Page 1

Boletín mensual del Centro Internacional de Estudios Teológicos Ortodoxos “San Basilio”

Volumen 2, nro. 7

1ro Marzo 2007

Ecos de San Basilio Presentación

Hierodiácono Esteban

Por esta época que vivimos vemos las pequeñez del hombre ante la alteración de los diferentes fenómenos climáticos y atmosféricos que se presentan influenciados de alguna manera por actividades inapropiadas que desarrolla el hombre y que ha pasado a ser un aspecto de gran preocupación para muchas organizaciones públicas y privadas, y para gobiernos y personas individuales debido a los efectos potenciales en la salud humana, en la economía y el impacto en el ambiente que está produciendo el calentamiento global. Adicional a esto, diariamente nos enteramos por medio de las noticias, como millares de familias sufren hambre, desnudez, miseria, y no logran suplir sus necesidades básicas por las desventajas en que viven con muchos otros y la corrupción de muchos gobiernos. Cada vez la humanidad se aleja más de Dios -nuestra única luz a la que debemos acudir- Juan 8,12 “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no anda en tinieblas, sino que tendrá luz de vida.” Por tanto debemos entregarnos cada vez mas a Dios en cuerpo y alma, y enseñar a nuestros niños a ser verdaderos seguidores de Nuestro Señor Jesucristo, amando a Dios sobre todas las cosas y respetando a nuestro prójimo y a toda la creación de Dios, cultivando los valores religiosos, humanos y civiles, y hacer nuestro mayor esfuerzo por contribuir a la armonía y la paz con el mundo, para poder obtener nuestra felicidad desde ahora, como anticipo a nuestra felicidad eterna que tendremos como premio por nuestra vida recta y buenas obras. En nuestra presente edición les presentaremos temas de interés de nuestra Iglesia Ortodoxa que deben ayudarnos a ser mejores cristianos y a amar más a nuestra Iglesia, que enseña la verdad revelada por Cristo a sus apóstoles y que todavía esta vigente hasta nuestros días.

EL VERDADERO VALOR DE LOS ANILLOS Estos son algunos costosos otros económicos, también los hay lujosos y también sobrios, pero alguna vez se han puesto a pensar ¿qué hay detrás de todo esto?.

la gracia de amar a una persona hasta llegar el punto de lograr alcanzar la santidad en el amor; este amor es de Dios y por lo tanto es eterno y no hay obstáculo que lo dañe.

Si miramos el verdadero sentido no andaríamos regalándolos a cualquier persona, el compromiso del Matrimonio comienza con un anillo y en el rito del Matrimonio donde se establece por la bendición en la Iglesia y por Dios ese compromiso, es el inicio de un amor eterno. Su forma circular nos muestra que es un circulo que comienza y que nunca se va a terminar, solo en el momento en que uno de los dos lo deje de usar, pero representa un amor puro que se le entrega al Señor en ofrenda y para recibir de El

Que bonito sería tener para siempre a la persona que amamos y poder comenzar este amor que jamás acabara pero es más hermoso estar con tu pareja frente a Cristo jurando un eterno amor y no dejar que el fuego del Amor se apague sino al contrario que cada día crezca mas y mas y no deja de crecer, igual como el anillo que no deja de girar y girar, este es un compromiso muy grande por que no solo es por meses o por años sino por toda la eternidad, por eso antes de entregarle un anillo a alguien

Sem. Esteban debemos pensar si estamos dispuestos a entregar tan grande amor que viene con sacrificios, mucho abandono en Dios, de pasar por las buenas y por las malas, en la salud y en la enfermedad y muchas cosas mas en las cuales solo el verdadero amor, el amor puro puede quitar ese velo y dejarnos ver con claridad todas las cosas que somos capaces de hacer por mantener nuestro juramento ante Dios de amarnos por toda la eternidad. ¿Te has puesto a pensar cual es el peso y el valor espiritual de un anillo? Pidamos Fuerza, Sabiduría y amor a Dios para que en este caminar entendamos el verdadero valor de los anillos.


V olum e n 2, nr o. 7

Ecos

Página 2

LAS BUENAS NUEVAS DEL SEMINARIO SAN BASILIO Monje Daniel Durante el pasado mes de Febrero en el Seminario San Basilio ocurrieron eventos de gran interés para nuestra Iglesia, iniciando con la celebración del Matrimonio del Subdiácono Samuel con su querida esposa María Ana, celebrado el día 2 de Febrero.

