Orfeo magazine N°5 - Edición española - Primavera 2015

Page 1

orfeo N°

5

m a g a z i n e José Luis Romanillos Guitarrero Docente Historiador Coleccionista Visita La mezquita de Córdoba

N° 5 - Primavera 2015 Edición española


Orfeo magazine n°1, invierno 2013 El sumario de este primer número trata de dos familias de Barcelona : la familia Fustero, fabricantes de clavijeros y la familia Simplicio, lutiers, y su relación con el movimiento modernista.

Orfeo magazine n°2, otoño 2013 Número dedicado al lutier Daniel Friederich, sus guitarras y su barrio de París. Mas un supplemento (solamente en francés) que se puede bajar gratuitamente.

Orfeo magazine n°3, primavera 2014 • El legado de Contreras • El “western red cedar” • Marcelino López Nieto.

Orfeo magazine n°4, otoño 2014 • Hauser, Blöchinger, Ober • La Baviera barroca • El museo de Mittenwald

Creación y dirección: Alberto Martinez Diseño gráfico: Hervé Ollitraut-Bernard Secretaria de redacción: Clémentine Jouffroy. Redactor: Marc Zammit Traducción francés - español: Maria Smith-Parmegiani Traducción francés - inglés: Meegan Davis Sitio web: orfeomagazine.fr Contacto: orfeo@orfeomagazine.fr

o


orfeo Editorial

5

m a g a z i n e José Luis Romanillos es un personaje polifacético: guitarrero, conferencista, historiador y docente. Se hizo famoso al construír la guitarra con la que Julian Bream tocó durante muchos años. Ha publicado varios libros importantes sobre la historia de la guitarra española y de la vihuela de mano. Ha impartido cursos sobre la construcción de la guitarra española en numerosos países a los cuales asistieron guitarreros del mundo entero. También ha dado conferencias y organizado seminarios sobre la organología del instrumento. La decoración de las bocas de sus guitarras, inspirada por la mezquita de Córdoba, nos ha llevado a visitar esta obra maestra del arte musulmán. Le dedicamos este número de Orfeo por su trabajo de guitarrero y por ser quien más ha aportado al conocimiento y a la historia de la guitarra española. Que disfruten con la lectura. Alberto Martinez


José Luis Ro defensor de A partir de 1995, José Luis Romanillos se instala en España, en Guijosa, cerca de la ciudad de Sigüenza y deja su taller británico a cargo de su hijo Liam, depositario actual de la famosa etiqueta.


omanillos, incansable la guitarra española

© Victor Vidal

“Yo sigo mandando a Liam, de tanto en tanto, algunas tapas ya preparadas con la roseta y el abanico”


Romanillos con su primera guitarra.

En 1945, a los 13 años, José Luis Romanillos entra de aprendiz ebanista en el taller de muebles Caballero en Madrid. En 1956, se marcha a Inglaterra y 3 años mas tarde contrae matrimonio con Marian Harris, su inseparable compañera, con quien tendrá tres hijos: José Luis, Ignacio y Liam. En 1961, motivado por la nostalgia de su país, decide construir una guitarra para aprender a tocar flamenco. Después de varios meses de trabajo, sin mas conocimientos que los de un pequeño libro de construcción de guitarras, trabajando después de la cena en la mesa de la cocina, consigue realizar una primera guitarra, a la que dio el nombre de Toribia, su madre. “El choque emocional que sentí al oir aquel sonido fué como si un milagro se hubiera producido en la pequeña cocina… el resultado de esta primera guitarra y los interrogantes que planteaba

le dieron un nuevo derrotero a mi vida” J.L.R. Durante los años siguientes Romanillos continúa haciendo guitarras en la cocina y vendiéndolas localmente hasta que un día de 1970, uno de sus clientes, le presenta a Julian Bream quien le ofrece la oportunidad de instalar su taller en la granja de su propiedad situada en Semley. (Ndlr. remplazando a David Rubio, quien se acababa de marchar para instalarse cerca de Oxford). Allí construye sus primeras guitarras como lutier profesional y Julian Bream empieza a utilizarlas en sus conciertos. En 1973 construye la famosa guitarra con la que Julian Bream tocará durante muchos años, con la que dio cantidad de conciertos y grabó varios discos. A partir de ese momento el nombre de Romanillos comienza a ser conocido internacionalmente. Fuimos a verle a su casa de Guijosa.

