Issuu on Google+

M贸dulo 2 La Comunidad y los servicios de agua y saneamiento


CRÉDITOS PROGRAMA NACIONAL DE SANEAMIENTO RURAL MÓDULO 2 LA COMUNIDAD Y LOS SERVICIOS DE AGUA Y SANEAMIENTO Publicado mediante Resolución Directoral Nro. 030 – 2013/VIVIENDA/VMCS/PNSR Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 0000 – 00000 IMPRESO EN EL PERÚ © Programa Nacional de Saneamiento Rural Primera Edición, Lima, 2013 Av. Benavides 395, Miraflores Lima 18, Perú (51-1) 418 3800 Imprenta xxxx Foto carátula: © PNSR © Todos los derechos reservados MINISTERIO DE V IVIENDA, CONSTRUCCIÓN Y SANEAMIENTO René Cornejo Díaz – Ministro VICEMINISTERIO DE CONSTRUCCIÓN Y SANEAMIENTO Hilda Sandoval Cornejo – Viceministra PROGRAMA NACIONAL DE SANEAMIENTO RURAL Aldo Ernesto Ortiz Anderson - Director Ejecutivo. ELABORACIÓN DE CONTENIDOS Rosa Olinda Meza Moyano REVISIÓN DE ESTILO Gabriel Prado Limaco EQUIPO DE SUPERVISIÓN TÉCNICA PNSR Freddy Injoque Ronceros Iván Amézquita Ganoza Giovanna Nuñez Molleapasa La impresión de este módulo ha sido posible con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del Programa de Mejoramiento y Ampliación de los Servicios de Agua y Saneamiento en el Perú PROCOES. Se autoriza la reproducción total o parcial de esta publicación sin fines comerciales, bajo la condición que se cite la fuente.


íNDICE PROGRAMA NACIONAL DE SANEAMIENTO RURAL Presentación Introducción

6 9

Módulo 2: La Comunidad y los Servicios de Agua y Saneamiento 1.

¿Qué es la educación sanitaria?

11

2.

¿ Cuál es la situación del agua y saneamiento en la comunidad?

13

3.

¿Qué se percibe sobre el agua y saneamiento en la comunidad?

17

4.

¿Cómo es el ciclo del agua con los servicios de agua y saneamiento?

19

5.

¿Cuáles son los principales riesgos de no contar con servicios adecuados de agua y 22 saneamiento?

6.

¿Cómo se pueden prevenir las enfermedades ocasionadas por falta de agua potable 32 y saneamiento?

7.

¿Cuáles son las prácticas saludables y de higiene que se deben incentivar?

34

8.

¿Cuáles son las prácticas recomendadas para usar adecuadamente los servicios de agua y saneamiento?

37

9.

¿Cuáles son los beneficios de usar bien los servicios de agua y saneamiento?

41

10.

¿Cómo cuidar las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS)?

43

Bibliografía

44

Anexos

45


PRESENTACIÓN El acceso a los servicios de agua potable y saneamiento digno es un derecho fundamental de toda persona. Sin embargo aproximadamente una de cada tres personas sufre las consecuencias de no contar con un acceso adecuado a estos servicios. Parte de la población que habita en zonas rurales del Perú se encuentra aún en esta condición, constituyendo un problema sustantivo de desigualdad e inclusión social. El acceso limitado y deficiente al agua potable y a servicios de saneamiento adecuados influye directamente en la prevalencia de enfermedades que ponen en riesgo la salud integral y la vida de la población rural, en especial de los niños y las niñas menores de cinco años de edad. Así mismo, las consecuencias negativas de la falta de estos servicios básicos mantienen las condiciones de pobreza, incrementan su vulnerabilidad económica, limitan las capacidades de las personas y comunidades, y desafían los esfuerzos del Estado y la cooperación internacional para alcanzar el desarrollo humano sostenible. En el marco de las políticas de inclusión social del Gobierno del Perú y del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), mejorar la actual situación de la cobertura de los servicios de agua y saneamiento en las zonas rurales es una prioridad y un compromiso con el desarrollo nacional y la protección de la infancia rural. Con la creación del Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR) en enero de 2012, la planificación e implementación de las acciones de política sectorial en el ámbito rural buscan abordar y superar los actuales desafíos que limitan el acceso a servicios sostenibles de agua y saneamiento en un contexto cultural, social y geográficamente diverso y complejo. El PNSR plantea un modelo de atención integral que prioriza una gestión local eficiente de los servicios de agua y saneamiento, así como opciones técnicas adecuadas a las características geográficas del ámbito rural. La participación y liderazgo de las comunidades, el desarrollo de capacidades y la apropiación de prácticas saludables y de higiene antes, durante y después de la implementación de las obras, son factores indispensables para lograr la sostenibilidad de los servicios. Con el fin de apoyar los procesos de capacitación con las comunidades rurales participantes en los proyectos de agua y saneamiento, el PNSR elabora los Módulos para Capacitación Comunitaria en Agua y Saneamiento. Esta herramienta educativa para adultos está diseñada para facilitar la labor de equipos sociales y agentes comunitarios vinculados a los proyectos financiados por el programa. Los contenidos compilados de experiencias previas buscan generar el diálogo, la reflexión y la comprensión necesarios para una participación activa y comprometida de las comunidades en la gestión sostenible de los servicios de agua y saneamiento.


Estos módulos son: Módulo 1 La Comunidad y los Proyectos de Agua y Saneamiento. Presenta el modelo de intervención del PNSR, explica los beneficios que llevan los servicios de agua y saneamiento a las comunidades y las opciones técnicas diseñadas por el PNSR para el abastecimiento de agua y un baño digno para cada familia. Módulo 2 La Comunidad y los Servicios de Agua y Saneamiento. Brinda información, argumentos y recomendaciones prácticas para orientar acciones educativo comunicacionales para la promoción del uso de los servicios de agua y saneamiento y la higiene. Módulo 3 Administración, Operación y Mantenimiento de Servicios de Agua y Saneamiento. Es una guía informativa y compendio de herramientas dirigido a las organizaciones comunales operadoras de los servicios de agua y saneamiento como las JASS. Módulo 4 Promoción Comunitaria en Agua y Saneamiento. Introduce equipos sociales y promotores comunitarios al tema de la promoción de los servicios de agua y saneamiento, brindando recomendaciones prácticas y actividades con la comunidad. Los Módulos para Capacitación Comunitaria en Agua y Saneamiento del PNSR están a disposición de las organizaciones comunitarias vinculadas a la gestión local de los servicios de agua y saneamiento en el Perú.


INTRODUCCIÓN Los proyectos de agua y saneamiento implementados en las zonas rurales del Perú, priorizan la provisión de servicios con comunidades en condiciones de pobreza extrema y vulnerabilidad. Facilitar el acceso de las familias a agua potable e instalaciones sanitarias intradomiciliarias adecuadas, significa mejorar su salud integral y mejorar su calidad de vida. La disponibilidad de estos servicios hace posible que las personas conozcan, aprendan, practiquen e incorporen en su vida diaria hábitos y usos saludables de higiene, que permitan reducir riesgos en su salud, como las enfermedades diarreicas agudas, la desnutrición crónica infantil, la parasitosis, entre otras. Es por eso que el presente módulo presenta información, argumentos y recomendaciones prácticas para orientar a los equipos sociales, hombres y mujeres que sirven a su comunidad, como agentes y/o promotores comunitarios, en sus acciones educativo comunicacionales para la promociónvde la salud, la higiene, la valoración y el uso adecuado de sus servicios de agua y saneamiento. Para ello se parte de una de las lecciones aprendidas más importantes en el sector, que todo proyecto de agua y saneamiento debe de realizarse incorporando, desde un inicio, a las familias, organizaciones comunales, líderes comunitarios y autoridades locales en los procesos, garantizando una participación estrecha y permanente. Promover la participación de las personas, familias y comunidades en todas las fases del ciclo del proyecto de inversión (preinversión, ejecución de obras, operación y mantenimiento), permite generar mejores condiciones para la valoración y uso de los servicios de agua y saneamiento, así como en la adopción de prácticas saludables y de higiene. Posteriormente se detalla cómo los servicios de agua y saneamiento son una necesidad común para todos y todas, por lo que las acciones de cada persona que utiliza el agua, o que dispone de servicios sanitarios adecuados en sus hogares, tienen consecuencias para su familia y su comunidad. Por eso es necesario que las personas, familias y comunidades, aprendan a utilizar estos servicios de manera adecuada. A continuación se presentan recomendaciones acerca de prácticas saludables y de higiene, relacionadas con el buen uso de los servicios de agua y saneamiento. Al respecto se proponen un conjunto de comportamientos que se espera desarrollen las familias en la intimidad de sus hogares, en relación con sus condiciones de vivienda y su entorno. Se priorizan el diálogo, la comunicación y los procesos educativos, como factores indispensables para facilitar que la población reflexione sobre lo que sabe, lo que siente, sus necesidades y expectativas respecto al agua y saneamiento, así como los beneficios para su salud. Finalmente se hace hincapié en el papel de las organizaciones comunales que operan y mantienen los servicios, fortaleciendo sus capacidades para una gestión, administración, operación y mantenimiento eficiente. En las autoridades locales está la responsabilidad de supervisar y cuidar los recursos disponibles, brindando asistencia técnica oportuna, apoyando la promoción de prácticas saludables y promoviendo el uso y valorización de los servicios. En suma, todo aquello que permita su sostenibilidad.


