Issuu on Google+

TRIBUNA BOOKS RIPANO

Nº 1 - 2014

Lingual Orthodontic Journal

Contenido •

Caninos retenidos y técnica lingual. Roberto Lapenta

Ortodoncia lingual simplificada. Técnica CLO3. Pablo Echarri, Martín Pedernera

In vivo brackets linguales: La eficacia de dos diferentes cubetas de transferencia y dos materiales de cementado. Carla Maria Melleiro Gimenez, Didier Fillion, Ana Carla Raphaelli Nahás-Scocate

onas seguras para la inserción de Z microimplantes en la corrección de Clase II con ortodoncia lingual. Henrique Valdetaro

Editor en Jefe Pablo Echarri

Comité editorial

Silvia Geron Ryoon-Ki Hong Hee-Moon Kyung Jean-François Leclerc Marcelo Marigó Martín Pedernera Rafi Romano Giusseppe Scuzzo Kyoto Takemoto

Secretaria del Editor y traductora Nataša Pešić

Edición y Publicidad:

Ripano S.A. Ronda del Caballero de la Mancha, 135 28034 - Madrid, España Tel.: (+34) 913 721 377 Fax: (+34) 913 720 391 e-mail: ripano@ripano.es www.ripano.eu Nº 1 - 2014 ISSN: 2340-9940 Publicación Oficial:

Ripano no asume ni se identifica, necesariamente, con las opiniones expresadas por sus redactores y colaboradores en el contenido de los artículos que publica. Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación en cualquier medio mecánico o electrónico, sin autorización previa y por escrito del editor.

11º Congreso ESLO

Lago Como (Cernobbio), Italia Del 5 al 8 de junio de 2014


4veces LABTEC

2

3

4

by


Lingual Orthodontic Journal

Editorial Con mucha ilusión publicamos el primer número del año 2014, año que esperamos que sea un revulsivo de la economía a nivel mundial y que signifique al menos el comienzo de la salida de la “crisis”. Quiero agradecer todos los emails de apoyo y agradecimiento que hemos recibido por el último número del año pasado y esperamos que esta publicación nos permita mantener el contacto entre congreso y congreso a todos los miembros de la comunidad de la ortodoncia lingual. Este año tendremos la oportunidad de volver a encontrarnos en mayo en el congreso de la American Lingual Orthodontics Association, ALOA, en Nueva Orleans (EE. UU.) y en el mes de julio, en el congreso de la European Society of Lingual Orthodontics, ESLO, en el Lago Como, Italia. Ambos comités organizadores están trabajando para ofrecernos programas científicos que enriquezcan nuestro “armamentarium” clínico, mejorando así nuestra oferta a nuestros pacientes. Por favor no dejen de enviarnos la información de los congresos nacionales o internacionales de ortodoncia lingual, para poder contribuir en su promoción y mantener informados a nuestros lectores. Agradezco también a todos los colegas que han enviado artículos e invitamos a todos los colegas a que participen enviando artículos o casos clínicos. Aprovechamos esta editorial para haceros llegar nuestros mejores deseos de felicidad y bienestar en este nuevo año. Hasta pronto,

Pablo Echarri

3


Dental Tribuna Books

Caninos retenidos y técnica lingual Autor: Roberto Lapenta

Uno de los principales desafíos que afrontamos en el consultorio, es el tratamiento de los caninos retenidos, especialmente si utilizamos técnica lingual.

2. Diastemas.

En la actualidad se sigue escuchando que los tratamientos de ortodoncia lingual están destinados solo para un grupo reducido de mal oclusiones. Esta afirmación estaría basada en la creencia que los brackets linguales son menos precisos que los vestibulares. Nada más alejado de la realidad.

4. Falta de espacio.

Si bien es cierto que adherir brackets y tubos por lingual o palatino requiere una serie diferente de pasos, una vez adquiridos los conocimientos y la habilidad necesaria para hacerlo, es posible tratar cualquier tipo de mal oclusión, incluso caninos retenidos, con excelentes resultados. Los caninos son considerados como los pilares fundamentales de la desoclusión, y por ser las últimas piezas del sector anterior en erupcionar, pueden llegar a sufrir alteraciones en su camino eruptivo llegando incluso a su impactación. Se conoce como pieza retenida a aquella que no ha erupcionado en boca una vez que concluye su período normal de erupción. Esta retención o impactación se da más estadísticamente en el maxilar superior que en el inferior, ya que es la pieza dentaria con el camino eruptivo más largo y sinuoso. Dentro de su etiología podemos mencionar: 1. Fisura labio alvéolo palatina. 2. Alteraciones en el folículo dental permanente. 3. Enfermedades endocrinas.

3. Permanencia de dientes temporarios.

5. Desviación de la línea media. 6. Giroversiones. 7. Anquilosis. 8. Reabsorciones radiculares. 9. Etc. El objetivo de este artículo es demostrar, mediante la presentación de casos clínicos, que los caninos retenidos superiores pueden ser tratados con técnica lingual independientemente de la posición que ocupen en el maxilar (vestibular o palatino).

Caso 1 La paciente M. D. de 22 años concurre al consultorio derivada de su odontólogo general, por la presencia de un canino temporario. En la foto de frente podemos observar que se trata de un rostro armónico, con de sonrisa agradable. (Fig. 1, 2). Perfil recto pero cuando sonríe podemos apreciar la presencia del canino temporario superior derecho. (Fig. 3, 4). Como podemos observar en las fotos intrabucales, la paciente posee una buena alineación superior e inferior y una correcta relación de overjet y overbite (Fig. 5, 6).

4. Grandes apiñamientos dentarios. 5. Factores hereditarios. 6. Prolongada retención del diente primario que produce rotación o impactación del permanente. 7. Presencia de supernumerarios. 8. Alteraciones en la secuencia de erupción. Los pacientes con caninos impactados o retenidos suelen presentar además algunos problemas asociados, a saber: 1. Apiñamiento.

4

Fig. 1.

Fig. 2.


Lingual Orthodontic Journal Clase 1 molar derecha e izquierda. Clase 1 canina izquierda y la presencia del canino temporario superior derecho (Fig. 7, 8). Discrepancia –2 mm superior, 0 mm inferior (Fig. 9, 10). Al analizar los estudios radiológicos y cefalométricos, se ha podido determinar que el canino superior derecho se encontraba ubicado por palatino (Fig. 11, 12). Dado el hecho que por la posición en el cual se encontraba el canino, no corría riesgo la integridad de las raíces de las piezas vecinas, se decidió adherir los brackets en todos los dientes del maxilar superior a excepción de la pieza temporaria. Fig. 3.

Fig. 4.

Para la confección del primer arco se utilizo Twist Flex de .0175” (Fig. 13).

Fig. 5.

Fig. 6.

Fig. 7.

Fig. 8.

Fig. 9.

Fig. 10.

5


Dental Tribuna Books

Fig. 11.

Fig. 12.

Fig. 13.

Fig. 14.

Fig. 15.

Fig. 16.

Una vez realizada la cirugía de liberación del canino, se le adhirió un bracket (G7 por medio de set up) y se confeccionó una ballista lingual para lograr la extracción del canino (Fig. 14).

A medida que se logra la erupción del canino, la cara vestibular del mismo contacta con el bracket del incisivo lateral, provocando la protrusión del lateral (Fig. 17). Por tal motivo se retira el bracket del incisivo lateral para que no interfiera con la erupción del canino.

Dado que los tubos de los molares para técnica lingual no poseen tubos auxiliares, la ballista lingual debe poseer un mecanismo de anti-rotación que permita ejercer las fuerzas extrusivas sobre el canino. Por tal motivo se confecciona un omega, el cual se apoya en el hook del tubo molar, cumpliendo esta función (Fig. 15, 16).

6

Una vez que la cara palatina del canino esté visible, se toma la impresión del mismo y se lo coloca en el set-up para realizar la ubicación del bracket. Dado que al momento de adherir el bracket del canino no contamos con el suficiente espacio para la correcta ali-


Lingual Orthodontic Journal neación del sector anterior, se instala un resorte comprimido con el fin de obtener el espacio requerido (Fig. 18). Es conveniente explicarle al paciente que el canino y el incisivo central pueden llegar a perder su alineación como efecto de este resorte, pero una vez ubicado el incisivo lateral en su posición, las piezas dentarias adoptaran nuevamente su ubicación ideal. Un tiempo después, el canino está cerca de su ubicación final (Fig. 19, 20). En el final del tratamiento podemos apreciar que la paciente muestra una amplia sonrisa (Fig. 21- 25).

En las fotografías intraorales podemos observar línea media centrada y correcta relación de overbite y overjet (Fig. 26, 27). Clase I molar y canina, derecha e izquierda (Fig. 28, 29). Con el fin de mantener los resultados obtenidos, se realizó una retención fija superior (Fig. 30). En el maxilar inferior no fue necesaria la utilización de aparatología ortodóncica (Fig. 31). Estudios radiológicos finales (Fig. 32, 33).

Fig. 17.

Fig. 18.

Fig. 19.

Fig. 20.

Fig. 21.

Fig. 22.

Fig. 23.

Fig. 24.

7


Dental Tribuna Books

Fig. 25.

Fig. 26.

Fig. 27.

Fig. 28.

Fig. 29.

Fig. 30.

Fig. 31.

