Edición 917

Page 1

EDICIÓN 917 Abril

VALOR $1,500

Filipenses

3, 16

Foto: El País

DOMINGO 4 DE SEPTIEMBRE DE 2022 | SAN JOSÉ DE CÚCUTA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA | FUNDADO EN 1956

Págs. 8-9

Los roles de la Iglesia en los La Iglesia significa presencia, puente y confianza. Entrevista con Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria. diálogos de paz: Acompañamiento y apoyo Vea también Pág. 2

Págs. 5-6

Editorial - “La paz les dejo, mi paz les doy” (Jn 14, 27)

Pág. 11

Encuentro de las Comunidades Eclesiales Misioneras

Quienes trabajan por la paz son bienaventurados, porque primero tienen la paz en su corazón y después procuran ambientes de paz entre los hermanos que están en división y conflicto. Diócesis de Cúcuta Periódico La Verdad Emisora Vox Dei

Descargue materiales

Pág. 12

¿Cómo los santos Día internacional de la escuchan e interceden, prevención del suicidio si no son Dios? Al acercarnos a ellos lo hacemos con la finalidad de que intercedan por nosotros, ya que han alcanzado la gracia de estar en la presencia de Dios.

10

Sept. www.diocesisdecucuta.com www.periodicolaverdad.com www.emisoravoxdei.com

60 (7) 5 724601 321 473 9175

Dirección: Calle 9 # 8-87 Barrio El Llano


2

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Por: Mons. José Libardo Garcés Monsalve, Obispo de la Diócesis de Cúcuta

E

n la puesta en práctica del Proceso Evangelizador de la Iglesia Particular de nuestra Diócesis de Cúcuta, este mes de septiembre está enmarcado por la celebración de la Semana por la Paz, con el lema de nuestro proceso pastoral: “El amor todo lo puede, sigamos adelante”, que tiene como propósito que cada uno de nosotros siga afianzando el fervor y celo pastoral en un trabajo comprometido por la paz, como don precioso de Dios para toda la humanidad, y con el corazón dispuesto a recibir esta gracia que viene de lo alto, que no es como la que trae el mundo, sino como la que nos regala Dios: “La paz les dejo, mi paz les doy. Una paz que el mundo no les puede dar” (Jn 14, 27), que implica trabajar intensamente por tener en la vida a Nuestro Señor Jesucristo que nos conduce a la verdadera paz. Esta paz interior y exterior no depende de nuestros méritos, sino de la gracia de Dios. No es la paz como la que busca el mundo, que en muchos casos es más un negocio que pide beneficios para quienes la proporcionan, sino que es un maravilloso regalo que Jesucristo ha ganado con su Sangre y que nos quiere dejar para vivir en comunión y unidad. De nuestra parte queda la responsabilidad para aceptarla y acogerla como don para nuestra vida y el compromiso por extenderla entre los hermanos, trabajando juntos cada día por construirla, con la certeza que el compromiso por la paz, nos hace participar de las bienaventuranzas del Señor. Así lo expresa Jesús en el sermón de la montaña: “Bienaven-

“La paz les dejo, mi paz les doy”(Jn 14, 27) turados los que trabajan por la paz, porque Dios los llamará sus hijos” (Mt 5, 9).

con Dios y luego las demás virtudes que rigen toda la vida del creyente y lo ponen en actitud de acogida del hermano. Desde un corazón que está limpio, que está en gracia de Dios, es posible trabajar por la paz, recibiendo cada uno la paz que Jesucristo nos ha dejado y que nos conduce al encuentro con Él.

Esta es la tarea de todo cristiano, ayudar a que vivamos en paz, ayudar a que en la familia y en la comunidad vivamos perdonados y reconciliados, amándonos los unos a los otros. Llegar a trabajar por la paz presupone que reinen en nues- Del 4 al 11 de septiembre celebratro corazón las demás bienaventu- mos la Semana por la Paz, en donde ranzas. Cuando tengamos la con- nos disponemos a rezar por la paz fianza puesta solo tan anhelada por toen Dios desde la dos y a trabajar para pobreza evangélica, “De nuestra parte queda que vivamos en facuando tengamos el la responsabilidad para milias perdonadas, aceptarla y acogerla alma limpia de todo reconciliadas y en pecado, comenza- como don para nuestra paz. Se necesitan mos a tener paz en vida y el compromiso corazones perdonanosotros mismos y por extenderla entre los dos y reconciliados también la podemos con Dios y con los hermanos”. ofrecer a los demás. hermanos para que podamos tener una Quienes trabajan por la paz son paz verdadera, estable y duradera. bienaventurados, porque primero Todos queremos la paz y hacemos tienen la paz en su corazón y des- grandes esfuerzos por conseguirla. pués procuran ambientes de paz en- En Colombia sabemos de la necetre los hermanos que están en divi- sidad que tenemos de la paz, pero sión y conflicto. Para trabajar por la no podemos olvidar que es un don paz y transmitirla a los otros, se ne- de Dios y que trabajar por la paz, cesita tener en el corazón todas las nos hace hijos de Dios y hermanos cosas ordenadas, dejar entrar todas entre sí. Mientras no tengamos este las virtudes, desde la fe, la esperan- principio cristiano bien anclado en za y la caridad que nos ponen en paz el corazón, todos los esfuerzos me-

Editorial

ramente humanos que hacemos por conseguir la paz, quedan a mitad de camino y desfallecen fácilmente. La misión de Nuestro Señor Jesucristo en esta tierra fue conducirnos a la paz, reunir a los que están dispersos y divididos y establecer la paz entre los que crean divisiones. Su misión desde la cruz fue devolvernos la paz con Dios, perdida a causa del pecado y que lo escuchamos desde la primera palabra cuando nos otorga el perdón misericordioso: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 34), que implica dejarnos limpios de todo lo que se opone a Dios y librarnos de odios, resentimientos, rencores y venganzas que destruyen nuestras relaciones familiares y comunitarias y hacen que la paz comience a agonizar. Como creyentes en Cristo, seguimos comprometidos en construir la paz desde el perdón y la reconciliación como una respuesta de fe en Nuestro Señor Jesucristo, que nos invita desdel Evangelio a amarnos los unos a los otros, tal como él nos ha amado, creando comunión y fortaleciendo los vínculos de unidad en la familia y en la comunidad. Que la Santísima Virgen María y el Glorioso Patriarca San José, alcancen del Señor todas las gracias y bendiciones necesarias, para recibir la paz como don de Dios y transmitirla a los demás, siendo cada uno un artesano de la paz, con la certeza que es la respuesta adecuada para un mundo que está lleno de odio, resentimiento, rencor y venganza. Por eso resuenan en nuestro corazón las palabras de Jesús “la paz les dejo, mi paz les doy” (Jn 14, 27), que a la vez debemos transmitir a los demás. En unión de oraciones, reciban mi bendición.

Presidente Mons. José Libardo Garcés Monsalve, Obispo de la Diócesis de Cúcuta Director Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda

Equipo de Redacción C.S. Isabel Obando Sepúlveda Seminarista Alex Johan Sarmiento Camargo Diácono Yessid Fernando Rubio Rolón

Tel.: 607 5724601 - Cel.: 321 473 8952

Diseño y diagramación Harold Antonio Castellanos Mojica Fotografía CCDC / Internet

Impresión Vanguardia Liberal


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

3

En comunión, fieles bautizados celebraron por decanatos la Fiesta Diocesana 2022

E

n el mes de agosto, como es tradición en la Iglesia Particular de Cúcuta, se celebra el aniversario de su fundación; este año, se cumplen 66 años de peregrinar como pueblo de Dios en esta zona de la frontera colombo-venezolana. La Vicaría de Pastoral de la Diócesis, propuso el material celebrativo (publicado en el Periódico La Verdad) para desarrollarse por sectores y decanatos; de esta manera, cada parroquia con su comu-

nidad, se unieron a las actividades del decanato correspondiente. Con el rezo del Santo Rosario, signos de comunión, encuentros de reflexión en torno a la Palabra, reuniones fraternas y celebraciones eucarísticas, toda la familia diocesana proclamó y vivió durante el mes y en la semana de la Fiesta Diocesana, el lema: “Encontrémonos como hermanos, ¡sigamos adelante!”.