© Victor Vidal

La nostalgia de su país natal, le lleva a construir una guitarra para aprender a tocar flamenco


“Podemos controlar muchas cosas pero no podemos controlar completamente la respuesta de la madera�



© Victor Vidal (3)

“La lutería es el placer de crear un instrumento, hecho con tus propias manos y unos trozos de madera”

He usado varias plantillas: la de Hauser de 1936 (Bream), varias de Torres y la de Manuel Ramírez de 1913 (Segovia) Orfeo - ¿Cuantas guitarras ha hecho? J. L. R. – No sé, unas 350. Al principio no las numeraba, después sí; en cambio les he dado un nombre a cada una. Orfeo – ¿Que tipo de plantillas ha utilizado? J. L. R. – He usado varias: la de Hauser de 1936 que pertenecía a Julian Bream, varias Torres y luego también la de Manuel Ramirez de 1913 (hecha por Santos Hernández) que utilizó en la guitarra de Segovia. Orfeo – ¿Y que tipo de varetaje ha utilizado? J. L. R. – En los años setenta, mi varetaje se inspiraba en la guitarra Hauser de 1936. Después fui cambiando poco a poco buscando mas graves.

Orfeo – ¿Y así se fue acercando cada vez mas a Torres? J. L. R. - Cuando comencé a hacer guitarras no conocía nada de Torres. La primera que ví fue en 1973, cuando Bream me dijo que había una Torres en la tienda de Ivor Mairants en Londres y fui a verla. Luego he visto muchas, quizás 60 o 70. Con el tiempo, yo fui cambiando bastante mi manera de construir, pero al final volví al origen de la guitarra: Torres. Vuelvo a lo que creo que es primordial y lo mejor que se ha producido. Después de Torres, han habido cambios, pero el sonido de Torres no se puede mejorar, es la esencia del sonido de la guitarra española. En Francia se hacían excelentes guitarras, en Alemania e Italia también, pero la guitarra de Torres lleva en ella el contexto social y cultural de la España de


Uno de los laúdes fabricados en 1975 por Romanillos.

La ebanistería es muy refinada.

Toda obra lleva impreso el valor del ser humano que la construye y las diferentes mentalidades se reflejan en su construcción

esa época. Un alemán, un italiano o un francés no pueden trabajar como un español, es imposible. Toda obra lleva impreso el valor del ser humano que la construye y las diferentes mentalidades se reflejan en su construcción. La guitarra evolucionó con el repertorio, y se orientó con Hauser y Segovia hacia una guitarra mas equilibrada, como un piano, pero mas fría, mas seca. Para mi, la guitarra española tiene algo dentro, que no sé que demonios es, relacionado con el clima, con la historia, con los sentimientos del país: un espectro sonoro mas amplio, con bajos mas bajos y agudos mas agudos. Orfeo – ¿Que maderas utiliza? J. L. R. – Mis tapas son de pino abeto y casi todas vienen de un gran lote que compré en Suiza hace muchos años. La madera de la tapa ideal tiene que estar hendida y no cortada y con la veta bien


Copia de una vihuela de Sanguino de 1768, que esta siendo terminada en su taller de Guijosa.


La “Cariñosa” fue fabricada en Guijosa. La tapa tiene un barniz oscuro y el fondo está formado por cuatro piezas de palo santo de Rio.