8


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 32.

Fig. 33.

Caso 2

derecha e izquierda, clase I canina izquierda (Fig. 40, 41), –2 mm de discrepancia dentaria superior y +4 mm de discrepancia dentaria inferior (Fig. 42, 43).

El próximo caso es el caso de una paciente P. C. de 14 años (Fig. 34, 35) quien también fue derivada de su odontólogo general, porque poseía un canino retenido. En las fotos faciales podemos apreciar que la paciente presenta simetría facial y perfil recto (Fig. 36), pero al sonreír se observa la ausencia del canino superior derecho (Fig. 37).

La ortopantomografía confirma la presencia del canino superior derecho el cual se encuentra impactado en el maxilar por vestibular de las piezas dentarias (Fig. 44) En dicha radiografía podemos observar que el canino esta reabsorbiendo la raíz del incisivo lateral superior derecho.

En las fotos intraorales, (Fig. 38, 39) se aprecia overjet negativo de las piezas 41, 42 y 43, clase III molar

Cefalométricamente, es una paciente braqui severo, con marcada disminución de la altura facial inferior.

Fig. 34.

Fig. 36.

Fig. 38.

Fig. 35.

Fig. 37.

Fig. 39.

9


Dental Tribuna Books

Fig. 40a.

Fig. 40b.

Fig. 42.

Fig. 41.

Fig. 43.

Fig. 44.

Brackets Ormco 7ª generación fueron adheridos en el maxilar superior por medio de set up. El primer arco fue confeccionado en alambre trenzado .0175” (Fig. 47). Una vez realizada la cirugía de liberación para exponer la corona del canino, se le adhirió un bracket metálico y comenzó su tracción, mediante la utilización de una ballista lingual. Dado que se utilizó alambre redondo para la confección de la ballista, fue necesario realizar un brazo anti-rotacional el cual, al contactar con la banda del

10

molar, permite aplicar fuerzas extrusivas al canino (Fig. 48 y 49). A medida que el canino comienza su migración, es conveniente realizar una nueva ballista. En este caso fue realizada con alambre estético (Fig. 50 y 51). Para evitar que el brazo de la ballista se epitelice, se colocó en el “arch sleeve” en toda su extensión (Fig. 52). Con el fin de conseguir el espacio requerido, un resorte comprimido de espiras abiertas fue ubicado entre el lateral y el premolar (Fig. 53).


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 45.

Fig. 46.

Fig. 47.

Fig. 48.

Fig. 49.

Fig. 50.

Fig. 51.

11


Dental Tribuna Books

Fig. 52.

Fig. 53.

Fig. 54.

Fig. 55.

Fig. 56.

Fig. 57.

Fig. 58.

Fig. 59.

12


Lingual Orthodontic Journal Una vez obtenido el espacio necesario (Fig. 54) se coloco una cadena elastomérica para lograr la distalización del canino (Fig. 55). Para poder realizar la adhesión del bracket del canino, fue necesario realizar previamente una gingivectomía (Fig. 56-58). Brackets estéticos con el slot de .022” fueron adheridos en el maxilar inferior, para la corrección del overbite y overjet (Fig. 59, 60).

Fig. 60.

Fig. 62.

Fig. 66.

Por último y con el fin de lograr un correcto engranaje posterior, gomas 1/ 8 heavy fueron indicadas (Fig. 61). En el final del tratamiento podemos observar que la paciente mantiene sus proporciones armónicas (Fig. 62, 63), perfil agradable y una amplia sonrisa (Fig. 64, 65). Línea media centrada, correcta relación de over bite y over jet (Fig. 66, 67). Clase I molar y canina (Fig. 68, 69).

Fig. 61.

Fig. 63.

Fig. 64.

Fig. 65.

Fig. 67.

13


Dental Tribuna Books

Fig. 68.

Fig. 69.

Fig. 70.

Fig. 71.

Fig. 72.

Fig. 73.

Fig. 74.

Fig. 75.

14


Lingual Orthodontic Journal Con el fin de mantener los resultados obtenidos, se confeccionaron retenciones fijas en ambos maxilares (Fig. 70, 71). En las radiografías finales se puede observar la correcta ubicación de las piezas dentarias (Fig. 72). Cefalometricamente, no hubo cambios apreciables (Fig. 73-75).

dos tratados tanto con técnica lingual como vestibular. Observando las comparaciones de ambos tratamientos queda claro que, sabiendo cuál es el diagnóstico y su plan de tratamiento, a idéntico resultado podemos llegar si utilizamos aparatología vestibular o lingual. Caso 1, comparación pre y post tratamiento: Figs. 76-79.

Es innegable que la acción de la ballista resulta ser muy útil para el tratamiento de los caninos reteni-

Caso 2, comparación pre y post tratamiento: Figs. 8083.

Fig. 76.

Fig. 77.

Fig. 78.

Fig. 79.

Fig. 80.

Fig. 81.

15


Dental Tribuna Books

Fig. 82.

Fig. 83.

Bibliografía

Ericson S., Kurol J. Diagnosis of ectopically erupting maxillary canines: a case report. Eur J Orthod 1988 ; 10: 115-120. Power SM, Short MB: An investigation into the response of palatally displace canines to the removal of decidu- ous canines an assessment of factors contributing to favorable eruption. Br J Orthod 1993 ; 20: 215-223. Moyers RE. Handbook of orthodontics. Chicago: Year Book medical 4ta. Ed., 1988, p.140-387. Marks S. Jr., SCHOEDER H. Tooth Eruption: Theories and Facts. Anat. Rec 1996; 25(2): 374-93. Kuftienc D. Stom y Shapira. Canino Maxilar Impactado. Parte II. Abordaje Clínico y Soluciones. Journal of Pediatric Dentistry Practice. 1997; 1(4): 29-40. Andreasen, JQ. Lesiones traumáticas de los dientes. Barcelona: Labor, 1998. Harfin J, Lapenta R, Ureña A. The lingual ballista spring”, Hyperlink “http://www.lingualnews.com” www.lingualnews.com Vol. 5 Nº 1 May 2007.

Stanley HR, Collet WR, Hazard JA. Retención de un canino temporal superior: ciencuenta años hacia adelante y atras, un llamado obligado. (ed. Esp) 1997 ; 1(4): 18-20. Kuftienc MM, Stom, Shapira. Canino superior impactado: parte 1, revisión de conceptos. Journal of Pediatric Dentistry Practice (ed. Esp) 1997 ; (2): 55-65. Martins LM, Palucci MA. Erupción dentaria, importan cia y aplicación: molares permanentes retenidos durante la etapa de erupción. Presentación de un caso clínico. Journal of Pediatric Dentistry Practice 1997 ; 2(4) : 39-44. McConnell TL et.al. Impactación de caninos superiors en pacientes con deficiencia maxilar transversal. 1997; 1(1): 43-50. Williams BH. Diagnosis and prevention of maxillary cuspid impaction. Angle Orthod 1981 ; 51: 30-40. Jacoby H. The etiology of maxillary canine impactions. Am J Orthod 1983 ; 84(2): 125-132.

16


Lingual Orthodontic Journal

Ortodoncia lingual simplificada. Técnica CLO3 Autores: Pablo Echarri Martín Pedernera

Resumen Un gran número de pacientes adultos presentan una oclusión correcta a nivel de dientes posteriores o son portadores de prótesis a nivel de los dientes posteriores, pero también presentan malposiciones de los dientes anteriores que afectan a la estética o a la función (guía anterior y guías caninas). En estos casos se puede realizar un tratamiento ortodóncico sólo de los dientes anteriores. Numerosos autores utilizan técnicas de cementado de brackets linguales de canino a canino, pero la técnica CLO3 (Custom-made Lingual Orthodontics in three steps – Ortodoncia lingual simplificada en 3 pasos) utiliza el cementado de incisivos, caninos y primeros premolares. En el presente artículo se presentan las ventajas de esta técnica. Palabras clave: Ortodoncia Lingual simplificada. Técnica CLO3.

La técnica CLO3 (Custom-made Lingual Orthodontics in three steps – Ortodoncia lingual simplificada en 3 pasos) del Dr. Echarri1,2,3 es una técnica que utiliza brackets linguales cementados a incisivos, caninos y primeros premolares para el tratamiento ortodóncico de los dientes anteriores, corrigiendo problemas estéticos y funcionales (guía anterior y guía canina) en pacientes adultos que presentan una oclusión correcta o prótesis a nivel de dientes posteriores y malposiciones dentarias a nivel de incisivos y caninos. Se trata de una técnica simplificada de 4 a 6 meses de tratamiento y con una preparación en el laboratorio de las cubetas de transferencia para la técnica de cementado indirecto y la adaptación indirecta de los dos arcos que se utilizarán en el tratamiento. Se utilizan los brackets Joy (Adenta) cuyas características principales son el mínimo perfil, que da un

Fig. 1. Accuracy Bracket Positioner (ABP).

confort muy bueno al paciente y trasmite el torque al diente con una mínima influencia en la altura y la baja fricción debido a su diseño2. El posicionamiento de brackets se puede realizar mediante la técnica de CLASS System4 utilizando el Set up Model Maker (SUM) y el Occlusal Plane Reference (OPR)5,6,7 o también se puede realizar el posicionamiento de brackets con máquinas de precisión sin set-up de modelos , como la Slot Machine del Dr. Thomas Creekmore8,9,10,11 o la Accuracy Bracket Positioner (ABP) del Dr. Pablo Echarri y el ingeniero Claus Schendell (Figs. 1 y 2) (adenta LabTec). La ABP permite el posicionamiento de los brackets linguales en el modelo del paciente sin realizar set-up de corrección individualizando todos los parámetros de los brackets:

Fig. 2. Accuracy Bracket Positioner (ABP). Posicionamiento del bracket lingual.

