Issuu on Google+

Lota bajo los efectos del ÂŤArte LocoÂť E.P.I. - Encuentro (Internacional) Independiente de Performance 1


Muñozcoloma www.munozcoloma.com.ar www.munozcoloma.blogspot.com munozcoloma@yahoo.com Artículo aparecido en la sección «La Casa de Asterión» ESCÁNER CULTURAL Revista Virtual de Arte Contemporáneo y Nuevas Vanguardias N° 138 - Julio de 2011 2


La soledad para algunos es un privilegio, comprenderán ustedes (si es que han leído algo antes de esta sección) que en esta casa, en este imperio de la carencia, es una condición. Hoy como nunca, extrañé a la gente y me asusté, pero como el temor me acompaña desde siempre como una mancha filosa decidí apostar por la incertidumbre del vacío, de la intemperie y, no sin dudas, me embarqué en la indeseable misión de escapar de esta prisión. Muchos pensarán que no es la primera vez que hago este tipo de declaraciones y que éstas no son más que retórica pura (y pueden tener razón), pero tengo que advertirles que esta vez sí que es diferente… cómo señalarlo… en fin, podría decir mencionar que las otras declaraciones no fueron más que ocurrencias 3


y hoy lo que intento es un idea, un proyecto con carta Gantt y todo. Es así que me hice el distraído para que este monstruo no sospechara nada de mi artero plan, y comencé a recorrerla con una calma pasmosa como queriendo traspasar a ella el tedio que me impone en cada momento. Las habitaciones estaban sin señales de vida, la del piano, la de los gatos, la del carbón, la de mar, etc. Así una a una se mostraban ofreciendo ese espectáculo ridículo de contener objetos inutilizados sólo por llevar a la práctica, la máxima capitalista, la de acumular. Pero sin dudas hay algo que supera la acumulación objetual, me refiero al silencio, todo se encuentra en medio del vacío sordo, donde mis pisadas emiten ruido alguno, cuestión que (me) desespera y comienzo a correr golpeando el piso con todas mis fuerzas con mi tranco, así pasan los días y yo sigo corriendo, como para distraerla de mi proyecto, cuestión que a la larga me distrae a mi, y me pierdo en la obsesión (nuevamente) e intento superar mi engaño, engañándome y cayendo en mi propia trampa, perdiendo mi objetivo. Recién, luego de dos meses (es una cifra cualquiera, es por decir algo), me percato que el cazador jamás cree que la presa puede ser él mismo, y me detengo, y vuelvo sobre mis pasos y comienzo, ya sin ninguna sutileza a buscar alguna puerta o ventana, una rendija que me permita respirar, aunque sea en parte, el mundo profano, y ya mis deseos se han reducido a la nada, otra vez la casa se me ha adelantado recordándome que soy sólo un apéndice de ella y que no tengo más remedio que entregarme, que rendirme ante sus 4


caprichos, ante su mensaje teleológico (podría decir) que aún no puedo descubrir, así que como una barca me dejo llevar por el oleaje y desistir de semejante empresa. ¡Maldita casa!, ahora no sólo estoy desesperanzado, sino que la fatiga me colma por completo, pero insisto, sólo por insistir, sólo por llevar al extremo lo mecánico de correr, hasta (como es de suponerse) caigo exhausto una vez más al piso, que siempre se entrega abrazador con su frialdad y dureza en contra de mi piel, en contra de mi carne y en él una vez más pierdo la conciencia y el desmayo toma el control, intento ponerme de pie, pero es inútil, lo intento otra vez y la violencia de lo estático me ataca sin piedad, y caigo, y caigo, y me levanto y avanzo dos pasos y caigo y la sangre me corre por la frente coloreando mi visión, me muevo tambaleante afirmándome en las paredes, pero mis pasos no alcanzan a ser tres seguidos y caigo nuevamente, hasta que en uno de esos intentos cobardemente me entrego y la realidad comienza a hacerse borrosa y ahí quedo por un tiempo indeterminado, digamos nuevamente dos meses. Algunos ruidos me hacen regresar a la realidad, son voces, muchas, el ruido del mar y el aire fresco y la luz del sol, todas esas señales hacen que me entusiasme, pero a la vez que abra con mucho cuidado mis ojos, hace mucho tiempo que no sabía lo que era estar a la intemperie. Cuando logro despejar la inconsciencia (eso en mi sí que es retórica) veo a mí alrededor, parados como si miraran un muerto, a una cantidad de personas, más bien personajes, de lo más raros como sacados de alguna película hollywoodense en blanco y negro de los años ’50, pero con cierta estética de Coca Sarli y de Hannibal Lecter. Entre muchos, hay uno con una 5


piedra en las manos, teñido de marrón y con una camiseta del Club de Fútbol Palestino, otro con gafas celestes y plumas de pavo real que salen desde su cabellera, otra desnuda con una cuerda en el cuello, otro montado en un caballito de juguete, algunos/as con cámaras fotográficas y de vídeo apuntándome, otro con un bozal de cuero en su rostro, otro con unas tenazas de fierro al rojo vivo, otro con una máquina de tatuar en la manos (y funcionando), otro con pinzas para la ropa por todo su cuerpo, otra con una esposas en sus pies (que me quedan a la altura de mis ojos), otra con una bola de arcilla que sale de su boca, otro distraído come cabellos humanos, otra desnuda y envuelta en una cintas de plástico, otro lleno de puntitos en su cuerpo y con un pescado en su mano, otro con un jaula de pájaros en su mano derecha, otra con un vestido al más puro estilo Marilyn con una bolsa de telgopol (tergoporl/plumavit) en sus brazos, otra con una bebé en coche, otro saltando con una camiseta de Quilmes Atlético Club, otros dos que están desnudos y no dejan de gritar, otro que con una libreta desde lejos no deja de hacer anotaciones, entre otros/as. Quienes me estiran sus manos para levantarme, yo me quedo en el piso, cierro los ojos y pienso que si no es mejor idea volver a perder la conciencia y regresar a la maldita casa, pero en un acto demencial, me dejo llevar por ellos. Es así que de un momento a otro (dos meses) estoy inserto en medio del E»ncuentro Independiente de Performance (E.P.I.)» en la chilena ciudad de Lota.