© PRONASAR

10 © PRONASAR

© CARE PRONASAR


1. ¿qué es la educación sanitaria? Para iniciar el diálogo y el aprendizaje, es importante abordar el tema de educación sanitaria con la comunidad. Preguntar: ¿Qué entendemos por educación sanitaria? ¿Para qué nos sirve? ¿En qué nos puede beneficiar? Esperamos que las familias comprendan que la educación sanitaria es un conjunto de actividades que permiten desarrollar comportamientos saludables y de higiene. Así también, que el aprendizaje parte de comprender mejor nuestras necesidades y comportamientos, así como las razones por las que hacemos o no hacemos las cosas. Es útil comprender que la educación sanitaria no solamente se da en las escuelas o talleres educativos, sino durante la interacción de las personas en su vida cotidiana, su permanente diálogo y comunicación. Educación sanitaria no son solo charlas, demostraciones, o mensajes diseminados a la población, sino procesos participativos donde las personas podrán reflexionar, cuestionar, argumentar y motivarse a realizar nuevas prácticas que les permitan mejorar su salud y sus condiciones de vida. Es también necesario explicar por qué se espera comenzar con el aprendizaje entre adultos. En los proyectos de agua y saneamiento se priorizan la atención de las familias usuarias, por lo que desarrollar las capacidades de los padres (adultos) es un primer paso para la transmisión de aprendizajes en los hogares. Además, reflexionar sobre lo que las niñas, niños, adultos mayores y personas delicadas de salud necesitan de los adultos, para realizar bien sus prácticas saludables y de higiene. El aprendizaje entre adultos también ayuda a formar valores, que al ser practicados se pueden convertir en hábitos y costumbres a transmitirse de generación en generación. La educación de personas adultas debe ser participativa y apoyada por procesos de comunicación adecuados que permitan el intercambio de saberes con respeto y motivados por un desarrollo común. Los equipos facilitadores deben apoyar a crear espacios propicios para reflexión, el diálogo y el aprendizaje con ejemplos prácticos. Es necesario que el diálogo sea horizontal, y que el nivel de empatía con el facilitador permita identificar a cada usuario llamándolo por su nombre. Esto permite que el diálogo y la comunicación (de dos vías: escuchar y hablar) genere confianza, comprensión y compromiso.

11


Participando, contribuyendo y aprendiendo con las actividades educación sanitaria podremos: • Identificar, desarrollar y fortalecer sus comportamientos saludables y de higiene. • Conocer los riesgos de salud relacionados al consumo de agua no potable y la falta de prácticas de higiene, sus causas y consecuencias. • Garantizar el uso y mantenimiento adecuados de los servicios de agua y saneamiento. • Promover a nivel de la organización comunal, la participación activa en las iniciativas de desarrollo, la gestión local de servicios básicos y en el cuidado de su salud. • Elaborar y desarrollar propuestas institucionales tomando en cuenta las experiencias y conocimientos locales. • Promover el cumplimiento de los compromisos de uso y mantenimiento adecuados de los servicios. • Ampliar, desarrollar y fortalecer la relación de la comunidad con los servicios públicos.

© PNSR

• Conocer bien su situación y sus necesidades específicas de agua y saneamiento a nivel individual y de su comunidad.

12


2. ¿Cuál es la situación del agua y saneamiento en la comunidad? Para abordar la situación del agua y saneamiento en la localidad es posible utilizar espacios como las asambleas comunitarias, así como sesiones educativas. En estos espacios es posible preguntar: ¿Cuenta la comunidad con servicios de agua y saneamiento? ¿De qué se enferman los niños y niñas en la comunidad?

© IDOM PROCOES

Se espera que las familias conozcan mejor la problemática del agua y la importancia del saneamiento, especialmente en un entorno geográfico, ambiental y social como el de las localidades rurales del Perú.

Como todo proceso educativo con adultos, es necesario partir por la comprensión de las necesidades y el interés de los y las participantes. Las personas adultas aprenden lo que consideran útil y valioso incorporar para su vida. Un diagnóstico educativo con la comunidad permitirá identificar conjuntamente con los participantes los temas que desean conocer y aprender, explicando los límites del tema por el que se les convoca, aclarando y/o desestimando las expectativas que no podrán ser cumplidas. Luego de realizar sesiones o ejercicios participativos recogiendo y registrando la contribución de los y las participantes, es importante reflexionar con ellos sobre sus necesidades prioritarias.

13


Primero, iniciar el diálogo y reflexión de las y los participantes sobre la problemática del agua y saneamiento en las áreas rurales del Perú. De esa manera, identificar su propia situación en perspectiva y con referentes reales.

Temas clave para entender la situación del agua y saneamiento rural • El limitado acceso a servicios de agua y saneamiento mantiene condiciones de pobreza, las enfermedades diarreicas agudas, la desnutrición crónica infantil entre otros riesgos de salud. • La mayoría de comunidades rurales del Perú aún no cuenta con servicios de agua y saneamiento adecuados. Se estima que 60 de cada 100 hogares del ámbito rural tienen acceso a agua entubada; 1 de cada 100 hogares tiene acceso a agua potable, y solo 16 de cada 100 hogares cuentan con servicios de saneamiento. • Muchas familias no cuentan con agua en la calidad y cantidad suficientes para garantizar la salud y calidad de vida de sus miembros, especialmente de los más vulnerables como los niños y niñas menores de cinco años.

© CARE PRONASAR

• La falta de servicios sanitarios adecuados en las viviendas rurales dificulta las prácticas de higiene necesarias para prevenir enfermedades, como el lavado de manos con jabón, el orinar y/o defecar en un baño limpio, adecuado y digno, la higiene integral de las personas y la limpieza permanente de sus viviendas y entorno.

14


© CARE PRONASAR

Segundo, es indispensable dialogar y conocer las opiniones de la población sobre las opciones técnicas de agua y saneamiento que conocen. De esa manera se puede preguntar: ¿Cómo llega el agua que las familias consumen a sus viviendas? ¿De dónde toman agua directamente? ¿Cómo saben que el agua es segura para tomar? ¿Cómo hacen las personas para defecar y orinar? ¿Dónde lo hacen? ¿Qué iniciativas o proyectos conocen para que las personas puedan contar con agua potable y/o ir al baño a hacer sus necesidades?

Luego de reflexionar con la comunidad sobre su situación respecto a sus prácticas sanitarias y las opciones existentes, es posible compartir los siguientes datos para motivar el diálogo:

Temas clave sobre opciones técnicas de agua y saneamiento • La diversidad geográfica y cultural del Perú impone desafíos técnicos para la provisión de los servicios de agua y saneamiento. • La experiencia nacional en saneamiento ha tenido muchos desafíos y limitaciones para mantener opciones técnicas apropiadas a las condiciones geográficas, sociales y culturales de cada población rural. • La dispersión de las comunidades rurales, las fuentes de agua de las que disponen y sus preferencias en el tipo de abastecimiento, necesitan opciones técnicas apropiadas para cada condición geográfica. • Por lo tanto, es necesario transmitir a la población que el PNSR, con un equipo técnico y social integral, evaluará todas aquellas condiciones a fin de recomendar una solución adecuada a sus necesidades y la de su comunidad, la que será implementada con su conocimiento y autorización previa, además de su participación y colaboración durante todo el ciclo de intervención.

15


Tercero, es recomendable dialogar con la comunidad sobre la sostenibilidad de los servicios y la experiencia de comunidades que tuvieron proyectos de agua y saneamiento que no pudieron durar mucho tiempo. Se puede aprender también de los proyectos que no funcionaron, y así prepararse para no cometer los mismos errores. Proponer las preguntas: En la experiencia de la comunidad, ¿que hace que las obras o los servicios funcionen bien? ¿Cómo se hace para que las obras y los servicios duren en el tiempo? Los siguientes mensajes clave pueden motivar el diálogo:

Temas clave sobre sostenibilidad • Las familias en las comunidades rurales tienen dificultades para practicar la higiene, lavarse las manos con jabón en los momentos clave, manejar el agua al transportarla o almacenarla, y para mantener limpias las letrinas, viviendas y entornos. • El agua potable que se desperdicia y los servicios sanitarios que se malogran, comprometen recursos económicos importantes. • Las comunidades que no cumplen el pago de sus cuotas, o mantienen cuotas muy bajas, no permiten cubrir los costos que implica una operación y mantenimiento adecuado de los servicios. La cuota familiar permite mantener los sistemas. • La construcción de obras no apropiadas al contexto local ha generado comunidades poco involucradas y directivas que no están capacitadas adecuadamente para administrar, operar y mantener los servicios de agua y saneamiento. • Las organizaciones comunales operadoras necesitan reforzar permanentemente sus capacidades técnicas e institucionales para resolver problemas cotidianos en la operación y mantenimiento de los servicios, además de promover, incentivar y vigilar el adecuado uso y prácticas sanitarias de las familias.

16


3. ¿qué se percibe sobre el agua y el saneamiento en la comunidad?

© OPS/PERÚ

Es importante que quienes participan en los espacios de educación sanitaria sientan la confianza de expresar lo que saben y lo que sienten sobre la situación de agua y saneamiento, sus costumbres y valores. Conocer las percepciones de la población con respecto a la problemática de agua y saneamiento de su localidad, y sus expectativas con respecto al servicio, es importante no sólo porque se puede aprender mucho de ellas, sino también porque así se puede identificar con claridad donde están los aspectos que actúan como barreras o facilitadores de los procesos de cambio. También es útil para conocer a la población con la que se va a trabajar.

La experiencia nacional e internacional en estrategias de comunicación y educación, para promover cambios de comportamiento y entornos, ha demostrado la enorme utilidad que tiene conocer las maneras por las cuales las personas aprenden algo, lo practican y lo mantienen. Para diseñar procesos de comunicación y educación sanitaria efectivos, es necesario conocer a fondo las percepciones, costumbres, creencias y valores que la comunidad atribuye al uso del agua, así como a la disposición de excretas.

