Issuu on Google+

NOIR REVISTA CULTURAL

AÑO 1 NÚMERO 23 DICIEMBRE 2016


NO

REVISTA CUL


OIR . Sin embargo, la crítica del públi

LTURAL

ediciones dK


Director: Juanka Casas juanka@noircultural.com

6 The Man from Earth

Sub-dirección : Deborah P. Gómez deborah@noircultural.com

Una pincelada epistemológica llevada al séptimo arte Pablo Bueno

Redactora Jefa: Deborah P. Gómez Juanka Casas

10 Movistar+ rescata la mítica serie Deadwood

Dirección RRHH: Deborah P. Gómez Juanka Casas

Nunca el Oeste estuvo tan de moda Cristóbal Terrer

Coordinación Editorial: Juanka Casas Deborah P. Gómez

14 Luna roja bajo la cimera en la caída de los astros en noche buena Jeremías Vergara

Maquetación y diseño: Juanka Casas

15 Una vida que diga algo

Correción de estilo: Deborah P. Gómez

Gabriela Mora

Dirección y coordinación publicaciones en redes sociales:

16 Lo que jamás he contado sobre la Navidad

Juanka Casas Deborah P: Gómez

Victor Montero

Diseño Web y Marketing: Xavier Madrid marketing@noircultural.com

20 Vapor de agua

Direccion Comercial: Teresa López García comercial.info@noircultural.com

Andrea Broch

24 El olvidado mensaje del Grinch y del Dr. Seuss

LITERATURA: Victor Montero

Guerson Torres Maqueda

26 Alma y mente

MODA: Natalia Laura Méndez FOTOGRAFÍA: Juanka Casas

Arael Elama

ARTE: Natalia Laura Méndez

30

CINE: Deborah P. Gómez MÚSICA: Mary Torregosa

Breakdance y el Bboy Eezzy_Ish Mary Torregosa Breakdance and the Bboy Eezzy_Ish

VIAJES Y CULTURAS: Rosario Tirado Burgos Fotografía Portada: Modelo: Laura López Fotografa: Franckie Malmedy MUA: Sylvana García Estilismo: Descaradas con Estilo y Bisutería by Lucy

Noir, Revista Cultural,es una publicación de ediciones dK Registration Number: 09924522 20-22, Wenlock Road N1 7GU London LONDON, UK Siguenos en Facebook: https://www.facebook.com/pages/Noir-Revista-Cutural/1524513561098787 Twitter: @RevistaNoir

No está permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright. NOIR, Revista Cultural no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores, en los trabajos publicados, ni se identifica necesariamente con los mismos.


36 SOPA DE ÓPERA Alex Mejías

40 SOÑANDO CON FRIDA Jose A. Contreras

42 10 años sin fantasmas

1er premio de la 1ª edición del concurso de relatos del Museo de la Ciencia de Valladolid – La ciencia y tú. Víctor M. del Pozo

44 Entrevista con ANA LÓPEZ YERBES,

Ganadora del concurso de fotografia NOIR “Lo más divertido de escribir con la luz… ¡es jugar con ella!” Juanka Casas

48 TARA HILLS, MAGIA OCULTA EN TIERRAS SALVAJES

“Puede sonar cursi, pero muchas de mis ideas las saco de los sueños. A menudo me despierto sobresaltada y necesito escribirlo todo antes de que se me olvide” Deborah P. Gómez TARA HILLS,MAGIC IN THE NATURAL WILDERNESS “It may sound cheesy but I do dream up a lot of my shoot ideas... I often wake up after a vivid dream and need to write it down before I forget!”

58 MURALLAS Y BALUARTES DE TORTOSA Carles Quintana

66 DIARIO DE UNA SOLTERA

Los quebraderos de cabeza que trae ser la otra Natalia Laura Méndez


The Man from Earth

Una pincelada epistemológica llevada al séptimo arte Pablo Bueno

S

ería demasiado atrevido comenzar el artículo alegando un expandido desconocimiento de esta obra. Es cierto que no la hemos encontrado en grandes carteleras ni en impactantes anuncios publicitarios, y el hecho de no estar

doblada al español ha ocasionado que su difusión entre la comunidad hispanohablante deje mucho que desear. Pero no nos engañemos. Que sea una película de bajo presupuesto no es más que un nimio detalle, pues a pesar de todas las barreras levantadas

por la falta de medios, la película habla tanto por sí sola que no ha necesitado de visados económicos para cruzar fronteras. Y, desde luego, nada de efectos digitales ni de grandes productoras capaces de hacer suyo cualquier rincón del pla-


neta para usarlo como plano. Tan sólo una habitación, no más personajes que los que componen una obra de teatro y una conversación. Un gran debate orquestado nada menos que por el hombre de la Tierra. The Man From Earth es un largometraje americano independiente, dirigido por Richard Schenkman y escrito por Jerome Bixby, quien acabó el guion en su lecho de muerte y no pudo verlo concluido. Sería su hijo, Emerson Bixby, quien entregaría el documento para su posterior producción, cuyo presupuesto inicial constaba de 200.000 dólares que finalmente quedaron reducidos a 56.000 $. El filme reúne en torno a un desamueblado salón a varios profesores universitarios, especializados en diversos campos, tomando como excusa la despedida de uno de ellos: John Oldman. Y la pregunta que incita a toda la discusión no es otra que el motivo de la fuga de su compañero, desconocido por todos ellos. La sorpresa, y las demás reacciones que de ella devienen, se producen cuando el intrigante protagonista les revela

que es un hombre de la era del cromañón, que lleva vivo nada más y nada menos que 14.000 años y que, debido a la ausencia de su envejecimiento, debe mudarse cada cierto tiempo para que las personas que le rodean no descubran un secreto que podría no sólo descolocar los paradigmas científicos, sino crear una envidia generalizada que reduciría al sabio a un simple experimento de laboratorio. Y como la película merece la pena verla, y esto no pretende ser un resumen de la misma, hasta aquí los spoilers. A raíz de tan simple y, a la vez, tan logrado escenario, los debates al respecto se suceden tocando varias ramas del conocimiento humano, desde la biología hasta la religión,

pasando por la literatura o la psicología. Un derroche de intelecto llevado a una historia que, si bien no deja de ser ficción, ofrece un punto de partida perfecto para desarrollar argumentos encaminados a definir a una especie perdida que, después de años presumiendo de raciocinio, aun es incapaz de situarse en el mundo que le rodea. Siguiendo tal propósito, el relato de John tiene un componente histórico fundamental ya que, de ser real, se trataría de un sujeto que ha ido acumulando ciencia y recuerdos de todas las eras del ser humano, incluso desde mucho antes de tomar la escritura como vehículo de conocimiento inter-temporal. Así, el lazo que une todo el argumento está basado en el relato de nuestra especie desde que la conocemos, creando de esta forma la base perfecta para intentar dilucidar qué es realmente el saber. Y es que es mucha la historia que cargamos a la espalda y su peso nos impide poder estudiarla con todos los detalles, conformándonos con vislumbrar los pequeños retazos que unas pocas ruinas y unos pocos hombres nos han dejado.


Y todo, claro está, desde su humilde punto de vista, el cual no deja de ser uno más entre los millones y millones de homo sapiens que han pasado de largo por nuestro planeta. Esta cinta nos invita a recordar que todo es demasiado grande como para que un ser tan pequeño sea consciente de su totalidad, dándonos una sutil lección de humildad y abriéndonos las puertas a pensar sobre la delgada línea que separa nuestro saber de la auténtica realidad. Es por esto que la religión es uno de los temas con más peso dentro del relato, pues si bien la ciencia y su método no dejan de ser vulnerables al paso del tiempo y la evolución del entendimiento, el mito es la parcela del conocimiento que más peligro corre de ser atacada por la mente lógica. Sin embargo su fuerza continúa, aun en nuestro tiempo, ayudando al ser humano a rellenar aquellas celdas que van quedando vacías a pesar

del brutal avance del intelecto. Lo que nos lleva a pensar en la base del mecanismo que nuestra naturaleza utiliza para vislumbrar el saber, ofreciéndonos así una pequeña mirilla desde la cual estudiar nuestras herramientas para alcanzarlo. Y es de este estudio de donde nace la duda ante todo lo que nos rodea y que normalmente damos por sentado, transportándonos de nuevo a nuestra más sentida inocencia y convirtiendo nuestra mente estática en la de un niño al que todavía no le han enseñado a no creer en dra-

gones. Una mente liviana y moldeable que nos hará sentir como aquella inocente Alicia cayendo por la madriguera del conejo. “You know those Chinese boxes, one, inside the other, inside the other, inside the other… I feel like I’m in the last box”. Ante tal abrumadora concepción del universo, son obras como ésta las que son capaces de desdibujar todo lo preconcebido para dar un pequeño paso hacia otro enfoque,


para poder sobrevivir de forma práctica ante una realidad hostil que no se deja estudiar en su plenitud. Y nuestra defensa ante ella es más sencilla y llevadera de lo que nos pensamos. Si bien es imposible alcanzar el saber completo, el ser humano no se limita a buscarlo… lo crea, convirtiendo elegantemente al artista en el primero de todos los científicos. ampliando nuestras miras y haciéndonos de nuevo conscientes de aquel tópico “no todo es lo que parece”, aunque sea tan sólo durante los ochenta y siete minutos de duración de la película, ya que después, irremediablemente, debemos volver a nuestra pequeña y cómoda burbuja donde los libros de texto del colegio dicen la verdad y la poca experiencia de nuestra especie nos sirve de guía para construir un mundo erigido sobre cimientos de cristal. Eso sí, un mundo que, al fin y al cabo, no deja de ser el

nuestro. Nuestro sutil velo que nos impide ver más allá con el único objetivo de mantenernos cuerdos. Pues lo que hay detrás de él no es más que un peligroso caos que nos es imposible domesticar. Éste último punto queda plasmado dentro del amplio abanico de dudas que surgen al introducirse en este salón repleto de intelectuales sin respuestas. La necesidad del ser humano de auto-reafirmarse en su propia visión del universo no deja de ser ególatra, pero al fin y al cabo necesaria

Así el filme resalta, indirectamente, la importancia de la imaginación y la creatividad como puntos de partida del conocimiento. Ya no sólo por la historia que el incomprendido profesor lanza sin reparo alguno a un grupo de simples mortales resquebrajando el suelo sobre el cual se sostienen todos sus esquemas, sino porque el largometraje en sí es una historia creada para crear. ¿Y que se crea? Allá cada uno con lo que saque en claro de ella…


Movistar+ rescata la mĂ­tica serie Deadwood

Nunca el Oeste estuvo tan de moda CristĂłbal Terrer


N

os encontramos en unos días en los que el llamado “Far West” está de moda debido al estreno de Westworld, la misteriosa nueva serie de HBO ambientada en el oeste, pero antes es importante destacar la presencia de Deadwood, la mítica serie también emitida por HBO y que revolucionó la forma de hacer series de televisión. Y es que Deadwood vuelve a salir a la palestra gracias a que el canal “Series Xtra”, perteneciente a Movistar+, recupera y vuelve a emitir las tres temporadas de una se-

rie imprescindible. Nunca se había mostrado el “oeste” de una forma tan cruda y realista. Deadwood es a la tele, lo que Sin Perdón (Clint Eastwood, 1992) fue al cine. WestWorld, la nueva serie de HBO y una de las series más esperadas de los últimos años, es por su parte una serie que es una mezcla de western y ciencia ficción, adaptación del filme homónimo de los setenta y fruto del imaginario creativo de un visionario como Michael Crichton (Jurassic Parck, 1993).  Westworld es un continuo jue-

go de espejos, nada es lo que parece. HBO está empeñada en que sea su nuevo buque insignia, sobre todo cuando Juego de Tronos comienza a ver su desenlace más cerca, pues sólo queda una última temporada por estrenar, dividida en dos tandas que se emitirán en el verano de 2017 y 2018. Así que se ha empeñado en demostrar al mundo que sigue en plena forma y de momento lo está consiguiendo.  El estreno de este pseudo-western tuvo unas cifras de audiencia espectaculares, pues unos 3.3 millones de espectadores decidieron elegir HBO la noche en la que se emitió el piloto, una cifra solamente igualada al estreno de la primera temporada de True Detective. Westworld cuenta la historia de un parque de atracciones futurista en el que los acaudalados visitantes pueden vivir una experiencia real en lo que era el oeste de las pelis de su infancia. Para ello podrán interactuar con un paisaje abrumador y unos robots que facilitan que la inmersión sea plena. El problema surge cuando algunos robots comienzan a tomar conciencia humana y se vengarán de las muchas vejaciones que el ser humano les ha provocado. La serie tiene todos los ingredientes para ser un bombazo catódico, actores de renombre (encabezados por Ed Harris y Anthony Hopkins), producción exquisita (Jonathan Nolan) y un halo de misterio que engancha desde la primera escena. Todo ello con el sello in-


confundible de HBO. ¿Alguien da más? Pero no podríamos estar hablando de Westworld si no hubiera existido una serie pionera como Deadwood, ganadora de ocho premios Emmy y un Globo de Oro, nada más y nada menos. A Deadwood sencillamente le debemos, lo mismo que a series del calibre de Los Soprano, The Shield o The Wire. Y anteriormente a Canción triste de Hill Street o Doctor en Alaska, esto es, una nueva forma de hacer televisión. Actualmente vivimos la tercera edad de oro de las series gracias a que unos jóvenes y talentosos guionistas decidieron cambiar las reglas establecidas y cambiarlas a su antojo. Poniendo patas arriba los anquilosados sillones del cementerio de ele-

fantes en que se estaba convirtiendo la televisión norteamericana. Nunca antes se había mostrado el Oeste de esta forma en televisión. Calles embarradas, prostitutas descaradas, escupitajos y vómitos, es lo que el espectador podía ver en cada uno de los episodios, sintiéndose parte del atrezzo sin salir de la comodidad del salón de su casa. Todo ello con unas tramas brillantes que ya comenzaban a usar los actuales cliffhangers a los que ahora estamos acostumbrados. Como curiosidad, Deadwood posee el récord de más tacos pronunciados por minuto en un programa de televisión. Todo ello mezclado sutilmente con un lenguaje anacrónico que enganchó a la crítica y a la audiencia. Era un western

bien ambientado pero con un lavado de cara muy actual. En Deadwood no se daba puntadas sin hilo, ni había sitio para las sutilezas estéticas, todo era fruto de una cuidada producción, nunca antes vista en televisión, cada episodio era costosísimo y todo un alarde creativo en lo que se refiere a la ambientación, vestuario o fotografía. Un guion exquisito depositado sobre los hombros de unos actores desconocidos en ese momento pero que ahora triunfan en la pequeña y gran pantalla a partes iguales. Timothy Oliphant (Justified), Ian McShane (American Horror Story), Molly Parker (House of Cards), Kim Dickens (Fear the Walking Dead), Dayton Callie (Sons of Anarchy) o Anna Gun (Breaking Bad), por citar algunos.


levisión ante la sorpresa de la crítica que miraba hacia otro lado.

