Issuu on Google+

orfeo N°

3

m a g a z i n e El legado de Contreras Los bosques de cedro canadienses Marcelino López Nieto

N° 3 - Primavera 2014 Edición española


pinche en las fotos para leer los números anteriores de Orfeo

Orfeo magazine n°1, invierno 2013

Orfeo magazine n°2, otoño 2013

El sumario de este primer número trata de dos familias de Barcelona : la familia Fustero, fabricantes de clavijeros y la familia Simplicio, luthiers, y su relación con el movimiento modernista.

Numero dedicado al luthier Daniel Friederich, sus guitarras y su barrio de París. Mas un supplemento (solamente en francés) que se puede bajar gratuitamente.

Creación y dirección: Alberto Martinez Diseño gráfico: Hervé Ollitraut-Bernard Redacción: Christian Descombes Secretaria de redacción: Clémentine Jouffroy Traducción francés - español: Maria Smith-Parmegiani Traducción francés - inglés: Meegan Davis

Sitio web: orfeomagazine.fr Contacto: orfeo@orfeomagazine.fr

o


orfeo Editorial

3

m a g a z i n e “¡Es una vergüenza, España, patria de la guitarra no tiene museo de instrumentos en la capital !” se indigna Marcelino López Nieto. Este luthier madrileño, de renombre internacional, que se ha codeado con los mas grandes guitarristas del siglo XX, nos ha permitido descubrir algunos de los tesoros de su magnífica colección. En Madrid también, nos entrevistamos con José Antonio Lagunar y Victoria Velasco quienes nos contaron la historia de la casa Contreras y el reto que representa para ellos ser dignos sucesores de la prestigiosa “guitarrería”. Seguimos en Madrid, adonde se produjo una revolución en la luthería, en 1965, cuando José Ramirez III utilizó el “western red cedar” para las tapas armónicas de sus guitarras. Esta madera proviene de un árbol gigantesco que puebla las costas americanas y canadienses del océano Pacífico. Y así nos encontramos en América, continente descubierto por Cristóbal Colón durante una expedición financiada por….Madrid. Sin ninguna duda, Madrid ocupa el sitio de honor en este número. Alberto Martinez


El legado de Con


ontreras

El inesperado fallecimiento de Pablo Contreras en 2011 pareció indicar el final de la famosa guitarrería madrileña pero su familia la hizo revivir al confiar la fabricación a José Antonio Lagunar, y la dirección comercial a Victoria Velasco. Un legado pesado de llevar..


La primera creac de la tapa armón

Pablo Contreras

Manuel Contreras

La lista de guitarristas profesionales que adoptaron las guitarras Contreras es interminable, desde Regino Sainz de la Maza y Atahualpa Yupanqui, hasta la familia Romero: Celedonio, Pepe, Ángel y Celín. Manuel González Contreras (1928-1994), reconocido ebanista de muebles de estilo, buen dibujante y amante de la música, descubrió su verdadera vocación al entrar en contacto con el mundo de la lutería en los años que trabajó en el taller de José Ramírez III (1959 - 1962). Pronto sintió la necesidad de emprender un camino propio para poder materializar las ideas de construcción que bullían en su cabeza. Tanto Manuel como posteriormente su hijo Pablo Manuel (1957-2011) realizaron durante estas cinco décadas un gran trabajo de estudio, experimentación e innovación, guiado por su permanente deseo de mejorar el rendimiento y calidad sonora de sus instrumentos. Padre e hijo compartían algunas cualidades imprescindibles en esa búsqueda de la excelencia, como eran un conocimiento extraordinario de las posibilidades de cada madera, un perfeccionismo en el trabajo de artesanía que se refleja en los impecables acabados, un muy buen oído, gusto por la buena música y también algo muy importante: escuchar las opiniones, necesidades y deseos de los guitarristas profesionales, con los que mantenían un estrecho contacto. El primer diseño propio de Manuel Contreras, que fue denominador común en sus principales modelos, fue el de la “estructura de varetas curvas” en la tapa armónica de sus instrumentos. Curvar las varetas tenía el propósito de incrementar su fuerza para poder reducir su número y facilitar la vibración de la tapa armónica.


ci贸n de Manuel Contreras, el varetaje curvo nica, se ha convertido en su sello distintivo

Antiguo cat谩logo de la casa Contreras que muestra los detalles de la fabricaci贸n de guitarras.


La mayorĂ­a de sus primeras guitarras tenĂ­an un fondo y aros de palosanto de Rio.


Modelo 1ª Especial

Vista por transparencia del varetaje curvo.