17


El programa ha identificado 11640 localidades rurales del Perú con poblaciones entre 200 y 2000 habitantes, que necesitan implementar servicios de agua y saneamiento. Aunque esta población comparta características comunes, es importante explorar, entre otros aspectos, qué sabe, qué siente y qué espera cada comunidad participante de los proyectos de agua potable y saneamiento. De esta manera, las personas que participan en los procesos de educación y comunicación serán conscientes de qué comportamientos es necesario aprender, cambiar y mantener. La forma de abordar este tema con las familias es a través de ejercicios de autodiagnóstico, así como con diálogo y entrevistas. Además de conocer mejor a la comunidad con la que se trabaja, las sesiones educativas, o ejercicios de autodiagnóstico situacional comunitario, permiten que las personas puedan observar, reflexionar y reconocer sus condiciones de vida, revisando actitudes y valores sobre su salud y su calidad de vida. Preguntar: ¿Por qué se enferman los niños y niñas en la comunidad? ¿Cómo se pasan las enfermedades a las personas? ¿Por qué algunos niños y niñas están desnutridos? ¿Sabemos cuántos niños o niñas se nos enferman de diarrea al mes? ¿Cómo se les atiende? ¿Existe una posta cercana? ¿A cuántas horas a pie o en auto queda el establecimiento más cercano de salud? Es recomendable escuchar y atender con atención y respeto a los y las participantes de la comunidad y así poder aprender de ellos, sus percepciones y valoraciones frente al agua y saneamiento. Por ello se sugiere preguntar: ¿Qué hacemos ahora que no se hacía en el tiempo de nuestros abuelos? ¿Por qué cambiamos? ¿Qué creencias tradicionales tiene la comunidad sobre el agua? ¿Existe algún río, laguna o fuente de agua de significado especial para su comunidad? ¿Cómo hace la gente para su aseo e higiene en su comunidad? ¿Por qué lo hacen así? ¿Por qué ocurren las diarreas? ¿Qué creen las personas de la comunidad sobre cómo hacen sus necesidades sanitarias hoy? (al aire libre, letrinas, etc.)

18

De esta manera los equipos sociales, los agentes comunitarios y las familias usuarias de los servicios, podrán observar qué es necesario cambiar o reforzar para mejorar sus comportamientos saludables y de higiene, así como de uso adecuado de los servicios de agua y saneamiento.


4. ¿cómo es el ciclo del agua con los servicios de agua y saneamiento?

© IDOM PROCOES

El agua, como elemento esencial para la vida, ha tenido siempre un rol central en las culturas ancestrales como una divinidad unificadora. Las comunidades rurales hoy en día pueden recordar leyendas y tradiciones orales sobre el agua. De esa manera, es importante que las familias y comunidades comprendan cómo es el ciclo natural del agua. Así comprenderán la importancia de los servicios de agua y saneamiento.

Se espera que las familias conozcan la diferencia entre el agua que fluye en la naturaleza y el agua que es tratada para el consumo humano. Además, que comprendan cómo los desechos sanitarios también deben ser tratados adecuadamente, para no afectar el suelo y las mismas fuentes de agua. Para utilizar el agua, las comunidades siempre han buscado ubicarse cerca de sus fuentes naturales. Con el tiempo, ya sea porque la población aumentó o porque las comunidades no podían ubicarse cerca de esas fuentes, fue necesario crear maneras de llevar el agua a las viviendas. Algunas familias aún trasladan el agua a sus casas acarreándola y almacenándola en contenedores. Otras familias cuentan ya con infraestructura fija instalada cerca de sus hogares o en sus propias casas. En ambos casos, uno de los factores de riesgo es que el agua que se consume podría ser no potable y por lo tanto no apta para el consumo humano.

19


Para abordar este tema con la comunidad es recomendable explorar de manera participativa el ciclo natural del agua. El ciclo natural del agua funciona de la siguiente manera: • El Sol evapora el agua de los océanos, lagos, cochas, ríos e incluso de las plantas. • El vapor de agua sube al cielo, se enfría y forma nubes. • Las nubes, cuando están cargadas, sueltan el agua como lluvia. • El agua retorna a los océanos, lagos, cochas o se filtra en el suelo, recargando el agua subterránea y alimentando las plantas. El ciclo ampliado del agua garantiza que este recurso sea apto para el consumo humano, pues incluye su captación, potabilización y distribución del agua y luego la recolección, depuración y disposición final de las aguas servidas.

NUBES EVAPORACIÓN Recolección

Depuración

Distribución EL CICLO AMPLIADO DEL AGUA

SOL

LLUVIA

Disposición

Potabilización

Captación (fuentes) MAR

20

RÍOS Y AGUA SUBTERRÁNEA

Esquema basado en el gráfico del Ingeniero Rodolfo Ochoa. DIAT / SANAA, 2004.


Además, también abarca la adecuada disposición de los desechos que provienen de las viviendas y podrían contaminarla. Los servicios de agua y saneamiento son parte de este ciclo ampliado del agua y contribuyen a facilitar el acceso de las familias a recursos básicos para cuidar su salud integral y su vida. Las comunidades deben participar activamente en el cuidado de sus fuentes de agua y sus instalaciones sanitarias intradomiciliarias, así como en el tratamiento de sus desperdicios de manera saludable y responsable. Es necesario instalar y construir infraestructura y sistemas para llevar agua potable a las comunidades rurales y devolver los residuos a la naturaleza sin peligro de contaminación.

© PRONASAR

La instalación de sistemas de agua y saneamiento, así como su administración, operación y mantenimiento tienen un costo. Las familias deben ser conscientes de eso para cumplir con el compromiso de pago de la cuota familiar.

Temas clave sobre CICLO AMPLIADO DEL AGUA Los servicios de agua y saneamiento ayudan a llevar el agua a las familias luego de tratarla para que sea apta para su consumo. Así también, los servicios disponen de los residuos sanitarios o aguas servidas de manera adecuada, previniendo la contaminación de suelos y fuentes de agua.

21


5. ¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES RIESGOS DE NO CONTAR CON servicios ADECUADOS de agua y saneamiento? Durante los procesos de capacitación, es importante que las y los participantes tengan la oportunidad de comprender la naturaleza de los problemas y riesgos, así como la relación entre ellos. Esperamos que las familias desarrollen sus conocimientos y actitudes para prevenir riesgos para la salud relacionados con el agua y saneamiento. Para ello se organizan los riesgos que pueden afectar a las familias en dos grupos. Primero, los riesgos para la salud, como las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA), la Desnutrición Crónica Infantil (DCI) y la parasitosis. Segundo, los riesgos vinculados a la disponibilidad y uso inadecuado de los servicios de agua y saneamiento. Riesgos para la salud

© PNSR

Las familias tienen un conocimiento y experiencia sobre enfermedades que les afectan, en especial a niñas y niños. Esperamos que las familias comprendan de los riesgos para la salud relacionados al agua y saneamiento.

22

Una forma de abordar el tema con la comunidad es partir de su entendimiento sobre los origenes y causas de las enfermedades que afectan a la infancia. Preguntar: ¿De qué se enferman los niños y niñas de la comunidad? ¿Por qué se enferman tanto? ¿De qué se enferman los adultos? ¿Cuál creen ustedes que es la causa de sus enfermedades?


Las comunidades deben conocer los esfuerzos del Estado y otras instituciones para mejorar la salud de las familias rurales, con especial énfasis en madres, niños y niñas, adultos mayores, entre otros. Así mismo, las comunidades deben recordar si hubo iniciativas e inversiones que buscaron mejorar condiciones de salubridad de su localidad. Preguntar: ¿Conocen o recuerdan el trabajo de los promotores de salud? ¿Qué temas conversaron con las familias? ¿Qué aprendieron a hacer las familias para cuidar su salud? Compartir con la comunidad los siguientes datos: Temas clave sobre Riesgos para la Salud • En el Perú muchos niños y niñas se enferman e incluso pierden la vida en las zonas rurales, por enfermedades que se pueden prevenir. • Las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) y la Desnutrición Crónica Infantil (DCI) ponen en riesgo la salud, el desarrollo integral y la vida de niñas y niños, principalmente en las zonas rurales del Perú. • Más de medio millón de niños y niñas sufren de desnutrición crónica infantil en el Perú1. Si lo comparamos con las zonas urbanas, es posible observar que la desnutrición crónica prevalece en las zonas rurales2. • Otras enfermedades como la parasitosis, enfermedades a la piel, infecciones a la vista, infecciones vaginales, y enfermedades transmitidas por insectos y animales están también relacionadas a un manejo inadecuado del agua y el saneamiento.

Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) Las diarrea es un riesgo de salud muy común en las familias, especialmente las que tienen bebes, niños y niñas pequeños. Se espera que las familias comprendan sus causas principales, sus consecuencias, y su relación con los servicios de agua y saneamiento. Preguntar: ¿Qué es una diarrea? ¿Cuándo los padres se dan cuenta que los bebes tienen diarrea? ¿Cómo sabemos si la diarrea es un problema grave? ¿Qué le pasa al cuerpo de los bebes cuando les da diarrea? ¿Qué hacemos los padres cuando los bebes tienen diarrea? Por lo general se define como diarrea a la evacuación de tres o más deposiciones líquidas durante 24 horas. La diarrea es un síntoma infeccioso producido por virus, bacterias, hongos o parásitos, que afecta principalmente a niños y niñas menores de cinco años. Las Enfer1 Según parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de desnutrición crónica infantil a nivel nacional es de 19.5%, lo cual implica alrededor de 633,411 niños y niñas. 2 La evidencia señala la relación directa entre la ausencia de servicios de agua y saneamiento y el incremento de la prevalencia de enfermedades diarreicas, especialmente entre niñas y niños menores de cinco años de edad, lo que vulnera al mismo tiempo su estado nutricional. Fuente: Perú: Encuesta Demográfica y de Salud Familiar, ENDES 2011.

