Page 1


La verdad es que por increible que parezca, en plena crisis, miles de aficionados juegan a bingo y otros menesteres en relaci贸n con los juegos de azar, y la facturaci贸n crece a fuertes ritmos, parece contrario a la situaci贸n actual, pero asi es. Jugar al bingo es un modo de ocio en el que hay que cuidar el gasto para no hacerlo de modo excesivo buscando solo una forma de relax.


HISTORIA DEL BINGO Algunas teorías remontan el origen de éste popular juego de azar al tiempo de la cultura romana. Otras lo relacionan a la antigua Italia en el siglo XVI, pero lo realmente cierto es que el Bingo constituye una de las primeras formas de juego popular, apasionante y divertida.

suerte en ser elegidos, en varias ocasiones los valores adquiridos eran para el uso de construcciones y en otras ocasiones los utilizaban para la alimentación de grandes masas de ejércitos y entre otros para combatir conflictos y conquistas.

Con el transcurso La historia de los años y conocida de debido a nueeste juego se vas normas remonta a la asociadas a época de los la sociedad bárbaros y los y leyes que potentados promulgaron que cobraban grandes polos famosos tentados como En 1977 se autorizó el bingo en España. Se inventó un nuevo sistema de bingo diferente al que imperaba por entonces: el bingo de 90 números. impuestos a es el caso de los diferentes aldeas de países, nacio- romanos, estos juegos que anteriornales, capitales y entre otros esta- mente se utilizaban para el recaudo mentos de la sociedad en épocas de dinero y riquezas, empezaron a remotas. ser utilizadas para brindar diversión a los diferentes visitantes y exploraEl juego en general consistía en in- dores del mundo en busca de negotegrar en un recipiente varias bolas cios y en base a esto las ideas que se con números que representaban a crearon fueron basadas en brindar diferentes aldeas de las diferentes diversión con juegos, bailes, mujeres potencias y en base a los aciertos y estamentos de prestigio con otras los caballeros y soldados hacían los disciplinas como fueron los dados, cobros en oro, plata, minerales, jo- las barajas, y otros juegos que ahora yas y otros objetos de valor como divierten a millones de jugadores y compensación y retribución de su apostadores en el mundo.

3


En 1770, este juego llamó la atención a los franceses, quienes lo denominaron Le Lotto, y se estableció con las reglas que se siguen aún en la actualidad. Fueron los primeros en jugar con las tarjetas de bingo, fichas y en cantar en voz alta los números. En esta época, sólo fue jugado por la gente de la alta aristocracia. Los premios no eran organizados de la manera actual sino que se extendían en numerosas posibilidades de reconocimiento por ganar. Distintos elementos típicos de los años mencionados constituían los premios.

4

Sala Samoa, uno de los principales bingos de Valencia

En los años 1800 el bingo se propagó rápidamente por toda Europa. Los juegos de bingo educativos se hicieron populares. En 1850 fue diseñado un juego de bingo en Alemania para enseñarle a los niños las tablas de multiplicar, además de otros juegos de bingo educativo como “bingo para deletrear”, “bingo animal”, “bingo histórico”. Estos bingos fueron diseñados para proporcionarles a los niños de 3 a 6 años de edad un poco de diversión y al mismo tiempo, enseñarles a cantar y a reconocer los números. Después de extenderse por toda Europa el juego comenzó a presentarse en Norteamérica. Consistía en un organizador que sacaba discos enumerados de una caja de cigarros mientras los jugadores marcaban los números en sus tarjetas colocando alubias (beans) sobre ellas y se gritaba “beano” si ganaban.


Durante una visita al carnaval de Atlanta en 1929, Edwin Lowe, un vendedor de juguetes de Nueva York, descubrió el Beano. Lowe notó la gran emoción que sentían los jugadores. Intentó participar en un juego de Beano esa misma noche, pero no consiguió un sitio. Los jugadores estaban muy enganchados, y cuando el hombre que llevaba el juego de Beano intentó cerrar el chiringuito, los jugadores simplemente rechazaron dejar de jugar. Finalmente, a las 3 de la mañana, según cuenta la historia, el organizador dejó paso a Lowe.

Una vez dado a conocer en Norteamérica, rápidamente se extendió en el resto del mundo.

Al regresar a Nueva York, Lowe compró algunas alubias, y todo el resto de cosas necesarias para poder realizar el juego. Invitó a algunos amigos a su apartamento para poner a prueba su nuevo juego. Antes de lo que se imaginaba, sus amigos estaban jugando al Beano con la misma emoción y fervor que los que había visto en el carnaval. Durante un juego, Lowe estudió el comportamiento de un jugador que estaba a punto de ganar. Sólo necesitaba un número más para completar su tarjeta, pero se ponía más y más nervioso cuando veía que su número no salía. Finalmente, cuando consiguió tapar todos sus números, de la emoción gritó:” B-B-B-BINGO!” en vez de Beano. Esto es lo que explica su nombre de hoy en día.

