Issuu on Google+

auuUUIIIIUIIIIIIIIIIIICIIIIIIIIIIIItliiiiiiiiiiiiCIIIIIIIIIIIIUIIIIIIIIIIIICIIIIIIIIIIIIUIIIIIIIIIIIItliiiiiiiiiiiiUIIIIIIIIIIIIIlllllllllllllllllllllntiiiCIIIIII!IIl!~lrl!RIIHIIIUUIUIHIIIIIICIIIHIIIIIIIUIIIIHII~

~

D

BOLETIN DEL

MUSEO NACIONAL

~

=


Museo Nacional de Historia Natural Eersonal Cientifico, 1937 .

Director y Jefe de la Sección Anqueologíia

D . RICARDO E. LATCHAM

Jefe de la Sección de Zoología

D. ENRIQUE E . GJ.GOUX

o .. o

ooo o

o oo o

Oo oo

O o oo

O o oo

oo oo

o o· o

o o oo

ooo ·

o o oooooo

0 000

: ooooooo

D. MARCI1AL R. ESPINOSA B .

Jefe de la Sección de Geologlia y Paleon· tología

D. H'UMBERTO FUENZALIDA

J-efe de la Sección de Entomología

DR. EMILIO URETA

Jefe de la Sección de Botánica

o . o.

o o oo

o •• o

oo o o • • • o

o •• o

o o oo

o · · · o. o o

o .

o .

Jefe de la Sección de Aves Ohilenas Ayudante de Botánica

, O o ..

Bibliotecario y Archivero Taxidermistas

.o.o

· o oo

0 0 00

o o. o

o oo o

0 000

00

o 00 o

o o··

oooo

oo·o

oooo

oo oo

oooo

o o o o o o

oooo

oooo o .

oo

DR. RODOLFO A. PHILIPPI SRA. REBECA A. DE VARGIA S D. ALBERTO FRAGA G. D. L'UIS MOREIRA M. D. ALBERTO MENDEZ P .

Dirección.:

MUSEO NACIONAL DE HISTORIA NATURAL Casil1a 787. -_ Teléfono 81206.- Santiago de Chile


TOMO XVI Santiago

de

1937


).

,_.•


Boletín del Museo Nacional de Historia Natural 193 7

TOMO . XVI.

LA OLIVA PERUVIANA LAMARCK r;·or

E NRIQUE ERNESTO GIGOUX J efe d e la Sección Z oológica

En la malacología chi.lena, es el molusco que ofrece la única concha bonita de nuestra dilatada costa . Y en efecto, su fo rma, su pulímiento y brillo, su va riedad ele colores y los di stintos, capriohosos e innumerables dibujos, rayas y manchas, hacen ·qu e esta especie sea h que más llame l ét aten ción por su aspecto, y se vresente entonces aparentem ente, co mo si ·constituyese varias especies . que difieren · o se pa recen por los mi·smos detalles que la ·caracterizan y .que rec'ünocen los aficionados que 'las coleccionan. Es comun hallarla aun viva, varada en las .playas, cuando tienen lugar las co rrentadas, bravezas ele mar y las f uertes resacas . Vi ,-e en los fondos arenosos y fangosos junto a las playas, e n~e­ rracla a poca pmfundidad y nunca muy adentro. Cuando con mar tranquilo se observa el fondo don de vive, nada indica la presencia de l:o.s olivas, salvo a veces el extremo de un pc(peño tubQ blanquecino que lentamente sube o baja y desaparece, y que un O J O perspicaz ·suele percibir -


-4Pero si se fondea u n arnero, por ejemplo, donde .p reviamente se ha puesto "carnada", se verá qu e un instante después se f orman- en el fo ndo mon tcncitos de arena, de cuyo centro sale después una oliva q ue se . arrastra presurosa ·hacia el arnero, atraída segurament e por el olor de la comida que la espe ra y ·que ha percibído. M uy luego 'p uede Yerse, y esto ocur re ·casi siempre. solo una masa de o ~iva s que se mueven di sp-utándose la "carnada'' . Y suspendido rápidamente el arnero se hab rá obtenido una buena cantidad de ellas . Son animales muy voraces y de un olfato excelente. He visto a los pescadores a rrojar al mar los cl·esperclicio s ele la pes·ca, y ya pr~­ venido, he mirado al f ondo del mar· Como ·s i la caída ele ese aliment o ·p ara ellas fu ese ruido o sonido ele !lamacla, se vé •q ue de todas partes sa1en ele la arena y acuden 1igero a de vorar tan abundante comida. A l tomarlas viYas segregan ese licor viscoso tan comun a los moluscos, pero que en las olivas parece más abundante, y exhalan un olor muy desagradable y repugnante, que persiste en los dedos aun muciho tiem ¡:•o después de un buen la va el o con jabón. Cuando caminan, casi cubren la conoha ·con su manto, clejamlo libre la parte dor sal. Y a la aproximación de un peligro, cua ndo e5tán al descub ierto por a1,gún motivo en las playas, marchan más ligero o se entierran con rapidez en la arena . Y cuando se trata d:.: pescarlas, al levantar el aparato ele pesca, sienten ·el movimiento y huyen al instante. pero comunmente lo consiguen las que están en los bordes, que se sue1tan y dejan caer. E l nombre de "Oii\·a"; dado a este género, se debe al pa recido qu e algunos ejem¡_-lares, principalmente de la ·especie que se trata, tienen con una aceituna, n o tanto c<.s i por su fo rm a. como po r <.:i co ~ or ele la que ha conservado el caracterí stico, que no ·es el oscuro que genera lmente se vé. Y por extensión quedan comp rendidas todas las otras especies y aun esta misma co n sus ind ividuos que can~ ­ cen ele aquella condi ción ele ·w lor Lo realmente peculiar a esta oliva, es su variedad de formas y de co~01·es . Las primeras podrían empeza r ·por la ele un huso y concluir por la de un cono, péisanclo por una escala ele transiciones. L os colores pod rían principiar en el blanco y terminar en el café mu:1 obscuro, debiendo citarse · entre ambos extremos los colores lila. rosa, oli\·c. . plomo y leonado. ele intenso y pálido para el f cnclo. Las ra-


5 __ ya·.;, mancha s y dibuj o:, son generalmente ele un tint e café en cual•<q uier tono . Los co lo res no sie mpr e se consenan i gua~ es en la con cha, en el animal Yivo, porque están suj etos a cambios . lo que ya hizo notar D on Claudia Gay, dici endo : "Lo s colores son muy visibl es y canr - bian con frecu encia, porque el <. ni mal llega sucesi yamen te a dep cnr~·· nue,·as carns de colo r ac ión ci i f eren te. secretada s por los lóbul os del manto- Esta parti cul a ridad ha-ce d estudio del género O liva muy difícil, y se yen con fr ec uencia inclivi cltws ele un a mi sma especie, · o.frecer colorac iones muy dif eren tes, y pasar ele plomo _a negro". Para tratar de c::;L-t especie, h e tenido a la vista la colec'ción que tuve que formar con 750 ejemplares r ecolectados en las p'ayas de la prO\·incia ele A ta·cam a, y principalmente de las ele Cald era, nú. mero q u e después de una selección escru pulosa quedó reducido a _350, con sig uienc:o qu e ningún ej emplar se parezca a o tro., y clife r eaciándose tod os en un tamaño, forma o colo r. Esta colectión _'selec- cio nacla se descom pone c!escle el p unto de vi sta ele la coloraci ón ea - 30 café; 14 lila; 9 oli va; 78 fondo b lanco a a marillen to o plomo, salpicado ele manchas g ranuladas; 43 de fo ndo variado con rayas cm-vas; 7 con r ayas •quebradas, muy p ronunciadas; 7 coloi· l eonar_~o · m á•_; o m enos intenso; 5 color rosa; 9 blan cos y 148 ele combinac iones -- confusas . En cuanto a la forma, 61 tienen la de cono y .7 la ele huso . E l -resto con stituye: un a es-cala que empieza en una Y term ina en la otr:l fo.nnaE l tamaño mayor mide 60 milímetros ele la rgo y 30 de ancho, ' _con un peso de 28 gramos. Pero he visto y m edido ejempla r es yi ·2-- J OS en las playas con climel1'sio nes mayores . Tomando en consid eración solo la fo1•ma , a esta especie se )e podría atribuir cin co yariedades ele é'sta : con o. conoide, o!i,·.a propiamente di cha, semi-hu so y huso. Y en cuanto al' color, siete: bla1r co, lila, rosa, }f.Omi.clo, café, oli·, -a y plomo. Y c\eo_;pués en limpias, rayadas y man chadas . D e la combinación ele es tas fo rmas y co lores, resulta u na nr f inidacl ele ejemplares ele aspecto tan variad os qu e con stituirían una - numerosa y curiosísima colección, en que unos se pa recen en la fo rma y difieren en el color, rayas o m an chas, y a la inversa otros tien en ·colores o manchas o rayas parecidas con formas cli s~ in tas . Los ·ej em ¡-·:are3 que h2n permanecido m ucho tiempo enterrJ.-


Ó-

dos en la a rena. v debi do talvez a la ac:cwn aLte rnada del calor y ele h humeclacl, pi e r~len su color n at ura' y toman como el cara::.'teristico ele ta l medio. el amarill o descolorido , tanto en el .fondo com o en las rayas o manch0.s, y en proporción a la intensid ad superior del tono, conservando generalm ente s u brillo· Pero con un tiempo la rgo en ;;: arena, pierden todo su colo r y quedan blancos . Esta ·ci rcunstancia hay que con siderarla pa ra poder di st inguir.

y no cae r en e:·ro r confundiendo e jem p:ares Yi\·os que se aproxlman al amarill o o blan c'O, o so n ele estos colores. Para establecer compa raciones en un cam 1·o más recl uciclo, he ten ido que hacer una segu nda selección, entresacando 60 ej em plares de ~a colección ele 350, rep r.ese ntados en tamaño natural en ~ a s . lámin as adjunt:1s . ~'\sí,

entr e los nÚ!meros 17 y 40 hay n o so:o dif erencia de yarieclacl en la forma, sino que se nota a prim era vista com o. si hubiese una de géner o m ás que ele especie, y •.; on precisamen te los d os extrentos en la escala de los 350 ej em plares . uno p~!rC c'e un c c n rJ l con us) y el o~ r o ·un hu so ( Fu sus), y ning uno de los do s pa r ece una oliva · Entr e e: X 0 18 y ·::1 41, 'la dif er encia es solo un poco m enor, como ent r e 1os núm ero·:; 19 y 35, S y 56, 8 y 37, 10 y 38. Se p uede decir q ue en los 30 p rimer os chbuj os hay una forma pa recida, y e:1 los 30 restantes otra_ En cuanto a l desarrollo del labro, hay la forma angulosa en la po r ció n primera en los ej emplares que parecen conos . Y este detall e es 11otable en los números 1, 2, 3, 4 y S, lo mismo que en los número s 8, 13, 14, 22, 23, 25 y 29 _ Com o formas r egulares y sim étricas se pu eden señai::a r los núm eros 43, 44, 45, 46 y 48. La forma c,li va se Yé en el ~Q 39, y nótese la ir regular e n los nún1'ero.; 21 , 29, 58 y 59, .q ue se alejan d e las dos principales fo rm as para se r mú s bien .con oides, como el :N' 9 60 para ser pareóclo a hu so· Las vu eltas de la ·espira ofrecen ta·m bi én sus l··:l r ticularidacles. E n el N 9 44 son más o menos paralelas, y en d ~ 9 47, la últim::t vue! ta toma un:1 dirección hacia abajo y se aparta. En algunos _ las vuel tas se est rechan y en otras se al ejan . Hay es;p iras mu :" cortas y muy largas, y en muchos ejemp1ares ]a ú ltim a v uelta e:-;· tá muy separada , y en otros hay di stancia s proporcion ales.

\


-- 7 Se obsena en ya rios, que entre la tercera y cua rta nte:ta, el ·-espacio ·comprendido se levan ta como en un anillo superpuesto, y tie11e otro color, lo que ocu rre en el NQ 36 . E l eje ele la columnela no es ·siempre recto o parale lo 2. si mismo, como en ]os 111Úmeros 4, 7, 11. 37, 44 y 45. sino que se muestra cuno, núme ros 34 y 35 . En los yérti ces hay tanta yarieC:ad como f ormas g·ener a:es; los hay casi pianos, torcid c:s, agudos. rectos. etc· La escotadura inferi or del :abro ofrece 1mmerosos aspectos, ya es gruesa, a ngosta, larga o corta. El ancho ele la base yaría ñgua> mente sin g u ardar propo rción con la forma del caracol. Los pliegut:s extenw3 de la parte inferior del lab ro, al' llegar a ia c'Ol umnela, p·~­ sentan cliversicl;:.cl de desa rrol:o s, pronuncián dose a veces con exa,geraclos le\·antami ento~, -o siendo tan ósimulaclos, que esa área parece plana. Esta parte generalmente es blanca o marfil; y es ele un tono má·s débil en los ejemplar es de color oscuro, como Jos café. L a separación del a l ~ en la terminación ele la última v uelta ele la espira, es a y(C;ces mu_,. n otab:e , sobre todo en algunos ejen:iplares grandes; en otws es nul o· Las estrías de crecimien to son pocas veces bien percq·tibles, p<·ese nta ndo casi siempre la concha una superf icie lisa y p ulida. En al_gunas se notan" bien, y en otras hay verdaderas líneas de unión o d e cont inu ación. como s i un accidente hubiese alterado aquel borde que ·cr ecía. En cuanto al color, son tanto o más ~mportantes las diferenci a;;, como se ·d ! entre los números 41, b!anco, 40, blanco marfil y 27, 32 y 55, café oscuro. Entre el 16 y 20, lila r osa, 21, b:anco lila, 39, lib pálid o, y los números S, 22, café da r o, y 59 y 60, leonado. Los raya dos ofrecen diferencias que pueden llamarse infinitas, porque ninguno es igual a otro; las rayas nunca están en orden y clisposición igual, ni en el mismo número . Si se comparan los ejem1Jares 3, 8, 9, 10. 12, 19, 23, 24 y 30. con lo s números 34, 37, 42, 4.31, 44, 45, 47 y 49, -se yerán los contr astes. En los ejemplares manchados pasa :o mismo, y el más original ele todos es el N 9 46, que tiene manchas muy teñidas y marcadas q'tC parecen rayas anchas. Vienen después lo-s números 6, 7, 11 , 15, 26, 28 y 31, con manchas difusas. muy pronu nciadas o sepa radas. Los punteados son los mft s comtmcs. como por ejemplo. los número s 4. 29 y :12.


-- 8 Las di fere ncias bruscas d e fo rma y d e color, r·ueclen yer se s t se -ce m para el ::-J9 40 . mu y f usif o-rm e, blan co de marfil, sim étri co y r egular, con e: 32. algo conoide, ca fé c·scuro y ele fo rnl'a írr egular. L ós núm eros 18 y _20 bl:-. nco ]ila y li~a rosa, y formas cl,e cono, y los 34 y 42', rayados caprichosamel1te y con ·for mas al argada s, acer cándose a le. oli vácea . ·Com pá r ece como ~e quiera los color es, las rayas, m <.nchas y ¡:un to.;, Jos tamaños y las fo rma s, y hága se el juego como se ocur u, síe1111)re ¡-esulta rán ej em p!a res di st intos, yari eclacles i nfiini ta ~:., qu ~ n inguno se pa rece al o ~ r o , siend o en tonces cas i im posib 1e ten er una colección ele oli'-'as que se q ui sie ra liama r co m pleta : Lo·.; 60 dibuj os q ue se acompañan, clan u na id ea el e cómo son las conchas ele las oli \·as'; po r mas que se hayan intencionalm ente ele- g ido muy d istintas, en lo r·osible, para r epresen tar si se p uede, a Jos 350 ejem plares ele la colección seleccionada, per o sin haber se con seguido el ob j eto E n esta especie, bs co111cha·s clif ier en toda s entre sí, como ~ e ln dicho . pero el animal no . He obse n ·ado tan tos animales como concha s. y no he enco n tr ado d iferencias en ellos, pÓ r qu e la e:structur2., . cont or mación. ór-ganos, rá clula y hasta apariencia, es ig ual . Solo se nota que en lo.s ejempla r es de fo nna cono, el an imal n atura lm ente es más g r ueso en la pa rte más a ncha de la con oha, y más delgado en p ropor:.ión en los d e fo rma ele hu-so . La oliva n•J pued e consid erarse como " mari sco" comesti b:e, ]_:·:J rque su ca rne es dura, -c orreosa e in sípida, y n o se sabe q ue nadie la haya aprovechado con ese fin . Cuando se ohser Yan las tumbas de los changos, se vé qu e es t~ caracol lo usa•b an como ado rno, sob re todo los pequeños, con los que hacían collar es· Y en sus con chal es se encuentran en abundancia ele·· todo tamaño, l o que hace supo ner , dada la cantidad, el e -qu e en cie rtas oca siones ·se yerían obliga d os a usar las oli va s en su alim entación,_ a pesar ele !a m a ~a calida d d e su carne . Indic aci ó·J ~

de los colores, ra3•as, 1JWn.chas J' punt os.

1

P lomo lila.

2

Fond o plomo lila, rayas caf é .

3

F ondo plomo lila, raya s ca fé.


-- 9 ~-

l\farfil, punteado ele anaranjado rá lido· S Café cia ro. 6 F ondo bla nco, manchas caf é . 7 Café ama;·i!lento, manchas café. S Fondo blanquecino, rayas café. 9 Fondo b:anquecino, raya·.:; café . 10 F on clo blanco lila. raya·s ca fe. 11 Fondo blanco ti :a, rayas caf€ . 12 Fon do blanco lila, rayas café. 13 Fondo blanco li la, rayccs café . 14 L ila rosa, rayas y manchas café . 15 F on do b l an ~ o, man chas lila rosa . 16 Lila r o ~;a . 17 Fonch ]¡]<:. n eo . manchas am ari J:as oscuras. 18 Bla nco li ~a pid ido . 19 Fondo ];]a nco, rayas café. 20 Lila ro~a 21 Blanco rosa . 22 Café cla ro. 23 Fondo bla nco plomo, rayas café · 2-<· Blanco z,zulaclo, raya s a ma ri llas. 25 Café amar ilk. 26 A mariro pú liclo, man chas más oscuras . 27 Café o~c uro . 28 Marfil ma nchado . 29 F ondo marf il. punteado ele ca fé c' a ro . 30 F ondo lila marfi l, rayas café claro . 31 Fondo ];l anco azulad o, manc has café claro. 32 Ca fé oscnro . 33 P lomo azulado , ma nchas café claro . Y Blanco, rayas ca fé ascuro 35 B 1anco c: mar ill ento. man chas ca fe cl a r::1 . 36 Caf é oscuro. man ch as b:an c¡u eci nas . 37 F<mcl o plo mo a zulado , r ayas ca.fé claro. 38 Fondo <•,'i,·:-t pitli do, manchas más oscura s . 39 L ila pálido. 40 Blanco ma rfil 41 Blanco. 42 Fon do az ul ado, rayas café .


--1043 44 45 46

47 48

49 50 51 52 53 54 .15 5G Si 58 59 60

F cnclo plomo rosa . rayas café. Azn lach rosa. rayas café. 1\zulaclo claro, rayas café. l\Jarfil rosa. manchas café. Blanco rosa manchado. rayas café oscuro.. Blanco azulado, rayas café amarilio. A wlacl o lila, rayas café. O liYa. Lila. Lila claro. puntos ·c afé. P lomo ;nulado . manchas Gafé claro. Café. manchas más oscuras . Café O='C ttro, manchas má·:s oscuras. ::\Ltrfi l. man c~has café muy claro. Lila . Marfil. manchas café' amarillo· Leonado. J.eonaclo pál ido .


·.· .,····


. ARQUEOLOGIA DE LOS INDIOS DIAGUIT AS

La~~

tribu,; ind ia,.; l[ll~ antiguamcnt~ llCll1 üron

n o de jaron una cultu ra último:-; cuare n:·t aiio,; ~·

<¡1'1 ' · ,;¡¡

e: 110rucst ·: argcn t_!-

ha :;ido ha,.;tantt: inn::, : igad a durante lll-;

;t rqucología median a m ente c ..;llul iada. lll-

vestigadorcs cun1:J \!meno. Laf o nc-O uc\-cd .1 . .\m!Jnl,;ctti. l~om:t í1 L ehmann-;\ihch c . Uutc:-;, c;reslebi n. JmheJJ¡ ;ni . Casr.n :¡,·a. Palan:· cino, Vignati _, . •Jtru ::: h a n pubiicado e:-;lcn:"as mcn1o1·ia:-; y artícuh,..;

rde rent~,; a ~u s d escuiJrimintos. mientra s I[Ul' ex.tc nsas co lecciones de los r estos m;1kriaks de aquellos indiu s ocupan un lugar im po, .. t ~nte l'n los mu~ c, J ,; de llu e nos .\ires ,. l.a ]1 lata. Los p rim cru.-; de

chaquí_

~L e,;la_ c•t~tttra,

l'S\OS

arqucúkgv-; a p:ica ron l'i n o mbre de

ca:-

l;,,r habe rse· h echo los pr imero,; hallaz;_!;os en e:

vaHe el e Cakh;u¡uí. antig ua mo :·a da ck una t rihu de aquella clc11omi· nación . :'lfú:; ::trde :;e hallú la mi,m; ~ cu ltura C:\.te.HlÍ;J por toda,; 1,,,.; pr o\' in ci a·.-; del nomeste. dondec¡:Jiera que an te:-; -;e l1ahlara la lc11~·ua COll OCida históricamente Cll111ll ])iaguita.

la cultura

rJescJc l'll tll nce,; :-;e

::l] JJic·/¡ ' l

1~. misma dcnominacic'm.

!\lcnu ~

,; a hielo cs qnc por d lado chileno d e Jo::; . \nc\c :;. en la:;

p ro \'incias ele .\tacama _,. Coquimho. prc,· alccia la mi:-;ma cultura. en.· te ramentc ·.-;cm e jantc en t n dn~ sus clet<il'es g \.' neralc s cnn :a de las pro \·incia,.; ar·gel1tina~.

:\lits aun. la le ngua e n amha:-; region es e ra.

igual. co m o lo era tambi é n. Cclu to da proi>al>ilidad. la raza. D urante una larga rc,;iden c ia en la prn ,:iu éia de (Pquimbo .

;l

principios d el siglo, el autor hl\·o e :\.celcntc op<Jrtuunida<l ele estudiar

h a rqueol ogía =le b r cg-i<'m , ;legando a com ·en ce rsc r¡ue. a pes;t r d e l:t


-

18 -

·cnonm: barrera interpuesta por los Andes. las do:; zonas separadas formahé!ll una ¡d·o l·incia cultural continua . Lingiii.s ticamente :.;uceck la mi:-ma co:;a . Desgraciadamente la "·k akan" o lengua ele los Diag:titas ha d esaparecido . sin dejar ot·.a cc·sa 'que cie rtas dcnom i naci ones geográficas. algunos apell i c~ o s conscn·aoo:-; en lo ..; mús antigtt(h doc um entos colonia.les y a lg·unos pocos no m IJr.es ele pla ntas. an imal e:; :;: ayes . que toda 1·ía perduran en el len·· guaje nt lgar de la re,g iún- E ·.; tos, sin emharg r: . se repiten e n ambos lados ele la cordillera y n o dejan luga r a eluda r especto ele la uni dau d e la antigua len g ua. Hace tiempo compilé una 1::.:qu cña li sta d e n ombr es id énticos en un o y otro lado d e los ..:'\ nd es :;: llcg'ué a un total de mÚ ;; d e trescientos. L~ n núm ero muoh u mayor tenía la s mi smas ter· minacion e:-; ca racterís ti c;--.·.:.; y su s imi la ridad bastal>a para ¡.:·oclamar la mi sma procede n cia. ] ,Gs indi os ele las pro1·inc'ias chilenas no f ig uran en los documentos hi stó ri co-. con ning ú n n omb re propio.· y los cro ni stas que lo:; men· .cionan le s cl a n b de nominación el el yalk ·q u e 'habitaban. Tncli os ele ele Cop ia pó, Jndi os d e (< :.quim bo . Indios de Limarí. e tc· Por el efecto d e n uestro s estudie s se hi zo necC'.; ariu hablar de e llos como entidad . ~Como s u ~ congéneres por el lado argentin o ya se conocían gene r;: lm ent e po r el n ombre ele l)iaguitas. lu con s iéle ramos COIWUli e nte e m plear la m isma clenominacióii. C {; Jl C'l distinti1·o Lle " Diaguitas chilenos". cnando precisaba hablar el e la r<lma occident;tl . E-.t e términ o hcl ll egado a emp lea rse comnnmente en la actua!i clacl. Los diag uitas-chilcn o s eran separados el e :os atacam eñ os . sus n~ cinos héccia el norte. p< :r ochenta leguas d e úrido cle:>ierto. s in agua, Jl a maclo el Desierto d e :\ tacama. l.-lacia el sur los inclios ele C hik Cen tral cli fe ría~1 c1c ellos. fí sica. cul tural y ling ilí sti ca m en te . En la -costa habitaban unos esca:-:os gru p o~ d e pescadores primiti1·os. cono· c'iclos con el 110'11br·:: gené ri co ele Chan gos. Los

cliaguita·~

chi le nus ocupaban principa:mentc.: los fé r t il es va-

lles de los rí e s, desde la región andina ha;;ta la L'<ht é: · Dichos 1·al! es, el e n o rt e a sur . e ran lo s ele los ri os Copia ¡ ·q. ] 1uasco. Coqu imho , Limarí. ~ · Choapa . con ~ L:·; rcsped i1·o:; a fl u :::ntes. Cada 1·alle se separaba ele! sigui ent·; po r granclc-s trec1us ele cerros est é n les. Por ser es ra· sas las :Jm·ias en tuda l'o;t;~ región. la s quebradas ·que desaguaban los ·c ordon es carecían ele agua d ura nte la mayor pa rte del añ o . En gen e ral. la cultura de los cl iaguitas era muy .parecicb a la de los atacameños. ~us y.:;cinos hacia el norte . pero es conocida principal-


-

19--

mente 10r ·su :.:1 farería, au nque otras clases de a r tefactos se h all an

<t

m enudo . Kada se sabe de los orígenes ele este pueb \ J. ni es segura la épo•: a ele :; u prim era aparición en h zcna . .:\l g un os tipos ele alfarería, c~escu! Ji crto:; en cic:·tas regiones de las p ro 1·incia•:; a rge ntinas ·p arecca pertenecer a un período anter ior a la ci,·i li zación d e Tiahuanaco v posible mente se r elacionan con la cu lt ura d e Recua y · En Ch ile, los restos m ús anti·g uos en ::'ontraclos Cllrre:i¡ ·~mclen a. la época de Ti a huanaco (G-{)0 a 900 D. C.) . En este perí ock, la cui· tura cliaguita era ya desarrollada aunque toda-d a algo prim iti1·a. Se conoce principal m ente 1:,or cie rtas piezas el e alfarerí a con decoración típicamente tiahuanaqu6ia. cncuntrada;;; en diYer-;as localidacl c;;; ele ;a regiónNo se ha podido determ inar ~i los diagu itas se r;tdicarun p r imero en la .:\.rgeniina, cruzando los . \mies clc"l''-lés. ~ · ·:-;i iu é el r ·~l- é-';; que suced ió . Los _restO:i m;í s antiguos parecen ser ~·o nt e m porftn eos _. uno y ot ro lado ele la c,Jrclillera. Los arqueólogo s a rgent in o,; no han iog :·;tdo c.;tahkce r una cr r:ología r ela t i\·a ;,cq ·tablc. ]Jara ia cultu ra diag uit:; . au n que ,-arios ele e!los r econ ocen que ha ¡:asado por una serie ele fas es e,·o lu ti1·as. Po;--otra pa r te se ha b tableciclo un n úm em ele fases lo cales ele car:'tcter c>-pecial y de exten:iión limitada. annclLH~ la cultura es b:'b icamcn tc igu al p:.;.r toda la región. S in emba rgo , no se ha deter minado una escab d~ perí oclPs y en ~;en era l se con si-dera como con tem po¡·fllleos los d i f '~ rul' te.; estilos v nu suce:;i 1·os.

Por el lacio ch i:eno, la cuestión ca mbia y halia m os una e.-;tratifiC2.ción ele ias es más clara. q ue nos pe rmi te clasifi carla s en una ': r OI:r¡ logía r elati1·a. :\ruchos de ks cem en te ri os i ndígcna s oc u pa n una extensión consiclcrablc y en ;¡ J.gu n u-; de ello:i. corro po r ej em plo e1 d ·~ l2. C"m pa ii.í a lLtj ;i. ce r ca ele La Sc:· .~ na. 1as cl i ferente-; t ases L'ultura · les se sobrepo nen nnas a utras - Esto nos perm ite d istinguir :os c.-;t ilr,,; m;L antiguos. d e los m ;'~.,; m odern os. Diclws e:it il os so n muy di sti ntos unos de otros . •: cada uno es más o m enos co n ti n uo por toda la zona, con pequeiias -_ ·;¡riacionC':-; lccz, les. );<J siem pre se hallan todas las fases en el mi smo cemen ter ic . pe r ,J dond e ésto ocu rre las hallamts. en la misma orden suces í1·a . Este hecho, en el casu d e lo,; cemen te ri n,.; mifs pequeiios tille repr esentan una so1a fase cultura: . no s ayuda eleterminar con S l~g ur iclad aprox imada, la época pre~ i s<t a que p e rten e~~ la etapa en cue::.tíón.


-

?O-

.:\uc.-;tn>:-: c:s lLJdi r.·.-; a nterio res. d e la cultura atacam eñ.a n os áyuclan considcralJknwn te aquí. pues nos sin-e n d e co m ¡ ·a raci ón y de llallauw .-; t··n ambas culturas ]IJS n,ism r ~,; períodos s eúalaclos por las n.i·'m <b inflneúc i;:s ge ncra 1es · Los arteiactn s ele cacl a .épo cJ. contr ol.

sr•n tirol r'Jg-icam cnL- distintos r ~ e íu,; ele ~a anterior 1· ;1s1. ele u n;:. m í-

ra da

~e

pu ed e l'stal>lc: cer s u celad r clati1·a.

T.~1 cultura

: d a ~ ·;: mciia parec e ser m{t,; a nt ign;t que la diaguita ,

pcru d e:::clc l~i <t parici1'm rL· la última. la s fa;; c s c \·o lntil·a·.; de a m h as son c.-;cnci <: lm elltc paralcl ;:ts .

l..aoc. inf luencias de ' l'i;tlmanal·u :con u·i cl cmcs en amha:;. 1·r inci· ])éÓ11cntc ~ n un nt'1m c ru limitarlo de piezas ele alfan.: ría qne r ecu e rdan las de la mctn'>pol i. tanL > en furm a c1<m c> e n r1 ec<•racir'lll. Con :a dc s;t pa ric ir'J;l de dicha ci1·ilizaci<',n, <Jmkl'..; cultura-; pasa ron ¡;or una fa ,;e ¡]e clc:-:arrullu local. distinta artí;;ticam<.:ntc ele la an· t eriur.

l·:s ta c: apa clur(J prohahlcmcnte unos do::; sig ios. ( IJ00-1 100

]) · C. ) . despu 0s de

);¡

c'ual. 1lt1C1·a,.; Íll f]ucncias. licgaclas ele\ n oúe,

rt'corricron tod\l el terriío ri". produciendo profundas modificaci on es en la~ cu:turas daca m ciia y diag•.1ita. Duran k el ¡ ·c: ríoclu de las núuras ]llcaks, clcs¡més ckl d csmo:·unami ento ele! .Imperio ck 'J'iahuanaco, Jus chincha,.;. clt' la costa de-l Pe r ú f c,r maro n un nue1·: , estac1o ~- c:d<.:nrlicron sus conquistas hac ia r :irc ~ cit'm

e l éste 1· el sur. F11 <.:sh última

estah lecinun colonias :hast a

la ;tl tura ele _\ !acama. Las inf:uencias ele esta cultu ra su p :~ rÍIJr tuv i·~­ rcm un g r;:11 akanc<.: gcogr:'t [ico. Fueron a·..;i mi lado s en man Jr o m e n c,i· grad o ¡.ur los atacam eiios trc Jo;; pri mero-;

~-

Y

Jos cliaguitas. m:'ts r;'tpi cbmente e:1-

pocu a pe co entre los segundos . . \;;í es qnc en el

desarroll o cultural ele los din,guitas encontr;:m o ,, un estado ele tra ns ición entre la :·2:-'c loca l " la posterior que hemos :Jamado chin cha cliag-u ita .1· durante la cual lr>s dos csti ~ c.~ :-: :_: :.: maigamarnn completa· m en t e. Fl pcríod ,, r' c transi l ·iún :;e nuta cs ¡·~Tia l mclltc t'll la alf<:re rí a . La·.~. anLigua::: fc,:-mas

mLnle.

y e l est il o de ckcora ciún se mocli ficaron len t.1-

S e int roclu:icn :n a:gunos JHtel·r¡,; m oti1·os clccoratin,s. p e ro

le s dih uj(l s tc>rla1·í;:. consen·ahan su c':i't il o grande que contra•·:;:¡ ba grandemente cnn los mod elos menudos y complicados im p u esto_:; por las nue1·as in f1ucnc ia,;. :\ juzgar pr1r los cemtnt <.:rio,; . esta é poca t ran,;icional debe habei" durado a Jo mc1ws nn :-.igl o . clancln lugar fina lmente a la ép oca chi r:lcha-diaguita qu t' durú hasta la ll egada d ·:> : o.~ e spa11u 1e s.


- 21 . \u r, ctlét !Hlt:. haL'ia fines cld ~iglo XV . lo::- inca~ conquistaron e.;·ta reg ión. la cultura c¡nc trajeron consigo m' di fin'¡ sólo C:l peq1.1eñ::> grado la cultur:t cxi~tCllL C ' :· aun a~í . ún icamcnk u 1 ci erta.· ké:a~id:-t ­ cle~ en cada ,-a!le . 1)osihk mcnte si hui Jit r;t dnr adt· mir..;, habría ¡·.. rr duci c'o mavnrc:-; resuitacios . pero dc.' Jl Ul'S ck mm· ¡;ocas d 6cad;:s fué: truncada pu r :a im·asi:m cspaiiola'!'tJll'li'. ll rio ( illllO lJa:· c l e~ Cl'Olllliogia csta]¡JtTÍda por l~· !J:c p:tra ~ "· cultu r;¡ a ta cam ciia. :a c1ue hcmo _.; tenido oca·_.;i{m el e compn :bar. P''de>.mw pro; <: ntr 1111él l'i'()\10 l C,·~·j;¡ r ·_•!;t ti\·:.1 rara Ja L'td!ura cJiagt!i~aThiJena, en la io r ma si.~· uicnte: E poca de 'l'iahuanc.cn

IJ00-1 iOO

o

Epoct de t r an~ i c i ón

11 0 -12

Fpora ch incha-diaguita

12 00- 1~50

!~poca

incai<:a (parc ia l) . .

