Page 1

Nยบ12 Primavera 2014

Tenemos una Capitalismo Historia propia. monopolista y profundizaciรณn del doble yugo a las trabajadoras pรกgs. 2-3

Pรกg: 14

Retrato de una mujer trabajadora Pรกgs: 6 y 7


Editorial

Capitalismo monopolista y profundización del doble yugo a las trabajadoras. El trabajo de reproducción está tan invisibilizado, devaluado y naturalizado como algo femenino, que en estos momentos, donde para remontar su crisis estructural el capitalismo decadente se refugia  en la esfera de los servicios públicos (sanitarios, sociales, educativos…) de los que se apropian por privatización y donde al tener clientes asegurados, siempre previo pago, se  garantizan la ganancia; que no identificamos como todo ello aprieta el nudo de nuestra opresión.   Lo cierto es  que las mujeres de la clase obrera siempre hemos estado  atrapadas en la tela de araña de las razones familiares, ahí  reside el 95,32% de nuestras razones para no buscar empleo o   el 82% de mujeres que reciben pensiones  no contributivas o el 70% de mujeres con trabajos a tiempo parcial o las altas tasas de paro ( cercanas en algunos lugares al 30%). Sin embargo, todas esas medidas que desmantelan servicios públicos, significan   hoy que el confinamiento    en las tareas del hogar y de cuidados, dejan de ser una opción- si alguna vez lo fueron- para ser una obligación, pues hay que garantizar unas mínimas condiciones de subsistencia a la mano de obra  para que pueda ser mejor explotada y eso debe salir gratis al capital. Tan  comúnmente aceptado se en-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

cuentra que el trabajo doméstico, los cuidados de la prole y de enfermos es una responsabilidad natural de las mujeres y no una actividad económica valorable e imprescindible para la reproducción de la fuerza de trabajo,  que  mayoritaria y silenciosamente cargamos con una ingente cantidad de esas  tareas sin rechistar. Ni siquiera cuando día a día y medida  antiobrera de austeridad tras medida,  vemos cómo “nos crecen” ese tipo de tareas. El trabajo que se produce en los hogares sigue subvalorado social y económicamente, no se le llama trabajo, pocas veces se paga, abarca muchas facetas imprescindibles de la vida y sigue recayendo, sobre todo, en las mujeres. Todo aquello que las mujeres nos vemos obligadas a hacer «gratis», ya sea relacionado con la existencia o la subsistencia humana, se le llama «reproducción», en oposición con la producción y no como su contraparte dialéctica. «Reproducir» connota en términos patriarcales, una actividad menor, secundaria, que no genera en sí valor económico alguno. Suele estar excluido del cálculo del Producto Interno Bruto y de un modo «muy racional» se utiliza la «reproducción» cargada de significados y símbolos femeninos para ocultar, más aun, el tra-

2


bajo de las mujeres que asegura gran parte de la acumulación de capital. A medida que el capital global se centraliza cada vez más, que los monopolios para recuperar sus ganancias y aumentar sus beneficios se apropian de sectores económicos que históricamente han formado parte de las funciones que el Estado burgués garantizaba, la clase obrera es cada vez más golpeada y ese trabajo asistencial que deja de prestarse por el estado, lo asumimos casi en exclusiva las mujeres de la clase trabajadora, que carece de medios económicos para pagarlos de forma privada.

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

Ser conscientes de esta realidad. Entender nuestra opresión y explotación, como mujeres y como trabajadoras, nos debe ayudar a colocar objetivos de lucha y en la dirección de nuestra verdadera emancipación. La emancipación de las mujeres no puede lograrse sin una lucha por el socialismo. Todas las demás opciones que pretenden reformar el capitalismo para mejorar la situación de las mujeres serán incapaces de terminar con nuestro el estatus secundario, que es un resultado estructural de la desigualdad capitalista.

3


El sketch más sexista de la publicidad

Publicidad Sexista Ilu Ordoñez

En esta ocasión no se trata de analizar un anuncio televisivo, sino una serie de cursos “formativos” para mujeres. El primero de ellos “capacita”, de forma gratuita, a la mujer para ser una perfecta ama de casa, eso sí, aplicando los estudios más avanzados en Planificación, Economía y GestiónAdministrativa.Parece de chiste el punto 4 sobre conciliación de la vida personal y laboral.

El segundo, fomenta otro de los estereotipos imperantes en nuestra cultura: la mujer debe estar bella ya que se la juzga por su apariencia, por tanto es “esencial”que sepa maquillarse y cuidarse.

Lo impartía la Asociación Andújar Andalusí y contaba con la colaboración de la Concejalía de la Mujer y una subvención del Ayuntamiento sin embargo, ante el cartel tan discriminatorio con el que ha sido presentado, el propio alcalde ha solicitado que se le retire dicha aportación. Además se ha conseguido que modifiquen el cartel y que el curso no sea únicamente para mujeres, la pregunta en este caso es: ¿han necesitado esperar a ver el cartel para darse cuenta de que el curso era machista y discriminatorio? ¿O es que cuándo la asociación pidió la subvención para dicho curso no indicó el título del mismo? Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

4


También en este caso colabora un Ayuntamiento: el de las Palmas de Gran Canarias, aunque no es exclusivo de allí ya que estos cursos se imparten por todo el Estado. Para concluir podemos hacer una reflexión sobre cuál es la sociedad en la que vivimos: ¿la de la igualdad entre las personas inde-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

pendientemente de su sexo o una similar aunque convenientemente tuneada a la de la época franquista donde a la mujer se le enseñaba a tener la casa recogida y a esperar a su esposo maquillada, sonriente y sumisa para ser el descanso del guerrero?

5


Retrato de una mujer trabajadora

Entrevista a Conchi Jiménez, una camarera de piso Sonia Iruela

Conchi Jiménez, nos acerca a la realidad del sector de la hostelería, donde las trabajadoras tienen un papel protagónico y donde el grado de explotación es cada vez mayor. Conchi lleva 23 años trabajando como camarera de piso y actualmente trabaja en la cadena Princess, donde lleva 15 años, y es Delegada Sindical del FSOC (Frente Sindical Obrero de Canarias) desde hace varios años. Conchi, ¿Cuál es el trabajo que realiza una camarera de piso? El trabajo comienza a las 7:15 am, limpiamos las zonas comunes y hacemos todo tipo de tareas, desde recoger vasos a limpiar escombros si ha habido alguna avería. Después montamos los carros y a las 8:30-8:45 comenzamos con la limpieza de las habitaciones. ¿Cuántas habitaciones deben preparar al día? Por convenio tenemos que realizar 18, pero antes había habitaciones Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

individuales con dos camas, una mesita con dos sillas y ahora estas habitaciones son de cuatro, con sofás y mayor mobiliario por lo que se tarda mucho más. Además de esas 18 habitaciones, unas 4 ó 5 corresponden a salida del turista, lo que significa mayor trabajo y unas 7 son de entradas, por lo que en este último caso, tenemos que buscarnos la vida para prepararlo todo (poner todo el equipamiento, mantas, vasos) porque el office suele estar medio vacío y tenemos que proveernos de las otras habitaciones vacías para no perder tiempo. A esto sumamos que cuando una compañera no puede ir a trabajar, su trabajo se reparte y normalmente me toca a mí. ¿Y cuáles son las condiciones en las que trabajan? Estamos sometidas a una gran presión y eso nos afecta a la salud, estamos cansadas, con lesiones, se incumplen casi todas las normas de prevención de riesgos laborales. Encima, cuando volvemos de alguna baja, nos criminalizan. 6


Por ejemplo, desde la dirección del hotel nos dicen que tenemos prohibido mover solas el taquillón (la cama), y que si nos lesionamos por hacerlo nos pueden sancionar, pero la realidad es que tenemos que hacerlo porque si no, nos dicen que no hacemos bien nuestro trabajo. Hacerlo con otra persona es imposible, no hay tiempo.

de contrato porque tenía que criar a tres hijos y trabajaba en invierno y paraba en verano. Sólo se tiene en cuenta que tienes hijos para darte las vacaciones, 14 días en verano.

¿Cuál es papel de las ETTs?

La lucha por conseguir un cuarto nivel dentro de los hoteles como los cocineros y los camareros. Sin embargo, no se traduce en salario, nos pusieron un plus absorbible que manejan a su antojo.

Ya hoy no se contrata directamente a nadie, se hace a través de las ETTs, que cubre bajas y vacantes. La estrategia es ir despidiendo a las trabajadoras fijas y con derechos, y realizar todo este trabajo a través de estas empresas. ¿Se puede conciliar la vida familiar con el trabajo? No, al principio, tuve que trabajar

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

¿Cuál ha sido la lucha más importante en tu papel como delegada?

A la camarera de piso no la escucha nadie, ningún sindicato se ha implicado en su situación y su realidad, aunque somos el colectivo mayoritario en los hoteles. El día que nosotras nos unamos en una sola lucha, todo va a cambiar.

7


La calle y la noche también son nuestras

El látigo y el cosmos Laura Quintillán No es un mal ejercicio de voluntad la lectura que me proponen. La ar ticulista, autora de un libro y vinculada al arzobispado de Granada (lo suelto todo de tirón, así lo peor pasa pronto) reivindica un modelo de relación mujer- hombre, en el que aquella sea “obediente, leal, generosa,” asuma los roles de “sumisión y servicio”, y “se salga de la lógica de la emancipación” “sin miedo” y “con buen humor”. Es necesario leer estas cosas con mucha frialdad. No  porque las ideólogas de la clase dominante nos tomen por estúpidas, sino porque intentan  que acabemos siendo estúpidas. El asunto es entender qué hay detrás de esa ideología, y por qué. Nadie lo explicó como Engels: La familia patriarcal es la célula de la estructura social de clases. En el capitalismo, los matrimonios burgueses son como fusiones bancarias, y entre el proletariado, la familia garantizó tradicionalmente  varias cosas, funcionales a los intereses de la burguesía: El productor de plusvalía veía asegurada la reproducción de su fuerza de trabajo mediante una mano de obra, la femenina, que a la burguesía no le costaba un chavo. Casa y ropa limpia, comida caliente, sexo asegurado. La mujer, carente de estudios y, a menudo, de trabajo, encontraba en la formación de “su” propia familia, casán-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

dose, el único modo de “emanciparse”. Los viejos y los enfermos pobres eran atendidos por sus hijas, sobrinas, nueras, nietas...sin que ninguna institución burguesa desembolsara un penique. Dentro de esa familia, la ideología de la clase dominante era transmitida a la prole, gratuitamente desde la cuna. Pero hoy, el proletario vuelve a casa de una jornada extenuante, y encuentra que “su” esposa está ganándose también en el tajo la mitad de la supervivencia. Las niñas y los niños, ciscados por el cíber. De autoridad y de someterse, o no, sabe la mujer trabajadora bastante, de enfrentar la autoridad injusta en largas horas de jornada laboral.Esta mujer ya no está para “sumisiones” en su casa.Y mal o bien, más o menos, millones y millones de personas han oído hablar de un planeta en el que las mujeres capitaneaban naves espaciales, eran médicas, pianistas famosas, escritoras, y no había paro, y la salud era gratis y gratis las guarderías y las lavanderías...Un planeta llamado Unión Soviética...Y de eso se habla, y las niñas y los niños escuchan. El artículo de marras muestra el pasado como modelo, la miseria, como don, y el mundo imposible que propone, como salida. Ese mundo murió de viejo o está “muy malito”. Aunque la mujer anda poco en naves espaciales,  dirige luchas sindicales. Pero atentas: alguien comprará ese libro, y algunas, serán mujeres de nuestra clase. Tarea nuestra es que sepan que la sumisión (ante el marido y también ante la patrona que tiene su mismo sexo pero no pertenece a su misma clase) no lleva más que a la amargura y a la muerte (fingiendo buen humor...). Que sepan que su mundo ya no puede retroceder hacia el látigo sino que debe y puede avanzar hacia el cosmos.

8


No es casual…ES CAPITALISMO. Marga Zayda

El titular “las máquinas echan de los tajos a las mujeres” que encontré en un artículo, podría insinuar que la tecnología es la causante de que las mujeres se queden sin tajos por la disminución de la necesidad de mano de obra. Sobra decir, que ésta es una excusa más para justificar la continua discriminación a la que hemos sido sometidas las mujeres en el campo, gracias entre otras cuestiones, a la hábil utilización del discurso patriarcal puesto al servicio de un sistema capitalista que, cada vez más, pretende remontar su crisis a nuestra costa. Hasta hace poco, teníamos que ir acompañadas de un hombre para trabajar como jornaleras en la recogida de la aceituna para no descompensar el equilibrio de fuerzas.Una desigualdad física que se eliminó del discurso de lxs empresarixs cuando tuvieron que recurrir a nosotras y a lxs inmigrantes para suplir la falta de mano de obra masculina en el campo durante el “boom inmobiliario”. Pero cuando la especulación y demás artificios capitalistas no fueron suficientes

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

para mantener el ciclo de reproducción ampliada del capital y la crisis estructural es la realidad cotidiana, nos discriminan nuevamente utilizando un retrógrado machismo que nos infravalora afirmando que, ante la escasez de trabajo, los hombres tienen prioridad. Nos quedamos sin posibilidad de independencia económica, atacadas con cuestiones de género, somos encadenadas cada vez más al hogar. Nos sobreexplotan aprovechando la existencia de ejércitos de reserva de mano de obra y la necesidad acuciante, convirtiéndonos en semiesclavas a jornaleras e inmigrantes, dispuestxs a trabajar por lo que quieran darnos. La discriminación, el sexismo y la xenofobia son las barreras que empresarixs sin escrúpulos pretenden levantar entre nosotras para evitar que lxs jornalerxs y trabajadorxs en general, tomemos el poder instaurando un sistema socialista-comunista donde la tierra será para quien la trabaja en condiciones de plena igualdad y libertad.

9


Los derechos de las trabajadoras

Vente a Alemania, Pepa Soledad Gil

Finalmente, tras consumir medio Amazonas rellenando currículos en DIN A4 que ninguna oficina de recursos humanos estudiará por tener los de otros seis millones de almas vivas acumulados bajo el polvo de una mesa, me he decidido a hacer las maletas y partir hacia donde Cristo dio las tres voces a trabajar como Au Pair, opég o, si lo quieren, chacha, sirvienta o doncella de antaño. Fíjense hasta qué punto mi situación llega a ser desesperante que incluso envidio a aquellas mujeres del pueblo de mi abuela que tuvieron el fastidio de ser criadas a cambio de un plato de malas sopas, soportando todo tipo de ultrajes, manoseos y babosas miradas que repartían don fulano o don mengano, señoritos de la época, de esos que empleaban a la mujer a modo de mula. ¡Arre!, nos gritan ahora otros más europeos.Sí, que-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

ridas mías, atribuladitas como la que os escribe, la miseria me vuelve cosmopolita; me voy de Au Pair y no hay quien me haga desistir del empeño. La agencia que me ha buscado la casa de mis nuevos patronos me ha comunicado que sólo tengo que trabajar sobre unas 30 horas a la semana haciendo las veces de hermana mayor de unos mocosos malcriados;siendo la correveidile que los recoja a la salida del cole, cante nanas en castellano o en el lenguaje del Demonio Coronado a estas bestiajas wagnerianas cuando sus progenitores se vayan de parranda, guise para la prole y ayude en algunas faenillas ligeras del hogar. Además de bazofia, lecho y perfeccionamiento del idioma que otorga el trato humano, ¡hasta me han prometido una p a g u i ta de poco más de 200 € mensuales si soy buena chica y cumplo con mis obligaciones

10


sin decir esta boca es mía!¡Delicioso!Bonitos eufemismos gastan los capitalistas del siglo XXIparareferirsealque será martirio mío durante los próximos meses en tierra extraña. Yo que no me chupo el dedo, pues hija del pueblo y obrera nací, ciertamente os digo que no me embelesan ya estas mojigangas ni las oportunidades que encontraré, me repiten como un mantra, al conocer idiomas. En sí mismo el anuncio oficial causa espanto, pero lo que oculta sé que ni Santa Teresa lo resistiría si no fuese acaso con una pizca de socarronería. ¡Ay!, estimo que dentro del programa ocupará el verbo imperativo un lugar eminente: ¡levántate a las cinco!, ¡plancha!, ¡friega!, ¡limpia la casa!, ¡restriega bien con jabón de Marsella!, ¡limpia por dentro la furgoneta!, ¡saca al perro a pasear!, ¡cambia el pañal al niño!,¡cose!, ¡quédate de babysitter hasta la hora que nos dé la gana! ¡haz las camas! ¡cocina!, etc.Niñera, cocinera, femme de ménage y si una anda despistada quien sabe cuántas faenas más.Y muy barato, oiga.Me río del leitmotiv de esta historia, que no es otro que el de la explotación doméstica supina. Si me lo tomo con humor es porque el final lo podemos escribir nosotras con la lucha.

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

11


¡Nosotras estamos hartas! Estoy harta de que año tras año, la FIFA entregue el balón de oro al mejor jugador de fútbol y el mismo día y en el mismo acto, se premie con idéntico trofeo a la mejor jugadora. Los medios de comunicación, incluso los medios deportivos, ni siquiera mencionan   de pasada el nombre de la mejor jugadora.  (Feli) Estoy harta de que para justificar el avance en la igualdad de derechos nombren hermana mayor de una Cofradía a una mujer. La igualdad que las mujeres necesitan no se reviste de sotanas ni de hábitos. (Consuelo) Estoy harta de que se llame “el hombre del tiempo” a una sección informativa que presentan, indistintamente, hombres o mujeres. (Berta) Estoy harta de paternalistas, de que los machitos quieran protegerme y custodiarme como si yo no supiera cuidarme y defenderme sola. (Hermi) Estoy harta de que los obispos lancen sermones misóginos, insultando y humillando a las mujeres.!! Fuera los rosarios de nuestros ovarios!! (Teresa) Estoy harta de oír las mismas palabras cuando se quiere halagar la belleza de una mujer “!!Estás guapísima, qué delgada!!” como si la belleza sólo cupiera en la talla 38.... (Sole) Estoy harta de escuchar a mi suegra decir orgullosa que mientras sus hijos varones vivieron con ella jamás hicieron nada en su casa, nunca necesitó que la “ayudaran” ella se organizaba perfectamente sin necesidad de que ellos hicieran ni su propia cama. (Regina)

Estoy harta de hombres posesivos y tiranos que le marcan a la mujer el largo de falda que deben llevar o la medida de su escote y harta también de mujeres sumisas y obedientes que no se rebelan nunca contra sus “adiestradores”. (Montse)

Estoy harta de ver en las vallas publicitarias mujeres semidesnudas, sexys, sensuales, perfectas, no importa el artículo que se quiera vender, siempre la imagen de la mujer se trata como objeto de uso. (Gema)

Compiladora Blanca Rivas

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

12


Y mucho más...

Violencia estética: de la hipersexualización a los polímeros Gloria Marrugat

La lógica del sistema capitalista que lleva a las empresas a la carrera de competitividad salvaje por la obtención del máximo beneficio, tiene como consecuencia la superficialidad y banalización de la vida de las personas y de nuestras relaciones.Los modelos estéticos que difunde la ideología dominante destacan los aspectos relacionados con la sexualidad, potenciando una visión de las relaciones humanas basadas en el dinero y el sexo. Y como consecuencia del sistema patriarcal, las mujeres pasamos a ser objeto de deseo para relaciones en que el hombre sea el sujeto de placer y dominación. Así, se nos ofrece a las mujeres todo tipo de técnicas para aproximar nuestra imagen al de la joven virgen que un hombre pueda dominar a su antojo.Y las mujeres nos sometemos a nosotras mismas a toda clase de transformaciones con el objetivo de gustar a los hombres, mellando nuestra propia personalidad y maltratándonos a nosotras mismas siguiendo el clásico “para presumir hay que sufrir”.

prótesis en los pechos, labios, pómulos, etc., con el descubrimiento de los polímeros, o incluso a la modificación de las formas del cuerpo mediante prótesis óseas. Pero como la lógica del sistema no tiene límites y el mercado femenino no es infinito, una vez más se desenmascara su esencia anti-humana, ya que sus tentáculos han llegado a las mujeres menores de edad, con su hipersexualización, entendida como la exaltación de la sexualidad de las niñas a través de sus posturas, ropa y expresiones, las cuales son presentadas como sexualmente excitantes. De nuevo, el camino que se nos presenta es el de la toma de conciencia y la lucha para no ser esclavas de nosotras mismas.

Y el sufrimiento autoinfringido ha llegado a tal punto que ha pasado de la depilación, las dermatitis producidas por el maquillaje o los trastornos alimentarios, al implante de

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

13


Tenemos una historia propia

Hay gente que va a la mar y Hay gente que es de la mar Tatiana Delgado Novelistas y visitantes extendieron la imagen romántica del “Matriarcado” de La Graciosa “dado que las mujeres se ocupaban de todo”, planteamiento que no entendía que la división de trabajos, productivos y reproductivos, los roles de género y las redes de parentesco eran una estrategia eficaz para la supervivencia. La tendencia dominante oculta y menosprecia el trabajo realizado por las mujeres, compartimos dos historias de vida, de dos generaciones de gracioseras; Carmen (65 años) “La vida nuestra fue muy atareada…, porque el día que no íbamos a mariscar íbamos a vender el pescado. Mira, nosotras nos levantábamos a las cuatro de la mañana para subir el risco

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

de noche y llegar temprano al pueblo a vender el pescado… de forma que íbamos cargás de pescao y veníamos cargás de gofio, de papas, de millo... Era ir seis o siete días al risco, subiendo con ventisinco o treinta kilos de pescao arriba la cabesa y tener que bajarlo con tantos kilos como los que subimos”… Se marchaban y nos quedábamos las mujeres a cargo de todo. En el barco no, porque el barco tiene su serebro. En mi casa la que organisaba todo era yo y mi marío no sabía si tenía un niño o si tenía dos. Yo tuve 5 hijos... los que vinieron. Testimonio, del periodo del “matriarcado” en el que las necesidades impuestas por la actividad económica, la

14


pesca artesanal, determinaba el modo en que se estructuraba la comunidad y se tomaban las decisiones. Ambos cónyuges ejercían, en la organización de la producción doméstica de mercancías, la toma de decisiones y por tanto su poder, llegando a establecerse referentes compartidos como “mi padre pescaba pero mi madre traía la comida a la casa” y el reconocimiento de la autoridad de las mujeres. María (28 años) “Si yo sé esto no me caso ¿sabes? Antes de casada tenía más libertad (…) Se levanta a lo mejó a las seis, va pal barco, viene a la hora de comé, se marcha otra vez, viene a lo mejó a las nueve… se baña, va pabajo y después viene a las 11 ó 12. Se sienta en el bar a tomar una copa y después llega, se pone a ver la tele y que le prepare la sena”. “yo soy la que hago de comé, la que limpio, la que lavo la ropa. Yo pienso que si mi marío está en la má toda la semana, todo el día, mi marío también está trabajando pa ganá dinero, ... A veses lo veo sentado en el sillón y hay veses que no lo soporto y digo ‘mira, qué fresco, qué cara tiene! pero él también está trabajando”.

yor dependencia económica, lo que crea nuevos referentes simbólicos de género: la imagen de las mujeres como seres improductivos, parásitos del trabajo del hombre y consumidoras de la mayor parte de las riquezas de la familia. Se encargan de realizar las compras, son “las que se gastan el dinero”; ponen la televisión mientras barren, limpian, cosen o planchan, se crea la imagen de que “no hacen sino ver telenovelas todo el día”. Sus historias nos muestran sus condiciones de vida y la aportación fundamental al desarrollo de su comunidad, así como que los sistemas de género, los roles de género son la infraestructura sobre la que se construye, y deter mina, la superestructura de las ideologías de género. Tal como Marx planteó, es el ser social el que determina la conciencia más que a la inversa, así las ideologías de género no son realidades inmutables y se transforman históricamente conforme lo van haciendo las propias relaciones sociales. Testimonios y análisis expuestos en la Tesis Doctoral de la antropóloga Gloria Cabrera.

Este relato, nos muestra como con el desarrollo capitalista en la actividad pesquera y el Turismo, las mujeres desaparecen del ámbito productivo, se encierran en el trabajo doméstico, de reproducción y consumo, con ma-

“TRANSFORMACIONES SOCIOECONÓMICAS, ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO E IDEOLOGÍAS DE GENERO. LA POBLACIÓN PESQUERA DE LA GRACIOSA DESDE UNA PERSPECTIVA DE ECONOMÍA POLÍTICA”

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

15


Noticias del mundo

Helena Menéndez

Tras la guerra de agresión a Libia, el gobierno colonial instaurado recorta los derechos de las mujeres En noviembre de 2013, el Gobierno impuesto por la OTAN anunció que revisaría las leyes y reglamentos del país para ajustarlos a la‘sharia’o ley islámica.Destinada a satisfacer las reivindicaciones de los grupos salafistas, la medida supondrá un importante retroceso en los derechos de la mujer, lo que contrasta con la situación anterior a la intervención, caracterizada por su laicismo y por brindarle mayores márgenes de libertad que en los países árabes cuyos gobiernos son apoyados por el imperialismo, como Jordania,Yemen, Arabia Saudita o los Emiratos Árabes.El alza integrista

entronca con la reciente publicación de una investigación de Universidad de alAzhar (Egipto), que compendia decretos fundamentalistas, tales como considerar adúlteras a las mujeres que se sumergen en el mar (en árabe un término masculino) o cuando tocan frutas como plátanos o pepinos.

Misoprostol, una alternativa al aborto quirúrgico en Cuba El aborto es legal en Cuba desde 1965, dado el derecho de la mujer a decidir su reproducción. Esta realidad ha llevado al sistema sanitario público cubano a replantearse métodos y dirigirlos hacia procedimientos menos invasivos, tales como la receta legal del Misoprostol, una pastilla con efectos de dilatación del aparato reproductivo que introducida vaginalmente permite un aborto por expulsión, siempre con un límite máximo de 13-15 semanas de gestación. El protocolo sanitario establece que las mujeres que utilicen el medicamento deben asistir a un curso de pocos días para aprender a llevar a cabo la aplicación; sólo en casos minoritarios se pasa a la fase del curetaje ambulatorio.

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

16


Noruega. Ministra para la Infancia y la Igualdad de Género declara que las mujeres víctimas de violación son responsables: Solveig Horne, titular de la mencionada cartera y miembro del recién estrenado Partido del Progreso (populista), indicó que“las muchachas son responsables de la situación en la que se han puesto, pero los muchachos también son responsables de respetar un ‘no’ (…) Creo que los chicos y las chicas tienen la misma responsabilidad”. Horne realizó estos comentarios en 2011 en la televisión estatal noruega.Distintas asociaciones de apoyo a las víctimas de delitos sexuales han protestado por la equiparación y la consiguiente estigmatización que esta declaración supone para las mujeres.

Asociaciones de microcréditos financiadas por programas internacionales estafan a miles de mujeres marroquíes Dos activistas marroquíes se enfrentan a 5 años de prisión al denunciar a una red de ONGs dedicada supuestamente al microcrédito (la INMAA, una asociación vinculada a laAMSED y a PlanetFinance) que está expoliando a miles de mujeres marroquíes. La red, en la que se encuentran además implicados altos personajes del régimen de ese país, extendía créditos sin exigir un mínimo plan de viabilidad y con cláusulas usureras y agiotistas (cobrar intereses sobre intereses), de tal forma que las mujeresseveíanasediadas por las deudas, recurriendo algunas de ellas a la prostitución u otras directamente al suicidio.

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

17


Cuentos feministas

Sepa por qué usted es machista 1. Porque le falta el principal de los sentidos: el del humor.

5. Porque en realidad le gustan más los hombres, aunque no ejerza.

2. Porque se siente Dios, aunque no sea Ministro.

6. Porque todo ese asunto de la gestación y el parto le da miedo y asquete.

3. Porque cree todo lo que le dicen los medios (o miedos) de difusión.

7. Porque usted tiene los mismos atributos de Woody Allen pero no le dan el mismo resultado.

4. Porque su mamá es una santa, por lo tanto las demás mujeres son unas brujas.

8.Porque no soporta la idea de un rechazo sexual hacia usted o hacia otro, y cree que la bella siempre debe estar a disposición de la bestia. 9. Porque usted no vive en el presente (y para eso lo ayudan mucho) sino en la prehistoria mental. 10. Porque en el fondo es antisemita, antinegro, antiobrero, antijoven, pero como eso ya no corre se desquita con la misoginia, que aquí y ahora viene con premio. 11. Porque usted ama el orden por sobre todo, y cada cosa en su lugar las mujeres en la cocina o en cueros en portadas de revistas. 12. Porque cree que la necedad es cuestión de sexo, que es como creer en la cigüeña. 13. Porque tiene mucha paciencia para dejarse pisar la cabeza por cualquier matón y muy poca para comprender errores de mujeres, que al fin y al cabo son, his-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

18


tóricamente, debutantes en la mayoría de las profesiones. 14. Porque teme que las mujeres “pierdan la femineidad”, cosa imposible de perder, salvo que usted llame así a cosméticos y faldas. 15. Porque usted teme que le roben algo y no sabe bien qué, a pesar de que a diario lo saqueen y basureen, y no precisamente las mujeres. 16.Porque es sincero, y vale más machista recuperable que “feminista” patrocinante como un papito que a las pretensiones femeninas dice que sí PERO... Ahora ya sabe. Con estos 16 puntos usted ahorra años y fortunas en psicoanálisis. Usted puede ser hombre o mujer, el machismo tampoco es cuestión de genes: poca gente más machista que algunas mujeres, sólo que ellas lo son por instinto de conservación, por despiste, por imitar a los hombres o por comodidad. Usted también lo es por todas estas razones pero además porque se cree su-

Boletín feminista Nº12, Primavera 2014

periorcito: hace unos 10.000 años que le pasan el aviso y claro, usted sigue comprando un producto inexistente. Ahora puede seguir siendo machista, pero con apoyo logístico. Es posible que la perseverancia le acarree aplausos y sensación de deber cumplido, amén de las palmadas en la espalda. Sólo estará contribuyendo a la contaminación mental, que es la que nos mata. Y no la humedad. Estará inflando la maquinaria del prejuicio y la prepotencia y al fin se va a quedar solo como un ciempiés, de luto, convertido en Drácula de utilería y en hazmerreír de las criaturas primaverales. por María Elena Walsh (1980)

19


boletinfeminista@yahoo.es • Partido Comunista de los Pueblos de España • Colectivos de Jóvenes Comunistas • Redacción y Administración: c/ Miguel San Narciso, 6. Madrid • Consejo editorial: Pilar Minguez, Ilu Ordoñez, Helena Menéndez, Lola Jiménez. • Colaboradoras: Tatiana Delgado, Blanca Rivas, Sonia Iruela, Laura Quintillán, Gloria Marrugat, Margarita Zayda, Soledad Gil. • Diseño y maquetación: Carlos Torres, Alberto Moreno, Cristina Boletín feminista Nº12,Sánchez. Primavera 2014

AB - 437/2011

20

Boletín Feminsita 12  

El trabajo de reproducción está tan invisibilizado, devaluado y naturalizado como algo femenino, que en estos momentos, donde para remonta...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you