Page 1

Viralización, redes sociales e influencia sobre la agenda mediática: Termoeléctrica Barrancones y Mall de Castro

Magíster en Comunicación Magistrando: Andrea Melgarejo. Profesor guía: Pedro Santander. 10 de septiembre de 2012


Tabla de contenidos Resumen ................................................................................................ 2 Introducción ........................................................................................... 3 I. Discusión teórica ................................................................................ 11 I.1- Sociedad de la información ........................................................... 11 I.2- El mundo de las redes ................................................................... 13 I.3- Facebook y Twitter ....................................................................... 14 I.4- Caso chileno ................................................................................ 15 I.5- Marketing viral ............................................................................. 16 I.6- Teoría de la Agenda Setting ........................................................... 21 I.7- Estableciendo la agenda ................................................................ 23 II. Consideraciones metodológicas ........................................................... 27 III. Análisis ........................................................................................... 32 III.1- Primeros resultados .................................................................... 32 III.2- Tratamiento de la información ..................................................... 37 III.3- Cómo lo dicen los otros medios .................................................... 40 III.4- Cómo lo dice El Mercurio ............................................................. 41 Conclusión ............................................................................................ 44 Bibliografía ........................................................................................... 48 ANEXOS ............................................................................................... 51

1


Resumen Los usuarios frecuentes de redes sociales probablemente no dudarían en reconocer la influencia que Facebook y Twitter alcanzan actualmente en sus vidas, consolidándose como un espacio para el debate y la organización de movimientos sociales. Pero muchas veces esos diálogos logran traspasar el espacio virtual y se instalan cada vez con más frecuencia en las páginas de los diarios, sitios web, televisión y radios. ¿Significa eso que los contenidos abordados en las redes están incidiendo en la agenda de los medios? ¿Ya no son los medios los que imponen la agenda social, como postula la Teoría de la Agenda Setting? ¿Ahora es al revés? Uno de los aspectos que podría favorecer el que las redes sociales sean capaces de incidir en la agenda medial dice relación con la posibilidad que ciertos temas, que en principio pudieron estar acotados a una determinada localidad o grupo de personas, logren salir de sus límites geográficos y acaparen la atención general. Eso se consigue gracias al fenómeno de la viralización, es decir, la proliferación de los contenidos de un determinado perfil de Facebook y/o Twitter gracias a las herramientas que ofrecen estas redes: Compartir, Retweet (RT) o simplemente comentar. Quizás no sea tan difícil comprobar el efecto de esta tendencia en los medios de comunicación menos tradicionales, pero cuando se trata de El Mercurio, diario conservador por excelencia y en alguna medida reticente a trabajar en base a contenidos emanados de la web, hay una serie de aspectos a considerar, como ocurrió con el proyecto de la Termoeléctrica Barrancones en el sector de Punta de Choros, y la construcción del mall en la ciudad de Castro, Chiloé.

2


Introducción Facebook y Twitter dejaron de ser redes sociales para conocerse, hacer amigos, subir fotografías, comentar partidos de fútbol, teleseries, celebraciones o algún otro tipo de evento de carácter preferentemente informal y privado. Poco a poco hemos sido testigos de cómo estas plataformas

han

logrado

instalarse

como

fuentes

generadoras

y

difusoras de información de los más variados ámbitos, posicionándose como espacios de opinión y debate para personalidades del mundo político, deportivo y del espectáculo. Y la prensa no ha quedado al margen de ello. El campo periodístico es uno de los que se ha visto influido por este fenómeno cibernético, por lo que cada vez es más frecuente toparse en los medios de comunicación con informaciones que tuvieron su génesis en la web. Por citar un ejemplo, apenas iniciados los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la atleta griega de salto triple Voula Papachristou fue descalificada por declaraciones racistas publicadas en su cuenta Twitter; situación que fue consignada tanto en la prensa internacional como nacional, incluyendo en este último caso noticieros de TV abierta, radio y portales como Emol y La Tercera.com. Gracias a esta diversificación en el acceso y la generación de contenidos, personas comunes y corrientes han logrado tribuna en los medios, dando paso a lo que los autores Shayne Bowman y Chris Willis (2003) denominan “periodismo participativo”, al cual definen como “el acto de un ciudadano o grupo de ciudadanos que juegan un papel activo en el proceso de colectar, reportar, analizar y diseminar información” (2003:9). Pero más allá del acto de dar a conocer un contenido, actualmente existe la posibilidad de replicarlo por la misma vía hasta el punto que 3


éste se consagre en la red como tema de conocimiento público y masivo, traspasando incluso las barreras geográficas de su origen. Este fenómeno recibe el nombre de viralización, término acuñado desde la disciplina publicitaria que se conoce como Marketing viral y que se fundamenta en: “Estimular a los individuos, a los mismos clientes o usuarios de un servicio, a transmitir un mensaje promocional a otras personas de su entorno. Emula la vertiginosa capacidad de multiplicación de un virus” (De Bernardo y Priede; 2007:34). En definitiva, se basa en la idea que un sujeto u organización puede lanzar un mensaje y dejar que éste se propague por sí solo mediante los nuevos medios interactivos. Y la forma de hacerlo es a través de las redes sociales, que gracias a las herramientas que ofrecen (RT en Twitter, Compartir en Facebook o simplemente comentar la información y replicarla en sus respectivos perfiles de usuario) son capaces de poner en práctica la técnica del “boca a boca” que sustenta esta teoría y que favorece la masificación oportuna y rápida de los contenidos en la esfera virtual. Al respecto, en su estudio “La reputación corporativa online puesta a prueba: Lecciones del caso Barrancones”, García y Torres (2010) concluyeron que “las audiencias en Facebook están logrando un alcance equivalente a los medios impresos”. Considerando los planteamientos del sociólogo español Manuel Castells (2001), esto obedecería a una de las funciones que le ha sido atribuida a internet: ser un instrumento para los movimientos sociales y políticos en el mundo, siendo empleado como una forma privilegiada de acción y organización. La razón: 4


“(…) asistimos en la sociedad, fuera de Internet, a una crisis de las organizaciones tradicionales estructuradas, consolidadas, tipo partidos, tipo asociaciones de orientación directamente política, y además se produce la emergencia de actores sociales, fundamentalmente a partir de coaliciones específicas sobre objetivos concretos: vamos a salvar a las ballenas, vamos a defender tal barrio, vamos a proponer nuevos derechos humanos en el mundo, vamos a defender los derechos de la mujer, pero no con una asociación, sino con campañas concretas (Castells 2001:12). De ahí que el ciberespacio se presente como una vitrina donde hacer fluir información relativa a conflictos sociales que son de interés para un sector de la población, pero que gracias a las redes sociales obtienen mayor visibilidad. Algo

de

eso

ocurrió

cuando

Chao

Pescao,

una

de

las

organizaciones que lideró los movimientos contrarios a la instalación de la Termoeléctrica Barrancones en las cercanías del sector de Punta de Choros, en la Región de Coquimbo; publicó el 18 de agosto de 2010 en su cuenta oficial de Facebook y Twitter, el spot titulado “Salvemos Punta de Choros”, donde figuras televisivas como Iván Guerrero, Gonzalo Feito, Ángela Contreras y María Izquierdo entregaban antecedentes sobre el compromiso medioambiental que implicaba el proyecto.

Del mismo modo, el Colegio de Arquitectos de Chile publicó el 28 de febrero de 2012 a través de su cuenta Facebook, y luego el 29 del

5


mismo

mes

a

través

de

la

cuenta

Twitter

de

Gerardo

Valle

(@gerardovallep), uno de sus miembros; una foto que mostraba los avances hasta ese entonces en la construcción del mall “Paseo Castro”, en Chiloé.

Gracias a ello, ambos acontecimientos salieron del perímetro informativo (regional) al que hasta entonces habían estado circunscritos, aun cuando el trabajo de ambas entidades en pro de sus respectivas causas había comenzado con alrededor de dos años de anterioridad a la viralización. Marchas y cicletadas habían logrado reunir a la población en torno a ambas problemáticas, pero sin consolidarlas todavía como tema país ni como parte de la agenda informativa de los medios de comunicación de alcance nacional. Si bien ciertos sitios web ciudadanos, algunas radios y diarios regionales tomaron parte en la discusión y dieron espacio a ambos temas en sus respectivos formatos, acceder y posicionarse en las agendas mediáticas de la prensa escrita nacional ha sido una tarea más compleja, más aún cuando se trata de aquellos medios que marcan la agenda política.

6


Porque una cosa es aumentar la visibilidad de una problemática regional gracias a las herramientas que ofrecen las redes sociales, y otra muy distinta es lograr que un medio tradicional y conservador como El Mercurio haga eco de ella en sus páginas. Sabido es lo complejo que es acceder a la agenda temática de este medio, más aún cuando la noticia proviene de internet y se aleja del formato clásico de periodismo, donde el reportero se acerca a la fuente y la convierte en noticia; no al revés. De ahí que para el desarrollo de esta investigación se haya escogido el diario El Mercurio, por representar a una de las cadenas de medios más importantes del país y por su especial vinculación con la clase política y aquellos que tienen participación activa en la toma de decisiones. Una revisión preliminar, realizada para saber si los casos en estudio habían tenido cobertura por parte de El Mercurio antes de la viralización de las campañas, estableció que en el caso del proyecto Central Térmica Barrancones se registraron sólo seis apariciones esporádicas durante 2008 y 2009, además de otras dos en enero y febrero

de

2010,

que

en

ningún

caso

permiten

hablar

de

posicionamiento del tema en su agenda antes de viralizado el spot. En tanto, sobre el mall de Castro no hay registro de apariciones previas a la viralización ocurrida en febrero de 2012, aun cuando los permisos se otorgaron en abril del año 2008 y los trabajos se iniciaron el 2010. A partir de ello surge como primer cuestionamiento saber si el uso de las nuevas tecnologías, y más concretamente de las herramientas que ofrecen las redes sociales, podría convertirse en un nuevo actor dentro del establecimiento de la agenda de los medios de comunicación.

7


De esta forma queda establecida la pregunta de investigación:  ¿Qué influencia tuvo la viralización producida en redes sociales en el posicionamiento de la Termoeléctrica Barrancones y el mall de Castro en la agenda mediática de El Mercurio? Para ello se seleccionaron las publicaciones de ambos temas aparecidas en la edición impresa de El Mercurio, con fecha posterior a la viralización de las campañas, y que estén centradas en los casos en estudio. Se excluyen todas aquellas que abordan los temas como contextualización de otros. Considerando lo anterior, el periodo de análisis de las apariciones será de 10 días luego de la viralización para el caso de la Termoeléctrica Barrancones; y de 52 días luego de producida la campaña viral en Facebook y Twitter para el caso del mall de Castro. El objetivo general será entonces describir qué influencia tuvo la viralización producida en redes sociales en el posicionamiento de la termoeléctrica Barrancones y el mall de Castro en la agenda mediática de El Mercurio. Con ello será posible determinar si tal influencia existió y en qué medida incidió para que ambas problemáticas regionales alcanzaran notoriedad nacional con apariciones en El Mercurio. Para concretar dicho objetivo será necesario cumplir con los siguientes objetivos específicos:  Determinar

el

posicionamiento

de

la

instalación

de

la

Termoeléctrica Barrancones y la construcción del mall de Castro en El Mercurio, a partir del número de publicaciones, frecuencia y secciones donde aparecieron noticias relativas a ambos casos, una vez ocurrida la viralización y en el periodo previamente definido.

8


 Describir cuántas de esas apariciones hicieron mención directa o indirecta a la viralización del spot y la foto a través de Twitter y Facebook.  Describir qué términos discursivos son empleados en la redacción de los textos para hacer mención indirecta a la viralización de las campañas en las redes sociales. Ello permitirá establecer si la viralización de las campañas medioambientales (a través de Facebook y Twitter) logró que dichos temas se instalaran en la agenda de El Mercurio y alcanzaran un posicionamiento que en sus dos años de gestión previa, Chao Pescao, el Colegio de Arquitectos y otras entidades, no habían conseguido. Además, abre el debate en torno a cómo las redes sociales logran permear un medio tradicional como El Mercurio y qué términos discursivos emplea éste en su redacción para referirse al tratamiento de los casos en Facebook y Twitter; pero sin citar directamente las campañas viralizadas. Con todo lo anterior, la presente investigación se constituye en un aporte teórico en el estudio de la teoría de la Agenda Setting, pues contribuye a tomar en cuenta nuevos actores capaces de potenciar temas. En su primer estudio sobre Agenda Setting, McCombs y Shaw (1972) demostraron la existencia de una importante correlación entre la relevancia otorgada por los medios a determinados asuntos y lo que la mayoría

de

la

sociedad

consideraba

como

los

problemas

más

importantes del país. En definitiva, concluyeron que los medios establecen la agenda del público.