Guijosa, el pueblo adonde viven los Romanillos, está a unos pocos kiómetros de Sigüenza y de su museo de la guitarra.

paralela. Lo que no me importa tanto es la separación entre las vetas (en las viejas guitarras se ven tapas con vetas muy separadas). Además me gusta que sea bastante ligera y con buena elasticidad Creo que el trabajar con pino abeto es el factor principal de la construcción de guitarras españolas; sé muy bien lo que se puede hacer con el red cedar: en vez de utilizarlo para hacer guitarras españolas, que lo dediquen a tejas para los techos o cobertizos de jardín ! Para los aros y fondos he utilizando el ciprés y varios palosantos. Pero no le doy mucha importancia a la caja, para mi la tapa es lo esencial.

ligero y, por lo tanto, una mayor velocidad en la transmisión del sonido. No lo puedo afirmar científicamente, pero pienso que ayuda a que la energía se distribuya mejor. El problema de la guitarra es que tiene que conservar la energía de la pulsación de la cuerda y, entonces, hay que emplear maderas que absorban lo menos posible esa energía. Una madera elástica permite hacer una tapa fina, que absorbe menos. Cuanto mas elástica y fina es la tapa, mas conserva la riqueza del sonido. La ventaja que también yo encuentro a las “garras de oso” es que permiten rebajar el espesor de la tapa.

Orfeo – He visto en su taller unas hermosas tapas con “garras de oso”, que ventaja les encuentra? J. L. R. – Me gustan, creo que este tipo de estructura celular implica una mayor dureza, una mayor elasticidad y un peso específico más

Orfeo – He notado algunos detalles muy personales en sus guitarras... J. L. R. – Si, las cejillas cerca de la cabeza están talladas en forma de cuña para que no se muevan, para que queden mas firmes y no se pierda sonido. Las cejillas de puente son móviles, mas

© Clémentine Jouffroy

¡ En vez de utilizar el red cedar para hacer guitarras, que lo usen para tejas de techo o cobertizos de jardín !


Algunas tapas de un magnĂ­fico pino abeto esperan su turno en el taller.



“Marian”, con su tapa sin barnizar. Fondo y aros de ciprés.


Para las palas, Romanillos utiliza maderas muy finas y marqueterĂ­a de gran calidad.



“Medio siglo” con su tapa compuesta de cuatro piezas de pino abeto y el fondo de cuatro piezas de palo santo de Rio. “Me gusta tanto su timbre que temo que cambie si la barnizo”



© Clémentine Jouffroy

Preparación de todos los elementos para formar los arcos de la roseta.

Mis rosetas están inspiradas por la mezquita de Córdoba, pero no son iguales, siempre hay diferencias largas que lo normal, para que el guitarrista pueda ajustar la altura de las cuerdas a su gusto. Por otro lado, todas las rosetas están inspiradas por la mezquita de Córdoba, pero no son iguales, siempre hay diferencias. Siempre me gustó tallar la madera y para mi el construir una guitarra es una manera de hacer sonar la madera usando mis manos y soñando con que la próxima guitarra será la mejor. Orfeo – ¿Ha tenido problemas con las “wolf notes”? J. L. R. – Siempre hay una nota que consume la energía mas rápidamente. Es un problema, uno siempre trata de trabajar con el mismo sistema de construcción pero la madera no es la misma y el resultado es imprevisible. Cada nota mueve el aire en toda la caja de la guitarra y resuena en todas las cuerdas, lo que es muy difícil de controlar.

La solución es quitar o agregar un poco de madera. Pero tu intervienes aquí y se te va a otro sitio. Te digo sinceramente, es complicadísimo ! El guitarrero no puede controlar todo. Podemos controlar muchas cosas pero no podemos controlar completamente la respuesta de la madera, ni como va a funcionar mecánicamente. Cada guitarra tiene su sonido; son como personas con sus propias cuerdas vocales y una voz distinta. Es imposible hacer dos guitarras que suenen igual. Y la ciencia no nos ayuda, ella no nos ha dicho como hacer una guitarra que suene mejor que otra ni puede definir la calidad de un sonido. Orfeo – Entonces, quien tiene la última palabra de como va a sonar una guitarra, el guitarrero o la madera? J. L. R. – Te digo sinceramente: la madera, y mas que nada la tapa.


- Los detalles de la realización de los arcos de la roseta se encuentran explicados en su libro “Making a Spanish Guitar”.


