Page 1

orfeo N°

4

m a g a z i n e Tema

La Baviera barroca Entrevistas Hauser Blöchinger Ober Visita El museo de Mittenwald N° 4 - Otoño 2014 Edición española


pinche en las fotos para leer los números anteriores de Orfeo

Orfeo magazine n°1, invierno 2013

Orfeo magazine n°2, otoño 2013

Orfeo magazine n°3, primavera 2014

El sumario de este primer número trata de dos familias de Barcelona : la familia Fustero, fabricantes de clavijeros y la familia Simplicio, luthiers, y su relación con el movimiento modernista.

Numero dedicado al luthier Daniel Friederich, sus guitarras y su barrio de París. Mas un supplemento (solamente en francés) que se puede bajar gratuitamente.

• El legado de Contreras • El “western red cedar“ • Marcelino López Nieto.

Creación y dirección: Alberto Martinez Diseño gráfico: Hervé Ollitraut-Bernard Secretaria de redacción: Clémentine Jouffroy Traducción francés - español: Maria Smith-Parmegiani Traducción francés - inglés: Meegan Davis

Sitio web: orfeomagazine.fr Contacto: orfeo@orfeomagazine.fr

o


orfeo Editorial

4

m a g a z i n e El nombre Hauser se hizo famoso en el mundo entero gracias a Andrés Segovia que durante casi 30 años tocó con una guitarra fabricada por Herman Hauser. Fuimos a visitar a su nieto, Hermann Hauser III, que perpetúa la fabricación de guitarras de la célébre marca y a su hija Kathrin que comienza a trabajar con él. En un pueblo vecino, Edmund Blöchinger nos mostró las guitarras que fabricó para sus hijos y en Munich, Fritz Ober nos habló de su pasión por los instrumentos antiguos, fuente de inspiración de su actual producción. Estos tres luthiers vivent y trabajan en Baviera, magnífica región del sur de Alemania, conocida por sus castillos, sus iglesias barrocas, sus casas coloridas y la proximidad de los mas bellos bosques de pino-abeto, fuente tradicional de aprovisionamiento de los luthiers desde los tiempos mas remotos. Alberto Martinez


La dinastĂ­a


Un futuro brillante de luthier espera a Kathrin al lado de su padre Hermann Hauser III.

La familia Hauser es conocida en el mundo entero por la calidad de los instrumentos que fabrica. Durante treinta años Segovia tocó con la célebre guitarra hecha por Hermann Hauser I en 1937, que actualmente se expone en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Hoy dia, Hermann Hauser III y Kathrin, su hija, continúan la

Hauser

tradición fabricando guitarras que llevan la famosa etiqueta.


La junta de la pala en forma de V, característica de la luthería tradicional alemana y vienesa.

Cada guitarra es diferente y corresponde al pedido específico de un guitarrista o de un coleccionista Guitarra de Josef Hauser (1854 )- 1939), fundador de la dinastía. Cuando llegué a su taller de Reisbach, cerca de Munich, Hermann Hauser III estaba montando las cuerdas de una guitarra que acababa de terminar (la N° 735). El guitarrista italiano Aliosha De Santis, que tocaba en ese momento en el taller con la guitarra que Kathrin le habia hecho (la N° 22), aceptó probar la nueva guitarra bajo las miradas impacientes de la familia Hauser…. Orfeo : ¿De que manera trabajan? Hermann Hauser III : Como los agricultores. En otoño escogemos las maderas : las mas adecuadas y con las buenas dimensiones. Tenemos grandes existencias de madera, algunas tapas de pinoabeto que datan de 1880-1890, de la época de Joseph Hauser,

y algunos palosantos de 1920-1930, de la época de Hauser I. Decidimos que tapas corresponden a ciertos fondos y aros, en función de los pedidos. Cada guitarra es diferente y corresponde al pedido específico de un guitarrista o de un coleccionista : tapa de pino-abeto o de cedro, con o sin «garras de oso», palosanto de India o de Rio, tamaño de la caja, madera del mango, etc. Otro detalle importante que se debe tener en cuenta es la frecuencia de resonancia de la caja que se quiere obtener, según lo requiera el futuro propietario. Orfeo : Ustedes tienen una lista de espera de 4 a 5 años, o sea que siempre están construyendo una guitarra destinada a alguien, ¿verdad?


