Page 1


Análisis de la evolución en la moda desde el siglo XVI al siglo XX a través de la colección de retratos y miniaturas.

Investigación: Tec. Mus. Bárbara Brizzi Diseño y realización: Dis.Mus. Analía Yaker Valle


El amplio espectro que abarca

el patrimonio de nuestra Institución hace posible

la

realización de recortes y aproximaciones a las obras desde múltiples perspectivas. El Museo Nacional de Arte Decorativo ha realizado en esta oportunidad, una selección de retratos que forman parte de su patrimonio, para presentarlos al lector con un enfoque centrado en el análisis de la vestimenta y accesorios de los personajes. Especialista en Historia de la Indumentaria, la Museóloga Bárbara Brizzi, ha realizado un pormenorizado análisis del gran número de retratos y nos brinda así un nuevo camino para acercarnos a estas creaciones plásticas. Es un recorrido en el espacio y en el tiempo, ya que se tomaron obras de los siglos XVI al XX cuyo origen está en diversos países europeos y que tendrá un ordenamiento aleatorio y dinámico. Conoceremos más de las costumbres desarrolladas en diversas épocas, nos encontraremos con personajes masculinos y femeninos, de diferentes edades, y variados estratos sociales, de épocas diversas y cuyas ropas y accesorios narran una historia que va más allá de las intenciones del artista o de la voluntad de contarnos que tuviere el retratado. Si abordamos el conjunto desde la expresión plástica podremos apreciar obras de importantes artistas trabajadas en las más diversas técnicas: pinturas al óleo sobre tela destinadas a salas o gabinetes, grandes retratos de aparato que traducen cabalmente la situación social y el rango del personaje; retratos en miniatura al gouache, a la acuarela o magníficos esmaltes sobre metal; incomparables retratos al pastel tanto en miniaturas de gabinete o en dimensiones medianas que se destinaban a los salones privados. En cuanto a los soportes son bien variados, óleos pintados sobre tabla o tela, pasteles sobre papel, cartón o pergamino; acuarelas sobre cartón, papel o marfil, esmaltes sobre metal y porcelana y el caso especial de las miniaturas al gouache pintadas sobre naipes recortados. En muchos casos estos retratos llegaron hasta hoy con sus magníficos marcos originales tallados y dorados por artesanos especializados y en el caso de las miniaturas las encontramos montadas en piezas de joyería con piedras engarzadas algunas con entretejido de pelo, marcos de oro y plata y frecuentemente en las tapas de lujosas cajas y montadas en anillos. Sean todos bienvenidos para disfrutar de este magnífico viaje en excelente compañía.

Prof. Elida Masson Jefa del Departamento de Extensión Cultural y Difusión Museo Nacional de Arte Decorativo


Los invitamos a entrar en el mundo de la moda a través de los retratos del MNAD. Poder llevar, sobre parte del patrimonio de este Mueso una nueva mirada es sumamente enriquecedor. Desde que me propusieron hacer esta investigación me pareció apasionante. El conjunto del que nos ocuparemos abarca desde el siglo XVI al XX, por lo tanto, iremos viendo las variaciones en la moda (y con esto nos referimos, no sólo a la vestimenta sino a todo el arreglo personal como peinados, bigotes, joyas, etc.) a través de esos años. El tema de la vestimenta siempre es convocante y, en el caso que nos ocupa, más aun por tratarse de retratos de primer orden; en algunos casos, de personajes conocidos y, en otros que, aunque sean anónimos no dejan de ser interesantes para contar, a través de su arreglo personal, distintas historias. También haremos referencia, en los casos que corresponda, a los motivos políticos, sociales o económicos que pudieran haber tenido que ver con su desarrollo y a modelos similares, modistos, particularidades de construcción, detalles de bordados, encajes, etc. En diferentes entregas, ordenadas de forma aleatoria iremos recorriendo este riquísimo patrimonio. Esperamos que les interese este enfoque y lo disfruten tanto como nosotros al prepararlo.

Bárbara Brizzi Museóloga especialista en Historia de la Indumentaria


Francisco III, Marqués de Módena (1698 - 1780* Por Charles André Loo (1705 – 1765) Francisco III.- Francisco María, Módena, (2 de julio de 1698 - Varese, 22 de febrero de 1780) fue duque de Módena y Reggio desde 1737 hasta su muerte y señor de Varese entre 1765-1780. Hijo de Reinaldo III de Este, duque de Módena, y Carlota de BrunswickLuneburgo. El 21 julio de 1720 en Módena, se casó con Carlota Aglaé de Orleans (17001761), hija del duque Felipe II de Orleans y Francisca María de Borbón (hija natural de Luis XIV de Francia y Madame de Montespan). Para restaurar las finanzas exhaustas del Ducado después de la Guerra de Sucesión Española, polaca y austriaca, Francisco se vio obligado a vender las obras de arte más preciadas de la Galería Estense, por 100.000 monedas de oro al Elector de Sajonia y rey de Polonia, Augusto III, que las trasladó a Dresde. Él intentó de todas formas en los primeros años, llevar a cabo una política exterior independiente de los vieneses, pero la reversión de la alianza, acontecida en 1756, se llevó cada espacio de maniobra. Luego trató de aprovechar al máximo los beneficios económicos que su cargo le ofrecía, entrando al mismo tiempo en buenas relaciones con la aristocracia lombarda, gracias al contrato de matrimonio con Teresa Castelbarcos, viuda del conde Antonio Simonetta. Fue soberano iluminado, aunque libertino en la moral: regula la planificación urbana de Módena e introdujo la numeración de las casas, instituyó el hospital, el Albergo dei Poveri, hoy el Museo del Palacio, el Jardín Botánico y construyó la Vía Vandelli que conectaba Módena con la Toscana y el mar Tirreno e hizo escribir, primer soberano de Italia, un código de leyes, el famoso "Código Estense" de 1771, que fue el progenitor de todas las codificaciones del siglo XIX. A pesar de todas las dificultades causadas por las tensiones entre las grandes potencias de Europa, demostró ser un duque mucho mejor de lo que era de esperar de su comportamiento como príncipe heredero. Se adhirió a los ideales de la Ilustración y esto repercutió positivamente en la situación económica debido a la confiscación de bienes eclesiásticos, la «renovación» urbana de la capital, la introducción de las primeras máquinas, crearon desarrollo y empleo. Charles André van Loo.- (Niza, 15 de febrero de 1705 - París, 15 de julio de 1765) pintor francés, hermano menor de Jean-Baptiste van Loo. Abarcó varios temas en sus pinturas como religión, historia, mitología, retratos y alegorías, entre otros. donde estudió bajo las enseñanzas de Benedetto Luti y el escultor Pierre Legros. Tras abandonar Italia en 1723, trabajó en París, y recibió su primer reconocimiento por su pintura histórica en 1727. En 1727 volvió a Turín, donde trabajó para el rey Víctor Amadeo II de Saboya, a quien realizó varias ilustraciones de Torquato Tasso. En 1734 se trasladó nuevamente a París y en 1735 se convirtió en un miembro de la Académie Royale de Peinture et de Sculpture, alcanzando rápidamente cierta jerarquía en la academia. Fue nombrado caballero de la Orden de San Miguel y primer pintor del rey Luis XV de Francia en 1762. Falleció en París el 15 de julio de 1765. *En exhibición Sala Zubov, primer piso.


ร“leo sobre tela Colecciรณn: Rosario Schiffner de Larrechea, condesa de Zubov, en memoria de su hija Tatiana. MNAD 3632


Francisco III de Este, Duque de Módena, viste a la moda de mediados del siglo XVIII. Lleva una casaca de terciopelo rojo, sin cuello, con bordados en hilos dorados en los bordes de la pieza. Mangas largas con grandes puños vueltos que se abotonan casi a la altura de los codos. Éstos están realizados a contratono en brocato de fondo azul con motivos fitomorfos y de volutas, en hilos de oro. El forro de la casaca es del mismo tono azul que el de los puños, por otro lado, típico de la corona francesa. Lleva un chaleco o chupa de terciopelo amarillo con bordados de motivos de hojas y granadas, en hilos de plata. Sobre éste, un peto de armadura del cual sobresalen sus bordes de terciopelo azul Francia festoneados en hilos de plata. El mismo detalle se aprecia en el cinto que sostiene la espada y que se ajusta con una hebilla de metal plateado. Por debajo de estas prendas, el duque lleva una camisa de linón o batista cuyos puños de encaje de punto de Venecia1 asoman por los de la casaca. Ese centro de producción fue uno de los más importantes desde el siglo XVI. Estos encajes acompañaron el fasto de la corte de Luis XIV hasta que Jean-Baptiste Colbert, ministro de finanzas de Luis XIV, promovió la fabricación de encajes en Francia. El adorno se repite en la corbata que lleva anudada al cuello, dando varias vueltas y terminada en el mismo encaje. Luce peluca empolvada, atada en coleta con un moño negro. Lleva, sobre el pecho, la condecoración de la Real y Militar Orden de San Luis2 El peto de armadura, el hecho de estar apoyado en un cañón y la vista de una batalla de fondo, remiten a su actuación militar junto a Luis XVI.

1

El encaje de Venecia se hacía a la aguja, deshilando y bordando. En francés: Ordre Royal et Militaire de Saint-Louis; es una orden honorífica francesa creada en abril de 1693 por Luis XIV de Francia para recompensar a los oficiales más valerosos. 2


La moda del Rococó3 Mediados siglo XVIII (1720 – 1770s) Este estilo aparece en Francia a partir de 1720, en tiempos de Luis XV. Son características de este estilo, las formas caprichosas y la gracia. Lo abigarrado no deja lugar a los espacios libres de ornamentación. Reina la línea curva en S o en C. Los colores preferidos son los de tonos pastel, y en búsqueda de esos colores para la decoración de ambientes, no sólo se tapizan sillas y sillones sino que se pintan los muebles en tonalidades grises, rosadas y celestes. Los motivos decorativos son los florales y frutales, las cintas movidas, la inclusión de lacas y escenas chinas, los instrumentos musicales, los animales exóticos como los coloridos papagallos y monos. La arquitectura queda cubierta de decoración. Telas y papeles revisten los muros, el gusto por la porcelana y los espejos se hace muy marcado. Los muebles pequeños y los dedicados especialmente a la mujer (escritorios) representan la gracia y el refinamiento. No se puede hablar de un estilo arquitectónico Rococó, sino sólo de un estilo decorativo u ornamental Rococó. Este estilo está teñido de una tendencia efectista a lo agradable y de un cierto carácter femenino.

Sir Thomas Saunders Sebright (1692–1736), por William Aikman, ca.1720. National Trust

3

Según Étienne-Jean Delécluze, el término «rococó» fue inventado en torno al año 1797 como una broma por Pierre-Maurice Quays, alumno de Jacques-Louis David. Supuestamente se trataría de una asociación de las palabras francesas "rocaille" y "baroque" (barroco), la primera de las cuales designa una ornamentación que imita piedras naturales y ciertas formas curvadas de conchas de moluscos. El término rococó tuvo durante mucho tiempo un sentido peyorativo, antes de ser aceptado a mediados del siglo XIX como un término propio de la historia del arte.


VESTIMENTA MASCULINA La apariencia masculina mantiene la estructura del Habit a la française4, que consisitía en: calzones, chaleco y casaca, con ligeras variantes. La camisa continúa igual que en el Barroco, con amplias mangas largas adornadas con encajes y jabot. Los calzones se hacen más ceñidos a las piernas, usando siempre por debajo las medias de seda. El chaleco se acorta a la primera cadera y la casaca reduce el tamaño del faldón, para darle paso a dos colas divididas. En ambos casos la prendedura es frontal mediante una línea de botones y presillas muy elaboradas. Los puños disminuyen su tamaño pero aún se adornan con gran cantidad de bordados. Las pelucas también ven reducido su tamaño y se peinan de forma agraciada en coleta o trenza sobre la nuca, con encañonados en los laterales, sujetada con moño de seda o terciopelo. Los hombres al igual que las mujeres enfatizan el tono blanco en el rostro mediante maquillaje. Son muy utilizadas las marcas de belleza (lunares) y las cajas de rapé.

Habit a la française , c.1760 The Los Angeles County Museum of Art

4

Traje a la francesa


Director Museo Nacional de Arte Decorativo Arq. Alberto G. Bellucci Departamento de Museología y Museografía Jefe: Lic. Hugo Pontoriero Tec.Rest. Corina Della Maggiore, Martha Álvarez Gutierrez, Lic. Osvaldo Rodríguez, Cons. Mariana Astesiano, Prof. Graciela Razé, Elsa Fagundez, Delfina Liderjover Departamento de Extensión Cultural y Difusión Jefa: Prof. Élida Masson Tec. Mus. Bárbara Brizzi, Lic. Ana Blanc Blocquel, Tec. Mus. María José Armand, Cecilia Martínez, Tec.Tur. María Inés de Viana, Prof. Marcela Retamar, Dis.Mus. Analía Yaker Valle Departamento Administrativo Contable y de Personal Jefa: Victoria Boggio Mónica Bravo, Mirta Moreno, Carolina Núñez, María Cristina Pérez, María Eugenia Castiarena, María del Carmen Tapia, Adrián Aguilera, Darío Moreno, César Ceballos, Sergio Ceballos, Ramón Jiménez, Prof. Juan Carlos Lozano, Matías Núñez, Santiago Bianco, David Flores.

Av. Del Libertador 1902 - C1425AAS - Ciudad Autónoma de Buenos Aires República Argentina Telefax 54-11. 4801-8248 / 4802-6606 / 4806-8306 e-mail: museo@mnad.org

2017

Costuras y pinceladas - Francisco III Marqués de Módena  

Publicación sobre Historia de la Moda vista a través de la colección de pinturas, retratos y miniaturas del Museo Nacional de Arte Decorativ...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you