Cuatro variantes del tema de las columnas de la mezquita de C贸rdoba.



C贸rdoba,

La mezquita-catedral de C贸rdoba ha sido la fuente de inspiraci贸n para Jos茅 Luis Romanillos al realizar las rosetas de sus guitarras.


la inspiradora

La mezquitacatedral de C贸rdoba y el puente romano vistos desde la otra orilla del rio Guadalquivir.


Los arcos, con su bicromĂ­a de piedra y ladrillo, son dobles en su parte superior.



El tema de arcos bicolores tambiĂŠn se encuentra en la fachada.




Detalles de los antiguos arcos, pintados de rojo y blanco.


Desde 1236, año de la reconquista de Córdoba, la mezquita a vuelto a ser una iglesia católica.

Alhakem II convirtió a Córdoba en una ciudad de cultura y tolerancia La mezquita de Córdoba, ubicada en pleno centro histórico de la ciudad, es uno de los más bellos ejemplos de arte musulmán en España. Los nueve siglos que duró su construcción, ampliaciones y reformas resumen la evolución completa del estilo Omeya en España, además de los estilos gótico, renacentista y barroco de la construcción cristiana. Fue el emir musulmán Abderrahman I quien mandó construir el templo en el año 785 sobre los restos de una antigua iglesia visigoda. El resultado de esta primera etapa fue una bellísima sala con 110 columnas de mármol y granito, adornadas con capiteles romanos y bizantinos, rematados por una doble serie de arcos de herradura y medio punto, de piedra caliza y ladrillo, que constituyeron una novedad arquitectónica sin precedentes. La mezquita de Córdoba presenta la singularidad de estar orientada hacia Damasco y no en dirección de la Meca. Las ampliaciones de la mezquita En el año 833 Abderramán II la amplía, añadiendo 8 series de columnas de mármol blanco procedentes del teatro romano de Mérida. En el año 929, Abderraman III se proclama califa, pasando a ser Córdoba la capital del mayor y más influyente reino islámico de occidente. Su única intervención fue un nuevo alminar y la ampliación del patio. En el año 961 Alhakem II aporta los mayores

tesoros que hoy tiene la mezquita: el “mihrab”, nicho que señala el sitio adonde han de mirar quienes oran, y la cúpula de arcos entrelazados de la “kliba”, absolutas obras maestras. El mihrab fue concebido por primera vez como una habitación octogonal, con bellos mosaicos realizados por maestros bizantinos enviados por el emperador de Constantinopla. Durante el califato de Alhakem II, Córdoba se convirtió en la ciudad más importante de Europa en el ámbito político y cultural. Fue también Alhaken II quien creó la famosa biblioteca, símbolo de una cultura pluralista, tolerante y universalista, con mas de 400.000 volúmenes que abarcaban todas las ramas del saber. La última de las reformas será llevada a cabo por Almanzor en el año 987. Como resultado, la apariencia interior es la de una columnata de extraordinaria belleza. La construcción de la catedral En 1236, año de la reconquista de Córdoba, la Mezquita fue consagrada como iglesia cristiana. En 1523, el Obispo Manrique con el apoyo de Carlos V hace construir una catedral en el interior de la mezquita, aunque respetando la ampliación de Alhakem II. Las obras tardaron 234 años, por lo que al estilo gótico inicial se le añadieron el estilo renacentista y el barroco. La mezquita-catedral de Córdoba forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad (Unesco) desde 1984.



El Mihrab fué recubierto de mosaicos ejecutados por artesanos bizantinos. Aquí se ve la cúpula y en la doble página siguiente la puerta de entrada.




Le fond est en ĂŠrable avec une bande centrale en amourette.


Julian & José “José conoce muy bien la madera y sabe lo que puede obtener de ella y por consiguiente lo que puede obtener del instrumento”

Julian Bream


© Oscar Heldlund


Debajo : la etiqueta de la célebre Romanillos 1973 de Bream.

© Marian Romanillos

José Luis Romanillos, Julian Bream, y Robert Bouchet.

