__MAIN_TEXT__

Page 1

857

VALOR: $1.200

Obispos del Encuentro 'Caridad en la frontera', organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede

DOMINGO 09 DE FEBRERO DE 2020 SAN JOSÉ DE CÚCUTA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA. FUNDADO EN 1956

Obispos Católicos siguen con atención la crisis de frontera Vea también Pág. 2

Editorial - La Ecología integral Pág. 7

Comunicado oficial CIX Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano: ¡Guía, Señor, nuestros pasos por el camino de la paz! Págs. 8 - 9

Palabras del Papa Francisco para la LIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales Pág. 16

Coronavirus, alarma mundial

De izq. a der. Pbro. Leo Pérez y David Corrales, de la Secretaría de Colectas Nacionales; Miguel Guilarte de la Oficina de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU; Monseñor Octavio Cisneros, Obispo auxiliar de Brooklyn (EEUU) y presidente del Subcomité de la Colecta para América Latina; pbro. Israel Bravo Cortés, Vicario General Diócesis de Cúcuta.

Diócesis de Cúcuta

Emisora Vox Dei Cúcuta

Periódico La Verdad


2

Editorial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo de la Diócesis de Cúcuta

La ecología integral La defensa de la Creación

E

n dos ocasiones, cada año, los Obispos católicos de Colombia nos encontramos para la Asamblea de la Conferencia Episcopal. En ella los pastores del pueblo de Dios compartimos con gran responsabilidad eclesial y cuidado, los distintos temas que tocan nuestra acción evangelizadora y las situaciones que tocan la realidad de cada una de las comunidades que nos han sido encomendadas. Desde hace algún tiempo hemos querido enfrentar las situaciones concretas del marco social en el cual se realiza el anuncio de Jesucristo en nuestras comunidades. Para conocer mejor, analizar y enfrentar estos grandes retos sociales que tocan y afectan las dimensiones pastorales de nuestras acciones concretas para poner a Jesucristo en la vida de tantos hombres y mujeres. El primer momento es el panorama colombiano complejo, que está lleno de grandes retos que nos tocan directamente. Hemos querido en los últimos tiempos enfrentarnos al tema político, a la tarea concreta con la cual se analiza, acompaña y toman las decisiones en los grandes temas del país, dentro del marco legal de nuestras Instituciones (necesarias, útiles y de altísimo valor) que como es notorio, viven crisis generadas por confrontaciones innecesarias y fenómenos de costumbres que no hacen mucho bien a ellas. Revisamos la forma en la cual acompañamos y ayudamos a los que tienen estas grandes responsabilidades, como también examinamos y revisamos la forma en la cual formamos a los que siendo católicos participan en la vida política. En un segundo momento, hemos seguido con mucha atención el tema de la economía, de la forma con la cual se dan las relaciones de los distintos sectores de la producción, del trabajo, del ordenamiento material de nuestra comunidad. El momento histórico del mundo ha creado espacios nuevos y una gran vola-

ser que necesita de la “ecología humana”. Deseamos ver qué pasa en nuestra casa común, en Colombia, que hace parte de un gran entorno riquísimo, con una variedad biodinámica. Nuestra patria tiene grandes riquezas en plantas, animales, hongos, pequeños organismos vivos, que no existen en otros lugares de la tierra.

tilidad de estos temas, que urgían nuestra reflexión sobre estas relaciones de los medios económicos de nuestra patria. Afrontamos este tema desde la llamada Doctrina social de la Iglesia, para crear condiciones de justicia y equidad, de digno acceso de todos los ciudadanos a los recursos necesarios para su vida humana, siguiendo los principios que la doctrina católica ha establecido con el Magisterio de los Papas.

que realizar, porque la Iglesia existe para evangelizar, siendo su alegría y vocación propia y su identidad mas profunda” (San Pablo VI, Evangelii Nuntiandi, n. 14). San Juan Pablo II, nos invitó a redescubrir el valor de la dignidad de la persona humana, poniendo al hombre y sus grandes valores “luminosos” en el centro de acción de la Iglesia (San Juan Pablo II, Redemptor hominis, 18 y otros).

Ahora, en un tercer momenTodos estos elementos to, y es este el tema de nues- “Hemos querido en quieren poner también tra asamblea, afrontaremos la los últimos en el centro a la persona ECOLOGÍA INTEGRAL. tiempos humana, sus anhelos y Después de ver la situación so- enfrentarnos al necesidades, manifestancial, reflejada en la economía tema político, a la do el valor de lo creado, y las formas de nuestro orde- tarea concreta con de aquellas creaturas que namiento jurídico y político, la cual se analiza, Dios ha creado y que pone deseamos examinar la forma acompaña y toman al servicio del hombre y en la cual estamos viviendo las decisiones en del gran proyecto que Él en nuestro entorno, cómo he- los grandes temas ha propuesto para los que mos establecido las relaciones del país”. son su creatura y obra de con la “casa común”, como la sus manos. En una Encíllama el Papa Francisco, de la clica al inicio de su Ponticual depende nuestra vida y la sostenibi- ficado, LAUDATO SI, el Papa Francisco lidad de la humanidad y de la Creación ha querido ponernos de frente a este tema (Papa FRANCISCO, Encíclica Laudato que es urgente, el valor de la creación y el Si, n. 1). empeño por cuidarla y protegerla. La tarea fundamental de la Iglesia es el anuncio de Jesucristo, Salvador y Redentor de los hombres. El Papa Pablo VI nos indicaba la tarea inaplazable que tenemos Presidente Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo de la Diócesis de Cúcuta Director Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda.

El hombre, y concretamente nosotros, en nuestro contexto social tenemos una gran responsabilidad por el cuidado de la Creación: en primer lugar el hombre mismo, su

Tenemos una gran riqueza que no valoramos y que destruimos con la minería, con grandes proyectos que privilegian la economía y la producción y no el respeto de la Creación. Grandes proyectos que destruyen el campo, destruyendo árboles y plantas, que sacrifican cosas fundamentales como el agua. Con palabras del Papa FRANCISCO: es una creación sufriente y perjudicada (Laudato Si, n. 6). De muchas maneras somos testigos del dolor y sufrimiento de los hombres, de colombianos, por el drama de la contaminación, de la falta de agua, de la destrucción del medio ambiente que ha propiciado grandes y dolorosas tragedias. Es la oportunidad de una gran conversión ecológica, que no podemos desligar del Evangelio y de nuestra opción de fe. Es el momento de entrar con profundidad en estos temas, con gran responsabilidad de fe de frente al futuro. Queremos reflexionar atentamente sobre la Creación, sobre la forma como cuidamos y protegemos esta gran riqueza que no nos pertenece, pertenece a toda la humanidad. Nuestra reflexión quiere ser una gran mirada sobre el “Evangelio de la Creación”, que presente elementos claros para nuestro actuar en defensa del hombre y de sus espacios, con gran responsabilidad hacia el futuro. De esta reflexión nos debe quedar claro que el cuidado de la creación tiene una profunda dimensión espiritual, donde reconocemos el valor de las creaturas de Dios, de nosotros mismos y de nuestro entorno. ¡Alabado sea Jesucristo!

Administrador Pbro. César Augusto Prato Parra

Pbro. Luis Jesús García Velazco Sem. Héctor Gabriel García Torres

Equipo de Redacción C.S. Isabel Obando

CCDC / Internet

Diseño y diagramación Harold Antonio Castellanos Mojica

Vanguardia Liberal

Fotografía Impresión


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Familia, fieles y el presbiterio de la Diócesis de Cúcuta, se despidieron del padre Juan de Dios Gómez Gómez

la fe que nos ha precedido en el encuentro con Dios. Hoy entramos con esperanza en el misterio de Jesucristo victorioso sobre la muerte y glorioso en su santa resurrección”. Explicó en su homilía el Obispo, acerca de reconocer el misterio de ser llamados por Dios.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta, presidió las exequias del padre Juan de Dios Gómez Gómez, quien falleció el pasado jueves 23 de enero. La Sagrada Eucaristía se celebró el sábado 25 en la Catedral San José, donde se hicieron presentes la familia del padre, amigos, fieles y el presbiterio diocesano, quienes unidos por el misterio de una vida querida que concluye en el mundo terreno, se acompañaron para “entregar a Dios un sacerdote”, afirmó Monseñor y expresó que “debemos aprovechar para repasar la bendición, la gracia de una vida sacerdotal”. “Nos congrega la fragilidad de la vida humana, unida a la espe-

ranza de la eternidad, en la que entra nuestro hermano, llevando

Coordinadores de EPAP y coordinadores de sector, se acogen al plan de actividades 2020 En las instalaciones de la Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen tuvo lugar el primer encuentro de este año de los coordinadores de EPAP y coordinadores de Sector. El pasado 1 de febrero se dio apertura al Año Pastoral, donde el padre Freddy Ochoa, Vicario de Pastoral de la Diócesis de Cúcuta, presentó

3

a los coordinadores el plan de actividades 2020, que se contextualiza en lo referente al Año de la Palabra. Por otra parte, la pastoral de Pequeños Grupos, dio a conocer la metodología que se va a desarrollar dentro de los grupos eclesiales y comunidades eclesiales misioneras.

el tesoro de la vida; un sacerdote querido por todos, un hermano en

Monseñor manifiesta que “el Señor ha probado al padre Juan de Dios con el sufrimiento en sus últimos días”, por ello, “la muerte del justo es descanso y paz, es el fin de las jornadas tantas veces doloras de la vida y es el reposo en el Señor, en su amor y su misericordia”. Finalmente destaca que “acompañar a un sacerdote difunto es cantar la gloria de Dios, es cantar la gloria de una vida entregada por el evangelio”.

Mejoramiento de la cocina del Asilo Andresen para la alimentación de los niños y adolescentes más vulnerables Gracias a la caridad de Cáritas Española, Cáritas Diocesana de Ávila (España) y la cadena radial española COPE, la cocina de la Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen fue remodelada completamente. Monseñor Víctor Manuel Ochoa

Cadavid, el sábado 1 de febrero, visitó el Asilo para bendecir esta cocina, desde donde se preparará en un ambiente saludable, los alimentos de los niños, niñas y adolescentes que son recibidos en esta obra de ayuda humanitaria de la Diócesis de Cúcuta.


