Page 1

Ilusiones visuales Acapulco, México.

en

las

manifestaciones

rupestres

de

Arqueóloga Martha Cabrera Guerrero Candidata a Maestría Sonoma State University Investigadora independiente.

Las ilusiones visuales o juegos ópticos en las manifestaciones rupestres en México ha sido poco trabajado. La falta de estudios en este tema, repercute en el registro incompleto de algunos de los mensajes visuales; se registran solamente las imágenes obvias y se ignoran otras. El objetivo de este trabajo, es dar algunos ejemplos de las ilusiones visuales provocadas por la manipulación de los bloques rocosos en el área de Acapulco1. Antes de iniciar el tema de las ilusiones visuales en las manifestaciones rupestres de Acapulco, es necesario señalar que en el primer catálogo de los sitios de Palma Sola y La Sabana, como en el registro oficial de otros seis sitios en la década de 1980, solamente menciono los grafemas obvios, la mayoría petrograbados y solamente una pictografía2. Fue hasta el año del 2002, en una visita al sitio de Palma Sola, que detecté que los bloques rocosos habían sido parcialmente esculpidos. Este hallazgo y el hecho de que algunos investigadores que han trabajado el sitio, como la autora, no se percataran del !otro" modo de percibir las rocas acapulqueñas, inició una nueva investigación que ha continuado hasta el momento. La experiencia de campo durante los últimos años, me permite sugerir algunos pasos fundamentales, que ahorran tiempo y esfuerzo, en el registro de las manifestaciones rupestres de Acapulco. El primer paso para identificar las alteraciones hechas por el hombre en un bloque rocoso, que ha estado expuesto por cientos o miles de años a los fenómenos atmosféricos y que en algunos casos, las imágenes pétreas fueron intencionalmente camufladas por sus creadores, es el de tener un profundo conocimiento de la morfología del tipo de rocas estudiadas y como se erosionan. En el caso de Acapulco, las rocas con 1

Los sitios rupestres en Acapulco se concentran en la cadena montañosa que rodea las bahías de Acapulco y Puerto Marqués. Esta cadena montañosa, es un remanente de la Sierra Madre del Sur que corresponde al Complejo Xolapa. Los afloramiento rocosos estudiados son parte del tronco granítico de Acapulco. Para mayor información consultar: MORÁN ZENTENO , Dante, Bárbara, MARTINY, Gustavo TOLSON, Gabriela, SOLÍS PICHARDO, Leticia, ALVA ALDAVE, Ma. Del Sol HERNÁNDEZ BERNAL, Consuelo MACÍAS ROMO, Raymundo MARTÍNEZ SERRANO, Peter SCHAAL y Gilberto SILVA ROMO , “Geocronología y características geoquímicas de las rocas magmáticas terciaras de la Sierra Madre del Sur”, en Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana, Vol. LII, México, 2000, pp. 27-58. 2 CABRERA GUERRERO, Martha, Los Pobladores Prehispánicos de Acapulco. Proyecto Arqueológico Renacimiento, Colección Científica No. 211, INAH, México, 1990. ----------, “Guerrero”, en Atlas Arqueológico Nacional. Memoria 1985-88, Departamento de Registro Público de Zonas Arqueológicas, INAH/SEP, México, 1989, pp. 217-245.

