Soy hijo de Dios. TEXCOCO Guía 1

Page 1

Soy hijo de Dios

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

1

Alianza, creación de amor Soy hijo de Dios Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Jesús, el amigo que me habla Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Parvulitos

P 1 2 3 4 5 6

Soy hijo de Dios

191062

mx.ppc-editorial.com

191062 ALIANZA G1_forros.indd All Pages

DIÓCESIS DE TEXCOCO Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

22/11/19 12:19


Coordinación editorial Óscar Hernández Galicia Revisión, adaptación y edición Mario González Jurado Paula Depalma

Esta obra fue iniciada por Mons. Carlos Aguiar Retes para bien de nuestra Diócesis de Texcoco

Diseño Astrid Chávez Torres Carlos Fernández Mendoza Diagramación Angélica Alva Robledo Cubierta Astrid Chávez Torres Fotografías Miguel Ángel López Pérez, Sergio Cuesta, Archivo SM, Abril Villanueva Autoría Juan Manuel Mancilla Sánchez Colaboración Comisión Diocesana de Pastoral Profética. Dimensión de Catequesis Diócesis de Texcoco Imprimátur Excmo. Sr. Dr. D. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo Residencial de Texcoco Nihil obstat Pbro. Víctor Manuel Tolivia Meléndez Secretario Canciller D. R. © 2019. DIÓCESIS DE TEXCOCO A. R. Fray Pedro de Gante No. 2, Centro, 56100 Texcoco, Méx. D. R. © 2019. PPC Editorial, S.A. de C.V. Magdalena 211. Col Del Valle. C.P. 03100 México, Ciudad de México Edición 2019 ISBN Colección: 978-607-8596-30-0 ISBN Volumen: 978-607-8596-34-8 Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el diseño tipográfico y de portada, sea cual fuera el medio, electrónico o mecánico, incluido fotocopiado, grabación o cualquier otro medio de almacenaje o base de datos, sin el consentimiento por escrito de DIÓCESIS DE TEXCOCO, A.R. y PPC EDITORIAL, S.A. DE C.V.

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 2

22/11/19 09:18


3

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 3

22/11/19 09:18


Presentación El presente texto de catequesis infantil, Soy hijo de Dios, forma parte integral de la Serie Alianza, textos de catequesis infantil escolarizada, propios de la Diócesis de Texcoco, que inicia con el curso de parvulitos hasta llegar al sexto grado. La Serie Alianza es un itinerario de formación catequística dirigido a quienes se están preparando para recibir alguno de los sacramentos de la Iniciación Cristiana. Su finalidad es que el catequizando, de acuerdo con su edad (desde párvulos hasta sexto grado), se forme en un proceso gradual como buen discípulo de Jesucristo y logre la madurez en la fe. Esta serie comunica la doctrina cristiana teniendo en cuenta la realidad cultural, cronológica y psicológica del catequizando. El presente libro de 1º grado pretende ser una ayuda eficaz para los catequistas y padres de familia, pero, sobre todo, para los niños que están dentro del proceso de Iniciación Cristiana. La finalidad de los Encuentros catequísticos es que, a través de ellos, se experimente a Dios Padre amoroso, tierno y cercano. Es de vital importancia la participación de los padres de familia en los retiros o celebraciones que se incluyen al término de cada unidad, así como la asistencia a la Eucaristía dominical junto con sus hijos, ya que así sentarán bases específicas de la educación en la fe de sus hijos e hijas. Este material ha sido elaborado con mucho entusiasmo para que sea un apoyo importante en el arduo trabajo evangelizador que se emprende día a día. Deseamos que el tiempo y las esperanzas compartidas en estas catequesis sean un motivo para seguir haciendo germinar las semillas del Reino; formando, con el Evangelio, corazones y mentes capaces de hacer presentes en nuestro mundo dividido la alegría, la justicia, el amor y la fraternidad.

Comisión Diocesana de Pastoral Profética. Dimensión de Catequesis Diócesis de Texcoco

4

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 4

22/11/19 09:18


Introducción CLAVES PARA EL CATEQUISTA Soy hijo de Dios es el catecismo de 1º grado, elaborado para las parroquias que participan en la catequesis escolarizada. El presente libro pretende ser una ayuda eficaz para los catequistas y padres de familia, pero, sobre todo, para los niños que están dentro del proceso de Iniciación Cristiana. El libro contiene propuestas de materiales didácticos y actividades para trabajar cada Encuentro, que se podrá practicar o incrementar de acuerdo con la realidad y creatividad de cada uno. El contenido del texto está elaborado desde la Serie Alianza contemplando las cuatro dimensiones que se deben impulsar en toda persona cristiana de acuerdo con su edad y cultura:

• El anuncio (kerygma). • El servicio (diaconía). • La comunidad (koinonía). • El testimonio (martyría). Actitudes y tareas del catequista Es importante que en cada Encuentro se apliquen los pasos de la metodología del Proyecto Alianza sin descuidar ninguno, para lo cual explicaremos la manera como deben trabajarse el libro del catequista y el libro del niño durante el desarrollo de cada Encuentro. Para comprender mejor cada aspecto de la metodología y ser fieles al espíritu de la Serie Alianza es importante que el catequista asista a los cursos de formación, ya sea en su parroquia o en algún otro lugar de la Diócesis. El catequista tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

• Tendrá el compromiso de revisar y preparar anticipadamente cada Encuentro, utili-

zando para ello tanto el libro del catequista como el libro del niño. • Deberá tomar en cuenta el objetivo correspondiente a cada Encuentro del libro del niño. • Preparará el material o materiales que se requieran. A veces será necesario que solicite con anticipación algún material a los niños. • Considerará que hay Encuentros que contemplan la presentación de alguna escenificación y, por lo tanto, habrá que prever la organización y ensayo de la misma. • Investigará para obtener mayor información cuando considere que el contenido del catecismo no le sea suficiente para explicar con claridad el Encuentro. • Deberá realizar la misma tarea que se señala para los niños.

5

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 5

22/11/19 09:18


• Tomará en cuenta que cada Encuentro está contemplado para impartirse en dos horas

con su respectivo descanso, en donde el proceso enseñanza-aprendizaje se llevará a cabo a través de cantos, actividades, lecturas, diálogo interpersonal, expresión oral y escrita, juegos... • Permitirá y motivará la participación constante de todos los catequizandos. • Adoptará durante todo el año la actitud de escuchar con atención y paciencia a cada uno de los niños, respetando sus ideas. Evitará contrariarlos o callarlos; más bien, deberá orientarlos y darles confianza a que participen con entusiasmo.

Actividades preliminares El catequista realizará siempre las actividades preliminares antes de dar inicio con las actividades propias de cada Encuentro. Por eso intentará:

• Llegar antes que los niños, para preparar el lugar donde se realizará el Encuentro. • Hacer el recibimiento y dar la bienvenida a sus catequizandos. • Pasar lista. • Revisar la tarea. • Situar cada tema dentro de la unidad. En concreto, al comenzar cada unidad, se podrá

trabajar con los elementos que lo constituyen: • La portadilla: Al inicio de cada unidad se puede hablar acerca del título de la unidad y de la foto que lo ilustra. • Los objetivos: En cada unidad se incluyen el objetivo de esa unidad y los objetivos correspondientes a cada Encuentro. Los objetivos se pueden comentar al principio de cada unidad y de cada tema para que los niños se sitúen adecuadamente. • Imagen y frase: Los objetivos van acompañados de una imagen que de alguna forma está relacionada con el contenido de la unidad. Una frase al final de la página sintetiza también el contenido y se puede usar para motivar el diálogo y dar una visión de conjunto.

Preparación de los Encuentros Para la preparación de los Encuentros conviene tener en cuenta la correspondencia entre las distintas secciones de esta guía y las del libro del niño. Hemos incluido en cada apartado el nombre con el que se designan las secciones en el libro del niño.

6

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 6

22/11/19 09:18


Libro del catequista

Sentido

Objetivo particular

En presencia de mi Padre Dios

Acogida y oración inicial.

Motivación • Conozco 1 Desarrollo • Conozco 2

• Motivación para centrarse en el contenido. • Desarrollo del contenido.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre

Palabra de Dios escuchada, interiorizada y actualizada.

• Proclamación [Escuchamos…] • Lectura y proclamación de la Palabra. • Interiorización [Interiorizo lo que he escuchado] • Interiorización de la Palabra. • Actualización [Actualizo lo que he escuchado] • Actualización de la Palabra. Oración • Platico con mi Padre Dios

Momento de oración y expresión de la fe.

Fórmula catequística • Memorizo

Aprendizaje y memorización de los contenidos fundamentales.

Actividad • Aprendo

Interiorización y aplicación personal del mensaje recibido.

Compromiso • Avanzo

Compromiso personal y su realización en la comunidad.

Para vivir en familia

Envío a compartirlo a la comunidad.

Evaluación • Compruebo mi fe

Evaluación de algunos aspectos fundamentales.

7

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 7

22/11/19 09:18


Desarrollo de los Encuentros Para el desarrollo de los Encuentros, el catequista llevará a cabo esta secuencia: 1. Iniciar el Encuentro con la sección En presencia de mi Padre Dios siguiendo las indicaciones de la guía y los contenidos del libro del niño. 2. Centrarse en los contenidos de las secciones Motivación y Desarrollo. El catequista entrega el contenido de estas secciones de manera expositiva y viva. Si es necesario, el niño puede cerrar su libro en ese momento. En el libro del niño figura una síntesis que puede servir de recuerdo, revisión y síntesis de lo que ha presentado el catequista. 3. El catequista también puede trabajar directamente con el contenido de la sección Conozco. En todo caso, se centra en el libro del niño y revisa lo que se propone en esa sección si no se ha hecho antes. Se ayuda al niño a realizar lo que se pide. 4. Desarrollar el apartado Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre en el que hemos incluido la escucha de la Palabra y su interiorización y actualización. En el libro del niño ponemos un breve resumen. A partir de 4º grado se lee directamente de la Biblia. 5. Tener un momento de oración y expresión de la fe según lo indicado en Oración • Platico con mi Padre Dios. 6. Trabajar la sección Memorizo, siguiendo las instrucciones de la sección Fórmula catequística • Memorizo. 7. Explicar cómo se desarrolla Aprendo, conforme a lo que se dice en Actividad • Aprendo. 8. Plantear el Compromiso • Avanzo para realizar el compromiso personal. 9. Comentar lo que se dice en Para vivir en familia para animar a su realización. 10. Concluir con lo que se pide en Evaluación • Compruebo mi fe. En ocasiones la evaluación es para el catequista y también para el niño.

Las Celebraciones Las Celebraciones contienen elementos simbólicos y vivenciales, con el propósito de que, los que participan en ellas, reflexionen y profundicen en cada uno de los contenidos de los Encuentros. De igual manera, los niños encuentran material que contiene oraciones y plegarias como apoyo para el itinerario personal de fe.

Las Paradas A lo largo del ciclo de catequesis haremos tres paradas, breves momentos para: 1. Recordar los contenidos principales de las unidades anteriores. 2. Conocer mejor nuestra realidad e iluminarla con el mensaje del Evangelio. 3. Elaborar un proyecto que realizaremos como grupo, dentro de nuestra comunidad.

8

Guia Alianza 1_U0-001-008.indd 8

22/11/19 09:18


1

unidad

Dios Padre me regala un mundo maravilloso

Admiramos la obra creadora de Dios a través de imágenes y el contacto con la naturaleza Descubrimos la presencia de Papá Dios en la Creación y le damos gracias.

ENCUENTRO 1 Descubrimos en la naturaleza la presencia de Dios y experimentamos su cercanía. ENCUENTRO 2 Valoramos y agradecemos todo lo que Dios ha puesto en este mundo para que seamos felices. ENCUENTRO 3 Descubrimos a Adán y Eva como nuestros primeros padres. ENCUENTRO 4 Sentimos el amor tan grande que Dios nos tiene a través del cuidado de los papás. CELEBRACIÓN 1 Aprendemos a alabar a Dios en la creación y a darle gracias.

¡Te alabamos, Papá Dios, por el mundo tan bonito que has creado!

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 9

22/11/19 12:06


La Unidad 1 sitúa a los niños y niñas ante una de sus experiencias más ricas y fascinantes: su relación con la naturaleza y con el medio familiar y social. Y es en el contexto de esta relación donde pretendemos lograr que sean conscientes de nuestro mundo, lo maravilloso que es, ha sido creado por Dios para que vivamos en él y lo disfrutemos de manera responsable. Así, pues, comenzamos el Primer Grado de Catequesis poniendo a los niños y niñas en contacto con la naturaleza para centrar su atención en el mensaje religioso que dimana de ella: el reconocimiento del carácter gratuito y amoroso del mundo creado por Dios. Con este fin, la primera unidad incide en la consideración de que el mundo ha sido creado por Dios y, además nos lo ha regalado a las personas. Y todo ello porque nos quiere. El amor de Dios es inmenso y lo manifiesta en su obra creadora. No solo nos da la vida, por medio de nuestros padres, sino también los medios para vivir y ser felices. De esta manera iniciamos un proceso catequético que conducirá a los niños y niñas a descubrir, de forma progresiva, la imagen de un Dios, Creador y Padre, que nos ama y actúa a favor de cada uno de nosotros y a favor de la humanidad. Los niños y niñas están en un momento favorable para percibir y admirar las maravillas de la naturaleza y relacionarlas con el autor de la misma; también les será fácil apreciar que Dios es bueno porque ha hecho cosas buenas y nos las da gratis. Todo ello suscitará en ellos actitudes de admiración y agradecimiento a Dios y les ayudará a adquirir hábitos relacionados con el respeto a la naturaleza y a las personas.

10

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 10

22/11/19 09:38


Encuentro 1

Mi Padre Dios crea todas las cosas pensando en mí Objetivo particular: Descubrir en la naturaleza la presencia de Dios y experimentar su cercanía. RECURSOS RECURSOSQUE QUESUGERIMOS SUGERIMOSPREPARAR PREPARAR 1. Ambientar el salón con fotografías o carteles de naturaleza: paisajes, sol, estrellas, luna, animalitos, flores, plantas, etc. 2. Cantos: ¿Cómo te llamas tú? y Demos gracias al Señor. 3. Elaborar una TV Seguir los pasos siguientes: 1. Tomar una caja mediana de cartón y forrarla con papel de color; cortar un lado de la caja dejando2 cms en la orilla, esta parte será la pantalla. 2. Hacer dos orificios paralelos en la parte superior e inferior de la caja, lo más cerca posible de la orilla, e introducir en ellos dos palitos delgados que sirvan de soporte para la tira de papel que proponemos a continuación. 3. Preparar hojas blancas de tamaño oficio y unirlas de las orillas de manera que quede una tira larga. 4. Realizar en cada hoja un dibujo que ilustre cada día de la creación hasta conformar toda la historia. Estos dibujos deben ser con color y muy vivos. Por ejemplo: C ielo y tierra (fondo oscuro) Tierra iluminada por el sol Tierra, de noche, con luna y estrellas. Río con árboles y flores alrededor. Cielo y mar, con aves y peces. Terreno con animales diversos. 5. Agregar una hoja con esta frase: “Y vio Dios que todo era bueno”. Al final, poner la palabra: “Continuará”, ya que la TV se utilizará también en algunos otros temas. 6. Girar uno de los palitos para que funcione el televisor; de esta manera uno irá soltando la tira con imágenes mientras el otro la irá envolviendo. 4. Hacer un franelógrafo Seguir el proceso siguiente: 1. Utilizar una base de cartón o madera, de tamaño adecuado para que todos los niños y niñas puedan verlo bien, y forrarla con franela de color llamativo. 2. Preparar carteles de tamaño regular para que quepan en el franelógrafo. Los carteles contendrán estas tres frases: “Creo en Dios, Padre todopoderoso”, “Creador del cielo y de la tierra” y “De todo lo visible y lo invisible”. 3. P egar un poco de contactel o lija gruesa en la parte posterior de cada cartel para que pueda adherirse al franelógrafo.

11

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 11

22/11/19 09:38


El libro de los niños y niñas presenta, como introducción al tema de la unidad, unas fotografías, unas frases y un canto. Sugerimos empezar con un saludo y el canto.

Motivación • Conozco 1 Saludo y presentación de los niños con palabras como estas: • Buenos días (tardes)! ¿Cómo están? • Me da mucho gusto recibirlos. ¡Bienvenidos! • Yo voy a ser su catequista y mi nombre es... • A partir de hoy aprenderemos a convivir con alegría; para ello, necesitamos conocernos y lo haremos por medio del siguiente canto. Canto Invitar a los niños y niñas a hacer un círculo y enseñarles los movimientos que proponemos a continuación para acompañar al canto. Después canten y bailen todos juntos. • Cruzar las manos saludando a la vez al compañero de la derecha y al de la izquierda. Luego señalar hacia el frente. • Voltearse hacia un lado y avanzar agachándose y subiendo constantemente. Repetirlo hacia el lado contrario. • Hacer un trenecito agarrándose de los hombros y avanzar hacia donde sea. Repetirlo hacia el otro lado.

¿Cómo te llamas tú? ¿Cómo te llamas tú? Dímelo ya, dímelo ya. ¿Cómo te llamas tú? Dímelo, dímelo, dímelo, dímelo ya. Tu nombre es chiquitito pero muy rebonito.

Busquemos otro nombre para poder jugar [2]. ¿Cómo te llamas tú…? Y cha y cha y chacachacacha, Y chacachaca chacachacachaca [2]. ¿Cómo te llamas tú…? Pedro Noguez (Payaso Rary en Evangelizando con alegría)

Comencemos dando gracias por todo lo creado. Se hace de la siguiente manera: la catequista con anticipación hace en número los días de la creación. Pasa un niño por cada número a pegar lo que en el primer día se creó y así sucesivamente. Todos: Gracias, por pensar en mí. XX Comenta en cuantos días Dios hizo la creación. – ¿En quién estaba pensado Dios cuando hizo la creación? Se le pide a los niños que salgan y se den cuenta qué hay afuera. Preguntarles qué vieron y dejar que ellos se expresen. Si lo que dijeron es obra de la creación comentar que es obra de Dios. La catequista presenta imágenes de la lluvia se pregunta ¿por quién fue creado? Luego presenta imágenes de un bebé y pregunta: ¿por quién fue creado? Por último presenta imágenes de un caballo y pregunta: ¿por quién fue creado? 12

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 12

22/11/19 09:38


Observación de imágenes XX Pedir a los niños y niñas que abran su libro y observen con calma el paisaje representado en la fotografía que ilustra el inicio de la Unidad 1. XX Dar un tiempo para que lo miren bien y platicar con ellos sobre lo que más les haya gustado o llamado la atención. XX Preguntar si han visto alguna vez paisajes parecidos y dejar que expresen sus impresiones. XX Comentar las fotografías o carteles de naturaleza expuestos en la sala. XX Destacar la belleza de las imágenes observadas y, sobre todo, de la realidad que representan. Paseo por el campo XX Si es posible, formar a los niños y niñas y guiarlos a un parque cercano o a un jardín para que contacten con la naturaleza que les rodea. Conviene que se fijen en el cielo, el sol, la luz, las plantas y las flores, los pajaritos y otros animalitos, etc. XX Prestar atención a las expresiones espontáneas de los niños y niñas y provocar sus comentarios sobre lo que más les llame la atención. Incluso ayudarles a descubrir algo pequeño que sea difícil de encontrar y forme parte de la naturaleza. Reflexión XX De vuelta al salón, comentar lo que han visto y preguntarles qué es lo que más les ha gustado y por qué. XX Ayudarles a comprobar que, alrededor de nosotros, hay cosas muy bonitas, unas que ya conocíamos, por ejemplo… (los niños pueden mencionar algunas), y muchas otras que hoy descubrimos. XX Plantear estas preguntas: – ¿Quién hizo todas estas cosas tan bonitas que hemos visto? – ¿Cuáles conocías? – ¿Cuáles no habías visto?

Desarrollo • Conozco 2 El dibujo propuesto a los niños y niñas para que terminen de iluminarlo es como una película de la creación. Su objetivo es fijar en la sensibilidad del niño los elementos esenciales de la obra creadora de Dios y preparar, de esta manera, el mensaje bíblico que concretaremos a continuación. Conviene ayudarlos a constatar los elementos representados en la película antes de proponer que los iluminen.

Actividad • Aprendo Presentar el relato bíblico de la Creación (Génesis 1) utilizando la televisión elaborada y los dibujos preparados, tal como se sugirió anteriormente.

Proclamación de la Palabra (Génesis 1,1-25) XX Pedir a los niños y niñas que se sienten y pongan atención. XX Hacer la lectura reposada del texto siguiente y, a la vez, ir pasando por la televisión las imágenes

correspondientes. 13

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 13

22/11/19 09:38


Hace muchos años no había nada. Solo existía Dios. Y Dios creó el cielo y la tierra. La tierra era muy oscura y estaba vacía. Y dijo Dios: ¡Que exista la luz! Entonces la tierra se iluminó, se hizo de día y apareció el sol. Dios separó la luz de la oscuridad. El día terminó y apareció la noche con la luna y las estrellas. La tierra estaba muy seca.

Y Dios creó los mares, hizo caer la lluvia y correr el agua de los ríos. Entonces la tierra se cubrió de hierba, cereales, árboles y frutas. Pero el mundo todavía parecía un paisaje solitario. Entonces Dios llenó el cielo de aves, y los mares y los ríos de peces. Y puso a andar por la tierra toda clase de animales. Y vio Dios que era bueno.

Se puede presentar nuevamente la creación a partir de números.

Interiorización XX Finalizada la lectura, invitar a los niños y niñas a platicar sobre ello. Preguntarles:

– ¿Les gustó la película? – ¿Quién fue el personaje principal? – ¿Creen que lo hizo bien? XX Insistir en que Dios lo hizo todo bueno y bien e invitarles a dar un fuerte aplauso a Dios. XX Pedir a los niños y niñas que remarquen la frase que tienen en su libro: Vio Dios que todo era bueno. Deberán reforzar la intensidad de cada letra con colores diversos.

Actualización Comentar que Dios Padre lo hizo todo pensando en cada uno de nosotros y en lo que necesitamos. Sin embargo, hay personas que no tratan bien lo que Dios nos ha regalado. Esto pasa cuando tiran basura a la calle, maltratan las plantas y los animales o desperdician el agua. Dios quiere que cuidemos todo lo que nos ha regalado.

Oración • Platico con mi Padre Dios Oración Invitar a los niños a alabar y dar gracias a Papá Dios por la creación. Todos se ponen de pie y, elevando las manos, pronuncian la siguiente oración propuesta en la presentación de la unidad (la catequista recita las palabras y los niños las repiten): ¡Te alabamos, Papá Dios, por el mundo tan bonito que has creado!

Canto: Demos gracias al Señor XX Mantener el clima de oración y proponer a los niños otra forma de alabar a Dios mediante el canto y

el cuerpo. Pedirles que, de pie, formen un círculo y sigan el canto con los siguientes movimientos. • Aplaudiendo.

14

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 14

22/11/19 09:38


• Moviendo las manos de un lado a otro. • Haciendo como si se arrullaran.

Demos gracias al Señor Demos gracias al Señor, demos gracias, Demos gracias al Señor. Por las mañanas las aves cantan las alabanzas a Cristo Salvador. (2) Y por las tardes las flores cantan

las alabanzas a Cristo Salvador. (2) Y por las noches los cielos cantan las alabanzas a Cristo Salvador. (2) Y a todas horas los hombres cantan las alabanzas a Cristo Salvador. (2)

Actividad • Aprendo El libro del niño propone una actividad que ayudará a profundizar en la obra creadora de Dios. Se trata de que cada niño dibuje y coloree en la pantalla del televisor que aparece en el libro lo que más le haya gustado de la película que acompañó al relato bíblico.

Fórmula catequística • Memorizo Proponer a los niños que aprendan la primera parte del credo. ¡Te alabamos, Papá Dios, por el mundo tan bonito que has creado! Para facilitar este aprendizaje se puede utilizar el franelógrafo tal como se ha propuesto en los recursos que sugerimos preparar. En los Encuentros siguientes volveremos sobre esta frase del credo para reforzar su aprendizaje.

Compromiso • Avanzo Preguntar a los niños: –¿Quién quiere ayudar a Papá Dios a cuidar y mantener en orden lo que nos rodea? A quien conteste primero, se le nombra inspector; su tarea consistirá en estar pendiente de que sus compañeros depositen la basura en su lugar. Todos los demás cooperarán en mantener las cosas en orden.

Para vivir en familia El regalo de Dios es tan bonito que debemos cuidarlo. ¿Qué podrá hacer cada niño para lograrlo y, así, colaborar en lo que Dios hizo bueno y bien? Proponerles que realicen en su casa la tarea propuesta en su libro, es decir, colorear los círculos que correspondan a las acciones que se comprometen a realizar durante la semana y que están relacionadas con el cuidado de la naturaleza.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista pregunta: ¿Cómo te preparaste para desarrollar este encuentro? 15

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 15

22/11/19 09:38


• ¿Te hizo falta material? ¿Comprendieron el mensaje? ¿Qué dificultades encontraste? NOTAS

16

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 16

22/11/19 09:38


Encuentro 2

Soy parte del maravilloso mundo que Dios me dio Objetivo particular: Valorar y agradecer todo lo que Dios ha puesto en este mundo para que seamos felices.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. L a televisión elaborada y utilizada en el encuentro anterior, así como los dibujos relativos al relato sobre la Creación (flores, árboles, animales, sol, estrellas, etc.). A estos dibujos habrá que añadir, al menos, uno que ilustre la creación del hombre y de la mujer. 2. Cantos: Un día Noé y Dios creó los animales. 3. Una mascota pequeña, por ejemplo: un gato, un perro, un pez o un pájaro.

Motivación • Conozco 1 La catequista, con anterioridad, hace un álbum grande donde colocarán las imágenes de las mascotas y de el niño. Pedir una foto de la mascota que hay en su casa o el que tenga su abuelita, o algún otro familiar. Primero, al colocar todos la mascota, dirán: Y vio Dios que todo era bueno. Al colocar todos la foto dirán: Dios pensó en Ti, Él no se equivocó. Presentar la mascota Saludar a las niñas y niños y colocarlos en círculo alrededor de la mascota sugerida anteriormente. Hacerles preguntas parecidas a las siguientes: • ¿Qué animal es éste? Es mi mascota. Se llama… • ¿Les gusta el nombre que le puse a mi mascota? • ¿Qué nombre le hubieran puesto ustedes? • ¿Quién la quiere tocar? • ¿Quién tiene mascotas en su casa? ¿Quién las cuida? Permitir que se expresen libremente por un tiempo razonable. Canto: Un día Noé • Invitar a los niños a dedicar un canto a nuestra mascota para que vea que somos sus amigos. • Preguntarles si conocen la historia de Noé. Si ya la conocen, dejarles que la cuenten espontáneamente. Si no la conocen, explicarles quién era Noé y cómo Dios le pidió que construyera un arca para salvar del diluvio a su familia y a numerosos animales. • Orientar a los niños sobre cómo seguir el canto enseñándoles los siguientes movimientos: 17

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 17

22/11/19 09:38


• Señalar hacia arriba, hacer un círculo alrededor de nosotros y poner cara de enojo, simular la

lluvia con las dos manos, luego señalar que “no”; y nos señalamos a nosotros mismos. • Poner la palma de la mano izquierda hacia arriba, luego la palma de la mano derecha hacia abajo sobre la izquierda, abrir y cerrar las manos, ondularlas hacia enfrente y a los lados, pasar el dedo índice de la mano derecha por debajo de la nariz, simulando bigotes, bajar la misma mano y subirla, señalar que “no” con los dedos, poner la mano en la frente y señalar a los dos micos con las dos manos. • Golpear la palma de la mano izquierda con el dedo índice de la mano derecha, lentamente hasta llegar a hacerlo más rápido, señalar al frente, luego hacia arriba y gritar: “Señor, ya no...” Simular, con las palmas de las manos hacia nosotros, una puerta que se cierra. • El coro se puede repetir algunas veces más lento, y otras, más rápido.

Un día Noé Un día Noé a la selva fue, puso a los animales alrededor de él. El Señor está enojado: un diluvio va a caer; mas no se preocupen que yo los salvaré. Y están los cocodrilos y el orangután, dos bellas serpientes y el águila real, el gato, el topo, el elefante,

no falta ninguno, tan solo no se ven a los dos micos. Gota a gota comenzó a llover, llovió tan fuerte que alcanzó un nivel. Noé muy asustado le dijo al Señor: ¡Señor, ya no aguanto más!, las puertas del arca yo cerraré. De “El rock de los animales”, en Jesús es mi amigo 1

Recursos para el catequista: El papa Francisco en el documento Laudato Si en el número 14 nos dice: “Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades”. Y en el número 15 nos recuerda: “Así podremos proponer una ecología que, entre sus distintas dimensiones, incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo y sus relaciones con la realidad que lo rodea”.

Desarrollo • Conozco 2 Pedir a los niños y niñas que abran su libro e identifiquen a cada animalito de los que hay dibujados. Después pasarán a iluminarlos y, si se considera oportuno, a escribir sus nombres. También se les puede invitar a añadir más animalitos al dibujo. Luego les pregunta, respecto al álbum: • ¿Qué te pareción nuestro álbum? • Cuándo colocaste tu foto en el álbum? • Las palabras que dijeron tus compañeros ¿cómo te hicieron sentir?

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 1, 27-31)

18

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 18

22/11/19 09:38


Creó Dios a los seres humanos a su imagen y semejanza; varón y mujer los creó. Y los bendijo Dios diciéndoles: –Crezcan y multiplíquense; dominen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven por la tierra. Y añadió: –Les entrego las plantas con semillas para ser sembradas; y los árboles que dan frutos con su semilla les servirán de alimento; y a todos los animales y a las aves del cielo les doy como alimento toda clase de hierba verde. Y así fue. Vio entonces Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno.

Preguntar a las niñas y niños sobre lo que recuerden del encuentro anterior.

• ¿Recuerdan la película de la televisión? • ¿Quién creó a los animalitos, las plantas, el sol y la luna, etc.? • ¿Es bueno todo lo que hizo Dios? • ¿Qué dijo al crear al hombre? (Hagámoslo a imagen y semejanza).

Presentar la televisión realizada en cartón y disponer del dibujo del hombre y de la mujer sugerido anteriormente. Si se considera necesario, se puede comenzar presentando nuevamente la “película” del encuentro anterior para unir a ella la creación del ser humano. Nos centramos en esta acción del día sexto de la Creación. Invitarles a escuchar la Palabra de Dios y a que se fijen bien a quiénes creó Dios y qué les dio.

Interiorización Platicar con los niños sobre el relato bíblico. Hacerles preguntas como las siguientes: • ¿A quiénes creó Dios? ¿También creó a los hombres? ¿Y a las mujeres? • ¿A quiénes creó Dios a imagen suya? (Comentar, para que entiendan la expresión “a su imagen y semejanza”, que Dios nos creó “parecidos” a Él). • ¿Qué les dio Dios al hombre y a la mujer como alimento? ¿Y a los animales? • ¿Cómo era todo lo que Dios había hecho? ¿Son buenas las cosas que Dios creó?

Actualización Dios creó al hombre y a la mujer por amor. Y, también por amor, nos sigue creando a todos los hombres y mujeres del mundo. Y lo hace así por medio de nuestros papás. Y su amor es tan grande, que nos ha regalado el mundo que ha creado para que tengamos una casa donde vivir, podamos alimentarnos y seamos felices. Por eso cada uno de nosotros somos parte del maravilloso mundo que Dios nos da.

Actividad • Aprendo Proponer a los niños y niñas que realicen la actividad propuesta en su libro. Su objetivo es resaltar y actualizar el mensaje bíblico anterior: Dios nos ha creado por amor, nos ha regalado la Creación para que gocemos de sus maravillas y ha puesto en ella todo lo que necesitamos para vivir. La relación de los dibujos de la columna de la izquierda con los de la derecha facilita la interiorización de este mensaje y, en consecuencia, hacen caer en la cuenta del respeto y cuidado con que hemos de tratar todo lo creado por Dios. Acción de gracias XX Felicitar a los niños por lo bien que han hecho la actividad anterior e invitarles a dar gracias a Papá Dios. Pedirles que junten sus manitas y pronuncien la siguiente oración (los niños repiten las palabras del catequista): 19

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 19

22/11/19 09:38


Papá Dios, te doy gracias porque eres bueno y me das todo lo que necesito para ser feliz. XX Pedirles que, en silencio, decoren con puntitos de colores la palabra Gracias que tienen en su libro.

Canto: Dios creó a los animales Proponer a los niños que formen un círculo para cantar a Dios que nos ha dado tantas cosas. En este canto vamos a aplaudir y los niños deberán ir emitiendo los sonidos de los animales que se mencionan. XX Señalar hacia enfrente, luego poner una mano cerca de la oreja, chiflar y señalar hacia arriba. Señalar hacia arriba, hacia un compañero y a sí mismos; luego, señalar la boca y después el corazón. Finalmente, indicar a los niños que digan al compañero que esté a su lado las últimas frases mencionadas. Y señalar el corazón.

Dios creó a los animales Dice la oveja... El gallito... El pato hace... El cachorrito... Los monos... Los pajaritos... Los burros hacen... Los pollitos... Cuando sales a pasear óyelos charlar. Los ruiditos que hacen son los que mandó Dios. Los caballos... Y las vacas... Los cerditos... La lechuza...

Cuando sales a pasear... El loro dice... Canta el gallo... Las ranas hacen... El grillo hace... Cuando sales a pasear... Dios a todos los creó. Y a ti y a mí también, que lo que digamos sea todito para bien. (Hablado)¡Te quiero mucho! ¡Qué se te ofrece! ¡Qué te vaya bien! ¡Muchas gracias! Todo para bien. En Aprendiendo cantando

Fórmula catequística • Memorizo Repetir la primera formula del Credo, enseñada en el Primer encuentro, para comprobar si los niños y niñas lo aprendieron. Recordarles la importancia de esta fórmula pues en ella proclamamos nuestra fe en Dios y le agradecemos la Creación.

20

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 20

22/11/19 09:38


Compromiso • Avanzo En el encuentro anterior se propuso nombrar un inspector que se ocuparía de vigilar el orden en el lugar de catequesis. Proponemos escuchar al inspector para que explique qué hizo para mantener limpio el lugar de catequesis y qué hicieron los demás para ayudarle. Si cumplieron, ¡felicidades!; si no fue así, recordarles lo importante que es cuidar lo que Dios nos ha regalado para beneficio de todos. Si no lo cuidáramos, nos perjudicaríamos todos y no seríamos agradecidos con Dios. Y, a modo de ejemplo, se les puede proponer el compromiso de poner agua a alguna plantita o dar de beber agua a algún animalito. Para finalizar, proponerles el cambio de inspector. ¿Alguien desea cumplir esa función ahora? Recordarles cuál es el compromiso del inspector y animarlo a cumplirlo.

Para vivir en familia El libro de los niños y niñas propone que estos se dibujen a sí mismos cuidando bien algo de lo que Dios ha creado. Es una manera de concretar el mensaje bíblico y llevarlo a la práctica en la vida diaria. Conviene revisar y comentar este trabajo en el próximo encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Preparaste con anticipación el material que te sugerimos? ¿Cómo te preparaste? • ¿Cómo respondieron los niños? • ¿Volverías a desarrollar la catequesis de la misma manera? ¿Cambiarías algo?

NOTAS

21

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 21

22/11/19 09:38


Encuentro 3

Mis primeros padres: creados por Dios Objetivo particular: Descubrir a Adán y Eva como nuestros primeros padres.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Mantener adornado el lugar de catequesis con las imágenes sugeridas en los encuentros anteriores. Añadir también las figuras de Adán y Eva y la de un bebé, así como diversos animales con sus hijitos (gallinas, gatos, patos) y árboles con sus frutos correspondientes (manzano, naranjo, higuera, durazno, etc.), de preferencia de los que haya en la propia comunidad. 2. L a televisión utilizada en los encuentros anteriores para completar la película de la Creación con dos o tres dibujos de Adán y Eva. Al terminar la película, poner de forma atractiva la palabra Fin. 3. Cantos: Bienvenida y Alzad las manos.

Profundización para el catequsita: Gaudium et spes, en el número 12, nos dice: “La Biblia nos enseña que el hombre ha sido creado “a imagen de Dios”, con capacidad para conocer y amar a su Creador, y que por Dios ha sido constituido señor de la entera creación visible para gobernarla y usarla glorificando a Dios. ¿Qué es el hombre para que tú te acuerdes de él? ¿O el hijo del hombre para que te cuides de él? Apenas lo has hecho inferior a los ángeles al coronarlo de gloria y esplendor. Tú lo pusiste sobre la obra de tus manos. Todo fue puesto por ti debajo de sus pies (Ps 8, 5-7). Pero Dios no creó al hombre en solitario. Desde el principio los hizo hombre y mujer (Gen l,27). Esta sociedad de hombre y mujer es la expresión primera de la comunión de personas humanas. El hombre es, en efecto, por su íntima naturaleza, un ser social, y no puede vivir ni desplegar sus cualidades sin relacionarse con los demás”.

Motivación • Conozco 1 Pedirles a los niños con anterioridad, que traigan dos popotes de colores y una imagen de Adán y Eva (pueden pedir ayuda a hermanos o personas cercanas a ellos). Lo pueden descargar por internet, y que sea de media cuartilla. Traer cortados los popotes al tamaño de la imagen. Con ello realizarán un porta retrato con la frase: “Los hizo a imagen y semejanza de Él” escrita por ellos mismos. Como oración decimos todos: “Dios creo a nuestros primeros Padres a imagen y semejanza de Él”. Acogida: Formar a los niños en una fila. Darles la bienvenida animándolos a estar contentos porque, una vez más, vamos a descubrir las maravillas que Dios ha creado. 22

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 22

22/11/19 09:38


Canto: Bienvenida Invitarles a saludarse unos a otros con un canto que se puede oir en www.e-sm.net/191062_01.

¿Quiénes fueron nuestros primeros padres? Quiénes fueron nuestros primeros padres? Nuestros padres fueron Adán y Eva. Dijo Dios: “No es bueno; que nunca esté solo, le haré una ayuda para él. Dios hizo una mujer y la presento a él. Y la nombro Eva porque será, madre de la humanidad (Génesis 2 y 3). ¿Quiénes fueron nuestros primeros padres? Nuestros padres fueron Adán y Eva. XX Decir “Hola” con la mano y saludar al del lado derecho; luego, con el dedo índice de la mano

derecha, dibujar enfrente una “u” simulando una sonrisa y señalarse a sí mismos; sentarse donde se esté en ese momento, tronar los dedos de las manos dos veces y levantarse. XX Abrir los brazos y abrazarse unos a otros; señalarse a sí mismos, sentarse y tronar los dedos. XX Aplaudir dos veces, dibujar una sonrisa con el dedo, alzar las manos, juntarlas sin cerrarlas y acercarlas al corazón. XX Decir con entusiasmo la última frase del canto y, de ser posible, tronar un globo con confeti.

Desarrollo • Conozco 2 XX El catequista puede hacer otra actividad: pedir a los niños que preparen un pequeño árbol ge-

nealógico (solo padres y abuelos o personas más cercanas). XX Al decir el nombre de la persona dicen en voz alta: Dios lo o la creo a su imagen y semejanza. XX Al decir su propio nombre va a decir en voz alta: Dios me creo a su imagen.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 2,21-22) Mostrar la televisión utilizada en el encuentro anterior y preguntar: • ¿Qué es esto? • ¿Quién me dice en qué se quedó la película? Si no lo recuerdan, volver a pasar las imágenes de los encuentros anteriores, sin explicar nada. Al llegar a la imagen donde se encuentran Adán y Eva, explicar la forma en que Dios creó a los seres humanos. Después, leer el siguiente relato bíblico:

23

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 23

22/11/19 09:38


Entonces, el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre, llamado Adán, fue un ser viviente... Después, el Señor Dios hizo caer a Adán en un profundo sueño y, mientras dormía, le sacó una costilla y llenó el hueco con carne. Y de la costilla que sacó a Adán, formó una mujer y se la presentó al hombre, el cual llamó a la mujer Eva.

Interiorización XX Escuchar nuevamente el canto ¿Quiénes fueron nuestros primeros padres?. Pedir a los niños que

identifiquen. XX Pueden retomar el porta retratos que hicieron de Adán y Eva. XX Comentar lo que les haya llamado la atención del relato bíblico. Insistir en que Adán y Eva fueron los primeros seres humanos creados por Dios. Por eso los consideramos nuestros primeros padres. XX Pedir a las niñas y niños que identifiquen en su libro a nuestros primeros padres e iluminen el dibujo siguiendo el código indicado de colores.

Actualización Explicar a los niños que Adán y Eva vivían felices, se querían y tuvieron hijos. Estos también tuvieron hijos… y así sucesivamente. De esta manera los hombres y las mujeres colaboran en la obra creadora de Dios y nos extendemos por el mundo formando una gran familia.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Alzad las manos XX Invitar a los niños a ponerse de pie y en actitud de oración para alabar a Dios. XX Indicar a los niños y niñas que repitan la siguiente oración: “Gracias, Papá Dios, por darnos a nuestros primeros padres: Adán y Eva”. XX Darle gracias por medio de un canto. Proceder así: • Dar dos palmadas en las piernas y luego dos aplausos; levantar las manos y moverlas de un lado a otro [3], dar una vuelta y marchar en nuestro lugar. • Señalar hacia arriba y luego hacia enfrente; dibujar una barca con las manos [3], dar una vuelta y marchar en nuestro lugar. • Con el dedo índice y el medio de la mano derecha, simular subir en el brazo izquierdo del compañero que está al lado [2]; luego bajar y subir la mano derecha, brincar y marchar en nuestro lugar. • Repetir lo mismo, pero esta vez agitando los brazos a los lados y caminando con los talones de los pies juntos. • Señalar al cielo, luego hacia sí mismos y después hacia enfrente; agitar los brazos y señalarse otra vez a sí mismos.

24

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 24

22/11/19 09:38


Alzad las manos Alzad las manos y dadle la gloria a Dios. Alzad las manos y alabadle como niños del Señor. Dios dijo a Noé, construye una barca hecha toda ella de madera como niños del Señor. Los animalitos subieron de dos en dos (2).

Elefantes y canguros como niños… Los animalitos subieron de dos en dos (2). Pajaritos y pingüinos... Si tú vas al cielo, primero que yo (2). Dile a todos esos angelitos que también yo iré. Alzad las manos y dadle la gloria a Dios... En Jesús es mi amigo 1

Actividad • Aprendo XX Pedir a los niños y niñas que completen el dibujo que tienen en su libro y le pongan una sonrisa

a cada niño representado. Obsérvese que se trata de niños de diversas etnias; su intención es ayudar a reconocer que todos los hombres y mujeres del mundo formamos, por igual, la gran familia humana, y que todos, como Adán y Eva, hemos sido creados por Dios. XX Una vez que hayan completado el dibujo les invitamos a colorear la frase que hay debajo del mismo: Dios creó a nuestros primeros padres a imagen y semejanza de él.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudarles a aprender, haciendo que la repitan varias veces, la fórmula catequística propuesta en el libro del niño: Nuestros primeros padres se llamaban Adán y Eva.

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que visiten a sus abuelitos, o a alguna persona de edad avanzada, les acompañen un ratito y les demuestren su cariño. Es un compromiso que se les puede proponer que realicen de vez en cuando en recuerdo de nuestros primeros padres.

Para vivir en familia Completar en su libro del niño las palabras del Credo que, se supone, ya han aprendido. Quizá algunos niños tengan dificultad para escribir las palabras que faltan; sugerirles que pidan a sus papás o a un hermano mayor que les ayuden a hacerlo. Las palabras que deben tomar de la nube son: Dios, Padre, creador, tierra y visible.

Evaluación • Compruebo mi fe En el siguiente encuentro, evaluar el resultado de la tarea que los niños han realizado en su casa. Si no la han hecho, ayudarles a completar o corregir, si es preciso, las palabras del Credo.

25

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 25

22/11/19 09:38


Encuentro 4

Dios me ama y siempre cuida de mí Objetivo particular: Sentir el amor tan grande que Dios nos tiene a través del cuidado de los papás. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. R ecortes de revistas formando o ilustrando una familia; no necesariamente padres e hijos, pueden ser abuelos con sus nietos, etc. 2. Cantos: Mi familia.

Motivación • Conozco 1 Revisar compromisos XX Comento con los niños y niñas la tarea que se les dejó realizar en casa en el encuentro pasado y sobre lo que hicieron en la semana. ¿Visitaron a sus abuelitos o alguna persona mayor? ¿Qué hicieron? ¿De que hablaron con ellos? ¿Cómo se sintieron? XX Mostrar y comentar los recortes preparados de familias. Canto: Mi familia Mostrar y comentar los recortes preparados de familias y, en este contexto. Invitarles a cantar Mi familia. Ver www.e-sm.net/191062_02

Mi familia Mi familia es la gente que me quiere, y quiero yo también. Me quiere mi papá. Me quiere mi mamá. Me quieren mis abuelos. Y yo los quiero más. Mis tíos y mis primos, igual que mis amigos, me quieren y los quiero a todos de verdad.

Me quieren mis hermanos, me quiere mi maestra, me quieren y los quiero a todos de verdad. Y siempre están conmigo, feliz con ellos vivo y, cantando les digo, que yo los quiero más.

26

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 26

22/11/19 09:38


Desarrollo • Conozco 2 La motivación efectuada nos conduce a constatar lo más importante en una familia, es decir, aquello que le da sentido y hace que nos sintamos bien: el amor. Es importante ayudar a los niños a caer en la cuenta de ello y a valorar, además, a otras personas que también los quieren, se ocupan de ellos y los cuidan.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 4,1-2) Hacer preguntas a las niñas y niños sobre la historia de Adán y Eva. • ¿Qué recuerdan? • ¿Quién los creó? • ¿Cómo se llamaban? • ¿Qué regalos les hizo? Recordar, a este respecto, que Dios regaló al hombre y a la mujer todo lo creado para que les sirviera de alimento, etc. Tras este diálogo, invitarles a escuchar lo que pasó después. Adán se unió a Eva, su mujer, la cual quedó embarazada y dio a luz a Caín. En esta oportunidad dijo: «Gracias a Yahvé me conseguí un hijo.» Después dio a luz a Abel, el hermano de Caín. Abel fue pastor de ovejas, mientras que Caín labraba la tierra.

Interiorización XX Comentar la cita bíblica:

• ¿Cómo se llamaban los personajes que menciona la cita bíblica?

Subraya el nombre de los hijos de Adán Y Eva. A) Moisés y Aron B) Caín y Abel Comentar algunos detalles del relato, por ejemplo: si les dio gusto a Adán y Eva tener hijos, los nombres de ambos, a qué se dedicaron y, especialmente, lo que dijo Eva al nacer su primer hijo (dio gracias a Dios). Destacar que Dios les dio al hombre y a la mujer la facultad de tener hijos. El relato escuchado habla de dos, aunque tuvieron más.

Actualización XX Explicar a los niños que así como a Eva y Adán Dios les regaló hijos, también a sus papás les dio

unos niños muy bonitos que son ellos. Preguntarles: – ¿Cómo se llaman sus papás o quienes son responsables de ustedes? – ¿Cómo les cuidan? – ¿Sabrían decir por qué les cuidan con cariño?

27

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 27

22/11/19 09:38


• Pedir a los niños que observen los dibujos que tienen en su libro (están numerados para ayudar a

los niños a reconocerlos) e identifiquen lo que representan: 1-una familia comiendo en torno a la mesa; 2-una profesora en clase; 3-amigos que comparten lo que tienen y 4-una mamá atando los zapatos a su hijo. Es importante fijarse en los detalles de los dibujos, la acción que se realiza (conviene identificarla como un regalo), quién o quiénes la realizan y, sobre todo, por qué. El diálogo debe llevar a esta respuesta: porque nos aman. • Comentar que sus papás son un regalo de amor de parte de Dios y que, estén vivos o no, vivan con ellos o no, deben amarlos.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños y niñas a rezar. Los papás, los hermanos, los abuelitos y todos los que nos quieren y nos cuidan son un regalo de Dios. Por tanto, le damos gracias a Dios y rezamos por todos ellos. Los niños repetirán cada frase tras el catequista. Gracias, Papá Dios, porque nos diste a los papás y a quienes nos cuidan. Tú nos amas a través de ellos. Te pedimos que los cuides y los protejas siempre.

Actividad • Aprendo Dibujar: Pedir a los niños que hagan un dibujo en que sus papás, sus abuelitos, o quienes se ocupan de ellos, estén haciendo algo bueno por ellos.(P. 19 de libro del niño) los niños que se fijen en las frases que tienen en su libro y remarquen con lápices de colores las palabras punteadas. Su objetivo es reforzar la respuesta dada anteriormente y concretarla en su experiencia personal. Canto: Padre Abraham Hemos hablado de Adán y Eva, nuestros primeros padres. El canto Padre Abraham sugiere a nuestro primer padre en la fe. Ver www.e-sm.net/601384_03 Abraham es el padre de todos los creyentes en el Dios único y verdadero. Quizá los niños y niñas hayan oído hablar de él; en cualquier caso, bastaría una sencilla presentación del mismo siempre y cuando se opte por proponer el canto. Se puede cantar así:

Padre Abraham Padre Abraham tenía muchos hijos, muchos hijos tenía el padre Abraham. Yo soy uno, tú también, por eso vamos a alabar a nuestro Dios. Mano derecha, Padre Abraham...

(Luego se van agregando): pie derecho, pie izquierdo, la cabeza, los hombros la cintura, la cadera, media vuelta, vuelta entera y se acabó.

XX Comenzar aplaudiendo hasta llegar al segundo padre Abraham; luego, señalarse a sí mismos,

señalar a los que están al lado y abrir los brazos. XX Levantar la mano derecha, luego la izquierda, y seguimos así con todos los movimientos subsecuentes. 28

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 28

22/11/19 09:38


Fórmula catequística • Memorizo Plantear a los niños esta cuestión: Si Dios nos ha hecho este regalo, es decir, nos ha dado la vida por medio de nuestros papás, ¿Por qué será? Remitir la respuesta al libro del niño y pedirles que coloreen la frase: Dios me quiere .

Compromiso • Avanzo Preguntar a los niños: • ¿Saludas a tus papás o a las personas que te cuidan por la mañana al levantarte o por la noche al ir a dormir? • ¿Te gustaría hacerlo? • ¿Qué te parece si lo intentas durante esta semana?

Para vivir en familia XX Dibujar a su familia o pegar una fotografía en su libro y escribir sus nombres. XX Pedirles que aprendan de memoria la frase–oración asociada al dibujo y que la pronuncien, al

menos, una vez al día durante la próxima semana. Incluso pueden invitar a su familia a pronunciarla con ellos. La frase es: “Mi familia es un regalo de Dios. Gracias, Papá Dios”.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: ¿Tuviste algún problema al hablar de sus papás con los niños? Recuerda que no podemos solucionar los problemas, pero sugerimos que trates a los niños con cariño para que se sientan amados por medio de ti, sobre todo, a los que no tienen a sus papás con ellos.

NOTAS

29

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 29

22/11/19 09:38


Celebración 1

La creación alaba a Dios, y yo también Objetivo particular: Aprender a alabar a Dios en la creación y a darle gracias. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Moños de regalo para ambientar el lugar de catequesis y dar uno a cada niño. 2. Las imágenes sobre la historia de la creación utilizadas en los Encuentros anteriores para que los niños las peguen, en su momento, en el mapamundi que proponemos realizar. Con el mismo fin, dibujar en papel notas musicales y recortarlas. 4. C antos: La montaña y Demos gracias al Señor. 5. Elaborar un mapamundi Se necesitan cuatro metros de papel pellón. Cortarlo por la mitad y doblar cada trozo a la mitad. Dibujar un círculo en la primera mitad, lo más grande que se pueda, iniciándolo del doblez para que cuando, se corte, queden dos círculos unidos por un extremo. Repetir la operación con la otra mitad y engrapar los dos trozos por la parte de en medio para que quede un libro gigante, aproximadamente de un metro o más, con cuatro hojas. – En la portada dibujar e iluminar el continente americano tratando de abarcar todo el círculo. El reverso dejarlo en blanco. – En la página siguiente dibujar e iluminar a un adulto y a un niño cuidando a una mascota. – En la página que viene a continuación transcribir de forma creativa el canto La montaña y la página siguiente dejarla en blanco. – En la página siguiente escribir la oración propuesta en el quinto momento de la celebración y en la página que viene a continuación escribir el canto Demos gracias al Señor, decorando el fondo con dibujos alusivos a la creación. – En la contraportada dibujar e iluminar los continentes restantes de forma que, al cerrarlo, los niños se den cuenta de que es todo el mundo (mapamundi). Una vez terminado el libro, envolverlo como regalo, con listones y un moño.

Desarrollo Primer momento XX Recibir a los niños con música infantil referente a la creación. Darles la bienvenida, uno a uno, y entregarles a la vez un moño de regalo (el cual se colocarán como pulsera). XX Poner en el suelo del lugar de catequesis el libro del mapamundi elaborado. Cuando todos hayan llegado, colocarlos alrededor del libro e invitarlos a juntar sus manitas para hablar con Papá Dios. 30

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 30

22/11/19 09:38


Papá Dios:dice ¡Buenos días!y los niños la repiten). XX Pronunciar la siguiente oración (la catequista una frase Estoy muy contento de estar aquí. Te quiero mucho porque sé que Tú también me quieres. Gracias por darme la vida hoy. XX Al terminar la oración, dirigirse a los niños y señalar el libro del mapamundi (regalo). Preguntar:

– ¿Qué es lo que tenemos aquí?... Es un regalo de Papá Dios. Segundo momento XX Pedir a los niños y niñas que colaboren en quitar los listones y el moño al libro del mundo y platicar con ellos a partir de estas cuestiones: – ¿Qué es? (mundo). – Pero este mundo está muy solo. Ayudemos a Papá Dios a llenarlo de cosas muy lindas y bonitas. (Distribuir los números de la creación 1-3 en la portada hacer varias veces los números dependiendo del número de niños para que pasen a pegarlos; de igual manera los números 4-6 para que pasen a pegarlos en la contraportada distribuidos equitativamente). – ¿Me ayudan? (Mientras se habla, decirles que vayan pegando esas imágenes en la portada y contraportada del libro o mapamundi). XX Preguntarles si se acuerdan en cuántos días hizo Dios la creación.

La Palabra de Dios

Papá Dios fue adornando esta gran casa, que es el mundo, para que viviéramos todos. El primer día Dios creo la noche y el día. El segundo día Dios creo el cielo y el mar. El tercer día Dios creo las plantas. El cuarto día la luna, el sol y las estrellas. El quinto día Dios creo las aves del cielo y los peces del mar. El sexto día Dios creo los animales y a alguien muy especial, al hombre y a la mujer, y en ellos a todos y cada uno de nosotros. Y además de darnos la vida, nos dio el mundo como regalo.

XX Pedirles en este momento que, con mucho cuidado, se quiten los moños que traen de pulsera

y los coloquen en el país del mapamundi donde vivimos. Tercer momento XX Seguir platicando sobre la obra creadora de Dios con estas palabras: – ¿Verdad que Papá Dios nos quiere mucho? Tanto, que trabajó mucho para hacer el mundo y adornarlo para nosotros. – Vamos a ver ahora qué más hay dentro del mundo: ¿Me ayudan? (Con cuidado, y con la ayuda de los niños, dar vuelta a la primera hoja del libro del mapamundi: en sus libros verán dibujado a un adulto y a un niño cuidando a una mascota). – Vamos a fijarnos bien qué hay... ¡Son personas! ¿Qué están haciendo? – Así es, están cuidando a su mascota. Papá Dios quiere que vivamos cuidándonos unos a otros, así como el perrito cuida a sus dueños, los pajaritos cantan en los árboles y alegran nuestras vidas, etc. Porque Dios es nuestro Papá del cielo que nos da todo y quiere que lo cuidemos. 31

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 31

22/11/19 09:38


XX Invitar a los niños y niñas a dar gracias a Dios por todo lo que nos da, y además gratis, recitando

las preces siguientes, a las que se pueden agregar otras peticiones. Los niños responderán: ¡Gracias, Papá Dios!

Preces: Por el aire que respiramos. Todos: ¡Gracias, Papá Dios! Por el sol que nos alumbra y nos da calor. Todos: ¡Gracias, Papá Dios! Por los animalitos que nos cuidan y nos alimentan. Todos: ¡Gracias, Papá Dios! Por los pajaritos y los peces que nos alegran. Todos: ¡Gracias, Papá Dios! Por la gente que nos ayuda y quiere. Todos: ¡Gracias, Papá Dios! Cuarto momento XX Dar la vuelta a la siguiente hoja del mapamundi y encontrarán escrito el canto Alabar al Señor. XX Repartir a los niños las notas musicales. Pedirles que giren alrededor del libro con esas notas en la mano y las vayan pegando (tanto alrededor del texto del canto como en la página siguiente que está en blanco) a medida que avanza el canto.

Alabar al Señor Alabar al Señor, alabar al Señor, Alabar al Señor, vamos a alabar al Señor. La mano hacia delante, luego hacia atrás

Le damos la sacudida Y empezamos a saludar.

XX Terminado el canto, proponer decir con voz fuerte la siguiente porra a Papá Dios. Él siempre nos

escucha. Porra “Papá Dios: – Denme una P. Denme una A. Denme una P. Denme una Á. ¿Qué dice? – P A P Á. – Denme una D. Denme una I. Denme una O. Denme una S. ¿Qué dice? – D I O S. – ¿Qué dicen las dos juntas? – P A P Á D I O S. No se oye... – P A P Á D I O S. Más fuerte... – P A P Á D I O S. Tres veces... – P A P Á D I O S. P A P Á D I O S. P A P Á D I O S. 32

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 32

22/11/19 09:38


Quinto momento XX Decir a los niños que vamos a ver cómo termina nuestro libro del mundo. Dar la vuelta a la siguiente hoja del mapamundi (está escrita la oración y el canto “Demos gracias al Señor”). XX Se invita a los niños a arrodillarse para darle gracias a Papá Dios, diciendo la oración.

Papá Dios, gracias por todos los regalos que nos das cada día, que son muy bonitos y nos hacen mucho bien. Queremos ayudar a cuidar el mundo entero que nos regalas, pues es nuestra casa. Todos (gritando): ¡Gracias, Papá Dios! XX Concluir la celebración, todos de pie, con el canto Demos gracias al Señor.

Demos gracias al Señor Demos gracias al Señor, demos gracias, demos gracias al Señor [2]. Por las mañanas las aves cantan las alabanzas a Cristo Salvador [2].

Demos gracias… Y por las tardes las flores cantan… Y por las noches los cielos cantan… Y a todas horas los hombres cantan…

NOTAS

33

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 33

22/11/19 09:38


NOTAS

34

Guia Alianza 1_U1-009-034.indd 34

22/11/19 09:38


2

unidad

Dios me da un cuerpo que siente y ama

Descubrimos que Dios nos hizo parecidos a Él: nos ha creado a su imagen y semejanza. Por eso debemos valorarnos a nosotros mismos y a los demás como personas dignas de respeto. Preparamos a los niños para que aprendan a participar y a desenvolverse en el ambiente en el que viven. ENCUENTRO 5 Descubrimos la imagen de papá Dios en nosotros mismos y reconocemos nuestra condición de ser imagen suya. ENCUENTRO 6 Descubrimos que tenemos un cuerpo maravilloso, lleno de cualidades. ENCUENTRO 7 Expresamos la alegría por la vida que Dios nos da y nos proponemos corresponder en amor, admiración, respeto y gratitud a Dios. ENCUENTRO 8 Reconocemos que crecemos cuando nuestro cuerpo y espíritu se desarrollan conforme al amor de Dios. CELEBRACIÓN 2 Descubrimos el amor de Papá Dios a través de nuestra vida.

¡Gracias Papá Dios, por haberme dado la vida!

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 35

22/11/19 12:08


La Unidad 2 centra la atención de los niños y niñas en la obra más maravillosa de la Creación: los seres humanos. En este sentido, y dando un paso más respecto a los contenidos expresados en la Unidad 1, proponemos a los niños reflexionar en nuestra condición humana a partir de la afirmación bíblica de que Dios, por amor y gratuitamente, nos ha creado “a su imagen y semejanza”. Ser imagen de Dios lleva consigo la comprensión de nuestra identidad inicial (en la Unidad 4 volveremos sobre ello para avanzar en nuestra comprensión como hijos de Dios) y la responsabilidad que tenemos en la vida, tanto desde el punto de vista de las cualidades que debemos desarrollar como de los compromisos que adquirimos ante nosotros mismos, ante Dios y ante la sociedad. Esta consideración de ser imagen de Dios la perciben fácilmente los niños a partir de lo más cercano y palpable de su experiencia personal: su propio cuerpo. Un cuerpo que nos hace parecidos a los demás y, a la vez, únicos y distintos. Un cuerpo maravilloso, don de Dios, lleno de sentimientos, cualidades y capacidades que deben hacer crecer y desarrollar de forma que, en su ser y actuar, sea un reflejo de la imagen de Dios. Esto nos lleva a plantear la importancia de crecer, no solo corporalmente, sino también espiritualmente. Lo cual significa crecer en el amor a Dios, a la familia y a todos los que nos rodean. Los niños y niñas están en un momento favorable para descubrir el sentido cristiano del cuerpo e iniciarse en las responsabilidades que adquieren a medida que van creciendo. No crecemos automáticamente. Además de necesitar alimentarnos, necesitamos desarrollar nuestras cualidades y orientarlas en el buen sentido. Estas reflexiones suscitarán en ellos actitudes de admiración y agradecimiento a Dios y les ayudará a adquirir compromisos relacionados con el amor a Dios y el respeto a sí mismos y a los demás.

36

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 36

22/11/19 10:21


Encuentro 5

Dios me crea único: me ha hecho a semejanza suya Objetivo particular: Descubrir la imagen de Papá Dios en nosotros y reconocer nuestra condición de ser imagen suya. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Preparar un espejo de tamaño mediano para cada uno de los niños, procurando que sea lo suficientemente grande para que el niño pueda ver su cara en él. Colocar los espejos en el lugar donde se imparten las clases de catecismo, por ejemplo, en la pared, a la altura de los niños, o, si no hay pared, en las bancas o sillas de los propios niños. 2. C ontar con un recipiente con agua limpia, un plato desechable y un poco de café soluble. 3. A mbientar el lugar con emojis. 4. Canto: Miro las estrellas.

Motivación • Conozco 1 Saludo y acogida XX Recibir a los niños con un espejo en la mano de forma que, al saludar a cada uno de manera personal, vea su carita reflejada en él. XX Después de saludarlos, colocar a cada niño frente a uno de los espejos preparados con anterioridad, tal como se ha sugerido arriba. Y preguntarles: – ¿A quién saludaste al llegar? – ¿Reconociste a la persona reflejada en el espejo? XX Invitarlos a mirarse nuevamente en el espejo: “¿Verdad que es bonito(a)?” (Si alguno se retira del espejo o no se quiere mirar, es signo de baja autoestima. Animarlo con estas palabras u otras: “Dios Padre te hizo: te ama mucho y eres bonito (a)”.

Desarrollo • Conozco 2 El libro del niño propone en la primera página de este Encuentro 5 una reflexión que concreta lo sugerido en las fotografías comentadas anteriormente e incide directamente en la experiencia de los niños y niñas: nos parecemos unos a otros (tenemos muchos rasgos comunes: un cuerpo semejante, con ojos, nariz, etc.) y, a la vez, nos distinguimos de los demás: somos únicos. Esta reflexión, por otra parte, facilita la base experiencial para una mejor comprensión del mensaje bíblico propuesto en este encuentro. 37

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 37

22/11/19 10:21


XX Plantear la pregunta inicial (¿Te han dicho alguna vez cuánto te pareces a tu mamá, a tu papá o

a alguno de tus abuelitos?). Dar opción para que los niños expresen sus respuestas y enriquecerlas con nuevas preguntas complementarias. XX Pedir a los niños que realicen el ejercicio propuesto: completar los rostros de los dos niños dibujados. Hacer observar que nuestros cuerpos son similares: todos, salvo algunas excepciones, gozamos de los mismos órganos o elementos. Tenemos mucho en común. XX Finalmente, proponerles remarcar las palabras Somos parecidos, somos diferentes, expresión que refuerza la comprensión de nuestra identidad como seres humanos y la aceptación de nosotros mismos tal como somos. Aunque somos parecidos, cada uno de nosotros nos distinguimos de los demás: no hay nadie repetido; somos únicos. ¿Por qué somos así? Vamos a escuchar lo que nos dice la Palabra de Dios.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 1,26-27) Vamos a reafirmar cómo somos imagen de Dios con un canto. Ver www.e-sm.net/191062_04

Soy la imagen de Dios Por si acaso no sabias o no quieres entender, Dios hizo al hombre y la mujer. Y aunque quieras confundirte, tú lo debes conocer Dios hizo al hombre y la mujer. La Biblia me lo dice y ella no me miente.

Lo encuentras en Génesis 1,27. Dios creo al hombre a su semejanza; soy la imagen de Dios. Hombre y mujer, así Dios nos creó. Lo tengo muy claro; por eso te lo aclaro. Dios no se equivoca pues él es mi roca.

Invitar a los niños a escuchar atentamente lo que nos dice Papá Dios por medio de su Palabra. Entonces dijo Dios: Hagamos a los seres humanos a nuestra imagen, según nuestra semejanza, para que dominen sobre los peces del mar, las aves del cielo, los ganados, las bestias salvajes y los reptiles de la tierra. Y creó Dios a los seres humanos a su imagen; a imagen de Dios los creó, varón y mujer los creó.

Interiorización Preguntar a los niños: ¿Cómo nos creó Papá Dios? Remitir a la experiencia inicial de los espejos y comentar que ser “imagen de Dios” quiere decir que somos como un espejo en el que se refleja el rostro de Papá Dios. O, en otras palabras, igual que nos parecemos a nuestros papás pero, a la vez, nos distinguimos de ellos, así Dios nos ha creado parecidos a él y, a la vez, nos ha hecho únicos y distintos. Comentar, asimismo, que el hecho de parecernos a Papá Dios es lo que nos da autoridad para cuidar a los animales, las plantas y todo lo que Dios ha creado. De esta manera tenemos la capacidad de colaborar con Dios en cuidar y mejorar el mundo en que vivimos. 38

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 38

22/11/19 10:21


Actualización Remitir al dibujo del niño y de la niña que han completado anteriormente. Hacérselo observar nuevamente y comentar con ellos estas dos cuestiones: 1. Dios nos ha creado varón y mujer. Ambos somos por igual imagen y semejanza de Dios. Ambos nos parecemos a Dios. El hombre no es más que la mujer, ni la mujer es más que el hombre. 2. Preguntar: ¿Conoces a alguna persona idéntica a ti? Insistir en que Dios también nos ha creado únicos y por eso nos distinguimos unos de otros. (Si algún niño contesta que hay gemelos idénticos, explicarles que, aun en ese caso, ninguno es igual al otro, por mucho que se asemejen).

Actividad • Aprendo XX Invitar a los niños a que miren en su libro la mano dibujada con su huella en el dedo pulgar. Suge-

rirles que imaginen que se trata de la mano de Papá Dios y proponerles que pongan su huella sobre la huella dibujada. Para ello se utilizará el café soluble como recurso que sugerimos preparar. XX Pedir a los niños que metan su dedo pulgar derecho en el recipiente con agua y que, enseguida, lo pongan sobre el plato con café soluble; posteriormente, en el libro, deberán colocar su dedo sobre la huella de Papá Dios. Los niños deberán pasar de uno en uno hasta terminar. XX Finalmente, pedirles que, uno por uno, se enjuaguen los deditos en la bandeja con agua y se sequen con la toalla. XX Cantan Soy imagen de Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios Oración Crear entre los niños un clima de oración. Comentar que Dios nos ha dado la vida porque nos ama y quiere que seamos felices. Por eso le alabamos y le damos gracias con el canto Miro las estrellas. A la vez le expresamos nuestra alegría acompañando el canto con los siguientes movimientos: • Señalarse tres veces los ojos con un dedo. Alzar los brazos, abrir y cerrar las muñecas, volver a señalarse los ojos y dar una vuelta. • Dibujar un círculo en el aire alrededor de sí mismos, señalarse los ojos y luego hacia arriba. Alzar los dos brazos y, luego, tomarse todos de las manos. • Poner las palmas de las manos atrás de las orejas, luego las manos hacia enfrente y abrir y cerrar las muñecas; poner de nuevo las palmas atrás de las orejas y señalar al cielo. • Abrazarse a sí mismos, dar un paso para un lado y para el otro y acariciarse la mejilla con una mano. • Señalarse la nariz, dar un paso a la derecha y, después, dos aplausos; repetirlo, pero dando el paso a la izquierda. • Repetir lo anterior, pero señalando la boca en vez de la nariz.

Fórmula catequística • Memorizo En el libro del niño se propone la siguiente fórmula para que ellos la aprendan de memoria. En ella se resume el contenido esencial de este encuentro. Conviene ayudarles a memorizarla y comprobar después que la han retenido. 39

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 39

22/11/19 10:21


Fórmula catequística • Memorizo Dios me creó a su imagen y semejanza. Me hizo parecido a Él y, a la vez, único.

Compromiso • Avanzo Motivar a los niños y niñas para que reflejen en su vida el hecho de ser imagen y semejanza de Dios. Todo lo que pensamos, hacemos y vivimos debe ser un reflejo de lo que somos. Por eso, y a modo de ejemplo, se les puede proponer el compromiso de no pelearse con nadie durante toda la semana ni molestar con malas palabras a sus compañeros de la escuela.

Para vivir en familia La tarea que su libro propone hacer en familia consiste en platicar con sus papás o con quienes se ocupan de ellos y escribir dos parecidos que tengan con su papá y con su mamá. Conviene insistir en que, aunque tengan muchos parecidos, solo deben escribir dos en cada caso, los que consideren más importantes o llamativos. Después deberán terminar de iluminar a sus papás.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: ¿Actúas y te presentas adecuadamente frente a los niños?

NOTAS

40

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 40

22/11/19 10:21


Encuentro 6

Tengo un cuerpo maravilloso que Dios me dio Objetivo particular: Descubrir que tenemos un cuerpo maravilloso, lleno de cualidades.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. P reparar láminas que muestren niños jugando, corriendo o realizando diferentes movimientos. 2. Elaborar la cola de un burro E n una cartulina , papel bond o cualquier otro material , dibujar la silueta de un niño con cada parte del cuerpo movible para que los niños lo completen. 3. Canto: Cabeza, hombros...

Motivación • Conozco 1 Canto: Cabeza, hombros... Formar los niños en dos filas, conforme vayan llegando, para entrar marchando y cantando al lugar de catequesis.

Cabeza, hombros... Cabeza, hombros, rodillas, pies. Ojos, orejas, boca, nariz. Cabeza, hombros, rodillas, pies. A marchar todos a marchar Los cuerpos recargar.

A brincar, todos a brincar; tus músculos bombear. Tus brazos hacen pam. A desayunar.

Desarrollo • Conozco 2 Juego: La cola de burro • Invitarles a jugar y completar la silueta del tema anterior colocando las partes del cuerpo (ojos ,cabeza, brazos...). 41

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 41

22/11/19 10:21


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Efesios 4,16) Introducir la lectura con estas o parecidas palabras: La Palabra de Dios que vamos a escuchar hoy está escrita en una de las cartas de san Pablo, llamada Carta a los Efesios. En ella nos anima a vivir unidos a Jesús en el amor como fuente de crecimiento personal, familiar y comunitario. De esta manera, todos los miembros de nuestro cuerpo tienen la función de actuar y crecer en el amor a Dios y a los demás. A él se debe que todo el cuerpo, bien cohesionado y unido por medio de todos los ligamentos que lo nutren según la actividad propia de cada miembro, vaya creciendo y edificándose a sí mismo en el amor.

Interiorización XX Comentar que Dios hizo nuestro cuerpo con miembros diferentes y que cada uno tiene su pro-

pia función y está en constante movimiento. XX Para comprobarlo, invitar a los niños a relacionar con flechas los sentidos y miembros más importantes del nuestro cuerpo, tal como se les propone en su libro. XX Preguntarles, a modo de síntesis: ¿Para qué nos dio Dios un cuerpo? La respuesta no debe quedarse solo en las actividades que podemos realizar con él, sino en el sentido y finalidad de las mismas, es decir: crecer en el amor, tal como expresa la Palabra de Dios escuchada.

Actualización XX Poner algunos ejemplos de lo que pasaría si no tuviéramos algunos de los órganos de nuestro

cuerpo. Preguntar, por ejemplo: “Si no tuvieras pies y manos, ¿cómo hubieras caminado hasta donde estaba el burro para pegarle la cola?” XX Comentar que nosotros podemos hacer muchos movimientos, pero que hay niños y niñas que no pueden disfrutar de su cuerpo porque tienen alguna discapacidad y, por ello, son personas con capacidades diferentes. Preguntarles: “¿Conoces a alguien que no pueda hablar, ver, escuchar, moverse, o que le falte algún miembro a su cuerpo?” Dar un tiempo para que se expresen libremente. XX Además de las capacidades físicas, insistir en la capacidad de nuestro cuerpo para realizar acciones tan valiosas como ayudar, colaborar, acariciar, amar, ser solidarios, etc.

Oración • Platico con mi Padre Dios Introducir la oración con las palabras expuestas en el libro del niño y motivarlos para que, libremente, agradezcan a Papá Dios las cualidades que cada uno tiene, teniendo en cuenta las que les hacen crecer en el amor a Dios y a los demás.

Actividad • Aprendo En su libro se presentan tres fotografías que centran la atención de los niños en tres situaciones cercanas a ellos: la iglesia, la escuela y la familia. ¿Qué cosas buenas pueden hacer en esas situaciones? XX Facilitar que los niños identifiquen lo que representa cada fotografía y expresen libremente esas cosas buenas que pueden hacer en cada caso. XX Pedirles que se dibujen en el cuadro vacío haciendo una de esas cosas buenas. Después permitirles explicar lo que han dibujado y por qué. 42

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 42

22/11/19 10:21


Fórmula catequística • Memorizo La fórmula propuesta consiste en hacer la señal de la cruz como expresión concreta de una acción buena que podemos hacer con las manos y con la boca. Conviene comprobar si todos los niños saben hacer la señal de la cruz. Y, tanto si lo saben como si no, invitarlos a hacerla con calma, guiando a los niños y, posteriormente, asegurándose de que todos la tienen bien aprendida. Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Compromiso • Avanzo Promover en los niños el respeto a las personas con capacidades diferentes; que no se burlen de nadie y procuren ayudarles en lo que necesiten y esté a su alcance.

Para vivir en familia En su libro se centra la atención en un niño que tiene una discapacidad. Su objetivo es que presenten el dibujo con sus papás o con los adultos que los cuidan, identifiquen juntos lo que le pasa a ese niño y busquen diversas posibilidades que tendrían de poder ayudarlo. Después, e imaginando que le han prestado esa ayuda, le pondrá una sonrisa al niño del dibujo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tienes algún niño o niña con capacidades diferentes? • ¿Sabes cómo tratarlo o tratarla? • ¿Qué haces por él o por ella? • ¿Colaboran los otros niños en ayudarle?

43

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 43

22/11/19 10:21


Encuentro 7

¡Qué maravillosa es la vida que Dios me dio! Objetivo particular: Expresar la alegría por la vida que Dios nos da y nos proponemos corresponder en amor, admiración, respeto y gratitud a Dios. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Preparar estampas, dibujos o recortes con imágenes de una mamá con su bebé en brazos o embarazada, árboles llenos de sus frutos, otros secos, etc. Ponerlos en el lugar de catequesis a la vista de los niños. 2. Elaborar un mapamundi C onseguir papel terciopelo o lustre de color rojo y hacer con él un cuadro grande; doblarlo por la mitad y dibujar medio corazón, como se aprecia en el dibujo. Después se recorta y se obtiene un corazón simétrico. Este corazón, de tamaño grande, simbolizará el corazón de Dios. En hojas de colores, cortar tantos rectángulos como niños y niñas haya, a fin de elaborar gafetes en forma de corazón. Para ello se puede seguir el mismo procedimiento sugerido anteriormente. A cada niño y niña se le entregará un corazón con su nombre escrito en él. Tener en cuenta que estos gafetes irán dentro del corazón grande que se ha elaborado. 3. C antos: Río de vida.

Motivación • Conozco 1 XX Recibir a los niños obsequiándolos con un gafete en forma de corazón, dentro del cual estará

escrito su nombre. Y saludarlos así: – ¡Qué bueno que vinieron! – ¿Quién faltó? ¿No saben por qué no vino? Nos hace falta su presencia. XX Invitar a los que han llegado a hacer una pequeña expedición por el lugar de catequesis y pedirles que se fijen en los diferentes lugares y, especialmente, en las imágenes sugeridas arriba. Comentar qué imágenes representan vida y cuáles no. Centrar la atención en las que no tienen vida o apenas (árboles secos o plantitas que se están secando), y preguntar: ¿Qué necesitarán para no morir? Dejar libertad para que expresen sus ideas.

44

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 44

22/11/19 10:21


Desarrollo • Conozco 2 Se adorna un altar con la imagen de María y una veladora. Se colocan las pulseras sobre la mesa y se les invita a cada niño a que pasen a tomar la pulsera y se la colocan en la mano al tomarla dicen la siguiente oración: “Mi vida es una bendición; la voy a cuidar”. Pedirles que abran su libro y observen el árbol seco que hay dibujado en él. Plantearles qué podrían hacer para que, en vez de seco, aparezca lleno de vida y darles tiempo para que lo coloreen, lo llenen de hojas, flores y pajaritos. Al terminar, pedirles que le dibujen una sonrisa de forma que exprese alegría.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 2,7) Motivar a los niños para que presten atención y escuchen el mensaje de Papá Dios. El Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre fue un ser viviente.

Interiorización XX Comentar que Papá Dios ha dado la vida a todos los seres que habitan en nuestro planeta: las

plantas, los animales, las personas. También a nosotros. Dios nos da la vida gratuitamente, por amor. Por eso nunca debemos cansarnos de agradecerle este maravilloso regalo que nos da. XX Ayudarles a reflexionar en el comentario anterior con estas preguntas: – ¿Quién nos dio la vida? – ¿Por qué nos ha dado la vida Dios? – ¿Qué debemos hacer por ese maravilloso regalo?

Actualización Plantear si celebran o no los cumpleaños y por qué. Permitirles expresar cómo suelen celebrarlos y con quiénes. Y, en este contexto, insistir en estos dos aspectos: dar gracias y compartir. Comentar a quién o a quiénes debemos dar gracias (a Dios, por supuesto, y también a los papás) y qué y con quienes compartimos nuestra celebración (compartimos nuestra alegría y nuestro agradecimiento, especialmente con la familia y los amigos).

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que, en su libro, dibujen e iluminen tantas velas como años tienen y escriban debajo la fecha de su cumpleaños.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a dar gracias a Papá Dios por la vida que nos da recitando juntos la siguiente oración que tienen en su libro.

45

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 45

22/11/19 10:21


Gracias, Papá Dios, por la vida y por tu amor. Canto: Río de vida Formar a los niños en una hilera y seguir estos pasos: XX Avanzar hacia la derecha al mismo tiempo que agitan las manos y las van bajando desde la cabeza hasta los pies. Voltearse y levantarse poco a poco mientras avanzan y mueven los brazos. XX Señalarse los ojos, alzar los brazos y moverlos, y seguir moviéndolos mientras vuelven al lugar inicial. XX Voltearse hacia la izquierda y avanzar bajando los brazos. XX Repetir el proceso.

Río de vida Hay un río de vida corriendo por mi ser, que hace a los enfermos caminar y ver, libera a los oprimidos y les da felicidad. Hay un río de vida corriendo por mi ser.

Está el amor del Padre corriendo por mi ser que hace a los enfermos... Hay un río de vida… Está Jesús mi amigo... Está el Espíritu Santo... Está el amor de María… Hay un río de vida...

Fórmula catequística • Memorizo XX Insistir en lo importante que es dar gracias a Papá Dios por la vida que nos da y pedirle que nos

siga protegiendo hoy y siempre, día a día. Y así se lo pedimos cuando hacemos la señal de la cruz. XX Invitar a los niños a persignarse, ayudándolos si es preciso, y asegurándose de que pronuncian correctamente la fórmula de la señal de la cruz.

Compromiso • Avanzo Proponerles que hagan la señal de la cruz a diario, al menos al levantarse y al acostarse. También será bueno que lo hagan al salir de casa, al entrar en la iglesia, al empezar una tarea, al comenzar las clases en la escuela, al comienzo y al final de la oración, etc.

Para vivir en familia Pedir a los niños que comenten con sus papás, o con quienes los cuidan, lo importante que es dar gracias a Dios por la vida que nos da y por su protección. Y motivarlos para que realicen la tarea propuesta en su libro, es decir: colorear la frase Gracias, Papá Dios, y llenar el corazón con papel de color rojo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tienes presente el cumpleaños de cada uno de los niños? Te sugerimos hacer una lista con las fechas de sus cumpleaños para que los felicites. • Cuando cumples años, ¿le das gracias a Papá Dios acudiendo a misa? 46

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 46

22/11/19 10:21


Encuentro 8

Me desarrollo en cuerpo y espíritu Objetivo particular: Reconocer que crecemos cuando nuestro cuerpo y espíritu se desarrollan conforme con el amor de Dios. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Colocar en un sitio del lugar de catequesis envolturas vacías de comida chatarra y, en otro, alimentos que nos ayudan a crecer sanos y fuertes, como verduras, leche, huevo, frutas, etc. 2. Elaborar dos aros Cortar un trozo de manguera delgada en dos partes, una para cada aro, calculando su tamaño de manera que los niños puedan pasar su cuerpo a través de ellos. Formar un círculo con cada trozo de manguera y unirlo con un poco de alambre. Procurar que éste quede bien colocado para no lastimar a los niños; se pueden forrar los aros para que resulte más atractivo. 3. Círculos en el piso Se necesita hilo y un gis. Sujetar el gis a una de las puntas del hilo, ponerse en cuclillas y, con una mano, tomar la punta del hilo y oprimirla contra el piso; con la otra mano, sujetar el gis y, abriendo los brazos, girar en circunferencia. Esto permitirá formar un círculo con mucha facilidad. Si por cualquier motivo no se puede dibujar el círculo en el piso, anticipar su realización en papel bond. Tener en cuenta que los círculos deberán ser muy grandes, ya que los niños se meterán en ellos. 4. Canto: Yo te alabo con el corazón.

Motivación • Conozco 1 Acogida: Recibir a los niños y niñas con palabras como éstas: – ¡Hola! ¿Cómo están? ¿Vienen con ganas de jugar? – ¿Qué necesitamos para crecer y tener fuerzas? ¿Es necesario alimentarse bien? – ¿Quién desayunó? ¿Qué desayunaron? Dar espacio para el diálogo y, en este contexto, ayudarles a reconocer los alimentos previamente expuestos en la sala, como se ha sugerido. Tratar de diferenciar los que son buenos para crecer sanos y fuertes y los que son comida chatarra. Juego de los aros Presentar el juego indicando que vamos a demostrarnos si hemos desayunado bien y tenemos fuerzas. • Formar a los niños en dos equipos. Los primeros de cada fila pasarán un aro por su cuerpo, lo más rápido posible, comenzando de la cabeza a los pies, y lo entregarán a su compañero hasta que hayan pasado todos los miembros del equipo. El equipo que termine primero será el ganador. Se les puede obsequiar con un premio simbólico a condición de que no sea comida chatarra. 47

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 47

22/11/19 10:21


Desarrollo • Conozco 2 Iniciemos el encuentro con el siguiente canto:

Yo te alabo Yo te alabo de corazón, yo te alabo con la boca. Y, si me falta la boca, yo te alabo con lo ojos Y, si me faltan los ojos, yo te alabo con las manos.

Y, si me faltan las manos, yo le alabo con los pies. Y, si me faltan los pies, yo te alabo con el alma. Y, si me faltara el alma, es que ya morí por ti.

XX Pedir a los niños que abran su libro en el Encuentro 8. Comentarles que estamos creciendo y

que, como nos gusta, hacemos todo aquello que nos ayuda a crecer, aunque algunas veces nos equivoquemos. XX Insistir en que no solo crece nuestro cuerpo, sino que, poco a poco, nos vamos haciendo mayores en nuestra manera de pensar, en las cualidades que tenemos, en nuestros buenos comportamientos, etc. En este contexto, proponerles que observen las acciones que están representadas en los dibujos de su libro y realicen el ejercicio. De momento no conviene hacer la valoración del ejercicio; lo haremos después. Ahora basta comprobar que los niños y niñas lo han hecho y, sin más comentarios, pasamos a escuchar la Palabra de Dios.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Génesis 2,21-22) La Palabra de Dios describe con mucha imaginación cómo creó Dios al hombre y a la mujer. Vamos a escucharlo. Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño y, mientras dormía, le sacó una de sus costillas y rellenó el hueco con carne. Después, de la costilla que había sacado al hombre, formó una mujer y se la presenta al hombre.

Comentar que lo más importante que nos dice este texto de la Palabra de Dios es que fue Dios quien formó el cuerpo del hombre y el cuerpo de la mujer. Y esto lo hace ahora con la colaboración de los papás. Nuestra tarea consiste en cuidar este cuerpo que nos dio y alimentarlo bien para crecer fuertes y sanos. Pero hemos de tener cuidado con lo que comemos, porque así como hay alimentos que nutren nuestro cuerpo, también hay cosas que le hacen daño.

Interiorización XX Dar un paso más en nuestra reflexión: cuando nacemos, estamos pequeños y día con día vamos

creciendo. De igual manera deben ir creciendo nuestras cualidades y nuestro espíritu. Crecer en nuestro espíritu es crecer en amor a Dios, a la familia y a todos los demás. ¿Saben qué hacer para crecer en nuestro espíritu o amor a Dios? 48

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 48

22/11/19 10:21


XX Invitarles a volver al ejercicio que han hecho anteriormente para comprobar su resultado, que

ha de ser el siguiente: – Colocar una X en el círculo de los dos niños que se están peleando y en el de las niñas que están discutiendo y enojadas. Estas prácticas no ayudan a crecer. – Colorear el resto de los círculos, es decir, las prácticas que ayudan a crecer: acudir a la iglesia, trabajar en la escuela, compartir el lunch, acariciar a un perro, consolar a una amiga que llora, ayudar a estudiar, regar las plantas… Comprobar que cada niño ha realizado correctamente el ejercicio y, en su defecto, ayudarlo a corregirlo.

Actualización XX Dibujar sobre el piso dos círculos grandes, como se ha propuesto en los recursos que sugerimos

preparar: en un círculo debe estar escrita la palabra SÍ y en el otro la palabra NO. XX Colocar a los niños frente a los círculos. Cuando se hagan las siguientes preguntas, los niños correrán al círculo que corresponda a cada respuesta y entrarán en él. El que se equivoque será descalificado. Las preguntas pueden ser las siguientes o parecidas: – ¿Los niños debemos de comer verduras? – ¿Los niños debemos pelear con los demás? – ¿Desobedecer es bueno? – ¿Es malo hacer la tarea? – ¿Está bien decir groserías?

Actividad • Aprendo Indicar a los niños que realicen la actividad propuesta en su libro. Su objetivo es ayudarles a concretar, personalizando, el contenido fundamental expuesto hasta el momento. Los dibujos que deben completar, dibujándose a sí mismos en ellos, resaltan cuatro acciones significativas que les ayudan a crecer en su espíritu: rezar, ayudar, aprender y obedecer. Es importante que los niños asocien estas cuatro acciones a sus ansias de crecer.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a alabar a Dios con todo su cuerpo y su espíritu por medio del canto. Canto: Yo te alabo con el corazón Seguir estos movimientos: 1. Comenzar aplaudiendo, luego señalarse el corazón, después la boca, y así cada parte que va señalando la canción. 2. Levantar las manos y agitarlas. Aplaudir y hacer con las manos lo que va diciendo la segunda parte del canto.

49

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 49

22/11/19 10:21


Yo te alabo con el corazón Yo te alabo con el corazón, yo te alabo con la boca, [2] y si me falta la boca, yo te alabo con los ojos, y si me faltan los ojos, yo te alabo con las manos, y si me faltan las manos, yo te alabo con los pies, y si me faltan los pies, yo te alabo con el alma, y si me faltará el alma, es que ya morí por ti.

Hoy hosannas a ti grito y te aclamo con mis palmas, [2] y si no tengo las palmas, yo te traigo unas flores, y si no tengo las flores, yo te traigo mis canciones, y si no tengo canciones, yo te traigo unos carteles, y si no traigo carteles, yo te alabo con mis vivas, y si no gritara vivas, piedras hablarían por mí.

Fórmula catequística • Memorizo Leerles la fórmula propuesta en el libro del niño y ayudarles a aprenderla de memoria. ¿Qué quiere Papá Dios de mí? Que crezca mi amor por Él y así mi espíritu irá creciendo igual que mi cuerpo.

Para vivir en familia Compromiso • Avanzo XX Los niños ya han aprendido cómo hacer para que crezca el amor de Papá Dios en ellos. Propo-

nerles, como compromiso y tarea de la semana, que un adulto los ayude a persignarse por la mañana al levantarse y por la noche al acostarse. XX Proponerles, asimismo, para asegurarse de que saben hacer y decir la señal de la cruz, que completen las palabras expuestas.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tu espíritu va creciendo junto con tu cuerpo?

50

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 50

22/11/19 10:21


Celebración 2

¡Bendito seas, Papá Dios! Objetivo particular: Descubrir el amor de Papá Dios en nuestra vida.

Instrucciones Formar en el suelo, con gis, una pirámide de 5 niveles y poner sobre ella: • Una figura de Papá Dios. • Las figuras de un niño o niña en 5 etapas de desarrollo: bebé, cuando comienzan a caminar, cuando va en preescolar, jugando con una pelota y otro rezando. • Diez pares de huellas de pies para simbolizar las diferentes etapas de desarrollo (dos pares de cada tamaño). • Estrellitas y letreros que expresen obras buenas. • Cantos: El amor de Dios es maravilloso, Yo te alabo con el corazón y Vamos a bendecir al Señor.

Motivación

• Recibir a los niños y niñas con un saludo y, al mismo tiempo, ponerles una estrellita en la frente. • Cuando estén todos, formarlos en dos o tres filas, según el número de niños, y dirigirse con ellos a la pirámide preparada con anticipación en el suelo.

Desarrollo Primer momento Papá Dios nos demuestra su amor dándonos la vida; nos hizo semejantes a Él, nos da salud y lo necesario para vivir. Y quiere que, al ir creciendo, nosotros hagamos muchas obras buenas para que un día lleguemos hasta Él.

El amor de Dios es maravilloso El amor de Dios es maravilloso, [3] grande es el amor de Dios. Tan alto que no puedo estar arriba de él.

Tan bajo que no puedo estar debajo de él. Tan ancho que no puedo estar afuera de él. ¡Grande es el amor de Dios!

Ahora vamos a subir esta pirámide conforme vamos creciendo. • Subimos al primer escalón (todos deberán quedar en el mismo nivel) y cantamos El amor de Dios es maravilloso. Al terminar el canto, los niños que tengan las huellas más pequeñas las colocarán en cada extremo de la pirámide y, en el centro, acostaremos al bebé. 51

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 51

22/11/19 10:21


Segundo momento • Subimos al segundo escalón. Cuando vamos creciendo, Papá Dios nos ayuda y también nuestros papás para que hagamos cosas que antes no podíamos. Por ejemplo: nos llevan a misa y nos dicen cómo portarnos, pues como somos chiquitos a veces no sabemos. • Pasamos al tercer escalón dejando juntos las huellas y la figura del bebé. Tercer momento La primera vez que vamos a la escuela nos da miedo, pero Papá Dios nos acompaña y nos ayuda para que seamos más valientes. Ahora, hasta nos gusta ir a la escuela. Sin embargo, también aprendemos travesuras, pero aun así, Dios nos ama mucho porque Él nos ha creado. • Se depositan las huellas según el tamaño y la figura del niño. Cuarto momento • Ahora brincaremos todos al cuarto escalón. En este escalón vamos a agradecerle a Papá Dios la vida que nos da. Repitamos todos: “Bendito seas Papá Dios”.

Porque me das la vida. Todos: Bendito seas Papá Dios. Por mis papás. Todos: Bendito seas Papá Dios. Porque aprendo cosas de ti. Todos: Bendito seas Papá Dios. Porque me amas y me perdonas. Todos: Bendito seas Papá Dios. Porque quieres que sea feliz junto a ti. Todos: Bendito seas Papá Dios.

• Se dejan las huellas y la figura del niño correspondientes. Quinto momento • Damos un brinco hasta el quinto escalón. En él se colocan la figura del niño rezando y las huellas. Mientras cantamos Yo te alabo con el corazón (ver Encuentro 8), depositamos en el suelo las obras buenas que hacemos. Al terminar el canto los niños van hacia la figura de Papá Dios.

52

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 52

22/11/19 10:21


Sexto momento (oración) Como ya crecimos, y también hicimos obras buenas, llegamos hasta Papá Dios, donde siempre hay felicidad. Vamos a darle gracias. Junten sus manitas y repitan conmigo. Papá Dios, gracias por tanto que me amas. Porque amas a mi familia, a mis amigos y a los que están cerca de mí. Yo quiero amarte igual que Tú a mí. Te pido que me cuides y cuides el mundo que has hecho tan bonito. Te prometo que voy a evitar lo malo y haré obras buenas. Todos: ¡GRACIAS, PAPÁ DIOS! Concluimos la celebración con el canto Vamos a bendecir al Señor.

Vamos a bendecir al Señor Vamos a bendecir al Señor nosotros los hijos de Dios. [2] Alzad vuestras manos, batidlas a Él y decidle que solo Él es fiel [2]. Vamos a bendecir al Señor nosotros los hijos de Dios [2].

Moved vuestro cuerpo, danzad para Él y decidle que solo Él es fiel… Abrid vuestra boca, cantad para Él y decidle que solo Él es fiel… Cerrad vuestros ojos, pensad solo en Él y decidle que solo Él es fiel…

NOTAS

53

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 53

22/11/19 10:21


Para caminar como Iglesia

PARADA 1

Soy hijo de Dios y tengo una familia Finalidad de las paradas Nuestro tiempo reclama una ciudadanía más comprometida y con una conciencia activa que comprenda las implicaciones que la realidad determina para las personas y las sociedades. Es un tiempo complejo que invita a la sugerencia y realización de alternativas comunes que aseguren el desarrollo humano, la dignidad y la fe. Es un tiempo que recuerda que debemos evangelizar para afirmar la vida. Como catequistas, nuestra labor enfrenta el desafío de conocer la realidad y comprenderla para aprender con ella. El conocimiento de la realidad pasa por el filtro de la razón y de la emoción. Apreciamos la realidad con las ideas, con las interrogantes que nos provocan sus manifestaciones y también con los afectos que surgen al experimentarla: confianza, alegría, tolerancia, o temor, ansiedad, tristeza. La variedad de conceptos y sentimientos que configura la experiencia humana en el contacto con la realidad es materia de aprendizaje.

Estructura de las paradas En este contexto, hemos integrado tres paradas a lo largo del ciclo de catequesis:

• La primera parada es un momento para ver la realidad, observarla con una mirada que nos

permita dejarnos cuestionar por ella. Aunque hay pistas propuestas previamente, cada grupo, cada catequista y cada persona puede decir algo distinto según su apreciación; la labor del catequista será unir todas estas miradas para tener un punto de partida en común. • La segunda parada nos invita a juzgar la realidad que hemos mirado y comprenderla. Para esto nos apoyamos en la Sagrada Escritura, el Magisterio del papa Francisco y de los obispos de México. Pero también es un momento de ser Iglesia que dialoga con otras ciencias, personas, instituciones para descubrir caminos comunes. La labor del catequista, entonces, consistirá en animar a sus catequizandos a no desistir en la tarea de buscar información y lazos de comunión. • La tercera parada es la concreción de un proyecto para actuar sobre la realidad mirada y comprendida. Es un momento para construir caminos que nos permitan transformar la realidad. Es deseable que cada grupo realice un proyecto distinto, pues se comprende que la forma en que miran y asimilan su entorno difiere en cada grupo. La labor del catequista es mediar y animar la creación del proyecto, así como darle seguimiento para su realización. Deberá tener cuidado de no “limitar” la creatividad del grupo, sino dejar que sea el Espíritu quien dirija y motive las diversas propuestas, ajustándolas, claro está, a la edad de sus catequizandos. De esta manera será aún más visible el lazo entre catequesis y comunidad, pues ésta podrá verse enriquecida por los distintos proyectos que surjan. Será labor de cada comunidad discernir las distintas formas para dar seguimiento a los proyectos que emanen de la catequesis.

54

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 54

22/11/19 10:21


Para caminar como Iglesia Con esto queremos hacer resonar la voz de nuestros obispos, que en el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 nos dicen: “La situación actual de nuestro pueblo nos apremia a asumir compromisos urgentes y responsables, concretizados en opciones pastorales firmes y valientes, que nos lleven, no solo a revertir este difícil momento, sino a presentar de manera humilde, propositiva y alegre la novedad del Evangelio, para que con su fuerza transforme el corazón de nuestra patria” (PGP 192).

JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 1 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 1: Soy hijo de Dios y tengo una familia. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 1 y 2) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis. Hemos de tener en cuenta, sobre todo en los grados de Parvulitos y 1° y 2°, que los proyectos y actividades deberán ser adecuadas a la edad de los niños. Si bien no serán intervenciones profundas en la realidad, sí deben tener la claridad de que las acciones que desarrollen son el resultado de las 3 Paradas y como conclusión del ciclo de catequesis.

SOY HIJO DE DIOS Y TENGO UNA FAMILIA UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 1) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 1: Dios Padre me regala un mundo maravilloso • UNIDAD 2: Dios me da un cuerpo que siente y ama • Dios nos ama y nos regala la creación • Nuestro cuerpo es regalo de Dios a. Dios es mi Padre b. Regalos de Dios c. Un regalo especial: la familia 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Dios es mi Padre XX Iniciamos recordando a los alumnos que somos hijos amados de Dios. XX Es un buen momento para retomar el anuncio kerigmático y tomarlo como impulso para las uni-

dades siguientes.

55

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 55

22/11/19 10:21


XX La gran noticia es: Dios nos ama como un Padre amoroso y quiere lo mejor para nosotros.

Agradezcamos a Dios por todo ese amor.

2. Regalos de Dios XX Conviene retomar los contenidos de las unidades anteriores para recordar que Dios nos ama

y nos entrega la creación, además de darnos un cuerpo que ama y siente. XX Al ser la primera parada, hay que motivarlos para apreciar la creación y su relación con ella

por medio de los sentidos. – ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más? – ¿Qué miembros de tu cuerpo usas para manifestar amor, por ejemplo: abrazar, consolar, cuidar, sonreír? – ¿Qué animales te gusta ver o acariciar? – ¿Qué sonidos te gusta escuchar? – ¿Qué flores son tus preferidas? ¿Por qué? – ¿Qué frutas te gusta probar?

3. Un regalo especial: la familia XX Para este apartado, como catequista puedes profundizar en el mensaje Amoris laetitia 65:

La encarnación del Verbo en una familia humana, en Nazaret, conmueve con su novedad la historia del mundo. Necesitamos sumergirnos en el misterio del nacimiento de Jesús, en el sí de María al anuncio del ángel, cuando germinó la Palabra en su seno; también en el sí de José, que dio el nombre a Jesús y se hizo cargo de María; en la fiesta de los pastores junto al pesebre, en la adoración de los Magos; en fuga a Egipto, en la que Jesús participa en el dolor de su pueblo exiliado, perseguido y humillado; en la religiosa espera de Zacarías y en la alegría que acompaña el nacimiento de Juan el Bautista, en la promesa cumplida para Simeón y Ana en el templo, en la admiración de los doctores de la ley escuchando la sabiduría de Jesús adolescente. Y luego, penetrar en los treinta largos años donde Jesús se ganaba el pan trabajando con sus manos, susurrando la oración y la tradición creyente de su pueblo y educándose en la fe de sus padres, hasta hacerla fructificar en el misterio del Reino. Este es el misterio de la Navidad y el secreto de Nazaret, lleno de perfume a familia.

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Con ayuda del texto que aparece en la página 37 del libro del alumno, referente a los tipos

de familia, motiva a los niños a dibujar a quienes integran la suya. XX Hazlos valorar y apreciar los distintos tipos de familia, tanto la propia como las de los veci-

nos o compañeros de la escuela y de la catequesis. XX Es un buen momento para pedirles que compartan un poco de quiénes son y cómo se re-

lacionan con los demás miembros de su familia. Esta puede ser una excelente oportunidad para ir detectando si existe necesidad de algún acompañamiento especial con algún niño. XX Pueden concluir con alguna expresión de acción de gracias a Dios por su familia.

56

Guia Alianza 1_U2-035-056.indd 56

22/11/19 10:21


3

unidad

Papá Dios camina conmigo

Sentimos la presencia de Dios en la experiencia de convivir alegremente con las personas que están a nuestro alrededor. Valoramos el ejemplo de confianza en Dios de algunos personajes bíblicos. ENCUENTRO 9 Reconocemos la acción de Dios en la vida de Moisés y descubrimos la presencia de Dios en la experiencia de compartir con los padres o familiares la alegría de la vida. ENCUENTRO 10 Descubrimos que Papá Dios nos llama personalmente, como al profeta Samuel, a través de las actividades diarias. ENCUENTRO 11 Aprendemos a confiar en Dios con entusiasmo y valentía, a ejemplo del rey David. ENCUENTRO 12 Sentimos la llamada de Dios a ser protagonistas de paz y amor en el ambiente en que vivimos. CELEBRACIÓN 3 Escuchamos a Papá Dios y nos sentimos parte de su Alianza.

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 57

22/11/19 10:37


La Unidad 3 representa un avance importante sobre la unidad anterior. Sitúa a los niños y las niñas ante la dinámica de la Alianza entre Dios y su pueblo: “Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios”. En las dos unidades anteriores vimos la obra de la Creación y descubrimos en ella la acción de Dios, Creador del universo y del ser humano, que nos da la vida y hace parecidos a él: “a su imagen y semejanza”. Ahora iniciamos a los niños, siguiendo la dinámica bíblica, en la imagen de Dios Salvador de su pueblo, elegido por él, con quien camina, a quien protege y a quien ama. Para introducir a los niños en esta dinámica de la alianza, centramos su atención en tres personajes relevantes de la historia del pueblo de Dios: Moisés, Samuel y David. La historia de estos personajes y la acción salvadora que Dios realiza por medio de ellos, es fácilmente comprensible para los niños. Dios amó, cuidó y protegió a estos personajes y, por ellos, a su pueblo. Hoy día sigue haciendo lo mismo por nosotros: Papá Dios nos conoce, nos ama, camina a nuestro lado, nos cuida y nos protege. Esta acción permanente de Dios a nuestro favor, como se desprende de la experiencia de los personajes bíblicos, amigos de Dios, es percibida por los niños y niñas con actitud confiada y alegre: además de darnos la vida y hacernos a su imagen y semejanza, Dios nunca los deja solos, sino que siempre está con ellos, los acompaña, los cuida y los protege. Así, pues, la experiencia de los niños en sus necesidades de cuidado y protección se hace experiencia religiosa que suscita el reconocimiento de la presencia de Dios que está con ellos y los acompaña en sus inquietudes, en sus expectativas, en suma, en el camino de la vida.

58

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 58

22/11/19 10:37


Encuentro 9

Moisés rescatado por Dios Objetivo particular: Reconocer la acción de Dios en la vida de Moisés y descubrir la presencia de Dios en la experiencia de compartir con los padres o familiares la alegría de la vida. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Ambientar el lugar del encuentro con algunas imágenes, dibujos, láminas o carteles que representen a niños jugando y a sus papás o familiares acompañándolos o cuidándolos con amor. 2. Café soluble: Utilizar un sobrecito de café soluble, un recipiente para verterlo (puede ser un pequeño plato extendido), un recipiente con un poco de agua, una bandeja con agua y una toalla. 3. Canto: Miro las estrellas. Se pide con anticipación que traigan una sopa de coditos pequeños. Se pegan en la libreta del niño: colorear el fondo de celeste y pegar los coditos unos para arriba y otros para abajo simulando el agua. El catequista puede llevar una imagen de Moisés bebé para dar a cada niño. Los niños podrán escribir en esa hoja: “Dios me cuidó y protegió”. Lo recortarán y adornarán con los coditos.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños y niñas con palabras como éstas: – ¡Hola! ¿Cómo están? ¡Qué gusto me da verlos! Hoy vamos a comenzar cantando. Canto: Alabar al Señor Organizar a los niños en círculo e invitarlos a cantar con los siguientes movimientos: • Agitando los brazos hacia un lado y otro. • Manos hacia adelante, hacia atrás. • Sacudiendo las manos. • Saludando a todos los compañeros.

Alabar al Señor Alabar al Señor, alabar al Señor, Alabar al Señor, vamos a alabar al Señor.

La mano hacia delante, luego hacia atrás Le damos la sacudida Y empezamos a saludar.

Observación de imágenes XX Invitar a los niños a que observen las láminas, carteles o dibujos que ambientan el lugar de catequesis. Indicarles que escojan el dibujo que más les haya gustado y digan por qué. 59

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 59

22/11/19 10:37


XX Hacerles observar la fotografía que ilustra el título de la unidad en su libro del niño. Permitirles

que expresen lo que les sugiere e identifiquen a las personas representadas: un niño abrazando a su abuelito que, se supone, llega de visita. Preguntarles sobre cómo se sienten esas personas, si están contentas o no, en qué se nota que se quieren, etc. XX Hacer caer en la cuenta a los niños de tantas personas como tienen a su alrededor que se ocupan de ellos, los quieren, los cuidan, caminan a su lado para protegerlos y les consiguen que tengan lo que necesitan, como comida, zapatos, ropa, etc.

Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que digan otros casos en los que Papá Dios está con ellos; por ejemplo, en la

escuela, en la familia, en la iglesia, etc. XX Pedirles que realicen los dos ejercicios propuestos en su libro: dibujar uno de los momentos en que sienten que Papá Dios está con ellos y colorear la palabra “siempre”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Exódo 2,1-10) Utilizar el franelógrafo para exponer la historia de Moisés, salvado de las aguas. Decirles que en esta historia vamos a conocer cómo Papá Dios protegió y salvó a un bebé que estaba en peligro. Hace miles de años, había un pueblo que creía en el único Dios verdadero. Dios era amigo de este pueblo, y sus habitantes se llamaban hebreos. Una vez, los hebreos pasaban hambre a causa de una sequía y emigraron a Egipto. Estando aquí, prosperaron y se hicieron muy numerosos; tanto, que el faraón, rey de Egipto, mandó matar a todos los bebés que tuvieran las mujeres hebreas. Una pareja hebrea tuvo un bebé, al que llamaron Moisés. Era un bebé fuerte y hermoso. Sus papás no quisieron cumplir la orden del faraón y, ¿qué creen?, a la mamá se le ocurrió una idea muy buena para salvar a su hijo. Tejió una canasta, puso a Moisés en ella, lo tapó bien y depositó la canasta en el río como si fuera una barquita. Una hermanita de Moisés fue siguiéndola por la orilla, escondiéndose entre la hierba para que no la descubrieran, para ver a dónde llegaba. La corriente llevó la canasta hasta la otra orilla del río y ahí la encontró la hija del faraón. Ésta, al descubrir al bebé, se compadeció de él, lo tomó en sus brazos y lo llevó al palacio para que viviera con ella. La hermanita de Moisés vio lo que pasó, se lo contó a su mamá y ésta, sin decir quién era, se ofreció a la princesa como criada para cuidar del bebé. La princesa aceptó y se encargó de que no le faltara nada. Así fue como Papá Dios salvó a Moisés de morir.

60

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 60

22/11/19 10:37


Interiorización XX Una vez hecha la lectura, plantear las siguientes preguntas para reforzar la comprensión del relato.

– ¿Cómo se llamaba el bebé de la historia? – ¿Por qué su mamá lo puso en el río dentro de una canasta? – ¿Quién lo rescató? – ¿Qué hizo con el bebé la hija del faraón? – En realidad, ¿quien salvó a Moisés de morir? XX Pedir a los niños que busquen en su libro la página en la que está ilustrada en síntesis la historia de Moisés. Comentar las imágenes, leer los textos (pueden leerlos los propios niños, un niño cada escena) y asegurarse de que la historia de Moisés ha quedado grabada correctamente en su sensibilidad.

Actualización Comentar que Papá Dios salvó a Moisés por medio de la hija del faraón. Dios también está con nosotros, nos cuida y nos protege. Y lo hace por medio de las personas que nos rodean. Por ejemplo: ¿Quién los cuida cuando están enfermos? ¿Quién les da la comida, les compra ropa, zapatos, etc.? Papá Dios está siempre cerca de nosotros. Él nos muestra su amor por medio de las personas que nos quieren: nuestros papás, hermanos, abuelitos, tíos, profesores, vecinos, etc. No lo podemos ver con los ojos de la cara, pero lo sentimos con el corazón.

Oración • Platico con mi Padre Dios Papá Dios nos protege y nos cuida por medio de la familia y de las personas que nos quieren. Por eso le rezamos y le damos gracias. XX Recitar la siguiente plegaria que los niños tienen en su libro. La catequista la va recitando con pausas y los niños la repiten a coro. Gracias, Papá Dios, porque estás conmigo y me cuidas y proteges por medio de las personas que me quieren. XX Invitar a los niños a rezar, además, el Padre Nuestro. Es la oración que Jesús nos enseñó. En ella

expresamos nuestra confianza en Dios y le pedimos su protección.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que repasen las viñetas que describen la historia de Moisés. Después decirles que cierren el libro y proponer a uno o varios de ellos que cuenten verbalmente la historia. Es importante que mantengan la secuencia de los hechos y quede bien grabada en su sensibilidad que fue Papá Dios quien verdaderamente salvó a Moisés.

Fórmula catequística • Memorizo Proponer a los niños que remarquen las palabras que sintetizan el mensaje fundamental de la historia de Moisés: Papá Dios protegió a Moisés y lo salvó. 61

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 61

22/11/19 10:37


Después, plantear la siguiente pregunta y ayudarles, si es preciso, a encontrar la respuesta: Pregunta: ¿Qué hizo Papá Dios para salvar al bebé Moisés de ahogarse en el río? Respuesta: Hizo que la hija del faraón lo rescatara.

Compromiso • Avanzo Indicar a los niños que todas las mañanas, al levantarse, se acuerden de agradecer a Papá Dios su cuidado y protección por medio de las personas que tienen a su alrededor. Asimismo, invitarles a ser detallistas con las personas que los cuidan y les den las gracias cada vez que hacen algo por ellos.

Para vivir en familia Invitar a los niños a hacer en casa, con ayuda de un adulto si es preciso, la tarea propuesta en su libro, es decir: dibujarse junto a las personas que más están al pendiente de ellos y escribir sus nombres.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • A juzgar por las experiencias que tus niños expresaron, ¿notaste si todos ellos tienen los cuidados necesarios de parte de su familia? • ¿Estuvieron los niños atentos al escuchar la historia de Moisés con la ayuda del franelógrafo? ¿Les quedó clara esta historia y comprendieron la acción salvadora de Dios en ella?

NOTAS

62

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 62

22/11/19 10:37


Encuentro 10

Papá Dios me llama por mi nombre, como a Samuel Objetivo particular: Descubrir que Papá Dios nos llama personalmente, como al profeta Samuel, a través de las actividades diarias. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Ambientar el lugar del encuentro con estos dibujos: una pantalla plana, tableta electrónica, teléfono celular, una computadora, ícono de WhatsApp, ícono de Facebook, ícono de Twitter, Tv. Elegir los dibujos de acuerdo a la realidad. 2. Canto: Quién llamó a Samuel 3. Rotafolio Elaborar cada uno de los siguientes dibujos en un papel bond o en la mitad de uno: – Niño (Samuel). – Sacerdote Elí. – Samuel durmiendo. – Samuel en una cama despertándose (oyendo la voz que le habla). – Samuel cuando va con Elí. – Samuel durmiendo. – Samuel en una cama despertándose. – Samuel cuando va con Elí. – Samuel durmiendo. – Samuel en una cama despertándose. Agregar a este dibujo la frase Habla, Señor, que tu siervo escucha. Colocar los dibujos en un pizarrón a medida que aparecen los personajes de la historia, o sobre la pared todos juntos. Si esto no es posible, se pueden poner sobre el suelo y sentar a los niños alrededor de los dibujos. (Hay tres dibujos que se repiten, por lo que se podría utilizar uno solo). A medida que avanza la narración se voltean o se quitan de manera que los niños vayan observando la historia. Conviene tener los dibujos a la mano para no distraer la atención de los niños.

Motivación • Conozco 1 Acogida

Empezar saludando a los niños en forma personal. Por ejemplo: – ¡Buenos días, (nombre del niño o de la niña)! Papá Dios te manda un saludo. 63

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 63

22/11/19 10:37


Repetir este saludo con cada uno de los niños. Y una vez que estén todos, pedirles que observen los dibujos que ambientan el espacio de catequesis y preguntarles: – ¿Cuál de ellos se usa más para que la gente se comunique? Permitirles que se expresen libremente y, si es preciso, explicarles que comunicarse es poner en común lo que pensamos, lo que sabemos, lo que sentimos, etc. Lo cual hacemos, por ejemplo, cuando hablamos y escuchamos: cuando nos hablan, escuchamos; y cuando hablamos, nos escuchan. Y así nos comunicamos. Cómo y con quiénes nos comunicamos Pedir a los niños que abran su libro y observen las cuatro escenas representadas. Ayudarles a identificar cómo se comunican y con quiénes las personas que aparecen en los dibujos. – Un niño y una niña, se supone que son amigos, hablan a distancia por teléfono. – Tres niños platican amigablemente sentados en un banco. – Dos niños rezando de rodillas: se comunican con Dios. – Mamá con su hijo abrazándose. Preguntarles sobre cuáles de estas maneras de comunicarse suelen utilizar ellos. Vamos a iniciar con el siguiente canto. Ver www.e-sm.net/191062_05

Quién llamó a Samuel Samuel una noche escuchó una voz su nombre susurrar. Y le dijo luego a Eli: «Ya estoy aquí». Pero Eli le contestó que no ha llamado a nadie. ¿Qué misterio era ese? ¿De quién es esa voz? No fue Eli. ¿Qué voz es la que oi? ¿Quién me lo puede decir? Otra vez Samuel escuchó

una voz su nombre susurrar. Entonces pudo comprender que era la voz de Dios. Muchas cosas Dios reveló. Y muchas cosas a él le contó. Samuel fue un profeta de Dios, fue elegido así. No fue Eli; fue elegido así. Es un buen saber que hay un Dios que habla así. Habla para mí.

Mientras se está escuchando el canto se les va mostrando el rotafolio, con la historia de Samuel.

Desarrollo • Conozco 2 Proponerles si les gustaría escuchar lo que Papá Dios les dice e invitarles a jugar recibir un mensaje.

Dinámica de comunicación Participantes: Los niños los organiza la catequista en dos equipos y un director. Comienza el juego: El director se sitúa en medio de los dos equipos y dará las señales a cada uno. Si cierra el puño, el grupo deberá abrasarse entre ellos y gritar: “Dios te ama”. Si abre la mano, deberán alzar los brazos y decir: “Soy feliz, Papa Dios está conmigo”. Lo hará en forma rápida y alternada. El grupo que no se confunda será el ganador.

El juego se puede repetir tres o cuatro veces. 64

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 64

22/11/19 10:37


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (1 Samuel 3,2-10) Se puede ver el video (es opcional) o se relata el texto bíblico con la ayuda del rotafolio. Ver www.e-sm.net/191062_06

Había una vez un niño llamado Samuel, que vivía con Elí, un sacerdote que le enseñaba todo sobre Papá Dios. Una noche, Samuel estaba durmiendo y escuchó una voz que decía: “¡Samuel, Samuel!”. Entonces Samuel se levantó, fue con Elí y le dijo: “Aquí estoy”. Pero Elí no le había hablado y le dijo: “Yo no te hablé, vuélvete a dormir”. Samuel se fue a dormir y, ya dormido, escuchó otra vez la misma voz: “¡Samuel, Samuel!”. Una vez más Samuel se levantó y le dijo a Elí: “¿Para qué me quieres?”. Elí le contestó: “Yo no te hablé”. Samuel le dijo que había escuchado que alguien lo llamaba y Elí le dijo: “Vuelve a dormir y si escuchas esa voz otra vez, contesta: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”, porque Elí descubrió que era Papá Dios quien hablaba a Samuel. Fue a dormir y por tercera vez escuchó que le decían: “¡Samuel, Samuel!”, y Samuel contestó: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre la historia de Samuel. Preguntarles:

– ¿Quién llamaba a Samuel? – ¿Cuántas veces lo llamó? – ¿Qué contestó Samuel la tercera vez que lo llamó? – ¿De qué forma se comunicó Dios con Samuel? XX Dios tuvo que llamar a Samuel tres veces porque Samuel no reconocía su voz, pues nunca lo había escuchado; pero cuando supo quién era, enseguida le dio una respuesta. Pedirles a los niños que observen en su libro la escena que representa la historia de Samuel y repitan en voz alta, tres veces, las palabras que dijo Samuel en respuesta al llamado de Dios: Habla, Señor, que tu siervo escucha.

Actualización Comentar con los niños que Dios también los llama a cada uno de ellos. Lo hace por medio de los papás, cuando les piden que recojan los juguetes o que coman bien. O por medio de los profesores, cuando les piden que estén atentos y hagan las tareas. O por medio de los abuelitos cuando les piden que no sean groseros. O por medio de los sacerdotes, como en el caso de Samuel, cuando les ayudan a rezar y a comportarse bien. O por medio de la catequista cuando les piden que no falten al catecismo. Preguntarles: ¿Saben escuchar a Papá Dios cuando les habla por medio de esas personas? ¿Cuántas veces les tiene que hablar Papá Dios para que le respondan?

65

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 65

22/11/19 10:37


Actividad • Aprendo Pedir a los niños que observen nuevamente en su libro las escenas que representan la historia de Samuel y terminen de colorearlas.

Oración • Platico con mi Padre Dios Prepara un altar, con la Biblia, flores, velas frente al altar. Si estás afuera colocar un cartón o tapete frente altar. Cada niño deberá traer su gafete. Pasan de a tres niños y se arrodillan inclinándose hasta el suelo dicen: «Ya estoy aquí» y dejan su gafete en el altar. Papá Dios también nos habla, como a Samuel, y quiere que le escuchemos ¿Le responderemos bien? Vamos a darle gracias volviendo a cantar Óyelo, escúchalo y prestando mucha atención a lo que decimos en él.

Fórmula catequística • Memorizo En el libro del niño, pedir que completen la respuesta de Samuel a Papá Dios y que la memoricen para que también ellos la puedan decir: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”.

Compromiso • Avanzo Hacer a los niños la siguiente propuesta: ¿Qué les parece si esta semana hacemos caso al llamado de Papá Dios obedeciendo a los papás, maestros, abuelitos, tíos, catequista, etc.?

Para vivir en familia Pedirles que, en casa, con sus papás o familiares, investiguen quién eligió su nombre y por qué eligieron ponérselo. Después pueden realizar el ejercicio propuesto en su libro, es decir: dibujarse a sí mismo en el cuadro vacío, escribir su nombre abajo y colorear solamente los caminos que les lleven a cumplir el compromiso indicado para esta semana. De los cinco caminos que hay dibujados, deben rechazar dos (el que lleva a la niña que arroja a su juguete y el del niño que tira del pelo a una niña); los otros tres son los que deben colorear.

Evaluación • Compruebo mi fe Ser catequista es un llamado de Dios: • ¿Cómo has respondido a este llamado? • ¿Cuántas veces te ha tenido que llamar Papá Dios? • ¿Tus niños atendieron el mensaje?

66

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 66

22/11/19 10:37


Encuentro 11

David, el gran héroe que confía en Dios Objetivo particular: Aprender a confiar en Dios con entusiasmo y valentía, a ejemplo del rey David.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR Elaborar títeres Se necesitan dos bolas de unicel, una mediana y otra pequeña. 1. F ormar con la bola mediana la figura de Goliat de la siguiente manera:

• Hacer un orificio en la bola con la ayuda de un palito de madera, presionar contra una base dura y mover el palito en forma circular para que ahí quepa un dedo.

• Poner engrudo o pegamento alrededor de la bola y pegar tiras delgadas de papel en forma circular llenando toda la bola.

• Forrarla con papel de color, agregar la nariz y las orejas con pedazos de papel hecho bolita y

pintarle ojos, cejas y boca con un plumón; la cara del gigante debe expresar enojo. También se le puede poner cabello y barba con estambre.

• Elaborar con papel unas manos pequeñas, del tamaño del dedo pulgar y medio. En este último ponerle una espada: serán las manos del gigante Goliat; su cabeza irá en el dedo índice.

2. H acer de la misma manera, pero con la bola pequeña, la cabeza de David y las manos; su carita debe representar a un niño con gesto sonriente. Ponerle una piedra simulada en una de sus manos y elaborar una pequeña resortera para poner en el dedo que sujetará la cabeza de David. 3. P ara narrar la historia, poner a un personaje en cada mano y colocarse atrás de una mesa o de algo que impida que los niños te vean. Conviene practicar con anterioridad la narración, los movimientos y las voces. 4. M ano de cartulina. Haga un guante de cartulina para su mano derecha. Debe verse grande para llamar la atención de los niños.

67

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 67

22/11/19 10:37


Motivación • Conozco 1 Acogida Recibir a los niños con la mano de cartulina colocada y saludarlos a cada uno: – ¿Cómo estás?... ¿No me vas a saludar?... No tengas miedo, no te va a pasar nada. Cuando estén todos, organizar al grupo para realizar la siguiente dinámica. Dinámica: Los niños y el gigante Explicar a los niños que van a hacer una especie de teatro en el que jugarán a vencer a un gigante. Este gigante será la propia catequista. XX Preparar un lazo o una reata procurando que no lastime las manitas de los niños. De un lado jalará la catequista y, del otro, cualquier niño. Cuando se dé la orden: ¡Jalen! XX Como es de suponer, ganará el gigante y, entonces, otro niño se añadirá al anterior para ayudarle; pero de nuevo ganará el gigante. Así se irán agregando niños para hacer más fuerza hasta que, entre todos, lo jalen y ganen al gigante. Al terminar la dinámica, preguntarles lo siguiente: – ¿Por qué (nombre del niño o niña) no pudo ganarle al gigante? – Los que lograron vencer al gigante, ¿cómo lo hicieron? – ¿En qué confiaron para lograrlo?

Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que busquen el Encuentro 11 en su libro y, a partir de esta frase inicial: las

personas confiamos unas en otras, suscitar su experiencia de confianza en los demás. Preguntarles, por ejemplo, por las personas en quienes confían y platicar sobre los motivos por los que confían en ellas. Destacar la importancia de la confianza como un valor necesario para convivir en paz y armonía. XX Observar las cuatro escenas representadas en el libro del niño y ayudarles a identificar lo que representan. Interesa constatar la actitud de confianza que reflejan, protagonizadas por el mismo niño en los cuatro casos. Concretamente: 1ª escena: el niño está sentado en el regazo de su mamá; el papá, al lado, mira sonriente. 2ª escena: los abuelitos entran por la puerta y el niño acude a darles un abrazo. 3ª escena: El mismo niño está jugando en la resbaladilla con sus amigos. 4ª escena: El niño acude a la iglesia con sus papás. Concluir que el niño representado en estas escenas confía en sus papás, en sus abuelitos, en sus amigos y en Dios. Sugerimos escribir en el pizarrón esta frase o parecida: Confiamos en las personas que nos quieren, e invitar a los niños a decir otras personas en las que también confían (por ejemplo, la maestra, la catequista, el conductor del autobús, etc.). También puede hacer con gestos con las manos la frase: “Jesús, confío en ti”. De la siguiente manera: Jesús: una mano en el oído (como hablando por teléfono). Confío: con los dedos índices hacia arriba. En ti: con el índice señalando el cielo.

68

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 68

22/11/19 10:37


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (1 Samuel 17,41.45.48-49) Utilizar los títeres del gigante y David para la narración de la historia e introducirla con estas palabras: – Fíjense que yo supe de un niño que logró vencer él solito a un gigante porque confió en Papá Dios. ¿Quieren conocer la historia? Sucedió que un ejército declaró la guerra al pueblo de Israel. En ese ejército estaba un hombre muy grande y fuerte, llamado Goliat. Éste retó al pueblo de Israel diciendo: – Pónganme uno de sus hombres enfrente, y si me gana, los dejaremos en paz.

Pero nadie se atrevía a luchar con él. Entonces, un jovencito llamado David, que era pastor y estaba allí porque había ido a llevar la comida a sus hermanos, oyó lo que decía Goliat y se ofreció a luchar contra él.

David no tenía espada ni sabía manejarla, al contrario que Goliat. Pero confiaba en Papá Dios y sabía que estaba con él. Así que tomó una resortera y una piedra y se puso frente al gigante Goliat. Éste se reía de él, pero David le arrojó la piedra, le alcanzó con ella en la frente y el gigante cayó al suelo.

Así fue como David derrotó a Goliat y, gracias a ello, el ejército enemigo se marchó y el pueblo vivió en paz.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre lo que más les haya llamado la atención de la historia de David.

Preguntarles: – ¿Les gustó la historia? – ¿Cómo se llamaba el niño que venció al gigante? – ¿Cómo lo venció? ¿En quién confiaba? XX Recordar el juego que hicieron al principio cuando la catequista hacía de gigante y los niños intentaban ganarlo. ¿Recuerdan que uno solo no pudo ganar y tuvieron que unirse para lograrlo? Lo mismo le pasó a David: él solito no podía vencer al gigante, pero sabía que en realidad no estaba solo, porque Papá Dios estaba con él. David confió en Papá Dios y Dios le ayudó.

Actualización Comentar que Papá Dios nos quiere más que nadie y quiere lo mejor para nosotros. Por eso podemos confiar en él y tenemos que hacerlo igual que confiamos en las personas que nos quieren y nos cuidan. De esta manera también nosotros podemos vencer a algunos gigantes malos que a veces amenazan nuestra vida. Estos gigantes malos son: la flojera, los berrinches, los caprichos, el mal comportamiento, etc.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que abran su libro y observen cómo están representados David y Goliat y escriban sus nombres debajo de cada uno. Después, indicarles que remarquen la frase que tienen abajo del dibujo, que es la siguiente: David venció al gigante Goliat porque confiaba en Dios. 69

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 69

22/11/19 10:37


Oración • Platico con mi Padre Dios Pedir a los niños que se tomen de la mano y reciten la oración siguiente. En ella le pedimos a Papá Dios que nos ayude a vencer a esos gigantes malos de los que hemos hablado. Papá Dios, confiamos en Ti. Ayúdanos a vencer a los gigantes de la tentación y líbranos del mal. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Preguntar a los niños si aprendieron a persignarse y verificarlo con ellos. Insistir en que hacer la señal de la cruz es un signo de que confiamos en Papá Dios y hacemos las cosas con esa confianza.

Compromiso • Avanzo Ayudarlos a concretar alguno de los gigantes malos que a veces aparecen en su vida y suscitar en ellos el compromiso de procurar vencerlo durante la semana.

Para vivir en familia Proponerles que hagan en casa, junto a sus papás o quienes los cuidan, la tarea propuesta en su libro del niño. La pregunta a la que deben responder es: ¿Por qué confiamos en Papá Dios? En las páginas de Recortables tienen tres globos con tres respuestas, que son: – Porque somos niños. – Porque Papá Dios nos quiere y nos cuida. – Porque somos buenos. La respuesta correcta, cuyo globo deben recortar y pegar en su libro, es: “Porque Papá Dios nos quiere y nos cuida”. Conviene revisar este trabajo y, si es necesario, corregirlo en el siguiente encuentro.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿En qué se parece a tu vida la dinámica del gigante que realizaste con los niños? • ¿Cuál es el gigante que tú tienes que vencer? • ¿Tus niños asociaron a los gigantes malos con algunos personajes de la TV o video juegos? Si es así, oriéntalos para que comprendan que los personajes de los videojuegos o de algunos programas de la televisión no son reales.

70

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 70

22/11/19 10:37


Encuentro 12

Yo también soy un niño elegido por Papá Dios Objetivo particular: Sentir la llamada de Dios a ser protagonistas de paz y amor en el ambiente en que vivimos. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Disponer de los dibujos más representativos utilizados en los encuentros anteriores de esta unidad y ambientar con ellos el lugar de catequesis. Asimismo, preparar una grabadora y un casete con música infantil. 2. Rotafolio Utilizar las figuras correspondientes a la historia de Samuel y dibujar estas otras en un papel bond o en la mitad de uno: – El niño Samuel. – Samuel en una cama despertándose y agregar a este dibujo la frase: Habla, Señor, que tu siervo escucha. – Samuel entregando un mensaje al sacerdote Elí (se puede utilizar el signo de una carta o Samuel hablando con Elí). – Samuel con muchos mensajes. – Samuel en actitud de servicio y portador de los mensajes de Dios. C olocar estos dibujos en un pizarrón (a medida que avanza la narración y aparecen los personajes), o sobre la pared todos juntos. También se pueden poner sobre el suelo y sentar a los niños alrededor. Voltear los dibujos o quitarlos siguiendo el ritmo de la narración. 3. Un sobre con mensaje Preparar un sobre con el nombre de cada niño escrito creativamente. entro del sobre colocar dos hojas de color. En una estará nuevamente escrito su nombre y un mensaje D como los siguientes:

Nombre del niño: Tú eres lo más importante para mí. Nombre del niño: Yo te quiero mucho y eres muy valioso(a) para mí. Nombre del niño: No tengas miedo yo siempre estaré contigo. Si se considera oportuno, se puede agregar algún otro mensaje expresamente dirigido al niño en cuestión, por razón de su estado de ánimo o la problemática que vive. En la segunda hoja, en la parte de abajo, escribir una de estas frases o alguna parecida: – Te quiere: Papá Dios. – Tu amigo: Papá Dios. – Con todo mi amor: Papá Dios.

71

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 71

22/11/19 10:37


4. Un dibujo de Dios Padre Elaborar un dibujo de Dios Padre y, alrededor, muchos niños que se le están acercando. Colocar debajo de cada niño un cuadrito del tamaño de los gafetes que cada niño tiene dentro de su sobre (en el momento del compromiso los niños pasarán a pegar su gafete en el cuadrito del niño que ellos deseen). Este dibujo deberá ponerse en una parte preferencial del lugar de catequesis. 5. Canto: Tienes que ser un niño.

Motivación • Conozco 1 Saludar a tus niños de la siguiente forma: – ¡Buenos días (tardes)! Papá Dios los estaba esperando, ¡qué bueno que ya llegaron! Vamos a jugar al espejo. Hacer un altar con un Cristo y tener las coronas en el altar. Hacer una corona de cartulina que diga: “Jesús, rey de la paz, danos la paz”. Cada niño la tomará y, al colocársela, solo dirá: “Jesús rey de la paz”. Todos dirán : “Danos la paz”. Dinámica: El espejo Para realizar esta dinámica es necesario utilizar la grabadora con música infantil sugerida en los recursos que propusimos preparar. XX Pedir a los niños que se formen en parejas. En cada pareja habrá un niño que sea número 1 y otro que sea número 2. Poner música de fondo para estimular la buena atención de los niños mientras se dan estas instrucciones: – Los números 1 de cada pareja serán los espejos; los números 2 se moverán enfrente de sus compañeros al ritmo de la música. Los números 1 deben imitar lo que su compañero está haciendo, puesto que son espejos. XX Después de estas instrucciones, contar hasta tres para empezar y subir el volumen de la música. Dejar un tiempo considerable para que estén moviéndose, pero no más de un minuto; luego se baja el volumen de la música y se les manda cambiar: ahora los números 2 serán los espejos y los números 1 los que se muevan. Volver a contar hasta tres y subir el volumen de la música para reanudar la dinámica. El juego se puede repetir las veces que se quiera, más rápido unas veces y otras, más lentamente. Reflexión XX Platicar con los niños a partir de estas preguntas: – ¿Te gustó que tu compañerito te imitara? ¿Por qué? – ¿Te gustó imitar a tu compañero? ¿Por qué? XX Comentar la siguiente reflexión: Aunque seas pequeño, eres muy importante para todos, y mucho más para Papá Dios. ¿Quieres saber por qué? Porque así como tu compañero imitaba lo que hacías, así también la gente que te rodea puede imitar tu alegría, tu entusiasmo y el amor que das. Pero también pueden imitarte cuando haces berrinches o desobedeces, lo cual te convierte en un espejo borroso y empañado, y tú no quieres ser un espejo así: tú eres un espejo brillante y limpio en el que la gente se quiere ver.

72

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 72

22/11/19 10:37


Desarrollo • Conozco 2 XX Pedir a los niños que abran su libro y observen las escenas representadas en los dibujos. ¿Re-

cuerdan a quiénes representan? Permitirles que expresen libremente quiénes son los personajes representados y lo que recuerden de la historia de cada uno. Después de un rato de diálogo, matizar sus impresiones si es necesario, y resaltar cómo los tres confiaron en Dios y Dios los ayudó. De esta manera se convirtieron en espejos de alegría y paz para su nación. Los tres transmitieron en su vida, de pequeños y de mayores, lo que Dios quería que reflejaran. XX Proponerles hacer los ejercicios que tienen en su libro, es decir, remarcar el nombre de los tres personajes y, si se considera oportuno, iluminarlos. (Lo de dibujarse a sí mismos en el cuadro vacío y poner su nombre es preferible dejarlo para más adelante). Al final preguntarles: ¿Quieren ser un espejo limpio y brillante como lo fueron Moisés, David y Samuel? Vamos a escuchar, por ejemplo, lo que hizo Samuel, el niño que respondió a Dios: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Isaías 43,1) Utilizar el rotafolio con las imágenes propuestas arriba. Y ahora, así te habla Yahvéh, que te ha creado, Jacob, o que te ha formado, Israel.

No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú eres mío.

Interiorización XX Platicar con los niños a partir de estas preguntas:

– ¿Quién recibía mensajes de Papá Dios para Elí? – ¿Cómo pasó toda su vida Samuel? XX Comentar que Samuel escuchó el llamado de Papá Dios e hizo lo que Papá Dios le pedía, es decir, comunicar sus mensajes a los hombres. Era el mensajero que entregaba mensajes de paz y alegría con sus palabras y con su forma de vivir, obedeciendo a Papá Dios, portándose bien y ayudando a los demás. XX Pedirles que remarquen en el libro del niño las palabras que dice Samuel: Esto es lo que Dios quiere que hagan.

Actualización Y nosotros, ¿qué será lo que Dios quiere que hagamos? Concretarlo con estas o parecidas palabras: – Así como Samuel, todos los niños son muy queridos por Papá Dios, y en especial tú (mencionar los nombres de todos los niños). Por eso te ha elegido, como eligió a Moisés, a Samuel y a David. Él te eligió para que llenes de alegría, entusiasmo, paz y amor a los que te rodean.

73

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 73

22/11/19 10:37


Actividad • Aprendo XX Pedir a los niños que realicen el ejercicio pospuesto anteriormente, es decir, dibujarse a sí mis-

mos en el cuadrito vacío y escribir su nombre abajo. Insinuarles que se dibujen como si fueran un espejo que refleja alegría y amor. XX Después pedirles que pasen a realizar la otra actividad del apartado Aprendo. Consiste en recortar unas pancartas, en las que están escritas las palabras alegría, amor y paz, para que las peguen y las coloreen. Es una manera de incidir en cómo ser un espejo que refleja lo que Dios quiere que hagamos. XX Cuando hayan terminado ambos ejercicios, entregarles a cada uno el sobre previamente preparado con su nombre y los mensajes. Pero insistirles en esta recomendación: que no lo abran hasta que la catequista se los diga.

Oración • Platico con mi Padre Dios Motivar a los niños para orar agradeciendo a Papá Dios el habernos elegido a cada uno de nosotros.

Tienes que ser un niño Tienes que ser un niño (3) para ir al cielo. Cristo dijo... A menos que un hombre

se convierta y sea un niño, no puede entrar al reino de los cielos. Cristo dijo...

Canto: Tienes que ser un niño Cantar siguiendo estos movimientos: • Ir bajando poco a poco; después subir y, al mismo tiempo, alzar las manos y señalar hacia arriba. • Dar un paso hacia un lado y aplaudir; luego otro paso hacia el otro lado y aplaudir, y así sucesivamente. • Y señalar hacia arriba...

Fórmula catequística • Memorizo Proponer la memorización de la siguiente fórmula que los niños tienen en su libro: Yo también soy un niño elegido por Papá Dios.

Compromiso • Avanzo Dar vía libre a los niños para que abran el sobre y lean el mensaje. (Si algún niño aún no sabe leer, ayudarle). Comentar que Papá Dios los ha elegido y preguntarles: ¿Quieren acercarse a Papá Dios para llevar paz y amor a los demás? Si es así, invitarles a acercarse al dibujo de Papá Dios y que peguen el gafete con su nombre en el cuadrito del niño que elijan. 74

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 74

22/11/19 10:37


Para vivir en familia El libro del niño propone dos actividades para que las realicen en su casa: 1. Elaborar, con ayuda de algún adulto, un cartel grande, bien decorado, con esta frase: “Yo también soy un niño (o una niña) elegido por Dios”. Conviene que lleven el cartel realizado a la siguiente sesión para enseñarlo y sugerirles que, cuando vuelvan a casa, lo coloquen, por ejemplo, en la cabecera de su cama o en la pared de su cuarto. 2. Dibujarse a sí mismos dando alegría a su mejor amigo o amiga.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Te sientes elegida por Dios? • ¿Te sientes transmisora de paz y amor? • ¿Tuviste algún problema con tus niños a la hora de imitarse entre ellos? NOTAS

75

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 75

22/11/19 10:37


Celebración 3

¡Escucho a Papá Dios y cumplo su Alianza! Objetivo particular: Escuchar a Papá Dios y sentirnos parte de su Alianza. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. G afetes que tengan los siguientes signos: dos anillos entrelazados, corazones unidos, dos manos en señal de saludo y un arcoíris. Además: – Un póster de Jesús. – Una cartulina que contendrá por un lado, la cita bíblica del libro de los Hechos de Los Apóstoles 3,22-25 y, por el otro, las figuras de los personajes de esta unidad (Moisés, Samuel y David). Cada personaje estará cortado a modo de persiana para que, al mencionarlo, se vaya formando del otro lado la cita bíblica. – El dibujo de un monte y de un pergamino con los diez mandamientos. 2. Una pelota pequeñita o un saquito de arena para cada pareja. Se utilizará para realizar la dinámica Buenos socios. 3. C antos: Vamos a bendecir al Señor.

Motivación Recibir a los niños y niñas diciéndoles: “¡Bienvenidos!” y, al tiempo, ponerles un gafete con su nombre. Después organizarlos para el juego Buenos socios. Dinámica: Buenos socios Utilizar la pelota pequeñita o el saquito de arena preparado para cada pareja. • Formación: Los jugadores forman dos filas, una frente a otra, a una distancia de tres metros. Cada jugador está junto a su socio. Los jugadores de una de las columnas tienen en las manos la pelota o el saquito de arena. • Desarrollo: La pelota o el saquito tiene que pasar de un socio a otro, sin que estos se muevan de sus lugares, de la siguiente manera: primero con las dos manos y recibido por el otro también con las dos manos; después, e igualmente, solo con la mano izquierda; finalmente, solo con la mano derecha. Si uno de los dos socios deja caer la pelota o se confunde al lanzarla o recogerla, se marcará falta contra él. Será ganadora la pareja que, pasado el tiempo estipulado, no haya cometido ninguna falta.

76

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 76

22/11/19 10:37


Desarrollo Terminado el juego, preguntarles si les pareció muy difícil de jugar. Después, decirles: – ¿Quieren saber por qué el juego se llama Buenos socios? Porque los dos jugadores deben hacer el mismo esfuerzo por ganar; por ejemplo, cuando dos personas deciden unir sus empresas y formar una sociedad para reforzar el negocio, lo llaman alianza; también hay ejércitos y naciones que forman alianzas para ser más fuertes y lograr lo que emprenden. Invitarles a jugar una vez más insistiendo en que son socios y tienen que alcanzar el éxito juntos. Primer momento Pegar el póster de Jesús en la pared o en el pizarrón y, sobre él, la cartulina con las figuras de los personajes y el texto bíblico. Después proceder así: – Dios salvó a Moisés de la muerte y lo eligió para que después salvara a su pueblo (voltear la parte de la cartulina donde está Moisés), y estableciera una Alianza entre Dios y los hombres. – Dios llamó a Samuel por su nombre y, cuando éste creció, llevó mensajes de Dios a unos personajes importantes (voltear el dibujo de Samuel) para que esa Alianza no se rompiera. – Dios ayudó a David (mostrar el dibujo de David) y éste nos enseña que si confiamos en Dios, aunque seamos pequeños, venceremos grandes problemas; por eso nos dice… (en este momento debe ya debe aparecer expuesta la cita bíblica):

Libro de los Hechos de los Apóstoles (3, 22-25) …Que somos descendientes de ellos y tenemos que cumplir y continuar esa alianza sellada en los mandamientos y realizada por Jesús.

Segundo momento Invitar a los niños a dar gracias a Papá Dios porque también a nosotros nos ha elegido para llevar su Alianza a otros niños. Pedirles también que vayan pegando su gafete en el pergamino de los diez mandamientos. Al tiempo, dicen: ¡Escucho a Papá Dios y cumplo su Alianza! Tercer momento Una vez que hayan pasado todo, comentarles que a Papá Dios le gusta que cumplamos lo que prometemos, siempre que sea bueno, y lo hagamos con alegría. Hemos prometido cumplir su Alianza, que son los mandamientos, y por eso le cantamos a Papá Dios con alegría. Canto: Vamos a bendecir al Señor (ver Celebración 2, Unidad 2). NOTA: Para el siguiente encuentro se necesitará una mascada o paliacate y la presencia de los papás.

77

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 77

22/11/19 10:37


NOTAS

78

Guia Alianza 1_U3-055-076.indd 78

22/11/19 10:37


4

unidad

Dios es mi Padre. Yo soy su hijo

Reconocemos que Papá Dios nos ama y cuida de cada uno de nosotros. Descubrimos el motivo por el que Dios nos ama tanto: porque somos hijos suyos. ENCUENTRO 13 Vivimos con alegría la pertenencia a Dios: somos hijos suyos. ENCUENTRO 14 Descubrimos que, por ser hijos de Dios, somos capaces de amar y respetar a los que nos rodean. ENCUENTRO 15 Experimentamos el amor que Dios nos da y expresamos algunas formas de amar. ENCUENTRO 16 Agradecemos a Dios Padre por darnos a María y por acrecentarnos el amor a Ella. CELEBRACIÓN 4 Nos sentimos queridos por Mamá Virgen como ocurrió con san Juan Diego.

¡Gracias, Papá Dios, porque me amas!

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 79

22/11/19 10:48


La Unidad 4 representa un paso adelante muy importante respecto a las unidades anteriores. Dios no solo creó el mundo y a los seres humanos, no solo nos creó a imagen y semejanza suya y nos regaló todo lo creado, no solo nos cuida y nos protege, sino que, además, y en el colmo de su amor infinito, nos ha hecho hijos e hijas suyos. Es la más alta dignidad que ningún ser humano podría imaginar. Este mensaje, ratificado y plenificado por Jesús en su acción salvadora, constituye el hilo conductor de esta unidad: Dios es nuestro Padre, un Padre bueno y bondadoso que nos ha hecho hijos suyos y, por tanto, hermanos unos de otros. De este amor infinito de Dios y de su bondad nace su obra creadora y su voluntad salvadora, la cual se manifiesta en la Alianza entre Dios y su pueblo a lo largo de la historia (de la que hemos visto algunos ejemplos en la Unidad 3) y culmina en la muerte y resurrección de Jesús, como recordaremos en la Unidad 6. La bondad y el amor de Dios no tiene límites, y de este amor participamos todos y cada uno de nosotros. Si Dios nuestro Padre nos ama tanto, ¿cómo deben ser, en buena lógica, nuestros sentimientos hacia Dios, hacia los demás y hacia todo lo que nos da? No se trata de dar a Dios algo a cambio; Dios no lo necesita, y su acción es totalmente gratuita. Pero sí de ser consecuentes con lo que somos, aceptando con alegría nuestra condición de hijos de Dios y asumiendo la responsabilidad de vivir como tales y corresponder a tanto amor. Ayudar a los niños y niñas a ser conscientes de que somos los seres más queridos por Dios, hasta el punto de hacernos hijos suyos y hermanos unos de otros, suscitará en ellos actitudes de admiración y agradecimiento y les motivará para adquirir hábitos relacionados con el compromiso cristiano de amar a Dios, a la naturaleza y a los demás.

80

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 80

22/11/19 10:48


Encuentro 13

Soy hijo o hija de Dios Objetivo particular: Vivir con alegría la pertenencia a Dios: somos hijos suyos.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Participación de los papás L os papás o quienes los cuidan han sido invitados a participar en este encuentro con sus hijos. Antes de comenzar, cerciorarse de que han traído el material que se les pidió con anticipación: una mascada o un pañuelo; si algunos no lo han traído, disponer de paliacates o mascadas para prestárselos. comodar con anticipación el lugar de catequesis de manera que cada niño quede con las personas A que lo acompañan. 2. Ambientar el lugar de catequesis con ilustraciones de familias felices en donde papás, abuelitos, tíos, etc., estén conviviendo con los niños. Colocarlas en sitios visibles. Asimismo, preparar un gafete para cada niño donde se muestre un padre abrazando a su hijo y con esta frase: “Soy hijo de Dios”. 3. Canto: ¿Cómo están todos ustedes? y Dios es nuestro Padre.

Motivación • Conozco 1 Acogida XX Recibir a los niños con un abrazo y una sonrisa. Decirle a cada uno: – ¡Qué bueno que viniste! ¿Quién te acompaña? Dar un tiempo para que el niño responda y saludar a sus papás o acompañantes. Acto seguido, se le entrega al niño su gafete, se invita a los papás a quedarse y se les indica el lugar que tengan asignado. XX Cuando ya esté todo el grupo reunido, dirigirse a ellos (a niños y papás) de la siguiente manera: – ¡Buenos días! Hoy es un día muy especial. ¿Quién me dice por qué? – ¡Muy bien! Vamos a darles un aplauso para que se animen y nos saludemos con un canto.

81

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 81

22/11/19 10:48


Canto: ¿Cómo están todos ustedes?

¿Cómo están todos ustedes? ¿Cómo están todos ustedes? ¿Cómo están? [2]. Haremos lo posible por hacer nuevos amigos. ¿Cómo están todos ustedes? ¿Cómo están? ¿Cómo están todos los niños?

¿Cómo están? [2]. Haremos lo posible... ¿Cómo están todos los padres? ¿Cómo están? [2]. Haremos lo posible... ¿Cómo están las mujeres?... ¿Cómo están todos los hombres?...

Pedir a los niños que formen un círculo y realicen los siguientes movimientos a medida que avanza el canto: • Se cruzan de las manos y se saludan con los compañeros de al lado; luego se sueltan y dan dos aplausos. Esto se repite dos veces. • Se vuelven a cruzar de las manos, se saludan y dan otros dos aplausos. Se repite, pero en lugar de aplausos, truenan los dedos de ambas manos. • Ahora dan dos palmadas en las piernas. Después se pegan en el suelo con los pies. • Se pueden agregar otros movimientos o hacerlos todos juntos, al revés, etc. Juego Terminado el canto, proponer a los papás que cubran los ojos a los niños con la mascada o el paliacate que han traído. Después los papás se colocarán al lado derecho del lugar de catequesis y los niños al izquierdo. Todos los papás o familiares llamarán a sus hijos al mismo tiempo y estos intentarán localizarlos siguiendo el sonido de su voz. El niño o niña que encuentre primero a su familiar será el ganador; se le puede premiar con un detalle.

Desarrollo • Conozco 2 XX Dirigirse a los niños diciendo:

De la misma forma en que encontraron a sus papás, aun sin verlos, así también nosotros podemos encontrar a Papá Dios en todo lo que nos rodea, pues Él es nuestro Padre y siempre está con nosotros pendiente de lo que nos pasa. XX Dedicar un momento a despedir a las personas invitadas agradeciéndoles su presencia y su colaboración en todo lo relativo a la catequesis de hoy y de todos los días. Después, invitar a los niños a que hagan lo mismo y agradezcan a sus papás o acompañantes, con un abrazo, que hayan venido. Y terminar dando un fuerte aplauso a los papás. XX Una vez que se hayan retirado todos los familiares, organizar a los niños y continuar la sesión. XX Una vez que los niños se han organizado rezan esta oración: “Padre mío, que me quieres y me cuidas dame el pan de este día, líbrame y protégeme de todo mal. Amén”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Malaquías 2,10) Presentar a los niños la lectura bíblica pidiéndoles que pongan mucha atención a la Palabra de Dios. 82

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 82

22/11/19 10:48


¿No tenemos todos nosotros un mismo Padre? ¿No nos ha creado un solo Dios?

Interiorización Papá Dios es nuestro Padre: nos ha creado y nos ha hecho hijos suyos. Lo podemos encontrar en cualquier momento y en cualquier lugar, pues Él está en todas partes y, muy especialmente, en nuestro corazón.

Actualización Pedir a los niños que tomen su libro, se quiten el gafete con cuidado y lo peguen con mucho amor en la mano de Papá Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Dios es nuestro Padre Le expresamos a Papá Dios cantando nuestra alegría por ser hijos suyos.

Dios es nuestro Padre Dios es nuestro Padre, Dios cuida de mí. Él hizo la tierra, el cielo y el mar. Más que a las flores del campo, más que a los peces del mar,

más que a las aves del cielo me ama y cuida de mí. Mira las flores del campo, Dios las hace crecer. Mira las aves del cielo, Dios les da de comer.

• Señalan hacia el cielo y luego hacia sí mismos; se abrazan a sí mismos, señalan al suelo, al cielo

y de nuevo al suelo. • Simulan agarrar una flor con la mano derecha y, con la mano izquierda, un pez nadando; luego abren y cierran con la mano derecha hacia arriba y, finalmente, se abrazan a sí mismos. • Ponen la mano derecha sobre la frente mirando hacia abajo, enseguida señalan al cielo y mueven la mano desde abajo hasta arriba; vuelven a poner la mano derecha sobre la frente mirando hacia arriba, señalan hacia el cielo y mueven las manos simulando comer.

Fórmula catequística • Memorizo Pedirles que pongan la mano sobre el gafete que han pegado en el dibujo que representa la mano de Papá Dios y repitan todos juntos la oración del Padre Nuestro. Comprobar que todos los niños han memorizado bien el Padre Nuestro. En su libro lo tienen escrito. Si es necesario, remitir al texto y asegurar su aprendizaje.

Compromiso • Avanzo Proponerles que todos los días, al despertar, recen el Padre Nuestro, no solo para que no se les olvide, sino para dar gracias a Papá Dios que tanto nos quiere y nos cuida. Si algún adulto puede rezarlo con ellos, mejor. 83

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 83

22/11/19 10:48


Para vivir en familia Hacerles observar este tema en el libro del niño y recordarles que, en casa, llenen con semillitas de colores los espacios vacíos de la frase: “Soy Hijo de Dios”.

Evaluación • Compruebo mi fe Preguntar a los niños: • ¿Les gustó que vinieran sus papás o familiares? • ¿Qué sintieron cuando tenían cerrados los ojos y aun así los encontraron? Catequista: • ¿Qué respuesta tuviste de parte de los padres de familia? • ¿El comportamiento de los niños fue el de siempre? Revisa con atención las actitudes de los niños para que los orientes. Si es un niño mimado, berrinchudo, etc., recuerda que los niños se comportan de una manera cuando están sus familiares y de otra forma cuando están solos.

NOTAS

84

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 84

22/11/19 10:48


Encuentro 14

Siento y pienso porque soy hijo de Dios Objetivo particular: Descubrir que, por ser hijos de Dios, somos capaces de amar y respetar a los que nos rodean. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Teatro guiñol Para elaborar el escenario se necesita: – Una caja de cartón o de madera que sirva como base del escenario. – Dos bases para poner el escenario; pueden ser dos banquitos, dos sillas o dos tabiques grandes. – Papel decorado para forrar la caja. – Un palito de madera, largo y delgado, del tamaño de lo ancho de la caja. – Tela o papel crepé para el telón, aguja e hilo del mismo color de la tela. – Papel crepé para forrar la base sobre la que va el escenario, o un mantel. Cuando se utilice el guiñol, poner las dos bases sobre el suelo o sobre una mesa y cubrirlas con papel oscuro o con un mantel para que no se vea manejar los títeres. Para elaborar la caja, proceder así: a) Cortar las tapas de un lado de la caja; éste será el frente del escenario. b) Cortar un espacio en la parte inferior de la caja que sirva para meter y sacar los títeres; procurar que no sea más ancho de lo necesario. c) Hacer un orificio en la parte superior de cada lado de la caja para meter el palito de madera que será el soporte del telón. d) Forrar la caja de forma creativa para que resulte atractiva a los niños. Para elaborar el telón, proceder así: e) Medir la altura del frente de la caja y cortar por separado dos pedazos de papel o de tela del doble de lo que midió. f) P asar un extremo del papel o de la tela por encima del palito y emparejar los dos extremos; luego, con aguja e hilo, coser en la parte inferior del palito de manera que la tela sea deslizable. g) Repetir la misma operación en la parte inferior de la tela y dejar un pedazo de hilo sobrante. h) Colocar un clavo en la parte anterior de cada lado de la caja para atorar ese hilo sobrante a la hora de alzar el telón. ara elaborar los títeres, dibujar en cartulina o en foami a los personajes que protagonizan el guiñol, P recortarlos y enmicarlos para que no se maltraten. Luego se les pega abatelenguas o palitos anchos de madera para sostenerlos. Conviene practicar con anticipación para que salga muy bien el día de la presentación.

85

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 85

22/11/19 10:48


Motivación • Conozco 1 Antes de comenzar la representación, explicarles a los niños que van a ver una obra en teatro guiñol y presentarles a los personajes que van a intervenir para que tengan claro desde el principio quién es quién. Para hacer estar presentación proponemos que los niños se fijen en los personajes dibujados en su libro. La catequista les ayudará a observarlos, les dirá quién es quién y cómo se llaman, y les pedirá que escriban su nombre debajo de cada uno. Luego pedir a los niños que dibujen su manita izquierda. Traer papelitos que digan: – Soy hijo de Dios (se pega en el centro y las demás en cada dedito). – Porque amo a los que me rodean, porque pienso hacer el bien a los demás, porque respeto a los que están cerca de mí. – Porque hago mis tareas. – Porque ayudo en casa. Y se colocan todas las manitas alrededor de una imagen de Jesús.

Desarrollo • Conozco 2 Abrir el telón. Aparece una niña pequeñita del grupo de primer año. Paquita: ¡Hola! ¿Cómo están? ¿Ya llegaron todos? Yo me llamo Paquita y voy en primer año de catecismo, así como ustedes. Por cierto, ¿tienen catequista?... ¿Cómo se llama?... Yo también tengo catequista y se llama Lolita. ¿Quieren conocerla?... ¡Maestra Lolita! (le grita). Maestra: ¿Qué pasa Paquita?... ¡Ay! ¡Cuántos niños! Paquita: Sí, son mis nuevos amiguitos y quieren conocerla. Maestra: Muy bien. Me da mucho gusto conocerlos. ¿Ya les dijo Paquita mi nombre?... A ver, ¿cómo me llamo?... ¡Felicidades! Tienen muy buena memoria… Paquita, ve a buscar a tus compañeritos para que vengan a saludar a nuestros nuevos amigos. Paquita: Sí, maestra (se va y enseguida regresa). Torcuato no quiere venir (se escucha el llanto de una niña). Maestra: ¿Qué pasa? Paquita: Voy a ver. (Se va y luego regresa. Entra con Chapis, que viene llorando). Torcuato le pegó a Chapis. (Entra Torcuato queriendo empujar a Paquita). Torcuato: No es cierto, no seas chismosa (empuja a Paquita). Chapis: Sí, es cierto, y también le pegó a mi gatito. Paquita: Y también aventaste la mochila de José. Maestra: ¿Es cierto todo eso Torcuato? Torcuato: Sí, porque me cae gordo José; y el gato de la Chapis está muy feo. (Dirigiéndose a Paquita). Y tú Paquita, por chismosa vas a ver. (Se le va encima).

86

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 86

22/11/19 10:48


Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (1 Juan 5,2) Maestra: (Interviene). No, Torcuato, eso no está bien. Recuerda que si amamos a los hijos de Dios es señal de que lo amamos a Papá Dios, y así ponemos en práctica lo que Él nos manda. ¿Verdad niños? Interiorización Maestra: Díganle a Torcuato quiénes son los hijos de Dios. Entonces, si todos somos hijos de Dios, debemos amarnos y respetarnos; por eso no está bien lo que tú haces. ¿Entiendes esto, Torcuato? Torcuato: Sí, maestra, ya entendí, pero es que me hacen enojar porque no se juntan conmigo.

Actualización Paquita: Es que nosotros no sabemos qué hacer cuando está de latoso. (Se dirige a los niños). ¿Ustedes conocen a alguien que se comporte como Torcuato? Díganle cómo se debe de comportar. (Dejar un espacio para dialogar).

Oración • Platico con mi Padre Dios Maestra: Muy bien. Como ya le recordamos a Torcuato que todos somos hijos de Dios, y que no hacemos bien cuando nos portamos mal y no respetamos y amamos a los demás, ¿qué les parece si le enseñamos una oración para que se sienta también hijo de nuestro Papá Dios y hermano de todos nosotros? Pues recemos todos juntos el Padre Nuestro.

Compromiso • Avanzo Torcuato: Maestra, ¿puedo decir algo? Maestra: Sí, dime. Torcuato: (Se dirige a Chapis y a Paquita). Paquita, discúlpame, y tú también, Chapis. No volveré a molestarlas, ni a ustedes ni a las mascotas. Maestra: ¡Bravo! Vamos a darle un aplauso a Torcuato porque ya entendió. (Se baja el telón).

Actividad • Aprendo Preguntar a los niños si les gustó la historia y qué fue lo que más les gustó. Después de un breve diálogo, pedirles que abran su libro y repasen la misma historia ilustrada. Ayudarles a fijarse bien en el mensaje fundamental: somos hijos de Dios y, en consecuencia, debemos respetarnos, amarnos y perdonarnos unos a otros.

87

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 87

22/11/19 10:48


Para vivir en familia Proponerles que busquen a los mismos personajes de la historia en los recortables y los coloreen. Después pueden recortarlos y, con ayuda de un adulto, pegarlos en un palito de madera para que representen ellos mismos su propia historia.

Evaluación • Compruebo mi fe Se realizará en diferentes momentos, durante el desarrollo de la sesión.

NOTAS

88

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 88

22/11/19 10:48


Encuentro 15

Aprendo a amar como Papá Dios Objetivo particular: Experimentar el amor que Dios nos da y expresar algunas formas de amar.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. A mbientar el lugar de catequesis con recortes de revistas, periódicos, etc., que contengan imágenes que ilustren diversas formas de expresar amor, por ejemplo: mamás o papás abrazando a sus hijos, llevándolos a la escuela o de paseo, abuelitos arrullándolos, etc. 2. Rompecabezas de corazón Elaborar un corazón grande de color rojo y recortarlo en varias figuras simétricas para dárselas a los niños como gafetes a fin de que, en un momento determinado, armen el corazón como un rompecabezas. Conviene hacer tantas figuras como número de niños y reservar las que componen el contorno del corazón (unas cuatro partes grandes); los gafetes de los niños lo rellenarán por dentro. 3. Cantos: Amaré y El amor de Dios.

Motivación • Conozco 1 Acogida XX Recibir al primer niño o niña que llegue con un abrazo y un saludo, y colocarlo a la derecha de la catequista; recibir al siguiente de la misma manera y pedirle que salude a su compañero o compañera con un abrazo y se coloque al lado derecho de él o ella. Y así, consecutivamente, con todos los niños del grupo que vayan llegando. XX Cuando el grupo esté completo, o casi, preguntarles si ya llegaron y, si falta alguno, que digan si saben quién es y por qué creen que ha faltado. Después indicarles que se tomen de la mano para formar un círculo e invitarles a jugar. Dinámica: Expresiones de amor La catequista se coloca en el centro del círculo formado por los niños y va dando las siguientes instrucciones a la vez que realiza los movimientos: 1. Cuando la catequista diga: ¡Hey! Abrazo 1-2-3, los niños, lo más rápido que puedan, se abrazan a sí mismos y se inclinan un poco hacia enfrente. 2. Cuando la catequista diga: ¡Hey! Besito 1-2-3, los niños mandan con las manitas un beso hacia el cielo. 3. Cuando la catequista diga: ¡Hey! Saludo 1-2-3, los niños se ponen de espaldas con el compañero de al lado y se saludan con las manos atrás. 89

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 89

22/11/19 10:48


4. Cuando la catequista diga: ¡Hey! Sonrisa 1-2-3, los niños dibujan con su dedito una sonrisa en el aire. Una vez enseñados y ensayados los movimientos, quien vaya perdiendo pasa al lugar que ocupa la catequista y da las órdenes. Canto: Amar a Dios Animar a los niños a cantar. Ver www.e-sm.net/191062_07

Amar a Dios Compartamos el amor que Dios nos da. Y cumplamos hoy con gozo lo que Cristo nos mandó. Amarnos unos a otros como él nos amó. Y amar, amar , amar a Dios. Y amar a tu prójimo. Por sobre todas las cosas yo te amo, Dios. Por sobre todas las cosas siempre te amaré.

Papá Dios es mi papá. Me ha llenado de su amor. Me ha llenado de su paz. Y él ha prometido que a mi lado siempre estará.

Desarrollo • Conozco 2 Platicar a los niños con estas o parecidas palabras: Cuando damos un saludo, un abrazo o un beso, estamos transmitiendo amor; también cuando hacemos algo bueno o ayudamos en la casa, en la escuela o a los demás, estamos transmitiendo amor. Ese amor es un regalo que Papá Dios nos dio para que lo demos a toda la gente que nos rodea. Levanten la mano los que sienten que Papá Dios los ama... ¿Por qué creen que los ama?... Papá Dios nos ama a todos: hombres y mujeres, altos y chaparros, delgados o gorditos, pobres o ricos, bonitos o feos, tengan dientes o no, usen lentes o no, vivan en casa grande o chica; para Él no importan esas cosas. Esa es la manera en que nosotros debemos amar a todos.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (1 Juan 4,11) Motivar a los niños para que pongan atención a la Palabra de Dios y leerles el texto en voz alta y pausadamente. Sería bueno, incluso, leerlo dos veces. Queridos hermanos, si tal fue el amor de Dios, también nosotros debemos amarnos mutuamente.

Interiorización XX Comentar: ¿Quién dice que nos ama? ¿Y qué debemos hacer nosotros? La Palabra de Dios nos

dice cuánto nos ama Papá Dios; nos ama mucho, muchísimo. Y así como Él nos ama, debemos amarnos unos a otros: en la escuela, la casa, la calle, aquí en el catecismo, cuando jugamos, etc. 90

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 90

22/11/19 10:48


XX Pedirles que abran su libro y hagan el ejercicio que ahí se les propone: dibujarse mostrando

amor a un amiguito.

