__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Mayo

886

“Jesucristo es nuestra esperanza” (1 Tm 1, 1)

VALOR $ 1,200 DOMINGO 23 DE MAYO DE 2021 | SAN JOSÉ DE CÚCUTA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA | FUNDADO EN 1956

Mes Mariano

Y con María, unidos en oración (Hch 1, 12-14)

FAMILIA Semana de la

2021

10 madres en la Biblia, para reconocer el modo de Dios ser Dios FAMILIA

é, Patrono Jos d

an

S

Pág. 2

a Dióce estr si s nu o ga p r noso tro ue

Págs. 7- 8 - 9 - 10

Vea también

e

,r

Encuentre aquí el subsidio para vivir la Semana de la Familia 2021

s

ER EL ARTE DE S

Año de San José

.

Pág. 6

Editorial - De Babel

a Pentecostés

Con un nuevo Pentecostés, los colombianos llenos del Espíritu Santo, seremos capaces de comprender el lenguaje del amor, del perdón.

Diócesis de Cúcuta Periódico La Verdad Emisora Vox Dei Cúcuta

Pág. 13

¡Espíritu Vivir en el amor de Dios, Santo, Uno y Trino haz que misterio de la Santísima perseveremos ElTrinidad en la vida del creyente en tu justicia! www.diocesisdecucuta.com www.periodicolaverdad.com www.emisoravoxdeicucuta.com

Día de las madres

Monseñor José Libardo Garcés Monsalve, Administrador Apostólico de la Diócesis de Cúcuta, felicita a las mamás en su día. Son un regalo de Dios, que de manera abnegada, pero generosa, todos los días se entregan en pro del bienestar de sus hijos. Queridas mamás, son un regalo del Creador para la humanidad; son el consuelo que Dios ofrece a los hombres en medio de los momentos difíciles. Que el Señor las bendiga y les conceda muchos dones para su vocación como dadoras de vida. Que la Santísima Virgen María y el justo san José, interceda por ustedes, por sus familias y sus intenciones.

30 de mayo de 2021 (37) 5 724601 321 473 9175

Dirección: Cl. 9 N° 8-87 Barrio el Llano


2

Editorial

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

De Babel a Pentecostés

Por: Mons. José Libardo Garcés Monsalve, Administrador Apostólico de la Diócesis de Cúcuta

Colombia, tierra consagrada al Sagrado Corazón de Jesús, no puede ni debe ser la Babel donde el miedo venza a la confianza, el odio al amor, la violencia a la paz, la división a la unidad. El Santo Padre Francisco nos ha dicho que es en la fraternidad y con la solidaridad como lograremos vencer juntos la pandemia de la COVID-19, que por estos días, entre otras cosas, ha encontrado en las aglomeraciones de personas presentes en las movilizaciones y protestas, espacios para su rápida propagación.

Volvamos a reunirnos en una sola casa como lo hicieron los discípulos de Jesús que, sin perder la fe y abel, en la Sagrada Escri- la esperanza en las palabras de su tura, es lugar de confusión Maestro, perseveraron en la oray desorden, donde la pre- ción, en la fracción del pan, y en potencia, orgullo y egoísmo del el ejercicio de la caridad. Esa casa hombre lo condujeron a creer que común es Colombia, lugar donde podía construir una torre para lle- debe darse el Pentecostés, donde gar hasta el cielo, olvidándose que la presencia del Espíritu Santo el camino era la vivencia de los nos una a todos y transforme la confusión en comunión, tienda mandamientos. puentes para el encuentro y derribe los muros de la En Babel todos hablan y nadie se entiende, “Colombia, tierra indiferencia, del odio consagrada al y de la violencia. todos mandan y nadie Sagrado Corazón obedece, todos gritan y nadie hace silencio, de Jesús, no puede Con un nuevo Penteni debe ser la costés, los colombiase exige justicia y honos llenos del Espíritu nestidad mientras se Babel donde el comulga con la injus- miedo venza a la Santo, seremos capaticia y la corrupción, confianza, el odio ces de comprender la lengua de todos, pues se pide hablar con la al amor, la verdad mientras se di- violencia a la paz, hablaremos la lengua que hombres y mufunde la mentira. En la división a la jeres entienden sin Babel no hay espacio unidad”. importar raza, credo para el diálogo y la o clase social: el lenconcertación, todos buscan imponer sus ideas a costo guaje del amor, del perdón, la rede lo que sea. En Babel la men- conciliación y la paz. Este nuevo te y el corazón del ser humano se lenguaje nos permite sentarnos a embotan de tal manera que, le es dialogar para escucharnos, recoimposible reconocer en el otro al nocer con humildad que, en deterhermano, sólo ve adversarios a minados momentos, por tratar de los que tiene que vencer, porque construir una torre a nuestro capricho y antojo para sentirnos más los considera una amenaza.

B

Presidente Mons. José Libardo Garcés Monsalve, Administrador Apostólico Director Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda

fuertes y vernos más altos que los demás, hemos olvidado el sentido de ser hermanos y la importancia de construir el bien común. Es el momento de pedirle al Espíritu Santo que así, como se posó en cada uno de los apóstoles, encienda en cada colombiano el fuego de su amor, indispensable para asumir con valentía y decisión el compromiso de trabajar juntos por la transformación de un país que necesita un proyecto integral de vida en el que se respete la dignidad del ser humano y se promueva el desarrollo de los pueblos. Este avivamiento, llenará nuestros corazones de fe y esperanza, hará posible que lo torcido se enderece, lo escabroso se allane, los adversarios se den la mano, y la búsqueda del bien común sea responsabilidad y compromiso de todos. De Babel son los capítulos negros de la historia de Colombia que se repiten cuando los colombianos se alejan y no aceptan la voluntad de Dios, al contrario construyen torres gigantes que terminan desmoronándose y aplastando en

Equipo de Redacción C.S. Isabel Obando Sepúlveda Pbro. Samuel Alexis Arias Meza Pbro. Roberto Alfonso Garzón Guillén

su caída a los más débiles e indefensos. En cambio, Pentecostés es una nueva creación con líneas en blanco para escribir a la luz del Espíritu Santo los nuevos capítulos de los colombianos que se reconocen hijos de un mismo Padre y se hacen conscientes de que, si permanecen en el amor que Jesucristo les enseñó, vencen al pecado que genera caos, dolor y muerte, para vivir en la gracia que produce abundantes frutos. En unión de oraciones, reciban mi bendición.

Diseño y diagramación Harold Antonio Castellanos Mojica Fotografía CCDC / Internet

Impresión Vanguardia Liberal


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

Exequias del padre Jorge Orozco: “Al pie de la Cruz, María nos recibió como hijos suyos”

E

l pasado jueves 13 de mayo, en la Catedral San José de Cúcuta se realizó la celebración de las exequias del sacerdote Jorge Eliécer Orozco Vergara, quien falleció el martes 11 de mayo. La Sagrada Eucaristía fue presidida por Monseñor Pedro Alejandrino Botello Ortega, Capellán del Papa Francisco, quien destacó la piedad mariana de los colombianos en este día (fiesta de Nuestra Señora de Fátima), donde precisamente se despide un hermano en Cristo, que ahora regresa a la Casa del Padre y será, además, recibido por la Santísima Virgen María, porque “al pie de la Cruz, María nos recibe como hijos suyos”, expresó Monseñor. Con la compañía de los sacerdotes diocesanos, la familia y

amigos del padre Jorge Orozco, la Diócesis de Cúcuta despidió a un sacerdote y docente, quien compartió los dones que Dios le concedió, para formar académica y cristianamente, cumpliendo su misión en Cristo.

cibió el orden sacerdotal, de manos de Monseñor Pedro Rubiano Sáenz, el 15 de agosto de 1978, quien le confió tareas en el Seminario Menor San José de Cúcuta.

Biografía del padre Jorge Eliécer Orozco Vergara

Una vez ordenado, fue nombrado párroco en Cristo Sacerdote del barrio Aeropuerto, parroquia que fundó y así mismo, impulsó la creación de otras parroquias y capillas en toda la zona correspondiente a los barrios Aeropuerto, Sevilla, Toledo Plata, La Ínsula, etc. Cumpliendo con esto, la misión de Jesucristo de llevar la Palabra de Dios a las periferias.