La última creación de Kathrin Hauser: la guitarra n° 22 para Aliosha De Santis.


El filete del fondo es continuo porque consideramos el fondo como un todo y no como dos mitades.


Kathrin lleva hechas 22 guitarras bajo la mirada atenta de su padre.

Cada guitarra representa docientas cuarenta horas de trabajo H.H. : Si, y por eso la selección de la madera es tan importante. Después, en otoño, comenzamos a hacer las embocaduras y las tapas. Durante el invierno fabricamos las cajas. En abril, en general, nos ocupamos de las cenefas, de las palas y del diapasón y, por último, en verano aplicamos el barniz. Una vez terminadas las guitarras, como las maderas proceden de diferentes lugares del mundo, preferimos guardarlas cierto tiempo en el taller para estar seguros de que nada cambia y que la madera es estable.

semana se pueden hacer tres embocaduras. Como una obra de arte, la guitarra debe ser realizada enteramente por las mismas manos.

Orfeo : ¿Cuántas guitarras pueden construir por año?

Orfeo : Los puentes y las juntas de las palas son muy especiales. ¿Podrian explicarme en que consisten sus particularidades?

Kathrin Hauser : Se necesitan docientas cuarenta horas por guitarra y fabricamos unas catorze por año. Todo se hace a mano : en una

H.H. : El puente es paralelo a los trastes, mas alto de un lado, y la cejilla es compensada. Es

Orfeo : ¿Dónde aprendieron a fabricar guitarras? H.H. : Aprendi con mi padre y en la escuela de Mittenwald. K.H. : Yo yambién aprendí con mi padre y después fui a Mittenwald para pasar el diploma de luthier.


En todas las Hauser el puente es paralelo a los trastes, mas alto de un lado, y la cejilla es compensada.

típico de nuestras guitarras. El hueso de la cejilla mide 3 mm de espesor y se talla para poder dar diferentes longitudes a las cuerdas y obtener una perfecta afinación. La junta de la pala en V viene de la guitarrería alemana y de Viena. Es mas difícil de hacer que la junta a la española, pero es mucho mas sólida. Orfeo : ¿Cómo explican la gran calidad de los instrumentos de cuerda de Baviera? H.H. : Baviera estaba en el centro de Europa y recibía las fuertes influencias de los luthiers de Viena e Italia. Además, Füssen era la capital europea de la construcción de laúdes. Fernando Sor tocaba una guitarra hecha por Stauffer, el célebre luthier vienés. Mi abuelo hacía ese tipo de guitarras antes que Segovia y Llobet vinieran a pedirle que cambiara su es-

tilo para asemejarse a las guitarras españolas. Mi abuelo, con la ayuda de Segovia y Llobet creó lo que se considera hoy la guitarra clásica moderna, fusión de las escuelas española y vienesa. Orfeo : Kathrin, ¿ha usted restaurado guitarras históricas? K.H. : Si, mi padre me repite que es necesario comprender las ideas de los antiguos maestros. No es lo mismo hacer una guitarra a nuestra manera que reparar una construída por otro, con diferentes criterios. Es preciso comprender y respetar el original. Orfeo : ¿Y cuantas guitarras ha fabricado? K.H. : Obtuve mi diploma en 2007 y acabo de


El modelo Segovia, muy semejante a la guitarra fabricada por Hauser I para el maestro español, es el mas pedido terminar la N° 22 para Aliosha De Santis. Orfeo : ¿Fabrican ustedes varios modelos de guitarra? K.H. : SI, hacemos diferentes modelos pero los mas pedidos son el Segovia y el Llobet. El Segovia es muy parecido a la guitarra creada por Hausser I para el maestro español y el modelo Llobet es un poco mas pequeño, similar a la guitarra de Tores que Llobet tocaba en sus conciertos. Creo que el modelo Segovia es la guitarra mas copiada en el mundo. Orfeo : ¿Está dispuesta a aceptar el reto de continuar con este prestigioso nombre? K.H. : ¡Por supuesto!

La embocadura hecha por Kathrin para la N° 22.