1


manifestaciones rupestres son granitos. Los bloques presentan en general una forma esférica, que se desprenden en capas concéntricas de “cebolla”. Así, los bloque nivelados en sus partes superiores para colocar los petrograbados y los cortes, precisos y rectos no corresponden a una erosión natural. Una vez que se identifica las alteraciones artificiales de las rocas, es necesario observar el soporte rocoso desde todos los ángulos posibles, en diferentes partes del día, a corta y larga distancia, así como en temporada de secas y lluvias3. La cuidadosa observación de los soportes rocosos trabajados en Acapulco me permitió descubrir un patrón en algunas de ellas: escultura parcial de los soportes rocosos, que representan cabezas en perfil de seres míticos con rasgos zoomorfos; sobre ellos grafemas grabados y en algunos casos, pintados. Se puede decir que estos seres míticos están “tatuados” con las historias sagradas de sus creadores. Además en Palma Sola, identifiqué asientos pétreos y una cámara al interior de un abrigo rocoso, utilizados para observaciones astronómicas. Sobre estos hallazgos he escrito dos artículos4. En varias de las nuevas imágenes registradas se perciben ilusiones visuales, que entre otros nombres se denominan como Vexierbild(er), una palabra en alemán que se traduce como “imágenes que hechizan o engañan”. Estas las he dividido en tres grupos: 1) Imágenes dobles, una positiva y otra negativa. 2) Imágenes que solamente se pueden observar desde una determinada distancia y ángulo de observación. 3) Imágenes creadas por medio de un juego de luz y sombra en espacios interiores. 3

Mi experiencia en tratar de comprobar a algunos escépticos, que las rocas de Palma Sola, aparte de contener los petrograbados, fueron parcialmente esculpidas, algunas pintadas y con asientos pétreos, me llevo hasta el Instituto de Geología, de la UNAM. Ahí tuve la oportunidad de conocer a una especialista en rocas intrusivas de Acapulco, la geóloga María del Sol Hernández. Al mostrarle mi archivo fotográfico de Palma Sola y preguntarle su opinión, sobre si las formas generales y los grandes cortes de los soportes rocosos con los petrograbados eran naturales, inmediatamente me contesto que no. Los cortes eran inusuales y no corresponden a la manera natural en que se erosionan este tipo de rocas: la forma general de los soportes de Palma Sola fueron alterados artificialmente. De esa entrevista salí con una bibliografía mínima de rocas intrusivas, especialmente granitos, y websites, que ilustran la erosión natural de este tipo rocas. Además, en el estudio de las manifestaciones rupestres en Acapulco, fue de gran ayuda el trabajo de Marc Groenen. GROENEN, Marc, Sombra y luz en el arte paleolítico, Ariel Prehistoria, Editorial Ariel, S.A., Barcelona, 2000. 4 CABRERA GUERRERO, Martha, Transformando las rocas en Palma Sola, Acapulco: esculturas, asientos y petrograbados, I Mesa redonda. El Conocimiento Antropológico e Histórico sobre Guerrero a principios del siglo XXI, Coordinación Nacional de Antropología-Coordinación Nacional de Centros del INAH-Grupo Multidisciplinario de Estudios de Guerrero, CONACULTAINAH, México, 2004, pp.1-30. ----- La Cueva del Murciélago y su hierofanía solar, Acapulco, México, 3ª. Mesa redonda, El Conocimiento Antropológico e Histórico sobre Guerrero, “Reflexiones sobre la Investigación Multidisciplinaria e Integral y su Impacto Social, Coordinación Nacional de AntropologíaCoordinación Nacional de Centros del INAH-Grupo Multidisciplinario de Estudios de Guerrero, CONACULTA-INAH, México, 2008, pp.1-18.

2


1) Imágenes dobles, una positiva y otra negativa. En el caso de Acapulco, técnicamente lo que llamo positivo, se refiere a las imágenes en bajo relieve y las negativas, en relieve. El motivo por el cual decidí diferenciarlas en positivo y negativo, es por una analogía con la fotografía. La parte positiva de una fotografía es fácil de identificar, en cambio si se observa el negativo de la misma fotografía, es difícil interpretar las imágenes; las imágenes parecen ocultas, camufladas. Es otra perspectiva de ver las imágenes. Si se parte desde un punto de vista de una organización perceptual para reconocer las imágenes, primero se ve la positiva y después, la negativa. En una primera instancia, en las manifestaciones rupestres que muestran esta ilusión visual en Acapulco, el observador identifica las representaciones realizadas en cortes profundos que acceden a una capa inferior de la roca más clara; las imágenes en bajorrelieve. Después se pueden identificar las imágenes oscuras5; las imágenes en relieve. Estas son difíciles de identificar y se puede pensar, que es la parte oculta, la que hechiza. Por ejemplo, en la estela de la O, Elemento 10 de La Sabana (Figura 1), las representaciones que primero llaman la atención, es el bajo relieve de un perfil de un simio, sobre el perfil de la cabeza de un personaje con un tocado6. Si esta foto se estudia cuidadosamente, es posible observar en la parte oscura los otros personajes. En total he identificado seis (Ver Dibujo). El primero de ellos, (I en dibujo), corresponde a la escultura parcial del soporte: la cabeza en perfil de un animal mítico. Es probable que se trate de un venado, perro o tlacuache. La escena sobre este animal mítico, esta formada por cinco personajes. Un simio en perfil que ve hacia la derecha, portando un tocado y una orejera (1). La silueta del simio, en su sección izquierda, delimita a su vez, otras dos figuras, ambas cabezas en perfil que ven hacia la derecha portando antifaces7. En la cabeza superior parcialmente erosionada (2), se puede ver claramente el ojo, en bajorrelieve, y parte de su orejera. Esta orejera, es al mismo tiempo la punta de la cola enroscada del simio. La cabeza inferior y la de mayor tamaño en la escena (3), muestra posiblemente una cabeza deformada, un ojo adornado, una hendidura en la nariz, tres puntos en la mejilla y la boca abierta. En la boca, se marcaron sus dientes y un colmillo. La parte derecha del simio, delimita, otra cabeza en perfil que también ve a la derecha, de un personaje-ave que porta un tocado (4). A los pies del simio y enfrente de la cabeza inferior, de la sección izquierda de la escena, se aprecia la cabeza en perfil de un personaje con la boca abierta, portando un tocado con la cabeza en perfil de un ave, posiblemente un cuervo o buitre (5). Este es el único que ve

5

En algunos casos, para acentuar el contraste de la parte oscura de la roca, se coloreó con un pigmento negruzco. 6 El dibujo de esta imagen fue la que publiqué en 1990: 150. En los 80s, el trazo del simio, estaba pintado de un color marrón, pintura moderna. 7 En varios de los personajes registrados en Acapulco, es común que presenten antifaces.

3


hacia la izquierda. Por asociación con otros personajes similares a éste en Acapulco, se propone que se trata de un viejo que porta un tocado de ave8. En el ejemplo que he descrito, sí solamente hubiera registrado las figuras obvias, como lo hice en mi primer dibujo del año de 1986, gran parte del simbolismo y magia de esta representación, estaría perdida. El soporte rocoso que contiene esta escena, es uno de los mas grandes y que llama mas la atención, por su representación del “changuito”. Sin embargo aunque ha sido observada tanto por arqueólogos, turistas e incluso el custodio que la observa cada día, la parte oscura no había sido observada. Esto y que en un principio, incluso la autora no los detectó, me hace preguntarme si existió una intención en ocultarlas.

Figura 1. Estela de la O, elemento 10 de La Sabana, Acapulco (3.05 m de alto x 1.63 de largo).

8

La interpretación de le estela de la O, se esta integrando en un estudio contextual de sitio y con el resto de los territorios rupestres en Acapulco. Es probable que la escena, sea una interpretación local de una historia sagrada, como en la que aparecen los gemelos divinos, Hunahpu e Xbalanque, los monos y personajes aves. POPOL VUH, Popol Vuh. The Definitive Edition of the Maya Book of the Dawn of Life and the Glories of Gods and Kings, Ed. and trans. D. Tedlock, Publisher by Simon & Schuster, 1996.

4


2) Imágenes que solamente se pueden observar desde una determinada distancia y ángulo de observación. En este grupo se van a dar dos ejemplos: uno de ellos, en que ocurre un claro anaformismo de la representación y en el otro, en donde la distancia y el ángulo de observación revelan las imágenes. - El Jaguar de Acapulco, elemento 8, sitio Palma Sola, Acapulco (Figura 2). La representación del felino se localiza en la pared Oeste, de un enorme soporte rocoso con escenas grabadas en la parte superior y un asiento sobre su cabeza. En el primer registro publicado sobre esta roca, solamente se dibujaron algunas “caritas”, delineadas con cortes profundos que acceden a las partes mas claras de la roca9. Fue hasta el año del 2003, cuando identifiqué el perfil de la cabeza de un felino que ve hacia el Sur y a la bahía de Acapulco10. Esta es una de las representaciones mas imponentes tanto por su monumentalidad como por la habilidad de sus creadores en darle una presencia majestuosa. Se trata de una escultura parcial en un soporte rocoso, en que se esculpieron algunos rasgos básicos que definen el perfil del felino: la redondez de la cabeza y la mejilla, oreja, ojo, bigote y colmillo. La oreja dependiendo del ángulo de observación, en un punto se ve semi-caída como cuando un felino esta alerta, listo para atacar o proteger algo. Además en esta escultura, se colocaron grabados en la mejilla y un colorante oscuro, para señalar que el jaguar porta una especie de antifaz. (Figura 2 y 3). Existen unas escenas grabadas sobre “el lomo del felino”, las cuales estoy estudiando. En esta representación es claro que sus creadores, tenían la habilidad técnica para crear volumen en el perfil de la escultura, pero no trabajaron la parte frontal del felino, por razones que desconocemos. Para identificar esta figura se debe observar desde un determinado ángulo y según se va girando, la representación se va deformando, ocurre un anaformismo, hasta que se pierde (Figura 4). Esta representación monumental, que ahora me parece muy clara, la vi por primera vez a través del lente de la cámara.

9

Cabrera, 1990:194-96. CABRERA GUERRERO, Martha, El Jaguar de Acapulco, Guerrero”, en Arqueología Mexicana, Vol. XI, Núm.63, CONACULTA-INAH, México, 2004, pp.10-11. 10

5


Figura 2. El Jaguar de Acapulco. El soporte rocoso mide 16 m x 11 m aproximadamente.

Figura 3. Cabeza en perfil del felino alado de Palma Sola. Esta secci贸n mide aproximadamente 4 m de largo por 3m de alto. Sobre la cabeza del felino existe un asiento que ve hacia el Sur y a la bah铆a de Acapulco.

6


Figura 4. Según se va cambiando el ángulo de observación, la representación del perfil del felino se deforma. - Exterior de la Cueva del Murciélago, Territorio 1, Sitio Palma Sola. Sobre esta cueva, técnicamente un abrigo rocoso, se ha escrito un artículo como ya se mencionó. En él se describe la mayor parte del trabajo pétreo en él: asientos, pileta, lo que he llamado la cámara astronómica y los 14 personajes identificados: grabados, pintados y en las esculturas parciales en los soportes rocosos. En esta sección me voy a concentrar en una sección del abrigo, en donde para ver las representaciones la distancia y el ángulo de observación, son fundamentales para observarlas (Figura 5 y 6). Para percibir los dos grandes personajes que decoran la parte Noroeste del abrigo rocoso, se tienen que observar desde la ladera del Cerro del Gachupín que conduce al asentamiento prehispánico de Palma Sola Esto es desde una parte alta y en un determinado rango de observación; así el abrigo rocoso se ve hacia el Sur y abajo. La distancia en que se puede observar la cabeza en perfil de un ave, personaje 1 (Figura 6) es por lo menos de 30 metros aproximadamente. La identificación de esta representación, fué difícil y se puede decir, que se inició cuando detecté que unas secciones de la parte superior del abrigo rocoso habían sido trabajadas y también, por la presencia de cortes inusuales, cerca de la pileta. Si se está parado sobre el abrigo rocoso, no es posible identificar la monumental cabeza del ave, en donde la pileta excavada, a larga distancia, es el ojo del ave. También desde la ladera se observa otra representación, personaje 4, la cabeza en perfil de un felino que porta un antifaz y un tocado con la representación de la cabeza en perfil de un murciélago (4.1). Al nivel de la cueva se puede apreciar el perfil de su nariz y las marcas de su bigote (Figura 7). En este felino, el ojo a corta distancia y al nivel de la cueva, se trata del personaje que he llamado Señor Murciélago (personaje 4.2). Este es la 7


cabeza en perfil de un personaje con rasgos de simio o felino, con una línea perpendicular que le atraviesa la mejilla, un gorro cónico y un ala de murciélago. En la Figura 7, también se puede ver la enorme cabeza de un murciélago, que corona la entrada de la cueva y que, solamente se puede observar en la parte baja y en un determinado ángulo de observación.

Figura 6. Cueva del Murciélago. La sección que representa el ojo del ave, es una pileta excavada en la roca, que mide 2.30m de largo, 1.50m de ancho y .80m de profundidad. En este dibujo se incluye la representación del personaje 4.2, el Señor Murciélago que solamente se puede ver de cerca y al nivel de la cueva. De lejos es el ojo del Personaje 4.

8


Figura 7. En esta foto, a la derecha, se observa la representación de la cabeza de un murciélago y que es la que corona la entrada de la Cueva. En la parte izquierda, una sección del personaje 4, perfil y bigotes, así como el Señor Murciélago (4.2, en el dibujo de la figura 6). 3) Imágenes creadas por medio de un juego de luz y sombra en espacios interiores. Para ilustrar este grupo se describen tres ilusiones visuales provocadas por un juego de luz y sombra, basadas en cálculos astronómicos, que se manifiestan al momento del equinoccio al interior de la Cueva del Murciélago. Esta cueva esta dividida en dos cámaras, dos ilusiones visuales se observan en la cámara abierta11 y la otra, en la cerrada12. El primer efecto de luz y sombra que se empieza a manifestar al atardecer se inicia en la pared oriental de la cámara interior. Es necesario remarcar, que por el efecto de luz y sombra , por la manera en que se modificaron las rocas que permiten la entrada de estos rayos, la luz que se refleja en la pared es tan intensa que parece como fuego líquido. Aquí, poco a poco según avanza la luz equinoccial del atardecer, los rayos de luz que provienen de dos direcciones, norte y sur, se unen para formar un arco de luz. El rayo que proviene del Norte semeja la cabeza en perfil de un pájaro-serpiente con una lengua viperina, que ve al Sur. El rayo de luz que viene del Sur, parece formar una cabeza mas cuadrada, que ve hacia el Norte y también presenta una lengua viperina. 11

En la cámara abierta, en la parte frontal, existe una roca trabajada de grandes dimensiones, elemento 1, y al fondo un orificio formado por filtraciones de agua. 12 La cámara cerrada mide 3.50 m de largo x 1.70 de ancho y un promedio de 2.70 de altura. Está rodeada por bloques graníticos parcialmente trabajados. Al centro de la cámara, en el piso, existe una capa de arena de playa que tuvo que ser transportada de las partes bajas. Las áreas rocosas trabajas por el hombre para manipular la luz solar equinoccial del atardecer, que penetra en esta cámara, corresponden a tres secciones: un vertical hacia el norte, una horizontal en un eje norte-sur y la otra de forma irregular al Sur. Estos corte forman tres oquedades, la luz se dirige hacia la pared oriental y por medio de un juego de luz y sombra, se crean formas definidas,.

9


Si observamos esta ilusión visual desde la entrada de la cámara abierta, el rayo de luz del Sur se observa sobre el soporte parcialmente esculpido, que pienso representa el perfil de una serpiente, con una escena grabada. Así, la luz equinoccial se percibe como flamas sobre la cabeza de la serpiente. Esta ilusión visual, me ha hecho proponer que se trata de una serpiente de fuego, una xiucoatl. La última ilusión visual, es cuando esta “serpiente” se ilumina completamente con luz equinoccial y parece conectarse con un orificio al fondo de la cueva. En una forma alegórica se puede decir que esta “serpiente” luminosa, de fuego, con su historia sagrada, viaja por las venas de la tierra, para emerger en la cueva primordial. Esta “serpiente” viene del Norte hacia el Sur. Este propuesta parte, de que en algunos grupos actuales que habitan el estado de Guerrero, se piensa que en las montañas y al interior de las cuevas, vive una gran serpiente que porta el agua, la cual recorre las venas de la tierra y va y viene del mar13.

Figura 8. Cámara interior, pared oriental. Marzo 20, 2007. El juego de luz y sombra empezó a las 16.30 y terminó a las 18.10.

13

NEFF, Françoise, “La Lucerna y el Volcán Negro”, en La Montaña en el Paisaje Ritual, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, UNAM, CONACULTA, INAH, 2001, pp. 353-373.

10


Figura 9. Los dos rayos de luz, uno que viene del Norte y otro del Sur, se unen perfectamente y forman un arco solar.

Figura 10. En la parte superior derecha de este soporte rocoso, se observa un rayo de luz, que por el efecto de luz y sombra parecen llamas sobre su cabeza. El círculo en la parte izquierda, señala el fondo del abrigo rocoso y donde se encuentra una oquedad, “una vena de la tierra”. Comentarios finales. Las manifestaciones rupestres de Acapulco, como lo he demostrado en este trabajo, muestran una manipulación compleja de los soportes rocosos. Sus creadores para lograr los mensajes visuales deseados, tuvieron que tener un conocimiento profundo de sus rocas graníticas; especialmente de sus formas, dureza y de la gama de colores que podían acceder, desde el color superficial provocado por la patina del tiempo hasta pasar por diferentes capas y sus 11


colores, para provocar una ilusión de volumen a sus representaciones. Pero si algo distingue a los talladores de rocas de Acapulco, es su conocimiento para alterar la percepción de las representaciones, en función de su diseño y perspectiva. Una pregunta que constantemente me hago cuando detectó una nueva imagen, en un soporte rocoso por el que he pasado y observado varias veces, es si existió una intención en sorprender, “hechizar” al observador, que no está familiarizado con este tipo de imágenes. Por el momento no tengo una respuesta, aunque me inclino a pensar, que por el tipo de motivos y simbolismo, existió la intención de manipular y sorprender a los visitantes en estos espacios sagrados. En Acapulco, como ya se planteó en otro trabajo14, existió un grupo especializado en el estudio de los astros y del tiempo. En Palma Sola lo indican sus asientos pétreos con orientaciones bien definidas y la cámara en la que se marca el equinoccio y en La Sabana, los soportes rocosos con las cuentas calendáricos. Es probable que estos sitios funcionaron como santuariosoráculos, y todavía en Acapulco, existe una laguna y sus llanos que se llaman Nahuala, lugares de nahuales, los que se pueden transformar, los que hechizan15. Entonces porqué no pensar que como cualquier mago, maestros de las ilusiones visuales, utilizaron algunos trucos para impresionar a su audiencia en Acapulco.

14

Cabrera, 2008. Sobre los Nahuales y Nahualismo existen varias interpretaciones. Una discusión sobre ellas, se puede consultar en: KNAB, Timothy, The Dialogue of Earth and Sky. Dreams, Soul, Curing, and the Modern Aztec Underworld, the University of Arizona Press, Tucson, 2004: 33-37. 15

12

Ilusiones_visuales_Acapulco  

Arqueóloga Martha Cabrera Guerrero Candidata a Maestría Sonoma State University Investigadora independiente. 1 2 5 En algunos casos, para ac...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you