Nació el 15 de agosto de 1948 en el municipio de San Andrés de Sotavento, Córdoba, hijo del señor Blanco Arquimedes Orozco Madrid y la señora Dulduvina Vergara Pertuz, siendo el quinto de nueve hermanos. Realizó su bachillerato en Sincelejo (Sucre), en el colegio Simón Araujo; ingresó al Seminario Nacional Cristo Sacerdote en La Ceja (Antioquia) y siguió sus estudios en teología en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Los caminos del Señor lo trajeron hasta San José de Cúcuta, siendo aún Diácono (ordenado en Cúcuta por Monseñor Pedro Rubiano Sáenz), inició su labor pastoral en Nuestra Señora de La Candelaria, en el barrio Sevilla (donde también fue párroco). Re-

Acompañó también como párroco a la comunidad de Nuestra Señora de las Angustias en el barrio Santander, donde animó la conformación de grupos eclesiales, organizó la comunidad por sectores, para la realización de las asambleas familiares, entre otras acciones pastorales. Un hecho adelantado a su tiempo (año 1991), ya que aún no se había planteado el Plan Global de Evangelización. Luego, en la parroquia San Juan Bautista fue nombrado párroco y de allí pasó a la parroquia San Pablo, en Los Patios, en este municipio también acompañaba espiritualmente a la entonces capilla San Juan Evangelista. Su último encargo pastoral fue en la

Después de dos semanas en UCI,

parroquia Inmaculado Corazón de María del barrio Prados Norte en Cúcuta, donde estuvo hasta el año 2013. También atendió la capilla (ahora parroquia) Divino Niño en el barrio Tasajero. Además, en la Diócesis de Cúcuta estuvo a cargo del discernimiento vocacional, de la preparación y formación de los diáconos permanentes. De la misma manera, animaba a los jóvenes con inquietud vocacional, invitándolos a escuchar el llamado del Señor y guiándolos en su respuesta, a través de la dimensión humana, social, espiritual y comunitaria. Por otra parte, formó académicamente por generaciones a las estudiantes del colegio Departamental Femenino de Bachillerato, destacándose no sólo por su ministerio sacerdotal, sino por su vocación de docente durante toda su vida. Después del año 2013, su estado de salud empezó a decaer, ya que sufría de diabetes. Todo este tiempo estuvo bajos los cuidados y compañía de su hermana Sandra Lucia Orozco Vergara, con quien vivía en Los Patios. Finalmente, Dios lo llamó de regreso a su Casa, el pasado martes 11 de mayo.

el padre Israel Bravo Cortés, supera el coronavirus

M

onseñor José Libardo Garcés Monsalve, Administrador Apostólico de la Diócesis de Cúcuta, dio a conocer a través de un comunicado, el reporte oficial sobre el estado de salud del Vicario General de esta Iglesia Particular, el padre Israel Bravo Cortés, quien ha superado la COVID-19, la cual lo había llevado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El día jueves 15 de abril fue internado en el Hospital Univer-

sitario Erasmo Meoz (HUEM), debido a baja saturación de oxígeno, consecuencia del contagio de la COVID-19. El domingo 18 de abril, el equipo médico tomó la decisión de intubarlo para mejorar su patrón respiratorio. Luego de dos semanas y de responder satisfactoriamente al tratamiento, el padre pasó de UCI a estar bajo supervisión médica en habitación del HUEM, donde permaneció 12 días más. En estos momentos se encuentra en casa, recuperando fuerzas para retomar las actividades de su vida ministerial.

Monseñor José Libardo, en nombre de la Diócesis de Cúcuta, exalta y agradece el profesionalismo de los médicos, enfermeras y paramédicos del HUEM, que protegieron la vida del padre Israel, y le brindaron la mejor atención y cuidados. Así mismo, expresa su gratitud a cada uno de los fieles bautizados que elevaron una oración por la salud del sacerdote, y pide continuar suplicando a Dios por la salud de los enfermos, y por todo el personal de salud que arriesgan su vida por servir.

3


4

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

Segundo balance de la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes 2021 “Y les dio de comer a más de 5.000 hombres” (Mt 14, 21) (Corte 14 de mayo de 2021)

Parroquias

(Parroquias que aumentaron su aporte)

1. Cristo Sacerdote 2. Santísima Trinidad 3. San Antonio María Claret 4. San Martín de Sardinata 5. San Vicente de Paúl 6. María Auxiliadora 7. Ntra. Sra. de Belén 8. Ntra. Sra. de la Paz 9. Ntra. Sra. de las Angustias 10. Ntra. Sra. de Lourdes 11. Ntra. Sra. del Carmen (Bucarasica) 12. Ntra. Sra. del Carmen (El Carmen De Nazareth) 13. Sagrado Corazón de Jesús 14. San Antonio de Padua 15. San Francisco de Asís 16. San Gabriel Arcángel 17. San Juan María Vianney 18. San Martín de Tours 19. San Mateo Evangelista 20. San Pablo 21. San Pedro Claver 22. Santa Ana

310.000 715.000 300.000 300.000 300.000 377.000 2.025.000 320.000 774.000 500.000 200.000

A ella le importa es el Crucificado. La cruz es solo un accidente. La cruz no se hizo para quedarse en ella. Es preciso resucitar, sin embargo, son muchas las cruces sin resucitar. El hombre de hoy sabe que el Viernes Santo es un día de dolor, de duelo y soledad. La cruz es una ley pareja

Capillas 27. Fundación Asilo Andresen

2.343.000 300.000 1.242.500 190.000 577.000 305.000 500.000 506.000 350.000 450.000

para todos los hombres: todos la llevamos, a través de las limitaciones humanas, los diferentes problemas y preocupaciones. Todos la sufrimos en las enfermedades, las injusticias y miserias de la vida. Todos la cargamos en la pobreza y en las angustias. Por eso, la cruz no siempre es aceptada ni valorada. No la consideramos salvadora. La cruz es señal del cristiano, porque es un gesto de Dios y del hombre. Algo que nos compromete siempre. La vida de Cristo fue preparación y nueva luz para todos. La cruz es también camino a la madurez, porque pide disciplina, exige renuncia y fomenta la rectitud. Es el camino que el Señor eligió para salvar y para vencer el pecado y la muerte.

275.000

Comunidad 28. Consignaciones bancarias (por identificar) 29. Pabla Jaimes de Luna

125.000

María y la Cruz Llamada a ser Madre de Dios, María vive plenamente su maternidad desde el día de la concepción virginal, culminándola en el calvario al pie de la Cruz. Allí vive Pbro. Onofre Peñaranda, su cruz no como momencolumnista to de dolor, debilidad o impotencia, sino de entrega total, libre y consciente. Allí supera toda fatiga, con un sufrimiento que es inherente a la Cruz y a María.

294.000 325.000 416.000 110.000

23. Santa Laura Montoya 24. Santa María Mazzarello 25. Santa Rita de Casia 26. Santa Rosa de Lima

3.298.600 200.000

Total

$ 78.184.800 Felicidades en su fiesta patronal Los medios de comunicación de la Diócesis de Cúcuta, se unen con alegría en la presentación de las comunidades parroquiales, anunciando las fiestas de su santo patrono. En esta

oportunidad, felicitamos de manera especial a los bautizados que se congregan en las parroquias: Espíritu Santo, Nuestra Señora de Fátima, San Isidro Labrador, Santa María Mazarello, Santa Rita de Casia. Les animamos para que continúen creciendo en la fe y dinamismo pastoral, de la mano de sus párrocos.

Espíritu Santo

Nuestra Señora de Fátima

Fundación: Febrero 2, 1974 Fiesta Patronal: Pentecostés Párroco: Jairo Cárdenas Vega Barrio: Quinta Oriental

Fundación: Febrero 25, 1979 Fiesta Patronal: 13 de Mayo Párroco: Víctor Manuel Lazzo Serrano Barrio: Once de Noviembre, Los Patios

San Isidro Labrador

Santa María Mazarello

Fundación: Marzo 15, 2001 Fiesta Patronal: 15 de Mayo Párroco: Wilson Jenry Gelves Berbesí Barrio: Toledo Plata

Fundación: Octubre 18, 2006 Fiesta Patronal: 13 de Mayo Párroco: Padres Salesianos Barrio: Los Olivos

Santa Rita de Casia Fundación: Mayo 2, 2005 Fiesta Patronal: 22 de Mayo Párroco: Abimael Bacca Vargas Barrio: Daniel Jordán, Los Patios


Asamblea Bíblica

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

5

Tercera carta de san Juan a. Autor

Esta epístola, es escrita también por “el presbítero” a un responsable de una comunidad llamado Gayo, para confirmar el modo de actuar que tiene al acoger a los enviados, misioneros itinerantes, que vienen de parte del ‘Presbítero’.

I. Ambientación Animación 1. Bienvenida 2. Saludo inicial: 3 Jn 1-2 3. Bendición inicial: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 4. Canto: Himno Bíblico. Lectura comunitaria de la Palabra. 5. Oración para antes de leer la Biblia. 6. Oración al Espíritu Santo.

El vocabulario de esta carta es el típico de los escritos de Juan. Al mismo tiempo, reprende la conducta de otro miembro responsable de la comunidad, llamado Diótrefes, porque no sigue las instrucciones del ‘Presbítero’ en la acogida de los misioneros.

Recordemos la Asamblea Bíblica anterior ● ¿Cuál fue el tema anterior? ● ¿Cuántos capítulos tiene la Segunda carta de Juan? ● ¿Qué aprendimos en la Lectio Divina?

En cuanto a las fechas de las tres cartas de Juan, la opinión común es considerar esta tercera carta, como la primera en escribirse de las tres. Después de esta se escribió la segunda y por último, se escribió la primera epístola.

Análisis de la realidad

b. Distribución

Diótrefes Hacer una cartelera con el dibujo de esta hoja. ● Observe el signo. ¿Qué veo? ● ¿Qué significa para usted la imagen?