Hermann Hauser III (nacido en 1958)

Aqui vemos la guitarra n째 735 de Hermann Hauser III, que acababa de finalizar cuando le visitamos.


Hermann Hauser II (1911-1988)

Las guitarras de Hermann Hauser II van del N° 501 al N° 1076. Esta es la N° 745, fabricada en 1963 y equipada con los legendarios clavijeros mecánicos Landstorfer.


Hermann Hauser I (1882-1952)

Nunca he tenido una guitarra excepcional de Hauser, pero tengo dos muy buenas. El instrumento alemán tiene lo que yo llamaría la substancia misma del sonido de la guitarra clásica, la integración de todos los registros del instrumento tanto, los agudos como los graves, logrando un equlibrio extraordinario.

Los graves son profundos pero concentrados, con sustain pero muy claros. Las cuerdas agudas possen un tono cristalino y una dulzura que nunca es empalagosa. La tercera cuerda, que en muchos instrumentos puede sonar opaca y mal definida, posee una resonancia profunda en una gran

Hauser, y

diría incluso magia cuando se toca suavemente.

Y debido a esta

claridad de sonido y de la fina separación de los detalles, tanto en el contrapunto como en los acordes, este tipo de guitarra es

Hermann Hauser I realizó unos 900 instrumentos que incluyen guitarras, cítaras y violines. Aqui, una guitarra de 1933 con un traste cero.

ideal como guitarra de concierto.

Julian Bream Extracto de “A Life On The Road”, escrito por Tony Palmer


Edmund Bl枚chinger Edmund Bl枚chinger aprendi贸 a escoger la madera con su abuelo, a fabricar guitarras con Helmut Buchsteiner y a perfeccionarlas con la familia Romero. En su taller de Buchbach nos mostr贸 dos guitarras que hizo para sus hijos, Luisa y Florian.


Todas las Torres que tuve la oportunidad de examinar eran guitarras magníficas Orfeo : ¿Puede decirnos como aprendió a hacer guitarras? Edmund Blöchinger – Comencé como aprendiz en un taller de carpintería especializado en la fabricación de sillas. Después seguí los cursos de lutherie de Romanillos en España y completé mis conocimientos leyendo libros y observando viejas guitarras. A mi parecer, las guitarras de Torres son la base de las guitarras clásicas; todas las Torres que pude examinar eran guitarras magníficas. En cuanto al funcionamiento de la guitarra y como trabajar el diapasón o el mango, aprendí mucho con Celin y Pepe Romero que me explicaron lo que era importante para el guitarrista. El entorno en donde vivo también cuenta mucho: en Baviera existe una tradición de artesanía de calidad y tenemos la suerte de vivir cerca de los bellos bosques de pino-abeto. Orfeo : ¿Cuando nos habla de la artesanía de calidad quiere decir que toda la guitarra debe ser fabricada por el mismo guitarrero?

E.B : ¡Por supuesto! Me ocupo de todos los detalles de mis guitarras. Si trabajase con alguien que hiciera las rosetas o que aplicase el barniz sentiría que pierdo el control del instrumento y por otra parte creo que eso se notaría. Nunca pondría mi etiqueta en una guitarra fabricada por otros. Orfeo : ¿Cuales son los detalles particulares de sus guitarras? E.B. : No hay secretos, pero todos los detalles cuentan. Para mi lo importante es lograr guitarras ligeras, con poca masa que hacer vibrar y con una respuesta rápida. Para las palas adopté la forma de Torres, con tres lóbulos, que es a mi parecer una forma intemporal, como las volutas de un violín. Practico una torsión del diapasón para crear mas espacio bajo las cuerdas graves. No me agrada compensar la altura de las cuerdas mediante la cejilla del puente. No sé porqué, pero siento que debe hacerse así. Además compenso la longitud de las cuerdas tallando la cejilla. La guitarra de Luisa con tapa de cedro, caja de palosanto y una roseta muy refinada.


No me gusta compensar la altura de las cuerdas con la cejilla del puente.