El Obispo comparte D la alegría del Evangelio

esde el lunes 22 y hasta el miércoles 31 de agosto, el Obispo de la Diócesis de Cúcuta -luego de regresar del Primer Congreso Evangelizador PEIP-, retomó las visitas pastorales. Monseñor José Libardo Garcés Monsalve se propuso desde su posesión, realizar un conocimiento profundo de toda su Iglesia, acompañar a cada población y enseñar el camino de una Iglesia Sinodal: comunión, misión y participación.

Comunidad parroquial de Cristo Maestro

Comunidad parroquial de San Juan Bosco

Comunidad parroquial de Santo Tomás Apóstol

Comunidad parroquial de Sagrada Eucaristía

Comunidad parroquial de San Francisco Javier


4

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Diócesis de Cúcuta celebra el

ministerio episcopal de Monseñor

José Libardo Garcés Monsalve ­

­

Secretariado Nacional de Pastoral Social dirigió capacitación en formulación de proyectos Por: Oficina de Comunicaciones y Sistemas de la Corporación de Servicio Pastoral Social (COSPAS) de la Diócesis de Cúcuta

E

l martes 30 de agosto en las instalaciones de la Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen de la Diócesis

de Cúcuta, se desarrolló la capacitación titulada: Formulación de proyectos, dentro de la línea del emprendimiento sostenible, acorde con el desarrollo integral. La jornada fue dirigida a las entidades que hacen parte del Centro Pastoral para las Relaciones

de la Iglesia y la Evangelización de lo Social, con el apoyo de la Corporación de Servicio Pastoral Social (COSPAS) de la Diócesis de Cúcuta y del proyecto de Fortalecimiento Institucional del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), en el marco de la gestión de calidad de proyectos 2021-2022. Instituciones participantes: Misioneras de la Nueva Vida; Misioneras de la Madre Laura;

Centro pastoral de escucha y orientación para la farmacodependencia; Centro Integrado de Atención al Migrante (CIAMI); Casa de Formación Beato Luis Variara; Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad; Fundación Banco Diocesano de Alimentos; Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen; Casa de Paso ‘Divina Providencia’; y Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta.

CENTRO DE ESPIRITUALIDAD

NUEVA VIDA

RE T IRO S DE PRIMER A CO MUNIÓ N

Calle 17 # 11-29 barrio La Libertad


Grupo Eclesial

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

5

Encuentro de las Comunidades Eclesiales Misioneras OBJETIVO Los fieles bautizados se reúnen en las pequeñas comunidades eclesiales misioneras en torno a la Palabra de Dios para vivir un espacio de oración, meditación y también parareflexionar con el lema de este mes dedicado a la oración por la paz de Colombia.

LOGÍSTICA • Invitar a los vecinos al encuentro. • Adecuar un espacio con sillas. • Disponer de un atril. • Exhibir el lema del mes. • Una imagen de Nuestra Señora de la Paz. • Sacar fotocopias de la Exhortación Apostólica ‘Amoris Laetitia’ del Santo Padre Francisco del numeral 90 al 119, o escanear los códigos QR (ver página siguiente) para el trabajo en grupos. • Fotocopias de la oración inicial.

DESARROLLO DEL ENCUENTRO CANTO 1. El amor del señor es maravilloso.

2.

INVOCACIÓN TRINITARIA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

3. SE REPITE EL LEMA DEL MES El moderador invita a los asistentes a interpelarse sobre el significado que tiene el lema en la vida diaria: ¿Qué

situaciones impiden que se cumpla este lema en la parroquia, en la familia, en el barrio?

4.

ORACIÓN INICIAL

Sacar fotocopias o proyectarla para que todos se puedan unir. El moderador intercambia con los participantes la oración, la pueden hacer a dos coros, a un solo coro o de forma responsorial. Espíritu Santo, dulce huésped del alma, muéstranos el sentido profundo del gran amor de Dios y prepara nuestro espíritu para celebrar con fe este encuentro, en la esperanza que no defrauda, en la caridad que no espera recompensa. Espíritu de Verdad, que conoces las profundidades de Dios, memoria y profecía de la Iglesia, dirige la humanidad para que reconozca en Jesús de Nazaret el Señor de la gloria, el Salvador del mundo, la culminación de la historia. ¡Ven, Espíritu de amor y de paz! Espíritu Creador, misterioso artífice del Reino, guía la Iglesia con la fuerza de tus santos dones para cruzar con valentía el umbral de este milenio y llevar a las generaciones venideras la luz de la Palabra que salva. Espíritu de Santidad, aliento divino que mueve el universo, ven y renueva la faz de la tierra. Suscita en los cristianos el deseo de la plena unidad, para ser verdaderamente en el mundo signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad del género humano. ¡Ven, Espíritu de amor y de paz! Espíritu de Comunión, alma y sostén de la Iglesia, haz que la riqueza de los carismas y ministerios contribuya a la unidad del Cuerpo de Cristo, y que los laicos, los consagrados y los ministros ordenados colaboren juntos en la edificación del único reino de Dios.

Espíritu de Consuelo, fuente inagotable de gozo y de paz, suscita solidaridad para con los necesitados, da a los enfermos el aliento necesario, infunde confianza y esperanza en los que sufren, acrecienta en todos los compromisos por un mundo mejor. ¡Ven, Espíritu de amor y de paz! Espíritu de Sabiduría, que iluminas la mente y el corazón, orienta el camino de la ciencia y de la técnica al servicio de la vida, de la justicia y de la paz. Haz fecundo el diálogo con los miembros de otras religiones, y que las diversas culturas se abran a los valores del Evangelio. Espíritu de Vida, por el cual el Verbo se hizo carne en el seno de la Virgen, mujer del silencio y de la escucha, haznos dóciles a las muestras de tu amor y siempre dispuestos a acoger los signos de los tiempos que tú pones en el curso de la historia. ¡Ven, Espíritu de amor y de paz! A ti, Espíritu de Amor, junto con el Padre omnipotente y el Hijo unigénito, alabanza, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

5.

CANTO

Ven, ven, ven, Espíritu divino ven, ven, ven, apodérate de mí. // // Apodérate, apodérate, apodérate de todo mi ser. // //Siento el fuego del Espíritu Santo// //Siento gozo, siento paz, siento el amor que mi Dios me da// Aquí se siente la presencia de Dios, Aquí yo siento la presencia de Dios.

6.

ILUMINACIÓN BÍBLICA (1Cor 13,1-13)

“Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios, -el saber más elevado-, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repar-

tiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve. El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá. Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido. Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor.” Palabra de Dios.

7.

REFLEXIÓN E INTERIORIZACIÓN

El moderador invita a los participantes a organizarse en cinco grupos, les entrega unos numerales -orientados a los valores que expresan el verdadero amor-, de la Exhortación Apostólica ‘AMORIS LAETITIA’ del Papa Francisco, donde él explica cómo debe ser el amor en lo cotidiano. Los grupos leerán y reflexionarán. Rescatar de cada numeral lo más importante para la vida familiar y comunitaria. Después de un tiempo adecuado el moderador invita a que cada grupo comparta el mensaje del Papa que le correspondió y termina este momento con una oración espontánea. Cada grupo debe escanear con la cámara del celular el código QR que le corresponde, para desarrollar el ejercicio.


6

Grupo Eclesial

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Exhortación Apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco Nuestro amor cotidiano Grupo 2

Grupo 1

CANTO

8.

Grupo 5

Si yo no tengo amor, yo nada soy Señor.

9.

