Page 1

Año 2 - Número 24

_

FABRICANDO RISAS


8


9


10


11


EDITORIAL Libertad

Entre las palabras que se consideran bellas y significativas figura “libertad”. En todas las lenguas y culturas se la exalta. Sin embargo, no siempre se la busca o cultiva. Ni siquiera se comprende su inmenso valor. Pareciera que guarda una relación estrecha con el hambre: la comida alegra más cuando hay hambre. La libertad se aprecia más cuando falta. Uno de los relatos más antiguos sobre la conquista de la libertad abarca una dilatada parte de la Torá. Empieza con la descripción de la esclavitud a que fueron sometidos los descendientes de los patriarcas que se habían afincado en Egipto siglos antes. La opresión era inclemente; hombres y mujeres estaban condenados a morir precozmente por causa de las penurias que les infligían. Reinaba un clima de tristeza y resignación. No obstante, el anhelo profundo y quizás vago de conseguir romper cadenas seguía latente. Entre los miles de condenados fluía la débil esperanza de que vendría un libertador. La epopeya se desarrollócomo un thriller, anudándose conflictos, peripecias, misterios y revelaciones que son motivo de conjeturas hasta el día de hoy. Lo cierto es que algo extraordinario sucedió y columnas de esclavos accedieron a la añorada y desconocida libertad. Dieron un “salto” prodigioso, incomparable, mítico. De ahí viene la palabra Pésaj. Esa historia se ha contado y celebrado generación tras generación. Se ha constituido en el núcleo de la identidad judía. Y alcanzó un nivel emblemático en la mitad del mundo, por lo menos. Tanto el cristianismo en todas sus denominaciones como el Islam –también en todas sus denominaciones- veneran aquel lejano acontecimiento. La libertad lograda por un pueblo pequeño que en aquel tiempo ni merecía la denominación de pueblo, se convirtió en un patrimonio que se extiende como pocos, sin límites de tiempo ni de espacio. Puede afirmarse que es curioso. Pero no hay dudas que refleja algo tan importante, que no pudo sustraerse a la atención de la humanidad en su conjunto. Cuando los judíos fueron expulsados de su tierra y debieron vagar por muchos países donde al principio se los acogía y luego ultimaba o volvía a echar, retornaba con fuerza la historia de la esclavitud padecida en Egipto. Ya no se trataba de construir pirámides 12


Año 2 - Número 24 Abril 2016 Registro DNDA 5194915 y palacios para los faraones, sino subsistir con los más rudimentarios medios al alcance o producir méritos que los hicieran queribles. No les permitían poseer tierras ni cultivarlas, eran pocos los oficios que les dejaban practicar. Pero nunca se consiguió hacerles olvidar la historia de Pésaj. Porque esa historia demuestra que la más atroz de las esclavitudes puede avanzar hacia la ansiada libertad. Durante casi dos mil años se arraigó en el mundo el prejuicio de que los judíos eran incapaces de defenderse. Con el nazismo llegó al pináculo, porque esa locura ideológica los definió como infrahumanos, como una raza perversa, maldita y patológica. El exterminio era el único método que existía para salvar el planeta de esa pestífera gente. Hace poco me puse a releer Mila 18, la gran novela de Leon Uris. Nuevamente me produjo emoción, cólera, lágrimas y orgullo. Describe la constitución del guetto de Varsovia y la progresiva degradación a la que son sometidos sus pobladores. El trabajo esclavo llegaba a ser un privilegio frente a otro tipo de destinos. La tragedia no tenía fin. Las tradicionales divisiones que suelen enfrentar a los mismos judíos entre sí facilitaban el trabajo de los asesinos. Hasta que renació el espíritu de Pésaj. Los fantasmas a que habían sido reducidos quienes aún sobrevivían en el ghetto, decidieron rebelarse. Sin armas, sin apoyo externo, sin comida. Querían demostrar a los tiranos que eran dignos, capaces de enfrentarlos aunque sea por unos cuatro o cinco días. La rebelión del ghetto de Varsovia coincidió con Pésaj. Y su resistencia enloqueció a los opresores. Porque no duró cinco días, sino una, dos, tres, cuatro semanas. Esos héroes estaban impulsados por el hambre de la libertad. Son un modelo que merece inmortalizarse de la misma forma que se inmortalizó la gesta comandada por Moisés. Es otro hito que entroniza la fuerza incombustible de la libertad. Marcos Aguinis

13

Domicilio legal: Luis García 1319, Tigre, Buenos Aires Directora Responsable Andrea S. Eidman eidmanandrea@yahoo.com n 15 5625-9494

Asesor Comercial Nicolás Arcuschin nicolasarcuschin@yahoo.com.ar n 15 5873-0840

Editor Patricio Alcalde Diseño Gráfico

Fotografía Andy Eidman Impresión Galt S.A. Ayolas 494 C1159AAB Buenos Aires, Argentina n4303-3723


VOLVIÓ EL DEPORTE

14


Pesaj: otra mirada necesaria Pesaj nos sitúa temporalmente hacia el año 1250 antes de la Era Común. Los hebreos (aún no nos llamábamos judíos, eso sucederá 600 años después) habitaban en carácter de esclavos en tierras del imperio egipcio. Es poco probable que todos los hebreos vivieran allí. Una pequeña parte del pueblo aún residía en la tierra vecina de Canaán. De todos modos la gran masa realizaba trabajos forzados y vivía asimilada a su entorno, adhiriendo a la visión egipcia del mundo, brillante en lo arquitectónico pero llamativamente infantil, en otras áreas del conocimiento. Perdieron así los hebreos, aquello que los hacía diferentes: el modo de concebir a Dios, la mirada compasiva frente a otro carente, el cuidado de la vida por sobre la propiedad. Habían renunciado a lo propio, a aquello que como pueblo, los hacía ser quienes eran. Habían cedido a la supuesta demanda del otro poderoso. Cuando eso sucede, uno deja de ser autónomo, libre. Eso para ellos, eso para cada uno de nosotros hoy. Hay un dato que resulta revelador: la historia de Pesaj está narrada en el segundo libro bíblico, el Exodo (Shemot). Su primer capítulo comienza relatando la llegada del primer clan hebreo (con su patriarca Jacob) a tierras egipcias

16

buscando alimento (en Canaán, la tierra desértica en la que residían solían darse sequias que producían, dos veces al año, intensas hambrunas). El texto nombra a cada uno de los hijos de Jacob por su nombre: Ruvén, Shimón, Levi, Yehudá….Cuando llegan a tierra egipcia cada uno porta un nombre propio. La narración señala a continuación: “los hebreos en Egipto se multiplicaron y …..” Aquí el versículo bíblico trae la palabra hebrea: Va Yshretzú, cuya traducción al castellano podría ser: comenzaron a reptar. ¿Reptar? Si miramos a este término desde la metáfora, entonces reptar es vivir al ras de la tierra, ocupados sólo de lo inmediato, sin ninguna inquietud por aquello que no sea lo básico, lo urgente. Al día de hoy podríamos describir esa actitud como: escape hacia la distracción y el consumo como modo de vida. Los hebreos comenzaron a vivir lo cotidiano sin anhelar nada que los elevara, sin mirar al cielo, sin hacerse preguntas, sin buscar respuestas dentro de cada uno respecto de aquello que como hombre considero valioso. Ignoraron a Abraham, el primer hombre que hizo silencio, giró la mirada hacia adentro y escuchó Una Voz. Ese grupo de hombres que bajó a Egipto en busca de alimento, se olvidó pronto de aquello que eran. Que los esclavizaran


era cuestión de días. De hecho, el texto bíblico continua su relato y ya no llama a estos hebreos por su nombre: a partir de ese momento serán los Bnei Israel, los hijos de Israel. Mera generalidad. Finalmente, transcurridos ¿200, 400? años de trabajo embrutecedor y vidas pequeñas, son invitados a huir hacia el desierto a los fines de regresar a la tierra de Canaán, ya como seres libres. La tarea del líder de esta gesta, Moisés, es desalentadora, enorme: acercar a esta masa de esclavos (se estima su número en 1 millón de personas) a una idea básica, constitutiva de lo humano: La noción del tiempo propio, del tiempo ocioso, del tiempo para mí. Un esclavo no sabe de eso. No tiene tiempo para mirar hacia adentro y descubrir angustias, goce, miedo, anhelos. La primera noción que el hebreo debió adquirir a su salida de Egipto, fue la del tiempo para sí. Fueron los maestros del pueblo, miembros de la tribu de Leví, los que hablaron, por primera vez, acerca del Tiempo Sagrado (Kedushat ha Sman). El tiempo para la elevación, para posar una mirada en lo trascendente, debía imponerse como una obligación. Difícil hallar una vía más efectiva, para que este pueblo de cautivos entendiera por primera vez, que comenzaba a ser dueño de sus horas, de su vida.

Un esclavo nunca es dueño de su tiempo. Otro decide acerca de sus horas y su vida. Hay un dato significativo que sostiene lo dicho: cuando los judíos durante la Shoá ingresaban a los campos de concentración, lo primero que les era confiscado era el reloj (para aquellos que aún lo tenían). Ese gesto tiene una carga simbólica contundente: a partir de ahora, mi tiempo no me pertenece, habrá otro “poderoso” que decidirá que hacer con mis horas. El calendario hebreo es sorprendente. La festividad de Pesaj, que puede ser pensada como la primera de las fiestas del año (teniendo en cuenta que era la primera fiesta de peregrinación al gran Templo en Jerusalem) nos impone recordar que no hay nada más importante que ser dueño del tiempo propio. Y que este debe ser Sagrado, usado para pensarme, para hurgar en mi interior en busca de datos que hablen de aquello que deseo, que me conmueve. Tiempo para pensar, para meditar, para leer párrafos de textos profundos, para bendecir, para Bien-decir. Finalmente, tiempo para elevarse hacia lo trascendente en mí, lo que verdaderamente importa. Y ello, para que mis días no sean un mero reptar sobre las urgencias y la inmediatez. Así me ganaré, aún sin advertirlo, el derecho a ser llamado por mi nombre. Que así sea. Pesaj Kasher ve Sameaj

A partir de ese momento, la noción más elevada para el judaísmo fue (y es) la del Tiempo Sagrado. Cuando poso mis manos sobre las velas en el atardecer de cada viernes, lo que inauguro es un día de santidad, de tiempo sagrado, un intervalo dado para hacer aquello que no hago a lo largo de mi semana profana (de trabajo, estudio, obligaciones, disfrute inmediato, consumo).

