Ana Francina Barrios

Page 1


ANA FRANCINA BARRIOS Con estudios profesionales amplios, tales como la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, licenciatura en Artes Escénicas Facultad de Bellas Artes, UAQ, Maestría en Arte, Diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores de Querétaro 2005. Ana comenzó a interesarse en la literatura a los once años. Escribió su primer cuento El Árbol que da Frutos a los nueve años. Inició su interés por la Poesía en gran parte gracias a su tío José Manuel Pintado de Wit, Premio Nacional de Poesía y colaborador de Paz en la Revista Vuelta. Debido a la influencia de su tío, Ana Francina conoció a Atuores como Jorge Cuesta. Del lado de su tía, Maricruz Patiño, Premio López Velarde, conoció a autoras como Elsa Cross. Libros Publicados: 1.- Del Vértigo al Vacío. Fondo Editorial de Cultura del Estado de Querétaro 2008. 2.- Welcome to ARt. Antología de Poesía gobierno del Estado de México.

ÍNDICE

Postales en un café Carta a mi abuela Francina Antonieta Wit Green Carta de un Nieto a su Abuela Notas del Báltico ¿Qué pasión?

El contenido de estos textos es propiedad y responsabilidad del autor, Par Tres Editores, S.A. de C.V. transmite estos textos de manera gratuita a través de su proyecto de difusión cultural y literaria denominada Biblioteca Digital de Escritores Queretanos. Los autores han seleccionado sus textos para permanecer en dicha biblioteca para su uso única y exclusivamente como difusión literaria, por lo que se prohíbe la reproducción parcial o total de esta obra, por cualquier medio, sin la anuencia por escrito del autor, quien es el titular de los derechos patrimoniales de los mismos.


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

Postales en un café Llueven voces de mujeres como si estuvieran muertas hasta en el recuerdo. La luna juega con los charcos en la bruma parisina. Él entra al café, entonces la ve. A Sabina no hay que plantearle la realidad en términos de orden, es el elogio del desorden. Las bailarinas llevan sus emociones en la punta de los pies, no las hablan, las viven. Toman un café y empiezan a desearse, suben a la habitación. Al fondo un espejo roto, una postal de Schiele. Es él con su vida frente a la de los demás y sus enfermedades morales, abajo, vómito de música y tabaco, falta decencia joven en ese algodón manchado, e él le cuesta menos pensar que ser, es siempre él un observador. Se quieren en esa relación de imán y limadura, de pasiones encontradas. Cree que está liberado de prejuicios, pero en realdiad no, se está acercando a los de ella, más livianos. En eso siente su aliento angustiado su respiración agitada, acaricia su cuello de cisne, su mano trasparente recorre su cuello. su cuerpo tiembla junto al suyo como la luna sobre el agua. Observa sus grandes ojos negros, la proeza de sobrevivir le ha dado una especie de majestuosa perversidad, sin embargo al mirarla no ve más que una niña de hermosos ojos negros, ve algo que nunca ha visto, es como si por primera vez aquellos dos desconocidos se reconocen. Llevaban tiempo juntos peo nunca se han visto. Entonces, se da cuenta que la ama.

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos

3


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

Carta a mi abuela Francina Antonieta de Wit Greene Mi primer recuerdo es borroso como las fotos de tecnicolor de grano amplio, tú jugabas con nosotros a la escalera que lleva al cielo mientras mi madre llevaba a mi hermano al doctor. El juego consistía en colocar la pequeña escalera del suelo a la cama, subir y bajar cantando “Para subir al cielo, se necesita, una escalera grande y otra chiquita”, ese juego era uno de tantos placeres que en la infancia llenan el alma de gozo y alegría, placeres como meterse a la ropa sucia, acompañar a echarle detergente a la lavadora, quedarse viendo a la luz detrás de las cortinas e imaginar que en el polvo iluminado viajaban las hadas que otorgaban o quitaban el sueño según te habías portado, pequeños placeres como pisar las hojas secas, meterse a las fuentes, mojarse en la lluvia. Mi primer recuerdo es borroso como las fotos de tecnicolor de grano amplio: Un hombre en pijama de dos pies camina por un pasillo. En su recorrido apaga luces al por mayor. Un hombre persigue a su sombra en el amanecer de un domingo cualquiera. Un hombre camina alrededor de una silla de ruedas donde su hijo espera, ambos se miran, uno camina, el otro no. Un hombre repasa las losas de su pasillo, sube y baja los hombros como si el ejercicio rutinario le susurrara un ya ni modo. Un hombre en forma hace memoria bajo las huellas de sus pantuflas de piel. Al fondo las noticias matutinas repasan un trozo de historia. Ese hombre es mi abuelo, tu fiel compañero, tu fiel enamorado, hace su rutina de ejercicios mientras tú te levantas y nos dices a todos un “Good morning, good morning”, ese recuerdo vive en tiempo presente, tiene la longevidad de un tesoro vivo, se repite como las vueltas de un carrusel. Todos los viernes mis abuelos pasaban por mis primos a la escuela y los llevaban a la casa. Todos los lunes nos llevaban a todos a la escuela. Navegábamos en su lanchón del año desde la Campestre Churubusco a la Condesa. Era una temporada medio fatídica para mis primos en que sus padres tuvieron a bien divorciarse, por lo que mi abuelo veían muchos por ellos y los llevaban a la casa los viernes y los lunes nos dejaban a todos en la escuela. Esto nos proporcionaba a todos la seguridad de que llegaríamos a 4

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

la escuela sanas y salvas, oliendo a aromatizador vainilla. El descubrimiento fue determinante para todos a su tiempo, había alguien a quien asirse en las tormentas. Recuerdo a mi abuela contarnos algunas anécdotas de su infancia, como cuando ella y su hermana Thelma actuaron con Virginia Fábregas en “Los siete Puñales” saliendo de las hijas menores de esta, una vez que la compañía de la señora Virginia visito Tabasco, o recuerdo a mi abuela hablando de su padre Don Guillermo, a quien tanto amaba, Don Guillermo o Wilhem de Wit Vanderwelk, emigrante holandés que amo Mëxico más que cualquier otro mexicano y que quedó viudo con diez hijos siendo una especie de patriarca espiritual muy importante para la familia de Wit Greene. En realidad creo que no puede haber en el mundo personas más distintas que mi abuela y yo, ella siempre buscó la estabilidad yo el vértigo y el sobresalto, al menos por un tiempo. Pero sin duda es mi abuela de las personas más lindas que conozco. Son de esas personas que dan sin esperar nada más que el bienestar de los suyos. A mí nunca me llamo la atención ser ama de casa, yo más bien me identificaba desde chica con mi tío José, el hermano de mi madre, me gustaba su vida aventurera, bohemia, escuchar anécdotas de sus viajes a Barcelona donde compartía la mesa con Carlos Fuentes, Saramago, un escritor sueco, esposo de la hija de Berghman, compartía su gusto por el mundo indígena y las culturas prehispánicas, fue Premio Nacional de Poesía, reportero de la Guerilla en Nicaragua. Compartía las pasiones de mi madre, la pintura, la historia del arte, el teatro, la danza, de mi padre el gusto por la lectura y por su escritor favorito, Balzac, el gusto por la Historia y la escritura de mi abuelo. De mi abuela admiraba su fe, fe que la sostuvo increíblemente cuando vivió diez años de su vida en Boston, debido a la enfermedad de mi tío, quien finalmente falleció de un tumor en el cerebro a los 28 años y que como decía mi abuelo era el enfermo más sano del mundo o como decía mi madre era un gigante de la fe. Mi abuela y yo no somos las personas más parecidas pero es sin duda una de las personas a quien más admiro y es fácil comprender porque mi abuelo la amaba tanto y porqué le escribía lo que le escribía, este fue uno de los primeros versos que mi abuelo le escribió y el siguiente el último que le escribió poco antes de que falleciera el 23 de abril del 2006 en su estilo clásico y cursilón. Aurora: En el Silencio que hace mi alma oscura busco un hilo de esperanza que irradie mi amargura esa luz eres tú, desprendimiento de sideral hoguera prodigiosa que logro su mágico sustento para hacer el hechizo del momento Biblioteca Digital de Escritores Queretanos

