Page 1

sábado 25 de mayo de 2019 año XX n° 405 (chop suey) precio $ 50.-

eleslabon@eleslabon.com.ar www.eleslabon.com.ar periodicoeleslabon eleslabonciac

redaccionrosario.com

Mientras Patricia Bullrich dijo que el celular al que llamaba el espía D’Alessio lo usaba su nieto “para jugar”, se supo que el falso abogado, detenido por participar de una red de extorsión y persecución a opositores, le pasaba reportes sobre Los Monos, otras bandas y policías. Nuevas pistas locales.

LA ABUELITA ES EL LOBO FACUNDO VITIELLO

LA INSURRECCIÓN POPULAR QUE NO PARA DE NACER

UNA COLECCIÓN DE LIBROS, JUNTO CON EL ESLABÓN

Rosariazo para armar

Fanzines para niñes

JAVIER GARCÍA ALFARO

405 - 25/05/2019

Charly López cuenta sobre su documental “abierto y flexible” de más de diez años sobre las revueltas del 69. Como adelanto, se proyectará una nueva versión de la primera parte, en el cine Lumière.

La editorial rosarina Libros Silvestres presenta la serie de cuentos infantiles Tarumba, que saldrá con este semanario en el marco de su 20º aniversario. La directora del sello cuenta detalles de la propuesta.

La calle y el palacio

El camino de la unidad

#SeráLey

En una nueva edición de Biopolítica el edil de Ciudad Futura, Juan Monteverde, repasa su recorrido militante, desde su inicio en Giros a su candidatura actual para intendente de Rosario.

Tras imponerse en la interna de Juntos, el candidato a senador, Marcelo Lewandowski, rescata los gestos de generosidad del peronismo provincial y nacional. “El mensaje de la gente siempre ha sido únanse”, remarca.

El libro de la ilustradora Romina Ferrer recorre la lucha por la legalización del aborto en el país. Un material didáctico de cara a la presentación de un nuevo proyecto por la interrupción voluntaria del embarazo.


región | el eslabón

página 2 | sábado 25 de mayo de 2019

LA ABUELITA ES EL LOBO

Cosas grandes para un chico Se confirmó que el contacto que Marcelo D’Alessio tenía agendado como Patricia Bullrich era una línea de la ministra, que dijo que la usaba su nieto “para jugar”. El hocico del falso abogado en la banda de los Funes-Ungaro. El video a la ex pareja de uno de Los Monos y drones sobre un barrio cerrado de Roldán. Por Luciano Couso

U

N NIETO DE LA MINISTRA DE Seguridad nacional, Patricia Bullrich, se mostró interesado en investigaciones sobre narcotráfico que realizaba en Rosario el falso abogado y falso agente de la DEA y falso experto en combate al tráfico de drogas ilegales, Marcelo D’Alessio, según la versión oficial deslizada a la prensa. Por medio de mensajes de Whatsapp que intercambió con el hombre procesado como miembro de una presunta red paraestatal de espías, el infante exhibió preocupación acerca de una persona a la que D’Alessio ubica en el barrio privado Puerto Roldán, que estaría custodiada por “4 suboficiales” y de la que posee filmaciones aéreas, cuya legalidad sobre el modo de obtención seguramente es cuestionable desde el punto de vista jurídico. Todo esto se conoce ahora luego de que la empresa Movistar confirmara al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que el contacto que D’Alessio tenía agendado en un teléfono que le secuestraron durante el allanamiento a su domicilio pertenecía a una línea correspondiente a la ministra Bullrich. Pero, según publicó el diario Perfil en base a fuentes de la cartera de Seguridad, la ministra hizo saber que si bien esa línea estaba a su nombre, dejó de usarla en 2017 y le cedió el equipo a su nieto “para jugar”. Siguiendo esa lógica, el niño habría mantenido un vínculo lúdico con el espía freelance D’Alessio sobre cuestiones que es mejor no poner en conocimiento de los menores de edad, cuyos derechos están protegidos por normas internacionales. Hasta donde se sabe, en el capítulo Rosario de su trayectoria el espía cada vez menos inorgánico filmó desde el aire una vivienda del barrio privado Puerto Roldán. También reunió información sobre René Ungaro, condenado por el asesinato del ex jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys, Roberto Pimpi Caminos, y sindicado como jefe de una banda de narcomenudeo que comanda desde la cárcel, asociado a la familia Funes. D’Alessio le informa a la ministra –a través del teléfono con el que gasta el tiempo su nieto- que la situación del narcotráfico en Rosario “es compleja” porque “están reemplazando a los soldaditos por efectivos policiales (sic)”. Además, en enero de 2018 mantuvo al menos un encuentro con uno de los líderes de Los Monos, Ramón Ezequiel Machuca, mientras se desarrollaba el juicio a la banda por asociación ilícita y homicidios. Y hasta hizo que la ex pareja de un jefe de la organización asesinado cambiara la línea de teléfono para evitar su acoso, a quien también grabó con una cámara oculta.

Casi un escándalo La confirmación oficial de que D’Alessio

Periódico semanal fundado el 2 de septiembre de 1999 por Matías Ayastuy, Juan Emilio Basso Feresin, Julián Lafuente, Rodrigo Miró y Jerónimo Principiano. propietario: Asociación Civil Cadena Informativa Registro de Propiedad Intelectual Nº 234.810

tenía agendado en su teléfono un número perteneciente a Bullrich debería constituir un problema mayúsculo para el Gobierno, un escándalo público. Pero la noticia apenas fue reflejada por algunos medios de comunicación y su escasa repercusión permitió a la ministra la humorada del nieto, aprovechando que el dispositivo mediático de repetición a mansalva estaba entretenido en el inicio de un juicio oral en los tribunales ubicados en la calle Comodoro Py de la Ciudad de Buenos Aires. La corroboración judicial del aparente vínculo telefónico entre la ministra y el espía procesado por extorsión a un empresario otorga otra validez a la captura de mensajes difundida por medio de una filtración. D’Alessio tenía en la agenda de su móvil a “Patricia Bullrich S6”, pero la titular de la cartera de Seguridad había asegurado que sólo una vez había visto al espía, y deslizó que era un desequilibrado. Sin embargo, ahora se determinó que ese contacto correspondía a la funcionaria macrista. Según varios testigos que declararon ante el juez Ramos Padilla, D’Alessio se presentaba como “mano derecha” de Bullrich y el hombre del presidente Mauricio Macri en materia de narcotráfico.

producción periodística: Cooperativa de Trabajo La Masa dirección: Laura Hintze y Ernesto Ávila edición: Manolo Robles, Santiago Garat y Ernesto Ávila.

Firmó columnas de opinión en el diario Clarín como experto en ese tema, fatigó estudios de televisión y se presentó como abogado. También algunos testigos señalaron que aseguraba ser representante en Argentina de la Drugs Enforcement Administration (DEA), la agencia estadounidense para el ¿combate? de las drogas ilegales. Era una farsa. Pero para alguien operaba. Cuando le allanaron su domicilio, le encontraron una carpeta titulada “Narcotráfico Rosario”.

Capítulo Rosario ¿A quién espiaba desde el aire en un barrio privado de Roldán Marcelo D’Alessio, que tanto inquietó al nieto de Bullrich? ¿La detención de una parte de la banda de narcomenudeo “Los Funes” por parte de fuerzas federales se realizó con información obtenida por el servicio inorgánico? ¿Procuraba obtener por izquierda datos para investigaciones por derecha o sólo pretendía tener data privilegiada para extorsionar narcos, policías o funcionarios, como está acusado en la causa de Dolores? La captura de pantalla que se conoció entre los teléfonos del espía todo servicio y el nieto de la ministra contiene el siguiente diálogo: D’Alessio: Quedo a tu disposición.

redacción: Horacio Çaró, Guillermo Griecco, Pablo Bilsky, Luciano Couso, Eugenia Arpesella, Alfredo Montenegro, Laura Hintze, Gabriel Zuzek, Facundo Paredes, Marcela Isaías, Silvia Carafa, Soledad Pascual, Juan Pablo de la Vega y Marcelo Valenzuela.

Patricia Bullrich S6: Lo investigaremos. Cuál es el barrio privado. D’Alessio: Puerto Roldán. Ahí lo custodian 4 suboficiales. Tengo filmaciones aéreas del movimiento. Si querés la semana que viene te paso lo que avanzamos sobre el tema. Es muy complejo el tema Rosario. Están reemplazando a los soldaditos por efectivos policiales. De hecho, los Funes, a través de chapita húngaro (sic), cuentan con la logística de la comisaría 15 (…). Según el informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), solicitado al organismo por el juez Ramos Padilla, en el intercambio de mensajes “se hace mención a fotografías con drones de un barrio privado y a los tópicos abordados en la reunión con Lorena Cantero (por Lorena Verdún, ex pareja de Claudio Pájaro Cantero, jefe de Los Monos asesinado en 2013) y su abogada. Asimismo debemos destacar que en el celular Iphone X, secuestrado en la vivienda del imputado D’Alessio, se advierte el contacto de la conversación registrado con el mismo nombre”. El vínculo con la ministra es cada vez menos ocultable, a pesar del nieto. Ante una consulta para esta nota, desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe dijeron desconocer a quién filmaba D’Alessio desde el aire mediante

diseño gráfico: Leandro Gómez, Aníbal Pérez, Javier García Alfaro y Facundo Vitiello. fotografía: Manuel Costa, Carla Scolari, Lucía Greco, Paula Peña y Andrés Macera. cierre de edición: Viernes 24 de mayo de 2019.

el eslabón integra la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) y la cooperativa Diarios y Periódicos de Santa Fe (Dypsa). Mendoza 2836, depto. 4, Rosario

0341 4353719

3415508421

eleslabon@eleslabon.com.ar

www.eleslabon.com.ar

periodicoeleslabon

eleslabonciac

PRODUCIDO CON SOFTWARE LIBRE


el eslabón | región

drones en el barrio cerrado Puerto Roldán. Según una investigación realizada por un policía que reportaba a la Secretaría de Delitos Complejos de la provincia, el condenado por robo de autos y presunto narco Esteban Lindor Alvarado –detenido desde principios de año por un homicidio- era propietario de tres terrenos en ese lugar. Lo que reveló un mail enviado en abril 2013 por el comisario Gustavo Pereyra a sus superiores de Delitos Complejos, según publicó el periodista Hernán Lascano en el diario La Capital, es que Alvarado habría donado esos tres solares en favor de idéntica cantidad de funcionarios policiales del área antinarcóticos. “Haciendo averiguaciones me entero que en la Dirección está el oficial Macat (por Javier Makhat). De muy buena fuente me dijeron que es un soldadito de Esteban Alvarado”, dice el mail, y agrega que los otros presuntos destinatarios de la magnanimidad de Alvarado eran “el chino Paz y Chamullo Di Franco”, otros jefes antinarcóticos. Makhat ganó notoriedad pública cuando un fiscal ordenó una serie de allanamientos en busca de Alvarado –sospechado de ser el instigador del asesinato de un prestamista- y fue descubierto como propietario de una vivienda en el exclusivo complejo Condominios del Alto que había formado parte del patrimonio del “Esteban”. Por ahora no se sabe a quién espiaba D’Alessio en Puerto Roldán.

Cobertura policial En otro tramo de la conversación vía Whatsapp, D’Alessio alerta al nieto de Bullrich que en Rosario “están reemplazando a los soldaditos por efectivos policiales”. Y agrega: “De hecho, los Funes, a través de chapita húngaro (sic), cuentan con la logística de la comisaría 15”, ubicada en Sarmiento y Ameghino, en barrio Matheu. Los Funes del mensaje son la familia liderada por Jorge Gordo Funes y sus hijos Alan (con prisión preventiva por homicidio); Lautaro Lamparita (prisión preventiva por asociación ilícita); Ulises y Jonathan Bam

sábado 25 de mayo de 2019 | página 3

Bam (asesinados entre enero y febrero de 2018 por un presunto sicario del clan Caminos, legado de Pimpi, ex jefe de la barra leprosa también asesinado). En abril del año pasado un operativo de 300 integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) desembarcó en Rosario para realizar más de 40 allanamientos. El objetivo: desarticular a Los Funes, señalados como una de las bandas violentas del narcomenudeo en el barrio Tablada y Municipal, territorio en disputa con los Caminos. El Gordo Funes y Pimpi Caminos se conocían de los paravalanchas de Newell’s. Una versión indica que el enfrentamiento entre ambos clanes se originó en un intento de usurpación de la vivienda de la madre del Gordo, ubicada en barrio Tablada, quien tuvo la desafortunada idea de denunciar la tentativa de ocupación. La bronca escaló cuando fue asesinada desde una moto la entonces pareja del Gordo, Mariela Miranda, en marzo de 2016. Uno de sus hijos, Alan Funes, vio cuando su madre caía bajo las balas disparadas desde una moto, en la que presuntamente iba Alexis Caminos, hijo de Pimpi, Roberto Caminos. Por ese hecho, el Alexis está imputado como partícipe. Ya fue condenado por otro homicidio cuando era menor. En el operativo de la PSA fueron detenidas –y luego procesadas por el juez federal Marcelo Bailaque- Daniela Ungaro y Brisa Belén Amaral, además de otras tres personas. Daniela es la hermana de René Ungaro, el asesino de Pimpi Caminos, y ex pareja del asesinado empresario narco Luis Gringo Medina. Brisa Amaral, de 18 años, es la chica que iba en el auto de alta gama junto a Bam Bam Funes el día en que lo emboscaron y mataron a tiros tras visitar a sus hermanos Lamparita y Alan en la cárcel de Piñero. En diciembre pasado, la adolescente fue condenada a tres años de prisión por integrar una asociación ilícita, de la que habría tomado las riendas tras el crimen de Bam Bam. En su procesamiento, el juez Bailaque consideró que los organizadores de la ban-

da narco desbaratada por la PSA serían El Brujo Ungaro desde la cárcel, Jorge Daniel Funes y sus hijos Alan y Lautaro, ambos también detenidos. El “húngaro” que menciona D’Alessio en el mensaje no nació en Hungría sino en la zona sur de Rosario. Se trata de René Ungaro, El Brujo, miembro de una familia con antecedentes en el hampa local. A uno de sus hermanos, Lelio, le dicen Chapita. De esa cercanía familiar debe proceder la confusión del espía “experto en narcotráfico”. La pregunta que flota tras conocer los mensajes entre D’Alessio y el descendiente de Patricia Bullrich es si fue el espía quien reunió datos de modo inorgánico para caerle a la banda de los Ungaro-Funes, o si tenía otros objetivos.