17


Dental Tribuna Books

Fig. 3. Forma de arco Christmas e Individualizado (Individualized Archwire).

Fig. 4. Cubetas de transferencia utilizando el sistema Smart Jig.

Fig. 5. Cubetas de transferencia utilizando el sistema Smart Cap vista anterior.

Fig. 6. Esquema de la cubeta de transferencia y el cementado indirecto.

• Altura.

pinza que sujeta el bracket puede rotar modificando la prescripción de rotación del bracket.

• In-out. • Rotación. • Inclinación mesio-distal. • Torque. Cada parámetro se puede individualizar de forma independiente de los demás parámetros.

La prescripción de la inclinación mesio-distal de los brackets también se puede modificar fácilmente con la ABP, modificando la posición del modelo con respecto al bracket. De la misma forma se puede modificar el torque. La explicación detallada del ajuste de la prescripción de los brackets utilizando la ABP escapa a la extensión de este artículo.

En la técnica CLO3 se deberán posicionar todos los brackets a la misma altura para evitar escalones verticales en el arco. En la mayoría de los casos se posicionan los brackets con el mismo in-out de canino a canino, pero este es diferente en los premolares dando lugar a la adaptación de un arco en forma de seta (mushroom arch wire). Sin embargo también se puede modificar el in-out entre incisivos y caninos (christmas arch wire) o modificar el in-out entre incisivos asimétricos (individualized arch wire) (Fig. 3).

Los brackets así posicionados en el modelo permiten la utilización de arcos que sólo tengan dobleces de in-out, pero no tendrán dobleces de rotación, altura o de 2º y 3er. orden.

La rotación se sobrecorrige de un 10% a 15% para evitar dobleces de compensación en el arco. La ABP permite realizar esta corrección fácilmente ya que la

El laboratorio también realiza una plantilla del arco, teniendo en cuenta la posición con que se han cementado los brackets al modelo y adapta los arcos de

18

Una vez posicionados los brackets se realizan las cubetas de transferencia (Fig. 4) utilizando el sistema Smart Jig (adenta) y se realiza la técnica de cementado indirecto. Para llevar las cubetas individuales a la boca se utiliza el Smart Stick (Fig. 5).


Lingual Orthodontic Journal forma indirecta. De esta forma el clínico recibe un Kit CLO3 del laboratorio que incluye los brackets y las cubetas de transferencia de primer premolar a primer premolar, la plantilla de arcos y los dos arcos que se utilizarán para el tratamiento. Estos son los 3 pasos a que hace referencia el nombre de la técnica: cementado indirecto, primer arco y segundo arco. La realización indirecta del Kit reduce considerablemente el tiempo de sillón y el tiempo de tratamiento, obteniéndose resultados más predecibles.

de los arcos y dobleces de terminación en el arco final y posibilita el tratamiento de casos que requieren un control del torque (tratamientos con control 3D). La plantilla de arcos será utilizada en el caso de que sea necesario la reposición de un arco, o el ajuste de un arco de terminación. Esta técnica se puede utilizar en una o en las dos arcadas y combinar con un tratamiento completo lingual o tratamiento con Clear Aligner en la arcada antagonista.

En el esquema de la figura 6 se puede observar el sistema Smart Jig de cubetas de transferencia que incluye el Quick Socket que conecta con el Smart Stick (Fig. 5) para transportar fácilmente la cubeta de transferencia a la boca y el Smart Connector que une el Quick Socket con el bracket mediante una retención realizada con Fermit (Vivadent). El Quick Socket se adapta al diente con resina fotopolimerizable. El bracket Joy se cementa al modelo con composite. En la técnica de cementado indirecto se realiza sobre el diente: microarenado de 3 segundos, lavado y secado, grabado ácido de 20-30 segundos, lavado y secado, aplicación del primer. La preparación de la cubeta se realiza mediante la aplicación de plastic primer y el composite.

El cementado de los primeros premolares se realiza porque:

La cubetas de trasferencia así realizadas permiten la utilización de adhesivos auto o fotopolimerizables, la eliminación de excesos de adhesivos, el fácil retiro de la cubeta una vez cementado el bracket y la reutilización de la cubeta en casos de descementados.

• En casos de apiñamientos tratados con stripping, el anclaje de los primeros premolares evita la proinclinación de incisivos.

El cementado indirecto de los brackets facilita el tratamiento de los casos que sólo requieren un control 2D porque minimiza la necesidad de ajustes intraorales

• Muchos pacientes presentan alteraciones de la alineación no sólo de incisivos sino también de caninos, y el anclaje de los primeros premolares es necesario para corregir la malposición de éstos últimos. • En casos de diastemas, el anclaje de los primeros premolares es necesario para el cierre de los espacios. • En casos de alineación con proinclinación de dientes, el apoyo del in-set distocaninos del arco en la cara mesial de los premolares simplifica la mecánica de expansión sagital.

Caso clínico En las figuras 7 a 11 se observan las fotografías iniciales de una paciente femenina de 28 años que presenta una

Fig. 7. Caso clínico. Fotografía inicial Fig. 8. Caso clínico. Fotografía inicial Fig. 9. Caso clínico. Fotografía inicial intraoral derecha. intraoral central. intraoral izquierda.

Fig. 10. Caso clínico. Fotografía inicial intraoral oclusal superior.

Fig. 11. Caso clínico. Fotografía inicial intraoral oclusal inferior.

19


Dental Tribuna Books

Fig. 12. Caso clínico. Progreso del tratamiento en la arcada inferior (1).

Fig. 13. Caso clínico. Progreso del tratamiento en la arcada inferior (2).

maloclusión de clase I molar con apiñamientos leves en ambas arcadas afectando a los dientes anteriores.

una forma mucho más eficaz que sin el cementado de los primeros premolares.

Se realizó un tratamiento con Clear Aligner de la arcada superior (10 meses de tramiento) y un tratamiento de 5 meses en la arcada inferior con la técnica CLO3. Se cementaron brackets linguales Joy de primer premolar a primer premolar inferior realizando la alineación de los dientes mediente proinclinación de los mismos. Las rotaciones fueron sobrecorregidas en el cementado utilizando la técnica de cementado indirecto.

Una vez conseguido el espacio para la alineación mediante la proinclinación de los incisivos, se pueden retirar los brackets de los primeros premolares. En la figura 13 se observa la sobrecorrección de la rotación en la base de composite del bracket del incisivo central inferior izquierdo.

En la figura 12 se puede observar el primer arco de .014” NiTi térmico cuyos in-sets distocaninos se apoyan en la cara mesial de los primeros premolares para conseguir la proinclinación de los incisivos de

El segundo arco de .016” NiTi se liga con ligaduras metálicas para completar la alineación y la corrección de rotaciones. El incisivo central inferior derecho no pudo ser ligado completamente al colocar este arco y fue ligado en la siguiente visita. En las figuras 14 a 19 se observa el resultado final.

Fig. 14. Caso clínico. Fotografía final Fig. 15. Caso clínico. Fotografía final Fig. 16. Caso clínico. Fotografía final intraoral derecha. intraoral central. intraoral izquierda.

Fig. 17. Caso clínico. Fotografía final Fig. 18. Caso clínico. Fotografía final Fig. 19. Caso clínico. Fotografía final intraoral oclusal superior. intraoral oclusal inferior. intraoral inferior vestibular.

20


Lingual Orthodontic Journal Conclusiones La técnica CLO3 permite el tratamiento de pacientes que presentan malposiciones de dientes anteriores y una correcta oclusión de dientes posteriores de una forma protocolizada y sencilla con resultados predecibles y en un tiempo de tratamiento de 4 a 6 meses. La preparación en el laboratorio de las cubetas de transferencia y la adaptación indirecta de los arcos reduce el tiempo de sillón y el tiempo de tratamiento facilitando la tarea del clínico. El cementado de los primeros premolares aumenta el anclaje facilitando la mecánica en los diferentes tipos de tratamientos.

Bibliografía 1. Echarri P. Cementado indirecto en la técnica CLO3. Odontología actual 2011;2(2):3-6 2. Echarri P, Loidl H. Biomecánica en la técnica CLO3 (Custom-made Lingual Orthodontics in 3 Steps – Ortodoncia Lingual Personalizada en 3 pasos). Dental Tribune 2013;8(3):16-8.

