Page 1

MPAA _ Laboratorio de Arquitectura Singular _ Álvaro Soto y Javier Maroto Elena Orte Largo

PROMENADE

Diciembre 2011

o cómo establecer relaciones entre hombre y espacio a través del movimiento


Tarjeta de visita de Le Corbusier, 1912


Es cuando caminamos, moviéndonos de un lado hacia otro, que comprendemos cómo se generan las interconexiones de los espacios Le Corbusier, “Oeuvre Complete”

Como puede verse en su tarjeta de visita, Le Corbusier se define a sí mismo como un personaje con múltiples oficios, desde escultor y arquitecto hasta constructor, paisajista, diseñador de interiores, escritor, etcétera. Igualmente, los espacios y elementos de su arquitectura se explican como un sumatorio de diferentes características a las que habría que añadir las múltiples interpretaciones que aceptan.

Para el desarrollo del presente trabajo, nos centraremos en un único elemento: la rampa, como generadora de un “paseo arquitectónico” de conexión entre los espacios. Primero analizaremos lo que, para Le Corbusier significa Promenade y las implicaciones que posee en su arquitectura. Para ello, nos centraremos en la Villa Savoye, ya que es en este proyecto donde, por primera vez, Le Corbusier cita este término en sus escritos. Posteriormente describiremos las ventajas y trataremos de encontrar los problemas que van asociados al elemento en sí para finalmente, proponer un nuevo espacio basado en el recorrido, que englobe todas las virtudes, pero que no necesite constreñirse a la rigidez de la estructura impuesta en la Villa. Será a través del movimiento, que las estancias anexas al “promenade architecturale” encuentren una nueva manera de expresarse conjugando espacio y movimiento.


primeros quis, 1928

cro-

croquis septiembre 1928

croquis noviembre 1928

croquis noviembre 1928


LA VILLA SAVOYE

croquis noviembre 1928 croquis mayo 1929


Imagen superior e intermedia: Matadero-frigorífico en Challuy. Proyecto de 1917 Obsérvese la planta de cubiertas con la calle de acceso y salida de los vehículos tan similar a las dispuestas en la Villa Savoye. Imagen inferior: Matadero-frigorífico en Garchizy. Proyecto de 1918


ANTECEDENTES Hemos comentado al inicio del texto que es con la Villa Savoye donde por primera vez, Le Corbusier nombra el término Promenade en sus escritos y lo describe. Pero, La Maison La Roche, de 1923, es la primera vivienda que incorpora una rampa, esta vez asociándola a una colección de arte y permitiendo una percepción graduada de los cuadros expuestos. Sin embargo, Le Corbusier introduce ya en 1917 este concepto espacial en el diseño del Matadero Frigorífico en Challuny y en 1918 en el Matadero de Garvichy (2-Quetglas). Podríamos pensar que, debido a la disparidad de tipologías edificatorias y usos programáticos, la propuesta de rampa en ambos proyectos respecto a la Villa, no son comparables, pero tal vez no sea así. Josep Quetglas nos explica en su artículo “Promenade Architecturale” que no es solo la rampa como elemento lo que implica una conexión entre estos proyectos, si no el contenido y sentido que se le da a la misma. Con una simple diferencia, en los proyectos de 1918, la rampa era para animales (que iban a ser sacrificados), en la Villa Savoye, para personas. Sin embargo, la secuencia de movimientos que se desarrollan en ambos es muy similar, como Quetglas dice “tienen la precisión de un ballet”. Las conexiones entre los espacios son continuas y el movimiento fluido atravesando puentes y rampas, pasando de una actividad a otra sin mayor esfuerzo. Los animales encuentran al final del trayecto, en la tercera planta, su destino final. En la Villa, el hombre se reencuentra con la naturaleza y con la luz solar. ¿Tendrán algo que ver?

