los unos a los otros reconocerán todos que son discípulos míos.

Jesús expresa el gusto que tiene al ofrecerles esta cena especial a sus apóstoles. Les anuncia que es la despedida y les aclara que todo lo que está viviendo en ese momento tendrá su cumplimiento en el reino prometido. Jesús siempre les explica a sus apóstoles por qué hace las cosas. Al tomar el pan y el cáliz, pronuncia las palabras de consagración para transformar el pan en su cuerpo y el vino en su sangre; y les dice a sus apóstoles que hagan eso a ejemplo de Él, es decir, que cuando Él faltara, ellos quedarían en su 124

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 124

20/11/19 13:23


nombre. Pero para representar a Jesús dignamente entre los hombres les deja una nueva ley: Amarse como él mismo los amó.

Interiorización XX Platicar con los niños acerca del relato bíblico:

• ¿A quiénes les habla Jesús? • ¿Porqué le da gusto a Jesús celebrar esa cena con sus apóstoles? • ¿Bajo qué signos se queda Jesús con nosotros? • ¿Quiénes representan a Jesús y siguen convirtiendo el pan y vino en el cuerpo y la sangre de Jesús? • ¿Cuál es el nuevo mandamiento que nos da Jesús? Actualización A Jesús le da gusto compartir con sus apóstoles esta cena. La celebraban cada año, pero esta vez era especial porque no solo compartirán el alimento pascual, sino que Jesús se da a sí mismo como alimento, lo manifiesta en las palabras que pronuncia y que son las mismas que ahora pronuncia el sacerdote en la misa a la hora de la consagración. Este es uno de los grandes regalos: Jesús Eucaristía. Cuando les dice a sus apóstoles: “Hagan esto en memoria mía”, les da el poder de representarlo. Los sacerdotes son el segundo regalo que Jesús nos da. Y el tercer regalo va incluido en los dos anteriores: el amor. Éste es como la cereza del pastel, porque Jesús dice que por el amor se conoce que somos sus discípulos.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a orar unidos a Jesús y a darle gracias por los maravillosos regalos que comparte con nosotros. Gracias, Jesús, porque te has quedado con nosotros en el pan y el vino. Ayúdame a seguir estudiando para que pronto te reciba en la Eucaristía, que es tu cuerpo y sangre que entregaste para salvarme. Y te prometo amar a mis hermanos según tu mandato.

Fórmula catequística • Memorizo Recordar las palabras de Jesús en la última cena y memorizarlas: Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes; hagan esto en memoria mía... Este es el cáliz de la nueva alianza sellada con mi sangre que se derrama por ustedes. Así también, ámense los unos a los otros.

Actividad • Aprendo Ayudar a los niños a descubrir el mensaje oculto en el juego del gato que está en libro (página 117). El resultado es: mandamiento del amor.

125

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 125

20/11/19 13:23


Compromiso • Avanzo Exhortar a los niños a que, desde hoy, cumplan la ley del amor, signo de que así representan dignamente a Jesús entre sus compañeros del catecismo.

Para vivir en familia Pedir a los niños que, cuando vayan a misa en compañía de su familia, identifiquen el momento en el que el sacerdote pronuncia las palabras que aprendieron en el “Memorizo” y anoten en su cuaderno de trabajo qué hizo el sacerdote en el altar. Asimismo, proponerles que estudien y aprendan los siete sacramentos (página 154 del libro del niño).

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Eres un digno representante de Jesús en tu grupo de catequesis? • ¿Pones atención a lo que sucede dentro de la misa o te distraes más que tus niños?

Niños y niñas • ¿Identificas dentro de la misa los tres signos de la presencia de Jesús?

NOTAS

126

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 126

20/11/19 13:23


Encuentro 26

¡Todo se ha cumplido! Objetivo particular: Contemplar la muerte de Jesús y admirar el lenguaje de amor en sus últimas palabras para valorar su sufrimiento.

En presencia de mi Padre Dios Invitar a los niños a contemplar a Jesús en la cruz y a ofrecerse a Él con el canto: Yo no soy nada. (https://youtu.be/OWL6YmV4Gn0)

Yo no soy nada Yo no soy nada y del polvo nací, pero tú me amas y moriste por mí. Ante la cruz solo puedo exclamar: ¡Tuyo soy, tuyo soy!

Toma mis manos. Te pido. Toma mis labios. Te amo. Toma mi vida ¡Oh, Padre, tuyo soy, tuyo soy!

Motivación • Conozco 1 El siguiente testimonio nos habla de la fe en Dios de una mujer joven y muy conocida llamada Roberta. Roberta Giusti, famosa y elegante locutora televisiva, aun sin pronunciar sermones, dio ante millones de televidentes repetidos e impactantes testimonios de su fe en Dios en las múltiples circunstancias de su vida. Entre otras cosas, decía: – Le pido a Dios que, gracias a mi actuación y a mis palabras, Él ayude a entender lo hermosa e importante que es toda vida humana. – Es para los pobres; usted verá. Así le dijo incontables veces a un conocido sacerdote, mientras le entregaba un sobre. – No le tengo miedo al cáncer. Dios sabe mejor que yo lo que me conviene... Si Dios quiere quitarme de este mundo, estoy a sus órdenes.... En este momento el cáncer me tortura salvajemente; gracias a Dios lo puedo soportar... Se me ocurre pedirle a Dios que haga un milagro y me alivie; pero, si Dios quiere otra cosa, acepto su voluntad. En un viaje a Lourdes, Roberta, al ver a tantos enfermos desahuciados, comentaba: – No puedo... No debo ya pedir por mi propia salud; a pesar de mi cáncer, yo nada sufro en comparación con estos hermanos; ofrezco a Dios seguir yo con mi cáncer con tal que estos se alivien. Con respecto a la televisión, decía: – Oímos noticias, vemos paisajes o novelas, y no nos imaginamos que el artista o el locutor que nos entretienen y divierten podrían en cualquier momento caer en aquella infinita oscuridad, humanamente irremediable que envuelve la actuación de Dios y el más allá. 127

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 127

20/11/19 13:23


Roberta murió de cáncer maligno en 1986 a la edad de 42 años. La víspera de su muerte, entre dolores insoportables, repetía y repetía las palabras de Cristo en la cruz: “¡Todo ha terminado!” Y terminó diciendo: – Ahora debo arreglarme para la fiesta...

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños sobre el testimonio que han escuchado:

• ¿Quién era Roberta? • ¿Se lamentaba de su enfermedad? • ¿Qué hacía para ayudar a los demás? • ¿Qué le pedía a Dios para ella? • ¿Buscaba que se le tuvieran atenciones o consuelo?

El buen ejemplo que deja Roberta, dando gracias a Dios por lo que le tocó vivir, lo expresan muy bien estas palabras suyas: “La vida es mucho más hermosa de lo que puede ser una representación en la televisión”. Roberta entendió que el verdadero milagro no es pedir lo que uno quiere o necesita, sino aceptar la voluntad de Dios y pedir fuerza en el sufrimiento; y que más que la actuación del hombre en esta vida, es la actuación de Dios para el hombre en el más allá. Tenía tan presentes las palabras de Jesús, que las pronunció a la hora de su muerte; y tanta era su fe en la felicidad eterna, que murió diciendo que se arreglaba para una fiesta.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de los santos evangelios según san Mateo, Lucas y Juan. Las siete palabras de Jesús en la cruz – “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Lucas 23,34 – “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Lucas 23,43 – “Mujer, ahí tienes a tu hijo...Ahí tienes a tu madre”. Juan 19,26-27 – “Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has abandonado?”. Mateo 27,46 – “Tengo sed”. Juan 19,28 – “Todo se ha cumplido”. Juan 19,30 – “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Lucas 23,46

Las palabras de Jesús en la cruz manifiestan su misericordia que alcanza, no solo a los que lo necesitan, sino a los que lo condenan; también manifiesta el perdón como símbolo del amor de Dios: “No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos” y, además, “amor a los enemigos”.

Interiorización La palabra es como una fotografía de la persona, porque es lo que sale del corazón; puede ser una bella fotografía o una fea, según los sentimientos que reflejen. En el caso de Jesús, sus siete palabras manifiestan su misericordia y su perdón; comparte, expresa sus necesidades más elementales, como es la sed, y nos muestra un sentimiento de entrega total, aun en el sufrimiento, que denota obediencia y abandono en las manos de Dios Padre. 128

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 128

20/11/19 13:23


Actualización Hay un dicho de Jesús que se ha hecho muy popular. Dice: “De la abundancia del corazón habla la boca”. Lo que abundaba en el corazón de Roberta era el amor de Dios y el agradecimiento por la vida que le había concedido, hacía lo que le gustaba, porque podía ayudar a los demás, a través de la televisión, al narrar sus propias vivencias. Pero más allá de cualquier ejemplo que nos den personas como Roberta, está el sacrificio de Jesús. Jesús no era un superhombre; lo que lo impulsa a ser más fuerte es su amor, obediencia y sumisión al Padre. Y gracias a su muerte, nos ha reconciliado con Dios y ha salvado a la humanidad del poder del pecado y de la muerte. XX Pedir a los niños que, en su libro (página 119) iluminen la frase: Jesús murió en la cruz por amor.