3. Echarri P. 10 claves de la técnica CLO3. www.ladentformacion.com 4. Echarri P. Técnica de posicionamiento de brackets linguales Class System. Revista Iberoamericana de Ortodoncia 1997;16:1-17. 5. Echarri P. In drei Schritten zum Erfolg. Kieferorthop Nachrichten 2013;4;6-7. 6. Echarri P, Schendell C. Einfach und präzise. Kieferorthop Nachrichten 2013;6;14-16 7. Echarri P, Pedernera M, Schendell C. Avances en la técnica de cementado indirecto. Tribuna Books Ripano Lingual Orthod J 2013;(0):4-8. 8. Echarri P. Procedimiento para el posicionamiento de brackets en Ortodoncia Lingual. (Parte I). Ortod Clin 1998; 1(2):69-77. 9. Echarri P. Procedimiento para el posicionamiento de brackets en ortodoncia lingual. (Parte II). Ortod Clin 1998;1(3):107-17 10. Echarri P. How to obtain the maximum benefits from the lingual archwires. J Japan Ling Orthod Association (JJLOA) 2002;13:2-13 11. Baca A, Echarri P. Ortodoncia lingual. 10 años de experiencia en el posicionamiento indirecto de brackets. Ortod Clin 2001;4(3):142-50.

21


Dental Tribuna Books

In vivo brackets linguales: La eficacia de dos diferentes cubetas de transferencia y dos materiales de cementado Autores: Carla Maria Melleiro Gimenez Didier Fillion Ana Carla Raphaelli Nahás-Scocate

Resumen Objetivos: Se evaluaron la eficacia de dos cubetas de transferencia y dos materiales de cementado utilizados en brackets linguales en un período de seis meses. Métodos: Los brackets linguales Ormco STb® se colocaron en 34 pacientes adultos utilizando la tecnología CAD / CAM. En los casos de cementado indirecto fueron utilizados dos tipos de cubeta de transferencia para cada paciente: tipo unitaria (compuesto a base de resina) y el tipo parcial (de silicona). La muestra fue dividida de acuerdo a los materiales de cementado: Flow, Reliance® y Fuji Ortho LC®. Después de seis meses de tratamiento con aparatos de ortodoncia lingual fijos, las descementados fueron registrados y evaluados mediante el análisis de varianza (nivel de significación del 5%). Resultados: Un total de diez brackets descementados: siete de Flow como adhesivo y tres de Fuji Ortho, sin diferencia estadística significativa entre los materiales de cementado. En cuanto a las cubetas de transferencia, tampoco hubo diferencia estadísticamente significativa entre el tipo parcial y el unitario, siendo 3 y 7 respectivamente. Conclusión: Tanto los materiales de cementado como los tipos de cubetas de transferencia presentan una respuesta clínica satisfactoria, a pesar de que Fuji Ortho y la cubeta de transferencia parcial mostraron un menor número de brackets descementados. Palabras clave: Ortodoncia, maloclusión, aparato, cementado de dientes.

Introducción El descementado de brackets, durante el tratamiento de ortodoncia, implica un aumento en el tiempo total del tratamiento, el daño al esmalte, la incomodidad del paciente y un aumento en el tiempo durante el procedimiento de re-cementado (Komori 2010; Scuzzo y Takemoto, 2003 y 2010; Brosh , 2005). El descementado de brackets linguales se produce principalmente debido a la técnica de cementado indirecto. Sin embargo, esto es fundamental para tener éxito en la ortodoncia lingual. Existen varias técnicas de laboratorio para el posicionamiento y cementado indirecto de los brackets linguales, pero exigen tiempo y preparación de la superficie del diente. En la mayoría de los casos, es esencial construir un set up que permita el posicionamiento adecuado de los brackets, (Kyung 1989; Hiro 1998; Takemoto y Scuzzo 2001; 2010), que contribuye a los resultados finales y oclusión favorables. Por otra parte, cuando se lleva a cabo el set up, hay una disminución en los procedimientos de re-cementado y ajustes de los arcos de alambre, lo que favorece la práctica clínica (Pauls, 2010). Hoy en día, otra opción valiosa es el set-up digital, creado mediante el uso de la tecnología CAD / CAM tridimensional, lo que mejora la precisión y la previsibilidad. El método digital minimiza los errores de laboratorio, y también facilita

22

la gestión de biomecánica, lo que reduce el tiempo de sillón (Fillion, 2010). La mayoría de los procedimientos de laboratorio para la técnica lingual utilizan el cementado indirecto de brackets a través de cubetas de transferencia. Es muy importante asegurar la transferencia precisa de la posición de los brackets linguales en la cavidad oral, debido a que los ajustes manuales subsiguientes son muy complicados en ortodoncia lingual. Los errores menores de posicionamiento de los brackets linguales pueden desviar considerablemente la posición de los dientes. El desarrollo de KommonBase, (Komori et al. 2010), el sistema de cementado directo, ha hecho una importante contribución a la práctica clínica, ya que ofrece una alternativa ventajosa a los sistemas de cementado indirecto convencionales para el cementado de los brackets linguales. Este sistema se caracteriza por una base de unión de gran tamaño que logra un posicionamiento preciso del bracket y mejora la resistencia de la unión. Por otra parte, las cubetas de transferencia no son necesarias debido a la forma de auto-posicionamiento de este sistema. De acuerdo con la literatura, algunos factores pueden estar relacionados con daños del bracket lingual. Algunos ejemplos son la base del bracket, (Chu et al,


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 1. Descementado de bracket en la arcada superior.

Fig. 2. Descementado de bracket en la arcada inferior.

Fig. 3. Set-up virtual.

Fig. 4. Cubetas virtuales.

de ortodoncia, (Joder et al 2005) y la influencia de las condiciones ambientales (Rikuta, 2008; Cacciafesta, 1998) (Figuras 1 y 2). En este contexto, el objetivo de este estudio fue evaluar y comparar dos tipos de cubetas de transferencia (base de resina compuesta y silicona) y dos tipos de materiales adhesivos (Flow, Reliance® y Fuji Ortho LC®) después de seis meses de tratamiento en relación al fracaso del bracket lingual.

Material y métodos Fig. 5. Cubetas de resina para el posicionamiento de brackets.

2010; Wang, 2004; Sharma - Sayal et al, 2003) el tipo de material de cementado, (Brauchli et al 2010; Elige et al 2010; Park y col. 2009; Sah, 2009; Cal Neto et al 2009; Rambhia et al 2009; Valletta et al 2007; Bishara et al 2007; Scribante et al 2006; Summers et al 2004; Madal et al 2003; Toledano et al 2003, Powers, 1997) cualquier trauma provocado por los brackets (Laureano Filho, 2008) todos los sistemas de fuerzas y momentos que se producen durante el tratamiento

Este estudio incluyó una muestra de 34 pacientes adultos, de ambos sexos, con maloclusiones de Clase I y Clase II, sometidos a tratamiento de ortodoncia lingual en un consultorio dental privado. Fueron cementados brackets linguales fijos Ormco STb® a un total de 456 dientes. Los brackets linguales STb® se posicionaron en los modelos con maloclusión utilizando el procedimiento de cementado indirecto mediante cubetas hechas por la tecnología CAD / CAM, basadas en un set up de una oclusión ideal virtual (Figura 3). En primer lugar, las cubetas se diseñan virtualmente (Figura 4) y luego se fabrican en la resina, con la máquina prototipo

23


Dental Tribuna Books dientes de la arcada inferior izquierda (31 a 37). Este procedimiento se ha aplicado a los 34 pacientes. Fig. 6. Adhesivo Flow, Reliance®.

Los procedimientos de laboratorio y clínicos, así como, la documentación de los casos de descementado se llevaron a cabo por un investigador (DF). Después de seis meses de tratamiento, los datos recogidos fueron estadísticamente evaluados y comparados por la Prueba de Distribución Normal Reducida, con un nivel de significación del 5%.

Resultados

Fig. 7. Fuji Ortho LC®.

Sólo se observaron 10 descementados en los 456 dientes estudiados, 7 en relación con el adhesivo Flow (2,6%) y 3 en relación con la Fuji Ortho (1,7%) (Tabla 1). En cuanto al tipo de cubeta de transferencia utilizada, se observaron 3 casos de brackets despegados en la semi arcada con las cubetas de transferencia de

(Figura 5). Las cubetas tienen 2 partes: una que está unida a la superficie bucal del modelo de yeso, y otra que se une a los brackets linguales. Esto se determina por la información proporcionada por el set up virtual, que incluye la inclinación, angulación, el torque, la altura, in/out, y la distancia con respecto a las superficies linguales, con el fin de lograr la oclusión ideal a través del tratamiento de ortodoncia. En este estudio, se utilizaron dos tipos de materiales de cementado y dos tipos de cubetas de transferencia. En relación con el tipo de adhesivo, la muestra se dividió en dos grupos, usando resina Flow, Reliance® en 20 pacientes (Figura 6) y Fuji Ortho LC® en 14 pacientes (Figura 7). Los materiales de cementado fueron utilizados de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Para cada paciente, el cementado indirecto se aplicó a la mitad de las arcadas dentales superiores e inferiores utilizando cubetas de transferencia unidentales (Figura 8) y en las otras mitades se utilizaron cubetas de transferencia de silicona (Figura 9). Se utilizó la resina Flow, Reliance® para las cubetas de transferencia unidentales (composite a base de resina) y Memosil®, para las cubetas de transferencia de silicona (tipo parcial). Es importante tener en cuenta que las cubetas de transferencia unidentales se fabricaron de acuerdo con la técnica kommonBase (Komori, 2010), que se caracteriza por una base de unión grande, lo que mejora un ajuste del soporte mejorado y un posicionamiento preciso del soporte. Se utilizaron cubetas de tranferencia unidentales realizadas en composite para los dientes de la arcada superior derecha (11 a 17) y para los dientes de la arcada inferior derecha (41 a 47). Por otra parte se utilizaron cubetas de transferencia de silicona para los dientes de la arcada superior izquierda (21 a 27) y para los

24

Fig. 8. Cubeta unidental de transferencia.

Fig. 9. Cubeta parcial de transferencia de silicona.


Lingual Orthodontic Journal Tabla 1. La frecuencia de descementados relacionados con materiales de cementado. Valores Z0 y P. Material Adhesivo

Frec.

Z0

P<

Total dientes

Adhesivo Flow

7 (2.6)

1.122 n

0.141

270 (100.0)

Fuji Ortho

3 (1.6)

186 (100.0)

n = no significativa, al nivel de 5%. Tabla 2. La frecuencia de descementados relacionados con la cubeta de transferencia. Valores Z0 y P. Cubeta de transferencia

Frec.

Z0

P<

Total dientes

Unitaria

7 (3.0)

1.251 n

0.106

230 (100.0)

Parcial de silicona

3 (1.3)

226 (100.0)

n = no significativa, al nivel de 5%.

silicona (1,3% de los 226 dientes estudiados) y 7 brackets despegados en la semiarcada con las cubetas de transferencia unidentales (3,09 % de los 230 dientes estudiados) (Tabla 2).

Discusión

sistencia al descementado, el composite sigue siendo clínicamente adecuado cuando los clínicos consideran todas las propiedades del adhesivo. Además, es más fácil eliminar cualquier residuo después del descementado (Summer, 2004; Bishara, 2007) Valetta et al. (2007). Por otro lado, se mostró que Fuji Ortho era más propenso al descementado accidental.

Este estudio demostró que el éxito del cementado se relaciona más con los procedimientos clínicos llevados a cabo antes y durante el cementado y no con el material o las cubetas utilizadas. En cuanto al rendimiento de los dos materiales, los resultados de este estudio, aunque insignificantes, están de acuerdo con los demás estudios que mostraron menos casos de descementado de Fuji Ortho (Pick et al. 2010; Cacciafesta, 1998; Bishara et al. 2007; Summers et al. 2004; Toledano et al 2003), y también están de acuerdo con la literatura que mostró los resultados similares entre Fuji Ortho y Adhesivo Flow. (Vicente et al. 2010; Park et al. 2009; Vicente e Bravo, 2009; Rambhia et al. 2009; Scribante et al. 2006).

Komori et al. (2010 ) y Miyazawa et al. (2004) sugirieron que el uso de cubetas de transferencia de dientes individuales ofrece varias ventajas en comparación con las cubetas de transferencia que incluyen todos los dientes. Sin embargo, este estudio demostró que hay menos casos de descementado con cubetas parciales, a pesar de que el análisis estadístico no mostró diferencias significativas. La literatura (Kallange, 2004; Pelan, 2007; Fortini, 2007; Keim, 2007; Kasrovi, 1997) es unánime en cuanto a las ventajas del cementado indirecto y los resultados satisfactorios en la aplicación clínica al utilizar cubetas de transferencia de silicona.

Otro factor que puede influir en los casos de descementado de los brackets linguales es que la superficie del esmalte lingual es más liso que el del esmalte vestibular (Brosh et al. 2005). Sin embargo, si se aplica la resina convencional para cementar los brackets, aunque ofrece más resistencia del cementado en comparación con el adhesivo modificado con resina de ionómero de vidrio (Fuji Ortho), para el clínico es más difícil limpiar los residuos en la superficie del esmalte después del descementado. (Summer, 2004). A pesar de que Fuji Ortho tiene significativamente menos re-

Tanto los materiales de cementado como los tipos de cubetas de transferencia presentaron una respuesta clínica satisfactoria, aunque el Fuji Ortho y la cubeta de transferencia parcial mostraron un menor número de casos de brackets descementados.

Conclusión

Bibliografía Bishara SE, Ostby AW, Laffoon J, Warren JJ. A self-conditioner for resin-modified glass ionomers in bonding orthodontic brackets. Angle Orthod. 2007 Jul;77(4):711-5.

25


Dental Tribuna Books Bishara SE, Ostby AW, Laffoon JF, Warren J. Shear bond strength comparison of two adhesive systems following thermocycling. A new self-etch primer and a resin-modified glass ionomer. Angle Orthod. 2007 Mar;77(2):337-41. Brauchli L, Muscillo T, Steineck M, Wichelhaus A. Influence of enamel conditioning on the shear bond strength of different adhesives. J Orofac Orthop. 2010 Nov;71(6):41120. Epub 2010 Nov 17. Brosh T, Strouthou S, Sarne O. Effects of buccal versus lingual surfaces, enamel conditioning procedures and storage duration on brackets debonding characteristics.J Dent. 2005 Feb;33(2):99-105. Cacciafesta V, Jost-Brinkmann PG, Süssenberger U, Miethke RR. Effects of saliva and water contamination on the enamel shear bond strength of a light-cured glass ionomer cement. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 1998 Apr;113(4):402-7. Cal-Neto JP, Quintão CA, Almeida MA, Miguel JA. Bond failure rates with a self-etching primer: a randomized controlled trial. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2009 Jun;135(6):782-6. Chu CH, Ou KL, Dong DR, Huang HM, Tsai HH, Wang WN. Orthodontic bonding with self-etching primer and self-adhesive systems. Eur J Orthod. 2010 Aug 20. Fillion D. Clinical advantages of the Orapix-straight wire lingual technique. Int Orthod. 2010 Jun;8(2):125-51. Fortini A, Giuntoli F, Franchi L. A simplified indirect bonding technique. J Clin Orthod. 2007 Nov;41(11):680-3. Fuck LM, Wiechmann D, Drescher D. Comparison of the initial orthodontic force systems produced by a new lingual bracket system and a straight-wire appliance. J Orofac Orthop. 2005 Sep;66(5):363-76. Hiro T, Iglesia F, Andreu P. Indirect bonding technique in lingual orthodontics: the HIRO system. Prog Orthod. 2008;9(2):34-45. Kalange JT. Indirect bonding: a comprehensive review of the advantages. World J Orthod. 2004 Winter;5(4):301-7. Kasrovi PM, Timmins S, Shen A. A new approach to indirect bonding using light-cure composites. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 1997 Jun;111(6):652-6. Keim RG The indirect approach. J Clin Orthod. 2007 Nov;41(11):651-2. Komori A, Fujisawa M, Iguchi S. KommonBase for precise direct bonding of lingual orthodontic brackets.Int Orthod. 2010 Mar;8(1):14-27. Epub 2010 Mar 4. Kyung HM. Individual indirect bonding technique (IIBT) using set-up model. Taehan Chikkwa Uisa Hyophoe Chi. 1989 Jan;27(1):73-82. Laureano Filho JR, Godoy F, O’Ryan F. Orthodontic bracket lost in the airway during orthognathic surgery. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2008 Aug;134(2):288-90. Mandall NA, Millett DT, Mattick CR, Hickman J, Worthington HV, Macfarlane TV. Orthodontic adhesives: a systematic review. J Orthod. 2002 Sep;29(3):205-10; discussion 195. Miyazawa K, Miwa H, Goto S, Kondo T. Indirect laminate veneers as an indirect bonding method. World J Orthod. 2004 Winter;5(4):308-11.

26

Park SB, Son WS, Ko CC, García-Godoy F, Park MG, Kim HI, Kwon YH. Influence of flowable resins on the shear bond strength of orthodontic brackets. Dent Mater J. 2009 Nov;28(6):730-4. Pauls AH. Therapeutic accuracy of individualized brackets in lingual orthodontics. J Orofac Orthop. 2010 Sep;71(5):34861. Epub 2010 Oct 21. Pellan P. Indirect bonding of brackets: don’t wait another day! Int J Orthod Milwaukee. 2007 Fall;18(3):11-7. Pick B, Rosa V, Azeredo TR, Cruz Filho EA, Miranda WG Jr. Are flowable resin-based composites a reliable material for metal orthodontic bracket bonding? J Contemp Dent Pract. 2010 Jul 1;11(4):E017-24. Powers JM, Kim HB, Turner DS. Orthodontic adhesives and bond strength testing. Semin Orthod. 1997 Sep;3(3):14756. Rambhia S, Heshmati R, Dhuru V, Iacopino A. Shear bond strength of orthodontic brackets bonded to provisional crown materials utilizing two different adhesives. Angle Orthod. 2009 Jul;79(4):784-9. Rikuta A, Yoshida T, Tsubota K, Tsuchiya H, Tsujimoto A, Ota M, Miyazaki M. Influence of environmental conditions on orthodontic bracket bonding of self-etching systems. Dent Mater J. 2008 Sep;27(5):654-9. Shah J, Chadwick S. Comparison of 1-stage orthodontic bonding systems and 2-stage bonding systems: a review of the literature and the results of a randomized clinical Trial. Orthod Fr. 2009 Jun;80(2):167-78. Epub 2009 Jun 25. Scribante A, Cacciafesta V, Sfondrini MF. Effect of various adhesive systems on the shear bond strength of fiber-reinforced composite. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2006 Aug;130(2):224-7. Takemoto K, Scuzzo G.The straight-wire concept in lingual orthodontics. J Clin Orthod. 2001 Jan;35(1):46-52. Scuzzo G, Takemoto K, Takemoto Y, Takemoto A, Lombardo L. A new lingual straight-wire technique. J Clin Orthod. 2010 Feb;44(2):114-23; quiz 106. Sharma-Sayal SK, Rossouw PE, Kulkarni GV, Titley KC. The influence of orthodontic bracket base design on shear bond strength. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2003 Jul;124(1):74-82. Summers A, Kao E, Gilmore J, Gunel E, Ngan P. Comparison of bond strength between a conventional resin adhesive and a resin-modified glass ionomer adhesive: an in vitro and in vivo study. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2004 Aug;126(2):200-6; quiz 254-5. Toledano M, Osorio R, Osorio E, Romeo A, de la Higuera B, García-Godoy F. Bond strength of orthodontic brackets using different light and self-curing cements. Angle Orthod. 2003 Feb;73(1):56-63. Valletta R, Prisco D, De Santis R, Ambrosio L, Martina R. Evaluation of the debonding strength of orthodontic brackets using three different bonding systems. Eur J Orthod. 2007 Dec;29(6):571-7. Epub 2007 Oct 25. Wang WN, Li CH, Chou TH, Wang DD, Lin LH, Lin CT. Bond strength of various bracket base designs. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2004 Jan;125(1):65-70.


