Issuu on Google+

Acuerdo DE COOPERACIĂ“N entre USAID y CCAD para apoyar el cumplimiento de los compromisos ambientales del DR-CAFTA

RESULTADOS 2006-2012


Acuerdo de Cooperación USAID-CCAD

De manera transversal, en cada uno de los procesos impulsados por la cooperación ambiental de USAID y CCAD se ha promovido la más amplia participación pública y transparencia para apoyar una toma de decisiones informada y para promover una sociedad civil que participe activamente y contribuya en la observancia de las leyes respectivas, un factor crucial para asegurar la sostenibilidad de las iniciativas impulsadas.


Actores Públicos, Privados y de Sociedad Civil trabajando juntos para cumplir los Compromisos Ambientales del DR-CAFTA

A

partir de la firma en el año 2005 del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y los Estados Unidos (DR-CAFTA), el Gobierno de los Estados Unidos y los gobiernos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana han estado trabajando para mejorar el comercio y el ambiente en la región. El capítulo 17 del Tratado requiere que los países establezcan altos niveles de protección ambiental y que mejoren y hagan cumplir sus leyes.

Para avanzar en el cumplimiento de los compromisos ambientales del Tratado y superar los desafíos relacionados con la implementación, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) firmó un Acuerdo de Cooperación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), como socio estratégico, para apoyar a los países DR-CAFTA en varios procesos orientados a fortalecer la gestión ambiental, favorecer una mayor aplicación y cumplimiento de las leyes ambientales, y un mejor desempeño ambiental del sector privado. Socios Estratégicos En el proceso de la cooperación ambiental DR-CAFTA de USAID y CCAD se ha contado con diferentes socios estratégicos que han sido fundamentales para el logro de los objetivos. A nivel regional principalmente el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones de Costa Rica (MINAET); el Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales de El Salvador (MARN); el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala (MARN); la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente de Honduras (SERNA); el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales de Nicaragua (MARENA); y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana. A nivel extra regional, el Departamento de Estado de los Estados Unidos (USDOS); la Agencia de los Estados Unidos para la Protección Ambiental (USEPA); el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (USDOJ); el Departamento del Interior (USDOI); y la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio (NASA).


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Como resultado de una debilidad en la aplicación y cumplimiento de las regulaciones, falta de estándares adecuados y limitada capacidad de control, existen altos niveles de contaminación del agua, suelo y aire en la región. La cooperación ambiental de USAID y CCAD ha llevado a la región a avanzar en la gestión integral de los residuos sólidos, las aguas residuales y la calidad del aire, a fin de impactar positivamente en la salud y el ambiente. Adicionalmente, ha mejorado la calidad de los Estudios de Impacto Ambiental, haciendo eficiente y eficaz su revisión o evaluación; además de apoyar las funciones de seguimiento y control a través de la auditoría y ampliar la masa crítica de la región, para conformar equipos técnicos con las competencias suficientes que mejoren las propuestas técnicas.

Avance en la Gestión Integral de Desechos/ Residuos Sólidos

C

ada año Centroamérica y República Dominicana producen, en promedio, 20,000 ton/día de residuos y desechos sólidos, y aunque algunos países cuentan con rellenos sanitarios y botaderos controlados y sus leyes y reglamentos nacionales establecen la disposición final en rellenos sanitarios, la mayor parte de desechos siguen siendo depositados al aire libre (Fuente: OPS/OMS 2003).

Por ello, la cooperación ambiental de USAID y CCAD, con la asistencia técnica de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA), ha apoyado a los países DR-CAFTA en la disminución de la contaminación generada por los residuos y desechos sólidos, a través de la implementación de diferentes actividades regionales y nacionales. El proceso tomó como punto de partida la existencia de un marco normativo regional armonizado para la gestión integral de residuos, elaborado por la CCAD y que sirvió de base y referencia a los países, para la formulación de sus propias normativas. En Costa Rica se apoyó al Ministerio de Salud y al Ministerio de Ambiente para ejecutar una campaña nacional de sensibilización sobre la nueva Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos, especialmente a nivel de los actores públicos, en las 82 oficinas territoriales del Ministerio de Salud, como ente rector; y en las 9 Direcciones regionales del Ministerio de Ambiente como aliado estratégico en la aplicación de la normativa. Lo anterior, a fin de convertirlos en agentes multiplicadores del mensaje en sus respectivas jurisdicciones. En El Salvador se facilitó una propuesta para la revisión y ajuste de la Política Nacional de Manejo Integral de Desechos Sólidos, cuyos contenidos sirvieron de referencia para el capítulo correspondiente de la Política Nacional de Medio Ambiente actualizada, aprobada en 2012. En Guatemala se apoyó la formulación del Reglamento de un anteproyecto de Ley de Desechos Sólidos que estaba lista para aprobación del Congreso; mientras que en Nicaragua se facilitó la elaboración de una propuesta de Política de Manejo Integral de Desechos Sólidos y Normas Técnicas Nacionales sobre el tema.


Otra de las iniciativas impulsadas en el tema de desechos/residuos sólidos tuvo como objetivo final lograr que todos los países construyan rellenos sanitarios para la disposición final con tecnología e infraestructura adecuada para su tratamiento. Sin embargo no había en la región sólida experiencia en la construcción y operación de este tipo de infraestructuras, ni tampoco por parte de las autoridades para inspeccionar y monitorear la construcción y operación. Por ello, USAID y CCAD trabajaron con el apoyo técnico de USEPA en la elaboración de dos instrumentos importantes: el Manual de Protocolo de Construcción de Rellenos Sanitarios con Revestimiento Compuesto, y el Protocolo de Inspección para la Operación de nuevos Rellenos Sanitarios de Desechos Sólidos, los cuales dictan las pautas a seguir para que las instituciones nacionales o locales responsables puedan inspeccionar, auditar y evaluar tanto en el proceso de construcción como de operación de estas instalaciones, a fin de que no cause molestias ni peligros para la salud pública, ni tampoco perjudique el medioambiente. Un proyecto piloto de aplicación del Protocolo de Operación ha sido realizado con éxito en El Salvador, así como también se ha utilizado como documento de referencia el Protocolo de Construcción para dos nuevos rellenos sanitarios en el país.

La importancia que tuvo la cooperación que nos dio la CCAD es que nos permitió llevar a todo el país el explicarles que era la Ley, la nueva filosofía de la gestión integral de residuos, que conocieran los reglamentos…” Eugenio Androvetto, Dirección de Regulación de la Salud, Ministerio de Salud, Costa Rica, sobre el proceso de sensibilización de la Ley para la Gestión Integral de Residuos Sólidos.

El impacto principal fue tener casi 400 personas capacitadas en el tema, que a su vez tienen la responsabilidad de multiplicar esos conocimientos en sus niveles locales en sus comunidades y en sus regiones; también que esta actividad era intersectorial, involucrando a la comunidad y otras entidades como ministerios de Ambiente, Ganadería, Educación…”.

Olga Segura, Ministerio de Salud, Dirección de Planificación Estratégica y Evaluación Integral de la Salud. Responsable de la Política Nacional, Plan Nacional, y de los Planes Municipales de Gestión Integral de Residuos Sólidos.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Nos ha servido (el Protocolo) como un complemento a las especificaciones ya existentes para asegurar que la calidad al final del relleno resulte en un mejor grado de seguridad y una mejor obra construida, basados en estándares aplicados en países de primer mundo…viene a llenar un vacío, ya que nosotros utilizamos especificaciones típicas sobre todo de construcción de carreteras y otro tipo de obras de terracerías. No existía esta herramienta que consolidara una serie de especificaciones propias para rellenos sanitarios y que las aglutinara en un documento… tanto como diseñadores como para supervisores y constructores, facilita la ejecución de un proyecto.” Erick Ernesto García, Representante Legal EcoTrans, supervisión de la construcción del relleno sanitario en Ahuachapán, El Salvador, al referirse a la aplicación del Manual de Protocolo de Construcción de Rellenos Sanitarios con Revestimiento Compuesto.

