Page 1

Año 4 - Número 43

SUBLIME 2017!


ÍNDICE INVOLUCRARSE PARA GENERAR CAMBIOS... AUTOR DE LA NOTA

UN GRAN CAMINO POR DELANTE Mónica Sucari

10

SEBASTIÁN SALMÚN

Daniel Levin Frieder

NUNCA DEJAR DE SOÑAR

GABRIEL ROZENZON

MAIA PUSTILNIK

GABRIEL ROZENZON

UN FIN DE SEMANA SIN HACOAJ SEBASTIÁN “CORTO” VIRKEL

FORMANDO A LOS MÁS CHICOS DIEGO PLACENTE

AMIGAS Y HERMANAS PARA TODA LA VIDA LUCIANA QUINDI

12 22 34 46 58

68

LA EMBAJADA DE ISRAEL CELEBRÓ EN HACOAJ

NUESTROS REPRESENTANTES EN FACCMA HACOAJ FEST #5

4

6

FÚTBOL, DEPORTE DEL AÑO

EN LO MÁS ALTO NAIARA ROSENBERG

FÚTBOL Y MÚSICA PEDRO BLUMENFELD

GRAN HISTORIA MACABEA MARIO LEHMAN

un jugador de equipo SERGIO “KEKIA” RODRÍGUEZ

72 82 90

100 112 120


EDITORIAL

INVOLUCRARSE PARA GENERAR CAMBIOS POSITIVOS

Hace muchos años mis padres se asociaron a Hacoaj buscando un lugar para disfrutar los fines de semana en familia y con amigos, en un ámbito deportivo y social que siguiera las tradiciones judías. Al poco tiempo nací yo, la menor de cuatro hermanos. Desde entonces, transité varias etapas de mi vida en Hacoaj: grupos, deporte, campamentos, Escuela de Madrijim, Tapuz (el viaje a Israel en ese entonces). Ya de adolescente, empecé a ir a la Isla remando. Allí siempre encontraba algún amigo o amiga para disfrutar la tarde. También me encantaba llegar y encontrar a mi papá, que todos los fines de semana salía a remar con sus amigos bien tempranito y terminaban en la Isla almorzando y descansando. Entonces, hacia el final de la adolescencia, algunos de mis amigos empezaron irse 6

del club. Hoy, desde otra perspectiva, con más experiencia y como voluntaria a cargo de la Secretaría de Actividades Integrales, estoy convencida de que Hacoaj debe reforzar mucho sus actividades y trabajar creativamente en ofrecer propuestas tentadoras y valiosas para que adolescentes y jóvenes quieran seguir perteneciendo. Siempre encontré en Hacoaj el lugar donde relajarme, disfrutar de amigos y deporte, poder desconectarme de la rutina semanal y llenarme de energía para encarar nuevamente la semana. Ahora, con mi familia formada, mi marido y mis dos hijos, sigo eligiendo al club como lugar de pertenencia tanto en lo deportivo como en lo social. Siento que éste es el lugar donde todos y cada uno de nosotros pueden desarrollarse y disfrutar una vida sana, con amigos, al aire libre, desconectados de tanta tecnología. En los últimos años, ya como mamá, empecé a vivenciar al club con otra mirada. Siento que dejé de ser una simple “usuaria” para pasar a pasar a “formar parte de”. Me encontré con la etapa de los grupos, las actividades de los chicos con un perfil social y recreativo. Casi sin darme cuenta me fui involucrando y conociendo más profundamente el funcionamiento y la dinámica de estas propuestas. Interactuaba mucho con otras madres, escuchaba algunas quejas y comentarios de situaciones conflictivas, como así también muchas alegrías. Así, empecé a sentir que algunas cosas se podían mejorar. Convencida de que la forma de cambiar algo es participando activamente, empecé a involucrarme en distintos temas y colaborar con algunos equipos de trabajo. Fue entonces cuando hice un “click”: sentí que, en vez de preguntar o decir


qué puede hacer el club por nosotros, o por nuestros hijos, me dije qué puedo hacer YO, como socia, para poder ayudar a generar el cambio que siento que Hacoaj tiene que hacer. Y una vez que lo sentí, decidí no quedarme sentada esperando que los cambios aparezcan mágicamente. Decidí HACER. Y aquí estoy, activando en mi rol como voluntaria. Varios son los desafíos que tenemos por delante, pero sería feliz viendo crecer a los grupos de Hadrajá, que estén llenos de chicos disfrutando cada fin de semana, escuchando a los padres contentos, comentando que sus hijos quieren juntarse y disfrutar la tarde con sus amigos con las mismas ganas con las que quieren ser convocados a los partidos que les toque jugar en el deporte que hayan elegido. Los chicos son nuestro diamante en bruto y creo que nuestro rol es saber hacer el mejor tallado de cada uno. Tenemos una excelente Escuela de Madrijim en la que venimos creciendo cada año en la cantidad de alumnos. Es un placer ver a los madrijim cuidando, guiando y enseñándoles a otros chicos los valores y tradiciones que ellos alguna vez recibieron. Estos ciclos que se repiten, renuevan y potencian año tras año, de generación en generación, nos permiten mirar al futuro con optimismo, sabiendo cuáles son nuestras raíces. Hablé de los chicos, pero también son sumamente importantes las actividades de los adultos en la que generamos propuestas para sus intereses. El Ciclo Visionarios en Hacoaj, con figuras de primer nivel como Gerry Garbulsky y Sergio Berensztein va en esta línea. Tenemos muchas familias en las que tres y hasta cuatro generaciones disfrutan cada día en Hacoaj. Ese es un gran valor que tenemos que cuidar mucho. Se viene el verano, época del año en la que cambian las rutinas y las actividades. Llegan los tan deseados campamentos. En la edición 2018 tendremos 450 chicos inscriptos, ansiosos de que llegue enero y así poder disfrutar de un momento único en el año, donde logran “desconectarse” totalmente de toda tecnología (que tan

fácilmente los atrapa) para conectarse con sus amigos y madrijim, vivenciando, entre todos, momentos hermosos en un entorno sano rodeados de la naturaleza. Durante el verano Hacoaj sigue brindando actividades para los chicos. En la semana tenemos las colonias y los campus deportivos, donde disfrutan de lunes a viernes en la pileta, las canchas y el río. Aprovechando el buen clima muchos chicos salen por primera vez a remar junto a los profes y amigos. También se generan lindas interacciones entre ellos y los profesores, disfrutando el día en forma recreativa sin presión ni competencia alguna. Los fines de semana tenemos un muy completo menú de actividades recreativas para los chicos de jardín y -este añosumamos a los de primaria. Queremos un Hacoaj que se disfrute a pleno, con actividades atractivas y variadas, de calidad y buenos contenidos, para todas las edades, los 12 meses del año. A ese objetivo estamos dirigiéndonos. Soy nueva en esta tarea voluntaria, recién estoy empezando. Lo que tengo muy en claro -como parte de mi forma de seres la importancia de trabajar en equipo con todo socio que quiera ayudar, opinar constructivamente e involucrarse con la idea que tenga, por mínima que le parezca. A Hacoaj lo hacemos entre todos. Algunos, simplemente, encaminamos los temas y las acciones a ejecutar. Todos quienes quieran sumar y construir son bienvenidos. Y fundamentalmente, son necesarios. Solange Segal Socia N° 8.650

7


EDITORIAL

UN GRAN CAMINO POR DELANTE Para mí es un gran honor presidir FACCMA, la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos por los próximos dos años, en representación del Club Náutico Hacoaj. Hace 10 años que soy dirigente de la Federación y gracias a Hacoaj logré llegar a lo máximo que un dirigente Macabeo puede aspirar que es la presidencia de la organización que nuclea a todas las entidades socio deportivas de nuestro país y que, por lo tanto, son una de las máximas expresiones de la intensa, variada y profunda vida judía. Agradezco a los dirigentes de Hacoaj que me postularon para este cargo y a todas las demás instituciones afiliadas a FACCMA ya que, gracias a su apoyo, logré convertirme en la primera mujer en alcanzar este cargo y responsabilidad. Logramos conformar una comisión de lujo, con tres ex presidentes formando parte de la misma, uno de los cuales es Vicepresidente de la Unión Macabi Mundial y también con más de 20 miembros de muchas de las Instituciones afiliadas, dispuestos a trabajar en los próximos dos años para consolidar las actividades deportivas, educativas, culturales y sociales que la Federación desarrolla , con el fin de afianzar los objetivos comunes que son enriquecer la vida judía y comunitaria de todos los asociados. Dentro de la Comisión Directiva de Faccma, Hacoaj cuenta con importantes dirigentes en cargos centrales, como Mariano Chemaya (Pro Secretario General), Martín Szabo, Gabriel Droblas y Alejandro Umaschi en la Secretaría de Juegos Macabeos, Victoria Ludmer como Pro Secretaria de Comunicaciones y Jaime Ikonicoff en la Secretaria Legal FACCMA es una de las organizaciones comunitarias centrales

10


Año 4 - Número 43 Diciembre 2017 que agrupa a más de 40 instituciones socio-deportivas macabeas de nuestro país, con más de 50.000 asociados entre todas. Somos parte de un movimiento muy grande: el Movimiento Macabeo. A nivel continental nos agrupa la Confederación Latinoamericana Macabi (CLAM) y a nivel mundial en la Unión Macabi Mundial. Durante mis años de gestión dirigencial siempre aposté al desarrollo del deporte femenino, logrando llevar al fútbol femenino como deporte central en nuestros eventos macabeos. En las últimas Macabeadas Mundiales Israel 2017 los deportes femeninos como el netball, vóley, tenis y también futbol femenino tuvieron un rol preponderante dentro de la Delegación Argentina. Para mis próximos años de Presidenta apuesto a que las mujeres tengan roles dentro de las Comisiones de las instituciones centrales comunitarias de nuestro país y, más aún, en las instituciones socio deportivas afiliadas a FACCMA. Es largo el camino que recorre una mujer para llegar a un alto cargo dirigencial, pero todo es posible y, ojalá, me tomen como ejemplo. Mónica Sucari Presidenta de FACCMA Socia N° 29.168

Registro DNDA 5194915 www.aesports.com.ar

Domicilio legal Luis García 1319, Tigre, Buenos Aires Directora Responsable Andrea Eidman eidmanandrea@yahoo.com N° de Socia 10.311 n 15 5625-9494

Asesor Comercial Nicolás Arcuschin nicolasarcuschin@yahoo.com.ar N° de Socio 12.131 n 15 5873-0840

DIRECTOR DE COMUNICACIONES HACOAJ Y REDACCIÓN Gabriel Rozenzon Editor Patricio Alcalde Diseño Gráfico

Fotografía Andy Eidman Impresión Galt S.A. Ayolas 494 C1159AAB Buenos Aires, Argentina n4303-3723

11


NUESTROS REPRESENTANTES EN FACCMA MARIANO CHEMAYA

Hace varios años que representó a Hacoaj en FACCMA. En La Federación organizamos los eventos macabeos, los torneos de fútbol, tenis, golf, tenis de mesa, vóley y futsal, y seguiremos incorporando disciplinas. También le damos especial importancia a los aspectos formativos, sociales y culturales. Tenemos nuestra propia Escuela de Madrijim, el programa Bekeff (educativo en Israel, para jóvenes), seminarios para dirigentes e importantes proyectos para el desarrollo de la mujer como dirigente comunitaria. En 2018 nos espera la Primera Macabeada Juvenil en Israel, la Segunda Macabeada Open en Pinamar, la Macabeada Juvenil, la de Veteranos en Punta del Este (el último fin de semana de noviembre), el Encuentro Macabeo de Escuelas Deportivas en Hacoaj y, apenas iniciado el año, la posibilidad de participar en San Pablo, Brasil, para las categorías 2005-6 y 2007-8. Toda esta intensa actividad requiere mucho esfuerzo, dedicación y compromiso. Afortunadamente, contamos con Hacoaj, que siempre nos apoya.

