Page 1

Miguel Delibes (Valladolid, 1920-2010) El 12 de marzo de 2010 muere en Valladolid Miguel Delibes. En estas páginas queremos rendir un pequeño homenaje a este maestro de las letras, escritor imprescindible en la literatura española del siglo XX.

Miguel Delibes nació en Valladolid el 17 de octubre de 1920, fue el tercero de los ocho hijos del matrimonio entre Alfonso Delibes y María Setién. Cursó estudios en los colegios de La Salle y de Lourdes, donde terminó el bachillerato en 1936.

1


Tras estallar la Guerra Civil Española, se enroló como voluntario en la Marina del Ejército Nacional en 1938 y prestó servicio en el crucero Canarias, que realizaba sus operaciones en la zona de Mallorca. En 1939, al finalizar la guerra, regresó a Valladolid e ingresó en la Escuela de Comercio. Al concluir su carrera de Comercio, inicia la de Derecho y se matricula en la Escuela de Artes y Oficios y, posteriormente inicia su andadura como periodista de El Norte de Castilla, diario de inspiración democrática del que llegó a ser director. En 1945, obtuvo la cátedra de Derecho Mercantil, por lo que empezó a impartir clases en la Escuela de Comercio.

El primer artículo periodístico que publicó en El Norte se tituló “El deporte de la caza mayor”

En abril de 1946 contrajo matrimonio con Ángeles de Castro, quien posteriormente se convirtió en una de sus mayores inspiraciones literarias. Tras contraer matrimonio, comenzó la carrera literaria de Miguel Delibes.

2


En 1974 ingresa en la Real Academia Española y, entre otros, ha recibido los

Premios Príncipe de Asturias en 1982 y el Premio Cervantes en 1993. Se le resistió, sin embargo, el Premio Nobel que ¡merecía!

Miguel Delibes es un autor comprometido siempre con la dignidad del ser humano y con la naturaleza.

El mundo rural castellano, su flora y fauna y la caza son temas que aparecen con mucha frecuencia en su obra, sin olvidar la infancia y el mundo de la ciudad de provincias.

3


Miguel Delibes, como novelista, y siguiendo el magnífico estudio de Mª Dolores de Asís Garrote, es ya un clásico en nuestra literatura que ha evolucionado desde un estilo caracterizado por una narración más tradicional de tipo del realismo del XIX, a una simplicidad narrativa más moderna, una tendencia a la objetividad y un sentimiento de solidaridad humana.

Delibes está preocupado por el hombre español, simbolizado sobre todo en el castellano, en una civilización de masas, y en una sociedad que cada vez va destruyendo los espacios rurales. También por la ambigüedad del llamado “progreso” contemporáneo.

Son notas características de su narrativa, aceptadas por el propio autor, y señaladas por la crítica: “la ternura”, “el realismo”, “el humor”, “la angustia existencial” y “la preocupación por la muerte”. A estas características añade Delibes otra: “su acercamiento a la naturaleza y a los ambientes rurales, en busca de valores más estables y formas de vida más auténticas que las que encuentra en el llamado mundo civilizado”.

Obras imprescindibles: Premio Nadal 1947. Miguel Delibes ha dicho de este su primer libro: “Se trata de una novela mediocre, de un libro balbuciente. Como muchas primeras novelas no es mala por lo que le falta sino por lo que le sobra”. Y sobran descripciones y explicaciones excesivas, cuadritos de costumbres que encajan perfectamente dentro del realismo tradicional. La preocupación por la muerte que rodea constantemente a Pedro, personaje central, surge de la experiencia de la muerte lejana; la muerte de un compañero de colegio produce una fuerte impresión en la psicología hipersensible del protagonista. Esta experiencia constituye el punto de partida de una constante inquietud de Pedro por la muerte, que se convierte en un amargo pesimismo hacia la vida.

4


El camino (1950), es una obra cuyo espacio, muy querido por Delibes, es el mundo rural, traído desde la evocación de la memoria de un niño, de Daniel, el “Mochuelo”, protagonista, y en el que se encarna el tema fundamental de la obra: la iniciación de Daniel en la vida adulta según los deseos de su padre de que sea un hombre de progreso. La razón que asiste a su padre para que Daniel salga del pueblo para estudiar es que quiere hacer de él “algo más que un quesero”. En El camino aparecen temas recurrentes en la obra de Delibes: la oposición naturaleza-civilización; la ambigüedad del progreso en la sociedad contemporánea y también la denuncia social.

En esta novela (1953) se pone en evidencia la idea de que en el matrimonio no se debe reducir el número de hijos ni menos limitarlo a la unidad, ya que el hijo único suele malograrse por el mimo y la libertad incontrolada, y si muere queda destruida la familia. El padre de Sisí vive para su hijo y todo lo sacrifica, cueste lo que cueste. Cuando muere Sisí, el padre se derrumba espiritualmente. Su vida carece de sentido.

En la línea iniciada en El camino se mueve Diario de un cazador, Premio Nacional de Literatura 1955. Un bedel de un instituto de provincia, apasionado por la caza, se propone expresar por escrito, en forma de diario, sus aventuras en la caza. En esta obra es admirable el amor por la naturaleza.

5


La hoja roja (1959). El espacio novelístico es la ciudad provinciana. El tema, la paulatina soledad en que va quedando un modesto oficinista jubilado. Su soledad la comparte don Eloy Núñez con la muchacha de servicio, la Desi. La situación de jubilado que le anuncia que su vida va a durar poco está simbolizada en la hoja roja con que termina su librillo de papel de fumar. El tema de esta obra, como el de la primera novela de Delibes, es el de la muerte, pero aquí se concreta más, es el miedo a la proximidad de la propia muerte, y la soledad. La novela es una prueba más de la simpatía de Miguel Delibes por la gente más sencilla.

Las ratas (1962). En este relato se mantiene el mensaje de Delibes que aparece en El camino: la defensa del campesino y del campo castellano, de un sistema de vida en trance de desaparecer. Esta novela es también una respuesta a la decisión gubernamental de que se interrumpieran en el periódico El Norte de Castilla unos artículos sobre el campo castellano. El director del periódico era entonces Miguel Delibes. La denuncia se transformó en novela. La obra presenta una estructura circular, en torno a un núcleo de habitantes de una comunidad rural cerrada que se rige por el proceso anual de siembra y recolección. Señales que van marcando el paso del tiempo de octubre a julio de 1956. La fecha tiene un significado sociológico: son los años de la emigración del campo a la ciudad.

La técnica del monólogo interior se encuentra en Cinco horas con Mario (1966), la única obra de Miguel Delibes en la que la mujer ocupa un papel importante. Esta novela es una crítica a la clase media española y a las extremosidades de una religión tradicional. Esta narración es según Sobejano: “Un ejemplo del imposible entendimiento entre una mujer simplista y un hombre inteligente y complejo”. Cada uno de los capítulos comienza con un pasaje bíblico, como pretexto para que Carmen, la protagonista, recuerde los años de matrimonio y de noviazgo y, al mismo tiempo, toda una época crítica para España: guerra y posguerra.

6


El príncipe destronado (1973). El libro es una vuelta al mundo infantil y provinciano. El protagonista es un niño y el ambiente es un hogar burgués típico. Quico, destronado de su imperio de benjamín de la casa por el nacimiento de una hermanita, quiere llamar la atención de su madre fingiendo haberse tragado un clavo. No es una obra más de Miguel Delibes, sino un libro en el que su escritura novelística ofrece una particular perfección.

En Las guerras de nuestros antepasados (1975), novela escrita en casi toda su totalidad en forma dialogada, Pacífico Pérez pertenece a una familia obsesionada por la guerra, una por generación. Es una persona sensible. Está condenado a treinta años por haber matado a un hombre y haberse fugado luego del penal tras participar en la muerte de un vigilante. Ahora está enfermo en el sanatorio. Un médico habla con él durante siete noches y graba las conversaciones. Las charlas se centran en sucesos de la vida de Pacífico en un pueblecito de Castilla y en la cárcel. Esta novela, como novela dialogada, cuenta con viejos precedentes en la Literatura, como, por ejemplo, La Celestina.

Esta novela (1978) se mueve en el mundo rural y reivindica la inteligencia natural y los valores humanos de este mundo, pero ahora esta reivindicación se lleva a cabo frente a una consideración muy pesimista de la vida política.

7


En Los santos inocentes (1981), novela campesina, el campo que se describe no es el típicamente castellano sino el de tierras más al sur de Valladolid, Extremadura. Por ello en esta obra a través de su espacio narrativo, un cortijo, se reivindican las condiciones de sumisión e ignorancia en las que viven sus gentes. El talante moralista de Delibes denuncia en esta maravillosa obra, una de sus grandes creaciones, la sociedad española de la posguerra, y defiende a los marginados campesinos, cercanos a la naturaleza, marginados por una sociedad injusta.