Actualización XX Platicar con los niños a partir de las siguientes preguntas, dando un tiempo razonable para que

los niños contesten: – ¿Quiénes son las personas a las que quieres más? ¿Por qué? – ¿Cómo se lo demuestras? – ¿Es bonito que nos amen? – Y que nosotros amemos a los demás, ¿también será bonito? Ese amor que nosotros recibimos o que podemos dar, Dios ya nos lo regaló. Cuando abrazamos a alguien, le sonreímos o le damos un beso, estamos demostrando amor; pero también cuando ayudamos a mamá o a papá en casa, obedecemos o hacemos nuestras tareas. XX Para sintetizar el mensaje que les estamos transmitiendo y asegurar su comprensión, pedirles que remarquen en el libro del niño las siguientes palabras: Papá Dios nos ama. También nosotros debemos amarnos.

Actividad • Aprendo XX Centrar la atención de los niños en el corazón grande que se propuso elaborar e invitarlos a

llenarlo con los gafetes preparados a modo de rompecabezas. XX Comentarles que el corazón de Papá Dios es tan grande que en él cabemos todos porque nos quiere mucho. Además, Dios quiere que nosotros regalemos ese amor que Él nos da a todos los que están a nuestro lado, como los compañeritos de la escuela o el catecismo, a nuestros amigos; pero, sobre todo, a quienes están más cerca de nosotros, es decir, a nuestros papás, nuestros hermanos, nuestros abuelitos, tíos, etc. XX En el libro del niño, en los recortables, tienen las piezas de otro corazón que simboliza el suyo. Pedirles que escriban en cada pieza el nombre de las personas que viven con él, recorten las piezas y formen con ellas “su” corazón”. Después decirles que lo peguen dentro del corazón que simboliza el de Papá Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: El amor de Dios Cantemos para agradecerle a Dios su amor y que podamos amar a los demás. Seguimos estos movimientos:

El amor de Dios El amor de Dios es maravilloso, [3] grande es el amor de Dios. Tan alto que no puedo estar arriba de él.

Tan bajo que no puedo estar debajo de él. Tan ancho que no puedo estar afuera de él. ¡Grande es el amor de Dios!

91

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 91

22/11/19 10:48


• Aplaudir y, luego, abrir los brazos lo más grande que puedan. • Agacharse e ir subiendo al mismo tiempo que simulamos con las manos unas escaleras. Se repite lo mismo, pero esta vez hacia abajo. • Abrir poco a poco las manos hacia los lados. • Gritar la última frase del canto lo más fuerte que se pueda.

Fórmula catequística • Memorizo Repetir todos juntos el Padre Nuestro para pedirle a Papá Dios que nos ayude amar a los demás como Él nos ama a nosotros.

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que todos los días, al levantarse y al acostarse, le den un abrazo y un beso a la persona que esté cerca de ellos en ese momento y le expliquen por qué lo hacen.

Para vivir en familia Indicarles que, junto con sus papás o personas mayores, hagan las siguientes tareas: – Rezar un Padre Nuestro por todas las personas que aman mucho, y otro por las personas que deberíamos amar, al igual que Papá Dios ama a todos. – Hacer bien sus tareas. – Ayudar en casa como signo de que ama a toda su familia. Y como concreción de esta última propuesta, pedirles que se dibujen en su libro del niño ayudando en casa.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tuviste algún problema para que los niños se abrazaran? • ¿Descubriste algo nuevo entre la relación del niño o niña con su familia?

NOTAS

92

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 92

22/11/19 10:48


Encuentro 16

Papá Dios me regala a María para que la ame Objetivo particular: Agradecer a Dios Padre por darnos a María y por acrecentar el amor a ella.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. D isponer de una imagen grande de la Virgen María para que presida el lugar de catequesis. 2. Cantos: Mi alma glorifica al Señor.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños con expresiones de afecto, por ejemplo: “Qué bien peinadito o peinadita vienes”, o parecidas. Cuando estén todos, hacer que formen un círculo, pero alejando a uno de ellos de forma que no vea lo que sus compañeros harán en el centro. Dinámica: Música mágica Los jugadores están en la sala y uno de ellos afuera. Los que están en la sala preparan algo para que el jugador que está afuera lo realice con algún objeto determinado que haya en la sala. En el momento en que éste entra, suena una música que aumenta en intensidad a medida que se acerca al objeto y alcanza su mayor potencia cuando toma el objeto en la mano. Lo mismo acontece cuando trate de realizar la acción. La música varía según acierte o no en la acción. Si lo consigue, todos aplauden, y el jugador escoge a otro para desempeñar su papel.

Desarrollo • Conozco 2 Terminada la dinámica propuesta, preguntarles: ¿A quiénes más les hubiera gustado participar? ¿Por qué? Dejar un tiempo para que se expresen. Comentar que a todos nos gusta que nos aplaudan o feliciten cuando logramos algo que nos propusimos; y más aún cuando es bueno o en bien de alguien. Por ejemplo, cuando sacamos buenas calificaciones, ayudamos a nuestros hermanos o a alguien que lo necesita, y por nuestro apoyo logra que lo feliciten. También a nosotros nos da gusto porque participamos en ello, y así demostramos que los queremos y no nos da envidia.

93

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 93

22/11/19 10:48


Dinámica: Manualidades Pedir con anticipación a cada niño diez tapones de botellas de refresco del mismo color y una imagen de María pequeña. La catequista solo trae el pegamento. Cada niño pegará en su libreta o en un papel aparte en círculo los tapones tratando de que se asemeje a un decenario. En el centro ponen la imagen de María, y los niños dibujan una cruz. Escribir y colorear, por último, la frase: “Gracias, Padre, por darnos a María”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Lucas 1,45-47) Invitarles a contemplar la imagen de la Virgen María (expuesta en un lugar central). Decirles que a ella también la felicitaron porque Dios la eligió para que fuera la mamá de Jesús. Veamos cómo felicitaron a María Virgen. ¡Dichosa tú, que has creído! Porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. Entonces María dijo:

Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador.

Interiorización Platicar con los niños a partir de estas preguntas: – ¿A quién le dicen dichosa? – ¿Por qué? ¿Qué es lo que se cumplirá? – ¿Qué respondió María?

Actualización En el juego que hicieron al comienzo, la música subía o bajaba de volumen; de esa manera el jugador sabía si iba bien o mal, y al encontrar el objeto lo felicitaron. La Virgen María creyó a Dios, le obedeció y cumplió lo que le mandó; así sabía que le agradaba a Dios. Cuando la felicitan, responde con humildad que todo se lo debe a Dios. La Virgen nos da ejemplo de cómo agradarle a Papá Dios. Por eso Él pide que la amemos mucho, que le recemos bonito, que le pidamos lo que necesitamos, que le cantemos, que tengamos altarcitos con Ella en nuestras casas y que le hagamos peregrinaciones y fiestas en el pueblo. Algo parecido hacen los niños representados en el dibujo del libro. Pedirles que identifiquen la escena y relacionen con flechas lo que hacen. Comentar que esos niños le muestran así su amor y, además, la felicitan por ser la mamá de Jesús.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Mi alma glorifica al Señor Cuando felicitaron a María, Ella dijo que todo se lo debía a Papá Dios. Y expresó su alegría con las palabras del canto. También nosotros nos alegramos con María y le cantamos y felicitamos con sus mismas palabras.

94

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 94

22/11/19 10:48


Mi alma glorifica al Señor Mi alma glorifica al Señor, mi Dios, gózase mi espíritu en mi Salvador. Él es mi alegría, es mi plenitud, Él es todo para mí. Ha mirado la bajeza de su sierva, muy dichosa me dirán

todos los pueblos porque en mí ha hecho grandes maravillas. Él que todo puede, cuyo nombre es Santo. Mi alma glorifica al Señor…

Actividad • Aprendo Indicar a los niños que la flor que tienen en su libro es como un regalo que le van a hacer a la Virgen como muestra de amor. Decirles que la coloreen bonito y escriban en cada pétalo cómo le expresan su amor a la Virgen María.

Fórmula catequística • Memorizo Proponer a los niños que aprendan las palabras que dijo María cuando fue felicitada: Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador

Compromiso • Avanzo Exhortar a los niños a que todos los días le digan a Papá Dios que aman mucho a la Virgen María, y le recen, canten o le pidan por su familia.

Para vivir en familia Con la ayuda de un adulto deberán pegar una estampa de la Virgen e iluminar su nombre.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tú también amas mucho a María? ¿Se lo expresas a diario?

95

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 95

22/11/19 10:48


Celebración 4

María, un pedacito de cielo en México Objetivo particular: Sentir el amor por Mamá Virgen como ocurrió con san Juan Diego.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. P edir a las mamás, con anticipación, que manden a sus hijos vestidos de indígenas.También se necesitará, para los cuadros plásticos, a un niño vestido de obispo, a otro de indígena que represente a Juan Diego, y a otro que represente al tío Bernardino. Procurar que el lugar de la representación sea visible para todos los niños. 2. Disponer de una imagen de la Virgen de Guadalupe en una tabla para que pueda ser transportada a pie. Arreglarla con muchas rosas artificiales o naturales. Tomar en cuenta el tamaño, ya que la cargarán los niños. Preparar también estampas de la Santísima Virgen de Guadalupe que servirán como distintivos para los niños. Esta celebración será, pues, en forma procesional. Procurar que el recorrido no sea aprisa ni largo, por la edad de los niños.

Desarrollo Recibir a cada niño y niña con un abrazo, diciéndole: – ¡Qué bien te ves! ¡Qué linda vienes! Le vas a encantar mucho a mamita María. A su vez, enseñarle la estampa de la Virgen para que le den un beso. Después, se les coloca en el pecho como distintivo y se les hace pasar al lugar de la celebración. Conviene preparar a los primeros cuatro niños que, en primer turno, llevarán la imagen. Primer momento Iniciar la procesión con estas palabras o parecidas: – Bienvenidos y bienvenidas. Les invito a ir en procesión con mamita Virgen. Para ello, tenemos que formarnos. ¿Ya están todos listos? Vamos a empezar nuestro recorrido cantando Desde el cielo... (solo la primera estrofa). Al terminar el canto, detener la procesión y colocar al niño que representa a Juan Diego frente a la imagen de la Virgen, postrado en una rodilla. Y preguntar a los niños: – ¿Quieren saber cómo se le apareció la Virgen a Juan Diego?

96

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 96

22/11/19 10:48


Fue un día bien tempranito, porque Juan Diego era muy madrugador y recorría muchos pueblos para ir a platicar con Papá Dios. Entonces, al pasar junto al cerrito del Tepeyac, escuchó una voz muy hermosa que le dijo: “Juan Dieguito, ¿a dónde vas?”. Él respondió: “Señora y Niña mía, voy a la casa de Papá Dios”. La Virgencita le dijo: “Quiero que el obispo me haga una capillita, y te he escogido a ti para que le lleves ese mensaje”. Juan Diego, muy contento, le dijo que llevaría su recado y se fue rápido.

Indicar al niño que está representando a Juan Diego que se retire de la imagen y continuar el recorrido cantando Junto al monte pasaba... Desde el cielo una... Segundo momento Detener nuevamente la procesión y pedir a Juan Dieguito que se coloque frente a la imagen, postrado en una rodilla. Y continuar narrando la historia: Por segunda vez, Juan Diego pasaba por el mismo cerrito, cuando se le apareció la Virgen María. Juan Diego le dijo que había llevado su recado, pero que nadie le había creído. Entonces, María Virgen le dijo: “Hijito mío,” (fíjense qué bonito le dijo), “Hijito mío, vuelve con el obispo y dale nuevamente mi recado”.

Preguntar a los niños: ¿A ver cuál era el recado? ¿Ya no recuerdan? El recado era que le dijera al obispo que le hiciera una capilla y, ¿saben que le contestó Juan Diego?: “Niña mía, te obedeceré de nuevo pero no me creerán; mañana te digo la respuesta”. Mamita Virgen se puso muy contenta al ver que Juan Diego era muy obediente.

Reanudar la procesión caminando como lo hizo Juan Diego, que iba muy contento, y cantando Juan Dieguito la Virgen le dijo... Desde el cielo una hermosa... Al terminar esta estrofa, se detiene nuevamente la procesión. Tercer momento Indicar al niño que representa a Juan Diego y al que representa al obispo que se pongan de frente uno del otro, retirados de la imagen. Preguntar a los niños: – ¿Quiénes de ustedes van a misa todos los domingos…? ¡Qué bien! Pues Juan Diego también iba a misa todos los días a la iglesita donde estaba el señor obispo. Resulta que uno de esos días, después de misa, fue a ver al obispo y le dio el recado de mamita Virgen. El obispo le hizo muchas preguntas y le pidió una señal para creerle. Juan Diego se fue a su casa, donde vivía con su tío Bernardino, a quien encontró muy enfermo.

Cambiar el cuadro plástico. Decir al “niño obispo” que se haga a un lado y pedirle al niño que representa a Bernardino que se coloque acostado a un lado de Juan Diego.

97

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 97

22/11/19 10:48


Juan Diego fue a buscar a un médico, pues él era muy bueno y se preocupó mucho por su tío. Era muy pobre, así que para poder ir a buscar al médico se tuvo que ir corriendo y tenía que pasar por el cerrito porque era el único camino. Como llevaba prisa y no quería que la Virgen lo entretuviera, se fue por el otro lado del cerro, pero... (catequista, pronuncia casi gritando y dando un salto): ¡SORPRESA! Mamita Virgen le salió al encuentro y le dijo: “¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? Tú anda a cumplir mi encargo, que yo estaré pendiente de tu tío. Y para que lleves la señal que te pide el obispo, corta las rosas que están en el cerrito”. (Hay que destacar que no era tiempo de que hubiera flores, pues era invierno).

Pedirles que avancen de nuevo y canten: Suplicante juntaba sus manos... Desde el cielo... Después se detienen. Cuarto momento Colocar a Juan Diego y al obispo de espaldas a la imagen. Juan Diego se va corriendo muy contento con las rosas en su ayate. Llega con el obispo, se las presenta y... (catequista, brinca con júbilo): ¡MILAGRO! Se apareció la Virgen de Guadalupe. Juan Diego y el obispo se voltean hacia la imagen y todos se arrodillan cantando: Y en la tilma entre rosas pintada... Desde el cielo una... Invitar a los niños a que, todos juntos, le pidan a mamita María por todos nosotros. Catequista: Tú que eres salud y vida, llévanos al cielo. Todos: ¡Ruega por nosotros! Catequista: Tú que te hiciste mexicana como yo. Todos: ¡Ruega por nosotros! Catequista: Tú que me amas mucho al igual que a Juan Diego. Todos: ¡Ruega por nosotros! Catequista: Cuida a papá, a mamá y a todos nosotros. Todos: ¡Ruega por nosotros! Catequista: Dios te Salve María, llena eres de gracias, etc. Y pedirles que repitan: Mamita María de Guadalupe, Madre de Jesús, estamos ante Ti, bendícenos, cuídanos, nos encomendamos a Ti, que eres salud y vida; haz que crezcamos en edad y sabiduría como tu Hijo Jesús. Amén. Terminar la celebración cantando: Y en la tilma entre rosas pintada... Desde el cielo una... Y, como broche final, despedirse de Mamá María con unas porras. De pie y con alegría: ¡Viva la Virgen de Guadalupe! Todos: ¡Viva! ¡Viva la Reina de México! Todos: ¡Viva! ¡Viva Mamita María! Todos: ¡Viva!

98

Guia Alianza 1_U4-079-098.indd 98

22/11/19 10:48


5

unidad

Papá Dios nos regala a Jesús como hermano

Conocemos los hechos más relevantes relacionados con el nacimiento e infancia de Jesús. Descubrimos que Jesús es el Hijo de Dios y que nosotros somos hermanos suyos. ENCUENTRO 17 Descubrimos que Dios eligió a María como Madre de Jesús y cómo María aceptó y vivió esta gran misión. ENCUENTRO 18 Sentimos la alegría del nacimiento de Jesús y nos preparamos para acoger y celebrar tal acontecimiento. ENCUENTRO 19 Compartimos la alegría y el amor que Jesús trajo al mundo y sentimos su presencia entre nosotros. ENCUENTRO 20 Descubrimos las actitudes de Jesús cuando era niño y nos proponemos imitarlas. CELEBRACIÓN 5 Sentimos la alegría de ir al encuentro de Jesús, como los Reyes Magos, y le llevamos regalos.

¡Gracias, Papá Dios, por enviarnos a Jesús!

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 99

22/11/19 10:58


En las unidades anteriores hemos ayudado a los niños y niñas a descubrir la imagen de Dios Padre a partir de su obra creadora y de nuestra condición de hijos suyos. Además, les hemos ofrecido una sencillísima presentación de la acción salvadora de Dios en la historia, ejemplificándola en algunos personajes bíblicos cuya experiencia religiosa era fácilmente comprensible por los niños. Tal planteamiento, evidentemente, ha sido muy elemental, pero suficiente para facilitar la progresión de los niños y prepararlos para comprender que Dios, en su amor infinito, manifiesta nuevamente su amor de Padre enviando al mundo a su Hijo Jesús y ofreciendo la salvación a la humanidad. Así, pues, las siguientes unidades se centran en la figura de Jesús, el personaje central de la historia de la salvación y su punto culminante. Nuestro objetivo es ayudar a los niños a percibir el sentido salvador de la vida y mensaje de Jesús y, en consecuencia, alcancen una comprensión inicial de Jesús como el Salvador enviado por Dios al mundo. En esta Unidad 5 presentamos el nacimiento e infancia de Jesús y su experiencia familiar. La expresión: “Dios vino al mundo para estar cerca de nosotros” sintetiza el tono y lenguaje en el que se desarrolla la unidad. Y, como no podía ser menos, empezamos dirigiendo nuestra mirada a María, la Virgen a quien Dios eligió como madre de Jesús, y en su respuesta generosa a ese llamado de Dios. Los temas que tratamos son muy queridos por los niños dada su implicación en las fiestas de Navidad y en sus valores familiares y socioculturales. De ahí la importancia de incidir en el sentido religioso de estas fiestas por su relación con el acontecimiento que se celebra en ellas: el nacimiento de Jesús. También es preciso ayudarlos a llenar de sentido cristiano la proyección social de unas fiestas que son, de manera singular, portadoras de paz, de solidaridad y de acercamiento a la familia y a los necesitados.

100

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 100

22/11/19 10:58


Encuentro 17

Papá Dios eligió a María como madre de Jesús Objetivo particular: Descubrimos que Dios eligió a María como Madre de Jesús y cómo María aceptó y vivió esta gran misión. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Pergamino

• Dibujar en papel bond o pellón la figura de un pergamino. Dibujar un cielo en la parte posterior y abajo, de fondo, un campo. • Preparar las siguientes figuras para repartírselas a los niños: – María en su casa. – Un ángel. – María escuchando al ángel. – María en actitud de disposición y muy alegre. • Pegar cinta adhesiva atrás de cada figura para que los niños puedan pegarla a medida que se desarrolle la narración. 2. Caja sorpresa

• Se necesitan los siguientes materiales:

– Una lata con tapa: puede ser de royal, leche en polvo, etc. – Un espiral de fierro: puede obtenerse de una libreta que ya no se ocupe. – Papel de colores o fieltro para decorar la lata y forrar el espiral. – Silicón y algodón. – Una figura de plástico que represente a un Niño Dios. Proceder de la siguiente manera:

– Forrar la lata con papel o fieltro de manera que quede como una caja sorpresa (como si fuera un regalo). – Forrar el espiral pero dejando sin forrar un trozo de uno de los extremos; este lado servirá para pegar el espiral a la lata. – Pegar el algodón en el extremo forrado del espiral y, sobre él, pegar también al Niñito Dios de plástico. – Pegar el espiral con silicón en el fondo de la lata y, una vez hecho, tapar la lata. Cuando se destape, saldrá el Niñito Jesús como sorpresa. Sugerencia: Ponerse de acuerdo con una de las compañeras catequistas para que lleve la caja sorpresa al lugar de catequesis una vez terminado el canto de inicio. 3. Canto: ¡Hola! ¿Qué tal? .

101

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 101

22/11/19 10:58


Motivación • Conozco 1 Canto: Hola, ¿qué tal? Tras saludar a los niños, pedirles que se distribuyan por toda el área de catequesis y seguir el canto con los siguientes movimientos:

¡Hola! ¿Qué tal? Cuando te vas por la ciudad rumbo a la escuela para estudiar debes pensar en saludar, con un saludo que tú dirás: ¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo te va?... ¿Qué andas haciendo por acá? ¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo te va?... ¿Cómo has estado? ¿Qué tal estás? Hay que aprender a saludar, no es necesario que haya amistad,

una sonrisa con un adiós puede alegrarnos el corazón, en un camión, en un avión, en todas partes por donde vas debes saber, debes pensar, lo más importante es saludar. Hablado: Ahora sí, agárrense todos de las manos, vamos a darnos un saludo muy caluroso y humano... ¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo te va?...

• Empezar caminando y, a la vez, aplaudiendo. • Señalarse con el dedo índice la cabeza y luego al frente. • Saludar al que esté enfrente, cruzarse de brazos, volverse a saludar y extender los brazos como

preguntando. • Volver a caminar por todos lados. • Sonreír y decir adiós al que esté más cerca. • Poner las manos simulando manejar y extender los brazos simulando las alas de un avión. • Señalar hacia enfrente. Nota: Si no se dispone de la pista, la parte hablada deberá decirla la catequista.

Entrega de la caja sorpresa Al terminar el canto, pedir a los niños que se acomoden en su lugar. En este momento entrará la compañera catequista para entregar la caja sorpresa y saludar a los niños de esta forma: – ¡Alégrense, pequeños! Papá Dios les manda un regalo. Pero antes quiere hacer un trato con ustedes: ¿están de acuerdo? ¿Sí o No…? El trato es que NO lo abran hasta que Papá Dios envíe a alguien a avisarles. ¡Adiós! (La compañera catequista se va).

Desarrollo • Conozco 2 Colocar la caja sorpresa en un lugar visible y preguntar a los niños con voz emocionada: “¿Qué será...? ¿Lo abrimos...?”. Si algunos de los niños contestan que SÍ, recordarles que el trato era NO abrirlo hasta que fuera necesario y que debemos respetar lo que dijimos. Por lo tanto, habrá que esperar hasta otro momento. Ahora, vamos a conocer a una persona que siempre respetó lo que le prometió a Papá Dios, se llama: María. 102

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 102

22/11/19 10:58


Actividad: La rayuela La catequista traerá en hojas reciclables las siguientes frases: Alégrate (1) Llena(2) Eres(3) De (4) Gracia (5) El Señor (6) Está (7) Contigo(8) Dibujar en el suelo la rayuela con los númercos. Colocar en cada cuadro la imagen correspondiente.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Lucas 1, 26-38)

Tomar el pergamino y hacer pausadamente una primera lectura del relato. Después, entregarles a los niños las figuras preparadas para que, en una segunda lectura, las vayan pegando en el pergamino a medida que avanza la narración. Un día, María recibió en su casa la visita del ángel Gabriel que venía de parte de Papá Dios a traerle un mensaje. Y le dijo: –Alégrate, María, llena eres de gracia, el Señor está contigo. María se asustó al principio, pero el ángel la tranquilizó: –No tengas miedo, María, vengo de parte de Dios. Él te ha elegido para que seas la mamá de Jesús. ¿Quieres serlo? Y María contestó: –SÍ, haré lo que Dios me pide.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre el relato bíblico. Preguntarles, por ejemplo:

– ¿Quién visitó a María en su casa? ¿De parte de quién iba? – ¿Qué mensaje le dio el ángel a María? – ¿Qué contestó María? XX En el libro del niño, pedirles que observen el relato bíblico ilustrado y repitan juntos las primeras palabras que le dijo el ángel a María y las palabras de la respuesta de María. Comentarles que María se asustó al principio, pero al saber que Papá Dios la elegía para ser la mamá de Jesús y que siempre estaría con ella, confió en Él y dijo SÍ.

Actualización Platicar con los niños y comentarles las siguientes palabras: ¿Ven por qué no debemos abrir el regalo-sorpresa antes de tiempo? Papá Dios quiere que confiemos en Él. A María la eligió para que fuera la mamá de Jesús, y María confió en Él. Así nosotros vamos a confiar en Él y no vamos a abrir todavía la gran sorpresa que nos descubrirá muy pronto. Vamos a esperar para abrirla varios días; la abriremos otro día de catequesis. Mientras tanto, vamos a hacer lo mismo que le gustaba hacer a María: platicar con Papá Dios.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a juntar sus manitas y a repetir después de la catequista cada frase del Ave María. Alégrate, María, llena eres de gracia... 103

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 103

22/11/19 10:58


Actividad • Aprendo Indicarles que realicen la actividad propuesta en su libro: completar por escrito las palabras del Ave María (ayudarles, si es preciso) y decorar el cuadro a su gusto.

Fórmula catequística • Memorizo Recordar que el Ave María es la oración que dirigimos a María, madre de Jesús y madre nuestra. En ella nos alegramos de que sea la mamá de Jesús, le damos gracias y le pedimos su protección. Pedirles que, una vez que han completado por escrito la oración del Ave María, procuren aprenderla de memoria. Conviene asegurarse de que la saben bien.

Compromiso • Avanzo Invitarlos a que, con ayuda de un adulto, recen durante la semana el Padre Nuestro y la primera parte del Ave María. Es decir: Alégrate, María, llena eres de gracia, el Señor está contigo. Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. Jesús. Alégrate, María, llena eres de gracia, el Señor está contigo. Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. Jesús.

Para vivir en familia Pedir a los niños que, con la ayuda de su mamá o su papá, recorten las figuras de María y del ángel de su libro, las coloreen y las peguen sobre una base de cartón, papel cascarón, etc. Pedirles, además, que traigan adornos navideños para la próxima sesión.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Qué te contestaron los niños cuando les preguntaste si abrías el regalo? • ¿Has respetado el SÍ que le diste a Dios al aceptar ser catequista? Nota: Invita para la próxima sesión a una mamá que esté embarazada. Dile que va a platicar con los niños acerca de cómo se siente y qué hace antes de que llegue su bebé.

104

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 104

22/11/19 10:58


Encuentro 18

Me preparo para recibir al Niño Jesús como a mi hermano Objetivo particular: Sentir la alegría del nacimiento de Jesús y prepararnos para acoger y celebrar tal acontecimiento. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. P reparar una grabadora y algún casete con música navideña. Asimismo, disponer de la presencia de una mamá embarazada desde la llegada de los niños. 2. Pergamino tilizar el pergamino realizado para el encuentro anterior y mantener en él las figuras que los niños U pegaron a fin de retomar la lectura bíblica. Preparar, además, las siguientes figuras para repartírselas a los niños: – Isabel embarazada. – María embarazada. – Isabel sintiendo el movimiento de su bebé (simular con efectos de líneas).

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños con un fondo musical infantil y navideño. Y saludarlos de la siguiente forma: – ¡Hola! ¿Cómo están? ¿Trajeron lo que les pedí? Pues vamos a adornar nuestro lugar de catequesis para que se vea muy bonito. Pero antes les voy a presentar a una mamá que hoy va a estar un ratito con nosotros (preguntarle su nombre y el motivo de su presencia: está esperando un bebé y luego nos contará cómo se siente). Invitar a la mamá a ayudar en la decoración del lugar de catequesis y hacer que todos los niños participen. Cuando terminen, animarles diciéndoles lo bonito que quedó y pedirles que se sienten.

Desarrollo • Conozco 2 1. Centrar la atención de los niños en la mamá que está embarazada e invitarlos a platicar con ella. Preguntarle, como si fuera María. – ¿ Con quién compartió la alegría de que tendría un hijo? – ¿Qué preparativos hizo para cuando nazca el bebé? – ¿Le falta algo por preparar?

105

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 105

22/11/19 10:58


Dejar que la mamá hable espontáneamente y, si surgen preguntas de parte de los niños, ayudar a responderlas lo más adecuadamente. Cuando ya no haya preguntas, preguntar a los niños si les gustó platicar con la mamá y por qué. Después pedir un fuerte aplauso para ella y su bebé como muestra de agradecimiento por compartir su tiempo con ellos (La mamá se puede retirar). 2. Realizar el ejercicio propuesto en su libro, a fin ayudar a los niños a personalizar la experiencia platicada con la mamá embarazada y facilitar su sintonía con la experiencia de María. En el libro, deberán dibujarse dentro de una cuna, como cuando eran bebés. Actividad: El pesebre Pedir, con anticipación, material para que cada niño elabore un pesebre: – Hoja café para el pesebre. – Hoja amarilla para la estrella. – Hoja azul marino, verde o roja para el fondo, el tamaño tú lo eliges. Al terminar de realizar el pesebre todos dicen: “Niño Jesús, ven a mi corazón”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Ayudarles a recordar lo que aprendieron en la clase pasada cuando un ángel visitó a María y le preguntó si quería ser la mamá de Jesús. Si es necesario, repetir el relato utilizando el pergamino y las figuras pegadas en él. Comentar que el ángel también le dijo a María que una prima suya estaba esperando un hijo. Y María, sin pensarlo dos veces, fue a ayudarla y se quedó con ella hasta que nació el bebé.

Proclamación de la Palabra (Lucas 1,39-42) María fue a visitar a su prima Isabel para cuidarla hasta que naciera su bebé. Cuando María llegó a casa de Isabel, la saludó. Entonces, el bebé de Isabel se sintió feliz y se movió mucho, mucho, mucho en la pancita de su mamá. E Isabel le dijo a María:

–Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Preparar el pergamino, si no se ha hecho ya, y repartir a los niños las nuevas figuras. Pero decirles que antes se va a hacer una lectura y que será luego, en la segunda lectura, cuando deberán pegarlas.

Interiorización XX Comentar el relato bíblico a partir de estas preguntas:

– ¿A qué fue María a la casa de su prima Isabel? – ¿Qué sintió el bebé de Isabel al escuchar a María? – ¿Qué le dijo Isabel a María? María preparó de muchas maneras la venida de su bebé. Por ejemplo: fue ayudando a los demás y compartiendo su alegría con quien la rodeaba. XX Pedir a los niños que remarquen las palabras de Isabel a María. Una vez hecho, pedirles que pronuncien esas palabras en voz alta y a coro; y, acto seguido, comentarles el ejercicio siguiente y que remarquen las tres cosas que hizo María para prepararse a recibir a su hijo Jesús.

106

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 106

22/11/19 10:58


Actualización XX Preguntarles: ¿Con quiénes compartió hoy su felicidad la mamá que nos visitó? Con nosotros.

Pues bien, como ella, María también nos comparte hoy su alegría de ser mamá de Jesús. XX Platicar con ellos sobre lo que necesitamos para recibir al Niño Jesús. Sugerirles, por ejemplo, una casita, y animarlos a que mencionen otras más cosas. Conviene Ir anotando las opciones que dan los niños y completarlas con lo que se considere que hace falta para elaborar el nacimiento en el siguiente encuentro.

Oración • Platico con mi Padre Dios Pedirle a los niños que junten sus manitas e invitarles a orar la primera parte del avemaría. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Actividad • Aprendo María nos anima a prepararnos, como ella, para recibir a Jesús. Recordarles las tres cosas que hizo María para prepararse y proponerles que elijan y coloreen las tres cosas que haría cada uno para prepararse a celebrar el nacimiento de Jesús.

Fórmula catequística • Memorizo Asegurarse de que han aprendido y memorizado las palabras de Isabel a María: Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Compromiso • Avanzo La Virgen María visitó a su prima Isabel para cuidarla y ayudarla. Nosotros nos preparamos estos días, unidos a María, para celebrar el nacimiento de Jesús. Asimismo, preguntarles: ¿Qué les parece si ayudamos a mamá con los quehaceres de la casa? Así será como estar ayudándole a María y mamá se pondrá muy contenta.

Para vivir en familia Indicarles que elaboren un dibujo de María e Isabel dándose un abrazo, lo coloreen y que completen con las vocales el saludo de Santa Isabel a María. Nota: Distribuir papelitos a cada uno de los niños indicándoles lo que deben traer la próxima clase para armar el nacimiento (borreguitos de plástico, pastorcitos, heno, musgo, etc.).

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • De qué manera te estás preparando para recibir al Niño Jesús en tu vida, en tu casa, en tu trabajo? • ¿Cómo reaccionaron los niños ante la presencia de una mujer embarazada?

107

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 107

22/11/19 10:58


Encuentro 19

Jesús nace y está entre nosotros Objetivo particular: Compartir la alegría y el amor que Jesús trajo al mundo y sentir su presencia entre nosotros. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. A dornar el lugar de catecismo de la misma forma que en la sesión anterior y colocar en un lugar visible el regalo sorpresa. Asimismo, preparar con anterioridad el sitio donde los niños armarán el nacimiento (disponer de algunas figuras del nacimiento para completar las que traigan los niños). 2. Cantos: Cristo nace cada día, A la rorro-rorro y Campana sobre campana.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños efusivamente: – ¡Qué bueno que llegaron! Papá Dios nos dejó un mensaje. En un momento abriremos nuestro regalo sorpresa, pero primero vamos a cantar: Canto: Cristo nace cada día Actividad: El niño Jesús En las siguiente jaculatorias, al decir cada una de ellas, vamos colocando la imagen alrededor de la imagen del Niño Dios. – Jesús nació, su luz brilló (imagen de un bebé). – Jesús nació, la esperanza volvió (la imagen de una familia reunida). – Jesús nació, el amor llego a nuestro corazón (la imagen de niños de diferentes países, adentro de un corazón). – Jesús nació, mi vida iluminó (en una estrella, que cada niño escriba su nombre).

Desarrollo • Conozco 2 Organizar a los niños para que, juntos, elaboren su propio nacimiento. Sugerimos poner villancicos como fondo musical. Cuando terminen, decirles: – ¡Listo! ¡Qué bien lo hicieron! Ahora sí, María no tendrá problema alguno para encontrar un lugar en donde nazca el Niño Jesús; porque fíjense que, cuando María iba a tener a su bebé Jesús, no 108

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 108

22/11/19 10:58


había ningún lugar disponible. Anduvo pidiendo hospedaje en un lugar y en otro, pero nadie le abrió. Vamos a escuchar todo lo que le sucedió a mamá María cuando nació Jesús:

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Lucas 2,1-20) XX Leerles primero el texto bíblico, si se considera conveniente, tal como viene en el Evangelio de

Lucas. Pedirles que, mientras se hace la lectura, contemplen en silencio los dibujos que ilustran el relato. XX Hacer una segunda lectura del relato, pero esta vez en resumen, de la siguiente manera: José y María tuvieron que salir de viaje a una localidad llamada Belén, justo cuando había llegado el momento del nacimiento de Jesús. Todo estaba tan ocupado que no encontraron lugar donde hospedarse y se refugiaron en una cueva. La Virgen María ocupó la paja que había en ella y le hizo una camita al niño Jesús. ¡Ahí nació nuestro hermano Jesús!

Interiorización Platicar sobre el relato a partir de estas preguntas: – ¿En qué localidad nació el Niño Jesús? – ¿Dónde encontraron refugio sus padres? – ¿Quién avisó a unos pastores que había nacido el Niño Jesús? – ¿Qué hicieron los pastores cuando recibieron la noticia? Actualización Felicitar a los niños y niñas porque han sido obedientes y han aguantado hasta ahora sin abrir el regalosorpresa. Darles, pues, la enhorabuena y anunciarles que nuestra espera tiene, al fin, un final feliz: ¡Vamos a abrir la caja sorpresa! Proceder así: Formar a los niños en círculo, alrededor de la caja sorpresa, y abrirla con mucho cuidado y emoción. Al abrirla, exclamar: ¡SORPRESA! y, mientras se les muestra la imagen del Niño Jesús, decirles: – Papá Dios nos ha regalado un nuevo hermanito. ¿Lo conocen? Él necesita un lugar bonito y calentito para poder vivir contento. ¿Qué les parece si lo dejamos vivir en nuestro corazón? Invitarles a cantar para dar la bienvenida al Niño Jesús. Canto: A la rorro-rorro Desprender o sacar de la caja sorpresa la imagen del Niño Jesús y arrullarlo mientras cantan. El arrullo lo llevarán a cabo todos los niños formados en círculo; cada quien cargará al niño para arrullarlo un momento.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Campana sobre campana XX Colocar a los niños alrededor de la caja sorpresa y entonar el canto. En el centro estará la imagen del Niño Jesús. Propiciar el respeto y la seriedad que se merece esta actividad que debe desarrollarse en un clima de oración. 109

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 109

22/11/19 10:58


Mientras esto sucedía, unos pastores estaban en el campo cuidando a sus borreguitos. Entonces vino un ángel y les dijo: “Jesús, el Salvador, ha nacido en Belén; vayan y adórenlo. Lo encontrarán acostado en un pesebre”. Esta noticia les dio a los pastores mucha alegría y, muy contentos, fueron corriendo a ver al Niño Jesús y lo adoraron. XX Terminado el canto, proponerles rezar todos juntos el Ave María completo, incluida la parte final

(ver la Fórmula catequística).

Campana sobre campana Campana sobre campana, y sobre campana una, asómate a la ventana verás a un niño en la cuna. Belén, campanas de Belén que los ángeles tocan. ¿Qué nuevas nos traen? [2] Recogido tu rebaño,

¿a dónde vas pastorcillo? Voy a llevar al portal requesón, manteca y vino. Belén, campanas de Belén… Campana sobre campana, y sobre campana dos. Asómate a la ventana que está naciendo Dios.

Actividad • Aprendo Comentar que Jesús nació hace muchísimos años, pero que hoy día sigue naciendo en nuestro corazón. Por eso lo recibimos con mucha alegría, como a un hermanito, igual que hicieron los pastores de Belén. Tras este comentario, pedirles que realicen la actividad propuesta en su libro (página 72), es decir, marcar el camino del laberinto que lleve a los niños a encontrar a Jesús.

A la rorro-rorro A la rorro-rorro, a la rorro-ra. Duérmaseme niño, duérmaseme ya.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a rezar el avemaría y motivarlos para que memoricen la última parte del avemaría: Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Compromiso • Avanzo Proponer a los niños, como compromiso de la semana, que se esfuercen por ser obedientes. De esta manera preparamos nuestro corazón para recibir a Jesús en nuestro corazón.

110

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 110

22/11/19 10:58


Para vivir en familia Proponer que junto con papá, mamá y hermanitos realicen una maqueta del nacimiento de Jesús o un dibujo en una cartulina. También pueden dibujar el nacimiento que ponen en su casa.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Tu corazón está preparado para que sea un lugar bonito en donde nazca y viva Jesús? • ¿Cómo compruebas que tus niños entendieron el sentido de la Navidad?

NOTAS

111

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 111

22/11/19 10:58


Encuentro 20

Jesús también fue niño como yo Objetivo particular: Descubrir las actitudes de Jesús cuando era niño y nos proponemos imitarlas.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. A mbientar el lugar de catequesis con imágenes de niños jugando, orando, estudiando, etc. Estas imágenes ya se utilizaron en la Unidad 2, Encuentro 6, por lo que se podrán retomar esas mismas. 2. Elaborar un tren Dibujar, en una cartulina o papel bond, un tren que tenga una máquina y seis vagones. Preparar, por separado, figuras del tamaño de los vagones que representen a los siguientes personajes: Para colocar en la máquina: Jesús niño (6 ó 7 años). Para colocar en los vagones: – Jesús con sus papás. – María dando un cántaro a Jesús para que vaya por agua. – Jesús ayudando a José en la carpintería. – Jesús jugando con sus amiguitos. – Jesús estudiando. – Jesús un poco más mayor (9,10 años). Estas figuras se colocarán mientras se narra la historia de Jesús niño.

Motivación • Conozco 1 Saludar a los niños conforme vayan llegando con preguntas relacionadas con su experiencia de la Navidad: ¿Cómo están? ¿Qué hicieron en Navidad? ¿Con quiénes estuvieron? ¿Qué tal lo pasaron?, etcétera. Permitirles que compartan brevemente sus experiencias con sus compañeros; conviene que la catequista les platique también sobre lo que hizo en Navidad. Iniciamos el encuentro con el siguiente canto: “Jesús entra en mi corazón”. Ver www.e-sm.net/191062_08

112

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 112

22/11/19 10:58


Jesús, entra en mi corazón Hoy me contaron tu historia, Señor. Ya veo muy claro que el cielo te envió. Tú fuiste niño también. Sabes cómo me siento Y me entiendes muy bien. Jesús, entra en mi corazón. Conocerte es mi oración. Dame amor, dame luz.

Quiero ser como tú. Jesús entra en mi corazón. Nos diste tu vida; viniste a sanar. Necesito tu ayuda; te quiero aceptar. Ahora te pido perdón. Te abro mi alma con esta canción. Sé que el cielo esta esperándome allá.

Desarrollo • Conozco 2 Juego: El Trenecito XX Invitar a los niños a jugar al trenecito. Formarlos en una hilera e indicarles las siguientes instrucciones: – Jesús ya se va en el tren, pero no puede porque le falta un vagón... Mencionar algunas actitudes positivas en los niños, por ejemplo: un vagón obediente, un vagón respetuoso, etc. En este momento el niño que, por ejemplo, sea o quiera ser obediente corre atrás de Jesús (es el catequista), lo toma de los hombros, avanzan dos o tres pasos y vuelven a detenerse. Repetir la frase alternando otras actitudes hasta que todos los niños se hayan agregado al tren. Entonces, gritar: “¡Vámonos!” y se avanza más rápido. XX Al finalizar el juego, preguntarles: – ¿Quién iba dirigiendo el trenecito? – ¿Qué quería el Niño Jesús para poder irse en el trenecito? Comentar que el Niño Jesús quiere que todos sus amiguitos sean como Él. Preguntarles si quieren saber cómo es Jesús, y motivarlos para que escuchen la Palabra de Dios.

Desarrollo • Conozco 2 Disponer del trenecito elaborado con anticipación (se puede pegar o colgar) e invitar a los niños a viajar en él con su imaginación. Después, colocar la figura del Niño Jesús dentro de la máquina y decirles que vamos a conocer mejor a nuestro amiguito Jesús.

Proclamación de la Palabra (Lucas 2,51-52) Jesús tenía una familia como nosotros. Sus papás se llamaban María y José y vivía con ellos. Era un niño muy obediente y alegre y, como todos los niños, crecía en sabiduría, en estatura, en respeto y en amistad. Y, sobre todo, crecía en amor a Dios, a su familia y a los demás.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre el relato:

– ¿Con quiénes vivía Jesús? – ¿Cómo era el Niño Jesús? ¿En qué crecía? 113

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 113

22/11/19 10:58


XX Destacar las actitudes del Niño Jesús e ir colocando en cada vagón las figuras representativas de

las mismas. Ayudarles a recordar que Jesús era alegre y obediente, colaboraba en casa con su mamá, ayudaba a José en la carpintería. Respetaba la naturaleza, iba a la escuela y estudiaba, amaba a Papá Dios y le rezaba…

Actualización Observar cómo ha quedado el trenecito de Jesús y preguntarles: – ¿Les gustaría subir al trenecito con Jesús? – ¿Cuántos vagones lleva? Comentar que a Jesús le gustaría que todos los niños hicieran lo mismo que Él y ayudarlos a descubrir que todos ellos tienen muchas actitudes iguales a las del Niño Jesús.

Actividad • Aprendo Pedirles que observen el trenecito dibujado en su libro del niño e identifiquen en él a los personajes. Después, ir vagón a vagón y preguntarles por sus actitudes: ¿Crecen ellos en las mismas cosas que crecía Jesús? Tras este diálogo, animarlos a que terminen de iluminar el tren.

Oración • Platico con mi Padre Dios Centrar la atención de los niños en el vagón de la oración e invitarlos a juntar sus manitas y unirse a Jesús. Repetir varias veces la siguiente oración con ellos y luego dejar que la reciten ellos solos. Jesús, tú fuiste niño también. Sabes cómo me siento y me entiendes muy bien.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudar a los niños a memorizar la oración anterior.

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que realicen el ejercicio propuesto en su libro. Preguntarles si quieren subirse al trenecito del Niño Jesús y explicarles que escriban en cada vagón, como si fuera un letrero, una cosa que tendrían que hacer para ir en ese tren. Y como faltan vagones, pedirles que los dibujen e iluminen. Cuando hayan terminado, felicitarlos por su trabajo.

Para vivir en familia Animar a los niños y niñas a que en casa, con ayuda de un adulto, elaboren su propio tren usando cajitas de cerillos, de medicinas, de leche, etc., y coloquen los letreros a cada vagón.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Le falta a tu tren algún vagón para vivir las actitudes de Jesús? • ¿Se identificaron los niños con el Niño Jesús? 114

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 114

22/11/19 10:58


Celebración 5

¡Llevémosle regalos a Jesús! Objetivo particular: Sentir la alegría de ir al encuentro de Jesús, como los Reyes Magos, y le llevamos regalos. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Disponer del escenario del teatro guiñol, ya utilizado en encuentros anteriores, y elaborar títeres para escenificar el relato de los Reyes Magos con los siguientes personajes: María, José, Niño Jesús, los tres Reyes Magos, Herodes y dos o tres hombres sabios del reino. Preparar, asimismo, el fondo de una ciudad lejana y la figura de una niña-títere, llamada Estelita, que narrará la historia. Lo ideal sería manejar los títeres entre varias personas adultas. 2. Cantos: Soy un pobre pastorcillo y Melchor, Gaspar y Baltasar. 3. Otros recursos: – Imágenes (o un póster grande) que representen la escena de la adoración de los Magos. – Una estrella grande, pegada a un palito, para llevarla en alto como en procesión. – Cajitas pequeñas (una para cada niño y niña) que se puedan abrir (de cerillos, por ejemplo), forradas como regalo, y que quepa dentro el siguiente corazoncito. – Elaborar corazoncitos a modo de gafetes, uno para cada niño o niña con su nombre.

Desarrollo Recibir a los niños dándoles la bienvenida y ponerles, según vayan llegando, el corazoncito de gafete con su nombre.

Primer momento Sorprender a los niños con el escenario de teatro guiñol y hacer aparecer a Estelita, diciendo: – ¡Hola! ¡Hola! ¡Hola! Buenos días (tardes), niños y niñas. Me llamo Estelita y… ¿quieren saber por qué estoy aquí con ustedes? Me invitó su catequista (menciona el nombre de la catequista), pero, ¡qué creen!, me pide que les cuente una historia muy bonita que aprendí en la Biblia. ¿Quieren escucharla? Mientras se lee el relato, van apareciendo los personajes elaborados.

115

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 115

22/11/19 10:58


Lectura del Evangelio de Mateo (2,1-12) Los sabios de oriente

Jesús nació en Belén, un pueblo de Judea, en tiempos del rey Herodes. Por entonces unos sabios de oriente se presentaron en Jerusalén, preguntando: –¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo. Al oír esto, el rey Herodes se alarmó y con él toda Jerusalén. Entonces convocó a todos los jefes de los sacerdotes y a los maestros de ley y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le respondieron: –En Belén de Judea, pues lo dejó escrito el profeta: “Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las ciudades principales de Judá; porque de ti saldrá un jefe que será pastor de mi pueblo, Israel." Entonces Herodes, llamando aparte a los sabios, investigó con exactitud el momento en que había aparecido la estrella, y los envió a Belén con este encargo: –Vayan e infórmense bien sobre ese niño; y, cuando lo encuentren, avísenme para ir yo también a adorarlo. Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y la estrella que habían visto en oriente los guió hasta que llegó y se detuvo encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de una inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra. Abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra. Y advertidos en sueños que no regresaran donde estaba Herodes, se regresaron a su país por otro camino.

Platicar con los niños sobre la historia de los Magos: – ¿Les gustó la historia? – ¿A quién buscaban los Reyes Magos? – ¿Quién les había guiado hasta Belén? – ¿Cómo se llamaba el pueblito donde nació Jesús? – ¿Qué le llevaban de regalo?

Segundo momento Comentar que también nosotros traemos regalos al niño Dios y repartirles las cajitas de regalo. Decirles: – Tomen la cajita de regalo y ábranla. Tomen el corazoncito de gafete y guárdenlo en la cajita; la tomarán con las dos manos y, con devoción, vamos a seguir en procesión a la estrella como hicieron los Reyes Magos. Pedir a uno de los niños que tome la estrella ya preparada y vaya al frente, e invitar a todos a avanzar cantando:

116

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 116

22/11/19 10:58


Soy un pobre pastorcillo Soy un pobre pastorcillo que camina hacia Belén. Voy buscando al que ha nacido Dios, con nosotros, Emmanuel. Caminando, camina ligero, no te canses de caminar, que te esperan José y María con el niño en el portal.

Aunque soy pobre le llevo un blanquísimo vellón, para que le haga su madre un cotoncito de algodón. Caminando, camina ligero… Guardadito aquí en el pecho yo le llevó el mejor don. Al Niñito que hoy nacido le daré mi corazón. Caminando, camina ligero…

Detenerse al llegar frente a las imágenes o el póster que representa la adoración de los Magos y explicarles que vayan pasando de uno en uno y coloquen su regalito, como hicieron los Reyes Magos. Mientras lo hacen, se canta el siguiente canto:

Melchor, Gaspar y Baltasar Melchor, Gaspar y Baltasar, son los Reyes Magos de la ilusión. Ellos vienen del lejano Oriente a la adoración del Niño Dios con su cargamento de juguetes y su vieja y legendaria tradición. Melchor, Gaspar y Baltasar, cuántas alegrías nos van a dar.

Melchor, Gaspar y Baltasar son los Reyes Magos de la ilusión. Ellos vienen del lejano Oriente a la adoración del Niño Dios. Traen riquezas: oro, incienso y mirra, los tres Reyes vienen derramando el bien. Melchor, Gaspar y Baltasar siguen a la estrella de Belén.

Tercer momento Terminado el canto, proponer a los niños que se pongan de rodillas, junten sus manitas y recen al Niño Jesús la siguiente oración: Niñito Jesús, estás muy pequeñito pero yo sé que me miras y me sonríes. Hoy vengo con mucha alegría a traerte mi mejor regalo: mi corazón, y en él va toda mi familia. ¡Bendícenos, Niñito Jesús! Amén.

117

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 117

22/11/19 10:58


PARADA 2

De la mano de Jesús, María y José, aprendemos a ser familia JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 2 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 2: De la mano de Jesús, María y José, aprendemos a ser familia. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 3 a 5) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis. DE LA MANO DE JESÚS, MARÍA Y JOSÉ, APRENDEMOS A SER FAMILIA UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 2)

LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 3: Papá Dios camina conmigo • UNIDAD 4: Dios es mi Padre. Yo soy su hijo • UNIDAD 5: Papá Dios nos regala a Jesús como hermano • Papá Dios nos elige e invita a confiar en él • Dios es nuestro Padre y nosotros somos sus hijos • Encarnación e infancia de Jesús a. La Sagrada Familia b. José y María: padres amorosos c. Una familia como muchas d. Las familias mexicanas 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. La Sagrada Familia XX Iniciamos comentando que la Sagrada Familia es modelo de fe y amor para todos nosotros.

118

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 118

22/11/19 10:58


Para caminar como Iglesia XX Puedes trabajar con la imagen que acompaña esta sección:

- ¿Qué gestos o expresiones notamos en la Virgen María y en san José? ¿Y en Jesús? - ¿Cómo te imaginas que era la vida cotidiana de la Sagrada Familia? XX Para profundizar puedes leer el siguiente texto del papa Francisco:

El mensaje que proviene de la Sagrada Familia es sobre todo un mensaje de fe. En la vida familiar de María y José, Dios está verdaderamente al centro, y lo está en la persona de Jesús. Por esto la familia de Nazaret es santa. ¿Por qué? Porque está centrada en Jesús. Cuando los padres y los hijos respiran juntos este clima de fe, poseen una energía que les permite afrontar pruebas también difíciles, como muestra la experiencia de la Sagrada Familia, por ejemplo, en el evento dramático de la huida en Egipto: una dura prueba. (28.12.14)

2. José y María, padres amorosos XX Ahora centramos la atención en el amor que José y María tuvieron para con Jesús.

- ¿Te imaginas a María educando y cuidando a Jesús? ¿Qué cosas le enseñaría? - ¿Qué aprendió Jesús de san José? ¿Qué piensas que aprendió de él? XX Es importante que los niños comprendan que María y José amaron mucho a Jesús, por eso él

amaba a los demás y, sobre todo, a su Padre Dios.

3. Una familia como muchas XX Con todo, la Sagrada Familia fue una familia como la nuestra: con preocupaciones, alegrías,

tristezas, enojos, pero siempre cimbrada en el amor. XX A partir de esto, pedirles que compartan las actividades que su familia realiza día a día. Hacer-

les notar que, hechas con amor, estas actividades los santifican. XX No olvides compartir también un poco de tu vida familiar.

4. Las familias mexicanas El texto del Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 nos invita a dar gracias por el don de la familia. XX Pueden concluir dibujando en un papel bond lo que más les gusta de su familia y por lo que le

dan gracias a Dios. Así elaboran un mural comunitario de la familia.

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX A partir de la frase de Marge Kennedy, pídeles que compartan las fortalezas de su familia. XX También invítalos a pensar en aquellas familias que conocen y que están pasando alguna

necesidad. XX Involucra a los papás para que investiguen y compartan con los niños la labor de algunas insti-

tuciones o personas que ayudan a las familias y están presentes en la comunidad. XX Pueden reproducir en mayor tamaño e iluminar entre todos la frase que viene en la página 82

del libro del alumno, pegándola en el centro de catequesis.

119

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 119

22/11/19 10:58


NOTAS

120

Guia Alianza 1_U5-099-120.indd 120

22/11/19 10:58


6

unidad

Jesús me enseña cómo llegar al Padre

Conocemos las actitudes de Jesús con las que cumplió la misión encomendada por el Padre. Conocemos el misterio pascual: la muerte y resurrección de Jesús por nuestra salvación. ENCUENTRO 21 Descubrimos el llamado de Papá Dios a escuchar a Jesús y aprendemos que la obediencia de Jesús agrada a Dios. ENCUENTRO 22 Conocemos quiénes eran los amigos de Jesús, los apóstoles, y nos sentimos escogidos para formar parte de sus amigos. ENCUENTRO 23 Experimentamos el amor de Jesús y recibimos su mandato de amarnos los unos a los otros como él nos ha amado. ENCUENTRO 24 Sentimos tristeza al ver sufrir a Jesús en la cruz, pero nos alegramos con el triunfo de su resurrección. CELEBRACIÓN 6 Mostramos nuestra alegría porque Jesús vive y reconocemos que todo aquel que cumple su tarea agrada a Dios.

¡Gracias, Jesús, por tus palabras, por tu amor y por tu vida! Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 121

22/11/19 11:05


En la Unidad 6 seguimos avanzando en la presentación de Jesús a los niños. Ahora nos centramos en algunos acontecimientos de su vida pública y, especialmente, en el acontecimiento central con el que culmina la Nueva Alianza y, con ella, su misión salvadora: la muerte y resurrección de Jesús. Ambos hechos extraordinarios son inseparables, forman parte del mismo acontecimiento y constituyen el corazón y la razón de ser de la fe cristiana. En esta presentación seguimos insistiendo en la percepción de Jesús como un amigo que está con nosotros, nos quiere, nos ayuda y, siendo como es “imagen del Dios invisible”, nos descubre el verdadero rostro de Dios y nos conduce hacia Él. Los Evangelios nos presentan a Jesús mostrándose por todas partes, con sus palabras y sus obras, la bondad y amor de Dios, preocupándose de los pobres y marginados de la sociedad, ofreciendo el perdón de Dios, curando las enfermedades, animando a las personas a acoger su mensaje y a confiar en Dios, y llevando a todas partes el amor y el perdón. Jesús lo hizo todo por amor a Dios y a toda la humanidad, con generosidad absoluta, sin pedir ni buscar algo a cambio. Este amor lo lleva a su máxima radicalidad: “Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos”. Y de su amor, que es más fuerte que la muerte, renace la vida para siempre. Por eso, el anuncio de la resurrección de Jesús inunda de alegría al mundo entero. Los niños y niñas ya saben lo que quiere decir hacer el bien, tanto en lo que respecta a sí mismos como en su relación con Dios y con los demás. El ejemplo de Jesús les impulsará a sentirse más inclinados a la compasión, a la solidaridad, a la alegría, a hacer cosas buenas por los demás y a encontrar en Jesús al verdadero Maestro que está siempre a su lado y que los guía por el camino del bien.

122

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 122

22/11/19 11:05


Encuentro 21

Papá Dios me presenta a Jesús para que lo escuche Objetivo particular: Descubrir el llamado de Papá Dios a escuchar a Jesús y aprender que la obediencia de Jesús agrada a Dios. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Elaborar una invitación en forma de corazón S e necesita un metro de papel américa o similar, y repetir la operación de los corazones como en encuentros pasados. Doblar papel pellón o bond (1.5 o 2 metros aproximadamente) para obtener la invitación. En la portada pegar o dibujar la imagen de Papá Dios con los brazos abiertos, y escribir esta frase: “Te invito a que abras mi corazón. Atte. Papá Dios”. Después se decora el fondo con colores o con más imágenes. En el interior, pegar el corazón en los extremos del papel (solo en las orillas) de forma que, cuando se abra la invitación, el corazón salga. Poner dentro del corazón un dibujo o imagen de Jesús, decorar el contorno de la invitación y llenar el espacio vacío con figuras de globos o de algo que sea atractivo para los niños. 2. R etomar el dibujo del tren para repasar las actitudes de Jesús y resaltar la obediencia. 3. Si se considera oportuno se puede grabar con voz potente y en eco la cita bíblica: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco. Escúchenlo”.

Motivación • Conozco 1 Recibir a tus niños saludándolos y pidiéndoles que enseñen el trenecito que hicieron. Felicitarlos por ello, resaltar lo bonito que es y preguntarles quién les ayudó a hacerlo. Si alguno no lo trajo, investigar el motivo y animarlo a realizarlo en otro momento.

Desarrollo • Conozco 2 Juego: Jesús dice XX Colocar a los niños en círculo y darles las siguientes instrucciones:

• Vamos a jugar a “Jesús dice”. Cuando yo les diga: “Jesús dice que Papá Dios quiere que cantemos”, todos tendrán que cantar; si alguien no lo hace, no podrá seguir en el juego. ¿De acuerdo? • Pero si yo nada más les digo: “Que se sienten”, no se sentarán, porque les tengo que decir la frase completa. El que se siente, pierde. 123

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 123

22/11/19 11:05


L as instrucciones pueden ser: Jesús dice que Papá Dios quiere que… bailemos, aplaudamos, brinquemos, chiflemos, gritemos, etc. E ir intercalando órdenes sin decir la frase completa. XX Al terminar, pregunta a tus niños: – ¿Qué te diría Jesús? – ¿Qué crees que te pediría Jesús a ti?

Invitación en forma de corazón XX Comentar que Papá Dios envió a Jesús con nosotros y nos lo presentó un día como hoy. Decirles:

– ¿Qué les parece si abrimos la invitación de Papá Dios? Es ésta en forma de corazón. Abrir la invitación con ayuda de los niños, leerles lo que dice la invitación (“Te invito a que abras mi corazón. Atte. Papá Dios”) y observar su reacción. XX Después proponerles que abran su libro del niño, se fijen en el dibujo y, a partir del mismo, detectar sus conocimientos previos permitiéndoles que expresen libremente lo que, a su manera de ver, les contará Jesús. Hacemos el siguiente juego: Pedirles que junten sus manitas y decir la siguiente oración: “Señor Dios yo quiero escucharte y obedecer como lo hizo Jesús”.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Mateo 3,16-17) Introducir la lectura del texto bíblico contando a los niños que, cuando Jesús se hizo mayor, acudió al río Jordán para recibir el bautismo. Y que, nada más bautizarse, sucedió algo extraordinario. Fue lo siguiente: Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua y, en ese momento, se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y descendía sobre él. Y una voz que venía del cielo decía: –Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco.

Encender la grabadora y hacer que los niños escuchen la última frase del relato con el añadido: “Escúchenlo”. A la vez, pueden observar el cuadro que representa el bautismo de Jesús y, posteriormente, comentar lo que les llame la atención del mismo.

Interiorización XX Mantener abierta la invitación en forma de corazón y preguntar:

– ¿A quién nos presenta el corazón de Papá Dios? – ¿Quién bajó sobre Jesús apenas fue bautizado? – ¿Qué dijo de Jesús la voz de Papá Dios? XX Pedirles que remarquen en su libro las palabras que Papá Dios dijo de Jesús. Después, preguntarles: – ¿A quienes les dijo Papá Dios esas palabras? ¿Nos las dice también a nosotros? ¿Qué debemos, pues, hacer? (Escuchar a Jesús).

Actualización Comentar que Jesús, como Hijo obediente, hizo lo que Papá Dios le dijo. Lo mismo debemos hacer nosotros: ser obedientes como lo fue Jesús. Después, preguntar: – ¿Tú eres obediente como Jesús? 124

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 124

22/11/19 11:05


Así como en el juego hicimos lo que Papá Dios decía, ahora nos enseña que hagamos lo que dice Jesús porque Él, mejor que nadie, sabe cómo es Dios y lo que quiere de nosotros. Así, por ejemplo, si escuchamos a Jesús y le hacemos caso, obedeceremos y ayudaremos en la casa, nos portaremos bien con nuestros amigos y compañeritos, y haremos con alegría nuestras tareas.

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que realicen la actividad propuesta en su libro, encerrando en un círculo a cada niño obediente.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitarlos a abrir su corazón a Jesús para que siempre esté con ellos. Le pedimos que nos ayude a escucharlo diciendo: Niñito Jesús, Tú que estás en tu celestial mansión, da un brinquito y ven a mi corazón.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudarles a memorizar la oración anterior para que todos los días de la semana se la ofrezcan al Niño Jesús.

Compromiso • Avanzo Proponles que en esta semana imiten a Jesús y, como Él, obedezcan a sus papás, maestros, tíos, abuelitos, etc.

Para vivir en familia Animar a los niños a que expliquen el juego de “Jesús dice” y lo jueguen. Por otra parte solicitar que en la siguiente sesión traigan material reciclable para adornar y agregar que pregunten a sus papás la fecha en que ellos fueron bautizados y entró Jesús a su corazón. Enseña a las personas con quien vives el juego “Jesús dice”, que has realizado en la catequesis, y juega con ellos. Pregunta a tus papás la fecha de tu bautismo_________________.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Qué reacción tuvieron tus niños al escuchar la voz de Papá Dios? • ¿Estás atenta a escuchar a Jesús y obedecer lo que Papá Dios quiere de ti?

125

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 125

22/11/19 11:05


Encuentro 22

Jesús reúne a sus amigos Objetivo particular: Conocer quiénes eran los amigos de Jesús, los apóstoles, y sentirnos escogidos para formar parte de sus amigos. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. P reparar figuras o pósters de Jesús y de los apóstoles. 2. Cantos: Yo tengo un amigo que me ama. Este canto será la oración que proponemos en este encuentro, por lo que conviene enseñar antes los movimientos a fin de evitar que los niños se distraigan.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños y niñas, personalmente o en grupo, diciéndoles: – ¡Qué bueno que vinieron! Jesús les espera. Colocar en una mesa arreglado como altar con la imagen de Jesús, la Biblia y una vela. Traer con anticipación corazones con la pregunta: “¿Quieres ser mi amigo?”. En un lado y en el otro “Soy amigo de Jesús”. Motivarlos con la siguiente pregunta: “¿Si alguien te pregunta si quieres ser su amigo, qué le respondes? Dejar que el niño se exprese. Cuando contesten, toman el corazón y se lo colocan con un seguro, por el lado que dice “Soy amigo de Jesús”. Cuando ya hayan pasado, les pedimos que se arrodillen y todos decimos: “Gracias, Jesús, por ser mi amigo fiel”. Después, organizar a los niños y niñas para hacer el siguiente juego.

Juego: ¿Quién fue?

• Cuatro o más de los jugadores pasarán al frente del salón; los otros agacharán la cabeza y cerrarán

los ojos: no deben ver. • Los cuatro jugadores andarán de puntillas por el salón lo más silenciosamente posible. Cada uno de ellos tocará en el hombro a uno de los que tienen cerrados los ojos y le murmurará al oído, tratando de disfrazar su voz: “alguien te está tocando”. El que ha sido tocado no levantará la cabeza, sino que seguirá agachado. Solo alzará una mano para que no lo vuelvan a tocar. Entonces, los cuatro jugadores que tocaron regresarán al frente del salón. • Después se separará a los que han sido tocados para que adivinen quién los tocó, pero cada uno de ellos solo tendrá una oportunidad para hacerlo. Los que los tocaron no les dirán si adivinaron o no hasta que todos hayan tenido esa oportunidad; entonces les dirán si adivinaron o no. • Quienes hayan adivinado correctamente, intercambiarán lugares con los que los tocaron. Y los que no adivinaron se sentarán nuevamente. Y los que tocaban, que no fueron descubiertos, volverán a tocar otra vez. Terminado el juego, pregúntales: – ¿Les gustó que sus amigos los escogieran para participar? – ¿Por qué creen que los eligieron? 126

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 126

22/11/19 11:05


Desarrollo • Conozco 2 Introducir el ejercicio propuesto en el libro del niño preguntándoles si tienen o no mucho amigos. Permitirles que se expresen y pedirles que completen las palabras que faltan (conozco, ayudo y quiero) siguiendo la lógica de las frases propuestas. Después, comentar los valores citados de la amistad y darles tiempo para que dibujen a un amigo o a una amiga y escriban sus nombres.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Marcos 3,13-19) Pedirles que estén muy atentos y escuchen cómo Jesús llamó y reunió a sus amigos, y cómo ellos lo siguieron con gusto. Jesús subió a una montaña, llamó a los que él quiso y se acercaron a él. Designó entonces a doce, a los que llamó apóstoles, para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar con poder de expulsar a los demonios.

Designó a estos doce: a Simón, a quien dio el sobrenombre de Pedro; a Santiago, el hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y Judas Iscariote, el que lo entregó.

Interiorización Platicar con los niños a partir de estas preguntas: – ¿Cuántos eran los apóstoles? – ¿Para qué los llamó Jesús? – ¿Se acuerdan de sus nombres? Digan el de algunos de ellos. Después proponerles que completen el dibujo de Jesús, siguiendo la numeración, y lo iluminen.

Actualización Comentarles la siguiente reflexión: • Cuando Jesús predicaba, había muchos hombres y mujeres que lo escuchaban, pero Jesús solo escogió a los doce apóstoles… ¿Saben por qué?, porque los quería muy cerca de Él para que lo acompañaran, pues les tenía confianza como amigos, y para enseñarles muchas cosas de nuestro Padre Dios. • Ustedes escogen, de entre todos los que conocen en la escuela o en el catecismo, algunos amigos para jugar y platicar más con ellos. Pues, bien, Jesús también los escoge a ustedes como amigos; por eso vienen al catecismo.

127

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 127

22/11/19 11:05


Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Yo tengo un amigo que me ama Invitar a los niños a rezar con un canto para expresarle a Jesús nuestra alegría por hacernos amigos suyos. Los movimientos que acompañarán al canto, que se han ensayado previamente, son: • Señalarse a sí mismos, abrazarse y balancearse (dos veces). • Señalar hacia arriba, volver a abrazarse y balancear. • Señalar a quien esté enfrente, abrazarse y balancearse (dos veces). • Señalar hacia arriba y volverse a abrazar y a balancearse. • Señalar hacia todo el grupo...

Fórmula catequística • Memorizo Al terminar de cantar, pedir a los niños que repitan y memoricen la siguiente plegaria: Gracias, Jesús, por hacerme tu amigo.

Compromiso • Avanzo Los amigos de Jesús se portan bien en todas partes. De esta manera manifiestan que son, de verdad, amigos suyos. Proponer a los niños que, durante esta semana, hagan un esfuerzo especial para portarse bien y así agradar a su amigo Jesús.

Para vivir en familia Proponer a los niños que platiquen con algún adulto de su familia sobre lo que hacen los amigos unos por otros. Por ejemplo: acompañar, ayudar, platicar, compartir… ¿Cuáles de estas cosas hace nuestro amigo Jesús por nosotros? ¿Y nosotros por Él? Pedir que completen la frase de su libro “Jesús me conoce y yo conozco a Jesús. Jesús es mi amigo. Yo soy amigo de Jesús. Jesús me ama. Yo amo a Jesús”.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Te acercas a los sacramentos con frecuencia para estar cerca de tu amigo Jesús? Nota: Invita a un papá y a cuatro mamás para que acudan a la siguiente sesión con el fin de que colaboren en hacer una representación.

128

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 128

22/11/19 11:05


Encuentro 23

Jesús nos enseña a amarnos unos a otros Objetivo particular: Experimentar el amor de Jesús y recibir su mandato de amarnos los unos a los otros como él nos ha amado.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. A mbientar el lugar de catequesis con dibujos o carteles que representen a niños realizando diversas demostraciones de amor. Por ejemplo: niños ayudando a otros en sus tareas, cuidando a sus hermanitos, ayudando a algún enfermo o accidentado, etc. Se puede utilizar el material utilizado en encuentros anteriores. Además, asegurarse de que lleguen a tiempo el papá y las cuatro mamás que van a participar en la representación. 2. T ambién puedes preparar material didáctico como títeres o películas en DVD. 3. Cantos: Viva el amor.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños con un beso e indicarles que vayan formando un círculo. Cuando ya estén todos colocados, gritar: “¡Sándwich, sándwich!” y se dan todos un abrazo. Invitarles a mantenerse unidos por un momento. Después pedirles que se vayan soltando uno por uno y ocupen sus lugares. Acto seguido, se da inicio a la representación. Vamos a entonar este canto que ya nos sabemos. Pero vamos a poner mucha atención donde dice que nos amemos. Iniciamos este encuentro con el siguiente canto. Ver www.e-sm.net/191062_09

Amar a Dios Compartamos el amor que Dios nos da. Y cumplamos hoy con gozo lo que Cristo nos mandó. Amarnos unos a otros como él nos amó. Y amar a Dios. Y amar a tu prójimo. Por sobre todas las cosas, yo te amo, Dios.

Por sobre todas las cosas, siempre te amaré. Papá Dios es mi papá. Me ha llenado de su amor. Me ha llenado de su paz. Y él ha prometido que a mi lado siempre estará.

129

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 129

22/11/19 11:05


Desarrollo • Conozco 2 Representación Personajes:

Catequista: El narrador Padre de familia: Jesús Madre de familia: Laurita Madre de familia: Juanita Madre de familia: Rosita Madre de familia: Anastasia

Narrador: Una vez había dos niñas platicando en el patio de una escuela. Eran muy amigas. Una de ellas estaba comiendo su torta cuando, de repente, otras dos niñas, que estaban jugando y corriendo, tropezaron con ellas y le tiraron su deliciosa torta. Laurita:

(Llora al ver su torta en el suelo).

Juanita:

(Le ayuda a recoger su torta).

Rosita:

¡Discúlpanos! Fue sin querer.

Anastasia (Dirigiéndose a la niña 3): Tú no tuviste la culpa. A ver, ¿por qué no se come su torta en otro lado? Laurita:

Pero estamos en el recreo y yo no ando jugando; estaba comiéndome mi torta.

Juanita:

Además, tú lo hiciste a propósito, porque no te caemos bien.

Anastasia: ¡Ah! Ya vámonos. No les hagas caso. Rosita:

Pero... (La Anastasia la jala)

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Juan 13,34-35) Continúa la representación: (En este momento entra una persona muy conocida). Padre de familia: (con voz dulce les dice a las niñas) “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”. (Repite la frase dos veces y se retira. Las niñas se quedan arrepentidas de lo que hicieron). La representación ha terminado. Agradecer al papá y a las mamás su participación y pedir a los niños les brinden un fuerte aplauso. Si lo desean se pueden quedar, pero solo como observadores; si no, pueden retirarse.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre la representación.

– ¿Qué hacían las niñas en el patio de la escuela? – ¿Quién de las niñas se portó mal? – ¿Por qué? ¿Qué fue lo que hizo?

130

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 130

22/11/19 11:05


– ¿Cómo se portaron las demás niñas? – ¿Qué les pidió Jesús que hicieran? XX Pedir a los niños que abran su libro y dibujen en el primer cuadro a la niña de la historia.

Actualización Observar la escena representada en el libro del niño y decirles que lo que dijo Jesús en la representación es lo mismo que les pidió a sus amigos, los apóstoles, y lo que nos sigue pidiendo a todos sus amigos. Preguntarles: – ¿Qué nos pide Jesús que hagamos? – ¿Como quién debemos amarnos? – ¿Qué les aconsejarían a las niñas después de lo que Jesús les dijo? Comentar que Jesús nos pide que nos amemos unos a otros como Él nos ama. Esto quiere decir que nos llevemos bien los unos con los otros, como buenos hermanos, y que no tratemos mal a nadie. Dejar un tiempo para que los niños dialoguen acerca de esto y después, proponerles que terminen de iluminar el dibujo de Jesús con los apóstoles (iluminar a Jesús y sus palabras).

Actividad • Aprendo Pedirles que en su libro del niño dibujen en el segundo cuadro lo que crean que hicieron las niñas de la representación después de que Jesús les habló.

Oración • Platico con mi Padre Dios Animar a los niños a agradecer a Jesús el amor que nos da con el siguiente canto.

Canto: Viva el amor Colocar a los niños en fila e ir avanzando con ellos hacia todos lados al mismo tiempo que cantan.

Viva el amor Viva, viva, viva, viva el amor [2]. Viva, viva, viva, viva el amor [2]. Si llevo una sonrisa de amor y amistad a todos lleno de felicidad. Y si la regalo a alguien por ahí muchas más sonrisas vuelven a mí. Viva, viva, viva...

Dar amor es muy fácil de hacer, y cuanto más lo des más vas a obtener. Juguemos con ternura y no brusquedad. Ante todo demos amor en cantidad Viva, viva, viva... Todos necesitamos amor. [2]

• Avanzar en fila caminando y cantando. • Sin dejar la fila, abrazarse unos con otros y seguir avanzando y cantando. • Tomarse de los brazos entrelazados, y seguir avanzando y cantando. • Sin soltarse, dirigirlos más despacio o más rápido (corriendo), simultáneamente. • Tomarse de los hombros formando un trenecito e ir bajando y subiendo simultáneamente sin dirección determinada.

131

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 131

22/11/19 11:05


Fórmula catequística • Memorizo Explicar a los niños que hoy aprendimos lo que Jesús quiere de nosotros y, para que no se les olvide, invitarlos a memorizar sus palabras: Ámense los unos a los otros como yo los he amado. Hacer que los niños repitan la frase varias veces y cada vez más fuerte.

Compromiso • Avanzo Invitarles a practicar durante la semana lo que Jesús nos pide y hemos aprendido. Así, por ejemplo, en casa no pelearse con los hermanitos, en la escuela llevarse muy bien con los compañeros y, en todas partes, ayudar en lo que puedan, etc.

Para vivir en familia Pedir ayuda a un adulto para que, dentro del corazón de Papá Dios, peguen recortes de personas que cumplen con lo que Jesús nos enseñó hoy y hacen cosas buenas.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • Qué actitud tomaron los niños al ver a sus papás actuando? • ¿Practicas el mandamiento del amor? NOTAS

132

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 132

22/11/19 11:05


Encuentro 24

Jesús murió en la cruz, pero al tercer día resucitó Objetivo particular: Sentir tristeza al ver sufrir a Jesús en la cruz, pero nos alegramos con el triunfo de su resurrección.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. A mbientar el lugar de catequesis con una cruz de tamaño grande que presida el desarrollo de la sesión. 2. Elaborar cruces pequeñas de foami (imitación madera si es posible) para entregar una a cada niño y niña y colgársela en el pecho. 3. Franelógrafo: Utilizar el franelógrafo para exponer en él las siguientes escenas (se pueden dibujar o, preferiblemente, tomar de póster o estampas grandes): – Escena de la entrada de Jesús en Jerusalén. – Escena de la última cena. – Escena de Jesús en el huerto de los olivos. – Escena de Jesús en la cruz. – Escena de Jesús resucitado.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños uno a uno y colgarles al pecho la cruz de foami preparada. Decirles: – ¡Qué bueno que ya están aquí! ¿Cómo están, tristes o contentos? – Les regalo esta crucecita. Cuídenla mucho para llevarla a casa después. Platicar con ellos sobre si les gustó la crucecita y decirles que es un premio por su esfuerzo de venir cada semana al catecismo, por cumplir con sus tareas y porque son obedientes. ¡Felicidades!

Desarrollo • Conozco 2 Comentar que la cruz es un objeto muy conocido para todos. Desde pequeñitos han visto en casa una o varias. Preguntarles: – ¿Quién tiene una cruz en su casa? ¡Que levante la mano! Destacar la importancia de la cruz y motivarlos para que la lleven siempre muy cerca de su corazón. Después, invitarlos a contemplar la cruz que preside el lugar de catequesis y decirles que Jesús murió en ella por amor a todos nosotros. Por eso la cruz nos recuerda lo que hizo Jesús por amor. Cuando la llevamos con nosotros o la miramos con respeto y cariño, damos a entender que creemos en Jesús y lo amamos. Llevar, además, un crucifijo grande o una cruz. 133

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 133

22/11/19 11:05


Se les pide a los niños que hagamos un círculo y en medio de ellos levantamos la cruz en alto. En cada frase se hace lo mismo y dice lo siguiente. Catequista: En alto la cruz, oh santa cruz de Jesucristo. Niños: La luz del mundo. Catequista: Oh, santa cruz, Niños: La señal de nuestro triunfo. Amén. – ¿Desean saber lo que le hicieron a Jesús y lo que pasó después? Pues escuchen con atención.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra Disponer del trenecito elaborado con anticipación (se puede pegar o colgar) e invitar a los niños a viajar en él con su imaginación. Después, colocar la figura del Niño Jesús dentro de la máquina y decirles que vamos a conocer mejor a nuestro amiguito Jesús. Jesús tenía muchos amigos. Unos días antes de su muerte, Jesús llegó a la ciudad de Jerusalén montado en un borriquillo y la gente salió a las calles a recibirlo y saludarlo con palmas en las manos y gritos de alegría. Pero Jesús sabía que estaba cerca su muerte, y reunió a sus amigos, los apóstoles, en una cena para despedirse de ellos. En esta cena les dio a comer pan y vino y les dijo que eran su cuerpo y su sangre. Además les mandó amarse unos a otros como Él los había amado. Después de cenar, Jesús se retiró a un monte cercano para orar. Sin embargo, unos hombres que tenían envidia de Jesús y no lo querían, llegaron ahí, lo hicieron prisionero y, al día siguiente, lo condenaron a morir en un cruz. Jesús murió perdonando a los que le habían crucificado.

Después de esto, María y unos amigos enterraron a Jesús. Pero al tercer día, que era domingo, unas mujeres fueron a la tumba y la encontraron vacía. Al principio se asustaron, pero se les apareció un ángel que les dijo: “¿Buscáis a Jesús, el crucificado? Ya no está aquí: ha resucitado”. También se les apareció Jesús y les dijo que fueran corriendo a decir a los apóstoles que había resucitado. Estos recordaron que ya Jesús les había dicho varias veces que resucitaría al tercer día de morir. Jesús resucitado se apareció varias veces a María y a los apóstoles durante cuarenta días. Después subió al cielo con Dios Padre.

Interiorización XX Platicar con los niños a partir de algunas de estas preguntas:

– ¿Cómo recibió la gente a Jesús cuando llegó a Jerusalén? – ¿Qué hizo Jesús para despedirse de sus amigos? ¿Qué les dio y qué les mandó? – ¿Quiénes dieron muerte a Jesús? ¿Cómo lo hicieron? 134

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 134

22/11/19 11:05


– ¿A quiénes perdonó Jesús en la cruz? – ¿Qué le pasó a Jesús al tercer día de morir? – ¿Dónde está Jesús ahora? XX Pedir a los niños que contemplen nuevamente la cruz que preside la sala y, después, en silencio, remarquen la frase que tienen en su libro: Jesús murió y resucitó por amor a todos los hombres y mujeres del mundo. XX Explicar a los niños que crucificar significa clavar en una cruz y que resucitar significa volver a vivir para no morir jamás. Insistir en esto último diciendo que, con su resurrección, Jesús triunfó sobre la muerte y logró que la vida que Papá Dios nos da sea más maravillosa y logremos llegar con Él al cielo.

ActualizacIón Comentar que Jesús sufrió mucho por culpa de los que le tenían envidia y no hacían lo que Dios quería. No eran buenas personas, aunque Jesús los perdonó a todos. Nosotros, a veces, hacemos sufrir a los demás cuando nos burlamos de alguien, nos peleamos o acusamos a otro de lo que no han hecho. Lo que hacemos a los demás es como si se lo hiciéramos a Jesús. Por eso debemos tener mucho cuidado en no ofender a nadie y tratar bien a todos. Cuando veamos la cruz de Jesús nos acordaremos de actuar bien.

Actividad • Aprendo XX Pedirles que realicen el ejercicio propuesto en su libro del niño, que consiste en recortar el

cuadro de Jesús en la cruz y completar la frase de abajo. Sugerirles que, cuando lleguen a casa, coloquen el cuadro en la cabecera de su cama. XX Ayudarles a realizar el crucigrama que tienen en su libro. Las preguntas y las respuestas son: Horizontales: 1. ¿Qué le pasó a Jesús al tercer día de morir?: Resucitó 2. ¿En qué día de la semana resucitó Jesús?: Domingo Verticales: 1. ¿En qué murió Jesús?: Cruz 2. ¿Quién había dicho que resucitaría después de morir?: Jesús 3. ¿Cómo estaba el sepulcro cuando llegaron las mujeres?: Vacío 4. ¿Dónde está Jesús con Papá Dios?: Cielo

Oración • Platico con mi Padre Dios XX Invitar a los niños a rezar expresando su alegría por la resurrección de Jesús.

Y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato padeció y fue sepultado y resucitó al tercer día. XX Después de recitar la oración, explicarles el significado de la palabra aleluya y pedirles que la

coloreen. Y si conocen algún canto que exprese esta palabra ensalzando a Jesús resucitado, proponerles cantarlo. Si no, pedirles que se pongan de pie y, alzando los brazos, digan tres veces con voz fuerte la palabra aleluya. 135

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 135

22/11/19 11:05


XX Finalmente, recordar nuestra alegría porque Jesús resucitó y vive y proponerles echar una porra:

¡Siete, catorce, veintiuno! [2] ¡Cómo Jesús no hay ninguno!

Fórmula catequística • Memorizo La resurrección de Jesús significa el triunfo de la vida sobre la muerte, un triunfo que nos afecta a todos, pues todos estamos llamados a vivir para siempre con Jesús en el cielo. Pedir a los niños que memoricen la frase: Cristo triunfó con su resurrección.

Compromiso • Avanzo Exhortar a los niños para que, durante esta semana, se esfuercen en cumplir sus tareas y, además, no sean groseros con los amiguitos de la escuela ni se burlen de ellos. De esta manera sentirán que triunfan sobre el mal con el bien, a ejemplo de Jesús.

Para vivir en familia Recordar a los niños que pongan el cuadro de Jesús en la cabecera de su cama y, también, que cuelguen de ella la cruz de foami que les regaló la catequista: Finalmente, pedirles que, con ayuda de un adulto, peguen algodón en las nubes que tienen en su libro del niño y coloreen el dibujo de Jesús.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Cómo reaccionaron tus niños con la narración de la muerte y resurrección de Jesús? • Jesús dio la vida por ti. Tú, ¿qué haces por los demás? • ¿Tus niños asimilaron que, con su resurrección, Jesús triunfó? NOTAS

136

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 136

22/11/19 11:05


Celebración 6

¡Alégrate! Jesús vive Objetivo particular: Mostrar alegría porque Jesús vive y reconocer que todo aquel que cumple su tarea agrada a Dios.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. H acer un rompecabezas de dos vistas con la imagen de Jesús crucificado por un lado y la de Jesús resucitado por el otro. 2. C olocar alguna imagen de Papá Dios, utilizada en encuentros anteriores, en la parte más visible de la celebración, y ambientar el resto del lugar con imágenes de niños realizando diversas tareas (en el hogar, en la escuela, en la calle, etc.). 3. P reparar varios letreros con exclamaciones de alegría como éstas: ¡Aleluya!, ¡Alégrate!, ¡Viva!, ¡Hurra!... y pegarlos a la entrada. 4. Canto: Alegre la mañana.

Motivación Recibir a cada niño y niña diciendo: – ¡Hola! ¿Cómo estás? Pasa e intégrate con tus compañeritos. Esperar a que lleguen todos o la mayoría de los niños, pero sin hacerlos esperar mucho para que mantengan el interés. Decirles: – ¡Hola! ¿Están contentos? Vamos a empezar cantando Alegre la mañana. Primer momento Platicar con los niños sobre cómo han comenzado el día. Preguntarles. – ¿Cómo amanecieron? – ¿Se lavaron la cara? – ¿Ayudaron en las tareas de casa antes de venir aquí? Dejar que expresen sus impresiones por un momento y comentarles la alegría que sienten sus papás cuando les obedecen, colaboran en las tareas de la casa, etc. También ellos, los niños, se sienten mejor y más contentos cuando se portan bien, pues esto es lo que Papá Dios quiere de ellos. Segundo momento Comentar que Jesús vino al mundo para llevar a cabo la tarea de salvarnos del pecado y de la muerte, tal como Papá Dios le había encomendado. ¿Recuerdan cómo lo hizo? Vamos a recordarlo.

137

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 137

22/11/19 11:05


Tercer momento Palabra de Dios Hacer las siguientes reflexiones utilizando el rompecabezas: 1. Jesús dedicó su vida a hacer el bien a la gente: curaba a los enfermos, acogía a los pobres, platicaba de Papá Dios y del cielo, enseñaba a portarse bien y a amarse unos a otros… Sin embargo, unos hombres que le tenían envidia consiguieron que fuera condenado a morir en una cruz. Y así lo recordamos en la Semana Santa. (Presentar la imagen de Jesús crucificado en el rompecabezas, sin separar las piezas, y dejar un momento para que los niños la contemplen). 2. C uando Jesús murió en la cruz, sus amigos y las personas que habían creído en Él se quedaron muy tristes. Pensaron que Jesús los había abandonado y que había valido para nada haber puesto en Él sus esperanzas. (Dispersar las partes del rompecabezas, revolviéndolas). 3. ¡ Qué triste!, ¿verdad? Porque sus amigos estaban equivocados. ¿Recuerdan lo que pasó? (Decir con mucha alegría): ¡SORPRESA! (Voltear las piezas del rompecabezas y formar la imagen de Jesús resucitado). Catequista (mostrando a Jesús resucitado): ¿Qué le pasó a Jesús al tercer día de morir? Todos: ¡RESUCITÓ! (Repetirlo tres veces, cada vez más fuerte). 4. Resucitar quiere decir que volvió a la vida para no morir jamás. Los apóstoles y todos los que creyeron en Él se pusieron muy felices. Así Jesús cumplió con la tarea que Papá Dios le mandó; porque Jesús, resucitando, triunfó sobre el pecado y la muerte. Esta es la mejor noticia que hemos podido recibir: ¡Jesús vive entre nosotros! ¡Alégrense: Jesús vive! Cuarto momento Pedir a los niños que se pongan de pie y junten sus manitas para platicar con Papá Dios. Los niños repiten después de cada frase: ¡Jesús vive en mí! Catequista: Tú, que eres la resurrección y la vida. Todos: ¡Jesús vive en mí! Catequista: Tú, que realizaste la salvación de Dios. Todos: ¡Jesús vive en mí! Catequista: Tú, que nos das tu alegría y tu amistad. Todos: ¡Jesús vive en mí! Catequista: Tú, que quieres que seamos felices contigo en el cielo. Todos: ¡Jesús vive en mí!

138

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 138

22/11/19 11:05


Terminar la celebración con la siguiente porra: Catequista: ¿Estamos todos tristes? Todos: No, no. Catequista: ¿Estamos muy alegres? Todos: Sí, sí. Catequista: Entonces, cantaremos todos nuestra porra [2]: Todos: ¡Jesús vive! ¡Jesús vive! ¡Jesús vive, vive, vive!

NOTAS

139

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 139

22/11/19 11:05


NOTAS

140

Guia Alianza 1_U6-121-142.indd 140

22/11/19 11:05


7

unidad

Jesús me invita a hacer algo por los demás

Descubrimos la presencia y acción del Espíritu Santo en nuestras vidas. Vivimos con naturalidad nuestro compromiso cristiano a partir de lo aprendido en las experiencias adquiridas durante el curso. ENCUENTRO 25 Descubrimos los siete maravillosos regalos que nos hace el Espíritu de Jesús, nuestro amigo. ENCUENTRO 26 Practicamos la paz, el amor y la esperanza para unir a nuestra familia y mejorar el ambiente en que vivimos. ENCUENTRO 27 Descubrimos que el domingo es el día del Señor y que Jesús nos invita a su gran fiesta que es la misa. ENCUENTRO 28 Conocemos que la Iglesia es la familia de Jesús y que pertenecemos a ella por el Bautismo que hemos recibido. CELEBRACIÓN 7 Celebramos que Jesús nos pide colaborar con él haciendo algo bueno por los demás.

Jesús dijo: “Ustedes recibirán la fuerza del Espíritu Santo”. “Yo estoy con ustedes todos los días”. Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 141

22/11/19 11:28


La unidad anterior ha situado a los niños ante el acontecimiento fundamental de la fe cristiana: la muerte y resurrección de Jesús. En torno a este acontecimiento nace la comunidad de los discípulos de Jesús, quien asegura su presencia y acción permanente entre ellos mediante el don del Espíritu Santo. Jesús, efectivamente, prometió enviárselo y así sucedió el día de Pentecostés. La presencia de Jesús “hasta el final de los tiempos”, por medio de su Espíritu, es determinante en la vida de la Iglesia, y en la de todos y cada uno de los cristianos, tanto en lo que afecta a su estilo de vida como a su compromiso de llevar adelante en el mundo la misión de Jesús. Así, pues, esta Unidad 7 incide en esa presencia de Jesús entre nosotros y en sus repercusiones en la vida de los cristianos. El planteamiento con que abordamos este tema acepta, de entrada, ciertas limitaciones impuestas por la capacidad comprensiva de los niños y por la imposibilidad de “imaginar” una presencia de Jesús que no es física, tampoco simplemente simbólica, aunque real y verdadera. Lo cual afecta asimismo al Espíritu Santo, también imposible de representar aunque haya sido “imaginado” mediante algunas de sus representaciones simbólicas o alegóricas. El hecho de que los niños gocen de gran capacidad de imaginación, si bien facilita la comprensión de esa presencia de que hablamos, tiene a su vez el riesgo de relegarla con el tiempo al terreno de la fantasía. De ahí la importancia de descender, en lo posible, a la experiencia cristiana, sin ambiciones teológicas, y ceñirse a las consecuencias que se aprecian y que, ciertamente, son atribuibles a la acción del Espíritu en la vida de la Iglesia y en todas las manifestaciones mediante las cuales los cristianos expresamos nuestra fe.

142

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 142

22/11/19 11:28


Encuentro 25

¡Sorpresa! Descubro al Espíritu Santo Objetivo particular: Descubrir los siete maravillosos regalos que el Espíritu de Jesús, nuestro amigo, nos hace. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Dinámica: Los “regalos” del Espíritu Santo Materiales: tilizar papel bond. Cortarlo por la mitad y, en cada mitad, U pegar o dibujar imágenes que representen cada uno de los dones del Espíritu Santo e, igualmente, los frutos. Los dibujos deberán ir enfocados a la realidad de los niños y a su edad. ibujar en un cuadro la figura del Espíritu Santo en forma D de paloma. Realizar flechas de tamaño mediano con hojas de color verde por un lado y rojo por otro. Dinámica:

Dones del Espíritu Santo

• Consejo • Piedad • Sabiduría • Inteligencia • Fortaleza • Ciencia • Temor de Dios

Frutos del Espíritu Santo

• Amabilidad • Paz • Amor • Dominio de sí mismo • Alegría • Bondad • Paciencia • Comprensión • Fidelidad • Mansedumbre

Para llevar a cabo la dinámica es necesario que la catequista llegue al lugar de catequesis 15 o 30 minutos antes para preparar lo siguiente: 1. Esconder cada uno de “los regalos” en un lugar diferente, de manera que no se vean a simple vista. Se pueden enrollar, pegarlos debajo de una banca, en un árbol, enterrarlos, etc. Y esconder, asimismo, el cuadro que representa al Espíritu Santo. 2. Colocar las flechas en el piso: las verdes deben guiar a cada uno de los regalos, y las rojas al cuadro del Espíritu Santo. Y cuando lleguen los niños, hacerse la sorprendida. 2. Cantos: Algo va descendiendo.

Motivación • Conozco 1 XX Tener preparado el lugar de catequesis como se ha sugerido arriba y recibir a los niños en tono

sospechoso, de complicidad, con palabras como éstas: – ¡Qué bueno que vinieron! ¿Qué creen? Hoy, cuando llegué, me encontré con estas flechas, ¿para qué serán? Vamos a seguirlas, a ver a dónde nos llevan. XX Dejar que los niños tengan la iniciativa de seguir las flechas verdes y encuentren cada regalo. Permitir que lo observen y pregunten qué es, no sin antes felicitarlos por haberlo encontrado. Después, pegar el regalo en un lugar visible, cerca del centro (en la pared, en el piso o en otro lugar), y repetir lo mismo con los demás regalos. 143

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 143

22/11/19 11:28


XX Finalmente, indicarles que sigan las flechas rojas para que sean ellos quienes encuentren el

cuadro del Espíritu Santo y pregunten qué es. Cuando lo encuentren, la catequista gritará emocionada: “¡Sorpresa! Encontramos al Espíritu Santo”.

Desarrollo • Conozco 2 XX Preguntar a los niños dónde quieren colocar el cuadro del Espíritu Santo. Después de escuchar

sus propuestas, si ninguno de ellos pidió que se colocara en el centro de los dones, proponer hacerlo y colocarlo en medio de los otros dibujos encontrados. XX Unen las líneas y descubren que imagen aparece en la primer página de este tema. Al quedar terminada la imagen todos dicen: “El Espíritu de Dios está en mí”. XX Hacer observar los dibujos y, mientras los contemplan, decirles que Jesús, antes de subir al cielo, prometió a sus amigos, los apóstoles, que nunca los dejaría solos y que, para estar siempre con ellos y ayudarlos, les enviaría el Espíritu Santo. Esto sucedió diez días después de subir Jesús al cielo. Vamos a escuchar cómo sucedió.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 2,1-4) Al llegar el día de Pentecostés, estaban María y los apóstoles, todos juntos, en el mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido, semejante a una ráfaga de viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban. Entonces aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo.

Interiorización XX Explique a los niños que el acontecimiento de Pentecostés se representa con lenguas de fuego

sobre las cabezas de María y los apóstoles, como dice el relato que han escuchado. Después, platicar con ellos: – ¿Saben lo que significa la palabra Pentecostés? Significa cincuenta días. Esto quiere decir que María y los apóstoles recibieron el Espíritu Santo a los cincuenta días de la resurrección de Jesús. – ¿De quién quedaron llenos María y los apóstoles? Del Espíritu Santo. XX Comentar que al Espíritu Santo no lo podemos ver, porque no tiene un cuerpo como lo tiene Jesús y lo tenemos nosotros. Pero que se le representa de formas diversas: como una paloma (así está representado en el cuadro que encontraron al comienzo) porque así descendió sobre Jesús cuando fue bautizado; como el viento, porque así llegó a la sala donde estaban los apóstoles y como lenguas de fuego, porque así se posó sobre sus cabezas. XX Seguir comentando que cuando los apóstoles recibieron el Espíritu Santo quedaron llenos del amor de Dios. Porque el Espíritu Santo es el amor y la fuerza del mismo Dios. Tras este comentario, proponerles completar la frase que tienen en su libro: El Espíritu Santo es el amor de Dios.

Actualización El mismo Espíritu Santo que recibieron los apóstoles, también lo recibimos nosotros. Papá Dios y Jesús nos quieren tanto que nos regalan su Espíritu para que su amor y su fuerza estén dentro de nosotros. 144

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 144

22/11/19 11:28


De esta forma, recibimos todos esos regalos que han encontrado cuando siguieron las flechas verdes. Vamos a fijarnos otra vez en esos regalos. Distribuir “los dones del Espíritu” entre los niños y pedirle a cada uno que lo lea en voz alta. Hacer lo mismo con “los frutos del Espíritu”, procurando explicar con sencillez lo que significan. Recordarles que son regalos que nos da el Espíritu Santo para que seamos felices y tengamos fuerzas para hacer el bien.

Actividad • Aprendo Preguntar a los niños si les gustaron los regalos que nos trajo el Espíritu Santo y ayudarlos a recordarlos. Para ello, pedirles que saquen su libro y escriban, en la línea que está abajo de cada dibujo, el nombre de cada uno de los siete dones del Espíritu Santo.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: Algo va descendiendo Colocar a los niños en fila, motivarlos a cantar y realizar los siguientes movimientos al ritmo del canto.

Algo va descendiendo Algo va descendiendo [4]. Eso es (¿Qué es?). El Espíritu Santo [2]. Gloria, aleluya, aleluya, gloria a Dios [2]. Se siente aquí [3]. (¿Dónde?) El Espíritu de Dios se siente aquí.

Si los ángeles del cielo alababan al Señor, el Espíritu de Dios se siente aquí. Se alaba aquí… [3] Se aplaude aquí… [3] Prepárate para que sientas [3] el Espíritu de Dios. Déjalo que se mueva [3] dentro de tu corazón.

• Se voltean todos hacia un lado y suben las manos balanceándolas para un lado y otro. Al tiempo

que las van bajando, señalan hacia enfrente y gritan: ¿qué es? • Cruzan las muñecas y las agitan subiendo los brazos. Suben una mano, luego la otra y se balancean hacia un lado y otro. Luego se voltean hacia enfrente. Avanzan de lado y gritan: ¿dónde? • Cruzan las muñecas y avanzan hacia el otro lado; agitan los brazos, simulando alitas, suben los brazos y se balancean hacia los dos lados; cruzan las muñecas y avanzan hacia el lado contrario. • Alzan los brazos y se balancean, al tiempo que avanzan hacia un lado, y se repite lo demás. • Alzan los brazos y aplauden, al tiempo que avanzan hacia un lado, y se repite lo demás. • Aplauden y bailan al ritmo de la música. Bailan hacia un lado y otro. Y señalan su corazón. Terminado el canto, invitar a los niños a recitar la oración propuesta a continuación.

Fórmula catequística • Memorizo Rezar la siguiente oración y, después, ayudarlos a memorizarla.

145

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 145

22/11/19 11:28


Ven, Espíritu Santo Creador, a visitar nuestro corazón y nuestras almas que Tú creaste por amor. Amén.

Compromiso • Avanzo Motivar a los niños para que usen bien los dones que nos regala el Espíritu Santo: quien los usa bien, da buenos frutos. Invitarlos, por ejemplo, a que durante esta semana practiquen la alegría en la escuela y en la casa, haciendo todas sus tareas con gozo.

Para vivir en familia Indicar a los niños que en casa, con ayuda de un adulto, recorten y peguen en su libro dibujos de revistas o periódicos que les recuerden a las imágenes mostradas en este encuentro, relacionadas con los dones y frutos del Espíritu Santo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Qué actitud mostraron los niños ante el tono de complicidad al inicio del encuentro? • Escribe en un póster creativo los frutos y dones del Espíritu Santo para que lo tengas a la vista. NOTAS

146

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 146

22/11/19 11:28


Encuentro 26

Los niños y las niñas regalamos paz, esperanza y amor Objetivo particular: Practicar la paz, el amor y la esperanza para unir a nuestra familia y mejorar el ambiente en que vivimos.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Juego de la canasta Preparar una canasta, dos cajas y globos de color verde, blanco y rojo: el mismo número de globos por color y, en total, tantos como niños. (Nota: Duplicar el número de globos, dos del mismo color para cada niño de forma que uno lo entreguen en su momento a un compañero de otro grado del catecismo y otro se lo regalen a la persona que acuda a recogerlos). C olocar en un extremo del lugar de catequesis una caja con los globos de los tres colores. En el otro extremo, colocar la canasta y las dos cajas vacías. F ormar tres equipos con los niños: a uno se le asigna el color verde-esperanza, a otro, el rojo-amor y, al último, blanco-paz. Indicarles que deberán llevar los globos del color que les tocó a la caja o canasta vacías. L as reglas son: solo puede llevar un globo un integrante del equipo; luego se relevarán entre ellos para llevar, de uno en uno, el resto de los globos. Al final gana el equipo que primero lleve todos sus globos. 2. Cantos: A que tú no sabes.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños diciéndoles: – ¡Hola! ¿Cómo están? Ya quería que llegaran para jugar con ustedes. Hoy nos vamos a divertir mucho. ¿Listos?

Desarrollo • Conozco 2 Dinámica: La canasta del Espíritu Santo XX Sentar a los niños y niñas en círculo. Decir a cada niño el nombre que le toque: al primero,

amor, al segundo, paz, al tercero, esperanza, y vuelta a empezar. Todos los niños deben tener asignado un nombre. 147

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 147

22/11/19 11:28


XX Dar las siguientes instrucciones:

– Este juego se llama: La canasta del Espíritu Santo, y la vamos a llenar de paz, amor y esperanza. Cuando yo diga: “La canasta del Espíritu Santo va llena de esperanza”, todos los que son esperanza se cambian de lugar. Al cambiarse, la catequista ocupará el lugar de uno de ellos y, quien se quede sin lugar, deberá decir de qué va llena la canasta. Se puede jugar el tiempo que se considere conveniente. XX Al terminar la dinámica, preguntar a los niños: – ¿Con qué palabras importantes estamos jugando para aprenderlas? ¿Recuerdan quién nos dio esos regalos? Acto seguido proponer a los niños que coloreen en su libro las tres palabras: paz, esperanza, amor. Cantan “Los niños queremos la paz”. Ver en www.e-sm.net/191062_06

Los niños queremos la paz

Se paró el reloj en el andén de la estación; despertó una canción en un rincón del corazón. Son de aquí, son de allá, se fueron sin poder hablar. Su familia somos todos y nunca vamos a olvidar. Amigo, conmigo tú puedes contar, y todos unidos vamos a ganar. Nuestra voz llegará

por la tierra y por el mar; yo estaré, tú estarás y nunca nos podrán callar. No nos van a quitar la esperanza de vivir, en un mundo sin temor donde poder ser feliz. Canta conmigo, canta; gritaremos: “Basta ya”. Ven y dame la mano, los niños queremos la paz.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Salmo 85,9-11)

Muéstranos, Señor, tu amor y danos tu salvación. La Palabra de Dios nos dice que el amor, la paz y El Señor anuncia la paz a su pueblo y a sus fieles. la esperanza son los bienes más bonitos del mun- Dios habitará en nuestra tierra: do. Son los bienes que unen a las personas y nos el amor y la fidelidad se encuentran, hacen vivir felices. la justicia y la paz se abrazan.

Interiorización

El amor, la paz y la esperanza son regalos que nos da el Espíritu Santo. Pero estos regalos no nos los da para nosotros solitos, sino para llevarlos y repartirlos a todos los que nos rodean.

Actualización: Juego de la canasta Colocar la canasta en un lugar visible. Decir a los niños que imaginen que esa canasta es el mundo entero y animarlos a llenarla de paz, amor y esperanza. Realizar el juego siguiendo la dinámica propuesta arriba. Mientras se juega, se puede poner en la grabadora, como música de fondo, el canto ¿A que tú no sabes?

Actividad • Aprendo Una vez terminado el juego anterior, proponerles llevar paz, esperanza y amor a los compañeros del catecismo. Para ello, pedirles que tomen cada uno su globo y lo lleven a sus compañeros de otro grado (reservar el que entregarán al familiar que acuda a recogerlos). 148

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 148

22/11/19 11:28


Cuando lo hayan hecho, pedirles que tomen su libro del niño y realicen la actividad propuesta: dibujarse dando a alguien lo que significa una de las tres palabras.

Oración • Platico con mi Padre Dios Canto: ¿A que tú no sabes? Si mientras se hizo el juego de la canasta se escuchó el canto, preguntarles si se fijaron en lo que decía. Leerles algunas de las frases y proponerles hacer los siguientes movimientos mientras cantan: • Colocar a los niños en dos filas para que queden de frente a un compañero. • Abrazar al de enfrente, ponerse la mano en la cintura y bailar hacia un lado y otro. • Alzar las manos, cruzando las muñecas y agitándolas; voltear hacia un lado, hacer lo mismo y luego hacia el otro lado.

Fórmula catequística • Memorizo Pedir a los niños que lean en su libro la siguiente frase y la memoricen repitiéndola varias veces, cada vez más fuerte. La paz, la esperanza y el amor unen al mundo.

¿A que tú no sabes? Mi hermano, ¿a que tú no sabes? Lo que en la clase pasó, lo que en la clase pasó, lo que en la clase pasó. [2] Fue el Espíritu Santo, fue el Espíritu Santo,

fue el Espíritu Santo lo que en la clase se derramó. [2] Mi hermano, ¿a que tú no sabes? Lo que en mi casa pasó..... Mi hermano, ¿a que tú no sabes? Lo que en el mundo pasó.....

Compromiso • Avanzo Pedir a los niños que escojan un globo, el que más les guste, y lo guarden para regalárselo a quien venga a recogerlos. Después, explicarles lo siguiente para que lo apliquen durante la semana: • Globo blanco = PAZ: No pelear ni discutir con nadie. • Globo verde = ESPERANZA: Cumplir con sus tareas de la escuela y ayudar en casa. • Globo rojo = AMOR: Ser cariñoso, obediente y no hacer enojar a su familia. Finalmente, proponerles que repitan bien fuerte, todos a coro, la fórmula que han memorizado.

Para vivir en familia Pedirles que en su libro del niño, con ayuda de un adulto, peguen bolitas de papel según el color que corresponda a cada globo.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: ¿Se divirtieron tus niños? ¿Encontraste algún obstáculo para realizar este encuentro? 149

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 149

22/11/19 11:28


Encuentro 27

Jesús nos invita a su fiesta los domingos Objetivo particular: Descubrir que el domingo es el día del Señor y que Jesús nos invita a su gran fiesta que es la misa.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Elaborar una tabla de actividades de la semana XX Realizar la siguiente tabla en un pedazo de papel bond u otro material y colocarla en un

lugar visible de la sala. Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Sábado

Domingo

XX Hacer dibujos o buscar recortes de niños en actividades rutinarias (comiendo, haciendo ta-

rea, lavándose los dientes, ayudando en casa, jugando con sus amiguitos, etc.). Estos dibujos se irán colocando en la tabla durante el desarrollo del tema. 2. Invitaciones (gafetes) XX Cortar rectángulos en cartulinas de colores y doblarlos por los extremos de manera que se

abran y cierren. Poner sobre ambos extremos, a modo de portada, el dibujo de una Iglesia de forma que, cuando se abra la invitación, sea la iglesia la que se abra. XX Hacer también un dibujo de Jesús (preferiblemente representativo del evangelio del domingo) y pegarlo dentro del rectángulo, en el centro; de esta forma, cuando los niños abran su invitación verán enseguida la imagen de Jesús. XX Escribir al lado de la imagen de Jesús esta frase: “Te invito a mi fiesta todos los domingos”. Finalmente, voltear la invitación para que sirva como gafete y escribir el nombre de cada niño (a espaldas de la figura de Jesús).

150

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 150

22/11/19 11:28


Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños y entregar a cada uno su invitación. Al tiempo, decirles: – ¡Hola! ¿Qué creen? ¡Nos invitan a una fiesta el domingo! ¿Quieren ir?

Desarrollo • Conozco 2 Invitarlos a organizar la semana de forma que el domingo aparezca como día libre y se pueda ir a la fiesta. • Ir colocando los dibujos preparados en la tabla de la semana de acuerdo con la actividad de cada día. Al llegar al domingo, decirles que abran su invitación y vean quién los invita. ¡Es Jesús! • Revisar con ellos la tabla, tal como ha quedado, y pedirles que realicen ahora, personalmente y en silencio, el mismo trabajo en su libro del niño, añadiendo actividades por escrito y completando el nombre de Jesús en la invitación. • Descubrimos cómo la misa nos une como familia de Jesús. Ver www.e-sm. net/191062_10

La misa es una fiesta muy alegre La misa es una fiesta muy alegre; la misa es una fiesta con Jesús. La misa es una fiesta que nos une, la misa es una fiesta con Jesús.

Cada domingo celebramos que nuestro amigo nos salvó; que por amarnos dio su vida y resucitó. Con su palabra nos enseña, nos alimenta con su pan; nos compromete a ser amigos y a caminar.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 2, 42) La Palabra de Dios nos dice que los primeros cristianos se reunían los domingos para celebrar la fracción del pan. Esto es lo mismo que celebrar la misa. Los que habían sido bautizados se dedicaban con perseverancia a escuchar las enseñanzas de los apóstoles, vivían unidos y participaban en la fracción del pan y en las oraciones.

151

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 151

22/11/19 11:28


Interiorización Cuando Jesús celebró la última cena con los apóstoles les dejó su Cuerpo y su Sangre en el pan y el vino y les dijo: “Haced esto en memoria mía”. Por eso los primeros cristianos se reunían con los apóstoles para hacer lo que Jesús les mandó, que es celebrar la misa. Y desde muy pronto lo hicieron los domingos porque fue el día de la semana en que resucitó Jesús. Hoy día los cristianos seguimos haciendo lo mismo, es decir: nos reunimos cada domingo en la iglesia con el sacerdote para celebrar la gran fiesta que es la misa. – ¿Les gusta ir a las fiestas? – ¿Qué día es la gran fiesta de Jesús? – ¿Están ustedes invitados a esta fiesta? ¿Quién les invita? – ¿Quién sabe decir qué es lo hacemos los domingos en la iglesia?

Actualización Papá Dios nos regala mucho tiempo para hacer cosas, como la tarea de la escuela, jugar, divertirnos con nuestros amigos, estar con los papás, acompañar a los abuelitos, etc. – ¿Nos regala también un tiempo para estar con Él el día en que Jesús, su Hijo, nos invita a su fiesta? – ¿Acompañan ustedes a Jesús a la fiesta que nos invita los domingos?

Actividad • Aprendo Pedir a los niños que, en su libro, se dibujen con su familia en la primera banca de la iglesia y ocupen su lugar en la fiesta de Jesús.

Oración • Platico con mi Padre Dios Cuando vamos a una fiesta llevamos regalos, ¿verdad? Pues los regalos que más le gustan a Jesús son nuestras obras buenas y la oración que hacemos, es decir, cuando los niños platicamos con Él. ¿Qué les parece si, en este mismo instante, le hacemos un regalo con nuestra oración? Los niños deberán ir repitiendo las palabras a medida que las pronuncia la catequista: Jesús, tú quieres que vayamos a misa cada domingo; nos pides que escuchemos las enseñanzas de la Biblia; nos ofreces tu Cuerpo y tu Sangre en cada Eucaristía y deseas que nos amemos siempre como hermanos. ¡Gracias, Jesús, por invitarnos a tu fiesta!

Fórmula catequística • Memorizo La misa también se llama eucaristía, palabra que significa dar gracias. En la misa nos unimos a Jesús para alabar y dar gracias a Papá Dios. Pedir a los niños que repasen en su libro y aprendan de memoria la frase siguiente: Jesús nos invita a su gran fiesta de la Eucaristía. 152

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 152

22/11/19 11:28


Compromiso • Avanzo Comentarles que, como ahora son pequeños, no pueden ir solos a la gran fiesta de la misa. Necesitan que los acompañe papá y mamá o algún familiar. Por eso, pedirles que enseñen a su familia la invitación que recibieron al llegar hoy a la catequesis, decirles que también a ellos les invita Jesús y recen con ellos la oración que han rezado antes.

Para vivir en familia Recordar a los niños que la invitación que ellos recibieron la compartan con su familia y así todos unidos asistir a la fiesta que nos invita Jesús. Solicitar a los niños que, con ayuda de una persona adulta, busquen y encierren los siguientes pretextos que les impiden asistir a misa. televisión • pereza • fútbol • tiempo • ganas • paseos burlas • tarea • trabajo

K

I

T

B

F

D

E

B

J

M

O

Z

A

H

B

U

R

L

A

S

J

U

R

T

G W T

K

C

A

A

H

E

N

I

E

G

B M Ñ

B

P

A

P

S

E

D

A

O

R

A

A

Q

E

G

O M T

V

L

R

S

Y

R

Ñ

X

Y

P

F

C

T

E

L

E

V

I

S

I

O N

J

O U

Z

O

R

Ñ

Z

B

I

S

A

N

A

S

Ñ U Q

G

X

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Comprendieron tus niños que la fiesta de Jesús es la misa? • Tú eres invitado(a) de honor a la fiesta de Jesús: ¿correspondes todos los domingos a su invitación? • ¿Cuáles son tus pretextos para dejarlo esperándote con los brazos abiertos? 153

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 153

22/11/19 11:28


Encuentro 28

Nunca estoy solo: formo parte de la familia de Jesús, que es la Iglesia Objetivo particular: Conocer que la Iglesia es la familia de Jesús y que pertenecemos a ella por el Bautismo que hemos recibido.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Una imagen de Jesús y su marco Conseguir una imagen de Jesús en marco o en póster de tamaño grande. Pegarlo sobre algo grueso, como cartón o cartoncillo, dejando en la parte superior un espacio donde se escribirá esta frase: “Bienvenido a mi familia”. Después, poner por detrás un palito de madera para que se pueda detener como pancarta y fijarlo sobre un bote con tierra o arena para que quede parado y fijo. Decorar el contorno con flores artificiales, papel de color o globos. 2. Ambientar el lugar de catequesis con una o varias imágenes (dibujos o fotografías) del sacramento del Bautismo. 3. Cantos: A edificar la Iglesia.

Motivación • Conozco 1 Tener colocado el marco con la imagen de Jesús y saludar a los niños haciendo que se fijen en la imagen y diciéndoles: – ¡Bienvenidos! ¿Cómo están? – ¿Se fijaron quién los recibió? ¿Quién me quiere decir quién es? Comentar que a Jesús le da gusto recibirlos en su familia.

Desarrollo • Conozco 2 XX Platicar sobre quiénes forman parte de una familia: un papá, una mamá y los hijos. Aunque

algunos niños no vivan con papá o mamá porque trabajan u otros motivos, de cualquier manera todos formamos parte de una familia en la que vivimos, nos ayudamos, compartimos, etc. XX También formamos parte de otra gran familia: la familia de Jesús. ¿Saben cuál es la familia de Jesús? Es la Iglesia, y formamos parte de ella todos los que hemos recibido el Bautismo. XX Vamos a confirmar que somos familia de Jesús. 154

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 154

22/11/19 11:28


Edificar la Iglesia Edificad la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Hermano, ven, y ayúdame, a edificar la Iglesia del Señor. Los blancos son la Iglesia, los negros son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Los niños son la Iglesia, los viejos son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor.

Los ricos son la Iglesia, los pobres son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor. Los altos son la Iglesia, los bajos son la Iglesia, somos la Iglesia del Señor.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 2,1-4.38) Jesús quiso formar una gran familia y, para eso, eligió a los apóstoles, les mandó anunciar su mensaje por todas partes y bautizar a los que creyeran en Él, y les envió el Espíritu Santo. Y así lo hicieron los apóstoles. El día de Pentecostés, la gente se quedó muy impresionada cuando los apóstoles explicaron que Jesús había resucitado y les había enviado el don del Espíritu Santo. Muchos les preguntaban sobre lo que tenían que hacer. Y el apóstol Pedro les dijo: – Conviértanse y háganse bautizar cada uno de ustedes en el nombre de Jesús, para que queden perdonados sus pecados. Entonces también ustedes recibirán el don del Espíritu Santo.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre el relato:

– ¿Qué explicación dieron los apóstoles a la gente? – ¿Qué dijo Pedro que tenía que hacer cada uno? XX Comentar de manera sencilla que convertirse significa (teniendo en cuenta la capacidad comprensiva de los niños) creer en Jesús y estar dispuesto a hacer siempre el bien, tal como Jesús nos lo ha enseñado. ¿Y bautizar? La palabra les resultará familiar; probablemente hayan asistido a algún bautismo, por lo que es bueno darles tiempo para que expresen sus conocimientos previos al respecto: lo que vieron, lo que sintieron, lo que les han contado, etc. sobre el bautismo. XX Pedirles que saquen su libro y ayuden a los dos niños a encontrar el camino para llegar a Jesús.

Actualización XX Al terminar el ejercicio anterior, precisar que el verdadero camino para llegar a Jesús es la

Iglesia, ya que la Iglesia es la familia de Jesús. Quien pertenece a la Iglesia, encuentra a Jesús porque Jesús está en ella. 155

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 155

22/11/19 11:28


– ¿Saben lo que se necesita para pertenecer (o formar parte) de la familia de Jesús? Pues creer en Jesús y recibir el Bautismo. Todos los que están bautizados pertenecen a la Iglesia, que es la familia de Jesús. – Levanten la manita los que están bautizados. ¡Felicidades! Forman parte de la Iglesia, por eso nunca van a estar solos. XX Pedir que vuelvan nuevamente a su libro del niño y coloreen la palabra Iglesia.

Oración • Platico con mi Padre Dios Invitar a los niños a agradecer a Jesús que nos permita ser parte de su familia, y rezar con ellos la parte del Credo en la que proclamamos nuestra fe en la Iglesia. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.

Fórmula catequística • Memorizo Ayudarles a memorizar la fórmula propuesta, pero antes comentar que la Iglesia también es llamada pueblo de Dios. ¿Recuerdan la historia de Moisés? Cuando se hizo mayor, Dios hizo con él y su pueblo esta Alianza: “Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios”. Pues bien, gracias a Jesús, este pueblo de Dios es ahora la Iglesia: Todos los que formamos el Pueblo de Dios somos la Iglesia.

Compromiso • Avanzo XX Proponerles que inviten a su familia y amigos a ir con ellos a misa para que así se haga más

grande el pueblo de Dios. De hecho, la Iglesia es como un edificio que se construye día a día con la colaboración de todos. XX Animarlos a cantar: A edificar la Iglesia.

Para vivir en familia Pedirles que, con ayuda de una persona adulta de su familia, completen en su libro del niño las palabras del Credo que proclaman la fe en la Iglesia.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Descubriste dentro de tu grupo algún niño que no está bautizado? Si es así, avisa a tu coordinadora para que se le prepare para recibir el sacramento. • ¿En tu grupo de catequistas estás siendo parte de la Iglesia en forma constructiva?

156

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 156

22/11/19 11:28


Celebración 7

Jesús me pide que haga algo por los demás Objetivo particular: Celebrar que Jesús nos pide colaborar con él haciendo algo bueno por los demás.

RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. P reparar, para entregárselos a los niños, letreros con las palabras que aparecen en el canto Yo tengo fe: justicia, odio, realidad, Dios, yo tengo fe, amor, esperanza, ilusión, cambiará, brillará y dolor. Preparar, igualmente, un letrero más grande que los demás, con esta frase de Jesús: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos”. 2. Canto: Yo tengo fe y No puedo estar triste.

Motivación Saludar a cada niño, conforme vayan llegando, con palabras agradables: eres muy puntual, cumplido, no faltas, eres estudioso, trabajador, etc. Cuando estén todos, formarlos en círculo, repartirles los letreros con las palabras del canto y colocar en lugar visible el letrero con las palabras de Jesús.

Yo tengo fe Yo tengo fe que todo cambiará. Que triunfará por siempre el amor. Yo tengo fe que siempre brillará la luz de la esperanza no se apagará jamás. Yo tengo fe, yo creo en el amor. Yo tengo fe, también mucha ilusión,

porque yo sé, será una realidad, el mundo de justicia que ya empieza a despertar. Yo tengo fe porque yo creo en Dios. Yo tengo fe, será todo mejor, se callará el odio, el dolor, la gente nuevamente hablará de su ilusión.

Desarrollo Decir a los niños que hoy, especialmente, debemos estar muy contentos. ¿Saben por qué? Permitir que contesten y exponer el siguiente comentario a modo de experiencia personal: – Anoche no podía dormir. Y entre tantas cosas que pensaba, reflexioné en lo mucho que Papá Dios me quiere, porque estoy con ustedes compartiendo las enseñanzas de Jesús, aprendiendo el amor de Papá Dios, del Espíritu Santo y cómo debemos vivir unidos. ¿Verdad que sí? Y si digo que Papá Dios me quiere mucho es también porque ustedes son obedientes, trabajadores, etc. (Hacer que se sientan orgullosos de venir al catecismo). Por eso vamos a cantar. ¡Tomen los letreros! Explicarles que, cuando en el canto escuchen la palabra que tienen, deben levantarla con las dos manos. La catequista se pondrá en el medio con el letrero que dice: “Yo tengo fe”. 157

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 157

22/11/19 11:28


Palabra de Dios Lectura del Evangelio de Mateo (28,16-20) XX Pedirles que dejen los letreros y escuchen atentamente la Palabra de Dios.

Cuando Jesús se disponía a subir al cielo, ante la mirada de María y los apóstoles, les dijo:

– Dios me ha dado autoridad plena sobre cielo y tierra. Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos y bautícenlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, enseñándoles a poner por obra todo lo que les he mandado. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos. XX Exponer la siguiente reflexión:

Jesús también nos encomienda a nosotros una misión. ¿Cuál es? Que ayudemos a otros para que se bauticen y, si ya son bautizados, que vengan al catecismo y escuchen lo que Jesús nos enseña. También nos pide que pongamos por obra todo lo que nos manda y, para que seamos más valientes, nos asegura que siempre estará con nosotros. ¿Hasta cuándo? Hacer que los niños repitan fuerte las palabras de Jesús: “Hasta el final de los tiempos”. Decirles que eso quiere decir: ¡siempre! Repetirlo señalando el letrero con las mismas palabras.

Oración Preguntarles si recuerdan las palabras del canto anterior. Proponerles que tomen otra vez sus letreros de forma que, cuando la catequista mencione esta frase: “Jesús, contigo todo…”, digan fuerte y saltando la palabra que les tocó. Jesús, contigo triunfará el AMOR Jesús, contigo la luz siempre BRILLARÁ Jesús, contigo no se acabará jamás LA ESPERANZA Jesús, contigo yo creo en el AMOR Jesús, contigo yo tengo mucha ILUSIÓN Jesús, contigo será toda una REALIDAD Jesús, contigo el mundo tendrá JUSTICIA Jesús, contigo yo creo en DIOS Jesús, contigo todo será MEJOR Jesús, contigo se acabará EL ODIO Jesús, contigo nuevamente tendremos ILUSIÓN Terminar la celebración con el canto: No puede estar triste.

No puede estar triste No puede estar triste el corazón que alaba a Cristo. No puede estar triste el corazón que alaba a Dios [2].

Por eso le canto, le canto ¡Aleluya! No puede estar triste el corazón que alaba a Dios [2].

158

Guia Alianza 1_U7-141-158.indd 158

22/11/19 11:28


8

unidad

El Espíritu de Jesús camina con nosotros

Descubrimos la vocación específica de los apóstoles Pedro y Pablo y la experiencia comunitaria de los primeros cristianos. Valoramos la función que realiza el Papa en la actualidad y motivamos a los niños para que se sientan instrumentos de unidad, de paz y de amor. ENCUENTRO 29 Conocemos la elección de san Pablo como instrumento del Espíritu de Jesús para anunciar el Evangelio y aprendemos a ser dóciles al Espíritu. ENCUENTRO 30 Conocemos el testimonio de san Pedro como testigo de Jesús resucitado y experimentamos la alegría de obedecer al Espíritu de Jesús con libertad y valentía. ENCUENTRO 31 Valoramos la experiencia comunitaria de los primeros cristianos y descubrimos la identidad cristiana en el amor fraterno. ENCUENTRO 32 Identificamos la acción del Espíritu Santo en la vida de san Juan Pablo II y en su compromiso a favor de la paz y de la justicia. CELEBRACIÓN 8 Experimentamos la compañía del Espíritu de Jesús en todo momento, también durante las vacaciones.

Jesús dijo: “Vayan por todo el mundo y anuncien la buena noticia a todas las gentes”.

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 159

22/11/19 11:49


La Unidad 8, la última del curso de 1er grado, incide nuevamente en la presencia de Jesús entre nosotros y en sus repercusiones en la vida de los cristianos. Todos los bautizados, constituidos en Iglesia por voluntad de Dios Padre, por fundación de Jesús y por la acción del Espíritu Santo, formamos la gran familia de los hijos de Dios abierta a toda la humanidad. El signo de pertenencia a la Iglesia es el Bautismo, el sacramento que nos infunde la vida de Dios y nos comunica la salvación. En la unidad anterior hemos recurrido a la experiencia de la familia, tan cercana a los niños, como analogía para presentar la Iglesia como la gran familia de Jesús a la que pertenecemos por el Bautismo. Esta pertenencia nos lleva a dar un paso más para presentar a los niños, por una parte, el carácter universal de la Iglesia y, por otra, nuestra responsabilidad en ella. Y lo hacemos de la mano de tres grandes testimonios de la Iglesia primitiva: san Pedro, san Pablo y la experiencia comunitaria de los primeros cristianos, y unimos a un testigo privilegiado de la historia actual, como lo fue el papa Juan Pablo II, tan querido de los mexicanos. El carácter comunitario de la Iglesia refuerza el sentido corporativo que empiezan a desarrollar los niños de esta edad y los motiva para que se sientan cada vez más integrados en la Iglesia y no simples consumidores de los servicios que presta. En otras palabras, consideramos importante que los niños empiecen a percibir en la práctica algunas de las manifestaciones mediante las cuales los cristianos expresan su fe y su compromiso en la vida de la Iglesia y en la construcción de un mundo mejor, siendo dóciles al Espíritu y siguiendo el mandato de Jesús y la misión que nos encomendó.

160

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 160

22/11/19 11:49


Encuentro 29

San Pablo, elegido por Jesús Objetivo particular: Conocer la elección de san Pablo como instrumento del Espíritu de Jesús para anunciar el evangelio. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Preparar alguna tela para cubrirles los ojos a los niños; un gis y un incentivo para el equipo ganador. Asimismo, poner en el lugar de catequesis un letrero grande que diga: DAMASCO y un camino de flores o de papel picado o aserrín. 2. Canto: Condúceme, Señor, con tu Espíritu.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños con mucha alegría y conducirlos a su lugar de catequesis pasando por el caminito preparado. Después realizar la dinámica siguiente.

Dinámica: Huellas y guiando a un ciego XX Se realizan huellas y en cada huella se escribe: “Condúceme con tu Espíritu a llevar buenas noti-

cias”. Luego, se colocan en frente de la Imagen de Jesus. XX Otra dinámica posible es la de guiar a un ciego. Organizar cuatro equipos, de acuerdo con el número de niños, y formar a cada equipo en parejas. Estas se colocarán en hileras para hacer relevos a una distancia considerable de la meta trazada previamente con gis. XX Tapar los ojos a uno de los niños de cada pareja; el otro lo guiará con un sonido (aplaudiendo, chiflando, riendo, etc.) hasta que llegue a la meta y regrese a su lugar, donde relevarán a la siguiente pareja. Indicarles que nadie debe hablar ni tomar a su pareja de la mano porque serían descalificados. El ganador será el primer equipo que logre llegar con todos sus integrantes. Se les puede premiar con un incentivo. XX Cuando termine la dinámica, hacer que los niños transiten nuevamente por el caminito.

Desarrollo • Conozco 2 Platicar con los niños sobre el juego realizado: – ¿Les gustó el juego? ¿Por qué? – ¿Qué es lo que se les hizo difícil? ¿Por qué? Permitir que se expresen y retomar enseguida las siguientes preguntas, si es que sucedió el hecho: – ¿Alguien se cayó? ¿Qué sintió cuando le ayudaron a levantarse? – (Si no se cayeron): ¿Qué habría pasado si alguno se hubiera caído? 161

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 161

22/11/19 11:49


Comentar que, cuando nos caemos y no podemos ver, es más difícil levantarse que cuando podemos ver. Algo parecido le sucedió a un personaje que se llamaba Saulo.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 9,1-31) Sugerimos memorizar con tiempo la historia de Saulo para, en la medida de lo posible, platicarla sin leerla. Para dramatizar la historia, proponemos colocar a los niños al inicio del camino ya preparado y, mientras se les platica, llevarlos despacito por el caminito y mostrarles el letrero que pone DAMASCO cada vez que se mencione esta ciudad. Terminada la narración, colocar nuevamente a los niños en sus lugares. Saulo era un joven que se dedicaba a perseguir a los cristianos y los amenazaba de muerte. Un día pidió permiso al sumo sacerdote de los judíos para ir a Damasco y hacer allí prisioneros a todos los que creían en Jesús. Se puso en camino y, ya cerca de Damasco, lo envolvió de repente un resplandor del cielo, se cayó del caballo y oyó una voz que le decía: –Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Saulo preguntó:

–¿Quién eres, Señor? Y la voz respondió:

–Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate, entra en la ciudad y allí te dirán lo que debes hacer. Los hombres que acompañaban a Saulo se asustaron porque oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo y, aunque tenía los ojos abiertos, no veía nada porque se quedó ciego. Así que lo llevaron de la mano y lo introdujeron en Damasco, donde estuvo tres días en una habitación sin comer ni beber. Un cristiano, llamado Ananías, acudió a visitarlo y le dijo:

–Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció cuando venías por el camino, me ha enviado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo.

En ese momento Saulo recuperó la vista y, a continuación, recibió el bautismo. Después se quedó un tiempo con los cristianos de Damasco y dedicó toda su vida a hablar de Jesús y predicar el evangelio por todas partes, de palabra y por escrito.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre la historia de Saulo.

– ¿Qué hacía Saulo antes de caerse y quedar ciego? – ¿De quién era la voz que escuchó? – ¿Quién lo ayudó a recobrar la vista? – ¿A qué se dedicó después Saulo? XX Repasar con los niños las escenas de la historia de san Pablo contada en el libro y comentar que Saulo recibió el nombre de Pablo y fue uno de los grandes apóstoles de Jesús, gran defensor de la fe cristiana, y que escribió numerosas cartas que están en la Biblia. 162

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 162

22/11/19 11:49


Actualización ¿Recuerdan el juego que hicieron al principio? Así como en el juego no sabíamos por dónde caminar y necesitábamos una guía para llegar correctamente a la meta, también podemos ser instrumento o guía para otros; pero necesitamos corregirnos y portarnos bien.

Oración • Platico con mi Padre Dios San Pablo, al principio, no conocía a Jesús y por eso perseguía a los cristianos. Pero cuando lo conoció, se dejó guiar por Él e hizo el bien. También nosotros debemos dejarnos guiar por Jesús. Vamos a rezarle con alegría cantando: Condúceme Señor con tu Espíritu.

Condúceme, Señor, con tu Espíritu Condúceme, Señor, con tu Espíritu [3]. Condúceme, condúceme, Señor.

Y déjame sentir el fuego de tu amor aquí en mi corazón, Señor [2].

Actividad • Aprendo Indicar a los niños que, en su libro, se dibujen en el camino que les conduce a Jesús. Comentarles que Jesús nos espera para acogernos con cariño y llevarnos por el camino del bien.

Fórmula catequística • Memorizo Jesús eligió a san Pablo para que fuera por todas partes anunciando la Palabra de Dios. Ayudar a los niños a memorizar la siguiente fórmula: San Pablo fue instrumento del Espíritu de Jesús para anunciar su Palabra.

Para vivir en familia La actividad propuesta en su libro del niño propone, a su vez, el compromiso que podemos pedir a los niños para que lo realicen durante la semana. Se trata de que escriban debajo de cada viñeta una obra buena que hayan hecho en los siguientes lugares: en la escuela, en la iglesia, en el recreo y en la casa. Motivarles para que sigan repitiendo esas obras buenas.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Te dejas guiar por el Espíritu Santo en este proceso de catequesis?

163

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 163

22/11/19 11:49


Encuentro 30

San Pedro, testigo de Jesús vivo Objetivo particular: Conocer el testimonio de san Pedro como testigo de Jesús resucitado y experimentar la alegría de obedecer al Espíritu de Jesús con libertad y valentía. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Conseguir un póster que represente al apóstol san Pedro y elaborar, con la técnica de papiroflexia, una barca grande de papel. Además, tener a mano un marcador para escribir en la barca, en su momento, el nombre de los niños y un recipiente con agua. Y disponer también de hojas de papel para que los niños hagan una barquita. 2. Canto: Tú has venido a la orilla.

Motivación • Conozco 1 Llevar con anticipación un estandarte colocado en un popote, para que el niño pégue la frase: “Soy testigo de Jesús”. Recibir a los niños con mucha alegría y conducirlos al lugar de catequesis. Una vez reunidos, empezar realizando la dinámica Amo a mi amigo.

Amo a mi amigo Amo a mi amigo, mi amigo, mi amigo. Amo a mi amigo, mi amigo Jesús [2]. ¡Alto a la música!... ¿Qué pasa? Que Jesús, mi amigo, ordena que caminemos como patos. Amo a mi amigo…

¡Alto a la música!… Saltemos como ranas… Amo a mi amigo… Trotemos como caballos… Amo a mi amigo… Volemos como águilas…

Al terminar la dinámica, preguntar a los niños: – ¿Les gustó el juego? – ¿Qué orden de Jesús les costó más trabajo obedecer? Da un espacio para que contesten. Comentar que Jesús también tenía unos amigos muy especiales. ¿Recuerdan quiénes eran? Eran los doce apóstoles. Jesús los eligió para que lo acompañaran y fueran los primeros en llevar el mensaje de Jesús a todo el mundo. Entre ellos, Jesús eligió a san Pedro para que fuera el primer Papa de la Iglesia. ¿Quieren conocerlo? 164

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 164

22/11/19 11:49


Desarrollo • Conozco 2 Mostrar el póster que representa a san Pedro y expresar lo siguiente: – Pedro era pescador. Un día, estaba con su hermano Andrés preparando las redes a la orilla del lago, cuando llegó Jesús con mucha gente. Jesús le pidió el favor de permitirle subir a la barca, y desde ella habló de Papá Dios a la gente. Al terminar, le pidió a Pedro que se prepara para pescar. Y así lo hicieron. Pedro y su hermano echaron las redes y pescaron tantos peces que la barca no podía con ellos. Pedro se asombró y Jesús les dijo: “Vengan conmigo y les haré pescadores de hombres”. Ellos, dejando inmediatamente las redes, siguieron a Jesús.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 5,12 ss) Después de que Jesús subió al cielo, Pedro y los demás apóstoles recibieron el Espíritu Santo. Desde entonces, se dedicaron a hacer lo que Jesús les había mandado. Un día sucedió lo siguiente: Pedro y los demás apóstoles hablaban de Jesús a la gente y hacían muchos milagros. Pero las autoridades no querían saber nada de Jesús, y prohibieron a los apóstoles hablar de Él a la gente. Como no hicieron caso, los hicieron prisioneros y los juzgaron. Pero Pedro les dijo: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”. Las autoridades se enfurecieron pero, al final, los soltaron. Pedro y los apóstoles continuaron hablando de Jesús y enseñando su mensaje.

Interiorización Pedir a los niños que observen en su libro el cuadro que representa a san Pedro hablando a la gente. Después platicar con ellos a partir de estas preguntas: – ¿Por qué prohibieron a Pedro y a los demás apóstoles hablar de Jesús? – ¿Qué les dijo Pedro a las autoridades cuando lo hicieron prisionero? – ¿Qué hizo Pedro después? Comentar que san Pedro amaba tanto a Jesús, que nunca dejó de hablar de Él, animó a los primeros cristianos a vivir unidos a Jesús, fue muy valiente y terminó dando su vida por Él.

Actualización : Juego de la canasta San Pedro nos enseña a no avergonzarnos y a ser valientes al hablar de Jesús. Por eso no debemos sentir vergüenza de: – Persignarnos cuando pasamos frente a una iglesia. – Venir al catecismo y hablar de lo que aprendemos en él, porque dentro de nosotros tenemos el Espíritu de Jesús.

Actividad • Aprendo XX Pedir a los niños que miren la barca dibujada en su libro e imaginen que es la de san Pedro.

Después, que la iluminen y dibujen pececitos en ella. XX Repartirles una hoja para que hagan una barquita como la de san Pedro. Cuando terminen, pedirles que la iluminen y la peguen en su libro del niño al lado de la barca de san Pedro. 165

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 165

22/11/19 11:49


Oración • Platico con mi Padre Dios Comentar que Jesús también nos llama a nosotros, como llamó a san Pedro, para que estemos con Él. Invitar a los niños a cantar Tú has venido a la orilla para decirle a Jesús que sí, que quieren estar con Él.

Tú has venido a la orilla Tú has venido a la orilla, no has buscado ni a sabios ni a ricos: tan sólo quieres que yo te siga. Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre, en la arena he dejado mi barca,

junto a Ti buscaré otro mar. Tú necesitas mis manos, mi cansancio que a otros descanse: amor que quiera seguir amando. Señor, me has mirado…

Fórmula catequística • Memorizo Repetir varias veces con los niños las siguientes palabras de san Pedro para que queden retenidas en su memoria: Hay que obedecer a Dios.

Compromiso • Avanzo Preparar la barca grande previamente elaborada y decir a los niños: – El Espíritu de Jesús nos invita a subirnos a esta barca con Él. Para eso necesitamos ser valientes y platicar con un compañerito, en la escuela, lo que han aprendido en el catecismo. ¿Quién quiere subirse a la barca? Anotar en la barca, con el marcador, los nombres de cada uno de los niños que alcen la mano. Después, formar un círculo con los niños, poner en el centro el recipiente con agua y colocar dentro la barca.

Para vivir en familia Pedir a los niños que pregunten a sus papás o a un adulto con el que vivan, si conocen o han oído algo sobre san Pedro y platiquen con ellos sobre lo aprendido el día de hoy.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • En los momentos difíciles con tus compañeros o compañeras catequistas, ¿has sido testigo de Cristo, a ejemplo de san Pedro?

166

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 166

22/11/19 11:49


Encuentro 31

¡Miren cómo se aman! Objetivo particular: Valorar la experiencia comunitaria de los primeros cristianos y descubrir la identidad cristiana en el amor fraterno. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Elaborar gafetes en forma de caritas felices (foami, cartulina, etc.), círculos hechos de cartulina y la bandera del amor con un corazón al centro. 2. Canto: Amaré.

Motivación • Conozco 1 Pedir a los niños que se saluden según las indicaciones: Cuando la catequista alce los brazos, pedirle a los niños que saluden chocando las manos y puños y decirle al compañero: ¡Hola! El siguiente momento la catequista abre los brazos en cruz y le pide a los niños que toquen el hombro de su compañero y decirle “eres mi hermano”. Practican unos minutos. Luego colocarles los gafetes. Cuando estén listos en sus lugares, organizarlos para cantar haciendo los movimientos indicados.

Canto: Amaré Preguntarles si recuerdan este canto y motivarlos a cantarlo: amar es tan importante que es un gusto cantarlo.

Amaré Amaré porque él está conmigo. Amaré porque conmigo está.

Amaré, amarás, amará, amaremos en el nombre del Señor.

• Aplaudir, señalar hacia arriba y luego señalarse a sí mismos. • Aplaudir nuevamente y señalarse a sí mismos. • Señalarse a sí mismos, hacia enfrente y hacia los lados. • Dibujar un círculo imaginario alrededor de todos y señalar hacia arriba.

Terminado el canto, elaborar una porra con los niños sobre la importancia de vivir en unidad.

Desarrollo • Conozco 2 Preguntar a los niños: 167

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 167

22/11/19 11:49


– ¿Qué decía el canto? – ¿Y ustedes, a quiénes aman? Todos amamos a nuestros papás, hermanos, tíos, primos, etc., y todos juntos formamos una familia. Dentro de ella hay amor, respeto, orden y se ayudan unos a otros. Así también, hace mucho tiempo, todas las personas que bautizaban los apóstoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, se integraban a la familia de Jesús formando pequeñas comunidades unidas por el amor y guiadas por su Espíritu.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Hechos de los Apóstoles 2,42-44) Platicar el relato en forma de cuento. Se podría recurrir al franelógrafo utilizado en encuentros anteriores. Los que habían sido bautizados se dedicaban con perseverancia a escuchar la enseñanza de los apóstoles, vivían unidos y participaban en la fracción del pan y en las oraciones. Todos estaban impresionados porque eran muchos los prodigios y señales realizados por los apóstoles. Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

Interiorización XX Platicar con los niños sobre las impresiones que les ha dejado el relato.

– ¿Qué hacían los que formaban las pequeñas comunidades cristianas? – ¿Cómo vivían? XX Pedir a los niños que observen el relato ilustrado en su libro y comentar el significado de las acciones reseñadas en el mismo. Insistir en que eso lo hicieron por amor a Jesús, a quien estaban muy unidos, y animados por el Espíritu Santo. Su manera de vivir llamaba tanto la atención que la gente decía: “Miren cómo se aman”.

Actualización Explicar a los niños que hoy día, en la Iglesia, se sigue haciendo lo mismo que hacían los primeros cristianos. Por ejemplo: – Escuchamos las enseñanzas de los apóstoles en el catecismo, en la Iglesia, cuando leemos la Biblia y cuando nos hablan el Papa y los obispos. – Vivimos unidos a Jesús por nuestra fe y por el Bautismo, y manifestamos que Él está entre nosotros cuando nos reunimos para rezar, cuando hacemos la señal de la cruz, etc. – Participamos en la fracción del pan cuando acudimos a celebrar la misa. – Ponemos nuestras cosas en común cuando colaboramos unos con otros y ayudamos a los necesitados. Además, podemos hacer en nuestra familia lo mismo que hacían las pequeñas comunidades cristianas. Por ejemplo, cuando nos reunirnos a la hora de comer y hacer oración, cuando asistimos juntos a la misa de los domingos, cuando cuidamos las cosas que hay en casa y compartimos todo unos con otros, etc.

168

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 168

22/11/19 11:49


Actividad • Aprendo Comentar nuevamente las acciones que se realizan hoy día en la Iglesia y, para concretarlo mejor, pedirles que recorten las fotografías (como se indica en su libro del niño) y las peguen en el cuadro que corresponda.

Oración • Platico con mi Padre Dios Vamos a darle gracias a Dios por nuestra pequeña comunidad, que es nuestra familia, con un canto. En él, le pedimos a Jesús que nos bendiga y que su Espíritu nos guíe siempre.

Oración por la familia

Bendecid, oh Señor, las familias. Amén. Bendecid, oh Señor, la mía también [3].

Fórmula catequística • Memorizo Repetir tres veces con los niños esta experiencia tan llamativa de los primeros cristianos: Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

Compromiso • Avanzo Repartir a los niños los círculos de cartulina y pedirles que dibujen una carita feliz, como la de sus gafetes. Al terminar, formar a los niños y, llevando la bandera del amor y entonando el canto Amaré, marchar al encuentro de los demás grupos del centro de catecismo. Indicar a los niños que regalen la carita que hicieron al niño que quieran como un signo de que somos parte de una pequeña comunidad cristiana como es el grupo de catequesis.

Para vivir en familia Pedir a los niños que se dibujen en su libro haciendo alguna de las acciones que hacían los primeros cristianos. Animarlos a que se reúnan durante la semana con su familia para hacer oración antes y después de las comidas. Asimismo, que le pidan a su familia que asistan a la hora santa que se hace en su comunidad.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Pones en práctica las cualidades de las primeras comunidades cristianas en tu comunidad familiar?

169

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 169

22/11/19 11:49


Encuentro 32

Juan Pablo II, signo de paz y amor Objetivo particular: Identificar la acción del Espíritu Santo en la vida de san Juan Pablo II y en su compromiso a favor de la paz y de la justicia. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Preparar banderitas de papel de color amarillo con blanco. Y como opcional, pero muy adecuado, buscar una forma de contarles la historia (rotafolio, franelógrafo, títeres, etc.). Incluso se puede conseguir una película en lugar de contarles la historia de palabra. 2. Cantos: Amigo.

Motivación • Conozco 1 Recibir a los niños, e introducir el encuentro con estas o parecidas palabras Ustedes no conocieron a Juan Pablo II, murió cuando ustedes estaban naciendo. Pero en México lo queremos mucho, por eso vamos a cantarle a Jesús, quien guio toda la vida de Juan Pablo II. Tener preparadas varias papeletas. En cada papeleta escribes: “Tu eres signo de amor. Tú eres signo de paz”. Que los niños se lo coloquen como si fuera gaffet a sus compañeros. Al final cada uno se queda por parejas y leen la frase de su compañero que se escribió en el gafett. La catequista ayuda a los niños a que digan: “Gracias, Señor, por ser signo de amor y paz para mi familia”.

Yo tengo un amigo Yo tengo un amigo que me ama, me ama, me ama. Yo tengo un amigo que me ama, su nombre es Jesús. Que me ama, que me ama,

que me ama con su tierno amor. Que me ama, que me ama, que me ama con su tierno amor. Tú tienes un amigo… Tenemos un amigo…

Desarrollo • Conozco 2 Si es posible, ponerles una película sobre Juan Pablo II o contarles la historia animándolo con el rotafolio, el franelógrafo o títeres. Historia de san Juan Pablo II Su nombre era Karol y de cariño le llamaban Lolek. Nació en un pueblo de Polonia. Su papá había sido militar y su mamá maestra. Tenía un hermano mayor y una hermanita que murió al nacer junto con 170

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 170

22/11/19 11:49


su mamá. El pequeño Lolek tenía 9 años cuando sucedió esto. Unos años después, cuando ya había cumplido 13 años, murió también su hermano, el cual era médico y había sido contagiado de una enfermedad mientras atendía a los pacientes. Fueron los dos golpes más fuertes de su infancia, ya que quería mucho a su mamá y a su hermano. Cuando creció, se puso a trabajar en una mina. Y un día, al volver del trabajo, encontró muerto en la casa a su papá. Lolek se quedó muy solo y triste. Entonces acudió a la Santísima Virgen, encontró en ella el cariño que necesitaba y descubrió su verdadera vocación: ser sacerdote. Su fidelidad y amor a Dios lo llevó a ganarse la confianza y el amor de todos aquellos que lo conocieron. Lolek llegó a ser obispo, arzobispo, cardenal y, finalmente, fue elegido Papa con el nombre de Juan Pablo II. Siempre estuvo pendiente de las necesidades de las personas de todos los países; viajó a muchos países para animar a los cristianos a ser fieles a Jesús y, por eso, es conocido como el Papa viajero. El primer país que visitó fue México. Murió en el año 2005, el Papa Francisco lo declararó santo en 2014. Su fiesta se celebra el 22 de octubre.

Palabra de Dios • Escucho a Dios mi Padre Proclamación de la Palabra (Marcos 16, 15) El papa Juan Pablo II hizo esto que mandó Jesús a los apóstoles: Vayan por todo el mundo y proclamen la buena noticia a toda criatura.

Interiorización Platicar con los niños sobre la historia de Juan Pablo II. Después preguntarles: – ¿Qué es lo que les encomendó Jesús a sus apóstoles? – ¿Creen que Juan Pablo II obedeció a Jesús? El papa Juan Pablo II fue fiel a Jesús y a la Iglesia. Él fue por todo el mundo anunciando la buena noticia de Jesús y llevando la paz y el amor que el Espíritu de Jesús nos regala.

Actualización El papa Juan Pablo II visitó México cinco veces. En sus visitas nos invitó a todos los mexicanos y mexicanas a buscar el rostro de Jesús, a amar mucho a la Virgen, a ser un México siempre fiel a Jesús y a la Iglesia, y a compartir el amor y la paz a los que nos rodean. XX Pedir a los niños que abran su libro y observen y comenten la fotografía de Juan Pablo II con niños mexicanos. Después, que remarquen esta frase: Ser fiel a Jesús y a la Iglesia.

Oración • Platico con mi Padre Dios Proponer a los niños que elaboren ellos mismos una oración al papá Juan Pablo II. ¿Qué les gustaría decirle? ¿Le darían gracias? ¿Le pedirían algo? Ayudarles a elaborarla. Como orientación se puede tomar la oración que se reza en la eucaristía el día de su fiesta.

171

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 171

22/11/19 11:49


Oh Dios, rico en misericordia, que has querido que san Juan Pablo II presidiera como Papa la Iglesia universal; concédenos, te rogamos, que instruidos por sus enseñanzas, abramos nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, el único Redentor de la humanidad. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Fórmula catequística • Memorizo Comentar nuevamente que Juan Pablo II nos anima desde el cielo a compartir el amor y la paz a los que nos rodean. Y ayudar a los niños a aprender de memoria la siguiente fórmula: El Papa Juan Pablo II, signo de paz y amor en el mundo.

Compromiso • Avanzo Animar a los niños a que, durante las vacaciones, imiten a Juan Pablo II llevando un mensaje de paz y amor a quienes les rodean.

Para vivir en familia Indicar a los niños que en su libro unan con una línea lo que nos vino a enseñar el papa Juan Pablo II. Asimismo, pedirles que platiquen con sus papás o las personas con las que viven sobre las veces que el papa Juan Pablo II visitó México: en qué años fue, a qué vino, que cosas importantes dijo, etc. Y que lo anoten en su libro del niño.

Evaluación • Compruebo mi fe Catequista: • ¿Qué enseñanza te dejó a ti el papa Juan Pablo II?

172

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 172

22/11/19 11:49


Celebración 8

Voy con Jesús de la mano Objetivo particular: Experimentar la compañía del Espíritu de Jesús en todo momento, también durante las vacaciones. RECURSOS QUE SUGERIMOS PREPARAR 1. Dibujar en el suelo con gis en el lugar de catequesis, un camino con flechas de foami que orienten a los niños por dónde caminar. Colocar en medio del camino, de forma estratégica, esta frase de Jesús escrita en letras grandes: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Asimismo, colocar en un punto del camino, por ejemplo, hacia la mitad, imágenes de los personajes que han visto en la unidad, un póster de la Santísima Virgen y otro de Jesús, y una Biblia. Al final del camino, simular el cielo con una imagen de Papá Dios, estrellas, una luna, un sol, nubes y ángeles. Por otra parte, disponer de una cruz procesional o similar y preparar gafetes para los niños con una estampa de Jesús. 2. Canto: Tomado de la mano con Jesús yo voy y Te doy gracias, Jesús.

Ambientación Recibir a los niños con aires de fiesta y ponerles el gafete a medida que van llegando. Decir a cada uno: – Jesús te ama y te invita a seguirlo. Formarlos en dos hileras al inicio del camino sugerido arriba. Las flechas indicarán hacia dónde hay que caminar.

Desarrollo Primer momento Antes de iniciar el recorrido, platicar con ellos en estos términos: – Sabemos que es nuestro último encuentro como amigos, como compañeros de grupo, y que al volver de las vacaciones a lo mejor estaremos en otro grupo o con otros amigos, tanto en la escuela como en el catecismo. Nos da tristeza alejarnos de nuestros compañeros, pero también nos da alegría por las vacaciones. ¿Cierto? ¿Ya saben a dónde irán de vacaciones? (Dejar que los niños se expresen). Cuando llegan a la playa, a visitar a sus familiares, al campo o a donde quiera que vayan de vacaciones… ¿a poco se aburren? ¿Duermen en el campo o en la calle? (Dejar que los niños se expresen). ¡Muy bien! Siempre llegamos a un lugar dispuesto para estar felices y poder descansar.

173

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 173

22/11/19 11:49


Segundo momento Preguntarles si recuerdan quiénes eran los apóstoles. Decirles que cuando Jesús subió al cielo, se quedaron tristes porque ya no iban a verlo, pero al mismo tiempo alegres porque Jesús les había dicho lo siguiente:

PALABRA DE DIOS: Lectura del Evangelio de Juan (14,1-6)

No estén tristes ni se inquieten porque me voy; crean en Dios y crean en mí también. La casa de mi Padre Dios es muy grande, todo es bonito y hay mucho lugar para todos; por eso me voy, para prepararles ese lugar. Cuando me haya ido y les haya preparado ese lugar regresaré por ustedes para que puedan estar conmigo. Y ustedes ya saben el camino por donde yo voy. Uno de los apóstoles, llamado Tomás, le dijo que no sabía cuál era ese camino y Jesús le respondió: –Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede llegar hasta el Padre sino por mí.

Comentar las palabras de Jesús insistiendo, por una parte, que en el cielo nos ha preparado un lugar para todos y, por otra, que el camino para ir al cielo es el propio Jesús. Tercer momento Pedir a los niños que se tomen todos de la mano para iniciar la procesión por el camino preparado. La catequista irá al frente con la cruz y los niños la seguirán cantando Tomado de la mano con Jesús yo voy.

Tomado de la mano con Jesús yo voy Tomado de la mano con Jesús yo voy, le sigo como oveja que encontró al pastor. Tomado de la mano con Jesús yo voy a donde Él va [2]. Si Jesús me dice: amigo, deja todo y ven conmigo, yo mi mano pondré en la suya e iré con Él. Tomado con Jesús yo voy……

Yo te llevaré, amigo, a un lugar conmigo donde el sol y las estrellas aún brillan más. Tomado de la mano… Yo te llevaré, amigo, a un lugar conmigo donde todo es más hermoso y más feliz.

Detenerse en la parte del camino donde se encuentran la Biblia y las imágenes de Jesús, de María y de los personajes mencionados en la unidad. Preguntar a los niños: – ¿Se acuerdan qué les dijo Jesús a sus amigos cuando estaban tristes? Jesús les dijo que creyeran en Dios y en Él. – ¿En dónde encontramos todo lo que necesitamos saber para creer en Dios? ¡En la Biblia! Y también en el catecismo porque aquí leemos y platicamos de lo que nos dice la Palabra de Dios acerca de Jesús, de sus amigos y de todos los que se dejaron guiar por el Espíritu de Jesús para hacer tantas cosas buenas por los demás.

174

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 174

22/11/19 11:49


Cuarto momento Dar a algunos niños la cruz, la Biblia y las imágenes de los personajes para que ahora las lleven en procesión. Avanzar, con la cruz al frente, cantando nuevamente hasta llegar al final del camino, designado como el cielo. Entonces, preguntar a los niños: – ¿Se acuerdan que Jesús tenía un amigo llamado Tomás? ¿Qué le preguntó a Jesús? Pues que no sabía el camino. ¿Y qué le respondió Jesús?Repetir con los niños tres veces y con voz fuerte: Yo soy el camino, la verdad y la vida. – Es por eso que estamos aquí, en el cielo, por haber escuchado durante este año de catequesis las enseñanzas y los consejos de Jesús. Él nos invita a caminar de la mano con su Espíritu, a que seamos dóciles y obedientes para vivir en el amor como él nos enseñó. Así lo hicieron el Papa Juan Pablo II y muchos Santos que dieron su vida por Jesús.

Oración Motivar a los niños a darse un aplauso y a rezar cantando: Te doy gracias Jesús

Te doy gracias Jesús por haberte encontrado, por haberme salvado, te doy gracias Jesús [2]. Hoy ya sé el camino y hacia él me dirijo: es la senda bendita que representa al Hijo. Te doy gracias…

Hoy Jesús es mi guía, Él controla mi vida; y no hay ser terreno que mi cariño mida. Te doy gracias…

175

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 175

22/11/19 11:49


PARADA 3

Con Jesús, proclamamos la gran noticia de la familia JUSTIFICACIÓN Para lograr un mejor desarrollo y puesta en práctica de los temas vistos hasta ahora, a través de la PARADA 3 ofrecemos una serie de líneas de acción, materiales y propuestas de trabajo y estudio previo, que reforzarán los contenidos desde un fundamento teológico y didáctico. La temática transversal es la que da cohesión a la estructura general, tanto de las unidades abordadas como de la PARADA 3: Con Jesús, proclamamos la gran noticia de la familia. Es importante tomar en cuenta los ejes temáticos (que son los temas distribuidos en las unidades 6 a 8) y no perder de vista las cuatro dimensiones con las que se busca enfocar y animar toda la catequesis.

CON JESÚS, PROCLAMAMOS LA GRAN NOTICIA DE LA FAMILIA UNIDADES PREVIAS TEMÁTICA TRANSVERSAL EJES TEMÁTICOS (PARADA 3) LAS CUATRO DIMENSIONES

• UNIDAD 6: Jesús me enseña cómo llegar al Padre • UNIDAD 7: Jesús me invita a hacer algo por los demás • UNIDAD 8: El Espíritu de Jesús camina con nosotros •Ministerio, pasión y resurrección de Jesús • El Espíritu Santo en la Iglesia • Modelos de vida para los hermanos de Jesús a. Todos tenemos un lugar en la familia b. Amar a los más débiles 1. ANUNCIO (Kerygma) 2. SERVICIO (Diakonía) 3. COMUNIDAD (Koinonía) 4. TESTIMONIO (Martyría)

ACTIVIDADES PROPUESTAS 1. Reconocidos por el amor XX Inicia dialogando con los alumnos sobre la importancia de saber que todos tenemos un lugar

en la familia. XX Retoma los contenidos de las Paradas anteriores para recordar la importancia que tiene la

familia, y que también Jesús tuvo un lugar y una función específica en ella.

176

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 176

22/11/19 11:49


Para caminar como Iglesia – ¿Qué labores hace cada integrante de tu familia? – ¿Cuáles haces tú? – ¿En qué contribuye las acciones de cada uno para conservar la armonía en su casa y en su familia? – ¿Le has agradecido, por ejemplo a papá o mamá, por todo lo que hacen por ti y por tus hermanos?

2. Amar a los más débiles XX Recuérdales que, si bien todos tenemos un lugar en la familia, hay algunos miembros que necesi-

tan especiales muestras de cariño: bebés, abuelos, familiares enfermos o solos. – ¿Cómo podemos expresarles que los queremos? – Si tú eres el hermano menor, ¿cómo te han protegido los mayores? – ¿Conoces a algún anciano o niño de otra familia que no sea tratado con cariño? XX Como catequista, pueden serte útiles las siguientes palabras del papa Francisco:

Los ancianos son hombres y mujeres, padres y madres que nos han precedido en nuestras mismas calles, en nuestra misma casa, en nuestra batalla cotidiana por una vida digna. Son hombres y mujeres de quienes hemos recibido mucho. El anciano no es un extraterrestre. El anciano somos nosotros: dentro de poco, dentro de mucho, inevitablemente de todos modos, aunque no lo pensemos. Y si nosotros no aprendemos a tratar bien a los ancianos, así nos tratarán a nosotros. (04.03.15) XX El texto “¡Seamos familia!” es una lista de consejos que puedes retomar junto con los niños como

base para el proyecto a realizar. No se trata de tomarlos al pie de la letra, pero sí como referencia para actuar sobre su realidad.

CONSTRUIMOS EL CAMINO XX Motívalos a compartir con la comunidad la alegre noticia de la familia. XX Toma en cuenta que, a pesar de sus rupturas y sombras, la familia es importantísima para la socie-

dad y, por supuesto, para la Iglesia. XX Los niños, ya a su corta edad, pueden elaborar acciones para difundir lo bueno de tener una

familia. Invítalos a realizarlas y dialoga con los demás catequistas y grupos para que cooperen escuchándolos y motivándolos.

177

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 177

22/11/19 11:49


NOTAS

178

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 178

22/11/19 11:49


NOTAS

179

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 179

22/11/19 11:49


NOTAS

180

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 180

22/11/19 11:49


NOTAS

181

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 181

22/11/19 11:49


NOTAS

182

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 182

22/11/19 11:49


Índice PRESENTACIÓN.................................................................................................................................4 INTRODUCCIÓN................................................................................................................................5 Unidad 1: Dios Padre me regala un mundo maravilloso..........................................................9 Encuentro 1: Mi Padre Dios crea todas las cosas pensando en mí................................................11 Encuentro 2: Soy parte del maravilloso mundo que Dios me dio.................................................17 Encuentro 3: Mis primeros padres: creados por Dios ...................................................................22 Encuentro 4: Dios me ama y siempre cuida de mí .......................................................................26 Celebración 1: La creación alaba a Dios, y yo también..................................................................30 Unidad 2: Dios me da un cuerpo que siente y ama.................................................................35 Encuentro 5: Dios me crea único: me ha hecho a semejanza suya..............................................37 Encuentro 6: Tengo un cuerpo maravilloso que Dios me dio.......................................................41 Encuentro 7: ¡Qué maravillosa es la vida que Dios me dio!..........................................................44 Encuentro 8: Me desarrollo en cuerpo y espíritu...........................................................................47 Celebración 2: ¡Bendito seas, Papá Dios!........................................................................................51 Parada 1: Soy hijo de Dios y tengo una familia.............................................................................54 Unidad 3: Papá Dios camina conmigo.......................................................................................57 Encuentro 9: Moisés, rescatado por Dios........................................................................................59 Encuentro 10: Papá Dios me llama por mi nombre, como a Samuel...........................................63 Encuentro 11: David, el gran héroe que confió en Dios................................................................67 Encuentro 12: Yo también soy un niño elegido por Papá Dios.....................................................71 Celebración 3: ¡Escucho a Papá Dios y cumplo su Alianza!...........................................................76 Unidad 4: Dios es mi Padre. Yo soy su hijo...............................................................................79 Encuentro 13: Soy hijo o hija de Dios.............................................................................................81 Encuentro 14: Siento y pienso porque soy hijo de Dios.................................................................85 Encuentro 15: Aprendo a amar como Papá Dios...........................................................................89 Encuentro 16: Papá Dios me regala a María para que la ame......................................................93 Celebración 4: María, un pedacito de cielo en México..................................................................96 183

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 183

22/11/19 11:49


UNIDAD 5: Papá Dios nos regala a Jesús como hermano........................................................99 Encuentro 17: Papá Dios eligió a María como madre de Jesús...................................................101 Encuentro 18: Me preparo para recibir al Niño Jesús como a mi hermano...............................105 Encuentro 19: Jesús nace y está entre nosotro.............................................................................108 Encuentro 20: Jesús también fue niño como yo..........................................................................112 Celebración 5: ¡Llevémosle regalos a Jesús!.................................................................................115 Parada 2: De la mano de Jesús, María y José, aprendemos a ser familia...................................118 UNIDAD 6: Jesús me enseña cómo llegar al Padre.................................................................121 Encuentro 21: Papá Dios me presenta a Jesús para que lo escuche...........................................123 Encuentro 22: Jesús reúne a sus amigos.......................................................................................126 Encuentro 23: Jesús nos enseña a amarnos unos a otros............................................................129 Encuentro 24: Jesús murió en la cruz, pero al tercer día resucitó...............................................133 Celebración 6: ¡Alégrate! Jesús vive...............................................................................................137 UNIDAD 7: Jesús me invita a hacer algo por los demás........................................................141 Encuentro 25: ¡Sorpresa! Descubro al Espíritu Santo...................................................................143 Encuentro 26: Los niños y las niñas regalamos paz, esperanza y amor......................................147 Encuentro 27: Jesús nos invita a su fiesta los domingos..............................................................150 Encuentro 28: Nunca estoy solo: formo parte de la familia de Jesús, que es la Iglesia.............154 Celebración 7: Jesús me pide que haga algo por los demás........................................................157 UNIDAD 8: El Espíritu de Jesús camina con nosotros............................................................159 Encuentro 29: San Pablo, elegido por Jesús.................................................................................161 Encuentro 30: San Pedro, testigo de Jesús vivo............................................................................164 Encuentro 31: ¡Miren cómo se aman!...........................................................................................167 Encuentro 32: Juan Pablo II, signo de paz y amor.......................................................................170 Celebración 8: Voy con Jesús de la mano.....................................................................................173 Parada 3: Con Jesús, proclamamos la gran noticia de la familia................................................176

184

Guia Alianza 1_U8-159-184.indd 184

22/11/19 11:49



Soy hijo de Dios

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

1

Alianza, creación de amor Soy hijo de Dios Jesús, mi hermano Jesús me invita a su mesa Jesús, el amigo que me habla Espíritu Santo, descubro tu presencia En comunidad, guiados por el Espíritu Santo

MI CATECISMO. GUÍA DEL CATEQUISTA

Parvulitos

P 1 2 3 4 5 6

Soy hijo de Dios

191062

mx.ppc-editorial.com

191062 ALIANZA G1_forros.indd All Pages

DIÓCESIS DE TEXCOCO Comisión Diocesana de Pastoral Profética Dimensión de Catequesis

1

22/11/19 12:19


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.