Objetivos: Conocer una nueva opción terapéutica para solucionar casos con apiñamientos menores en el frente anterior. Conocer los criterios de selección de casos. Aumentar la oferta de tratamientos, ofreciendo una solución eficaz, rápida y estética a los pacientes que no admiten otro tipo de tratamiento. Iniciarse de forma sencilla y segura en la ortodoncia lingual. Fechas:

1 de marzo de 2014, en español. 8 de marzo de 2014, en inglés.

Más información

ortodoncia lingual


Lingual Orthodontic Journal

Zonas seguras para la inserción de microimplantes en la corrección de Clase II con ortodoncia lingual Autor: Henrique Valdetaro

Resumen El objetivo principal de este artículo es describir una técnica simple para encontrar zonas seguras de inserción de microimplantes. El procedimiento incluye el uso del examen tomográfico que sirve para determinar el espesor del hueso maxilar y para evitar lesiones de las estructuras sensibles, como seno maxilar y arterias. Se mostrarán tres casos clínicos que describen el procedimiento completo, desde el diagnóstico, hasta el final de tratamiento. También se analizan las ventajas y desventajas, por lo tanto, el ortodoncista puede contar con esta simple técnica de diagnóstico para poder realizar un trabajo seguro y preciso. Palabras clave: Ortodoncia lingual, microimplantes, tomografía, distalización.

El anclaje ha representado desde siempre un reto para el ortodoncista. Los microimplantes de titanio se insertan fácilmente en el hueso y son de gran ayuda en realizar movimientos con más precisión y sin grandes intervenciones quirúrgicas. Para obtener los vectores de fuerza perfectos y con posición segura, es necesario estudiar la posición correcta de un microimplante. En los siguientes casos se demuestra un plan de tratamiento y cómo usar el examen tomográfico que nos ayuda llevar a cabo un procedimiento seguro. Este método simple y preciso incluye el uso de tomografía axial computerizada (TAC) de haz cónico (Cone Beam), así como el software DentalSlice, o cualquier otro software usado en la implantología a gran escala (Fig. 1). La primera opción sería insertar microimplantes entre el segundo premolar y primer molar superior, que es

Fig. 1. Usando la tomografía con haz cónico (Cone Beam Tomography) podemos encontrar la mejor zona de inserción de microimplantes.

un espacio libre de raíces. Sin embargo, este espacio no está siempre disponible, por lo tanto es necesario llevar a cabo un estudio tomográfico para ver si es posible su utilización o no. Solo después de esta evaluación podemos planear la inserción del microimplante y comenzar la distalización. La distalización se debe realizar con un anclaje con microimplantes, y se deben utilizar elásticos de clase II para evitar rotaciones no deseadas y para conseguir un movimiento controlado. La zona alveolar palatina entre las raíces del segundo premolar y primer molar es una zona alternativa para la inserción de microimplantes, siempre cuando haya espacio suficiente (Fig. 2).

Casos clínicos El primer caso es una paciente que presenta clase II unilateral con apiñamiento leve en los dos maxilares.

Fig. 2. La sección tomográfica nos ayudará a comprobar la posibilidad de inserción de microimplantes, y evitar el riesgo de procedimientos inadecuados, como lesiones de seno maxilar.

29


Dental Tribuna Books

Fig. 3. Clase II izquierda y apiñamiento leve en la arcada inferior.

Para evitar el contacto con las raíces durante la distalización, se debería colocar el microimplante en una posición oblicua. De esta manera no es necesario reposicionar el microimplante, con lo que el procedimiento de tratamiento es mucho más fácil.

Fig. 4. Como podemos ver, hay suficiente espacio para la inserción del microimplante entre el segundo premolar y primer molar.

Su motivo de consulta fue el canino izquierdo en una posición alta y que por lo tanto, parece “más grande”, según ella. El plan de tratamiento fue: distalización en masa usando microimplantes de anclaje para corregir la clase II izquierda (Fig 3). Se realizó el examen tomográfico para verificar el lugar ideal para insertar el microimplante. Se eligió el espacio entre el segundo premolar y primer molar (Fig. 4) porque el hueso presentaba buen espesor y porque es un sitio en el cual se puede colocar una cadena elástica directamente desde el microimplante hasta el primer premolar, moviendo hacia atrás el segmento posterior entero como una sola unidad. Se colocó la cadena elástica en el bracket del premolar en vez en el del canino, para evitar que se produzca la inclinación del canino y el consecuente efecto bowing.

30

Durante la distalización, se deben usar elásticos de clase II 24 horas al día para evitar efectos secundarios no deseados y también para tener un control completo del movimiento. Mientras el segmento posterior se movía hacia atrás, el canino se movía hacia atrás y arriba. El movimiento no deseado fue resultado de la fuerza de intrusión, provocada por la cadena elástica. La intrusión de canino no deseada fue corregida con un arco y elásticos de clase II (Fig. 7). Una vez terminada la distalización, simplemente se retiró el microimplante (Fig. 8). El anclaje con microimplantes es de gran ayuda en casos simples, donde es necesario un movimiento unilateral. Como podemos ver, en 18 meses se han conseguido todos los objetivos del tratamiento: una oclusión correcta y una sonrisa bonita, así como un movimiento de distalización completamente controlado (Fig 9). El segundo caso es un caso de re-tratamiento en el cual el paciente presenta la clase II bilateral con un apiñamiento moderado en las dos arcadas, la discrepancia de Bolton con el exceso en el maxilar inferior de 1,9 mm. El plan de tratamiento inicial fue: péndulo para distalización de los sectores posteriores. Luego se utilizó


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 5. El microimplante tiene que insertarse en una posición oblicua. El plan de tratamiento en el trazado tomográfico (a). El lugar de inserción del microimplante en la boca (b). El posicionamiento del microimplante en el modelo de yeso (c).

Fig. 6. Se puede colocar una cadena elástica directamente desde el microimplante hasta el primer premolar (a y b). Este procedimiento provoca fuerzas de intrusión no deseadas que se pueden compensar con un arco rígido (de acero) y también se deben usar elásticos de clase II durante la distalización. A veces se puede colocar una cadena elástica cambiando el vector de fuerza con la ayuda de un arco (punto verde). La fuerza obtenida con este proceso es más favorable, pero se debe usar un arco muy fuerte, como por ejemplo .016” x .022” de acero (c) para evitar la deformación de arco.

31


Dental Tribuna Books

Fig. 7. El movimiento distal de un diente con el efecto no deseado en el canino (b y c).

Fig. 8. El microimplante fue simplemente retirado.

Fig. 9. El plan de tratamiento terminado con buenos resultados.

32


Lingual Orthodontic Journal el aparato fijo de ortodoncia lingual para terminar los procedimientos de biomecánica, para cerrar espacios en el frente y para el detallado final. El péndulo se utiliza plenamente en los tratamientos ortodóncicos de distalización. Es un aparato muy efi-

Fig. 10. También se ha conseguido una sonrisa bonita.

ciente, que se usa para evitar la extracción de premolares y para mover atrás el segmento posterior entero. Pero, a veces se pueden producir los efectos secundarios y se tiene que cambiar el plan de tratamiento con el fin de poder conseguir los objetivos finales. En este paciente, la inflamación persistente en la zona palatina hizo imposible el uso de péndulo (fig. 12). Se diseñó un nuevo plan de tratamiento y se hizo un examen tomográfico para buscar el lugar adecuado donde colocar el microimplante. Con la ayuda del examen tomográfico, se seleccionó el espacio entre el segundo premolar y primer molar con espesor y calidad de hueso suficiente, como un lugar bueno para la inserción del microimplante. El microimplante fue colocado en una posición oblicua, para evitar el contacto con las raíces.

Fig. 11. El caso de re-tratamiento con la clase II bilateral con las dos arcadas insuficientemente desarrolladas. Se descartó el tratamiento con extracción debido a perfil de paciente.

33


Dental Tribuna Books

Fig. 12. La inflamación palatina, un efecto no deseado debido al uso de péndulo en el paciente no colaborador (b y c). Incluso después de curarse, la zona afectada quedó sensible a uso de un péndulo nuevo (d).

Fig. 13. Un examen tomográfico para encontrar el lugar de inserción del microimplante adecuado.

Se utilizó un aparato completo de ortodoncia lingual, y también fueron necesarios los build-ups debido a la presencia de una mordida profunda severa. Se hizo una expansión para corregir la posición mandibular. Se usaron los elásticos de clase II para controlar el efecto se-

34

cundario provocado por la distalización con la cadena elástica, con un control completo del movimiento hacia atrás. Los build-ups ayudaron al paciente encontrar una oclusión correcta durante la expansión del maxilar superior e inferior realizado con una secuencia de arcos.


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 14. Antes de la distalización se realizaron la expansión de las arcadas superior e inferior así como la reposición mandibular.

El último caso es un caso de clase II bilateral con mordida profunda y apiñamiento moderado en las dos arcadas. Debido al perfil convexo y el overbite, el plan de tratamiento fue un tratamiento sin extracciones. El objetivo fue corregir el overjet distalizando el grupo posterior con el anclaje de microimplantes.

Fig. 15. Distalización del grupo posterior como una sola unidad.

Se llevó a cabo un examen tomográfico para verificar la cantidad de espacio disponible para la inserción de anclaje. En este caso, el espacio entre el segundo premolar y primer molar no fue disponible.

Fig. 16. Después de la expansión, se terminó la distalización y se retiró el aparato.

35


Dental Tribuna Books

Fig. 17. Se han conseguido todos los objetivos: una sonrisa bonita, una oclusión correcta y funcional, la guía canina y desoclusión posterior.

Fig. 18. El overbite profundo, clase II, 2ª división, y apiñamiento en las dos arcadas.

36


Lingual Orthodontic Journal

Fig. 19. En el dibujo amarillo, se aprecia que el espacio no es suficiente para insertar un microimplante.

Fig. 20. Como se puede ver en la fotografía intraoral y en la tomografía, la cortical en la zona elegida es de gran espesor, lo que lo hace un lugar seguro y adecuado para insertar el microimplante.

Fig. 21. Un método simple para la fabricación de una barra transpalatina de un alambre de.021” x .025” de acero, dependiendo del slot de microimplante.

37


Dental Tribuna Books

Fig. 22. Secuencia de arcos, elásticos de clase II y distalización con la barra transpalatina.

Entonces, se utilizó el examen tomográfico para buscar el espacio en el cual se podría insertar el microimplante. Se encontró una zona adecuada en la línea media palatina, entre los primeros molares derecho e izquierdo.

Fig. 23. Para corregir el overbite, se pueden reposicionar los elásticos, de acuerdo con el protocolo de tratamiento y necesidad. En este caso, se han colocado temporalmente los elásticos intermaxilares entre el primer molar inferior y los segundos premolares superiores.

Después de la inserción del microimplante, se tomaron impresiones y se realizó el modelo de trabajo con el microimplante para preparar la barra transpalatina que se iba a colocar al microimplante con una ligadura simple metálica. Se utilizó la barra transpalatina para optimizar el vector de fuerza, porque si se hubiera usado solo la ca-

Fig. 24. Después de corregir la clase II y la mordida profunda, se empezó con el detallado final.

38


Lingual Orthodontic Journal dena elástica directamente desde el microimplante (en la línea media del paladar) hasta el bracket del primer premolar, se habría aplicado una fuerza excesiva en el maxilar superior. Los elásticos de clase II y la barra transpalatina se usaron para la distalización y para corregir el overjet. La corrección de

overbite se consiguió con una secuencia de arcos y una pequeña expansión de la arcada. La mandíbula fue desbloqueada y luego movida hacia adelante, de una manera natural. Como podemos ver, al final de tratamiento se consiguieron un perfil correcto, una oclusión correcta y funcional.

Fig. 25. Se retiró el aparato después de las dobleces de terminación.

Fig. 26. Una sonrisa simétrica.

Fig. 27. El microimplante fue simplemente retirado. Como se puede apreciar en esta imagen, solo una pequeña parte del microimplante estuvo dentro del hueso (la parte roja).

39


Dental Tribuna Books

Fig. 28. La prueba de la protección canina de la oclusión es correcta.

Fig. 29. El perfil queda mucho mejor al final de tratamiento debido a la distalización y la corrección de overbite.

Discusión El uso de microimplantes para controlar el anclaje es uno de los descubrimientos recientes más útiles en el campo de ortodoncia. Si bien este procedimiento es de gran ayuda para el profesional en el tratamiento de casos con los movimientos bien controlados y sin la pérdida del anclaje, el procedimiento de inserción de microimplantes tiene que ser realizado con el control biológico, para evitar lesiones de las estructuras importantes como arterias, nervios o seno maxilar. Un examen simple de tomografía nos puede ayudar a identificar el lugar perfecto para la colocación de microimplantes en cada paciente, proporcionándonos un resultado óptimo y seguro.

Bibliografía Robert WE et al. Rigid endosseous implants for orthodontics and orthopaedic anchorage. Angle Orthod 1989;59(4):247-56. Crekmore TD, Eklund MK. Possibility of skeletal anchorage. J Clin Orthod 1983;17: 266-7. Echarri P. Ortodoncia e microimplante. Sillabus Ladent Centro de Ortodoncia y ATM. Melsen B. Mini implants: Where are we? J Clin Orthod 2005;34(9):539-47.

40

Nanda R, Uribe FA. Temporary anchorage device in orthodontics. Mosby Elsevier, 2009. Lee JS et al. Application of orthodontic mini-implants. Quintessence books 2007 Wiechmann D, Meyer U, Büchter A. Success rate of mini- and micro-implants used for orthodontic anchorage: a prospective clinical study. Clin Oral Implants Res 2007;18:263-7. Kuroda S, Yamada K, Deguchi T, Hashimoto T, Kyung HM, Takano-Yamamoto T. Root proximity is a major factor for screw failure in orthodontic anchorage. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2007;131:S68–73. Kravitz ND, Kusnoto B. Risks and complications of orthodontic miniscrews. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2007;131:S43–51.1. Poggio PM, Incorvati C, Velo S, Carano A. ‘‘Safe Zones’’: A guide for miniscrew positioning in the maxillary and mandibular arch. Angle Orthod 2006;76:191–197 Fayed MM, Pazera P, Katsaros C. Optimal sites for orthodontic mini-implant placement assessed by cone beam computed tomography. Angle Orthod 2010;80:939-51. Chaimanee P, Suzuki B, Suzuki EY. ‘‘Safe Zones’’ for miniscrew implant placement in different dentoskeletal patterns. Angle Orthod 2011;81:397-403.


R E L

B

T S E

L E S

Nuevo Enfoque en Ortodoncia Lingual Autores: Dr. Pablo Echarri Lobiondo Dr. Kyoto Takemoto Dr. Giuseppe Scuzzo Dr. Didier Fillion Dra. Silvia Geron Dr. Hee Moon Kyung Dr. Mario Paz Dr. François Leclerc Dr. Marcelo Marigo

428 páginas a todo color Tamaño: 21x29,7 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-937793-0-6 P.V.P. 120 euros - Gastos de envío en Europa: 36 euros = 156 euros - Gastos de envío en América: 46 euros = 166 euros

OFERTA: 80 euros (Gastos de envío incluidos)* PROLOGO Habiendo celebrado previamente dos congresos mundiales de la WSLO en dos continentes diferentes, en Nueva York en 2006, y en Seúl en 2007, hemos celebrado nuestro tercer congreso en Buenos Aires, siendo así América del Sur nuestro tercer continente. Me siento muy contento por este motivo, ya que de esta forma, un gran número de ortodoncistas han tenido de oportunidad de conocer las últimas novedades y los más altos estándares de tratamiento de la ortodoncia lingual mundial. Quiero agradecer especialmente los esfuerzos del Chairman del congreso, Dr. Pablo Echarri, así como a la Dra. Adriana Pascual, Presidente de la SAO (Sociedad Argentina de Ortodoncia) y a la Dra. Fernanda Elgoyhen, Presidente de la SAOL (Sociedad Argentina de Ortodoncia Lingual). Hago extensivo mi agradecimiento a todo el grupo de voluntarios, demasiados para nombrarlos aquí, pero que han trabajado duramente para conseguir que el congreso de 2009 haya sido un éxito. Por otra parte, sinceramente espero que los ortodoncistas sepan apreciar que este libro es el resultado de muchas horas de trabajo e investigación por parte de los conferencistas del Congreso que ofrecieron un gran número de presentaciones. Estos conferenciantes han contribuido en gran forma en la promoción de la ortodoncia lingual en el mundo. Deseo que este libro contribuya al buen entendimiento de las actuales tendencias de la ortodoncia lingual. Es también mi deseo que los ortodoncistas tengan una nueva oportunidad de presentar sus ideas y contribuir a la difusión del arte y la ciencia de la ortodoncia ligual en nuestro próximo Congreso que se celebrará en Osaka, Japón en abril del 2011. Es siempre el objetivo de la WSLO ayudar a conseguir la máxima calidad posible en la ortodoncia lingual. Nos encontraremos en próximo futuro.

PEDIDOS: Puede realizar su pedido, indicando la oferta, de las siguientes maneras: • Por e-mail: ripano@ripano.eu • Por telf. 91 372 13 77 • Por fax: 91 372 03 91 • A nuestra dirección: Ripano S.A. Ronda del Caballero de la Mancha, 135 - 28034 Madrid • O en nuestra página web: www.ripano.eu *Oferta válida hasta fin de existencias.


CONTENIDO 1. Pascal Baron, Cristophe Gualano. Control del anclaje realizado con minitornillos y el aparato LingualjetTM 2. Regina Bass. Anclaje en ortodoncia lingual 3. Germain Becker. Vías clínicas en la ortodoncia lingual 4. Tamar Brosh y col. Análisis teórico del movimiento de los incisivos superiores en respuesta a la fuerza posterior: ortodoncia vestibular vs. ortodoncia lingual 5. Julio Cal-Neto. Ventajas de la técnica del arco recto en la ortodoncia lingual 6. Asif Chatoo. Manejo interdisciplinario de pacientes adultos con aparatos linguales 7. Claudia Correga Andreica y Dario Bertossi. Reacción tisular ante fuerzas ortodóncicas suaves – una comparación entre STb y el sistema Damon 8. Juan Carlos Crespi y Marcos López Rubio. Grupo de estudio de ortodoncia lingual (GEOL). Abriendo el camino. 9. Antonio D’Alessandro y Livia Nastri. Retenedor activo avanzado: ortodoncia lingual fija sin brackets 10. Rubens Demicheri. Nivelación y mecánica de tratamiento sistematizado con el sistema lingual Magic® 11. Pablo Echarri. Anclaje esquelético en ortodoncia lingual 12. Mª Fernanda Elgoyhen y José Carlos Elgoyhen. Alternativas terapéuticas con ortodoncia lingual 13. Ryuzo Fukawa. Ortodoncia lingual en la nueva era: tratamiento según los criterios de oclusión y estética 14. Ricardo Gallardo. Retracción de los dientes inferiores anteriores reduciendo la pérdida de anclaje sin utilizar minitornillos 15. José Gaspar y Vivian K. Granadino Gaspar. 20 años de ortodoncia lingual en Brasil 16. Silvia Geron. Manejo de la dimensión vertical en la mordida abierta anterior severa 17. Alfredo Gilbert Reisman. Un nuevo sistema in-house de transferencia de brackets linguales 18. Ana González Blanco. Manejo clínico de la aparatología lingual 19. Diana Grandi. La ortodoncia lingual y el habla – Terapia de lenguaje: los beneficios del trabajo en equipo interdisciplinario 20. Julia Harfin. Paradigmas en la ortodoncia lingual 21. Chiori Hashiba. Espacio interdental de los incisivos y borde incisal: eficacia de la apariencia estética de los dientes maxilares anteriores 22. Mª Esther Hidalgo. Evolución clínica y de laboratorio en la técnica lingual 23. Toru Inami. Estándares clínicos del establecimiento del balance y la armonía facial con técnica de ortodoncia lingual 24. Aurelio Jano Takane. Adiós a los arcos con forma de hongo 25. Hee-Moon Kyung. Aparato lingual de arco recto y anclaje con microimplantes 26. Hee-Moon Kyung. Microimplantes como anclaje en ortodoncia 27. Roberto Lapenta. ¿Cómo obtener éxito con ortodoncia lingual? 28. Jean François Leclerc y col. Informe parcial de un caso : ¿Cómo manejar el tratamiento lingual en un paciente desdentado en el área de los dientes anteriores? 29. Christophe Lesage. Minitornillos en ortodoncia. Contribución del sistema de haz cónica (cone beam) 3D en la técnica quirúrgica 30. Hatto Loidl. La técnica lingual con brackets autoligantes 31. Marcos López Rubio. De lo simple a lo complejo 32. Marcelo Marigo y Valter Arima. Un nuevo concepto para brackets linguales: un punto de vista 33. Francisco Martino. Preguntas frecuentes sobre ortodoncia lingual 34. Isao Matsuno. Tratamiento ortodóncico quirúrgico en ortodoncia lingual 35. Carla Melleiro y col. Evaluación de las alteraciones cefalométricas advertidas durante el tratamiento de ortodoncia lingual 36. Eliakim Mizrahi. Minitornillos, auxiliares y ortodoncia lingual 37. Nayre Mondino. Clase II. Tratamiento – ortodoncia lingual 38. Ramiro Moreno. Movimientos pequeños y procedimientos de laboratorio 39. Magali Mujagic. Ortodoncia lingual para cada paciente: una realidad en la práctica diaria 40. Christine Muller. Contribución de los microtornillos en el tratamiento de Clase II 41. Marino Musilli. El enfoque interdisciplinario con ortodoncia fija sin brackets 42. Manabu Nakagawa. Bracket “Evolution”: características y casos clínicos 43. Carlos Navarro y col. Desarrollo del bracket “In-Ovation-L” de GAC 44. Thomas Örtendahl. Experiencia clínica con brackets linguales estéticos de cementado directo autoligados 45. Mª Giacinta Paolone y col. Ortodoncia lingual: un medio para la regeneración ósea. El tratamiento convencional y la erupción forzada 46. Mª Elsa Pavic. Manejo vertical en la técnica lingual: ventajas y desventajas (estudio preliminar) 47. Mario Paz. Técnicas linguales y otras técnicas estéticas accesorias 48. Lucas Prieto. Péndulo higiene-compatible 49. Marcos Prieto. Bracket lingual de arco recto de Prieto (PSWb) 50. Caterina Pruzzo. Progreso en ortodoncia lingual, 8 años de experiencia clínica 51. Ronald Roncone. Ortodoncia lingual: te deslumbrará 52. Florence Roussarie. Microtornillos y el sistema lingual: una combinación de trabajo eficaz para el paciente 53. Toru Shigeeda. ¿Cuál es la mejor ubicación para los microimplantes: el área palatina media, el hueso alveolar o ambos? 54. Kyoto Takemoto y Giuseppe Scuzzo. Nuevo método de arto recto lingual STb 55. Rita Thurler y col. Óxido de aluminio: ¿usarlo o no usarlo? 56. Henrique Valdetaro. Ortodoncia lingual: problemas y soluciones 57. Emma Vila Manchó. Lesiones en ortodoncia lingual vs. lesiones en ortodoncia vestibular 58. Milena Zulic. Miniimplantes como auxiliares biomecánicos en la ortodoncia lingual


Handbook for modern functional treatment approaches and techniques Autores: Michael Gorbonos, Toshio Kubodera, Bakr Rabie, Brian Preston

364 páginas a todo color Tamaño: 21x29,7 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-940554-7-8 Más información: www.ripano.eu

Ortodoncia y Microimplantes. Sardac Technique (2ª edición) Autores: Pablo Echarri y Lorenzo Favero

Más de 450 páginas a todo color Tamaño: 22x31 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-940232-2-4 Más información: www.ripano.eu

Ortodoncia y Ortopedia con Aparatos Funcionales. 2ª edición Autor: Juan José Alió Sanz

268 páginas a todo color Tamaño: 21x29,7 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-940232-4-8 Más información: www.ripano.eu

Rehabilitación Neuro-Oclusal (RNO) Autor: Pedro Planas

388 páginas a todo color Tamaño: 16x23 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-940554-9-2 Más información: www.ripano.eu PEDIDOS: Puede realizar su pedido, indicando la oferta, de las siguientes maneras: • Por e-mail: ripano@ripano.eu - Por telf. 91 372 13 77 - Por fax: 91 372 03 91 • A nuestra dirección: Ripano S.A. Ronda del Caballero de la Mancha, 135 - 28034 Madrid • O en nuestra página web: www.ripano.eu


Desde el Arco Recto Convencional al Sistema Damon. Mis Caminos Diagnósticos y Mecánicos Autor: Alfredo Nappa Aldabalde

Más de 680 páginas a todo color Tamaño: 23x32 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-936756-2-2 Más información: www.ripano.eu

Tratamiento Ortodóncico y Ortopédico de 1ª Fase en Dentición Mixta. 2ª Edición Autor: Pablo Echarri Lobiondo Colaboradores: William Clark, Emma Vila Manchó, Jordi Coromina y José Duran von Arx

Más de 525 páginas a todo color Tamaño: 23x32 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-612-5814-7 Más información: www.ripano.eu

Expooral 2011 Autores varios

Más de 350 páginas a todo color Tamaño: 21x29,7 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura ISBN: 978-84-938287-3-8 Más información: www.ripano.eu

Atlas de Cefalometría y Análisis Facial Autores: Jesús Fernández Sánchez y Omar Gabriel da Silva Filho

Más de 290 páginas a todo color Tamaño: 29,7x24 cm. Encuadernación de lujo con tapa dura Diseño gráfico diferenciado, relieve, colores especiales, barniz UVI, desplegables, etc... ISBN: 978-84-936756-7-7 Más información: www.ripano.eu

Para recibir esta revista online gratuitamente, suscríbase enviando un correo electrónico a: newsletter@ripano.eu


Reinventing the Science of oRthodonticS now available in europe

Visualize

simulate

Why not use state-of-the-art diagnostics? Anticipate, plan tooth movement and root position, and achieve consistently superior outcomes with robotically bent fully customised archwires. Patient after patient.

www.suresmile.com

design

treat


Tribuna Books Ripano 1 (Esp)