Issuu on Google+

La Reina Del

Cielo

Ejemplar Gratis


TEMA

1

EL CRISTIANO DEBE DENUNCIAR A LA REINA DEL CIELO. La Reina del Cielo ha recibido adoración de millones de personas de diferentes pueblos, culturas y épocas. Su influencia ha sido tal que Jeremías se pronunció contra ella, y condenó este culto. Siglos después, el apóstol Pablo tuvo que enfrentarse a los adoradores de la diosa. Sin embargo, lo más sorprendente es que todavía hoy se le adora en todos los países del mundo y particularmente en Latinoamérica. Su nombre ha cambiado y cambia de país en país y de época en época, pero su capacidad de confundir y perjudicar a los ingenuos sigue intacta.

En este Panfleto, La Reina del Cielo, el autor pretende desenmascarar a esta deidad, y mostrar quién es, qué ha hecho a lo largo de los siglos en su búsqueda de seguidores y porque es tan importante para el pueblo evangélico latinoamericano unirse en un frente común para expulsarla de nuestra sociedad. Hace algunas décadas, el pueblo evangélico tenía un asunto en común: Reconocían que Jesucristo es el único camino al cielo. "Un solo camino" parecía ser una creencia invariable que todos los evangélicos tenían en común. Nadie dudaba de Juan 14,6: "Jesús le dijo: --Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí". Esto ha dejado de ser así. El movimiento evangélico actual ya no se mantiene unificado sobre este punto cardinal. Muchos se han convencido de que el cielo estará lleno de personas apegadas a todos los credos y doctrinas de este mundo. Otros sienten cobardía, vergüenza o vacilación para afirmar que "Sólo Cristo Salva". Imaginan que es un atentado cultural declarar que el cristianismo es la verdad y que todos los demás credos son erróneos. Al parecer, el temor más grande del movimiento evangélico en la actualidad es que seamos vistos fuera de armonía con el mundo. No es tiempo de hacernos amigos con el mundo. Santiago 4,4 dice: "¡Oh gente infiel! ¿No saben ustedes que ser amigos del mundo es ser enemigos de Dios? Cualquiera que decide ser amigo del mundo, se vuelve enemigo de Dios". La idea de enfrentarse a la Reina del Cielo no es un asunto de diversión; sino que es un enfrentamiento cara a cara con uno de los poderes más altos de las tinieblas. Pero el Espíritu Santo ha ordenado que este es el tiempo de enfrentarnos a esta deidad y rescatar de la ceguera del dios de este mundo (2da de Corintios 4,4) a millones de personas que van camino al lago de fuego y azufre por venerarle y tener su fe puesta en ella.


LA REINA DEL CIELO DESATA LA IRA DE DIOS.

TEMA

2 Parte 1

¿Sabías que la religión Católica llama a María la Reina del Cielo? Para saber más sobre la REINA DEL CIELO y lo que piensa Dios de este dios falso, te invito a leer el libro de Jeremías cuando los Israelitas fueron castigados por adorarla. La mayoría de los adherentes a la fe católica se refieren alegremente a la Virgen María como la Reina del Cielo y entienden este término como uno de cariño, amor y adoración. ¿Es este un término bíblico o un título pagano? ¿Está complacido Dios con este título o está fuertemente disgustado? Veamos las Escrituras. Jeremías 7:18 dice: "Los hijos cogen la leña, y los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a LA REINA DEL CIELO [...] para provocarme a ira" (Jeremías 7:18). Reina del Cielo era el título que se daba a la "diosa madre", muy venerada en el mundo antiguo por su vinculación con la sexualidad y con las fuentes de la vida. En Mesopotamia recibía el nombre de Istar y era identificada con el planeta Venus; en Canaán la llamaban Astarté (Jueces 2.13). Esta Reina del Cielo era considerada patrona de muchos pueblos babilonios, asirios y fenicios. La diosa era también identificada con la luna, cuya adoración Moisés condenó (Deuteronomio 4,19 y 17,3). En estos versículos Dios prohíbe inclinarse ante el sol, la luna, estrellas o todo el ejército del cielo. Las tortas mencionadas posiblemente fueran figurillas o imágenes adornadas y ofrecidas con libaciones en los ritos a la diosa. En esta sección de Jeremías, Dios está diciéndole a Israel por qué está a punto de destruirlo físicamente como nación. Dios está actuando en forma muy parecida al fiscal que informa al acusado de los cargos en su contra. Note que Dios está muy enojado porque estas personas se están preparando para adorar a la Reina del Cielo, ¡Dice que esta adoración a la Reina del Cielo lo está "provocando" a ira! (Jeremías 7,18 y 19). Continúa en el TEMA 3


TEMA

LA REINA DEL CIELO DESATA 3 LA IRA DE DIOS.

Parte 2 Continuación del TEMA 2 ……….. Estamos estudiando según Jeremías 7,18 a la Reina del Cielo. Es decir, la diosa Asera, divinidad cananea. Se conocía como Astarte o Istar en Mesopotamia. Jeremías 7:18 dice: "Los hijos cogen la leña, y los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a LA REINA DEL CIELO [...] para provocarme a ira" (Jeremías 7:18). Aquí se habla de mujeres que cocían tortas para la Reina de los Cielos y la adoraban en las calles de Judá y en las calles de Jerusalén, con el consentimiento de sus maridos; incluso la casa real estaba implicada en este culto. Y precisamente en este contexto, es interesante notar que actualmente las mujeres de Paphos (Chipre), hacen ofrendas a la virgen María, como Reina del Cielo, en las ruinas del antiguo templo de Astarté. La Reina del Cielo era la patrona de muchos pueblos. Es decir, ella era la protectora y defensora de aquellos que la habían coronado su reina. Estos lugares le atribuían a ella el bienestar, los milagros de sanidad y la prosperidad económica. Por ello, a la Reina del Cielo, se le ofrecían tortas especiales que llevaban la imagen de la diosa. Lo peor de todo esto era que la familia entera cooperaba para adorar a este demonio. Esto estaba en directa oposición a las demandas del pacto de que un padre debía instruir a sus hijos en los caminos de Jehová (Deuteronomio 6,4 al 9). Dice Jeremías que este culto a la Reina del Cielo "provocó a ira a Dios". La Biblia dice que Dios es un Dios celoso. " No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No los adorarás ni los servirás; porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso,........." (Éxodo 20, 3 al 6). La paciencia de Dios se agotó contra los practicantes de estas ceremonias religiosas de adoración a la Reina del Cielo, provocando a ira a Dios (Jeremías 7,19). Dice Jeremías 7,20: "Por tanto, así ha dicho Jehová, el Señor: Sobre este lugar, sobre los hombres, sobre los animales, sobre los árboles del campo y sobre los frutos de la tierra se derramarán mi furor y mi ira. Se encenderán y no se apagarán". Al no obedecer a Dios, por estos cultos a la Reina del Cielo los juicios de Dios caerían tocando y destruyendo la economía, la tierra, los animales. Continúa en el TEMA 4………..


LA REINA DEL CIELO DESATA LA IRA DE DIOS.

TEMA

4

Continuación del TEMA 3……….. Parte 3 Decía en el tratado anterior, según Jeremías 7,20, que el profeta Jeremías declaró la ira de Dios para los adoradores de la Reina del Cielo. Es tan contaminante, tan repugnante para Dios, este culto conocido entre los israelitas como la Reina del Cielo, que Dios fue tan vehemente contra el mismo, que le prohibió al profeta orar a favor de quienes veneraban a esta deidad pagana. Jeremías 7,16 al 18 dice: "Tú, pues, no ores por este pueblo; no eleves por ellos clamor ni oración, ni me ruegues, porque no te oiré. ¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego y las mujeres amasan la masa para hacer tortas a la reina del cielo y ofrendas...., para provocarme a ira". Ningún tipo de clamor había que hacer a favor de Judá: "no te oiré". Dios no oirá la intercesión de Jeremías. El cielo cierra sus puertas a un pueblo que le rinda culto a la Reina del Cielo. Por más clamor, por más oración, Dios no responde, porque Dios detesta este culto diabólico. Ésta es una declaración extraordinaria que refleja una situación en la cual parece que el atributo de ira de Dios está por encima de su atributo de misericordia. Algo realmente malévolo debió estar ocurriendo para provocar una respuesta así. ¿Qué es? Dios le dice al profeta la razón de esta prohibición: "¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén?" (versículo 17). Abierta y públicamente, sin temor ni vergüenza al profeta, frente a él, llevaban en hombros la imagen de la Reina del Cielo, cantándole, con incienso y gritando sus nombres: "Reina del Cielo, Astarté, Istar". Familias enteras, hombres, mujeres y niños, participaban en la adoración de este espíritu terrestre, inmundo y maligno. Toda la familia participaba en las procesiones que se realizaban llevando las tortas que se hacían para esta deidad. Es curioso que la Iglesia Católica llame a la Virgen María "Reina del Cielo", a la que se ofrece, así como a otros santos, una gran variedad de tortas y roscones de forma redonda en las procesiones de los pueblos de España.


TEMA

5 Parte 1

DESASTRE A CAUSA DE LA REINA DEL CIELO.

Cuando olvidamos una lección o nos negamos a aprenderla, corremos el riesgo de repetir nuestros errores. El pueblo de Judá luchó con este mismo problema. Olvidar errores del pasado significa repetirlos. No aprender del fracaso es un futuro fracaso asegurado. En el pasado los israelitas adoraron a la Reina del Cielo y se metieron en serios problemas. Ellos achacaron sus problemas a que olvidaron a la Reina del Cielo. Sin embargo, la idolatría a la Reina del cielo fue la fuente de sus problemas. En el pasado, el profeta anunció juicios de destrucción por venerar a la Reina del Cielo. Pero parece que no aprendieron y siguieron adorando a este demonio. Ante la palabra de reprensión del profeta, el pueblo responde "La palabra que nos has hablado en nombre de JEHOVA, no la oiremos de ti; sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la REINA DEL CIELO, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno" Pero desde que dejamos de ofrecer incienso a la REINA DEL CIELO y de derramarle libaciones, nos falta de todo, y por la espada y el hambre somos exterminados. Y cuando nosotras ofrecimos incienso a la REINA DEL CIELO y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos tortas para tributarle culto, o le derramamos libaciones sin consentimiento de nuestros maridos?" (Jeremías 44, 16 al 19). Aquí vemos que el pueblo rehúsa en forma desafiante obedecer a Dios, y continúa adorando a esta Reina del Cielo sin importar lo que él diga. Por lo tanto, Dios les dice que sigan adelante con su rebelión, porque él los va a destruir totalmente. "Y esto tendréis por señal, dice Jehová, de que en este lugar os castigo, para que sepáis que de cierto se cumplirán mis palabras para mal sobre vosotros" (Jeremías 44,29). ¿Por qué el pueblo rehusó obstinadamente someterse al poder de la Palabra de Dios en la boca de Jeremías? ¿Por qué no les importa la amenaza de una completa ruina al seguir adorando a la Reina del Cielo? ¿Qué argumento es tan fuerte para decidir no hacer lo que Dios manda sino lo que a ellos les plazca? ¿Por qué este pueblo prefiere hacer lo prohibido y correr el riesgo de las amenazas del profeta que se les hacen? Vamos a ahondar en los argumentos que este pueblo propone ante semejante acto de desobediencia a Dios en el TEMA 6.


DESASTRE A CAUSA DE LA REINA DEL CIELO . Parte 2

TEMA

6

Continuación del TEMA 5 ………..

Los israelitas utilizaron siete argumentos para darle culto a la Reina del Cielo. Con lo cual: a) Rechazaron la Palabra de Dios, b) Provocaron castigos de parte de Dios, c) Dios les jura que esa religión que adora a este espíritu demoníaco va a desaparecer. 1) OBEDECEN A LA TRADICIÓN FAMILIAR: Estamos resueltas a quemar incienso a la Reina del Cielo (Jeremías 44,17 b), porque también nuestros padres lo hicieron.

2) IMITAN A LOS GOBERNANTES: Quienes estaban en el poder lo practicaban y lo prescribían a otros: "Nuestros reyes y nuestros príncipes, a quienes Dios puso sobre nosotros, y que eran de la descendencia de David". 3 ) L A M AY O R Í A L O H A C Í A : " E n t o n c e s t o d o s . . . . . . . u n a g r a n concurrencia...respondieron a Jeremías (Jeremías 44,15). Hablaban por consentimiento unánime. 4) ERA UNA FIESTA RELIGIOSA PÚBLICA: Esto se había hecho en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén, en público y a la vista de todos; no se había hecho en rincones ni en la oscuridad (Jeremías 44,17b). 5) LA VENERABAN POR MILAGROS Y PROSPERIDAD: "Y tuvimos abundancia de pan y prosperamos, y no nos sucedió nada malo" (Jeremías 44,17, al final). Pero suponiendo que esto fuese cierto, eso no les excusaba del gran pecado de idolatría; la pauta de nuestra conducta es la ley de Dios, no las prácticas de los hombres. 6) MIEDO DE ABANDONARLA: Dan a entender que los castigos que han sufrido recientemente han venido sobre el pueblo precisamente porque "dejamos -dicen- de ofrecer incienso a la reina del cielo" (Jeremías 44, 18). Así también, en los primeros siglos del cristianismo, cuando Dios castigaba a las naciones paganas por sus maldades y por perseguir a los cristianos, los perseguidores echaban a los cristianos la culpa de los castigos que sufrían y gritaban: "¡Los cristianos a los leones!". 7) DEVOCIÓN Y RESPETO FAMILIAR: Aunque las mujeres eran las más activas en las prácticas idolátricas, lo hacían con la notoria aprobación de sus maridos. (Jeremías 44,19 b, al final).


TEMA

7

LA IGLESIA CATÓLICA LLAMA A LA VIRGEN MARÍA "REINA DEL CIELO".

Parte 1 Hemos venido estudiando en los tratados anteriores que las culturas paganas de la antigüedad, adoraron a una diosa falsa, titulada por las mismas Escrituras, como la "Reina del Cielo". Esta tradición religiosa fue aborrecida por Dios, y los pueblos que la desarrollaron sufrieron los juicios del Señor. La Iglesia Católica enseña que Maria, es la Reina del universo. Esta doctrina es una de las que mas se parece al paganismo, basta con buscar información acerca de este tema, y nos daremos cuenta que muchas religiones que adoraban a falsos dioses, tenían como común, la creencia de una Reina Celestial. Lo más curioso de esto, es que el Romanismo insiste en enseñar una doctrina falsa, que jamás se encuentra en las Escrituras, y que jamás fue creída por los profetas de Dios ni por los cristianos del primer siglo. Veamos lo que nos dice el Catecismo Católico, al respecto: "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y enaltecida por Dios como Reina del universo" ( #966). Sigue diciendo el Catolicismo: "La Virgen Inmaculada ... asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte". (Concilio Vaticano II, Constitución dogmática Lumen Gentium, N.59). Juan Pablo II, el 23 de julio del 1997>>>, habló sobre la Virgen como Reina del universo. Recordó que "a partir del siglo Quinto, casi en el mismo período en que el Concilio de Efeso proclama a la Virgen 'Madre de Dios', se comienza a atribuir a María el título de Reina. El pueblo cristiano, con este ulterior reconocimiento de su dignidad excelsa, quiere situarla por encima de todas las criaturas, exaltando su papel y su importancia en la vida de cada persona y del mundo entero". Pío XII en 1954, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esta ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de Maria, la Encíclica Ad Coeli Reginam (Octubre 11, 1954). CONTINÚA EN EL TEMA 8......


LA IGLESIA CATÓLICA LLAMA A LA VIRGEN MARÍA "REINA DEL CIELO".

TEMA

8

PARTE 2 Continuación del TEMA 7……….. En la época de la apostasía, algunos exagerados que admiraban a María, enseñaban que el cuerpo de María nunca sufrió corrupción y que ascendió a los cielos tal como Jesucristo y que está sentada allí, como "La Reina del Cielo" para recibir culto y oraciones. En este sentido San Bernardo, dijo: "En el tercer día, después de la muerte de María, cuando los apóstoles se juntaron alrededor de su tumba, la encontraron vacía. El cuerpo sagrado había sido llevado al paraíso celestial, donde el mismo Dios la coronó como "Reina del Cielo". El teólogo católico profesor García Paredes, en su obra "Mariología" declara que María fue recibiendo los mismos títulos de las diosas. El título más sublime fue el de Reina. Un nombre aplicado a Juno, y a Isis. En el Concilio de Éfeso (año 431) el pueblo en las calles de la ciudad saludó a María con los mismos títulos con los que siglos antes había saludado a la deidad pagana Artemisa. Durante la Edad Media, cuando el título se hizo común, muchas imágenes de María fueron coronadas. En lo que a la tradición respecta, esta tesis de María como Reina del Cielo, como muchas otras tesis Marianas, es de origen pagano. No hay nada sobre ella en la era patrística, ni siquiera en los principios de la Edad Media. El título se aplica a María como una expresión piadosa, más que como una declaración doctrinal. La idea de la realeza de María fue evolucionando paralelamente con la hipótesis de su asunción, y durante la culminación de la Edad Media hubo considerable especulación sobre ella. Principalmente a partir del siglo sétimo, los Padres de la Iglesia la exaltan como reina.."Admirable y gloriosísima Soberana de todo el universo. Andrés de Creta la llama "Reina de todos los hombres". Juan Damasceno enseñaba que ella era: "Reina, Santa Madre de Dios". En ningún lugar del Nuevo Testamento se dice que María la madre de Jesús tuviera que ser nombrada Reina del Cielo: este título lo poseía la diosa madre pagana que era adorada siglos antes de que María siquiera hubiera nacido. Hacía mucho tiempo, en los días del profeta Jeremías, que el pueblo adoraba a la "Reina del Cielo" y practicaba ritos que eran sagrados para ella.


TEMA

9

LA BIBLIA NO EXALTA A LA VIRGEN MARÍA COMO " REINA DEL CIELO"

De todas las visiones que se nos dejan ver del cielo, en ningún momento aparece María por ningún sitio, ni se hace la mínima mención de ella como Reina del Cielo. No sucede lo mismo con Cristo, de quien se afirma con toda claridad: "Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.......Los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, lo seguían en caballos blancos" (Apocalipsis 19,11 y 14). ¿Quién debe recibir toda la gloria? María por supuesto que no, sino sólo le corresponde a Dios.... por medio de Jesucristo: "....para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén" (Primera de Pedro 4,11). "A este (Cristo), Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados" ( Hechos 5,31). Mientras que la Biblia exalta a Jesucristo, el catolicismo está decidido a menospreciarlo y exaltar a María. ¿Por qué Jesucristo, el Único que dio su vida y sufrió la cruel tortura de la cruz, es dejado a un lado y reemplazado por una simple mortal? María no es Reina de los Cielos; pero ella reinará con Cristo junto con el resto de los cristianos: "Al vencedor le concederé que se siente conmigo en mi trono,.." (Apocalipsis 3,21). Como podemos ver, no soy yo ni la Biblia, quien piensa que Maria fue ascendida al cielo en cuerpo y alma, y que además Dios la exaltó, como Reina del Universo, sino que es el mismo Catecismo Católico, pensamiento de hombres, donde se encuentran estas principales doctrinas. El catolicismo afirma que el Señor elevó a María a la posición de "Reina del Universo". Sin embargo, la Biblia proclama que adorar a la "Reina del Cielo" provoca a ira a Dios. ¿A cuál creerá usted; a las tradiciones de hombres, o la Palabra de Dios? El Testimonio bíblico proclama que Jesucristo es el único Rey: "Por eso Dios también lo exaltó sobre todas las cosas y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre" (Filipenses 2,9 al 11).


¿REINA DEL CIELO O JESUCRISTO?

TEMA

10

Maria no es la reina del universo, como lo enseña la doctrina Católica. Maria fue un instrumento en las manos de Dios, que murió y no Reina, pues no fue ni es inmortal, sino que, fue una mortal común y corriente, tal cual todos nosotros lo somos. El único Inmortal que habita en luz inaccesible es Jesucristo (Primera de Timoteo 6:15 al 16). Los hijos del Creador Inmortal, recibiremos la vida eterna y inmortalidad, en el día de la resurrección (Juan 5:28 al 29). Para los amados fieles católicos, quienes piensan que profesan algo bíblico y "cristiano", e incluso hacen defensa de estas doctrinas heréticas. Mi consejo para usted amigo que profesa la Religión Católica, y su fe en la Reina del Cielo, la hoy llamada Virgen María, por una herencia familiar o porque pensaba que ella le acercaba a Dios, o porque necesitaba un milagro de salud, es el mismo que menciona Dios en su palabra en el libro de Revelación. ¡¡Huya!! ¡¡Huya!! cuanto antes, de ese peligroso sistema y vuélvase al Dios todopoderoso, a Jesucristo, el cual aborrece la idolatría y la adoración a falsos dioses. Yo salí de ese lugar porque me habían engañado con la María de la Biblia. Yo le tributé veneración a la Reina del Cielo, título que Dios detesta y es abominable a sus ojos. Hoy, con todas las fuerzas de mi corazón, le agradezco al Espíritu Santo, quien me abrió los ojos y me quitó las vendas, para descubrir que mis oraciones a la Reina del Cielo, me estaban conduciendo al infierno eterno. Que esa Reina del Cielo no es la virgen María, madre de Jesús, quien goza de las bendiciones de la presencia de Cristo en el cielo. El Espíritu Santo me abrió los ojos para descubrir que esta Reina del Cielo, disfrazada de nombres como Virgen de los Ángeles, Reina de la familia, Reina de la paz, no es la madre de Jesús, sino una entidad demoníaca que, bajo miles de nombres y rostros diferentes ha estado hechizando y engañando a millones de personas a lo largo de los siglos. Para mí, aceptar esta triste realidad fue doloroso. Me enojé y me llené de odio para aquellas personas que estaban hablando mal de mi madrecita María. Pero mis ojos se abrieron y escapé de un sistema mentiroso, falso, engañador y cruel como el sistema católico. No tengo miedo de proclamar la verdad del Evangelio porque para eso fui llamado. Pero la Biblia es inspirada por Dios, permanece para siempre, es inmutable y eterna, no así la tradición de los hombres. Pregúntale a un sacerdote dónde dice en la Biblia que María fue llevada al cielo en cuerpo y alma, y si te lo demuestra, desecho este folleto que estoy escribiendo. Pero si no puede hacerlo te recomiendo Apocalipsis 18,4 y 5: "Y oí otra voz del cielo, que decía: "¡Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados..." .


MINISTERIO CASA DE ORACIÓN EL HOYÓN, PÉREZ ZELEDÓN, SAN JOSÉ, COSTA RICA 125 M. NORTE , 110 M. OESTE Y 300 M. NORTE DEL BENEFICIO COOPEAGRI.

ACTIVIDADES LUNES A VIERNES (7 p.m. A 9 p.m.) Estudio Folleto Discipulado, Oración y Mensajes Proféticos. SÁBADOS (6 p.m. A 8:30 p.m.) Oración, Predicación, Mensajes Proféticos y Oración por los enfermos. DOMINGOS: 4 pm Película bíblica para niños-gratis. 4:30 pm Memorial CENA DEL SEÑOR. 5:30 pm Película Cristiana todo público gratis. Además, se facilita de forma gratis, películas Cristianas, tanto para niños como para adultos. Nos han visitado 400 mil personas al mes de agosto 2008, al sitio de

INTERNET EN: WWW.CASADEORACIÓNCR.COM Entrega de puerta a puerta y casa en casa, la cantidad de DOS MILLONES 700 MIL Tratados y 70 mil REVISTAS BÍBLICAS GRATIS. Hemos visitado toda Costa Rica y el país de PANAMÁ. Ahora nos preparamos para visitar Alajuela, Puntarenas y NICARAGUA.

Oración para Aceptar a Cristo Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. DISCIPULAMOS a nuestro Ministerio con más de 15 mil Folletos. Además, distribuimos gratuitamente Tratados Multimedia y Tratados Bíblicos en Audio


La reina del cielo