23


medades Diarreicas Agudas (EDA) en ocasiones pueden también estar acompañadas de nauseas, vómitos y fiebre.

© IDOM PROCOES

La complicación más grave de las EDA es la deshidratación. Esto es, cuando el cuerpo humano no recibe la cantidad mínima de agua potable. En la actualidad se reconoce que estas enfermedades se deben en gran medida a un entorno insalubre. La falta de agua apta para el consumo humano, la falta de disposición sanitaria de excretas, los alimentos contaminados, la suciedad y las moscas fomentan las diarreas.

Se recomienda utilizar datos del sector salud sobre la localidad y región, comparándola con datos de otras regiones del país de ser posible. Observar qué departamentos presentan más casos de EDA por grupos de edad. Comentar los resultados con los participantes según su región y discutir. Temas clave sobre enfermedades diarreicas agudas (EDA) • El cuerpo humano se puede infectar con virus, bacterias, hongos o parásitos al beber agua no potable, o al no lavarse las manos ni practicar la higiene. •

24

Las diarreas son un síntoma de esa infección y pueden ser muy peligrosa en niños y niñas menores de cinco años.


Desnutrición Crónica Infantil (DCI) La desnutrición crónica infantil es una de las condiciones de salud que más afectan a niños y niñas en las zonas rurales del Perú. Es importante que las familias comprendan las causas de este riesgo, y las graves consecuencias al alcanzar niveles severos y crónicos. Los esfuerzos del país para reducir la desnutrición infantil en los últimos años han rendido frutos positivos cuando las autoridades, los servicios de salud y las comunidades trabajaron conjuntamente para reducir las desigualdades entre las zonas rurales y urbanas. Sin embargo, más de medio millón de niños y niñas sufren de desnutrición crónica infantil en el Perú3. Si se hace una comparación con las zonas urbanas, es posible observar que la desnutrición crónica prevalece en las zonas rurales. Las comunidades deben conocer los esfuerzos de los servicios de salud para monitorear el estado nutricional de los niños y las niñas. Preguntar: ¿Cómo se reconoce que el niño o niña están desnutridos? ¿Recuerdan en qué momento debemos medir y pesar a los bebes cuando son chiquitos? ¿Cómo sabemos que un bebe esta desnutrido? ¿Qué pasa cuando las niñas o niños se encuentran desnutridos? ¿Cómo afecta la desnutrición a sus capacidades para aprender y desenvolverse en sociedad? La desnutrición es una condición de salud causada por una alimentación inadecuada, en la que el cuerpo no absorbe suficientes nutrientes y proteínas. La desnutrición crónica en la infancia se identifica por la falta de crecimiento y el peso esperados. Unos de los factores que más influyen en la desnutrición de niños y niñas, y por tanto que afectan su crecimiento, es cuando se bebe agua no potable o cuando en sus hogares no se practica la higiene. Es importante resaltar que además de las deficiencias en el crecimiento, peso y desarrollo, la desnutrición crónica tiene consecuencias en la capacidad física e intelectual de los niños y niñas que son afectados. Aunque se les atienda y se les cure, es posible que las capacidades de aprendizaje y desenvolvimiento físico disminuyan de manera irreversible.

Temas clave sobre DESNUTRICIÓN CRÓNICA INFANTIL (DCI) • La desnutrición ocurre cuando el cuerpo no es alimentado adecuadamente, y cuando el cuerpo se deshidrata. La desnutrición puede arriesgar la vida de niñas y niños menores de 5 años, así como causar serias secuelas para su desarrollo integral, físico e intelectual.

3 Según parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de desnutrición crónica infantil a nivel nacional es de 19.5%, lo cual implica alrededor de 633,411 niños y niñas.

25


Parasitosis Es importante dialogar con las familias sobre la parasitosis, pues está también relacionada al agua y saneamiento de manera directa, así como a otros factores de limpieza de viviendas como la existencia de pisos. Se espera que las personas perciban y conozcan los diversos parásitos que pueden afectarles, pues algunas veces no muestran síntomas perceptibles durante largos períodos, conviviendo con el cuerpo en forma “silenciosa”. Preguntar: ¿Conocen qué es un parásito? ¿Cómo entran los parásitos al cuerpo? ¿Cómo saber cuándo una persona adulta o un niño tienen parásitos? Los parásitos son organismos que viven en el aparato digestivo de las personas, algunos se pueden ver fácilmente y otros solo con un microscopio. Los parásitos pueden ocasionar enfermedades, sobre todo a los niños y niñas en sus primeros años de vida. Algunos de los síntomas son el daño a la mucosa intestinal, la digestión reducida, la perdida de fluidos orgánicos, y la pérdida del apetito. El contagio se da cuando los parásitos que viven en los excrementos llegan a la boca de las personas. En otros casos el contagio puede ocurrir cuando los alimentos o utensilios de cocina pueden haber estado en contacto con aguas servidas, o cuando se comen las carnes un poco crudas. En zonas con saneamiento inadecuado los niños y niñas se infectan sus primeros años de vida. Los parásitos intestinales pueden llevar a consecuencias nefastas tanto en la salud física como en la salud mental y emocional de los niños, perjudicando también su capacidad de aprendizaje y desarrollo integral. Las niñas y los niños son vulnerables debido a que aún no forman sus defensas y porque dependen de los adultos en sus hábitos de higiene. En los adultos, la parasitosis puede originar anemia, lactantes de bajo peso, diarrea crónica, dolor abdominal recurrente, inapetencia, irritabilidad, trastornos del sueño, desnutrición y retraso (tanto del crecimiento como intelectual), etc. La productividad en los adultos se paraliza y esto causa una carga económica en las comunidades afectadas.

26


Enfermedades transmitidas por el agua Una manera de entender las enfermedades es por su manera de ingresar al cuerpo humano4. De ese modo, también se pueden entender mejor las formas de protegerse y tomar acciones preventivas. Preguntar: ¿Qué otras enfermedades conocemos que tienen relación con el consumo de agua que no sea potable o de mala calidad? Las infecciones relacionadas con el agua5 se pueden agrupar en cuatro formas de transmisión: Tipos de enfermedades

Modo de transmisión

Ejemplos

Enfermedades propagadas por el agua (Vía predominantemente oral, relacionadas a la calidad de agua).

Enfermedades transmitidas por consumo de aguas no seguras generalmente contaminadas con excretas humanas.

Cólera, fiebre tifoidea, fiebres paratifoideas, hepatitis infecciosa, gastroenteritis y diarreas.

Enfermedades basadas en el agua (Vía la piel y mucosas, relacionadas a la existencia de parásitos en lagunas, cochas, ríos de las zonas tropicales).

Enfermedades trasmitidas por contacto con el agua al momento del baño o de beberla.

Enfermedades trasmitidas por insectos.

Los insectos vectores de la enfermedad se reproducen en o cerca del agua.

Dengue, malaria, fiebre amarilla, paludismo y oncocercosis

Enfermedades por escasez de agua.

Cuando por falta de agua y de higiene originan personal se producen enfermedades.

Infecciones en la piel, infecciones en los ojos y pediculosis.

Helmintiasis, esquistosomiasis, leptospirosis, enfermedades en los ojos, oídos y vías respiratorias.

Temas clave sobre ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR EL AGUA • El agua es fuente de vida para las personas, pero también para los microorganismos que generan enfermedades diversas. • Entre ellas la parasitosis, el cólera, la salmonela, la tifoidea, la hepatitis, las enfermedades de la piel, de los ojos, infecciones urinarias, además de las transmitidas por animales e insectos, como pulgas, malaria, dengue y fiebre amarilla.

4 Desde este punto de vista, las enfermedades se clasifican por sus vías de transmisión, a diferencia de la clasificación biológica clásica que agrupa las enfermedades como virus, bacteria, protozoario o helminto. Heller, Leo. “Saneamiento y Salud”. OPS/OMS, Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente. CAPITULO 1 Clasificación ambiental de las enfermedades infecciosas Brasil, 1997. 5 Basado en la clasificación de Cainrncross & Feachem en Enviromental Health engineering in the tropics: an introductoring text (1990)

27


El ciclo oral-fecal Es necesario que las familias aprendan cómo es que las personas se infectan en contacto con agua no potable, con un ambiente insalubre, y sobre todo, por sus propias acciones. Se espera que las y los participantes en espacios educativos comprendan la relación entre comportamientos y las formas de infección que originan los riesgos de salud más comunes. Es posible abordar este tema utilizando el modelo del ciclo oral-fecal, dinámicas educativas y lúdicas, ejemplos y demostraciones prácticas y claras. Preguntar: ¿Cómo es que las enfermedades se transmiten a nuestro cuerpo? ¿Quién es responsable de esto?

© Adaptado de la ilustración de WINBLAD U y DUDLEY E, 1997

Las distintas vías de transmisión, tales como dedos, moscas, suelo y agua, pueden requerir distintas barreras para detener la propagación de la contaminación. El siguiente diagrama muestra las vías de transmisión a través de fluidos (principalmente agua potable, campos, suelo), dedos y comida.

28

En la ruta de transmisión oral – fecal, como se muestra en la ilustración, las enfermedades diarreicas agudas y la parasitosis se transmiten a través de la ingestión de heces de personas infectadas. El agua contaminada puede ingerirse directamente o usarse para cocinar o para lavar utensilios de cocina, contaminándose de esa manera el agua potable y la comida.