ORACIÓN FINAL

Jesús, María y José en ustedes contemplamos el esplendor del verdadero amor, a ustedes, confiados, nos dirigimos. Santa Familia de Nazaret, haz también de nuestras familias lugar de comunión y cenáculo de oración, auténticas escuelas del

Grupo 3

Grupo 4

Evangelio y pequeñas iglesias domésticas. Santa Familia de Nazaret, que nunca más haya en las familias episodios de violencia, de cerrazón y división; que quien haya sido herido o escandalizado sea pronto consolado y curado. Santa Familia de Nazaret, haz tomar conciencia a todos del carácter sagrado e inviolable de la familia, de su belleza en el proyecto de Dios. Jesús, María y José, escuchen, acojan nuestra súplica. Amén.

(Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

10.

BENDICIÓN FINAL

El Señor nos bendiga, nos libre de todo mal y nos lleve a la vida eterna Amén.

11. CANTO A LA VIRGEN

Felicidades en su fiesta patronal

Feliz

Cumpleaños

DEL 15 AL 30 DE SEPTIEMBRE

16

21

San Bartolomé Fundación: Diciembre 12, 2013 Fiesta Patronal: 24 de agosto Párroco: Pedro Andrés Daza Correa Ubicación: Barrio Bellavista

Santa Mónica Fundación: Diciembre 1, 1998 Fiesta Patronal: 27 de agosto Párroco: Carlos Fernando Duarte Ribero Ubicación: Urbanización Prados del Este

22

Santa Rosa de Lima

Jorge Andrés Suárez Flórez

José Gustavo Wilmer Alberto Acero Medina Maldonado Arias

28

Fundación: Agosto 23, 1983 Fiesta Patronal: 23 de agosto Párroco: Benedicto Vaca Cáceres Ubicación: El Salado

San Agustín Fundación: Agosto 26, 2001 Fiesta Patronal: 28 de agosto Adminstrador: Jesús Rafael Mendivelso Benitez Ubicación: Atalaya, primera etapa

29

María Reina de Todos los Santos

Ernesto Melo Gélvez

Pedro Andrés Daza Correa

Fundación: Noviembre 21, 1975 Fiesta Patronal: 22 de agosto Párroco: Omar Alonso Leal Flórez Ubicación: Motilones


San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Por: Pbro. Fredy Ramírez Peñaranda, Vicario de Pastoral; párroco de Santa Ana

“A

mbicionad los carismas mejores. Y aún les voy a mostrar un camino mejor” (1 Cor 12, 31), Pablo presenta el carisma básico para el cristiano: el del amor. El amor es el camino del cristiano en medio de su vida y de su fe. Sin amor la fe solo son palabras lejos del corazón y el compromiso queda en la apariencia. Tanto por el tema como por la forma, este es uno de los textos más significativos del Nuevo Testamento. Sin el amor, los otros dones para nada sirven. El himno de 1 Cor 12, 31 nos describe las características del amor: • El amor es paciente: es decir, actúa con serenidad en las situaciones adversas y contratiempos. • Es benigno: Santo Tomás de Aquino define la benignidad como “buena ignición”, “así como el fuego hace que los elementos sólidos se licuen y se derramen, el amor hace que los bienes que tiene el hombre no los retenga para sí, sino que los difunda a los demás”. • El amor no es envidioso ante los triunfos del prójimo. • No es orgulloso, pues evita hablar y obrar arrogantemente. • No se hincha evitando incluso el pensar alto de sí mismo. • No es descortés ni interesado, es decir, no busca utilizar al prójimo.

• No se irrita si las cosas no salen a su gusto y aunque las injurias vengan a provocarnos, no se deja conmover por la venganza, por ello, no toma en cuenta el mal ni guarda odio por nadie.

tor expresa la duración por siempre del amor: todo pasa, los carismas de profecía, lenguas, ciencia. Pasarán incluso la fe y la esperanza, pero sólo el amor permanecerá eternamente, gozándose de la unión directa y estrecha con el objeto amado. • El amor no se alegra de la injusti- En este sentido, es mayor que todos cia que otros cometan, aunque ello los demás dones de Dios: cada uno traiga alguna ventaja momentánea. de ellos es concedido con el fin de que el hombre alcance la perfección • Se complace en la verdad, partici- y la bienaventuranza definitiva; el pa de la alegría que amor, en cambio es siente Dios y todos “Durante este mes de la misma bienaventulos hombres buenos ranza. cuando las cosas van septiembre queremos en nuestra Iglesia por el recto camino. En nuestra Madre diocesana hacer celestial, la Virgen nuevamente una • El amor todo lo María podemos ver opción por el amor un prototipo claro del excusa, tapa cuanto puede de los defec- fundante de cada una amor perfecto y autos de los demás. de nuestras vidas en téntico, traducido en donación por comDios”. • Todo lo cree pues pleto de sí misma a tiene la tendencia a Dios y a todos nososuponer en todos, la recta intención. tros; por lo tanto, a ejemplo de ella, la invitación última es a permanecer • Todo lo espera, no desconfía de las en el amor y como dice san Juan: cosas y de las promesas que se le ha- “quien permanece en el amor, percen y todo lo tolera. manece en Dios” (1 Jn 4, 16). Luego de haber visto estas características, es momento propicio para preguntarnos: ¿Es esta la concepción de amor que yo tengo en mi vida? ¿Verdaderamente estoy practicando el amor? ¿Qué es lo que más me cuesta para vivir en el amor?, ¿En mi vida personal, cuántas veces he amado verdaderamente? Sin duda que el amor resume en sí todas las demás virtudes, que no son sino modalidades diversas de un mismo amor. En este mismo orden de ideas, el au-

Por ello, durante este mes de septiembre queremos en nuestra Iglesia diocesana hacer nuevamente una opción por el amor fundante de cada una de nuestras vidas en Dios. Es por amor que vivimos en paz, como don de Dios. La paz es manifestación de la auténtica vivencia del amor, que no se disfraza, sino que se compromete a caminar con el otro en medio del territorio hacia el bien común. La Semana por la Paz es la ocasión oportuna para pensar en la paz, no

7

solo como una construcción nuestra, sino como una experiencia de amor en el territorio concreto de las personas, que viviendo en dignidad quieren ofrecer lo mejor de cada uno de sus corazones. Este es el momento, por amor, para reconciliarnos, para caminar juntos, para reconocer nuestras faltas con el deseo de no volver a repetirlas. También, la Semana Bíblica es la oportunidad para que la Palabra de Dios ilumine y le dé contenido a nuestro corazón vacilante y lleno de inquietudes. Es la oportunidad de dejar que Dios con conforte en medio del sufrimiento y heridas que la circunstancias van dejando en nuestra existencia. Es el momento de acercarnos a la Palabra, para dejar que ella nos recree, nos ilumine, nos sane, nos conduzca y nos fortalezca en medio de nuestra fe. Los invito a dejar que el amor de Dios sea nuestro camino. Basta de nuestros odios y rencores. De nuestro resentimiento y de estar mirando el pasado sin superarlo. Sintámonos amados, queridos y elegidos por Dios, es la única manera de alcanzar la plenitud y la felicidad en nuestras vidas. Es el único camino. Él nos amó primero y su amor quiere transformar el mundo entero, empezando por nuestro corazón. Podemos tener todo lo necesario para la evangelización, pero si no existe el amor, solo serán acciones vacías, esfuerzo humano, lejos de la gracia yla fuerza del Espíritu de Dios que conduce siempre a la vivencia del amor.