6


E.P.I. (Encuentro Independiente [internacional] de Performance) Antes de cualquier cosa tengo que aclarar que este escrito no detalla en nada, ni siquiera en parte (o no pretende, por lo menos) los aspectos técnicos, estéticos o políticos de E.P.I., por aquello si busca algo así aún está a tiempo de huir, sino no me culpe, es su decisión, lo que acá viene es un pequeño mapa, un índice, un bocado, una cartografía mínima, oscura y visceral de lo que fue esa instancia. Lo técnico aparecerá en una publicación en el segundo semestre de este año.

Fue un artista, del cual he hablado en un par de oportunidades, y con el cual he terminado trabajando en algunos proyectos, me refiero a Alperoa (el penitente de la performance como lo nombré en una entrevista alguna vez en la radio), quien me invitó a participar de este encuentro como teórico, evidentemente yo acepté. La idea del realizar este proyecto fue de él y tuvo para ello el apoyo total de 7


Proyecto Caserío de Lota (Oscar Gavilán, Eduardo Cruces y Daniela Guerrero), así llevaron a cabo una exitosa empresa realizada a pulso en medio de la carencia del arte fuera de Santiago, y de la carencia mayúscula de la performance dentro del arte. Lota (pequeño caserío) es una ciudad e 50.000 habitantes aproximadamente, que se encuentra mirando el Océano Pacífico, en el centro gerográfico de Chile y que tiene una historia rica en contradicciones, tuvo su apogeo (para pocos) gracias a la minería, al carbón, hasta hace unas décadas atrás, donde la injusticia y el abuso fue el pan diario, los que la tuvieron que sufrir la explotación dejaron a sus descendientes con un orgullo por el pasado a toda prueba, los cuales hoy viven en medio de la carencia y la cesantía surgidas del cierre de las minas. Esta ciudad se vio invadida y alterada por el encuentro. Entonces este encuentro de arte carente y periférico se desarrolló en la periferia, y en parte en la carencia. Así se armó un calendario que concitó a variados artistas de cuatro países, quienes desarrollaron obras de performance en la calle, en la playa, duracionales, en las ruinas y en salones: Armando un encuentro (en la realidad) rico en significaciones y estéticas. El resumen e índice del registro es el siguiente:

8


24 de mayo Perpetua RodrĂ­guez (Santiago, Chile)

9


Liu Astete (Concepci贸n, Chile)

10


Felipe y Antonia Duart (Concepci贸n, Chile)

11


25 de mayo Samuel Ibarra (Santiago, Chile)

12


Eliu Almonte (Puerto Plata, RepĂşblica Dominicana)

13


Lemu (Buenos Aires, Argentina)

14


Daniel Campos (Concepci贸n, Chile)

15


25 de mayo Gabriela Alonso (Quilmes, Argentina)

16


Guillermo Moscoso (Concepci贸n, Chile)

17


AnĂ­bal Sandoval y Gustavo Solar (Santiago, Chile)

18


Nelda Ramos (Quilmes, Argentina)

19


27 de mayo Aperoa, Eduardo Lemu y Pablo Rocu

20


Santiago Cao (Buenos Aires, Argentina)

21


Pablo Rocu (Teruel, Espa単a)

22


Adriana Ravanal (Concepci贸n, Chile)

23


Gabriel Montero (Quilmes, Argentina)

24


Alperoa (Concepci贸n, Chile)

25


Además se realizaron charlas todas las mañanas a cargo de Mario Moreno Krauss (sobre fotografía de performance), Daniel Campos (sobre tatuaje), Gabi Alonso y Nelda Ramos (sobre Zona de Arte Acción, Quilmes) y Nikanor Molinares (sobre Dementia). Y se contó con un equipo de registro conformado por Mario Moreno Krauss, Héctor Marcelo Pavez, Allyson Utz, Carla Pino Wallace, Javiera Silva, María José Timmermann y Pamela Navarro Ortiz. Y un teórico, Muñozcoloma (que habla en tercera persona) y la colaboración de Pamela Arévalo.

Para este individuo fueron días donde no sólo la performance estuvo presente, los lazos de fraternidad fueron tan potentes que hoy podemos, incluso hablar de amigos/as. Imposible olvidar los almuerzos en el restaurante El Chiflón, las tardes en la oficina del teórico (Restaurante Manuel Rodríguez) o los pilotos del programa de TV-Caserío 26


(el programa más argentino que he visto en mi vida). Sin dudas el Arte Loco no sólo alteró a Lota sino a cada uno de nosotros… que venga otro. Todos los antecedentes en la futura publicación.

Fuentes: · · · ·

Blog oficial de E.P.I. (www.encuentroindependienteperformance.blogspot.com) Blog oficial Proyecto Cacerío, Lota (www.proyectocaserio.blogspot.com) Blog oficial de Alperoa (www.alperoa.blogspot.com) Fotografías de Héctor Marcelo Pavez, Mario Moreno Krauss, Nelda Ramos, Muñozcoloma.

27


28


Revista AA27