. i -l-50-1 53 (>

Con la l k~::tcla de l<1,., e ..;¡;a ii olcs . bs cul turas inclígcllit" dc,ap;,.r0.cicr~m ritpi da mcn tc y en las pro 1·in cias cie: no r te no he n~o~ ene ;ntr <~ clo ning ún ccmente ri r¡ ele incli o~ que cPn lu 1· icn u r e li quia~ d e ];:¡_ ci· Yi~izac i ón europea

L os <liag uita s f ur ma lJa n. cl es<i e su apa rici Lm . un pu eblo ele agricnltu :·es - E n ."Ll~ m;Ís a n t ig uas ·.-;epulluras se ha ll an ocas iona :mcnte inst ru mentoo; ;~gríco la s ele ma de ra: bar r eras pa r a r (l m per el ·n elo, pa 1as, ma/.as rar a rieslerr(.nar \' palo,; ele plan ta r - !. as pr inci pak..; Ílidus trias ele esta l;pr>ca tc-r,,¡, ran a era la fah r ic:;ciún de a lfa r erí a y ce· jiclo.-; . \ 1• c:laho ra,· ic'm ele artefac tos d e ma de ra y h ueso y el tal!aclo ele b piedr a para ;-,us a rm a~ ~- he rra mi en ta s . . \ dif c i-c ncia ele 1o..; atacameii os. lo,; cli a~ ui tas 11 (1 parecen 'haber s ido grandes fa bri ca ntes ele cestería. a l m enos pocos resto ~ <1~ c-..; ta in d uc; t. ri a se encuentra n en '-'US sepultur as . :-;epul lah<. n sus m ue r l<h . d uran te c~ta pnm era t'[)IJCa . cl irect;r mente en la tie rra. Los caclc't1·ercs ]t, ;; te nd ía n d e espal d a co n lo..; bra7.0s ex tencli ck'S juntos ~tl cue r po . ( )' frend as de alim e~11·o :; ~- beb icl..cls co 1ocadas en \'aso;:; ele g r eda . se en terrak:n ju nto:- con !tr..; carJá,·eres, a yeces a b caLcccra. :-L yaces a 1os pies y ocasional n ~: entc e n am bos htremos dt la tu m ha . . \ (1f' m[to; ck e~ te t ipo de ofre11<b . induí<m e n


22 sepu:tura, pn: ncla·,; de ,-estir, armas, adornos . utensilios. h erramientas, etc .. en .f in todo ln qu e pod ría nece:;itar el mu erto para ~. u ,-i'lje al otro mundo o para su estada en t l. -:\ (; par<xc hai Jer existi do ninguna dirección defin ida para ]a co l o~~ac ión cid cacl<i,·er. lo que ·nos hace sospechar que no practicaba n ningún cul to al :;ol. Los c2clán:r es, al r.a recer. se em·ol\'Í an en pieies o en man ta·,; tejidas . pues ·:- scase>s vest irgios de tales. se hall an <C:tsionalm enl'e . re n1 e:tos con :os huesos de los esqueletos .

12.

En :a regton diaguita suelen hélher álguna:; f uertes llU\·ia s dura nte los meses el e im·i :~ rno. y debido a ésto. \os material es m ás de:>tructibles sepu itaclos en las tumba~ han elesapareciclo. Por constguiente su cont en ido aq u-:-ológico no es tan co mpleto como en el te rritor io atac;am eí~o . donde nunca llue,·e . . \s í es que poc0 se sabe d·~ cier ta ~; fases indust riales de esta cultura. tale,; co mo text iles. labranz::t de made ra. cesterí a. etc . . que n,J r es isten la humedad. Oh jeto.-; de p:ed ra, ele concln. ele hil eso o de cerá mi ca s0lne,- i,·en y es principa.lmente de ell0s que :-;e han dcriYa <1o ~mcstr o.-; co nocimientos de e<;:. cultura. Restos de la época ele Ti<llhnana ~o ,;e com po nen cas1 enteramente de un peq ueño número ele artefactrs de greda, descubi ertos en di fr~'


-23rentes pa rtes d<.: la r egwn . Tanto tn fo r ma com e•. en d<.:c"oración, estas pi ezas r epre seman el ti¡;o p rcntlecien tc en Ja ~uoca c :ás i_<.;<t-:od~ }a -civilización tiahuanaque ña . aunque se em pleaban :;ol~m~.:n te I u ..; mtts simp les m ot in) S geométricos. tal es cc mo las figu r as esca lonadas.. con o sin g recas 2n ex.éb. pirámides . á ng ul os . triángul us. roml;u.-;. círcul os o semi círc ul os . rectún g.ul os y cuad rados con otra s f igura s conknidas, etc. Figuras hum <. nas . de anima les o ele: m on:; truo s. tan cc,mLú1es en el a rt ~ d e :a metropo: i. faltan ent e ra m ente en ia decoración .c1 iaguit1. de la épocaLa cerúmica es del ti1 :o rojo·hlanco-nc·gro: gen e ra lme nt e d ibu jos rojos y n egros "-Obre un fo n do b~ a nc o . a \·eces blan cos y n egros sobre un fondo ele rojl> osc uro . En a lg un os ca se·..; fa lta el blanco y los Jibujos so n n egros sobre un fcm clo rojo . Las pu ntas d e f lec ha ele cuarzo o pede rnal que a \'eccs atom paíian esta alf nr ería son ele t ipo . pequeñ o y si n .pecl ún'c u lo . :\fu~- po(~ mú~ se ha encrJ n traclo eu Ja...; sepulturas que se pueden atribuir a :a época c1 <.: 'r iahuan a co . aunqtte ~e han ci t<: do f ragm en tu;; ox ida clc s el e ·instrum en tos el e cohre. E: ¡ e rí oclo s ig ui ente . ac¡.ue de la cult ura clia¡;·uita indígen a es tT1cjo :· representado. En él no apa recen in flucncias exót icas . Se han c\e:;cubierto num ero sos cemcntcriu.-; de e:;ta época. generalmente ce rca el e ia cost~ Y h ast;-¡ a ho ra se h a en contrad o muy pü. co_.; en el inter ior ele los \·al les. a unque . s in d uel a . han de ex istir . En estos ctmenterios se ·.-;e pultaban Jos muertos en tum,!Jas r ec:tang ul a r e::; profu n das. n o ele espalda como en el períod o. a n tet·i or. siuó, cas i siemp re r ecostad os sobre el lad o d e r echo. con las piern a s ligenLmentc encogi da.;. Las se1ulturas tienen u na p ro.f unelielacl d e metro y medio y a yec es m ás. A 1guno,; ele :o s cementerios . como en el caso el e aquel el e la Corn pa íiía B a já . f u eron usados durante mús c:e un perí odo . Como las se pul tu ras puste ri ores ~e hallan f o r rada:_, de p iedras

y 'on menos pro fundas . h a1 1am os e n much us Juga res una estrat ifica ción perfecta, lo qu e nos pe rn, ite hace r t!n e.-;tuelio com parati\·o el e dos o má s períodos .


-:24 · -

L2. a lfare rí a tocl;:l\' Ía i orma el a r tefact,J 1·rincipa l hallado en !as scpu llUras d e ]:J. épcca di aguita·ind ígen a; pero eu for ma ~- en de:.:o rati<ln es muy dist inta de ~a de cu alquiera lit ra época . ante r ior o postcriu:· · Se ha ll a (:e dos clase · : la do m éstica " la rleco racla o ce remo n ial. La p rim era es de iactura IJa~tante tn~ca . áspe r a a l tacto ~- sin pu1i- · m ien to . E l núm cm de tip·)S es reclu ciclo \·•el mús nu meroso e:~ aque: ck los jarros asi m ét ri cns. con un a p r ot u be ran cia por un !ado 'Y un asa po:· el otro . Con i rccu en cia se ha lb n el os o tres boton citos le\·autado~ colocacl tls en la pa r le cle~a n te ra clel ·cuell o \·e r tical. que r ep r esentan ojns ~- na ri z el e a lg ún se r hlllnano o a nim al. Ot ros jarros tien;:-n. .. for m a m ús sim ét r ica y ta m iJién t ien en asa po r un lado . Se en c u err tran ta mbién ocasionalm en te taza·,; sem icircüia r es y ollas globul a r ..:s, con o si n asas- La alfare ría cl<)m é'stica es casi siem prc> de un cdor panL~ neg ru zco y irecnen temen te cuhierta ele hollí n·

La a lfa r cricl ceremonial es ele una fact u ra muy su pe r io r.

E~ g~­

neralmc n te cu bie r ta de un en lucido ( s~ip) rojo osc u ro y la dcc'or~.­ Ción pinta da en negro y blanco. Cons iste p rin cipa lm en te ele gra n des u rnas y de ta z ~t s sem iesféricas. aun que de ,-ez t n cua nd o :;e etH·uent ran otras fo rm as. co nH' plato:; y ollas. H ay un a ;;ra n di ferencia ele calidad y ele deco ración, entre lau rnas y las tazas. Las .p r imeras tienen una: a:tu ra ele 30 a 50 cen tí-


25metros, aunque hay algunas mayores. Su . mayor diámetro corresponde aproximada mente a su altura. Los costados son ligeramente oblí · cuos; hallándose :a parte 1"\"Jás angost~ en el cuello, debajo ele h boca cjue vuelve un po::o hacia afuera. El cuello es alargado y termina en un vientre globl'..i ar deh:lmente aplanado en el fondo. Po¡· lo general llevan asas apl;madas en ambos ~ aclos, pero no 1oarece haber reg ia. fi ja respecto del lugar preciso de su colocación. ya que en algunas urnas se hallan en el cuello cerca ele la boca, en ot1ras cerca del ,-ien· tre y en no pocas, en el vientre mismo. Esta cerámica es tosca, perJ bien quehí'acla y de co:or parclusc·o. Las superficies son ásperas, sin bruñir y ·las paredes medianamente gruesas ·. 'La decoración e:·a for· ·nada ele dibujos lineales de }os más senciÜos, casi siempre' de series. le líneas 'cruzada-s o paí·alelas, gener<J,lment~: oblícuas y que corrían de· arriba hasta abajo· El color más usado ~n ·e sta decoración; era negro. AJ,günas de las t:rnas se cubrí'an con un d~lgado enlucido blanco, semi· transparente y cntonce.s las líneas a mercudo se pintaban de rojo os· curo. En algunas oc~siones las urnas se habían usado para sepulta· .ión secundaria y co.ntenían huesos humanos, pero ésto no parece 1aber sido ·su destino original. Raras Yeces se hallan iritactas estas urnas. Casi siempre est2n 'ttebraclas, a menudo fragmentadas. Frecuentemente faltan pedazos,. o (llle parece indicar que eran quebradas intencional o accidental· mente, antes de ser colocadas en las sepulturas . Las tazas son muy st;periores a .las urnas en factura y en decora cion. Son de relati\·amente 1oca profundidad, semi·esfe1~icas! en. co rte y siempre cubiertas ele una reluciente capa de en!ucido roji), sob re el cual la decoración se ha pintado en negro :· blanco. a yece,;. en el exterior, a \·eces en el interior. más raramente en ambos_ Eu algunos casos el enl uci do interior es blanco pero el del exte:·i or e:; siempre de roj ::> oscuro _ Mucha·s de las tazas estim cruzadas por anci1as fajas blan·:;t.;, en la·s cuales los motiYos clecoratiYos so.n pintados en negro . L os. dibujos son siempre rectilíneos con una entera ausencia ele curvas. Consisten pri ncipalmente de líneas paralelas, [mgu~o5, triángulos, fa· jas ele líneas ¡m-alelas, a Yeces. perpendiculares a los :b ordes pero más a menudo, oblícnas a el1os . Algunas yeces los triángulos sqn sr)· lido.s, otros son rellenadO's de líneas cruzadas y otros aun ele puntos. Uno de los mo;-ivos más característicos tiene forma de .peine y apan;.. te c::1 la mayor p;;,rte ele las taús. De una orira ele nn triáng:1lo sc'dido


-26que a veces es poco más que una línea gruesa, proyectan varia·:;. líneas paralelas, cuyo iargo desminuye a medida que se aproximan al ápice de triángulo o Son cinco, seis o más en número y se asemejan a los dientes de un peine o a los dedos de una mano o Cuando la taza tiene una cruz blanca pintada en una o ambas superficies, los brazos están frecuentemente decorado con este dibujo en series, pero también apn~ rece en otras ·p artes ele la taza, solo o en combinación con otros motiYOS

o

Son pocos los otros tipos de alfarería pertenecientes a esta época que se han encontr;:.do, pero los que hemos descrito c:on relativamente abnndantes, en especial en la provincia ele Coquimboo Pueden ser tan numerosos en otras ¡;artes ele la región diaguita, pero debido al p oco númem ele cxca\·aciones efectuadas, poco sahemos a este re3pecto·


27Objetos ele piedra !10 son muy numerosos eH las sepulturas <.k este período, pero incluyen puntas ele flecha , pequeños discos períorados de carbonato de cal o silicatos de cobre, usados para collares, pulidores, hachas, raspadores, buriles ry piedras planas usadas par:t alisar las puntas de in strumei1tos ele hueso y que, a menudo, tienen ranuras, producidas por el uso. Se hallan además, numerosos morte· ros de piedra, ¡er o éstos son casi siempre rotos, o perforados· en el fondo, indicand o un empleo prolongado. X o ·sabemos si se quebraba:1 los morteros con la idea de "matar" la pieza, o si bien, se us·a.ba.n par<>. celocar en las sepulturas, so~amente los mo r teros qu ehraclc.s o eles· gastados . Ob jeto·,; el e hueso son mas num erosos y ccn :> istcn principalmente

ele puntiéls, espátulas, punzones, aguja s, puntas ele harpón, husos y torteras, tubos p a~·a colores, amuletos, y :tlgunos c bjetos de uso indeterminado Es muy raro eucontrar en las sepulturas ele la época, objetos dcrr..aclera en buea estado, pero fragmentos ele herra mient as agrícolas y restos inclisting'. Jibles ele artefactos más 1·~q u e ñ os se hallan ele cua11· do en cuandc- Faltan completamente los tejidos, no porque no se~ fabricaban, s ino po rque habían desa parecid o a causa de la 1lmm edad. En a~ gunas ele las sepulturas se hallan cráneos o pezuñas de ilamas, estas últimas generalm ente en .las tu mbas el~ niiios de cort:'1 edad. Más o men o.:; a prinop10 del ig:o XII la cultura atacameña ck más al norte fué fundamentalmente modi ficacla por la intromisió·. 1 de nuevas influencias. Lo s chincha;:; extendieron su imperio hacia el sur y o por conq uista o 1•J r coloni zac·ión iru::o r pora rnn a sn p~op~a zona cultural el territorio ele .os atacam eños . El efecto Je esta in filtración no se hizo sentir directa o inm ecli<; tamente en ;a ctltura diaguita. Poco a poco . sin embargo, la penetración ele las nueYas influencias ll egaron a ser más aparentes, esp<~cial­ mente en la decoración y aun en las formas ele la alfarería. i'J uev:1 moti\·os se introduje ron, que cambiaron todo el a::>pecto de mu cho~ de los dibujos, sin lograr por mucho tiempo, hacerse exclusivos. :\. veces empleados w~os, era frecuente su empleo en cornhinación con los antiguos mc tiYo·s nati,-os.


2& --

Debe halJer pasado un siglo, a lo menos, antes ·que fuesen totalm ente asimilacl v:; . Los dibujo s anteriores solían oc upa r toda la s:.tperficie de la ;1ieza. interior o exteriorm ente. Eran g ranel es : pocos en n:úmero y muy repe tidos. _\! comienzo, los nue,·os moti ,·os se dibuj aban en el mism o. estil o g rand e, com pletament e cont rario al de los tipo-.3 chinchas CJ UC eran casi siempr e pequeños y aun diminu tos·

i\1" o solamc;1:c ·se adoplaron los nue,·os moti ,·os, sino qu e se mcr cli.ficó todo el sistema de decoración · Aho r a los dibuj os raras veces se pintaban en t l interior ele las tazas, (s iempr e }as 1-'iezas 1pás mtmcrosas) . Semejantes decoraciones f ueron uprimiclas y reempla.zaclas por u n enlu cido 1/ anco. Se pintaban dibuj os únicamente en e~ exterior, pero no lo culwían como antes . El .fondo ele la ta za se c..'Ubría -de un enlucido roj o ~- las paredes po r una faja blanca, sobre la cual se pintaban los dibujos en negro o en ne¡gro y roj o· Poco a poco los dibujos se disminuyeron y lo-s motivos chinchas liegaron a desplazar el más antiguo estilo in dígena.


-

2~-1 -

El período durante d cual se operó esta lrécnsfonllétcíón es el q ue llamamos la e lapa o la época de tran siL:ié,_;: _ Ya a fines del sigl o XII, las influencias ch incha'3 h abían compenetrado conipletamente toda la cultura cliaguita .~' pued e decirse 'fLl•:: había com enzado la época chi nc:ha·cliag nita . En yerclacl se puede Uamc.r ésta, la "Edad ele Oro'' de :a cultura diaguita, la cual se transfor mó enterament e sin perder sus caractere especiales. T ocia'S las industrias reóbiercn un grai\ im¡ ·ulso . Se int roduje· ron muchas nunas formas. la técnica se mejoró y la produ cción fué {;Onsiderablemente au mentada. Pero donde se hizo más apa rente el progreso fué en el desarroll o artístico üe las itt.Ju stria s . Esto se nota en la alfarería, en los tejidos. en la elaborac:ión ele artefactos ele made ra y ele hueso y en la meta lurgia . E: com ercio tamlJi én se cle:"en vol· YÍÓ ele una •manera conside rable y encontran:os c. rrefacto s ü etamente diaguitas en toda la par te sur del territoric• atacamc íi u _\- en u n;-t gr8 n parte de Chile Centr<tl .


-

30 --

Los tejidos-túnicas, manta~, ponchos, taJaS, bolsa·:;, frazada,;; ,. _ etc. ,-se decoraban con listones, usúnclose para ellos diferentes ma- . tices de rojo , castaño, azuL verde, amarill o, an aranjado, morado, etc_, sin contar el blanco y. el negro. ::.1u:::bas ele las fajas :tenían doble .faz. alternándose los colores en amb os lad os . La alfarería ele es::a época es excelen te en calidad y factura y muchas ele la s piezas p r esentan superficies muy bruñidas· Las tazas (bowls) todavh for m a u el ti¡ o más numc~·oso, pero su forma se h::t m odificado desde la epoca anterior_ El tipo semi-esférico ha clesaj):O- _ reciclo. E l fondo o hase es toda,·ía redon deado, pero las paredes so11 r ectas, generalmente yerticales, a veces inclinadas hacia af uera y a m enudo con una inclinación hacia adentro. ::.üty pocas tienen un a -:-!ccOl·aci ón interior, pero el exterior de las pa r edes casi siempre ostentan dibujos pin t;tdos . La hase exteri or ele las tazas es siem pre de color rojo oscuro. pei-o las paredes generalmente son e~1lucidas ¡le blanco y en ellas. el dibujo se pinta en rojo y negro- Los dibujos g 1·ancl es de.l período anterior ·han desaparecido y e: estiio chincha de figuns diminutas los . han reemplazado. Todos los motivos decorat:v0S son geométricos y rectilíneos. No figuran curvas en d arte cliaguita, aunque son comun es en el arte atacameño de la misma época· L os motivo s on más numerosos que antes e incluyen figuras escatonaclas, con o sin grecas anexas, pirámides, triángulos, cuadros, rectáng:tt~ os , . rombos, líne¡1s en zig·zag, líneas de puntos, campos ajedr-ezados , espacios rellenados de líneas cruzadas o paralelas, cruces, gancho-s, bordes dentados, espiral-es rectangulares y muchas otras.


~ \lgunas d e las. tazas tiene n en un lado . una cara humana, en ¡·a rte p intada :· en parte en relieve. Todos estps moti vos empleado·;; ' •• t so:os o en combinación con otros, forman una' 'v ariedad· infinita · de di bujos que raras veces o nunca se repiten exactamente.

Otra clase común de alfarería es el de lc:s tazas campanulifor-

m~s . E~t~~ ~-c~~- ~~Ü~· profundas y tienen la forma de budinet~as., con b bo.ca vuelta ligeramente hacia afuera y la base más pequeña. Son generalmente dec:oraclas ':'n el exterior y en el interior, aunqu·e a v~­ ce? el interior riene solamente un enlucido. En el extremo norte del territorio este ripo ele taza tíene frecu entamente un col or chocolate y ,se decora con figurita s de llamas a lternadas con moti vos geométricos . En el yall e ele Huasco estas tazas son. a menudo.- cubiertas de ! . un ·enlucido el e color ocre amarillento. sobre el cual se han pintadJ caras humana s estilizadas también alternadas con figuras geométn.cas . :.1ás al sur, la decoración en éstas tazas es semejante la de la~ tazas ele paredes. yertica!·es y a \-eces 1:evan un a sa en un·lado. ~

a

' A unque las tazas ccnstituyen el tipo ele alfarería más abundante, r hay, sin embargo, otros yarios . lJno ele los más interesan tes ele ell <)S y uno que se l;alla con cierta fr_ecuencia, es aquel a que se ha dado el nombre de "jarros patos"· Usualmente tienen dos golletes, un0 · tubu lai- ~· abieno. el otro cerrado y que r e1:•rescnta el cue: lo y cabeza -ele un aYe, comunmente el ·pato., ele donde se deriva el nombre. A Yeces la cabeza del ave se reemplaza por la ele un ser humano, m ús raramente por i;; ele un animal. Generalmente el cuerpo se cierra e:1 ·for ma ;:. bo\·eclada. Son ele factura hermosa. de superficies bruñiclaé> y cubier tos el e bello s dibujos pintados . Constit~tyen yerc1 acle ra s obras ele arte y sin duela representan uno c!e los má s bellos productos del arte diaguita. Su forma '.'ÚÍa ele yai!e en valle. S on ·oV2lados o elíptico s en los valles meridi onales ele Ghoapa y Limarí; cjrcula re:;, con paredes rectas. ab iertas y con un solo gollete, en el valle ele Co· qu imbo ; cerrados y cilíndricos con doble cuello en 2os valles e~~ H nasco y Copiapó. La decoración pintada ta mbién varí a con :a re-· gión aunque los motiYos empleacos c2en dentro ele los señalado s . Los otros tipos ele aifa r e ría incluyen, jarros ele distin tos .estilm , hotellas, urnas, platos, y ollas. Toda ~a cerámica es r e la ti \:am ente gruesa ele buen:=t fact ura, bien· qu emada. y a'tísticqmente' d ecorad?., a pesar ele la falta el e cun·a s en los clibujos. Sobre 1111 fo nciq efe ,rojo


32 oscuro, la par te que debe decorarse, se pinta de blan:::o y ::;ob:·e estn. ·sup~rficie se pintan :os dibuj os en negro y rojo, formand u así .a al.farería de tres colores: blanco, negro y roj o, tan típica en Sud-Amé nca.

Esta descripción, aunque de la más breYe, porque el espacio disponible no nos permite extenderla, sen -irá para demostrar lo mucho que se desarrolló la industria alfarera durante la época chinch<.diaguita y lo bien que se asimilaron las nueyas influencias. Otra indu stria que se intensificó grandemente durante esta épo· ca, fué la metal~;rgia. :\unque el cobre, el oro y la plérta fueron co-· n.ocido.s y utilizados en pequeño grado ¡or los diaguitas en período:; anteriores, era solamente duran te la época chincha-diaguita ·que ::;e inició Ul"- aumento considerable en su empleo. Apareció por primer~ vez el bronce, el que reemplazó casi ente ramente el uso de cobre puro. El estaño. traído prohah'ement e de Boli\·ia, ta mbién coloniza:la por los chinchas. se em pleaba en ¡.·ropc.rcioncs yariab:es pa ra forma,u.na aleación con el _cobre. Los hronccs chilenos con ten'ían un clos:.t_i ede dos hasta doce por ciento de esta1ío y. algun os de los bronce 3 argentinos contenía n un porcentaj e may or. Muchas minas p:·ehispanas se han encontrado en la región díaguita, pero qui z:'t las más conocidas por el lado chileno fueron la s de Chan~hoqu'ín c~rca de Copiap•Ó y Brillador, cerca de J.a Serena. Eu ,


33 la vecindad de algunas de estas mmas se han encontrado restos ce los hornill os indígenas, _m ontonci tos d e escorias, crisoles el e greda, y moldes del mismo material y en algunas ele las antigua s labores se descubren de .¡,ez en cuand o, martillos ele _p iedra usados en los tr;-,bajos. Los J:-•rincipales obj etos ele bronce, pertepecientes a esta époc::t, hallados en las sepultura s, son: hachas, aclzuelas, cinceles, cuchillos ~ manoplas con hoja en forma de daga, cencerros, ca mpanillas ele diferentes formas y tamaños , discos, pectorales, topus o alfileres con cabezas en forma de disco. aros. anll :_os; brazaletes, braza les. agújas, --anzuelas. pinzas . punzones. amuletos. etc . , etc . :Muchos de estos obj etos 'n9 se conocen fuera de la región día· guita, pero son igualm en te comunes a uno y otro lad o ele la co reliller<-L de los An cl es, e impo rtante ~ colecciones se hal :an en los m>l.tseos ele Chile y ele ~a Argentina. El oru y la plata se usaban en mucho menor grado y se d.estina-b;; n casi exclu si,·amente a ob jetos ele adorno personal. La eso tm·o un desar muv . elaboración de artefac tos de hu ' . rol:o ' ar tístico durante este 1- ·~r íoclo ~- mu ehu.,; de los objeto:; confecciona· clo.s eran bellamente esc ulpidos C\Jn figu ras humanas, ele an imales . y <le monstruos- Otros y especialmc-ute las torteras ele hueso eran gr<> baclas con series ele pequ eños círcul os con 1Am,tos en el centro, cle:ineaclos con ne,~-ro que 1n,; hacen desl;!car con tra d 1Jían co o el amarillo del hues"D _


·- 341\.a ras vece;; se hallan artículos de mad er~. en hu en e. tado, pe-ro ocasionalmente ~.e ~nnH~nlran resto s de semejantes objetos y éstos, a yeces clemuest1·an señales de l1aber sido esculpidos. Escasos frag~ mentos nos enseñan que las herramientas ag rícolas conservaban sus antigua.-; forma~. péTu ttna que .otra p<Út encontrada en buenas co n~ ·d iciones tienen una manil la auxiliar inserta en la hoja. (a piedra tnda \·Ía se empleaba extenc.;amente. J lachas. puntas· de flecha, con y sm pedúi1culn. tubitos -~- pequeños discos para la fabr> cación ele collares. p ulid ore:-;. raspadores. afi ladur.cs. morteros, manos para lo.~ misn1o.>. metates, pesas rara redes y !ienzas de pescar, amu~ Jetos, etc .. son " buncl <:w te"· N o se sabe bien _qtté c1ase de habitaciones emplealian los diagui· tas. En las regione:; montití'wsas .se encuentran ruinas de edificios eh! piedra. pero en tan mal e.~~aclo ele cunservaciLm qne es difícil hablat· de la man era e'rl que ..,e construían. A juzgú por :os restos ele los cimientos no eran muy g~<.tlcles. cuatro metn:s de largo por dos y medio ele ancho. ~ada st puede decir respecto de su a ltura , ni dé la manera en ,q tte fuero n lechadas- ~ \.1 paru·er. no·. se usaban en su con-,. trucción ni m ezcla ni arg-amasa. En las partes inferiores ele Jos vaHes; es J'robal)e que las cas<J.S se hacían de i¡u.inclw o ramas emharradas con fecho ele tutora. estilo que ha continuado hasta ho-y. pero cmn) no han dejado \'estigio.-;, ésto n o pasa de ser· una con jeturaEn 1general. lo~ detalle~ ele esta cultura eran enteramente sem~­ jantes ent re los diaguit;:¡~ argentinos _v los chi:enus y si se hallan diferencias . no eran éstas lll<t_\·ores. de un lado a otro de Jos J\ nde,s que entre un (\\1lie · _\: otro cle1 m.ism(.l lado. L"na diferencia.. importante pu ede no;tarse. sin emJ,a{·go. Por el lado argentino. la se¡mltura ·~n urnas. especiali!wntc la (J.: niño~ de corta edad. era muy · con1im~e .:l ciertos distritos. -mient:·as que en las pn ,vincias. chi lenas era excepcional. clehiéndo··e prol1ah:emente a ia infiJtraciqn ele la COStumbre, a traYés ele los : \ll(les. Su cxtensÍón en., el territorio argentino provenía posil>!em•:nte de in 1lu encias del Chac,o :· l 'uede haberse intro· elucido por tribu.., de cle:-ccndencia tu pi-guaraní. : \rtí sticam cnte la cul<ura \hilena era superior a la argentin.1., tanto en su ejec ución .cvmn/ en su téc11ica. dchiclu cfd1 toda ¡;robahilidacl a sus contactos más d irC'ctos con las;. inf luencias chinchas. !\ mediados ele! sig-lu XV Ja invasi ón de lo s incas introdujo nuevas influ'enc·ias en la re.::·iém diag¡:tita. las _g ue se hici eron sentir más 1 cspecia n? ente en la indu!:'tr,iá de la alfarería, No obstante, di cl1a;; .['

J

..,

*·=· .; ¿~:~'


~

35-

mfluencias no eran muy e:;;tensas y se observan más e-n la vecind;l.J e! e las colonias que Jos incas establecieron en cada valle import~nte. La OCll'pación incaica f-ué principalmente militar. Su duració11 fu_é corta y sus resultados menos profundos que los conseguidos r-nr Ja co:Ionización chincha.

En la alfarería se introdujeron algn11os nuevos tipos 'y motiv L~··> decorativos. Las forma-; Ó.' estos nnev·os tipos eran del todo seme_jantes a los del Cuzco, srendo ~o;; principales, el aríbalo ' o botella de base: có11ica, con l1os .p ellu eñas asas en la parte inferior del cuerpo, ollas de pie central, con o sin tapa y con asa en forma de cinta, pe-queñas botellas ck bas·e t~·ar¡_a, plat0s aplanados, adornados frecuent ~­ mente con una cabeza de :~ve m odelada en un borde y unos pocos tipc~ nienos comunes. Muchas de esta,; piezas, tanto por su factura como por su decu¡·ación eran del estilo cuzqueño y parecen haberse fabricado por los mismos incas,. Otras, 2 ~.11;que copiaban las formas incaicas eran, sin embargo, decoradas con los mutivos chincha-cl iaguitas y e-ran proba· blemente de fabricaci,ón nati\l'a. En las d.:mús industrias las influencias de lo·s incas son p•>c;¡ aparentes, salvo quizá en la agricultura, donde put•ece que introdujeron algunas nuevas semillas y plantas, aunque el sistema ele cültivopermaneció igual que antes.

Muy poco después ele la llegada de los espaüoles, la cultu ra clia· guita tuvo un~ rápida cle ~apari ción y n() pasó medio siglo antes (luef.l pueblo mismo 5e hal íó d1ezmado.

RICARDO E-

LATCHA~r

Director clel Müseo


,

LISTA ANOTADA DE LAS A VES DE LA COLECCION FROBEEN EXISTENTES EN EL MUSEO NACIONAL DE SANTIAGO por el Dr . R ODUL FO A· P H I L l PPI B.

J efe de la S ección A t:1es Chilenas

LA COLE.CCI ON F ({OBE EN La pa r te má;; valiosa ele la cólecció n o rni tológi ca del M useo Naóonc. l de Santiago es tá fo rmada po r la llamada colección F robeen . . Es de un- eno rme 1 a lor científico po r diversas causas . Pr ~ m eo , ¡~ orqu e un g ran i1Úm ero ele los ejemplares que ;a fo rman sirvieron c.:e t!pos a los seño res Dr . H. o~l ulfo A. _P hi li ppi y Ludwig La,tclbeck, y segundo ·p o r con stituir e1l<L un g ru po ·muy comp\': to d e la s éCves ck 1111a r egión poco a ccesible y tamb ién ¡ -oco es tud iada d esd e el p u nto de Yista o rn itológi co .

La c'olecció.n fu é fo rmada por el · seño r A do lfo Frobeen en A rica entre los años 1851 y ]854 . Nos ha sido imposible obten ~r da to'i biogr áficos d e este cabai!t:ro, per o por el catá logo manu scrito ·ele su ·.colección , 'Y q ue se ha conservado , se deduce qu e f ué un gran obse ;-Ya cl or y natura lista. En s~t catál ogo hay m uchas ano tacio nes que p:.tb' ica rem os en el cur so J e este a rtícul o. por ser inéd itas y de gra' t interés .


-38 El señor FrDlJeen cnlú·ci onó en ]Gs v.:dles de Lluta y Acapa, ·~ n las. playas . c~n:anas a Arica, en Chacalluta , en Soco roma. Putr<c' y- e;r los llanos y lagunas de Parínacota. Las a ves que allí recol ectó, -pensó,;..;venderlas al i' 1I u sü.o de L ima, pero ¡.<)steri ormente las :egó a·!· '!\fu se·; NaCional de Sa ntiago de Chile · Está iormada po r 97 espec'ies diJercntes, tle las ctuc dos ha

sidt~

imposihlc encontra r en el museo \' otras el os aun no están chsi fi G~-' das, por lo ctue estáu en estud io.. C<istó ü.n enorme . trablj~J Cl'l (·ontrar mttcha·,r cspec:ies de ..:sta cnk ccióú

].-'OC'

eJ ·h echp_ de

f'~ t.rtr ~ 1! -

.

.

g-ran parte ' . ,;

r ~pa rtida s i

_entr e ._las a\·e:; •

extranjeras y además por _la ;Jrofanación científica de qu e habiaí1 si.dn víctimas Jos ~:jem1 tiré,.; por parte de tÍI·l rcx.-j efp ·de ,Secéió n . D icho señor. c'on maní fie ,t:L ig norancia había procedido a sacarles la ctiqüetá a ntigu<: sustitu_,·éncl ola por u na nu eva con nombres generalmente errón.e os . P Gr s~·¡c n e para ~a ciencia, todas las tarimas tenían

.

vn número anota do aha jo. con. el ·número correspondiente a l catúlogo antiguo . Con la comparación de los números de la Út;·ima y cld ca· túlogo se logró id:enti ficat tod os los ejemplares. Debem,Q'S reconocer <[LIC ~sta.. tlbra d e ,.;a)vación de· objetos cieq,t:ficos había sici<:J ya inic iada por los señnrc.s Cigoux y Lt)o;;cr t uamio l-uscaron los tipos de P!lilippi ·y ele Lanclbcok. o~Hl nuestra Jabor solo damos t¿rmino a Ja ob ra cie dichos señor eS · Esperamqs que el merec ido- clcsp·estigio 1-1tte tenían nu estras colecciones .desapar ecerú e; 1 diinitint con este trabajo. Y;1 no se pocl r;Í. decir, como con razón csc r;be e: emi nente o rnitólogo Hr11mayr. en su obra Birds of Chile. p . riS: .. lt is mltch to be r egre ttc4 that ,;o li t(~; care has been cx éerciscd m prope rly laheling the many types in th!~­ Chilean National Musenrn' ' . E n nuestr<) museo están todos los tipo.s. _ . (·n excelG.n te estado - de c<;.nservaéÍ<)n, con et-iquetas bien colocadas y t;llal·dados en mi sitio especial .