Oración “Buscad leyendo” ¿Qué dice el texto? ● En voz alta: ¿Qué dice el texto? ●¿Qué personajes interviene en esta carta? ●¿Cómo es el personaje Gayo? ●¿Cómo se expresa la carta de Diótrefes? ● ¿Tiene algún parecido Demetrio con Gayo? ¿Por qué?

Meditación La Palabra comprendida M E D I TA C I Ó N

ORACIÓN

“Llamad orando” ¿Qué me hace decir el texto? Realizar una oración, originada por el texto.

Contemplación La palabra se encarna en nuestra vida CONTEMPLACIÓN

También es una carta muy corta, pues tan sólo tiene 15 versículos distribuidos así: 1- Saludo: 1-2 2- Elogio de Gayo: 3-8 3- Conducta de Diótrefes: 9-11 4- Testimonio a favor de Demetrio: 12 5- Epílogo: 13-15

Gayo

¿Será que en algunas situaciones de nuestra vida somos Gayo y en otras somos Diótrefes? ¿En cuáles situaciones? ¿Quién somos?

LECTURA

Lectio Divina Lectura La Palabra escuchada 3 Jn 1-15

II. Tema de estudio Segunda carta de Juan

15 al 30 de mayo

17: 17: 21: 23: 25:

“Hallaréis Meditando” ¿Qué me dice el texto? ● ¿Qué me dice el texto? ● Analice cada personaje y compárelos con el signo. ● ¿Cómo se ve la imagen de Gayo en la cartelera? ● Después el moderador gira la cartelera. ¿Cómo se ve la imagen de Diótrefes en la cartelera? ● ¿Qué personas pueden ser como Gayo en nuestra comunidad? ¿Por qué? ● ¿Qué personas puedo identificar como Diótrefes en el medio en el que nos desenvolvemos? ¿Porqué?

César Hemel Ortíz Díaz Víctor Manuel Rojas Blanco Freddy Martín Celis Celis Wilman Arley Paredes Alba Zady Bermúdez Villamizar

27: 29: 30: 30:

“Os abrirán contemplando” ¿A qué compromiso llego con la reflexión de esta carta?

Despedida ● Oración para después de leer la Biblia. ● Canto a la Virgen María. ● Saludo final: 3 Jn 15 ● Bendición final: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Luis Enrique Ortíz Cárdenas Carlos Alberto Romero Méndez Pedro Orlando Mora Robayo Carlos Arturo Flórez Gómez


6

Especial

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

¡Espíritu Santo,

haz que perseveremos en tu justicia! Por: Pbro. Jesús Alberto Esteban Robles, párroco San Mateo Evangelista

nosotros, lo recibimos el día de nuestro bautismo y como sello que garantiza nuestra vida cristiana a través del sacramento de la confirmación. Él nos a justicia divina se invoca en ilumina el entendimiento para que remuchas ocasiones para pedir la cordemos las obras y las palabras de pena conveniente a quien nos Jesús nuestro maestro y lo imitemos, ha ofendido y en este sentido es popu- nos conduce además a la verdad que lar aquella expresión que dice: “arriba nos hará auténticamente libres y cohay un Dios que mira para abajo”, municándonos la voluntad de Dios significando de este modo que nada nos fortalece para cumplirla en el diaescapa a la mirada de Dios y que toda rio vivir. El Espíritu Santo es Paráclito obra mala tendrá su cas(consolador) y por ende, tigo, así como toda obra es propio de su misión buena tendrá su recom- “La categoría de ser portador del amor de pensa. justicia da paso Dios.

L

a lo que se llama

Sin embargo, deberíamos justificación, es Así pues, comprendareflexionar si esta clase de mos que nunca la invodecir, a recibir justicia que se espera de contrariamente al cación de la justicia diDios es realmente la que castigo, el perdón vina se podrá hacer con dicta con relación a sus fin de que Dios tome y la salvación”. el hijos. Dice el Señor en el venganza sobre nuestros Evangelio: “Pero yo les enemigos. Si bien es digo: Amen a sus enemicierto, en el Antiguo Tesgos y recen por sus perseguidores, para tamento, especialmente en algunos que así sean hijos de su Padre que está salmos se invoca la potencia divina en los Cielos. Porque él hace brillar su para ajusticiar a los malvados y persol sobre malos y buenos, y envía la versos, siendo nosotros seguidores de lluvia sobre justos y pecadores” (Mt 5, Cristo Maestro, comprendemos que 44-45); y en otro pasaje dice: “Pues, si sus enseñanzas nos conducen por un ustedes, aun siendo malos, saben dar camino de humildad, sabiendo colocosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más car la otra mejilla, entregando no solo el Padre celestial dará el Espíritu Santo la capa sino también la túnica, dando a quienes se lo pidan!” (Lc 11, 13). al que pida sin reclamarle posteriormente, haciendo a los demás lo que Es precisamente en este último texto quisiéramos que también nos hicieran en donde podemos comprender que (cfr. Lc 6, 29-31). la justicia tiene relación al dar, pero de una manera conforme al querer de Dice el Señor: “No juzguen a otros, Dios y para poderlo imitar es necesa- y Dios no los juzgará a ustedes. No rio pedir el Espíritu Santo. condenen a otros, y Dios no los condenará a ustedes. Perdonen, y Dios los El Espíritu Santo es la manifestación perdonará. Den a otros, y Dios les dará dinámica de la acción divina dentro de a ustedes. Les dará en su bolsa una

medida buena, apretada, sacudida y repleta. Con la misma medida con que ustedes den a otros, Dios les devolverá a ustedes” (Lc 6, 37-38). He aquí la justicia de Dios que se traduce en perdón, bondad y misericordia. Pensemos que si nuestra categoría de justicia tan rígida en muchos casos fuera la medida aplicada por Dios para darnos lo merecido por nuestros pecados, realmente estaríamos perdidos. Por eso, la categoría de justicia da paso a lo que se llama justificación, es decir, a recibir contrariamente al castigo, el perdón y la salvación. Esta es la justicia divina, por eso Jesucristo el justo intercede por nosotros y nos reconcilia con el Padre haciéndonos partícipes de su dignidad de Hijo y por lo tanto, herederos de su Reino eterno. En estos tiempos tan convulsionados y tan necesitados de justicia pidamos al buen Dios que nos mire con mise-

ricordia y nos perdone favoreciéndonos con su bendición, que no nos trate como merecen nuestros pecados y que con la gracia del Espíritu Santo nos ayude arrepentirnos para ser promotores del cambio a través de la justicia social, el diálogo, la reconciliación, el respeto de las diferencias, la promoción de la equidad y las oportunidades de progreso, la solidaridad y el verdadero patriotismo que nos encamina a la consecución de un futuro estable. Oremos al Espíritu Santo para que en este Pentecostés del 2021 su justicia sea la nuestra, garantizando en nosotros la salvación, el bienestar y la paz. El Señor nos renueva el envió de su Espíritu, por eso, abramos nuestra vida interior a su acción eficaz, el nos guiará con su luz por el camino de la salvación que es Jesucristo, Nuestro Señor.

Oremos Padre nuestro, Tú eres el Dios del amor y la justicia. Sabemos que sin justicia no hay desarrollo, sin justicia no hay seguridad ciudadana, sin justicia no hay paz, sin justicia no hay institucionalidad. Por eso, te pedimos en este día, que derrames bendiciones infinitas y que ilumines el corazón y la mente de quienes administran justicia para que la rectitud, la honradez y el amor a la verdad, guíen sus actuaciones, para que logremos paz social, enfrentemos la violencia y venzamos la impunidad, la corrupción, el crimen organizado y todo aquello que a través del odio promueve la violencia y la pobreza. Te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesús, Aquél que sin haber pecado nunca, entregó su vida por nuestra redención y por el Espíritu Santo. Señor y vivificador, que en comunión de amor vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Semana de la Familia 2021 - El arte de ser familia

7

Introducción Semana de la

FAMILIA

2021

L

a semana de la familia es el momento propicio para volver la mirada a lo esencial, a lo que verdaderamente se le debe dedicar tiempo. La familia pensada por Dios, como el lienzo en el que, a través de la unión del hombre y la mujer por el

vínculo del amor y el don de la fe, expresan los valores de unión, comprensión, solidaridad, respeto y ternura, proyectados en la convivencia como pareja, en la crianza y la formación de los hijos. Es hora de volver a descubrir que la mejor obra de arte, es la familia.

Día primero

La familia, edificación del amor (Lunes) Pues bien, lo que Dios unió, no lo separe el hombre»”. Palabra del Señor.

Oración inicial En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

EL ARTE DE SER FAMILIA

Sagrada Familia de Nazareth, tú que eres el modelo de la familia cristiana, concédenos la gracia de vivir esta “Semana de la Familia” como la primera de tantas en las que podemos fortalecer los lazos de unidad y el sentimiento para amarnos sin medida, de manera que sepamos vencer los obstáculos, superar las distintas dificultades que amenazan nuestro bienestar. Jesús, José y María, imploramos humildemente habiten nuestros hogares y los colmen con su divina presencia, para que crezcamos en gracia y santidad. Amén. Del Evangelio según san Mateo 19, 4-6 “Jesús respondió: «¿No han leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne.