Dedos y manos contaminadas pueden transmitir gérmenes a través de: • La boca donde los gérmenes se ingieren directamente. • Los alimentos y el agua al preparar o ingerir comida. • Los utensilios de cocina. • La tierra contaminada y las moscas.

Temas clave sobre EL CICLO ORAL - FECAL • Las bacterias y microorganismos que se transmiten en las heces de las personas infectadas entran en contacto con el suelo, el agua, los insectos e incluso las manos. Hay riesgo de enfermarse al llevarse las manos a la boca, como cuando uno se alimenta.

Otro riesgo es beber o utilizar agua que no es apta para consumo humano.

© SABA

Riesgos vinculados a la disponibilidad y uso inadecuado de los servicios de agua y saneamiento Las familias deben comprender los riesgos que implica no contar con los servicios de agua y saneamiento. También deben saber los riesgos de no utilizar los servicios disponibles, o no utilizarlos de manera adecuada. Se espera que las familias relacionen los riesgos de salud con las prácticas saludables y de higiene, y con el uso adecuado de servicios de agua y saneamiento. Se abordarán estos riesgos en diálogo con la comunidad y participantes en espacios educativos, usando preguntas, contenidos, y mensajes clave.

29


Preguntas

Temas clave

¿Cómo se provee el agua en las comunidades rurales? ¿Dónde defecan y orinan los pobladores de las comunidades? ¿Todos tienen sistemas de agua y baños adecuados?

- Muchas familias de las comunidades rurales del Perú no tienen acceso a servicios de agua y saneamiento cerca a sus hogares. Usualmente, ellos deben comprar o acarrear el agua desde fuentes lejanas hasta sus casas - La falta de acceso al agua potable obliga a estas familias a priorizar su consumo directo y limitar su utilización para prácticas de higiene. Esta condición genera que la educación sanitaria, en algunas oportunidades, solo se quede en el aprendizaje de conocimientos. - En otros lugares donde llueve mucho, se percibe que el agua es abundante. Sin embargo se consume directamente el agua de ríos que han recibido aguas servidas, excretas, detergente y otros elementos contaminantes.

¿Hay familias rurales que reciben agua entubada? ¿Existen letrinas en la comunidad? ¿Cuáles son los riesgos al utilizar estos servicios?

- Algunas familias y comunidades tienen alguna clase de servicio de provisión de agua e instalaciones sanitarias (letrinas). - Es importante que las personas conozcan la calidad del agua que consumen y si esta reúne las condiciones óptimas de potabilidad. - Las instalaciones sanitarias como las letrinas, precisan mantenimiento y cuidado. Muchas veces, la falta de estas previsiones genera que excedan su capacidad y colapsen. - Aunque existan algunas alternativas de servicios de agua y saneamiento, el riesgo es que no estén en condiciones adecuadas para ayudar a proteger la salud de los beneficiarios.

¿Hay familias que tienen servicios de agua y saneamiento y no los usan ni mantienen bien?

30

- Hay familias y las comunidades que tienen servicios de agua y saneamiento, pero que no hacen uso adecuado de estos, y/o no se preocupan por su cuidado y mantenimiento. Esto puede ocurrir donde no se han realizado procesos de educación y comunicación con las familias, o también, cuando las personas no están motivadas a cambiar sus hábitos, o sostenerlos en el tiempo. - El mantenimiento de los servicios de agua y saneamiento es responsabilidad de las familias y comunidades. De no realizar el mantenimiento pueda afectar la sostenibilidad de las instalaciones como con todo el sistema de agua y saneamiento de la localidad. - El agua limpia y el baño no funcionan por sí solos, necesitan que las personas aprendan a usarlos bien, desarrollen hábitos y prácticas saludables y aprovechen la mejor manera de cuidar su salud y mantener de forma óptima sus servicios.


Este conjunto de riesgos es clave para la comprensión de las prácticas saludables y de higiene a proponer, así como para motivar a las familias a aprender y adquirir nuevos comportamientos. La falta de conocimiento o motivación para la práctica habitual de la higiene es un alto riesgo. El uso inadecuado de las instalaciones puede llevar al derroche de agua y el deterioro de las instalaciones. La falta de mantenimiento debido a la morosidad en los pagos o cuotas familiares mínimas, que no cubren los costos de administración, operación y mantenimiento de los sistemas, puede generar que los mismos se deterioren y sea muy costoso en dinero y esfuerzos repararlos. Sumado a todo ello, algunas personas no comprenden la importancia de las prácticas de higiene en momentos clave de sus actividades cotidianas. Otras no creen o comprenden que la higiene tenga que ver con las enfermedades. Muchas personas aprenden prácticas saludables en talleres, pero no las realizan o las olvidan cuando están en casa. Algunos padres no enseñan a sus hijos a lavarse las manos con jabón antes de comer, después de ir al baño y de manipular animales o tierra. Si los utensilios de comida no están lavados con agua potable, si los baños se mantienen sucios y si la vivienda y su entorno están contaminados por desperdicios, la higiene personal no perdurará y no se convertirá en un comportamiento; es decir, difícilmente se cumplirá con el objetivo prioritario de aplicar un proceso de capacitación para modificar las conductas que ofrecen riesgos para la salud y transformarlas en comportamientos de higiene saludables.

Temas clave sobre RIESGOS RELACIONADOS A LOS SERVICIOS DE AGUA Y SANEAMIENTO • No contar con servicios de agua y saneamiento es un riesgo en sí mismo, y uno de los factores que contribuye a mantener las condiciones de pobreza. •

Las personas pueden no percibir los beneficios de los servicios y/o resistirse a utilizarlos, manteniendo prácticas insalubres como el defecar al aire libre o beber y lavarse en aguas de mínima o ninguna calidad.

Si habiendo servicios adecuados no se realizan prácticas saludables y hábitos de higiene personal de limpieza de la vivienda y su entorno, los riesgos se mantienen y pueden aumentar.

Para eliminar los organismos patógenos causantes de enfermedades, es importante que el agua que se use sea adecuadamente tratada.

31


6. ¿CÓMO SE PUEDEN PREVENIR LAS ENFERMEDADES OCASIONADAS POR FALTA de agua POTABLE y saneamiento? Uno de los temas más importantes a trabajar con las familias es cómo prevenir y evitar los riesgos de salud. Se espera que las familias comprendan las razones por las cuales se recomiendan acciones y comportamientos específicos. Una manera de abordar el tema es volviendo al diagrama del ciclo oral – fecal, donde se explican las maneras como se transmiten enfermedades a las personas. Preguntar: ¿Cómo podemos evitar que las bacterias y otros organismos entren en nuestro cuerpo? ¿Qué acciones tenemos que atender para mantenernos protegidos? En el siguiente diagrama se muestran las barreras primarias y secundarias de comportamiento que pueden interrumpir las rutas de transmisión.

Lavado de manos después de defecar, de limpiar a los niños que han defecado, antes de manipular alimentos, comer o dar de comer.

Dedos Vivienda saludable (techo, suelo) Acceso a agua potable

Alimentación adecuada (lavado de con agua segura de las frutas y verduras crudas antes de consumirlas)

Protección de alimentos (reuso adecuado de residuos) 6

Moscas

Protección de alimentos (almacenamiento)

7

Excretas

Alimentos

5

10

Nuevo huésped

8

Protección de alimentos (manipulación, preparación)

Campos

Unidades Básicas de Saneamiento

Fluidos 1 2 3 4

Barreras Primarias

9

Barreras Secundarias Entorno saludable (Protección de la fuente de agua)

Barreras Secundarias

Protección del agua durante el acarreo y el alacenamiento en el hogar.

Diagrama adaptado de la página 4 Procedimientos para la Evaluación de la Higiene

32

Las barreras primarias se enfocan en las barreras físicas (las Unidades Básicas de Saneamiento o UBS) importantes para eliminar sanitariamente las heces y así evitar la contaminación fecal de fuentes de agua, suelo y alimentos. Las demas barreras se relacionan con las prácticas de higiene.


© PNSR

Las barreras secundarias son el lavado de manos con agua segura y jabón en momentos críticos como después de defecar, limpiar a los niños que han defecado, antes de manipular alimentos, comer o dar de comer. Así también el lavado de los alimentos y utensilios de cocina con agua segura al manipularlos, antes de comerlos directamente o cocinarlos, y la protección al almacenarlos.

En caso que sea necesario acarrear o almacenar el agua, cuidar su calidad usando recipientes adecuados, limpios y con tapa. La limpieza de la vivienda y entornos protegerá integralmente a las personas de las infecciones y enfermedades.

Temas clave sobre PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES • Las prácticas saludables y de higiene funcionan como barreras de protección frente a la constante posibilidad de contaminación. El uso adecuado de los servicios de agua y saneamiento permiten reducir considerablemente los riesgos de salud.