-39 -

La lectu:·a el e! cat,-tlogo ele ::\Ir. FroiJeen nos ha permi t idr, acial ar tll~ error cometic!P por el Dr. H .. . \ . Phili¡:-pi y po r Ludwig .L :nclheck cuando de:-;c ri; ;[c run su-s tipos. Ellos citan \·a rias a\·e::; como proveni en tes el e :a ! oc~Jidad ele Chucu ~ lusu. nombre que a veces tam- · Lién llaman Chucullusa . Es ta loca lidad que se suponía situada en la a:ta co rdil 1cra de A rica v qu e no puclíamos encontrar en...lo · ma pa3, t:n realidad. nf' ex iste - ~~:..: trata d e un e rror de lectura. este nomlbre ." t· refiere a Chacalluta. iocalid z, d situada en la costa y poco a l norte de A ri ca. E f error se d ehi<) a ~ tipo_ele letra cl e:l señor Froheen. quien escribía la "a '' mu_\· parecida a la " u". y la " t., muy parecidc1 a l::: "" s''. Para con fi-rmar nuestra aseve ración · pub! ica mos una fotog r a f~a {le una 1•at·te del catá!ogo . donde se pueden cumparar la fornn com0· d icho cahall er(l escribí a lé;:; pa lab ras "Chaca:Ju ta'' y "Parinacota". ( Ver f igura adjunta ). Ü ll siderarnos de mucha importanci<l aclarar e~ te er ror. p u e~ comerse \·crá más ad elante, ciertas aves qu e se asever;t que son propias de la zrJ11 a de la pun a . con1o P,til oscclys resplcnden s y ?\ettion flav-irlistrc oxyp terum, fueron ca pturadas por Fro been en <...hacr. llu ta, en ,_b · ,-ostél. · ,r


-40Toda la colección,

sa~vo

raras excepc10ne:; .fué cay·turada en

n itori o .qtre actualmente e~. chileno". ~··

t~­

~-

1

En las anotaciones q1:e: colocamos . en las di\·ersa·s especies hacc·mos . lo po~ ib1e por comple~ar la - interesantes observaci ones que hiz o• }a expedición ele: Field ~Ju<;eum ele Chicago en la misma región y que fueron publi cadas cr; la excelente obra de C. E. Hellmayt· "Birds of Ch i ~e'', publicada en 1932. También ponemos algunas observaciones- personales lll!estras, pue:;; visitamos di~ha r egión en J ;r ni o Y. Julio de 19 35.

LJST.<\ .-\XO'l'.:\ D. \ DE L \

COLECCIO~

FROHEEX ·

Antes ele iniciar la h st<~ de las a\·es deseamos dar algunas ex-e.\:: caciq1es sobre e! rn étoclu que hemos seguidd. Premeditadamente uo hemós colocado órdenes m familias y tar¡.1'b ién hen~os omit ido h sinonimia para no a'argar clemasiaclo el . t t abajo . ~Jú s o m enos _hemos seg-uido el orden en que están las a\·e::; en h obra de !-fellma\T . !\1 núme ro de la esDecie sigue el nombre que tienen aC'~ualmen" ·: c·n el :-lu;;;eo- Debajo sigL;e entre paréntesis el nombre que les -c'o locó t:l

Dt _ lZodulfo .. \ . P'hilippi. que f ué quien las clasif icó. Desp,ués .est:t la ~ocaliclacl. el ·~·exo y la fecha. seguid0 ele una no1Ja que explica la pro,·en iencia d e dicho dato, ya sea del Catálogo antiguo d el ~[u s :~o Nacional (Cat. ~[.us. Xac. ), 'O del Catálogo p~rsonal ele ~Ir . Froheen · ( Cat. Frobeen) . T. os date s ele este último catálogo son siemp_re de mayor in~ pnrtanc i a y ~ -i·tc i sos. En los datos del Cat. :\fus- Xac . s·! h;; IJ!a a yece,; de "Perú'' . :-,P reiíere sin eluda a Chile, pues en lo;; aiío-> en que coleccionó ::\ rr . Frobeen todas esas r egiones fo nraban par Le tle la república del Perú. Siguen por último notas con elatos de: cr tálogo ele Frobeen y cont ri bucion es al estud io de la <tx if auna. del d e-partamento de r\rica ( Pro\· incia ele Tarapacft), que pueden interes.:t~­ a la Ornitol ogía Chi lena.

1.-niuca sf'cCllli{cra. J,ufrc.ma_vc ci· D'Orbi.r¡ny.

(Ó~lo rospiza speCli~ife1a, JYOrb.) 1 ej . a d. ;;:a localicb·cl, :oexo ni fecha.

(Ca t. Mtts. 1\ ac.) .


-41Este es el ejemplar a que hace referencia F. Albert, en su artículo publicado en Anal· UniY. Chile, 108, p. 233. Es el único rc.cord que conocemos de Chile. 2 .-Phrygil11s erythronotus, Phitippi et Landb ecl~.

(Chorospiza erythroncAa, Ph.) . 1 ej. ad. Putre. Junio 1853· (Cat · ?lfus . ?-Jac.). Este ejemplar Hay además otro mos. La expedición quelimpie ( 15,000 pies).

es el que sirYió ele üpo al Dr. R. A. Philippi. ejemplar en el museo, cuya procedencia ignoradel Field :\luseum encontró esta especie en Chopies), y en •Las Cunas, cerca de Putre ( 13,500

3 .-Phr)'.r¡ilus .fruticeti fruticcti, Ei.ttlit=. (Chlorospiza erythrorhyncha, Lcsson).

1 ma cho foyen. S 'Jcoronia·, Junio 1853. (Ca t. Frobeen) . Esta especie debe ser común en las cordilleras del interior d-=· Arica. Ur · Sanborn obtuYo series en Putre y nosotros ob. en·amos ejemplares en Cha:::.alluta, cerca de la costa. 4. -F:Iwygil.us g:.r)'i a.trireps, La.fresnaye ct D' Orbign)l . Chlorospiza atriceps, D'Orb) . 1 macho adulto, Putre, Oct. 1851. (Cat. Frobeen). En el :\Iuseo ele !os ·P adres :\Jerceclarios de Santiago ejemplar embalsamado, té.1mhi én p ro\·en iente de Putre.

i1ay u~j'

5.-Sicalis oli7•asccns ,-h!oris, Tsclllfdi . (Chrisomitri. chloris, Caha nis) · 1 macho y una hembra ad. Putre, Junio 1853 : (Cat. Frobeen) _


- 42 . .;__ La ,e specie se estiende desde el departamento de Arica ;aa3ta ·' i\ taca m a. .. J 1

6 .-S pi11us uro pyyialis_. Sclater. (Chrisomitris atrata . D'Orbigny) .

1 ej . (Cat. ::\J.us.

1~· ac.).

Este ejemplar es iguar a otro s .que hemos capturado .en l_a al:n <eorclillera de Santiago. Sin duda este especimen constituye el recor,d septenclrional c!e clistribctción en Chile, p ues en la obra ele Hellmay17 .se le anota solo desde Ata cama a Colchagua. 7. - Zon otrichia · ca pensis fjerztviensis, Lesson .. ( Fringilla rila tu tina, Licht-) . 1 ej. (Cat. Mus. Nac.)· Este ejeh1p·lar no cii.fi erc ele los num erosos capturados por nosotro s en Chacalluta en J tmio ele 1935. La expedición del Field . Museum lo encontró en Ch:tcalluta y también en la cordillera ( Pulre).

S·( Saltac!o r oryzl\·on!s,. Bon.) . 1 ej. ( Cat. ::\hts .. Nac. ) . No fué posible enc ont rar este ejemplar en las colecciones d~f 1\1-useo. e i¡g noramos a que especie se r eferirá. 9 .-Saltator a n::a11fÍ1·rostris albo riiiaris_. P liilippi et La.1·1dbeck .

(Pitylus albocilíaris, Ph- y Landb ·). Socoroma, 4 Jul io 185J. (Cat. Fropeen).

1 macho ad ulto.

Está muy bien consen-ado y es el ejemplar tipo.

.... 10 --Cinclodes atacame11sis atacamensis_. Philippi. (U pucerthi3. atacamensis, Ph .

. .1 macho. ad. panos de Parinacota, 29 Junio 1853). (Cat. Fr·oheen).


· La expedición del Fi.eld .. Must;qm obtuvo ejemplary~. en_ Futre~ localidad que está cercan-a a P~rfn.a'cota· ... Ú ,.~Cir¡.oladcs fu.~w.s aÚ)i:ve1l~;·i~, r:.

P/LiliP.Pt et L,andbeck. :·

'(Ui:Jtiter'thia ~dbi~,e~tr.is, Pi1. . y ·U.nclb.) · ' 1 ej. Arica, Julio 1853. (Cat. :Mu ' . Nac.). · ·'

Es el ejemplar tipo> La expedición del Fldd :\[useum ' btuvo· esta especie en Alzérrec¡t, Choquelimpie, _F utre y l ..aguna de Chungará. Fiabita la corclillqa: _del .departam ento de Ari ca. ( 11)

12 ,..--Cinclodes n-igro-fnmosus ,n·igro-fu nr.osus, 1--:afresnaye D' Or·. bigny. (Upucerthia chilensis, Ph.). 1 e( acl. (Cat· Mus , Nac. )_. Esta especie la vimo' en abm_1dancia en las rocas de las cercanías de A rica . (Junio y Julio de 1935) .

1,3 . -U pu.certhia rufica.uda, J.l1 cyen . . (Upucerthia ruficauda; Meyet1) · 1 ej- acl. Futre, O ct. 185 1. (Cat. Frobeen). Esta especie se extemfería hasta la co rdilleta de Santiago, donde debe ser bastante escasa, pues nunca h emos visto ejemplares prove- . nientes del centro de Chile.

14.-Gc:ositta cunicu1aria .frob eni, Ph-ilippi et Landbeck. · (Certhi;aucla iróbeni, l h . y Landb) . 1 macho acl- Putrc, Junio 1853. ( Cat. Mus. Nac.).

.

Es el ejemplar tipo. Fsta subespecie se exti end e hasta la ;egió11 de Arequi¡:a en el Perú; es aceptada como ·válida por H ellmayr ( 3) y tambi én por J ohn T _. Zimmer ( 19) .

15 .-Leptasthennra striatfl, striata, Philip¡pi et Landbeck . . (Leptasthenura st:"iata, Ph. y Lanclb.) . : ' :'


-441 ej. ad. "Perú". (Cat. Mus. Nac.). Ejemplar tipo. Por desgracia no hemos podido averiguar la lt)calidad ele su captura. La expedición del Field Museum encontró est<~ especie en Putre y también más al sur en la Quebrada ele Quism::1., · (Chintaguay, Tarar-acá).

16. - Anthus Tntes.cr.ms pcnt·uianus, Nicholson. (Anthus chii, Viei!l·). 1 macho acl. Arica. "Perú". ('Cat· Mus. Nac.). Esta especie Ía vimos ~n abundancia en la ·p ampa situada entre Chinchorro y Chacalluta. Por el norte ~e extiende hasta la costa de Arequipa (Perú) . (15).

17. -1~unlus cl11:guanco chigu.anco, La.fresnaye et D' Q¡·bigny. (Turdus fuscater, D' Orb.) . 1 macho a el. 'faena . ( Cat. Mus. Na e . ). '

Aunque este ejemplar fué capturado en ten·itrio que actualmente es peruano, la especie ha sido obtenida también en Putre y en Sibaya (Tarapacá). 18. - 1:/iraupis bonariensis dar-wini, Bo1wpartc.

(TanagnL frugilegus , Tschudi · ). ~ . 185".:>. (C . ac1. "P 1. eJ. .. eru. , . _¡umo. · at .

l\'~fLUS. ~·

NT<¡c .). J.·

Esta especie se encuentra en la zona ele la puna ele la región de Arica y también ha sido encontrada por R.· A. Prilippi en Si baya, Tarapacá.

19 .-Pc:::ites militar-is bel-icosa:, De Fili ppi. (Leistes albipes, Ph. y Landb·). 2 machos a el. "Perú''. (Cat. Mus. N ac. ) . · Son los cotipos de Liestes albipes, Ph. y Lanclb. En realidad ·esta ave es solo un representante en la zona norte de nuestra vul,gar

.


-45lo ica, Pczites militaris militaris, L. En Arica l_o llaman "Ohate" ~ · · "chato", y es bastante común en los potrero·s húmedos. Et1 Julio de .1935 capturamos varios ejemplares en Chacalluta, Lluta y en el' valle de Aza•pa. (15) · 20 .-1vf uscisaxicola flaviuuclia_. La.fresna-)'e.

(Muscisaxicola mae!oviana, Gray.). 1 ej. ad· "Peni". (Cat. Mus. Nac.)· Esta especie estahá mal clasificada. Hastá ahora M: .flavinuch;;. había sido encontrada t>ll Chile solo desde el río Loa al sur, y en el Perú central ( Tunín y Marca pata) . 21.~Musci.si:rxicola ru,t ÚN' rte.r paUidiccps,

H 1>!lmayr.

(M uscisaxicola rttflvertex, D'Orhigny.). 2 ej. acl. (Cat. M_t:~~ . Na.c.)· Ambos ejemplares E~J{m muy des~o:orido s, lo que impide su c·on'aración con especímenes del centro de Chile.

22. - -¡111 usci.m:t'Ícola albi fr ons, Tschudi. (.Musci saxicola albifrons; Ph. y LandlJ.). 1 eJ\- acl. Llanos de Parinacota, Junio de 1853. (Cat. Mus. Nac). Esta especie gigantt de Muscisaxicola ha sido obtenida también en Sacaya, c'ordillera e! ~ 'Parapaci y después por la expedición del . F ield Museum en Las Cuevas, cerca ele Putre ·y en la Laguna ele Chungará. Extiende su úrea ele dispersión a la r egión ,·ecina de Bo· livia v al sur del Perú·

23. -A,r;riornis a!b ica uda. Plzilippi et Landbecl,'. (Dasycephala alhicancla. Philippi.). 1 ej. ad. "Perú". (Cat. Mus. Nac-). Es el ejemplar tipo y está m'uy bien conservado . A este se refiere C. Hellmayr en su obra "Birds of Chile", p:áj . 1'12. La eti-


queta;Ae~ia :A.:grj0rni~ <~lbic;au.da, Pb. y _LatKib. f hica. Sin

Cill ha rg•J

e,n ~};.:<;<:t41og~ .at}tiguo : d<t . ~01~1,0 loca1ídac\i::~J,erú .;:·, p~Le~.~ids _c·ree~· ,e't~ e:st~ trltnpo que merece tod~te y no_ a et1quetas que hab1an s1cl o. colú~-

cadas arbitrariamente v ~on . mánifiesta ignorarici~: . . · ·· La Expedición d;l F.ie1cl :\fuseum capturó un ejemplar .en· Pt{ tre. El seii.or He:lmavr cc n side ra a A. albicau~la como buena cspec i·: · y con cara cteres esp~cific~s· di(erente¿ · ·cle' ~-\. mcnitana .i nten'nedia--Es habitante de la alta co r~l~l_lq·a y. )lí']. . sido t,:apturado . también en· Iquico (BoliYia). y en las. locali.tlad. y .Huamachtl. . . e. ..s irle - Qtuzco . . j ..T. plpo . . co en Perú. '

~

.

~

··: r· · . ;t

(Muscícapa coronatct. Lath.). · ·

. • 1!.

1 macho ach ·''Perú". 1854. (Cat. .:Mus. : .Jac.). En todas la~ parte.3 húnielas cercanas a A rica es bastante común, y los habitantes ele la región lo llaman "saca·ti1-real". En Junio y Julio ele 1935 capturamos varios ejemplares en Chinchorro •.. . Ll~tt y Chacalluta :' Es común especialmente en los algodonales . ·e 15)

25:-.- Progne clegans

Jn :wphjrÍ,

Cha.p_man.

(Hirundo purpurea, L.). · .J, m.acho ad. y 1 hembraacl. Pampa ele Chacalluta, 1851. (Ült· Frobeen). Eh un ·ártículo át1teri¿;. hemos ·comunicado el.liallazgo de . esta esp'etie en n'uestro museo. Ertóneamente publicamos que prO\·enían clr::- . 1'

lá :localidad de Chtícullu::'ci, que suponíamos situada en ~a cordiiler.'t de ·Arica . Al re\·isar el calálogo manu scrito de :Mr. A. Frobeen hemos descubierto que dic e~ Chacalluta en forma bastante c:ara- Se-trató ele un error de lectura del Dr. R. A' Philippi que má s tardr~---­ repitieron lo s autores q:.1'2 se preocuparon de es tas aves· ( 16).

26. - Hiru.Jzdo rustica C1'J'ihroga:stcr, Buddaert. (Hir~md o ru ·tica , Bedel.).

' i ' ej. acJ. "Perú'.' . . (Cat. Mus. Nac.).


.

.47 ·.

.

...

.

.

E s uri nsltante de \'E:ran¿ . Ha sido 'capüit;'élcla t ambién ·eii 'Co·__ piapó, _prov . Ata~amp., :o. mbién e!l los alrededores de · Santiago: El'i '! Enero ele 1934 ca¡~-Lctram;:, yar~os ·ejdnplares en 1 ~ desembocadura .J · d el río Paicaví ( Prov. Arauco ) . No es común enttmtrarla en Chik s; ' . 27 .-Microfrus andecol•u.; parvulus, B erlepsch ct Stol::mann.

·. r

' .. 1

(Cypsecolus andecolus, D'Orb ·) .

1 macho acl- Pampa de Ohacalluta, 1851. (Cat. Ft:obeen.) .. La expedición de Chicago capturó tres ejemplares en este mismo · s itio en Julio de 1924. 2-8 .-0réotrtochillus cstella, Lafresna~;c et D'01·big n·y .

(Oreotrochilus este:I:.t, Gould-). ?~ eJ. . a el . "Peru' " . (C at. l'lf .J.v.LtlS. N ac .). Se trata de dos machos adultos. Ha sido encontrado por San·born en P utre (Julio 1924) y por C- F. Rahi11er en Chumisa, ¡:·rov. Tarapacá en Enero ele 1886. Habita la alta cordillera ele est..ts re"gwnes . - 29 --Patagona q igas peot<!iana. Bou.card .-

('rrochilus gigas, Vi(.:ill. ) . 1 cj . acl - (Cat. :Mtts . Nac.).

La

expedició~1 anY! ~·icana

obtuvo esta especie en Futre:.

-3C .- RI10popis <·c.1-pcr v csf' Pr, Lcsson.

(Rhodopis yesper, Lessot;). 1 ej. ad. (Cat. ::\1:: 3· Nac.).

Comparado este ejemplar con Rh. ". atac:amensis. se diferen' Cla visiblem:> nte por su mayor tamai'i o y ma_Hl,r ·1ongitud del pico.

-31. - Crotophaga sulcirostris s?tlc·i rostris, Sn•a.inson. ( Crotophaga an i', L. ) . 1 eJ. ad- (C;;¡t. Mn;,;. Nac. ).

¡

j


-48Esta especie es común en los a:recleclores ele Arica, donde la rlaman "n;atá-cabaJios". ~osotros capturamo~ \·arios ejemp:arcs en Chacalh.lta y en el Yalle ele _1\zapa. La expedici~ de Chicago la encontró en Chintagt1ay, Quebrada ele Quisma (Tarapacá) · En el M usco hay r.t reo ejemplar capturaJo en Chi}e, que pertc· neció a la colección ::viedina . Por desgracia nD tiene anotada la localidad en que fué captutado. 32 .-Psilopsia,r;on aureij1·nns orbig11ycsius, Sotiallcé. ( Con'urus sitophaga. Tschucli.) · 1macho acl. Futre, Junio 1853. (Cat. Frobeen). La expeclidón americana obtu \ "O e. ta especie en la provmc1a Antofagasta, en . Septiemb1 e de 1923.

d ~~

33 ,-Idegaceryl e am'e·ric·cuw cabanisi) Tsclntdi. ( Alc'eclo americana j . L.

1 cj . ad. "Perú''. ( Cat' Mus .

)J ac ·)

.

Esta hella especie rle martín-pescador se ye con frecuencia en el río Lluta. En Juni o el:~ 1935 obsen·amos dos ejemplares en dichl) ría. El distinguid orni1ólogo Mr- _L\. \V. Johnson, residente e.1 Santiago, también ha obsen·ado esta belJa aYe, y amablemente nos ha enviado la interesante obsen-ación que transcribimos: "E día· 19 d-: Febrero de 1914, apa rrci(J un ejemplar ele r:sta hermosa aye en !a ?ahía de Caleta Buena, un pequeño puerto salitrero, situado a más e rr.enD ~ 30 km. al norte ce !quique. Permaneció tres dí.as en la rada, pasando al mayor parte dd tiempo sentado en los postes ele las líneas de .fuerza para los mue lles, desde donde hacía Ynelos cortos por sobre el mar, maniobrandr) hasta colocarse con el Yiento en contra. y 1anzúnclose enseguida :} : agua con las alas medio cerradas, en la forma característica de los m~artín-pestacl o.res. Casi siempre salía con un pez en e: 1·ico. el ¡ u ~ comía a sus anchas, sent·a(~O nucyamente en la cima ele su poste favurito.


49Aunque yo había conocido · varias especies ú.e Alcedinidae que habitan Norte-Aémrica, j:a más había oído decir que llegaban has•:~. er·mar, de manera que me llamó grandemente la atención ver a una de estas aves pescando en el mar, a más ele 100 km . del :agua ·clu b~ más cercana . Interrogados los pescadores; del pueblecito, me aseguraban haber visto también la hembn por la mañana temprano, agregando qnc era bien sabido que estos pájar;)s podían ser encontrados en ;:u.:t1.quier época del año en e~ rí o Lluta, en el dapartamento de Arica". 34.~Glaucidittm

brasili<mum brasi!iann111, Gmelin.

(N octua ferruginea, 'f schudi. ) . 1 p1acho ad. Valle ele Azapa. Sept. 1852. (·Ca t. Frobeen). Esta esp~c i e ha sido encontrada también en P ica ( Tarapacá) y nosotros la obtuvimos en Ll uta en Julio .de 1935.

35 .-Parabuteo unicinctn.> ·unicinctus, 'I'c11WÚ11ck. (Buteo unicindus, Temm.) , l. madho ad. Ohinchorro.. 4 Julio 1851. (Oat. Frobeen) ·

Este ejemplar tiene el interés de extender el límite norte de est;L especie hasta la frontera peruana .

36 --Falco fusco·cacrul::sccns fusco-cacrulcsccns, V i.e·illotr (Falco femoralis, Temminck.). 1 macho ad- "Perú"- (Cat. Mus. Nac.). No difiere de especímenes obtenidos en ei. centro del país.

37 .-Cen;/¡ueis

spar·vc1-Úl f' eru ·uiana,

Co ry .

(Falca sporve rius, Gm _) . 1 macho ad. Chinchorro, Julio 1852. (Cat. F roheen . ) _ Es com¡{m en los al rededo res de Arica - En Julio ele 1935 captura~ mos una hembra adulta en la localiclacl ele Lluta. (15).


-50-

(Thynocorus orbio·nyanus, Geoffroy). 1 macho a el. Tacna y 1 hembra acl· Parinacota, Oct- 1851. (Cat. · Frobeen). No difieren ele los ejemplares que hemos obtenido en la cordille-ra ele Santiago. 39 .- Attagis gayi gaj,i, LPsson.

( Attagis gayi, Saint Hilaire.) . 1 macho acl. Pnrinacota, Oct. 18511 hembra acl. Pariilacota, Junio 1853. · ( Cat. Frobeen.) . Esta ave se encuentr;t desde Arica ha'Sta las cordilleras cercanas a] Lago Buenos t\ires ·(Proy. ele Aysen).

40--Plegadis fahinellus r;uarauna .. Li-imé . .

' •(

(Falcinelhts guarauna, L·). 1 hembra acl . . Chacalluta, 10 Agosto 1851. (Cact. Frobeen). · El señor C. Hellmayr ·( 3), da pocos elatos sobre la distribución ,c[e esta especie en Chile- Con este ejemplar se . extiende su área de dispersión hasta Arica y por el sur podríamos fijar su límite en la proYincia ele Arauco, donde capturamos ejemplares .en Enero de 1934, (desembocadura Jel río Paica vi).

41.-Theristiws ca.udat!ts melanopis, Gmelin. · (Ibis melanopis, Gm.) . 1 hembra acl. Laguna de Parinacota, 28 de Junio 1853. (Cat. Frobeen). Mr. Froheen dice que esta especie es común en la cordillera y también en las cercanías de la costa :(lurante todo ,el año, ( Chacalluta) · N o es extraño que la bandurria también se encuentre en Arica~ pL;es ha sido captL~rada rt~·ás al norte en c¿st~ peruana. (I~a, y Chorrillos) . . . ~ .

la

Lima


-5142 ·-N ycticora.v Jt)ICticurax taya:::u-guirra, V ieillo t .

(Nycticorax garcleni, Gm.). 1 . macho ad. Valle de Chacalluta, Enero de 1852. (Cat. Frobeen). :Mr. Frobeen anot:t que vió en abundancia esta espeCie en las cercanías ele Parinacota, donde él supone . que anida. Nosotros vimos un ejemplar de esta especie en Junio ele 1935,. en la costa, un poco al sur del Morro de 1-\i"ica, (La Lisera).

43 .-Ralln.s .S([!ngúnolenf.us landbecki, H el/.mayr. (Rallus bicolor, Cuv.). 1 ej. ad. Pantano de las cercanías de A rica, l:'eb. 1851. (Ca t. Frobeen) ·

N o se diferencia di:! otros ejemplares capturados en el resto deL país.

44.-Gallinula chloropus r;•armawi, Allcn: (GaJlinula galeata, Pr. Max..). 7 1 macho ad. Laguna de Parinacota. Junio 1853. (Cat. Fro'b een). Esta especie es propia de la alta cordillera de la provincia de 'fa· rapaC'á.

45. -Fulica leztíCoptera, Vieillot. ( Fulica chloropoides. King.) . 1 hembra ióv. Arica. Enero 1854. (Cat · Mus. Nac.). A este ejemp·lar se refiere L. Landbeck ( 4) en su artículo sobre, las taguas ele Chile.. Mr. Frobeen en carta que dirige al señor Land:-beok anota que F. Chlorcpoides sería rara en .Ja región de Arica.

46--Fulica gigantea, Souleyet d Eydmtx. (Fulica gigantea, Gould.) . ·


-521 hembra ad. Laguna de Parinacola· Oct. 1851. (Cat. Fró-· been). A propósitu de este~ ejemplar M r · /\... Frobeen escribe a L. Landbeck ( 4) en 1855, le siguiente: "En las lagunas de la alta cbrdi·llera encontré nna especie imponente ele tagua, ele co~or negro, con escudo an::arillo, _patas rops lobadas y lar.gas uñas . E l grito de esta. ave se parece a la risa cli~l hom:bre. Yo :as ví por eiento·s. En las maíianas estaban casi parali zadas sobre la escarcha (a más o meno~ 16000 p·ie ele altura), qt!edaban inm Ó\·iles hasta que salía el 'SOl y ·derretía la capa ele hielo, abriéndoles así el camino para salir a b u sca~­ ~ u alimen to''. Es curioso que Frobeen la ha,y a encontrado en tanta :J.bundancia, mientras A . Lane al referirse a esta mi sma especie d.ice que es bastante rara. ( 5) · En el ::\1useo de Santiago hay otro ejemplar capturado en 1870 en la laguna de Huachiri, a 4,000 m t. ele altura. Esta localidad no se ·ha ¡.clcli c!o encontrar en l0rs mapas.

47 .--·Orco pjl'iJ11s 1rrttfitollis.. Wa.gler. ( O reophiltt s totanirostris, D'Orb.) · 1 hembra c:cl. (Cat. ~fns. Nac.)·

S<"

Esta ave se extiende a lo largo de todo el territorio chileno y encuen tra también en ?.1 Perú.

4 8 .- Ptilosrd:,•s Hsplcude11S, Tsclmdi. ( Chaetusia resplendens, T schudi). 1 macho acl . Vega-s el e Chacallu ta. 29 Junio 185 1. (Cat- Frobeen) . Sobre este ejemplar A . Frobeen anota lo que sigue: "Este mismo pájaro lo encontré' en unas yegas cerca ele P utre y et1 mi exc'Ursión a Parinacota, donde and<:..ba en grandes bandadas". ·Es muy curioso que l\T r. Frobeen haya obtenido este ejemphü• cerca ele la costa, pues e~ sabi d ~ que habita la alta cordillera. 49·-Sq~tatarola squata,r ol~t c:.•nosw~ac, Tllayer et Bangs.

(Sqnatarola helvetka, Cuv.).


- · 53 1 CJ. acl. (Cat. 1\lus. Nac . ).

Es tú en plumaje ele in vierno. Esta ave es v1sltante regular de \·eran o . Hemos cat.•turaclo ejemplares en la boca del río Mai·po (pro.v, Santiago). También ha sido encontrado en Caldera. Atacama (E . E . Gigoux, Dic. 1923) .

50.-Pluvialis do111inicus dominicus, il1iiNm·. (Charaelrius virginicus, Bork·). 1 matho y una hembra acls. Vegas ele Chacalluta, Abril 1853. (Cat. Frobeen). Es visitante poco común ele verano. Nosotros aun no lo vis to .

b.~mo.:;

51.-Charadrius sem-i'palmatus, Bonaparte. ( Cha radrius semi palma tus, Bp.). 1 hembra acl. "Perú/'. (Cat. Mus. Nac.).

Visita raras Teces en yer<tnO nuestro país . Ha sido encontrado ac!emás en Coquimbo ·y t>n Llanquihue·

52· - 0.-ryechus vociferus pen.wvian-us, Chap111an. Charadrius Yociferus, Lath. ) . 1 hembra adulta. Arica, 10 Agosto 1851. (Cat. Frobeen).

e~

En nuestro Yiaje a Arica Yimo.- una pareja que revoloteaba sobre puerto.

.

53 .-Recu.r·'ifirostra a.ndina, Philippi . (Recurvirostra andina. Ph.). 1 macho acl. Laguna ele Parinacota, 30 Juni o 1853. (Cat. Frobeen). Ejemplar tipo . Como puede verse el descubridor ele esta bella . avoceta fué Mr. A. Frobeen. La especie se encuentra desde el ex·


-54tr,emo norte de Atacama hasta el departamento de Arica. En nues- tro museo hay además uua pareja con pollos, que .fuer01i capturadospor mi padre, el Dr. Otto Philippi W. en Inacaliri, prov. ele Antofagasta en el año 1884. ¡54.-Li111osa f eaoa, Linné.

(Limosa fedeoa, L.) . 1 hembra ad. Playa de Chacal! uta, Sept. 1852. (Ca t. Frobeen)

~-

El descubrimiento ck este ejemplar, a;grega una nueva especie a la ·lista de aves de Chile, y ·además señala el límite sur de la emigración invernal de L. feclo a, L- (16) 55-~Nu.meniu.s

hudsowicns, Latham.

(Numenius huelsonicn:O, Lath·). 1 ej. acl. Arica, Sept. 1851. 1 macho acl. Playa de Chacalluta, Sept. 1851. (Cat. Frobeen). En nuestro viaje del año -1935 enconti·amos solo dos ejem.plare_ tn el mes ele Julio. Esto es explicable por ser estación ele invierno. La perdiz de mar visita tn gran cantidad las playas desde Arica hast::t ChiToé, durante el verano. Hemos observado que se quedan algunos ejemplares en el 'país durante el invierno.

57 .-Numenius Borealis, Forster. (Numenius microrhynchus, _Ph. y I..andb -). 1 macho ad· Playa (lf: Chacalluta, Sept. 1851. (Cat. Fro'been) _ Es el tipo de N. microrhynchus, Ph. y Lanclb. En el Museo hav otro ejemplar capturado en la isla de Chiloé en Qctubre de 1858. Esta especie está prácticamente exterminada, y fuera de lo_s qu<! ci- tamos, no conoc'emos otro.:; records en Chile. 58.-Totamts· ·mc!anolc.ucus, Cmelin.

()'otanus chilensis, Ph. ) . " 1 hembra a el. Laguna de Chacalluta, 27 Ju lio 1851 - (Ca t. F ro- -been) ·


-55 Es interesante la nota de Mr. Frobeen sobre este ejemplar:· " Esta a\·c es aquí muy común ;.· se encuentra en. las \·egas de ChacaHuta durante tod o el año, raras yeces ancla en grandes bandadas, gen eralmente en parejas o ·en gtu po ele 4 a S. también a yeces en com, ñía de otros chorlos". ( 1) . Esta nota es ·mu;y túriosa, como también la fecha de captura: pues es sabido que este chorlo nidifica en la América del Korte y so· ' lo visita nuestro país en y e rano. Frobeen, en ·su catálogo, lo llama South ame rican green shank y 1 lo clasifica como Scolopax glottis? o Scolopax caliclris?

58.-Totanus f!avipes, Gw elill . (Totanus stagnatilis, L.). 1 macho ad. Vegas de Chacalluta, 1\Iarzo de 1833 . ( Ca t. Frobeen) .

( 17) (Caliclris grisea, Cuvier.). 1 ma cho a J. Playa ck A rica, 21 Sept. 1851Es un raro Yisitante ele verano. Conocem o ~ ott:os dos ejemplaTes. uno capturado en Chiloé en Oct· 1857. existen te en nuestro Museo y el ot ro en nuestra co:ección particular ( )J Q 521), obtenido en Llolleo el 15 ele Koviemlm~ el e 1930. Dehc agregarse a la lista ele av.~s . chilenas. .

·,

.- Arenan{¡, intcrprcs 111orinclla. Li1111r.

( Strepsi,las interpre).; L . ) . 1 macho Y 1 hembra ad. Playa ele Chacal! uta. Sept. 1853 . (CaL Frobeen). En Juli o ele 1935 capt uramos ejemplares en la·s rocas ele La Lisera, al sur ele A rica ; fo rmaban parte ele una banda~a de cinco aves. 1 Todos ellos en plumaye de iiTvierno . La fecha es interesante, pues t ratándose ele invierno, ya no deheríari :_ encont rarse 'ejemplares en • :·: !.' Chile. ( 15 )


56 -61· -Aph ri::u_l 'Z'Írga.ta, e; meli n.

(S trcpsilas boreal is, Lath. ) . 1 cj . ad· "Perú". 1851. . ( Cat. :i'vlus· Nac.) Es común en yerano, desde _-\rica a ).fa.gallanes. Anda en bandadas.

siempr ~

-

62 .-Croccthia alba, Pallas.