Si el estreno de Westworld ha estado lleno de misterio, no sólo por el atractivo de la trama, sino también por los continuos retrasos en el estreno, con Deadwood ocurrió algo parecido pero con su enigmático final. Posiblemente una de las mejores series de la historia, fue cancelada por HBO tras tres temporadas en antena, dándole una muerte

sucia y por la espalda, con un final que no terminó de cerrar algunas tramas, algo poco habitual en un canal que sabe tratar muy bien a sus productos. Problemas con el coste de la serie y los contratos de sus actores parece que fueron la causa más probable de la cancelación. Resultado: Deadwood acabó colgada en el cadalso de la series de te-

Mientras que los rumores siguen surgiendo sobre si HBO hará algo para concluir la serie, (casi doce años después de su última emisión) pues se habla de que se haría una secuela o incluso una película para dejar satisfechos a todos los seguidores, lo cierto es que Movistar+ nos brinda una oportunidad única de adentrarnos en el Oeste más cruento y desgarrador, y en una calidad envidiable, algo difícil de encontrar en los oscuros rincones de Internet en los que los seriéfilos tienen que buscar para encontrar la serie. Una auténtica búsqueda del tesoro con final feliz, pues Deadwood es oro puro.


Luna roja bajo la cimera en la caída de los astros en noche buena Jeremías Vergara ¿Acaso quién sabe? Madre dime que soy… que seré aquí, si ya no estoy… duele… grito… no son renos de nariz roja. Allí , aprecia una vez mi figura cuando florece el atardecer rojo, donde bebe el suelo y brindan en semifusas los casquillos. Arpa ahora en huesos trenzada de cuerdas cabellos que niños desahogan acariciando con llanto la pena de sus maestros, y los libros callan, solo es imagen, no existe palabra. Pero... qué mejor que tu voz, léeme ahora que me tienes junto a tu lágrima, cantando a mi oído que aún me amas sabiendo que mis juegos ya no esperan por mí. Sólo eso es en América, aun así el invierno llegue a nuestras secas y frías mesetas, aun así Santa arroje paquetes… disentería... de rabia en muñecas desarmables de botón, ni siquiera un noviecito… me has dicho ellos cargan un fusil, con balas de rosas, veneno… y el pavo flaco es sólo un recuerdo, y papá, hermano… No tienes ya a quien darle regalos, esa sonrisa, todo aquello que nos han sacado con la condena del mercado crudo, la crudeza de no saber quiénes somos, quien soy, qué era, dónde voy. ¿Madre, es esto noche buena? Aun Santa arroja bombas de terror.


Una vida que diga algo Gabriela Mora

H

a pasado algo, hemos visto en las películas que la vida es más sencilla o mejor maquillada de lo que nosotros jamás podríamos hacer. Ha pasado algo y es que la vida nos está llevando por delante, que he descubierto que tener vida no es vivirla y sentirla es sólo una minúscula parte de ella. Ha pasado algo, el instante va delante de nuestros ojos y somos demasiado cobardes para hacer más que solo mirar. Le pasa a otro que no soy yo. A otro que no eres tú. Se siente tanto y sin embargo no sabes cómo llevarlo, cómo materializarlo. Quieres algo tanto que no lo buscas, por temor a perderlo cuando lo tengas. Le sucede a otro, a otro que no soy yo, no eres tú. Una emoción es tan efímera como el sudor que transpiras en la última caminata que hiciste al trabajo porque llegabas tarde. Al trabajo que odias pero haces igual, a medias, sin ganas. Quiero que mi vida sea como una película pero

me quedo mirando la oportunidad, sondeándola para creer si es real. Quizás ya se ha ido. Probablemente lo ha hecho. Ahora tienes que correr para alcanzarla, perseguirla y ser más de lo que esperabas, más de lo que soñabas, tienes doble trabajo ahora. Porque ninguna vida sin sentido se convierte en una película, ninguna historia del mismo ritmo es contada, ningún pulso controlado es observado, nada que no busque valer existe en el mundo real. Porque no es a nadie que debes mostrar tu valía, no es a cualquiera, no es a quien te juzga o a quien te señala, no es a quien habla de ti a tus espaldas, no es ni siquiera a Dios, porque él sabe exactamente lo que vales; es a tu oponente más fuerte, más rápido, más sagaz. Es a ti mismo. Es vivir la vida siendo algo, significando algo, valiendo algo. Ser yo mismo en mi máxima expresión es disfrutar lo benditamente bueno y saborear lo malo para reconocerlo a kiló-

metros, cuando vuelva a venir. Es aguantar de pie, plantar los pies firmes y resistir, y cuando ya no puedas entregar, entregarle a Dios lo que tus fuerzas no puedan llevar, es soportar la tormenta, el trago amargo, el dolor punzante y disfrutar las gotas de felicidad que se escurren de ello. Es ver la luna con los ojos rotos y agradecer. El instante, ese instante en el cual te das cuenta de que la vida no es una sola cosa. Es una galaxia que explota cada tres segundos y tiene amnesia retrógrada hecha en fotogramas de los capítulos de tu existencia. Y cada capítulo importa, cada parte vale en un todo y no por sí mismo sino que necesita el empuje, el aliento para avanzar y seguir, sin meta que alcanzar, porque la alcanzas al continuar, es un viaje sin regreso, sin retroceso; es vivir y que signifique algo para alguien.


Lo que jamás he contado sobre la Navidad Victor Montero

E

n la casa de mi abuela se festejaba la Navidad. Nunca íbamos a misa, no sabíamos sobre el acartonado sabor de las ostias, pero festejábamos la Navidad. Nos habían contado de qué iba todo esto: llegaba un momento del año en que Papá Noel nos traía regalos si nos habíamos comportado razonablemente bien. Al principio era menester que aquel buen hacer equivaliera a la totalidad del año. Luego parecía estar permitido el comportarse de manera me-

nos decente durante las vacaciones de verano, pero comprendíamos que, para obtener los preciados tesoros, el año lectivo era crucial. Con el arribo de la adolescencia ya no importaba nada, pero aquí me abstraigo a contar sobre mis primeros años de correrías. Fueron tiempos donde, pasadas algunas navidades, escuchamos la gran noticia: era posible pedirle regalos a Papá Noel mediante una carta. No lo supimos de boca de un familiar, sino de algunos compañeros de la escuela que lleva-

ban adelante estas prácticas en sus propias casas. –Para esta Navidad he pedido un Armatoy. –¿Cómo “he pedido”? –Sí, lo he escrito en la carta. –¿Qué carta? –La carta para Papá Noel. –¡Ah! La carta... ¿Y qué escribiste en esa carta? –Le puse que quiero un Armatoy. Mi papá me dijo que ponga otra cosa también por si Papá Noel no encuentra el Armatoy, así que abajo, en la postdata, le puse que me trai-


ga el Bandolero Loco. –¡El Bandolero Loco! Este clásico diálogo matutino me fue suficiente para conocer la verdad sobre las cartas. Existía, padres mediante, una comunicación directa con Papá Noel. Y podíamos, de hecho, pedir. Y éramos especialistas en pedir, porque sino para qué sirve un niño. La espera de algún regalo no era individual. El estrés, los nervios y el fuego interno era compartido. Primos, hermanos y demás niños presentes en la víspera de Navidad fingíamos durante todo el día que podíamos encomendarnos a otras tareas. Jugábamos al fútbol, corríamos sin sentido, comíamos mucho en el almuerzo, dibujábamos, robábamos nueces, hacíamos cualquier cosa para no pensar en lo que realmente estábamos pensando durante todo

el tiempo. Necesitábamos que los adultos creyeran que seguíamos siendo los niños del resto del año, los de siempre, sus hijos y nietos. Pero de vez en cuando, en un descanso del partido o en un silencio del mediodía nuestras miradas se encontraban. Ojos brillantes, despiertos, veloces. “¿Vamos a pedirle a la abuela más helado o flan?”, rompía el hielo cualquiera de nosotros, seguido de un gran estruendo afirmativo. Pero en realidad sabíamos que en aquellas miradas vívidas y nerviosas, que formaban una red en el aire durante un mínimo segundo, estaba el mensaje profundo y verdadero: “Muchachos; hoy a la noche viene Papá Noel.” Todo lo demás era pura falacia. Vi con mis propios ojos una sombra sobre el muro, al fondo de la casa. Luego de aquello aparecieron los regalos de-

bajo del árbol. Otra Navidad escuchamos unas campanas, las creímos provenientes de fuera de la casa y salimos a mirar a los cielos. Allí estaba, la luna grande y sus cráteres. Cuando volvimos a entrar, los regalos nos esperaban en unas bolsas. La mayoría de las veces no eran los regalos que habíamos pedido en las cartas, pero aquello se convertía en un anexo, el nerviosismo e incluso la desesperación era la misma año tras año. Había un señor extraño que venía expresamente, escondido, en secreto, mágico y con prisas a traernos algo a cada uno de nosotros. Sea cual fuere el regalo, también era un objetivo capturarle. Encontrarle se trataba de una fuerza poderosa. Verle el rostro. La barba blanca. Desde las 23:30 a las 00:30 se nos desorbitaban los ojos. Navidad tras Navidad Papá Noel era un sujeto tácito. Por eso nuestro corazón


dio un vuelco cuando un 24 a la medianoche tocaron a la puerta. Le besamos la barba blanca y nos colgamos del cuello del pobre hombre. Le abrazamos todos juntos. Ninguno prestó atención a ningún regalo. Le miramos la barriga y le oímos atentamente la voz; no era una voz familiar. Todavía me recorre la emoción de aquellos minutos, el destello rojo y blanco al abrirse la puerta y la algarabía que no cayó ni siquiera cuando Papá Noel dijo que tenía que irse rápido porque tenía que visitar un montón de casas más. De hecho, al cerrarse el pórtico tras su partida nos abrazamos con mi primo y saltamos de alegría sobre un desvencijado sillón. La Navidad siguiente escu-

chamos en tiempo y hora ciertos ruidos sospechosos sobre el tejado. Teniendo en mente lo ocurrido la Nochebuena anterior, corrimos hacia el patio desesperados y le capturamos de nuevo. Esta vez estaba sobre el techo, ¡bajando una bolsa de regalos con una soga! A partir de aquella Navidad fue intermitente. A veces aparecieron algunos regalos por arte de magia y otras veces le vimos saludando desde el tejado. Decía “Jo jo jo, feliz Navidad” y se marchaba. Lo cierto es que ya éramos un poco más grandes, dejamos de pedirle regalos por escrito, nos alejamos de aquella correspondencia que supimos tener y progresivamente nos importó cada vez menos el fichero de comportamiento que

debíamos mantener impoluto. Era de prever que no bajara a saludarnos, era bastante lógico; Papá Noel estaba ofendido. Años después llegó a nosotros el cruel desengaño que se ofrece como bienvenida para la juventud occidental. Aquel Santa bonachón, corpulento, de voz diferente y ojos brillantes que había llamado a la puerta y cargaba una bolsa de regalos como contrapeso a su gran barriga, en realidad, había sido mi padre. Mi padre es flaco y se había puesto un almohadón bajo la camiseta. Había deformado su tono de voz. La corpulencia y el brillo de sus ojos fueron ilusiones ópticas que vimos sola y exclusivamente los niños. Al tiempo nos pusimos de


acuerdo para no destruir la ilusión de los más pequeños. Supimos más detalles: existía un disfraz de Papá Noel que la familia guardaba celosamente. Nadie supo nunca dónde o quién era el guardián de aquel ropaje. Alguien lo traía durante la tarde de Nochebuena y se lo ofrecía en secreto a algún adulto para que hiciera la actuación de medianoche. Si se le preguntaba al portador de la caja con el disfraz (esta vez mi tío) dónde estuvo aquel artificio todo el tiempo, respondía que se lo habían entregado previamente. Una Navidad pensé que era posible rastrear al verdadero custodio, a quien guardara la caja durante el año en catacumbas insondables. Le pregunté a mi tío. Mi abuela le había entregado la caja. A mi abuela se la había dado mi abuelo, a mi abuelo mi madre, a mi madre mi otra abuela, a ésta un pri-