Si otro luthier hiciera las rosetas o aplicara el barniz, tendria la impresi贸n de perder el control del instrumento


Lograr hacer guitarras ligeras con poca masa que vibre y una respuesta rápida En cuanto a las tapas, lo mas importante es la calidad de la madera y labrar esencialmente los espesores. He adoptado un varetaje mínimo, sobretodo para reforzar la tapa. Pero insisto, para lograr una buena guitarra hay que comenzar escogiendo la madera de la tapa. La madera del fondo y los aros no son tan determinantes. Prefiero maderas bastantes rígidas para la tapa, con venas de invierno bien visibles o con «garras de oso» que creo transmiten el sonido más rápidamente. Otro de mis criterios es el uso de trastes bastante anchos y altos. Asi el guitarrista realizará menos esfuerzos y podrá modular el sonido mas fácilmente. No hay que olvidar que el secreto para tocar rápido consiste en pulsar los trastes con una fuerza mínima. Cada detalle es importante para lograr un equilibrio general y una buena preparación de la guitarra. Es por eso que me gusta hacer todo, del principio al final. Orfeo : ¿De donde vienen las maderas de las tapas?

E.B. : Corto la madera yo mismo en los Alpes en el momento oportuno del ciclo lunar. En cuanto al pino-abeto, he observado que si corto el árbol en invierno, con luna nueva, cuando la savia se encuentra en la parte baja del tronco, la madera es mas ligera, se seca al aire mas rápido y es mas rigida. Siempre planto la misma cantidad de árboles que talo en el bosque. Me gusta la idea de devolver a la naturaleza los árboles que me ha cedido para mis guitarras. Orfeo : ¿Que tipo de madera prefiere para los fondos y los aros? E.B. : Me gusta el arce, el ciprés, varios tipo de palosanto y el tejo. Me gusta menos el palosanto de la India porque no me agrada su olor. Orfeo : ¿Cuantas guitarras ha fabricado? E.B. : Puedo hacer entre seis y ocho guitarras al año. La última fue la N°157, inspirada por la guitarra construida por Torres en 1859, que utilizaba Miguel Liobet.

El fondo y los aros de la guitarra de Florian son de tejo, madera muy utilizada durante la Edad Media para confeccionar arcos. Es imputrescible, muy estable y flexible.


Tapa de pinoabeto para la guitarra de Florian. Los talones se tallan en una sola pieza de madera.


Edmund Blöchinger está terminando su guitarra n° 157, inspirada en la que realizó Torres en 1859 y que tocaba Miguel Llobet.


Fritz Ober La reputación de

Fritz Ober se funda en la fabricación de laúdes y en la restauración de guitarras históricas, como Torres, Hauser I, Santos, Manuel Ramirez, Esteso, Friederich y Fleta. Actualmente sus guitarras poseen el encanto de las españolas con el equilibrio y la claridad de las alemanas.

La calidad de su trabajo ya se percibía en la fabricacion de laúdes.

Orfeo : ¿Dónde aprendió a fabricar instrumentos de cuerda? Fritz Ober : Cuando tomaba cursos de guitarra me fabriqué una guitarra y después aprendí con Helmut Buchteiner, un luthier bastante conocido de Baviera. Mas tarde, creé mi propio taller y comencé a fabricar laúdes y guitarras inspiradas de Panormo.  Me sorprendió mucho el éxito inmediato de mis instrumentos. Al principio las guitarras clásicas no me interesaban, pero tuve algunos pedidos y la posibilidad de ver algunas magníficas guitarras de Torres que me causaron una fuerte impresión.   Orfeo : ¿Qué le gustó en las guitarras de Torres ?   F.O. : Todo : el sonido, las formas, la belleza y


Fritz Ober en plena preparaci贸n de sus pr贸ximas guitarras.


Las palas de sus guitarras se inspiran en las de Torres.


El fondo es de arce con una faja central de “snakewood�.


Tapas de pino-abeto y fondos de palosanto para sus dos próximas guitarras.