Adicionalmente, USEPA elaboró tres Guías Técnicas para el manejo de residuos peligrosos o especiales: lámparas fluorescentes compactas, mercurio y baterías secas, de manera que los países tengan un referente regional para preparar sus propios instrumentos internos para manejar estos residuos especiales. Finalmente, USAID y CCAD impulsaron la creación y desarrollo de la denominada Bolsa de Residuos Industriales de Centroamérica y el Caribe, BORSICCA (www.borsicca.com); una plataforma electrónica para promover la compra-venta de residuos y desechos con potencial para ser reutilizados, como plásticos, papel, cartón, metales, vidrio, madera, llantas, aceite, residuos orgánicos y otros materiales no peligrosos; permitiendo el aprovechamiento o reincorporación de estos a diferentes cadenas productivas que se desarrollan en la región; y contribuyendo a reducir la presión del manejo de estos desechos en los botaderos y rellenos sanitarios. Inaugurada en agosto de 2009 y actualmente presente en todos los países DR-CAFTA, BORSICCA comercializa anualmente cientos de toneladas de residuos y desechos sólidos y cuenta con decenas de clientes en cada uno de los países. El mecanismo es a la fecha sostenible y cada nodo nacional es administrado por el respectivo Centro Nacional de Producción más Limpia o la Cámara de Industria. BORSICCA ha resultado ser una plataforma propicia para la generación de nuevas oportunidades de negocio y de generación de empleo.


Estándares de Desempeño Ambiental e Instrumentos para una mejor Gestión de Aguas Residuales

C

on pocas excepciones, los límites de vertido establecidos en las normas nacionales para el control de los vertidos de aguas residuales de diversas actividades económicas o sectores productivos han carecido de sustento científico, lo que ha ocasionado que en algunos casos estas normas sean demasiado permisivas, por un lado, o sumamente prohibitivas, por el otro; situaciones que han fomentado cierto grado de indiferencia ante la necesidad del tratamiento de efluentes; inoperancia tanto de entes regulados como reguladores, inaplicabilidad de las normas; impunidad ante incumplimientos; e incluso actos contrarios al buen criterio ambiental y de salud pública. Ante esta realidad, la cooperación ambiental de USAID y CCAD; la asistencia técnica de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA); las autoridades ambientales y las instituciones responsables del manejo y monitoreo de las aguas residuales de cada país, participaron en el diseño de la Norma Modelo de Aguas Residuales para Centroamérica; una metodología científica que estableció 12 elementos básicos para la adecuada gestión de las aguas residuales. La también denominada “Norma Modelo para Aguas Residuales” fue aprobada por el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la región en 2005 y a partir de 2006 la cooperación ambiental de USAID y CCAD facilitó un proceso, primero, de divulgación de la norma y, posteriormente, para la adaptación progresiva de los elementos básicos. A la fecha, todos los países DR-CAFTA tienen activos procesos para incorporar al menos los cuatro primeros elementos de la Norma Modelo Regional a su gestión de aguas residuales.

USAID y CCAD han impulsado el proceso para la implementación de uno de los elementos básicos de la Norma Modelo, específicamente el relacionado con los estándares de desempeño de aguas residuales para 6 sectores productivos en la región (mataderos, lácteos, granjas porcinas, hoteles, textiles y beneficios de café). Para ello se ha utilizado la metodología de la “mejor tecnología práctica disponible” definida como “la mejor de las tecnologías prácticas o métodos de operación disponible para prevenir, reducir y controlar la contaminación proveniente de una fuente, que sea técnica y económicamente sostenible para la región”.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Como resultado de este proceso se tuvo proyectos piloto para la aplicación de la metodología y la identificación de la mejor tecnología práctica disponible para el sector definido como prioritario por cada uno de los países: Honduras-matanza avícola; Nicaragua-productos lácteos; y Costa Rica-lodos. Asimismo, se proporcionó el fortalecimiento de capacidades para su aplicación y su uso para el mejoramiento de la regulación existente en los países. En otro proceso técnico, siempre con el apoyo de USAID-CCAD y USEPA, se formuló el “Manual para el Manejo de Aguas Residuales Domésticas en Centroamérica y República Dominicana”; una herramienta de información para mejorar el manejo y la disposición final de estos efluentes, el cual recopila las observaciones y las experiencias de trabajo de varios expertos de América Latina que han formado parte del esfuerzo por proveer soluciones viables para tratar las aguas residuales domésticas en países en vías de desarrollo. Finalmente, de manera particular en Guatemala, y considerando la compleja situación social actual y el deterioro de los bienes y servicios naturales y el ambiente en la Cuenca del Lago de Atitlán, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con el apoyo de USAID y CCAD, formuló una propuesta de Reglamento de las descargas y reuso de aguas residuales y la disposición de lodos, que sirvió de base para el Reglamento de Vertidos para Cuerpos Receptores de la Cuenca del Lago de Atitlán y su Entorno.

A raíz de la consultoría (proyecto piloto) se logró determinar que existían cinco plantas de tratamiento de lodos a nivel nacional, cuyas eficiencias no conocíamos; además se caracterizó los lodos de tipo ordinario, tanto en la parte físicoquímica como bacteriológica, y se escogieron seis plantas de tratamiento industriales, a fin de hacer la determinación del contenido de metales pesados y lodos de plantas potabilizadoras. Gracias a estos resultados el Ministerio de Salud realizó una propuesta de manejo integral de lodos y biosólidos y se incorporaron, para establecer los límites máximos permisibles, los resultados que se obtuvieron en esa consultoría”. Ana Villalobos Dirección de Garantía, Coordinadora de Aguas Residuales y Lodos, Ministerio de Salud Costa Rica.


Fortalecimiento de la Revisión de la Evaluación de Impacto Ambiental

Hemos podido fortalecer las herramientas para mejorar la evaluacion de los proyectos; fortalecer el recurso humano a través de las capacitaciones y atender el fortalecimiento de los prestadores de servicio; además de tener herramientas para mejorar los análisis en los estudios de impacto ambiental. Con esto estamos logrando eficientizar el proceso, reduciendo tiempos, logrando incorporar medidas no solo para reducir el impacto ambiental sino también el riesgo”. Silvia de Larios, Directora de Evaluación y Cumplimiento, Minisiterio de Medioambiente y Recursos Naturales de El Salvador, sobre el proceso de fortalecimiento de EIA.

E

l Programa para fortalecer la revisión de las evaluaciones de impacto ambiental (EIA) del DR-CAFTA fue una de las prioridades de la cooperación ambiental en el marco del Tratado; sobre todo por la importancia de este tema dentro de la agenda comercio-ambiente. Fue coordinado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA) y apoyado por la cooperación ambiental de USAID y CCAD. A nivel regional se entrenó más de 300 profesionales en la evaluación de impacto ambiental, enfocándose en los revisores y futuros capacitadores de EIA, así como en personal de varios ministerios, municipalidades, compañías consultoras y la Academia. Adicionalmente se apoyó la implementación de una herramienta georeferenciada que facilita el proceso de revisión ambiental y planificación de proyectos relacionados con el ambiente, además de haber entrenado el personal para utilizarla y actualizarla con el diseño y datos especificos.

Asimismo, USEPA con la ayuda de expertos internacionales y de los países del DR-CAFTA, elaboró tres guías para la revisión técnica de EIA y términos de referencia para sectores de alto impacto, como es el caso de la minería metálica y no metálica; la generación y distribución de energías renovables y no renovables; y finalmente para grandes proyectos turísticos. Con el soporte de USAID y CCAD se realizó la edición, impresión, distribución y capacitación en el uso de estas guías.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Tenemos personal capacitado en la institución y fuera de la institución; tenemos instrumentos técnicos, metodológicos y legales que están sirviendo para una mayor agilidad y fluidez del proceso de evalaución de impacto ambiental y del control mismo; de igual manera se han desarrollado instrumentos de transparenecia y participación ciudadana que le han dado a este procesos de EIA un cambio; ahora se maneja con mayor transparencia y agilidad”. Julio Eguiguren, Director General de Evaluación y Control Ambiental, Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente de Honduras, sobre el proceso de fortalecimiento de EIA.