Meditación: La unidad del hombre y la mujer es bendecida por Dios, ellos conforman una sola realidad en el amor, y es así, como deben vivir, el uno para el otro. Por eso, cuando un hombre se enamora y quiere realizar su vida junto a su mujer, debe salir de casa, dejar a su padre y a su madre y formar ahora un nuevo hogar, constituir una nueva familia. Canto: A edificar la Iglesia.

Consideración La pareja se constituye como la piedra angular de la familia. La pareja es un sistema vivo, conformado por el hombre y la mujer, que debe fundamentarse en el conocimiento profundo de cada uno. El hombre y la mujer creados a imagen y semejanza de Dios en el amor, son seres humanos diferentes desde la biología y desde la psiquis, siendo estas diferencias complementarias en la unión de la pareja. La fortaleza física del hombre, la fortaleza psíquica de la mujer, la visión práctica y racional del hombre, la visión emocional y afectiva de la mujer. El hombre se concentra en una actividad a la vez, la mujer tiene la capacidad de hacer múltiples tareas. Todas estas diferencias permiten que, al unirse en la convivencia de pareja, en lugar de dividir o separar se com-


8

Semana de la Familia 2021 - El arte de ser familia

plementen, fortaleciendo y haciendo dinámica la relación. La pareja como una obra de arte combina diferentes elementos que al unirse y complementarse desde sus diferentes texturas y componentes, logran conjugar y plasmar la idea del artista. El hombre y la mujer son los artistas que desde sus características individuales y utilizando como herramientas el conocimiento mutuo y el amor, construyen una relación, un hogar, que van fortaleciendo al juntar sus diferencias, en el RESPETO, TOLERANCIA Y SOLIDARIDAD, mutuas. Pero en todo esto, el gran artífice de la unidad, del amor, es Dios mismo, a quien la pareja debe todos los días pedir su presencia, su protección y su gracia. Así construye la pareja su obra de arte: LA FAMILIA.

Ejercicio Como pareja los padres, recuerdan las

anécdotas más especiales de su relación de noviazgo, y las comparten con sus hijos. Miran cuáles son las que permanecen y cuáles son las que se han perdido, pero que consideran que es necesario recuperar.

Oración final Padre Celestial, por intercesión de la Sagrada Familia de Nazareth, ayúdanos a valorar el don del hogar que refleja el amor de Cristo por su Iglesia. Santísima Virgen confiamos a ti nuestro matrimonio, que como en las bodas de Caná intercedas ante tu hijo Jesucristo para llenar de vino nuevo las tinajas de nuestro amor. San José, por la felicidad que tuviste al ser designado como esposo de la Santísima Virgen y guardián providente de la Sagrada familia, ayúdanos a vencer todos los obstáculos dentro del matrimonio. Amén.

Día segundo

La familia, un miembro más (Martes)

Oración Inicial En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Señor Jesucristo, Hijo eterno del Padre, que obediente a su mandato has venido para ser nuestro Salvador y Redentor, te pedimos que este encuentro nos conceda la gracia y la fuerza para saber vencer nuestra soberbia y ser dóciles a la acción del Espíritu. De manera, que obedientes a tu Palabra perseveremos en la búsqueda de construir una familia edificada en el amor y la unidad. Amén. Del Evangelio según san Lucas 2, 4-7 “Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le

envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento”. Palabra del Señor. Meditación: María y José constituyeron una familia, que se fortaleció con el nacimiento de su hijo. Un hijo es la mayor alegría para un padre y una madre, aunque el mundo de hoy, que ha perdido los más altos valores y ha colmado el corazón de algunos, de cobardía e irresponsabilidad, considere que un niño es un estorbo o una calamidad. Los que verdaderamente se aman y ven en un embarazo el milagro de la vida, se llenan también del gozo de un miembro más. Por eso, se escuchan las expresiones “se creció la familia”, se hacen ‘baby showers’, porque se fes-

teja la llegada de un hijo, se celebra el fruto del amor. Canto: El camino de la vida.

Consideración “LOS FRUTOS DEL AMOR QUE SON LOS HIJOS, ALEGRAN EL HOGAR CON SU PRESENCIA…” dice la canción. La llegada de los hijos genera en la pareja una de las primeras crisis vitales de su ciclo de vida. El asumir nuevos roles y responsabilidades, sin descuidar los ya adquiridos como pareja. Estos nuevos elementos que se unen a la obra de arte en construcción, LA FAMILIA. Se cierra un ciclo en el que la pareja convivía sola, ahora se suma un miembro más y se generan nuevos roles y responsabilidades. En esta época, la llegada de un hijo se asume con una nueva actitud, ya no se habla que la mujer esta embaraza, ahora se dice LA PAREJA ESTÁ EMBARAZADA, es decir se vincula al hombre desde el proceso de gestación a la responsabilidad del cuidado afectivo de ese hijo, ahora se habla de PATERNAR, es decir, del establecimiento del vínculo afectivo del padre con su hijo desde la gestación, porque es bien sabido que al ser la mujer quien lleva en su vientre al hijo en gestación, la relación de la diada madre – hijo se establece desde el momento mismo de la concepción. Si el padre se vincula hablando al hijo con amor desde el vientre, ya está estableciendo un vínculo con él antes del nacimiento.

La llegada de un miembro más es causa de alegría, de ansiedad, de incertidumbre, parece que se mezclan los sentimientos y las emociones. Pero lo que realmente es claro, es que un hijo sea cual sea la situación es una bendición, alguien soñado, anhelado, surge un deseo de conocerle y nace una nueva fuerza para amar. Un hijo es además un desafío, porque los padres empiezan a descubrir el compromiso que exige velar y cuidar a alguien tan vulnerable, tan delicado y necesitado de amor. Pero, además, se debe tener claro que el hijo necesita de los dos, de papá y de mamá, los necesita juntos y dispuestos a seguirse amando.

Ejercicio Los padres cuentan su experiencia como hijos y lo que soñaban cuando fueran padres. Los padres cuentan a sus hijos como fue esa sensación del primer hijo: miedos, ilusiones, qué esperaban que fuera (niño o niña), qué nombres habían pensado, qué se imaginaban compartiendo. Luego los padres se ponen de pie frente a sus hijos, hacen una oración y los bendicen.

Oración final Padre bueno concede a nuestra familia las virtudes necesarias para consagrarnos del todo a ti, y para consagrarnos como familia, que lucha y camina unidos en la fe y en el amor. Amén.

Día tercero

Familia, casa y escuela de oración (Miércoles)

Oración inicial En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Padre misericordioso, que has constituido a la familia de Nazareth como el ejemplo de la familia, ayuda a que cada familia del mundo, pueda sentir tu gracia que los acompaña para vivir el amor con toda su intensidad, ilumina nuestra mente y corazón para saber


Semana de la Familia 2021 - El arte de ser familia formar a nuestros hijos en los valores del Evangelio y en las cuestiones de la fe, que seamos una familia de oración y recogimiento para producir frutos de santidad. Amén. De la carta de San Pablo a los Colosenses 3, 18-21 “Esposas, sométanse a sus maridos como conviene entre cristianos. Maridos, amen a sus esposas y no les amarguen la vida. Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso es lo correcto entre cristianos. Padres, no sean pesados con sus hijos, para que no se desanimen.” Palabra de Dios. Meditación: Una familia fundada en el Señor, es una familia que soporta todo, porque tiene claro que la vida en Cristo concede bendiciones abundantes y que las dificultades son ocasiones en las que se fortalece. Los hijos son un don de Dios, pero para que sean personas de bien y cristianos auténticos, deben formarse con el ejemplo y con las enseñanzas de Jesús. Canto: La familia (Pimpinela).

Consideración Los padres son el pilar en el que el hijo se fundamenta para desarrollar su personalidad, sus patrones de convivencia, su vida afectiva, su salud integral (física y mental) y su proyecto de vida. La formación y educación de los hijos es responsabilidad primaria de los padres, son ellos quienes con sus actitudes y ejemplo, forman la escala de valores éticos y espirituales de sus hijos. Al tener y ejercer el rol de formadores, educadores y cuidadores, los padres tienen la responsabilidad, a través, del establecimiento de límites y roles familiares, la creación de hábitos y rutinas, el ejercicio de la disciplina positiva, de sentar las bases del desarrollo integral de sus hijos y la construcción de un ser humano integro.

Los padres tienen la tarea de enseñar a sus hijos la fe, mostrar a Dios, enseñar las oraciones básicas del cristiano, enseñarlos a orar, a establecer una relación de amistad con el Señor. Lamentablemente se logra percibir en las familias modernas un descuido en la formación de la fe, los niños de hoy no saben oraciones tan importantes como el Padrenuestro, el Ave María, no saben hacerse la señal de la cruz, incluso algunos no conocen el interior de un templo, que es la casa de Dios. ¿Cómo esperamos que Dios entre en nuestro hogar cuando no lo invitamos o si ni siquiera tenemos el interés de entrar a su casa? La familia es casa y escuela de formación en la fe. En el seno del hogar se aprende y se vive la fe. Recuperemos las cosas realmente importantes, no dejemos que todo se vuelva normal, una vida sin oración, sin valores, sin principios, no sometamos a nuestras familias a individuos que comparten una casa, pero no una vida. ¡Es tiempo de incluir a Dios en la familia!