('fringa arenaría, L.). 2 machos ad. l. hembra acl. A rica, A.bril 1853. (Cat· Mus. Nac.). Es ~omún durante el verano· En Junio ele 1935, capturamos var:os ejemplares en las playas de Arica, todos ellos en plumaje de inv-ierno, lo que tiene mu cho interés, pues en ese mes deben estar en Norte América.

63 .~Piso·bia ·Jn.elanot·is, Vie-illot. (Tringa pectoralis, Say.). 1 hembra ac!. Vegas ele Chinchorro (Arica), Abril ele 1853. (Cat. Frob~en). Es visitante de vera-eo. Se encuentra con cierta frecuencia en , Cba época en las vegas ele la cordillera de Santiago. 64.-Pisobia bairdi, Coues.

1

('fringa hairdi o T ringa maculata , Vieill·) . 1macho acl. ;-\rica, Oct. 1851. (Cat. :Mus· :Nac .). Es yisitante regular de verano· Ha sido encontrado especialmente en la costa, desde Ar ica hasta Valclivia.

65 .- Eurcnetcs /J.usilllts, Lil1né. (Heteropygia semipalmata, Wils.). 1 macho ad. Vegas ele Olacalluta, 21 Sept. 1851.


-

,..,

.1

-

Consideramos este ejemplar corno .el único que con seguricla(l ha sido capturado en Chile. Las observaciones que se han publicado merecen muchas resen·as y son francamente cludosa·s, pues han esta.do basadas en falsas observaciones o en determinaciones errónea s- ·

66. -Actitis 11/GC//laria, Linné. (Actitis Innata , Ph. y Landh-). 1 hembra ad. Chacal Juta, Agosto 10 1851 . ( Ca t. Frobeen) · Este ejem})lar está muy descolorido por los años, y es difícil precisar si se trata de un inm.acluro, o lo que es más probable, ele un ave en plumaje de invierno. Parece que Actitis lunata, Ph. y Landb. es. un nomen nuchl m. pues ha sido im pos ible encontrar literatura sohn~ ella. ( 16)

67 .-Catopt110 f'h orus

.snnip~¡lma.tus

inornatus, B rcH•stcr.

(Rhynchaea semicollaris, Geoffr . ) . 1 macho jóL? ~'\ric;,, Sept. 185_1- (Cat. :\•fu s. Nac_.). Esta especie es nueva para .Chile· ( 16)

68.-Lobipcs lobatus, Linné. ( Strepsilas collaris, Temm. ) . 1 macho ad . (Cat. l\Ius. Nac.). Es un ej empla r en pl umaj e de m v1ern o, es también nuevo para. Chile. ( 16)

,69 _:.._Stcgan op us tr·icolor, Vieillot. (Lobipes wilsoni, L.). 2 machos a el . 2 hembras acl. Vegas ele· ChacaL uta , Sept. 185 L (Cat._ Froheen ) · S.egún A. Frobeen esta especie sería con1ún en las vegas ele Chacalluta. Es curi o'So que el señor Hellmayr, al referirse a es ta especie diga que en el Museo Nacional hay 4 ejemplares, 3 ele Iquiqu e ( Tara-


-58pacá), y uno ele H_ancagua (O'Higgins). En esto hay una equivoca· c!ón, pues los únicos ejemplares que poseemos, son cuatro, y todos proveniente,:; ele Chacalluta (.A rica) , que forman parte ele la colec,ción Frobeen. ( 11) 70 .-Bw·/i inus supnciliaris, Tsclludi . (Oedicnemus supen:iliaris, Tschudi). 1 hembra acl . Pampa cerca de Arica, Enero ele 1851. (Cat. F robeen). E ta bella aYe también hay que agregarla nas. ( 16)

éL

la 1ista de ayes chile-

71 -- Mcíopelia asiática melada, Linné. ( Ca r pophaga meloda. Tschucli .) . 1 macho ad - Vall e de Azapa, 23 Juni o 1851. (Cat. Frobeen )· Mr. Frobeen anota que es C'omún- en el valle de Azapa y que allí a nida. Nosot ros Yimos un ejemplar en la•s pampas áridas de Chaca· liuta . en el mes ele J unio de 193 5 . .72 .-Anos cristata altirola. Jl1é ll é[¡au.1.; . ( A nas cr istata, Gm .) . 1 ej. acl . Lagun a ele Parinacota, Oct . 1851. (Cat. Frobeen)· Esta especie es propia ele la alta cordillera de 'l'arapacá y ele la región limítrofe.

73. -Paecilouitta bahamcnsis 1·ubrirostris, Vieillot. (Dafila bahamensis, L-) . 1 macho acl . Chinchorro. 21 Sept- 1851. (Cat.

Frob~en).

Es un Yisitante muy irregular ele nuestro país. Hellmayr en su obra "Bircls of Chile'', páj. 328 dice que se extiende su área desde·· Santiago a Curicó; con este ejemplar su área se extiende hasta el lí· mite norte ele Chile.


-5974 --Q·ucrquedwla versicolur puna, Tschudi. (Q_uerquedula puna, Li c·ht.). 1 macho ad . "Perú" . E·~ una especie propia de la alta cordillera d el norte de C hile,.

desde Antofagasta hast:1. el límite peruano .

75. -Nettion fla-uirostre ox ypteru nz, ilfcycn. ( Querquedula angu.o tirostris, Phili ppi) . 1 macho ad. Laguna de Chacalluta, Julio de 1852- (Cat. Frobeen). Es el eje mpla:· tipo. El Dr- R. A.. Philippi (14) dice lo Sl" guiente sob re este ejemplar: "El e~pecimen que hemos descrito corresponde a un macho adulto, y fué cazado por d finado Frobeen e1~ ]u io ·de 1852, en la laguna peruana de Cucullata, en 'l'acna". Bst•:> confirma lo qu e decíamos antes, es decir, que el Dr. Philippi se equivocó al leer en el catálogo .de ),!(r . Frobeen Cucullata, cuando en realidad dice Ohacalluta. Es nmy interesante que Frobeen haya capturado esta especie: cerca ele la costa, cuando es sabido que habita solo la zona de la puna .

76 . -Chloephaqa m elanojJtera, E y ton. (Bernicla m elanoptera, Gray). 1macho ad. L aguna de Parinacota, Oct. 1851. (Cat. Frobeen) · El pmquen es también común en las cordilleras de Chile central.

77 .- L:arosterna

Í11ca,

L esson ct Garnot .

. (Noddi in ca, L.ess). 1macho ad. A ri ca, Agosto 1851- (Cat. Frobeen). Esta especie según :!\i[r. Ftobeen abunda en A ri ca en los me.:;es, de J.unio a Agosto, para después desaparecer, suponi endo el autor que · se va a ·s us colonias de nidificación'


-60La monja llega también a veces hasta el centro del país, enAgos : to y Septiembre ele 1936, la Yimos en graneles bandadas en la descnr bocadura élcl río ~\J ái¡;o (Prov. Santiago)· En el mes de Octubre y:t. no quedaba ni nguna. La hemos obsen·ado tambi én en la bahía de San Vicente ele Talcahua110. en E nero ele 1934; pero en .escaso número. Ha sido vista hnsta Corral, (Pro\· · V:alclivia).

7S- - Stcrna clrgans clcgans. Gmnbel . (S terna coniata, P h. ) .

1 macho y 1 hembra ads. Arica. Noviembre de 1853. (Ca t. .\f us . Xac.) . Son los cot"ipos de S. comata. Esta ave visita nuestro país regulurmen te en verano. La hemos visto en gran número en Febrero de 1937 en Lenga, San Vicente ele Talcahuano (Prov. Concepción ) .

79 .- S trr11a /iinmdinac ca... Lcsson . (Sterna froheni. Ph.). 1 hemb ra :~d. Bahía cie Arica, AgO'sto de 185 1· (Ca t. Frobeen} ~ · Es el tipo de S. frobeni. Ph. v LancllJ. Erróneamente el señor' Hellmayr lo atribuye a S. t rucl eaui, Audubon. En realidad se trata de un ejemplar de Sterna hirundinacea en plumaje de invierno. No tiene nada el e extrañ o su captura en A rica. ya que es sabido que S. 11Írunclinasea emig"ra en i1wiern o al norte. habi endo sido encontrada hasta Ch imbote. en Pe rÚ'-

80 .- Stcnw lora/a. Philipp·i et

Landbcrl~.

(S terna ]OI·ata , Ph.). 1 hem·h raacl. Pa m:-: acleArica. / Sept. 1SSL (Cat.

Frobeen ) ~

Es el tipo. E n Julio de 1935 :vimos un ejemplar que pescaba en la baha ele A ri ca. I-:[a sicln obsen-acla también en !quique.

iil .-Larus do 111inica llus domin iranus) Lichtenstein. (Larus dominican us, Licht.).


-011 macho ad. Bahía de Arica, Chacalluta, 1853. (Cat- Frobeen). Es abundante en toda la zona82 . - La rus mo.destus, Tschudi.

( Larus modestus , T sch -) . 1 macho a el. Bahía· ele Arica, 1S Ag. 1852. (Ca t. }'robeen) . Mr. Frobeen dice en su catálogo sobre esta ave: "Muy común aquí, desaparece ele esta s costas en Enero ·Y regresa a mediados de :Mayo". Esta nota hac'e pensar que L. mo.destus no nidifica en Ari· ca. En Junio y Julio ele 1935 vimos e,sta especie en enorme abunclancJa.

S3. -Larus belcftcri. V igors . ( Larus frobeni, Ph-). 1 hembra ad. Arica, Agosto ele 1854 - (Cat. Froheen). Este ejemplar es el tipo - ( 11) . .Por desgraci a no se encontró en · las colecciones del museo. Es común en Arica, noso tros capturamos tres ejemplare.- durante nuestra estada en dicha región.

84.-Larus pibixcall. Wa_r¡ln. (La rus cinereo-cauclatus, Ph.). 1 ej. ad. 1\ri c·a. (Cat. ::\Tus . Kac.)- · Ejemplar en plumaj(~ de im·i erno. Visita Chi le en ,·erano, y la hemos visto en grande: bandadas c t~ la hahí a el e Valparaíso (Enero 1937) )" en San Vicente el e 'f;¡Jcahuano (Febrero 1937).

85 ·- Larus scrranus. Tsrl111di. La rus se rranu s. T sch . ) . 1 ej . a el. Bahía ele Arica. 1 ej. ad. Laguna de Parinacota, Oct. 1851 - (Cat. Frobeen). Frobeen anota sobre L. serranus lo ·que sigue: "Lo. encontré en .· . gran número en la lagumL de Parinatota. supongo que allí ~mida, a·


-62veces se encuentra en la costa del Pací iico, he \·isto la misma c.;pccie entre otras ga\·iotas, pero rara s veces en número mayor ele dos". En_ nuestro Yiaj e a .:\rica vimos en el mes de Juni o una bandada de al re· dedor de 30 ejemplares. Estaban en un ba·sural en Chin chorro. Ca1r turamos tre , dos ad ultos en plumaj e de transición (im·ierno a verano), y una hembra inmadura . Esta ga\· iota es propia ele }as lagunas cordilleranas del norte de Chile, pero ocasionalmente Yiene al centro del país. En el Museo hay dos ejemp:ares captura dos en Santiago, y en Agosto de 1934 nosotros obtU\·imos uno en el río Ñuble, a la altura. _ de. Chill án - ( 15 ) ¡'i36.-Rhy1lclwps nigra intcr111cdia, Rcndahl.

(Rhynchops nigra, L . ) 2 ej. ad. Sept. 1851. A rica . (Cat. :Mus.

~ac.)

.

. Es a1go común en la costa y en las Jágunas de Cha cal! uta ..

87 .-Pelecanoides garnoti, Gray . (Pelecaniodes garnoti. Gray .). 2 ej . acl. Bahía ele A rica, Oct· 1851. (Cat. Froheen) . Es bastante común en la costa. 88. - Daption cape nsis, Li1111 é. (Procellaria capensi s, L·) . 1 ej . acJ. Bahía de A ri ca, Julio de 1850. ('Cat. Frobeen). Es muy común en alta mar frente ·a Arica, pero so.Io en inviern o.

E9 .- il!acrOI/I'Cffs

uiga il tcus,

e;.

(Procellaria gigantea. Gm.) . 1 ej. acl. Capturado en la bahía de A rica, Enero ele J852. (.Cat. Frobeen) .

"En el estómago ele este ej emplar se e ncontraron la piel y las plumas ele P. capensis" . (Nota de Mr. Frobeen). Esta interesan te ohsetvación está de acuerdo con las ·costumbres de M~ giganteus .


-6390 .-Priocella glacialoidc s, S111ith.

( Procellaria cinerea, Lath) · 1 ej . ad. Hahía ele Arica, 1851. (Cat. Frobeen). 9 1.-DioJIIedea r.1:ulans e.ru1ans, Linné.

(Diomed ea exul ans, L·). 1 hembra acl. Arica, "Perú". (Cat. Mus. Nac.). Esta ave llega solo en iiwierno a los mares de la región' Los _pescadores los capturan cc: n anz uelo y los comen · Los llaman carneros grandes. 92 .-Spheniscus lw111boldti. . l.1eyen.

( Spheniscus humbolclti, Meyen) 1 macho acl. Bahía clt Arica, 1S51. (Cat. Frobeen ) . o

·"•9 3.-1-'elccanus ocádentális thagus, 111ol .

( Pelecanm thagus, ~\'l o l . ) . 1 ej. r.cl. .\rica . (Cat. :\rus- :Nc..c.) . 94 --Su!/a 7.'Corier;ata, TscllUdi . ( ula yariegata, Tschudi) 1 macho acl. Bahía de A ri ca, 1851. (Cat. Mus,. Nac.). o

E s muy abundante y resicleut e . Es llc.mado, piquero . BTBLIOGl-U\. FIA: - Frobeen. A. 1. -Cathalognc ancl Obsen-ations on my Coll ection of .óird<>,. shot in the yalieys near Arica, the Cordillera vill ages· So· coroma ( S m feet), P utre ( 10m .feet elevation), Lagun?. de Parinacota (14m feet eleYation ) and A ric~ Bay. From October 1850 to . ... Contains N 9 1 to NQ 80. ( manus<:rito) ·


-

64 ·-

Gigo1ux, E' E- y L ooscr, G. 2.-Los tipos de a\·es consen-ados en el :.Iuseo ::\acional de · Santiago, Bol. Mus. ~ac. Santiago ele Chi le. 13 pp. 5-33, 1930. Hellmayr, Charles E. 3.-The Birds of Chile. F ielcl 2\fus. Chic-ago. Zool. Ser. Vol.

XIX· 1932. Landbeck, L. 4·-Ueber c! ie chilenischen \ Vasserhühner cler Gattung Fulica . Arch. Naturgesch. 28. Pi). 215·228. 1862. La-nc, A . :\.

5 .-Field Notes on tbe Birds of Chile. With an Introdu ctio:t .· ancl Remarks by P. L. Sclater . Ibis 7th· ser- 3. pp· 8-5 1, 177-195, 297-317· 1897. Philippi, Federico. 6 .-Reise nach der Pro,·inz 'farapacá. Verhandl. Deutsch. \Vissensch. Verein Santiago, l. Heft 4, pp. 135·163. 1866 7.-Catálogo de AYes Chil enas ·del Museo Nacional. (manuscrito)· S.-Catálogo de Aves Extranjeras del Museo Nacional. (manuscrito. Philippi, Dr. Rodulfo A. 9 .-Heise durc'h die Wüste, Atacama. 1860.

10.'-0rnis der Wüste Atacama und der Provinz Tarapacá. Ornis. 4. Heft 1, pp. 155-160. 1888.


--.:.. 65

11--Figuras y Descripciones de Aves Chilenas- Anal. Uni v · Chile, 15. 1902. Philippi, Dr. Roelulfo A. y Landbeck, L. 12 .-Descripción ele algunas especies nue\·as de pájaro~ . .Anal. Univ. Chile, 18. 'N 9 6: - PP· 731·734. 1861. 13 ·-Descripción ele unas nueye especies de pájaros peruan•):;. {lell\Juseo Naci ona~ . Anal- UnÍ\' · Chile. 19 . N 9 S. pp. 609-622. 1861. H.-Descripción d·e una nueva especie de pato del Perú. Anal. Univ. Chile, 21. N 9 5. pp. 439-440. 1862· Philippi, B. Dr. H.odulfu A. 15.-.'hes de A.rica y alrededores ( Extremo Norte de Chile) El Hornero, Vol- VI. N 9 2. pp. 225·239. 1936. 16.-Nueyas especies que deben agregarse a la lista de aves ehi· lenas- Bol. Mus. Nac. Sántiago >Cle Chile. XV. pp. 15_2 0. 1936. 17 ·-El chorlo Calidris canutus rufus, Wilson debe ser incluido en la lista ele aves chilenas. Rev. Chil. Hist. Nat. XL ( 1936) ! p .. 104·107. Scla·t er, P. L. 18.-List of a Collection .of· Bircls from the Province of Tarapacá, Northern Chile. P. Z. S, London, pp. 395-404. 1886. Zimmer, John T . 19.-Studies of Permian Birds . XIX . l. Am er. Mus- NoviL NI' 860. 1936.


/

,•

(.·

...........···...... -----·. ···. . .

'; '.

\

·......

1

,,,ilí(&1'0 1'1\ i.

f,.¡ líf~u

n··2

1 1 1 1

1 1

'

1

·~

fosilíf,rc n• 3

fu ;1 i!e,.o fasilírH o

"""

n'

1 1 1 1 1

•1

"'

······· ........ ;.' ·· ... ·····....

S&ta.la. 1' 100.000

...,......... .

Croquis de orientación.


LAS CAPAS DE LOS MOLLES . por

H. FUENZALIDA VILLEGAS A principios del presente ai'ío tu re la ocasión 1e publicar un artículo ( 1), en el cual ciaba cuenta de la existencia de pizarras, intercaladas entr e -p órfidos cuarcHeros, con restos ele plantas réticas, en la costa de Chile Central ( 32~ 13' ele lat. sur) . _-\1 sur de la punta Puquén (véase croqui s ele orientació.n adj unto) , en donde se r.e gistraron esos afloramientos, se desarrolla un apreciable sector ele costa,. poco a rticulado, (!Ue queda comprend ido en tre el E 1stero Salinas por el norte y el Estero Ballena por el sur. En e~ te sector el señor org e: M uñoz Cristi había tenido ocasión ele recono ::·er por primera vez en el mes de Abril ·le 1936 una potente serie de pizarras y areniscas que _se desarrollan en muy -b uenas condiciones a lo largo ele esta costa. 'l'zmbién en ese año, por invitación del mismo señ?r Muñoz Cristi, pi.tde alcanzar hasta esa región y recoger en la Puntilla de los Pl ac·~­ res (Punto Fosilifero :J\9 6) algunos fósiles poco característicos y en ma:l estado ~le consen·ación. E l estudio de este material no lograln dar la luz n ecesaria para hacer ele una manera categórica una afi rnu· ción respecto ele la edad ele esas capas. S in embargo, la presencia d ~ algunos Atractitcs y un B e/emnite verdadero, como algunas imp:·(~ ­ ciones ele amonites que creía poder referir a Scholotli ei:nia angulal,L me decían ya que podía tratar se ele un Liásico mu y inferior. Como el

íJ

(1 ) E l R.ético en la .Costn. de Chile Central. Publicociones del D ep. de. Minas y Petróleo . 1937. Santiago de Chile .


-- 68 })Unto donde se !1abían encontrado esos fósiles ·queda unos 3,5 km. al sur del punto donde comienza. esta serie, (Estero Sa!inas) se impo· nía la idea ele h<.cer un infralias para todo ,el sector que queda entre ese Estero y Lo.; Placeres. El señor J 01;ge Muñoz Cristi dió cuenta a e esta hipótesis en el Boletín de Minas y Petróleo. 1\IIemoria corresp ondient a 1936. r·úg-. 121. E n el mes de Julio del presente año, pude .-oh·er nuevamente a es2.s regiones con el propósito ele mu estraer más cuiclaclosah1ente en esas .capas . En .decto, .el señor Luis Kayser. l\abía ¡:;ncontraclo m.ás al norte un punt ) fosilífero en donde obti.tvo. una Lima., un Amonite muy Yecino ele Arccstes, y dos Pseudo111onotis. Por otra parte el se .. ñor Muñoz Cristi había encontrado un punto plantífero, en .]as inme· diaciones del Estero Las Salinas. Era justo, p ues, esperar resultados más clecisi.-os el ~ un muestreo cuidadoso en esos sitios . En ocasión ·d e mi última visita a esas capas pude fijar tres nue,·os puntos fosilíferos, los cuales, a pesar ·d e ,que 1.a cosecha no fué muy fructífera, ayudan <'. .la comprensión ele este interesante com1)lejo sedim entario. Fuera de Jos puntos con restos orgánicos fijados en la costa, el señor J. Muñoz Cristi y el subscrito, han recono cido cuatro se<::tor~s f osilíferos más. Sin embargo en este artículo, en obsequio ele la br~· vedad, consideraré solameute el material recogido en Jos seis puntos que :h emos podido fijar en la costa y que a mi juicio bastan para los fines que aho.ra nos p·roponemos . U \S CAPAS DE LOS rdOLLES Doy a continuación algunas informacion es get1erales sob re este conjunto sedimentari o, que deben considerarse a títul o provisor.io por cuanto el es1tudio petrográ;ico, y el levantamiento cartográ fiw corr en a cargo del señor Muñoz Cristi; l)Or consiguiente para tua cabal información al respecto cleberemc·s esperar .]a l)ltblicación de 12. primera hoja ele la Carta Geológica, próxima a aparecer. Las capas de Los Molles aparecen con rumbo general N-S y se inclinan con un ángulo ele más o menos 30~ hacia el .este, a lo largo de los 6 kms. en que es posible observai·las. He r ecorrido esta costa. en dos o tres oportunidades para encontrar manifestaciones tectónicas que 'p udieran ayudar a explicar su p Oitencia . Como la costa ·c orre aiquí en ·dirección NW-SE. y el rumbo es NS, la línez de playa .·orta las capas con t.m ángu:o ,-ariable, pero que es yecino de los. 35Q en


~

G9-

t ér min o medio: Tomando en consideración esta ci rcu nstancia y la inclinación con que aparecen respecto ele la hori zcntal, su potencia sería vecina de los 2 . 000 mts. En los ·:::eis kilómetros qu e se dila tan por la p laya, el único accid ente que he po dido reconocer es un pli egu-:: 1so~linal ( Fig o N 9 1), situado unos 300 mts o al norte d el ,p unto Fosi .. 1ífe ro L os Placeres (NQ 6) . P ero est e pliegue no ha comprometid<)l a todas las capas, puesto que solo repite una potencia ele pizarra·s del ü rclen ele los 100 mts . y las areni scas supe riores . · es decir que como dfra máxima podría disminui r la po tencia 9e1 conjunto en unos 200 metros o En todo lo restante las capas buzan regularmente hacia el E- y n o ha sido posible reconoce r ningún otro accidente tec tónico, aunque es pos ibl e hi poteti za r la repetición de algunos ban cos const~· tuti Yos el e la serie . U n recorrido de nor.t e a sur me dió el siguiente pe rfil. en el --<:ual las cifras ex presan la pü tencia verdadera aproximadamente : a) Pizarras con arena abunda nte, color gris rojizo, morado u -a marillento, en las cuales aparecen frecuentes intercalaciones de -plan· :as ( puntos fosilífero no 1) a veces conse n ·ancl o su forma. ot r;J.s en for ma de acumu laciones mu y destruida s ( pa'j izz.s) . 130 a 140 mts --ele potencia . b ) Pi zarras, color gri s acero y gri s az ul ada:;, bien con fo rmada·-;, lij eramen te sedosas ( metamorf ismo)· S in res tos orgánicos o 30 m ts . -de potencia.

e) Pi za rras g rosera s. a renosas ·Y aparentemente algo tobí feras . H acia su ext reüJO stu· se encuentra un punto con · fósiles marino ·, (Puntos fosilífe !·o 1\ 0 2) poc'o an tes de llegar a la cl esembccaclura del Estero Los Molles. P otencia 2CO metros .

el) P izarras grosera s, color gris azuloso . algunas yeces con intercalaciones ele t:na pizarra muy semejante a la ele la letra b, con -impr esiones el e plantas. ( Punto fo ififero f\ 9 3) en mal estado ele --consen·aci ón . e) Conglomerado fino, compuesto por a rena cuarzosa, y rodados qne alcanzan algunos centímet ros ele diámetro, ele cuar zo . _y pi zarra . . 3 mt:¡ . el e potencia.

f) Pi zz.rra grc.sera muy .parecida a Ja letra el .


-

70--

g) Arenisca color blanq uecino, mús fina que la qu e se cncucntr'"' en el conglomerado de :a letra e, pero con la cual parece cmparentarse. 15 m:t;. de potenc ia~ h) P izar ra mu y bien conformada, sin r estos orgánicos. 10 m ts . de potencia. lJ 2.y una labor que cor responde a una tentati\·a de ex- · plotación· i) Aren isca gn s obscura. 50 m ts . ele J:.•Oten cia · j ) Pizarra grosera con r estos de se rpulites ( tubos calcáreos) y al ;p arecer con D e11taliun1. Este conju nto de pizarras sin alternancias ele entfclacl, se dilata por la costa, constituyendo la mayor parte de la formación. Se han encontrado dentro ele ellas va rios puntos fosilíferos que son lo3 siguientes: 1º :0Jivel con serpulites ya menci onado . 2.9 Seri e fosilí fera marina con ;l{onoti.s, .M·yophoria, AvicuJla, Eucjlclus, N autüus, Arcestes, Cladücites, etc. , unos 60 mts . más al sur de la anterio r (extremo sur del Corral de Barrancas) . Este e:; e: punto fosilí fe ro Nº 4.

3. 9 N ivel con Nucula sp . 300 mts . más al sur, sig aiend o la.. .costa. Es el ¡..unto fosilífero N 9 5. A medida q:te se avanza hacia el sur las pizarras se Q1acen cach. vez m[ts finas. pe ro. poco a poco, e n~pieza n a inte rcalarse arenis cas de grano grueso, color amarillo marrón, en bancos de poco espeso1·. E l espeso r total de esta serie de pizarra•s lo calcul o en unos 500 mts . k) Areniscas color amarillo marón ( fig. N Q 3) 50 mts. de po· tencia.

1) Pizarras muy ¡:·erfectas, lij eramente 1seclosas que se puecletr· observar muy bien en una cantera de explotación. 200 metros ele po· ten-cia. m) Areniscas, en un •pliegue isoclinal. n) Pizan'as, idéntic?.s a las de la letra 1, en donde se han recoJl clo Amoni tes y Belemnites. El •punto fosilífero NQ 6 queda exactamente en e: límite ele esta letra con la siguiente, cabalga.ndo un 'Poco . sobre ambos. ñ) Areni sca3 resistentes alternando con pizarras .p or espacio unos cincuenta metros de potencia.

d~


-71o) Areniscas idé11tkas a· las anteriores, alternando con p izarras notablemente n:ás tiernas, en las cuales parece que la arcill a se h'l : regenerado. desde la P untilla Los Placeres, (últimos roquedales que avanzan hacia el mar ) hasta ·unos 300 mts. antes de llegar al Estero Ballena. Como se deja constancia .en el perfil reseñado ante ri ormente, ha ·sido 1)osible reconocer seis sectores fosilífero-s siguiendo la costa en :::1 espesor total de la serie. Pero además he podido reconocer int ~r­ ·calado en las p izarras de la letra l un banco de areniscas, en el cual .se recogen algunas forn11as silí ceas, que deben corresponder a fo"ramin1Jeros y rad iolarios gigantes. ( ?) . Com o ya tuve ocasión de señal arlo, solo es posib:e admi tir cou seguridad como accidente tectónico el pliegue isoclinal que se ~n e u en­ ti-a unos 300 mt<; . al nort e ele Los Placeres. Pero no se m e escapa ·q ue es posible acep tar .comp un plegamiento o f ractura también la r~petici(Jn de cap:~ s que be señalado en las letr as el , e, f. y g·. En todo caso esto es solo j1ipotético, en tanto que el ·plit;gue de ];a fig. N~ 1 ;;.~ ha pod ido obseryar en muy buenas cond iciones en el terreno. El estudio de los restos fósiles qu e se han recogid o a lo largo de· ·¡a costa no pod ré haceri o con la meticul os idc.-d que se acostun-:bra e•1 esta clase de tra bajos, por cc.reccr de bibliog raf ía por un lado y por tratarse, por ot r,), de algunos afloramientos que ¡o r primera \·ez se ·señal an para el ll!esozoico. surameri cano. Felizmente he podido clisponer a este respecto. de algunos géneros tí picos que no permiten d uela respecto ele la posición estratigráfica ele los materiales colectados. En todo ca;;o espemmos poder remitir -p arte del materia l a alg~t · nos especialistas europeos para conseguit· una determinación exacta . Por el momento son los hechos estratigráficos los que me mkresan ·_y me parecen pa:·ticularmente interesantes. por lo cual no he r esistido al deseo ele dar !ma in formación sobre los r esultados obtenidos hasfét · -el presente. 1

SECTOR FOSILIFERO N 9 l. Es te punto está situado en el sitio donde co twergen el <ccantic1ado costero y el acantilado del Estero Salinas . F ué posible recog"=r aquí numerosos frag'nientos de pizarras con plantas. En una zona eL~ unos 1S a 20 metros: s.igui enclo el acantilado, es posible hac'er una -.buena colecci(Jn, siempre <:Lue se esté dispuesto a muestrear con pa-


-72ciencia. Algunas veces la quebradura se produce en niveles totalmente llenos de reMos de plantas muy triturados, que forman una cleigada capita de pa jizas, otras, en nivel es menos n co·s, se obtienen impresiones en buenas condiciones. FILICES. Thinufc!d ia ( Dicroidium) s¡: . ind.

Lám. 6. Fig , 3. Varias impresiones ele .pequeñas pínulas de un Dicroidíw11, con: lóbulos ligeramente alternos· La nen·adura se compone de nervios que se desprenden del raquis y recorren el lóbulo abriéndose ligera· mente en abanico. Hiay tendencia a presentar un nervio medio en ~lgunos ejemplal·es- E l coi.1torno de la hoja y el diseño ele la nervadura recuerdan bastante bien a Thinnfeldia lanC'ifolia var. pinnis distantibus ele Kurtz. (Lám. XVIII): No ha1go sin embargo 1a r.eforencia específica por considerarla hipotética. TacllÍo/Jteris 111areycsiaca Geinitz.

Lám. 2. Fig. 1_. 1876 . -Tacnioptcris 'lltarc)•csiaca, H · B. Geinitz, U eber rha ti.,;che Pflanzen un el Tien·este ... Beitrage Geol. u. Pal . .'-\.rgentinische · Rep. (Stelzner) Paleont. 'fheil II. p. 9 figs. 1, 2 y 3. . 1888 .-Taeniopteris 111Greyesiaca, Geinitz, L. Szajnocha, Uebe1· f ossile Pflanzenreste aus Cacheuta. Akademie el. \Vissenschaften in , Wien. l\fathem. ·naüm·v . Classe. B. XCVII. Abth I- p. 16, Fig. 8- Taf . l.

1899. -Ta;c niopteris Jllare)'csiaca, Geinitz, Solms Laubach y G. Steinmann, Das auftreten ,uncl die Flora der rhatischen Kohlen· schichten von La Ternera. Neuen Jahrb. f. Min., etc. BB. XII, .

p. 595. 1921 .- 0lcaudridium J/la.royesiaculll, Geinitz, K,urtz, Atlas d' ~ Plantas fósiles ele la Rep. Argentina. Actas ele la Acad. ele Ciencias, Córdoba. Pl . XXI, varias .figs.


-731937.-Taenio pteris 1nareyesiaca, Geinitz, H.

Fuenzaiida. El l~ético en la costit de Chile Central. Public. del Dep. ele Min. y Pet róleo, p· 7, fig. l. Porción de una fronda, simple, lanceolada, aunque no es Yisibl-~· todo el ápice, co:1 raquilla robusta ligeramente estriada longitudinalmente. De e: la se desprenden numerosos nervios laterales con obli · cuidad variable, debido 'tal vez a • un accidente ele conservación. Estos. nervios son finos. rectos y casi regularmente paralelos. Las dicoto· mías en la yecindad ele la raquilla no se han ·podido o.bse rnr por imp-recisión de la sustancia limonítica que consen-a la forma, pero en el negativo de esta misma impronta se .i)lteden ver bastante satisfactoriamente. La frcmcla es alargada y su ancho disminuye paulatinamente a medida que se va hacia el ápice. El margen es liso. Lat'gO> del fragmento consen-ado 43 mtn. , ancho en la. parte interior, 18 n1m.. Disponemos de cuatro improntas ele esta especie que correspon·· den a positiYos y negativos de dos frondas. La fig. N" 1" corres-· ronde a la de men or tamaño, que se consen·a en bastante ·b uenas condiciones. La otn es má s grande, pero más incompleta. En este ejemplo el ancho de la parte consenada ,sería de 24 mm. 1'. mareyesiaca es una forma muy común en los yacimientos réticos de Chile y Arg.entina. Se han recogido muestras en Cacheut:l. ( Me11doza), Niara yes (San Juan), Retamito (La Riorj a), Gomero (Concepción, Chile), La Ternera (Copiapó), Los ?violles y Punta. Puquén en la Prov. de Aconcagua·

CICADEAE.

Pterophyllum sp. Lam. 2. Fig. 2. Disponemos de numerosas impronta s de pínulas de un .Pteruphyllum. Ellas son alargadas, rectas, en fo rma .de bandas, cuyo ejem.plar de mayor tamaño miele ú7 mm. de largo -po:· 9 de ancho. Las estrías que recorren las pínulas son extraordinariamente finas, paralelas en-· tr~ ~sí, y muy próximas las unas ele las otras . Es imposible poder contarJas.


-74En otro yacimiento ( Estero El P eral ) el señor Lui s K ayser rec ogió una fronda. La de scribo a continnación . R·a qui s fu erte; estriado longitudinalment e ck un m odo ba stante grosero, ele tal manera •q ue aparece com¡Juesto por tres .fa jas, la mediana ligerament e en rc-,Jieve . Las pinas se apoyan al raquis p o.r toda la base y se o rdenan un poco irregulat mente la una frente a la otra. La f orma g eneral ele la fronda recuerda a PterophyllvMn Raj·uwlwbense ::\Iorri s, per o se dif erencia notablemente por la fina es.tría·Ción de la s ¡:•Ínu las · Este .ú ltimo fué recqgiclo en Río Atuel, provincia ele Mendoza, .p or K u rtz .

Podo::.alllites e.longatus (l\Iorr.) Feistmantel. 1888. - Z eugophyl/lites elongattls ).forris, L. Szaji.1ochc.. : Fossile Pf lanzenreste a us Cache uta . A kaclemie b. Wi ssenscha ften in \tV ien. Mathem-natu r-w . Classe . Abth - I, p. 19, 'f. II, f ig. 4. 1921.-Podo:::alll:ites elon gatu s (Morr · ) Feistm antel, F. Kurtz: A tlas de Plantas fósiles de la Rep. Argentina. Lúm. XVIII, fig. 246a, y XXI -va;·ias figs. Fol iolas plurineryaclas, que se en sanchan paulatinamente, con -estrías que se di co-tomi zan en la .b a;s. ~ y recorren el resto -de la hoja s ie1npre un poco cJi,·ergentes, aunque rectilíneas. No se conserva d á pice: . Los ejemp lares ele que disponemos s-on m.uy semejantes a alg un os de los figurados en el A tl as ele Kurtz, pro\'enientes ele Cacheuta , de donde es originario también el . ej emplar figurado por Sza jno-cha. E l .ej em plar mejor consen·ado tiene estrías bas•tante espaciadas, de ta l modo que en todo su ancho se cuen ta 10 u 11. El ancho máxi17itlm .cJ a 11 mm · Esta especie se ha recogido en Cacheuta y Río Atuel (.Mendo za), ele la Rep. Argentina, y en la In dia, c1 e donde es origina ría h ··espeCie·

Podozam.ites rSp. U na foli ola m ucho más lanceolada repite los caracteres del género, pero posee nienor número de estrías J' su ancho es notablem:ent e menor. La forma general ele la foliola corresponde muy bien con


-75!a fig. 183 de la Lam. XXI, de Kurtz, solo que la :nuestra es mas. fi na. S.C:Conser ·a el peciolillo. o+'·-'\· E l fragmento conservado miele 65 mm. de largo y en la parte: más ancha mide apenas 5 mm. ele diámetro. De la li teratura qu ~ tengo a mi disposición recuerda a Podo::mnites angu.stij'olius (Eichn) Sdhim¡p. del Rético de Bornholm - ( 1) .

CONIFE.R AE· Baiera sp.

Lám. 2 . Fig. 3. Disponemos de fragmentos ele una hoja que primero habíamo:;. referido a Sphcnopteris eloJtgata, pero en la cual no se advierte nervio medio. La s !1ojuelas casi lineares, se desprenden de un centro común, y en el fragmento conservado tienen tres clicotoniías, Tienen ellas una fina n erviación longitudinal.

PUNT,O FOSILIFERO

N~

2.

En un espolqn que se desprende unos 100 mts. antes de Ilegata la ribera del Estero Los Molles (El Chivato), ;pudimos reconoce·,~ en compañía del señor Luis Kayser, un nue\·o punto en donde apareCEn fósiles mariuos. E l interés ele este punto reside en que es el primero en donde sé han recugiclo elementos marinos e inter.calaclos entre do.s niveles plantífero.s, .como luego lo veremos. Elm,uestreo fué bastante pobre, pero de todas maneras tiene importancia señalar los restos recogidos, para tener una buena sucesié;-¡ estratigráfica. Los elementos recogidos son los siguientes: N evadites sp· Tengo una porción de laja , en la cual se encuentra una impresión correspondie:'lte a un fragmento ele! últim o en fracto de un amo-

(1 ) Moller, II.i. Bidrag bill Bornholms f<Jsila flora Kungl. Svenska vetensk.aps-Alkademi ens . Bd-36 N<> 6. Pl. 1 fig. 8, 12 y 1 . .


- 76"-· ni te. La disposición de las costas muy próximas unas de ot ras, y relatiyamente inseguras en su recorrido, como su poco relieve, recuerdan muy bier, algunas fonnas del género Nevadite3, del cua;l se b<m encontrado algunos ejemplares en el 'l'riásiot _( Nórico) del Perú.

Lima sp. Lám. 3. Fig. l. Impresión de una valva izquierda, con material limonítico qu~ conserva la forn1a general de Ja concha y detalles ele su dec'oración bastante satisfactorios. La SH perfieie -del test estaba decorado con estrías radiales, Lnas, numerosas y ligeramente vacilantes, más algunas arruga:;; igudmente radiales y poco precisas. A partir de la mi· tacl y hacia el ápice se observan tam:üié'n arrugas concéntricas con uná disposición muy semejante a las que tan fre~uentemente se observan en el g·énero Halobia . Contorno elíptico, más alta que larga, en el ejemplar que se conserva ligeramente en posición trés cuartos; las cifras son 42 mm. de diámetro dorso ventral y 27 mm;. en el diámetro antera poste~·ior. Por los detalles de su decoración recuerda has· tan.t e bien a Lima linez.ta (Lethea Geo·g nostica, H. Bronn. Taf. XII, fig .' 9).

El ápice est:í. ligeramente enmascarado. ¿Pleura plwrns sp. O·btuYinJC'3 tatnbién en este n1isn1o l>unto una in1presión de ud. lamelibranquio, r_1e contorno trasversalm ente elíptico, ápice t otalmente lateral, adornado con fuertes es trías ele crecimiento, bruscas, come) si el test se com pusiera de uaminillas calcáreas superpuestas y por dos arruga'S radia les que se desprenden del ápice y recorren transversalmnte la concha hac ia el porcle posterior. Creo que esta impresión puede referirse al género P leurophortl'S .

PUNTO FOSILIFERO KQ 3. Este .p unto queda situado en la desembocadura misma del Estero Los Molles (El Chivato) . En las pizarras provenientes de los escom· bros ele dos piqu es q ue se han practicado allí para explotar un.) re.-


-77vcntón de cuarzo que reciben e1 nombre de Mina de Oro de El ,Chi · v<üo, es muy .fre.::uente encontrar im¡:·resiones vegetales, en una piza~ rra loca: mente n'.etamorfizada por esa intrusión. E l mi smo metamorfi smo hace qtte s~a difíc il poder determinar las plantas con justeza. Re podido recotwcer, sin emba rgo, por sus contornos característicos.

1'/lin 11feldia sp . Podo:;amites sp. Los detalles de la n ervad ura se han perdido compíeotamente.

ZONA FOSILIFERA NQ 4. Es posible encontrar fósiles manif estacio nes d e •:;u existencia · e:n todo el <:ontomo del accidente d e :a costa. que en el lugar recibe el nombre el e Corral -ele Barrancas. Existe l'Or ej emplo tm ni\·el con co.lonias ele sérptdas en la puntilla norte y en el cual parece que se encuentra tambíén De11taliwn; sin embargo es en la puntilla que cie·rra ,p or el sur este accidente, donde pudimos hac er un a cosecha m[L'> fructífera y al ;11ismo tiempo encontrar ejem1úu·es mejor con:;erva· dos. Las pizarra~ so n aquí muy ricas en limonita y este mate:rial. por r-·D ulatino reemplazo .. -ha ocupado las caYidr.des dejada:; por ;a clisolu. ción ele Jos test-s de los o.rgani smos. -Es indud ablemente la m eteorización el agente ele este fenómeno . por cuanto se obse n ·a solo en super-

ficie. Fué pos ible ubicar en el . terreno los siguientes horizontes hie:• uefi nidos: a) Horizont•': con Claciiscites y Myophoria, 3 mts- ele •p otenciab) Hnrizont [~ con A Yicula l\ lonotis, A rceo; tes, etc. Potencia in de~ terminada pe ro :kl orden ele la ant rior.

LA NIELIBR Al\ gr TIA 't:A. Av·iClt! a. sp . ind .

Lám . 3. Fig. 3. Concha 'oblíc-ua, m -alada ; borde carcliJi al posterior recto, anteri0;· con un áng ul o de lSQ respecto del primero. J\lpice en el nivel del ·bor-


78de cardinal. Borde anteri or y ventral se confunden en un arco <.k círculo muy caracterís:·ico, borde postt'rior 'f uertemente convexo . Oreja anterio r cGrta, en relieve, separada del resto de la concha por . un seno r edondo para el paso de11 B'yssus; orej a i)Osteric r recta, plana, aliforme, separada del test 1or una depresión linea l, ligera mente cu rvada hacia af uera como en A. con f01'ta. E l aia poste rior llega hast:t la mitad del bord e posterior. La lín ea de mayor abO\·edamiento ele la c~· ncha va desde el ápice, hasta el bord~¡ inferior, 'donde éSJte se con ~ ' ..fund e .con el pc sterior . Decoración externa compuesta de co:;tillas radiales f inas, cnn·adas hacia adelante- en la parte an terior y haci,t atrás en ~l a posteior. Las estrías dejan inten-alos de igual valor entl·e unas y otras, son un poco yacilantes · La mitad in fe rior hasta el borck e::tá re:~orrida por estrías de creci mi en to clesigruales, que sig uen el C{\lÜOr110 ele la COncha.

Observacionc.o: En su aspecto externo nuest ra AYicula recuerda _ extraord inariamen te a las Pterineas dc:l Paleozoico, .por }o cual es posible qu e se trate ele algunas el e las Aviculas descritas por Frech, par<l d Trias de Zacate.cas . En un ' horizonte in term ed io es donde son mu y frecuentes. 'Psendo-J.lfo notis sp .

Lám. 3. Fig. 2. Concha muy abo.v edada, ligeramente triangular, ápice b e r t~- · mente sobresaliente ele la ~ ín ea cardinal, y encorvado; lín ea ca rdinai r ecta y ·poco so!)resaliente . Borde anterior reducido y. confundi do . con el ventral que for ma un arco ele círculo, .f uertemente inequilatcral . Borde posterior cóncavo y recubierto -por la oreja posterior en · 2j3 de su longitud. Decoración compuesta por trece costillas, fuertes . . separadas en el medio, más próximas hacia a·clelante y hacia atrás.

lv'l)'ophoria sp. incl. aff . Jm.rv•orslúi Steinm ann Lám. 4. Fig· ~Concha ligeramen te cuadrangular, transversalmente oblícua, abovedada. Dimensiones: D iámetro ante ro posterior 60 mm ·. , dorso t1·al 46 mm. Decoración compuesta por 10-11 costil·las radia les, 1110- .


--79 de radamente tuberculosas y estt'Ía de crecimiento, ásperas y franca~ . mente lineares . La ú ltima costill a sirve de arista del úrea y es ua _poco más lisa . l gual aspecto ofrece la 1·en últim a costi lla y ent re esta y la última o canto del iu·ea, se desa rro] a una u. dos costi:las accesoI·ias, más bajas, que nacen a alguna distancia del ápice. Las costillas en la parte anterior de la concha y en la vecindad el e! ápice a1mrecen - adornadas con espinas tüberculosas muy independ izadas; algunas veces el canto es cortánte . E l á rea queda cli ,-idida en tres campos, primero por la existencia de un surco que lo re co rre desde el ápice, y · ¡uego por una pseudo-costilla, que individualiza una segunda. área. vecina .del borde cardinal, a manera de lúnula. Borde, anterior convcxo, inferio r cun-o, posterior rec tilíneo y formando con el ca rclinr..l - un ángu lo de 120~ Este último es casi rectilíneo, lo qu e di ferenci::t nuestros ejemplares ele la M . Jaworskü , desc·rita por Steinmann . . El área está clewrada con estrías el e crecimi ento. llenas de tuberculi · tos" ásperos. En numeroso s trozos fragmentarios se ha podido estu. di a r el á·pice, que está dotad o ele dos clientes típico s con es trías . Obscr·vacion es: Nuestros ejemplares, ( pcseemos -+ en bu en es· .. tddo con sus do s valvas conjugadas y numero•sos .fr<:g·mentcs) . se as,~­ m ejan mucho a la Myophoria Jaworskii ele Steinmann. ¡. ·~ ro se diferencian de ella pr in cipa lmen te po r lo s tres caracteres siguien tes: 1. o Las arrugc.s co ncéntricas en la pa rte antei or y ,-ecinas al ápice sólo · ::e obsen·an mu ~· imperfectam ente en Jos ejemplares jó,·enes. ~n cambio se desarrol lan . aquí tubérculos es¡ •inosos muy característicos· 2 -Q' Una pseudocostilla desa rrollada en el área que alcanza la perif~­ ria de la concha en donde termina la lúnula . Esta pseudo-costilla e~ muy aguda en lo·_, ej emplares jóvenes, más estompacla en Jos adultos, · ·pero en ambos 0asos tuberculacla co mo las costilla s ,-erclacler<,s. en :a pat,te Yecina al á ;;ice . 3. Q Por un borde ca rclina rectilíneo, en t:anl:o que en M. Jaworkii)es frandm>ente cónca,·o. Caracteres muy semejantes y el númer0 ele las costillas .permiten también dif erenciar nucc>· · tros ejemplares de JI. Líssoni Stei nm .. con la cual también es posib le C'Onfunclirla.

Cardita sp. incl.

Lám. 4. Fif. 2. c. . y b. Concha ligeramente tra pezoidal, ~pites pro minentes y · fuer-::e- mente en co n-ad o~;; concha mny espesa. mayor abo vedamiento conforme


-80 u na línea que parte de: · ápice y se dirige oblícu <~ mente hacia <~ t ra,;. _ ?vieseta cardi nal descono::ida . Impresión muscular anterior muy fmTt e (Fig. 2 b.). Decoración compuesta por 10-12 ca.sti!Ias muy agudas y fuertes, q ue forman un ángulo co rtante ahcia arriba y hacia aba jo, cortadas por poderosas estría s ele crec imiento, que clan z. la concha . una apa rien ::ia lame! osa. Sus dim ensiones so n la:s siguientes : Diam anter oposterior: 35 mm. , diám etro clorso·yentral: 35 mm. ," espesr1i· de la .conlcha 17 mm. Dispongo de dos ejemplares con sus val vas con j ugaclas, y u na. val va 'izquierda incompleta. que muestra la impresión muscular anterior. CardiomorpluL sp . incl. Disponemos de dos yah·as conj ugadas de un lamelibranquio que debe corresponder a este género. Las vah ·as son equilaterales; áJpice· prominente, ligeramente ar.q ueado hacia a delante, fuertemente abovedadas. La concha es gruesa . La decoración se compone de estrías concéntricas, irregu larmente espaciadas, pero débilmente marcadas. Hay una especie muy parecida Card·i omorpha ? digglesi Smith. en el Cárnico norteamericano. ( 19. p. 111 . L1.m. XCIV. Fig. 8.) ( 1).

eardinia

sp . in el. Lám. 4. Fig. 3.

Reco-g imos tambié'n en este -punto u na concha ligeramente triangular, ele 45 n1m. ele cliám. , dorso·ventral, 59 mm. ele diámetro ante- · ·ro· poste rior; ápice casi terminal y ligeramente encorvado haeia acle:- . !ante, decoración casi inexistente. r elativamente espesa, que debe co-rresponder a este género. T ien e bastante parecido con la Cardini._r, Gleimi, p. Smit h, del cá rnico más super ior ele Nor teatnérica. ( 19 p. 110, Lám. XCVI. F ig. 7 y 8) . N o es posible confundirla con la.. Cardín,ia Andillli: Giebel. de la cual se dif erencia por ,poseer esta. . íú ima una decoración en ·bandas con céntricas y ser más alargada. M~ odio! a sp. ind. Lám. 4 . Fig. 4. U na l\!fodio' a- horck in feriar suavemente cÓilCa \·o, borde pos ten or dorsal fue r Lemente con vexo y borde postet·ior indifere nciado(1) Perrin Smith: Upper Triassic faunas of North .Ameriea. U. S. G. S -.. profesional P akev (4) ~


-- 81 aparece también "11 estos terrenos. Es de pequeñas dimensiones (la:·go 30 mm., alto 13 mm ·) . S u decoración externa es muy sencilla, pues está co mp u e~t a por finas estría s de creci1niento y por t res .pJi c~­ gues en Jas vecindades del borde p()st erior; el 'p rimero a 6 mm. de stt exti:emo termina! en forma el e esca lón y d ejando un peq ueñ::l' palio, y los otros dos en el bord e mismo, ele tal modo que la concha di sminuye de espe~or en gradas sucesiyas de desigual valor. Es una forma muy característica, la cual no he pod ido encon-· t rar co rrespon diente en la Jite ratur<1 a mi disv: sición. F uera de estos elementos descritos, encontramos en el afl oraminto del sur ele Co rral de Barrancas, un Pcclcn de grand es dime:Jsiones, a unque lo conozco solamente por impresiones mal consen·aclas. Su decoración cn:liporta est rías ele crecimiento y costill as num erosas,. un poco vac'ilaJJte::.

a

. GAS'I'ROPODA .

Eucyclus paá.ficus Jaworski

Lám. 5. Fig. L 1923 .-Eucydus paci.f'icus n. sp·., Ericb J amorski: Die marine . Trías in Suclamerika. Neuen J ahrb . f . 1viin. , etc BB· XLVII, p. 140, 'I'af. IV, F ig. 11. Concha cón: ca, com¡~tiesta de cuatro vueftas, con un canto sobr•> saliente en el med io de cada vuelta y otro inmediata,m ente sobre Lt linea ele sutura menos prominente . Concha decorada _por líneas ele crecimiento dirig-icl" o. hacia atrás qu e cruzan sin internu111pirse lo,; caw tos espirales. Boca en mal es tacto o desconocida . Dimensiones: Alto tota l. 35 mm. ; an ::ho, 20 mm.; alto ult . yu elta . 15 m :11. ángulo a•pical, 5t:". Atmque 1me~tro ejemp:ar es ele may ores dimensiones que el descrito por Ja~o rs i<:i , creo que puede aceptarse la icl enticl.a d ele a mbo·3 . Al par ecer nuestro ejemplar consena una ,p orción más ele la última vuelta. E l ejem pla r ele Jaworski f ué recogido en el 'Co nglomc1·ad o de Uliachim (Perú )· Según Jaworski el conjunto fatmístico ele ese punto era Nóri co·Rético·


82''froch us sp. En un trom de pizarra disponemos de un gastrópodo, cuya po· sición sistemática debe ser yecina de Trochus, a pesar de que la boca es desconocida, pe ro tiene la base plana, las yueltas cuaclrangu::ares, el conjunto piramidal. Pueden contarse cuatro yueltas . En la ú ltima s~' -advierte que la ckcor<:>.ción es espiral y que en Jos cantos de las vueltas existían tuh:~rculitos poco marcados, particularmente en el canto supenor. AM i\IOKOIDAE. Arc<?stes sp. ind. aff. int11sla.biatits Mojs. Lám . 5. Fig. 2. En esta:; caras recogió don Luis I(ayser un amonite que clehe ::cferirse con seguridad a Arcestes . Concha gloho:;a, amfrados t~n 1 ecubrientes que el umbílico desaparece; en la base más· anchos qu:! altos, pero ·que disminuyen ·p aulatinamente hacia la región ventral. Esta es redonckada. La porción conservada no presenta Yárices (in: terrupcicnes en d crecimiento). La cámara de habitación abarca más de una vuelta· El núcleo liminotizaclo conserva s us tabiques . La Hne<~ de sutura comprendía num erosos elementos, v estos aparecen fina.. mente dentados Ciad i:1cite s aff .

tornat¡.~s

Bronn.

Lám. S. Fig. 3. Poseemos nna form.a, que debe referirse al género Cladiscites. que en su aspecto externo, recuerd;-. mucho al clásico Cl. tonwt-u..>, ciel Nórico Alpino . Concha cuaclri:lateral, amfractos fuertemente recu brientes .ele tal modo que el umbílic'ü se reduce a un punto. - Los lados de los anfractos son rectos, pasando por medi o de una curv;. :a la región exten~a, que tiende a ser plana igualmente. Toda la 1-xtrte conservada presenta ta.biques de tal modo que las dimensiones ele ;'l. cámara de habitc1ción son desconocidas. La decoración externa esta~ 1¡;,_ co mpuesta pc;rr .finas estrías longitudinales, por el ·medio Gl,e h _¡·egión externa corre una banda. a ma-nera de carena, clébilrnente mar- ·


-

<::),3 -

·cada, pero que es observable en toda. la extensión ele la con:iha. La . linea de sutura se compone ele ocho elementos-lóbulos y sillas-y son finamente cl;:nticulaclos. Observacion<'s: No se me escapa que por la f orma externa y por la decoración nuestro Clacliscites se asemeja mucho al A rc estes, ex: grupo coloni aff. Chcilostomo v. ~Iojs., que e studia Jawor.;ki. Si consideramos ·que en nuestro ejemplar no !Se consen·a la última vuelta, en donde aparec-en lo.s várices del ejemplar ele Jaworski, esta similitud se haría mayor. f:Ie puesto nuestro ejemplar en el género Cladiscites, atenc:ienclo a su decoración externa que es del tod o sem ejante a Ja de Cl. tonlatlls, y la forma general de la concha y considerando la .fina denticulación ele los elementos de la línea ele sutura.

N_mttilus sp. Recogimos ! ambién en el mismo s itio en donde se obtm·ieron los restos an:teriores, numerosos 'Nautilus que no hemos podido deter · minar con precisión, pero que pertenecen a varios sub-géneros. PUNTO FOSILIFERO N 9

J .

Palaconeilo clliptica Gold f. '

.

1838.-Núc:ula eUíptica Goldf. Golclfuss_, l etref.

Germanía ~ .

p. 153- 'l'af. 124, Fig. 16. 1923 --Pa!aeoneilo ellíptica Golclf. Erich Jaworski, Die Marine 'l'rías in Sudamerika. N euen Jahrb. f. Min. BB. XLVI!. p. 197 _ En el punto fosilí fcro N 9 5, situado unos trescientos metros s;guiendo la costa hacia el sur, se encuentra casi únicamente esta especie. Los ejemplares concuerdan bien con la figura dada por Ga,klfuss. L<. especie fué descrita pa ra los ·capas de St. 'Ütssian, en l~l Tría sup. :alr1no y ha sido recogida en el Trías sup. del Perú. S.: cono~e una espe::1e muy \·ecin o del Rético de Birma.

PUNTO FOSlLlFERO N'' ó. El próximo punto .fosilífero St:l · encuentra situado un os tres kilómetros más al sur, más o menos en el sitio denominado "Los Pla-


- ·&+cen:;;", por los habitantes del coütorno· Esta vez nos ·encónt i·anio:>

a l su r del únito <:ccidentc tcct6~1iéo que se ha logrado r ccoriocer y en ' {londc las p izarn:s empiezan a alternar definitiyamcnte coi1 Jas ·are" niscas amari:1las, al mism o t iempo que aparecen muy tiernas . Es posible que se tra~ e ele un a rcgcneraciún ele arc illa. Fué este el p ri mer 1 punto fosilí fero que logram os reconocer. \ pesar ele hab er o frecicló e1: las di stintas ocas ion e,; en que lo .-isita mo s cli\·ersas fo rmas , es to~ da da pa ra mí. un enigma. Lo · elemeJ1tos fa uní sticcis <1ue se han l l t•g raclo recoger ;:pa recen siempr e en muy m al estado de consen-ación, 1 ele tal manera qu e para .lograr determinarlos, n o se puede recurrir a 1; ing ún expedi en!e decisivo: hay ·q ue conten tarse con la s for ma·s ex-· tet'nas, f rag mentarias y mal dispuesta s . ;Trabajand o así. la mayorír~' ele la fa una m e daría un 1iásico inferior. La s cir c un ~tancias anteriorm-ente anotada s me obligan a pasa!muy por encima e;; tos restos orgánicos . Si me explayo :un poco ,~3 pa ra log rar una plena seguridad en el sentido ·de la progresión estrati.grá fica . y como a l ·m archar hacia el sur yamos encontrando los téc min os má s ele \·acios eJe la seri e . El hecho fundamenta1 es el aparecimiento ele lo s Belemnites que 1~0 ha sido ,p osilcle cncontra r en ningún otro punto ele la cos ta. BELE~1~ITIDAE.

Belcmnites sp . irtdL a f igura X 9 4, Lám. K~ 3 muestra· yarios .Jjelemnites r c.:og1: dos en las pizarras de este secto r. Tenemos. prim,ero, · un. bclem·11ite de g randes dimension es. posiblem ente c?nico. con. fragmoc:ono r ed ucid o. La parte .con ser vada r epresenta el r ostro cuyo contorn o es elíptico; mide en ]a pz.rte ancha 30 milímetros ele di~,. me'tro antero ·p osterior, y 15 m :~1. cliametro dorso yentral, línea api. cal ubcentral . Disminuye pá uhti!lamente •h acia un lado. forman -' d o sus lín eas laterales U!1 ángul o. de 109 Su superf ici e es lisa e:n 1a parte consen·-acla , cubierta de una cuticula , con pequeñas papilas distribuícla-s irregul arm ente. a) Dispongo de dos cortes long itudinales y .en e1los aparecen lír:eas r ectas. paralelas a la superficie que corresponden a hts capa:; concéntricas ele Lt calcif icación del r os tro. Estos caracteres me hacen


85 [JCmar en el Atractitcs sp. (p . M7 . T. XXI. 6, recogido por Steia· man y estudiado por Tillman en d Valle del Río U tc't.!mbamiba) . b) DispongG también ele mi rostro notaulemente más pequeñrJ, . r•e rfectamente cónico (Fig. :t\9 4" Lám. 3) , cuyo contorno es mús · ci rc ular que el é nterior, y que .p osiblemente corresponda a un ejem· piar joYen. TaiJ11bién muestra muy 'bien los anillos concéntrico de · ccnstitución·

e) Dispong-0, finalm ente. ele una forma aplanada, el e contornos laterales, redondeados en yez de rectos, que corresponde también al rostro de un Belemnite ( Lám. 3. Fig. 4 b). He pod ido rc:coger, además, r elacion ad-as con esta forma alg unos fragmoconos. en molde, un o y el otr o con su cubierta ca lcá rea conservada . L os fra O' móconos son reducidos. cónicos. pero no se ha po.· <:lid o estudia r la disposición de los tabiques . De las numerosas formas que se han recogido en :a A mé rica de: S ur. sólo es posibl e r elaciona r es:a·s .formas con los At racti tes j;-i 11orte del Perú. X\f0);0JD.\E Hemos recog·ido aquí num erosos molde~ de una fo rma que solo podemos ~t~ imilarl a a Srldoth ei JIIia anr;ulata (Lám. 6 . Fig. lj. Co mo se puede juzgar por las láminas es te parecido es bastante snges ti,·o, ·p ar ti cu' :trm ente en ~ a s cost illas que se. inclin an f uertemenre hacia adelante. X o ~e ha pod id o obse nar la ca rena ni el ej emr lar completo . F u era ·de e;;ta fo rma que es muy frec uente. se ha n encontrado 1a_ for mas que muesltran la (Lúm. 6 . F ig . 2.) que n o he podido ct~­ terminar. La111clibra nquiata.

Disponemos también ele algunas fo rm as que deben referirse a a lg unos la melibranqui os . entre los cuales una Posido no111ia que es posiblemente la Bron ni, que se conoce desde el liásico inferior hast:J. e1 Dogger. un n;cymiodon . muy parecido a l Storrsi ele Norte América. y

a l gun a~

r:otcl!as .


-

86 -

Los restos ,)rga111co::;, pues, que s ~ han recogido en e,;te punt() . no logran expres:1 r nada ·para dar cum1·lida asignación el e edad a esta·: ca.pas . Lo único que .podemos decir es •que nos encon t1;amos J.quí muy por encima el e la serie--y esto lo podemos deci r con seg;urid acl po r h fr ecuencia ele Jo s Belemni tes-y la deco ración típica el e los am onites j urásicos . Sen .-azones estratigráfi cas las que me inducen a calif icar a estas capas como ter renos que representan al L ías inferi o r - . Como se comprende esta asignac:ión de edad es solo r :·ov isoria . ·CONCL US I ONES : E n consecuencia, tenemos seis p untos fosilí fe ros sucesi\·os, en. u na serie sedimentaria. ele g ran r.e gulari dacl ele sedimentación y en la cual no ha s ic~o po-sible reconocer sino un solo accidente tectónico . L as .p robabilidad es. -púa que la seri e sea contínua son, pues, numerosasE n el prim er punto fosilífe ro-compuesto por restos ele plan .. tas-una lista ele los elementos estudiados sería ua siguiente: Thinnfcldia ( Dicroidium) ; :Taenio.frtcris marc:ycsiaca Geinitz ; PterophjrUum sp . Pod o:::(JIIlitc.i clo ngatus ;

Podo:::a111itcs sp . y Baicra sn . 'roelas e,;tas pl anta s son componentes típjcos de la F lora ele Ta eniopteris, ·q ue suced e a la flora de Glossopteri s en la A mérica del · Sur. E sta flora se ha d ado sistemáticamente en Chile y A rg entina, en donde a parece con relativa frecuencia , co mo r epresentante de un R é'tico co ntin ~nt::l, ro r aco mpañarlas a yeces E sth er·ia . En el a fl orainiento situacl0 al norte el e la Punta Putq uén , que estudié a princi· píos ele este añ o , así sucede y apa recen allí los mismos componentes-. fl orísticos. R ep ito aquí la lista conseguida entonces: Thinn felclia ( Dicroid ium ) lanci folia; \'f'hinnfl eida ( Dici·oiclitim') odonto.pteroicles ; Thinnfelclia 'crassinetv is Geinitz ;· · 'Tihi nnf elclia t enu inen 'is Geini tz;

¡

. " -~


-87 Taeniopteris nhreyesiaca Geinitz; Desm iophy:J um (Pterophyll um ?) Podozamites sp. Echisetites ''P . Estherias. Estamos pues, en un af'lor:a miento, continental esta vez, comp ·endido entre pórfidos cua rci1feros brechosos, con grandes analogías ~ ,-con el q ue estud iamos esta yez, lij eramente más al sur · Posiblementt: sean dos fo rmaciones heterópicas y sincr ón icas, aunque tam poco · es de desechar la idea ele una ingresión marina . La .prueba de que estamos en una sedim entación ma rm a franca e··:nos lo o frece la ausencia de las Es ther ias en las capas el e Los Molles; las busqué con particula r ahinco, pero sin •poder encontrarlas. P or otra parte, el ·p unto fo silí fe ró NQ 2 nos o frece ya ex c l u s ivam ent.~ una fauna ma rina, -p·a ra da rnos una mayor seguridad al respecto. St> rec'onocieron aquí una L ima. sp .. a la cual le encuentro ha.s tantr~ parecido con la L ima lin:>a.ta del tri ásico europeo. un pos ibl e Pleu,rophorus . y un fragmetno el e amoai te. ele pequeñas dim ensiones c~: ¡e co rresponde bi en en su decoración a un géner o del T riásico. Posiblemen te, pues. se trate ele sedimen tos qu e podemos refe rir . al N:ó,rio · Sob re este nivel fosiiífero aparecen nu eyan ente las pla ntas en - ·un acciden te intm sh·o en m alas condic iones de conservación. ele tal m anera que no :,e han l; o.cl ido reconoc'er sino los géneros . Pe ro el hecho má s dccisi\·o no.-; lo ofrece el secto r fos il lfero N 9 4. E ncontram os aquí una fa una h<:sta n te rica. con numer osos generes t í picamen t~ tri ásicos . A este respecco el e g ran impor tancia son .A?'Cestes --y· Cladiscites. Por otra parte encontramos un último rep re. sentan te ele las _l¡{_yoplwrias, f uertemente deco radas tan ca racterísti- Gls para el 'f r iitsico sura meri cano . Es muy pos ibl e ,que se trate · d(; uné'. especie nue,;a con afini dades con las Jlfyopll orias recogidas por Steinmann en el -P.erú y es tu diadas por él y por Jaworski . T ambién ·-e ncontramos aquí un úl tinio representante ele das Avículas, con afini<lacles paleowica3 que se conocen en el 'T ria s ele Zaca tecas (México y. U na Cat.d;inia., una Ca?·dio11wrpha, una Cardita, y dos Gast rópoclos, <le fos cuales uno se conoce en . el N ór,co del Pet•ú, apoyan tocla vía 13.


-.- 88 e ::ad "l'riásica d .: las capas que la contieuen. F inalmen te el aflo ra miento NQ S con Palaconcilo, con f irma esta edad. He ilu strado profusa men te este <' r tículo pa ra q ue se pueda ju zgar com ·enientemen tc: de •lo h e~h o :; pc.ieon tológicos · El último sc~c to r fosilíf ero n os di ce que recién en tra mos al .i urásico un pow h1; <.:Jtéticamente basal. E l hecho de qqe ~n los sectores fos ilíferos 4 y S no haya mo~. encontrado ningt: no de los fós iles del L ía · más in fe ri or o H et ta ngiano, nos indi ca. q~1 e estamos todayía en un momen to el e fau na tri ásica bien def ini da- En cam bio .l as relacion es con la fa una X'órica conocida en el Perú ~on ¡nás rpani fi estas . S i por el capítUlo ele los A mo · n! tes no encontramos na da cla ro, en can1bio nuestra !11yoprli oria tiene fra nca s r elacion e. con las que allí se han recogido . :\ demás un gastrópodo (Eucyclus P acif icus ) es común a ambos. D e este mod·l tenemos un .p unto de apoyo para r elaciona r nues tro Triásico superior con el iT riás ico . superior lel PerÚ · Las r elacion es -con el T riásicQ cb Gomero ( V a·!le in fe rior del B ío-B ío) me .parecen también un p-oco su¡ge;;ti vas. Es muy posible q ue nu estra M yophoria sea la misnu que se r ecogió e'1 ese punto ._ L a presencia el e la N {Kula clí¡;t·ica Gold f es un hecho que no d ebemos desp reciar. Sin emba rgo la p resencia del Arccs.t es coloni 'q ue descóbe Jaworski relega inmediatamente las capas de Gomero al ~ó ri co más basa l .. De toda s man eras el afloramiento de. Gómero tiene un a sing ub r. importancia para nosotros .. Efecti \·am ente, aHí se ha reconocid o un:t in!:erca~ cai ó n ma rina en h: base ele los est rado:; con 1·1an ta s . L a fa nr.a recogida, co r respond e a un ~ó ri co basal . ::\o sabemos cuál es . son exactam en te las relaciones de lugar entre es ta fa una ma rina y !os estratos plantíf eros superiores. pero en todo caso, no debe ex isti r u W L .. gran -d istancia e.1 t re el u no y el ot ro . A l rem itir al r ético esa f lo r;-._ h:1 hia que dej ar ma rgen para todo el desarrollo del ::-.Jarico, cosa q u ~ 1~0 se cómo ha de coJw enir a las realidades del t err eno. _t\!11ora encont,·ado s en L o,,; ~\ roiles el bed1o contrari o . Los terrenos qu e com portan una fl ora con planta;;; que se han venido r ef iri en do siste!11áti camen te al R éti co, se encuent ran r ecubiertos po r af loramien tos marin o:>, de los cuales uno es lo bastan te cla ro en su con tenido fani1í stico :pare asegurarnos qu e nos encontram os en pre,;encia ele un ::--.J·ó ri co muy ·-; upen or. :Me pa rece. lmes. en terame n te claro que eJl e: casó d e los afo r;tmien to,; que h en~ o s est udiado en este artí·c ul o, cleheill OS remitir la .·


-

89-

flora de Tacniopteris y de Thinnjcldia (Dicroidium) hacia el Nurícomeclio y dejar par:1 Los Molles el Nórico superior y todo el R6'tico. con facies marina. Esta flora quedaría limitada en su .parte basal por h iutercalación marina de Gomero, que habría que poner:a en el N á-rico Basal y en su techo por el afloramiento que hemos estud iado ca e:-.te artículo que sería Nóriw superior. Estaría bien ca ract erizadopor una fauna tíc·ica con Arces.tes, Cladiscites, Nfyophoria, Card·ila~ Cardinia, Cardium01'lpha. il-1odiola, Pscudomo11otis. Avkula, Pecten,. etc : Él rético esl:aría representado en su .fa-cies marina por las pizarras en las cualeo.: se recogió Palaeonei!o ellíptica Golclf·. ~o {leo;esp¡ero de encontrar t n lo sucesivo más elementos con que caracterizalme jor este rético marin o que aparecería en Chile. La remisión al N órico ele ia Flora de (Tihilmfe ldia, no debe extra ñarnos por cuanto ella aparece en Nueva Zelanda. A ustralia, India ~~ en varios otro;; :mntos del contorno del Pacífico, -desde la base del triásico, con especies que llegan basta el Rético, como T.h. lanc ifo!i.:r,.. Th. odonfoptcroidcs, y varias otras, sin apare:1tes modificaciones. ·Doy a continuación un cuadro -de los fósiles recogidos E:n el Sec· tor Fosi'lífero N 9 4, con sus asignaciones ele edad según las formas. afines o icléntic::; :; que se conocen en otros puntos ele A mérica o de Europa: j

Avícula sp . . .... . .

Cárnico-¡

j México

X

i

Pseuélomonotis . . . X

Myophoria Jaworski

Reg. circ,umpaeíficaa ..

j Perú X _. j Rético alpino.

Carélita . . . . . . Cardiomorpba . .

En dcllde .·

j. Nórico j Rético j

X

Carclinia Mocliola Pecten .... Eu,·,yelus pacificu s· . . . .

X

Perú

Arces tes intusln bia tus

X

Triúsico alpino

Cla clisci tes t orna tus

X

Tri:ísico alp;no .

Para la a·.:;ignación de edad que debemos dar .a la fauna del sector fDsilífero considerado, me he atenido principal mente a la presencia de Clad.iscites a ff. Tornatus y ele Asccstes aff. - Intuslabia.tus. Am--


-90bos son fósiles l¡ne se encuentran en el l 'l: ri{~sic o de Hallstacl t (Al pe:> Septentrionales) en h zona ele Pinacoce ras Maeternichi, es decir, en la zona más su1.:erior . ele las cinco zonas ¡:-aleontoló:gicas que ha sido p'osible ret on ccer en el X óri co ele este tipo. Las r elacimws ele este triásico con los afloramientos de este período que conoc-:> mo s en la costa ele nuestro 1)aís al sur y al norte de .Los Vilos ( 10 ) y el que conocemos más al norte en el A lto del Ca,·· men, detrás ele Huasco ( 4) me parecen relativam ente sencil las. E n e·recto, ese triásiro me parece mucho más :basal que el que encontramos en Los M-ell es· Desde luego disponemos de un elemento guía para la atribución ele edad de esas capas con la presencia de H alobia, que desde •l os h o.rmosos trabajos ele Perrin Smith (19) en No rte.: América, ¡.ar ece ser un .fósil característico para el cárnico america· ;10. Pude recoger ha·ce algún tiempo, alg-unas Halo bias de Q u eredó (Los Vilos) entre las cuales creo reconoc-~r la H alobia Tli[)OSa de· P eTrin Smith, que forma una zona (la más superior) en la base del <Cárnico norteam e:ricano. Por otra parte dispongo ele este mismo punio. de algunos gastrópoclos que nada tienen que ver con los que pude recoger en Los Molles, y, a:l mismo tiempo, ele una impresión de .Amonite que, pJr su tamaño, decoración y contornos, corresponde <muy bien al género Sageceras . L2. misma di stribución en el terreno es aun un argumeúto en -fayor el e ·]a edad má s antigua -ele esas capas . l3IBLIOGRAPHIA. 1- -AnteYs, Ernest.-Die Gattungen .'l'hinfelclia Ett. und Dicroidium Goth Kungl. Svenska V etenskapsakaclemiem Hancllingar Bcl. 51. N 9 6, 1914. 2. - Bohm Tohannes. -U cber die obertriaclische Fauna cler Ea .. rcnins:'l. Kungl. Svenska Vetepskapsakaclemiens Handlitr " g2. r· P.d. 37. N 9 3, Stockholm 1903 .

.3. -Bronn H. G. -Lethea Geognostica. Drite Auflage · 3 Bd. Stuttgart 1851- 1856. Atlas. 4.-Bri.iggen Juan. -Contribuci ón a la Geología del Valle cld H uasco y del departamento ele La Serena. Bol. ,cJe la S oc .. Nac. de Minería- Santiago 1914.


-915 --Brüggcn, Hans. -Gri.indzuge der Geologie und Laggers: tatenbndo Chiles. Heidelberg 1935. 6. -;Chapm:m Frecleric . -j;\Ionograph of the trias sic Flo ra of BaJel Hill. Bracchus Marsch, Victoria. ~1emoiro.3 of thc ~-ationa l :\Iuseum. ~Ielbourne · J une J 927, NQ 7, pág. 121.

7. -Feruglio, Egidio ·-Fossi:i ele Ca Yalle del no Genua ( Patagonia). Giornalc di Geología . An nali el l. R. :\Iuseo geol o~ico di Bnlogna . Vol. IX, 1934. 8 .-Fuenzalida Vil le.gas H. - El rético en léL costa d<:: ChiJ ,~ Central . Publicaciones del Dep. ele Min. y Petróleo. Santiago 1937 . 9.-Groeber, Pablo--Descubrimiento del 'l'riásic•o manno erL la Re:)ública Argentina . Comunic . del :\1useo ~ac. ele Hist- ;\Tat. 2, Buenos Aires, 1924. 10 .-Groeber, Pablo .- Pérmico y ·Triásico. en la costa ele ·Chile. Physis. Rev. ele la Soc. Argentina ele Cienc· Nat. 5,. Buenos A ires. 1921. 11.-Gerth, H .-Geologie Sucl;unerikas. Zweites 11hei1. Beílín 1935. 12 .-Geinítz I-I. B.-Deber Rhaetische Pflanzen und Thierreste in cler Argentinischen Provinzen La Rioja , San Juan uncl Mendoza . Cassel 1876. 13 ·-Go~.han. W. --- Sobre restos ele plantas fósiles provemeates de la Patagonia con un <.pénclice: Plantas Réticas ele :\•la-rayes (Prov. de San Juan ) . .Bol. ele la Acacl. · ele Cie•-::cias. (Córdoba) 1925. T. XXVIII, p. 197. 14 .-Goldfuss, August.-Petrefacta Germaniae, Zweite Auflage. Erster Theil. Leipzig, 1862. 15. -Haug, Emíle.-'l'raité de Géo.logieEc!itio1~. París, 1924.

Deuxien11~

pa rtíe. 2 . ;L


-92 16.-Jaworski, Erich.-Die ).larine Trias in Sudamerika .. :t\ euen Jahrb. f. 1\Iin. , etc- BBcl. XL.VII. p. 93-200 . Stnt!gart 1923. 17· - l(urtz . F .-Atlas el e Plantas Fósiles ele la Rep. Argenti~ na, Obra póstuma, de acuerdo con los man uscritos. Actas c:e la Acacl . 1\ac. de Ciencias. '1'. VII, p. 131. Córdoba 1921. 18.-Koken, E,rnest.- Die Leitfossilien. Leipzig, '1896. 19. - Perrin S mi th, J ames. -U pper 'l'riassic l\Iarine I n vertebra te Fa unes of North A merica. Gec·logical un ·ey, Pro· fess iooal P ap r, 141 - Wáshington . 1927 . 20. -Steinmann . Gt11stay.- Géologie yon Perú. Heidelberg, 1929 . 2 1. -Steinman n, Gustav .- Rh átische F loren uncl Lanrlverbin- ' dungc;, aus deF Sudha}bkugel . Geol . Runcl scihau, 11, 1927 . 22 .-Szaj uc.cha, La clislaus--uebcr F oss il e P fl anzenr este aus Cacheuta in cler A rgentinisc;hen R epublik . Sitzungberichten d. kays . Akaclemi e d . vVissenséhaften in Wien - Math natur w. Classe . Bcl. XCVII Abth . L , Juni, 1888 . 23 . -Solms Laubach, H. -Gra fen zu . - Das A uft reten 1111cl die F lora cl er rhatisc:hen kohlenschi chten von La 'r ern era (Co~ piap-ó) . N. J ahrb . f. M in· .· etc. BB. X II, p . 581. 1899. 24 . -'l'ilman n, No rbért.-Die Fauna eles un teren und mittleren 'Lias ; n N orcl uncl l\'I ittel Perú . N. J ahrb. f . M ir]., etc, BB-. X LI. 1917.

25 .~On · Fossil Plants from Bellente, N ear East· Memoirs of the Queenslancl M useum. Vol V III. Part· I, 1924 .


LAMiiNA N.c l .

I'ig. l .-Pliegue isoclinal en las :trcniscas de Los Molle';.

Fig .

~路 . -路Areniscas

y Piz:n ra s

CO!l

inclina.ci贸n hacia el E ste .


LAMINA N . c 2.

Fig. 2

Fig. 1 b. F ig . 3

I'i;; . l. -,TAENIOPTERIS MAREYESIACA Geinitz . a ) y b ) ) , .<' j c:mpla res ' del Punta fosilífero N . o l. Estero Salinas . 1/1. I 'i_g . 2 .-PTEROPHYLLUM sp . E stero El Peral. 1/1. Fig . 3. -BAIERA sp . Fosilífero N . o

.1.

E stero Sa linas. l / 1.


.LAMINA N.o :Ci;; . l. - LIMA sp .

3:

Fosilifero N . o

2 . 1/1 .

Fig.

~ . -PSEUDOMONO'l'IS

siL : ero N .

o4.

sp . Fa-

Corra l de :B:1rrancas.

1/1 .

Fig. 3 .-AVICULA sp. Corral deBarrancas .. Fosilífero N . o 4. 1/1 .

a

Fi ~

4 .- :BELEMNI'l'ES . :.) ATRACTIT E S sp . b . 1/1. Los Placer es .

b


LAMIN.'\. N . o 4 .

Fig . 1. - M¡Y OPHORIA sp .. ind . aff. JAWORSKII Steinm . 1/1 . Fosilífero N . o 4. Corral de B arrancas .

Fig. 2 .--CARDI'l'A sp . 3/ 4 Corra.! da Barrancas . Fosilífero N . o 4 . b) 1/1 . Molde interno mostrando la impresión muscular

Fig. 3. -CARDINIA sp .

Fosilífero

· N . o 4. Corra l de Barrancas . 1/1 .

Fir;. 4.- MODIOLA

S) .

Fosílífero

N . o 4 .. Corra l de Barrancas . 1/1.


r

Fig. 1. Jaw

EUCYCLUB

LAMINA N

PACIFICUS

Fosilífer o N. o 4 .. Corra l d e .

B arrancas . 1/L

.G

5.

F i¡;.

Z .-ARCES'IES sp.

INT USLABIA'l' Uf, Moj s .

:::r .o

i __(

( F i g . 3 .- Cladiscites a ff t oma tus Fosilífero N O 4.

Corr al de Bar r a.n ca 1/2 .

aff .

Fosilífer o-

4. Corral. de Ba rrancas . 1/1 .

" 1.\ t ..¡l ', .

in d.


Fig . 1 .-

Amonite . 1/1 ..

Los Placeres .

Punto

Fosilífero N . o 6 .

Fig . 2 . -A~onite. 1/1.

,.:

Los Placeres .

Punte

Fosilífero N. o 6 .

'

\

.~.

F ig. 3 .. -

THINNFEL-

DIA sp . 1/ 1.

Punto

Fosilífero :!'f _o l .


CONTRIBUCION AL CONOCIMIENTO DE LOS HONGOS CHILENOS ¡:ur

1\IL-\RCJ ,\L R . ESPl.:\OS..'\ D. 15 . •-lgaricu.s ar·vcnsis Schacff. Schaeffer, Icon . Fung . IV, p. 72, t . 310-.311 (1774) ; Sacc . Syll . V .,

P. 994 y Flora . Itálica Cryp. Fungi, Hymeniales Pars I , .P· 812 (1915-1 916); Fries, Monogr . I, p . 405, Hym. Eur .. p . 278, Sverig . atl Sv . t. 4; Berk . Outl. p. 166, t. 10, f. 4; Winter en Rabenhorsjj Kryp . Fl. Band I , p

65·9

(1884). Sinónimos: AGARICUS PRATENSIS Scop. Fl. Carn . II, p

-!19

(1772); Venturi,

S~udi

mia.. t . 5, fig. 42-44 (AGARICUS PRETIOSl1S) ;

AG. GEORGII Sow. Engl . Fung . t. 304, Berk. Engl. Fl. V, p

......

105; A.

.I:DULIS Krombh . Schfwámme, taf. 23, figs. 11 - 14, taf . 26, figs. 9 ·-1~ Trattin.

Essb . Schw. t . J; A .

F;XQUISI'l'US Vitt .

Fung1

mang.

t. 18; PSALLIO'l'A ARVENSIS (Schaeff . ) Fr . PRA'l'ELLA ARVENSIS· Quél. Fl. M yc. p . 73.

EL CHA -:.1 PI~():; FJ::\0 t Cumestihle)

J.

( Fig-. 1 y 2 Lúm . J. J l. lli y 1V) Rolms:a y ~'er mo sa call ampa. e ;mplctamcll tc Uan ca con lu stre el-:: soda; crece solitaria o cespitosa o en círculo, for mando los anillos ele· !-!adas o ele brujas ele otro6 países, (crecimiento en troya en Chile) ; a~canza a 12 o 14 cms · de al!ura y el sr· tnhrcro puerle medir hasta mit s


-

100 .:._

de 25 cms. de diámt ·, el C'ual p uede tomar un tinte ocroleuco- en parte y a yeces hasta .f){~yido, cuando está bien extendido es crema, es liso, a Yeces ,:on fi nas esca mitas, también puede 1.:- resentar ligeras grietas radiales; antes ele: extender se, el borde es infle j o, cuando ya .se extiende se :e\·anta en los bordes; cerca del pie tiene este som·· bre ro un espes e:- ele 2, 5 cms _ ; en botÓr• es scmiglob c: so (o g loboso) ; la ca rne blan ca de sahor agradable, no cambia d e co:or en el aire; con la fenolftaleina da r eacc ión debilmente ácid a . Láminas libres qw~ se ensanchan hacia el ·borde del sombrero. hasta de l. 5 cm . de ancho, prim er o b!ancas. después to man un ligero tinte rosado y por fin fu1igínosas .

Fig. 1. Ag. arvens.is. 'Es,poras. M uy aumentadas. Estip e cilíndrico en toda su e:...1tensión o atenuado en su parte superior o bul·boso en la base, de 1-ft ctns . ele diámetro, p ero en el ·bu:bo pued e 111e<.l ir 5,-<(í CI11S. ; in t-:::riorm ent e posee una m édula de aspecto ele algocló:1 ( fl ccoso) que se diseña muy bien del resto del pie po r ser muy alba. o bien se presenta ma·cizo (pleno)'¡ : Jl e\·a un anillo muy an c11o colgante d espués ele exten dido el sombrero. fo rmado por ·d o s capas pegadas (ani;lo doble), siendo la inf erior la más espesa, la cual se agriet2. rad ialm entc e en 1.Jacas ;; esos frag mentos quedan adheridos a la n;embrana o cape, s uperior , a yeces la inf erior se separa bien de la ~uper i o-.- en parte, desde el borde y cuelga, esta m enr brana in ferior •oma tm color crema que se acerca a ocroleuco. la supenar es alba; rc-:::tcs del an ill o pueden que dar en el borde del sonr

lb re ro . Las espora,; son fuiiginosas sobre pa,pel blanco, elipsoiclec.s, con u na o más gotas en su interior las más obscuras, ele 6-8 por 4 -5 u. En F lor. Ital. Cryp . ya ·c itada, se indi~a a las esporas ele 9-11 por 6 u. I.inclau-Ul:brich en 1D ie Ho11eren Pi'ze, 1928, las indican con el ta· ma~o ele 6-7 por 3-4 u. y lcJe 8~10 por 5·6 u. ; Stevenson en British Ftmg-i (1886) ele 9 por 6 y de 11 por 6 u.


101En e: l\Iercc: clo ele Santiago le dc.n el nc.m bre ·de champiñón fin o ;· es una el e l étS callampas más cara s. yen cl iénrlo::;e e: klg . . a veces, . .a 20 pesos. Habitación. P rov incia ele ~ an l ;ago; cas1 tocio el año se trae a .la capital desde el Salto, Conchalí, :\J elir·illa, etc , crece en Jos ¡:;o tre· .ros. Cuando ha y muchas heladas in Yernales disminuye .; u número, para aumentar cuando pasan los fríos; el crecimi ento en cí rcu:o se obser va en Santiago y la gen te lo llama crecimi ento en troya, alu·.dien clo a un juego de .bolitas . Yo lo he u•:eccionado para nues tro :VIuseo Nacional ele H i sto ri~ N atural, en el Salto ( Santiago) en Mayo 13 d e 192 1 ; en el l\Iercado ....Y otros locales durante Jos años 21. 22, 23 y 24 . D e la chacra San : vi'i __gu el, a los pies del Cementer io Católico, lo traj o para el M useo el Prof . del L iceo San P edro i\' o lasco l-I mo . Flaminio 1\.uiz, en Ü<:tubre el e 1922 . E n la Q uinta N ormal de Agricultura, a orilla ele una :ca c'equia l colecr.ionó para el Museo Don Luis Moreira . taxid erri1i sta -.de dicho l\Iu seo, en :Ma rzo de 1926. Distribución geog rá íica .-Europa, Asia, Africa, A ustralia, Tas·::mani a, K . .'\ m ¿r ica :;: Chi le.

Fig . 2 Ag. arvensis . 1/4 ,


-

10.? -

U bscnacioues. -En la 1-J i ~ toria .fis. y pul. de Ch ile de C . Gay, tomo Vli, no se cita este hongo. En la Re1·ista Chi :ena de 1-:1 istori ..l. }.;at., año XXXI ( 1927 ) , se n oml)rÓ en el r es úm en de ~a sesión del 1{) ele Diciembre ele 1927 ele la Soc- Chil - de Historia :~attn·al y tambi én en el Boletín del :.\Juseo :.\acic nal ele Jli sto ri a ::\atural, tomo . xrr. 1919·1 929, p . 130.

:.\I.. E. Hard, en ''::\[u shrooms and otherwise ··, dice: "Hay una·. tradición el e que las esporas no germi nan sin qu e 1asen por el canal alimen ticio del ,·aba~ J o o de otro animal. au nqu e esto puede ser, se halla frecuentemen te donde n o hay rastro de cabal1 o". E l nombre gené'r ico se ce:n sicl e ra deri 1·aclo de :a pala:bra griega agaricon. dado ;:or los anti guos griegos <t l Polyporus off icinali s Fr. nombre que. seg-:m Dioscó rides. se cleri 1·a ele _'\garia, una región sármata -del ~ur de Rusi<t , d e cionde o l~tenían el ·h ongo. E l n ombre esp~­ ótico lat in o, an·en~ i s=de los campo.- culti1·aclos . de arnun=campo culti1·ado. _~\demás de las ilus'traciones ya citadas y ele las que al¡uí acon:¡-:añamos, puedc1 obsen·ar-e otras en las obras ele Harcl, :\IichaeiSchulz, E. Gram berg .• \tkinson, R o; iancl , :.\Iigula, C ü ~sow allCl Odell y en Cuide to :\[r. W . G. S mith's Drawins of Fielcl ancl :cull:i\·ated l\J ushroom.s, etc. 191 O, en la cual se indican cin::o yariedacles ele est~ hougo y dos fcrmas, yariedacles que a:guno.- micqlogos consickran como simples L: rma s ele crecimiento; dicha~ yarieclades son: inter!l1Cd ia \V. G. Sm·. p:1rpurascens \Y. G . S m .. alho-squ9-mosa W. C. Sm., Buclwm1ii \V. G. Sm . y hortensis W. G. S m.: las formas son: obesa \ \ ' . C . S m .. y epil eata W. G. S m- La. tres últimas v<: rieclade:; y la .s des formas se obt ienen en los cul ti \·os·

La fortT:a e besa la encontré en el :.\Iercado Central de Santiago, en Junio 30 el e 1927, pesaba 500 grs .. no sabemos si se ohttr\'o ele ;os campos o de algún cultiYo; damos una f otografía ele ella ; el ej emp:ar se consen·a en el :\ fu seo . Se llama obeP.::, por la gran hinchazón del estipe. Cleland ancl Oheel en . \mtraliar, Fungi. Xotes ancl Des::ription.

N0 4, ptrhlicad o.;; en 'J'ransactions oí the Royal . ociely of South : \ust ralia. \,11) . 47 1 19::?3 ) . descr iben una yarieclad iod oformis Clel. an•-1 ClKcl. Los nomb res n1:ga res de esta <Jga ricácea en otro~ países son: Horse·:\l'n.-;hroóJn o H cdge-::\ fuolwoom en T1lglatcrra ; .'\cker-Champig-


-

103-

1wn, :\ckeregerling, Schaf..,Champignon y Schaf·Egerling en Alema-

1lia; Fungo terrino o. turino en Italia; Agaricus (PsaUiote) eles ja-chéres, Boule el::? neige. P~alliote des 1·ré:::. en Francia; seta, hongo ~ -co mÚ•n,

hongo comestible. en España.

l G. C!it oc.vbc ncbul(lris (Batsch) Quél. Quélet, Ch.tmp. Y osg . p . 95 (18/2); Sacc . Yll. V· p . 142 y f:ora Ital. Cryp. Fungi, H imenial es Pa rs I, p. 170 ( 1915·16); Mo_y en, Les Cham lJ Ígnons p. 413 ; \\ '. G. Smith, British Basicliomycctes, p . 46 ( 1908) ; Killermann, P ilze aus Bay . IV- Teil p . 54 .( 1931); Gra mb crg, Pi:ze der Heimat. Erster Band. p. 33, 'Taf. 33 (1927). Sinón. : A.r;. 1'1?bHlaris Batsch . E lench. Cont. TI. F- 25, i. 193 ( 1789); SteYenson, Britislt Fung i I , p. 70 ( 18'86): Lanzi. Fun:;gh i di Roma, p. 87 (1888); i\:fio·u 1a, Die essbar. und g i ft ig Pi lze. p .

. '84 (1925 ). LA CALL-\:\IPA

~EBLILOSA

(Comestible)

~.V) H o.ngo comunmente cespito.so, muy quebradizo; les ejemplares, -. cbsen-aclos. mielen ele 8-12 cm. ele alto, el sombrero p rimero es semigloboso, cle;;pués se extiende, pero el borde es inf1ejo e irregu:arme;r te ondu lado; sur-eriormente este sombrero es de un café oscuro entre ;_ .Iljg inoso y negro, cub ier to de .una fina vellosidad corta, blanca, como ·i hu•biera sido espoh·oreaclo de harina , ésta es la nebulosidad dei l1ongo y d e ahí su nombre específico, además es com1-acto y miele .J1asta 10 cm. el~ diám · La nebu losidad c!esapa rece con la edad. La · <:arne es blanca, de 8- 10 mm. de espesor en el disco. se adelgaza hacia el borde, es compacta. de un sabo r que rec uerda el olor y ~abar del almidón, no ramb ia de co'o r en el aire . Láminas dr..: 5-6 mm. ele ancho, mús angostas hacia el pie: miradas de frente, en conjunto por d eba jo del som.b rero, se yen amarillo -ele pa ja (st ramineus) o blanco-am.a rillent2.s; ele lado presentan el mismo colc:.r amarillo y se yen débi lmente decurrentes. Pie h:anco, finamente \·et:oso, como e~1-oh·oreado ele harina, fib r illo;;;o. estriado: 1·or el nxe de los dedos, pierde in mediata·me:~te ese color ~- queda de un tinte obscuro p:ueci.d o al del sombrero. cerca de .éste se nota r e[i·: nlado. es maci zo. algo esponjoso . poc r. el{tstico. hlan-


-

104 --

co adentro, co~nunmente muy hinchado Ul la base, sú1Jre to ~lu Cit. ejemplares nun u.s; a yeces se presenta cilíndrico; su diámetro basal alcanza ha sta 3 cm. Esporas giuLosas ck 4-Su o casi g:obosas ele 6 por Su . El tam.aüo ele -las esporas. según los diferentes obsen-aclores, es un p.: co ya_- riado. Olor

¡~o co

notable .

Habitación.-Encontrado en el suelo a orillas ele acequias de riego en Linderos de la proYincia de Santiago, D~stribución

geográfica .-Europa, Amér. del Norte, Camerun, Argentina y Chile. Observacio;¡cs .-Fué recogida esta callam¡.-:1 , en el lugar arriba . indicado. ~1 2 el<" Junio de 1930, :a trajimos y la incorporamos a la colección micológica ele nuestro :.\Iuseo :;\'acio,nal. Como el anterior, éste es también nueyo para ChileEl nombre ;;enérico establecido po r Fries en 1821, deri\·a del gr_ klítos, inclinado y kube, cabeza; alude al borde del som~Jrero al principio inf lejo, se~ún l\lfoyen y -Constantin, a la depresión ele: sombren>según Harcl y a las láminas .élecurrentes• segn:m Smith y Ramsbotton _ . . En algunos países se ha observado formando troyas (anillo s el~ hadas). ·... llustra:iones del hongo se encuentran en: Batsch loe : cit. ; ~e'·~ York State :.\!Ius. 48th. 3 Plate 23. Figs. 8-13 (1894); G. :Mass t~. British Fungi allCl Lichens, Plate XVI, fig. 1; Gramberg loe- cit. ; . 1 l\Iichael-Schu lz, Führer für Pilzfreuncle. Zweiter )3ancl, ·-~-\bbild. 144(1927); L. Ro:land, A tlas ele Champignons PI. 24 N 9 47 (1910); Güssow ancl Odell, Mushpoms ancl Toaclstools, PI. 25 ( 1927) : Barla, Champig. :-\!p. :.\farit. t. 48. figs. l-9;_B~·esaclola, Fung. Mang. t. 33; Vi\'iani 2ung. cl'Italia. t. 33; Lanzi, loe. cit- t. 99, f. l. i\lguno s 110111bres \'ulgares exóticos son: Lera caniglia. Né'buleu'x, Petite gris. en Francia: ?\ ebelg rauer. 'l'richterling, Herbstblattl, Michae:ipilz en Alemania; Cloucly Cl itocybe en Ottawa. En nuestro r-aís no tiene nombre n!lgarYa indicamos su <:>xistencia en nuestro territorio en la }(e\·ist:t Chil. de Hist. Xat., :\i1o XXXV ( 1931), en el resúm en ele la sesión


-

105-

de la Soc. Chil. de Hist, N at. del 18 de Abril de 1931, sesión ep, la cual se leyó este ·t rabajo.

.

·~ ~

...

Es · un ·Basidiomicele de la~ Agaric᧠seccion Leucospórcas, loe¡;·Jismci qu; el anterior/~ cú~)"

}JO'l'·.~--

Los números colocados antes ·cl~l. nombre científico· son ~la continuació~1 ele los que hemos publicado en el Tomo. XII este' Boietín. Le~ 'col o~·es se refieren a la Cromotaiia ~l e P. A. Saccardc-, 1912. '¡

de

•.

, ..,_.

r

-·."-

·f

. 1'


AO . ARVENSIS, seccién 1/1.


~)

\


AC:. ARVENSIS, tres ejemplares nnevos, 1/1 y form a obes ~. 1/2 .

/


'路

AC. ARVENSIS , ejemphres da l ado y secciones. 1/1.

_..隆 . '


( LITOCYBE NEBULARIS, a) cespitoso, 1/1; b) secci贸n con el estipe e!l-

c.orvado haci2. atr谩s, 1/ 1; e) vista de las l谩minas, 1/Z; d y e) vista de 路 lad'J, 1/ 1.


UN HELECHO FOSIL CHILENO por l\1ARCIAL R. ESPINOSA B.

l\ii amigo y ex-discípulo el Ingeniero Don A lberto Asenjo , cbse·q uió, en DiciemiJrc de 1927, tres restos fósil es ele helechos a la Sección Criptogámica a mi cargo en el iiuseo Kacional ele H isloria Natural de Santiago, restos que fueron encont rado s pcr el señor Asen j o en arenisca ( tosca) arcillosa situada sobre e-l manto de car·bón en la l\lina Amelía ele ::viáfil, en Valclivia; ele tino de esos restos, que · creemos no <pnociclo. damos el nombre y· la descripción que van a continuación. Sticherus (Gleichenilli) Asenjoi.

~

tf· ~

(Lám. ! ) l'irinulis lineariiJtt::i, pinnatificli ~, 13-l (j mm. latís. infra .cost3. prominente sukataque, scgmenti.s semel Ye: cluabus terti is Jongitud inis contigui s ve: ¡:o·Cr angu[um . acutis:>imum Ínter se separatis, 1Jasaii· bus ínter costas sitis, scmicircnlaribus, minoribtts, l. 5-2 mm. lcngi s basi 3. S mm. latís, .b asa:ibus externis s ubtriangularibus apíce rotun-·datis 3, Smm. 1ongis basí 3, S mm. latis, caeteris 1inearíter oblong•:-; vel su.bfalcatis, s ubhorizontalitér patentibus, obtusis rotunclatis , 6 -8, S mm. ~ongís , iJ2s i 3 mm. latís, ~pice 2; 5-3 mm · latís, costulis ·sübtus prominen ti bus. hasibus yenarun 5-S utrimque. Soris ineclianis 3-5 ' sporang11 s ..


112F ragmento r hachi dis sub tus bifurc:<tione silo snka to et scgmen , 5 mn1. !atis, ánt is subtrian g ula ··i bu s o btusis, 6 mm. ]c.ngis, Lasi 4·4_ g ulo a j)ertior e qaam segment'i s pinnu~arum -

Terrc·n us. In rupe arenosa a rg ill os::. sup ra man tum ca rboni :; sita, . ca r bo nisf oclimm " Mina .'-\ m elia" dicta loco -;\l[af il vro ,·inc'iae Va:divia e, ubi octohri anni 1927 om . A.l be r tu s .-\senj o leg it, cui :1 an ~ speciem clica yj.

111

Gleicher1í a4ea con pínul as 1ineares, pinatífi da s, el e 13·16 ~c.1 m . de_ ancho, co n Ja costa cleba j9 p romi nl';ntc y surcada, los segmen tos con ti· g uos en uno o dos t~rcio~ el ~ su long itud s eparado~ ent re si p or un áng ulo muy agudo, los basa:es si tuaclos en t re las costas, semi circulares, m en o res, el ·~ 1, 5 mm . ele largo X de 3, 5 mm. de ancho en la base, los basal es externos subtriangula res redond eados en el ápice, de 3, 5 mm . de largo y de 3, S rárü: el e mich o en la háse, los demás li- nearmente obl ongos o a:go raleados cas i ho rizonta lmente extendi dos, de 6_-8, 5 mm . de la rgo ,y d e _3 mm . ele a11cho en la base, en el ápi_c~ c,b tusos red onck a clos y de 2, -5-3 mm- el e ancho; cóstt~ l as p ro minen ~ tes debaj o, con 5-S bases ele ven as a cada lado . S or os in túm edicis entre el margen y la cóstula con 3·5 espot:angios .

o

E l f ragmento de raqui s situado ba jo la bif urcación es su rcado

y con segmento casi triang ulares obt usos de 6 mm. de hrgo y en la base ele 4-4, S mm. de anch e, separados por un áng ulo n-.:ís abier .to que en Jos segm en tos ele las pínu}as . Helecho pareci-do a St~oh~ty s. (.Gl e i ~he_nia) pec1éflis, pero se disting ue po r su s ,segmentos obtu sos el e .p unta r eeloncleacla, por lo ge n eral casi ele ig u al ancho en su base y en su pun ta, -con los bo rdes no reflej os y por su n erviación , poco mar:::·acla sob re todo en la ca ra superio,· . cl ond.~ n o se n otan :vénuja:s y. p or el surco lqu e re-corr e el raqu i.>, d e pinas y p! nulas. L a ,ner viació n en J o~ segm en tos ele Sticheru s ( C leich. j pedalis .es w n p iq !a en .J~~ clos s u perficies .

.f .

~

·' · NOJl'A: .'~E~te .}Jelech-o· fué. noulbl·aclo. - J?rimer~mE¡~tc Gleieh~ n h Aser¡ j oi, pór o.ha.bieiJ.dO rec~bicl o _ r ()cieJ~tcnrente ,un :vn~ip_sísimo tra~ajo ~~xo nó~~ c.J t itulado " Fi.licina.e'', del nmombrado pt-eridólogo danés Dr. Carl Christessen,,.

.


-

113

en el eual divide el género Gleichenia en tres gén eros: Dieronoptetis BER · NAHRDI, Stieherus PRESL y Gleichellia SMITH, h e qu erido colocar ·~st:t especie en el segundo ele dichos género¡,·, siguiendo las invcstigae.i.ones ~- in-

dicacion es del sabio Doctor, quien amablemente me ha (·.onuuticallo en r espuesta a ~m a consulta mín, que las e.uatro especies chil en a3 co noc:ida~ ao bsGleicheniácea.s, -quedan incluídas en Sticherus ~· que si alguien no clesen, a dop~ t a r Stichrrus como género,

us especies deb en man.t·en erse en Gleichenia por

estar mucho más r elacionadas con lªs especies genuinas de Gleichen iu qu'o' cJ.n. Di cr anopteri~.


Lรกm. I ....... .., ...

Sticherns (Gleichenia) Asenjoi. l / 1.


CUATRO NUEVOS LEPIDOPTEROS ROPALO -· CEROS PARA L.f\ FAUNA CHILENA por ei Dr . El\I ILI O GRET:\. 1-!.. J efe de la Sección de Entomología En la pre.sente not:t dam os cuenta de cuatro nue\·os lepid óptems de la división Rho1-aloce ra que cleÍJen ;¡fíadirse a 1;: faun ,, chil ena . Ell os son:

H ·ylcplzila bou/leti, Jfab . Esta Co'pGCl'c es , la mis.ma que Drauclt ck scribió en Seitz · como H. peruana . Existe en la 1\. Argentina y en el Perú · (Cuz co) . En Chile ha .sido •:u'eGtacla por 1w so~ ru ~ en L e ~ Leones . T er¡·i torio :k Aysén . el día :20 de Enero de 1934. mientras i"cri11ábam\Js parte de la E xp:::clición qu'.: nuestro ::\lu seo uroan iz ó dicho té"r ri torio. Colectal11os en esa ocasión un solo ejemplar macho que yisitab a las flore del 1Tébol blanco ('frifo lium rer·:: ns. L). E te ejemplar 'e xiste en la .::olec-ción regional c\c Aysén que formamos para nuestro Niuseo. A l publicar su lista la incluím os baj o el nú1111ero 194, como P<.mphila ~p .. ( Boletín del :\1L<seo Xacional, 1935) . En Enero ~!el presente año , mi entras explorábamos la cordill era

a


-116especie en E l H.oble· Visitaba la·s flore s de alfalfa v.a, L). En la República .Argentina la hemos encontrado ·dancia en las Lagunas ele Epulafquén, territorio de ba sobre trébol blanco ( 'l'rifolium repens, L) . Fué días 23, 24 y 2.5 ele Enero del presente año.

(Medicago satien grande abunNeuquén. Volacolectada en los

Butlrria. ehvesi, Evans.

( in Hay,vard, "Las especies argentinas del género Butleria" .-:2. a Reunión Cienc . N a t. Mendoza. 1937) . Aún no han sido publicados los interesantes trabaj os leídos en la reunión de Mendoza, pero nuestro distinguido colega señm· · Kenneth J. Haywarcl, nos aseguró que esta especie e:x-:iste también en Chile y •.1ltimamente nos ha escrito indiCándonos esta especie para nuestro raís. Buthr.ia q-uAlla, Evans.

( in Hayward, ver má·s arriba). Para es ta e;;pecie ·valen las mismas razones indicadas para B. elwesi.

El día 22 (le Enero del presente año, exp:orábamos el valle ele .. Los Moscos, en el interior ele la provincia ele Ñublc, cuando súbita· mente ]eyantó el vuelo una mariposa que en él primer momento creí· mos que fuera por su tamaño, colorido, forma y colores, un Cosmtr satyrus chiliensis, especie comúm ·e n la cordillera chilena y sobre la -cual, afortunacbmente .e chamos nuestra red. Grande fué nuestra sorpresa cuando ¡~ udimos constatar que no habíamos colectado un Cosnmsa tyrus, sino un bonito ejemplar de Libythea carinenta, con lo c1al añadíamos para nuestro -país una nueva familia, con un nuevo género ·y especi.:. Ese mismo día no pudimos ver otro ejemplar, pero at siguiente obst' rvamos un segundo que se nos perdió) en un b osque d,· ñires (No th:Jphagus antarctica (Forst), (OePst), planta sobre la nml colectamos el primero.


Fig . 1. Libythea carinenta, Cr .

Es muy po~ ible que esta especie tan común en la Rcp. ArgentiIJa pase a nuestto país por yarios Yalles .que no akanzan a 3000 m. de altura. Seguramente nne,·as exp:oraciones de la zona sur nos darán muchas sorpresas de especies no imaginadas para nuestro paí:;;, igual co.sa suce(!t'rÚ con nuestras poco conocidas prO\·i ncias ele' norte, desde el punto de vista entomolqgico. As~. pues. el habitat ele Libythea p~ra Chile es: Los ::\'l:oscos, proy . ele Ñuble (22-I-37, Uret.:t). Santiago,

A~osto

ele 1937.

SOBRE UN GIN.:\:\TDROJIORFO DE COLIAS VAU11fiiEJU po r el Dr. E mili o U reta lZ. Jefe de la

Secci~~ n ·ele

E ntomología

H.a.ce poco nuestro l\Iuseo aclc¡uirió {\el señor '1'. Ramírez, un· ejemplar ~mormal de Coli as yauthieri nuthieri, Guér. Este ejemplar tué colectado en Renca, en Enero del presente <.ño, mientras volaba sobre alf ;;.lfa (l\Iedicago satiYa, L.).


Se trata de una Colias cuya mitau izquierda es hemb ra y la J erecha , macho . E n esta especie que presenta un gran dimorf ismo ·· sexual, un herma.froclita es notabl e~ Las dos alas izquierda, 1:-or arriba, su1 blanco-yerclosas, con un r ibet e heg ro que presen ta un ::t serie de manchas marginales del col,or del fo n do. La:s alas derechas son anaranjadas, con un ribete ma rgirial negro .. La man cha discoidal de[ ala anterior es neg ra y la del 'a la posterior; roj iza. Por debajo las alas izquierda s so n como en la h en~h ra , normal. · E l ala anterior derecha es como en el macho, pero la posterior es como en la , !J e m br~, pre· sentando sí mucha s escatm. s ana ranj adas· · que la dis fraz an, ¡ o clría1110s decir, el e m;-¡ sculina. ( Fig . A.)

Fig . 2 . Colias vauthieri, Guér , h erma frodit a

E l cuerpo, [JO r debajo, presenta pe:os blc.nco-y erdosos a izquierc a y anaranj c.cll'S a derecha . L os ,palpos p resen tan es ta mism a diíerenciac ión en SL~ pilosiclad. El o jo derecho ( macho) es bastante mú s g ran de que el iz-quier-do y está teñid o d e Yerd e, mientras que éste es ¡~a reluzco . La antena der echa es más rojiza )- algo más r ob usta CFJ ::! !z. izquierda . E n lín eas generales, podemos de cir que se t rat'-'. de •.u ejemplar caya mitad izquterd a es hembra y la derecha macho, ·con la excepci ón que en és ta la íaz inf eri or del ala pos terior es más de h em h r.~ que de mc.cho . E l estudio de los geni ta les de este int eresan te ejemplar, no lm sido aún r ea liza'lo, pero con toda seguridad reYelará que se t ra ta o ~ t~n hermafrodita verdadero · No hacemo s una cl escri¡x:ión detall ad;:. ele esta Colias, pues, no ::; hemos ocupado el e ell a extensamente en la R ev . Chil . de Hist. N a-


-119 tural, tomo XL, 1936, l'Jgs. 363 a 367. ( T o referimos a la c.;peqe normal). A continuación dam:os una lista d e casos similc.res publicados en .]a literatura extranjera, que tenemo s a nues tro alcance. U n ginandromorfo d e Colias lesbia, colectad o en Villa Ana (pr ov· . de Santa F é, Argentina ), por el señor Kenneth Hayward Ha s:cl o tratado en todos u s aspecto s en : ~Ii sc . ::\o tes from .:\rg. In (Hay warcl ) Ent. R ec . y Journ. of Var . XXXVIII,pá·g . 74 ( 1926) ; A berración in 0 -:: lias lesbia ('l' urner) , ibicl XXXIX, pág- 97 ( 1927 ); Colias lesb ia. D e..sc r. o f genitalia o f :1 Gynandroph. (con b min a), (Cockayne). ibid. pág. 99 . Otro e j emplar de C. lesbia, colectado ., ·por Haywarcl en P unta Lara ( proy . ele B uenos Aires, Argentina). d 3·1-32 y descrito ipor él en Rey. Soc . Ent. Arg· V oL VI1·14-XI I935, pág. 184 . ·n terce r cjemplm·, también ele Colias lesbia, co!ectaclo por el . dortunaclo sei'íor HayvYard en P uerto Bemberg, Pf isiones, _'\rgen. iina) en Abril ele 1934 y elescnto en Rev . Soc. En't. :-\ rg., pág . "184, 1935 . En la ·co lección ele! ·eñor A lberto Dre ~·er, ele B u eno s :\ ires, existe un cuc. rto ejemplar de Co lias lesbia, colectado en el norte de Argentina, por el señor F. C. Scholer, -c uyas ala s ·derechas son c1e la forma heliceoides (la hem'bra blanca ) y el p ar ele izqniercla, -es -como ele un macho normal. Se trata seguramente ele un ginanclro· morfo yerclc.dero, pero us genitales no han si do aún estud iados . 'l'oclaYÍa conocemos otro ca so ele h ermafroditi smo com~ ·let·) unilateral, publica-d o en la R ev- Ent. Arg . , n· 3, Vol. I, pág . óO . e trata de un ejemplar de Ecpantheria fL. \·opunctata , Schau s ( Ltp. Saturniclae), qu e describe el di stinguido teratólogo argent ino D¡·. E. D. D <.llas . Sobre es te m ismo caso, el D r . Dal ias se ocupa en la ReY. Chil. Hi~r. Nat., XL, pág. 342 . 1936 . E l ej empl ar que moti\·a nuestra publi cación, queda en la colec.ción ele Lepidópter os chilenos ele ;n·es: r o ~r useo. con el núm ero 1112 .

Santiago, :i\layo ele 193..!.


LISTA DE ROPALOCEROS DE CHILE por el Dr. E lVIILIO u RE1'.."\. R . Jefe de la Sección de Entomolog-ía Son num e¡·o~os ]os at icionad os a la Lepiciopt ero ~ ogía c-1ue n os han solicitado la publicaciú11 de un Catálogo de los lepidópteros chi· knos, clebi.clo a 1ne para la ordenación de sus c'olecciones tienen que recurrir al auti..:uado ·catálogo publicado po r el señor \\'m. Bartlett. Cah·ert en 18'S6- D esde esa .fecha y debido a los nu e\·os descubri· mientos y al ¡~·e rf ecci onamiento .de la Sistemática se ha m odificado mucho la nomenclatum, ha ha·b ido muchos cambi os genéricos y se han descubierto num erosas sinonim!ias, además se han cl es('rito nue· vas especies y fo rmas y se han agregado otras pa ra nu estro país. Por este m oti vo y haci éndono'S eco dei desaliento el e lo s estudi osos que no tienen a · su alcance la · literat·ura necesa ria. nos propo:1emos da r una lista ele los ropalóceros hasta hoy conocidos e indicados para nuestro país. Yos limita remos solo a esta lista que supli rá la falla. del Ca1tálogo, mientras és te no sea p ublicado, pues p<..ra hacerlo neces itamos terminar 1a reYisión iniciada el año pa•.:;ado en la R evista ChiÍcl)a ele Historia :t<atnral y que continuaremos en ella en los p1'61:\:imo .~ I~Úmeros, g racias a la a cogida qu e nos ha dispensado nuestro respe· t aclo amigo el P :·o.f. Dr. Car;os E. Porte r. Hasta hoy hemos revi· sacio la familia Pi eriche y las modificaciones que ha traído su estu-


-122-<lío nos inducen ;, pensar que habrá que hacer muchas mr.is en el fut,lro al continuat -con las otras familias, modificaciones que pueden justificarse si se tiene presente que lo autores extranjeros que han estudiado nuestrils mariposas Jo han hecho casi siempre a base ele esc<:so material y \areciencio, a menudo, ele la literatura completa, ade·11ás de no haiJer colectado, con escasas ·excepciones, en nuestro país .:· ¡·or ~o tanto. sin conocer nudtra accidentada topografía. Para: redactJr la presente Jista hemos tenido una abundante literé:tura y muchos gt.neros que aparecen en ella son lo s mismos en que h :<n sido colocadas las especies en la gran o:bra ele Seitz: ''Grass Schmetterlinge der Erde", publicada con la colaboración ele numero-sos especialistas de reconocido prestigio, tales como K. Jorclán, R. haensch, G- \Veymer, H. Fruhstorfer. 'l'h. Lehmann, J. · l(obe!·, ).[. Drauclt, etc. Muchos otros géneros y especies ·han sido moclifica(,o por nosotr')S fundándonos en la literatura más moderna y en Tmestros propios estudios y obsen-aciones. La lista de Hesperidae ha :;!do fundamenta.da sobre los intere_.:;antes y completos trabajos de nuestro distinguido <:migo señor Kenneth J. Hayward, prestigiado lepidopterólogo de Argentina. Solamente la familia Pieridae ha siao revisada detenidamentf.! JJOr nosotros: El género Colias fué publicado el año 1936 en la Rev. Chilena ele Histm ia Katural y los géneros 'l'atochila. :- Phulia están ya entregados para su publicación ('J1 el tom o XLI ( 1937) eJ.:~ dicha revi·3ta. los res1tantes gé'neros ele h familia serán publicados en el tor<n XLII. Así pues, ,]e la única familia que nos responsabilizamos es ele ésta " creemos rjue si caben en esta re.-isión algunas moclificacione3, serán muy infe;·iores a la que preyemos para las familias aún no r.e- · visadas. LEPIDOPTERA . RHOPALOCERA. Fam . PAPILIONIDAE.

Gén. Papilio . Schw. 1.-P- archidamas. Bscl. 2. -P. paeon, Bscl. -E_ ta espeete indicada por Boi<>duval para


-

123-

Chil e y negada ¡-·ara nuestro país po r muchos autores, debe: mante¡;,?r.se en la lista, pues algunos eritomólogos nos han asegur,,cJo haberla Yisto YOiar en A rica, región· muy poco. estudi:;c: a en tDmo:ogicamen te.

Fa m. PJJ.iR I Ud E .

Gén . Tatddlila, Btlr. 3.~-'I'. :11t~ rced i s

( Eschsch.) . ab. li lae. U reta . ab. po r teri, U reta. ab. elwesi, U ret:'.. 4--'r. auí.c·dice (Hbn). S.-T. blanchardii, Btlr. ,. ab. jzquierdoi , Ureta. 6 . - '1'. ~htc clice theocl ice (Bsd) . 'r. fa gymnoclice, Stgr. 7.-:r. m;c:roclice mi crodice (Blanch). 'r. fa. sterocl ice, Stgr. T. Ll . wagenknechti, Ure_ta. "

Gén . P.ieris, Schrk. 8.-P. menacte, Bsd. 9.-P. philéta fa . nasa, Bsd. Gén. Catasticta, Btlr. 10. -C. emeris, Bscl. -1\ o se sabe si esta especie f ué descrita eleChile o Brasil. Por esto ~ a incluimos como dudosa, pues BoisdU\·al con fundi ó mu y a menud o la geografía ele los. países no. europeos .

Gén . .:l. fath ania, Ohe rbh.

11 .-M. leucothea (Malina).


-124Gén. Y erías, Swaiils. -

12 .- T . eleva, Doubl.

~

. "! \ .

Gén .Phoebis_.- Rbn. 13 .- P.h. cubule, L. Ph. fa. semne, L. 14. - Ph. :Jhil ea fa. thalestris (lll). (De Chile, Arica ?>. 15 .- Ph . av.ellanecla fa. ·solstitia (Btlr) .-Esta forma , descrita ele Chile, debe ex istir en las provincias del norte. La es .. pecie nimotípie:1. es común en las regiones tropicales de América v es abundante en el Perú y Bolivia. 16.-Ph. cclitha f;, . fornax (Btlr). De Chile? Gt'q. Cofias, F.

17 .- C. v::wthieri vauthieri, Guér.

..

C. fa. minuscula, Btlr. C. fa. cunninghamii. Btlr. 18.-C. fla veola, Blanch. 19. - C. lesbia lesbia, F. c. fa. J>yrl'llüthea, I-fjbn . C. fa. arena, Stgr. C. fa . hel_iceoides, Cpr. 20.-C. imperialis. Btlr. Gén . Eroessa, Doubl. 21. - E. chilensis ( Guér). E. fa . oyarz uni (in li tt. ) Gt'n. Plmlia. Herr-Schaff. 22. - Ph. n.vmrihula (Bi anch).

Fam. SATYRIDAE . Gén · A rgyroplionts, Blanch. 23. - A. argenteus, Blandh .

·~

~-

..


-125Gén . Cosmosat)orus, Fldr.

-24. -C . leptoneutoides leptoneu roides, Fldr. C. fa. plumbeola, S•tgr. C. fa. cluseni , Stgr . .25 .-C . chiliet-¡_,sis chiliensis (G uér). C. fa. willia1111sianu s, ·Dtlr . .26.~C . monticolens (Btlr) .-De ninguna manera encontramos ju ~¡_ i f icaclo ' el ca n1;bio hecho por 'vVeymer, quien coloca a esta bmita especie como fori:lia de altura ele e. chiliensis. La dejamos pues con el rango que le corresponde . . 27.-C. statia, Weym.

Gén. T et·raplilebia, Fldr. c.28 .-T. germamu, Ftclr. Gén. Famntla, Fldr. _ 29. -F. Jeucoglene, Fldr. .. -.30.-F ._stelligera, Btlr. Gén. N eosatyms, \Vllgr. - 31.-N. 32 .-N. .--33 . -N , N. 34. -N . N. -..35 .-N.

ambiorix, Wllgr. simplex, Btlr . vesagus yesagus, Do ubl . _fa: pusilla, Flclr. reecli reedi, Btlr. fa. fuscencens, Btlr. humilis, Fldr. Gén. Neomoena s, vVllgr·

.36 .-N . servilia, Wllg-r . ..:37 .-N. cocnonymphina, Btlr . . .38.-N . fractifzscia, Btlr . . :39 ...--;N . ·wallengrenii. Btlr.


12640.-N . inornata, E lwes. 41.-N. ecl monclsii (Btlr ) . Gén- Epinephclc, Hbn. 42 .-E . E. 43 .-E . 44.-E . 45 .-E . E. 46. -E . 47 .-E. 48.-E . 49.-E.

Jimoni as limonias, Ph i!. fa. clryas, F ldr. eclmond-sii, Btlr . monachus (Blanch). tristis tristis, Guér. fa . paJes, Phi!. coctei, Guér . flora (Phil). nycteropus ( Reed). poli ozona, F lclr. Gén . Elina, Blanch.

50.-E. 51.-E. 52 .-E . 53 .-E .

Jeienei, Guér. y::nessoi clcs, Blanch . nemyroiclcs, Blanch. cah·ertii, Elwes. Gén- P.teona, 'vVstw.

54.-E. ti siphone, Bsd .-Esta bon ita especie se encuentra en d Brasil y Colombia. Blanchard clice: "esta especie fué ha· Jlada en Concepción". Como esta es una especie de Bois- duval no sería raro que, como de costumbre, anduviera . geográficamente equivocado. ?\;"osotros no nos atrevemosa elim inarla de Ja lista chilena por el solo hecho ele no haber sido nuevamente encontrada en este país, en el cual' nunc:1 han abundado los entomólogos . Fam. DANAIDAE. Gén. Danaus, L. 55.-D. pl~xippus plexippus, L .


-

Fam.

127 ·-

~r YJ.l1PHALIDAI

Gén . H!!'l·iconius, Latr.

'56.-H. charithonia fa. peruviana, Fldr. Este ,])onilo hclicónid o ha sido indicado para Chile po r Hickel (en Gén. Jns. 37, pág. 49). Se encu ent ra, a·clemás, en Ecuador y en el Pe· rú ha sido colectado en E l Cc.Uao y L ima. Esta -pequcíia forma ele H. charithonia debe pues, existir en n.¡uestras provincias del norte· Gé'n . Eup,toieta, Doubl.

5I. E . claudia fa. hortensia. Blanch. Gén. Argynn is. F.

58. A. A. 59 . A. 60. A. 61. A.

(B rend1is) cytheris, Drury. fa. YalcliYiana, Phi!, (Brenthis) dexamene, Bsd\·. ( BrenL11is) modesta, B!anch. darwini , Stgr. Gén. l "an cssa, F.

62. V. carye (Hbn). 63 . V. terpsichore ( Phil) . Fam. LIBYTHEIDAE. Gén LibythNI, ¡;.

6-+. L. carinenta carinenta, Cr. Fam. ERYCINIDAE. Gén. H amearis, Hbn. {55 .

H. chi len.sis (Fldr).


-128Fam. LYCAEN ID AE . Gén . TI! cela, F .

66. T'h. americcnsis, Blanch. 67. Th. bicolo;· (Phi!) . Gén. Sco litantides, flbn.

68. 69. 70 . 71 . 72.

S. S. S. S. S.

chilensis ( Blanch) . enclymion ( Bl;tn oh ). collina (Phi!). plum be.-:, Btlr. andina, Cah ·. Gén. Lampides, Hbn.

73. L. trigcmm;;.tus, Btlr. Fam. HESPERIDAE. Gén . Go niums, Bbn.

74 . G . proteus (L.). 75. G . octomaculata (Sepp.) . Gén . Tclcgollus, Hbn .

76. T. aulestes, Cramer .

Cén. Pliolis01·a. Se del r.

77. Ph. flavipalpis (Plo'tz). Esta interesante specie fué descrita"' como ¡;;·(}\·enientc ele Copia¡pó. Gén. Er_\'llllis, F. 78. E . fu ncrali s (Scddr).

79.-E. f ub-oYittatus (Blanoh ). 80. E . americc.nus (Blanch). 81. E. nota tus nota tus ( Blanch).


-129E . uotatus ia . Yaldi1·iamh ( l'hll) . S2. E. tri.;ign,ttl¡ s r:\1ah) .

(;én. !:Jui/c;ia, J(y.

83. 13. IJis~xguttata ( L'hil) . 84. H. i la1·; nw.culata (P h il ) . SS. H. frut icolc ns (Htlr ). ~6.

H. paniscoides (Blanch). 87 . 13. vicina. H.eecl. 88. H . sotoi. l\ced. 89. B. qui lla. E1·mls. 90. B. el wesi . E1·ans.

Gén. Argoptcron, \Vstw.

91. A. aureip~I11J i ,; ( Hlan :::h). 92.-.\. puelmae, Cah·. Gén. H) lcphila . Bill. 1

93. H. f<:,sc iobta (Blanch) . 94. H. fu! va 1 Hlanch) . 9¡5 . H. ( ?) kirbyi (Reecl) . El tipo ele esta especie se conscn-a en nuestro :J [u seo, pero desgraciadamente no tiene etique· ta ele localidad, ni fecha . Omisión é · tc.., muy frecuente ,. lamentable en que caían nuestros antiguos ·en!omólogos. 9G. H. boulleti . :-Jah. Gén. Lcrod ca, Scddr. ·

97. L. f u ca. ( R eecl) . Según nuestra 1ista, Ch ile queda con los sigui entes lepidópteros ropalóceros:

F amilia

1

Géneros

1 1

Espedes

1 11

1

Palpil ionidae Pieridae

j 1

] '

9

1

1

1

2 20

1

1

1

Formas 1

1 1

S'ubesp .

Aberr

1

1

1

1

1

¡

9

1 1 1

4


130Satvriciae Danaiclae N y m p11alidae Libytheiclae ErYciniclae Lyc2.enicl <te Hesperidac

9

32

1 4 1 1

1

9

S 24

9

38

97

3

(>

e'

1

1

1

7

1 1 1

1

1

1 1 1

1

1

1

18

1

P ara este có mputo hemos to mado las formas como especies no existe en el :·-aís la fo rma nim atípi ca .

4 cuanc~tJ

P uede Yerse por nuestra lista ia gran pobreza de nuest ro país e t~ especies de R,í1opalocera. Seguramente es Chile el país americano que men os especies tiene el e esta .d iYi sión, .fenómeno explicable p:::>r el .ais!amiento geográfi co en (1ue se encuentra: pa:r el oriente, Lo s And-e s; -p or el occ idente, el Océ;::no Pacífico; lpo r el not·te, el cles.ierto, y por el sur, el A ntárti co. Solamente citaré un elocuente d<.to compara ti 1·0, para 1'esalta> nu estra escasez ele mariposas : La República Argentina tiene 410 especies (elato de Haywarcl) ele Hespericlae, y esta mi sma familia en Chile tiene sólo 24 especies . A ntes -d e te rmina r, queremos repetir que esta li sta n o es p ubli·cada como d.efiítiti1·a y que los errores en los cual es rpoclemos habe:r ·in currido. seráil seguramente corregidos a medid;:. que a\·ancen1os er:. nu estra r eYi sión. 1\ u estro ánimo es el ele z.clelantar a los aficio11ados algunos conocimientos que tardarían algunos años en llegar a ell os si sigu iéram os nuestro plan. S;-:nt iago. Septiembre el e J937 .


MONOGRAFIA DE LOS SCYDMAENIDAE DiE CHILE por

Gmo. B. CALVERT Ex profesor del Liceo de Quillota

La familia Scyma~uidae incluye coleóptero::; muy pcqucew~ . ltc,i lados por lo general debaj o ele la corteza de los ;Üboles, u debajo el e piedras, entre musgos, hoja s ca ídas, hormi gueras o aú n del agua. Son pequeii os, lu strosos, generalm ent e 0\·alados, pero a yeces son muy delgados; ele un color nroreno o aún n eg ruscos y 1·estidos· con peli tos ergu idos. Son muy ,-ecinos a :os Pselaphidae, pero se di stin guen a ia prirr:.e ra Yista en que los élitros cuoren entera mente el abdomen . Las antenas nunca son lam in adas, sin o en forma ele maza G con una porra. y po r esto también He1·c.n el nombre ele Cla l' ico miiJ s : a veces también las antenas son monoli formes , esto es que parece:1 una sarta de cuen tas o mo stacillas. Pertenecen a los pentamer os, esto es a lo·s Coleópteros que 'tiene cmco articulaciones en todos los tarsos . Los caracteres generales de la fam ili a · son los sig¡:.ti ent es:

L a cabeza ut1 poco angostada atrás: cNorax algo globoso, más ancho en la cahezc..; los éli tros amplios, c01wexos. enteros; bs antenas largas, en forma de maza o a yeces termina en una porra; 10'.:>


-132ptlpo~.

con la tercera articulación grande, piri for me, y b. última peq ueña; las patas delgadz:s, los musl os engrosados; los tarsos p.e1r tameros · Prim era S ecc ión. - l\ntcna•s separadas en la hase, co locados delante de los oj cs, y clebaj n la frente en las orillas laterales, ord inariament e ele,·ado::. metido, el ápice no, además poco eleYado. E: último ar::ícul o ele lo s pal1-os m;:_xilares notablement·e agu z:~<lo . Las ,_oxas po.ste ri or ts apenas separadas . El epistema y el metat owx (~ culto. El mesoterno por dehaj :.> . c<:rinaod. Lo s élitros en la base fr ecuentemente bi surcados. Los ojos Las tante grandes, en forma de grano s. Ln frente bz.:.;:ante hundila. con dos hoyuelos atrús. El protórax casi: cuadrado ~:p ena s reclond eJ do en los lados, z. los menos en b . última ;parte d :'l uargm. La caheza meno s estrecha que el cuello. Sryma{'I111S

:l:...as a nten,<s se engru esan insensiblemente poco a (l~ oco hacia el úpice .. Los elitro ~ con d os hoy uelos .e n la 'base, el ;í ni ce redoncle;:-.clo, el pigiclio desnudo. El prosternb corto, profunda·.11en'te sinuado a'd elante. El m esoterno en el medio ? elmetasterno adelante de 'un leonado lanoso. Segunda sa ción.- Las antenas poco sepa n:cbs en la base, frente hin dhad z.. el ápice en forma de c:laYo, cabeza larga. cletrá-3 c~e 'los ojos .frecueatemente pulido y pequeño. no elevado. en el cuelbmuy estrecho. El protórax sin crill<, ·e n lo s lado s y una impresión profuncl;;. en la base. L;1s c o xa·~ posteriores ·bastante separé\fbs. Lo·; seg,mentos abclominal·es son G en la hembra y 7 en el macho. El último ar tÍ·culo de los palpos maxilares no notable. L:ts :ur tenas co n la porra t ri-arti culad a, no peludo, los artículos 7 y 8 ¡::eqt,eños. Fl mesotemo ligeram ent e cariando. Las coxas posteriores l1astan te ·separa da s. El episterno :: el m etas terno libre. El protórax, F - m·alaclo o Y<l globul;:r. Los élitros r edondeados en el (o:pice. el pigi di o desnudo. menos corto. ápice con poco margen. Eumicrus

Las anten;·,s como quebra chts. el ler. artículo largo. el 2 9 vez ,. media má s brgo. el 59 mayor: 7" y f<9 peq ueños. tra ns 1·er~os h v·-


-133!·ra g ran de. el ttltime> <.rt ícul o oblongo . o1·alé:clo, pe!)Últ im v 11 0 ·tr:ms· ..:;v erso y dos yeces más largo. E l protorax ee.si o;·alado, con dos ho:vue:os en la bast': . L os élitros con un h oyo ancln en la base Y ¡·ro fundamente mar- . GlclO.

Los tarsos posteriores con el 2~ artículo un poco más larg0 que el 19 , lo s anteriores de la h embra med ianos . los del m acho fuertem ente en sancha d os. E l metas terno en ambos lado.;; de un leonado l;.noso . A - E l mtícuio 4\· de Jos :palpos maxi lares cincelack . Fémores posteriore: simples . 1 : Las antenas co n l o~ últimos 4 artículos sepa racl c-s v cntnt•ntnente muy graneles . _\ . 'l'o rax coniforma. - ·1, · 'l'ora:x angosto atrás. 2. Las antem-.s -con los últim os 5 artículos separados, o bien lllavor . J. Las antenas con el '7" artículo muy grande. H. Palpes max il ares en el 3~ y 4Gartículo fusiform es.

Eumicrus

J .·

Las <. ntenas en lo 3 último s a rtícul os ma_,·o res . 'l'ora:x má s o m enos co rdato· << . Cuerpo m·alado. Antem.s ck un rojo laclrill0 obscuro. pelud as. graesas. apena.:; m.:ts largas que la cabeza, y el torax. El ler .. artícu: o ;:. largado, 2Q mú s ]argo que •ancho y angosto en ia base, el 39 al 7Q, más o menos gruesos ~- .cuadrados, Jos !ú~timo.s cuatro miás graneles, 89 y 10 casi glolmlosos. mú s ancho. qLle Im-g-o., el últim mayor ~- puntiagudo. La c.1beza triangula r. t runc;:.da atrús. los úngulos red Jnd eaclos. iigeram ente imp resa ent re las antenas, muy pe: uda, lu strosa. El torax niás largo ·que ancho, truncad o anteriormente, a n ch ~­ mente redondeado en la base, ángulos !pos teriores obtusos, msi conYexo, muy peludo. L e-s éli tros oYala·clo s y alarg a ~l os. planos en el disco. le\·cmcn~e })tmtea dos (casi lu st rosos) con regulariclz.cl. la dobl ez del h , m¡~,m ¡¡o . o eJc ,·:;do.


-134Cuer po por debajo ¡x;z:o lustroso ,. muy Yellu d-o . La·s 1-atas rojizas, los fémures poco en forma de cb'"''·

.·lbscondidus, Schat Del tamaño ele H. elwiegi; más largo y ·e distingu e p(·r 1 (·~ él!· tros menos c01n-exos qu e el tórax. De un ferruginio roj o, los ~xrlpos, tibia ·· y 'tarsos p álidos. E l 1er . a ri·ículo de l<.s antenas cilíndri co, el 2 9 tan largo ·corll•) el 1? )' angosto en la base, el ter-cero más largo que a ncho, 4" a 6 9 , cas i monili fo rm es, el 7 9 g rueso los 4 últimos muy ·claram ente ma· yores, casi g lobosos y e; último apenas puntiagudo.

..

La cabeza ; ·::: r detrú s. semi circular, trunoac\a adelante, lustrnsa; poco peluda ; ojos poco sali en tes. pequeño s y rojizos. E l torc.x alargado, bastante redondeado antes del centro . ,m-· gosto, lu st roso ;-.delan te; pero pelu do, los án.gu1o s posteri ores -obtusos y ·b reyem en :e ahueca doLos élitros elípticos y alargados, r·oco convexos; lustrosos. cow . unos pelitos E'Spa rciclo s, angostos en l::t base. hundid os. la sua;ra eleYacla cerca del es cudo ·

Latitarsus ]jas anten<1s tan larga s como la cab eza y torax, ele un color b roji zo, peludas; los artículos 1Q y 2" de igual la rgo, el l Q g ru<:so, S a 7 cas;i cilíndricos, insensiblemente más largos, los 4 últimos b uscamen te mayores, muy separados; el 8? m ás largo que ancho; 9 y 10 casi globulosos; el último alarg1aclo. ( 1r illo

La cabeza triangu:ar, cerc<. de los ojos, estr echa dos . el Yértic·:: recloncl eac!o, mm· peluad :· Yellucla, ¡·oco com ·exa, de un c.:;:staüo ro · jc' oscuro. le1·erc1en te ah uec:1cla en tre las an tena s : los ojos s&li entes. E l tórax largo r estrecho. redondo y angosto antes del medio l~n poco r edond eado, atrás apen.ts sinuado, lo·~ ángul os recto s. convexo, lu stroso . yelluclo, ele un cast;:ño roj o übscuro, una línc.\ t irans· versal en la ba s~ poco marcada. un hoy uelo en cada lado delante clrl <:.seudo. Lo s élitro s o1·alados, ele un ca~tañ o rojo, lustroso, muy pubes· centes; la cl ohlez hum eral en fornia de claYo, la b<:.se marcada con c!os puntos .


-

135. -

E l cuerp o por deba jo de un casta ño roJO, cspa rcida meu te ve- Huelo . L as patas de un ladrill o rojizo , los mus los en fo rmG. ele cuik , Jarsos y palpos leona dos .

L ongicc ps La·.; an ten;-t.;; :tan largas como la ca beza ~,. tórax de u; ¡ let:t:ac\o :·ojizo, peludos . los ;-: rtí cul os 3-6 tTÜ s o menos iguales . los S úlli· 1nos mayo res ; 7 y 10 casi globos03. el últim o cónico . L e>. cabez:t negru zca . peluda. oblonga . casi e 11\·exa: n_¡r;·.; ~a­ l ientes . E l tó rax ad elgazad o a'Clelan tc, c<r~ i al a rgados, ensanchado. trunt::aclo en la base. de un ro jo -ca sta ño, esparcidame nt e; peludo . ccn dos puntos en cacl ;o. lado antes d e la base y marcado con una línea t r an ~ ­ ·crsa, y con dos p untos despué's ele la línea . L os élitro.; ancham en te elí pti ::os. pelud os . los pli ego~ h llnwralcs <·asi lcYantad o 3 . E l cu erpo po r deóa jo el e un ro jo casta ño. Las pat;:.s de un leon ado ro jo, los mu slos casi en fo rma ele cla \·o -o cuñ o .

."1\· odiror nis, Schau f. La.; ;o.ntenas o-ruesa s, tan lar:,>;~ts como la cabeza y tórax. con p•~­ los de nsos . blan cos : a rtí cul os 1Q y 2'-' largos, 39 y 4 9 o \·c.ladosi S y 7 un poco gra esos : S-6 casi globosos ; el 7? ma yor. casi cua :lnclo , los cuatro últimos separado s; 8 y 10 casi tran s,·er sos, el último e:;trechacl o longi tudinalm ente, cas i puntiagudo . Lz. ca beza cas i r ed onda. t r un cada a trás. cmwexa , con pelos den~ os y a marillos, lu strosa; los ojos peco sali entes . E l tó rax alargado. un poco ~i nu ací o en la pa rte pos teri or, redon·d eado adelante y truncado : :'. en la base 1·rof und ;-,mente bipun teac'o y con una carin;¡_ a ntes del escudo, los ángu'os pos te riores m.arcn dns longitudin almente, ag udos d ensamente . Los éli tro;; elípticos . alargad os . ca si hundidos d ensa men te ¡;pn · teados y pro fu:x lamente m a rcad os en la hase . los pli egues hum ::: r<J · les leran tados ,. alargados· Las pa tas i elg;;.das . los mu slos en fo n r .a de cuño· E nte ramente i errugi neo .


-

136 -

E wn·icrus , Cast. E l úpi,-.:e ck las ma ndí bulas ag uda s. bi dentacl o en el in terior de

la ba se . E l 3'J y 4'' aní cnlo tle los palpos maxil<:res f u si fo rm es . El 29 artí ~ u l o el e Jo s pa lpos labial s m uy largo . L os tres últimos a rtículos el e las antenas . más g rnndes . To r~:x más o menos cordato. Cner po o \·J.laclo .

Flav iolus , Scha f. Las antenas má s ah·gas que la vbeza y tórax . : \rtícu lo l q a l;;p·ga-clo, g ru eso <h~e l a nt e : 2 " 4 más o menos iguale· ; 50 ¡ ·:·olongacln . U' ca si cuadrado ; 7 y S br e,·em ente dila ta-dos ex teri ormen.l e . los 3 últimos más g Fan des : el 9? o \·alacl o : ] Ü9 ca si c u ;~clrad o . el úl timo cya]aclo ade l a n t~ . La cabeza cas i cuadrad a reclOI:dead a c.tr ás, apenas angosta ; los OJOS apena aíientes . E l tóra x hre,·emente oyc.Jado, muy ancho antes del cen tro . mt;y cmw e;.; o, fin;::.nw nte punteado; los punt os con pelos : la base Jeyc. men te r ed ondeada con ..j. ho n1 elos . Los élit ro:; ovalados adel<.IJite, trun cados en la ba se. p:xo n J;trcac:c-s : el pli egue h u meral poco leY:llllaclo : lustroso. muy f ina mente puniea clo y co n H~ll o amaril lo . L~.s patas ele un leonado amarill o. los mu slos como cuño. F amili a SCY.M A.E NJDAE

P ri111 cra Sccción. --:\ntenae h;;.s i dis tan tes, a nt e ocultos S nbhontis margenes laterali; plerum que eleYato, insertae. apice hand. Yel parum eleYa lae : palpi maxill c. r cs, a rtículo ultim o a ::icuia ri ::on s¡Ji· cuo. Cox <?.e pos ticae YÍx di stantes . Epi terna m eta tho raci:; ncul la _ 1\'Iesosternum subili us ca rinatum. Ely tra basi salpi ss ima bi sulcata . Oculi sat mhg ni g-ra nul a ti , F rons cl epr ess iescula . pns ti cí lJi.foi\COlc.ta . Prothorax suhquaclra'tu s, late ri bus YÍx r otuncl ati s. saltem ul· 1ra meclium marginatis . Capu t collo mimu s con stricto. Sc)' JJ tac nus, L a treill e .

i\ n ten n;-,e

.~ jlic em ye r ~ u -;

sen si m pau Jo i nerce.' ~a ti .


-137~

Elytra ,basi bifoveolata, apice rotundatus, pygidia summo ap1cc nudo. Prostenum bre\·e, antice prof unclius sineratum. n-i esoternu:n rnedio et mctasternum antice pul vo ca rata. Segunda Sección.- Antenne basi parun11 distantes, ironti prctuberanti inserta e, apice ele\·ati. (;:·. put long e pone oculos ~aepjssi­ mc, -c aeves et l;,;:u·vos, htind prominulos, in cel!tun valde constrictum. Prothora;;: lateribus inmmarginatus, impressione pr-ofundi bt · salí. Coxa e pos ti cae sat distantes . .-\bdomen segmentis 6 feminae. maus y coil1¡:·osi tu m. Palpi maxi1ares articul;: ultimo haud conspicuo, antem<c cl:l\·a. tribus articulatu, <haucl pilosa, artículo 7 y 8 'Par vis. ~Iesostersum In·i tes carinatum. Cox.ac posticae la te distantes. Episterna metathorax liber<< . Prothorax 0\·atus Yel subglobosus . Elyt:-a ap·ice rott!nda·~a, p;igid io nu-cla . . Prosternunr minus breve, apice parum margínate .

Eumicrus, Lavonte. Antena e subrefractus, artículo 19 oblongo, 2''

sesq u~

longiorc;

s~

COtltÍguis Fnajore; f'' et 8? minimis tram·erSÍS, clava magna :ll'tÍ.:-tt!O último oblongo o\·atc, penúltimo •haud trans\·erso, clup\.) l onglüre. Prothorax. subov;:itlts, basi 4 foveolatus. Elytra base fowo latiuscula basali pro funde impressa . Tc.rsi posti!ce articulo 1'>, 2? panrm longiore, antici feminae modece, 111ari:; fortius dilatati. Niesosternum lateribus utrinque fuh·o lanatum. A. Pal pi m<::xilares articule 4Q subulati, Genera Scymaenu,;. Femora postica s impl~cia.

1. Antennarum articuli-s quartuor ultimis distincta pleremque abrupte majorihu s. Ihorax. coniformi s.

ca 111-/Ns!r i.s,

b.

2.

lhorax. pos tice angus!a tus, abscondidus, latitarsus.

Antennarum articulis quinque ultimus majoril:hs .

distante \'-el

ahrupt:e


-138iongiceps. ,1.

B.

Antennarum a rticul o séptimo máximo, nudicornis. Pa1pi maxilares articule tertio quartoqu e piriforme. Género Eamicrus.

l. Antennantn1 articulis tribus ultimis majofi.bus . Thorax plus m;.11US\'e subcorde::tus. Corpus obovalum. Flaveo/us. Antennarum articulis quartior ultimis cli·stincte, plerun11que abrup~ 1e maj oribus . 'Thorax coniformis . ScyJII.acnus campcsh·is . - Schauf, :Monog Scyn, pág. 47, n.

13, 1866. Obo\·atus rleplanaltt;; ·ptsens antennis, palpis pedibusque testa·ceis, subniticlu s. subtus pubescens, supra pilostts;) ca[pite trianguialÍ in1e antennae im'p resso; thoveace breviter conico elytris elongato, m·atis, subli\ita pundtulatis. Long. 1 1¡2, 1 315 mm.: lat z¡s s¡s mm. Var. a. Elytris rufo·testaceus. t .

Lo tus testaceus ( unmaturus) . Antennae .')bscure rufo testacea. pilos;-,e, crassias,cune. capite, thorace qu e Yix longi ores; a rticulo primo clonga:to. secundo latitucline longi Óre :· el basin angustatc .: 3 y ? sensim crassiaribus, subqt.::tdr<Jis, quartuac ultimis abrupte?dajoribus, 8 y JO subglo.bosis, longitucline laterilms ultimo maxi1110 acuminato. Caput triangu\ari; postice truncattm1, angjulis rotundatis, :in-' ter antennas la \·iter impressum; dense pilosum niticlum. Ib orax latitudine longiore, antice truncátus, basi late rotunclattt:>, angu li s posticis obtusis; snbc01wexas, dense aclpresse pilosus, siub~ 1 niticlus. E!ytre elongato, oyata. elíseo plarrata .: subtititer · punctulata, re-~ regulariter aclsperse pilosa; plica humereti parum elevata.


-

f39 -

Corpus suhtus parum niticl um dense pubescens. Pecles testacei, femoribus pa rum clava ti::; . Esta especie he hallado en Q uillota, ent re la 'basura que se j unta en k.. s raíces ele los cactitunas, etc. -:\[es ele Abril. Iho rax pos ' Íci angus ta tu s · Scy maen n a,bscendidu.s. - Sch ., E ucroy, pág . 61, n . 30, 1866 . E.longatus. ru fo -fer rugim.nus. nit idus, far rum pi!osus, capite pos..:. tice rotunda te ; '.horacc elongato, u trinque rotundato, postice foveatc ·; clytri s elong::..to, clljpticiu. Long 1 3 j5 mm .; lat 3!5 mm . Statura que Se H elwigi, sed elongc..ti or, thorace .elytri sq ue minus. cunvexis e te di f ert. Rufo fe r r ngineos, 1palp-is ti bus, tarsisque palliclis . Antennae articulo primo robuste, c.ylincl racio, secundo pr imo lo:1gitudine aequali ad has in angu st~: to. tertio latitucline longiore, 4··6 submonili fo rm ibui s, sep-timo cra suosculo, quarti er ultimi s d istin ctc abruptc ma jo ri hus sabglobosis, ultimo 'Yix acumin ate . Caput posticc semicirculare, antice trun catum ; nitidum , sparsim pilosum ; oculis purum promi m. ti s, minutis testaeeis . Ihontx elongatu s, an te nieclium . u trinque rotun cl a'tus, antici angu status, nitid us, s¡:.m aum ~p ilosus ; a ngulis posticis ohtusis levi ter fovca·· :t is,. E lytra elongate, elliptica , parum com·exa, niticl<l desperse punetato pilifera ; basi angustato, impressa, sutura acl sc.ute1lum e:evat<>.. Esta especie hallé en las Co rd illeras de Pemeh:ue, en dl mes d eE n ero, entre las raíces de Coligi.i es·

Scym latitnr.w s .- Sch, Monog, pág . 61, n . .31. 18Gó . O bvatus, ru fo-castaneus, nitid us, hirsulutus. capite subtri angt:· ]are: -pos ti ci d~nse piloso : horace subelongato, nutrorsum angustato, rostici utrinqu;; pat um sinuate, ;m te basin bi tO\·co:ate; elytri s 0\"<i .. h s, punctati pili fe ri s; tarsis anti cis, a rti cul is tribu s c!ilata tis . Long 1 3!4 m . m .; lat 3 j4 m . m. An tennae u tpite tho1·;-,ceque longiares, rufo·testaceas, pil osus, ar · ticulis 1·2 longitudine aequalibus, primo crasso; 3-7 subecylinchlceisr sensim lolJgioribus quartiae ultimo abru!pte, l!la j? ribu s, distanobres. ccto latitud in e longiore ; 9-10 subglobosis, ultimo elongato .


~

140-

Caput triangulare, ad oCLll os latitudin e breYio.re, Yertice r ot m•<latum , clenseque pilosum , 11irsutubem, parim convexum obscurc ruío-castoneum . in ter antcnnas leviter impressum, oculis prominulis. lhorax longitucline angustice, ante meclium, r otunclato, a11gustat tus, lateribus leúter ro'tunclatis; postici utrunque vix sinuatu s angu· li ~ qu e rectis; co1wt:x us, niticlus, hirsutubu s, obscure rufo-c;:.staueus, lJasi liriea tran HT3a leYiter impressa, ante scutellum utrunque foveolata· Elytra orat1, ruf o-castanea, nítida, dense pubescens, plica hum ~­ r <Ji cla·v ata; base impressa bipunetata. Corpus subtus rufo·castaneum. sparsim. hirsutum. Peclis, rufo-testacea, fe moribu s claYabs ltarri s, p<Jpi squc testaceis.. ·Quillota; ckbajo ele pied ras en los cerros y a la raíz de quiscos :· tun2.s desd e A bril hasta Octubre . ..'\ nt cnarum ar.ticul is quinque ultimo distincte YC! abrupt-3 !Úaj o ri:bus.

Scy n . long1:ccps.- Sch, 1\ionog . pág. 67. n . 37,' 1866. E longato obvatus, r,ufo-castaneus, niticlus, sparsim ochraceo; p!l osus; ca pite oblongo, nigro i)iceu s; s_u thorace subelongato; aati:-ors;S Ll\11 angustate ¡:;arum rotunclatis; ];~si impressa· utrinque bipunctat;:."; elytri s elli ptici s. rubicunclis, sparsim punctato ·pili feris . · Long, 2m. m -; lat 2 [8 m. m. Antema s. capite, thoracequ e longiores, ru fo-es tacec¡ pilosi:i<:·; <üticulis 3-6 · s;thaequalibu , quinque, ultimu s majoribu s; 7~ 10 sab; g lobosis, ultimr) cónico; Caput príceum, . pilosum, ol)longum; s ubcon~ vexum: oculi s pro mi m. tis. lhorax antro rsum attenuatn s, suLl ongatus, lateribus; base trun('atus, ru fo-ca"f an eus. sparsim pil osus, ante basini utriqt!e bi¡)Lmcta.tns, et len id. tran versa impressu s, rostlin eam utriqu ebipuncté!t.tl ~. E lytra lé1tc elli¡ptica. subcom·exa, basi horace latione utrinqu~ jmpr essa: laevi:;, spa rsim punctato pili fe ra; plica humer (lli . subelevata. Co rpus suk us i·ui-i·castan eum. Pecles . ru [cdestaci, fe moribus subcla,;atis · A ntennar.um articule septimo maxin\o. Sc)·n: 11od;rornis.- Sch; l\l[onoy. pág . 70, n . 40 1866 : E longatus ; st1bdepressns. · ferrugin eus, nitidÍ.1s, clei1se depre ss ~


-141pil osus; horacc elongato, s ubconclato. base ante ·,;cutellum. pro funde · b ípunctata ; utri:xrue impresso, eh ·tris elongato .e lli ¡:•ticis. sabtlespressus, punctatio adpr essa ¡)il osis; antenna rum articulo septimo crasso, subquaclrati. Lon g 2m. m. ; lat 3!4m. m. Antenn as cra s·s iusculae, c<tpite, thoraceque longituclin·~ <.cqu:des, dense al·b ido pil osae; articuli s 1-2 elongatis; 3-4 ooalibu ; 5-7 scn!:'im crasiribus; 5-6 subglobosi·s: septim o maximo. subquaclrate, -qua rtuo.ultimis abruptc; 8-10 subtrannrsis, ultim o longi tuclin e angu-stinre su bcum in::.to . Caput, subrótunclatum, postice trun ca tum. convex um.: c!('nse ochraceo pilosum, niticlulum ; ocul is parum prominulis. Ihorax elogatu s, Jater ibus, postmeclitm1 sinuati-s, antrorst:m 1 o·ttmelatis; antic.: basiq·u e t runcatis, ant escutillum pro funde bipunct:lttrs et carinu l:-ottus, anguhs pos tiós longituclin e alites impressu, ami·-: tes; dense adpresso pilosus. Elytra elongato elliptica,_ · subel eí='ressa. dense adpresso pil osa, · p~1;1 c tata; basi ;Jrofunele in1pressa; pli-es humerali elevata. elongz,ta . Pecles g raciles, femoribis subclavatis . . Iotus ferrugineus. . He hallado esta especie en Q uill ota en el m es ele Octubre, e nt~_·e hojas caídas ele lo s árboles en las queb radas hím1eclas. La hembra se distingue del macho en que las antenas no ti en e el 79 artículo mi:> grueso, sino qne las 5 últimas articulaciones son más o menos de · igu<.l tamaño. S iempre se halla en compañía ele Fo rmica nigri 1·en t ri ~'.

Eu 111 icn ts. L up . ~Ianclibula e _pa rte apicali acutae, istus base biclenclae . Palpi maxi llares articul o tertio. quartoquc f usifo rm r:;. Palpi bbial es articulo .,;ecundo longissimo . Ai1tennarum articulis tribi s ultimi s majoribu s. Jho rax plus mr - n usl'e subcorclalu s. COJ:¡)us olwatum.


142Eumicrns f!am;olus. -

Sch , Monoy, pág. 84, n. 55 H\6G.

Obovc:hts mf.o-cestaceus, nitidus, dense pubescens; thorace -qua- c!ri foveolato, dytrisque punctutato pilferis pili s brevibus. Long 1 l i ~ m. m. ; lat 2 ¡3 m. 111· Antennae, capite thoraceque longiores, a dicul o primo elongati: antice crassiesculo, 2·4 subaequalibus, quinto tongo; sexto su~quadra­ ie; 7-8 minutis extos clilatatis, tribus ultim o maj orihu s, mono ovaJi , clecimo subqu<:drato ; ultimo obO\-ato . Caput subquaclratum, postici utrinqu e rotendato vix ang usta tum ,. oculi s vi.x promnuatis. lhorax bre\·iter O\·alis, ante meclium lertiss imus, y;Jdc con n:x~s. sublili ssime punctulatus, puncti s piUeri s. basi leYiler rotunclatus, _ quaclri fo,-eolatu s . E lytra obn;·ata, basi truncatu leYiter impressa, plica humeraii , leviter e]e,·ata ; nítida, . whlilissime punctulata, orrraceo pubescen tia

tia:. Pecles flan) test<.cei, femori.bus davatis. Este Jo hall é en Peme'hue, Cordillera ele Pichlbutrau, entre iashojas al · pie de los colig ües y quilas en el mes ele Enero.

f>lymouth, Inglaterra, Múzo 19.33.


MEMORIA DEL DIRECTOR DEL MUSEO POR EL ANO 1937 Durante el año 1937, el museo ha seguido funcionando ¡~or.·mc.Imente. E l edificio ha quedado en el mismo estado inconcluso como et). los· años anteriores, pero. para el año entrante, figur<~¡ en el presupuesto un ítem ele $ 800,000. -destinado para l:a continuación de los trab~!jos. Con esta suma se espera terminar otras d iez salas con sus res pechvas vitri.nas, colocar cortinas en toda·s las yen. tanas y su.p lir algunas otras faltas que no pu~ieron concl'llirse cuando se interrumpi eron Jos trabaj os, hace cinco años. Existen ell el museo, guarda das en bodega 0 encajon~t Ja.~ . nlecciones más ·:1í.1e suf ici entes para ll enar las salas nu evas. las cua.· 1es, duran te doce años han estado su straídas de la exhibici ón. En Enero d~ 1937, e abrió al r ú blico la Sala A raucana, habi· Etacla a fines ele 1936 . Esta sala se arregló con ionclos proporcionados po.r el señor Ministro el e Fomento, a insinuación del Consejo Nacional ele 'l'unsmo. Ha despertado gr.2 n in teré.3 y ha sido Yisitada por muchos turistas extranj eros y Eaciona:es sin con tar el gr u e~o públi co que recurre diariamente al establecimi ento. A tnediado:s del año 1937, el mi smo l\Iirústerio, a instancia del · Director ·de los Servicios del 'l'uri>smo. propo rcionó una nue\·:a su· ma ele $ 30,000 . -para terminar la Sala ~- aum entar las colecciones · ele objetos indígenas del museo . U na parte ele estos fondos se 11.1 dedicado a la confección de un gran m.oclelo ( 6.5 mts · x 4,5 mts.), que representa un caserío de indígenas · atacameñO'~ prehisp-ánicos, ' con sus ha;bitaciones, ca mpos ele cultiYo, ·sistema dé í·iego. animales · · dómésticos; etc. Aún no se termina. pero dentro ele ¡)oco quedará en exhi bición, dentro ele una Yitriná especial. ,


-144Por escas::z de fondos, no se pudo aumentar, en la form.a l!UC · era ele deseé.r, ks grupos biológicos que tanto liaman la atención . Sólo se pudieron •terminar dos nueyos, ambos, grupos de a 1·es . En -c<tmbio, se pudo confeccionar un~ serie ele doce pequeños grupos de :cwes, lo que constituye un aclelan!to, comparado .con el antiguD sistema de emLalsamar ejemplares aislados. Co.¡ecciones. Las colecciones del ::.-Iuseo han sido incrementada~ considerablemente durante el año, aunqae, por falta de salas y esta:1tes, muy poco de este material ha r·ocli.clo exhibirse. Los nuews ejemres ingresados se reparten como sigue : Aves chilena.; y extranjeras.

79 ejemplares 4

id.

3

id .

Batracios ..

17

id.

l\.f oluscos ..

65

id.

Insecto•:; chi:cnos

2,446

id.

Insectos extranjeros .

1,594

id.

Plantas recogidas por el Botánico ....

5,501)

id.

Plantas obsequiadas .

2,060

id.

Muestras geológicas ..

160

id-

:M uestras

723

icl.

Muestras minerales ..

15

id.

Objetos etuo:ógicos ..

60

id-

Objetos arqueológicos ..

565

id.

Objetos antropológicos ..

2

id.

Huevos . Mamíferos ..

paleontológicas

TO'l'AL .. ..

13,301 ejemplares

La gran mayoría de estos ejem·plares fueron recogidos por el personal del museo, los demás prO\·ienen ele obsequios o fueron olY tenidos por compra. La Biblioteca del mu sco se incrementó con libros, folletos v revistas, recibidos en cange o por obsequio, en la siguiente formá:


-

145--

Libros .. ..

129

Folletas ..

632

TO'l' AJ,

761 publicaciones

Desgraciadam ente, po r falta de fo nc.los, no se ha. podido adquir.i.r Jas obras. f unda mentales que hacen fal ta para las im·estigaciones. de las diferentes sec'ciones, Jo que dificulta much o los traba jos de r.e visión y de clasificación moderna de las especies. INVESTIC.-\ Cl OiNES 1.· EXC.URSTOXES D urante el mio, el personal superior del muse01 se ha dedicador cada uno en su ramo, a la im·est igación de su especialidad. Para este efecto han tenido que efectuar numerosas excursion es a la s más di· versa-s partes del país, en bu sca de nueYo material ele estudi o, o pa ra renovar la s colecciones . E l D irector hizo un extenso Yiaje a la prorincia de Antofaga~ ­ ta para resoh ·er ~:lguno~ punt9s dudosos r el~c.i onad os con la a n! igua cult•u ra atacameil a ele a'rJUclla zona, la que ha estalo estudiando d urante muchos a ti o,;. E l ·botánico, don }Jarcia! Espinosa, ademú·.; ele una serie de ex· cur sioncs a los contorn os de Santiago. Yisitó la Co rdillera de Chillán , el .A lto de Vikhes, el cajón ele 'l~i n guiriri ca . V,i} Ja .Alegre. ele Lon.com il:a, los cerros d e El Manzano e hi z.o dos 1·ia jes a' la co rdille ra ele San Fernando, un o en co m1.-añía del botánico del :\luseo de Buenos .-\.ires, Dr. Román Pérez .Moreau. Invitado por la Asocia· ción de Estudios Científicos de Ñuble, acompañó a una excursión a Ja cordillera d e la pr01·incia. pasand o a la .\rgen tina , para e~t ucliar la flora ele aquel la región. En estc.s excursiones, r ecogió má s dc5,000 plantas que ingresaron a la s colecciones del mu seo . 286 ele es tos ejemplares se incor.p oraron al H erbario ;Vaciona! y los demás en las colecciones ele estudio. La ayuda ni a de la Secc-ión. setí o r:t Rebec:t .-\ ce\·ecl ele Vargas, además el e su trabajo ele re\· isión del herba rio. se ha <led i::ado al estudio de las gramÍJ; eas .del país y ha. preparado ru ra ·,;u pub~icac i ón dos im portantes trabajos sobre es!a materia. T;:l ~eól ogo del musco . señor H umherto Fuenzal icla V . . ha trabajado duran te cr año en estrecha colaboación con la sección del D epartamento ele :\fina s y Petróleo . d el :\1ini steri r ele Fomento, qu e tiene a su cargo d le1·antanüento de la Car la Geológica del país·. R e-lacionadas con e,.;ta s itwestigaciones '" dedicadas especialmente al estudio de los fósi\-s, r fcctuó la~ sigu.i entes excnrsioncs: U na a ]' ,on-


-

146 -

¿;o toma ;; Quili marí. en la cua l rece>gió fósiles secundarios en do~ puntos di•stint os; una segunda rxcursión a la mi sma zona, a fin de c::tudia r las forn1acione a l sur del r ío Petorca, encont rándose cuatro depó·s itos foslífercs, de tolos los cuales llevó materia l al museo · Más tarcfe hizo ur: a nuen excursión a Q ui lima rí y 1.1os Molles , en la cual r econoció nna serie ele puntos fosi líf eros, al gunos de ell os de g ran yalor estr atog rá fico . A dem.ás de ia exc-ursiones relacionadas con el Jeya n tami ento ·de la C arta Gecíógica, el •señor F uenzalida, imitado por el Dr . R; . A . Philippi, hizo u na Yisita a l Campa men to Valclés . pa ra estudiar las calizas secunclar i<! s que a floran en esos contornos. E n Octub re. por -cuen ta del mu seo, pudo ef ectua r un recorrido trans1·ersal ele .la Cordillera de la Costa, ·en tre San R,osenclo y Co ncepción, lo q ue le per· mi tió hacer un mues treo hasitante ámplio ele las piza rras t riásicas y su flora !le1·ando al m'useo un a hermosa colección ele estos f ósiles. E n la Secció n se pudo a rr eglar un nu evo labo ratorio, para estud ios pal co ntológ¡cos y petrogr:ifi cos. que hacía niu c'ha .falta, y poco ~ poco se espe r:'. 1.oderlo .do t<.r de los aparatos dt que aún cat·ece. A simi smo -s e ha podido reYi sa r to da la colección de fósiles secundari os r eun ic1os )' cfesc ritos po r don R odulfo A . Philippi, an tiguo Dir ector del l\o.[useo . E l Te fe el e la Sección ele A yes Chilenas, D r . Rocl:ulfo A. P hi1ippi Ba.ñacl os, hi zo \'arias excursiones a diversas regiones del país pa ra est·ucliar la :lvifauna en su p ropio ambiente y para procurar nue 1·o ejempla res para el museo . Fuer a de varios Yia jes a la Cordillera. de la Costa de Santiago . efectuó una excursión a la p royincia. de _ ysen y ot1:2. a Concepción y sus contornos. E n esta Sección se han t erminado yarios t rabajos de importan'1 2. c1uran te el aíí o . Se comen zó por b usca r y reu ni r todos los ejem plares ele la n li o'a co leccÍ·Ón ele aYes, de .Frobeen, q ue se •su ponía perdi da, ro r ha lb rse di sper acl a en numerosas Yitrinas . sin ningu na i ndicación espec i;'\i . Esta colección, que conti ene y arios t-ipos se ha . ca talogada y colocada en u n estante especial.. . Se ha ca mbi ado etiqu etas a •un gran 'número de ejemplares q,ue t enían determinaciones erróneas, hechas dur.ante u na administració:1 a n terior . La co:ección ele .pieles de ayes, considerablemente ~ umen ­ tacla p::l r obsequi o" 'd el Dr. P hil ippi, ha sido t otaJmen te reYisada. ca· talogacla y guardada r n condiciones favo;·ables. También se ha coI!1enza do la catalogación de fi nitin del material existent e en 1a sec-c ióri. moderni zando los n ombres an tiguos o erróneos . L a Sección de Zoología Gener al ha su f rido poca:; mocl ificacio· 1:c·.:; durante el año. d ebido princípa! mente a la .falta de salas, ·p or lo cual. un a g r an parle ,]el m aterial ha tenido que g ~1 a rda r se en h od e~ ga o enca jonado, situación .q ue se es¡--era mejorar un a n ::z cn•tre,!,:-ad o el nn e1·o p:thellón .que · en breve s'e termi nará. · Por otra parte,


-147una ¡-·arte del md.tcr!al ele 11\amíferos. muchos ele los cuales existen el museo por cincuenta, sesenta y más años , está en muy mal estado y necesita rrnoyarse, lo que hasta ahora no se ha podido 1bacer, por carecer ele fu:1dos el museo para nue,·as adquisiciones. ?\o obstante, el Jefe ele Ja Sección. e: seii or E nrique Erneso Gigoux, se ha. cleclic2.clo intensamente a las itwestigaciones relac ionada:> con su sección y ha continuado la dintlgación del ramo con la pn· . blicación de más ele cincuenta n:ueYos artículo~ ele prensa y \·arios otros en las rensta•.; cleclicaclas a las Ciencias X aturales. E l Jefe ele l:t Sección ele Entomología. Dr. E milio l ! reta efectuó una ·serie de excursiones, en las cuales -pudo re<:oger para el museo más ele 2,000 insectos, principalmente mariposas, algunas ele ellas · nuevas para la ciencia y otras de gran valor científica. Visitó El Ca· nelo, Los Queltehues, Laguna Verde. Las Vi scachas, Cura ca ví , R euaca, etc., E n un Yiaje de mayor aliento. recorri<Í :la Cordill era de Coqititnbo, excursión que fué bastante pr oyechoso . Tam'hi én acom-- pañó en su excursión a la Cor<lill era de :Ñ:Uble, a la Asociación de Estudi os Cientí ficos ele Ñub.le. Asistió a !a T ercera Reunión c\r· géntina de Cienci a·.; Natu ra les, celeb rada en ~- [ encloza y Jmclo conti: .nuar su -yiajc has!ta · Buenos A ires y La P lata, Yisitz.ndo los mu scos de esta s ciudad e:;, con los cuales logró establecer canges ele in sectos· 'l'erminó la re,·isión y nueva distribución ele la Yaliosa colección de mariposas del museo, y adelantó bastante la re\·isión gene'ral de la·s demás colecciones de insectos. E! ·taxiterm is"a -del museo, seño r Luis ~[orcira. durante un v iaje. al sur del paí,;, recogió y llevó a l establecimiento numerosos e jem. -piares de plantas, insectos y batraci os. T odas las Secciones han tenido trabajos acti\·os en e arreglo y clasificación del material ingresadoSe !han despachado '\·arios canjes con ins-tituciones extranjeras, · esp·ecialmente con la Repú·blica Argentina , con los Estados ui1iclos y con Francia. Estos han sido principalm ente de ejem plares botánicos. entomológicos y arqueológicos. Cada sección ha aten dido t 111 número considerable de consultas técnicas. a!gunas of iciales y otras de part iculares o de otra,; instituciones. f\o.:;imismo, e han clasifi cado muchas cG!ecciones pa ra particulares -aficionados y numerosos herbarios e insectarios de estudiantes. Las diferen tes secciones han -sido Yisitacl<.s por un n úm ero de -- hombres de ciencia extranj eros que han necesitado hacer diYersas -:e im·est igacion es. Entre ellos se pueden citar lo s ·s igu ientes: Dr. ~{und el!. entomólo.go. A ustralia . Dr. Junius Rird y señora. NueYa York. que recorrieron durante dos <~ños. lo,; cana les del extremo sur del país. estudian- · do los i estos inclígen::ts ele aquellas regiones . Sr:1. Da,·ic! .\rgHk Camphcll.. '\"ue,·a York. "·Cl1


-1 4~ -

D1·. Donar, Director del Parque ::\ acional de Bariloche · Sra. Josefa ele Pelaez, Directora del .\ [useo, Provincial de Cór--· daba, Argentina. Sr· Santiago Gatto,

~1nsco

;\ <•cional de Buenos .-\ires.

Sr. José VaHega, l Jni\·ersidad de La Plata. Sr. Rogelio Pina y .Estrada, Habana, Cuba·. Dr. G. Booberg, Director del Jardin Botánico, Java. Sr. Sah·ador Canales Frau, Universidad de La Plata. Dr. Enrique .:\.. Artáyeta, etnólo·go, Buenos :\.ir es.

Dr. .:\.ngycnc Costa, Prof. de .:\.rqueología, ), [u·.;co Históricu , Xa cional, Rí o ele .Janeiro. Dr. Alberto Castellanos y seiiora, .Jefe de Sección ele Botánica,. ::\[useo .:\aciana! ele Buenos Ai res.

Dr. Román P é'rez :YJoreau, .J de de trabajos prácücos del mismo 111U5eü . El 1·Úblico asiste en gran número al mu~e o, especia ln~nte dnranté los días clom in gc·~ y festivos, cuan do pasan ele cinco mil Dos vi-· sitanltes . Durante el añ o han concurrido 27 4. 657 personas, en lo;; los . cuales se puede1t contar 302 cursos ele establecimientos educacionales, con 9,241. alumnos, acompañc.dos ele sus profesores. En el mes de Diciembre, hubo que destituí r uno ele los empleados del museo, sindi cado ele robo ele ejemplares. U na parte de éstos .. fueron re~u 1:-era :los.

XU.\1ENTO DEL PERSOl\AL:

En el presupuesto del establecimiento, por el año 1938 figuran: tres emp:eaclos nuevos; dos Jefes ele Sección y una Guardián 'l'ipógra:-· fo. Se han propuesto para jefes, a los doctores Emilio U reto R. y Rodulfo A. Philippi, quienes hasta ahora sin·en los mismos puesto:~, ad honorem · Para 'l'ipógrafo se ha propuesto .al señor Gui ll'C rmo•· Cárcamo B. Urge e: nombramiento de Jios ayudantes . pues solamente una·. de las seccicnes Ju tiene. T.o·.:; jefes, ocupados principa lm ente en sus-


-149excursiones y en investigaciones, pierden un .tiempo 1valioso en los trabajos mecánicos y rutinarios que deben ser desempeñados por a:yudantes. Estos nombramientos se hacen más urgentes, ya que durante el p-róximo año se entregarán al servicio diez •salas nuevas, en las que habrá que colocar, arreglar y c:lasificar las colecciones ac· tualmente guardadas en bodega. Por otra parte sería muy de desear que el ítem para adquisiciones se aumentara en una suma considerable, para poder renovar el mc.terial deteriorrLdo por la polilla y otros agentes durante los largos años que :ha estc:do en exhibición en malas condiciones. Santiago, 31_ de Diciembre de 1938.

R. E. Latchan1. Director de Turno.


PUBLICACION DE INTERES PARA LOS GANADEROS La Oficina de Cooperación Agrícola de la Unión Panamericana acaba de publicar un estudio económico titulado "Pastos c:ulltiva dos para la zona templada". La calidad de los p·astos varía de ac'Uerdo con el clima y el terreno ·donde crecen, y ele estas circunstancia'S dependen, inducla:blement, la facilidad del engorde del ganado, las huenas carnes, lechec; y lanas Los pasto::: ele que trata esta monografía, que está basada en lO's resultados obtenidos en varios países, pueden ser ele gran utili· dad en :la praticultura de las regiones altas y en las ·zonas frías de la América Latina, especialmente donde haya escasez de hierba fresca para los ganados durante gran parte del año. Algunos de los veinti·siete pastos descritos son ele especial valor para la formación d·~ céspedes, principalmente para campos ele golf. Las persones que estén interesadas en rec~bir ejemplares gratuitos de esta obra pueden dirigir su solicitud a la Oficina de Cooj>emción Agríco•la, Unión Pa.nmneácmta, W áshi11gton, D. C., Estados Unidos de A111érira.


ERRATAS Y OMISIONES DEL Página 99 99 99 99

Línea 6 8 8 9

lOO

I I

lOO 100

I3 14

ros

3y 4

TOMO

XVI

Dice Ven t uri, Studi mw. Schawamme figs. 9- 13 , Fungil mang. fuligínosas I

4

110

I I I

entre

I I2

8

8 y 9

f0 9 I IO

5- 8 cms. Die Hoheren Pilze LA CALLAMPA NEBULOSA (Comestible) (Lámina. V.

Es un Basicliomicete &~ la fa m. Aga rica.ceas, sección Leucospóreas, lo mismo que el anterior. OLITOCYBE NEBULARIS,

Es un Basidiomicete de la fam. Agaricáceas lo mismo q ue el anterior, pero de la seccióri Leuco:¡_póreas.

Sticherus (Gleichenia) Asenjoi. rfr

Sticherus (Gl ~ichenia) Asenjoi Espinosa sp . nqv. Gleicheniácea

Gleichenías~a

OMISIONES

ro6 !07 ro8

D ebe deCir V enturi, Studi mic. Schwamme figs. 9 - r 3; Fungi. í)Jang. tuli ginosas 1-4

5, 6 cms. roo 28 Die Hoh eren Pilze 1 o 3 entre I 3 y I 4 LA CALLAMPA NE~ BULOSA (Comestible)

-

(1937)

Lám. ~r. Lám. II. Lám. III. L ám. IV. L ám . V.

CL YTOCYBE NEBULAIUS,


IMP.

""RAPID" .-

CATEDRAL 124&


Tomo 16