9


Cinco años más tarde, nuevamente McCombs y Shaw (1977) intentaban determinar cuál era la dirección de la influencia de la agenda. Es decir, querían saber si los medios influían al público o si la agenda pública llevaba los temas a los medios; concluyendo que estos últimos influyen en las opiniones sociales en mayor medida que las opiniones de un colectivo inciden en los contenidos de los medios”. Pero ese panorama ha sufrido variaciones, porque ya no son necesariamente los medios de comunicación los que definen cuáles son las materias relevantes del acontecer nacional e internacional para el público, sino que las redes sociales -por ejemplo- son capaces también de instalar problemáticas como tema entre las personas, e incluso traspasarlos luego a los medios. Diversos noticieros de TV, medios de prensa escrita y sitios web dan cuenta de aquellos contenidos emanados de internet, no obstante, otros más conservadores y tradicionales -como El Mercurio- todavía se resisten y son menos directos para contemplarlos en sus textos. Ese es justamente uno de los tópicos que desarrolla este estudio. El diseño de la investigación se enmarca en la metodología cualitativa, aunque haciendo uso de elementos cuantitativos que servirán de referencia y contexto en la interpretación de los datos obtenidos, para cifrar número de apariciones y

frecuencia de las

mismas, y luego contrastarlas con material de referencia de otros medios de comunicación y con el resto de las variables que pudieron haber influido.

10


I. Discusión teórica El tema de la presente investigación se sitúa en torno a dos macroconceptos: Sociedad de la Información y Agenda Setting, que darán sustento al análisis en curso. I.1. Sociedad de la Información Pensar la sociedad actual y entender las transformaciones sociopolíticas y económicas en tiempos de globalización exige situarse en un nuevo espacio público, que paradójicamente parece prescindir tanto del espacio

como

del

público.

Hablamos

de

internet,

sistema

de

comunicación que permite estar a un click de distancia de todo y de todos, cambiando la posición del emisor con respecto al mundo en diferentes ámbitos. “Igual que la imprenta en el siglo XIV y la fotografía en el siglo XIX tuvieron un impacto revolucionario sobre el desarrollo de la sociedad y la cultura modernas, hoy nos encontramos en medio de una nueva revolución mediática, que supone el desplazamiento de toda cultura hacia formas de producción, distribución y comunicación mediatizadas por el ordenador” (Manovich 2005:4). Tanto es así que desde su adopción masiva, la web se ha convertido rápidamente en el reflejo de nuestras elaboradas redes sociales. “Ha evolucionado para convertirse en un poderoso medio de comunicación y colaboración, como lo demuestran los enlaces de hipertexto de más de 10.000 millones de documentos creados por millones de personas y organizaciones alrededor del mundo” (Bowman y Wills, 2003:15).

11


Óscar Amado, Marcelo Colussi y Rodolfo Solana hablan de una nueva cultura nacida a partir de la irrupción de multimedia e internet, que ha reunido a la telefonía, la televisión y el computador: “Así

es

que

nos

encontramos

ante

medios

electrónicos

de

comunicación que hacen estallar los límites del espacio-tiempo de los mensajes,

permiten

la

vigilancia

de

mensajes

y

acciones,

desespacializan ciertos tipos de trabajo, hacen que los significantes sean flotantes en relación con sus referentes, sustituyen ciertas formas de relaciones sociales, modifican la relación texto/autor, extienden al infinito la memoria humana y socavan la ontología cartesiana del sujeto y del objeto” (2011:3). Con ello, explican que ahora “la ‘realidad’ se constituye en la dimensión ‘irreal’ de los medios de comunicación como nunca el hombre pudo imaginar desde la invención de la imprenta y el comienzo de la revolución comunicacional con Norbert Wiener, en 1948, cuando impulsó los estudios cibernéticos” (Amado et al., 2011:3). Y si bien reconocen que las formas de las actuales tecnologías digitales sirven para colmar el mundo de comunicación e información, y dar paso así a la construcción de la “aldea global” de McLuhan; ello no implicaría necesariamente que las personas estén más informadas: “Es enorme el acopio de información a través de la radio, la televisión por cable o satelital, mediante el uso de internet o la prensa escrita. Pero esa información mediática y abrumadora, disminuye el espíritu crítico del receptor. Salvo el caso del internet, donde a veces se posibilita el diálogo telemático, el resto de la información está impuesto, y muchas veces, manipulado. De esta manera se impide el diálogo, el debate, la valoración, la crítica junto a otros. Se rompen los vínculos comunitarios y la vida social activa” (Amado et al., 2011:1). 12


I.2. El mundo de las redes Aunque en principio fueron empleadas principalmente para dar a conocer estados de ánimo y otro tipo de comentarios superficiales e intrascendentes, hoy las redes sociales se han transformado incluso en fuentes periodísticas y en plataformas donde personalidades del mundo del deporte, las artes, el espectáculo, y muy en particular la política, plasman su discurso y lo difunden. Según Romain Rissoan, el concepto de red se define mediante dos elementos: los contactos y

los vínculos existentes

entre

dichos

contactos. Así, mientras más contactos se tienen podemos hablar de una red, y por lo tanto más útil es el usuario como transmisor de información. “Se trata de un medio que busca consolidar, restablecer y crear relaciones con otras personas y de interactuar con ellas mediante la mensajería virtual. Además disponen cada vez de más funcionalidades propias de otros medios de comunicación social, añadidas para responder

a

las

expectativas

de

los

usuarios:

juegos,

anuncios

clasificados, gestión de fotografías, de videos, etc.” (Rissoan, 2011:23). Para la investigadora colombiana Gina Cardozov (2009): “Las redes sociales constituyen una forma de coordinación social que combina la independencia de los individuos y entes autónomos con la interdependencia;

ante

la

inmensa

diversidad

de

las

sociedades

contemporáneas parece incrementarse la necesidad de integración, dando como resultado las redes de cooperación e intercambio”. Por su parte, Rissoan 2011 insiste en que:

13


“La red social virtual y, de manera más general, el medio de comunicación social, es la representación de la red social real en un universo virtual, representado principalmente por internet. Así que podremos reproducir

casi todas esas acciones de nuestra vida diaria

que nos permiten interactuar con otros individuos, pero en un universo virtual” (2011:27). Y aunque los medios tradicionales (televisión, prensa y radio) son en cierta medida medios de comunicación social, porque unen a los individuos a través de la información, tienen la particularidad de ser estáticos, es decir, no permiten que el espectador, lector o audiencia interactúe con ellos. “Con el tiempo, y gracias a la tecnología, han aparecido nuevos medios de comunicación que permiten una interacción mucho mayor, transformando al espectador en actor. De modo que, a partir de ciertos medios de comunicación como internet, los teléfonos móviles o, incluso, la televisión, han aparecido submedios de comunicación, gracias a los cuales los internautas se han convertido en la fuente de información (…)” (Rissoan 2011:28). I.3. Facebook y Twitter Ese es el caso de las redes sociales en línea, cuya historia comienza alrededor de 1994 con el surgimiento de portales que permitían crear un perfil electrónico y conectarse con otras personas a través del mismo. Actualmente, entre las más populares se encuentran Facebook y Twitter. La primera, creada en 2004 y que en sus comienzos emulaba los típicos directorios de las universidades norteamericanas en los que aparecen los perfiles de los estudiantes, está orientada a mantener 14


contacto con gente que ya se conoce, “convirtiéndose en una especie de heredero del listín telefónico que todos los hogares tenían antes de la era de internet y que permitía contactar con cualquier persona” (Cobo 2012:107). Twitter, por su parte, es una plataforma de comunicación nacida en 2006, donde cada usuario tiene un perfil público en el que van apareciendo en orden cronológico las últimas actualizaciones (mensajes de 140 caracteres denominados tweets). “Twitter rompía así con la reciprocidad de los contactos: ya no se habla de ‘amigos’, sino de seguidores (followers) y a la gente a la que sigues (following). Al contrario de Facebook, si alguien empieza a seguir a otro usuario puede hacerlo sin que tenga que confirmar la relación y el usuario seguido no tiene la obligación de responderle siguiéndole también” (Cobo 2012:109). I.4. Caso chileno El análisis “El Estado de Internet en Chile, 2011”, realizado por la empresa de estudios digitales de nivel mundial, comScore, con cifras a julio de 2011, demuestra que en Chile la situación no ha sido distinta: -El uso de internet en Chile alcanza los 7,3 millones de usuarios. -Los internautas entre 15 y 24 años pasan 32 horas al mes en la red, 7 más que el promedio nacional y casi 10 más que el promedio mundial. Esto

se

explica

porque

el

usuario

nacional

tiene

una

marcada

preferencia por las redes sociales. -El alcance de las redes sociales en el país es de un 93% (de la población web).

15


-9 de cada 10 chilenos usuarios de internet son miembros de alguna red social. -De las 25,3 horas mensuales que un usuario promedio pasa en internet en nuestro país, casi un tercio (8,2 horas promedio) lo dedica al uso de las redes sociales. Esto pone a Chile como el tercer país, dentro de los 170 en los cuales comScore obtiene datos, con mayor uso de este tipo de páginas, superado sólo por Filipinas y Malasia. En cuanto a las redes sociales, Facebook tiene en Chile una penetración del 90,3%, es decir, casi todos los usuarios de internet tienen una cuenta; mientras que Twitter alcanza sólo un 13,8% de alcance, dejando a nuestro país en el lugar 16 del mundo. 1.5. Marketing viral El surgimiento de las redes sociales dio pie a lo que se ha denominado propagación viral de una información, término adoptado desde la publicidad que comenzó a estudiarse luego de la publicación del artículo “The virus of marketing” en 1996. “El marketing viral es un término acuñado por Jeffrey F. Rayport para referirse a todas las actividades en la mercadotecnia, que se basan en el uso de las redes sociales para difundir sus mensajes, se utilizan principalmente para actividades como la de aumentar el reconocimiento de la marca” (Moreno e Ibarra 2012:147). El concepto se basa en el supuesto que una persona se tope con un contenido interesante en una determinada red social, acceda a éste contagiándose para luego compartirlo y contagiar así a sus contactos; que a su vez facilitarán la expansión del contenido hacia nuevas redes.

16


“Este marketing es la evolución del boca a boca, se transmite de la misma manera, y su crecimiento es igualmente exponencial, pero en lugar de basarse en la convivencia regular de las personas utiliza medios electrónicos como las redes sociales y/o portales de video (…)” (Moreno e Ibarra 2012:148). Según Alba Doral, citada por César Martin de Bernardo y Tiziana Priede Priede, marketing viral es: “Estimular a los individuos, a los mismos clientes o usuarios de un servicio, a transmitir un mensaje promocional a otras personas de su entorno. Emula la vertiginosa capacidad de multiplicación de un virus” (2007:34). También llamado buzz marketing, técnica basada en generar o fomentar la difusión automática de un rumor positivo o beneficioso para una marca o empresa, consiste en un “conjunto de técnicas que tienen como objetivo conseguir que todos los clientes satisfechos actúen como prescriptores de los productos o servicios que han adquirido (…)” (2007:35). Y mientras ya se alza como una nueva y rentable técnica publicitaria a nivel mundial, en el ámbito de la web el término es empleado para representar todos aquellos contenidos que nacen en un perfil público o privado de Facebook y/o Twitter y que consiguen masificarse en otros perfiles y redes de contactos, obteniendo el denominado efecto “boca a boca”; ya sea en forma espontánea o premeditada. Gracias a herramientas como el Marketing Viral, internet se ha posicionado como una vitrina capaz de empoderar a millones de personas a expresar sus ideas y perspectivas en muchas formas, lo cual, de acuerdo con el futurólogo Watts Wacker, citado por Bowmal y Willis: 17


“Permite saciar un hambre gigantesca en la post era de la información

(…)