Ejercicio Crear un espacio en el que se hable de Dios, ¿qué tanto sabemos de Él? ¿Qué oraciones conocemos? ¿Se ora antes de ir al descanso?

De la profecía de Nahum 1, 7 “El Señor es bueno; para los que en Él confían, es un refugio seguro en el día de la angustia. Conoce a los que en él confían, y los salva de las aguas embravecidas” Palabra de Dios. Meditación: El Señor es el verdadero y más seguro refugio, porque en Él podemos encontrar seguridad y salvación. Pues, así como el Señor, nuestro Padre Celestial, es el refugio seguro, así la casa de nuestros padres siempre será un refugio seguro, para encontrarnos con nuestras raíces, con nosotros mismos, para volver a aquellos que en el comienzo de nuestra vida eran nuestra seguridad, nuestros héroes. Siempre es bueno volver a casa.

Oración final

Consideración

Dios todopoderoso y eterno, te pedimos que infundas en nuestro corazón la gracia de ser una familia cristiana edificada en la roca de Cristo, tu Hijo, que seamos perseverantes en la vivencia de tu Palabra y que nuestra vida sea un vivir para ti. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

La familia es la primera comunidad que acoge al ser humano, es el primer lugar donde ejerce como persona sujeta de derechos, con deberes y responsabilidades. Es la primera escuela de convivencia. En la convivencia diaria de la pareja se cimenta la convivencia de los hijos. Si en la pareja existe AMOR, RESPETO, TOLERANCIA Y EMPATÍA, esas son las bases en las que los hijos crecen. Una sana convivencia marital, proyecta una sana convivencia filial y fraterna.

(Jueves) En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

gracia y en santidad, fortalece nuestros corazones y cólmalos de tu amor para que nos amemos siempre y en todo momento. Amén.

Canto: Bendecid oh Señor las familias

La familia: Refugio seguro Oración inicial

entre el hombre y la mujer, el conocimiento del uno y el otro, el reconocimiento de las diferencias y la aceptación de estas, proveen a la pareja las herramientas básicas para una convivencia familiar sana. Sin embargo, estos no las exonera de dificultades, de conflictos, de crisis, pero buscarán siempre la forma de solucionarlos.

Establecer nuevos compromisos con Dios: Orar en familia y participar de la Eucaristía dominical como familia.

Dia cuarto

Dios de bondad que amas inmensamente a tus hijos, extiende tu mano sobre nuestra familia y concédenos providente lo necesario para crecer en

9

Existen muchas situaciones vitales que afectan la relación de pareja y por ende la dinámica familiar y la relación con los hijos. Para que la familia sea un refugio seguro, la pareja debe tener una relación sana; el diálogo abierto

Aunque los hijos se vayan del hogar, aunque se distancien demasiado de casa, siempre hay un anhelo de volver. El hogar es el lugar del encuentro, del descanso, donde somos nosotros mismos. Lugar del encuentro, porque es donde están las personas que siempre están para nosotros, las que sabemos que no nos van a fallar. Lugar de descanso, porque cuando se sale del trabajo, cuando se vive un momento difícil, es allí donde encontramos tranquilidad, cuando sentíamos miedo corríamos a casa, después de una travesura, después de un problema. Donde somos nosotros mismos, porque fuera de casa solemos ser lo que los demás quieren que seamos, tal vez somos más cordiales, somos más generosos y colaboradores, pero en casa somos los que somos, tal vez, de mal genio, irritables, poco cordiales. Incluso cuando una pareja experimenta sus primeras crisis, siempre es la casa de los padres el primer lugar a donde ir, por eso, la expresión conocida “me voy a casa de mi mamá” ¡Siempre ha sido nuestro refugio seguro! LA FAMILIA: REFUGIO SEGURO, implica una convivencia basada en la comunicación asertiva, la disciplina con amor, el diálogo. Esta es la forma más acertada de hacer de la familia un refugio seguro.

Ejercicio Recordemos aquellas anécdotas en las que cuando experimentamos cosas difíciles, el hogar siempre fue el primer lugar a donde ir. Compartamos lo que representa el hogar para cada uno. Tomados de la mano hacen un compromiso de mejorar cada día las relaciones y cambiar lo necesario para hacer de nuestro hogar el refugio seguro.

Oración final Señor, tu eres nuestro refugio, a Ti nos


10

Semana de la Familia 2021 - El arte de ser familia

acogemos como familia, derrama con abundancia tu bendición sobre nuestro

hogar y concédenos un corazón sencillo para reconocer nuestros errores y la

Día quinto

La familia: Preparando el encuentro con el Señor (Viernes)

Oración inicial En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Invocación al Espíritu Santo: Oh Espíritu Santo, Amor del Padre, y del Hijo, Inspírame siempre lo que debo pensar, lo que debo decir, cómo debo decirlo, lo que debo callar, cómo debo actuar, lo que debo hacer, para gloria de Dios, bien de las almas y mi propia Santificación. Espíritu Santo, Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender, sutileza para interpretar, gracia y eficacia para hablar. Dame acierto al empezar dirección al progresar y perfección al acabar. Amén. Del Evangelio según san Juan 14, 1-3 “«No se angustien. Crean en Dios: crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, les habría dicho; porque voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los tomaré conmigo, para que donde esté yo, estén también ustedes”. Palabra del Señor. Meditación: Jesús ha hecho una promesa de llevarnos junto a Él, quiere que vivamos eternamente con Él. Por eso, nos asegura que, en la Casa del Padre, hay un lugar para cada uno de nosotros, que es allí a donde queremos llegar, es la razón por la que nuestro

como familia en Dios debemos nutrir nuestra vida con la gracia, con la Palabra, los sacramentos, especialmente la Eucaristía para que así garanticemos una feliz eternidad.

Ejercicio Ofrezcamos un fuerte abrazo, uno que tal vez exprese lo importante que son nuestros seres queridos y digamos: Te quiero, te amo y siempre estaré para ti. Hacer una oración por las personas que ya han fallecido, por todos los fieles difuntos y en especial los familia-

res.

Oración final Señor Jesús, Tú que has señalado el camino que conduce al Padre y has abierto para nosotros las puertas del cielo, concédenos la gracia de saber corresponder a tan inmenso amor, otórganos siempre tu protección y báñanos con tu misericordia. Sagrada Familia de Nazareth, aboga por nosotros y mueve nuestros corazones a una verdadera vivencia familiar. Amén.

Tips para mejorar la convivencia familiar “Yo te llamé por tu nombre, tú eres mío… Porque te aprecio, eres de gran valor y yo te amo”. Isaías 43, 1b.4a corazón se halla inquieto por llegar a lo más alto del cielo. Canto: Jesucristo me dejó inquieto.

Consideración La vida humana se deteriora con el tiempo, se va la juventud, llega la vejez, las enfermedades, se pierde la fuerza, la velocidad al caminar. Además, los hijos alzan vuelo y viven su propia aventura. Unos padres, con el tiempo vuelven a quedar solos como cuando iniciaron su hogar, en pareja. Siempre se tendrán el uno al otro, siempre serán compañía. Aunque, los hijos no se van del todo, se ven frecuentemente, se visitan, se reúnen a celebraciones. Pero poco a poco, van sintiendo que se acerca el momento en el que nuestro cuerpo no dé más, en que se apague la vida en cada uno de nosotros y llegue el momento de encontrarnos con el Señor. Es cierto que pensar en eso, da un poco de miedo, pero nuestro destino es volver a la casa paterna. Es por eso, que la fe y la vida nos exigen prepararnos adecuadamente para ese momento. Incluso, tal vez la satisfacción de haber vivido intensamente y haber cumplido satisfactoriamente nuestros deberes y sueños, no queda más que esperar ese momento con ansías y con fe. Como personas de fe y

CARICIAS EMOCIONALES El ejercicio de las caricias emocionales va más allá del simple contacto físico. Es acariciar el alma con una mirada, es hablarle con ternura a un niño para decirle “estoy orgulloso de ti”, es un “te tengo en cuenta, te respeto y te quiero”, es la acción de facilitar el encuentro emocional para aprender a valorarnos los unos a los otros. ABRAZOS Un abrazo puede definirse como el acto de cruzar los brazos alrededor de una persona, como expresión de afecto. Pero este simple gesto puede significar amor, amistad, respeto, consideración, protección, etc. Un abrazo tiene la intención de hacer sentir bien a la persona que lo da como a quien lo recibe. Tiene la capacidad de aliviar el dolor físico y/o emocional y mejorar el autoestima. En la actualidad se le considera como una medicina para la tristeza, el aburrimiento, la impotencia, la ira, el coraje y la desesperación. PALABRAS DE AFIRMACIÓN (VALORACIÓN) Las caricias dan forma al amor. Sin embargo las palabras le dan expresión, sentido y dirección. Las palabras tienen un poder increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento, aunque solo aparezcan de forma fugaz. Ser conscientes del poder que tenemos a través de las palabras, nos hace responsables de usarlas como un instrumento para expresar y recibir afecto y cariño. TIEMPO DE CALIDAD Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña no es solo algo aconsejable, es necesario. Reunirse todos como familia alrededor de la mesa para compartir el almuerzo o la cena, orar en familia son espacios de tiempo que fortalecen la dinámica familiar. El amor, recordemos, se expresa compartiendo vida y pequeños momentos. De hecho a veces no basta solo con “estar”, nuestra presencia debe ser significativa. ACTOS DE SERVICIO Los actos de servicio son otra oportunidad para demostrar al otro el amor que le tenemos, haciendo cosas que sabemos que aprecia especialmente sin esperar nada a cambio. Estos actos pueden ser: ayudar con los oficios de la casa, cuidar de los hijos para que la madre descanse, ayudar a los hijos a hacer tareas, escucharlos cuando necesitan decir algo.

