Page 1

El Diario Año 14 - No. 500 - Tunja, Boyacá, Colombia - Viernes 11 de Diciembre de 2009 - Valor $1.000

Para pensar

Dato interesante

“Para ser grande hace falta un 99% de talento, un 99% de disciplina y un 99% de trabajo”. William Faulkner, Poeta estadounidense

En el mundo hay 19 religiones principales, divididas en 270 grandes grupos. Se han identificado 34.000 grupos cristianos. Fuente: World Christian Encyclopedia

Premio Iluminamos - EBSA “La buena semilla fructifica mejor”

Fotografía: Hisrael Garzónroa

senia González González, del Colegio de Sutamarchán; Edgar Camilo Camacho Poveda, del Instituto Integrado de Moniquirá; Germán Darío Rojas Suárez, del Colegio de Motavita; y Angélica Méndez Quimbayo, del Colegio San Pedro Claver de Puerto Boyacá.

A partir de esta frase, el Gerente de la Empresa de energía de Boyacá, Roosevelt Mesa Martínez, expresó la importancia del premio “Iluminamos” que recompensa el talento de una docena de jóvenes bachilleres que se distinguieron en otras tantas

regiones del Departamento, que se corresponden con las zonas en que está dividida la empresa para efectos de la prestación del servicio, como los mejores puntajes de las pruebas de estado, y que por tal motivo se hacen merecedores de la exaltación por par-

te de este Premio creado hace tres años por la EBSA. Los galardonados, de pie de izq. a der: Paola Andrea Calle Pinto, del Liceo Nacional de Chiquinquirá; Harold Duván Moreno Aguillón, del Instituto Técnico de Tenza; Dilsa Je-

Sentados de izq. a der: Carlos Andrés Avellaneda Otero, del Colegio Juan José Rondón de Soatá; Ana Paola Corredor Barrera, del Colegio Juan Bautista María Vianney de Paipa; Nelson Fernando Espíndola Rojas, del Colegio Técnico Gustavo Jiménez de Sogamoso; Camilo Ernesto Forero Junco, del Colegio Los Ángeles de Tunja; Brandon Andrés Huertas Parra, del Colegio Técnico Comercial de Jenesano; y Rafael Ricardo Galindo León, del municipio de Zetaquira. También están directivos de la empresa: Héctor Hernán Contreras Peña, Roosevelt Mesa Martínez, Jorge Silva Acero y Jairo Guatibonza Cely.

Escríbanos a periodicoeldiario@yahoo.es para recibir semanalmente la edición vía e-mail


El Diario

2 VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

A los gobiernos, en general, poco se les puede creer, pero a los de Washington y Bogotá, campeones mundiales de mentiras y engaños, no se les puede creer nada. El gobierno de Uribe afirma que las bases norteamericanas no son norteamericanas sino colombianas, que sólo se utilizarán para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y que no serán utilizadas para atacar a otro país. Patrañas para negar la evidencia. Las bases militares son norteamericanas, no se establecen para combatir el narcotráfico y están diseñadas para dominar a Sudamérica.

Bases norteamericanas en Colombia Por: Armando Suescún Monroy, ex Rector UPTC, especial para El Diario. una población total de 386.529.000 de habitantes, un PIB total de 4.034.793 millones de dólares, 8 millones de km.² de bosques, es el primer productor mundial de alimentos en el mundo y tiene importantes reservas de petróleo y gas. Al consolidarse la integración de este grupo de países puede convertirse en una verdadera potencia continental, libre de la tutela de Estados Unidos. El ALBA, por su parte, está integrado por Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Honduras; cuestiona frontalmente las políticas de Washington, tiene estrechas relaciones con China, Rusia, Irán, Libia,

Fotografía: Hisrael Garzónroa

En los próximos meses serán instaladas en Colombia siete bases militares estadounidenses. Es un hecho sin precedentes en nuestra historia. Estarán ubicadas en Palanquero (Valle del río Magdalena), Malambo (Costa del Caribe), Apiay (Llanos Orientales), Málaga (Costa del Pacífico), Cartagena (Costa del Caribe), Tolemaida (Centro del país) y Tres Esquinas (Región amazónica), superpuestas a las principales bases militares colombianas, en sitios claves de la geografía nacional. El convenio aún no ha sido publicado, no obstante haber sido negociado y firmado entre los dos gobiernos desde hace varios meses. El proceso ha sido secreto. A pesar que la amenaza de las bases es más grave para Colombia, la opinión nacional se ha mostrado un tanto indiferente, quizás por falta de información o de conciencia política; sólo algunos dirigentes de izquierda, intelectuales, estudiantes, sindicalistas, indígenas, han manifestado su protesta, han escrito en contra en la prensa y preparan debates sobre ese tema en el Congreso. No ocurre lo mismo en los otros países sudamericanos. El viaje de urgencia que el Presidente Uribe tuvo que hacer a las capitales sudamericanas a dar explicaciones a los presidentes de la región y las tres reuniones que ellos realizaron en menos de dos meses para examinar el problema, reflejan el alto grado de preocupación que ha suscitado. El problema es realmente grave y preocupante y requiere con urgencia una cuidadosa reflexión, una toma de conciencia y una actitud política. Después, será tarde. Es un tema frente al cual no se puede callar ni dejar de actuar. Para entender cabalmente su dimensión y alcance, es necesario preguntarnos: ¿A qué se debe la instalación de las bases? ¿Qué finalidades tiene? ¿Qué efectos producirá? Causas Las tradicionales relaciones de dependencia de los países sudamericanos con Estados Unidos, han experimentado cambios importantes en los últimos años: la mayor parte de los gobiernos de la región –a excepción de Colombia-- se han alejado políticamente de Estados Unidos, han asumido una actitud contestataria, rechazan sus políticas y orientaciones, algunos se han atrevido a nacionalizar empresas multinacionales y a hablar de socialismo del siglo XXI y todos tratan de afirmar su autonomía. Sin pedirle permiso y sin su participación, han organizado un aparato de integración regional, UNASUR, Unión de Naciones Suramericanas, y otro más reducido pero más radical, el ALBA, Alternativa Bolivariana para las Américas. UNASUR está formada por todos los países de Sudamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia (a regañadientes), Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela), con una superficie total de 17.715.335 de km.²,

Armando Suescún Monroy, ex Rector de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, autor de importantes tratados de Derecho e Historia.

los países del llamado por Estados Unidos “el eje del mal”, y ha adoptado su propia moneda de intercambio intraregional. Frente a esa nueva situación y con miras a neutralizar la tendencia autonomista que avanza en Sudamérica, Estados Unidos ha visto la necesidad de reforzar su presencia militar y política en la región. Dentro de su mentalidad guerrerista, el primer paso en esa dirección ha sido la reactivación de su IV Flota Naval; y, el segundo, la ampliación del número de bases militares en la región. Siendo Colombia un sitio geoestratégico privilegiado en el continente y el gobierno de Álvaro Uribe su único aliado en la región, escogió a Colombia para instalar aquí sus nuevas bases militares.

