Page 1

SISTEMA DE COMUNICACIONES • DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN Y PRENSA

Foto Archivo Periódico ALMA MATER

N° 342 Medellín, agosto 14 de 2013

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

1


E

l Sistema de Bibliotecas de nuestra Universidad recibe a diario cerca de siete mil usuarios en sus distintas sedes, dado lo cual cotidianamente hace serios esfuerzos encaminados a prestar servicios de buena calidad, que van desde la disponibilidad de los materiales bibliográficos requeridos, hasta asesorías académicas, pasando por el préstamo en varias modalidades, el uso de bases de datos, el suministro de documentos, el servicio para invidentes y una variada actividad cultural y académica. Como el trabajo que desarrollamos en las bibliotecas de la Universidad es de gran responsabilidad y requiere el compromiso desinteresado de todos los que de buena manera usufructuamos los beneficios de una educación de calidad, la institución ha visto la necesidad de diseñar un reglamento que dé cuenta de los momentos actuales y garantice, en la mayor proporción posible, ambientes de convivencia, de estudio, de ocio y de trabajo acordes con una comunidad educada que propugna por objetivos de cultura y de alta formación académica.

Foto Archivo Periódico ALMA MATER

A continuación, el lector encontrará, además de una parte sustancial del nuevo reglamento del Sistema de Bibliotecas, algunos datos estadísticos relevantes, así como artículos de opinión sobre lo que actualmente nos ocurre y que, en parte, contextualiza el aludido reglamento.

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA • Rector Alberto Uribe Correa • Departamento de Información y Prensa • Bloque 16 oficina 336 • Teléfonos 2195023 y 2195026 • almamater@arhuaco.udea.edu.co

2

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013


Fotos Archivo Periódico ALMA MATER

Seccional Bajo Cauca

El Sistema de Bibliotecas cuenta con ocho bibliotecas en Medellín: Central, Medicina, Odontología, Salud Pública, Robledo, Enfermería, Escuela Interamericana de Bibliotecología y Biblioteca de Bachillerato Nocturno, y con ocho en las sedes regionales: Turbo, El Carmen de Viboral, Caucasia, Puerto Berrío, Andes, Santafé, Yarumal y Sonsón, más las colecciones básicas en Amalfi y Segovia.

Facultad de Odontología

Escuela de Idiomas

Escuela de Bibliotecología

Facultad Nacional de Salud Pública

Las bibliotecas de todo el sistema son visitadas por 7.000 usuarios diarios, aproximadamente.

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

3


Del silencio y otras bullas en las bibliotecas de la Universidad Por LUIS GERMÁN SIERRA Coordinador cultural del Sistema de Bibliotecas

E

n 2015 la Biblioteca de la Universidad de Antioquia cumple ochenta años y, naturalmente, a lo largo del tiempo, ella ha sufrido no pocas transformaciones, en general para bien de la comunidad universitaria y de la sociedad. Varias generaciones han pasado por aquí y lo que comenzó siendo un puñado apenas de usuarios acomodados en una pequeña biblioteca y en modestos espacios universitarios (existía al igual una ciudad pequeña, provinciana y silenciosa) en varias sedes antes de la actual y definitiva, hoy son cerca de cuarenta mil estudiantes, usuarios potenciales de un confortable edificio de cinco pisos instalado en un campus hermoso, declarado patrimo-

común ver ingresar grupos de estudiantes conversando en voz alta, reír sin restricciones y acomodarse en mesas de estudio donde la charla en alta voz continúa, mezclando en ella temas académicos y asuntos de cualquier otra índole, “embriagados” en su propia vocinglería. Entrar, entonces, casi a cualquier hora del día a cualquiera de los tres primeros pisos de la Biblioteca Central es hacerlo a una especie de gran mercado en el cual, por el aire, se percibe un bullicio insoportable; no pocas veces algunos estudiantes quieren ingresar a las bibliotecas comidas y bebidas, sin importarles la perturbación que con ello ocasionan debido a los olores que expele la comida, y que restos de esos elementos vayan a los libros produciéndoles daños a veces irreparables; la falta de espacio para que todos se acomoden de la mejor manera también hace que algunos estudiantes, como lo practican a lo largo y ancho de todo el campus, quieran sentarse en el piso de la biblioteca, produciendo con ello un desorden que rayaría, creo, en lo insólito.

Foto Sistema de Bibliotecas

nio arquitectónico por el Ministerio de Cultura en 2012, y de quince bibliotecas más, ubicadas en las facultades del área de la salud y en las sedes regionales. Hasta ahí todo parece muy bien y acorde con el progreso de la ciudad y la evolución de la cultura y por tanto de la Universidad. Pero la realidad por dentro es un poco distinta. A una serie de hechos lamentables (que aquí, por supuesto, no cabe detallar) que acompañan de continuo la espléndida vida universitaria, debe sumarse, desde hace un tiempo considerable, la creciente indisciplina de los usuarios de todas las bibliotecas del Sistema. En la Biblioteca Central, por ejemplo, es

4

Campañas El Sistema de Bibliotecas ha implementado, desde hace ya varios años, distintas campañas bajo el lema de “Cultura Biblioteca”, mediante las cuales quiere persuadir a sus usuarios acerca de lo que significa usar bien una biblioteca, es decir, hacer el mayor silencio posible, transitar ordenada y pausadamente por los espacios bibliotecarios, tratar bien los materiales bibliográficos, los muebles y demás elementos allí utilizados, además de ser, en lo posible, usuarios autosuficientes que sepan emplear las herramientas bibliográficas básicas para su estudio y sus investigaciones. Para ello se han llevado a cabo acciones

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013


Materiales bibliográficos Recursos de información impresos: 251.509 títulos de libros y revistas equivalentes a 692.857 volúmenes.65 bases de datos comprendidas en 556.862 títulos de revistas en texto completo; 55.120 libros en línea, 48.061 normas en línea y 86.727 trabajos discográficos (base de datos Naxos).

Foto Archivo Periódico ALMA MATER

como la distribución de volantes y separadores con textos e ilustraciones alusivas, la presencia permanente de personas encargadas de llamar la atención amablemente a los usuarios ante las faltas a un mínimo de buen comportamiento, la elaboración de videos artísticos y educativos en torno a la “Cultura Biblioteca”, mensajes por alta voz que, con mesura y amabilidad, invitan al silencio y a distintas actividades culturales y académicas que realiza el Sistema de Bibliotecas, personajes teatrales que, de forma divertida y también artística, hacen difusión de nuestros servicios y pedagogía en torno a los temas de la campaña, entre otros esfuerzos que, hasta hoy, se mantienen vigentes y con nuevas propuestas cada vez. El Sistema de Bibliotecas es consciente de la dificultad que significa obtener excelentes resultados de las campañas en pro de la “Cultura Biblioteca”, dadas las características de las costumbres de nuestras ciudades, en las cuales impera cierta imposición de la bulla por doquier, desde los centros donde naturalmente se aglomeran públicos diversos, hasta los barrios y casas, el transporte público y los festejos, en los cuales los equipos de sonidos en altos decibeles, la carencia casi completa de privacidad y las voces en altos tonos es una constante. Por alguna extraña razón, el silencio está expulsado de la república de nuestras vidas. La bulla debe llenar los momentos en que,

Biblioteca digital Tipo de publicación

N° de publicaciones

Tesis

118

Trabajos de grado

65

Libros

65

Artículos de revista

65

Ensayos

1

Folletos

124

Fotografías

564

Afiches

73

Revistas

67

Diapositivas

1

Partituras

12

Videos

1

TOTAL

1156

ocasionalmente, la soledad debe encontrarse con nuestros pensamientos o nuestras tareas cotidianas. Es por ello, tal vez, que los frutos que hemos recogido en todos estos años con las campañas mencionadas no son muy abundantes, a pesar de lo cual no cejaremos en el trabajo que en ese sentido nos corresponde. Cuesta decirlo así, pero la realidad es que en las bibliotecas nos resistimos a admitir como normal lo que, grosso modo, acurre en el resto de la Universidad: el entendimiento de que los espacios públicos son espacios donde no tiene por qué haber un mínimo de orden ni de respeto por los derechos y la intimidad de los demás, y la aglomeración sin gusto ni estética de todo aquello que está justificado porque es lo que nos sirve para “buscarnos la vida”.

El reglamento Por todo lo anterior, entonces, y tratando siempre de tener éxito en nuestras campañas y propósitos tendientes al bienestar de los usuarios del Sistema de Bibliotecas, la institución ha implementado el Reglamento interno para la utilización de los recursos y servicios del Sistema de Bibliotecas (Resolución Rectoral 37398 del 25 de junio de 2013), en el cual quedan consignadas las normas básicas de comportamiento, y al cual es obligatorio que todos nos acojamos: estudiantes, empleados, profesores y usuarios en general. Como es natural en todas las instituciones respecto a los

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

5


reglamentos que las rigen, el no cumplimiento de las normas allí planteadas acarrea acciones correctivas relacionadas con los derechos que adquirimos al ser usuarios activos. La implementación del reglamento del Sistema de Bibliotecas está justificado y se explica porque en varios años en los cuales hemos emprendido diversas campañas tendientes al mejoramiento de la convivencia y del ambiento de estudio, como ya se ha anotado, el éxito de dichas campañas ha sido relativamente escaso, contando más bien con el empecinamiento en actuaciones que, permanentemente, perturban las condiciones mínimas de estudio, de investigación y de trato con las bibliotecas en su conjunto. El reglamento tendrá una amplia difusión por distintos medios universitarios y también en diversos soportes: papel, internet y voz. Algunos actores, incluso, realizarán actuaciones ante públicos universitarios en las distintas sedes. Y como se ha hecho costumbre, exitosamente, con algunas reglamentaciones y normas de convivencia en la ciudad por parte de autoridades municipales y departamentales, el reglamento del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia tendrá un tiempo determinado de aplicación pedagógica, después del cual se implementarán las acciones correctivas correspondientes con las faltas, en la medida en que ello se haga necesario. Todo lo anterior está exclusivamente encaminado a mejorar el ambiente de estudio y de trabajo en las bibliotecas de la Universidad de Antioquia, conscientes de que tenemos la obligación de hacer de ellas lugares acogedores y silenciosos, aptos para

Equipos al servicio de los usuarios El Sistema cuenta con 599 equipos de cómputo, diez DVD para multimedia y cinco proyectores de video, distribuidos entre el área administrativa y a disposición de la comunidad académica, dispuestos de la siguiente manera:

6

Fotos Sistema de Bibliotecas

la lectura, el estudio y la investigación, con la colaboración de todos los públicos universitarios, con el apoyo de todos nuestros usuarios, quienes serán los primeros beneficiados de contar con bibliotecas cada vez mejor dotadas, con buenos recursos académicos y tecnológicos, lo mismo que con asesoría permanente por parte de personas capacitadas y dispuestas, y con un ambiente de respeto y de relativa intimidad y silencio, para desplegar sin cortapisas el gusto del conocimiento, de la lectura y del tiempo de ocio.

Disposición Administrativos OPAC Calificador de servicios Separador de turnos Bases de datos Internet PC multimedia Invidentes Formación Proyecto - CRAI Control de acceso TouchSmart310 Portátiles admón. Portátiles - Préstamo Total equipos de cómputo

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

Equipos 121 68 4 2 43 146 10 4 20 30 6 7 21 117 599


Reglamento interno para la utilización de los recursos y servicios del Sistema de Bibliotecas Mediante la Resolución Rectoral 37398 del 25 de junio de 2013 se expidió el Reglamento interno para la utilización de los recursos y servicios del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia. Apartes de la normatividad, la cual está organizada por capítulos. Capítulo 1. Aspectos generales, de los cuales se resalta el objeto de la resolución: Objeto: La regulación que se consigna en el presente reglamento, tiene como objeto prevenir y corregir comportamientos contrarios al orden institucional, al bienestar colectivo e individual de los usuarios de los servicios del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia, que permita brindar en todo caso un espacio en el cual prevalezca un ambiente adecuado para el estudio y el aprendizaje, así como el orden, el respeto, el diálogo de saberes y la inclusión con equidad. Se definen además todos los recursos y servicios disponibles para el aprovechamiento por parte de la comunidad universitaria en Medellín y las regiones donde la Universidad hace presencia. Capítulo 2. Préstamo de material bibliográfico. Se establecen las normas para acceder a los recursos de información. Capítulo 3. Préstamo de equipos de cómputo. Se establecen las normas para el uso de los equipos de cómputo dispuestos para la consulta del OPAC, las bases de datos, internet y préstamo de portátiles. Prohibiciones en el uso de equipos de cómputo 1. Cambiar la configuración de los equipos.