Cuando Miguel Delibes escribió Señora de rojo sobre fondo gris, en 1976 (fue publicada en 1991), no había pasado mucho tiempo desde el fallecimiento de su esposa, Ángeles Castro, en 1974. El novelista siempre confesó que la muerte de su esposa fue un terrible golpe del que jamás se recuperó y por eso esta novela tiene un significado tan especial: es un homenaje a su mujer. La obra sigue una estructura muy parecida a Cinco horas con Mario y narra la historia de un prestigioso pintor que, sumido en una gran crisis creativa, desgrana ante su hija sus recuerdos más íntimos en un monólogo que es a la vez un homenaje y un exorcismo del dolor que siente por la muerte prematura de su esposa, Ana, “una mujer que con su sola presencia aligeraba la pesadumbre de vivir”. Ana desprendía tanta belleza y plenitud que iluminaba la grisura cotidiana y los sinsabores de su enfermedad, de ahí el desconsuelo del pintor tras su pérdida.

El hereje (1998) es una magnífica novela histórica, indispensable para entender la vida religiosa y social de la España del siglo XVI. Es una obra centrada en Valladolid y alrededores, centro político y económico de ese momento. La mayor parte de la narración está dedicada a uno de los episodios más oscuros de la tradición cristiana española: las persecuciones del Santo Oficio en una época reformista donde la Inquisición no daba ningún tipo de tregua. Es una novela muy documentada donde se mezclan personajes reales y de ficción.

8


Miguel Delibes es uno de los novelistas con más obras adaptadas al cine o al teatro. Directores y productores han coincidido siempre en destacar el poder visual que tiene la narrativa de Delibes, muy próxima al cine, aunque también han resaltado las dificultades que suponía trasladar al cine las intensas emociones de los personajes creados por el novelista. Tuvieron gran aceptación las películas:

El camino (1962), Ana Mariscal.

La guerra de papá (1977), basada en la novela El príncipe destronado y El tesoro, ambas dirigidas por Antonio Mercero.

El disputado voto del señor Cayo (1986) y Las ratas (1996) de Antonio Giménez Rico.

9


Pero, sin duda, la cinta que tuvo mayor éxito es Los santos inocentes (1984), de Mario Camus. También fueron muy celebradas por el público sus novelas adaptadas al teatro como, por ejemplo, Cinco horas con Mario, protagonizada por Lola Herrera; La hoja roja, con Mª Fernanda D’Ocón como primera actriz y La guerra de nuestros antepasados, interpretada por José Sacristán.

10


Miguel Delibes opina sobre:

La caza: “Lo que hay que preguntarse no es si la caza es cruel o no lo es, sino qué procedimientos de caza son admisibles y qué otros no son.” (El País, 17/10/ 82)

La felicidad: “El estado de felicidad no existe en el hombre. Existen atisbos, instantes, aproximaciones, pero la felicidad termina en el momento en que empieza a manifestarse. Nunca llega a ser una situación continuada. Cuando no tienes nada, necesitas; cuando tienes algo, temes. Siempre es así. Total, que nunca se consigue.” (El País, 09/12/07)

El cambio climático: ¿Se muere la Tierra, o simplemente está herida? “Desgraciadamente, herida de gravedad, su destino no podemos preverlo. Creo que aún está en nuestras manos salvarla, pero ¿nos vamos a poner de acuerdo para hacerlo? Estamos tan bien instalados en la abundancia que no es fácil convencer al vecino de que se sacrifique seriamente para impedir el calentamiento del planeta y hacerlo invisible para millones de personas .El momento es crucial para que el hombre nos dé la medida de su sensibilidad.” (El País, 09/12/07)

La novela: “Una novela requiere, al menos, un hombre, un paisaje, una pasión.” (El Mundo, 12/ 03/ 10)

La justicia: se confesaba de centroizquierda y cristiano convencido y su sueño era vez una justicia divina que el mundo no mostraba: “Espero que Cristo cumpla su palabra y ella nos traiga una paz y una justicia perdurables a los que tanto las hemos predicado. Para mí eso podía ser una forma de vida eterna.” (El Mundo, 12/ 03/ 10)

La lengua: “La lengua nace del pueblo; que vuelva a él, que se funda con él porque el pueblo es el verdadero dueño de la lengua. (Vídeo grabado para conmemorar la publicación de la nueva gramática de la lengua española. RAE. Diciembre 2009)

11

Miguel Delibes  

Pequeño homenaje a Miguel Delibes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you