En la semana transcurrida entre el 5 y el 10 de Febrero las hermanas Mariamne y Verónica dedicaron buena parte de su tiempo a la adquisición de materiales y la respectiva elaboración de sus velos, klobuks, mandias y rasos; adquiridos gracias a la venta de unos comestibles que lograron ofrecer a los fieles de la Iglesia el 7 de enero. Estas vestimentas que lograron elaborar con la dirección del Archidiácono Nicolás las utilizaron para hacer sus votos definitivos a la vida monástica, en ceremonia rea-

lizada el domingo 11 de Febrero.

con el ayuno de huevos y aceite respectivamente.

Durante la misma ceremonia del día 18 de febrero los monjes Nicolai, Daniel y Alexander fueron elevados lectores y subdiáconos para el servicio de la Iglesia. Y el monje novicio Esteban fue tonsurado como rasóforo y Stavroforo, realizando su profesión perpetua como microschema. Terminada la Divina Liturgia nos reunimos con nuestros formadores, los seminaristas, monjes y monjas para compartir en comunidad un delicioso almuerzo.

El día 13 de Febrero iniciamos con la bendición de nuestro Arzobispo, Su Eminencia Vladika Chrysóstomos, la construcción en nuestro seminario de la Capilla “Madre de toda Bendición y San Basilio”, la cual esperamos colocar a disposición de los fieles de nuestra Iglesia a partir de la Semana de Pasión. Pedimos que Dios bendiga esta obra y a todos aquellos que han querido brindarnos su apoyo, con las herramientas, materiales o en el proceso de construcción.

Preparándonos para iniciar la vigilia de cuaresma el día domingo 11 de Febrero compartimos con los fieles de nuestra iglesia una parrillada, con colaboración mutua de los participantes, para iniciar a partir del día 12 de Febrero el ayuno sin consumo de carne por 40 días (este ayuno debe servirnos a vencer nuestras pasiones). El domingo anterior a la semana del 19 de Febrero, llamado Domingo blanco o Domingo del perdón, se come queso y lácteos, adicionando a partir de esta semana al ayuno carne el ayuno de lácteos y continuando en las siguientes semanas

Las Madres Mariamne y Verónica preparan el Santo Epitafios para el Viernes Santo

El día 18 de Febrero fueron ordenados como Diáconos, el monje Stavroforo Esteban junto con el subdiácono Samuel. A los nuevos diáconos cantamos con alegria: Axios!

Los miembros del Seminario San Basilio el dia de la ordenación del padre diacono Samuel y el padre Hiero diácono Esteban, junto a la elevación de los monjes Nicolai, Daniel y Alexander como subdiáconos.


V olum e n 2, nr o. 7

Ecos

Página 3

LA ORACION LITURGICA, CORAZON DE LA VIDA ESPIRITUAL Monje Daniel La liturgia es ante todo un acto divino y se celebra por toda la faz de la tierra de día en día, de siglo en siglo. No es el recuerdo de un suceso que tuvo lugar en el pasado, sino una fuerza continuamente presente en la historia. La liturgia, en su eterna realidad espiritual, es el sacrificio por los pecados de la humanidad. Está construida de tal modo que permita reproducir en nuestra conciencia, de la manera más completa posible, la obra de Cristo en la tierra. Mucho tiempo antes de que nos decidamos a celebrar el culto divino, ese acto de culto se está celebrando ya en el cielo. Nunca estamos solos al orar. Siempre hay ya en las alturas un coro que está orando, al que nos incorporamos nosotros. En este mundo en que vivimos, la liturgia es lo que más adecuadamente expresa la oración semejante a la de Jesucristo en Getsemaní, en donde restauró el vínculo de amor entre Dios y el hombre mediante el amor compasivo, uniendo su espíritu con las almas de los hombres. Siguiendo atentamente el ritual entero y el contenido de este culto rendido a Dios, con los textos que se proclaman, los movimientos, los cantos, somos introducidos en la contem-

plación del ser divino y del ser cósmico y a la vez nos preparamos a la liturgia celeste, que será todavía mucho más plena y perfecta en nuestra vida futura. Compartiendo con Cristo su copa, cuando nos acercamos a participar de su cuerpo y de su sangre, recibimos también su divinidad, tal como El la ha manifestado en la tierra en su carne y tal como está eternamente en el cielo. Por esta unión en el amor con el Hijo Unigénito, nos convertimos en sus semejantes y recibimos la adopción filial del Padre celeste por los siglos sin fin. La finalidad de toda liturgia es conducir a la liturgia del corazón, en donde el corazón empujado por el Espíritu Santo se convierte en un templo verdadero y nos lleva a esforzarnos en abundar en la fe y en las buenas obras y a mantenernos atentos y vigilantes a las múltiples y variadas tentaciones que cada día se nos presenten, haciendo de nuestra vida una oración continua y una preparación adecuada para recibir la gracia abundante que Dios quiere participarnos en la siguiente liturgia que vayamos a asistir. Si nos consideramos dis-