El Registro Nacional de Evaluación Ambiental (RENEA) nos ha permitido pasar de los registros manuales a los registros electrónicos. Creemos que esto, para efectos de seguimiento y para mantener la información de manera segura y transparente, disponible a las autoriudades y, en una segunda fase, al público en general, es una herramienta muy importante que nos ayuda ha hacer transparente nuestros procesos”. Hilda Espinoza, Directora General de Calidad Ambiental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales de Nicaragua, sobre el proceso de fortalecimiento de EIA.

El programa de mejoramiento de la EIA también ha apoyado en la formulación de reformas de procedimientos y marcos legales. USEPA realizó un estudio diagnóstico del proceso de EIA en los países DR-CAFTA, validado por los directores, en el cual se identificaron recomendaciones de potenciales reformas para mejorar la aplicación de este proceso. Tomando como base dichas recomendaciones USAID y CCAD apoyaron la elaboración de una Guía de Participación Pública/Ciudadana en el proceso de revisión de EIA para El Salvador, Honduras y Nicaragua; y la formulación de una Guía para la elaboración de Planes de Gestion Ambiental en Guatemala. Por otro lado, en 17 delegaciones regionales del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Nicaragua la cooperacón ambiental de USAID y CCAD apoyó la implementación en 2008 del Registro Nacional de Evaluación Ambiental (RENEA); una plataforma electrónica que permite dar seguimiento al proceso de EIA, favoreciendo con esto la gestión ambiental descentralizada.


Fortalecimiento de Auditorías Ambientales y Certificación de Prestadores de Servicios Ambientales

L

os países no habían sido efectivos en la implementación de las auditorías ambientales y esto se agravaba al observar que los sistemas de certificación y registro de consultores y auditores ambientales no habían sido implementados o no cumplían con sus objetivos, dirigidos a garantizar la competencia de los prestadores de servicios ambientales, así como su gestión ética y responsable.

Ante tal situación, la cooperación ambiental de USAID y CCAD apoyó un proceso para fortalecer la competencia de los consultores e implementar las auditorías ambientales de cumplimiento legal en los países, con la formulación de dos instrumentos: el Modelo Regional Armonizado para la Certificación y Registro de Prestadores de Servicios Ambientales, que incluyó una propuesta técnica para garantizar la competencia de los consultores y auditores ambientales basada sobre la norma ISO/IEC 17024); y el Modelo Regional de Auditoría Ambiental Obligatoria y Voluntaria, que consistió en una propuesta conceptual y metodológica para garantizar un control y seguimiento ambiental estatal efectivo. Con el Modelo Regional de Certificación y Registro se apoyó a Nicaragua, Costa Rica y Guatemala en la elaboración de propuestas de instrumentos operativos; de requisitos para la certificación y registro; y los programas de formación. En Costa Rica se facilitó la propuesta del Sistema y su Reglamento para la Certificación y Registro de Gestores Ambientales en Costa Rica; mientras que en Nicaragua y Guatemala el sistema propuesto está siendo analizado para su implementación.

En El Salvador se apoyó la elaboración y aprobación oficial del Manual del Sistema de Certificación y Registro de Prestadores de Servicios Ambientales y de Modificaciones al Reglamento General de la Ley del Medio Ambiente en materia de Certificación y Registro. Derivado de este resultado, el Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales realizó el primer programa de capacitación de “Evaluación Ambiental y Gestión de Riesgos Ambientales”, dirigido a 110 prestadores de servicios ambientales, como parte de un eventual proceso de certificación. En relación al Modelo Regional Armonizado de Auditorías Ambientales, se fortaleció la capacidad de los países a través de la propuesta de ajustes a la regulación, elaboración de instrumentos operativos de las auditorías ambientales, capacitación a auditores ambientales y desarrollo de auditorías piloto. En Costa Rica se aprobó la propuesta del Manual de Instrumentos Operativos de Auditoría Ambiental, actualmente implementado. En Nicaragua se logró la modificación de la ley que incorpora los requerimientos de la Auditoría Ambiental y de la Certificación y Registro de Consultores y Auditores Ambientales. Producto de este lineamiento se creó capacidad instalada en cada una de las Delegaciones Ambientales, apoyando la gestión de control y seguimiento de manera descentralizada. En El Salvador se logró implementar un nuevo proceso de Auditorías Ambientales. Finalmente, en Guatemala se creó la Unidad de Auditorías Ambientales, fortaleciendo la capacidad del Ministerio del Medioambiente y Recursos Naturales, además de realizar auditorías piloto.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Inventarios de Contaminantes para mejorar la Gestión Integral de la Calidad del Aire

Lo consideramos como un hito de gran importancia que el país pueda contar con este instrumento que nos va a servir indudablemente para planificar y gestionar. Hasta ahora, aunque tenemos normas de calidad del aire y aunque conocemos algunas de las fuentes emisoras y tenemos el control de esas fuentes, no teníamos realmente datos que nos permitieran ir más allá” Zoila González, Viceministra de Gestión Ambiental de República Dominicana, al referirse al Inventario de Emisiones

E

xisten en Centroamérica y Republica Dominicana serias limitantes en la gestión de la calidad del aire. Altos niveles de contaminación del aire que cada año cuestan a los gobiernos millones de dólares, debido a la atención de enfermedades respiratorias.

Ante esta realidad, la cooperación ambiental de USAID y CCAD, con el apoyo técnico de USEPA ha promovido en los países DR-CAFTA una gestión integral de la calidad del aire que permita establecer normas y estrategias para el control de contaminantes que puedan hacer daño a la salud. Con el objetivo de viabilizar un instrumento desarrollado en el año 2008 por CCAD denominado “Modelo de Procedimiento para la preparación de un Primer Inventario de Emisiones”, se tomó la decisión de apoyar el desarrollo, durante el año 2010 en Costa Rica, del primer “Inventario de Emisiones de Contaminantes Criterio al Aire, del Área Metropolitana de San José”, tomando como base datos del año 2007, y cuyos resultados fueron presentados oficialmente en febrero de 2011. Posteriormente, tomando como base la metodología exitosa del inventario de Costa Rica, iniciaría la elaboración de inventarios similares en Guatemala, El Salvador, Honduras y República Dominicana, tomando como base los datos del año 2009, los cuales fueron finalizados y presentados oficialmente en cada país.


El inventario es una de las herramientas, junto con el monitoreo de la calidad del aire, de las más importantes para adoptar las estrategias de una gestión integral de la calidad del aire”. Julio César Campos Paíz, Consultor-Asesor de Aire, de la Dirección General de Cambio Climático del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales de Guatemala, al referirse al Inventario de Emisiones.

Los inventarios tienen como objetivo determinar el aporte de cada sector económico en las emisiones totales, estimando su incidencia en la calidad del aire; para que posteriormente las autoridades nacionales puedan establecer estrategias de control y prevención de la contaminación a corto, mediano y largo plazo. De esta manera la región cuenta ahora con información de línea base confiable para la toma de decisiones sobre políticas públicas en materia de calidad del aire. Asimismo, permite vincular, a través del carbono negro, la contaminación que afecta la calidad del aire e incide en el Cambio Climático, con el propósito de establecer estrategias regionales y nacionales que en forma integral aborden ambas problemáticas.

