Issuu on Google+

MEDELLÍN, abril 24 de 2012 / N° 314

Proponemos un gran compromiso de todos, que se exprese en un pacto por la Universidad y en contra de toda manifestación violenta Consejo Superior Universitario

“No permitiremos que los violentos cierren o destruyan la Universidad de Antioquia”

Los universitarios y la ciudadanía debemos gritar ¡No Más! Consejo Académico /

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

1


Campus Comunicado del Consejo Superior Universitario

Proponemos un gran compromiso de todos, que se exprese en un pacto por la Universidad y en contra de toda manifestación violenta El Consejo Superior Universitario, en sesión extraordinaria, se reunió para analizar la situación presentada el miércoles 18 de abril de 2012, cuando encapuchados con explosivos, desplegaron una acción militar en la ciudad universitaria, y de manera planeada y sincronizada procedieron a cerrar las puertas de la institución, impidiendo la salida de las miles de personas, estudiantes, profesores, empleados, directivos, jubilados, egresados y visitantes habituales o esporádicos del campus, al mismo tiempo que arrojaban gran cantidad de explosivos a las vías y establecían barricadas, causando confusión y pánico. Tras la reprochable actuación, absolutamente ajena a la protesta estudiantil civilista y civilizada, un integrante de la fuerza pública sufrió la mutilación de una pierna como consecuencia del impacto de un explosivo que contenía tuercas, tonillos, clavos y bolas de cristal, lo cual pudo ocurrirle a un profesor, o a un estudiante o, a cualquier visitante, mayoritariamente niños, jóvenes colegiales y adultos mayores. La fabricación y detonación de bombas artesanales letales y el intento de retención de toda una comunidad deja en evidencia que esta acción, además de ser ilegal y de responder a intereses totalmente ajenos al quehacer universitario, tiene un enorme potencial destructivo, y atenta contra el derecho a la vida de las personas, el patrimonio público y la posibilidad de brindar educación de calidad para la población antioqueña, buena parte de ella de bajos recursos. Como máxima corporación que dirige los destinos de la Universidad solicitamos y requerimos a las autoridades de policía y a las autoridades judiciales pronta y efectiva intervención, para prevenir que tan lamentables hechos se sigan repitiendo y para judicializar y sancionar a los responsables. Somos conscientes de que la sola intervención de tales organismos no es suficiente, y que es necesario, además, que la comunidad universitaria y la sociedad le cierren el paso a estas expresiones de violencia; por tanto, proponemos un gran compromiso de todos, que se exprese en un pacto por la Universidad y en contra de toda manifestación violenta. La Universidad debe continuar abierta como un espacio para el pensamiento y la discusión de los problemas que aquejan a la sociedad. El próximo martes definiremos los términos en los que convocaremos la voluntad de Antioquia, para defender a su Alma Máter, patrimonio de todos los colombianos. Expresamos nuestra disposición de ayuda para la recuperación del patrullero Andrés Rincón y enviamos un mensaje de solidaridad a él y a su familia. Medellín, 19 de abril de 2012. UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA • Suplemento ALMA MATER • Rector Alberto Uribe Correa • Secretario General Luquegi Gil Neira • Jefe Departamento de Información y Prensa Alberto González Mascarozf • Bloque 16 oficina 336 • Teléfonos 2195023 y 2195026 • almamater@arhuaco.udea.edu.co

2

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


Comunicado del Consejo Académico

Los universitarios y la ciudadanía debemos gritar ¡No Más! Una herida que se abre y nos trae de nuevo el vaho de la impotencia y la desazón. Miles de corazones latiendo desesperadamente por escapar del absurdo entre la manifestación de unos pocos que se autoproclaman como la voz de muchos, como la voz de todos. Pero esa no es la voz de miles de estudiantes, profesores y empleados cuyos deseos e ideales se representan en la búsqueda del conocimiento, la cultura, la recreación y el desarrollo integral del ser. Se siente esta tristeza en el corazón de propios y extraños al ver cómo la Universidad se pierde en el caos a causa de una defensa de lo público que nunca ha sido tal. No es posible entender que la Universidad sea convertida por pocos en un campo de batalla en el que reinen el caos, la confusión, el miedo y la zozobra. Impresiona ver una ciudad cniversitaria desalojada con premura y rabia. Y que cientos, miles de ciudadanos tengan que dejar sus sueños y sus pertenencias abandonados en salones, bibliotecas y museos por miedo a la confrontación sin razón. Esta vez los universitarios y la ciudadanía debemos gritar ¡No Más!, nos sentimos ofendidos, ultrajados, indignados ante quienes actúan en nombre de todos para defender lo que nadie les ha pedido que defiendan. Si todos juntos rechazamos estos actos, y si las autoridades judiciales actúan, tal vez sea posible salir de este círculo vicioso de violencia, y de la intemperancia que nos impide crecer, avanzar y cumplir con una misión que como ninguna otra representa el crecimiento y la prosperidad, no de unos pocos sino de toda la sociedad. La corporación universitaria informa: • Mañana jueves, 19 de abril, no se darán clases en toda la Universidad de Antioquia. • Se invita a la comunidad universitaria en general a una jornada de reflexión sobre los graves actos violentos que afectaron hoy al Alma Máter. • El ingreso a la Ciudad Universitaria se reanudará mañana 19 de abril, a las 2 p.m. A esa hora se reanudarán las labores administrativas. • Las clases se retoman en toda la Universidad de Antioquia el viernes 20 de abril, a las 6 a.m. • La suspensión del ingreso sólo se cumplirá en la Ciudad Universitaria. En las demás sedes se permitirá el ingreso, aunque no se dictarán clases. • Quienes tengan su vehículo en Ciudad Universitaria puede pasar a reclamarlo en las horas de la mañana. Medellín, 18 de abril de 2012

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

3


Campus Comunicado Facultad de Odontología

Repudiamos estas conductas anárquicas que apelan a la sinrazón Ante los hechos de violencia del día de ayer en la sede central de la Universidad de Antioquia, los estamentos administrativo, profesoral y no docente de la Facultad de Odontología –reunidos el día 19 de abril– manifestamos a la comunidad universitaria y a la sociedad civil nuestros sentimientos de tristeza, impotencia y frustración.

La Universidad fue víctima de una toma por un grupo terrorista cuyos actos atentan contra el estado social de derecho y sus valores más preciados: la vida, la integridad, la libertad, la seguridad, la dignidad de las personas y los bienes públicos y privados de quienes integramos la comunidad universitaria. Repudiamos estas conductas anárquicas

que apelan a la sinrazón; compartimos la filosofía de la no violencia. Somos una Universidad viva a la cual este tipo de hechos no le minan la esperanza de un porvenir compartido y en paz. La Universidad perseverará de manera decidida en el cumplimiento de su misión social de formar ciudadanos íntegros que le apuesten al desarrollo de la región y del país.

La Facultad de Odontología continuará cumpliendo con su responsabilidad social desde la docencia, la investigación y la extensión, e invita a todos los estamentos universitarios, entes de gobierno y a la sociedad en general, a proteger nuestra Alma Máter con tenacidad, compromiso, solidaridad y decisión. Abril 19 de 2012

Comunicado de los Consejos de la Facultad de Ciencias Agrarias, la Escuela de Nutrición y Dietética y el Instituto de Educación Física

Rechazo a todo acto de violencia o barbarie terrorista La universidad pública, y en particular la Universidad de Antioquia, tiene la bondad y la universalidad de albergar todas las corrientes del pensamiento sin distingo ni discriminación alguna. Este principio de la Universidad permite que en un mismo escenario tengan asiento personas de diferentes corrientes de pensamiento. La Universidad no es ajena a su entorno social, por un lado, ofrece la posibilidad de que la sociedad se vea impulsada por el aporte que desde la academia hacen sus docentes mediante el desarrollo académico y científico y de otro lado la contribución que desde su ejercicio profesional hacen todos sus egresados. En contraposición a esto se encuentra un reducido grupo de personas de pensamiento radical, cuyas acciones van de la mano de actos de hecho que atentan contra todos los esfuerzos que hace la sociedad por mantener a su institución abierta y en funcionamiento, que tienen el poder de la intimidación en sus prendas de acervo terrorista, alteran en escasos minutos lo que a una sociedad le ha costado más de 200 años construir y pretendan destruir el único recurso para el progreso científico, cultural y social de miles de personas de

4

/

escasos recursos, cuya única opción de formación es la educación pública. Es por este motivo que los Consejos de la Facultad de Ciencias Agrarias, la Escuela de Nutrición y Dietética y el Instituto de Educación Física, de Ciudadela Robledo, apoyan la decisión del Consejo Académico de la Universidad de Antioquia, en el sentido de rechazar todo acto de violencia o barbarie terrorista que atente contra sus principios universales. Al mismo tiempo, solicitan que de una buena vez por todas, las autoridades judiciales y de policía tomen acciones específicas, porque la comunidad académica que aquí habita no tiene ni la formación ni la competencia para contrarrestar el efecto nefasto que ejercen en ella los criminales disfrazados de visitantes o de estudiantes que deambulan en sus predios. Asimismo, hacen un llamado al Consejo Académico para que las decisiones que allí sean tomadas sean asumidas como una política única de la Universidad. Con lo cual se pretende evitar que los actos bárbaros se trasladen a sus sedes alternas y pongan en riesgo la integridad física y emocional de la comunidad universitaria y sus visitantes. Medellín, abril 19 de 2012.

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


Pronunciamiento del Consejo del Instituto de Estudios Políticos

La búsqueda de salidas a esta problemática tiene que comprometer la participación de los distintos actores del Alma Máter El Consejo del Instituto de Estudios Políticos, reunido extraordinariamente el dia de hoy, acuerda el siguiente pronunciamiento: 1. El Consejo rechaza los actos de violencia realizados en la Universidad el día 18 de abril. Asímismo, llama a las distintas instancias y estamentos de la comunidad universitaria a que rechacen este tipo lamentable de hechos cada vez que sucedan para no naturalizar el uso de la violencia en el campus universitario. 2. El Consejo considera que los actos de violencia como demostración de poder desdibujan la esencia de la Universidad. Con este tipo de expresiones posiblemente algunos sectores particulares consideren que logran un beneficio, sin embargo, la Universidad en su conjunto resulta seriamente lesionada. 3. El Consejo advierte con preocupación el escalonamiento del conflicto en la Universidad y lamenta que esta confrontación entre sectores armados se extienda, con sus consecuencias más atroces, a todos los integrantes de la Universidad y del entorno universitario. El miedo que la confrontación ha venido generando afecta gravemente la vida cotidiana y limita la posibilidad de desarrollar debates política y académicamente responsables. 4. El Consejo considera que la búsqueda de salidas a esta problemática tiene que comprometer la participacion de los distintos actores del Alma Máter y propender por resolver el conflicto sin agravarlo. A las autoridades universitarias corresponde encausar estos compromisos. Medellín, 19 de abril de 2012

Comunicado Consejo de Facultad Química Farmacéutica

Nos unimos a la voces que claman ¡No más hechos de violencia en nuestra Universidad! Como integrantes de la comunidad universitaria y de la comunidad en general hacemos un llamado a defender el carácter público de la Universidad de Antioquia, centrado en las condiciones de acceso y permanencia en la institución. La Universidad es un espacio académico por excelencia, en el que debe prevalecer el debate y la confrontación de ideas, pensamientos y propuestas, superando la violencia y la intimidación como forma de lucha de cualquier índole. Invitamos a todos los estamentos universitarios a reflexionar sobre la situación de riesgo que vive la Universidad como proyecto público y a generar propuestas que contribuyan a fortalecer el cumplimiento de su misión y, con ello, a favorecer la generación de mejores condiciones de vida y bienestar social en nuestro país. Nos unimos a la voces que claman ¡No más hechos de violencia en nuestra Universidad! Rechazamos los actos que transforman la Universidad en un campo de batalla, causando caos, confusión, desesperanza y zozobra en la comunidad universitaria; y ponen en riesgo uno de los bienes públicos más preciados del Departamento de Antioquia y de Colombia, y lo más primordial, la integridad de personas, en especial cuando se restringe su libre desplazamiento. Medellín, 19 abril de 2012.

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

5


Campus Comunicado a la comunidad universitaria - Consejo de Facultad de Artes

No asistimos a una pedrea... pudimos contemplar estupefactos una toma armada de las instalaciones universitarias Posiblemente haya visos de costumbre ya en relatar hechos violentos ocurridos en la Universidad de Antioquia; posiblemente suene a repetido himno hablar de disturbios en el Alma Máter y volver a invocar el diálogo racional como único medio digno de la resolución de controversias; posiblemente se hayan vuelto los comunicados simples actos reflejo a la mañana siguiente de cada jornada beligerante que deja daños, miedo y pérdidas de todo tipo a la Universidad. Pero toda esa costumbre se rompió la tarde de ayer 18 de abril, cuando no asistimos a una pedrea de estudiantes o a una protesta que devino en confrontación, sino que desde la Facultad de Artes pudimos contemplar estupefactos una toma armada de las instalaciones universitarias, un acto a todas luces bélico sin motivo manifiesto alguno, y por el contrario con el uso de explosivos de alto poder, generando en nuestra comunidad sensación de estar siendo víctima de un secuestro masivo, y en el que se repartió material escrito cuyo único contenido era la reivindicación de la violencia. A plena hora de almuerzo cuando comenzó la toma armada, debieron dejarse a la fuerza las oficinas y aulas abandonadas, y dentro de ellas –a su suerte– todos los enseres que constituyen parte importante del patrimonio público de la Universidad. Además, muchos miembros del equipo humano de la Facultad de Artes fueron obligados a abandonarla dejando encerradas sus pertenencias, incluyendo bolsos, llaves de sus casas, delicados instrumentos e implementos para la creación artística, e incluso el dinero o la tarjeta cívica con la cual transportarse.

Ante esta situación que no deja más que terror y preocupación por la seguridad de todos y cada uno de los miembros de la comunidad universitaria, el Consejo de la Facultad de Artes quiere dejar expresa y claramente sentada su sorpresa e incomprensión por ver que aún en jornadas como la de ayer, se aprecian actitudes justamente de miembros de esa misma comunidad, que con un morbo irresponsable hacen de estos hechos unos espectáculos en los que se vocifera, se aplaude, e incluso se transmite información sin ningún análisis crítico, mientras los bienes materiales, el haber intelectual y la misión universitaria están en medio de la barbarie que promueven algunos autodenominados anarquistas. A esta Corporación le resulta inconcebible que aún en situaciones de amenaza y ataque directo a toda la comunidad, como las vividas en la jornada de ayer, la Universidad no se vuelva una sola voz en contra de todo aquello que hoy invade su claustro pero que es ajeno a su sentido misional. PD: Posiblemente, como de costumbre, todas las personas al volver hoy a la Universidad la encontrarán limpia, organizada y aparentemente normal. Ello será así porque toda la noche personal de aseo, de sostenimiento, técnicos, contratistas e incluso miembros antiexplosivos de la fuerza pública estuvieron recogiendo despojos, reparando daños, detonando controladamente bombas que fueron sembradas en el campus la tarde ayer, y propendiendo por garantizar condiciones dignas de una Universidad que nunca se permitirá acostumbrarse a la barbarie. 19 de abril de 2012

Comunicado de la Facultad de Enfermería

Instamos a levantar la voz de protesta contra quienes quieren crear el caos y hacer de la violencia su justificación “La educación es un factor indispensable para que la humanidad pueda conseguir los ideales de paz, libertad y justicia social” Jacques Delors

Los hechos de violencia ocurridos el día de ayer en Ciudad Universitaria generan una gran preocupación y desazón en la comunidad universitaria, situación que antepone la violencia a la libertad. Cualquier situación o persona que en nombre

6

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


de la libertad, la impida o la mutile, no puede entenderse como un acto de valentía, sino como un acto de cobardía. Todos y cada uno de quienes hacemos parte del Alma Máter debemos comprometernos y velar por que ésta, conserve día a día su esencia, pues ella es en sí misma un espacio para la creación de ideas y el fomento del respeto, la comunicación y la tolerancia. No pueden ser justificables actos que atenten contra aquello que busca defender la democracia, la libertad y la vida. Los actos de violencia de unos pocos no pueden sobrepasar los intereses colectivos de la comunidad universitaria; resistir ante la barbarie y la indiferencia son premisas que debemos mantener como una posición ética y política. El Consejo de Facultad rechaza enérgicamente los hechos de violencia ocurridos el día de ayer al interior de ciudad universitaria, donde un grupo de encapuchados se tomó las instalaciones del Alma Máter, poniendo en riesgo la vida y libertad de la comunidad universitaria; de igual manera, rechaza cualquier otra forma de violencia que atente contra los intereses colectivos. Instamos a los estudiantes, profesores, personal administrativo y empleados, y a la sociedad en general a levantar su voz de protesta contra quienes quieren crear el caos y hacer de la violencia su justificación; a construir espacios de convivencia y debate que desde el afecto y la razón, permitan unir brazos, en vez de truncar esfuerzos. Medellín, 19 de abril de 2012

Comunicado de la Facultad Nacional de Salud Pública

“Una universidad abierta, en ejercicio pleno de sus funciones y libre de violencia e intimidación” Ante los lamentables hechos acaecidos el 18 de abril en la ciudad universitaria, el Consejo de la Facultad Nacional de Salud Pública, decidió: 1. Condenar toda acción de hecho y por la fuerza procedente de cualquiera de los actores y hacer un llamado a respetar la voluntad expresa de la comunidad académica universitaria para mantener “una universidad abierta, en ejercicio pleno de sus funciones y libre de violencia e intimidación”, tal como fue

expresado en la votación masiva del 30 de septiembre al 4 de octubre de 2010. 2. Proclamar el derecho a la integridad personal y a la vida de toda nuestra comunidad académica y el deber de cuidar tanto los bienes públicos como privados en el campus universitario, en el marco de un pacto por la libre expresión de las ideas, por el debate sobre los intereses públicos y por la convivencia pacífica. 3. Expresar su solidaridad con las personas que en el campus universitario sintieron la vulneración de los derechos y la afectación de su integridad física y seguridad personal. 4. Rechazar enfáticamente el uso de artefactos explosivos y de cualquier otro tipo de instrumentos de violencia que lesionen la integridad de cualquier ser humano, independientemente de los fines perseguidos. 5. Manifestar que ninguno de los estamentos universitarios que tienen asiento en el Consejo de la Facultad encuentra representadas sus ideas o intereses en los hechos en cuestión.

/

6. Invitar a cada uno de los estamentos a expresar públicamente el rechazo ante situaciones como la ocurrida, que enlodan la vocación del Alma Máter. 7. Invitar a cada uno de los estamentos a discutir su participación en una gran jornada de repudio ante los sucesos ocurridos, que ojalá pueda mantenerse continuamente en el tiempo. 8. Informar que las actividades académicas se reinician el 20 de abril a partir de las 6:00 a.m. Abril 19 de 2012

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

7


Campus Comunicado del Consejo de Facultad de Ingeniería

Invita a la comunidad académica y a la misma sociedad a cerrar filas para proteger a la Universidad de estos actos sin justificación El Consejo de la Facultad de Ingeniería expresa su indignación ante los lamentables hechos de violencia ocurridos en la tarde del miércoles 18 de abril, que no solo pusieron en riesgo la vida de la comunidad presente en esos momentos en el campus universitario, sino que dejaron con graves lesiones a un efectivo policial, lo que no tiene justificación alguna. Dada la complejidad de la situación, reiteramos la necesidad de que los organismos competentes del Estado y la misma Universidad revisen estos hechos para tomar las acciones necesarias, para lo cual ponemos a disposición de las directivas nuestras capacidades técnicas para diseñar medidas de contingencia que permitan por lo menos minimizar los efectos de estas acciones violentas e intentar salvaguardar la integridad física de las personas afectadas por estos hechos. El Consejo de Facultad invita a la comunidad académica y a la misma sociedad a cerrar filas para proteger a la Universidad de estos actos sin justificación, para que ésta siga siendo un centro donde el debate en todas sus formas se haga de forma civilizada y con apertura a todo tipo de expresiones, pero nunca por la vía de la violencia. Abril 20 de 2012

Consejo de Facultad de Ciencias Exactas y Naturales

Indignación y rechazo por los actos de violencia El Consejo de Facultad, reunido el 19 de abril, luego de deliberar sobre los hechos ocurridos el 18 de abril de 2012 que generaron el cese de actividades académicas y la evacuación de la comunidad universitaria en medio de la confusión e intimidación, expresa: 1. Indignación y rechazo por los actos de violencia que atentaron contra la vida de las personas y los bienes de la Universidad de Antioquia llevando a alterar de modo grave los objetivos misionales del Alma Máter, centrados en el diálogo, la discusión argumentada y la crítica en el marco del respeto por el pluralismo. 2. Su adhesión al comunicado del Consejo Académico en los términos de unirnos todos en rechazo de estos actos, y de pedir a las autoridades competentes que actúen para esclarecer los hechos y judicializar a los responsables: “…tal vez sea posible salir de este círculo vicioso de violencia, y de la intemperancia que nos impide crecer, avanzar y cumplir con una misión que como ninguna otra representa el crecimiento y la prosperidad, no de unos pocos sino de toda la sociedad”. 3. Su denuncia contra los atropellos cometidos en las instalaciones de la Facultad al ser utilizada como centro de confrontación de los actores. El Consejo de Facultad invita a los universitarios y a la ciudadanía en general para que expresen su apoyo a la Universidad de Antioquia y a las autoridades académicas y gubernamentales, en favor de la preservación del bien público más importante del Departamento. Medellín, abril 20 de 2012 8

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


Comunicado Consejo de la Facultad de Ciencias Económicas

Los universitarios tenemos que afrontar con seriedad el compromiso de la defensa de nuestra Alma Máter El Consejo de Facultad de Ciencias Económicas rechaza de manera enérgica los actos de irracionalidad, intimidación y violencia protagonizados por un grupo de encapuchados en el campus universitario en la tarde del 18 de abril del año en curso. La comunidad de la Facultad se sintió seriamente amenazada en su integridad física y totalmente vulnerada en el derecho fundamental que es el respeto por la vida, en el

derecho al trabajo y a la libertad. Lo vivido ayer excluye cualquier posibilidad de un ambiente propicio para el desarrollo de la academia, la cultura, la convivencia y la vida universitaria. Con estos actos violentos queda demostrado que un grupo minoritario de individuos tiene la capacidad para destruir el ambiente universitario. ¿Qué le vamos a responder a la sociedad, a la cual nos debemos, a la hora de rendirle cuentas

Pronunciamiento del Consejo de Facultad de Derecho y Ciencias Políticas El Consejo de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, ante los hechos ocurridos en la ciudad universitaria, el día 18 de abril de 2012, expresa su rechazo a los actos de violencia que desdicen de la misión de la Universidad, consistente en el debate, la crítica y la discusión argumentada, pluralista y tolerante, los cuales son acallados e intimidados por estos actos de fuerza. Por tanto, invita a la reflexión sobre estos hechos, a mantener las actividades académicas, a debatir, a dialogar, y convoca a construir espacios de análisis sobre los diferentes problemas sociales y políticos, sin el uso de la fuerza y la violencia. Medellín, abril 19 de 2012

/

sobre el cumplimiento de nuestra misión en un ambiente completamente hostil a la academia? Los universitarios tenemos que afrontar con seriedad el compromiso de la defensa de nuestra Alma Máter, compromiso que tiene que manifestarse, de manera contundente, con el rechazo escrito y público de todos los estamentos universitarios y dependencias académicas sobre cualquier forma de violencia que atente

contra nuestra Universidad y contra todos los que habitamos en ella. Hacemos un llamado a los violentos para que se alejen de los claustros universitarios porque lo único que logran con sus acciones irracionales es generar un clima de desconfianza de la sociedad en su Alma Máter, lo cual afecta el futuro de miles de jóvenes y el presente de toda la comunidad universitaria. Abril 19 de 2012

Comunicado del INER El Consejo de Dirección del Instituto de Estudios Regionales, INER, de la Universidadde Antioquia lamenta los hechos ocurridos ayer 18 de abril en el campus universitario.Expresamos nuestro compromiso con una Universidad abierta y sin violencia. El campus es el espacio propicio para la discusión, el debate, la manifestación de todos los temas que nos atañen como sociedad. Hacer uso de la fuerza y la violencia en el AlmaMáter no sólo va en contravía del espíritu de la Universidad, sino que pone en peligro las vidas de quienes la habitamos. En el campus debemos propender por ejercer la democracia y el diálogo a través de nuestras ideas. Las protestas violentas se vacían de sentido pues no revelan ningún argumento que defienda posturas políticas. El Consejo del Iner invita a la comunidad universitaria a manifestar su rechazo frente a los hechos violentos que en lugar de propiciaro portunidades de diálogo nos acallan y polarizan. 19 de abril de 2012

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

9


Campus Comunicado conjunto Asociación de Profesores Universidad de Antioquia

No somos campo de guerra: exigimos garantías para la vida, la integridad y la actividad académica La Junta Directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia, en forma clara, enfática y categórica, rechaza los hechos de ayer, miércoles 18 de abril en Ciudad Universitaria. La vocación que sostiene la función social y académica de los estamentos universitarios, profesores, estudiantes, trabajadores, empleados y jubilados, sobre todo cuando se trata de una universidad pública, se articula a la apuesta por servirnos de los medios de la razón y el debate civilizado. Esta estrategia se opone de manera radical a la violencia como medio, violencia real que pone en vilo la integridad física, pero además, la violencia simbólica que atenta contra el pensamiento, que paraliza en tanto pone en escena la indefensión y el desvalimiento ante la imposición de la fuerza. Por espacio de cuatro horas, la comunidad universitaria fue sitiada y confinada en la completa indefensión, donde se terminó poniendo en riesgo la seguridad, la vida y los bienes de las personas, de la Universidad y de los vecinos donde se cuentan los niños de la Escuela Javiera Londoño que salían de su jornada escolar justamente en el momento de los disturbios. En esta ocasión –más que en cualquier otra– miles de personas quedamos atrapadas entre dos fuegos, en los cuales no teníamos nada que ver y, en medio de ello, para agravar la situación, con las puertas bloqueadas, las personas intimidadas, cuando no escondidas, abarrotadas, presas del pánico colectivo y sin posibilidad alguna de salir en forma segura por cualquiera de las vías de evacuación, que dicho sea de paso no están demarcadas ni cuentan con personal identificado que oriente y facilite la búsqueda de rutas de salida. Pero la complejidad de la situación que volvió a vivir nuestra Alma Máter no se limita a los desafueros cometidos por los grupos de cientos de encapuchados y a la agresión que de hecho, y de manera generalizada, recibe la comunidad universitaria: también tenemos que referirnos a las instancias de poder que, desde dentro y desde fuera de Ciudad Universitaria, también contribuyen con la crudeza de las confrontaciones y, por ende, con el riesgo para quienes no participamos de los actos de violencia. Nos referimos, de un lado, a las directivas universitarias, las cuales deben responder oficialmente al interrogante de si dieron o no la orden para que la fuerza pública ingresara a los predios institucionales; y por otra parte, están las autoridades departamentales –con el gobernador a la cabeza–, que no tienen reparo alguno para permitir el ingreso del ESMAD a la Universidad, con la población universitaria en medio. A las directivas universitarias y a las autoridades departamentales y municipales les preguntamos si por un instante han reflexionado sobre la suerte que está corriendo ese principio sagrado de una entidad académica, paradigma de la libertad y el pensamiento libre, como es la autonomía, el cual no representa otra cosa que la capacidad para darse sus propias formas de gobierno y al mismo tiempo para resolver por sí misma sus propios conflictos, por más complejos que sean, requisitos esenciales para alcanzar el desarrollo y el progreso científicos. En situaciones como éstas se pone a prueba, precisamente, la sabiduría que es capaz de desplegar una institución de las calidades de nuestra Alma Máter. El espíritu y el quehacer universitario encuentran su inspiración y realización en la libre exposición de los argumentos, en las propuestas; porque es en medio del debate abierto de las ideas y de la expresión autónoma de las diferencias y de la

10

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


pluralidad como se recrean sus valores y misión, no al calor y el estruendo de bombas papas, explosivos artesanales, gases, balas ensordecedoras, tanquetas, intimidación y fuerza irrefrenable, como se construye y se defiende la Universidad. Ejercer la violencia en los predios universitarios, resulta tan ofensivo al espíritu universitario como la presencia de grupos armados, sean ilegales o institucionales, que, guardadas proporciones, generan, unos y otros, un rechazo similar desde el ser académico y civilizado que habita el Alma Máter. Rechazamos contundentemente, lamentamos y nos solidarizamos con el dolor que ha causado el ataque del que, en medio de los enfrentamientos, fue objeto el miembro de la policía que sufrió la amputación de una de sus piernas, así como las heridas que se causaron a otros en la refriega. Este desgraciado suceso nos hace temer por lo que habrá de pasar en el futuro inmediato con la Universidad de Antioquia, escenario, esta vez, de un delito de lesiones personales, gravísimas, contra un miembro de la fuerza pública. Que se esclarezcan los hechos, que se investigue y se haga el balance de pérdidas, daños y lesionados que quedaron como saldo es una obligación y una tarea inaplazable para autoridades académicas y civiles; porque es importante ponderar no solo el ingreso del Esmad, sino también quiénes y con qué medios están provocando su ingreso. Exigimos la garantía de nuestros derechos humanos a la vida y a la integridad; exigimos nuestro derecho a la educación y al trabajo en condiciones dignas y seguras, porque la Universidad es para la ciencia, la formación, el saber y el conocimiento. Es en el debate, en la exposición de los argumentos, en el ejercicio de las diferencias y la pluralidad como se recrean los valores y la misión institucional, como se construye o se defiende la Universidad. Buscando salidas a la situación, proponemos la activación del Comité de Derechos Humanos y la Mesa por la Convivencia en la Universidad, de carácter multiestamentario, que abra caminos para la búsqueda de una coexistencia democrática, académica y laboral en la institución, por parte de quienes formamos parte de ella. Estas instancias deben ser responsabilidad e iniciativa de todos los estamentos universitarios, acompañados por el gobierno local y departamental y debe contar, además, con la presencia de organismos del ministerio público, organismos de derechos humanos y representantes de organismos humanitarios como el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, y la Organización de Naciones Unidas, ONU. Alertamos a toda la comunidad universitaria sobre lo que puede pasar en una situación similar si no se toman medidas inmediatas. Lo sucedido ayer muestra el escalamiento de la violencia, sus intensidades y sus características. Tememos lo que pueda pasar frente a un nuevo evento en similares o mayores proporciones en términos de violencia. En ese sentido, es imperativo llamar a todas las instancias universitarias a reflexionar, a no permitir que estos actos se vuelvan a presentar, pues estamos en riesgo, todos los que a diario concurrimos en la ciudad universitaria. Por la garantía de la vida, el respeto de nuestros derechos, por la salud mental y física y por la integridad de la institución, convocamos a la reflexión de todos los estamentos, tanto de la Universidad como de la ciudad, para construir estrategias para la resolución de las tensiones existentes al interior de la universidad. Como comunidad universitaria EXIGIMOS la vigencia y el respeto de los derechos fundamentales en el campus, no estamos en un campo de batalla y tampoco somos botín de guerra; nos resistimos a quedar reducidos, inermes y vulnerables frente a hechos como los ocurridos este miércoles 18 de abril. Medellín, 19 de abril de 2012

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012

11


Campus Pronunciamiento de la Gobernación de Antioquia

“No permitiremos que los violentos cierren o destruyan la Universidad de Antioquia” — Dijo el gobernador Fajardo al reiterar que “le hemos apostado a lo público y a la educación pública con toda la fuerza”. — “La fuerza pública ingresará a la universidad siempre que se amenace la integridad de las personas que allí se encuentran, pero respetando los derechos humanos”, dijo Fajardo. El Gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, reiteró que son unos pocos los que están generando desorden en la Universidad de Antioquia. “Hay un grupo reducido de personas, no sabemos si todos los que hay detrás de esas capuchas son estudiantes o no, que han utilizado la violencia para someter a la comunidad universitaria y a nuestra sociedad”. Recalcó el gobernador que “acá le hemos apostado a lo público y a la educación pública con toda la fuerza como nunca en la historia, con becas, la apuesta por la regionalización, con la Universidad de Antioquia como motor, y estos encapuchados, un número reducido, hacen de la violencia su forma de expresión.” Sergio Fajardo precisó que estos actos violentos son deliberados y causan daño a las personas, como le ocurrió ayer a un agente de policía al cual debieron amputarle una pierna. El gobernador enfatizó que “no vamos a permitir que se atente contra la dignidad de las personas ni que se destruya lo público y por eso la fuerza pública tiene que actuar, siempre con el respeto a los derechos humanos y el derecho a la protesta pacífica con argumentos, pero aquí no hay argumentos, solo la fuerza del terror a la cual no vamos a permitirle ese trofeo que sería cerrar la Universidad de Antioquia y destruirla”. También recordó que la fuerza pública ingresará a la universidad siempre que se amenace la integridad de las personas que allí se encuentran o cuando estén destruyendo lo público, pero siempre se respetarán los derechos humanos. Fajardo dijo que estas personas tienen que ser infiltrados en el sistema universitario, porque su modo de actuar no representa a nadie en el sector académico y agregó que espera que las investigaciones de las autoridades den algún resultado. Gerencia de Comunicaciones. Dirección de Información y Prensa Medellín, abril 19 de 2012 12

/

N° 314 – Medellín, abril 24 de 2012


SUPLEMENTO ALMA MATER N° 314