Plano de situación de la Villa Savoye con las calles de acceso y salida de vehículos. Se podría sugerir que, mediante la aproximación a la vivienda en vehículo, ya en moviento, se produce aquí el inicio de la Promenade.


planos originales de Le Corbusier

planta cubierta

planta alta

planta baja


DESCRIPCIÓN

Y ANÁLISIS DE LOS ESPACIOS


¿Qué significa Promenade? El recorrido es el programa más importante en un proyecto arquitectónico, es el componente donde se articulan todos los espacios que componen un edificio (en términos habitables). A través del recorrido somos capaces de generar una lectura espacial del inmueble. Sin el recorrido no podríamos desplazarnos dentro del espacio. Puede ser un elemento decretado (con un orden) o simplemente difuso, donde el espacio dictamina un posible desplazamiento, pero el usuario es quien arma el recorrido. Pero, ¿qué diferencia existe en términos espaciales, entre introducir una escalera o una rampa dentro del recorrido? Josep Quetglas lo explica a la perfección: El trayecto horizontal es función de sólo dos variables: la distancia y el ángulo respecto al que se considera un objeto. Ambos van variando al acercarse el visitante al objeto considerado. Para hacer intervenir otra variable, la altura, debe utilizarse la escalera o la rampa. Una escalera introduce una percepción discontinua, reiteradamente interrumpida. No puede subirse una escalera manteniendo fija la atención en algo ahí enfrente. De tanto en tanto, hay que llevar la mirada a los pies, para asegurar dónde se pisa. Eso produce una percepción nerviosa, repetidamente interrumpida, donde la visión, fugaz pero efectiva, de los escalones, se intercala al efecto que causa aquello que se mira. Sólo el trayecto en rampa permite una percepción continuada, manteniendo la mirada fija en el objeto que nos atrae, al tiempo que es función de tres variables simultáneas: la distancia, el ángulo y la altura desde la que consideramos el objeto de nuestra atención. Así, la rampa se configura no sólo como un espacio de circulación o un pasillo con inclinación, si no que refleja una compleja red de ideas y una nueva manera de habitar basada en el movimiento. Mientras caminas por la rampa, en una circulación quebrada y con cambios de trayectoria, las estancias se perciben desde varios puntos de vista, modificando las perspectivas e introduciendo la plasticidad en los espacios. Generando una nueva sensación de libertad potenciada por el desplazamiento de la mirada y la facilidad de los movimientos.


RECORRIDOS PRINCIPALES PROMENADE


CULMEN:

NATURALEZA ENMARCADA

PRO

SERI


OMENADE:

UMBRAL

IE CONTINUA DE VISIONES DESPLEGADAS SIGUIENDO DIFERENTES EJES, COMENZANDO EN LA OSCURIDAD Y CULMINANDO CON LA LUZ


alzados dibujos propios


PLANTA Y FACHADA LIBRE ... ... PERO SECCIÓN PRISIONERA

(1)

PROPUESTA En 1926 Le Corbusier expone un documento donde recopila sus cinco ideas arquitectónicas principales. La planta libre y la fachada independiente son dos de ellas. Sin embargo, en ningún momento del texto, ni tan siquiera de sus dibujos, se menciona la sección puesto que no contiene las ideas espaciales que el arquitecto quiere representar. La distancia entre los protagonistas planos horizontales solo se manifiesta en el momento en que es necesario recorrerla a través de la escalera o de la rampa. Para la presente investigación se tratará de proponer una modificación de esta no-sección. Aunque más bien será la incorporación de una sección. Ésta se compondrá de las secciones parciales de las estancias seleccionadas, manteniendo las experiencias espaciales y sensoriales que cada una de ellas contenía, pero agrupándolas de tal manera que la fluidez sea lo primordial, en contraste con la rigidez que habita en la sección del actual proyecto de la Villa Savoye.