Material: nitrato de celulosa Impresas en 10 (diez) posiciones Colores: negro, azul, verde, rojo y naranja, fondo blanco Diámetro: 38,5 mm (+/ 0,5 mm) Peso: 2,5 g (+/ 0,5 g)

5


matemáticas de la universidad de Columbia, llamado Carl Leffler, para que lo ayudase a incrementar la cantidad de combinaciones en las tarjetas de bingo. Para 1930, Leffler ya había creado más de 6000 tarjetas de bingo con combinaciones únicas (se dice que después de esto Leffler se volvió loco). En la década de los ochenta se vivió una auténtica fiebre del “bingo moderno” cuando las máquinas y los salones de juego entraron en escena.

6

Un cura de Wilkes-Barre, Pensilvania, es el hombre responsable de introducir por primera vez el bingo como forma de recaudar fondos para la iglesia. Un miembro de la congregación sugirió utilizar el juego para poder obtener dinero para mantenimiento. Fue entonces, cuando el juego del bingo, original, que solo ofrecía 24 variantes únicas de tarjetas, se fue expandiendo. Dado que cada vez eran más los miembros de la iglesia que tomaban parte en el juego del bingo, se repartían más cartones. Los curas pronto se dieron cuenta de que muchos jugadores ganaban el mismo juego, por lo tanto buscaron nuevas formas para hacer que las combinaciones de números fueran únicas. Para ello, pidieron ayuda a Lowe, quien contrató a un profesor de

Esta nueva forma de bingo hizo que este juego se consolidara como forma para recaudar fondos. Para 1934, ya había más de 10000 bingos semanales operativos en todo América del Norte. Desde las iglesias hasta las reservas de indios americanos, todos ellos eran jugadores de bingo que gastaban semanalmente 90 millones de dólares en bingo solamente en el norte de América.

En 1992 había 604 salas de bingo en España, según los primeros datos oficiales conocidos. Hoy en día existen diversidad juegos de internet.


Maquinas B4: Aquellas máquinas de tipo «B» que otorguen premios en metálico superiores a los de las máquinas de tipo «B.3» (ruletas), en proporción a lo apostado por el conjunto de personas usuarias, incorporando electrónicamente juegos similares a los practicados mediante cartones dentro de las salas de bingo autorizadas. Se han establecido los parámetros esenciales de este nuevo modelo de juego, tales como que no se superen partidas de más de 20 céntimos de euro, que cada máquina establezca un porcentaje de devolución no inferior al 80% de los ingresos, etc. El juego supone un hito en sector del bingo, un nuevo peldaño en su evolución que ya no necesitará la expedición de cartones ni soportes físicos. A día de hoy, “pasa por ser el revulsivo más grande del bingo en España”

7


JUEGO PATOLÓGICO Y LUDOPATÍA en enfermedad. Muchas personas han llegado a perderlo todo, dinero, familia, trabajo, relaciones, por culpa de su dependencia del juego. Para estos enfermos, el juego es una obsesión que puede considerarse como un descontrol de los impulsos, lo mismo que sucede con el impulso de robar (cleptomanía) o de quemar cosas (piromanía). La Ludopatía es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo recoge en su clasificación Internacional de Enfermedades en el año 1992.

8

Se estima que en España más de 500.000 personas sufren serios problemas con el juego y casi 800.000 presentan algunos de los síntomas característicos de los ludópatas. El punto de partida en este tema es que el juego patológico, aunque pueda parecer un vicio, es una enfermedad. Porque, aunque el juego en general es algo normal y deseable, cuando se constituye en adicción se convierte

Las primeras ganancias producen una gran excitación y expectativas de que se puede ganar aún más dinero. Esta fase puede durar desde varios meses hasta varios años.

Diversos estudios muestran que la dependencia fundamental es a las máquinas de azar. La gran adicción que producen estas máquinas se debe a una serie de aspectos psicológicos implicados en su funcionamiento.

Hay ludópatas que hallan placer en el hecho de jugar, otros que dicen ganar dinero jugando y también los hay que afirman ser unos expertos en los trucos del azar y que son capaces de detectar cuándo, por ejemplo, la maquina “está caliente” y se dispone a dar premios cuantiosos. Todos sabemos que si se llaman juegos de azar es porque no hay forma de controlar sistemáticamente los


resultados del juego y, por tanto, apenas intervienen las habilidades de la persona para saber cuándo se cantará bingo, si la ruleta se detendrá en tal o cual número o si el premio de la lotería se venderá en tal o cual localidad. Por otro lado, algunos ludópatas se excusan asegurando que jugar les libera de tensiones cotidianas, que les divierte, les distrae o les permite albergar la esperanza de un futuro sin problemas económicos.