8

Especial

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Los roles de la I en los diálogos

Acompañamiento Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria., delegado de la CEC para las Relaciones Iglesia-Estado. Foto: El País

T

ras la victoria de Gustavo Francisco Petro Urrego como primer mandatario de la República de Colombia, se espera reanudar la negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN); asimismo, poder dialogar con facciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) que no firmaron el acuerdo de paz; con quienes regresaron a las armas luego de firmar el acuerdo, con las Autodefensas Gaitanistas y demás bandas criminales. En días pasados, el presidente de Colombia se refirió a las cartas que recibe constantemente de dichos grupos: “Estamos llenos de cartas y palabras escritas pidiendo paz, pidiendo negociar. Hay que pasar indudablemente a

acciones y deberían significar que si se quiere la paz pues se deje de matar, que se deje de tener conflictos entre ellos mismos, que se ponga la voluntad desarmada para negociar con los diferentes funcionarios del Estado colombiano, tanto del poder Ejecutivo como Judicial, y podamos andar hacia las posibilidades de la paz total”. Por su parte, Álvaro Leyva Durán, ministro de Relaciones Exteriores y Paz de Colombia –quien junto a una gran comitiva- viajó a La Habana, Cuba, a comienzos del mes de agosto para compartir con este gobierno el propósito de reconciliación en Colombia, aseguró que se aspira a “reanudar los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional, en esta tierra de paz a fin de iniciar el camino propuesto por el

La Iglesia significa presencia, puen Entrevista con Monseñor Héctor Fabi presidente Petro Urrego de alcanzar la paz total”. La comitiva estuvo conformada por: Carlos Ruiz Massieu, representante especial del Secretario General de Naciones Unidas en Colombia; Jon Otto Brodholt, enviado especial del Reino de Noruega; Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, delegado de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) para las Relaciones Iglesia-Estado; Iván Danilo Rueda Rodríguez, Alto Comisionado para la Paz; Iván Cepeda Castro, senador de la República; y Álvaro Leyva Durán, ministro de Relaciones Exteriores y Paz. Según lo anterior, la presencia de la Iglesia Católica colombiana es fundamental en los procesos de paz, porque “ella está dispuesta a colaborar en todo, hay una tradición con respecto a los diálogos con el Eln y naturalmente, los diálogos humanitarios en la Costa Pacífica y en otros sitios del país que son altamente complicados”, aseguró Leyva Durán. El Periódico La Verdad se comunicó con el delegado de la CEC para las Relaciones Iglesia-Estado, Monseñor Héctor Henao, ya que justamente, a partir de hoy 4 y hasta el próximo 11 de septiembre, se celebra en el país la Semana por la Paz en su versión número 35, bajo el lema: “Territorios en movimiento por la paz”, donde se espera visibilizar el esfuerzo cotidiano de miles de personas por reconstruir el tejido social, asimismo, abrir espacios de diá-

Foto: Centro de Investigación y Educación Popula

logo y profundizar en lo que sería un exitoso proceso de paz. Monseñor, ¿cuál es el papel de la Iglesia Católica en los diálogos de paz? Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria: Debemos aclarar que no cumplimos un papel mediador, sino que ejecutamos dos roles: acompañamiento y apoyo al proceso, el cual tendrá otras expresiones a nivel nacional y territorial, porque se trata de acompañar a las comunidades y a los sectores que han sufrido el impacto de las confrontaciones y los conflictos; en ese


Especial

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Iglesia de paz:

o y apoyo

a las comunidades. 2. Es puente para que las negociaciones avancen o se logren.

Desde cada jurisdicción eclesiástica, ¿cómo se participa en un diálogo y posible acuerdo de paz?

nte y confianza. io Henao Gaviria.

¿Cómo se garantiza que un diálogo de paz no se tiña con tintes políticos?

sentido, la palabra acompañamiento tiene un valor con una enorme importancia, porque fortalece la presencia de la Iglesia y apoya en un momento en el cual el país comienza a enrutarse en las sendas de la construcción de paz, dando nuevamente oportunidad al diálogo. ¿Cuáles son los parámetros que cumple la Iglesia Católica para hacer parte de esta comitiva de paz? M.H.F.H.G.: Lo defino en tres puntos: 1. La Iglesia significa presencia junto

“Uno de los temas que el país tendrá que abordar para la construcción de la paz tiene que ver con el cuidado de la Casa Común”.

3. Crea un clima de confianza en la mesa de negociación, para que se avance de manera exitosa en la búsqueda de la paz.

M.H.F.H.G.: Se ha definido un criterio y es la participación ciudadana, que sea muy fuerte en varios sentidos; por una parte, en la construcción del Plan Nacional de Desarrollo, ya que esas discusiones nos van a llevar a reflexionar sobre las situaciones de desigualdad, exclusión en los territorios, para tratar de aclimatar la paz y que esta sea posible; pero, por otra parte, se han hablado de unas formas de participación ciudadana sobre las temáticas propias de lo que serán las negociaciones. Esa metodología aún no está definida, no tenemos claridad sobre cuál es el mecanismo “Debemos aclarar que que se va a implementar, y que seguramente no cumplimos un en la mesa de nepapel mediador, sino será gociación donde se toque ejecutamos dos men esas decisiones de roles: acompañamiento participación ciudaday apoyo al proceso”. na, pero en principio, este es el criterio fundamental.

ar – Programa por la Paz (CINEP-PPP)

9

M.H.F.H.G.: La negociación de paz siempre será un asunto político, que tiene que ver con la construcción de política a alto nivel. Lo que debemos hacer es evitar que caiga en polarización, porque debe apuntar como bien común, bien general de la nación y en ese sentido, sería una sana política, pensada no en intereses particulares, pensando en lo que es el país como tal y la construcción de un proyecto de nación compartida. Eso sería un gran servicio a la democracia y al país sin lugar a dudas. Un acuerdo de paz, ¿cómo se garantiza más allá de una firma? M.H.F.H.G.: Los acuerdos de paz tienen una fase de implementación y esta

Foto: Semana Rural

es muy importante, porque se asegura que los acuerdos a los que se han llegado, se lleven efectivamente a la práctica. Entonces, está la parte de la negociación y la firma, sin embargo, se adoptan unas decisiones de común acuerdo para que hallan unas transformaciones en la realidad social, en la política del país, y esta es la implementación de los acuerdos, que hacen parte del proceso de paz en un largo plazo. Esto conlleva a unos mecanismos propios, luego vendrá otra fase que es el mantenimiento de la paz, indudablemente es la prevención para que no se den nuevas conflictividades con los mismos grupos o con otros. Son etapas que van con características particulares, cada una profundamente entrelazadas. A la luz del Evangelio y el magisterio del Papa Francisco, ¿cómo se guía un diálogo de paz? M.H.F.H.G.: El Papa Francisco en su Carta Encíclica ‘Fratelli Tutti’ nos habla de una cultura del diálogo y del encuentro, donde indudablemente el diálogo debe tener las características de cercanía, transparencia, que supera una simple conversación, para ir hacia un reconocimiento de lo que son las otras posiciones de las demás personas, y en ese reconocimiento, el diálogo cree espacios para que la dignidad de cada quien sea reconocida de manera profunda. El Papa nos insta a que el diálogo no sea una metodología transitoria, nos pide que sea una forma permanente de convivencia en la sociedad, que cree formas permanentes de encuentro, porque según lo que nos enseña la Doctrina Social de la Iglesia, será un proceso de largo plazo, de escucha, aceptación de la dignidad humana de los demás, donde descubrimos que

cada persona con la que estamos en diálogo, es imagen y semejanza de Dios y esa cultura de largo plazo es la que nos ayuda a realizar la vocación más profunda que el Señor nos ha dado. San Francisco de Asís, hablaba de la paz y manifestó un profundo amor por la Casa Común, la misma que ha sido gravemente afectada por el conflicto armando, ¿cómo podremos lograr vivir y compartir esta Casa Común en paz? M.H.F.H.G.: En definitiva, uno de los temas que el país tendrá que abordar para la construcción de la paz tiene que ver con el cuidado de la Casa Común y la forma cómo vamos a realizar las metas propias de nuestra sociedad, en términos de que somos una sociedad bendecida por Dios con una biodiversidad muy importante y una geografía impresionante. La paz pasa también a ser reconciliación con la naturaleza. Nuestro medio ambiente requiere que nos reconciliemos, las tierras han sido destruidas a través de los conflictos, que afectan a las comunidades y todos los entornos. Monseñor, finalmente, la invitación para ser artesanos de paz. M.H.F.H.G.: Seamos verdaderamente artesanos de la paz, de la reconciliación y el perdón, eso es una meta que nos ha dado la Iglesia: comprometernos de una manera decidida, porque la Iglesia considera que van de la mano la paz, la reconciliación y el perdón, y en ese sentido, nos pone esa meta como artesanos, y nos pide que trabajemos en ello de manera decidida. Ojalá que esta Semana por la Paz sea la ocasión para profundizar en esta meta.