Las primeras guitarras que salieron del taller de Manuel Contreras, construidas, como todos sus posteriores modelos de concierto, con palosanto de Río y tapas de cedro canadiense o pino abeto alemán, presentaban aun un varetaje de clara inspiración en la tradicional construcción de la guitarra de Antonio de Torres. Pero muy pronto el maestro fue desarrollando su sistema de varetas curvas. Este modelo, si bien fue evolucionando a lo largo de los años, presentaba ya desde sus primeros ejemplares el sonido característico de las guitarras Contreras. Un sonido rico en armónicos, redondo, de gran calidad y potencia sonora. También se incorporó otra característica propia de las guitarras Contreras que sigue vigente en nuestros días: se sustituyó el refuerzo visible del mango, por dos refuerzos colocados en la cara interior, es decir, en la cara donde se une al diapasón. De esta forma, el mango resulta reforzado y puede trabajarse más su forma o su grosor sin afectar su resistencia. El modelo 1ª Especial dio a conocer el nombre de Manuel Contreras en todo el mundo y sigue ocupando hoy en día un lugar destacado junto a los demás modelos. Los dos refuerzos de ébano están situados en el interior del mango.


La elegante marquetería de las rosetas es otra de las firmas de Contreras.

Modelo Doble tapa A principios de la década de los 70, Manuel Contreras empezó a experimentar con la posibilidad de conseguir una mayor proyección del sonido de la guitarra sin perder calidad sonora. Sus ideas y ensayos iban dirigidos a conseguir una mayor eficacia no sólo de la tapa armónica, sino también de la caja de la guitarra. En este sentido y tras numerosas pruebas en cuanto a grosores de maderas y formas de encolado, comenzó a añadir una segunda tapa armónica completamente unida a la cara interna del fondo de la guitarra. Se unían entonces el palosanto de Río con el cedro o el pino, es decir, una madera más rígida con otra más flexible. Después de muchos ensayos, Manuel Contreras llegó a la conclusión de que el sistema daba su mejor rendimiento cuando tanto la tapa armónica de la guitarra como la segunda tapa interior eran del mismo material. Así, las guitarras Doble tapa de cedro llevan los refuerzos, varetaje y tapa interior de cedro y lo mismo ocurre con las de pino. El sistema Doble tapa confiere al instrumento una naturaleza sonora distinta y característica, además de una mejor proyección del sonido. Desde su presentación en 1974 este sistema tuvo una gran aceptación y sigue incorporándose tanto a los modelos Doble tapa como a los creados posteriormente como el modelo 25º Aniversario y 10º Aniversario.


La “doble tapa� es una fina capa de la misma madera que la tapa, pegada contra el fondo de palosanto.


Este modelo no figura mas en el catálogo desde el fallecimiento de Manuel Contreras.

Modelo Carlevaro A principio de los años 80, Abel Carlevaro, guitarrista y compositor uruguayo, seguramente conocedor del talante innovador de Manuel Contreras, le pidió que fabricara una guitarra de su concepción, inspirada de los pianos de cola. En este sentido quería que la guitarra presentara un lado recto, sin cintura, en el aro superior y también deseaba que la tapa armónica del instrumento fuera aislada de los aros y que no presentara ninguna abertura o boca, para que pudiera vibrar en toda su extensión. Manuel Contreras buscó la forma de conseguir ambas cosas e ideó un complejo sistema de construcción que permitía que la tapa armónica fuera de alguna forma “flotante” y que quedara uni-

da a los aros sólo por algunos pequeños puntos de sujeción. El Modelo Carlevaro fue presentado en 1983, quedando el maestro plenamente satisfecho con el resultado. Durante esa década Manuel construyó diferentes guitarras Carlevaro basadas todas en el mismo diseño pero con algunas características distintas como alguna boca calada o algunas variaciones en el varetaje de la tapa armónica. El sonido de este especial modelo, utilizado por Abel Carlevaro hasta el fin de su vida profesional, se aleja algo del sonido característico de las guitarras Contreras, siendo más “ligero” y especialmente adecuado para la música renacentista y barroca.


El aro izquierdo no estรก domado y la boca ha sido remplazada por una abertura alrededor de la tapa.


La pala decorada con la “pluma” se reserva para los modelos de concierto.

Modelo 25° Aniversario Mediada la década de los 80, tomó forma la idea del “resonador”, cuyo desarrollo compartió trabajando ya en estrecha colaboración con su hijo Pablo Manuel. Los Contreras pretendían aislar, en la medida de lo posible, el cuerpo del guitarrista de la guitarra para no entorpecer o apagar su vibración. El primer resonador que realizaron consistía en un fondo de palosanto independiente, que podía acoplarse al exterior de la guitarra y que llevaba pequeñas piezas de aro domadas en las zonas de apoyo del brazo derecho y piernas del guitarrista.Este primer resonador movible permitió realizar múltiples pruebas sobre diversos modelos de Contreras para demostrar su efectividad. Además, en esta época se realizaron numerosos pedidos de resonadores movibles para guitarras