5


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

de ese día parte mi existencia, de un día más claro cada hora un día con la luz de tu presencia que torno la sombra en inefable aurora. ELLA SIEMPRE (último poema de mi abuelo a mi abuela antes de morir) Hace muchos años nos reunió el destino.. hoy relato como se cruzó el camino Conocí una niña de traviesos ojos y mirar profundo De entonces la admiro: lo digo y lo fundo E que conquistarla fue tarea lenta Yo perdí la cuenta de tanto rogarle, con toda paciencia que me ahorrara penas, que me ahorrara daños que pronto alegrara mi triste existencia ... Pero ella impasible, dio paso a los años En la Villahermosa de optimista nombre, riente y calurosa, conocí a esa niña jugando en su calle juegos infantiles, de esos que se aprenden sin que nadie ensaye, ni el ritmo, ni el verso, ni nuevos perfiles De pronto !aleluya! me dijo: “soy tuya” y que nos casamos y que así empezamos, la luna de miel que ahora disfrutamos pues yo soy tan fiel a lo que decía con las esperanzas de mi fantasía: “tal vez la quería” o quizá lo dicho: “todo era un capricho” y ocurrió en un tris, creció su nobleza.. Después de princesa la hice emperatriz cuando está presente su mundo se alegra pues vive pendiente de toda su gente: es amante esposa, madre, abuela, suegra y tiende la mano a amigo y hermano. Hoy que la festejo 6

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

convicto y confeso y en sus redes preso, ya canoso y viejo hondo la respiro, muy hondo la siento, su voz y su imagen prendidas al viento tornan en suspiro tan feliz momento Mi voz y mi todo con su humilde modo se yerguen, exclaman, gritan y proclaman viéndola a los ojos: ya no hay más abrojos: fue falso lo dicho sobre aquel capricho, pues mi alma lo dice: yo siempre te quise ¿Y cómo no quererte cuando en mi mitología en ti vive Venus con su hija Talía? Tengo amor y musa !Qué grande es mi suerte!

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos

7


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

Carta de un nieto a su abuela Berlín, 9 de Junio del 2011 Querida Abuela: Desde hace tiempo he tenido en la mete el escribirte más frecuente y enviarte cartas por correo tradicional. Pienso que aún es siempre mucho más lindo escribir en papel y leer de la propia pluma que a través de las pantallas con letras y estilos predefinidos. Ahora el verano ha llegado a Berlín y todo resulta más llevadero, día largos de mucha luz, la sonrisa en boca de toda la gente, los conciertos en la calle, las plazas, parques y juegos infantiles revocante de gente determinada a aprovechar todo rayo de luz posible antes de que el parsimonioso tiempo veraniego termine. Nosotros también contentos con la vida que se nos presenta. Theo Julián es un pingo maravilloso que desde temprano al levantarse nos recuerda que hay que sonreír por el simple hecho de estar presentes e vida y espíritu. También que hay que reír mucho pues es la tarea más regenerativa: reír, cantar, bailar. Junto a Theo, vivo ahora un desarrollo paralelo. Él empieza sus primeros pasos, yo también los míos e esta nueva ciudad y contexto. El comienza a hablar un poquito, yo también comienzo a lograr expresarme y entablar comunicación más profunda en este nuevo lenguaje.. En fin, muchos paralelismos entre su primer año de vida y mi primer año como residente del mundo teutón. Me gusta verlo de esa manera pues no solo aprendo de él y él de mí, sino también nos hace cómplices de estas nuevas aventuras. Cada día me sorprende más y lo atinado que fue el conocer a Lisa, reencontrarla después de tantos años y habernos decidido pro estar juntos. Es muy especial la manera en que las personas deben “cambiar” al momento de formar una familia y creo que es una facultad que cada vez menos las personas de nuestra edad están dispuestas a hacer y descubrir, pues hay tantas “satisfacciones” instantáneas en el mundo actual cada vez más orientado a la individualidad que es difícil desligarse del vertiginoso mundo de las recompensas a corto plazo, los amigos temporales, las experiencias temporales valoradas más por cantidad que por profundidad o capacidad para darle rumbo, sig8

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

nificado a nuestro entorno. Sin embargo siguen y seguirá las cosas que pro su propio peso balancean el mundo: la confianza, la amistad inamovible por un amigo, amiga, el amor por la vida, por la familia, la fe, la voluntad, la imaginación y como diría mi padre ¡la poesía¡ Durante todo este tiempo en Europa he aprendido algunas cosas, visto algunas otras, algunas nuevas y otras simplemente diferentes, pero sobre todo este viaje me ha hecho valorar de dónde vengo, la familia que tengo, el país, que aunque destartaladón, me formó. Hasta hace poco me angustiaba un poco pues era como estar en un sueño que aunque muy bonito es demasiado largo. De pronto me sorprendía pensando: ya, ya quiero despertar, poder hablar, comunicarme, seguir con la vida que yo conozco en la cual se hacer las cosas: comunicarme, tener amigos, llenar formas, leer el periódico, escuchar la radio, dejar de ser espectador de una película que no acaba. Ahora que comienzo a entender lo que pasa a mi alrededor, que puedo leer el periódico y escuchar la radio, empiezo a darme cuenta de que en realidad existe una posibilidad de dirigir la película, siendo la luz y la dirección, fuentes que provienen de ese ser supremo de que tú y mi abuelo me hablaban y yo el productor de la película. Por el momento es una película bastante completa, tienen aventura, suspenso, amor, comedia, un tinte familiar... la duración y el final no me serán reveladas ni me corresponderá saberlo, lo que sí sé es que le queda mucha trama y guió por seguir, hasta ahora puedo anticipar que será un final feliz. Queridísima y entrañable abuela, eres y siempre serás protagonista y fuente de amor, sabiduría, inspiración, compasión, apoyo, dirección y gratitud por ser parte de esta película. Te pienso cada día y logro escuchar tus oraciones, tú estás en las mías. Esperando verte muy pronto, con todo el cariño pro este suertudo y agradecido nieto tuyo.

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos

9


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

Notas del Báltico Quisiera pulir la mar en una inhalación, cerrando los ojos y, cuando abiertos, descubrir un infinito cristal como seda de mármol y ébano. Escuchar su moribundo rugido, el agonizante alarido que resulte cuando . se descubra en la impermanencia inmóvil más perfecta, más estática. hasta ceder, meditabunda, ante tal dulzura ...como ceden las olas, las naves, las miradas en fin, como ceden todas las demás cosas... Tanto ruido, tantos pensamientos, tantas voces al unísono. Hoy quisiera silenciarlo todo hoy quisiera. ¡Sí! enmudecer incluso la Mar y presenciar su muerte con una gran sonrisa ¡de dulce venganza! . y sobretodo de dulce alivio. Pues sonrisas las hay de todos tipos sin embargo, como todo lo que proviene de cosmogonías inciertas, Alivio solamente puede ser alivio Y solamente el alivio puede ser la suma de todas ¡Todas! las sonrisas de este y venideros mundos si sus cavilaciones no fueran murmullo audible, ni los pensamientos olas que rompen en la orilla ni los sentimientos naves que se hunden a la deriva, o las miradas secuestros de certezas que se esfuman

10

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos


ESCRITOR QUERETANO: ANA FRANCINA BARRIOS PINTADO

¿Qué pasión? La pasión se consume, se confunde, se esclarece la pasión se escuece, inunda el corazón en un himno de agonía la pasión se enfría se vuelve sin razón vacía la pasión se crea, se transforma, se diluye constituye una ilusión para volverse rosa floreciente un solo día la pasión emerge mariposa que deja su canción donde se posa la pasión recorre fantasmal la noche entera incendia el mar, lo solivianta produce maremotos y huracanes se vuelve senil, viaja en tranvía la pasión dispara, desespera flecha insospechada que envenena vendaval que martiriza, que hace trizas cuando canta entonces que pasión más alta que una vida dedicada al mismo fuego que nos quema al amor puro hacia la llama?

Biblioteca Digital de Escritores Queretanos

11



Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.