Oración • Platico con mi Padre Dios Iniciar la siguiente oración invitando a los niños a persignarse. “¡Elí, Elí! ¡¿Lemá sabactani?!”: “¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?” Padre, me siento morir, Padre, tengo el ánimo frío, el rostro desecho y sangrante, estoy angustiado por tanto sufrir.

Fórmula catequística • Memorizo Explicar a los niños a quiénes se referían las palabras de Jesús en la cruz y motivarlos para que las memoricen: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. Hoy estarás conmigo en el paraíso. Mujer, ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Tengo sed. Todo se ha cumplido. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que, en su libro (página 120) contemplen a Jesús en la cruz y le escriban una oración inventada por ellos.

Compromiso • Avanzo Animar a los niños a asistir al vía crucis y anoten qué actitud de sufrimiento tiene Jesús en cada estación. Si no pueden asistir, fijarse en las escenas representadas en su libro y escribir lo que le pasa a Jesús en cada caso.

129

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 129

20/11/19 13:23


Para vivir en familia Pedir a los niños que escriban en el libro o en su cuaderno de trabajo cómo vivieron la Semana Santa en su familia.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Cómo vives tus vacaciones de Semana Santa: te unes a Jesús en su sufrimiento o a las personas en sus diversiones? • Las palabras que utilizas reflejan tu interior: ¿eres una persona bella o fea?

Niños y niñas • ¿Qué manifiestan las palabras de Jesús en la cruz?

NOTAS

130

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 130

20/11/19 13:23


Encuentro 27

¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? Objetivo particular: Proclamar la resurrección de Jesús y descubrir en su sepulcro el signo de la verdadera vida que nos ha regalado.

En presencia de mi Padre Dios La muerte de Jesús no fue el final de su vida. Jesús resucitó y vive para siempre. Así triunfó sobre la muerte, y su triunfo también es nuestro. Lo cual es motivo de la mayor alegría para todos. Expresamos esta alegría cantando. (https://youtu.be/62f_-X81ivs)

Resucitó Él está vivo como prometió. Él vive por nosotros; su vida ya nos dio.

Su amor venció a la muerte, y con nosotros vive hoy. Resucitó, aleluya, a nuestro Dios.

Motivación • Conozco 1 Juego: Cruzar el riachuelo XX Los jugadores forman una columna. Trazar, a una distancia de 3 a 5 metros de ellos, dos líneas

paralelas, simulando un río; la distancia entre las dos líneas será proporcional a la estatura de los jugadores (que la puedan brincar). XX Cada jugador debe brincar el riachuelo. El que no logre alcanzar la otra orilla, cae al agua y se moja. Tiene que ir al sol para secar su ropa (sale del juego). Cuando todos hayan saltado, se aumenta lo ancho del riachuelo y, los que consiguieron atravesarlo por primera vez, lo intentarán de nuevo. Así continua el juego, hasta que todos los jugadores hayan caído en el agua. Será ganador el que logre permanecer seco.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños acerca de cómo se desarrolló el juego:

• ¿Quién se mojó primero? ¿Qué sentiste al no continuar en el juego? • ¿Quién fue el último que perdió? • ¿Qué sentiste al tener casi en tus manos el triunfo y te ganaron? 131

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 131

20/11/19 13:23


XX Suscitar la experiencia personal de los niños. Comentarles que lo que han hecho antes es un

juego, pero que en la vida nos pasa algo parecido: siempre tienen que esforzarse cuando se proponen conseguir algo bueno. Hay un dicho que dice: “Quien algo quiere, algo le cuesta”. Permitir a los niños que se expresen libremente, preguntándoles: • ¿Recuerdan haber logrado algo que les costó mucho esfuerzo conseguir? • ¿Qué hicieron para lograrlo? • ¿Cómo se sintieron al conseguirlo? XX Pedir a los niños que abran su libro (página 122), observen lo que hacen los dos niños de la ilustración, terminen de iluminarlos y digan si lo que están haciendo cuesta mucho realizarlo o no. ¿Para qué lo hacen? XX Comentar que las personas nos esforzamos mucho durante toda la vida. Algunos logran triunfar; otros, que hacen mucho esfuerzo y parece que van a lograrlo, pero al final les vence el cansancio; otros más, muy pronto se dan por vencidos o no tienen la suficiente fuerza para alcanzar lo que pretenden.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Motivar a los niños para que pongan atención a la lectura de la Palabra de Dios y se fijen bien

sobre que triunfó Jesús.

Proclamación del santo Evangelio según san Lucas 23,55; 24,1-7 Jesús vive: ¡ha resucitado! Las mujeres que habían acompañado a Jesús desde Galilea, lo iban observando todo de cerca y se fijaron en el sepulcro y en el modo que habían colocado el cadáver. Luego regresaron y prepararon aromas y ungüentos. Y el sábado descansaron según el precepto.

El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los aromas que habían preparado, y encontraron la piedra del sepulcro retirada a un lado. Entraron, pero no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Estaban sin saber qué hacer, cuando dos hombres se presentaron ante ellas vestidos con ropas deslumbrantes. Llenas de miedo, hicieron una profunda reverencia. Ellos les dijeron: –¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que les dijo cuando estaba en Galilea. Que el Hijo del hombre debía ser entregado en manos de pecadores, que iban a crucificarlo y que resucitaría al tercer día.

La Palabra de Dios nos dice que las mujeres que habían recorrido con Jesús todo su proceso doloroso desde Galilea, observaron muy bien y de cerca cómo envolvieron a Jesús en la sábana y lo acomodaron en el sepulcro. Esto sucedió el mismo viernes, día en que murió Jesús. Después fueron a preparar los ungüentos perfumados pero, como al día siguiente no podían ir al sepulcro porque era sábado (en aquella época el sábado era el día de fiesta y de descanso semanal y la ley prohibía hacer cualquier trabajo), regresaron al día siguiente muy temprano, o sea, el domingo (primer día de la semana) para perfumar el cuerpo de Jesús tal como se acostumbraba en ese tiempo. Al llegar, encontraron el sepulcro abierto, la tumba vacía y dos ángeles custodiando el sepulcro; pero ellas no los vieron como ángeles y se asustaron mucho. Entonces les dijeron: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?” 132

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 132

20/11/19 13:23


Interiorización XX Platicar con los niños:

• ¿Qué día fueron las mujeres al sepulcro? ¿A qué iban al sepulcro? • ¿Cómo encontraron la tumba? ¿Entendieron lo que les dijeron los ángeles? • Por las palabras de los dos ángeles, ¿qué fue lo que recordaron las mujeres?

XX Pedir a los niños que observen las escenas en su libro (páginas 123-124). Comentarles, observan-

do la primera escena, que cuando las mujeres volvían de camino, se les apareció el mismo Jesús y les mandó que dijeran a los apóstoles que lo habían visto vivo, que había resucitado. También se apareció a María, su madre, y a los apóstoles (segunda escena). Comentar la alegría que sentirían al ver a Jesús resucitado. XX Explicar a los niños que resucitar no es solo volver a vivir después de morir, sino que es volver a vivir, después de la muerte, para no volver a morir jamás; es vivir del todo y para siempre.

Actualización Para entender por qué las mujeres descubrieron que el cuerpo de Jesús ya no estaba en el sepulcro, conviene saber que las tumbas o sepulcros de aquel tiempo y de aquellas regiones no eran como los que nosotros conocemos; allá depositaban el cuerpo en grandes cuevas y cubrían la entrada con una gran piedra que servía de puerta. Las mujeres supieron del triunfo de Jesús sobre la muerte, que había resucitado, porque los ángeles se lo afirmaron con tal seguridad que, efectivamente, recordaron que Jesús ya lo había anunciado; entonces se fortaleció su fe en Jesús y entendieron que Jesús había resucitado, triunfando así de la muerte y haciéndonos partícipes de su vida divina. El juego con el que iniciamos el encuentro es un ejemplo de cómo debemos buscar el triunfo, junto con Jesús, y no quedarnos “mojados” en el sepulcro. Porque el triunfo de Jesús sobre el pecado y la muerte es también un triunfo nuestro. Es preciso resaltar con todo énfasis que la muerte y resurrección de Jesús es el acontecimiento principal de la fe cristiana. Jesús pasó por la muerte para triunfar sobre ella con su resurrección y vencer al pecado. Gracias a su muerte y resurrección, la vida humana no termina en la tumba, ya que también nosotros resucitaremos para vivir con Él en el cielo para siempre.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a dar gracias a Jesús por alcanzarnos la vida que dura para siempre. Gracias, Jesús, por haber vencido a la muerte. Tu amor hacia nosotros ha sido tan grande que has resucitado para compartir la vida eterna con nosotros. Esto nos llena de alegría y fe en ti. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Jesús resucitó al tercer día de su muerte, es decir, un domingo. Por eso hacemos fiesta los domingos y nos reunimos en la misa para celebrarlo. Cada domingo celebramos la resurrección de Jesús.

133

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 133

20/11/19 13:23


Actividad • Aprendo Pedir a los niños que observen en su libro la escena que representa a Jesús resucitado y remarquen la siguiente frase: La resurrección de Jesús es el acontecimiento más importante de la fe cristiana.