17

Dra. Fabiana Kramarz Experta en Mística Judía Directora de Estudios Judaicos Colegio TARBUT


FUTURO

18


RISAS EXTRAORDINARIAS

RAFA NADAL

JUAN MARTIN DEL POTRO

Peke schwartzman

20


NUEVA CAMISETA, MISMA GARRA, RENOVADA PASIÓN La noche del 1° de abril de 2016 quedará marcada en la historia grande de Hacoaj. En un partido de básquet que se jugó en el Gimnasio 2 de la Sede Tigre Maliar hizo su debut y presentación oficial la nueva camiseta de Hacoaj. Y el capricho del calendario deportivo quiso que ese encuentro fuese entre Hacoaj A, que lució la camiseta blanca con vivos azules y rojos, versus Hacoaj B, que vistió la azul. El resultado es una anécdota. Lo importante fue ver a nuestros dos equipos jugar con pasión. Fue ver esos colores relucientes engalanando la cancha. Es saber que concretamos una etapa más, impor-

22

tante y fundamental, en este camino de fortalecimiento de nuestra identidad. Una nueva camiseta nos unirá en todos los deportes. El corazón de Hacoaj, que late con fuerza creciente y sostenida desde hace 80 años, seguirá entregándose en cada jugada, en cada entrenamiento, en cada grito de gol, en cada abrazo, con garra, con amor por los colores y el escudo del lado del corazón, y todo lo que este símbolo representa. Compartamos la felicidad de este logro. Y que sea el impulso para seguir creciendo.


MIRADAS IRREPETIBLES

24


¿Cómo eran los primeros tiempos de Hacoaj? Tengo conciencia y recuerdos a partir de los seis años, ya que de esa época conservo fotos. Por ejemplo, una de mis padres conmigo y mi hermano en bote; otra de mi papá vestido con pantalón blanco largo -ya que esa era la costumbre de la época-. Podría contar mucho sobre otras formas de la vida en el club, en cuanto a ropas y cosas permitidas o no en distintos lugares. También tengo fijo en mi memoria cómo, con el pasar de los años, se fueron modificando y agrandando las instalaciones.

Malvina Olchansky Una mirada del pasado hacia el fUTURO Su vida y la de Hacoaj están indisolublemente ligadas desde hace 80 años, cuando a la edad de 4, pisó por primera vez el Club, donde su familia llegó a compartir cuatro generaciones. Con fervor, pasión y mucho amor, Malvina nos cuenta su historia en Hacoaj y nos deja un mensaje con la mirada hacia el futuro.

¿Cómo te hiciste socia de Hacoaj? Mis padres fueron inmigrantes rusos. En el año 1940 mi familia vivía en la calle Añasco 1148, en Buenos Aires. En la casa pegada a la nuestra vivía la familia Minces. Como muchos sabrán, Humberto Minces fue uno de los fundadores del club y más tarde, presidente. Fue por el contacto con los Minces que en el año 1940 mis padres se asociaron a Hacoaj. El número de socio de papá era 207. El mío es actualmente es el 674. En esa época los menores se asociaban más o menos a los diez u once años. Es decir que yo, junto a mis padres, comenzamos a venir al club cuando tenía 4 años.

26

Debe ser por todo lo vivido en Hacoaj que el club fue formando parte de mi vida y mis sentimientos. Dos episodios muy dolorosos en mi vida hicieron que pudiera reintegrarme al club, muchos meses después de ocurridos. Un lugar que me trae lindos recuerdos, y que era hermoso en su época, era la llamada Quinta Rosa, ubicada en lo que hoy es la parte de atrás de la parrilla que da al rio. Era muy extensa. Abarcaba desde la rampa a lo largo del rio hacia el puente. Era muy tranquila, se usaban las clásicas reposeras de madera, su césped estaba siempre impecable, sus árboles y plantas muy cuidadas… Y hoy en día, 80 años después ¿Cómo es para vos un fin de semana perfecto en Hacoaj? Para mí un fin de semana perfecto se resume en poder ver a mis hijos y nietos, cada uno con sus amigos y compañeros de deporte. Jugar con mis amigas al tenis… O no. Pero estar en su compañía, charlando y compartiendo buenos momentos.


Como deportista de toda la vida ¿A qué deportistas admirás? Como deportista del club, admiro a todo buen deportista. Como deportista argentino podría nombrar a Guillermo Vilas y Emanuel Ginobilli. Como extranjero, tengo gran admiración por Roger Federer. A Vilas lo conocimos personalmente, ya que con mi familia vivimos unos años en Mar del Plata, y nos hicimos socios del Náutico, ya que yo extrañaba mucho a Hacoaj y quería que mis hijos se iniciaran o practicaran deportes. ¿Qué sentís que te dio Hacoaj? Como dice la canción, Hacoaj me ha dado tanto… Mi infancia fue realmente muy linda. A los 12 años más o menos, comencé a jugar a Pelota al Cesto. Con el correr del tiempo formé parte de muchos equipos representativos. En esa época jugábamos contra Gimnasia Esgrima de Villa del Parque. Su mejor jugadora era Sara Closas, que después fue entrenadora de Hacoaj. Otro de nuestros entrenadores fue el inolvidable Glauco Caielli. Si no me equivoco, era el único del club, ya que también era director técnico de los equipos de básquet y vóley. Yo diría que prácticamente todas mis amistades, que perduraron a lo largo de mi vida, las hice en Hacoaj. Años atrás el club te permitía conocer a prácticamente todos sus socios y sus familias. Podemos decir que la tuya es una familia 100% Hacoaj Compartir el mismo club con dos generaciones siguientes a la mía me hace muy feliz. Me permite ver a mis hijos y nietos con sus amigos (aunque a veces sea de lejos) realizando el deporte que hayan elegido y sentir que compartimos algo que nos ha dado tanto. El Club nos ha formado en lo deportivo, nos enseñó normas y códigos que te hacen mejor persona en todas tus actitudes en la vida. Hasta hace unos años llegamos a compartir el club cuatro generaciones. Mis padres influenciaron en mí, con respecto al club, luego yo hice lo mismo con mis hijos y ellos con mis hijos. A mi entender eso es muy positivo.

27

¿Qué les dirías a las nuevas generaciones de socios de Hacoaj? Cuando veo a los nuevos socios y sus familias, todo lo que he contado del club que me tocó vivir, me parece tan distinto a lo actual. Las costumbres y las formas fueron cambiando en todos los ámbitos... Lo mío es un sentimiento hacia un lugar que, en la actualidad y en mis recuerdos, es muy grato y feliz. Lo único que les diría a los socios actuales es que lo cuiden mucho. Y que sepan que lo que se fue logrando a lo largo de la historia del club fue gracias al empeño y al trabajo de sus fundadores y a todos aquellos que participaron en sus comisiones o desde fuera de ellas; a los deportistas que fuimos parte de sus equipos representativos y que supimos sentirnos orgullosos de ello, a todos los que pusieron sus conocimientos y trabajo desinteresado para lograr lo conseguido.


28


29


HACOAJ EN MIAMI: OPEN DE TENIS

HORACIO ZEBALLOS

ROGER FEDERER

carlos bernardes

Stanislas Wawrinka

Andy Murray

31

PEKE schwartzman


FERRER DAVID

serena williams

Nole djokovic

32


33


A MEDIA TINTA De la ferretería me fui directo a una librería que queda en Rivadavia esquina Laprida, la otra punta del mapa. Los clips nerviosos no se me habían ido y Estrada bastante chinche por la pérdida de la tabla, periódica, eso sí, porque no pensaba andar con el vestuario corrugado para siempre. Estacioné en el Parker más cercano y caminé lo más tijera que pude porque se me estaba haciendo tarde, en Pelikan de perderme el último capítulo de los Karandash. El local estaba lleno. “La recalcada” pensé. “Eva, ¿no me hacés el Farber de alcanzarme el bastidor que encargué?” me apresuré a pedirle a la empleada. Y ahí un par de minas se me vinieron en block: “No sea tapa dura, respete la plasticola, señora.” Un señor, que se notaba hacía Cross Bic, me dijo, al tiempo que me hacía ojalillos: “puede ponerse delantal mío”. Le saqué la ficha enseguida: “éste lo que quiere es hacer contac, se piensa que porque es pintorcito le alcanza para darme tiza, no tiene idea de la fibra de la que estoy hecha”. “Lo que dice me es muy útil pero no me escuadra”, le contesté cortaplumas. “Sólo quise ser corrector, no pensé que era tan bibliorata”, me contestó adhesivo. Aunque soy medio corcho ese día llevaba taco, así que lo miré desde el aerógrafo y, agitando el índice, le marcador: “Silvapen sar que porque hace banda que estoy casada soy una mina elástica y puede sacarme punta fácilmente, usted está rayado. La seducción es un arte y parece que no le cuadricula”. “No te preocupes, son todos carbónicos, no les das bolígrafo y se ponen stickers”, me dijo una voz. “Gloria, ¡sos vos!”, exclamé cartulina, “¡pero si eras lija de pecho y ahora tenés dos globos terráqueos!”. “¿Y vos?, antes 36

te vestías en forma arcilla, pero ahora estás toda brillantina”, me contestó perforadora. “Siempre fuimos muy resaltadoras, nada de borratintas, ¿verdad? ¿Es tu nena?”, pregunté calculadora. “Sí, no estaba planisferio y aunque ese día estaba con la regla le dimos igual a la trincheta. Y bue. El papá resultó un tapa blanda y ahora estamos separadores, aunque es cierto que nunca tuvimos libreta ni anillado”. “Debe ser anotador, pero tal vez una vez repuesto…” “Hay hombres que son doblefaz, no soportan estar con la argolla al cuello. Ya una vez lo abroché en el sobre con otra mina, de plumas llevar, y le pedí hacer un compás”. “Fue sólo un cartucho”, me suplicó borrador, “no echemos a perder todo lo plastificado”. “Guardé todo en carpeta, porque estaba encajetada y pensé con la cartuchera. Siempre fui medio acuarela, ya sabés. Y así me fue. Ahora dí vuelta la hoja, glace a Dios” “Si uno conociera el formulario…”, acoté plastilina. En eso se escuchó: “Cuando hayas puesto el forro, tirame la goma, Eva”. “Señor Sheaffer, que barbaridad decir eso secante de una nena”, dije agujereadora. “La frase sonó pizarra, pero mire, ¿ve?, esta goma está hecha crepe”, se defendió, señalador. Aquí está su bastidor. Son 303 pesos”. “¡Qué escarapela! Mire Sheaffer, tiene flor de crayón y sólo yo celofan que es mi marido de la perfección. Deme otro y sáquele la etiqueta por favor. Pago con tarjeta”. “Estoy mareada, tengo ganas de envolver”, dijo Gloria “¿No estarás encintada?” “Imposible, hace mucho que no folio, sólo estoy un poco Canson”. “Tome liquid y algunas masas, que a ese cutter de porcelana hay que cuidarlo”, le ofreció el librero, organizador. “Gracias, Sheaffer. Hombres como usted es lo que resma, no se encuentran ni con lupa”. “¿No es fichero el librero? Si lo conocés, haceme gancho”, me susurró Gloria, témpera. “Ponele el sello, lo tengo en mi agenda”, le contesté a media tinta. andrea szyferman


Soy Voluntario

Disfrutar la realidad y aprovechar nuestro potencial Fue un domingo de abril de 2015, éramos cinco padres que mirábamos como nuestros hijos, los únicos chicos que estaban en el club, jugaban al fútbol en la cancha de césped sintético. Ya había dejado de llover hacía más de una hora, pero el club seguía semi vacío, y las actividades suspendidas. No era una imagen alentadora. Entonces nos comenzamos a preguntar qué estaba pasando, por qué no se ocupaban las canchas de tenis si ya estaban habilitadas, donde estaba la turba de socios que solía circular por los pasillos, qué era lo que estaba fallando, donde estaba el Hacoaj que habíamos conocido de chicos. Fue así como decidimos juntarnos, organizarnos para dar una mano, vencer nuestros propios prejuicios y participar. Se sumaron más socios y fueron los directivos que generosamente nos dieron la oportunidad de contribuir, escuchándonos y abriéndonos las puertas de distintas secretarías. Luego Hacoaj renovó su energía, cambió la onda y volvió la felicidad al 38

club. En ese marco nos permitieron proponer una secretaria de lujo para Integrales, e inmediatamente los campamentos y la colonia volvieron a ser un éxito, algo que todos pudimos percibir y que se consiguió por el gran trabajo de madrijim, profes, directores y voluntarios. Del año pasado me quedaron dos frases distintas que resumen un poco lo que hemos aprendido. “Ustedes no se dan cuenta, pero acaban de retenerme como socio”, fue lo que dijo un amigo cuando lo invitamos a sumarse a un equipo de tenis. “Yo ya le di mucho al club, suficiente, no estoy para sumarme como voluntario”, fue lo que respondió un socio ilustre cuando lo invitamos a participar después de haberlo escuchado quejarse y quejarse. No hizo falta contestarle que Hacoaj también le había dado mucho, pero sí hizo falta agradecerle al otro socio por hacernos entender que, para que esto funcione bien, todos debemos ser importantes. Tenemos un club maravilloso, con una oferta de actividades para chicos y adultos que no se encuentra en ningún otro lado. Tenemos que ser inteligentes y generosos para disfrutar la realidad y aprovechar ese potencial. Pero eso no basta. Ahora todos debemos trabajar para que las escuelas deportivas revienten de chicos; para que nuestros hijos representen orgullosos al club en cada competencia; para que desbordemos el Río Tigre de botes con el escudo del club y el griterío de nuestros pibes; para que la excelencia deportiva no excluya a nadie; para que el club sea un lugar de pertenencia y no solamente donde vamos el fin de semana a hacer deporte; para modernizar las instalaciones y afianzar viejos valores; y para que la actividad grupal sea el nexo de todos los deportes y el corazón de Hacoaj. Si tenemos éxito en cada uno de esos objetivos, no vamos a volver a ser el Hacoaj que añoramos, vamos a ser un Hacoaj aún mejor. Leandro Hernán Chulak Socio 35.153


TENIS

40


COMISIÓN DE ACCIÓN SOCIAL CLUB DE CAMPO

CENA SOLIDARIA DE PESAJ

UNA OPORTUNIDAD PARA AYUDARNOS A AYUDAR Mirar al prójimo, entender sus necesidades, comprender que todos compartimos un mismo mundo, saber que podemos tender nuestra mano ante la necesidad, no sólo soñar, sino fundamentalmente HACER. Ese es uno de los valores más indispensables de nuestra vida contemporánea. Por eso un grupo de socias de Hacoaj, residentes en Club de Campo, decidió formar una Comisión de Acción Social, con el ánimo de extender su visión. La cena solidaria de Pesaj, del sábado 7 de mayo, será su primer y gran paso. Laura Jason, integrante de esta Comisión, nos cuenta de qué se trata.

¿Qué es la Cena Solidaria de Pesaj? Es un evento que estamos organizando para el sábado 7 de mayo 20.30 hs en el Golf House del Club de Campo, en el que celebraremos juntos y en comunidad una festividad tan linda como lo es Pesaj. En el mismo disfrutaremos de un show musical y algunas sorpresas… Pero lo fundamental es que su fin es solidario. Hay distintos tipos de entradas para que todos los que lo deseen puedan colaborar, en función de lo que más se ajuste a sus ganas y/o posibilidades… Inclusive para quien no pudiera participar en la cena ofrecemos la opción de un Bono Contribución. También habrá, para quienes deseen traer a sus hijos, una cena y actividad con madrijim en el SEA para menores de 12 años. ¿Cuál es el objetivo de esta Cena? El objetivo del evento es recaudar fondos para colaborar con dos instituciones. Hacoaj es parte del Tigre y estas instituciones vecinas tienen muchas necesidades muy concretas, con las que podemos colaborar. ¿Dónde van los fondos recaudados? Todo lo recaudado se destinará a cubrir necesidades específicas que nos han trasladado, por un lado, el Jardín Maternal

44

Niño Dios, sito en la calle Matheu 1904, a muy poquitas cuadras del Club de Campo y, por otro lado, el Hospital Materno Infantil Municipal Dr. Florencio Escardó, ubicado en la calle Alvear 166, muy cerca de la Sede Tigre Maliar. ¿Quiénes están a cargo de la organización? Somos un grupo de socias voluntarias en formación. En la organización de este evento participamos Betina Enser, Rita Forastier, Nadia Kampel, Sandra Litovsky, Ariela Tobal y Laura Jason.

¿Cómo es vivir en el Club de Campo de Hacoaj? Es un privilegio y es muy hermoso para los que apreciamos la naturaleza, entre otras cosas. Pero consideramos que es muy importante tomar conciencia día a día de este privilegio, ser agradecidos, y no dejar de mirar hacia los costados cada vez que pasamos por la calle Santa María y vemos, por ejemplo, muchas veces, las calles que atraviesan nuestra ruta 27 completamente inundadas. Básicamente porque allí, tan cerquita, también viven personas que pasan grandes necesidades.


¿Qué las motivó a armar este evento? Nos motivó el hecho de que, como decíamos anteriormente, pensamos y sentimos que vivir en un lugar tan privilegiado como lo es el Club de Campo debe ir de la mano de LA SOLIDARIDAD a nuestros vecinos, muchos de quienes, en contraste con esto, viven en villas miserias o barrios muy carenciados. Además y tal como lo dice nuestro slogan, estamos convencidas de que ser solidario acaricia el alma de todo aquel que da y que recibe, y es indispensable para vivir en plenitud y en paz con nosotros mismos y con nuestro prójimo.

45

¿Qué otros proyectos tienen en mente? Este es un proyecto que recién comienza y nos encuentra llenas de entusiasmo y de expectativas, con muchas ideas para continuar andando este camino. Nuestro objetivo es APADRINAR, en principio, a estas dos instituciones. Y a medida que vayamos creciendo, tal vez a otras más y, al mismo tiempo, ir de a poco involucrando a los más pequeños y a los jóvenes, a través de diferentes propuestas, para así estimular en ellos una verdadera conciencia SOLIDARIA. Como nos gusta decir: “Nunca olvidemos que hay otras personas que necesitan de nuestra ayuda…Ser solidario acaricia el alma de todo aquel que da y que recibe” ¡Ayudanos a ayudar!


GOOOL

48


49


50


51


los 8 años, me dijeron los entrenadores que tenía que irme a un club donde pudiera crecer más. En ese entonces me recomendaron que eligiera entre Ciudad y GEBA. Me fui a probar a Cuidad donde quedé y jugué hasta el 2008. Luego jugué varios argentinos como Sub 15, Sub 16, Sub 18 y mayores. Y por último, en España, donde estuve todo el año pasado en un club de allá. Edad, altura, peso. Primario, secundario, universidad. Hincha de... Tengo 25 años y peso 56 kg. Hice la primaria en Aletheia, la secundaria en el Colegio de la Ciudad y ahora estudio en la Universidad Maimónides. Soy hincha de Boca.

NATU JACUBOVICH HACOAJ ME ABRIÓ LAS PUERTAS

El deporte la llevó a tener la gran experiencia de vivir un año en España, que fue de gran crecimiento a nivel personal. Tal vez por eso no pierde de vista que “A nivel hockey, o juego, si logras divertirte las cosas salen mejor”.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socia de Hacoaj? Empecé jugando en el Club Ciudad de Buenos Aires y después de 9 años ahí, si no recuerdo mal en el 2009, me vine a Hacoaj por el hecho de lo social y la comunidad. La verdad que en ese momento el Club y el grupo me abrió las puertas de un modo único. El grupo humano es increíble y no me arrepiento en nada el haberme cambiado de club. Currículum vitae en el deporte. Empecé a los 5 años en el Country Golf El Sosiego y, a eso de 52

¿Qué significa ser parte del equipo de la primera de Hacoaj? Jugar en la primera es lo que uno sueña de chico. Y cuando llegás a concretarlo es una responsabilidad muy grande ya que sabés que las menores dependen de tus resultados. La verdad es que es un placer jugar en Hacoaj. Siempre sentí el apoyo de la gente y de las chicas. Y todo esto hace que pueda disfrutar mucho más este deporte que me gusta tanto. ¿Qué objetivos tenes para el 2016? Objetivos… A nivel personal, nada más que disfrutar y divertirme. Creo que es lo más importante ya que el hockey es un hobbie y me sirve para despejarme y disfrutar. A nivel hockey, o juego, si logras divertirte las cosas salen mejor. Una anecdota en el deporte. Anécdotas… Tengo miles. Creo que siempre los viajes, tanto los del seleccionados de Buenos Aires o el viaje a Sudáfrica con el club o giras como Rosario, estuvieron increíbles y rescatás miles de momentos. Pero el viaje a Sudáfrica estuvo increíble. ¿Qué sensación te da la estrategia de Fer Russo, de rotar al equipo y sus posiciones dentro de la cancha? Creo que lo bueno de Fer es que ya nos conocía como jugadoras y, aunque es un nuevo año donde él es entrenador, sabe lo que puede brindar cada una al equipo y donde puede


rendir mejor para el beneficio de todo el equipo. Por eso está bueno que el dependiendo de los partidos o de nuestras características de juego vaya modificando el equipo. Creo que la gente que está hoy en primera la mayoría no tiene posición fija y para un entrenador es lo mejor tener jugadores que sepan moverse por diferentes posiciones y rindan en diferentes partes del campo. Tu mejor gol. Tu mejor victoria. Tu peor derrota. Mi mejor gol… Creo que no tengo uno, sino que cada uno me dio la alegría en ese momento ya que es muy lindo hacer goles. Mis mejores victorias fueron cuando entrabamos a los play off en los últimos años. Mi peor derrota fue cuando recién cambiada de Ciudad a Hacoaj (estaba en 5ª) y perdimos como 9-0. ¿Soñas con jugar en Las Leonas? Siempre. Y cuando una es chica, más sueña con eso. Pero bueno, a medida que vas creciendo vas encontrando que otras cosas como el estudio, el trabajo, los amigos, salidas, pareja también te llenan de satisfacción. Y sabés que ser Leona es mucho sacrificio y que entra muy poca gente. ¿Se nace deportista de elite. O se hace? Yo creo que las dos. Una nace, porque todo jugador de alto rendimiento para mi debe tener físico privilegiado (hoy en día por lo menos). Pero también es verdad que se va haciendo en sus años y obviamente, con la constancia a los entrenamientos, nutrición, físico, entre otras cosas. Contanos la experiencia de jugar al hockey en España. Siempre decía que me quería ir a jugar afuera por el hockey pero además, para conocer otra cultura, vivir en otro país, poder recorrer Europa. Por suerte se me dio el año pasado donde jugué todo en el Sardinero un equipo de Santander de España. El viaje fue único y me hizo crecer mucho a nivel personal.

53

SOBRE MI Un deportista Messi. Una comida Ñoquis. Un calzado Zapatillas. Último viaje Recorrida por Europa: Bremen, Berlín, Amsterdam, Rotterdam y Bruselas. Un perfume Black XS Un lugar en el mundo Barcelona Un sueño Formar algún emprendimiento a nivel laboral y personal y si es vinculado con Educación Física mejor ya que es lo que estudio y me gusta.


AMIGOS DE LA VIDA

54


Bรกsquet

56


57


Alan barmaymon Sueño macabeo A los 15 años, Alan ya representa una de las más profundas y significativas tradiciones de Hacoaj: el Remo, deporte que practica y, al mismo tiempo, enseña a los más chiquitos. También estudia en la Escuela de Madrijim. Una joven promesa llena de sueños y con el empuje necesario para alcanzarlos.

¿Cómo, cuándo y por qué empezaste a remar? Empecé a remar en agosto del 2014, porque venía de estar haciendo gimnasio y tenis y yo quería hacer algún deporte que me entretenga más. Cuando me enteré de que algunos amigos estaban haciendo remo fui a probar y me encantó. ¿Qué lugar ocupa Hacoaj en tu vida y en la de tu familia? Hacoaj ocupa un lugar muy importante en mi vida, porque aquí entreno, voy a Escuela de Madrijim, y desde que nací y hasta hace 2 años viví en el Club de Campo. Ahora también empecé a trabajar de Profe de Escuelita de Remo.Tengo a los chicos de 1° grado. Edad, altura, peso. Primario, secundario. Hincha de...N° de socio. Hice mi Bar Mitzvah en… Tengo 16 años, mido 1,83 mts. y peso 61 kg.-Voy a ORT y es60

toy en la especialidad de diseño. Soy hincha de River y mi N° de socio es 28.078. Hice el Bar Mitzvá en el Templo Chalom. ¿Qué objetivos tenés para el 2016? ¿Qué carreras vas a disputar? Mis objetivos para el 2016 son seguir entrenando y mejorando. Me gustaría representar a Argentina y a Hacoaj en las Macabeadas de Israel el año que viene. ¿Cuánto y cómoentrenas? Entreno 4 a 5 veces por semana. Los martes, jueves, sábados y domingos; por lo general salimos a remar y alguno de los días que me quedan libres hago algún trabajo en el ergómetro. Mi comida favorita es el sushi. En general como de todo pero no en McDonald’s, Burgerking, ni nada de ese tipo. ¿Fin de semana perfecto? Salir a la mañana a remar,ir a la isla, almorzar ahí, estar un rato ahí con mi familia y amigos y volver a la tarde. Una anécdota en el río. Estábamos en una regata de travesía en un F (un bote de


madera en el que reman dos personas y una timonea). Íbamos ya casi por la mitad de la regata y estábamos haciendo un cambio de lugares (es lo que se hace en regatas de ese tipo) y el bote se empezó a mover y el que estaba cambiando conmigo se cayó al agua. Después tuvo que remar toda la regata mojado. Esa regata no nos fue bien pero al menos nos reímos un poco. Ordená por preferencia: Twitter, Facebook, Snapchat, Instagram. Instagram- Snapchat – Facebook – Twitter. ¿Cómo fue creceren el club de campo? Fue muy lindo. Ahora que me mudé a Capital hace dos años, me doy cuenta lo lindo que era estar ahí con todo ese espacio y tanta naturaleza alrededor.

SOBRE MI Un deportista Usain Bolt. Un restaurante Inka Wasi. Una canción Freak (de R3hab y Quintino). Último viaje Punta del Este. Próximo viaje México DF (para una regata). Un lugar en el mundo New York. Una golosina turrón. Un perfume Cuba. Un sueño Ganar las Macabeadas en Israel el año que viene. 61


DUEÑOS DEL RÍO

64


ยกVAMOS HACOAJ CARAJO!

66


67


80 años de Hacoaj Y yo cumplí, hace muy poco, 88. Me hice socio a los 20... 68 años ya... ¡Tanto tiempo! ¡El tiempo vuela! Un pequeño club, unos lindos botes, alguna canchita, unos árboles... Pocos y buenos compañeros. Junto a ellos crecí, y vi crecer al club, llegando a lo que es hoy, admirado por los socios y visitantes. ¿Cómo creció tanto? ¿Qué fuerza lo acompañó? Consiguió la fuerza de los socios y los socios sacaron la fuerza de la adversidad. Hacoaj nació de la persecución y logró mostrar su igualdad ante todos. Todos argentinos, deportistas, amantes del deporte, de la Vida, de la Libertad. Así, simplemente, de la voluntad de deportistas mal acogidos en otros clubes, surge la idea de Libertad, Igualdad y de esa simple idea, de ese enunciado simbólico, nació Hacoaj. Hacoaj Fuerza, ¡Fuerza Hacoaj! Éramos poquitos, teníamos poco, fuimos creciendo. La AARA, Asociación Argentina de Remeros Aficionados nos negó, durante 13 años, nuestra entrada a las regatas oficiales. Poco

70

a poco, y después de mi entrada a la institución, nos permitieron correr en la Regata Nacional. ¡Y el mundo cambió! La primera regata fue sobre el Río Luján, y el club se volcó allí para verla. Lloramos todos... ¡Tanto, que aumentó el caudal del Luján! ¡Desbordamos todos! Por primera vez un bote judío corría una regata nacional. Nuestras lágrimas regaron un nuevo club. Con sudor y lágrimas el club creció, nuestros claros remos limpiaron el turbio río y las gotas, al caer, cantaron un poema de liberación. Poco tiempo después, nace el Estado de Israel... Gritamos y bailamos horas como si fuéramos muchos. Y nació la idea del crecimiento y nos pusimos a trabajar en eso. Todos. Se compraron más terrenos, entraron más socios, y como en una película, el club creció, se vino grande. Un verano, cuando el club quedó sin gente por las vacaciones, se podaron los árboles más hermosos que delimitaban la


entrada al club, naciendo allí las canchas de tenis. Primero lloramos, luego reímos y hoy disfrutamos de más de 30 canchas. También fueron creciendo los botes, y hoy tenemos más de 400, de paseo de regata, de instrucción. El club fue creciendo y hoy es un lujo para la comunidad y el país. Varias piletas de natación, tenis, basquetbol, hockey, fútbol, yoga, gimnasia y más y más y más... Todo lo que la imaginación permite, Hacoaj lo vuelca en creaciones. ¿A qué obedece el milagro de 80 años? A la gente, al socio, a sus directivos y seguramente hay más que no sabemos y no entendemos pero que nos rodea... Misterio... Llegamos a un club pequeño en un brazo del río no ideal y lo transformamos en lo que es. Luchamos mucho. Tuvimos incomprensión por raza y por costumbres. Luchamos a brazo partido contra la incomprensión y la mala y tendenciosa información. Cuando digo luchar me refiero a trompadas a pedradas. ¡No todo es simbólico! Nos tiraban piedras desde los puentes al paso de los botes. Los botes de mujeres fueron atacados en los ríos con insultos y agua. Con el tiempo se dieron cuenta que éramos humanos y que traíamos ventajas a una zona tan alejada del centro (además, enormes y forzudos remeros dejaron huellas en varios molestos...). Comenzó un nuevo período de amistad y comprensión. Y así nació lo que es hoy. Los colores de nuestras palas son reconocidos en todos los ríos. Nuestros colores son signo de Libertad y Progreso. La historia del club es la historia de gente que luchó para obtener lo que hoy tiene. Por eso es importante recuperar la historia y no olvidar. Los premios obtenidos en cada deporte a nivel nacional y en el exterior marcan el gran camino que estamos recorriendo,

71

un camino difícil y fructífero. Un camino de ideas y realizaciones siempre mirando hacia adelante! Hoy podemos decir que es un gran club con cerca de 9000 socios, chiquitos, jóvenes y adultos. Con hermosos edificios propios, de departamentos, chalets. Y si faltaba algo, el gran club de campo. Y la isla y el edificio central en Buenos Aires, justamente en la calle Estado de Israel. Aparte de la actividad deportiva, enorme y reconocida en todo el país, nacen las actividades culturales. Conjuntos de danza, grupos culturales, conferencias, cine, teatro... En 1998 la Secretaría de Cultura de la Nación, declara de interés cultural las actividades del club. Además está Voluntarios en Red, que colabora con los colegios de la zona y con la redistribución de medicamentos. Son muchos los socios que apoyan estos planes. Es decir, que si bien el deporte es la base, todo lo demás en enormes obras de bien, realizadas por los socios, por amor, buena voluntad, y honorariamente! Es decir que aquel deseo, llama, que prendieron los socios fundadores, es actualmente un maravilloso juego de luces! Una obra de buena voluntad, de unión de socios, mucho deseo de colaborar y vivir la vida en comunidad. Esto se logra con Fuerza y Hacoaj es Fuerza. Así de sana amistad nacieron varios casamientos, también los primeros madrijim. Entre ellos estuvo mi hijo, que recibió el premio otorgado por Hacoaj a los recibidos y viajó a Israel. Decidió estudiar allí y hoy es el mimo número 1 del mundo y director del Teatro Galilea. Son cosas de Hacoaj Pedro Iungman 88 años de vida 68 años de socio


FAMILIAS

74


75


GUIDO CORDON Hacoaj me dio amigos y pertenencia La vida es una suma de experiencias. Instantes inolvidables que nos dejan una hermosa huella para siempre. Una pelota clavada al segundo palo, un abrazo de gol, la emoción de pisar el césped antes de cualquier partido y vivirlo como una final… La sonrisa de nuestros hijos en las que vemos reflejada nuestra propia sonrisa. Todo eso transmite Guido cuando nos cuenta su historia en Hacoaj.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? Nací en el club prácticamente. Mi padres ya eran socios, así que me crie entre el arenero, la pileta y las canchas de futbol y tenis. Tu currículum vitae en el deporte. Desde chiquito que juego al fútbol en Hacoaj. Pasé por todas las categorías, desde la escuelita hasta la Primera. Actualmente formo parte del +28. Además fui parte del equipo de natación y tuve un breve paso por la Escuelita de Tenis. Edad, altura, peso. Primario, secundario, universidad. Hobby... Hice mi Bar Mitzvah en... Me case en... Tengo 34 años, mido 1,90 mts y peso 84 kg. Hice la primaria en el Scholem Aleijem, la secundaria en ORT Yatay (vale la

78

aclaración), con título Perito Mercantil y soy Licenciado en Administración de Empresas egresado de la UBA. También estudié periodismo en TEA. Un hobby.... Y, ahora que soy padre, sin dudas que pasar el tiempo jugando con mi hijo y verlo sonreír es lo que más me apasiona. Hice el Bar Mitzvah en el Templo de Murillo y me casé en el Templo de Libertad. ¿Qué lugar ocupa el futbol en tu vida? El fútbol ocupa un lugar muy importante. No solo me enseñó a formar parte de un grupo y entender sus valores sino que, en especial el futbol de Hacoaj, me presentó a mis amigos. Hoy miro para atrás y veo que -a lo largo de mi vida- siempre representé al club al lado de mis mejores amigos. ¿Qué torneos vas a jugar en el 2016? Todos los que juegue el +28. Fin de semana perfecto. Día soleado, con fútbol, asado, amigos y familia. Si se puede meter un cine, suma mucho también.


Una anécdota en el deporte. Nuestro debut en el +28, contra el otro Hacoaj, con quienes veníamos entrenando y perdíamos siempre por goleada. Había mucha expectativa y, encima, la gente hablaba mucho de ese partido. Se jugó en el Club de Campo y vino mucha gente. Estaba mi actual mujer (con quien recién nos conocíamos y era la primera vez que me venía a ver) y yo, que iba a jugar por primera vez de 10. Empezó el partido y al minuto de juego hice el 1 a 0. Encima el partido lo ganamos 4 a 1. ¿Dream team de los mejores 11 futbolistas de Hacoaj de todos los tiempos? Aclaro que es de todos mis tiempos: Oliver, Nico Grosman, Ilay, Pablo Cordon y Andy Naftu. El Colo, El Mono, Guido Klurfan, Fede Lipoff, Guili y Luis Mamed. ¿Cómo te ves de acá a 10 años? No me veo muy diferente a la persona que soy hoy y a la vida que llevo. Me gusta mucho mi vida.

¿Qué es lo mejor que te ha dado el deporte? Mis amigos y el sentido de pertenencia.

SOBRE MI Un deportista Roger Federer. Una comida Milanesa Napolitana con papas fritas. Una canción Va a escampar (de La Vela Puerca). Un perfume Emporio Armani. Un lugar en el mundo Mi casa. Pero me encanta Madrid. Último viaje Imbassai, Brasil. Próximo viaje Capilla del Monte, Córdoba. Un calzado ¡¡¡Ojotas!!! Un amigo Por suerte, la vida me dio muchos. Si tengo que nombrar uno: Fede Lipoff. Un gol Uno mío. Siempre me voy a quedar con alguno a Macabi. En este caso con el 2 a 0 que le hice en nuestro segundo partido en el +28. Veníamos de ganarle al Hacoaj Blanco y nos tocó recibir a Macabi. Eran mis primeros partidos jugando de volante por izquierda y, cuando estaba terminando el partido, seguí una escapada de Fer por derecha. Tiró un centro perfecto que cabeceé entrando en el segundo palo y se liquidó el partido. Un sueño Ver, junto a Sol (mi esposa) crecer a Luka tan feliz como crecimos nosotros en el club.

79


Bien, veamos. Sobre el amor escribió la siguiente frase, incluida enun relato tituladoEl amenazado: “….el nombre de una mujer me delata. Me duele una mujer en todo el cuerpo”. Como verán, es pura potencia amorosa. Arrolladora.No hace falta que la repita. Solo reléanla. Y ese tramo de aquelpoema me lleva, ahora, sin mayores escales, a la cancha de hockey del club.No hay una razón lógica para ello, a no ser por el sentido que uno, como lector, le asigna a cada texto escrito, ya sea en verso o en prosa. En definitiva, leer no es leer a otro, a un autor; leer, es leerse a sí mismo. Para entonces, yo ya había -habíamos- dejado atrás el juego infantil de saltar el paredón del fondo,tras pares de horas dedicadas al mete gol entra, para comer un lomito completo con un vaso de coca en lo de Pedro, sin tener que dar toda la vuelta para salir del club.

EL HOCKEY EN BORGES Borges fue un poeta. Borges fue un buen poeta. Borges fue un poeta impresionante. Pero a mí me gustan más sus cuentos. A propósito, no dejen de leer El Evangelio según Marcos, un texto brillante que interpela esa zona mixta entre la tradición judeocristiana, el laicismo y los distintos modos que nuestra civilización aborda la lectura de la biblia, a veces, demasiado literal. Pero vuelvo a sus poemas, mejor dicho, a uno de sus pocos poemas en los que indaga sobre el amor. Quizá el único. Porque su metier en la poesía fue otro, más metafísico. Por ejemplo, en Beppo –un homenaje a su gato- remata: “¿De qué Adán anterior al paraíso/ de qué divinidad indescifrable/ somos los hombres/ un espejo roto?”. Borges era así,metaterrenal. 84

Habíamos empezado a escuchar a nuestros primeros ídolos del rock, tanto locales como foráneos: Los Redondos, Los Abuelos, algo de Charly, Fito -sobretodo Fito-, los Straits, Beatles, The Cure, Génesis y demás. La lista sería interminable. Fue la época genuina del rock, transformada ahora en su propia parodia que –como tal- a veces se exhibe algo ridícula o, al menos, vacía de todo contenido, salvo honradas excepciones. Por aquellos tiempos, yo había comenzado a elegir ciertosmomentos para correrme al lado del camino, ponerme a pensar y a sentir aquello que pensaba,sinpresagiar jamás que algún día todo ellose tornaría en escritura. Dejaba pasar los ratos, algo aburrido, expectante de ver qué maravilla tenía preparada la vida para mí. Y el amor irrumpió, se presentó, solo, como evocando la famosa frase de Fito: Yo no buscaba a nadie y te vi. Y, entonces, cuando yo atravesaba, atravesábamos, el sendero de piedras que conduce desdeel vestuario hacia las canchas de fútbol, claqueando –como les había, habíamos dicho- nuestros botines contra ese baldosal pedregoso, giraba


mi mirada hacia la cancha de hockey y encontraba la suya, siempre, casi siempre. Éramos cómplices de esos encuentros. Ella me veía, dejaba el palo por un instante y yo de claquear por otro. Nos acercábamos –alambrado de por medio- y nos besábamos, quizá, ya no lo recuerdo, o simplemente nos mirábamos, cruzando algunas palabras tiernas,aunque provistas del ardor que contiene el despertar amoroso adolescente. Antes de adoptar su título definitivo, la monumental obra proustiana En busca del tiempo perdido, se iba a llamar Las intermitencias del corazón. Según tengo entendido, ese cambio se originó a instancias de una sugerencia de su editor, y no del propio autor quien, quiero creer, lo hubiese mantenido. En uno de los primeros pasajes de dicha obra tan extensa, Marcel –su protagonista- narra la historia de amor entreCharles Swanny Odette, una cocotte, quien le provoca a aquel intensos dolores que abrevaban en el engaño y el desamor. Superado el período de sufrimiento, la historia cierra con la siguiente confesión del propio Swann:”Pensar que he malgastado los mejores años de mi vida, que he deseado la muerte y he sentido el amor más grande de mi existencia, todo por una mujer que no me gustaba tanto, que no era de mi tipo”. Es claro. El amor había recorrido todo su arco hasta su agotamiento, incluso para Swann–el sufriente-, culminando en un desenlace compuesto por la indiferencia y el olvido. El universo sensible de los corazones es intermitente y su intensidad siempre es despareja entre los amantes. Siempre uno de ellos ama más que el otro y eso no está ni bien ni mal, pero resulta doloroso, para ambos, más aun cuando llega el inexorable final. Cuando el amor se va, duele, siempre. A los 17, a los 45 y a los 80. De otro modo, no habría lugar para el nacimiento de uno nuevo. Y así, al tiempo–¿meses, años?-, ella dejó de acercarse al alambrado. Me saludaba desde lejos, alzando apenas el palo de hockey, como si fuésemos dos buenos conocidos. Y luego ya ni siquiera ello, ya no perdía el tiempo en desatender los ejercicios y los movimientos que proponía el entrenador. Hoy, la cancha de hockey ya no es la misma. Hasta le cam-

85

biaron el césped, natural por sintético. Dicen, creo, que resulta más fácil y económico su mantenimiento. No hay barro, lluvia, ni crecida del río que logre suspender la competencia. Y cada vez que atravieso, atravesamos, ese mismo sendero, de la mano de mi hijo, junto a algún amigo, algún compañero del equipo del interno, aunque me haga el distraído, vuelvo siempre a voltear mi mirada hacia la cancha de hockey. Y, de inmediato, irrumpe el estruendo arrollador que propone aquella frase de Borges, el metafísico. Los nombres cambiaron, por cierto. Aquel de entonces se retiró para dar lugar a otro, otros. Perosiempre estarán presentes, sellados en el centro de nuestros cuores,como si integraran el combinado histórico de nuestros propios dolores delatores. Vale, entonces, sí, aquí, su reiteración: “….el nombre de una mujer me delata. Me duele una mujer en todo el cuerpo” Pablo Judkovski


LAGUNASEMPRENDIMIENTO HACOAJ


NUESTRO TESORO, LOS CHICOS

88


89


MATI TEPER El deporte, pasión familiar Mati representa en muchos sentidos al deportista de nuestro Club: apasionado, jugado por su equipo, amigo de sus amigos y fuertemente ligado a todo lo que su familia representa.

¿Cuándo te hiciste socio de Hacoaj? Soy socio del Club desde el momento que nací, porque mi familia ya venía desde hace mucho tiempo. ¿Cómo es tu historia en el Báquet? Empecé a jugar al básquet en la Escuelita desde chico, a los 3 o 4 años, mientras también hacía la de fútbol. A los 6 años, ya en Pre Mini, decidí seguir con el básquet. Jugué las Macabeadas en Israel en 2013 y los Panamericanos en Chile, a principios de este año. Dos de mis hermanos más grandes ya jugaban al básquet, entonces fui a probar ahí. Desde el primer momento me gustó, y nunca dejé. ¿Cuáles son tus planes deportivos para este año? En el 2016 voy a jugar el torneo de inferiores con mi categoría, que dura todo el año, y dos torneos con la Primera. Uno es el Torneo de Conferencias, que dura todo el año, mientras

92

que el otro, el Pre Federal, se juega hasta agosto y es por el ascenso al nivel nacional. Edad, peso, altura. Primaria, secundaria, universidad… Bar Mitzvá en… Hincha de… ¿Novia? Tengo 17 años, mido 1,80 mts. y peso 75 kg. El primario lo hice en el Bialik de Devoto, secundaria en ORT Yatay y este año empiezo a estudiar la carrera de actuario en UBA. Soy hincha de Racing, hice mi Bar Mitzvah en el templo de Bialik y tengo novia hace 6 meses. Fin de semana ideal Mi fin de semana perfecto sería jugar partido y ganar, comer asado con mis amigos, ver a mi novia e ir a la cancha a ver a Racing. Y terminar el domingo cenando con mi familia. Tu mejor victoria y tu peor derrota en el básquet Mi mejor victoria fue un partido en infantiles, hace cuatro años, que ganamos por 2 en doble suplementario. Mi peor derrota hace dos años, en las semifinales, por 1 punto, pero después ganamos el bronce en Israel.


¿Cuánto entrenás y cómo te cuidás con las comidas? Entreno de lunes a jueves, y juego partido viernes y sábado. Como de todo y, por ahora no me privo de nada en cuanto a la comida, pero siempre antes de los partidos almuerzo un plato de fideos. ¿Cómo está formada tu familia? Vivo con mis papás, Sergio y Adriana, y con dos de mis hermanos, Nicolás y Federico. Mi hermano mayor, Lucas, vive solo hace un año. Todos hacen deporte en Hacoaj. Mis papás tenis y mis hermanos basquet.

SOBRE MI Un deportista Diego Milito. Una comida Asado. Una canción Father and son. Un lugar en el mundo Nueva York. Último viaje Punta del Este. Próximo viaje No lo sé todavía, pero con mis amigos. Un calzado Crocs. Un programa de TV Suits. Un perfume CK Be. Un amigo Agustín Umaschi. Un sueño Salir campeón en la primera del club. 93


94


CESTOBALL y VOLEY

Estas fotos fueron realizadas para HACOAJ EN FOTOS. Te invitamos a sumarte a los seguidores en la Fan Page www.facebook. com/hacoajfotos y enviar tu material del pasado, presente y también del futuro.

96


97


voley

100


101


Sara y Mauricio Brodsky Personalidades Destacadas en el Ámbito de los Derechos Humanos

Memoria, Justicia Mauricio y Sara viven en un departamento de las Torres Jai. No es muy grande, pero su calidez acogedora se percibe apenas se traspone la puerta. Hay mucho arte en esas paredes y en cada rincón. Cuadros, fotografías y esculturas en bronce que surgieron de las manos fértiles y el corazón inquieto de Sara. Todo arte es una búsqueda, que en el caso de Sara es muy concreta. Entre las distintas representaciones de sus obras se destaca una figura humana eternizada en su juventud. Una cara joven, de mirada apacible y labios carnosos. Es Fernando, el hijo desaparecido de Sara y Mauricio, cuya presencia buscan rescatar, recuperar y reconstruir desde aquel fatídico 14 de agosto de 1979 en el que fue secuestrado, robado su futuro, anulados sus ideales, absorbido en las entrañas del terror que entonces gobernaba nuestra Argentina.

El miércoles 6 de abril de 2016, Sara Silberg de Brodsky y Mauricio Brodsky fueron declarados “Personalidades Destacadas en el Ámbito de los Derechos Humanos” por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. En el acto estuvieron presentes Benjamín Schwalb, miembro de la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos, Marcos Weinstein de la Fundación Memoria Histórica y Social de la Argentina, la legisladora con 102

mandato cumplido Gabriela Alegre, autora del proyecto, el legislador Pablo Ferreyra, Rosa Roisimblit Vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Marcelo y Andrea, hijos de Sara y Mauricio y sus nietas Maia y Valentina, quien habló desde el estrado. Esta distinción, que exhiben con merecido orgullo, es un eslabón más de sus años de lucha y de la odisea por reencontrar a Fernando -y a los tantísimos otros como Fernando- que la dictadura dejó como doloroso legado. También es un desafío contra la segunda y definitiva muerte: la del Olvido. Una lucha que los impulsó a profundizar su militancia por los Derechos Humanos y a llevar una cuota mayor de conciencia a la sociedad civil. Una lucha con momentos de desesperante amargura, de exilio forzados y de puertas cerradas en la cara, pero también de gestos de profunda valentía, de manos tendidas, de bravura solidaria. Sara y Mauricio son antiguos socios de Hacoaj, donde construyeron buena parte de su vida familiar. “Yo tengo 70 años


de socio y 91 de vida. Soy de la primera camada. Sara se hizo socia un poco después. Siempre hicimos vida de club. Una vida muy activa, en los deportes, en el río, en distintas comisiones, en las actividades culturales. Hoy en día sigo participando en el grupo de tenis de los miércoles, un gran grupo de amigos, todos muchachos de 80 y pico de años, y varios que ya pasamos los 90”, evoca Mauricio con una sonrisa tierna en la cara. Y también su presencia, junto a la de tantos otros padres, madres y hermanos de desaparecidos, es fundamental en los actos de conmemoración que Hacoaj realiza cada año cerca del 24 de Marzo. Hace diez años, para el 30° aniversario del golpe de estado de 1976, Hacoaj tomó una decisión muy justa: evocar a los desaparecidos socios del club. “En ese momento, con el liderazgo de Víctor Goldberg Z”L, que era Secretario General y su esposa Natalia Becherman, nos propusimos comenzar por armar una lista de nombres de desaparecidos de Hacoaj. Al principio fueron alrededor de 12, hoy son 39 y están en permanente recuerdo en la placa que inauguramos en el Edificio Central”. Por eso, en el último acto de este año, Sara y Mauricio homenajearon especialmente a Víctor Golberg, recientemente fallecido. “Él fue quien impulsó no sólo a hacer estos actos, sino a que el tema de la Memoria por los Desaparecidos en la Argentina esté presente en las actividades de nuestros chicos. Y eso es muy emocionante, y muy importante, también”. El recorrido del matrimonio Brodsky por recuperar la memoria de Fernando, y de los desaparecidos en Argentina, es laberíntico e inagotable. Los llevó a torcer voluntades, a cambiar rumbos, a que nuestra Comunidad Judía enfrentara sus propios fantasmas. Un bajorrelieve creado por Sara, ubicado en el patio de acceso de la AMIA, recuerda a los casi 2.000 desaparecidos judíos, así como un monumento en el bosque Ben Shemen en Israel. Pero sus palabras y sus actos son aún más fuertes y presentes. Mauricio fue testigo en los juicios contra los represores de la ESMA, realizado en 2014. “Ustedes no le dieron a Fernando la posibilidad de ser juzgado como la que les está dando hoy esta democracia”, espetó ante la cara de los acusados luego condenados. Sara, que caminó

103

miles de cuadras y gritó hasta quedarse afónica en cientos de marchas, hoy ya no canta, pero sigue reclamando Justicia. “Justicia por los 30.000 desaparecidos. Y por eso quiero distinguir especialmente y con Amor a todas las madres, padres y familiares que dieron parte de su vida para recuperarlos. Para que su legado, el de todos, sea: ¡Nunca Más!”


de mis entrenadoras, que me enseñaron todo lo que sé, de mis compañeras, que también son una gran razón por la que disfruto jugar al cesto, y de mi misma.

Keren Greif

Representar a Hacoaj: una gran alegría y una gran responsabilidad El Cestoball es uno de los deportes con más historia de Hacoaj. También tiene un sólido presente y una gran perspectiva de futuro. Se juega desde la misma fundación del Club (antes en su versión anterior Pelota al Cesto) y, en 80 años, nos brindó cientos de logros que se pueden medir como triunfos en torneos, pero también, y no menos importante, como la consolidación de un espacio de desarrollo, experiencia, identidad y contención para miles y miles de chicas con sus familias. Keren Greif, recientemente convocada a la Pre Selección de Capital Federal nos cuenta sus vivencias y perspectivas, como una de las jóvenes y talentosas exponentes del Cesto de Hacoaj.

¿Cómo y por qué te enganchaste con este deporte? Desde chiquita siempre veía, en el playón de la Sede Tigre, a chicas más grandes que jugaban un deporte que no conocía. Cuando le conté a mi papá, él me convenció de que vaya a probar. Así empecé, con 6 años, a ir a la escuelita de cesto los fines de semana. A medida que crecía cada vez me iba gustando más, por lo que empecé a entrenar en la semana y comprometerme más con el deporte. ¿Qué significa para vos esta convocatoria a la Pre Selección de Capital Federal? A decir verdad es un honor muy grande. La convocatoria me hace sentir que lo que trabajé durante la mayor parte de mi vida, al fin está dando sus frutos. Participar de la selección de Capital Federal siempre fue uno de mis mayores objetivos y ver que tengo la chance de quedar, me hace sentir orgullosa 104

¿Qué sentis al representar al Club? Vengo a Hacoaj desde que tengo memoria. Guardo muchísimos recuerdos, no sólo del Cesto sino también de mi vida en general. Y saber que el Club va a ser representado por mí es una gran alegría y al mismo tiempo una responsabilidad, que me ayuda a esforzarme más. ¿Cuál es tu lugar preferido del Hacoaj? Definitivamente el gimnasio. Es donde paso más tiempo cuando estoy en el club y también donde sucede toda la acción. Juego ahí desde que empecé, es donde gané, aprendí, me lastimé y mil cosas más que pasan en 40 minutos en la cancha. ¿Dónde y qué estudias? ¿Dónde te ves dentro de 5 o 10 años? Estudio en la sede de Belgrano de Ort en la orientación Producción de Medios. Todavía no se qué quiero estudiar en la facultad, pero en unos años me veo terminando la carrera, jugando (ojalá) en Primera A, y tal vez yendo a la Selección de Capital de la categoría. ¿Hacés o hiciste otras actividades en Hacoaj? ¿Cuáles? Probé diferentes deportes mientras practicaba cesto, como hockey, voley y tenis, pero nada pasó a ser importante. También fui mucho tiempo a los grupos de Hacoaj, donde conocí a un montón de gente con la que hoy en día soy íntima amiga. Al club le debo mucho de lo que hoy en día me hace como soy. Tu familia ¿Qué actividades hace en el Club? Mis hermanas, Tami y Mindy, también juegan al Cesto, Tami en Primera y Mindy en Premini. Mi papá, Sergio, juega al fútbol, y mi mamá, Debi, se junta con sus amigas. Mis papás siempre me apoyaron mucho con el deporte y me acompañaron siempre, levantándose temprano los fines de semana y llevándome a la Sede Capital a entrenar en la semana.


105


ALEJANDRO KRONIK Secretario de Interior

HACER, HACER Y HACER Ese es uno de los lemas que inspira el trabajo de la Comisión de Interior en uno de los espacios clave de Hacoaj: sus sedes. Una infraestructura que alberga a nuestras familias, que da lugar a cientos de actividades y que es el escenario de las experiencias que todos vivimos en Hacoaj. Alejandro Kronik nos cuenta su visión y los proyectos que están en marcha

En la evaluación de la Comisión de Interior ¿cuál es el estado actual de la Sede Tigre Maliar, la Sede Isla y la Sede Capital? Desde que me hice cargo de la Secretaria de Interior, en noviembre pasado por invitación del Presidente y el Consejo Directivo, nos hemos propuesto un plan de trabajo para mejorar el mantenimiento. Muchos cambios son visibles para los socios y otros no. A veces, éstos son losmás importantes, como las instalaciones que van bajo tierra o las bombas para riego de canchas, entre otros. En un principio nos enfocamos principalmente en la Sede Tigre Maliar, a la que concurre la mayor parte de los socios. Dentro de lo posible se les están dando respuestas a cada deporte y actividad. Es importante que, desde la Comisión de Interior, haya un diálogo fluido con cada área del Club. Cada

106

una tiene donde contactarnos, tanto a nivel voluntario como mediante los profesionales de la Institución. Muchos de los cambios los estamos comunicándolos a través de la web, el H News y afiches. Es muy importante que lossocios sepana donde va lo que pagan de cuota, y que puedan ver los cambios de un fin de semana a otro. Los recursos con los que contamos siempre tienen un límite. Pero, más allá de esto, sabemos quetenemos que brindar el mejor mantenimiento posible. En la Sede Capital estamos encarando obras que nos exige el Gobierno de la Ciudad, que tienen que ver con la protección contra incendios, para lo cual ya iniciamos las correspondientes en las cajas de escaleras del edificio. En cuanto a la Sede Isla, puedo decir que estáen buen estado de mantenimiento general. ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan? El principal desafío esquerer hacer mucho con presupuestos limitados.Pero como siempre decimos:“La peor gestión es la que no se hace”. A pesar de que los recursos no son todos los que desearíamos, estamos pudiendo hacer mucho, y creo que


lossocios se están dando cuenta y lo valoran. ¿Qué obras están en desarrollo y cuáles “en carpeta”? Entre las obras en curso importantes, en Sede Tigre Maliar, está el sendero que bordea el nuevo tablestacado (a cargo de la Comisión de Construcciones), obra que está a punto de terminarse junto al nuevo alambrado, a la altura de la Quinta Goldfeld. Y estamos viendo cuando comenzar el Sendero. Tenemos tareas continuas de mantenimiento y reparaciones varias en cada área de deportes, con una programación semanal, con gran involucramiento de la Comisión y seguimiento permanente. Entre abril y mayo cambiaremos al menos veinte luminarias de Tigre Maliar. Ya están llegando los artefactos nuevos. Podemos decir queen las partes comunes vamos a poder ver el Club mejor Iluminado. También tenemos obras que se están cotizando, y con gran posibilidad hacerse en el futuro, como el cambio de membranas en la terraza sobre el Edificio Central y posterior pintura del cielorraso del hall del Vestuario Mujeres, el nuevo revestimiento perimetral del Salón Panorámico y un arreglo profundo del quincho del sector Montevideo. Tenemos otras obras que van a tardar un poco más. Planificamos una modificación en la Biblioteca, para generar un nuevo lugar tanto para la tercera edadcomo para los Chicos (la idea es armar un microcine...) Estamos trabajando junto con Integrales sobre la idea de que los chicos intervengan en ciertos lugares de la Sede, para que tomen más conciencia que este es su Club, haciendo pequeños arreglos, depintura básicamente... En Sede Capital, vamos a estar poniendo en condiciones el área de Gimnasia Artística; se está cotizando el cambio de chapas de los tinglados como así también la pintura y arreglos varios del sector. También se está cotizando el arreglo de la carpeta, pulido y plastificado del salón del 3° piso. Y la pintura de otros sectores.

107

¿Qué les pedirías a los socios del Club en relación al objetivo de tu tarea? Les pido que nos hagan llegar sus opiniones. Lo pueden hacer personalmente. También pueden dejar sus críticas o sugerencias en Intendencia o en el PAS. Pero es importante que el socio, que con esto colabora mucho, también pueda hacerlo con respeto por el otro, pudiendo entender que -a veces- los trabajos tienen sus tiempos y hay mucha gente involucrada en cada acción que encaramos. Pero la idea es HACER, HACER y HACER, que es lo que quiere el socio y lo que queremos desde Interior. ¿Cómo te imaginás el Hacoaj de los próximos años? Lo veo mejor de lo que estamos hoy,progresando año a año. Hay mucha gente joven involucrada con el Club, con ganas de hacer y aportar; eso es muy valioso. Hacoaj para mí es un sentimiento. Un espacio que dio muchas cosas en mi vida: deportes, amigos, un lugar donde estary muchomás.Creo que llegó el momento de devolverle al Club algo de lo que me dio. Lo importante, aparte, no es solo el empuje que uno le puede poner a cada tema, sino el amor con que se lo hace. Y eso no solo lo siente uno, sino el socio también. Quiero hacer participesde toda esta tarea a Ismael Gervassoni y Carlitos Bonaduce como Intendente y Sub Intendente. Junto conmigo y este equipo, estamos al pie del cañón en todo. Todos le ponen mucho empujey compromiso, por eso les agradezco; como así también al Consejo Directivo, que apoyan fuertemente la gestión que estamos llevando a cabo desde Interior. ALEJANDRO KRONIK N° de Socio 6449


PADRES E HIJOS

108


109


JUDO HACOAJ

Pasión y acción más allá de las palabras

Se caen y se vuelven a levantar, una y otra y otra vez. Con tesón, con insistencia, con mucha fuerza y algo de picardía buscan el punto exacto para aplicar una palanca en la que el otro -el rival ocasional- caiga por su propia fuerza. “Ceder para vencer” es uno de sus lemas centrales. Y eso se entiende desde una perspectiva muy especial, cuando se hacen realidad las palabras del maestro máximo del Judo, Jigoro Kano, quien postulaba que: “El adversario es un compañero necesario para el progreso; la vida de la humanidad está fundada sobre esa base”. El retrato de Jigoro Kano preside los espacios de práctica del Judo en Hacoaj. En el tatami del 3° subsuelo de Capital y en el del 1° piso del Edificio Central de la Sede Tigre su mirada seria y apacible parece ahondar en el constante accionar de nuestros judocas, que siempre se están preparando para un desafío mayor. En su práctica hay mucho de disciplina basada en una mirada oriental y milenaria que busca el equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Así impulsados por alcanzar el ideal, hace ya 19 años nació una “idea loca”: organizar una Copa Internacional de Judo con sede en Hacoaj. Y todo se hizo a pulmón, con perseveran-

111

cia y mucha entrega, hasta lograr que este torneo sea considerado entre los más importantes del calendario deportivo, y clasificado como Clase A por la Confederación Argentina de Judo. Un torneo altamente ponderado por su calidad organizativa, que convoca a judocas de gran parte de nuestro país y de países hermanos como Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile. Otra de las características de este encuentro es que incluye a deportistas de todas las edades y categorías, como así también un encuentro de Escuelas Deportivas. La próxima edición se realizará en la Sede Tigre Maliar, el sábado 22 de mayo. “Desde que el Maestro Jigoro Kano creara el judo en 1882, hay muchos que lo consideramos no solo un deporte, sino también un estilo de vida”, explica Marcelo Martín, integrante de la Sub Comisión de este Deporte y miembro del equipo Macabeo de Hacoaj, es decir, de la Argentina. Según la UNESCO, el judo es el mejor deporte para la formación de los 5 a 21 años. “La razón -explica Marcelo- es que a los niños y no tan niños que lo practican les garantiza equilibrio y una capacidad visual espacial muy avanzada, es decir, identifican rápidamente los espacios, así como la posibilidad de autoconocerse física y psicológicamente más y mejor”. Más allá de los beneficios físicos y mentales, quienes aman el Judo lo viven con total pasión. “Es algo que no se puede


explicar con palabras sino que se siente con el corazón… difícil de transmitir y hermoso de vivenciar. Cada dojo (espacio destinado a la práctica) es un templo sagrado, cada adversario un compañero de mismas sintonías y cada entrenamiento un disfrute de sentirse vivo y pleno”. El Judo de Hacoaj es, como dijimos, sinónimo de Judo argentino a nivel macabeo. Nuestros equipos nos vienen representando con gran éxito a nivel Panamericano e Internacional en Israel, desde hace varias ediciones. Lograr clasificar y participar es, desde siempre, una gran meta colectiva para un deporte individual en el que –si bien cada luchador está sólo en el tatami- siente junto a sí la presencia de todo el equipo. “Cierro por un instante los ojos subido al escalón más alto de ese amesetado mueble de tres niveles denominado podio y mi cuerpo y mi alma se estremecen y vuelan… El sueño de la primera medalla dorada de Judo Argentino en Juegos Macabeos Mundiales en Israel es una feliz realidad”, escribió Marcelo Martín hace tres años, en Israel 2013. “Siento una felicidad proporcional a la magnitud del evento, que por cierto es inconmensurable y difícil de transmitir. Estoy convencido que este logro es el resultado de 40 años de judo recorridos, con 8 Juegos Macabeos Mundiales y otros tantos Panamericanos, donde fue fundamental la perseverancia y actitud proactiva, traducida en tediosos pero útiles uchikomis, arduos y duros stegueikos y sudorosos y fuertes randoris. Y sobre todo, el convencimiento y actitud para sostener un proyecto y una idea fija llamada “sueño dorado macabeo mundial”. Detrás de estas palabras, resuenan una vez más las enseñanzas de Jigoro Kano: “La meta es conseguir un cuerpo fuerte y sano al tiempo que se trabaja el carácter por medio de la disciplina moral y mental. El Judo no debe ser revestido con una etiqueta nacional, racial, política, personal, sectaria”.

112


ABRAZOS DEL ALMA

114


Domingo lluvioso pero hermoso

116


117


118


119


MESAS

120


121


también en Quilmes. Después nos mudamos a Núñez, donde entrené con Alejandro Cerúndolo 2 años y actualmente me encuentro entrenando con el equipo de tenis Gaidano-Veraldi en el Clú en Saavedra.

Morena HerrerA Primeros pasos y gran proyección “Siempre estaré agradecida a Hacoaj por abrirme las puertas del club y hacerme sentir que pertenezco a esa gran familia. ¡Estaré siempre orgullosa de vestir la camiseta de HACOAJ!” More tiene 10 años y tiene una impresionante proyección deportiva. Tenemos el orgullo de contar con ella en Hacoaj, donde nos representa en Tenis. Conozcamos su presente e imaginemos juntos su futuro.

¿Cómo, cuándo, dónde y por qué empezaste a jugar al tenis? En el año 2009 tenía 5 años, acompañaba a mi papá y a mi hermano Brian a entrenar. Yo juntaba las pelotas para guardarlas en el canasto, ahí quise probar con la raqueta. Me empezó a gustar y golpeé las primeras pelotas. Me gustó mucho esa sensación de pelotear, jugar al tenis. Luego mis padres me llevaron a “Supertenis Escuelas” con Marcelo García en Quilmes. Empecé con la escuelita, y me enganché. Así rápidamente pasé a pre-entrenamiento. Mi hermano mayor Brian siempre me peloteaba y ayudaba para que yo pudiera mejorar. La verdad es que me ayudó muchísimo. Parte de mi progreso se lo debo a él que, con paciencia, me peloteaba, explicaba, e insistentemente me incentivaba y elogiaba. A los 6 años comencé a competir en Sub 10 y a los 7 años pude ganar mi primer Torneo Nacional Grado 3 en Chascomús en canchas duras. En ese torneo las demás chicas tenían 10 años. Fue increíble la sensación de haber ganado ese primer torneo siendo tan chica. Luego entrené con Laura Montalvo,

124

¿Cuánto entrenás, qué comés y cómo te cuidás para ser la N° 2 del ranking de singles y N° 1 en dobles? Entre físico y tenis, de lunes a viernes, tres horas por día y los fines de semana juego interclubes para Hacoaj. O algunas veces estoy en algún torneo nacional de la AAT Siempre trato de alimentarme bien. Desayuno bien y completo, en los torneos, al medio día como pastas y proteínas con hidratos por la noche, durante los partidos como frutas secas o barritas de cereales. La nutricionista me dio un plan nutricional integral para que mi mamá Andrea vea cómo hacerlo, para que yo esté mejor alimentada para las exigencias deportivas que requiere mi entrenamiento y competencia. En el último torneo (grado 1) jugué 9 partidos en 4 días y la alimentación es fundamental para afrontar ese desgaste físico Edad, altura, peso. Primario. Hincha de... El 10 de marzo cumplí 12 años, estoy midiendo 1,52 mts., peso 41,5 kilos, estoy en séptimo grado del turno mañana de la Escuela 20 Vicealmirante Montes, en Núñez y soy hincha fanática del más grande “River Plate”. Cuando no estoy compitiendo me encanta ir al Monumental con mi familia a ver a River. ¿Qué torneos vas a jugar en el 2016? Este año, para comenzar la preparación a la competencia, jugué en Buenos Aires dos torneos Nacionales Grado 3 que los pude ganar. Luego jugué un nacional grado 2 en Villa María, Córdoba donde pude ganar el torneo en single y en dobles. A continuación jugué el Nacional Grado 1 en Pinamar, donde volví a ganar el torneo de dobles con mi compañera cordobesa y perdí la final del single. De acá a fin de año tengo obligatoriamente, por mi ranking nacional, que jugar cuatro nacionales grado 2 y cuatro nacionales grado 1. En noviembre se juega el Master de la AAT. Espero poder clasificar y seguro, después de junio, comenzaré a jugar los nacionales


Grado 3 en la categoría sub 14. Y por supuesto, voy a seguir jugando interclubes para Hacoaj en mi categoría y las que me necesiten. ¿Quiénes son tus ídolos en el tenis y por qué? En varones me gusta mucho Rafa Nadal por su entrega y mentalidad ganadora y en mujeres Serena Williams por su tenis agresivo y su entrega física. ¿Qué cosas dejas de lado para dedicarte full time al tenis? Muchas veces no puedo ir a los cumpleaños o a salidas con amigas. Me ha pasado muchas veces estar en competencia en alguna provincia el día de mi cumpleaños, el cumpleaños de mis padres o de mi hermano Brian. Con el tiempo me fui acostumbrando ya que siento pasión por el tenis y es lo que me gusta hacer; el calendario hay que respetarlo tal cual está programado. También muchas veces debo dejar de lado comer cosas que, a veces son ricas, pero no me hacen bien… ¿Qué opinan tus papás de tu amor por el tenis? Mis padres siempre me apoyan, incentivan, acompañan y están a mi lado colaborando en lo que yo necesite. Por un tema de trabajo, este año mamá no pudo acompañarme. Viajé con mi papá a Córdoba y Pinamar, aunque a Santa Cruz de la Sierra viajaré sola (sin mis padres) con el equipo de desarrollo de la AAT (Asociación Argentina de Tenis). Siempre siento, y sé que mis padres están a full apoyándome y ayudándome para que pueda seguir progresando en el tenis, que es mi pasión. ¿Dónde te gustaría estar de acá a 10 años? Dentro de 10 años me encantaría poder cumplir el sueño de llegar a jugar profesionalmente y, aunque sé que el camino es largo y duro, dejaré todo para poder cumplirlo. Acabas de firmar tu primer contrato con Head. ¿Qué sensación tenés? Lo del contrato con Head fue una alegría enorme. El tenis es un deporte muy caro, y que la gente de Head haya decidido apoyarme siendo tan chica me produce un gran orgullo.

125

Realmente no tenemos más que palabras de agradecimiento para con ellos tanto de mi parte como la de mi familia. El contrato es por dos años y me proveerán todo el equipamiento necesario para poder competir. ¿Qué significa jugar el Sudamericano representando a la Argentina? Lo del Sudamericano es una experiencia nueva. Todavía no caigo de la importancia de lo que pude conseguir, lo que estoy viviendo… Me pone muy feliz poder representar al tenis argentino, a mi país, vestir los colores de mi bandera y saber que tengo un lugar entre las mejores jugadoras de Sudamérica de mi categoría, es un orgullo enorme ya que es la primera vez que competiré fuera del país. Una anécdota A los 6 años fui a Pegamino, a jugar mi primer torneo Grado 3 Sub 10 y perdí en primera ronda. Yo no sabía contar los tantos y en un momento la chica me llamo a la red y me dijo que el partido había terminado. Cuando salí, sin entender demasiado, pero triste, le pedí a mi papá que me agarrara a “upa” y me puse a llorar. Siempre lo recordaré como parte del camino recorrido para llegar a este presente… ¡Perder es parte del camino para ganar!

SOBRE MI Deportista Leo Ponzio. Una Comida Un buen asado. Torneo de Tenis Roland Garros. Un club Son dos. River Plate y Hacoaj. Una golosina Chocolate. Un sueño Poder llegar a lograr, en el futuro, ser tenista profesional y jugar con las mejores tenistas del mundo.


TALENTOS

128


129


hinchada del naĂştico

132


133


hincha de River. Estoy casado y tengo un hijo. Hice mi bar mitzvah en Bet El. Fin de semana perfecto Fútbol, asado, mirar a River, todo con familia y amigos.

DIEGO SLOTNISKY Campeón con Olvidate, en el Interno de fútbol, Diego nos cuenta la pasión de jugar con su hermano mellizo y sus amigos del alma.

¿Cómo, cuándo y por qué te haces socio de Hacoaj? A los 12 años yo jugaba con mis amigos del primario en Gurei Tzion. Cuando me cambié de colegio a ORT me hice amigos que jugaban en Hacoaj y me convencieron para que me uniera a ellos. Desde ese momento que hice todas las inferiores en el club. ¿Cómo formaron el equipo OLVIDATE, campeón del último interno del club? nombra a sus integrantes. El equipo nació hace 7 años. Junto a mi hermano David y otros amigos (Matías Pérez, Federico Mizrahi, Matías Weis, Daniel Swarc, Brian Pochne, Alexander Camjalli) formamos un equipo de futbol 7. Jugamos varios torneos y hace dos años logramos sumar amigos: Nico Grossman, Pablo Lewen, Melli, Paco, Tomi, Santi, Grinba, Eze Cazap, Naftu, Ale Kollmann, Dan que además, muchos de ellos jugamos en inferiores del club juntos. Así formamos Olvidate 11. ¿Qué lugar ocupa Hacoaj en tu vida? Sin lugar a dudas un lugar muy importante. Tengo varios amigos y familia en Hacoaj, que es donde compartimos varios fines de semanas, asados, fútbol, descanso. Edad, altura, peso. Primario, secundario, universidad. Hincha de... ¿Casado ? Hijos. Hice mi Bar Mitzvah en... Tengo 29 años. Mido 1,78mts. Hice el primario en Bet El, el secundario ORT Montañeses y la universidad en la UBA. Soy 134

Una anécdota futbolista. Viajamos hace poco a ver a River en Japón, junto a amigos y familia. Ahí, en Japón, en la calle me confundieron con un jugador de futbol y me pidieron un autógrafo con birome en la parte trasera de su Iphone. Currículum vitae en el deporte, Desde los 5 hasta los 12 años jugué en Gurei Tzion, varios años en fútbol 5 y varias veces campeón. El resto, en Hacoaj. Compartí plantel con otras categorías más grandes y pude festejar varios campeonatos. El más importante, sin lugar a dudas, fueron las Macabeadas en Miami, en representación de Argentina.

SOBRE MI Un deportista Messi Una comida Asado / carne Un perfume Hugo Boss Próximo viaje Miami Programa o serie de tele Homeland Un hobby Tocar el piano Un lugar en el mundo Un campo Un sueño Disfrutar un River campeón en cancha, junto a mi hijo, hemandos, sobrinos, cuñado y primos.


INTERNO JUAN OFMAN

135


HOCKEY

138


INSTANTES MÁGICOS

140


EL AMOR ES ASÍ

142


ENCUENTROS ÚNICOS

144


FÚTBOL

146


147


el mejor equipo del mundo

148


149


BELLEZAS DEL NÁUTICO

150


ACTITUD POSITIVA

152


153


EN BLANCO Y NEGRO, EL NÁUTICO

156


HACOAJ EN BOCA JUNIORS

158


159


160

Hacoaj, Vivir en Felicidad n° 24  

By AE Sports

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you