Objetivos Todo indica que el primer objetivo de las bases militares es frustrar los actuales procesos de integración sudamericana, UNASUR y ALBA, y el segundo, controlar sus inmensos recursos de petróleo, agua y biodiversidad. Al lado de sus habituales mecanismos económicos y políticos de dominación, Estados Unidos instala ahora un poderoso aparato de guerra. Una maniobra militar con fines políticos, en la cual el gobierno colombiano le presta el terreno. A los gobiernos, en general, poco se les puede creer, pero a los de Washington y Bogotá, campeones mundiales de mentiras y engaños, no se les puede creer nada. El gobierno de Uribe afirma que las bases norteamericanas no son norteamericanas sino colombianas, que sólo se utilizarán para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo y que no serán utilizadas para atacar a otro país. Patrañas para negar la evidencia. Las bases militares son norteamericanas, no se establecen para combatir el narcotráfico y están diseñadas para dominar a Sudamérica. Nadie medianamente consciente cree que el imperio más poderoso del planeta, cuyo principal objetivo es dominar el mundo, va a establecer bases militares en Colombia sólo para perseguir el narcotráfico y el terrorismo local y no para afianzar su política de dominio continental. Pero el embuste más burdo e inadmisible de los dos gobiernos, es el de decir que garantizan que las bases estadounidenses no atacarán a otros países. Los colombianos tenemos suficiente experiencia sobre las promesas y garantías de Estados Unidos. En el Tratado Mallarino-Bidlack, firmado entre la Nueva Granada y los Estados Unidos en 1846, estos se comprometieron expresamente a defender la soberanía granadina en el Istmo de Panamá, amenazada por potencias extracontinentales. Sin embargo, en 1903, cuando los Estados Unidos estaban interesados en la construcción del canal interoceánico por el Istmo, ¿qué hicieron? ¿Cumplieron el Tratado de 1846, cuyo principal compromiso era el de defender la soberanía colombiana sobre el Istmo? No. Propiciaron la separación de Panamá de Colombia, organizaron en el Istmo un gobierno títere y enviaron acorazados a aguas panameñas para vigilar el golpe e impedir la llegada de tropas colombianas. Esa es la manera de Estados Unidos de cumplir los tratados internacionales que firma. Así lo ha hecho numerosas veces en el mundo. Los colombianos ya tuvimos esa amarga experiencia; perdimos el Istmo de Panamá, el territorio geopolíticamente más importante del país, por confiar en la palabra de Estados Unidos. No podemos repetir, a sabiendas, esa amarga experiencia. Sería imperdonable. Los Estados Unidos no respetan los tratados internacionales ni mucho menos los convenios informales; pasan por encima de ellos cuando les


El Diario

conviene, como se ve todos los días; el día que consideren conveniente atacar a un país sudamericano, lo atacarán desde Colombia, con cualquier pretexto; ellos sólo respetan sus intereses nacionales. Consecuencias en Colombia La primera y más grave consecuencia de la instalación de las bases estadounidenses es la desaparición de la independencia y la soberanía nacional de Colombia. La presencia de bases militares estadounidenses, significa que en Colombia el monopolio de las armas en manos del Estado desaparece. A partir del momento de su instalación, en Colombia habrá dos clases de Fuerzas Armadas, oficialmente reconocidas: una, la Fuerza Pública colombiana (Ejército, Fuerza Aérea, Armada y Policía), a la cual la Constitución encomienda, de manera exclusiva, la defensa de la soberanía nacional, la independencia y el orden institucional (arts. 216, 217 y 218), y otra, las tropas de las bases militares estadounidenses, o sea, destacamentos de las Fuerzas militares más poderosas del mundo. Entre las dos, obviamente, la Fuerza Pública colombiana pasa a un segundo plano. La autorización de instalar bases militares extranjeras en Colombia implica el reconocimiento de que la Fuerza Pública nacional es incapaz, por sí sola, de defender la independencia, la soberanía nacional y el orden institucional y la aceptación de que, en adelante, la defensa de estos valores esenciales estará, por lo menos en parte, en manos de fuerzas extranjeras. Este hecho niega de plano la soberanía y la independencia nacional. Por eso, la presencia de bases militares extranjeras no está prevista en la Constitución Política; lo único que la Constitución prevé, como caso excepcional, es el tránsito de tropas extranjeras por el territorio nacional, para lo cual exige una autorización especial del Congreso (art. 173-4).

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

La soberanía colombiana se ha venido reduciendo desde hace mucho tiempo, en la medida en que aumenta la dependencia del país respecto de Estados Unidos. Dependencia que se expresa en aspectos como los siguientes: En el campo político: la clase dominante, --gobernantes, políticos, empresarios, jerarquías eclesiásticas y militares, profesionales, etc.--, se ha alineado en forma total con los intereses, dictados y mentalidad de los Estados Unidos. Políticas como el neoliberalismo, la prohibición del narcotráfico, la guerra preventiva, la guerra global contra el terrorismo, preconizadas por Estados Unidos, han sido adoptadas como propias, sin discusión alguna, por la clase dominante y el Estado colombiano. El embajador norteamericano en Colombia funge como virrey que ordena, decide e interviene en las cuestiones importantes del Estado. Cada año, el Departamento de Estado de Estados Unidos certifica o descertifica el comportamiento del Estado colombiano, y según su dictamen, autoriza o no la ayuda financiera. La clase dominante colombiana y el llamado “establecimiento” han asimilado como propio el american way of life. Saben y sienten que sus intereses y privilegios están más ligados al destino y al futuro de Estados Unidos que al de Colombia, y actúan con ese criterio. Su adhesión a las políticas económicas, militares y diplomáticas de Estados Unidos es total, incondicional e inmodificable. Tienen identidad ideológica con Estados Unidos. Para acceder a los altos cargos del Estado y de las grandes empresas, se requiere, como condición sine que non, haber sido formado en universidades de Estados Unidos, dominar el idioma inglés y haber adquirido la mentalidad estadounidense. En el campo económico: más del 45% de las importaciones colombianas provienen de Estados Unidos y más del 45% de las exportaciones van

a ese mercado; las políticas monetaria y fiscal colombianas son dirigidas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, organismos dominados por Estados Unidos; la mayor parte de las inversiones extranjeras provienen de Estados Unidos y la mayor parte de la deuda externa colombiana está comprometida con sus entidades financieras. En el campo militar: en los últimos 9 años, en el marco del Plan Colombia, Estados Unidos ha aportado más de 7 mil millones de dólares para el sostenimiento de la Fuerza Pública colombiana, la ayuda más cuantiosa otorgada después de las de Israel y Egipto. Desde 1964, la formación militar e ideológica de los oficiales superiores es impartida por la tristemente célebre Escuela de las Américas (hoy con otro nombre), y el equipamiento militar y logístico es suministrado por el Pentágono. El Comando Sur de Estados Unidos es el verdadero comando supremo de la Fuerza Pública colombiana. La Fuerza Pública colombiana depende económica, ideológica y militarmente de Estados Unidos y está profundamente comprometida con los intereses estratégicos de ese país. En el campo internacional: la política internacional colombiana ha estado supeditada a los Estados Unidos desde 1918, cuando la Cancillería colombiana adoptó la política llamada “respice polum” (mirad hacia el Norte, hacia los Estados Unidos). Desde entonces opera la llamada “relación especial” con Estados Unidos --eufemismo para designar la dependencia total a ese país--. En desarrollo de esa política, Colombia fue el único país de América Latina que envió tropas a combatir en la guerra de Corea en 1951, al lado de Estados Unidos; el que llevó la vocería de Estados Unidos para exigir la expulsión de Cuba de la OEA en 1962; el único país de América Latina que, al lado de Estados Unidos, no apoyó a Argentina en la guerra de Las

3

Malvinas en 1983, y el único país de América Latina que en 2002 respaldó a Estados Unidos en su “guerra preventiva” contra Irak. Es claro que la dependencia de Colombia a los Estados Unidos, en los campos político, económico, militar y de política internacional, es total, incondicional, permanente y contraria a los intereses de América Latina. En esas condiciones de extrema dependencia a Estados Unidos, la implantación de bases militares norteamericanas en territorio colombiano, constituye la entrega del último reducto de soberanía nacional. La presencia permanente de fuerzas armadas norteamericanas en el territorio nacional y la eventual puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio, significarán en la práctica la anexión de Colombia a Estados Unidos. Con la completa dominación militar --a través de las bases militares--, y económica --a través del TLC--, Colombia dejará definitivamente de ser un país independiente. Quedaría como un Estado Asociado de Estados Unidos, en las mismas condiciones de Puerto Rico. Se cumpliría ahora, comenzando el siglo XXI, la propuesta de anexión a la Unión Americana formulada en 1857 por don Florentino González y don Mariano Ospina Rodríguez, destacados personajes de la burguesía granadina. ¿De qué habría servido entonces la larga, sangrienta y victoriosa lucha que sostuvieron nuestros antepasados por la independencia nacional a comienzos del siglo XIX, cuyo bicentenario comenzamos a celebrar? ¿De qué sirvió tanta sangre derramada en la lucha libertadora, tantos muertos, tanto sacrificio de nuestros antepasados, para entregar ahora la independencia que ellos nos legaron, sin lucha ni protesta? Seríamos unos descastados, unos traidores a su sacrificio, si hoy no fuéramos capaces de defender la independencia que ellos nos dejaron, que constituye nuestra dignidad como pueblo y nuestro mayor tesoro.