Compromiso • Avanzo Invitarlos a que, cada domingo que asistan a misa, le agradezcan a Jesús la vida que nos comunica en cada celebración.

Para vivir en familia Pedir a los niños que platiquen con las personas con las que viven acerca de lo que significa para ellos que Jesús haya resucitado y lo anoten en su libro o en su cuaderno de trabajo. Indicarles también que estudien y aprendan los mandamientos de la Iglesia (página 154 del libro del niño).

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Vives tus domingos como persona resucitada con Cristo? • ¿Eres testigo de la resurrección de Cristo según tu fe?

Niños y niñas • ¿Para qué resucitó Jesús? • ¿Qué día celebramos la muerte y resurrección de Jesús?

NOTAS

134

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 134

20/11/19 13:23


Encuentro 28

¡Señor mío y Dios mío! Objetivo particular: Proclamar nuestra fe en Jesús resucitado, verdadero Dios y verdadero hombre, y reconocer su presencia real en el sagrario. Nota: Proponemos comenzar el Encuentro realizando el juego ¿Quién soy? Para ello se necesitan hojas con las siguientes palabras: ángel, apóstol, María, Rut, Ester, Débora, Simeón, Ana, Noemí, Booz, José y Jesús. Además, seguros o alfileres. Se pueden repetir los letreros según la cantidad de niños y niñas que asistan.

En presencia de mi Padre Dios A Jesús no lo podemos ver con los ojos de la cara, pero sentimos su presencia en nuestro corazón. En el catecismo nos reunimos en el nombre de Jesús y Él ha dicho que cuando nos reunimos en su nombre, él está entre nosotros. Por eso le cantamos: Señor mío y Dios mío. (https://youtu.be/QID8ixOqPBw)

Señor mío y Dios mío Creo, Señor, pero aumenta mi fe, mi fe en tu resurrección. No necesito verte para creer, te siento en todo mí ser.

Quiero encontrarme contigo, dejarme envolver por tu amor. Besarte tus manos heridas, Señor mío y Dios mío.

Motivación • Conozco 1 XX Realizar con los niños el juego ¿Quién soy?

• La persona que dirige el juego prenderá en la espalda de cada niño y niña, con el alfiler o seguro, uno de los letreros. El jugador no debe saber qué personaje le tocó. • Organizarlos por parejas y hacer que adivinen mutuamente quién es quién; el uno no debe saber quién es el otro y, por tanto, no puede ver el letrero que lleva a la espalda. Deberán adivinar quién es el personaje escrito a su espalda haciendo preguntas al otro, por ejemplo; ¿soy hombre?, ¿nací en Belén? etc.; el otro solo podrá contestar sí o no. Ganarán las parejas que adivinen mutuamente quiénes son. El juego termina al cabo de un tiempo previamente acordado o cuando todos los jugadores hayan encontrado el personaje que representan.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños:

• ¿Identificaron al personaje que les tocó? 135

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 135

20/11/19 13:23


• ¿Cómo lo identificaron? • ¿Te desesperaste porque no podías adivinar? • ¿Tu compañero te supo orientar?

Comentar que, para poder identificar a las personas, debemos conocerlas, a veces, hasta en los más pequeños detalles que, aparentemente pasan desapercibidos, pero pueden ser claves. Pedirles que identifiquen a los personajes representados en su libro (página 126) y comenten en qué se han fijado para adivinarlo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre La Palabra de Dios narra que uno de los doce apóstoles puso condiciones para creer que Jesús había resucitado. Vamos a escuchar lo que pasó.

Proclamación del santo Evangelio según san Juan 20,24-29 Aparición de Jesús a Tomás Tomás, uno del grupo de los doce, a quien llamaban “El mellizo”, no estaba con ellos cuando se les apareció Jesús. Le dijeron, pues, los demás discípulos: –Hemos visto al Señor. Tomás les contestó:

–Si no veo las señales dejadas en sus manos por los clavos y no meto mi dedo en ellas, si no meto mi mano en la herida abierta de su costado, no lo creeré.

–La paz esté con ustedes. Después dijo a Tomás:

–Acerca tu dedo y comprueba mis manos; acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino creyente. Tomás contestó:

–¡Señor mío y Dios mío! Jesús le dijo:

–¿Has creído porque me has visto? Dichosos los que Ocho días después, se encontraban de nuevo reunidos creen sin haber visto. en casa todos los discípulos de Jesús. Estaba también Tomás. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo:

Interiorización XX Platicar con los niños a partir de estas preguntas:

• ¿Quién era Tomás? • ¿Qué contestó cuando le dijeron los apóstoles que habían visto a Jesús? • ¿A los cuántos días nuevamente se les apareció Jesús? ¿Cómo los saludó? • ¿Qué le dijo Jesús a Tomás? ¿Qué exclamó Tomás al reconocerlo? • ¿Qué enseñanza le dio Jesús?

Los apóstoles se reunían cada ocho días a celebrar el recuerdo de Jesús y sus enseñanzas. Jesús confiaba en que ya habían entendido que él era Dios y Hombre pero, como en toda comunidad, no falta alguien que no se une a la celebración, y como consecuencia, le sucede lo que a Tomás: se va debilitando su fe, al grado de pedir señales físicas para poder creer.

136

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 136

20/11/19 13:23


Actualización Muchos de nosotros, por aburrimiento, no asistimos a las cosas de la Iglesia y nos va pasando lo que a Tomás que, en lugar de unirnos más a Dios, nos alejamos y eso debilita nuestra fe. Es por eso que, a veces, no reconocemos a Jesús ni en el sagrario, ni en nuestra familia, ni en la catequesis y, menos, en nuestros compañeros. Al contrario, igual que en el juego que hicimos pedimos señales para saber quién era nuestro personaje, así también exigimos señales para descubrir a Jesús y le pedimos pruebas directamente para creer en Él.

Oración • Platico con mi Padre Dios Crear entre los niños un ambiente de oración y ayudarles a recitar la siguiente oración: Señor, te hemos visto y nos has hecho sentir que estás con nosotros a cada momento de nuestra vida. Perdónanos por apartarnos de los que nos llevan a ti y haber dudado de tu amor. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Quien reconoce a Jesús en los demás, en la iglesia, en el sagrario, en la catequesis, etc. será dichoso, como dijo Jesús. ¡Señor mío y Dios mío! Dichosos los que creen sin haber visto.

Actividad • Aprendo Proponer a los niños que se dibujen en su libro diciendo las palabras que el apóstol Tomás le dijo a Jesús, es decir: ¡Señor mío y Dios mío!

Compromiso • Avanzo Preguntarles: ¿Crees que Jesús está presente en el sagrario? Animarlos a visitarlo entre semana, en compañía de un adulto, o si pueden, que pasen a saludarlo cuando vayan camino a la escuela.

Para vivir en familia Pedirles que pregunten a las personas con las que viven dónde creen que está Jesús, y anoten la respuesta. Asimismo, pedirles que vuelvan a estudiar el acto de contrición: Señor mío, Jesucristo (página 151 del libro del niño) y lo aprendan bien.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Crees en la presencia de Jesús en cada uno de tus niños?

Niños y niñas • ¿Has sentido la presencia de Jesús en algún momento especial de tu vida?

137

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 137

20/11/19 13:23


Celebración 7

Celebremos a Jesús, luz del mundo Objetivo particular: Descubrir la presencia de Cristo resucitado que es nuestra luz. Nota: Se coloca el cirio pascual en el centro y en su entorno velas pequeñas apagadas.

Motivación • Conozco 1 XX Comenzamos la celebración con una música suave e indicando que cierren los ojos y contemplen

en su mente el cirio pascual encendido, que nos ilumina a cada uno de nosotros para ver. Jesús entra en la habitación, toma la vela y se acerca a ti para decirte: «Ustedes son la luz del mundo. No apaguen su luz. Cada uno tiene en su interior cualidades y dones que sirven de orientación a los demás. Cada uno son pequeñas luces que iluminan la vida de los otros y juntos, descubriendo esas luces y ofreciéndolas a los demás, serán un camino luminoso en la vida de los hombres». Jesús te mira y te acerca la vela encendida.

El Señor es mi luz El Señor es mi luz y mi salvación, el Señor es la defensa de mi vida. Si el Señor es mi luz, ¿a quién temeré? ¿quién me hará temblar? Una cosa pido al Señor: habitar por siempre en su casa, gozar de la dulzura del Señor

contemplando su templo santo. No me escondas tu rostro, Señor, buscaré todo el día tu rostro; si mi padre y mi madre me abandonan el Señor me recogerá. Salmo 26

XX Tomamos las velas y las vamos encendiendo. Al hacerlo, cada uno puede hacer una de estas invo-

caciones u otra parecida: Señor, tú iluminas a todo hombre, que camina por este mundo. Ilumina nuestros corazones, unifica nuestro espíritu y danos la paz verdadera. Tú qué haces de la oscuridad luz y de la noche día y todo es claro para Ti, ilumínanos para seguir en tu camino. Señor, enciende tu luz en nuestros corazones y toda nuestra vida quedará iluminada. Te pedimos que seamos luz y sepamos dar al mundo razón de nuestra esperanza. Señor, que cuantos vean nuestro vivir diario se sientan alumbrados por tu luz.