¡DIOS BENDIGA A NUESTRAS FAMILIAS!


Especial

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

11

10 madres en la Biblia,

para reconocer el modo de Dios ser Dios Por: Hna. Ileane Tolosa, S.A.C. (Hermana del Ángel de la Guarda)

omenzamos afirmando la gran valoración universal para con esa faceta en toda mujer. Su potencial de maternidad, como el modo que Dios tiene para aliarse con el ser humano, y así, hacerlo partícipe de su obra. Es decir, sin temor a equivocarnos podemos afirmar que la mujer madre es cómplice y aliada del Dios de la vida; es corporalmente un cálido sí a la vida en el Dios de la Vida.

C

Buena gama de ello encontramos en las Sagradas Escrituras. Desde siempre Dios se gloría en la vitalidad que habita el cuerpo-vientre de la mujer hecha madre. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento existen historias en las que las madres son arca del tesoro bendecido por Dios. Unas más conocidas que otras y muchísimas totalmente anónimas. Por supuesto, son canales para la gracia actuante de Dios y no el centro de la historia de salvación. Es relevante rescatar algunos datos que nos ayudan a contextualizar y así, a hacer una idea de lo que implicaba para una mujer vivir en la cultura judía.

María

La madre de todo viviente

(Lucas 1, 26-38)

Ser la madre de Jesús y contemplar su proceso de humanización sólo cabe en el corazón de María. Aunque su Hijo sin dejar de ser fiel a su herencia cultural, romperá esquemas de lo que ambos intuyen: el terrible final. Ella mantiene el “hágase tu Voluntad” en cada momento de su vida: en la necesaria migración por el censo y luego por la amenaza exterminadora de Herodes. En la humilde Nazaret, lugar donde existen los “ninguneados” de la época, en cada acción de Jesús proclamando el Reino. Ante la Cruz…y también en la comunidad de Pentecostés.

Así que, en estas líneas, nos acercaremos a madres identificadas con su nombre y otras sólo nombradas desde su misión de maternidad sumada al plan divino de salvación. En esta presentación, la figura principal es María de Nazaret: En ella confluyen las múltiples cualidades de cada una de las que estuvieron antes que ella, y será referencia obligada para todas las posteriores. En tal sentido, la tomamos como espejo y faro. Espejo en el que cada madre se ve reflejada, faro que indica la senda a seguir por una maternidad de vida abundante.

Eva

Vientre de Dios Como ya se ha dicho, en la joven virgen de Nazaret, confluyen todas las cualidades que toda creyente busca cultivar. Mirar a María es reconocer en ella la identidad judía, heredera de una cultura y una fe. Ella cree en el Dios de la Alianza, Yahvé y en ella crece el Dios humanado. Lejos de ser persona aislada o desconectada de la realidad, María se mantiene en actitud expectante ante los detalles de Dios y el cumplimiento de su promesa. Actitud y virtud que la irá adhiriendo cada vez más al Dios de su pueblo.

Bien sabemos, que ser mujer en aquella sociedad patriarcal significaba estar destinada a vivir en un estado de inferioridad y sumisión a los varones. Sociedad en cuya conciencia colectiva estaban grabados algunos estereotipos sobre la mujer, que se transmiten de generación en generación. Es decir, tenemos que la función social de la mujer estaba bien definida: tener hijos y servir fielmente al varón. Sin embargo, la gran influencia positiva de la mujer será en el ámbito familiar, pues, la honorabilidad del hogar es fraguada por la formación y dedicación de la madre a los hijos en casa.

(Génesis 3 ,20)

De María nos queda como sentencia de fe: lo que tiene que ver con el Hijo tiene que ver con la Madre, lo que tiene que ver con la Madre tiene que ver con el Hijo. Como en Nazaret, cada momento marcado con la misma pasión y certeza, pues su corazón todo el tiempo es de Dios, quien la eligió. Así como Jesús es el lente desde el que leemos Antiguo y Nuevo Testamento para descubrir y reconocer la voluntad salvífica universal de Dios, podemos hacer el ejercicio similar con María como referente de maternidad agradecida y consagrada al Dios de la Vida. Por eso, hemos iniciado con ella y ahora dedicamos espacio a una selección de mujeres presentes en las Sagradas Escrituras y que puede ayudar a comprender el modo de Dios ser Dios.

La mujer presentada por Dios como primera figura femenina en el acto creador. Madre de la humanidad “fecunda y multiplicada” (Gn 1, 28). Concibe la diversidad, al dar vida a Caín, Abel y posteriormente, Set. Su vientre es fuente de vida, sin que por ello, sea responsable del ejercicio en libertad que tendrán sus hijos. ¡Cuánto pesar sienten aquellas madres cuya tristeza quebranta el alma cuando les hacemos creer que las

decisiones indebidas de sus hijos sontambién su responsabilidad!

Sara

Sonrisa fecunda (Génesis 18, 1-15; 21, 1-7) Personifica el cántico nuevo que contiene el maravilloso regalo de la transformación de la tristeza en gozo. La maternidad posible que supera reducidos pronósticos basados en la edad. De mujer estéril, pasa a madre felíz en su ancianidad. ¿Qué vida nueva también paren nuestras abuelas? ¿Acaso hasta cierta edad la mujer sólo puede dar vida? ¿La ancianidad no encierra otros modos de dar vida?


12

Especial

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

Ana

cotidianidad de casa. Su oración esperanzada acompaña la misión que Zacarías cumple en el Templo. Es la madre bienaventurada por alcanzar la anhelada bendición de Dios al hacer palpitar la vida en su vientre y también, porque será la primera en recibir

Consolada por el Señor (1 Samuel 1, 1 - 2,11) Es mujer símbolo que evidencia lo sagrado de concebir y acuñar la vida. Ana, fiel cumplidora de lo establecido en la religión de su pueblo, más que verse distanciada o separada, se reconoce mirada y bendecida por el Dios que no se olvida de su pueblo. Une oración y exultación en el milagro de su maternidad que, a la vez, la hace ofrecer el fruto de sus entrañas al servicio del Señor. Así, Ana canta

Viuda de Naím

¡Madre, a ti te digo: Alégrate! (Lucas 7, 11-17) la presencia fuerte y callada de quien la hace dichosa y cumple su promesa.

Madre de los Macabeos

Entrañas desgarradas por la tiranía (2 Macabeos 7)

Esta mujer es protagonista de una de las escenas de martirio emblemáticas en el Antiguo Testamento. Una madre íntegra que es testigo de la lealtad al Señor por parte de sus hijos. Ella alienta con valor, esta actitud resuelta y fiel de sus hijos y los anima a no desfallecer; por el contrario, con corazón y fe firmes alienta la esperanza de todo un pueblo. En un mismo día, presencia el asesinato de todos sus hijos, mostrando en su palabra la fe en el Dios que la habita: “Yo no sé cómo aparecieron en mis entrañas, ni fui yo

Vientre de profecía (Lucas 1, 13.23-25) Es la mujer que, en el Evangelio de Lucas, inaugura el Nuevo Testamento. En sus entrañas encuentra espacio el gran profeta precursor del Cordero de Dios. Al igual que Ana, en ella coincide la relevancia del templo y la

sus iguales. ¡Cuántos cuadros similares contemplamos a diario en nuestro entorno, donde lo único que se nos pide es tender la mano y alentar la vida ante tanta violencia y muerte!

No sabes lo que pides (Mateo 20, 20-28)

quien les regaló el espíritu y la vida, ni tampoco organicé yo los elementos de cada uno” (2 Macabeos 7,22)

(1 Reyes 3, 16-28)

Isabel

Abatida por el dolor a causa de la muerte de su joven hijo, también se ve ante el destino desolador de quien se sabe sin protección ni representación en la sociedad. Madre viuda y desamparada, que ante el encuentro con Jesús, es invitada a dejar el llanto y alegrarse porque la vida vuelve a su casa, a su familia. El hijo que Jesús revive, rescata a la madre que pasa a ser signo de alegría y esperanza para

Madre de los Zebedeos

Madre del niño vivo Sus entrañas se conmovieron por su hijo Esta escena nos sitúa frente a una injusticia. Un niño será víctima inocente del juicio, en un acto de adultos. Sin embargo, ante el cuadro declarado, la verdad conecta con la entraña que le ha dado vida. Sólo así brilla el sentido sapiencial de proteger la vida indefensa y amenazada. Porque cuando la ley se ejerce con

el gozoso aviso profético del pequeño Juan ante la cercanía inminente del Mesías esperado, al momento de escuchar el saludo de María en su casa. ¿Quién dijo que los bebés por nacer no dan buenas noticias?