Cerca de Oxford en 1968, José Luis y Julian eran vecinos sin saberlo

Los discos grabados con John Williams tuvieron un gran éxito.

Cuando los Romanillos volvieron a Inglaterra, en 1968, después de haber pasado un par de años en España, se instalaron en un pueblecito cerca de Salisbury, sin imaginar que estaban a 20 kilómetros de donde vivía Julian Bream. A fin de año, Marian se puso en contacto con el periódico local para que publicaran la información de que José Luis fabricaba guitarras y ese artículo les trajo varios clientes, entre los cuales un músico local que le compró una guitarra y que luego le presentó a Bream. Julian Bream, que vivía en una gran finca con un establo transformado en taller, le propuso venir a trabajar allí, compartiendo el local con Michael Johnson, fabricante de clavecines y Anton Smith constructor de laúdes (el primer lutier que trabajó alli había sido David Rubio).


en ArtĂ­culos publicados 68. la prensa local en 19


Guitarra barroca hecha por Romanillos para Julian Bream.

Le voy a pedir algo muy dificil: que desmonte el fondo con mucho cuidado y que haga unos dibujos del diseño interior para poder copiarlo El propio Bream cuenta el comienzo de esta historia en el libro “A life on the road”, escrito por Tony Palmer: “Y le dije a Romanillos, porqué no repara mi Hauser ? Pero ante de hacerlo le voy a pedir algo muy dificil: quisiera que desmonte el fondo con mucho cuidado y que haga unos dibujos del diseño interior para poder copiarlo. … Y por mi parte, le dije después de haber reflexionado un poco: si hace copias de la vieja Hauser, le hago un pedido de 6 guitarras. Le pregunté cuanto ganaba como carpintero de obra, que creo que en aquel entonces eran 15 libras esterlinas por semana. Y le dije que le pagaría lo mismo mientras hacía las guitarras porque seguramente no podrían salir malas. Venderemos algunas a un precio razonable y podrá quedarse con la ganancia. Y si hay una realmente excelente, se la compraré a un precio justo.

Me dijo que lo discutiría con su mujer y al dia siguiente me respondió que estaban ambos de acuerdo y que podía comenzar un mes mas tarde. Y asi lo hizo”. A partir de 1970, y durante varios años, Romanillos construye sus guitarras en el taller de la propiedad de Julian Bream y nace entre ellos una gran amistad. La octava guitarra construida allí es la famosa Romanillos de 1973 con la que Bream tocará durante muchos años y con la que grabó los siguientes discos: 1974 1974 1980 1981 1982

-

Together Again, RCA ARL 10456. Julian Bream, RCA ARL10711. Music of Spain, Vol. 4, RCA RCD14549. Dedication, RCA ARC 14379. Music of Spain, Vol. 5, RCA RCD14378.


© Juan Cerda

“Para José con sincera admiración por sus bellas guitarras”


Los inolvidables cursos Entre 1984 y 2012, Romanillos organizó cursos de lutería muy apreciados. Muchos de los grandes lutiers actuales participaron en ellos.

Córdoba 1989, de izquierda a derecha, de pie: Tobias Braun, Gerhard Oldiges, Marian RomanillosHarris, John van Gool, Hartmut Hegewald, Edmund Blöchinger, Mark Peirelinck, Gustaaf den Aantrekker. Abajo : Moritz Sattler, José Luis Romanillos, Jürgen Winter, Els Jageneau, Heidi Pulfer et Michel Brück.


© Tobias Braun

de lutería



Durante los cursos se estudiaban todos los aspectos de la fabricaci贸n de una guitarra.


© Caroline Jones

José Luis con dos de sus hijos, Liam e Ignacio. Liam, guitarrero formado por su padre, dirige el taller de Inglaterra y le asiste durante sus cursos.