El Diario

4 VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009 La autorización del gobierno colombiano para la instalación de bases estadounidenses ha producido justificada alarma en los demás países sudamericanos. Ellos se preguntan, perplejos: ¿cómo Colombia presta su territorio para instalar bases militares que amenazan a los países hermanos? Por su alineamiento incondicional y su complicidad con Estados Unidos, Colombia está quedando aislada de los países sudamericanos, y enfrentada a ellos. Es el resultado más absurdo y nefasto de la política internacional del gobierno de Uribe. Está haciendo el triste papel de peón del imperio y orientando la política exterior de Colombia en

latinoamericanos y del Caribe, que tenemos unos mismos intereses y un destino común. Eso no lo podremos cambiar nunca y tenemos que reconocerlo. No podemos ni debemos persistir en el fatal error de actuar en contra de nuestros hermanos de América Latina. Sería actuar contra nosotros mismos. Debemos también percatarnos que Estados Unidos ha sido siempre nuestro principal enemigo, el que cercenó el territorio más importante de nuestro país, Panamá; el que nos ha explotado y saqueado durante un siglo y el principal enemigo de América Latina, como lo profetizó Bolívar cuando dijo: “Los Estados Unidos pare-

tados; al país que ha intervenido militarmente en México (1846), en Cuba y Puerto Rico (1902), en Colombia (1903), en Nicaragua (1927 y 1981), en Guatemala (1954), en Cuba (1961), en Santo Domingo (1965), en Chile (1973), en Granada (1983), en Panamá (1989), en Haití (1994), para imponer sus intereses económicos y políticos y extender su imperio; al país cuya presencia en América Latina es sinónimo de dictaduras, golpes de Estado y violencia; al país que está interesado en afianzar su dominación en el continente americano para apoderarse de sus inmensos recursos de agua, petróleo, gas y otros, y detener el proceso de

Uribe Está haciendo el triste papel de peón del imperio y orientando la política exterior de Colombia en contra de la integración latinoamericana. Con esa actuación, el gobierno de Uribe traiciona doblemente la Constitución que juró cumplir: en lugar de defender la independencia de la nación, como lo ordena el artículo 2 de la Carta, la entrega; y viola el mandato constitucional que dispone: “De igual manera, la política exterior de Colombia se orientará hacia la integración latinoamericana y del Caribe” (art. 9). contra de la integración latinoamericana. Con esa actuación, el gobierno de Uribe traiciona doblemente la Constitución que juró cumplir: en lugar de defender la independencia de la nación, como lo ordena el artículo 2 de la Carta, la entrega; y viola el mandato constitucional que dispone: “De igual manera, la política exterior de Colombia se orientará hacia la integración latinoamericana y del Caribe” (art. 9). Los colombianos tenemos que tomar conciencia que “la patria es América”, como decía Bolívar; que somos hermanos de los demás pueblos

cen destinados a plagar la América de miserias a nombre de la libertad”. Ante la entrega que pretende hacer el gobierno de Uribe de la soberanía nacional, los colombianos todos, debemos rechazar la implantación de las bases gringas en nuestro territorio, rechazar el establecimiento de bases militares extranjeras en cualquier país de América Latina, movilizarnos con decisión y salir a defender la independencia nacional, aún a costa de nuestras vidas. No podemos entregarla mansamente; no podemos ser inferiores al ejemplo heroico de nuestros antepasados de hace 200 años, ni cometer la villanía de dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos una patria subyugada. Efectos en los países sudamericanos La instalación de bases estadounidenses en Colombia no sólo afecta a este país, sino también a los demás países sudamericanos. Las bases militares estadounidenses, dotadas de poderosos aviones que alcanzan a cubrir todo el espacio aéreo del subcontinente sin reabastecerse de combustible, de radares avanzados, de sofisticados satélites, de equipos de inteligencia avanzados, y respaldadas por el inmenso poderío militar y económico del imperio, constituyen una grave amenaza para todos los países de la región. No hay que olvidar que pertenecen al país más guerrerista del mundo, al abanderado de la “guerra preventiva”, al que actúa por encima de los tratados internacionales y de las leyes de los demás Es-

liberación nacional de los pueblos. Es apenas natural que los países sudamericanos se preocupen ante una amenaza de tales proporciones. Las bases hacen parte de un plan de dominación continental y constituyen una plataforma militar lista para atacar a cualquier país de la región. En un primer momento, apuntan sobre Venezuela, Ecuador y Bolivia, países que avanzan en un audaz proceso democrático de liberación nacional, pero en cualquier momento pueden ampliar su objetivo sobre todo el subcontinente; su meta es apoderarse de sus gigantescos recursos de petróleo, gas, uranio, agua, tierras y bosques. Su sola presencia en Colombia crea una división en el continente y genera un clima bélico y de armamentismo en los diversos países. Para gobiernos guerreristas como los de Washington y Bogotá, sería fácil exacerbar las diferencias políticas entre los gobiernos de Colombia y Venezuela y poner a sus ejércitos a pelear entre sí. Colombia haría el papel de punta de lanza para agredir a Venezuela, con el apoyo militar de Estados Unidos. Además de las siete bases militares ubicadas en Colombia, Estados Unidos ha sitiado a Venezuela con bases militares en Aruba, El Salvador y la IV Flota. Teóricamente, podría ser una operación militar relativamente fácil para Estados Unidos, pero funesta para Colombia y Venezuela. Además de los terribles costos de muertes, sangre, destrucción, que implica toda guerra, esta sería la más torpe y criminal de todas, porque sería una guerra entre hermanos. Impensable por lo absurda. Colombia y Venezuela están unidas desde siempre por la geografía, la raza, la cultura y la historia, y nunca se podrán separar. Todo nos une, nada nos separa, decía el Presidente Eduardo Santos. Desde la llegada de los pueblos originarios, hace 30 milenios, hemos sido los mismos. En la época de la independencia, un ejército granadino, a órdenes de Bolívar, marchó a Venezuela en 1813, combatió por la liberación de ese país y allá se regó la sangre de muchos soldados granadinos; en 1819, un ejército venezolano y granadino, al mando de Bolívar, vino a luchar por la liberación de la Nueva Granada, ganaron la independencia y aquí se regó la sangre de muchos soldados venezolanos. Unos y otros combatieron por una causa común, la libertad, y construyeron una nación, Colombia la grande. Nuestro destino es el mismo. ¿Cómo luchar ahora entre nosotros por defender intereses de una potencia extranjera, esa sí enemiga de todos? Lo mismo hay que decir de la hermandad


El Diario En esas condiciones, la defensa del orden institucional, la independencia y la soberanía nacional de Colombia no está en manos exclusivamente de colombianos, sino de dos fuerzas armadas: una nacional y otra extranjera, infinitamente más poderosa. Curiosamente, la fuerza armada extranjera que entra a compartir el compromiso de la defensa de la independencia nacional con la Fuerza Pública colombiana, es la del mismo país que en 1903 nos arrebató el Istmo de Panamá. Segundo. El hecho de que las nuevas bases militares sean de Estados Unidos, esto es, de la primera potencia militar del mundo, y del país abanderado del mundo capitalista, lo hace más preocupante aún, porque

Colombia, es el armamentismo de la región. Inmensos recursos financieros, que podían solucionar graves problemas sociales como la pobreza, la miseria, la salud, la educación en sus respectivos países, son desviados hacia fines indeseados y negativos. Ahora bien, si la independencia, la soberanía nacional y el orden institucional dependen, así sea en parte, de tropas extranjeras, ello quiere decir que esos valores no están suficientemente garantizados, o sea, que su existencia es precaria. Al renunciar al monopolio de la fuerza, el gobierno colombiano abdica de la soberanía nacional. Así mismo, la política guerrerista, impulsada por Estados Unidos y apoyada por Colombia, afecta las relacio-