ya construidas anteriormente. Con el tiempo se comprobó que era preferible fijar los resonadores a las guitarras, principalmente para evitar posibles deformaciones en ellos por el uso. Decidieron entonces realizar un modelo único que surgió de la incorporación del resonador a la guitarra con sistema Doble tapa. Nació entonces el modelo 25° Aniversario, así llamado en conmemoración de los 25 años de existencia del taller Contreras. Como curiosidad estética, en los últimos años 80 y primeros 90 se ofrecía la posibilidad de realizar en estos modelos de concierto una talla, en la cabeza de la guitarra, de la “C” de Contreras si el cliente así lo quería o conservar el adorno de la «pluma» en el centro de la pala tradicional.


El resonador es un fondo independiente, exterior, separado de la guitarra.


El modelo 10° Aniversario sorprende por su peso (mas de 2 kilos) y su tamaùo.


Modelo 10° Aniversario El modelo de resonador gozó desde su aparición de una gran aceptación entre los guitarristas profesionales, fundamentalmente por la evidente ganancia en potencia sonora que aportaba al instrumento. Pero al mismo tiempo, algunos guitarristas sentían cierta reticencia a incorporar un elemento que alteraba el aspecto de la guitarra clásica. Estas reticencias fueron haciendo nacer en la mente de los Contreras la idea de devolver a la guitarra 25° Aniversario el aspecto de la guitarra tradicional mediante la introducción del resonador en el interior de la guitarra. Desgraciadamente Manuel Contreras fallecía en 1994, no pudiendo ver materializado este nuevo proyecto que tanto le ilusionaba y que le mantuvo ocupado en su taller hasta el último de sus días. Pablo Contreras asumió desde ese momento en solitario este reto que le llevó a modificar poco a poco toda la estructura interior de la guitarra 25° Aniversario para incorporar el resonador. Investigó también nuevos diseños de varetaje, volviendo con el tiempo a utilizar varetas rectas pero con entramados mucho más complejos. Buscaba principalmente en esta etapa conseguir alcanzar la máxima inmediatez de la respuesta sonora de la guitarra ante la pulsación del guitarrista. Fueron unos años de profunda investigación y múltiples pruebas que culminaron con la presentación en 1998 del modelo 10º Aniversario. Con este nombre se conmemoraban los 10 años de la incorporación definitiva de Pablo al frente del taller Contreras. Este modelo alcanzó el máximo reconocimiento internacional al ser merecedor del 1° premio de la Convocatoria Internacional de Guitarras, organizada en conmemoración del centenario del nacimiento del maestro Joaquín Rodrigo en el año 2000. El modelo 10º Aniversario ha sido y sigue siendo un gran hito en la construcción de la guitarra clásica española. Es un modelo vivo al que se han ido incorporando todas las nuevas ideas y desarrollos de construcción que Pablo Contreras fue elaborando en sus últimos años.

El varetaje de tipo “lattice” elaborado por Pablo Contreras.

El trabajo esmerado de Contreras se aprecia incluso en el interior.


José Antonio Lagunar perpetúa con los sistemas de costrucción y la “forma de hacer” de Contreras.


José Antonio Lagunar mantiene vivo el legado de los Contreras Manuel y Pablo Contreras no sólo han legado al mundo de la guitarra española extraordinarios modelos de máxima calidad sonora, sino también una “forma de hacer”, un enfoque de la construcción de instrumentos basada en la investigación y una impecable realización estética. Son por ello sus guitarras un referente de sonido y elegancia, en los que tan reconocidos son sus originales sistemas de construcción como su diseño de cabeza y sus mosaicos y ornamentos completamente artesanales, entre los que destaca su preciosa y característica “pluma”, que ornamenta la línea central de las palas de sus cabezas, el contorno del mosaico de las rosetas y todo el contorno de la tapa armónica en los modelos Doble tapa y 10º Aniversario. Tras el prematuro fallecimiento de Pablo Contreras en enero de 2011, se encuentra al frente del taller José Antonio Lagunar, el que fuera durante muchos años su primer oficial. Él mantiene viva la herencia recibida, los modelos, los sistemas de construcción fruto de tantos años de esfuerzo e inves-

tigación, y la forma de hacer, la pasión por llevar a la guitarra a su máxima expresión de sonido y belleza, que es en definitiva el legado de nuestros recordados Manuel y Pablo Contreras. Victoria Velasco Ndlr.: Victoria Velasco trabaja en la casa Contreras desde 1989, aportando su formación como profesora superior del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y su conocimiento de idiomas, para llevar la dirección comercial, las relaciones públicas y la prueba de todos los instrumentos construidos en el taller. José Antonio Lagunar entró al taller en 1984 de la mano de su tío, Alfredo Lagunar, por aquel entonces 1er oficial del taller de Manuel Contreras. En 1995, tras la jubilación de su tío, pasó a ocupar su lugar como 1er oficial.

