Resistencia

Page 1

RESISTENCIA - ANTOLOGÍA COLECTIVA En memoria de Diego y Exequiel


El 14 de mayo de 2015, en el contexto de una marcha social por la recuperación de la educación, Exequiel Borbarán Díaz, de 18 años y Diego Guzmán Farías, de 24 años fueron asesinados en medio de la protesta. Esta antología colectiva está hecha en su memoria. Ilustración de portada: Raúl Salazar (kiu rathon) Repartida en la calle de forma gratuíta.

EDITORIAL PLO


Nacidos en democracia / Odaimis Moraga No rayar las paredes No disparar en la plaza: niños jugando Despedirse con un beso de la madre abrigarse, no llevar mochila, ni jeans ni zapatillas Caminar con el rostro descubierto vestir colores neutros cambiarse la ropa mojada, no lavarse la cara porque arde secarse el pelo, compartir un café con el amigo que regresó ¿Por quiénes vamos a morir cuando marchamos? dicen que no tenemos miedo no conocemos la tribulación del perseguido ¿Quienes son mis vecinos? ¿Qué guardan bajo la cama? Balas perdidas en un cuello hombres encerrados en corazas verdes ¿En manos de quien está tu vida? manos sucias de tierra o de sangre manos lavadas manos color piel asesino en legítima defensa tortura en legítima defensa Robar vidas o robar celulares no hablar con extraños no responder si te preguntan la hora afirmar la cartera, cruzar la calle pegar el número del plan cuadrante en el refri amarrarlo desnudo a un poste con papel aluza gritarle que trabaje que se esfuerce romperse la espalda pagar ser honrado el robo es robo Paredes grises sin vida paredes gritando la calle hastiada cubierta de velas y flores niños despidiendose con un rap del amigo caído viejos llorando otra víctima roja

3


Oración y Órganos / Eleuterio Huanca Madre ira, ofende nuestro perdón así como también nosotros ofendemos a los que nos perdonan a los que ríen cuando todos están tristes a los que flotan en el ácido sobre una tabula rasa y beben el vino de las venas acémilas en sus cachos tecnológicos: en el cuerno del miedo, y en el cuerno de la mansedumbre atados al cráneo bóvido del ídolo comercial que embiste cotidiano chicoteado por el zapateo de la bota carnicera y el bullicio de la espuela jerarca Bendición de bendiciones cercenarles las manos a los ladrones designados para que no nos confundan más con sus aplausos y su insano amor al fundo Cinismo de padre ausente y adicto a las alturas porque si le faltan las manos el te alaba con los pies te abala con el alma ¿y si faltándole el alma? Es que ya se ha ido con él, a repartirse el botín del montaje, a mirar cómo nos amputamos tratando de vivir en un zapato hirviendo en la techumbre de lo saludable, a una altura jamás mayor que la de sus sádicas sandalias en eterno asueto y goce de sueldo impune ¡Misterio Gozoso Míster Doloroso! El espectáculo catódico apostólico de lisiados y tullidos en el que se vuelve una nación, bombardeada de mutismo, torturada de desmemoria, y debatiéndose en el limbo pacífico de las almas que van de la murga a la morgue, de la morgue a la murga y así, desde el llanto inaugural una única estridencia: la tómbola promiscua de la acumulación avivando una cueca seca, su carnaval que es mi calvario ¿Cómo hacer con la afónica tragedia emanando de los órganos arrancados? Maima Iracunda (Famélica del sur) Ensalza nuestro caldero inútil, bendice nuestra vagancia de cada día por sobre toda cosa las incendiarias jornadas de fiesta ofensiva Únenos en la tentación, líbranos del pantanoso plan y ponnos siempre en el silbo vengativo, un SI menor y un NO mayor perdiéndose hacia la explanada de los restos

4


Poesía para vencer la manía / Natalia Berbelagua Doy un taller en la biblioteca, el ir y venir de los gritos me desconcentra, el balanceo del barco pirata y los otros sonidos Esa tarde, nada. Sentados en el café de la esquina y con todo acordonado, la huincha plástica cerrando diametralmente de lado a lado, un aire parecido al desierto, el lugar perfecto para que corriera una bola de paja la desolación de un domingo multiplicado por 70. Las luces convirtiendo el espacio en lo contrario, un asunto de sombras había velas mostrando pasajes, ya no sabíamos a quién se estaba velando: si a la calle, a los estudiantes muertos, a los árboles de la plaza bañados en infinitos chorros amarillos. Los bares estaban vacíos, las calles igual de sucias pero más solas. Bailar en el único local abierto hasta que no da. Salir tambaleándose a esperar el taxi Equivocarse en el recorrido de la botella, el mismo vino desafina la desintonización del acorde vital tras un par de balazos rojos.

A sus raíces / Lenore Des Grieux Alborotadas sus venas palpitaban hacia las nocturnales etapas donde la calidez que los abrazaba menguaba y daba alivio a su condena. Desgarrada el alma se disipaba en nuestros cuerpos y respiraba a través de ellos, para luego volverse agua, para volverse sangre y ya nunca volverse vino. Nos quitaron las horas de nuestras vidas y el tiempo enemigo jugó al lado de ellos, en mi contra, con nuestras vidas.

5


Hemos sido desnudados Violados y despojados de nuestros pensamientos, y aquel dolor me ha otorgado la frialdad de la piedra. Nos han herido pero la sangre sigue fluyendo y ya no duele. Viviremos sin ella Nos aliaremos a la muerte y lucharemos Y ya no resistirán No resistirán más aquellas viles pisadas las piedras, pues una vez escindidas descubrirán juntas su fuerza. Ahora en los caminos dónde reposan ellos, dónde la marmórea frialdad oprime sus pechos y les otorga un eterno amanecer, hemos encontrado consuelo. Nunca dejarán de existir ,pues sus raíces se unirán a nuestra tierra y esta fértil nutrirá a sus arterias, aquellas que trinaran para recordarnos que aún en el más insoportable de los inviernos, las antorchas que nos guiaran a la victoria jamás se deben apagar.

Alma verde / Diego Armijo Otárola Se han quedado parados ahí mirando como los miran entiendo que ellos son los causantes de la violencia que sin ellos todo sigue pero con ellos todo tiene rostro se apuntan los dedos se prefiere gritar y ellos siguen de pie mirando los cuerpos en el suelo no entendiendo que ellos son los responsables de ayudar a los pájaros a volar que sin ellos se podría marchar y llegar a algo sin fronteras enrejadas pero siguen mirando con la boca cerrada y cuando lleguen a sus casas van a ver la tele, se van a ver grabados

6


de pie, mirando como si un ser humano fuera un saco de piedras como si en ellos no quedara nada de humano, todo bestia

Calma / Juan Francisco Cual es la antesala a la calma Yo solo conozco esta habitación Que es la misma de mis padres La misma de mis abuelos Precaria y sobre habitada Levantada con manos sangrantes Nunca he vivido tu calma Y no soporto la imagen que tiene No concibo su discurso Su lógica de acción Detesto a tu padre Y al padre de tu padre Que nos encerraron junto a nuestros sueños Y nos dan vista privilegiada a su materialización Siempre vigilada Siempre vedada Nuestras miradas son el reflejo de biografías contrapuestas Un páramo militarizado Una frontera inexpugnable ¿Qué es peor? ¿Un dios mártir o un dios salvaje? ¿La parábola de rendirse poner la otra mejilla y dejarse vencer? ¿O la promesa de calma mediante la inmolación eterna? Somos inconmensurablemente diferentes Y yo siempre espere a alguien con quien compartir mi odio Alguien que sostuviera mi bandera de ocaso y sombra Cuando mis brazos entumidos por el frio sucumbieran adoloridos Que me dijera que a pesar de las eternas derrotas El estar, compartir, vivir, pensar juntos Siempre juntos Hace la derrota un poco más digna Pero ahora es el destino quien invierte posiciones Quien desenmascara promesas, frena la batalla, Propone la tregua e inicia el juicio de guerra

7


Ahora, prescriben los delitos Se exculpan los daños y se admiten los pecados Pero soy yo quien perpetúa la dualidad Quien no es capaz de apaciguar la rabia Y conformarse con la calma del simulacro Clara, irreal.