9

Los ambientes calmados encontrados en el Salón de Bingo (algunos aveces un poquito alto), están envueltos en un ambiente de generosidad y seguridad. La actividad mediana del juego distrae los primeros receptores del cerebro, permitiendo que te enfoques en tus cartones de Bingo y en tus números, mientras te liberas del estrés.

Los Juegos de Azar son actividades organizadas por una persona o entidad, en las cuales se cobra una cantidad por participar en ella (apuesta) y se asigna un premio a uno o varios de los participantes mediante un mecanismo de azar, en el cual no interviene de forma significativa la habilidad de los participantes. Como la cantidad repartida en premios es siempre inferior a lo recaudado de los participantes, la entidad organizadora obtiene unos beneficios y está interesada en promocionar y extender la partici pación en su juego.


10


11

Sala de mรกquinas B4, Bingo Alhambra Luroal, Maracena - Granada


Los participantes gastan su dinero en los Juegos de Azar, porque prefieren la ilusión de obtener un gran premio, aunque esta posibilidad sea remota, a los bienes que pueden conseguir de forma segura con la cantidad, relativamente pequeña, que se les pide por participar.

12

Como el Estado percibe unos elevados ingresos, a través de los beneficios de los juegos que organiza directamente, y de las tasas e impuestos de los organizados por particulares, no pone ningún impedimento a su desarrollo y extensión. Es más, los impuestos sobre los Juegos de Azar son los Mientras impuestos pertodos los fectos, la gente participantes los paga de forse mantienen ma voluntaria en un gasto sin necesidad pequeño con de inspección En el ámbito personal la persona presenta tristeza, ansiedad, depresión, respecto a su nio coacción irritabilidad. En algunos casos uso y abuso de tabaco, alcohol, cocaína entre otras sustancias psicoactivas. En las relaciones con la justicia, frevel de ingresos, alguna y cuentemente problemas a por motivos de estafas, robos y otras actividael juego es una además están des delictivas. En el plano económico hay deudas y problemas de dinero relacionadas al juego. diversión inentretenidos ofensiva que ayuda al establecimien- y contentos de aportar de esa forma to y fortalecimiento de la relaciones su dinero a las arcas de Hacienda. familiares y sociales ¿Quién no ha compartido participaciones de la LoHasta aquí un paisaje idílico en el tería de Navidad con sus familiares o que todo el mundo es feliz con los amigos? ¿Cuanta gente cumplimenta Juegos de Azar. Sin embargo existe Quinielas o Bonolotos junto con un lado oscuro y siniestro de estos un grupo de amigos? La visita a un juegos que es el protagonizado por Bingo o Casino es una oportunidad los Jugadores Patológicos o Adictos de compartir la velada con amigos o al Juego. Personas que cuando jueconocidos. gan experimentan un intenso placer


La adicción al juego psicológicamente, el juego de azar es un reto a la suerte, mediante el cual una persona proyecta sus esperanzas de cambiar mágicamente el futuro a su favor, o al menos de experimentar el placer del triunfo contra el riesgo del fracaso a pesar del sufrimiento que conlleva la incertidumbre, traduciendo así una conformidad con la realidad, un deseo de huida de la monotonía cotidiana. La ludopatía, si bien no es lo mismo que la drogadicción, es muy peligrosa. El jugador se aísla de su familia, de su entorno y empieza una vida de ansiedad y sedentarismo que lo lleva a cometer excesos, pequeñas estafas y pedir préstamos que nunca podrá devolver ya que se encuentra inmerso en la contracara del juego.

13


que los evade de cualquier problema que exista en su vida. De esta forma, desarrollan una urgencia psicológicamente incontrolable que les fuerza de forma persistente y progresiva a jugar, hasta acabar en una dependencia emocional respecto del juego que afecta de forma negativa a su vida personal, familiar y profesional.

Los cartones de bingos contienen casilleros con números desde los más bajos hasta los más altos y viceversa. En cada bingo, el jugador, deberá marcar las bolas que son cantadas, en caso de que el número figure en su cartón. Cualquier persona que decida jugar bingo, podrá comprar los cartones que desee.

14

Los jugadores patológicos han existido siempre, uno de los más famosos fue Fedor Dowtoyeski que reflejó magistralmente las vivencias que experimentan estas personas, en su novela “El Jugador”, sin embargo hasta fechas relativamente recientes el adicto al juego era un fenómeno anecdótico. Ha sido la invasión de actividades de Juego ocurrida en los 80, a partir de su legalización, y especialmente la extraordinaria expansión de las modalidades de “Juego Continuo”, es decir con resultado inmediato, como Máquinas Tragaperras, Bingos y Casinos, lo que ha hecho que España sea uno de los paises del mundo donde más se juega, donde más Jugadores Patológicos hay y lo que es más grave, donde hay mayor crecimiento de esta patología.


