Issuu on Google+


DOSIER SOBRE MADRID

Historia Madrid en sus orígenes. El origen de la actual ciudad de Madrid, conocida en aquel entonces como Mayrit o Magerit, se sitúa a finales del siglo IX cuando el emir cordobés Muhammad I levantó una fortaleza justo al río Manzanares en el mismo lugar donde hoy se encuentra el Palacio Real.

La reconquista Tras varios intentos de reconquista, fue e Alfonso VI el que consiguió en 1085 que la ciudad pasara a manos cristianas. Tras la reconquista, la ciudad fue repoblada con cristianos pero sin la expulsión de judíos ni musulmanes. Fue en esta época cuando aparecen los cultos a los patrones de Madrid, la Virgen de la Almudena y San Isidro Labrador, cuyas festividades se celebran el 9 de noviembre y el 15 de mayo, respectivamente. La villa de Madrid se fue consolidando como municipio libre vinculado a la corona, cuyos privilegios son confirmados por Alfonso VII en 1123 y 1222 por Alfonso VIII. En esta época se construyó la muralla cristiana de Madrid. El siglo XIV fue muy importante para la ciudad de Madrid por su situación estratégica en las vías pecuarias que comunican el norte y el sur de la península. Así se fue consolidando en una de las principales ciudades del Reino de Castilla, llegando a convertirse en cabeza de arciprestazgo, separando su administración eclesiástica de Alcalá de Henares. Durante esta época, Enrique IV tuvo una casa que se convirtió en una de las residencias habituales del rey de Castilla.


Durante el siglo XV, mientras la ciudad crecía se produjeron dos hechos muy importantes en la historia de Madrid: su reconocimiento como ciudad con representación en Cortes y la expulsión de los judíos en 1492 y la destrucción del barrio judío de Lavapiés.

La dinastía de los Austrias Madrid fue uno de los lugares donde se produjo la sublevación comunera contra Carlos I en 1520, que finaliza en 1521 cuando las tropas comuneras son derrotadas y el ejército del Rey entra en la ciudad. Tras la revuelta, Carlos I concede los títulos de Coronada e Imperial, comenzándose la transformación del viejo alcázar árabe. La Torre de los Lujanes fue el lugar donde estuvo cautivo Francisco I de Francia tras la batalla de Pavía. Fue liberado tras el Tratado de Madrid de 1526. Pero el acontecimiento más importante para la villa, fue el traslado de la corte de Toledo a Madrid por Felipe II, donde ha permanecido para siempre, exceptuando el período de 1601 a 1606 cuando Felipe IV trasladó la corte a Valladolid. De esta manera, Madrid se convierte en el centro político de la monarquía. A partir de este momento, la población comenzó a crecer a pasos agigantados, con nuevos edificios como el Monasterio de la Encarnación y el de las Descalzas Reales. Se derribó la vieja muralla para levantarse una nueva en 1566. De esta manera surgió el Madrid de los Austrias. En 1562, Felipe II adquirió los terrenos que actualmente conforman la Casa de Campo. Tras la vuelta de la corte a Madrid en 1606, se construyeron la Plaza Mayor y los Jardines del Retiro, bajo el reinado de Felipe III. Con Felipe IV se construyó una nueva muralla y además se vivió un excepcional período de esplendor cultural, con la presencia en la villa de genios como Cervantes, Quevedo, Góngora, Velázquez, Lope de Vega y Calderón de la Barca.


La dinastía de los Borbones y la Guerra de la Independencia Tras la muerte de Carlos II, comenzó la guerra de sucesión española, en la que Madrid apoya a Felipe de Anjou, como Felipe V, que reforma profundamente la capital con algunas obras como la construcción del Puente de Toledo y el inicio del Palacio Real en el solar del antiguo Alcázar, destruido por un incendio en 1734. La construcción del Palacio Real finalizó en 1764 bajo el reinado de Carlos III. Tras las reformas de Fernando VI, que mandó construir el Convento de las Salesas Reales, accede al trono Carlos III, que fue conocido como el mejor alcalde de Madrid, ya que bajo su reinado se construyeron paseos, redes de alcantarillado e iluminación pública, pavimentación de calle, nuevos monumentos ornamentales y cementerios en las afueras. A pesar de todo, también tenía detractores y en 1766 sufrió el motín de Esquilache, una revuelta que puso como excusa el decreto que prohibía los sombreros que ocultaban la cara y obligaban a acortar las capas. Durante el reinado de Carlos III se construyeron la Basílica de San Francisco el Grande, la Casa de Correos, la Cada Real de la Aduana, la Puerta de Alcalá y el Palacio de Benavente. También se abrió el Parque del Retiro y se iniciaron las obras de lo que hoy es el Museo del Prado o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. También se creó el Jardín Botánico. Uno de los acontecimientos históricos más importantes de Madrid fue la guerra de la independencia contra la Francia de Napoleón, y cuyo momento cumbre ocurrió el 2 de mayo de 1808 cuando el pueblo de Madrid se sublevó contra las tropas francesas. Tras la invasión napoleónica fue coronado Rey de España José Bonaparte, hermano de Napoleón. Bajo su reinado se derribaron conventos e iglesias para construir plazas y vías públicas. Entre las plazas construidas destacan las de Santa Ana, Cortes o Mostenses, pero sobre todo la que hoy se conoce como Plaza de Oriente. Con el reinado de Isabel II comienza una nueva etapa de crecimiento urbanístico: es el Madrid Romántico de


principios del siglo XIX, caracterizado por las tertulias en los cafés, una incipiente clase media, las primeras industrias y la agitada vida política con el turno en el poder de los partidos liberal y conservador. Respecto al trazado de la ciudad, Madrid no se transformó significativamente hasta mediados del siglo XIX cuando se demolieron nuevamente conventos para abrir nuevas calles y plazas. A partir de la restauración de Alfonso XII, la ciudad sigue expandiéndose y se crean los primeros transportes públicos como el tranvía creado en 1871. En los comienzos del siglo XX cabe destacar el auge del terrorismo anarquista, con atentados como el que sufrió Alfonso XIII, el día de su boda en la calle Mayor, provocando una masacre alrededor de la carroza en la que viajaba pero resultando ileso el monarca. Alrededor de 1920 se finalizó la construcción de la Gran Vía y se construyeron las primeras líneas de ferrocarril metropolitano.

II República y dictadura de Franco En 1931 se declaró la II República en España y su constitución fue la primera en recoger que la capital de España era Madrid. La República finalizó con la llegada del dictador Francisco Franco al poder.

De 1975 a la actualidad En 1975 tras la muerte de Franco, llega de nuevo la democracia a España y en la constitución de 1978 se confirma a Madrid como capital del país. En 1979 se eligió al primer alcalde democrático de la historia de la ciudad. Durante los últimos años del siglo XX cabe destacar el intento de golpe de estado, que tuvo como escenario el Congreso de los Diputados, o la construcción de carreteras de circunvalación como la M-30, M40 y M-50.


Por Ăşltimo cabe destacar los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en el que murieron 192 personas y causaron heridas a 1900, en lo que se conoce como el mayor atentado sufrido en EspaĂąa y en Europa en toda su historia.


Monumentos imprescindibles

Palacio Real

El Palacio Real de Madrid, también llamado Palacio de Oriente por la plaza en la que se encuentra, es la residencia oficial del Rey de España, aunque no vive en él y sólo lo usa para actos oficiales.

Historia del Palacio Antes de la construcción del palacio, en este mismo lugar se encontraba el Real Alcázar, una fortaleza musulmana del siglo IX- Sin embargo, la Nochebuena de 1734 un gran incendio destruyó el alcázar por completo, perdiéndose importantes obras de arte aunque otras pudieron salvarse como por ejemplo Las Meninas. Tras el incendio, se construyó un nuevo edificio gracias a Filippo Juvara y Juan Bautista Sachetti. Por orden de Carlos III, Francisco Sabatini decidió ampliar el edifico dotándole de la estructura que tiene actualmente. En 1764 el Palacio Real comenzó a ser habitado siendo el rey Carlos III su primer inquilino y ha sido vivienda habitual de los Reyes de España hasta Alfonso XIII.

El exterior del Palacio Real El Palacio Real es impresionante tanto por fuera como por dentro. Por tanto se recomienda dar una vuelta completa al Palacio admirando todas sus fachadas y los jardines que lo rodean. De su exterior se pueden destacar sus fachadas y merece ser observado desde los 4 costados, desde el Campo del Moro, Plaza de Oriente, Jardines de Sabatini y Plaza de la Armería. La fachada principal está construida sobre un balsamiento almohadillado con grandes pilares toscanos sobre él y adornada con una serie de reyes y santos.


El Palacio Real por dentro El Palacio Real tiene 2800 habitaciones de las cuales 50 son visitables sólo cerradas por algún acto oficial o recepción de Estado. Lo primero que admirarás será la escalera principal, de mármol y granito desde donde se podrán observar las impresionantes pinturas de la bóveda. Además, tampoco hay que perderse las diversas estancias que te irás encontrando como son el salón de columnas (donde se celebran las recepciones oficiales), el Salón de Gasparini (donde antiguamente se vestía el rey), la Saleta de Porcelana, el Comedor de Gala, el Salón de los Espejos, el Salón del Trono con su trono custodiado por Apolo y Minerva y la Real Capilla. También se pueden destacar la Farmacia Real o la Armería Real.

Plaza de Cibeles

En el centro la espectacular Fuente de Cibeles. En cada esquina un impresionante Palacio. La Plaza de Cibeles está situada en el centro de la ciudad en la confluencia de las calles de Alcalá, Paseo del Prado y Paseo de Recoletos, siendo uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y emplazamiento conocido por ser donde los seguidores del Real Madrid celebran sus triunfos.


La Fuente de Cibeles Aunque los edificios que la rodean también son impresionantes,

el

principal

monumento

se

encuentra en su centro. Se trata de la Fuente de Cibeles. Inicialmente la Fuente de Cibeles estaba situada en una de las esquinas de la plaza mirando hacia el sur pero posteriormente fue trasladada al centro de la plaza donde se encuentra actualmente. Diseñada por Ventura Rodríguez e inaugurada en 1782. Está dedicada a la diosa Cibeles montada en un carro que se encuentra sobre una roca que se eleva en medio del pilón. En sus manos lleva un cetro y una llave y el carro es tirado por dos leones

Las cuatro esquinas de la Plaza de Cibeles. Además de la Fuente de Cibeles, en esta céntrica y bonita plaza también podemos ver otros cuatro edificios, cada uno situado en una de las esquinas de la plaza:

Palacio de Buenavista. Es la sede actual del Cuartel General del Ejército y fue residencia de los duques de Alba. Está rodeado de una zona arbolada que dificulta su visión desde la plaza de Cibeles..

Banco de España. Actual sede del Banco

de España. Su construcción se inició en 1884 y se inauguró en 1891. •

Palacio de Linares. Su construcción finalizó en 1900. Actualmente alberga la Casa de América, lugar de intercambio cultural entre España y América.

Palacio de Cibeles. También llamado de Telecomunicaciones. Uno de los símbolos de Madrid, es actualmente sede del Ayuntamiento. Fue inaugurado en 1913 y fue también la sede de Correos.


Gran Vía-Plaza España

La Gran Vía es la calle más famosa de Madrid y en el año 2010 cumplió el centenario del inicio de su construcción. Se concibió como una zona de ocio y negocia y como la puerta de entrada a un Madrid moderno y cosmopolita.

Los edificios de la Gran Vía La Gran Vía ha sido famosa por sus cines aunque en los últimos años se han ido sustituyendo por teatros y tiendas, quedando actualmente sólo 3 cines abiertos. Los teatros de la calle, en los que existe una gran variedad de musicales, han provocado que la Gran Vía se conozca como el Broadway madrileño. En esta calle siempre hay gente, a cualquier hora, todos los días. Se recomienda para ir al cine, al teatro, de tiendas, tomar un café o simplemente pasear. No debes perderte: •

Edificio Metrópolis. En el extremo oeste de la calle. Está coronada por una torre circular sobre la que se encuentra la estatua de la Victoria Alada.

Oratorio del Caballero de Gracia. Iglesia de estilo neoclásico.

Edificio Telefónica. Se trata del primer rascacielos construido en Europa. Su construcción finalizó en 1929. Tiene 89 metros de altura y 15 plantas y es la sede de Telefónica. En la planta baja tiene la principal tienda de esta compañía.

Edificio Madrid - París. Aquí estaban los famosos Almacenes Madrid - París, máximo exponente de las tiendas de lujo de principios del siglo XX. Cuando cerraron fueron sustituidos por los almacenes SEPU, cerrados en 2002.


Casa Matesanz. Este edificio de oficinas se construyó a semejanza de los edificios que se construyeron en Chicago.

Palacio de la Prensa. Situado en la Plaza de Callao , alberga uno de los pocos cines que quedan en la calle.

Cine Callao. Otro de los cines de la calle. Inicialmente fue concebido para albergar oficinas a la vez que una zona de recreo.

Edificio Carrión. El luminoso de Schweppes es uno de los emblemas de la Gran Vía y Madrid.

Edificio Coliseum. De estilo americano, alberga un teatro en la actualidad, aunque también albergó un cine.

La Plaza de España En uno de los extremos de la Gran Vía se encuentra la Plaza de España, la mayor plaza de España. En el centro de la plaza se encuentra una gran fuente dedicada a Miguel de Cervantes y conviene destacar los rascacielos que apuntan al cielo de Madrid. Lo más importantes de la plaza es: •

Monumento a Miguel de Cervantes. Se encuentra situado en el centro de la plaza y su construcción finalizó en 1930. En el monumento, Cervantes se encuentra sentado bajo el pedestal y en su base se encuentran las estatuas de Don Quijote y Sancho Panza, protagonistas de su novela más famosa. También aparecen aunque fueron añadidas posteriormente las estatuas de Dulcinea y Aldonza Lorenzo.

Torre de Madrid. De 142 metros de altura es uno de los edificios más altos de la ciudad siendo visible desde gran parte de Madrid. Fue durante algunos años el edificio de hormigón más alto del mundo y actualmente alberga tanto viviendas como oficinas.

Edificio España. Este gigantesco edificio ocupa el frente de la plaza y se caracteriza por tener cuatro alturas de forma escalonada. Tiene 117 metros y actualmente está vacío en plena reforma pero hasta 2006 albergó un hotel, viviendas de lujo, oficinas y tiendas.

Edificio de la Real Compañía Asturiana de Minas. Data de 1899, de estilo ecléctico monumental.

Casa Gallardo. De estilo modernista, destaca su fachada y balcones. En la cúpula destaca una G (de Gallardo).


Puerta del Sol

La Puerta del Sol es uno de los lugares mágicos de Madrid donde acuden a diario personas de todas las nacionalidades, lo que la convierten, posiblemente, en el lugar más concurrido de la ciudad. La Puerta del Sol está considerada el centro de España. Aquí se encuentra el llamado Kilómetro Cero de todas las carreteras radiales españolas.

La historia de la Puerta del Sol Los orígenes de la Puerta del Sol se remontan al siglo XV. Durante toda su historia, numerosos edificios, algunos demolidos y otros que siguen en pie, han sido los emblemas de la Puerta del Sol. Los 3 principales edificios que ya no siguen en pie con la Iglesia del Buen Suceso, que fue también un hospital y fue demolida en 1854, el Convento de San Felipe el Real, demolido en 1838 y el Convento de Nuestra Señora de las Victorias. La Puerta del Sol ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos de España como han sido el Motín de Esquilache, el levantamiento del 2 de Mayo de 1808 o las acampadas de indignados de 2011. Actualmente es un lugar de encuentro de madrileños y turistas y además es famosa por ser donde se celebra la Nochevieja, con las campanadas de la Casa de Correos.


Los puntos de interés de la Puerta del Sol

Estatua

del

Oso

y

el

Madroño.

Recientemente trasladada a la esquina con la Calle de Alcalá, se podría considerar la estatua más famosa de Madrid. Representa las armas heráldicas de la ciudad. Se trata de una estatua de bronce y piedra sobre un pedestal de granito y representa un oso con las patas sobre un madroño y comiendo sus frutos. •

Edificio Tío Pepe. Conocido por el luminoso que tiene en su parte superior.

Casa de Correos. Es el principal edificio de la plaza y es la sede del gobierno de la Comunidad de Madrid. Es el más antiguo de la Puerta del Sol y destaca por el reloj situado en la torre levantada sobre el tejado, famoso por las campanadas. En su fachada están las placas del kilómetro cero y la dedicada a las víctimas del 11-M.

Estatua de la Mariblanca. Aún hoy en día no se sabe exactamente a quién representa, pudiendo ser Diana, Venus o una alegoría de la Fe.

Estatua Ecuestre de Carlos III. Es una reproducción en bronce de la original que se encuentra en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En el pedestal existe una inscripción en espiral que describe el reinado de Carlos III.

Casa Cordero. Situado en la esquina con la Plaza Mayor.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es otro de los lugares mágicos de Madrid. A mitad de camino entre la Puerta del Sol y el Palacio Real sus orígenes datan del siglo XV cuando se construyó la primera casa porticada para regular el comercio de la zona.


La historia de la Plaza Mayor La Plaza Mayor actual comenzó a construirse en 1590 por encargo de Felipe II y sus obras no finalizaron hasta 1619. En sus comienzos, la plaza no fue sólo un gran mercado sino también fue escenario de actos públicos como corridas de toros, bodas reales, autos de fe o ejecuciones públicas. Por ejemplo, en esta plaza se celebró la beatificación de San Isidro, patrón de la ciudad. La plaza ha sufrido varias remodelaciones, sobre todo debido a los 3 incendios que se han producido a lo largo de sus historia y que obligaron a construir de nuevo lo destruido. Actualmente es un importante centro turístico con numerosas terrazas y cafeterías bajo los soportales y un lugar con numerosos artistas callejeros. Destaca el mercado navideño que se celebra en diciembre desde 1860. Los domingos se celebra el mercado de filatelia.

Los edificios más importantes de la Plaza Mayor Se trata de una plaza porticada de 129 metros de largo por 94 de ancho completamente cerrada por edificios de 3 plantas con un total de 237 balcones. Lo más importante que se puede ver en esta plaza es lo siguiente: •

Arco de Cuchilleros. Es la más famosa de las 9 puertas de acceso a la plaza. Su nombre se debe a que antiguamente en la calle aledaña estaban los talleres del gremio de cuchilleros.

Casa de la Panadería. Destacan las torres angulares que destacan sus extremos. Debe su nombre a la panadería que había en la planta baja en sus orígenes. Actualmente se encuentra allí el Centro de Turismo de Madrid. Destaca el escudo de España con las armas de tiempos de Carlos II que se encuentra en la parte superior del edificio. La decoración de la fachada es bastante reciente, de 1992.

Casa de la Carnicería. Al igual que la Casa de la Panadería tiene 2 torres angulares en sus extremos. Tal y como indica su nombre, en sus orígenes albergó el depósito general de carnes desde donde se abastecía a los mercados de la ciudad. En la actualidad está la Junta de Distrito Centro.

Estatua de Felipe III. Situada en el centro de la plaza, se trata de una estatua ecuestre situada en el centro de la plaza desde 1848 cuando Isabel II la trasladó desde la Casa de Campo.


La Calle Mayor Junto a la Plaza Mayor y saliendo de la Puerta del Sol, tenemos la Calle Mayor, una de las principales calles de Madrid. En esta calle cabe destacar la Casa de Calderón de la Barca, el Edificio de la Compañía Colonial, gran edificio comercial; el Palacio de los Consejos, sede de la Capitanía General del Ejército, el Palacio del Duque de Abrantes, sede del instituto italiano de cultura y el Palacio del Marqués de Camarasa.

Parque del Retiro

El histórico y enorme Parque del Retiro es el parque situado en pleno corazón de Madrid y es considerado su pulmón. Tiene una extensión de 118 hectáreas. Tiene su origen cuando en el siglo XVII cuando el rey Felipe V recibió unos terrenos para su disfrute y construyó el Palacio del Buen Retiro que se convirtió en la segunda residencia real. Hoy este es uno de los pocos lugares turísticos de Madrid donde se puede gozar de tranquilidad, aunque los domingos suele ser muy bullicioso. En él se pueden encontrar familias con niños, deportistas, paseantes, amantes de la naturaleza y artistas callejeros.

Puedes realizar diversas actividades en el Parque del Retiro como nuestras interesantes y divertidas clases de patinaje. De lunes a sábado de 9 a 22 puedes aprender a patinar disfrutando del paisaje y de la tranquilidad.


Palacio de Cristal En 1887 se construyó en el interior del Parque del Retiro un edificio de metal y cristal con motivo de la exposición universal de las Islas Filipinas. A la entrada del palacio se encuentra un lago artificial con varios cipreses de los pantanos. Además existe una curiosa escalera que acaba sumergiéndose en el lago. Actualmente en el Palacio de Cristal se celebran exposiciones de arte contemporáneo que merece la pena visitar.

Qué ver en el Parque del Retiro.

El parque tiene una gran extensión y sólo pasear por él ya es una maravilla. Puedes realizar diversas actividades en el Parque del Retiro como nuestras interesantes y divertidas clases de patinaje. Pero además,

también

tienes

diversos

lugares

importantes que no te puedes perder, además del Palacio de Cristal.. El más importante punto es el Monumento a Alfonso XII, que se encuentra junto al estanque. Conviene admirarlo desde la otra orilla para apreciar su grandiosidad. Está formado por una columnata con diversas estatuas que rodean la estatua ecuestre de Alfonso XII, de bronce. Del monumento central salen unas escaleras hacia el estanque con cuatro leones de piedra con cuatro sirenas en sus pedestales. Además, también hay que ver el Paseo de las Estatuas, flanqueado por estatuas de distintos reyes españoles, la Puerta de España, la Fuente de la Alcachofa, la Casa de Fieras y la Fuente del Ángel Caído, representando al demonio con las alas desplegadas y contorsionado sobre unas rocas mientras una serpiente se enrosca alrededor de su cuerpo.


Catedral de la Almudena

La Catedral de la Almudena es un templo situado frente al Palacio Real construido entre los siglos XIX y XX. El exterior es de estilo neoclásico, el interior es neogótico y la cripta es neorrománica. Se trata de la única Catedral española consagrada por un Papa, en concreto por Juan Pablo II en 1993. Además fue testigo de la boda del Príncipe Felipe en mayo de 2004. Es una catedral moderna ya que la ausencia de obispado en Madrid, ya que pertenecía a la diócesis de Toledo, provocó que nunca surgiera la necesidad de tener una catedral en la capital de España. No fue hasta 1883 cuando se iniciaron las obras que finalizaron en 1984. La Catedral de la Almudena se encuentra integrada perfectamente en el entorno, frente al Palacio Real, razón por lo que su orientación es norte-sur al contrario del resto de catedrales españolas.

Exterior de la Catedral. Su cúpula y sus fachadas. Quizás el exterior de la Catedral de la Almudena no sea lo más bonito del templo pero también merece la pena observar su cúpula con las 12 estatuas que representan a los apóstoles, que es elemento más llamativo desde el exterior, de estilo gótico en su interior pero barroco en su exterior. De su fachada principal, la que se encuentra frente al Palacio Real destaca su pórtico con sus 4 estatuas que representan a San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza, Santa Teresa de Jesús y San Fernando Rey y su torre. La fachada de Bailén es por la que se accede a su interior. Como la principal, tiene 3 puertas de bronce, aunque más pequeñas, dedicadas a la Virgen de la Almudena y a la consagración


por el Papa en 1993. Frente a esta fachada se encuentra la plaza conocida comúnmente como de Juan Pablo II, ya que en ella hay una estatua dedicada a este Papa.

Interior de la Catedral Su interior, con planta de cruz latina, consta de dos naves laterales y una nave central. En el interior destacan el Altar Mayor con su mesa de mármol verde. Detrás del mismo destaca el Cristo Crucificado de estilo barroco y tallado en 1620. La Virgen de la Almudena, que da nombre al templo, se encuentra en la hornacina del retablo, construido por 18 tablas con la vida de Jesús y María. También destaca la girola con la Capilla del Santísimo donde se puede admirar la obra maestra Los preparativos de la crucifixión y las esculturas de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza. Debe prestarse también atención a la decoración del techo de la nave central, el órgano y el ábside con sus vidrieras de cristal de Murano.

Monasterio Descalzas Reales

El monasterio de las Descalzas Reales es un edificio clasicista del siglo XVI habitado por las monjas franciscanas y que dispone de una gran colección de obras de arte en su interior.


La Historia del Monasterio El monasterio fue construido en el lugar donde estaba uno de los primeros palacios de Madrid y en el que se celebraron las primeras Cortes de Madrid en el año 1339. En este palacio, residieron Carlos I e Isabel de Portugal y aquí nació su hija Juana de Austria, hermana de Felipe II y fundadora del Monasterio

de

las

Descalzas

Reales.

La

inauguración del monasterio fue en el año 1559 aunque en ese momento la iglesia todavía no había sido construida y que hasta 5 años después no fue terminada. En el monasterio también vivió la emperatriz María de Austria junto a su hija, que más tarde se convirtió en una de las monjas franciscanas. Los restos de la emperatriz reposan en el coro de la iglesia por expreso deseo de ella misma. Las obras de arte que alberga el monasterio se debe a las donaciones que fueron realizando las diversas monjas que residieron en él y que pertenecían a la aristocracia y a la realeza. Dichas obras estuvieron en peligro durante la Guerra Civil pero pudieron ser salvadas y hoy en día podemos admirarlas.

El edificio La parte más importante del edificio es su iglesia, en la que destacan el retablo mayor, la estatua de la princesa Juana, las pinturas de San Juan Bautista y San Sebastián, el cuadro de la Virgen del Milagro y las pinturas de la bóveda. El retablo actual no es el original, pues éste fue destruido por un incendio en 1862. Otra de las partes del edificio que deben visitarse es el claustro, famoso por sus procesiones de Semana Santa y sobre todo por las 66 piezas de mármol que lo rodea. En este claustro estuvo durante años la obra maestra La Anunciación de Fra Angélico y que ahora puede verse en el Museo del Prado. También merece admirarse la escalera principal, con grandes pinturas murales, y la Capilla del Milagro. El monasterio de las Descalzas Reales es un edificio clasicista del siglo XVI habitado por las monjas franciscanas y que dispone de una gran colección de obras de arte en su interior.


Calle y Puerta de Alcalá

La Calle de Alcalá es la calle más larga de Madrid con 10,5 Km. de longitud, aunque el tramo que interesa turísticamente es el más cercano a la Puerta del Sol. Su visita puede combinarse con la Gran Vía o la Plaza de Cibeles, ya que comparten monumentos. Un lugar para pasear tanto de día como de noche en cualquier época del año que te llevará al Madrid más señorial.

La Calle de Alcalá Se trata de una de las calles más antiguas de la ciudad pues se empezó a construir en el siglo XV a partir de la Puerta del Sol y ha ido creciendo según creía la ciudad. La mayoría de sus más importantes edificios se encuentran en la parte inicial de la calle. Entre estos edificios destacan: •

Casa de la Aduana. Actual sede del Ministerio de Hacienda.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Célebre por sus colecciones de arte.

Casino de Madrid. Data de 1836, testigo de histórica tertulias de los clubes más selectos de la época

Edificio del Banco de Bilbao. Destacan sus bellas vidrieras, las esculturas de la fachada y sobre todo las cuádrigas que coronan las torres del edificio.

Teatro Alcázar. Construido en 1921 alberga uno de los teatros más conocidos de Madrid.

Edificio de la Unión y el Fénix. Destaca el balcón de la primera terraza y el ave fénix que corona su torre.

Iglesia de las Calatravas. Iglesia de un antiguo monasterio, su construcción finalizó en 1678.

Edificio del Banco Mercantil e Industrial. Destaca su mirador.


Edificio Metrópolis. Compartido con la Gran Vía. Sobre las columnas que decoran la fachada de la primera planta se encuentran las estatuas alegóricas del Comercio, Agricultura, Industria y Minería. Está coronada por una torre circular sobre la que se encuentra la estatua de la Victoria Alada.

Círculo de Bellas Artes. Destaca entre sus edificios vecinos por su estilo urbano y monumental. Conviene admirar su fachada.

Edificio del Banco Central. Acoge el Instituto Cervantes. Destacan sus estatuascolumnas de la entrada.

Plaza de Cibeles. Destacan los Palacios de Comunicaciones, Buenavista y Linares, el Banco de España y la Fuente de Cibeles.

Plaza de la Independencia. Aquí se encuentra la impresionante Puerta de Alcalá.

La Puerta de Alcalá Situada en la Plaza de la Independencia, es uno de los monumentos más representativos de Madrid Su construcción fue encargada por Carlos III y es obra de Sabatini y se encuentra junto a una de las puertas de entrada al Parque del Retiro. La puerta consta de cinco vanos, tres con arco de medio punto y dos laterales con arco adintelado. La fachada exterior (contraria a la Plaza de Cibeles) consta de 10 estatuas de granito, mientras en la interior, las 6 estatuas exteriores se sustituyen por columnas. Los capiteles son de orden jónico. Sobre el vano central, en los áticos de ambas fachadas, figura una inscripción en latín con el lema Rege Carolo III. Anno MDCCLXXVIII ("Siendo rey Carlos III. Año 1778"). Sobre la inscripción exterior figura un escudo de armas sostenido por la Fama y el Genio. A ambos lados, cuatro esculturas de niños. En la fachada interior, sobre los arcos laterales, figuran las cuatro virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Templanza y Fortaleza.


Basílica de San Francisco el Grande

La tercera cúpula circular más grande del mundo. Desde el exterior impresiona pero desde el interior te maravilla. La Basílica de San Francisco el Grande es un templo que forma parte del convento franciscano de Jesús y María. Fue construida en estilo neoclásico durante el siglo XVIII, sobre una ermita dedicada a Santa María ya desaparecida. Durante su historia ha tenido diversos usos desde que se inaugurara en 1784. En tiempos de José Bonaparte fue convertida en hospital. Posteriormente, tras ser expulsados los franciscanos, fue utilizada como cuartel de infantería y más tarde se convirtió en Panteón Nacional, albergando los restos de ilustres como Calderón de la Barca o Francisco de Quevedo, entre otros. El templo fue devuelto a los franciscanos en 1926 y en 1962 fue declarada basílica menor por el Papa Juan XXIII.

La cúpula y la fachada principal Lo más importante del exterior de la basílica es su cúpula. Tiene 33 metros de diámetro y 58 de altura, que la convierten en la tercera cúpula circular más grande del mundo solo superada por el Panteón de Agripa en Roma y la Basílica de San Pedro, en el Vaticano. De su exterior también es destacable su fachada principal, obra de Sabatini, de estilo neoclásico y con peculiaridad de ser de forma convexa. Destaca el frontón con la cruz de Jerusalén y las 4 estatuas de piedra sobre los pilares. Además hay que prestar atención a las dos torres que coronan la fachada.

El interior de la basílica


Del interior hay que destacar la Capilla Mayor y las capillas laterales. En la Capilla Mayor podemos observar las 5 pinturas murales de la cabecera enmarcadas por 4 pilastras con ribetes dorados y que est��n dedicadas a San Francisco de Asís. También las 4 estatuas que representan a los evangelistas sobre pedestales de mármol negro.

Aquí

destaca

también

la

sillería

renacentista. Además existen 6 capillas laterales, con verjas de hierro y cada una con una pequeña cúpula y su linterna. En la Capilla de San Antonio se puede observar la Inmaculada Concepción de Maella y en la Capilla de San Bernardino el gran cuadro de Goya La predicación de san Bernardino de Siena ante Alfonso V de Aragón. También hay que prestar atención al coro y a su museo, con 51 obras del barroco español e italiano.

Monumentos importantes

Plaza de la Villa

Junto a la Plaza Mayor se puede encontrar esta gran plaza donde se ubicaba el ayuntamiento de Madrid.

Real Monasterio de la Encarnación

Otro de los grandes monasterios que se pueden encontrar en Madrid.


Colegiata de San Isidro

La antigua catedral de Madrid hasta que se construyó la de la Almudena

Congreso de los Diputados El lugar donde se decide el futuro del país.

Fuente de Neptuno

La rival de la Fuente de Cibeles, en un lugar privilegiado junto a grandes edificios.

Templo de Debod

¿Es posible encontrar Egipto en Madrid? La respuesta está aquí y es afirmativa.

Monasterio Salesas Reales e Iglesia de Santa Bárbara

Una de las iglesias más bonitas de Madrid.


Estadio Santiago Bernabeu

El estadio del Real Madrid.

Museos

Museo del Prado

El museo más importante de Madrid y una de las pinacotecas más importantes del mundo. El Museo del Prado es una de las pinacotecas más importantes del mundo. Junto al Museo Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza forma el llamado triángulo del arte de Madrid. En sus salas alberga cerca del millar de pinturas pero en sus almacenes tiene varios miles esperando a ser exhibidas en sus maravillosas exposiciones temporales que habitualmente se exponen. Los principales lienzos del museo pertenecen a los geniales Goya y Velázquez, pero también posee otros importantes de Tiziano, Rubens, El Greco, Murillo, Zurbarán, Rafael, Veronese, El Bosco o Van Dyck.

La visita al Museo del Prado Es prácticamente imposible describir en unas pocas líneas lo mejor que puedes encontrarte en el Museo del Prado, pero a continuación comentamos lo principal que te encontrarás en tu vista:


Francisco de Goya. El museo posee más de 140 obras del genial pintor. Entre las más importantes se encuentran La Familia de Carlos IV, Los duques de Osuna y sus hijos, La Condesa de Chinchón, La Marquesa de Santa Cruz, La Lucha de los Mamelucos, Los Fusilamientos del 3 de mayo y sobre todo sus grandes iconos: La Maja Vestida y La Maja Desnuda. También merecen especial atención las pinturas negras de Goya

Diego Velazquez. Del pintor sevillano, el museo posee casi 50 obras, entre las que se pueden destacar La Adoración de los Reyes Magos, los retratos de Felipe IV, el Príncipe Baltasar Carlos, Carlos de Austria y Mariana de Austria, el impresionante Los Borrachos, Las Hilanderas, La Fragua de Vulcano, La Rendición de Breda y su obra maestra Las Meninas.

Pintura española. Obras como Santa Catalina de Fernando Yañez o La Última Cena de Juan de Juanes son algunas obras a destacar de esta época. Pero sobre destacan las obras del gran pintor El Greco como La Anunciación, La Huida a Egipto o el famoso Caballero de la Mano en el Pecho. Cabe destacar también otras obras de Murillo, Zurbarán o Sorolla como Chicos en la Playa.

Pintura italiana. Después de la española, la italiana es la segunda en importancia del museo. Destacan las obras de Tiziano (La Bacanal y Ofrenda a Venus), Veronés (Moisés salvado de las aguas), Tintoretto (El Lavatorio) y Rafael (Sagrada Familia del Cordero, Virgen del Pez o El Cardenal). También destacan las obras de Caravaggio o Luca Giordano.

Pintura flamenca. De la escuela flamenca destacan las obras de Van Dyck y El Bosco (La Adoración de los Magos y El Jardín de las Delicias). Merece especial atención la colección de Rubens entre la que destaca Las Tres Gracias.

Otras pinturas. De otras escuelas europeas también hay que destacar el Autorretrato de Durero o el único cuadro de Rembrandt del Prado (Judit en el Banquete de Holofernes).

Otras artes. Aunque son poco conocidas, merece también su atención las colecciones de escultura y de artes decorativas que hay en el Museo del Prado.


El museo se encuentra en el Paseo del Prado y su principal edificio es el Edificio Villanueva, pero también forman parte del museo, el Casón del Buen Retiro y el Edificio Jerónimos, todos en la misma zona. La página oficial del Museo del Prado es www.museodelprado.es.

Centro de Arte Reina Sofía

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, situado en un gran edificio de estilo neoclásico en la zona de Atocha, contiene obras de arte de los siglos XIX, XX y XXI Su colección puede considerarse una prolongación del Museo del Prado ya que las obras de éste llegan hasta el siglo XIX y junto a él y el Museo Thyssen-Bornemisza forman en famoso triángulo de arte de Madrid.


La línea divisoria entre ambos museos se establece en el nacimiento del gran Picasso, en 1881. Las obras del genial pintor malagueño son las más importantes del museo, destacando también las obras de Dalí o Miró.

La visita al Museo Reina Sofía Los puntos más importantes que se pueden visitar en este museo son las siguientes: •

Pablo Picasso. Su obra más importante, el Guernica, es la estrella del museo. Se guarda junto a múltiples bocetos preparatorios. También destacan los maravillosos Mujer en Azul y El Pintor y la Modelo y algunas esculturas como Mujer en el jardín, El hombre del cordero y La dama oferente.

Salvador Dalí. También se puede visitar una maravillosa colección de Dalí, entre los que destaca El Gran Masturbador, Figura en una ventana o Muchacha Sentada.

Joan Miró. De otro de los grandes pintores españoles del siglo XX se puede visitar una gran colección surrealista.

Biblioteca. De acceso libre posee más de 100.000 libros, 3.500 audios y 1.000 videos.

Además, hay que destacar las exposiciones temporales que habitualmente hay en el museo.


Museo Thyssen - Bornemisza

Una de las colecciones privadas más importantes del mundo, que abarca todos los estilos. El Museo Thyssen-Bornemisza junto al Museo Reina Sofía y el Museo del Prado forma el llamado triángulo del arte de Madrid. En las cerca de mil obras expuestas el visitante podrá contemplar los principales periodos y escuelas pictóricas del arte occidental como el Renacimiento, el Manierismo, el Barroco, el Rococó, el Romanticismo y el arte de los siglos XIX y XX hasta llegar al Pop Art. Se incluyen también algunos movimientos carentes de representación en las colecciones estatales, como el Impresionismo, el Fauvismo, el Expresionismo alemán y las Vanguardias experimentales de comienzos del siglo XX. Asimismo cabe destacar la importante colección de pintura norteamericana del siglo XIX, única en el ámbito museístico europeo.

La visita al Museo Thyssen-Bornemisza Las obras más importantes que se pueden encontrar en este museo son las siguientes: •

Renacimiento italiano. De esta época se pueden admirar grandes obras de Duccio (Cristo y la Samaritana) o Luca di Tomme (Adoración de los Reyes Magos), así como de otros grandes pintores italianos. Destaca también El Joven Caballero, de Vittore Carpaccio y que es considerado el primer retrato de cuerpo entero pintado en Europa.

Renacimiento alemán. También se pueden encontrar obras importantes de pintores alemanes tales como el famoso retrato de Enrique VIII de Hans Holbein el Joven y del gran artista Durero, entre otros.

Galería de los retratos. En esta galería, con vistas al Museo del Prado, se pueden admirar obras maestras de retratos de artistas como Rafael, Bronzino o El Veronés.

Caravaggio y Rubens. De estos grandes artistas también se pueden destacar el Santa Catalina del primero y Retrato de una dama, del segundo.

Barroco holandés. De esta época se pueden encontrar obras de Frans Hals y Rembrandt principalmente.


Impresionismo. También se pueden encontrar grandes obras de Manet (Amazona de frente), Renoir, Monet, Degas (Bailarina de verde), Pissarro o Van Gogh (La aldea de Les Vessenots en Auvers o Los comedores de patatas). También hay un lienzo de Gaughin.

Pintura norteamericana. De la desconocida pintura de artistas estadounidenses también se pueden encontrar alguna muestra, muy difícil de encontrar en cualquier museo del mundo.

Siglo XX. Del siglo pasado también hay una extensa colección. Se puede destacar los cuadros expresionistas entre los que se encuentra el impresionante Metropolis de Grosz. Del siglo XX también se puede destacar Hombre con clarinete y Arlequín con espejo de Picasso, así como su La comida frugal y Corrida de toros. También destaca la sección de pintura surrealista y otras de Joan Miró, Salvador Dalí, Edward Munch y muchos más.

Se encuentra ubicado en el Paseo del Prado en el Palacio de Villahermosa. La página oficial del museo Thyssen es www.museothyssen.org.


Museo Arqueológico Nacional

El Museo Arqueológico Nacional se encuentra situado junto a la Plaza de Colón y fue creado en 1867 para albergar materiales arqueológicos, etnográficos, de artes decorativas y numismática que habían reunido los diferentes monarcas españoles. Comparte edificio con la Biblioteca Nacional. En el Museo Arqueológico se pueden admirar todo tipo de objetos que abarcan 22 períodos de la historia y cultura de España.

La página oficial del museo arqueológico es http://man.mcu.es/.


Museo de América

El museo dedicado a América y a su descubrimiento. El Museo de América se encuentra junto al Faro de Moncloa y alberga una gran colección de arte, arqueología y etnografía americanas, desde la época precolombina hasta el colonial. La colección estuvo anteriormente en el Museo Arqueológico Nacional, pero en 1962 fue trasladado a este nuevo emplazamiento.

La visita al Museo de América El museo contiene más de 25.000 objetos precolombinos, etnográficos y coloniales y está dividido en 5 grandes zonas: •

Conocimiento de América. En esta zona se explica como de los mitos sobre América se llegó al conocimiento real a través de cronistas, expediciones y cartografías.

Realidad de América. Aquí se explica cómo es el continente americano a través de una maqueta y videos

Sociedad. Aquí se explican los distintos tipos de sociedades que han coexistido en América. Se trata de mostrar la vida cotidiana a través de sus viviendas, su economía, su estructuración en clases sociales y sus jerarquías y símbolos de poder.

Religión. Aquí se exponen las principales divinidades indígenas, los mitos y los espacios sagrados. A continuación se despliegan las salas con los ritos funerarios, de fertilidad, así como los objetos sagrados; todo ello referido tanto al mundo indígena como al europeo introducido en la época colonial.

Comunicación. En esa zona se muestran las pictografías primitivas y el origen de la comunicación escrita en América, la escritura de sus altas culturas expresados a través del Códice Trocortesiano y del Códice Tudela. Concluye este área con un audiovisual en el que se muestran las lenguas indígenas y el español como lengua común.

La página oficial del Museo de América es http://museodeamerica.mcu.es.


.

Biblioteca Nacional

Una colección impresionante de obras literarias. La Biblioteca Nacional comparte edificio con el Museo Arqueológico y contiene 26 millones de publicaciones producidas en España desde el siglo XVIII tales como libros, revistas, mapas, dibujos, folletos, etc. El Museo de la Biblioteca Nacional es un espacio de 1400 metros cuadrados visitable para el gran público aficionado o no a la lectura.

La visita a la Biblioteca Nacional El museo está dividido en 8 salas que se describen a continuación: •

A través de la historia. En esta sala se explica la historia de la Biblioteca Nacional.

El día a día. Cómo trabajan diariamente en la Biblioteca Nacional con la explicación del camino de los documentos desde que ingresan hasta que están listo para consulta.

La escritura y sus soportes. Explicación de los distintos sistemas de escritura así como los sistemas destinados a difundirla entre los discapacitados.

Sala de las Musas. Aquí se muestran una serie de piezas originales, renovadas trimestralmente, que se custodian en la Biblioteca.

La memoria del saber. Historia del conocimiento y su difusión.

Talleres y café literario. Las artes del libro y sus técnicas, la creación literaria y sus procesos se imparten, exponen y practican en este espacio de trabajo para todos los públicos, ambientado con música de pianola.

Aula Quijote. Un espacio en el que la conmemoración cervantina se perpetúa mediante recursos bibliográficos, audiovisuales y multimedia, al alcance de cualquier visitante o grupo interesado en el personaje más universal del libro más importante del castellano.

Espacio museo. Conferencias, teatro, títeres, cuentacuentos, conciertos y proyecciones para animar al visitante los fines de semana.


La página oficial de la Biblioteca Nacional es www.bne.es.

Museo de Ciencias Naturales

Historia de la evolución animal y vegetal. El Museo de Ciencias Naturales data de los tiempos de Carlos III e inicialmente estaba ubicado en el edificio donde hoy está el Museo del Prado. El museo se encuentra dividido en 3 grandes áreas: el dedicado a la historia natural, en el que se muestran diversos aspectos de la evolución biológica y la relación actual del ser humano con su entorno; el dedicado al mar Mediterráneo y otro espacio donde se muestran las piezas históricas más emblemáticas del museo, llamado Real Gabinete de Historia Natural, nombre que recibía el museo en los orígenes.

La visita al Museo de Ciencias Naturales En el museo se pueden encontrar 5 exposiciones permanentes: •

Minerales, fósiles y evolución humana. En esta zona se pueden encontrar varias réplicas de esqueletos de dinosaurios y el famoso Megaterio, primer esqueleto fósil montado entero. También destaca la colección de minerales y rocas y el espacio dedicado a la evolución humana.

Almacén de aves y mamíferos. En este almacén se muestra una mínima parte de la gran colección de aves y mamíferos naturalizados que posee el museo. Algunos de ellos tienen 150 años de antigüedad.

Jardín de piedras. Es una colección al aire libre de rocas y troncos fosilizados.

Mediterráneo, naturaleza y civilización. En esa zona se exhibe la fauna más representativa de la costa mediterránea española así como numerosas especies marinas. Destacar el calamar de 7 metros que se exhibe en una gran vitrina con alcohol.


Real Gabinete. La colección histórica del museo que hace al visitante transportarse en el tiempo a la época de Carlos III.

La página oficial del Museo de Ciencias Naturales es www.mncn.csic.es.

Museo de Cera

Uno de los museos más divertidos de Madrid El Museo del Cera es un museo para toda la familia al que acudir buscando diversión y admiración por el gran parecido que sus figuras de cera tienen con sus personajes reales que representan. Contiene figuras de personajes famosos, casi todos españoles, que van desde políticos a personajes infantiles, pasando por deportistas, toreros, personajes históricos, famosos del corazón o todos los miembros de la familia real. Muchas de las figuras se van renovando y se van exponiendo según sea su grado de actualidad o se van retirando si su fama decrece. El almacén de figuras que posee el museo es incluso mayor que las expuestas.

La visita al Museo del Cera El Museo de Cera se encuentra dividido en 2 galerías. En la primera de ellas se pueden ver los Reyes españoles desde el Imperio Romano hasta los Borbones. En la galería 2, se encuentra el resto de museo. Las salas del museo son las siguientes. Las exponemos según las irás encontrando pues es un museo que se recorre de forma ordenada. Algunas de las figuras podrían no encontrarse ya que se están renovando como hemos explicado más arriba.


Del imperio romano a los Borbones. Son las 5 salas pertenecientes a la primera galería en la que se pueden ver las figuras de Reyes y personajes históricos de Roma, los visigodos,Al-Andalus, la dinastía de los Austrias y la dinastía de los Borbones.

La Familia Real y los políticos. Nada más entrar en la galería 2 nos encontramos con la Familia Real actual al completo: Reyes, Príncipes de Asturias e Infantas. También podremos encontrar personajes de la política como los presidentes de España y algunos ministros.

Fusilamientos del 3 de mayo y sala de pinturas. En la primera sala podemos ver una recreación del gran cuadro pintado por Francisco de Goya y que se puede ver en el Museo del Prado. Pero aquí no es pintura, se trata de figuras de cera. En la sala de pinturas veremos personajes históricos de la pintura española y de sus cuadros.

Los navegantes, conquista de México y de Perú, los Reyes Católicos y Colón. España siempre ha sido tierra de conquistadores y descubridores. Cristóbal Colón o Hernán Cortés aparecen en estas salas. Y junto a ellos, los Reyes Católicos, impulsadores del descubrimiento de América.

Felipe II. Esta sala gira alrededor del monarca español bajo cuyo imperio no se ponía el sol en España y otros personajes de su entorno.

Café literario y Cervantes. Una sala muy curiosa que representa un café donde se reúnen algunos de los principales escritores españoles y extranjeros a modo de tertulia. La mayoría no coincidió temporalmente en la historia pero la sala resulta extraordinaria. El gran maestro de la literatura española tiene sala propia, Cervantes y los personajes de su novela aparecen aquí representados.

Plaza de Toros. Toreros, folklóricas y personajes relaciones con el mundo de los toros se encuentran todos reunidos en esta sala.

Científicos. Los personajes españoles más importantes de la ciencia, como Severo Ochoa o Ramón y Cajal entre otros también tienen su sala.

Deporte. Esta es una de las salas más populares. Ver la figura de Pau Gasol, Raúl González, Rafa Nadal o Fernando Alonso y hacerse una foto con ellas se ha convertido en un clásico del museo de cera.

Sala del Terror. Esta es otra de las salas más populares. En ella se alternan personajes del terror en el cine con otros personajes que pertenecen a la historia negra de España con sus crímenes más famosos, por ejemplo, el Crimen de Cuenca, y que aparecen aquí recreados.


II guerra mundial. Hitler y los generales aliados. También los presidentes de las potencias mundiales del momento, así como personajes históricos que combatieron en la guerra, se dan cita en esta sala.

Circo y espectáculo. Personajes del mundo del circo, cantantes, artistas musicales, actores, actrices y otros personajes muy conocidos por todos se dan cita aquí.

Religión. Tampoco podía faltar la religión con figuras de los Papas y una recreación de la Última Cena.

El museo se encuentra en la Plaza de Colón y tiene además un Tren del Terror, un simulador espacial

y un

cine

multivisión.

www.museoceramadrid.com.

La página oficial

del

Museo

de Cera es


http://www.guiavisitmadrid.com/propuest as-visitas.html


MADRID QUÉ CHULA