cípulos de Jesucristo, debemos procurar asemejarnos a nuestro maestro, colocando toda la energía de nuestra alma para imitarlo diariamente; por ello es importante que contemplemos continuamente su vida y su obra y tengamos presente la exhortación que El nos hace: “El que permanece en Mí y Yo en él, ese da mucho fruto, porque sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5). Es participando de la vida del Señor en la tierra, como adquirimos la eternidad divina, llena de amor. El ama a aquellos que lo aman, El se une a aquellos que se unen a El, El se entrega a aquellos que se entregan a El, y El da generosamente la plenitud de la gracia a aquellos que desean gozar de su amor.

Cada sacramento es una oración a Dios.

La finalidad de toda liturgia es conducir a la liturgia del corazón, en donde el corazón empujado por el Espíritu Santo se convierte en un templo verdadero

La Divina Liturgia es en la Ortodoxia una expresión profunda de la presencia de Dios


Ecos

V olum e n 2, nr o. 7

Página 4

COMO PREPARARNOS PARA LA DIVINA LITURGIA Hierodiácono Monje Esteban La preparación para la Divina Liturgia comienza desde el día sábado, con las lecturas del devocionario ortodoxo, que nos sirven para mejorar nuestra vida diaria, y entregarnos cada vez más a la voluntad de Dios. Si nuestras capacidades físicas lo permiten, nuestro último alimento antes de la Divina Liturgia sería hasta la caída del sol del día sábado; en el caso de los esposos no tener relaciones maritales si desean recibir la Santa Comunión, hay que entregarnos a la oración y a la meditación para que nuestro cuerpo y nuestra alma se preparen para glorificar a nuestro creador, debemos alistar nuestro mejor vestido, que no tenga moda indecente. Y enseñar a los niños a comportarse de una manera adecuada en el templo, evitar cualquier disgusto que nos altere. El día domingo procurar levantarnos temprano, para así llegar sin contratiempos y puntuales al templo; cuando entremos al templo lo primero que se acostumbra hacer es ir al sitio donde se encuentran las velas en el templo, la ofrenda voluntaria por las éstas sirve para sostener la Iglesia o el Monasterio, al lado derecho de la entrada del templo encontramos un candelabro grande, algunos tienen arena, allí encendemos las velas que se colocan por los vivos, y al lado izquierdo por los difuntos; el acto físico de encender una vela debe estar acompañado de la disposición de nuestro corazón, y de una oración. La cera de la vela simboliza la pureza y pulcritud de la gente que la trae, pues también están elaboradas en oración, la suavidad y la flexibilidad de la cera representa nuestra obediencia a Dios; la llama representa nuestro amor y fe hacia Dios; una vela más grande o más pequeña no hace que nuestra súplica sea mas o menos escuchada por Dios: a Dios le agrada lo que nace de un corazón . Luego acudimos al ambón del pantocrátor (Nuestro Señor Jesucristo) y hacemos tres metanias (inclinaciones profundas acompañadas de la señal de la cruz) y besamos el ícono, a continuación acudimos al ambón de la Theotókos (Santísima Madre de Dios), hacemos tres metanias y besamos el ícono, y si queremos saludamos los demás iconos que se encuentran en el templo, mientras el sacerdote esta preparando los santos dones (Proskomidia) y recordando los nombres de todas las personas que necesitan, hacemos silencio y nos preparamos para la confesión haciendo un exámen de conciencia.

la Divina Liturgia nos acerca a nuestro Creador, une la iglesia Celestial y la iglesia en la tierra

Si tenemos alguna intención por un familiar, un enfermo, un difunto, anotamos el nombre ortodoxo claramente de la persona sin el apellido (Juan, David etc.) si es vivo o difunto, Dios en su infinita misericordia sabe por quien le estamos implorando, y le entregamos el papel al diácono o al subdiácono antes de empezar la Divina Liturgia o preferiblemente el día anterior, para que la tenga en cuenta en el moleben o rogativa. Cuando el sacerdote sale y se coloca al frente del ícono de Cristo, esta esperando a los fieles que desean confesarse, y debemos acercarnos en orden y seguir las instrucciones que nos de el sacerdote sin omitir ningún pecado. Recordemos que es deber de todo Cristiano Ortodoxo acudir a los sacramentos. Cuando ya nos hemos confesado nos preparamos para que se abran las puertas reales y comience la Divina Liturgia y en consecuencia dejamos nuestras preocupaciones materiales y procuramos extasiarnos de las riquezas del templo centrando nuestra mente y sentidos en glorificar a la Santísima Trinidad. Recordemos, la Divina Liturgia nos acerca a nuestro Creador, une la Iglesia Celestial y la Iglesia en la tierra, participando unidos de la obra salvífica de Cristo en el Hombre.

Los sacerdotes inician su preparación desde la noche anterior a la Divina Liturgia, y con la Prosocomidia.


V olum e n 2, nr o. 7

Ecos

Página 5

LO QUE NOS DIFERENCIA A ORTODOXOS Y CATÓLICO ROMANOS (I)

Monje Alexander Las diferencias entre las dos Iglesias. se clasifican en tres grandes campos: en lo dogmático, en lo litúrgico y en lo eclesiológico y administrativo. Antes del gran cisma en 1054, oriente y occidente cristianos eran la única e indivisa (sin división) Iglesia, fundada por Cristo con sus doce apóstoles en Caná de Galilea; a pesar de la división ambas Iglesias tienen el mismo origen apostólico en fe y doctrina; las diferencias luego del cisma surgieron por los múltiples cambios y reformas que la iglesia de Occidente (Romana) ha introducido a lo largo de los siglos en los tres campos menciona-

dos. Por su parte la Iglesia oriental (Ortodoxa) siendo fiel a la tradición no ha hecho cambio alguno desde los tiempos apostólicos en ninguna de estas materias dentro de su constitución e historia. Diferencias dogmáticas: (o respecto a los dogmas -verdades de la fe-), En la Iglesia Ortodoxa las verdades de la fe no son establecidas como prescripciones obligatorias para los fieles sino que son asumidas como principios que todo creyente debe conocer, defender y practicar.

1. El filioque: adición al Credo que hizo la Iglesia Romana en el siglo IX al decir que el Espíritu Santo procede del Padre “Y del Hijo” esto va en contra de la doctrina ortodoxa de acuerdo al Evangelio de San Juan donde claramente se afirma que el Espíritu Santo “procede del Padre” (Jn 15:26), solo del Padre y no del Hijo, un único principio y no dos principios de la Santa Trinidad. Así para la Ortodoxia el Padre es el Jerarca de la Trinidad. 2. La primacía jurídica del Obispo de Roma: la Iglesia Ortodoxa nunca ha negado que la sede de Roma por su importancia desde antiguo, tiene un derecho histórico o una “primacía de honor” entre los demás Patriarcados de la Iglesia, mas esto no significa que tenga o deba tener la jurisdicción administrativa y jurídica sobre toda la Iglesia universal. Históricamente existieron los 5 Patriarcados: Jerusalén, Antioquía, Alejandría, Constantinopla y Roma. 3. La infalibilidad del papa. Fiel a la tradición de los apóstoles la Iglesia Ortodoxa mantiene que la infalibilidad en materia de fe dentro de la Iglesia no reside en ninguna persona u obispo en particular sino en la plenitud de la Iglesia (fieles, clero y laicos), es en los Concilios Ecuménicos y en los Santos Sínodos (reuniones de obispos) donde con la invocación al Espíritu Santo las decisiones se toman de modo grupal y nunca por el criterio de una sola persona. Por ello, sólo la unidad de toda la Iglesia es la garantía de infalibilidad y no una persona. 4. La Inmaculada Concepción. Este dogma proclamado en 1854 por la iglesia Romana asume que la Madre de Dios fue inmaculada desde su nacimiento, esto conlleva a que ella no hubiese necesitado ser redimida por Cristo como el resto de la humanidad y por lo tanto le pone en una condición que desvirtúa el sentido del misterio de la redención por ello es contrario a la fe ortodoxa. Desde siempre la Ortodoxia ha llamado a María como Inmaculada, por su pureza, santidad de vida y por sobretodo por ser Madre del Redentor, ya que El al nacer de ella la llenó de toda virtud. Además los fieles ortodoxos siempre creyeron en María Inmaculada por tanto no se necesitó un dog5.El purgatorio Es un concepto creado por la Iglesia Romana que concibe un estado intermedio de purificación de almas por medio del dolor (pena de daño) antes de ir al cielo, la Iglesia Ortodoxa concibe que todos los hombres serán juzgados por sus hechos libres y al morir de acuerdo a esto merecerán gozar de la gloria eterna o padecer para siempre en el infierno, se contempla un tiempo de espera para el alma de 40 días luego del fallecimiento en el que Dios; en su misericordia tiene en cuenta las oraciones que le sean ofrecidas por cada alma, mas en ningún caso es un estado de “purgatorio o purificación de las culpas”. 6. El celibato de Clero De acuerdo a la Iglesia Primitiva y a las Sagradas Escrituras nunca fue prohibido el matrimonio del clero e incluso de los obispos (1 Cor 7:32-33); la iglesia Romana por una decisión en el siglo VI impuso el celibato al clero. La Iglesia Ortodoxa conserva el matrimonio para los diáconos y presbíteros antes de la ordenación y según la experiencia y por conveniencia para el ejercicio de su ministerio; la Iglesia Ortodoxa posteriormente decidió escoger a los obispos solo de entre los monjes o célibes. En próximas ediciones continuaremos con otras diferencias entre la Iglesia Ortodoxa y el Catolicismo Romano.


Ecos

V olum e n 2, nr o. 7

Página 6

SANTAS IGUALES A LOS APÓSTOLES: Santa María Magdalena (Siglo I) Madre Mariamne Fiesta 22 de Julio Para reconstruir "su pasado" se halla que era una mujer pecadora pública (Lc. 7,37), que era conocida en toda la ciudad, que esta ciudad era Magdala, y que le fueron perdonados sus pecados porque dio muchas muestras de amor (Lc. 7,47); luego, antes de la escena en casa de Simón, ya había conocido a Jesús y había sido transformada por El, con sólo una mirada. - No podía María olvidar los ojos del Profeta. ¿Qué había en aquellos ojos? ¿Reproche? Sí, reproche; pero también compasión, una compasión inmensa. La vida se le hizo insoportable. Cada pecado grababa más hondo en su recuerdo aquella mirada.- Sólo Él podía saciar los verdaderos deseos de su corazón. (María Luisa Luca de Tena y de Brunet). Cuando supo que estaba en casa de Simón el fariseo, ella sin más va hacia El, sin importarle los juicios que pesaban sobre ella y las miradas, en un acto de valor se arrojó a Sus pies sin lograr articular palabra, y derrama el preciado perfume sobre ellos en señal de gratitud, auque fuera muy poco; y luego con sus cabellos los enjuga y se los besa. (Lc.7,36-39). Jesús entonces conociendo lo que la gente pensaría, dice la parábola de los dos deudores (Lc.7,41-43).

Ella, - aludida por Él, se estremeció escuchando aturdida la defensa que ¡de ella! hacía el Maestro. Mujer, perdonados te son tus pecados, le dice (Lc.7,48). Las palabras del Señor fueron eficaces en su alma, que quedó inundada de paz. Dime tú, amor de mi alma, dónde apacientas el rebaño, dónde lo llevas a sestear al mediodía, para que no ande desorientada tras los rebaños de tus compañeros” (Cant.1,7) María, renovada y libre, se une al grupo de mujeres que asisten a Jesús. Y aconteció luego que recorrió Él una tras otra las ciudades y aldeas predicando y anunciando la buena nueva del Reino de Dios. Con Él iban los doce y algunas mujeres... María, la llamada Magdalena,..., y otras muchas que lo asistían con sus bienes (Lc. 8,1-3). En adelante su vida aparece íntimamente enlazada con los principales acontecimientos de la vida de Cristo: vicisitudes de su ministerio y misterio mesiánico, pasión, muerte -Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la mujer de Cleofas y María Magdalena (Jn.25) y resurrección - Vé a mis hermanos y diles: Voy a mi Padre que es vuestro Padre, a mi Dios que es vuestro Dios... (Jn. 20,11-17; Mc.

16,9-11). Después del perdón se consagra totalmente al servicio del Maestro y le sigue hasta la cruz, donde no fueron capaces de seguirle los discípulos. Una abundante tradición la lleva al desierto llevando la palabra como una guerrera hasta que llega con la diáspora judía a las costas de Marsella. Luego va a Italia y permanece ahí hasta la llegada del apóstol Pablo y lo acompaña hasta avanzada edad, más tarde va a Efeso donde acompaña al Apóstol Juan, quien en su compañía escribe los primeros 20 capítulos de su Evangelio. Los Apóstoles, proclamaron la buena nueva, pero ella fue quien la proclamó a los Apóstoles. “Yo lo he visto, he visto al Señor!”(Jn.20,18) Es tal el ejemplo y tan actual, que nos hace pensar en que la gracia de la conversión de cada alma, es así; como la de ella, un toque discreto, una mirada, una invitación, si acaso una insinuación. Y de nuestra respuesta depende una recepción continua de gracias que nos lleven a la santidad, como a la de María Magdalena, que en mi caso es digno de imitación y veneración. Es el prototipo de la mujer, que habiendo pecado se convierte en un rendimiento total, al Amor Divino.

