Issuu on Google+


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

“Hoy nos ha nacido un Salvador”(Lc.2,11) Querido lector: Estamos próximos a vivir el tiempo de Navidad, fiesta misionera. Tiempo de emociones y de hacer un balance sobre lo vivido este año que va culminando. A la vez es tiempo de agradecer y celebrar.

Tiempo de celebración, porque como familia cristiana el mismo Señor nos convoca para que meditemos profundamente el porqué de tanto amor. “Hoy nos ha nacido un Salvador” fue el mensaje del ángel. Y debe ser un momento grandioso cada vez que lo celebramos y oimos, porque

Tenemos que creer como cristianos que Navidad no es sinónimo de consumismo, donde compro y regalo cosas, un feriado, o solo sentarse a comer de manera desaforada. Navidad y misión, como la vida misma, no es algo superficial y pasajero. Es parte de nuestra vida de fe y amor, para compartir y contagiar esperanza, alegría y paz. El mundo necesita que todos, especialmente los cristianos, vivamos y actuemos la Navidad en nuestra vida cotidiana. Dios está actuando. Debemos vivir con los pies sobre la tierra, los ojos abiertos,los oídos atentos, para ver y sentir la presencia de Dios hecho hombre en Jesús y en nuestra historia. A veces descubrimos que nos falta

Lo llamamos tiempo de misión porque Dios se hace hombre, se manifiesta, se muestra, viene en figura humana para acompañarnos y salvarnos; también nos emocionamos y vamos cerrando una etapa de la vida, cuando vamos culminando un camino. Por eso el balance de cómo viví en este año el misterio de la fe. Tiempo de dar gracias a Dios por todos los beneficios concedidos. Quizás no pasó todo lo deseado, pero la certeza en la fe me lleva a creer que pasó todo lo que Dios quizo, sabiendo que no quedamos defraudados.

tenemos que entender que Jesús viene a cumplr su misión y nos asocia a cada uno por el bautismo. Reflexiono algo de las misiones: el mensaje navideño es conocido por algunos y desconocido o ignorado por muchos. Yo lo conozco, pero ¿qué conozco de este mensaje? ¿cómo lo vivo? ¿qué anuncio? ¿cómo lo celebro?

fidelidad, creatividad e imaginación. ¿Qué se nos ocurre para que esta Navidad sea realmente Navidad misionera?

Les deseo Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. P. Dante De Sanzzi Director Nacional de las OMP

1


/

>Contenido Director P. Dante De Sanzzi

/

dic 2013-ene-feb 2014

Nº 495

1/ «Hoy nos ha nacido un Salvador» Editorial: P. Dante de Sanzzi

3/ Epifanía del Señor

Equipo de Redacción P. Pedro Brassesco P. Daniel Lascano P. Abel Iglesias Cortina Favio Rosso

Actualidad: P. Daniel Lascano

6/ Importancia de la Colecta por África Propagación de la Fe: Redacción

8/ Familia: misión permanente Familias Misioneras: Mario Miranda

A g r ad ecem os la colab or ación en esta Edición d e:

10/ Para que las vacaciones sean un tiempo

P . A n d r ea Big n otti P . L u is A lb er to M olin a H n a. G r aciela In ch au s p e M ar io M ir an d a G lad y s A cev al U E A M - Cor r ien tes

Actualidad: P. Pedro Brassesco

Suscripción y Envío Favio Rosso Administración Norma Jiménez Diseño y Diagramación Juan C. Repik Impresión Taller New Press Grupo Impresor S.A Paraguay 278 1870 Avellaneda Bs. As

fecundo |

12/Salir a compartir nuestra fe

3

Grupos Misioneros: P. Abel Iglesias Cortina, sdb

16/ Ecos Misioneros

Comunicación & Prensa OMP: Favio Rosso

18/Nuestra Señora de Itatí: «carita de nogal, manitos de timbó» | Historia: P. Luis Alberto Molina

20/Con la mochila lista

12

Grupos Misioneros: Gladys Aceval

22/

CAM 4: Pensar, soñar, proyectarse universalmente y actuar localmente como personas e Iglesias Actualidad: P. Andrea Bignotti, imc

24/ Dar a conocer a Jesús es mi gozo

26

Testimonio Misionero: Hna. Maria Gabriela Inchauspe

26/ Una buena espiritualidad misionera Propagación de la Fe: P. Dante De Sanzzi

32 páginas con material de información, formación y testimonios misioneros. Ud. puede ser un difusor más de la revista, obteniendo suscriptores entre sus familiares, amigos y compañeros de trabajo o estudio. Por adelantado le damos las gracias: $ 25.- Cada ejemplar $ 100.- Suscripción anual USD 50.- Extranjero Formas de suscripción: 1) Cheque o Giro Postal (no telegráfico) a nombre de Obras Misionales Pontificias (Suc. 13 del Correo Argentino). 2) Depósito Bancario en cualquier sucursal del Banco Santander Río: Cuenta Corriente en pesos Nº 197/1716/3 - Banco ICBC: Cuenta Corriente en pesos Nº 51002100256/54 - 197/1716/3 Banco Galicia: Cuenta Corriente en pesos 0002523-6-303-8 En ambos casos enviar el aviso de depósito

28/ Misioneros desde el dolor con la oración UEAM: Dr. Fabián Romano

30/ Al estilo del Papa Francisco: «La comunicación al servicio del encuentro»

Comunicación&Prensa OMP: Entrevista Mons. Celli

32/Informes de las Colectas Pro África Propagación de la Fe: Norma Jiménez

10

por África 6 4 Colecta y 5 de enero de 2014 En todas las Parroquias 24 y Capillas del País 32

24 facebook.com/omparg tina twitter.com/ompargentina

Registro DNDA Nº 5079069 Redes sociales de las Obras Misionales Pontificias

youtube.com/omparg www.ompnoticias.blogspot.com

Propietario: Obras Misionales Pontificias - Domicilio Legal: Medrano 735  (1179) Buenos Aires


Actualidad | P. Daniel Lascano (*)

Epifanía del Señor: Una anécdota familiar

Una movida que nace en Belén y resuena en el mundo entero ¿Quién no acompañó desde chico el armado del pesebre en el living de su casa? Seguramente nos sorprendía abrir las cajas guardadas por un año entero, descubrir las piezas del pesebre, a veces envueltas en papel de diario o en medio de virutas para proteger cada pieza y evitar que se rompan. Luego comenzaba el montaje en un rincón del living: cunita, la estrella, María y José, pastores, animales, montañas, etc… Lo que siempre me llamó la atención era la colocación de los Reyes Magos con sus camellos… Eran los más rezagados, los que venían de lejos… por eso buscábamos un lugar distante: arriba de una repisa o de un aparador, siempre distanciados del resto del escenario. Lo más curioso resultaba que a cada día del tiempo de Navidad, estos personajes se desplazaban unos centímetros más, de a poco se iba acercando – a veces nos olvidábamos de «moverlos», hasta llegar el seis de enero donde nuestros «tres artistas», luego de una larga trayectoria, apoyados en cualquier rincón del living, conseguían participar de este gran acontecimiento: contemplar al «recién nacido», compartían el mismo espacio…¡ hasta con camello y todo…!. Sin duda, esta festividad resultaba desde chico «el corolario de las fiestas navideñas» y me decía por dentro: «¡con esta fiesta …se terminan los regalos!». Era toda una “movida” familiar llena de ilusión y de fe. Pero… ¿en qué consistía esa movida? La explico brevemente:

1- La movid a de l o s Reyes: Estos personajes pasaban desapercibidos, se colocaban en diferentes lugares, dependían de otros para desplazarse, venían cargados incluso hasta con camellos, eran de otras naciones, otras regiones, que mucho no entendían el movimiento de manos infantiles. Mientras los otros personajes gozaban de calma y espera, eran ellos los que «se ponían en camino» a modo de travesía por paredes, muebles, que era necesario escoger su lugar para que avancen y permanezcan seguros. Además, eran guiados por mi o mis hermanos, con el riesgo de nunca llegar cuando había algún descuido u olvido… Eran los personajes «móviles» de esta bella historia, que interactuaban con nosotros: los niños de ayer.

A la manera de los magos: ¿me dejo conducir por la “estrella” que nos guía a Jesús? ¿valorizo «ponerme en camino» o me ataca la ansiedad? ¿qué llevo en mis cargas para ofrecerle al Niño?

2- La movida p o r la n o ch e: Mucha tensión, dudas y preguntas: ¿por dónde entran los reyes?...¿Cuándo llegan?... Y mis hermanos mayores arengando a cada pregunta -¡buehh… ellos ya sabían del tema!La curiosidad me carcomía por dentro. Sólo existía el rito de «poner afuera del cuarto los zapatos, un poco de pasto y a dormir temprano». Lo que más me costaba era dormirme temprano, porque la ansiedad me mataba: ¿qué me traerán los reyes…? Mucha atención que me desvelaba… miraba a la puerta desde la cama y… nada! Hasta que el sueño me podía… No conseguía permanecer en vigilia, buscaba señales que me garantizaran la venida de los magos…

3


Pensando como misioneros/as: ¿confío en la Iglesia misionera que testimonia la fe? ¿me dejo dominar por los miedos ante la novedad que traen?

de Navidad- sólo un libro de cuentos, un lápiz y un cuaderno, un autito de colección… no eran grandes cosas pero lo que llegaba era suficiente para alegrarme y compartir con mis hermanos. Al fin… ¡llegaron los reyes magos!.

¿creo en la fidelidad del Señor que envía misione- Una emoción desbordante propia de los niños que sienten ros? el cariño de estos «mensajeros de Dios».

3- La movid a a l a ma n ecer : Por lo general, me despertaban los gritos de mis hermanos, era el último en llegar a ver qué había pasado durante la noche. Saltaba de la cama a ver mis zapatos… siempre con gran alegría por recoger de allí algún regalito: a veces era algo pequeño -ya sabíamos que no se igualaba al regalo

Meditando desde los pobres: ¿«salto de alegría» con gratitud ante los regalos de Dios? ¿descubro la sabiduría divina que nace en medio de los pobres? ¿Sé reconocer en las pequeñas cosas la grandeza del amor de Dios?

Una movida de magos, la estrella, el Niño En esta historia real protagonizan tres grandes personajes: una estrella, unos magos, un Niño. Ellos constituyen la verdadera “movida” de fe y esperanza para el mundo. Es la Epifanía, o sea, la “manifestación” del Salvador (Niño) a todas las naciones (magos), guiados por una señal (estrella). Hay una conexión-comunión 4 entre estos tres actores con sus respectivos movimientos, que paso a describir : 1- La ESTRELLA: En el antiguo Oriente, la estrella era el signo de un rey divinizado. Nada más natural que entender la profecía de Balaam como referida al Mesías, el descendiente prometido a David cuyo reino no tendría fin (vER 2SAM 7,12-13). Era una señal que brilla en lo alto, sólo los entendidos conseguían «leer» sus movimientos, ella les orientaba como «luz resplandeciente… Caminarán

las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu alborada», como señala el profeta Isaías (IS 60 1-2). Esa señal que Dios les puso en el camino no fue muy clara, simplemente una estrella en medio de muchas otras, una estrella en la oscuridad de la noche. Ellos tuvieron que pedir ayuda, tuvieron que pasar por Jerusalén, es decir, la ciudad de David, ciudad del templo de Dios, de los antiguos profetas, ciudad de la Alianza, en fin… la ciudad de la Palabra

de Dios. Este pasaje por Jerusalén reviste un nuevo sentido: para encontrar a Jesús Cristo, el Hijo de Dios, es ne-

cesario pasar por la Palabra de Dios, por las escrituras, por la historia del Pueblo de Dios, en el cual Dios se reveló a lo largo de los siglos. Sin esta vuelta por Jerusalén, para consultar la Palabra de Dios, los magos no podrían reconocer al Hijo de Dios en la debilidad y la pobreza de un niño. Son valiosas las señales, pero más importante es «saber interpretarlas» a la luz de la fe, de la Palabra de Dios. 2- Los MAGOS: Son «los hombres de los signos», que saben ver en una estrella la señal de la llegada de la liberación. Si algo se puede afirmar claramente de ellos es que están alejadísimos de Israel y de sus tradiciones. La tradición los llama «reyes», porque influye la profecía de Isaías sobre Jerusalén que ya mencioné en el párrafo anterior. Ellos tuvieron noticia del nacimiento del Salvador, pues el que ha nacido es el Salvador de todo hombre. Por eso, llegando donde estaba el Niño con María su madre, «postrándose, lo adoraron». Ellos dejan todo, no desisten ante el cansancio del largo viaje... No se desaniman con la desaparición de la estrella, ni con la indiferencia de los habitantes de Jerusalén: perseveran hasta el final y acaban encontrando lo que buscaban. No van con las manos va-


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

cías... Ofrecen lo que tienen de mejor: estos regalos indican la percepción que se les ha concedido del misterio de este Niño: «Abrieron sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra». Un antiguo comentario aclara el sentido: «Oro, como a Rey soberano; incienso, como a Dios verdadero y mirra, como al que ha de morir». 3- El NIÑO: Es la manifestación de Jesús, como «la Luz» que atrae a sí a todos los pueblos de la tierra. Esa «luz» se encarnó en la historia, con el fin de iluminar los caminos de los hombres con una propuesta de Salvación. Para los cristianos, es una manifestación extraordinaria de Dios, por la cual Él se revela en acontecimientos de la historia de la salvación… La misteriosa estrella que guía a los Magos no es sino el anticipo de aquella verdadera luz que es Jesucristo mismo: «Yo soy la luz del mundo; el que me

siga no caminará en la oscuridad sino que tendrá la luz de la vida» (JN 8,12).

Movernos del centro a la periferia: allí se manifiesta Jesús Así, la Epifanía es una fiesta misionera, nos recuerda que todos los hombres y mujeres son llamados, por vocación, a constituir la gran familia de Dios, llamados a ser parte de la misma Iglesia. En esta ocasión de la Solemnidad de la Epifanía, como profundo acontecimiento misionero, donde la fe de los magos se interpreta a través de sus actitudes y gestos bien concretos: levantarse, caminar, buscar, discernir, movilizarse, postrarse, ofrecerse, partir nuevamente, pero esta vez motivados por encontrar al Señor de la vida, al Príncipe de la Paz. Así mismo debe ser nuestra fe: concreta, activa, en movimiento. Por ello cabe preguntarnos:

¿Interpretamos las «señales» como enviadas por Dios que parpadean en nuestro ambiente o en las tierras de misión?, ¿Reconocemos los «nuevos Belenes» donde Jesús nos llama a contemplarle y a servirle? ¿Estamos dispuestos a «lanzarnos en plan misionero», arriesgar la propia vida, ceder nuestro tiempo, con el propósito de servir al Señor en tierras lejanas, entre los más necesitados? ¿Qué ofrecemos a los pueblos más carenciados? ¿Vivimos en solidaridad universal o sólo atendemos lo que nos conviene? (*) Secretario Nacional de la Obra San Pedro Apóstol - Argentina

¿Creemos realmente que en las iglesias jóvenes, en otras culturas y continentes, se revela el Señor como «luz» para nuestra conversión? ¿Admitimos que los pobres manifiestan con mayor autenticidad al Señor de la Vida y la Esperanza? Pidamos que cada uno sepa descifrar las estrellas, las señales que Dios coloca en el camino de su existencia. Esas señales nos llevarán hasta Jesús presente en cada uno de nuestros hermanos, especialmente los que andan más tristes y desolados, los que perdieron su dignidad, los que se sienten abatidos y atribulados por las injusticias y desigualdades. Especialmente para ellos el Niño Dios les trae luz, ternura y valor.

La Epifanía es aún una fiesta de todos los que no conocen a Jesús Para aquellos que no comparten nuestra fe pero que Dios mismo los ama, Que Dios ilumine, que Dios los atraiga hacia sí mismo con su gracia. Que así sea.

5


Arquidiócesis de Argel | Diócesis de Constantina | Diócesis de Orán | Diócesis de Laghouat | Arquidiócesis de Cotonú | Diócesis de Abomey | Diócesis de Dassa-Zoumé | Diócesis de Lokoss cesis de Kandi | Diócesis de N'Dali | Diócesis de Natitingou | Arquidiócesis de Bobo-Dioulasso | Diócesis de Banfora | Diócesis de Dédougou | Diócesis de Diébougou | Diócesis de Gaoua | D N'Gourma | Diócesis de Kaya | Diócesis de Tenkodogo | Arquidiócesis de Uagadugú | Diócesis de Koudougou | Diócesis de Manga | Diócesis de Ouahigouya | Diócesis de Mindelo | Dióce Diócesis de Grand-Bassam | Diócesis de Yopougon | Arquidiócesis de Bouaké | Diócesis de Abengourou | Diócesis de Bondoukou | Diócesis de Yamusukro | Arquidiócesis de Gagnoa | Dió quidiócesis de Korhogo | Diócesis de Katiola | Diócesis de Odienné | Vicariato apostólico de Alejandría | Diócesis de Banjul | Arquidiócesis de Accra | Diócesis de Ho | Diócesis de Jasikan | Diócesis de Sekondi-Takoradi | Diócesis de Wiawso | Arquidiócesis de Kumasi | Diócesis de Goaso | Diócesis de Konongo - Mampong | Diócesis de Obuasi | Diócesis de Sunyani sis de Navrongo - Bolgatanga | Diócesis de Wa | Diócesis de Yendi | Vicariato Apostólico de Donkorkrom | Arquidiócesis de Conakry | Diócesis de Kankan | D Monrovia | Diócesis de Cabo Palmas | Diócesis de Gbarnga | Vicariato Apostólico de Bengasi | Vicariato Apostólico de Derna | Vicariato Ap Diócesis de Kayes | Diócesis de Mopti | Diócesis de San | Diócesis de Segú | Diócesis de Sikasso | Arquidiócesis de Rabat | Arquidiócesis de Tá quidiócesis de Abuya | Diócesis de Gboko | Diócesis de Idah | Diócesis de Katsina-Ala | Diócesis de Lafia | Diócesis de Diócesis de Auchi | Diócesis de Issele-Uku | Diócesis de Uromi | Diócesis de Warri | A Port Harcourt | Diócesis de Uyo | Arquidiócesis de Ibadán | Diócesis de Ekiti | Diócesis d de Bauchi | Diócesis de Jalingo | Diócesis de Maiduguri | Diócesis de Shendam | Dióc | Diócesis de Kano | Diócesis de Minna | Diócesis de Sokoto | Diócesis de Zaria | cesis de Onitsha | Diócesis de Abakaliki | Diócesis de Awgu | Diócesis de Awk Owerri | Diócesis de Aba | Diócesis de Ahiara | Diócesis de Okigwe | Dióc Apostólico de Kontagora | Prefectura Apostólica del Sahara Occidental | A Luis de Senegal | Diócesis de Tambacounda | Diócesis de Thiès | Dióc nema | Diócesis de Makeni | Arquidiócesis de Lomé | Diócesis de A de Palimé | Diócesis de Sokodé | Arquidiócesis de Túnez | Arqu de Gitega | Diócesis de Muyinga | Diócesis de Ngozi | Diócesis de cesis de Kumba | Diócesis de Mamfe | Arquidiócesis de Bertou douma | Arquidiócesis de Duala | Diócesis de Bafang | Dió samba | Arquidiócesis de Garoua | Diócesis de Mar Yaundé | Diócesis de Bafia | Diócesis de Ebolowa | cesis de Sangmélima | Arquidiócesis de Yamena | Moundou | Diócesis de Pala | Diócesis de Sarh | Vicalico de Awasa | Vicariato Apostólico de Gambela | cariato Apostólico de Jimma - Bonga | Vicariato Apostólico Sodo | Prefectura Apostólica de Robe | Arquidiócesis de LibreDiócesis de Port-Gentil | Prefectura Apostólica de Makokou | Arquisis de Kisumu | Diócesis de Bungoma | Diócesis de Eldoret | Diócesis de Homa cesis de Lodwar | Arquidiócesis de Mombasa | Diócesis de Garissa | Diócesis de Malindi | Arquidiócesis de Diócesis de Nakuru | Diócesis de Ngong | Arquidiócesis de Nyeri | Diócesis de Embu | Diócesis de Maralal | Dió Nyahururu | Ordinariato Militar de Kenia | Vicariato Apostólico de Isiolo | Arquidiócesis de Blantyre | Diócesis longwe | Diócesis de Dedza | Diócesis de Karonga | Diócesis de Mzuzu | Arquidiócesis de Bangui | Diócesis de Al cesis de Bossangoa | Diócesis de Bouar | Diócesis de Kaga - Bandoro | Diócesis de Mbaiki | Arquidiócesis de Brazzav de Kinkala | Diócesis de Nkayi | Diócesis de Ouesso | Diócesis de Owando | Diócesis de Pointe-Noire | Arquidiócesis de Diócesis de Kindu | Diócesis de Uvira | Arquidiócesis de Kananga | Diócesis de Kabinda | Diócesis de Kole | Diócesis de L de Tshumbe | Arquidiócesis de Kinshasa | Diócesis de Boma | Diócesis de Idiofa | Diócesis de Inongo | Diócesis de Kenge kabaka | Arquidiócesis de Kisangani | Diócesis de Bondo | Diócesis de Bunia | Diócesis de Buta | Diócesis de Doruma Mahagi - Nioka | Diócesis de Wamba | Arquidiócesis de Lubumbashi | Diócesis de Kalemie - Kirungu | Diócesis de Kade Kongolo | Diócesis de Manono | Diócesis de Sakania - Kipushi | Arquidiócesis de Mbandaka - Bikoro | Diócesis Diócesis de Lisala | Diócesis de Lolo | Diócesis de Molegbe | Arquidiócesis de Kigali | Diócesis de Butare | DióDiócesis de Kabgayi | Diócesis de Kibungo | Diócesis de Nyundo | Diócesis de Ruhengeri | Diócesis de Puerto de El Obeid | Arquidiócesis de Juba | Diócesis de Malakal | Diócesis de Rumbek | Diócesis de Tombura - Yamcesis de Arusha | Diócesis de Mbulu | Diócesis de Moshi | Diócesis de Same | Arquidiócesis de Dar es Salaam | DióceMahenge | Diócesis de Morogoro | Diócesis de Tanga | Diócesis de Zanzíbar | Arquidiócesis de Mwanza | Diócesis de Bucesis de Musoma | Diócesis de Rulenge - Ngara | Diócesis de Shinyanga | Arquidiócesis de Songea | Diócesis de Iringa | Mtwara | Diócesis de Njombe | Diócesis de Tunduru - Masasi | Arquidiócesis de Tabora. | Diócesis de Kahama | Diócesis de wanga | Arquidiócesis de Gulu | Diócesis de Arua | Diócesis de Lira | Diócesis de Nebbi | Arquidiócesis de Kampala | Diócesis Diócesis de Masaka | Arquidiócesis de Mbarara | Diócesis de Fort Portal | Diócesis de Hoima | Diócesis de Kabale | Diócesis de Diócesis de Moroto | Diócesis de Soroti | Diócesis de Yibutí | Arquidiócesis de Kasama | Diócesis de Mansa | Diócesis de Mpika | Arquidiócesis Diócesis de Mongu | Diócesis de Monze | Diócesis de Ndola | Diócesis de Solwezi | Arquidiócesis de Huambo | Diócesis de Benguela | Diócesi xito | Diócesis de Mbanza Congo | Diócesis de Sumbe | Diócesis de Viana | Arquidiócesis de Lubango | Diócesis de Menongue | Diócesis de N Diócesis de Uige | Arquidiócesis de Saurimo | Diócesis de Dundo | Diócesis de Luena | Administración apostólica de Comoras | Arquidiócesis de Ma Arquidiócesis de Antananarivo | Diócesis de Antsirabe | Diócesis de Miarinaribo | Diócesis de Tsiroanomandidy | Arquidiócesis de Antsiranana | Diócesis de narantsoa | Diócesis de Ambositra | Diócesis de Farafangana | Diócesis de Ihosy | Diócesis de Mananjary | Arquidiócesis de Toamasina | Diócesis de Ambaton cesis de Toliara | Diócesis de Morombe | Diócesis de Morondava | Diócesis de Tôlanaro | Diócesis de Port Louis | Vicariato apostólico de Rodrigues | Arquidiócesis de sis de Tete | Arquidiócesis de Maputo | Diócesis de Inhambane | Diócesis de Xai-Xai | Arquidiócesis de Nampula | Diócesis de Lichinga | Diócesis de Nacala | Diócesis de Pemba | Arquidió Diócesis de Saint-Denis de La Reunión | Misión Independiente de Santa Elena, Ascensión y Tristán da Cunha | Diócesis de Santo Tomé y Príncipe | Arquidiócesis de Bloemfontein | Diócesi Kroonstad | Arquidiócesis de Ciudad del Cabo | Diócesis de Aliwal | Diócesis de De Aar | Diócesis de Oudtshoorn | Diócesis de Port Elizabeth | Diócesis de Queenstown | Arquidiócesis de D de Mariannhill | Diócesis de Umtata | Diócesis de Umzimkulu | Arquidiócesis de Johannesburgo | Diócesis de Klerksdorp | Diócesis de Manzini, en Suazilandia | Diócesis de Witbank | Arqui Diócesis de Rustenburg | Diócesis de Tzaneen | Vicariato Apostólico de Francistown, en Botsuana | Vicariato Apostólico de Ingwavuma | Arquidiócesis de Bulawayo | Diócesis de Gweru | D Chinhoyi | Diócesis de Gokwe | Diócesis de Mutare.

4 y 5 de enero 2014

Colecta por África

en todas las Parroquias y Capillas del País


sa | Diócesis de Porto-Novo | Arquidiócesis de Parakou | Diócesis de Djougou | DióDiócesis de Nouna | Arquidiócesis de Koupéla | Diócesis de Dori | Diócesis de Fada esis de Santiago de Cabo Verde | Arquidiócesis de Abiyán | Diócesis de Agboville | ócesis de Daloa | Diócesis de Man | Diócesis de San Pedro en Costa de Marfil | Ar| Diócesis de Keta - Akatsi | Diócesis de Koforidua | Arquidiócesis de Cape Coast | i | Diócesis de Techiman |Arquidiócesis de Tamale | Diócesis de Damongo | DióceDiócesis de Nzérékoré | Diócesis de Bafatá | Diócesis de Bissau | Arquidiócesis de postólico de Trípoli | Prefectura Apostólica de Misurata | Arquidiócesis de Bamako | ánger | Diócesis de Nuakchot | Arquidiócesis de Niamey | Diócesis de Maradi | Are Lokoja | Diócesis de Makurdi | Diócesis de Otukpo | Arquidiócesis de Benin City | Arquidiócesis de Calabar | Diócesis de Ikot Ekpene | Diócesis de Ogoja | Diócesis de de Ondo | Diócesis de Oshogbo | Diócesis de Oyo | Arquidiócesis de Jos | Diócesis cesis de Yola | Arquidiócesis de Kaduna | Diócesis de Ilorin | Diócesis de Kafanchan | Arquidiócesis de Lagos | Diócesis de Abeokuta | Diócesis de Ijebu-Ode | Arquidióka | Diócesis de Enugu | Diócesis de Nnewi | Diócesis de Nsukka | Arquidiócesis de cesis de Orlu | Diócesis de Umuahia | Vicariato Apostólico de Bomadi | Vicariato Arquidiócesis de Dakar | Diócesis de Kaolack | Diócesis de Kolda | Diócesis de San cesis de Ziguinchor | Arquidiócesis de Freetown | Diócesis de Bo | Diócesis de KeAného | Diócesis de Atakpamé | Diócesis de Dapaong | Diócesis de Kara | Diócesis uidiócesis de Buyumbura | Diócesis de Bubanza | Diócesis de Bururi | Arquidiócesis e Rutana | Diócesis de Ruyigi | Arquidiócesis de Bamenda | Diócesis de Buea | Dióoua | Diócesis de Batouri | Diócesis de Doumé - Abong-Mbang | Diócesis de Yokaócesis de Bafoussam | Diócesis de Edéa | Diócesis de Eséka | Diócesis de Nkongroua - Mokolo | Diócesis de Ngaoundere | Diócesis de Yagoua | Arquidiócesis de Diócesis de Kribi | Diócesis de Mbalmayo | Diócesis de Obala | DióDiócesis de Doba | Diócesis de Goré | Diócesis de Laï | Diócesis de riato Apostólico de Mongo | Diócesis de Emdeber | Vicariato ApostóVicariato Apostólico de Harari | Vicariato Apostólico de Hosanna | Vide Meki | Vicariato Apostólico de Nekemte | Vicariato Apostólico de ville | Diócesis de Franceville | Diócesis de Mouila | Diócesis de Oyem | diócesis de Malabo | Diócesis de Bata | Diócesis de Ebebiyín | ArquidióceBay | Diócesis de Kakamega | Diócesis de Kisii | Diócesis de Kitale | DióNairobi | Diócesis de Kericho | Diócesis de Kitui | Diócesis de Machakos | ócesis de Marsabit | Diócesis de Meru | Diócesis de Muranga | Diócesis de is de Chikwawa | Diócesis de Mangochi | Diócesis de Zomba | Arquidiócesis de Lilindao | Diócesis de Bambari | Diócesis de Bangassou | Diócesis de Berbérati | Dióville | Diócesis de Dolisie | Diócesis de Gamboma | Diócesis de Impfondo | Diócesis e Bukavu | Diócesis de Butembo - Beni | Diócesis de Goma | Diócesis de Kasongo | Luebo | Diócesis de Luiza | Diócesis de Mbuji-Mayi | Diócesis de Mweka | Diócesis | Diócesis de Kikwit | Diócesis de Kisantu | Diócesis de Matadi | Diócesis de PopoaDungu | Diócesis de Isangi | Diócesis de Isiro - Niangara | Diócesis de mina | Diócesis de Kilwa - Kasenga | Diócesis de Kolwezi | Diócesis de Basankusu | Diócesis de Bokungu - Ikela | Diócesis de Budjala | cesis de Byumba | Diócesis de Cyangugu | Diócesis de Gikongoro | Victoria | Diócesis de Mogadiscio | Arquidiócesis de Jartum | Diócesis bio | Diócesis de Torit | Diócesis de Wau | Diócesis de Yei | Arquidiósis de Dodoma | Diócesis de Ifakara | Diócesis de Kondoa | Diócesis de koba | Diócesis de Bunda | Diócesis de Geita | Diócesis de Kayanga | DióDiócesis de Lindi | Diócesis de Mbeya | Diócesis de Mbinga | Diócesis de Kigoma | Diócesis de Mpanda | Diócesis de Singida | Diócesis de Sumbade Kasana - Luwero | Diócesis de Kiyinda - Mityana | Diócesis de Lugazi | Kasese | Arquidiócesis de Tororo | Diócesis de Jinja | Diócesis de Kotido | is de Lusaka | Diócesis de Chipata | Diócesis de Kabwe | Diócesis de Livingstone | is de Kuito - Bié | Arquidiócesis de Luanda | Diócesis de Cabinda | Diócesis de CaNamibe | Diócesis de Ondjiva | Arquidiócesis de Malanje | Diócesis de Ndalatando | aseru | Diócesis de Leribe | Diócesis de Mohale's Hoek | Diócesis de Qacha's Nek | e Ambanja | Diócesis de Mahajanga | Diócesis de Port Berge | Arquidiócesis de Fiandrazaka | Diócesis de Fenoarivo Atsinanana | Diócesis de Moramanga | Arquidióde Beira | Diócesis de Chimoio | Diócesis de Gurué | Diócesis de Quelimane | Dióceócesis de Windhoek | Diócesis de Keetmanshoop | Vicariato Apostólico de Rundu | is de Belén | Diócesis de Keimoes - Upington | Diócesis de Kimberley | Diócesis de Durban | Diócesis de Dundee | Diócesis de Eshowe | Diócesis de Kokstad | Diócesis uidiócesis de Pretoria | Diócesis de Gaborone, en Botsuana | Diócesis de Polokwane | Diócesis de Hwange | Diócesis de Masvingo | Arquidiócesis de Harare | Diócesis de

Arquidiócesis de Argel | Diócesis de Constantina | Diócesis de Orán | Diócesis de Laghouat | Arquidiócesis de Cotonú | Diócesis de Abomey | Diócesis de Dassa-Zoumé | Diócesis de Lokossa | Importancia de la Diócesis de Porto-Novo | Arquidiócesis de Parakou | Diócesis de Djougou | Diócesis de Kandi | Diócesis de N'Dali | Diócesis de Natitingou | Arquidiócesis de Bobo-Dioulasso | Diócesis de Banfora | Diócesis de Dédougou | Diócesis de Diébougou | Diócesis de Gaoua | Diócesis de Nouna | ArTodos los años, en el primer fin de semana de enero, imquidiócesis de desde Koupélalas| Diócesis de Dori | Diócesis de Fada N'Gourma | pulsamos Obras Misionales Pontificias, en conDiócesis de Kaya Diócesis dedel Tenkodogo de Uagadugú | sonancia con|gran parte mundo, |laArquidiócesis colecta generosa a Diócesis Diócesis de Manga | Diócesis de Ouahigouya | favor de delKoudougou continente| africano. Diócesis Mindelo | Diócesis de de Cabo Verde | Arquidiócesis Nos de pareció importante, enSantiago este marco, volver a nuestra de Abiyán | Diócesis de ápostol AgbovillePablo, | Diócesis de Grand-Bassam | Diócesis mente el deseo del en medio de su inmensa misión. | Arquidiócesis de Bouaké | Diócesis de Abengourou | Dióde Yopougon cesisEn de elBondoukou Diócesis deque Yamusukro principio |del escrito deriva a| Arquidiócesis la comunidaddedeGagnoa | Diócesis de Daloa Man | Diócesis de San Pedro en Costa de Galacia, la cuál| Diócesis visitó y de evangelizó, recuerda el misionero que las cabezas de de la Iglesia Santiago y de Marfil | Arquidiócesis Korhogonaciente, | DiócesisPedro, de Katiola | Diócesis Juan, le pidieron encarecidamente “no olvidarme de los Odienné | Vicariato apostólico de Alejandría | Diócesis de Banjul | Arquipobres, cosa que he procurado cumplir con todo esmero” diócesis de Accra | Diócesis de Ho | Diócesis de Jasikan | Diócesis de Keta ( cfr. Ga 2, 10). - Akatsi | Diócesis de Koforidua | Arquidiócesis de Cape Coast | Diócesis la misión es eldeencuentro los pobres, dePrecisamente Sekondi-Takoradi | Diócesis Wiawso | con Arquidiócesis delos Kumasi | pobres en lo material y en lo espiritual. Claro que en el Diócesis de Goaso | Diócesis de Konongo - Mampong | Diócesis de marco de colecta siempre subrayamos la necesidad básica Obuasi | Diócesis de Sunyani | Diócesis ropa, de Techiman |Arquidiócesis de para una vida más digna: alimento, medicamento; lo Tamale | Diócesis de Damongo | Diócesis dehumano. Navrongo - Bolgaesencial para una vida acorde a un ser tanga | Diócesis de Wa | Diócesis de Yendi | Vicariato Apostólico 7 África siempre fue el continente donde más se depositaron de las Donkorkrom | Arquidiócesis de Conakry | Diócesis Kanmiradas. Tantos años de guerra y abandono. Undesistema kande | Diócesis de Nzérékoré | Diócesisque de Bafatá | Diócesis de Bissau salud deficiente, misioneros fueron entregando la | Arvida en las aldeas, gobiernos que de fueron a los de quidiócesis de Monrovia | Diócesis Cabooprimiendo Palmas | Diócesis distintos| Vicariato pueblos yApostólico los siglosdedeBengasi colonialismo queApostólico fueron de Gbarnga | Vicariato invadiendo las culturas sin dejarlas progresar. Derna | Vicariato Apostólico de Trípoli | Prefectura Apostólica de Misuse sigue tendiendo una| Diócesis mano. En la Iglesia universal rataHoy | Arquidiócesis de Bamako de Kayes | Diócesis de Mopti | del Señor, la iglesia misionera, que administra los sacraDiócesis de San | Diócesis de Segú | Diócesis de Sikasso | Arquidiócesis de mentos y sigue enviando discípulos, necesita de la ayuda Rabat | Arquidiócesis de Tánger | Diócesis de Nuakchot | Arquidiócesis de de todos. Depende de la apertura de los corazones. Niamey | Diócesis de Maradi | Arquidiócesis de Abuya | Diócesis de Es verdad quedeotras del de mundo viven |también Gboko | Diócesis Idahpartes | Diócesis Katsina-Ala Diócesis en de Lafia | estado calamitoso. Otros continentes sufren las consecuenDiócesis de Lokoja | Diócesis de Makurdi | Diócesis de Otukpo | Arquicias de una sociedad que en ciertos aspectos les da la esdiócesis dePero Beninseguimos City | Diócesis de Auchi | Diócesisalgo, de Issele-Uku palda. ayudando y haciendo aunque | Diócesis Uromipero | Diócesis de Warri Arquidiócesis deque Calabar | Diócesis seadepoco, necesario, por |estos hermanos no code Ikot Ekpenepero | Diócesis desentimos Ogoja | Diócesis Portestán Harcourt | Diócesis nocemos que los cerca, de y que incorporados a la Iglesia.de Ibadán | Diócesis de Ekiti | Diócesis de Ondo | de Uyo | Arquidiócesis Diócesis de Oshogbo | Diócesis en de algunos Oyo | Arquidiócesis dedebiliJos | Diócesis Sabemos de su esperanza; casos quizás La misión quedepodemos hacer desde nuestro lugar es de detada. Bauchi | Diócesis Jalingo | Diócesis de Maiduguri | Diócesis ayudar. Shendam | Diócesis de Yola | Arquidiócesis de Kaduna | Diócesis de Ilorin | Diócesis deesKafanchan | Diócesis de Kano Por eso entendible el pedido de los| Diócesis apóstolesdeaMinna Pablo |yDiócesis Bernabé: “no sedeolviden de los pobres”. África necesitade Abeode Sokoto | Diócesis Zaria | Arquidiócesis de Lagos | Diócesis hoy de nuestra caridad. Sabemos de la fe que vive kuta | Diócesis de Ijebu-Ode | Arquidiócesis de Onitshanuestro | Diócesis de pueblo y de la solidaridad que lo caracteriza. Abakaliki | Diócesis de Awgu | Diócesis de Awka | Diócesis de Enugu | P. Dante De Sanzzi Diócesis de Nnewi | Diócesis de Nsukka | Arquidiócesis delasOweDirector Nacional de OMP rri | Diócesis de Aba | Diócesis de Ahiara | Diócesis de Okigwe | Diócesis de Orlu | Diócesis de Umuahia | Vicariato Apostólico de

Colecta por África


Familias Misioneras | Mario Miranda (*) Coordinador Nacional de los Laicos Misioneros de la Consolota - Argentina

Familia: misión permanente

8

Se acerca el tiempo Navideño, motivo de celebración del nacimiento de Jesús, Dios hecho hombre para nuestra salvación. Este es un tiempo especial de fiesta, júbilo y rezo, para muchas personas; es por eso que queremos compartirles esta breve reflexión y testimonio, acerca de nuestro ser Familia en la Fe y de ahí ver qué lugar ocupa en nuestras vidas y en nuestras sociedades, esa Sagrada Familia y la misión, que en Jesús todos tenemos.

Evangelio: Mt 1, 20-25

Reflexión Jesús al igual que cualquier hombre, necesitó de un ámbito donde aprender, crecer y desarrollarse como persona; ese ámbito fue su propia Familia, donde José y María, eran sus progenitores. Dios se valió de esta Sagrada Familia, común, sencilla y humilde, para encausar el gran proyecto de amor y salvación de todos nosotros. Esta Familia, siempre estuvo en marcha permanente, sentando las bases sólidas de esa primera Iglesia primitiva y casera; Ellos fueron el pilar fundamental de nuestra Fe y de la Iglesia toda, adentrándose en el misterio de Dios. Escuchando y discerniendo su voluntad, era y es capaz de transformar las realidades humanas en Jerusalén y en todo el mundo de esa época, hasta nuestro presente. Imaginemos un Jesús niño, aprendiendo en la cotidianeidad, los consejos de su Madre, o acompañando a su padre José en la rutina de trabajar y vivir como carpintero. Imaginemos a Él acompañando a su madre al mercado por provisiones para su medio de subsistencia. Imaginemos a Jesús que se vale de esta Familia, para encarnar la humanidad, junto con todas sus alegrías y sufrimientos.

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

La primera y gran misión de María y José fue educar y criar al niño Jesús, en familia, como personas comunes y sencillas de su época, luchando contra viento y marea: crítica, persecución, rechazo de la sociedad; o sea que no les fue nada fácil, aún así, llevaron adelante la voluntad de Dios. Este breve análisis, nos lleva a afirmar que la Familia es de vital importancia para la misión que Dios tuvo, tiene y tendrá a lo largo de nuestra historia, de enviarnos y de seguir proclamando a Jesús y su proyecto de amor y salvación, a toda la humanidad. Por otro lado, en la actualidad la Familia pareciera que estuviese en desvalorización o que tiene muy poco sentido el comprometerse a llevar a adelante la responsabilidad de este proyecto. Para revalorizarla y poner en el punto más alto de todo desarrollo humano, nuestros Obispos en Aparecida sostuvieron acerca del valor de la Familia –su misión-, en nuestras vidas y sociedades, lo siguiente: «… [432]La Familia es uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y es patrimonio de la humanidad entera. En nuestros países, una parte importante de la población está


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

afectada por difíciles condiciones de vida que amenazan directamente la institución familiar. En nuestra condición de discípulos y misioneros de Jesucristo, estamos llamados a trabajar para que esta situación sea transformada, y la familia asuma su ser y su misión en el ámbito de la sociedad y de la Iglesia» Aparecida v Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.

Testimonio Misionero Nosotros somos una familia misionera, ligada a un movimiento religioso, los laicos misioneros de la Consolata: viviana, Mario y nuestros hijos Joaquín -10 años- y Francisco 2 meses-. Creemos que nuestra Familia es Sagrada, porque es obra de Dios y en El transitamos nuestras vidas. En este sagrario: nuestra familia, vivimos la misión que Dios, en su espíritu, dio y da a toda persona. Nuestra búsqueda permanente de esa vivencia, nos conduce a hacernos algunos interrogantes: ¿Cuál es la misión de las familias?, el discernimiento nos lleva a esta respuesta, anunciar con nuestra vida y testimonio, que Dios existe, que es Amor y Salvación, aquí entre nosotros y en

la vida eterna. A todo esto se le agrega otro gran interrogante ¿cuándo y dónde las familias son realmente misioneras? Nuestro andar misionero, nos dice que ese anuncio es en todo momento y lugar, en lo cotidiano de nuestras vidas, empezando por nuestro entorno familiar; ¿y cómo se hace esta misión familiar? Casi siempre haciendo que lo ordinario sea extraordinario, con mucho amor en toda su amplitud. Todo esto que parece intelectual, por todo lo contrario para que se instale en nuestra vida familiar, deberá ser fruto de una “conversación con Dios y su espíritu”, y, ¿cómo se logra esto?: con una oración profunda. Y el ¿para qué? o ¿que sentido tiene esta misión de anunciar a Dios a los demás, desde la familia?. Es porque nuestra Fe nos la fue dada, para compartirla, cosa que ese Amor divino transportado por los corazones, sea capaz de transformar los padecimientos, sufrimientos y dolores de toda humanidad, a tal punto de transformar este mundo, como una gran casa de Familia donde haya paz, amor y armonía. Todo esto Jesús lo experimentó, desde su niñez, en su Sagrada Familia, que necesitó para crecer y para experimentar el amor humano. Estos interrogantes en la Fe, nos ayudan a vivir la misión como una búsqueda permanente. Nosotros, tratamos, de ser reflejo fiel de esa Sagrada Familia de Jerusalén, poniendo en práctica el amor de Dios en nuestra cotidianeidad, esa es nuestra mayor certeza a la hora de compartir nuestra vida, con sus caídas y levantadas. La Fe, no es tal, si sólo es sacramental, creemos que la misma transformada en vida plena junto con los sacramentos, es la expresión máxima de que Dios existe, en cada persona, en cada Familia. En el mundo actual, dónde el valor de lo material pareciera ganar su pulseada, por encima de los valores espirituales; todos estamos llamados a vivir y conformar una Sagrada Fami-

lia, en la Fe, esto que pareciera algo innecesario, por todo lo contrario es casi imprescindible que volvamos a esa fuente de amor, que Jesús experimento en Belén, el amor, la protección, el espacio de contención y de educación de valores humanos, que nos hagan respirar y vivir un mundo mucho mejor, para todos. Todo esto nosotros como familia misionera, sentimos que es la gran misión que Dios nos da a diario y la tratamos de poner en práctica, aún en nuestras limitaciones –que son muchas-, experimentando la gracia y el amor de Dios que tiene para cada ser humano, desde la oración. Que en esta santa navidad del Señor, Dios bendiga a cada familia para que tengan unidad, paz y felicidad en sus vidas.

Oración a la Sagrada Familia Señor Nuestro Jesucristo, que junto con María y José consagraste con inefable virtudes la vida doméstica, haz que por intercesión de ambos sepamos instruirnos con el ejemplo de Tu Sagrada Familia. Elevamos nuestras oraciones a Ti, Señor, para poner nuestra familia bajo tu mirada, te pedimos que acompañes, la asistencia en sus necesidades, la mantengas en amorosa unión y guíes sus pasos hasta conseguir tu eterna compañía en el cielo. Que en ella cada hijo aprenda de Jesús, la obediencia, el estudio y el trabajo. Que cada mujer aprenda de María, la humildad y el espíritu de sacrificio. Que cada hombre aprenda de José a amar a Jesús y a su familia con fidelidad y rectitud. Amén.

9


Grupos Misioneros | P. Pedro Brassesco(*)

táculos o hacer aquello otro que hemos visto en televisión. O salir de compras compulsivas y gastar lo que no tenemos. Nunca nos alcanzará el tiempo ni el dinero, siempre nos faltará algo, y otra vez sentiremos cierta frustración por no estar a la altura de amigos y conocidos que nos ganaron en la competencia del consumo, el confort o la extravagancia. Otro riesgo es que programemos tantas actividades para hacer que no podamos realizar casi nada de lo que pensamos: ordenar tal lugar, arreglar tal cosa, leer tantos libros, pintar, limpiar, etc. También corremos el riesgo de que al final nos sintamos igualmente frustrados al darnos cuenta que hicimos tan poco. Que, como en el resto del año, el tiempo no nos alcanzó para nada y terminamos igual que como empezamos.

10

Las vacaciones son un tiempo donde lo más valioso que tenemos es eso: el tiempo. Durante el resto del año nuestro tiempo depende de otras personas u otras circunstancias: el estudio, el trabajo, las obligaciones, etc. Todo el año somos indigentes de tiempo y, como el dinero, buscamos administrarlo lo mejor posible. Pero en vacaciones de repente nos transformamos en ricos, porque somos soberanos de nuestro propio tiempo, y el as vacaciones suelen ser un tiempo riesgo es siempre no aprovecharlo, malgastarlo o dejar esperado. A veces postergamos ta- que se escape por cualquier agujero. reas y actividades para las vacaciones. Otras, proyectamos allí todos Podríamos brindar muchas propuestas y recetas para nuestros anhelos de descanso y re- aprovechar el tiempo, pero para eso hay tantas revistas creación. Y también dejamos para las vacaciones lo que y magazines de verano y vida útil que no sumaría no podemos hacer ahora. Sin embargo nos puede ocu- mucho. Creo que lo más importante es recordar lo que rrir que, pasadas las vacaciones, éstas nos dejen un sabor nos dice el gran libro de la vida, el de la vida con maagridulce, un cierto vacío, un frustrante gusto a poco yúscula. que sólo se mitiga en la esperanza de habrá una próxima vez; que al año siguiente habrá otra oportunidad. Si en las vacaciones somos ricos de tiempo, nos enriqueceremos más si compartimos, si damos. Hay mayor ¿Cómo imaginamos nuestras vacaciones? Pueden ser para nosotros un tiempo donde no haya nada por hacer, un tiempo muerto, donde lo que prime es el descanso, dormir, no complicarse la vida ni siquiera pensando en algo. Pero por este camino el sinsentido nos dejará la sensación de que en definitiva sólo hemos perdido el tiempo. Una cierta impotencia por no haber sabido administrar un tiempo cuya propiedad era exclusivamente nuestra.

L

También podemos dejarnos llevar por el consumo y la moda. Enloquecernos por ir a tal lado, ver estos especIglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

alegría en dar que en recibir. Por lo tanto el tiempo mejor aprovechado será aquel que compartamos, que demos a los demás. No el que nos queramos guardar egoístamente para satisfacer nuestros deseos. El tiempo compartido será el que nos hará sentir más plenos. En primer lugar ese tiempo será fecundo si lo compartimos con Dios. Como la lluvia que empapa la tierra, Él hace que todo tenga vida. Podemos tener mucha tierra, destinarla a fines diversos, pero si no hay humedad será estéril, no nos servirá de mucho. Abrir nuestro tiempo a Dios no es sólo destinar espacios estancos a la oración, sino dejar también qué nos sorprenda, que nos guíe, que su presencia nos lleve por esos caminos que solo Él conoce. Dios nunca dejará que nos aburramos. Sólo Dios puede llenarnos de la auténtica alegría y paz que tanto buscamos. ¿Y cómo se hace esto? Lo mismo que con un amigo. Si hace mucho que no lo visitamos, aprovechar este tiempo para charlar con Él (en la oración, la lectura de la Palabra, la meditación, etc.). Y si lo venimos haciendo durante todo el año, no dejarlo en casa justo ahora, sino llevarlo entre lo más querido, profundizar ese diálogo y hacer que otros se encuentren con Él. No es una locura. Es ardor misionero. Si invi-

nosotros estamos invitados a dar ese primer paso. Encerrarnos en nuestro pequeño mundo personal o querer huir de los demás sólo nos empobrece el corazón. Cuántos conocidos, amigos o familiares se alegrarían por un llamado telefónico, una visita, una charla que nos presente el rostro alegre de la fraternidad y la cercanía. Esto sí nos ensancha el corazón y pronto descubrimos que en realidad recibimos mucho más de lo que fuimos a dar. Ni qué hablar cuando es al mismo Cristo a quien encontramos: en el hermano enfermo, en el pobre, en el abandonado. No dejemos que el tiempo simplemente se nos gaste ni pretendamos “aprovecharlo al máximo” para terminar más cansados de lo que comenzamos y necesitando siempre más. Sólo se puede disfrutar cuando se vuelve sereno, cuando dejamos que se empape de lo que realmente nos llena el corazón: del amor, la entrega, la alegría. En eso Dios es un maestro, animémonos a que él nos sorprenda cada día ayudándonos a abrir un corazón cerrado. En vacaciones, mejor que salir de las fronteras territoriales es traspasar nuestras propias fronteras existenciales.

táramos a alguien para ir juntos de vacaciones nos verían con él, tendríamos que presentarlo e introducirlo en diversos lugares, hablaríamos de esa persona que nos ayuda o comparte la vida con nosotros. ¿Y qué hacemos con Jesús? ¿Lo escondemos? ¿Nos da vergüenza?. El tiempo se hace rico también cuando se comparte con otras personas, cuando somos generosos para darlo a otros que lo necesitan. Así como Dios siempre da el primer paso y sale al encuentro de los hombres, también Secretario Nacional de la Pontificia Uniión Misiona - Argentina

11


Grupos Misioneros | P. Abel Iglesias Cortina sdb Secretario Nacional de la Propagación de la Fe Argentina

Grupos misioneros: Salir a compartir nuestra fe 12 Hola amigos Este año Dios nos sorprendió eligiendo a Francisco, un Papa misionero que nos urge a “SALIR” a compartir nuestra fe. Mientras se preparan a partir hacia los destinos de las misiones del período estival quisiera compartir con ustedes mi experiencia con grupos misioneros. Dios me regaló haber integrado el grupo San Pablo de la obra de Don Bosco en San Isidro (Pcia. de Buenos Aires) con el cual misionamos en la diócesis de Concepción (Pcia. de Tucumán) y haber recibido en Ingeniero Huergo (Pcia. De Río Negro) al grupo del Colegio Cardenal Newman, y en San Clemente del Tuyú (Pcia. de Buenos Aires) al grupo de Santa María de la Estrella.

P re - m isió n: Éramos conscientes de que como misioneros no íbamos como francotiradores sino necesariamente enviados por una comunidad. Por eso nuestra misión comenzó en casa: promocionando la actividad en las escuelas y en la Parroquia, buscando agentes pastorales para realizarla y suscitando un ambiente en el cual todos los que colaboraban con las diferentes campañas solidarias que organizábamos también se sentían misioneros aunque no viajaran. En esta etapa de preparación fue importante el discernimiento de cada uno y del grupo junto con el asesor para evaluar si efectivamente el candidato estaba llamado a participar de la misión o debía esperar y apoyar con otro tipo de tareas y no con la acción directa.

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

El acompañamiento espiritual y la vida sacramental ayudaban a cada uno de los misioneros a responder al llamado que había sentido. Formado el grupo nos comunicamos con el obispo que nos iba a recibir y nos pusimos a su disposición para que nos envíe a dónde más necesitaba. También comenzamos los sábados por la tarde a ocuparnos de una capilla pobre a la vera de una zanja en una localidad cercana: allí jugábamos con los chicos, les servíamos la merienda y enseñábamos el


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

Misió n: Después de un viaje agotador llegamos. La gente nos esperaba y sin conocernos nos hizo una bienvenida muy acogedora. Nos alojamos en una escuela pública. Organizamos las aulas que nos servían de habitaciones, despensa, comedor, sala de reuniones. Repasamos la higiene de la cocina y los baños. En los servicios de cocina y de limpieza participábamos todos por turnos. catecismo. Qué importante el testimonio de comunión y coherencia con lo que predicábamos, porque un "mal paso" en este aspecto podría descalificar todo lo bueno que hubiera podido hacerse o se estuviera haciendo. En un campamento consolidamos la fraternidad, unificamos criterios misioneros y tuvimos tiempos fuertes de oración para poner nuestro apostolado en manos del Señor.

Cuidamos mucho la vida comunitaria: compartíamos la oración de la mañana y de la noche, las comidas, dialogábamos sobre lo que íbamos viviendo cada jornada, ajustábamos la planificación según las necesidades emergentes, nos jugábamos bromas entre nosotros y al final del día evaluábamos la marcha de la misión. No nos faltó algún paseo para recrearnos y gozar de la naturaleza. De dos en dos visitábamos las familias mientras algunos organizaban el oratorio para los chicos (juegos, deportes, canto, teatro, catequesis, apoyo escolar). Invitábamos a todos al rezo del rosario y a la santa misa vespertina. Terminada la cual nos quedábamos con los jóvenes, conversábamos con ellos, sus expectativas, sus dificultades, el modo de dar continuidad a lo que vivían en esos días.

Algunos se iban integrando al grupo de visiteo y otros a la pastoral con los niños. Casas bajas, ranchos, calles polvorientas, algún que otro arbolito, un sol que rajaba la tierra… cuando iniciábamos las tareas de la tarde, quienes nos veían, pues descansaban afuera de sus viviendas, donde éstas proyectaban su sombra, por el intenso calor, nos llamaban para ofrecernos un vaso de agua o de jugo fresco. Qué entusiasmo despertaba la presencia misionera entre los pobladores. Todos querían ser bendecidos y re-

13

confortados por la palabra de aquellos que les entregaban a través de su testimonio el amor de Jesús. Se acercaban a los sacramentos de la penitencia y de la eucaristía para renovar su vida cristiana y convertirse a su vez en misioneros. Cerramos este tiempo fuerte de misión con una gran manifestación de fe popular. Junto a otros grupos misioneros organizamos una procesión mariana desde los cuatros puntos cardinales de la ciudad: cada columna traía sus imágenes y


sus músicos danzaban y cantaban frente a las distintas advocaciones de la virgen María y nos congregamos en un descampado donde el obispo presidió la misa sobre el acoplado de un camión que habíamos improvisado como escenario. Luego el fogón y la despedida, que no era más que un simple adiós, porque el compromiso misionero no concluía.

14

La correspondencia durante el año fue alimentando el reencuentro. Cuando volvimos al verano siguiente, don Pedro tenía lista una heladera para que pudiéramos tener siempre agua fresca… Los años transcurridos no nos dejan olvidar todo lo que aprendimos en aquellas misiones. Regresábamos fatigados por el trabajo y el extenso viaje pero con un corazón nuevo: más unidos como grupo y habiendo descubierto en nuestros hermanos cualidades personales que desconocíamos. felices por el servicio realizado y valorando todos los gestos de acogida solidaria de quienes nos habían recibido. dando gracias por todos los bienes que el Señor nos regala cada día y que muchas veces no tenemos conciencia.

con un deseo más fuerte de justicia, con un compromiso de lucha para que en nuestra querida Patria haya verdadera igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos. con una imagen de Iglesia diferente: más cercana a los pobres, a los trabajadores, a los que sufren. con un amor filial a María, estrella de la evangelización, a quienes nos consagramos para llevar adelante todos los días del año nuestra misión de bautizados. con una conciencia más clara de lo que es la inculturación, percibiendo la necesidad de adaptarse a la cultura y a la vida de la gente, a veces en detalles, como la forma de vestir Pero también quiero compartirles en pocas líneas cómo es la movida cuando te toca recibir a un grupo misionero: mostrar al Consejo Parroquial de Pastoral la riqueza de la misión para fortalecer las actividades pastorales ordinarias diálogo previo con los organizadores de la misión para que no obedezca a criterios y perspectivas individualistas claridad al presentarles cuáles son las necesidades pastorales de la comunidad de acogida respeto por lo que el grupo pueda ofrecer según su carisma elaborar un plan que contemple un periodo no menor a dos años y no mayor a cinco años dividir el territorio en sectores para que el anuncio del Evangelio llegue a todos en las diversas visitas misioneras

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

preparar la infraestructura para alojarlos y para el desarrollo de los encuentros que fueran convocando promoción de la misión para despertar interés por la llegada de los misioneros establecer horarios para las celebraciones y disponibilidad

para visitar las casas donde sea necesaria la presencia del sacerdote estar presente en las reuniones que organiza el grupo con la comunidad local


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

dar tiempo a la atención personal de los misioneros que solicitan conversar sobre las vivencias que van haciendo al enfrentar los problemas que padece la gente o que quieren celebrar el sacramento de la reconciliación o hacer una consulta espiritual

En esos días uno se recarga de trabajo y de preocupación para que nos les falta nada a los huéspedes: buscando donaciones, pensando cómo hacer más agradable su estadía, siguiendo el ritmo de un grupo numeroso de jóvenes que con entusiasmo quisieran ver solucionados inmediatamente todos los problemas que detectan, con menos horas de sueño… Pero vale la Pena: uno se renueva, la comunidad se renueva.

fomentar la promoción y formación de agentes que sean capaces de llevar por sí mismos la pastoral parroquial después de la misión.

Y si uno sabe darle profundidad al trabajo iniciado descubre que finalizado el período de misión los colaboradores locales se han multiplicado y convertido en discípulos misioneros de su propia comunidad eclesial. Es importante que el grupo misionero dé continuidad a su labor. La comunidad evangelizada los espera y sufre una gran decepción si no vuelven.

No puedo concluir esta relación sin recordar al querido P. Mariano Erra sdb. quien me acompañó en las misiones anteriormente mencionadas atendiendo las confesiones, celebrando los sacramentos y preparándonos una comida exquisita. Como nos recuerda el Papa Francisco en el Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2013: “La fe es un don precioso de Dios… Y es un don que no se puede conservar para uno mismo, sino que debe ser compartido. ¡Todo el mundo debería poder experimentar la alegría de ser amados por Dios, el gozo de la salvación! Toda comunidad es “adulta”, cuando profesa la fe, la celebra con alegría en la liturgia, vive la caridad y proclama la Palabra de Dios sin descanso, saliendo del propio ambiente para llevarla a las periferias no sólo geográficas sino también existenciales”. Dios nos espera en los barrios de nuestras ciudades o en los pueblos más lejanos… SALGAMOS A LA MISIÓN.

15


Millones de seguidores El Papa Francisco superó los 10 millones de seguidores en Twitter, tal como lo anunció en una publicación en esta red social. “Queridos Followers ¡ya son ustedes más de 10 millones! Les agradezco de corazón y les ruego que sigan rezando por mí”, escribió. Las publicaciones del Santo Padre se realizan en nueve idiomas diferentes: inglés, portugués, italiano, francés, polaco, alemán, latín, árabe y español.

16

La celebración del Domund en Nairobi, Kenia

La cuenta en español, @Pontifex_es es la tiene el mayor número de seguidores, sumando a la fecha

El Santuario de la Consolata de Nairobi, Kenia, recibió recientemente a misioneros de diferentes países que asistieron a una vigilia de oración, en la que compartieron sus experiencias personales con los fieles reunidos bajo el lema: “La mies es mucha, pero los operarios pocos”.

El Twitter en español del Papa es el que experimenta un mayor crecimiento, presentando en promedio un aumento.

El padre Aloysius Byaruhanga, misionero en Etiopía, explicaba que el trabajo misionero en Etiopía se enfrenta a numerosos desafíos, porque la Iglesia es considerada como una ONG. Otro desafío que enfrentan los misioneros en Etiopía es la falta de catequistas y otras personas que ayuden en la misión evangelizadora. Los misioneros no reciben apoyo económico alguno de los lugareños y la gente espera que los sacerdotes sean quienes les ayuden. También están las cuestiones de la barrera del idioma, las dificultades económicas y los desafíos culturales. "Etiopía es un gran país que necesita mucho trabajo misionero", señalaba el padre Byaruhanga. El director nacional de las Obras Misionales Pontificias de Kenia, el padre Celestino Bundi, pidió a los fieles presentes que rezasen el rosario juntos y recordasen a los misioneros que trabajan en todos los rincones del mundo. Que recordaran también a todos los agentes pastorales que han sido asesinados en el curso del último año, en cumplimiento de su deber y unidos al Santo Padre. (OMPRESS-Kenya)

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

4.077.991

La cuenta de Twitter en inglés, @Pontifex, es la segunda tras su par en español, con 3 169 951 seguidores de 10 mil nuevos seguidores por día.

La Obra Don Orione abre un centro para refugiados sirios


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

Zarqa (Agencia Fides) – Doscientas familias de refugiados sirios pronto podrán encontrar alojamiento en el Family, Youth and Refugee Centre, una nueva estructura de acogida abierta en Zarqa (Jordania) por la Obra Don Orione. El edificio fue diseñado originalmente como un albergue para estudiantes, y ahora ha sido adaptado para dar cabida a las familias sirias que han huido de la guerra civil. Todos los servicios de acogida y asistencia son gestionados por voluntarios bajo la coordinación de Don Hani Jaamel, sacerdote orioniano de nacionalidad iraquí. Sólo en la ciudad de Zarqa, los voluntarios orionianos en colaboración con Caritas Jordania ayudan ya a cien familias sirias que huyeron del conflicto, proporcionándoles provisión de alimentos, agua y dos cupones mensuales para gastos de manutención y atención médica. Un trabajo generoso que no consigue hacer frente a la emergencia: “Los refugiados que nos piden ayuda”, explica el padre Hani “son muchos más de los que podemos sostener”. Esta situación, sin embargo, no provoca el desánimo: “Seguimos trabajando”, añade el sacerdote iraquí “siguiendo la palabra de Jesús, tratando de ayudar a todos sin distinguir entre el uno o el otro y sin cansarnos”.

Agradecimiento: Cadena del Rosario Misionero Misionero

Quisimos que cada dia del mes todas las diócesis de nuestro país se acoplen a esta oración. Con agrado vemos que tanto consagrados como fieles laicos se asociaron a esta gran cruzada de oración y solidaridad. Dios no se deja ganar en generosidad y seguramente premiará el esfuerzo y también quizás el cansancio, luego de alguna jornada ardua, de ofrecer este rato de oración. La Virgen María, Reina de la misiones y Madre del Gran Misionero del Padre, los acompañe y los fortalezca en la misión de cada día” manifestó.

Campaña "Ofrezca una Misa" a sacerdotes misioneros La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS), presentó la campaña "Ofrezca una Misa", una iniciativa que busca contribuir en el sostenimiento de los sacerdotes misioneros esparcidos por el mundo. La campaña consiste en apoyar el trabajo de los misioneros ofreciendo Misas por medio de donativos de 8 euros. En agradecimiento, el sacerdote que recibe esa contribución, ofrece una Santa Misa por las intenciones del donante. "Gracias a ese apoyo financiero para las Misas, la Fe permanece en mi Diócesis. Somos pobres, pero somos ricos en la Fe", dijo el Mons. John Barwa, Arzobispo de Orissa, en la India, durante la conferencia de prensa de presentación de la iniciativa. De acuerdo con datos proporcionados por AIS, cada 26 segundos, una misa está siendo celebrada gracias a las donaciones. El site de la campaña es www.ofreceunamisa.org Gaudium Press

El Padre Dante De Sanzzi agradeció desde las Obras Misionales Pontificias de Argentina, a todos los que de alguna manera sostienen la misión de la Iglesia con la oración diaria. “En el mes de octubre que pasó muchos han realizado la oración del Santo Rosario misionero, ofreciendo cada Ave Maria por otro hermano de cualquier parte del mundo; y para sostener la tarea misionera de muchos que dejaron su patria y su familia para llevar la Buena Noticia de Jesús a los que más necesitan.

17


Historia | P. Luis Alberto Molina (*)

Nuestra Señora de Itatí:

18

A 75 km de la capital Correntina, a la vera del Rio Paraná, se encuentra la localidad de Itatí; que alberga la Basílica de

Nuestra Señora de Itatí,

que fue construida, la actual, en el año 1950.

L

a imagen de la virgen data del siglo XvII y fue traída por los padres franciscanos. Es de madera tallada, la cara de nogal (autóctono de Europa) y las manos de timbó (autóctono de corrientes). Es una expresión de la unión de ambas culturas. Itatí es una palabra formada por dos vocablos del idioma guaraní: itá: piedra; tí: blanca; ya que dicen que se apareció sobre una piedra blanca o calizas la cual abunda en la zona. La coronación pontificia de la Imagen se llevó a cabo el 16 de Julio de 1900, ante más de quince mil almas que proclamaron en la ciudad de Corrientes su amor a María. El trono para la coronación fue levantado ante el templo de la «Santísima Cruz de los Milagros» y la coronación estuvo a cargo del Obispo de Paraná Rosendo de la Lastra y Gordillo quien visible-

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

mente emocionado, puso sobre la cabeza de la virgen aquella corona1. Muchas peregrinaciones se encaminan hacia su santuario, para visitarla, para rezarle a la «Tupá Sy»2 como se la llama cariñosamente en Corrientes. Hasta hoy día heredamos el modo antiguo de nuestros antepasados, los guaraníes, de expresar nuestra fe popular. Ellos, en su manera de vivir nómades, buscaban la tierra sin mal (el cielo). Una de las peregrinaciones más antiguas es la que se realiza desde el 13 al 18 de julio desde hace 113 años el pueblo de San Luis del Palmar va a los pies de la Madre atravesando 70 km., dos días de ida para estar presente en las fiestas anuales de la coronación pontificia, el 16 de julio y recorriendo el mismo camino de regreso. No los detiene ni amedrenta nada; lluvia, calor, sol, ni las frías temperaturas que se hacen presente por


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

las heladas; pernoctando a la intemperie. Se trasladan caminando, a caballo, en carretas y en vehículos; llevando a todos, encabeza la peregrinación, el Santo patrono Sanluisito3, como cariñosamente lo llaman. Año a año se suman otras localidades y parroquias de Corrientes y de Buenos Aires4. Otra de las manifestaciones multitudinarias, es la peregrinación juvenil del NEA5 que se realiza en el mes de septiembre. Todos los jóvenes de la región caminan 75 km. partiendo desde la capital correntina recorriendo la ruta nacional nº 12 y pasando por las localidades de Paso de la Patria, San Cosme, Ensenada Grande y llegando al tan anhelado atajo, que es la localidad de Ramada Paso, desde allí dista el santuario unos 9 km, que por el cansancio se hacen muchos más. Este año se llevo a cabo la edición nº XXXIv los días 21 y 22 de septiembre con casi 200 000 peregrinos. Siempre esta peregrinación se lleva acabo el fin de semana cer-

cano al 21 de septiembre y la misa de clausura se realiza el domingo a las 9 de la mañana, que este año por primera vez fue presidida por el Nuncio Apostólico de la Argentina Mons. Emil Paul Tscherrig. La expresión de la fe popular de nuestros pueblos pobres y necesitados es lo que le da dinamismo a las liturgias marianas, aun más en Itatí. Hay una ceremonia de vestición de la imagen, que se celebra cada vez que se le va a cambiar la ropa, todos los años; habiendo una familia que consagra a la virgen una mujer de la familia que es la encargada de cambiarla. Los 16 de cada mes se hacen celebraciones mensuales, que consiste en misas y procesiones, generalmente presidida por el Arzobispo de Corrientes. Por otra parte hay una ceremonia muy particular que se celebra el 14 de julio. Cada madre ofrece una flor blanca por hijo a la virgen. Luego de la misa todas las madres presentes se encaminan hacia la Imagen y le dejándolas a sus pies. Esta ofrenda se utiliza para elaborar un espaldar que se le coloca a la Reina del Cielo para que salude a sus hijos el 16 de julio a las 00:00 hs. Todo lo vivido y celebrado hace que el peregrino no pueda volver a su casa sin participar de misa, confesarse, comulgar; tocar a la imagen y visitarla en su camarín, mucho menos sin llevar un recordatorio a los familiares que no han podido asistir a las celebraciones, que no han podido visitar a la “virgen Morena”.

Las maneras de agradecimientos son infinitas, se puede nombrar algunas: dejarle objetos como ser cabellos, placas, vestidos o por qué no “un chamamé”6 dedicado a ella, sin dejar pasar las emociones que se traducen en lágrimas y sollozos que brotan cada vez que se la toca o se la ve a la Madrecita de Cielo. «…Heridos de ansiedad buscando compasión, venimos a tu altar en peregrinación, llegamos y en tu paz descansa el corazón, te hablamos y al rezar la voz se hace canción…»7. «…Los himnos más dulces, que el pecho atesora, queremos, ¡Señora! cantarlos a Ti. Que tierna escogiste con ojos clementes, por reino Corrientes, por trono Itatí…»8. Ese es el modo sencillo pero de una fe profunda que nos contagia la religiosidad popular, el no tener vergüenza de cantarla, llorarla, tocarla, besarla y rezarla con las manos juntas como está ella allí, en su camarín esperando siempre a sus hijos, para decirles «…Hagan todo lo que Él le diga…»9. 1. Cfn. GOMEZ, Marcelo Alejandro. Recopilando nuestra historia. Investigación no publicada. 2. En guaraní significa madre de Dios. Tupá: Dios. Sy: Madre. 3. Es la imagen de San Luis Rey de Francia 4. Esta peregrinación en sus comienzos se realizaba con las comunidades de Santa Ana, San Cosme y Paso de la Patria. Los motivos de la separación se desconocen. Estas comunidades realizan la caminata en el mes de abril y también con 113 años de antigüedad. 5. Noreste argentino. 6. Música del noreste argentino más precisamente de Corrientes. 7. Canción María de Itatí del Padre Julián Zini. 8. Estribillo del Himno oficial a Nuestra Señora de Itatí que data aproximadamente del año 1910. 9. Jn. 2, 5

(*) Arquidiócesis de Corrientes

19


Grupos Misioneros | Gladys Aceval Docente - Catequista y Bibliotecaria de las OMP Argentina

CON LA

mochila lista 20

Niños y Adolescentes, seguramente arden sus corazones de poder participar en esta invitación.

Vas, enviás o ayudás a enviar Ello depende de cada uno de nosotros: vos, Yo, Todos. Para ayudar a animar y dar sentido a la vida, despertando también a otros al servicio de la Misión. Sembrando la labor misionera de la Iglesia por medio de: folletos informativos, revistas, charlas, misión barrial, escolar, parroquial, urbana, hospitales, etc.

contacto personal con las llamadas “tribus urbanas” en las grandes urbes, sobre todo donde tenés la posibilidad de sacar de tu mochila la paciencia para una gran persistencia y perseverancia en su lenguaje para evangelizar. El desafío de factores naturales: dengue, gripe A, condiciones climáticas. El desafío de resistencia a la religión, el desafío que con tu escasa edad de niño o adolescente compartas la fe, con el testimonio alegre, generoso al acompañar y dejarte acompañar.

En los desafíos “ cargar la mochila con paciencia”.

Si, si todo lo que te rodea es tierra de misión; tu propia familia, cuidando la unidad de la misma; la comunidad parroquial donde sostener la actividad misionera, es ir creciendo juntos en la fe.

Como misionero tenés que enfrentar algunos desafíos durante el proceso evangelizador. El desafío del

Querido niño y adolescente, es importante saber que hay mucho que hacer para que un sinnúmero de

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

seres humanos conozcan a Jesús. Y es importante que tu actitud misionera sea manos extendidas a la generosidad.

Vas Aunque primero te cause vergüenza, abrirte a la generosidad de perder tu tiempo en visitar por ejemplo un compañero enfermo y luego del saludo rezar, estar. Te cuento que en mi adolescencia nuestro párroco insistía en la importancia de visitar a nuestros ancianos en el geriátrico del pueblo. Tanto nos pedía que desde el comienzo caló en mi corazón “ir” a compartir con los abuelos una tarde y hasta me imaginaba ayudándolos a caminar hasta el patio para que tomen sol y conversar con ellos. Pero me sentía impedida por la vergüenza que me daba llegar y no saber que decirles. Un día todo el grupo misionero se preparó para el encuentro y yo me sentía felíz.


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

mano, con la fuerza del Espíritu Santo; a la luz de la Palabra para poder decir “Lo que contemplamos… acerca de la palabra de vida…lo anunciamos” 1jn 1,13. Lucas 10,1-9: “Después de esto, el Señor eligió a otros setenta y dos discípulos y los envió de dos en dos” Mateo 9,35-38: “Jesús recorría todas las ciudades y pueblos” R.M(99):”Tener los mismos sentimientos de Cristo” 1 Pedro 2,4-5:” Se han acercado al que es la piedra viva rechazada por los hombres”.

Sí ayudás a enviar

Cuando llegamos recibí la “lección de mi vida”. Estaban los abuelos sentados en sillas de madera rústica debajo de una galería, eran no videntes!, al acercarnos les dijimos quienes éramos y uno de ellos al extender su mano para saludarme, me dijo: “jóven niña, a vos te digo. Hace mucho que andás queriendo venir a visitarnos, la vergüenza te lo impedía pero el querer te hizo llegar”. Aún hoy quedaron en mí esas sabias palabras del abuelo que si bien era ciego supo ver lo esencial del corazón. Niños, adolescentes y jóvenes, los aliento a ir, vayan, lo demás lo hace Dios. Pongan voluntad de querer encontrarse con el hermano y descubrirán el milagro de amor que es cada persona.

Enviás Como comunidad parroquial generás un movimiento de amor. Como colegio de inspiración cristiana donde descubriste el amor al anuncio por las historias de los grandes misioneros que te contaron como San Francisco Javier y Santa Teresita de Lisieux, seguramente están llenos de esperanza por tener pies ligeros para ir más allá de las fronteras. Con tu oración también vas al encuentro del her-

Sabés, la misión ad gentes, es el mandato de Cristo “vayan y hagan discípulos a todas las gentes “. Queridos niños, adolescentes y jóvenes, sin la experiencia de Jesús vivo, no puede haber ni un testigo, porque su obra es anunciar una experiencia maravillosa de Dios, ni un misionero cuya tarea es compartir vivencialmente la riqueza de su fe con otros pueblos, que no han tenido la experiencia de Jesús. Si recurren a Gálatas 4,19 nos ilustra muy bien acerca de lo que es fundamental en la tarea misionera. El estar con Cristo, el encontrarse con El, el ser formado en Cristo. Ser contemplativos en la acción. Redemptoris Missio 91 nos dice “Ser contemplativos significa además hallar respuestas a los problemas a la luz de la palabra de Dios con la oración personal y comunitaria”.

21


Actualidad | Pbro. Andrea Bignotti i.m.c. (*)

Pensar, soñar, proyectarse universalmente y actuar localmente como personas e Iglesias

E

22

sta Iglesia del Siglo XXI, desde el Concilio vaticano Esta Iglesia del Siglo XXI, desde el Concilio vaticano II°, el Jubileo, la Misión Continental, está llamada en todo momento y lugar, entre gozos y tristezas, pruebas y persecuciones, éxitos y fracasos, a cruzar los mares, remar mar adentro (Lc.5, 4-5) en el Tercer Milenio y pasar a la otra orilla (Mc. 4,35), ad Gentes. Además, todo los Cristianos deben desentumecer la mente, el corazón y la piernas para cumplir eclesialmente con el mandato mesonero de anunciar el Evangelio y de construir el reino de Dios. Existen muchas amonestaciones desde el Evangelio, los encuentros,

las asambleas eclesiales y los congresos que nos recuerdan este mandato y no se admiten dudas y justificaciones en esta obligación de ser Discípulos Misioneros del Padre (DA 199-200). Los ya numerosos congresos misioneros latinos-americanos (8) y Congresos Americanos Misioneros (3) nos han dicho en repetidas ocasiones que la Iglesia es y tiene que ser misionera ad intra-ínter gentes y ad extra-ad gentes (Ad G. 2) o no es la Iglesia de Jesucristo y que ha llegado la hora de ser evangelizadora, produciendo un Nuevo Pentecostés (P.368 DA 362). Nunca debemos olvidar que la fe viene de la predicación (Rom. 8,17).

En este contexto de muchos acontecimientos eclesiales y, después de un a acertado Concilio Plenario, venezuela se postuló y aceptó con sus Pastores ser la Sede del Cuarto Congreso Americano Misionero (4° Cam.-Comla 9), sabiendo que iba a ser una prueba fuerte y un desafío para todos, sobretodo en estos tiempos difíciles que está atravesando este País a varios niveles, pero “no hay mal que por bien no venga” y “a grandes males, grandes remedios”. En este tercer milenio la Iglesia de Jesucristo está llamada a vivir en “fidelidad dinámica”, a estar siempre en camino, “remar mar adentro”, caminar barrio, ciudad, llano y selva adentro, aquí y ahora; En el mundo en que vivimos hay un sin fin de mensajes y propuestas que nos aturden y nos van quitando la posibilidad de poder discernir y elegir, Muchos de nosotros, frente a las novedades, prefieren ver la vida social y la realidad eclesial desde una ventanilla y su punto de vista, olvidando que toda la vida es una vocación para la misión del Reino y que la Palabra no puede ser encadenada, sino es viva y eficaz (Heb.4, 11-12). La Iglesia de Jesucristo no puede limitarse a ser maestra, a enseñar, sino más bien debe ser madre, dispuesta a engendrar una nueva vida (Jn.1, 14)


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

abriendo nuevos caminos de vida, santidad y salvación. Este mundo que cambiante y secularizado hay que mirarlo con los ojos del corazón e iluminarlo. Nuestro anuncio debe ser contextualizado para abrir nuevos horizontes insospechados, teniendo como referencia y ejemplo a Jesucristo; hay que realizarlo dinámicamente según el estilo pascual de la encarnación , pasión , muerte y resurrección, para provocar una conversión, renovación y transformación personal, social, eclesial, Este mundo secularizado espera de nosotros los cristianos, no personas preocupadas exclusivamente de conservar la fe y a la espera, sino hombres y mujeres nuevos en el fervor, los métodos y los contenidos y vivencia de nuestra religión. No podemos seguir esperando que nuestra gente venga a la iglesia-parroquia para misa mandada a celebrar y no participada, para una catequesis fugaz y superficial, sino debemos salir a la calle, los cruces y todos los caminos para cruzarnos con ella y acompañarla (Mt.22,9), meternos a sus casas y vidas, en sus situaciones para poderla orientar e iluminar en esta variedad y dispersión de mensajes. Por nuestra pasividad e indiferencia estamos perdiendo muchos espacios. Hace falta nuestra presencia dinámica y evangelizadora, pero aplazamos o delegamos a otros esta tarea, lavándonos las manos. Debemos preocuparnos de este mundo que va a la deriva, que se contenta de mensajes pasajeros. El ser cristiano no es un privilegio sino un compromiso. Estamos llamados en todo momento y lugar, a

anunciar la Palabra de Dios a tiempo y destiempo (I.Cor.9,16 2Tim.4,2-4). Tomando en cuenta toda esta realidad apremiante y cambiante, necesitada de una respuesta urgente, hemos trazado un posible camino de formación y de animación. No ha sido fácil organizar y programar este camino de formación y sensibilización a nivel eclesial, pastoral y misionero, sobretodo querer y poder interesar e involucrar a todas la instituciones y los movimientos de la iglesia diocesana, contando con el aporte de la Conferencia Episcopal venezolana y las Obras Misionales Pontificias, porque aún persiste una conjunto de pastorales que no se apoya decididamente el Plan Pastoral Nacional y que debería girar sobre el eje de una Pastoral Misionera a todos los niveles.. Para la Iglesia en venezuela, siempre en camino y trasformación, ha sido una oportunidad única para remover el piso estructural y eclesial, intentar pasar de una pastoral aun de conservación, de repetición y de protagonismo clerical a un a pastoral más creativa, participativa, de capitación y de compromiso evangelizador. Esta tarea que hemos asumido ha sido también otra oportunidad para involucrar muchos cristianos en tareas y preocupaciones eclesiales, domesticándolos y empapándolos sobre algunos temas y contenidos de particular relevancia y esenciales para la vida de la Iglesia.

misioneramente su labor educativa, formativa y su pastoral sea más participativa y capacite misioneramente a los agentes al compromiso evangelizador con efecto multiplicador. Un fruto que esperamos se haga realidad en la Iglesia venezolana y todas las Iglesia del Continente es “el relevo misionero”, es decir, ha llegado la hora de dar y de enviar. El tema y el lema del Congreso nos piden apertura y dinamismo cristiano, pastoral y apostólico, invitándonos a “ser Discípulos Misioneros de Jesucristo, desde América, en y para un mundo secularizado y pluricultural.” Si, ha llegado la hora para la Iglesia de América de salir de sus necesidades, justificaciones y asistencial a pastorales y espirituales. Ya ha recibido muchos y ahora está llamada a dar, desde su `pobreza, riqueza o juventud. Después de todos estos maravillosos congresos y asambleas, ella está llamada a compartir su fe. La fe no puede ese tanto un depósito y para conservarla, sino se nos dio o y transmitió para vivirla, darla y compartirla. ¡América misionera, comparte tu fe!

Para las O.M.P. ha sido una tarea a todo terreno y tiempo para facilitar encuentros, talleres y Pre-Cam y poder acompañar diócesis, parroquias, movimientos, grupos e instituciones para que enfoquen más (*) Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Venezuela

21


Testimonio | Hna. María Gabriela Inchauspe Hnas. Misioneras de la Caridad

Dar a conocer a 24

Jesús es mi gozo Soy la hermana Maria Gabriela Inchauspe; Nací en Mendoza Argentina y pertenezco a la congregacion de las "Pequenas Hermanas Misioneras de la Caridad" Obra Don Orione. Hace un mes y medio me encuentro en Kenya, Africa, en un tiempo que si Dios quiere sera toda la vida, como misionera ad gentes. Es una bendición de Dios la posibilidad de responder a este llamado. En este momento me encuentro en tiempo formativo, soy juniora, y responder ahora implica muchos desafíos y también la posibilidad de consolidar firmemente en Jesús mi sí para toda la vida.

El llamado lo fuí descubriendo poco a poco en mi historia, mas concretamente en mi adolescencia, de niña fui a un colegio religioso donde aprendí lo esencial de la fe, luego cambié de colegio y pasé a una secundaria que pertenecía a los padres de Don Orione, "Padre valentine Bonetti", sin tener la menor idea quien era Don Orione. Poco a poco, en el contacto con los profesores y con los religiosos que allí se encontraban, comencé a participar de las actividades pastorales y a descubrir a Jesús vivo y presente en cada persona y situación. Hallé en Don Orione un hombre pobre y sencillo apasionado por Dios y por llevar las almas a él. Hice mi confirmación también allí y a partir de ese momento el Espíritu empezó a soplar cada vez mas fuerte. Todo era nuevo para mí, me encantaba poder visitar a los

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

chicos del cotolengo, compartir la catequesis con los niños y lo que mas me apasionaba era, en las vacaciones de verano, poder ir a misionar al interior de la provincia, creo que este fué el aguijón en mi Corazón, cuando descubría la alegría de poder sentir a Jesús en esas personas que no tenían nada y que con solo hablarles de Jesús sus rostros cambiaban y se llenaban de alegría. Finalmente con todo este fuego que me quemaba en el corazón ,y aún no sabía bien que me pedía Jesús, me decidí a hablar con un sacerdote Oronita, el Padre Omar Cadenini, que en ese momento era el párroco de la iglesia en la cual realizaba diariamente mi pastoral. El fue, por gracia de Dios, quien acompañó mis pasos desde ese día hasta ahora. Me ayudó a ir madurando en este camino y a decir sismpre sí a lo que Jesús iba pidiendo. Me ayudó a hacer el contacto con las hermanas de Don orione, y hoy ya soy religiosa de las Pequeñas hermanas misoneras de la caridad.


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

66

haber encontrado a Jesús es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida y darlo a conocer es nuestro gozo...

metros y kilómetros con recipientes en la espalda para conseguir agua para su familia.

En nuestra comunidad somos 6, mi superiora es una hermana polaca, sister alicja, la cual inició hace 5 años esta comunidad, luego se (D.A. 29). sumaron dos hermanas y dos novicias kenyatas y recientemente yo, la única argentina por aquí. FunEsta fue la frase de mi primera ciona un colegio primario y una profesión y es lo que hoy vivo en guarderia maternal donde concuen esta nueva misión. Cuando inrren los niños más pobres o sin fagresé a la congregación no sabía milias de la comunidad, son mas bien donde me iba a llevar Jesú, de 100 chicos con realidades muy sabía que el camino era largo y duras, se les proporciona educahabía muchas rencuncias en él, ción, desyuno, almuerzo y cena, pero la alegría y la paz de poder darlo todo por él y por los más pobres es inexplicable.

99

Hoy esta es mi certeza un Jesús que estuvo está y estará presente en mi vida siempre, y no puedo callar tanto amor que aún muchos no conocen. Dios se vale también de mi pobreza para esta misión que solo él puede hacer posible en su providencia. Actualmente me integré a la comunidad de Laare, en el norte de Kenya, es un pequeño pueblo donde la vida se pelea día a día, ya que la falta de agua es inminente. Las mujeres y niños caminan kiló-

dado que la mayoria de ellos es la única posibilidad de alimentarse que tienen y se los acompaña en el crecimiento de la fe. También trabajamos ayudando en la parroquia local y visitando familias de las diferentes aldeas, conociendo y ayudando a los niños y familias mas necesitadas, gestionando proyectos para hacer posible el agua y la alimentación para las familias. Muchos de estos emprendimientos se hacen realidad gracias al trabajo de la hermana alicja que los lleva a cabo junto a voluntarios polacos.

Para mi hoy es descubrir un mundo nuevo es aprender todo de nuevo, a hablar, a rezar, a comunicarme, son muchos los desafíos y tanto para hacer pero lo que mas fuertemente siento en el Corazón es esta necesidad con un gesto una sonrisa, una caricia, una palabra, decirles y hacerles sentir a estas personitas que Dios las ama más allá de su pobreza y su reslidad, que cultural e históricamente siempre fue muy dura. El lenguaje universal que todos entendemos es el del amor y eso es lo que hoy me ayuda a ir caminando. Es importante también la presencia de Dios en la oración, que me va sosteniendo y fortaleciendo cada día para poder responder desde lo poco que tengo a su gran proyecto de amor. También agradezco la presencia de tantas personas, amigos, familia, mis hermanas de congregación, formadoras, que han ido acompañando mi crecimiento y hoy me apuntalan aún a la distancia poder seguir a Jesús más allá de las fronteras.

En com en d a d a ca d a d i a en la or a cion HERMANA MARíA GABRIELA

25


M

uchos cursos y talleres realizamos para nuestra formación

religiosa. Los que trabajamos el tema misión, hemos escuchado muchas veces de cómo debemos vivir la espiritualidad misionera. Algunos no la entienden, porque piensan que hablar de misión es solo “salir de misión”. Pero olvidamos que el verdadero discípulo del Señor, es aquel que lleva una vida acorde a lo que predica.

26

Espiritualidad misionera es vivir el espíritu de Jesús. Encarnar el Evangelio, que quiere decir, llevar el Evangelio a mi vida. Jesús caminaba, escuchaba, observaba y luego enseñaba; todo esto con la Sabiduría del Padre. Una buena espiritualidad misionera es hacer lo que Jesús hizo. Mucha tarea pastoral nos hace correr el riesgo de alejarnos de este ideal. Se nota en no pocos grupos misioneros e incluso en grupos pastorales en general, que cuesta mucho el momento de oración, de reflexión. La preocupación “porque todo salga bien” nos aisla de lo más importante: escucharlo a Él. El mejor ejemplo de espiritualidad para nuestra misión, la mejor clase, la da el mismo Cristo en la casa de Lázaro y sus hermanas. Marta limpiaba, iba y venia, trabajaba fuertemente para mantener el orden. Pero se olvidaba de mantener el “orden interno”. María, su hermana, eligió la mejor parte: estar con Él. A los pies de Jesús está la mejor escuela misionera.


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

Reflexión | Pbro. Dante De Sanzzi Director Nacional de las OMP - Argentina

Por eso, lo primero que debemos recordar es no perder “la mejor parte”: estar con Jesús, hablar con Él, escuchar sus enseñanzas, vivir su vida, saber leer los signos de los tiempos.

Cualidades del auténtico espíritu misionero Hay cualidades que no podemos dejar de lado para una espiritualidad acorde a la misión: En primer lugar es importante el diálogo. Dialogar es compartir. Sé que en la misión me encuentro con gente distinta en pensar y en actuar. El hablar con el otro me lleva a comprender la realidad que me rodea. Las historias son distintas, y mientras voy haciendo este recorrido, voy creciendo en la vida de oración y misión. Muchos fracasos misioneros se dan por esta falta de diálogo con los hermanos y otras religiones. Misionar no es imponer, sino comprtir y entender; es saber escuchar. Como segundo punto, el verdadero misionero es cercano. Cercanía es no discriminar, es estar al lado de alguien que Dios puso en mi camino y en esta misión. El hermano palpa la cercanía. Los ejemplos bíblicos de Zaqueo o la mujer pecadora que Jesús anima y reconforta a pesar de su comportamiento, muestra la verdadera espiritualidad del misionero enviado del Padre. No perder, como punto importante, el espíritu de caridad. La caridad fraterna, tanto en el compartir las alegrías, las tristezas y las esperanzas de los hombres. Caridad siempre es sinónimo de amor; punto imprescindible para la misión. Jesús nos enseña que “nadie tiene más amor que el que da la vida por los amigos” y ahí entra a jugar la verdadera misión: es dar y darse. Un cuarto aspecto de espiritualidad bien en-

tendida es la humildad. No solo llamar a Dios “Señor, Señor” y luego hacer cualquier cosa. O estar horas de rodillas sin tener este espíritu de sencillez. El buen misionero no es el que sabe todo, sino el que entrega todo y no se guarda nada para sí.

A modo de conclusión Dejar de lado el espíritu narcisista, el pesimismo que derrumba, la soberbia que mata, el desinterés que endurece el corazón. Todas actitudes que lamentablemente rigen en algunos grupos misioneros y de evangelización en general. vivir una plena espiritualidad misionera es vivir a imagen del Buen Pastor: correr el riesgo por uno solo, por un alma, por una vida. Esta es la mejor oración que le podemos ofrecer a Jesucristo el Señor de nuestra historia. Que en las misiones de verano y en las de todo el año podamos vivir en plenitud esta forma de espiritualidad, acorde a lo que pide el Señor.

27


La UEAM en la Arquidiócesis de Corrientes

«Misioneros desde el dolor con la oración»

28 UEAM | Dr. Fabián Romano Coordinador de la UEAM Equipo de la Unión de Enfermos y Ancianos Misioneros Arquidiócesis de Corrientes - Argentina

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

Las OMP son acciones en bien del prójimo en la cual la persona es instrumento del Espíritu Santo que le permite ser profeta, evangelizador y misionero llevando la palabra de Cristo; en el caso de la UEAM, que forma parte de la OMP, sus asociados se hacen misioneros ofreciendo sus sufrimientos y oraciones: son misioneros desde el dolor con la oración. La Unión de Enfermos y Ancianos Misioneros es un servicio de cooperación y animación misionera cuyo objetivo es hacer que los enfermos y ancianos se asocien a la cruz de Jesús y ofrezcan sus obras, sufrimientos y oraciones por las misiones, por los misioneros, por los que aún no conocen a Cristo y por los otros miembros que la conforman. Busca que el hermano que padece una enfermedad crónica o discapacidad de larga data así como también los ancianos que no están enfermos pero que sufren limitaciones, desprecio, indiferencia encuentren el sentido a su sufrimiento uniéndose a la cruz redentora de Cristo mediante la elección libre, consciente y voluntaria de formar parte de la UEAM por asociación. En la Arquidiócesis de Corrientes se comenzó a trabajar en el mes de septiembre del año 2012 quedando el Equipo Arquidiocesano de la UEAM conformado un mes después.


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

tro talleres de dos horas de duración una vez por semana, donde se despierta la conciencia misionera de todo bautizado, respetando la idiosincrasia de cada comunidad sin crear un grupo aparte, se comparten testimonios y se afianzan los conocimientos adquiridos mediante un taller grupal y puesta en común.

La Arquidiócesis de Corrientes está dividida en ocho decanatos por proximidad geográfica y por similitudes, hasta la fecha son nueve parroquias de diferentes decanatos las que están trabajando con la UEAM, capacitándose, animando a los enfermos y ancianos y asociándolos: en total son 82 enfermos y ancianos misioneros correntinos que forman parte de la UEAM. Esto es posible gracias a la participación en un bloque del programa radial “Abriendo Puertas” F.M. San Cayetano 102.7 del Arzobispado de Corrientes donde se difunden las actividades realizadas y se anima con lecturas y reflexiones a los enfermos y ancianos que están escuchando y a los demás a valorar y dignificar la vejez para que puedan contemplar el rostro de Cristo y su viva presencia en el hermano. Además de la formación, acompañamiento, orientación y asesoramiento que se imparte a Animadores de Enfermos y Ancianos en cada Parroquia, es decir a aquellas personas que ya se encuentran trabajando en el servicio con el enfermo y anciano como son los ministros de la eucaristía, agentes de pastoral de la salud, visitadores, legionarios, misioneros, en fin… todos aquellos que están en contacto directo con el hermano sufriente y puedan así transmitirles eficazmente la invitación que el mismo Jesucristo les hace para que sean partícipes activos en la obra redentora de la cruz por medio de la oración. Para ello se cuenta con una instancia de PRESENTACIÓN que se lleva a cabo en cada parroquia, antes o después de la Santa Eucaristía, y que consta con una convocatoria abierta a toda la comunidad, especialmente a los que cumplen un servicio con el enfermo y anciano; en la cual se informa en qué consiste la UEAM, sus objetivos y finalidad. Como segundo paso se continúa con la ETAPA FORMATIvA Y DE CAPACITACIÓN por medio de cua-

Estas Jornadas se desarrollan bajo un programa basado en el “Manual de la Pastoral del Enfermo y el Anciano Misionero” y el material consultado de la página oficial de la OMP Argentina y la finalidad es formarlos para que ellos sean el nexo con el enfermo y el anciano. La tarea de animación no concluye con los talleres de capacitación y la asociación, eso es solo el comienzo. Se confeccionó una agenda con fechas importantes en cada comunidad donde se trabaja con la UEAM como fiestas patronales, misas por enfermos y ancianos, aniversario de ordenación del Párroco; a fin de compartir y fortalecer lazos fraternos. Ya que el Equipo Arquidiocesano no tiene contacto directo con los misioneros lo hace a través de los referentes de cada parroquia, con los cuales se realiza una reunión mensual. De esta manera hacemos partícipes de forma activa a aquellos que muchas veces son olvidados o se encuentran ocultos a nuestros ojos pero que son tan necesarios e indispensables y, que como el corazón, dan vida y sostienen a la Iglesia con sus oraciones y ofrecimientos. Gracias a todos ellos por existir.

29


E

s posible promover una comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro. Y nos lo está enseñando, mes a mes, el Papa Francisco con su gran “capacidad mediática”. Una comunicación llevada a cabo no sólo con palabras sino también con gestos. Palabras y gestos que se “iluminan recíprocamente”. Mons. Claudio María Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, explica la elección del tema de la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales 2014. “Comunicación de una auténtica cultura del encuentro”, justamente a partir del estilo comunicativo del Papa Francisco. “Hay en él, dice el arzobispo – un deseo de estar cerca, de compartir, de hacerse partícipes de esperanzas, de una búsqueda apasionada por el sentido de la vida”.

30 Comunicación & Prensa OMP Entrevista de Vincenzo Corrado (www.agensir.it) Traducción del italiano: Pbro. Gerardo Rivetti

Al estilo del

Papa Francisco: «La comunicación al servicio del encuentro» Entrevista a Mons. Celli Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

Monseñor, ¿Cómo fue que se eligió el tema de la Jornada 2014? “Ya es una tradición de este Consejo Pontificio consultar a expertos en el campo de la comunicación, en el ámbito eclesial, de los 5 continentes, a fin de que el tema sea el que mejor responda a las distintas problemáticas de la comunicación en los diversos países. El Consejo analiza las distintas propuestas y luego presenta a la Secretaría de Estado tres temas, para que de este modo el Santo Padre elija aquel que considere más oportuno, en este momento, para iluminar y animar la Jornada Mundial de las comunicaciones sociales. Este año el Papa Francisco ha elegido el tema ‘Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro’. La comunicación, de por sí, involucra a la persona humana en sus relaciones con los hombres y las mujeres que lo rodean en su camino existencial. La verdadera comunicación, en efecto, no es sólo informativa, sino que abre amplios espacios al conocimiento y a la relación; esto vale para los medios de comunicación tradicionales, es decir, la prensa, la radio, televisión y cine. Pero estas dos dimensiones, cognoscitiva y relacional, surgen aún con más énfasis cuando hablamos de nuevas tecnologías. Las características propias de las actuales tecnologías comunicativas – basta pensar en la


Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

superación del espacio y del tiempo y de la interactividad – demuestran cómo hoy el campo de lo comunicativo, se abre al encuentro con el mundo en el cual vivimos y con los hombres y las mujeres de nuestro tiempo. En esta perspectiva se comprende cómo la comunicación toca el corazón de la relación interpersonal y así la comunicación será cada vez más verdadera en la medida en que emerja esta dimensión humana”.

¿Qué “facultades” se requieren para una comunicación de este tipo? Haciendo referencia al reciente magisterio pontificio, me parece que la primera aptitud que debe destacarse es la de la ‘autenticidad’; tengo que asegurar que mi comunicación sea expresión de lo que llevo en el corazón. Y por lo tanto, diría, que es necesaria una autenticidad profunda. Quisiera subrayar, sin embargo, que para alcanzar la dimensión del encuentro, quien está involucrado en tal comunicación tiene que sentir una profunda simpatía por el otro y ser consciente que se ha involucrado en una corresponsabilidad, no sólo en la búsqueda de la verdad, sino también en dar al mundo en el cual vivimos y a las redes sociales en las cuales habitamos, una dimensión cada vez más humana.

¿De qué modo los medios pueden promover “una auténtica cultura del encuentro”? “En el relacionarme con los demás, en el mundo de las comunicaciones o de las redes sociales, la persona tiene que estar animada por un sincero respeto dialogante con la verdad de los otros. Creo que hay un gran esfuerzo en el aprendizaje en este camino. La misma Iglesia, que tiene una misión de verdad a llevar a cabo para una sociedad a la medida del hombre, de su dignidad y de su vocación, debe asumir también una actitud similar. En esta perspectiva es necesario que, una vez constatada la diversidad cultural, cada uno de nosotros, no sólo acepte la existencia de la cultura del otro, sino que aspire también a dejarse enriquecer por ella y a ofrecer lo que tengamos de bueno, verdadero y bello”.

¿En qué sentido está cambiando la comunicación con el papa Francisco? Qué nos enseña, teniendo también en cuenta su em-

peño personal con respecto a la comunicación, a las entrevistas, a los tweets frecuentes. “Está bajo los ojos de todos la gran capacidad mediática que posee el Papa Francisco. Una comunicación hecha no sólo con las palabras sino también con los gestos. Palabras y gestos que se iluminan recíprocamente. El Papa Francisco sabe usar un lenguaje que el hombre y la mujer de hoy pueden comprender con una cierta inmediatez. Sabe hablar al corazón porque afronta los temas que el hombre experimenta de forma angustiante en su vida y sabe iluminar esos momentos con la Palabra del Evangelio. Hay un deseo en él de estar cerca, de compartir, de hacerse partícipe de esperanzas, de sufrimientos, de una búsqueda apasionada por el sentido de la vida. Sabe hablar incluso con aquellos que experimentan una cierta desilusión por un Cristianismo que hoy por hoy lo consideran un terreno estéril, infecundo, incapaz de generar sentido, y se sienten solos y desilusionados. Con su estilo nos enseña que promover una comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro significa moverse hacia el otro, tender la mano. Y aun más, la verdadera comunicación no puede ser intercambio de banalidades sino que tienen que favorecer la búsqueda de lo verdadero, lo bueno y lo bello, de todo lo que está en sintonía con la dignidad del hombre, de sus valores, en la perspectiva de una vida que es digna de ser vivida”.

Monseñor Claudio María Celli Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales

31


Informe de la colecta pro África comparativos 2011-2013 en pesos A los Obispos, Directores Diocesanos de Omp y fieles en general: Desde las Obras Misionales Pontificias de Argentina, saludamos y celebramos la ayuda e interés por esta Colecta a favor del continente africano, que tanta necesidad padece. Desde esta colaboración, quiero hacer llegar la noticia que con absoluta seguridad enviamos la recaudación a quien corresponde para saciar las necesidades básicas de hermanos que no conocemos pero que necesitan de nosotros. Sabemos que la fecha de dicha colecta no es la mejor,

32

arQUIDIÓCESIS Buenos aires Bahia Blanca Córdoba Corrientes La Plata Mendoza Mercedes-Luján Paraná resistencia rosario Salta San Juan Santa Fe Tucumán

2011 58.713,00 20.247,57 5.127,39 4.822,70 3.975,70 49.350,98 6.624,00 30.076,88 1.797,00 6.115,82 59.660,86 5.266,00

2012 92.638,50 22.500,00 6.476,58 50.640,02 1.135,00 12.756,00 37.070,60 1.776,00 79.212,56 -

2013 Var 2012/13 31.885,00 -60.753,50 9.605,00 32.105,00 17.818,45 17.818,45 - -6.476,58 0,00 - -50.640,02 4.472,00 5.607,00 35.879,75 23.123,75 0,00 2.976,75 40.047,35 0,00 1.776,00 0,00 103.504,32 24.291,76 16.537,14 16.537,14

DIÓCESIS alto Valle añatuya avellaneda-Lanus azul Catamarca C. rivadavia Concepción Concordia Cruz del Eje Chascomús Formosa Goya Gualeguaychú Jujuy Laferrere La rioja L. de Zamora Mar del Plata Merlo Moreno Morón Neuquén Nueve de Julio Oberá Oran Posadas Puerto Iguazú Quilmes rafaela reconquista río Cuarto río Galleqos San Carlos de B. San Francisco San Isidro

2011 6.475,32 550,00 9.788,00 0,00 6.800,00 5.098,05 20.391,30 1.001,30 8.036,00 1.415,00 782,00 7.708,45 3.440,00 4.260,60 5.762,50 19.678,97 3.044,79 28.634,70 12.688,56 0,00 12.057,12 7.650,15

2012

2013 Var 2012/13 5.149,17 5.149,17 700,00 100,00 - -12.948,00 0,00 0,00 0,00 0,00 20.365,20 11.665,20 0,00 6.222,35 9.690,75 9.791,93 37.377,65 - -4.897,00 0,00 6.743,00 17.828,00 0,00 -780,00 0,00 0,00 -300,00 0,00 0,00 0,00 6.351,25 14.823,85 -43,60 7.580,70 0,00 0,00 4.180,36 10.826,86 40.487,12 17.757,33 8.854,02 21.594,24 41.024,75 -25.831,45 115,77 7.080,60 -200,00 1.000,00 5.203,17 18.257,35 107.938,18 99.002,92

600,00 12.948,00 8.700,00 3.468,40 27.585,72 4.897,00 11.085,00 780,00 300,00 8.472,60 7.624,30 6.646,50 22.729,79 12.740,22 66.856,20 6.964,83 1.200,00 13.054,18 8.935,26

Iglesia Misionera Hoy - Nº 495 | dic 2013 - ene - feb 2014

pero así está estipulada. En consonancia con la proximidad de la conmemoración de la Epifania del Señor, también nosotros hacemos presente la manifestación del Redentor entre nuestros pueblos. Esperamos en corto tiempo seguir sumando más colaboradores y a la vez vayamos tomando conciencia, en cada una de las diócesis, sobre lo importante de esta colecta. Una vez más, gracias. Y el Señor Jesús, desde su misión, bendiga a cada donante. P. Dante De Sanzzi Director Nacional de las OMP DIÓCESIS San Justo San Luis San Martin San Miguel San Nicolás San rafael San roque Santa rosa Santiago Del E. Santo Tomé Venado Tuerto Viedma Villa María Zárate-Campana

PrELaTUraS Cafayate Dean Funes Esquel Humahuaca Opus Dei

2011 9.501,00 4.787,99 10.318,14 0,00 20.223,36 12.832,25 8.523,00 300,00 4.351,50 5.780,00 0,00 0,00 13.914,50

2012 10.400,00 3.178,03 10.547,96 23.022,99 19.819,70 11.606,00 6.626,60 9.412,00 23.564,85 30.295,35

2013 Var 2012/13 16.553,25 6.153,25 - -3.178,03 - -10.547,96 0,00 1.251,00 1.251,00 9.547,42 32.570,41 4.930,30 24.750,00 3.794,00 15.400,00 0,00 -759,21 5.867,39 - -9.412,00 0,00 - -23.564,85 5.129,65 35.425,00

2011 4.660,55 985,32 -

2012 5.467,20 1.216,00 -

2013 Var 2012/13 7.279,20 1.812,00 1.245,65 29,65 -

EParQUÍaS armenia Maronita Ucraniana

2011

OrDINarIaTOS Castrense Oriental

2011

2012 -

2012 -

2011 COLEGIOS ParTICULarES

2013 -

2013 -

2012 -

Var 2012/13 -

4.320,00

Var 2012/13 -

2013 2.332,80

Var 2012/13 -1.987,20

Totales:  Año 2011: $ 513.218,32 Año 2012: $ 689.269,94 Año 2013: $ 789.559,13 Variación 2012-13: $ 100.289,19


Sede Nacional de las OMP - del 20 de enero al 8 de febrero de 2014

32º Curso de Misionología «Invitados a creer en la fuerza transformadora del Evangelio» Juan Pablo II

A. INTRODUCTORIO: para los que inician el CURSO DE MISIONOLOGÍA. Destinado a laicas/os, religiosas/os, seminaristas y sacerdotes comprometidos en la animación misionera de sus respectivas comunidades locales. Miembros de grupos misioneros y participantes en misiones populares que desean iniciarse en la teología y pastoral misionera. Materias: 1. Panorama actual de la misión. 2. Fundamentos teológicos en la misión. 3. Dimensión misionera de la Liturgia. 4. Espiritualidad misionera 5. Formación de discípulo misionero. 6. Pastoral misionera y Obras Misionales Pontificias. Talleres: a. La Misión en el Magisterio reciente. b. Medios de comunicación al servicio de la misión. c. Sectas y nuevos movimientos religiosos. Nota: durante el dictado del curso los alumnos realizarán una experiencia de Misión organizada por OMP.

B. FORMACIÓN MISIONERA: (participantes con la aprobación del curso INTRODUCTORIO) Destinado a laicas/os, religiosas/os, seminaristas y sacerdotes comprometidos en la animación misionera de sus respectivas comunidades o diócesis; y /o aquellos que desean prepararse para la misión ad gentes que hayan cursado y aprobado el introductorio. Abarca dos años de duración cuyas materias se ofrecen en forma cíclica. Materias 2014: 1. Misión en el Nuevo Testamento. 2. Eclesiología para la misión ad gentes. 3. Dimensión misionera de María desde los inicios de la Evangelización hasta Aparecida. 4. Ecumenismo y misión. 5. Teología de las religiones y diálogo interreligioso. 6. Dimensión misionera de la catequesis. Talleres: a. Inculturación e inserción en la misión evangelizadora. b. Globalización, secularismo y nueva evangelización.

Inscripción hasta el 12 de diciembre de 2013 cuyo costo total es una colaboración necesaria para los gastos de alojamiento, materiales de estudio, profesores, comidas de las tres semanas. No se otorgan becas dado que con el aporte de todos se intenta solventar los gastos generales del curso. Muchas gracias!! Es un esfuerzo que vale la pena a favor de una más intensa formación misionera.

Para mayor información:

Directora del Centro de Misionología “Juan Pablo II”:

Hna. Lic. Sonia María Zbrun HdM E-mail: c-misionología@ompargentina.org.ar



Revista Iglesia Misionera Hoy Nº 465