Cámara oculta Un día después de la Navidad de 2017 y en enero siguiente, D’Alessio dejó sus huellas en Rosario. Según las planillas de ingreso al Centro de Justicia Penal, participó como asistente al juicio que entonces se les seguía a los integrantes de la banda Los Monos y a más de una decena de policías locales. En la primera oportunidad, el servicio oficioso acompañó al periodista Rolando Graña, quien declaró como testigo en el proceso oral. Como se supo luego, gestionó y consiguió una entrevista con Ramón Machuca, uno de los líderes de la organización, a quien le habría propuesto realizar una denuncia que involucrara al gobierno santafesino en el negocio narco. Machuca contó al diario digital Rosario3.com que intentó hacerle una cámara oculta y que lo apretó con información sobre una causa que le “armarían” en la Justicia Federal. Por entonces también tomó contacto con Lorena Verdún, la ex pareja de Claudio Pájaro Cantero -líder de Los Monos asesinado en mayo de 2013- quien estaba imputada y fue absuelta en el juicio. “Se contacta con Lorena y ahí empezó el tema de las llamadas, los mensajes”, contó

a el eslabón una allegada a Verdún. Recordó que se presentó como abogado y que en los encuentros “estaba armado, parecía un juguete como lo exhibía”. También que se presentó como que “pertenecía a la (ex) Side y que era la mano derecha de Bullrich”. No se sabe si tanto, pero sí que se mensajeaba con el nieto. “En forma insistente quería reunirse con Lorena para hablar de una causa federal que estaban armando”, recordó la allegada a Verdún que pidió reserva de su identidad. Finalmente el encuentro se produjo en el restaurante del casino City Center. D’Alessio lo grabó con una cámara oculta y un tramo de ese video clandestino se reprodujo por Canal 3 de Rosario. En realidad, se trata de un video grabado por el espía con su teléfono y muestra la cámara oculta a Verdún en el casino mientras la reproduce en una notebook. A quien le envía ese archivo le dice: “Tenemos dos horas de grabación repleta de información, de nombres, comisarios, fiscales que salen con un narco, todo”. Informa que está la mujer de Cantero y la abogada y que “están ahora entrando a Piñero (por la cárcel de esa localidad) para sacarnos información de Monchi”. La fuente antes mencionada dijo: “Creo que en realidad quiso sacar algún tipo de información como para hacer algo, pero no lo pudo hacer”. También señaló en diálogo con este semanario que a Verdún “quería sacarle información respecto del gobierno provincial, los mismos chismes de siempre”. La insistencia –que se extendió hasta el invierno de 2018- fue tal que, según la allegada, motivó a la ex pareja del Pájaro Cantero a cambiar de línea telefónica para eludir un permanente acoso en procura de información. El último verano D’Alessio sufrió lo único que tiene que evitar un espía, orgánico o de los otros: que su identidad se haga pública. La investigación del juez Ramos Padilla tal vez pueda determinar para quién trabajaba el hombre que según la ministra Bullrich “está chapa, está loco”.


política | el eslabón

página 4 | sábado 25 de mayo de 2019

LAS RAZONES DEL TSUNAMI CFK

De la mesa de arena al campo minado El tablero de un TEG lleno de fichas de todos los colores voló por los aires ante una simple acción de Cristina Kirchner: abrir la ventana. El viento se encargó del resto. Lo que viene es gobernar tras el paso del Atila apátrida. Por Horacio Çaró

E

SO PASA A MENUDO CUANDO LA mesa de arena donde ensayan comandos tácticos y estrategas está ubicada bajo techo y entre cuatro paredes. Todos están tan ensimismados con mejorar las posiciones de sus ejércitos, absortos ante la fragilidad de determinado frente, cautivados por la habilidad con que mueve sus piezas el estratega mayor, que nadie toma nota de la borrasca que se desata fuera del salón. Hasta que se abre una ventana y todo salta por los aires. El viejo y a menudo peligroso juego que enfrenta a la política con la antipolítica se reavivó con el marasmo provocado por el anuncio de CFK de ser candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández. Hasta ese momento, el arco que abarca a la dirigencia de todas las fuerzas políticas y al bloque de poder dominante venía jugando a la política, todos aceptaban más o menos sus reglas, algunos trataban de adaptarlas a sus intereses, otros tensaban hasta el hartazgo los límites de esas normas, y ya pocos pensaban en atravesar esas razonables fronteras para poner en juego la fuerza, que alguna vez Juan Perón definió como “el derecho de las bestias”. El peronismo en todas sus variantes, la coalición gobernante, algo deshilachada pero aún en el poder, la oligarquía clásica y sus nuevos socios mediáticos y financieros, incluso los buitres acreedores –orgánicos e inorgánicos–, venían jugando a la política, y ponían proa hacia octubre usando brújula y cuadrante convencionales. Ya no. Y como casi siempre ocurre, como la nave en que viajan todos es la misma, dependerá de quien más la aprecia que no se hunda a causa de la irracionalidad de una buena parte de su tripulación.

Máscaras sin Carnaval Los números y proyecciones que daba el conglomerado de medios hegemónicos respecto de las chances de Cristina, tanto en un escenario de primera vuelta como en un eventual balotaje, partían de la base de concebir la polarización con Macri como beneficiosa para este último. El anuncio del sábado echó por tierra ese esquema, y sus difusores debieron dar un golpe de timón que los desenmascara, una vez más, como operadores de una realidad abstracta, inducida, y como tales, propensos a quedar en ridículo cuando toma cuerpo la única verdad. Luego de diseminar el temor en sus propias filas al presentar a una casi imbatible CFK, en Clarín ahora se preguntan: “¿Cristina se bajó

porque no podía ganar? Los números K descartaban ese escenario. Pero tampoco garantizaban un triunfo inexorable. «La teníamos en 35 puntos, pero con el riesgo abierto de una derrota en el balotaje. Como dice el resto de las consultoras, para nosotros también Macri había dejado de caer. Con Alberto hay que volver a medir todo», explica un encuestador K”. Ya Macri no está tan bajo, y la ex jefa de Estado no hubiese tenido garantizado el triunfo, como si alguien lo tuviera en la Argentina actual, donde cada baldosa ha sido trastocada a partir de la maligna intervención del macrismo. Por las dudas, el diario de Héctor Magnetto ya se está encargando de esmerilar a cualquier postulante que pueda restarle votos al macrismo en octubre, no importa quién sea el candidato. Sobre Roberto Lavagna, por ejemplo, ahora remarcan que “cuando no se había proto-lanzado, según la consultora D'Alessio IROL-Berensztein tenía hasta mejor imagen que María Eugenia Vidal. Desde que se instaló en la paleta de candidatos, su ponderación po-

sitiva bajó más de 10 puntos”. Se nota mucho. Los títulos de algunas columnas del diario La Nación mueven a risa, aunque sus contenidos provocan reacciones nada agradables. “Una decisión cargada de extrañezas”, firmada por Joaquín Morales Solá, y “Un nuevo Scioli para Cristina”, rubricada por Jorge Fernández Díaz, se llevan las palmas de la ridiculez. Éste último rapiñero de monta escasa, antiguo coqueteador de la izquierda nacional, que lo repudia, interpretó en modo ramplón el anuncio de la ex mandataria: “La jefa ahora decide un «renunciamiento» de mentirita que la colocaría eventualmente en el antiguo sitial de (Carlos) Zannini, esa garita confortable a la que no llegan las salpicaduras y desde la que se puede disparar a discreción y con munición gruesa. Alberto Fernández es el nuevo Scioli…”. Un carancho con ínfulas de águila, no come otra cosa que carroña, pero jamás estará en escudo o estandarte alguno. Pero la prensa mitrista también hurga en las chances electorales a contramarcha de lo que

venía ponderando hasta el tsunami del anuncio: “La decisión busca elevar el piso electoral y explorar alianzas, según encuestadores”. Ya no gana de taquito, ahora busca romper el techo que esos mismos consultores decían que, a causa del deterioro de la imagen de Macri, CFK ya había perforado. Se trataba de un juego de máscaras en las que el único ausente era el Carnaval. Desde las trincheras donde siempre se le disparó al Pueblo y a sus representantes, detrás de las caretas menos verosímiles, escribas, economistas, “consultores”, periodistas operadores o simples tragasobres argumentaban los alcances del piso y techo de CFK, si estaba en condiciones de ganarle a Macri, en primera vuelta, en un presunto balotaje, si la Justicia antes no hacía caer sobre ella todo su peso, habida cuenta de las fechorías que todos le atribuían a ella y su familia. Pocas personalidades polìticas, a nivel mundial, fueron escaneadas, perseguidas, investigadas, espiadas y vejadas como la ex mandataria. Y es sabido que, con toda esa


el eslabón | política

fuerza persecutoria que tienen los poderes establecidos, con los recursos con los que cuentan, y sobre todo con el apetito por corroborar y exhibir la tesis de “La Ladrona Populista”, si hubiesen encontrado un solo resquicio de lo que le endilgan, ya hubiera sido un hecho público en todo el sistema solar. No ya el espionaje chapucero de los Marcelo D’Alessio o Jaime Stiuso, sino el que llevan a cabo las agencias de donde salen los jefes de esos carroñeros de cabotaje, han husmeado por cada una de las hediondas cuevas donde los próceres de las finanzas esconden sus billetes, lingotes y monedas birlados a cada fisco de cada país al que dejan de tributar. Allí deberían estar el o los PBI que La Yegua se robó en 12 años y medio. Allí deberían yacer las toneladas de billetes que no pudieron ser encontrados en bóvedas que no existían, en paredes taladradas que sólo escondían ladrillos y revoque, en las entrañas de la dura tierra patagónica, retroexcavada por ese diminuto fiscal que parece salido del cuadro Las Meninas, de Velázquez. Pero no. A cada paso que se daba para encontrar la mal habida fortuna K, surgían por debajo de las piedras pistas del faraónico y esforzadamente ahorrado tesoro M, distribuido en tantas empresas off shore que ya perdieron la cuenta hasta los integrantes de la familia Macri. Sin embargo, el juego de máscaras siguió, y las causas contra CFK, ya que no podían probarse, bien valía que fueran inventadas, con gruesas pinceladas que simularan el arte de una pluma jurídica, a golpes de testimonios que dieran la impresión de tener mínimos visos de verosimilitud, pese a que eran amañados bajo coacción, aprietes y extorsiones. Una pista de lo rápido que suelen caer las máscaras surgió cuando se hizo pública, precisamente, la extorsión que realizó el falso abogado D’Alessio al empresario Pedro Etchebest para aliviar su hipotética situación procesal, y para beneficio material presunto del fiscal Carlos Stornelli. El ulular de las alarmas recorrió todo el espinel de jueces, fiscales, periodistas, funcionarios, servicios de inteligencia y cuadros operativos de las embajadas de EEUU e Israel, todos ellos salpicados por la copiosa información secuestrada en la mansión del ex editorialista de Clarín, cuasi panelista del programa Animales Muertos y presencia garantizada en cuanta reunión estratégica que organizara el ministerio comandado por Patricia Bullrich. Faltó poco para que la antipolítica hiciera detonar el sistema político completo, con tal de que no salgan a la luz todos y cada uno de los mecanismos con que se doblega a opositores con la cola sucia, se disciplina a fiscales y magistrados que aún creen en el debido proceso, se arman causas para perseguir y encarcelar a empresarios y dirigentes de la oposición real, y tantos etcéteras como permite colegir cada día el avance de la causa que tiene como juez natural a Alejo Ramos Padilla. Pero mientras existiera la posibilidad de que Cristina Kirchner fuera candidata a presidenta, con la chance de ser condenada en medio de la campaña, y que los cruces entre el macrismo y el peronismo fueran en derredor de la cloaca desbordante de Comodoro Py, los piolines elásticos de las caretas, aún sin que florezca carnaval alguno, mantenían a las mismas en su lugar. Los medios que antes sepultaban electoralmente a CFK por “su piso alto y su techo bajo”, de pronto comenzaron a ensayar piezas de comunicación en las que surgía un crecimiento en la intención de voto de la ex mandataria, la

sábado 25 de mayo de 2019 | página 5

Ganar en octubre no parece que sea el desafío más duro que tenga por delante el campo nacional y popular. El problema es que por sí misma una victoria no permitirá modificar una relación de fuerzas que impide llevar adelante la revolucionaria tarea de volver a tener un proyecto de Nación que rompa el empate histórico. caída en picada de la figura de Macri, y una distancia que hacía entrever que hasta era posible que La Yegua ganase en primera vuelta. Los sospechosos insumos usados para esas notas e informes surgían de las mismas consultoras que poco antes señalaban el escaso margen con que Cristina se distanciaba del Presidente. No era que ella no creciera, sino que se magnificaba ese crecimiento como táctica para aglutinar al oficialismo díscolo, e incitar a que la candidata fuera Cristina, siempre de acuerdo a la profunda convicción de Jaime Durán Barba de que polarizar con la dama garantizaba la reelección de Mauricio.Hasta que una mañana de sábado…