4

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Diócesis de Cúcuta celebra la Vida Consagrada En la Catedral San José se celebró el pasado 2 de febrero, la Sagrada Eucaristía en torno a la Fiesta de la Presentación del Señor y con ella, la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y laicos participaron de la celebración, siendo esta, una oportunidad para orar por quienes con su vida y testimonio han amado al Señor, obedeciendo sus mandatos y anunciando a sus hermanos, que Dios es el Padre que los cuida y ama. La Eucaristía estuvo presidida por el presbítero Israel Bravo Cortés, quien manifestó ante la presencia de niños en la Santa Misa, que espera que en ellos estén las futuras vocaciones y entreguen generosamente su vida al servicio del Evangelio.

Seminario Mayor recibe más obreros para la mies del Señor

El Seminario Mayor San José de la Diócesis de Cúcuta inició el año de formación, centrados en el Encuentro con el Evangelio. El pasado 1 de febrero, los seminaristas antiguos retomaron su proceso de formación, mientras que 22 nuevos jóvenes iniciaron esta fase de aprendizaje y crecimiento. El presbítero Víctor Leonardo Ordóñez, delegado de la Comisión Diocesana de Pastoral Vocacional, acompañó a estos jóvenes vocacionados durante su año de discernimiento, animándolos a dar una respuesta personal por el bien propio y el de la Iglesia. El padre Víctor expresa que “la Iglesia está alegre porque el Señor nos concede es-

tos jóvenes que van a profundizar en el llamado que Él les hace (…) En el Seminario van a madurar esa respuesta que Dios espera, por ello estamos felices, recibimos un gran tesoro, más obreros para la mies del Señor”. Las nuevas vocaciones fueron recibidos por los antiguos seminaristas; el padre José María Castro, rector del Seminario Mayor; los sacerdotes formadores: Carlos Alberto Escalante; Carlos Julio Moreno; Hernando Chitiva; Wilmer Maldonado y David Molina, quien será el encargado del curso introductorio, en el cual, los jóvenes nuevos empiezan un proceso formativo enfocados en cuatro dimensiones: espiritual, comunitaria, pastoral y académica.

Sombra Protectora Pbro. Onofre Peñaranda, columnista

U

n joven de una familia cristiana tiene muchas dudas sobre la religión. Por la influencia de un amigo, toma la decisión de no creer más en Dios. El joven es un gran

deportista, le gusta, sobretodo, la natación. Una noche de verano se mete en la piscina de la universidad, todas las luces están apagadas. La noche es clara y la luna alumbra primorosamente en el horizonte. Hay por tanto, luz suficiente para practicar. Se sube al trampolín más alto, va hasta el borde y se gira para lanzarse de espalda a la piscina. Levanta los brazos en forma de cruz, en ese momento abre bien los ojos y mirando

al frente ve su propia sombra dibujada en la pared. La silueta de su cuerpo da exactamente la forma de una gran cruz. Luego, sin saber muy bien porqué, se baja del trampolín, se arrodilla y pide a Dios que vuelva a entrar en su corazón. Mientras el joven permanece quieto, el personal de limpieza entra al local y enciende las luces para trabajar en la piscina que habían vaciado unas horas antes. Nos cae como anillo al dedo, al

haber escalado el trampolín del año 2020. Inmensa es la laguna y muchas las dificultades de la frontera. Mirar la sombra de nuestra cruz significa reencontrarse a sí mismo. Es preciso aceptarse, reconocerse y quererse a lo lindo a pesar de las metidas de pata. Hay que afrontar los problemas, de lo contrario, permanecen ahí y se hunde más y más que nuestro vecino petrolero.


Grupo Eclesial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

5

Primer encuentro eclesial misionero: origen y fuente de una nueva sociedad Objetivo En este año dedicado a la Palabra de Dios, las familias de la Diócesis de Cúcuta participando en las comunidades eclesiales misioneras fortalecen su vida cristiana; conociendo a Cristo con la lectura orante de la Palabra de Dios, compartiéndola en comunidad, aplicándola a su propia realidad y descubriéndose activos en el seguimiento misionero de Jesús, siendo luz en medio de las gentes, al igual como los primeros cristianos, que se reunían en comunidad. Preparación Altar con una imagen de Cristo. Disponer los siguientes signos: - Una canasta con algo de mercado. - Un pan o panes. - La Biblia. - Periódico La Verdad o cualquier material de la Iglesia. Disposición del lugar para la acogida de los que van a participar. Darles la bienvenida. Saludo Trinitario.

Oración introductoria Padre nuestro, Tu Hijo Unigénito Jesucristo resucitado de entre los muertos encomendó a sus discípulos el mandato de “id y haced discípulos a todas las gentes”. Tú nos recuerdas que a través de nuestro bautismo somos partícipes de la misión de la Iglesia por los dones de tu Santo Espíritu, concédenos la gracia de ser testigos del Evangelio, valientes y tenaces, para que la misión encomendada a la Iglesia, que aún está lejos de ser completada, pueda encontrar manifestaciones nuevas y eficaces que traigan vida y luz al mundo. Ayúdanos a hacer que todos los pueblos puedan experimentar el amor salvífico y la misericordia de Jesucristo, Él que es Dios y vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Encuentro

Canto: (Dios está aquí)

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Dios está aquí Tan cierto cómo el aire que respiro Tan cierto cómo la mañana, se levanta el sol Tan cierto porque yo le canto y me puede oír

Invocación al Espíritu Santo. Invitar a los presentes que se dispongan a pedir en silencio la fuerza del Espíritu Santo que los ilumine, les permita comprender la Palabra que Dios va a dirigir a sus corazones y a sus mentes. Ofrezcamos el encuentro: Señor, te pedimos que todos los que participamos de este encuentro, iluminados por tu presencia, dejemos entrar tu luz a nuestra conciencia para ser luz que ilumine y brille con santidad de vida ante de los demás.

Dios está aquí Tan cierto cómo el aire que respiro Tan cierto cómo la mañana, se levanta el sol Tan cierto porque yo le canto y me puede oír Lo puedes sentir, a tu lado en este mismo instante Lo puedes llevar, muy dentro de tu

corazón Lo puedes sentir, en ese problema que tienes Dios está aquí, si tú quieres, le puedes seguir. 1. Mirando la realidad (El animador hace esta introducción) Con frecuencia el ritmo económico en que vivimos exige más tiempo en lo laboral para responder a los diversos compromisos que se tienen, haciendo que cambie nuestra forma de vivir, las sociedades están abandonando valores y prácticas comunitarias, entrando en una forma de vida individualista, porque la cotidianidad que se lleva, absorbe totalmente y los pocos espacios son para hacer actividades personales. Esta situación ha afectado profundamente la vida de fe, ya que el ritmo de vida nos ha sacado del ambiente comunitario de la fe, como encuentros eclesiales, la Sagrada Eucaristía, entre otros. De ahí que el ser humano de hoy sea poco participativo en los acontecimientos comunitarios. Vivamos este encuentro y busquemos en Dios la respuesta a esta situación. Canto: Tu Palabra Se proclama el texto claro y pausado una vez terminada la lectura se hace un silencio para que todos recuerden lo que dice el texto. Se recomienda volver a leer el texto para que quede más claro en los participantes.

2. Mirando a Dios Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 2, 42-46 “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar”. Palabra de Dios. - ¿Cuáles eran las principales características en las primeras comunidades eclesiales misioneras que nos describe el texto? - ¿En qué se parecen las comunidades eclesiales misioneras nuestras a las primeras comunidades cristianas misioneras? 3. Con la mirada de la Iglesia conocemos a Cristo En el pasaje citado de los Hechos de los Apóstoles, cinco características definen a la primera comunidad cristiana de Jerusalén como lugar de unidad y de amor donde brilla la luz de Dios. Por eso, san Lucas nos lo ofrece como modelo, como norma para la Iglesia presente y asi ser imagen de Cristo que irradia su luz en medio de la sociedad actual. El animador puede dividir a los participante en cinco grupos o parejas para


6

Grupo Eclesial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

que reflexionen sobre una de las siguientes características y da el tiempo oportuno para luego hacer el compartir. a. Acudían asiduamente ¿Quiénes? Los bautizados. No era algo que hacían de vez en cuando, sino con frecuencia. Los cristianos de las primeras comunidades saben que necesitan renovar y fortalecer continuamente su compromiso de fe, de vida, y aprovechan al máximo las ayudas que se les brindan. ¿Por qué a nosotros los creyentes nos parece que basta con ir a la Santa Misa de vez en cuando y con orar un poco? b. La escucha de la enseñanza de los Apóstoles, o sea, el oír el testimonio que estos dan de la misión, la vida, la muerte y la resurrección del Señor Jesús. Es lo que Pablo llama sencillamente el “Evangelio”. Los primeros cristianos recibían el Evangelio de la boca de los Apóstoles, estaban unidos para su escucha y para su proclamación, pues el Evangelio, como afirma san Pablo, “es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen” (Rm 1,16). Para amar a alguien es necesario primero conocerlo. Por eso, Lucas menciona la enseñanza: los discípulos hablaban de Jesús, qué decía, qué hacía. Explicaban que murió y resucitó para darnos vida; invitan a imitarlo, a seguirlo... encontrarse con Jesús como persona, a aprender quién es, a descubrirlo, vivo y presente, a relacionarse con Él, aprender a amarlo para querer seguirlo...¿Me entusiamo diariamente en conocer a Jesús? ¿Qué estoy haciendo para conocerlo? c. La comunión fraterna. Esta es la

expresión más visible de los discípulos del Señor. Los primeros cristianos tenían todo en común, aquel que tenía propiedades y bienes los vendía para distribuirlos a los más necesitados. Por tanto, la comunión, que es unión con Dios a través de la fe, conlleva a una fraternidad entre nosotros, lo que se traduce necesariamente en la comunión concreta de la que hablan los Hechos de los Apóstoles. La comunión con Dios se traduce, en concreto, en el esfuerzo social, en la caridad cristiana, que es amor llevado a la práctica y en la justicia. Jesús dijo: ‘en esto conocerán todos que sóis discípulos míos; si os tenéis amor los unos a los otros” (Jn 13, 35). En este mundo donde se promueve el individualismo, el consumismo, el poseer más y mejores bienes que nuestros semejantes, para acrecentar los lazos de comunidad es importante la caridad, el compartir con otros, el renunciar a la aparente superioridad que da el “tener”. Los primeros cristianos brillaban en la luz de Cristo, imitaban la vida de Cristo, compartiendo, ayudando, siendo misericordiosos, generosos, etc. La manera como manejas tus bienes materiales, ¿da testimonio de tu fe? ¿Te sientes luz de Cristo? d. La fracción del pan, en el que el Señor mismo se hace presente: “Éste es mi cuerpo ofrecido en sacrificio por vosotros… éste es el cáliz de mi Sangre… derramada por vosotros”. “La Iglesia vive de la Eucaristía. La comunión en el sacrificio de Cristo es el culmen, de nuestra unión con Dios y representa por tanto también la plenitud de la unidad de los discípulos de

o rer

F

eb

4. Carlos Fernando Duarte Ribero 9. Eloy Mora Peñaranda 16. Luis Eduardo Parada Carrillo 16. Carlos Eduardo Berbesí 19. Ramón Elías Rojas Gutiérrez 20. Leonardo Mendoza Gélvez 21. José Elver Rojas Herrera 23. Álvaro Antonio Gutiérrez Buitrago 27. Ruber Carrero López 28. Victor Eduardo Saravia Castellanos

Cumpleaños Sacerdotes

Cristo, la comunión plena. Si la maxima unión con Cristo se da en la Eucaristía, ¿te sientes unido plenamente al Señor?

del pan y en la oración. Con perseverancia participando de estos encuentros eclesiales misioneros, fortaleceremos la fe.

e. La oración. Es una característica de la Iglesia primitiva descrita en el libro de los Hechos de los Apóstoles. La oración es la actitud constante de los discípulos de Cristo, lo que acompaña sus vidas cotidianas en obediencia a la voluntad de Dios, como lo dice san Pablo, a los Tesalonicenses en su primera carta: ”Estad siempre alegres. Orad sin cesar. Dad gracias a Dios en toda ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos vosotros, en Cristo Jesús” (1 Tes 5, 16-18; Ef 6,18). Los fieles interceden unos por otros, no solo unen sus voces para rogar a Dios, sino para tener un encuentro personal con Él. Jesús ha dicho: “Os aseguro que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mí nombre, allí estoy yo, en medio de ellos”. (Mt 18, 19-20). La oración en común te permite orar por todos y que todos oren por ti. Solicitar y compartir las bendiciones de Dios. ¿De qué manera participas y vives la oración en comunidad?

Todos los bautizados somos discípulos misioneros y estamos llamados a convertirnos en un Evangelio vivo en el mundo y con una vida santa llevaremos la luz de Cristo a través del testimonio de una caridad genuina.

4. Con la mirada en la oración

Invoquemos a nuestra Madre María quien reunida ora con los Apóstoles y en quien resplandece la luz de Cristo plenamante.

Terminemos la reflexión colocando nuestra vida en manos del Señor: Todos nos unimos respondiendo: Somos tus siervos realiza tu voluntad en nosotros. Los primeros cristianos eran constantes en la enseñanzas de los Apóstoles, en la comunión fraterna, en la fracción

“Miren cómo se aman” decían de los primeros cristianos. Ése era su distintivo: el amor. Recordemos que somos luz, estamos hechos para brillar, que el mundo vuelva a sentir nuestra presencia y que cuando nos vean tengan que exclamar asombrados: “Miren cómo se aman”. Si tú te consideras una lámpara sin luz, de esas que sí se tendrían que poner debajo del celemín porque ya no alumbran, acércate a Cristo porque Él es la luz, que da sentido a nuestra vida, Él nos hará ser lo que debemos ser y así prenderemos fuego al mundo entero. Canto: Esta es la luz de Cristo Tomados de las manos recemos la oración del Padre Nuestro.

-Dios te salve… -Gloria al padre… Que el Señor nos bendiga, hoy, mañana y siempre. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Felicidades en su fiesta patronal Los medios de comunicación de la Diócesis de Cúcuta, se unen con alegría en la presentación de las comunidades parroquiales, anunciando las fiestas de su santo patrono. En esta oportunidad, felicitamos de manera especial a los bautizados que se congregan en las parroquias: La Presentación del Señor y Nuestra Señora de la Candelaria. Les animamos para que continúen creciendo en la fe y dinamismo pastoral, de la mano de sus párrocos. La Presentación del Señor Fundación: Enero 5 de 2011 Fiesta Patronal: Día de la Candelaria Párroco: Luis Enrique Sequeda Marín Barrio: El Cerrito

Nuestra Señora de la Candelaria Fundación: Febrero 2 de 1954 Fiesta Patronal: 2 de Febrero Párroco: Carlos Arturo Flórez Gómez Barrio: Sevilla


Iglesia Nacional

L

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

7

¡Guía, Señor, nuestros pasos por el camino de la paz!

os Obispos de la Iglesia católica en Colombia, reunidos en Asamblea Plenaria, a la luz de la Palabra de Dios y de la enseñanza social de la Iglesia, hemos puesto nuestra mirada en las situaciones que vive actualmente nuestro país. Consideramos que Colombia pasa por un momento histórico decisivo, complejo y preocupante, que exige de todos: escucha, reflexión, diálogo, unidad y compromiso, para transformar cada dificultad en oportunidad de fortalecimiento como nación, para trazar caminos de justicia, de reconciliación y de bien común. El Papa Francisco nos exhortó recientemente a seguir creyendo en la posibilidad de la paz, porque ella es una construcción social y una tarea en permanente progreso, que implica un trabajo paciente y valiente de cada uno y de todos. No podemos marginarnos, ni equivocarnos, ni encerrarnos en intereses reducidos o particulares en el cumplimiento de esta responsabilidad histórica de encaminar el país por las sendas de la paz. Desde esta perspectiva, especialmente invitamos a: 1. Defender y respetar la vida, poniendo fin a la ola de asesinatos y de amenazas que pesa sobre personas y comunidades, y ha acabado con la existencia de tantos líderes sociales. Apelamos a quienes siguen acudiendo a vías de violencia, de intimidación y de muerte: no se consigue nada con las armas ni con la imposición de ideas. ¡Escuchemos el clamor de quienes sufren! Es necesario, si queremos la paz, asegurar el derecho fundamental a la vida, reconocido por la Constitución Política, desde la concepción hasta su término natural. En consecuencia, el aborto no puede ser un derecho humano; es exactamente lo contrario. Es una profunda herida social .

2. Atender a los movimientos sociales que han surgido y que propugnan por la solución a problemas relacionados con la inequidad existente en el país y con modelos de desarrollo que excluyen a regiones y sectores especialmente golpeados por la violencia y la pobreza.

claman la participación de todos. Nos lo pidió enfáticamente el Papa: “¡Colombia, abre tu corazón de pueblo de Dios, déjate reconciliar!” . Es necesario que mantengamos abierta la puerta del diálogo y que luchemos sin miedo para alcanzar esta reconciliación. Especial atención merecen las acciones a favor de las víctimas del conflicto y de quienes han dejado las armas y buscan la completa reintegración a la dinámica social.

A partir del diálogo, hay que identificar las necesidades ciudadanas y afianzar la relación entre Estado y sociedad civil, para que “Tenemos que llevar 5. Tomar conciencia y los diferentes sectores a compromisos reconocer el gravísimo poblacionales se sientan debidamente representa- concretos y visibles mal que entrañan para las familias y la sociedad el dos por las instituciones la responsabilidad gubernamentales. Es im- que Colombia tiene narcotráfico, el microtráperativo que el diálogo y frente a este corazón fico y todas las actividades conexas con ellos, así el cambio social se hagan biológico del planeta como el daño que causan sin violencia y sin destrucción de lo que ya con y a las comunidades a la vida, la economía, la política y la ecología. Es esfuerzo se ha construi- que la habitan”. apremiante contrarrestar, do; los colombianos no con una visión y una acpodemos aprobar lo que ción integrales, la epidemia y los estradesestabiliza y destruye el país. gos que este fenómeno conlleva. 3. Avanzar hacia la realización de un proyecto común de país en el que 6. Reconocer que los migrantes son la dignidad humana sea reconocida y nuestros hermanos y avanzar en la garantizada en todas las circunstancias hospitalidad que les debemos ofrecer. más allá de posiciones ideológicas o El Papa Francisco ha invitado a acosectarias; en el que la política y la eco- ger, proteger, promover e integrar a nomía se pongan al servicio del bien quienes han sido desplazados por dicomún; en el que se disipe toda som- versas circunstancias. Es inhumano e bra de corrupción y haya oportunida- injusto permitir formas de explotación des educativas y laborales para todos, o de rechazo frente a la población miprimordialmente para los jóvenes. Es grante. necesario superar la polarización que no deja prosperar ninguna iniciativa 7. Promover la ecología integral, porque la naturaleza se nos confía para ser para el bien de las comunidades. guardada y cultivada (Gen 2,15) para Hacemos un urgente llamado a los lai- las generaciones futuras. Hemos caucos católicos vinculados al mundo de sado ya graves e irreparables daños a la familia, de la educación, la econo- la obra que Dios nos dio para que fuera mía y la política a aportar seriamente nuestra casa común; necesitamos reen orden a ese proyecto común que conciliarnos con el Creador y con su creación. anhelamos. 4. Apoyar efectivamente los procesos que conduzcan a la paz, conscientes Para ello, como lo ha recordado el de que éstos no son responsabilidad reciente Sínodo especial para la exclusiva de unos pocos, sino que re- Amazonía, tenemos que llevar a com-

promisos concretos y visibles la responsabilidad que Colombia tiene frente a este corazón biológico del planeta y a las comunidades que la habitan, especialmente los pueblos indígenas y los campesinos. Urge también revisar los modelos de aprovechamiento de los recursos naturales en todo el país, particularmente los referidos a la explotación minero-energética y a la deforestación. Y sobre todo, hay que dar el paso hacia la conversión en nuestras convicciones y estilo de vida para cuidar la creación y hacer que esté al servicio de la humanidad entera. Los Obispos reafirmamos que, con nuestros sacerdotes, religiosos y laicos, priorizaremos y fortaleceremos las líneas que hemos señalado en nuestra tarea evangelizadora. Exhortamos a las comunidades católicas a intensificar la oración por el país, invocando la intercesión amorosa de la Santísima Virgen, y a asumir con espíritu de fe el compromiso de todos a favor del bien común. Mantengamos firme la esperanza, porque Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos y a los que se convierten de corazón…, el Señor dará la lluvia y nuestra tierra dará su fruto (Sal 85,12). + Óscar Urbina Ortega Arzobispo de Villavicencio Presidente de la Conferencia Episcopal + Ricardo Tobón Restrepo Arzobispo de Medellín Vicepresidente de la Conferencia Episcopal + Elkin Fernando Álvarez Botero Obispo Auxiliar de Medellín Secretario General de la Conferencia Episcopal Bogotá, D.C., 7 de febrero de 2020


8

Especial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Para que puedas contar y grabar en la memoria (Ex 10, 2) La vida se hace historia

Imagen: Conferencia Episcopal de Colombia

Palabras del Papa Francisco para la LIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Por: Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda. Director CCDC

E

l 24 de enero pasado, la Iglesia Católica conmemoró el día de san Francisco de Sales. Obispo francés, viviendo las dificultades que padecía la religión católica en su tiempo, tuvo la determinación de dedicarse a predicar en contra de los errores de la teología calvinista que por esa época tomaba fuerza y que creaba gran confusión entre los creyentes. Francisco, dándose cuenta y estudiando acerca del error que se estaba multiplicando sobre de la predestinación (calvinismo), emprende una gran cruzada de predicaciones para aclarar en los creyentes, desde los fundamentos de

la teología católica, que la única predestinación que tenemos es a la vida Divina o a la vida de gracia. Para ello, el santo dedicó gran parte de su vida a enseñar a los bautizados sobre los lugares por donde iba, y asimismo queriendo que ese mensaje no se perdiera, dejaba en cada ciudad, unas hojas impresas con distintos sermones, para que las personas que las encontraran se instruyeran y disiparan los errores y las dudas creadas acerca de la predestinación. Esta era una forma de propaganda o de publicidad, por llamarlo de esa manera. Esta estrategia le valió al santo, para que mucho tiempo después la Iglesia Católica lo declarara

patrono de los periodistas y escritores católicos. La situación histórica descrita, nos hace pensar que, en medio de nuestros tiempos, los errores y los momentos difíciles de la religión aún se mantienen, pero con la constante de que el Señor siempre suscita siervos en su mies que le ayuden a disipar los errores y las dudas que se pueden suscitar entre los creyentes. Por ende, el Papa Francisco, continuando con la tradición de publicar para la fecha de la celebración de san Francisco de Sales, un mensaje para las comunicaciones sociales, este año nos quiere ilu-

minar con sus palabras, para que descubramos, a la hora de comunicar, qué aspectos debemos tener en cuenta y expulsar así de nosotros los errores de nuestra vida. El Papa, ha querido dedicar el mensaje al tema de las narraciones y al hecho de contar historias. Afirma el pontífice, que todos los seres humanos necesitamos de las historias, como el cuerpo necesita del alimento: “…En medio de la confusión de las voces y de los mensajes que nos rodean, necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos. Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura;


Especial que cuente que somos parte de un tejido vivo; que revele el entretejido de los hilos con los que estamos unidos unos con otros”. Son tan importantes las historias, que todos entretejemos en nuestra vida y muchas de estas ayudan a darle sentido a nuestra existencia. Por lo tanto, expresa el Papa Francisco que todos entretejemos historias en las diversas etapas de nuestras vidas, y las hacemos a partir de “…cuentos, de novelas, de películas, de canciones, de noticias…, las historias influyen en nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello”. Estas historias revelan quiénes somos, nos muestran ante los demás con toda nuestra grandeza, pero también expresan nuestras verdades, situaciones difíciles o luchas internas que enfrentamos todos los días. A pesar de las bondades que tienen las historias, según lo afirma Su Santidad, también advierte sobre las historias que no son tan buenas, refiriéndose con ello a que, en algunos momentos, el hecho de contar historias es usado por algunas personas para tender a que las personas creen necesidades como tener, poseer y consumir para ser felices: “Casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de habladurías, de cuánta violencia y falsedad con-

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

sumimos. A menudo, en los telares de la comunicación, en lugar de relatos constructivos, que son un aglutinante de los lazos sociales y del tejido cultural, se fabrican historias destructivas y provocadoras, que desgastan y rompen los hilos frágiles de la convivencia”. Lo bueno es que esta misma utilización de las historias con fines poco bondadosos tienden a apagarse rápidamente, porque aquellas narraciones que son bien intencionadas y con el objetivo de humanizar, permiten “trascender los límites del espacio y del tiempo”. Ante esta situación, existe una serie de vivencias e historias que podemos consultar constantemente y que constatan que Dios mismo, desde el principio siendo creador, también es narrador, en la medida en que pronuncia su Palabra y las cosas existen. Estas historias y narraciones las podemos encontrar en “la Historia de las Historias”: La Sagrada Escritura. Afirma el Pontífice que “en este sentido, la Biblia es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad. En el centro está Jesús: su historia lleva al cumplimiento el amor de Dios por el hombre y, al mismo tiempo, la historia de amor del hombre por Dios”.

El mensaje titulado: Para que puedas contar y grabar en la memoria (Ex 10,2), está tomado del Antiguo Testamento y expresa la grandeza de Dios que se comunica permanentemente con su pueblo y realiza grandes signos y prodigios para que estos gocen de la dulzura de Dios, pero también, para que esas mismas experiencias las puedan contar y transmitir a las descendencias futuras. Entrando ya en el nuevo testamento y refiriéndose a Jesús, el Santo Padre expresa que “el mismo Jesús hablaba de Dios no con discursos abstractos, sino con parábolas, narraciones breves, tomadas de la vida cotidiana. Aquí la vida se hace historia y luego, para el que la escucha, la historia se hace vida: esa narración entra en la vida de quien la escucha y la transforma”. Las narraciones de Jesús, que comunican la vida del Padre, tienen la particularidad que donde resuenan siempre generan vida, esperanza, sanación, liberación y nos ayudan sobre todo a configurar nuestra propia vida con la persona de Jesús. Es por eso que se nos enseña que la historia de Jesús, no es cosa del pasado, sino que sus acciones son tan actuales que siguen obrando en nuestros tiempos, tantos milagros y prodigios que nos permite

“El Papa Francisco, para las comunicaciones sociales, este año nos quiere iluminar con sus palabras, para que descubramos, a la hora de comunicar, qué aspectos debemos tener en cuenta y expulsar así de nosotros los errores de nuestra vida”.

9

creer más y más en que Dios mismo hace opción permanente en su Hijo Jesucristo por la dignificación del hombre. Esto nos permite entender que cada historia que nos construimos con miras a la santidad y a la edificación personal y comunitaria “huelen a Evangelio”, porque dan testimonio de la presencia de Dios en nosotros; estas historias, deberían ser contadas para que susciten en otras personas deseos de seguir al Maestro. Finalmente el Papa nos comparte su reflexión sobre lo que él llama “una historia que nos renueva”. Y afirma que “mientras leemos la Escritura, las historias de los santos, y también esos textos que han sabido leer el alma del hombre y sacar a la luz su belleza, el Espíritu Santo es libre de escribir en nuestro corazón, renovando en nosotros la memoria de lo que somos a los ojos de Dios”. Con esto nos invita a que en la lectura de la Palabra de Dios y la vida de los santos, el Espíritu sigue escribiendo y renovando en nuestros corazones el recuerdo de las obras prodigiosas de Dios para motivarnos a continuar en medio de las dificultades, abriéndonos a los demás. “No se trata, pues, de seguir la lógica del ‘storytelling’, ni de hacer o hacerse publicidad, sino de rememorar lo que somos a los ojos de Dios, de dar testimonio de lo que el Espíritu escribe en los corazones, de revelar a cada uno que su historia contiene obras maravillosas”. Termina el Santo Padre diciendo: “Oh María, mujer y madre, tú tejiste en tu seno la Palabra divina, tú narraste con tu vida las obras magníficas de Dios. Escucha nuestras historias, guárdalas en tu corazón y haz tuyas esas historias que nadie quiere escuchar. Enséñanos a reconocer el hilo bueno que guía la historia. Mira el cúmulo de nudos en que se ha enredado nuestra vida, paralizando nuestra memoria. Tus manos delicadas pueden deshacer cualquier nudo. Mujer del Espíritu, madre de la confianza, inspíranos también a nosotros. Ayúdanos a construir historias de paz, historias de futuro. Y muéstranos el camino para recorrerlas juntos”.


10

Especial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

S

egún la historia reciente, Venezuela pasa por la peor crisis política, económica y social, ocasionando la salida masiva de sus residentes y alejándolos de las posibilidades de un regreso próximo. Recorriendo las fronteras colombo-venezolanas, se puede observar el gran flujo de venezolanos que cada día cruzan, buscando víveres y medicinas para llevar a sus hogares y otros, para iniciar una nueva vida en Colombia u otros países. El ingreso de estos millones de migrantes a otros países, genera también dificultades en el lugar al que llegan (que se convierten en sitios de acogida, los cuales están colapsando en su capacidad de atención) de tipo económico y social. Cifras de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR) sostienen que en un 80% de los casos buscan refugio en países cercanos, en el caso de Colombia, pasará de los 4,5 millones actuales a 6,5 millones en 2020, aumentando la grave crisis. El Papa Francisco ha mostrado su cercanía con esta situación, a través de las distintas labores que la Iglesia Católica realiza con las comunidades migrantes. Recientemente, en la ciudad de Cúcuta

Obispos católicos en el mun situación en la frontera c han estado Obispos de algunos países y representantes de la Santa Sede, preocupados por seguir acogiendo y protegiendo al hermano vulnerable. Por un lado, del 29 al 31 de enero estuvo el Subcomité para la Iglesia en América Latina, perteneciente a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, con el fin de conocer las obras que la Iglesia Católica adelanta en esta zona de frontera, gracias a la Colecta para la Iglesia en América Latina. Monseñor Octavio Cisneros, Obispo auxiliar de Brooklyn (EEUU) y presidente del Subcomité de la Colecta para América Latina, el padre Leo Pérez y David Corrales, de la Secretaría de Colectas Nacionales, y Miguel Guilarte de la Oficina de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos de EEUU, se reunieron con el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, sacerdotes de esta Iglesia Particular y personas que han hecho posible mitigar la crisis que golpea la frontera colombo-venezolana.

de la violencia y asentamientos humanos marginados, obteniendo resultados de impacto social positivos. Después de estos recorridos, el propósito de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos es mostrar la realidad y buscar que el pueblo norteamericano se solidarice con la evangelización de América Latina y la promoción de la dignidad de la persona humana.

País Colombia Perú Chile Brasil

Cifras de la Agencia de la ONU

Por otra parte, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, organizó en Cúcuta el Encuentro de Obispos de Diócesis Fronterizas ‘Caridad en la frontera’, con el objetivo de reflexionar sobre las acciones pastorales que favorece desde la caridad a los más vulnerables.

Esta comitiva estuvo visitando el Seminario Mayor San José, el Centro de Caridad de Ayuda Infantil ‘La Niña María’, la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ y demás obras donde la Diócesis de Cúcuta ha vinculado a los migrantes, colombianos retornados, población vulnerable víctima

Durante el jueves 30 y viernes 31 de enero estuvieron reunidos en el hotel Mío Boutique, los máximos representantes del episcopado colombiano y venezolano, el Nuncio Apostólico en Colombia, Monseñor Luis Mariano Montemayor; el Nuncio Apóstolico en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano; el Subsecretario del Dicasterio, Monseñor Segundo Tejado Muñoz; el padre Fabio Baggio, Subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados; Obispos, delegados de ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones, entre otros.

Monseñor Octavio Cisneros, Obispo auxiliar de Brooklyn y presidente del Subcomité de la Iglesia en América Latina de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos

que a Norte América ha migrado por años cantidad de hispanos? ¿Cómo la Iglesia logra generar fraternidad entre la comunidad receptora y los migrantes?

¿Quién es Monseñor Octavio Cisneros? ¿Dónde nació?

Mons. O.C.: Mi trabajo ha sido el trabajo de la Iglesia, eso es lo lindo del ministerio sacerdotal, cuando encuentro a alguien de habla hispana, tenemos una comunicación más cercana, pero lo mismo sucede con otros idiomas, porque tenemos que darnos cuenta que nuestra fe nos dice que no hay lenguaje, sólo cultura de fe, no hay diferente raza, todos somos hermanos.

En el encuentro compartieron experiencias desde sus realidades y propusieron articular actividades caritativas en favor de los hermanos más vulnerables.

Entrevista

Monseñor Octavio Cisneros: Soy simplemente un exiliado en Estados Unidos (EEUU); hace 58 años salí de mi país Cuba para exiliarme en EEUU, allí fui recibido, acogido y protegido. Fue ordenado sacerdote para la Diócesis de Brooklyn el 29 de mayo de 1971, ¿Cómo ha sido su ministerio sacerdotal en el contexto en el

En EEUU tenemos una situación de migrantes de todas partes del mundo,

no solamente de Latinoamérica sino de África, Asia y Europa, cada diócesis tiene una situación diferente. A Brooklyn por ejemplo, llegan por avión con permiso de entrada, pero después permanecen y actualmente, celebramos la misa en 28 idiomas diferentes, lo cual demuestra la gran cantidad de ciudadanos de diferentes países que allí se instalaron; es una realidad muy compleja y muy difícil. La Iglesia siempre está para ayudar y ofrecer la mano al que lo necesite. En otras partes del país es diferente, en el paso en Brownsville, que es justo limítrofe con México, el escenario cambia, se encuentra algo muy parecido con Colombia y es que la situación del paso es la entrada de un


Especial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

ndo siguen con atención colombo - venezolana Migrantes venezolanos 1,4 millones 860.000 371.000 212.000

U para Refugiados (ACNUR)

al año, cada final del mes de enero, los feligreses hagan una colecta, la cual se recoge y se envía a la oficina del Subcomité para que distribuyamos las ofrendas en los países para diferentes programas (de formación, liderazgo, evangelización, etc.) Por eso viajamos a diferentes partes para cooperar. Precisamente, ¿cuál es el objetivo de este viaje a Colombia? Mons. O.C.: He venido con un grupo de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU, para ver de qué manera podemos cooperar más, siempre hay necesidad y por ende, hay que responder un poco más. Queríamos ver la realidad, algo que no se puede sentir con fotografías, debemos tener el encuentro, vivir el encuentro como dice el Papa Francisco, darnos cuenta que el exiliado, el migrante, el refugiado, el enfermo, es el hermano que debemos encontrarlo no solo por medios comunicativos, sino sentir esa unidad. Esto es lo que pide el Santo Padre.

país a otro por los medios terrenos. ¿Desde EEUU cómo ha podido solidarizarse con sus raíces? Mons. O.C.: Actualmente ocupo el cargo de presidente del Subcomité para América Latina de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos. Ese Subcomité recibe soporte del pueblo norteamericano cada año, a través de una ‘Colecta’ para ayudar a la Iglesia en Latinoamérica, para hacernos hermanos, para que verdaderamente vivamos el misterio que Cristo nos ha dado, que cada vez que veamos a una persona, veamos el rostro de Él. ¿Por cuánto tiempo el Subcomité ha adelantado esta labor caritativa? Mons. O.C.: Los Obispos de EEUU hace más de 40 años decidieron tener un órgano de ayuda para el pueblo latinoamericano, por lo que se decidió que cada parroquia una vez

¿Cuál es su impresión ante la realidad de esta frontera? Mons. O.C.: Me encuentro ahora en la frontera con los venezolanos que están sufriendo, a mí no me tocó algo así, para mí fue fácil, de Cuba salí hacia un país rico, con todas las condiciones; pero aquí en la frontera encuentro a mis hermanos venezolanos en una estado muy precario, por falta de alimento, con enfermedades, familias que se dividen a causa de esta situación. Así que me solidarizo con el pueblo venezolano. Asimismo le estoy dando gracias a la Diócesis de Cúcuta, a Monseñor Víctor Manuel Ochoa, a su equipo pastoral y a los feligreses que están colaborando de una manera providencial por miles de personas que llegan a diario aquí, a este país que les da la bienvenida. ¿Cómo ve las obras que ha adelantado la Iglesia de Cúcuta gracias a la Colecta?

11

Mons. O.C.: Creo que esta Casa de Paso (‘Divina Providencia’) es precisamente fundada por el liderazgo del Papa Francisco, el liderazgo que nos ofrece el Vicario de Cristo. Estoy contento por estar aquí, por poder participar y ver cómo se ofrece la comida a tantas personas, pero estoy triste por la situación, ya quisiéramos hacer más, pero espero que con nuestra presencia sepan que no están solos, los queremos acompañar con nuestra fe, con la esperanza que nos da Jesús, con la esperanza que siempre que vemos a un hermano lo vemos a Él.

están preparando la comida, sirviendo, ayudando a los enfermos, significan una entrega, que me hace sentir que Dios está aquí, que Dios está en medio nuestro y no me queda sino felicitarlos y darles las gracias a todos ustedes por ayudar al pueblo venezolano, gracias al señor Obispo Víctor Manuel, como representante de los Apóstoles, verdaderamente es un Apóstol del amor y la caridad aquí en Cúcuta. Qué mejor forma de llevar el Evangelio.

¿Cómo llevar el Evangelio a las poblaciones vulnerables?

Mons. O.C.: El Señor nos da tres virtudes: fe, esperanza y caridad, por esto, les dejo el mensaje de mantenerse firmes en la fe, la fe nos impulsa a hacer lo que están haciendo, tengan la esperanza de decir que lo que Dios ha prometido se cumplirá y que el amor de Cristo se siga manifestando a través de la caridad.

Mons. O.C.: Estando aquí en esta Casa de Paso, ratifico que yo siempre he creído en milagros, es parte de mi fe y esto es un milagro, verdaderamente la providencia de Dios, estas personas que vemos, las que

¿Qué mensaje le deja a esta porción del pueblo de Dios?


12

Especial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

“¡Ánimo! Nosotros caminamos a su lado”: Cardenal Peter Turkson Fragmentos del mensaje del Cardenal Peter K.A Turkson a los participantes del Encuentro de Diócesis Fronterizas ‘Caridad en la frontera’ Queridos hermanos y hermanas: El Santo Padre y la Secretaría de Estado siguen de cerca la evolución de la situación migratoria. Él reza constantemente por las víctimas y por todos los venezolanos, y sabe bien que la Iglesia local se ha movilizado por entero, no para alinearse de una parte o la otra, sino para ponerse de parte de las personas que están sufriendo: los últimos, los marginados, los pobres y las víctimas de la crisis. La valentía y la caridad de ustedes alientan a los fieles a no resignarse a las tinieblas de la desesperación y de la violencia, y demuestran a los actores internacionales cuán necesario es vencer la lógica de los intereses y ponerse al servicio de la paz para promover un desarrollo humano integral.

La Santa Sede, que desea apoyar todos los esfuerzos que permitan ahorrar más sufrimiento a la población, ha pedido al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que yo presido, y a su Sección Migrantes y Refugiados, que responda a este llamado del Papa Francisco. Nuestro Encuentro aquí en Cúcuta, organizado junto a la Sección Migrantes y Refugiados y en estrecha colaboración con la Secretaría de Estado, desea dar una contribución concreta para analizar profundamente las necesidades, y coordinar adecuadamente las ayudas de la red eclesial en favor de todos aquellos que se ven afectados por la crisis humanitaria. Queremos, como se hizo para la crisis en Siria y en Irak, instituir una plataforma, un servicio para compartir informaciones, mediante el cual lograr tener un cuadro

lo más unitario posible de la acción caritativa de la Iglesia en el contexto de la emergencia, identificando orientaciones concretas para intervenciones futuras, útiles para mitigar el impacto humanitario de la crisis. Que esta integralidad sea la mirada con la cual la Iglesia afronta las cuestiones humanitarias: “No somos una ONG”: nuestra misión va más allá del simple asistencialismo. El campo de acción del Dicasterio es promover el desarrollo integral del hombre a la Luz del Evangelio. En particular, nuestro Dicasterio es competente en las cuestiones que se refieren a las migraciones, los necesitados, los enfermos y los excluidos… las víctimas de los conflictos…los desempleados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y de tortura. Estas

personas vulnerables son las que el Dicasterio está llamado a servir. Estamos aquí para escucharles, para entender cómo poder ser de ayuda a esta realidad en sus países. El Santo Padre ha encomendado a nuestro Dicasterio el cometido de ayudarles a dar una respuesta de carácter pastoral a las situaciones de vulnerabilidad que se encuentran en su servicio. ¡Ánimo! Nosotros caminamos a su lado, apoyamos en nombre del Santo Padre sus peticiones y iniciativas. Estamos aquí para ustedes. Que la Virgen María bendiga sus vidas, e interceda para que se logre llegar cuanto antes a un acuerdo que ponga fin a los sufrimientos de las personas, por el bien de Venezuela y de toda la región.

Encuentro de Obispos de Diócesis fronterizas entre Colombia y Venezuela: ‘Caridad en la frontera’

El evento, promovido y organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y por la Sección de Migrantes y Refugiados, en colaboración con la Diócesis de Cúcuta, quería expresar la preocupación del Santo Padre por las situaciones migratorias fronterizas, a su vez, poner en sinergia las actividades caritativas a favor de las personas más débiles y vulnerables en esta región.

Apostólicos de Colombia y Venezuela, los representantes de las Conferencias Episcopales de Colombia y Venezuela, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), los Obispos de las Diócesis fronterizas entre Venezuela y Colombia, los representantes de Cáritas Colombia, Cáritas Venezuela, Caritas Internationalis y la Comisión Católica Internacional de Migraciones.

A la reunión asistieron los Nuncios

Las sesiones de trabajo del primer día

se centraron en analizar los desafíos pastorales planteados por los enormes flujos de movilidad humana entre los dos países, particularmente visibles en las zonas fronterizas.

una serie de posibles colaboraciones interdiocesanas transnacionales que podrían fomentar una mayor efectividad de los esfuerzos realizados hasta el momento.

Los Obispos que asistieron, compartieron los resultados de las respuestas caritativas que se han activado en sus diócesis, que es una manifestación concreta del amor maternal de la Iglesia por todos sus hijos. En el segundo día, los participantes identificaron

La reunión terminó con un compromiso renovado por parte de todos, para ayudar espiritual y materialmente a los migrantes y las comunidades locales que experimentan las mismas vulnerabilidades.


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

La Diócesis de Cúcuta anuncia cambios de párrocos

13

El Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, dio a conocer la lista de cambios para este año 2020. Se trata de 29 nombramientos de párrocos. Parroquia San Ignacio de Loyola

Parroquia Santa Ana

Parroquia San Cayetano

Parroquia Señor de los Milagros

Centro de Evangelización Santo Tomás Apóstol

Parroquia Ntra. Sra. de La Esperanza

Parroquia Ntra. Sra. del Carmen (El Carmen de Nazareth)

Parroquia Jesús de Nazareth

Parroquia San Juan Bosco

Capilla de Cristo Rey y Capilla de San Pedro

Pbro. William Santamaría

Pbro. Jorge Andrés Suárez

Parroquia San Juan Bautista

Pbro. Juan Carlos Orellanos

Pbro. William Elías Gélvez

Pbro. Leonardo Mendoza Gélvez

Pbro. Carlos Alberto Romero

Centro de Evangelización Divino Niño

Pbro. José del Carmen Chaustre

San Vicente de Paúl

Pbro. Víctor Leonardo Ordóñez

Parroquia Jesús Misericordioso

Pbro. Fabián Pacheco Llanes

Parroquia Ntra. Sra. de Chiquinquirá

Pbro. Carlos Eduardo Berbesí

Pbro. Ariel René Urbina

Pbro. Fabio Argüello

Pbro. Miguel Ángel Ramón

Pbro. Uriel Cristancho

Parroquia Santa Rita de Casia

Parroquia Asunción de María

Parroquia San Juan Evangelista

Pbro. Abimael Bacca

Pbro. Ramón Elías Rojas

Pbro. Zaddy Bermúdez

Parroquia Santa María Madre de Dios

Parroquia San Miguel Arcángel

Parroquia Ntra. Sra. de Fátima

Cuasi-parroquia San Emigdio

Parroquia San Judas Tadeo (El Escobal)

Pbro. German Omar Hernández

Parroquia Inmaculado Corazón de María

Pbro. Alberto Echeverry Rodríguez. (Pbro. Edwin Buitrago Galvis)

Parroquia San Juan de la Cruz

Pbro. Francisco Vera Monsalve

Catedral San José - Penitenciario Pbro. Rito Antonio Botello

Pbro. Giovanny Nieto

Pbro. Gustavo Urbina

Parroquia Cristo Rey

Pbro. Carlos Arturo Vega Blanco

Parroquia San Andrés

Pbro. José Francisco Omaña Pereira

Pbro. José del Carmen Béjar

Pbro. Víctor Manuel Lazzo

Pbro. Gustavo Acero Medina

Parroquia San Ezequiel Moreno Pbro. Richard Moreno


14

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Por: Pbro. Jesús Alberto Esteban Robles.

S

eguramente una gran mayoría tenemos en nuestros recuerdos de niños la experiencia de ser levantados el domingo para ir a Misa, y es que no era tan fácil despertarnos temprano el día en el que pensábamos que sería la oportunidad para dormir más, ir de paseo, a la casa de la nona para el almuerzo familiar, o simplemente inventarse alguna cosa para no salir de casa; en estas circunstancias, ir a Misa resultaba ser una obligación. Sin embargo, con el paso de los años comprendemos que existen razones para asistir, especialmente el día del Señor (domingo). Cuando hablamos de razones queremos saber qué beneficios nos trae y eso es lo que les quiero compartir.

Razones para ir a Misa 1. Hará posible el encuentro con el Señor, ¿para qué? Para recibir el perdón de nuestros pecados y tener paz en nuestro interior. Para escuchar su Palabra que nos orienta mejor la vida, porque un texto de las Sagradas Escrituras bien escuchado y una predicación por parte del sacerdote bien preparada, puede ayudarnos mucho en la toma de una buena decisión. Dios Padre a través de la Eucaristía nos da a su Hijo que nos alimenta con su Cuerpo y su Sangre, prenda de salvación para la vida eterna, y nos da también su Espíritu que nos ilumina y aconseja. Al final de la Misa siempre hay una bendición para nosotros y también para los que quedaron en casa, porque lo que Dios nos regala es para que lo compartamos con los demás. 2. Nos libera de las tensiones, porque todos nuestros problemas y dificultades puestos en manos de Dios tienen solución. Bien sabemos que Él sí puede hacer lo que nosotros no podemos y lo hace siempre mirando dos cosas: nuestra salvación y nuestra felicidad. Por lo tanto, la confianza queda fortalecida y eso da mucha tranquilidad. 3. Nos da la oportunidad de encontrarnos con familiares y amigos. Si bien es cierto que al

Especial

¿En qué nos beneficia asistir a la Eucaristía? Templo no se va a “cuchichear”, debemos seguir haciendo esfuerzos no obstante, ver a las personas que para dar un testimonio eficaz. amamos nos llena el alma de buenos sentimientos y por lo tanto, en 5. Nos ayuda a orar mejor. Los nuestro comportamiento tendre- catequistas deben tener un conocimos mejores actitudes. La alegría miento de la fe y de la práctica de que da la experiencia de vernos, la oración en los niños y jóvenes, encontrarnos, darnos un saludo porque en las casas se ora poco o cargado de afecto, hablar un poco y nada. Todos sacamos excusas a la pedir oraciones mutuas, proporcio- hora de orar, incluso personalmenna a la vida fortaleza y esperanza. te, porque necesitamos tiempo para El Papa Francisco reitera siempre trabajar, los quehaceres, estudiar o la necesidad de recibir y dar a todos descansar. Por eso, cuando estos la alegría que le es progrupos se organizan pia a la vida cristiana, “Un texto de cada año en las parroporque en el camino de las Sagradas quias para preparar la salvación no vamos los sacramentos de la solos, por el contrario, Escrituras bien Eucaristía o la Confirescuchado y una mación, la Misa domicaminamos juntos. predicación por nical, se convierte en 4. Estimula la cari- parte del sacerdo- el espacio privilegiado dad. Al darnos cuenta te bien preparapara conocer al Dios de la historia de la salva- da, puede ayuverdadero que disfruta ción y de los esfuerzos de la compañía de los que ha hecho Dios para darnos mucho en seres humanos y goza acercarnos y participar- la toma de una cuando se comunican nos de su propio ser al buena decisión”. con Él. La oración es haber enviado a su Hijo una fuente que brota Jesucristo, quien ha sadel creyente que asistibido compadecerse del que sufre, do por el Espíritu Santo reconoce del enfermo, del marginado y ex- que su vida depende del saber amar cluido, necesariamente surgirán en y sentirse amado por Dios. En la nosotros sus mismos sentimientos. Misa, los himnos, cantos y aclamaConstantemente aparecen personas ciones expresan a Dios una perfecque abogan por la defensa de la ta alabanza, porque no son el fruto ecología, los migrantes, los niños de un invento improvisado sino de y sin embargo, muchos de ellos no la dedicación y el cuidado que ha son cristianos. Por lo tanto, resulta- tenido la Iglesia por mantener la ría más obvio que los creyentes en comunión. El rito es el vehículo de Cristo que participan de su Palabra esta alabanza de comunión y de él y que comulgan con su Cuerpo y su se hacen auténticas “católicas” toSangre, estarían mejor dispuestos das las demás expresiones de orapara esto, pero, bien sabemos que ción personal y comunitaria.

6. Nos hace experimentar el gozo de la unión del cielo con la tierra. En ella oramos por nuestros hermanos difuntos, los encomendamos al amor misericordioso de Dios para que los perdone y los reciba en su casa. El amor que les tenemos se mantiene íntegro y fortalecido en la esperanza de nosotros también llegar a compartir con ellos el cielo para siempre. Por esto, reflexionamos en la conmemoración de los santos, cómo hombres y mujeres que han alcanzado el gozo perfecto de la familia de Dios, nos estimulan con su ejemplo y nos ayudan con su intercesión. 7. Nos recuerda que tenemos una Madre, María. Ella, unida especialmente al sacrificio de Cristo en la Cruz, nos sostiene a todos en nuestras dificultades con su intercesión y con su ejemplo, porque es la mujer valiente que ha dicho sí al proyecto de Dios, asumiendo con amor fiel todo lo que Él implica. La Santa Misa es la mesa servida para los hijos de los cuales ella es Madre y así como en Pentecostés unió sus oraciones a las de los Apóstoles, se une a las nuestras y las presenta para que sean escuchadas y favorecidas por su Hijo que continúa haciendo el milagro de Caná de Galilea, convirtiendo el agua en vino, asegurando de este modo la verdadera alegría para su Iglesia.

Vayamos a Misa, Jesús nos espera.


Especial

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

15

Seminario Menor: 55 años formando “buenos cristianos y honestos ciudadanos” Por: Alba Graciela Ariza Salcedo. Lic. Lingüística y Literatura. Coordinadora de estudios del Seminario Menor Diocesano San José de Cúcuta.

E

l Seminario Menor Diocesano San José de Cúcuta, es una Institución católica de la Diócesis de Cúcuta, encabezada por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid y dirigida por el presbítero Félix Ramón Celis Gómez, donde se ofrece una calidad formativa basada en su proyecto educativo: “Hacia el reconocimiento, respeto y promoción de la dignidad humana a la luz del Evangelio y de los principios de la Educación Católica”. Nuestro PEI (Proyecto Educativo Institucional) busca la formación de un ser integral fortalecido en los valores: Fe, Esperanza y Caridad, en el marco del Plan Global Diocesano de Nueva Evangelización, con proyección al Seminario Mayor y a la sociedad como “buenos cristianos y honestos ciudadanos” (San Juan Bosco). A lo largo de estos 55 años de trayectoria en nuestra ciudad de Cúcuta. El Seminario Menor promueve una formación integral de niños y jóvenes; la institución se ha enfocado en formar estudiantes protagonistas de su vida cristiana católica, mediante el desarrollo de las diferentes habilidades y competencias. Además, encamina sus acciones estructurales en: • Promover actividades permanentes de vida cristiana mediante la reflexión y la práctica de valores del Evangelio. • Orientar actitudes de apostolado como agente de pastoral al servicio de la Iglesia. Dr Pollito

´

• Proporcionar al estudiante una formación ética y moral, fomentando la práctica del respeto a los derechos humanos. • Educar en la sexualidad que promueva al conocimiento de sí mismo, la autoestima, la construcción de su identidad en el respeto de los valores que identifica la afectividad como preparación a la vida familiar. • Desarrollar acciones de orientación escolar, profesional y ocupacional, formando una conciencia educativa para el esfuerzo y el trabajo. •Fomentar el interés y el respeto por la identidad cultural de los grupos étnicos. Se ofrece un ambiente de sana convivencia con un trato humanizado, de escucha y respeto por el otro, una enseñanza y aprendizaje de acuerdo a los avances tecnológicos que apoya su proyecto de vida; partiendo de un modelo pedagógico constructivista social-humanista, con enfoque personalista, que según el contexto, se tiene en cuenta: la filosofía; el hombre como ser integral con capacidades y potencialidades; un sujeto dinámico que responde mediatizado y procesando información; el aprendizaje como proceso complejo; la interacción competente, activa y productiva; el estudiante como sujeto activo que selecciona, procesa y aplica la información. Contamos con un grupo de maestros idóneos en su campo profesional, creativos, lúdicos, responsables, flexibles, facilitadores de los procesos integrales de los niños y jóvenes, donde se implementan elementos claves, como las nuevas tecnologías, buscando siempre la calidad educativa. Así mismo, hace rea-

lidad la visión de la Escuela Católica en las cinco llaves del aprendizaje: “saber para aplicar, recordar para aprender, describir para aprehender, ser para hacer y saber hacer para transferir”. Un estudiante del Seminario Menor Diocesano San José de Cúcuta, se caracteriza por: • Ser auténtico, responsable, objetivo y autónomo en la toma de decisiones que se relacionen con su obrar en el marco del Evangelio. • Ser protagonista de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje, capaz de utilizar el tiempo libre en actividades significativas y autónomas en pro de su construcción personal y de la sociedad. • Ser una persona capaz de discernir y protagonizar su proyecto de vida, con capacidad de interpretar y analizar su opción vocacional, orientándose hacia la vida sacerdotal y/o de laico. • Ser una persona íntegra, con sentido cristiano católico, que dé muestras de su fe a través de la caridad, esperanza,

solidaridad y el amor a los demás, partícipes de la vida eclesial. • Ser un estudiante capaz de conocer, acatar y asumir el Manual de Convivencia como instrumento de formación. Invitamos a los padres de familia de Cúcuta y su área metropolitana, que deseen brindarle a sus hijos una formación integral, para que se vinculen al proyecto educativo que ofrece el Seminario Menor. Igualmrente, les informamos que hay apoyo de becas por parte de las diferentes parroquias de nuestra ciudad. Seminario Menor Diocesano San José de Cúcuta Avenida 9E No. 4-85 barrio Quinta Oriental Telf.: 5744799 Cel.: 300 855 2390 Horario de atención Lunes a viernes: 6:00 a.m. - 12:30 m. Sábados: 8:00 a.m - 12:00 m.


16

Salud

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Coronavirus, alarma mundial

Por: Dr. Óscar Marulanda Calixto. Fundación Virgilio Barco

E

l coronavirus es un parásito microscópico por partículas proteícas, pedazos de ADN o ARN, organismos primitivos con enorme capacidad de mutación. No está compuesto por células y se reproduce únicamente en el interior de una célula. Aprovecha los mecanismos de replicación celular de la célula infectada para multiplicarse (parásito). Existen más de 5 mil especies; pueden infectar animales, plantas, bacterias e incluso,

otros virus. Es la forma biológica más abundante del planeta. Los virus son 100 veces más pequeños que una bacteria. Los coronavirus fueron descubiertos en 1960; sus diferentes tipos producen diferentes enfermedades desde un resfriado común hasta un síndrome respiratorio grave. En los últimos años se han presentado brotes epidémicos: 1. SARS (año 2002): provocó más de 700 muertos en 37 países. 2. MERS (año 2012): Arabia Saudita

La prevención es lo más importante para cualquier virosis • Lávese frecuentemente sus manos, la higiene personal es importante.

• Practique actividades deportivas.

• Use tapabocas.

• No asista a conglomeraciones humanas.

• Aléjese de personas con tos u otras infecciones respiratorias.

• Los animales deben tener su sitio adecuado.

• Nútrase de manera adecuada y saludable.

• Los virus se transmiten de persona a persona: vía aérea, vía respiratoria, pero también de animales a personas.

• Hidrátese.

con más de 800 muertes. 3. CHINA – WUHAN: (año 2019 – 2020): Hasta el 5 de febrero del presente año, se habían confirmado 24.554 casos de contagios y 492 muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las cifras de las autoridades chinas elevan esas cifras a 564 muertos y 28.018 infectados. • Los animales actúan como reservorios de estos virus. • Los síntomas más importantes de esta infección son: tos, fiebre y dificultad respiratoria; asociado a fatiga y malestar general. • No existe actualmente vacunas. La actual infección por coronavirus es una emergencia de salud pública de importancia internacional, según la OMS. La mortalidad de esta infección viral es del 10%; la mayoría de los pacientes se recuperan. Las personas con enfermedades previas son más susceptibles a las infecciones por virus de este tipo; debido a su debilitado estado inmunológico.

respiratorios (pico respiratorio), es decir entre marzo y junio”. El doctor Álvarez manifiesta que lo podrían tildar de “alarmista”, porque otros virus como el ébola, el SARS y el MERS nunca llegaron al país, pero, “hay que recordar que Colombia ahora es un país más abierto, más globalizado (basta con repasar el número de viajeros nacionales o internacionales en el aeropuerto el Dorado, en el 2012 y ahora) y por ende con un potencial riesgo mayor”.

Cuándo alarmarse ante virus extranjeros Los virus son tan antiguos como la humanidad misma, solo que hoy día existe tecnología científica que los permite identificar y clasificar rápidamente, para determinar su potencial de letalidad, con base en los estudios de ADN. Así por ejemplo, los brotes epidémicos de los años 2002 y 2012 fueron mucho más letales que el actual brote; es decir, las características biológicas de estos virus, determinan la tasa de mortalidad, e igualmente la importancia de las medidas de salud pública para detener su propagación, como lo es por ejemplo, la cuarentena, el cierre de fronteras, los controles aeroportuarios, el lavado de manos, la higiene personal, el uso de tapabocas, etc.

Carlos Arturo Álvarez, médico especialista en infectología y epidemiología, y profesor de Medicina de la Universidad Nacional, asegura que “en Colombia al parecer estamos lejos de reciexterna en medicina general birlo, pero con la evo- Consulta y las siguientes especialidades: lución de este virus es • Medicina interna. • Otorrinolaringología. • Fonoaudiología. muy probable que lo •• Pediatría. • Odontología. Ortopedia. física. • Ginecobstricia. tengamos circulando • Dermatología. •• Terapia Laboratorio clínico. • Terapia ocupacional. • Oftalmología en los meses de mayor • Audiología. • Terapia respiratoria. transmisión de virus Av. Gran Colombia # 1E - 75 Barrio Popular Telf.: 5753685 - 5756790 - 315 800 8582


Tecnología

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

17

¿POR QUÉ LOS USUARIOS SIGUEN CAYENDO EN LOS ‘CIBER-ENGAÑOS’?

Por: Andrés Ariza Ingeniero de Sistemas.

“La “ingeniería social” es el método preferido por ciber-criminales para obtener información, realizar fraudes y obtener acceso ilegítimo a los equipos de las víctimas”.

E

l ser humano vive inundado de emociones y sentimientos, pero también es la única especie en la Tierra con capacidad de pensar y razonar. En definitiva: es un ser emocional que razona. Frente a esta situación nació lo que se conoce como “Ingeniería Social”, (es el arte de manipular psicológicamente a las personas para que hagan las cosas que uno quiere que hagan). Los ingenieros sociales aprovechan la tendencia natural de la gente a confiar y a reaccionar emocionalmente de manera predecible frente a ciertas situaciones. Este es el método preferido por ciber-criminales para obtener información, realizar fraudes y obtener acceso ilegítimo a los equipos de las víctimas. Su mejor ataque consiste en desactivar ese “antivirus natural” que es el razonamiento, para lograr que no lo utilicemos y actuemos por impulsos emocionales predecibles. El principio que sustenta la Ingeniería Social es el que en cualquier sistema “los usuarios son

el eslabón débil en la cadena de la seguridad”. Basados en este concepto, muchos de los ciber-criminales usan estrategias para que las personas se dejen llevar por su emoción y no logren pensar de manera lógica. Y ¿por qué caemos si sabemos que existe la “ingeniería social”? Por lo mismo que seguimos cayendo en llamadas que nos hacen pidiendo rescate por un familiar secuestrado (lo cual es falso). El atacante lo que hace es actualizar sus técnicas, en base a lo que va pasando, mientras nosotros nos

quedamos con las protecciones que teníamos hace 20 años atrás. Si alguien viene y te golpea la puerta en tu casa, y te dice, soy de X empresa, uno no le va abrir, a menos que vea su camioneta o algo que lo identifique, pero la gente en internet, confía. Básicamente es por una actualización, y porque nosotros no estamos atentos, siendo este, el engaño mayor. Antiguamente se hablaba del concepto de la seguridad informática, la cual hacía referencia a la protección de los equipos tecnológicos y electrónicos; hoy en día, se habla de seguridad de la información, que hace referencia a toda la información que esté en un equipo, en un papel, o en un medio de transmisión. Empezar a tomar conciencia sobre la seguridad de la información La mayoría de las personas pien-

san que el tema de la seguridad informática es un problema de terceros, un problema de empresas. Decir: “yo no tengo nada que me vayan a robar”, es lo típico, y es donde empieza el problema. Hay que entender que cualquiera de nosotros somos víctimas. No importa qué tanto sepas, lo importante es que el atacante lo que busca es ganar dinero. Busca una víctima fácil, es decir, una persona descuidada. En la vida diaria, la gente piensa: “nadie me va a seguir, nadie me va a molestar”, hasta que las cosas pasan. Toma en cuenta estos consejos para que estemos más precavidos en internet: Si te llega un mensaje que no esperabas y en su contenido tiene un link o adjunto, no lo ‘clickees’ ni descargues nada. Estos ataques funcionan con la curiosidad de la víctima. Ante la duda, no ejecutes nada. Mantén los softwares actualizados de las aplicaciones del celular, del sistema operativo y de los programas instalados. A mayor desactualización, mayores vulnerabilidades. Ante casos como las llamadas falsas, nunca dar nombres de familiares, ni dar dinero de una vez. Decirle que lo vuelva a llamar dentro de 10 minutos con alguna excusa, y llamar a un familiar cercano a la persona por la que se están haciendo pasar y verificar la información que le acaban de suministrar.


18

Infantil

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

LLAMADOS A SER

Por: Mg. Consuelo Morán

LUZ DEL MUNDO

¡Hola, hola! Damos la bienvenida al mes de febrero con el lema de nuestra Diocesis de Cúcuta: “Brille así su luz delante de los hombres”, en esta oportunidad, invitamos a todos los niños, niñas y jóvenes de nuestra comunidad a que asista a su parroquia, y pregunte por los grupos en los cuales puedes participar: Infancia Misionera, Juventud Misionera, Monaguillos, Grupo Juvenil , y, además, ya puede ser momento de asistir a la catequesis para la realización de la primera comunión y la confirmación de tu fe Católica con la celebración de los sacramentos.

Colorea

De esta manera, estaremos llamados a ser luz, a iluminar nuestro entorno con nuestros actos cotidianos. Que se te note en el colegio, en el barrio, con tus amigos y en tu familia, que eres hijo de Dios, un buen cristiano, un buen ciudadano. Es nuestro compromiso adquirido el día en que nos bautizamos.

“Un buen cristiano refleja a Jesús en todas sus acciones. Lleva la luz de Cristo a donde quiera que vayas, ¡Alguien puede necesitarla!

su “Brille así te luz delan de los hombres” (Mt 5, 16)

Resuelve la sopa de letras y colorea.

L a m p a r a z o n o

i

LUZ

s

i

l

u m i

LáMPARA

u

s

e

l

DIOS

NIÑOS JóVENES OBRAS BRILLAR MISIÓN JESÚS ILUMINAR

s

c

r

i m n u a n a r

l

o m o r a l

n o b r a s

h

e

c

i

d ñ h o c o u n a r m i

o r p a r

s a b

t n o

i

l a v

e

d a d

s

e n

v o j

e

e

r


Liturgia Por: Sem. Jesús Fernando Fajardo Castellanos

San José de Cúcuta, febrero 9 de 2020

Con la participación activa en la Liturgia

Me encuentro con el Evangelio ¡h¡hOOLLAA Ammigiggooss! ! En la edición pasada procuramos hacer una

V Domingo

Tiempo Ordinario Para este quinto domingo, Cristo nos invita a ser luz del mundo. En nuestras vidas constantemente estamos buscando recetas o modelos ejemplares a seguir, que nos ayuden a aclarar dudas, a saber, qué hacer en los momentos de dificultad, confusión o cansancio; esos modelos son luz que iluminan el camino, más que con sus palabras, con sus obras, con sus vidas. Y es a lo que Cristo nos llama hoy y cada día: a convertirnos en luz para los demás, pero también a dejarnos guiar cuando no sepamos qué hacer.

VI Domingo

Tiempo Ordinario Para el sexto domingo del Tiempo Ordinario, se nos habla de la voluntad de Dios, de la elección libre del hombre, que se hace dichosa, bienaventurada, cuando se inclina hacia el cumplimiento de la justicia divina. Justicia que es sabiduría, una sabiduría que no es alcanzada con meras fuerzas o conocimientos humanos, sino que, por el contrario, se nos es dada como don por el Espíritu Santo. Y que nos lleva a ir mas allá de lo que consideramos lo justo y necesario (habéis oído que se dijo a los antiguos) para alcanzar la sabiduría, la luz misericordiosa y divina que Cristo nos manifiesta (pero yo os digo).

19

EEll

Tiempo Ordinario Seguramente se habrán dado cuenta que en cada uno de los tiempos litúrgicos que la Iglesia nos propone, se destaca un misterio especial en la vida de Cristo y por lo mismo en la vida de la Iglesia y de cada uno de los cristianos. El Año Litúrgico celebra los acontecimientos histórico-salvíficos de Cristo, acciones, palabras y momentos que forman parte del plan de Dios y que sirven a la santificación y redención de la humanidad entera, como lo recordamos en la Solemnidad de la Epifanía del Señor. Pues bien, así como el Adviento y la Navidad, en el Tiempo Ordinario también recordamos y celebramos el misterio salvífico de Cristo, pero ya no solo un aspecto especial, sino el misterio de Cristo en toda su amplitud, majestuosidad y grandeza. Son muchas las veces que cometemos el error de ver los distintos tiempos que la Iglesia nos propone para la celebración de este gran misterio del amor de Dios como distintos y separados entre sí; desligamos un tiempo del otro y los evaluamos por separado. Pero, en realidad, no se puede pensar la Semana Santa, sin la Cuaresma y esta sin el Adviento y la Navidad, así de igual manera no se pueden pensar en los anteriores sin el Tiempo Ordinario.

introducción bastante sintética de lo que es el Año Litúrgico. Para esta nueva edición daré unas últimas notas al Año Litúrgico y así adentrarnos al Tiempo Ordinario.

bautismo, Cristo inicia su vida pública, de predicación y preparación para el culmen y fin de su gloriosa manifestación a la humanidad, es decir, el misterio pascual, pasión, muerte y resurrección.

Una muestra de esto se ve en la fiesta del 2 de febrero en la que celebramos la “Presentación del niño Jesús en el Templo” cuarenta días después de la Navidad; así también, la Solemnidad de “la Anunciación del Señor” nueve meses antes de su nacimiento. Por otra parte, si nos fijamos bien, el tiempo ordinario comienza el lunes siguiente al domingo del Bautismo del Señor, lo que nos permite comprender mejor cómo con el

El Tiempo Ordinario, por otra parte, se extiende hasta el miércoles de ceniza, para reanudarse de nuevo el lunes después del Domingo de Pentecostés y terminar antes de las primeras vísperas del domingo I de Adviento, no sin antes recordar la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Es así, por otra parte, como finalizaremos el Año Litúrgico para iniciar un Tiempo nuevo con el Adviento de nuestro Señor Jesucristo.

Compromiso Cada día, al finalizar la jornada, reflexiona sobre lo siguiente: ¿He amado lo suficiente? ¿me esforcé, di lo mejor de mí en este día? ¿Tuve tiempo para quienes lo necesitaban? ¿Me

Dinámica En esta página de Liturgia, durante la vivencia del Año Litúrgico ofreceremos herramientas formativas sobre el sacramento del Bautismo “Puerta de la Fe de los demás Sacramentos”. Los invitamos a participar de la dinámica de Liturgia para este primer semestre: Consiste en completar un rompecabezas. La imagen de la Santísma Trinidad como resumen de todo el acto litúrgico vendrá dividida en 11 partes y en cada edición se facilitará una de ellas de modo que al final, el lector pueda completar la imagen y

he dado un tiempo para dialogar con Dios? Y recordemos, aun cuando estemos cansados y creamos haber hecho lo suficiente, nunca es suficiente para la misericordia de Dios. ¡Aún podemos dar más! adornándola de manera creativa, participe por un premio que ofrecerá el Periódico La


Celebraciones con motivo de la concesión del título de Basílica Menor Santuario Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, ‘Kacika de Cúcuta’, parroquia San Luis Gonzaga Sábado 15 de febrero

Domingo 9 de febrero 6:00 p.m. Sagrada Eucaristía en honor a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá – Templo San Luis

4:30 p.m. Caravana de traslado del cuadro de la Virgen hacia la Catedral San José 6:00 p.m. Sagrada Eucaristía – Catedral San José

Triduo mariano Izar la bandera mariana y la bandera de Colombia

Jueves 20 de febrero

Sábado 15 de febrero 4:30 7:00p.m. a.m. Carava – 5:00 p.m. na de Turnos de adorac ióndealla traslad o del cuadro moCatedral Virgen Santísi hacia la 7:00 p.m. Conversatorio José “María enSan la historia de la 6:00 p.m. a EucaSalvac ión”,Sagrad por Monse ñor ristía –do Catedr al San Leonar José Gómez Serna y el presbítero Antonio Caballero – Templo San Luis

Viernes 21 de febrero 6:00 p.m. Sagrada Eucaristía – Templo San Luis 7:00 p.m. Procesión con el Lienzo milagroso de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá. Noche de faroles 8:00 p.m. Lucernario y serenata a la Virgen 9:00 p.m. Fuegos pirotécnicos

Sábado 22 de febrero 5:00 a.m. Alborada, repique de campanas 6:00 a.m. Rosario de Aurora

Sábado 22 de febrero

10:00 a.m. Solemne Eucaristía de concesión del título de Basílica – Basílica Menor Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Envío de catequistas Sagrada Eucaristía Fecha: Domingo 23 de febrero Hora: 8:00 a.m. Lugar: Colegio La Presentación

Profile for La Verdad Periódico de la Buena Nueva

Edición 857  

Edición 857  

Advertisement