2. Instalar software o material protegido. 3. Mover los equipos de cómputo y el mobiliario. 4. Entrar a páginas web con contenidos diferentes a los académicos. 5. Realizar consultas en grupo. 6. Chatear. 7. Descargar archivos de música y videos. 8. Escuchar audio sin audífonos. 9. Almacenar información de interés personal. 10. Realizar actividades que atenten contra el buen funcionamiento de los equipos y de la red de datos. 11. Utilizar dispositivos de almacenamiento propios, sin vacunar. 12. Retardar la devolución del equipo previamente reservado, o prestado. 13. Alterar los sistemas de seguridad puestos en los equipos. 14. Desconectar los equipos de consulta para conexión de portátiles personales Capítulo 4. Derechos, deberes y prohibiciones generales Derechos 1. Recibir atención oportuna y satisfactoria en la prestación del servicio de las bibliotecas y en la respuesta a sus reclamos y sugerencias. 2. Recibir capacitación en el uso de los recursos de información. 3. Obtener información sobre los regla-

mentos que rigen los servicios. 4. Disfrutar de un ambiente propicio para la lectura y la investigación. 5. Recibir un trato amable y cortés. 6. Acceder a los servicios de manera voluntaria y gratuita. 7. Mantener en reserva la información personal del usuario, excepto para efectos administrativos, disciplinarios y judiciales si fuere el caso. 8. Además de los anteriores derechos, los investigadores tendrán los siguientes: 9. Recibir asesoría personalizada para la búsqueda de información especializada. 10. Utilizar hasta por cuatro horas el área prevista para investigadores previa reserva en el formulario electrónico establecido. Deberes 1. Presentar, registrar o digitar la tarjeta de identificación personal (TIP), o documento de identificación, al momento de ingresar o solicitar cualquier servicio de las bibliotecas y cuando le sea requerido. 2. Permitir la revisión del material prestado y de sus pertenencias por parte del servidor responsable del control de salida. 3. Dejar sobre las mesas de estudio o en los lugares destinados para ello, los materiales utilizados.

4. Hacer uso correcto del material bibliográfico y demás bienes de la biblioteca (equipos de cómputo, audio, video muebles, entre otros). 5. Devolver el material bibliográfico y equipos prestados en la fecha establecida. 6. Informar a los empleados en caso de daño, pérdida, deterioro de material bibliográfico, fallas detectadas en los equipos y daños en el mobiliario. 7. Informar inmediatamente en el servicio de circulación y préstamo, en caso de pérdida de la TIP. 8. Guardar y mantener un tono de voz adecuado y el orden necesario para una debida concentración en la lectura y la consulta. 9. Mantener en todo momento un comportamiento respetuoso hacia el personal de la Universidad y demás usuarios del servicio. 10. Acatar las acciones correctivas impuestas tanto por suspensiones como dinerarias, de acuerdo con las tarifas previamente establecidas. 11. Verificar constantemente su estado de cuenta en el Sistema. 12. Reportar al personal de vigilancia o administrativo del Sistema de Bibliotecas las anormalidades que pueda detectar. 13. Dejar completamente limpios los espacios utilizados. 14. Cumplir en todo caso los reglamentos,

instructivos, directrices y procedimientos que se establezcan e impartan para la utilización de los diferentes servicios. 15. Hacer entrega oficial de los auditorios al servidor designado. 16. Utilizar audífonos para escuchar videos, video conferencias y audio. 17. Cuidar los objetos personales. La Biblioteca no se responsabiliza por la pérdida de éstos. Además de los anteriores deberes, los investigadores tendrán los siguientes: 18. Realizar la reserva del área para investigadores en los formatos establecidos. 19. Respetar el tiempo acordado para la utilización del equipo. 20. Presentar certificación vigente en la que conste que se encuentra adscrito a un grupo de investigación activo de la Universidad. Prohibiciones 1. Consumir alimentos y bebidas. 2. Comercializar productos de cualquier naturaleza. 3. Fumar. 4. Usar celulares o equipos electrónicos que produzcan ruido. 5. Hablar en voz alta, gritar, correr, jugar, discutir o incurrir en actos que impidan la concentración de los usuarios. 6. Retirar los bienes de la biblioteca. 7. Sacar fotocopia de la totalidad de una obra.