Las guitarras de Santos Hernández son menos equilibradas, pero son mas agradables de tocar, mas “Rock’n’Roll”


Aros moldeados listos para ser utilizados. Fotos : Clémentine Jouffroy

sencillez de la construcción. Cada guitarra de Torres es una verdadera maravilla. Por ejemplo, la Leona tiene un justo equilibrio, probablemente un timbre mas grave que las guitarras modernas pero una gran riqueza de tonalidades. Es muy difícil copiar una Torres. Hace tres o cuatro años tuve la suerte de tener «La Leona» en el taller durante cierto tiempo y aproveché para examinarla detalladamente, lo que me permitió observar particularidades que no había visto antes y hacer una copia. Creo que el resultado se asemeja bastante al original.   Orfeo : Creo que también le gustan las guitarras de Hauser. F.O. : Hauser tiene un estilo diferente de de

Torres. Las guitarras poseen una sonoridad tipo “piano” con una bella claridad y una buena separación de los sonidos. Examiné varias guitarras Hauser de los años treinta para tratar de comprender como las había creado, pero nunca hice una copia de una Hauser.   Orfeo : ¿Qué otras influencias ha experimentado ?   F.O. : Las guitarras de Santos.  Son menos equilibradas pero es mas divertido tocar con ellas, son mas “Rock’n’Roll”. Para resumir mis influencias le diré que me gusta el equilibrio de las Torres, la claridad de las Hauser y la facilidad de las Santos. También aprecio las guitarras de Fleta y de Friederich, pero no seguiré nunca esas tenden-


Todos los detalles de las guitarras de Fritz Ober presentan un extraordinario nivel de acabado.


Los luthiers hacemos siempre peque単os cambios para mejorar nuestros instrumentos


Sus estudios de guitarrista le ayudan en su trabajo de luthier. cias. Mi ideal se sitúa entre Hauser y Torres. El estilo español tan bello y melodioso, su lado « sexy » y la sonoridad muy nítida de las guitarras Hauser.  Quizá sea imposible construir esa guitarra así, pero sigo intentándolo.   Orfeo : ¿Cuál es la evolución que han seguido sus guitarras ?   F.O. : El diapasón siempre tiene una torsión, pero recientemente cambié la inclinación del mástil. La curva de la tapa es diferente y, en general, todo es más refinado. Mi varetaje habitual es el abanico de siete barretas y aunque parecen iguales, he cambiado su

anchura, su altura y sus extremidades. Los luthiers siempre estamos cambiando algo para mejorar nuestros instrumentos. Imaginamos todo tipo de mejoras pero la hora de la verdad es cuando se hacen; solo así se comprueba si son interesantes. No hay otra alternativa.      Orfeo : ¿Cuántos modelos diferentes fabrica ? F.O. : Dos : mi plantilla normal y un segundo modelo, mas pequeño, mas parecido a los de Manuel Ramírez.  Fabrico unas diez guitarras por año. Creo haber hecho doscientas hasta ahora – no les pongo número- y un centenar de laúdes.


La Baviera

Baviera, estado de Alemania federal, es una región próspera cuya continuidad histórica se debe a la familia Wittelsbach y al catolicismo. Durante el gran conficto que oponía a protestantes y católicos tras la Reforma de Lutero en el siglo XVII, Baviera permanece fiel a Roma. El arte barroco se desarrolla ampliamente en toda la región, auspiciado por la Iglesia católica. Hoy dia, Baviera es conocida sobre todo por el extravagante castillo de Luis II en Neuschwanstein y por las grandes industrias como Siemens o BMW. Y se enorgullece de poseer paisajes grandiosos con bosques de pinos, lagos románticos, castillos y pueblos con casas coloridas y una artesania tradicional.


Abundancia de angelitos en la iglesia de Wies. Fotos : Richard Newton


La iglesia de Wies (1745 – 1754), obra maestra del arquitecto Dominikus Zimmermann, incluída en el Patrimonio Mundial de la Unesco.

El arte barroco en Baviera

El barroco es un movimiento artístico que surge en Italia a mediados del siglo XVI. Este estilo se catacteriza por la exageración del movimiento, una profusión ornamental, efectos dramáticos, exuberancia y grandeza. Impregna todos los medios artísticos, como la escultura, la pintura, la literatura, la arquitectura, el teatro y la música y se propaga rápidamente en la mayoría de los países de Europa.

La popularidad y el éxito del barroco fueron fomentados por la Iglesia católica romana que decidió en la época del concilio de Trento como respuesta a la Reforma protestante, que las artes debían transmitir un mensaje sobre temas religiosos. A la inversa del pensamiento luteriano que preconiza la severidad y la sobriedad, el barroco será utilizado como arma de la Contra Reforma.