Detalle de la “pluma” (o “espiga de trigo”).


Pepe Romero: el amigo americano La célebre familia Romero fue uno de los primeros clientes de Manuel Contreras. Orfeo - Cuando comenzó la amistad de la familia Romero con Manuel Contreras ? Pepe Romero - “Desde el principio. Cuando Manuel Contreras se marchó de Ramírez y se estableció en Madrid con su propia tienda, mi padre fue uno de sus primeros clientes. Y luego pasamos por la tienda todos los Romero y comenzamos una hermosa amistad con Manuel, y luego con Pablo. Incluso, uno de los primeros viajes que hizo Pablo, cuando tenía 18 años fue venir a mi casa en California.” Orfeo - Cuantas guitarras Contreras has tenido? P. R. - “Muchas! Recuerdo una de 1971 con la que toqué en muchísimos conciertos. En 1980 Manolo (Manuel) me construyó una guitarra especialmente para mí, que yo la llamo “la Manola”, con la que también toqué en muchísimos conciertos. Luego también me hizo una con resonador, con la que toqué durante la celebración del centenario del nacimiento de Federico Moreno Torroba, delante de la Reina de España. También toqué mucho con una guitarra que me hizo Pablo con las medidas que a mi me gustan, con el mango un poco mas ancho y con una tapa de pino abeto alemán preciosa. Como te he dicho, tuve varias guitarras Contreras, pero esas tres han sido con las que mas he tocado y que han sido parte de mi vida profesional.” Orfeo - Como pides que hagan tus guitarras? P. R. - “La guitarra con la que yo mas toqué en mi vida es una Miguel Rodríguez de 1973, con la que me siento muy cómodo. Por eso yo les pido a los luthiers que me hagan guitarras parecidas a esa, con un tiro de 660mm, con mango ancho y bastante grueso, ya que me resulta mas cómodo al no tener que cerrar tanto la mano.” Orfeo - Esa amistad con Manuel duró hasta el final de su vida y continuó con Pablo, no es cierto?

P. R. - “Claro, incluso cuando mi hijo, Pepe Jr., decidió que quería ser guitarrero, yo lo mandé a Madrid para aprender con Pablo, quien lo acogió como un hijo suyo, como yo lo había acogido a él unos años antes en California.” Orfeo - Hablando de Pepe Jr., tu hijo, con quién más aprendió a hacer guitarras? P. R. - “Mi hijo hizo su primera guitarra con un luthier americano que se llama Dake Traphagen. Luego fue a Madrid a estudiar con Pablo, también tomó cursos con José Romanillos, estuvo un tiempo con Miguel Rodriguez y, finalmente con Edmund Blöchinger en Alemania. Creo que fue con Blöchinger con quien estudió mas tiempo.” Orfeo - Volviendo a los Contreras, que les encuentras tu de particular a sus guitarras? P. R. - “Tienen un excelentísimo trabajo de ebanistería y tienen una voz propia, inimitable, única. Como los violines de Stadivarius suenan a Stradivarius y los Guarnerius a Guarnerius, las guitarras de Contreras tienen su propia voz.” Orfeo - Tu piensas que cada luthier tiene su sonido? P. R. - “Solo los buenos! Todos los demás suenan iguales.” Orfeo - Y tu puedes reconocer las guitarras por su sonido? P. R. - “Por supuesto, con los ojos cerrados yo se si estoy tocando una Contreras, una Blöchinger, una Santos Hernández o una de mi hijo. Yo me he criado con mi padre jugando a comparar una guitarra con otra. Así eduqué mi oído y las reconozco como si fueran personas.” Orfeo - Gracias por la entrevista Pepe, quieres agregar algo? P. R. - “Si, que los Contreras han sido grandes luthiers, que han aportado inmensamente a la guitarra española además de haber sido unas excelentísimas personas. La verdad es que los hecho muchísimo de menos.”


Pepe Romero: toda una vida dedicada a la guitarra con mas de 50 discos grabados.


Árbol de la vida Fuimos a visitar los bosques pluviales canadienses para admirar de cerca los “Western red cedars”, estos árboles gigantescos que se utilizan para fabricar las tapas armónicas de las guitarras clásicas. Paseo por Vancouver, capital mundial del cedro.


Canadá posee algunos bosques pluviales que no han sido modificados por el hombre Western red cedar es la denominación comercial de un árbol de la especia botánica “Tuja plicata” que pertenece a la familia de las “cupresáceas”. Se le encuentra entre 29° et 57° de latitud, en la provincia canadiense de Colombia británica, zona principal de su crecimiento. Se extiende hasta Alaska y hasta California hacia el sur. Pero su historia comienza en Inglaterra en el siglo XVIII con el navegante, explorador y cartógrafo británico: el capitán James Cook, quien realizó tres viajes al océano Pacífico y fué así el primer europeo que desembarcó en la costa este de Australia, en Nueva Caledonia en las islas Sandwich del sur y en Hawai. Fué asimismo el primer navegante que dió la vuelta a la Antártida y que cartografió Terranova y Nueva Zelanda. En 1778, su tercer viaje tenía como objetivo encontrar un pasaje al norte del continente americano para comunicar el océano Atlántico con el océano Pacífico. Explora la bahía de Nootka, al norte de Vancouver, en busca de un nuevo mástil para su navío “Resolution” y descubre los fabulosos bosques de wester red cedar (que conviven con los pinos Douglas). Escribe en su cuaderno de bitácora: “Las bajas y altas tierras des la zona litoral estan bordeadas, a lo largo de grandes distancias, de árboles enormes y rectos que parecen formar un amplio bosque”. Para estos primeros exploradores y para los colonos que les sucedieron, las riquezas de estos bosques de proporciones gigantescas parecían inagotables. Estos árboles eran llamados “árboles de la vida”

por los autóctonos. Su madera, ligera y fácil de trabajar servía para construir canoas, habitaciones, herramientas y para esculpir totems. La corteza interna, dentada y tramada se utilizaba para realizar sombreros y capas impermeables. El western red cedar llega a tener 70 metros de altura y un diámetro de 4 metros. Una característica particular de este árbol es el carácter cónico del tronco. La longitud útil del tronco es de unos 25 metros. EL western red cedar puede alcanzar edades muy avanzadas y se pueden ver todavía en los bosques del Pacífico, árboles de mas de 800 años. Los mas viejos presentan grandes raíces aparentes y un tronco hueco. Su madera posee extraordinarias cualidades mecánicas : rigidez, ligereza, imputrescibilidad y estabilidad y ofrece ricas variaciones de color que van del pardo amarillo claro hasta el pardo chocolate, pasando por el rosa y el salmón. Debido a la diferencia que existe entre la madera de invierno y la de verano, los tablones cortados en cuartos presentan vetas muy pronunciadas. Para nuestra guitarras, el western red cedar tiene el inconveniente de ser muy frágil y muy sensible a los rasguños. Pero presenta la ventaja de estar disponible en grandes cantidades. Alberto Martinez * Ndlr : para los aficionados a los relojes, añadiré que James Cook fué uno de los primeros navegantes que llevaba un reloj de marino. Tenía a bordo una copia del reloj H4 inventado por John Harrison, que le permitía determinar la longitud con precisión.


- En los bosques pluviales de la isla de Vancouver existen ĂĄrboles centenarios y algunos de mas de 800 aĂąos.


Solo una pequeĂąa parte de estos enormes troncos servirĂĄ para hacer tapas.


Almacenamiento de madera en una ramificaci贸n del r铆o Squamish, en espera de ser despachada.


El “log raft�: transporte de troncos atados en forma de balsa y halados por un remolcador. Photo Bernhard Limberger


Los árboles se cortaban a mano y se tra 1/ Alzados sobre tablones los leñadores cortaban los árboles con hachas. 2/ Mastodontes de más de 3 metros de diámetro. 3 et 4/ El “log drive”: transporte fluvial de troncos guiado por hombres. 5/ También se utilizaban locomotoras para efectuar el transporte.

1 © MAPA

2 © City of Vancouver archives


nsportaban por via férrea o fluvial

3 © Archives of MI Dept. of Conservation

4 © Robert N. Dennis collection

5 © Joe Cosiglia collection


“Yo he clasificado mas de un millón de tapas de cedro” Orfeo - Hemos visto milles tiene solo un aspecto sonoro de troncos de árbol en sino también estético. El red Vancouver. ¿Como puede cedar es multicolor pero la saber cuales serán aprodemanda se orienta hacia un piados para fabricar tapas solo matiz.” armónicas? David Lapeyrouse -“Gracias Orfeo - ¿Que piensa de las a la experiencia. Mi empresa tapas con “garras de oso” ha cortado 2 millones de ta(bearclaws)? pas y yo clasifiqué mas de 1 D. L. - “Hay que comparar millón. cosas similares. Si comparaLa madera para la lutherie es mos dos tapas perfectamente la mas cara. Usted la comcortadas en cuartos, una con pra, la corta y ve el resultado. “garras de oso” y la otra sin elSi es bueno, tratará de conselas, no tendria que haber difeguir la misma. Pero existe rencia alguna. siempre un riesgo. Cuando Las tapas de madera nunca se compra madera hay que son idénticas, algunas pueden El paso del tiempo comprar todo el tronco. Noestar perfectamente cortadas “chocolate cedar” its unique sotros producimos 12 caliy no por eso tienen ese timbre, sonority. dades diferentes de tapas, de esa calidad sonora ya sea con formato guitarra clásica o dreadnut. Tenemos garras de oso o sin ellas. Las “garras de oso” no cientes que pagan 2 dólares la tapa y otros que cambian la calidad. quieren tapas a 40 o 50 dólares. Las tapas a 2 Es imposible garantizar que se va a fabricar una dólares son fáciles de encontrar. Pero para obtebuena guitarra. La tapa armónica es un elemenner una tapa a 50 dólares hay que cortar muchos to importante. Se puede hacer una mala guitarra buenos troncos!” con una buena tapa, pero no se hará nunca una buena guitarra sin une excelente tapa.” Orfeo - ¿Como corta esos troncos de árbol? D. L. - “Los red cedar son arboles enormes y alOrfeo - ¿De donde proviene ese red cedar gunos tienen 3 metros de diámetro. Para hacer muy oscuro que vimos en su taller? tapas cortamos rodillos de 24 pulgados (unos 60 D. L. - “A veces encuentro troncos de árbol intaccm). Después los cortamos en cuartos y finaltos que han sido abandonados o abatidos por mente utilizamos 2 o 3 tablas del centro para el viento en las zonas que no se explotan desde obtener vetas bien verticales. hace mucho tiempo. El red cedar no se pudre El principal problema del red cedar es el color. pero el color de la madera cambia con los años Una madera con vetas apretadas, bien rectas y se oscurece y adquiere una sonoridad sin par. es fácil de encontrar. Lo dificil es la uniformidad Le llamamos “chocolate cedar”. Si le gusta el del color. Si se tiene una tapa de buena calicolor oscuro, es con él que obtendrá la mejor dad desde todo punto de vista salvo el color, los calidad sonora. Se trata de una madera que se luthiers no la aceptarán. ha secado y que ha madurado durante 100 o 200 Nosotros producimos tapas de gran calidad a años. Es rarísimo. ¡El “chocolate cedar” es el precios bajos, pero la madera de las tapas no secreto mejor guardado de los luthiers!”


David Lapeyrouse, fundador de Timbre Tonewood, aserradero especializado en el cedro y el arce.


El western red cedar se seca f谩cilmente y presenta un riesgo de deformaci贸n minimo.


José Ramírez III, el “descubridor”

En 1965, José Ramírez III, en su incesante búsqueda para mejorar el sonido de la guitarra, revolucionó su sistema de construcción al utilizar el “western red cedar” para las tapas armónicas. Hoy en día, su descubrimiento es utilizado, paralelamente al pino-abeto, por la mayoría de los guitarreros en el mundo entero. A continuación, un corto pasaje de las memorias de José Ramírez III. “Por estas fechas descubrí una extraordinaria madera que sustituía con ventajas al pino-abeto alemán que venía empleándose para la tapa armónica de las guitarras desde tiempo inmemorial. Se trataba de la “thuja plicata”, mal llamada cedro rojo del oeste, y que me fue presentada como cedro común. Vi enseguida sus extraordi-

narias condiciones de ligereza, resistencia, sensibilidad y sobre todo sus magníficas vetas que superaban a las del pino-abeto mejor curado. Procedente de la costa del Pacífico de América del Norte, se trataba de una conífera prima hermana de los pino-abetos de Centroeuropa. Hice enseguida una guitarra con esta madera y resultó excelente en todos los aspectos. Creo recordar que inmediatamente inicié la construcción de cuatro guitarras con destino al Maestro Segovia, y se las presenté tan pronto tuve ocasión, lo que debió ser por el verano de 1965. Las probó sin comentarios, pero con evidente satisfacción, eligió una y me devolvió la de 1962.” José Ramírez III “En torno a la guitarra”


Marcelino López Nieto Nació en Madrid en 1931, estudió la guitarra con Daniel Fortea (alumno de Tárrega), conoció a la viuda de Santos Hernández, trabajó para Hernández y Aguado y se forjó una buena fama internacional de guitarrero.


Don Marcelino prueba su guitarra N° 1000, reproducción de una guitarra baroca. En la mesa los últimos toques a una copia de “La Leona” de Torres.


Su varetaje se inspira en el de Santos, al que le añade una placa por debajo del puente.

A los 18 años, en 1949, me instalé de guitarrero en Madrid Con sus 83 años, continúa construyendo sus guitarras, copia instrumentos históricos y reproduce guitarras de Hernández y Aguado, de Santos Hernández y de Antonio de Torres. Tiene una de las mejores colecciones de guitarras de España y le queda tiempo para tocar “por lo menos media hora todas las noches”. Entrevista de este guitarrero excepcional en su taller madrileño mientras terminaba su guitarra N° 1.000. Orfeo - Cuando joven, Ud. tuvo una doble formación: ebanista en un taller de Madrid, y musical estudiando la guitarra con Daniel Fortea... López Nieto - “Si, como me gustaba mucho la madera, aprendí la ebanistería en un taller de la calle del Olmo, en Madrid. Un día de 1945, mi madre estaba escuchando la radio y suena el trémolo de «Recuerdos de la Alhambra» de Tár-

rega. Me impresionó tanto que le dije: Mamá, quiero aprender a tocar la guitarra!. Y así fue como conocí a Fortea y estudié con él.” Orfeo - Como aprendió a hacer guitarras? L. N. - “Como yo trabajaba en ebanistería, un tío mío me regaló una guitarra hecha en Valencia que estaba muy destrozada. Viendo como estaba hecha, yo hice otra como a mi me parecía. A los 18 años, en 1949, me instalé de guitarrero en la calle Jesús y María.” Orfeo - Cuando conoció a la viuda de Santos Hernández? L. N. - “De 1948 a 1953, yo estudié con Daniel Fortea y él tenía una guitarra de Manuel Ramírez, de la calle Arlabán, y 2 guitarras de Santos. Las recuerdo bien, una de ciprés y una de palosanto, con las que nos dejaba tocar. El maestro Fortea llevaba sus alumnos a las tertulias guitarrísticas


Su guitarra n掳999, lista para ser enviada al Jap贸n.


Mangos y tapas de guitarras y violines cuelgan en las paredes de su taller.


La goma-laca está lista para realizar el barnizado a muñequilla.

De 1972 a 1975 hice unas 30 guitarras para Hernández y Aguado

Orfeo - Que aprendió de la construcción de guitarras con la viuda de Santos? L. N. - “Mucho ! Ella me explicó todo lo que sabía de las guitarras de su marido. Ella me dejaba tocar con las 3 guitarras de Santos que conservaba. Entre ellas estaba “La inédita”, que Santos había hecho para Segovia pero que nunca le entregó. Además, yo conozco muy bien las guitarras de Santos Hernández por haber hecho varias restauraciones. La reproducción de Santos que yo hago es la copia de una guitarra de 1933.”

Orfeo - Y como conoció a Hernández y Aguado? L. N. - “Fue también en casa de Matilde. Victoriano Aguado había fallecido y Manuel Hernández, que ya trabajaba muy poco, me pidió que le hiciera unas guitarras. Entre 1972 y 1975 hice unas 30 guitarras. A Hernández le gustaban mucho mis guitarras. Me daba sus etiquetas para pegar y no llevaban ninguna firma mía. Años mas tarde, cuando falleció el yerno de Hernández, al no tener más herederos, yo seguí construyendo esas guitarras, pero con mis etiquetas. Es un modelo que me piden bastante, sobretodo de Japón. Es la reproducción exacta de las guitarras de Hernández y Aguado: la plantilla, el varetaje, la roseta, la cabeza... todo es igual. La construcción era basada en las guitarras de Santos.”

Orfeo - Ud conoció a Marcelo Barbero, el luthier que terminó las últimas guitarras de Santos? L. N. - “Si. Nunca trabajamos juntos, pero tuvimos mucha amistad. He hecho también alguna guitarra modelo Barbero.”

Orfeo - Y esas copias suenan como las guitarras originales? L. N. - “Eso es imposible ! Las maderas no son las mismas y además el paso de los años ha cambiado mucho las guitarras. Pero se aproximan bastante...”

que se hacían en casa de Matilde Ruiz López, la viuda de Santos, en la calle Aduana. Así que, después de la clase de los sábados con Fortea, nos íbamos a las tertulias en casa de Santos. Allí venían a tocar Regino Sainz de Maza y Alirio Díaz.”


Rubén, el hijo de Don Marcelino, examina la roseta del modelo Santos Hernández.

Pour coller les filets du bord de la table et du fond, la guitare est ficelée à l’espagnole.


Una increĂ­ble diversidad de instrumentos se encuentra en espera en su taller.


El modelo Hernández y Aguado en curso de realización.

La parte central de la tapa es mas gruesa, los bordes mas finos, pero todo es muy intuitivo

Orfeo - Cuantas guitarras hace por año? L. N. - “Cuando yo era joven, podía construir hasta 12 instrumentos al año, pero ahora me limito a la mitad, con la ayuda mi hijo Rubén.” Orfeo - Creo que ha construido más clásicas que flamencas, cierto? L. N. - “Si, la mayoría son clásicas.” Orfeo - Hace guitarras tipo Santos Hernández, tipo Hernández y Aguado, tipo Torres, pero las suyas propias que tipo de construcción tienen? L. N. - “El varetaje está basado en el de Santos, aunque agrego una pequeña vareta bajo los tiples (cuerdas agudas) y un refuerzo bajo el puente. Pero el varetaje varía, depende de la flexibilidad de la tapa. Hay tapas rígidas y otras mas blandas; yo las golpeo, escucho el sonido y ajusto los espesores y el tipo de varetaje en función de la madera de la tapa. No uso el

calibre, me guía la experiencia. La parte central de la tapa es mas gruesa, los bordes mas finos, pero todo es muy intuitivo. A la gente le gustan las guitarras grandes, pero yo pienso que una guitarra más pequeña favorece los agudos y resulta mas equilibrada. Los graves son siempre mas fáciles de obtener. Yo prefiero reducir un poco el volumen de aire. Las guitarras actuales son mas grandes pero están basadas por lo general en las de Torres. No se puede hacer una buena guitarra sin entender este punto de partida. También siempre me ha gustado mucho reproducir instrumentos históricos. Utilizo varias plantillas: Muñoa, Llorente, Pernas, Pagés.” Orfeo - Algunas guitarras suyas tienen 2 fechas en la etiqueta, porqué? L. N. - “Porque fueron comenzadas en un momento y terminadas después. Me ha sucedido muchas veces.”


El mercado asiático se apasiona por las tapas de guitarra con “garras de oso”.


Conserva los discos de las bocas de sus guitarras colgados encima de los futuros instrumentos.


Retrato de Marcelino López Nieto por el pintor José Luis Morán.

Es una vergüenza, España, patria de la guitarra, no tiene museo de instrumentos en la capital ! Orfeo - Cuantos instrumentos antiguos ha reproducido? L. N. - “INo recuerdo... muchos. Varios laúdes, 5 violines, un arpa, guitarras barrocas, románticas...” Orfeo - Que guitarra tiene sobre la mesa? L. N. - “Es una copia de Torres. Yo tuve para reparar la guitarra de Torres que llaman “La leona” y en esa oportunidad tomé la plantilla y pude ver todos los detalles de construcción. Esta es idéntica, pero sin el tornavoz, porque a mi me parece que no sirve más que para quitarle sonido.” Orfeo - Y su hijo Rubén ha hecho guitarras? L. N. - “Si, pero ha retomado la plantilla de las guitarras que yo hacía antes, de caja mas grande. Lleva hechas más de 20 guitarras. Además me ayuda mucho barnizando a muñequilla las guitarras que yo hago.” Orfeo - Que me puede decir de su colección?

L. N. - “Empecé hace unos 50 años. Coleccionar es un vicio, es difícil detenerse. Conservo mas de 160 guitarras en un local fuera de Madrid donde tengo guitarras barrocas, románticas y clásicas; guitarras italianas del siglo XVIII y francesas del XIX. Tengo una guitarra de cinco órdenes, es decir, cinco cuerdas dobles, de fines del XVII, que perteneció a Juan José de Austria, de la época de Velázquez, barroca, en palosanto de Brasil, caoba de Cuba y decorada con águilas bicéfalas, emblema de la Casa de Austria. Debe ser una de las guitarras más antiguas que se conocen. Tengo también guitarras de Antonio de Torres, de Vicente Arias, de Manuel Ramírez, de Enrique García, de Simplicio, de Santos... Estoy tratando de convencer al Ministerio de Cultura de crear un museo de la música en Madrid. Yo quisiera que mis guitarras no salieran de aquí. Es una vergüenza, España, patria de la guitarra, no tiene museo de instrumentos en la capital!”


Suspende las tapas de sus futuros instrumentos a la luz para que adquieran un bello matiz.


Una colecci贸n 煤nica en

Hemos escogido cinco instrumentos excepcionales de la colecci贸n de Marcelino L贸pez Nieto.


Espa帽a

Dos guitarras apenas terminadas de L贸pez Nieto junto a instrumentos en espera de ser restaurados.


Guitarra barroca (fines del siglo XVII)

Esta guitarra perteneció a Juan José de Austria, hermano de Carlos II. Bajo el puente y en el mango se puede ver el águila bicéfala de la Casa de Austria.


« Mes barrages, on ne peut guère les copier. Il y a beaucoup de travail : c’est une lutherie onéreuse du commencement à la fin.


Antonio de Torres 1867 “No se puede hacer una buena guitarra sin entender este punto de partida.� L. N.


Vicente Arias 1902 Vicente Arias, uno de los pocos luthiers capaz de competir con Antonio de Torres.


Francisco Simplicio 1928

La pala esculpida es una de las caractĂŠristicas inconfundibles de Francisco Simplicio.


Santos Hernández 1939

“El sonido de las guitarras de Santos ha sido siempre mi referencia.” L. N.


Paris, Abril 2014 Sitio web: orfeomagazine.fr Contacto: orfeo@orfeomagazine.fr


Orfeo n° 3 - Edición española - Primavera 2014