Curiosamente, en España no hay una escuela de lutería como la de Cremona (Italia), Mirecourt (Francia) o Mittenwald (Alemania). El amor por la guitarra española y la generosidad de Romanillos le llevaron a crear unos cursos de verano de lutería que tenían por objetivo la construcción de una guitarra en las dos semanas que duraban. En esos cursos se abordaban todos los aspectos de la construcción: selección de maderas, varetaje, encolados, fabricación de rosetas, decoración y barniz. El trabajo de la tapa era el que se estudiaba mas detenidamente. “Comenzábamos siempre por la tapa, que era lo que yo mas controlaba. Para el resto les daba mas libertad; nunca quise imponer un sistema rígido de trabajo.” J.L.R. A los participantes se les pedía traer algunas herramientas y la madera necesaria para hacer dos gui-

tarras. Los Romanillos les proporcionaban los bancos de trabajo, soleras y plantillas hechas por ellos para cada participante (unos 20 cada año) y el resto de las herramientas. Casi todo el trabajo se hacía con herramientas manuales. Lutiers principiantes, aficionados y profesionales de todo el mundo asistieron a esos cursos atraídos por la fama de José Luis Romanillos. El primero tuvo lugar en Zurich en 1984, luego en Córdoba de 1989 a 1997 y, finalmente, en Sigüenza de 2001 a 2012 secundado por su hijo Liam. “Lo que hicimos con Marian por la guitarra española fué una locura. Pero, diré que para mi fue fantástico ver como disfrutaba la gente construyendo y lo bien que se sentían… Fué maravilloso. Alguno de los participantes me han escrito diciendo que esas dos semanas habian sido las mejores de su vida” J.L.R.

© Van Opstal

No hay secretos, yo digo todo lo que sé. Es imposible copiar, aún cuando hago dos guitarras al mismo tiempo, no salen iguales


-

El libro “Making a Spanish Guitar” (Construcción de una guitarra española) incluye dos planos : Romanillos 1973 y Torres 1885.

Abajo : tapa con el abanico Romanillos 1973 durante su realización en le curso de 2004 en Sigüenza.


Marian Romanillos, de soltera Harris Wiinspear, la inseparable compaĂąera y ayudante de JosĂŠ Luis.


José Luis y Marian, 30 años de estudios Más de 1500 guitarreros españoles

© Clémentine Jouffroy

figuran en sus archivos. José Luis y Marian, su esposa, llevan mas de 30 años buscando documentos relativos a la guitarra y a los guitarreros españoles. Han interrogado a las familias de los guitarreros, leído miles de páginas en los archivos de las iglesias y han buscado todo tipo de información en las bibliotecas y ayuntamientos nacionales. La documentación que han reunido los Romanillos es única en España y ambos lamentan el poco interés de las autoridades en crear un museo dedicado a la guitarra. La contribución de José L Romanilllos a la historia de la guitarra, su trabajo de guitarrero, de docente

y de conferencista le han valido en 2014 el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Alicante. “Yo me he tenido que ganar la vida haciendo guitarras y no haciendo investigaciones. Lo de Torres llegó cuando tenía ya asegurado el porvenir de mi casa: yo vendía un par de guitarras y nos marchábamos con Marian a Sevilla o adonde fuera y nos quedábamos dos o tres semanas estudiando. Te digo la verdad, lo que hemos hecho nadie lo había hecho ni lo hará. El destino nos llevó a hacerlo, pero hemos aprendido mucho, hemos viajado y lo hemos disfrutado.” J.L.R.


3

1

2

Hay algo seguro para los que quieran hacer una guitarra: vivirán una experiencia inolvidable Entre las varias publicaciones de Romanillos, hemos seleccionado tres que aconsejamos a nuestros lectores: 1/ The Vihuela de Mano and The Spanish Guitar: escrito por José Luis y Marian, un diccionario de los lutiers del año 1200 al 2002. Mas de 1500 referencias de guitarreros asi como los detalles de la construcción de vihuelas, de las herramientas utilizadas, las maderas y los precios a través de los siglos. Este libro, publicado en 2002, existe solamente en inglés. 2/ Making a Spanish Guitar (Como construir una guitarra española): Romanillos explica todo los pormenores de la construcción de una guitar-

ra partiendo de su propia experiencia y sin utilizar herramientas sofisticadas. El libro está ilustrado de numerosas fotografías y viene acompañado de dos planos de tamaño real. El libro se publicó en 2013 y existe solamente en inglés. “Hay algo seguro para los que quieran hacer una guitarra: vivirán una experiencia inolvidable” J.L.R. 3/ Antonio de Torres, guitarrero, su vida y obra: primer libro dedicado a la obra de Torres y sin ninguna duda una obra fundamental para la historia de la guitarra. La primera edición fue impresa en inglés en 1987. Posteriormente se han hecho traducciones al español, alemán, japonés e italiano. Un libro indispensable para todo lutier, coleccionista o aficionado.


Las fichas modelo utilizadas por Romanillos para cada guitarra contienen las dimensiones y los detalles precisos de su construcci贸n.


José Luis y Marian en la entrada de la Casa del Doncel.

En su empeño en favor de la guitarra española, Romanillos logró convencer a la Diputación de la región de Guadalajara y a los responsables de la Universidad de Alcalá de que crearan un pequeño museo de la guitarra.

El museo de la guitarra


Hoy en día, una parte de la colección Romanillos y la reconstrucción del taller de Santos Hernández están expuestos en la Casa del Doncel, un hermoso edificio de estilo gótico, construído entre los siglos XV y XVI, ubicado en el barrio medieval de Sigüenza, a unos 130 kilómetros de Madrid. Actualmente la casa está cerrada y las visitas se pueden hacer solamente con cita previa.

de la Casa del Doncel


© Clémentine Jouffroy (3)

Muchas herramientas y documentos de Santos se encuentran hoy en los archivos del museo.

El taller de Santos Hernández En una de sus piezas se ha reconstituído el taller

Joaquín Rodrigo, y muchas otras personalidades

de Santos donde se puede contemplar su banco

del mundo de la guitarra.

de trabajo, herramientas, plantillas y la solera utili-

También se ha creado un archivo con documentos

zada para el ensamblaje de sus guitarras.

que aportan datos importantes relacionados con

El taller fue comprado a los herederos de Santos,

su actividad de guitarrero en Madrid.

quienes lo habían conservado intacto.

“Con Marian siempre luchamos para conservar

En los paneles con fotografías se pueden ver a

el patrimonio español. Para mi, Santos es un se-

Andrés Segovia, Ramón Montoya, Regino Sáinz

gundo Torres y yo creo que con él se terminó la

de la Maza, el guitarrista que con la guitarra cono-

guitarra española. Después vino Segovia con las

cida como La Rubia, obra de Santos Hernández,

Ramírez con tapas de cedro y eso es otra historia,

tocó por primera vez el Concierto de Aranjuez de

es otro sonido y otra manera de tocar.” J.LR.


Reconstituci贸n del taller de Santos Hern谩ndez.



Las plantillas, fotos y prensas tal como se encontraban en el taller de Santos en Madrid.


Vihuela de mano. Joséf Pagés, Cádiz 1818.

La colección Romanillos En las otras piezas de la Casa del Doncel, se encuentra expuesta una parte de la colección Romanillos. Durante muchos años los Romanillos fueron comprando, restaurando y conservando instrumentos representativos de la historia de la guitarra española. Las vitrinas presentan cinco siglos de la historia de la guitarra con explicaciones relativas a sus orígenes y a la evolución de los instrumentos.


RenĂŠ Lacote, Paris 1829.


Guitare atribuĂ­da a Panormo, Londres c. 1840


Fötisch Frères, Suiza c. 1890.

Wolf & Co. Klingenthal, Alemania c. 1900.


Joseph Martínez, Málaga 1804.


© Jérôme Casanova (6)

Francisco Sanguino, Sevilla, 1768.



© Jérôme Casanova (3)

Antonio de Torres, Sevilla 1865.


An贸nima, Alemania c. 1900.

An贸nima, Alemania c. 1889.


Vicente Arias, Ciudad Real 1894.


París, junio 2015 Sitio web: www.orfeomagazine.fr Contact o: orfeo@orfeomagazine.fr