Osadía y atrevimiento para asegurar el destino de sus hijos. Ve ante sí la posibilidad de ubicar, y bien, al fruto de sus entrañas. Es la madre que intercede (algunos critican por alcahuete) ante la autoridad como garantía de bienestar, y ella ve que es factible con Jesús de Nazaret. Su petición introduce a sus hijos en un diálogo franco y profundo con el Señor: qué tan lejos pueden llegar en su seguimiento, sabiendo que precisamente no coincide con las pretensiones de poderes

humanos manifestadas por la madre. ¿Cuántas madres hacen lo que sea para asegurar un futuro provechoso a sus hijos y a veces hasta sin un mínimo esfuerzo?

La sirofenicia

sabiduría siempre gana la vida, traduciéndose en gesto profético. Es decir, el vientre tembloroso y estremecido de la madre coincide con la sabiduría de quien dirige como garante de la vida.

Todo Dios en una migaja (Mateo 15, 21-28) Así como Jesús nos cambia la perspectiva para creer en Dios y comprender que nuestro horizonte es el Padre, esta madre sirofenicia será quien muestre a Jesús la universalidad del amor de Dios vivido desde la pobre y gran fe de una excluida. Esta madre cree en un Dios que ama más allá de fronteras, religiones, ideologías y clases sociales. Sabe que no tiene acceso a los privilegios de los “hijos de Israel”, pero también sabe que el Dios de la Vida se da por completo hasta en una miga de pan, y ya eso es más que suficiente

para quien vive resignado a no esperar nada. ¡Cuántas veces la fe de los nadies nos rompen esquemas establecidos y aprendidos! Sin duda, todas estas madres y las tantas que están en la Biblia fueron comprendiendo aquella certeza del autor sapiencial: “Y he aquí que mi canal se ha convertido en río, y mi río se ha hecho un mar” (Eclesiástico 24, 31b).


Especial

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

13

Vivir en el amor de Dios, Uno y Trino El misterio de la Santísima Trinidad en la vida del creyente

II. La vida Trinitaria en el alma del justo

Por: Sem. Yhon Pablo Canedo Archila, estudiante colegio Maria Mater Ecclesiae (Roma)

Introducción

A

l amanecer del nuevo día, mientras termina de despertarse y se prepara para iniciar labores, vienen a la mente como al corazón del creyente las siguientes palabras: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Diferentes momentos de la existencia del cristiano -de forma connatural, mientras que otras veces no muy reflexiva- se caracterizan por la presencia infaltable de la Santísima Trinidad. Por ejemplo, al iniciar como al terminar la jornada; en la oración personal y comunitaria; en el rezo del Santo Rosario; cuando las personas mayores y los sacerdotes bendicen; cuando entramos al templo parroquial; al celebrar los sacramentos, entre otros. Estas vivencias concretas expresan sobre todo una realidad más profunda: la vida del bautizado no es otra que estar inmerso en la comunión del Amor de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo: Tres personas distintas, Un solo Dios verdadero. Porque Él por su infinita bondad, dándonos la vida terrenal nos crea, por la gracia bautismal de los méritos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, nos convierte en hijos adoptivos, y por su amor como por la cooperación humana, regresamos a Él en la vida Eterna. En otras palabras, “en Él (en el único Dios) vivimos nos movemos y existimos” (Hch 17, 28), “Él es el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin” (Ap 21, 6). El misterio de Dios Uno – Trino en la vida del creyente es la verdad de fe que se ha introducido previamente y será expuesta en la medida posible en los siguientes parágrafos. Primero presentaremos quién es la Santísima Trinidad en la enseñanza de la Iglesia y enseguida, se tratará sobre la relación de la vida trinitaria en el alma del justo. I. En la enseñanza de la Iglesia Como premisa es necesario decir que la razón humana, abandonada a sí

misma en estado de concupiscencia, Tres personas, pero una Esencia, una no hubiera podido sospechar jamás el Substancia o Naturaleza absolutamenmisterio insondable de la vida íntima te simple. de Dios. Es verdad que mediante el entendimiento humano y mediante la Por consiguiente, Dios es Padre, en contemplación de la creación, es posi- cuanto que es creador de todo lo que ble deducir que Dios es Uno, Creador existe, el origen primero de todo y de todo cuanto existe, y precisar tal vez autoridad infinita como aparece en el algunos de sus atributos: como su in- Antiguo Testamento. Pero a la vez, en mensidad, eternidad, simplicidad e in- el Nuevo Testamento Jesús ha revelafinita perfección. Pero el intelecto -por do que Dios es eternamente Padre en sí mismo- jamás acertaría, ni siquiera relación con su Hijo único, que recía sospechar, ni menos a procamente solo es Hijo “La vida del descubrir, la menor seen relación con su Padre, ñal de la vida íntima de bautizado no es siguiendo la enseñanza del Dios. Por este motivo, otra sino estar Evangelio de san Mateo 11, sino fuera por la inicia27: “Nadie conoce al Hijo inmerso en la tiva amorosa de Dios sino el Padre, ni al Padre le comunión del de autocomunicarse a la conoce nadie sino el Hijo, Amor de Dios humanidad, el hombre Padre, Dios Hijo y a aquel a quien el Hijo no hubiese podido asose lo quiera revelar”; de tal marse a ese abismo sin y Dios Espíritu modo, se afirma que Dios Santo”. fondo ni riberas. también es Hijo. Gracias a su divina Revelación, en el libro del Deuteronomio 6, 4-5, viene manifestado Dios como el único y verdadero: “Escucha Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza”. Así mismo, Jesús en el Evangelio de san Marcos 12, 29-30 confirma que Dios es el “único Señor” y que es preciso amarle con todo el corazón, con toda el alma, con todo el espíritu y todas las fuerzas. De hecho, el Concilio IV de Letrán dice al respecto: “Creemos firmemente y afirmamos sin ambages que hay un solo verdadero Dios, inmenso e inmutable, incomprensible, todopoderoso e inefable, Padre, Hijo y Espíritu Santo:

Igualmente, Dios es Espíritu Santo, del hecho que antes de su Pascua, Jesús anunció el envío de otro Paráclito (defensor), el Espíritu Santo. Este que había actuado ya en la creación y por los profetas ahora estará junto a los discípulos y en ellos, para enseñarles y conducirlos hasta la verdad completa (Jn 16, 13). De este modo, el Espíritu Santo es revelado como otra persona divina en relación con Jesús y al Padre (CEC 243). En resumen, la fe de la Iglesia confiesa en cada uno de los bautizados, que por una parte, creemos no en tres dioses sino en un solo Dios verdadero en tres personas distintas. El Padre es realmente Dios, el Hijo es realmente Dios y el Espíritu santo es realmente Dios.

Ahora bien, para responder a la cuestión sobre la relación de la santísima Trinidad en la vida del creyente, es necesario referirnos a las Sagradas Escrituras, en cuanto que testimonian la presencia de Dios Uno y Trino en el alma del justo. Por ejemplo, Jesús en el Evangelio de san Juan 4, 16 menciona: “Dios es caridad, y el que vive en caridad permanece en Dios y Dios en él”. Más adelante, en 14, 23 continúa: “si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y en él haremos nuestra morada”. Igualmente, san Pablo en la primera carta a los corintios 6, 19 pregunta: “o no sabéis que el cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en ustedes y han recibido de Dios, y que por tanto, no les pertenece?”. Por consiguiente, la Palabra de Dios de diferentes maneras expresa la misma verdad: Dios habita dentro del alma en gracia. De este modo, es posible afirmar que la relación de la Santísima Trinidad en la vida del creyente se manifiesta en la presencia de inhabitación. Que consiste en la manera especial que habita Dios, Uno y Trino, en el alma justificada por la gracia. De hecho, esta presencia divina se manifiesta como Padre y como amigo en el alma del justo. Por último, es imposible no culminar con las profundas palabras que pronunciaba santa Isabel de la Trinidad en su oración personal: “Dios mío, Trinidad que adoro, ayúdame a olvidarme enteramente de mí mismo para establecerme en ti, inmóvil y apacible como si mi alma estuviera ya en la eternidad; que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de ti, mi inmutable, sino que cada minuto me lleve más lejos en la profundidad de tu Misterio. Pacifica mi alma. Haz de ella tu cielo, tu morada amada y el lugar de tu reposo. Que yo no te deje jamás solo en ella, sino que yo esté allí enteramente, totalmente despierta en mi fe, en adoración, entregada sin reservas a tu acción creadora”. Amén.