Compañero Diego: “tu nombre escrito en todas las paredes de la tierra. Nadie podrá olvidarte ahora”

Confesional / Fernanda Pavie Lo conocí muerto. Inútiles fueron los intentos de la masa por resucitarlo con un te amo. No dejó de morir ni se echó a andar. Inútil fue todo por retenerlo, incluso si todos en ese momento habrían detenido el giro de la tierra para gritarle tiernamente resiste, no mueras, te amamos tanto, tanto. Inútil la sangre se escapa inunda la plaza en que alguna vez jugamos niños sin sospechar que la muerte era algo posible. Vivo cada día del año sin saber cuál de todos ellos estaré muriendo al lado de un carrusel impertérrito, al lado de cualquier cosa indiferente. ¿Cuántos catorces de mayos habrás vivido tranquilamente haciendo minucias cotidianas, callando esa voz que decías que te llevaba? Uno de esos catorce de mayo… Cuántos martes, cuántos jueves, cuántos lunes vividos sin la mínima sospecha… Te conocí muerto, te amé muerto ¿Habrías sobrevivido si lo hubiese hecho antes? La gente agolpada alrededor de su cadáver, no mueras, te amamos tanto, no mueras, por favor, te amo tanto. Seguramente alguna vez en el mismo vagón

8


nos habremos esquivado las miradas y te disolví en mi memoria. Solo hoy voy al único lugar Donde tengo certeza que exististe sin poder amarte vivo. Simulé tu muerte, seguí tus movimientos de dolor, te acurrucaste, no paro de ver tus fotos, te acurrucaste como en aquella foto de año nuevo, año último, ¿Lo habrías sabido? El vuelo de la mariposa en China… Simulé tu muerte y los ojos se me nublaron de bombas lacrimógenas, la garganta me llora y marco tu número en un teléfono público, tu voz que no respondo, cuelgo y me trago la garganta, muerte al lado de la infancia atropellada por las balas en el carrusel. Cada día la nada se autoconfirma y antes de que la oscuridad me duerma me convenzo de este error de ser y que se corrige con la muerte. Pero decir te amo es igual a decir esperanza. Decir te amo es hacer eternidad, aunque morir sea demasiado fácil.

Domingo de Ramos / Camilo Brodski Puedes hilvanar las colillas de cigarro este Domingo de Ramos recogiéndolas de a una o por puñados en el sendero de grava mientras hojeas los diarios buscando un alquiler y la tibieza del sol filtrado por el laberinto que forman las arquitecturas (de todas formas habrá niños formados en hileras frente a las fronteras de países solitarios como caballos en la línea de partida; el asco da lo que la ley te quita mientras friegan el piso y el hacha sigue descendiendo en su movimiento de péndulo) Ahí está la vergüenza // vaya nos habíamos olvidado de ella.

9


Dos pájaros y un tiro / Palomo Arriagada Y se hicieron pájaros cuando tronó el espanto y volaron con sus gritos de aves libres joven cicatriz rayada en el suelo de Valparaíso caída libre en los nidos sangrando a valientes lápices en puños escribiendo juventud. Muchas vidas vendrán y harán de esta plaza un cuaderno escrito de gargantas cantos amarantos y gritos pintados del rojo y negro. poesías en los zapatos de nuestros héroes que el viento les regalará alas. Créditos con aval del Estado son las balas disparos al aire de quien respira una materia pendiente de la dictadura y que a Diego y Exequiel se les incrustaron cuando volaban por el derecho de vivir y querer romper la jaula de la ignominia de esta democracia y su cielo de consumo en este país con olor a pólvora empresarial. Diego y Exequiel levantan sus puños en alto les salen alas de un Chile herido y se convierten en jirones que quisieron ser libres y ahora sí que lo son vuelan sin pasaportes, sin aranceles, sin pasaje escolares, sin patria, sin Estado. No así vuelan las balas y la indiferencia en este país. las balas tienen su camino trazado hace 40 años y van siempre hacia el pueblo pero el pueblo dirá cómo se reviven a estos dos pájaros de un tiro.

10


La mamita / Anónima Salió de su casa se despidió de su mamita pero no la beso salió apurado lleno de juventud extasiada de sueños. Su madre conversaba con su tía viéndola tele y le decía ¿Qué hago yo si me matan a mi flaco? Dime que hago yo me imagino a todos esos cabritos que salen a medirse con los pacos ,hombres robustos con la mente podrida, violenta , armados hasta los dientes y con un sueldo mediocre pero seguro frente a estos cabros rebeldes ,alegres que a lo más tiene unas molotov , digo acaso ¿no se acuerdan de lo que paso en el 73? En esos años hasta yo tenía una pistola , las organizaciones revolucionarias tenían miles de militantes a lo largo de todo chile todos armados estaba a punto de estallar la revolución , hasta que llego estados unidos burlándose de nuestras armitas frente a sus avanzadas tecnologías mortíferas , y la revo se transformó en dictadura y ahí quedamos todos vencidos pero algunos hemos aprehendido algo que yo antes no creía , las armas no son el camino estamos kagaos si nos vamos por ahí O acaso quieren que pase lo mismo, el camino es la organización popular, educar a nuestros kabrxs chikxs , expandir el arte, proteger a la naturaleza ya que sin agua no podemos ni siquiera correr en las marchas. Mi juventud hermosa y kombativa ¿Que hago yo si me matan a mi flaco?

FASINPAT 02 / Marcelo Arce Fila india como jugando y todos los finados ahí acurrucados en el fogón apañe y movimiento PRENSAR/SELLADO/TRASLADAR/FICHO línea de producción cuchicheando piola, agujas por la gravilla bajo las suelas de Luigi Zanon tufazo rancio Ramas caen sobre el FIAT 125 y sobre el sol un gorrión cae. Al alero de un gran mastique social se parla, la chicharra dicen animales disfrutan el pequeño corral como dientes de león pidiendo deseos, ojitos cerrados el frío cala, te la mete

11


la borra FMI no cabe en nuestros mates “No me calienta nada porque dignidad tenemos/somos obreros y queremos trabajar dignamente/con un sueldo bueno/nada más/acá queremos defender la escuela/queremos defender todo/pero si no defendemos esto morimos/yo prefiero morir peleando que morirme en casa/muerto de hambre” ZANON BAJO CONTROL OBRERO la entrada se paga? interrogo, mientras ordeno tu chasquilla en el mitin de abril Camotes sombrean la sed cogotes se retuercen como la cuerda del viejo reloj susurraba al vecino… caguémonos a la patronal doblemos esa lanceta loco lanza asquerosa que nos cerca el tranco FIRE, FIRE, FIRE con el ceño fruncido y marcando con la jeta me decía.

Fecha adelantada / Adelmar Ramirez Uso una nariz de payaso para despistar a los espejos. Como tú, le ofrendo mi último guiño a un extraño que mira por encima del periódico hacia afuera de su negocio. Un ruido me encajona entre la pared y lo que rayo: soy precursor de la caricia que incendia mi cuerpo. Soy el vínculo entre la pared y la pintura, por eso me es imposible canalizar mi sangre hacia otro ladrillo que no soporta el silencio innato de las balas, espaciándose a través de los estudiantes. Entonces la función de mi nariz de payaso viene siendo otra:

12


sofisticar mi funeral, graffiteando mi cara de mártir y hacer juego con mis largos zapatos que impiden el cierre del ataúd, y por fin, inducir al viejo del negocio a que capte que el show no termina hasta que se baja el telón.

Hacia la victoria / Sebastián Andrade Trujillo Allá afuera, entre constelaciones Se crean y destruyen Universos dentro de universos. Allá lejos parece ocurrir Todo lo realmente importante. Pero sucede que ustedes dos No se rindieron, y bajaron a recorrer El único camino posible, La única calle imaginable. Ezequiel y Diego, la mirada en alto, Ambos atravesados por un mismo suspiro, Por el cual su alma no dejó de gritar: ¡Hacia la victoria! Y sucederá Que su recuerdo No nos habrá de faltar; Mientras allá afuera Estallen las estrellas Y se quiebren los satélites; Acá, en su memoria No dejaremos de gritar: ¡Hacia la Victoria!

hombre consumista / Victor Hugo Gajardo Olivares Pobre hombre consumista que vives esclavos de tus deudas adquiriendo lo que el sistema te ofreces Ya no duermes pendiente de tu estado de cuentas Ya no descansas

13


imaginando como cancelar tus gastos comunes Porque vives pensando en la tecnología o en la marca de ropa para la próxima temporada del auto nuevo de la casa propia del colegio de los niños El tiempo te asfixia refugiado en las redes sociales mientras devoras comida chatarra Los días avanzan clandestinamente asesinando las sonrisas de la poesía mutilando las visiones de toda la humanidad que hace sangrar la luz de la utopía Una semilla nutre la tierra sus códigos abren la siembra de la vida donde limpian el cultivo de los hombres anestesiados Si, hay vectores simétricos en la química de la humanidad que no lubrica la ecuación perfecta del infinito y sustrae los arreboles pérfidos de los secretos universales Es más La madre naturaleza oprime sus días indexadamente no busca reciprocidad en el generador del espacio y nunca programa su labor multiplicando sus frutos para definir su tiempo secuencial que marcha desnudo en la generación de los arrebatos

14


¿cuánto…. / Silvio Valderrama Gómez ¿Cuánto peso, cuántas balas, cuánta piel, cuánta sien rasgada habrá que resistir, cuántos cuellos y ojos, como ayer, machacados y atados a unos rieles que se fueron a perder al fondo del mar pacífico. Cuántos días, cuántos años, cuántos cuerpos, cuánto olvido, cuántos? Hasta cuándo la resistencia. Cuándo será, cuándo, que iremos a vencer. Si acaso hay cuando se pueda vencer. ¿Cuándo llegará el socialismo? Ayer se dijo cuando cayeron Rockets Hunters como nos cayeron los créditos cuando nos cayeron los cuerpos cuando volaron desde un helicóptero cuando los salmones fueron a parar a un vertedero cuando ayer fue verde. Cuando las salidas no se ven. Cuando el daño ya está hecho. ¿Cuánto canto ahogado, cuántas machas vararon en la playa? ¿Cuántas veces se disparó el gatillo? ¿Cuándo fue que se nos disparó en las manos? En las bocas, como arrancadas ya calladas, de dos hermanos, de cuarenta mil hermanos. ¿Cuánto habrá que resistir cuerpos pasados? ¿Cuánto habrá que resistir el tiempo pasado, cuentos pesados, cuerpos pisados, el olor de los pescados muertos? Resistir no aguanta. Vámonos a arar un camino. Vámonos a refundar espantos, vamos a beber lo ya bebido, vamos a recoger nuestro quebranto humano.

15


LA PROMESA / Ingrid Córdova Bustos Te lloraré esta noche, Compañero/a lleno el pecho de antiguas llamaradas, con el sollozo largo de la ausente presencia, dibujaré en el aire negras alas de cuervo, la voz hecha cenizas, plañirá los dolores, conjurando los nombres de mis muertos. Te lloraré esta noche, Compañero/a pero al nacer el sol de la nueva alborada seré calle atestada de combate, seré grito rebelde y desafío, seré dedo que acusa y puño alto, seré fuego que arda en la conciencia, seré pueblo insurgente construyendo destino y tú estarás conmigo….lo prometo.

Mis muertos / Daniela Catrileo Mis muertos no son la historia. Caminan sin lengua, aúllan como réplicas del signo. ¿Dé que sirve escribirte, si desapareces en la hoja en el cauce?

16


La Victoria al fin / Rodolfo de los Reyes R. Cada día, Todos los días, Todo el año, todos los años, Toda la vida, Le diré No al dios del dinero, al dios de la televisión, Al dios de los poderosos, al dios de la farándula, al dios de los arrepentidos, Al dios de los sumisos, al dios de los temerosos, Y levantaré, sincero y fuerte el puño al aire, Como un disparo al infinito, Un grito en el sur lluvioso de antaño, Un peñascazo de honda a los blindados, Un poema escrito en la mazmorra, Un silencio prolongado en la tortura, Un escupitajo a los sicarios, una risa en los cementerios Y una lágrima sincera por los que se han ido. Y si me mantuve fiel junto contigo, A lo que dijimos en la rojiza y fértil juventud, Entonces el triunfo ha sido nuestro, Aunque los diarios y la publicidad diga lo contrario.

Libro para zurdos / Emilio Durán Los mendigos nos atacan otra vez esta vez vienen de terno y corbata enmascarados de la cabeza a los pies vienen a imponer un nuevo orden (dicen) Y sólo yo y otros nos damos cuenta que han venido a puro revolver el humanero con burdos discursos y parafraseos de tercera Que se remata aquí, Que se remata allá ¿Por qué ya no nos dejan utilizar?

17


somos su medio, su manera de alcanzar tu confianza, la mía y la de otros más Acarician sus barrigas estornudan en los billetes la nación se van repartiendo ignorando a toda la gente Pero uno de estos días se intentaran esconder ya no se subirán a la montaña rusa ni siquiera al carrusel Y entonces tomaremos, como una vuelta a nacer todo lo que aniquilaron y robaron y unidos, de pie lo volveremos a poner no solo a este país sino que a todo mundo al revés

NEO-LUMPEN CHILENSIS / Fanny Campo Corrían los tiempos del NAFTA cuando nací y me están echando la culpa/ educación callampa MERCOSUR y dicen que maté a dos/ estudiaban las cuotas de la U/ el puntaje no me dio/ más que pa´ un calibre nueve los Pinochet boys escribieron y sniffiaron el país de polvo y paja/ yo tenía veinte y cuarentaidós gramos/ ellos 18 y 24/ los querían sus mamis/ estudiando y cantando y soñando/ como maricas/ a mí me dieron patadas y nunca me faltó/ plata ni ná´/salvo mi vieja/ hueviaba cuando manejaba droga´o secos los viejos crack del Complejo Militar/caleta de plata en el Riggs les dejaba la zarpa/ y el vitalicio salía en primer plano del plasma de mi viejo/hablando cosas que aún no cacho yo sólo puedo disparar con mi virtual metralleta/consuelo de consolas/tres mil balazos y play al futuro/ GAME OVER sin llorar/como mi padre/ igual lloró el arresto en Londres y ahora en Valpo ver lloriquear al the real man/ hielo en el pescuezo/como si me hubiera tragado to´as las piedras/ que los flaites sabemos arrojar/ aunque sin cachar ni ónde ni porqué del Capo crecí con la foto en el living/ hipnotizado de uniforme/a mis cuatro años/ los comunistas nos tiraban tomates/ frente a la embajada gringa/donde rogábamos/ nos

18


devolvieran la patria y ahora las banderas se toman las calles/ pretenden rayarnos las fachadas/con la justicia social que nos falta /exigiendo que les regalemos to´o a los pendejos/ incluso eso que nunca hemos tenío ni tendremos no recibir un peso de nadie e igual lograr tener/tener/si hay que estafar, estafamos/si hay que matar, matamos/ los inmuebles no se tocan/ exigir es mendigar en reiteradas ocasiones me lo dijo en FULL HD la tele / son unos criminales/ delincuentes capuchas desmanes /y ahora la pantalla la agarra conmigo/ sólo en las redes neoliberales hard core me dan la razón // y yo ni sé ni razón ni culpa me los cargaría a todos/al estilo yankee adolescente/ a la dictadura y la concerta/ a la interminable transición hacia las ruinas/a las patadas en el culo que mi viejo/cada vez que lloré me asestó/a esa mierda que me dejó sin mi madre/ a esa vieja que me parió sin ganas ni útero/ a esta fucking lucha diaria por no ser marica con mi 9 milímetros/ después de jalarme al mundo, nena/ le dispararía a mi propia cabeza rapada/ mientras veo mi LCD comprado en 100 cuotas/ que me dicta fuerte al oído un falo metálico/lo que a Luksic se le viene en verga y yo desmembrado/idiotizado /desraizado/ des-clasado/des-sesado no entiendo sólo soy uno más/ entre miles/ escoria lumpen/ que cuajó el golpe su mejor golpe contra el pueblo.

País de Fachada / Cristobal Tabilo Una semana después del asesinato de Diego y Ezequiel, el paco que mató al joven Manuel Gutiérrez el año 2011: Miguel Millacura, recibió una reducción de condena de tres años a cuatrocientos días. Manuel no vale ni cuatrocientos días ni tres años. Tampoco vale un semáforo o un paradero, ni cien semáforos ni cien paraderos. Pero del 2011 muchos recuerdan unos semáforos mártires y unos paraderos mártires, y pocos a Manuel. Pasará lo mismo con Diego y Ezequiel? Los mismos que hablaban de semáforos y paraderos, los mismos que argumentaban: “algo habrán hecho”, esos repetidores en serie de un relato impuesto hace 40 años, esos violadores de palomas, esos horrores tan grises, tan cómplices, esos son nuestros vecinos, nuestros compañeros de pega o estudios, o nuestros familiares. “La culpa es de la víctima” - así habla este país fascista. Y el horror volvió a asomarse tras el asesinato de estos dos muchachos. Una fachada rayada fue la excusa para las balas. Y algunos lo justificaron, porque sobre dos vidas vale más la propiedad privada. Esos comentarios inmediatos, tan cotidianos como espontáneos, desnudan a este país de fachada, aquel que se finge solidario, desarrollado, democrático, que se siente exitoso y superior. A este país le gusta sentirse superior. A Giuseppe Briganti le gustaba sentirse superior. Pero no era un facho probado, era solo un idiota rápido y furioso, individualista, despolitizado, desclasado, consumista, misógino y con aires de superioridad, un chileno promedio, un infeliz nacional. Hijo modelo de este país de fachos, quizás el país más facho del vecindario.

19


También en un mes de mayo balearon a Daniel Menco. Daniel y Manuel fueron asesinados por los pacos, pero aquí el monopolio de la violencia se habría abierto, el negocio se comparte con emprendedores como Giuseppe y así la despolitización termina por asesinar a dos jóvenes politizados. Una cosa no vale más que una vida, aunque gobierna el capital sobre el trabajo y ese Capitalismo, aunque le llamen progreso y a veces democracia, es una dictadura. Reinan las cosas y sus valores, valores de mercado, valores de cambio, no de los otros, nada de libertad, justicia, fraternidad. Y no solo las cosas valen más. La imagen de las cosas es su valor añadido. Ese espectáculo, esa fachada, es el ego, una cáscara cuya sombra repleta de miedo se teje sobre la identidad. Y en el interior de este rincón llamado país, habita el fascismo, en la carne muerta del corazón: el Mamo, Corbalán, Pinochet, pero también Belisario, Jorge Burgos, Schilling. Y de vez en cuando sale a respirar para aplastar, acosar, humillar, como en un mayo de otro año, cuando Chilewood filmó un suicidio desde el pene de Paulmann y los comentarios eran - sin sorpresa del color de la antipatía. El suicida quizás lo intuía: se lanzó con una pancarta que decía “Amor y Paz”. Pero este no es un país tan distinto a los demás, solo que se siente especialmente falso. De fachada, sin comunidad, atomizado, alienado, pero tan autocomplaciente como repleto de cadáveres en el armario: de mapuche, estudiantes, sindicalistas y otros tantos más, violentados por la economía del país vanguardia del Neoliberalismo… una fundamentalista egonomía. Sin comunidad no hay pueblo, no hay país. Sin comunidad un asesino puede ser cualquiera de nuestros colegas o vecinos, y los asesinados cualesquiera de aquellos entregados voluntariamente a la tierna misión de construir. Porque no se trata de cambiar, remozar, mejorar, se trata de construir, y para eso se sacrificarán muchas fachadas y esperemos que se derrumben todas. Ese nublado catorce de mayo en Valparaíso, tan parecido a los días oscuros de México y sus 43, del Mediterráneo y sus migrantes, de Asia y sus trabajadores sobreexplotados, tan parecido a los días nublados de los pueblos sin tierra; ese mismo día hace 75 años moría Emma Goldman, quien sabía de destruir fachadas: “Un cambio social real nunca ha sido llevado a cabo sin una revolución. Revolución no es sino el pensamiento llevado a la acción”. Y ese mismo día se conmemoraba el nacimiento de dos gigantes, tan grandes como Diego y Ezequiel: Ernesto Che Guevara y Roque Dalton, el poeta salvadoreño, el de “hace frío sin ti, pero se vive”. Y se vive! así que no lo desaprovechemos. Por Ezequiel y Diego. Amor y paz, sin fachadas, ni fachos.

20


Para vencer la derrota / Anónima Y tuvimos miedo temblamos y en esto se nos fue la vida. / los momentos Cuando supe lo sucedido se me vino abajo todo lo construido, la juventud esta de duelo es un fracaso pero un fracaso que nos hace más fuertes. Los seres más grandes son los que más veces fracasan Las ganas de gritar revolución llenaron de brillo los ojos de muchos que apartados de los actos colectivos, cansados, desilusionados, cargaron nuevamente sus armas Con sentimiento de culpa por los 2 compas muertos Culpa si porque en ese preciso momento la revolución no era mi tema primordial Pero cuando lo supe mi alma se llenó de incertidumbre así como una cría de león desprotegida en medio de la gran selva africana, nos están matando nuevamente , esto no es dictadura , nos están reprimiendo cada vez más y yo no estaba leyendo para informarme aún mas no estaba con mis compas planeando algo nuevo , no estaba , Sus almas me reclaman enlistarme de lleno otra vez para ir a la guerra yo que quería esconderme de eso por un tiempo no quería volver a la guerra, sé que en muchas batallas hemos ganado y su aroma de triunfo me llena de orgullo ese orgullo que da la organización. No estaba planeando como hacer desaparecer a la termoeléctricas por sus propias reglas legales, no estaba, creo que estaba durmiendo y sus almas me devolvieron la ira con la que andaba en donde las papas keman, la tristeza con la pensaba en la injusticias, la paz alegre con la que bajaba en cada trabajo con mis niñxs rebeldes marginalizados empobrecidos por este sistema, que aprehendieron a decir que no son pobres jamás pobres sino que empobrecidos mierda aprendamos a hablar bien. Como esos niños de 11 años que te dicen que su pobreza no es casualidad. Sus almas me llenaron de fortaleza de esa motivación con un rico gustito a revolución que te hace explorar en las vías de la utopía gracias kabros son como las esfinges que protegen para que la represión, el miedo no nos deje inertes e indiferentes.

Para volver a salir / Olivares Riffo Hemos esperado tanto tiempo Qué importa que esté nublado si sólo las bestias que le temen al tirano no se atreven a cruzar las calles apremiados por caras tristes Porque todos, aunque no lo sepan, están tristes en esta manifestación que no es más que un peregrinaje guiado por los rendidos, las bailarinas, los policías,

21


los tambores, la gente disfrazada & las consignas que se caen a hilachas y arrastran un rarísimo carnaval del que penden cadenas en forma de calles, de edificios, de permisos autorizados. Y ella me dice: yo sigo sin entender esta fiesta mientras descubren a un traidor infiltrado lo muelen a golpes y lo salvan porque nadie quiere ser así pero la paciencia muere debe morir allí en lugar de los jóvenes, donde se escupen promesas falsas se dictan sentencias y prescriben tratamientos mortíferos. La paciencia se agota debe agotarse allí antes de que surjan balas de entre los nuestros porque siempre son las mismas gotas de sangre las que ahogan y riegan una ciudad. ¡Por eso no temas de la revuelta bajo el cielo! todo el mundo está inquieto desde los saqueos en la old england hasta los pescadores de Chiloé desde las manadas que descienden de las favelas pasando por Grecia hasta las tronaduras en Siria. No te escondas; ¡sal! tenemos que ser la catástrofe que prefiere extinguir un imperio para no vivir en la decadencia.

Poema / Diego Quevedo Y-o-la-tumba-serás poema o salmo mudo vive en nuestros labios esperando la hora en que Mi Cabo, recién bautizado levante su carabina para unirse a los viejos buitres viejos tiempos, buenos tiempos,

22


good times, diría la mejor promoción en la Escuela de las Américas. La orquesta de armas su pobre musiquilla es la carta para el vuelo Pájaro negro, cóndor, corvo helicóptero Puma y yatagán toma posición en el escudo patrio Mi Cabo está listo­ apunta y sus balas silban el ave, celebra sobre sus garras un chorro de mierda, caldo negro de mis huesos y los tuyos. Señoras y señores: se ha hecho historia un continente un país.

Muerte / Francisca López Muerte sin palabras Palabras sin poesía Sin alma La olvidaron Solo en un grito La lucha aún recuerdan.

23


Resisten nuestras cicatristes / David Guerreiro La victoria hoy siente un viento de esperanza Atracan al puerto naves solidarias, La brisa del mar nos da la confianza De recibir voluntades que van solitarias. Arriban las almas que van desoladas, Reúnen las causas en cauces de gloria Barricadas ancladas en la memoria, Cuya discordia ladran los perros Cuando ríos de sangre descienden los cerros. Frente al pulso cardiaco de los corazones Se cierran heridas y otras se abren, Las calles envidian la paz de los bosques Y por callejones, escapan las flores Corren por el borde huyendo del GOPE Cuyo galope es en nombre del orden. Un charco de llanto en medio del caos Rabia brotaba por todos lados, La muerte desierta nos ha visitado Y el día se puso su traje nublado. Quienes resistieron al miedo. Nacieron!!! Del vientre valiente materno salieron Sensibles humanos, sus manos unieron, Gritando justicia que nunca tuvieron.

Salud Compañeros / María José Cueto Esto no es un poema, Claro que no! No necesito hacer rimas para apelar a su consideración. No ensuciaré mi copa, Para hablar de lo manchado que está el vaso, Con que la cochina política brinda, En pos de robarle a la gente. Que en ese mismo salud nombran al pueblo Y se llenan la boca con las desgracias de los más desvalidos, Para luego sacar fáciles aplausos, En falsas sonrisas, del rápido flash de las cámaras.

24


Y los periodistas, Compañeras y compañeros, Se venden al mejor postor, Para ver quien tiene el micrófono más lindo Y transmite en mayor cobertura las mentiras de los noticiarios. Replicando el discurso del señor con la corbata más bonita Y a cual, el partido, ha invertido más dinero en su campaña. No compañeros, Yo no estoy para esos brindis. Prefiero beber sola de mi copa, Con este vino que viene a mi mesa, De las voces, las miradas, Las lágrimas y las sonrisas, Que he visto en las calles. Vagabundeando como quien no sabe hacia dónde va su destino. Pero su hombre, no debe faltarle con la Coca Cola. Hoy brindo por el jugo de la uva bien tostada por el sol de campo, Recogida por las manos de las temporeras, Envasada por embaladores, Transportada por camioneros, Vendida por comerciantes, Y atendida por mi urgencia de beber por los trabajadores. Algo de lo que no puedo llegar a ser, Porque mi sed me lo impide, Al nublarme la vista de la injusticia de mi patria Y Al tambalearme al ritmo de estas mentiras, Que escupo como vómito, Hacia ustedes Compañeras y compañeros, Salud!

25


Te prometo que hablaré de ti frente al fuego / Néstor Carvajal Oyarce Tú y yo nacimos tras el ruido de las décadas americanas Cuando los ríos pasaban con fuerza bajo los puentes de este país Ya es hora de encender las antorchas Iluminemos la casa……. gritemos fuerte si vamos a morir Tú y yo nacimos tras el humo de las décadas americanas Vimos brillar el sol en el jardín de los abuelos Y bebimos juntos el trago dulce de la inocencia Vinimos a la ciudad y nuestros cuerpos quedaron mudos en los vagones de metal ese día los vimos caer y golpear sus cabezas ese día vimos el pasto / la tierra / la calle / el disparo / la sangre los vimos caer y golpear sus cabezas y nuestros cuerpos quedaron mudos en los vagones de metal tú y otros vienen a mi lado Vamos caminando cansados bajo el trueno de la república Tenemos hambre…. a veces miedo un tambor oscuro marca nuestro paso ese día los vimos caer y golpear sus cabezas ese día vimos el pasto / la tierra / la calle / el disparo / la sangre ayer, hoy mismo, repetidas veces, siempre a la misma hora pero no mañana, no otra vez, nunca más porque mañana iluminaremos nuestra casa Ya lo hemos decidido Saltaremos el muro e iremos en busca de la playa que hay detrás del hielo Allá lejos Donde se conocieron nuestros padres Demoraremos un mes Un año Otra década se nos irá Pero llegaremos juro que llegaremos Y si decaes y no llegas conmigo Te prometo que hablaré de ti frente al fuego Allá mostraré tu foto y diré que me rescataste mil veces Te prometo que hablaré de ti frente al fuego Allá lejos cuando mi estrella me devuelva el calor que el camino me quitó.

26


Tras el vidrio polarizado / Alejandra Montoya Pueden crucificar hoy nuestros cuerpos, como lo están haciendo, pero no pueden destruir nuestras ideas, que servirán para los jóvenes que vengan después. Nicola Sacco La espesa neblina retarda el desencierro una voz áspera grita los llamados habituales: tratamientos, talleres, colegios. Los pasos de un nuevo prisionero ingresan al módulo de los condenados de uniforme. Pasan los días en esta rutina de círculos; los noticieros matutinos anuncian las muertes de la Plaza Victoria. En resistencia, dos estudiantes en la protesta caen entre sonidos grises de balas y lacrimógenas. Hoy cambiaron al nuevo fue trasladado al disciplinario alejado del peligro de Los Comunes. Hoy juega a las paletas con gendarmes pero su rostro es como el de un niño impotente que refleja el lamento inútil de los miserables. Hoy cumple su pena tras el vidrio polarizado, lejos de la lucha de Diego y Ezequiel, un asesino derrotado y sin convicción.

Tu pistola enferma / Eduardo Venegas Corazones puros, corazones fuertes. Revolución de vida, revolución de muerte. La bandera roja y mi frente en alto piden que nos devuelvan lo que nos han quitado. Tu pistola enferma y tus dos balazos muestran represión, muestran un fracaso. El fracaso inmerso en la democracia,

27


un apoyo humano que nos hace falta. Tu pistola enferma se llevó a Guzmán, nos quitó su cuerpo y el de Borbarán. ¿Dónde está el apoyo, entre ciudadanos? ¿Dónde está la vida de civilizados? ¿Dónde está tu arma con los dos balazos? ¿Cuándo habrá justicia por los dos muchachos? Tu pistola enferma, se llevó sus cuerpos, no su ideología, no sus sentimientos. Tu pistola enferma hoy pide perdón. Mi conciencia dice: ¡justicia por los dos!

cerca de 50 encapuchados / Flavio Dalmazzo PUERTO AYSÉN – Cerca de 50 encapuchados volvieron a bloquear esta mañana el puente Presidente Carlos Ibáñez del Campo en Puerto Aysén Los manifestantes transportaron en camionetas elementos para hacer una fogata en la entrada norte del vital acceso a la ciudad Además usaron restos de autos quemados que quedaron de los enfrentamientos anteriores para que ningún vehículo pudiera cruzar También los otros tres principales accesos a la ciudad amanecieron cortados

28


últimos escritos hechos en el aire entre II compañeros de lucha al momento de morir (cuando el cuerpo es un pequeño barco perdiéndose en las pupilas) / Javier Bernal compañero, se nos ha entregado algo más que un mero simulacro/la despedida está algo escasa –no te parece?-/ya la maleza ha crecido bastante producto de semejante tristeza/este jardín de espinas que es pura ilusión pútrida está ya casi vacío/qué le vamos ha hacer completamente vacío…/los dos muchachos desnudos que se sentaron a escribir sobre el aire/los puedes ver? nos ves? somos nosotros y nadie nos puede oír cuando la tarde se abre escupiendo sus pájaros de plomo/sobre el cemento de esta vereda-exterminio la zona enmudece y la profundidad de la llaga no nos prepara para el abismo/las agujas de un reloj de carne se detienen simplemente / estepicursor no te nos adelantes, por favor/sabes amigo, me gustaría poder pensar en ella (en la vida) pero ya se me volaron los ojos la mente los raciocinios/se me va, ya no queda ya no llega/ el nido de las pardas angustias esta más allá de toda tierra prometida/ella queda fuera del jardín del logos y la linealidad, simplemente nos desvanecemos/escuchas esos tambores compañero, los escuchas? nos sesgan nos llaman/es el eco de nuestros palpitaciones que a tientas nos buscan inútilmente y se marchan para siempre/compañero no importa cuánta sangre hemos de derramar/sino cuántas flores reguemos con ella/por eso amigo, descuida, aunque el sabor sea amargo/o acaso la cerveza no lo es también?/alegratembriagate practiquemos practica, esgrimamos nuestra muerte amarilla que los prodigios son más frecuentes fuera de la carne/ camarada las apariencias engañan/no nos han bajado no nos han bajado, somos como el agua que busca lo oscuro/entraña de silencio que se fuga y asciende por nuestros poros/recuerda olvidar las expectativas, el perro que enterró el hueso del mañana regresó para despedazarlo/ amigo mío, ave marina que retorna a casa, saciemos nuestra sed en el mar/ahora enarbolemos esta canción que ya se oye/la lucha ideológica es nuestra alma/la educación nuestra efigiemorada/victoria sobre victoria que la muerte es inocua desde el otro lado/ahora ya es hora, nos vamos, aquí está ella, abrazándonos cariñosamente… … sin miedo a desaparecer en las excavaciones de nuestros sueños/sin miedo a la estrella fugaz de nuestras vidas/sin miedo a nuestro silencio/sin miedo al enorme parpadeo de la incertidumbre/ sin miedo a la lucha/juntos juntos juntos por siempre, hermanos de muerte

Un viejo ácrata / Richard Yévenes. No quisiese ver, pero los he visto. Y los sigo viendo. Aquellos Momentos fugaces y certeros Donde palas, chuzos y azadones Se oxidan en sangre. Hay cosas que no cambian. Quisiera rugir, pero no puedo. Ya no. Mis cuerdas están secas hace mucho. En otros tiempos rompía ventanas y espejos. Muchas veces me desgarraba la garganta.

29


Quisiera sacar las garras y desviar tantas balas percutidas. Pero ya no tengo garras, las tuve alguna vez, Ahora solo tengo dos manos Gastadas por el trabajo y la vida. Quisiera tomar esos momentos y digerirlos en tierra. Llevármelos en el cajón junto a mí. Quisiera robarme unos cuantos años Y erguir una vez más la mirada desafiante al aparataje burgués y su tradición que se aferra en el pellejo como piñén. Mi cuerpo podrá estar postrado e impotente, Pero mientras exista rebeldía en mi palabra, puño y letra Me siento joven aún. Soy viejo, lo sé. Sin embargo cada letra y frase de aquí Son mi rugido, mi arma, mi legado y juventud.

Velaton / Victor Hugo Gajardo Olivares Quiero cultivar en tu cimiento un abrazo una sorpresa de risas por dondequier Correr firmamento donde el mar relaje su majestuosidad Deseo los imperios de los ecos segmentados que levantan respuestas en el pan mecánico de los aguaceros Aspiro a la sal y a su estructura que mueve el equinoccio sobre pétalos congelados donde lubrican las estatuas con sus himnos secuenciales Pretendo los circuitos placidos de las montañas un remache en el dorso del cerebro para configurar el pretérito imperfecto que habita en el hoy Y así escuchar la paz que los consejos del calendario ofrece en el suave rumor del crepúsculo

30


Déjame en libertad abrir los muros de los quirógrafos anestesiados Suéltame las cadenas de este estado corporal añejo y enfermizo Los ojos se me desprenden sobre sus puzle obtusos para enjuagar los pensamientos vacíos que conjugan las vísceras de la libertad y encienden las sed de las sonrisas del tiempo aventurado Las paredes engendran una luz en su vientre desprovista de asfalto y metales diluidos que golpean las furias del silencio azul Esta es la calle de las indiferencias un capítulo más en el cambiar del sol que avanza por los delirios de la paz y fragua lentamente en el papel del cielo Pero al parecer los muros hablan en su obscura sumisión que las prostitutas decretan en su lejana artesanía y los cirujanos omitieron en la profundidad del alma

Y en la explotación crece la rabia / Romina Lizana Y en la explotación crece la rabia Adherida con fuego Toma fuerza desde las entrañas Y en la revolución Engendramos hambre Deseos vivos de libertad En la resistencia Creamos conciencia Raíces subversivas Regadas con el manantial De justicia Cosechando mentes combatientes Persiste la lucha decidida y permanente Silenciosa y colectiva Bulliciosa y combatiente Nos propagamos con el viento Empuñamos sed de verdad Sus siglos de abuso y engaño Vislumbran el final

31


El camino es pedregoso y violento Pues manipulado todo está Nuestro accionar no se detiene Cuando lo que nos mueve Es amor y fe en la humanidad

Volvemos a salir / Violeta Valenzuela A veces se está tirado en el piso aplastado por los pies y los ruidos que envuelven las calles desoladas deshojadas destruidas y derruidas. A veces, se mira hacia atrás como un acto de remembranza por los caídos como un acto de rebeldía o sencilla nostalgia roja y negra. A veces, las calles se tiñen de rojo de colores mezclados con agua de ladridos y ruidos de bombas y lágrimas con un grito difuminado entre el miedo de los perros y los manifestantes. A veces, los años no pesan en este país cuando las canciones y banderas se toman la misma consigna de lucha cuando las cosas no cambian nos volvemos a levantar. A veces, nos volvemos a levantar de las sienes de una tierra liberada después de todo lo usurpado de cuanta basura nos dijeron en la escuela de cuanta hambre pasamos en la toma de los 2006 y 2011 volvemos a levantarnos.

32


Y en un alero de esperanza, volvemos al lugar que nos destruyó ese mismo lugar, que cada año nos hace renacer como jóvenes duros de roer, fríos y pasionales. Dijeron que si el presente es de lucha, el futuro es nuestro y es aquello que nos mantiene en pie, mutilados y sonrientes.

Semillas / Catalina Carvajal Los pajaros viajeros no se olvidan Menos las almas destripadas con odio Qué sabremos nosotros de igualdad Si al final nos lapidamos nosotros mismos Las cruces tienen sangre Los simbolos tienen guerras Los países hambre Y el común de todos: tenemos rabia Los pichones seguiremos el viaje Dando rumbo a un nuevo destino Donde su recuerdo brillará como el fuego de un corazón cansado Las flores brotarán el día soleado llegará y sus semillas de lucha florecerán.

CONGLOMERADO RETINA / Belial 666 Gran retina, permanente y resistente. Gran retina,

33


perece y vuelve a germinar. Gran retina, esparce sus vestigios. Transforma de espectador a ojo, y es permanente a un objetivo en común.

La Ira / Kevin Cuevas Pérez yo sentí los balazos sentí los balazos en mi cuerpo, en mi alma, deteniendo mi rumbo, vagando por las calles, sin dolor, sin memoria, supe que iba muerto que solo era mi sombra él solo jaló el gatillo yo solo caí a suelo, pero antes de mi ultimo respiro desperté en cada uno, deposite en cada uno, de los estudiantes movilizados, la ira, el hambre por justicia la ira que cobrara justicia por mi, por mis compañeros, por los que vienen, por los que ese día vieron su respiración detenida justicia por la madre mutilada ira ante una demanda prostituida ira ante una movilización vendida justicia por una juventud enviolentada

34


resistirán / consuelo bruna usaremos las cicatrices de excusa para justificar la valentía seremos protagonistas de la eterna historia de la lucha que es nuestra lucha también podrán escribirnos la historia con sus amargas y torcidas mentiras podrán aventarnos al fango de la derrota y aún así como el polvo nos levantaremos las palabras serán puños empoderados que irán contra toda falsedad e injusticia Resistirán las mentes lúcidas, críticas e inquietas Resistirán ante el arrebato de las manos egoístas e ignorantes Resistirán contra los cegados sin memoria Resistirán los estudiantes por ustedes Diego y Ezequiel ¡Resistir hasta vencer, Resistir es el deber!

OPCIONES / Ernesto Guajardo resistir es no morir aunque se muera

35


Algunas cosas sobre los cabros muertos / yon ramón Habrá tiempo todavía / para decirle / Madre / buenas noches / regresé / con una bala en la cabeza / he ahí mi almohada / quiero echarme / y descansar. Si la guerra / alguna vez toca la puerta / diles / que estoy descansando / Ghassan Zaqtan (Palestina, 1954) “es imposible la existencia de las personas sin la existencia de la propiedad privada”. Jaime Guzmán, citando a al papa Pio XI

1 Diego y Exequiel, y otras 100 personas estaban replegándose de la manifestación principal cuando un narco los agarró a balazos. La operación policial podría calificarse de un éxito. Los carros blindados lanzándose a toda velocidad detrás de estudiantes, profesores, manifestantes, capuchas. etc... tapados en gas lacrimógeno, como un sudario. Con el 21 de Mayo tan cerca es importante para la policía hacer un estudio de las tácticas represivas, y una medición de las fuerzas callejeras. Así que Diego y Exequiel y otras 100 personas se replegaron y corrieron, como si así el capitalismo no pudiera alcanzarlos, hasta calle Huito, entre Salvador Donoso y Yungay. 2 Giuseppe Briganti Weber, pimpón para los pasteros, aparece en muchas de sus fotos de facebook mostrando anillos y relojes de oro, autos caros, armas automáticas. Hay una foto en donde tiene puesta una máscara de Guy Fawkes, y frota contra su cara un grueso fajo de billetes de color naranjo y azul. Una señora vecina del asesino aclaró que la familia de Briganti Weber es dueña de los cafés con piernas y toples que están en esa cuadra, y que suelen ostentar su condición de raza superior y blanca han agredido antes a vagabundos y comerciantes callejeros. Los capuchas más jóvenes le gritaban que era un narco culiao, que teníamos q entrar todos y pitiarnos al narco culiao. 3 Los pacos, Fuerzas especiales de Chile, armados hasta los dientes, entrenados por las fuerzas fácticas del estado, seleccionados con pinzas, con una nutrida historia de experiencia en manifestaciones y asesinatos, a bordo de vehículos que costaron millones de pesos, aseguraron no saber nada de primeros auxilios y no tener ningún botiquín, ni gasa, ni alcohol, ni nada. Se limitaron a esperar (con una paciencia conmovedora), y a retirar a la gente del lugar de los hechos y dejarlo limpio para cuando llegaran los perros más grandes. Indolentes a las peticiones de todos, de que los llevaran ellos mismos al hospital, que por cierto no queda a más de 5 minutos de la plaza, negándose incluso a permitirnos retirar a los heridos en vehículos particulares. Una vez que Ezequiel y Diego se habían desangrado (unos 30 minutos después de que Briganti les disparara), los pacos subieron sus cuerpos a los vehículos y se los llevaron del lugar. Alguien, no recuerdo quien ni como, se encargó de borrar las manchas de sangre del piso. Cuando volví

36


a mirar la mancha roja donde estaban tirados los cabros, solo vi una poza de agua oscura. 4 Una hora antes que mataran a los cabros, profesores, estudiantes, pobladores, capuchas, trabajadores, etc. gritábamos y exigíamos la necesidad de construir una experiencia educativa que no se base en la Competencia y que no esté al servicio del Capital. Precisamente, en un territorio donde se educa sin amor ni compromiso, se cría una sociedad indolente, personas que pueden esperar con una paciencia conmovedora (y riendo por dentro) a que otros mueran, que pueden frotar sus rostros con dinero y sin asco, para quienes la defensa de la propiedad privada es una religión. Diego y Ezequiel y todos los que nos manifestamos el jueves 14 de Mayo, jueves negro, creemos que la práctica crítica, cultural y solidaria, tanto en la calle como en nuestra cotidianeidad, aunque esta cotidianeidad sea horrorosa, puede ayudarnos a reparar todo esto. Toda este experimento capitalista, todo este tubo de ensayo en donde vivimos. 5 Sabemos, siempre hemos sabidos, que estar en una marcha, en una protesta, en una barricada, es estar denudo y descalzo, como el invierno, ante el fascismo, y que cualquier compañero, compita, colega o capucha que esté a tu lado es tu hermano de sangre. 6 A los cabros los mató un narco. Pero no solo un narco Los mató todo el capitalismo, toda la historia de fascismo y dictadura que pesa en nuestros hombros. Les disparó la misma mano que mató a Claudia López, a Alex Lemun, a Matías Catrileo a Rodrigo Cisternas, a Manuel Gutiérrez, a Pablo Jiménez. La misma mano que le prendió fuego a los cerros de Valparaíso y a los bosques del sur. La misma mano que paga para que en nuestro país la educación siga siendo un bien de consumo. 7 Cuando los pacos dejaron morir a Diego y Ezequiel desangrándose en el piso, cuando los manifestantes se dieron cuenta que no hay nada que pudieran hacer, plaza Victoria se convirtió en ese callejón (esa Isla) que es esta ciudad a veces. Era como intentar caminar y escuchar bajo el agua. Chile tiene formas crueles de recordarnos que vivimos en un país esencialmente fascista, y este pequeño pueblito frente al mar sigue quemándose.

37


Levántate soldado / Charly M. Purple Hoy miré a los ojos a un joven soldado que me cerraba el paso sin saber por qué, le expliqué , sin apuro Ni afán provocador Algunas reflexiones sobre su condición. El mejor soldado - le dije- no es aquel que obedece todas las órdenes Ni el que carga con más munición Tampoco el que lleva las botas más relucientes Ni recita con voz ronca su canción. El mejor soldado no es el más bravo Ni siquiera el más patriota. El mejor soldado se ama a sí mismo por sobre todo, Ama a su madre, a su compañera y a sus vecinos de la infancia. Le duele la pobreza de su hermano Le hiere la injusticia y la opulencia de sus Generales Perros guardianes de la Mano Invisible del rebosante opresor satisfecho. El mejor soldado - le dije Jamás disparará a traición, Porque el mejor soldado se rebela cuando le ordenan fusilar al enemigo Y es que ese enemigo, sólo es un soldado más, Como él mismo, su hermano. El mejor soldado - le expliquéNo admira a héroes gloriosos y desconfía de los libros de historia de los vencedores en las bibliotecas. Al mejor soldado - comprende bien muchacho Le basta observar su realidad, Para comprender quien se ha robado realmente su gloria. Llegó el momento!! Escucha con atención - le advertíLevántate Soldado! Rescata a los tuyos Dispárale a esos generales que no saben cargar un fusil Libera a los presos, corre por las calles, Saca a los obreros de las factorías Abraza a las putas, los mendigos, los garzones, los sirvientes!!! Da igual si son de izquierda o derecha Son de abajo, tus hermanos!!

38


Asalta las farmacias y entrega los remedios en los Hospitales, llévale alegría en píldoras a los viejos en los Asilos, penicilina a los lupanares de obscuras inmigrantes. Tómate los bancos, controla los hipermercados y entrega fruta fresca en las poblaciones!! Atención!! Todos los valientes soldados a quemar las notarías, los Conservadores de la propiedad y el comercio. A enjuiciar los tribunales Abolir los mayorazgos Derogar las herencias Con urgencia y dinamita. Levántate soldado Recupera cuanto nos han despojado!!! Expulsa a las patadas a las bataclanas del Congreso Todos fuera!!! Se van de la Casa de Gobierno Los predicadores y empresarios Llévense sus retratos, sus estatuas Sus honores funestos, Se van Se van a trabajar a las minas, a pintar carreteras, a recoger cebollas y a pelar el ajo!!! A trabajar se ha dicho. Vamos joven soldado raso Recupera las industrias para todos Devuélvenos la Cordillera, los mares y el cielo azulado. Expulsa a los saqueadores A los dueños de las autopistas y sus peajes Ponlos a limpiar autos en las plazas bajo el sol Dales de comer pasta base y pan de ayer a sus hijos, A ver si sobreviven más que un perro quiltro, antes de que les digan “delincuentes” Cuando termines muchacho con tu noble tarea, Besa la tierra Mira las estrellas Abraza al indio Da gracias a la vida. Y entonces, sólo entonces, Bota el uniforme y el fusil En el museo de la vergüenza más violenta.

39


La noche / Carlos Lazo Cuando todos dormían Un gupo de extraviados comenzó a caminar Dudosos de que valiera la pena Una caída tan grande valía la pena Solamente si al frente de la muerte estabas tú. Dile a ese pez Que la noche está conmigo Esperándote, soñándote El camino no tiene fin La noche no tiene fin Y cuando todo esté en calma Apretaremos los puños Y envestiremos con el dolor y la humillación Sus canas de cosacos sin alma. Un día cualquiera Cuando la noche desespere Se salga de sí misma Y todo gire entorno nosotros Quemaremos su dinero en pilas incendiarias Viéndolos llorar Porque también sentimos por ustedes Usurpadores del día.

No Urge / Pablo Suazo No urge una conversion envangelizadora sobre nuestros pares: el destino les pondrá un lumazo en su camino la impotencia les dará el coraje necesario II robar en los supermercados, sabotear objetos y sucesos crear objetos para destruir otros III hacer de las poesías un buen consejo:

40


-el odio se lleva dentro -preferir el sabotaje y la extorsión por sobre el enfrentamiento -todo tiene un punto débil -guarda que viene la yuta IV ya van a ver como les cae el guante ahi los quiero ver si son tan importantes V el odio destila a la par del alcohol -silenciosamente el tiempo lo hará mas fuerteVI ¿despues del odio vendrá la felicidad? VII felicidad será ver como todo se devuelve en esta vida somos responsables de ello: conseguir un trabajo ayudar al projimo conseguir una casa propia cortar caminos destruir monumentos matar a los dueños VIII en fin, reclamar lo correspondido: un trozo de tierra un buen quehacer y morir tranquilo

41


Adiós / Absalón Opazo La sombra -lo reconozcose quedó vagando por ahí la diviso a veces en los muros del auditorio Osmán Pérez Freire deambulando por calle Florida en cuclillas hacia la pared del antiguo consultorio Mena: me agita sus manos en algún paradero lejano: no entiende qué pasó con su cuerpo: yo la miro de lejos y escarbo en mi recuerdo: no entiendo qué pasó con mi alma: el cuerpo nunca será encontrado El frágil fragmento de nuestras heridas es la desidia de la memoria colectiva Sólo un rumor que se hace sombra en los agrietados símbolos de la calle Calvo

42



xxx

Nacidos en democracia / Odaimis Moraga.......................................................3 Oración y Órganos / Eleuterio Huanca.............................................................4 Poesía para vencer la manía / Natalia Berbelagua.............................................5 A sus raíces / Lenore Des Grieux........................................................................5 Alma verde / Diego Armijo Otárola...................................................................6 Calma / Juan Francisco..........................................................................................7 Domingo de Ramos / Camilo Brodski...............................................................9 Dos pájaros y un tiro / Palomo Arriagada.........................................................10 La mamita / Anónima............................................................................................11 FASINPAT 02 / Marcelo Arce............................................................................11 Fecha adelantada / Adelmar Ramirez.................................................................12 Hacia la victoria / Sebastián Andrade Trujillo..................................................13 hombre consumista / Victor Hugo Gajardo Olivares.....................................13 ¿cuánto…. / Silvio Valderrama Gómez..............................................................15 LA PROMESA / Ingrid Córdova Bustos.........................................................16 La Victoria al fin / Rodolfo de los Reyes R......................................................17 Libro para zurdos / Emilio Durán......................................................................17 País de Fachada / Cristobal Tabilo....................................................................19 Para vencer la derrota / Anónima........................................................................21 Para volver a salir / Olivares Riffo ....................................................................21 Poema / Diego Quevedo........................................................................................22 Muerte / Francisca López.....................................................................................23 Resisten nuestras cicatristes / David Guerreiro................................................24 Salud Compañeros / María José Cueto..............................................................24 Te prometo (...) / Néstor Carvajal Oyarce.....................................................26 Tras el vidrio polarizado / Alejandra Montoya...............................................27 Tu pistola enferma / Eduardo Venegas...............................................................27 cerca de 50 encapuchados / Flavio Dalmazzo..................................................28 últimos escritos(...) / Javier Bernal.......................................................................29 Un viejo ácrata / Richard Yévenes.......................................................................29 Velaton / Victor Hugo Gajardo Olivares...........................................................30 Y en la explotación crece la rabia / Romina Lizana........................................31 Volvemos a salir / Violeta Valenzuela...............................................................32 Semillas / Catalina Carvajal..................................................................................33 CONGLOMERADO RETINA / Belial 666.................................................33 La Ira / Kevin Cuevas Pérez..................................................................................34 resistirán / consuelo bruna....................................................................................35 OPCIONES / Ernesto Guajardo........................................................................35 Algunas cosas sobre los cabros muertos / yon ramón....................................36 Levántate soldado / Charly M. Purple...............................................................38 La noche / Carlos Lazo..........................................................................................40 No Urge / Pablo Suazo.........................................................................................40


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.