Las huellas imborrables de la borrachera El Anuncio tomó por sorpresa a casi todo el mundo que no fueran la propia Cristina, Alberto y alguna o alguno más que por ahora se desconoce. La sorpresa dejó paso a la diatriba contra el ungido y a su compañera de fórmula. Y la diatriba, sin dejar de ser expresada a gritos, va cediendo su lugar a las peores elucubraciones, las que surgen de la antipolítica. Esos oscuros pensamientos giran alrededor de la descartada escena de Cristina presa, sin más. Con o sin condena, pasándose por el trasero no ya el debido proceso, sino el corpus constitucional completo, pasando a una fase en la que ya se sabrá si se esgrime la emergencia institucional o alguna de las heces que el poder oligárquico tiene a mano cada vez que se siente acorralado. Algunas máscaras ya cayeron, y muestran los rasgos indisimulables de una borrachera que ya lleva casi cuatro años. Es el caso de Morales Solá, por ejemplo, que en la columna ya mencionada sentencia que “si alguna prueba faltaba sobre la conexión entre los intereses electorales de Cristina Kirchner y la decisión de la Corte Suprema de aplazar su juicio, fue la propia ex presidenta la que la dio en la mañana de pasmo de ayer”. La tesis del calvo editorialista sería que como la Corte no suspendió el juicio oral, CFK “se bajó” de la candidatura a presidenta, y apuró el anuncio de que su “operador judicial” encabezaría la fórmula. Extraño caso de alguien que cuenta con los votos y corona a alguien que acaba de fracasar en su intento por evitar que enjuicien a La Jefa. “Es la primera vez en la historia que un candidato a vicepresidente anuncia a quién le ofreció la candidatura presidencial. Es la inversión de la escala de valores políticos. El cristinismo es inagotable en extravagancias”, reflexiona JMS, a quien habría que preguntarle si dijo lo mismo cuando Neil Armstrong puso su pie derecho sobre la superficie lunar. La Nasa es inagotable en extravagancias. Pero cuando Joaco se pone serio, hay que tomar nota de lo que le hacen decir sus mandantes, en este caso que “...el escándalo que provocó la Corte Suprema, cuando intentó aplazar

el primer juicio oral y público contra Cristina Kirchner por presuntos hechos de corrupción, no ha concluido. Podría agravarse aún más si el máximo tribunal judicial decidiera el martes próximo, día de acuerdos, aceptar las apelaciones de la ex presidenta mientras se realiza, al mismo tiempo, el juicio oral”. Nótese que la gravedad no reside en que comience un juicio sin pruebas, sino en que se conceda la apelación presentada por la acusada para poder presentar esas pruebas, acción que hasta ahora le ha sido denegada, poniendo al debido proceso en un lugar que nunca se conoció desde el retorno a la institucionalidad en 1983. Pero Joaquín escribió el domingo cosas más graves, con tufillo a profecía oficial, de esas que suelen autocumplirse: “Al meter mano en procesos judiciales en curso, la Corte está a un paso de provocar la intervención del Poder Judicial dentro del propio Poder Judicial. Esta es la gravedad de la situación, que en las próximas horas podría escalar hacia nuevos picos de incertidumbre”. El Poder Judicial, es un hecho, debería ser intervenido, pero por las razones absolutamente inversas a las que propone el escriba tucumano: una administración de justicia que no se basa en el debido proceso no resiste en una democracia, y eso debe ser revisado. Pero Morales Solá sugiere que el propio Poder Judicial puede autointervenirse sólo por el hecho de que el máximo tribunal impida que se juzgue y eventualmente condene a alguien sin las correspondientes pruebas y las reclame. Se está a un paso del golpe que esperan Stornelli, Guillermo Marijuan, Claudio Bonadio, Julián Ercolini, Carlos Rosenkrantz, Ariel Lijo, y otros que deberán rendir cuentas, más temprano que tarde, de sus fechorías jurídicas en perjuicio del estado de derecho. Morales Solá, en su pico de insolencia institucional, vomita un párrafo sedicioso con el que pretende definir a ese tribunal máximo: “Es una Corte sublevada contra el gobierno de Macri, sobre todo desde que (Ricardo) Lorenzetti perdió la presidencia del cuerpo. Ninguna decisión sensible para el Gobierno salió con la más mínima contemplación. La postergación del juicio a Cristina, que no fue, formaba parte de esa historia”. Y un último párrafo desnuda las profundas marcas en el rostro del editorialista mitrista ya caída la máscara que encubría su ebrio goce: “El poco prestigio que le quedaba a la Corte ya no existe. No lo resolverá con la distracción del anuncio de que Cristina sólo aspira a ser vicepresidenta. La Corte está a tiempo todavía de demostrar que sabe leer las leyes y que conserva la sensibilidad moral”. O bien, como postula el come carroña Fernández Díaz: “El kirchnerismo en sangre es una patología contagiosa y chavista, sospechosa siempre de pretender arrasar con la Constitución nacional, desarticular el Poder Judicial y aplicar otras ocurrencias salvajes y

antirrepublicanas que el Instituto Patria estudia sin disimulos”. Podrían ser más honestos y decir: “Si quieren República, alcanza con D’Alessio, Stornelli, Bonadio y Carrió”. Pero son deshonestos.

La epopeya será gobernar Durán Barba, el gurú ecuatoriano, sostuvo que Cristina es “la mejor candidata de la oposición” y que “una candidata con esa fuerza no va a dejar el poder, debe ganarlo por sí misma o poniendo a un testaferro que controle”. El ladrón considera que todas y todos son de su misma condición. Pero además confirma que él y Macri apostaban a polarizar con CFK, sea que estuvieran o no en lo cierto respecto de que eso lo mejor para el actual mandatario. Marcos Peña, por su parte, fue el primero en desenfundar la enésima mentira macrista: “A nosotros no nos cambia cómo se organiza la oposición. Somos una fuerza coherente que representa el cambio, el futuro y la vocación de no volver atrás de la mayoría de los argentinos. Más que nunca defensores del cambio”. El PRO puro y duro está muy nervioso. Sabe que las chances de que el peronismo incorpore el caudal electoral –escaso pero determinante– de Massa aumentan con Alberto F. al tope de la fórmula, pero simula que el anuncio de CFK no lo afecta. Por detrás de ese engaño, el propio jefe de Gabinete, el indigno ministro de Justicia Germán Garavano, el presidente de Boca Daniel Angelici, amigo de Macri y operador judicial, entre otros personajes de la misma catadura, preparan el terreno para que la ex presidenta sea, de mínima, condenada y, de máxima, detenida con casco, chaleco y esposas. La lectura de Cristina está profundamente vinculada con ese canto de sirenas y esas amenazas. Con la decisión de acompañar en segundo lugar a Alberto Fernández, la ex presidenta no definió una fórmula para ganar una elección, sino para gobernar un país devastado. Quienes especulaban con que la derrota del Atila apátrida podría abrir una etapa en la que pudieran juzgarse con rapidez sus desquicios, retomar el control del comercio exterior y la banca, motorizar el aparato productivo como lo hizo Néstor Kirchner, y remover el tumor maligno de la deuda con una decisiva quita y un plan de pagos razonable, no contaban con la magnitud del daño ya realizado y el que aún le resta por ejecutar a la banda de criminales polìticos más perversa de los últimos cien años. A esta altura ganar en octubre, incluso en primera vuelta, no parece que sea el desafío más duro que tenga por delante el campo nacional y popular, aunque el esfuerzo para lograrlo deba ser significativo. El problema es que por sí misma una victoria –salvo que sea de una contundencia que no se espera– no permitirá modificar una relación de fuerzas que impide llevar adelante la revolucionaria tarea de volver a tener un proyecto de Nación que rompa el empate histórico. Como se ha dicho en esta columna, para interrumpir esa tragedia histórica pendular que aqueja a la Argentina, ésa que le permite a la oligarquía arrasar con lo que construye el movimiento nacional, que luego del paso de esos depredadores debe retomar el rol de Sísifo, y así sin solución de continuidad, es imprescindible tener control total sobre las herramientas estratégicas. Y si alguien en esta Patria vejada y ultrajada sabe que esa epopeya es poco menos que imposible en esta coyuntura se llama Cristina Fernández de Kirchner.


política | el eslabón

página 6 | sábado 25 de mayo de 2019

BIOPOLÍTICA: ENTREVISTA CON JUAN MONTEVERDE

“Queremos llegar al poder para distribuirlo” El edil y actual candidato a intendente por Ciudad Futura repasa su camino de militancia, desde Giros al Concejo, de la resistencia a los desalojos en Nuevo Alberdi, y evalúa el desafío que significa ocupar una banca en el Palacio de los Leones. MAIA BASSO

Por Juane Basso

E

S MARTES 21 DE MAYO. JUAN Monteverde llega al Distrito Norte de Ciudad Futura (Rondeau y Freyre) con la matera al hombro y el agua a punto, justo como para amenizar la espera del compañero que tiene la llave. La charla previa a la grabación de Biopolítica –el segmento audiovisual que produce la Cooperativa La Masa y se adelanta en esta nota–, discurre sobre el acontecimiento que sacudió el escenario nacional, el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández, que para el concejal fue “una estrategia sumamente inteligente”. Ya en la entrevista, el diálogo se encamina sobre los carriles habituales de esta suerte de autobiografía militante. Sus orígenes familiares e ideológicos, la primera experiencia en el territorio, el paso por el Concejo y su actual candidatura a intendente de Rosario serán los temas de la extensa charla, tanto que para leerla completa habrá que buscarla en su versión digital en Redacción Rosario. —¿Dónde o cuándo ubicás el nacimiento de tu vida política? —Creo que la clave fue cuando pudimos encontrar un espacio de participación. A mí, siempre me gustó la política, de chiquito. Arranqué en un jardín de 4 que era una cooperativa armada por un grupo de padres, entre ellos los míos. Se llamaba Jardín de la libertad. Pero fue 2001 lo que marcó un quiebre. El «que se vayan todos». Esa idea de que no había respuestas, que nadie nos representa. De ahí en más hubo todo un camino hasta que decidimos armar Giros. «Si no hay ningún espacio que nos represente, y queremos hacer política, hagamos el nuestro propio», nos dijimos. Sin demasiadas certezas, teníamos muy en claro que en las elecciones y en los cargos no estaba la respuesta, que había que salir a inventar otra cosa. Ahí empezamos en el territorio, en nuevo Alberdi, porque entendíamos que era donde más hacía falta la política. En ese momento sentí que dejaba de hablar al pedo, y me puse a hacer algo concreto. —¿En tu familia la política es algo que estuvo presente, hubo una militancia, una identidad partidaria? —Mi viejos militaron en la facultad. Ninguno es de Rosario. Los dos vinieron a hacer la carrera universitaria a finales de la dictadura. Militaron en el Partido Comunista. Pero cuando yo era más grande, ya no militaban partidariamente, sí en otros proyectos. La política siempre estaba casa. En cada cagada a pedos, o decisión de qué cosas sí y qué cosas no, siempre estaba la cuestión política. En mi casa siempre se discutió política, no tanto desde una identidad partidaria, sino en términos generales. Nunca fue una familia gorila. En el caso de mis abuelos, la parte de mi vieja era más radical, y la de mi viejo más de izquierda, pero no gorila. Un poco lo que uno es, esto que estamos intentando construir, que es una perspectiva si se quiere más revolucionaria, pero que nunca va a chocar con el peronismo. Porque generalmente se da en Argentina esa cuestión de que aquellos que pretenden un cambio más profundo, tarde o temprano, terminan chocando con lo popular del peronismo. Nosotros, en cada una de las deci-

siones cotidianas, estamos en la búsqueda de ese lugar al que hay que ir entre lo mejor del peronismo y lo mejor de las tradiciones más revolucionarias. —¿Qué significó Giros en este camino de formación y experiencia militante que venís recorriendo? —La experiencia de la militancia en los movimientos sociales, porque en un momento era nosotros formando Giros, pero después encontrándote con el Mocase en Santiago del Estero, con movimientos sociales de Buenos Aires. Todo el emergente que había dejado el 2001. Tiene que ver con el de dónde venimos, que nos marca el hacia dónde vamos. En el Concejo, cuando por ahí se llenan las gradas, decimos que ese es el momento en el que vale la pena lo que estamos haciendo. Es decir, cuando hay algún reclamo que viene de afuera. Casi siempre, el 90 por ciento del tiempo las gradas están vacías, eso significa que lo que está pasando ahí no le está cambiando para bien la vida a la gente. Muchas veces el problema de la política, de esa idea de los dos lados del mostrador, es justamente el mostrador. Si logramos correr ese mostrador y generar un vínculo con la gente creo que la cosa cambia. Nosotros con Caren (Tepp) y tres compañeros vivimos en el tambo La Resistencia tres años, eso te marca para siempre, te recuerda todo el tiempo para qué estamos acá. Las instituciones del Estado están diseñadas para ser una picadora de sueños, de convicciones. Haber dado esa pelea, que seguimos dando, es la garantía para no torcerse, para que esas instituciones no te conviertan en lo que uno critica. —¿Qué hizo click en ese grupo de militancia social para que en determinado momento hayan decidido generar una herramienta político-partidaria y presentarse en elecciones? —Cuando nosotros formamos Giros, en su momento que éramos cuatro o cinco, y nuestra práctica concreta el primer día que arrancamos era hacer la tarea con los pibes del barrio. Pero desde el primer momento dijimos «tenemos que construir una alternativa política». ¿Qué forma iba a tomar?, si iba a ser un partido que se presente a elecciones o iba a ser un movimiento más estilo Zapatista o estilo MST de Brasil, no lo sabíamos.

Hay un momento clave, que es cuando nosotros logramos, sin ser concejales, la mejor ordenanza que hemos sacado hasta el momento, que fue la prohibición de los barrios privados. De esa disputa concreta por la tierra en la ciudad, por quiénes ganan y quiénes pierden, presentamos como movimiento social en 2010 el proyecto para prohibir los barrios privados. Rosario fue la primera ciudad en sacar una normativa de esas características. En ese momento, mucha gente nos decía «es el momento para que Giros meta un concejal». Pero tomamos una gran decisión que fue hacer todo lo contrario. Resolvimos que no era el momento para meterse en las instituciones. Lo que hicimos fue mover toda la fuerza en Nuevo Alberdi para decir: «Terminamos con una forma de concebir la ciudad», que eran los barrios privados, que eran el ícono del neoliberalismo. Pensamos: «Tenemos que ser capaces de construir cuál es el otro modelo que pueda reemplazarlo en la periferia». Y ahí justo cae el desalojo del tambo, nos fuimos a vivir al tambo y empezamos a construir la fábrica de productos lácteos y fundamos la escuela Ética, la primer escuela de gestión social. Apostamos a mostrar en el territorio cómo era esa sociedad que queríamos para mañana. Ese quiebre fue fundamental. —¿Ahí es que deciden conformar Ciudad Futura? —Recién después de eso avanzamos hacia la idea de construir un instrumento político del siglo 21, que exprese esta otra lógica, un partido de movimiento con el que entremos al Estado pero con otra lógica de ocupación del Estado: con un pie afuera y un pie adentro, entendiendo que tenemos que generar ese ida y vuelta, que uno sin el otro no basta. Creo que en cierta medida lo logramos, en 2015 no fue solamente una gran elección salir terceros con 90 mil votos, sino que mostramos que esa otra forma de construcción política, que muchas veces queda como marginal o testimonial, puede irrumpir en el escenario político y pelear de igual a igual con el resto de las fuerzas. Ciudad Futura no es mejor ni peor que el resto, es distinta, tiene una lógica de construcción por fuera del Estado que hace que sea distinta. No dependemos de una elección. A lo sumo el Estado puede acelerar

ciertos procesos, o masificarlos, o convertirlos en política públicas. Tenemos que construir un poder diferente al poder instituido. Y de ese poder instituido una parte es el poder político y otra parte es el poder económico, mediático, etcétera. Si no logramos construir un poder diferente, que reemplace en algún momento a ese poder que hoy está consolidado, vamos a gobernar más o menos de la misma manera, por eso me parece que haber demostrado que se podía llegar a esos lugares con otra práctica, con otra lógica, abre un camino. Ahora, el desafió es no solamente entrar en las instituciones, sino gobernar. Pero discutiendo dentro de los canales que existen de la política de la representación, de la política de las instituciones que existen, no vamos a resolver los problemas que tenemos. Tenemos instituciones políticas del siglo 19, para problemas y desafíos del siglo 21. Hay que inventar y transformar todo. —¿Y cómo piensan llevar esa lógica a un espacio ejecutivo como la Municipalidad de Rosario, que es por lo que van con tu candidatura a intendente? —Hay una lógica de dónde están las respuestas y dónde están las soluciones y yo veo que las respuestas no están en los mecanismos o en las palancas actuales del Estado. Creo que la discusión no es llegar al Estado y mover una palanca de conservador a progresista. Hay ciertas decisiones que afectan obviamente. Si abrís las importaciones o las cerrás, está claro, pero me parece que después hay una cosa que de dónde vienen las respuestas y creo que es ahí donde hay que dar vuelta la ecuación. Hoy la respuesta que muchos buscan en un ministerio o en una secretaría está en el territorio y con la gente. ¿Dónde vamos a diseñar una política educativa para el siglo 21? La tenemos que diseñar con los pibes y los docentes que están en las escuelas, no con expertos que vengan de no sé qué lado. Si no le damos poder a los que hoy están en esos lugares, si no le damos poder a la directora de la escuela de Nuevo Alberdi, de Ludueña, que están solas en un territorio devastado, no cambiamos nada. Queremos llegar a esos lugares para que el poquito o mucho poder que haya ahí, tirarlo para abajo, distribuirlo. Llegar al poder para distribuirlo es una decisión sumamente arriesgada, y creo que hasta ahora nadie lo hizo porque distribuir el poder significa tener menos poder uno. Esto se puede pensar a escala municipal o nacional. Distribuir es sacarse el poder uno y es siempre más conflictivo que un poder vertical. Distribuir el poder va a generar problemas, pero esos problemas son tensiones creativas de un proceso de tiene que generar las respuesta. Yo no tengo las respuestas, las respuestas la tengo que construir con la gente, dándole poder, que es lo que uno viene haciendo por afuera. Cuando vos le das poder a la gente, todo lo que cada espacio va ganando de forma propia y autónoma lo defiende mucho más que un derecho que el Estado le da, que hay que darlo obviamente. Pero me parece que el cómo vamos conquistando esos derechos, cómo vamos generando un poder que lo haga operativo, ahí está la diferencia de algo que dura lo que dura un mandato electoral o algo que dura, entre comillas, “para siempre”.


el eslabón | política

sábado 25 de mayo de 2019 | página 7

ENTREVISTAS EN CAMPAÑA

“Acá hay unidad porque hay un proyecto” El candidato a senador provincial Marcelo Lewandowski pasó por Noticias Piratas y analizó el presente del frente Juntos tras las elecciones primarias. Valoró el gesto de CFK y lo relacionó con Santa Fe, al destacar los gesto de unidad entre Perotti y Bielsa luego de las Paso. ELÍAS ALARCÓN

Por la Redacción

LA CONSTRUCCIÓN POLÍTIca es algo que siempre tuve como una alternativa y ahora lo estoy disfrutando muchísimo. Si la gente me permite estar en el Senado, voy a ser el tipo más feliz”, señaló con alegría el candidato a la Cámara alta santafesina, Marcelo Lewandowski. “No pienso ir al Senado como al spa, voy a laburar un montón. No voy a ir a tomar cafecito a Santa Fe, sino a hacer un buen trabajo, a legislar y a gestionar. El periodista deportivo visitó los estudios de Radio Universidad el pasado 18 de mayo, y analizó, en vivo por Noticias Piratas, el escenario que se abrió tras las elecciones primarias. Lewandoski llegó a la radio pasado el mediodía del sábado luego de una de las tantas recorridas de campaña por el centro rosarino, pero lo que más se sentía en el aire era el convulsionado escenario político: la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner había anunciado esa misma mañana que sería la precandidata a vice de Alberto Fernández. “Movió la estantería”, fue la primera definición, y continuó. “Movió las fichas y armó un revuelo bárbaro. Cristina ha transformado en realidad la unidad del peronismo en todas sus facetas de la que habló en la presentación de su libro. Fue una jugada importante en el tablero político nacional y hay que ver cómo se reacomodan las piezas”.

Para Lewandowski, esa apertura al diálogo tiene su correlato en Santa Fe. “El mensaje de la gente siempre ha sido únanse. La pregunta es detrás de qué. Y creo que acá hay una unidad porque hay un proyecto, porque la línea troncal del discurso de (Omar) Perotti y (María Eugenia) Bielsa es la misma: producción y seguridad. Acá no se trata de amontonar gente para que todos los sectores estén representados, sino que hay un lineamiento en

torno a problemáticas que llaman a que toda la sociedad, quienes son peronistas y quienes no, para que escuchen el criterio y la coherencia del proyecto. Es por allí que debemos madurar todos y pensar que el acompañamiento no es en torno a una persona”, sostuvo el candidato. Pasada la campaña para las elecciones primarias y las primeras emociones, Lewandowski analizó que en las Paso pesaron mucho “la estructura y el trabajo te-

rritorial del PJ” y consideró que eso se hizo sentir en Encuentro por Santa Fe, el espacio encabezado por María Eugenia Bielsa y por el cual él compitió y del que ahora quedó como único representante al frente de listas provinciales. “La gente nos dio un ordenamiento, y yo estoy muy contento por mis resultados. Es mi primera elección y lo hice sin estructura, a pulmón, por el conocimiento e imagen que uno puede tener”, remarcó. Y apuntó que no busca ser sólo una “cáscara que tenga una imagen y por dentro no mostrar nada”. “Creo que la política se hace para la gente y con la gente. Entonces, esto de caminar y recorrer es la mejor forma de que la gente te vea, te salude, te pregunte, se saque una foto y hasta sea indiferente. Lo importante es que eso no se termine cuando pasen las elecciones”, evaluó respecto a su posible rol en la Cámara. “Yo creo que la senaduría requiere de una presencia muy firme, muy sólida en el territorio”. Y en ese sentido, se refirió a los temas que se discuten en la Cámara de Senadores de la provincia y, sobre todo, a los que no llegan a discutirse, como por ejemplo la Educación Sexual Integral. “Voy a trabajar para que todos estos temas se hagan realidad. Yo no sé si es la Cámara o el partido gobernante que se apoya en ellos para decir «ah, bueno, este tema no pasó el Senado», porque no hay que olvidarse que tampoco pasó el aumento a los ingresos brutos a las cerealeras para que la gente pague menos por el transporte”.

EN SEPTIEMBRE SE REALIZA EL SÉPTIMO ENCUENTRO INTERNACIONAL

La Economía de los Trabajadores va a San Pablo

U

na vez más, el movimiento de la autogestión será tema de debate en varios idiomas. Del del 25 al 29 de septiembre de 2019, en las instalaciones de la Escola Nacional Florestan Fernandes del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil, en la localidad de Guararema, Estado de Sao Paulo, se realizará el VII Encuentro Internacional de La Economía de las Trabajadoras y los Trabajadores. Se trata de un espacio que -tal como se terminó de perfilar con fuerza en el encuentro anterior hace dos años en la

localidad bonaerense de Pigüé-, se erige no sólo como canal de intercambio de experiencias y discusión, sino también, cada vez más, como amplificador y articulador de luchas obreras y populares de todos los continentes. Cada vez más porque, sobre todo en América Latina, donde la autogestión y las empresas recuperadas muestran su mayor desarrollo, los que soplan hoy no son precisamente buenos tiempos para la economía de los trabajadores. “Nuevos y viejos problemas de la clase trabajadora,

actualizados a estos tiempos de hegemonía neoliberal mundial, deben ser rediscutidos y actualizados”, afirman los organizadores del Encuentro, para añadir enseguida que “también debe destacarse la ofensiva ultraliberal que barrió América Latina, la nueva geopolítica regional y mundial, los golpes de Estado de nuevo tipo y el profundo retroceso social”. Para participar del Encuentro se pueden enviar ponencias y propuestas de talleres, que serán evaluadas por el Comité Organizador. Las distintas instancias de dis-

cusión son: mesas con expositores seleccionados, mesas de trabajo con ponencias y temas especiales, talleres y comisiones de trabajo. Además, habrá espacios para actividades culturales relacionadas. Quienes tengan interés en saber más detalles, pueden escribir a 7ecotrab@gmail.com. Los anteriores encuentros internacionales se realizaron en Buenos Aires (2007 y 2009), Ciudad de México (2011), João Pessoa (Brasil, 2013), Falcón (Venezuela, 2015) y Pigüé (Argentina, 2017).


la bola | el eslabón

página 8 | sábado 25 de mayo de 2019

LITERATURA Y DEPORTE

Lesiones FACUNDO VITIELLO

Por Facundo Paredes —¡DOÑA CHICHA!— GRITÉ, O PENSÉ gritando, no me acuerdo. Fue de lo último que me acordé, la verdad. Cuando se me acabaron las opciones y la desesperación me ganaba, recién ahí me iluminé y pensé en ella. No del todo convencido de que sea la solución, debo admitirlo, pero tenía que jugar sí o sí ese partido, y los tiempos de recuperación no me daban. Los médicos, todos los que consulté, me mandaron por la sombra. Todos, eh. Que no llegás, Luisito, que eso se ve muy mal, que casi no podés pisar. Andá a cagar, les respondía. El otro, un viejo doctor amigo de la familia, lo mismo: que ese tobillo no se desinflama ni con todo el hielo del glaciar Perito Moreno encima, y que el partido es demasiado importante para meter un jugador en una pierna. Váyanse a cagar todos. Mi padre era de los que pensaban que las propiedades benéficas de la planta de aloe vera que había en el patio de mi casa eran capaces de curar todas las enfermedades del mundo, y desde unos días antes comencé a pasarme periódicamente. Y nada. Apenas se deshinchó, ni siquiera lo suficiente para que me calcen los botines, y el dolor no me daba tregua. Era tan grande el sufrimiento que las inyecciones del médico del club, y todo tipo de infiltraciones, no surtían efecto alguno. Cuando me arrastraba hacia mi cama, lugar elegido para entregarme a la profunda tristeza que significaba perderme tamaño partido, me vino a la cabeza el nombre de doña Chicha, una vieja curandera del barrio a la que mi madre solía llevarnos de chicos, a mi hermana y a mí, para curarnos el susto, el empacho y cuanta enfermedad se cruzara por nuestros cuerpos, ya que su currículum era bastante amplio. Con la poca fuerza que me quedaba, me levanté y salí, caminando a duras penas, en busca de su rancho, a la vuelta de mi casa. Y allí nomás la encontré, sentada frente a una salamandra a la que le estaba proporcionando unos palos secos. Golpeé las manos, porque de puerta tenía apenas una cortina, y sin mirar para atrás ni sobresaltarse, gritó: pase. —Permisooo— me anuncié, estirando apenas la o— Hola doña Chicha, soy Luis, de acá a la vuelta— me presenté. —¿Qué Luis?— seguía de espaldas a mí, encorvada aún. —El hijo de la Teresa —Ahaa, Luisito— me reconoció. —¿Qué le anda pasando mijito? —Mire doña Chicha, usté sabe que a mi me gusta el fútbol y pasado mañana tengo un partido importantísimo. Y el tobillo a la miseria— le conté, obviando las recientes consultas con los médicos, sus enemigos declarados. Y después de un breve silencio, la apuré: —¿Se podrá hacer algo? —A ver, muestremé. A ver qué podemos hacer con esa patita— me dijo con ternura, y se dio vuelta por primera vez. *** Chicha era una doña de muy avanzada edad. De chiquilines le teníamos miedo, porque los más grandulones –sabiendo que tarde o temprano nuestras madres nos llevarían a su improvisado consultorio– nos la presentaban como una bruja. Pero el temor se iba a la primera visita, cuando te recibía con un mate cocido bien caliente, que enseguida se ganaba el cariño de la gurisada. Por lo general, nuestras madres nos llevaban ahí para curarnos el empacho, cuyo procedimiento para diagnosticarlo consistía en medirnos con una cinta que iba desde la sanadora hacia nuestra boca del estómago, a una distancia de tres codos.

Después de repetir tres veces la técnica, el tratamiento ancestral ingresaba en su etapa más crítica, para el implicado, claro. Si al finalizar el recorrido del brazo, la punta de los huesudos dedos de doña Chicha finalizaban en tu pecho, te salvabas; si alcanzaban la frente, estabas al horno, y pasabas a la siguiente instancia: “La tortura”. Te hacía acostar boca abajo en una cama de resortes, de colchón finito, tanteaba la espalda hasta dar con una vértebra, y una vez hallada te masajeaba con talco en forma de cruz, y te tiraba el cuerito con dos dedos de cada mano para “despegar” la indigestión. Sus noventa y pico de otoños la retiraron cada vez más de la actividad, que ahora sólo ejercía en ocasiones de gravedad extrema. Para colmo, una de sus hijas más jovencitas –que había sido la elegida para recibir los conocimientos de ese ritual– prefirió otros rumbos para su vida, por lo que la especialidad en la zona fue desapareciendo. Es que la heredera de ese tipo de prácticas medicinales debía ser única, y recibía las instrucciones en una esquelita escrita a mano, que luego de leerla, releerla y memorizar cada uno de los pasos, debía desaparecer para siempre. Entre la falta de memoria y el desinterés, la hija parece que echó a perder todo. Yo a Chicha la conocí vieja, pero ahora lo estaba mucho más. Y daba impresión. Tenía una especie de barba canosa en su puntiaguda pera, que se le veía más cuan-

do estaba de perfil. Unas cancán muy rotas, alpargatas bordó y anteojos gruesos. Sus manos eran muy arrugadas, flacas, tanto que cuando me tocó el tobillo derecho le sentí más la falange que la carne. Casa humilde, piso de tierra y portarretratos con muchas fotos amarillentas y señoras con vestidos antiguos y peinados raros. Alguna de esas caras, seguramente, debió ser ella de muchacha. Y también tenía una chimenea poco efectiva, que dejaba todo el humo adentro. *** —Muy bien —¿Eso es todo? —No, sólo me tiene que dar la media, para seguir el tratamiento— seguía sin tutearme, a pesar de conocerme de toda la vida, casi. —Bueno, bien. Justo le doy ésta que no es de las más sanas— le dije a modo de gracia señalando el agujero de la punta, casi tan grande que se confundía con el que se introduce el pié. Y enseguida, cuando miré sus cancanes rotosas, me dí cuenta que metí la pata. —No hay problema, si no las quiero para mí— dijo soltando una risita, y ni se enteró de mi intento de chiste, ni mucho menos se sintió ofendida. La vieja curó mi prenda, en lo que entendí, haciéndole señales de cruz. El proceso duró el mismo tiempo que su bostezo. Del olor a pata no me preocupaba porque el humo era capaz de sobreponerse al hedor de un perro mojado.

Me devolvió la media, me recetó que la use así como estaba, sin lavarla ni nada. Le dejé el paquete de galletitas por tres que te “cobraba” por cada consulta, y marché. *** El sábado a la madrugada me levanté al baño, y cuando cayó al inodoro el último chorro, me sobresalté: Estaba espléndido. No lo podía creer. Esa mañana, ni bien sonó el despertador que había puesto segundos después de mear, llamé al entrenador y le avisé que estaba a disposición. Al día siguiente, el de la final, me sometió a una prueba ni bien pisé el club, desconfiando de mi rápida evolución, y respondí perfectamente. *** Yo no sé qué carajo me hizo doña Chicha. Ella no trabaja con ninguno de los elementos de la medicina tradicional ni por asomo. ¿Le habrá hecho algún hechizo o algo a la media? Imposible, porque vi con mis propios ojos la operación. Lo cierto es que después de los festejos fui seleccionado para el control antidóping y dí positivo. A la vieja ni fui a preguntarle, a exigirle explicaciones, por temor a ofenderla. Que dicho sea de paso, no era para menos. Logré convencer a los del club de mi inocencia y apelaron la decisión del Tribunal de Disciplina. Los estudios de la contraprueba estarán en una semana. De ese resultado –y no el del partido, que ya lo ganamos con un derechazo mío— depende si somos campeones o no.


el eslabón | la bola

sábado 25 de mayo de 2019 | página 9

CAMBIOS EN LA SUPERLIGA

Zafaroni Los clubes de Primera División del fútbol argentino acordaron eliminar los promedios que determinan los descensos, los equipos de la ciudad respiran aliviados. MANUEL COSTA

Por Santiago Garat

A

UNQUE RESTA QUE SE RATIFIQUE en la próxima Asamblea de la AFA, es casi un hecho que a partir de la próxima temporada ya no regirá el cálculo que tomaba el promedio de los 3 últimos torneos, sistema que fuera implementado por don Julio Humberto Grondona en 1983, sino que los que finalicen en lo más bajo de la tabla de posiciones serán quienes pierdan la categoría. Como ocurre en casi todo el mundo, bah. En la reunión llevada a cabo en el porteño hotel Savoy, aquel que mencionaba el Negro Olmedo, pionero de los chivos en la tele, los dirigentes de los clubes que militan en la máxima categoría del fútbol nacional, llegaron a un acuerdo para eliminar el sistema de promedios y volver a la vieja reglamentación. Tanto los hinchas de Newell’s, que arrancaba último en la temida tabla que determina los descensos, como los de Central, celebraron la novedad anunciada el pasado jueves y viralizada hasta el hartazgo en las redes sociales. La Lepra ostentaba un raquítico 1,076, al igual que Gimnasia La Plata, mientras que el Canaya acumulaba 1,115, y junto con Patronato (1,134), conformaban el póker de equipos que comenzaban la próxima temporada en zona de descenso directo. La verdadera zona de la muerte. Aunque deberán mejorar y mucho la pro-

ducción mostrada en el pasado certamen, porque de finalizar en las últimas 4 posiciones de la tabla general no podrán evitar la pérdida de la categoría, es una muy buena noticia para las dos grandes instituciones de la ciudad.

Fantasmas La primera vez que se implementó el sistema de promedios fue en 1961, pero duró lo que dura una prueba de ensayo. Aquella vez se fueron al descenso Lanús y Los Andes, y si se hubiera regido por la tabla de posiciones, los Milrayitas se hubiesen ido igual pero el Granate se habría salvado condenando a Ferro. En 1981, el hombre que llegaría a conducir los destinos del fútbol argentino por más de 3 décadas, Julio Grondona, convenció a sus pares para que se vuelva a determinar la pérdida de la categoría basándose en la producción de los últimos 3 torneos, para favorecer a los equipos denominados grandes, que difícilmente puedan repetir campañas pésimas en años consecutivos. El punto de partida fue el Metropolitano de 1983. Los que padecieron la nueva reglamentación fueron Racing de Avellaneda y Nueva Chicago; y los que se favorecieron fueron el poderoso River y la Academia cordobesa, que finalizaron en las dos últimas posiciones. Al año siguiente, los que bajaron a la B fueron Rosario Central y Atlanta. Lo curioso fue que igualmente lo hubieran hecho si la cosa se regía por la posición en la tabla, al-

go que recién volvería a ocurrir en la temporada 91/92, en la que Unión de Santa Fe y Quilmes quedaron últimos en las dos tablas. Justamente en el campeonato siguiente (92/93), el que se vio beneficiado fue el club del Parque de la Independencia, que pese a ser colita de tabla zafó por los puntos acumulados, y repitió la historia en la 2006/7, en la que ni siquiera tuvo que jugar la Promoción.

Lo cierto es que en la inmensa mayoría del planeta, así como se premia a los que terminan en lo más alto de las posiciones, se condena a los que miran al resto desde el fondo. La medida, que vale la pena recordar aún no se oficializó, en definitiva pone un manto de justicia que, de yapa, les viene al dedillo a los clubes que hacen latir (y sufrir) el corazón de los hinchas rosarinos.


internacionales | el eslabón

página 10 | sábado 25 de mayo de 2019

GUERRA COMERCIAL (Y DE ESPIONAJE) ENTRE GIGANTES

EEUU vs libre comercio El gobierno de Donald Trump aumentó los aranceles para la entrada de productos chinos. Pero la batalla tecnológica es la más dura. El imperio atacó a la empresa china de telefonía Huawei, con quien compite por el 5G. Ante tanto proteccionismo, se quejan hasta las propias empresas estadounidenses. Por Pablo Bilsky

E

EUU CIERRA SUS FRONTERAS para impedir el paso de personas y mercancías. Y en este marco aumentó en forma drástica los aranceles a los productos importados de China. Pero esto es solo una parte, apenas una batalla, de una guerra comercial mucho más amplia que incluye, en su centro más problemático, la guerra por la tecnología celular de punta: el sistema 5G. Tras el término “tecnológico” está también la cuestión estratégica, de inteligencia y espionaje militar. Actualmente, las armas más poderosas, además de las nucleares, están controladas desde el ciberespacio. Por este motivo, el país que domine la red 5G obtendrá una ventaja económica, de inteligencia y militar durante gran parte de este siglo. El imperio sabe que China le sacó ventaja en el desarrollo del 5G. Y, según afirman los expertos en tecnología, quien gobierne el 5G en los próximos años dominará el mundo. El control de la tecnología del 5G, la quinta generación de banda ancha que permitirá una interconexión entre máquinas y personas como nunca antes se vio en la historia, está en plena ebullición. Y en el centro de una disputa. 5G es la primera red construida para servir a los sensores, robots, vehículos autónomos y otros dispositivos que se alimentan continuamente de grandes cantidades de datos. Permitirá a las fábricas, comercios, grandes construcciones e incluso ciudades enteras funcionar con menos intervención humana. Asimismo, esta tecnología habilita un mayor uso de las herramientas de realidad virtual e inteligencia artificial. Además, la interconexión podría llegar a ser cien veces más rápida que la 4G. EEUU, que predica la apertura total de las fronteras y el libre comercio (en aras de la libertad del dios Mercado en sus colonias), hace todo lo contrario fronteras adentro. El 10 de mayo entraron en vigencia los nuevos aranceles a los productos chinos importados por un valor de 200 mil millones de dólares. Las subas a los derechos de importación fueron desde un 10 a un 25 por ciento. Luego del anuncio oficial de la medida, en su cuenta en Twitter, el presidente Donald Trump dijo que estaba “contento con la idea de que más de 100 mil millones de dólares al año en aranceles vayan a llenar las arcas estadounidenses”. Trump quiere un mayor acceso al mercado chino y eliminar las barreras para reducir el colosal déficit comercial entre ambos países que asciende a 378.700 millones de dólares. En este marco de tensiones crecientes, el ex asesor de Trump, Steve Bannon, afirmó

que la idea es “acabar con Huawei” y que ese objetivo está por encima de cualquier acuerdo comercial. “Se trata de un tremendo asunto de seguridad nacional para Occidente. Huawei es una gran amenaza de seguridad nacional, no sólo para EEUU sino para todo el mundo”.

Grandes empresas de EEUU claman por liberalismo Las grandes empresas estadounidenses de calzado deportivo (Adidas, Nike, Puma, Converse y otras más de cien firmas) que fabrican sus productos en China, pusieron el grito en el cielo por la suba de aranceles dispuesta por Trump. Denunciaron que esas medidas proteccionistas podrían resultar

“catastróficas” para las “empresas, consumidores y la economía” de EEUU. Este grupo de empresas le mandó una carta al presidente yanqui pidiendo que reconsidere los aranceles y describiendo los graves daños que esas subas ocasionarían a la economía interna de EEUU. “En nombre de nuestros cientos de millones de consumidores de calzado y cientos de miles de empleados, le pedimos que detenga inmediatamente esta acción”, señalaron en la carta. Si bien en los últimos años la industria del calzado fue abandonando, en cierta medida, su producción de China, el país asiático continúa teniendo un lugar muy importante en la fabricación de esos productos. Las compañías de calzado que firmaron la carta se niegan a pagar semejantes aranceles para que sus productos puedan entrar a EEUU. Los aranceles promedio del calzado están entre el 10 y el 12 por ciento, pero en algunos casos pueden rozar el 70 por ciento. “Agregar un aumento de impuestos del 25 por ciento por encima de estos aranceles significaría que algunas familias estadounidenses trabajadoras podrían pagar casi el 100 por ciento de los aranceles sobre sus zapatos”, escribieron las compañías.

Huawei en el eje del mal Las veloces conexiones de la última generación 5G no solo son aptas para su uso

en la vida cotidiana, sino que además abren inmensas e inquietantes posibilidades para el ciberespionaje y la vigilancia. En verdad, el problema además de comercial es militar. Si bien el sistema 5G es una red física, depende también de un software complejo que se va actualizando constantemente, de manera invisible para los usuarios, al igual que algunos celulares que se actualizan automáticamente mientras se carga durante la noche. Esto significa que quien controla las redes, controla el flujo de información y puede cambiar, redirigir o copiar datos sin que el usuario tenga idea de lo que está sucediendo. Quien controle la red, controla el cono-

cimiento. Y quien controla el conocimiento y la información puede controlar el mundo. EEUU quiere ganar esta carrera tecnológica, y para eso está dispuesto a aniquilar a Huawei. “La carrera por el 5G está en marcha y Estados Unidos debe ganar”, señaló Trump, que viene haciendo todo lo que está a su alcance para derrotar a ese gigante chino de la tecnología. Primero, con una orden ejecutiva (decreto) prohibió a las compañías estadounidenses utilizar equipos de origen chino en redes de telecomunicaciones críticas. Luego aumentó los aranceles. Y las presiones sobre las otras naciones para que acompañen a EEUU contra Huawei aumentan cada día. EEUU presionó a la Unión Europea (UE) para que apoye sus restricciones. Europa viene haciendo negocios con Huawei desde hace tiempo, y el 5G de la empresa china ya tiene un importante desarrollo en muchos países de Europa. Por ejemplo Londres, que tiene una relación aceitada con Beijing, ahora intenta hacer equilibrio para soportar las presiones de ambos lados. Polonia también sintió la mano de hierro del imperio cuando negoció la construcción de una base militar estadounidense (la conocida popularmente como “Fort Trump”) y le exigieron a cambio que terminara su relación con las empresas chinas de alta tecnología. Y también Alemania recibió el reto de Trump. En ese país Huawei quiere construir los interruptores que hacen que todo el sistema de interconexión funcione. La Comisión Europea intenta resistir las presiones de Washington e insiste con la idea de que Europa es un mercado abierto y que corresponde a cada país decidir si pone restricciones a alguna empresa por razones de seguridad. La mayor parte de Asia, África y América Latina han recibido a Huawei sin problemas ni restricciones. Sólo Australia y Nueva Zelanda están acatando los mandatos imperiales. Japón decidió prohibir a Huawei por su cuenta. Los equipos de Huawei, además de estar ya muy por delante en tecnología, están superando a sus rivales en precios. Cuestan hasta un 40 por ciento menos que los

de Nokia y Ericsson, por ahora sus únicos competidores. La cuota de mercado de Huawei ahora es más que la combinación de Nokia y Ericsson. El capítulo más tangible de esta guerra tecnológica tiene que ver con los inconvenientes que podrían tener los usuarios de teléfonos Huawei. La decisión de Google, que respondió a la presión del gobierno y suspendió sus negocios con Huawei, puede dejar a los aparatos sin sus actualizaciones No solo Google ha anunciado que dejará de dar soporte a Huawei. Importantes firmas de procesadores. Intel, el mayor del mundo, Qualcomm, Broadcom, Infineon Technologies, Micron Technology y Western Digital han suspendido el envío de chips y memorias a Huawei, lo que afectará no solo a los teléfonos, sino también a otros productos como ordenadores o tabletas, y tecnologías de conexión. Es decir, Google le deja sin software y los demás fabricantes, sin hardware. Peligran las apps.

China exige más libertad comercial Para Huawei, el bloqueo estadounidense no es solamente un ataque contra una empresa en particular sino que atenta sobre el orden mundial basado en el libre comercio y el libre flujo de capitales y mercancía. “Es un ataque contra el orden liberal basado en normas”, señalaron voceros de la firma china. “Mañana puede pasarle a cualquier otra empresa internacional”, advirtieron desde la firma de tecnología china, que acusó a EEUU de “acoso”, después de que Trump declarara una “emergencia nacional” para prohibir a las compañías nacionales el uso de equipos fabricados por firmas que, como Huawei, según EEUU, intentan espiar. El presidente de China, Xi Jinping, pidió a su pueblo que se prepare para enfrentar tiempos difíciles. “Tenemos que superar importantes riesgos y desafíos”, señaló. “Nuestro país está aún en un periodo de importantes oportunidades estratégicas para el desarrollo pero la situación internacional es cada vez más complicada”, agregó el jefe de Estado chino.


el eslabón | contrapunto

sábado 25 de mayo de 2019 | página 11

SE AGRANDA LA FAMILIA

Libros Silvestres salen a la calle con el eslabón El sello editorial de literatura infantil y juvenil que dirige Carolina Musa, lanza una colección de cuentos que se distribuirá en kioscos de diarios y revistas junto a este semanario que, en su 20º aniversario, amplía la comunidad lectora incluyendo a niños y niñas de cero a noventa y nueve mil años. Por Eugenia Arpesella

L

A EDITORIAL ROSARINA LIBROS Silvestres está a punto de sacar una nueva serie de cuentos: Tarumba, pero en lugar de esperar a sus lectores y lectoras en librerías, estos relatos escritos e ilustrados por artistas locales, saldrán a la calle a buscar nuevos públicos junto al semanario el eslabón y estarán disponibles también en kioscos de diarios y revistas de Rosario. El primer ejemplar de la nueva colección es Gato enojado no caza ratones, de Laura Vilche. Ilustrado por Josefina Preumayr, empezará a caminar la ciudad junto a este semanario, con compra opcional, a partir del próximo sábado 8 de junio. Antes, la colección será presentada en la Feria Internacional del Libro, el jueves 6 a las 19, en el Centro Cultural Fontanarrosa (San Martín 1080), junto a otros títulos nuevos del sello que dirige Carolina Musa. Al remarcar que los ejemplares de la editorial están en todas las librerías de Rosario y del resto del país, como también en muchas Ferias a lo largo y ancho de la Argentina, la directora del sello Libros Silvestres contó que desde hace tiempo venía con ganas de probar con el circuito local de diarios y revistas. “Es un modo de llevar los libros a la calle, desacralizarlos, provocar el encuentro con otros posibles lectores que no son habituales clientes de librerías, incluso que no son lectores de literatura y menos de literatura local”, contó Musa. En cuanto a la propuesta de libro/objeto, la editora señaló que la particularidad de la serie Tarumba está en que “son libros de pequeño formato y de pocas páginas, impresos a dos tintas en risografía, que es una técnica que tiene mucho de artesanal, por lo tanto son prácticamente fanzines para niñes. Fanzines por su modo de producción y circulación alternativo, y por su contenido también, por su desfachatez”. El arte de la colección y su puesta estética fue realizada en conjunto con Cris Rosenberg y Vicky Gómez Hernández, responsables del Taller Capitana. Carolina Musa adelantó además que para continuar con la propuesta siempre lúdica e interactiva de la editorial, los libros se distribuyen montados sobre un soporte especial que contiene sorpresas para jugar en casa. Este proyecto editorial prevé publicar cada mes un título diferente, todos ellos escritos e ilustrados por artistas locales que viven en Rosario o en cualquier parte del mundo. Hasta el momento están con-

firmados, además del mencionado Gato enojado no caza ratones, Gerarda, La mutante, de Cristian Molina, con ilustraciones de Diego Rolle; MALDELMEIL, de David Wapner e ilustrado por Tati Babini; Lobo, de Lila Gianelloni y las ilustraciones a cargo de Cris Rosenberg; Platillos volantes, de Diego Colomba a duo con los dibujos de Melisa Lovera; El amarillo, de Carolina Musa junto a Rouse de Zavaleta; El señor López un pez con todas las letras, escrito por Maia Morosano y Martín Tranier, y La máquina de hacer tonterías, de Gonzalo Ruzafa, estos últimos aún en busca de sus ilustradores. La nueva sociedad/ amistad de Libros SIlvestres con el eslabón, producido por la Cooperativa de Trabajo la Masa, se da también en el marco del aniversario del periódico que cumple 20 años haciendo periodismo autogestionado en la ciudad. Los lectores y lectoras suscriptos al semanario también podrán encargar y recibir en sus casas todos los títulos de la colección. La distribución de la serie de cuentos cuenta con los auspicios de Amsafé Provincial, el Gobierno de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario. Además acompañan esta iniciativa, por su interés cultural y educativo la senadora na-

cional María de los Ángeles Sacnun, la diputada nacional Alejandra Rodenas y el diputado provincial Carlos Del Frade. Con esta iniciativa, el eslabón aprovecha para incluir a los más chicos de la casa con una lectura compartida de los textos. Vale la aclaración de la editora, quien aseguró que los “tarumberos” son textos que pueden ser leídos por cualquiera, sin que importe la edad. “¡Esperemos que los «grandes» no se achiquen!” advirtió Musa, y explicó que “por sus construcciones sintácticas y estilísticas, por sus personajes y sus temas, son cuentos que puede leer y disfrutar cualquier lector. Por ejemplo: En Gato enojado no caza ratones, Laura Vilche nos propone una asamblea gatuna que reacciona contra el hecho de que usemos la palabra gato para nombrar a ciertos personajes oscuros (incluye presidentes). En Gerarda, la mutante, Cristian Molina crea una ficción posible sobre las diferencias en los cuerpos. En Lobo, Lila Gianelloni nos deja pensando sobre el andar solitario. Y en MALDELMEIL (así, con mayúsculas) David Wapner (argentino que vive en Israel) nos hace reír con un personaje desopilante que contrae una extraña enfermedad producida por mails”, detalló Musa.

Lectura crítica, autónoma y tarumbera Sobre el nombre de la serie, Carolina explicó que tarumba es un adjetivo que se aplica a una persona “atontada o confundida, especialmente por haber recibido un golpe en la cabeza”. Será ese el efecto que produce leer estos cuentos. “Buscamos y elegimos textos que problematizan o ponen en entredicho cuestiones actuales, como la discriminación, la sexualidad, el consumismo, el deterioro del planeta, el uso de la tecnología o los roles sociales, a través de la literatura. No obstante, evitando toda intención moralizante”, afirmó Carolina Musa sobre el contenido de los relatos, al considerar que “la literatura es, en primer lugar, forma. Y aunque implica una búsqueda y un ejercicio de autonomía, nunca provee soluciones acabadas, porque cuando lo hace... no funcionan”. En este sentido, la editora agregó: “Buscamos una literatura más crítica e incorrecta, con contradicciones, que cuestione los estereotipos y los deje bajo sospecha; que no esconda, y que enfrente al lector con las contradicciones de esos seres tontos que se ocupan del mundo: nosotros, los adultos”.


ciudad | el eslabón

página 12 | sábado 25 de mayo de 2019

FRANCO BARTOLACCI, EL NUEVO RECTOR

Por una universidad pública “de excelencia, reformista y popular” El miércoles se llevó a cabo en la Facultad de Ingeniería la asamblea universitaria mediante la cual docentes, estudiantes, graduados y no docentes de la UNR eligieron a su máxima autoridad, quien desde el 6 de agosto reemplazará a Héctor Floriani. Por Soledad Pascual

F

RANCO BARTOLACCI, EX DECAno de Ciencia Política fue elegido este miércoles por amplia mayoría en la asamblea universitaria, y estará al frente de la UNR por el período 2019 – 2023. Bartolacci es licenciado en Ciencias Políticas y se desempeñó como docente desde 2003. En 2011 fue elegido como decano de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, hasta 2019, cuando comenzará su gestión como rector. Para la designación de autoridades se necesita un quórum de 139 representantes. Los asambleístas de los cuatro claustros que integran el cuerpo están representados por 144 docentes (incluidos los decanos), 104 estudiantes, 14 no docentes y 14 graduados. Teniendo en cuenta eso, los 184 votos obtenidos no hicieron necesarias ni una segunda ni tercera vuelta. Tras el triunfo, Bartolacci afirmó: “El acceso a la educación superior es un derecho y no todos los que pagan sus impuestos para sostener la universidad pública pudieron cursar o pueden mandar a sus hijos”. Asimismo, Bartolacci se planteó desafíos para los próximos cua-

tro años y citó: “Conseguir una universidad de excelencia, reformista y popular para que puedan llegar a la universidad los que todavía no pueden; ser un interlocutor más activo de la sociedad en su conjunto y de las instituciones, para poder seguir trabajando por la universidad que soñamos”. En torno al complicado contexto universitario, político y social en el que tendrá que ejercer su función, no dudó en convocar a todas las partes: “La situación que atraviesa la universidad pública requiere el compromiso de todos. Más allá de los debates, en los puntos más importantes estamos todos de acuerdo: defender una idea de universidad, reclamar un salario digno para los trabajadores de la educación, entender que la inversión en educación, ciencia y tecnología es una prioridad y que no hay herramienta más transformadora. Hay que trabajar todos juntos para lograr esta universidad que todos queremos”. Desde la Asociación del Personal de la Universidad de Rosario (Apur), felicitaron a las nuevas autoridades universitarias. "Los no docentes fuimos integrantes de la alianza que consagró rector a Bartolacci y a Masía como vice", especificó el secretario general Miguel Roldán.

en almíbar. Reparto a domicilio. Pedidos al Whatsapp 3413704865.

AVISOS DESTACADOS ALTOCERRO Soluciones Informáticas. Sistemas de puntos de venta, de gestión multirrubros. Integrados a contabilidad, implementación de redes y desarrollo web. 30 años de experiencia en pymes. Teléfonos 4211891 / 4473937

BIGBA CAFÉ Catamarca y Alsina, Rosario. Atendido por su dueña con alegría y buena onda. Abierto de 8.30 a 20.30. Teléfono 3416833175.

CIEN VOLANDO Espacio para la praxis del movimiento sensible. Güemes 2648. Facebook: Espacio Cien Volando.

CIELO DE TIERRA Pollos y huevos de campo. Escabeche de pollo. Dulces sin conservantes. Salames y chorizos caseros. Pan rústico con semillas. Arándanos frescos y congelados. Kinotos

GIMNASIO FIERROS ¡¡En musculación somos los mejores!! Profesora Alicia Ludueña. Teléfono 3413048593. Casiano Casas 1853. Abierto de lunes a sábados de 13 a 21.30.

MUNDO ARGENTINO Regalá a quien quieras los maravillosos pines de Mundo Argentino. En el centro de mi pecho. Teléfono 3415442334. www.mundoargentino.com.ar COOPERATIVA GRÁFICA INK Cartelería integral. Vinilos, banners, ploteados vehiculares, corporeos, carteles luminosos. Teléfono 3416728184 graficainkestudio@gmail.com

SOY MARVIN El técnico de tu PC. Servicio a domicilio. Limpieza de virus, formateo configuración de software, hardware y redes. Instalación y mantenimiento. Teléfono 3415699911 Facebook SoyMarvin Cerrito 1048 depto. “A”.

PSICÓLOGA Graciela B. Casella. Matrícula 0539. Italia 1570 3° B. Turnos al 3416182588.

Anunciá en este espacio 3413143265 | eleslabon@eleslabon.com.ar

PSICÓLOGA Susana Copello. Matrícula 0381. Turnos al 3416874368. PSICÓLOGA Elsa Martín. Matrícula 1005. Turnos al 3415825625. PSICÓLOGO Valentín Gilardoni. Matrícula 6785. Italia 1118. Turnos al 3413006914.


el eslabón | ciudad

sábado 25 de mayo de 2019 | página 13

ELLAS TAMBIÉN IRÁN AL VOLANTE

Las chicas del colectivo Unánime aprobación en el Concejo para que se cumpla la ordenanza que incluye la incorporación de mujeres como choferes en todas las líneas del transporte. Sigue pendiente la definición de la tarifa del taxi que –aseguran– quedó muy atrasada, pero temen que la suba empeore la caída de viajes. Por Silvia Carafa

D

OS TEMAS QUE DEBÍAN MARchar sobre ruedas ocuparon esta semana el primer lugar en la agenda del Palacio Vasallo: el aumento de la tarifa de taxis y las colectiveras al volante. De modo que movilidad, reclamos y derechos formaron parte de los debates en las comisiones de trabajo con distinta suerte. Los taxistas no cerraron el tema, pero las mujeres sí lograron un paso que hará historia. “Gracias, porque esto significa poder trabajar”, dijeron las mujeres emocionadas desde la barra, después de aplaudir, recoger el cartel que presidió el tratamiento del tema, tomarse fotos con las concejales y aplaudir todo lo que pudieron, acompañadas por el resto de las personas que estaban en el recinto. Así de unánime fue la aprobación de una modificación a la ordenanza N° 7981 vigente desde 2006, que nunca se aplicó, pero que ahora garantiza un lugar para las chicas, al mando de las unidades del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). El caso evoca la histórica publicidad, han recorrido un largo camino, muchachas. El punto de llegada fue la creación del Programa Mujeres Choferes del TUP, en el ámbito del Ente de la Movilidad, que actuará como autoridad de aplicación. ¿Por qué aplaudieron con tanto fervor la iniciativa? Porque tendrá como objetivo llevar a cabo la gradual incorporación de mujeres en el plantel permanente de choferes del TUP, tanto de líneas de empresas públicas como privadas. Como todo derecho el prólogo fue una injusticia. “Hace varios meses atrás, los trabajadores varones y mujeres que hicieron reemplazos en el TUP, pero sólo mejoraron su situación laboral los hombres”, explicó la concejala Norma López, sobre las siete conductoras que hicieron los relevos. Además, destacó la situación como un triunfo de las mujeres organizadas: “Ahora van a tener un sustrato claro y cierto para incorporarlas cuando surjan vacantes, hasta llegar a la situación ideal de la paridad”, señaló. La normativa tiene un paraguas, por las dudas, se necesite un refuerzo frente a algún ámbito «machirulo». “El Programa tendrá como función primordial velar por el cumplimiento de lo establecido mediante el control trimestral de la nómina de empleados que ingresan y egresan a las empresas del TUP, para desempeñarse como choferes, y el carácter de dicha incorporación”, dice la ordenanza votada el jueves. Las aspirantes a conductoras integrarán un Registro de Mujeres Postulantes, que los ediles de la ciudad quieren te-

ner a ojos vista, en un plazo de 90 días. Pero hay más. En otro de los artículos, la ordenanza no deja dudas del lugar que hoy ocupa la paridad de género. Siempre en atención a los criterios de idoneidad para el desempeño del cargo, en caso de que el número de vacantes disponibles resulte impar, se deberá comenzar siempre por incorporar primero a una mujer y luego a un hombre, así sucesivamente. “Esto es parte de un debate social que se está dando que nos hace evolucionar como sociedad, en un trato más igualitario entre varones y mujeres”, dijo el portavoz del oficialismo, Enrique Estévez. De la fuerza de este debate social, da cuenta lo previsto en caso de transgresión a lo dispuesto: actuaciones administrativas, pudiendo obrar como denunciantes las propias afectadas o cualquier ciudadano que detectase irregularidades en la aplicación de lo normado, surgido de una iniciativa de la concejala María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular).

Taxis: el equilibrio tan deseado “Si bien el tratamiento no llegó a su fin, las tarifas de taxis impactan sobre la gente, siempre que me preguntan cuáles

son los temas importantes, respondo que son aquellos que tienen incidencia en la gente”, dijo a el eslabón , el concejal Osvaldo Miatello. El edil se refirió de ese modo, a otro de los temas calientes de la agenda, que si bien no logró un acuerdo, dejó abierta la comisión de Servicios Públicos, a fin de que el escenario esté disponible en el momento en el que se acerquen las posiciones. “La cuestión se trabó, seguramente seguiremos charlando la semana que viene, no es fácil tomar una resolución porque la situación económica en general complica muchísimo a los taxistas pero también al bolsillo de los pasajeros, de modo que hay que encontrar un equilibrio en eso”, detalló Miatello. Días atrás, los taxistas llevaron al Palacio Vasallo la preocupación del desfasaje entre lo posible y lo deseable. Los números no les cierran porque los insumos, comenzando por el combustible, están atados al dólar. Así se enfrentan a un equilibrio inestable, es decir de una debilidad tal que cualquier modificación en algunas de sus dos variables, costo de tarifas y pasajeros, podría derrumbarlo. De esta situación dan cuenta las colas de taxis en

esquinas del micro y macro centro, algo impensado años atrás cuando quienes esperaban eran los pasajeros. “Se está discutiendo cómo se aumenta, los taxistas tienen una disyuntiva, por un lado hay una falta de poder adquisitivo por parte de amplios sectores de la población, pero la tensión está dada porque a su vez ellos tienen mayores costos, tienen que encontrar un equilibrio entre lo que los pasajeros pueden pagar y los ingresos que ellos pueden generar, porque si aumenta mucho, habrá menos viaje, hay que ver cómo será ese cálculo”, detalló el concejal Roberto Sukerman (Unidad Ciudadana) “Hay muchas propuestas por parte de los distintos bloques”, aseguró Gabriel Chumpitaz al finalizar la semana. “Lamentamos que no haya voluntad política para resolver el tema, fundamentalmente del Bloque Cambiemos, venimos de una situación muy compleja, desde el año pasado los estudios de costo están muy por encima del valor de la tarifa”, explicó la concejala Verónica Irízar (Frente Progresista Cívico y Social). “Entendemos que es un momento complejo y propusimos un ajuste de emergencia, que necesita unanimidad y la verdad que el Bloque Cambiemos no acompañó”, argumentó la edila. Y dijo que, con esa característica, se habló de un incremento de 19 o 20 por ciento, que habrían acercado posiciones del resto de las fuerzas políticas. “Cambiemos no acompañó porque quería discutir proyectos que aún no tuvieron ingreso formal y que además, “de cosas que ni siquiera dependen del municipio porque son provinciales”, señaló la edila que en las primerias terció como precandidata al Ejecutivo local. “Lo que nosotros pedimos es que el tema se siga tratando el día lunes habida cuenta de que hemos presentado un proyecto alternativo que tienen que ver con una mejora del servicios y además, una iniciativa que tiende a bajarle costos al taxista, para mitigar el aumento pedido”, dijo a su vez, el concejal de Cambiemos, Agapito Blanco. Se trata de la creación de un Fondo que saldría de la misma actividad y que podría reducir los costos. “Si logramos que ese proyecto prospere, lo que estaremos logrando es una merma de costos que permitiría discutir de otro modo el aumento”, señaló el edil. El Fondo previsto, de composición polinómica, estaría integrado por porcentuales de partidas de distintos rubros, a modo de ejemplo, de estacionamiento medido. Por lo pronto, la discusión se retomará el lunes, en la comisión de Servicios Públicos, cuando vuelva a escena, la delicada tarea de encontrar el equilibrio perdido.


sociedad | el eslabón

página 14 | sábado 25 de mayo de 2019

A MEDIO SIGLO DE LAS REVUELTAS CONTRA LA DICTADURA DE ONGANÍA

El Rosariazo reloaded A 50 años de los levantamientos obrero estudiantiles, se proyectará el viernes 31 de mayo en el cine Lumière, el documental de Charly López, un trabajo iniciado hace más de diez años y en constante movimiento ya que –cuenta el videasta –, siguen surgiendo nuevos documentos e historias. JAVIER GARCÍA ALFARO

Por Ernesto Ávila

E

L DOCUMENTALISTA CHARLY López se topó hace más de una década con el tema del Rosariazo y sin saberlo, su trabajo se transformaría en una especie de máquina del tiempo que no para de traer al presente vestigios de un mítico hecho social y político de la historia popular. A poco de proyectar en el cine Lumière la versión sobre los levantamientos político estudiantiles contra la dictadura de Juan Carlos Onganía en mayo de 1969 –el segundo Rosariazo fue en setiembre de ese año y tendrá su propio capítulo–, el realizador charló con el eslabón sobre los detalles y pormenores de un trabajo que fue mucho más allá de una mera realización audiovisual. Todo comenzó casi por casualidad –cuenta el realizador–, en 2003, durante una muestra del fotógrafo y documentalista fallecido Carlos Saldi, sobre el Rosariazo, la revuelta social contra el Onganiato y con el peronismo proscripto, que luego se trasladaría al resto del país, y que tuvo en el Cordobazo su mayor conmoción. Cinco años después de aquel encuentro con Saldi, López estrenaba la primera versión del documental, que a partir de entonces tuvo nuevos agregados de testimonios y sorprendentes hallazgos de imágenes de archivo. Así transcurrió un trabajo en progreso constante, una especie de aventura audiovisual que ahora pretende tener un cierre en el marco del aniversario del medio siglo de aquellas revueltas. —¿Cuándo fue que comenzaste este trabajo documental, cómo surgió? —Este trabajo lo empecé en 2003, por la muestra de Saldi. Surgió la idea de hacer un trabajo práctico sobre el tema con alumnos del TEA [ahora Instituto de Periodismo Rosario, donde López es docente]. Y así, hablando con el propio Saldi [quien había tomado esas imágenes para la revista rosarina Boom], surgió esto de que eran las únicas que había del Rosariazo, y que tampoco había material fílmico. Entonces, me quedó la intriga. Hasta que un día el historiador el Noni (Leónidas) Ceruti me dijo que podía haber algunas pistas de filmaciones y que podrían estar en manos de algunos coleccionistas privados en Buenos Aires. Empecé a rastrear datos y un día por correo electrónico me llegó la confirmación de que algo había. Y claro, el tema es que había que alquilarlas o comprarlas. No lo dudé y saqué créditos para tenerlas. A través de esos archivos fílmicos se empezó a construir la estructura del documental. —Y lo preparaste para los 40 años. —No. Eso fue después, en 2009. Porque, a la vez, se transformaba. Porque cada tanto surgía algo nuevo y se agregaba. Ahora,

LO QUE SE VERÁ EN EL LUMIÈRE. La primera parte de Los Rosariazos, sobre lo que pasó durante mayo de 1969, se proyectará, con entrada libre y gratuita, este viernes 31 de mayo, a las 20,30, en el cine Lumière, Vélez Sársfield 1027. “Lo bueno de este trabajo es que nunca ves la misma versión”, se ríe Charly López. “Lo que pasé en el Fontanarrosa duraba una hora, el que pasé en el Museo de la Ciudad duraba 38 minutos, lo del Lumière incluso va ser distinto a otras versiones cortas”, cuenta el realizador. Para el próximo Festival de Cine de Rosario, en setiembre próximo, está prevista la presentación del largometraje con el material completo que incluye los dos rosariazos.

al cumplirse los 50 años espero que tenga un cierre, porque la estructura al final quedó armada de una manera que también se pueden hacer varias versiones. Fue una suerte, que ironía, que el trabajo no haya ganado ningún premio en los concursos en que se presentó, porque no me hubiera permitido la libertad de seguir incorporando nuevos materiales. De esta manera, me dio tiempo de planificar de otra manera la estructura, para que yo pueda hacer una versión de 15 minutos, otra de 30 y hasta un largo de dos horas, y no se modifique nada en lo sustancial. —O sea que es un trabajo abierto, y con sorpresas como el hallazgo de las imágenes del abogado Eduardo Garat, desaparecido en 1978, del que no había registro fílmicos, que derivó en una muestra especial en esa misma esquina en donde se registró la toma original. —Si, claro. Eso fue muy emocionante. Ahora, la última sorpresa es que aparecieron sobre el Rosariazo más imágenes que fueron tomadas por revistas nacionales de la época. Incluso hay fotos del mismo comedor estudiantil que se organizó en la CGT. Pero volviendo a lo de Garat fue muy fuerte y hasta significó un parate dentro del proyecto, porque no podía no incluirlo dentro de la historia. Y así me ha pasado por ejemplo con el agregado de nuevos testimonios; es decir, el documental me fue llevando, y yo dejé que me lleve, no me puse en el lugar de hacer «el documental», de hacer el gran trabajo de arte visual para los festivales de Cine, no, apunté a darle contenido al proyecto y traer 50 años después el Rosariazo para acá, a este presente.

—Esto va contra todas esas ideas negativas sobre el pasado, como algo que hay que dejarlo atrás, que ya no sirve, porque hay que mirar al futuro. —(Sonríe) Es que el pasado está presente. Y a veces, como ahora, más que nunca. Pero haber... ¡cuidado, la idea justamente de este proyecto no es quedarnos en el 69!. Vos fijate que los cánticos de los jóvenes de entonces eran «patria sí, colonia no», «acción, acción por la liberación», palabras y frases actuales, vigentes, porque hay cosas que se discutían entonces, que más allá de contextos diferentes y cambios muy grandes sociales, son cuestiones que aún siguen en debate, tienen que ver con la soberanía, con la independencia económica, con el destino del país. Por eso, está bueno que se dé un debate político a partir de recordar los 50 años del Rosariazo y de todos los «azos»: cordobazo, correntinazo, etcétera. Y la excusa, en este caso, son los archivos, porque el objetivo final es la rediscusión del lugar en que estamos parados como sociedad, para no cometer los mismos errores políticos que se cometieron. Una cosa es la utopía de vivir en una sociedad en donde todos seamos solidarios y que el sistema financiero esté al margen, pero en realidad eso nunca sucedió, y los países que lo intentaron están bloqueados económicamente. ¿Que tenés que hacer? Por eso creo que primero tiene que haber una formación de conciencia política para construir, a través de la política, en hacer una sociedad mejor. Está claro que los Rosariazos se dieron en una dictadura en

donde ni siquiera te dejaban expresar y llevar el pelo largo, no estaba tocando solo cuestiones ideológicas de izquierda, estaba tocando la vida cotidiana de la gente y eso es lo que saltó. Muchas veces me piden el documental para pasárselos a los jóvenes pero yo siempre trato de recomendar que antes se hable una semana antes para que sepa de qué se trata, para que tengan más idea de lo que fueron los Rosariazos, porque es lógico cierta indiferencia y extrañeza de los más jóvenes, porque ellos también están construyendo su propio Rosariazo, y para un pibe de 18 años no es sencillo entender ese contexto social de hace 50 años si no se lo explicás. —¿Vos qué edad tenías entonces? —Y yo tenía ocho años y me acuerdo que en la cortada Ricardone y Entre Ríos, en la empresa gráfica donde trabajaba mi viejo, empezaron a cerrar las persianas. No me acuerdo si habrá sido mayo o en setiembre, puede haber sido en mayo porque los gases entraban por la ventana, es decir que los negocios estaban abiertos, no estaban de paro como fue en el Rosariazo de setiembre. Y yo ya, entonces, sacaba fotos, porque desde los 7 años empecé y les sacaba fotos a mis compañeritos en la escuela y en la playa. Después de muchos años, me acordé que le había sacado una foto a un colectivo incendiado. la busqué y al final la encontré [y muestra la foto de un viejo colectivo Beresford]. Habrá sido en los días posteriores. Lo tenía en la memoria como lo de setiembre, que no quedó ni un semáforo en pie en el bulevar Rondeau y en la avenida Alberdi, y a mí me voló la cabeza. Desde la visión de un pibe, me fascinaba cómo la gente había roto todo, lo veía como pintoresco. También me acuerdo de las barricadas y que dejaban pasar solo a los Citröen porque eran autos de los trabajadores. Pero la verdad, el Rosariazo no era algo que me obsesionaba, hasta aquel encuentro en 2003 con Saldi. Y acá estoy.


el eslabón | sociedad

sábado 25 de mayo de 2019 | página 15

UN LIBRO ILUSTRADO PARA RECORDAR QUE #SERÁLEY

La lucha continúa La obra escrita e ilustrada por Romina Ferrer repasa los principales temas que rodean la demanda de aborto legal, seguro y gratuito. Por Marcela Isaías

¿

QUÉ SE VOTÓ ENTRE JUNIO Y AGOSto de 2018? ¿Cuáles fueron los argumentos contra la IVE? ¿Qué pasa con los grupos antiderechos? ¿Cuál es la importancia de que se aplique la ley de educación sexual integral? ¿Cómo sigue la lucha de los pañuelos verdes? Algunas de las preguntas que recorren #SeráLey, y que su autora, la ilustradora Romina Ferrer, responde didácticamente con textos y bellos dibujos. El próximo martes 28 de mayo, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito vuelve a presentar ante el Congreso de la Nación el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) –ver recuadro–. Un buen momento para tener a mano el libro de Romina Ferrer. El 8 de agosto pasado, apenas terminó la votación en el Senado de la Nación y se confirmó la negativa a aprobar el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), la convicción de la marea verde fue que se había ganado mucho en el largo camino por derrotar las imposiciones del patriarcado. También ese mismo día –se cuenta en la introducción de #SeráLey- Romina Ferrer empezó a escribir su libro, que resume y recorre lo hecho, las discusiones abiertas, los derechos por conquistar y lo aprendido. “Aprendimos que nuestros argumentos van en el sentido de ampliar derechos, de ganar libertades, de decidir sobre nuestros cuerpos. Aprendimos que del otro lado más que argumentos había prejuicios, creencias estereotipos, desinformación, sin datos reales que sostuvieron lo que se intentaba transmitir”, se explaya esa misma presentación. Diseñado por Martín Azcurra y corregido por Nadia Fink y Jésica Farías, #SeráLey funciona como un buen apuntador de temas clave a conocer, a refrescar, a profundizar sobre la lucha de las mujeres para que el aborto deje de ser clandestino, de condenar a la muerte a las más pobres y para que se lo considere un derecho. El mensaje inicial es de optimismo. “Ya ganamos aún sin ley…”, escribe Ferrer para rescatar la conciencia colectiva, social y política que dejó el 2018. Avanza sobre la historia y lucha de la Campaña, el significado de sus consignas, y qué abarca el proyecto de IVE. Además de reivindicar a cada paso la lucha de todos los colectivos que abrazaron esta movida. El título completo del libro, que aparece en tapa, sintetiza muy bien esta idea: #SeráLey #AbortoLegalYa ¡El fuego no se apaga! La movida verde que acompañó la presentación del documental “Que sea ley”, de Juan Solanas, en el Festival de Cine de Cannes no pasó inadvertida y se viralizó en las redes. Hasta Almodóvar pidió fotografiarse sosteniendo el pañuelo verde de la Campaña. También allí estuvo Norma Cuevas, la mamá de Ana María Acevedo, la adolescen-

te de 19 años que murió en 2007, porque los médicos y las autoridades del Hospital Iturraspe de Santa Fe, cerrados en sus creencias religiosas, le negaron el aborto legal a

la joven que padecía de cáncer. Esa historia de tanta crueldad hacia una mujer, en nombre de la religión, también es tomada por la autora junto a otras como las de Be-

lén en Tucumán, quien tuvo un aborto espontáneo pero la condenaron por “homicidio” y estuvo presa dos años, entre otros casos aberrantes. El accionar de los grupos antiderechos también es analizado en #SeráLey, marcando la oposición con desinformación y dichos falaces, la intromisión en la vida de las escuelas para evitar que se implemente en forma plena la ley de Educación Sexual Integral, y la relación de estas posturas con otras que van en la misma sintonía: la oposición a que las chicas y los chicos participen en la vida política, el clamor para bajar la edad de imputabilidad y la justificación de los abusos sexuales en la infancia, entre otros males. Posturas que además fomentan hechos repudiables como el ocurrido esta semana en la ciudad de Santa Fe donde aparecieron imágenes de Falcon verdes, símbolos de la última dictadura, amenazando la lucha de la campaña, pegados en los domicilios particulares de activistas feministas y de locales partidarios Uno de los capítulos del libro aborda la separación de la iglesia del Estado, otra lucha que creció con la campaña. En especial, ante la oposición constante y militante de los grupos antiderechos que ostentan la pretensión de hacer valer sus creencias religiosas sobre los cuerpos y derechos de las mujeres. El martes que viene, y en coincidencia con el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, presentará por octava vez el proyecto de ley de IVE. Los textos y dibujos de Ro Ferrer recuerdan que la lucha continúa y que los pañuelos verdes no se detienen.

A la conquista del derecho a decidir sobre el propio cuerpo La Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentará este 28 de mayo y por octava vez el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La jornada, enmarcada en el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, no pasará desapercibida: se espera que una multitud acompañe a la Campaña en las puertas del Congreso de la Nación, y que otra se encuentre en todos los rincones del país con las esperanzas intactas de cada presentación. En Rosario, la cita es a las 16 en la Facultad de Humanidades y Artes. La 8ª presentación del proyecto de Ley está respaldada por las enormes movilizaciones populares que se dieron durante 2018. El nuevo proyecto toma como base el anterior, recoge aportes de la media

sanción e incorpora modificaciones surgidas del análisis de los debates sociales y parlamentarios llevados a cabo durante el tratamiento de la ley en el Congreso y de las discusiones desarrolladas en cada una de las regionales y mesas y en la última plenaria nacional de la Campaña. La presentación de este martes estará acompañada por una multitud de mujeres y personas gestantes en la puerta del Congreso de la Nación. Y también por personas organizadas en todo el país que no quieren dejar de ser protagonistas de la historia reciente. En Rosario, el encuentro será a partir de las 16 en la Facultad de Humanidades y Artes. Habrá, entre otras cosas, feria feminista, paneles de debate, talleres, pañuelos, folletos informativos, pins y glitter.


contratapa | el eslabón

página 16 | sábado 25 de mayo de 2019

La niña bonita Por Hilo Negro (desde Cancha Rayada)

Y

o no sé, no. Pedro se acordaba de aquella señora que muy tempranito salía del pasillo que daba a su piecita. Vivía por la calle San Juan, entre Rodríguez y Pueyrredón, a metros del cine Cervantes, luego devenido en bar y más tarde en perfumería. Y del otro lado, hablando de perfumes, ese aroma a kerosene que salía de la distribuidora de combustible de la esquina, en la que hoy hay una estación de servicio. Doña Dominga, así se llamaba, encaraba muy temprano con un toco de diarios hasta la esquina de Mendoza y Santiago, donde estaba el bar. Para algunos, lo primero era leer la nocturna (quinielas), para otros las noticias policiales, y también estaban quienes comenzaban por la página de los que partieron para siempre (los muertos). Durante años, a pesar de la llegada de la tele y que la radio copaba la audiencia, el diario en papel seguía concentrando la atención de muchos, porque aunque la noticia ya la había comentado la radio, verla escrita en el de la mañana o en la primera edición de La Tribuna de la tarde, era como tenerla documentada. Cuando se mudó de barrio, una de las cosas que extrañaba era no tener el kiosco de diarios cerca. Tenía que caminar como ocho cuadras hasta Lagos y Biedma. Pedro me dice que durante el trayecto, en las paradas que hacía en la verdulería, la panadería y la carnicería –a esta última había que llegar temprano para conseguir el puchero– escuchaba las radios, algunas sintonizadas en LT2, en La Ocho, en La Cerealista (LT3) y alguna que otra de Buenos Aires. Cuando llegaba al puesto de diarios se preguntaba: ¿La Capi dirá lo mismo que escuché o tendrá alguna noticia más? Eran tiempos en los que no había una concentración de medios como ahora. Una vez, los pibes que jugaban en el barrio para el equi-

po del Centro Deportivo 119 salieron subcampeones y tuvieron al máximo goleador, el Colo. Pero la radio no decía nada, ni el programa Cebollitas. Hasta que un día aparecimos, con foto y todo, en un diario de la tarde. Pasó un tiempo, y un día en el que había ido a buscar El Descamisado y el Noticias –indispensables para completar la información–, estando en el kiosco vio en la sección Sociales de La Capital una foto conocida: era la cara de

una piba que conocía de pibe, y con la que anduvo noviando, que anunciaba su casamiento. Aunque el rumor ya le había llegado, otra cosa era ver la imagen de aquella piba que vivía pasando el barrio Acindar. Hoy me mira Pedro y se pregunta, me pregunta: ¿qué pasará con las noticias y la información con esta peligrosa concentración de medios? Estando en pocas manos los diarios, la tele, la radio y otras pantallas, ¿qué

será de nosotros? Si antes no era fácil que nuestros intereses individuales y colectivos salieran publicados, ¿te imaginas ahora? Todo esto me dice Pedro mientras paramos en un kiosco de diarios y los dos buscamos algún titular interesante, alguna noticia alentadora para nuestro futuro, las tres cifras que salieron a la cabeza de la tómbola de Montevideo o alguna foto de alguna que nos traiga buenos recuerdos.

Profile for El Eslabón de la Cadena Informativa

El Eslabón 405  

El Eslabón 405  

Advertisement