La importancia de contar con inventarios por país y a nivel regional es sumamente importante porque la calidad del aire no es un tema que podamos manejar únicamente a nivel de país; hay un traslado de contaminantes a lo largo de todo el mundo. Conocer los comportamientos tanto a nivel de país como de la región, nos puede ayudar a generar estrategias integrales y regionales en ese sentido”. Kathia Aguilar Martín, Especialista de Investigación y Desarrollo del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones de Costa Rica, al referirse al Inventario de Emisiones.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


GESTIÓN AMBIENTAL FORTALECIDA

Mejor Manejo de Contaminantes y su Transferencia

C

on el propósito de mejorar la transparencia y participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones ambientales, se proyectó el fortalecimiento de los países del DR-CAFTA a través de la asistencia en la implementación de un Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (RETC), como una base de datos con información de sustancias contaminantes emitidas al ambiente: aire, agua, suelo y subsuelo o que son transferidas en el agua residual y/o en los residuos peligros. Este esfuerzo inició con la realización de talleres nacionales de sensibilización en los cuales fue presentada la experiencia latinoamericana de Chile y México. Una segunda actividad incluyó la “Evaluación de la Infraestructura Nacional Existente para el Establecimiento del Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (RETC) que fue apoyado por USAID y CCAD en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, mientras que Costa Rica y República Dominicana fueron apoyados por USEPA a través de UNITAR. La información resultado de este esfuerzo sirvió de base para la elaboración del Marco Conceptual Regional, con lineamientos que los países deberán incluir dentro de la implementación nacional de los RETC. Posteriormente, la cooperación ambiental de USAID y CCAD apoyó a El Salvador y República Dominicana, con base en la Guía para la implementación de RETC de UNITAR, en la Conformación del Grupo Nacional Coordinador (GNC); la identificación y objetivo de las metas nacionales; el Diseño de las características clave de un sistema RETC Nacional; y finalmente la preparación para ejecutar una prueba piloto del sistema de RETC a una escala limitada. Por otro lado, en otro proyecto orientado a disminuir la presencia de químicos peligrosos, USAID y CCAD, con la asistencia técnica de la USEPA, ejecutaron la iniciativa denominada “Hospitales sin mercurio”, orientada a eliminar o disminuir el uso de este metal pesado tóxico en estos centros de salud.


Un primer proyecto piloto fue impulsado en Costa Rica por el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), junto a la Cámara Costarricense del Seguro Social (CCSS), el Hospital Nacional de Niños, de la capital San José, mientras que un segundo proyecto piloto se realizó en Honduras, en el Instituto Nacional el Tórax, y el Hospital General San Felipe, ambos en la capital, Tegucigalpa. En ambos casos se implementaron planes para el inventario y almacenamiento del mercurio, protocolos para atención de derrames de la sustancia, la capacitación y educación en el manejo adecuado del compuesto al personal de los hospitales y, finalmente, la reducción en su uso a través del reemplazo del equipo médico que utiliza mercurio (donado por USAID y CCAD) y el establecimiento de lineamientos para compras de equipos libres del metal.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR APLICACIÓN Y CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL El capítulo ambiental del DR-CAFTA compromete a los países firmantes a garantizar altos niveles de protección ambiental y a promover mayor aplicación y cumplimiento de sus leyes. La cooperación ambiental de USAID y CCAD ha contribuido a la realización de dicho compromiso a través del fortalecimiento de las capacidades institucionales, operativas y normativas de los países para la aplicación efectiva de la legislación ambiental. La región cuenta ahora no solo con Ministerios de Medioambiente, Fiscalías, Procuradurías y jueces más competentes en el cumplimiento legal ambiental, sino con novedosas instancias interinstitucionales que buscan garantizar el cumplimiento de Acuerdos Multilaterales Medioambientales.

Nuevos y/o mejorados Instrumentos Legales y fortalecimiento de Operadores de Justicia

U

na de las prioridades de la cooperación ambiental de USAID y CCAD ha sido apoyar a los países para fortalecer y mejorar sus marcos regulatorios; a través de la generación y/o mejoramiento de instrumentos legales y fortaleciendo a las instituciones y funcionarios operadores de justicia. En el proceso se ha contado con la asistencia técnica y acompañamiento de la Agencia de los Estados Unidos para la Protección Ambiental (USEPA), el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) y el Departamento del Interior (DOI). En este marco se trabajó en la formulación y/o actualización de instrumentos regulatorios tanto nacionales como regionales, de acuerdo a necesidades identificadas. De esta forma, se produjeron más de 120 instrumentos, entre políticas, leyes, reglamentos, guías, procedimientos y normas, para mejorar la aplicación y cumplimiento de la legislación ambiental en los países. Bajo este enfoque, se realizaron también revisiones y análisis de vacíos, brechas, inconsistencias, traslape de competencias y lagunas legales de los instrumentos legales existentes en los países, a partir de lo cual se publicaron compendios de legislación ambiental nacional y de jurisprudencia ambiental regional. Estos documentos se han convertido en insumos valiosos para jueces, fiscales, procuradores y abogados que ejercen el derecho ambiental, ya que tienen a la mano delitos, infracciones, consideraciones, comentarios, resoluciones y jurisprudencia ambiental en general.


Paralelamente, USAID y CCAD, en coordinación con USEPA, han realizado una permanente labor de formación y actualización dirigida al fortalecimiento de las capacidades de funcionarios operadores de justicia, peritos técnicos y consultores. Cerca de 900 beneficiarios, entre fiscales, jueces, magistrados, procuradores, además de inspectores ambientales, técnicos de evaluación de impacto ambiental, técnicos revisores de las autoridades ambientales, abogados del sector público y privado, consultores ambientales, y catedráticos universtarios han recibido -cada uno en su campo- cursos y talleres intensivos en diversos temas, entre los que pueden contarse: derecho civil, penal y administrativo ambiental; aplicación y cumplimiento de la legislación nacional e internacional ambiental; delito, daño y responsabilidad ambiental; valoración económica del daño ambiental; inspectoría y auditoría ambiental; y evaluación de impacto ambiental. Este proceso también ha permitido el fortalecimiento y establecimiento de agendas y planes de trabajo con instancias regionales que facilitan la aplicación y cumplimiento, como la Red de Fiscales y Procuradores Ambientales de Centroamérica y República Dominicana, al igual que la Comisión Interparlamentaria Centroamericana de Ambiente Desarrollo (CICAD), integrada por los diputados ambientales de los Congresos de la región. Igualmente se facilitó en Guatemala la creación y fortalecimiento del Consejo Técnico de Cumplimiento Legal y sus consejos regionales; instancias interinstitucionales en la que se discuten e implementan acciones para una mejor aplicación de la ley.

Hay un antes y un después de estas capacitaciones. Antes trabajábamos más empíricamente, ahora tenemos certeza científica de lo que estamos haciendo. Hemos recibido capacitación sobre las principales convenciones ambientales internacionales y para el caso Record (caso emblemático de contaminación por plomo en El Salvador), hemos utilizado los lineamientos del Convenio de Basilea sobre desechos peligrosos”. Bruno Urbina, Fiscal Ambiental de El Salvador, sobre capacitaciones a operadores de justicia.

Todos los países de Centroamérica estamos bastante pobres en lo que respecta a capacitación en derecho ambiental; con estos cursos nos estamos poniendo al día”. Jackson Parada, Subdirector de la Escuela de Capacitación Judicial de El Salvador, sobre capacitaciones a operadores de Justicia.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR CUMPLIMIENTO Y APLICACIÓN DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL

Indicadores para medir el Cumplimiento de la Legislación Ambiental

L

a información sobre control del cumplimiento y acciones de aplicación, así como sus resultados, pueden ser instrumentos poderosos para asegurar y estimular el cumplimiento con los requerimientos ambientales. Asimismo, revelar información de desempeño e indicadores puede asegurar rendición de cuentas interna y externa. Demostrar el valor de las actividades y sus resultados, la relevancia política, la información analíticamente racional y medible, puede asegurar el apoyo político y del público para el programa de aseguramiento del cumplimiento.