15

Rasgos del adicto al juego: • Casi todos fuman. Los enfermos al juego son en un 80% hombres y fumadores. El 30% consume hachís, alcohol y cocaina. • Muchas de las personas tratadas son violentos y sexistas • Mucha esperanza de recuperación. • Los hijos lo imitan. A partir de los 16 años algunos jóvenes también sufren adicciones al juego, como sus padres. • Mucho sufrimiento. En general, los enfermos de ludopatía llevan padeciendo seis años la adicción antes de acudir a un centro para solicitar ayuda para deshabituarse.


REGLAMENTO DEL BINGO Con carácter general, el juego del bingo es una lotería sobre al menos noventa números, del 1 al 90 inclusive, teniendo las personas que participen en el mismo, como unidad de juego, cartones integrados al menos por quince números distintos entre sí y distribuidos en diferentes líneas horizontales y columnas verticales. Todas las columnas deberán contener, al menos, un dígito. Antiguamente, se jugaba al bingo usando judías y piedras. Los jugadores solían cantar ‘bean go’ (ahí va una judía), lo que más tarde se convirtió en la palabra ‘bingo’.

16

Se entenderá formada una línea cuando hayan sido extraídos todos los números que la integran, siempre y cuando no haya resultado premiada ninguna otra con los números extraídos anteriormente a los mismos dentro de la misma partida. La línea podrá ser cualquiera de las horizontales que forman un cartón. Se entenderá formado el bingo cuando hayan sido extraídos todos los números que integran el cartón premiado.

La aparición de varias combinaciones ganadoras, tanto en línea como en bingo, determinará la distribución de los premios en partes iguales entre las personas acertantes. Celebración de las partidas: Se considerará comenzada la partida cuando se inicie la venta de cartones para la misma, considerándose cerrada cuando la persona que ejerza la jefatura, una vez comprobado el cartón o cartones premiados con bingo ordinario o acumulado, dé por finalizada ésta. El juego del bingo sólo podrá practicarse con cartones homologados por la Consejería competente en materia tributaria. Sin perjuicio de ello, los cartones en soporte de papel deberán incorporar en el dorso de cada uno de ellos una leyenda, que exprese lo siguiente: “Las Autoridades advierten que la práctica del juego puede crear adicción”. La venta de cartones se efectuará correlativamente, según el número de orden de los mismos dentro de cada una de las series. La venta de cada partida se iniciará con el número uno de cada serie, o con el número siguiente al último vendido en la partida anterior.


Lo mejor de jugar al bingo es que no necesita estresarse. Se trata de un juego muy sencillo en el que puede jugar mientras se socializa en una sala o en casa mientras habla con un amigo o con su familia. Por lo tanto, muchas personas consideran que el bingo es el mejor juego para pasar el tiempo tras un atareado dĂ­a.

17


Personal: Todo el personal de una sala de bingo, deberá encontrarse inscrito en la sección correspondiente del Registro de Empresas de Juego de la Comunidad Autónoma. La inscripción en dicho Registro tendrá la consideración de documento profesional de “manipulador de juegos”, de conformidad con lo previsto en el artículo 22 de la Ley 2/1986, de 19 de abril. 18

Personal de venta y locución: realiza la venta directa de los cartones y la recaudación de su importe, que entregará, junto con los cartones sobrantes, al jefe de mesa. En su turno de locución leerá en voz alta el número de la bola según escrupuloso orden de extracción y entregará a las personas acertantes los importes de los premios al finalizar la partida. Personal encargado de la jefatura de mesa: tendrá en su poder los cartones y los entregará ordenadamente al personal encargado de su venta en la sala; recaudará el dinero obtenido

en la venta de cartones, preparará las cantidades correspondientes a cada premio y los entregará al personal de venta y una vez finalizada la partida, para su inmediata entrega a las personas acertantes. Comprobará las bolas y los cartones que se utilicen en cada partida; efectuará la determinación de los premios; comprobará los cartones premiados; informará colectivamente, en alta voz, de todo ello a las personas jugadoras presentes y contestará individualmente cuantas peticiones de información o reclamaciones formulen éstas. La entrada o acceso a las salas de bingo está prohibida para: - Menores de 18 años. - Las personas que den muestras de encontrarse en estado de embriaguez o intoxicación por sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como las que puedan perturbar el orden, la tranquilidad y el desarrollo del juego. - Las personas que pretendan entrar portando armas.

Folleto bingo (modulo)  

Es un trabajo para el modulo de diseño y producción editorial

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you