secciones longitudinales. dibujos propios


planta cubierta

planta alta

planta baja


SECCIONES PARCIALES

_

NARRATIVA DE LOS ESPACIOS DOMÉSTICOS

La rampa (y por tanto, la promenade) no representa nada si no va acompañada de los espacios a los que da conexión. Se nutre y necesita de ellos para encontrar su significado. Las estancias son las protagonistas y su riqueza espacial aparece cuando Le Corbusier introduce un elemento desde el cual es posible recorrerlas en libertad. Es a través del movimiento que los espacios pueden ser experimentados desde diversos puntos de vista, haciendo que el recorrido de cada usuario y en cada momento del día sea único. Beatriz Colomina describe la Villa Savoye como si de un escenario cinematográfico se tratase: Si el desplazamiento del espectador se asocia al entretenimiento, la propia casa moderna produce ese entretenimiento al coreografiar un espectáculo, no una imagen fija, sino una serie de imágenes que se solapan. El que este específico efecto arquitectónico puede asociarse con el cine, es evidente. (…) La casa no es más que una serie de visitas coreográficas para el visitante a la manera en que un director de cine efectúa el montaje de una película. Y si Le Corbusier es un cineasta, sus películas dislocan al espectador. (Beatriz Colomina. “Where are we”) Y no sólo hablamos de los espacios principales, los secundarios gracias al movimiento que introduce la incorporación de la rampa, adquieren una importancia que se habría perdido de otra manera. En definitiva, los espacios principales se nutren de los secundarios y viceversa, de tal manera que no pueden existir los unos sin los otros. Cada estancia posee una riqueza espacial en sí misma, pero es la circulación en movimiento continuo lo que eleva dicha importancia hasta convertirlos en espacios únicos y casi irrepetibles. La promenade comienza en la oscuridad, en el umbral que se genera bajo el bosque de pilotis; y termina encontrando la luz en la cubierta, donde el hombre se reencuentra con la naturaleza. Le Corbusier expone la clave imprescindible sobre la promenade en sus textos de la Oeuvre Complete, donde explica: “ la orientación del sol es opuesta a la de la visión … es necesario ir y encontrar el sol … coronando el conjunto, es uno de los más importantes elementos arquitectónicos” (de ahí que digamos que el paseo arquitectónico es una experiencia irrepetible y variable en función del factor tiempo). Estas características sensoriales y espaciales serán las que guíen el discurso arquitectónico del nuevo recorrido propuesto en la sección transformada.


LA ESCALERA

EL SALÓN


LA CUBIERTA

LA COCINA

EL UMBRAL


EL VEHÍCULO VIMIENTO

_

EL INICIO DEL PASEO EN MO-

La tensa membrana de cristal que cierra la planta baja acomoda su trazado al radio de giro del coche, su dinámica curvatura define la función del espacio al otro lado del cierre (movimiento y circulación) y su transparencia exhibe la condición pública de dicho espacio. Se alcanza así, con el coche la puerta principal, en la fachada sur, siguiendo el ritual de integración maquinista entre el vehículo y el edificio. La promenade comienza ya aquí, en el interior del coche mientras se adentra en el solar avanzando entre la arboleda. Este acercamiento no frontal, que implica continuar bordeando la casa hasta localizar la entrada en la parte posterior, recoge la dimensión espacio-tiempo que se incorporará en la propuesta que desarrollaré al final del presente ensayo.


Se llega pues a la casa en automĂłvil, y es el radio de giro mĂ­nimo del coche lo que ha facilitado la medida de la casa. El coche se interna bajo los pilotis, gira en torno a los servicios comunes, llega al centro, a la puerta del vestĂ­bulo, entra en el garaje o continua su ruta para el regreso: ĂŠste es el tema fundamental. Le Corbusier


EL ACCESO BAJO LOS PILOTES

EL UMBRAL

_

El paseo arquitectónico se inicia desde la sombra, con la intención de ir ascendiendo hacia la luz. Todos los elementos presentes en cada uno de los espacios incitan a la ascensión. Desde las vigas de canto, que indican una dirección de movimiento, hasta la disposión de las carpinterías de los huecos. En esta planta baja nos encontramos con la carpintería en disposión vertical con una clara intención de dirigir la mirada. En las plantas superiores la carpintería se coloca horizontalmente, puesto que esa será la dirección predominante del movimiento.

LA COCINA


LA ESCALERA _ CONTINUO

LO OPUESTO AL MOVIMIENTO

Se sube insensiblemente por una rampa, lo que produce una sensación totalmente diferente a la que ofrece una escalera formada por peldaños. Una escalera separa un piso del otro, una rampa comunica. Le Corbusier

De la planta baja parten los dos elementos que comunican los diferentes planos: la escalera y la rampa. La escalera de caracol taladra verticalmente el edificio, contrastando con la disposición horizontal y abierta de la casa. Junto a ella, la rampa es por el contrario, el elemento de comunicación que integra y se integra en el espacio, constituye la espina dorsal del mismo y facilita en su desarrollo un encadenamiento de experiencias perceptivas de un paseo arquitectónico a través de un continuo espacio-tiempo.


EL SALÓN

EL BAÑO


LA TERRAZA ENMARCADA

_

EL PAISAJE _

LA NATURALEZA

De pie sobre la hierba, no se tiene una vista muy amplia. Por otro lado, la hierba malsana, húmeda, etc… para habitar sobre ella; en consecuencia, el verdadero jardín de la casa no estará sobre el suelo, sino encima del suelo, a tres metros y medio: éste será el jardín suspendido, cuyo suelo es seco y salubre, y es desde él que se verá bien todo el paisaje, mucho mejor que si se hubiera quedado abajo. Le Corbusier

La naturaleza se hace paisaje cuando el hombre la enmarca Le Corbusier

LA CUBIERTA NATURALEZA

_

EL REENCUENTRO CON LA


SECCIÓN TRANSFORMADA El paseo arquitectónico tiene un sentido muy importante, es VIRTUAL más que real: hay que usar la imaginación espacial a medida que uno se mueve por el edificio. Le Corbusier


Se mantiene la horizontalidad de los espacios lecorbuserianos. Se mantienen las estancias enmarcadas entre dos planos continuos (suelo y techo). Y se propone una secci贸n que potencie las ideas genradoras de la Villa Savoye, es decir: la relaci贸n con la naturaleza y el camino ascendente en b煤squeda del sol y de la luz (cambiante). Por un lado, la naturaleza entendida como elemento que no debe ser modificado, si no enmarcada para ser convertida en el paisaje exterior al que volcar. Y por el otro, el sol tratado como elemento arquitect贸nico. Mediante su ausencia se genera el umbral de acceso y con el tratamiento de diferentes iluminaciones incorporadas a las distintas estancias, se recorre el camino hasta la terraza exterior, abrazada por paramentos, pero abierta al cielo.


Secci贸n desarrollada de la rampa. Movimiento fluido. Libertad de circulaciones entre las estancias. La rampa r铆gida de la Villa Savoye transformada en una espiral de continuidades espaciales.


Secci贸n desarrollada de la rampa. Movimiento cont铆nuo mediante la rampa y desplazamiento fraccionado proporcionado por la circulaci贸n vertical de la escalera


BIBLIOGRAFÍA Y NOTAS (1) “Planta libre y sección prisionera”. Texto tomado de Javier Frechilla en su descripción de “La Casa Entreplanos o la idea Dominó” del texto Inventando la función: la vivienda de Le Corbusier Revista Arquitectura número 264-265. Inventando la función: la vivienda de Le Corbusier. Javier Frechilla. Concurso para dos plazas de catedrático del departamentoo de proyectos arquitectónicos de la Escuela de Arquitectura de Madrid, 1996. Le Corbusier and the Architectural Promenade. Flora Samuel. Birkhäuser Basel, 2010. Villa Saboye, “Les Heures Claires”, 1928-1963. Josep Quetglas. Arquitecturas ausentes. Ministerio de Vivienda, 2004. Oeuvre Complete. Le Corbusier and Pierre Jeanneret. Birkhäuser Basel, 2006.

promenade  

mpaa 2011 etsam

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you