33


7. ¿Cuáles son las prácticas saludables y de higiene que se deben incentivar? Las prácticas saludables y de higiene son uno de los aprendizajes más importantes a desarrollar con las familias y comunidades. Luego de haber comprendido su situación respecto al agua y saneamiento, los riesgos potenciales, y la posibilidad de prevenirlos, se espera que las familias comprendan y valoren la importancia de estas prácticas y comportamientos. La forma de abordar estas prácticas es a través de preguntas sobre cómo podemos prevenir riesgos de salud. Preguntar: ¿Cómo debe ser el agua que podemos tomar y usar para nuestros alimentos? ¿Por qué tenemos que usar agua potable? ¿Cómo y dónde hacemos nuestras deposiciones (defecamos y orinamos)? ¿Por qué es mejor usar instalaciones sanitarias? Partir explicando la práctica general: Tomar agua potable y practicar la higiene son las primeras prácticas saludables. Luego, explicar qué son cada una, y priorizar las prácticas de higiene claves que son el lavado de manos con jabón, la disposición adecuada de excretas, y la higiene personal integral. Luego continuar dialogando y desarrollando contenido sobre los comportamientos específicos como: a) beber agua potable, b) lavarse las manos con agua y jabón, c) disponer adecuadamente las excretas, d) cuidar la higiene personal integral. Beber agua potable Beber exclusivamente agua potable permite a las personas satisfacer una de las necesidades más vitales y no enfermarse al hacerlo. El agua es considerada potable cuando tiene la proporción adecuada de cloro para eliminar las bacterias que originan enfermedades. Para la hidratación del cuerpo es necesario beber suficiente agua, y también utilizarla en la manipulación de los alimentos. El agua ya ha sido tratada, eliminando elementos dañinos para la salud. Especialmente es necesario tener mayor cuidado con los niños y niñas menores de 5 años, al ser más vulnerables a enfermedades peligrosas. Por ello, es necesario que las familias conozcan la calidad del agua que consumen. Los servicios mejorados deben garantizar a la población que el agua que se provee a los hogares sea potable y por lo tanto, sea apta para el consumo humano. Lavado de manos

34

El lavado de manos con agua y jabón es una de las prácticas más importantes para contribuir a cuidar la salud de las personas y prevenir enfermedades. Esta práctica debe realizarse en momentos críticos y clave durante todo el día, y todos los días. El lavarse las manos solo con agua no garantiza que los gérmenes que originan las enfermedades hayan sido eliminados.


© PRONASAR

El jabón es necesario para asegurar que las bacterias no ingresen a la boca y al organismo de las personas. Esta práctica debe aprenderse bien, considerando cómo hacerlo adecuadamente después de ir al baño, antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer, antes de atender a los bebes y después de limpiarlos.

La forma de lavarse las manos con jabón

Los momentos críticos para hacerlo

• Mojarse las manos con suficiente agua y jabón hasta hacer espuma.

• Antes de cocinar o preparar la comida.

• Frotarse las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.

• Antes de comer o de dar de comer a los niños.

• Enjuagarse las manos con un chorro de agua limpia hasta eliminar todo el jabón.

• Después de defecar y orinar, después de cambiar o atender a los bebés.

• Secarse con una toalla o trapo muy limpio.

• Después de limpiar los baños.

Disposición Sanitaria de Excretas La disposición sanitaria de excretas significa que todas las personas deben defecar y orinar en baños adecuados, como las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS) propuestas por el programa. Asimismo, eliminando correctamente los materiales de limpieza y manteniendo los baños limpios.

35


El desafío es considerar estas prácticas como una costumbre. Algunas personas no están acostumbradas a utilizar baños dentro de sus hogares para defecar y orinar. Asimismo, el hablar sobre estas prácticas puede ser un tema tabú y vergonzoso por razones de pudor. Es importante promover una comunicación clara y honesta sobre el uso correcto del baño y educar a los niños y niñas desde pequeños sobre la importancia de esta práctica para evitar y prevenir enfermedades. Higiene personal integral La higiene personal es un conjunto de comportamientos y acciones que permiten mantener limpio el cuerpo y proteger las partes más expuestas a la transmisión de enfermedades por agua no segura, la suciedad, la contaminación y ambientes no saludables en general. Entre estas acciones, resaltan aquellas que están relacionadas con el uso del agua, como la higiene bucal y dental, el lavado del cuerpo o baño, y el lavado de ropa. Es importante reforzar que es necesario usar agua de calidad en el caso de la higiene bucal y dental, pues es la vía directa a las enfermedades diarreicas agudas, entre otras. También es recomendable usar agua potable para el lavado de cuerpo y el lavado de ropa, especialmente de los bebes, niñas y niños pequeños. De esta manera, con la boca, el cuerpo y la ropa limpia, las personas tienen una barrera integral contra las enfermedades. El manejo inadecuado del agua y saneamiento, en el lavado del cuerpo y la disposición de excretas, también se relaciona con otras enfermedades como la parasitosis, enfermedades a la piel, infecciones a la vista, infecciones vaginales y enfermedades transmitidas por insectos y animales.

Temas clave sobre prácticas saludables y de higiene Prácticas Persona consume agua potable e incorpora hábitos saludables de higiene en su vida diaria.

Comportamientos a. Bebe solamente agua potable. b. Se lava las manos con agua y jabón en momentos críticos como después de ir al baño, antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer, antes de atender a las y los bebes y después de limpiarlos. c. Dispone las excretas en instalaciones sanitarias dentro de su vivienda y deja de usar la chacra o el río para hacer sus necesidades. d. Practica la higiene personal integral: higiene bucal, lavado de cuerpo, lavado de ropa.

36


8. ¿Cuáles SON LAS PRÁCTICAS RECOMENDADAS PARA USAR ADECUADAMENTE LOS SERVICIOS DE AGUA Y SANEAMIENTO? Las familias aprenderán que para realizar las prácticas saludables y de higiene, y para aprovechar sus beneficios de manera sostenible, es importante aprender a usar adecuadamente los servicios de agua y saneamiento. Se espera que las familias aprendan otro conjunto de prácticas que refuercen las barreras, que eviten la transmisión de enfermedades y que conserven el recurso agua y sus instalaciones sanitarias.

© PNSR

La forma como abordar este tema es profundizando en el buen uso del agua y los servicios de saneamiento. Del mismo modo, partir de la práctica general. Preguntar: ¿Qué es usar bien los servicios de agua y saneamiento?

Luego, continuar dialogando y desarrollando contenido sobre los comportamientos específicos como: a) la manipulación adecuada del agua, b) la preparación y limpieza de los alimentos, c) la limpieza de la vivienda y entorno, y d) la limpieza de las instalaciones sanitarias o baños. Entendemos como uso adecuado al aprovechamiento de los múltiples beneficios que brindan los servicios de agua y saneamiento sostenibles. Por ello, es muy importante que las prácticas saludables de los usuarios deban ser reforzadas permanentemente con la higiene de sus viviendas y sus entornos. De nada sirve tener solo partes del cuerpo limpias cuando van a estar en contacto con suciedad y con bacterias. La disponibilidad del agua potable implica entender su costo y su valor, a fin de utilizarla y manipularla con cuidado y responsabilidad. El

37


cuidado del agua, la limpieza, el uso y mantenimiento de las instalaciones sanitarias es indispensable para evitar su deterioro y en consecuencia evitar un incremento de valor de la cuota familiar por un inadecuado uso de los sistemas. A continuación se describen y explican las prácticas y comportamientos recomendados para utilizar adecuadamente los servicios de agua y saneamiento. Manipulación adecuada del agua Las familias tienen conocimientos sobre cómo acceder al agua para vivir. Es importante reforzar sus saberes y experiencias con recomendaciones prácticas que les faciliten mantener el recurso en condiciones aceptables de calidad y cantidad. Se espera que las familias aprendan y practiquen las maneras de cuidar el agua en caso que sea necesario movilizarla o almacenarla. Es propósito de los servicios de agua y saneamiento facilitar las instalaciones de calidad dentro de los hogares. De este modo, ya no será necesario acarrear y almacenar el agua. Sin embargo, las prácticas de manipulación adecuada del agua deben ser promovidas extensamente cuando aún no existen servicios con agua potable. Así mismo, reforzar la práctica de métodos seguros de purificar el agua como hervirla, usar lejía en cantidades específicas y pequeñas, y otros métodos. De no contar con los servicios adecuados, en caso de su mal funcionamiento o en situaciones de emergencia, es necesario que las familias aprendan y practiquen cómo valorar y cuidar el agua que van a consumir. Para ello, Las autoridades y organizaciones comunales operadoras, como la JASS, están facultados para brindar orientación a las familias respecto al uso y conservación de sus instalaciones sanitarias dentro de sus domicilios o adosadas a la vivienda. Vigilar la calidad y cantidad del agua es una responsabilidad de la organización que provee el servicio, pues el cuidado de las fuentes de agua, el tratamiento y su distribución requieren la asistencia de técnicos y de autoridades de salubridad. Vigilar la calidad del agua en el hogar es responsabilidad de cada familia y es necesario que se evite manipular el agua y las instalaciones de manera innecesaria o inadecuada. Para ello, organizaciones como la JASS, dentro de sus estatutos y reglamento, establecerán las sanciones que se aprueben en Asamblea General cuando algún usuario asociado incumpla con los acuerdos internos. Preparación y limpieza de alimentos Como parte de un uso adecuado del agua potable, se recomienda usarla para la preparación de alimentos. Usar agua potable para lavar los alimentos es importante, especialmente para aquellos que se ingieran sin cocinar, como las verduras y las frutas. Además, la limpieza de utensilios y superficies de cocina con agua potable es necesaria para