La cooperación ambiental de USAID y CCAD ha apoyado a los países de la región DR-CAFTA, en el establecimiento de procesos para la construcción de indicadores de desempeño y cumplimiento legal ambiental y sus sistemas informáticos y administrativos de medición, aplicando parámetros y criterios cualitativos y cuantitativos que permitan fortalecer la demanda y capacidad de evaluar el desempeño en los países; estimular proyectos de cooperación para desarrollar y aplicar en la práctica indicadores de aplicación y cumplimiento; y contribuir a la armonización internacional de indicadores para facilitar el informe en los avances hacia el desarrollo sostenible en los contextos regional y global. En este sentido, se apoyó a los países en el desarrollo de metodologías y plataformas que facilitaran la implementación de indicadores de cumplimiento de legislación ambiental. En Honduras, Nicaragua y República Dominicana desarrollaron sistemas a la medida de sus necesidades, mientras que en El Salvador y Costa Rica se construyeron módulos de indicadores de cumplimiento de legislación ambiental dentro de la plataforma ya existente del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Los sistemas de indicadores desarrollados van más allá de lo estrictamente ambiental, y abarcan temas como aguas residuales, desechos sólidos, evaluación de impacto ambiental, calidad del aire, de salud y agricultura, entre otros. Al identificar, diseñar y utilizar los indicadores, las autoridades ambientales pueden mejorar la evaluación y comunicación sobre cuán efectivos han sido los programas de aplicación y cumplimiento ambiental para responder a los problemas prioritarios del ambiente.

Lo más importante en un sistema de indicadores es, para uno, medir los avances que va teniendo. Uno no hace nada si no está constantemente revisando los avances que lleve en lo que ha programado”. Patricio Devers, Responsable de Seguimiento y Evaluación del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales de República Dominicana, referente al Sistema de Indicadores.


Fortalecimiento de Sistemas de Denuncia e Inspectorías Ambientales

L

ograr mayores niveles de aplicación y cumplimiento de la legislación ambiental implica también promover la más amplia participación ciudadana. Por ello, la cooperación ambiental de USAID y CCAD apoyó el fortalecimiento de sistemas nacionales de denuncias ambientales.

En Guatemala, Costa Rica y República Dominicana se realizó un análisis de los respectivos procedimientos de denuncias para hacerlos más efectivos. El proceso estuvo acompañado por el desarrollo de plataformas electrónicas para automatizar la recepción, seguimiento y control de las denuncias. En Nicaragua se apoyó el desarrollo y puesta en marcha de una plataforma electrónica, mientras que en El Salvador se facilitó el desarrollo una amplia campaña nacional de sensibilización y relanzamiento del número telefónico de denuncias 919, además de haber propiciado la creación de la unidad de denuncias ambientales y haber entregado equipo informático que luego sirvió para el establecimiento de un sistema de control y seguimiento de las denuncias.

Antes era un sistema arcaico en papel y ahora desarrollamos un software con el cual digitalizamos todo el sistema de denuncias; el beneficio más grande es que podemos tener un mejor control de las denuncias y de la ruta que éstas llevan, todo con inmediatez”. Roxana Iglesias, Especialista del Centro de Denuncias de la Inspectoría Ambiental del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales de El Salvador, referente al Sistema de Denuncias.

Como resultado, en términos generales, en todos los países se incrementó el número de denuncias, por lo cual también la cooperación ambiental de USAID y CCAD apoyó el fortalecimiento de las inspectorías ambientales de los países, especialmente con capacitaciones por parte de USEPA y la provisión de equipos informáticos y de GPS para facilitar su labor.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR CUMPLIMIENTO Y APLICACIÓN DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL

Acuerdos Interinstitucionales para el cumplimiento de Acuerdos Ambientales Multilaterales

L

a cooperación ambiental de USAID y CCAD ha promovido también el establecimiento de Acuerdos Interinstitucionales para un mayor cumplimiento de los principales Acuerdos Multilaterales Medioambientales (conocidos como AMUMAS), en apoyo a la iniciativa denominada “Aduanas Verdes” de la Agencia de los Estados Unidos para la Protección Ambiental (USEPA) y apoyada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El concepto de “Aduanas Verdes” tiene como objetivo, crear capacidades entre las autoridades responsables del desarrollo de principios, requerimientos, programas y procesos para el cumplimiento de los AMUMAS, tanto para las importaciones como exportaciones; ampliamente promovidas en la actualidad por el libre comercio.

En 2010 en El Salvador, los ministros de Medioambiente, Agricultura y Ganadería, Salud, Defensa, del Consejo Superior de Salud Pública y de la Dirección General de Aduanas, firmaron un convenio en su momento único en el mundo, orientado a mejorar el control de las importaciones y exportaciones para el cumplimiento de AMUMAS, como la Convención CITES (comercio de especies amenazadas), Protocolo de Monteral (relativo a las sustancias agotadoras de la capa de ozono) y Convenio de Basilea (control de movimientos transfronteriozos de desechos peligrosos). Un formato de convenio que incluso ha servido de modelo para ser replicado en regiones como Africa y Asia y que sirvió de base para la firma de un convenio interinstitucional similar en 2012 en República Dominicana. Por su parte, en Honduras los titulares de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) y de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) firmaron el denominado “Convenio Interinstitucional de Cooperación Mutua e Intercambio de Información” con el mismo fin: proporcionar a las aduanas información para mejorar el cumplimiento de AMUMAS; mientras que en Guatemala se facilitó el desarrollo de una propuesta orientada a tener un oficial ambiental en las aduanas de manera permanente, en los puestos de aduana más importantes del país. Por otro lado, la cooperación ambiental USAID-CCAD, en conjunto con el Departamento del Interior de los Estados Unidos (DOI) apoyaron en 2010 un relanzamiento la Red de Fiscales y Procuradores Ambientales de Centroamérica y República Dominicana, brindando soporte para la creación de los estatutos formales y la formulacón de un Plan de Trabajo de la Red. Como uno de los primeros resultados de esta plan, ese mismo año se concretó la creación de la Red de Observancia y Aplicación de la Normativa de Vida Silvestre de Centroamérica y República Dominicana (ROAVIS), orientada particularmente al cumplimiento de la Convención CITES y normativa regional y nacional relacionada.


El objetivo primordial de la ROAVIS es constituir un foro para la cooperación, el intercambio de experiencias, la promoción y la difusión para aplicar políticas y estrategias en el combate de la criminalidad en materia de tráfico nacional e internacional de la flora y fauna silvestre, partes y derivados en la región de Centroamérica y República Dominicana, estrechando los lazos de cooperación entre las Fiscalías y Procuradurías ambientales; además de crear mecanismos para lograr que las instituciones gubernamentales como Ministerios de Ambiente, Ministerio de Agricultura, Aduanas, Policías, Fuerzas Armadas, Aduanas, Autoridades CITES y otros entes de los países miembros se inserten en la Red. Siempre de cara al cumplimiento de la Convención CITES, la cooperación ambiental de USAID y CCAD definió, junto a las autoridades CITES de los países DR-CAFTA, acciones dirigidas a fortalecer la capacidad de los gobierno para el cumplimiento de esta Convención; crear las capacidades necesarias a funcionarios de aduanas principalmente; crear mecanismos para el cumplimiento efectivo de la convención y proveer un aporte científico a través de la actualización de listas de especies amenazadas de flora y fauna incluidas en los Apéndices de CITES. Regionalmente se impulsó un programa de sensibilización que mostrara la importancia de una efectiva aplicación y cumplimiento del Convenio en los países. Para apoyar este programa, se difundieron los manuales binacionales para la observancia y aplicación de la CITES en las aduanas terrestres de la región; se mejoró y publicó el instrumento “Guías de Procedimientos para mejorar el cumplimiento de CITES”; se proporcionó equipo a las instancias responsables del cumplimiento de la Convención y, adicionalmente, se realizó un estudio de “Valoración Económica de la CITES para los países de Centroamérica y República Dominicana”. En el caso de este estudio regional se logró estimar el valor económico que genera actualmente las especies CITES y su repesentatividad en la economía de los países. Asimismo, se pudo analizar el sistema de permisos CITES en cada país y determinar la viabilidad económica de cada mecanismo, así como determinar la estructura de las oficinas nacionales; las reales necesidades financieras para la implementación efectiva del Convenio; y finalmente se analiza-

ron dos especie CITES, para determinar cómo se distribuye el valor generado y hacer recomendaciones sobre seguimiento de indicadores, mejoras en la distribución. Como impacto de esta intervención regional, El Salvador, Nicaragua y Honduras lograron ajustar los montos cobrados por emisión de permisos CITES, en función de las necesidades financieras de las oficinas nacionales. Los Gobiernos de El Salvador y Honduras fortalecieron sus oficinas nacionales de la Convención con más personal y

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR CUMPLIMIENTO Y APLICACIÓN DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL

asignación de recursos. Por último, se logro presentar una iniciativa en el caso de Honduras y Nicaragua para adicionar un cobro por volumen de exportación de caracol reina o gambute. Siempre en el marco regional, USAID y CCAD, junto con la Cooperación DR-CAFTA del Departamento del Interior de los Estados Unidos (DOI) facilitaron la actualización de los listados de especies amenazadas de flora y fauna incluidas en los Apéndices de la CITES; incluyendo las especies que se distribuyen en cada uno de los países de Centroamérica y República Dominicana. Los listados fueron presentados 2010 en Doha, Qatar, durante la CoP15 de la CITES ante la Secretaría de la Convención, como un aporte de la región Centroamericana y República Dominicana en el mejoramiento de la aplicación de los alcances de la Convención. Finalmente, ambas cooperaciones facilitaron reuniones sistemáticas a los profesionales responsables de las autoridades administrativas y científicas de los países, bajo un agenda que respondiera a las necesidades para mejorar el control y trámites de la CITES. Bajo este marco de coordinación, Honduras y Guatemala presentaron de manera conjunta la inclusión de especies Iguanas para incluir en apéndice II de la CITES en la CoP15; propuesta que fue aprobada por la Conferencia de las Partes.

En el plano nacional, uno de los resultados más importantes de la cooperación conjunta de USAID, CCAD y DOI fue haber apoyado en todo lo necesario para la recalificación de El Salvador en el cumplimiento de la CITES, de categoría II a categoría I; aprobada en la CoP15 de 2010. El Salvador era el único país centroamericano que se encontraba en Categoría II dentro de esta Convención, pero en 2009 avanzó considerablemente hacia su recalificación. La pieza fundamental de su éxito fue la elaboración del “Reglamento Especial para Regular el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre según CITES”, que retoma todos los requerimientos nuevos y la Ley Modelo diseñada por la Secretaría de la Convención. El nuevo Reglamento nombra las Autoridades Administrativa, Científica y de Observancia para la implementación de CITES a nivel nacional, y señala sus funciones. También establece los procedimientos para otorgar permisos y certificaciones, regula las exenciones, el registro en materia de comercio internacional, los controles fronterizos, así como lo relativo a decomisos y sanciones. Además, el país se puso al día con los informes anuales y bianuales de CITES y eliminó la morosidad en las cuotas. También realizó un gran esfuerzo de capacitación mediante talleres para divulgar el Reglamento CITES en los 14 departamentos


del país, en los que participaron 262 municipios y se logró capacitar a más de 400 técnicos y autoridades municipales. Igualmente, se realizaron tres talleres nacionales dirigidos a más de 100 técnicos, entre ellos inspectores aduanales, ambientales, fiscales y representantes de la Policía Nacional Civil. Finalmente, siempre en el marco del cumplimiento de AMUMAs, el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, ratificado por los países de la región, es un mecanismo internacional diseñado para proteger la capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de numerosas sustancias que tienen una reaccionan con el ozono y se cree que son responsables del agotamiento de la capa de ozono. La cooperación de USAID y CCAD en el tema fue de carácter puntual en Nicaragua, donde el Ministerio de Recursos Naturales y Ambiente (MARENA) diseño un programa para apoyar la creación de capacidades y la elaboración de instrumentos que facilitaran la gestión de permisos de importación y exportación de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAOs) y para llevar un buen control de las mismas. Con la colaboración de un experto internacional en el tema de SAOs, MARENA desarrolló una capacitación a funcionarios públicos, socios estratégicos y funcionarios de aduanas para evitar el tráfico ilícito de sustancias agotadoras de la capa de ozono reguladas bajo el Protocolo de Montreal. Junto a esta acción de capacitación, se elaboran propuestas para un Reglamento Especial sobre el Control de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono y el Manual de Procedimientos del Sistema de Licencias de Importación y Exportación de SAOs.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MEJOR DESEMPEÑO AMBIENTAL DEL SECTOR PRIVADO Durante muchos años, los empresarios de la región consideraron el cumplimiento de las leyes, regulaciones o estándares ambientales como barreras al comercio. La cooperación ambiental de USAID y CCAD apoyó diferentes sectores productivos de los países DR-CAFTA para mejorar su desempeño ambiental a través de la adopción de Producción Más Limpia. Esto ha contribuido significativamente a un cambio de visión del empresariado hacia los temas ambientales, a partir de la obtención de beneficios económicos paralelos a la reducción de su impacto ambiental, además de una mejor imagen y reputación social por su contribución a la reducción del cambio climático. El fortalecimiento institucional ha sido fundamental para lograr mayores impactos, pasando a trabajar con sectores o territorios claves en lugar de empresas individuales, y fomentando las alianzas públicas y privadas, con el fin garantizar una promoción continua y sostenible de estos procesos.

Fortalecimiento Institucional: Políticas Nacionales de Producción más Limpia y apoyo a Actores Locales

En 2006 la CCAD aprobó los Lineamientos de una Política Regional de Producción más Limpia, que fueron adoptados como referencia para la posterior construcción de Políticas Nacionales en los países que aún no contaran con ellas, y la revisión de éstas donde ya existieran. A través de la cooperación ambiental de USAID y CCAD se ha promovido la adopción de la Producción más Limpia (P+L) como una estrategia de desarrollo económico sostenible para los países, por su importante contribución a la reducción de impactos ambientales, pero de una manera rentable que considera aspectos productivos y competitivos, ubicándose en el primer nivel de las estrategias ambientales, y conciliando intereses económicos con intereses ambiental-sociales. Esto genera la necesidad de un marco de referencia nacional e intersectorial, que propicie la existencia de mecanismos e instrumentos para facilitar su adopción por parte de los sectores productivos, coordinando esfuerzos entre los diferentes actores involucrados. En este marco, USAID y CCAD facilitaron los procesos de formulación, consulta y aprobación de las Políticas Nacionales de P+L de Guatemala, Honduras y República Dominicana, además de la revisión de las Políticas de El Salvador y Costa Rica; todo lo anterior, con la amplia participación de los sectores público, privado y académico. En la actualidad, todos los países de la región DR-CAFTA (a excepción de Costa Rica que aún está en etapa de aprobación) cuentan con Políticas de Producción más Limpia o relacionadas, como instrumentos que dictan los lineamientos rectores sobre el tema Paralelo a la aprobación de las Políticas nacionales, se conformaron y/o fortalecieron comités nacionales para la adopción de P+L, como el espacio de coordinación intersectorial necesario para la creación de una plataforma de país de cara a la promoción de P+L. Diversas carteras de Estado además de Ambiente, tales como Economía y Comercio, Salud, Agricultura y Ganadería, y Trabajo, entre otras, se involucraron en estos comités, junto a representantes de las principales cámaras empresariales (industrial, exportadores, pequeñas y medianas empresas) y de entes académicos, técnicos y de investigación, como los Centros Nacionales de Producción Más Limpia, universidades y centros tecnológicos.


La Cooperación Ambiental de USAID y CCAD facilitó la elaboración de los instrumentos de formalización de dichos comités, tales como decretos o resoluciones de conformación, reglamentos y planes de trabajo iniciales, a través de procesos de participación. Adicionalmente, el acompañamiento y asesoría técnica a los ministerios de medioambiente de cada país, así como capacitaciones formales a las instituciones miembros de los comités nacionales de P+L y la realización de intercambios técnicos en temas claves tales como: acuerdos voluntarios públicos privados, acuerdos territoriales, adopción de tecnología más limpia, participación en ferias y capacitaciones, entre otros, fueron fundamentales para lograr un verdadero fortalecimiento institucional. Por otro lado, los Centros Nacionales de Producción Más Limpia representan uno de los principales aliados técnicos para los ministerios de medioambiente en la mayoría de países, además de ser reconocidos como entes de referencia técnica en el tema. Por tanto constituyen actores relevantes que fueron beneficiados a través de las siguientes acciones de fortalecimiento, con el objetivo de mejorar los servicios de asistencia técnica al sector privado: • Capacitaciones especializadas en eficiencia energética, energías renovables, manejo de residuos peligrosos, sistemas de gestión ambiental, tecnologías de compostaje, entre otros. • Compra de equipamiento especializado para mediciones de procesos (cámaras termográficas, flujómetros, potenciómetro, etc). • Talleres de sensibilización y actividades de difusión de información a sectores claves con el fin de motivar la demanda de P+L. Estas acciones les han permitido mejorar su masa crítica y su capacidad instalada, además ir consolidando su relación con el ministerio de medioambiente en cada país, a través de arreglos institucionales que fortalecen el trabajo de ambas partes.

Contar con una Política de Producción más limpia nos ha permitido orientar el accionar de las diferentes instituciones, a fin de contar con toda una base y plataformas institucional, legal, el desarrollo de capacidades en formación de recursos humanos; así como en el tema de recuperación, generación y divulgación de la temática” César Flores, Analista Ambiental de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente de Honduras, sobre la Política Nacional de Producción más Limpia

Ya comenzamos a trabajar de manera directa y organizada con los Acuerdos Voluntarios (de Producción más Limpia); los incentivos a la Producción más Limpia, donde el premio (nacional) forma parte; con capacitación”. Zacarías Navarro, Encargado del Programa de Producción más Limpia del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana, sobre la Política Nacional de Producción más Limpia y su desarrollo.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR DESEMPEÑO AMBIENTAL DEL SECTOR PRIVADO

Incentivos y Mecanismos Voluntarios para la adopción de P+L

L

a creación de mecanismos de reconocimiento para empresarios destacados en la adopción de programas de Producción más Limpia, fueron de mucha importancia en el apoyo brindado por la cooperación ambiental de USAID y CCAD. El Premio Regional a la Producción Más Limpia impulsado por la CCAD para promover la P+L en Centroamérica y República Dominicana fue reformulado e impulsado en toda la región, logrando la participación de más de 100 empresas en las últimas dos ediciones.

Igualmente premios nacionales de P+L fueron creados en países como Guatemala y El Salvador. Nicaragua por su parte, recibió apoyo para fortalecer su mecanismo de Premio Nacional a la P+L ya existente; República Dominicana generó su premio nacional en base a la experiencia desarrollada en los países anteriores, a través del constante intercambio de información facilitado por USAID y CCAD. Mientras tanto, Costa Rica diseñó y puso en marcha el Sistema Nacional de Reconocimientos Ambientales (SINARA), con el objetivo de reconocer públicamente a aquellas organizaciones que se han destacado por provocar un cambio significativo en el campo socio-ambiental del país a través de la aplicación de estrategias como la producción más limpia, la eco-eficiencia y los sistemas de gestión ambiental. Los mecanismos voluntarios para la adopción de P+L fueron parte de los ejes de trabajo más importantes desarrollados con el sector privado. Por un lado, se creó capacidad y desarrollaron procesos pilotos de Acuerdos de Producción Más Limpia públicos privados. Estos son instrumentos complementarios a los instrumentos tradicionales de seguimiento de la gestión ambiental, consistentes en convenios de carácter voluntario entre el sector privado y el sector público, que buscan disminuir la contaminación desde la fuente de origen, priorizando la aplicación de P+L y temas relacionados que conlleven una mejora integral del desempeño productivo ambiental de las empresas y mejoren el cumplimiento legal.


Por otro lado, modelos voluntarios desarrollados a nivel de territorios o localidades fueron otra forma exitosa de conseguir impactos relevantes en la gestión ambiental de grupos de empresas y la incorporación de P+L en los lineamientos instituciones de gremiales, municipalidades y otros entes del Estado. En todos los casos, los programas sectoriales o territoriales han logrado una reducción de las fuentes de contaminación; beneficios económicos asociados a la mejor productividad; mejoría del cumplimiento legal y de las relaciones entre los empresarios y los entes públicos; pero sobre todo un importante cambio de actitud en la forma de producir y de entender la importancia de la prevención de la contaminación. De cara a la continuidad de estos mecanismos, se ha realizado un importante trabajo en la creación de Normas Técnicas voluntarias para la formulación, seguimiento, evaluación final y certificación de los Acuerdos Voluntarios. Honduras y Costa Rica ya tienen aprobadas sus Normas, mientras que El Salvador y Nicaragua cuentan con propuestas adaptadas a su realidad. República Dominicana, tras recoger las experiencias de los otros países a través de dos intercambios técnicos, ha desarrollado su procedimiento técnico para el desarrollo de Acuerdos Voluntarios.

Participación de empresas en premios regional y nacionales financiados por el programa El Salvador 11%

República Dominicana 18%

Guatemala 17%

Costa Rica 14%

Nicaragua 30% Acuerdos / Iniciativas Voluntarias

Honduras 10%

País

Sector Mataderos (1)

Costa Rica

Subastas Ganaderas

Costa Rica

Empresa de servicio (1)

Costa Rica

Sector Porcino

Costa Rica

Sector Matadero (2)

Costa Rica

Empresas de Servicio (2)

Costa Rica

Empresas Varias

Costa Rica

Lácteos - Pequeñas y Medianas Empresas

El Salvador

Lácteos - Gran Empresa

El Salvador

Avícola

El Salvador

Sector Hoteles

Honduras

Iniciativa Territorial Sector Hotelero

Guatemala

Iniciativa Voluntaria Territorial Sector Lácteo y otros

Nicaragua

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR DESEMPEÑO AMBIENTAL DEL SECTOR PRIVADO

Capacitación y Asistencia Técnica en P+L y Sistemas de Gestión Ambiental

U

n eje transversal de la cooperación ambiental de USAID y CCAD hacia el sector privado ha sido el desarrollo de programas de capacitación y asistencia técnica en diferentes temáticas, con el fin de facilitar los diferentes procesos emprendidos. De esta manera se han impartido talleres regionales en tecnologías más limpias aplicados a sectores priorizados: porcino, lácteos, turismo, mataderos, avícola; programas de capacitación en Acuerdos Voluntarios Públicos Privados (regionales y locales); talleres de sensibilización en sectores priorizados a nivel de cada país; y capacitaciones en Sistemas de Gestión Ambiental.

Con el apoyo de los Centros Nacionales de P+L de Nicaragua y Guatemala, se desarrolló un modelo de diplomado teórico práctico a nivel de postgrado en Producción más Limpia, aplicado en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) de República Dominicana, con lo cual se logró, entre otros beneficios, crear la capacidad en este centro de estudios para continuar ofreciendo este diplomado; un modelo de diplomado con potencial de ser replicado; y la primera promoción de especialistas en P+L de República Dominicana, quienes como parte del trabajo de graduación desarrollaron proyectos de P+L en un grupo de empresas.


Nuestra imagen ha mejorado mucho ante clientes actuales y futuros y eso nos da respaldo para negociaciones con clientes importantes”

También se desarrollaron programas de asistencia técnica paralelos a los procesos de consenso de los Acuerdos Voluntarios de P+L, con el fin de brindar un incentivo a las empresas que de forma pionera unían esfuerzos con sus autoridades para el logro de metas ambientales preventivas. De esta forma, sectores como lácteos y avícola en El Salvador y Nicaragua; mataderos y porcinos en Costa Rica; y hoteles en Honduras y Guatemala; recibieron asistencia técnica detallada para emprender sus planes de P+L en el marco de los Acuerdos Voluntarios. Por otro lado, se desarrolló el programa de capacidades para uso y evaluación de Sistemas de Gestión Ambiental por parte de sectores privados y públicos, ejecutado en empresas de El Salvador y Costa Rica. Este consistió en el desarrollo de un proceso de capacitación acompañado de asistencia técnica especializada, a un grupo de empresarios desde pequeños hasta grandes, con el fin de implementar sistemas de gestión ambiental basados en la norma ISO 14001.

Silvia Cháves, Vicepresidenta de FLOREX, empresa costarricense, sobre el impacto al haber ganado el Premio Regional de Producción Más Limpia 2009 y haberse certificado en la norma ISO14001. Ambos logros los obtuvo luego de haber diseñado su Sistema de Gestión Ambiental (SGA) con apoyo de USAID y CCAD.

Nos hacía falta un proyecto como este de asistencia técnica en P+L, y desde que nos están apoyando hemos corregido las fallas y hemos tenido avances significativos” Juan José Umaña, propietario de Lácteos San Juan, pequeña empresa de El Salvador, productora de queso y crema, sobre la asistencia técnica en P+L recibida.

Lo que hicimos fue reparar las fugas y también la caldera con cuya reparación evitamos la pérdida de US$10 diarios en gas, que al año se convierten en US$3.600…las medidas de producción más limpia era una de las piezas principales que nos hacía falta y hemos hecho varios cambios efectivos para ser amigables con el ambiente y convertirnos luego en exportadores”. César Alirio Figueroa, Gerente de Producción de Lácteos de Metapán, pequeña empresa de lácteos en El Salvador, sobre la asistencia técnica en P+L.

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


MAYOR DESEMPEÑO AMBIENTAL DEL SECTOR PRIVADO

Tecnologías más Limpias, Eficiencia Energética y Energías Renovables

L

a cooperación ambiental de USAID y CCAD facilitó la formulación de la Estrategia de Política en Eficiencia Energética para el Sector Eléctrico de Centroamérica y República Dominicana, elaborada en colaboración con BUNCA, PNUD y GEF, la cual fue validada por las autoridades del sector ambiental y energético de cada uno de los países. En el marco de esta estrategia, se trabajó en el fortalecimiento de los procesos de creación y aplicación de las normas técnicas para equipos eléctricos eficientes en El Salvador y Nicaragua.Ambos países cuentan ahora con normas técnicas aprobadas para tecnologías como motores, LFC´s, refrigeración comercial, aire acondicionado, entre otros, así como normas para los Procedimientos de Evaluación de la Conformidad (PEC) de las especificaciones dictadas para dichas tecnologías. Con estos instrumentos se fomenta el mercado de equipos eléctricos eficientes en los diversos sectores. Adicionalmente, buena parte de la asistencia por parte de USAID y CCAD estuvo orientada a los procesos de transferencia de tecnología más limpia, impulsando iniciativas que generen un efecto multiplicador hacia otras empresas. Las tecnologías de eficiencia energética y energía renovable han sido priorizadas en estas actividades. Asimismo, Guatemala, El Salvador y Honduras fueron beneficiados con un proyecto demostrativo para la creación de capacidades y adopción de tecnología de paneles solares térmicos y fotovoltaicos, como una de las alternativas viables para reducir los impactos ambientales que contribuyen al cambio climático y a reducir costos de las empresas participantes.

Interesantes aplicaciones estudiadas demostraron la versatilidad y viabilidad de esta tecnología en diversos sectores industriales, contribuyendo a reducciones importantes de energía eléctrica usada por sistemas de iluminación, bombeo y motores, así como de combustible por la sustitución de calderas a base de fuel oil para la generación de vapor. Otra alternativa tecnológica surge con el aprovechamiento de la biomasa. La generación de aguas residuales y desechos de la producción de granjas porcinas presenta un alto contenido de carga orgánica con alto potencial de generación de metano. Esto permite la producción de biogás que puede ser utilizado en la generación eléctrica. Por ello se promovieron en Costa Rica proyectos de factibilidad técnica para la implementación de tecnología de biodigestores para generación eléctrica en aquellas empresas de mayores potenciales. La alta dependencia de energías no renovables y la creciente alza de la energía eléctrica resta competitividad a los sectores productivos. Por lo que no se puede dejar de lado la continua aplicación de la eficiencia energética (EE) como una oportunidad para hacer frente a estos problemas. USAID y CCAD impulsaron el fortalecimiento de capacidades del sector industrial en El Salvador para aplicar medidas de EE y promover la cultura de uso racional de la energía como una estrategia de desarrollo. El proceso abarca desde la administración de la energía, hasta la aplicación de medidas eficientes en: alimentación de la energía, sistemas de iluminación, motores eléctricos, aire comprimido, refrigeración y climatización, generadores de vapor y sistemas de distribución, así como el desarrollo de auditorías energéticas y el diseño de proyectos de inversión. Todos estos programas incluyeron el acercamiento con proveedores de tecnología, planes de inversiones para la toma de decisiones y el acercamiento con probables fuentes de financiamiento.


Difusión de Oportunidades de Negocios

D

Total de Empresas Atendidas por el programa: 353

% de empresas por tipo de estrategia desarrollada Premios Regional y Nacionales

El encuentro se llevó a cabo del 16 al 18 de marzo de 2011, contando con 3 espacios: feria comercial, rueda de negocios, y ciclo de conferencias de alto nivel. Se logró la participación de 89 empresas en 101 stands; una rueda de negocios con 68 empresas de la región; y un bloque de 52 conferencias internacionales. Según las encuestas realizadas a las empresas participantes, se concretó un monto de negocios en la feria comercial, de U$ 1,034,300 y en la rueda de negocios de U$ 6,435,500.

32%

68%

Otras actividades como la primera Feria Nacional de P+L en El Salvador en 2010 y la feria de ganadores del Premio Nacional a la P+L en Nicaragua en el mismo año también fueron eventos de importante participación.

Asistencias Técnicas

% Global de empresas atendidas por el programa, por país. Costa Rica 17%

e cara al trabajo con el sector privado, se desarrollaron actividades de difusión específicas de mayor interés para los empresarios. El Primer Encuentro Comercial DR-CAFTA en Producción Más Limpia constituyó una de las más exitosas para la promoción de tecnologías más limpias en los sectores priorizados por la cooperación ambiental de USAID y CCAD. El objetivo fue reunir a representantes del sector privado de los países DR-CAFTA para promover intercambios comerciales, tecnológicos y de conocimientos en torno a la P+L, eficiencia energética y energías limpias, contribuyendo así al desarrollo económico y social de la región.

República Dominicana 8% El Salvador 23%

Nicaragua 25%

Total de Beneficios Estimados en las asistencias técnicas desarrolladas por el proyecto Inversión (U$)

5920,117.66

Ahorros (U$/año)

5398,662.84

Reducción del consumo de agua (m3/año)

449,507.14

% promedio de reducción del consumo de agua Reducción del consumo de energía (kWh/año) % promedio de reducción del consumo de energía

Honduras 14%

Guatemala 13%

Reducción del consumo de combustibles varios (gl/año) % promedio de reducción del consumo de combustibles Reducción de materiales y Residuos (kg/año) Reducción de Emisiones de CO2 (Ton/año)

18.43% 8418,010.09 14% 53728,416.61 21% 27936,273.87 9,218.14

Acuerdo de Cooperación USAID - CCAD


“La presencia regional de CCAD y el acceso que tienen a las autoridades de alto nivel, ha contribuido, en muchas ocasiones, a acelerar la toma de decisiones para que las actividades puedan ser ejecutadas a tiempo…CCAD ha sido un socio estratégico para el programa de cooperación porque facilita que los programas definan prioridades y necesidades desde un alto nivel en los ministerios. CCAD ha logrado alinear el Programa de Cooperación Ambiental con las prioridades identificadas por los consejos o reuniones de ministros”. “Los mecanismos de cooperación establecidos desde los inicios entre las agencias ejecutoras han demostrado tener buenos resultados tales como los acuerdos de cooperación firmados entre USAID y CCAD…” Organización de Estados Americanos (OEA) Tercer Informe de Evaluación del Programa de Cooperación Ambiental DR-CAFTA, presentado en Febrero 2012

Socios para el Desarrollo Sostenible…. Socios en el Camino a la Prosperidad

Acuerdo de Cooperación USAID-CCAD

www.sica.int/drcafta


Resutadosytestimonios