10

Nuestra Gente

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Luis variara y su huella en Mosquera, Cundinamarca Por: Hna. Martha Gutiérrez, consejera general para la pastoral. Hijas de los Sagrados Corazones

U

nos meses antes de la fundación de las hermanas y para ser más precisos, iniciando el mes de enero de 1905, los salesianos se reunieron en Mosquera, una población cercana a Bogotá, con el fin de realizar los ejercicios o retiros espirituales. Los días de reflexión y oración, generalmente fortalecen el espíritu y renuevan los propósitos y la buena voluntad. En medio de ese ambiente particularmente sereno y devoto, el padre Luis había recibido una noticia que lo dejó consternado: fue nombrado solemnemente maestro de novicios, es decir, el responsable de formar a los jóvenes que se preparaban para la vida salesiana. Se trataba de un cargo importante y muy delicado, se requería de virtud y suficiente preparación humana, pedagógica y espiritual para asumir esta responsabilidad, que además representa una cierta dignidad en la vida religiosa y eclesial. Luis Variara, se encontró en ese momento en una difícil situación: los niños y los jóvenes enfermos de Agua de Dios esperaban ansiosos estrenar el oratorio que se estaba construyendo

para ellos, sería su hogar, su escuela, su familia; de otra parte, estaban las jóvenes que se preparaban para la fundación del nuevo instituto religioso. Fueron días de angustia y de oración. Desde 1903, cuando fue fundada una casa salesiana en esa ciudad, Mosquera significaba para el padre Variara, un oasis, en medio de las duras jornadas en el Lazareto, allí solía fortalecer su espíritu, pasar días de descanso, jornadas de retiro, y momentos recreativos, compartiendo con sus hermanos de comunidad, con los formandos y estudiantes, los recuerdos de la vida salesiana junto a don Bosco y también las intrépidas experiencias en Agua de Dios, las que además solía narrar en sus sermones, en aquella primera iglesia que se convertiría en el hoy hermoso templo a la Mamá, como solía llamar a la dulce Auxiliadora.

Comparsas en Mosquera, por los 120 años de la fundación salesiana

viles y eclesiásticas, al mismo superior general de los salesianos en Italia, y hasta al Santo Padre le fue solicitado intervenir.

En tanto, el padre Variara sufría en silencio, ofrecía a Dios esta pena y continuaba mostrándose sereno y amable, aunque en las noches derramaba muchas lágrimas y escribía cartas a las futuras religiosas animándolas a mantenerse firmes en la fe y “Se requería de decididas en sus proEse entusiasmo virtud y suficiente pósitos. Les pedía no juvenil que solían despertar las es- preparación humana, intervenir por cuenta pedagógica y de ellas, sino animar a porádicas visitas espiritual para los niños y a los enferdel padre Variara, mos a confiar en Dios, llevaron a los suasumir esta periores a tomar la responsabilidad, que quien seguramente les alcanzaría la gracia de decisión de nomademás representa brarlo director de la una cierta dignidad su regreso; y efectivacasa de formación; en la vida religiosa y mente, las súplicas fueron escuchadas y de una vez se le eclesial”. el padre Luis regresolicitó asumir esta só a Agua de Dios, obediencia que fue donde le esperaba la acogida por todos con gran regocijo y esperanza. Su fundación del oratorio asilo para los presencia alegre, piadosa y optimis- niños y la del Instituto de las Hijas ta, no dejaba siquiera entrever el su- de los Sagrados Corazones. frimiento que guardaba detrás de su serena y amable sonrisa, acogiendo Mosquera continuaría, sin embargo, a todos y despertando expectativas siendo por muchos años el oasis de e ilusiones en la población que veía sus desiertos, y con frecuencia invien el nuevo director, a un excelente taría a sus hijas a fundar allí una copastor de almas, a un padre de los munidad. En 1912, se hizo posible jóvenes, a un entusiasta músico, a una primera presencia, cuando una un verdadero salesiano. Esta ilusión de las cofundadoras, la hermana duró apenas cerca de dos meses, María del Carmen Lozano, se ofrepues las cartas de los enfermos de ció víctima a cambio de la salud del lepra solicitando su retorno, llega- padre Egidio Savio, diagnosticado ban sin parar a las autoridades ci- con tisis y quien milagrosamente

resultó curado, mientras la joven religiosa enfermó del mismo mal, por lo que fue trasladada a Mosquera, donde se consideró que había mejores posibilidades de ser atendida, pero en realidad esta fue la tierra fértil en que se sembró la semilla de esa joven flor en cuya sepultura se hallaría años más tarde una colmena de abejas, como evidencia de la dulzura y delicadeza que la caracterizó en su trato, especialmente a los niños del asilo a los que asistió como enfermera. Era el signo de su fidelidad al espíritu de don Bosco y de san Francisco de Sales, que todos querían atraerlo por amor, según las enseñanzas del padre Luis, su amado fundador. La hermana Carmelita, como era llamada especialmente por los niños de Agua de Dios, fue asistida en sus últimos días por sus hermanas, los médicos y los salesianos, entre ellos el mismo padre Variara, quien con dolor vió partir a esta querida hija. Para entonces, los habitantes de la población acudieron en ayuda de la joven religiosa, cuya fama de santidad fue por todos conocida, y por muchos años recordada como la víctima ofrecida y consumada por la Iglesia en favor de un sacerdote. De esta forma, la huella del padre Luis Variara y la ofrenda de sus Hijas, ha permanecido viva entre la gente de esa población que desde 1944, cuenta con la presencia de las Hermanas de los Sagrados Corazones, dedicadas a la educación de las niñas y los niños de esa ciudad.


Apologética Por: Pbro. Marcos Martínez Quintero, Arquidiócesis de Puebla de los Ángeles (México)

E

n diversos momentos se ha cuestionado acerca del poder intercesor que los santos tienen para hacer milagros o conceder gracias a los hombres. Sin embargo, debemos recordar que los santos son hombres y mujeres que a lo largo de la historia han configurado su vida con Dios, uniéndose a Cristo que interviene ante el Padre Dios. Presentan a través del único mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, los méritos que adquirieron en la tierra1 . Podemos afirmar entonces, que los santos son intercesores con el poder y la gracia de Dios. San Pablo, aquel hombre que se convenció que debía configurarse íntimamente cada día a Cristo, nos da ejemplo de ello, pues entendía que al morir estaría junto a Jesús en el Cielo, es decir, que aquellos que alcanzarán esta perfección, estarían gozando de su presencia en el cielo. Y esta unión con Cristo no se pierde al morir. Pues al estar unido a Cristo forma parte de su pueblo santo. No es que los santos tengan algún poder para hacer milagros, o tomen el rol de Jesús como Mediador, sino que la presencia del Señor se hace patente a través de los santos, como escribe el Papa Benedicto XVI: “Los santos manifiestan de diversos modos la presencia poderosa y transformadora del Resucitado; han dejado que Cristo aferrara tan plenamente su vida que podían afirmar como san Pablo: «Ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí»” (Ga 2, 20). Seguir su ejemplo, recurrir a su intercesión, entrar en comunión con ellos, «nos une a Cristo, del que mana, como de fuente y cabeza, toda la gracia y la vida del pueblo de Dios» (Lumen gentium, 50)2 . Esta es la relación con la familia de

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

¿Cómo los santos escuchan e interceden, si no son Dios? “Al acercarnos a ellos lo hacemos con la finalidad de que intercedan por nosotros, ya que han alcanzado la gracia de estar en la presencia de Dios”.

los santos. Al acercarnos a ellos lo hacemos con la finalidad de que intercedan por nosotros, ya que han alcanzado la gracia de estar en la presencia de Dios. San Pablo nos invita diciendo “Manténganse siempre en la oración y la súplica, orando en toda ocasión por medio del Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos” (cf. Ef 6, 18).

11

lea. Lo mismo realizará con aquellos amigos suyos los santos, atendiendo a lo que dice el evangelio de san Juan: “Yo les concederé todo lo que pidan en mi nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me piden algo en mi nombre yo lo concederé” (Cf. Jn 14, 13) Desde la Iglesia primitiva se profesaba en la intercesión de los santos, reconociendo que los santos no tienen la capacidad de conceder nuestras peticiones o milagros, sino que su función es la de intervenir por nosotros, pues ya gozan del cielo, ellos solo presentan nuestras oraciones frente a Dios. Por tanto, esta razón nos lleva a entender la intervención de los santos frente a Dios, ellos no tienen el poder, sino solo son intermediarios ante Dios. Así podemos decir que la intercesión de los santos es real y verdadera, ya que ellos ya gozan de la presencia de Dios en la gloria eterna y desde allí median por nosotros ante Dios. Santo Domingo de Guzmán, antes de su muerte decía que ayudaría más eficazmente después de ella, que lo que ayudó durante su vida.

Por tanto, estas palabras del Apóstol de los gentiles, nos hacen comprender la necesidad de la oración e intercesión. Recordemos cómo Nuestro Señor Jesucristo escuchó la oración del ladrón arrepentido en el momento de la crucifixión (Lc 23, 42), o la petición de su Santísima Madre en Caná de Gali-

Desde esta perspectiva es que los santos interceden por nosotros ante Dios. No son ellos quienes realizan algún milagro, sino que siempre actúan en nombre de Jesús el Señor, no son méritos propios, sino por mandato divino. Al interceder por nosotros nos alientan a darnos cuenta de que no estamos solos, que formamos parte de la gran familia de Dios, ya que somos hijos de Dios y existe una estrecha relación entre nosotros. Este es el papel tan importante que desempeñan los bienaventurados, que gozan de la plenitud, que son participes de la eterna felicidad, que han sido perdonados, que pueden contemplar a Dios. 1. Cf. C.I. C. 956. 2. Cf. BENEDICTO XVI AUDIENCIA GENERAL Plaza de San Pedro miércoles 13 de abril de 2011.

TRABAJAMOS POR LA EXCELENCIA DISEÑAMOS TRANQUILIDAD Y BIENESTAR

P O N Q U É S

Desde 1989 Una dulce tradición Av 0 # 6-66 Barrio Lleras Restrepo Tels.: 607 5750973 - 607 5744774 Cel.: 313 463 0356 - 311 846 2442

@ponquesolgasuarez Ponques Olga Suarez


12

Psicología

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Día internacional de la prevención del suicidio Recomendaciones para apoyar a una persona que muestra algún indicio de conducta suicida:

Por: Edna Margarita Pérez Arévalo, psicóloga magister en Neuropsicología y Educación. Fundación Tiempo de Sueños

E

l 10 de septiembre se ha establecido como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el objetivo de visibilizar una problemática social y de salud mental, que, por estigmatización, sobre todo la generada en torno a los trastornos mentales y el suicidio, hace que muchas personas que piensan en quitarse la vida o tratan de hacerlo no busquen ayuda, por lo tanto, no la reciben. La sociedad prefiere evadir una realidad dolorosa que se puede prevenir si el tema, se coloca sobre la mesa sin miedo, para facilitar la comprensión y posibilitar la prevención. De acuerdo a estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año, cerca de 703.000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo. El suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y se presenta en todos los países, dejando secuelas afectivas y sociales duraderas para las personas cercanas a la víctima. El suicidio, puede ocurrir a cualquier edad y en cualquier estrato social, en Colombia cobra una vida cada tres horas y ocho cada día. Según la OMS, la conducta suicida está relacionada con un “síntoma de malestar o trastorno emocional o mental y no representa un diagnóstico en sí mismo y en consecuencia se debe revisar la presencia de otros síntomas emocionales o comportamentales, que en conjunto hagan parte de su diagnóstico”. De acuerdo a esta definición se puede decir que no hay una situación particular o patológica que perfile la conducta suicida, pues una persona, sometida a situaciones estresoras, que le generan una gran presión emocional o una sensación de desesperanza y desasosiego puede desencadenar la ideación suicida. Es importante aclarar que la depresión no es sinónimo de suicidio.

• Valore la situación seriamente. Sea directo/a. Hable clara y abiertamente sobre el suicidio. Exprésele su preocupación. Muéstrese dispuesto/a a escuchar • Deje que la persona hable de sus sentimientos. Acepte sus sentimientos. No los juzgue.

Para la mayoría de las personas la gente que se suicida es porque está en depresión, aunque es un factor de riesgo, no necesariamente desencadena en la persona que la padece, un comportamiento de auto daño. Los investigadores aún no encuentran la forma de predecir quién está en riesgo de suicidio, y si las personas vulnerables llegarán a hacerlo; hasta ahora lo que se ha podido establecer es que se trata de una desregulación emocional y un error cognitivo, la persona en crisis siente y cree que no puede superarla, o no puede pensar en una solución, por lo que el suicidio se convierte en una opción viable, como una forma de manejar el dolor que siente. De modo que puede actuar sobre ello en una ventana de tiempo realmente breve. Dentro de los factores de riesgo están eventos estresantes de la vida (como la pérdida de un ser querido, problemas legales o dificultades financieras) y los factores estresantes interpersonales (acoso, intimidación, discriminación o problemas en las relaciones afectivas y/o familiares), trastornos del estado de ánimo (depresión, trastorno bipolar afectivo), consumo de sustancias psicoactivas. La prevención del suicidio no se ha abordado debidamente, porque falta sensibilización sobre la im-

portancia que reviste como problema de salud pública y por el tabú sociocultural que no permite a las familias hablar abiertamente sobre el tema. Algunas señales que pueden indicar conducta suicida son: • Hablar o pensar en la muerte con frecuencia, expresar que se quiere morir. • Hablar de sentirse atrapado o pensar que no hay ninguna solución. • Hablar de sentirse vacío o desesperado, o de no tener motivos para vivir. • Hablar de ser una carga para los demás, que nadie lo quiere, que no encaja en su grupo social o familiar. • Mostrar cambios extremos en el estado de ánimo, pasando repentinamente de estar muy triste a sentirse muy tranquilo o feliz. • Sentir dolor físico o emocional. Alejarse familiares y amigos Decir adiós a amigos y familiares • Asumir grandes riesgos que podrían resultar en la muerte, como conducir extremadamente rápido.

• No cuestione si el suicidio es o no correcto. No dé sermones sobre el valor de la vida. Acérquese y muestre que está disponible. Demuestre interés y ofrezca su apoyo. • No desafíe a la persona a que lo haga. • No se muestre asustado o escandalizado y tranquilice a la persona. • Busque ayuda entre sus familiares y personas allegadas. • Explique que hay alternativas como buscar ayuda profesional. • Adopte medidas prácticas: retire o controle todos los elementos que puedan suponer un riesgo. Si es posible, no deje sola a la persona. Evite, sin embargo, situaciones de excesivo control. Involucre a otras personas significativas que puedan contribuir a superar esta situación. Es importante tomar consciencia que el suicidio se puede prevenir. Y que es responsabilidad de todos involucrarnos. Si usted ha considerado en algún momento la idea de auto agredirse, o conoce a alguien que presente las señales de alerta, debe informarse de cómo y dónde puede recibir ayuda inmediata, ya sea con un profesional de la salud mental, un sacerdote, un familiar o amigo. Usted puede salvar una vida.


Publirreportaje

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

13


14

Infantil

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022

Territorios en del

04 11 al

por la

Paz RECONOCIENDO RESIGNIFICAND O REIVINDICAND O

de

septiembre de 2022 Por: Mg. Consuelo Morán

Hola niños y jóvenes de nuestra Diócesis de Cúcuta, reciban un cordial saludo de amor fraterno que llegue a todos los miembros de su familia. Damos gracias a nuestro Padre Creador por permitirnos llegar al noveno mes del año, recordando el lema: “EL AMOR TODO LO PUEDE”, y efectivamente en la lectura 1 de Cor 13, 4-7.13, Papito Dios nos invita a amar, a no ser envidioso, ni creerse más que nadie, simplemente amar y respetar. Les comento que a nivel nacional se han convocado organizaciones sociales regionales de entidades públicas y privadas, haciendo un llamado a la celebración de la trigésimo quinta Semana por la Paz que inicia desde hoy 4 al 11 de septiembre.

Los territorios expresan la diversidad y la vitalidad social, cultural y política del país; en esto se viven las tensiones, las conflictividades y los rigores de la violencia; pero también se expresan la esperanza, las resistencias y los esfuerzos valientes en la construcción de condiciones de vida digna: la paz se teje día a día desde los territorios.

aCTIVIDAD

Territorios en

por la

Observa la guía y colorea.

Paz RECONOCIE NDO RE SIGNIFICANDO RE IVINDICANDO

del

04 11 al

de

Por esta razón, el lema que se ha construido colectivamente para armonizar los esfuerzos en 2022 es: Territorios en Movimiento por la Paz: reconociendo, resignificando, reivindicando. Sea el momento oportuno para reconciliarse consigo mismo y con los que están a nuestro alrededor de manera que vivamos en armonía y mucha alegría.

“La paz comienza con una sonrisa” Santa Teresa de Calcuta

septiembre

CONVOCAN:

Agencia de Cundinamarca para la Paz y la Convivencia (ACPC); Alianza del Alto Vichada por la Paz – ALVIPAZ; Alianza Nacional Afrocolombina; AROM Reconciliación con el Medio Ambiente; Afrocaribe; Asociación Cristiana Memonita para Justicia Paz y Acción Noviolenta (JUSTAPAZ); Asociación de Víctimas Indígenas Wounaan de Bogotá, D.C.(ASOVIWB); Asociación de Víctimas Constructoras de Paz- ASOVICTPAZ; Azotea afro -niños niñas y adolescentes; BIOPAZ Asociación del Trabajo por el Territorio y el Ambiente; Asociación LGBTI Chaparral Diversa; Caja de Compensación Familiar Compensar – COMPENSAR; CASA MUTANTE / arte y cultura para la paz; Caribe Afirmativo; Central de Integración y Capacitación Cooperativa CINCOOP; CIASE; Colectivo de Mujeres y Hombres por la Paz; Confluencia de Organizaciones de Víctimas del Conflicto Armado - COVCA Nariño; Comité Municipal de la Población OSIGD de Bucaramanga; Consejo Departamental de Paz de Cundinamarca; Consejo Distrital de Paz, Reconciliación, Convivencia y Transformación de Conflictos - Sector Educación Básica y Media Bogotá; Consejeros de paz, reconciliación y convivencia por el sector LGBTIQ; Consejo Departamental de Paz, Reconciliación y Convivencia de Nariño; Corporación ÁGORA Club - "Organización de Derechos Humanos"; Corporación de Mujeres Víctimas Cacica Guaitipán de Neiva, Huila; Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio – PDP-MM; Corporación Desarrollo para la Paz del Piedemonte Oriental CORDEPAZ (Meta); Corporación Desarrollo y Paz del Tolima – TOLIPAZ; Corporación Nueva Sociedad de la región Nororiental de Colombia – CONSORNOC; Corporación Nuevo Arco Iris; Corporación para la Paz y los Derechos Humanos; DIAKONIA Colombia, Iglesia Sueca; Corporación Desarrollo y Paz del Canal del Dique y Zona Costera; Corporación para el Desarrollo y la Paz del Suroccidente Colombiano – VALLENPAZ ;Dirección Reconciliación y Paz de la Arquidiócesis de Cali ; DIPAZ (Diálogo Intereclesial por la Paz); Distrito Lasallista de Bogotá (LA SALLE); Escuela Itinerante Pintando Semillas de Paz Pasto, Nariño; Fundación FCR Fortalecer; Fundación LATIR, Equidad en el Mundo; Fundación Existir por la Paz, la Convivencia y la Justicia en Equidad, FUNDEXCO COLOMBIA; Fundación para la Reconciliación; Fundación Pata de Agua - PDP Mojana/San Jorge; Fundación Procrear; Fundación Sabia Cultural FUNSABIA; FUS Camina Colombia; Fundación Caminos de Paz y Esperanza – Nariño; Fundación Red Desarrollo y Paz del Caquetá – RedCaquetáPaz; Grupo DIVER-GENTE; IIRESODH; Instituto de Hermanas Bethlemitas, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús; Instituto para la Paz y el Desarrollo - IPAZDE; Instituto para la Pedagogía, la Paz y el Conflicto Urbano de la Universidad Distrital – IPAZUD; Institución Educativa Municipal Artemio Mendoza - Pasto, Nariño; LGBTI por la Paz; Madres por la vida-Norte de Antioquia; Mesa Nacional de Victimas Pertenecientes a Organizaciones MNV; Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos MAPP/OEA (acompañantes); Mujeres Emprendedoras de Paz - Pasto Nariño; Plataforma Diálogos Improbables (PDI); Plataforma LGBTI por la Paz; Parroquia Santa Rita de Casia, Arquidiócesis de Cartagena; Pastoral Social Diakonia de la Paz, Diócesis de Sincelejo; Politécnico Sur Andino, Pasto Nariño; Programa Paz y Competitividad (P&C) - Universidad Autónoma de Manizales; Programa de Desarrollo y Paz del Huila y Piedemonte Amazónico – HUIPAZ; Programa Desarrollo Para la Paz del Magdalena Centro; Programa de Desarrollo y Paz del Occidente de Boyacá – BOYAPAZ; Red Juvenil Ignaciana; Revista La Calle; Santuario de San Pedro Claver; Secretaría de Educación del Distrito, Bogotá; Secretaria de Gobierno Mosquera; Secretariado Nacional de Pastoral Social- Cáritas Colombiana (SNPS-CC); Servicio Jesuita a Refugiados - JRS Colombia; SURCAPAZ (Nariño); Tejiendo Hilos de Unidad por el Cauca LGBTI (TeHiUnCa LGBTI); Unión Nacional de Integración Rural ASUNIR; Universidad Antonio Nariño; Universidad Santo Tomás; World Visión Colombia y, varias organizaciones aliadas.


Liturgia

PARTICIPEMOS EN LA LITURGIA

“DESDE EL PUNTO A DONDE HAYAMOS LLEGADO”,

En estos dos domingos encontramos en la liturgia dos elementos que debemos continuar descubriendo en nuestra propia historia de salvación, por un lado las renuncias que cada uno de nosotros debe hacer de corazón firme, para seguir al Señor; y de otra parte, el de dejarnos tocar por su misericordia, de saber que allí en la situación de pecado o en el alejamiento que podamos estar de Dios, Él sale a nuestro encuentro, sin reprocharnos nada y con su amor nos devuelve la dignidad de ser sus hijos.

Apuntes misioneros

1

Procura realizar un buen examen de conciencia, en donde no solo reconozocas tus faltas, también reconozcas tus defe haberlas cometido.

2

Pongamos en las manos del Señor cada una de nuestras vidas, trabajos u ocupaciones, para hacer de nuestra existencia una oración constante a Él, al modo de san Benito que nos decía “ora y labora”.

San José de Cúcuta, septiembre 4 de 2022 Por: Seminaristas Jesús Fernando Fajardo Castellanos y Francisco Salazar Cucaita, estudiantes del Ateneo Pontificia Regina Apostolorum (Roma)

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 14, 25-33) “Como iba mucha gente con él, Jesús se volvió y dijo...”: Jesús no duda en advertir a los muchos que lo siguen, atraídos por su autoridad, y confronta a todos con las exigencias radicales de seguirlo, aun a costa de desanimar a seguirlo a aquellos que lo solicitan con demasiada facilidad (cf. Lc 9, 5762). Llama la atención que esta preocupación de Jesús no sea la nuestra: de hecho, nos preocupamos tantas veces por el bajo número, y la escasez de cristianos “practicantes”... Pues bien, tres veces en el Evangelio de hoy Jesús habla de una imposibilidad (“Este no puede ser discípulo mío”) y anuncia que hay que hacer algunas renuncias para seguirlo, so pena de fracasar en el seguimiento mismo, pero renunciar sólo tienen sentido si se vive libremente y por amor a Jesucristo, no por obligación o por un espíritu de esclavitud, ¡quizás disfrazado de virtud! Jesús dice ante todo: “Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, a su madre, a su mujer, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas, no puede ser mi discípulo”. Esta palabra es iluminada por otra pronunciada por Jesús cuando vinieron a decirle que sus parientes, de los que había partido para llevar una vida itinerante, todo encaminado a anunciar y testimoniar el Reino de Dios, lo buscaban insistentemente: “Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica». Sí, para el cristiano el vínculo de amor con Jesús, Verbo de Dios hecho carne (cf. Jn 1, 14), debe tener absoluta precedencia sobre cualquier otro vínculo, incluso el de sangre: es a Cristo a quien debe amar con todo el corazón, la mente y las fuerzas (cf. Dt 6, 5). Atención, esta no es una petición totalitaria: no hay que amar sólo a Cristo, sino a Él por encima de los demás amores; debemos amar, como Él amó (cf. Jn 13, 34), a todos los demás, sin distinción; viendo en el otro el rostro del mismo Cristo.

XXIV Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 15, 1-13) El pasaje evangélico de este domingo nos presenta varias parábolas llamadas “Las parábolas de la misericordia”. En primer lugar, escuchamos la parábola de la oveja perdida, inmediatamente después de la moneda encontrada; finalmente la estupenda parábola del hijo pródigo. La mayor enseñanza de estas parábolas se refiere a la infinita Misericordia de Dios. Si nuestro pecado es grande, la bondad de Dios es aún mayor. Él busca constantemente a la oveja descarriada, hace todo lo posible para llevarla a la conversión, suscitando un sano remordimiento en la conciencia y, a veces, incluso permitiendo sufrimientos para que el pecador vuelva a sí mismo y reflexione sobre su condición desdichada. Tal como leemos en la parábola del hijo pródigo: el hijo volvió en sí, solo cuando se vio muerto de hambre. El comienzo de la conversión es este entrar en uno mismo para reflexionar. San Alfonso decía con razón que la meditación y el pecado nunca van juntos: si nos acostumbramos a meditar todos los días, encontraremos la determinación de abandonar el pecado. Además, de estas tres parábolas surge el gozo que hay en el Cielo por cada pecador que se convierte. Al final de la primera historia, Jesús dice: “Habrá más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa y nueve justos que no necesitan conversión” (Lc 15, 7). Concluyendo la segunda parábola, Jesús afirma: “Así os digo que hay alegría delante de los ángeles de Dios por un pecador que se convierte” (Lc 15,10). Finalmente, la parábola del hijo pródigo concluye con las palabras del padre dirigidas al hijo mayor: “Teníamos que celebrar y alegrarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y fue encontrado”. (Lc 15,32).

15

Continuando con el tema de la edición anterior, si estando en confesión, me callo por vergüenza un pecado mortal ¿puedo comulgar? ¿cometo algún nuevo pecado? ¿queda invalidada la confesión? ¿los otros pecados quedan perdonados? Si callamos un pecado mortal a propósito (por vergüenza u otra razón), no se puede comulgar, visto que se ha omitido voluntariamente un pecado. La absolución impartida por el sacerdote no alcanza el alma del confesor que se ha abstenido de llevar ante la misericordia divina todas sus faltas. Más aun, no sólo no se obtiene ningún perdón, sino que se comete un nuevo pecado de sacrilegio o de profanación de una cosa sagrada. En la siguiente confesión tendremos que confesar ese pecado, indicando la causa del silencio callado, por vergüenza o la razón que fuese, además de confesar los demás pecados mortales. En el años 1456. yo entregando bienes actúan de otro modo y callan conscientemente algunos pecados, no están presentando ante la bondad divina nada que pueda ser perdonado por mediación del sacerdote. Porque “si el enfermo se avergüenza de descubrir su llaga al médico, la medicina no cura lo que ignora”. Podrían darse algunos casos en los cuales una cierta prudencia permite callar algún pecado mortal: una vergüenza invencible de decirlo a un determinado confesor, por ejemplo, por la amistad que se tiene con él y no ser posible acudir a otro; si peligra el secreto, porque hay alguien cerca que puede enterarse, y no hay modo de evitarlo (sala de un hospital, confesonario rodeado de gente, etc.). Pero ese pecado grave, ahora lícitamente omitido, hay obligación de manifestarlo en otra confesión1 . Otra cosa sería “olvidarse” uno de un pecado mortal y no confesarlo a propósito porque no se estaba verdaderamente arrepentido y en el fondo no tenía intención de confesarlo, por lo cual con toda frialdad evita confesarlo, en este caso, tampoco se recibe la absolución sacramental. http://www.clerus.org/clerus/dati/200005/17-7/Partes.html


Territorios en del

04 11

por la

al

Paz

de

septiembre de 2022

R ECONOCIENDO R E S IG NIF ICA ND O R E IVINDICA N DO

Domingo 4 de septiembre Eucaristía de apertura de la Semana por la Paz En todas las parroquias de la Diócesis de Cúcuta

Lunes 5 de septiembre 8:00 a.m.

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

Programa radial: Reivindicar la paz territorial, es 10:00 a.m. un compromiso de amor Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta

2:00 p.m.

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria

Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta Foro: Reivindicar la paz territorial, es un compromiso 4:00 p.m. de amor Universidad Francisco de Paula Santander

Martes 6 de septiembre 8:00 a.m.

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

Programa radial: Reconocer a las víctimas en 10:00 a.m. su dignidad, es un compromiso de amor Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta

2:00 p.m.

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

Foro: Reconocer a las víctimas en su dignidad, 4:00 p.m. es un compromiso de amor Universidad de Santander UDES

Miércoles 7 de septiembre 8:00 a.m.

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria

Programa radial: Transitar el camino de la memoria hacia la verdad, es un compromiso de amor

10:00 a.m.

Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero Foro: Transitar el camino de la memoria hacia la verdad, es un compromiso de amor

2:00 p.m. 4:00 p.m.

Universidad de Santander UDES Ciclo Paseo: Reconocer a las víctimas en su dignidad, es un compromiso de amor

8:00 p.m.

C.C. Ventura Plaza

Jueves 8 de septiembre Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero Programa radial: Reconociendo para reconciliarnos, es un compromiso de amor

8:00 a.m.

10:00 a.m.

Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta

Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero Foro: Reconociendo para reconciliarnos, es un compromiso de amor

2:00 p.m. 4:00 p.m.

Universidad Simón Bolívar - Cúcuta Conversatorio: Desde las comunidades rurales se construye paz territorial

5:00 p.m.

Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

Viernes 9 de septiembre Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero Programa radial: Resignifiquemos nuestra vida en Cristo, para construir paz desde el amor

8:00 a.m.

10:00 a.m.

Emisora Vox Dei - Diócesis de Cúcuta Actividad cultural: Visita al salón de la Memoria Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

2:00 p.m.

Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero

VIII BIBLIATÓN

"Apoya esta jornada con aportes económicos o donando una Biblia para las personas más vulnerables, que necesitan conocer y vivir la Palabra de Dios.

Fecha: Viernes 16 de septiembre | Hora: 8:00 a.m. a 4:00 p.m. | Lugar: Parque Santander