Fotografía: www.atravesdevenezuela.com

milenaria e indestructible entre Colombia y Ecuador. Pero, además de Venezuela, Ecuador y Bolivia, los demás países sudamericanos también están en la mira del imperio. Estados Unidos viene por el territorio, el petróleo, el gas, el uranio, el oxígeno, la biodiversidad, los recursos naturales y humanos de Sudamérica. Ya lo había dicho el Presidente Monroe desde 1823: “América para los americanos”; lo repitió el Presidente Polk en 1845 cuando dijo que “el destino manifiesto” de Estados Unidos era dominar todo el continente; lo reiteró después el Presidente Theodor Roosevelt cuando reconoció en 1914: “I took Panama”. Los países sudamericanos lo saben y, por eso, la noticia de la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia los alarma y preocupa. Otros efectos ocasionados por la política guerrerista y divisionista de Estados Unidos en Sudamérica han sido el derrumbamiento del comercio internacional entre Colombia, Venezuela y Ecuador, con graves perjuicios para sus economías y, en especial, para las poblaciones fronterizas, y el comienzo de una política armamentista de estos países, que temen, con razón, un eventual ataque militar del imperio. Con esa ayuda, el gobierno de Uribe sale beneficiado en cuanto obtiene un mayor respaldo político y económico de Washington que le facilitará su permanencia indefinida en el poder, reforzará su capacidad militar y obtendrá la aprobación del TLC, con el que espera enriquecer aún más a la burguesía colombiana. Aunque los gobiernos de Estados Unidos y Colombia afirman que las bases militares estarán dedicadas únicamente a interceptar las rutas del narcotráfico y a perseguir grupos subversivos, la verdad es que su objetivo será mucho más amplio: es el objetivo político de consolidar la dominación imperial sobre el subcontinente. Eso significa: primero, que el Estado reconoce que la Fuerza Pública colombiana -en este momento, integrada por cerca de 500.000 soldados y policías, la más grande de Sudamérica, incluso mayor que la de Brasil--, es incapaz por sí sola de dominar esas amenazas, y segundo, que decide compartirlo con una nación extranjera, en este caso, Estados Unidos.

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

Recientemente el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, inspeccionó las bases que usarán las tropas norteamericanas en Colombia. implica que Colombia abandona su neutralidad –por lo menos teórica--, y queda comprometida desde ya a participar en todo conflicto internacional al lado de Estados Unidos. Pero no sólo la presencia de tropas extranjeras y su corresponsabilidad en la defensa de la independencia y la soberanía nacional hacen precarios estos valores. El hecho de que esas tropas extranjeras sean de Estados Unidos, esto es, de la más poderosa potencia militar del mundo, del país más agresivo, del abanderado de la guerra preventiva y el que está desarrollando actualmente guerras injustas en Irak y en Afganistán, las convierte en una gravísima amenaza. Por eso, algunos de ellos, como Venezuela y Brasil, con toda razón, han procedido a fortalecer su armamento. Uno de los efectos del establecimiento de las bases gringas en

nes comerciales entre los países de la región. Entre Colombia y Ecuador los intercambios comerciales han disminuido considerablemente, y entre Colombia y Venezuela han desaparecido casi por completo, con graves perjuicios económicos para las poblaciones de las zonas limítrofes y para las poblaciones nacionales en general. El gobierno de Estados Unidos no establece siete bases militares para luchar contra el narcotráfico en Colombia, porque no tiene sentido combatir el narcotráfico militarmente en Sudamérica; si estuviera realmente interesado en combatirlo, lo atacaría en su propio país, que es donde está la mayor parte de la demanda, raíz del problema; no está interesado en eliminarlo, sino en controlarlo; siempre ha sido su propio negocio que le deja gigantescas ganancias en su economía interna. Así mismo, para Estados

5

Unidos la lucha contra la subversión colombiana es irrelevante. Sabe que es un problema local y que no podrá solucionarse por la vía militar, como se ha demostrado a lo largo de 60 años, sino por la vía negociada. Por el contrario, el mantenimiento de esos problemas les conviene a los dos gobiernos. Al de Estados Unidos, el narcotráfico, además de producirle gigantescas ganancias económicas, le sirve de pretexto para intervenir militar y políticamente en los países productores y traficantes, y el problema de la subversión en Colombia le permite vender enormes cantidades de armamentos a este país y mantener alta su influencia militar y política en la región. Al gobierno de Colombia, por su parte, la lucha contra el narcotráfico le permite recibir la ayuda económica del Plan Colombia (US$ 700 millones anuales), y el problema de la subversión le sirve de amenaza para atemorizar al pueblo y mantenerse indefinidamente en el poder. Al reconocer que las tropas nacionales son incapaces de defender por sí solas la independencia y la soberanía nacional, estos valores superiores dejan de existir. La política divisionista y guerrerista de Estados Unidos ha tenido también otros efectos: el derrumbamiento del comercio entre Colombia, Venezuela y Ecuador, con graves perjuicios para los respectivos pueblos y, en especial, para las poblaciones fronterizas, y el armamentismo que ha surgido en varios países para tratar de defenderse de la amenaza que representan las bases militares estadounidenses apuntando sobre sus territorios. La política imperial de Estados Unidos afecta también las posibilidades de integración latinoamericana. No hay que olvidar que la integración es el presupuesto indispensable para la independencia de la región y que Estados Unidos ha sido siempre su principal enemigo. Los diversos intentos de integración, como el Grupo Andino, Mercosur, Unión Centroamericana, han sido sus víctimas; han utilizado mecanismos como la OEA, el ALCA, los TLC’s y ahora las bases militares, para romper los intentos de integración latinoamericana. UNASUR, el experimento de integración mejor estructurado hasta ahora, es su actual objetivo. ED


El Diario

6 VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009 ¿DÓNDE ESTABA LA TRANSPARENCIA?

Casa por Cárcel para Raúl Cely Ante los argumentos de la Fiscalía, El Juzgado Primero Penal Municipal de Tunja, con funciones de garantías, determinó imponer medida de aseguramiento y la casa por cárcel, contra el ex Secretario de Hacienda de Boyacá, Raúl Alberto Cely Alba, luego de la audiencia de formulación de cargos , llevada a cabo este 10 de diciembre. La medida fue tomada como consecuencia de la denuncia instaurada contra Cely Alba por los posibles delitos de prevaricato por Acción y la celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, con motivo de la construcción de un puente sobre la quebrada La Piache entre los municipios de Pauna y Maripí en el Occidente de Boyacá, en hechos sucedidos en el año 2007, cuando el propio Cely Alba, sin facultades para ello, decretó una “Urgencia Manifiesta” con lo cual pudo asignar, sin necesidad de las formalidades legales, un contrato de 370 millones de pesos para la construcción de esa obra. Como ha sido suficientemente informado por este medio, en tal procedimiento de contratación, según la indagación y resolución proferida por la Contraloría General de Boyacá, en cabeza de Henry Carreño Leal hasta el 31 de diciembre de 2007, Raúl Cely habría cometido todo tipo de irregularidades, pues, en primer término, no tenía facultades para decretar la “Urgencia Ma-

nifiesta” y, como consecuencia de ello, dice el Contralor Carreño, “se efectuó con el objeto de evadir el concurso público”. Sin embargo, el actual Contralor José Virgilio Jiménez, en otra resolución de similar naturaleza, a finales de 2008, asegura que en realidad el Sr. Cely Alba no cometió ningún tipo de irregularidad y que más bien, si tal situación se da, la responsabilidad recaería, también, sobre el delegante. Lo anterior quiere decir que si para decretar la “Urgencia Manifiesta”, el entonces Secretario tuvo la delegación por parte del Gobernador –Jorge Londoño-, entonces, cuando menos la responsabilidad sería compartida en cuanto a las consecuencias de la contratación. Para afianzar el argumento, el Contralor José Virgilio trae al caso un concepto emitido por la Procuraduría General de la Nación sobre el particular, según el cual si “el jefe del organismo (en este caso el ex Gobernador Londoño Ulloa), delega parcialmente, esto es, transfiere la función a un inferior para que adelante la etapa precontractual, tanto en la licitación o concurso, como en la contratación directa, por ejemplo, la responsabilidad penal, disciplinaria y civil, recaerá en el delegatario (en este caso Raúl Cely), por sus acciones u omisiones, y en el delegante (Londoño Ulloa), si el primero ejerció las funciones, bajo el poder de instrucción del segundo”.

