El gesto y la huella. Carmina Hernández

Page 1


Andantes, 2019

Matriz de xilografía

2


3


La mano y la gubia inciden la corteza, abren la veta y descubren un cuerpo, un corazón que late, magueyes de hojas dobladas, péndulos erguidos que miran hacia el cielo, lunas menguantes. La extension se desborda, el papel se mezcla con la mano. Rodillo y tinta, contorno, tórculo abrazador, los relieves transportan al papel microuniversos minimalistas. La madera transforma su esencia en placa, la artista la hace suya, adquiere nuevo significado, es lienzo de cerezo y peral. Nada impide que la emoción de Carmina incida sobre ella: la toma lentamente entre sus manos, la apoya sobre la mesa, la mira. La dificultad se vuelve virtud. Graba y entinta, posa un lápiz de algodón y aparecen diminutas hojas de un largo biombo: el gesto y la huella, las obras de Carmina Hernández. Ella tiene una delicada manera de crear imágenes. Sus manos son comparsa con las li4


mitaciones para concebir destreza y habilidad. Las xilografías que crea Carmina son frutos que tardan en madurar, son poesía porque es poeta, utiliza elementos comunes para hacerlos únicos. Ver sus placas y sus impresiones es verla a ella: bailarines, clavadistas, corazones ahuecados, aves en el cielo, troncos y paisajes. Ella dibuja el viento con la mancha y el accidente, ama lo que hace, narra con versos lo que percibe. Los gestos de su rostro y las huellas de sus pies los hace ofrendas para niños y mujeres. Es hechicera y despierta en el otro la tenacidad y la posibilidad. Su corazón pletórico de confianza llena frascos y de ellos beben los otros, es por ello que cualquier impedimento natural despierta en el otro. La labor de Carmina no se limita al acto creativo: ella abraza al aprendiz y, en su regazo, genera libertad, dones convertidos en agua, la cascada de dar al otro la comunión y el amor. Esta muestra de Carmina es solo un paraje más, uno de tantos que esperamos de ella: los que ha creado antes, los que vienen, los que son. Rehiletes, nopales, hombres, mujeres, gotas verdes… y, si no hubiera nombre que las nombre, podemos jugar a nombrarlas. La luz que aparece en sus sombras son composiciones armónicas. 5


Las siluetas de Carmina bailan, hay movimiento y ritmo, hay destello y visión. Las obras que integran esta exposición son las hijas de Carmina. Ella, guarecida de la guerra urbana y los virus, escombra su lecho y camina lento. El acto creativo es la llave: abre la rueca y teje, borda sobre papel, Carmina puntea, muerde la madera y la viste de negro. Hay tanta sencillez en su trabajo como talento. Abrevó del dios Kairos, del taller de cerámica de Hugo Velázquez y del taller de pintura de Vicente Gandia. La conocemos perseverante; solo así ha llegado a la cima y vuelve a bajar a la tierra, amarra su barca al muelle y nos mira. Carmina vuela y sue6


Entre mis corazones, 1998-2000

Instalación con matrices de xilografía

4 7


ña, crea y comparte. Su trabajo extiende sus alas y nos mira desde lo alto, nos obliga a observar el cielo, la tierra fértil, los seres que somos ahora y mancha límites que describen la vida. Las xilografías que hace Carmina tienen un origen ancestral: la placa matriz con incisiones que dan luz. Ella arremete cortes suaves y huele a sábila, desprende un aroma de bosque, que se antoja la primera sensación de estar vivos, de respirar por primera vez.

EMILIO PAYÁN STOUPIGNAN

DIRECTOR MUSEO NACIONAL DE LA ESTAMPA

8


9


Sin título, 2016-2019 Xilografía y tinta china sobre papel japonés (1/1)

10


Frente a la obra de Carmina aprendo de nuevo a leer. Los cuerpos que ella crea están cargados a la vez de ligereza y consistencia, de fluidez y gravedad. Su textura de madera es una piel. Son mucho más de lo que representan: son cuerpos, pero son también huellas incisivas del cuerpo creador de la artista. Y a la vez son signos, letras, sílabas, palabras de una lengua visual inédita. Es importante recordar que cada letra es originalmente un dibujo. Y que en el origen de toda caligrafía está el cuerpo. Cuerpos, huellas, signos: esas tres dimensiones transforman la obra gráfica de Carmina en revelación convulsiva para quienes la miramos. Descubrimiento de algo totalmente nuevo pero que nos interpela como si nos conociera desde siempre. Como si nos tocara algo profundo que solo estos cuerpos pueden tocar. Y ese poder es, únicamente, el de la más profunda 11


poesía visual. Sus imágenes (cuerpos, huellas, lenguajes corporales) son rigurosamente poesía: esa formulación de la creatividad plástica implícitamente musical, visual, gráfica (y hasta tipográfica, si pensamos que cada cuerpo se mueve ante nuestros ojos hasta volverse letra de un alfabeto naciente) que existe para tocar las profundidades y dimensiones humanas que ningún otro lenguaje puede alcanzar. Al surgir, la poesía corporal, incisiva, expresiva de Carmina crea un mundo sensorial y de ideas que nos envuelve y conmociona. Su aire se vuelve nuestro aire, su piel toca la nuestra,

12


sus músculos marcados nos circunscriben. Nos escriben. Se nos graban dentro. Y ese es uno de los poderes del arte que Carmina ejerce con asombrosa destreza y radical creatividad. Cada trazo de Carmina es una especie de letra recién inventada que nos hace leer con todo el cuerpo. Nos vuelve escritura. Nos entrega a la poesía de la vida. Pero también nos vuelve, por un segundo al menos, signos en la manera que ella tiene de mirar los cuerpos. Nos vuelve espectadores participantes, parte activa de su poesía visual.

ALBERTO RUY SÁNCHEZ

13 8


Sin título, 2021 Xilografía sobre papel japonés (katazomegenshi) (1/1)

14


Sin título, 2021 Xilografía sobre papel japonés (katazomegenshi) (1/1)

15


V Caminar, caminar, caminar Abrir el cuerpo Soltar la huella Abrir

Sin título, 2021 Bordado

16


Sin título, 2016-2019 Xilografía y tinta china sobre papel japonés (1/1)

17


Sin título, 2016-2019. Xilografía y collage sobre papel japonés (1/1)

18


Sin título, 2016-2019. Xilografía y collage sobre papel japonés (1/1)

19


Sin título, 2016-2019. Xilografía y collage sobre papel japonés (1/1)

20 15


Sin título, 2016-2019. Xilografía y collage sobre papel japonés (1/1)

21


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

22


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

23


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

24 19


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés

25




28


Sin título, 2016-2019 Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

29


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

30 25


Sin título, 2016-2019. Xilografía y tinta china sobre papel nepalés (1/1)

31


32 27


33


34


El gesto y la huella. Carmina Curaduría: Ana Carolina Abad Textos: Alberto Ruy Sánchez y Emilio Payán Poemas: Carmina Coordinación general: Emilio Payán | Administración: Dora Carvajal | Diseño y coordinación de producción y montaje: María Eugenia Murrieta y Mariana Albarrán | Coordinación de proyectos y documentación: Ana Carolina Abad y Liliana Nava | Diseño y fotografía: Gabriela Chávez | Acervo, registro y control de obra: Gabriela Gutiérrez, María de los Ángeles Castillo y Elizabeth Aguilar | Comunicación y relaciones públicas: Estela Cano y Rocío Montoya | Montaje: Natanael Cardoso, Uriel Cervantes, Celedonio Damián, Fernando Franco, Gerardo Hernández, Rafael Martínez, Alfonso Morales y José Manuel Sánchez El Museo Nacional de la Estampa y Carmina Hernández agradecen a las instituciones y personas que brindaron su apoyo para la realización de esta exposición: Del INBAL: Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble | Coordinación Nacional de Artes Visuales | Departamento de seguros de la Dirección de Recursos Materiales | Dirección de Asuntos Jurídicos | Subdirección de Difusión por Medios Electrónicos de la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas | Subdirección General de Patrimonio Artístico Inmueble | Subdirección de Promoción Lyliana Chávez, José Miguel González Casanova, Carolina Kerlow, Benjamín Mayer, Conrado Tostado, Centro Cultural Universitario Tlatelolco: Ricardo Raphael, Ander Azpiri, Sofía Castillo Nota: Todas las obras contenidas en esta edición digital pertenencen a la Colección de Carmina Hernández.

35


SECRETARÍA DE CULTURA Alejandra Frausto Guerrero Secretaria Marina Núñez Bespalova Subsecretaria de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura Omar Monroy Titular de la Unidad de Administración y Finanzas Isaac Macip Martínez Director General de Comunicación Social

INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES Y LITERATURA Lucina Jiménez Directora General Dolores Martínez Orralde Subdirectora General de Patrimonio Artístico Inmueble Lilia Torrentera Gómez Directora de Difusión y Relaciones Públicas Mariana Munguía Matute Coordinadora Nacional de Artes Visuales Emilio Payán Stoupignan Director del Museo Nacional de la Estampa


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.