38


evitar la transmisión de bacterias que la familia ingerirá con los alimentos. Es recomendable tener cuidado con dejar restos de alimentos como carne y huevos en las superficies de cocina, por ser un riesgo para la transmisión de enfermedades como la salmonela, entre otras. Limpieza de la vivienda y su entorno La limpieza de la vivienda y el entorno, es el grupo de prácticas recomendadas para reforzar los comportamientos saludables, la higiene personal y familiar. Estas prácticas pueden ser múltiples, pero la prioridad son aquellas relacionadas con los servicios de agua y saneamiento, para contribuir a mantener una vivienda y entornos saludables6. Recomendaciones: • Asegurar la disponibilidad de un lavamanos, agua potable y jabón. • Facilitar y promover la higiene integral de los miembros de la familia, especialmente de las madres con bebes antes y después de la lactancia materna, cambio de pañal, manipulación, preparación y consumo de alimentos. • Utilizar agua potable para limpiar los utensilios y superficies de cocina. • Mantener la limpieza e higiene de la vivienda y la cocina sin humo. • Disponer de la basura de manera adecuada. • Realizar la higiene y el cuidado de los animales domésticos. • Controlar la presencia de insectos (moscas, cucarachas, mosquitos) y roedores (ratas, ratones). Limpieza y mantenimiento de instalaciones sanitarias Los servicios de agua y saneamiento promovidos por el PNSR son sistemas de agua adecuados a las condiciones geográficas de la comunidad rural, que permiten llevar el agua potable a los hogares de las familias. Los baños dignos o Unidades Básicas de Saneamiento (UBS), se instalan en los hogares considerando opciones técnicas adecuadas a las condiciones del lugar. Así las familias pueden contar con servicios básicos en sus domicilios, facilitando su uso y mantenimiento adecuados. La limpieza y mantenimiento de las instalaciones sanitarias es indispensable para prevenir la transmisión de enfermedades, especialmente en las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS) instaladas dentro de los hogares. Considerando que existen varios tipos de instalaciones sanitarias según las características ideales para cada terreno, es importante que la familia conozca la forma adecuada de limpiar y mantener sus baños o instalaciones sanitarias (Ver anexos en la página 45). Si bien es importante que cada persona, de manera individual, pueda aprender, adoptar y practicar estas recomendaciones, es fundamental promoverlas como un comportamiento o una costumbre en los hogares y en las comunidades. De esta manera las prácticas saludables y de higiene se podrán mantener como una norma social de generación en generación, contribuyendo con el desarrollo humano y sostenible de la comunidad. 6 Referencias utilizadas del Programa de Familias y Viviendas Saludable del Ministerio de Salud del Perú.

39


El jabón es necesario para asegurar que las bacterias no ingresen a la boca y al organismo de las personas. Esta práctica debe aprenderse bien, considerando cómo hacerlo adecuadamente después de ir al baño, antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer, antes de atender a los bebes y después de limpiarlos. Temas clave para uso adecuado de servicios de agua y saneamiento Prácticas Familia utiliza adecuadamente los servicios de agua y saneamiento.

Comportamientos a. Manipulan adecuadamente el agua. b. Manipulan adecuadamente alimentos y utensilios de cocina. c. Limpian y mantienen la vivienda y su entorno. d. Limpian y mantienen las instalaciones sanitarias o baños.

40


9. ¿Cuáles son los beneficios de usar bien los servicios de agua y saneamiento? Las familias pueden conocer y aprender nuevas prácticas y recomendaciones para cuidar su salud. Sin embargo, muchas veces estos aprendizajes no se mantienen en el tiempo y las personas vuelven a sus hábitos y costumbres. Se espera que una reflexión sobre los beneficios sea el inicio de un proceso de motivación, que lleve a apropiarse de estas prácticas, enseñarlas en casa y promoverlas en la comunidad.

© BANCOMUNDIAL

Una manera de abordar el tema con la comunidad es reflexionando con ellos luego de reforzar sus conocimientos sobre las prácticas clave identificadas. Preguntar: ¿Cuáles son las prácticas saludables y de higiene para prevenir enfermedades? ¿Qué significa usar adecuadamente los servicios de agua y saneamiento? ¿Cómo podemos aprender y practicas siempre estos comportamientos en casa? ¿Cómo aprendemos a cambiar nuestras costumbres?

El uso adecuado de los servicios de agua y saneamiento permite a las familias aprovechar de dos grandes beneficios: Primero, las personas y familias que utilizan adecuadamente el agua potable mejoran su salud y previenen enfermedades de manera efectiva. Los padres aseguran la salud integral de niños y niñas menores de cinco años previniendo enfermedades diarreicas agudas

41


y la desnutrición crónica infantil. Las familias cuentan con instalaciones sanitarias o baños dignos en sus hogares, previniendo la transmisión de enfermedades infecciosas y la contaminación de aguas y suelos. La higiene personal se puede practicar e instalar como un hábito o costumbre, protegiendo todo el cuerpo de los riesgos de salud. Segundo, las viviendas e instalaciones facilitan la higiene integral reforzando barreras preventivas de transmisión de enfermedades, ahorrando costos a la economía familiar, y mejorando su calidad vida. Las personas y familias que hacen un uso adecuado de estos servicios mejoran sus capacidades para manipular el agua, evitando derrocharla. La limpieza de las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS) fortalece las barreras frente a las vías de transmisión de enfermedades. Finalmente, la higiene de las viviendas refuerza la higiene personal y contribuye con una comunidad saludable.

Temas clave sobre beneficios al adoptar prácticas y comportamientos • Al beber agua potable se previenen enfermedades diarreicas agudas, parasitosis y desnutrición infantil.

42

El lavado de manos con agua y jabón en momentos críticos como después de ir al baño, antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer, antes de atender a las y los bebes y después de limpiarlos, es una barrera para prevenir la diarrea.

La disposición adecuada de excretas en instalaciones sanitarias ayuda a prevenir enfermedades diarreicas agudas y la contaminación.

Las prácticas de higiene personal integral (higiene bucal, lavado de cuerpo, lavado de ropa), refuerzan las barreras preventivas de enfermedades y mejoran la calidad de vida.

La manipulación adecuada del agua no solo conserva su calidad y cantidad, además evita derroche del recurso y el gasto familiar.

La preparación y limpieza de los alimentos, así como de utensilios y superficies de cocina, previene enfermedades que pueden transmitirse a la familia en la comida.

La limpieza y mantenimiento adecuados de las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS) en los hogares, previene el riesgo a contraer enfermedades por la exposición a excretas y deterioro de instalaciones.

La limpieza del hogar y el entorno donde la familia vive refuerza la higiene personal y previene la contaminación.


10. ¿Cómo cuidar las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS)?

© PNSR

Las familias que se beneficien con la instalación de las Unidades Básicas de Saneamiento en sus hogares serán responsables por su buen uso, cuidado y mantenimiento. Se espera que las familias conozcan cómo funciona el sistema y opción técnica elegida, y qué recomendaciones pueden considerar para su uso y cuidado adecuados.

Una manera de abordar el tema es explicando las características de las UBS y sus beneficios nuevamente (Módulo 1). Luego, explicar el contenido referencial en los anexos a partir de los siguientes conceptos: • • •

Las Unidades Básicas de Saneamiento (UBS), son opciones técnicas para eliminar de manera adecuada los excrementos humanos y prevenir enfermedades infecciosas. Estos baños están diseñados para ser instalados dentro de la vivienda, o de no ser posible, adosados a la vivienda, considerando que los usuarios recorran la menor distancia posible. Las UBS presentan muchas ventajas para las familias, tanto para utilizar agua potable de manera adecuada, como para realizar sus necesidades sanitarias con seguridad, privacidad y comodidad.

Una vez instalados los baños dignos en los hogares, las familias se encargarán de hacer un uso adecuado, limpiarlo y mantenerlo con el cuidado correspondiente. De ser necesario un mantenimiento mayor como el tratamiento de lodos o por un mal funcionamiento, es preciso solicitar apoyo a los técnicos de la organización operadora u otros disponibles en la comunidad. Cada uno de los 4 tipos de UBS que propone el PNSR tiene una manera diferente de funcionar. Por lo tanto la manera de limpiarlas y mantenerlas es también diferente.

43


BIBLIOGRAFÍA Saneamiento Ambiental y Salud. Leo Heller. Representación de la OPS/OMS en Brasil Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente CEPIS. Brasilia, 1997. La Salud y el ambiente en el desarrollo Sostenible. Publicación científica N° 572. Organización Panamericana de la Salud. Washington, D.C. 2000. Salud, agua potable y saneamiento en el desarrollo humano sostenible Documento de Trabajo CD43/10. Organización Panamericana de la Salud. Washington, D.C. 2001. Guía de opciones técnicas para abastecimiento de agua potable y saneamiento para centros poblados del ámbito rural. Programa Nacional de Saneamiento Rural MVCS PNSR. Lima, 2012. Procedimientos para la evaluación de la higiene. Enfoques y métodos para evaluar prácticas de higiene y relacionados con el agua y saneamiento. Astier M. Almedom, Ursula Blumenthal y Lenore Manderson. International Nutrition Foundation for developing Countries (INFDC). Londres, 1997. Manual de Educación Sanitaria. Saneamiento Básico Rural. Dirección Regional de Salud Cajamarca. Atención Primaria y Saneamiento Básico de Cajamarca (APRISABAC). Ministerio de Salud. 1993.

44


anexos Los siguientes cuadros detallan recomendaciones de cuidado y mantenimiento de las distintas opciones de baños considerados por el programa, a fin de ser un referente para la población y las organizaciones operadoras que brinden asistencia técnica.

UBS

Arrastre hidráulico

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

• • •

El inodoro, el lavatorio y la ducha no deben estar reparados con parches de jebe o llantas. En caso de existir goteos, se deben arreglar inmediatamente. De persistir la fuga, deberá cambiarse el accesorio. El inodoro debe estar siempre limpio, con agua limpia en el interior, libre de heces u orina. No deberá estar goteando agua del tanque o perdiéndose en el inodoro. La manipulación de los lodos del tanque séptico o biodigestor debe hacerse siempre con la asistencia del operario de la JASS.