Con Él iban los doce y algunas mujeres.. María, la llamada Magdalena..y otras muchas que lo asistían con sus bienes (Lc.8,1-3)

“Porque vendrán días en que se dirá: Dichosas las estériles, los vientres que no engendraron y los pechos que no amamantaron.” ( Lc. 23,29)


Ecos

V olum e n 2, nr o. 7

Página 7

EL AMOR AL PRÓJIMO

Madre Verónica La máxima expresión que podemos encontrar de amor, está dada en Nuestro Señor Jesucristo, que siendo Dios bajó de los cielos por obra y gracia del Espíritu Santo y se encarnó en el vientre de la Purísima María, la Theotokos, para hacerse hombre con sus dos naturalezas, divina y humana y restaurar al Adán caído, a la humanidad caída como consecuencia del pecado; se hizo semejante al hombre en todo menos en el pecado y con su muerte y resurrección darle la vida eterna y la salvación a la humanidad. Ahí vemos cuánto Dios ama al hombre, a su creación y envía a su Hijo amado al mundo donde es despreciado , Jesús al venir a la tierra vino para sanar al hombre de la esclavitud del pecado, al enfermo, al endemoniado, al desesperado, al desorientado, al triste, al menesteroso, al pobre a quien era rechazado por la sociedad y Cristo siendo Dios con su voluntad divino-humana compartió con ellos, los sanó y los resucitó para gloria de su nombre. Él lo dice en el evangelio “Todo aquel

que quiera salvarse que tome su cruz y me siga”, ésta es la invitación que nos hace Jesús con todas sus enseñanzas que

dejó; por lo tanto el verdadero cristiano está llamado a amar al prójimo; pero no es solo amar al que nos cae bien, al que nos quiere, al que comparte nuestros ideales, etc. Esto no tiene ningún mérito ante Dios, el verdadero amor acepta a todas las personas con un amor espiritual, ver que en esas personas está la imagen de Cristo, el ícono de Cristo; aprender a orar, sufrir por sus pecados porque todos debemos orar por todos para alcanzar la eternidad. La misión del verdadero cristiano ante todo, es el amor y el encuentro íntimo con Dios y cuando amamos a Dios a quien no vemos, así debemos amar a nuestro hermanos que están cerca de nosotros esperando una sonrisa, una mirada tierna que le alegre su alma abatida por el dolor y el sufrimiento y sediento de la luz de Cristo. En ciertas ocasiones, una persona, una visita que llega a nuestro hogar nos molesta, nos irrita, nos quita la paz espiritual, entonces no estamos dando ese amor que Cristo nos pide para con nuestros semejantes, quizás es una forma en la que Dios quiere probarnos cuánto le amamos a El.

Todos estamos llamados a ser verdaderos seguidores de Dios solo tenemos que aceptar la invitación que El nos hace y abrir nuestro corazón para que Dios se manifieste en nuestras vidas al entregarnos en cuerpo y alma al servicio Divino y nos revistamos de gloria y ahí aprendamos a ver en todos, la imagen de Dios. El amor al prójimo lo demostramos cuando corregimos con humildad al que está equivocado, cuando lo instruimos en la palabra de Dios, lo guiamos sabia y prudentemente al camino correcto, lo ayudamos a cultivar su fe en Dios, cuando oramos por los que hacen mal y nos odian, cuando vestimos al desnudo, visitamos al enfermo, al preso, damos de beber al sediento y somos misericordiosos con toda la creación de Dios.

El monje es aquel hombre o mujer consagrado que ora y llora por todo el mundo para ayudar a su salvación.

“Es este amor al prójimo el que más nos acerca a Dios como principal objetivo del hombre

Es este amor al prójimo el que más nos acerca a Dios como principal objetivo del hombre espiritual que es la Deificación, llamada al cual todo cristiano ortodoxo debe responder y desear con todas nuestras fuerzas poder retornar a su reino celestial.

Capilla ortodoxa en madera


Ecos

V olum e n 2, nr o. 7

La Espiritualidad Slava Sigue una trayectoria diferente de la bizantina, pues es más ascética que mística. En Rusia nos encontramos con muchas personalidades marcados con un gusto especial por la experiencia íntima de Dios tan característica de su raza, pero que están muy lejos de despreciar o menospreciar el esfuerzo ascético. Abundan estos tipos en toda la historia religiosa rusa. Desde un principio se presenta esta santidad como extremadamente activa y ascética. En todo su primer período existió un rasgo peculiar que se perdería más adelante: el celo apostólico que animaba a la santidad naciente rusa. En el S. XV se encendió una enconada controversia entre dos tendencias distintas, representadas respectivamente por Nilo Sorsky, y por José de Volokolamsk, que había de tener una gran influencia en la espiritualidad rusa, pues desemboca en el divorcio entre el apostolado y la mística. A raíz de la polémica los partidarios de Sorsky se encerraron en la soledad y en la oración, y se apartaron obstinadamente de toda clase de apostolado. En cambio, los monasterios centrales, bajo la dirección de Volokolamsk, continúan la tradición activa cultural, política y social, aunque

con una espiritualidad un tanto deficiente desde el punto de vista de la vida interior. Pero ambas corrientes coinciden en el aprecio de la ascética, aun la de Nilo Sorsky, más inclinado a la mística, que había aprendido y ejercitado en el Monte Athos. Volokolamsk, por su parte, es el protagonista por excelencia de la vida religiosa basada en el trabajo y en la abnegación; dando mucha importancia a la piedad litúrgica y colectiva, y con menor tendencia a la contemplación. Una postura intermedia se encuentra en Serafín de Sarov, que ha venido a ser la figura más característica de la espiritualidad rusa, y que realiza una síntesis entre ascética y mística, que ha de tener muchos imitadores. A un mismo tiempo se consagra al hesicasmo y a la Oración a Jesús, buscando los fenómenos físicos corporales de calor del corazón, luz, etc.; se entrega además a una dura penitencia de soledad, de ayunos, de alimentos sencillos, y de agobiante trabajo de leñador. Pero al fin de su vida interrumpió su total aislamiento, para ponerse, mediante el consejo, la doctrina, y la dirección espiritual, al servicio de sus hermanos. De la tendencia de Nilo Sorsky han sido otros

Página 8

Padre Félix Piñeros grandes ascetas rusos. Así Dimitri, metropolita de Rostov (1651-1709), tenido también como uno de los grandes santos de la ortodoxia rusa. La misma línea seguiría en el S. XVIII otro gran director espiritual ruso, Paissy Velitchkovsky, que puso todo su empeño en restau- Patriarca Tikon impulsarar la vida monástica, dor de la Ortodoxia en conforme a las tradiciones América antiguas. Predicaba incesantemente la pobreza y la obediencia, y como Nilo y demás grandes ascetas rusos, defendió la primacía de la oración mental sobre los oficios litúrgicos celebrados en las iglesias. Para él, el esplendor exterior del culto y el abuso de las melodías podía fácilmente favorecer la sensualidad y la pereza. Creía que el monje que Serafín de Sarov, que ha venido a ser la figura dejaba los oficios litúrgico más característica de la para dedicarse a la oraespiritualidad rusa, y ción mental cumplía perque realiza una síntesis fectamente con sus oblientre ascética y mística gaciones, pues lo menos, esto es, los oficios litúrgicos, quedaba comprendiUna niña venerando el do en lo más, esto es, en Santo Icono de Santa la oración o meditación Maria Magdalena mental.


Ecos

V olum e n 2, nr o. 7

Página 9

LA VOCACION DE DIOS Sem. Sebastián Los ejemplos de vocación mas hermosos se encuentran depositados en las Sagradas Escrituras, en ellas; se nos da el gran misterio de Dios revelado al hombre, Abrahán, Moisés, y el mismo pueblo Israel son llamados a una vocación. ¿Pero es la vocación algo común para el hombre?....diríamos que sí, en el aspecto mas superficial y mundano como por ejemplo a las artes, la música, la ingeniería, la medicina etc. Y en fin al mundo. ¿Pero existe vocación a Dios?....a Dios muchos lo conocen pero le temen, otros lo desconocen y en el peor de los casos lo ignoran..” muchos son llamados y pocos son elegidos”. Dios mantiene un constante llamado al hombre para que sea imagen y semejanza suya, Dios no se equivoca y a quienes nos ha llamado