VICKY LUDMER

Es un honor para mí haber sido designada por Hacoaj, mi casa, para participar en el cuerpo directivo de Faccma. Creo que es muy importante el hecho que se haya elegido por primera vez como Presidente a una Mujer, y me siento orgullosa de que haya sido nominada por Hacoaj. Colaboraré desde la Secretaría de Comunicaciones y seguramente aparecerán otros proyectos interesantes por el camino. Me pone muy contenta poder participar y acompañar a Mónica en la gestión de la educación no formal de las socio deportivas haciendo hincapié en los valores judaicos tan necesarios hoy, como siempre.

ALEJANDRO UMASCHI

Es un orgullo para mí representar a Hacoaj en FACCMA y

12

proponerme hacer honor a los ideales macabeos. Esta es una tarea en la que debemos resguardar los intereses de nuestros socios y nuestra Institución, sin superponerse a las necesidades de otros. Hace años ya participe como Secretario de Juegos Macabeos y tuve el placer de encabezar la Delegación Juvenil 2009. Fue una de las experiencias más gratificantes que recuerdo como dirigente. Agradezco al Consejo Directivo de Hacoaj el haberme postulado como vocal y espero realizar una buena gestión, en constante interacción con nuestra Mesa Directiva.

JIMMY IKONIKOFF

Soy dirigente de la Federación desde hace más de treinta años en los que ocupé diversos cargos directivos como Secretario General, Tesorero o Secretario de Juegos Macabeos, entre otros, siempre representando a Hacoaj, con el apoyo de los dirigentes que trabajan en nuestra institución. Me enorgullece que el Náutico me lo reconozca haciendo que lo represente por tantos años. FACCMA agrupa a cuarenta instituciones socio deportivas de nuestra comunidad judía a lo ancho y largo del país. Gracias a la Federación, muchas instituciones que no cuentan con un caudal suficiente de socios o con los recursos necesarios, pueden acceder a diversos programas a través de organismos nacionales e internacionales. Por ejemplo, con el objetivo de brindarles a todas las mismas oportunidades, se creó la Escuela de Madrijim de FACCMA que hoy recoge cerca de sesenta chicos de las instituciones de menor densidad. Sus egresados viajan juntos a Israel como parte del Plan Bekeff, junto a los madrijim que se formaron en las escuelas propias de distintas instituciones como Hacoaj, Hebraica o Macabi. Las Macabeadas son de importancia fundamental para FACCMA y son, también, el sumun del deportista judío que aspira a representar a su país en el marco de un mega evento en Israel cada cuatro años. En las de 2017, Argentina participó con 700 deportistas y fue la tercera delegación en magnitud, luego de Israel y Estados Unidos. Este fue un


gran logro de FACCMA, al que Hacoaj aporta un tercio de los integrantes. Los torneos deportivos que organiza la Federación tienen, entre otros, el objetivo de integrar a chicos de distintos clubes, desde las divisiones inferiores, que son promocionales. Otro tema de importancia central es la capacitación. En 2017 se realizó un seminario latinoamericano, con gran participación de nuestros dirigentes voluntarios y profesionales a quienes también se les facilitó la oportunidad de capacitarse en el exterior, compartiendo experiencias con sus pares de otros países. En este momento fue elegida presidente de FACCMA una joven dirigente de Hacoaj. Por primera vez una mujer conduce Federación. Le deseamos que pueda realizar toda la tarea que la comunidad necesite. Para su gestión va a contar con el apoyo y la experiencia de los dirigentes de Hacoaj que militan en la Federación y que desde siempre hacemos nuestros aportes para que más y más chicos y grandes puedan integrase a nuestros clubes, en pos de sostener la identidad judía.

DIEGO HADID

Hace dos años estoy trabajando en FACCMA representando a Hacoaj en la Mesa de Futbol. Para mí es un placer ya que allí puedo canalizar las dudas y sugerencias de los distintos sectores del fútbol del club, ya sea el dirigencial o el profesional. En esa Mesa se discuten todos los temas relacionados a los torneos, desde su diagramación hasta los detalles más pequeños. En este tiempo he visto como han crecido y concretado muchos proyectos. Hoy tenemos una pelota oficial de juego que FACCMA le da a cada equipo. Eso hace que todos juguemos con la misma pelota y no haya ventajas; o lo más reciente: la digitalización del fútbol de FACCMA. A partir del año que viene cada jugador acreditara su identidad con la huella digital lo que agilizará todo, porque los resultados, goleadores y toda la información que se genera en cada partido se cargará automáticamente. Son muchas cosas las que hacemos y las que nos proponemos seguir haciendo. El fútbol en la Argentina y en nuestra

Comunidad, mueve mucha gente y mucha pasión. Espero y deseo que podamos seguir sumando.

GABRIEL DROBLAS

Es un placer para mi representar a Hacoaj en FACCMA. La idea es reconocernos como parte de nuestra Comunidad y, de esta manera, poder fortalecer el vínculo generando nuevas oportunidades para accionar a nivel local e internacional. Me siento muy orgulloso de ser uno de los dirigentes que estaremos representando a Hacoaj en la Federación, mucho más cuando, por primera vez en la historia, FACCMA tiene una presidenta muje, nominada por Hacoaj. Existen diversos proyectos en FACCMA, tanto deportivos como sociales en los cuales trataré de hacer mi mayor aporte posible. El deporte es competitivo, pero nuestra intención es fomentar la sana competencia, sin violencia, ligada a los principios del respeto y la honestidad.

DANIEL CAMJI

Recibí el nombramiento como vocal en la dirigencia de FACCMA, para este periodo de presidencia de Mónica Sucari con mucha alegría. Es para mí un orgullo representar al Náutico Hacoaj dentro de una institución en la que participé activamente tanto como futbolista representando a Lamroth Hakol y, obviamente, como tenista representando a nuestro querido Náutico. Pienso que el haber participado en numerosas Macabeadas Nacionales, Panamericanas, Mundiales e incluso una Europea me permitirán aplicar dicha experiencia para intentar aportar en eventos que, si bien están muy bien organizados, es siempre posible mejorarlos aún más, para satisfacción de deportistas y otros participantes. Solo me resta agradecer a quienes confiaron en que yo pueda colaborar para hacer que la gestión del nuevo periodo, cuya presidenta es una compañera de nuestro querido club, sea exitosa.

13


FEST

16


17


18


19


HACOAJ FEST #5 Espectacular, emocionante, divertido… Así fue el Hacoaj Fest #5 con el que todo Hacoaj cerró un 2017 fantástico, de crecimiento y felicidad, y al mismo tiempo abrió las puertas a un 2018 en el que -con energía aún mayor- seguiremos consolidando un camino de, más actividades, más y mejor infraestructura, más y mejores servicios, experiencias inolvidables y más socios. Al ritmo de Los Totora, bailamos, cantamos juntos nuestro nuevo himno, “¡Vamos Hacoaj!”, jugamos todo el día en 22

equipos y recibimos con orgullo la visita del Embajador de Israel, Ilán Sztulman, quien recibió como obsequio una copia de la foto histórica en la que se izó por primera vez en la Argentina y en Hacoaj, la bandera de Israel, justo 70 años atrás, cuando se celebró la Resolución de Partición de Palestina, antecedente fundamental de la Independencia. El Embajador de Israel fue el encargado, también, de entregar el premio al Madrij del Año a Mijael Kaufman (ver nota


aparte). También contamos con un visitante más que habitual a nuestra casa, el Intendente de Tigre Julio Zamora, que entregó distinciones a los jefes de delegación de los 25 clubes de todo el país que ese mismo fin de semana (2 y 3 de diciembre) participaron en el Campeonato Argentino de Menores de Canotaje y Copa Promocional, organizada por Hacoaj en Marinas H, con el apoyo del Municipio y la fiscalización de la Federación Argentina de Canoas. En el marco del Hacoaj Fest, celebramos una vez más el Día del Deporte. Con la conducción de Nano de la Rúa y Gerardo Freideles, se entregó el premio al Profesor del Año a Sergio

“Kekia” Rodríguez (Vóley) así como diplomas a los ternados de cada deporte y copas a los destacados (ver recuadro). Entre los destacados se eligió a las Mejores Deportistas de Hacoaj 2017 que fueron Naiara Rosenberg (Gimnasia Artística) y Maia Pustilnik (Hockey). Como Deporte del Año fue elegido el Fútbol. Una gran celebración, que quedará por siempre en la memoria de quienes tuvimos la suerte de participar. Un día memorable, fantástico y emotivo que fue posible gracias a la excelente onda de nuestros socios e invitados y, fundamentalmente, gracias al aporte de los sponsors que nos acompañan con la mayor generosidad.

Ternas y destacados de cada deporte Básquet: Agustín Umaschi (Destacado), Matías Teper y Diego Ríos.

Gimnasia Artística Naiara Rosenberg (Destacada), Brenda Tripicchio y Valentina Risafi.

Bochas Mario Weber (Destacado), Belsi Luchansky y Raquel Peltz.

Golf Luciano Szuldman (Destacado), Omar Reino y Roger Zlotolow.

Canotaje Hockey Sobre Césped Simón Bottini (Destacado), Román Katz Maia Pustilnik (Destacada), Melanie Catz y Dante Casella. Cataife y Melina Rubinsztain. Cestoball Micaela Faigelbaum (Destacada), Estefanía Izrael y Shira Szczupak. Fútbol David Cohen (Destacado), Martín Ljaskowsky, Tomás Kronik, Julián Blumenfeld y Juan Pingaro.

Judo Gonzalo Martin (Destacado), Jonathan Ficher, Uriel De La Sota y Nicole Goldman. Paddle Marcelo Parkansky (Destacado), Claudio Parkansky y Néstor Paley.

Remo: Karina Wilvers (Destacada), Valentina Martinez y Andrés Kaminker. Running: Romina Landesman (Destacada), Alejandro Peral, Eduardo Maier y Tito Szarfman. Tenis Nikos Lehmann (Destacado), Sol Rabin, Leo López Linquet y Romeo Arcuschin. Vóley Masculino Lautaro Vuconich (Destacado), Cristian Bacca y Leandro Massiota. Voley Femenino Karina Rueda Mohorovich (Destacado), Melina Langone y Florencia Glat.

23


PILE A FULL

26


27


REGATA EN MARINAS H

30


31


32


SEBASTIÁN “CORTO” VIRKEL Soy socio de Hacoaj desde que nací y ser ahora su Capitán es una tremenda responsabilidad y un enorme privilegio porque los colores que represento desde siempre son muy grandes y porque Hacoaj nació en la rampa.

Como deportista, fui Campeón Argentino, Sudamericano y Panamericano de Canotaje, deporte en el que tuve la suerte de correr un Mundial. Puedo decir que, junto con mis compañeros de equipo, surcamos buena parte de las aguas del mundo, representando a la Argentina y gracias a todas las oportunidades que Hacoaj nos brindó para crecer en el deporte que amamos. La tradición familiar deportiva continúa con mis hijos: Nico también hace canotaje y mis hijas juegan al hockey. Estoy convencido desde siempre que, como socios, todos

34

debemos cuidar el club y mejorarlo en lo que podamos. En mi caso, como el de tantas y tantas familias en más de 80 años, Hacoaj es mi segunda casa. Me cuesta imaginar dos fines de semana seguidos sin venir. Los entrenamientos deportivos nos enseñan, desde chicos, el valor del compañerismo y del esfuerzo diario como base para alcanzar las metas y resultados que nos propongamos. Cuando crecemos, nos damos cuenta rápidamente que lo mismo ocurre en la vida diaria, por lo que esos valores cobran mayor importancia. Mis objetivos como Capitán son, entre otros, que la rampa y todo lo que ocurre día a día en este sector tan característico de Hacoaj, tenga un rol central en la vida del Club. Que más socios se sumen a remar, para compartir momentos lindos e intensos, en el contacto con la naturaleza; que crezcan en


ME CUESTA IMAGINAR UN FIN DE SEMANA SIN HACOAJ cantidad y en calidad los equipos representativos de remo y canotaje y que cualquier socio que venga a la rampa tenga su espacio para hacer la actividad deportiva federada o recreativa que le de placer. Hacoaj es importantísimo en mi vida y la de mi familia, al punto que lo pongo al mismo nivel que el colegio en la educación de mis hijos. El fin de semana perfecto es venir a Hacoaj, salir a remar un rato y después, juntarnos entre amigos a tomar un café, a charlar, a soñar. El trabajo como voluntario es difícil y muy desgastante. Pero cuando vemos que los proyectos que uno encara con sus compañeros de comisión y los profesionales del Club tienen los resultados esperados es muy gratificante. Lo suficiente como para justificar el tiempo y el esfuerzo que llevó la organización. Cualquier socio que quiera acercarse a rampa y entienda que tiene que trabajar para los demás no sólo es muy bienvenido. También es esperado, con los brazos abiertos.

Los entrenamientos deportivos nos enseñan, desde chicos, el valor del compañerismo y del esfuerzo diario como base para alcanzar las metas y resultados que nos propongamos. Cuando crecemos, nos damos cuenta rápidamente que lo mismo ocurre en la vida diaria, por lo que esos valores cobran mayor importancia.

35


familias 38


39

39


miradas profundas

42


43


Su carrera de futbolista profesional lo llevó a conocer buena parte del mundo y a lucir la celeste y blanca. Hace varios años decidió sumarse a Hacoaj, donde vive su vida familiar y sigue practicando deportes. Recientemente fue convocado a dirigir la Sub 15 de Argentina que ya obtuvo el gran logro del Campeonato Sudamericano.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? Hace mucho tiempo que conozco Hacoaj porque cuando conocí a mi mujer, Julieta, ella jugaba al hockey en la Primera del club. Después, cuando dejé de jugar al futbol profesionalmente y me quedé a vivir en Argentina me hice socio, al igual que mis hijos. ¿Qué actividades hacen vos en el club y tu familia? Ahora solo hago gym, pero hice tenis y jugué un tiempo al fútbol en el interno para Chapelu. La familia se reparte entre fútbol y hockey. ¿Qué sensación te deja el Campeonato Sudamericano Sub 15 obtenido recientemente como DT de la Selección Nacional? Mucha satisfacción, sobre todo por poder ayudar a que estos chicos de 15 años a que sean mejores jugadores, que tengan más herramientas a futuro desde lo futbolístico, pero sin olvidar la parte educativa en esta etapa de formación.

DIEGO PLACENTE 46

¿Cuál es el secreto del éxito en el fútbol? No existe secreto para el éxito, nadie te asegura el triunfo. Es un juego donde el azar influye como en todo juego. Lo mejor es tener las ideas claras, entrenar, esforzarse, aprender y divertirse. ¿Qué objetivos tenés para el 2018? Los objetivos son armar, con el cuerpo técnico, una nueva selección sub 15 donde debemos seleccionar y mirar jugadores. Y colaborar con Pablo Aimar en el proceso de la Sub 17.


FORMANDO A LOS MÁS CHICOS ¿Te ves como técnico de la Selección Argentina de fútbol? No, porque no proyecto más allá de este presente. En este momento estoy abocado a este trabajo y disfruto mucho de seleccionar y entrenar con chicos, y ayudarlos en su formación. ¿Te dedicas al negocio gastronómico también? No, en el restaurant despunto el vicio solamente. Tengo un socio que se ocupa y mi mujer lleva a cabo todos los eventos.

…que estos chicos de 15 años a que sean mejores jugadores, que tengan más herramientas a futuro desde lo futbolístico, pero sin olvidar la parte educativa en esta etapa de formación. ¿Cómo ves las escuelitas deportivas en Hacoaj? La verdad es que tengo poco conocimiento al respecto, mi hijo Dante de 5 años juega al futbol en el club y disfruta cada entrenamiento, con lo cual para mí eso ya es suficiente. ¿Tus hijos heredaron tu amor al deporte? Sí. En casa se respira deporte. Nos encanta que nuestros hijos crezcan haciendo deporte y los valores que se transmiten en éste: compromiso, compañerismo, esfuerzo y una cuota de frustración también. Si después son o no talentosos, es otra cosa. Estas a full con el running… Es una disciplina que me enganchó cuando dejé de jugar profesionalmente. En este momento no tengo la energía puesta en eso, pero en algún momento me gustaría correr una maratón de 42k

Nos encanta que nuestros hijos crezcan haciendo deporte y los valores que se transmiten en éste: compromiso, compañerismo, esfuerzo y una cuota de frustración también.

SOBRE mi... Un deportista Messi. Una comida Albóndigas con puré. Tu lugar en el mundo Buenos Aires. Una canción Tarea Fina, de Los Redondos. Un perfume Artisan Edt, John Varvatos. Tu mejor gol Con la selección Sub 23 vs. Venezuela en cancha de Ferro. Un sueño Correr una maratón (42k) en un buen tiempo.

47


HOLA VERANO

50


51


abrazos

del alma

54


55


LUCIANA QUINDI Como jugadora, como entrenadora, como mamá, el deporte atraviesa su vida y le dio lo mejor que tiene: su familia y sus amigas del alma, desde aquellos tiempos en que “se pasó” a Hacoaj. Y lo adoptó como su lugar en el mundo.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socia de Hacoaj? Yo jugaba al hockey en Hebraica donde ese deporte no tenía mucho empuje. A los 17 años, después de quedar afuera en la preselección de las Macabeadas del ‘89 el entrenador (Adrián Occhipinti, un histórico de Hacoaj) me vio con tantas ganas de jugar que me sugirió que me pase al Náutico. Y así entre al club. ¿Qué actividades hacen vos y tu familia en el club? Yo ahora juego en la segunda y soy entrenadora de Mami Hockey... Mati, mi hijo mayor, juega al fútbol y Maia al hockey; Sol, por ahora, juega en el Beit y en el arenero, hermosos lugares que tiene el club. Víctor, mi marido, acompaña y alienta

58

a su equipo de Old Boys en el Interno de Fútbol. ¡Y forma parte de mesas interminables con los buenos muchachos! ¿Qué objetivos tenés para el verano que se viene? Me encanta esta época que comienza. Desde el momento que abre la pileta Hacoaj se disfruta a full. Quedarse hasta que cae el sol, escuchar el silbato que avisa el cierre del sector, bañarse y de ahí, a las parrillas, para disfrutar un rico asado con amigos y siempre en familia. ¿Fin de semana perfecto? Es ideal cuando todos los partidos de la familia tocan de local. Ver a mis hijos, cada uno en su deporte… Arrancar a las nueve menos cuarto en la cancha de hockey, de ahí correr a la de fútbol para disfrutar a la 2005. Y a la tarde, mi partido. Cerramos el día en la casita de hockey, comiendo la pizza del tercer tiempo, todas las jugadoras con hijos y maridos. También disfrutamos cenar en el Club de Campo con amigos.


AMIGAS Y HERMANAS PARA TODA LA VIDA ¿Curriculum vitae en el deporte? Entré al club cuando el hockey estaba en la C. Siempre jugué en la Intermedia, era de las que la tenía que pelear para entrar en la Primera. Pude vivir y disfrutar dos ascensos. Llegar a la “A” fue un logro de todas las jugadoras que formábamos el plantel de mayores. Hoy ese grupo está más unido que nunca. Eso es lo que nos dejó el hockey, amigas y hermanas para toda la vida. Ahora nos llamamos “las fajitas”, comida implementada en todas nuestras cenas.

Yo me formé en el club, en el profesorado de Educación Física EFIS Hacoaj. Tengo los mejores recuerdos y los que estudiamos ahí sabemos los lindos momentos que vivimos en el club todos los días… ¿Cómo haces para dividir tu tiempo entre ser madre de tres chicos y ser entrenadora de Mami Hockey? Los chicos están cada uno en su actividad, Mesucan y Letamid, y ser entrenadora es un orgullo después de tanto tiempo. Fui entrenadora de menores durante siete años. Yo me formé en el club, en el profesorado de Educación Física EFIS Hacoaj. Tengo los mejores recuerdos y los que estudiamos ahí sabemos los lindos momentos que vivimos en el club todos los días, viniendo dos veces por semana al Tigre, saliendo al río a remar, con materias como tenis, paddle, atletismo. Teníamos la mejor infraestructura. ¿Qué valores esenciales debe enseñar en el deporte? Los valores que te da el deporte sirven y se utilizan en todos

los aspectos de la vida: el compromiso, el esfuerzo. Pertenecer y saber que sos parte de un equipo te fortalece. ¿Tu experiencia macabea? En 1993 fui a la Macabeada de Israel y también jugué los Panamericanos que se hicieron en el club (ya no me acuerdo en que año). Fui como entrenadora a las Macabeadas Infantiles en Córdoba, de la cual tengo un hermoso recuerdo. Lo lindo es ver hoy a todas esas jugadoras que entrené con sus hijos, en Hacoaj. ¿Qué significa el hockey en tu vida? El hockey fue todo en mi vida. Me dio mi familia, mis amigas, mis hermanas del alma, me dio trabajo y siempre disfruté y me divertí como en ningún otro lado. ¡Me considero una privilegiada de pertenecer al hockey del Náutico!

SOBRE mi... Un deportista Maradona . Una comida Milanesa con ensalada. Un lugar en el mundo Miramar. Una canción Celebra la vida, de Axel. Hincha de Argentinos Juniors. Un sueño Ver siempre a mi familia feliz.

59


ESPECTACULAR ESPECTACULAR

gala de gimnasia en hacoaj 60


FOTOS: GABRIEL ALTMAN

61

61


futuro 64


risas

desopilantes 66


SECRETARIO SECRETARIO DE DE FÚTBOL FÚTBOL

SEBASTIÁN SALMÚN Compromiso, crecimiento, equipo, amor por la camiseta, proyección de futuro. Esas son las características centrales que Hacoaj destacó al elegir al Fútbol como Deporte del Año.

Como Secretario de Fútbol de Hacoaj ¿Qué significa para vos el Premio al Deporte del Año? Me tocó ser quien reciba un premio que corresponde a un grupo hermoso de gente, que se rompe el alma para darle a nuestro fútbol y a nuestro Club lo mejor. Me llena de orgullo y placer porque considero que todo esfuerzo merece ser premiado. ¿Cuáles fueron los principales hitos del fútbol de Hacoaj en 2017? ¡Uuuy! ¡Fueron realmente muchos! Pero pongámosle acento al haber trabajado (y lo seguiremos haciendo por 68

supuesto) para que el fútbol vuelva a ser la gran excusa en la integración de nuestros chicos a los espacios sociales y deportivos. Estamos terminando el año con un 5% más de chicos que al comienzo. Eso habla del maravilloso trabajo de voluntarios y profesionales contagiados por una dirigencia motivadora al máximo. ¿Qué proyectos tienen para el futuro inmediato y a mediano plazo? En lo inmediato, disfrutar el Torneo Argentino, cuya participación fue ganada en cancha por los planteles superiores compuestos únicamente por jugadores formados en el club. Y, a mediano y largo plazo, trabajar para cumplir el sueño de ver a esos jugadores colaborando activamente en inferiores.


FÚTBOL, DEPORTE DEL AÑO ¿Qué implica para vos vestir la camiseta de Hacoaj? Responsabilidad, ante todo. Hacoaj te obliga siempre a ir por más, sin descuidar su historia. ¿Cuáles fueron las principales enseñanzas que te dejó el deporte? Sin el compromiso no lográs nada. Es el punto de partida para nutrir la enseñanza, el respeto, el compañerismo y la amistad deportiva. Y qué mejor ejemplo que el de mi mujer, Fely, quien hoy comparte gran parte de su vida con quienes jugaron al hockey desde inferiores con ella ¡En Hacoaj claro!

…pongámosle acento en haber trabajado (y lo seguiremos haciendo por supuesto) para que el fútbol vuelva a ser la gran excusa en la integración de nuestros chicos a los espacios sociales y deportivos. ¿Qué fue lo que te llevó a meterte en el mundo del voluntariado? Soy un convencido de que la mejor manera de intentar resolver cuestiones que no te gustan es involucrándote. Así empecé y acá estamos. Trabajo un ratito todos los días para Hacoaj, porque me genera placer y porque tengo al lado gente que te deja aprender.

SOBRE mi... Un deportista Martin Palermo. Una comida Si no me dejan poner alguna comida turca, Asado. Una película La vida es Bella. Una canción Cada vez que lo canto lloro, EL HATIKVA, sin dudas. Una serie Narcos. Un libro Cualquiera de Historia. Un recuerdo Giuli y Charo, mis dos princesas, subidas a los tablones alentando a la primera de Hockey en una final en GEBA. Un lugar en el mundo Las meriendas en la pileta con los “Buenos Muchachos”. Un sueño Dar la vuelta olímpica, jugando con mi hijo Gonzalo, en Old Boys. Otro sueño Que cada pibe se vuelva a su casa feliz por el día que haya pasado, sin importar los resultados deportivos.

69


FÚTBOL

70


71


LA EMBAJADA DE ISRAEL CELEBRÓ EN HACOAJ El 14 de diciembre tuvimos el orgullo de recibir, en nuestra Sede Tigre Maliar, a la Embajada de Israel en la Argentina, cuyo equipo de trabajo disfrutó de un día de actividades para cerrar el año. Las actividades estuvieron a cargo del equipo de profesionales de Hacoaj, con el objetivo de brindar espacios para fomentar y desarrollar el trabajo en equipo como así también tener una experiencia de remo en el río. Desde este año Hacoaj ofrece, a empresas y organizaciones, sus saberes específicos en desarrollo de equipos, trabajo de objetivos y fortalecimiento de vínculos generando jornadas de trabajo a medida, las que incluyen propuestas gastronómicas y actividades para fomentar la colaboración y el apoyo entre sus miembros. A su vez, se ofrecen los servicios de días de campo para familias o empleados y torneos o actividades deportivas específicas.

72

Estamos orgullosos de haber inaugurado este ciclo junto a la Embajada de Israel, que expresó su satisfacción por la calidad de los servicios brindados.

Esperamos recibir a las empresas y organizaciones en las que se desempeñan los socios. En caso de interés en conocer la propuesta pueden contactarse con Daniel Levin Frieder a dlevin@hacoaj.org.ar


ESTALLAMOS

76


77

77


78


79

79


NUNCA DEJAR DE SOÑAR MEJOR MEJOR DEPORTISTA DEPORTISTA 2017 2017

MAIA PUSTILNIK Para Maia, 2017 fue un año agridulce. Por un lado, comenzó a entrenar con Las Leonas y obtuvo el premio a la Mejor Deportista de Hacoaj (junto a la gimnasta Naiara Rosenberg). Por el otro, la primera de Hacoaj perdió la categoría. Sin embargo, esta luchadora tiene le chip de la perseverancia y el optimismo, para encarar el 2018 con impulso renovado.

2017 fue un gran año para vos ¿Dónde guardas los premios que recibiste? Los premios que recibí este año fueron los de Deportista Destacada de Hockey y Mejor Deportista del Club Náutico Hacoaj. Los guardo conmigo, en casa ya que son muy importantes para mí. ¿Qué significa Hacoaj en tu vida? Hacoaj significa mucho para mí. Vengo al Club desde chiquita, aquí es dónde me hice muy buenas amigas y donde practico el deporte que me encanta. ¿Y el Hockey, qué lugar ocupa hoy, siendo una Leona? El hockey ocupa un lugar muy importante en mi vida hoy en día ya que además de jugarlo en Hacoaj y con amigas me dio el gran privilegio de entrenar con las mejores jugadoras del país. Es una tremenda oportunidad y, por supuesto, decidí darle la importancia que merece. Hoy en día es mi prioridad. ¿Qué opinas de Lucas Rey el nuevo DT de la Primera de Hacoaj? A Lucas Rey no lo conocía personalmente pero sí lo había visto jugar en la selección. Me parece que sabe un montón de hockey y si lo aprovechamos bien, siento que nos

82

va a enseñar y transmitir mucho hockey. Así que estoy entusiasmada por empezar ya a entrenar con él, en el 2018. ¿Qué balance haces del 2017? En lo personal fue un gran año para mí, ya que pude alcanzar varios de mis objetivos personales. Pero a la vez, fue un poco triste por los resultados grupales con el equipo. Pero no hay mal que por bien no venga, así que ya estamos pensando en el torneo del año que viene y estoy segura de que nos va a ir mucho mejor que en este año que pasó. ¿Objetivos 2018? Primero, formar un equipo con todas las letras para la Primera, crecer como equipo, seguir aprendiendo, ser regular en mi rendimiento personal y ojalá continuar entrenando con el seleccionado. Te gusta mucho la música también Me encanta la música. Soy de tocar un poquito de cada instrumento. No me especializo en ninguno. Me gusta el bajo, el piano, la batería y la guitarra. ¿Consejos para todos los chicos de Hacoaj que sueñan con estar en una selección? Mi consejo es que entrenen mucho, que tengan confianza en sí mismos, que sean positivos y que no dejen de soñar. ¿Qué hacés en las vacaciones? Aprovecho para relajar, pasar tiempo con amigas y hacer lo que más me gusta: jugar al fútbol y disfrutar del verano. ¿Cómo planeas la pretemporada? La planeo en base a si tengo que entrenar con la selección o no. Si me convocan para entrenar, me preparo para cuando se empieza, en enero. De lo contrario, me preparo para cuando empezamos con Hacoaj, los primeros días de febrero.


el amor es asĂ­

84


TE

86


87


MEJOR MEJOR DEPORTISTA DEPORTISTA 2017 2017

NAIARA ROSENBERG Sacrificio y constancia. Con estas palabras Naiara define lo que más le atrae de su deporte, la Gimnasia Artística, y que hoy la llevaron a lo más alto, el nivel de Elite, en nuestro país y al reconocimiento como Mejor Deportista, junto a Maia Pustilnik, en este 2017.

¿Cómo y cuándo te hacés socia de Hacoaj? Me hice socia de Hacoaj cuando tenía 7 años. Había tomado un par de clases de gimnasia en un club de barrio y me había gustado mucho, por lo que quise ir a un club que me ayudara a avanzar y en donde hubiera los aparatos necesarios para eso. 90

¿Qué significa para vos haber sido elegida la Mejor Deportista del Club? Es un orgullo enorme y estoy muy feliz. Siento que fue un reconocimiento a todas las horas de entrenamiento que tenemos, al sacrificio que hacemos, a la pasión por el deporte, a los logros de estos últimos años. Pero por sobre todo a la garra que le ponemos todos los días y los obstáculos que superamos.


EN LO MÁS ALTO ¿Qué es lo que te atrae y te sigue atrayendo de la Gimnasia? Lo que más me sigue atrayendo de la gimnasia es que se trata de un deporte que necesita de mucho sacrificio y constancia. A veces entrenamos con dolores, pero la satisfacción de haber conseguido el objetivo es la sensación más linda que puede haber. Otra de las cosas que más me atraen es que no es un deporte como cualquier otro. En la gimnasia nunca te vas a aburrir, ya sea porque siempre vas a seguir intentando ejercicios nuevos o porque vas a querer seguir buscando perfeccionar tus series.

En la gimnasia nunca te vas a aburrir, ya sea porque siempre vas a seguir intentando ejercicios nuevos o porque vas a querer seguir buscando perfeccionar tus series. Contanos alguna experiencia importante que hayas vivido gracias a la Gimnasia de Hacoaj. El año pasado llegué al nivel más alto de la gimnasia: entré al Equipo Nacional (Elite). Este año fui a las Macabeadas Mundiales y me fue mejor de lo esperado. Salí cuarta all around, medalla de bronce por equipo, clasifiqué a las cuatro finales por aparatos y gané la medalla de plata individual en viga. Las Macabeadas fueron una muy linda experiencia, pero no sólo el ir a competir, sino que también por sentir el apoyo de todas y cada una de las familias y nenas de gimnasia, ya sea mediante cartitas, regalitos, mensajitos lindos o abrazos. Otro momento importante fue el sudamericano de clubes en Panamá.

¿Quién fue la primera persona en la que pensaste cuando ganaste el premio? Las primeras personas en las que pensé cuando gané este premio, fueron mis entrenadores, que siempre están y estuvieron para apoyarme, ayudarme y enseñarme. Pero por sobre todo siempre estuvieron cuando los necesité, en los momentos más felices y tristes. Sin ellos no hubiera podido ser la gimnasta que soy hoy en día. Ellos me enseñaron a valorarme y a pensar en que no sólo lo bueno te ayuda a crecer, sino que también lo malo te enseña; que sobreponiéndote te haces más fuerte. También pensé, desde arriba del escenario, en mis papás, que los vi llenos de alegría y felices por mí. Sin ellos yo no podría entrenar de la manera y con la predisposición que entreno.

SOBRE mi... Un deportista Laurie Hernández (gimnasta de Estados Unidos). Una comida sushi y milanesas. Una canción Havana, de Camila Cabello. Una película Juego de gemelas y La vida es bella. Una serie Gossip Girl. Un lugar en el mundo Panamá. Un sueño Poder revivir las Macabeadas y viajar mucho.

91


92


Oportunidad Única!!! CONSULTE FINANCIACIÓN

dos lotes contiguos EN MARINAS H con inmejorable vista al RÍO lujan

contactar para coordinar visita

mail: fridca@gmail.com teléfono:

15 6806-8517 93


de

A MORIR

94


95


PEDRO BLUMENFELD Pedro logró unir dos aficiones y dos mundos que, en muchos sentidos, son cercanos y para los que se requiere pasión, talento y esa capacidad intacta de seguir soñando.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? Desde muy chico mi viejo me hizo socio de Hacoaj, ya sea para entrenar fútbol o para los campamentos. Crecí allí junto a mi círculo de amigos. 100

¿Cómo fue nacer, vivir y crecer en el Club de Campo? Afortunadamente crecí en un ambiente muy lindo y seguro. El Club de Campo de Hacoaj es hermoso, un lugar muy tranquilo para vivir. Me dio amigos que tengo desde muy chico y numerosos recuerdos para toda la vida.


FÚTBOL Y MÚSICA ¿Qué deportes hacen vos y tu familia en el club? Yo entreno fútbol, mi papá es director técnico de la Primera Faccma, mi mamá juega al tenis y mis dos hermanas entrenan hockey. Edad, primario, secundario, universidad. Hiciste tu bar mitzvah en… Tengo 19 años. La primaria la hice en el Northlands, el secundario en Tarbut y ahora estoy en la UBA, Sociales. Hice mi bar mitzvah en Lamroth Hakol.

Jugar el interno es algo muy lindo. Siento un gran orgullo al jugar con mi papá. Además de que los viejos de Old Boys son muy divertidos. ¿Qué plan tenés para este verano? Me voy de viaje a Brasil con mis amigos. Luego, tal vez me vaya con la familia y en febrero tal vez me vaya de gira con mi banda, Limón. ¿Qué es lo mejor del fútbol? Los amigos que te da. Es un deporte muy sano en el que crecés deportivamente y como humano al mismo tiempo. ¿Qué se siente compartir la cancha con tu viejo, Micki? Jugar el interno es algo muy lindo. Siento un gran orgullo al jugar con él, además de que los viejos de Old Boys son muy divertidos. ¿Qué opinás del torneo interno del club? Me divierte mucho jugar el interno. Tiene buena

competitividad, pero al mismo tiempo jugás tranquilo. Las canchas del Club de Campo están impecables y es un momento en el que juego con amigos. ¿Cómo te ves en 10 años? Me gustaría seguir ligado a Hacoaj, ya sea futbolísticamente o por otro lado. Me parece que es algo muy sano y lindo de vivir. ¿Fin de semana perfecto? Tocar con la banda, jugar en Hacoaj y ver a Independiente.

SOBRE mi... Un deportista Kun Agüero. Una comida Milanesa Napolitana. Un perfume Abercrombie Fierce. Una canción Fuerza Natural de Gustavo Cerati. Un lugar en el mundo La sala de ensayo. Un sueño Llenar estadios.

101


DOMINGO FANTÁSTICO FANTÁSTICO

102


103


104


105


nuestros

108

grupos


109


MARIO LEHMAN Representó a la Argentina y a Brasil en distintas Macabeadas, con una primera experiencia hace ni más ni menos que 56 años. El fútbol y el tenis marcaron su historia deportiva y Hacoaj es el lugar en el mundo que eligió, por lo mucho que siempre ofrece.

¿Cómo, cuándo y por qué te hacés socio de Hacoaj? Soy socio desde noviembre de 1986, a raíz de que un grupo de amigos de ACIBA, que era la institución donde nací, se 112

vinieron al Club Náutico Hacoaj y me invitaron a conocerlo. Allí mismo alquilé un bungalow y me asocié con mi familia. Razones hubo muchas, pero la más importante era el futuro de mis hijos, por la cantidad de actividades que ofrecía el club. ¿Qué actividades hiciste y hacés en el Club? Primero fútbol. En mi primer año ya obtuvimos el Campeonato


GRAN HISTORIA MACABEA de Veteranos de Faccma. También representé al Nautico en los torneos de FACCMA de Tenis de Veteranos y en la AAT. Ahora juego al tenis los sábados y domingos y, eventualmente, durante la semana. También me gusta ir al gimnasio, para cuidar la línea. ¿Qué significan las Macabeadas en tu vida? Las Macabeadas son una parte importante de mi vida, ya que conocí el país y el mundo por ellas. Desde 1961 participo en las Nacionales, en 1966 fui a la Segunda Macabeada Panamericana en Sao Paulo, Brasil, donde fuimos Campeones con Argentina. Con Brasil fui por primera vez a Israel en

Las Macabeadas son una parte importante de mi vida, ya que conocí el país y el mundo por ellas. Desde 1961 participo en las Nacionales… 1969, después en 1973, a Lima 1976, como técnico de Brasil. Volví a la Argentina y en 1981 representé a mi país en Israel. En 1991 jugué en las Macabeadas de Uruguay. Luego me convertí en dirigente y como Prosecretario de Juegos Macabeos acompañé al equipo de Tenis Veteranos a Israel 1993 y, finalmente, en 1997 como Pro Tesorero fui por última vez a Israel. Tengo muchas Macabeadas de Veteranos, representando al Náutico, Macabi y Lamroth Hakol. Lo más importante es la herencia que dejé, ya que mi hijo Oliver fue Campeón tanto en México 1999 como en Israel 2001 (primera vez que Argentina venció en esa competencia Open).

¿Fin de semana perfecto? Tenis en Hacoaj, salida a cenar por Tigre y reunión familiar los domingos en mi casa en Tigre, con mis hijos y nietos. ¿Qué es lo mejor de Hacoaj? Como ya dije, lo mismo que hizo que me decidiera a asociarme en 1986: la posibilidad de realizar todo tipo de actividades, tanto para adultos como jóvenes. Utilizar todas las sedes y ver el crecimiento actual con las nuevas autoridades. ¿Cómo vienen las próximas vacaciones? Una semana en Punta con la familia (en forma separada). Me gusta quedarme en Buenos Aires en verano. En abril y mayo son mis viajes anuales. Este año podré, B”H”, festejaré Iom Haatzmaut en Israel, primera vez como real turista. ¿Balance del 2017? Está siendo un año bueno, en general, con muchas alegrías familiares.

SOBRE mi... Un deportista El más grande, Manu. Una comida Todo lo que hace Aline, mi esposa. Un lugar en el mundo Tigre, donde tengo todo lo que preciso. Una canción Mi Shemaaim, de Eyal Golan. Un sueño Ver crecer a mis nietos con salud y alegría.

113


instantes inolvidables

116


117


PROFESOR PROFESOR DEL DEL AÑO AÑO

SERGIO “KEKIA” RODRÍGUEZ Kekia es, en todo sentido, un jugador de equipo. Al punto que lo primero que pensó al recibir su premio como Mejor Deportista fue en sus compañeros, de antes y de ahora, que conforman el grupo de profesores de vóley del Hacoaj.

¿Cómo, cuándo y por qué llegas a Hacoaj? En el año 1997 Carlos Getzelevich, entrenador de la primera de Hacoaj, me invitó a jugar en el club, para representarlo en la Liga Nacional. Yo venía de jugar en Club Italiano por 12 años y trabajaba ahí también como entrenador de inferiores. Jugamos esa Liga y luego me invitaron a sumarme al plantel de entrenadores del club. Acepté muy gustoso por la importancia del ofrecimiento. ¿Dónde nace tu vocación como profesor? Mi primera experiencia como entrenador fue a los 16 años, en un club de barrio, entrenando a jugadores mayores pero muy principiantes. Después terminé la secundaria y en el primer año del profesorado empecé a dirigir la Tira B del Club 120

Italiano. Mi vocación nace, como la de muchos, gracias al ejemplo a un gran profesor y entrenador que tuve en el vóley, Gustavo Signori, que me llevó también a jugar al Club Italiano. ¿Qué es lo mejor y lo menos lindo de tu profesión? Lo más lindo que tiene esta profesión es que pasamos a formar parte muy importante en la historia personal de cada jugador, de su formación como persona, ser parte de su infancia. No creo que allá muchas profesiones que permitan eso. A mí me llena de alegría reencontrarme con mis ex jugadores, o alumnos. ¿Una anécdota que refleje la importancia de tu trabajo en Hacoaj? Hay una anécdota, muy conocida en el vóley de Hacoaj. Un día estaba en la cola de Mc Donald’s y se me coló un chico muy alto. Primero lo mandé al fondo y después le pregunté la edad. Me dijo que tenía 14, no lo podía creer. Lo invité a jugar


un jugador de equipo al vóley en el club, se prendió y, desde entonces, hizo todas las inferiores en Hacoaj, jugó en selecciones metropolitanas, fue compañero mío en la Liga Nacional representando al club. Después emigró a Israel y jugó varias temporadas allá y, como él, muchos jugadores más que defendieron los colores de Hacoaj. Estoy hablando de Quique Storochuk.

Lo más lindo que tiene esta profesión es que pasamos a formar parte muy importante en la historia personal de cada jugador, de su formación como persona, ser parte de su infancia. No creo que allá muchas profesiones que permitan eso. ¿Tu lugar preferido en el Club? El gimnasio del 4° piso, de vóley, lugar donde se formaron las mejores amistades de todos los jugadores del club. ¿Cuál es el principal atractivo del vóley? El mayor atractivo del voley es en la formación de grupos para cumplir objetivos, la necesidad del otro para jugar como compañero o rival, la unión entre las personas que lo juegan. En el vóley se necesita de todos para desarrollarse como jugador ya que estás obligado a pasar la pelota a un compañero. ¿A quién o quiénes les dedicás tu premio? Como dije el Día del Deporte, es un premio muy pesado para una persona sola. Y la única manera de levantarlo es repartiendo ese peso. En primer lugar, a mis compañeros y ex compañeros. Al “Pelado” Silbertein, que fue compañero mío por muchos años y aprendí un montón con él. A Rubén, “Checha”, Sabri, Daiana, Ricky, “Golu”, Pablo Pena, Charly

y al histórico delegado Jorge Rabinovich. En segundo lugar, compartir el peso del premio con todos los jugadores y jugadoras del club desde mini a maxivoley. En tercer lugar, repartir el peso con todas las familias del vóley que nos apoyan y nos dan los más preciado que tienen, que son sus hijos, para que los acompañemos en su crecimiento como personas y jugadores. Incluyendo por supuesto a las familias que forman parte de la Sub Comisión de Vóley que dieron tanto este año para el vóley y para Hacoaj. Después de repartir el peso, resulta más fácil recibirlo.

SOBRE mi... Un deportista Emanuel Ginóbili por su excelencia y humildad. Una comida Asado con amigos o pastel de papas si no hay amigos. Una película El hijo de la novia. Un libro Transformando sudor en oro de Bernardinho, DT de Brasil en vóley, recomendado por un jugador, “Tuqui” Vuconich. Una serie Bates motel. Un referente Tres, Velasco, Weber y Bernardinho. Un lugar en el mundo Mi casa con mi familia, el sábado por la noche, cenando. Un sueño Ver a mis hijos grandes y felices.

121


voley

124


125


AMIGOS DE

128

LA VIDA


129


AVENTURA EN MOUNTAIN BIKE

El grupo Bike Club del Club de Campo Hacoaj está conformado por más de más de 20 amigos que todos los años, desde hace seis, encara un nuevo desafío de deporte extremo en el marco de la naturaleza cordillerana. Trepadas y descensos alucinantes por caminos de ripio que van desde la estepa a los lagos, ríos de montaña, y la magia del bosque patagónico inmerso entre picos nevados. Todo se combina a la perfección para encontrarse con esa sensación única de sentirse plenos. Este año, diecinueve fueron de la partida: Mario Dlugach, Javier Vilamoski, Gabriel Goldberg, Claudio Waisburg, Sebastián Friedman, Federico Romano, Ignacio Fridman, Martín Lieban, Marcelo Melamud, Gustavo Melamud, David Alfie, Marcelo Galperin, Fernando Wodka, Matías Hodara, Carlos Maizlisz, Guido Rosental, Miguel Ludmer, Fernando Suaya y Ariel Schvarzstein. Los acompañaron cuatro guías:

130

Cristian Rankehue (campeón argentino MTB), Charly Galosi (escalador andino) y dos más, todo terreno. Fueron cuatro días de travesía en Bariloche, por la montaña, la estepa y la Isla Victoria. Este grupo se consolida año a año y si bien algunos no pudieron participar en esta ocasión, siempre están presentes. El Bike Club de Hacoaj sigue sumando nuevos integrantes que salen a entrenar todos los fines de semana durante el año. La onda del grupo es excepcional y siguen planificando viajes para el futuro. Este año se hicieron medallas de plata para todos los que participaron y una sola de oro, muy especial, que junto con una remera se le está entregando a la familia del querido y recordado “Bubu” Bergman Z”L: Pato, Axel, Yanick y Sasha....


El Programa Magal es, sin dudas, uno de los más interesantes distintivos de Hacoaj, única institución socio deportiva de la comunidad judía (y seguramente una de las pocas del país) en trabajar organizadamente en la inclusión de chicos con discapacidad en sus actividades. Leila nos cuenta su experiencia, la de Uri, su hijo, y toda su familia.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socia de Hacoaj? Fui socia de Hacoaj desde que nací. Ya mis abuelos eran socios y mis padres también. Tengo recuerdos de mi infancia y mi adolescencia en el club. Fue un espacio de muchas experiencias sociales muy importantes para mi. ¿Qué importancia tiene Uri en esta decisión de continuar en Hacoaj? Mucha, porque fue el único Club donde encontramos no solo un espacio para nosotros y para Uri, sino un lugar donde él podía participar también. Tenia formas de pertenecer y poder hacer lo mismo que otros chicos.

Este Programa no es solo de diez familias y chicos que necesitan integración, porque trae al Club un aprendizaje constante para todos, acerca de la diversidad. Todos aprendemos de las diferencias todo el tiempo.

LEILA LIPSKY

PROGRAMA PROGRAMA MAGAL MAGAL

132

¿Cómo es el Programa que hay en Hacoaj para Uri? Magal es un Programa que busca la inclusión. Los chicos con discapacidad necesitan “un puente” para poder adecuarse a las propuestas, porque no tienen la capacidad de estar en forma autónoma por alguna de sus características. Ese puente sucede cuando se lo facilita un integrador que lo acompaña y lo asiste. Este Programa no es solo de diez familias y chicos que necesitan integración, porque trae al Club un aprendizaje constante para todos, acerca de


CONSTRUYENDO PUENTES la diversidad. Todos aprendemos de las diferencias todo el tiempo. Muchos chicos comienzan a poder vivir con la diferencia, a perderle el miedo a conectarse con lo que se sale de la norma. El Programa Magal no solo incluye a estos diez niños, sino que nutre a todos los demás chicos que están en contacto y aprenden que la discapacidad es la capacidad de hacer las cosas de distinta manera. Lamentablemente este Programa necesita de mayor financiación para sostenerse. Desde la Comisión de Padres de Magal estamos trabajando para poder solventarlo y nos gustaría contar con el apoyo de los socios para poder sostenerlo y sumar nuevos socios con estas necesidades que enriquecerían lo que el Club brinda.

El Programa Magal no solo incluye a estos diez niños, sino que nutre a todos los demás chicos que están en contacto y aprenden que la discapacidad es la capacidad de hacer las cosas de distinta manera. ¿Qué actividades hacen vos y tu familia en el club? Tenis, remo, running y los grupos de hadrajá. ¿Cómo es un fin de semana perfecto? Amigos, tenis, mate, mis hijos felices volviendo de los grupos y -más que nada- las miradas, la ayuda permanente y palabras de amor que recibimos cuando voy por el club con Uri y el se siente parte. Este es su club. Por eso amanece cada sábado y domingo preguntando si vamos.

¿Qué valores debe enseñar Hacoaj a nuestros hijos? Creo que, ante todo, respeto, colaboración, solidaridad y diversidad. Porque al fin y al cabo todos tenemos “necesidades especiales”, solo que algunos las tienen más a la vista.

Para mayor información sobre el Programa Magal, comunícate con integrales@hacoaj.org.ar

SOBRE mi... Un lugar en el mundo Donde vea sonreír a mi familia. ¡Si es con playa mejor! Una comida sushi. Una canción cualquiera que me haga bailar. Un sueño Que Programa Magal crezca para que otras familias puedan tener la posibilidad de vivir la experiencia que estamos pudiendo vivir nosotros como familia.

133


el mejor club del mundo

136


137


138


139


ยกhay equipo! 142


nuestro tesoro

los chicos 144


magia pura 146


ROMEO ARCUSCHIN Es impresionante cómo le pega a la pelota este chiquitín. Fuerza, precisión, variedad de golpes, concentración. Tiene todo por delante para desarrollarse como jugador, pero por sobre todo tiene mucha pasión. Si tienen la oportunidad, véanlo ahora. Dentro de unos años, cuando su nombre suene fuerte, podrán decir “¿Romeo?... ¡Sí! Yo lo conocí cuando recién empezaba, en Hacoaj”.

148

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? Me hice socio de Hacoaj cuando nací. Mis padres ya eran socios y mis abuelos también, de toda la vida. Mi bisabuela Chocha fue una de las fundadoras del club.


PICHÓN DE CRACK ¿Qué hacés en Hacoaj? Juego al tenis desde los dos años y medio. También jugaba al futbol con todos mis amigos pero ahora decidí dedicarme full time al tenis. Entreno en la academia de Hacoaj, Valgi Tenis, con Lisandro Giraldi, Juan Valverde y Juan Pablo Villar. ¿Qué significó jugar Nacionales en tu categoría Sub 10? Representar a mi provincia y poder hacerme amigos de todo el país fue genial. Fue una experiencia inolvidable. ¿Qué objetivos tenés para el año 2018? Seguir entrenando mucho, jugar torneos e intentar ganarlos.

escuela del Club. También entreno los sábados y domingos a la mañana, hora y media. ¿Qué opinás del “Peke” Schwartzman? Pienso que es el jugador que más creció en su tenis. De chiquito, él iba a los torneos y perdía con sus compañeros en primeras rondas... Una vez estaba yendo a jugar un torneo y ese mismo día Roger Federer ganó Wimbledon... Y 8 años después, el Peke casi le gana. Perdió 7-5 en el tercer set. Hoy está N° 25 del mundo... Y empezó a jugar al tenis como yo ahora. Eso me motiva mucho. También Brian Dabul, que aprendió a jugar en Hacoaj. Así que me motivan el doble. Peke y Dabul jugaban en las mismas canchas que juego yo hoy. Me encanta verlo jugar a Diego, siempre...

¿Qué es lo mejor de Hacoaj? Jugar al tenis, estar con amigos y ahora, en el verano, ir mucho a la pileta.

Peke y Dabul jugaban en las mismas canchas que juego yo hoy. Me encanta verlo jugar a Diego, siempre... ¿Qué actividades hace tu familia en el club? Tengo tres hermanas que juegan al hockey: Paloma, Morena y Alma. En los veranos también juegan al tenis conmigo. Mi papá juega tenis. Él me enseñó a jugar desde chiquitito. Mi mamá hace yoga y, además, hace la revista de Hacoaj, así que saca muchas fotos todos los fines de semana. ¿Cuánto entrenás por semana? Entreno de lunes a viernes de 14.30 a 16.30 hs en la academia del club en Tigre. Después hago físico de 16.30 a 17.30 hs y los lunes, miércoles y viernes de 17.30 a 19 hs la

SOBRE mi... Un deportista Diego Schwartzman. Una comida Sushi. Un lugar en el mundo Miramar o Miami. Hincha de Racing. Deportista preferido de Hacoaj Mi papá. Un sueño Ser profesional de tenis.

149


152


153


enamorados

de nuestro club 156


157


158


MADRIJ MADRIJ DEL DEL AÑO AÑO

MIJAEL KAUFMAN Si hay algo que aprendió Mijael en su intensa experiencia como madrij en Hacoaj es el poder de transformar positivamente la vida de los chicos y, por extensión, de sus familias. Pequeñas-grandes acciones de un joven educador que dio entre nosotros los primeros pasos de una carrera que, seguramente, lo llevará muy pero muy lejos.

¿Cómo, cuándo y por qué llegas a Hacoaj? Llegué a Hacoaj hace 15 años, cuando Hacoaj y Hebraica tenían algo así como un convenio. Yo iba a Hebraica porque mis abuelos tenían casa allá y cuando se hizo el convenio entre las dos instituciones, mi papá y mamá decidieron que nos asociemos a Hacoaj. Desde ahí no me fui más. Hace 15 años que mis fines de semana se tratan de venir al club a jugar partidos, Escuela de Madrijim, madrijear, torneos de judo, remar, pileta, Macabeadas, ir y estar en Hacoaj porque la pasaba y la sigo pasando bárbaro. Me pongo a pensar en las miles de cosas que hice en el club desde que llegué y me emociono. Es fuerte pensar en 15 años para atrás y tratar de recordar todo lo que hice. Estoy feliz de ser y formar parte de Hacoaj y espero que siga siendo así por muchos años más.

160

¿Qué estudiás y qué otras actividades hacés o hiciste en Hacoaj? Estudio abogacía para ser abogado ambientalista. En Hacoaj juego al Básquet desde los 4 o 5 años y ahora estoy en Juveniles B, mi último año de inferiores jugando en el club. Hice judo dos años y también remo, un tiempo largo al principio. ¿Tu lugar preferido del Club? El Gimnasio 2 de Básquet, pero pelea palo a palo con el sector verde al lado del río y atrás de la Quinta. ¿Cómo nace en vos la vocación de ser madrij? Desde siempre me gustó el trato con los chicos, en un cumple, en una fiesta, mis primos o hasta con un chico en un colectivo. Siempre creí, y sigo creyendo, que el cambio se hace desde abajo, con los más chicos. Todos mis proyectos de vida, en gran medida, involucran el trabajo con los chicos. Ahí me di cuenta de mis ganas y vocación para ser madrij. Nada más lindo que ser parte del proceso de crecimiento de una o varias personas y, en ese proceso, poder enseñar y


UN SUPERHÉROE ENTRE NOSOTROS transmitir valores que yo creo importantes para la vida. ¿Qué es lo mejor de ser madrij? Lo mejor de ser madrij es sentirte un superhéroe. Eso me pasó en estos dos años en la Hadrajá. Me sentí un superhéroe para mis janijim y janijot y eso es inexplicable. Te da una sensación de alegría, compromiso y responsabilidad inigualables. Ese compromiso de saber que las familias te confían algo tan sagrado como sus hijos e hijas y que vos tenés un par de horas sábado a sábado, domingo a domingo, para enseñarles algo, para que, según como yo lo veo, se

Lo mejor de ser madrij es sentirte un superhéroe. Me pasó eso en estos dos años en la Hadrajá. Me sentí un superhéroe para mis janijim y janijot y eso es inexplicable. Te da una sensación de alegría, de compromiso, responsabilidad inigualable. vayan mejores personas de como vinieron. Y que, por sobre todo, se vayan felices con ganas de volver. Cuando lograste eso, que quieran seguir viniendo, generaste un vínculo increíble e inexplicable. Me encanta poder y saber que puedo transmitir valores que considero importantes. Me gusta la idea de creer que estoy generando una transformación positiva y estoy siendo parte del proceso de crecimientos de muchos chicos y chicas. Otro punto importante es cambiarle la vida a un janij/a, por ejemplo, generando que alguien que vino sin conocer a nadie, termine el año y tenga su grupo de amigos formado. Esa sensación de alegría y emoción es única.

¿Alguna anécdota en la que te diste cuenta de la importancia de tu trabajo? Este año con uno de mis grupos hicimos un proyecto de cocina saludable. Cuando el proyecto ya había arrancado y habíamos tenido distintas actividades, experiencias y aprendizajes, una mamá nos mandó un mail contándonos que su hijo -en la cena con toda la familia- había contado todo lo que aprendió el domingo en el proyecto: por qué era importante comer sano y saludable. Esa fue una muestra clara de que lo que hicimos estaba llegando, y que con que al menos un janij haya llevado el mensaje y la enseñanza a su casa, me di cuenta de que veníamos por el camino correcto.

Soy fiel seguidor de la idea de “pensar en el otro” y eso trato de transmitirlo constantemente. Creo en los pequeños gestos, en esas acciones del día a día hacen la diferencia. Otra muestra de la importancia de mi trabajo es que este año se sumaron al grupo muchos janijim y janijot nuevos. Había uno en particular que vino desde el primer sábado y estaba tímido, no conocía a nadie. Hoy, en diciembre, tiene su grupo de amigos, con los que van a la clase de fútbol, jugando por todo el club, amigos que los que no se pueden separar. Cuando vi que fomentamos y generamos que alguien que no conocía a nadie, después de un año de trabajo, hoy tenga su grupo de amigos, es hermoso y gratificante. ¿Qué valores te propones transmitir a tus janijim? Soy un loco por el cuidado del medio ambiente. Así que me propongo transmitir valores como entender que con pequeñas acciones podemos lograr cambios. No sólo

161


respecto del cuidado del medio ambiente, sino que también que cada granito de arena suma y hace la diferencia en los distintos espacios de la vida y en nuestras distintas relaciones con amigos, familiares, maestros, etc. Soy fiel seguidor de la idea de “pensar en el otro” y eso trato de transmitirlo constantemente. Creo en los pequeños gestos, en esas acciones del día a día hacen la diferencia. Desde sonreírle a alguien que está triste hasta ayudar a cruzar a un no vidente. Y eso, trato de transmitirles a mis janijim. Algo muy importante que también me gusta contagiar es la pasión, las ganas y de enseñar la importancia de comer sano. Algo muy importante que me gusta trabajar es temáticas que causen en los chicos una reflexión de temas no tan cotidianos como pensar y hablar sobre la importancia de vivir en democracia y explicar que no siempre fue así. ¿En qué te sirve tu formación y experiencia como madrij, fuera del campo de la hadrajá? De a poco me fui y me voy dando cuenta de la importancia de mi formación y experiencia como madrij. Al principio que era algo que se decía, pero que no pasaba realmente. Hoy en día me doy cuenta de que me ayuda en situaciones del día a día en el trabajo en cómo resolver imprevistos, en pensar soluciones creativas y distintas para afrontar distintos desafíos. Veo que me sirve también en mi vida personal, me ayuda y me enseñó a organizarme, a primero ponerme objetivos, a corto y a largo plazo, pensar en cómo será el desarrollo y a después poder evaluar esos proyectos y ver en qué medida se han cumplido esos objetivos. Ser madrij es una experiencia, si, pero también es una vivencia, que solo los que fueron o los que somos madrijim, podemos explicar que es. Te enseña para la vida, y estoy seguro de que me dejara enseñanzas que me van a servir para mi futuro, para mis proyectos, para mis metas y para mucho más. ¿Quién o quiénes son tus principales referentes? No sé si tengo algún referente en específico. Diría que siempre trate y trato de mirar a los madrijim y madrijot más grandes, pero no edad, sino de años de experiencia. Los mejanjim son un ejemplo a seguir siempre. Pero soy de la 162

idea que trato de aprender un poco de cada madrij o madrija, que más allá de la experiencia o no experiencia, todos tenemos cosas para enseñar y para aprender de los demás. En fin, no sé si tengo un referente único, sino que trato de aprender de todos y tomar lo que más me gusta de cada uno.

SOBRE mi... Un deportista Luis Scola. Una comida Salteado de fideos y verduras. Una película La saga de El Señor de los Anillos. Un libro El Buscador de Finales. Una serie Game of Thrones. Un lugar en el mundo El Monumental. Un sueño Ser presidente de Argentina.


nuestros PROFES 164


RELAX

166


167

167


168


NOSOTROS

170


171


172


173


HACOAJ DE ORO La del pasado 7 de noviembre fue una tarde noche de sorpresas y sonrisas, en las que los recuerdos de aquel Hacoaj de medio siglo atrás revivieron en las anécdotas contadas con los ojos levemente humedecidos y brillantes. Historias de aquellos tiempos sin Panamericana, en los que llegar al Tigre era poco menos que una aventura, como las tantas y tantas que desde siempre se entretejieron en nuestros botes, nuestras canchas, bajo estos árboles, mudos testigos de tanto tesón, tanto crecimiento, tantos amigos y familias que desde siempre hacen a la esencia de Hacoaj. Y también el optimismo, la mirada puesta en el futuro, las ganas de seguir creciendo, de hacer de nuestro escudo y nuestros colores -cada día y cada instante- un motivo de orgullo, de pertenencia, de nudo en la garganta cuando se grita bien fuerte el nombre de Hacoaj. 1967. Llegar al Club no era tan fácil. Pero menos fácil aún era irse. Sonaba entonces otra música, había otros paisajes. Ser de Hacoaj es inspirador de la formación de Valores para todos y nuestras familias… Ya se respiraba la pasión de quienes habían decidido que éste era “nuestro lugar”. Ellos crecieron en Hacoaj y Hacoaj creció con ellos. A estas generaciones de mujeres y estos hombres que cumplieron 50 años como socios, nuestro profundo agradecimiento. 174

Nuestros homenajeados en 2017: Jorge Julio Auerhan, Isabel Kogan de Bacher, Viviana Bebchik, Jorge Marcelo Bekerman, Irene C. Graffman de Bogomolsky, José Daniel Braver, Sergio Ariel Buraczek, Ricardo Alberto Cababie, León Argentino Chama, Rosa Meta de Chama, Saúl Epszteyn, Eduardo Faiman, Marcelo Gustavo Filc, Alberto Salomón Fische, Clara Berlinski de Fische, Ruth Graciela Fische, Adrián Fridman, Adolfo Furman, Marta Baskin de Garber, Mario Goldschmit, Olga Emma Gradel, Gustavo J. Grinszpan, Isaac L. Grinszpan, Manuel Jedvabnik, Jaime Kirszner, Miguel Kirszner, Mirta de Kracoff, Laura R. de Leiman, Jorge Alberto Liberman, Carlos Ernesto Limanski, Edgardo Madanes, Débora Ruth H. de Miculitzki, Juan Antonio Miranda, Clara R. M. de Nusinovich, Daniel Ogly, Gabriel M. Pilosoph, Silvia Inés B. de Rabinovich, Zulema Resnicoff, Ricardo H. Rozanski, Claudio Norberto Rusak, Marcos Horacio Said, Claudia Graciela Saidman, Oscar León Saidman, Clara S. de Siguelboim, Daniel Eduardo Siguelboim, Samuel Siguelboim, Adriana N. Silberman, Fernando Carlos Smulevich, Edgar Fernando Smulevici, Julio Jorge Sommerfeld, Carlos Spierer, Tola W. de Stanislavsky, Alicia de Szereszewski, Patricia Szereszewski, Julio S. Turbiner, José Oscar Wais, Juana Rosa Waismark, Gabriel Luis Yelin, Jose Zac.


momentos Ăšnicos

175


GRUPO ENCUENTRO TALLER DE RELATOS DE VIDA Momentos de infancia. Algunos, felices; otros, sorprendentes. Vidas insertas en un mundo convulsionado. ¡Y otra vez las figuras de madres y abuelas, educando y defendiendo a sus cachorros! Rosa Rapoport Profesora del taller

¡ACORDEÓN MÍO! ¡CÓMO TE QUISE Y CUANTO TE EXTRAÑO! POR Iojeved Fij

Una de las actividades más placenteras que desarrollé durante mi vida activa está ligada a la música, especialmente al cancionero judío. Mi esposo Abraham era mi fiel seguidor y colaborador entusiasta, que siempre trataba de lograr la mejor acogida por parte del público. Al principio me acompañaba yo misma al piano, dando la espalda al auditorio. A Abraham se le ocurrió la idea de regalarme un acordeón para que pudiera estar de frente, dirigiendo la mirada hacia los asistentes. Este instrumento me resultó muy útil para poder organizar una serie de conciertos en la localidad de Rio Hondo, en Santiago del Estero. Había un centro cultural Scholem Aleijem, que funcionaba durante las temporadas invernales. Allí tenían lugar los conciertos -la última semana de julio y la primera de agosto- en plena temporada turística y para dos públicos diferentes. Mi esposo y yo viajábamos en coche y permanecíamos allí durante 14 días. Era para nosotros un disfrute total: combinábamos música y vacaciones. ¡Una alianza soñada! En otra oportunidad, también con Abraham y mi acordeón, pude animar el festejo de los 25 años de la WIZO de Mar del Plata con un concierto integral. Siempre con mi insustituible acordeón, fui invitada a celebrar

176

Iom Haatzmaut en la WIZO de Rivera, localidad del sur de la provincia de Buenos Aires. Allí la colectividad judía constituía el 80% de sus habitantes: eran los “dueños” del lugar. Finalizado el recital, interpreté dos “bises” y me disponía a volver al hotel a retirar mi equipaje. El público pedía más “bises” y yo no accedía por temor a perder el tren. Entonces los rivereños convencieron a las autoridades de la estación ferroviaria para que atrasaran la salida de la formación hasta que yo llegara. Para no perder tiempo, tuve que subir al tren ¡ con vestido largo! Ya ubicada en mi asiento, sucedió algo inesperado e insólito: a todos los pasajeros les llamó la atención mi atuendo y, al ver que llevaba un acordeón, me invitaron a cantar, a cenar con ellos en el salón comedor y a compartir la travesía. Así fue como transcurrió todo el viaje de regreso, en un ambiente de algarabía general y camaradería. El escribir acerca de mi actividad musical a través de los años me resultó una tarea muy grata y me hizo reflexionar sobre el paso del tiempo. Ahora, que estoy atravesando la tercera edad, pienso que debo agradecer a la vida por todo lo que me brindó. Y aparece ante mis ojos el hermoso poema de Amado Nervo, en su verso final: “¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!”


MI BOBE CECILIA POR MARY STEINBERG

Vivía en Ceres (Santa Fe) y llegó con mi zeide a fines del 1800, tenían 18 años. Era bajita, delgada y ágil. Tuvo 12 hijos. Yo siempre pensé “¿Cómo, siendo tan chiquita, pudo tener esa familia de gigantes? Con mi mamá pasábamos allí las vacaciones. ¡Qué bien lo pasábamos con mis primos! Eran varios varones y Kita (un año menor que yo), éramos las únicas nenas. ¡Cómo nos mimaban mis tías, respetadas profesoras de piano! Ellas nos hicieron conocer el tenis, nos llevaban al Lawn Tenis Club y, con sus polleritas cortas, creía ver una película. ¡Cómo olvidar esas calurosas siestas, tiradas sobre las baldosas, esperando ansiosamente que venga el heladero! A veces los hacíamos nosotros mismos: batíamos y batíamos las cremas en un tacho grande de aluminio, bajo un sauce llorón. Yo tenía 8 años y me subía a un cajoncito para ver a mi bobe Cecilia cocinar knishes, varénikes, klops, todo riquísimo y muy prolijo ¡Con ella di los primeros pasos en la cocina! Volvamos a mi bobe: a los 44 años, en una semana perdió a su marido y a su hijo mayor. ¡Parecía tan frágil y era tan

fuerte! No sabía leer ni escribir y buscó una maestra que le enseñe. ¡Tenía que firmar montones de papeles! Mi mamá me contó que la bobe viajaba sola a Santa Fe a pelear con importantes abogados. La engañaron, lo perdió todo, pero siguió luchando y luchando… Mis tíos le tenían miedo porque no se detenía ante nada. Una noche, uno de ellos tardaba mucho en volver a casa. Mi bobe salió a buscarlo y, al encontrarlo con una chica en un bar le ordenó, en idish, que volviera inmediatamente a casa. Mi tío obedeció y volvió llorando por la vergüenza que le había hecho pasar. Ante las reiteradas y continuas peleas de mis tíos, mi bobe decía, siempre en idish: “Chicos ¡No peleen! ¡Cuando yo no esté, hagan lo que quieran! Y yo lo sigo repitiendo. Yo estaba embarazada de mi tercera hija y mi bobe se fue; mi hija Ceci lleva su nombre. ¡Ojalá mi bobe Cecilia le haya transmitido a ella y a todos nosotros, su fortaleza!

AMORES

POR DOlly Kronenberg Aquí estoy, frente a esta hoja en blanco, con el deseo de traer a la superficie el pasado, los recuerdos, infinidad de personajes, mamá. ¡Eñe, Eugenia, mujer bonita, coqueta, ojos verdes, expresivos! Sus tristezas y alegrías se manifestaban en su mirada, añorando siempre a su Varsovia, su Polonia, sus padres, hermanos, sobrinos… Cartas, fotos, y la esperanza de volver a verlos. “¡Maldita guerra!”, repetía siempre… Pero, a pesar de todo, sus ojos tenían la chispa de la alegría. Así nos crió, a mi hermano Simón y a mí; una hermosa niñez: barrio, piano, juegos y amor… En una palabra: mamá.

José, papá, era más reservado, trabajador. Llegó a la Argentina por la llamada de su hermano Max. Fue criado por sus abuelos, luego se fue a vivir a Berlín, después la historia de amor con Eñe y el horror de la guerra (la de 1914), el escape… Así volvió a la Argentina, dejando a Eñe en Europa y luego, cuando pudo, trayéndola aquí. Se casaron, trataron de dejar atrás su pasado, sin olvidar. Ellos nos relataban sus vivencias, les dolía lo que dejaron. En su fantasía, Varsovia estaba cerca, iban a poder volver, soñaban… Pero, a pesar de todo, aquí plantaron sus raíces, trabajo, progreso, hijos, nietos.

177


¡A ellos va mi homenaje y mis pensamientos! ¡Gracias Eñe! ¡Gracias José! Mamá y papá: Me dieron lo más hermoso: LA VIDA. Me

enseñaron a honrarla: yo también formé mi familia y les enseñé, como ustedes, a ¡AMAR LA VIDA! ¡Simón, hermano mío, estás siempre conmigo, aquí, en mi corazón!

DE BERLIN A BUENOS AIRES Y… VOLVER POR Pessy Reich de Laus

Nací en Berlín en julio de 1933, pero en diciembre ya estábamos saliendo de Alemania con mis padres y hermana. Así comenzó un periplo que nos llevaría, a través de Yugoslavia, hasta aterrizar finalmente en Milán, Italia. Mi mamá me llevó al desfile que se realizó en honor de Hitler con motivo de su reunión, en Milán, con Mussollini. Los dos pasaron juntos, en un coche descapotable, lentamente. Mi hermana, cuatro años mayor que yo, tuvo que desfilar, con el colegio al que iba, vistiendo el uniforme fascista. Yo fui un tiempo al jardín de infantes de ese mismo colegio pero, como no paraba de llorar, dejé de hacerlo (eso me lo contó mi hermana). Y mi mamá me contó que, hablando con un verdulero de Milán, este le dijo que, hasta conocerla, siempre había creído que los judíos tenían cuernos. En noviembre de 1938 mis padres recibieron una llamada telefónica con tal carga de tensión que aún hoy me es imposible olvidar: eran mis abuelos maternos que avisaban que toda la familia estaba “bien”. Recién muchos años después relacioné aquel momento con “La Noche de los Cristales Rotos”. Fue entonces que mis padres comenzaron a preparar el viaje a Chile. Una vez llegados a Buenos Aires, mis padres se enteraron de que en Chile se había producido un gran

terremoto por lo que decidieron instalarse aquí. Fuimos a parar al Hotel de Inmigrantes. Recuerdo a mi mamá llorando, los platos de metal, la inmensa habitación con camas superpuestas, los colchones arrollados al pie de las mismas... Esa misma noche dormimos en un hotel, lo que duró hasta que alquilamos nuestro primer departamento. Uno de los recuerdos más vívidos de aquellos primeros días fueron nuestros paseos por las calles completamente embanderadas, lo mismo que los balcones. Habíamos llegado cerca del 25 de Mayo. Fue recién en el año 2006, también en mayo, que regresé a Berlín por primera vez. Con mi marido nos quedamos a vivir seis meses en esa ciudad y seis meses en Buenos Aires con la ayuda del gobierno alemán. Hicimos un viaje a Milán con la intención de recorrer aquellas calles en que transcurrió mi infancia. Con la dirección anotada en un papel fuimos a buscar la casa en que viví, a media cuadra de la avenida donde se realizó aquel desfile y, cruzando la calle, el colegio. Todo este viaje fue muy emocionante. Pero, después de un tiempo, volví a Buenos Aires. Aquí está mi familia, 60 años de mi vida, mi lugar en el mundo.

El Grupo Encuentro de Hacoaj es un espacio de actividades especialmente dirigido Adultos Mayores de 65 años. Para más información: integrales@hacoaj.org.ar 178


padres e hijos

180


181


Entre mis amigos más lejanos en el tiempo -y a la vez los más cercanos en mis afectos- casi todos son de Hacoaj de esa época. Así que Hacoaj y su historia están siempre presentes en mi vida. ¿Cómo es vivir en las Torres Jai? La verdad es que vinimos hace como 10 años y es un gol. El edificio tiene vinculación física con el club, está bien ubicado en cuanto al acceso, nos da un espacio para descansar durante los fines de semana, entre las actividades que uno hace y en mi caso particular, soy abogado y ahora puse el estudio en Tigre, lo que redundó en una mejor calidad de vida.

SAMUEL HALFON Objetivos claros, trabajar duro por conseguirlos, superar las dificultades (incluso las que se presentan como insuperables) y disfrutar de cada paso, cada instante, en familia y con amigos. Así puede resumirse la visión de la vida que nos comparte Samy, en la que Hacoaj ocupa un lugar central.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? Fue a los 9 años, y era un caso raro porque solo me asociaron a mí ya que padres tenían otros intereses, por lo que vine al Club solo toda mi niñez y adolescencia. Hice Escuela de Madrijim en el Hacoaj y luego de Tapuz; dejé de venir hasta que me casé y volví en 2005, desde cuando soy socio nuevamente con un paréntesis en 2016 por una operación que me tuvo a mal traer. Los objetivos de venir a Hacoaj fueron siempre los mismos: socializar y hacer deporte. De chico mi deporte fue el remo y de grande siempre hice running hasta que este año sume la bici y la natación y me pase también al triatlón.

184

¿Cómo es el balance de tu 2017? Venía de un 2016 luchado por una doble operación de columna que me tuvo incluso en una silla de ruedas privándome de hacer mucho ese año. El 2017 fue excelente y fue la “venganza” de lo que pasé el año anterior. Este año pude terminar dos maratones de 42 K, dos cruces a nado en aguas abiertas, una carrera de montaña, una de aventura, dos medio ironman y el domingo 3/12 participé y terminé el primer Ironman que se celebró en nuestro país, en la Ciudad de Mar del Plata. Imposible pedir más, muy contento. ¿Qué objetivos tenés para 2018? Yo soy de ponerme objetivos en la vida y tratar de cumplirlos. Creo en esa máxima como motor para realizar las cosas, así que soy mucho de ponerme objetivos. Por ahora en 2018 solo sé que voy a correr en Boston -la maratón Major más antigua de todas- y seguramente haré algo con el triatlón. Pero, la verdad, es que aún no tengo planes firmes pero ya irán apareciendo. ¿Cómo arrancaste en el running? Arranqué en 2007 en el Hacoaj Running Team. Había un grupo bárbaro y para mí es tan importante lo social como lo deportivo. Participar para conseguir objetivos que no podés compartir con nadie no me llena. Pasé con ellos ocho años espectaculares hasta que a principios de 2016 cambié el ámbito de entrenamiento, pero


HACOAJ Y SU HISTORIA, SIEMPRE PRESENTES EN MI VIDA no descartó aparecerme un domingo en el entrenamiento del club. El grupo cambió pero desde afuera solo le veo virtudes. Son muchos corredores nuevos y eso te da la chance de armar muchos proyectos, porque está todo por hacerse. Así que al socio que quiera empezar, le recomiendo que lo tenga en cuenta porque la actividad vale la pena. Yo sigo haciendo lo que me gusta en un grupo con el entrenador que me llevó a correr la mayoría de mis 31 maratones y cuatro ultras casi sin lesiones. En esto hay un tema que es de preferencia personal y que está íntimamente vinculado con la historia de cada uno.

Participar para conseguir objetivos que no podés compartir con nadie no me llena. ¿Cuánto tiempo le dedicas a la actividad física? Este año fue anormal por el tema del Ironman, pero más o menos hago 10 entrenamientos por semana que van desde una hora (en pileta) a cuatro horas (en bici). No me preguntes de donde saqué el tiempo porque, la verdad, no lo sé. Solo sé que sin el apoyo la familia hubiera sido imposible. ¿Cómo es eso de juntar dos pasiones: viajes y carreras? Algo que me cambió la forma de ver las cosas. Antes prácticamente no viajaba. No me preguntes por qué, ni yo lo sabía. Pero desde que corrí en Santiago de Chile en 2009 no paré y así corrí y conocí muchas ciudades del mundo (Chicago, Berlín, Tokio, Nueva York, Barcelona, Paris , Ciudad del Cabo entre otras y sigue la lista por suerte). ¿Fin de semana perfecto? Sábado a la mañana, correr con mi grupo o -últimamentehacer la rutina de Bici en el KDT, almorzar con mi hija, llevarla con la integradora, ver amigos en Hacoaj y el domingo

Yo soy de ponerme objetivos en la vida y tratar de cumplirlos. Creo en esa máxima como motor para realizar las cosas. entrenar a la mañana, descansar algo a la tarde y luego cenar con mi familia y mi mamá como hace más de 20 años. ¿Qué actividades hace tu familia en Hacoaj? Mi esposa Paola hace tenis, a veces salimos a remar o usamos el gimnasio Hacoaj Sport que está muy bueno. Mi hijo está jugando al tenis y mi hija participa en los grupos con Vanesa como integradora, porque ella tiene capacidades diferentes.

SOBRE mi... Un deportista Emil Zatopek. Una comida La verdad que todas, pero si me obligas a una, pizza (soy muy básico). Una canción With or without you de U2 Un lugar en el mundo Mi familia (ese es mi lugar en el mundo). Un sueño Correr en todos los contienes. Sólo me falta la Antártida y ya estoy anotado para 2019 o 2020, cuando haya lugar, y todas las Majors. Me faltan Boston y Londres y ya voy por la primera de ellas en abril que viene.

185


YO SOY DE

186


187


CONSTRUYENDO

FELICIDAD

190


191


192

bรกsquet


193


Hacoaj 43, Vivir en Felicidad  

by AE Sports

Hacoaj 43, Vivir en Felicidad  

by AE Sports

Advertisement