Acciones muy importantes para la limpieza y el mantenimiento de la UBS: a. Limpiar diariamente el baño con una escoba. b. Dentro del inodoro sólo deben depositarse heces y orina. Ningún tipo de basura, restos de papeles, o comida ni otros objetos. c. Si alguna de las partes de la UBS está deteriorada, proceder a su reparación inmediata, para lo cual se coordinará con la JASS. d. De producirse un atoro, en algunas de las partes de la UBS, comunicarlo a la JASS. e. Solicitar a la JASS la revisión del nivel de lodos en el tanque séptico. RESPONSABLE

• • •

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

• •

La limpieza al interior de la UBS, del inodoro, el lavatorio y la ducha es una responsabilidad compartida entre las mujeres y hombres adultos de la familia. La limpieza del tanque séptico o biodigestor, debe ser realizada por una persona adulta, siempre con la asistencia del operario de la JASS. Los adultos son los responsables de enseñar a los niños y niñas el buen uso de la UBS. La persona encargada de la limpieza de la UBS debe tener una escoba, así como un balde o batea que deben ser usados solo para la limpieza del baño. Para la limpieza del tanque séptico o biodigestor, la persona adulta responsable de la vivienda, deberá contar por lo menos con guantes, mascarillas y botas, al igual que el operario de la JASS, quien le orientará en esta labor.

IMPORTANTE: El tanque séptico solo debe abrirse para su limpieza con la orientación del operador de la JASS. La limpieza de la UBS deberá hacerse diariamente. La limpieza del tanque séptico o biodigestor se hará de acuerdo al periodo indicado en las capacitaciones sobre Administración, Operación y Mantenimiento.

45


UBS

Arrastre hidráulico

FRECUENCIA

• •

UBS

Ecológica o compostera

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

• • •

La limpieza de la UBS deberá hacerse diariamente. La limpieza del tanque séptico o biodigestor se hará de acuerdo al periodo indicado en las capacitaciones sobre Administración, Operación y Mantenimiento (AOM).

El lavatorio y la ducha no deben estar reparados con parches de jebe o llantas. En caso de existir goteos, se deben arreglar inmediatamente. De persistir la fuga, deberá cambiarse el accesorio. La UBS cuenta con dos cámaras de depósito de heces. Una de ellas estará sellada hasta que la otra, que está en uso, se llene. Limpiar el interior del inodoro con separador de orina con un trapo húmedo. Tener especial cuidado de que no ingrese agua.

Acciones muy importantes para la limpieza y el mantenimiento de la UBS: a. Antes del primer uso, se debe agregar en la cámara: pasto seco, paja, hojas secas o un poco de tierra. b. Después de cada uso, agregar el “material secante”; que puede ser, pasto seco, paja, hojas secas, cenizas o similares, en cantidad igual a la cantidad de heces que se van depositando en la cámara diariamente. c. El papel higiénico u otros materiales de limpieza, no se introducen en el inodoro. Deben colocarse en un tacho tapado para evitar moscas en el interior de la UBS. d. No deberá botarse en la UBS ningún tipo de basura: envases, botellas, bolsas, envolturas, latas, palos u otros. e. Cuando la cámara que la familia está usando se llene (entre seis meses a un año), se debe proceder a cerrarla, cubriendo la superficie con una capa delgada de tierra y sellándola con la tapa que había estado cubriendo la cámara sin uso. Ello se deberá realizar con la asistencia técnica del operador de la JASS. f. Cuando también se haya llenado la segunda cámara, se vuelve a usar la primera cámara. Se efectúa el mismo procedimiento anterior. g. Para uniformizar el material al interior de la cámara, se debe remover con un palo, al menos una vez por semana. El palo deberá ser limpiado y desinfectado, será destinado únicamente para este uso y se dejará fuera del alcance de los niños.

46


UBS

Ecológica o compostera

RESPONSABLE

• • •

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

• • •

La limpieza al interior de la UBS, del inodoro con separador de orina, el lavatorio y la ducha es una responsabilidad compartida entre las mujeres y hombres adultos de la familia. La remoción del material de la cámara de depósito de las heces y su disposición final, luego del período de “descanso” debe ser realizado por una persona adulta, con la asistencia del operario de la JASS. Los adultos son los responsables de enseñar a los niños y niñas el buen uso de la UBS. La persona encargada de la limpieza de la UBS debe tener una escoba, así como un balde o batea que deben ser usados solo para la limpieza del baño. Para la remoción del material de la cámara de depósito de las heces y su disposición final, la persona adulta responsable de la vivienda, deberá protegerse con guantes, botas y mascarilla, al igual que el operario de la JASS, quien le orientará en esta labor. El material extraído de la cámara, será usado como mejorador de suelo, en plantas de tallo alto. No podrá ser usado en hortalizas y plantas de tallo corto y deberá estar fuera del alcance de los niños.

FRECUENCIA

• •

UBS

Compostaje continuo •

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

La limpieza de la UBS deberá hacerse diariamente. La limpieza de la cámara de compostaje y la evacuación del material compostado se hará de acuerdo al periodo indicado en las capacitaciones sobre Administración, Operación y Mantenimiento, siempre con la orientación del Operario de la JASS.

Limpiar el interior del inodoro de caída directa o aparato sanitario con un trapo húmedo. Tener especial cuidado de que no ingrese agua.

Acciones muy importantes para la limpieza y el mantenimiento de la UBS: a. Después de cada uso, agregar el “material secante”, que puede ser pasto seco, paja, hojas secas, cenizas o similares, en cantidad igual a la cantidad de heces que se van depositando en la cámara diariamente. b. Solicitar a la JASS la remoción del humus formado al interior de la cámara, de acuerdo al periodo indicado en las capacitaciones sobre Administración, Operación y Mantenimiento. c. El papel higiénico u otros materiales de limpieza no deben introducirse en el inodoro. Deben colocarse en un tacho tapado para evitar moscas en el interior de la UBS. d. No debe botarse en la UBS ningún tipo de basura: envases, botellas, bolsas, envolturas, latas, palos u otros. e. Para uniformizar el material al interior de la cámara, se debe remover con un palo, al menos una vez por semana. El palo deberá ser limpiado y desinfectado, será destinado únicamente para este uso y se dejara fuera del alcance de los niños.

47


UBS

Compostaje continuo

RESPONSABLE

• • •

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

• •

FRECUENCIA

48

• •

La limpieza al interior de la UBS y del inodoro de caída directa es responsabilidad compartida entre las mujeres y hombres adultos de la familia. La remoción del material de la cámara de compostaje continuo, debe ser realizada por una persona adulta, con la asistencia del operario de la JASS. Los adultos son los responsables de enseñar a los niños y niñas el buen uso de la UBS. La persona encargada de la limpieza de la UBS debe tener una escoba, así como un balde o batea que deben ser usados solo para la limpieza del baño. Para la remoción del material de la cámara de compostaje continuo, la persona adulta responsable de la vivienda, deberá contar con guantes, botas y mascarilla, al igual que el operario de la JASS que lo orientará en esta labor. El material extraído de la cámara, será usado como mejorador de suelo, en plantas de tallo alto. No podrá ser usado en hortalizas y plantas de tallo corto y deberá estar fuera del alcance de los niños. La limpieza de la UBS deberá hacerse diariamente. La limpieza de la cámara de compostaje continuo y la evaluación del material compostado se hará de acuerdo al periodo indicado en las capacitaciones sobre Administración, Operación y Mantenimiento, siempre con la orientación del Operario de la JASS.


UBS

De hoyo seco ventilado

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

• • •

Limpiar el aparato sanitario (inodoro de descarga directa o losa sanitaria) con un trapo húmedo. Se debe tener especial cuidado que las aguas de limpieza no ingresen al hoyo donde se depositan las heces. Colocar el papel higiénico u otros materiales de limpieza en un tacho tapado para evitar moscas al interior de la UBS. Mantener siempre cerrada la puerta, para evitar el ingreso de insectos o animales pequeños.

Acciones muy importantes para la limpieza y el mantenimiento de la UBS: a. En el hoyo sólo deben ingresar las heces y la orina. No echar agua, ni detergente o basura dentro del hoyo. b. Usar la UBS hasta que su capacidad llegue a cerca de 50 centímetros por debajo de la losa. El tiempo estimado de duración de uso de una UBS, puede ser de dos a cuatro años. RESPONSABLE

• •

• • MEDIDAS DE PROTECCIÓN

FRECUENCIA

• • •

La limpieza al interior de la UBS es una responsabilidad compartida entre las mujeres y hombres adultos de la familia. Cuando las heces lleguen a unos 50 centímetros de la superficie, la familia debe sellar el hoyo, para lo cual debe retirarse la losa, y echar cal con tierra hasta cubrir el hoyo. Al mismo tiempo se deberá construir un nuevo hoyo en un sitio adecuado y a no menos de 2 metros del hoyo anterior. Si no conoce los detalles del procedimiento puede solicitar la asistencia de un operario de la JASS. Los adultos son los responsables de enseñar a los niños y niñas el buen uso de la UBS. La persona encargada de la limpieza de la UBS debe tener una escoba, así como un balde o batea que deben ser usados solo para la limpieza del baño. Si no conoce el detalle del procedimiento para el sellado del hoyo y la construcción de un hoyo nuevo, la persona adulta responsable de la vivienda, deberá contar con el asesoramiento del operario de la JASS. La limpieza de la UBS deberá hacerse diariamente. La UBS será usada hasta que el nivel de heces esté cerca de los 50 centímetros de la loza o piso de la USB. El usuario deberá realizar labores de mantenimiento periódico de la caseta y proceder al cierre del hoyo, cuando éste llegue a 50 centímetros debajo del nivel de piso de la losa o según lo indique el diseño.

49


50


La Comunidad y los servicios de agua y saneamiento