14

Infantil

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

Los mandamientos de la ley de Dios

Por: Mg. Consuelo Morán

Apreciados niños y jóvenes de nuestra Diócesis de Cúcuta, reciban un cordial saludo en Cristo y nuestra buena Madre María, confiados en que ellos siempre están a nuestro lado y más cuando estamos pasando por tantas dificultades. Reflexionando en todos los últimos sucesos de nuestro país, he llegado a la conclusión de que a todos los adultos se nos olvidó cuál es el mayor mandamiento de la ley de Dios, y hoy lo vamos a recordar, para que lo tengamos siempre presente.

otra religión o algún partido político, siempre hay una persona que necesita ser amada. El amor al prójimo no es amar al que siempre está en las buenas contigo, es también amar a los enemigos. Sí, a esa persona que tú no le hablas o que siempre discute contigo, a él o ella debes de amarle.

En una oportunidad le preguntaron a Jesús lo siguiente: ¿Cuál es el mandamiento más importante? (Mateo 22, 34).

El amor genuino al prójimo se expresa en los hechos, y no solo con palabras. Se expresa a través de lo que uno realmente hace en la vida. Se manifiesta en la preocupación por los demás a través del habla con amabilidad y demostrar generosidad con las posesiones materiales dadas por Dios.

Es así de sencillo, niños y jóvenes, si tenemos presente este mandamiento de amor y recordamos que tu prójimo es todo aquel que está alrededor de ti, sin importar su condición social, si es pobre o rico, si es de

Debemos mostrar el amor al prójimo para que la violencia no reduzca nuestra sana manera de vivir. El amor al prójimo nos hará verdaderos seres espirituales que desea nuestro Padre Celestial.

La Biblia nos dice: • “...El amor es paciente y bondadoso. El amor no es envidioso. No es presumido ni orgulloso. • El amor no es descortés ni egoista. No se enoja fácilmente. El amor no lleva cuenta de las ofensas. No se alegra con la maldad, sino con la verdad. • El amor acepta todo con paciencia. Siempre confia. Nunca pierde la esperanza. Todo lo soporta. El amor no tiene fin...” (1 Corintios 13, 4-7)

ACTIVIDAD: Completa las palabras en cada uno de los mandamientos y luego encuéntralas en la sopa de letras. 1. Amarás a _____ sobre todas las cosas.

7. ¿Qué prohíbe en el séptimo mandamiento?:_______________

2. No jurar el _________ de Dios en vano.

8. No dirás falso testimonio ni________

3. Santificar las ________ 4. Honrar a tu ______ y a tu _________

9. No consentirás _________ ni deseos impuros.

5. ¿Qué se prohíbe en el quinto mandamiento?:______________

10. No codiciarás los ________ ajenos.

6. No cometer actos ________ H N O M B R E Z M K P A

J

P

A

C

A

M

Z X

M B

C P

L

Q

V

M

V

A

C A

T X

B L

H

K

J

O

N

S

E M

N E

S N

D C R Ñ R Y P E E U A T

R B A K E D N U R E M S

E C B M R I J M D L I O

L P O B D O Y A A O E R

M

B

G

P

R

Z

I

S

J

N

R C

E N

U Y

S A

T R

A

E

A

T

D

S

S

T

S

N

E S

Q V

R A

E I

R I

M

T

Ñ

F

T

M

O

R

A

N

N U

T P

O M

S I

E M


Liturgia Por: Sem. Jesús Fernando Fajardo Castellanos, estudiante Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, Roma

San José de Cúcuta, mayo 23 de 2021

Jesucristo es nuestra esperanza, participemos en la Liturgia

Domingo de la Santísima Trinidad (Mt 28, 16-20)

Domingo de Pentecostés

(Jn 20, 19-23)

Asistimos, por medio del evangelio de este domingo, a un evento fundante, importante por cuanto se narra: Cristo, que, ante el miedo de sus discípulos, se presenta, y aun con las marcas de los estigmas, dona la paz que estos necesitan; y con la paz dona también el valor para abrir las puertas que los encierra en sí mismos, en sus miedos e incluso en sus comodidades para salir y anunciar la Buena Nueva de la Salvación. Cristo da su espíritu, prometido una vez, y ahora otorgado, para consagrar a sus discípulos, a sus misioneros y evangelizadores como ministros del perdón. De Dios siempre necesitaremos estos dones: el de la paz, el de la misión, el del valor y la gracia del sacramento de la reconciliación, para seguir adelante en el camino hacia la patria eterna.

15

La resurrección de Cristo no es un acontecimiento impuesto, sino una realidad que los discípulos deben afrontar y encarar, porque se les presenta como algo externo a ellos, y para algunos incomprensible, pues “algunos vacilaban” (18, 17). Aun con la fragilidad de su fe, los discípulos reciben la gracia de contemplar al Cristo Resucitado y recibir de él la misión, no solo de anunciar sino de Bautizar, de incorporar al cuerpo místico de Cristo, la grey que está necesitada de su pastor (Mc 6, 34).

Generalmente tendemos a ver las fiestas de Pascua y Pentecostés como separadas y sin mucha relación, pero en realidad guardan una unidad en cuanto que celebran el mismo misterio de Salvación en dos momentos

continuos y permanentes. No es la fiesta de dos divinidades sino del mismo Dios uno, vivo y verdadero, que nos salva (por Cristo en la Pascua) y nos guía (por el Espíritu Santo desde Pentecostés).

Pentecostés es por otra parte, prueba de la providencia divina y del progresivo modo de manifestarse la misericordia divina, puesto que pasó de ser una acción de gracias por los frutos de la tierra a estar ligada al memorial de la Pascua, el acento pasa del cierre de la cosecha a los 50 días después de la pascua, memorial de la misericordia liberadora de Dios. Y será, con la venida del Espíritu Santo, la fiesta de la manifestación pública de la Iglesia, de los dones del Espíritu Santo y de la comunión del hombre con Dios por medio de su Santo Espíritu.

go, signo de la acción dinámica del Espíritu que impulsa a los Apóstoles encerrados por miedo a salir al mundo y a proclamar, con el ardor de la fe y del Espíritu, la Buena Nueva de la salvación a todas las gentes, de un modo comprensible para cada uno de sus oyentes.

También, en el relato de la venida del Espíritu Santo, en la fiesta de Pentecostés (Hch 2, 1-13), que daba un nuevo significado a esta, uno más pleno, encontramos las imágenes de las lenguas y el fue-

Pentecostés está en unidad con la Pascua. Se encuentra al final de la cincuentena pascual y como cumplimiento de la promesa de Cristo resucitado de dar el Espíritu Santo a sus discípulos para que los acompañara en la misión que él les encomendó (Jn 24, 49; Hch 1, 4.8). El Misterio Pascual llega a su perfección por la plenitud del misterio de este día. No es una fiesta que conmemora solo al Espíritu Santo sino a toda la Santísima Trinidad misma.

Apuntes Misioneros En sus orígenes la fiesta de Pentecostés era la fiesta que daba gracias a Dios por los frutos y cosechas de la tierra, por lo que recibía el nombre de “la fiesta de las cosechas”, y se celebraba 50 días (de ahí el nombre de Pentecostés) o siete semanas después de la pascua o del inicio de la cosecha (Lv 23 15-21; Dt 16,9), de aquí también el apelativo de “fiesta de las semanas”.

No basta con conocer los dones y frutos del Espíritu Santo y diseñarlos en una cartulina. Debemos pedirlos y vivirlos. Pide, entonces, al Espíritu Santo un don o un fruto que consideras que necesitas, para una mejor configuración con el Señor. El espíritu es pronto, pero la carne es débil. Pidamos por tanto al Espíritu Santo que nos dé las fuerzas y el entendimiento para crecer en santidad y para dar en cada oportunidad testimonio de una vida santa.

TRABAJAMOS POR LA EXCELENCIA DISEÑAMOS TRANQUILIDAD Y BIENESTAR

Calle 9# 8-59 Barrio El Llano

maq.y.maq@hotmail.com


Fiesta de

Nuestra Señora

de Cúcuta Su imagen apareció intacta entre las ruinas del templo San José, cuando la ciudad fue devastada por el terremoto del 18 de mayo de 1875

Monseñor José Libardo Garcés Monsalve, invita a los fieles a los sacerdotes, fieles laicos y a todos los bautizados de esta Iglesia Particular a participar en la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi, en cada una de las parroquias, el domingo 6 de junio, con la preparación de los altares y la ofrenda de mercado, como primicia para el Señor y ayuda a los más necesitados.

29 de mayo de 2021

                                   ­    € ‚   ƒ ­     ‚„ €…   € † ‡    ‚ ˆ‰‰ Š        ‹ Œ …‹     ŽŠ 

“Y habiendo dado gracias a Dios... lo partió y se lo dio diciendo: tomen, esto es mi cuerpo” (Mc 14, 22)

Llev

o alimentos and

a la

Banco Diocesano de Alimentos, fundado el 23 de mayo de 2002 por Monseñor Óscar Urbina Ortega les lnerab

oblaciones sp

más vu

Tels.: 313 208 0580 - 5 78 0627 | Dirección: Calle 2AN # 1-26 Barrio Pescadero

Profile for La Verdad Periódico de la Buena Nueva

Edición 886  

Edición 886  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded