Issuu on Google+

Editorial Ideas ArtĂ­sticas

El Nouveau de la

Belleza

ALFONS MUCHA


El Nouveau de la

Belleza ALFONS MUCHA

Editorial Ideas ArtĂ­sticas


IDEA, DIRECCIÓN EDITORIAL Y COMPILACIÓN Andrés Borthagaray. ASISTENTE Thomas Massin DISEÑO EDITORIAL Patricio Calderón A. ASISTENTE Pablo Engelman, Bisman Ediciones. DISEÑO GRÁFICO Patricio Calderón A. EDICIÓN DE TEXTOS Fernando Halperin. CORTES Lucila Vidal. 5


INDICE


Contenidos:

paginas:

1. PROLOGO.

9

2. EL ART NOUVEAU.

10

3. CAPITULO 1: Alfons Mucha 1860-1939. - BiografĂ­a. - Como se caracteriza.

14 15 22

4. CAPITULO 2: Sus obras y carteles. - Obras importantes. - Sus carteles. - Joyas para la dama parisina.

28 29 38 52

5. CAPITULO 3: Influencias. - La influencia simbolista.

56 58 7


PROLOGO


P

rincipalmente el libro “El Nouveau de la Belleza” habla de exponente del Art Nouveau más influyente de finales del siglo IX, Alfons Mucha relatándonos introductoriamente el estilo y como fue su vida desde sus inicios hasta como se fue formando como un gran artista de este gran movimiento, su estilo reflejado en sus carteles, pinturas, joyas, etc, dan muestra también como las modelos, actrices, etc, reflejaban su actitud y postura en cada una de las creaciones. En esa época la actriz Sarah Bernnardt fue quien tuvo más creaciones de carteles por parte de Mucha para el teatro “Benaisance” lo que impulso al gran artista, además sus obras están reflejadas poseer distintas actitudes en las mujeres jóvenes, sus colores, formas orgánicas, etc, dándonos una idea más de como Mucha influía en su estilo de arte. Sus influencias también fueron las que inspiraron a varios artistas por su gran impacto en sus obras y produjo un gran interés en el público. 9


EL ART NOUVEAU

10


El otoño, 1897.

E

l Art Nouveau fue una corriente artística y literaria que nació influenciada por el Simbolismo frente a los excesos del Romanticismo y de la retórica del seudoclasicismo; pero, particularmente en las artes decorativas, como reacción contra la industrialización y la tecnología dominantes. Este nuevo estilo surgió en una época en que las fuentes de inspiración estaban agotadas. En joyería se seguía utlizando el estilo “isabelino” de lazos y ramas, uniforme en toda Europa desde 1850, aproximadamente. Entre los iniciadores están Walter Crame quien, inspirado por William Morris, funda en 1886 la “Arts and Crafts Society”, donde sus miembros estaban próximos al Pre-rafaelismo. Querían darle al arte una diomensión social a través del artesanado y darle a los objetos utilitarios una dimensión artística y retornar al artesanado. Otros precursosres importantes fueron Emile Gallé, Victor Horta y el grupo fundado en viena en 1897 “Sezession”. El movimiento empezó con Jules Renñe Lalique cuando presentó su repertorio en el Salón de París en 11


Exposición Universal, 1900.

1894, pero se consagra en la Exposición Universal de 1900. Pero el movimiento no se consolida hasta que los artistas independientes, arquitectos, educadores, etc…no se adhieren al movimiento iniciado por Morris. Es cuando los orfebres comienzan a pertenecer a este estilo, hacia 1910. El Art Nouveau se extiende de forma espontánea por varios países de Europa, pasando después a América debido a la necesidad de liberación y “aire nuevo” de las formas ancladas en un arte que ya no tenía más que ofrecer, y que se quedó estancado en la copia y vuelta a las mismas formas. La joya modernista se considera un objeto de adorno, pero se le añade un significado según su forma y el entorno adonde es llevada como si fuera un objeto mítico, y sobre todo, la joya es una joya misteriosa. Sus temas son la Mujer, la Naturaleza y todos sus componentes, hasta confundirlos entre sí: la mujer-flor, la mujer-libélula, la nereida, la sirena. Las líneas son fluidas y florales, las formas sinuosas, es la narración de un mundo extraño, poblado de frágiles flores y de pequeños insectos y todo con un recuerdo de la Edad Media. Como materiales usan el hierro, el cobre, la plata y se funden y cincelan lo que 12

demuestra que la joya adquiere un valor artístico y pierde el valor intrínseco que tenía hasta entonces. Consecuencia de ello, es el poco uso de los diamantes, sólo se usan alguna piedras de color y perlas periformes. Se incorpora también el esmalte tranlúcido (sin soporte en los alveolos). Fue una época de experimentación, pues el diseño era muy complicado y difícil de pasarlo a real, además de utilizar los más difíciles tipos de esmaltación y tallas de piedras, con mucho contraste, y la combinación de cristal combinado con diamantes o platino y oro engarzado sobre hueso o aluminio. Entre artistas que se integraron al movimiento fueron Bucheron, Després, Fouquet, Pochelon et Ruchonnet, Henri Preyster, Vallet, Bouti, René Lalique, Louis Gautrait, DurandLeriche, Henri Teterger, Henri beber, Eugène Tourrete, Luis Masriera y los talleres de Fleuret y Marcel Bing. La importancia del Art Nouveau ha sido tan importante que hoy día hay muchos joyeros que están retomando este estilo, el diseño pasó a primer plano, y en joyería más que esta misma. El inquilino central de la filosofía del movimiento es que los


L

os principales elementos temáticos visuales del Art Nouveau son las flores, raíces y brotes, así como telas de araña, plumas

de pavo real y las langostas, que figuran en todo, desde fondos de escritorio a las telas y muebles.

diseños de los artistas debe ser incorporado en todo: no sólo las bellas artes (pintura, escultura), sino también la arquitectura y las artes decorativas (como cerámica, muebles, joyas). El movimiento representa un cambio de las escuelas académicas que reinó durante la época victoriana. Los tendían a ser formal y hacia atrás buscando, pero de estilo Art Nouveau libre creatividad de los artistas de las limitaciones del pasado. Serpentina líneas curvas y patrones complejos, tomados de la naturaleza, se veían en las superficies pintadas y talladas. Plata, peltre, vidrio iridiscente y maderas exóticas, así como piedras semi-preciosas eran los materiales más utilizados en las superficies interiores y mobiliario. Los colores fueron sometidos con gusto marrones, verdes y mostaza, complementado con púrpura, oro, lila y azul de huevo petirrojos. Hoy en día, el Art Nouveau es visto principalmente como el puente del clasicismo a la modernidad congestionada. Pero es mucho más que un enlace entre dos épocas de diseño. 13


Capitulo

1

Alfons mucha 1860 - 1939


Biografía

N

ació en la ciudad de Ivancice, Moravia. Sus habilidades para el canto le permitieron continuar su educación secundaria en Brno, capital de Moravia; sin embargo desde niño se sintió principalmente atraído por el dibujo. Trabajó en empleos de pintura decorativa en Moravia, mayoritariamente para puestas teatrales. En 1879 se mudó a Viena para trabajar con una compañía vienesa de diseño teatral logrando de ese modo completar su educación artística. Cuando en 1881 un incendio destruyó el negocio de sus empleadores, retornó a Moravia, trabajando de manera independiente, haciendo pinturas decorativas y retratos. El Conde Kart Khuen de Mikulov lo contrató para decorar con murales el Castillo de Hrusovany Emmahof, quedando tan gratamente impresionado que acordó apadrinar el aprendizaje formal de Mucha en la Academia Munich de Finas Artes. Mucha se mudó a Paris en 1887 y continuó sus estudios en la Académie Julian y en la Académie Colarossi, produciendo al mismo tiempo ilustraciones para revistas y publicidades. En 15


Calendario con zodíaco para “La plume”, 1897.

17


El lucero de la tarde, 1897.

1894 produjo el grabado para un póster publicitario litográfico de Sarah Bernhardt para el Theatre de la Renaissance. Fue esta obra, con su estilo exuberante y estilizado lo que le dio tanto fama como numerosas comisiones. Mucha produjo una gran cantidad de pinturas, pósteres, avisos e ilustraciones así como diseños para joyería, alfombras, empapelados y decorados teatrales en lo que se llegó a conocerse como el estilo Art Nouveau. Los trabajos de Mucha frecuentemente introducían mujeres jóvenes, hermosas y saludables, flotando en atuendos vagamente neoclásicos, frecuentemente rodeadas de exuberantes flores las que a veces formaban halos detrás de sus cabezas. Este estilo fue imitado con frecuencia. De todos modos, Mucha intentó distanciarse de tal estilo a lo largo de su vida, insistiendo que más que adherir a cierto estilo en boga, sus pinturas se originaban en su propia inspiración. Declaró que pensaba que el arte existía para transmitir un mensaje espiritual y nada más; de allí su frustración por la fama que logró a través de un arte básicamente comercial. Por ende siempre quiso concentrar-


L

os trabajos de Mucha frecuentemente introducían mujeres jóvenes, hermosas y saludables, flotando en atuendos vagamen-

te neoclásicos, frecuentemente rodeadas de exuberantes flores las que a veces formaban halos detrás de sus cabezas.

se más en proyectos elevados que ennoblecieran el arte y su lugar de nacimiento. Mucha visitó los Estados Unidos entre 1906 y 1910, retornando luego a tierras checas para establecerse en Praga, donde decoró el Teatro de las Finas Artes así como otros lugares distintivos de la ciudad. Cuando Checoslovaquia ganó su independencia, luego de la Primera Guerra Mundial, Mucha diseñó estampillas, notas bancarias y otros documentos gubernamentales para la nueva nación. Pasó muchos años trabajando en lo que consideró su obra maestra, La Épica Eslava (Slovanská epopej), una serie de enormes pinturas que describen la historia de los pueblos eslavos, que fueron donadas a la ciudad de Praga en 1928. Mucha había soñado con completar esta serie, una celebración de la épica eslava, desde su juventud. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Mucha fue arrestado y cuestionado por los ocupantes alemanes. Nunca se recuperó de la tensión de este evento, ni de ver su hogar invadido y vencido. Murió en Praga el 14 de julio de 1939 y allí fue enterrado, en el cementerio de Vysehrad. 19


Monaco Monte-Carlo, 1897.


Al tiempo de su muerte, el estilo de Mucha se consideraba ya pasado de moda, pero el interés por su arte revivió en la década de 1960, y continúa experimentando interés de manera periódica desde entonces, influenciando a ilustradores contemporáneos. Gran parte del interés en el trabajo de Mucha puede ser atribuido a su hijo, el autor Jiri Mucha, quien escribió extensamente sobre su padre y dedicó gran parte de su vida a llamar la atención hacia las obras de aquel. 21


La pluma, 1897.

Como se caracteriza


Siempre estuvieron ligadas a lo que era la publicidad en su mayoría. En las obras hechas por Alfons Mucha, están caracterizadas por utilizar siempre mujeres jóvenes y bellas de cabello largo, rescatando lo exótico utilizando atuendos, que nos recuerdan a la época neoclasicista. Generalmente sus pinturas, obras, etc, estaban acompañadas de adornos como flores y lineas curvadas, propias del art nouveau que le dan una característica mas ligada a la naturaleza misma Mucha trabajaba también la asimetría de las plantas y el uso de motivos de tipo exótico como en la obra de la actriz “Sarah Bernhardt” haciendo que tenga una actitud de delicadeza y una estética realista. En otras obras se caracterizan mucho por captar el estado de animo de las mujeres y que en algunos casos estas aparecieran flotando. Están caracterizadas por tener cargadamente tonos cromáticos y tenues lo que simboliza también el animo de la pintura y el día. 23


El fervor artístico de París y una joven actriz cambiarían su vida y obra formando a un artista muy particular. Su nombre Alfons Maria Mucha. Era aficionado a las mujeres hechiceras, cabellos al viento y vaporosos atavíos. Mucha desarrolló un estilo muy característico ligado a la publicidad y el cartelismo. En su tiempo el poster llegó a ser algo más que una indispensable herramienta de mercadotecnia y en manos de Mucha se convirtió en arte verdadero. No hay que olvidar que Toulouse- Lautrec fue una de las figuras innovadoras en el diseño publicitario. Mucha compartió su estudio con Gauguin. Sarah Bernhardt permitió dar a conocer el inconfundible estilo de Mucha por todo París. Mucha realizó un cartel de la actriz. La actriz quedó tan encantada con la imagen que que volvieron a trabajar juntos años después. Con influencias Pre-Rafaelistas y del arte bizantino, su estilo llegó a dominar la escena parisina hasta la Primera Guerra Mundial. Alfons Mucha diseñó en el palacio de Zbiroh los primeros sellos checoslovacos en 1918. Alfons Mucha era el gran maes-


Sarah Bernhardt permitió dar a conocer el inconfundible estilo de Mucha por todo París. Mucha realizó un cartel de la actriz. La actriz quedó tan encantada con la imagen que volvieron a trabajar juntos años después (pág. 22).

tro de una ideología masónica, por lo que una de las salas del palacio está dedicada a esta institución. También hay que recordar la Sala del Alcalde de Praga, decorada con frescos alegóricos del famoso pintor checo, innovador del Art Nouveau. Su estilo será recordado por utilizar composiciones fuertes, curvas sinuosas derivadas de la naturaleza y elementos decorativos refinados con colores naturales.

The Appraisal of the Woman, 1897.

Realizó carteles, estampas e ilustraciones. Colaboró en LÍllustration, Monde Illustré y otras publicaciones. Al volver a su país en 1910, se dedicó a la pintura histórica. Su principal obra pictórica es la Epopeya Eslava, gran conjunto de cuadros históricos combina el estilo tradicional con ciertos matices de simbolismo. Fue detenido en Praga mientras pintaba Tres edades. Tras su liberación Mucha morirá poco después. 25


Gismonda, 1894. Retrato de Sarah Bernnardt.


Capitulo

2

SUS OBRAS y carteles


Ensueño, F.Champenois 1897.

Obras importantes Entre las obras de Mucha hay que destacar su aporte a la pintura. Se pueden observar dos estilos bien diferenciador, por un lado una estética realista (de influencia prerrafaelista) y por el otro un estilo similar a sus carteles, es decir influenciado por el Art Nouveau. En ambos predomina la figura femenina, siempre con las características de las Mujeres de Mucha, entre inocentes y diosas, que también se observa en sus carteles. También se destacan sus obras en serie o secuencia, como Las 4 Estaciones, Momentos del Día, Las Artes, Las Joyas, Las Flores, Las Estrellas, etc. Siempre buscó inspirarse en elementos reales y de la naturaleza para crear a estos seres irreales que se asemejan a diosas, hadas o hechiceras. Algunas de sus obras se originaron para calendarios, pero en la actualidad se las aplica en diferentes piezas gráficas, como menús, cajas, paneles, etc. 29


Las artes personifican a través de sensuales mujeres la Danza, la Música, la Pintura y la Poesía. Al igual que otras pinturas en secuencia de Mucha, estas obras revelan el estado de ánimo de los personajes ante las diferentes manifestaciones artísticas. Los detalles bizantinos de los marcos y los círculos que contienen a la figura femenina que transporta al espectador a la sensación que producen las artes en las personas. La sensación de libertad también se manifiesta en esta secuencia, a través de la ropa, las actitudes y los peinado de las mujeres de Mucha. Mucha manifiesta las diferentes artes a través de mujeres en diferentes actitudes sin utilizar otros elementos (como instrumentos musicales para la música o la danza, ni plumas o pinceles para la poesía o la pintura).Las 4 Estaciones de Alphonse Mucha. 30


DANZA

PINTURA

POESIA

MUSICA

Las artes de Alfons Mucha, 1897. 31


PRIMAVERA

32

VERANO

OTONO


Las cuatro estaciones de Alfons Mucha, 1897.

INVIERNO

Estas obra se emplearon al principio en paneles decorativos, a pedido de Champenois en 1896, fue una de las obras más populares de Mucha, tuvo tanta aceptación que Champenois encargó dos sistemas más basados en el mismo tema en 1897 y 1900. Se puede observar como Mucha captura los humores de cada estación, como también la utilización de elementos y climas tonales y cromáticos que identifican a cada estación del año. En todas las versiones se observan las características típicas de las obras de mucha, el personaje sensual, enmarcadas en columnas y arcos bizantinos, la ropa sedosa y los elementos de la naturaleza que equilibran el diseño. Las adaptaciones de 1900 presentan la particularidad de que sus personajes se presentan con el pelo recogido a diferencia de la mayoría de las mujeres de Mucha que suelen tener largos cabellos envolventes, como es el caso de Las 4 Estaciones de 1896 y de 1897. En estas últimas los personajes parecen más libres y menos rígidos que en la versión de 1900, donde la postura es firme y la mirada se dirige al espectador sin ensoñación como las anteriores. Los Momentos del Día de Alphonse Mucha. 33


Los momentos del día de Alfons Mucha, 1897.

Estas obras de Mucha, están cargadas detalles y cromáticidad de tonos tenues. Los personajes femeninos tienen ropa ligera, con actitud provocativa de coqueta timidez, y representan conceptos alegóricos como los momentos del día. La frase que decía Mucha “Yo hago las cosas a mi manera recoge la filosofía de nuestros artistas”. Los colores frescos con todo delicados usados por Mucha, combinado con adornos florales exuberantes y, en detalle, con cuatro mujeres hermosas hacen esto a la serie particularmente de abrogación. Fijan a cada mujer dentro de los alrededores naturales que refleje su humor y realce su belleza. El conjunto se incluye en un marco ornamental elaborado evocador de una ventana gótica. 34

LA Manana


EL DIA

LA TARDE

LA NOCHE

35


lucero de la manana

36

lucero de la tarde

la luz cenicienta


En este conjunto de cuatro paneles “Serie de la Luna y Las Estrellas”, representa varios objetos celestes. Es otro ejemplo que muestra la gran influencia que la astronomía ha tenido en el arte en diferentes épocas y lugares. Como en muchas de sus obras, la figura femenina, sensual y delicada, ocupa el papel central. El planeta Venus es el astro aparentemente más brillante en el cielo, después del Sol y de la Luna. Se le llama lucero de la mañana (primer panel) cuando aparece en el Este, al amanecer, y lucero de la tarde (segundo panel), cuando aparece en el Oeste al atardecer.

Serie de la luna y las estrellas de Alfons Mucha, 1897. La Estrella Polar

En el tercer panel, La Luna casi nueva aparece como un delgado arco. Da la impresión de que el artista ha representado la luz cenicienta. Se trata de esa luz débil que vemos en la parte del disco lunar no bañada por la luz solar, cuando la parte iluminada por el Sol es muy pequeña. La Tierra refleja la luz del Sol hacia la Luna, que de esta manera aparece ligeramente iluminada. La Estrella Polar (cuarto panel), en el extremo de la cola de la constelación Osa Menor, es la estrella más cercana al punto de la bóveda celeste al que apunta el eje terrestre, es decir, el norte. 37


Sus carteles

Las mismas tenían un aspecto muy diferente a como eran realmente las mujeres de su época, a pesar de que el feminismo iba avanzando, las mujeres fatales de Mucha tenían características muy particulares que solo se veían en sus obras. Daba lo mismo si el producto a vender era una bicicleta, el papel para armar cigarrillos o alguna bebida, siempre era promocionado por hermosas mujeres, con aspecto de Diosas, de vestimenta exótica y muy ornamentada, cuyos cabellos ondulantes podían ser largos y envolventes. Las mujeres se Alphonse Mucha, lo consagraron como representante del Art Nouveau a partir de 1890. Las nuevas técnicas para reproducir aumentaron las posibilidades de los artistas tanto en lo estético como en lo creativo, mejorando también la calidad de las imágenes. Las mujeres comenzaron a ocupar espacios que anteriormente se les había negado. Mostrándose siempre con el pelo suelto a diferencia de las mujeres decente de la época, que solo se exponía a la mirada masculina si tenía el pelo recogido, semi vestidas y con ves38


Moet & Chandon, Champagne y 1897. Moet & Chandon, Cremant Imperial) 1897.

D

aba lo mismo el producto a vender, siempre era promocionado por her-

mosas mujeres, con aspecto de Diosas, de vestimenta exĂłtica y muy ornamentada, cuyos cabellos ondulantes podĂ­an ser largos y envolventes.

tidos de gasa que marcaban las curvas del cuerpo, mirando fijamente a los ojos del espectador. Ellas al igual que el fondo de las obras de Mucha eran puro ornamento. Las mujeres hechiceras y esbeltas de Mucha fueron sin duda una imagen ideal, un arquetipo, con algo de inocencia, seductoras, de aspecto mĂ­tico medieval y de gran belleza. 39


Cycles Perfecta, 1897.

41


Salon des Cent, 1897.

43


Bieres de la Meuse, 1897.

45


Alphonse Mucha fue un referente del Art Nouveau y de la evolución del cartel comercial. Tanto sus carteles como sus pinturas se caracterizaban por las sensuales figuras femeninas. Sus obras tenían arabescos, líneas sinuosas, flores y decorados recargados de ornamentación que enmarcaban a mujeres de cabelleras largas y sueltas, con ropajes que destacaban las figuras curvilíneas y cubrían poco. Sus numerosas litografías y carteles en color para espectáculos tenían elementos decorativos bizantinos, con estilo Art Nouveau, colores blandos, parte de sus influencias artísticas son del Prerafaelismo. Su estilo tenía un carácter mítico medieval. Medee, 1897. 46


Sarah Bernhardt fue también la primera actriz-empresaria del mundo del espectáculo. Protegió y elevó al pintor y cartelista Alphonse Mucha, que no sólo le hizo los carteles anunciando las obras de teatro, sino que también le diseñó vestuario, joyas y la decoración de algunas obras de teatro. Los carteles con los que llegó a la fama presentan a Sarah Bernhardt trazado con el estilo tan característico de Mucha, largos cabellos flotantes, joyas exóticas, y sus vestidos llenos de detalles y dibujos. Ejemplos: Gismoda, 1894, Salon des cent, 1896; Papier Job, 1897, etc. Hamlet, 1899. 47


La samaritaine, 1897.


La Dame aux Camélias, 1896.

Comparado con sus anteriores trabajos, este cartel representó en la obra de Mucha un sorprendente avance hacia un estilo personal e inconfundible. Esa transcripción plástica de su arte teatral produjo un efecto tan convincente sobre Sarah Bernhardt, que la actriz ofreció inmediatamente a Mucha un contrato de exclusividad por seis años. Los carteles teatrales para La Dame aux camélias (1898), Lorenzaccio (1896), La Samaritaine (1897), Medee (1898), Hamlet (1899) y Tosca (1899) constituyen un ciclo cerrado. Con su formato estrecho, en general de dos metros de altura, la representación frontal de las figuras con contornos estilizados, las inscripciones en los márgenes superior e inferior de la 50


Lorenzaccio, 1896.

imagen y la estructuración ornamental de la superficie, todos esos carteles obedecen a un principio estilístico y de composición de carácter unitario. Mucha supo reflejar la fascinación que también ejercía la actuación se Sarah Bernhardt sobre los escenarios, como protagonista de sus puestas en escena. Los carteles realizados para ella contribuyeron a difundir la fama de la actriz más allá de las fronteras de Francia. 51


Joyas para la dama parisina Entre las creaciones más atrayentes se encuentra sin lugar a dudas la serie de alhajas realizadas por el joyero parisino Georges Fouquet según diseños de Mucha. A Fouquet le habían llamado la atención los adornos con los que Mucha erigalanaba a las mujeres de sus carteles y paneles, desacostumbrados y reproducidos con gran lujo de detalles, también es sus propiedades materiales. La colaboración entre el joyero y el artista comenzó probablemente en 1898. Fouquet presentó una colección de joyas realizadas sobre diseños de Mucha en la Exposición Universal de París de 1900, despertando un enorme interés por el público. Se trataba de formas fantásticas de apariencia teatral que como en el broche con cadenas se componían de varias partes y combinaban diversos y combinaban diversos materiales y técnicas: cadenas de oro con placas de adorno cinceladas, piedras finas, miniaturas de marfil y esmalte, perlas barrocas, escarabajos y otros elementos semejantes. 52

Cabeza Bizantina La Morena, 1897.


Cabeza Bizantina La Rubia, 1897.

Tal como ocurría en las joyas que adornaban las figuras femeninas de sus obras gráficas que le servían parcialmente de modelo e inspiración también prevalecían aquí las reminiscencias orientales y bizantinas. De una refinada opulencia, esas alhajas competían con las joyas de inspiración simbolista realizadas por René Lalique, un celebre creador coetáneo de Mucha. Con el objeto de alcanzar, grupos más amplios de compradores, Mucha renunció más tarde a toda sobrecarga ornamental, en beneficio de formas más austeras y rigurosas. 53


Broche, 1900.

El joyero Georges Fouquet encargó a Mucha el diseño de una colección de alhajas para la Exposición Universal de París. Estimulado por las quiméricas formas con las que acostumbraba adornar las figuras femeninas de sus decorativos obras gráficas, Mucha creo suntuosas joyas de carácter plástico y escultórico. En este broche de oro con marfil y perlas, el enigmático rostro enmarcado por una abundante y ondulada cabellera está inspirado por el simbolismo. Ello es aún más evidente en un engaste lateral casi imperceptible del broche adornado con alas de dragón. 55


Capitulo

3

INFLUENCIAS


Nestle´s Food, 1897.

En el año 1900, hablar del estilo Mucha era hablar de art nouveau: tal era su influencia. Sus carteles y dibujos sirvieron de inspiración a otros artistas y también fueron objeto de copias, plagios y someras adaptaciones. El impacto de la obra de Mucha se dejaría sentir en obras selectas y en productos de difusión masiva. Las postales, que permitieron divulgar extraordinariamente sus creaciones, representan una nueva manera de relacionarse con las imágenes artísticas a través de la reproducción seriada. Para ilustrar la difusión del estilo Mucha se presenta, como ejemplo, el modernismo en nuestro país: por un lado, artistas importantes que reciben la influencia de Mucha pero mantienen su propia personalidad, como es el caso de Alexandre de Riquer; por otro, ejemplos de otros que siguieron literalmente el estilo Mucha, como Gaspar Camps, contratado por el editor de Mucha cuando éste partió hacia Estados Unidos. En Madrid destaca la figura de Eulogio Varela, que también bebe de fuentes muchianas. 57


La influencia simbolista Es sabido que Mucha entabló en París estrechos contactos con los simbolistas y algunos círculos afines, como los masones. Seguramente conocía también algunas obras claves de la literatura de aquella época que influyeron decididamente sobre el lenguaje plástico del simbolismo y del Fin de siecle, como por ejemplo “Las flores del mal” de Baudelaire, “Pelleas et Melisande” de Maeterlinck y “Herodias” de Flaubert. Allí tenía origen una forma de expresión artística que era empleada para la representación de quimeras e imágenes nostálgicas concebidas meditativamente, así como un simbolismo basado en las flores. Por otra parte, Mucha encontró en pinturas contemporáneas de Odilon Redon. Carlos Schwabe y Gustave Moreau, entre otros, la imagen femenina tan cara de los mitos de la época, que fluctuaba entre la mujer fatal y la soñadora princesa. Sin embargo, en sus propias obras, las alegorías y motivos de inspiración simbólica quedaban subordinados a un efecto general más bien decorativo. Desde el punto de vista artístico, Mucha también sacó provecho de la inspiradora atmósfera que irradiaba la vida parisina poco 58


Esmeralda, 1900.

antes antes de fines de siglo. El arte del cartel experimento por aquel entonces una época de florecimiento, gracias a las otras pioneras de Toulouse - Lautrec, Eugene Grasset y Jules Cheret. El hecho de que tantos artistas se ocuparan del cartel en calidad de moderno medio de difusión de masas fue saludado como una auténtica democratización del arte: las calles con paneles cubiertos de carteles eran consideradas como galerías de arte públicas. De cara a esta nueva valoración estética, los carteles ya no se limitaban como antes a anunciar objetivamente con grandes caracteres de imprenta, sino que trataban de llamar la atención mediante una configuración artística muy exigente, tal como lo hacia Mucha.


60


DISEÑADOR GRÁFICO Patricio Calderón A. TIPOGRAFÍA USADA Corbel. PAPEL USADO Papel Utra White. BIBLIOGRAFÍA Libro Alfons Mucha. Wordpress. Wikipedia. GRAMAJE 176gr. PROGRAMAS USADOS Adobe InDesign CS4. 61



Libro el nouveau de la belleza