Esta consideración del Contralor Jiménez resulta muy interesante, pues, si bien trata de exonerar de responsabilidad a Cely Alba por el presunto delito de prevaricato por acción, ya que habría contado con la delegación expresa para ello, no lo exime de la responsabilidad de sus actuaciones en el proceso de la contratación, a la vez que vincula al delegante, es decir, al ex Gobernador Londoño, por lo que éste también debería estar, ahora, en el banquillo de los acusados. En todo caso, la Fiscalía, que ha trabajado a fondo en este proceso, con el concurso de organismos como la Sijin, apoyada en los hallazgos del Contralor Carreño, logra demostrar, en principio, la solidez de sus argumentos, los que llevan al juez a tomar las medidas ya expuestas. Terminada la diligencia de imputación de cargos, sin que el acusado se allanara a los mismos, y ordenada la detención domiciliaria de Cely Alba, la defensa procedió a apelar la decisión del juez de garantías, lo cual, por cuestiones de trámite, no será resuelto antes de comenzar la vacancia judicial, por lo que el sindicado tendría que permanecer en condición de detenido, por lo menos, hasta después de mediados de enero. Consecuencias políticas El asunto ahora es que, si las cosas andaban mal para el Partido Ver-

de en el Departamento de Boyacá, ante la salida la semana pasada del ex Diputado Pablo Sierra, ahora parece irremediable la desintegración de ese movimiento ante la suerte corrida por Cely Alba, quien, era considerado el principal baluarte electoral de la lista de Cámara para las elecciones parlamentarias de 2010; es más, se daba por descontada la elección de Cely, para quien, según el jefe natural de ese partido en Boyacá, el ex Gobernador Londoño, daría las instrucciones precisas a los demás candidatos y al electorado, de aportarle el mayor número de votos posible. Ahora, detenido Cely Alba, no solo se trunca el proceso proselitista, para lo cual ya estaba diseñada, impresa y grabada la propaganda, sino que acaba de desmantelarse la lista. Le queda a ese partido el nombre de Noé Vianchá, quien no pasa por el mejor momento, en cuanto a su imagen pública, debido a los resultados finales que se van viendo de la venta de Acerías. Así las cosas, dicen analistas políticos, las posibilidades del Partido Verde de obtener varías curules en la Cámara, tal como era lo proyectado, se disminuyen considerablemente. Es más, ya se considera que ese partido no tendrá representación a ese nivel. Queda, en consecuencia, la única posibilidad de que Jorge Londoño, si aspira al Senado, logre los votos necesarios, ya que, literalmente, estaría solo en esta empresa (después de exhibir un capital de casi 200 mil votos y las mayorías “rendidas a sus pies”): desmantelada la lista de cámara, sin poder en el gobierno, sin discurso posible sobre los temas económicos, sociales y políticos, sin la bandera de la anticorrupción y con la “espada de Damocles”, que significan más de cien procesos ante la Procuraduría y la Fiscalía, rosándole el cuello. A propósito, la situación del ex Gobernador se puede complicar de modo dramático con lo que suceda en el caso Caprecom, donde una deuda de unos 12 ó 15 mil millones está convertida en más de 35 mil millones de pesos –que Caprecom ya tiene en sus arcas- debido a las omisiones y torpezas cometidas por su gobierno. Aquí se calcula que el Departamento estaría asumiendo más de 20 mil millones de pesos como detrimento patrimonial, lo que significaría, necesariamente, una acción de repetición contra Londoño y, probablemente, contra otros funcionarios, empezando por el mismo Raúl Cely. ED


El Diario

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

7

JUAN CÓRDOBA AL SENADO

Multitudinario lanzamiento en Tunja

Juan Córdoba Suárez se dirige a los más de mil asistentes al lanzamiento de su candidatura al Senado, en las instalaciones del Club del Comercio en Tunja.

En acto celebrado el viernes 4 de diciembre en las instalaciones del Club del Comercio, tuvo lugar el lanzamiento de las candidaturas de Juan Córdoba al Senado de la República, y a la Cámara de Representantes Marco Tulio Leguizamón Roa y Gustavo Puentes Díaz. En el fondo del acto político, se observó el gran afecto que sus seguidores manifiestan por el candidato Córdoba y por la fórmula de Cámara en el Departamento, a la vez que quedó clara la necesidad de sacar adelante tal proyecto, con miras a aumentar la presencia y representación del Departamento en el Senado de la República, según lo argumentó el propio Córdoba Suárez durante su emotiva intervención. En cuanto a la estrategia para fortalecer la

Marco Tulio Leguizamón, aspirante por tercera vez a la Cámara de Representantes.

candidatura al Senado, el candidato Córdoba Suárez presentó a las figuras políticas de otras regiones que se han comprometido a consolidar una votación que no solo garantice el derecho a la curul, sino que sume una votación representativa, tanto en el Departamento como en el país. En este sentido, acompañaron a Córdoba Suárez, Marco Antonio Pinzón, candidato por circunscripción nacional de negritudes; José Gonzalo Gutiérrez, hijo del recientemente desaparecido empresario y Senador boyacense del mismo nombre y Josué Correa candidatos a la Cámara por Bogotá D.C; William Escarria Peña, candidato a la Cámara por Casanare y Elubín Agudelo Poveda, aspirante a la Cámara por el departamento de Bolívar.

La mesa principal en el acto del Club del Comercio en el Lanzamiento de la Candidatura de Juan Córdoba al Senado, y Gustavo Puentes y Marco Tulio Leguizamón a la Cámara.

Así mismo, asistieron al acto los cuatro pre candidatos del Partido Conservador a la alcaldía de Tunja: Pablo Cepeda, Ricardo Vargas, Gustavo Pirazán y Jorge Hernández de Castro, y ocho concejales de Tunja; el ex candidato a la Gobernación de Boyacá, Rigoberto Barón; el ex alcalde, Teódulo Benítez; el ex representante, Hernando Torres Barrera; el ex alcalde, Jairo Aníbal Díaz; los diputados Edgar Vidal Ulloa, Mauricio Rodríguez y Pedro Saavedra; y, delegados de más de 20 municipios de Boyacá junto con concejales de Sogamoso, Duitama y Mongua; el ex diputado, Héctor Gonzalo Monroy; y líderes comunales. También vale la pena resaltar la presencia de un número importante de empresarios de la minería del carbón, tanto de Sugamuxi como de Valderrama, Norte y Gutiérrez. ED

Gustavo Puentes Díaz, seguirá siendo el representante de los empresarios del carbón.


El Diario

8 VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009 El cambio climático es evidente

PAZ: QUINAR

Por: León Humberto Mojica Salazar

TINTO OSCURO Fotografía: Corpoboyacá

Hoy 500

De tantos eventos sobre el tema climático, dos coinciden por estos días: uno de orden planetario que es la Cumbre de Copenhague, y el otro, la “Segunda Gran Expedición Ecológica a la Sierra Nevada de El Cocuy, Güicán y Chita” bajo el lema “Agua y Calentamiento Global, Problema Vital”. La calamidad climática está a la vista y puede convertirse en uno de los agravantes más severos de la economía del país en la primera parte del año 2010, toda vez que la sequía conllevará a la escasez de alimentos, especialmente de origen agropecuario, lo cual presionará la carestía, e igual, puede ocasionar problemas en el suministro de energía, debido a la alta dependencia del sistema de generación de los embalses que alimentan el sistema hidroeléctrico, que para el caso colombiano, representa más del 60% de la capacidad instalada. Para el caso del Departamento de Boyacá, los cambios climáticos de la última década, van dejando experiencias extremas por las pérdidas económicas y como factor de empeoramiento de la situación social. Muchos países en desarrollo tienen ya problemas serios para hacer frente a su actual clima. Los costes económicos y la frecuencia de los desastres naturales han crecido espectacularmente en el pasado reciente.

Las pérdidas mundiales a consecuencia de catástrofes relacionadas con la meteorología, ascendieron a un total aproximado de 83 mil millones de dólares durante la década de 1970. Ese total pasó a ser de unos 440 mil millones en la década de 1990, durante la cual los sucesos tipificados como “grandes catástrofes naturales, se incrementaron desde los 29 de dos décadas antes, hasta los 74 de entonces”. Servicios públicos de mala calidad, unos recursos inadecuados y un gobierno y una administración deficientes, incluida la corrupción, llevan a una mala provisión de servicios públicos; los sistemas de alerta temprana por condiciones meteorológicas extremas, los programas educativos destinados a la concientización sobre el cambio climático y las medidas preventivas, y los programas de control de enfermedades transmitidas por vectores o causadas por una mala nutrición, son ejemplos de servicios públicos deficitarios que agravan la situación social consecuencia del cambio climático. ED

Desde mi destierro en el bello municipio de Tasco, la cuna de mis mayores y del suscrito, deseo con la esperanza de ser recordado por los lectores de esta columna y por supuesto de mis amigos; brindarle un homenaje a esos trece años guerreando que está cumpliendo el hijo predilecto de Pedro Esaú: EL DIARIO, el mío, el de ellos, de nosotros, de todos. Son 500 ediciones, y todas ellas destinadas a salvaguardar el interés público del rasponazo que a diario, le propina la politiquería corrupta que se enseñorea en nuestra tierra, luciendo el cuello “blanco” del gobernante. Sin ningún temor puedo asegurar que EL DIARIO es en su contenido sinónimo de ética y decencia, dos activos que el Doctor Uribe proscribió de esta sociedad, con el cuento de la seguridad democrática. Un reconocimiento muy especial a Carolina, la artífice del bello rostro que hoy muestra a sus lectores EL DIARIO, haciéndolo llamativo y codiciado. “Un abrazo para la Familia de El Diario y feliz navidad para todos”. ED


El Diario

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

DESDE EL PASAJE VARGAS

F

ructuoso bravo. Arturo José el corregidor de la parroquia de Don Gonzalo llegó, literalmente verraco, a una reunión de “seguridad”, una mañana de estas, víspera del Aguinaldo. El que chupó fue el pobre Julito, el Secre de la Cultura. Los Académicos, con corresponsal dentro de esa reunión, tuvieron la noticia de las furias de Fructuoso, quien habría dicho que cómo así que de esa reunión no tenía noticia anticipada, que por qué no le habían avisado a tiempo. Por este motivo, los especialistas homeopáticos y botánicos de nuestra Academia, todos teguas, han decidido declararse en “Asamblea Permanente” para diagnosticar y tratar el caso al más alto nivel, para lo cual están experimentando con nuevas y mejores fórmulas. Ya se sabe que la manzanilla no ha surtido los efectos terapéuticos que se esperaban, que esta yerba ya no le calma los nervios, ni a Fructuoso ni a sus allegados; que se pensó en el té verde, pero que tampoco, que el té verde carece de cualquier poder y que nadie

lo quiere consumir ni ayuda en estos tiempos de dispepsia y desordenes neuronales. Le va a tocar, dicen en la Academia, que Fructuoso, quien lleva tan buenas relaciones con el inquilino de la Casa de Nari, le saque la fórmula de las goticas tranquilizantes, ya que aquí no valen las pócimas de las yerbas tradicionales, ni de las hojitas verdesecas (londoñeras) y maceradas, convertidas en mágicos polvos mañaneros que, bien esparcidos y a veces apresuradamente batidos, se toma con el primer tinto en el despacho. l sol del medio día. Hablando de Fructuoso, y de los demás alcaldes y gobernadores, estamos llegando al medio día de sus periodos. Todos van por mitad. (Cuando el Académico dormilón escuchó esta frase, “por mitad”, balbuceó: “¿y luego no era entre el 10 y el 20?”). En todo caso, todos van por mitad. Para el caso de Fructuoso, yendo en todo por mitad -se fueron dos años y quedan dos años-, sigue muy corto en la ejecu-

E

CURIOSIDADES El chip del futuro “leerá” el pensamiento

OJOS Y HOJAS

Investigadores de Intel Labs han presentado un chip futurista, que cuenta aproximadamente con entre 10 y 20 veces los motores de procesamiento que se encuentran ahora dentro de los procesadores de marca Intel Core más populares. Se trata de un procesador experimental de 48 núcleos, cuyo objetivo a largo plazo es incorporar unas prestaciones “increíblemente mejoradas” a los ordenadores futuros, como interfaces para la comuni-

cación entre el ser humano y los dispositivos electrónicos. Este prototipo contendrá 48 núcleos de procesamiento de Intel totalmente programables, la mayor cantidad jamás incor-

porada en un único chip de silicio. Algunos investigadores vaticinan que los ordenadores, incluso, podrán leer las ondas del cerebro, por lo que tan sólo deberemos pensar en un comando como, por ejemplo, dictar palabras para realizar esa tarea sin tan siquiera hablar. Intel Labs ha llamado a este chip en prueba single-chip cloud computer, porque recuerda la organización de los centros de datos que se utilizan para crear una “nube” (cloud) de recursos informáticos a través de Internet, un concepto usado para ofrecer servicios como, por ejemplo, las transacciones bancarias online, las redes sociales y las tiendas online a millones de usuarios. Tomado de Revista Muy Interesante

9

ción del presupuesto. También en su segundo año, parece que no cumple con las inversiones proyectadas, que aún teniendo la plata no la gasta. Que nadie sabe lo que está esperando y que lo más probable es que la ciudad sea drásticamente sancionada el año entrante con la asignación de los recursos del sistema general de participaciones y con la categorización; que en este último aspecto puede ser clasificada hacia abajo y que eso le puede costar recortes de transferencias muy importantes. Esto no lo están diciendo los Académicos, sino los propios súbditos del Rey Arturo… (“que también van por mitad”, volvió a vociferar el Académico dormilón). as tres letras ecológicas. A RCN, Radio Casa de Nari, le volvió la fiebre de la ecología para descubrir la importancia de la Sierra Nevada del Cocuy. Así que con Miguelito, el Director, con Marelvy, la coordinadora y toda la tropa, emprendieron la excursión al Norte por la carretera de Soatá, la Uvita. Pero el máximo aporte de las tres letras a esta expedición de descubrimiento es la presencia de un “periodista, enviado especial” que aseguró que después de semejante viaje a tan lejanas tierras, le iba a hacer el honor a la tierra de los muiscas de venir “en un fin de semana que me quede libre a conocer estas breñas”. (Los guías de esta memorable visita del periodisto, serán Varguitas y Sáenz. A propósito de Sáenz, ¿también se irá para la Cadena Radial Boyacense de una sola emisora?). ¡Qué honor que nos hace este personaje!, quien además, con acento de poetizo dijo que la nieve no se podía pisar con los zapatos. Ante tanto honor y tanta sabiduría, no queda aquí nada más que decir sí Don Juan, cómo no Don Juan, así es Don Juan. ED

L

ENTRETENIMIENTO

3 7 9

5 8 2 3 4

5 1

7 8 2 6

9 6

4

3 9 5

7 8 6 4


10

El Diario

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

Economía, banca y transnacionales

EDITORIAL Si una economía como la de Colombia está en un ciclo negativo, ¿cómo se explica entonces que el sector financiero esté obteniendo las mayores ganancias de la historia? Se sabe que por la recesión económica, muchas empresas están pasando por una situación tirante, casi que angustiosa. En cambio la banca va campante, en unas condiciones de prosperidad que hasta ha dado para que muchos en este país piensen que, definitivamente el manejo de lo financiero es de lo más rentable que se haya conocido; tanto que las ganancias, aparte de ser astronómicas, inspiran envidia para cualquier empresario, de los que viven asumiendo desafíos y corriendo también sus riesgos. Pero como van las cosas, tarde que temprano, el sector financiero tendrá su propia crisis y acabará por reventarse. Para entonces, hay que ver lo que va a pasar: se socializarán las pérdidas y se privatizarán las ganancias. Esto cuando los niveles de mora o acreedores alcancen límites insostenibles, como sucedió en Estados Unidos. Porque la hora de lo crítico llega, cuando ya nadie tiene plata ni para comprar lo que hayan podido hipotecar los bancos. De cualquier modo, Estado y gobiernos en este país, tendrán que ir pensando cada vez

más en tornearse rígidos con el sector financiero, con miras que se legisle algún día a fin de que no todo sea garantía para la banca, sino que simultáneamente este tipo de entidades vayan invirtiendo en obras o proyectos de contenido social.

L

a inversión extranjera no es buena ni es mala de por sí. El problema es cuando la mayor parte de esa inversión, va encaminada a la extracción de los recursos naturales no renovables, como el petróleo, el carbón y las ganancias que van siendo hasta el 90% para multinacionales.

Dijo: La inversión extranjera no es buena ni es mala de por sí. El problema es cuando la mayor parte de esa inversión, va encaminada a la extracción de los recursos naturales no renovables, como el petróleo, el carbón y las ganancias que van siendo hasta el 90% para multinacionales.

Claro que pensándolo bien, exigencias de esta naturaleza, solo las podría emprender un nuevo modelo de Estado. Entonces con gobiernos de tal compromiso con las clases populares, que hasta el sector financiero terminara siendo obligado a actuar desde las perspectivas de los “pobres”. Ahí sí como en una ley por el pleno bienestar social. Por lo pronto, que al menos surja alguna conciencia respecto a cuanto hay que cuidar y defender en esta Colombia de recursos naturales todavía salvables, en medio de tantas

EL IGUAQUEÑO

voracidades que han surgido y que continuarán surgiendo. Ya sería algo, si por lo menos se tuvieran en cuenta ciertas voces de alerta, como la del Premio Nobel de Economía: nada menos que el estadounidense que en días pasados estuvo en Colombia. Así solo hubiera podido hablar para dirigencias de sectores privilegiados, reunidos en el Gimnasio Moderno, importa mucho lo que se vio precisado a expresar.

Cualquiera entiende que esto viene a ser lo irónico; algo así como un contrasentido. Y no es extraño que en Colombia, políticas de lo estatal y lo gubernamental acaben por desentenderse de cuanto haya podido advertir el Premio Nobel de Economía, cuando el precepto no puede ser otro que cuidar y defender en forma incondicional recursos naturales no renovables, a fin de que su extracción sea ante todo rentable para la economía de la Nación y no ganancia de “dorado” para cualquier multinacional. ED

Por: Tarcicio Cuervo

Reflexionando con “El Diario” Dentro de los proyectos de mi vida nunca pensé en ser columnista de un periódico. Leía periódicos o revistas cuando se presentaban acontecimientos especiales, sobre todo en materia política. Pero un periódico que he leído siempre es “El Diario”. Cuando se aproximaban las elecciones para alcaldes y gobernadores en el año 2003, los amigos de “El Diario” nos reuníamos en alguna cafetería del Pasaje Vargas a hacer cábalas políticas, y también a comentar políticas de Estado: la de “la mano firme y corazón grande”. Esto se convirtió en tertulia que duró un lustro –pienso que esto dio para: “los académicos del Pasaje Vargas” que hoy se convirtió en columna de “El Diario” de alto Turmequé, donde se expresa la manera de pensar del “populacho”- ¡qué bueno! Fue aquí donde me “contaminé” con sangre de estos académicos y un día escribí algo sobre mi ramo –el agro-, asunto que fue bien aceptado por “la academia” y por ciudadanos

que me conocían, manifestándome que mi escrito estaba muy bueno. Esto me animó para escribir otro, y otro, y otro… Y hoy, cuando “El Diario” llega a su edición 500, en un término de 5 años consecutivos, he escrito decenas de artículos; tanto así que esto hace parte de mi forma de vida, junto con la agricultura que me da mi sustento. Aunque ahora poco escribo sobre el sector agrario y lo hago más sobre política, es que también he batallado en esa dura tarea de ver el manejo que estos gobernantes de todos los tiempos le han dado a la nación en beneficio de unos pocos, pertenecientes a unas señaladas familias de una oligarquía asquerosa que maneja el poder como bien se le da la gana, pero eso sí, usufructuando cada vez más de los dineros públicos, con una corrupción rampante que no se detiene, y que hoy por hoy es más descarada, cínica y benefactora de los jefes de Estado y sus aliados; repitámoslo nuevamente: una oligarquía asquerosa.

Ésta, mi manera de decir lo que mi corazón siente y mi mente piensa, algunos la tildan de comunista, de izquierdista, de revolucionaria y hasta de terrorista –sobre todo cuando hoy, decir la verdad es terrorismo-, más si se trata de los manejos políticos y económicos del Estado. Aclaremos, lo he dicho, lo digo y lo seguiré diciendo: que soy un libre pensador, un campesino de carne y hueso que ha compartido el duro pan de la gleba, de ancestro chibcha, descendiente de “la madre Bachué”, que reflexiona. Acorde con la historia, que a punta de sangre y fuego nos han sometido, nos han robado y nos siguen robando; una vieja plutocracia que cada vez atesora más y más. Caso patético el gran robo de “Agro Ingreso Seguro”; más sin embargo, seguimos queriendo a nuestros malhechores y los seguimos apoyando para que nos gobiernen; asunto que no puedo entender. ¿Por qué amamos a nuestros verdugos? ¿Será masoquismo?

Estas son las razones por las cuales escribo. Soy hombre de paz, amo la libertad. Mi comportamiento y mi pasado están a la luz pública. Mientras viva y pueda, seguiré escribiendo, diciendo la verdad, defendiendo la libertad y la libre manera de pensar. Agradecimientos a “El Diario” y su Gerente, Pedro Esaú Mendieta Palacios, por permitirme estar aquí. Opino que este es un gran periódico, esto por cuanto permite decir la verdad; mantengan esa línea así de recta, como hasta ahora lo han hecho. Felicitaciones por su valor y pundonor de sostenerse en circulación; sé que no ha sido nada fácil. Ser independientes y del otro lado del pervertido poder, eso los hace grandes. ¡Seguro que sí! Nota: el Director del periódico mural “La Linterna” del Pasaje Vargas, Silvino Ramírez Pérez, dice que: “Mendieta es un hombre hormonao”.


El Diario

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

Escríbanos a: periodicoeldiario@yahoo.es

LA COLUMNA DEL LECTOR Daño patrimonial sin doliente Por: Leonel Buitrago Carreño, Especialista en Gobierno Municipal Es evidente que quienes desarrollan actividades de gestión fiscal deben actuar con diligencia en el manejo de los recursos públicos, con el fin de optimizar el uso de los mismos, reducir costos y evitar que se generen sobrecostos. Cuando una entidad u organismo público, por causa de la negligencia, el descuido o el dolo de un servidor público a cuyo cargo esté la gestión fiscal de los recursos, deba pagar intereses por concepto de recursos de crédito inutilizados, por cuanto el objeto para el cual fueron adquiridos no se cumplió, esa gestión fiscal no es susceptible de calificarse como eficiente, eficaz y económica; por el contrario, ese tipo de erogaciones representa para las entidades deudoras, gastos no previstos que afectan negativamente su patrimonio, y por los cuales deben responder los gestores fiscales involucrados. Partiendo de los arts. 267, 268 y 272 de la Carta Política, el control fiscal es una función pública ejercida por las contralorías. Esta vigilancia incluye el ejercicio de un control financiero, de gestión y de resultados, así como el registro de la deuda, fundado en la eficiencia, la economía, la equidad y la eficacia, de tal suerte que se facilite la evaluación integral de la gestión y de los resultados obtenidos por quienes desarrollan una gestión fiscal, además de establecer la responsabilidad fiscal que se derive de ésta. Así las cosas, por sentido de pertinencia y apego al Estado Social de Derecho –hoy Estado Superior Privilegiado de Corrupción…. perdón de Opinión-, más no por resentimiento o lambonería como diría la servidumbre del rey, se solicitó al Contralor Municipal de Tunja información relacionada con la situación que sobre el particular afronta el municipio, y vaya qué sorpresa nos llevamos. En cuanto al monto de los recursos del empréstito adquirido por el municipio de Tunja en la vigencia fiscal de 2006 (administración de Benigno Díaz)

y que a la fecha no se ha ejecutado, así como el monto de los intereses causados y pagados por este valor, expresó que el órgano de control fiscal no cuenta con esa información, a pesar de indicar previamente que dicha operación de crédito y su inversión fue objeto de dos auditorías especiales. Se le olvidó que fue él mismo, quien mediante control de advertencia de febrero de 2008, le advirtió a la administración municipal sobre los riesgos a que se exponía por mantener inactivos recursos del crédito en cuantía de $918.158.657.20. Se podrán imaginar a cuánto asciende el monto de intereses causados y pagados a la fecha, sin contraprestación alguna a favor de los beneficiarios de la acción social del Estado Municipio. ¿Quién responde? ¿Donde queda el principio constitucional de legalidad y especialización del gasto? Consultado sobre sí en el ejercicio auditor de su competencia, se pudo establecer que los proyectos a financiar con los recursos del crédito, guardaban relación directa, pertinencia y coherencia con el Programa de Gobierno, el Plan de Desarrollo 2004-2007, el Plan Plurianual de Inversiones, el Plan Financiero, el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el Plan Operativo Anual de Inversiones, Banco de Programas y Proyectos y los respectivos Planes de Acción, así como conocer las razones, motivos o circunstancias bajo las cuales la administración aceptó el desembolso de los recursos del crédito sin tener definidos los proyectos de inversión a desarrollar; manifestó que en la exposición de motivos del proyecto de acuerdo que autorizó contratar el empréstito, existe un documento que contiene un aparte denominado “Proyectos de Inversión Deuda Pública 2007”. Respuesta que deja mucho que desear respecto de lo que comporta el deber ser del control de gestión y resultados a cargo del ente de control fiscal. En similares condiciones se le consultó, si había establecido, el por qué dichos recursos no fueron reembolsados en tiempo y oportunidad como amortización a capital, de tal suerte que no generaran los intereses que sin lugar a equívocos constituyen un daño patrimonial, a lo cual expresó que producto del control de advertencia antes mencionado, los recursos fueron adicionados al presupuesto de la vigencia fiscal 2008. ¿Será que por ello se dejó de causar y pagar intereses? En consecuencia, lo único claro que se desprende de este recuento, es que la administración de los recursos públicos se encuentra Al Garete, pues el control fiscal va mucho más allá del inoperante e improductivo control numérico legal y la imposición de una pichurria de sanciones que en nada afecta a los gestores fiscales involucrados, porque como dice el adagio popular: del mismo cuero salen las coyundas. ED

Quinientos Diarios Por: Pedro Esaú Mendieta Palacios Arribamos, después de trece años largos, a la edición quinientos de El Diario. Nada extraordinario, pero creemos que honroso, sabiendo del medio y de las dificultades de hacer prensa en Boyacá con algún grado de independencia, como lo hemos tratado de realizar con este modesto instrumento. Es El Diario, porque al principio estuvimos diario de martes a sábado. Así aguantamos seis meses que alcanzaron para las primeras cien ediciones. Después, las dificultades económicas, por poco hacen desaparecer la publicación; sin embar-

11

go, gracias a la colaboración de personas amigas y solidarias con el proyecto, y en especial, de nuestros lectores, hemos logrado sobrevivir. Y lo hemos hecho sin la dependencia del gobierno, en ninguno de sus niveles. A quienes han sido nuestros amigos y solidarios apoyos, muchas gracias; a quienes han escrito y colaborado en la elaboración del producto, nuestro reconocimiento y gratitud, que es con lo único que hemos podido pagar; a los lectores, la seguridad que trataremos de no defraudarlos; a quienes no están de acuerdo, que aceptamos la crítica y respetamos, como pocos, el disenso y la diferencia; a los anunciadores, que han sido pocos, gracias por la confianza. Pero, lo más importante que queremos transmitir en este momento es que seguiremos, hasta donde alcancemos, con el compromiso irreductible de tratar de decir la verdad, de expresar nuestros criterios con la mayor independencia y siempre a favor de los intereses del Departamento y de la Nación; que creemos en el pueblo colombiano y que, esta tierra, Boyacá, merece mejor suerte. ED

Correos del lector Estimados periodistas de tan importante medio informativo: los felicito por esa enorme labor que hacen, por su periódico y, a la vez, decirles que no es lo grande de la publicación sino el contenido de la misma, y eso en sí es lo que los hace grandes a ustedes. MARCO ANTONIO JOYA GERMÁN ESCOBAR: Hola amigos de El Diario, siempre estupendo. Por supuesto que quiero ser uno de sus lectores vía email. Abrazo fraternal. JAIRO OPUTL: Mil gracias. Buen trabajo periodístico: analítico e informativo. Adelante. Apreciados amigos, hemos recibido la versión virtual del periódico El Diario. Excelente y felicitaciones. Los vamos a incluir en nuestro directorio, para enviarles noticias sobre la problemática étnica del país. Un abrazo, COLECTIVO DE TRABAJO JENZERA JENZERA


12

El Diario

VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009

El tarjetón azul de Cámara Humphrey Roa, 101 en el tarjetón.

Gustavo Puentes, 102 en el tarjetón.

Juan B. Pérez Hidalgo, 103 en el tarjetón.

Fotografías: Hisrael Garzónroa

Disciplinado como siempre, el Partido Conservador ya completó y sorteó el número en el tarjetón de sus seis candidatos a la Cámara de Representantes para las elecciones del 14 de marzo de 2010. Dicen que el número uno es el mejor número. Éste, el 101, le ha correspondido a Humphrey Roa, quien aspira por segunda vez a ser elegido representante por esta circunscripción. El número 102 lo obtuvo el actual Parlamentario, Gustavo Puentes; el 103 fue para Juan B. Pérez Hidalgo; el 104 lo será el ex Alcalde de Aquitania, Luis Cardoso; el 105, para el ex Diputado Héctor Ángel Ortiz y el 106 para Marco Tulio Leguizamón, también actual Parlamentario. Voceros de esta colectividad son optimistas y esperan que por lo menos alcancen tres de las seis curules, pues tendrían a su favor no solo la unidad del partido, sino que la recomposición del gobierno regional los favorecería en el sentido de que muchos conservadores que pudieran ir a otras colectividades, especialmente al Partido Verde, regresarán a su colectividad; además, porque como están las cosas en el gobierno regional, su orientación tiene una fuerte influencia de las principales corrientes de la colectividad, tanto en cabeza del Senador Jorge Hernando Pedraza, como del sector que lidera el ex Senador Ciro Ramírez. Una vez abierta la contienda, observadores políticos dicen que solo uno de los dos representantes con credencial será reelegido y que los otros dos escaños serán disputados por los otros cinco aspirantes, donde, también se dirimirá la primacía de una de las dos grandes tendencias del partido. ED

Luis Cardoso, 104 en el tarjetón.

Marco Tulio Leguizamón, 106 en el tarjetón. Héctor Ángel Ortiz, 105 en el tarjetón.

Ed. 500 Periódico El Diario de Tunja y Boyacá  

Portada: Premio Iluminamos - EBSA: "La buena semilla fructifica mejor"

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you