mo lejano y así hasta que en algún punto la cadena de entrega del disfraz volvía, incluso en una misma Navidad, a encontrarse con la misma persona que ahora tenía la caja. Eventualmente, ante el hartazgo de aquel pasamanos, alguien aceptaba el desafío y se ponía el traje. Entre 23:30 y 00:30 la tarea del resto de los adultos era evitar que los niños notaran al adulto faltante. Acepté ponerme el traje. Era joven, atlético y tenía ganas de ver la Navidad desde el techo que daba al patio. No podía bajar porque algunos primos eran algo mayores y mi contextura me delataría, pero podía vociferar y bajar los regalos desde arriba. Todo fue según lo planeado. El codazo de mi tía y una patada de mi madre indicaron el momento cronometrado y desaparecí de la escena general. Me en-

contré de repente con la caja, sobre la cama, en una habitación oscura. Nos miramos. Era ahora o nunca. Toqué unas campanillas faltando tres minutos para las doce. Los niños no escucharon sonido alguno. Los cómplices adultos actuaron de igual manera; los fueron arreando hacia el patio preguntándoles si habían escuchado. Las hice sonar de nuevo y los niños se sorprendieron. Luego me dejé ver, o mejor dicho Papá Noel se dejó ver sobre el tejado. Evitaré la descripción de la emoción en el rostro de los niños, el bullicio y la algarabía porque es lógicamente imaginable. Y porque, decididamente, lo más extraño de la noche estaba a punto de ocurrir. Una vez entregados los regalos no tenía mucho tiempo para quitarme el disfraz y ba-


jar corriendo para unirme al gentío, fingiendo haber sido parte durante todo el proceso. Hice sonar las campanillas nuevamente como un indicio de mi partida mientras di unos pasos hacia atrás. Allí fue cuando, entre el ruido de las personas y los fuegos de artificio, en un campo auditivo de intensidad inferior, escuché la música de otras campanillas. Estaban cerca, no eran de

tificiales. Todos disfrazados. Todos en el papel. Me quedé petrificado ante lo que estaba viendo. Cada dos o tres techos, había uno de nosotros. Mi rostro tuvo en aquel momento las mismas facciones que las de los niños emocionados en los patios del vecindario. Pero las siluetas corpulentas se perdían en la lejanía, con lo cual aquellos ni-

zando una mano como si nos cruzáramos por la calle. En su ánimo fervoroso, el hombre no se había percatado de lo peculiar de aquella situación navideña. Tantos Papás y tantos Noeles. Le señalé a los demás y pude ver en sus ojos la sorpresa de un regalo inesperado. Cuántos éramos allí. Cientos, miles. Ya habían pasado siete minutos desde la medianoche y allí estábamos. En un santiamén todas las siluetas se observaban entre sí. Todos nos miramos. Tejimos una red visual y comenzamos a vernos mejor en la espesura del humo nocturno. Era muy extraño. Los primeros segundos cavilé entre bajar de la azotea o seguir avistando aquel espectáculo del cual formaba parte. Tengo la profunda certeza de que todos sufrieron de la misma duda. Nadie se marchó. De repente, una pregunta retumbó en las cavidades de mi mente. ¿Es esto la Navidad?

una iglesia, eran parecidas a las que yo había hecho sonar. Observé la azotea de una casona y vi una silueta humana idéntica a mi, disfraz incluido. “Jo jo jo...” retumbó sobre un muro colindante a la casa del frente, donde otro Santa Claus terminaba de bajar una bolsa de regalos a unos niños emocionados. “¡Feliz Navidad!” escuché gritar a varias personas, todas siluetas oscuras sobre los tejados, sólo iluminadas por el resplandor de los fuegos ar-

ños de sorprendido semblante alcanzarían los patios de toda la ciudad, por qué no de todo el país y específicamente de nuestro huso horario. En eso estaba cuando sentí que me observaban. Podría haber sido alguno de mis primos pequeños, descubriendo la farsa y delatándome ante todos... podría haber sido un adulto, reprochándome por tardar tanto ante la falta de excusas por mi ausencia ya notoria... pero no. Era un Santa Claus vecino. El barrigón del frente de casa. Me saludó al-

Giré mi cuerpo, confundido. Me quité la barba postiza y vi como muchos de los Santas se libraban de sus chaquetas y gorros. La humareda de los fuegos de artificio se disipaba. Entonces nos miramos nuevamente. Éramos, estáticos, rasgaduras de Diciembre y retazos de Navidad. Supe en aquel instante que uno de nosotros era el verdadero. O uno de los muchos, tal vez. Atónitos vimos la fuga de una estrella lejana, muy suave, veloz; confundida en el misterio de la noche con un último cohete volador que algún joven lanzó a los cielos con dilación.


Vapor de agua Andrea Broch

U

n lunes por la noche, como cualquier otro, me meto en la ducha y el agua inunda mi pelo como cuando me inundas el cuerpo con tus manos y me aprietas fuerte para que el frío no me marque demasiado los pezones. Pero esta vez no consigo calmarme, algo no va bien y tú lo sabes pero no me lo dices, decides sumergirte en el tráfico de la calle para no curar aquello que está empezando a sangrar. El agua sigue cayendo

y los muslos se empapan de tu olor, de tu sexo, pero no estás aquí ni quieres estarlo, por ahora. Me fumo un cigarrillo, o quizá dos, y me meto en la cama sin pensar mucho en ti, no me gusta empezar a extrañar a alguien cuando está a punto de irse. A la mañana siguiente el olor a café consigue abrirme un poco los ojos pero ni siquiera soy consciente de que el café nunca se prepara solo, así que supongo que serás tú y tengo

ganas de empezar el día con un buen polvo pero no has venido para eso. Y ahí estás, en mi cocina, preparando café y abriendo viejas heridas que no vas a sanar. Te vas una semana a París a ver a no sé qué amigo y quieres que cuide tus plantas. ¿De verdad quieres que cuide las plantas si no sé cuidarme de ti? Tendré que hacer algo esa semana, la ausencia duele y no estoy como para morir en el intento.


Viviam Kerr Mañana será otro día

Más información y venta: http://viviamkerr.wixsite.com/viviamkerr/manana-ser-otro-da-book


Cortometraje sobre las drogas, sus efectos y consecuencias. EL ÚLTIMO DÍA Dirección y Guion Original Juanka Casas Actores Montse Bañolas Robert Escribano

https://www.youtube.com/watch?v=4usGgU9KG-E


El olvidado mensaje del Grinch y del Dr. Seuss Guerson Torres Maqueda

T

heodor Seuss Geisel, conocido en el mundo de los cuentos infantiles como Dr. Seuss; un escritor que llegó a publicar más de 60 libros sobre cuentos e historias para niños. Su principal forma para identificarles era su peculiar imaginativo manejado, rítmico, compuesto por juegos divertidos de palabras y una literatura que se digiere por sí sola. La recurrencia frecuente al uso de palabras trisílabas, terminaron por consolidar su perfil como escritor. Sus principales obras como The Lorax o The Cat in the Hat (El Gato en el sombrero) lo volvieron autor intelectual de múltiples sonri-

sas, muchas de ellas gracias a su máxime letra, El Grinch, de la historia “Como el Grinch se robó la Navidad”. La historia fue escrita alrededor de 1957, lo cual puede obviarse por el ambiente expuesto en lo que fue Villaquien. En fechas como estas se sobreexplota la versión cinematográfica del Grinch, ya sea la versión animalada de Boris Karloff, o la popular película del 2000, protagonizada por Jim Carrey. No obstante, el motivo original del texto poco tiene que ver con esta extrema reproducción de la historia.

En un mundo tan globalizado y a la vez plagado de un consumismo desmesurado, pareciera que el Dr. Seuss se adelantó medio siglo y se dio cuenta lo superficial que son las personas. Por ello el objetivo del Grinch fue demostrar que la Navidad va más allá de los regalos, las decoraciones y los adornos; el espíritu navideño, esa frase tan trillada, es capaz de romper envolturas, cajas de cartón y kilos de luces decorativas, pues poco tiene que ver el sector decorativo con la verdadera intención. Este libro podría ser la literatu-


ra ideal para que los niños canalicen ese ambiente decembrino en una órbita de paz, unión, fraternalidad y adoración, pues recordando que el motivo original para esta celebración no es más que un festejo religioso. El Grinch, es un solitario hombre peludo de tonalidad verde, que vive meramente en compañía de su perro Max, a 1000 metros sobre una montaña al norte de Villaquien, ciudad que alberga míticos festejos

navideños. El Grinch, en su poderosa obsesión de soledad y rencor, decide arruinar la felicidad de los Quien (Ciudadanos de Villaquien) robando sus regalos, adornos y comida, sin embargo, a pesar de una catarsis en el sentimentalismo quien, estos se sobreponen a la adversidad y terminan por celebrar una vez más la Navidad, por tanto, terminó por comprender que aquellas superficiales adquisiciones y materiales, no son el motivo real para celebrar, sino el

complemento a la paz, amor y convivencia, de ahí el corazón de aquel peludo ermitaño se agrandó tres veces, compensando lo pequeño que era este al comienzo del relato. Para cerrar y desear feliz navidad a los lectores, la frase más particular del Grinch (y por tanto del Dr. Seuss) en torno a la Navidad: “Tal vez la Navidad no viene de una tienda. Tal vez la Navidad, tal vez, significa un poco más.”


Alma mente

y Arael Elama

C

uando nos enamoramos de alguien, en realidad lo hacemos de una imagen falsa que nos formamos sobre una persona. Diría que la mayoría de los seres humanos se enamoran así, de una fantasía, de lo que creen que es la persona amada, porque la función de nuestra mente es precisamente la de interpretar la realidad y muchas veces lo hace de una forma bastante conveniente, en lo que se refiere a los sentimientos y emociones. Hoy veo que la mente siempre idealiza, en todo lo que ve, crea imágenes falsas sobre todo y proyecta hacia el exterior todo lo que cree que es real. Así, cuando uno siente rechazo hacia alguien, siempre encontrará justificaciones basadas en sus prejuicios hacia esa persona que no acepta, y esto también ocurre por la interpretación mental que hacemos respecto a los demás, aunque la mente no sólo funciona así con las otras personas, sino que también lo hace con las cosas, con los animales, insectos, lugares, etc.

Lo que es cierto es que la mente cumple a la perfección con su misión, hace lo que tiene que hacer, así como lo haría nuestro ordenador, lo organiza todo de forma automática, los recuerdos, la información subliminal que nos alcanza aunque no la percibamos conscientemente, las programaciones que nos controlan a través de medios de comunicación, de normas, adoctrinamientos, modas, y también aquellas memorias ancestrales, familiares, que permanecen silenciosas pero que actúan más activamente de lo que nos imaginamos. Nuestra mente cuenta además con un sistema operativo que, como bien dice la palabra, opera basándose en lo aprendido, en lo subyacente que se halla en el inconsciente y a las programaciones y memorias anteriormente mencionadas. Todo ello está bien sujeto y entrelazado en una especie de entramado de creencias muy poderosas a través de las cuales se mueve cualquier pensamiento e idea.

Todas las mentes a su vez están ligadas unas con otras a través de la consciencia colectiva y la inconsciencia colectiva, es decir, a través de lo que pensamos colectivamente de forma consciente y a través de lo que nuestra mente inconsciente guarda y reserva, actuando con mucha más influencia que el propio pensamiento consciente, es más, diría con total seguridad que nuestra mente despierta o consciente está casi totalmente controlada por lo que sucede en ese inconsciente, y que, lamentablemente, no somos nosotros mismos libres y en esencia hasta que no logramos deshacer los programas que actúan como piloto automático en nuestras decisiones, en nuestra forma de vida, en nuestra forma de actuar. Además, las creencias están «fabricadas» a partir de esos programas, ya sean por aprendizaje, por herencia ancestral, o por inducción social. Pondré un ejemplo. Si un grupo social cree que ser pelirrojo es demoníaco, esto repercuti-


rá en todas las personas del grupo, las que tengan el pelo de ese color sufrirán por sentirse repudiados por el resto, y las que no, sentirán miedo y rechazo por esa creencia implantada en su mente consciente. Pero esa mente consciente está controlada por las memorias del inconsciente, donde seguramente habrá algún suceso marcado en la historia de algún grupo de ancestros, que fue el inicio de esa creencia. Seguramente alguien con el pelo de ese color impactó negativamente emocionalmente al realizar algún acto que quedó grabado en la memoria celular. Tal vez fue un asesino despiadado en la época de los tatarabuelos de las personas del grupo. Así, aunque no se recuerde lo que ocurrió en esa época, el miedo queda instaurado en el inconsciente y eso provoca reacciones que van más allá de la mente consciente, la cual

entiende que no le gusta la gente pelirroja pero no puede dar una explicación razonable y lógica a ese rechazo. Imaginad ahora todo lo que hay en nuestra memoria colectiva, guerras, muertes, violaciones, aberraciones, incestos, asesinatos, unido a ideas muy marcadas relativas al género y a la raza, o religión de la persona, hombres marcados por la creencia de que deben ser fuertes y duros, sin emociones que no sean la ira y el odio, hombres que creen que amar les debilita, y que el deber y el honor está por encima de todo, hombres que deben matar para conseguir el triunfo, mujeres que creen que tienen que ser sumisas y que no pueden hacer lo mismo que los hombres, porque son inferiores, porque están a su servicio para ser sus esposas, o sus prostitutas, sólo engendrar hijos es su función, o dar

placer al hombre y poco más es su cometido. Ellas, consideradas débiles y frágiles, ellos fuertes e insensibles, ellas manipuladoras para hallarse a sí mismas y salvarse de una realidad demasiado dura, ellos instigadores y creadores de invasiones, de injusticias... Religiones que han movido masas, manipulando las ideas de las personas a través del miedo, muertes en honor a dichas religiones, a su dios o dioses, esclavitud, maltrato a personas de otras razas... Todo esto está en nuestro inconsciente colectivo, todo ese dolor, toda esa amargura, pérdida de seres queridos, dolor inhumano. Una gran mutilación de nuestra verdadera esencia, de nuestra parte más HUMANA durante tantos siglos... Todo aquello que ha ido sucediendo, ha ido quedando


almacenado en nuestras memorias, y funciona y actúa como una serie de filtros que nos impulsan a escoger el tipo de persona que nos cae bien o mal, nos lleva a prejuzgar, a odiar, a rechazar o a amar a otros sin saber el motivo. Aún nos resistimos a darnos cuenta de que somos iguales, y que no hay nada más que una verdad, una que reconoceremos si nos reconocemos

nuestras acciones en un 95%, desde los recuerdos dormidos que están allí inmersos, la mente consciente es sólo la punta del iceberg.

a nosotros mismos primero, pues en nuestro interior está la dicha que buscamos afuera, dentro no hay diferencias, sólo la mente las crea.

Si entro en lo espiritual tendré que explicar entonces cómo funcionaría el resurgir del ser, cómo el alma cobra fuerza, mientras la mente empieza a estar a su servicio y no al contrario.

Nuestra parte consciente es muy pequeña, digamos que está al servicio del inconsciente y sólo funciona en un 5% de nuestras decisiones y actuaciones, mientras que nuestro inconsciente controla

Si deseamos ser libres, si deseamos ser el «alma» que somos, tenemos que entender que debemos desinstalar todo lo que no es necesario que esté ahí, en el inconsciente, y hay muchísimo por limpiar.

Las personas que despiertan a sí mismas, sienten que tienen que limpiar la «basura» emocional y mental que se esconde en el inconsciente, acto

al que llaman «sanación», pues lo viven de una forma muy intensa, ya que limpian muchos patrones, programas, memorias de dolor muy arraigadas, y el proceso se hace muy duro, en algunos casos excesivamente duro, todo depende de la carga ancestral que llevan y de su personalidad.

También se habla mucho del ego, el cual se mueve en la parte consciente pero enlazado a las creencias, como un puente entre lo oculto en la parte inconsciente y la relación con el exterior. El ego es un conjunto de personajes, máscaras o caretas, que usamos para relacionarnos con el entorno y con los demás. Pero el ego está contaminado por los miedos y por eso muchas


veces no ayuda demasiado en nuestras relaciones. Cuando empiezas a descubrir todo esto, el ego empieza a comportarse de una manera diferente. Lo primero que ocurre es que te das cuenta de que no eres tu inconsciente, tampoco eres solo tu consciente, no eres el ego, ¿entonces qué eres, quién eres? Cuando te preguntas esto es cuando puedes convertirte en el observador de ti mismo y comienzas a ver cómo reacciona tu ego, qué hay detrás de cada reacción, cuánto miedo hay en ti, y también empiezas a sentir que puedes cambiar esas reacciones, puedes transformar aquello que sientes que pesa en ti, puedes borrar el dolor y quedarte sólo con lo aprendido, puedes ser una mejor versión de ti mismo. Entonces pones manos a la obra. Aquí está el salto al vacío, te enfrentas a ti, a lo que creías ser, para empezar a ser lo que realmente eres. Cada uno, entonces, va descubriendo su verdad, lo que hay en su interior, algunos lo llaman alma, otros ser, otros existencia, yo no sigo ninguna corriente de pensamiento en concreto, sino que más bien sigo la mía propia.

do dentro de ti, de la verdad que eres, la mente se pone a su servicio, como herramienta para ser, para manifestar lo que eres, a través de tus dones, de tus talentos, de lo que llamamos sueños, anhelos, pasiones. La intuición es la pequeña voz de tu alma, de tu verdad, que intenta guiarte hacia lo que más te conviene, aunque no lo puedas entender desde tu mente, y cuando desarrollas esa intuición, es decir, cuando empieza a pesar más tu verdad que lo que hay en tu inconsciente o lo que demande el ego, tu mundo, todo tu mundo se transforma, incluso el exterior que te rodea. De pronto empiezas a conocer a otras personas que vibran como tú, es decir, que están en la misma sintonía, y otras personas desaparecen de tu vida, tal vez incluso tu relación de pareja deja de ser lo que esperabas o deseabas, comienzas a tener la necesidad de dejarlo todo y hacer sólo lo que siempre quisiste hacer, tu sueño, y tu alma te pide un salto al vacío, un salto que tienes pánico de llevar a cabo porque te pide dejar atrás muchas cosas a las que te has acostumbrado, tu zona de confort.

Pensar... Cuando estamos sujetos a ese paradigma del que he hablado antes, el pensamiento está sometido a ello, pero si se libera da paso a algo más, a eso que eres tú, a tu verdad sublime.

El alma, esa verdad interna y poderosa, cada vez grita con más fuerza y si finalmente te atreves a ser quien eres, toda tu vida da un vuelco, de forma progresiva, o tal vez repentina, pero tú dejas de ser quien creías ser y una versión de ti, la verdadera, emerge.

El pensamiento actúa de traductor de lo que vas sintien-

Ahora ya eres tú, un tú que se une a la idea de que todos

estamos unidos, un tú que se une a la sensación de que el amor brota desde dentro de ti, y ese amor lo sientes tan adentro que pareciera que tu corazón se ensancha, pareciera que realmente brota de tu pecho, como una fuente de luz, y te enamoras de la vida, des-aprendes lo que creías que era amor, descubres lo que sí lo es, y dejas de des-amarte, para comenzar a amarte como ser, como el dios que hay en ti, como el amor que eres, más allá de lo que tus pensamientos obsoletos opinan sobre ti, su opinión es una mentira, lo único que es válido es tu verdad, la verdad suprema de tu existencia, que es pura y coherente. Sólo falta que la mente deje de interferir, que se una al cambio, que eleve su nivel de comprensión, que se ensanche, que deje de luchar contra el ser que eres y tu nivel de consciencia despierta sea más elevado. Tu inconsciente tiene que estar lo más limpio posible, nuevas creencias no limitantes podrán nacer para llevarte al éxito de tu don, a quien eres, a ese nuevo ser humano que es realmente Humano. Embarcarse en esta aventura, en este viaje que realmente sólo es recordar quién eres, requiere de mucha valentía, coraje, amor, intención mantenida, fortaleza, y confianza o fe. Alma o mente, tal vez seremos “Almamente”... el nuevo ser Humano en un cuerpo de luz movido sólo por el verdadero amor hacia un todo en unidad...


Breakdance y el Bboy Eezzy_Ish

A

ctualmente, es muy común fusionar las tendencias actuales, con estilos de hace años. Es en las grandes ciudades donde más se evidencia el gusto por diferentes estilos que se ve reflejado tanto en la moda como en la actitud. Con el tiempo, se han introducido cambios en el ámbito artístico y con respecto a la danza y la música, por ejemplo, hace años era más complicado encontrar academias que impartieran clases de Hip Hop, Swing, o danza Butoh, entre otras, pues lo común era encontrar ballet o flamenco. Pero ahora, con la variedad de gustos y el desarrollo en general, surgen más oportunidades que hacen más fácil el estudio de otras danzas, desde danzas polinesias, orientales, o urbanas, como el “breaking”. En España, por ejemplo, está muy de moda la música latina, el hip hop o el funky, que se escuchan a menudo en pubs, discotecas y otros eventos. Cada vez es más alto el número de personas que se unen a academias para aprender a bailar estos estilos.

Mary Torregosa


Breakdance and the Bboy Eezzy_Ish

N

Mary Torregosa

owadays, it is very common to merge current trends with the styles that hit some years ago. This fact is more evident in the main cities where is easier to feel the taste of different styles that are reflected in both fashion and attitude. With the passage of time, changes have been made in the artistic field, especially regarding music and dance. For instance, now is easier to find a college imparting hip hop, swing or butoh lessons than in the past, when the most common dances were flamenco and ballet. Fortunately, the world is changing and is this variety of tastes which makes possible to study others dances such as Polynesian, Oriental or urban dances, like the well-known “breaking�. Latin music, hip hop and Funk are the latest trends in Spain and are often heard in the most fashionable nightspots and local events. That’s why the number of people who join to one of these academies looking for improving their dancing skills on the floor is increasing every day.


Retrocedamos hacia el año 1970, a los barrios neoyorquinos del Bronx y Brooklyn donde aparece por primera vez el “break dance”, también llamado “B-boying” o “B-girling”. Esta danza urbana pertenece al estilo Hip Hop, y fue conocida gracias a la etnia afro-americana.

Este tipo de baile tiene como base, saltos , giros y posturas muy difíciles de realizar, además de muchas variaciones, donde los movimientos pueden imitar los de un robot, y requieren una flexibilidad y habilidad impresionantes. Solían realizarse en la calle, siendo allí, los encuentros y

luchas entre bandas el escenario para ello. Fue en 1980 cuando empezó a tener más visibilidad, debido a la frecuente publicidad que se hacía en los medios de comunicación, así como en el cine, con películas como Breakdance, dirigida por Joel


Let’s go back to 1970, to the New York boroughs of Bronx and Brooklyn where the concept ‘breakdance’ -also called ‘B-Boying’ or ‘B-Girling’appears for the very first time. This urban dance belongs to Hip hop style and became popular thanks to the Afro-American ethnicity who lived in the-

se neighbourhoods. This type of dance is based in jumps, turns and postures really hard to perform, in addition to many variations which the movements can imitate (as a robot), and also requires and impressive flexibility and sportive skills. These move-

ments used to be performed in the street, being the fights between gangs the perfect scenery for this dance. It was in 1980 when breaking began to have more visibility, due to the frequent advertising on media, as well as in the cinema, with films like Breakdance, directed by Joel Silberg in 1984. This film made a great influence and motivated many people, because it awakened interest in knowing this style deeply and learn how to dance it. That is what happened to the dancer Yaessh Campher (Eezzy_Ish), a 27-year-old Bboy from Port Elizabeth who lives in Cape Town, South Africa, because when he first met the break dancing style through the film, fell in love instantly. Eezzy_Ish has been dancing for 13 years and is quite versatile when it comes to dancing other styles. He started doing flips and acrobatic tricks when he was very young and joined a local gym in elementary school to improve his skills. Afterwards, he joined a few friends from his academy to form a band in their local area of Port Elizabeth (Schauderville) called ‘The #041Hip Hop Cats’, with whom he also were involved in theatre and even


Silberg en 1984. Esta película, de hecho, fue una gran influencia o motivación para muchos, ya que despertó el interés por conocer más sobre este estilo y aprenderlo. Eso mismo le pasó al bailarín, Yaessh Campher (Eezzy_ Ish), Bboy de 27 años de Puerto Elizabeth, que reside en Cape Town, Sudáfrica, pues cuando conoció el estilo break dancing a través de la película, se enamoró al instante.

propia producción teatral The Opera House Theaters.

cientes como Honey 3 y Cinderella live.

Se centró mayormente en los movimientos “footworks” o “top rocks”, los cuales son la base de este estilo. Aunque con el tiempo evolucionó hacia un modo más abstracto, conserva el modelo tradicional del pensamiento “Breaking”.

Actualmente, trabaja en diferentes zonas de Cataluña (España), actuando junto a sus compañeros Terry Sauls, y Mark Wayne Voigt ( Rocco) en hoteles de Salou, Pineda de Mar o Girona, con un espectáculo tributo llamado Soul killer Seal.

Con los años, Eezzy_Ish ha adquirido mucha experiencia y eso le ha hecho mejorar tanto como artista, como competidor. Ganó un premio 1on1,

Eezy_Ish siempre intenta salir de su zona de confort para romper con el estereotipo del “Bboy” y adaptarse a otros estilos de baile y géneros. Además de bailar, tiene otras habilidades y aficiones artísticas, como dibujar o pintar camisetas, pero bailar es lo que le da el impulso para seguir con más fuerza, y le enseñó disciplina en muchos aspectos de la vida.

Eezzy_Ish ha estado bailando durante 13 años y es bastante versátil a la hora de bailar diferentes estilos. Empezó haciendo volteretas y trucos acrobáticos desde muy joven y después se unió a un gimnasio local en la escuela primaria para desarrollar sus habilidades.

trabajó con artistas famosos e incluso ha hecho intercambios culturales y talleres en Artist Residency Program de Newcastle, trabajando con compañías de desarrollo y actuando en grandes compañías de teatro como Aunt Rose, Real Makoya y Mixing it up, entre otras.

Posteriormente, se unió con unos amigos de su academia para formar un grupo en Port Elizabeth (Schauderville) llamado “ Los #041Hip Hop Cats”, con los que se involucró también en el teatro, e incluso dieron a conocer su

Después se trasladó a Cape Town, donde finalmente se introdujo en el mundo de la televisión, apareciendo en programas nacionales e internacionales, revistas e incluso en películas como: House party 5, o algunas más re-

“Breaking” es un arte que desafía al ojo humano, pero lo más importante, es que te permite ser libre. Nada es correcto o incorrecto, tanto como el sentimiento tradicional del Breaking sea aplicado y enseñado con una ejecución perfecta” - Eezzy__Ish ENLACES DE INTERÉS Facebook: Yaeesh Campher Twitter: @eezzy_issh Instagram: @eezzy_ BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES DE INFORMACIÓN - www.ciudaddeladanza.com ( bibliodanza) - Enciclopedias online


showcased their own theatre productions, The Opera House Theaters. He mostly focused on movements as “footworks” or “top rocks” which are the bases of this style. Although as time goes by his style has evolved to a more abstract way, he conserve the traditional model of the “Breaking” thought. Over the years, Eezzy_Ish has gained a lot of experience and that has made him improve both as an artist and as a competitor. He won a 1on1 prize, worked with famous artists and even he made cultural exchanges and workshops at the Artist Residency Program in Newcastle, working with development companies, as well as acting at major theatre companies such as Aunt Rose, Real Makoya and Mixing it Up, to name a few. He then moved to Cape Town where he got introduced into the world of television, appearing in nationals and internationals shows, magazines and even movies such as House Party 5 and most recent ones as Honey3 or Cinderalla Live. Eezzy_Ish currently works in several hotels in different areas of Catalonia (Spain), acting with two partners : Terry Sauls, and Mark Wayne Voigt ( Rocco) with a tribute show called Soul killer Seal. Eezzy_Ish is always pushing himself out of his comfort zone to break the “Bboy” stereotype and adapting to other dance styles and genres.

Besides dancing Eezzy_Ish has other artistic talents such as sketching and painting T-shirts, but dancing has always given to him the drive to push harder, and taught him discipline in many aspects of life.

- Eezzy__Ish - -

“Breaking” is an art that defyies to the human eye, but more importantly, it allows you to be free. Nothing is wrong or right, as long as the traditional feeling of Breaking is applied and shown with flawless execution”.

BIBLIOGRAPHY

Social media handles: Facebook: Yaeesh Campher Twitter: @eezzy_issh Instagram: @eezzy_

- www.ciudaddeladanza.com ( bibliodanza) - Online encyclopedias


SOPA DE ÓPERA Alex Mejías

E

l pequeño Delmon había pasado todo el otoño con la naricilla roja. Todo por culpa de los vientos de invierno que trajo consigo ese otoño. Cuando el invierno llegó de verdad, su nariz había pasado del rubor ante lo gélido a una excesiva rojez de enfermo. De haber podido acudir a un doctor, este le hubiera recomendado reposo después de recetarle unas cuantas medicinas. Pero en la vida de Delmon no había ni doctores, ni médicos ni nada parecido. Tampoco un enfermero de una escuela o un hogar con armario de medicamentos. Ni siquiera unos padres que pudieran prestar atención a su naricita. Pero Delmon tenía algo a lo que podía llamar familia, una familia muy especial compuesta por cinco viejecillos harapientos, todos dedicados a vagar durante el día y, al caer la noche, a contar historias junto al fuego. Así como ellos, Delmon vestía con trapos deshilachados cubiertos de parches con diseños extraños, sacados de otras prendas. Él también se dedicaba a vagar por los mercados, en donde aprovechaba para extender una mano para

pedir dinero y sobras a los tenderos mientras, con la otra, escamoteaba en sus bolsillos las mercancías de los puestos. Pero el otoño había apagado su mirada dando paso a una naricilla colorada que goteaba sin remedio. Aunque su aspecto enfermizo le proporcionaba algunas monedas extra, su nariz había traicionado en más de una ocasión el sutil arte de Delmon. Estornudar llegó a costarle una paliza y dos patatas. En otra ocasión, un estornudo se saldó con la pérdida de una manzana y un tirón de orejas que puso a juego su nariz con su oreja izquierda. También tuvo que esquivar algunos palos y escabullirse como un ratoncillo ante los gritos que le acusaban de ser un ladrón. El que Delmon regresara agitado y sin viandas al hogar de los viejos, delataba lo infructuosos que resultaban sus paseo. Pero esto, a su vez, llevaba a que se pasara por alto su naricita encendida. Así fue, hasta el día en que el pequeño se retiró a dormir sin haber comido ni siquiera un mendrugo de pan duro con queso viejo. La vieja Dalia apretó los labios y decidió hacer de médico.

Tomó al niño en su regazo y puso su frente en su frente. Tras esto, torció su rostro y exclamó: -¡Este niño está enfermo! Los cuatro viejos de caras ancianas que esperaban el veredicto de la vieja Dalia se torcieron -¿Enfermo de verdad? -Preguntó uno de los viejos, que vestía un frac impoluto de un negro brillante. -Enfermo, enfermo, Prelin. ¡Inútil! -Respondió otro de los ancianos, que llevaba puestos unos zapatos acharolados demasiado grandes para sus pies pequeños. -No seas malo, Cabú -recriminó el tercer viejo, este con camisa blanca de cuello almidonado y unos pantalones de vestir negros. - Mose... -murmuraba el cuarto viejo, que cubría su cabeza con un sombrero de copa, al oído del tercero-. Si está enfermo tendremos que... -¡Habráse visto tal esperpento! -Interrumpió la Dalia, que tenía por costumbre mirar al suelo, al alzar los ojos y poner la vista en los ancianos,


percatándose de las prendas nuevas sobre harapos viejos-. ¿Gueré, acaso habéis asaltado la ópera de nuevo? Prelin tosió, Cabú le propinó un codazo seco, Mose chistó, Gueré se mesó los cabellos y la Dalia chascó la lengua con desprecio. Aferró fuerte al pequeño poniendo la vista en él y dio una orden clara: -¡Venga! ¡Todos! ¡A hacer sopa! Prelin comenzó a limpiar lo podrido de las cebollas con una navaja de asta de ciervo. Cabú limpió un perol de cobre con un trapo y después lo untó con un trozo de grasa fresca, cenicienta e informe, que llevaba en el bolsillo, envuelto en un pañuelo. Mose salió con un cubo en busca de agua y Gueré desapareció sin que le vieran. Al volver Mose, las cebollas, limpias y doradas, crepitaban en el perol que reposaba sobre un fuego. Vació el cubo de agua en el interior y añadió un puñado de sal del bolsillo izquierdo del pantalón nuevo, y queso fresco y pan reciente del derecho. Aún con todo, a Mose le parecía que aquella sopa no estaba completa. Una buena sopa de enfermo debía llevar... -Hueso. A esto le falta hueso... -Añadió. Y al poco apareció Gueré hueso en mano, hecho un manojo de nervios. -Bien, así quedará bueno -Mose parecía contento, aunque daba la impresión de que a la vieja Dalia no le gustaba

nada aquello. -¿De dónde ha salido eso? -Preguntó la vieja mirando el hueso con sospecha. -¿Qué eso? -A Cabú se le habían pegado los nervios-. ¿La cebolla? ¿La grasa? -¿El pan? ¿El queso? -Con-

-El hueso... -la garganta de Mose era todo nervio -El hueso es... -a Gueré los nervios comenzaron a calarle en los huesos-. ¡Hueso noble! -¿De qué animal? -Dalia había cogido nerviosismo y agitaba con fuerza a Delmon, que gi-

tinuó Prelim, que se rascaba los nervios. -¡No, el maldito hueso! -Aclaró Dalia mientras acunaba al pequeño Delmon. La sopa borboteaba al fuego.

moteaba inquieto. -DE ANIMAL VIEJO. -Contestaron a coro los viejos. Delmon comenzó a temblar, más que de frío, de enfermo. -Bueno, como si viene del in-


fierno. -La preocupación por el pequeño superaba a la preocupación por el hueso-. Servidle un par de cazos de sopa a Delmon. Gueré sacó del sombrero varios bol de madera y Prelin

tras le daba sorbitos a cada cuál más pequeño. Mientras, todos aprovecharon para dar cuenta de la sopa. Incluso la Dalia tomó su parte del bol de Delmon. El pequeño abrió entonces poco a poco los ojos. El brillo, aun tímido, parecía

mon para acariciar su cabecita joven con dedos viejos. -¿Estás mejor, piojillo? -Le preguntó Gueré. -¿No me he muerto? -Aunque estuviera cansado, Delmon sonreía contagiado por la sonrisa de los viejos. -No, hijo. Por hoy ya ha habido bastantes muertos -apuntó Prelim. -El que se iba a morir, ya se ha muerto. -Aclaró Mose -¡Por Dios, no hablen de eso! -La Dalia se tocaba el estómago con cara de asco. Delmon tomó con gusto un sorbo más de sopa y, ya recuperado, preguntó: -¿Qué es esto? -Sopa, por supuesto -contestó Mose. -Sopa de la buena -continuo Prelim. -Sopa de Hueso Noble -sentenció Gueré. -Sopa de Animal Viejo -clamó Cabu. -¡Déjenlo ya! -Instó Dalia, la vieja, antes de dirigirse a Delmon-. Sopa de Ópera, pequeño. -¿Y ahora qué? -Prelim se mostraba inquieto. -¡Juguemos a las tribus! -Dijo Delmon, sonriendo con fuerza. -¡Sí, por favor! Juguemos a las tribus y bailemos junto al fuego.

metió la mano en una manga del frac para extraer un cazo. Sirvieron en silencio mientras la Dalia ponía la sopa en los labios de Delmon. -Bebe, pequeño -decía mien-

haber vuelto a ellos. -Mirad, ya despierta -señaló Cabú sonriendo. Dalia también sonreía y con ella, todos sonrieron. Se congregaron entonces alrededor de Del-

Ya no quedaba nada de la dolencia del pequeño. Su naricilla roja se había ido y con ella también se había ido el invierno. Mañana volvería a asaltar el mercado y a escabullirse entre los puestos pero, esta noche, su cuerpecito le pedía danzar junto a la olla hasta que se consumiera el fuego.


SOÑANDO CON FRIDA Jose A. Contreras

Y en la búsqueda de una musa, me topé de frente con una pintura de Frida. Cautivo de su fuerte mirada, me enamoré de su figura. Anhelando ser parte de su historia obligué a mi cerebro a soñarla, platiqué con tan bella dama como si fuera mi gran amiga. Le pregunté si ella pintaría mis sueños, pues no la quiero olvidar, de la mano de Diego Rivera la pienso recordar. Traté de interpretar sus trazos y seguir sus pinceladas, sentí sus fuertes manos guiando mi mirada. Mi hermosa musa de ensueños, Grandiosa Frida Kahlo, ¿qué diera hoy en vida para estar un segundo entre tus labios?


10 años sin fantasmas 1er premio de la 1ª edición del concurso de relatos del Museo de la Ciencia de Valladolid – La ciencia y tú. Víctor M. del Pozo

buscaban compañía, al igual que yo. Teníamos demasiado en común. Habíamos sido olvidados por el mundo, y podíamos sentir como la soledad nos carcomía aquellas entrañas que no teníamos.

H

an pasado ya diez años desde que los fantasmas se fueron. En realidad nadie notó su presencia, en caso contrario, nadie hubiese apostado nunca por mí. Resulta fácil imaginarme allí abandonado, olvidado, en la más absoluta indigencia y con la única compañía de las ratas, y claro está, los fantasmas.

Eran dos, Herminio, el antiguo portero de la fábrica, cuyo espíritu se negó a abandonar el edificio después de aparecer muerto a la mañana siguiente de una noche de guardia, y Matilde, víctima de aquel desagradable accidente… mejor no hablar de eso. Mi relación con ellos era cordial. Nunca tuvieron intenciones hostiles, sino más bien

Los días pasaban en procesión, todos igual de grises, hasta el día en que llegaron aquellos hombres. Personajes trajeados, pero con llamativos cascos amarillos sobre su cabeza, aparecieron una mañana y comenzaron a recorrer todas y cada una de las habitaciones en donde moro. Traían consigo grandes planos y no paraban de hablar de tirar este tabique de aquí o de añadir uno allá.


Pronto vino la época de las excavadoras, los albañiles, carpinteros, pintores y demás obreros. Para entonces, Herminio y Matilde ya se habían ido. No se despidieron, simplemente un día, sin más, empecé a extrañar su presencia que antaño tanto me incomodaba. Poco a poco el proyecto fue tomando forma. ¡Estaban ocurriendo demasiadas cosas para poder estar pendiente de todas ellas! Por cualquier rincón iban instalándose luces, placas informativas o diversas máquinas a las que ellos llamaban “Experimentos”. Un sistema solar de plástico, un embalse en miniatura, un planetario electrónico… ¡Aquello era increíble! El día de la gran inauguración todo el mundo rebosaba alegría. El optimismo se respiraba en el ambiente. Un centenar de personas esperaba ansiosa a la apertura para poder contemplar el resultado de aquello de lo que tanto se hablaba en la ciudad. Como decía, han pasado diez años de todo aquello. La soledad y el abandono que antaño me rodeaban han sido remplazados por la contagiosa risa de los escolares que vienen de excursión o las didácticas explicaciones de los guías a veces interrumpidas por las inoportunas preguntas de los visitantes curiosos. Debo confesar que muchas veces vi segura mi muerte, mi desaparición. Un derrumbe, una demolición… ¡Que final tan horrible para la que durante décadas fuera una Importante fabrica harinera! Sin embargo, ahora me siento nuevamente querido, valorado. Soy una parte importante de esta ciudad. Soy el Museo de la Ciencia.


Entrevista con ANA LÓPEZ YERBES,

Ganadora del concurso de fotografia NOIR “Lo más divertido de escribir con la luz… ¡es jugar con ella!” Juanka Casas

A

na López Yerbes nació hace 50 años, un 2 de febrero de 1966, en Madrid, ciudad donde ha pasado su infancia y adolescencia hasta que en 1984, sus padres decidieron trasladarse a Oropesa del Mar (Castellón). Apasionada de la fotografía y de las Harley Davidson, es la ganadora de

nuestro concurso del mes de Diciembre. ¡Bienvenida, Ana, y enhorabuena por esa estupenda foto! Podrías contarnos un poco de ti para que nuestros lectores te conozcan mejor. Soy una aficionada y una

apasionada de la fotógrafía. Me dedicaría a ella el día entero si pudiera, a lo que para mí, sin duda, son obras de arte. Hace un año realicé un curso de fotografía porque me daba vergüenza no entender el lenguaje fotográfico, me sentía pérdida a la hora de consultar con compañeros cualquier duda sobre una


foto. Desde muy pequeña, me pasaba horas contemplando fotografías familiares, la belleza de mi madre, momentos que a mí me gustaba imaginar cómo habían sucedido, inventando toda una historia. Ahora  sé que he recorrido una parte del camino, que me queda mucho por hacer y aprender, y que nunca más volveré a abandonar esta pasión que me transmite y me llena tanto.

¿Cuál dirías que es tu estilo?

¿Desde cuándo te dedicas a la fotografía?

Mi estilo está enfocado, en gran parte, al mundo Harley, me apasiona captar las motos en movimiento. Pero me gustan los retos, intento probar otras doctrinas aunque no me gusten tanto. Lo más divertido de escribir con la luz… ¡es jugar con ella!

La afición comenzó en el año 1985 cuando aparecieron un grupo de moteros en sus Harley-Davidson en la primera concentración del Big Twin... “¡Esos Moteros con esas pintas!”, decía la gente. Me enamoré de las Harley´s, y al mismo tiempo de la fotografía, cuando descubrí al fotógrafo Alberto Garcia Alix, porque esas  imágenes de “moteros

Juanka Casas El lado oscuro de las sombras Libro de 35 fotografías urbanas, en blanco y negro, jugando con las sombras de las calles, acompañado de frases celebres de los mejores poetas o escritores de todos los tiempos. Una serie que muestra la vida que pasa a nuestro alrededor de forma diferente y con una visión particular. http://www.lulu.com/shop/juanka-casas/el-lado-oscuro-de-las-sombras/paperback/product-22674988.html


malos” tenían alma. Y empecé a juguetear con una vieja cámara que había por casa. Hasta que me lancé a comprar mi primera réflex, una Zenit, que por supuesto no sabía manejar. Pero sin saber nada de ISO, diafragma, ni velocidad, para mí eran números a derecha y a izquierda y aprendí a manejarla. En 1993, a causa de una tragedia familiar, guarde la cámara, hasta que hace dos años, mi marido, Juan, que es mi principal apoyo, me regaló mi actual equipo y me siento feliz. Ahora me arrepiento de aquella decisión… ¿Con qué cámara trabajas? Con una Canon 1200D, y normalmente suelo usar un objetivo Tamron 16/300 por el tipo de fotos que suelo hacer normalmente, me gusta llegar a todo lo que puedo.

¿Eres de las personas que opinas que para una buena fotografía hay que llenar la bolsa de multitud de objetivos, flashes, etc, o que la buena imagen está ahí, y solamente hay que saber buscarla? Lo importante es tu mirada, tu sensibilidad y tu facilidad a la hora de componer la imagen. Cuanto más cómodo estés, mejor te sientes. No es necesario ir como un corresponsal de guerra. ¡La foto está ahí! ¿Prefieres la fotografía digital o analógica? Pues en los tiempos que estamos, me quedo con la digital, pero guardo con mucho cariño los recuerdos de la vieja Zenit.  ¿Prefieres trabajar con luz natural o artificial, con las correspondientes ventajas e inconvenientes de cada

una de ellas. Con luz natural. ¡Tengo una asignatura pendiente con la artificial!, pero estoy en ello. Cuándo sales a la calle a “cazar imágenes”, ¿tienes alguna idea de lo que buscar, o vas totalmente a la aventura, y te dejas llevar por el instinto? Voy a la aventura, acompañada de un no sé qué que me hace observar todo lo que me rodea, captar, sentir… ¿Algún fotógrafo de referencia? Alberto García Alix, Cristina García Rodero, Arturo Gutiérrez “El Patillas”, Chema Andoz, el divertido Martin Parr, y mi favorito, Robert Frank, entre otros.


TARA HILLS, MAGIA OCULTA EN TIERRAS SALVAJES “Puede sonar cursi, pero muchas de mis ideas las saco de los sueños. A menudo me despierto sobresaltada y necesito escribirlo todo antes de que se me olvide” Deborah P. Gómez

M

agia celta, criaturas escondidas en la profundidad de los bosques, serpientes, diosas, una mujer que extiende sus alas en los campos de lavanda... Solo Tara Hills ha sabido cómo retratar estas criaturas que viven en sus fotografías. La manera en la que combina imágenes llenas de colorido con conceptos de otros mundos definen su estilo único, una hermosa y contradictoria mezcla de oscuridad y felicidad. A esta fotógrafa inglesa le encanta hacer sus sesiones en exteriores porque considera que ayuda al equipo a integrarse en la escena e interpretar mejor a los personajes. Tara vive en la costa sur de Inglaterra lo que le facilita encontrar esos paisajes que vemos en sus fotografías que nos dejan sin respiración. Pero Tara no es fotógrafa las veinticuatro horas del día, su verdadera profesión es diseñadora gráfica.

Lo primero de todo, me gustaría que me contaras cuando decidiste ser fotógrafa.

Siempre he estado interesada en el arte y crear cosas, dibujar, pintar, fabricar objetos con cajas de cartón…

Purple Haze - Model Alix Carter, MUA Tara Hills, wig by Lush Wigs, costume and photography Tara Hills 


TARA HILLS, MAGIC IN THE NATURAL WILDERNESS “It may sound cheesy but I do dream up a lot of my shoot ideas... I often wake up after a vivid dream and need to write it down before I forget!” Deborah P. Gómez

C

eltic magic, creatures hidden in the woods, snakes, goddesses, a woman spreading her wings in lavender fields.

Only Tara Hills knows how to portrait these creatures that live in her photographs. Her unique combination of colourful pictures and ‘other-worldy’ concepts define her style, a beautiful mix of darkness and happiness. She loves shooting on location because it helps the team to really feel the scene and the ideas she has in mind. She lives along the south coast of England where it is easy to find the breath-taking landscapes that we can see in her portfolio. But Tara Hills is not only a part-time photographer, she also works as a Graphic Designer in her dayto-day. Firstly, I would like to know when did you start Photography? I’ve always been interested in art and creating things, drawing, painting, making stuff out of cardboard boxes... so by the time I got to high school I discovered Photography, and taught myself a lot. I carried

on in college, and experimented with a lot of different styles until I settled with the conceptual, fantasy-based style that I seem to have adopted today. Which camera did you choose when you started this adventure? My first camera was an Olympus film SLR, not even sure of the make as it was very, very old - it was my Dad’s first camera too. I used it through college as we studied with film first, and developed the film ourselves in our dark room. I loved doing that, all the different things you could do with chemicals and paper was so much fun. I really learnt a lot with that camera, but made the switch to digital when I got more serious about photography. And which camera and software are you using now? I have 3 different Canon EOS cameras, the newest in my


Así que cuando llegué a la escuela secundaria descubrí la fotografía y aprendí mucho por mí misma. Continué en la universidad y experimenté con muchos estilos diferentes hasta que me acomodé en el estilo conceptual basado en la fantasía que parezco haber adoptado hoy. ¿Y qué cámara te acompañó en los comienzos de tu aventura fotográfica? Mi primera cámara fue una Olympus SLR de carrete, ni siquiera estoy segura de la marca ya que era muy vieja (también fue la primera cámara de mi padre). La usé en la universidad porque aprendimos cómo usar la película y revelarla nosotros mismos en la habitación oscura. Hacer eso me encantaba, todas las cosas diferentes que podía ha-

Amphitrite Model & MUA Onyxeia, wig by Coscraft, costume, throne and photography Tara Hills 

cer con productos químicos y papel era muy divertido. Realmente aprendí mucho con esa cámara, pero cambié a digital cuando me empecé a tomar más en serio la fotografía. ¿Y qué cámara usas en la actualidad? Tengo tres Canon EOS diferentes, la más reciente de mi colección es una 70D. No es una de las más avanzadas del mercado, pero me sirve y he creado imágenes muy bonitas con ella. Si tuviera más dinero me compraría una mejor, pero por ahora hace bien su trabajo. El software que uso es Photoshop, pero trato de usarlo lo menos posible. ¿Cuál dirías que tu estilo favorito?

Me encantan las imágenes llenas de color, pero también los conceptos oscuros o de otros mundos. Así que supongo que un poco de todo. Definitivamente prefiero hacer sesiones al aire libre y en lugares concretos. Creo que estar en el bosque o en un campo rodeado de flores silvestres realmente ayuda al modelo a entender el personaje y sentirse mucho más relajado, lo que nos permite crear mejores imágenes como un equipo. Después de echar un vistazo a tu galería he llegado a la conclusión de que has pasado un montón de buenos momentos con tus modelos mientras se metían en la piel del personaje. ¿Hay alguna historia interesante que quieras compartir con nuestros lectores?


interesting story behind a photoshoot that you want to share with our readers? Most of my photoshoots tend to have some kind of funny story behind them... I normally get a couple of friends to help me behind the scenes, so always some level of messing around! A lot of my shoots are in the woods so we’ve occasionally had a wild animal come up to us, and we once found a rope swing that went over a stream so we put all of our stuff down to have some childish fun and splash around for half an hour!

Giger’s Princess Model: Onyxeia, MUA: Katie Johnson, wig by Lush wigs, dreadlocks by Lovebird Locks, costume, set and photography Tara Hills 

collection being a 70D. It’s not one of the most advanced cameras available, but it suits me well and I’ve created some really nice images with it. If I had more cash then I would upgrade, but for now it does the job. The software I use is Photoshop CS6, but try to use as little as possible.

worldy concepts. So I guess a bit of everything. I definitely prefer doing outdoor and on location shoots compared to studio shoots - I find being in the forest or surrounded by wild flowers really helps the model get in to character and feel much more relaxed, which allows us to create better images as a team.

What’s your favourite style so far?

After having a look to your gallery, I can imagine that you must have spent lots of good moments recreating the scenery and the character with your models. Any

I really love colourful images, and also dark and other-

I had a shoot a few months ago which required some smoke bombs for added atmosphere, and one of the girls who was helping struggled to wave the smoke because the wind kept changing. She wasn’t really looking where she was running, and ended up falling down a MASSIVE hole full of muddy water... she was in up to her hips! Took a while for her to get out because we were all laughing so much... and of course, I had to take a photo first before lending a hand! Then I guess you prefer natural lights than using spotlight, don’t you? Natural light all the way for me, it’s so much more flattering and the sunlight really brings out people’s eyes. A lot less equipment to worry about, too. Though I do love it when some studio photographers use multi-coloured gels for some amazing contrasting effects.


La mayoría de mis sesiones tienden a tener algún tipo de historia divertida detrás de ellas... Normalmente me llevo a un par de amigos para ayudarme detrás de las escenas, por lo que siempre hay alguien revoloteando. Muchas de mis sesiones están hechas en el bosque por lo que de vez en cuando hemos visto algún animal salvaje venir hacia nosotros. Una vez encontramos un columpio de cuerda cerca de un arroyo y pusimos todas nuestras cosas a salvo para poder divertirnos como niños salpicándolo todo durante casi

media hora. Tuve una sesión hace unos meses que requería bombas de humo para cambiar la atmósfera, y una de las muchachas que me estaba ayudando tenía que luchar para agitar el humo porque el viento no dejaba de cambiar. Ella estaba corriendo de un lado para otro sin mirar dónde pisaba y terminó por caerse en un enorme agujero lleno de agua fangosa… ¡Hasta la cadera! Le llevó un buen rato salir de allí porque los demás no podíamos parar de reír. Por su-

puesto, tuve que hacerle una foto antes de ayudarle a salir de allí. Supongo que prefieres las luces naturales antes que los focos. Siempre escogeré la luz natural, es mucho más acogedora y la luz del sol saca a la luz los ojos de la gente, los hace brillantes. Además, tienes que preocuparte de llevar menos cosas. Aunque me encanta cuando algunos fotógrafos de estudio sacan geles multicolores para crear esos efectos tan sorprendentes. Dime la verdad, ¿de dónde sacas la inspiración para crear esas imágenes? Hay muchas cosas que me inspiran: la música, viajar, el tiempo, la moda, y puede sonar cursi, pero muchas de mis ideas las saco de los sueños... A menudo me despierto sobresaltada después de un buen sueño y necesito escribirlo todo antes de que se me olvide. ¿Qué buscas en una modelo? ¿Qué tienen que transmitirte para que decidas incluirlas en un proyecto?

Snake Model Rania Bailey, MUA Mark Gannon, photography Tara Hills

Supongo que trato de buscar modelos que se adapten al concepto que estoy trabajando, por lo que varía mucho dependiendo del tipo de sesión que estoy haciendo. Me interesan las personas que están genuinamente interesados en el tema de la sesión, ¡porque sé que van a adentrarse en ella y dar lo mejor de sí mismos! Los ojos son siempre muy importantes, ya que son


Tell me your secrets! What helps you to create such great imagery? A lot of things inspire me. Music, travelling, the weather, fashion, and it may sound cheesy but I do dream up a lot of my shoot ideas... I often wake up after a vivid dream and need to write it down before I forget! What is the most important thing for you in a model? I try to find models that will suit the concept I’m working on, so it does vary depending on the type of shoot I’m doing. I try to find people who are genuinely interested in the theme of the shoot so I know they’ll get deep in to character and give it their best! Eyes are always very important, as some belie-

ve they are the ‘window to the soul’ and communicate with the viewer. Any artist or photographer whom you admire? I follow so many photographers and artists it’s difficult to know where to start! I think my main inspiration for starting this type of photography would have to be Kirsty Mitchell. As soon as I saw her work and read through the story behind her Wonderland series, I fell in love with all of the passion and effort she puts in to every piece she creates. I found it fascinating that she makes a lot of the props and costumes herself, which allows her to share all of her dreams and visions exactly how she sees it in her head. That’s when I figured I could start creating a few bits and pieces myself, which

soon escalated to making 2 pairs of life-size wings, sewing 32 metres of fabric together for one super-long dress, building a throne made of shells and pearls, and creating other huge props in my very tiny kitchen. What do you normally do in your free time? Free time? Haha! Just kidding, when I do get a few hours to myself I’m usually at home watching a movie with my other half, sketching up new ideas or having cuddles with my pets. I can see lots of hairdresser work, wings, make up, outfits… that’s impressive! How long it takes to prepare the model for your shoots?


Lavender Dreams Model & MUA Neechee Neko, hair Lovebird Locks, costume, wings and photography Tara Hills

la “ventana al alma” y se comunican con el espectador. ¿Hay algún artista que te haya servido de inspiración o a quién admires? ¡Sigo a tantos fotógrafos y artistas que es difícil saber por dónde empezar! Creo que mi principal inspiración para comenzar con este tipo de fotografía fue Kirsty Mitchell. Tan pronto como vi su trabajo y leí la historia detrás de su serie Wonderland, me enamoré de toda la pasión y el esfuerzo que pone en cada obra que crea. Me pareció fascinante que ella misma confeccionara buena parte del vestuario, lo que le permite compartir sus sueños y visiones con todos los demás, exactamente cómo ella los ve en su cabeza. Fue entonces cuando pensé que probablemente yo podría ha-

cer lo mismo. Empecé creando algunos trapitos sueltos, pero pronto esto se intensificó y me llevó a construir dos pares de alas de tamaño natural, un vaporoso y larguisímo vestido con treinta y dos metros de tela, así como un montón de enormes accesorios más que elaboré en mi minúscula cocina. ¿Qué haces en tu tiempo libre, aparte de confeccionar alas y colas de sirena? ¿Tiempo libre? Jaja. Cuando consigo un par de horas para mí mismo me quedo en casa viendo una peli con mi alma gemela, esbozando nuevas ideas o achuchando a mis mascotas. En tus imágenes se ve un montón de trabajo de peluquería, bodypainting, ma-

quillaje, vestuario… ¡Es impresionante! ¿Cuánto tiempo tardas en ponerlo todo a punto antes de una sesión? Una vez más, realmente depende de la sesión y lo que el modelo pueda necesitar para parecerse a la idea que tengo en mi cabeza. ¡La sesión de bodypainting fue una locura! Se hizo para recaudar fondos para la enfermedad de Parkinson en Reino Unido y el proyecto contaba con nueve modelos, ocho maquilladoras y solo una fotógrafa, que era yo. Fueron nueve horas de sesión y acabamos todos reventados, pero hicimos unos calendarios muy chulos y recaudamos unas 600 libras, así que valió la pena. Si se trata de una sesión más normal, puede llevar una hora o dos para que el modelo se prepare con


Again, it really depends on the shoot and what the model needs to look like. The body painting shoot back in 2013 was crazy, it was in aid of Parkinson’s UK and consisted of nine models, eight make up artists and just me as the photographer. The shoot took 9 hours and we were all exhausted afterwards, but we created some really cool calendars and raised around £600 - definitely worth it. If it’s a simple shoot then it would take about an hour for the model to get ready with basic hair and makeup.

What makes a good picture for you? There are no rules in art. I believe that if you like something then you like it, you don’t really need to have a reason or rules on what makes a good picture. If you look at something and it makes you feel any sort of emotion then the artist has done their job! What do you think is essential to be a good photographer? A good eye really helps, creative ideas, and flattering light.

It doesn’t really matter what camera you use - as long as you have imagination and have thought out a composition, I think you can capture anything. What has been your best achievement until now? Oh I don’t know, I wouldn’t say I’ve achieved a lot so far! Getting comments from people who say my work is inspiring or has helped them get back into art, that’s really nice. If my images have been able to help and inspire others then that’s

Any project in mind or something that you want to try? I’ve got so many shoots in mind at the moment that I’m not really sure what to do next, but I would love to try something underwater at some point. I’ve got a waterproof camera bag but the photos I get from it aren’t very clear, so I’m saving up to get proper casing for my camera and find a good swimming pool or water studio. Do you prefer analogical or digital photography? Digital is so much quicker and easier to edit and has so much flexibility. You can see what you’ve shot straight away and can take hundreds of pictures on the same memory card, which you can’t do on a film camera. The effects you get with film are beautiful and near impossible to replicate digitally, but I think people are so used to digital now that it’s best to stick to what you know.

Autumn Fire Model & MUA Amber Skyline, wig by Lush Wigs, costume and photography Tara Hills


el pelo básico y el maquillaje. ¿Algún proyecto en mente o algo que quieras probar? Tengo tantas sesiones en mente ahora mismo que no estoy realmente segura de qué cual será la próxima, pero me encantaría probar algo bajo el agua en algún momento. Tengo un bolso impermeable para la cámara pero las fotos que consigo no son muy claras, así que necesitaría conseguir una funda mejor, además de una buena piscina o estudio acuático. ¿Dirías que prefieres la fotografía analógica o digital? La digital es mucho más fácil de editar y te da más flexibilidad. Puedes ver la foto que has hecho al instante y tomar cientos de fotografías en la misma tarjeta, algo que no se puede hacer en una cámara de película. Los efectos que obtienes con la película son hermosos y es casi imposible replicar eso digitalmente, pero creo que la gente está tan acostumbrada a la tecnología digital ahora que es mejor atenerse a lo que conoces. ¿Qué hace que una foto sea buena según tu criterio? Nada en particular ya que no hay reglas en el arte. Si te gusta, entonces te gusta, y si te hace sentir algo… ¡Es que es genial! ¿Qué crees que es esencial para ser un buen fotógrafo? Tener buen ojo realmente ayuda, buenas ideas y buena luz. Realmente no importa la

cámara que uses, siempre y cuando tengas imaginación y la composición en tu mente, creo que puedes hacer cualquier cosa. ¿Cuál ha sido tu mayor logro como fotógrafa? ¡Oh, no lo sé, no diría que he logrado mucho hasta ahora! Obtener comentarios de personas que dicen que mi trabajo es inspirador o les ha ayudado a volver al arte, eso es realmente halagador. Si mis imágenes son capaces de ayudar e inspirar, eso es algo bastante halagador. Cuéntame cuál ha sido tu mayor reto hasta la fecha. Organizar la sesión de bodypainting fue muy estresante para mí. Había tanta gente a la que organizar, tanta planificación que hacer, y tantas fotos que editar... Me llevó meses poder mandarles a todos sus fotos y me sentí fatal por tener a todo el mundo esperando, y eso que estuve trabajando lo más rápido que pude en mis días libres. Me quemé, me colapsé y no quería hacer más sesiones por un tiempo. Pero no tardé mucho en coger la cámara de nuevo, y aprendí mucho sobre qué hacer y qué no hacer para la próxima vez. No quiero despedirme sin hacerte una pregunta que me gusta hacer a todos los fotógrafos a los que entrevisto. Imagina que tuvieras una máquina del tiempo y que puedes viajar dónde tú quieras, ¿dónde irías?

¡Esa es una pregunta muy buena! Pensaba decir que tal vez a los tiempos victorianos porque su cultura y la moda eran totalmente diferentes a la actualidad, pero en realidad... ¿qué hay más atrás, antes de que hubiera cámaras? ¿Cómo sería tomar una foto de un dinosaurio en la vida real? ¡Eso sería bastante increíble! LINKS: (Facebook) https://www.facebook.com/tarahillsphotodesign/ (Web) http://www.tarahillsphotodesign.co.uk


a pretty huge thing, and I’m so pleased that I’m able to do that. Tell me about the most challenging thing as photographer that you have ever done.

emotional breakdown, and didn’t want to shoot again for a while. Although it didn’t take too long to pick up my camera again, and I learnt an awful lot about what could have been better for next time.

Organising the body painting shoot was really stressful for me. There were so many people to organise, so much planning to do, and SO MANY photos to go through and edit afterwards. It took months for everyone to have their photos back and I felt so bad to keep them all waiting. I burnt

I don’t want to say goodbye without asking you a tricky question… If you would have the chance to take some pictures in any time bygone in the history, when it would be? Why?

Tribal Images -

I was going to say maybe the Roman times as the cultures and fashions are totally different to the present time, but actually... what about even further back in time? To before there were cameras at all? If I had the opportunity to take a picture of a real life dinosaur... That would be pretty amazing! LINKS: (Facebook) https://www.facebook.com/tarahillsphotodesign/ (Web) http://www.tarahillsphotodesign.co.uk

myself out and& Roisin had Mooney, a bit ofMUA anKatie Johnson, That’s metallic a really good question! Models Laura Hurley tattoos by ReignBeau B, costumes and photography Tara Hills


MURALLAS Y BALUARTES DE TORTOSA Carles Quintana

T

ortosa es una de las ciudades más importantes del sur de Catalunya. Fundada a mediados del siglo I A.C por los romanos, con el nombre de “Dertosa”, está situada en el lugar más cercano al delta del Ebro donde poder travesar el río, primero con un paso de barcas y luego con un puente. Eso la convirtió en una ciudad muy codiciada tanto por musulmanes, fue capital de un reino de taifas, como por los cristianos, que la conquistaron en el siglo XIII. Así que siem-

pre ha estado amurallada.

medievales.

Con sus orígenes en la colina donde actualmente se levanta el castillo de la Suda, y en la que han sobrevivido hasta nuestros días restos de la Acrópolis romana, el recinto amurallado fue creciendo progresivamente hasta lograr su máxima extensión durante el siglo XIV, cuando se convirtió, por su proximidad al mar, en la mayor ciudad del río Ebro. Excepto un lienzo de muro en la parte más lejana al río, y por ende, la más montañosa, no queda nada de esas murallas

En cambio, algunos portales medievales que la ciudad ha absorbido aún perduran. De entre ellos el más famoso es el portal del Romeu. Situado en medio de la ciudad, y muy cercano a la catedral, por él empezará la visita.

Acropolis

PORTAL DEL ROMEU El portal del Romeu, en castellano “Romero”, forma parte del primer recinto amurallado de la ciudad, el construido por los romanos. Conduce de la plaza de Nostra Senyora de la Cinta, la patrona de Tortosa, a la calle del Vall, que recibe su nombre por el hecho de que es el punto más bajo del valle que separa las dos colinas que dominan Tortosa. Concretamente por allí pasa el barranco del Rastro, soterrado desde el siglo XVIII. Pero antes dicho barranco limitaba la ciudad y los romanos lo aprovecharon para situar allí una muralla. Por definición, toda muralla tiene puertas. Y como ese lugar era ideal para situar un puente, se


madera, fue sustituido por uno de piedra. Hasta entonces, había tenido un valor estratégico. Por ejemplo, allá tuvieron lugar combates durante la reconquista de la ciudad en el siglo XII. Inevitablemente, dicha muralla perdió su valor y fue destruida o absorbida por las casas que se fueron construyendo en su lugar. En el caso del portal, en el siglo XVIII se construyó encima una casa, que aún existe. Y durante el

proceso se destruyó el arco que lo coronaba. También fue entonces cuando los relieves de los santos de los peregrinos, Santiago y San Cristobal, que había en su interior, desaparecieron. Posteriormente se reconstruyeron y aún se pueden ver. EL FUERTE DE ORLEANS Con la aparición de la artillería de pólvora a finales de la edad Media, las ciudades europeas sufrieron una metamorfosis.

Portal Romeu construyeron ambos a la vez, el puente y el portal. Y más allá de la puerta se construyó una calle que llevaba al Ebro, donde los romanos, vista la imposibilidad de construir un puente sobre el río, situaron un paso de barcas. No es de extrañar que tanto el puente, como la puerta y la calle que nacía de ella se convirtieran en una ruta comercial. Llegado el cristianismo, los peregrinos que iban camino de Santiago de Compostela empezaron a pasar por allí. Y uno de los nombres que recibían era el de romeros, ya que se les identificaba gracias a que llevaban en la ropa una rama de dicha planta. Y por eso el portal se llama del “Romero”, por ser por donde entraban a la ciudad. Con el tiempo, Tortosa se extendió hacia el sur más allá del torrente, que a finales del siglo XIV fue canalizado y semi-cubierto por unos arcos, redescubiertos durante la restauración de la calle en el 2010. Fue en ese momento cuando el puente, hasta entonces de

Portal Romeu


Sus altas murallas eran inútiles contra los proyectiles lanzados por los cañones. Así que se impuso una gran reforma de los recintos amurallados. En el caso de Tortosa, dicho proceso tuvo lugar durante los siglos XVII y XVIII, cuando se inició la construcción de una serie de baluartes y posiciones avanzadas. Aunque el resultado era impresionante, no era perfecto y tenía un punto débil que fue aprovechado por el ejército del duque de Orleans para capturar la ciudad en julio de

Fuerte de Orleans, camino cubierto d’Orleans”, una calle que permite acceder al baluarte desde el exterior, con lo que te encuentras las murallas desde enfrente. Tiene el inconveniente de que no permite entrar, solo acceder al camino cubierto que rodea la fortificación, una carretera protegida por un muro y un talud que permitía un desplazamiento seguro de las tropas por el exterior de la ciudad.

Fuerte de Orleans, entrada

Así que el acceso más recomendable es por unas escaleras que salen de la calle de Ramon Berenguer IV y que

1708, durante la guerra de Sucesión. Fue con el objetivo de eliminarlo, que dicho militar ordenó la construcción del fuerte que lleva su nombre, y que se encuentra en el sector más meridional de la ciudad. Ocupa el extremo de una colina rocosa, una plataforma elevada de gran valor estratégico y de difícil acceso. Se puede llegar a él de dos formas. La más espectacular, es por la calle “Pujada al seminari” y a continuación el “camí

Fuerte de Orleans, baluarte principal


da, que se encuentra cerca de la entrada. Si se dispone de una linterna o se goza de buena vista, se puede ver al fondo que tiene troneras en el lado que da al foso. Estaban pensadas para batir a un enemigo que pudiera entrar en él. Que antes había de superar las potentes posiciones artilleras, actualmente cubiertas por la maleza. BALUARTES DE LA COLINA DEL SITJAR Fuerte de Orleans, foso llevan a un pequeño baluarte enseguida la importancia de pentagonal que forma la enla fortificación. Domina toda trada. la parte sur de la ciudad y el baluarte de la Victoria, la siEn tiempos, de ese baluarte guiente parada de este artícupartía un camino fortificado lo, y que si que forma parte de que unía el fuerte con la mulas murallas de la ciudad. Pero ralla de la ciudad y que fue deantes se ha de bajar al foso rribado a mediados del siglo que separa los dos baluartes. XX debido al mal estado en Es la parte más impresionante que se encontraba. Y es que de la construcción, una gran el fuerte de Orleans se consavenida rodeada de murallas truyó extramuros. altísimas. Y desde el foso se pasa al seDe allí se accede al baluarte gundo baluarte, éste de forma principal, de forma triangular, poligonal. Lo más destacable y desde el que se tiene una en él es el túnel, actualmente vista que permite comprender cerrado por una puerta enreja-

Fuerte de Orleans, tunel

La ciudad de Tortosa está dominada por dos grandes colinas, que tienen una meseta como cima. Una de ellas es la colina de la Suda, donde se levanta el castillo del mismo nombre. La otra, la colina del Sitjar, ya habitada en la prehistoria, fue fortificada en el siglo XVII por tres baluartes, que son de norte a sur, el de las Cruces, el del Santo Cristo, y el de la Victoria. Y en medio se construyeron durante el siglo XVIII los cuarteles de San Francisco. Con la perdida de importancia de las murallas, toda esa zona se abandonó. Y no fue hasta entrado el siglo XX, cuando recobró importancia, ya que se aprovecharon las ruinas de los cuarteles para construir encima el principal hospital de la ciudad, la residencia sanitaria “Verge de la Cinta”. Y en años recientes, se excavaron y restauraron parcialmente los tres baluartes que lo rodean, dando lugar a la estructura que actualmente se puede visitar. Para llegar a ella, el acceso más sencillo, y a la vez más


espectacular, es por el “carrer de les Esplanetes”. Esta vía, mediante un puente de dos arcos, atraviesa el gran foso de la muralla que comunica los baluartes del Cristo y la Victoria, actualmente convertido en un parking al aire libre y se introduce en el recinto. Allá había antes un portal, pero fue destruido para facilitar el acceso de las ambulancias al hospital. ¿Y como se encuentra dicha calle? Pues bien, el punto de salida es la calle de Ramon Berenguer IV, aquella donde se encuentran las escaleras

Fuerte Victoria, foso

Fuerte Victoria, playa canons de árboles, que se aleja hacia el sur. Entre los árboles se insinúa un camino, que permite llegar hasta el baluarte del Santo Cristo. Una de esas hileras está formada por sauces, que cubren toda la zona donde se encontraba la artillería que cubría el foso. No queda ni rastro de dichas posiciones defensivas. Donde si se encuentran es en el baluarte del Santo Cristo, al final del paseo. Además de la gran vista sobre el río Ebro y el ensanche alrededor de la es-

que suben hasta el fuerte de Orleans. Se ha de seguir por ella. Pronto se eleva y se convierte en la carretera de la Simpática. Conduce fuera de la ciudad, introduciéndose en una zona de casas unifamiliares. Tras un paseo de medio kilómetro, se llega a una rotonda. La primera calle a la izquierda es Esplanetes. Una vez traspasada la entrada, a la izquierda se encuentra una especie de parque, donde se levantan dos hileras

Fuerte Victoria


tación de tren, no tiene nada de particular. Así que volviendo atrás se llega al fuerte de la Victoria, situado directamente a la derecha de la entrada. Con forma de L, es un caso típico de aprovechamiento de una estructura anterior, en este caso una de las puertas de la muralla del siglo XIV. Se trata concretamente del portal de Tarragona, que es la parte que llama más la atención del fuerte, y que recibe ese nombre por que la carretera que llevaba hasta la ciudad de Tarragona empezaba allí. Consiste en una puerta fortificada, con muros de 2 metros de grosor, unida a la muralla por un lado. Y por el otro a una gran torre redonda situada en el punto más alto de la colina. Un claro ejemplo de arquitectura defensiva de la baja Edad Media. Por su posición estratégica, fue escenario de combates durante la mayoría de asedios que sufrió la ciudad hasta el siglo XVII. Como ya se ha

Fuerte Victoria, puerta Tarragona mencionado, fue entonces cuando se construyeron una serie de baluartes modernos según las ideas del marqués de Vauban. En el caso de la puerta de Tarragona, el primer paso fue construir un pequeño baluarte rodeando el portal por el interior, que fue redescubierto durante las excavaciones del 2005. Y posteriormente, la puerta quedó integrada dentro del fuerte de la Victoria, de manera que dejó de ser una entrada a la ciudad desde el exterior.

Fuerte Victoria, puerta Tarragona

La fortificación en si, a la que se accede por una escalera que sale de la puerta, tiene forma hexagonal y en su centro se levanta la torre medieval, reducida a solo un piso. Hay un acceso que conduce a su interior, una gran sala cubierta con una bóveda. Pero su mal estado ha obligado a poner una reja para impedir el paso. MURALLAS DE SANTA CLARA Y DEL RASTRO A la salida de la puerta de Tarragona, se encuentra una calle moderna que desciende hacia la izquierda, la calle de Sant Francesc. En ese punto hay a la derecha un muro de un metro de altura que no llama demasiado la atención. Se trata de la muralla de Santa Clara, que baja en linea recta hasta llegar a la plaza de Mossèn Sol. Es un excelente mirador, que permite no solo ver la muralla, sino el valle donde se encuentra la parte antigua de Tortosa. Y al otro lado, la colina de la Suda. Para llegar a la plaza de


Mossèn Sol, el camino más corto es bajar un poco por Sant Francesc. En seguida, aparece a la derecha una calle muy estrecha y muy empinada que baja en linea recta. Yendo por allí, se llega a la calle de Sant Lluís de Campredo. Entonces se tiene que girar a la derecha por una serie de callejuelas hasta desembocar en la plaza, que es un espacio abierto de grandes dimensiones, arbolado, y donde la muralla desaparece literalmente en el suelo. Muralla de Santa Clara

Su reforma en julio de 2015 permitió admirar el trozo de muralla del siglo XIV que baja en linea recta desde la cima de la colina, donde se encuentra la puerta de Tarragona, hasta el valle. Cuenta con una gran torre pentagonal y el inicio de otra, justo donde el lienzo se interrumpe bruscamente. Y es que esa parte fue derribada para permitir el crecimiento urbano. Solo quedaron los cimientos, que antes estaban bajo el pavimento y ahora se han recuperado y sacados a la superficie. En ese sitio, la muralla hacía un giro de noventa grados hacia la derecha, en dirección a la Suda. Transcurría por la actual calle Providencia. Allí hay dos tramos que han sobrevivido. El primero, con un ligero talud, tiene a sus pies una pequeña plaza con un parque infantil y una escalera en parte de mármol y en parte metálica, que lleva a una puerta que se abre en la muralla. Esa puerta es uno de los accesos a la actual escuela de idiomas, que se encuentra al otro lado. Este lienzo de muralla es un


testimonio de su existencia la gran puerta de arco que permitía acceder a él, y que ahora da a la calle, tapiada con una pared metálica.

Muralla de Santa Clara claro ejemplo de aprovechamiento de una muralla para un edificio posterior. Y es que en el siglo XVI, se convirtió en la pared divisoria entre los Reales Colegios de Tortosa, la primera universidad de la ciudad, y el ayuntamiento renacentista. Éste fue derribado en 1915. Sólo sobrevive como

Siguiendo la calle Providencia hasta el final, se desemboca en la calle del portal del Rastro, donde acaba la ciudad. Más allá solo hay casas dispersas. Allá se encuentra la muralla del Rastro, uno de los pocos recintos amurallados de Europa que aún delimitan un núcleo urbano. Colocándose en el cruce entre ambas calles, y mirando hacia la izquierda, se observa como el lienzo baja en linea recta de la montaña y continua en linea recta, hasta la calle Providencia, donde está interrumpida. Y en medio se encuentra el portal del Rastro. Forma parte de las fortificaciones del siglo XVII, cuya construcción signi-

Muralla del Rastro

ficó que la mayoría de puertas medievales, como la de Tarragona, ya mencionada, perdieron su uso. Se crearon nuevos accesos. Y éste se convirtió en una de las cuatro entradas principales a la ciudad, junto con Sant Francesc, Vimpesol y el Cap de Pont, al otro lado del río. Y la gracia es que este portal es el único que sobrevive de los cuatro. **** Y esto es todo de momento. Falta hablar de las fortificaciones del barranco del Rastro, con el Fortín del Bonete, el castillo de la Suda y las Adelantadas de Sant Joan, una fortificación aún más impresionante que el fuerte de Orleans y donde se puede visitar una exposición sobre el conjunto de las murallas de Tortosa. A ellas se dedicará la segunda parte de este artículo.


DIARIO DE UNA SOLTERA Natalia Laura Méndez

Los quebraderos de cabeza que trae ser la otra

Q

uerido diario: cuando te conviertes en la otra, según mis valores (o los pocos que al parecer me quedan), los celos tienes que desterrarlos ¡estaría bueno que encima fuese yo la celosa!

Pero hay ciertos recelos imposibles de borrar. Hay mucho motivos que llevan a alguien a ser infiel, el prin-

cipal suele ser la falta de respeto por tu pareja. Pero, oye, que yo aquí no estoy para juzgar, ni mucho menos. Y si hay cientos de motivos para poner los cuernos, hay muchos más para ser “la otra”.

También hay decenas de valores que se niegan a ese “ser la otra”, pero hay veces que mirar hacia otro lado no está tan mal, y como aquel

que dice “ojos que no ven, corazón que no siente” (que traducido sería: mientras que no te encuentres con la novia, todo irá bien).

Bien, pues eso es solo la teoría. Ser la otra es mucho más complicado de lo que parece. No solo tenemos que luchar con todos esos celos que no pueden salir por orgullo, lógica y cabezonería;


Aventuras y desventuras de estar soltera en Madrid. Una carga o una fuente de diversiĂłn; segĂşn como se mire, y con quien quedemos.

DIARIO DE UNA SOLTERA http://lodificilqueessersoltera.blogspot.com.es


sino que nos asaltan 1000 dudas más: ¿se estará pillando por mí como creo que yo de él? ¿Me estoy pillando en serio por un tío así? ¿Quiero que se pille por mí? Si lo hace conmigo ¿lo hace con muchas más? ¿Soy lo peor de este mundo? ¿O lo es él? Una vez que te comes la cabeza, y medio kilo de Haagen Dazs, llegas a la correcta decisión de no enamorarte, colgarte o cualquier sinónimo que suponga algo más que las ganas de un simple polvazo con alguien que sabes que te lo va a dar. Pero, y hay un pero muy grande, él tiene novia (una relación rara de narices, pero él dice que serio, ¡allá cada uno!) y le está poniendo los cuernos contigo, PERO ¿solo contigo? Y esta pregunta ya no tiene que ver con los celos, sino con las ETS y las distintas babas que te pue-


des estar comiendo. Porque a la novia la tienes controlada, mas detrás puede haber más, mucho más.

Odio como la que más los condones, me siento como si me tirase a un hombre-globo, aunque reconozco su necesidad (la del condón, no la del hombre-globo, que quede claro, que con tanto muñeco sexual chino raro podéis malentenderme). Y también sabemos todas, que si hay alguien que odien más los preservativos que muchas de nosotras, son todos ellos. Y claro, si le pilla hasta lo de infiel, no se iba a escapar de ser de los que “se les olvida”, “no llegan con él”, “rompen el momento”, “no tienen” (aunque tú si lleves

en el bolso pero esa parte de la conversación no la quieran oír), o de los que te intentan distraer de mil orales maneras para que olvides el dichoso plástico.

La novia pensará que es la única, y la pobre estará expuesta a mil y un males, pero una, que encima es la otra, sabe que, como mínimo, está expuesta a otra. Y digo como mínimo, si viernes si viernes no está conmigo, le quedan 13 días en medio para estar con 100 más, con las que, evidentemente, “no llegará con condón”, “se le olvidará”… Y bastante tengo con mis alergias como para añadir ladillas, herpes o cosas peores.

Pero claro, el dilema viene con ciertas prácticas; porque para el acto “habitual” el preservativo se exige siempre. Pero ¿qué pasa con el oral? ¿Y el anal? No quiero llevarme a la boca algo que puede haber estado en 6 o 7 culos

esa misma semana (solo de pensarlo se me revuelve el estómago). Al hablarlo parece ridículo pensar en practicar sexo oral con preservativo, los que hay de sabores son para hacer la coña no para eso, ¿en serio? ¿Chupar un plástico? ¿Ahora me toca chuparle un pie al hombre-globo? Mas no hacerlo no solo me llena de dudas, sino de nauseas… Conclusión, creo que no estoy hecha para ser la otra.


NOIR REVISTA CULTURAL


Noir, Revista Cultural. Número 23, Diciembre 2016