138

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 138

20/11/19 13:23


Palabra de Dios: Del santo Evangelio según san Juan 8,12 Yo soy la luz del mundo

Jesús les hablo de nuevo: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no caminará en tinieblas, sino que tendrá luz y vida.”

Oración Señor, que iluminas nuestras vidas,

que nos ayudas a ver cuando estamos solos y desorientados. Enciende tu luz en nuestro interior para que nuestra vida

sea una señal luminosa en el camino de nuestros hermanos. Limpia nuestros ojos para poder descubrir las luces que brillan en la vida de los otros.

Queremos compartirlas y formar una gran familia, una gran comunidad que sea como una antorcha que llegue hasta los rincones lejanos.

NOTAS

139

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 139

20/11/19 13:23


NOTAS

140

Guia Alianza 2-U7_121-140.indd 140

20/11/19 13:23


8

unidad

El Espíritu de Jesús en la Iglesia

Descubrir la presencia de Jesús en la Iglesia por medio del Espíritu Santo. Asumir con alegría y responsabilidad los compromisos bautismales.

ENCUENTRO 29 Conocemos la promesa de Jesús de enviar el Espíritu Santo para entender la verdad completa y proclamamos nuestra fe en el misterio de la Santísima Trinidad. ENCUENTRO 30 Conocemos el envío del Espíritu Santo a la Iglesia el día de Pentecostés y reconocemos su acción en nuestra vida para invocarlo y dejarnos conducir por Él. ENCUENTRO 31 Descubrimos el estilo de vida de los primeros cristianos y entendemos que la Iglesia es comunión con todos, y dinamismo de compartir y participar de sus necesidades para fortalecer y vivir la fe. ENCUENTRO 32 Conocemos los sacramentos y sentimos la necesidad de asistir al catecismo y participar en los sacramentos para crecer en la vida de Dios. CELEBRACIÓN 8 Celebramos que la Iglesia Católica, a la que pertenecemos, es universal y valoramos el trabajo de llevar el Evangelio al mundo entero.

Dijo Jesús: “Sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos”. (Mateo 28,20) Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 141

20/11/19 13:28


La unidad anterior ha situado a los niños ante el acontecimiento fundamental de la fe cristiana: la muerte y resurrección de Jesús. En torno a este acontecimiento nace la comunidad de los discípulos de Jesús. Estos, constituidos en Iglesia por voluntad de Dios Padre, por fundación de Jesús y por la acción del Espíritu Santo, forman la gran familia de los hijos de Dios abierta a toda la humanidad. La presencia de Jesús “hasta el final de los tiempos”, por medio de su Espíritu, es determinante en la vida de la Iglesia y en la de todos y cada uno de los cristianos, tanto en lo que afecta a su estilo de vida como a su compromiso de llevar adelante en el mundo la misión de Jesús. En este planteamiento hemos de aceptar, de entrada, ciertas limitaciones impuestas por la capacidad comprensiva de los niños y por la imposibilidad de “imaginar” una presencia de Jesús que no es física, tampoco simplemente simbólica, aunque real y verdadera. De ahí la importancia de descender lo más posible a la experiencia cristiana y sus consecuencias, siempre atribuibles a la acción del Espíritu en la vida de la Iglesia y en aquellas manifestaciones mediante las cuales los cristianos expresamos nuestra fe. Entre estas manifestaciones destacan los sacramentos, signos sensibles mediante los cuales la Iglesia nos comunica la vida de Dios y su salvación. Se trata de un tema muy sensible para los niños y niñas que ya han iniciado su preparación para celebrar el sacramento de la reconciliación y participar plenamente en la Eucaristía a partir de su primera comunión. De esta manera concluimos el 2o grado de catequesis al destacar la naturaleza comunitaria de la Iglesia y poner a los niños en camino para que se sientan cada vez más integrados en ella y no simples consumidores de los servicios que presta.

142

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 142

20/11/19 13:28


Encuentro 29

La promesa del Espíritu de la verdad Objetivo particular: Conocer la promesa de Jesús de enviar el Espíritu Santo para entender la verdad completa y proclamar nuestra fe en el misterio de la Santísima Trinidad.

En presencia de mi Padre Dios A los cuarenta días de resucitar, Jesús subió al cielo. Pero antes de partir, aseguró a sus discípulos que nunca los dejaría solos. Y prometió enviarles el Espíritu Santo, que es el Espíritu de Jesús. A Él invocamos en nuestro canto. (https://youtu.be/LiIuAOQOCAc)

Espíritu Santo, ven Espíritu Santo, ven, ven en el nombre del Señor. Acompáñame, condúceme

toda mi vida. Santifícame, transfórmame. Espíritu Santo, ven.

Motivación • Conozco 1 XX Motivar a los niños a escuchar atentamente el siguiente testimonio de Juan A.:

Eran las siete de la noche del 16 de septiembre de 1957. Yo, niño de ocho años de edad, estaba jugando con mis vecinos, y veía gente entrar y salir de mi casa. Presentí que algo estaba sucediendo. De pronto también llegó un sacerdote y entró. Desde que yo nací, mi madre siempre había estado enferma del corazón. A mi padre jamás lo vi rezar. En cambio, mi madre era mujer de profunda fe; oraba constantemente y me llevaba al templo, donde ella oraba y me enseñaba a orar. En cuanto salió de mi casa el sacerdote, una vecina me informó: –Tu mamá está muy enferma y quiere verte. Encontré a mi madre acostada. La vi muy acabada, pálida, los labios morados, pero su rostro feliz como siempre. Mi padre estaba sentado a un lado de la cama y lloraba. La señora que había ido por mí me dijo: –Acércate; tu mamá quiere decirte algo. Mi madre me abrazó, al tiempo que le decía a mi papá: –Prométeme que este nuestro hijo Juanito podrá estudiar y también conocer y practicar la religión; quiero que en toda su vida él sea un hombre decente. –No tengas cuidado –contestó mi padre también llorando–, te lo prometo. 143

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 143

20/11/19 13:28


Luego mi madre me miró intensamente y, acariciando mi cabeza, agregó: –Juanito, asegúrame que serás siempre un buen cristiano y que obedecerás a tu padre. Dios no te abandonará. En el cielo ya no hay muerte, y yo te estaré siempre mirando y pidiendo a Dios por ti. Juanito, dame un abrazo y un beso. Yo me voy, pero un día volveré por ti. Llorando, yo le di un abrazo muy fuerte y un beso mezclado con mis lágrimas y las suyas. Entonces la vecina me tomó de la mano, y me dijo: –Ahora acompáñame a tomar algún alimento. Durante la noche mi madre murió. Tenía treinta años de edad.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar con los niños acerca de lo que sucede en el relato y permitirles que expresen libremente

sus ideas. Después proponerles que abran su libro (página 131) y escriban en la escena la promesa que la mamá le hizo a su hijo Juanito (“Yo te estaré siempre mirando”, o bien, “Yo me voy, pero un día volveré por ti”). XX Comentarles que, cuando alguien se despide, no da un adiós definitivo; siempre promete volver o mantenerse en comunicación con sus seres queridos o amigos; y estos sienten su presencia aunque estén lejos. Como le pasó a Juanito cuando su mamá estaba a punto de irse con Dios; le prometió que siempre lo vería desde allá para que no se sintiera solo; él, con esa certeza, le prometió que se portaría bien y, porque la amaba mucho, lo cumplió.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del santo Evangelio según san Juan y Hechos de los apóstoles La promesa del Espíritu Santo El Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, hará que recuerden lo que yo les he enseñado y les explicará todo. Juan 14,25-26 Cuando venga el Espíritu de la verdad, los iluminará para que puedan entender la verdad completa. Juan 16,13

Esperen la promesa que les hice de parte del Padre. Dentro de pocos días ustedes recibirán la fuerza del Espíritu Santo. Hechos de los Apóstoles 1,4.8

Interiorización XX Antes de subir al cielo, Jesús pide a sus discípulos esperar que se cumpla la promesa que les hizo.

Comentar: • ¿De qué promesa les habla Jesús? ¿A quién deben esperar? • ¿Qué hará el Espíritu Santo en ellos? ¿Qué les dará a conocer? • ¿Quién lo enviará y en nombre de quién? Jesús asegura a los apóstoles que, aunque se ausente, no se va. Él sube al cielo y no lo podrán ver, pero lo sentirán muy cerca porque el Espíritu Santo hará que Jesús siga con ellos y les enseñe la verdad completa sobre el reino de Dios. 144

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 144

20/11/19 13:28


Actualización ¿En qué consiste la verdad que, según promete Jesús, será revelada por el Espíritu Santo? Esa verdad es lo que Jesús anunció y enseñó: que Dios es Padre, amor, ternura, perdón, misericordia y nos espera en el cielo. Jesús es la verdad porque es el Hijo de Dios, el Mesías, el Salvador, el Liberador y, por tanto, el Camino, la Vida y la Luz del mundo. Y para no dejarnos solos, nos promete su Espíritu de Amor que nos ilumina y nos guía hacia la verdad plena, sin dudas.

