__MAIN_TEXT__

Page 1


2

Editorial

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

El Espíritu de la Navidad

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo Diócesis de Cúcuta

La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros (Juan 1, 14)

Estos días nos llevan a todos a vivir el espíritu de la NAVIDAD. Es un momento particular en el cual nos encontramos en familia y compartimos momentos de especial alegría y familiaridad. No olvidemos que la Navidad es encontrar a Jesucristo, que nació para nuestra salvación. Celebrar la Navidad es permitirle al corazón la inmensa alegría de recibir la visita de la Vida, la esperanza, la alegría, la luz y la verdad que el Señor nos regala con abundancia.

enfermos, a los tristes, a los que están en la cárcel.

Es muy humano añorar tiempos de fiesta y de regocijo. En nuestra realidad cultural, este tiempo es de fiesta y, a veces de excesos. Los dolores de cada día deben encontrar, sobre todo en este tiempo, el alivio de la alegría y el ambiente gozoso que produce el encuentro de las familias, la vivencia espontánea y reconfortante de las tradiciones que en estos días nos animan y fortalecen. Compartimos muchas cosas, alimentos, regalos, momentos de encuentro, a veces con demasiado ruido que no nos permite escuchar y vivir el sentido de este tiempo de gracia.

Sintamos que es preciso saber que la Navidad con sus luces, colores, alegrías, debe ser el reflejo de una comunidad que crece en humanidad, que hace suyo el camino que Jesús también recorrió al poner su vida, su amor, su tienda entre nosotros.

Nuestras tradiciones navideñas evidencian la fuerza y la hondura de los procesos de evangelización que han grabado en el alma de la cultura la Debemos retornar a la identidad crispresencia del Señor en su nacimiento, tiana de estas fiestas, a la alegría que el reencuentro de los hogares, la ex- cada mañana nos proporciona acudir periencia maravillosa de orar alegre- a la Novena de Navidad llenando la mente delante del Portal alborada de cada día con de Belén, “admirable sig- “No olvidemos el canto de la esperanza no” como lo llama el Papa que la Navidad de un pueblo que sigue Francisco en su última es encontrar diciéndole al Señor: ven, Carta Apostólica, porque a Jesucristo, no tardes tanto. Las cenos presenta la bondad de que nació para lebraciones de la Novena, Dios y la cercanía de su nuestra salvaen las primeras horas del amor en la persona de su ción”. alba, conservan ese proHijo, Señor nuestro y Dios fundo sentido espiritual de de todo consuelo, que llela Navidad. ga al corazón de quienes lo aguardan con fe. Este tiempo tiene que ser espa- Volvamos a Dios, volvamos a Becio de profunda vida espiritual. lén, abramos la puerta del corazón

No olvidemos que no sólo debemos pedir, hay que dar gracias por tantas bondades, por ser Iglesia viva que camina con todos y que a todos anuncia el amor y la esperanza. No dejemos que empiece el año nuevo 2020 sin pedirle al Señor que nos asista con su amor, que nos regale la fe de María, la bondad de San José, la paz que irradia el Niño que, por nosotros bajó del cielo y se hizo hermano de quienes le acogen con sencillez y alegría.

No perdamos de vista el ejercicio gozoso de la misericordia que nos permite compartir con los necesitados, ayudar a los que necesitan una voz de aliento en estos días en los que se añora la patria, la familia, la paz que el mundo aguarda y que tenemos que seguir construyendo con la fuerza de la justicia y de la fraternidad.

En Belén, encontramos la LUZ de los pueblos, a Cristo que viene a iluminar a los pueblos que caminan en oscuridad. El humilde y alegre hogar de Jesús, de María y de José, nos ayude a celebrar la esperanza y a vivir estas fiestas con sinceridad, con misericordia, con generosidad.

Presidente Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo de la Diócesis de Cúcuta Director Pbro. Carlos Alberto Escalante R.

al Señor. Oremos juntos en las casas, en el trabajo, en la vida pública que, por fortuna, aún conserva la dicha de recordar con tantos signos la encarnación y el nacimiento del Salvador. Recojamos la herencia de dulzura, de esperanza, de bondad gozosa que se vuelve caridad, fraternidad, alegría iluminada por el Señor que comparte nuestra historia, que la llena de vida y de paz, justamente cuando cruzamos diariamente la mirada y la vida con tantos sufrimientos, con tantas expresiones de soledad, de desarraigo, de desesperación. Recordemos en estos días a los que sufren, a los

Administrador Pbro. César Augusto Prato Parra Equipo de Redacción Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda C.S. Isabel Obando

Feliz Navidad para todos los queridos lectores de LA VERDAD, los mejores deseos y bendiciones de Dios para el año 202W0. ¡Alabado sea Jesucristo!

Sem. Ángel Esteban Suescún Sarmiento Diseño y diagramación Sandra Johanna Arias Urbina

Fotografía CCDC / Internet Impresión Vanguardia Liberal


Vida Pastoral Noche de velitas: Fiesta de la luz y la esperanza

“La fiesta de la luz y la esperanza, la fiesta de la vida”, llamó Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta,

a la noche de las velitas, en la cual, el 7 de diciembre la familia de la Diócesis de Cúcuta se dio cita en la catedral San José.

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

3

La celebración de las Vísperas de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, inició con la Sagrada Eucaristía, presidida por Monseñor Víctor Manuel; seguidamente se hizo el rezo del Santo Rosario para dar apertura al lucernario en el parque Santander.

tísima Virgen María, anima a muchos fieles a pensar en el anuncio de la presencia de una madre, que con su obediencia, con su humilde disponibilidad, cambia las consecuencias de las desobediencia del hombre, de la soberbia, de los abismos de la humanidad en los abismos de la eternidad”.

En el popular parque del centro de la ciudad se encendieron unas 5 mil velitas, tal como lo explicó Monseñor en su homilía: “es una devota tradición que continuamos, luego que un 7 de diciembre de 1854, el beato Papa Pío IX, proclamara el dogma de la Inmaculada Concepción (…) esa noche América Latina ardió de luz con antorchas y faroles”.

Monseñor insiste en que es la “fiesta de la luz”, porque ver a María es “iluminarnos con su ejemplo gozoso de las virtudes que deben adornar la vida de todo cristiano: sencillez, prudencia, paciencia, fidelidad, constancia, silencio, oración, pero sobre todo, pureza”.

Originalmente, se llamaba ‘Vigilia de los alumbrados’, hoy se conoce como “Noche de las velitas” o “Fiesta de las velitas”. El Obispo manifestó que “esta fiesta de la San-

Los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos, religiosas y fieles de la Diócesis de Cúcuta, estuvieron este día compartiendo junto a su Obispo, el signo de la luz que María Santísima invita a descubrir, para que, a través de ella, Cristo se manifieste en cada una de sus vidas.

Los medios de comunicación diocesanos comparten la alegría de la Navidad El Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta (CCDC) convocó a un concurso para que los suscriptores del Periódico La Verdad y oyentes de la Emisora Vox Dei, tuvieran la oportunidad de ser visitados, a través de una dinámica llamada “Cine navideño”, vecinos de los diferentes barrios trabajaron en equipo para decorar su sector con los logos alusivos a los medios de comunicación diocesanos, para ga-

Nunciatura apostólica en Colombia recorre la frontera

El Nuncio Apostólico del Papa Francisco en Colombia, Excelentísimo Monseñor Luis Mariano Montemayor, llegó a la ciudad de Cúcuta el pasado viernes 29 de noviembre, para seguir de cerca la crisis que golpea esta zona de frontera, producto de las situaciones difíciles en el país vecino de Venezuela. Monseñor Montemayor llegó con el Secretario de la Nunciatura, el padre italiano Giovanni Bicchierri, quien asumió este cargo desde julio de este año, por lo que el Nuncio dispuso mostrarle esta realidad colombiana. Acompañados por el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, hicieron un recorrido por los lugares con mayor flujo migratorio, donde Monseñor Víctor les explicó cómo es el día a día en cada uno de los pasos fronterizos, la cantidad de

narse el concurso. De esta forma, seis cuadras de Cúcuta y su área metropolitana, vivieron junto al equipo del CCDC, una experiencia única para revivir las tradiciones navideñas e inculcar en los niños los valores del nacimiento de Jesús. A través de la proyección de una película, el compartir de un refrigerio y la entrega de detalles, se resaltó la fraternidad y la alegría de estas fechas decembrinas. personas que cruzan y el accionar de la Iglesia católica frente a esto, ya que se le brinda un plato de comida a más de 5.000 personas a diario, atenciones en salud y un cuidado especial para los niños. El recorrido se hizo por los puentes internacionales Francisco de Paula Santander (El Escobal, Cúcuta), Tienditas (Anillo Vial oriental) y Simón Bolívar (La Parada, Villa del Rosario), principales pasos legales. De igual forma, visitaron la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, donde el Secretario conoció directamente cómo ésta Iglesia PWarticular ha aunado esfuerzos por mitigar la crisis migratoria. Finalmente, compartieron con los niños que atiende la Diócesis en la Fundación Pía Autónoma Asilo Andressen, donde también funciona el Centro de Ayuda Humanitaria Infantil ‘La Niña María’.


4

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Hermanos, «doy gracias sin cesar por ustedes» (Ef 1,16) Papa Francisco La Diócesis de Cúcuta se regocija en anunciar que dos nuevos presbíteros y dos nuevos diáconos estarán al servicio de esta Iglesia Particular. El Papa Francisco y la Iglesia en Cúcuta, agradece su entrega y misión.

Presbíteros Presbítero Luis Jesús García Velazco tiempos pasados. Desde la perspectiva amplia de estos tiempos en los que se ve con más claridad lo que dijo el filósofo antiguo Heráclito: "Lo único que permanece es el cambio"; cabe la pregunta sobre la actualidad de la fe en el Evangelio y su importancia para el ser humano.

En una realidad tan cambiante, donde sobreabundan las opciones en los diferentes ámbitos de la vida, ¿Cómo se puede presentar la propuesta de Jesús, de su estilo de vida y del evangelio, de manera que atraiga a muchos a seguirlo a Él, sin obviar las exigencias propias del discipulado? "Mientras miro las nuevas olas yo ya soy parte del mar" decía con nostalgia el poeta al recordar los

La humanidad se encuentra en medio de una gran dinámica de transformación constante, es tan vertiginosa que apenas se perciben los cambios. Lo que ayer era moderno y vanguardista, hoy es anticuado y obsoleto, basta para ejemplarizar ver la amplia gama de celulares y su esporádica sofisticación. En el campo propiamente humano y espiritual también existe cierto tipo de transformación; algunos han considerado que ha llegado el fin del discurso teológico y trascendental. Para algunas corrientes

de pensamiento, la fe en Dios y en los valores supremos es parte de una narrativa ya superada. Yo creo y he experimentado que se equivocan los que piensan que la fe es un tema del pasado. La garantía de la actualidad y novedad de la fe es la persona de Jesucristo. Jesús de Nazaret no es un cuento viejo, Jesús es una historia y una verdad eterna. El mensaje del Señor Jesús es más actual que cualquier avance y patente que el ser humano pueda hacer hoy. Él hace nuevas todas las cosas, incluso las que hablan de él mismo. Las palabras y los hechos de Jesús pueden ser leídos y comprendidos todos los tiempos, no solo desde la mirada creyente de la interpretación de la Biblia en la Iglesia, también en la experiencia de fe de aquellos que han tenido un en-

cuentro real con el Hijo de Dios. ¿Quién es Dios? ¿Cuánto pan hace falta en el mundo?, ¿Quién es mi prójimo?, ¿qué debo hacer para ser feliz? Estas preguntas tan antiguas como el hombre pero tan modernas como el Twitter tienen sus más profundas y prácticas respuestas en el Evangelio. El mensaje de Cristo se actualiza en la vida y la acción del cristiano que transparenta al Señor. La Buena Nueva que es el mismo Señor Jesús es una noticia siempre fresca que invita a vivir verdaderamente en medio de la autopista de los tiempos modernos. Jesús actualiza y hace presente el infinito amor del Creador. Es bueno y muy necesario que el hombre y la mujer de hoy se deje invadir por la novedad de Jesucristo, de su hermosura tan antigua y tan nueva, imagen perfecta de Dios Padre.

Presbítero Jesús Alonso Ibarra Montejo

¿De qué manera considera, que la fe puede ser guía en un mundo agobiado por múltiples dificultades? A lo largo de la historia descubrimos que el ser humano es un ser

religioso por naturaleza y por lo tanto, siempre va a buscar esa relación trascendente. La fe es la que permite esta relación de entrar en la intimidad con lo divino, por la fe entramos a la presencia de Dios a su intimidad y vamos descubriendo lo que el Señor quiere que hagamos. Podemos decir, la fe es una virtud teologal; es una adhesión que hace al hombre capaz de; amar, volver a recomenzar de nuevo y de transformar distintas realidades y situaciones. Todo puesto bajo la mirada de Jesús; ya que ha dicho en su palabra “nada podéis hacer sin mí”, todo es posible si estamos aferrados a Él. Cuando un cristiano tiene su fe

cimentada sobre la Roca, que es Cristo. Él que es el fundamento de toda la vida cristiana y nos dio testimonio, por lo tanto, no debe haber espacios para el rencor y la violencia en la vida y en el actuar de un hombre de fe, pueden venir las tempestades que sean pero su fe permanece intacta. La fe es el medio por el cuál se alcanza la salvación y es guía para el mundo, porque contagia la alegría del amor de Cristo y transforma la vida de todo aquel que contempla el Misterio. La fe en Jesús trae esperanza, paz y amor. Una esperanza que hará que todo sea nuevo y que todo se vaya renovando. No podemos olvidar que la fe me pone en relación con Dios y con los de-

más, esto hace que la fe sea luz en un mundo agobiado por el odio y la indiferencia. Todos estamos llamados a la santidad y nuestra respuesta es por la fe que nos mueve a ser correspondidos y a la vez ser testigos de las Palabras de Jesús en el mundo. Tenemos que mostrarlo con nuestro testimonio y viviendo lo que celebramos. Pero la fe no es una capacidad que el hombre se da así mismo, es un Don gratuito de Dios, que debemos pedir cada día y fortalecer constantemente con los sacramentos y la Palabra de Dios. Así en el mundo, el cristiano es luz, y signo de verdad y amor que transforma la realidad.


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

5

Diáconos

Diácono Oscar Aurelio Sánchez Fuentes vida matrimonial; ambos son del municipio de Gramalote. Mi hermana se llama Carolina Sánchez Fuentes, y le agradezco a mi Dios por permitirme crecer en un hogar de valores cristianos.

Nací el 19 de noviembre de 1989 en el municipio de Gramalote, Norte de Santander. Soy el segundo de dos hermanos. Mis papás se llaman Aurelio Sánchez Romero y María del Carmen Fuentes Jiménez. Actualmente ellos llevan 31 años de

Estudié en el colegio Sagrado Corazón de Jesús de Gramalote (Comunidad Hermanas Belthemitas). Empecé a estudiar en el año 1994 y me gradué en el 2007. Los siguientes años me dediqué a trabajar. Aunque intenté estudiar en la Universidad, preferí seguir trabajando. Pues desde muy temprana edad mi papá me enseñó a trabajar. Trabajaba comprando y vendiendo fruta y manejaba un camión, pues ese ha sido el trabajo de mi papá por más de treinta años.

Pensé que jamás volvería a estudiar; pues en algún momento les dije a mis padres que jamás volvería estudiar. Pero los planes de Dios eran otros. En el 2011 descubrí que el Señor me estaba llamando y lo afirmé cuando le comenté al párroco del momento que quería ser sacerdote. El párroco era el padre José Emín Mora. Creo que se lo tomó muy enserio que creyó en mi vocación y terminé realizando proceso vocacional en ese mismo año. Ingresé en el 2012 al Seminario Mayor San José de Cúcuta. Le doy gracias a Dios por permitirme realizar mi formación en la Escuela de Jesús. Durante ese tiempo de formación le agradezco a los diferentes padres formadores que han acompañado mi pro-

ceso vocacional. Durante este tiempo de formación el Señor me dio la gracia de realizar mi año de pastoral en Cuba, donde aprendí que la Iglesia es Universal y descubrí que el Señor me seguía llamando. En esas tierras lejanas el Señor me dio la oportunidad de ser instrumento de evangelización. El Señor me ha dado la gracia de recibir el Orden de Diaconado. Le pido a mi Dios que siga fortaleciendo mi vocación, para seguir respondiendo con generosidad a las diferentes tareas o servicios que ejerceré como Diácono en esta Iglesia Particular de Cúcuta. Por último le doy gracias a Dios, porque el Señor ha sido grande y misericordioso con este humilde servidor.

Diácono José Abelino Rodríguez Valencia y de Eblin Yiced Valencia Escobar, el tercero de cuatro hermanos. Realicé mis estudios de primaria en la escuela centro docente San Mateo, el bachillerato en el colegio INEM José Eusebio Caro de Cúcuta y estudié en la Universidad de Pamplona, electrónica industrial.

Nací en Villa del Rosario, Norte de Santander, el 6 de abril de 1989, hijo de José Abelino Rodríguez Escobar

Mi vocación es producto de un fuerte acercamiento de mi familia a la Iglesia Católica. Desde muy niño se me enseñó la importancia de los sacramentos, especialmente el de la Eucaristía y se me inculcó el valor de la oración en familia. Quizá el punto fundante de mi vo-

cación se dio al vivir una Semana Santa en el ejército nacional en donde presté mi servicio militar después de realizar mis estudios. Fue en ese contexto hostil y de guerra donde comprendí que existe una persona, un Dios que podía cambiar un ambiente de guerra en paz, una situación de maldad en justicia y amor; desde ese instante mi propósito fue tratar de conocer y adherirme más al Dios de misericordia quien hace nuevas todas las cosas, dejándolo todo por Él, haciendo mi proceso vocacional y entrando al Seminario Mayor San José.

En este proceso debo agradecer primeramente a Dios por este don tan inmerecido, también a mi familia, amigos y benefactores que han estado apoyándome en todos los momentos de mi proceso vocacional, al mismo tiempo a los padres formadores tanto internos en el Seminario como párrocos que con su testimonio y ejemplo de vida, me han orientado en los momentos difíciles de mi proceso. Agradezco a todas las personas que en las diferentes parroquias en donde he realizado mi apostolado me han apoyado con su oración y amistad y han contribuido con mi discernimiento vocacional.

La mamá del Niño Dios U

na señora se acerca a un niño harapiento y descalzo. El niño entretenido, mira unos zapatos en el vitrinal de un lujoso almacén del centro. Quiere que el Niño Jesús se los regale en Navidad. La dama lo observa

detenidamente y luego le toma de un brazo y lo entra al negocio. Le compra tres pares de zapatos y calcetines. Busca un platón con agua y una toalla. Ella misma le lava y le seca los cansados pies. Además de esto, le compra un pantalón y una camisa. Luego despide al niño con un beso y un abrazo. El muchacho más contento que cerdito estrenando lazo, pregunta a la señora: ¿Acaso usted es la mamá del niño Dios? Ojalá que en la frontera se repitiera esta escena. Son muchos

los niños pobres que esperan el regalo del Niño Dios. Cuántos papás del Divino Niño pueden sentirse como tales en esta Navidad. Es la manera de vivir el misterio del Señor que llega por los buenos corazones a los necesitados. No nos quedemos con el solo canto de los ángeles o mirando la estrella del Belén. Tampoco nos vamos a contentar con los reyes magos y los príncipes que visitan al niño, con los pastores, ovejas y las pajas del pesebre. Navidad es algo más. Nos

pide una obra y esa acción de Navidad es encontrar al perdido y curar al herido. Navidad nos pide alimento para los pobres y vestido para el necesitado. Una tarea navideña es visitar los enfermos y las cárceles. Ser mensajeros de paz entre los hermanos para que cese la violencia y la corrupción. Obra de Navidad es alegrar los corazones con el canto y la música. Trabajar todos a una por la nación buscando caminos de paz.


6

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

La Navidad se celebra con los más necesitados Centro de Ayuda Humanitaria Infantil ‘La Niña María’

Casa de Paso ‘Divina Providencia’

La Casa de Paso ‘Divina Providencia’, en La Parada, municipio de Villa del Rosario, proporciona una ayuda material, pastoral, y espiritual a los miles de venezolanos que diariamente visitan este lugar de caridad, debido a la crisis económica, política y social de su país.

entregado al término del año 2019 y desde su apertura (5 de junio de 2017), más 3.330.000 raciones de alimento entre almuerzos, desayunos y ‘repeles’; consultas médicas gratuitas; atenciones socio-jurídicas; contando con la colaboración de voluntarios (sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos, religiosas, movimientos apostólicos, instituciones públicas y privadas).

La obra del Centro de Ayuda Humanitaria Infantil “La Niña María” se ha sostenido gracias a la caridad de la Iglesia Católica, presente en la Diócesis de Cúcuta, que ha realizado diferentes acciones para suscitar entre los bautizados, comunidades parroquiales y personas de buena voluntad, sentimientos de caridad y amor para con los más pequeños y necesitados.

En el sector de La Fortaleza, anillo vial occidental de la ciudad de Cúcuta, funciona otro de los comedores. ‘Misericordia cada día’, allí sirven 300 almuerzos diarios, gracias a esta Iglesia Particular, al Plan Mundial de Alimentos y otras organizaciones internacionales.

Gracias al fruto de las Campañas de Comunicación Cristiana de Bienes, 2018 y 2019 se emprendió este proyecto en pro de la niñez más vulnerable, así mismo se recibe ayuda del Banco Diocesano de Alimentos, la Corporación de Servicio de Pastoral Social, Cáritas Española y de algunas

En la actualidad el 90% de los niños que reciben los servicios son de nacionalidad venezolana, venidos de los diversos Estados de ese país, y un 10% corresponde a hijos de padres colombianos retornados. La cantidad de niños recibidos el 4 de marzo de 2019, día en que se dio apertura a la obra fue de 40 niños. A diciembre de 2019 se atiende diariamente un promedio de 220 niños y niñas entre los 2 y 10 años de edad, a quienes se les brinda seguridad alimentaria, acompañamiento lúdico-pedagógico y orientación en valores humanos y cristianos.

Felicidades en su fiesta patronal

fiestas de su santo patrono. En esta oportunidad, felicitamos de manera especial a los bautizados que se congregan en las parroquias Nuestra

Señora de la Esperanza, San Francisco Javier, Inmaculada Concepción, Nuestra Señora de Guadalupe, Santa Lucía, San Juan de la Cruz, San Juan

Evangelista. Les animamos para que continúen creciendo en la fe y dinamismo pastoral, de la mano de sus párrocos.

os medios de comunicación de la Diócesis de Cúcuta, se unen con alegría en la presentación de las comunidades parroquiales, anunciando las

Año de Creación: 10 / Dic / 2013 Barrio: Alfonso Gómez San Jerónimo Párroco: Edwin Enrique Buitrago Galvis

Gracias a la generosidad del Papa Francisco, los cucuteños, empresas, organizaciones internacionales como: Programa Mundial de Alimentos (PMA); Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); Cáritas Internationalis; Adveniat; Cáritas Colombia; Cáritas Española; la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos; Conferencia Episcopal Española; y la cadena radial española COPE; se han

L

Nuestra Señora de la Esperanza Año de Creación: 19 / Mar / 1979 Barrio: Urb. Zulima Párroco: Juan Carlos Lemus Torres

Nuestra Señora de Guadalupe

Año de Creación: 10 / Dic / 2013 Barrio: Motilones - Paraíso Administrador: Carlos Eduardo Escalante

Santa Lucía

Diciembre 2019

instituciones educativas y empresas privadas.

Año de Creación: 04 / Marzo / 1972 Barrio: Carora Párroco: Fredy Ramírez Peñaranda

Año de Creación: 03/ Dic / 2009 Barrio: Belisario Párroco: Arbey Edilson Vargas

Inmaculada Concepción

San Francisco Javier Año de Creación: 09 / Dic / 2013 Barrio: Urb. Trapiches Párroco: Víctor Leonardo Ordoñez Velasco

San Juan de la Cruz

01: Edwin Enrique Buitrago Galvis 05: Samuel García Botello 05: Eliécer Prado Carvajalino 05: Diego Fernando Huertas Marulanda 05: Ender Gabriel Ruíz Villamarín 09: Carlos Alberto Escalante Rodríguez 12: German Omar Hernández Pinto 13: Ignacio Cadavid Zapata

ì

Año de Creación: 08/ Jul/ 2001 Barrio: 12 de octubre Párroco: José Giovanny Nieto Cano

San Juan Evangelista

15: Víctor Manuel Torrado Quintero 16: Fredy Ramírez Peñaranda 18: Pedro Antonio Álvarez Contreras 24: Jesús Uriel Cristancho Torres 24: Jesús Esteban Osorio Solano 30: Abimael Bacca Vargas


Publireportaje

San JosĂŠ de CĂşcuta, diciembre 15 de 2019

7


8

Especial

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Por: Papa Francisco. Carta Apostólica ‘Admirabile signum’, sobre el significado y el valor de belén.

1. El hermoso signo del pesebre, tan estimado por el pueblo cristiano, causa siempre asombro y admiración. La representación del acontecimiento del nacimiento de Jesús equivale a anunciar el misterio de la encarnación del Hijo de Dios con sencillez y alegría. El belén, en efecto, es como un Evangelio vivo, que surge de las páginas de la Sagrada Escritura. La contemplación de la escena de la Navidad, nos invita a ponernos espiritualmente en camino, atraídos por la humildad de Aquel que se ha hecho hombre para encontrar a cada hombre. Y descubrimos que Él nos ama hasta el punto de unirse a nosotros, para que también nosotros podamos unirnos a Él. Con esta Carta quisiera alentar la hermosa tradición de nuestras familias que en los días previos a la Navidad preparan el belén, como también la costumbre de ponerlo en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los hospitales, en las cárceles, en las plazas... Es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza. Se aprende desde niños: cuando papá y mamá, junto a los abuelos, transmiten esta alegre tradición, que contiene en sí una rica espiritualidad popular. Espero que esta práctica nunca se debilite; es más, confío en que, allí donde hubiera caído en desuso, sea descubierta de nuevo y revitalizada.

cielo» (Jn 6, 41). Un simbolismo que ya san Agustín, junto con otros Padres, había captado cuando escribía: «Puesto en el pesebre, se convirtió en alimento para nosotros» (Serm. 189,4). En realidad, el belén contiene diversos misterios de la vida de Jesús y nos los hace sentir cercanos a nuestra vida cotidiana.

El hermoso sign ‘Admirabil

Pero volvamos de nuevo al origen del belén tal como nosotros lo entendemos. Nos trasladamos con la mente a Greccio, en el valle Reatino; allí san Francisco se detuvo viniendo probablemente de Roma, donde el 29 de noviembre de 1223 había recibido del Papa Honorio III la confirmación de su Regla. Después de su viaje a Tierra Santa, aquellas grutas le recordaban de manera especial el paisaje de Belén. Y es posible que el Poverello quedase impresionado en Roma, por los mosaicos de la Basílica de Santa María la Mayor que representan el nacimiento de Jesús, justo al lado del lugar donde se conservaban, según una antigua tradición, las tablas del pesebre.

Las Fuentes Franciscanas narran en detalle lo que sucedió en Greccio. Quince días antes de la Navidad, Francisco llamó a un hombre del lugar, de nombre Juan, y le pidió que lo ayudara a cumplir un deseo: «Deseo celebrar la memoria del Niño que nació en Belén y quiero contemplar de alguna manera con mis ojos lo que sufrió en su invalidez de niño, cómo fue reclinado en el pesebre y cómo fue colocado sobre heno entre el buey y el asno». Tan pronto como lo escuchó, ese hombre bueno y 2. El origen del pesebre en- “La reprefiel fue rápidamente y precuentra confirmación ante sentación paró en el lugar señalado todo en algunos detalles del acontelo que el santo le había inevangélicos del nacimiento cimiento del dicado. El 25 de diciembre, de Jesús en Belén. El evan- nacimiento de llegaron a Greccio muchos gelista Lucas dice sencilla- Jesús equivale frailes de distintos lugares, mente que María «dio a luz a anunciar el como también hombres y a su Hijo primogénito, lo mujeres de las granjas de envolvió en pañales y lo re- misterio de la la comarca, trayendo flores costó en un pesebre, porque encarnación y antorchas para iluminar no había sitio para ellos en del Hijo de aquella noche santa. Cuanla posada» (2, 7). Jesús fue Dios con senci- do llegó Francisco, enconcolocado en un pesebre; pa- llez y alegría”. tró el pesebre con el heno, labra que procede del latín: el buey y el asno. Las persopraesepium. nas que llegaron mostraron frente a la escena de la Navidad una El Hijo de Dios, viniendo a este mun- alegría indescriptible, como nunca do, encuentra sitio donde los anima- antes habían experimentado. Después les van a comer. El heno se convierte el sacerdote, ante el Nacimiento, celeen el primer lecho para Aquel que bró solemnemente la Eucaristía, mosse revelará como «el pan bajado del trando el vínculo entre la encarnación

Catedral

del Hijo de Dios y la Eucaristía. En aquella ocasión, en Greccio, no había figuras: el belén fue realizado y vivido por todos los presentes. Así nace nuestra tradición: todos alrededor de la gruta y llenos de alegría, sin distancia alguna entre el acontecimiento que se cumple y cuantos participan en el misterio. 3. San Francisco realizó una gran obra de evangelización con la simplicidad de aquel signo. Su enseñanza ha penetrado en los corazones de los cristianos y permanece hasta nuestros días como un modo genuino de representar con sencillez la belleza de nuestra fe. ¿Por qué el belén suscita tanto asombro y nos conmueve? En primer lugar, porque manifiesta la ternura de Dios. Él, el Creador del universo, se abaja a nuestra pequeñez. El don de la vida, siempre misterioso para nosotros, nos cautiva aún más viendo que Aquel que nació de María es la fuente y protección de cada vida. En Jesús, el Padre nos ha dado un her-

mano que viene a buscarnos cuando estamos desorientados y perdemos el rumbo; un amigo fiel que siempre está cerca de nosotros; nos ha dado a su Hijo que nos perdona y nos levanta del pecado. La preparación del pesebre en nuestras casas nos ayuda a revivir la historia que ocurrió en Belén. Los evangelios son siempre la fuente que permite conocer y meditar aquel acontecimiento; sin embargo, su representación en el belén nos ayuda a imaginar las escenas, estimula los afectos, invita a sentirnos implicados en la historia de la salvación, contemporáneos del acontecimiento que se hace vivo y actual en los más diversos contextos históricos y culturales. De modo particular, el pesebre es desde su origen franciscano una invitación a “sentir”, a “tocar” la pobreza que el Hijo de Dios eligió para sí mismo en su encarnación. Y así, es implícitamente una llamada a seguirlo en el camino de la humildad, de la pobreza, del despojo, que desde la gruta de Belén conduce hasta la


Especial

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

no del pesebre le signum’

San José

Cruz. Es una llamada a encontrarlo y servirlo con misericordia en los hermanos y hermanas más necesitados (Mt 25,31-46). 4. Me gustaría ahora repasar los diversos signos del belén. En primer lugar, representamos el contexto del cielo estrellado en la oscuridad y el silencio de la noche. Pensemos en cuántas veces la noche envuelve nuestras vidas. Pues bien, incluso en esos instantes, Dios no nos deja solos, sino que se hace presente para responder a las preguntas decisivas sobre el sentido de nuestra existencia: ¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Por qué nací en este momento? ¿Por qué amo? ¿Por qué sufro? ¿Por qué moriré? Para responder a estas preguntas, Dios se hizo hombre. Su cercanía trae luz donde hay oscuridad e ilumina a cuantos atraviesan las tinieblas del sufrimiento (Lc 1,79). Merecen también alguna mención los paisajes que forman parte del belén y que a menudo representan las ruinas de casas y palacios antiguos, que en algunos casos sustituyen a la gruta de

Belén y se convierten en la estancia de la Sagrada Familia. Esas ruinas son sobre todo el signo visible de la humanidad caída, de todo lo que está en ruinas, que está corrompido y deprimido. Este escenario dice que Jesús es la novedad en medio de un mundo viejo, y que ha venido a sanar y reconstruir, a devolverle a nuestra vida y al mundo su esplendor original. 5. ¡Cuánta emoción debería acompañarnos mientras colocamos en el belén las montañas, los riachuelos, las ovejas y los pastores! De esta manera recordamos, como lo habían anunciado los profetas, que toda la creación participa en la fiesta de la venida del Mesías. Los ángeles y la estrella son la señal de que también nosotros estamos llamados a ponernos en camino para llegar a la gruta y adorar al Señor. «Vayamos, pues, a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha comunicado» (Lc 2,15), así dicen los pastores después del anuncio hecho por los ángeles. A diferencia de

tanta gente que pretende hacer otras mil cosas, los pastores se convierten en los primeros testigos de lo esencial, es decir, de la salvación que se les ofrece. Son los más humildes y los más pobres quienes saben acoger el acontecimiento de la encarnación. A Dios que viene a nuestro encuentro en el Niño Jesús, los pastores responden poniéndose en camino hacia Él, para un encuentro de amor y de agradable asombro.

9

que en este nuevo mundo inaugurado por Jesús hay espacio para todo lo que es humano y para toda criatura. Del pastor al herrero, del panadero a los músicos, de las mujeres que llevan jarras de agua a los niños que juegan..., todo esto representa la santidad cotidiana, la alegría de hacer de manera extraordinaria las cosas de todos los días, cuando Jesús comparte con nosotros su vida divina.

7. Poco a poco, el belén nos lleva a 6. Tenemos la costumbre de poner en la gruta, donde encontramos las figunuestros belenes muchas figuras sim- ras de María y de José. María es una bólicas, sobre todo, las de mendigos madre que contempla a su Hijo y lo y de gente que no conocen otra abun- muestra a cuantos vienen a visitarlo. dancia que la del corazón. Ellos tam- Su imagen hace pensar en el gran bién están cerca del Niño Jesús por misterio que ha envuelto a esta joven derecho propio, sin que nadie pueda cuando Dios ha llamado a la puerta de echarlos o alejarlos de una cuna tan su corazón inmaculado. Ante el anunimprovisada que los pobres a su alre- cio del ángel, que le pedía que fuera dedor no desentonan en absoluto. De la madre de Dios, María respondió hecho, los pobres son los con obediencia plena y toprivilegiados de este mis- “Los pobres y tal. Sus palabras: «He aquí terio y, a menudo, aquellos los sencillos en la esclava del Señor; hágase que son más capaces de el Nacimiento en mí según tu palabra» (Lc 1,38), son para todos nosoreconocer la presencia de recuerdan que Dios en medio de nosotros. tros el testimonio del abanDios se hace dono en la fe a la voluntad Los pobres y los sencillos hombre para de Dios. Con aquel “sí”, en el Nacimiento recuerdan aquellos que María se convertía en la que Dios se hace hombre más sienten madre del Hijo de Dios sin para aquellos que más sien- la necesidad perder su virginidad, antes ten la necesidad de su amor bien consagrándola gracias y piden su cercanía. Jesús, de su amor y a Él. Vemos en ella a la Ma«manso y humilde de co- piden su cerdre de Dios que no tiene a razón» (Mt 11,29), nació canía”. su Hijo sólo para sí misma, pobre, llevó una vida sencisino que pide a todos que lla para enseñarnos a comobedezcan a su palabra y la prender lo esencial y a vivir de ello. pongan en práctica (Jn 2,5). Desde el belén emerge claramente el mensaje de que no podemos dejar- Junto a María, en una actitud de pronos engañar por la riqueza y por tan- tección del Niño y de su madre, está tas propuestas efímeras de felicidad. san José. Por lo general, se representa El palacio de Herodes está al fondo, con el bastón en la mano y, a veces, cerrado, sordo al anuncio de alegría. también sosteniendo una lámpara. Al nacer en el pesebre, Dios mismo San José juega un papel muy imporinicia la única revolución verdade- tante en la vida de Jesús y de María. ra que da esperanza y dignidad a los Él es el custodio que nunca se cansa desheredados, a los marginados: la de proteger a su familia. Cuando Dios revolución del amor, la revolución de le advirtió de la amenaza de Herodes, la ternura. Desde el belén, Jesús pro- no dudó en ponerse en camino y emiclama, con manso poder, la llamada a grar a Egipto (Mt 2,13-15). Y una vez compartir con los últimos el camino pasado el peligro, trajo a la familia de hacia un mundo más humano y fra- vuelta a Nazaret, donde fue el primer terno, donde nadie sea excluido ni educador de Jesús niño y adolescente. José llevaba en su corazón el gran marginado. misterio que envolvía a Jesús y a MaCon frecuencia a los niños —¡pero ría su esposa, y como hombre justo también a los adultos!— les encanta confió siempre en la voluntad de Dios añadir otras figuras al belén que pare- y la puso en práctica. cen no tener relación alguna con los relatos evangélicos. Y, sin embargo, 8. El corazón del pesebre comienza a esta imaginación pretende expresar palpitar cuando, en Navidad, coloca-


10

Especial

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

aquellos sabios y ricos señores de Oriente se habían puesto en camino hacia Belén para conocer a Jesús y ofrecerle dones: oro, incienso y mirra. También estos regalos tienen un significado alegórico: el oro honra la realeza de Jesús; el incienso su divinidad; la mirra su santa humanidad que conocerá la muerte y la sepultura. Contemplando esta escena en el belén, estamos llamados a reflexionar sobre la responsabilidad que cada cristiano tiene de ser evangelizador. Cada uno de nosotros se hace portador de la Buena Noticia con los que encuentra, testimoniando con acciones concretas de misericordia la alegría de haber encontrado a Jesús y su amor. Parroquia San Martín de Tours, Sardinata

mos la imagen del Niño Jesús. Dios se presenta así, en un niño, para ser recibido en nuestros brazos. En la debilidad y en la fragilidad esconde su poder que todo lo crea y transforma. Parece imposible, pero es así: en Jesús, Dios ha sido un niño y en esta condición ha querido revelar la grandeza de su amor, que se manifiesta en la sonrisa y en el tender sus manos hacia todos. El nacimiento de un niño suscita alegría y asombro, porque nos pone ante el gran misterio de la vida. Viendo brillar los ojos de los jóvenes esposos ante su hijo recién nacido, entendemos los sentimientos de María y José que, mirando al niño Jesús, percibían la presencia de Dios en sus vidas.

Como siempre, Dios desconcierta, es impredecible, continuamente va más allá de nuestros esquemas. Así, pues, el pesebre, mientras nos muestra a Dios tal y como ha venido al mundo, nos invita a pensar en nuestra vida injertada en la de Dios; nos invita a ser discípulos suyos si queremos alcanzar el sentido último de la vida. 9. Cuando se acerca la fiesta de la Epifanía, se colocan en el Nacimiento las tres figuras de los Reyes Magos. Observando la estrella,

Los Magos enseñan que se puede comenzar desde muy lejos para llegar a Cristo. Son hombres ricos, sabios extranjeros, sedientos de lo infinito, que parten para un largo y peligroso viaje que los lleva hasta Belén (Mt 2,1-12). Una gran alegría los invade ante el Niño Rey. No se dejan escandalizar por la pobreza del ambiente; no dudan en ponerse de rodillas y adorarlo. Ante Él comprenden que Dios, igual que regula con soberana sabiduría el curso de las estrellas, guía el curso de la historia, abajando a los poderosos y exaltando a los humildes. Y ciertamente, llegados a su país, habrán contado este encuentro sorprendente con el Mesías, inaugu-

10. Estos recuerdos nos llevan a tomar nuevamente conciencia del gran don que se nos ha dado al transmitirnos la fe; y al mismo tiempo nos hacen sentir el deber y la alegría de transmitir a los hijos y a los nietos la misma experiencia. No es importante cómo se prepara el pesebre, puede ser siempre igual o modificarse cada año; lo que cuenta es que este hable a nuestra vida. En cualquier lugar y de cualquier manera, el belén habla del amor de Dios, el Dios que se ha hecho niño para decirnos lo cerca que está de todo ser humano, cualquiera que sea su condición. Queridos hermanos y hermanas, el belén forma parte del dulce y exigente proceso de transmisión de la fe. Comenzando desde la infancia y luego en cada etapa de la vida, nos educa a contemplar a Jesús, a sentir el amor de Dios por nosotros, a sentir y creer que Dios está con nosotros y que nosotros estamos con Él, todos hijos y hermanos gracias a aquel Niño Hijo de Dios y de la Virgen María. Y a sentir que en esto está la felicidad. Que en la escuela de san Francisco abramos el corazón a esta gracia sencilla, dejemos que del asombro nazca una oración humilde: nuestro “gracias” a Dios, que ha querido compartir todo con nosotros para no dejarnos nunca solos.

“Dios se presenta así, en un niño, para ser recibido en nuestros brazos. En la debilidad y en la fragilidad esconde su poder que todo lo crea y transforma”.

«La Vida se hizo visible» (1Jn 1,2); así el apóstol Juan resume el misterio de la encarnación. El belén nos hace ver, nos hace tocar este acontecimiento único y extraordinario que ha cambiado el curso de la historia, y a partir del cual también se ordena la numeración de los años, antes y después del nacimiento de Cristo. El modo de actuar de Dios casi aturde, porque parece imposible que Él renuncie a su gloria para hacerse hombre como nosotros. Qué sorpresa ver a Dios que asume nuestros propios comportamientos: duerme, toma la leche de su madre, llora y juega como todos los niños.

rando el viaje del Evangelio entre las gentes.

Parroquia Santo Domingo Savio


Nuestra Gente

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Gregorio Angarita: “Los Angarita Soto amamos a Norte de Santander” Gregorio Angarita Lamk, abogado y especialista en derecho público, reelegido como director general de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), en entrevista para el Periódico La Verdad, nos cuenta sobre su gestión y deja ver su lado más humano.

“La familia de Corponor les desea a todos los nortesantanderanos una muy Feliz Navidad y un próspero y venturoso año nuevo 2020, cada cosa, por pequeña que sea, que hagamos en procura de la conservación de nuestro planeta, va a ser muy importante en el proceso de adaptación al cambio climático, que es una realidad y el compromiso debe ser de todos. Que Dios los bendiga siempre.”.

¿Cómo se describe Gregorio Angarita? Auténtico cucuteño, hijo de unos padres maravillosos que están en el cielo y nos inculcaron a mí y a mis dos hermanos, Ramón Guillermo y Jorge Andrés, el amor por Cúcuta, los principios de lealtad y de gratitud, grandes valores de vida y el amor por la familia. El mayor legado que dejaron mis padres para nosotros es la formación humana y se la estamos dejando de igual manera a mis hijos. ¿Cómo recibe la reelección? Como una oportunidad maravillosa que me dio Dios y la vida, para seguir trabajando en temas complejos y retos ambientales en el departamento. El ser reelegido es una gran oportunidad para darle continuidad a los proyectos que ya venía gestionando, ¿Cuáles son los más destacados? En el río Pamplonita estamos procurando dar un cambio de manera integral, es un gran reto, ya que no ha sido fácil que la gente lo entienda en un 100%, pero ya poco a poco lo han ido comprendiendo, y en hechos recientes hemos podido ver los resultados, la pertinencia y la eficiencia de lo que estamos haciendo, siempre sustentándonos en argumentos técnicos y en la academia. En el río Zulia estamos dándonos una lucha, que puede ser muy desgastante, como en efecto ocurre, pero nuestra gran meta es la construcción de las plantas de tratamiento de aguas residuales, de Quebrada Seca y Quebrada Tonchalá, para poder apostarle a una recuperación del río. Un tema difícil de entender para las personas que no saben que eso no es una obligación de

Corponor, sino de las alcaldías, pero nosotros estamos liderándolo como ente ambiental en procura de una recuperación del medio ambiente. Y el páramo de Santurbán, tema absolutamente importante, por el que Corponor ha gestionado y ha hecho el ejercicio predio a predio que significa marcar unas zonificaciones, lo cual se trata de ir a las fincas, ver qué hacen los campesinos y defender su tierra, como lo hemos hecho, para que ellos sigan viviendo en los páramos y puedan seguir trabajando. ¿Cuáles serían los nuevos proyectos para el periodo 2020-2023? Tenemos un proyecto prioritario que es el hogar de paso de El Zulia, donde vamos a tener un espacio completamente distinto, que no tiene ningún antecedente en la región en cuanto a la protección y conservación de la fauna, con una línea transversal de educación ambiental, algo que va a ser muy importante y va a dejar una huella enorme. La recuperación del sendero ambiental del río Pamplonita es otro tema, volcar la mirada de los cucuteños hacia el

río con un ejercicio de limpieza permanente, también que podamos hacer compatible el deporte con el ambiente, el cuidado y conservación en el río entre Los Patios y Cúcuta, ya tenemos dos fases del sendero ambiental entre San Rafael y el puente de la cero, y tenemos el que se conserva en el punto del Caí ambiental, a la altura del restaurante Rodizio, y otro frente al colegio Calasanz. ¿Cómo ciudadanos, cómo podemos apropiarnos del tema del desarrollo sostenible? En cuanto a los ciudadanos, esperamos fortalecer muchísimo el tema de la educación ambiental y para eso también queremos contar con la Diócesis de Cúcuta en algo que les vamos a proponer entre enero y febrero, una vez nos aprueben el Plan de Acción Institucional. Monseñor (Obispo de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuela Ochoa Cadavid) es un apasionado de la protección del medio ambiente, he hablado con él y siempre desde su gran conocimiento del tema ambiental nos ha ofrecido ese trabajo en equipo y en esta oportunidad, vamos a procurar dejar una línea de protección ambiental en la que a través de la Diócesis, po-

11

damos trabajar tanto en Cúcuta, como en Tibú, Pamplona y Ocaña, lugares donde tenemos nuestras direcciones territoriales y obviamente, promoviendo desde nuestra Iglesia ese mensaje de educación ambiental que sé que va a ser contundente y fundamental. ¿Qué opina su familia de que lidere la entidad pública más grande del departamento, después de la Gobernación y la Alcaldía? Es un inmenso honor y una gran responsabilidad, aunque a veces en lo público es muy difícil hacerle entender a la familia temas que son contemplados en el “común de la gente”, como lo es hablar mal de las personas con cargos públicos y no tienen la consciencia que nosotros tenemos familia, hijos en formación, que también leen, ven las redes sociales, que a veces se preguntan por qué hay ese gran estigma frente al funcionario público y a las entidades públicas, pero a mí eso me ha permitido consolidar la unidad familiar y mandar un mensaje propositivo, poner la cara siempre, ser leal y agradecido y demostrar que los Angarita Soto amamos a Norte de Santander. Por ello, mi familia, se siente orgullosa de mí y yo de ellos. ¿Cómo está conformada su familia? Estoy casado con Isabel Cristina Soto desde hace 26 años, tenemos tres hijos: María Gabriela de 23 años, Rafael de 22 años y el menor, Santiago 13 años. ¿Cómo se vinculan ellos en la promoción de la conservación del medio ambiente? Mi señora me ayuda en las actividades de las áreas públicas. María Gabriela estudia arquitectura y está presentando un proyecto de tesis que tiene que ver con Cúcuta y sueño, que si lo aprueban, ella lo pueda entregar oficialmente a las autoridades regionales. Rafael estudia Derecho, me da recomendaciones a nivel institucional y yo sé escuchar a mis hijos. Y Santiago que está en el colegio, me orienta especialmente en el conocimiento de las redes sociales.


12

Especial

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Epifanía: Plenitud del misterio de la Encarnación verlo y adorarlo, tener una experiencia de Jesús, acercarse a Él, y adorarlo, es decir reconocer en Él, al Hijo de Dios, al Salvador, aquel que da sentido a la vida de las personas. En estos tres sabios encontramos tres características muy importantes: buscadores incansables, sensibles a descubrir la estrella y a dejarse iluminar por ella, tener la capacidad de optar por otros caminos que conduzcan a la vida. Buscadores incansables, estos hombres vieron una estrella que los puso en movimiento. Algunos afirman lo contrario, «Los magos no se pusieron en camino porque hubieran visto la estrella, sino que vieron la estrella porque se habían puesto en camino» (San Juan Crisóstomo). No dejaron que la rutina congelara su corazón. Sino que el deseo de encontrar a Jesús los puso en camino.

Por: Luis Francisco Salazar Cucaita, seminarista

Cada 6 de enero celebramos la fiesta de la Epifanía, comúnmente llamada fiesta de los Reyes magos. La palabra Epifanía quiere decir la “manifestación” del misterio de la encarnación, del misterio de la Navidad, a todos los pueblos, a todas las culturas y a todas las personas; es el abrazo misericordioso del Padre que en su Hijo viene al encuentro de la humanidad. El misterio de la Navidad es tan grande y tan profundo que no basta un día para entrar a fondo en él, y descubrir todas sus dimensiones, toda su riqueza. El Niño que contemplamos en un pesebre, en Belén, no es un acontecimiento que se queda en un pequeño pueblecito, pues se

trata de la visita de Dios a través de su Hijo, a toda la humanidad. Por eso, el misterio de la Navidad se completa con esta fiesta de la Epifanía, o manifestación de Cristo a los gentiles, es decir a todos aquellos que no hacen parte del pueblo de Israel, como nos dice la lectura de la carta a los Efesios 3, 2-6 “También los gentiles son coherederos, de la misma herencia, participes de la misma promesa en Jesucristo”. Una lectura atenta del evangelio de Mateo en los hechos del nacimiento de Jesús nos hace ver la visita de tres reyes de oriente (2 1-12) que llegan a Belén en búsqueda del rey de los judíos que acaba de nacer. Estos tres sabios representan a todas las personas que buscan a Jesús. Tenían dos propósitos

nuestra sociedad, al mundo el testimonio de nuestra fe, confesada sin miedo y sin vergüenza. Es el mejor regalo que podemos hacer, pues el mundo necesita de este niño que ha nacido en Belén. Tener la capacidad de optar por otros caminos que conduzcan a la vida, “Advertidos durante el sueño de que no volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino”. Herodes pretendía que ellos hicieran el mismo camino, esto para continuar con sus planes de acabar con el niño, que era el Señor de la vida. Ellos replantean el camino y buscan otras vías que no se oponen al plan de Dios, otras vías que propician la vida. La vivencia del misterio de la Navidad nos debe llevar a todos a buscar los caminos que nos conduzcan al perdón a la reconciliación a la Paz que tanto anhelamos en nuestra ciudad, a ir dejando de lado los caminos que conducen a la muerte, es decir al odio, a la violencia, a la corrupción que tanto mal nos está haciendo y que sigue favoreciendo los proyectos y planes de aquellos, que como Herodes, que atados al egoísmo buscan solo sus propios intereses, sin preocuparse por los más débiles por los marginados de la sociedad.

Sensibles a descubrir la estrella y dejarse iluminar por ella, Los magos, expresan el retrato del hombre creyente, del hombre sensible a los signos de los tiempos, sensibles a la voz de Dios que se manifiesta en los acontecimientos de la historia, que se manifiesta en las personas. A pesar de ser sabios, no consideran que saben todo, preguntan se valen de otras personas para llegar al encuentro con el Mesías. Todo esto les permitió lle- Ahora bien la Navidad no termigar a la meta “Entraron, na con la celebración de vieron al niño con María “Estamos la fiesta de la Epifanía su madre y postrándo- invitados a en- sino, que es una invitase lo adoraron, después contrar, ver y ción para que día a día abriendo sus cofres les adorar a Jesús, nosotros estemos disofrecieron regalos: oro, y a ofrecerle lo puestos abrir el corazón incienso y mirra…” Los par en par para que mejor de nues- de magos, encuentran ven, Cristo habite en él, la contemplan, y adoran, tra vida”. Epifanía nos muestra la ofrecen lo mejor que tieplenitud del misterio de nen. Este es el camino que todos la encarnación, del misterio de estamos invitados a vivir alrede- Dios hecho hombre que se revela dor del misterio de la Navidad, a los hombres, en estos días gozoencontrar, ver, contemplar, hacer sos aprovechemos la oportunidad experiencia de Jesús, adorar y para ser mas cercanos los unos a ofrecer lo mejor de nuestras vidas lo otros, para acercarnos a Dios, al Señor. Como los sabios, noso- que como los Magos de Oriente tros debemos regalar a nuestra no tengamos miedo de ponernos familia, a nuestra comunidad, a en camino.


Psicología

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

13

¡Que la Navidad sea tiempo para fortalecer las relaciones de pareja! Será normal que se encuentre de mal humor, o con un carácter cambiante y solamente podrás tolerarla (o) y entenderla (o) si conoces los motivos. El darle una solución a los conflictos que se van a presentar también dependerá de la buena comunicación que haya entre la pareja.

“Recordemos que antes del nacimiento del niño Jesús, María y José pasaron por graves penurias, aun así, salieron adelante en virtud del amor de pareja.”

Por: Javier Orlando Moreno Ruíz, estudiante de Psicología, UNAD

Actualmente la época de Navidad se ha convertido en un frenesí de la cultura del consumismo lo que ha llevado a desplazar uno de los sentidos de estas fechas, que invita a compartir en familia, reencontrarnos con amigos y realizar un análisis de los eventos positivos o negativos ocurridos durante el año. Respecto a los regalos, está bien que sean una representación del amor pero si no tenemos cómo dar o tener cómo pasar cómodamente las fiestas ocurre frustración y enojo, aun más cuando tenemos pareja podemos entrar en serias discusiones y desacuerdos lo que anula el propósito. Recordemos que antes del nacimiento del niño Jesús, María y José pasaron por graves penurias, aun así, salieron adelante en virtud del amor de pareja y de esa unión nació la Sagrada Familia, pilar de la Iglesia. TICO CURSO INTERACTIVO EL MÁS NOVEDOSO Y PRÁC

No olviden los detalles Esta es una fecha que se presta a regalar. Lo cual es algo divertido y tierno, pero aparte de dar algo con un valor monetario encárgate de hacerlo también con algo simbólico y sentimental.

Las fiestas de decembrinas no solamente nos regalan unión, felicidad y alegría, en muchas ocasiones también vienen de la mano del estrés, la ansiedad y la angustia. Veamos en esta ocasión unos consejos para que en estas Navidad fortalezcamos nuestras relaciones de pareja:

Tu prioridad debe ser tu pareja En muchas ocasiones vienen amigos o familiares de lejos y si bien es cierto que tendrás ganas de convivir con ellos debes de recordar que siempre será tu pareja lo más importante. Incluso si tienen hijos jamás se debe de dejar a la pareja a un lado, sino todo lo contrario. Trata de que siempre sea parte de la convivencia. En caso de que salgas a visitar a familiares, hablen de las actividades que harán, el tiempo que pasarán con la otra persona y escucha lo que desea que suceda. Aparte tú también debes de compartir tiempo

con las personas con las que tu pareja quiere estar.

No olvides esos detalles que, aunque para muchos no tienen importancia son bastante significativos como darle un chocolate, algún mensaje sorprendente, ayudarle con alguna tarea, comprarle esa cosa que siempre ha deseado, cumplirle algún sueño e incluso en medio de toda la algarabía de las fiestas dedicarle un día solamente a la pareja, alejados de todo el mundo.

Hagan propósitos juntos

El reto

¿Tomar unas vacaciones?, ¿Comprar una casa? Dialoguen y pónganse de acuerdo para realizar una nueva actividad que pueda unirlos como pareja.

Las relaciones de pareja y matrimoniales suponen un trabajo diario, es un proceso.

Esto les va a ayudar a tener una meta en conjunto, luchar para conseguir, planear llegar a ella en equipo y al final mejorar la convivencia en pareja, así como la comunicación.

Escucha a tu pareja A pesar de toda la alegría que nos regalan estas épocas también vienen cargadas de estrés. Los regalos, la cena, los hijos, el tiempo, en fin muchas cosas suelen ser motivo de estrés, por lo tanto, se deben de facilitar los momentos para escuchar tanto las necesidades como las preocupaciones del otro. 47 años de experiencia

No sucede que alguien encuentra la pareja soñada y ya está. Es precisamente después de la fase de seducción, enamoramiento, cuando empieza de verdad el ser o no ser para la relación. Las parejas no creen que deban trabajar para convertirse en la pareja de sus sueños y lo cierto es que tener una buena relación de pareja supone trabajar para que ello suceda y en muchas ocasiones hacer un trabajo individual, es decir mejorarse a uno mismo. La relación de pareja se basa básicamente en satisfacer las necesidades mutuas. Esto es reto en estos días de Navidad

Dr Pollito

REMACHADA DE BANDAS - TRABAJOS INDUSTRIALES, AGRICOLAS Y MINEROS RECTIFICADORA DE DISCOS Y CAMPANAS - VENTAS AL MAYOR Y DETAL SERVICIO MANTENIMIENTO DE FRENOS

Av. 7 #0-61-63 Frente al Terminal. Telf.: 5728789/5834356 Telefax: 5725497 Cel: 3134561308 - Cúcuta, Colombia E-mail: frenoshugo@hotmail.com

´


14

Tecnología

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Lanzan plataforma que visualiza los datos estadísticos más importantes de Colombia Las fuentes de información de la plataforma son instituciones verificadas, como el DANE, el Registro Único de Víctimas (RUV), el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Mintic. De acuerdo con Andrés Jiménez, Líder de Mercadeo y Operaciones de Microsoft Colombia, VíaData fue desarrollada sobre la solución Power BI. “Es el servicio de analítica de datos más poderoso, y aun así hasta el usuario menos técnico puede obtener información de valor al instante, sin necesidad de asistencia”, señaló Jiménez.

Por: Andrés Ariza Ingeniero de sistemas

E

n la era de la información y del mundo interconectado, el ritmo al cual producimos datos es vertiginoso: el 90% de los datos existentes en el mundo de hoy fueron generados durante los últimos dos años y, sin embargo, el 73% de toda esa información existente no es analizada, procesada ni utilizada. Los datos son el petróleo del siglo XXI, pero su valor no está en el simple hecho de tenerlos, sino en la capacidad de refinarlos. Los datos en las organizaciones deben facilitar una mirada retrospectiva para conocer el presente y ofrecer una perspectiva hacia el futuro. Recientemente, el Centro Nacional de Consultoría (CNC) y Microsoft lanza-

ron VíaData, una plataforma gratuita que permite consultar, visualizar y desagregar información estadística de Colombia que reside en 26 bases de datos de instituciones nacionales. La página (https://www.centronacionaldeconsultoria.com/viadata), que está disponible desde finales de noviembre, unifica datos oficiales en materia de composición política, demografía, servicios públicos, educación, pobreza, seguridad, víctimas y buen gobierno de los 1.122 municipios del país. Además, permite filtrar los datos a nivel local, departamental y nacional, así como observar la evolución histórica de cada categoría. “Esta plataforma responde a un esfuerzo por acercar y fortalecer la relación con los datos de nuestro país, por ofrecer innovaciones que aporten nuevas

capacidades digitales y faciliten la vida de los colombianos”, afirmó mediante un comunicado Pablo Lemoine, presidente del CNC.

La herramienta es de gran utilidad para estudiantes, investigadores, funcionarios, líderes de opinión, periodistas, aspirantes a cargos de elección popular porque permite visualizar los datos mediante mapas, gráficos de columnas e históricos, facilitando su interpretación. De acuerdo con sus creadores, puede proporcionar una visión de la realidad social, política y económica del país mediante la analítica de datos.


Liturgia Por: Elkin Ardila Seminarista

San José de Cúcuta, diciembre 15 de 2019

Con la participación activa en la liturgia

Me encuentro con el Evangelio ¡Entre amigos! IV Domingo de Adviento

III Domingo de Adviento

En este domingo que es conocido como “domingo Gaudete” (palabra proveniente del latín que significa alegría), la liturgia quiere suscitar en los fieles sentimientos y actitudes concretas de alegría, al reflexionar de forma específica en el Misterio de la Encarnación. Cristo está cerca de nosotros y no sólo litúrgicamente, sino existencialmente, es Dios mismo quien se ha hecho hombre para romper con las cadenas del pecado y de la muerte; por ello cada una de las lecturas nos invitan a dar gracias al Señor por su obra salvífica y al mismo tiempo a abrirle más perfectamente el corazón, para que Él mismo lo pueda preparar para el momento en el cual el venga por segunda vez lleno de gloria. «Sed fuertes, no temáis. Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite; viene en persona, resarcirá y os salvará.» Is 35,7

Nos estamos acercando a la Navidad y el camino que hemos recorrido a lo largo del adviento nos ha ayudado a comprender la grandeza de la Encarnación del Hijo de Dios; Hoy las lecturas nos muestran en un primer momento con Isaías, a Acaz, un antiguo rey que aunque no confiaba en Dios y aunque pensaba que ya su reino estaba perdido, le fue dado por parte del mismo Dios una señal, que a su vez era una profecía: «Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.». Es así como el cumplimiento de dichas palabras es presentado en el Evangelio de Mateo, el cual de manera clara nos evidencia que la Virgen que daría a luz es María y que el Dios con nosotros es Jesús. La liturgia de este domingo debe calar en nuestros corazones y llenarnos de esperanza, y a pesar de que las situaciones en la sociedad, en la familia o en nuestra propia vida parezcan ya sin solución, el Señor siempre va a ser fiel.

Celebración de la Sagrada Familia – Ciclo A La Liturgia de la Palabra nos presenta lo indispensable que es para todo hombre el seguir la voluntad de Dios y especialmente al interno de una familia; el libro del Eclesiástico es claro cuando evidencia la complacencia del Señor ante el amor, obediencia y respeto intrafamiliar: “El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros” Ecl 3,4. Por otro lado San Pablo nos recuerda que la Iglesia es una gran familia, donde cada uno de sus miembros debe tener las mismas actitudes de Cristo, de esta manera, cada familia debe estar bien constituida, centrándose siempre en la verdadera comu-

15

nión, entre los padres y con los hijos. El Evangelio de San Mateo por último nos anima a seguir el ejemplo de la familia de Nazaret, la cual, siendo obediente a la voluntad del Señor, asumió los retos y dificultades con amor y fe, afrontando todo con auténtica fortaleza y esperanza; San José dejándose guiar por el ángel, protegió a los dos grandes tesoros que el mismo Dios le había encomendado; por ello que al interno de nuestra familia seamos conscientes que Cristo, nuestro más grande tesoro es quien realmente nos garantiza la unidad y el que nos muestra el camino para llegar a la verdadera felicidad.

¡Hola, queridos amigos! Que alegría el sabernos amados y salvados por el Señor, quien al encarnarse no solo nos rescató del pecado y de la muerte, sino que también nos mostró el camino que debemos seguir para realizar plenamente nuestra humanidad; que al contemplarlo

entre nosotros podamos transformar nuestro corazón, siendo humildes y deseosos de su gracia salvífica. “Hoy les ha nacido en la Ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor” Lc 1,11

#AprendoLiturgia Cristo, nuestro Salvador y el sentido de la salvación en la misa Con frecuencia, en la Celebración de la Eucaristía aparecen los términos Salvación, Salvador, Salvador nuestro. Por supuesto referidos a Jesucristo. Por ejemplo, en todas las misas, en el Ordinario, en el embolismo que sigue al Padrenuestro decimos: Líbranos de todos los males, Señor... mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador, Jesucristo. En la Plegaria IV: Tanto amaste al mundo que...nos enviaste como Salvador a tu único Hijo. Jesucristo nos ha salvado del pecado y de la condenación eterna. Gracias al plan salvífico de Dios Padre, Jesucristo, Único Hijo de Dios, fue enviado para llevar a cabo el Misterio de la Salvación para los hombres. Necesitados de una acción liberadora de parte del mismo Dios, por nuestra condición pecadora, hemos recibido gracias a Jesucristo la posibilidad de acceder a esta salvación y ser conducidos al final de nuestros días hacia al cielo. La Salvación es un misterio de fe que se nos ha revelado en la historia, en el que Dios mediante su acción libre y generosa ofrece su amistad al hombre para que alcance su plenitud como criatura. Esta acción salvadora está atribuida a Jesucristo, Hijo de Dios, quien con la entrega de su vida, en el Misterio Pascual, nos ha abierto el camino hacia el Padre.

La Salvación de Dios es definitiva y es para todos los hombres de todos los tiempos. El deseo de Dios es que todos los hombres se salven. Su dimensión es universal, aunque es evidente que, en este diálogo de amor, el ser humano está llamado a aceptar y asumir esta salvación pues tiene la capacidad de responder a esta iniciativa de parte de Dios. Decimos que Cristo es nuestro Salvador porque es Cristo, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, quien ha llevado a cabo la acción salvadora de Dios en la historia. De aquí su relación también con el Misterio de la Encarnación. Es en Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, en quien podemos entrar en esta dimensión de salvación. ¿Hay relación entre la Salvación y la celebración de la Misa? Sí, la Iglesia celebra y vive intensamente esta Salvación en la Eucaristía. Para los cristianos, el Misterio Salvífico se actualiza en el Misterio Eucarístico, donde Cristo mismo se hace presente en medio del pueblo convocado, que en acción de gracias participa anticipadamente de la Salvación realizada por Cristo en el sacrificio redentor de su Cruz y en su Resurrección.


Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta y los medios de comunicación de esta Iglesia Particular, les desea a la gran familia del Periódico La Verdad, Emisora Vox Dei y fieles, una ¡Feliz Navidad! Que la Encarnacion del Hijo de Dios les conceda a todos muchas bendiciones, paz y prosperidad en el nuevo año que vamos a iniciar. Que el camino que vamos a recorrer con el Proyecto de Evangelización de esta Iglesia Particular (PEIP) nos lleve al encuentro con el Evangelio.

Profile for La Verdad Periódico de la Buena Nueva

Edición 855  

Edición 855  

Advertisement