Parece

que

las

muchas

formas

de

periodismo

participativo en la red son idealmente apropiadas para cumplir esta función. Hay evidencia de que la gente está buscando activamente nuevas perspectivas más allá de aquellas suministradas por los medios tradicionales” (2007:17). Según detalla el sociólogo español Manuel Castells (2001), ello se debe a una de las funciones que le ha sido atribuida a la web: ser un instrumento para los movimientos sociales y políticos en el mundo, siendo empleado como una forma privilegiada de acción y organización, un instrumento; fenómeno que sería el resultado de la crisis que viven actualmente las organizaciones tradicionales de distintos ámbitos y el surgimiento de actores sociales (con dotes de liderazgo) en respuesta a problemáticas puntuales. “Es decir, en general, en la sociedad hay un salto de los movimientos sociales organizados a los movimientos sociales en red en base a coaliciones que se constituyen en torno a valores y proyectos. Internet es la estructura organizativa y el instrumento de comunicación que permite la flexibilidad y la temporalidad de la movilización, pero manteniendo al mismo tiempo un carácter de coordinación y una capacidad de enfoque de esa movilización” (Castells 2001:12-13). Cada vez más, la web se consolida como un espacio para dar a conocer temas que en primera instancia no logran cobertura medial como para sacarlos de sus límites geográficos y masificar su audiencia; como ocurrió en el caso de la Termoeléctrica Barrancones y la construcción del mall de Castro. “Ninguna persona envía a un conocido un mensaje que se puede ver por televisión, o escuchar por la radio, sino precisamente aquello a lo 18


que sólo se accede a través de los medios interactivos, ese tipo de contenido que puede circular en un mundo mucho más libertario, sin ningún tipo de censura previa ni manipulación” (De Bernardo y Priede 2007:35). Y aunque los autores se refieren expresamente al Marketing Viral desarrollado a partir del envío de mensajes de texto a través del celular, la

afirmación

es

aplicable

a

la

publicación

de

campañas

medioambientales en las redes sociales, donde lo que se quiere lograr a través de los mensajes emitidos es circular a una mayor velocidad de la que se conseguiría intentando insertar el material en un medio tradicional. Otro rasgo trascendente del uso de las redes como difusoras de contenidos dice relación directa con la temática que hay detrás del movimiento social que se masifica por internet. “Los movimientos más importantes -medio ambiente, ecologismo, mujeres, derechos humanos- son movimientos de valores; por lo tanto, son movimientos que dependen sobre todo de la capacidad de comunicación y de la capacidad de llevar a cabo un reclutamiento de apoyos y de estímulos mediante esa llamada a los valores, a los principios y a las ideas” (Castells 2001:13). Él mismo describe que la web ofrece la posibilidad de lanzar un mensaje del tipo: aquí estoy, éste es mi manifiesto, ¿quién está de acuerdo conmigo? ¿qué podemos hacer? “La transmisión instantánea de ideas en un marco muy amplio permite la coalición y la agregación en torno a valores” (Castells 2001:13). La gran dualidad que presenta este fenómeno es cómo insertar la realidad local de los usuarios en el contexto global que ofrece internet. 19


Castells (2001) asegura que ello se logra mediante protestas globales que son aterrizadas en el contexto nacional. “Internet permite la articulación de los proyectos alternativos locales mediante protestas globales, que acaban aterrizando en algún lugar, por ejemplo, en Seattle, Washington, Praga, etc., pero que se constituyen, se organizan y se desarrollan a partir de la conexión Internet, es decir, conexión global, de movimientos locales y de vivencias locales. Internet es la conexión global-local, que es la nueva forma de control y de movilización social en nuestra sociedad”. (Castells 2001:13-14). La instalación de termoeléctricas y la construcción de inmuebles que ponen en riesgo el patrimonio inmaterial de las ciudades donde se levantan se dan en el concierto mundial, pero evidentemente tienen una bajada local que los convierte en temas capaces de ser tratados y masificados en las redes sociales. Dicho “contagio viral” hará que la población tome parte en problemáticas como las de Barrancones y Castro; desarrolle una postura en sus respectivos perfiles de Facebook y/o Twitter, e incluso podría actuar como medio de presión para que finalmente los temas se instalen en los medios de comunicación. Una

investigación

realizada

por

el

académico

de

la

Pontifica

Universidad Católica de Santiago, Juan Pedro García, en conjunto con Andrea Torres (2010), denominada “La reputación corporativa online puesta a prueba: Lecciones del caso Barrancones”, analizó este caso a partir de lo ocurrido en la red desde el 24 de agosto de 2010, día en que se aprobó el proyecto de la central térmica por parte de la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) de Coquimbo; hasta el 26 de agosto de 2010, día en que el presidente Sebastián Piñera anunció la reubicación de la misma luego de interceder personalmente en el caso.

20


De esta forma, el análisis realizado en Facebook determinó la existencia de 43 grupos creados en torno a esta problemática, entre los cuales la organización ecológica Chao Pescao se situó en el primer lugar con un total de 11.256 fans, correspondientes a un 44% del total de fans de todos los grupos (García y Torres, 2010:18). Del mismo modo, del total de adherentes a los 43 grupos (25.728 fans), el estudio determinó que un 56% (14.389 fans) se enfocó en la difusión de la campaña “Salvemos Punta de Choros”, en la que está inserto el spot viralizado en dicha red por la propia agrupación Chao Pescao (García y Torres, 2010:20). Al analizar lo ocurrido en Twitter, los investigadores determinaron la existencia de 11 referentes y/o agrupaciones monitoreadas, entre los cuales Chao Pescao se ubicó en el quinto lugar del índice de influencia de dicha red, antecedido por la periodista

Marlen Eguiguren, los

políticos Carolina Tohá y Ricardo Lagos Weber, y el analista político Patricio Navia (García y Torres, 2010:23). I.6. Teoría de la Agenda Setting Los medios de comunicación trabajan en base a una pauta informativa dada por distintos frentes noticiosos, por la contingencia nacional e internacional, la línea editorial y otros aspectos que determinan lo que es noticia y lo que no. Pero hay un aspecto en particular que ha sido motivo de estudio por parte de investigadores del área y tiene que ver con cómo esta agenda mediática determina la agenda social, es decir, ¿lo que la gente habla es lo que el medio impone como tema? Sádaba y Rodríguez explican que en su sentido etimológico:

21


“Agenda significa las cosas que se han de hacer. Agendas políticas, agendas públicas y agendas de los medios se componen de asuntos que, de algún modo, son cuestiones por resolver. De ahí la importancia de que un tema esté presente en la agenda, puesto que su mera presencia marca prioridad de intereses: lo que aparece en la agenda tiene preferencia sobre lo que no está” (Sádaba y Rodríguez, 2007:189). Para Miguel de Moragas, los medios de comunicación dan prestigio y realzan la autoridad de individuos y grupos al legitimar su status. “El reconocimiento por parte de la prensa, radio, revistas o noticiarios cinematográficos testifica que uno ha llegado, que uno tiene la importancia suficiente como para destacar entre las grandes masas anónimas, que las conductas y las opiniones de tal persona son lo suficientemente significativas como para requerir la atención pública” (Moragas 2003:46). De ahí la importancia que temáticas de carácter regional como la instalación de la termoeléctrica Barrancones en el sector de Punta de Choros y la construcción del mall en la ciudad de Castro, Chiloé, logren instalarse en los medios de prensa tradicional, específicamente prensa escrita, más cuando se trata de El Mercurio, un medio influyente en las esferas políticas del país; las mismas que toman las decisiones en torno a las problemáticas en cuestión. McCombs

(2006:78)

sostiene

que

“la

agenda

de

los

medios

informativos se vuelve, en gran medida, la agenda pública. En otras palabras, los medios informativos establecen la agenda del público”. Este pensamiento constituye el postulado básico de la Teoría de la Agenda Setting, que establece que los medios de comunicación determinan cuáles son los temas relevantes del acontecer nacional e 22


internacional. En consecuencia, los temas importantes para los medios se convierten en los tópicos importantes para el público y sobre ellos hablan durante el día. Pero, ¿será ahora el público a través de las redes sociales capaz de incidir en la agenda de dichos medios? I.7. Estableciendo la agenda En el establecimiento de la agenda medial influyen una serie de aspectos que determinarán tanto el medio como el periodista a cargo de la redacción de la noticia; las personalidades involucradas, el volumen de población afectada, entre otros. Lang y Lang (1981) -citados por Sádaba y Rodríguez (2007)sintetizan el trabajo de los medios en un proceso continuo de cuatro etapas, en las que quedan englobadas las teorías de Agenda Setting y Agenda Building: En la primera fase (establecimiento de la agenda), los medios resaltan algunos acontecimientos, personalidades y

grupos,

para destacarlos sobre el resto. La segunda consiste en el enmarcado del objeto que constituye el foco de atención; la tercera es la unión entre el objeto y determinados símbolos de modo que el asunto pase a convertirse en parte de un paisaje político reconocido. Finalmente, en una cuarta etapa aparecen los portavoces que pueden articular demandas y que intentan llamar la atención de los medios. Así, los autores afirman que respecto a los asuntos que pertenecen a la experiencia personal, los medios ayudan a hacerlos de dominio público. Sin embargo: “En otros asuntos, como el Watergate, es necesaria la atención de los periodistas para que el tema salga a la luz. Este interés de los medios por determinados temas no surge de modo aislado, sino que recibe 23


influencias, por ejemplo, de la agenda política. Por lo tanto, la Agendabuilding es un proceso colectivo con cierto grado de reciprocidad” (tomado de Sádaba y Rodríguez, 2007:192). En ello coincide Maxwell McCombs, pues explica que la teoría de la Agenda Setting toma también en consideración otras agendas, como la de las fuentes informativas y la de los legisladores. “Y algunas aplican el término construcción de la agenda al proceso de transferencia de relevancia que se da en una serie de agendas. (…) El proceso que comporta la transferencia de relevancia de una agenda a otra, o entre varias agendas, es igualmente establecimiento de agenda. No hay ninguna necesidad de usar otro término distinto” (McCombs, 2006:81). Es justamente en esta construcción de agenda donde las redes sociales asumen un rol protagónico como instaladores de temas en la prensa escrita. “Las fuentes de información son personas, estructuras organizadas e institucionalizadas, archivos y bancos de datos informatizados o no, a los que puede acudir un periodista para conseguir los datos necesarios para elaborar una información. (…) Normalmente para considerar a alguien como fuente de información es necesario que exista una relación prolongada y que ofrezca una información de calidad probada. Esto, lógicamente exige un contacto más o menos estable con el periodista” (Armentia y Caminos, 2009). Y es este último punto el que actualmente ha sufrido una considerable variación, pues ese contacto del que hablan los autores ya no se da en el encuentro cara a cara con los entrevistados o a través de las llamadas telefónicas, como era costumbre en las salas de redacción, 24


sino que ahora se ha trasladado a la esfera virtual, donde lo que el periodista hace es seguir atentamente las cuentas Twitter y/o Facebook de los personajes públicos, para -en base a ellas- elaborar contenidos y sustentar las informaciones. “La venerable profesión del periodismo se encuentra en un raro momento de la historia donde, por primera vez, su hegemonía como guardián de las noticias es amenazada no sólo por la tecnología y los nuevos competidores, sino, potencialmente, por la audiencia a la que sirve. Armada con herramientas de edición web fáciles de usar, conexiones permanentes y dispositivos móviles cada vez más potentes, la audiencia en línea tiene los medios para llegar a ser un activo participante en la creación y diseminación de noticias e información. Y está haciendo eso en Internet” (Bowman y Willis, 2003:7). “Tenemos a un periodista impelido a comunicarse con sus audiencias (hoy comunidades), a través de las redes sociales; con un usuario empoderado que exige rapidez y que consume velozmente de todo, incluso informaciones y opiniones desde la desterritorialización, la fragmentación y el simulacro de participación y pertenencia” (Johnson et al, 2010:3). En este escenario, según un estudio de académicos de la Universidad de Playa Ancha, la plataforma más demandada por los periodistas, masiva por ahora, y por definición más breve y simple, es Twitter. “Este sitio de microblogging impone la barrera de la extensión, lo que incide en el lenguaje, pero también en el contenido. Son 140 caracteres para entregar datos periodísticos al instante, pero también para enjuiciar y argumentar” (Johnson et al, 2010:3).

25


Para referirse a este fenómeno, Bowman y Willis hablan de periodismo participativo y lo definen como: “El acto de un ciudadano o grupo de ciudadanos que juegan un papel activo en el proceso de colectar, reportar, analizar y diseminar información. La intención de esta participación es suministrar la información independiente, confiable, exacta, de amplio rango y relevante que una democracia requiere” (2003:9).

26


II. Consideraciones metodológicas La

presente

investigación

se

enmarca

en

una

metodología

cualitativa, pero con elementos cuantitativos que servirán de referencia y contexto en la interpretación de los datos obtenidos, para cifrar número

de

apariciones

contrastarlas

con

y

material

frecuencia de

de

referencia

las

mismas,

de

otros

y

luego

medios

de

comunicación que publicaron sobre los casos estudiados. Se trata además de un estudio descriptivo que considera distintas variables para ver cómo es y se manifiesta el fenómeno. En este caso existe una variable independiente, que corresponde a la viralización de las

campañas

medioambientales

en

las

redes

sociales;

y

una

dependiente que es la agenda mediática de El Mercurio. Hernández Sampieri (1991), citando a Dankhe (1986), explica que este tipo de estudios: “Buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis, midiendo o evaluando distintos aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno o fenómenos a investigar, con la mayor precisión posible”. El estudio no busca una respuesta generalizada sobre la influencia de la viralización en la agenda mediática, sino que se centra en describir qué influencia tuvo la viralización de dos campañas puntuales a través de Facebook y Twitter; en que dos problemáticas regionales lograran permear la agenda de El Mercurio e instalarse como tema durante un periodo acotado por esta investigación.

27


Estos temas son: la instalación de la Termoeléctrica Barrancones, en el sector de Punta de Choros, Región de Coquimbo, y la construcción de un mall en Castro, Chiloé, Región de Los Lagos. Para llevar a cabo la investigación se seleccionarán aquellas noticias

publicadas en la edición impresa de El Mercurio, en sus

diferentes secciones, y que cumplan con la condición de estar centradas en los casos en estudio, excluyendo aquellas que los mencionan como referencia o ejemplo en otras temáticas. El periodo abordado corresponde a diez días para el caso de la Termoeléctrica Barrancones: desde el 25 de agosto de 2010 (cinco días después de ocurrida la viralización), día en que apareció la primera de una serie de publicaciones sobre el tema en distintas secciones de El Mercurio; hasta el 3 de septiembre de 2010, día en que apareció la última noticia relativa directamente al tema. De ahí en adelante el foco de las informaciones fue cambiando, para continuar el resto de la semana -e incluso el mes, según estableció la revisión de dicho material- con contenidos relacionados, como la Central Castilla, el turismo en Punta de Choros, la carencia de legislación en materia energética en Chile, entre otros. El estudio del caso del mall del Castro comprenderá un total de 52 días, con intervalos de cuatro a seis días sin apariciones, luego de los cuales el tema retoma con fuerza y por ende son considerados en la muestra. El periodo se extiende entre el 2 de marzo de 2012, día de la primera aparición luego de la viralización, hasta el 22 de abril de 2012, día en que disminuye la frecuencia de apariciones y los contenidos se centran en temas adyacentes que citan la problemática del centro comercial dentro de otro contexto.

28


Fue escogido El Mercurio por representar a una de las cadenas de medios más importantes del país y por su especial vinculación con las esferas más altas de la sociedad, en particular la clase política y aquella que ostenta la toma de decisiones. Así lo comprueba el estudio “Medios Masivos y Elites Políticas, un Estudio de Opinión a 100 Líderes Políticos” (2004), realizado por la Universidad Diego Portales, que determinó que los medios más consumidos por la elite política para informarse son el diario El Mercurio de Santiago (con 77 %), seguido por La Segunda (54%), TVN (50%) y La Tercera (49%). Además, se trata del medio más conservador y tradicional de nuestro país, lo que contrasta con los cambios que ha experimentado el ejercicio del periodismo a partir del uso de las nuevas tecnologías y pone en duda el nivel de penetración que logran las mismas en su agenda mediática. De esta forma, lo primero fue completar la matriz correspondiente a cada caso (ver anexos 1 y 2); ambas elaboradas en base a tres categorías previas que obedecen directamente al cumplimiento de los objetivos: número de apariciones diarias en El Mercurio, sección de las mismas y mención a la viralización; además de una cuarta que emergió al momento de revisar las informaciones, relativa a la mención al Presidente Sebastián Piñera en cada una de ellas. El número de veces que dichas publicaciones hicieron mención a las campañas está determinado por una alusión directa a dicho acontecimiento, mencionándolo y/o citando la repercusión del tema en las redes sociales; o incluyendo como fuente de la noticia a alguno de los entes viralizadores, a saber: la agrupación Chao Pescao y/o alguno

29


de sus miembros para el caso de la termoeléctrica; y el Colegio de Arquitectos de Chile, su directiva o alguno de sus integrantes, para el caso del mall. Desde una perspectiva cualitativa, y en función del tercer objetivo específico: Describir qué términos discursivos son empleados en la redacción de los textos para hacer mención indirecta a la viralización de las campañas en las redes sociales; se escogieron algunas de las noticias publicadas, con el objetivo de describir cómo se abordó el tema de las redes sociales en ellas. Con ello se tendrá un antecedente más sobre el tratamiento que realiza El Mercurio a noticias emanadas desde la web y cómo convive con las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías. Para ello se tendrá en cuenta también la cobertura previa por parte de El Mercurio a los dos casos en estudio, cuya revisión determinó que en el caso del mall de Castro no se registraron noticias antes de ocurrida la viralización de la foto el 28 y 29 de febrero de 2012, en Facebook y Twitter, respectivamente. Por su parte, Barrancones registra ocho apariciones esporádicas previas a la viralización del 18 de agosto de 2010, correspondientes a las siguientes fechas: 4 de enero y 23 de diciembre de 2008; 14 de marzo, 19 de abril, 24 de octubre y 4 de noviembre de 2009; además del 9 de enero y 23 de febrero de 2010, previo a la difusión del spot. Este será otro antecedente a considerar en el análisis, pues en ambos casos los impulsores de las campañas reconocen que en los dos años previos de labor no habían alcanzado el posicionamiento medial que lograron tras sus respectivas viralizaciones.

30


Sumando estos antecedentes se podrá describir si la influencia de la viralización existió y cuáles fueron sus características.

31


III. Análisis III.1. Primeros resultados Como ya ha sido establecido, lo primero fue seleccionar las informaciones que posteriormente fueron ingresadas a la matriz elaborada en función de los objetivos planteados. Cabe consignar que el principal filtro al momento de incluir las publicaciones en la muestra fue el que éstas centraran su escrito en los casos en estudio, ya sea haciendo mención a las mismas en su titular o simplemente porque el contenido del texto así lo demuestra. Una vez aplicado dicho filtro, se estableció un total de 29 apariciones sobre la central térmica Barrancones en los 10 días de análisis, con sólo un día sin registro de apariciones, lo que determina un promedio de 3 publicaciones diarias alusivas al tema, que da cuenta de una explosiva cobertura por parte de El Mercurio a la información, considerando

que

previamente

sólo

se

habían

registrado

ocho

publicaciones intermitentes entre 2008 y 2010. En el caso del mall de Castro se registraron 35 publicaciones en los 52 días

considerados por la investigación, de los cuales 29 -

presentados en intervalos de máximo seis días continuos- no registraron apariciones. Esto determinó un promedio de 0,7 publicaciones diarias alusivas al tema, con el mayor número de ellas concentrado en los 10 primeros días (entre el 2 y el 11 de abril de 2012), abarcando un 51% del total (18 apariciones). De tomarse en cuenta sólo esos 10 primeros días, la frecuencia alcanza un promedio de 1.8 publicaciones diarias, con sólo un día sin apariciones.

32


Sobre

el

total

para

ambos

casos

se

realizó

una

primera

segmentación a partir de la sección en la que aparecieron publicadas las informaciones. A continuación se presenta un cuadro con el número de noticias por sección.

Tabla

segmentación

de

publicaciones

caso

Termoeléctrica

Barrancones, por sección: Portada

2

Nacional

6

Economía y Negocios

7

Política

0

Editorial

3

Cartas al Director

8

Reportajes

3

Cultura/Artes y Letras

0

TOTAL DE NOTICIAS

29

Según los resultados obtenidos, el mayor número de apariciones se registró en la sección Cartas al Director, con un total de ocho publicaciones correspondiente al 28% del total de noticias en estudio. Le siguen las secciones de Economía y Negocios (24%), Nacional (21%), y más atrás Editorial (10%), Reportajes (10%) y tema Portada (7%). No se registraron apariciones en las secciones de Política y Cultura/Artes y Letras.

33


Tabla Segmentación de publicaciones caso mall de Castro, por sección: Portada

0

Nacional

14

Economía y Negocios

0

Política

0

Editorial

1

Cartas al Director

18

Reportajes

1

Cultura/Artes y Letras

1

TOTAL DE NOTICIAS

35

La primera información relevante de la tabla muestra que nuevamente la sección con mayor cantidad de publicaciones durante el periodo en estudio es la de Cartas al Director, con 18 apariciones equivalentes al 51% del total de noticias estudiadas. Le sigue de cerca la Sección Nacional (40%) y más atrás Editorial (10%), Reportajes (10%) y Cultura/Artes y Letras (3%). No se registraron apariciones en tema Portada, Economía y Negocios y Política. Una segunda segmentación se realizó a partir de la posible mención a la viralización de las campañas que hicieron las noticias registradas durante los periodos en estudio. Dicha viralización estaba determinada por la alusión directa a los entes viralizadores, a saber, la agrupación ecológica Chao Pescao y el Colegio de Arquitectos de Chile, o

34


la mención a redes sociales y/o la campaña viral gestada en torno a ambas problemáticas regionales. A continuación se presenta un cuadro con el número de noticias que hicieron mención a la viralización en sus contenidos: Tabla

segmentación

de

publicaciones

caso

Termoeléctrica

Barrancones, por mención a la viralización: Menciona viralización

6

No menciona viralización

23

TOTAL DE NOTICIAS

29

Aun

cuando

otros

medios

de

prensa

daban

cuenta

del

revolucionado ambiente que imperaba tanto en Facebook como en Twitter tras cada anuncio relativo a la posible instalación de la Termoeléctrica Barrancones, en el sector de Punta de Choros, sólo un 21% de las publicaciones en El Mercurio -durante el periodo en estudiohicieron algún tipo de mención a la viralización. Un 79% de las noticias abordaron el tema, sus diferentes aristas, pero sin dar cuenta de lo que paralelamente ocurría en la web, ni tampoco considerando a la agrupación Chao Pescao como fuente informativa. Tabla segmentación de publicaciones caso mall de Castro, por mención a la viralización: Menciona viralización

16

No menciona viralización

19

TOTAL DE NOTICIAS

35

35


En el caso de la cobertura a lo ocurrido tras la campaña sobre la construcción del mall de Castro, un 46% de las noticias publicadas entre el 2 de marzo y el 22 de abril de 2012 dieron cuenta de lo ocurrido en la web, haciendo mención al Colegio de Arquitectos de Chile como fuente oficial de las informaciones, a las redes sociales y, en buena parte de los casos, a la propia fotografía publicada el 28 y 29 de febrero. A continuación se presenta un cuadro con el número de menciones a la viralización, según sección. Tabla mención a la viralización caso Termoeléctrica Barrancones, por sección: Portada

0

Nacional

0

Economía y Negocios

2

Política

0

Editorial

1

Cartas al Director

2

Reportajes

1

Cultura/Artes y Letras

0

TOTAL DE NOTICIAS

6

De esta forma, un 67% de las menciones, correspondiente a la sumatoria de las secciones Economía y Negocios, Editorial y Reportajes, obedecen expresamente a la redacción de los periodistas del diario y su intención de citar o no la viralización; mientras que el 33% restante, correspondiente a las Cartas al Director, puede atribuirse a la percepción de la gente sobre el caso.

36


Tabla mención a la viralización caso Mall de Castro, por sección: Portada

0

Nacional

9

Economía y Negocios

0

Política

0

Editorial

1

Cartas al Director

4

Reportajes

1

Cultura/Artes y Letras

1

TOTAL DE NOTICIAS

16

En el caso del mall de Castro, un 75% de las menciones a la viralización se realizaron también en secciones dependientes de la redacción periodística del diario, de las cuales un 56% corresponde a noticias publicadas en Nacional.

Un 25% recayó en las Cartas al

Director, es decir, obedecen a la percepción de ciudadanos comunes, que en muchos casos se enteraron de la construcción del inmueble recién a partir de la campaña viralizada en las redes. III.2. Tratamiento de la información Pese a que la viralización del spot “Salvemos punta de Choros” por un lado (18 de agosto), y en paralelo otras campañas ecológicas contrarias a la instalación de la central térmica Barrancones, encendían los ánimos en la web exigiendo medidas para frenar el proyecto que el 24 de agosto se sometía a votación, El Mercurio insertó la problemática en sus páginas recién un día después que la Comisión Regional del

37


Medio Ambiente (COREMA) de Coquimbo aprobara la iniciativa, y siete luego de publicada la campaña en las redes. Distinto fue el caso del mall de Castro, porque apenas dos días después de ocurrida la campaña en redes sociales (asumiendo que el primero fue empleado para el reporteo de la información), El Mercurio empezó a hablar en sus páginas de la construcción del centro comercial, sus alcances y el malestar de ciertos grupos, incluyendo los ciudadanos que se manifestaron en la web, ante el levantamiento del inmueble. La forma en que ambas problemáticas regionales se instalaron en las páginas de El Mercurio también fueron distintas. Mientras sobre el mall se hablaba de la reacción del Municipio de Castro, las medidas a tomar, y luego se presentaban distintas opiniones a favor y en contra del inmueble por parte de agrupaciones y autoridades que fueron tomando parte en la discusión; el caso Barrancones tuvo desde un primer momento a un claro protagonista de la noticia: el presidente Sebastián Piñera. De hecho, una de las tres apariciones del 25 de agosto (ver anexo 3) titulaba: “Protesta en Santiago y polémica por dichos previos de Piñera”, en alusión a una entrevista realizada por el periodista de TVN Amaro Gómez-Pablos al entonces candidato presidencial, quien al ser consultado por la situación en Punta de Choros afirmó: "Me voy a oponer

a

todas

las

plantas

que

atenten

gravemente

contra

la

naturaleza, las comunidades y la calidad de vida". Dicha frase se transformó en uno de los cuestionamientos que circularon por la web, y de ello daba cuenta la misma noticia en sus párrafos: “No sólo para protestar en rechazo de la decisión de la Corema sirvieron ayer las redes sociales, sino que también para alimentar la

38


polémica política en torno a las declaraciones de Sebastián Piñera en su campaña”. De ahí en adelante el esquema de las informaciones durante el periodo en estudio se mantuvo en la misma línea, con la autoridad nacional como instalador de agenda. Tanto así que de las 29 noticias que componen la muestra sobre Barrancones, 26 hicieron mención al mandatario (90%). Totalmente opuesto fue el caso de mall de Castro, cuya cobertura por parte de El Mercurio estuvo ajena a la figura de Sebastián Piñera, quien no fue mencionado en ninguna de las 35 noticias comprendidas como parte de esta investigación. No obstante, el tema logró igualmente posicionarse en la agenda medial. Otro

de

los

aspectos

llamativos

corresponde

a

que

coincidentemente, en ambos casos el mayor número de publicaciones se registró en la sección Cartas al Director, espacio que permite la retroalimentación entre los lectores y el diario en el formato impreso, pues gracias a los medios interactivos en la web y las propias redes sociales, el público tiene ahora también otros canales para plasmar sus comentarios. Independiente de quién las escriba, dichas cartas dan cuenta del clima ciudadano en torno a los casos en estudio, con opiniones a favor y en contra de cada problemática. Lo importante aquí es que el medio abrió una vitrina que de alguna manera recoge el sentir de la población que paralelamente está manifestando sus cuestionamientos tanto en las calles, a partir de movilizaciones organizadas en la web, como en las propias redes sociales. Lo que publican estas Cartas al Director no es otra cosa que un reflejo de lo que se estaba debatiendo en los perfiles de Facebook y Twitter en torno a Punta de Choros y Castro. 39


III.3. Cómo lo dicen los otros medios Aunque al referirse a los casos investigados muchas veces El Mercurio invisibilizó lo que pasaba en internet, como lo demuestran los porcentajes de noticias que no hacen mención a la viralización, otros medios

aludieron

directamente

a

las

campañas

virales

y

sus

repercusiones. Un ejemplo de ello es el portal www.emol.com, que el 25 de agosto de 2010 tituló una de sus informaciones sobre Barrancones: “Figuras del espectáculo defienden Punta de Choros y presionan a Piñera” (ver anexo 4). En ella se habla específicamente del spot “Salvemos Punta de Choros” y se cita como fuente justamente a los rostros que participaron en él. Uno de sus párrafos decía: “Entre los detractores al proyecto de la multinacional franco-belga Suez Energy se encuentran todas las figuras del espectáculo y representantes de la cultura que participaron en el video del movimiento Chao Pescao "Salvemos Punta de Choros", con el que intentaron crear conciencia sobre el daño que significará para dicha zona la central termoeléctrica”. El mismo portal, también el 25 de agosto, publicó: “Punta de Choros: Chilenos acuden a las redes sociales para manifestar su descontento” (ver anexo 5). Antes, el 23 de agosto, en el noticiero nocturno de CHV, Última Mirada, el periodista y conductor Matías del Río, comentó: “Con respecto a la decisión que se toma mañana en la Región de Coquimbo, y esta central Barrancones que está cerca de un santuario natural, hay un tremendo movimiento ciudadano, en las redes sociales, que se está oponiendo (…)”. Con el mall de Castro la situación no fue distinta, de hecho, el propio Mercurio consignó en un 46% de las noticias analizadas menciones directas a la fotografía que circuló por Facebook y Twitter, a 40


las redes sociales, y/o citó al Colegio de Arquitectos de Chile (ente viralizador) como fuente de las informaciones. El 2 de marzo de 2012, dos días después de iniciada la campaña contraria al centro comercial, el diario La Tercera citó a la directora de Obras Municipales de Castro, María Luisa Cifuentes, estableciendo en uno de sus párrafos (ver anexo 6): “la foto que inició la polémica, que circula por las redes sociales, está tomada desde el ángulo que más le desfavorece al proyecto. El territorio que ocupa es una esquina con vista bonita, que produce un impacto visual". Ese mismo día, el portal www.elmostrador.cl publicó el siguiente contenido en una de sus notas (ver anexo 7): “Por las redes sociales empezó a circular una polémica fotografía que cambia el panorama de la capital provincial del archipiélago de Chiloé. Algunos se preguntaban si era real. Lo es”. En definitiva, los contenidos publicados por distintos medios de prensa escrita, televisión y sitios web, demostraron que buena parte de la polémica generada en torno a ambos casos estuvo presente en las redes sociales, aun cuando El Mercurio no necesariamente lo estableció así en sus páginas. III.4. Cómo lo dice El Mercurio Puntualmente en el caso de la Termoeléctrica Barrancones, El Mercurio invisibilizó todo aquello relacionado con las redes sociales y, como ya se dijo, plasmó su discurso en torno a la figura de Sebastián Piñera y su mayor o menor responsabilidad y participación en las decisiones asociadas a dicha problemática. De hecho, la publicación del 25 de agosto que afirmaba que “no sólo para protestar en rechazo de la decisión de la Corema sirvieron 41


ayer las redes sociales (…)”, fue la única en hacer alusión directa a los movimientos sociales forjados en la web (ver anexo 8). No obstante, existe una serie de términos discursivos empleados en la redacción de las noticias en estudio, que bien pueden ser interpretados como tenues alusiones a la viralización de la campaña, o al menos al clima imperante en la web durante el periodo abordado. El domingo 29 de agosto, en su página Editorial (ver anexo 9), El Mercurio habla de una “fuerte reacción ciudadana en protección de Punta Choros”, de “clamor ciudadano” y de “una erupción de rebeldía transversal” que pudo producirse en caso que el presidente Sebastián Piñera no intercediera en favor de la cancelación del proyecto. ¿Qué tienen en común estos conceptos? Todos ellos pueden interpretarse como una muestra del ambiente que existía en ese momento en los perfiles de Facebook y Twitter, en torno al tema. Ese clamor ciudadano muchas veces se manifestó en las calles, con cicletadas y manifestaciones a lo largo del país; pero con su génesis y la organización de las mismas en las propias redes sociales. Algo similar es lo que ocurrió ese mismo día en la sección Reportajes (ver anexo 10), donde se afirmaba que “el político más exitoso es aquel que consigue seducir a la siempre coqueta y consentida ciudadanía”, la misma que como ya se ha dicho, se está manifestando en la web y en la calle; haciendo presión. Una carta al director del 29 de agosto (ver anexo 11) insiste en que “el Presidente escuchó el clamor de la calle” y en que “todos quedan notificados que es la presión callejera y no las razones, las que pueden resultar decisivas a la hora de aprobar o rechazar un proyecto”. En la misma sección, el 1 de septiembre, un lector afirma que “la actitud 42


presidencial de escuchar a la gente y estudiar sus solicitudes no sólo es loable, sino que plenamente democrática, ya que se gobierna con el pueblo, no sobre él” (ver anexo 12). Nuevamente el énfasis está en la presión ciudadana que, como ya es sabido, imperó en la web. Una noticia publicada el 3 de septiembre en la sección Economía y Negocios, cita a inversionistas en termoeléctricas para manifestar que: “Creemos que el Presidente está muy preocupado, en su primer año, de la popularidad, pero esperamos que prime la voluntad política de enfrentar presiones" (ver anexo 13). Internet y las redes sociales también son un parámetro para medir y fortalecer esa popularidad. En el caso del mall de Castro, la mayoría de las menciones a la viralización hicieron referencia directa a la fotografía y al Colegio de Arquitectos de Chile. No obstante, un tipo de mención tenue empleado también corresponde al uso del adjetivo “polémico” para referirse al edificio, pues de inmediato alude a las opiniones encontradas en torno al caso; las cuales circularon preferentemente en las redes sociales una vez conocida las imágenes.

43


Conclusión Teniendo claro el terreno que han ganado las redes sociales en términos de generación y difusión de contenidos de distinto tipo, esta investigación centró su estudio en el ámbito periodístico, para poder describir qué influencia tuvo la viralización de dos campañas a través de la web, en que problemáticas regionales puntuales se posicionaran como temas en la agenda mediática de El Mercurio y alcanzaran cierta frecuencia en sus apariciones. Lo primero fue reconocer el término viralizar como la acción de propagar información al estilo “boca a boca”, pero a partir de las herramientas que ofrecen las redes sociales como Facebook y Twitter, a saber:

compartir,

hacer

retweet

o

simplemente

comentar

una

publicación y lograr que ésta sea vista por un mayor número de usuarios. En definitiva, masificarla emulando el efecto contagioso de un virus. Efectivamente durante los periodos en análisis, ambos casos lograron posicionarse en el medio analizado, alcanzando una frecuencia de

3

publicaciones

diarias

para

el

caso

de

la

Termoeléctrica

Barrancones, y de 0,7 para el Mall de Castro; revirtiendo con ello la esporádica cabida que habían tenido ambos previamente. Pero ¿hay una relación entre la viralización y la publicación en El Mercurio? ¿Incidió en algún modo la masificación de la fotografía y el spot, en que el medio incorporara las problemáticas a su pauta noticiosa? Revisando la prensa nacional durante el periodo en estudio, efectivamente muchos medios dieron cuenta del fenómeno que estaba ocurriendo en las redes sociales, y por el cual personas de todo el país 44


se informaban acerca de los casos. No obstante, de las 64 noticias publicadas en El Mercurio en torno a los dos temas en estudio, sólo 22 (correspondientes al 34%) dieron cuenta de alguno de los aspectos de la viralización. A partir del análisis realizado se puede establecer, entonces, que efectivamente lo ocurrido en la web tuvo un cierto nivel de incidencia en la agenda mediática de El Mercurio, pero distinto para cada caso. La tendencia del diario a invisibilizar el espacio virtual se dio especialmente en el caso de la central térmica Barrancones, donde apenas un 21% de las informaciones hicieron algún tipo de mención a la viralización. Si de reconocer un factor de influencia se trata, sólo con revisar las noticias relativas a la polémica en Punta de Choros se advierte que el principal factor instalador de agenda fue el presidente Sebastián Piñera, protagonista del 90% de las apariciones. No obstante, es él mismo quien acapara lo que podría interpretarse como alusiones a la viralización, cuando en la redacción de los textos se habla de “clamor ciudadano” y “presión callejera” para referirse a la decisión del mandatario de interceder personalmente en el cese del proyecto. Estos términos son perfectamente reconocibles en lo que ocurría en Facebook y Twitter en ese momento. Distinto fue el caso de la construcción del mall de Castro, pues el análisis realizado permitió determinar que un 46% de las noticias publicadas entre el 2 de marzo y el 22 de abril de 2012, dieron cuenta de lo ocurrido en la web citando directamente la fotografía publicada por el Colegio de Arquitectos de Chile, a la propia entidad como fuente, o más ampliamente a las redes sociales. De hecho, este planteamiento toma mayor fuerza considerando que el plazo entre la publicación de las campañas en la web y su 45


primera aparición en la prensa, en el caso de Barrancones, fue de una semana y frente a un hecho concreto (aprobación del proyecto). El centro comercial, en cambio, tardó apenas dos días en arribar a las distintas secciones de El Mercurio, y centrándose netamente en los cuestionamientos al inmueble y las posiciones encontradas frente a su ubicación. ¿Y dónde surgieron muchas de esas posiciones encontradas? Justamente en las redes sociales. Y ¿frente a qué reaccionaron para opinar? Frente a la campaña viral que daba cuenta de los avances en la obra, de la que muchos incluso no tenían conocimiento hasta entonces. Dichas opiniones tuvieron lugar también en el propio diario, y no de la mano de los redactores sino del público. En ambos casos el mayor número de apariciones se registró en la sección Cartas al Director, única vitrina para que los lectores registren sus comentario frente a ciertos temas. De esta forma, el diario fue el soporte para que la gente se manifestara, tal como ya lo venía haciendo en las redes sociales. En definitiva, en mayor o menor medida, internet sí ejerció influencia en que los temas fueran considerados en la pauta noticiosa de El Mercurio, aunque como ya se ha dicho, puntualmente en el caso de Barrancones el factor principal fue que el presidente fuera parte de esas informaciones. En el caso del mall de Castro la influencia de la viralización fue mayor y así lo refleja la propia mención a la campaña que despertó el interés de personas de todo el país que hasta ese momento no habían tomado parte en la discusión. Chilenos de todas las regiones y autoridades ahora tenían algo que decir, y de esos comenzaron a dar cuenta los medios. El Mercurio fue uno de ellos.

46


Con todo lo anterior, la investigación aporta antecedentes en el estudio de la Agenda Setting, especialmente porque contribuye a tomar en cuenta nuevos actores capaces de potenciar temas e instalarlos en las agendas mediáticas. En este caso puntual, éstos serían: nuevas tecnologías de la información, internet, viralización y redes sociales.

47


Bibliografía Amado, Óscar; Colussi, Marcelo y Solana, Rodolfo (2011). Los medios alternativos y las redes sociales. Ponencia de ARGENPRESS en el Taller Internacional en La Habana, Cuba. Armentia, José Ignacio y Caminos, José María (2009). “Redacción informativa en prensa”. Editorial Ariel, España. Bowman, Shayne y Willis, Chris (2003). “Nosotros el medio”, The Media Center del American Press Institute. California, Estados Unidos. Cardozo, Gina (2009). “Historia del concepto de red social”. Unidad de Investigación Universidad Santo Tomás. Colombia. Castells, Manuel (2001). “Internet y la Sociedad Red”. Publicado en Persona y Sociedad, revista de la Universidad Alberto Hurtado, vol. XV (online). Cobo,

Silvia

(2012).

“Internet

para

periodistas.

Kit

de

supervivencia para la era digital”. Editorial UOC, Barcelona. ComScore, empresa de estudios digitales (2011). “El Estado de Internet en Chile, 2011”. De Moragas, Miguel. Sociología de la comunicación de masas II. Estructura, funciones y efectos. 2003. García,

Juan

corporativa

Pedro online

y

Torres

puesta

Andrea a

(2010).

prueba:

“La

Lecciones

reputación del

caso

Barrancones”. Ponencia presentada en el Seminario de la Asociación de Periodistas de Finanzas organizado por la Sofofa y PUC, enero de 2011. Disponible en http://www.slideshare.net/jpgarciaf.

48


Hernández Sampieri R.; Fernández Collado C.; Baptista Lucio P. (1991). “Metodología de la Investigación”. Ed. Mc Graw Hill, México. Johnson, Doris; Miranda, María de los Ángeles y Soria, Bernardo (2010). Estudio “Periodistas en Twitter: El desafío de opinar en 140 caracteres”.

Desarrollado

por

la

Facultad

de

Ciencias

Sociales,

Departamento de Ciencias de la Comunicación, Universidad de Playa Ancha, Chile. Manovich, Lev (2005). “El lenguaje de los nuevos medios de comunicación”. Paidós Comunicación, España. De Bernardo, César y Tiziana Priede (2007). “Marketing móvil: una nueva herramienta de comunicación”. España. McCombs,

Maxwell

y

Shaw,

Donald

(1972).

"La

función

establecedora de la agenda pública de los medios de masas", Revista de opinión pública. Universidad de Oxford. McCombs, Maxwell y Shaw, Donald (1977). "El surgimiento de los asuntos políticos". Editorial West. St. Paul, Minneapolis. McCombs, Maxwell (2006). “Estableciendo la agenda. El impacto de los medios en la opinión pública y en el conocimiento”. Ediciones Paidós Ibérica. Moreno Castillo, M. e Ibarra Cortés M.E (2012). Artículo “El modelo de Marketing Viral basado en redes sociales para el uso de instituciones públicas de índole cultural en San Luis de Potosí”. México. Sádaba, Teresa y Rodríguez, Jordi (2007). Artículo “La construcción de la agenda de los medios. El debate del estatut en la prensa

49


española”, publicado en la revista andaluza de comunicación Ámbitos, número 016. Universidad de Sevilla, España.

50


Anexos.-

Anexo 1

51


Anexo 2

52


Anexos 3 El Mercurio Sección: Economía y Negocios. Fecha: Miércoles 25 de agosto de 2010. Link: http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={02992344f419-48f1-8d54-e8eab66ecc5f} Protesta en Santiago y polémica por dichos previos de Piñera No sólo para protestar en rechazo de la decisión de la Corema sirvieron ayer las redes sociales, sino que también para alimentar la polémica política en torno a las declaraciones de Sebastián Piñera en su campaña. "Me voy a oponer a todas las plantas que atenten gravemente contra la naturaleza, las comunidades y la calidad de vida", dijo en una entrevista el actual Presidente de la República, al ser consultado por la situación específica de la zona en cuyo entorno, en algún momento, se proyectaron tres termoeléctricas. "El Presidente dijo cuando fue candidato que no iba a aceptar ninguna termoeléctrica en Chile y menos en La Higuera. Yo estoy con el Presidente porque él lo dijo públicamente", dijo ayer Rosa Rojas, del Movimiento de Defensa del Medio Ambiente. La presidenta del PPD, Carolina Tohá, rechazó la aprobación al igual que el diputado PS Marcelo Díaz. Mientras el diputado de la zona Matías Walker (DC) anunció acciones legales para revertir el trámite. "En Chile existe una institucionalidad vigente, una legislación ambiental, el Estado de Derecho se respeta y en función de ello se ha procedido con la calificación ambiental de Barrancones, evidentemente con todas las exigencias y la rigurosidad del estudio y evaluación técnica que corresponde", declaró tras la votación en La Serena el intendente Sergio Gahona. Ayer en la tarde, unas dos mil personas se manifestaron en contra de la termoeléctrica en el centro de Santiago. A ella llegaron jóvenes en bicicletas, patines, incluso con tablas de surf y peluches de pingüinos, convocados por mensajes en Facebook y Twitter.

53


En medio de gritos contra Piñera y con carteles colgados de "paz" y "amor" se movieron con los brazos en alto por el centro de Santiago, desde La Moneda hasta el Paseo Ahumada. Ahí se sentaron a escuchar a un improvisado vocero que pedía calma y convocaba a una nueva manifestación. Los manifestantes se dispersaron después de dos horas, luego que carabineros actuara con carros lanzagua y bombas lacrimógenas. De acuerdo a su balance, registraron a 38 detenidos. Entre los asistentes se contaron la actriz Leonor Varela y la diputada (RN) Marcela Sabat que, relató, fue alcanzada por los chorros de agua del carro lanzagua.

54


Anexo 4 Emol Fecha: Miércoles 25 de agosto de 2010. Link:http://www.emol.com/noticias/magazine/2010/08/25/432512/figur as-del-espectaculo-defienden-punta-de-choros-y-presionan-apinera.html Figuras del espectáculo defienden Punta de Choros y presionan a Piñera Rostros de la campaña "Salvemos Punta de Choros" exigen que el mandatario cumpla con su promesa de campaña e impida la construcción de la central termoeléctrica en la caleta de Chungungo. SANTIAGO.- De nada sirvieron ante la Corema de Coquimbo las diferentes campañas que pretendían impedir la aprobación de la central termoeléctrica Barrancones, en Punta de Choros, ya que ayer el proyecto fue aprobado por 15 votos a favor y sólo 4 en contra. La autorización por parte del organismo gubernamental causó indignación entre los ambientalistas, quienes no comprenden cómo se puede considerar viable intervenir una zona reconocida a nivel mundial como santuario de la naturaleza y hogar del 80% de los pingüinos Humboldt. Entre los detractores al proyecto de la multinacional franco-belga Suez Energy se encuentran todas las figuras del espectáculo y representantes de la cultura que participaron en el video del movimiento Chao Pescao "Salvemos Punta de Choros", con el que intentaron crear conciencia sobre el daño que significará para dicha zona la central termoeléctrica. Juanita Parra, quien formó parte de la campaña, señaló a Emol que lo único que se puede esperar ahora es que el Presidente Sebastián Piñera intervenga y cumpla con las promesas medioambientales que difundió durante su campaña. "Espero que el Presidente de la República cumpla con su palabra y con su promesa de campaña. Creo que hasta ahora el Gobierno ha cumplido bastante con sus promesas, por lo que espero que cumpla con esto también", apuntó. 55


La misma postura tiene Gonzalo Feito, quien explica que, a su parecer, sólo Piñera podrá impedir que Suez Energy intervenga en la zona. "La única medida que se puede esperar es que el Presidente cumpla con su palabra. Confíamos en que sabrá hacer las cosas bien y no dejará que se contruya en un santuario de la naturaleza", señaló enfático. La actriz María Izquierdo también deposita las responsabilidades a futuro en el Presidente, pero es menos optimista que la baterista de Los Jaivas y el periodista de Mega, pues no cree que el mandatario tome cartas en el asunto. "Hay que esperar que el Presidente Piñera cumpla con su palabra. Aunque la verdad es que siempre pensamos desde el punto de vista de la inocencia y luego nos damos cuenta que las cosas no son como esperamos. Él prometió muchas cosas (en su campaña), dijo que iba a vender Lan, que iba a vender Chilevisión y mira lo que pasó", explica. Los tres rostros de la campaña "Salvemos Punta de Choros" enfatizan que están dispuestos a iniciar una nueva fase en contra del millonario proyecto, aún cuando gran parte de los chilenos no se sumen al movimiento. "Las causas justas nunca tienen muchos defensores, pero eso no significa que quienes estamos comprometidos nos demos por vencidos", señala al respecto Juanita Parra.

56


Anexo 5 Emol Fecha: Miércoles 25 de agosto de 2010. Link:http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2010/08/25/432526/pun ta-de-choros-chilenos-acuden-a-las-redes-sociales-para-manifestar-sudescontento.html Punta de Choros: Chilenos acuden a las redes sociales para manifestar su descontento Fue tal el nivel de interés, que el termino "termoeléctrica" fue por algunos minutos uno de los tópicos más comentados en Twitter a nivel mundial. SANTIAGO.- Apenas la Comisión Nacional del Medio Ambiente aprobó la construcción del proyecto termoeléctrico Barracones en la caleta de Punta de Choros, Cuarta Región, miles de chilenos se volcaron a redes sociales como Twitter y Facebook, para manifestar su descontento y organizar diversas actividades de protesta. El sector donde se emplazaría la termoeléctrica se encuentra la primera reserva marina del país y en la actualidad viven el 85% de los pingüinos Humbolt que existen en el mundo. Estos datos acrecentan la disconformidad con la medida. La primera actividad ocurrió en las afueras de la Intendencia de la Región de Coquimbo, minutos después de ser aprobado el proyecto, donde cerca de mil personas manifestaron improvisadamente su rechazo a la construcción de la central. En Twitter, las señales de disconformidad se plasmaron en el hastag #salvemospuntadechoro, donde los ciudadanos comenzaron a organizarse, para demostrar de diversas maneras su disconformidad con el proyecto. Fue tal el nivel de interés, que el termino "termoeléctrica" fue por algunos minutos uno de los tópicos más comentados en Twitter a nivel mundial. El resultado: miles de chilenos protestando pacíficamente en las calles de las ciudades más importantes del país. 57


Asimismo y a medida que el disgusto se propagaba por todo el territorio, comenzó a propagarse por la web una grabación en la que Presidente Sebastián Piñera manifestaba su rechazo a la construcción de la central termoeléctrica, lo que acrecentó aún más la actividad en la redes sociales. Según lo visto en Twitter las actividades seguirán y para el 28 de agosto ya se está organizando una masiva protesta en Plaza Italia, donde se espera que concurran más de 5 mil personas. Los usuarios de Facebook también se manifestaron y con casi tres mil seguidores, el grupo "No a las termoeléctricas de la cuarta región" se encarga de publicitar actividades de protesta y de reunir material informativo. Además, las organizaciones ecologistas que se oponen al proyecto crearon el sitio chaopescao.cl, donde se pueden encontrar una detallada cronología del conflicto.

58


Anexo 6 La Tercera Fecha: Viernes 2 de marzo de 2012. Link:http://diario.latercera.com/2012/03/02/01/contenido/pais/31102361-9-municipio-de-castro-pide-eliminar-tres-pisos-de-mall-paraaminorar-impacto.shtml Municipio de Castro pide eliminar tres pisos de mall para aminorar impacto patrimonial Centro comercial, que fue aprobado por el concejo municipal, está ubicado cerca de una iglesia declarada patrimonio. Sólo cuatro cuadras separan a la iglesia San Francisco de Castro del nuevo mall de más de siete pisos que se levanta en pleno centro histórico de la ciudad. Este esquema no generaría mayor problema si se piensa en el centro de cualquier urbe del valle central de Chile. Sin embargo, según expertos, si se considera que el templo de madera es uno de los 16 declarados como Patrimonio de la Humanidad en 2001 y que se inserta en una zona de alta riqueza arquitectónica, por la cercanía a los palafitos que definen la identidad chilota, se explica la polémica generada ayer por los detractores del proyecto de la empresa Pasmar. A través de redes sociales, diversas agrupaciones lamentaron el cambio al perfil urbano de Castro generado por el centro comercial de US$ 27 millones, que se inaugurará a fin de año. "Lo vemos como una aberración. No respeta en absoluto la identidad del lugar, una identidad además que es patrimonio y que tiene una iglesia que es de las más antiguas del país", afirma Edward Rojas, arquitecto de la zona y asesor del grupo Cómo Vamos Castro, que dio a conocer la situación. Esta crítica la comparte el decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo, Pablo Allard. "Nadie niega los beneficios de un mall en términos de empleo y comercio. El problema está en la forma en que se hizo y en el impacto urbano. Existen malls en cascos históricos que son oportunidades para revitalizar. Acá se utilizó un lenguaje arquitectónico de cualquier mall suburbano afectando la postal con que Castro es conocida en todo el mundo. Esa imagen cambió para siempre con ese gigante que emerge y anula la iglesia". 59


Frente a las críticas, el alcalde de Castro, Nelson Aguila (DC), señala que los vecinos de la comuna defienden la obra. "La mayoría de la gente de Castro y el concejo municipal quiere el mall, pero siempre que se encuadre dentro de la ley y del plan regulador". Mayor superficie En noviembre del año pasado el Municipio de Castro solicitó al Juzgado de Policía Local la paralización de las obras debido a que sobrepasó en tres pisos los cuatro autorizados por la Dirección de Obras Municipales (DOM). Asimismo, aumentó de los 24.137 a 33.000 los metros cuadrados aprobados y construyó más de los 149 estacionamientos que presentó en el proyecto, para eximirse de un estudio de impacto de tránsito (Eistu). Por ello, la directora de Obras Municipales de Castro, María Luisa Cifuentes, dijo que se solicitará que el proyecto se ciña al que fue aprobado por el municipio y se recomendarán obras anexas para adaptarlo al estilo arquitectónico de Chiloé. "Si se elimina lo que está sobreconstruido y sobrepasado se produce menos impacto. Esperamos que el propietario entienda que con todo lo que ha generado esto, él podría aportar poniéndole un valor agregado al proyecto y haciéndolo más típico de acá o modificar algún aspecto, porque no está terminado", señaló. De todas formas, agregó que la foto que inició la polémica, que circula por las redes sociales, "está tomada desde el ángulo que más le desfavorece al proyecto. El territorio que ocupa es una esquina con vista bonita, que produce un impacto visual". Consultada la empresa Pasmar, que desarrolla el mall, declinó referirse a la obra y señaló que para esta mañana entregarán una versión.

60


Anexo 7 El Mostrador Fecha: Jueves 1 de marzo de 2012. Link:http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2012/03/01/el-polemicomall-de-chiloe-que-cambiara-la-cara-a-castro/ Proyecto usa débil marco legal para proteger patrimonio arquitectónico El polémico mall de Chiloé que cambiará la cara a Castro Por las redes sociales empezó a circular una polémica fotografía que cambia el panorama de la capital provincial del archipiélago de Chiloé. Algunos se preguntaban si era real. Lo es. Y tal como denuncian sus detractores le cayó como un misil a la ciudad. Una especie de ovni en medio de construcciones declaradas Patrimonio de la Humanidad. La imagen de Castro coronada por una desproporcionada construcción como telón de fondo y que prontamente se convertirá en un mall, es la nueva postal y la primera vista con que chocan los visitantes de la emblemática ciudad. También será el nuevo escenario al que los habitantes deberán acostumbrarse. El proyecto, impulsado por la constructora Pasmar —que también ha estado detrás de los proyectos Mall Paseo del Mar y Torres Costanera en Puerto Montt— ha sido duramente criticado en las redes sociales donde empezaron a circular fotografías. En Castro las críticas también han calado hondo. Entre los más férreos detractores al mall “Paseo Chiloé”, que se inauguraría en noviembre de este año, se encuentra el destacado arquitecto Edward Rojas, que entre otros proyectos, fue responsable de la restauración de cuatro de las 12 iglesias de la isla declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad y realizador de la arquitectura del parque Tantauco de Chiloé para la Fundación Futuro, que considera el Plan Maestro para la Refundación de la Caleta INIO. Rojas asegura que: “la ciudad está siendo absolutamente impactada. Desde el punto de vista urbanístico, lo que significa la construcción de este mega edificio en el casco histórico, que por sus dimensiones y altura se ha convertido en una construcción que minimiza la condición patrimonial de la ciudad, de la Iglesia y la tradición arquitectónica de 61


Chiloé, donde siempre la iglesia han sido el edificio más importante de los poblado”. Rojas, que junto a su colega Eugenio Ortúzar realizaron una declaración pública criticando la instalación del polémico centro comercial, señala que más allá de las desproporcionadas dimensiones del proyecto, este no será construido bajo ningún estándar armónico con el entorno. “No tiene nada que ver con la ciudad. Es un edificio internacional, un clásico mall que no tiene nada que ver con el patrimonio, la arquitectura, la madera y con lo que ha sido el gran soporte urbanístico cultural. Es como un platillo volador, un misil que le cayó a la ciudad. Este no es un mall es un mal para la ciudad”. Más allá de lo estético y cultural también se prevén problemas viales, lo que según el arquitecto provocará un impacto de proporciones que afectará la calidad de vida de la ciudad. El alcalde de Castro, Nelson Águila, coincide con esta evaluación y asegura que “tememos que esto aumentará el colapso vial”, que ya es un problema. Para el alcalde esto se ha convertido en su propio Costanera Center. Y señala que: “no podemos impedir inversión de privados si cumplen con los requisitos. Pero tienen que encuadrarse dentro de eso”, lo que, según explica, no ha sucedido. Por eso el proyecto enfrenta dos infracciones cursadas por la Dirección de Obras Municipales en el Juzgado de Policía Local, además de una solicitud de paralización de obra que está siendo analizada. El motivo, según explica el edil es que “pasaron por encima de la dirección de Obras construyendo más metros cuadrados de los autorizados”. Molesto, el alcalde detalla que en vez de intentar el diálogo “van a la municipalidad directamente con abogados. Ahí es la discusión: nos hemos sentido pasados a llevar como municipio”. En todo caso, descarta descontento entre los habitantes y no cree esto afecte el turismo, ya que “la gente va a seguir llegando igual”. Pese a que este medio intentó comunicarse con la constructora Pasmar no tuvo respuesta.

62


Anexo 8 El Mercurio Sección: Economía y Negocios. Fecha: Miércoles 25 de agosto de 2010. Link:http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={02992344f419-48f1-8d54-e8eab66ecc5f} Protesta en Santiago y polémica por dichos previos de Piñera No sólo para protestar en rechazo de la decisión de la Corema sirvieron ayer las redes sociales, sino que también para alimentar la polémica política en torno a las declaraciones de Sebastián Piñera en su campaña. "Me voy a oponer a todas las plantas que atenten gravemente contra la naturaleza, las comunidades y la calidad de vida", dijo en una entrevista el actual Presidente de la República, al ser consultado por la situación específica de la zona en cuyo entorno, en algún momento, se proyectaron tres termoeléctricas. "El Presidente dijo cuando fue candidato que no iba a aceptar ninguna termoeléctrica en Chile y menos en La Higuera. Yo estoy con el Presidente porque él lo dijo públicamente", dijo ayer Rosa Rojas, del Movimiento de Defensa del Medio Ambiente. La presidenta del PPD, Carolina Tohá, rechazó la aprobación al igual que el diputado PS Marcelo Díaz. Mientras el diputado de la zona Matías Walker (DC) anunció acciones legales para revertir el trámite. "En Chile existe una institucionalidad vigente, una legislación ambiental, el Estado de Derecho se respeta y en función de ello se ha procedido con la calificación ambiental de Barrancones, evidentemente con todas las exigencias y la rigurosidad del estudio y evaluación técnica que corresponde", declaró tras la votación en La Serena el intendente Sergio Gahona. Ayer en la tarde, unas dos mil personas se manifestaron en contra de la termoeléctrica en el centro de Santiago. A ella llegaron jóvenes en bicicletas, patines, incluso con tablas de surf y peluches de pingüinos, convocados por mensajes en Facebook y Twitter.

63


En medio de gritos contra Piñera y con carteles colgados de "paz" y "amor" se movieron con los brazos en alto por el centro de Santiago, desde La Moneda hasta el Paseo Ahumada. Ahí se sentaron a escuchar a un improvisado vocero que pedía calma y convocaba a una nueva manifestación. Los manifestantes se dispersaron después de dos horas, luego que carabineros actuara con carros lanzagua y bombas lacrimógenas. De acuerdo a su balance, registraron a 38 detenidos. Entre los asistentes se contaron la actriz Leonor Varela y la diputada (RN) Marcela Sabat que, relató, fue alcanzada por los chorros de agua del carro lanzagua.

64


Anexo 9 El Mercurio Sección: Editorial Fecha: Domingo 29 de agosto de 2010. Link: http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={6e1f809bba65-40e6-853f-0f9f778019fe} Lecciones de Punta Choros El Gobierno no ha sido persuasivo en la política energética que pretende impulsar. Las acciones públicas del Ejecutivo no trasuntan, por ejemplo, su apoyo a las fuentes hídricas, principal recurso de energía limpia de que dispone Chile. Un gobierno -en especial uno nuevo- no puede manifestarse con igual fuerza en todas las áreas de su gestión. La conformación e instalación de sus equipos profesionales, así como la tarea de convertir sus planteamientos programáticos en políticas públicas concretas, varían en distintos planos del aparato estatal. El gobierno del Presidente Piñera, pronto a cumplir seis meses, se ha hecho sentir con vigor en temas como seguridad pública, reconstrucción tras el terremoto -con excepción del retraso en materia de vivienda-, el ámbito educacional y la salud pública. Sin embargo, hay materias que, siendo relevantes en su programa de campaña -como los temas medioambientales o la estrategia energética del país-, no se han plasmado en una acción clara ni se han actualizado con la perspectiva que aporta la gestión gubernamental. No basta recurrir al programa de gobierno en busca de las nociones centrales en materias tan importantes, que siguen sin explicitarse. La ciudadanía supone que una política específica orienta la acción estatal en estos campos, pero cuando se pregunta al respecto, hasta ahora se reciben de las autoridades más evasivas que definiciones medulares. Y, pese a los anuncios y agendas legislativas, los proyectos relativos a la nueva institucionalidad ambiental, por ejemplo, aún no ingresan al Congreso. Estas omisiones se evidenciaron en el episodio de la central termoeléctrica de Barrancones, en la IV Región. La autoridad no 65


explicitó de modo asertivo que durante los últimos años, en un escenario de estrechez energética -por complejas razones y responsabilidades públicas y privadas-, en Chile han proliferado las centrales termoeléctricas, sin un debate ciudadano informado. Distinta fue la oferta programática de Sebastián Piñera, cuya promesa de desarrollo sustentable se inclinó por las energías limpias, como las hídricas, y la promoción de las energías renovables no convencionales. Lamentablemente, el Gobierno no ha sido persuasivo en la política energética que pretende impulsar. Las acciones públicas del Ejecutivo no trasuntan, por ejemplo, su apoyo a las fuentes hídricas, principal recurso de energía limpia de que dispone Chile. La concreción de sus promesas de campaña no puede consistir en una neutralidad limitada a resguardar el respeto a la institucionalidad. Es sabido que en muchos casos los grupos de presión contra determinadas fuentes de energía, como los embalses hídricos, asumen posturas ideológicas -al estilo del empresario Douglas Tompkins-, que no se detienen ante una resolución adversa de las instancias nacionales para procesar los conflictos medioambientales. No fue el caso de la fuerte reacción ciudadana en protección de Punta Choros. Como lo comentó editorialmente este diario, los detractores a este proyecto termoeléctrico esgrimieron razones de daños medioambientales que parecen responder a objeciones objetivas más que ideológicas. Y, pese a que GDF Suez cumplió al parecer las exigencias legales, este caso evidenció una debilidad de nuestras actuales normas medioambientales, que, en general, hacen abstracción de la localización de las actividades productivas -es decir, no son necesariamente más exigentes en algunas zonas que en otras. Clamor ciudadano y riesgos de una resolución Las circunstancias referidas llevaron al Mandatario a asumir una acción directa en el caso Barrancones para resolver la confrontación de legítimos intereses. Pero no es aconsejable reeditarla, pese a signos de popularidad que pueden entusiasmar a algunos. La figura del Presidente omnipresente -extendida en otros países de la región- no se aviene con la tradición republicana chilena. Asimismo, el respeto a las reglas que el país se ha dado en los ámbitos más diversos -desde normas del tránsito 66


y pago de impuestos hasta la fuerza legal de los contratos- es un factor muy apreciado y diferenciador de muchas realidades cercanas. Ese activo es no menos valioso que el patrimonio medioambiental. El Presidente conoce las crecientes necesidades energéticas del país. Para cumplir su compromiso de recuperar un ritmo de crecimiento cercano al cinco por ciento promedio en los próximos años -y así alcanzar el desarrollo y derrotar la pobreza hacia 2020-, se necesita duplicar nuestra generación eléctrica en los próximos 10 años, y triplicarla en sólo 15. Con todo, frente al clamor ciudadano en protección de Punta Choros muy distinto de la claque que a veces arrastra a gobiernos de la región , con razones fundadas y respaldo político transversal, el Mandatario solicitó directamente a la empresa GDF Suez no instalar su planta termoeléctrica en Barrancones. Ésta acogió tal solicitud, pero los alcances de tal gestión sólo podrán apreciarse con el tiempo. Sin duda el Presidente ha pagado un alto costo en opinión calificada, censurado por personalismo, por debilitar la institucionalidad, por saltarse a los ministros del área, etc. Pero la otra alternativa era aún más costosa: una erupción de rebeldía transversal, no ideológica, que lo habría culpado de inacción frente a un objetivo atentado ecológico. Habrá que observar las repercusiones de este episodio en otros proyectos energéticos en curso y, especialmente, la disposición de fondo que adopte GDF Suez, más allá de los buenos términos de su declaración pública sobre "respetar las decisiones de la autoridad".

67


Anexo 10 El Mercurio Sección: Reportajes Fecha: Domingo 29 de agosto de 2010. Link:http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={937bee401a69-4c56-b1b7-61320070486a} Dime que me quieres El Presidente, asustado, intentó explicarle: "No es lo que parece", le dijo, pero la Ciudadanía no quería escuchar. "No quiero perderte, soy tan feliz contigo", rogaba el Presidente. Muchas veces he pensado que el arte de la política tiene mucho que ver con el arte de la seducción. El político más exitoso es aquel que consigue seducir a la siempre coqueta y consentida Ciudadanía. En la última elección presidencial las cosas se dieron de un modo tal que el triunfador puede haber sentido que ganó no porque la Ciudadanía lo amaba a él, sino por el despecho que sentía por su contrincante, la Concertación, que se había vuelto incapaz de entregarle a la Ciudadanía lo que ella le demandaba. Pero cuando el nuevo Presidente y la Ciudadanía estaban por cumplir seis meses de tibia relación ocurrió un hecho inesperado. El Presidente, en un acto de arrojo y pasión (y todas las grandes historias de amor deben tener arrojo y pasión) asumió quizás el mayor riesgo de su vida y apostó todas sus fichas a que sería capaz de encontrar con vida a los 33 mineros atrapados bajo 700 metros de rocas. Y lo logró. Ese día, la Ciudadanía toda lo amó de veras. ¿Cuánta gente habrá sentido eso alguna vez? Lo desconozco, pero me imagino que debe ser una sensación arrolladora. Trágicamente, cuando el idilio llevaba apenas un par de días, la Ciudadanía se enteró de que el gobierno del Presidente había aprobado la construcción de una central termoeléctrica a pocos kilómetros de 68


Punta Choros, uno de los santuarios de la naturaleza más valorados por la Ciudadanía. La Ciudadanía, como esposa engañada, había sido la última en enterarse. Cegada por la ira, salió a las calles a gritar y a denunciar la infidelidad. El Presidente, asustado, intentó explicarle: "no es lo que parece", le dijo, pero la Ciudadanía no quería escuchar. "No quiero perderte, soy tan feliz contigo", rogaba el Presidente. Entonces la Ciudadanía pidió la prueba de amor: "Olvídate de ella", le exigió. Y el Presidente, como ha ocurrido una y otra vez en la historia de la humanidad, tomó una decisión dramática: llamó a "la otra", la Termoeléctrica, y le planteó que se fuera lejos. Renunció a su energía, a su calor... Si tenía que optar, elegía a la Ciudadanía. Con dignidad, la Termoeléctrica dijo que entendía y que se alejaría, pero el Presidente supo que se iría para siempre. "El problema no eres tú, soy yo", alcanzó a decirle a lo lejos el Presidente. Y lo sentía de verdad. La Termoeléctrica siempre estuvo disponible para él, nunca lo contradijo e intentó complacerlo en todo aquello que él le solicitó. Mala suerte, no era un proyecto viable. Quizás si las cosas hubiesen ocurrido en otro momento... y en otro lugar. Pero en fin, el Presidente dio vuelta la página y volvió a los brazos de la Ciudadanía, quien no tardó más que un par de horas en perdonarlo. Y vivieron felices y comieron perdices. Hasta que a la Ciudadanía le pareció que comer perdices era poco ecológico. Y se hicieron vegetarianos.

69


Anexo 11 El Mercurio Sección: Cartas al director. Fecha: Domingo 29 de agosto de 2010. Link:http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={99231af0-f74043aa-a1e1-2363edc44673} El peor estilo de gobernar El Presidente anunció haber acordado con una empresa termoeléctrica el emplazamiento de una de ellas en un lugar diverso y más alejado de Punta Choros. La solución parece sensata si se considera lo contaminante de ese modo de generación de energía y la maravillosa biodiversidad del lugar donde había sido autorizada la planta. Sabio y salomónico, a condición de que se obvie el pequeño detalle de las formas democráticas. El Presidente decide después que 15 funcionarios de su confianza, luego de ponderar -debemos suponer- los argumentos en pro de la producción de energía y los costos para el medio ambiente, producidos a lo largo de cuatro años de estudios y análisis. No creo ser mal pensado si supongo que el criterio unánime de todos ellos daba cuenta que ese era el modo en que la política gubernamental ponderaba entre los costos y los beneficios de proyectos de su especie. Esos 15 funcionarios y quienes los instruyeron quedan desautorizados. ¿Cuáles son los nuevos criterios? La pregunta es relevante para cualquier grupo ecologista, para toda comunidad local que se vea afectada por estos proyectos y para los empresarios que proyecten emprender labores que afecten el medio ambiente. La respuesta ahora es el criterio del Presidente: el mejor alcalde, el rey. La certeza es la de su sabio juicio personal: un misterio para todos. Pero el misterio no es total, pues su decisión pasó por una protesta previa: el Presidente escuchó el clamor de la calle. El problema es que en democracia debieran valer más las razones que nos damos que las protestas con que amenazamos. Con todas las imperfecciones que tenga, es en el proceso de evaluación del impacto ambiental donde grupos ecologistas, empresarios invasores del medio ambiente y 70


comunidades locales fueron invitados a dar sus razones. También en la polémica pública. Se supone que sobre la base de las que venían dándose en esas sedes, y procurando ponderarlas, los funcionarios de confianza presidencial votaron por autorizar el proyecto. El Presidente nos dice que su decisión es otra. No expone sus razones, por lo que ni los grupos ecologistas, ni los empresarios ni las comunidades locales pueden saber cuáles son los estándares que ahora deben cumplir para aprobar o rechazar un emprendimiento que afecte al medio ambiente, salvo por un criterio: la capacidad de movilización que tengan los actores. Todos quedan notificados que es la presión callejera y no las razones las que pueden resultar decisivas a la hora de aprobar o rechazar un proyecto. Un gran incentivo a no darnos razones, sino a sumar marchas en pro o en contra de nuestros intereses. Una noticia no menor para los grupos de presión. La tercera lección del episodio es que el Presidente es quien decide. Hay que concentrar en él los fuegos. Es su criterio, su autoridad, su parecer el decisivo. El poder se concentra y los conflictos también, pues su palabra sustituye a la ley. Ya no importa que las instituciones funcionen. La cuarta es que el Presidente dice haber acordado otro lugar. Si es así y éste estuviere ya determinado, ¿qué sentido tiene estudiar el impacto ambiental que el proyecto pueda producir en el nuevo emplazamiento? Las noticias son tan buenas para el medio ambiente como funestas para la democracia: el poder se concentra, las presiones sustituyen a las razones y el telefonazo a las formas institucionales. Ojalá que no sea el nuevo estilo de gobernar. Jorge Correa Sutil, Abogado

71


Anexo 12 El Mercurio Sección: Cartas al director Fecha: Miércoles 1 de septiembre de 2010. Link: http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={47ee49b7c182-446e-86f4-aadaf64e7635} Sobre Punta Choros Señor Director: En carta de ayer a "El Mercurio" el señor Jorge Correa Sutil sostiene que el Presidente de la República ha actuado en forma poco democrática al intervenir en el caso Barrancones. La actitud presidencial de escuchar a la gente y estudiar sus solicitudes no sólo es loable, sino que plenamente democrática, ya que se gobierna con el pueblo, no sobre él. El que un Mandatario que está a cargo de administrar el bien común haya decidido solicitarle a una empresa que buscase otro lugar de emplazamiento de su industria, que no presente conflictos medioambientales evidentes, y el que la afectada lo haya aceptado no está prohibido por la ley y se inserta plenamente en nuestro Estado de Derecho. Diferente hubiera sido el caso si la afectada con la solicitud presidencial no la hubiese acogido. Este asunto nos ha demostrado que hay un atraso de parte de la institucionalidad medioambiental sobre la definición zonal donde se pueden instalar o no determinadas industrias que, por su magnitud y los efectos que naturalmente producen en el medioambiente, requieren de definición de lugares en que dichos costos sean mínimos o menores. Gerardo García Huidobro l., abogado.

72


Anexo 13 El Mercurio Sección: Economía y negocios. Fecha: Viernes 3 de septiembre de 2010. Link: http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={d73645ae3a31-4974-a47e-07f2469183ed} Tras gestión que logró detener central Barrancones en la IV Región: Inversionistas en termoeléctricas cuestionan decisión del Presidente y ven impacto sobre proyectos futuros Entre otros efectos, observan con preocupación la imposición de la lógica de una sola persona por sobre la institucionalidad. Una nueva historia podría empezar a escribirse en materia de aprobación ambiental de proyectos de generación de energía, especialmente termoeléctricos, tras la intervención del Presidente Piñera, que concluyó con la decisión de la francesa GDF-Suez, de bajar su central Barrancones, cercana a Punta Choros, en Coquimbo. A juicio de varios inversionistas de firmas termoeléctricas, el acontecimiento, está lejos de ser un hecho aislado, y adelantan que de todas maneras, la gestión presidencial marcará un precedente que impactará las decisiones sobre los proyectos de centrales. "El Mercurio" conversó con varios de estos hombres de negocios, quienes solicitaron reserva de su nombre para poder expresar su parecer más abiertamente. Uno de ellos plantea que la gravedad de la actuación de Piñera tiene un triple componente. Primero, por optar porque la lógica de una sola persona -más allá que sea el Presidente- se imponga respecto de la institucionalidad vigente. Segundo, porque con su decisión desestimó todos los estudios técnicos presentados por la empresa Suez y que habían sido considerados por la autoridades de su propio Gobierno, al tiempo que echó por tierra la aprobación unánime de la central por parte de la Corema de Atacama. 73


Y tercero, porque -asegura este ejecutivo- mostró un flanco frente a las presiones sectoriales. "Nos preocupó la argentinización de las medidas del Presidente. Pensamos que esta decisión puede aleonar a los grupos ambientalistas donde muchos están en contra de todo o de cualquier alternativa. Creemos que el Presidente esta muy preocupado, en su primer año de la popularidad, pero esperamos que prime la voluntad política de enfrentar presiones", indica. Mientras que otro agrega que el "efecto señal" dado por Piñera fue nefasto, ya que con esto los grupos de presión saben hasta dónde está dispuesto a ceder. Desde otra firma manifiestan que lo sucedido sienta un precedente para que en el futuro los proyectos de este tipo puedan tener un desenlace similar. "Los que estamos invirtiendo en energía, tenemos una sensación permanente de frustración, de cómo se realizan los trámites de estos proyectos: los procesos para aprobarlos o rechazarlos son muy lentos, muchas veces los argumentos no son técnicos y claramente son políticos y eso genera una pérdida de atractivo para invertir en Chile. Se necesitan reglas claras", agregan. Destacan que si estos proyectos no se concretan, los ganadores son las centrales existentes y no los consumidores. "Los chilenos deben evaluar si quieren pagar los valores más altos de la región en energía. En Perú tienen cerca de la mitad de los costos. Las termoeléctricas producen la energía más barata, sus costos (de largo plazo) son alrededor US$ 80 por MWh y en Perú (con sus subsidios y recursos) del orden de US$ 40 MWh". Otro factores preocupantes son los pocos lugares en que se pueden crear zonas industriales, pese al extenso borde costero del país, agregan los inversionistas. "O son muy caros o presentan diversas restricciones", señalan.

74


De ahí que piensen que la caída en la competitividad de sectores como el agrícola, se puede atribuir más a costos de energía que al efecto tipo de cambio. Otros, como el industrial, que son intensivos en el uso de energía, podrían evaluar el traslado de sus operaciones a Perú por los costos sustancialmente menores que ese país ofrece. Esto, con el consiguiente efecto sobre el crecimiento y el empleo.

75

Viralización, redes sociales e influencia sobre la agenda mediática  

Los usuarios frecuentes de redes sociales probablemente no dudarían en reconocer la influencia que Facebook y Twitter alcanzan actualmente e...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you