Altar de la iglesia de Wies (1745-1754).


Iglesia San Juan Nepomuceno, llamada tambiĂŠn Asamkirche, situada en el centro de Munich. FuĂŠ decorada por los hermanos Asam, escultores, estuquistas y pintores alemanes del rococĂł.


El monasterio de Rottenbuch, fundado en 1073 fué transformado en el siglo XI con estilo gótico y a mediados del siglo XVIII fué decorado por el estuquista Joseph Schmuzer con estilo barroco.


El teatro de la Residencia en Munich es obra del arquitecto François de Cuvilliés.

El rococó es un movimiento artístico que se observa sobre todo en la arquitectura Las artes deberán convencer a los fieles de la grandeza de Dios mediante efectos deslumbrantes, emocionantes y conmovedores. Mientras el norte de Alemannia adopta la Reforma luteriana, Baviera sigue siendo fiel a la Iglesia católica romana. Dada su tendencia a la latinidad, se convierte en un bastión de la Contra Reforma.

El rococó o barroco tardío En el transcurso del siglo XVII el baroco tardío o rococó sucede al barroco clásico. Se desarrolla sobre todo en el Santo Imperio romano germánico (Alemania, Austria, Bohemia) y en Europa del sur (Italia, España, Portugal). El rococó es un movimiento artistico que se ma-


El pabell贸n de Amalienburg sigue siendo el ejemplo inigualable de la perfecta armon铆a entre arquitectura y decoraci贸n.


El estilo barroco se ve reemplazado progresivamente a partir de 1760 por el neoclasicismo nifiesta principalmente en la arquitectura, pero también en las artes decorativas y la pintura y en menos medida en la música y la literatura. La ornamentación se multiplica y se vuelve rica e imaginativa. Los frescos con efectos de perspectiva, las escaleras, las ninfas y las esculturas alegóricas están omnipresentes en las iglesias, los castillos y las fuentes. En Baviera, las abadías rurales se cubren de angelitos y las paredes están sobrecargadas de relieves dorados sobre fondo blanco.

Este estilo llega a su apogeo con la obra del arquitecto y decorador bávaro de origen flamenco, François de Cuvilliés. Su pabellón de Amalienburg en Nymphenburg y el teatro de la Residencia en Munich constituyen un perfecto ejemplo de la fusión entre la arquitectura y la decoración. A partir de 1760 este movimiento será reemplazado paulatinamente por el neoclasicismo que representa el retorno a la austeridad y a los cánones de la antigüedad.


“Lüftlmalerei”, las casas pintadas

La “Pilatushaus” en Oberammergau, está totalmente cubierta de frescos.

En el sur de Baviera, en torno a Mittenwald y en el Tirol, existe una tradición de pintura ilusionista en las fachadas de las casas. Data del siglo XVIII y el se considera al pintor Franz Zwinck como el iniciador de este estilo. Esta variante popular del trompe-l’œil se realiza según la técnica del fresco, pintura mural que se

hace sobre una base con enlucido sin secar para que los pigmentos penetren profundamente. Requiere una gran rapidez de ejecución pero da como resultado una mayor longevidad. Los motivos son a menudo religiosos pero se pueden ver también simples decoraciones geométricas o escenas de la vida campesina.


La guitarra se encuentra en algunas fachadas.


La mayorĂ­a de las pinturas representan temas religiosos.


Un ejemplo de fresco con escenas campesinas.


Los palos anuncian la presencia de los comerciantes y artesanos del pueblo. AquĂ­ vemos al “Maibaumâ€? de Mittenwald con una estatuita de luthier.


“Maibaum”, une vieja tradición bávara La tradición del “Maibaum” (palo de mayo), se remonta al lejano pasado histórico de la región y consiste en erigir, el primero de mayo, un tronco de árbol pintado con los colores de Baviera (blanco y azu), decorado con estatuitas que representan a los comerciantes y artesanos que viven en el pueblo (luthier, cervecero, mecánico, etc). Constituye una competición entre los pueblos bávaros, que no escatiman esfuerzos para presenter el árbol mas grande y mejor decorado. Antes de ser erigido podría ser robado por los vecinos de los otros pueblos y los hombres de cada distrito le cuidan celosamente dia y noche para disuadir a los posibles ladrones. Si a pesar de todo los ingeniosos raptores logran llevarse el árbol, reciben una recompensa en especie por parte de su víctima : cerveza, salchichas, bretzels… El primero de mayo los hombres del pueblo hizan el palo simplemente con las manos, lo que representa una gran hazaña que requiere pericia y precisión.