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

7


8. Agredir física o verbalmente a servidores, auxiliares o personal de vigilancia. 9. Trabajar en grupos numerosos que perturben la armonía y tranquilidad de los demás usuarios y servidores de las bibliotecas. 10. Distribuir refrigerios en el interior de la Biblioteca y auditorios. 11. Adherir papeles, calcomanías y similares; gomas de mascar, y escribir en columnas, muros y vidrieras. 12. Dormir en los sofás ubicados en las salas de estudio y hall de la biblioteca. 13. Ausentarse de la biblioteca dejando sobre las mesas y sillas bolsos u otras pertenencias en señal de reserva de las mismas, u obstaculizar de cualquier modo el aprovechamiento de estos recursos por parte de otros usuarios. En estos casos, el personal de vigilancia procederá a retirar dichas pertenencias y los trasladará al Departamento de Vigilancia, en donde podrán ser reclamados previa identificación, sin perjuicio de las acciones correctivas consagradas en este reglamento. Además de las anteriores prohibiciones, los investigadores, tendrán las siguientes: 14. Realizar actividades diferentes a la exploración de los recursos electrónicos disponibles para la investigación. 15. Atender estudiantes en las áreas destinadas para la investigación. Parágrafo: Las anteriores prohibiciones sin excepción aplican en lo pertinente al uso de los auditorios. En caso de daño o deterioro de los bienes del auditorio, el solicitante de la reserva o responsable del evento será quien asuma el

8

pago o reparación de los mismos. Capítulo 5. Acciones correctivas Usuarios regulares. Los usuarios regulares del Sistema de Bibliotecas que incumplan cualquiera de los deberes y prohibiciones anteriormente descritos, por la indebida utilización de los servicios de préstamo y uso de los equipos de cómputo, espacios y muebles en general establecidos en el presente reglamento, podrán ser objeto de las siguientes acciones correctivas conforme a la competencia señalada en el artículo 3° del presente reglamento: Primera vez. Llamado de atención verbal y entrega de volante de recordación de normas de comportamiento en las bibliotecas del Sistema, generando en todo caso una alerta en la cuenta de “Préstamo del usuario” en el sistema Olib. Segunda vez. Se aplicará suspensión de todos los servicios del Sistema de Bibliotecas, excepto el ingreso y la consulta en sala, hasta por treinta días calendario a criterio razonable y proporcional por parte del servidor responsable del recurso o servicio; sin embargo, se podrá suscribir un acuerdo pedagógico con el usuario para el acceso a los servicios y en caso de incumplimiento se materializará la acción de suspensión aquí prevista. Parágrafo 1. El personal de servicios del Sistema de Bibliotecas registrará en la cuenta de “Préstamo del usuario” en el sistema Olib, las acciones señaladas en el presente artículo, para efectos de seguimiento y control, y serán eliminadas una vez se acredite el cumplimiento de lo establecido en el presente reglamento.

Usuarios externos. El usuario externo de la Universidad que incumpla cualquiera de los deberes y prohibiciones por la indebida utilización de los servicios de préstamo y uso de los equipos de cómputo, espacios y muebles en general, establecidos en el presente reglamento, podrá ser objeto de las siguientes acciones: Primera vez. Llamado de atención verbal y entrega de volante de recordación de normas de comportamiento en las bibliotecas del Sistema. Segunda vez. Suspensión del ingreso a la biblioteca hasta por treinta días calendario. Tercera vez. Suspensión hasta por noventa días calendario para acceder a todos los servicios de biblioteca (ingreso y préstamo de material), con firma de compromiso para reingreso. Acciones correctivas por la no devolución de material bibliográfico. El usuario que no realice la devolución del material bibliográfico dentro del término previamente fijado será objeto de las siguientes acciones correctivas: 1. Material bibliográfico con préstamo de cinco y treinta días. Suspensión del servicio durante dos días calendario por día de mora, aplicado a cada uno de los materiales prestados. 2. Material de préstamo restringido. Suspensión del servicio por cinco días calendario por día de mora, aplicado a cada uno de los materiales prestados. 3. Material de reserva, colecciones patrimoniales y de referencia. Suspensión del servicio de un día por cada hora de retraso, aplicado a cada uno de los mate-

riales prestados. Parágrafo 1. Las acciones correctivas referidas al servicio de préstamo de material bibliográfico podrán ser compensadas por el usuario, mediante la donación o encuadernación de uno o varios libros que la biblioteca requiera, según acuerdo con la coordinación del servicio. Para el caso de las bibliotecas que conforman el Grupo G8 Bibliotecas, se aplicará el reglamento de “Préstamo interbibliotecario sin carta”. Parágrafo 2. Cuando un integrante de la comunidad académica de la Universidad de Antioquia se encuentre bloqueado para préstamo en cualquiera de las instituciones con las cuales el Sistema de Bibliotecas tenga convenios de préstamo interbibliotecario, no se le prestará material bibliográfico en ninguna de las Bibliotecas del Sistema de la Universidad de Antioquia hasta cuando presente el correspondiente paz y salvo. Acciones correctivas por hurto y daño de muebles, equipos y material bibliográfico, distintos al deterioro normal por el uso 1. Al usuario regular del Sistema de Bibliotecas que dañe los muebles, equipos y material bibliográfico le serán suspendidos todos los servicios del Sistema de Bibliotecas hasta por doce meses contados a partir de la realización del daño y se registrará una alerta en la cuenta del sistema Olib, por el mismo tiempo, a menos que realice el resarcimiento o restitución del bien dañado. 2. Al usuario regular del Sistema de Bibliotecas que sea sorprendido extrayendo ilícitamente documentos y elementos de cualquier

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

índole de las bibliotecas, le será suspendido el derecho al servicio hasta por doce meses con registro en la cuenta del sistema Olib por el mismo término. En ambos casos, se procederá a realizar el informe a la unidad competente de asuntos disciplinarios de la Universidad de Antioquia, según se trate de estudiantes o de servidores públicos, para ejercer la correspondiente acción disciplinaria. Parágrafo. Las acciones correctivas señaladas en el presente reglamento serán aplicables en lo pertinente a los usuarios externos de la Universidad de Antioquia. En tratándose de usuarios por convenio con otras instituciones, se informará la irregularidad detectada a la institución a la cual pertenezca. La presente Resolución Rectoral deroga expresamente la Resolución Rectoral 14810 del 29 de junio de 2001 y las demás normas que le sean contrarias. Nota de la Dirección del Sistema de Bibliotecas. Durante julio y agosto estaremos en campañas de divulgación y pedagógicas sensibilizando a nuestros usuarios sobre la importancia de acatar estas normas que propenden por el rescate de nuestro Sistema de Bibliotecas como espacios armónicos para la investigación, la actividad académica, la lectura, la cultura y la formación integral. El documento en texto completo puede ser consultado en los siguientes enlaces: http://secretariageneral.udea.edu.co/ doc/ina2013.html http://www.udea. edu.co/portal/page/ portal/SistemaDe B i b l io t e c a s / F. Institucional/I.reglamento/


El silencio de la Universidad

T

Por CARLOS VÁSQUEZ TAMAYO Profesor del Instituto de Filosofía

odos los caminos llevan a la biblioteca central. No en vano está en el centro, es el corazón, anuda y desanuda todas las andanzas. Un lugar para demorarse, concentrarse, olvidar los afanes, entrar en la inteligencia. Voy caminando por el bloque 10, giro obligado por arreglos y baches. Los muchachos se arremolinan, parecen por momentos anclados en la pasividad. Algunos se reúnen en el suelo, comen allí, se dedican a leer o conversar. Lo que salta a la vista es que no hay espacios adecuados y suficientes para ponerse a estudiar. Hacerlo en parejas o en pequeños grupos es un deleite, a veces una necesidad. También puede ser gozoso leer al aire libre. Yo lo hacía en mi época de estudiante: el parque teatro de las esculturas, la zona deportiva, los amistosos prados o los rincones discretos. La Universidad está llena de parajes, pequeños oasis para dejar que el alma respire. Pero el estudio, más formal y concenPero si la trado, parece entre nosotros condenado al biblioteca es exilio. Y es entonces cuando recae todo el peso sobre la biblioteca central: salas lleun silencio nas de rumores y charlas sin tregua. concertado, Pero si la biblioteca es un silencio conme digo. Un certado, me digo. Un lugar hecho para calugar hecho llar. Por lo pronto pulula en ella un ruido que no se deja apagar. De ser el sitio más para callar. recogido se ha ido convirtiendo en la esPor lo pronto tancia de las habladurías. pulula en ella La biblioteca es la casa del silencio. Y un ruido que no ese silencio lo hacemos todos y hay que cuidarlo. Si bien somos una comunidad se deja apagar. destinada a la palabra ella es ante todo la De ser el sitio sombra del silencio que guarda. más recogido Hay que poner los ojos en la bibliotese ha ido ca para que, de nuevo, sea posible en ella convirtiendo en cultivar el conocimiento que es el reposo del oído. la estancia de Todos los caminos llevan a la bibliotelas habladurías. ca. No en vano está en el centro, es el corazón, anuda y desanuda todas las andanzas. Un lugar para demorarse, concentrarse, olvidar los afanes, entrar en la inteligencia. Siento que ese edificio tiene algo sagrado. Por ello hay acciones que lo contradicen y maltratan: comer, beber, dormir, charlar. Es terrible que uno sienta que allí es imposible concentrarse. Ella es el recinto para lectores ensimismados, seres sumidos en su perplejidad. La biblioteca entrega el don de la soledad, uno se recoge allí en la cavilación juiciosa y profunda. Entre tanto, ¿por qué no piensan los planificadores del espacio en un lugar para el estudio más abierto, locuaz, compartido? Es hora de hacer un pacto por nuestras bibliotecas, que sea para todos el silencio de la universidad.

Servicios bibliotecarios que se prestan a la comunidad universitaria • Alfabetización informacional • Asesoría académica • Asesoría académica en línea • Boletín de lecturas recomendadas y nuevas adquisiciones • Chat institucional • Comunicación con el usuario • Consulta de la cuenta de préstamo • Cuenta personal de acceso a las bases de datos bibliográficas. • Diseminación selectiva de la información. • Préstamo “Libros en su casa”. • Préstamo de computadores portátiles. • Préstamo de material bibliográfico • Préstamo interbibliotecario • Red inalámbrica • Salas de cómputo. Reserva de turnos • Servicio para personas invidentes • Solicitud de material bibliográfico • Suministro de documentos

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

9


Debemos recuperar nuestra Biblioteca como un espacio para la lectura Por ANDREA GARCÍA JARAMILLO Estudiante de 8° semestre de Ciencia Política

E

s innegable que nuestra biblioteca, además de ser un sitio en el cual se debería realizar una lectura silenciosa, agradable y tranquila, es un espacio de estudio. No obstante, de un tiempo para acá he notado que en lugar de poder estudiar y hacer mis lecturas diarias en un sitio propicio para ello, es decir, un lugar silencioso, me he encontrado en un lugar que parece más una zona de recreo que una biblioteca, donde la gran mayoría habla en un tono desagradable que desconcentra a los que queremos estudiar; incluso ese ruido me desconcentra en el momento en que redacto esta queja. No culpo a la biblioteca sino a aquellos estudiantes que no poseen la cultura y el respeto necesario que requiere un sitio como la biblioteca. Es necesario que se tomen medidas puesto que la situación ya se torna insostenible, al punto de llevarme a escribir una queja y una sugerencia, cosa que nunca había realizado y que no estaba en mis planes. Es injusto tener que pasarse hasta media hora buscando un lugar silencioso en una universidad con un gran hacinamiento, pero

Foto Archivo Periódico ALMA MATER

más injusto es que se nos esté quitando a algunos estudiantes, porque creo que no soy la única, la posibilidad de estudiar libremente; hay días en que me la paso de mesa en mesa, de la planta baja al tercer piso, buscando dónde leer sin ser interrumpida por risas, chismes del fin de semana y raíces cuadradas y equis a la menos algo; pero con ello no estoy culpando a aquellos estudiantes que deben realizar sus talleres y estudiar para sus parciales, el problema con ellos es que son grupos extremadamente grandes que estudian media hora y juegan, ríen y gritan 2 horas; pienso que hay lugares más propicios para realizar talleres que requieran la compañía de hasta 10 personas, incluso dentro de la biblioteca, y

con ello doy paso a mi propuesta, pues si no estoy mal la biblioteca tiene 4 pisos y una planta baja. Sería preferible tener un sitio para los estudiantes ruidosos en lugar de que ellos estén en toda la biblioteca, incomodando a quienes queremos leer. Puede que la propuesta resulte ambiciosa, pero si se crea la conciencia necesaria se podría lograr; de otro lado, creo que el espacio ya no sería excusa puesto que, como veo la situación, todos los espacios de la Universidad están quedando cortos para atender a los estudiantes, entonces es cuestión de costumbre. Además mi propuesta gira en torno a la organización para que unos podamos leer tranquilamente y los otros puedan hablar a su aire, aunque esto, claro no se debe hacer.

Materiales bibliográficos hurtados de la Biblioteca Central en 2012 21 audiovisuales

3 tesis impresas

27 tesis digitales

12 discos ópticos

147 libros de la Colección General

74 libros de literatura

10

3 biografías

11 libros de Referencia

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013


Foto Sistema de Bibliotecas

Los usuarios opinan (Sugerencias y reclamos) Señores Biblioteca Médica: Les quiero expresar mi profundo inconformismo con respecto a las condiciones de la biblioteca. Hace algún tiempo vengo notando una total falta de cultura del silencio y un desconocimiento profundo por parte de los usuarios (en su gran mayoría estudiantes) de lo que significa estar dentro de una biblioteca, centro máximo de estudio y consulta. Es casi imposible poder concentrarse en una lectura o tarea intelectual cuando se está dentro de las instalaciones. 14/03/2010 El servicio que presta la biblioteca central beneficia a toda la comunidad estudiantil; pero últimamente la aglomeración de los estudiantes en la biblioteca causa una tertulia insoportable con un constante murmullo a gran escala que hace perder la regla principal en una biblioteca: hacer silencio para que los otros usuarios se concentren en sus estudios y lecturas. De modo que recomiendo que designen la tarea de conservación del silencio en la biblioteca a alguien. 25/02/2013

Biblioteca Central se ha convertido en un “corredor” más, pues el espacio que se ofrecía para estudiar se ha convertido en un espacio para charlar. El “ruido” no permite realmente la concentración y no hace que el espacio sea agradable para el estudio. 02/03/2008

Los cambios hechos en la biblioteca han sido bien pensados, pues es un lugar para la concentración y el estudio. Igualmente, estimular el cuidado de los bienes que tiene es importante porque estimula el sentido de pertenencia y el reconocimiento de los demás en el sentido de proteger algo que es de uso común y patrimonio de todos/as. Además el respeto al que inducen los mensajes a la entrada, permite al estudiante conocer cómo cuidar este ambiente. Acá me siento cómoda y me rinde el trabajo muchísimo más que en la oficina, lugar donde el ruido es permanente. 09/03/2012

La presente es una queja y a la vez reclamo porque considero que la biblioteca es un espacio de lectura y no un espacio de discusión, pues esto último ha incrementado el ruido en la biblioteca haciendo cada vez más difícil abstraerse o simplemente leer de manera agradable cualquier texto ¡Gracias! 02/03/2011

Encuentro con frecuencia que hay un nivel excesivo de ruido en la biblioteca, particularmente en piso 2, donde acudo con frecuencia. Además del ruido de los usuarios, hay ruido generado por las acciones mismas de la biblioteca: es el caso de la sala de ubicación, donde tiran con brusquedad los libros, generando ruido y, seguramente, causándoles daño a larga plazo. También es el caso de la sala de capacitación del piso 3, cuyo ruido se extiende al segundo piso (corredor norte). 25/02/2013

Estaría muy bien que la biblioteca sea de puertas abiertas, pues el conocimiento es para todos; pero no puede ser que la biblioteca se haya convertido en el sitio de reunión de los estudiantes de pregrado, quienes se han dedicado a hablar temas que no son para tratar en la biblioteca, y mucho menos puede ser la biblioteca el sitio para reunirse a hacer trabajos en grupo o repasar un examen. La biblioteca es un sitio para el silencio y la concentración. Les sugiero por favor controlar esta situación. Gracias. 15/03/2009

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

11


Fotos Archivo Periódico ALMA MATER

• 1.886 usuarios del servicio de diseminación selectiva de la información. • 873.620 préstamos internos, externos y renovaciones de materiales bibliográficos. • 2.841 préstamos de materiales bibliográficos a usuarios externos. • 60 préstamos de materiales bibliográficos en el servicio “Libros en su casa” (solo en Medellín). • 8.671 nuevas cuentas de acceso a bases de datos bibliográficas. • 33.388 usuarios con cuenta vigente para el acceso a bases de datos bibliográficas. • 4.628 usuarios formados en alfabetización informacional. • 360 asesorías académicas en línea. • 3.134 suministros de documentos (solo en las bibliotecas de Medellín).

12

• 394 conversaciones sostenidas por el chat institucional.

• 8.874 préstamos de computadores en la sala de cómputo.

N° 342 • Medellín, agosto 14 de 2013

• 854 servicios de comunicación con el usuario. • 5.750 calificaciones de los servicios bibliotecarios. • 60.432 préstamos de computadores portátiles (en las bibliotecas Central, Médica, Salud Pública, Enfermería, Odontología y Ciudadela Robledo). • 15.844 consultas de libros electrónicos.

SUPLEMENTO ALMA MATER N° 342  

SUPLEMENTO ALMA MATER N° 342 AGOSTO 14 DE 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you