desde mucho antes que estuviéramos en el seno de nuestras madres nos corresponde decir, Sí. Las vocaciones son múltiples al igual que las respuestas; un llamado, un si o un no, tan único como cada hombre en esta tierra, a unos en la pobreza a otros en la riqueza, en la humildad, en la obediencia, en la ignorancia o la sabiduría pero siempre vocación de Dios…” aquel a quien yo toque su puerta y me abra entrare en su casa y cenaremos juntos”; es la unidad que Dios quiere con nosotros es un sí eterno, libre, pleno y perfecto desde nuestra vida particular, en el trabajo en el estudio en la familia y en fin desde cualquier manera de vida que llevemos. En nuestra vida religiosa (laicos y consagrados) el título de Cristianos es ya sinónimo de vocación y no

cualquiera, sino de ejemplo pues el Señor dijo: “vosotros sois la sal de la tierra….” luz para el mundo, para el hermano del diario vivir, el que se preocupa del prójimo, el que lo da todo sin esperar nada a cambio, el que perdona las ofensas el que ora a Dios con su vida misma, el que tiene vocación a Dios. En este tiempo de cuaresma es buena la pregunta que les planteo a todos ustedes hermanos orto-

Un icono de Nuestro Señor Jesucristo seguido por sus apóstoles, en medio de los sembríos

el título de Cristianos es ya sinónimo de vocación y no cualquiera, sino de ejemplo...

DIA ONOMASTICO O DIA DEL SANTO Monje Nicolai Se acostumbra celebrar el día que corresponde al nombre de cada persona, festividad similar a la del cumpleaños. Los ortodoxos acostumbramos bautizar a los niños con el nombre del santo que corresponde al día de su nacimiento. En algunos casos se puede dar el nombre por alguna devoción específica, por lo que no coincidiría con

el santo del cumpleaños, o en el caso de las niñas es un poco más flexible con los días, para lograr un nombre mas apropiado. Se recomienda consultar con su sacerdote, para tener una mayor certeza en la elección de un nombre. Lo ideal sería como cristianos el lograr reunir el cumpleaños y el onomástico en un solo día, dándole a este toda la

importancia que se merece. En este día realmente celebramos nuestra Pascua individual, siendo la Pascua de Cristo la festividad más importante de la Fe. Debe ser realmente importante para nosotros el cumplir con el ayuno, si es el caso. Muy especialmente se recomienda la confesión y la comunión. Santa Marina, mártir cristiana, un nombre poco conocido.


Boletín mensual del Centro Internacional de Estudios Teológicos Ortodoxos “San Basilio”

El Centro Internacional de Estudios Teológicos Ortodoxos San Basilio (CIETO San Basilio), es una escuela de nivel universitario con programas de estudios acreditados, esta guiado por las enseñanzas de la Iglesia Ortodoxa, de acuerdo a la Teología clásica y tradicional, no esta reservado únicamente para aspirantes al sacerdocio sino igualmente para lideres y servidores cristianos ortodoxos, creando así una fundación viva para el servicio de toda la comunidad de creyentes. La Educación Teológica y la preparación es a todo nivel de los miembros en áreas como Música Bizantina y Slava, Educación de la Fe, Administración y misión. Existen dentro del CIETO San Basilio diversos programas de estudio, los cuales tienen varios objetivos, métodos y técnicas. El CIETO San Basilio esta auspiciado por el Arzobispado Ortodoxo de Ecuador, Centro y Sudamérica, bajo el omophorion (protección) del Arzobispo Chrysóstomos, y se sostiene con las ayudas voluntarias de personas de buena fe y cooperación a la fe ortodoxa. Información en Ecuador al 2 905 362

SANTISIMA MADRE DE DIOS: SALVANOS!!!

Mas información: www.ortodoxa.net o www.seminarioortodoxo.org

Algunas Fotos de nuestra Comunidad

El diácono Samuel y el Hierodiácono Esteban en el armado de las piezas para los paneles

Monje Nicolai cortando la madera para las piezas

Monje Daniel especializado en trabajar el metal para las cruces

Sem. Esteban y monje Alexander armando las cúpulas

Nuestro seminario ha tenido muchas actividades, todos los seminaristas trabajan voluntariamente en la construcción de la capilla de la Madre de toda Bendición, y han sido ordenados para el Sagrado Diaconado el padre Samuel y el monje Esteban, así mismo para el subdiaconado han sido elevados los monjes Nicolai, Daniel y Alexander. A todos nuestra felicitación y oraciones en su camino al sacerdocio.

Ecos de San Basilio 7  

Periodico del Centro Internacional de Estudios Teologicos Ortodoxos San Basilio

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you