La guitarra barroca en Baviera En Baviera, la fabricación de instrumentos de cuerda se concentra en dos ciudades que se encuentran al sur de Munich, cerca de Austria : Füssen y Mittenwald. Ambas conocieron el apogeo de esta profesión en la época barroca.

Füssen, la ciudad de los luthiers Füssen es el centro europeo mas antiguo de la fabricación de instrumentos de cuerda. La carta de los luthiers de esta ciudad es una de las primeras de Europa y data de 1526. Son los laúdes sobre todo que le dan celebridad a la ciudad, y también las guitarras y las violas fabricadas por los artesanos. Hacia 1530, las leyes muy estrictas de estos gremios que estipulan los deberes y derechos de los luthiers, sus aprendices, los obreros y los maestros, son tan rigurosas que incluso limitan el número de individuos habilitados a ejercer la profesión en una ciudad. A mediados del siglo XVI no podían ser mas de veinte. Port tal razón, muchos luthiers debieron expatriarse, aprovechando las vías comerciales fluviales como el Lech, que les llevan a las grandes ciudades de Italia, a Viena, a Praga y a Inglaterra. Los jóvenes obreros al comienzo de su formación se veían obligados a menudo a dejar a su familia y a su país para entrar como aprendices en un taller muy lejano. Estos artesanos alemanes que se instalan en las


AtribuÍda a Giorgio Sellas, Venecia hacia 1635. Fotos : Sinier de Ridder


Para la realización de guitarras barrocas se adoptan las técnicas de fabricación propias del laúd

Placas de marfil grabadas, al estilo de Dürer, en una guitarra de Matte Kaiser.

grandes ciudades europeas traen consigo su pericia y su estética particular, principalmente en Italia : los grabados en marfil estilo “Albrecht Dürer” y en las guitarras los fuertes contrastes marfil/ébano (o en el caso de Stadler mas bien una variante palosanto/hueso, ya que no se encontraba marfil en Nápoles). Estos luthiers se aclimatan fácilmente al apacible ambiente italiano, fundan familia y a menudo verdaderas dinastías con hermanos, hijos o sobrinos que vienen a trabajan con ellos logrando mucho éxito. También asimilan las técnicas de sus cofrades italianos para fabricar algunas de las mas bellas guitarras barrocas de Europa en una época en que la guitarra estaba en boga. Mas tarde, en el siglo XVIII, cuando pasa la moda de la guitarra, suplantada por el violín, los luthiers de Füssen, dispersos por toda Europa, siguen produciendo algunos de los mas bellos violines del patrimonio. La construcción de guitarras barrocas adopta las técnicas de fabricación propias del laúd y no se asemeja a las técnicas impuestas en aquel entonces por los gremios de España. En efecto, la caja se construye aparte del mango, que se ajusta después pegándolo en la parte superior. Estradivarius emplea el mismo método de montaje en las escasas guitarras que subsisten de su producción.


Guitarra de hueso y palosanto de Jacob Stadler, 1629. Fotos : Sinier de Ridder

Interior de la tapa de una Pratter de 1679. Las trazas son las que hizo el luthier con un hierro al rojo para endurecer la tapa y conservarla caliente antes de cerrar el instrumento.