Oración • Platico con mi Padre Dios La promesa de Jesús a los apóstoles vale también para nosotros. Invitar a los niños a repetir todos, dos estrofas de un Himno muy antiguo de la Iglesia:

Llenémonos de gozo

Ven Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo, Padre amoroso del pobre; don en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Fórmula catequística • Memorizo El Espíritu Santo pone el mensaje de Jesús en nuestro corazón y nos anima e ilumina nuestra mente para que lo entendamos y cumplamos. “Cuando venga el Espíritu de la verdad, los iluminará para que puedan entender la verdad completa”.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que tomen una Biblia, la hojeen y busquen en el índice, por ejemplo, el libro de los Hechos de los apóstoles. Después, que lean en voz alta, alternándose los niños, el relato que narra el momento en que Jesús subió al cielo: Hechos 1,3-11

Compromiso • Avanzo El Espíritu Santo es el Espíritu de la verdad. Por eso, animar a los niños a ser fieles al Espíritu y se propongan decir siempre, cada vez que hablen, la verdad.

Para vivir en familia Pedirles que, junto a su familia, busquen en el Credo (página 153 del libro del niño) las palabras que se refieren al Espíritu Santo y las comenten. 145

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 145

20/11/19 13:28


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Te preparas conscientemente con la Palabra de Dios para que tu mensaje sea verídico?

Niños y niñas • ¿En nombre de quién hacemos la señal de la Cruz?

NOTAS

146

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 146

20/11/19 13:28


Encuentro 30

¡Lléname, Señor, con tu Espíritu! Objetivo particular: Conocer el envío del Espíritu Santo a la Iglesia el día de Pentecostés y reconocer su acción en nuestra vida para invocarlo y dejarnos conducir por Él.

En presencia de mi Padre Dios El Espíritu Santo que Jesús prometió enviar es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Es Dios igual que el Padre y el Hijo. Comenzamos la sesión de catequesis pidiéndole que nos llene con el fuego de su amor. (https://youtu.be/ZGo0iamUbe4)

Lléname, Señor, con tu Espíritu Lávame, Señor con tu Espíritu. Lávame, lávame, Señor. Y déjame sentir el fuego de tu amor, aquí en mi corazón, Señor.

Lléname, Señor, con tu Espíritu. Lléname, lléname, Señor. Y déjame sentir el fuego de tu amor, aquí, en mi corazón, Señor.

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños el siguiente relato titulado: Las tinieblas y la luz.

Cien mil personas se han reunido en el estadio Coliseum de los Ángeles, California. El padre Keller les está hablando. De pronto interrumpe su plática, para informar: –No se alarmen ustedes, ahora serán apagadas las luces. En efecto, el estadio queda en profunda oscuridad. Mediante los magnavoces, el padre Keller explica: –En este momento yo encenderé un cerillo; los que vean su luz digan simplemente: “Sí”. Y en cuanto brilla aquel punto de luz, la muchedumbre grita: ¡Sí! Después el padre Keller explica: –De manera semejante, cualquier acto de bondad de cualquiera de ustedes brillará en las tinieblas de un corazón humano. Por pequeño que sea, aquel rasgo de bondad no puede pasar desapercibido. Y agrega: –Ustedes pueden hacer mucho más. Todos los presentes que tengan un cerillo enciéndanlo por favor. De pronto, la oscuridad se convirtió en un centelleante mar de pequeñas llamas, –¿Están viendo ustedes? –concluye el padre Keller–. Todos juntos lograremos ahuyentar las tinieblas. 147

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 147

20/11/19 13:28


Desarrollo • Conozco 2 XX Comentar que, según el relato presentado, vemos lo que puede suceder cuando en medio de una

gran oscuridad, un pequeño cerillo apenas se nota; es imposible pensar que iluminará todo un estadio, cuando para lograrlo se usan cientos de reflectores. ¿Cómo pensar en un pequeño cerillo? Pero si se prenden miles de cerillos, la iluminación equivale a un gran reflector de pequeñas luces que ahuyentarán la oscuridad. XX Pedirles que, en su libro (página 134), iluminen el cerillo y, además, dibujen a los lados tantos cerillos como compañeros tienen en la catequesis.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Motivar a los niños para que estén atentos a la Palabra de Dios.

Proclamación del libro de los Hechos de los Apóstoles 2,1-4 El día de Pentecostés Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar.

De repente vino del cielo un ruido, semejante a una ráfaga de viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban.

Entonces aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos de Espíritu Santo.

Pentecostés significa quincuagésimo, o sea, cincuenta días después de Pascua. Este texto nos explica que los apóstoles estaban reunidos en donde acostumbraban e inesperadamente y sin explicación natural, escuchan un ruido como de ráfaga de viento muy fuerte; entonces aparecieron lenguas como de fuego sobre cada uno y así todos quedaron llenos del Espíritu Santo. Estos “ruidos” de viento y “lenguas de fuego” son expresiones de cosas conocidas por nosotros para que nos demos una idea aproximada de que el Espíritu se puede sentir y ver sus efectos o los símbolos en que se manifiesta (viento, lenguas de fuego, paloma…).

Interiorización XX Platicar sobre el acontecimiento de Pentecostés:

• ¿Qué significa la palabra Pentecostés? • ¿Cómo se manifestó el Espíritu Santo? • ¿Cómo quedaron los apóstoles?

XX Recordar que Jesús cumplió su promesa de enviar el Espíritu Santo. Dice la Palabra de Dios que

quedaron “llenos del Espíritu Santo”. El Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Es el que nos otorga sus dones: ciencia, fortaleza, consejo, entendimiento, sabiduría, piedad y temor de Dios (Isaías 11,1-2).

Actualización En el relato de Las tinieblas y la luz, el padre Keller comparaba esas lucecitas con acciones bondadosas que, por muy pequeñas que sean, no pasan sin dejar un buen ejemplo. Si todos hicieran actos buenos 148

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 148

20/11/19 13:28


(en su casa, su trabajo, su escuela, en la calle, etc.) serían muchos los que estarían haciendo sentir la presencia del Espíritu de Dios en ellos. También es necesario que los dones del Espíritu Santo, que ya mencionamos, los hagamos ver a los demás dando frutos de buenas obras de caridad, de gozo, paz, paciencia, bondad, benignidad, mansedumbre, fe, modestia, continencia y castidad. Si todos los que hemos sido bautizados actuáramos así, no habría corrupción, engaños, secuestros, matanzas, guerras, pleitos, etc., nos dejaríamos conducir por la acción del Espíritu Santo y cada persona, cada pueblo o colonia, cada nación seríamos en el mundo como grupos de cerillos que iluminan la oscuridad del pecado. Debemos invocar constantemente la ayuda del Espíritu Santo, para que los dones se hagan fruto de buenas obras en nosotros, y así gane Él y no el diablo.

Oración • Platico con mi Padre Dios El Espíritu Santo es el amor de Dios en nuestro corazón. Vamos a invocarlo para que nos llene de ese amor, como a los apóstoles, y podamos ser buen ejemplo para los demás: Ven Espíritu Santo, ilumina los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu, y todo será creado y se renovará la faz de la tierra.

Fórmula catequística • Memorizo El Espíritu Santo no se ve, porque es espíritu. Es como el aire que respiramos. El día de Pentecostés se manifestó a los apóstoles en forma de lenguas de fuego. ¿Cómo se nos manifiesta a nosotros? “Entonces aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo”.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que busquen en su libro (página 155) los dones y frutos del Espíritu Santo. Y, en la ilustración que tienen en su libro (página 136), escriban los dones alrededor de la llama del Espíritu y los frutos alrededor de los niños.

Compromiso • Avanzo Invitar a los niños a que todos los días invoquen al Espíritu Santo antes de ir a la escuela para que les asista y salgan adelante en sus estudios y acciones.

Para vivir en familia Proponerles que pregunten a las personas con las que viven si conocen los dones y frutos del Espíritu Santo. Si no los saben, que procuren enseñárselos.

149

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 149

20/11/19 13:28


Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Te sabes de memoria los dones y frutos del Espíritu Santo?

Niños y niñas • ¿Qué día descendió el Espíritu Santo sobre los apóstoles?

NOTAS

150

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 150

20/11/19 13:28


Encuentro 31

Una comunidad de amor Objetivo particular: Descubrir el estilo de vida de los primeros cristianos y entender que la Iglesia es comunión con todos, y dinamismo de compartir y participar de sus necesidades para fortalecer y vivir la fe.

En presencia de mi Padre Dios Vivimos en familia, tenemos amigos y hacemos cosas juntos. Jesús también quiso que sus amigos fueran como una familia. Esta familia es la Iglesia. A ella nos referimos en el canto. (https://youtu.be/KOfTC5zuaNE)

A la Iglesia del Señor A la Iglesia del Señor llegarán todos los hombres y al tocar ellos su puerta encontrarán solo amor. Cuando Pedro, apóstoles y fieles

vivían verdadera comunión, ponían en común todos sus bienes sin que hubiese entre ellos distinción.

Motivación • Conozco 1 XX Narrar a los niños el siguiente relato: La fuerza es la unión.

Un padre de familia recomendaba a sus hijos que vivieran unidos y en armonía, pero ellos no lo tomaban en serio. Un día, suplicó a sus hijos que le trajeran una docena de ramitas verdes, las ató fuertemente formando un manojo, y suplicó a los hijos: –Rompan ustedes este manojo. Ni siquiera uniendo todos sus esfuerzos, los hijos lograron romperlo. Luego el padre desató las ramitas y dijo: –Rómpanlas ahora por separado. Los hijos las rompieron con toda facilidad. Y entonces el padre concluyó: –Cada uno de ustedes es comparable con una de estas ramitas. Mientras vivan ustedes todos unidos, nadie podrá hacerles daño. En cambio, si viven separados por discordias, cualquiera podrá fácilmente acabar con ustedes (León Tolstoi).

151

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 151

20/11/19 13:28


Desarrollo • Conozco 2 XX Comentar que el señor del relato sufría con sus hijos porque no eran unidos y, tal vez, fácilmente

se peleaban y no le hacían caso. Él, sabiamente y con elementos tan sencillos como unas ramitas verdes, les da una enseñanza muy grande, pues cuando estaban juntas no se pudieron romper, pero de una en una acabaron con ellas fácilmente. Por eso él les explica que cada ramita es como cada uno de ellos: por separado los pueden dominar, pero si están unidos hacen la fuerza y no serán dominados. Eso quiere decir que no se deben pelear, tienen que verse como hermanos y ayudarse unos a otros. XX Pedir a los niños que abran su libro (página 137) e iluminen las ramitas verdes del papá y sus hijos. Después, comentar las acciones propuestas en la misma página del libro, aplicarlas a su experiencia familiar, y pedirles que rodeen con colores las que pueden hacer en su familia. ¿Cuáles de ellas colaboran a conseguir la convivencia y la unión de la familia?

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre XX Pedir a los niños que escuchen atentamente cómo era la vida de los primeros cristianos. ¿Se pare-

cen sus acciones aplicadas a la familia a las que han valorado anteriormente?

Proclamación del libro de los Hechos de los Apóstoles 4,32-33 Los primeros cristianos En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lo mismo, y nadie consideraba como propio nada de lo que poseía, sino que tenían en común todas las cosas. Por su parte, los apóstoles daban testimonio con mucha fortaleza de la resurrección de Jesús, el Señor, y todos gozaban de gran estima.

El pasaje bíblico habla de los creyentes para referirse a los que creían en Jesús resucitado, habían recibido el bautismo y, por ello, se incorporaban a la comunidad cristiana dirigida por los apóstoles y animada por el Espíritu Santo. De ellos, el relato bíblico dice lo positivo, lo que debe ser, lo que hacían siguiendo los consejos y ejemplos de Jesús. Al decir que todos pensaban lo mismo, no significa que quien pensara diferente fuera sometido, sino que, aun en su modo de pensar y actuar, estaban unidos, pues el amor de Dios y el Espíritu de Jesús los impulsaba. La gente que los conocía los respetaba por eso.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre la experiencia comunitaria de los primeros cristianos.

• ¿Cómo vivían los primeros cristianos? • ¿Qué hacían los apóstoles? • ¿Qué quiere decir creyentes? • ¿Qué los unía? • ¿Cómo los trataba la gente?

XX Pedir a los niños que completen en su libro, con las palabras que faltan, esta frase: Los primeros

cristianos vivían unidos y compartían todo lo que tenían. Eran como una familia. 152

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 152

20/11/19 13:28


Actualización Cuando estamos en la catequesis somos como los apóstoles en compañía de Jesús: escuchamos su palabra, aprendemos con gusto sus enseñanzas, convivimos con los compañeros, jugamos y vivimos muy contentos. Sin embargo, en la calle y en nuestros hogares, a veces nos comportamos de un modo distinto, no vivimos en armonía, molestamos a los más pequeños, no nos portamos de acuerdo con lo que aprendemos aquí en la catequesis y eso nos aparta de los demás. Cristo nos enseña que el amor es lo más importante en nuestra vida. Y nosotros, como cristianos, debemos esforzarnos por cumplir su mandamiento principal y, en todo momento, hacer el bien a los demás y fortalecer la unión en la familia y en la Iglesia. Para lograrlo tú puedes comenzar, por ejemplo: portándote bien, comiendo bien, obedeciendo a papá y a mamá, ayudando a quien lo necesita; también puedes hacer algunos servicios para tu parroquia y, sobre todo, asistir a la misa dominical con tu familia. Todo esto fortalecerá tu fe y unión con Jesús y serás y darás buen ejemplo a los demás.

Oración • Platico con mi Padre Dios Encomendemos nuestros buenos deseos a Jesús: Jesús, tú nos diste ejemplo de unidad con el Padre y el Espíritu Santo. Tus discípulos nos han enseñado a vivir como tú se los mostraste. Nosotros somos niños y también estamos unidos en el catecismo. Ayúdanos a ponerlo en práctica siempre y en todos lados para que hagamos una comunidad de amor. Amén.

Los apóstoles fueron testigos de la resurrección de Jesús y, después de recibir el Espíritu Santo, llevaron el mensaje de Jesús a todas partes. Los apóstoles daban testimonio con mucha fortaleza de la resurrección de Jesús, el Señor.

Fórmula catequística • Memorizo XX Exponer a los niños que en la Iglesia se hace desde siempre lo mismo que hacían los primeros

cristianos. Se puede comentar, por ejemplo, las actividades que se hacen en una parroquia, como el catecismo, la eucaristía, la atención a los necesitados, la escucha atenta de la Palabra de Dios, etc. Tales actividades ser llaman servicios porque se realizan para servir a los demás. XX Proponerles que comenten los servicios representados en las fotografías (libro del niño, página 139) y escriban debajo de qué servicio se trata. Después, plantearles en qué servicios pueden participar ellos.

Compromiso • Avanzo Explicar a los niños que los católicos formamos la comunidad cristiana unida por el Espíritu Santo en torno a Jesús y dirigida por el Papa y los obispos, que son los sucesores de los apóstoles. Pedirles que

153

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 153

20/11/19 13:28


escriban en su libro el nombre del Papa y el del obispo de la diócesis, y dedicar un tiempo a hablarles de quiénes son y qué hacen en la Iglesia. Finalmente, animarlos a formar parte de algún grupo de servicio en la parroquia o capilla y exhortarlos, si es el caso, a realizarlo con mucho respeto, devoción y amor; y si no forman parte de ningún grupo, invitarlos a que, cuando vayan a misa, se comporten como verdaderos discípulos de Jesús, atentos a la Palabra de Dios y participando en los cantos.

Para vivir en familia Ayudarles a descubrir que su familia también es, o podría ser, una pequeña comunidad de cristianos. Que platiquen con ella sobre su fe y su estilo de vida y se planteen si viven en unidad y se apoyan unos a otros como hacían los primeros cristianos.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Das testimonio de unidad en tu comunidad?

Niños y niñas • ¿Quién nos dio ejemplo de cómo vivir en unidad con los demás y apoyarse unos a otros?

NOTAS

154

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 154

20/11/19 13:28


Encuentro 32

Signos de vida y plenitud en la Iglesia Objetivo particular: Conocer los sacramentos y sentir la necesidad de asistir al catecismo y participar en los sacramentos para crecer en la vida de Dios.

En presencia de mi Padre Dios Un testigo es el que ha visto o vivido algo y dice a los demás eso que ha visto y vivido. Los apóstoles fueron testigos de la resurrección de Jesús porque lo vieron resucitado y lo transmitieron así a todo el mundo. Nosotros también somos testigos de Jesús, porque él habita en nosotros, y así lo cantamos.

Por ti, mi Dios Por ti, mi Dios, cantando voy la alegría de ser tu testigo, Señor. Me mandas que cante con toda mi voz;

no sé cómo cantar tu mensaje de amor. Los hombres me preguntan cuál es mi misión. Les digo: “¡Testigo soy!”

Motivación • Conozco 1 XX El siguiente texto nos brinda un gran aporte en el desarrollo del presente Encuentro.

Cuando falta un sentido Un ciego de nacimiento le pregunta a un amigo que tiene sus ojos buenos: – ¿Qué color tiene la leche? – Tiene el mismo color del papel blanco. – ¿Entonces la leche hace el mismo ruido del papel cuando lo rompemos? – Te explicaré mejor: la leche tiene el mismo color que tiene la harina de trigo. – Entonces la leche es un polvo menudo como la harina. – Bueno, es difícil explicártelo... la leche es tan blanca como la piel del armiño. – Ahora entiendo: la leche es tan suave como el terciopelo. – Nada de eso; la leche es blanca y punto; blanca como la nieve. – Finalmente entiendo: la leche es tan fría como la nieve. Es mucho más difícil explicar con cosas sensibles del mundo material, las realidades extrasensibles del mundo inmaterial (León Tolstoi). 155

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 155

20/11/19 13:28


Desarrollo • Conozco 2 Es muy difícil explicar, por ejemplo, cómo es un color o un objeto a alguien que no lo ha visto nunca. Si es un ciego, como en el caso anterior, más difícil aún, ya que en su mente hay un vacío de imágenes y necesita palpar y sentir para conocer las cosas. Ahora bien, en cualquier caso, las personas necesitamos comunicarnos y lo hacemos por medio de signos. Estos pueden ser gestos, palabras y acciones que, por una relación natural o convencional, evocan o representan una realidad, un pensamiento, una experiencia o una actitud. Estrechar la mano, por ejemplo, es un signo de amistad; las lágrimas son un signo de tristeza o dolor… Los signos, a veces, van acompañados de símbolos, que son cosas u objetos materiales que sugieren una realidad inmaterial; por ejemplo, la paloma es símbolo de la paz. XX Platicar con los niños y pedirles sus respuestas a estas preguntas: • ¿Qué símbolo representa a nuestra nación? • ¿Qué piensas cuando ves humo a lo lejos? • ¿Qué gesto haces para saludar a alguien? • ¿Qué representa un pastel con siete velas? • ¿Qué piensas cuando ves llorar a un amigo? XX Permitirles que digan otros casos de signos que conozcan y, acto seguido, pedirles que se dibujen en su libro (página 141) expresando a su mamá lo mucho que la quieren. XX Comentar que en la vida cristiana sucede algo parecido. ¿Cómo se comunica Dios con nosotros y nosotros con Él? La Iglesia ha recibido la misión de dar testimonio de Jesús, transmitir su salvación y llevarla hasta los confines del mundo. ¿Cómo podría comunicar esta salvación si no la tuviera? Jesús está presente en la Iglesia y, con él, su salvación. La Iglesia es, pues, depositaria de la salvación de Jesús y, por tanto, signo e instrumento de la misma. A esta cualidad de ser signo lo llamamos sacramento, palabra que significa signo visible de una realidad invisible u oculta; esta realidad invisible es la salvación de Dios, la cual la Iglesia posee y transmite gracias a la presencia y acción del Espíritu Santo en ella. Para comunicar esta salvación, la Iglesia se sirve de signos visibles, como el agua, el pan o el aceite, que son los sacramentos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación del libro de los Hechos de los Apóstoles 2,37-38.2,42; 8,14-17 La gente preguntó a los apóstoles: ¿qué tenemos que hacer? Pedro contestó:

-Conviértanse y hágase bautizar cada uno de ustedes para que queden perdonados sus pecados. Entonces recibirán la fuerza del Espíritu Santo. Hechos de los Apóstoles 2,37-38

Los que habían sido bautizados se dedicaban con perseverancia a escuchar la enseñanza de los apóstoles, vivían unidos y participaban en la fracción del pan y en las oraciones. Hechos de los Apóstoles 2,42 Los apóstoles Pedro y Juan fueron a Samaría para confirmar en la fe a los que habían recibido el bautismo; y, después de orar por ellos, les impusieron las manos y recibieron el Espíritu Santo. Hechos de los Apóstoles 8,14-17

156

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 156

20/11/19 13:28


Interiorización XX Platicar con los niños acerca de los textos bíblicos:

• ¿Qué dijo san Pedro que tenía que hacer la gente? • ¿En qué participaban los que había sido bautizados? • ¿Para qué fueron los apóstoles Pedro y Juan a Samaria? • ¿A quién recibieron cuando Pedro y Juan les impusieron las manos? • ¿Qué sacramento nos inicia a vivir como cristianos?

Los textos bíblicos anteriores aluden a tres sacramentos: Bautismo, Eucaristía y Confirmación. Esto que hicieron los apóstoles, por mandato de Jesús, se sigue haciendo en la Iglesia por medio de los obispos y los sacerdotes.

Actualización Los sacramentos son signos sagrados mediante los cuales Dios se comunica con nosotros y nos da su gracia, su vida y su amor. En la Iglesia Católica hay siete sacramentos: Bautismo, Reconciliación, Eucaristía, Confirmación, Unción de los Enfermos, Orden Sacerdotal y Matrimonio. Los siete fueron instituidos por Jesús. A partir de nuestro bautismo somos parte de la Iglesia y ahora nos preparamos para recibir los demás sacramentos. Los sacramentos se administran por medio de signos. Por ejemplo: en el Bautismo se derrama agua sobre la persona y se le unge con aceite; en la Confirmación el obispo impone sus manos; en la Eucaristía el sacerdote consagra pan y vino; en la Reconciliación el sacerdote pronuncia la fórmula de absolución etc. Se da el caso de personas que, a veces, solo tienen interés en obtener la boleta comprobante del sacramento que han recibido y olvidan lo más importante, que es una limpieza de actitudes con Dios y con los demás, una unión más íntima con Dios y el compromiso de ser consecuentes en su vida con el sacramento que han recibido. Por eso es necesario prepararse bien para recibir dignamente un sacramento.

Oración • Platico con mi Padre Dios Comentar a los niños que ellos ya han recibido el sacramento del Bautismo y, por tanto, ya pertenecen a la Iglesia. Ahora empiezan su preparación para recibir los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía. Motivarlos, pues, a poner ilusión en esa preparación y a pedírselo a Jesús. Jesús, yo deseo seguir mi preparación a los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía que con gran ilusión espero recibir. Ahora que aprendí que estos signos sacramentales me unen plenamente a ti, ayúdame a tomarlo en serio y con responsabilidad. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Explicar a los niños que la Eucaristía es como el corazón de la Iglesia y el alimento de la vida cristiana. Los primeros cristianos la llamaban fracción del pan porque en ella se reparte el pan en el que Jesús se nos da como alimento. Proponerles que memoricen la fórmula en que lo expresa el libro de los Hechos de los Apóstoles 2,42 y, sobre todo, la pongan en práctica. Los que habían sido bautizados participaban en la fracción del pan y en las oraciones.

157

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 157

20/11/19 13:28


Actividad • Aprendo Proponer a los niños que escriban en su libro (página 143) los siete sacramentos debajo de la ilustración a la que corresponda cada uno. Una vez que los hayan escrito, ayudarlos a que los estudien y aprendan de memoria (verlos en la página 154 del libro del niño).

Compromiso • Avanzo Motivarlos para que hagan el propósito firme de asistir a la catequesis todos los años establecidos, aun después de haber hecho la primera comunión.

Para vivir en familia Proponer a los niños que, junto a sus papás o quienes los cuidan, investiguen la relación que tienen los sacramentos con las experiencias más importantes de la vida. El libro del niño, en la página 144, facilita el trabajo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista • ¿Qué efecto hacen en ti los sacramentos?

Niños y niñas • ¿Quién instituyó los sacramentos? • ¿Qué nos transmiten?

NOTAS

158

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 158

20/11/19 13:28


Celebración 8

Celebramos la comunidad universal Objetivo particular: Celebrar que la Iglesia Católica, a la que pertenecemos, es universal y valorar el trabajo de llevar el Evangelio al mundo entero.

Motivación Iniciamos cantando con alegría.

A edificar la Iglesia A edificar la Iglesia [3] del Señor, hermano, ven ayúdame, hermano, ven ayúdame a edificar la Iglesia del Señor. Yo soy la Iglesia, tú eres Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Hermano, ven ayúdame…

Los pobres son la Iglesia, los ricos son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Hermano, ven ayúdame… Los buenos..., los malos, san Pedro..., san Pablo, María..., los santos, los negros..., los blancos.

Desarrollo Para que verdaderamente seamos personas de fe en Dios con la luz y fuerza del Espíritu Santo, formando comunidad, siguiendo a Jesús y creciendo en su vida divina con los sacramentos, tenemos que escuchar la Palabra de Dios y aprender fórmulas de fe, hacer oración, etc. Así la Iglesia, aunque dispersa por el mundo entero, por toda la tierra, se une en una sola comunidad y con un solo lenguaje: el amor, con un solo corazón y sin distinción de raza, lengua, pueblo y nación. Escuchemos lo que nos dice la Palabra de Dios en la Biblia.

Palabra de Dios Del santo Evangelio según san Mateo 19,20 Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos y bautícenlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, enseñándoles a poner por obra todo lo que les he mandado. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos.

La Iglesia es católica porque ha sido enviada por Cristo en misión a la totalidad del género humano. Por ello la Iglesia Católica tiende siempre y eficazmente a reunir a la humanidad entera con todos sus valores bajo Cristo como cabeza, en la unidad del Espíritu (Vaticano II, Lumen gentium 13). 159

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 159

20/11/19 13:28


Católica significa universal, lo cual quiere decir que en todo el mundo hay católicos. La predicación de la Palabra de Dios va extendiendo por todo el mundo la fe y el amor a Dios, lo que, unido a la educación en la fe por medio de la catequesis, va haciendo que, aunque hablemos muchos idiomas, estemos unidos por la oración. También la Iglesia toda alaba a Dios. Hagámoslo nosotros con alegría, cantando: Que canten los niños. (https://youtu.be/Ay3cjfZB9VE)

Que canten los niños Que canten los niños, que alcen la voz, que hagan al mundo escuchar, que unan sus voces y lleguen al sol, en ellos está la verdad. Que canten los niños que viven en paz y aquellos que sufren dolor, que canten por esos que no cantarán

porque han apagado su voz. Yo canto para los que no tienen paz. Yo canto para que respeten la flor. Yo canto para que sea el mundo feliz. Yo canto para no escuchar el cañón. Que canten los niños...

Preces La Iglesia es católica, universal, porque la Iglesia es Cristo y, donde está Él, hay comunidad eclesial. Pidamos por la unidad de la Iglesia Católica para que sea verdaderamente una sola, sea santa, y no nos falten los apóstoles y evangelizadores. Digan todos, después de cada petición: Que la Iglesia llegue a todos. – Que el Espíritu Santo ilumine al Papa y a los obispos para... – Que haya muchos sacerdotes para... – Que no falten religiosas y religiosos para... – Que todos los papás y mamás recen para... – Que todos los niños vayan al catecismo para...

Oración Jesús, gracias por haberme llamado a participar en tu Iglesia, por darme tu vida divina y tus enseñanzas. Quiero ser un buen ejemplo de católico para que muchos niños y niñas se acerquen a conocerte y a educarse también en la fe y el amor. Amén.

160

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 160

20/11/19 13:28


Cristo te necesita Cristo te necesita para amar, para amar. Cristo te necesita para amar [2]. No te importen las razas ni el color de la piel. Ama a todos como hermanos y haz el bien [2]. Al que sufre y al triste, dale amor, dale amor. Al humilde y al pobre, dale amor [2]. No te importen las razas‌ Al que vive a tu lado, dale amor, dale amor. Al que viene de lejos, dale amor [2].

No te importen las razas‌ Al que habla otra lengua, dale amor, dale amor. Al que piensa distinto, dale amor [2]. No te importen las razas‌ Al amigo de siempre, dale amor, dale amor. Al que no te saluda, dale amor [2]. No te importen las razas...

NOTAS

161

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 161

20/11/19 13:28


Para caminar como Iglesia

PARADA 3

Somos Iglesia, presencia en el mundo de Jesús resucitado JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 3 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 3: Somos Iglesia, presencia en el mundo de Jesús resucitado. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 7 y 8) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

SOMOS IGLESIA, PRESENCIA EN EL MUNDO DE JESÚS RESUCITADO UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 3) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 7: Viviendo la Pascua con Jesús • UNIDAD 8: El Espíritu de Jesús en la Iglesia • Muerte y resurrección de Jesús • La presencia del Espíritu de Jesús en la Iglesia y en los cristianos a. Reconocidos en el amor b. Grandes y pequeñas acciones 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Reconocidos por el amor XX En las unidades precedentes hemos hablado sobre las actitudes de Jesús. Ahora nos centramos en

el mandamiento del amor como expresión radical de esas actitudes y del amor misericordioso del Padre. XX Pide a los niños que piensen algunas situaciones en las que se han comportado como verdaderos

hermanos de Jesús, miembros de la Iglesia. XX ¿Cuáles de esos actos también se viven en la catequesis?

162

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 162

20/11/19 13:28


2. Grandes y pequeñas acciones XX Este apartado, junto con los 10 consejos del papa Francisco para cuidar el medio ambiente, pre-

tenden preparar a los niños para la realización del proyecto de este segundo ciclo de catequesis. XX Es importante que los niños, a pesar de su temprana edad, sepan que pueden contribuir y gene-

rar una cultura del cuidado y del amor por la creación. XX De los 10 consejos mencionados en la página 147, pídeles que compartan cuáles realizan

comúnmente. XX También pregúntales cuáles creen que podrían realizar, como grupo, durante el horario de cate-

quesis para mantener su espacio más limpio y confortante.

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Para la elaboración del proyecto es importante considerar lo revisado en las Paradas previas. XX Partir del reconocimiento de la creación como hermana nuestra, para después profundizar en su

cuidado y, así, establecer acciones para evitar su deterioro y destrucción. XX Si bien las acciones pueden ser muy sencillas, es importante que sean los niños quienes establez-

can sus objetivos y estrategias a seguir. XX Como en los grados posteriores, es conveniente tener claro los siguientes aspectos:

¿Qué acción realizaremos? ¿Cuándo la realizaremos? ¿Quién será el responsable?

¿A quién beneficiaremos o acompañaremos? XX Si bien no escribirán estos aspectos en el libro de trabajo, ayudarán a perfilar con claridad el pro-

yecto a realizar.

163

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 163

20/11/19 13:28


NOTAS

164

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 164

20/11/19 13:28


NOTAS

165

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 165

20/11/19 13:28


NOTAS

166

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 166

20/11/19 13:28


Índice PRESENTACIÓN.................................................................................................................................4 INTRODUCCIÓN................................................................................................................................5 Unidad 1: Dios es mi Padre...........................................................................................................9 Encuentro 1: Soy hijo de Dios, mi Padre........................................................................................11 Encuentro 2: Dios Padre ha hecho a mi hermano y vive en él......................................................14 Encuentro 3: Como hijo de mi Padre Dios, respeto la vida...........................................................17 Encuentro 4: Como hijo de mi Padre Dios, cuido sus obras..........................................................20 Celebración 1: Somos hijos de Dios, nuestro Padre, y le damos gracias.......................................23 Unidad 2: María, alegría de Israel..............................................................................................25 Encuentro 5: María, hija predilecta de Dios...................................................................................27 Encuentro 6: María, mujer llena de cualidades.............................................................................30 Encuentro 7: María nos enseña a amar a Dios...............................................................................33 Encuentro 8: María dijo sí a Dios....................................................................................................36 Celebración 2: ¡Gracias, María, por tu alegría y entrega!...............................................................39 Unidad 3: Los orígenes de Jesús..................................................................................................41 Encuentro 9: Jesús, descendiente de David....................................................................................42 Encuentro 10: Jesús, en la voz de los profetas................................................................................45 Encuentro 11: Juan Bautista prepara la venida de Jesús...............................................................48 Encuentro 12: En espera de la promesa.........................................................................................51 Celebración 3: Orígenes de Jesús....................................................................................................54 Parada 1: Hijos amados de Dios, cuidadores de la creación.........................................................57 Unidad 4: Jesús, promesa del Padre..........................................................................................61 Encuentro 13: Recibo a Jesús, mi hermano....................................................................................63 Encuentro 14: María y José presentan a Jesús en el templo..........................................................66 167

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 167

20/11/19 13:28


Encuentro 15: Los reyes que vienen de Oriente.............................................................................69 Encuentro 16: ¿Por qué me buscaban?...........................................................................................72 Celebración 4: Jesús crecía en edad, sabiduría y gracia.................................................................76 Unidad 5: Así comenzó la buena noticia de Jesús...................................................................79 Encuentro 17: Adorarás al Señor tu Dios y solo a él darás culto...................................................81 Encuentro 18: Jesús nos llama a ser sus amigos............................................................................85 Encuentro 19: ¡Aún no ha llegado mi hora!...................................................................................88 Encuentro 20: Jesús descubre su divinidad ante sus apóstoles ....................................................91 Celebración 5: ¡Una alegre noticia: Jesús!......................................................................................94 Unidad 6: Jesús me guía hacia el Reino del Padre..................................................................97 Encuentro 21: Jesús es el buen pastor............................................................................................99 Encuentro 22: La paciencia de Jesús.............................................................................................102 Encuentro 23: La compasión de Jesús..........................................................................................106 Encuentro 24: La ternura de un rey bien padre...........................................................................110 Celebración 6: Celebramos con Jesús el reino de Dios Padre......................................................115 Parada 2: Como Jesús, admiramos y cuidamos la creación.........................................................119 Unidad 7: Viviendo la Pascua con Jesús..................................................................................121 Encuentro 25: Signos de la presencia de Jesús.............................................................................123 Encuentro 26: ¡Todo se ha cumplido!...........................................................................................127 Encuentro 27: ¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?..........................................131 Encuentro 28: ¡Señor mío y Dios mío!..........................................................................................135 Celebración 7: Celebremos a Jesús, luz del mundo.....................................................................138 Unidad 8: El Espíritu de Jesús en la Iglesia.............................................................................141 Encuentro 29: La promesa del Espíritu de la verdad...................................................................143 Encuentro 30: ¡Lléname, Señor, con tu Espíritu!..........................................................................147 Encuentro 31: Una comunidad de amor......................................................................................151 Encuentro 32: Signos de vida y plenitud en la Iglesia .................................................................155 Celebración 8: Celebramos la comunidad universal....................................................................159 Parada 3: Somos Iglesia, presencia en el mundo de Jesús resucitado........................................162

168

Guia Alianza 2-U8_141-164.indd 168

20/11/19 13:28


1 2 1 2

Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

198850

Jesús, mi hermano DIÓCESIS DE ECATEPEC

www.diocesisecatepec.org.mx

198850 ALIANZA 2 ECA G1 COMU_forros.indd All Pages

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

CONFIRMACIÓN EUCARISTÍA

Jesús, mi hermano

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

1

Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

20/11/19 16:06

Profile for PPC Editorial. México

Jesús, mi hermano. GUÍA 1 COMUNIÓN  

Jesús, mi hermano. GUÍA 1 COMUNIÓN  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded