Page 1

RTS S NT

-

MÒNIC

The Smell of An

e( I +il CJI Ol CJI e( I CI Wl D.. I I >tl I Wl

l-I

O::: I

e( I

-I

e( I

Ol HI :El 'HI ::;)I C31 I li I O::: I Ol ...JI Ol UI I O:: I Ol ...JI Ol

OLO COLO

Los sentidos son el medio mas fiable para acercarnos a comprender el significada de la obra de arte. Frente a la razón los sentidos nos ofrecen veracidad. No es el objeto lo que posee valor, sino nuestra experiencia ante él, ante aquello que desprende, olor, tac to, color, gusto.. . De ahí que la fuerza de Mierda de artista de Piero Manzoni no esta sólo en su vertiente conceptual sino en nuestro mecanismo fisiológico de percepción. La tentación de cualquier coleccionista serfa abrirla para verificar que la pieza es real y su contenido es el que reza en la etiqueta. Mas aun si el coleccionista es de profesión perfumista. Entonces el valor del arte estarfa en su fragancia o hedor. La lata es sólo un juego conceptual, la experiencia esta en el mterior. Pero no siempre es posible experimentar la obra sin destruiria. He ahí la paradoja. Eugenw Menno, 2010

EUGENIO MERINO . , . Sm.tl olArt. 2010 94x 50x13Scm Pollèst•r. silicona. ¡Mtlo humano, ro¡Mt y compl•m•ntos


Descripci贸n del perfume "Olor a barrio de Barcelona" Fragancia inspirada en el olor a hcrra y piedra del barrio g贸lico, envuelto por una estela de rosas de las Ramblas, y to貌o ello acompa帽ado por un paseo matinal a la orilla del mar, con sus notas ma ri nas y acuosas.


EDICIÓN ACTAR I Arts Santa Mònica

e de los textos, los autores C> de las imagenes. los fotógl'l!fos

e de las reproducciones autorizadas, Colección oio !VISUAL. VEGAP

C> de las traducciones,los tl'l!ductores e de esta edición, Actar I Arts Santa Mònica- Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya

GENERALITAT DE C ATALUNYA DEPARTAMENT DE CULTURA Conseller de Cultura Ferran Mascarell Secretari o General Xavier Solà Entitat Autònoma de Difusió Cultural Gerente Conxita Oliver ARTS SANTA M ÓN IC A

DISTRIBUCIÓN ActarBirkhauserD Barcelona- BaseI - New York www.actarblrkhauser.com Roca i Batlle 2-4 E-08023 Barcelona Tel. +34 93 417 49 93 Fax +34 93 418 67 07 salesbarcelonaCactarbirkhauser.com Viaduktstrasse 42 CH-4051 Basel Tel. +4161 5689 800 Fax +4161 5689 899 salesbasel@birkhauser.ch 151 Grand Street, 5th floor New York, NY 10013. USA Tel. + 1 212 966 2207 Fax + 1 212 966 2214 salesnewyorkOactarbirkhouser.com Librerías de la Generalitat de Catalunya www.gencatcet/publicaclons ISBN 978-84-393-8739-8 !Arts Santa Mònica) 978-84-92861-45-3 lActar) Depósíto Legal B-22040-2011

A rts Santa Mònica La Rambla, 7 08002 Barcelona Tel.: +34 93 316 28 10 www.artssantamonlca.cat A ctar Barcelona - New York Part of ActarBirkhauser www.actar.com

Dírección Vicenç Alta ió Àmbito de Art es Manuel Guerrera Àmbito de Ciencía Josep Perelló Àmbito de Comunicaclón David Vidal Coordinación General Fina Duran Marta Garcia Ad ministración Cristina Güell Relaciones externas Alicia Gonzalez Ediciones Cinta Massip Comunicacíón y pren sa Neus Purtí Cristina Suau Produccíón y coordinacíón Lurdes lbarz Ester Martínez Arantza Morllus Àrea Técnica Xavier Roca Eulàlia Garcia Secretaria PepXaus Carles Ferry Arts Santa Mònica cuenta con elapoyo de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals. y con La Vanguarclia, Vila web y Mau Mau como medios colaboradores y con la Fundació Bosch i Gimpera. de la Universitat de Barcelona, y e i iNCOM. de la Universitat Autònoma de Barcelona, como lnstítuclones académicas colaboradoras.

EXPOSICIÓN

CATALOGO

Comlsariado Cristina Agàpito, conservad ora de la Colección olooVISUAL Coordinacíón Arts Santa Mònica Fina Duran Asistente de coordinación Coline Polverel Montaje Xavier Roca, Marc Ases, Juan Carlos Escude ro, David Garcia, Xesco Muñoz. Lluís Bisbe, Juan de Oios Jarillo, Pere Jobal Seguros Isabel Casals

Edítan Arts Santa Mònica ACTAR Textos Vicenç Alta ió Xavier Duran Ernesto Ventós Cristina Agàpito Coordínacíón editorial Cinta Massip Diseño gràfica y produccíón ActarBirkhiiuserPro Fotografia Fotografia Gasull Miquel Bargalló Dani Rovira Enric Berenguer Llu!s Ros Ramon Calve t Traducciones Mireia Bas Graham Thomson Cristina Amils

Colabora Colección olooVISUAL Agradecímíentos A las gale ries: ADN Galeria, Alejandro Sales, Àngels Barcelona, Cadaqués Dos, Camara Oscura, Carles Taché, Casa Negret Buítrago, ONA Berlin, Elba Benítez, Heinrich Ehrhard t, Joan Gaspar, Joan Prats, Juana de Aízpuru, Llucià Hems, Maior, Marlborough, MasArt, Max Estrella, Moisés Pé rez de Albéniz. N2 Galeria, Nieves Fernandez, Palma Xli, Parra Romero, René Metres, Salvador Díaz, Senda, Soledad Lorenzo. Tomas March. A los que nos han ayudado desinteresadamente: Alicia Ventura, Arnau Puig, Guadalupe Gallastegul,lsabel Sanchez. Neus Castells, Fundació Pablo Palazuelo, Pilar Parcerisas, Soler i Uach. A todos los artistes y especialmente: Carmen Calvo, Tom Carr. Christo. Carles Cid, Hannah Colli ns, Nanna Hiinninen, Re be cca Horn. Zhang Huan, Jakober & Vu, Eva Lootz. Antoni Llena, Pere Noguera, Jacques Villeglé.

Arts Santa Mònica, Barcelona. Del 7 de junio al 25 de septiembre de2011

Impresa y encuade rnado en la Unión Europea

Una produccíón d'Arts Santa MònicaDepartament de Cultul'l! de la Generalitat de Catalunya


OLOR -COLOR BARCELONA, 2011

~ _RTS S_NT_ Mテ誰IC_


SUMARIO 11

OLOR COLOR. QUÍMICA, ARTE Y PEDAGOGiA, V&.e~mç Altaió

13

OLORES, UNA SIMFONÍA DE MOLÉCULAS, X avie1· D uran

17

EL MUNDO DEL OLOR, Entesto Ventós

28

CUADRO DE NOTAS OLFATIVA.S

31

OBRAS DE LA COLECCIÓN

31

34

36

39

42

CA RMEN C ALVO, EVRU. A LBERT RÀ FOLS·CASAMADA

ALDEHÍDICA

g raso ce roso, pa rafina

JOSé MANUEL BERENGUER. ROLAND FISCHER

AROMÀTICA

45

48

lavanda. espllego, ro mero , laure l, salvla, tomlllo, oréga no , api o, co mino

ANIMAL

CÍTRICA

CONÍFERA

FLOR DE NARANJO

azahar. nero li, petítgrain

NA NNA HANNINEN, CHARLES SANOINSON

69

FLORAL

geranio. rosa.lllas, clavel. violeta. madreselva.jacinto

JUAN HIOALGO, GABRIEL LA GEROSA, ANTHONY CARO, ANTONillENA

HONGO TERROSA

trufa, hong os. musgo de robie, musgo h6medo

PEP AGUT, TXOMIN BAOIOLA, PERE NOGUERA, A DOlf SCHLOSSER

FRUTAL

pilla. fresa. frambuesa. manzana, pera, melocot6n, uva, mel6n, sandía, p latano, coco

TOM CARR, YA SUMASA MORI MURA, JAU ME PLENSA

AHUMADA

humo. ahumados. alq uítrlln de mad era, abedul, labdanum. s tyrax

MIQ UEL BARCELÓ , PEDRO G. RO MERO. SO LEOAO SEV ILLA

A M ADERADA

patchouly. séndalo. vetiver. cedro, iris. rob le

JAVIER ARCE, CAR LO S CID, PELLO IRAZ U

LICÓRICA

éter,llcor, ro n. g inebra, d igestívos. anfs.collac

CARLES CO NGOST, DO UGLAS GO ROON

MARINA

algas marlnas, pescado

HANNAHCOLLINS. STEPHENOEAN, HUGOFONTELA, XAVIERMASCARÓ

MIEL AZUCARADA

mlel, azúcar. dulces

MIGUEL À NGEL CAMPANO. JESSICA STOCKHOLDER

METÀLICA

acero. hlerro. cobre,lat6n. bronce. 6xido

JOAN FONTCUBERTA, EVA LOOTZ. ERNESTO NETO

OZONO

saltos de agua, nieve. cielo, acuoso

A LFONS BORRELL. EDGAR NEGRET. PEREJAUME. WOLFRAM ULLRICH

POLVOROSA

poivos de ta leo. tíza. flor de algod6n. vainilla. oriental. viento

DAN IEL CANOGAR, JOAN A CERA, ALEX JASCH, JACK V ILLEGLÈ

73

77

80

AGRES TE HERBÀCEA

ALIÀCEA

67

83

86

aj o , ce bolla. asafètida (nauseabunda. óxid o, azufre). mostaza

MANEL ESCLU SA , ENRIOUE MARTY, VALENTÍN VALLHONRAT

émbar, civeta, almlzcle, cast6reo, musk (nota de estlércol)

MA RIQ DE AYGUAVIVES, FERNANDO PRATS, IXONE SÀOABA

tomillo, manzanilla,té,laurel. mejorana. coriandro

OLEG OOU. JOSÉ M' SICILIA, MOISÉS VILLÉLIA

lim6n. naranja. mandarina,limeta. pome lo. bergamota

FABIAN MARCACCIO, PABLO PALAZUELO. A N TONI TÀPIES

plno, ciprés, enebro.lrementina

MANEL A RMENGOL, CLARE WOOOS

88

92

94

• •

97

101

50

55

58

ECOLÒGI CA

61

63

CRESÓLICA

ES PECI ADA

HENO

o

FLOR BLANCA

tinta chlna, animal, cuero

ve rde naturaleza. flo ral,lino , cloros, lejías

JOHN COPLAN S, DAN IEL & GEO FUCH S, ZHANG HUAN, BEN JAKOBER & YANNICH VU, MARINA NÚIÏIEZ

105

QUÍMICA

medicamentos. botica . laboratorios q uímicos y farmacéutícos,lndustría química

FREDERIC AMAT, PEP DURA N . CLAUS GOEOICKE

108

TABACO

amaderadas. tabaco de p ipa, cenlza. madera quemada

FLEUR NOGU ERA, CA RLOS PA ZOS

110

TOSTADA

avellana. café . carame lo. cacao

ÀNGEL A LO N SO, EOUARDO CHILLIDA • REBECC A H ORN,

113

VERDE

galbanum. hlerba, césped. hoj as. flo ral, rrutal. frutal tropical

MARIANA VASS ILEVA, DAVID YMBERNON

BILL OURGIN, ANTO INE LAVAL, JAV I ER PEÑA FIEL

canela , clavos, nuez moscada, pimienta . j e ng lb re, comi no, azafrén, c ardamomo

PEORO CALAPEZ , JEA N· BAPTISTE HUYNH, MIQ UEL MONT

hierba seca, helecho campos de ce rea les. campos de seca no

TEUN HOCKS. SEAN SCULLY

tuberosa. ylang-ylang, acacia, g ardenía, magnolla,jazmfn. muguet

CHRISTO, JANE HA MM ONO, DAVID RODRIGUEZ C ABALLERO, MAYTE V I ETA

123

LA QUÍMICA DEL MUNDO DE LOS ARO MAS AL SERVICIO DEL ARTE, Cristina A gàpito


El piano del perfumista Era la herramienta de trabajo de laboratorio de un compositor de fragancias. El piano consta de unas estanterías, donde se disponen los frascos que contienen las diferentes materias primas, las cuales son usadas por el perfumista para elaborar las esencias. Su diseño estaba pensado para coger facilmente los diferentes frascos, de forma que se pudiera usar tan to el brazo izquierdo como el derecho, es decir, se tenía en un espacio reducido la mayoría de productos utilizados. En definitiva, el piano contiene la paleta olfativa del perfumista. En el centro del piano se colocaba una balanza de precisión, indispensable para poder combinar las diferentes materias primas (o elementos olfativos) a dosis muy exactas. La creación de una esencia es un simple proceso de pesada de precisión. Los términos evocan el mundo de la música y la pintura, debido a sus connotaciones artísticas comunes.


OLOR COLOR. QUÍMICA, ARTE Y PEDAGOGÍA Vicenç Altai6

Arts Santa Mònica presenta la exposición «Olor Color» dentro del ciclo tem atico que gira en torno a la realidad. En el espacio Archivo, las posturas del modelo y los cuadros escénicos en miniatura sirven de realidad construida en unas fotografías que hacen de estudio en las pinturas murales alegóricas y religiosas de J .M. Sert. En el Claustro, bajo el significativa título de "Sistemas vivos", unas instalaciones interactivas con plantas virtuales y criaturas artificiales nos muestran una realidad simulada, fru to de la investigación e imaginación de los artistas Sommerer y Mignonneau y la interacción con el pública. En la Anilla, en "El final de las apariencias", una 1·ealidad tridimensional, a la vez modelo y resultada de la pintura, amplia de la mano de Julio Vaquera la tradición del realismo, sumandole la tradición de lo onírico y los despojos de lo sagrada. En el espacio Laboratorio, en "Olor Color", un centenar de obras de arte contemporaneo procedentes de la colección olorVISUAL han sido reagrupadas a partir de unas notas olfativas, según las "ve" el creador de esencias y coleccionista Ernesto Ventós: el olor, que es química, se construye a partir de una 1·ealidadfisica lumínica, el color. Sin embargo, la colección olorVISUAL-bautizada así por el poeta Joan Brossa nació en la exposición «Suggestions olfactives», presentada en la F\mdación Miró de Barcelona en 1978, cuando con la muerte de la pintura nacían nuevas practicas artísticas y con las nuevas percepciones rebrotó la pintura. F\.te en esta encrucijada cuando Ernesto Ventós encargó a Ràfols-Casamada convertir unos olores en pintura, al tiempo que los artistas conceptuales pidieron al fabricante de esencias que creara equivalencias entre colores y olores. Mas adelante, el coleccionista pasó del encargo a la elección de una obra, siempre acompañada de un texto del propio artista donde éste singularizaba la relación de su obra con el olor, tema monograf1co de la colección. De las vocales de Rimbaud a las sinestesias simbolistas, de éstas al despliegue de unas notas olfativas y sus equivalencias en el pantone y las gamas de colo1: No es la primera vez que se presentan alfabetos científicos en el centro Arts Santa Mònica: la artista Eugènia Balcells nos bañó con la luz emitida desde la combinatoria en película de los elementos de una tabla periódica; y en «Matèria condensada», de la mano de Pere Castells de la F\.tndación Alícia, en colaboración con el Museo de la Confitura, pudimos disfrutar de una tabla periódica de las confituras. Codificar y clasificar es conocer; combinar es crear. Veo al químico Ventós interpretando nuevas esencias desde el piano del perfumista, como el pintor con la paleta de colores. En la exposición, por lo tanto, se presentan las obras que el química ha creado siguiendo el encargo de los artistas (Collins, Muntadas, Jaar, Llopis, etc) así como las demas obras que él ha incorporada a la colección, con el certificada textual o interpretación del artista.


Presentamos «Olor Color. Química, arte y pedagogía» con el interés autónomo Y radical que debería despertar toda obra de arte cuando cierra su función en sí· pero también, atentos al particular punto de vista que tiene todo espectador de ' arte y, en este caso, un coleccionista, mostramos las obras a partir de la sensibilidad estética e intención pedagógica que és te ha sabido encontrar y nos brinda. De este modo, aquí la libertad estética se reordena en una clasificación científica Y con un animo comunicativo y pedagógico que convierte esta muestra en una propuesta verdaderamente insólita y excepcional. Para esta tarea, debemos reconocer el punto de vista del coleccionista y la labor metódica de verificación que se ha obtenido gracias a Cristina Agàpito, conservadora de la colección. Una colección hecha a partir de la percepción y construcción de la realidad: "esta obra huele", afirma el coleccionista Ventós ante nuestra ignorancia. Necesitamos todavía aprender a mirar. Vicenç A!tai6 Director del Arts Santa Mònica

LOS OLORES, UNA SINFONÍA DE MOLÉCULAS Xavier Duran

En los humanos, el centro de procesamiento de los olores se encuentra en el bulbo olfativo, situado en un parte muy primitiva del encéfalo que llamamos cerebro 1·eptiliano, en referencia a que la compartimos con numerosas especies muy alejadas, evolutivamente, de la nuestra. Ello pone de relieve la importancia del olfato en la historia de la vida al tiempo que nos permite constatar cómo en los humanos este sentido ha ido perdiendo potencial. Cuando los mamíferos, hace unos cien millones de años, estaban obligados a mantener habitos preferentemente nocturnos ya que no podían hacer frente a los -mayoritariamente- mas poderosos dinosaurios, el olfato era esencial. Hoy en día lo sigue siendo para muchas especies, pero los humanos lo hemos dejado bastante de lado, recurriendo mas a la vista y a l oído. Debido a ello nos perdemos la gran riqueza de olores que ofrece la naturaleza. Las personas tenemos apenas unos dos centímetros cuadrados de epitelios nasales, mientras en un perro estas células ocupan una superficie unas cincuenta veces mayor. Si paseamos por el bosque junto a un perro, él se pierde la gran riqueza de colores que distinguimos, pero nosotros no podemos acceder mas que a una pequeña parte del gran banquete de olores que nos ofrece el entorno. Los perros pueden detectar concentraciones mucho menores de sustancias que producen olores, de ahí que sean mucho mas sensibles a ellos. De hecho, los olores no existen, como tampoco existen los colores ni los sonidos. Hay ondas, partículas, atomos, moléculas que pueden provocar ciertas reacciones en el medio. El ruido no existe si no hay alguien -persona o animal- que lo escuche. Hay vibraciones en el aire, hay ondas que viajan por el espacio, pero no hay sonido hasta que no encuentran un receptor auditivo que se excita y envía un mensaje al cerebro, que lo interpreta como un sonido determinado. Del mismo modo, los olores no son mas que el resultado de la interpretación que hace nuestro cerebro de las señales que le envían neuronas que han sido excitadas por moléculas volatiles. Los objetos que desprenden olor sueltan moléculas, en mayor o meno1· cantidad, y éstas llegan a los receptores de la nariz. Dichos receptores son proteínas con distintas formas, de ahí que las diferentes moléculas aromaticas, con sus distin tas estructuras, encajen en unos receptores y no en otros. Así, una molécula aromatica encaja en un receptor concreto; esto desencadena una señal que viaja por las neuronas hasta el bulbo olfativo del cerebro. El cerebro es quien interpreta la señal como un olor concreto. Así, los olores no son mas que sensaciones provocadas porque unas moléculas vohítiles han encajado en ciertos receptores y eso ha hecho viajar una señal hasta ellugar donde la hemos procesado.


Podemos distinguir unos diez mil olores y, por lo tan to, tiene que haber una gran diversidad de receptores, aunque probablemente no haya tantes tipes como olores distintes discriminamos. Ello se debe a que la sensación de un olor no se produce normalmente porque un solo tipo de molécula active un tipo de receptor. En realidad, los olores son muy complejos y el resultada final que identificamos en el cerebro procede de la combinación de muchos mensajes procedentes de muchos receptores excitades. De la misma manera que un pianista compone acordes presionando un conjunto de teclas y, por lo tanta, emitiendo un conjunto de notas, las señales producidas por moléculas distintas se integrau en un resultada final, que percibimos con un olor determinada. La cantidad de moléculas que conformau un olor puede sorprender. El aroma de un vino se origina en mas de un centenar de moléculas diferentes; para dar Jugar a lo que llamamos "olor a fresa" se combinau mas de trescientas sustancias, mientras la piña nos envía unas sesenta. Hay olores mas complejos y otros mas sencillos, y entre la gran cantidad de moléculas, las hay que contribuyen mas al olor que otras. Por otra parte esta misma complejidad hace que imitar olores naturales sea extraordinariamente difícil. Aunque existen muchísimos tipes de moléculas que provocau olores, también hay muchos olores que se originau en Jugares o sustancias muy diferentes. Uno de los casos mas curiosos es el de la putrescina y la cadaverina, que, como sus nombres indican, contribuyen al olor que desprenden los cuerpos muertos, pero que también forman parte del aroma del semen, como si un capricho de la naturaleza hubiera querido unir en dos moléculas aromaticas el inicio y el final de la vida.

pe1·dido? Le llega antes la sensación de bienestar y el recuerdo de la infancia que la conciencia de haber percibido el olor de la magdalena mojada e n el té. Estas asociaciones son muy personales y libres, y por eso nadie puede discutir si a una persona un color le recuerda un olor o es a la inversa. La llamada sinestesia permite hacer asociaciones de este tipo y muy probablemente en esta exposición habra tantas interpretaciones como personas la recorran. Ademas, la historia nos lleva a un lugar común cuando repasamos la producción artificial de colores y perfumes. El mas antiguo de ellos es el kyphi, que se elaboraba en Egipte hace mas de cinca mil años combinando unos sesenta productes naturales. Poco después apareció en el mismo país el primer pigmento artificial complejo, el azul de Egipte, que requería una selección cuidadosa de las materias primas y un control minuciosa del proceso de fabricación. U nos cincuenta sigles después, colores y olores coinciden, esta vez con la voluntad de combinar sensaciones que nuestro bulbo olfativo y nuestro centro visual, conjuntamente, interpretaran para dar Jugar a una impresión novedosa y personal. Xavie1· Duran Qu.ímico y pe1'iodista científica

Pequeñas diferencias en moléculas provocau sensaciones olorosas distintas. Los enantiómeros son moléculas que se presentau en dos estructuras llamadas quirales: una es imagen especular de la otra. No se pueden sobreponer, como no podemos sobreponer la mano derecha con la izquierda: sí las podemos contraponer, pero no sobreponer. También algunes receptores de la mucosa nasal son quirales. Por ello, la Hamada L-carvona huele a menta y la D-carvona a eneldo. Y el L -limonena huele a limón y el D-limoneno a mandarina. También cabe destacar el papel de los olores en el sentida del gusto. Mientras nuestra lengua detecta ciertos saberes, las sustancias volatiles que se desprenden de los alimentes suben hacia la nariz y despiertan los receptores olfativos, lo que da lugar a una gran riqueza de sensaciones. Sin el sentido del olfato perdemos muchos matices de los alimentes. El bulbo raquídeo, nuestro centro de procesamiento de olores, no esta aislado. Esta bien conectado con otras areas del cerebro y por eso recordamos olores o, a la inversa, los olores nos despiertan recuerdos. ¿Quién no conoce el famosa episodio que describe Marcel Proust en el primer volumen de En busca del tiempo


EL MUNDO DEL OLOR Ernesto Ventós

Desde q ue el mundo es mundo, la gran aventura que el ser humano se propone es salir del propio laberinto interior, franquear las puertas de la reclusión, subir esforzadamente por las escaleras de la confusión, cruzar las galerías de la ansiedad, abrir todas las ventanas y mirar mas alla de los altos muros de lo íntimo y reducido, de la perplejidad; intenta comprender los infinitos espacios, la vastedad del mundo y de todo lo impenetrable que quizas pueda haber mas alla de lo infinito. Salir de nosotros mismos para ir a buscar el mundo y retornar mas tarde con la presa aún viva y caliente entre las manos

para devoraria en nuestro interior. La gran aventura es ésta, retener, conocer, comprender el mundo, que forme parte de nosotros, interiorizarlo hasta las mas remotas profundidades. Ver, escuchar, tocar, saborear, comerrios el mundo. Pero el mundo se escapa a cada momento, raramente puede ser digerido, por eso la realidad no se devora, se huele. Las ciencias han querido conocer lo que nosrodea,dominando,depredando,consumiendo. Se acecha la salida de la Luna, se toma la temper atura a la humedad de los ríos, se mide la sombra del avión proyectada sobre la fría superficie cromada

SALVADOR DALÍ SIT, Tête fêminine (Aphrodite), 1974 (aprox.) 16 x11 cm Pluma y bolígrafo negro sobre cartulina

ERIC SCHAAL SIT, Cabeza Femenina (Afrodita) 1939 25X 25,5 cm Vintage

[ ...]

Sení la flor, I el nuevo Narciso, Gala, I Mi narciso. Salvador Dalí


del rascacielos, se dibujan ciertas ideas con la forma aproximada de una naranja, de un huevo, de una sabana encima de un campo de labranza surcado con líneas paralelas como si fue ra la disciplinada tipografía en la pagina de un libr o. De este modo los innumerables haces de luz de la estrella q uedan reducidos a cuatro, cinco, seis o siete puntas en nuestras esquematicas representaciones, mudas e indiferentes. L a vida en cambio huele. De hecho huele incluso la llegada de la muerte ; huele la mujer y el hombre, los animales, las plantas y también las piedras, como el grafito e incluso el marmol. Si algo h uele penetra en nosotros sin barrera alguna e impone su presencia. El olor nos llama, nos interpela, nos inunda. El mundo que se desvela después de la última modernidad es un mundo que busca mas alla de la imagen, de la mirada desnuda y silenciosa. Tras las conquistas tecnológicas del m u ndo audiovisual, del imperio de la imagen cegadora, del sonido ensordecedor que coloniza cada rincón del ambiente, el ser humano del siglo XXI decide volver con todas las consecuencias a cultivar de nuevo el sentido escondido, el del olfato, el mas antiguo de la memoria histórica del hombre, el de las percepciones mas viejas y sólidamente instaladas en nuestro pasado como especie y como cultura. El gran desarrollo de lo audiovisual, paradójicamente, da nuevo valor a los sentidos mas tímidos y descuidados. Por eso aprender a entender cómo y por qué huele una sociedad, qué aroma desprende su arte y su pensamiento es uno de los grandes retos de la n ueva modernidad. Comprender el olor para aprender de él, educar el olfato y asumir plenamente s u perspectiva para construir una inteligencia mas completa y dotada,

mas sensata y capaz, constituye uno de los mayores retos de la vida contemporanea. Un reto y una esperanza. Desde que, casi a tientas, los miembros de la especie h umana se h usmearon u nos a otros hasta la elaboración intelectual de olores nuevos y desconocidos el ser humano ha desarrollado durante muchos m iles de años un conocimiento imprescindible sobre el mundo a partir del olor. Un conocimiento en buena medida fragil y de d ifícil transmisión, en cierto modo un conocimiento algo abstracto y con implicaciones difícilmente racionalizables. Hoy la fascinación por la pulcritud integral, por la idea de la completa asepsia que supuestamente protegería la vida humana de cualquier ataque biológico, por una parte consigue fomentar la indiferencia o la atrofia olfativa, mientras que, por otra, provocaría una aguda nostalgia de los olores, una fortísima insatisfacción vital, como la que sufre alguien que se mantiene mucho tiempo con los ojos vendados o con un brazo maniatado a la espalda. La posibilidad de un mundo tan higiénico que elimine los malos olores - o todos los olores- dice mucho de la insensatez que pretende dar completa seguridad al ser humano. Y, sin embargo, como una presencia casi imperceptible, pocas veces consciente y aún menos pensada, reflexionada, los olores nos acompañan en todo momento como un enj ambre de informaciones, sugestiones e incógnitas. Inmaterial, el olor es en nuestra sociedad un signo que debe ser interpretada correctamente. Por un lado es profético y por el otro, histórico. Habla del futuro y es asimismo el gran refugio de la memoria, como sabe cualquier ser humano que se haya visto transportada al pasado

con la sola aparición de un efluvio tan inesperado como - contra todo pronóstico- íntimo. El olor prefigura lo inmediatamente próximo, lo venidero vinculado con la sensibilidad, y por ello, con el arte del siglo xxr. La construcción de una n ueva creatividad moderna hace del conocimiento de los olores una fuerza dinàmica como lo fue la música duran te el romanticismo. Como en la sociedad francesa del siglo xvm, a un tiempo la sociedad de la Ilustración y la de la gr an perfumer ía, o a principios del siglo xx, e l momento de las vanguardias y de la gran renovación en el arte de los olores, se establece el refinamiento y el goce de los sentidos como un elemento esencial en la construcción de u na cultura que, por una parte se reclama innovadora y, por otra, se establece como fortalecimiento de una civilización tradicional que abrace todas las épocas, las culturas y los continentes. Los olores son algo mas que una manera de percibir o entender el mundo. Son un modo de entender y de relacionarse con el m u ndo, de aproximarse al mundo, como sucede con cualesquiera de las artes tradicionales. El ambito de los olores es el de la sutileza y el de los detalles, el de la singularidad y el de la ilimitada opulencia. En contraste con la ideología política, el reduccionismo intelectual y la simplificación de las aproximaciones insuficientes a la realidad, el estudio de los olores exige observar y analizar la realidad toda, atendiendo a su complejidad e incalculable abundancia. Es el estudio de la diversidad y la diferencia que debe atender al colosal patrimonio del mundo completo, desbordante de matices, naturalezas y combinaciones. Hay un olor para cada flor pero también lo tiene cada ola que se

estreUa contra el acantilado, como lo tiene cada naturaleza del amor o cada repliegue del miedo. Los conceptos de las teorías se d isuelven en el río de la variedad olfativa; la realidad que huele sin parar, sin limitación, arrastra con la fuerza del h u racan toda certeza hasta que naufraga en la ambigüedad, en la complejidad de lo inclasificable. La memoria emotiva es el gran territorio de la experiencia olfativa. Con una sola inspiración de aquello que una vez fue un olor del todo familiar se evocan en la con ciencia los recuerdos que nos llevan a ese momen to, y nos sumergimos en el olor de un bosque h ú medo; e l de la leña seca para echarla a la chimenea; el de nuestra infancia cuando utilizabamos la plastilina o el barro; el del café y el tabaco del bar de la facu ltad; el del metro en la ciudad; o el de un viaje que h icimos en compañía de alguien muy especial a un lugar determinada; el olor de la tienda donde compramos habitualmente nuestros zapatos; o incluso el perfume de esa mujer que pasó por nuestro lado en un fugaz segundo. La fragancia tiene un invisible e instantaneo poder de acceder a la conciencia a través del placer puro. Esa fragancia, perfume, aroma o simple olor nos llega de formas que esquivan la vista y el sonido, pero conjurando la imaginación con toda su sensualidad, abriéndonos mundos ocultos. Gaston Bachelard, filósofo francés, indicó que el perfume es el equivalente a las estelas que marcan el paso de los cuerpos sólidos por la atmósfera y, en consecuencia, es u n sugestionador de recuerdos. Un simple olor puede despertar detalles e incluso los estados de animo de una experiencia anterior, y lo hace de una forma tan real


JOAN BROSSA La Copa del Nas

1995 20 X 20 I S x 18,5 cm Copa de pliistico, nariz de cartón yconfetti

"El perfume es el confeti del olfato". Joan Brossa

que parece que el tiempo no haya transcurrido. "El olor, en muchas ocasiones mas que ninguna otra impresión, transmite un recuerdo a la conciencia apenas deteriorada por el paso del tiempo, despojado de las irrelevancias del momento o de los acontecimientos sucedidos en los años que han pasado, aparentemente vivo y del todo convincente. Ni la vista, ni el oído, ni el tacto, ni siquiera el gusto -tan próximo al olfato-; ningún otro sentida, sólo la nariz invoca de las vastas profundidades con tal veracidad a esas falsas cinematicas materializaciones que denominamos recuerdos" como apunta Ray Bedichek en Th.e Sense of Smell.

En el mundo antiguo, el conocimiento sobre los olores iba parejo a tantos y tantos conocimientos detentados por las clases sacerdotales, los grupos dominantes de la sociedad que los guardaban envueltos de secretismo màgica. Como sucede en la actualidad, los nuevos aromas substituían sucesivamente a los que pasaban de moda. El comercio, las exploraciones geogràficas y las guerras proporcionaban la novedad anhelada, el producto odorífico deseado. Los antiguos egipcios quemaban la goma-resina de los terebintaceos, pistacheros que denominaban sonte1·, "el olor que agrada a los dioses", y el styrax, especie de benjuí y jara de Síria, perfu-

mes balsamicos, dulzones y embriagadores. El arle de composición de los perfumes egipcios se basa en toda momento en los aceites resinosos. Los egipcios no sólo fueron maestros en el arte de la composición aromatica sino que también destacaran como excelentes químicos. La palabra química parece proceder del étimo lchemit, es decir, "país de la tierra negra" o, lo que es lo mismo, Egipto. De ahí procede asimismo el concepto de la alquímia, que dos o tres siglos antes de Cristo fue capaz de elaborar alcohol, la primera "materia sutil", a través del alambique. Si el mundo egipcio se caracteriza por el interés hacia los aromas resinosos, los territorios de la Grecia clasica tienen en el olivo el origen del aceite que constituía la riqueza del comercio griego. Plinio el Viejo en su Historia Natural (XIII 9-12) cita una de las primeras listas de aromas que se conocen. El uso estético del perfume llegó a su màxima desarrollo durante la época de mayor esplendor del Imperio Romana. Con palomas perfumadas, los romanos ricos perfumaban el aire de sus fiestas, perros y caballos con ungüentos, paredes pulidas con esencias aromaticas y llenaban el suelo con pétalos de flores. La palabra perfume proviene dellatín pe?· fumun es decir, "por el humo", lo que nos sugiere las humaredas, los vapores que se propalan durante los rituales religiosos. La salvia romana fue denominada así porque fue la planta sagrada de los latinos. La respiración de un perfume, sea cua! sea su modo de producción, conlleva literalmente ser transportada. Como el arte, en este sentida, es un vehículo interior, un ejercicio metafórico. El olor sube por los conductos respiratorios y suscita la contemplación de alga que esta mas alia

del mundo inmediatamente sensible. Pero el perfume tal y como lo conocemos hoy en día no hubiera existida sin la alquímia, el antiguo arte de convertir la materia prima, con una serie de tr·ansformaciones, en una forma perfecta y purificada. Sus orígenes se remontan a la antigua China, India y Egipto pera no fue hasta la Europa medieval cuando se desarrolló tal como la conocemos hoy. Las practicas alquimistas solían realizarse en secreto y sus practicantes rara vez tenían discípulos. No obstante dejaron constancia escrita. Se conocían entre ellos y se citaban en sus escritos para mostrar su acuerdo. A los alquimistas debemos el perfeccionamiento del proceso de destilación, jugando un destacada papel en el desarrollo de la perfumería, de la fabricación del vino, la química y otras ramas de la industria y de la ciencia. Carl Jung, fascinada por la alquímia, decía que resulta difícil esclarecer un método de trabajo de los alquimistas, ni hallar un orden. Decía Jung que este secretismo, que tanta marca a los alquimistas por la gran cantidad de símbolos que usaba cada uno de ellos y que no tenían por qué coincidir con los de otro alquimista, lo que genera dificultad en la interpretación, era debido a que interesados por la parte química de su trabajo, la usaban para crear analogías y nomenclaturas que designaban las transformadones psíquicas. Con lo cua! el método alquimista, psicológicamente hablando, permite una ampliación sin límites. En el fondo, los alquimistas creían que su trabajo era una inspiración divina y que sólo podía realizarse con la ayuda divina. Se era alquimista por vocación, no por profesión. Según la ciencia y la razón


iban tomando partido y ganando mayor terreno, la alquímia se iba relegando a un segundo plano. El contenido practico de la alquímia pasó a manos de los químicos, que continuaran analizando el mundo natural. La perfumería siguió los pasos de la alquímia en lo referente a la practica. Eran practicantes solitarios que experimentaban con sus propias mezclas. Fue en el siglo XVI cuando aparecieron los guantes perfumados franceses que se utilizaban para mantener la piel suave, incluso para dormir. Con este hecho podemos decir que el embrión del negocio de la perfumería fue tomando forma. La primera tienda moderna que se creó mantenía la dualidad alquimista al mantener una parte del espacio destinada al público y otra, la oculta, a mantener en secreto y para unos privilegiados el acceso allaboratorio del alquimista. La relación entre los guantes, la perfumería, la alquímia fue creciendo y, hacia la mitad del siglo XVII, el hijo de Ana de Austria, Luis XIV, estableció los estatutos del gremio de gantiers-parjumeu1·s. Siguiendo en el tiempo, hacia 1730 se introdujeron a la lista de ingredientes la menta pi perita, el jengibre, la mostaza, el ciprés, la bergamota, la artemisa, el neroli y la almendra amarga. Inclusa se mejoró la extracción de fragancias. Se podía utilizar la destilación con las rosas, pero no funcionaba con el jazmín, el nardo o la flor de azahar. Y no fue hasta el siglo XIX que se pudieron obtener. Jacques Passy observó que esas flores seguían emanando perfume después de ser cortadas, así que desarrolló una técnica que se llamó enfleurage, con la que se obtiene un aceite muy aromatico.

FISIOLOGÍA DEL OLFATO

El olor, sea perfume o no, proviene del calor, del fuego, de lo vivo. Lo vivo huele. Y nuestra sociedad, quizas la mas viva, la mas inquieta de la historia, es la que ha protagonizado precisamente ese interés entusiasta por el sentido del olfato. El mundo del olor es un mundo invisible de poder, influye directamente en la parte mas arcaica e íntima de nuestra psicología personal. El olfato es uno de los primeros sentidos que despiertan en el niño y que guían sus primeros días en el mundo. Sólo con el olfato encuentra la !eche materna, reconoce el olor único de su madre y sonríe, por lo que no es extraño que el perfume esté tan conectado con los recuerdos. Sin embargo, el olfato queda en un segundo plano a medida que crecemos pues buscamos mas la satisfacción visual-el arte, la estética, el diseño-, auditiva y gustativa a través de la alimentación, e incluso la satisfacción tactil con la ropa y materiales que nos rodean. No nos ocupamos de nuestro sentido del olfato que, rodeado de olores monótonos y saturados, ni cultivamos ni enriquecemos, aún a riesgo de que no haciéndolo dejemos escapar algunos de los mas exquisitos placeres de la vida. Muchos podríamos llegar a distinguir a simple vista en una terraza diferentes clases de geranios, desde el mas común a la gitanilla, pasando por el geranio de malva. Y ¿cuantos podrían diferenciar el casi imperceptible olor de la gitanilla de la fragancia, sutil también, del geranio común, o del mas alimonado del geranio de malva sin tenerlos delante? Constance Classen, historiadora cultural, reconoce que "a menudo somos incapaces de identificar los olores mas familiares cuando estan separados de su fuente. Es

decir, conocemos el aroma de una rosa cuando la tenemos delante pero si se trata del olor, un gran número de personas no podrían identificarlo". El sentido del olfato, y concretamente su membrana olfativa, es el único punto del cuerpo humano donde el sistema nerviosa central entra directamente en contacto con el entorno. La demas información sensorial se filtra primero por el talamo; en cambio, el primer proceso que se realiza en el sentido del olfato sucede en ellóbulo límbico, una de las partes mas antiguas del cerebro y sede de los impulsos sexuales y emocionales. Las moléculas gaseosas de las fragancias llegan a los receptores y, cuando un número suficiente de los mismos es estimulada, la célula se despierta y envía la señal al cerebro. Entonces, antes de que lleguemos a saber que estamos en contacto con un olor, ya lo hemos recibido y hemos reaccionada ante él. La fisiología de nuestro sentido del olfato es el recuerdo de lo importante que resultaba este sentido para nuestros antepasados, que caminaban a gatas, a cuatro pa tas. Fue Freud quien postuló que al caminar erectos perdimos nuestra proximidad con las huellas olfativas y la información que daban. Pero esto nos proporcionó un campo de visión mas amplio, con lo cual el sentido del olfato fue perdiendo su sensibilidad dejando paso a l sentido de la vista. Este hecho seguramente fue decisiva para la evolución humana, y relegó al olfato como un sentido "inferior" asociandose con el mundo animal y los primitivos impulsos, la suciedad y la enfermedad. Dejar el olfato a l margen fue uno de los hechos distinti vos del hombre "civilizado". Incluso Immanuel Kant afirmó que el olfato era

el menos importante de los sentidos e indigno de ser cultivada. Aún así el olfato sigue desempeñando un pape! importante para la humanidad y es capaz de experimentar un desarrollo extraordinario. Es curioso ver como las personas que carecen de algún otro sen tido tienen un olfato extraordinario, llegando a identificar hechos precisos simplemente por el olor. La utilidad del olfato la hallamos en la inmediata conexión con los estados de conciencia, emociones y fantasías. Las fuertes reacciones que evoca el olor estan libres de la influencia de los deberes y las obligaciones. Hallamos las impresiones olfativas entre lo vago del tacto y el gusto y la riqueza de la vista y el oído. Sabemos que los olores, por naturaleza, tienden a difundirse de manera que su masa molecular se esparce por la atmósfera y llega a ser difícil creer que el olor siempre implique necesariamente algo material. No es ninguna casualidad que los olores se denominen esencias o espíritus, ubicandose así entre el mundo físico y el metafísica y concediéndoles un poderosa papel de caracter único respecto a la psique. Las diferentes experiencias olfativas crean una serie de sensaciones secundarias que forman parte de nuestra vida, con un marcado papel emocional por su variedad, intimidad y capacidad de asociación, como reverberaciones ancestrales en nuestros cerebros. Y es por este motivo que ningún otro sentido tiene un poder de sugestión tan fuerte, el poder de despertar recuerdos antíguos con amplias y profundas implicaciones emocionales, y tampoco ningún otro sentido cambia con tanta facilidad según sea la actitud general del receptat: Nos damos cuenta así como la fuerza del perfume y su poder re-


confortante son únicos y, como dice Walter Dyson en 1938: que la nariz actúa como Benjamin, "un perfume puede borrar los un espectroscopio. Y explicaba otra años al recordar un olor". cosa, el gran misterio. Resolvía la paraEl olor no tiene límites. Conocemos doja de por q ué el o lfato es instantaneo y al mismo tiempo ilimitado. Si decimos muy bien el sentido humano de la vista, sabemos incluso cual es la vibración que la nariz mide las vibraciones desaparece el misterio, que sólo existe por exacta de una partícula de luz atrapada las limitaciones de la teoría de la forma. en el receptor visual de la retina que nos permitira ver un color determinada. El olfato se basa en las vibraciones. Se También sabemos cómo funciona el oído lo discutieron, diciéndole que lo que con todo detalle y podemos predecir con cuenta es la forma y replicó que toda molécula tiene una combinación única absoluta precisión qué vibración del de protuberancias, muescas y curvas aire en cóclea producira un determinatan singular como una huella dactilar do tono. Pero del olfato no sabemos ni y cuando una molécula odorífica entra podemos predecir nada. Hace poco que en el receptor, el receptor la palpa y la se descubrió que dedicamos la sorprenidentifica. Sabemos que todos los demas dente proporción del uno por ciento de receptores se basan en la forma, desde los genes humanos al olfato "así que las enzimas digestivas hasta los neuroel olfato debe de ser increíblemente transmisores y e l sistema inmunológiimportante para nosotros", señala el genetista del Insti tu to Nacional de Sani- co, así que e l olfato también tiene que basarse en la forma, segura que se basa daci Dean Hamer, para que le dediqueen la forma. mos tanto ADN. Si olemos algo, la nariz humana percibira sin el menor esfuerzo A partir de aquí los biólogos se dividieron atomos de azufre, de hidrógeno, de entre los "vibracionistas", liderados por oxígeno. Podemos identificar un enlace Malcolm Dyson, y los "formistas", bajo la de carbones y nitrógenos percibiendo figura del científica inglés John Amoore. su olor aceitoso y metalico, mientras Amoore tenía una herramienta poderosa, que los enlaces de nitrógeno, carbono una extraña pareja de moléculas denomiy azufre, llamados grupos isotiociananadas enantíómet·os. Los enantiómeros son tos, procu ran a la molécula un olor a como dos moléculas reflejadas en un esmostaza. Los grup os amin o (NH-) se pejo; tienen exactamente la misma forma, perciben por el olor a pescada que dan solo que invertida. Esto significa que los a cualquier molécula y los grupos nitro receptores de los olores las perciben como (N0 2) tienen un aroma dulce y etéreo, o si tuvieran f01·mas distintas. Y dado que que parece etéreo. La molécula de AsH3 , poseen exactamente los mismos enlaces de los grupos arsinas, huelen a col. Cuando electrones, también tienen las mismas vifruncimos la nariz ante el olor a azufre braciones. Sin embargo existen otras morealizamos un analisis atómico en el que léculas denominadas caTvonas que poseían identificamos claramente los atomos de formas diferentes pero vibraciones iguales, azufre e hidrógeno. Eso es lo que explicon la diferencia de que mientras una olía caba la teoría postulada por Malcolm a menta la otra olía a carvi. Tenían las mis-

ROBERT MAPPLETHORPE Rose with Smoke 1985 51x 41 cm lmpresión en gelatina de plata Edición 10/ 10

Parecería que, cuando el gran fotógrafo americano Mapplethorpe fijó el objetivo en es ta flor, tan despojada de todo aquello que no fueran pétalos y la corola y enmarcandola en una aura de humos, quería dar de ella una imagen poética minimalista, como si tuviese en la mente la frase tan famosa de Gertrude Stein "A rose is a . a rose... " . rose, ts Mah.a Lluïsa Bo?Tà.s


mas vibraciones pero formas diferentes y olían diferente, por lo tanto el olor tenia que basarse en la forma. OLOR VISUAL- LA COLECCIÓN

Cuando hablamos de forma, hablamos de color; queramos o no van unidos, son inseparables. Podemos eliminar la acción de cualquier sentida, taparnos los ojos, cerra1· la boca, tapar los oídos, pero la nariz es una puerta siempre abierta a la vida pues si no respiramos morimos. Y cualquier estímulo olfativo que penetra en nosotros a través de la nariz automaticamente nos puede evocar una sensación ligada a un pasado o a un presente que irremediablemente esta atado a una forma y a un color o a una sucesión de formas y colores. Es así como el olor, esencia o espíritu acaricia lo mas sensible de nuestro ser y se convierte en expresión visual. El olor deviene forma y color y cuando este devenir se hace consciente en nosotros es cuando surge el olor visual. En 1978 la Fundació Joan Miró celebró la exposición «Suggestions olfactives», en la que participaran varios perfumistas y que tenía como protagonista el olor. El tema era muy variado: los olores del cuerpo, los olores de los colores, los olores de los animales, elementos del olor (las plantas), fisiología de la olfacción, olor y cultura popular, la moda de los olores, la literatura de los olores. Se podían encontrar toda clase de artilugios que al accionarlos despedían cierto olor. La exposición, no obstante, no mostraba ninguna obra plastica relacionada. Había una sala vacía que se iba impregnando de todos los olores que se acercaban a ella, olores que se podían plasmar en colores y fue en esta sala donde surgió la

idea de utilizarla para exponer pinturas sobre el olor. El proyecto era novedoso y muy ambiciosa pues requeria el trabajo conjunto de perfumista y artistas. Así fue como surgió la idea de la colección olorVISUAL, consistente en un proyecto único que tendría como objetivo unir al perfumista y al artista plastico en su actividad creadora. Desde el comienzo ha sido una colección creada por encargo. Se enviaron muchas cartas a artistas contemporaneos solicitandoles una obra que tuviera relación con el olor. Se contactaran galerías de arte contemporaneo pero no fue hasta que surgió una relación personal entre el perfumista y el artista, intercambiando ideas y compartiendo el proyecto, que la colección empezó a tomar forma. El compositor de fragancias, como el artista, cuenta con un amplio abanico de elementos que conjugar en sus creaciones. El arte es un lenguaje codificada, por lo que es indispensable adquirir una visión especializada para conocerlo, de la misma manera que no sólo es suficiente aspirar por la nariz, oler, para desvelar los códigos propios del perfume. Ambos se nutren de las mismas vías de creación y ambos exigen una disciplina y un aprendizaje intensa que se va moldeando y perfeccionando con la experiencia diaria de un proceso lento y reflexiva. El aprendizaje del olor es basico para lograr las claves del código perfumístico pero la condensación de una dilatada experiencia permite asegurar que no sólo es necesario el estudio de la mecanica y la técnica sino que éstas deben ir acompañadas de un gran caudal de amor al oficio, que es lo único que nos permitira dotar de alma a nuestras creaciones. Un perfume

o un aroma sin alma nunca sera una obra totalmente lograda. Del mismo que el perfumista, el artista también tiene un amplio abanico de elementos a conjugar para sus creaciones, como el trazo y el color. El pintor sabe que los lenguajes pictóricos se desarrollan partiendo de la experimentación científica y artística de las cualidades visuales propias del color. El color es un elemento de expresión importante y su poder y simbología son bien conocidos entre los profesionales. El concepto del color viene a la mente sin limitación, pero su utilización !e atribuye forzosamente unos límites, una forma, por muy grande o pequeña que sea. La conjunción de las formas y los colores, con sus dinamicas respectivas, compone una reserva ilimitada de combinaciones plasticas. Los trazos del artista tienen un gran valor expresivo, son una entidad viva, con su plenitud y su soltura; su concentrada o diluido expresan a la vez forma y color, el volumen y el movimiento, pudiéndose juzgar por sus cualidades intrínsecas la elegancia de una línea, su sensibilidad, su canicter agresivo, sensible, seco, tímido, sensual, cualidades curiosamente también apreciables en las fragancias. Tanto el perfumista como el artista conocen los distintos caracteres que pueden ser expresados en sus com posiciones y adecuan el olor y la forma según sea necesario. Así, un caracter vacilante y tímido, el artista lo expresara con un trazo fino, lineal y difuminada, mientras que el perfumista utilizara un 5% de lavanda para obtener una fragancia agres te suave. Por el contrario, un cankter voluntariosa y seguro se expresaní por un trazo mas intenso y curvilíneo, que sera sinónimo de un acorde agreste, resultada del empleo de un 80% de lavanda. Y de esta manera obtenemos ca-

racteres secos y rígidos, expresados por un trazo firme, grueso y lineal cuya correspondencia es un acorde amaderado, 50% cedro y 50% sandalo; trazos ondulados, como expresión de un caracter sensible cuyo olor sería floral, 50% flor de naranjo, 25% jazmín y 25% lilas; trazos nerviosos, apresurados, con olor anisado, 50% romero y 50% hinojo; trazos elegantes y distinguidos, con una ondulación armoniosa y equilibrada, que nos recuerda los acordes cítricos, 30% lavanda, 25% naranja, 10% limón, 35% bergamota; o un trazo grueso y marcado, con su correspondencia en el acorde especiada, 20% clave!, 10% canela, 20% flor de naranjo, 25% limón, 25% bergamota, expresando el caracter violento. Es esta interrelación entre el mundo del arte y la perfumería la que aventura en muchas ocasiones a interpretar una obra de arte según los criterios de apreciación de la fragancia. De esta manera, basandonos en los criterios de apreciación mencionados, y activando ademas de la mirada el sentido del olfato, es cuando uno llega a descubrir en las obras plasticas su capacidad de sugerir su propio olor, su propia fragancia o aroma, síntesis del olor visual al que nos estamos refiriendo. La vida y el arte unidos a través del olfato superando las limitaciones individuales y creando una forma de comunicación novedosa y eficaz, un proceso de desarrollo imaginativa y al mismo tiempo intelectual que es capaz de interpretar plasticamente la inhalación de un mundo exterior cargado de sugerencias olfativas. Entesto Ventós Perfumista. y coleccionista. Colección olorVISUAL

~z


AGRESTE-HERBACEA Lavanda, espliego, romero, laurel, salvia, tomillo, orégano, apio, comino

ALDEHÍDICA Graso ceroso, parafina

•'

ALIACEA Ajo, cebolla, asafétida (nauseabunda, óxido, azufre), mostaza

ANIMAL Am bar, civeta, almizcle, castóreo, musk (nota de estiércol)

••

AROMATICA TomiIlo, manzanilla, té, laurel, mejorana, coriandro

CÍTRICA Limón, naranja, mandarina, limeta, pomelo, bergamota

I I

HENO Hierba seca, helecho, campos de cereal es, campos de seca no

I. ~

FLOR BLANCA Tuberosa, ylang-ylang, acacia, gardenia, magnolia, j azmín, muguet

-~-

, •

FLOR DE NARANJO Azahar, neroli, petitgrain

FLORAL Geranio, rosa,lilas, clavel, violeta, madreselva,jacinto

HONGO - TERROSA Trufa, hongos, musgo de roble, musgo húmedo

Saltos de agua, nieve, cielo, acuoso

POLVOROSA Polvos de talco, tiza, flor de algodón, vainilla, oriental, viento

!Sifòi:qufmlcos y farmacéuticos, industria química

floral, frutal, frutal tropical

--------------------


Al igual que la escritura, la pintura esta llena de colores, sensaciones y actes. Este cuadro, titulada 1986-1992, integra el recuerdo, la celebración, las impresiones, el olor y el sabor del amor y la muerte. El olor de la fl.or caída, recogida medio marchita, que una vez que esta seca todavía nos da otro aroma dife¡·ente. La sensación de reposo que transmiten los objetos fetichistas reunides por el amor que se les entregó en su tiempo. No es el olor a muerte, sino a recuerdo de amor suavemente estacionada. Y una ligera brisa que nos trae la fragancia de ciertas primaveras.

CARMEN CALVO 1986-1992.

1993 107 x 76 cm Mixta sobre diversos cartones

AGRESTE · HERBÀCEA lavanda, espliego, romero, laurel, salvia. tomillo, orégano, apío, camino

Ca1·nwn Calvo

....


' ..

EVRU Orizuvlldo,

2003 82.Sxtncm Mixta sobre pepel

AGRESTE - HERBÀCEA lavanda, espllego, romero, laurel, salvla, tomillo, orégano, aplo, comino

En la pagina del ar te, la red de moléculas olfativas se expande en choques interrelacionales y en dibujo espiral, impulso hacia arriba de debajo cae, en cír·culo, constelación, ríos ... hasta Ja figuración: rostros del enigma. E l universa del arte nace del brebaje a lquímica del creador, e l cerebro encima del creador. Y el olfato es la masa fuerte de la realidad. Vicenç Altai6

Mi pintura titulada Lavanda. es un intento de expresar vi-

sualmente una sensación olfativa. Por ser un arte visual, la pintura se alimenta normalmente de sensaciones visuales y, algunas veces, de sensaciones tactiles que procuramos expresar mediante la textura que puede producir la misma materia pictórica. Pot· esta razón, expresar una sensación olfativa fue un problema de cierta complejidad en su planteamiento, ya que de algún modo había que tt·asponer allenguaje visual una serie de sensaciones que no afectan a la visión. Escogí el perfume de la lavanda porque pensé que me pet·miliría movet·me en un campo de connotaciones que, dado mi tipo de pintura, me resultaría algo mas facilmente visualizable.

ALBERT RÀFOLS-CASAMADA Lovondo.

1979 92x 73 cm Acrllico sobre tela

AGRESTE - HERBÀCEA lavanda, espliego, romero, laurel, salvia, tomlllo, orégano, apio, comino

Albert Ràjols-Casamada >EL TEXTO CONTINÚA EN LA PÀG. 116

....


I 11111111111 I

11111111 111 11 11111111 11111

JOSÉ MANUEL BERENGUER Luci, 2007 50x80x 20cm Mixta (electrònica)

ALDEHÍDICA graso ceroso, parafina

Luci y el olor visual La luceferina de las luciérnagas es un fenol termoestable que en presencia de adenosina tri fosfato, luciferasa y oxígeno se oxida para formar una sustancia inestable, la oxiluciferina, que se reduce de forma espontanea. La adenosina trifosfato se degrada y la liberación de la molécula de oxigeno produce un fotón. El ciclo empieza de nuevo con la aportación de mas adenosina trifosfato y la noche selvatica se Bena de emisiones luminosas periódicas. Así es como un fenol, una sustancia a menudo olorosa, se vuelve lumínica. Luci, hecha de cobre, silicio, arseniuro de galio, aluminio, selenio y polí meros plasticos varios, al calentarse, disipa energía y produce aromas eléctricos. El proceso periódico de generación de pulsos luminosos es metafora sintética de la transducción lumínica natural de los aromas organicos nupciales de las luciérnagas. Jose Manuel Berenguer

El olor tiene algo que ver con lo que permanece invisible en la superficie. Posiblemente cuenta la verdad sobre las cosas modernas (aquellas que simulan el brillante acabado de la perfección), y que también pueden ser usadas como un arma de manipulación. En el mundo, de acuerdo con nuestra cultura urbana, el azul intenso rima con los olores del cloro. La piel de acero y cristal que protege los edificios de Jas megalópolis se han convertida en un campo de batalla donde tiene lugar la lucha entre el exterior y el interior, entre el deseo de la apariencia y los efectos de lo inevitable. Calidad de aire: la fachada actúa como un area de unión. Por un lado, este pequeño mundo interior que protege, con su aire acondicionado en todas las p lan tas y su Hamada atmósfera esterilizada; por otra parte, la calle, un caos de fenómenos olfativos mas o menos indeseables. Pronto observaremos lo que sigue: ellavado puede ser tan in tenso como sea posi ble, el olor es persistente y vuelve al ataque, una y otra vez. Roland Fisc/ter

ROLAND FISCHER Washington Suite 2. Seríe dnco fochodos. 2005 50 x 35 cm (cada píeza) Fotografia en color sobre acrilico Edición 2/10

ALDEHÍDICA graso ceroso, parafina


MANEL ES CLUSA Retrat de paisatge Interior X (serie ScantocJ. 1995·2003 100x 100cm T.A.C. y fotografia en blanco y negro, selenio. Montsje sobre aluminio. Edici6n1/2

ALIÀ CEA aj o, cebolla, asafètida (nauseabunda, 6xldo, azufre), mostaza

Soluciones acuosas revelan la imagen. Mi ras . La nariz, cerca de la cu beta. Res pi ras. Olor a rojo y pen umbra. La sangre, envenenada. De fotografía. Manel Esclusa

La obra Sin título, 2008 es una escultura que representa de forma verista un cuerpo putrefacto encontrado en un bosque con tierras húmedas en una zona pantanosa justo cerca del agua. Los cuerpos que permanecen en este estado, con las entrañas al descubierto, adquieren las calidades del terreno, casi miméticamente, y estos cad€we1·es petrificados cerca de aguas pantanosas y arcillosas evolucionan a un tono verdoso con un tipo muy característico de gusanos que he plasmado, con los intestinos desperdigados, desp1·endiendo un olor, hedor, sumamente particular que es el motivo último que me ha impulsado a realizar esta obra. Enrique Marty

.4

ENRIQUE MARTY SIT, 2008 183 x 23cm Mixta Ediclón única

ALIÀ CEA ajo. cebolla, asafètida (nauseabunda, 6xido, azufre), mostaza

.4


VALENTÍ VALLHONRAT N• 40- Serie Cristal Oscuro. 1994 140x 112cm Gelatina de plata, aluminio Edición 1/5

ALIACEA ajo, cebolla, asafétida (nauseabunda, 6xldo, azufre), mostaza

Cuando era niño, en el viejo ascensor de madera y cristal que llevaba a casa de mi madre, con la que vivía, una o dos veces al año reconocía, combinado con el del ascensor, un olor mezcla de cigarrillo Chesterfield y una antigua colonia que contenía madera de sandalo y veti ver. Era el olor de mi padre. Hace dos años murió y no consigo recordar aquel olor. Solo queda la descripción. Valentí VaUhonrat

Todos mis otros cuerpos, creados digitalmente a partir de fotografías de mi propia piel, pretenden plantear al espectador Ja du da de si estos organismos, a medio camino entre cuerpo y objeto, podrían existir en una época de tantos avances de la ciencia, en general, y en la genética, en particular. Aunque cada uno de e llos tiene vocación de forma abierta, cada uno tiene para mí alguna referenda concreta. En este caso pretendí crear un cuerpo de la era de los alimentos transgénicos que sugiriese una fruta. Una fru ta de piel y carne humana podría ser una mezcla de muchos olores porque cada fruta tiene un olor característico, y también cada ser humano. Pero esta fruta huele a cuerpo humano y ese es un olor que, en la aclualidad, reqwere acercarse mucho para percibirlo bien y diferenciar uno de otros. Y no es faci] acercarse a una f ruta para ver de cerca cada uno de los pelos y de los poros de la piel.

MAR IO DE AYGUAVIVES Otro cuerpo, 1997-98 90x110cm Fotografie sobre pepel de polièster. Cibachrome. Ediclón 2/3

ANIMAL ambar, civeta, almizcle, castóreo, musk (nota de estiércol)

Mario de Ayguavives

....

••


FERNANDO PRATS Columna de luz sobre ple/, 2002 Medidas variables Neón. molde de resina y piel de cordero

ANIMAL ambar, civeta, almízcle, castóreo, musk (nota de estíércol)

Del músculo del corazón fiuye una fibra sensitiva de luz, con emanación de un olor luminoso apuntando hacia el polo sur. Fernando Prats

Somos seres mitológicos. Deambulamos buscando el sacrificio que nos otorgue la capacidad de olvido. Somos un cacho de un cacho de lo que nuestro cuerpo recuerda, pero toda la historia ha pasado por él. Esta es la imagen del dolor, de una memoria que busca este sacrificio de la sangre y de la carne que libere de la capacidad de recordar. Es el olor bestial de lo real, de la vida cuando cruza la muerte, de un cuerpo partido en pedazos, de cuando la casa paterna, la ciudad que te ha visto nacer se convierte en escenario de la comedia. Es el hedor del cuerpo abierto en el matadero, es un momento entre el día y la noche, es la adrenalina y el Ilanto desgarrado que sale de las vísceras, para gritar por ellas. Es el ritual que me permite sacar lo vivido de mi cuerpo, para dejarlo, atrapado, en un trozo de pa p el.

IXO NE SÀDABA Phlegmoné 111. 100x 200cm Fotografia digital Edición 2/5

ANIMAL 8mbar¡ civeta, almizcle, castóreo, musk (nota de estiércol)

I:r;one Sadaba

••

••


OLEGDOU Vasya 2 (Sketches series), 2007 120x 120cm

C-print EdiciónG/8

AROMÀTICA tomillo, camomila, manza· nilla, té, laurel, mejorana, coriandro

••

•• •

••

• •• • •

• •

Tengo la nariz rota y vivo en un "vacío de olores" duran te varics meses en invierno. En este període no percibo los olores o bien me llegan transformades. No soy muy aficionado a las fragancias , mas bien al contrario. Los olores fuertes me llegan a causar dolor de cabeza. Intento evitar las tiendas de perfumes y cosas como los aceites o las barritas aromaticas. Pero algunes olores me hechizan: las hojas de grosellero negro, las almendras crudas, las lilas y el olor de una clínica de estomatología ... Oleg Dou

Oscuridad preñada de luz. Grieta del sueño abriéndose en la noche, como una chispa de vida que enciende la materia ondulante de la n ada. Zumbido de insectos en torno a la llama. Perfume vegetal fluyendo desde el centro hacia ellímite de los sentides. Aquí el color es la ausencia del color y el sonido la ausencia de sonido. Espejo nocturno, materia viva en el instante preciso en que la palabra estalla. A. Tàpies BaTba Ve1·si6n del at¡to1·

JOSÉ MARIA SICILIA Mont·tonnerre,

1994 100 x 75 cm

Óleo, cera s y madera

AROMÀTICA tomlllo, camomila, manza· nilla, té, laurel, mejorana, coriandro

••


MOISÈS VILLÈLIA SIT, 1987- 1988 170 x 295 x 295 cm Movil de bambuesa guadue (bambú)

AROMATICA tomi Ilo, camomlla, manzanilla, té, laurel, majorana, coriandro

>EL TEXTOCONT1NÚA ENLAPÀG. 116

••

En cierta ocasión me preguntaran por mi flor preferida. "Las que cultiva mi mujer" fue la respuesta. Siempre asocio la imagen de la flor con su olor. Quizas con mi contestación asociaba el olor de mujer como centro generador de perfumes. Se ha repetida mucho la íronía crítica de decir: e l primer hombre que comparó la mujer con una rosa, era un poeta, el segundo ya fue un imbécil. De los anímales las hembras varían mas de olor que los machos. Definir una hembra con una sola imagen y un solo olor es una de las tan tas manifestaciones de la estupidez. En el estado de las flores mi sensibilidad actúa mas por imagen que por olor. Los olores que me producen mas afinidad son: hierba, arboles, musgos, setas, las transformaciones organicas que producen humus. Una de Jas formas de catalizar esta sensibilidad es cuando, con mi mujer, decímos: "el bosque ya huele a setas". Para nosolros, es Ja plenitud olfativa y visual. Podemos oler y también ver cuan minuciosa es el paisaje en nuestras recolecciones. M oisès Villèlia.

En términos olfativos, diría que mi pintura tiene dos niveles. El prímero, a un nivel pragmatico, huele a vinagre: El médium de secado que utiliza la silicona es acido acétíco. A diferencia del aceíte de líno característica de la pintura al óleo la silicona es preponderantemente agria. En un segundo nivel mas general, la obra asocia eventos no-pictóricos con el trabajo de la pintura. Su titulo Ground-Workíng s ugiere a romas de trabajo, tanto manual como industrial, fabricación y labo•~ Fabian Marcaccio

FABIAN MARCACCIO Ground-working. 2006 77 x103cm Mixta sobre tele

CÍTRICA lim6n. naranja, mandarina, limeta, pomelo, bergamota


PABLO PALAZUELO

--- de como el olor es mensaje, pensamiento y recuerdo.

Conjuntion, 1996-1997 135 x100cm Óleo sobre tela

--- tarde de verano_.. llena de signes sobre la precariedad del tiempo y sobre la esperanza. Pablo Pala.zuelo

CÍTRICA limón, naranja, mandarina, limeta, pomelo, bergamota

En los años de la infancia y durante casi toda la adolescencia, mi madre lo fue todo para mi. En ella encontraba todas las cualidades, todas las protecciones instintivas que los niños buscan en la dulzura femenina del ser que los ha engendrado. Inclusa su olor parecía calmarme en los mementos de temor o de excitación. Y todavía hoy, cuando huelo algún perfume que me recuerda al de ella, me invade de nuevo aquella sensación de beatitud que sus brazos y la calidez de estar en su regazo me producían. Era tan fuerte lo que sugería el olor que, ya adulta, en un memento de soledad y tristeza, recuerdo haber seguida durante un rato, por las calles de París, a una señora que exhala ba el mismo perfume que mi madre. Antoni Tàpies Texto del autor en Memòria personal

ANTONI TÀPIES Signes sobre taronja 1977 57x77cm Pintura acrilica y lapiz sobre papel

CÍTRICA llmón, naranja, mandarina, li meta, pomelo, bergamota


.•. ~

...... A

'· 'Q.

. ., .' •

t

MANELARMENGOL El Foc IV. 20 02 80x 120 cm Cibacrom sobre plancha de aluminio Edición 1/ 1

Borrajo quemado. Círculo de fuego. T ierra de bor rajo. Al anochecer: Borrajo húmedo Manel A1-rnengol

CONÍFERA pino, ciprés, enebro, trementina

L a pintura olería como el húmedo sótano de una iglesia. Sería un poco como e l olor a pesado incienso, pero el olor ha penetrado y saturado las paredes y tos suelos tras años de estar expuestos a él. Sería un olor invernal que te llegaría a l fondo de la nariz y la garganta. Sería un olor mas bien familiar y que te h aría sentir seguro, aunque con un regusto a ma 1·go. Clare Woods

...

CLAREWOODS Finger Post.

2004 152x122cm Pintura plastica sobre caoba

CONÍFERA pino, ciprés, enebro, trementina


JOHN COPLANS Se/fportroit 1988 102x99cm Fotografia en blanco ynegro Edící6n 1/12

CRESÓLICA tinto chlna, animal, cuero

Coplans revisitado El cuerpo autofotografiado de Coplans evoca múltiples lecturas. En el gran primer p lano de s u mano, que precisamente ahora esta frente de mí, veo una flor carnal cuya primavera es ya un asunto de larga memoria: una magda lena pro us tiana. La gente se pone w1 perfume para ser recordada. John Coplans se fotografió por la misma razón. Su perfume se llama arte, y tiende a ser mas duradero que la mas penetraute de las fragancias . John Coplans

Ha dormida duran te centena res de años -en su vaso lleno de alcohol - se ha convertida casi en escultura - toda impermanencia acabada - su tiempo conservada - sentimos reverencia para aquel tiempo- ante la sensación de saber que él vivió hace 250 años - la muerte tiene a lgo tierno en es te rostro, pero la muerte es también algo muy abstracta, difícil de hacer tangible. Un olor familiar para nosotros, cuando entramos en una colección - cuando nos sumergimos en un mundo de preparaciones de alcohol - misteriosamente - en sus eslanles de archivo, esperando a ser considerades como seres, a no ser olvidados. Cada visita trae sorpresas nuevas, confrontaciones nuevas ... Daniel & Geo Fucii.S

>EL TEXTO CONTJNÚA EN LA PAG.116

DANIEl. & GEO FUCHS Cobezo de niño con

gorro turca, 1999 60x80 cm Cibachrome bajo metacrllato con esquinas pulidas Edici6n 4/ 4

CRESÓLICA tinto china. animal, cuero


ZHANGHUAN About ~.

1998 135 x114 cm

Fotografia Edición 1f2

CRESÓLICA tinta china, animal, cuero

En la mayor parte de los mercados de China, la gente puede comprar carne fresca, oler sa bores frescos. A decir verdad, esta escena es la que me inspiró para crear About %. Me gusta la idea de una tela como és ta, que cub re mi cuerpo. Las palabras representan la cultura china, que nunca abandona mi vida. También me gusta tener palabras que cu bran mi cuerpo. Me gusta el corazón sincero, pero la gente necesita algo para cubrirse. Zhang Huan

Unos arqueólogos encontraren un graffiti sobre las paredes de una casa dut·ante unas excavaciones, que una vez traducido decía lo siguiente: "Las mujeres huelen a pescado, los hom bres huelen a carne". Tuvimos conocimiento de esto cuando estabamos preparando una exposición titulada «Chthonian Appollonian», una r eflexión sobt·e lo femenino-masculino, y nos pareció que este graffiti ilustraba otro aspecto del tema que nos interesaba. Es bien conocida la influencia de los olores en la sexualidad y la seducción. Muchos estudios han demostrado recientemente como los olores pueden influir negativamente en el cortejo o al contrario desa tar deseos irresistibles.

BENJAKOBER &YANNICKVU Fish or Fowl/1,

1995 79x88x 36cm

Terracota

CRESÓLICA tinta china, animal, cuero

Ben Jakober & Yamtick Vu >EL lCXTO CONTINOA EN lA PÀG. n7


MARINA NÚÑEZ Red,

2006 DVD · Duraclòn 1'SO" Edlciòn 1/ 3

CRESÓLICA tinta china, animal, cuero

Algunas de las características de los monstruos son: - la inestabilidad de un cuerpo blando y Auido capaz de metamorfosearse, - la heterogeneidad de un cuerpo híbrido formado por combinaciones ilegítimas, - la obscenidad de un cuerpo sin bordes o contención que transgrede sus propios límites. Sin embargo, lo realmente espeluznante es el cuerpo idealizado o canónico, un cuerpo rígido, puro y sellado. No sé quién podría habitarlo sin padecer calam bres, autismo y claustrofobia. Por suerte es tan sólo un cuerpo imaginaria. La nariz, el oído, las cuencas oculares, la boca, los poros de la piel... nuestros sentidos r·eposan en ol'ificios. Nuestra piel no es una armadura, mas bien una fragil membrana móvil, agujereada, permeable, contigua con el resto del mundo. Marina Núñez

Mi trabajo esta basado en e l cuerpo y por definición, un cuerpo es algo vivo y desprende olor. En mis fotos, en cambio, yo veo el cuerpo como una abstracción y jamas lo he asociado con un olor. Sin embargo, en una evolución de mi trabajo, he empezado a mezclar el cuerpo con elemenlos diver·sos como tejidos, flores o muebles, que añaden un elemento nuevo a mis fotos. En este momento he empezado o asociar en mi cabeza los recuerdos de la sesión en la que hice las fotos, con el recuerdo de los olores que desprendían los distintos objelos que acompañaban al modelo. También ha cambiado mi percepción del cue1·po y ya no lo interpreto como un volumen neutro dentro de un espacio, sino que ha adquirida cualidades mas humanas y enlonces aparece, inevitablemente, su perfume.

BILLDURGIN Cyc9, 2007 124 x 135 cm

Fotogrena copia color. Edición 1/ 3

ECOLÓGICA verde naturaleza, floral, lino, cloros, lejlas

BiUDurgin

....


ANTOINE LAVAL BigHond, 1994 23 x SOx 5 cm Aluminio y madera. Móvll.

Ninguna de mis piezas es única. Solamente el movimiento es único. Un düilogo se establece entre el instante y su conlinuidad. Y es entonces cuando su ausencia nos queda grabada en el espíritu Tan fijamente como si fuera una fragancia. Antoine Laval

ECOLÓGICA verd e naturaleza, floral, lino, cloros, lejías

A pesar de la desaparición de quien lo provoca, el olor permanece. ¿EJ deseo es pt·ovocado? ¿Puede provocarse la democracia? El vídeo Conquista bc:ísica te vuelvo a pedi?· que te definas se refiere a estas pt·eguntas. Una urna transparente, una bolsa de aspiradora y la operación enigmatica al modo de un ritual por parte de una persona no identificable. Javier Pe1ïa.fiel

JAVIER PEÑAFIEL Conquisto bàsica te vuelvo o pedir que te definos.

2004 Medidas variables VIdeo- Ouración 1'09" Ediciónl/3

ECOLÓGJCA verd e naturaleza, floral, llno, cloros, lejías

>El TEXTO CONTINUA EN lA PAG. 117

....

....


PEDRO CALAPEZ Pequeño Jonelo,

1998 27 x 53 x 5/27 x 45 x 2.2 cm Acrllico sobre MOF

ESPECIADA can ela, clavos, nuez m oscada, pi mlenta,j engibre, comí no, azafran, cardamomo

>El TEXTO CONTlNÚA EN LA PAG.117

No sé exactamente qué aromas evoca en mí el mirar la "pequeña ventana". En realidad, vengo usando la línea y el color en un continuo recor rido por la memoria, provocando en las m iradas otras miradas y asf las imagenes en otras imagenes. Pero hay momentos, ni siquiera tengo que cerrar los ojos, en que un aroma me recuerda una casa, un rincón de una sala, la esquina de una mesa, el perfil redondeado de una copa, Jas arrugas de una cama. No sé si sabría hacer el camino inversa. Aplicar un color en una pintura y, al mi rad o, pensar en olores de los que resultan o resultaran sensaciones de alegría o de tristeza, de plenitud o de vacío. En el encadenamiento infinita de las sensaciones, pues en esto consiste el proceso de hacer y ver imagen es, creo que puedo pasar de un olor a un color, de un color a una línea, de una línea a un espacio, a una sensación de claroscuro, de nuevo a un perfume: ¿de una flor o de sutiles fluidos y amores? Pedro Calapez

Encontré este hombre a orillas del Ganges, en Benares, en la India, a pocos pasos de una cremación. Un leprosa, sin manos ni piernas, privada de vista y de tacto, para él el mundo no h a sido mas que sonidos y olores. Por eso, imaginé, había elegida vivir en un mercado, y al lada del río sagrada, de los cuales venían mil perfumes, especias y olo1·es humanos. Jeo.n-Bo.ptiste Hu.ynh

JEAN-BAPTISTE HUYNH lnde- poruoir XXXVII Ollpreul<}, 2005 45 x45 cm Fotografia

Edíción 2112

ESPECIADA can ela, clavos, nuez moscada, pimlenta,jengl bre, camino, azafran, cardamomo


MIQUEL MONT Dévérsements circuloires 5 ... , 1995 100x75 cm

Acrílica sobre madera

ESPECIADA caneJa, clavos, nuez moscada, pimienta,jengibre, camino, azafran, cardamomo

Los olores no tienen geometría (olor azul, olor verde, olor amarillo, olor rojo, olor blanco) ¿No podemos imaginarnos que ciertos hombres poseen una geometría de los olores distinta a la nuestra'? Lo que finalmente quiero decir: ¿No podríamos imaginarnos cientos de hombres que poseían otros conceptos de los olores que los nuestros'? Y esto a su vez quiere decir: ¿Podemos representarnos que ciertos hombres no posean nuestros conceptos de olores, pero que los suyos sean similares a los nuestros de tal forma que los denominemos también "conceptos de olores"?

El olor de una léínguida mañana de verano. Con el sonido de los dis tantes paja1·os y el zumbido de los insectos, el tiempo pasa lentamente. El alquitnín asciende desde la carretilla de paja, mezclandose con el heno, casi sin aii·e. ¿A qué huele el tiempo? ¿Quizas a madera recién cortada? Tetm Hocks

TEUNHOCKS SI T (hombre dormida sobre corretillo).

1998 116x137 cm Fotografia y pintura al óleo Edición 1/3

HENO Hierba seca, helecho, campos de cereal es, campos de seca no

Miquel Mont

>EL TEXTO CONTINÚA EN LA PÀG. 117

--


SEANSCULLY Mann, 1994 61 x91,Scm

Óleo sobre madera

Recuerdo perfectamente mi segunda exposición con David McKee en Nueva York en 1982: compuesta de seis grandes telas pintadas, tremendamente físicas. Trabajé sobre elias hasta la última semana. Las pinturas desprendían tan buen olor como tenían buena apariencia. Era como andar por un cañón de colores profundos, con la esencia del óleo llenando la galería entera.

HENO Hierba seca, helecho, cam· pos de cereales, campos de seca no

--

Una exposición con todo: oído, tacto, vista, olfato. Sean Scu.Lly

¿Qué son estas llamas lanzadas a través de un mundo dividida? Alas descendidas de una escultura de invisibilidad regresada, juntandose a la tierra en flores que provocan al viento. ¿nónde se uniran estos rescoldos azules y amarillos en la explosión de la buida de sujardín? Los niños buscan a tientas en la suspensión de su risa no cubierta, los amantes estan absortos

en la vestidura de la perpetuidad, las sombras incendian rfos precipitados en la brillantez de su muda estela, anle un cielo vagando, a rrodillandose a poca distancia del refugio del hombre. Ch1'ÏStO

CHRISTO Wropped llowers, 1966

71 x 40.6 x 15,2 cm Escultura Flores de pléslico, poliellleno ycuerda

FLOR BLANCA tuberosa, ylang-ylang, acacia, gardenia, magnolia, jazmin, muguet


JANE HAMMOND The lily ond the leopord,

1999 85x 75 cm Mixta sobre papel

FLOR BLANCA tuberosa, ylang-ylang, acacia, gardenia, magnolía, jazmín, muguet

>El TEXTOCONT1NÚAENLAPAG.118

El verdadero tema de este dibujo no son los lirios ni los leopar· dos, sino mas bien la experiencia consciente, es decir lo que experimenta el ser que habita en el interior de una mente humana, con sus pensamientos y s us sensaciones: una experiencia que va y viene, rebotando de una cosa a la otra, descubriendo afinidades, ri mas, consonancias, paralelos y semejanzas, para luego hacer un salto que la lleva muy lejos. Incluso cuando lamente salta de una cosa a otra aparentemente desprovista de toda relación con la primera, sospecho que existe una consonancia, algún nexo que explica el por·qué de ese salto, y no o tro. A menudo, por ejemplo, son sonidos u olores los que estimulan el cerebro, como pueden hacerlo pensamienlos o ideas. Los olores, en especial, parecen tener una vinculación profunda con la memoria y los procesos de asociación. Los lirios se hallan entre las flores mas perfumadas y, así, esle lirio de honda garganta viene a ser una metafora de la interiorización de los olores y su relación con las conexiones menlales. Jane Hammond

Al igual que los componentes que configuran un aroma, las partes (elementos de identidad autónoma) de la composición deseu bren al ser articuladas sugerencias que despier tan ambiguamente r·eferentes de niveles diversos. Estados analogos de p rocedencias antagónicas que operan aleatoriamente sobre el descubrimiento de un sistema de origen ''racional".

DAVID RODRIGUEZ CABALLERO SIT· Formo oval.

165x180cm Óleo, tela, tabla. resina e poxi sobre seda y fotografia

David R~dríguez Caballero FLOR BLANCA tuberosa, ylong-ylang, ocacla, gardenlo , mag noli a, jazmín, muguet


MAYTEVIETA Elcebo, 2003 60x 30x 30cm Flores y bolas de resina. Edición única

FLOR BLANCA tuberosa, ylang-ylang, acacia, gardenia, magnolia, jazmín, muguet

Invisible, tiene la virtud de sorprender, aparece cuando menos te lo esperas, incuba como los pequeños brotes de primavera, como el olor del agua del rocío, es talla en tan sólo un instante, evoca tiempos pasados, lugares lejanos, el reencuentro de alguien querido, ausencias, pequeñas partículas al aire, nos traslada en el tiempo, imprevisible. La obra se presenta de manera irregular como una colmena, inspirada en la naturaleza. Suspendida al aire, esta formada por pequeñas flores blancas y bolas transparentes realizadas con resina que se acoplan unas con las otras y articulan la forma contenida en el espacio.

NANA HAN NI NEN

Hay una cara silenciosa pero en leve movimiento, los ojos cerrados, respirando y espirando. Los olores se tornan tan intensos que me distraen del ejercicio. Hay un olor a incienso de sandalo y noto mi axila un poco tensionada. Un momento de paz, ni un solo sonido en la sala de meditación, el caos fuera de sus bordes. Al igual que la ciudad que nunca duerme, o que tu mente, la mente que es una construcción mas grande que lo que una ciudad pueda llegar a ser jamas. Soy testigo de todo e Ilo y a la vez dejo que fluya. Estoy aquí. Estoy en paz.

A New Dimensíon, 2006- 2009 79x100cm Fotografia y video C-print, Oiasec I HO OVD - Duracíón 8'36" Ediciónl / 1- 1/5 +PA

FLOR DE NARANJO azahar, nerol i, petitgrain

Nana Hêi.nninen

Mayte Vieta

>EL TEXTO CONTINUA EN LA PÀG.118

§Z


) CHARLES SANDISON Genoma, 2006 Medidas variables Vídeoproyecci6n monocanal Edici6n 4/5 + 1PA

FLOR DE NARANJO a%ahar, nerofi, petltgraln

A veces intento visualizar el viaje de una palabra cuando sale de los la bios de una persona y se dirige a s u destinatario, o imagino, cuando estoy en una biblioteca, que todos los libros susurran. Veo entonces una bandada de pajaros que parece desplazarse de manera caótica y que sin embargo siguen s u viaje. Con Genoma, busco el primer alien to, e l primer olor, el origen de todo. Cho.rles Sandison

Rosas. Ramillete de rosas con su sugerente perfume sutil que con esencias esenciales y naturales poddamos intensificar para que con sus pétalos mas hermosos logremos saborear con deleite la rnermelada búlgara mas preciada. Espejo. E l espejo rodeado de ese verde-menta-eréctil estimulfl nuestras papilas salivares y nos inunda de fresca y alcohólica menta la boca

y ¿Qué decir del condón? De él degustamos también el sabor acre del semen y s u olor sui géneris que como pócima creadora ocupa un Jugar preferente y primordial en Ja historia humana y animal.

JUAN HIDALGO Rosos. espejo verde ycondón. 1997 50x 50 cm Fotografia. cond6n Edición 4/7

FLO RAL gerani o, rosa, lllas. claver, violeta, madreselva,jacínto

Juan Hidalgo

.....


GABRIELLA GEROSA Die 8/ütenstoubfresserin (El comedor de po/en), 2001

70 x 60cm Vfdeo - lnstaHac16n Pantalla plana con lector de tarj eta con brillo y marco de me· dera negra de los slglos XIX-XX Duración 13' loop Edici6n 515

FLORAL geranio, rosa,lilas, clave!, violeta, madreselva,jaclnto

Un ambiente misteriosa impregna EL comedor de polen. Una mujer, con gesto d istraído y con una monotonía repetitiva y acaso absurda recoge rosas para formar algo parecido a una pieza de artesanía. El lugar, místico, alquímico, se dil'Ía perteneciente a otra era, como una habitación o un estudio pintados al estilo de los antiguos' maestros. La mujer esta sentada en una minúscula habitación, llena de cascadas de rosas. El aire esta repleto de fragancias atractivas y embriagadoras. Esta confeccionando cortinas de olor a rosas. Gabriella Cerosa

E l perfume de la escultUI·a esta allí en el título. Algunas esculturas em i ten un claro y fuerte perfume, faci! de definir. En otras, el olor, el título, es tan difícil de comprender como querer coger a una sombra. E l olor de una hierba es lo que a uno !e viene a lamente cuando piensa en aquella hierba, y eso es lo que sucede a veces con una pieza de arte. Pero a menudo el material, las formas y la sintaxis se sobreponen y no podemos recordar el perfume, sólo las piezas que lo componen. Me gusta la idea de una obra de arte con su propio perfume. Se centra en lo inefable, en lo que hace que el arte llegue a nuesb·os sentidos, a nueslros senlimientos.

ANTHONY CARO Coto/on Stlrrup.

1987-88 68,5 x 104 x 30.5 cm Escultura Acero negro pintada y fijado

FLORAL gerani o, rosa, !llas, clave!, violeta, madreselva,jaclnto

Anth.ony Caro

.....

.....


ANTONI L1ENA Disparo de flor.

1992 SS x 1S,S x 26 cm Acrílico, papel, madera, cinta de maquina de escribir

R ay olores de los que ni la imaginacíón nos autoriza a gozar.. . ¿Qué es un disparo de flor? ¿EJ sueño de una semilla? ¿Ruele un deseo? R ay artistas que intentan decir aquello que todav(a no saben... Antoni Llena

FLORAL geranio, rosa, lilas, clave!, violeta, madreselva,jacinto

Memoria Como si un recuerdo atemorizador, oculto en algún rincón de mi inconsciente, lo hubiera puesto en estado de alerta ante un peligro inminente, el sentido d el olfato se me disparó de forma exage•·ada ahora hace unos pocos años y un montón de olor~s sin nombre lo invadieron como si una realidad olvidada aflorase súbitamente ante mí. Pero el alcance de lo innombrable y que me incita a estirar la nariz como un perro que olisquea no me ha recluido en el mundo de las pt·esencias sino que a menudo me devuelve la fraga ncia de recuerdos perdidos en la espesa niebla del tiempo. Cuando, por ejemplo, voy a casa de mis padt·es, desde la propia puerta adivino si mi madre esta en casa, y junto a su oio•· - tan antiguo como yo mismo- son muchos otros los que vuelven a mí. Recuerdo, de un día en que me •·egañó -ahora mismo no sabría decir por qué-, el delicioso olor de magnolias que acabaria de recoger en el jardín y que la impregnaba por completo. Pep Agut

PEP AGUT Región del enor. 2006-2008 186x300cm (doc e unidades de 62 x 75) lmpresión digltsl sobre tela de negatives en b/n Edición1/3

HONGO- TERRO SA trufa, hongos, musgo de roble, musgo húmedo

> El TEXTO CONTINÚA EN LA PÀG. 118


TXOMIN BADIOLA Sma/1 relative I, 1992 SS x 56 x 42cm Madera y pintura

HONGO - TERROSA trufa, hongos, musgo de roble, musgo húmedo

"Lo pequeño es grande" fue un eslogan artístico de los novent.a.

Pequeño relativo I, o Relativamente pequeño I, tituló esta obra en el 92 Txomin Badiola, uno de los minimalistas mas interesantes del país vasco. Postoteizano confeso y con una obra propia ya consistente y coherente, reivind ica el pequeño espacio en sí mismo, profano y sagrado al mismo tiempo, con su color y olor natura l a madera de cerezo y aglomerado industrial, con su meslizaje entre la pintura y la escultura, la imagen y el vacío, el color, el olor, el sabor y el lacto todo en uno. Amí, me recuerda al vacío físico mas que al metafísico y me trae el olor de los cerezos en primavera y de las tiendas d e diseño y bricolaje en invierno. La obra es sobria, hermética, refinada y culta.

PERE NOGUERA

Una fotografia de un paisaje de montaña presidido por una cascada nos muestra una visión ilusionista y romantica de un paisaje frente a unos personajes que se mueven, diminutos, en la inmensidad de la naturaleza. A su Iado, un cu adro cubierto de barro, seco y agrietado, se manifiesta como un fragmento del paisaje real. El agua de la cascada, pura visualidad, y la tierra del cuadro enfangado conviven en un trasvase de materiales, como s i el barro hubiese sido extraído de un fragmento de la fotografia. En ese movimiento de materias en torno a la tierra y el agua en sus distintos estados, Iíquido, húmedo y seco, se desprenden los olores del paisaje en constanle transformación p o•· la lluvia, el viento y el sol.

Polsaje y personajes, 2004 60 x 135 x 9 cm Fotogrefla invertida y barro

HONGO - TERROSA trufa, hongos, musgo de roble, musgo húmedo

Pere Nogue1·a

Edorta. Korta.di Olano

....


<.•

ADOLF SCHLOSSER

En la paleta anidan fragancias de colores.

Con esta escultura he querido dar cuerpo y color a la evocación de un olot: Es una obra que ocupa el espacio sin tocar el suelo y parece interseccionarse ligeramente en el muro mientras sugiet·e Ja otra parte. Su forma es orgéfmica, fluida, e insinúa movimiento e ingravidez. Esta pintada en una suave degradación total que se inicia en un púrpura magenta in tenso· que va saturandose has ta llegar al blanco. Esta emanación de forma y color se va diluyendo en la nada para evidenciar así que pasa a ser una parte infinitesimal del Todo.

M 0 Rosa Arija Soutu.ll.o, viuda. de Adoifo Schl.osser

TomCarr

He caminado por los confines de los sueños y regresado al aroma de tu pecho, al perfume insolen te de tu piel, a las esencias de los potajes de invierno.

SIT,

1982 203x138cm

Pintura sobre pa pel

Huele a patata asada por las implacables danzarin as del fuego. Tu cabello, a la leña quemada. Escucho el murmullo oculto del boletus, mezclado con las esencias de la tierra.

HONGO -TERROSA trufa, hongos, musgo de roble, musgo húmedo

TOMCARR Aromo. 1990 220x 43 x 2 cm Madera pintada

FRUTAL piña, fresa, frambuesa, manzana, pera, melocotón, uva, melón, sandia, pliltano,

coco

.....

Z2

zz


YASUMASA MORIMURA Un di6/ogo con Frido Kohlo. Four porrats,

2001 120x 100cm Fotografia color

FRUTAL pllia, fresa, frambuesa, m anzana, pera, melocot6n, uva, mel6n, sandia, plata no, coco

En mi trabajo se pueden percibir diferente olores. Por ejemplo, "Four parrots" huele a flores y fru tos mexicanos, ya que el tema de esta obra es Frida Khalo. Sin embargo, puesto que la realicé en Japón y acutalmente vivo en Japón, debe de tener también una fragancia japonesa. Ademas, la silla que usé en esta obra procede de Indonesia. Por lo tan to, tiene un aroma del sudeste asi<ítico. De la mezcla de diferentes perfumes resulta un olor particular. Espero que mi obra desprenda un aroma especial con distintos elementos de varias culturas. Ya.sumCLSa. Morimura

Caracter olfativo: rasgo odorifico que distingue y precisa una forma olfativa. Por ejemplo: un ciprés de canícler animalizado, un helecho de caracter aromatico.

JAUME PLENSA Etude pour lo neige rouge. 1991

47 x 34 cm Tècnica mixta sobre pepel

Texto de Diclionnait·e du langagc parfumé, Éditions Qt~amnte Huit PubLicit~

FRUTAL plña, fresa, frambuesa, manzana, pera, melocot6n, uva, mel6n, sandia, plétano, coco


MIQUEL BARCELÓ Lo spiedino, 1991

48 x 20x 20cm Bronce pintada Edicl6n1/8

AHUMADA humo, ahum ados, alquitran de ma dera, ab edul, lab da· num, styrax

> EL TEXTO CONTINÚA EN LA PÀ G. 118

--

Naturaleza mu erta que apesta a vida Frente a esos artistas que crean el mundo nuevo del arte -Jlamado "impulso de presente"- a través de tecnologías inodoras y artificiales y de imaginaries fantasiosos, Barceló lo hace ''de la misma manera". Es decir, siguiendo Ja singular manera de la aportación catalana a lo universal. De es te modo, él, al igual que Miró, incluso el primer Dalí, Tàpies y Brossa, o Amat y Perejaume entre los de su p ropia generación, todos avanzan hacia el devenir, al tiempo que retroceden hacia las raíces originales del hombre: enraizamiento pues, fascinación por lo primitivo, correspondencias lingüísticas y rituales simples, poética objetual pobre, crisol de civilizaciones, iluminación lírica, atemporalidad ética, nihilismo cómico, r uptura de la norma; en fin, invención universal, muy personal, que apuesta por el valor mas alto en Jugar de por la diferencia. Vicenç Altaió

"Si todas las cosas se volvieran humo, las narices las distinguirian."

PEDRO G. ROMERO

He,·aclito

Auto (de Fe). Siogrofío (Moscletó n • l). 2001

Las cosas se distinguen por su olor. Es una respuesta clasica cuando se trata de ¡·esolver la polémica de la pictum ut poesis. E l olor hace que sean reales. El artificio no es otra cosa que un mecanisme a la búsqueda de ese olor. El t1·ampantojo funciona cuando despierta la ~1ariz. El amor, el amor cm·tés, nace de ese mismo debate. Mientras la pintura y la poesía quieren poseer Ja realidad, ese fantasma erótico, la presencia real del olor de la amada o del amado, se realza precisamente con su ausencia. Soluciones de la estética renacentista para fundar el barroco: es el amor qu ien mueve la realidad, debemos pues "matrimoniar" las artes: música y poesía, dibujo y poética, etc. Cuando me propuse tomar las mascle tas como modelo nar rativo para hacer balance, autobiografia, repaso de las cosas que había estado haciendo en el mundo, operaciones artísticas, vivencias y demas, sabía que debía suma1· todo tipo de infonnaciones docu men tales: textos, fotografías, sonidos, vídeos, etc. Falta ba la experiencia directa. Ped1·o G. R01nero

60x90cm Fotocollage. video. cassette Edición única

AHUMADA humo, ahumados, alquitran de madera, ab edul, labda· n um, styrax

>EL TEXTO CONTINÚA EN LA PÀG. 119

--


S OLEDAD SEVILLA Europos,

1999 100x 130cm Óleo sobre tela

Europos: antigua ciudad de Siria, en las orillas del Eufrates y de Palmira, algunas veces Hamada Dura-Europos. Fundada (c. 300 aC.) por un general de Seleuco I. Posteriormenle fue tomada por Roma y fue una ciudad r·ornana hasta ser conquistada por S harpur I de P ersia (c. 257 dC.). Dura fue entonces abandonada al desierto. The Columbia Encyclopedia

AHUMADA humo, ahumados, alqul· tran de madera, abedul, labdanum, styrax

..dicen los viejos que aún cuentan la historia con todos los detalles que debió ocurTir en la leyenda que hoy la florecilla que naciera en la tumba de la pecadora Xkeban es la actual flor Xtabentún, que es una florecilla tan humilde y bella que se da en forma silvestre e n las cer·cas y camines, entre las hojas buidas y tersas del agave. El j ugo de esta florecilla embriaga muy agradablemente, como debió ser· el amor embriagador y dulce de la Xkeban. T zacam es el nombre del cactus maloliente y erizado de espinas y, por ambas cosas, intocable de la flor que nació sobre la tumba de la Utz-Colel. Es la Aorecilla, si bien hermosa, sin aroma alguno y a veces de olor desagradable, como era el caracter y la falsa virtud de la Utz-Colel. JavierArce

--

JAVIERARCE Escultura poro ser desplozodo, 2004

8Sx80x 100cm Mixta

AMADERADA patchouly, silndalo, vetlver, cedro, Iris, roble


CARLOSCID Kaizen,

2007 Medidas variables. DVD - Duración 4'30" 1oop Edición 1/6 + 2 PA

AMADERA.DA patchouly, sandalo, vetiver, cedro, iris, ro ble

Kaizen es un bosque de ideas y me muevo entre e lias. Las imagenes se superponen unas a otras como un ir de una idea a otra, una línea de pensamiento que lenlamente vuelve sobre sí misma. Escojo un espacio donde buscar una señal para orientarme hacia mi esencia, busco un rastro que me conduzca hacia mi propio camino y acabo volviendo al principio, dejando en el bosque mi huella, mi tacto y mi olor salado que se funden, como las imagenes con el bosque húmedo. Ya no prevalece la mente. Aquí, el escenario natural me hace retornar a lo basico, a lo primigenio, a la sencillez, donde huele a sombra fresca, a savia, a helechos que se desenroscan lentamente y a luz tenue de amanecer. Huele a principio, a crecimiento y a vida. El milagro de lo que siempre esta, lo que siempre podemos encontrar en nuestro interior. Carlos Cid

Afrutado trapecio suspendido Cristalizado en •·ojo penetrante Metalico relieve a construir De acre líquido moldeado. Yeso púlido, Óxido rectfmgulo Solidificado y dulzón Que enfría Y organiza. Pello Irazu

PELLOIRAZU 1986, 1986 32 x 62 x 25 cm Bronce pintada

AMADERADA patchouly. sandalo, vetiver, cedro, iris, ro ble


CARLES CONGOST We con chonge U1e wor/d 111,

2009 130,5 x 109.5 cm lmpresión glclóa

LICÓRICA

éter, licor, ron, ginebra, digestivos, anís, coñac

>EL TI'XTO COHnNÚA EN LA PÀG. tt9

.....

Luke cage y sus recuerdos de papel viejo Hablo de hace muchos años, a final es de los años setenta, cuando mi hermano y yo esperabamos todos los mediodías a nuestra madre a la salida de la escue la, donde, en aquella época, aún da ba clases. A continuación, nos íbamos los tres a casa, menos los jueves que había mercado y ella acostumbraba a ir, acompañada por sus dos chavales. En general, el ambiente que se generaba entorno a aquellas paradas llenas de ropa fea me parecía, ya entonces, espantoso; pese que mi padre, pintor paisajista y costumbrista de vocación local pero con un deje afrancesada -tal como soHan describirlolo había representada ingenuamente una y otra vez en s us cuadros manchados con pinceladas pequeñas y nerviosas. Como digo, ninguna de aquellas paradas conseguía captar el interés del niño sonambulo y fantasiosa que era yo, ninguna exceplo una: la de los libros y revistas de segunda mano. Pero desgraciadamente para mí y como era de esperar, a mi madre aquella parada de pape! viejo era la que menos gracia !e hacia. Carles Congost

A propuesta de sentidos privilegiados o provocados : la obra de Dougla s Gordon

DOUGLAS GORDON

Algunos artistas de la modernidad entendieron que los nuevos p1·ocedimientos para la creación plastica, las llamadas artes visuales, podían asumir, mas que aspectos representativos o reproductives, actitudes agresivas y transgresoras que en luga1· de conservar lo establecido condujeran hacia su destrucción, una nueva forma posible inédita de la realidad ambiente. Es real todo lo que se ve, pero también es real aquello que convertimos como tal, a lo que damos presencia inédita. Esta opción pléistica tiene sentido en tan to que ofrece presencias activas reales que nos obligan a daries contenido, significada, aunque sea insólito, inesperada, en ocasión obligada por la nueva coherencia que hay que ordena1· desde los sentidos para que lo presentada sea accesible al enlendimiento.

65,6 x 61,1 cm Ouemado y espejo

SelfPortroit. .. you +me (Jenny Agutter},

2006

LJCÓRICA

éter, licor, ron, ginebra, digestivos, anfs, coñac

>El TEXTO CONnNÚA EN LA PÀG. 120

Amau. P uig

!E

.....


HANNAH COLLIN S Sordinos, 1994 86 x 120cm lmpresión en gelatina bramura de plata EdiciónPA

MARINA algas marlnas, pescada

Coloqué unas hojas de periódico y una caja cerrada de sardinas encima del papel. Esta hecho de forma muy sencilla, una caja de contrachapa do montada con apenas unos clavos. Al abrir la caja, las sardinas habían dejado su mancha sobre el pape! que las cubría y se podía sacar la caja sin gran esfuerzo. Sus ojos brillan como si siguieran vivas, pero aparecen en orden, plateadas y todavía envueltas en sal y con olor a mar. Madera, pape!, pescado, sal, tinta. Hannah Collins

Las apariencias se desvanecen. Las tres siluetas se expanden y fusionan entre sí. Los contornos de Ja realidad se convierten en una masa fluida. La visión anónima y practicamen te abstracta esta estructurada sólo por gestos repetilivos. Este ballet mecanico, macabro pero colorido, expresa exuberantemente nuestro interior invisible. Tres pescadores descargan y ma tan iniles de pequeños atunes en el mercado Tsukiji en Tokio. Esta información visual no esta disponible, ya que Ja Ien te sólo se centra en la difusión térmica de la energía. Paradójicam enle, la mayor evidencia física que permanece podría ser la presencia de un tlujo de agua cercano, el distintiva olor del río. Stephen Dean

STEPHEN DEAN Fever (Tsukiji markel),

2002 32x 32 cm Micravldea enmarcada. Ouraci6n 1'30" laap Edición 315

MARINA alga s marlnas, pescada


HUGO FONTELA Water.

2009 100x100cm Mixta sobre 1ienzo

Espinas clavadas en el agua amarga y seca, antesala del océano, rudo, repleto, nípido y cons tan te. Hudson River. Olor a mary brisa, marea que mece el universo, roto, convulsionado, nuestro. Oia que humedece, que salpica la memoria de un anochecer y amanecer único, viejo y cosmopolita . Universal. Hugo Fontela

MARINA algas marinas, pescado

Esta ob1·a habla de 'efectos personales'; de esos objetos que se conservan de una persona que ya ha desaparecido. En este caso la persona desaparecida es el niño que yo fui hace muchos años. Y los efectos personales son mis recuerdos, o mas bien lo que ahora creo recordar de entonces. En veran.o, cuando era pequeño, mis padres, mi hermano José y yo, íbamos desde Barcelona a una gran casa que mi abuelo materno tenía en Rodez, en el Aveyron (Ft·ancia). Y allí nos encontrabamos con los primos y los tíos, que vivían en Paris y Montpellier. Era un ritual. Cada año. Una especie de fiesla, un reencuentro. No sé por qué, el recuerdo de esa casa ha adquirido una dimensión épica en mi memoria... Y es seguramente uno de los lugares de los que mi olfato ha conservado mas registros. Xavie·r Masccn·6

XAVIER MASCARÓ Personal Effects 11.

2006 113 x 87 x 86 cm Cerbmlca. hierro. cristal.

estanc. resina

MARINA algas ma rin as, pescado

>El T'E XTO CON TINUA EN LA PÀG. 120


M IGUEL ÀNGEL CAMPANO Sudorio. 2002 118 x 80 cm (cada pieza - díptico)

MIEL- AZUCARADA miel, azúcar, dulces

.... pues, Olor a nada y si se quiere, Olor de la India, dada Ja fuente de "inspiración". Esta pintura esta realizada con una pieza de tejido procedente de la India, marruflado sobre lienzo y maculado con diversas pinturas. Como es de sobras conocido, el concierto de o lores en las ciudades de es te país es muy variado y p1·esenta polí valentes contrastes que se superponen a la diversidad del tumu1to humano y animal que enfila sus callejas laberínticas: sandalo, cúrcuma, pachuli, carne tostada, excrementos, aguas estancadas, etc., etc., etc. Miguel Angel Co.mpo.no

A lo largo de 11Uestra vida tomamos infinidad de decisiones. Los motivos por los que vivimos son una combinación de sentimientos y pensamientos, razón e intuición. No pienso que se puedan separar ambos conceptos. Los colores, los olores, evocan sensaciones. No sé exactamente el motivo pero es así. Trabajo con el color, con los materiales, con la composición para explorar las conexiones entre la emoción y su respuesta intelectual. Una aleta naranja, un gancho industrial, un tablón cosido a una fOI-ma abstracta de resina, un objeto azul, una mancha verde... el mundo en el que vivo esta lleno de significados. Todo esto puede crear una sensación de incomodidad, de desajuste pero hay también una visión optimista, excitante que da la posibilidad de que emet-ja algo nuevo, algo fantastico. Tal vez s in darme cuenta, trabajo también con los olores ... con mis recuerdos olfativos. ¿sera cie.-to? Extracto de tas conversaciones mo.ntenid4S ent1·e Jessica Stockholder con Alberto de Juan.

JESSICA STOCKHOLDER 469. 2008 81 x 20x16cm Mixta

MIEL - AZU CARADA miel, azúcar, dulces


JOAN FONTC UBERTA Gare dv Polo/s. 7.

2000- 2001 60x80cm Cybacrom (lmpresi6n digital) Edici6n 1/2

METALlCA acero, hlerro, cobre, latón, bronce, óxido

Las imagenes de la serie Momifi.caciones me recuerdan los ambientes cerrados durante mucho tiempo, espacio donde se mezcla aquel olor de polvo y de humedad un poco agrio. Me hacen pensar pues en aquella siniestra noción de "cuarto oscuro" a la que nos remi ten las amenazas de castigo de cuando éramos niños: Jugar sin luz, sin ruido y perdidos en un vacío sin tacto, pero en cambio respirando una atmósfera ligeramente maloliente, como de pequeños restos organicos en descomposición. Siempre me he preguntada qué olor sinlieron los profanadores de las tumbas de los faraones. Joan Fontcuberta

>E~ TEXTO CONTINÚA EN LA PÀG. 120

Olor a cobre, olor a frío. Olor a invierno, a tiempos difíciles. No huele el cobre, pero la mano cuando lo trabaja sí. E l cielo es un temible agujero azul que reparte silencio. En los valies remotos la nieve adquiere una piel como la clara batida a punto de nieve recién sacada del horno. Race tanto fdo que el humo de las chimeneas resbala en el aire como una lava que fiuye hacia arriba. Es invierno. EvaLoorz

EVALO OTZ Olor o cobre.

1996 Medldes variables Cobre. fieltro, parafina, hierro y material pléstico

M ETALI CA acero, hierro, cobre, latón. bronce, óxido


ERNESTO NETO Algo exls te entre nosotros dos, 2000 60x 95 x 35 cm

Bolitas de pollestlreno, tul de lycra, media s de espuma, dos planchas de pollesp6n

Esta pieza habla del cuerpo, de Ja piel. En palabras del propio artista," ... todos los cuerpos tienen olores". Este cuerpo de espuma carioca tiene form a de corazón, que esta unido por dos cordones umbilicales, uno padre y otro madre. Esto sucedió en una playa carioca y lleva e l olot· de la espuma de las olas cariocas.

Este cu adro es una isla. Las resinas acrílicas y los pigmentos, casi inodoros, evocan por ausencia el olor a rancio y a esencia de trementina de una tela pintada a l óleo que derivara por otros océanos.

ALFONS BORRELL Cinc del sis de/94, 1994 81x 100cm

Acrllico sobre tela

Alfons Bo1·Te!L

Ernesto Neto METALICA

OZONO

acero, hlerro, cobre, lat6n, bronce, 6xido

saltos de agua, nieve, cielo, acuoso

.. .


EDGARD NEGRET Cascada. 2000 80 x 46 x 46cm Aluminio pintado

OZONO saltos de agua, nieve, cielo, acuoso

..

La Cascada anticipa el concepto tematico (ya que no la solución plastica) de la algo posterior y mucho mas com pleja Cascadas y anudamientos: Paisaje agustina, 1.989. Ambas piezas, en efecto, aluden a un fenómeno na tura l -aunque con significativas derivaciones mítica simbólicas- que es característico de la región de San Agustín: el olor de las numerosas cataratas que se despeñan desde g •·an altura, casi del todo ocu! tas por la exuberante vegetación tropical de esa zona andina, adivinadas únicamente por su fuerte olor a tie•·ra mojada, a la clorofila húmeda, a agua y oxígeno. La connotación mítica viene dada por el hecho de que para los indígenas precolombinos de esa región el agua es un símbolo de muerte y fugacidad, como lo son también la serpiente y la luna. El autor ha queri do significar en esta mecanica Cascada la extraña simbiosis entre naturaleza y mi to que para los aborígenes presentaban esas misteriosas caídas de agua que, majestuosamente, impregnaban olfativamenle la memoria del entorno.

Me pedís que os h able del olor de la fuente de Llorà, pero no acierto a comprender si queréis que os hable de lafuente real o de lafuente pintada. Esta, la pintada, donde el agua hace unos pliegues de lienzo como si brotase vestida y seca, tiene sin Jugar a dudas un olor fuerte a trementina y a aceite de linaza ... De la otra, la real, no sabría deciros con certeza cwíl es su olor. No es una fuente especialment.e olorosa. Llorà no es ninguna fuente de aquellas que apestan a meada del diablo, ni tampoco mentolada por una fragancia de hierbas aromaticas... Aunque es muy posible que los jabalíes y o tros animales encuentren esta fuente gracias a su olfato, no es el olfato el que nos lleva hasta allí. Tampoco la vista nos conduce a ella, en esa espesura de alamos temblones y avellanos que la encierran, sino el sonido. La fuente de Llorà suena, en efecto, como si dijera s u propio nombre: es un sonido naciente y seguida como el nombre de Llcrrò.. Conocemos la fuente por s u sonido, tan dificilmente com pues to para que sue ne siempre igual, para que el sonido baile como baila una Rauta; pero que no cambie.

Edgard Negret

Perejau.me

PEREJAUME Fonc de Llorò.

t990 65 x 82 cm Óleo sobre tele

OZONO saltos de agua, nleve, cie lo, acuoso

. ..


WOLFRAM ULLRICH O. T. (Dork 8/ve), 2004 81x60 x 5,5 cm Laca, acrflico y acero

OZONO salto s de ag ua, nleve, cielo, acuoso

>El. TEXTOCONTINÚAEN LA PÀG. t20

..

Estas sensaciones no son tan sólo ópticas sino que apelan a todos mis sentidos. Un rojo intenso puede recordar quizas lerciopelo, una barra de labios o sangre. Evoca toda una cadena de sensaciones, incluyendo las gusta li vas y olfalivas.

Todo aparato electrónico tiene un olor muy pal'ticular. Si olfateamos e l interior de un ordenado1· o un monitor de televisión, por ejemplo, distinguimos el olot· del meta! caliente, con un deje plomizo que nos recuerda el ferrocarril o la ch apa sobrecalentada de un coche aparcado al sol en verano. Pero también podemos d istinguir el característico olor a polvo quemado, sobretodo en los aparatos antiguos que no han sido encendidos en mucho tiempo. Las motas se han ido colando por las rendijas de ventilación del apa rato, y cuando éste es encendido, sufren una combuslión lenta y precisa. Estos son los olores que asocio a la obra Sca.nne1·, que son basicamente los olores de la electricidad, esa energía invisible cuyo pulso vital da vida a nuestra sociedad tecnológicamente avanzada.

Wo(fram UUrich

DanieL Canogar

El color puro no es sólo una manifestación de la presencia y el espacio, sino también una expresión de las emociones. El color represen ta sensacíones conectadas de forma inmed iata con nuestra percepción. E l color de mis obras es preciso, intenso y mate. Siempre remite a un fenómeno natural: el color vivo de las Aores, el azul atmosférico del cielo, el negro hollín del fuego o el brillo de un rayo de sol.

DANIEL CANOGAR Scanne~;

2009 180x 40x 40cm Estructura de madera. videoproyector, cable elèctrica. animacl6n de videoyDVD Edlcl6n 7n

POLVORO SA polvos de ta leo, tlza, flor de algod6n, vainilla, oriental, viento


JOANA CERA SIT (serie Dibvjor},

2001 28x 22x 16c:m Amazonita y laplslézull

POLVOROSA polvos de ta leo, tlza, flor de algod6n, vainilla, oriental, viento

Emana eftuvios de olores aromaticos de esencias de fragancias que todavía no podemos oler porqué es como quién mit·a una mano llena de semillas de diferentes especies y un no sabe que es lo que tiene en las manos, todas parecidas y todas di ferentes; les falta pasar por el agua inodora y la tierra maloliente para estallar de este olor profundamente reprimido. Esta pieza, sin título, me recuerda el agua que recorre espacios y empapa lo que encuentra sin escoger perfumes, buscando esta tierra donde trasplantar semillas de otros Jugares totalmente desconocidos. Uno hace cosas para perderlas de vista y otro las recoge para quedarselas, es un decir, los motivos extraños de lo que escogemos para quedarnos se encuentran con los motivos secretos para lo que hacemos. Haciendo o escogiendo, los motivos continúan siendo secretos y extraños aunque se expliquen. Joo.no. Cero.

ALEXJASCH

Oda al moho

Der Klein Krelscher.

iVivir la vida de paso! entre lo que queda que no nos hace falta

relativizado pet·pendicularmente a los perfumes

2009 50 x 45x65 cm Veso. pléstico. pintura en espray. madera y cer6mlca

el sentimiento de los asuntos o bien el olor de las cosas

Ningún sonido, ¿de dónde? pues la sal da sabor a las cosas el pequeño chillón

POLVOROSA

la pru eba es en sí el aroma

Alex Jo.sch

polvos de ta leo, tlza, flor de algod6n, vainilla, oriental, viento

en principio esta todo enmarcado, realizado >El. lYXTO COHTINÚA EN lA PAG. UO


JACQUES VILLEGLÉ Ouorrier Saint Augvslin,

1988 71 x 52 cm Oecollage

Barrio Saint-Augustin, Boulevard Haussmann, Abril 88. La noche de las elecciones presiden ciales. "P aris duerme" es, sin embargo, el car tel lacerada de un a película anglosajona. El sol alumbra todavía el cielo, los arboles se despojan de los olores de gasolina.

POLVOROSA polvos de ta leo, tiza, flor de algodón, vainilla, orient al, viento

Ningun coche en el cruce. Jacques Villeulé

El perfume vive en el liempo; li ene juventud, madUJ·ez y vejez. Ademas, só lo puede calificarse de acertado cuando ha emanado su grata fragancia con la misma intensidad durante esas tres épocas diferentes. Como lodos los gran des !ogres inlelectuales, que no solamente proyectan luz, sino también sombras, y ocasionan disgustos y calamidades a la humanidad ademas de beneficies, el magnífica descubrimiento de Frangipani tarnbién tuvo consecuencias perjudiciales, porque cuando el hombre aprendió a condensar en tinturas la esencia de flores, plan tas, maderas, resinas y a conset·varlas en frascos, el arle de la perfumería se fue escapanda de las mancs de los pequeños artesanes(... ) Texto dellib1·o de Patrick Silskind E l Perfume

FREDERIC AMAT 8/ock Slill Ufe, 1989 64x84cm Mixta sobre tela, madere ypigmentos

QUÍMICA medicamen tos, botlca, laboratori os qu fmlcos y farmacéuticos, Industria química


PEP DURAN lndustrioi·Mentol, 1989 155 x 140 x 13 cm

Trozo de madera y clmurones de cu ero

QUÍMICA m edlca mentos, botlca, labora torios quimicos y farmacéutlcos, industria quimica

Industrial-MentaL Razón y sueño. La maquinar ia de las ideas. La reflexión. El pensamiento. La experiencia. E l tealro personal. La madera como metafora de lo industrial (el embalaje I la protección). La cabeza como maquinaria interior. Oliendo los pensamientos. Materiales naturales: el olor de lo vegetal. E l olor de lo animal. La madera calienta. E l cinturón ata. Engrasar las ideas. Barnizar la madera. Los cinco sentidos: vista, olfato, oído, gusto, y el qujnto, el tacto: el espectador ... Pep Duran

Bueno, para ser sincero, nunca se me ha ocurrido pensar en las fotografias como algo que uno pueda oler y si nunca lo he hecho probablemente sea porque nunca he concebido las imagenes como algo que uno pueda corner. En mi caso, la conexión entre la nariz y la boca es una autopista amplia y despejada, el camino que une los ojos a la boca también, e inclusa tengo una cómoda carretera entre los ojos y el oído, pero el sendera que sube desde la nariz basta los ojos acaba abruptamente en medio de la maleza. Pero no es que no haya olores en mi trabajo. La cuestión es que sólo los percibo en el proceso del trabajo, y no en la propia imagen fotografica. iPor ejemplo! Mientras estoy limpiando los envases hay toda una serie de observaciones que mi nariz tiene que soportar. Claus Goedicke

CLAUS GOEDICKE V/1113 2000 87x106cm

C·Prim Diasec Edici6n115

QU ÍMICA m edicamen tos, boti ca, lab oratorios qufmfcos y farmacéuticos, Industri a quimica

>EL TEXTOCONT1HÜAEHI.APAG. I21


FLEUR NOGUERA Smoke,

2008 Madidas variables DVD Psi· Duración 6'48• Edlclón 1/50

TABACO emederadas, tabaco de pipa, ceniza, madera quemada

Smoke es una ficción aérea, atmosférica, una incilación a la divagación. El ritmo es hipnótico, acompañado por una composición musical eléctrica. Su p~otagonista es una nu be de humo que sedeja llevar por el ftu;o de los acontecimientos. E l trazo, preciso, que flota sobr~ ~I fo~do blanco ~ja el relato. Los dibujos de J.H. Fragonard msp1raron los pn meros segundos de la animación, la escena del humo que se funde en el follaje del arbol. Smoke es t_ambién el olor del acampamento en el bosque, de las montanas nevadas, de las fabricas contaminanles, de la chapa ardiente, de un cigarrillo que se consume. Ha sido reflexion ando sobre las inspiraciones como ha vuello a mi mente el recu erdo preciso de dos emociones olfativas. El aroma del cigarríllo en verano cuando hace calor. El dJa en que me encontré con una nube duranle un paseo en los Alpes. Curiosamente la nube tenía un perfume. FLeur Noguera. 1 Los grandes cipreses de la Villa d'Este (1760) J.H. F'ragono.rd (1732 Or·o.sse-1806 Pa1·is)

El olor d e la s película s J uraría que la primera vez que lo vi fue en una película de Herzog; después ha aparecido en otras muchas ocasiones. Sucedía en un descampado, en un cementerio de coches o quizas en un lugar que lo recordaba, o lai vez no. Poco importa. Cerca de ese paisaje desierlo había unas barracas de feria. En una de elias, en una pequeña cabina similar a la de un peep-show de veinte duros, podíamos asistir a la angusliosa y cruel danza que ejecutaba una gallina en un espacio delimitado por rígidas cortinas de falso terciopelo e iluminado, cómo no, por bombillas de luz roja. Sus garras se afet·raban, con desigual fortuna, a una plataforma giralol'ia, en un vano intento de conseguir cierta estabilidad. No se había fotografiado el olor del antro. Para mí, siempre sera el de un cóctel de enchiladas, cerveza mexicana y ambientadores en espray. Ca1·los Pazos

CARLOS PAZOS Mon monège ò moi. 1996 BOx 75 x 60.5cm Objetos

TABACO amaderadas, tabaco de pipa, ceni za, madera quemada


ANGEL ALONSO SIT. 1994 18 x 12cm

Mixt e sobre tela

TOSTADA avellana, café, caramelo, caca o

Una madrugada, casi al amanecer, Alonso es despertado por el olor del humo de los campos quemados. Va a la cancela de la Ferme de la Chapelle y ve que el fuego viene en dirección de su casa. Al principio se asustó, pero después comprendió que e ra una labor mas de los campesinos, y se quedó a disfrutar del espectaculo. Cuando el fuego se apagó, fue la visión absoluta: la tierra negra, como un tapiz, lo mas hermoso que había visto en su vida. "iQue nadería es la pintura!" pensó, y empezó a caminar por lo campos negros. Alonso se puso a acumular hierba y carbón. Cogía sacos y metia den tro las cenizas sin tocarlas. Las formas, el esqueleto vegetal, se mantenia intacto; el fuego había destruido los cuerpos sin descomponer s u figUI·a. Juan Carlos Marset Fragmento deL te:x:to "Señas y contraseñas de AngeL Alonso"

Alrededo1· del va.cío, Música de las esferas, Peines del viento, Rumor de límites, Elogio de agua, Lugar de encuentros, Lo profundo es el aire ... Un simple repaso a los títulos que Chillida da a sus escultw-as nos per·mite descubrir la profundidad metafísica de su poética y la intensa carga sensorial de sus obras. Y es que Chillida es tremendamen te mental, racionaliza con precisión líneas, formas y espacios, pero jamas lo hace aplicando una fór·mula estereotipada, si no obedeciendo a los dictados de una sensibilidad que trabaja con los cinco sentidos, puesto que es a través de ~as sensaciones que establece el primer contacto con una matena prima, con una técnica grafica, con un Jugar especifico. Daniel Giralt-Miracle

EDUARDO CHILLIDA Colloge negro. 1998 103.6 x 75.5 cm

Collage de tinta y pa pel sobre papel

TOSTADA avellana, cafè. caramelo, cacao


1

/

-----. .. . /

··.

-

.

.

. .. . . -~ -~

·....

REBECCA HORN Les toupes de l'ort, 1998 100x70cm Tinte chlne y mina de plomo sobre tele

TOSTADA avellana, cafè, caramelo, caca o

.

·,

'.

\

Opuesto a la ley de la gravedad. El movimiento en espiral dibuja energía hacía arriba, permitiendo al cuerpo ascender den tro de la gran expansión de luz.

Una mujer, tras haber visto mi video, me dijo: "Puedo recordar el olor de la hierba de aquel entonces, cuando aun e1·a una niña y me podía esconder entre los arbustos o rodar hacia abajo por una pradera empinada" .

Rebecca Horn

Hemos nacido en la melancolía de la soledad y uno de nuestros objetivos conscientes o inconscientes es huir, escapar. Los primeros recuerdos infantiles de nuestra búsqueda de sentido permanecen siempre. Muy a menudo acudimos a nuestros maravillosos lugares del recuerdo para ¡·ecobrarnos y sacar de allí energía y esperanza. Con el olor, he entrada por la pequeña e íntima puerta en los grandes recintos del anhelo y los sueños. Marina Vassileva

MARINA VASSILEVA Tango. 2007 Medides variables DVD. PAL. bucle Dureci6n 00:45' Edlci6n 4/5 + 2 PA

VERD E galbanum, hierba, césped, haja s, floral, frutal, frutal tropical


DAVID YMBERNON

La carretilla llena de plumas

60x 130 x 59 cm Carretllla metafica naranja. piu· ma. plastico y pinzas de tender rope de color naranja

Veo a un hombre que pasa con una carretilla lle na de plumas, y, a medida que va avanzando, Jas piu mas se van volando con el víento. Y así el hombre llega a l final del camino otra vez con la ca•·retilla vacía. Y pienso que el trayecto lo ha hecho con poesía, en medio del olor del campo. David Ymbernon

galbanum, hierba, césped, hojas, floral, frutal, frutal tropical


A LBERT RÀFOLS· CASAMADA

(... ] Como características principales de la lavanda escogí la sensación de frescor, de campo y de aire nítido, y el recuerdo visual de la tonalidad calida de la Aor de la lavanda, que en el sur de Francia llega a cubrir enormes extensiones componiendo con ello una nota de color muy particular den tro del paisaje. Con el fin de expresar estas sensaciones utilicé pintura al óleo muy diluïda para teñir la tela, para impregnaria de color en vez de cubrirla con capas de pintura, del mismo modo que el perfume impregna el aire. El color que escogí -el verde- se relaciona con la sensación de frescor de campo y de naturaleza, asi como el olor verdoso amarillento que acostumbra tener el agua de lavanda. Para dar sensación de frescor y espacio me convenia no recargar la superficie con excesivas formas, sino dejar espacios libres que tratasen de sugerir a lgo tan inaprensible como una aroma. Como contraste, en la parle central y con una textura algo mas gruesa, aparecen las manchas, de color violeta, alusión a la flor de la lavanda. Estas manchas, que constituyen el elemento rítmico de la obra, inspirado en el ritmo del espliego movido por el vien to, estan al igual que el resto de la pintura embebidas de verde, formando asi en conjunto una unidad total del mismo modo que en el perfume encontramos sugerencias diversas en una sola unidad. Albert RàfoLs-Ca.so.mada

MOISÈS VILLÈLIA

(... ] Toda mi vida he manipulado materiales vegetales, lo que equivale a decir que mis cinco sentidos han actuado armónicamente. Hay perfecciones que sólo se pueden deducir por el tacto, otras por la vista. Toda mi obra tiene sonoridad opaca. Me molesta lo hueco, me sugiere falsedad. Y muchas veces tengo la necesidad imperiosa de degustar la materia prima. Es una manera de sentir el aroma mas visceralmente. El bambú es una gramínea, como lo son el maíz, el arroz o el trigo. Me gusta el olor a paja, el de harina amasada con agua y el de pan recién horneado. Me gustaria que mi escultura tuviese el perfume de las panaderías y que su forma sugiriese todas

las maravillas con sus correspondientes olores para seguir deseando el pan nuestro de cada día. Moisès Villèlia.

JOHN COPLANS

(...] Mientras contemplo los surcos de esta mano, pienso en los años vividos y en flores frescas y a la vez resecas po1· el tiempo y sus circunstancias. Ninguno de los cinco sentidos reaviva la memoria de la manera en que lo hace el olfato. Séneca pensaba que quien frecuenta la perfumeria, aunque sea por un corto período de tiempo, llevara consigo el perfume dellugar. Y esto es lo que lleva esta mano que, aunque muy suya, es a través del arte, la mía y la de todos. Una flor fragil, breve y tan persistente como el olor a violetas; un olor que es el silencio de una llave abriendo la puerta de la memoria. Un olor q ue despierta y provoca mas que cualquier sonido. Al mirar y estudiar esa mano, pienso en lo acertado del primer plano que se impone en nuestra retina por su dimensión extracorporal. Es la primera vez que vemos desde tan cerca carne tan igual y tan extraña a la nuestra. En tal circunstancia de proximidad, inevitablemente oleríamos las sales del sudor, el almizcle, el ambar, la testosterona apagada, quizas hasta el ajo, el vino, el ambar y el tabaco. Pero no olfateamos nada de eso en la imagen ineludible de una parte de nuestro cuerpo que nunca observamos, puesto que nunca se ha superado su nivel utilitario. Esa mano se convierte en arte al mostrar con detallado exceso su vejez y su fragilidad a nuestro ojo distraído, mientras nosotros, por el contrario, sólo prestamos a los demas la nuestra como parte inevitable de la convención social. La mano de Coplans nos invita a mirar las uñas, el vello de los dedos, que parece un bosque arrasado por un pirómano. Los surcos de la palma, que podrían damos una lectura quiromantica del artista, quedan escondidos bajos los dedos corazón y anular. Lo viejo y la novedad de la imagen luchan en nuestra retina por su espacio de privilegio en nuestra consciencia, y de esta conclusión nace la memoria y el olor, que es el olor del presente. El olor entre lo viejo y lo nuevo, lo vivido y lo intuido. El olor de la memoria y del arte, con raíces tan profundas como los

lidad o una enigmatica reconstrucción de los juegos de magia; otros han tenido sensaciones que pertenecian al desasosiego de ver vídeos como si fueran espejos. Para mí, después de los gestos de ese alguien irreconocible, algo permanece en ellugar de ese extraño ritual. Entre los vacíos de la urna y la bolsa amarilla, podría darse un deliciosamente agridulce olor. Ha sucedido una actividad mas, una ceremonia de acuerdo con el propio caos. Después permanecen el olor y el objeto de la urna. El sujeto ha desaparecido, se ha ido con sus costum bres y negociaciones. Es la persistencia de lo que no ha encontrado una solución, de los hechos inolvidables. La ilusionada necesidad de volver a visitar un problema, en una mezcla de biografia y de hipnosis, es similar al hecho de reconocer un olor determinado y ver que ya no es exactamente igual, una embriagadora sensación de huida del mundo aprendido.

surcos de esta mano vieja resisliendo con toda su sabiduría al invierno final, es el olor que se desprende de ese lenguaje de signos tan herméticos como pueriles. Una propuesta de juego, un código agridulce que, en un lenguaje silencioso, sin ser mudo, nos habla de expresionismo, existencialismo, surrealismo, fotografia, percepción, lenguaje, teatro, y un gran conocimiento del arte y de sus teorías, ademas de la imposibilidad de disfrutar de una primavera eterna. La última vez que vi a mi amigo Coplans, hace un par de años, todavia utilizaba como coletilla la frase as you can see ... , "como puedes ver... ", Entonces ya comenzaba a perder la vista de un ojo. Ahora que lo pienso, cuando iba a verlo, primero a su estudio a la sombra de las Torres Gemelas, en Cedar Street, y luego en el corazón de Bowery, a veces le llevaba, ademas de una botella de vino, algunas flores. "Ponlas por ahí" me indicaba con un gesto distraído, mientras concentraba su atención en la lectura de la etiqueta de la botella. "Gracias por el vino parece decir todavía-, y ya sabes que mi gato te agradece que hayas traído las violetas."

PEDRO CALAPEZ

Gabriel Ha.levi

[ ...] Sobre el olor

BEN JAKOBER & YANNI CK VU

[ ...] Así nos pareciójustificado emplear formas sugerentes de alambiques, una mas plena y la otra mas puntiaguda, para simbolizar la pareja y el concepto de olor, con sus probóscides entrecruzados y melidos en el orificio del olro. En la parte superior, habia en uno un pescado y en el otro, un trozo de carne. De este modo los visi tantes podían participar de manera olfativa a la exposición.

El titulo Fish 01· Fowl es una expresión inglesa que implica que se trala de cosas opuestas. Ben Ja..kober & Ya.nnick Vu

JAVIER PEÑAFIEL

[... ]Conquista bó.sica te vuelvo a pedir que te definas son palab1·as con canícter de melodra-

ma y de derechos adquirides al mismo tiempo. En muchas ocasiones nuestras metodologias de igualdad, resultan ser distribuciones jerarquizadoras de un enorme vacfo. Muchos han visto en este video algo así como una resonancia vaginal; o tros un juego irónico con la vis ibi-

Ja.vier Peñafiel

" ... pero le parecía que había otra cosa, alguna cosa que olía maravillosamente en aquel jardin; un olor de un extraordinario refinamiento como nunca lo había olido en la vida, o tan sólo una única vez. Tenía que acercarse a aquel olor." "Volvió a cerrar los ojos. Lo invadieron los olores del jardín, nitidos, bien dibujados, semejantes a las franjas coloreadas de un arco iris." El perfume, Pa.trick Sü.skind

MIQUEL MONT

[ ...] Si no se percibe claramente el problema de la lógica en los conceptos de los olores, se puede empezar por el curso simple de un olor dulce tirando a agrio, por ejemplo. Que algo asi existe, nadie lo pone en duda. Y ¿cómo puedo aprende1· el uso de la expresión "tirando a agrio"? Por ejemplo, por el juego de lenguaje que consiste en poner las cosas en un cierto orde n. Consecuentemente, puedo aprender de acuerdo con los olores a reconocer un olor agridulce, agridulce tirando mas al du !ce, acido-dulce, un acido-dulce tirando mas al dulce, amargo-dui-

111


ce, amargo-dulce tirando mas al dulce, afrutado-dulce, afrutado-dulce lodavía mas dulce. De esta manera, procedo por etapas independientes, como en actitud mítica. La consigna de encontrar un olor picante tirando a dulce, alguien podría resolverlo por picante-acido y algún otro no comprenderlo en absoluto. ¿Qué es lo que les fundamenta? MiqueL Mont

JANE HAMMOND

[...] La investigación moderna sobre el cerebro demuestra que la expresión "libre asociación de ideas", usada por los surrealistas, podria ser un tan to obsoleta; que hay, en realidad, algo que desencadena la asociación. Hay una profusión de imagenes y datos en el mundo exterior, cierto, pero no mas que los que existen en nuestro mundo mental interior Y sus conexiones son parecidas. Por ejemplo, las manchas del leopardo se asemejan a las manchas dellirio, y ambos viven por el ol fato. Los estambres y los sépalos se elevan desde el interior de la flor al igual que la mujer y el leopardo surgen de dentro el cubo. Un poco como el oso se mantiene suspendido sobre la piramide. La cinta oscila Ianguidamente a la izquierda, al igual que el cable que u ne la campana con el clavo yace languidamente a la derecha. La cinta azul se conecta con ellirio, que conecta con elleopardo, el cua) conecta con la mujer, y ésta con el cubo, luego el cable, el clavo, la pila y la campana. Me refiero a conexiones físicas, como las de un circuito eléctrico casero, pero así veo también la concatenación de asociaciones que se producen en el cerebro. Es como una especie de organigrama de imagenes, un diagrama de pensamientos y sensaciones. Desdibujado, en un segundo plano a la derecha, aparece el artista observando el dibujo desde atras. Al tiempo que contemplamos estas imagenes y hacemos conjeturas acerca de lo que las une entre sí, vemos surgir ante la consciencia la ristra de nuestras propias asociaciones. Diría

que tenemos una conciencia mas aguda de los mecanismos que rigen nuestra visión, pensamiento y percepción. Jane Hammond

NANA HANNINEN

[...]La mente puede estar en equilibrio o no, no lo puedes ver. Tampoco puedes ver la ciudad pero sí sus luces, capturadas. El tiempo de exposición fue tan largo que mi respiración quedó "registrada" en la película. Como una pe-r:forrnance hecha con el instrumento mas mínimo pero también el mas esencial que existe en el mundo: la respiración y, por ende, el olfato, ya que ambos estan indisolublemente unidos. Mientras exponía el negativo podía oler la fragancia del romero y la cena que estaban cocinando nuestros vecinos. Me sentí sola, ya que no tu ve compañía para cenar esa noche. Hana Hèinninen

PEP AGUT

[...]Los recuerdos para mí han trascenclido el ambito de las narraciones mas o menos idealizadas para convertirse en olores que percibo de hecho, como si me resultara posi ble liberarlos direclamente, deslapando el frasco de la memoria. Sin duda todo ello, de un modo u otro, debe de impregnar todas mis obras. Me gusta saber que cuando ya no estan en mis manos, quien las posee y las cuida en mi nombre quiza todavía perciba sus olores, que yo rememoro mientras deambulo, descalzo, por mi rincón preferido del estudio. Pep Agut MIQUEL BARCELÓ

[...] La genialidad de Barceló, como la de los otros ar tistas, se explica por la calidad plastica de los que bajan a extraer la fuerza de lo nimio para elevarlo a lo absol u to. La ftieza intelectual de todos ellos emerge de la radicalidad ética de la vida del arte. Apartandose de la minimalización analítica y lingüística o, por el contrario, de los excesos retóricos y narrativos, implosionan la tensión espiritual den tro del género. Pues es dentro de la identidad que den tro de la oscuridad ilumina la oscuridad de la claridad. En el extremo doméstico, arte de las profundi-

dades y por lo tan to no urbano, así desplazan incluso las mitologías geograficas hacia Jugares extemponíneos de lo contemporaneo y, pese a esto, comunicalmente celebrados, su triunfo celebra el centro telúrico, organico, donde se pudren con voluntad y tenacidad de excepción. La magnífica escultura de Barceló habla mas de lo que dice, por lo que señalaré algunas de las tensiones mencionadas, características "de la misma manera". El tema clasico de la naturaleza muerta se convierte interiormente en sujeto en Jugar de género, de ahí la selección de pobres tubérculos en oposición a la retórica burguesa de los frutos sabrosos. La opacidad del blanco abstracto sobre el óxido nombra el reposo latente de la vida biológica desafectada de colorines vi tales. La rugosidad de la materia expresa su lucha por la interiorización ante la neutralidad y el per feccionamiento del objeto industrial. Atemporalidad temporal en la que el alien to del impacto visual atraviesa el letargo de su fatalidad. Equivalencia única, el al ma se expresa con la misma corporalidad, suspendida y enraizada, sarta rítmica circular, y secado y sazón, salida de la tierra aunque empobrecida. Naturaleza muer la que apesta a vida humana, como la condición de las entrañas del arte. P rotuberancia del al ma que apesta a seco. Vicenç Altaió

PEDRO G. ROMERO

[... ] Yo he visto las mascletas retransmitidas por televisión, comentadas por la radio, en tiempo real a través de internet, representaciones todas en las que fallaba la sensación del olor; un intenso olor a pólvora. Algunas veces, recordando el estruendoso ruido de las mascletas, vuelve e l olor a pólvora. De la misma manera que el amor cortés fue sublimado como "olor" por la poesía de Cavalèanti, aquellos matrimonios barrocos lo 1·enovaban a base de sumar energías: en los largos romances, encabalgado entre la suma infinita de versos, apareda, por un momento, recuerdo y olfato de la amada. Incluso como caricatura: peste del amor: Una sinestesia causada por el vértigo de los sentidos, por la suma despiadada de rimas musicales, las aliteraciones, los juegos verbal es, el retruécano de los conceptos. La sinestesia parece la explicación que clan críticos y científicos a

ese rapto de olor que sufre el cuerpo del lector, dato pragm<Hico del triunfo del poema. Modestamente, del mismo modo debía de operar la representación que yo pergeñaba, la acumulación de imagenes, citas, datos, fotografías, signos, vídeos, cassettes, sonidos, textos, colores, formas, ideas, asociaciones, juegos, debían de desencadenar en un momento el olor de Ja pólvora, el aroma de la infancia. Se trataba de eso, de proponer una estancia, un laboratorio en el que el espectador pudiera imbuirse, conocer y, arrastrado por el conocimiento, despertar en él un olor -de s u vida, de s u mundo- provocando por como se asocian en las piezas fragmentos de una biografia, trabajos de las obras de arte, lecturas de la vida. El olor a pólvora de la infancia. Pedro G. Romero.

CARLES CONGOST

[...] En primer lugar, porque yo, una vez delante, tenía tendencia a eternizarme, y como ella acostumbraba a recordarme: era tarde y quedaban cosas por hacer. Y en segundo Jugar, porque mi madre era de la opinión que todos aquellos cómics y libros viejos, que tan to me fascinaban, provenían de personas que habían pasado )argas temporadas en la cama, lo cualles presuponía un historial médico de lo mas siniestro: gen te que, una vez muerta, o, seamos benévolos, recuperada, se había vis to obligada a deshacerse, como fuese, de toneladas de papel inútil que había acumulado durante s u convalecencia. En muchos casos, aquel montón de papelotes de tacto aspero que despedían un olor tan característico, como si se tratase de la recreación p agana de una biblioteca antigua, acogiendo todo tipo de sordideces y héroes margin ales bajo la categoría de entretenimiento para adultos, escondía números atrasados y descatalogados de aquel cómic comprado en el qui osco de la feria, junto con el diario, un domingo cualquiera al salir de misa. Ejemplares de Luke Cage o de la hija de Satan que, ya fuese por higiene o por su valo1·, tenían que ser hojeados con pinzas y que a mi me pa1·ecía que nunca mas conseguiría vol ver a ver ni ol er. Carles Congost Escrito entomo ala obro We Can Change The World III, 2009; que muestm una representación del Mroe norteomericano de los oños setento, Luke Cage, en medio de un tornado de l>osuro.


DOUGLAS GORDON

JOAN FONTC UBERTA

[...] Douglas Gordon es uno de esos agresores de lo in media to y la practica, sirviéndose del tiempo pero, también -como en el caso presente- del fuego. Un tiempo o un fuego conlrolados, maniatados, que suspenden su acción y actividad cuando el artista lo decide, que es cuando ha conseguido que el observador le siga a él y no al objeto primigenio que motivara la acción. Estas imagenes así suspendidas e interrumpidas en el tiempo en sus procesos otros, incluido el agresivo, se prestan, se ofrecen a nuevas funciones. La que posee la colección olorVISUAL pasa de ser una fotografia atentada, por un motivo subjetivo o de aberrante juego sadico, al margen de la desfiguración alcanzada, a adquirir un senti do y significado nuevo: su nariz h a sido alterada y en este preciso instante, lo que clama y pone en evidencia la imagen es el imperalivo del ol fato. Luego cabe preguntarse -con consentimiento o sin del agresor- ¿de que sentido bas ico querías desposeer la imag en? ¿Del de la belleza o del del olor? Ha conseguido ambos y el segundo en demasía, poniendo en evidencia el horroroso y, para el pirómano, dulce olor del fuego que quema o el apeslante aroma de la carne abrasada. Digno premio Turner, el de Douglas Gordon.

[...]El Jardín de la Momias es una serie de fotografías tomadas en Canada y editadas en la galería Adriana Schmidt. Las momias son en realidad arboles preparados para resistir al invierno canadiense. Mirando con atención las fotograffas de esta serie "sientes" el olor a bosque, la Mirada -el ojo- te conduce a oler la naturaleza como algo omnipresente en estas fotografías. Es un olor visual. Es la genialidad de Fontcube1ia que determina nuestros sentimientos a través de nuestra imaginación.

Arnau Puig

XAVIER MASCARÓ

[... ] Recuerdo la cocina de la casa, con sus paredes gruesas, y el olor a humedad, que por las mañanas se combinaba con la leche hervida, el pan y el café. Recuerdo los cuartos de baño, que diría que olían a madera húmeda o algo así, y a jabón, y a pape!... Y los pasillos, como a cera para muebles. Y el olor de las paredes enteladas, algo rancias, y la presencia de la hierba húmeda que se sentía al atardecer desde la biblioteca, con las ventanas abiertas ... La casa fue vendida hace mucho, y luego transformada en hotel. Seguramente arrancaron las chimeneas, los lavabos y los azulejos de las paredes. Pero yo atesoro, en pequeños frascos, en algún recoveco de mis neuronas, las huellas de todo aquello, y creo que es lo único que permanece de aquel entonces. Xavier Mascaró

Adriana Schmidt

WOLFRAM ULLRICH

[...]Mis relieves tienen dos componentes: el cuerpo de acero, cuya forma pura se revela a nuestros ojos en una vista lateral, y el color monocromo. La tensión se produce entre la presencia de materia (acero y pigmentos) y el espacio cromatico inmaterial. En esa tensión fluye la imaginación de sensaciones concretas para superar el espacio racional. La realización de mis obras, de la que me encargo solo y personalmente, implica también distintas etapas. Cortar el acero, soldar las laminas, tratar la superficie por abrasión, limpiar con aguarras y pintar con esmalte son pasos que van asociados a distintos olores. Un amigo me dijo que al entrar en mi estudio, tan sólo por el olor sabe exactamente qué tipo de trabajo estoy haciendo. Estoy constantemente rodeado de olores, reales e imaginarios. Wolfram Ullrich

ALEXJASCH

[...] Y ademas casi siempre es cierto: la descomposición, la degeneración. De- y generación siempre forman una nueva generación. La vida empieza viviendo y en vida, a veces amenazadora, enmohece. Entonces, cuando la cosa se torna demasiado real, precisamente debido a aquel en te que caracteriza a esta cosa, cuando un Ser con fuerza vital existe con tal intensidad que una cosa empieza a descomponerse, a disolverse lentamente en bruma, en fragancia, en hedor sombrío, ¿es entonces cuando empieza a

corresponder realmente a su naturaleza? Por lo tan to la desintegración y el moho no serían señal de descomposición y decadencia, sino lo que caracteriza el desdoblamiento mas bien completo de las propiedades y relaciones de las cosas y los acontecimientos. AlexJa.sch CLAUS GOEDICKE

[...]Los fuertes perfumes de los cosméticos, la mera variedad de los lavavajillas, el penetrante aroma de los productos de limpieza, el etéreo olor de las soluciones médicas, el aroma degasolina al ef\Íuagar los botes de aceite de motor, la brusca evaporación, nociva para el cerebro, de las disoluciones necesarias para arrancar las etiquetas y los adhesivos y, después de todo, el pegajoso ambiente del cuarto oscuro. Quiza pueda hallarse en este breve fragmento una segunda explicación del por qué nunca he intentado atribuir olores a mis obras. Quiza debería intentarlo. Claus Goedicke


LA QUÍMICA DEL MUNDO DE LOS AROMAS AL SERVICIO DEL ARTE Cristina Agàpito

Cuando un perfumista escribe una fórmula, esta no se basa sólo en una sensación, sino en el recuerdo de sensaciones, en abstracciones; un artista cuando crea su obra hace lo mismo y en este caso la fórmula son los colores de su paleta. En la exposición Olor Color, presentamos las esencias y aromas que el perfumista Ernesto Ventós ha creado por encargo de los artistas Francesca Llopis, Eugenio Ampudia, el grupo Democracia, Evru y Antoni Muntadas, entre otros. Los artistas explican su idea a l científica de los olores y él interpreta, a través del mundo olfativo, la obra plastica. Aunque no es faci! crear la esencia que el artista tiene en su mente, el perfumista, con la mezcla de pequeñas dosis va componiendo el acorde olfativo que dara el resultado final: una armonía de aromas, la obra plastica hecha esencia. Cristina Agàpi to Conservadora de la colecci6n.


HANNAH COLLINS EUGENIO AMPUDIA

Cave Canís 6, 1997 Libro de autor Barcelona

IVORYPRESS FRANCIS BACON

LLUÍS VENTÓS Cadaqués, 1981 Botella perfume Galeria Eude. Barcelona

lmpression soleillevant, 2007 Vídeoinstalación Galeria Max Estrella. Madrid

Detritus, 2006 Maleta+ artist's book lvorypress. Londres

ALFREDO JAAR JOAN FONTCUBERTA

Meditation space (tea-coffee), 1998 Té y café de Ruanda, cuatro cojines Koldo Mitxelena, San Sebastian

DEMOCRACIA Charity, 2006-2007 lnstalación. Vídeo. Bienal Valencia. Sagunto

LLUÍS VENTÓS Maresia I, 1983 Botella perfume Galeria Eude. Barcelona

EVRU Olor corporal, mental i místic, 2000 lnstalación. Perfume. Centro Nacional de Arte Reina Sofia. Madrid I MACAB. Barcelona

Botónica Oculta, 2008 Libro de autor Photomuseum. Zarautz.

FLORAL Esencia: rosa

ARO MAS Esencias: lécteos-fruta

ALIACEA Esencia: basura

ANTONI MUNTADAS On Translation: PAPER BPI MVER, 2009 lnstalación Pabellón Mies van der Rohe. Barcelona

AGRESTE·HERBACEA Esencia: agresta- amaderada

LLUÍS VENTÓS

FRANCESCA LLOPIS

AGRESTE-HERBÀCEA

Gotes cauen, 2006-2007 Vídeo Loop. Barcelona

Mare sia 11, 1985 Botella perfume Galeria Eude. Barcelona

PAU NUBIOLA FLORAL Esenclas: rosas, violeta, geranio

Monocromo, 2001 lnstalación. Performance. Galeria Alicia Ventura. Barcelona

FLORAL Esencia: rosa

MARC SERRA Inexplicable Odeur, 2010 lnstalación. Vídeos. La Capella. Barcelona Entrevista


A mis queridos padres, que tan lo me han e nseñado en la vida, y que inculcaran en mí el amor al arte. Feliz 90 cumpleaños, papa.

NASEVO Refresconos gronde,

2010 147 x100 x 82 cm Lata s y clavo s

A Ana Alegre, cuyo recuerdo siempre permanecera en nosotros.

OMSHANTI


EBQtt-!_!Q_4~-I!!R!~-~2!~!1L42hn-~!It!I

EOICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS tt!fi~_L_Q~f!H~-AIÍ-i_e2!!!! EOICIÓN BILINGÜE CATALÀN/FRAHCtS

OLOR COLOR

AFTsfi_ABCH!IsCI~Bs

EDICIONES CATALÀN/CASTELLANO/lNGLtS AB~~IIscTufi!§_SIN

kYGAR

EDICIONES CATALÀNICASTELLANO/INGLtS ~~_IfiAQg_çgNTE!_QRAPHJCS

IN EUROPE. Lanfranco Bo•belli

EDICIÓN TRILINGÜE CATALÀN/CASTELLAND/INGLtS g~_fis~~ONÀNCIA.

Ci!nkia• art i Penaament

EDICIÓN BILINGOE CATALÀN/INGLtS

FR.ECUENCIAS. Eu«ênia B!lta!la EDICIÓN TRILINGOE CATALÀN/CASTELLANO/lNGLtS

fOTOGRAFÍA,

EN~AïO.

COHUNICACION. Hireia Sentia

EDICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS

EL

CAHPO_Q~Q~TRA~M_Rs

BRAH , 1939.

A~usti

Centellea

EOICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtSIFRANCtS HO~~ÇQtt_!fi!QnEAfi_A_hA

VIDA

EOICIÓN CATALAN Ç~hTURA~_Qgh_ÇAtt§!~_A12mos

eocialts x vidaa electr6nicae

EOICIONES CATALAN/CASTELLANO/INGLtS COh~hsCÇ~Qg_ÇQh~hsÇÇ!Q~~-Qs_§y!_~sLZ EDICIÓN BILINGOE CATALAN/FRANCtS ~Qk!s!A!~_Y!BI~Ab§~_gtm!I~!-s2!112n

EDICIÓN BILINGÚE CATALAN/I NGLtS rsAIBs_Qs_Q!~~I~Q§l_668l_fSR~oNAT~es_¡_~!!_DEFr~rcrQNs_DE~~~ ~!l!U-11.2l!!Il!l.!

EDICIÓN BILINGOE CATALÀN/FRANCtS bA_RA~hA~IMLQY!-~AB&shONA.

Jordi Bernad6. Hassimo Vitali

EDICIÓN TRILINGOE CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS VISI~_fisttQIA~22e

Barcelona. {2883-28891

OLOR COLOR. QUÍMICA , ARTE ï PEOAGOGÍA nos muestra una manera insólita y original de mirar el arte a través del olor. Así como los col ores se organizan en el mundo visual a través de la escal a de l os pantone , en el mundo del olor se traducen en una tabla periódica derivada de l a quimica. La exposición presenta un total de ochenta y ocho obras de artistes nacionales e internacionales que han sido elegidos por criterios olfativos . Los perfumistes y aromistas tienen un lenguaj e propio para comunicarse , que se deñne como "notas olfativas". Cada nota olfativa esta representada por un color que ayuda al creador en su composición. Esta clasificación que une olor, color y arte ha sido el hilo conductor de la exposición que nos ayudara a entendar los vinculos del mundo de la percepción y de qué manera las combinaciones quimicas que producen los olores pueden despertar en nosotros nuevos mundos de sensaciones .

EDICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS ANTÀBTID~Il&tte2_DE

CAHBIO . Hirexa Has6

EDICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGltS BARCE~§ANS_QS_~ARCEL0

{1973-19821

EDICIÓN CUATRILING0E CATALÀN/CASTELLANO/ INGLtS/FRANCÉS

COCINAR CisHCIA. HATERIA CONDENSADA EDICIONES CATALAN/CASTELLANO/ING LtS

fALANDREA_ï ALICIA EDICIONES CATALAN/CASTELLANO/INGLtS !HE-bQNDQH_f~~~-IAfs~

EOICIÓN TRILINGÜE CATALÀN/CASTELLAND/INGLtS ÇsB!s~A-~ltt~bAQA~_Ci!o~!!~-!I1_!_~!l.!!ment

EOICIÓN CATALAN

HLABnLIY EDICIONES CATALAN/CASTE LLANO/INGLtS 4DSsf_tt~tts~!Bs~-~~AQBsHX~-Q~2e_22-f2m!_!_Irànsi~orea1

EDI CION ES CATALAN/INGLtS t CASTELLANO/INGLtS fsH~AB_Afi!~_AÇI~AB_Ç!sHÇ!A~~wi!!_!Itists-i!l.~!abs

EOICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS A_QfissH_Hs~_QsAb~_Q!-~!-g!QPolitica

al Qovern de la biosfera

EOICIÓN BILING0E CATALÀN/INGLtS CATAh!~AQQBs~~-A¡te. Edy~aci~n.

Territorio

EOICIÓN TRILING0E CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS ~H_§!~LO_Qg_çiRCQ ~_Pay!!na

Andreu Rival Schumann

PEP AGUT, ÀNGEL ALONSO , FREDERIC AMAT, JAVIER ARCE, MANEL ARMENGOL, MARIO DE AïGUAVIVES, TXOMIN BADIOLA, MIQUEL BARCELÓ, JOSÉ MANUEL BERENGUER, ALFONS BORRELL, JOAN BROSSA, PEDRO CALAPEZ, CARMEN CALVO, MIGUEL ÀNGEL CAMPANO, DANIEL CANOGAR, ANTHONï CARO, TOM CARR, JOANA CERA, EDUARDO CHILLIDA, CHRISTO, CARLOS CIO, HANNAH COLLINS, CARLES CONGOST, JOHN COPLANS, STEPHEN DEAN, OLEG DOU, BILL DURGIN, PEP DURAN, MANEL ESCLUSA, EVRU, ROLAND FISCHER, JOAN FONTCUBERTA, HUGO FONTELA, DANIEL & GEO FUCHS, GABRIELLA GEROSA , CLAUS GOEDICKE, DOUGLAS GORDON, JANE HAMMOND, NANNA HANNINEN , J UAN HIDALGO, TEUN HOCKS , REBECCA HORN, ZHANG HUAN, JEAN-BAPTISTE HUYNH, PELLO IRAZU, ALEX JASCH , BEN JAKOBER & ïANNICH VU, ANTOINE LAVAL, ANTONI LLENA , EVA LOOTZ, ROBERT HAPPLETHORPE, FABIAN MARCACCIO, ENRIQUE HARTY, XAVIER MASCARÓ, EUGENIO MERINO , EDGAR NEGRET , ERNESTO NETO, FLEUR NOGUERA, YASUMASA MORIMURA, MIQUEL MONT, NASEVO, PERE NOGUERA, MARINA NÚÑEZ, PABLO PALAZUELO, CARLOS PAZOS , PEREJAUME, J AVIER PEÑAFIEL, JAUME PLENSA , FERNANDO PRATS, ALBERT RÀFOLS-CASAHAOA , DAVID RODRÍGUEZ CABALLERO, PEDRO G. ROHERO , IXONE SADABA , CHARLES SANDINSON, ERIC SCHAAL , ADOLF SCHLOSSER , SEAN SCULLï, SOLEDAD SEVILLA, JOSÉ M8 SICILIA , JESSICA STOCKHOLDER , ANTONI TÀPIES , WOLFRAM ULLRICH , VALENTÍN VALLHONRAT , MARIANA VASSILEVA , MAYTE VIETA, JACK VILLEGLÈ, MOISÉS VILLÈLIA, CLARE WOODS, DAVID ïMBERNON .

EDICIÓN TRILINGÜE CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS ~ALVAI~PAfASSg¡T.

PQ&tavant~uardiatacatalê

EOICIÓN CATALÀN CATALUNlUISI~

EOICIÓN CATALAN

40SEf_H.

SEBI~b' arxiu foto~rêfic

del model

ISBN: 978-84-92861·45-3

EOICIÓN CUATRILINGOE CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS/FRANCÉS ~I~!sttA~_y¡~Q~~-cn riata

Sommerer a Laurent

EOICIONES CATALÀN/CASTELLANO/INGLtS

Hi~nonneau

Generalitat de Catall.oya

Departament de Cultura

1 111111111111~111 1111111111

9 788492 881453

OLOR COLOR. QUÍMICA, ARTE Y PEDAGOGÍA  

Catálogo de la exposición celebrada en Arts Santa Mònica (Barcelona) del 7 de junio al 25 de septiembre de 2011

OLOR COLOR. QUÍMICA, ARTE Y PEDAGOGÍA  

Catálogo de la exposición celebrada en Arts Santa Mònica (Barcelona) del 7 de junio al 25 de septiembre de 2011

Advertisement