Se ven pocas barras, dos en general : una por encima y otra por debajo de la boca y pequeñas barras en el extremo de la tapa que se asemejan a las de los laúdes. Una roseta de pergamino, a veces con varios niveles cierra la boca y el mango está chapado de metales preciosos. Seria vano tratar de reproducir aquí la larga lista de luthiers originarios de Füssen que se expatriaron por toda Europa. Para conocerles pueden consultar la obra de Richard Bletschacher : Die Lauten und Geigenmacher des Füssen Landes. No obstante es interesante decir que los fabricantes de guitarras mas renombrados durante el gran período barroco son casi todos procedentes de esta pequeña ciudad de Baviera y que las guitarras, durante todo el siglo XVII se construyen siguiendo las instrucciones prescritas por el gremio de Füssen, mientras que las dictadas en España se limitan a la península ibérica y a sus colonias. Las guitarras mas lujosas fabricadas por los luthiers bávaros han llegado hasta nuestra época, pero cabe pensar que muchos instrumentos mas sencillos fueron también fabricados para otros músicos con medios mas modestos. Françoise y Daniel Sinier de Ridder

Luthiers-experts (France). www.sinier-de-ridder.com


Mittenwald y su museo

Desde el siglo XVII Mittenwald adquirió una gran reputación en la fabricación de instrumentos de cuerda y su escuela de luthería siempre sigue en actividad. Toda la familia Hauser se capacitó aquí como complemento de la práctica en el taller familiar. La ciudad se enorgullece de poseer su museo desde 1930.

En el museo se puede admirar la reconstrucción de un viejo taller.


El museo está situado en una de las mas bellas casas antiguas de Mittenwald.

La proximidad de Viena, ciudad de luthiers célebres era también una fuente de conocimientos considerable Mittenwald se encuentra en el trazado de una antigua vía romana, la vía Claudia Augusta, que comunicaba Baviera con el valle del Po, en Italia, lo que facilitaba el comercio y los intercambios culturales. Al estar muy cerca de Viena, capital musical de Europa, ciudad de famosos luthiers como Johann G. Stauffer, representaba una fuente de saber accesible. Las guitarras de Stauffer eran conocidas por la belleza del sonido y la calidad de realización : pala asimétrica con clavijeros montados en el interior, la junta pala/mango en V y el talón cónico. Se ven todos estos elementos característicos en varias guitarras expuestas en el museo de Mittenwald y en las primeras guitarras de Hauser, antes de su encuentro con Segovia. Y también se pueden ver algunos de esos elementos en las guitarras americanas contemporáneas, como las palas asimétricas de Fender o las juntas pala/mango en V de Martin. Mittenwald es una ciudad de luthiers desde el siglo XVII. Fue Matthias Klotz (1653 – 1743) quien de vuelta de sus estudios de luthier en Italia, introdujo la fabricación de instrumentos


La influencia vienesa en las guitarras de Mittenwald salta a la vista.

Antigua foto que data de la ĂŠpoca del auge de Mittenwald.


La estatua de Matthias Klotz y un violín gigante tallado en un árbol, decoran la ciudad.

En el siglo XVII, la fabricación de instrumentos de cuerda se convierte en el símbolo de Mittenwald y sigue prosperando hasta 1940 de cuerda en su ciudad natal. Capacitó a sus tres hijos en esta especialidad, sobre todo laúdes y violines, fomentando así la creación de un vivero de luthiers en la ciudad. La luthería se convierte en el símbolo de Mittenwald y conoce un gran auge hasta la Segunda Guerra Mundial. Le escuela de luthería (Geigenbauschule) existe siempre y propone una formación en luthería y en fabricación de instrumentos de viento. La enseñanza incluye además de la fabricación moderna e histórica, la restauración de instrumentos. Durante la visita del museo de instrumentos de cuerda (Geigenbaumuseum), fundado en 1930 y situado desde 1960 en una de las mas bellas casas antiguas de Mittenwald, se puede admirar una importante colección de instrumentos barrocos. También se ven guitarras/ lira, guitarras/harpa y guitarras con cuerdas suplementarias. Algunas rarezas son realmente extraordinarias, pero no han influenciado mucho en el desarrollo del instrumento.


La imaginaci贸n de los luthiers no ten铆a l铆mites. A la izquierda el autor orgulloso de su peculiar creaci贸n.


Paris, diciembre 2014 Sitio internet : orfeomagazine.fr Contact o: orfeo@orfeomagazine.fr

Profile for ALBERTO MARTINEZ

Orfeo N°3 - Edición española - Otoño 2014  

Revista dedicada a la guitarra clásica

Orfeo N°3 - Edición española - Otoño 2014  

Revista dedicada a la guitarra clásica

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded